Issuu on Google+

¡Proletarios/as de todos los países, Uníos!

Mensual Precio 1€ Abril 2014 nº 317 DL: SG-45 / 1984

30 años luchando por el poder obrero y el Socialismo

Órgano del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España · PCPE

¡Unidad y Lucha!

www.pcpe.es

Mov. Obrero

pág.7

Luchas obreras: Trabajadores/as del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC); recortes en en RENFE; por la Unidad obrera en Xixón, Represión sindical en AIRBUS; Sector Agropecuario de Alicante, ...

unidadylucha@pcpe.es

Mov. Obrero

Este mes: pág.5 Especial luchas obreras en Euskal Herria

Actualidad pág. 4 LA REFORMA FISCAL QUE SE AVECINA

O

MP AL I E R I A

LI

N

Bajo la supuesta neutralidad académica, las conclusiones que presentan en su informe, son una suma de 125 propuestas absolutamente lesivas para los intereses populares. ”

L

CL

RA

O SM

SI A

A

A SE OBR

E

SALIR DE LA UE PARA IR AL SOCIALISMO pág. 8

Internacional República, sí; pero Socialista

pág.9

la oligarquía puede adoptar la decisión de demoler la estructura monárquica del Estado sin que eso cuestione en nada las bases de su poder como clase dominante, sin que altere, en otras palabras, las relaciones sociales de producción capitalistas.

Claves políticas para entender lo que sucede en Venezuela. Colaboración del Tribuna Popular, Órgano del Comité Central del Partido Comunista de Venezuela.

pág.13

Juventud

BRUTAL AGRESIÓN POLICIAL CONTRA UN JOVEN DE LOS CJC

pág.11

En Madrid, una brutal agresión policial ha dejado al camarada Iñaki, de los CJC, con graves lesiones. Sin que mediara aviso o advertencia de ningún tipo, un policía antidisturbios disparó, desde muy corta distancia, una pelota de goma directamente al rostro de Iñaki.


2 Unidad y Lucha

Abril 2014

Actualidad

tirando a DAR

Leer la prensa burguesa,

intentando entender algo MARINA QUINTILLAN/

Los grupos radicales de extrema derecha y extrema izquierda afloran con una mayor actividad delincuencial en los últimos años, en los que también se han incrementado las detenciones El repunte de los ultras. EL PAÍS 16/03

>>

“Los grupos radicales de extrema derecha y extrema izquierda afloran con una mayor actividad delincuencial en los últimos años, en los que también se han incrementado las detenciones” Que los extremos se tocan, que todo radicalismo es malo, así como la equiparación de comunismo con nazifascismo y que las dictaduras son todas iguales tanto “las de izquierda como las de derecha” es quizás uno de los mantras más recurrentes del adoctrinamiento de masas por la burguesía. Fingiendo condenar por igual toda forma de violencia, ocultando su diferente grado de legitimidad y signo de clase, lo que se pretende a la postre es criminalizar toda acción considerada fuera de la ley (burguesa) por orientarse contra los privilegios de la clase dominante y su dictadura criminal. Se considera violento y punible que un/a joven escriba en una pared “¡No seremos vuestros esclavos!”, o que un grupo de obreros/as obstruya el paso a camiones de distribución, esquiroles y rompehuelgas, pero no se considera violencia la brutalidad policial del 11 de marzo en Santiago sobre las

UyL

mujeres e hijos de los marineros en lucha contra las cuotas y restricciones de la UE. Ni computan como violencia el hambre infantil, el despido de dos profesoras interinas con embarazos de alto riesgo, la orden de no ingresar a mayores de 80 años en el hospital de Toledo. Tampoco lo son las matanzas de inmigrantes en las vallas fronterizas ni el apoyo expreso a gangs y gobiernos golpistas y nazifascistas por los gobiernos de España y la Unión Europea. La violencia de la patronal, el Estado y las uniones imperialistas no es violencia, o al menos es violencia legal, legítima, necesaria para la detracción de plusvalía y el mantenimiento de la tasa de ganancia. Que Linde (el gobernador del Banco de España) haya dicho el 12 de marzo que hay que abaratar más el despido y privatizar las pensiones no es violencia; simplemente, como puntualizó el propio Linde, “nada es perfecto en esta vida”. El articulista obvia cualquier referencia a la violencia terrorista de la patronal y del Estado, las penas de cárcel contra sindicalistas, como en La Rioja, Getafe, Galicia, la denuncia por huelga ilegal a los/as trabajadores/as de Panrico (la empresa les reclama 5 millones de euros) el endurecimiento de los Códigos Penales, la planificada proscripción de los Partidos Comunistas en diferentes paí-

Edita: Partido Comunista de los Pueblos de España. Distribución y suscripciones: P.C.P.E. Redacción y administración: C/ Miguel de San Narciso nº6 Bajo Vallecas 28.018 Madrid Web: www.pcpe.es Directora: Emma Esplà. Impresión: Zeroa multimedia S.A.

ses de Europa, la persecución y criminalización de la lucha obrera organizada, que se percibe en alza y como una amenaza a los beneficios y los privilegios de la clase dominante. Porque, por mucho que diga Anguita “no me da miedo el ruido del poder, me da miedo el silencio del pueblo” , no hay tal silencio, depende de lo que entendamos por silencio y sobre todo depende de lo que entendamos por pueblo. Los/as estudiantes van nuevamente a la huelga el 26 de marzo, la mujer trabajadora se movilizó masivamente el 8 de marzo y también el día anterior y el siguiente, la clase obrera habla y habla claro, lucha, se organiza, se agrupa en estructuras unitarias de clase y de masas y hace frente a la patronal y a sus perros de presa con coraje y tenacidad y hay que estar sordo, o demasiado ocupado oyéndose a sí mismo, para escuchar silencio en Panrico (130 días de huelga indefinida), en Cocacola, en las cuenca mineras, en tantas y tantas luchas donde cada vez más trabajadores y trabajadoras se hacen oír y aprenden juntos, en la práctica, la necesidad de construir la fuerza organizada de la clase y de unir las luchas para conquistar victorias.

TELVA MIERES/

Adolfo Suárez IN MEMORIAN

T

res días nos estuvieron preanunciando el fallecimiento de Suárez y el 23 de marzo se cumplieron los vaticinios. El Duque de Suárez palmó. Se ha muerto, dicen, el paladín de “nuestra democracia”, ha fallecido el hombre que cambió la historia de España, se ha muerto una persona de consenso, se nos ha ido un baluarte del diálogo, nos ha dejado un icono de la libertad y la concordia. Los medios de comunicación lloriquean y gimotean al unísono mientras entonan las proezas del héroe de la transición. Nosotros, que somos más cumplidos que un luto, tampoco queremos desaprovechar la ocasión para rememorar al Ministro Secretario General del Movimiento en el   gobierno de

Arias Navarro tras la muerte de Franco, a un defensor  del Tribunal   de orden público. Cómo no íbamos nosotros a dar reconocimiento, en un trance tan triste, al artífice de la transición junto a Rosón, Manuel Fraga, Martín Villa y otros distinguidos demócratas. Cómo no íbamos nosotros a honrar a un hombre que conoció tan bien y tan dentro a la Brigada político-social, cómo no íbamos nosotros a conmovernos ante la muerte de un falangista que tanto hizo por la reconciliación y porque los vencidos dijéramos: ¡pelitos a la mar!, la guerra civil fue un mal entendido, ¡aquí no ha pasao na! Cómo no íbamos nosotros a compungirnos si se nos ha ido el principal firmante de los Pactos de la Moncloa y la Constitución del 78 que pusieron la guinda a la obra de Franco.

Consejo de redacción: Carmelo Suárez, Raúl Martínez, Armiche Carrillo, Julio Mínguez. Colaboradores/as: Julio Díaz, J.L. Quirante, J.R. Lorenzo, Ástor García, Álvaro Luque, Blanca Rivas, Marina Quintillán, Miguel Ángel Rojas, Ignacio Pastor, Ana Ezcurra, Sonia Iruela, Lola Jiménez. Países Nórdicos: Sven Tarp. Diseño y maquetación: Comisión agiprop del CC del PCPE. Corrector: Eduardo Corrales. Distribución y suscripciones: Melquíades Jiménez Vicente, Carlos Arribas.


Abril 2014

Unidad y Lucha 3

Editorial

El capitalismo, en su desarrollo, tiende a la reacción y al empobrecimiento mayor de la clase obrera

L

a crisis general, que inunda al sistema capitalista internacional, está provocando profundas convulsiones, que cambian -de manera acelerada- las formas de dominación del capital, en esta su última fase imperialista; y que se concretan en nuevas expresiones de la lucha de clases, en las que se agigantan las profundas contradicciones internas del sistema. Las clases dominantes -el bloque oligárquico-burgués. en cuanto que bloque histórico en el poder-, realizan cambios radicales para adaptar su superestructura a las nuevas condiciones, que se desarrollan con fuerza imparable y con enorme dinamismo; estos cambios afectan tanto a la forma que toman las fuertes pugnas interimperialistas, como a los aspectos más inmediatos de la contradicción capital-trabajo. La internacionalización del capital, como tendencia histórica determinada, se desarrolla en progresión geométrica, de forma acelerada e imparable. El proceso de concentración y centralización de ese capital internacional, empuja a que cada vez sea más reducido el número de monopolios que controla los distintos sectores de la producción y de los servicios. Día a día es más pequeña la cantidad de corporaciones transnacionales que imponen, dictatorialmente, sus intereses en la economía mundial capitalista; así como determinan férreamente las condiciones de vida a miles de millones de personas. Por ejemplo, el control de los alimentos está en manos de un muy reducido número de oligopolios mundiales, y sus precios y comercialización, subordinados a los intereses del capital financiero monopolista transnacional. Esa misma lógica interna lleva asociado un proceso suicida de agotamiento de los caladeros, de destrucción

irreversible de las tierras de cultivo, y de contaminación química del suelo y la atmósfera. La teoría de la multipolaridad -presentada por muchos sectores idealistas como una ventaja, y un avance, frente a la supuesta unipolaridad yanky-, se muestra como un potente factor de tensiones internacionales y de conflictos. La disputa por el control de los recursos, los mercados y las áreas geoeconómicas, provoca tensiones que -como en el caso de Ucraniasuenan, por momentos, a tambores de guerra. La tendencia que sí confirma la práctica diaria -de una forma incuestionable- es la enunciada por Marx; que afirmaba que el capitalismo, en su desarrollo, tiende a la reacción como sistema y al empobrecimiento mayor de la clase obrera. Estas tendencias se producen hoy en el contexto de un impresionante desarrollo científico-técnico, en todos los terrenos; que ha llevado a un altísimo desarrollo de las fuerzas productivas. Desarrollo que, lejos de traducirse hoy en beneficio para la mayoría, provoca una enorme desigualdad social y deterioro de las condiciones de vida de las grandes masas. Esta incapacidad intrínseca del sistema, lleva a la burguesía internacional -para tratar de garantizarse su posición hegemónica- a impulsar profundas modificaciones de los mecanismos de dominación y al aumento de la violencia sistémica. Los movimientos de capitales, con carácter instantáneo a nivel planetario aprovechando las más avanzadas tecnologías, han generado un mecanismo endiablado de altísimo riesgo, que solo se mantiene si garantiza de forma permanente su velocidad de vértigo; objetivo imposible de conseguir en términos reales. Pero es esa misma velocidad

-irrenunciable-, el mayor factor que lo empuja al colapso. Un colapso de tales dimensiones que supondría la quiebra total del sistema, de todos sus recursos y estrategias. Los grandes poderes mundiales del capitalismo tienen sus planes de contingencia para este hipotético, y nada desdeñable, escenario. Unos planes -sustentados en una violencia brutal y desesperada-, que solo la clase obrera podrá impedir que se lleguen a aplicar, luchando por el poder político, organizando y dirigiendo la lucha revolucionaria de las más amplias masas. Cuando estamos viendo los intentos desesperados de saltar las alambradas de Ceuta y Melilla, presenciamos la situación real del escenario dantesco al que nos está llevando el capitalismo. La lógica interna del imperialismo construye día a día -en Washington, Berlín, Tokio, Moscú, Israel, etc.-, el camino del terror más absoluto para amplios sectores de la clase obrera internacional. En el terreno militar, el avanzado desarrollo tecnológico también está cambiando las estrategias de guerra y violencia de las actuales clases dominantes, al calor de la agudización de la crisis general del sistema. El uso de las tecnologías de la información, el espionaje y la modernización de armas sofisticadas, van desplazando el recurso a la intervención de los ejércitos más tradicionales, para ser sustituidos por una red de comandos criminales, FOE, (Fuerzas Operativas Especiales, 70.000 efectivos aproximadamente, con presencia en ochenta países) de los EE UU, decenas de miles de drones de alto poder destructivo, y un sistema mundial de espionaje universal en tiempo real, capaz de procesar una

ilimitada cantidad de información. La ubicación de una Brigada de tanques en la isla canaria de Fuerteventura -donde, desde hace poco tiempo, existe ya una base de comandos de intervención rápida en el Sahel, que puede ser desplazada a esa zona de forma inmediata mediante el uso de helicópteros- es una prueba de que esa nueva lógica militar no es exclusiva de EE UU, Israel y otras potencias imperialistas, sino que el gobierno Rajoy la implementa de forma acelerada en nuestro país. La autorización a Obama, para el uso de la base de Rota como parte del escudo antimisiles de EE UU, va en esa misma dirección. La operación de Rusia, desplegando decenas de miles de soldados sin identificar en la península de Crimea, también es un nuevo elemento que responde a estos cambios estratégicos en el terreno militar. Estas tendencias, y cambios estructurales profundos, se proyectan implacablemente en la relación directa entre capital y trabajo. El capitalismo incrementa la explotación de la fuerza de trabajo, no la disminuye como pretendían -y pretendenargumentar las posiciones reformistas. La férula de la caída tendencial de la tasa de ganancia, empuja al capitalismo -a nivel mundial- a incrementar la tasa de explotación, y a desarrollar todo tipo de estrategias para la obtención de un margen de plusvalía relativa, aunque sea de una forma transitoria y breve. La sobreexplotación -como la explica Marx: salarios inferiores al coste de reposición de la fuerza de trabajo- se extiende, no ya en las economías más dependientes, sino en las economías centrales capitalistas. Este capitalismo del siglo XXI

es una máquina que produce clase obrera de forma imparable, proletariza a todas las sociedades sin distinción, y unifica a miles de millones de obreros y obreras que -progresivamentevan adquiriendo conciencia de ser una sola y única clase. El Movimiento Comunista Internacional ha de colocarse a la vanguardia, en el combate que se da en estas nuevas y cambiantes condiciones. Avanzar en la coordinación internacional, es una responsabilidad ineludible. Impulsar la lucha consecuente de las masas obreras por Venezuela, Palestina, RASD o Cuba socialista, ….., es una responsabilidad de primer orden del MCI. Internacionalismo proletario práctico, todos los días y en toda ocasión, y con movilización de masas como elemento central. El Partido Comunista, en cada país, tiene la responsabilidad de aplicar los principios del comunismo científico, el marxismo-leninismo, para ganar el compromiso de la clase obrera más consciente y desarrollar una política de masas necesaria, en la que el factor organizativo clasista, aleje al movimiento obrero de intentos estériles (marchas, plazas, redes, etc.) de avanzar hacia su emancipación. El programa de la clase obrera, en este contexto histórico, no puede ser otro que el poder obrero y la revolución socialista. Sólo el Partido Comunista, organizado bajo los principios del comunismo científico, el centralismo democrático y el internacionalismo proletario, tendrá la capacidad suficiente para organizar la lucha por la derrota del capitalismo y por la victoria de la clase obrera, en cada país y en todo el planeta. El futuro sólo lo construirá la revolución proletaria.


4

Unidad y Lucha

Abril 2014

Actualidad

La reforma fiscal que se avecina JULIO DÍAZ/

El capitalismo en crisis, necesita adoptar este tipo de medidas fiscales para mantener los beneficios del gran capital y seremos la clase trabajadora y los sectores populares quienes de forma progresiva asumamos el peso impositivo del estado.

L

a divulgación hace unas pocas semanas del informe fiscal que, a petición del Ministerio de Hacienda, ha realizado el llamado “grupo de expertos” presidido por el catedrático Manuel Lagares, hace pública la agenda fiscal del capitalismo español y marca la senda a los diversos gobiernos que se sucedan en los próximos años. Bajo la supuesta neutralidad académica, las conclusiones

que presentan en su informe, son una suma de 125 propuestas absolutamente lesivas para los intereses populares. Aumento de los impuestos proporcionales indirectos tipo IVA en el que todos pagamos el mismo porcentaje, reducción de los tipos impositivos directos y tramos fiscales del IRPF y reducción del impuesto de sociedades son, en resumen, junto a una evidente tendencia a la unificación fiscal que apunta directamente contra las competencias autonómicas en esa materia, la esencia del paquete presentado al ministro Montoro para, en el tiempo que elijan este gobierno o

sucesivos, vayan aplicándolas. Medidas tendentes a rebajar la recaudación directa de impuestos y compensarla con los impuestos indirectos en un escenario de drástica reducción de las políticas sociales (pensiones, sanidad, educación, desempleo, invalidez…) y el gasto público, para cumplir el objetivo sagrado ¡y constitucional! de reducción del déficit público. En un país de crecientes desigualdades sociales en el que la brecha entre ricos y pobres no para de crecer y las rentas del trabajo con un 44,2% del PIB son inferiores a la parte de los beneficios empresariales en

A

CONTRA-

CORRIENTE

L

Un asunto que viene de lejos y que desde la unificación del IRPF en 1978 por el gobierno de la UCD hasta la última reforma fiscal de 2012 en que, por la crisis de la deuda –excepcional y temporalmente– se le subió más el tipo a las rentas altas que a las bajas , ha sufrido un proceso regresivo imparable sustanciado en los siguientes datos: el PSOE ha bajado 14.5 puntos a las rentas más altas y el PP 8, el

PSOE le ha subido 14 puntos el tipo a las rentas más bajas y el PP se lo ha bajado 5. Sí, efectivamente, pues como dijera en mayo de 2003 Rodríguez Zapatero “bajar impuestos es de izquierdas” y “resulta increíble que en algún momento nuestras posiciones intelectuales hayan estado tan cerradas”. Palabras que en un momento de crecimiento económico en el que no consideraron necesario andar con mayores mentiras a su electorado, expresaron con claridad el nivel de compromiso orgánico de la socialdemocracia (y aliados) con las necesidades del capitalismo en cada momento y dejan apuntada en negro sobre blanco su posición política en temas fiscales. En resumen, estamos ante una declaración de guerra del capital a las, cada vez más reducidas, rentas del trabajo, que no se verá modificada con un futuro cambio de gobierno y que requiere de una respuesta contundente y organizada del pueblo en la calle, enfrentando cada una de las medidas que progresivamente se irán adoptando por los sucesivos gobiernos centrales y autonómicos.

La dirección

correcta

JOSE L. QUIRANTE/

os filósofos del “siglo de las luces”: Montesquieu, Rousseau, Diderot, Voltaire, Kant, Adam Smith; los “socialistas utópicos”: Owen, Saint-Simon, Fourier, Babeuf; los “socialistas científicos”: Marx, Engels; los camaradas Uliánov, Rosa Luxemburgo, Fidel, El Che y tantos/as otros/as, ¿cantamañanas de la Historia? La Ilustración y la Revolución Francesa, sepultureras del absolutismo político, el oscurantismo y la ignorancia; las revoluciones obreras contra el rampante capitalismo del siglo XIX; La Comuna de París, primera experiencia comunista; la victoriosa Revolución de Octubre y el poder de los soviets; el derrumbe del nazismo porque se atrevió a tocar la frente de Stalingra-

1.9 puntos, todas las medidas que apuntan los 270 cambios tributarios que se desarrollarán en los próximos años no suponen más que una consolidación de esta situación. El capitalismo en crisis necesita adoptar este tipo de medidas fiscales para mantener los beneficios del gran capital y seremos la clase trabajadora y los sectores populares quienes de forma progresiva asumamos el peso impositivo del Estado. No hay duda, ese es el camino y todos los gobiernos –sean del PP, del PSOE o de “progreso” con la participación de diversas fuerzas oportunistas– estarán obligados a cumplir con este recetario firmado por el Sr. Lagares, pero dictado por el FMI y la Comisión Europea.

do, como bellamente escribe Pablo Neruda en su vibrante poema “Nuevo canto a Stalingrado”; la Revolución China; la Revolución Cubana; el imperio yanqui mordiendo el polvo vietnamita; las conquistas sociales arrebatadas a las burguesías del mundo entero con las luchas heroicas de los trabajadores/as… ¿todo eso agua que no mueve molino, que no sirve ya para nada? Menos lobos, Caperucita. ¿Cómo pueden ignorar tales acontecimientos quienes alegremente proponen hoy que el fin del desastre que sufrimos está en la reforma del sistema que lo genera impunemente? ¿Cómo desdeñar la lucha de clases? ¿Cómo pueden esos oportunistas de tres al cuarto afirmar que la clase trabajadora ya no está por la revolución ni por el socialismo? La humanidad ha trascurrido

por varios estadios con diferentes estructuras y sus propias contradicciones: sociedad comunitario-tribal, esclavista, feudal y capitalista. En ésta última la burguesía ha creado unas condiciones (económicas, legales, unos modos de vida y hasta la religión) que le permiten prosperar material y socialmente, pero a costa de los trabajadores/as, es decir a expensas del llamado proletariado. Y esta situación, después de 300 años de existencia, persiste todavía causando la desgracia a miles de millones de seres humanos. No es un secreto que hoy 85 personas, las más ricas del mundo, poseen la misma riqueza que 3.500 millones de habitantes del planeta. Dicho de otra manera, que cada uno de esos depredadores insaciables tiene más riqueza que 40 millones de personas. Por ello, nosotros, comunis-

tas del PCPE, que conectamos dialécticamente con el materialismo histórico que explica el encadenamiento de los sucesos brevemente expuestos más arriba, de los que nos sentimos herederos orgullosos, y que con Marx y Lenin estamos por la labor de analizar la sociedad capitalista indagando en sus contradicciones y planteando los medios para su destrucción, no queremos frenar la rueda de la Historia, mucho pese a los Fukuyama de turno, sino hacerla avanzar hasta resolver la contradicción burguesía-proletariado en favor de éste último, es decir hasta sobrepasar el capitalismo y conseguir implantar el socialismo. Para nosotros lo revolucionario no es moverse mucho sino moverse en la dirección correcta. Y la dirección correcta, hoy y en este país, está en denunciar la crisis institucio-

nal que vive la superestructura del capitalismo español; crisis del sistema de partidos, crisis de la monarquía, agotamiento de los pactos de la Transición; por la salida del euro, de la UE y la OTAN, etc. y al unísono en concienciar y organizar a los/as trabajadores/as y demás capas populares por el socialismo. Porque del mayor o menor desarrollo del movimiento obrero depende que la clase trabajadora reconozca cuáles son realmente sus intereses y luche por ellos a través de la acción revolucionaria. Lo demás, los cantos de sirena de tanto oportunista inconsistente, es vender humo a la clase obrera y obstaculizar objetivamente el desarrollo dialéctico de la Historia.


Unidad y Lucha 5

Abril 2014

Euskal Herria

Euskal Herria

en la encrucijada

E

l proceso de desindustrialización, condición para entrar en Europa, supuso un coste desmesurado a la clase obrera vasca. Bajo la premisa de más servicios menos industria, el paro, la precarización del empleo, las bajadas salariales y el aumento de la pobreza se enquistaron en nuestra tierra. Por si eso fuera poco, con la entrada del euro expoliaron a las familias con una bajada del precio del dinero, con lo cual en pocos años el poder adqui-

sitivo bajó en proporciones similares a lo que aumentaban los beneficios de los grandes monopolios. Esa Europa de progreso que nos prometieron fue precisamente eso, pero solo para la oligarquía dominante. Los obreros vascos comprobaron en sus propias carnes que las promesas de los partidos gestores del sistema solo conducen a un retroceso generalizado en todos los ámbitos y que la Unión Europea tiene poco de unión y mucho de interés privado. Y es precisamente la unión, pero

enfocada desde la unidad obrera, lo único que puede solventar los problemas de la clase obrera vasca. La división sindical que existe en nuestro país juega a favor de los intereses de los poderosos, puesto que, sabedores de la profunda brecha que existe entre los sindicatos estatales y los sindicatos nacionales, todos sus ataques cuentan con la falta de unidad como elemento principal. La falta de un proyecto sindical clasista, con profundas raíces en las empresas y entre las masas trabajadoras es hoy en día uno de los ejes transversales a to-

dos los problemas que padecemos. No es posible hablar de la unidad obrera y de un proyecto clasista sin abordar la salida de la Unión Europea como condición indispensable. No existe otro capitalismo como tampoco existe otra Europa, por lo que la clase obrera se

encuentra ante una encrucijada. O rompe con la Europa de los monopolios, que solo supone retroceder en derechos, salario y condiciones de trabajo, para garantizar los beneficios de los monopolios, o abraza la bota que le oprime esperando clemencia.

Luchas obreras Vitoria-Gazteiz: Laminados Arregi

E

n Araba los comunistas siguen apoyando la lucha de Laminaciones Arregui en contra del despido de los trabajadores a raíz de un ERE de extinción. Desde el EK-PCPE y los GKK-CJC les ofrecemos nuestro más decidido apoyo y cuentan con nuestra solidaridad cada jueves en la manifestación semanal que realizan en contra de los despidos que quiere llevar a cabo la patronal. Sabed que tenéis en los comunistas una herramienta para luchar por un puesto de trabajo digno. Vamos

a seguir a pie de calle, apoyando a nuestros compañeros y compañeras hasta que se les devuelvan lo que les pertenece por derecho. Estamos dispuestos a llevar la democracia hasta su última consecuencia, apoyando toda decisión que decidan en asamblea. No estáis solos en la lucha. Llamamos a la clase obrera de Vitoria-Gasteiz a unirse a estas movilizaciones, pues si sufrimos los mismos problemas, ¡unámonos para compartir las mismas victorias!

Bizkaia: La lucha de los astilleros

E

l Partido Comunista de los Pueblos de España (PCPE) junto con los Colectivos de Jóvenes Comunistas (CJC) en Bizkaia, conocemos desde hace meses las problemáticas que sufren los trabajadores del astillero de La Naval de Sestao. Ya a principios del pasado verano, la plantilla de la naval, junto con los trabajadores del astillero de Zamacona de Santrtzi, organizaron una multitudinaria manifestación que recorrió las calles Sestao, Portugalete y Barakaldo en protesta por la suspensión de subvenciones a los astilleros por parte de la Unión Europea. En aquella manifestación los comunistas acudimos a mostrar nuestro apoyo y solidaridad con la lucha de estos trabajadores, además de establecer una primera toma de contacto con el comité de empresa de La Naval. A partir del pasado mes de febrero los trabajadores de La Naval reanudaron sus protestas. Estas protestas ya no tenían que ver con la supresión de las subvenciones, si no con algo mucho más preocu-

pante: la falta de carga de trabajo. A mediados de marzo terminaron un barco que parece ser el último barco de este astillero, por lo que el futuro laboral de ya no solo las poco más de 200 personas que componen la plantilla de este histórico astillero, si no miles de empleos directos e indirectos parecen no tener ningún futuro, ya que la directiva de este astillero privado no ha contratado por el momento más barcos con los que mantener una industria tan importante para la vida y la economía de miles de familias trabajadoras. Ante esta delicada situación, los trabajadores de La Naval empezaron a movilizarse. Ya no contaban con el apoyo solidario de los trabajadores del astillero de Zamacona, pero sí que recibieron todo el apoyo del PCPE y de los CJC, acompañándoles durante unas horas en el encierro que realizaron los trabajadores dentro del astillero a mediados de febrero, además de una protesta en la entrada del parlamento vasco y diversas manifestaciones y concentraciones

Gipuzkoa: La lucha de los obreros del metal latente, ELA hacia piquetes por su lado y convocaba una huelga por empresa, CC.OO y LAB iban por otro lado... Ante esto decidimos participar en los piquetes que conjuntamente organizaron LAB y CCOO, ya que nuestra máxima tiene que ser la unidad.

E

l pasado mes de junio los obreros del metal en Gipuzkoa se pusieron en lucha por la renovación del convenio provincial, ya que la patronal -siguiendo con la ofensiva general del capital hacia la clase obrera- se negaba a firmar. Fueron convocados tres días de huelga y durante esos tres días, desde primera hora

de la mañana, los comunistas estuvimos ahí apoyando la lucha. La huelga fue convocada por todos los sindicatos, pero pese a ello la impresión fue agridulce; en el mismo momento de la lucha y los piquetes la división artificial provocada en nuestra clase por las diferentes siglas sindicales era

Los comunistas lo tenemos claro, la eliminación de este convenio no es casual. Responde a una estrategia general de nuestros explotadores, la base de esta ofensiva no tiene misterio; aumentar su tasa de beneficio con tal de salir de su crisis y poder sobrevivir, en detrimento de los derechos y conquistas de la clase obrera, claro está. Ante esto no queda otra, no van a ceder por las buenas, debemos arrebatarles lo que es nuestro y solo con unidad y organización en la lucha lo lograremos.

Nafarroa: La huelga del transporte público en Iruña

en las localidades de la margen izquierda del Nervión. Gracias a nuestro incansable trabajo al lado de estos heroicos trabajadores conseguimos que los clubes de futbol de Barakaldo y de Sestao portaran camisetas con el lema “LA NAVAL EZ ITXI” (La Naval no se cierra), además de llenar las gradas de ambos estadios de fútbol de pancartas, gritos y consignas en solidaridad con la lucha de estos trabajadores, y haciendo un llamamiento a la participación en la manifestación contra el cierre del astillero mediante repartos de octavillas en las puertas de acceso a los estadios.

L

os pasados meses de diciembre y enero se vieron marcados por la lucha de los trabajadores de TCC, que una vez más se vieron afectados por la voluntad de dicha empresa de descender su salario y crear una nueva clasificación profesional, buscando aumentar la cuota de ganancia en un marco de crisis estructural del capitalismo. Por parte de EK-PCPE y los CJCGKK se ha apoyado la lucha de estos trabajadores en las concentraciones en apoyo a la huelga

indefinida, pero denunciamos la acción de los sindicatos, que acabaron apoyando un pacto en el que la reducción salarial resultó menor, logrando una victoria parcial y reduciendo la combatividad obrera. Señalamos la necesidad de los Comités para la Unidad Obrera, de modo que la totalidad de los trabajadores se unan y organicen para poder defender sus intereses reales y tomar las riendas de su futuro, lejos de lograr unos acuerdos parciales entre ellos y la empresa.


6 Unidad y Lucha

Abril 2014

Movimiento Obrero

La lucha de los mineros de la cuenca Ciñera-Matallana (León) Socrátes Fernández/

E

n los últimos tiempos se ha venido larvando todo un proceso de elevación de conciencia –no exento de contradicciones y retrocesos- entre el proletariado minero de la comarca leonesa de Gordón, donde el Partido Comunista ha intervenido en la medida de sus posibilidades, fundamentalmente entre la plantilla de las contratas donde se cuenta con organización partidaria en estos momentos.

----------------------“Después de asambleas tensas, intercambios de opiniones y amenazas por parte de la empresa de descuelgue y aplicación del convenio provincial, gano la dignidad de los trabajadores, votando mayo-

ritariamente NO a la propuesta de la empresa” ----------------------El problema parte de los impagos de salarios de los meses de enero, febrero y marzo por parte de la empresa matriz –la Hullera Vasco Leonesa- y las diferentes contratas, ya sean de interior, cielo abierto o auxiliares del metal que reúnen a casi 900 trabajadores bajo el pretexto de que la empresa matriz no recibe las asignaciones en forma de ayudas del Plan del Carbón y no factura carbón a las centrales térmicas, sirviéndole esto como excusa y parapeto para desencadenar procesos de regulación de empleo desde su propia empresa hasta las contratas. Actualmente se encuentran afectadas o inmersas en procesos de regulación temporal de empleo la Hullera Vasco-Leonesa (matriz), Minerplan (contrata de interior), PEAL (contrata de cielo abierto), CIDSA (auxiliar del lavadero) y Talleres Peña El Castro (auxiliar del metal).

Entre medias de este proceso, se produjo la negociación del convenio colectivo de la Hullera Vasco-Leonesa, donde la empresa “ofrecía” un chantaje en toda regla, con un recorte del 9% (que se convertía en un 17% con la carestía de vida) y la eliminación de toda una serie de conquistas de los trabajadores mineros de la cuenca en diferentes confrontaciones de clase a lo largo de las últimas décadas. Después de asambleas tensas, intercambios de opiniones y amenazas por parte de la empresa de descuelgue y aplicación del convenio provincial, gano la dignidad de los trabajadores, votando mayoritariamente NO a la propuesta de la empresa y negándose a reducirse ellos mismos su sueldo y condiciones de trabajo. Paralelamente, se constituía en la principal contrata de HVL (Minerplan) la Sección Sindical de CC.OO., impulsada por camaradas del PCPE y que desde el primer momento contó con la incor-

poración de los trabajadores más combativos y el reconocimiento de la plantilla, dedicándose a explicar el proceso abierto en la contrata (presentación del ERTE), la organización por los intereses económicos de los trabajadores y la perspectiva puesta en las elecciones sindicales de abril de 2014, donde se conformará el Comité de Empresa –órgano unitario de representación de los trabajadores- y donde los compañeros de CC.OO. parten con un gran reconocimiento para las futuras batallas que están por darse.

En estos momentos, se barajan acciones y movilizaciones en defensa de los puestos de trabajo y las condiciones de vida en la comarca, y el Partido Comunista, ligado más que nunca en esta cuenca a los intereses inmediatos y superiores de los trabajadores mineros, organizará el descontento y la capacidad de lucha de los mineros en clave de contraataque por la nacionalización del sector y el control obrero de la producción. ¡Si todo lo producimos, todo lo decidimos!

[Canarias] Continúa la lucha en

Grandes Almacenes

E

l colectivo obrero de grandes almacenes en Tenerife, junto al PCPC-CJC y otras organizaciones políticas, ha llevado a las puertas de diversas empresas del sector el llamado a fortalecer la unidad y la combatividad de los trabajadores y las trabajadoras frente al convenio colectivo y las prácticas de los sindicatos de la patronal FASGA y FETICO. Unidad y Lucha entrevista a Lorenzo Hernández Vera*, trabaja-

dor implicado en este conflicto.

UyL: ¿Podrías resumirnos brevemente qué ha significado la imposición de este convenio para el conjunto de trabajadores/as del sector?

LHV: Con la firma de este convenio se ha implantado la reforma laboral en su expresión más brutal en empresas que siguen obteniendo beneficios multimillonarios. Se ha paralizado la contratación y se ha despedido en EREs encubiertos, unas 80.000

contrataciones menos desde que comenzó la crisis, la conciliación de la vida laboral y familiar desparece, ya que pueden cambiar las jornadas y los turnos a criterio de la empresa. Perdemos poder adquisitivo, se congela el salario, se aumentan 28 horas anuales más de trabajo y se elimina el pago por trabajar domingos y festivos; se elimina el artículo de excedencia para el cuidado de hijos o familiares dependientes…

actuáramos en una lucha coordinada en todo el Estado.

UyL: Se trata de un convenio de aplicación estatal, ¿conoces si se está dando una respuesta en otros puntos del Estado y de qué manera?

UyL: ¿Qué significa la existencia de FASGA y FETICO y cómo se está combatiendo?

LHV: Sabemos que se han hecho concentraciones, presentación de mociones en Málaga y Zaragoza, en Galicia, acciones en el Corte Inglés en Madrid. Pero no se están haciendo acciones conjuntas en todo el Estado, estamos cada uno haciendo la guerra por nuestro lado. Somos un colectivo que agrupa alrededor de 230.000 trabajadores/as, imagínate la fuerza que se le podría dar a esta lucha si

UyL: Resulta especialmente preocupante la eliminación del convenio del Art. 14, sobre todo en un sector con fuerte presencia de mujeres. ¿En qué situación han quedado las trabajadoras? LHV: Han quedado totalmente

desprotegidas y demuestra una vez más la falta de sensibilidad de estas empresas con un sector muy importante de sus plantillas. Los recursos para proteger a las compañeras con problemas por violencia de género no lo han modificado o recortado, lo han eliminado totalmente.

LHV: La existencia de estos sindicatos amarillos es la lacra en este sector, es un departamento más de estas empresas y que usan a su antojo. Desmovilizan, engañan y firman convenios como este. UyL: Uno de los problemas que presenta la lucha obrera es la división de la clase en siglas sindicales. ¿Cómo enfrenta este problema el colectivo obrero de GGAA? Este proceso de lucha contra este

convenio y los sindicatos amarillos nació como un proceso abierto a todos los sindicatos, a todas las trabajadoras y trabajadores del sector, luchar todos juntos por estos objetivos, el que se ha querido sumar se ha sumado, si la lucha la hacemos cada uno por nuestro lado no tendremos fuerza para pararlos.

UyL: ¿Conoces la propuesta del PCPE de los Comités para la Unidad Obrera (CUO)? LHV: No la conocíamos hasta

que empezamos a tener contactos con los compañeros/as del PCPC, en cierta manera es la idea que teníamos en mente cuando empezó este proceso de lucha. Es una propuesta adecuada a la situación, tenemos que buscar la unidad de acción, olvidarnos de siglas y de hacer frente al capital que nos destruye la dignidad y que nos roba la libertad. Resistencia, unidad y lucha, no nos queda otra, y esto por supuesto es extrapolable a todo el ámbito social, no solamente al mundo laboral. El panorama que se nos presenta es un ataque frontal a nuestros derechos laborales, sociales, a la educación, a la sanidad…y la respuesta tiene que ser frontal también, sin fisuras.

*Lorenzo Hernández Vera es Oficial de 2ª de Panadería Alcampo La Laguna, además de miembro del Comité de Empresa por CC.OO y miembro del Comité de Seguridad y Salud Laboral de Alcampo La Laguna.


Unidad y Lucha

Abril 2014

7

Movimiento Obrero Luchas

OBRERAS

Esta sección queda abierta a nuestros lectores y nuestras lectoras, para que nos remitan cualquier noticia al respecto que quieran ver recogida en esta sección. La extensión no deberá superar las 200 palabras, y deberán remitirla a la dirección: unidadylucha@pcpe.es

MADRID. Represión sindical en AIRBUS

C

TRAS UN PRINCIPIO DE ACUERDO ENTRE EL GOBIERNO DE CANARIAS Y LOS/AS TRABAJADORES/AS DE ITC

uando les rebajan un 15% el sueldo a la plantilla del Instituto Tecnológico de Canarias (ITC), que se suma a todas las medidas de “austeridad” salarial en el ámbito público, y aun así los/ as trabajadores/as de otras empresas públicas del Gobierno de Canarias lo consideran un referente de lucha y un modelo de acuerdo, no es más que la demostración cotidiana del nivel de desmovilización y desorientación a la que se ha visto sometida la clase obrera en Canarias. La política de pacto social; que por otro lado sólo cumple el sindicalismo claudicante porque la patronal, consciente de su papel en la lucha de clases, sigue con su política de ir arrebatando a la clase trabajadora los derechos que, tras enormes combates y sacrificios, consiguió conquistar en el siglo pasado; ha hecho que los/as traba-

C

jadores/as de ITC no percibieran que su lucha era una trinchera más en esta guerra sin cuartel que la burguesía ha intensificado en esta crisis estructural del capitalismo. Que además el gobierno burgués y caciquil de Canarias no se va a conformar con la rebaja de ese 15%, que más pronto que tarde volverá a amenazar a la plantilla con algo similar al ERE del 50% (83 personas) para seguir sangrándoles porque, sobre todo, ya le ha dado resultado. Sabemos que estas medidas son propias del proceso de acumulación capitalista que, ante la imposibilidad de crear riqueza, sólo puede subsistir explotando cada vez más a la clase obrera. Por eso en el PCPC, los CJC y CUO Gran Canaria tenemos claro que el conflicto se va a reproducir y la plantilla de ITC contará siempre con nuestro apoyo.

RECORTES EN LOS SERVICIOS A BORDO EN RENFE

uando una empresa que presta un servicio público plantea un ERE, lo que está diciendo es que quiere dar un peor servicio y ganar más dinero. Eso es exactamente lo que pretende RENFE al ofertar sus servicios a bordo con un 25% menos de presupuesto. El servicio era prestado por CREMONINI y, ahora, ha sido adjudicada a FERROVIAL. Con esta reducción del 25% se pierden servicios a bordo de los trenes, calidad y una perdida estimada de 500 puestos de trabajo. De la manera más grotesca pretenden cargar sobre las espaldas de la plantilla el coste de la reducción y seguir engordando la cuenta de resultados de FERROVIAL. Proponen que la gente se vaya voluntariamente de excedencia durante todo el periodo de la contrata ¡4 años nada menos! A cambio de esta limpieza sin igual, les da-

rían un mes de salario por cada año, es decir, un máximo de 4 mensualidades. Otra opción es que se vayan voluntariamente 210 trabajadores/as y reducción salarial del 20% para el resto. ¿Si no hay acuerdo? Pues despiden a 418 personas con 20 días por año. Al eliminar la autorización de la autoridad laboral para poder realizar un ERE permitieron la absoluta arbitrariedad patronal, como se ha demostrado en Coca Cola o se está viendo en los servicios a bordo de RENFE. La oligarquía está a la ofensiva contra la clase obrera, la acorrala con medidas de hambre, la negociación colectiva está en vía muerta… la única salida es la confrontación. Sin lucha, el futuro es la destrucción del empleo y de las condiciones laborales y salariales.

SE COMPLICA LA SITUACIÓN EN EL SECTOR AGROPECUARIO DE ALICANTE

D

espués de tres años desde la finalización de la vigencia del Convenio, y con constantes amenazas de inaplicación, la Patronal pretende desregular un convenio y poner a las trabajadoras a disposición de las empresas comercializadoras. Desde la reforma laboral, la negociación colectiva es más necesaria para frenar los ímpetus de una patronal desatada en quitar derechos y aumentar su margen de explotación/beneficios. CCOO y UGT estaban unidos en la defensa de una plataforma unitaria, con movilizaciones todos los viernes en un sector muy complicado, donde a las trabajadoras se les controla hasta el tiempo de ir al servicio, con un precio hora de 6’07 euros/hora incluida la parte proporcional de pagas. Pero esa unidad se ha roto con la firma de UGT de un acuerdo de eficacia limitada asumiendo todos los principios de la patronal, desregulando la jornada de lunes a domingo, asumiendo

que no se complemente la IT y asumiendo una pérdida del plus de asistencia, ahora ligada a no tener ni una falta en los periodos de tres meses. A cambio, congelación durante dos años y una subida del 1% para el 2014 y del 1’5% para el 2015. Las empresas del sector en Alicante, presionadas por MERCADONA para tener productos frescos todos los días, quieren obligar a que las y los trabajadores se conviertan en esclavos de Roig. UGT rompe la unidad con CCOO y la movilización de las plantillas porque le interesa seguir manteniendo sus prebendas en número de delegados que les regalan en Mercadona. Ahora más que nunca, la movilización debe seguir, las y los trabajadores deben mostrar su rechazo al acuerdo de la vergüenza y, para ello, cuentan con el apoyo de los comunistas y de los Comités para la Unidad Obrera.

N

oticias como estas hacen a uno retrotraerse a tiempos del franquismo y, sin ir más lejos, al año 1972 con el Proceso 1001 o las 5 últimas ejecuciones del dictador pocos meses antes de su muerte. Durante la huelga general del 29 de septiembre de 2010, convocada en contra de la contrarreforma laboral del mismo año, en la fábrica de AIRBUS de Getafe (Madrid) ocurrieron unos sucesos que cada vez nos son más familiares y habituales. La policía entró con total violencia en la fábrica con el objetivo de reprimir al piquete que velaba por el ejercicio del derecho a huelga, llegando a usar su arma de fuego en tres ocasiones. De esta huelga, la clase obrera se salda con un juicio pendiente a 8 compañeros en el que les piden 66 años de prisión (8 años y 3 meses para cada uno) por el hecho de realizar su labor como trabajadores y sindicalistas. De este hecho podemos extraer, precisamente, esta tendencia a la reacción por parte del capitalismo en su fase imperialista, así como el ataque directo y sin complejos (la burguesía ya no necesita ningún tipo de máscara) al derecho a la huelga, a la organización, a los sindicatos y, en resumen, a la lucha obrera en general. Tampoco podemos dejar de mencionar a los 2 compañeros gallegos y a los 5 riojanos, en la misma situación que los 8 de Airbus. En este juicio, toda la clase obrera se juega mucho. Nos jugamos que la criminalización del piquete, la organización sindical y el derecho a huelga, ya muy atacados desde los medios al servicio de la burguesía, se

pierdan. No podemos permitirlo, es necesaria la movilización sostenida y la máxima unidad y solidaridad para que los compañeros, y toda la clase obrera, empezar a ser consciente de que si nos tocan a uno, nos tocan a todos, y la fuerza que tiene cuanto está unida. En el PCPE y los CJC lo tenemos claro. Solo la unidad de la clase obrera, acumulando fuerzas, organizándose en el Partido Comunista, para el combate decidido para la derrota definitiva del capitalismo y la liberación de la humanidad de la miseria y la barbarie. La construcción de la sociedad socialista – comunista.

ASTURIES. LA LUCHA POR LA UNIDAD OBRERA

E

l 20 de marzo, en Xixón, tuvo lugar la manifestación de las Asambleas de Trabajadores y Trabajadoras en Lucha de Asturies, en la que participaron en torno a 15.000 personas, muchas de ellas pertenecientes a empresas en conflicto en nuestro territorio, otras muchas clase obrera en situación de paro, y el pueblo solidario con los que luchan. Como no podía ser de otra manera, el PCPE-Asturies y los CJC/CMC estuvieron participando de manera activa en la movilización con un cortejo muy combativo en el que en ningún momento pararon de corearse las consignas del Partido y la Juventud, llamando a la lucha, a la unidad obrera, a la huelga general y a la salida del euro la OTAN y la UE. El recorrido de la manifestación fue continuamente animado por el sonido de petar-

dos y los gritos de los diversos cortejos de empresas en lucha que abarcan todos los ámbitos, desde los servicios u hoteles a la industria pesada o la minería. Cuando llegaba la cabecera a la plaza del ayuntamiento aún salía la cola de la manifestación del punto de inicio. En las diferentes pancartas se reflejaban las diferentes luchas y situaciones de cada plantilla, unos protestaban por la deslocalización de la empresa, otros por el injusto despido de una parte de la plantilla, otros por llevar meses sin cobrar… pero el ánimo era en todos el mismo, el de unificar las luchas de los trabajadores para dar una respuesta unánime y firme contra la burguesía y los títeres a los que tienen situados en el poder; y ahí, con ellos y ellas, estaremos siempre los comunistas para aportar nuestro apoyo a las masas obreras, y explicar nuestra línea política y de lucha.


8 Unidad y Lucha

Abril 2014

Salida UE, euro y OTAN

SALIR de la UE PARA IR AL SOCIALISMO

E

l extraordinario desarrollo de las fuerzas productivas, que se ha realizado bajo la brutal explotación de la clase obrera en el capitalismo, ha creado ya la base material para la construcción de la sociedad socialista. Ese altísimo desarrollo de las fuerzas productivas ha entrado en irresoluble contradicción con las relaciones de producción capitalistas (la propiedad privada de los medios de producción).

-----------------------

“Las clases dominantes que integran el bloque de poder del sistema imperialista de la UE desarrollan todo tipo de iniciativas para tratar de mantener a la clase obrera y sectores populares bajo su dominio ideológico, para facilitar a los grandes monopolios las mejores condiciones para su lógica de acumulación de capital. Son esos grandes monopolios -cada día más reducidos en número, y mayores en dimensiónquienes imponen su férrea dictadura sobre toda la sociedad en la UE. ”

-----------------------

Esa es la contradicción estructural que determina la lucha de clases en la actualidad, su momento histórico concreto hoy. Expresión del grado de desarrollo de esa contradicción irresoluble, es que el sistema capitalista tiene que recurrir -una y otra vez- a la destrucción de una parte de esas fuerzas productivas, para tratar de seguir perpetuando las actuales relaciones de producción. Seis millones de obreros y obreras en paro en España, y casi treinta millones dentro de la UE, es la expresión más lacerante de esa lógica interna del actual sistema de dominación. Hay un sector de la clase obrera, y otros sectores populares, que carece de una base científica para realizar este análisis esencial y, por ello, tratan de buscar salidas a su deteriorada situación tratando de realizar retoques del actual sistema de dominación, en la creencia de que ello les permitirá liberarse de las inexorables leyes del desarrollo histórico. Esa es la base del oportunismo y sus distintas expresiones reformistas. Por eso la lucha ideológica se convierte en herramienta imprescindible para avanzar en el camino para crear las condiciones subjetivas de la revolución. Hace cien años la socialdemocracia creyó que tenía que asumir la

defensa de su burguesía, y apoyó el inicio de una brutal guerra imperialista, que solo llevó dolor y miseria a la clase obrera que, entonces, creía en su representación política de los intereses de clase. No fue suficiente esa experiencia histórica -y otras posteriores- para que las distintas socialdemocracias actuales sigan con el engaño a la clase obrera, prometiéndole un escenario de soluciones mediante una gestión “decente” del capitalismo. Las clases dominantes que integran el bloque de poder del sistema imperialista de la UE desarrollan todo tipo de iniciativas para tratar de mantener a la clase obrera y sectores populares bajo su dominio ideológico, para facilitar a los grandes monopolios las mejores condiciones para su lógica de acumulación de capital. Son esos grandes monopolios -cada día más reducidos en número, y mayores en dimensión- quienes imponen su férrea dictadura sobre toda la sociedad en la UE. La democracia formal, que en un momento histórico determinado -frente al Antiguo Régimen- otorgó legitimación y apoyo social a la burguesía para su acceso al poder y convertirse en clase dominante en el poder, se constituye hoy en grave obstáculo para la lógica de acumulación del capital y, por ello, el capitalismo está procediendo a liquidar todas las estructuras de esa democracia formal, tal como la hemos conocido hasta hoy. Así, la dictadura del capital va tomando un aspecto cada vez menos disimulado, y trata de sostenerse sobre la base del mayor ejercicio de la violencia, del estado policial y de la guerra.

En este proceso el poder político se sitúa cada vez más alejado de la base social, e implanta un sistema de espionaje universal en tiempo real, no dejando espacio

al más mínimo resquicio de privacidad para las personas y/o colectivos de lucha, e implanta un sistema de violencia sustentado en la acción impune de cuerpos policiales y militares de élite, con capacidad para realizar cualquier tipo de crimen contra quien organiza la lucha contra el actual sistema capitalista dominante.

Multipolaridad no es paz Las teorías de la multipolaridad, que pretenden que la diversidad de polos imperialistas conduce a unas mejores condiciones de vida y de lucha para la clase obrera, son totalmente erróneas. Las pugnas interimperialistas no generan nunca una situación de equilibrio, sino que agudizan los riesgos de confrontaciones armadas de mayores dimensiones empujados por la disputa feroz por el control de los recursos, y de áreas geopolíticas para intervenir sus mercados y aumentar la explotación de la clase obrera Consecuencia de esa dominación absoluta de los monopolios se produce el proceso de proletarización de amplias capas, y el empobrecimiento de la clase obrera y sectores populares. ¿Es posible revertir estas tendencias del sistema capitalista, en su fase imperialista, desde dentro del sistema capitalista? No. Sencillamente no, porque es antidialéctico, porque es el desarrollo que imponen las leyes del desarrollo histórico, determinado por las fuerzas motrices de la formación capitalista.

Carmelo Suárez

socialismo-comunismo.

no.

El programa de esta fase de la lucha, que tiene plena vigencia aquí y ahora, se centra en organizar el combate contra los ejes políticos fundamentales del bloque imperialista hoy en el poder en los países miembros de la UE. El objetivo es organizar a la clase obrera y, también, a otros sectores populares, cuyos intereses chocan frontalmente con las políticas de la UE.

- Contra el estado policial y el espionaje universal del pueblo: disolución de los cuerpos represivos, anulación de toda la legislación que legitima la cibervigilancia, el espionaje y el archivo de todo dato personal de quienes luchamos por el socialismo-comunismo.

Siendo los monopolios el sujeto que impulsa el proyecto imperialista, los cuales necesitan de una mayor capacidad de explotación de la clase obrera, los ejes del combate serán contra esos monopolios y contra las políticas que los mismos imponen a través de la herramienta política que es la UE, su Comisión y su Parlamento, el BCE y su socio principal el FMI.

Ejes principales del programa político son: - Contra el capital financiero (BCE, FMI, Compañías de seguros, bancos, etc.): Nacionalización de la banca y las compañías de seguros. - Contra el aumento de la explotación y la reducción del precio de la fuerza de trabajo: defensa de la negociación colectiva, defensa del poder adquisitivo de los salarios, derogación de las contrarreformas laborales y control obrero de las empresas.

Cómo salir: luchando

- Contra las guerras imperialistas en que participa la UE : lucha de masas contra guerra imperialista: Mali, Siria, Sáhara, R. Centroafricana, Afganistán, Palestina, etc.

La lucha por la SALIDA del euro, la UE y la OTAN, se conseguirá organizando la lucha de la clase obrera -y otros sectores populares- por el poder obrero y por el

- Contra las políticas migratorias: Internacionalismo proletario, defensa de los derechos de la población inmigrante, final del saqueo imperialista del continente africa-

- Contra las políticas energéticas agresivas con el medio ambiente: prioridad para las energías limpias, nacionalización de todos los grandes recursos energéticos. - Contra las políticas agroalimentarias: defensa de las producciones existentes, control de precios a ganadería y agricultura, contra las leyes que facilitan a los monopolios el control absoluto del sector en la producción y en la comercialización. - Contra la distribución internacional del trabajo que impone la UE: defensa de un modelo económico autocentrado, basado en el desarrollo de las capacidades productivas del país. - Contra la política cultural servil y domesticada: Defensa de la producción intelectual que responde al compromiso con la clase obrera y con sus luchas de emancipación y por el socialismo.
 - Etc. Estos ejes políticos y económicos principales permitirán articular a la clase obrera, como núcleo central, y a otros sectores afectados por estas políticas imperialistas al servicio de los monopolios. Ello se concreta en un Frente Obrero y Popular por el Socialismo, en el que la clase obrera lleva la dirección política, organizada bajo el liderazgo del Partido Comunista.


Abril 2014

Unidad y Lucha

9

República

REPÚBLICA, SÍ; PERO SOCIALISTA la oligarquía puede adoptar la decisión de demoler la estructura monárquica del Estado sin que eso cuestione en nada las bases de su poder como clase dominante, sin que altere, en otras palabras, las relaciones sociales de producción capitalistas.

E

Armiche Carrillo

n un famoso escrito, Lenin recordaba aquello de libertad, ¿para qué clase?, apuntando directamente al carácter socio-histórico de los conceptos y las categorías que con frecuencia manejamos. La burguesía, y en realidad todas las clases dominantes que la han antecedido en los precedentes modos de producción, han buscado con denuedo la reificación de sus conceptos ideológicos fundamentales, convirtiéndolos, de socialmente concretos que son, en entidades situadas por encima de la realidad social que les dio nacimiento. Así, conceptos como “democracia”, “libertad”, “Estado”, “ciudadano” dejan de tener un sentido histórico-concreto para convertirse en abstracciones situadas por encima de la lucha de clases. Con el concepto de “República” pasa exactamente lo mismo. Desde los tiempos en que el derecho romano fijó las características esenciales de lo que “había que entender” por República, pasando por su exaltación de la mano de la Ilustración europea y llegando hasta las nuevas (¿?) definiciones en el seno del capitalismo actual, el concepto “República” fue siempre despojado de sus características histórico-concretas, ocultando la lucha de clases siempre presente en su seno pues, no en vano, la estructura republicana es una forma más de la dictadura de clase. El marxismo-leninismo, por el contrario, fiel a la premisa del análisis concreto de la realidad concreta, centra su atención no en las meras palabras, sino en el contenido de clase que hay tras ellas. Al fin y al cabo, como también decía Lenin, la realidad nunca se presenta abstracta.

LA I y II República, experiencias concretas, alianzas concretas. Entrando en detalle, tanto la I (1873) como la II Republica (1931) fueron las aspiraciones de aquellas clases sociales ascendentes. En ambos casos, las formas republicanas del Estado iban acompañadas de algo más que la eliminación de la Monarquía. Así, la Primera República nace con la ambición de liquidar las estructuras de carácter feudal que aun pervivían en España. De la mano del proceso industrializador se va conformando en España una burguesía necesitada de acabar con las trabas al desarrollo del sistema

capitalista en el país. La Segunda República, por su parte, ve cómo las masas obreras y populares adquieren un papel protagonista en el desarrollo político del país, situación que, salvo excepciones, no había sido la norma en el panorama político español hasta entonces. Sobre la mesa estaba culminar las tareas democrático-burguesas de eliminar los últimos residuos de feudalismo que quedaban en el país. Tanto los restos de las relaciones feudales de producción, que aun pervivían de forma generalizada en el campo español, como la falta de una multitud de derechos civiles colocaban a España muy por detrás de las restantes democracias burguesas europeas. Una parte de la burguesía española (fundamentalmente la mediana y pequeña) estaba objetivamente interesada en realizar esa modernización pendiente en España. De igual manera, a la clase obrera y al campesinado también les convenía tanto la obtención derechos políticos y civiles como la liquidación de estructuras feudales que les colocaban en una situación de explotación aun mayor. En esa situación, una alianza entre el sector progresista de la burguesía y el conjunto de la clase obrera y el campesinado tenía un objetivo concreto: llevar hasta el fin la revolución democráticoburguesa, que en España no se había culminado.

¿QUÉ REPÚBLICA QUEREMOS? Pero el desarrollo de la lucha de clases no se para nunca generando nuevas situaciones que exigen análisis concretos y, así, aquella alianza entre la clase obrera, el campesinado con una parte de la burguesía pudo ser acertado en aquel momento, hoy, en una situación diferente, ya no lo es.

Por eso, cuando cada año se acercan estas fechas y vuelven a proliferar los llamados a exigir la III República, desde el PCPE decimos, en las tesis del IX Congreso, que no vale cualquier República: “Ante una dura intensificación de la lucha de clases, que conlleve la amenaza de un cambio revolucionario de poder, la república planteada como reivindicación democrática general puede ser asumida por el bloque de poder, junto a concesiones políticas, económicas, sociales y culturales de carácter temporal”. Como lo fue siempre, la cuestión del poder es la clave de bóveda de la situación. Lo que algunos representantes de “izquierdas” o incluso “comunistas” (¿?) olvidan es que la forma que adquiere la dictadura

d e l capital está mediatizada por el desarrollo de la lucha de clases y las capacidades que tenga la clase obrera (y su Partido de vanguardia) de poner en riesgo el propio sistema capitalista. En función de esa correlación de fuerzas, la oligarquía puede adoptar la decisión de demoler la estructura monárquica del Estado sin que eso cuestione en nada las bases de su poder como clase dominante, sin que altere, en otras palabras, las relaciones sociales de producción capitalistas. Ese es el punto esencial en el que debemos incidir las y los comunistas. Esa República de carácter burgués, supuestamente garante

de derechos civiles y políticos ¿es lo que la clase obrera, el campesinado y los sectores populares necesitan a día de hoy? O dicho de otra manera, ¿hay sectores de la burguesía interesados objetivamente en profundizar la democracia burguesa? O aun más importante ¿es posible profundizar la democracia burguesa en cualquier dirección? A las tres preguntas el PCPE responde claramente: No. Hoy ya no quedan tareas pendientes propias de la revolución por llevar a cabo. El capitalismo está plenamente instalado en la formación socioeconómica española, no quedan residuos feudales significativos que liquidar. La oligarquía española, aun perdiendo posiciones,

burgueses no dependen hoy de ninguna fracción de la clase dominante, pues ninguna de ellas está interesada en desarrollarlos. Son la clase obrera y los sectores populares quienes con su lucha mantienen hoy esos derechos civiles y políticos. Hoy el progreso de las fuerzas productivas, el desarrollo de la lucha de clase, en una palabra, el acentuamiento de la contradicción capital-trabajo coloca sobre la mesa demuestra que no e s

factible ningún poder intermedio entre el capitalismo y el socialismo: o se mantiene la burguesía como clase dominante, sea cuál sea la forma que adquiera la dictadura del capital, y la clase obrera, en alianza con el campesinado, conquista el poder político y comienza la construcción del socialismo.

ocupa un lugar medio en la cadena imperialista, está integrada en estructuras imperialistas como la Unión Europea, compite, a su nivel, con el resto de oligarquías mundiales. Los elementos democrático-

Por eso, para el PCPE no hay lugar para reivindicaciones abstractas acerca de la República, sino una muy concreta: la República Socialista. Estar al margen de esa realidad es colocar a la clase obrera detrás de la burguesía, olvidar el carácter de clase de la República es pretender gestionar el capitalismo, perfeccionarlo. Volvamos al IX Congreso: “la

cuestión republicana debe desligarse del debate abstracto en términos democráticoburgueses, de grados de democracia entendida en abstracto, de manera idealista, sin tener en cuenta la lucha de clases, de las contradicciones materiales y de las leyes que explican el desenvolvimiento de la formación socioeconómica (…) Por tanto, para el PCPE, hablar de república es hablar de república socialista”.

No subamos a la clase obrera a barcos que no llevan a ninguna parte.


10 Unidad y Lucha

Abril 2014

Mujer pilimin/

Las Mujeres y los Niños primero! principio (ya sabemos cómo aparcan las mujeres, lo pueden rayar) eso sí, las llevarán y recogerán del trabajo (para que no les ocurra nada, la vida está muy mala)Y por encima de todo las protegerán contra la maldad del mundo (son tan inocentes que no se dan cuenta, no se enteran). Alguien me dijo alguna vez, seguramente una sabia, que para ver si una situación era machista o no, tan sólo había que ponerla al revés, es decir, invertir los papeles de los protagonistas. Si la situación nos parece ridícula, estaríamos ante ella. ¿Qué mujer acompañaría a su amado al trabajo por temor a que le suceda algo malo? ¿Le dejaría a él que utilizase, exclusivamente, el coche viejo y pequeño para que lo pueda aparcar mejor ya que es más manejable que el nuevo? ¿Se le ocurriría resolver los grandes entuertos bancarios alegando que él no entiende, que no se entera?

S

egún una encuesta realizada en el primer trimestre de 2014 a mujeres de clase trabajadora de entre 30 y 65 años, altas, bajas, rubias, pelirrojas, flacas o rebolondas, solteras, casadas, lesbianas, con hijos o mascotas, cuidadoras, trabajadoras, paradas y pensionistas, el 99% de ellas creen que hoy en

día no existe un comportamiento paternalista o proteccionista del hombre hacia la mujer que pueda encubrir una actitud machista. Según las encuestadas, nuestras parejas, padres, hermanos, sobrinos e hijos se preocupan por nosotras demostrándonos que nos quieren bien. Las vecinas, amigas, sobrinas, primas y cuñadas preguntadas saben

que ellas llevan la administración del hogar, pagos de recibos, extractos bancarios, consultas y colas en la sucursal día a día. Pero es el marido el que llevará las cuestiones importantes con los bancos (para que no las engañen). En el caso de tener varios coches, aunque sean pagados con el salario de los dos, el cochazo grande con ruedas de aleación y asientos deslizables lo conducirá él, sobre todo al

La

mujer

nueva

M.L González

M

-No, eso no puede ser, eso es demasiado ¡Estas feministas, donde van a llegar! -¿Ahora no se las puede proteger, atender, cuidar y mirar por ellas? A lo mejor, esta encuesta demuestra un síntoma más de la ideología dominante, sutil ella, arropada con el dulce discurso de la cortesía, que no nos hace pensar que vivimos en una sociedad de valores disfrazados de buena educación expuestos y transmitidos de la forma más natural y aceptable que nos dice lo muy masculino que es el mundo. Son valores dominantes con los que se socializa a mujeres y hombres contribuyendo a mantener el equilibrio que impide conflictos y garantiza el poder social establecido, es decir, el patriarcado de la clase dominante. Hay que destruir esa ideología que somete a la explotación de la clase trabajadora hasta conseguir unas relaciones absolutamente de igualdad y eso sólo será posible cuando construyamos otra sociedad. Esa será la base para conseguir la igualdad entre mujeres y hombres.

MELVA HERNÁNDEZ,

del Moncada a Santiago

elba Hernández estudió Derecho, pero su vida fue algo más que para ser abogada; su vida sirvió para llevar a la práctica el legado de José Martí, que antecede a la Constitución cubana: “ “Yo quiero que la ley primera de nuestra República sea el culto de toda Cuba a la dignidad plena del ser humano”. Melba siempre supo distinguir al enemigo de clase, participando, como parte de la vanguardia revolucionaria, en el combate a la tiranía batistiana, e integrándose el Movimiento 26 de julio desde sus inicios.

la luz salvo en las jornadas de visita (pues la hicieron permanecer en su celda todas las horas y todos los días de su cautiverio), fue tener que frenar la lucha que sabía iba a llevar al pueblo cubano hasta la Victoria. Junto a Haydé salió de prisión en 1954. Melba, y casi a renglón seguido, formó parte del grupo que imprimió y distribuyó el manifiesto "A Cuba que sufre", en el cual Fidel y sus compañeros, aún presos, afirmaban al pueblo su decisión irrevocable de continuar la lucha contra el dictador de Fulgencio Batista.

El Moncada fue para ella como un nuevo nacimiento. A sí misma se alumbró entonces a la Historia de las luchas de los pueblos, la del cubano y las de tantos otros en el mundo. Vio allí a sus compañeros masacrados, y tirados luego, a las cunetas de Santiago., y sintió la deuda, de lealtad y honor, que tenía con ellos.

Junto a Lidia Castro y, su inseparable Haydée, recopiló y organizó las notas que Fidel iba sacando de la cárcel, escritas con zumo de limón y que luego conformarían el texto de su alegato de defensa en el juicio del Moncada. Así, La Historia me absolverá también es obra de Fidel, pero también de las mujeres que arriesgaron su vida por salvar el texto histórico del lider revolucionario, que tras completar, imprimieron y distribuyeron clandestinamente

Tras el fracaso de la acción, Melba fue encarcelada, junto a la compañera con la que tomó el Hospital Saturnino Lora de Santiago para intentar establecer allí uno de los puntos de apoyo del asalto. Sin embargo, su condena real, pese a no ver

Otro aspecto de la encuesta a tener en cuenta es si la cortesía o determinados buenos modales es una forma de educación que enmascara un comportamiento machista y es en este punto en dónde todas las mujeres preguntadas consideran que eso es un elemento favorable de agradecer, de preocupación hacia ellas, en definitiva, de amor. ¿Por qué el hombre deja que pase primero una mujer al abrir la puerta? ¿Por qué le ayuda con

las bolsas de la compra? ¿Por qué le cede el asiento? Yo como hombre me considero superior a ti y te concedo que pases primero, débil y delicada mujer ¿O es una vejación que sufre la mujer por el hecho de serlo?

Absuelta por la Historia

Melba se fue a Méjico, como le pidió Fidel y allí, junto a sus compañeros, organizó,

no sin dificultades, la expedición del Granma, que llegaría a Cuba en 1956 . Ella no viajó en ese barco, pero en cuanto regresó a Cuba, se unió a los guerrilleros de la Sierra Maestra. Su puesto de combate estuvo en el Tercer Frente Mario Muñoz Monroy, dirigido por el Comandante Juan Almeida Bosque.

Melba, Vietnam internacionalismo

y

el

La labor internacionalista de la Revolución cubana fue un espejo para Melba Hernández, quien fuera Presidenta del Comité Cubano de Solidaridad con Vietnam del Sur primero, y después de Vietnam, Cambodia y Laos; miembro del Presidium del Consejo Mundial de la Paz; Secretaria General de la Organización de Solidaridad con los Pueblos de Asia, África y América Latina (OSPAAAL); embajadora de Cuba en la República Socialista de Vietnam y en Kampuchea, y directora del Centro de Estudios sobre Asia y Oceanía. Melba Hernández Rodríguez del Rey falleció hace escasos días. Tenía 82 años. Su último aliento también fue de lealtad a la Revolución y a quienes cayeron por ella. Quiso que la incineraran y que sus restos

fueran depositados, en Santiago, junto a sus compañeros, muertos o vilmente asesinados por los esbirros de Batista, durante el asalto al Moncada. Ahora ya no les debe nada, porque ella terminó su vida CON LA REVOLUCIÓN por la que ellos entregaron la suya.


Unidad y Lucha 11

Abril 2014

Juventud

BRUTAL AGRESIÓN POLICIAL CONTRA UN JOVEN DE LOS CJC

E

Redacción UYL/

l pasado día 22 de marzo el PCPE y los CJC estuvimos presentes en muchas de las manifestaciones que se celebraron en distintas ciudades, convocadas por las llamadas “Marchas de la dignidad”. En Madrid, Partido y Juventud destacaron por su nutrida participación, y claramente identificados con las banderas y las consignas que corresponden al actual momento del desarrollo de la lucha de clases hoy en España, lejos de las posiciones más desideologizadas de los convocantes. En Madrid, una brutal agresión policial ha dejado al camarada Iñaki, de los CJC, con graves lesiones. Sin que mediara aviso o advertencia de ningún tipo, un policía antidisturbios disparó,

desde muy corta distancia, una pelota de goma directamente al rostro de Iñaki.

El PCPE y los CJC exigiremos todas las responsabilidades por esta agresión, e iniciaremos todas las acciones legales posibles para conseguir el castigo de quienes protagonizaron estas acciones violentas contra las personas que participaban en la manifestación del día 22M.

La violenta agresión policial originó graves daños en ojo, pómulo y mandíbula del joven militante de los CJC. Los servicios médicos constataron dos fracturas en el pómulo, lesión en el ojo y desplazamiento del maxilofacial. Pasados unos días parece que la afección al ojo es de mayor gravedad, y que hay serio riesgo de pérdida de la visión en un noventa por ciento. Que la policía desate una violencia de este grado contra un joven que se encuentra en una manifestación, sin mediar incidente alguno, pone de manifiesto el grado de represión violenta que el Estado está ejerciendo contra la movilización obrera en este país, que se producen como respuesta a sus

Foto extraída de www.cadenaser.com

políticas orientadas al beneficio exclusivo del capital financiero y la patronal. Esta agresión supone una vulneración total de los derechos de reunión, manifestación y asociación, pues una acción policial de este tipo lo que busca es

atemorizar a las masas e impedir que continúe la movilización creciente que se da en nuestro país, como respuesta a las condiciones en que se encuentran la clase obrera y los sectores populares a consecuencia de las políticas desarrolladas por los gobiernos de la oligarquía.

El PCPE y los CJC declaramos la más firme determinación de continuar, y ampliar, nuestra lucha contra este gobierno, contra sus políticas y por la defensa de los derechos de la clase obrera; y afirmamos que no habrá violencia del Estado capaz de detener nuestra lucha consecuente hasta conseguir nuestros objetivos del poder obrero y la sociedad socialista.

La escuela de idiomas también se ve afectada por los recortes en educación Adrián Villanueva/

academia que te forme en la preparación para un examen oficial que pueda convalidarse como idioma en el marco europeo; o por otro lado, apuntarse a la escuela oficial de idiomas de tu comunidad.

C

omo no podía ser de otra forma, el capitalismo ha convertido el idioma en una mercancía más en la que se benefician, cada día, más empresas. Ya no se habla del aprendizaje de un idioma como mero sistema de comunicación verbal de una determinada comunidad humana, o el conocimiento de una determinada cultura; sino que, la formación y el estudio de un idioma nuevo se enmarca como otra forma para sacar grandes beneficios. Cada vez más son las empresas que ofertan puestos de trabajo donde uno de los requisitos fundamentales es la experiencia de un idioma en concreto. Los trabajadores se ven evocados a formarse en varios idiomas para llegar a poder ser partícipes en el mercado de trabajo. En este sentido, caben dos posibilidades: por un lado, apuntarse a una

De sobra es sabido los altos costes de las academias privadas para la formación de un idioma nuevo; lo que provoca, que muchos jóvenes sin empleo no puedan acceder a ella. La otra opción que nos queda sería apuntarnos a la Escuela Oficial de Idiomas. Pero, ¿Qué está ocurriendo con este sistema público de aprendizaje de idiomas?¿Acaso está exento de los recortes en educación? La Escuela Oficial de Idiomas lleva, varios años, viéndose afectada también por estos recortes. Se enfrentan a la masificación de aulas y a una reducción de los grupos en lo que se teme que sea la antesala del futuro desmantelamiento. Lógicamente en una enseñanza como la del idioma se pierde calidad al ser tantos alumnos; y mas, dándose el caso en algunos territorios, donde ni siquiera tienen suficientes infraestructuras en las aulas lo que provoca que haya gente incluso de

pie. La importancia del aprendizaje de una lengua pasa por el habla y con tantos alumnos se hace imposible poder realizar esta actividad; lo que conlleva a mermar la calidad del servicio. Esta eliminación de grupos de trabajo provoca a su vez la reducción de profesorado. De hecho, por poner un ejemplo, las EOI de Cataluña han perdido unos 40 docentes en los dos últimos cursos; o 21 docentes en el caso de las EOI de Madrid. Por los factores antes señalados en este artículo, año tras año, son más los alumnos matriculados en

estos centros lo que produce que la alta escasez de plazas conlleve a que miles de jóvenes se queden sin poder acceder. Vemos como la calidad del servicio prestado va empeorándose con los recortes aplicados; pero las tasas de matriculación se disparan enormemente. Por poner un ejemplo, en las matriculaciones para el curso 2013-2014 de la E.O.I de Barcelona aumentó un 55%, lo que supuso 95 € más que en el anterior curso, llegándose a fijar la cuota a los 275 €. En Madrid, el tasazo, llegó a primeros del 2013 aumentando el 166% las tasas de matriculados a primer idioma, llegando a costar 269 €.

Todo esto provoca que muchos jóvenes no puedan costearse esta educación y se vean una vez más negadas sus expectativas. España es uno de los países europeos con menor cantidad de adultos que habla idiomas extranjeros: solo un 18% de los españoles habla dos lenguas. Con todos los recortes antes mencionados solo va a provocar que este porcentaje siga reduciéndose; y lo peor de todo: que aquellos jóvenes de extracción obrera y popular no puedan acceder a esos puestos de trabajo con obligación de saber un idioma.


12

Unidad y Lucha

Abril 2014

Internacional

Los agresores de 15 años del Siria contra las bombardeo a Yugoslavia; cuerdas, la entidad la guerra de la que no habla la sionista al rescate socialdemocracia Álvaro Luque /

Ferrán Nieto/

de contener el avance del Ejército Árabe sirio, las milicias populares y los aliados libaneses.

E

n las últimas semanas el Ejército Árabe Sirio y las milicias han conseguido importantes victorias sobre las fuerzas mercenarias salafistas que iniciaron la cruenta guerra. El ejército sirio está expulsando del territorio a las fuerzas terroristas, fundamentalmente en el norte y el occidente del país. La ciudad de Ras Al Ain, en la frontera turca ha sido liberada. En el oeste la liberación del castillo templario de Crac ha empujado a los mercenarios hacia territorio libanés. La ruta entre Damasco y Alepo (al norte, cerca de Turquía) también ha sido limpiada gracias a la liberación de la importante ciudad de Yabrud. En resumen, todos los frentes presentan importantes avances, las diversas fracciones mercenarias, enfrentadas entre sí por el control de los recursos de la OTAN y las monarquías árabes son incapaces

Las tropas mercenarias intentan responder con una ofensiva en la costa mediterránea siria, en las ciudades de Tartús y Latakia intentando conseguir establecer un corredor entre Turquía y el Líbano y controlando la zona marítima siria, rica en gas y petróleo. En el frente sur los mercenarios controlan parte de la frontera de los Altos del Golán, frente a los territorios ocupados por la entidad sionista. El empuje combinado de las tropas sirias y las milicias libanesas de Hizbullah está poniendo en serios aprietos a los mercenarios. En los últimos días la aviación sionista realizó un ataque sobre territorio sirio, que sirvió de cobertura para un ataque mercenario a una prisión. Hoy Israel sirve de retaguardia de las fuerzas mercenarias, el propio Primer ministro Benjamín Netanyahu visitó un hospital de los mercenarios en territorio ocupado por los sionistas y saludó efusivamente a los mercenarios de Al Qaeda que se recuperaban de sus heridas. Ante el retroceso en todos los frentes de las distintas fracciones terroristas, Israel acude a su rescate, aumenta la tensión en la región, realiza ataques selectivos en

territorio sirio y recientemente ha puesto en alerta a la fuerza aérea ante una posible orden de ataque a Siria y a Irán. El polo imperialista atlantista está acentuando las agresiones en todo el mundo, instigando a que las pugnas interimperialistas tengan respuesta en lo militar. En el caso de la estratégica región de lo que los estrategas del Pentágono denominan el “gran oriente medio”, el eje atlantista-sionista junto a las monarquías feudales saudí y catarí tiene en Siria su principal objetivo, conscientes de que representa la antesala de Irán. ¿Serán capaces de iniciar una agresión contra Irán mientras el frente sirio les derrota? La barbarie imperialista no tiene límites, y está llevando al mundo a una guerra global, en el que las placas tectónicas de los distintos bloques están chocando. El peligro de una escalada que conduzca a una guerra global es real. Los y las comunistas debemos mantener firme nuestras posiciones de confrontación con la OTAN, de rechazo a los conflictos interimperialistas y de solidaridad con los pueblos y estados independientes víctimas de las agresiones del imperialismo.

E

ntre marzo y junio de 1999, la OTAN bombardeó Yugoslavia. Es lo que se conoce como Guerra de Kosovo. Durante 3 meses murieron dos mil personas, el país quedó destrozado, dividido y la OTAN fomentó la limpieza étnica de serbios en Kosovo a manos del grupo paramilitar fascista, UCK (Ejército de Liberación de Kosovo). Se calcula que el 80-85% de las víctimas fueron civiles inocentes. El objetivo del ataque de la OTAN era controlar los Balcanes por su interés geopolítico. Llevar la guerra a Europa (fue por ejemplo la primera guerra en el que participó Alemania desde la 2ªGM) y la instalación de una de las bases de los EEUU en continente europeo, la base de Camp Bondsteel, la más grande del mundo fuera de territorio estadounidense, con 10.000 soldados y la segunda más grande de todas las norteamericanas, no es un dato casual. La estrategia fue la de otras veces; guerra mediática previa para criminalizar al enemigo, en este caso acusar a Serbia de la limpieza étnica en Kosovo, limpieza que la propia OTAN, de manos de su portavoz Jamie Shea, reconoció que no era del todo cierta. En esa estrategia de criminalización dirigida por el imperialismo la prensa burguesa participó de manera activa con editoriales incendiarios… La socialdemocracia, el trotskismo y otros izquierdistas aplaudieron la intervención imperialista para garantizar la “autonomía” de Kosovo. En 1999 la propaganda de guerra tenía un objetivo claro para la clase obrera; saber situar en un mapa Kosovo, lo malo que era Milosevic y los serbios y multitud de razones para bombardear Yugoslavia, eso sí, la misma pro-

paganda servía para garantizar que esos mismos obreros/as no supieran casi nada de su convenio, sus derechos, indemnización por despido, etc, etc. Una estrategia que conocemos bien por hechos recientes; Irak, Afganistán, Venezuela, Siria, Libia, Ucrania, etc. El imperialismo señaló con el dedo sus nuevos objetivos y fueron muchos los que le aguantaban el mapa1. Tras la guerra mediática, escenificaron unas negociaciones en la llamada Conferencia de Rambouillet, donde el socialdemócrata Javier Solana amenazó a Yugoslavia con que, o aceptaban la propuesta de “paz” (algo que ningún estado soberano aceptaría, como es la división de su territorio y aceptar la intervención militar extranjera), o habría guerra. Al acabar la Conferencia, Solana ordenó bombardear Yugoslavia. La socialdemocracia se manchaba nuevamente las manos de sangre con tres meses de bombas. El imperialismo conseguía así un objetivo clave en Europa; debilitar y dividir un estado soberano non-grato como era Yugoslavia, una base militar crucial para controlar a Rusia y otros devenires y el control de rutas energéticas en los Balcanes. El petróleo y el gas del Cáucaso y Asia Central pasa por ahí y EEUU y empresas multinacionales hacen y deshacen en un pequeño territorio como Kosovo con importantísimos recursos energéticos como el carbón. 1 Buscando información sobre Yugoslavia y el apoyo de la “izquierda” he encontrado un artículo del líder y teórico de PODEMOS (Pablo Iglesias) criticando sus propias posiciones de entonces y alabando la oposición a Milosevic, el llamado OTPOR (actual CANVAS), organización que se sabe que fue financiada por la USAID de los EEUU con varios millones de dólares, hay artículos al respecto y con vínculos con el Maidán de Ucrania y otras revoluciones exportadas por los EEUU. (http://www.sindominio. net/~pablo/papers_propios/los_conductores_de_buldozer.pdf)


Unidad y Lucha 13

Abril 2014

Internacional

Claves políticas para entender lo que sucede en

Consejo de Redacción de Tribuna Popular. Especial para Unidad y Lucha/

L

os acontecimientos que han venido desarrollándose en Venezuela –a partir de la semana en la que se celebraba el bicentenario de los eventos históricos que dieron lugar al Día Nacional de la Juventud, 12 de febrero–, son en realidad un nuevo episodio de la ya larga cadena de tentativas de diverso tipo adelantadas por las fuerzas de la derecha contra el proceso de cambios democráticos y progresistas iniciado en 1999 tras el primer triunfo electoral del fallecido Presidente Chávez.

de intensas campañas mediáticas contra el gobierno, la propia Fedecámaras, en complicidad con las fuerzas políticas de la derecha, la organización sindical CTV (tradicionalmente controlada por aquellas), los medios de comunicación y algunos sectores de la Fuerza Armada Nacional (FAN), ejecutaron un golpe de Estado enmascarado bajo una manifestación de protesta que supuestamente habría sido reprimida por el gobierno del Presidente Chávez (cosa que luego resultó desmentida por diversas investigaciones independientes).

Para entender lo que hoy sucede en Venezuela, es necesario recordar las diversas intentonas, desde las más o menos pacíficas y legales hasta las violentas y abiertamente anticonstitucionales, que han protagonizado las fuerzas de la derecha nacional a lo largo de los últimos 15 años, con el auspicio y el apoyo directo e indirecto de intereses extranjeros, especialmente de Estados Unidos, Colombia y España.

Antes de dos días, se produjo una masiva rebelión popular-militar contra el recién instalado gobierno ilegítimo presidido por el hasta entonces Presidente de Fedecámaras, y se logró la restauración del gobierno constitucional. No obstante, el resto del año 2002 y los primeros meses de 2003 estuvieron marcados por episodios de combates callejeros iniciados por las fuerzas de choque de la derecha. Hubo asimismo, actos de insubordinación de algunos oficiales de la FAN contra sus mandos naturales, que incluyeron la ocupación ilegal de una plaza pública a lo largo de varias semanas por los sediciosos, y reiterados llamados al desconocimiento del gobierno constitucional. Un segundo lock-out patronal, mucho más prolongado y drástico que el del año anterior, se extendió por más de tres meses desde diciembre de 2002, y se aunó a una campaña de actos directos de sabotaje a la industria petrolera, al sistema eléctrico nacional, a los sistemas masivos de transporte y comunicación, y hasta a la infraestructura vial del país. Se pretendía esta vez, y así lo declararon públicamente los di-

Ya a fines de 2001, hubo un episodio de sabotaje a la economía bajo la forma de un lock-out patronal, ordenado a sus afiliados por Fedecámaras, la principal organización empresarial del país, como acto político contra las decisiones legítimas del gobierno en defensa de la industria petrolera nacional, liquidación de los latifundios y lucha contra las prácticas empresariales monopólicas. Aunque esta acción sólo se sostuvo por unos días y causó relativamente poco daño directo a la economía, fue sin duda un episodio preparatorio para lo que vendría de inmediato. Golpe de Estado de 2002 En abril 2002, tras varios meses

Venezuela

rigentes de tales acciones, causar un nivel insoportable de daño a la economía nacional, a fin de hacer insostenible la situación y causar el colapso del gobierno del Presidente Chávez. Pero una vez más la organización del pueblo logró sobrellevar los severos inconvenientes causados por el sabotaje y derrotar a los conspiradores, pese al gravísimo daño que sufrió la economía (una caída de casi 20% del PIB en menos de dos años). Cambio de táctica de la oposición Desde principios de 2003, derrotadas por el momento las intentonas violentas, las fuerzas de la derecha iniciaron una ofensiva para forzar la aplicación contra el Presidente Chávez del mecanismo constitucional del referendo revocatorio de mandato, sin respetar los plazos y procedimientos legales para ello. Tras meses de tensión y agitación, las autoridades electorales nacionales lograron obligar a la oposición a cumplir y respetar los trámites legales para la solicitud y realización del referendo, que finalmente tuvo lugar en agosto de 2004 y resultó en una clara victoria del Presidente Chávez. A fines de 2005, en un intento de deslegitimar frente la comunidad internacional al gobierno y a las autoridades electorales (a las que acusaron de fraude tras el referendo del año anterior, sin haber jamás aportado evidencia alguna de ello), las cúpulas de la oposición llamaron a boicotear las elecciones convocadas para la renovación del Parlamento nacional. Aunque en efecto hubo en esa oportunidad una tasa de abstención superior a la habitual en Venezuela (país en que la participación electoral suele ser masiva y entusiasta), el procedimiento electoral se llevó a feliz t é r mino sin inconvenientes de importancia, c o n transparencia y lim-

pieza inobjetable, lo que dejó sin efecto una vez más las denuncias de la oposición. Esta serie de descalabros llevó a un cambio en la táctica de la oposición, pasando a un mayor protagonismo figuras que se mostraran menos comprometidas con las intentonas violentas e ilegales. Tras el arrasador triunfo de Chávez en los comicios presidenciales de 2006, reelegido para un nuevo período constitucional, las fuerzas de la derecha quedaron severamente debilitadas y entraron en una relativa inactividad sólo rota por los numerosos procesos de elección de diputados nacionales, gobernadores, diputados regionales, alcaldes y concejales, procesos en los que generalmente resultaron vencedores los candidatos de la alianza política dirigida por el Presidente. A fines de 2012, pese a la grave enfermedad que se le había diagnosticado el año anterior, y que lo había obligado a reducir su nivel de actividad y a ausentarse de la vista del público por lapsos más o menos prolongados, el Presidente Chávez fue reelegido de nuevo, para el período constitucional 2013-2019. Su fallecimiento, acaecido cuando apenas habían transcurrido menos de dos meses de este nuevo período, obligó a la realización de nuevas elecciones presidenciales, y despertó los apetitos de la oposición. Tras la muerte de Chávez En efecto, creyendo que una vez desaparecido el Presidente Chávez se le abría una vía franca hacia la conquista del gobierno, la derecha se animó y movilizó ante las elecciones presidenciales de abril 2013 con una fuerza que no había tenido desde hacía casi 10 años. Mientras tanto, fuerzas que apoyaron al Presidente Chávez, ante la pérdida de quien había sido su líder indiscutido por tanto tiempo, cayeron en una cierta parálisis y desmoralización. Y como consecuencia, las fuerzas de la derecha obtuvieron su mejor resultado electoral desde 1999. Perdieron de nuevo, aunque esta vez por menos de dos puntos porcentuales. Este resultado relativamente estrecho, sumado a dificultades y deficiencias acumuladas a lo largo de los años de gobierno del Presidente Chávez, creó un marco favorable para la posibilidad de

una nueva fase de conflictividad abierta. Desde el mismo instante de la proclamación del triunfo del ahora Presidente Nicolás Maduro, las fuerzas más extremas de la derecha retomaron la iniciativa y lanzaron una violenta ofensiva que pretendía resucitar las viejas denuncias de fraude electoral y los llamados al desconocimiento de las autoridades legítimamente constituidas. Durante casi una semana tras las elecciones de abril, diversos actos de sabotaje, bloqueos de calles, motines callejeros (llamados “guarimbas”), ataques a autoridades y a locales oficiales, causaron al menos una docena de víctimas fatales, casi todas de civiles favorables al gobierno. Una vez más, se produjeron las consabidas campañas mediáticas nacionales e internacionales de denuncia de los supuestos abusos de represión gubernamental. Hacia fines de 2013, ante lo que percibían como la creciente debilidad del Presidente Maduro, las fuerzas de oposición asumieron la elección de alcaldes y concejales con el objetivo de lograr un triunfo resonante y, así lo declararon, convertir tal resultado en un referendo implícito de facto que dejaría deslegitimado al Presidente y lo obligaría a renunciar y convocar nuevas elecciones. El resultado del proceso electoral de diciembre fue, no obstante, exactamente el contrario: casi 75% de los cargos en disputa fueron ganados por candidatos de la alianza política dirigida por el Presidente Maduro, y la diferencia entre la votación total obtenida por ésta y la obtenida por la alianza de las fuerzas de oposición creció desde el relativamente estrecho 2% de abril hasta un más confortable 10%. Con este último resultado la derecha vuelve a perder utilizando la táctica electoral, lo que la aleja de lograr legalmente su estrategia de hacerse con el gobierno y recobrar el control total sobre el Estado. Esto desencadena la actual ronda de disturbios y violencia reaccionaria, encabezada de nuevo por la fracción ultraderechista de la oposición, activando sus núcleos fascistas enmascarados como movimiento estudiantil. Pero nuevamente están siendo derrotados, con unidad clasista y popular.


14

Unidad y Lucha

Abril 2014

Vida de Partido

Saludos internacionales a nuestro 30 aniversario reconocen el papel del PCPE

H

Á. G.

an sido muchos los partidos y organizaciones hermanas que han saludado al PCPE con ocasión de nuestro 30 aniversario. A todos ellos les agradecemos enormemente esta muestra de fraternidad. En el momento en que se escriben estas líneas seguimos publicando en la página web del Partido las que van llegando y es causa de orgullo poder observar cómo se aprecia al PCPE en el resto del mundo. Quizás el fragor de la batalla diaria no nos permita reflexionar adecuadamente sobre la importancia del papel del PCPE en el Movimiento Comunista Internacional (MCI). Es un hecho objetivo que “la creación y el establecimiento del PCPE están inextricablemente ligados con la lucha decisiva y firme contra el oportunismo y el eurocomunismo”, como señalan los camaradas del PC de Grecia, y con orgullo hemos de recordar lo que muy bien señalan en su nota

nuestros camaradas del PC de México: “de todos los esfuerzos contra el liquidacionismo eurocomunista, el que fructificó en el nacimiento del PCPE en 1984 fue el más importante, pues logró revertir y derrotar la intentona del oportunismo y en condiciones de real dificultad logró la reorganización de un partido de la clase obrera, de identidad comunista nítida, con base firme en el marxismo-leninismo: un verdadero partido comunista en España”. Las condiciones de lucha del PCPE jamás han sido fáciles en estos 30 años. Pesó como una losa en todo el MCI el triunfo de la contrarrevolución en el bloque socialista, que llevó a muchas organizaciones a la disolución o a la mutación en fuerzas socialdemócratas, pero nosotros nos mantuvimos en pie, siendo el PCPE, “uno de los abanderados del socialismo que ha trabajado en solidaridad con las fuerzas comunistas y de la clase obrera para la unidad de la lucha revolucionaria”, en palabras de los camara-

das del PC de Turquía. Vimos cómo otros partidos traicionaban los principios y acababan chapoteando en la charca oportunista, o cómo cedían ante las agresiones directas o indirectas del enemigo de clase, pero nosotros resistimos, como dicen los camaradas del Partido del Trabajo de Bélgica: “gracias a su firmeza en los principios marxista-leninistas, el PCPE ha sido capaz de resistir a múltiples ataques de las fuerzas reaccionarias y socialdemócratas, planteando el socialismo científico, el compromiso militante y la confianza en la clase obrera”. Pero el PCPE no sólo ha resistido, sino que ha sido capaz de pasar a la ofensiva. Decimos abiertamente que los momentos de gran dificultad que hemos superado nos han convertido en un Partido más fuerte, convencido de la necesidad de contribuir en lo posible a la superación de la crisis política e ideológica que vive el MCI en una sola di-

rección, la que bien señalan los camaradas del PC de Italia: “tenemos en gran estima vuestra enorme contribución al Movimiento Comunista Internacional en su propósito de preservar su carácter revolucionario y de desarrollar el marxismo-leninismo bajo las condiciones actuales”. Por su historia, por el trabajo diario de sus militantes, por la firmeza de sus posiciones político-ideológicas, el PCPE “viene inspirando la reorganización de otros partidos comunistas que fueron liquidados o quedaron severamente afectados” por el triunfo de las posiciones oportunistas, dicen nuestros camaradas mexicanos. El cariño y el reconocimiento que nos expresan los partidos y organizaciones hermanas debe servir como estímulo para nuestro trabajo diario y, cómo no, para fortalecer aún más el carácter internacionalista y proletario del PCPE.

HOMENAJE AL POETA COMUNISTA AGUSTÍN MILLARES SALL

E

l pasado 19 de marzo el PCPC junto con los CJC organizaron un homenaje a “su” poeta, Agustín Millares Sall, 25 años después de su muerte. Poeta marxista-leninista, Agustín es un claro ejemplo de intelectual que dedica su vida y su obra a la lucha por el socialismo. Desde muy joven se le reconoce como comunista, y comienza a publicar sus primeras poesías en publicaciones como La voz obrera en la que en 1935 publicó el artículo “Por una F.U.E revolucionaria”. En 1932 se afilia al P.C.E. Tras el golpe de estado militar de 1936, debido a su militancia comunista, fue recluido en el campo de concentración de la Isleta, de donde salió para vivir confinado en la isla de Lanzarote.

Su poesía se ha encuadrado en la llamada poesía comprometida, poesía social, porque tamizaba la realidad que lo rodeaba y la trascribía con una sensibilidad que sólo se comprende poniendo de relieve su gran conciencia de clase, y además en un momento, como fue, la dictadura franquista, donde con cada verso, con cada artículo publicado en una revista, se jugaba la vida. Agustín Millares comienza a militar en el PCPE en los inicios del Partido, tras su paso por Células Comunistas, pUes en ese momento ya había abandonado el PCE consciente de la deriva reformista y revisionista de éste en su camino hacia la traición del eurocomunismo. El camarada Agustín no era un

poeta institucional, no se hubiese sentido a gusto en un homenaje donde tuviese que codearse con la burguesía y la oligarquía canaria ni con sus representantes políticos de turno, y los intelectuales que los siguen, sabemos que el camarada Agustín, escribía y luchaba con y para el pueblo, con y para la clase obrera, y por eso, su partido le realizó un homenaje con la clase obrera.

Reflejo de su carácter militante, en los últimos años de su vida, cuando ya sólo salía a actos muy puntuales, cuando coincidía con

su partido siempre decía “que sepan que estoy ahí, con mi partido, apoyando a mí partido”.

En el acto intervinieron Carmelo Suárez, Secretario General del PCPE y el hijo del poeta, Agustín Millares Cantero, y se contó con la colaboración de Soraya Ponce.

Suscríbete

a la

prensa

revolucionaria

Suscripción anual a:

UNIDAD Y LUCHA (11 números al año) España 10 euros, Europa 16 euros, PROPUESTA COMUNISTA, revista política del PCPE (3 números/año) España 20 €, Orden de domiciliación bancaria: Nombre del titular Ciudad CP

DNI Provincia

Datos de la cuenta donde se quieren cargar las cuotas: Entidad Giro postal o ingreso en cuenta: 2100 / 7029 / 40 / 0200033373 Entidad Bancaria: La Caixa

Dirección Teléfono Oficina DC

resto del mundo 22 euros. resto del mundo 25 €, suscripción de ayuda 30 €

Email Nº de Cuenta

Enviar a PCPE: C/ Miguel de Sande Narciso nº6 Bajo Vallecas Madrid Enviar a PCPE: C/ Miguel San Narciso nº6 Bajo28.018 Vallecas O enviar a: finanzas@pcpe.es 28.018 Madrid


Unidad y Lucha 15

Abril 2014

Cultura Literatura

Travelling

“EL ACORAZADO POTEMKIN”:UNA JOYA CINEMATOGRÁFICA

E

l otro día, para celebrar mi ya abultado cumpleaños, mis dos hijos me hicieron un magnífico regalo mientras soplaba las llamas de las velas del pastel de aniversario: la reciente edición en Blu-Ray de “El acorazado Potemkin”, película realizada en 1925 por el genial cineasta soviético Sergei M. Eisenstein. Para muchos “la mejor obra cinematográfica de todos los tiempos”. La sorpresa fue grande, y por supuesto, regocijante. Yo no había vuelto a ver ese clásico imperecedero de la cinematografía soviética desde que un día en París lo descubrí durante un ciclo dedicado a la revolución bolchevique en un modesto cine de barrio, muy cerca de la mítica Plaza de la Bastilla. Tendría por aquél entonces apenas veinte abriles, y en España el corazón y la imaginación aún estaban amordazados por el fascismo. Ante mis ojos atónitos desfilaron imágenes subyugantes de belleza, emoción y coraje revolucionarios. Creo que nunca me he sentido tan absorto y exaltado viendo una

película como en aquel momento. Era como salirse de uno mismo para integrarse emocionalmente poco a poco en la conmovedora trama. Esa crónica histórica de la revolución rusa de 1905 (previa a la revolución bolchevique de 1917), que levantó al pueblo ruso contra el régimen absolutista de los zares quedó grabada para siempre en mi memoria, y de alguna manera consolidó igualmente mi pionera conciencia comunista. La secuencia del amotinamiento del marinero Vakulichuk y de sus camaradas rehusando comer carne podrida y llena de gusanos, y la de la matanza zarista en las escaleras de Odesa, primero mostrando el martilleo rítmico de las botas de los soldados que bajan por las escaleras y más tarde encadenando la huida precipitada de la multitud reprimida con la caída del cochecito de niño, resultan inigualables aún en nuestros días por su enorme patetismo y por su intensa fuerza expresiva. En definitiva, un cine que se renueva en cada visión, popular y comprensible a todas las nacionalidades, a tímidos y valientes, a cultos e incultos.

ROSEBUD

El éxito de la película situó a Eisenstein y a su ayudante Aleksandrov en la primera línea del cine potenciado por la Unión Soviética en los años 20 y 30 del siglo pasado. Un cine revolucionario y de alto nivel que sacudió los cimientos de la cinematografía mundial con sus innovaciones artísticas y técnicas, sus contenidos políticos y sociales, y con sus famosos “montajes de atracciones”. Sin duda ninguna, “El acorazado Potemkin”, una auténtica joya cinematográfica a tener en el lugar más preciado de nuestra videoteca.

imprescindible

EMPUÑANDO LA GUITARRA

L

a Nueva Trova emerge a partir del legado de la cultura popular cubana, en el contexto de la Cuba de los años 60, en el marco de las campañas masivas de alfabetización, tras la victoria de Playa Girón por parte de un pueblo forjado en un siglo de luchas que derrota a los invasores mercenarios de los yanquis. Hasta entonces existía la guajira en el campo o el bolero, por lo general, embutido en un cierto sentimentalismo un tanto estrecho; También existía una extraordinaria diversidad musical desde el guaguancó, la rumba al son. La denominación de <<Nueva>> hay que entenderla más que por una idea de contemporaneidad, por una novedosa concepción emancipadora y solidaria de la Trova. En esta ocasión nos referiremos al libro de Víctor Casaus y Luís Rogelio Nogueras que recopila las letras de las canciones de Silvio Rodríguez, uno de los máximos exponentes de la Nueva Trova, desde luego, uno de los más difundidos discográficamente en España y en América Latina, entre todo el elenco de cantautores y cantautoras (recordemos a Sara González) de la música cubana. El libro atesora las memorables canciones de Silvio, ese hombre que ha llenado estadios por el mundo y que hace un tiempo nada remoto hizo la gira por los rincones más recónditos de Cuba.>>. CASAUS Y NOGUERAS. SILVIO: QUE LEVANTE LA MANO LA GUITARRA. EDITORIAL LETRAS CUBANAS. LA HABANA.1997

Carlos Marx (10) (Lenin)

(Breve esbozo biográfico con una exposición del marxismo) (continuación) El obrero agrícola se ve constantemente reducido al salario mínimo y vive siempre con un pie en el pantano del pauperismo” (El capital, 12 , 668)(19).La propiedad privada del campesino sobre la tierra que cultiva es la base de la pequeña producción y la condición para que ésta florezca y adquiera forma clásica. Pero esa pequeña producción sólo es compatible con los estrechos limites primitivos de la producción y de la sociedad. Bajo el capitalismo “la explotación de los campesinos difiere de la explotación del proletariado industrial sólo por la forma. El explotador es el mismo: el capital. Individualmente, los capitalistas explotan a los campesinos individuales a través de la hipoteca y de la usura; la clase capitalista explota a la clase campesina por medio de los impuestos del Estado” (La lucha de clase en Francia)(20). “La parcela del campesino sólo es ya el pretexto que permite al capitalista extraer de la tierra ganancia, interés y renta, dejando al agricultor que se las arregle para sacar como pueda su salario” (El Dieciocho Brunwrio)(21). Es habitual que el campesino hasta entregue a la sociedad capitalista, es decir, a la clase capitalista, una parte de su salario, descendiendo “al nivel del arrendatario irlandés, aunque en apariencia es un propietario privado” (La lucha de clase en Francia)(22). ¿Cuál es “una de las causas por las que en los países en que predomina la pequeña propiedad campesina, el trigo se cotice a precio más bajo que en los países en que impera el modo capitalista de

producción?” (El capital, t. III , 340) (23).Es que el campesino entrega gratuitamente a la sociedad (es decir, a la clase capitalista) una parte del plusproducto. “Estos bajos precios [del trigo y los demás productos agricolas] son, pues, un resultado de la pobreza de los productores y no, ni mucho menos, consecuencia de la productividad de su trabajo” (El capital t. III, 340) (24) Bajo el capitalismo, la pequeña propiedad agraria, forma normal de la pequeña producción, se envilece, se destruye, y desaparece. “La pequeña propiedad agraria, por su propia naturaleza, es incompatible con el desarrollo de las fuerzas productivas sociales del trabajo, con las formas sociales del trabajo, con la concentración social de los capitales, con la ganadería en gran escala y con la aplicación progresiva de. la ciencia. La usura y el sistema de impuestos tienen, necesariamente, que arruinar en todas partes a la pequeña propiedad. El capital invertido en la compra de la tierra es sustraído al cultivo de ésta. Dispersión infinita de los medios de producción y aislamiento de los productores mismos. [Las cooperativas, es decir, las asociaciones de pequeños campesinos, que cumplen un papel burgués extraordinariamente progresista, sólo atenúan esta tendencia, sin llegar a suprimirla; además, no debe olvidarse que estas cooperativas dan mucho a los campesinos acomodados y muy poco o casi nada a la masa de campesinos pobres; tan poco, que las propias asociaciones terminan por explotar trabajo asalariado.] Inmenso derroche de fuerzas humanas; empeoramiento progresivo de las condicio-

nes de producción y el encarecimiento de los medios de producción es una ley necesaria de la pequeña propiedad de la tierra”(25). En la agricultura, lo mismo que en la industria, el capitalismo sólo trasforma el proceso de producción a costa del “martirologio de los productores”. “La dispersión de los obreros del campo en grandes superficies vence su fuerza de resistencia, al paso que la concentración robustece la fuerza de resistencia de los obreros de la ciudad. Al igual que en la industria actual, en la moderna agricultura capitalista el aumento de la fuerza productiva del trabajo y la más rápida movilización del trabajo se consiguen a costa de destruir y agotar la propia fuerza de trabajo. Además, todos los progresos realizados por la agricultura capitalista no son solamente progresos en el arte de esquilmar al obrero, sino también en el arte de esquilmar la tierra [...] Por lo tanto, la producción capitalista sólo sabe desarrollar la técnica y la combinación del proceso social de producción, minando al mismo tiempo las fuentes de toda riqueza: la tierra y el hombre” (El capital, I, fin del capítulo 13)(26). El socialismo Por lo que antecede se ve que Marx deduce la inevitabilidad de la trasformación de la sociedad capitalista en socialista única y exclusivamente de la ley económica del desarrollo de la sociedad moderna. La socialización del trabajo, que avanza con rapidez creciente en miles de formas, y que se ha manifestado con especial evi-

dencia, durante el medio siglo trascurrido desde la muerte de Marx, en el crecimiento de la gran producción los cártels, los sindicatos y los trusts capitalistas, así como en el gigantesco crecimiento del volumen y el poderío del capital financiero, es la base material más importante del advenimiento inevitable del socialismo. El motor intelectual y moral de esta trasformación, su ejecutor físico es el proletariado, educado por el propio capitalismo. Es inevitable que la lucha del proletariado contra la burguesía -que se manifiesta en diversas formas, de contenido siempre más rico- se convierta en lucha política, orientada a conquistar el poder político (“dictadura del proletariado”). Al socializarse la producción es inevitable que los medios de producción pasen a ser propiedad de la sociedad, que se produzca, “la expropiación de los expropiadores”. La enorme elevación de la productividad del trabajo, la reducción de la jornada de trabajo y la sustitución de los vestigios, de las ruinas de la pequeña producción, primitiva y desperdigada por el trabajo colectivo perfeccionado: tales son las conclusiones directas de esa transición. El capitalismo rompe de modo definitivo el vínculo de la agricultura con la industria, pero con su elevado desarrollo prepara, a la vez, nuevos elementos de ese vínculo, de unión de la industria con la agricultura sobre la base de la aplicación consciente de la ciencia y la combinación del trabajo colectivo, de una nueva migración de la población (acaba, tanto con el retraso del campo, con el aislamiento del mundo y con el embrutecimiento,

cuanto también con la concentración antinatural de gigantescas masas humanas en las grandes ciudades). Las formas superiores del capitalismo actual preparan nuevas relaciones familiares, nuevas condiciones para la mujer y para la educación de las nuevas generaciones: el trabajo de las mujeres y los niños, y la disolución de la familia patriarcal por el capitalismo, revisten inevitablemente en la sociedad moderna las formas más espantosas, desastrosas y repulsivas. No obstante, “la gran industria, al asignar a la mujer, al joven y al niño de ambos sexos un papel decisivo en los procesos socialmente organizados de la producción, arrancándolos con ello de la órbita doméstica, crea las nuevas bases económicas para una forma superior de familia y de relaciones entre ambos sexos. Tan necio es, naturalmente, considerar absoluta la a forma cristiano germánica de la familia, como lo sería atribuir ese carácter a la forma romana antigua, a la antigua forma griega o a la forma oriental, entre las cuales hay, por lo demás, un lazo de continuidad histórica. Y no es menos evidente que la existencia de un personal obrero combinado, en el que entran individuos de ambos sexos y de las más diversas edades, es hoy, en su forma capitalista primitiva y brutal, en que el obrero existe para el proceso de producción y no éste para el obrero, fuente pestilente de corrupción y esclavitud; en condiciones adecuadas debe convertirse, por el contrario, en fuente de desarrollo humano” (El capital, t. 1, final del cap. 13)(27). (continuará)


Abril 2014

Unidad y Lucha

16

Lucha contra el oportunismo

CONTRA TODO OPORTUNISMO, POR EL PODER OBRERO

Y POPULAR

RMT.

E

n septiembre de 2013 anunciábamos desde estas páginas la publicación de una serie de artículos dirigidos a desenmascarar el programa con el que el oportunismo contemporáneo trata de atrapar a la clase obrera y a los sectores populares. A lo largo de seis meses, en otros tantos artículos, distintos cuadros del PCPE han puesto en evidencia lo falaz de ese programa y muy especialmente el documento de Izquierda Unida titulado “7 Revoluciones”. Cerramos ahora esa serie de artículos con el siguiente resumen.

Es necesario combatir con intensidad el oportunismo. Quizás a lo largo de estos meses alguien se haya preguntado acerca de la necesidad de esta serie de artículos y hasta es posible que alguien nos haya tachado de sectarios, o de trabajar en contra de la manida “unidad de la izquierda”. Nada más lejos de la realidad. Desde el estallido del actual episodio de la crisis general en que vive sumido el capitalismo, allá por el verano de 2007, el PCPE ha venido advirtiendo de los profundos riesgos que para la clase obrera comportaría toda salida de la crisis capitalista en otra dirección que no fuese el poder obrero y popular. Advertimos igualmente de los intentos de manipulación político

– ideológica a los que se verían sometidos los trabajadores y trabajadoras. Uno de los asuntos más turbios que hemos presenciado es la constante y creciente agresión a las formas de organización y lucha proletarias (con perdón de a quienes pueda molestar tan clásica expresión). Así, incluso desde sectores de la denominada “izquierda”, y en nombre precisamente de la unidad de esa “izquierda”, se ha tratado y trata de desprestigiar la organización sindical y política de la clase obrera. Se trata también de desprestigiar –o directamente de prohibir- toda forma organizada de lucha: molestan los bloques organizados en las manifestaciones, las pegatinas, las octavillas firmadas… y ya no digamos las banderas, especialmente si son rojas y en ellas figura la hoz y el martillo; se argumenta que las huelgas no sirven, que no habrá Revolución, se enfrenta lo pretendidamente nuevo a lo supuestamente viejo y surgen nuevas formas del más rancio anticomunismo, un nuevo “huevo de la serpiente”, versión 2.0, a través de cuya fina membrana no es difícil intuir al viejo reptil que tantos millones de muertos costó derrotar. Y a esta agresión sirve la constante llamada a la movilización ciudadana, sin más, sin clases sociales y sobre todo sin lucha entre ellas. Todos y todas iguales, bajo un grado de “ciudadanismo” tal que permite la lucha unida del capitalista con el obre-

ro, contra el corrupto, contra el político, contra una u otra forma de gestión, pero nunca contra el capitalismo. Y es precisamente ahí donde confluyen las oscuras cloacas del Estado, los intereses monopolistas, los llamados think tanks y también las fuerzas oportunistas. Siguiendo el castizo refrán de “a río revuelto ganancia de pescadores”, unos buscan bajar la presión de la “olla social” –no sea que el descontento la reviente-, otros ensayan nuevas formas de manipulación de masas –al estilo de las llamadas “revoluciones” de colores-, y los oportunistas buscan rentabilizar electoralmente la indignación. Son las distintas aristas de un proceso que ha encontrado la misma expresión en distintos países bajo la denominación de “movimiento de las plazas”, “movimiento de los indignados”, etc., y junto al “movimiento”, la ideología que lo envuelve (el poliédrico posmodernismo) y un programa político. Así, hemos visto pancartas en las plazas llamando a la “(R)evolución”, campañas publicitarias del Banco Santander bajo el lema “Revolución” y a Izquierda Unida proponer el programa de las “7 Revoluciones”, pero, como decía en un reciente artículo el camarada Juan Nogueira, “lástima que de las siete revoluciones, ninguna sea la que tumbe el capitalismo”. Y es que se trata precisamente de eso, de evitar todo peligro para el poder de los monopolios

conteniendo a la única fuerza social con capacidad de derrocar la dictadura capitalista: a la clase obrera. Por eso se atacan sus formas de lucha, por eso se ataca a sus organizaciones, por eso se trata de aislar y de destruir a su vanguardia. Y a esa estrategia sirve el programa oportunista, porque coloca a la clase obrera bajo bandera ajena, porque la aparta del camino de la lucha y la dirige al laberinto de la conciliación y el pacto social.

El imperialismo se está agotando, son tiempos de revolución. La actual fase de la crisis general del imperialismo –del capitalismo actual- expresa su grado de agotamiento histórico. Hoy, el grado de desarrollo de las fuerzas productivas permitiría satisfacer plenamente las necesidades de nuestros pueblos. Sólo hay una cosa que lo impide: el capitalismo, la propiedad privada capitalista de los medios de producción y las relaciones de producción capitalistas. Y eso es precisamente lo que de una u otra forma defienden los oportunistas, con independencia del grado de conciencia que cada uno de sus militantes tenga sobre sus actos. Por eso su objetivo es atacar “el neoliberalismo” y no el capitalismo, al que exonera en su discurso y en su programa político; por eso ni siquiera se plantea la ruptura con la Unión Europea y el euro, sino que pretende reformarlos en un pasmoso ejercicio de reaccionario idealismo; por eso se abandona la lucha por la salida de la OTAN, y se pide en cambio su disolución, como si las potencias imperialistas fuesen a desarmarse voluntariamente; y por eso tratan de que la clase obrera mire al pasado, defendiendo un ahistórico retorno a lo que se dio en llamar “Estado del Bienestar”. Como bien señalaba el camarada Armiche Carrillo, en su artículo ¿Por qué lo llaman revolución cuando quieren decir reforma?, “hacer creer que el Estado de Bienestar es recuperable es falso, desde el punto de vista científico, y reaccionario desde el punto de vista político”. Como apuntaba Lenin, es hasta ridículo el siquiera soñar con derribar el capitalismo si primero no se ha derrotado la hegemonía del oportunismo en el seno de la clase obrera. ¿Quién

realizará esa tarea político – ideológica si la vanguardia renuncia a cumplir con su deber? La respuesta es sencilla, no lo hará nadie. Como no habrá nadie que le hable a la clase obrera de la necesidad del poder obrero y popular, de la necesidad de derrumbar la podredumbre capitalista y de construir sobre sus ruinas el socialismo – comunismo, que no sea el Partido Comunista, sus militantes, sus cuadros, sus materiales de agitación y también su periódico. Por eso molestamos, por eso se ensayan nuevas formas de anticomunismo, se ilegaliza a partidos hermanos en varios países, se encarcela y persigue a nuestra militancia. En las condiciones actuales de agotamiento extremo de la formación capitalista, el poder recurrirá a formas de violencia extrema contra la clase obrera y contra los pueblos, su política tendrá continuidad a través de la guerra imperialista y se recurrirá a formas de dictadura descarnada. El poder de los monopolios ha declarado una guerra a muerte a la clase obrera en la que sólo habrá un vencedor. Esas son las condiciones en las que luchamos, son condiciones difíciles y lo serán aún más, por eso urge reagrupar al movimiento clasista sobre bases programáticas sólidas, por eso urge fortalecer los Comités para la Unidad Obrera y todas las expresiones organizativas llamadas a formar un frente obrero y popular contra el frente negro de la reacción y los monopolios, una alianza social que atice la lucha de clases y en condiciones de crisis revolucionaria se encuentre en condiciones de conquistar el poder obrero y popular, el socialismo – comunismo. Nada de esto será posible en condiciones de predominio de las posiciones oportunistas, somos muy conscientes de ello. Por eso, precisamente, nadie debe esperar que desde esta trinchera de combate político – ideológico se rebaje ni un ápice la lucha contra el pantano capitalista, contra sus moradores y contra todo aquel que se desvíe hacia él, sólo así empujaremos la historia hacia la verdadera emancipación humana, sólo así daremos a luz el inicio de la verdadera historia de la humanidad.


UyL nº 317 Abril 2014