__MAIN_TEXT__
feature-image

Page 1

¡Proletarios/as de todos los países, uníos!

¡Unidad y Lucha! Órgano del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España · PCPE

www.pcpe.es - www.unidadylucha.es

Mensual Precio 1€ nº 395 M-2588-2013 unidadylucha@pcpe.es


2

Unidad y Lucha

Junio 2021

Actualidad

UTOPÍA JESÚS RUIZ

D

ecía un viejo amigo que ya no merecía la pena hacer poesía, o arte en general, puesto que, antes o después, la publicidad lo iba a poner al servicio del capital. Posiblemente tenga razón, pero, no obstante, hay veces que un producto cobra nuevo sentido con el paso de los años y adquiere un cariz desasosegante. Por supuesto, no se enriquecen porque mejoren con el paso del tiempo como el vino, sino porque la realidad parece ajustarse a ellos. Casi siempre se habla, en este caso, de las primeras temporadas de Black Mirror (desde que la compró Netflix ha bajado mucho su capacidad perturbadora); pero no es la única. Hoy quiero hablar de otra serie del mismo canal donde empezó Black Mirror. Entre 2013 y 2014

Channel 4 emitió una miniserie de apenas doce capítulos en dos temporadas llamada Utopía, en la que parece ser una anticipación de las interpretaciones conspiranoicas de la pandemia de la COVID. Utopía relata el complot urdido por una organización secreta para provocar una pandemia de gripe con el objetivo de inyectar una vacuna con segundas intenciones. La serie mejora en la medida que el objetivo no es la nuda acumulación de capital, sino un objetivo loable, políticamente deseable e incluso humanista: la salvación ecológica de la Tierra y la humanidad. Desde la premisa incontestable de que el aumento de la población humana mundial supone un peligro para la pervivencia de la propia especie, deciden utilizar la vacuna a la gripe para reducir la

A

CONTRA-

CORRIENTE

JOSE L. QUIRANTE

GENOCIDIO PALESTINO, OCCIDENTE CÓMPLICE

E

l imperialismo yanqui lo ha manifestado a través de la boca de su jefe Joe Biden con provocador descaro.

Al buen y afable presidente norteamericano que los medios

de comunicación burgueses nos venden cada día no le ha temblado el pulso. Ni el pasado 12 de mayo vetando, en pleno bombardeo israelí de la Franja de Gaza, una resolución del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas

ACTUALIDAD Utopia / Genocidio palestino, occidente ... Agudización general de la lucha de clases ... 4M ¿Qué ha pasado realmente en Madrid? La asamblea y la solidaridad A vueltas con los fondos de recuperación .. Nuevo modelo productivo / Condiciones de vida ...

MUJER

pág.2 pág.3 pág.4 pág.4 pág.5 pág.6

población mundial a unos niveles ecológicamente óptimos. El control de la población mundial pasaría por tres fases. En primer lugar, la muerte de aquellos a los que no llegue la vacuna o la vacuna no fuera eficiente. Esta primera fase provoca algunas reticencias morales entre algunos de los defensores de la inoculación de la vacuna, por dos motivos. Primero, los sujetos que muriesen sería fruto, en parte, de las condiciones económicas que padecen. Segundo, la reducción del número de individuos de la especie no debe ser a costa del sacrificio. Sin embargo, rápidamente, se supera este escollo moral con la promesa de un bien mayor alcanzable en poco tiempo.

cado que la naturaleza se defienda y cause la esterilización femenina que se palía con políticas ecologistas radicales que impone la secta religiosa que gobierna; por su parte, Utopía propone la acción ecológica radical como medicina preventiva al ocaso de la humanidad.

En segundo lugar, la vacuna provocaría la esterilización de gran parte de la población. Por supues-

to, la base de esta esterilización es aleatoria y estadísticamente controlada. No se privilegia, en principio, a ninguna clase ni tampoco a ninguna raza o nacionalidad. El control de la población se produciría por un paulatino descenso de la natalidad. Es ideológicamente significativo, no obstante, esta obsesión por fusionar ecologismo y pérdida de la natalidad en la ficción distópica moderna. (En nuestra opinión, esta esconde que el descenso de la natalidad realmente depende de que las condiciones económicas de las mujeres les hacen postergar tanto la maternidad que, de hecho, la dificultan enormemente.) Utopía plantea el mismo problema, pero desde el ángulo contrario, que El cuento de la criada. En El cuento de la criada la contaminación ha provo-

sobre la grave crisis actual entre el Estado sionista y Palestina ni, acto seguido, declarando con cinismo inusitado y tergiversando la historia que “Israel tiene derecho a defenderse”. Pero defenderse ¿de quién? ¿De una comunidad palestina diseminada y cercada en los territorios de Cisjordania y la Franja de Gaza, que representan apenas 6.000 km2? ¿De una resistencia palestina diezmada y dividida y sin capacidad real de respuesta a la potencia militar que representa hoy Israel? No, señor imperialista, aunque sea mucho pedirle, sea respetuoso con la historia. La entidad sionista no es la víctima de la “violencia palestina” sino el verdugo sádico e inclemente del pueblo palestino. Y no de ahora, sino desde la creación del Estado de Israel, incluso antes. ¿O es que ha olvidado – usted tiene edad para recordarlo – las andanzas terroristas de David Ben-Gurión, fundador del Estado hebreo, a lo largo del Mandato británico de Palestina? ¿O ha olvidado también

que fue Ben-Gurión igualmente quien declaró unilateralmente, en mayo de 1948, la creación del Estado de Israel; usurpando el 80 % de las tierras palestinas, donde cohabitaban judíos, musulmanes y cristianos, ocasionando la inmediata expulsión de más de 750.000 palestinos de sus casas que los hebreos ocuparon? Seguro que no lo ha olvidado. Pero eso le importa poco a usted, ¿verdad? Lo que realmente cuenta es que se consuma la idea que anima desde siempre al sionismo: la consecución del Gran Israel, el que denota las fronteras bíblicas de Israel, y que se haya inscrito en el libro del Génesis, que relata el fantasioso “pacto de Dios con Abraham”. Es decir, un Estado sólo para el pueblo judío. Por eso quieren impedir a toda costa la creación de un Estado palestino como prevé la resolución 181 de la ONU y otras posteriores, al tiempo que exterminar a su pueblo. Abominable tarea a la que se ha dedicado y dedica metódicamente

el sionismo asesino con el apoyo valioso y decisivo de su mentor yanqui, que de exterminar pueblos tiene una larga experiencia. Crimen de lesa humanidad Es, pues, en ese contexto en el que hay que situar la nueva masacre de palestinos a manos del Ejército israelí, que en total asimetría militar ha demolido familias y viviendas enteras, dejando tras de sí desolación, muerte y terror. Y todo ese crimen de lesa humanidad, todo ese feroz racismo, todo ese genocidio maquiavélicamente calculado por orden del Antiguo Testamento, bajo la mirada complaciente - y por ello cómplice - de la llamada comunidad internacional, incluida en ella España y su “gobierno más progresista de la historia”. Esa comunidad (básicamente la Unión Europea y Estados Unidos) tan presta ella a clamar al cielo al menor desliz, por ejemplo, de Cuba o Venezuela.

INTERNACIONAL

VIDA DE PARTIDO

23 de junio también será“SIEMPRE 26”/ La comuna pág.8 Colombia, el pueblo se levanta pág.9 Marchando por la libertad del Sahara pág.9

Publicación tesis XI Congreso y Estatutos pág.13 IV pleno del Comité Central pág.13

DEPORTES

MOVIMIENTO OBRERO

Superliga: la oligarquía siempre en fuera de juego pág.14

El concepto de unidad de acción / Modelo sindical pág.10 CULTURA pág.11 Historia de una escalera / Dersú Uzalà Cuando el 1 de Mayo se institucionaliza pág.11 Apuntes del artículo de Ciro Mesa ... Despidos en la banca: La única salida ...

Stonewall y el origen de clase del Movimiento LGTBI pág.7 JUVENTUD Sylvia Rivera, " La revolución está aquí ¡Libertad! ..." pág.7 10 años de casas de apuestas / Discurso ...

UyL

En tercer lugar, y aquí también coinciden El cuento de la criada y Utopía, el ecologismo radical desemboca en el fascismo. El cuento de la criada propone un gobierno religioso porque no puede escapar del marco liberal de la política; por su parte, Utopía desencadena la otra cara de fascismo: la racial. ¿Qué pasaría si la selección de la fertilidad privilegiara a una raza frente al resto? Mientras tanto, el liberalismo sueña con colonizar otros planetas.

Edita: Partido Comunista de los Pueblos de España. Distribución y suscripciones: P.C.P.E. Redacción y administración: C/ Mendívil, nº33B. 28.038 Madrid Web: www.pcpe.es Dirección: Francisco Valverde Impresión: Zeroa multimedia S.A.

pág.15 pág.15

CONTRAPORTADA

pág.12 Lenin, artífice de la Revolución de Octubre (I) pág.16

Mes y año: Junio de 2021 Consejo de redacción: Carmelo Suárez, Julio Mínguez, Francisco Valverde, Julio Hernández, Lola Jimenez. Colaboradores/as: Julio Díaz, J.L. Quirante, Sonia Iruela, Miguel Ángel Rojas, Victor Lucas, Teresa Pantoja, Tatiana Delgado y Juan J. Sánchez. Diseño y maquetación: Carlos Torres, Ana M. y Katja Gilly. Correctores: Julio Mínguez, Gabriel Ares, Fernando García, Moisés Escudero Distribución y suscripciones: Melquíades Jiménez Vicente


Junio 2021

Unidad y Lucha

3

Editorial

AGUDIZACIÓN GENERAL DE LA LUCHA DE CLASES LA URGENTE NECESIDAD DE LA ORGANIZACIÓN DE VANGUARDIA Hoy nuestra principal tarea es recuperar el valor del internacionalismo como referencia inequívoca de la militancia revolucionaria y levantar un fuerte movimiento de masas solidario, internacionalista y antiimperialista que enfrente las agresiones a los pueblos que luchan por su independencia y soberanía. La bandera de la Cuba Socialista y el ejemplo de su Vanguardia, el Partido Comunista de Cuba, siempre serán referencia inequívoca para el PCPE y la JCPE.

PALESTINA No es posible iniciar este Editorial sin denunciar la barbarie asesina y genocida de Israel sobre el pueblo palestino. Con la vergonzosa complicidad de todos los estados que reconocen diplomáticamente a la entidad sionista, ésta trabaja sistemáticamente, paso a paso, su objetivo final de expulsar a toda la población palestina y construir la ensoñación bíblica del Gran Israel. No hay ninguna excusa para seguir justificando la existencia de un estado teocrático y genocida, fundamentado en la ocupación ilegítima de un país preexistente. Quienes, desde pretendidas posiciones progresistas, aducen razones de justicia histórica y de compensación por el Holocausto, no solo manifiestan una inaceptable posición eurocéntrica que desprecia la vida dependiendo del origen de las víctimas, sino que se convierten en parte activa del problema que provoca el sionismo. Israel no tiene derecho a existir, nada lo justifica. El portaviones imperialista en Oriente Medio debe ser derrotado, con todos los medios a su alcance, por la lucha de los pueblos a favor de una Palestina Libre, democrática y laica desde el río Jordán al Mediterráneo y con su capital en Al Quds/Jesusalén. 15M 10 años de un movimiento de masas llamado a cambiar el mundo y que, por su indefinición ideológica y programática, ha acabado desapareciendo y asimilado en gran parte por el sistema. Su principal problema: negar el papel central, como sujeto revolucionario, de la clase obrera. Su principal error: despreciar el acumulado organizativo y de lucha del movimiento obrero. Las nuevas generaciones de la pequeña burguesía y la aristocracia obrera, fracasaron en su intento de transformar la realidad por su estéril idealismo y por su desprecio a la cultura obrera y a la ciencia revolucionaria, el marxismo-leninismo. Nuestra incapacidad: quizás convertimos los bordes en muros y, salvo en ocasiones muy puntuales, y en contra de lo que acertadamente habíamos proclamado en el sentido de intervenir desde los bordes entre las masas que participaban del 15M, no tuvimos la capacidad de detectar e influir sobre los elementos organizados más avanzados. Nuestro acierto: supimos denunciar desde un primer momento la estrategia sistémica que se escondía tras ese desbordante fenómeno de masas que nadie fue capaz de predecir. Se trataba de desinflar el creciente proceso de movilización obrera y popular, que desde 2008 venía enfrentando las consecuencias de la crisis estructural del sistema, principalmente los recortes sociales y en derechos laborales y civiles y ciertamente se consiguió.

ALGUNAS EVIDENCIAS. 1) Es imprescindible articular escenarios que, desde lo concreto y muy vinculados a la realidad material de vida de la clase trabajadora, organicen la lucha de masas obrera y popular. LA ESPAÑA MÁS RANCIA TRIUNFA EN MADRID PARA BENEFICIO DEL IBEX35 Escribimos recientemente que, una vez hecha la tarea de neutralizar la movilización del pueblo, el bloque de dominación oligárquicoburgués ya no requiere necesariamente el concurso de la socialdemocracia y puede prescindir de ella. El siguiente paso es colocar como gestoras de la crisis a las opciones que apuestan por políticas dispuestas a liquidar los derechos históricos de la clase obrera y la práctica totalidad de los servicios públicos y la protección social. Sin duda la dialéctica de las alianzas dentro del propio bloque de dominación oligárquico-burgués, ahora se inclina hacia esta posición en la que la gestión socialdemócrata, aunque aún tiene pendiente legislar y aplicar todo el paquete de ajustes que impondrá la Comisión Europea para recibir los millones del Fondo de Recuperación, puede empezar a ser sustituida por una derecha política profundamente autoritaria y neofascista. Ante esta situación se impone levantar una amplia respuesta obrera y popular que en un proceso de reorganización de las estructuras de masas desde la base, enfrente los planes de reestructuración del sistema para tratar de mantener el ciclo de reproducción del capital sobre la quiebra de derechos adquiridos, la desvalorización de la fuerza de trabajo y la liquidación de lo público. ROMPAMOS EL BLOQUEO A CUBA El 23 de Junio, coincidiendo con la votación en la ONU que por treinta y un años consecutivos pedirá el fin del bloqueo yanqui a Cuba por abrumadora mayoría, es necesario levantar una ola de movilización solidaria con Cuba y su Revolución. La inhumanidad y gravedad del que es el Bloqueo más largo de la Historia, contrasta con el ejemplo constante de internacionalismo y solidaridad que brinda a la Humanidad la Isla de la

Dignidad revolucionaria. Siempre fue así desde el mismo triunfo de la Revolución, e igual que hoy difundimos el ejemplo de las Brigadas Médicas que llevan la salud a todos los rincones del Planeta donde se les solicita que estén, necesitamos impedir que queden en el olvido las hazañas protagonizadas por el propio Che en El Congo y Bolivia, o por tropas voluntarias en Argelia, Etiopía, Namibia o Angola ayudando con su presencia a la derrota definitiva del Apartheid en Sudáfrica. Igualmente, la estadística con datos del orden de 826 fallecidos por la COVID-19 en Cuba, frente a los 587.000 de EE.UU o los 79.500 en España, y las dramáticas escenas en los hospitales o las residencias de ancianos convertidas en morgues, siguen demostrando la superioridad del sistema socialista, pues, al contrario de lo ocurrido en muchos países capitalistas, como dijera Fidel, “Revolución es ser tratado y tratar a los demás como seres humano”

2) El PCPE, necesita seguir avanzando en su capacidad de intervención política de masas para conseguir mayores niveles de dirección política en sus luchas. 3) Todo lo demás son atalayas inútiles desde la que predicarse retóricamente al ombligo del autoconvencimiento, y masas sin dirección política que, como flores de un día o cohetes defectuosos, se apagan por agotamiento o porque las instituciones y la ideología dominante les queman rápidamente la pólvora. 4) Ultima hora. El narco-estado uribista de Colombia, base militar yanqui y plataforma internacional del terrorismo liderada por el Mossad, ha asesinado al camarada Jesús Santrich. De su ejemplo y la fecundidad de la sangre derramada por los miles de revolucionarios y revolucionarias de Colombia, ya nace la fuerza que definitivamente conquistará el Socialismo y la verdadera Independencia de Colombia. Gloria al camarada Santrich. Vivan las FARC-EP, Segunda Marquetalia


4

Unidad y Lucha

Junio 2021

Actualidad

4M ¿QUÉ HA PASADO REALMENTE EN MADRID?

JAVIER MARTORELL

T

ras las elecciones del 4M a la Asamblea de Madrid, los grandes medios de comunicación, cumpliendo con su papel de voceros del sistema, insisten en describir una manipulada síntesis de la realidad que encasilla los resultados obtenidos hacia la victoria o la derrota de unos u otros o, como suelen decir, del bloque de la derecha sobre el bloque de la izquierda. Sin embargo, basta con observar un poco más allá de este simplismo para comprobar el complejo escenario ante el que nos encontramos. Situemos algunas de las claves para entenderlo. El capitalismo, agotado y sufriendo una enorme agudización de su crisis estructural, necesita maniobrar para resituar su posición y reforzar las herramientas de dominación del bloque oligárquicoburgués sobre el pueblo trabajador. Pero, ¿cómo interpretar esto en lo concreto? A nivel estatal comprobamos que, por una parte, se encuentra la socialdemocracia cumpliendo de nuevo con su papel histórico; desde el gobierno del Estado se garantizan las condiciones para la denominada paz

social, es decir, para desactivar cualquier contestación que pueda impulsarse desde el movimiento obrero y popular contra los intereses del capital, lanzando para ello sistemáticamente falsas promesas de mejoras en las condiciones de vida; en paralelo, los grandes sindicatos asumen el mismo discurso y frenan cualquier lucha frente a la patronal. Por otra parte, los partidos del ala más conservado-

ra y liberal, apoyados en la ultraderecha, aprovechan el campo de cultivo generado para reclamar su turno y cosechar los mejores frutos para el capital. En definitiva, asistimos a un teatro de títeres

con marionetas cuyos hilos manejan siempre las mismas manos. En el caso de Madrid, el gobierno regional del Partido Popular y Ciudadanos cayó cual castillo de naipes ante la onda expansiva de la frustrada moción de censura en Murcia. Tras más de un cuarto de siglo legislando, el PP no podía permitir la mínima posibilidad de que ello pudiera cambiar y, en cuestión de horas, no dudaron en prescindir de sus socios y convocar elecciones. Lo que pudiera parecer una mala jugada, derivada del temor por perder el sillón, se trataba, en realidad, de una calculada maniobra para apuntalar en el poder a quienes mejor representan los intereses de la burguesía madrileña. Ciertamente, en esta campaña electoral nada de lo que pudo parecer anecdótico o casual lo fue; ese discurso rancio que elevaba a Madrid al máximo exponente de la España rojigualda, relegando al resto de territorios a lo provinciano, no solo escondía el mensaje chovinista del nacionalismo español, también recogía el testigo de la oposición a las políticas del gobierno central, sumando así apoyos no solo para la

candidatura del PP sino también para la de VOX. Igualmente, el mensaje de “libertad” y su versión ampliada de “comunismo o libertad”, también arrastró una enorme propaganda hacia los intereses del sistema y el ensalzamiento del discurso anticomunista. Ese discurso de que en Madrid uno pueda tomarse una caña cuando le dé la gana, de que entre o salga cuando quiera, no es fruto de la excentricidad de una señora llamada Ayuso. No, es un claro mensaje para romper con las normas establecidas a favor de los intereses burgueses, por encima incluso de la salud de los madrileños y las madrileñas; una estrategia que busca el rédito no solo de la burguesía, sino también de un pueblo trabajador adormecido y con un bajo grado de conciencia de clase. Y mientras tanto, la ultraderecha de Vox siguió ganando espacio institucional a través, entre otras cosas, de hacerse notar vomitando mítines xenófobos y machistas en barrios y pueblos obreros de Madrid, provocando a su paso un rechazo popular que supieron rentabilizar a su favor presentándose como víctimas de ello. No hay duda, ante este panorama vemos cómo

el teatro de títeres alcanza ya la categoría de espectáculo de terror. Mientras tanto la socialdemocracia, como parte que es del sistema, no ha ofrecido alternativa alguna. Ha permitido que calase el mensaje de la derecha y la ultraderecha sin apenas confrontar, sin iniciativa y con unas campañas que han elevado el personalismo de sus líderes a los mismos niveles que el de sus adversarios. Pero tengamos claro que estas elecciones no han sido más que otro paso en el objetivo del capitalismo por mantenerse en pie. En Madrid sí hay alternativa, y es la que las y los comunistas construimos día a día, concienciando a la clase trabajadora y organizándola para luchar por sus intereses. Más allá de la batalla electoral, en la cual participamos y afrontamos como altavoz para la clase obrera, sabemos que es en las calles, en los pueblos y barrios, en los centros de estudio y de trabajo, donde plantamos con nuestra lucha la semilla que forja definitivamente el destino del pueblo trabajador hacia la consecución del socialismo.

LA ASAMBLEA Y LA SOLIDARIDAD COMO

FACTORES DETERMINANTES PARA LA RECUPERACIÓN DEL MOVIMIENTO OBRERO (y 2) PACO SALENS MONTLLOR

L

a Solidaridad como factor ideológico para derrotar la hegemonía cultural de la burguesía y, también, de acción con capacidad para levantar tupidas redes de apoyo mutuo y unidad de clase. Un valor forjado en la experiencia, imprescindible para generar amplios escenarios de movilización y, sobre todo, necesario para forjar el acero de la militancia revolucionaria. De todo eso es de lo que queremos hacer unos breves apuntes en estas 600 palabras. El individualismo, la competitividad y lo que ahora llaman “emprendimiento”, que no deja de ser lo mismo pero usando un metalenguaje que trata de eliminar lo negativo del egoísmo y la insolidaridad, son valores intrínsecos a la realidad material de la burguesía. Como clase poseedora, que necesita mantener permanentemente activo el ciclo de reproducción del capital, no puede permitirse ayudar

a sobrevivir a su competidor. Esa situación propia de su existencia, forma parte de la ideología dominante porque es la clase hegemónica. Hasta aquí todo claro, pero aún es más nítido, si le contraponemos la solidaridad/apoyo mutuo como valor imprescindible de la clase obrera por su realidad material. La clase que todo lo produce, pero no posee los medios de producción, necesita de la solidaridad para vivir y, sobre todo, requiere del apoyo mutuo de sus hermanos y hermanas de clase cuando realiza el acto más consciente de su existencia colectiva: la Huelga.

la creciente desvalorización de la fuerza de trabajo que hace que cada día más trabajadores y trabajadoras sean pobres. Todo un ejemplo de dominación y sometimiento ideológico que necesita de experiencias contrapuestas para ser derrotado. Sin el ejemplo de la unidad de clase, como fuerza social capaz de derrotar a la burguesía y torcerle el brazo, es muy difícil -digamos que casi imposible- que se generen los cuadros obreros suficientes para, como dice el título, recuperar el movimiento obrero en cualquiera de sus dos expresiones -la política y la sindical-.

Por eso aprovecho esta tribuna de UyL para reclamar la necesidad de la Solidaridad de clase. Requisito sin el cual nos es imposible quebrar la estrategia de dominación de la burguesía, la que le permite seguir explotándonos y oprimiendo, a la vez que generando y manteniendo amplios consensos sociales, a pesar del paro, la precariedad y

De ahí que, no más que nunca pero sí como siempre, la consigna de “cuando tocan a uno, nos tocan a todos” es absolutamente necesaria. La Unidad de la clase se expresa en la Solidaridad que se genera en el apoyo que recibe del conjunto del sector, empresa,... o barrio, quien movilizado confronta con los intereses de la burguesía en defensa ex-

clusiva de los propios. Siempre fue así, por eso se fundaron las Uniones y las Federaciones y el sindicalismo era Sociopolítico; para permitir esa movilización generalizada que trasciende los límites de quienes estaban directamente afectados. Y por

eso, para quienes han optado por destruir el sindicalismo de clase y, en el mejor de los casos, convertirlo en una mala asesoría jurídica de ámbito corporativo, lo primero que había que destruir era la Solidaridad. Ya no hay convocatorias generalizadas, ni se piensa en espacios de protagonismo compartido con otros sectores y empresas, o con el movimiento popular (vecinal, estudiantil,...), ¿para qué? Asamblea, participación y solidaridad van de la mano y son muy malas consejeras para quienes solo piensan en defender su posición -o puesto de trabajo- en el sindicato. Quien escribe estas líneas vivió su primera lucha sindical apostado durante semanas en la puerta de un bingo, rodeado de compañeros y compañeras de todos los sectores, hasta ganarle el pulso a la empresa. ¿Acaso ha dejado de ser posible, hay alguna razón material que lo impida? En absoluto, en consecuencia, ¡vamos a por ello!


Junio 2021

Unidad y Lucha

5

Actualidad

A vueltas con los Fondos DE RECUPERACIÓN Y CONSECUENCIAS…

KIKE PARRA

...Y

l o que t e rondaré morena, porque las consecuencias que para la clase trabajadora tendrán la adjudicación de estos fondos no son cosa menor. Desde Unidad y Lucha, le hemos dedicado ya al menos un par de artículos a esta cuestión, donde analizábamos las contraprestaciones que el pueblo trabajador tendrá que asumir por mor de los llamados “Fondos de Recuperación y Resiliencia”, apuntando a los elementos obvios que tradicionalmente son la carnaza preferida del carroñero europeo, especie insaciable de oligarca que sobrevuela la península desde hace más de 30 años: pensiones, productividad, reforma laboral …. Bien es cierto que el ejecutivo español anunció la lluvia de millones como un maná que calmaría todas las penurias en nuestras tierras, haciendo alarde de la beneplácita benevolencia de Bruselas. Pero este humilde Partido, desconfiado y huraño, como un dandy con lamparones que cantó aquel, hacia la clase ajena, no dando puntada sin hilo, intuyó de inmediato que vivo o muerto, en la caja de Schrödinger, había un gato. Por otro lado, expusimos cómo la recepción de esos fondos económicos pararían, irremediablemente, a los bolsillos de las grandes corporaciones monopolísticas y a servir al bloque oligarquico-burgués en su proceso de acumulación, llevando a la clase obrera a una mayor pauperización de sus condiciones de vida. Y no es que no nos alegremos del bien ajeno, es que nos entristece que este tenga su origen, como no podía ser de otra forma, en el mal nuestro de cada día... Este no será el último de esos episodios. Trataremos de hacer un seguimiento a la gestión de ese parné y sus consecuencias para nuestras gentes. Narraremos como un periodista deportivo, el carrusel de las buenas nuevas bruselenses acatadas por Madrid. Nos meteremos en la faena de aclarar el papelón que destacados miembros de la socialdemocracia, no solo del PSOE, sino también de IU, Podemos o PCE, juegan, convertidos hoy día, en verdaderos cru-

pieres del manejo de un dinero reconvertido en capital y que nos deja, una vez más, prácticamente a solas en la ingrata tarea de destapar las maniobras que se llevan a cabo para enriquecer aún más a la oligarquía europea y someter a mayores niveles de explotación a las y los trabajadores españoles. Y a colación de nuestro vicio a la denuncia y que Abraham Lincoln dulcificó con aquello de que “las personas que no tienen vicios tienen muy pocas virtudes” y sin duda ambas cualidades ostentamos, reflexionaremos sobre las medidas que el Gobierno presentó a Bruselas con el sobrenombre de fichas del Plan de Recuperación, el día después de las elecciones madrileñas, por eso de la táctica electoral o lo de jugar con las cartas marcadas y que de poco sirvió a la coalición gobernante, más que para abrir la polémica por aquellas cuestiones que se filtraron antes de hora.

Medidas fiscales contra las capas populares Sobre estas últimas destaca la eliminación paulatina de la reducción por tributación conjunta en el IRPF y que afecta a familias con recursos limitados, puesto que esta modalidad está recomendada para contribuyentes cuyos cónyuges no tengan ingresos o los tengan muy bajos y para familias monoparentales, en las que el padre o la madre puede incluir a los hijos en la declaración conjunta. Esta medida puede suponer para las familias obreras que la aplicaban, el tener que pagar el doble de lo que lo hacían hasta ahora. Sin duda, un torpedo de “progreso” sobre la linea de flotación del sistema progresivo de gravamen. Según María Jesús Montero, Ministra de Hacienda, esta medida se toma porque "genera un desincentivo a la participación laboral del segundo perceptor de renta", que suelen ser mujeres. En el documento enviado a Europa, se argumenta que "los objetivos que se persiguen con la reforma del sistema tributario español son hacerlo más equitativo, progresivo y justo" y que, entre otros, "se incorpore la perspectiva de género". O dicho de otra forma, es el clásico de que si uno, o en este caso una no trabaja es porque no quiere. Según esta altura de miras, ¿qué será lo próximo? ¿eliminar el

contrato indefinido para igualar las condiciones laborales con la juventud, más temporales que el resto y por tanto más precarias? En un claro ejemplo del “donde dije digo, digo Diego”, de nuestro Ejecutivo, más que nada motivado por el qué dirá el electorado madrileño, no fuera a escoger “libertad”, se matizó la propuesta. ¡Salvados por la campana! Ahora, esta pasa al estado de: se “evaluarán las recomendaciones” a este respecto “de la AIREF y analizará la eficacia y eficiencia de los incentivos fiscales vigentes”, postergando la medida por tanto, hasta el 2022. En la misma linea, nuestra ministra, que el Señor tenga en su gloria, por el bien del rebaño, ha venido jurando y perjurando que siendo más partidaria de subir los impuestos directos que los indirectos, escuchará al Comité de Expertos, que doctores tiene la Iglesia, sobre el uso abusivo de los gravámenes reducidos y superreducidos de IVA y atenderá probablemente su eliminación. Pero podemos estar tranquilas y tranquilos, porque nada cambia hasta el próximo año y es que tal como promocionan esas campañas publicitarias tan efectivas de la venta de automóviles u otros productos similares, (se nota quien dicta las políticas econó-

micas), adquiera el producto y no empiece a pagar hasta febrero de 2022. Y es que en un ejercicio de trampantojo político-económico, las reformas estarán, según el Gobierno de España, siempre condicionadas a la recuperación económica. Algo que sucederá sin duda, por arte de birlibirloque, por efecto del reparto del amañado sorteo de los euromillones del Plan Next Generation, y que en lo que nos afecta como clase, mejor eso de Virgencita, Virgencita, que me quede como estoy.

Endurecer la explotación laboral, la socialdemocracia acatará. En materia laboral, importantes y trascendentes serán las modificaciones en lo que supondrá la enésima contrarreforma legislativa y que la patronal ha apodado nuevo Estatuto de los Trabajadores del siglo XXI y que no es más, como podemos imaginar, que un ajuste a los derechos sociales, un incremento de la explotación y por lo tanto, una devaluación anunciada a bombo y platillo, del precio de nuestra fuerza de trabajo. Eso sí, aderezado con el ingrediente de la paz social tan vanagloriada por nuestros sindicatos más mayoritarios.

Sin duda, esta cuestión merecerá un análisis pormenorizado en los próximos números de Unidad y Lucha, en esta entrega por fascículos que planteamos, donde mostraremos que las nuevas políticas de ajuste para pagar este Plan Marshall del siglo XXI, no serán tan distintas de aquellas que sirvieron para pagar el Rescate bancario español que la crisis de 2008 trajo junto con los hombres de negro. En esta ocasión, el cobrador del frac, vendrá con ropaje verde o morado; y es que en nombre de la ecología, la cohesión social o la lucha contra la brecha de género, se cometerán gran parte de las atrocidades que soportaremos como clase. Debemos empezar a preparar la respuesta contra esta agresión, alzando la más amplia alianza que seamos capaces de organizar, pero sabiendo que gran parte de quienes combatieron a nuestro lado en otras ocasiones, aunque fuera más postureo que realidad, esta vez estarán callados. A ellos, cuando los tropecemos, les podremos preguntar sin rubor lo que cantaron los donostiarras Ángeles del Infierno por los años 80, ¿Qué hay amigo, al otro lado del silencio?


6 Unidad y Lucha

Junio 2021

Actualidad

“Las compañías poderosas no sabían que la línea entre el hambre y la ira es muy delgada” (JOHN STEINBECK, Las uvas de la ira) TATIANA DELGADO PLASENCIA

O

xfam Intermón alerta que el impacto de la COVID-19 en el Estado español podría dejar un millón de personas más por debajo de la línea de pobreza ―790 000 en pobreza severa―, hasta alcanzar los 10.9 millones de personas, con lo que "el efecto de este golpe nos llevaría a niveles de pobreza inéditos". En esta crisis "sin precedentes" el total de personas en situación de pobreza severa (que viven con menos de 16 € al día) podría alcanzar 5.1 millones. Pasando del 9.2 %, antes del coronavirus, al 10.86 %. La tasa de pobreza relativa (estimada en 24 € diarios) pasaría del 20.7 % al 22.9 %. La pobreza energética se dispara a su máximo histórico: 1.3 millones de hogares.

las personas con menos ingresos y más vulnerables, destacando jóvenes, migrantes, colectivos racializados y mujeres. El desempleo, 3 653 900, impacta más a mujeres, aumenta su tasa en 2.6 puntos porcentuales, la de los hombres un 1.9. En febrero de 2021, la tasa de paro femenino se situaba en el 18.3 frente al 14.1 de la masculina. Del registrado en 2020, el 55.67 % era femenino y de las que trabajan el 73 %

es a tiempo parcial. La destrucción de empleos temporales ha superado en 2.4 veces la de contratos fijos. La juventud entre 16 y 24 años está a 11 puntos porcentuales de recuperar la afiliación a la seguridad social previa a la pandemia. A nivel mundial, la pandemia provocó que las mujeres hayan perdido al menos 800 000 millones de dólares en ingresos en 2020. Perdieron 64 millones de empleos, un 5 %,

Artículos repletos de datos inundan los medios, fotos fijas de las condiciones de vida de las trabajadoras y trabajadores, de las capas populares, informes que no reflejan el dolor y la desesperación sorda en la que viven esas personas cotidianamente. Tampoco denuncian el hecho de que la pobreza severa o relativa está enquistada en esta sociedad que naturaliza niveles de desigualdad y exclusión alarmantes.

la población activa masculina un 3.9 %. Esta devastadora situación incluye los parches de los ERTE que no ha incluido sectores de la economía informal o de cuidados y el IMV, que solo ha llegado a 160 000 de los 850 000 hogares previstos. Ambos establecen unos ingresos mínimos que solo suavizan las dificultades económicas y no permiten una vida digna con todas sus necesidades cubiertas a las clases populares. Además dejan fuera de su cobertura a la población migrante, 300 000 trabajadoras y trabajadores en situación irregular por la racista ley de extranjería, con empleos precarizados y mal pagados de los más afectados por los cierres. Sufren un índice de pobreza del 57 %, frente al 22.9 % de la población. Las capas populares han pagado una vez más esta nueva crisis, en este caso la excusa es la pandemia, habrían perdido, proporcionalmente, hasta siete veces más renta que las personas más ricas. Pasados los buenos deseos del confinamiento, las multitudinarias colas del hambre, nutridas de personas empobrecidas, que aún con ingresos, tienen que elegir entre pagar el alquiler o medicinas, o comer, refleja la extrema violencia del sistema capitalista español, donde la miseria es parte del paisaje y es tolerable que 1 de cada 5 personas viva en la pobreza.

Quienes están recibiendo esta embestida, la enésima en este sistema capitalista de crisis cíclicas y estructurales, son, una vez más,

Lo verde ya no empieza en los Pirineos De la represión tardofranquista a la transición energética

H

ace ya unas cuantas décadas que los “españolitos” no necesitamos cruzar a Francia simplemente para ver un desnudo en las pantallas como así nos relataba Vicente Escrivá en su película de 1973. Ya no somos aquellos reprimidos que viajábamos a Biarritz o Perpignan para ver “películas verdes”, resultado del nacionalcatolicismo entonces imperante (aunque la Iglesia Católica continúe llevándose más del 1% del PIB español) y también el capitalismo español se ha modernizado, en buena parte bajo la forma de privatizaciones masivas (entre ellas las del sector energético) pilotado alternativamente por el ala izquierda o derecha del capital. Más aún, ahora son la oligarquía dominante y sus gobiernos de turno quienes nos proyectan sus infames películas “verdes” sin necesidad de cruzar los Pirineos. La última de ellas, la de la Ley de Cambio Climático y Transición Energética de España, aprobada por el Congreso el pasado Jueves 13 de mayo. Más allá de la verborrea sistémica plagada de “retos”, “sostenibilidad”, “resiliencia”, “no olvidar

JOSE BARRIL

a ningún territorio ni a ninguna persona” y, ¡cómo no!, el nuevo mantra de la “descarbonización”, la nota de prensa del Ministerio para la Transición Ecológica deja entrever las verdaderas intenciones detrás de esa pretendida transformación de los modelos de producción y consumo cuando afirma que el texto “llega en un momento clave para activar las palancas de recuperación económica”. Sólo una semana antes, la ministra había manifestado su confianza en que los Fondos de Recuperación, Transformación y Resiliencia de la UE movilizarán un volumen total de unos 100.000 millones de euros de inversión pública y privada, y ya sabemos qué significa eso de la colaboración público-privada: gasto público y beneficio para los monopolios a costa de nuevas agresiones a condiciones laborales (entre ellas las ya anunciadas medidas privatizadoras del sistema de pensiones) y de vida de la clase trabajadora. De hecho, el gobierno español ya prevé destinar a la “recuperación verde” más del 40% de los 70.000 millones de euros de los fondos que llegarán de la UE entre 2021 y 2023. La transferencia masiva de fondos públicos a los

monopolios a cuenta del “Green New Deal” a la española ya está en marcha. ¡Y lo que es peor!, con la excusa de una pandemia y un cambio climático que el capitalismo ha provocado y/o contribuido decisivamente. “Estimulación de la inversión privada”, “impulso de nuevos modelos de negocio” o “avance en la dinamización de los sectores económicos aplicando una perspectiva verde”, son algunos de los fundamentos declarados sobre los que el gobierno “de progreso” pretende asentar su “transición ecológica”. ¿Alguien realmente cree que el mismo sistema de producción que nos conduce al colapso ambiental, la proliferación de guerras de rapiña, la muerte de decenas de miles de emigrantes a las puertas del mismo imperio que les expulsó de sus hogares,…, puede sustentar un modelo de desarrollo respetuoso con los límites físicos del planeta y que atienda a las necesidades de la inmensa mayoría social? Un reciente estudio del Grupo de Energía, Economía y Dinámica de Sistemas (GEEDS) de la Universidad de Valladolid (1), utilizando un modelo que integra restriccio-

nes biofísicas, económicas, sociales y tecnológicas a nivel mundial, concluye que la masiva sustitución de los vehículos de gasolina o gasóleo por los eléctricos no logrará per se una reducción de la emisión de gases de efecto invernadero compatible con la estabilización del clima y podría toparse con la escasez de minerales clave como litio y manganeso. Además, las contradicciones economía-energía en un sistema basado en el crecimiento continuo pueden contrarrestar los iniciales beneficios de la sustitución. El único modelo de los cuatro ensayados capaz de lograr los vitales objetivos climáticos es el que combina la sustitución eléctrica con una drástica reducción en la demanda de transporte dentro de lo que denominan “paradigma del decrecimiento”. Las publicaciones científicas no escapan a las exigencias de las clases dominantes y quienes han realizado el estudio evitan hablar de capitalismo, sustituyéndolo por la ambigua expresión “economías orientadas al crecimiento” y, pese a las graves evidencias encontradas por el propio estudio, limitan su propuesta a “evolucionar hacia

un nuevo sistema que satisfaga las necesidades humanas prescindiendo del crecimiento continuo”. Las y los comunistas sabemos que el decrecimiento dentro del capitalismo sólo significa masiva destrucción de fuerzas productivas, hambre, miseria y guerra imperialista. Una ciencia realmente independiente incluiría un quinto modelo en el estudio en lugar de insistir en la búsqueda de soluciones que no cuestionan el sistema depredador: el modelo del socialismo científico, basado en la aplicación del conocimiento a la producción de bienes en función exclusiva de su valor de uso para resolver las necesidades de la inmensa mayoría de la humanidad. Y es que el análisis científico nos lleva a la misma conclusión a ambos lados de los Pirineos, el capitalismo será incapaz de regenerar el mismo medio ambiente que lleva dilapidando desde hace siglos, por mucho que se transite por su orilla izquierda. (1) The limits of transport decarbonization under the current growth paradigm. Energy Strategy Reviews 32 (2020).


Unidad y Lucha

Junio 2021

7

Mujer

STONEWALL Y EL ORIGEN DE CLASE DEL MOVIMIENTO LGTBI GLÒRIA MARRUGAT

E

n 1969, la policía entraba en el Stonewall Inn con el objetivo de hacer una redada. No era la primera vez, aunque aquel 28 de junio sería diferente. En el pub gay, situado en Greenwich Village (New York), las operaciones policiales eran frecuentes. A la 1:20 h. de la

madrugada, los agentes entraron en el bar gritando que “estaba clausurado”. Habitualmente, los jóvenes salían y se identificaban. Se procedía a la detención de los hombres que fueran vestidos de mujeres, o las pocas lesbianas que frecuentaban el bar que vistieran de “forma no femenina”. Pero esa noche todo cambió. Alguien gritó “no nos vamos”. Tres palabras que hicieron estallar el ambiente. Tres palabras que encendieron la mecha de los

disturbios de Stonewall. Las revueltas en la ciudad de Nueva York marcaron un punto de inflexión en el movimiento LGTB estadounidense. Ya nada volvió a ser lo mismo desde aquel 28 de junio, fecha en la que se celebra anualmente el Día del Orgullo. A partir

de la revuelta se formó el Frente de Liberación Gay (GLF) con su propio programa y convocatorias a la revolución. Muchas de las personas alborotadoras eran de origen latino o afroamericano. El movimiento negro revolucionario de la década de 1960 en EE.UU. y el movimiento gay tenían una gran cosa en común: la clase, no la clase trabajadora organizada industrialmente, sino la

La

mujer

nueva

clase trabajadora desorganizada de la calle. Ambos movimientos surgieron de las calles y sus respectivos guetos. En la superficie el GLF o Black Panther eran organizaciones de personas oprimidas muy diferentes, pero organizadas desde las mismas calles y barrios. Estos movimientos se construyeron desde y sobre las calles, desde los armarios y hacia las calles, como decía el lema. Las personas sin techo y vagabundas, jóvenes que huían de entornos opresivos, se unieron a un gran número de evasores del servicio militar obligatorio. En ese momento, Estados Unidos tenía reclutamiento militar y cientos de miles de pobres que no podían permitirse el lujo de evitarlo huyeron y pasaron a la clandestinidad donde había un ejército potencial de hombres y mujeres jóvenes con descontento en las principales ciudades, excluidos de la sociedad en general debido al reclutamiento y abiertos a la política revolucionaria. La política de los movimientos LGBTI y negros se ha alejado considerablemente de su base original fundamentada en la política de esa clase revolucionaria pero inestable. La economía rosa y la clase media negra han gobernado sus respectivos refugios durante décadas.

Un ejemplo de ello son los festivales como el World Pride de Nueva York (iniciado en el año 2000), que han abandonado la reivindicación y abrazado la fiesta y convertido el Stonewall Inn, donde una vez la gente LGTBI acudía sopesando el riesgo de ser detenida, en una especie de “Disneyland” en el que cientos de turistas se fotografían sin conocer siquiera la historia de lucha que atesora. Hacen fotos a un campo de batalla que envejece, mientras el movimiento olvida sus orígenes, dejando de lado historias de personas transgénero racializadas que de forma significativa, junto a otras, protagonizaron aquellos hechos. La sociología burguesa de la época de Stonewall nos muestra cómo la ideología dominante empieza a denominar los movimientos de protesta de esa época como “nuevos movimientos sociales” y a desposeerlos de su carácter de clase al desligarlos del movimiento obrero. El sistema aplica de nuevo el viejo lema “divide y vencerás” para poder sobrevivir a su propia barbarie. En la actualidad podemos ver cómo los entonces incipientes movimientos pacifista, feminista y ecologista se han desarrollado en más y variados grupos y movimientos, cada uno de ellos bajo una reivindicación social concreta sin tener en

cuenta las contradicciones de clase que afectan a cada una de ellas y entorpeciendo, por tanto, su resolución. La persecución de las personas LGTBI en el Estado Español, al igual que ocurrió la noche de la redada de Stonewall, también llegó a una situación límite que se expresó en la manifestación de Barcelona el 26 de junio de 1977 bajo el lema “Nosaltres no tenim por, nosaltres som” para exigir la derogación de la “Ley sobre Peligrosidad y Rehabilitación Social” de la mano del movimiento obrero de esa época, con organizaciones como la CNT o el PSUC. Hoy en día, en Barcelona como en New York, la división entre las capas sociales que conforman la clase obrera es un hecho punzante, el origen y los principios de Stonewall, como los del 8 de marzo, han sido manipulados y desposeídos de su carácter de clase, transformados en movimientos de colores para cubrir la oscuridad de la opresión que imponen el patriarcado y el capitalismo, que oculta a las personas en la marginalidad, la pobreza y la guerra. Por ello es necesario recuperar el espíritu de Stonewall que aunó las luchas por la liberación de género junto a la liberación de clase, “Una sola clase, una sola lucha construyendo proceso revolucionario”.

Sylvia Rivera,

La revolución está aquí ¡Libertad! ¡Por fin somos libres! ANA MUÑOZ

razón de clase social, fueron capaces de confluir. No tardaría mucho el sistema en ir reconduciendo todo el potencial subversivo y fomentar la hegemonía de la parte burguesa y acomodada de todo ese movimiento. Pero esa es otra historia, la de las clases dominantes, no la de las desposeídas.

E

s posible que pienses que no debo figurar en esta columna. También es posible que digas ¡ya era hora! Como mujer transexual, en este breve espacio dedicado a mujeres que han luchado contra los postulados sexistas y clasistas de la época que les tocó vivir, mi voz viene a sumarse a la de otras luchadoras. Hubo un tiempo donde no se trataba de ver quién estaba más oprimida y en competición feroz de construcción de identidades excluyentes. Las luchas de las personas desposeídas, marginadas, explotadas, con diversas opciones sexuales, racializadas, excluidas y discriminadas no sólo por razón de identidad de género sino también por

Un 2 de julio de 1951 nací en la ciudad de Nueva York y con poco más de 10 años tuve que marcharme de casa. ¿Razón?, mi abuela, con quien vivía, no aceptó la feminidad manifiesta de quien era su nieto Ray. Así pasé a sobrevivir en la calle, arropada por una comunidad de drag queens, detenida y encarcelada 90 días por delitos contra la naturaleza y enfrentando todo tipo de asaltos. Allá por junio de 1969 a punto de cumplir los 18, le propiné un taconazo a un policía y mi vida siempre permanecerá ligada a esos hechos y a un nombre: Stonewall. ¿Sabéis lo que fue más bonito de aquella noche de ese 28 de junio? Ver a los hermanos y las hermanas de pie como una gente unida. A partir de 1970 consagré mi actividad a dar un refugio a quien lo necesitara y evitar que tuviera que pasar por lo que pasé. Junto con mi inseparable Marsha P. Johnson fundamos el colectivo STAR (Travestis Callejeras Revolucionarias en

Acción) y en un apartamento de cuatro habitaciones en el East Village de New York, dimos refugio a personas trans y gay sin hogar. Hasta que nos desalojó el casero al no poder pagar el alquiler. STAR fue también una plataforma para el activismo, con ella nos relacionamos con movimientos por los derechos civiles como los Young Lords de Puerto Rico y las Panteras Negras. Algunas de nosotras sobrevivimos al desarraigo, a la vida en la calle, a la violencia policial, al hostigamiento social, a los crímenes de odio, al SIDA, a la cirrosis y a los intentos de suicidio. Resistimos a la abierta hostilidad del feminismo burgués que nos estigmatizaba, que sigue haciéndolo. Resistimos al aburguesamiento y a la traición de buena parte del movimiento gay, que olvidaron que sin nuestra lucha de aquella noche no hubiera existido ninguna liberación gay para nadie. Mis cenizas se esparcieron el año 2002 en las calles donde se inició nuestra revuelta.


8

Junio 2021

Unidad y Lucha

Internacional

2 3 D E J U N I O TA M B I É N S E R Á

“SIEMPRE 26”

SECRETARÍA INTERNACIONAL

E

l próximo 23 de junio, la delegación de Cuba ante la ONU presentará nuevamente una resolución de condena contra el Bloqueo financiero, económico y comercial que el imperialismo norteamericano impone como elemento de guerra permanente contra la Revolución Cubana y la inmensa mayoría del pueblo, que apoyó el derrocamiento del sanguinario dictador Fulgencio Batista, y que ahora continúa firmemente respaldando a su gobierno, su Partido Comunista y su proceso socialista, tal y como ha sido

constatado en el reciente VIII Congreso del Partido Comunista de Cuba, que tuvo lugar durante el pasado mes de abril. Nuevamente Cuba expondrá las consecuencias internas para tan vil agresión, que agrava la incidencia de la pandemia de la Covid-19, al afectar directamente a productos sanitarios y medicinas necesarias para combatirla. Es tan execrable el mantenimiento del bloqueo que en la reunión de la Asamblea General de ONU que las votaciones favorables al levantamiento del bloqueo ofre-

cen un resultado abrumador de la práctica totalidad de los países miembros (sólo dos votos negativos, el del propio EEUU y el de la entidad sionista de Israel). Desde el mismo comienzo de la Revolución, el entonces presidente Eisenhower presionó con medidas que impedían un libre comercio con la isla. La confrontación fue adquiriendo niveles muy peligrosos, incluyendo la “crisis de los misiles”, que estuvo a punto de encender un fuego a nivel mundial. Todo llegó a enquistarse a partir de 1962, cuando John Kennedy firmó una orden presidencial que declaraba “un bloqueo total contra la isla”. Son pues, ¡59 años del bloqueo contra Cuba!, que parecía que se pudiese ir relajando con la presidencia de Obama, donde se produjo la reanudación de relaciones entre los dos países, pero que no afectó al bloqueo en sí. Trump, haciendo gala de su relación y vinculación con los

C

onmemorando el 150 aniversario de la experiencia de Poder Popular que supuso la Comuna de París, ocurrida entre el 18 de marzo y el 28 de mayo de 1871, se va a publicar una obra de propiedad y elaboración colectivas compuesta de diez artículoscontribuciones de sendos partidos comunistas y organizaciones revolucionarias; continuando con la grata experiencia cosechada cuando conmemoramos el Bicentenario de Federico Engels con otra publicación del mismo carácter y naturaleza política. La obra cuenta con una variedad y riqueza dialéctica en consonancia con los partidos y firmas que aportan sus análisis. Participan el Partido Comunista Alemán, el Partido Comunista Brasileño, el Partido Comunista Danés, el Partido Comunista de la República Popular de Donetsk, el Partido de los Comunistas en México, el Partido Comunista Paraguayo, el Partido Comunista Portugués, el Partido Comunista de Venezuela, junto con las FARC-EP Segunda Marquetalia y el Partido Comunista de los Pueblos de España. Diez firmas que dan valor político a tan relevante episodio de la lucha de clases, que fue llama en

grupos de la gusanera de Miami, endureció todavía más las normas que soportan el bloqueo. ¿Derribará Biden esa política de hostilidad hacia Cuba? A falta de conocer con precisión los intereses de los grupos oligárquicos a los que representará, no podemos esperar buenas noticias si tenemos en cuenta cómo ha intervenido en los bombardeos de la entidad sionista de Israel contra la población sitiada de Gaza, o incluso en el conflicto que se ha suscitado entre Marruecos y España a través de la playa del Tarajal. El momento actual de la lucha de clases resulta frenético, superponiéndose los episodios y acontecimientos sin tiempo para respirar y digerirlos. Ya el año pasado, Díaz-Canel, en su condición de presidente de la República de Cuba, presentó el informe mencionando la excepcionalidad por la que estaba pasando el mundo entero, recordando al Comandante cuando sintetizó que “lo que necesitaba el mundo eran médicos y no bombas”, insistiendo en las consecuencias del bloqueo con estas palabras: “Recrudecido (el bloqueo) brutalmente en los dos últimos años, incluso en tiempos de pandemia,

como prueba de que ese es el componente esencial de su política de hostilidad hacia Cuba. La agresividad del bloqueo ha escalado a un nivel cualitativamente nuevo, que refuerza su condición de impedimento real y determinante para el manejo de la economía y el desarrollo de nuestro país”. Nos encontramos, pues, en un momento donde se deben considerar fórmulas que cambien la dinámica de resistencia y contención, por otra de iniciativa y avance. El pueblo cubano debe recibir lo que está dando constantemente: ¡solidaridad! La campaña contra el bloqueo debe estar en la agenda diaria de las organizaciones comunistas y revolucionarias, que, sin retórica, desarrollen unas propuestas que centren sus esfuerzos en derribar ese muro imperialista. Es momento para sentir que, en el almanaque de la solidaridad internacionalista con la Revolución cubana, todos los días son

¡SIEMPRE 26!

LA COMUNA DE PARÍS,

NUEVA PUBLICACIÓN COLECTIVA REDACCIÓN UYL

su momento para los revolucionarios y cuya antorcha también debemos portar hoy. Diez firmas con un destacado nivel de erudición ideológica y militancia en sus respectivas organizaciones. Patrik Köbele, presidente del DKP, firma su artículo titulado “Cómo lidiar con las derrotas del movimiento obrero revolucionario – entonces y hoy”. Milton Pinheiro, doctor en Ciencia Política en la Universidad del estado brasileño de Bahía, firma el artículo del PCB centrándolo en cuatro palabras clave: “Guerra, Revolución, Dualidad de poder, Transición”. Rasmus Ravnholdt Johnsen, miembro de la Secretaría Internacional, firma el artículo del PC Danés con su título “La Comuna de París y su importancia para Dinamarca”. Stanislav Reetinsky, Secretario del Comité Central del Partido Comunista de la República Popular de Donetsk, es el firmante de su partido. “De

la Comuna de París a la Comuna Zapatista”, es el título de la contribución del Partido de los Comunistas en México. Federico Ovejero, abogado y miembro de la Comisión de Relaciones Internacionales del PC Paraguayo, aporta el artículo titulado “De París a Encarnación: reflexiones sobre nuestras comunas”. El PC Portugués participa a través de Maria da Piedade Morgadinho con el artículo, también publicado en Avante, titulado “150 años de la Comuna de París — significado histórico y enseñanzas”. Carolus Wimmer, Miembro del Buró Político del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela, Jefe del Departamento de Política Internacional, DirectorFundador de la Revista políticocultural “Debate Abierto”, contribuye con el artículo titulado “Las enseñanzas de la Comuna de París para nuestras luchas de hoy”. Es Eduardo Vecino, profesor titulado de Filosofía en Enseñanzas

Medias y miembro del Comité Central del PCPE, quien hace la contribución titulada “Lecciones desde las barricadas de la historia”. Finalmente, la publicación cuenta con un honor especial que esta reseña anticipada lamenta profundamente destacar. FARP-EP Segunda Marquetalia asumió su participación con la firma de JESÚS SANTRICH que elaboró su artículo descaradamente comprometido con una proclama de firma y título: “Selvas insurgentes de Colombia, marzo 26 de 2021. LA COMUNA DE PARÍS Y SUS APORTES AL MARXISMO. Recuento y reiteración elemental de una utopía en marcha”. El infortunio, el imperialismo y el terrorista gobierno de Iván Duque han hecho que esta publicación cuente con un testamento que ni buscaba ni deseaba. Las bestias pardas pretenden imponer una atmósfera de pánico que conta-

mine y paralice la justa causa de los pueblos por su liberación. El camarada Jesús Santrich estaba a ella entregado. Nos entregamos, asimismo, a la compañía permanente en nuestras filas del camarada Santrich, “EL DISIDENTE”. ¡Con él es más fácil la Victoria!


Unidad y Lucha

Junio 2021

9

Internacional

COLOMBIA,

EL PUEBLO SE LEVANTA

E

l Paro Nacional que empezó el 28 de abril ha convulsionado el país andino y lo ha puesto en el mapa informativo internacional. Al escribir este artículo van 14 días de Paro, en el que todos los sectores populares se han movilizado contra una reforma tributaria, al principio, y contra todo un modelo de orden político, económico y social, pensado para enriquecer a un puñado de oligarcas y drenar cantidades ingentes de recursos y capitales hacia las potencias imperialistas, fundamentalmente los EE.UU. y la UE. Mientras, como se dice en Colombia, la inmensa mayoría del pueblo en la inmunda y raspando la olla. La respuesta a las demandas populares ha sido la más brutal represión, hasta la fecha, más de 40 asesinados por la policía, ejército y grupos paramilitares, 400 desaparecidos, cientos de heridos y cientos de detenciones. La respuesta popular ha sido resistir y pasar a la ofensiva, el movimiento

FERRAN N.

obrero, estudiantil, indígena, campesino, afro, de transportistas, de los barrios populares… Los llamados más o menos velados de la socialdemocracia repre-

sentada por la Colombia Humana de Petro y por Los Comunes de Rodrigo Londoño (Timochenko) a desmovilizarse y delegar en una mesa de negociación han sido simplemente ignorados. El Comité Nacional de Paro no tiene el control del movimiento popular

que conoce por décadas la forma en como la oligarquía enfrenta las demandas populares: primero las ignora, luego negocia, pero no cede y, si esto no les sirve, llega a acuerdos que luego incumple. La respuesta del Gobierno títere de Duque y de la oligarquía ha sido arremeter contra el movimiento popular, disparando con fuego real, hasta desde helicópteros, militarizar regiones y ciudades, contratar sicarios, torturar en los centros de detención, violar y desaparecer. Nadie se salva, campesinos, obreros, indígenas, mujeres, estudiantes o vecinos que reciben una bala en su casa. En paralelo, siguiendo la estrate-

gia del palo y la zanahoria, el gobierno ha retirado el proyecto de reforma tributaria (para darle un nuevo redactado), ha aplazado la compra de cazabombarderos a los EE.UU., valorada en más de 4.000 millones de dólares y ha prometido a los estudiantes de menores recursos la gratuidad de la matrícula universitaria por un semestre. La oligarquía colombiana sigue sin entender que el problema no es que la soga apriete más o menos, el problema es quien sujeta la soga, el problema son las 200 familias que tienen Colombia como su explotación particular, con licencia para los más terribles crímenes con tal de mantener sus privilegios. El Paro Nacional es la revuelta de los más. De los más pobres, de los más masacrados, de los más olvidados. De las mayorías, del 62 % pobre. Para el lector europeo es necesario entender que el Paro pasará, como mucho conseguirá hacer caer un gobierno. La falta de una dirección revolucionaria impide que la revuelta se convierta en

insurrección, pero el acumulado que dejará será muy importante y marcará los próximos 20 años de reconstrucción del movimiento revolucionario después de la derrota que representó el fallido acuerdo de paz y la traición en el seno de las filas guerrilleras. Colombia tiene un pueblo que, a pesar de los duros golpes y la brutalidad, resiste y se levanta. Desde la primera revuelta popular de los comuneros, aún en tiempos de la colonia española, el pueblo colombiano no ha dejado de luchar y de resistir. La revuelta de los comuneros fue ahogada a cuchillo después de que la Iglesia y los españoles llegaran a un acuerdo para eliminar unos impuestos abusivos: una vez depuestas las armas, los sublevados fueron apresados y ejecutados y los impuestos vueltos a decretar. Este guion se ha repetido demasiadas veces en los últimos 200 años. Con las guerrillas liberales, con los indígenas, con el campesinado, con las antiguas FARC-EP. El pueblo no olvida.

MARCHANDO POR LA LIBERTAD DEL SÁHARA E TERESA PANTOJA

l Sáhara es la última colonia de África, así lo declaraba el presidente Brahim Ghali el pasado 16 de febrero en su discurso ante las Naciones Unidas, intervención en la que denunciaba las sistemáticas violaciones de derechos humanos que el gobierno de Marruecos comete contra el pueblo saharaui en las zonas ocupadas. La República Árabe Saharaui lleva décadas esperando una solución pacífica, durante las que el gobierno del monarca alauita ha torturado y asesinado como se hace en tiempos de barbarie capitalista: con impunidad.

En estos días, el gobierno de Sánchez, continuador de la política servil con respecto a Marruecos, cómplice silencioso de las agresiones al pueblo saharaui, apaga la ira del monarca alauita por la atención médica prestada a un dirigente saharaui regalándole 30.000.000 de euros de nuestras arcas públicas. El 20 de Mayo comienza la marcha por la libertad del pueblo saharaui, desde diferentes territorios saldrán columnas que tendrán su llegada el día 19 de junio a Ma-

drid, donde se celebrará un acto con todas las columnas que han participado.

ilegalmente los recursos saharauis a través de acuerdos con filiales de la potencia ocupante.

Las marchas denuncian los crímenes de lesa humanidad que el gobierno de Marruecos ha cometido contra el pueblo saharaui en los territorios ocupados, así como la represión violenta y el hostigamiento con que el aparato represor marroquí trata a dirigentes, periodistas y representantes del pueblo saharaui.

Caladeros marítimos, minas de fosfatos, reservas de gas son el origen del enriquecimiento del monarca marroquí y de empresas, muchas de ellas españolas, que violan leyes internacionales mediante argucias de todo tipo.

Continúa siendo de gravedad extrema la situación de Sultana Khaya, que ya perdió un ojo en 2007 a consecuencia de los golpes recibidos de la policía marroquí y que sufre arresto domiciliario desde Noviembre de 2020. El pasado 12 de mayo, denunció que un grupo paramilitar entró por la fuerza en su domicilio, golpearon a las tres mujeres que se encontraban allí y violaron con palos y tubos a las dos hermanas Khaya. La violencia del aparato represor marroquí no tiene límites. Las marchas por la libertad del pueblo saharaui también reclaman se detengan las actividades de las empresas españolas que saquean

El gobierno de Marruecos mantiene una vieja y estrecha alianza con el imperialismo norteamericano, proveedor de las armas que utiliza contra el pueblo saharaui. En 2020 Marruecos compró a las empresas bélicas estadounidenses armas por valor de mil millones de dólares,

firmando la colaboración para los próximos 10 años con el objetivo de convertir Marruecos en la mayor potencia militar de África. En Marzo, EE.UU. y Marruecos realizaron maniobras militares en aguas próximas a Canarias, vigiladas por el CAOC (Centro de Operaciones Aéreas Combinadas), situado en un protegido búnker de la base de la OTAN en Torrejón de Ardoz (Madrid). Entre los destructores que participaron estaba el USS Porter, un buque de misiles guiados que tiene su base en Rota (Cádiz). El gobierno de España, fiel cumplidor de su papel de lacayo, silenció unas maniobras que se acercaron peligrosamente a las

costas canarias y que pusieron en riesgo la aviación comercial, ya que se realizaron en un corredor aéreo utilizado para las rutas entre Canarias y Europa y entraron dentro del espacio aéreo español. Entre el 7 y el 18 de junio Marruecos y EE.UU. vuelven ha realizar las maniobras militares African Lion (terrestres, aéreas y marítimas) en esta ocasión con un elemento provocador: incluyen en las operaciones territorios del Sáhara Occidental, la ciudad de Mahbes, que se encuentra en la parte del Sáhara más cercana a los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf, persiguen obligar al Frente Polisario a retroceder en sus posiciones. Desde las tribunas que en los próximos días facilitará la marcha por la libertad del pueblo saharaui debemos exigir el fin de la complicidad del gobierno de Sánchez con representantes de criminales gobiernos como el de Mohamed VI, basta de monarquías corruptas y bélicas, defendamos el derecho del pueblo saharaui a ser libre y soberano.


10 Unidad y Lucha

Junio 2021

Movimiento Obrero

ACTUAL MODELO SINDICAL EN EL ESTADO ESPAÑOL ARTURO M.

E

l panorama del sindicalismo en el Estado español es, ciertamente, bastante desolador, un movimiento obrero atomizado y dividido en múltiples sindicatos hace que nos veamos en una difícil tesitura para dar una respuesta ante la reacción que está llevando a cabo la patronal contra los derechos de los trabajadores. Tras 10 años de crisis capitalista vemos ante nuestros ojos cómo se tumban derechos que han costado mucho sacrificio conseguir.

ción, supone la pérdida de muchos de los derechos conquistados en la historia de lucha del movimiento obrero en el Estado español. A esto tenemos que sumarle algunas consecuencias de gran importancia: la múltiple división sindical, la pérdida de confianza de amplios sectores de la clase obrera en el sindicalismo y el desamparo al que quedan miles de trabajadores ante los ataques patronales.

Para situarnos de por qué se ha llegado a esta situación hay que remontarse a un pasado más bien reciente. Los Pactos de la Moncloa que firmaron las grandes centrales sindicales CC.OO. y UGT supusieron la claudicación y el abandono de la idea clave que supone la organización y la movilización para conquistar nuestros derechos.

Dependientes de una cúpula sindical que negocia, firma y acata todos los convenios que ofrece la patronal, que ceden ante los ERE y ERTE, que callan ante la reformas laborales ofreciendo una respuesta testimonial ante ello y que cierran los ojos ante los abusos que se están cometiendo cada día en los centros de trabajo. Los convenios se convierten en papel mojado y por consiguiente va desapareciendo la negociación colectiva.

un lado quedan las grandes centrales sindicales, las cuales no ofrecen una alternativa a la clase trabajadora para contrarrestar esta pérdida de derechos laborales, ya que con una “aristocracia obrera” enquistada en sus cúpulas, alejada totalmente de la realidad que vive día a día la clase obrera en sus centros de trabajo y que además compadrea con la patronal, acaba acatando todo lo que piden con el consiguiente empeoramiento de los derechos del conjunto de la clase obrera. Aunque si bien es cierto que en sus bases existen verdaderas obreras y obreros luchadores, cuando estalla el conflicto, la mayoría acaban siendo vendidos por las cúpulas que son quien realmente negocian por arriba con la patronal. Por lo tanto, acaban relegando la opinión y decisión de las plantillas a un segundo plano, generando frustración a estos sindicalistas y el conjunto de plantillas luchadoras.

El abandono del sindicalismo de clase y confrontación con la patronal, basado únicamente en el diálogo social y la negocia-

El resultado de todo esto es la división y atomización del movimiento obrero en múltiples organizaciones sindicales. Por

Por otro lado nos encontramos con una infinidad de siglas de organizaciones sindicales, que si bien muchas de ellas practi-

can un verdadero sindicalismo de clase, no se consigue la fuerza y organización suficiente como para hacer frente a la ofensiva contra los derechos de los trabajadores. Muchas veces, encerradas en su corporativismo, alegándose la alternativa y la falta de solidaridad entre las mismas, no ofrece una solución real para salvar el problema de unidad y lucha que atraviesa ahora mismo el movimiento obrero. Cada día que pasa, el capitalismo aprieta el cada vez más mermado cinturón de la clase obrera. No hay otra salida, hoy más que nunca la realidad marca el camino a la unidad, hay que alejarse de los egos y abrir la puerta a trabajar codo con codo la clase obrera organizada, independientemente del sindicato en el que se esté, unir las fuerzas para golpear juntos como un puño y poder resistir de una manera efectiva a los embates antiobreros que el sistema capitalista asesta al conjunto de la clase obrera.

El concepto de “unidad de acción sindical”, en el sentido de cómo debemos entender esa tarea la militancia comunista F. J. FERRER

D

ecíamos en un artículo publicado en este mismo órgano, en diciembre de 2019, que abordar el tema de la unidad sindical no resulta una tarea fácil1. No obstante, la tarea de conseguir que, ante las agresiones constantes del capital la clase obrera presente un frente lo más unitario y firme posible, sí es susceptible de ser llevada a cabo con éxito si tenemos claro lo que significa la “unidad de acción sindical”. Esto no significa que sea una tarea fácil, solo significa que es posible.

conseguido llevar a la clase obrera a una situación de derrota, encauzando toda lucha bajo la premisa de la “paz social”, el “pacto” o su desarrollo dentro del marco de las insti-

Para llevar a cabo, pues, esta tarea, la militancia comunista, asumiendo la responsabilidad de ayudar a reunificar el movimiento obrero, ha de participar activamente en sindicatos de clase2, luchando siempre por conseguir la unidad de acción necesaria para la consecución a corto, medio y largo plazo, de los intereses de la clase obrera. Indudablemente, estas tareas no pueden ser llevadas a cabo desde posicionamientos sectarios o doctrinarios, tampoco desde fuera del seno de la propia clase obrera.

tuciones que la misma burguesía ha creado para consolidar su sistema de explotación y dominio.

De la misma forma, tampoco debemos caer en posiciones corporativistas ni dejarnos arrastrar por modelos sindicales que solo han

El trabajo directo y constante con la clase trabajadora es un requisito indispensable para llevarles nuestras posiciones y elevar su nivel de

conciencia. Esto requiere tiempo y una buena dosis de paciencia, sabiendo que algunas veces seremos oídos y otras no. Pero lo que sí es seguro es que si persistimos,

si nos mostramos firmes en nuestros principios y no nos damos por vencidos, al final, nuestro trabajo y mensaje irá calando en el colectivo obrero donde nos movemos e iremos ganando influencia en él. La práctica diaria nos demuestra que esto es así.

Ahora bien, no toda “unidad” nos vale. Desde posicionamientos pequeño-burgueses o de la aristocracia obrera, por ejemplo, nos pueden llegar llamamientos a que unamos fuerzas al objeto de obtener unas supuestas mejoras. No nos dejemos engañar. Estaos llamadas son realizadas con ella fin de que nos arrastren a la charca donde se encuentran, una charca pestilente donde la colaboración entre clases -como si ello fuese posible en el capitalismo- ha suplantado a la lucha de clases, donde el pacto social ha sustituido a la enérgica lucha del movimiento obrero y donde, por unas miserables migajas, han vendido sus principios, si alguna vez los tuvieron. No, ese tipo de unidad no puede valernos ni puede valerle a la clase obrera. La unidad que se necesita es la unidad de acción proveniente de la acción consciente de la vanguardia del proletariado con laos y loas comunistas a la cabeza que, dejando de lado las distintas siglas sindicales,

ha optado por unificar el escenario de las luchas, agrupando fuerzas y pasando de las reivindicaciones más inmediatas a aquellas que traspasan el limitado marco laboral para convertirse en reivindicaciones políticas de clase. Para ello, la firmeza en los principios y la flexibilidad en las cuestiones tácticas, se convierten en elementos indispensables para el logro de esa deseada unidad de acción. Unido al trabajo que la militancia comunista han de desarrollar en el seno de los sindicatos, debemos situar a los Comités para la Unidad Obrera, herramienta indispensable para dotar a la clase obrera de una organización propia e independiente que le permita intervenir, desde una posición clasista, no solo en cualquier conflicto, sino ante cualquier situación que afecte al proletariado. 1. https://www.unidadylucha. es/ index.php?option=com_ tent&view=article&id=3679:unasola-clase-una-sola-lucha2&catid=15&Itemid=106 2. No se trata aquí la necesidad de las células en las empresas, que debe ser objeto de exposición aparte aunque está íntimamente ligada a la cuestión de la unidad de acción sindical.


Unidad y Lucha 11

Junio 2021

Movimiento Obrero

CUANDO EL 1 DE MAYO SE INSTITUCIONALIZA

N VICENT

o debería ser complejo valorar lo que debe hacer una organización sindical el día de la clase obrera, en ese día que mundialmente conmemora la lucha con huelgas y muertos por la jornada de 8 horas hace más de 135 años, cuando en la actualidad, en muchas empresas se siguen trabajando más horas sin cobrarlas ni cotizarlas. No debería ser complicado valorar qué hacer, cuando las reformas laborales por las que se convocaron huelgas generales siguen vigentes. Debería estar clara la posición sindical frente a los masivos despidos en las empresas con altísimos beneficios que además han

sido saneadas con dinero público. Tampoco debería haber discusión sobre la defensa del sistema público de pensiones frente a los ataques del sector financiero, tratando de endurecer las condiciones de acceso a la jubilación con la pretensión de hacerse con parte del negocio. Pero un año de pandemia lo complica todo y hemos pasado de aplaudir en nuestros balcones a los servicios esenciales, muchos de ellos públicos, limpieza, transportes, administración, sanidad… a estar hartos de los ERTE, ERE y demás miserias, pues cuando no hay estrategia en la dirección de los Sindicatos mayoritarios, ni los objetivos son claros y compartidos por la clase obrera, se puede caer

en la ratonera institucional, dejando atrás a la clase obrera que lucha. Se llevaban años donde las manifestaciones del 1 de Mayo, salvo honrosas excepciones, eran procesiones, la reivindicación no estaba presente salvo en la pancarta de cabecera, Primeros de Mayo en los que no había casi carteles en las calles y los que estaban eran de partidos, como el PCPE. Las manifestaciones eran la antesala de una fiesta para los afiliados. El año 2020 no hubo MANIFESTACIÓN del 1 de Mayo, pese a que algunas organizaciones lo intentamos, en todo caso, tenía explicación. Por eso, y porque la situación de la clase obrera es cada día más compleja, con miles de falsos autónomos, cantidad de juventud sin empleo o en condiciones de semiesclavitud, con un alto porcentaje de mujeres subempleadas, es necesario estar en la calle, exigiendo a los gobiernos políticas sociales. Esa es la función de los sindicatos, negociar, presionar y acordar en defensa exclusiva de los intereses de la clase trabajadora. Cuando una de las patas como es la presión, se olvida, lo que tenemos es el PACTO SOCIAL, donde para

evitar la presión alcanzamos un acuerdo de estabilidad política con la eterna justificación del mal menor. El Sindicalismo mayoritario e institucional en el Estado español ha optado por el PACTO aún sin acuerdo, dan estabilidad a cambio de promesas que pasados los años siguen sin cumplir, porque las políticas económicas no se hacen en el Congreso, se hacen en Bruselas, y el sindicalismo todavía ni se ha internacionalizado, ni es capaz de sacar nada de las mesas de negociación si no cuenta con el apoyo de la movilización previa de la clase trabajadora. Ver cómo en los congresos de los grandes sindicatos las distintas administraciones asisten como invitados y ceden sus locales y palacios a precios de coste debería dar una pista de por dónde se cobran esos llamados pactos. Pero la foto de este Primero de Mayo no fue la de la clase obrera reclamando trabajo con derechos, sin lugar a dudas fue la de los ministros llamados progresistas paseando en grupo en la manifestación de Madrid. Ministras y Ministros que no derogan las reformas laborales

del PP y del PSOE, aunque lo hayan prometido, se manifiestan contra políticas que deberían corregir, ni a Berlanga se le hubiese ocurrido. Un gobierno que sigue desahuciando trabajadores por no poder pagar el alquiler mientras subvenciona ERTE a empresas que despiden. Un gobierno que se dice progresista, pero sigue manteniendo en prisión a raperos o independentistas por opinar, mientras ladrones y asesinos confesos están en las calles. Los Ministros orgullosos del pacto social salen a la calle el 1 de Mayo, cuando en sus carteras está la reforma del sistema de pensiones y no para mejorarlo, sino para endurecer sus condiciones. El PCPE, junto con otras diversas organizaciones políticas, sociales y algunos sindicatos de clase, no importa el tamaño, sí nos manifestamos, porque rechazamos un PACTO SOCIAL donde siempre sale perdiendo la clase obrera, la que produce, la que hace ricos a las multinacionales e inversores del IBEX, la clase obrera que necesita ese sindicalismo de clase y combativo para recuperar y ganar derechos.

Despidos en la banca:

La única salida a sus crisis es el SOCIALISMO

D

esde 2010 la banca española ha destruido más de 100.000 puestos de trabajo, de ellos más de 15.000 en plena pandemia y según palabras del presidente de la AEB, José María Roldán “aún queda ajuste para más”. Cinco bancos en régimen de oligopolio de grandes capitales bancarios controlan al estado y medios de comunicación a su servicio concentrando el 80% del mercado bancario español, CaixaBank, Santander, BBVA, Bankinter y Sabadell han declarado

MARÍA REVUELTA

en el primer trimestre del año ya la mitad de todos los ingresos que consiguieron en 2019 “no es que puedan seguir ajustando más”, es que la única salida que conocen para superar sus crisis es destruir fuerzas productivas y reducir salarios, incrementar la tasa de explotación de quienes todo lo producimos. De los más de 15.000 despidos que propone la banca, 8.291 trabajadores y trabajadoras pertenecen a CaixaBank, entidad fusionada con Bankia, con lo que el gobierno de Coalición, renuncia a recuperar los más de 60.000 millones con los que el conjunto de la clase obrera rescatamos a los bancos. El gobierno que no iba a dejar a nadie atrás, nos deja atrás a los de siempre y además nos estafa renunciando al dinero del rescate bancario y mirando hacia otro lado mientras estos mismos bancos desahucian a familias trabajadoras, incluso en estado de alarma. La única medida de este

gobierno timorato, ha sido votar en contra de la subida de los sueldos de los directivos de CaixaBank (como accionistas de un 16% a través del FROB), voto que de nada sirve ya que no hay ninguna ley que establezca un límite legal en las entidades privadas. En la crisis capitalista de 2008, se nos acusaba a la clase trabajadora de vivir por encima de nuestras posibilidades, ahora la culpa es de la pandemia, su solución la misma: destruir miles de puestos de trabajo, empeorar las condiciones laborales, más carga de trabajo y una peor atención a quienes estamos obligados a tener un número de cuenta para pagar los recibos de luz, gas, agua… cada vez con comisiones más altas y con peores servicios. El ERE de CaixaBank se traduce en el despido del 18% de la plantilla y el cierre del 27% de las oficinas. Nada nuevo bajo el sol, la oligarquía financiera está cargando sobre la clase trabajadora el mantenimiento

de sus vergonzosos beneficios. Mientras que un cajero de CaixaBank tendrá que elegir entre irse al paro con una indemnización irrisoria o continuar en su puesto con peores condiciones, a la espera del próximo ajuste que no tardará en llegar, el sueldo de Gonzalo Gortázar, Director Ejecutivo de Caixabank, fue de tres millones de euros en 2020, el de conjunto del consejo de administración siete millones, el mismo salario anual que tiene Ana Patricia Botín que también anunció el despido de casi 4000 trabajadores y trabajadoras. Somos la clase trabajadora quienes pagamos sus crisis, mientras ellos obtienen ingresos millonarios, grandes sueldos y bonus variables que en épocas de crisis solo se recortan a los y las empleadas de oficinas. No podemos olvidar que las sucesivas crisis cada vez más agresivas, son la consecuencia de la necesidad del capital de

recomponer su tasa de ganancia, su única salida es golpear con recortes, destrucción de empleo o precarización a una clase trabajadora desmovilizada y desesperanzada ante las falsas promesas de la socialdemocracia. Ante esta sangría de despidos la única alternativa es la lucha y organización, debemos reforzar el sindicalismo de clase y combativo, los Comités para la Unidad Obrera, las organizaciones obreras y populares, convertirnos en sujeto protagonista de la historia, solo el pueblo organizado salva al pueblo, nada podemos esperar dentro de este sistema, nada más que seguir pagando sus crisis. Una misma clase, una misma lucha. Por la nacionalización de los sectores estratégicos, principalmente la banca.


12 Unidad y Lucha

Junio 2021

Juventud

10 AÑOS DE CASAS DE APUESTAS

E

ÁLVARO RIPOLL

l 27 de mayo se cumplen 10 años desde la aprobación de la ley del juego; ley que dio vía libre a la multiplicación de salas de juego y casas de apuestas por todos nuestros barrios.

renovar las licencias. Incluso a veces, las medidas sanitarias hacían cerrar los bares pero no las casas de apuestas. Las promesas del gobierno, con el ministro de Izquierda Unida a la cabeza, nuevamente se quedaron en ligeros cambios para no molestar demasiado a la patronal.

En estos diez años no han parado de extenderse, llenando los medios de su publicidad, los barrios de sus locales y a la juventud de problemas con el juego, las apuestas y la ludopatía.

Negamos la concepción de un “ocio alternativo” o un “ocio digno”, pues esto supondría asumir que la drogadicción y la ludopatía son formas de ocio. Son solo alienación y robo a nuestra clase. Por supuesto, es nuestro deber defender el ocio en los barrios como un derecho de la clase obrera.

Aunque el año pasado el juego presencial bajó por el confinamiento, el juego online facturó 850 millones, creciendo un 14% respecto al año anterior. Este último año hemos seguido viendo abrir nuevos locales y

La lacra de las apuestas

silencia y doblega a una juventud de extracción obrera y popular precaria, que parece encontrarse en un callejón sin salida; pero no es cierto, hay futuro para la juventud de la clase obrera. Apostamos por la confrontación directa contra el problema, sin tibieza, medias tintas, ni salidas que eluden el problema de base, y por el fortalecimiento de un tejido social en disposición de luchar y capaz de proponer un nuevo modelo de sociedad que sitúe en su eje central sus propios intereses: los de la clase obrera y los sectores populares.

Es tiempo de lucha. Únete

Discurso de la Juventud Comunista de los Pueblos de España en el cierre de Campaña de las elecciones madrileñas

Muy buenas compañeros.

JULIO HERNÁNDEZ

tardes

compañeras,

Es hoy sábado primero de mayo cuando hacemos este acto, día de la clase trabajadora; mañana domingo será dos de mayo, fiesta de la comunidad de Madrid; y pasado será un lunes festivo en el calendario laboral. Nos toca recordar especialmente a un sector muy importante de la juventud trabajadora. Al sector de la juventud que hoy no ha podido venir a la manifestación ni a este acto, porque hoy, mañana y pasado, días festivos, les tocará despertarse a las siete, a las seis o a las ocho de la mañana para acudir a su puesto de trabajo. Días festivos en los que la juventud trabajadora se despertará para abrir un Zara, un Carrefour Exprés o lo que le toque. Esta campaña electoral, y en general todo el clima político reciente, ha girado en torno a un concepto puesto sobre la mesa por la presidenta de la Comunidad de Madrid: el concepto de libertad. ¿De qué libertad nos hablan a la juventud trabajadora si un domingo festivo tenemos la obligación de madrugar para acudir a trabajar? ¿De qué libertad nos hablan a esa juventud que hemos emigrado desde todas las partes del estado español y del mundo a Madrid, a buscar un trabajo y un futuro? Una juventud que dejamos atrás a nuestras parejas, nuestras familias, nuestras amistades, nuestra tierra y nuestro hogar. Una juventud que lo dejamos todo atrás. ¿De qué libertad nos hablan? ¿La libertad de vender nuestra vida y nuestro tiempo donde el capital nos obliga? Eso no es libertad para la clase trabajadora, eso es libertad para los explotadores. Es libertad para los explotadores que viven de nuestro sudor, que viven de nuestro trabajo, mientras nos llaman vagos y mantenidos por acudir a una cola a por comida, porque nuestros salarios no cubren el coste de la vida. Nos llaman vagos y mantenidos cuando somos

quienes les mantenemos y son ellos quienes viven en sus urbanizaciones y residenciales sin dar nada a la sociedad. Hablamos de esos caseros y propietarios de viviendas que, por alquilar un trastero de quince metros cuadrados, ingresa más al mes que muchos trabajadores. Esos empresarios que no dan un palo al agua, y esto hay que decirlo altísimo, empresarios que no valen para nada y que sin nuestra fuerza de trabajo mañana estarían muertos de hambre. Esos empresarios que nos roban. Esos ejecutivos de empresas que se llevan millones de nuestro trabajo, que llevan comisiones millonarias sin ni siquiera aparecer por el puesto de trabajo. Esa es la gente que nos llama vagos y mantenidos. Durante esta campaña también hemos visto como la presidenta de la Comunidad de Madrid ha tenido la asquerosa valentía de decir que quienes estaban en las colas del hambre, eran mantenidas del sistema. La misma Comunidad de Madrid que ha perseguido y criminalizado a las despensas solidarias que dan de comer a miles de familias en la Comunidad de Madrid. Despensas solidarias que son mantenidas y sustentadas por la voluntad, por la militancia, por el compromiso y por la organización de la juventud trabajadora en los barrios. Una juventud trabajadora que se organiza, y que mientras la socialdemocracia, mientras Unidas Podemos y el PSOE venden y traicionan a la clase obrera con falsas promesas, la juventud responde. Ahí estaba la juventud en el Espacio Vecinal de Arganzuela o la casa de la Cultura de Chamberí, que hace unos días la comunidad de Madrid mandó cerrar. Ahí estaba la juventud manteniendo despensas solidarias, mientras la Comunidad las perseguía y nos impedía hacer la actividad con normalidad, pero luego la Comunidad de Madrid tenía la poca vergüenza de derivar familias necesitadas a las despensas solidarias. Eso lo hemos visto. Hemos visto cómo los

servicios sociales de la Comunidad de Madrid han enviado gente a las despensas solidarias a la vez que nos perseguían, nos amenazaban con inspecciones, mientras nos cerraban y expulsaban de espacios. Este es el contexto en el que desarrollamos nuestra actividad la juventud combativa: en el contexto de una continua criminalización. Una criminalización como la que vemos en cualquier movilización, como por ejemplo el 20 de marzo, donde una manifestación por nuestras libertades democráticas y de expresión es recibida con un despliegue de más de mil antidisturbios. El supuesto gobierno más progresista de la historia es el mismo que nos impide salir en manifestación, nos rodea en una plaza y nos obliga a identificarnos

a todas las personas que estábamos en la manifestación. En este contexto, en el que la socialdemocracia nos vende, nos persigue y nos traiciona, mientras la derecha con su asqueroso discurso que no merece ni ser comentado, nos divide, nos ataca y nos insulta; no nos queda otra salida que la de la hacer avanzar las posiciones de lucha de la juventud obrera. Aunar en la unidad de actuación frente a los enemigos comunes. Unificar las luchas vecinales con las obreras y las estudiantiles, saldar nuestras diferencias en la lucha, no en la distancia. El capitalismo viene a golpearnos fuerte, pero el futuro pertenece a la clase obrera. Madrid 1 de mayo de 2021”


Unidad y Lucha 13

Junio 2021

Vida de Partido

SE DISTRIBUYEN LOS ESTATUTOS Y TESIS POLÍTICAS APROBADAS POR XI CONGRESO PCPE REDACCIÓN UYL

L

a organización del Partido en Madrid, consciente de que nuestra intervención en la campaña electoral posibilitaría que nuestras propuestas y reivindicaciones llegaran al conjunto del pueblo trabajador, asumió como objetivo fundamental participar en esta convocatoria el 4 de Junio. La Editorial Unidad y Lucha publica este mes el Propuesta Comunista nº 79, que contiene las Tesis Políticas que fueron aprobadas por el XI Congreso del PCPE los días 2, 3, 4, 10 y 11 de octubre de 2020, con el lema: “El Partido para el Poder Obrero y la Revolución”. Las tesis centrales que se sitúan en el documento, y sobre las que pivota

la intervención del PCPE y la JCPE, son: 1- El capitalismo es un sistema agotado históricamente, las condiciones materiales y de desarrollo técnico-productivo están dadas a nivel internacional para el tránsito a la sociedad socialista y, posteriormente, al comunismo. Es urgente la creación de un Frente Mundial Antiimperialista como alianza contra el capitalismo en guerra y crisis general. 2- República Socialista de carácter confederal, con la clase obrera como clase nacional en el poder, como única alternativa frente al modelo reaccionario del bloque oligárquico-burgués en España. 3- Hacer del PCPE la fuerza deter-

minante para la lucha de clases en España, a través de una militancia radical, constante, modesta, a la ofensiva, en contacto con las masas y con una elevada ética revolucionaria. La lucha de masas como pilar fundamental del trabajo del Partido. Con ello se dispone de un material con el que la militancia comunista del PCPE y la JCPE, debemos empezar a organizar el trabajo para su explicación y difusión entre los colectivos obreros, vecinales y demás compañeros y compañeras de distintos frentes de trabajo con quienes se comparten luchas, para saber trasladar la propuesta política del Partido ante la agudización de la lucha de clases y las terribles condiciones que afronta la clase trabajadora.

Así como las Tesis son el reflejo externo de la propuesta política del Partido, los Estatutos, que también han sido editados y serán distribuidos a nuestra militancia, representan el cuerpo sobre el que se estructura y organiza nuestro Partido a nivel interno, como herramienta al servicio de la revolución. Los Estatutos deben ser estudiados y manejados de forma permanente, de cara a la vida interna de nuestro Partido, y son un documento únicamente de carácter interno militante. Estas Tesis podrán ser adquiridas de forma pública contactando con el Partido a través de su militancia y

sus medios web, informativos y redes sociales. No así los estatutos, que únicamente tienen un carácter interno. Ambos materiales son los documentos de elaboración colectiva de más alto valor para la militancia comunista. Por ello deben ser tratados como tal, siendo adquiridos por cada militante, estudiados de forma individual y colectiva y llevadas a la práctica en la intervención del Partido, así como para su aplicación práctica en la realidad concreta de cada célula. ¡A las masas, camaradas!

IV PLENO DEL CC

C

REDACCIÓN UYL

on la experiencia acumulada a lo largo de los 31 años transcurridos desde la publicación del primer número de Propuesta Comunista allá por 1990, tras la realización de nuestro XI Congreso y con el compromiso inequívoco del CC, rápidamente iniciamos una nueva etapa en nuestra política de publicaciones.

Realizado vía telemática, el máximo órgano de dirección del PCPE analizó la crisis estructural del capitalismo, cuyos elementos principales ya existian antes de la crisis sanitaria de la Covid-19, pero que ésta ha acelerado y agravado. Una de las principales conclusiones de dicho análisis sitúa que la aceleración de determinados cambios, puede estar preparando el escenario de un nuevo proceso de acumulación que, como suma de cambios cuantitativos, provoque un cambio cualitativo sustancial en el proceso de reproducción ampliada del capital reorganizando las cadenas de valor ya existentes y abriendo otras nuevas. Ante este escenario el reto de las organizaciones comunistas es disponer de un programa táctico y estratégico de alianzas que nos permita influir como una fuerza determinante. La batalla resumida en la consigna Socialismo o barbarie no es retórica, tiene un carácter eminentemente práctico, de ejercicio de dirección política, que permita madurar en la conciencia de las amplias masas obreras y populares la factibilidad del cambio revolucionario. La tarea del destacamento comunista es empujar hacia adelante la capacidad de organización y conciencia de las masas obreras y populares como protagonistas inequívocas del proceso revolucionario. Y habrá de hacerse confrontando con la socialdemocracia política y social, incapaz de desarrollar sus propias promesas electorales, y que no representa una alternativa diferente. En lo concreto los ejes de lucha y articulación de la respuesta popular para el próximo periodo fueron: •

Continuar con el trabajo aprobado en torno a la lucha por la III República.

Proponer el desarrollo de una amplia Plataforma de rechazo a los planes de ajuste impuestos por el Fondo de Recuperación Europeo. Haciendo un llamado a sumar esfuerzos en un ámbito estatal de denuncia, bajo unos mínimos comunes y que cuestione no sólo dichos planes sino la pertenencia de España a la UE y al €.

Combate por la puesta en marcha de un Plan Urgente de Emergencia Social con unos puntos programáticos referenciales desde los que organizar al conjunto del pueblo trabajador afectado por la crisis capitalista.

Esa es la tarea para los y las comunistas en la que estaremos trabajando en este momento histórico donde la única opción liberadora para la clase obrera y los sectores populares es desarrollar la lucha de clases y poner contra las cuerdas al decadente poder burgués.


14 Unidad y Lucha

Junio 2021

Deportes

SUPERLIGA:

LA OLIGARQUÍA SIEMPRE JUEGA EN FUERA DE JUEGO VICTOR LUCAS

O

tra vez la retórica, la demagogia, la mentira y la traición se apoderan del deporte más popular en España. Hemos asistido atónitos a una manipulación grosera de lo que pretendía ser un proyecto para enriquecer a los ricos y ningunear y orillar a los pobres, ¡nos suena, ¿verdad?!; lo cotidiano, lo normal, lo habitual, lo de todos los días en todos los frentes. El relato de lo acontecido podría comenzar con una famosa frase de El Padrino, cuando Don Vito recibe a uno de sus subordinados y le dice al oído: “Voy a hacerte una oferta que no me podrás rechazar”. Comenzamos, por tanto, el guión situando a los actores en el mundo del Hampa, donde se mueven con una jerarquía y protocolos establecidos a través de la imposición por la fuerza, pero sin ninguna nota escrita, sin ningún documento que los delate. El fútbol, como deporte popular, ha sido robado por los presidentes y sus juntas directivas que, al socaire del negocio, han acudido en masa para dirigir los clubs, manipular a través de los estatutos, para convertirlos en herramientas de acaparación, acumulación y centralización del capital que ellos poseen y representan indirectamente. Todo el mundo sabe lo que es Florentino Pérez en el mundo de la oligarquía; todo el mundo sabe qué significaba Núñez en el Barça; Jesús Gil en el Atlético de Madrid; todos relacionados con el negocio de la

construcción, del ladrillo, de la especulación, de la corrupción; alguno más prudente, otros más alocados y escandalosos. Todos los clubs de fútbol disponían de estructuras asimiladas a sociedades deportivas sin ánimo de lucro, pero con la llegada de

las televisiones de pago que uno de los gobiernos de Felipe González (F.G.) impulsó, produjo un cambio sustancial tanto en el usuario (el aficionado) como en los componentes de las direcciones de los clubs. Aparecieron mediadores (Canal +) que utilizaban a plataformas (Movistar) que habían surgido en la borrachera de privatizaciones (Telefónica) que el “socialista” F.G. había generado para canalizar aquella máxima de propaganda liberal que tanto eco tuvo en su día: “España es el país dónde más rápido y posible puede hacerse uno rico”. El fútbol, como deporte de masas, siempre ha tenido un componente

sociológico popular que también servía al bloque dominante para utilizarlo como adormidera en los grandes conflictos que la lucha de clases provocaba. Pero, como todo deporte, es un juego y caprichosamente, a veces entra la pelota, pero otras veces, no, y provoca enaltecimiento de los sentimien-

tos positivos y negativos. Para sofocar tal contradicción, los nuevos dirigentes toman las medidas para intentar minimizar esos riesgos, pero entran en una espiral que no se detiene y que no tiene salida. Así, aumentan los presupuestos para comprar a los mejores jugadores; estos cobran unas cantidades que salen de la lógica del mercado laboral. Se generan deudas imposibles de gestionar y, evidentemente, de pagar; impagos a la Seguridad Social; masivas manifestaciones de aficionados perdedores; solicitud a los ayuntamientos para que ayuden a los clubs locales para evitar su desaparición,... Toda una retahíla

Suscríbete

a la

de acontecimientos que entran de lleno en el campo de la alienación y del control de la conciencia colectiva, arma trabajada en departamentos especializados de los estados. Es así que estalla la crisis de sobreproducción del capitalismo

en 2008 que tiene una naturaleza general y que se desarrolla con una marcada caída de la tasa de ganancia. La libertad de los capitales hace que asomen los petrodólares para comprar equipos que tienen un nombre en el mercado futbolístico por sus éxitos deportivos en algún momento de su dilatada existencia. Pero, ni incluso con estos capitales, se asegura la viabilidad económica y financiera, y menos con la aplicación de medidas sanitarias que prohíben la asistencia de los aficionados a los estadios. Agobiados por deudas e incapaces de generar nuevos recursos a través de los ingresos clásicos, se

prensa

produce la presentación de la SUPERLIGA con el amparo de 12 iniciales clubs que tienen previsto la incorporación de otros hasta completar la veintena de equipos, con una competición cerrada que generaría monstruosos ingresos. Esconde el proyecto presentado la elitización de un deporte como el fútbol que va a tener dos multinacionales de la comunicación como gestores exclusivos de este proyecto que ha unido a distinguidos miembros de la oligarquía de Reino Unido, Francia, Alemania, Italia y España. Neflix y Amazon acarrearían con esa gestión. Sin pelos en la lengua, aseguró el presentador/dinamizador Florentino Pérez que la situación financiera de la mayoría de equipos conducía a su desaparición, y lo hacía a través de un discurso lleno de demagogia y populismo, recurriendo al “en beneficio del fútbol y de los aficionados”. Pero, ¿cómo no?, las huestes mafiosas de los propietarios de las competiciones nacionales (la Premier, la Liga, la Bundesliga, el Calcio) contraatacan movilizando a sus fuerzas vivas (los hooligans) y consiguen detener el proyecto sectario (el VAR ha trazado la línea pillándoles en órsay) Se acaba el primer capítulo, ha terminado una batalla, pero la guerra continuará con nuevos métodos de intervención. Se seguirá persistiendo, no tienen otro camino. Mentiras en la defensa, trampas en el centro del campo y faltas en ataque constituirán el dibujo escogido, y ¿el árbitro?..., Montesquieu ha sido comprado.

revolucionaria

Suscripción anual a:

UNIDAD Y LUCHA (11 números al año) España 10 euros, Europa 16 euros, PROPUESTA COMUNISTA, revista política del PCPE (3 números/año) España 20 €, Orden de domiciliación bancaria: Nombre del titular Ciudad CP

DNI Provincia

Datos de la cuenta donde se quieren cargar las cuotas: Entidad Giro postal o ingreso en cuenta: ES09 2100 4426 1702 0021 2001 Entidad Bancaria: Caixa Bank

resto del mundo 22 euros. resto del mundo 25 €, suscripción de ayuda 30 €

Dirección Teléfono Oficina DC

Email Nº de Cuenta

Enviar a PCPE:

C/ Mendívil nº33B Bajo 28.038 Madrid


Unidad y Lucha 15

Junio 2021

Cultura Travelling ROSEBUD

D

esde que Akira Kurosawa (1910-1998) tuvo conocimiento en sus inicios como cineasta del libro autobiográfico, Dersú Uzalà, del naturalista y explorador ruso Vladímir Arseniev (1872-1930), el gran director japonés quiso adaptarlo inmediatamente al cine. Si no lo hizo en aquel momento fue por no disponer de la financiación necesaria para ello. Por tanto hubo de pasar bastante tiempo, pero sobre todo que se produjeran dos acontecimientos personales de gran trascendencia, para que aquel ansiado deseo se convirtiera en realidad. Uno de los sucesos ocurrió en 1970 con la caída en depresión e intento de suicidio del genial artista tras el tremendo fracaso de su única incursión en Hollywood con la coproducción norteamericana-japonesa “Tora! Tora! Tora!”, un filme sobre el bombardeo japonés de Pearl Harbor, y el otro acontecimiento, igualmente significativo, consistió en ver cumplidos sus deseos de poder rodar una película en la URSS. Así, en 1975, y después de un lustro de inactividad, Akira Kurosawa dio la primera vuelta de manivela a una de las películas más bellas y emotivas jamás filmadas sobre la amistad y el respeto a la naturaleza.

DERSÚ UZALÀ (excelente Yuri Solomin ), jefe de un destacamento militar dedicado a la medición de terrenos en la taiga siberiana, y el cazador del pueblo nanái, Dersú Uzalà (impresionante Maxime Munzuk), quien, conociendo el vasto territorio como la palma de su mano, se convertirá en guía del intrépido grupo expedicionario. Circunstancia que cambiará profunda y definitivamente las vidas de las dos personas. La del capitán Arseniev, asumiendo las enseñanzas animistas de Dersú, quien considera la naturaleza, su flora y su fauna, como “gente” dotada de movimiento y consciencia propia con la que hay que mantener una relación de igual a igual sin intentar imponerse, y la vida del denodado y afable cazador, a partir de la sincera amistad que particularmente le deparan el cartógrafo militar y su afectuosa familia. Especialmente cuando Dersú constata en sus propias carnes el paso del tiempo. Consideraciones que el director de “Rashomon” pone en escena con brío y lucidez no exentos de lirismo en secuencias donde la inteligencia del ser humano es puesta a prueba constantemente por la versatilidad de la naturaleza. En definitiva una obra maestra, hoy en Blu-ray remasterizado, ganadora, entre otros premios, del Oscar a la mejor película extranjera, del Gran premio del Festival de Moscú 1975 y merecedora de ser proyectada en centros educativos por su fuerza narrativa y su total vigencia ecológica.

De total vigencia La cinta, producida por Mosfilm , la mayor productora de la Unión Soviética y responsable durante su existencia de más de 3.000 películas, entre ellas las de maestros como Eisenstein, Pudovkin o Tarkovski, cuenta la historia real del entrañable e indeleble encuentro entre 1902 y 1907 del ya mencionado capitán Vladímir Arseniev

HISTORIA DE UNA ESCALERA

Literatura imprescindible

MIGUEL ÁNGEL ROJAS

L

a cinematografía primero y las series después, han hundido el arte dramático. En realidad para el capitalismo en decadencia en su fase decrépita el teatro no genera beneficios por lo que ha sido condenado a muerte por inanición. Se hace necesario recuperar el teatro como ágora que rompa los hechizos virtuales que nos avasallan. El contacto humano en vivo tras la pandemia y los confinamientos puede adquirir un nuevo impulso ante el hartazgo de la omnipresencia de las pantallas. Buena iniciativa sería promocionar el teatro fuera de los hemiciclos cerrados y convertir en ágora espacios para escenificar como recurso de lucha ideológica al modo del auge actual del sketch y performance en protestas en la calle, teatro para barrios, centros de trabajo y centros de estudio. La obra teatral “historia de una escalera” de Antonio Buero Vallejo es sin duda la obra clásica del teatro español de la segunda mitad del siglo XX. Había obtenido en 1949 el premio Lópe de Vega. Hoy cobra actualidad la metáfora que representa la escalera del vecindario en plena penuria de posguerra en los tiempos más cruentos de la autarquía franquista. En la obra

existe la contraposición entre el personaje de Fernando que representa la mentalidad, dígase ideología, reaccionaria individualista , el personaje piensa que puede forjarse un porvenir arrastrándose y trepando por las enredaderas del mundo cruel como un auténtico rastrero insolidario y egoísta; por otro lado, Urbano, un trabajador reivindicativo con conciencia de clase y sentido de la solidaridad. Una disyuntiva totalmente actual. Una obra con una vigencia impresionante: precariedad, vidas desahuciadas, incomunicación, la ideología del sálvese quien pueda, la supervivencia y la penuria en un mundo falaz de falsas ilusiones.La solidaridad vencerá a la ley de la selva.

Ficha de Formación APUNTES DEL ARTÍCULO DE CIRO MESA

“MARX Y EL CAPITALISMO TECNOLÓGICO” (I)

L

a conformación tecnológica del mundo actual es esencialmente capitalista. Frente al discurso saludando la aparición de una “nueva” economía de plataforma, de “malla”, etc., los resultados recientes de la llamada “revolución microelectrónica” son desarrollados e implantados como técnicas del proceso de valor, como capital fijo. Se producen los desarrollos técnicos para el proceso de valoración y sirven para el dominio del capital y en ellos se prolonga el fetichismo y la alienación constitutivos de la totalidad antagonista de la sociedad capitalista. Ya Marx indicó reiteradamente la subsunción de la tecnociencia bajo el capital, la existencia de sus resultados materiales como “capital fijo”. Precisamente el que las fuerzas productivas y relaciones de producción se hayan fundido unas con otras en el crisol de lo técnico y “administrativo” conforma la ideología característica del capitalismo tardío. Marx pensaba que la revolución constante de sus estándares tecnológicos y organizativos constituyen una peculiaridad histórica del modo de producción capitalista: a la mediación social fundada en el valor, la obtención del plusvalor y la acumulación, le es inherente la transformación constante de su base tecnológica. Si el sistema capitalista desarrolla el mercado mundial con sus correspondientes infraestructuras de comunicación y transporte, articula la sociedad como un taller global coordinado, mecanizando y automatizando la producción, la circulación y las finanzas; todo ello constituye la realización de imperativos de la socialización capitalista. Hoy se hace evidente que los rendimientos productivos y administrativos de la digitalización son inseparables de la producción de “humanidad residual”, integrada por exclusión en el mundo capitalizado. El proceder abstractivo y calculístico de la economía del valor desde su origen se culmina en las técnicas computacionales. Las diversas revoluciones tecnológicas de los últimos siglos han sido el medio por el que avanza la modernidad capitalista, no una transformación del modo de producción mismo. Como Marx señaló, la intercambiabilidad solo es posible si hay una escala común a la que se remiten todas las mercancías y esto no puede ser lo diferente y peculiar de cada una de ellas (el trabajo concreto que las produjo) sino el gasto de fuerza de trabajo humana en general, el trabajo abstracto. Desde que funciona en los intercambios un “equivalente general”

algo igualmente abstracto pasa a representar el valor: el dinero. Como señala Adorno en “Introducción a La disputa del positivismo en la sociología alemana”: “El carácter abstracto del valor de cambio está aliado a priori con el dominio de lo general sobre lo particular, de la sociedad sobre sus afiliados obligatorios. No es socialmente neutral, como aparenta la logicidad del proceso de reducción a unidades tales como el tiempo de trabajo social promedio. El dominio de los hombres sobre los hombres se realiza a través de la reducción de los seres humanos a agentes y pacientes del intercambio de mercancías. La estructura total de la sociedad tiene la forma concreta por la cual todos han de someterse a la ley del intercambio si no quieren sucumbir”. Ya Marx señaló en los "Grundrisse" que “El carácter social de la actividad, así como la forma social del producto, como la participación del individuo en la producción , aparecen aquí como algo ajeno frente a ellos . No como su comportamiento de uno frente a otro, sino como su sometimiento a relaciones que subsisten independientemente de ellos y se forman por el choque de individuos diferentes. El intercambio general de las actividades y de los productos, devenidas en condición vital para cada individuo particular, su interconexión, les aparecen a ellos mismos como ajenas, independientes . En el valor de cambio está el vínculo social entre las personas transformado en un comportamiento social de las cosas; la capacidad personal en una capacidad de las cosas”. El capitalismo tecnológico lleva al extremo la impersonalidad de la dominación. En la era del capitalismo tecnológico creerse sujeto dejó de ser una falsa consciencia socialmente necesaria y se convirtió en puro delirio. La alienación se lleva a un extremo donde ni siquiera es representable la contraposición entre las capacidades del individuo y el poder de los aparatos que lo someten. Marx describe la sociedad capitalista como una totalidad en proceso constante. El capital en cuanto valor valorizante es constitutivamente metamórfico. Debe adoptar diferentes formas: la de dinero, la de mercancía, la de capital productivo. “El capital, por su propia naturaleza, arranca toda limitación espacial. La creación de condiciones físicas de intercambio -de medios de comunicación y de transporte se convierte para él en gran medida en necesidad- la aniquilación del espacio por el tiempo”


16

Unidad y Lucha

Junio 2021

Contraportada

Comunistas Geniales

LENIN, ARTÍFICE DE LA REVOLUCIÓN DE OCTUBRE (I)

JOSÉ L. QUIRANTE

“Los filósofos no han hecho más que interpretar de diversos modos el mundo, pero de lo que se trata es de transformarlo”, afirma Carlos Marx (1818-1883) en la tesis 11 sobre Feuerbach. Desgraciadamente, el gran pensador materialista no pudo ver el paso del capitalismo al socialismo. Fue un revolucionario ruso, seguidor y defensor de las ideas revolucionarias del de Tréveris, Vladímir Ilich Lenin (1870-1924), quien, en 1917, con la victoriosa Revolución de Octubre, demostró en la praxis la exactitud del enunciado marxista: transformó revolucionariamente la vieja Rusia zarista en el primer Estado obrero del mundo. No fue por casualidad que Lenin se convirtiera en un revolucionario ejemplar con el paso del tiempo. Él y sus cinco hermanos, tres chicas y dos chicos, se educaron en un ambiente culto y con valores solidarios con las necesidades del pueblo ruso. Unos valores que le infundieron desde su nacimiento el 10 de abril de 1870 en Simbirsk , a orillas del río Volga, sus padres, Ilia Nikoláievich Uliánov, profesor de enseñanza media, y María Alexándrovna, hija de un médico y adepta a la literatura y a la música. Su carácter, pues, se formó en ese ambiente familiar progresista para la época y al contacto de la lectura de los grandes escritores rusos: Pushkin, Turguéniev, Tolstoi, etc., así como de los demócratas revolucionarios V. Belinski y D. Pisarev. Marxista convencido La arbitrariedad del Gobierno zarista, la opresión terrateniente y capitalista, unidas a la miseria y carencias de derechos de los obreros y campesinos, despertaron en el joven Lenin el odio hacia los opresores y la adhesión hacia los oprimidos. Rebeldía que se manifestó sobre todo en los últimos cursos del Liceo de Simbirsk, al que ingresó a los nueve años de edad. También en esos años su hermano mayor Alejandro ejerció una gran influencia en el dirigente revolucionario. El segundo de los hermanos estudiaba en la Universidad de Petersburgo para convertirse en científico, pero eligió como objetivo luchar contra el absolutismo zarista. Combate que lo llevó a ser fusilado por haber participado en un atentado contra el zar Alejandro III. Esta ejecución consolidó la decisión de Vladímir Ilich de consagrar su vida a la lucha revolucionaria. Una ardua batalla que no seguiría las pautas de su hermano ya que Lenin tenía muy claro que el camino a seguir difería totalmente del de los atentados a los representantes del Poder zarista y al propio zar. Por eso a partir de ese momento mostró un gran interés por las ciencias sociales, ingresando en 1887 en la Facultad de Derecho de la Universidad de Kazán y participando al lado de jóvenes revolucionarios en numerosas protestas estudiantiles. En una de ellas fue detenido y

desterrado a la aldea de Kokúshkino donde Lenin pasó un año, durante el cual adquirió suficientes conocimientos como para, a su vuelta a la ciudad de Kazán , entablar contactos estrechos con varios círculos marxistas clandestinos. En esos círculos Vladímir Ilich estudió a fondo el marxismo, es decir la ciencia de las leyes que determinan el desarrollo de la sociedad, la que explica el mundo e indica las vías de su transformación revolucionaria. Una transformación que exige además dos condiciones indispensables para su materialización: la creación de una fuerza capaz de hacer caer el Poder de la burguesía, es decir el proletariado, la clase de los obreros asalariados; y la organización política capaz de llevar a cabo la misión de esa clase social y que tenga como objetivo la construcción del socialismo. El joven Lenin vio en el marxismo el arma ideológica que podía liberar al proletariado y crear las condiciones para la victoria socialista. Lenin se había hecho ya un marxista convencido. Escribir para la clase obrera En 1889 Vladímir Ilich se trasladó a Samara donde vivió cuatro años. En esa ciudad Lenin continuó ampliando los conocimientos de las obras de Marx y Engels y tradujo al ruso el “Manifiesto del Partido Comunista”. Para imponerse en los círculos en los que Lenin participaba tuvo que enfrentarse a posicionamientos ideológicos de algunos revolucionarios que consideraban que correspondía al campesinado y no a la clase obrera el papel fundamental en la Revolución. Debate que no impidió que Lenin, a los 21 años, se licenciara en la Facultad de Derecho de la Universidad de Petersburgo. Ciudad con gran concentración obrera en la que se instaló en 1893 tras ejercer algún tiempo la abogacía en Samara. En Petersburgo, Lenin se entregó al trabajo revolucionario estableciendo contactos estrechos con los obreros más avanzados de las fábricas más importantes: Shelgusov, Bábushkin, Merkúlov. El objetivo

era formar cuadros para el partido proletario. Siendo igualmente en ese tiempo cuando Vladímir Ilich conoció a Nadiezhda Konstantinovna Krúpskaia, maestra de escuela y su futura esposa y compañera. Lenin mostraba a los obreros de aquellos centros industriales cómo había que aplicar el marxismo. “Nada he deseado tanto ni nada me ha ilusionado tanto como la posibilidad de escribir para los obreros”, decía orgullosamente Vladímir Ilich. En 1895 Lenin viajó al extranjero por encargo del círculo de Petersburgo con la idea de conocer el movimiento obrero de Europa Occidental. En Suiza se entrevistó con J. Pléjánov y P. Axelrod y en París conoció a Paul Lafargue, yerno de Marx y destacado dirigente del movimiento obrero francés. También quiso entrevistarse con Federico Engels (18201895), pero éste se hallaba ya gravemente enfermo en Londres. Alianza proletarios y campesinos De vuelta del extranjero cargado de ilegales publicaciones marxistas que se difundieron por numerosas ciudades rusas, Lenin se incorporó a la lucha revolucionaria con energías renovadas. A finales de 1895 agrupó los círculos obreros marxistas de Petersburgo en una organización política única denominada: “Unión de lucha por la emancipación de la clase obrera”, embrión del partido revolucionario marxista de Rusia. Fue la primera organización de ese país que ligó el socialismo científico al movimiento obrero. Hasta entonces las huelgas en las fábricas se declaraban al margen de la influencia y la dirección de los marxistas. Pero con la “Unión de lucha” y con su creciente influjo en la clase obrera ésta elevó su conciencia revolucionaria, dando lugar en

el verano de 1896 a una importante huelga de más de 30.000 obreros y obreras textiles de Petersburgo cuya repercusión fue enorme en toda Rusia. Lo que no evitó sin embargo que Lenin fuese arrestado y encarcelado durante más de 14 meses. Tiempo durante el cual comenzó su gran obra “El desarrollo del capitalismo en Rusia”. Al término de ese encarcelamiento, el 13 de febrero de 1897, Lenin fue deportado tres años en Siberia Occidental. Allí, concretamente en la aldea de Shúshenskoe, comarca de Minusinsk, Vladimir Ilich se casó con Krúpskaia, prosiguió los estudios de las obras de Marx y Engels, elaboró el programa del Partido y concluyó su libro acerca del desarrollo económico de Rusia que se publicó en 1899. En ese libro, Lenin demostró fehacientemente que el capitalismo se afianzaba en Rusia con sus propias contradicciones, promulgando además la necesidad de la alianza del proletariado con los campesinos, sin la cual sería imposible el triunfo de la futura revolución. Después de la deportación se prohibió a Lenin vivir en capitales y en los centros industriales. El zarismo era consciente del peligro que suponía el líder revolucionario para su supervivencia. Por eso, y ante la posibilidad de ser asesinado, Vladímir Ilich salió para el extranjero comenzando así su primera emigración que duraría más de cinco años.

Profile for unidad lucha

UyL nº 395 Junio 2021  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

UyL nº 395 Junio 2021  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

Advertisement

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded

Recommendations could not be loaded