Page 1

¡Proletarios/as de todos los países, Uníos!

Mensual Precio 1€ Enero 2017 nº 346 M-2588-2013

Órgano del Comité Central del Partido Comunista de los Pueblos de España · PCPE

¡Unidad y Lucha!

www.pcpe.es www.unidadylucha.es

Internacional

Luchas obreras - READMISION DE MARIANO DE BIMBO - LUCHA EN IKEA SEVILLA

-PCV: LUCHA DE

CLASES EN VENEZUELA pag.8

pag.11

- HUELGA TRABAJADORAS RESIDENCIAS BIZKAIA pag.10

-¿QUE HACE MACRI EN ARGENTINA?

pag.9

DURANTE ESTOS AÑOS DE CRISIS, ES LA CLASE OBRERA QUIÉN HA PAGADO EL SANEAMIENTO DE LA BANCA Y DE LAS GRANDES EMPRESAS

unidadylucha@pcpe.es

Juventud

II CONGRESO FRONTE DELLA GIOVENTU pag.12 COMUNISTA

Mujer

REFUGIADAS - EXODO HACIA UN MUNDO PEOR

pag.7

pag.3


Unidad y Lucha

2

Enero 2017

Actualidad

ES URGENTE FRENAR LA

oleada de recortes y el pacto social

A

JULIO DÍAZ.

nte el nada reconfortante escenario de la lucha de clases que padecemos en este país, en el que una oligarquía envalentonada sigue marcándole golpe tras golpe el ritmo de sus progresivas derrotas a una clase trabajadora absolutamente desmovilizada, es imprescindible que el Partido Comunista asuma la responsabilidad histórica que le corresponde y siente las bases para construir el marco de lucha capaz de darle la vuelta a la tortilla. Solo si la clase obrera levanta la bandera de la defensa exclusiva de sus intereses y necesidades, y es capaz de sumar a ese proyecto de lucha clasista a la totalidad de los sectores sociales objetivamente afectados en su realidad material por la crisis capitalista, seremos capaces de recuperar la iniciativa y activar la contraofensiva obrera

y popular que arrincone a la burguesía en el lugar de la historia que le corresponde. ¿Pero puede la clase obrera dar sola este golpe de timón? No, definitivamente no, nuestra clase, incluso sus sectores más avanzados, necesitan de la ideología revolucionaria, del conocimiento del socialismo científico, para poder transformar su conciencia espontánea en acción consciente y revolucionaria. La fecundidad de la lucha de clases, medida en la capacidad de la clase obrera para desasirse del decadente entramado ideológico del reformismo y el economicismo (que le ata a la dominante cosmovisión burguesa que la inutiliza), depende de que se desarrolle con la influencia de la totalidad del pensamiento marxista-leninista que la convierte en lucha revolucionaria. ¿Y quién puede transmitir esa ideología?

CONTRAA

CORRIENTE

YO SOY FIDEL

S

JOSE L. QUIRANTE

í, yo soy Fidel. Contra viento y marea. Contra tanto lameculos vituperando al líder cubano para hallar el beneplácito

UyL

del poder burgués. Contra los periodistas del peine que en la grotesca televisión (estatal o privada, da igual) no han parado de calumniar al revolucionario que logró, con la fuerza de un Titán,

Edita: Partido Comunista de los Pueblos de España. Distribución y suscripciones: P.C.P.E. Redacción y administración: C/ Miguel de San Narciso nº6 Bajo Vallecas 28.018 Madrid Web: www.pcpe.es Dirección: Secretariado Político Impresión: Zeroa multimedia S.A.

Solo el Partido Comunista, el PCPE en el Estado español, es la herramienta que, fusionando a la clase obrera con el socialismo científico, puede transmitirle la ideología revolucionaria a nuestra clase y a sus aliados. Pero para ello, para poder desarrollar el papel de vanguardia del proletariado que nos corresponde como Partido Comunista, es necesario demostrar en la práctica nuestra capacidad de fusionarnos con las masas tirando de ellas y yendo, al contrario de los oportunistas que siempre marcan el paso espontáneo del movimiento, un paso por delante de ellas y marcándoles el camino hacia la meta que les convierta en clase en el poder. ¿Y cómo podemos hacerlo? Las Tesis del X Congreso lo definen claramente cuando sitúan que “la fusión del Partido con las masas es el resultado de un proceso

de acumulación de capacidades de liderazgo y de organización y movilización que lleva al Partido a alcanzar un alto prestigio en su intervención política… los liderazgos, representados por miembros del Partido Comunista que intervienen en las diversas organizaciones socio-políticas (sindicatos, vecinal, internacionalista, liberación de la mujer, estudiantil etc…) jugando un papel referencial por su combatividad, determinación, constancia y capacidad política, juegan un papel decisivo en el objetivo de la fusión del Partido con las masas… reflexión y práctica, es el camino para lograr ese objetivo de sincronización con las masas por parte de cualquier cuadro de la revolución” Intervención directa del Partido entre las masas y trabajo de la militancia en las más diversas estructuras de masas es la única fórmula cierta para elevar la conciencia y

combatividad de las masas. Hoy, cuando el discurso interclasista del ciudadanismo se convierte en el argumento fundamental que justifica a las cúpulas sindicales clamar por una silla en el pacto social, el PCPE, interpretando correctamente las necesidades de la clase obrera y del pueblo trabajador, necesita hacer de la reivindicación de la lucha y la movilización obrera, el frente de batalla prioritario contra la claudicación de quienes no ven más allá de su nariz, ¡perdón!, de los límites que les impone el capitalismo. Esa es nuestra tarea en este momento. Organizar y movilizar a la clase obrera y al conjunto de los oprimidos y oprimidas de esta sociedad, contra la patronal y contra cada una de las expresiones de explotación, represión y violencia que día a día acompañan al capitalismo en su decrepitud.

acabar con el garito en el que convirtieron Cuba los millonarios, su arrogante soldadesca y la mafia yanquis. Sí, yo soy Fidel. Contra la ponzoñosa prensa capitalista que, intentando confundir a sus lectores con mentiras y medias verdades, y haciendo gala de una objetividad periodística inexistente, ha dado la palabra profusamente a la gusanera cubana instalada en Miami y subvencionada con millones de dólares del Tío Sam. Sí, yo soy Fidel. Contra la pusilánime “gente de izquierdas” que defiende de boquilla la “Revolución de los Barbudos” pero la reniega cobardemente a la vuelta de la esquina. Sí, yo soy Fidel. Contra el establishment que echa la bilis sobre el Líder Máximo el día de su desaparición física, y sin embargo magnifica sin reserva el fallecimiento de Simón Peres, uno de los artífices del sionismo israelí, y uno de los principales responsables de la masacre y represión del pueblo palestino. Sí, yo soy Fidel. Contra quienes han pretendido ignorar o desvirtuar el sentido homenaje que millones de cubanos y cubanas han rendido al Comandante cuando el cortejo fúnebre pasaba o se detenía en La Habana, Santa Clara, Camagüey, Bayamo o Santiago de Cuba, ciudad esta última desde la que

Fidel Castro proclamó, el 1 de enero de 1959, el triunfo definitivo de la Revolución cubana. Igualmente contra los patéticos aprendices de Maquiavelo que, tomando sus deseos por realidades, anuncian, un día sí y otro también, el apocalipsis y el fin del socialismo en Cuba.

historias con las que entretenernos; tejiendo embustes, narcotizando conciencias, ocultando hechos. Sí, yo soy Fidel. Porque Cuba resistió el terrible embate del desmoronamiento de la Unión Soviética enarbolando orgullosamente ante todo el mundo su socialismo, su historia, la de Maceo, Martí, el Che, Raúl y Fidel. Porque arrancó de las entrañas del monstruo al niño Elián González y a los Cinco Héroes. Porque pese al criminal bloqueo, que dura ya 56 años, Cuba preservó lo esencial para su pueblo: sanidad, educación, trabajo, vivienda, deporte, investigación. Sí, yo soy Fidel. Porque con él aprendí que la construcción del socialismo, el que predijo Marx y consiguió Lenin, no es cosa fácil ni teórica, sino producto de una realidad histórica concreta no exenta de grandes riesgos, incluida la contrarrevolución. Por eso hoy, en la era “post Fidel”, cuando el pueblo cubano en su inmensa mayoría ha reafirmado su apoyo a la Revolución y al socialismo, pulverizando así las expectativas burguesas de volver al capitalismo, solo me queda clamar con los y las cubanas que Fidel no se va. Porque Fidel es Cuba y todos somos Fidel.

Todos somos Fidel Sí, yo soy Fidel. Porque un día ya muy lejano comprendí el sentido profundo de aquel poema liberador de León Felipe: “Sé todos los cuentos”. Unos versos inolvidables que hacían caer los disfraces, los espantajos y las máscaras de los vendedores de falsedades e imposturas, con aquello tan sublime de: “Digo tan solo lo que he visto. Y he visto que la cuna del hombre la mecen con cuentos, Que los gritos de angustia del hombre los ahogan con cuentos, Que el llanto del hombre lo taponan con cuentos, Que los huesos del hombre los entierran con cuentos, Y que el miedo del hombre… Ha inventado todos los cuentos” Sí, yo soy Fidel. Porque sé que nos mienten, porque adormecen nuestra existencia enhebrando

Consejo de redacción: Secretariado Político Colaboradores/as: Julio Díaz, Alvaro Luque, Marina Quintillan, J.L. Quirante, Ástor García, Sonia Iruela, Lola Jimenez, Miguel Ángel Rojas, Alfonso Reyes, Enmakóm Bollero, Diseño y maquetación: Carlos Torres, Katja Gilly Corrector:es Luisa de la Torre y Estrella Alonso Distribución y suscripciones: Melquíades Jiménez Vicente, Carlos Arribas.


Enero 2017

Unidad y Lucha

3

Editorial

DURANTE ESTOS AÑOS DE CRISIS, ES LA CLASE OBRERA QUIÉN HA PAGADO EL SANEAMIENTO DE LA BANCA Y DE LAS GRANDES EMPRESAS

E

n el desarrollo de la lucha de clases el capital se esfuerza para bajar en todo lo posible el precio de la fuerza de trabajo, es decir, reducir todo lo posible los salarios y las prestaciones sociales, que son salario indirecto. La clase obrera, por lo contrario, organiza todos sus esfuerzos para arrancarle a la patronal un salario de mayor cuantía. Para avanzar en ese objetivo la clase obrera tiene sus organizaciones sindicales, su Partido de vanguardia, y su ilimitada capacidad para parar la producción, haciendo de la huelga general la herramienta más poderosa en sus manos para ganar el pulso al capital. Son los factores subjetivos los que determinan que la clase obrera desarrolle esa capacidad para la ofensiva y el contraataque. Es decir, su grado de conciencia y, en consecuencia, su desarrollo organizativo práctico. Su moral de combate y su capacidad para disponer a amplias masas obreras y populares en las filas de la lucha de clases. La práctica nos permite evaluar el estado actual de esta cuestión. El abandono de las posiciones de lucha, la primacía del pacto social, ha llevado a la clase obrera a una situación de mayor desventaja en la lucha de clases. El SMI en el año 2008 estaba en 600 euros, en ocho años este salario mínimo solamente se incrementó en 55,20 euros. Pero en este mismo período aumentó el número de miembros del proletariado español que cobran salarios por debajo del SMI. Si en 2008 eran 5,3 millones

quiénes cobraban menos de 600 euros, esa cantidad de trabajadores/as pasó a 5,8 millones en 2014, un 35% de quienes tienen algún puesto de trabajo. Sin paliativos, una de cada tres personas con trabajo cobra menos de 600 euros en España. Como hemos publicado anteriormente en UyL, una buena parte de éstas no llega ni tan siquiera a un salario mensual de 300 euros. Ahora el gobierno, en su estrategia del engaño continuado, ofrece una subida del SMI hasta los 707,70 euros, un 8% de incremento. Acostumbrados, en estos tiempos, a subidas del 0,25% en las pensiones o del 1% en la negociación colectiva, alguien podría pensar que se está arrancando una victoria al gobierno. Pero la realidad no es así. Con la pérdida de poder adquisitivo del SMI desde 2008 hasta el presente, esa subida viene a significar el regreso a la situación de 2008, y por ello no hay ningún aumento del poder adquisitivo. Para la clase obrera el SMI no es aquél que el capital quiera o pueda pagar, sino el salario que esa clase obrera necesita para vivir. Con un salario de 707,70 euros, exclusivamente para quienes trabajen a jornada completa, no se alcanza a cubrir las necesidades básicas de un grupo familiar. En una estrategia, que tiene como objetivo tratar de contener cualquier respuesta social no controlable por la burguesía, el Gobierno está abordando con determinadas fuerzas parlamentarias la cuestión de la llamada “pobreza energética”, regulando las condiciones del corte del suministro de luz a las familias en

condiciones más precarias. Esta es una reivindicación del PCPE desde el mismo inicio de la actual crisis capitalista. La realidad de cinco millones de personas que carecen de calefacción en invierno, o que tienen una calefacción insuficiente, sigue siendo expresión de la profundidad de la crisis y del empobrecimiento al que ha llegado la clase obrera. Aprobar ahora una limitada regulación de esta cuestión no compensa el sufrimiento de esas millones de personas durante todos estos años, y tampoco resuelve la situación de la mayoría de las personas que hoy se encuentran en esa situación.

pre pierden la clase obrera y el pueblo.

Si unimos a estos datos anteriores la reciente sentencia de la UE, sobre la nulidad de las cláusulas suelo, que ha supuesto el cobro por este concepto de más de cuatro mil millones de euros a las familias hipotecadas, tenemos un cuadro –parcial- de cuál ha sido el grado de expolio del capitalismo español a la clase obrera y a los sectores populares. En muchos casos, además, el cobro de esa cláusula suelo ha llevado a muchas familias a perder su vivienda, al no poder pagar las cuotas mensuales sobrevaloradas de esta manera.

Este proceso de acumulación de fuerzas se ha de centrar en un programa político que ha de combinar elementos tácticos más inmediatos (SMI superior a mil euros, enseñanza pública y de calidad, no ejecución hipotecaria a las familias en paro, etc.) y elementos de carácter estratégico (control obrero de las empresas, salida del euro, de la UE y de la OTAN, reducción del gasto militar, nacionalización de la banca, etc.) que han de constituir el programa político de un amplio movimiento de unidad obrera y popular de masas, que cambie la correlación de fuerzas frente al capital y permita a la clase obrera avanzar hacia un nivel superior de su poder político y hacia la derrota de la burguesía.

A pesar de la evidencia de esta situación, en la cual la clase obrera y los sectores populares, en los momentos más duros de la crisis capitalista, han soportado todo tipo de contrarreformas y argucias varias para obligarles a financiar con su sudor y con su sufrimiento el saneamiento de la banca y de las grandes empresas, las centrales sindicales no sacan conclusiones, y vuelven a plantear como salida a esta situación una nueva edición del Pacto Social, Pacto en el que siem-

El PCPE llama a la clase obrera, una vez más, a apoyar su línea política de unidad y reagrupamiento de las fuerzas de la clase obrera y del pueblo, para organizar el contraataque frente a la dictadura del capital. Este reagrupamiento ha de realizarse sobre la base de un programa político que tenga como objetivo central el avance hacia el poder obrero y la construcción del socialismo, articulando un amplio bloque de alianzas sociales en un frente obrero y popular por el socialismo.

El PCPE será la fuerza política que garantizará la conducción de ese proceso revolucionario de cambio social, que es el que puede establecer las nuevas condiciones para que la clase obrera y los sectores populares tengan unas condiciones de vida dignas, sin explotación y sin guerras.


4

Unidad y Lucha

Enero 2017

Actualidad

Defendiendo hasta la extenuación las

PENSIONES PÚBLICAS

S

J.M.L.

e han celebrado el día 20 de diciembre en todo el Estado español numerosas manifestaciones convocadas por la Coordinadora Estatal de colectivos en defensa de las pensiones públicas, con presencia significativa de numerosos activistas que desde un amplio abanico político o social tienen como centro de sus quehaceres la lucha por las pensiones públicas, dignas y para todos/as. De la misma manera que han sido importantes las presencias también han sido significativas las ausencias, CC.OO, UGT, USO, CSIF, etc. Es decir, aquellas centrales sindicales que alardean de representar los intereses de los trabajadores y que tienen el marchamo oligárquico de “agentes sociales”, no estaban, y como no se les esperaba, pues no vinieron. Las manifestaciones están intentado recordar a la clase obrera y al conjunto de los sectores populares como están las pensiones públicas y qué soluciones se proponen para intentar paliar la situación en que han dejado los gobiernos de la derecha, entendiendo por tal a la UCD, al PP y al PSOE, sin olvidar a nuestros “queridos” gobiernos nacionalistas de CIU, PNV y las variadas siglas de los nacionalismos. Para describir brevemente como está el actual sistema público de pensiones es preciso partir de dos premisas de carácter político y económico que marcan a sangre y fuego la realidad

de las pensiones públicas. Una, y determinante, la decisión político-económica de la oligarquía internacional de privatizar hasta donde puedan y les dejemos la ingente masa monetaria que mueven las pensiones públicas y que vendrían a complementar los “escasos” beneficios que obtienen en sectores tradicionales o en declive. A las pensiones se les aplicaría el mismo criterio que a la sanidad, la educación y los servicios sociales. La segunda premisa que están utilizando, que defienden y que aplican creativamente, es la de la cogestión público-privada de las pensiones, donde el Estado proporciona pensiones escasas generalmente de carácter asistencial y que la clase obrera y los sectores populares deberán complementar con pensiones privadas, que naturalmente están fuera de sus posibilidades reales y que por tanto la miseria está garantizada. Como organismos oligárquicos representativos de la vanguardia de estas posiciones político-económicas cabe destacar al FMI, al Banco Mundial, a la OCDE y a la UE, entre otros.

los 100.000 millones de euros .Con la crisis permanente del sistema capitalista, más la crisis particular de 2008, un 35% de los hogares españoles viven solamente con el ingreso de la pensión. En la actualidad, de estas pensiones, el 54%, se encuentra por debajo de los 600 euros, es decir, por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. Como soluciones a este gran ataque de la burguesía contra la clase obrera y los sectores populares hay miles, todas ellas solo se pueden realizar desde la lucha consciente y continua de la clase obrera y sus aliados contra el capitalismo en general y contra los diversos capitalismos en lo particular en la dirección de la construcción de una sociedad socialista. Mientras tanto para ir empezando a concienciar y

organizar a los millones de pensionistas que en torno al año 2050 pueden representar el 30% de la población y que en estos momentos mayoritariamente votan y sienten en clave de derechas ,sería necesario dotarnos de un programa mínimo que recogiera derechos sobre una pensión mínima de más de 1000 euros, automáticamente renovada con el IPC anual subyacente-el de los alimentos- ,con aportaciones importantes en vivienda, salud ,transporte público ,servicios sociales básicos, ocio, etc., que permitan a los pensionistas y a los de él dependientes vivir dignamente. Todo ello financiado con los Presupuestos generales del Estado con recursos obtenidos de los impuestos a las plusvalías empresariales, reconocido constitucionalmente y controlado por los colectivos sociales de los Pensionistas y Jubilados.

Para que el cuadro de la realidad de las pensiones no sea abstracto, sea de realismo social, es necesario colocar algunos datos que hacen de la economía política la ciencia que más aclara lo social. En el Estado español hay aproximadamente 8.595.509 personas que perciben una pensión por incapacidad permanente, jubilación, orfandad, viudedad, jubilación común, etc. y cuyo monto de masa monetaria alcanza

Reforma constitucional, bipartidismo contemporáneo y FALSAS ILUSIONES “Ha comenzado la legislatura y, con ella, el debate sobre la reforma constitucional. La clase dominante, tras casi una década de crisis capitalista, tratará de poner en marcha una reforma limitada de la Constitución del 78. Se trata de un ejercicio de autorregulación del Estado capitalista, en el que PP y PSOE marcarán los límites y en el que la clase obrera tendrá que enfrentar, de nuevo, la falsa ilusión del parlamentarismo más estrecho.”

R

eorganización del Estado y reforma constitucional.

La Constitución de 1978 ha envejecido. La clase dominante lo ha comprobado durante los más de ocho años transcurridos desde que se manifestó en España la crisis capitalista. Como si de un viejo modelo de teléfono móvil se tratase, el texto constitucional no cumple con las funciones que hoy demanda el mercado. Pero, el bloque oligárquico-burgués que ostenta el poder, dada la correlación de fuerzas en su seno y las contradicciones que lo atraviesan, en vez de sustituir el viejo teléfono, ha decidido repararlo. Y, ya se sabe, toda reparación tiene sus límites. Se resuelve así, en un ejercicio de autorregulación capitalista, dos tendencias solo aparentemente contradictorias: la que lucha por mantener el orden constitucional, recurriendo a un incremento de la coerción, y la que puja por su reforma para adecuarlo a las nuevas condiciones. El PP y el PSOE: núcleo duro del poder. En estas condiciones, la forma en que se expresa el bipartidismo que carac-

R.M.T.

terizó las últimas décadas, es la de un PP que expresa la tendencia al conservadurismo y al mantenimiento de la Constitución del 78 y la de un PSOE que puja por una reforma limitada. Los 222 diputados con que cuentan (con unos 13 millones y medio de votos), permiten que las viejas fuerzas políticas dominantes continúen jugando el papel de núcleo duro del poder. Ciudadanos, por su parte, se suma al juego; tratando de integrar en un nuevo consenso constitucional a sectores de pequeña y mediana burguesía, golpeados por la crisis, que depositan sus aspiraciones de clase en una reforma que haga que el capitalismo funcione, incorporando además a amplios sectores sociales, menores de 45 años, que no participaron en su día en la fiesta de la democracia. Los límites que publicita el bipartidismo, en principio, parecen claros: no se tocarán ni la Monarquía, o sea, nada de referéndum sobre la forma de Estado; ni la unidad de España, esto es, que nadie sueñe con que se reconozca el derecho de autodeterminación. Pero como veremos, hay otros límites aún más sagrados, aquellos de los que nadie parece querer hablar.

¿Ensanchar la Constitución? Por su parte, Podemos, por boca de Errejón, defiende la necesidad de “ensanchar la Constitución”, en palabras de Íñigo Errejón. La fuerza neosocialdemócrata, con independencia del resultado de su proceso congresual, presentará a debate toda una serie de medidas dirigidas a embellecer democráticamente el poder capitalista español y que, sencillamente, resultan absurdas y/o utópicas en el marco del capitalismo. Podemos, que arrastra tras de sí en la marca Unidos Podemos a lo que queda de IU-PCE, al hablar de “ensanchar la Constitución”, para que quepamos todos, defiende la utopía reaccionaria de un capitalismo democrático, de rostro humano, que ni existió ni puede existir en nuestros días. Se trata de incorporar a las grandes mayorías que se han movilizado contra los efectos de la crisis capitalista a una tramposa operación política, una versión 2.0 de la traición cometida por el PCE en 1978. Superar los verdaderos límites, para construir el país que necesitamos. El verdadero límite existente en este

debate, aquel del que nadie hablará, salvo nuestro Partido Comunista. No cabe debatir, y nadie debatirá en el marco parlamentario, sobre la necesidad de superar el capitalismo. Y esa es la verdadera conditio sine qua non para cambiar las condiciones de vida de las inmensas masas trabajadoras de nuestro país, para terminar con la lacra del desempleo, con los salarios de miseria, con la siniestralidad laboral, con el hambre y la desnutrición, con los desahucios, con la opresión y la sobreexplotación que sufren las mujeres trabajadoras. Este no es el país que queremos y no es el país que necesitamos, con reforma constitucional o sin ella. Cuando vean la luz estas líneas habrá comenzado el año 2017. En el centenario de la mayor obra revolucionaria que haya emprendido jamás la humanidad, los hijos e hijas de Octubre tenemos claro que solo la lucha por el socialismo-comunismo, por el poder de la clase obrera, puede garantizar un futuro emancipado. El reto es que así lo entiendan las mayorías obreras y populares, de cuya lucha dependerá el futuro de nuestro país y de toda la humanidad.


CENTRALISMO DEMOCRÁTICO Y MASAS

JULIO MÍNGUEZ

Las realidades que componen el título del artículo tendrían poco o nada que ver. Aparentemente, así es. Sin embargo para la actividad de los y las militantes y del Partido, hay un nexo especial y necesario. Sin querer abusar del principio de autoridad, aunque a veces sea saludable, ya Lenin advertía que “La clase obrera va de modo espontáneo hacia el socialismo, pero la ideología burguesa, la más difundida (y constantemente resucitada en las formas más diversas), se impone, no obstante, espontáneamente más que nada al obrero". Razón por la que se impone la necesaria intervención del Partido comunista con toda su capacidad y tensionado al máximo para aminorar la espontaneidad y conseguir que la clase trabajadora pase a ser una clase independiente política, ideológica, cultural y organizativamente. Ahí es donde confluyen las dos realidades. Porque el centralismo democrático no es solo, insistamos en esto, un mecanismo organizativo más perfecto que otros. Que lo es. Tampoco es solamente el lugar en el que se

encuentran dialécticamente la democracia y el centralismo, prevaleciendo una sobre el otro según las circustancias. Con el centralismo democrático se produce la cristalización de la actividad de cada militante y de cada célula, al succionar de la masa trabajadora toda la situación real en que esta se encuentra: su estado de ánimo, sus inquietudes, sus vicisitudes económicas y de otro tipo, su predisposición a la lucha y a la organización, su actitud ideológica. Todo ese material ideológicopolítico ya valorado y elaborado en Células y Comités se hace llegar al máximo órgano decisorio del Partido tras el congreso, al Comité Central, en donde se ha de convertir definitivamente en materia política, ideológica y cultural comunista y del Partido comunista. El Comité Central lo ha de transformar en cultura partidaria, en consignas políticas relevantes y producir orientaciones significativas para la actividad política. Este material elaborado en y por el Comité Central, nucleado ya por el superior conocimiento y

conciencia comunistas se devuelve para conseguir una actividad política centralizada al máximo, para que todas las Células del Partido comprendan y centralicen a su vez las directrices específicas, –por supuesto, con análisis concreto de la situación concreta del medio en el que se mueven–, y ejerzan su actividad política de manera que el acto político partidario sea lo más unánime y simultáneo posibles. Golpear en el mismo sitio y a la vez. Es la tarea de los Comités y Células del Partido. Se consigue interiorizando, es decir centralizando en las células la acción política vertida desde el Comité Central. De esa manera se está en disposición de llegar a las masas allí donde se encuentren, dando por descontado que el y la militante comunistas está con ellas: en sindicatos, asociaciones y organizaciones vecinales, barriales, culturales, de alumnos, de pensionistas, o en las de afectados por las insufribles calamidades con las que nos "deleita" el criminal sistema del capital. Las Células han de disponer, en la medida de lo posible, que cada militante ocupe

un lugar de combate en las organizaciones en las que se organiza la masa trabajadora. No debemos olvidar que la tarea continua e indeclinable del Partido consiste en un combate permanente contra la espontaneidad, en elevar la conciencia de las masas trabajadoras y populares hacia un grado superior de conciencia y organizativo. Hacia la comprensión y conciencia comunistas. Su desarrollo se realiza día a día de una manera lenta, gradual, aunque no exenta de saltos y sobresaltos, pues en momentos conflictivos se acelera. Pero el salto cualitativo hay que producirlo por nuestro hacer colectivo basado en la aplicación comunista de nuestra forma organizativa. Depende fundamentalmente de nuestra actividad política perseverante, tenaz y unánime en el lugar adecuado. Actividad franca y directa, comprensible para las masas, no forzándolas a la comprensión inmediata de la dictadura del proletariado, por ejemplo. No olvidemos: Golpear en el mismo sitio y de forma unánime.

EL CAMINO DE LA REVOLUCIÓN no pasa por la mentira y el engaño

C. SUÁREZ

En los días siguientes al fallecimiento de Fidel Castro, un representante del gobierno de la isla, contestando a un periodista sobre la cuestión del multipartidismo, dijo: “Nosotros eso ya lo tuvimos en Cuba, y no funcionó”. Miramos a la actual realidad española y no es difícil contestar lo mismo, sólo que en presente. En España hay un sistema multipartidista, y no funciona. Nada que ver con la democracia, nada que ver con las libertades, nada que ver con la justicia social, por muchos partidos que se puedan registrar. La actualidad política nos ofrece de forma permanente, no ya solamente los casos de corrupción tan frecuentes, sino las continuas guerras internas en el seno de los partidos burgueses. Estos partidos son un tipo de organización donde, como parte de su misma naturaleza, fraguan grupos y camarillas que se enzarzan en disputas internas recurriendo a todo tipo de artimañas, zancadillas y traiciones. Quienes se reclaman como “nuevos partidos” no han tardado nada en protagonizar estas mismas prácticas. Los partidos burgueses son un fin en sí mismos, son una plataforma para catapultar intereses personales y terminar colocando a sus

camarillas, con puertas giratorias o sin ellas, en una mejor posición dentro del sistema. Esos partidos tienen una tarea central, que es el de ser los más eficaces legitimadores de la dictadura del capital; nada tienen que ver con los intereses del pueblo, ni con la defensa de la democracia o las libertades. La diferencia de los partidos burgueses con el Partido Comunista es que este último es la expresión de la conciencia de la clase obrera (Lenin), y su desarrollo se alimenta de la vinculación directa con las masas obreras y populares, y de sus luchas más consecuentes para alcanzar la emancipación de la dominación capitalista. El Partido Comunista es ante todo herramienta, y nunca fin en sí mismo. Es la vinculación directa del Partido Comunista con las masas la que da lugar a una organización política de naturaleza totalmente distinta, que se sustenta en una concepción ética y moral directamente formada en el fragor de la lucha de clases. Es el Partido de Nuevo Tipo de Lenin. En la tradición comunista más consecuente, de la que nace el PCPE, la unidad del Partido (ideológica, política y de acción) es una matriz que rige y ordena toda la

actividad de su militancia. La unidad es expresión del compromiso revolucionario con las luchas obreras, es su garantía. Sin unidad en las filas del Partido no existe capacidad alguna de jugar el papel natural del Partido Comunista en la lucha de clases. Las luchas de masas alimentan y garantizan, a su vez, la unidad interna del Partido. La línea seguida por el Partido Eurocomunista en España, como consecuencia de su traición a la clase obrera, nos ha dejado una desgraciada herencia contra la cual hay que dar una lucha continuada. El eurocomunismo hizo prosperar en su interior todas las deformaciones propias de un partido burgués, llevando a buena parte de su afiliación a la creencia de que la política revolucionaria es argucia, trampa y mentira para conseguir los objetivos. Una consecuente posición revolucionaria deja claro que el camino a la revolución no pasa por la mentira y el engaño. A la clase obrera no se le engaña. Es, desde esta concepción, como el PCPE ha podido avanzar en estos años en su desarrollo político y organizativo. Las deserciones en las filas revolucionarias, que se dan en ocasiones, son duros golpes que se reciben en la lucha. El poeta

cubano Waldo Leyva lo expresa de forma sintética: Lo terrible de una guerra prolongada / no es el hambre del cerco, / ni el cansancio, ni la desesperanza, / ni los muertos que quedan en el polvo / en terreno d e n a d i e . / L o a t ro z , l o insoportable, / lo que quita las ganas de vivir, es que conoces el color de los ojos, / el gesto, la íntima camisa / del que, tal vez, mañana se pase al enemigo. Nunca los partidos de la burguesía, ahogados por sus míseras aspiraciones personales, podrán comprender la superior altura ética bajo la que desarrolla su actividad cualquier militante de la revolución. El año 2017 empieza con PODEMOS, en Vista Alegre, escenificando esta naturaleza burguesa de su organización y de sus llamados dirigentes; también lo veremos cuando el PSOE celebre su Congreso bajo la resaca de la defenestración de Pedro Sánchez, y esa parafernalia no estará ausente en el caso del PP, que tiene una larga trayectoria de canibalismos de todo tipo. Politiquería burguesa en diversas versiones.


6

Unidad y Lucha

Enero 2017

Actualidad

ECOEMBES:

LA MENTIRA DEL RECICLADO

C J.M.L.

ada día en nuestro país se generan aproximadamente 450 kg de residuos por habitante y año. ¿Qué sucede con ellos? ¿Realmente se recicla? ¿La ley de residuos favorece el reciclado? En este artículo vamos a entrar en estas cuestiones y más concretamente en el reciclado de plástico y en el papel de Ecoembes en todo esto.

¿Se recicla en España?

Según los datos, la cantidad reciclada de residuos urbanos es únicamente del 30% (del cual un 10% se destinó a la fabricación de compost), obteniendo que únicamente un 20% de los residuos que generamos es realmente reciclado. De aquí tenemos que ir a la siguiente pregunta, ¿Qué hacemos con el 70% restante? Un 60% se envía directamente a vertederos mientras que un 10% se emplea como combustible para la generación térmica. Con estos datos podemos afirmar categóricamente que el reciclaje a dia de hoy en nuestro país es una absoluta mentira. Si detallamos en el reciclado de plásticos, los datos aportados por ECOEMBES declaran que del total de envases que se ponen al mercado, únicamente se recogen el 63,75% (este dato se da en masa, incluyendo los impropios, es decir, la basura que no es envase y que se tira al contenedor amarillo) si bien posteriormente añade que quitándole estos impropios y con los actuales rendimientos, únicamente se recicla en torno al 30% de los envases totales. Este último dato es el realmente importante, ya que es el que nos da la cantidad de reciclaje real. Como se puede observar los datos de reciclaje en los envases son muy similares a los residuos urbanos en general, reciclando únicamente tres de cada diez envases que se sacan al mercado Con todos estos detalles, se puede afirmar que el reciclado de envases es una gran mentira, ahora bien, ¿Quiénes son los culpables?.

¿La ley favorece el reciclado?

La actual ley se rige por el principio básico “quien contamina, paga”, poniendo la responsabilidad de la gestión de los residuos directamente en el productor (lo que la ley conoce como “responsabilidad ampliada del productor del producto”), pudiendo este encargarse individualmente de su gestión o, en su defecto, pudiendo ceder esto a un sistema colectivo de gestión. En la práctica totalidad de los casos se accede al sistema colectivo. Estos sistemas se aseguran del reciclado de los residuos, así como de compensar económicamente a las empresas (públicas o privadas) que se encargan de la gestión y reciclado de los residuos. Si bien hasta aquí todo parece correcto para el reciclado, ¿Cómo actúan estos sistemas (y en concreto Ecoembes)?

¿Qué es Ecoembes?

Como anteriormente se menciona, es un sistema

colectivo de gestión sin ánimo de lucro (según la ley), entremos a analizar en detalle de que se trata. Actualmente es el único gestor autorizado para residuos plásticos y de papel, si bien, esto le da un poder monopolístico para imponer las condiciones de reciclado y los acuerdos de pago a los distintos recicladores. Aunque a priori la imagen que da al público es de asociación que fomenta el reciclaje, sus actitudes tienden a ser de hostilidad cuando el porcentaje de reciclado (y por tanto, el dinero que tiene que pagar al reciclador) pasa de unos ciertos parámetros, dando uso a la multitud de cláusulas que tiene su contrato con los instituciones y los recicladores (si bien, la opción de no firmar no existe debido a que te quedarías sin la remuneración por reciclar y por otro lado con la obligación de hacerlo). Esta extraña dicotomía (organización que tiene que fomentar el reciclado y lo veta) se debe a la propia esencia de la misma, su conformación

con empresas como El Corte Inglés, Carrefour, Mercadona, Bimbo, Lactalis o PepsiCO, todas ellas famosas por cumplir a rajatabla los derechos de los trabajadores (nótese la ironía), se comprende por sí mismo como los intereses son muy distintos al reciclado y a una mejora del medio ambiente.

¿Hay alguna solución?

La solución pasa por el establecimiento de un sistema de recogida y reciclado de carácter estatal que realmente tenga una ambición únicamente a favor del medio ambiente, todo esto acompañado de una amplia campaña de concienciación. Mientras las grandes superficies y los grandes generadores de residuos tengan el control de este sector y tengan que pagar por cada tonelada de residuo que se recicla, será un problema enquistado. El medio ambiente es importante para todos, pero en este modelo social, esta contrapuesto a un poderoso caballero como Quevedo dijera hace siglos.

¿EXISTE EL CUARTO PODER? Mas media, esa fábrica de ideología ALBA MOLINA

R

ecibíamos hace unas semanas la noticia de la muerte del Comandante en Jefe Fidel Castro, y vimos como los medios de comunicación manipulaban a su antojo la historia del pueblo cubano y la imagen de uno de los más grandes luchadores por la liberación del pueblo trabajador. Días antes llegó la noticia del fallecimiento de Rita Barberá, la mártir del año. Este es un ejemplo claro de cómo los medios de comunicación tergiversan y nos cuentan lo que quieren construir e implantar en la conciencia de todos y cada uno de nosotros y nosotras. Y es que… ¿a quién pertenecen los medios de comunicación? Con una breve búsqueda es fácil obtener esa respuesta: los grandes monopolios empresariales y financieros. Por citar uno de los más conocidos, el grupo PRISA, que no requiere de mucha presenta-

ción, tiene entre sus mayores accionistas empresas como Telefónica, Liberty seguros y bancos como CaixaBank, Banco Santander, HSBC Holdings plc. Este último acusado, entre otras cosas, de financiar a través de otra de sus filiales a dos terroristas que secuestraron los aviones del 11-S. Además encontramos entre esos honrados accionistas a la familia Polanco poseedora de una de las mayores fortunas del Estado y que, por cierto, acaba de invertir en una petrolera de Sudán del Sur. Empresas dedicadas al entretenimiento como la educativa y siempre imparcial Disney, que no solo a través de sus películas genera y difunde en nuestras sociedades ideales que aseguran la perpetuación de su especie, la especie burguesa, sino que además posee el 20% de las acciones de SGT Net TV, la cual a su vez controla el 100% de Intereconomía.

Y así podríamos llenar unas cuantas páginas, hablando de las empresas que invierten en otras, que a su vez tienen otras que están incluidas en otras… y sin que seamos conscientes controlan la información que llega a nuestro conocimiento por todos los medios habidos y por haber. Medios que son la retina del capitalismo, el reflejo, la caverna de platón. Es fundamental para los que poseen el poder actualmente, para el sistema que dirige, que llegue la información que asegure la perpetuación del mismo. Que no permite abrir los ojos. Que no permite conocer fácilmente que pasa en Alepo estos días, sino que debe asegurar y justificar sus ataques imperialistas contra la clase trabajadora mundial. Que es capaz de inventar unos juegos del hambre rusos, sin citar ninguna fuente. Que tiene como tarea fundamental inventar y difamar sobre los

procesos históricos, especialmente sobre los procesos revolucionarios y socialistas, pues son su principal enemigo. Para esto cuentan con herramientas tan importantes como el Canal Historia. Canal totalmente imparcial que no desperdicia momento alguno para emitir documentales bien fundamentados y con fuentes de lo más fidedignas sobre la Revolución Socialista en la Unión Soviética, por ejemplo, y que pertenece a una de las siete empresas que poseen el 70% del total de los medios de comunicación, la General Electric. Toda la infraestructura comunicativa creada, y bien engrasada por el capital, es parte del sistema de dominación, no un elemento a parte del mismo. Son los grandes monopolios los que poseen medios de tal envergadura que generan opinión, modulan conciencias y trabajan descaradamente para que no se den las condiciones subjetivas que permi-

tan organizar la Revolución y derrotar este sistema expoliador, su razón de ser es presentarnos su visión de las cosas e impedir que conozcamos lo que realmente ocurre a nuestro alrededor. Es una tarea esencial para los y las comunistas combatir la dominación ideológica de los mas media y poder acercarnos con nuestros propios medios a la clase trabajadora. No tenemos grandes medios, ni tenemos las cuentas bancarias ni las fortunas que tienen los dueños de los canales de comunicación, pero tenemos la razón histórica de nuestro lado y los aprendizajes de quienes nos precedieron en la lucha. Hagamos de la prensa revolucionaria nuestra bandera y así, día tras día, será más difícil encontrar parte del pueblo que crea que Fidel no fue ni es otra cosa que unos de los grandes luchadores por la libertad de los oprimidos.


Enero 2017

Unidad y Lucha

7

Mujer

REFUGIADAS:

el éxodo hacia un mundo peor

D SONIA IRUELA

urante todo el año 2016 hemos sido espectadores y espectadoras, como si de una película se tratase, del éxodo de miles de personas que llegan a Europa en su condición de refugiadas, huyendo de los horrores que las diferentes potencias imperialistas, llamadas “países civilizados”, están cometiendo en sus países de origen. Para el imperialismo la guerra se ha convertido en un recurso imprescindible para tratar de amortiguar la profunda crisis estructural de su sistema. Asistimos “casi impasibles” a los horrores de guerras televisadas y narradas desde la óptica del maniqueísmo yanqui, donde ellos, son siempre los buenos y los Gobiernos de estos países los malos, logrando que gran parte de la población mundial se trague una mentira tras otra. Los propios datos de ACNUR (Alto Comisionado de las Naciones Unidad para los Refugiados) ponen de manifiesto que al menos la mitad de las personas refugiadas son mujeres y niñas. Las guerras, además de las consecuencias y daños que ya conocemos para la población civil en general, tienen, especialmente para las mujeres, consecuencias de una gravedad extrema. La concepción de

La

mujer

nueva

LUISA DE LA TORRE ACOSTA

L

a mayor parte de los datos que tenemos sobre la vida de la luchadora comunista Elsa Wolff Papke, (recogida en el libro “Incógnitas. Mujeres de izquierdas en Gran Canaria: 1931-1936”, del historiador grancanario Agustín Millares Cantero, hijo del insigne poeta comunista Agustín Millares Sall), proceden de testimonios orales de personas que la conocieron. Nacida en Berlín, en el seno de una familia acomodada, perdió a su primer compañero durante la I Guerra Mundial. La muerte de su cónyuge en una guerra imperialista hizo que su vida diese un giro que la llevó, seguramente, a incorporarse al Partido Comunista de Alemania, puesto que contaba con una sólida formación marxista cuando llegó a España, tras la proclamación de

las mujeres como propiedades, como meros objetos, fruto de la ideología patriarcal presente en todos los países del mundo, las convierte en trofeos en los conflictos armados. Matar, violar y vejar a mujeres supone, desde esa mentalidad, “colocar la bandera” en el territorio conquistado, supone la humillación total del enemigo, y bajo esa superestructura ideológica se les convierte en las víctimas más vulnerables. Las mujeres que han logrado escapar de la muerte, cuando comienzan su éxodo hacia lo desconocido, hacen frente no solo a las amenazas propias de este tipo de viaje que supone un grave riesgo para la seguridad de cualquier persona, sino que además, en estas largas y peligrosas jornadas del viaje hacia el exilio se encuentran con la discriminación, con el acoso, la indiferencia oficial, el abuso sexual y la violencia, algo que normalmente no denuncian por miedo a ser retenidas, por miedo a quedarse en el camino, por miedo a no salir de la barbarie, por miedo a no llegar a su destino.

parte de la trata. La trata es inherente a los conflictos bélicos, no solo por la facilidad que esta situación de vulnerabilidad crea, sino porque en los lugares donde se encuentran los ejércitos invasores se crean centros de prostitución para “el desahogo de las tropas” a las que no les importa, ni les preocupa saber, cuál es la verdadera situación de esas mujeres, y por qué están allí, y lo que se genera es más violencia sexual, embarazos forzados, embarazos infantiles, etc., que muchas veces acaban con un final trágico, pues muchas mujeres a la hora de parir lo hacen en condiciones aterradoras. Si las mujeres son de

ciertos países, después de pasar por una agresión de este carácter ni tan siquiera serán recibidas por sus familias, serán repudiadas y abandonadas. Y nada cambia cuando llegan al final del camino, porque lo que les espera son los campos de refugiados, que se han convertido en verdaderas trampas para las mujeres, muchas sufren ataques de todo tipo y, en las condiciones de hacinamiento en las que se encuentran, hace que se incremente el riesgo de que sufran, una vez más, abusos, maltrato, violaciones, etc. Y todo esto está ocurriendo en muchos de los campos

de refugiados que se encuentran dentro de la Unión Europa, y las denuncias se silencian. Las mujeres refugiadas no sólo son agredidas y discriminadas por cuestión de raza, o por cuestiones políticas, sino también por razón de género. En la actualidad hay, en todo el planeta, 60 millones de desplazados y desplazadas, que no solo son de nacionalidad siria, sino que hay que recordar que muchos vienen de otros lugares como Palestina, Sudán de Sur, Libia, República Centroafricana, Afganistán, Congo… ¿hasta cuándo?

Por otro lado, las mafias organizadas, que proliferan en cualquier conflicto armado, aprovechan de la vulnerabilidad de las mujeres en estos desplazamientos forzosos, aprovechan esta huída desesperada, para convertirlas en moneda de cambio y explotarlas sexualmente, por lo que muchas pasan a formar

ELSA WOLFF PAPKE,

dirigente comunista en Telde la II República. En Madrid conoció al que sería su segundo compañero, un militante comunista avilesino, Juan del Peso Díaz Corralejo con quien se trasladó a Telde, municipio de Gran Canaria, en 1935. Apoderados ambos del Frente Popular, tuvieron una participación activa en las Elecciones del 36. Como miembro de la Sociedad de Trabajadores de Telde, presionó directamente a los terratenientes para que contrataran a más jornaleros y solucionar el problema del paro agrícola en el municipio, lo que le granjeó no pocas enemistades. En la Plaza de San Gregorio llamó a los y las presentes a tener valor y resistir tras el inicio del Golpe de Estado fascista, siguiendo las indicaciones del diputado comunista canario Eduardo Suárez Morales, fusilado

posteriormente por los golpistas. Al estar desarmados fueron fácilmente dispersados por los fascistas, que comenzaron la cacería de los huidos. Elsa no tardó en ser detenida y sentenciada a pena de muerte junto a otros cinco comunistas. El día de su cumpleaños, que nunca volvió a celebrar, le entregaron el indulto que conmutaba su condena a 30 años de prisión, ese día fusilaron a los condenados junto a ella, entre ellos su compañero Juan del Peso. Las duras condiciones de las cárceles franquistas no pudieron con su ánimo y a pesar del hambre, el frío y las deficientes condiciones higiénicas, enseñó a leer y a escribir a muchas de sus compañeras; siempre prefirió las celdas de castigo antes que acudir a misa y nunca se doblegó ante las presiones de los muy devotos

curas y monjas. Siete años después fue desterrada a la isla de El Hierro, donde permaneció hasta finales de los años 40. Ya en libertad se trasladó a vivir a Santa Cruz de Tenerife, donde impartió clases de alemán y de inglés. Nunca volvió a su tierra natal y cuando, en el ocaso de su vida, le declararon una

enfermedad, marchó a Málaga, momento en el que se le pierde la pista. Cada 1º de mayo se ponía un clavel rojo en la solapa, un símbolo de resistencia y rebeldía, porque Elsa, a pesar de todas las pérdidas y de todo el sufrimiento, mantuvo siempre intacto su espíritu revolucionario.


Separata Movimiento Obrero y Sindical Enero 2017 DOCUMENTO APROBADO POR LA CONFERENCIA DE MOVIMIENTO OBRERO Y SINDICAL DEL PARTIDO COMUNISTA DE LOS PUEBLOS DE ESPAÑA MADRID 10 Y 11 DE ABRIL DE 2010 DELIMITANDO OBJETIVOS

Trabajamos con el objetivo principal de dotarnos de una política propia en el movimiento obrero y sindical capaz de ofrecer una estrategia al conjunto de la clase obrera, desde la coherencia para esa política, de los y las comunistas. Desde el reconocimiento de nuestra débil actividad sindical, y siendo conscientes que este es un proceso que se abre ahora y no tendrá resultados inmediatos, lo primero que habremos de hacer es impulsar, organizar y dirigir políticamente nuestra actividad sindical dirigida a levantar el sindicalismo de clase. Para ello dos premisas son imprescindibles:

1) La afiliación y el compromiso concreto y real de trabajo en las organizaciones sindicales 2) La dirección política de ese trabajo sindical

Para construir la propuesta que se propone a debate, además de en nuestra realidad, hemos buceado en nuestra historia y en experiencias actuales de otros partidos comunistas que se están demostrando muy útiles. Sin lugar a duda, se trata de una iniciativa clasista propiciada por los y las comunistas con el doble objetivo de:

1) Dotarnos de una política de intervención en una de las dos expresiones clásicas del movimiento obrero – el sindicato2) Avanzar de forma decidida en la articulación de un referente organizativo transversal nítidamente de clase en el campo sindical

Por la trascendencia de este debate para el futuro del Partido y para el conjunto de trabajadores y trabajadoras, en esta Conferencia hay que superar la confrontación basada en la militancia sindical y afianzar la unidad del Partido en el objetivo de impulsar y articular el sindicalismo de clase como elemento necesario para el avance y organización de la clase.

Este es un debate de comunistas para debatir de Movimiento Obrero y Sindical en el que abordaremos, desde una posición de Partido, la acción de los y las militantes de vanguardia de la clase obrera en la tarea estratégica de construcción de estructuras sindicales de clase como elemento clave, junto a nuestra labor cotidiana por el fortalecimiento del partido comunista, para elevar la conciencia y la capacidad de actuación independiente y soberana de la clase obrera y su combatividad. LÍNEAS FUNDAMENTALES

De siempre una de las principales batallas libradas históricamente por los comunistas ha sido combatir la influencia ideológica bur-

1

guesa en el seno de la clase obrera. Desde el Manifiesto Comunista en el que ya se señalaba que "el objetivo inmediato de los comunistas es...formar la conciencia de clase del proletariado" esta tarea se ha mostrado como parte determinante de la multitud de factores que hacen avanzar la lucha "por derrocar al régimen de la burguesía, llevar al proletariado a la conquista del Poder" (Manifiesto Comunista Cap.II Proletarios y Comunistas).

Evaluar hoy el grado de desarrollo entre la clase obrera de una conciencia soberana e independiente de la superestructura ideológica dominante, se convierte en una tarea fundamental para realizar cualquier tipo de afirmación o propuesta que comprometa la estrategia general de un Partido Comunista. Con la convocatoria de la Conferencia de Movimiento Obrero y Sindical abordamos un debate del que habrá de salir la propuesta estratégica para la decidida intervención del PCPE en el seno del movimiento obrero; por ello es preciso que en primer lugar califiquemos el grado de desarrollo de la conciencia de clase entre la clase obrera.

Analizando la realidad de España -marco fundamental de la lucha de clases - , como formación sociopolítica plenamente integrada en la cadena imperialista, podemos afirmar, que el grado de conciencia de la clase obrera vive una etapa de reflujo en su grado de desarrollo. Ello es producto de la pérdida de referentes fuertes en el campo revolucionario, pero también de las difíciles condiciones para la lucha por los intereses de la clase. Un acusado fraccionamiento de la clase, con fuertes elementos de individualismo, hacen que aquellos sectores y/o individuos que tienen mayor grado de conciencia no encuentren la forma de canalizar esa conciencia de clase, quedando en una situación de paralización de su capacidad de lucha. No podemos dar por liquidada toda una larga formación de la conciencia de clase –que tuvo expresiones históricas muy elevadas, como en la II República- sino que pasamos por una etapa de condiciones menos favorables a la lucha obrera. Pero considerando siempre que un cambio en las condiciones presentes hará emerger aquellos elementos más sólidos de la conciencia de clase que hoy resultan difíciles de detectar y que está marcada por las siguientes características causales.

A) La hegemonía de la ideología burguesa: es la que conlleva a la consecuente contención de la capacidad de lucha y organización autónoma de la clase obrera, siendo una realidad en el conjunto de la misma y en cada uno de sus sectores o segmentos, incluido el proletariado industrial. Es más, a riesgo de exagerar, afirmamos que en lo general nos encontramos con una clase trabajadora que, salvo por el hecho económico objetivo de vender su fuerza de trabajo que es lo que la constituye como tal, ha perdido la mayoría de las referencias ideológicas y organizativas que la nucleaba en torno a unos intereses comunes y le permitió actuar en distintos momen-

tos históricos, dada su elevada conciencia, como clase para sí. Por desgracia el desclasamiento ideológico es un hecho objetivo que debemos enfrentar. Precisamente esos elementos más sólidos de la conciencia de clase tienen su expresión más clara en cada una de las luchas protagonizadas por la clase obrera, lo que demuestra que sí existe aun en amplios sectores de la clase una capacidad larvada muy permeable a cualquier propuesta orientada a la defensa consciente de sus intereses.

B) La pérdida de influencia de la ideología revolucionaria y la integración en el sistema de las organizaciones sindicales de masas por la influencia y el avance del oportunismo y del reformismo y las organizaciones políticas que lo representan en su seno: son las dos causas fundamentales para que exista esta realidad hegemónica burguesa y corren dialécticamente de la mano. La pérdida de influencia de la ideología revolucionaria entre la clase se produce por la asimilación y/o extrema debilidad de sus organizaciones y, en especial, la de la vanguardia histórica, el Partido Comunista de España (PCE) y la integración en el sistema de las organizaciones sindicales de masas se produce al no luchar éstas por una nueva sociedad –la socialista- como meta social por lo que finalmente entran en la lógica ideológica, económica y de poder de la sociedad capitalista.

Estas dos realidades, junto a la innegable penetración de la ideología burguesa mediante la religión, el chauvinismo, el patriarcado, el consumismo... mediante la ayuda inestimable de los grandes medios de comunicación, hace que la dominación capitalista, a pesar de las evidentes dosis de violencia y explotación que utiliza de forma generalizada todos los días, aun hoy se dé alcanzando elevadas cotas de consenso social.

C) Los cambios objetivos en las condiciones de vida de la clase obrera: las transformaciones sociales importantes que se han dado en el capitalismo español desde que la forma en que se manifiesta la dictadura del capital mutase de la dictadura franquista a la monarquía parlamentaria, con sus estrategias que le han llevado a colocarse en una posición más favorable en la cadena imperialista mundial han supuesto cambios objetivos en las condiciones de vida de la clase obrera. Es frecuente la comparación entre el hambre de los años de la posguerra y la capacidad adquisitiva y de consumo de la clase obrera –así como la formación de unas amplias capas de pequeña burguesía- en las últimas décadas. El capitalismo español, en sus etapas más expansivas, ha recurrido temporalmente a la distribución de una parte del excedente a la clase obrera, lo cual ha provocado el aumento de la demanda interior como elemento determinante del proceso de acumulación de capital. También los sectores monopolistas impulsaron, en varios ciclos de estas últimas décadas, la promoción de sectores obreros como pequeños y me-


Unidad y Lucha

Separata MOS

Enero 2017 dianos empresarios para favorecer un mayor dinamismo del proceso de acumulación de capital de la oligarquía; estos sectores procedentes de la clase obrera, aunque muy minoritarios, han llegado a acumular una cierta cantidad de capital que generan el espejismo de la posibilidad de participar de una manera estable en el proceso de acumulación capitalista. Todo ello ha incidido en el proceso de desclasamiento de ellos mismos y de su mismo entorno de clase.

Ahora que –una vez más- llega la crisis capitalista todos esos sectores promocionados por la oligarquía son expropiados de nuevo por ella misma

D) La legitimación de las estrategias del expolio y la guerra: es la salida del capitalismo español hoy, cuando se enfrenta a graves problemas en el proceso de acumulación del capital, buscando legitimar sus estrategias de expolio internacional y guerra, para lo cual no duda emplear a las/os hijas/os de la clase obrera como carne de cañón, con su penetración en América Latina y su participación en la guerra imperialista a cargo de la OTAN y otras organizaciones al servicio de la violencia oligárquica mundial (Balcanes, Congo, Somalia, Afganistán, Líbano, etc.) y en el terrorismo de estado internacional.

El insuficiente avance del destacamento de vanguardia en el estado español dificulta que estos sectores de la clase adquieran conciencia del papel que irresponsable e inconscientemente han jugado a favor del proceso de acumulación del capitalismo español. E) La división sexual y social del trabajo y el patriarcado: son causas determinantes en toda esa estructura de dominación ideológica que legitiman y traen como consecuencia una forma de explotación específica de las mujeres y un agravamiento de las condiciones de vida de las trabajadoras. El capitalismo actual en nuestro ámbito de actuación mantiene la separación entre un espacio doméstico, donde se resuelven las necesidades personales y reproductivas, y un espacio público dedicado a la producción mercantil. en alianza con el patriarcado.

Esa es la realidad a la que nos enfrentamos para transformarla.

Utilizar categorías provenientes del análisis materialista, alejadas de la intuición y del idealismo y basadas en el marxismo – leninismo se convierte en una premisa imprescindible para situar el análisis concreto y la propuesta correcta ante la clase CRISIS Y CONCIENCIA DE CLASE

Es innegable que la tarea que nos proponemos es más fácil desarrollarla en un escenario de crisis global del sistema capitalista, que no en un marco de aparente bienestar social en el que se confunde la calidad de vida con el consumo vía el acceso ilimitado al crédito. La realidad hoy es que, si salimos a la calle y buscamos como comunistas el contacto directo con la clase, es más fácil que nos escuchen, pero ello, en absoluto, significa que de forma automática se eleve el nivel de conciencia de la clase. El grave deterioro de las condiciones materiales de vida, per se sólo conlleva incremento de la miseria, por ello no esperemos, motivado por la crisis del capitalismo, ningún cambio automático en la correlación de fuerzas que protagonizan la lucha de clases. Solo la intervención acertada de los y las comunistas conduciendo a la clase obrera a protagonizar el papel histórico que le corresponde, permitirá salir a la mayoría social trabajadora del escenario de violencia y explotación creciente en el que se ha instalado un capitalismo senil definitivamente en crisis por su incapacidad creciente de reproducir la tasa de ganancia. EMPEZANDO A CONCRETAR

Incurriríamos en un idealismo estéril si consideramos que el simple hecho de proclamar alternativas asimilables por nosotros, nos sitúa en el camino de encontrar la solución necesaria. Se trata de buscar propuestas y soluciones que podamos extender al conjunto de la clase cumpliendo, para su eficacia, indefectiblemente este recorrido:

1) Asumir entre nosotros y nosotras y asimilarlas como proyecto de Partido en el movimiento sindical 2) Extenderla entre los compañeros/as de sindicato más conscientes 3) Divulgarla entre los trabajadores y trabajadoras en sus centros de trabajo y zonas de residencia

Hacemos una propuesta que se desarrolla y crece con su aplicación, pero que desde sus inicios contiene ya todos los elementos que le

permita ser el germen de la alternativa sindical por la que trabajamos los/as comunistas y que ofrecemos, como marco de organización y lucha sindical, al conjunto de la clase asalariada. Para un sector, una empresa, un territorio o una nacionalidad, como se ha demostrado ya, puede valer una solución particular; pero nosotros/as en esta Conferencia tenemos que encontrar la propuesta organizativa además de la concreción político – sindical para acabar incorporando, en el orden establecido anteriormente, a toda la clase obrera en un proyecto sindical de clase a nivel de todo el Estado. Ninguna de las experiencias sindicales en las que militamos da respuesta suficiente por si sola a la necesidad de recuperar una confederación sindical de clase de ámbito estatal.

Vamos a definir una alternativa para el movimiento obrero única desarrollada y defendida por militantes comunistas al margen de la afiliación sindical en cada uno de los proyectos sindicales en los que nuestros/as militantes desarrolla en la actualidad su tarea sindical.

Una alternativa sindical por la recuperación del sindicalismo de clase que, en una primera etapa no es ni una nueva sigla sindical, ni una suma de las ya existentes, y que define éste como:

Reivindicativo y de clase: defiende las reivindicaciones inmediatas de la clase obrera y en su seno pueden participar todos los trabajadores y trabajadoras manuales e intelectuales sin discriminación alguna, tengan afiliación sindical o no. Se orienta hacia el derrocamiento de la sociedad capitalista y la construcción de la sociedad socialista.

Militante: en la acción sindical por la defensa y conquista de derechos para la clase obrera está la razón del sindicato. Todos los servicios ofertados por el sindicato, incluido los jurídicos, dependen de la acción sindical, de su dinámica táctica y estratégica y se renuncia de antemano a cualquier tipo de servicio basado en la prebenda pública o privada, individual o colectiva.

Independiente: sólo obedece a los intereses y necesidades de la clase obrera.

Feminista: defiende la igualdad real entre las trabajadoras y los trabajadores, lucha de forma específica contra la diferencia salarial por razón de sexo, contra la mayor precariedad femenina y contra toda forma de discriminación laboral de las mujeres, sin olvidar que en el interior de los sindicatos se reproducen situaciones de discriminación que se deben vigilar y combatir.

Asambleario: porque en la asamblea de trabajadores y trabajadoras reside la soberanía de la clase.

Unitario, plural y de masas: porque es diverso como la clase pero coincidente en intereses objetivos y aspira a aglutinarla en su conjunto.

Democrático y participativo: porque en el compromiso de los trabajadores/as en la defensa de sus derechos se expresa el más alto nivel de democracia.

Socio-político: porque además de reivindicar la mejora de las condiciones de vida y trabajo de toda la clase, asume la defensa de todo aquello que le afecta como clase, en la perspectiva de la supresión de la opresión de clase y nacional.

Internacionalista: porque la lucha de la clase no entiende de fronteras y los avances y retrocesos en nuestras posiciones lo son para todos y todas, hace del internacionalismo proletario un principio. Difusión y compromiso político con la Federación Sindical Mundial (FSM) como la instancia internacional representativa del sindicalismo de clase que, en este momento histórico, más consecuentemente defiende las posiciones internacionalistas.

Por acuerdo de la Conferencia de MOS del PCPE y con el compromiso sincero y evaluable de todos/as sus militantes, se abre un nuevo espacio en el seno del movimiento obrero del estado español impulsado por los/as comunistas que, en las empresas y en los territorios, aglutina a los elementos más políticamente conscientes de la clase obrera en torno a una propuesta de análisis y acción sindical concreta muy centrada en este momento en la denuncia del pacto social y en la necesidad de convocar una huelga general como hito y referencia capaz de invertir la dinámica de derrota en la que, como clase, estamos instalados.

Esta tarea sólo la puede desarrollar el PCPE, pero para ello necesita un alto grado de unidad política en torno a ella. Disciplina y un compromiso cerrado de toda su militancia para desarrollarla. Sin este paso previo (por eso decimos que sólo es desarrollable por un partido comunista) es imposible plantearse el objetivo de la crea-

ción de la confederación sindical de clase en el estado español que el desarrollo de la lucha de clases exige y que la pérdida de CC.OO. como referencia única e inequívoca de los y las comunistas españoles en el movimiento obrero, nos obliga a poner en marcha. NO AL PACTO SOCIAL

Con motivo de la firma por CC.OO de los Pactos de La Moncloa decía Marcelino Camacho que “lo acordado en La Moncloa se diferencia del pacto social, que carga la crisis única y exclusivamente a los trabajadores y que además reproduce el modelo, porque no toca su estructura básica. En cambio, el pacto firmado por los partidos reparte las cargas y empieza a tocar las causas que originan el modelo”. Declaraciones a la revista Gaceta de Derecho Social nº 79 de Noviembre de 1.977 que serían para reír si no fuera por la consolidación del poder oligárquico y por los más de 4 millones de parados/as y el más del 30% de trabajadores y trabajadoras precarios/as que existen en este momento en España.

Pues bien, de esos polvos estos lodos y si eso es lo que se decía a finales de 1977, hoy muchos sindicatos, especialmente los mayoritarios, son incapaces de concebirse sin la consideración de interlocutor social. El pacto social como objetivo principal de la dirección del movimiento sindical en España elimina la lucha de clases como tarea combativa teórico/práctica; abrazando en su lugar la posición socialdemócrata y reformista de mejorar el funcionamiento del sistema, permaneciendo pues sin cuestionamiento la propiedad privada de los medios de producción y cambio. Un sindicalismo que representa un desarrollo histórico lineal del Cartismo y el Tradeunionismo y que ignora y excluye de su historia e identidad los procesos de construcción del sindicalismo de clase impulsados por la vanguardia política y protagonizados por millones de trabajadores y trabajadoras con su lucha y compromiso.

Se trata, por tanto, de empezar casi de cero construyendo una estructura integral y transversal a las estructuras sindicales que detecte a los elementos más políticamente conscientes de la clase y les ofrezca un marco organizativo desde el que desarrollar, poco a poco, una práctica sindical de clase. La lucha contra el pacto social, por cargar la crisis única y exclusivamente en los trabajadores y reproducir el modelo, es el eje central del programa de los CUO y su núcleo de debate y análisis.

Conseguir elevar a confrontación política con el capitalismo la lucha por sus intereses es lo que convierte a la clase trabajadora en clase revolucionaria y justifica la idea de Lenin respecto al trabajo de los y las comunistas en lo que él llama sindicatos reaccionarios, en la que afirmaba la necesidad de “penetrar en los sindicatos, permanecer en ellos y realizar allí, cueste lo que cueste, una labor comunista”. Trabajamos y desarrollamos acción sindical no solo para firmar buenos convenios y acordar mejoras laborales; los y las comunistas estamos en los sindicatos - en unos con un terreno más abonado y en otros con menos en función de una pluralidad de factores que deben ser analizados en cada caso concretopara llevar a la clase obrera a la confrontación política con el sistema de dominación capitalista y el estado burgués. Esa es nuestra tarea y sobre esa labor es en torno a la que debemos evaluar el trabajo colectivo del Partido e individual de cada militante en los distintos sindicatos en los que hoy está afiliada la militancia del PCPE. Tarea sin duda difícil, pero en la que debemos, aprehendiendo nuestra historia para aprender de ella y no repetir errores, iniciar un nuevo camino que nos integre a todos/as en un nuevo esfuerzo colectivo capaz de hacer temblar todos los cimientos sobre los que sustenta la burguesía su dominación de clase. LA INTERVENCIÓN DEL PARTIDO ANTE LA CLASE OBRERA

Para nada la existencia de los Comités para la Unidad Obrera (CUO) cuestiona la necesidad que tiene el Partido de intervenir de forma directa ante la clase obrera. La intervención comunista en el movimiento obrero no se limita al movimiento sindical; en los centros de trabajo, con células del Partido allí donde sea posible por la presencia de militantes en una empresa o con el trabajo individual de cada militante entre sus compañeros y compañeras, y en sus lugares de residencia los y las comunistas debemos salir del anonimato al que las circunstancias históricas nos han llevado y trabajar para organizar a esa gran mayoría de trabajadores que por nuestra falta de organización y como consecuencia de la hegemonía del reformismo desconocen la alternativa que proponemos los/as comunistas. Interviniendo, opinando, dirigiendo unas veces y otras no, pero ele-

2


Unidad y Lucha

Separata MOS vando siempre a categoría política cualquier episodio de conflicto entre la clase y los gestores y estructuras del sistema de dominación capitalista, los y las comunistas nos tenemos que presentar ante los trabajadores y trabajadoras como aquellos/as que, además de abnegados/as y honestos/as, saben interpretar de forma correcta lo que sucede y, además, de forma audaz y decidida proponen y realizan la forma de actuación más eficaz y contundente en defensa de los intereses y necesidades objetivas de la clase obrera.

Para el desarrollo de este fin, que se inicia con pequeñas cosas como son la elaboración y reparto de una octavilla, la megafonía de unas consignas o un mitin en la plaza de un barrio o a la salida de un centro de trabajo, todos los comités del Partido – desde el CC hasta los de célula – y el conjunto de la militancia deben poner en marcha todas sus capacidades.

Años de eurocomunismo hegemónico en el movimiento comunista español, con la consiguiente derrota, nos obligan a empezar casi desde niveles muy inferiores a los que nos gustaría, pero una vez iniciamos la tarea, lo único que echamos en falta es un mayor número de camaradas para hacer más y mejor la tarea que nos marca nuestra dirección.

Así mismo, será tarea de los distintos comités del Partido orientar el trabajo militante de los CJC a la hora de intervenir organizando a la juventud obrera. COMPORTAMIENTO MILITANTE Y ACTITUD DE LOS/AS COMUNISTAS EN LOS SINDICATOS

Desde la participación activa en la empresa y en las diversas estructuras organizativas territoriales y de rama, un compromiso inquebrantable con la promoción de la participación consciente y soberana de los trabajadores y trabajadoras en la defensa de sus derechos. Desde la diferenciación ideológica y programática - ¡somos comunistas y no sólo sindicalistas!-, lealtad organizativa y no política con el sindicato al que se está afiliado/a, con el único límite de la imposición de decisiones y acuerdos contrarios a los intereses de la clase contraídos al margen de la participación y/o con la oposición de los trabajadores y trabajadoras afectados/as. ANTE LA REPRESIÓN SINDICAL POR PERTENECER A LOS COMITÉS DE UNIDAD OBRERA

En primer lugar trataremos de convertir siempre en un conflicto político y organizativo y denunciaremos la represión al sindicalismo de clase reivindicando el espacio que nos es propio en tal o cual estructura sindical. Sólo ante el hecho consumado de la expulsión o la imposibilidad de seguir desarrollando una práctica sindical favorable al sindicalismo de clase, se optará por incorporarse colectivamente a otro sindicato o constituir una plataforma de trabajadores de empresa o rama manteniendo siempre la perspectiva de impulsar y/o participar en la coordinación sindical clasista que en su ámbito de actuación exista en ese momento. LA INTEGRALIDAD

La necesidad de intervenir de forma efectiva en frentes de masas estratégicos para el avance y desarrollo del Partido y su propuesta política, nos obliga a conocer en profundidad la realidad de éstos y definir, desde el CC, una táctica de intervención unificada para su desarrollo en lo concreto por los comités territoriales. Hoy la realidad de la mayoría de los frentes de masas estratégicos nos demuestra que existe una hegemonía férrea, estructurada y muy consolidad, que anula de raíz el potencial revolucionario de estas estructuras unitarias demasas y las integra plenamente en el sistema. Esto se debe al abandono progresivo desde la Transición de posiciones políticas e ideológicas de la militancia comunista y al retroceso en todos los aspectos producido el triunfo contrarrevolucionario en la URSS y los países socialistas del este de Europa.

Ante este hecho, la dirección del PCPE tiene la obligación y la necesidad de intervenir buscando líneas de actuación que permitan corregir en el tiempo esta situación que tan negativamente nos está condicionando y ante la que, a día de hoy, sólo sabemos que haciendo lo que venimos realizando hasta ahora, no somos capaces de corregirla. Ver y maldecir o analizar e intervenir. Esta es la disyuntiva que tenemos que resolver sabiendo que no hay soluciones mágicas, ni posiciones intermedias y que los resultados sólo los empezaremos a ver en el medio y largo plazo.

Llevamos años lamentándonos sin ser capaces de estructurar una

3

Enero 2017 intervención unificada de los/as comunistas capaz de:

1) Aunar en torno a un programa de resistencia a los distintos individuos y sensibilidades no asimiladas plenamente por el sistema 2) Vertebrar estructuras unitarias con vocación de disputarle la hegemonía al reformismo en los distintos frentes de masas

Este trabajo impulsado por los y las comunistas, no es posible estructurarlo exclusivamente con la organicidad partidaria por la diversidad de sujetos políticos –organizados o no- que participan de él. Es necesario que, por acuerdo del CC, el Partido impulse la creación de estructuras unitarias de base coordinadas en los distintos niveles (provincial, regional/nacional y estatal) que propicien una intervención transversal de las mismas en los frentes de masas estratégicos hegemonizados por el reformismo.

Es una táctica para disputarle la hegemonía al reformismo y, desde esa disputa, comenzar a construir estructuras paralelas de poder popular que confronten con el estado y el sistema de dominación burgués (objetivo estratégico).

Analizando la realidad existente esta es la única posibilidad de intervención que nos queda en determinados frentes de masas. El retroceso de las posiciones revolucionarias y la ausencia de aliados políticos suficientes nos imposibilitan para una confrontación inmediata y directa; es necesario definir una táctica que nos permita, desde la firmeza en los principios y la claridad programática, ir acumulando fuerzas y aliados para la futura confrontación con el reformismo.

Movimiento obrero y sindical, feminismo y asociacionismo vecinal son campos en los que de forma urgente debemos definir como impulsamos desde el CC del PCPE la creación de esas estructuras unitarias de base que se caracterizarían como transversales e integrales por su disposición a participar con su programa en las más diversas estructuras de masas.

Saber trabajar en minoría en las débiles estructuras unitarias de los frentes para lograr nuclear, en torno a nuestro programa, a la mayoría social. Hablando con más claridad: no nos interesa, ni lo pretendemos como prioridad, convencer al/la militante de otra organización; buscamos ganar posiciones para movilizar y organizar a las masas.

Es un reto audaz que requiere dirección política, unidad y responsabilidad militantes. Años atrás el PCPE aun no mostraba la suficiente madurez para desarrollar este tipo de iniciativa política; hoy estamos en un momento distinto que permite al Partido plantearse ponerla en marcha y someter al criterio de la práctica nuestra iniciátiva

Debemos de entender que el papel dirigente del Partido consiste en su capacidad de unificar luchas creando una ligazón dialéctica entre objetivos inmediatos, objetivos intermedios y la meta de la emancipación de la clase trabajadora. La hegemonía de la clase se obtendrá en la medida que vaya ganando en capacidad de lucha, de unión, de interlocución social y de independencia de la dominación burguesa.

DIFERENCIAS DE GÉNERO EN EL INTERIOR DE LA CLASE OBRERA Y EN EL MERCADO LABORAL La discriminación laboral de las mujeres es una realidad persistente y difícil de combatir que un sindicato de clase debe contemplar en todas sus luchas. La doble explotación femenina se traduce en diferencias salariales, paro, precariedad, doble jornada laboral, ausencia de las mujeres en las organizaciones de clase y, en definitiva, unas peores condiciones de trabajo y de vida por razón de sexo.

Superar las diferencias de género en el interior de la clase obrera y en el mercado laboral no es sólo una importantísima cuestión de justicia social, sino una necesidad histórica de la clase obrera en el proceso de acumulación de fuerza suficiente para invertir la correlación de fuerzas en la lucha de clases. Los problemas específicos de las trabajadoras son una parte de los problemas de la clase obrera. Para que las mujeres se incorporen al movimiento obrero y sindical, éste debe incorporar a su ideario y a sus luchas la problemática específica de género que padecen las trabajadoras por el hecho de ser mujeres. La emancipación femenina es una aspiración histórica revolucionaria absolutamente vigente que no se resuelve si no se plantea en cada batalla concreta.

La incorporación de las mujeres al mercado laboral se sigue realizando en peores condiciones que los varones porque la carga familiar que arrastran al puesto de trabajo entra en contradicción con las necesidades empresariales de dedicación absoluta a la empresa. La

patronal ejerce una segregación profesional al reservar para las mujeres los empleos más precarios y peor pagados. Las mujeres siguen siendo consideradas como fuerza de trabajo secundaria, mano de obra más barata, y las jornadas y condiciones laborales se establecen a la medida de varones libres de cargas familiares, que todavía siguen sin asumir la mayoría del trabajo doméstico y familiar.

Por tanto el sindicalismo debe jugar un papel primordial a la hora de visibilizar la profunda discriminación laboral y social que padecen las mujeres y plantear la lucha contra el patriarcado de forma clara y contundente. INCORPORAR A LA CLASE TRABAJADORA INMIGRANTE AL SINDICALISMO DE CLASE

En el último ciclo de expansión y acumulación del capital, uno de los sectores de población trabajadora más explotado ha sido el colectivo inmigrante. Trabajadores que huyendo de la miseria de sus respectivos países, cuando han llegado a España enfrentándose a leyes que limitan la libertad de movimiento de los y las trabajadoras, han sido explotados de la manera más brutal por empresarios que aprovechándose de una ley de extranjería que los sitúa en una precaria situación legal, no respetan ni la propia legislación laboral burguesa, llegando a someter a estos trabajadores y trabajadoras a contrataciones irregulares o sin dar de alta en el Seguridad Social y obligándoles a trabajar por salarios de miseria sin derecho social ni laboral alguno. Trabajar para incorporar a estos compañeros y compañeras al proyecto sindical de clase será una de las tareas principales que tenemos por delante. PLATAFORMA SINDICAL BÁSICA

I.- CONDICIONES Y DERECHOS LABORALES Y DE SEGURIDAD SOCIAL

Por la recuperación del poder adquisitivo de los salarios y las pensiones:

- Revisión salarial mediante un coeficiente que pondere la evolución de la cesta de la compra y el consumo básico de los sectores populares, estableciendo un incremento anual mínimo de dos puntos sobre el Índice de Precios al Consumo publicado anualmente por el Instituto Nacional de Estadística. - A igual trabajo, igual salario. No a la discriminación salarial de la mujer trabajadora, de las y los trabajadores inmigrantes o de la juventud obrare. - Incremento del Salario Mínimo Interprofesional a 1.200 € mensuales. - Incremento de las pensiones mínimas a 1.200 € mensuales. - Prestación indefinida mínima por desempleo de 700 € mensuales hasta la reincorporación efectiva a un puesto de trabajo. - Prohibición legal de los cortes de suministros, embargos y desahucios para las familias trabajadoras en situación de desempleo. Responsabilidad directa del Estado en caso de impagos derivados de situaciones de desempleo sin derecho a repetir las cuantías adeudadas contra el trabajador o trabajadora. - Gratuidad de los servicios públicos para la población obrera, en activo, desempleada o jubilada, cuyos ingresos mensuales no superen el doble del Salario Mínimo Interprofesional. Por la mejor de las condiciones y derechos laborales:

- Promoción efectiva del trabajo fijo y eliminación de toda forma precaria de contratación. - Prohibición de toda forma de prestamismo laboral. No al tráfico de trabajadores, prohibición de las Empresas de Trabajo Temporal. - Reducción general de la jornada laboral a 35 horas en cómputo semanal, por ley y sin reducción salarial. - Reducción de la jornada laboral a 30 horas en cómputo semanal, por ley y sin reducción salarial, en los sectores productivos de riesgo para la salud laboral de la platilla y especialmente penosos. - Prohibición de las horas extraordinarias, salvo en casos de fuerza mayor así entendidos por la plantilla de la empresa. - Regulación de la quinta semana de vacaciones. - Reconocimiento inmediato de iguales derechos, laborales, sociales, sindicales y políticos a la clase obrera inmigrante, independientemente de su situación legal - Fomento real de la salud laboral. Control obrero de la prevención de riesgos laborales y de la actividad de la Inspección de Trabajo y Seguridad Social. - Participación obrera en la formación laboral de trabajadores y trabajadoras en activo y en situación de desempleo. - Prohibición de los despidos a trabajadores y trabajadoras en si-


Unidad y Lucha

Separata MOS

Enero 2017 tuación de Incapacidad Temporal. Supresión de las Mutuas Laborales pasando la gestión a manos del Estado con subrogación de la platilla de las citadas empresas. - Reducción general de la edad legal de jubilación a los 60 años. - Reducción de la edad legal de jubilación a los 55 años en sectores productivos de riesgo para la salud de los trabajadores y trabajadoras o especialmente penosos. - No al Pacto de Toledo. Prestaciones de seguridad social, comenzando por las pensiones, a cargo de los Presupuestos Generales del Estado. II.- CONTROL POPULAR Y OBRERO, DEMOCRATIZACIÓN DE LA NEGACIÓN COLECTIVA Contra la corrupción patronal:

- Lucha contra el fraude fiscal. - Persecución económica y penal efectiva de las empresas con capital en paraísos fiscales. - Reforma Fiscal progresiva con endurecimiento de las sanciones a monopolios y empresas que recoja específicamente la posibilidad de su nacionalización. - Incremento de la imposición a las Sociedades de Inversión en Capital Variable (SICAV), bajo las que se esconden las grandes fortunas, a un 45 % -actualmente tributan al 1%-. - Persecución de toda forma de acoso laboral. - Persecución de toda fraude en la contratación y en la cotización patronal. - Persecución de toda vulneración del derecho obrero a la protección integral de la salud y a la prevención de riesgos laborales. - No a los Expedientes de Regulación de Empleo. - Ninguna subvención, bonificación o exención fiscal a los monopolios y grandes empresas.

Por el control obrero:

- Derecho de la plantilla y de las organizaciones obreras a una información puntual y veraz de la marcha económica de la empresa. - Control obrero del respeto en la empresa a los derechos laborales y sociales de los trabajadores y trabajadoras. A igual trabajo iguales derechos, ninguna obrera discriminada. - Control obrero del respeto al medioambiente en la producción. - Democratización de la negociación colectiva regulando el debate en asambleas de centro de trabajo. - Establecimiento del referéndum obrero vinculante en la unidad productiva o sector afectado sobre los Convenios Colectivos. - Promoción de la organización sindical de la juventud obrera. Defensa de los derechos de la juventud frente a la desigualdad salarial y la precariedad. - Reforma Agraria y plan de soberanía alimentaria que ponga a disposición de los obreros y obreras agrícolas los grandes latifundios con el objetivo de su socialización bajo control obrero. III.- MARCO LEGAL. NUEVO ESTATUTO OBRERO Y LUCHA CONTRA EL DESPIDO LIBRE Por un nuevo Estatuto Obrero:

- No al pacto social. No a las contrarreformas laborales y de la Seguridad Social. - Causalidad en la contratación. - Cobertura Social universal y gratuita. - Fortalecimiento del Derecho a la Huelga como derecho fundamental, democrático y colectivo, que debe prevalecer sobre los derechos patronales e individuales. - Protección legal de la actividad de los piquetes informativos ante el terror y la represión patronal en las huelgas. - Ninguna agresión a la negociación colectiva.

Lucha contra el despido libre y el fraude empresarial:

- Ningún despido sin causa real probada. No al despido libre. - Elección por el trabajador o trabajadoras despedida entre readmisión e indemnización en caso de despido improcedente. - Incremento de las indemnizaciones por despido improcedente a 60 días de salario por año de antigüedad sin límite de mensualidades. - Indemnización mínima por despido improcedente de 6 mensualidades de salario, independientemente de la antigüedad en la empresa. - Rescisión indemnizada con las anteriores cuantías, a iniciativa obrera, desde el primer impago del salario. - Devengo efectivo de salarios de tramitación desde la fecha del despido hasta la reincorporación efectiva al puesto de trabajo o la extinción de la relación laboral.

- Supresión de la responsabilidad limitada empresarial para deudas salariales y de indemnizaciones por despido. Los empresarios deben responder con su patrimonio personal de las deudas con los trabajadores y trabajadoras. - Efectiva asistencia jurídica gratuita a cargo del Estado para toda reclamación laboral. - Regulación del pago de las costas judiciales por toda empresa condenada ante una reclamación laboral en virtud del principio de vencimiento objetivo. - Incremento en un 50 % de las aportaciones patronales al Fondo de Garantía Salarial. - No a la subcontratación ni a la contratación fraudulenta de trabajadores autónomos con vinculación prolongada a la empresa. Reforma del Estatuto del Trabajador Autónomo con una ampliación real de derechos sociales y medidas efectivas que eviten el fraude. - Aplicación efectiva del tipo pena regulado como delitos contra los trabajadores. Regulación de la posibilidad de acusación para las organizaciones obreras de manera que ésta se haga efectiva. - Derecho a la sindicación en organizaciones clasistas y a la huelga en las Fuerzas Armadas y cuerpos policiales. IV.- SECTOR AGRARIO

- Este sector agrupa a los jornaleros del campo, a los pequeños propietarios de explotaciones agrarias y a los latifundistas. Los primeros están en el Régimen Especial Agrario como trabajadores por cuenta ajena, y los otros figuran en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos. - El sector agrario necesita actualmente un gran número de trabajadoras/es tanto en el campo para la obtención de los productos agrarios, los jornaleros/as del campo que figuran de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Agrarios como los/as trabajadores/as que trabajan en el manipulado tanto de frutas como verduras o en las empresas de transformación que figuran inscritos en el Régimen General de la Seguridad Social. 1º.- Jornaleros/as del campo:

- Este sector en los tiempos de bonanza ha sido abandonado debido a los salarios tan bajos (Salario Mínimo Interprofesional, mas pagas extras, mas vacaciones, mas sábados, mas vacaciones) por los jornaleros del campo a otros sectores como la construcción, la industria o los servicios. - Consecuencia de ello, estos espacios libres o trabajos han sido ocupados por trabajadores emigrantes, en su mayoría por ilegales o sin papeles o en su caso sobreexplotados por mafias, o por ETTs permitiendo el trabajo con documentos de otros emigrantes legales, o en su caso en escasas ocasiones por trabajadoras/res de otros países como Polonia u otros países del este mediante contratación normal en épocas de vendimia o recogidas de frutos. - La agudización de la crisis capitalista está obligando al retorno de los antiguos jornaleros del campo, pues los trabajadores/as en paro se ven obligados a realizar las tareas de los jornaleros/as del campo mediante salarios indignos. - La patronal no contenta en pagar salarios bajos como el Salario Mínimo Interprofesional con la inclusión de vacaciones, pagas extras, sábados y domingos, ha mejorado su explotación sobre los trabajadores/as abonando el salario a destajo a tanto el kilo a tanto el cajón, manteniendo el mismo precio o bajando aún el precio por kilo o cajón.

- Nuestra posición política no puede ser otra que la desaparición de la explotación de todas las personas que trabajan en el campo tanto nacionales como inmigrantes. - No estamos en contra de los emigrantes, sino contra su alto grado de explotación- Desaparición de los destajos, y por el pago de salarios justos. - Trabajo publico a cambio de un salario público o subsidio digno - Por la reforma agraria que se disponga en manos los trabajadores/as del control de los medios de producciones, distribución, comercialización, e investigación. - Por la desaparición del régimen especial de trabajadores agrarios e inclusión a todos los efectos en el Régimen General. - Por la igualdad a todos los efectos económicos de las prestaciones de la Seguridad Social de los trabajadores/as del campo. IV.- LA CLASE OBRERA MUNDIAL. INTERNACIONALISMO PROLETARIO

- Defensa de los derechos e intereses de la case obrera mundial desde la concepción internacionalista proletaria de la lucha obrera. - Apoyo a las luchas clasistas de la Federación Sindical Mundial. Defensa de la integración de las estructuras sindicales existentes en España en la FSM. - Solidaridad con los trabajadores y trabajadoras perseguidos en cualquier parte del mundo por su actividad política y/o sindical, especialmente cuando se vean implicadas empresas españolas o con presencia en España como expresión genuina de nuestro internacionalismo proletario. - Lucha por que en todo país en que una empresa tenga su sede social o centro de trabajo se declare la competencia judicial para enjuiciar a empresas que hayan cometido delitos contra los trabajadores y trabajadoras en cualquier parte del mundo. - Lucha contra la Unión Europea. Salida de España de esa alianza imperialista. - No a las Directivas de la Unión Europea. - Todos los derechos sociales, laborales, sindicales y políticos para todos los trabajadores y trabajadoras inmigrantes. - No a los Centros de Internamiento de trabajadores y trabajadoras inmigrantes. - Defensa de la Paz Mundial. - Por la disolución de la OTAN. Salida inmediata de España de la OTAN. - No a las bases militares imperialistas en España. No a los Pactos Militares con EEUU. - Reducción progresiva del gasto militar.

2º.- Seguridad Social:

- Si bien es cierto que a duras penas se está asimilando poco a poco las prestaciones del Régimen Especial de Trabajadores Agrarios con el Régimen General aun estamos lejos de su igualdad. Los trabajadores/as de este régimen especial cuando trabajan por jornadas reales están cotizan actualmente igual que en el Régimen General, no obstante los dias no trabajados siguen cotizando con las bases mínimas o Salario Mínimo Interprofesional con lo cual las prestaciones futuras de jubilación, paro, invalidez, viudedad o enfermedad se verán mermadas por estas bajas cotizaciones lo cual significa que los trabajadores/as del campo son los peores pagados o los peores pensionistas de la Seguridad Social con pensiones mínimas.

- En cuanto a las trabajadoras/es del manipulado de frutas o verduras todas ellas en su calidad de fijas discontinuas, es decir solo trabajan cuando hay trabajo y pueden cotizar por días completos u horas, sin embargo a los efectos de las prestaciones, jubilación, bajas, invalidez, etc., los huecos o días u horas no cotizadas no se computan y restan a los efectos de las prestaciones. 3º.- Nuestra posición política y reivindicaciones:

4


Unidad y Lucha

Separata MOS

Enero 2017

DOCUMENTO SOBRE TRABAJO SINDICAL APROBADO POR EL XVIII PLENO DEL COMITÉ CENTRAL DEL PCPE, LOS DÍAS 24 Y 25 DE ENERO DE 2015 INTRODUCCIÓN

El presente documento sobre orientación del trabajo sindical para el conjunto de la militancia del Partido Comunista y de la Juventud Comunista es fruto del acuerdo del XVII Pleno del Comité Central , adoptado tras constatarse por parte del órgano la necesidad de dar marco orgánico al debate abierto reiteradamente por diversos camaradas del CC acerca de cuál debe ser la práctica sindical de la militancia comunista.

El objetivo del documento es clarificar esta cuestión, en base a la experiencia colectiva de nuestra militancia en los centros de trabajo y teniendo como marco de desarrollo los documentos vigentes de la Conferencia de Movimiento Obrero y Sindical y del IX Congreso del PCPE.

El mismo pleno que tomó el acuerdo encomendó a la Comisión Central de Movimiento Obrero y Sindical la elaboración del presente documento para su aprobación por parte del Comité Ejecutivo y presentación al XVIII Pleno del CC, situando las principales líneas de intervención en la compleja y fragmentada realidad sindical existente, y en las diferentes realidades sindicales que nos encontramos en los centros de trabajo de nuestro país, para su debate entre los/as militantes que desarrollan su trabajo en el frente obrero. Algunas consideraciones preliminares de importancia fundamental, sobre las que volveremos luego, son las siguientes:

• La lucha sindical ha de entenderse en su génesis y naturaleza de lucha económica, de lucha por reformas, y por tanto, per se, toda lucha sindical tiene como objetivo natural no la conquista política del poder por la clase obrera (revolución) sino la conquista y defensa de reivindicaciones y derechos laborales y la mejora en lo inmediato de las condiciones de trabajo y de vida de la clase obrera. Independientemente de que estas mejoras y conquistas, han de ser explicadas por los comunistas, en el seno de las OOSS, desde nuestra comprensión del carácter sociopolítico de la lucha sindical, como directamente ligadas al objetivo político revolucionario del poder obrero, intentando transformar cada sindicato y cada lucha parcial en una escuela de lucha revolucionaria para los trabajadores y trabajadoras. • Es preciso entender con claridad que la línea de intervención clasista en el trabajo sindical puede y debe encontrarse y/o desarrollarse en prácticamente todas las estructuras sindicales hoy existentes, con muy pocas excepciones que se sitúan en el campo de las organizaciones del sindicalismo fascista y empresarial.

La separación entre sindicatos "mayoritarios" y "alternativos" o "de clase" desde una óptica comunista no cabe establecerla por no sustentarse en fundamentos científicos y por carecer de cualquier funcionalidad práctica. Continúa plenamente vigente la conclusión de la I Conferencia de MOS, de que ninguna de las OO.SS. existentes hoy en nuestro país, da respuesta por sí sola a la necesidad de recuperar el sindicalismo de clase en el estado español.

Esta afirmación no nos exime de realizar una caracterización rigurosa de cada una de las formaciones sindicales existentes y muy especialmente aquellas en las que intervenimos lxs comunistas. De ahí que una tarea concreta de la máxima importancia que acuerda el XVIII Pleno del Comité Central es la elaboración por parte de cada miembro del órgano, de una ficha caracterizadora de la OS a la que

5

pertenece el/la camarada así como de su intervención en ella. Tales fichas reflejarán datos sobre alcance numérico de la afiliación, implantación territorial y sectorial, presencia en los órganos representativos de los trabajadores, papel en la convocatoria y organización de huelgas generales, luchas obreras emblemáticas en que haya tenido o esté teniendo un papel dirigente, y cualquier otro dato que el/la camarada considere significativo.

Desde el momento de entrega de estas fichas dará comienzo un trabajo colectivo de seguimiento y evaluación, por los órganos de dirección, de la labor realizada por cada camarada y/u organización del Partido en el seno del Movimiento Sindical. Una aproximación a definir la tarea de los comunistas en los sindicatos no puede de ninguna manera dar por sobreentendida la respuesta a la siguiente cuestión: ¿QUÉ ES UN SINDICATO?

El sindicato es la forma de asociación primaria que agrupa a los trabajadores para la defensa de sus intereses inmediatos, generalmente de carácter económico.

Se trata por lo tanto de una lucha económica que procura negociar las mejores condiciones de la venta de la fuerza de trabajo que permita la capacidad de lucha y la correlación de fuerzas, y el hecho mismo de que estas condiciones tienden a empeorar aceleradamente en la actual fase de desarrollo del sistema capitalista, como producto de sus contradicciones irresolubles, plantea a la militancia comunista la tarea de intervenir con más fuerza en el seno de la clase obrera y de cada una de las OOSS, con la propuesta de, no negando la lucha económica sino partiendo de ella, elevar ésta a lucha política contra el poder de los monopolios, y organizar a la clase obrera para la conquista de su propio poder. Esto hace necesaria la intervención activa del Partido Comunista en las filas de los sindicatos. "Penetrar en los sindicatos, incluso en los sindicatos reaccionarios, permanecer en ellos y realizar allí, cueste lo que cueste, una labor comunista" V.I.Lenin, La enfermedad infantil del izquierdismo en el comunismo.

Cualquier confusión de corte anarcosindicalista entre el papel de una y otra organización de la clase obrera (Partido y Sindicato) puede conducir a errores graves que concluyan apartando al PC de las masas obreras e impidiéndole jugar su papel histórico de vanguardia revolucionaria y Partido de la Clase Obrera.

La lucha sindical se desarrolla como se indica más arriba, por su propia naturaleza, en clave de lucha económica. Como señalaba Lenin en el ¿Qué Hacer?:

“semejante actividad [la lucha económica], por sí sola, no era aún, en el fondo, socialdemócrata, sino sólo tradeunionista. En realidad, las denuncias no se referían más que a las relaciones de los obreros de un oficio determinado con sus patronos respectivos, y lo único que lograban era que los vendedores de la fuerza de trabajo aprendieran a vender a mejor precio ésta "mercancía" y a luchar contra los compradores en el terreno de las transacciones puramente comerciales.” La lucha de los trabajadores de una fábrica o centro de tra-

bajo frente a su patrón por medidas de carácter económico – salarios, jornada laboral, etc- solo podía generar la organización del proletariado en estas mismas claves, es decir, de defensa de los intereses más inmediatos por parte de la clase trabajadora. Por tanto, cuando hablamos de sindicalismo, sea el autodenominado “de clase” o el mayoritario, estamos hablando de lucha por reivindicaciones inmediatas que mejoren las condiciones de trabajo de la clase obrera, lo que significa lucha por reformas en las categorías políticas del socialismo científico que utilizamos los/as comunistas.

Por tanto, la lucha sindical, per se, no conduce a la derrota del capitalismo, sino a mejorar las condiciones concretas de vida y trabajo del proletariado, las cuales tienden a empeorar en la actual fase de desarrollo, en la que el capitalismo monopolista, poco puede ofrecer al conjunto del pueblo trabajador.

Lenin afirmaba que una correcta política de masas de los comunistas debía diferenciar muy bien el tratamiento de las cúpulas corruptas del que era preciso dar a las masas trabajadoras sometidas a su influencia. En sus Tesis para el II Congreso de la Internacional Comunista, señaló insistentemente que era preciso diferenciar muy bien métodos de trabajo: a los líderes corrompidos hay que desenmascararlos, apartarlos y expulsarles del movimiento. A las masas abordarlas desde el conocimiento de su psicología y peculiaridades, de manera paciente y cautelosa para ganarlas y atraerlas. Estrechar lazos con ellas y apartarlas de la influencia de la aristocracia obrera.

"En todas las asociaciones, sindicatos y organizaciones sin excepción, sobre todo en las proletarias, pero también en las de la masa no proletaria de tarbajadores y explotados (en las políticas, sindicales, militares, cooperativas, culturales, deportivas, etc) deben crearse grupos o células de comunistas (...) Estas células , estrechamente ligadas entre sí y con los organismos centrales del partido, intercambiarán experiencias, realizarán una labor de agitación, propaganda y organización, y se adaptarán sin falta a todas las esferas de la vida social, a todas las categorías y sectores de las masas trabajadoras. Y a través de esa labor polifacética, deberán educarse a sí mismas y educar al partido, a la clase y a las masas con toda regularidad.

Tiene la mayor importancia establecer en la práctica la máxima diferenciación entre los métodos de trabajo, por un lado, con los "líderes" o los "representantes responsables", a cada paso corrompidos sin remedio por los prejuicios pequeñoburgueses e imperialistas (estos "líderes" deben ser desenmascarados y expulsados sin piedad del movimiento obrero), y, por otro lado, con las masas (...). En lo que se refiere a las masas, es preciso aprender a abordarlas del modo más paciente y cauteloso, a fin de poder comprender las peculiaridades y los rasgos originales de la psicología de cada sector, profesión, etc."

En lo que respecta a la definición de lo que entendemos por sindicalismo de clase, (sociopolítico, anticapitalista, internacionalista, de lucha, asambleario, independiente de la patronal y del Estado, democrático, representativo, unitario, participativo, que promueva la movilización como instrumento fundamental de lucha, ) estos son los rasgos definitorios de la futura Confederación Sindical que un día tendrá nuestra clase obrera si realizamos bien nuestro trabajo. Pero a menos que queramos convertir este documento en un ejercicio de erudición que en nada sirva al desempeño real de la labor que como comunistas tenemos por delante en el seno


Unidad y Lucha

Separata MOS

Enero 2017 del movimiento obrero, la principal conclusión, extraída de la I Conferencia de MOS y de la práctica, que debemos tener presente, es el hecho siguiente:

Más allá de definiciones estatutarias y reconocimientos autoproclamados, en nuestro país y época no existe ninguna OS que reúna los rasgos citados más arriba, se caracterice por la hegemonía de la línea sindical clasista, tenga la potencialidad de liderar una estrategia sindical de clase a nivel del Estado y satisfaga por sí sola la necesidad de recomponer y reagrupar el sindicalismo de clase en el estado español. LA NECESIDAD DEL TRABAJO SINDICAL

El nefasto papel de muchas direcciones sindicales de los sindicatos mayoritarios, y de los minoritarios también, de sobras conocido, de ninguna manera debe disuadir a la militancia comunista de participar activamente en esas estructuras, con el objetivo de combatir en su seno toda práctica sindical que se aleje del sindicalismo de clase y de masas, toda tendencia al burocratismo y a la judicialización de la lucha de clases, las posiciones claudicantes y pactistas, el divisionismo y el amarillismo sindical, así como el sectarismo, el oportunismo “de izquierdas” y el engañoso discurso interclasista y ciudadanista de la pequeñoburguesía, y elevar la conciencia de lxs trabajadorxs. Como señalábamos de forma introductoria, es preciso entender con claridad que la línea clasista en el trabajo sindical puede y debe encontrarse y/o desarrollarse en prácticamente todas las estructuras sindicales hoy existentes.

La importancia del trabajo sindical se deriva de la propia naturaleza del Partido Comunista como partido de la clase obrera, como su sección organizada, consciente y avanzada, llamada a dirigirla en su lucha contra la explotación capitalista y su sistema de dominación De ahí la necesidad de no cejar en la tarea de convertir en realidad que absolutamente toda la militancia comunista desarrolle un trabajo sindical práctico que le ponga a la cabeza de la lucha obrera.

El PC y su militancia deben combatir en el seno de cada OS las posiciones de capitulación y connivencia con el enemigo de clase, teniendo mucho cuidado de no confundir su voz con la de quienes aprovechan la realidad de traición y descomposición de las cupulas sindicales, para impugnar el sindicalismo, desprestigiar a las organizaciones obreras y conducir a la clase obrera a la desorganización y a la derrota. Nuestra política en materia movimiento obrero es clara, y es precisamente la de la unidad obrera por encima de siglas sindicales. Por ello, al igual que se combaten las posiciones claudicantes y las del pacto y la conciliación, hay que combatir también la división y atomización del movimiento obrero a la que contribuyen no pocas organizaciones sindicales, que independientemente de su radicalismo verbal no dejan de ser organizaciones reformistas de facto aunque izquierdistas en su fraseología. EL PARTIDO COMUNISTA EN EL MOVIMIENTO OBRERO

La lucha de clases, como motor de la historia de la humanidad es algo que ya existía previamente al nacimiento del socialismo científico. Los clásicos descubren la división de la sociedad en clases antagónicas y el papel protagónico del proletariado como fuerza motriz, como primera línea de combate de las fuerzas del trabajo frente a la burguesía, clase detentadora del poder económico y político en aquellos –y en estos- momentos. Pertrechan así al movimiento obrero con la herramienta que permitirá fundir en un todo único el socialismo científico y el movimiento obrero: El Partido Comunista.

Así, la acción política y orientaciones en el movimiento obrero por parte del P.C. elevan la conciencia de clase del proletariado hacia las “denuncias políticas”, ligando las rei-

vindicaciones parciales, en clave de reforma, que por sí misma genera la práctica sindical, elevándolas a una denuncia general del sistema de explotación que las engendra. Esta superación cualitativa expresa el grado de madurez del proletariado, guiado por su propia vanguardia, organizada en el Partido Comunista. EL PCPE Y EL SINDICALISMO

Desde su nacimiento, la táctica sindical del Partido Comunista ha variado, conforme al desarrollo del propio Partido, teniendo en cuenta su composición inicial, los intentos de liquidación habidos y la etapa actual de crecimiento político y organizativo. Asimismo ha variado conforme al desarrollo del mismo movimiento sindical existente, y su evolución como actor en la lucha de clases.

A las filas de nuestro Partido se incorporan obreros conscientes que no siempre llegan con unas concepciones ideológicas ya desarrolladas, fruto de que, en el capitalismo, la clase obrera tiende a asumir la ideología de la clase dominante (la ideología dominante es la ideología de la clase dominante) y los militantes comunistas no somos impermeables a la acción política continua, medida y orquestada de la burguesía por desviar al proletariado para combatir bajo otra bandera diferente a la de su clase. En los denominados sindicatos “alternativos” o “de clase”, confluyen todo tipo de organizaciones oportunistas en su trabajo diario, que con un programa propio desvían el objetivo que antes definíamos tiene por bandera el P.C. e intentan confundir la organización sindical con algo muy distinto. El sindicato se convierte en el “partido” de los “sin partido”.

En el caso de los sindicatos “mayoritarios”, años y años de pacto social, fruto de la degeneración político-ideológica y de las cooptaciones por parte de la burguesía de no pocos dirigentes y cúpulas de los mismos que por ejemplo han desvirtuado su acción sindical para en ocasiones reducirla a la simple judicialización de los conflictos obreros.

Una vez tenida en cuenta esta valoración, en el plano concreto de la acción diaria en el MOS nos encontramos con militancia del PCPE en la más variada amalgama de siglas sindicales.

¿Esto a qué obedece? En primer lugar, naturalmente, a la realidad objetiva de la dispersión sindical. Pero además, obedece a que, el Partido, a grandes rasgos y con no pocas dificultades, derivadas en ocasiones de una incomprensión de la línea política actual, ha conseguido avanzar en la máxima de que la afiliación sindical del militante comunista obedece a un análisis concreto de la realidad concreta por parte de su célula, donde cada militante pone su afiliación sindical a disposición de ésta, que siempre tendrá en cuenta la correlación de fuerzas en la lucha de clases del centro de trabajo en lo concreto y las posiciones clasistas que se dan en cada sección sindical o estructura, sea cual sea la sigla que allí está presente. En este sentido no es descartable que, a corto y medio plazo, cuando vayamos haciendo una realidad aun más extendida el trabajo sindical de nuestra militancia, seguirá dándose ésta en diversas estructuras sindicales. Es la realidad sobre la que intervenimos y aun no se da el marco político que propicie un cambio de tendencia hacia la unidad sindical. En estrecha relación con lo dicho anteriormente, merece la pena señalar una vez más que el/la militante comunista del PCPE actúa como comunista en los sindicatos en los que trabaja y no de forma inversa, como en la reciente historia del movimiento sindical se ha venido dando. Es decir: la militancia comunista interviene siempre en los sindicatos bajo la dirección del partido. Por ello debe rendir cuentas en su célula y/o comité, y éstos a su vez dar las orientaciones concretas para la intervención. Nunca la táctica de un sindicato u otro, debe suplir la política independiente del partido.

El /la militante comunista:

- Interviene en las luchas reivindicativas y sindicales de la empresa vinculándolas a las del sector y a las del conjunto de la clase obrera. - Tiene como prioridad absoluta de su trabajo sindical, para levantar el sindicalismo de clase, el promover la solidaridad de clase mediante el apoyo de unos sectores o empresas a otras y el compromiso con reivindicaciones globales de la clase (negociación colectiva, pensiones…) - Hace práctica la consigna de "unir la luchas". Difundir cada lucha, conseguir la solidaridad y apoyo desde el mayor número de colectivos obreros es una tarea fundamental de la militancia comunista. - Trabaja por aumentar la afiliación sindical de los trabajadores, promueve la sindicalización y -trabaja por promoverse a sí mismx como delegadx sindical y miembro de los comités y órganos de representación de los trabajadores. - Detecta a los elementos más conscientes y trabaja por su incorporación al proyecto de los CUO.Trabaja para desarrollar éste, organizando al máximo de activos del proletariado bajo esta estrategia y convirtiendo este proyecto en el eje central de esa construcción de la unidad de la clase. - Es necesario determinar la importancia y carácter de la intervención de lxs comunistas en el movimiento sindical unitario y en los organismos representativos de los trabajadores. Los comunistas intervienen en esos ámbitos por decisión y en representación de los trabajadores que les han confiado esa responsabilidad, y esa intervención debe ser respetuosa de las estructuras unitarias y su autonomía. - Ahora bien: ninguna estructura sindical puede suplantar a la célula del Partido. Desde el momento en que todas las cuestiones concretas e inmediatas que preocupan a los trabajadores están vinculadas a la cuestión política general y al objetivo del Poder obrero, sin explicar esto no es posible avanzar en la toma de conciencia de clase del conjunto de trabajadores. Ni es suficiente que lxs comunistas actúen como tales en las estructuras unitarias si no realizan su aporte militante (decisivo por el conocimiento que tienen de su empresa, de sus compañerxs, y su experiencia adquirida en las estructuras unitarias) a la célula del Partido. “ Ese conocimiento abarca los datos referentes a la empresa, desde su estructura al proceso de gestión, pasando por la organización de los procesos productivos o de funcionamiento, desde algunos datos sobre su historia a su producción y a sus planes. En ese conocimiento se incluyen los datos referentes a quienes trabajan en la empresa, desde la cantidad de sus trabajadores y su división en las diversas secciones, hasta su procedencia y desarrollo social y político, al número de jóvenes, de mujeres, de trabajadores inmigrantes; desde la historia de las acciones llevadas a cabo en la empresa, las tradiciones existentes, hasta la situación vivida por los trabajadores actualmente en lo que se refiere a salarios, seguridad, higiene, salud, transportes, problemas habitacionales y otros. Es indispensable conocer muy bien los principales problemas existentes en la empresa, las reivindicaciones que mejor unen a los trabajadores, sus aspiraciones comunes. Sin conocer bien la realidad no es posible tomar decisiones correctas para modificarla, para mejorarla”. A. Cunhal, La célula de empresa

- Cada célula del Partido ha de tener una estrategia definida, como organización de base, y para cada militante que la compone, que orienta y marca la intervención en el movimiento obrero como miembros del Partido Comunista. - Cada militante y cada célula comunista debe combinar acertadamente la intervención partidaria directa y la indirecta sin confundir ambas, sin hacer de ellas dos elementos inconexos y sin desarrollar una en detrimento de la otra. Para la intervención comunista en el movimiento obrero, debemos combinar varios instrumentos. En todos ellos la militancia interviene bajo la dirección del Partido. Por una parte, tenemos la propia intervención directa como partido (ya sea en movilizaciones, luchas obreras...); por otra parte, hemos de desarrollar la intervención indirecta a dos niveles: a través

6


Unidad y Lucha

Separata MOS de los CUO y a través de los Sindicatos. Cada una de ellas cumple una función distinta; combinarlas adecuadamente según la situación concreta es lo que nos permitirá avanzar.

No debemos renunciar a ninguna de ellas, aunque cada una adquirirá un protagonismo distinto según las condiciones. En los últimos tiempos hemos avanzado , aunque todavía insuficientemente, respecto a la intervención directa como partido en los conflictos obreros, y así debemos continuar. Vamos visibillizando al partido, nuestra solidaridad y nuestras propuestas entre la clase. Pero dicha intervención, tiene también sus límites. Según cuales sean las diversas capacidades, puede quedarse en algo que la clase interprete como externo y no como propio. Es por ello que en la medida de las posibilidades debe combinarse con intervención sindical de la militancia, ya sea dentro de la empresa en conflicto, del sector o incluso a través de los distintos sindicatos. Y a su vez, combinarse con la intervención de los CUO. Si existe CUO de empresa tendremos mejores condiciones, en ausencia de éste se hará a través del CUO territorial o sectorial. Hay que tener en consideración a la hora de planificar la intervención, el documento elaborado sobre cómo combinar acertadamente la intervención del Partido y la de los CUO, en las situaciones donde éste tiene todavía poco desarrollo.

Las experiencias que vamos acumulando son muy diversas, y nos encontramos con situaciones distintas que nos determinan a la hora de intervenir en un conflicto obrero, por ejemplo no planificaremos de la misma manera nuestra intervención:

- Cuando el comité de empresa o de huelga dirige el conflicto y utiliza la asamblea como instrumento de toma de decisiones. - Cuando el comité de empresa es sobrepasado, pues al calor de la lucha surgen trabajadores/as que superan las posiciones de los sindicatos mayoritarios, o incluso sus miembros cambian de sindicato. - Cuando el comité de empresa traiciona la lucha. - O cuando algún/a militante comunista, es miembro del comité y dirige el conflicto desde dentro. Esto sucede todavía escasamente.

En todas estas circunstancias diferentes, la constante será la lucha por la unidad de la clase, y ésta será puesta en cuestión tanto por la patronal, como por las cúpulas sindicales o por las posiciones "izquierdistas" en el sindicalismo. La división de las/os trabajadores/as a través de la división sindical, será un elemento central del ataque, y en este sentido debe adquirir un papel fundamental tanto la defensa de la asamblea de trabajadores para la toma de decisiones, como conseguir dar un papel protagonista al instrumento de los CUO, que aglutine y una a los sectores más combativos y avanzados de la clase. La relevancia y el desarrollo de éste dependerá de la situación concreta.

Toda intervención debemos evaluarla tanto en el transcurso de la lucha como a posteriori, ver en qué medida hemos ganado posiciones, hemos contactado con trabajadores/as, difundido el discurso del partido.. pero también cuantificar si ha dejado poso organizativo, ya sea para aglutinar posiciones en el sindicato, para desarrollar o crear nuevos CUO, o para aumentar las filas del Partido. Éstos serán algunos de los indicadores fundamentales.

- La afiliación de cada camarada a uno u otro sindicato, subrayémoslo una vez más, se decide colectivamente, en la Célula o Comité en el que participe cada camarada respondiendo a un análisis previo en el Partido de las condiciones existentes en su centro de trabajo y sector. Con el criterio general no de hallar entre todas las OOSS la más pura o con pronunciamientos verbales más radicalizados, sino de afiliarse (y militar sindicalmente, y destacarse en esta militancia sindical) a aquella OS que mejores posibilidades ofrezca de tomar contacto e influir ideológicamente en masas de compañerxs de nuestra clase. EL/la militante comunista traslada la línea general del Partido para el frente obrero, informa al Partido de su trabajo sindical, y el Partido

7

Enero 2017 discute y dirige colectivamente esta intervención.

En las condiciones en que el trabajo político ha madurado hasta el punto de generar una célula de empresa o centro de trabajo, corresponde a ésta (bajo la orientación de los órganos de dirección política del Partido ) la dirección, en su ámbito, de la actividad militante de sus miembros en el seno de los sindicatos y en las asambleas y órganos de representación de lxs trabajadorxs.

- Es preciso hacer referencia aquí a la gran cantidad de militantes de nuestro Partido que trabajan en empresas en las que la realidad dificulta organizar una célula de empresa o incluso tener una actividad sindical fructífera en el seno de la misma. Microempresas, precariedad y temporalidad…dificultan la tarea, pero no deben impedir el trabajo sindical ¿cómo? Trabajando en el sector y siendo, además, referente para todos los sectores por la intervención decidida en todos los conflictos laborales que se den en nuestro entorno, ganando el liderazgo, la hegemonía y el prestigio con nuestro conocimiento de cada conflicto, de cada situación particular, de cada hecho general, levantando luchas por los convenios de sector y, sobre todo, cosechando una amplia solidaridad de toda la clase haciéndonos conocidos y dignos de confianza como sindicalistas, como luchadores inclaudicables y como comunistas.

No podemos pasar a otro punto sin hacer mención a una inquietud de naturaleza práctica que se expresa continuamente desde numerosxs militantes que perciben que, salvo en aquellos casos en los que resultamos elegidxs como representantes de los trabajadorxs, la intervención en el sindicato (en todo sindicato) se ve extraordinariamente constreñida y limitada por falta de acceso a las bases afiliativas que no pertenecen a nuestro centro trabajo o sector. Aquí es de suma importancia poner a debate y en común no sólo principios teóricos sino experiencias que lxs militantes con más experiencia en trabajo sindical tienen que poner de continuo a disposición de lxs camaradas menos expertxs, para hacer así realidad la generalización de la experiencia: convertir la experiencia de cada célula y de cada militante en experiencia de todo el Partido. Esto se desarrolla de manera enormemente limitada, no se hace regularmente, y si nos guardamos nuestros aciertos y reveses en nuestra célula, si no ampliamos nuestra capacidad de informar, aprender y enseñar, camaradas, de poco valdrá toda fraseología sobre dirigir a las masas pues antes hemos de forjarnos como dirigentes formados, creíbles y preparados para la envergadura de la tarea que tenemos por delante. En cada conflicto tenemos que poder llegar a ser, además de la vanguardia política que indique el camino organizativo correcto, la vanguardia práctica que señale cómo paralizar de manera efectiva la producción en la empresa o sector. Ese y no otro es el camino para ganar el reconocimiento de la clase obrera y el papel dirigente. Y esa formación es labor del Partido y de cada uno de sus militantes, sin la cual el papel de vanguardia de éste se queda en una mera entelequia.

Nuestra I Conferencia de MOS concretó la línea que debe seguir nuestra intervención en el frente obrero en general y en los sindicatos en particular. La capacidad para hacer avanzar las posiciones de la clase obrera en la lucha de clases está en conexión directa con la correlación de fuerzas. Y ésta, con la capacidad de unir a lxs trabajadorxs y la creación del instrumento organizativo.

Hace 4 años, la Conferencia de Movimiento Obrero y Sindical del Partido se celebró con el objetivo de dar respuesta a esta necesidad y proporcionar a la militancia:

- una línea única de intervención en el movimiento obrero, concretando la intervención en las diferentes OOSS y - una herramienta organizativa superadora de la división paralizante del MOS y de la hegemonía ideológica del oportunismo (de derechas y de "izquierdas") en sus filas.

En consonancia con las conclusiones de esta Conferencia,

en el ámbito de su sindicato y en el de su centro de trabajo o sector, el/la camarada del Partido impulsa la unidad obrera en torno a la propuesta estratégica del Partido para la recuperación del sindicalismo de clase, el agrupamiento de compañeros/as pertenecientes a distintas organizaciones sindicales (o a ninguna) en las estructuras unitarias clasistas (CUOs) capaces de hacer frente unido contra la patronal y combatir la hegemonía de las posiciones claudicantes entre los trabajadores de la empresa y en sus asambleas. EL PCPE Y LOS COMITÉS PARA LA UNIDAD OBRERA

Fruto de los análisis antes descritos, el Partido Comunista realiza sus mayores esfuerzos para .en las condiciones de fraccionamiento sindical y ausencia de referencias netamente clasistas , y buscando superarlas, intervenir en el movimiento obrero, y es con este objetivo que formula e impulsa los Comités para la Unidad Obrera (CUO).

Los CUO no nacen para dividir al movimiento obrero o declararse desde el primer momento como la herramienta más apurada para la defensa de los intereses de los trabajadores, sino como elemento aglutinador de aquellos trabajadores/as que entienden que la división sindical debilita al conjunto de los trabajadores en su lucha por todo tipo de reivindicaciones, ya sean parciales y económicas o de carácter político.

Por tanto, se hace un llamamiento a la organización en los CUO de todos los trabajadores/as, que independientemente de su afiliación sindical –o no afiliación- tengan y comprendan esta necesidad, y se comprometan a trabajar para organizar la unidad de su clase. Aquí el papel de los comunistas es primordial para organizar a estos compañeros, ya sea en estructuras de carácter más primario –territorial- o que incidan directamente en la contradicción capital-trabajo –de empresa-.

En el primer caso, el impulso y desarrollo de CUO de territorio o sector debe de ir acompañado por un plan de extensión a las empresas, como fase de implantación y actuación en los conflictos obreros. "Es en las empresas, a través de la movilización, de la organización y las luchas de los trabajadores, donde mejor se desarrolla la conciencia de clase, donde se esclarece más claramente quiénes son los que están por, y los que están contra, las aspiraciones inmediatas y mediatas de los trabajadores(...) Es en las empresas, particularmente en las acciones colectivas contra la explotación y la represión patronales, donde mejor se va comprendiendo el papel y la fuerza de la unidad y de la organización, la importancia de la lucha por las reivindicaciones concretas que unen a los trabajadores, la necesidad de la creación de una nueva sociedad, de una sociedad sin clases antagónicas, de una sociedad sin la explotación del hombre por el hombre, de una sociedad socialista." Alvaro Cunhal, La Célula de Empresa

El objetivo de la etapa actual de construcción y/o consolidación de los CUO ha de ser el pasar de la intervención de tipo externo –de apoyo decidido a colectivos de trabajadores en lucha, etc- a una intervención interna que dirija estos conflictos y bajo la orientación de los militantes comunistas en su seno, permita a los trabajadores ir acumulando experiencias en el ámbito de trabajo sindical y político diferentes a las que genera el reformismo, en clave de contraataque y con perspectiva de superación del sistema capitalista.

Esto no quiere decir, que si no tenemos un CUO de empresa donde surge un conflicto, no podamos aspirar a poder crearlo, o incluso a que el partido consiga la dirección política de la lucha. Será más difícil. Pero la planificación combinada del partido, a través de la militancia en los sindicatos, de su intervención directa y por supuesto de la propia intervención autónoma de los CUO, bajo influencia de la militancia comunista, deberá crear las condiciones, tanto para el desarrollo de CUO's de empresa, como incluso para incorporar al partido a los elementos más conscientes de ese grupo


Unidad y Lucha

Separata MOS

Enero 2017 de trabajadores/as o ejercer una influencia suficiente en ellos/as (aunque no consigamos incorporarlos a las filas del partido), como para orientar la lucha hacia posiciones clasistas generales y elevar así el nivel de conciencia. La experiencia de estos cuatro años señala como de la mayor importancia las siguientes conclusiones:

- Es de importancia capital la construcción de los CUO desde la asamblea de trabajadores de centro de trabajo, para lo cual necesitamos una presencia sindical y una evaluación de la realidad de cada centro de trabajo. - Los CUO territoriales, válidos como vías para el contacto desde fuera con los conflictos, tienen una capacidad limitada en tanto no se haga realidad el citado plan de extensión a las empresas.

Desde el CUO territorial se ha de trazar un plan para ganar influencia en el movimiento obrero de su zona, analizando las empresas y centros de trabajo existentes y concretando un proyecto de intervención y acercamiento , buscando ser referente en la denuncia de las condiciones concretas de la explotación capitalista en su realidad inmediata, buscando jugar un papel de organizador levantando luchas obreras, ser una organización que tenga capacidad de interlocución con los Comités de Empresa de su zona y con los miembros más conscientes del proletariado local. Los CUO han de desarrollar su estrategia de construcción y avance de influencia entre la clase obrera desarrollando tácticas que les permitan ganar un amplio reconocimiento por el grado de su iniciativa político-sindical, por su posición de firme confrontación con el capital y por su iniciativa en toda lucha obrera, grande o pequeña. - Es de primordial importancia realizar el mencionado trabajo directo e interno en las empresas. Los y las camaradas y miembros de los CUO deben defender y promover incansablemente la organización de asambleas decisorias en los centros de trabajo. Y en la medida de lo posible referenciarse como miembros de los CUO, teniendo en cuenta siempre la situación concreta. - Debe insistirse en el carácter superador de la división sindical de los CUO, para lo cual es necesaria cierta táctica según las condiciones en cada empresa y/o conflicto. Debemos ir referenciando a los CUO de manera inteligente, midiendo los tiempos , analizando cada situación concreta y teniendo en cuenta los desarrollos desiguales, pues de no ser así, se puede dar al traste con avances concretos e importantes.

Nuestro objetivo es ir creando la referencia de los CUO en el conjunto del Estado, como la herramienta más útil para conseguir la unidad de la clase por encima de siglas sindicales. En la medida que se desarrollen los CUO, éstos actuarán ejerciendo una fuerte influencia al interno de los diversos

sindicatos, sin suplantar las estructuras sindicales ni los órganos de representación de los trabajadores/as, confrontando con las prácticas sindicales conciliadoras, y colocando el discurso clasista. Pero también interviniendo a lo externo de lo sindical, aglutinando a los sectores de la clase más combativos y con más consciencia, que luchan en el ámbito del movimiento obrero. -Es preciso insistir mucho en la necesidad de que la militancia comprenda el siguiente hecho objetivo: la construcción de los CUO es larga y va a exigir paciencia, tenacidad, perseverancia, combatir tenazmente la impaciencia y el derrotismo en todas sus expresiones. Va a exigir también flexibilidad; pero hace falta una voluntad clara de su puesta en marcha y no el ataque constante basado en la fidelidad a siglas sindicales que no ayudan al objetivo estratégico que nos marcamos en la Conferencia y el Congreso.

El trabajo continuado de los CUO irá ganando espacios, tanto dentro de las estructuras sindicales como entre la clase obrera (sindicada o no), y en los centros de trabajo; e irá generando estructuras organizativas de masas con una clara conciencia de lucha de clases. Su presencia en distintas organizaciones sindicales permitirá ganar influencia entre el conjunto de la clase obrera, su intervención en las luchas obreras y en la vida diaria de los centros de trabajo los irá situando como referentes de un proyecto de unidad de la clase, que ninguna Organización Sindical está en condiciones de representar. Es precisamente su presencia tanto en distintas organizaciones sindicales como entre el proletariado no organizado lo que le diferenciará de la proliferación de siglas sindicales que atomiza y debilita al movimiento obrero. Los CUO, en su desarrollo, se constituyen en un proyecto estratégico capilarizado entre la clase obrera que generará un imparable impulso vertebrador de la unidad de la clase. LOS CUO, COMO LÍNEA ESTRATÉGICA, TRABAJAN PARA CONVERTIRSE EN LA PRINCIPAL HERRAMIENTA DE LUCHA DE LA CLASE OBRERA DE ESTE PAÍS

En la elaboración de listas a representantes de Comité de Empresa/Junta de Personal/Delegados de Personal hemos de optar, con el trabajo previo realizado y una hoja de servicios acorde a lo que se ha de esperar de un comunista en su centro de trabajo, a estar en lo más alto de la misma. En esas candidaturas se trabajará para dar presencia a quienes -militantes del Partido o no- apoyan la propuesta de unidad de clase de los CUO, tratando de ganar la máxima influencia en cada Comité, Sección Sindical y/o centro de trabajo. De esta manera –y paralelo al trabajo de Partido en el centro de trabajogeneramos en el conjunto de los trabajadores la imagen del sindicalista –y comunista- referente, diferente en muchos casos a lo que venían conociendo. Un aspecto importante es que la seguridad ante la represión sindical de nuestra militancia en estos procesos ha de ser medida. Se puede dar el caso de que la propia cúpula sindical, ante nuestra militancia comunista intente prescindir de nosotros –ahí se verá el correcto trabajo con nuestros compañeros de base del sindicato, que serán quienes en última instancia nos defiendan- o la represión patronal por la propia empresa fruto del propio trabajo sindical.

Aquí no podemos dar una receta mágica para cualquier situación, ya que la realidad de cada centro de trabajo es diversa y cambiante –ya existe representación, empresas “blancas”, mucha afiliación sindical y combatividad o todo lo contrariopero sí hacemos un llamamiento a que cualquier intervención sobre una empresa, sea previamente debatida por la célula correspondiente con un plan de trabajo concreto y en caso de dudas o necesidad de orientación, se consulte con la Comisión Central de Movimiento Obrero y Sindical, y/o a través de la misma o bien de manera directa, con los Organos Centrales de Dirección del Partido.

1. Las Elecciones Sindicales y el papel de los militantes del PCPE Durante finales de 2014 y todo el año 2015, se están dando en la mayoría de empresas y administraciones públicas del país procesos electorales en lo que se denomina periodo de concentración. El 80% de las EE.SS. se darán en este lapso de tiempo, por lo tanto es necesario orientar a la militancia comunista del Partido para su participación en ellas.

Para ello hemos de partir de la premisa de que todo militante del Partido que venda su fuerza de trabajo no sólo ha de estar afiliado a un sindicato, sino que debe participar en su Sección Sindical con sus compañeros/as de centro de trabajo para ser un referente en la lucha sindical.

Bloque obrero y popular. Manifestación Madrid (2014)

8


8 Unidad y Lucha

Enero 2017

Internacional

Los comunistas en la lucha de clases en Venezuela

L

VICTOR LUCAS

a convulsa situación en la República Bolivariana de Venezuela requiere de una permanente atención y análisis de los pasos que va dando la oligarquía y el imperialismo norteamericano, así como de las medidas que adopta el Gobierno del Presidente Nicolás Maduro. La necesidad de articular una respuesta popular al proceso de desestabilización y golpismo va más allá de las medidas que se adoptan para contener la ofensiva contrarrevolucionaria. En la agudización de la lucha de clases que está viviendo el hermano pueblo bolivariano de Venezuela, el papel orientador y dirigente de la clase obrera y los sectores populares le corresponde a los comunistas, al PCV. El PCV en esta situación de confrontación abierta juega un doble papel, el de ser el Partido revolucionario que acompaña el proceso bolivariano desde el triunfo del comandante Chávez para generar la salida socialista, es decir, la del poder popular, y la de formular las críticas a las instituciones y al propio Gobierno bolivariano en las decisiones que impiden la resolución de los problemas bajo una perspectiva clasista.

Son muchos los obstáculos con los que se enfrentan los camaradas venezolanos del PCV. Uno de los aspectos fundamentales es la batalla ideológica contra los oportunistas y contra el reformismo que, en las fases de agudización de las contradicciones, opera de manera más activa para contener los avances revolucionarios; como indica en sus lemas el PCV, “el capitalismo no se supera con el reformismo”, que esconde los auténticos problemas de las y los trabajadores, sino con la construcción de un bloque popular revolucionario que agrupe a las mayorías sociales en torno a la clase obrera.

cas, hay tendencias que pretenden fortalecer el dominio del capital privado en la economía nacional, “a través de un proceso fáctico y acelerado de debilitamiento, desmantelamiento y privatización de las entidades productivas y de servicios en manos del Estado”. Este tipo de medidas, que está generando despidos masivos, con vulneración de derechos laborales recogidos en la LOT que afectan a la representación legal de las y los trabajadores, ocasiona de facto un agravamiento de la situación económica y social, que afecta también a pequeñas empresas y productores locales. Ejemplos los

Así, en torno al Frente Nacional de Lucha de la Clase Trabajadora (FNLCT), un representativo grupo de Consejos de trabajadores, dirigentes de organizaciones sindicales, delegados de prevención y trabajadores y trabajadoras en general, al servicio de empresas nacionalizadas, recuperadas y creadas por el Gobierno Nacional, se movilizaron el pasado 30 de noviembre hasta el Palacio de Miraflores para consignar una «Carta abierta» dirigida al presidente Nicolás Maduro. En la comunicación denunciaron que, mediante “reestructuraciones” y procesos de supresiones y liquidaciones, desde diversas instancias gubernamentales y al frente de diversas corporaciones y empresas públi-

encontramos en la CVAL y sus “unidades de producción social”, en la Red de Abastos Bicentenario SA (con más de 4.000 despidos), en centrales azucareras inscritos en la CVA Azúcar, o en empresas pertenecientes al Ministerio de Acuicultura y Pesca. Textualmente, según indica la carta, estas empresas “son administradas con criterios altamente burocráticos, antidemocráticos, autoritarios y verticalistas, […] con prácticas corruptas que sirven al enriquecimiento ilícito de gerentes y directores, tanto civiles como militares”. La decisión antiobrera de un juez

que ordenó (sin tener en cuenta el artículo 149 de la LOT) un ilegal desalojo del encierro de las y los trabajadores de la Empresa Sudamericana de Soplados que defendían los puestos de trabajo y la gestión obrera de la empresa, fue ejecutada incluso con una extrema violencia por parte de la Guardia Nacional Bolivariana que provocó lesiones en los trabajadores, además de tres detenidos. Es tarea, pues, de los comunistas (y el PCV así lo interpreta), liderar la ofensiva obrera en el marco de la crisis capitalista que opera en condiciones concretas en Venezuela.

El triunfo del “NO” en Italia y los

límites de la democracia bajo el capitalismo

E

LUIS MUÑOZ GUTIÉRREZ

l pasado 4 de diciembre de 2016 se celebró un referéndum en Italia en el que se preguntaba al pueblo italiano lo siguiente: “¿Aprueba el texto de la ley constitucional concerniente a la supresión del bicameralismo paritario, la reducción del número de parlamentarios, la contención de los costes de funcionamiento de las instituciones, la supresión del CNEL y la

revisión del título V de la parte II de la Constitución, aprobado por el Parlamento y publicado en la Gaceta Oficial número 88 del 15 de abril de 2016?” El resultado del mismo fue la victoria del “NO” por un resultado de 59,11% frente a un 40,89%, es decir, una victoria clara de los partidarios de no reformar la constitución italiana, tras lo cual y, como consecuencia directa, el primer ministro Renzi ha dimitido.

Una explicación breve de qué suponía esta reforma constitucional para el pueblo trabajador italiano era, fundamentalmente, una mayor centralización del poder en el ejecutivo central que permitiera facilitar la aplicación de las medidas antipopulares orquestadas desde la Unión Europea, y que minaba los escasos resortes de participación democrática de los que dispone el pueblo italiano bajo la dictadura del capital monopolista. De este modo, tras el fracasado intento de reforma constitucional, la cuestión es ver qué aprendizaje puede obtener nuestro pueblo de lo que ha sucedido en Italia y cómo podemos incorporar estas experiencias a nuestra lucha diaria. En primer lugar, el resultado del referéndum en Italia ha mostrado los estrechos márgenes democráticos que permite la dictadura del capital. La democracia, entendida como poder del pueblo, dentro del sistema capitalista es poco menos que una utopía. Para empezar, la capacidad para ser elegido viene com-

pletamente condicionada a los intereses de clase que defiendas. Así, la cantidad de dinero que tengas condiciona las posibilidades de llegar al pueblo a través de una gran campaña y esta, a su vez, depende de la cantidad de dinero que puedas tener o conseguir, normalmente, a través de donaciones por parte de grandes empresas. En consecuencia, si defiendes los intereses de los trabajadores y, por tanto, no defiendes los intereses de los empresarios, no tendrás dinero para competir en igualdad con los que sí lo hacen, reduciéndose notablemente tu capacidad para llegar a las grandes masas. De otro lado, nuestra capacidad para elegir es reducida, y es que los trabajadores y las trabajadoras no tenemos la soberanía, simplemente se utiliza nuestro voto como termómetro para saber qué acogida tendrán las medidas políticas que requiere el capital en cada momento. Del mismo modo que ha actuado el Gobierno italiano, actuó previamente el Gobierno de Tsipras en

Grecia o el de Cameron en Reino Unido, sin embargo, ¿qué ha cambiado para el pueblo trabajador?, ¿quién decide qué se produce, cuánto se produce, cómo se produce, a qué se dedica la riqueza nacional?, ¿qué intereses prevalecen?, ¿los del pueblo trabajador o los de los monopolios? La lección debe quedar bien aprendida, las herramientas que los monopolios utilizan en cada momento para imponer sus intereses sobre nosotros, legitimando su sistema de dominación, sirven a su propósito de hacer creer que las decisiones políticas en defensa de sus intereses son tomadas por el pueblo. Ni el referéndum legitima la explotación de la clase obrera italiana, ni la dimisión de Renzi dota de carácter democrático al sistema político italiano. En ningún país capitalista el pueblo trabajador tiene la posibilidad de decidir qué hacer con su futuro y cómo gestionar los recursos económicos de su país, y este referéndum solo es otro ejemplo de ello.


Enero 2017

Unidad y Lucha

9

Internacional

¿Qué hace Macri en Argentina? ÁSTOR GARCÍA

M

auricio Macri es el Presidente de la República Argentina desde el 10 de diciembre de 2015. Fue elegido tras un proceso electoral a dos vueltas en el que derrotó a Daniel Scioli, sucesor de Cristina Fernández de Kirchner, como candidato del denominado Frente para la Victoria. Ha pasado ya un año de la derrota del “kirchnerismo” que gobernó el país entre 2003 y 2015 (Néstor entre 2003 y 2007 y su esposa Cristina entre 2007 y 2015), y es buen momento para presentar algunas de las medidas adoptadas en este tiempo por Macri, aunque antes corresponde contextualizar algunos elementos de la realidad política y económica argentina. La llegada de Néstor Kirchner a la presidencia fue una de las principales consecuencias políticas

del fenómeno social conocido como el Argentinazo, una serie de fuertes movilizaciones populares que, al grito de “que se vayan todos”, surgieron en el país a raíz de la brutal crisis económica cuyos efectos se plasmaron en el conocido “corralito” de diciembre de 2001. La reacción violenta – hubo decenas de muertos– contra las consecuencias de varios años de privatizaciones y agresiones contra los sectores populares desembocó en la elección, en 2003, de un Néstor Kirchner que prometía soluciones desarrollistas y una mayor intervención estatal en la economía, al modo socialdemócrata, así como una posición crítica hacia las instituciones financieras internacionales. Con él se reeditaba por enésima vez el viejo discurso peronista de anteponer unos intereses difusamente expresados como “nacionales y populares” frente a los intereses de una también difusamente definida oligarquía. Un discurso efectivo y atractivo para amplias masas obreras y populares, pero con escasa entidad transformadora o revolucionaria en el fondo.

péndulo, al segundo le sucede el primero, que previamente había sido sucedido por el segundo, y Macri, que procede de una familia de verdaderos oligarcas (propietaria de más de 40 empresas a través del Grupo Macri, implicada en los papeles de Panamá, y cuya fortuna creció espectacularmente durante la brutal dictadura militar de los 70-80), está procediendo sin miramientos a desmantelar las reformas que los Kirchner introdujeron durante sus mandatos. Uno de los primeros pasos –en el mismo diciembre de 2015– de Macri fue la devaluación del peso frente al dólar, generando así pingües beneficios para las empresas dedicadas a la exportación, al tiempo que una inflación que ha desbocado los precios muy por encima de los salarios y pensiones. Esto influye, junto con otros factores en que, como afirman varias fuentes, el porcentaje de población argentina bajo el umbral de la pobreza haya

pasado durante este año del un 27% al 34%, un incremento de más de 1,4 millones de personas.

fondos buitre que no aceptaron los canjes de deuda con quita de 2005 y 2010, tras la conocida sentencia del juez Griesa.

Por otra parte, las empresas agropecuarias exportadoras se han visto beneficiadas por la reducción de las retenciones a las exportaciones (cuyo incremento fue el desencadenante del paro patronal agropecuario de 2008), lo que ha tenido, entre otras cosas, un efecto notable en la reducción del ingreso público y, por tanto, en la posibilidad de sostener el gasto público en los niveles anteriores.

Macri también se ha visto salpicado por escándalos de corrupción, el último firmar una autorización a familiares de funcionarios, incluida su familia por tanto, para que participen en la “regularización” de capitales (una amnistía fiscal al estilo Montoro) aprobada recientemente. No es de extrañar que, así, más de un 60% de argentinos piensen que Macri gobierna para los ricos.

También en diciembre de 2015 se produjo la desregulación de los tipos de interés por el Banco Central, controlados desde 2014, en un claro intento por favorecer la entrada de capitales y de generar beneficios a la banca, que sin duda también saca buena tajada del incremento de más de 50.000 millones de dólares de deuda, entre los que se incluyen los 9.400 millones a pagar a los

En tanto no se rompa esa ley del péndulo que atenaza la política de los países capitalistas y no se ponga en marcha una verdadera alternativa obrera y popular, fuera de los estrechos márgenes de la gestión capitalista, habrá que seguir informando sobre cambios de Gobiernos, sobre avances y retrocesos en la situación de las masas populares, pero no sobre su liberación.

Tras 13 años de kirchnerismo, la llegada de Macri a la Casa Rosada abre un nuevo episodio de lo que algunos han analizado como el enfrentamiento centenario entre “el neoliberalismo oligárquicoimperialista y el desarrollismo burgués”, el cual excluye una alternativa obrera y popular. Como bien dicta la ley del

NUESTRA POSICIÓN, siempre a la cabeza de las

luchas, es el único camino para construir el PARTIDO DE VANGUARDIA DE LA CLASE OBRERA

A

TERESA PANTOJA

caba de comenzar el nuevo mandato del Gobierno de Rajoy, para la clase obrera es la continuación de la barbarie capitalista.

movimiento revolucionario, debemos consolidar nuestro trabajo en las masas, desarrollar el Frente obrero y popular por el socialismo.

Nuevos ajustes, recortes y ataques a los trabajadores y trabajadoras son anunciados en diferentes intervenciones del viejo Gobierno reestrenado en estos días: la subida del IVA sanitario, la rapiña contra los trabajadores del sector público, la incidencia en los supuestos datos catastróficos de las pensiones para una revisión del Pacto de Toledo, en una lista sin fin de agresiones que garantizan la tasa de beneficio del capital.

Ante el aluvión de conflictos sociales y laborales debemos reforzar nuestra organización, tanto en su identidad política como organizativa, determinar nuestros principales objetivos. Desde el conocimiento de que todos los conflictos están provocados por la misma causa, los reconocemos en diferentes niveles y con diferentes formas de intervención. Algunos tendrán una expresión concreta local y otros tendrán una implicación mundial.

Los comunistas tenemos la tarea de construir la base del

Nuestra intervención debe superar fases de acompañamiento

o solidaridad para constituirse en vanguardia. El capitalismo intentará regenerarse a través de dos vías principales: 1.-La destrucción de las fuerzas de trabajo, conduciendo a los trabajadores a la miseria. La lucha de masas, la huelga, son las armas de la clase obrera, estas son herramientas para enfrentar al capital, es necesario reforzar los Comités para la Unidad Obrera, participar en los sindicatos y elevar la conciencia de clase. El paro, el abandono social, el hambre, el desahucio son caminos por los cuales transitan diariamente cientos de familias. Es nuestra obligación desarrollar

una lucha activa contra los desahucios, que hoy constituye una de las principales causas de muerte, fomentar las asociaciones vecinales que defiendan las condiciones de vida en los pueblos, en los barrios.

lleva en su seno la necesidad de las guerras, pero ese no es el único factor, también hay rasgos económicos que lo definen, por eso la intervención, el trabajo antiimperialista, debe constituir uno de nuestros objetivos.

2.-Las guerras imperialistas.

Nuestra posición, siempre a la cabeza de las luchas, es el único camino para construir el Partido de vanguardia de la clase obrera.

La OTAN nos ha convertido en un país potencialmente agresor, el aumento de las bases militares, nuestra situación geográfica con respecto a otros continentes, nos sitúa en condiciones óptimas para ser utilizados en la agresión bélica a otros pueblos. Los comunistas debemos avanzar más allá de una declaración antiimperialista y trabajar e intervenir en las masas. La urgencia de parar las guerras no debe ser el fin, el imperialismo

Nos hemos unido en virtud de una decisión libremente adoptada, precisamente para luchar contra los enemigos y no caer, dando un traspiés, al pantano vecino cuyos moradores nos reprochan desde un principio el que nos hayamos separado en un grupo aparte y el que hayamos escogido el camino de la lucha y no el de la conciliación. (Lenín)


Unidad y Lucha 10

Enero 2017

Movimiento Obrero

NO QUEDA NI UNA PALABRA

Luchas

OBRERAS

EK-PCPE

EN EL 53 DÍA DE HUELGA DE LAS TRABAJADORAS DE RESIDENCIAS EN BIZKAIA

E

N

i la palabra Blas de Otero, ni la palabra deja la oligarquía en su guerra desatada contra la clase obrera. No son únicamente leyes mordazas, criminalización del derecho de huelga, códigos penales y todo un arsenal de leyes represivas, la patronal ansia más. Quiere dejar la libertad sindical, el derecho de manifestación y de opinión, reducidos, como todos nuestros demás derechos, a una farsa. Formalidad sin ejercicio real posible… Ayer era la morosa churrera canaria o la patronal de hostelería quienes denunciaban a trabajadores y trabajadoras que ejercían legítimamente sus derechos y ahora es la multinacional de la agroalimentación BONNY SA quien acaba de denunciar a CGT y a su delegado sindical por exhibir, en una concentración contra impagos de la empresa, la siguiente pancarta: “Bonnysa morosa, explota, cobra y no paga”. Pide 6.000€ para la restauración de su dañado honor, que la epidermis de los explotadores es muy sensible, ya sabemos. Y, de paso, da un aviso a navegantes protestones y protestonas. Ejemplar escarmiento se pretende para quien critique la explotación en el puesto de trabajo u ose ejercer derechos sindicales, de opinión o cualquier otro que evidencie que esto no es un bailecito sino lucha de clase. Toda nuestra solidaridad y apoyo al compañero y al sindicato CGT. El Congreso terminó el domingo, día 20, con la elección del Comité Coordinador Nacional, del Secretariado Ejecutivo y del Comité Financiero. No es posible señalar nada del nuevo equipo de dirección ya que en el momento de la elección este cronista viajaba de vuelta a los lares españoles.

ERRESIDENTZIAK BORROKAN!!

l conflicto social lde las trabajadoras de las residencias privadas de Vizcaya sigue enquistado por parte de las tres patronales que conforman el sector (LARES, GESCA y ELBE) y el ente político y económico que sustenta todo el entramado capitalista desde la Diputación Foral de Bizkaia. Recordemos que el Gobierno de coalición en esta institución está conformado por parte del PNV y del PSOE; reforzando a su vez estos mismos, el nuevo Gobierno vasco, con un reparto de consejerías y de senadores territoriales de forma muy notoria, como se ha podido ir viendo en estos últimos días desde el juramento de la Casa de Juntas de Gernika. Tras un mes de noviembre lleno de movilizaciones por parte de este colectivo de 5.000 obreras, que se han movilizado una vez más por las calles de Bilbao, realizando varias concentraciones en las entradas de las vías de comunicación de la villa; reivindicaciones simbólicas en el último lunes de octubre en el que se celebra el mercado agrícola más importante de la zona como es el de Gernika; así como marchas por la Margen Izquierda del Nervión, o concentraciones frente a las sedes de las tres patronales, destacando la realizada en la

residencia Aspaldiko de Portugalete. Destacar que el diálogo institucional está siendo nulo, y hay que recordar que hay varias trabajadoras despedidas, así como reacciones muy “democráticas” como la “peineta” realizada, en una de las movilizaciones en Santurce, por parte de la diputada foral de acción social en respuesta a las justas reivindicaciones laborales de las trabajadoras vizcaínas que semanalmente se han concentrado frente a las sedes institucionales. Como premio a todo ello, la respuesta del poder político local ha sido el regalo de Navidad de varias multas por pegar carteles en los municipios de Sestao y Portugalete, al igual que nos ha ocurrido al PCPE en otras ocasiones; firmando un acta de solidaridad por parte de nuestro Partido y varias organizaciones sociales en la localidad jarrillera junto a las trabajadoras del sector de geriatría. A fecha del 16 de diciembre queremos recordar que ha comenzado otra jornada de tres semanas de huelga hasta el 6 de enero de 2017, secundada por el sindicato mayoritario con un 70% en el sector que es ELA y con varias movilizaciones por parte de LAB que representa a

un 10% de dicha plantilla. Una vez más UGT y CCOO, desde sus direcciones, dejan de lado a sus afiliados y afiliadas de base, al pactar con el Gobierno vasco y la Patronal vasca (Confebask) cualquier acuerdo directo proempresarial, sin tener en cuenta los porcentajes de afiliados en dichos sectores laborales a la hora de abordar un conflicto laboral. En estos últimos días hay que destacar la incorporación a las movilizaciones de Babestu, asociación de familiares residentes; Pentsionistak Martxan, Mujeres del Mundo, Feministalde, etc; así como varios ancianos y residentes que van incorporándose a las manifestaciones en sillas de ruedas. Entre las acciones más significativas han sido la marcha desde el barrio bilbaíno de Zorroza hasta el Centro de Bilbao y las concentraciones en la propia capital por parte de los dos sindicatos que apoyan las reivindicaciones de las gerocultoras los pasados 15 y 16 de Diciembre. En un momento en que peligra el futuro laboral de otras empresas del lugar como Vicrila en Lamiako en la Margen Derecha del Nervión con 250 trabajadores; o los EREs en las plantillas de Sidenor Basauri y de la propia Acería Compacta Bizkaia (ACB),

también a merced de las decisiones de ese mismo Gobierno Vasco que sigue creando sus negocios empresariales por diversos países del mundo como EE.UU y la UE. Tampoco podemos dejar de recordar las luchas legítimas de las y los trabajadores del sector del comercio por unos convenios dignos como se están dando en los Simplys , Carrefours y BMs. Parece ser que el llamado “Oasis Vasco” hace aguas de cara a esa propaganda oficial de “Arcadia Feliz interclasista” respecto al resto de los pueblos de España. La prueba son los 53 obreros fallecidos en accidente laboral este 2016 entre el País Vasco y Navarra. Los comunistas del PCPE en Euskal Herria seguimos donde siempre, con los nuestros, que es el Movimiento Obrero. Porque esa es nuestra Historia desde los tiempos de las minas y los astilleros, de donde surgieron muchos de nuestros cuadros que conformaron nuestro partido aquel mes de Enero de 1984. Y aquí seguiremos adelante en las calles de nuestros barrios obreros como bien dicen nuestras compañeras de las Residencias de Bizkaia: “Jotake Irabazi Arte!!, ¡¡Hasta la Victoria Siempre!!”.


Unidad y Lucha

Enero 2017

11

Movimiento Obrero

El PCPE-PCPA y los CJC apoyan LA LUCHA DE LA CLASE TRABAJADORA en IKEA Sevilla

D

esde que, en el mes de septiembre estallara el conflicto laboral en IKEA-Sevilla, militantes del PCPE-PCPA y de los CJC vienen prestando su apoyo a los trabajadores y trabajadoras afectados por los despidos, con la participación activa en las concentraciones convocadas a la puerta del centro comercial que la multinacional sueca tiene establecido en la localidad sevillana de Castilleja de la Cuesta. De hecho, las banderas y símbolos de nuestra organización son los únicos que acompañan con regularidad a la ya conocida pancarta con la consigna “Ikea despide a trabajadores como tú”, sostenida por quienes, una vez más, han perdido su puesto de trabajo por culpa del afán acumulativo sin límites del sistema capitalista y al amparo de la legislación que, como traje a medida, le vienen confeccionando desde hace décadas los gobiernos burgueses que se han ido sucediendo en nuestro país.

La compañía, originaria del país nórdico que sirve de modelo a la socialdemocracia europea, presume de buena empleadora, permitiéndose asistir, por ejemplo, a la III Feria de Empleo, celebrada recientemente en el campus Ramón y Cajal de la Universidad de Sevilla, y hasta tiene un “código ético”, una especie de truco comercial compartido también por las formaciones emergentes de la “nueva política”. Lo que no dice la multinacional escandinava es que, para sacar adelante su producción, no solo se sirve de sus empleados y empleadas de plantilla, a los que denomina “colaboradores”, sino también de “externalizaciones” a empresas que, una vez finalizados sus contratos, despiden a los trabajadores y trabajadoras en lo que técnicamente se conoce como “cesión ilegal”. En esta ocasión las diez personas afectadas trabajaban para la compañía CM Auxiliares, contratada hasta mediados de año en la denominada, por cierto, “Unidad Productiva” de IKEA. Los diez despidos se produjeron al cambiar el contrato a una nueva empresa, Serin Global, ya que

no se cumplió el precepto de subrogación previsto en el Estatuto de los Trabajadores (según el cual la nueva empresa está obligada a admitir en su caso a quienes trabajaban para la que termina contrato) y la compañía contratante, en este caso IKEA, se desentendió totalmente del asunto. Además, quienes han sufrido los despidos trabajaban más horas y cobraban menos que los afortunadas y

afortunados“colaboradores”, aunque estaban plenamente integrados en el centro de trabajo, vestían ropa de IKEA y, para tramitar sus horarios, turnos, descansos y vacaciones, dependían del departamento de Recursos Humanos de la multinacional. Por tal motivo reclaman que sus despidos sean considerados improcedentes por cesión ilegal, y han interpuesto una demanda judicial que se resol-

verá el próximo mes de marzo. En todo caso, y confiando en que los despedidos y despedidas obtengan de la legislación laboral burguesa la mejor solución posible a su conflicto, lo más importante es que el PCPE y los CJC siguen apoyando al proletariado en lucha y que nuestro mensaje revolucionario sigue calando en la clase trabajadora.

Sentencia FAVORABLE a un TRADE de Bimbo,

por la que se declara la nulidad de la resolución de su contrato

Mariano Fuentes, delegado de CCOO decidió pelear por su puesto de trabajo, y le ha ganado a una multinacional como BIMBO. Pero la pelea no ha terminado

E

n febrero de 2011 BIMBO planteó un ERE con el despido de 720 trabajadores en la empresa y la destrucción de la representación sindical, desde ese momento, se iniciaron las movilizaciones para garantizar un proceso de negociación que permitiese afrontarlo en condiciones de defender el empleo, no solo subir las indemnizaciones. Se estudió la figura del TRADE (Trabajador Dependiente Económicamente) firmando un acuerdo con BIMBO que les garantizase las mismas condiciones que las establecidas en convenio, y pactando un sistema de representación sindical basado en la afiliación a sindicato u organización, de esta forma mantienen una estructura sindical estable. No era lo mejor, pero se consiguió mantener el empleo y las condiciones; sin

embargo, perdieron su relación laboral con BIMBO, ahora son autónomos, y ya sabe, si no quieres caer enfermo, hazte autónomo. Esta situación no terminó de convencer a BIMBO ya que ahora tenía afiliada a la totalidad de los TRADE si querían mantener sus condiciones, por lo que la Dirección ha tratado de ir vaciando de contenido el acuerdo, devaluándolo con firmas parciales con UGT. Esta situación incomprensible es la que motivó que Mariano, como responsable de CCOO en los TRADE de BIMBO denunciase, yendo cada día a los distintos centros de trabajo a explicar la postura de presión de la empresa y la connivencia con UGT. En el mes de julio, Unidad y Lucha entrevistaba a Mariano Fuentes ante su despido, y el compañero nos dejaba claro

que el despido se producía para poder vaciar de contenido el acuerdo alcanzado en su día. El capitalismo, para seguir expandiendo su ambición, necesita rebajar las condiciones de las y los trabajadores. Así salen ellos de su crisis, haciendo pobre a la clase obrera. No ha sido un despido donde solo se utilizasen las vías jurídicas, se ha estado en la calle y, en diferentes provincias, los TRADE de BIMBO se han manifestado desde el momento en el que BIMBO arremete contra el representante de las y los trabajadores. Manifestación el 1 de mayo, concentraciones y manifestaciones en distintas sedes de BIMBO, apoyo en el acto de conciliación, más manifestaciones frente a BIMBO, y llegó el día del juicio, donde muchos compañeros estábamos en la puerta del juzgado, dando apoyo y solidaridad a Mariano.

Finalizábamos el artículo de julio diciendo: No hay mucho margen para encontrar justicia de clase en los tribunales burgueses, pero si a la acción jurídica se le suma la movilización y la solidaridad obrera, lograr pronunciamientos favorables a intereses de trabajadoras y trabajadores es más factible. Así ha sido. BIMBO quiso pactar antes de entrar a juicio, pero Mariano no estaba dispuesto a dejar de lado a sus compañeros y compañeras. Le ofrecieron dinero, bastante, también le ofrecieron una prejubilación, pero prefirió entrar a juicio, que se conociera lo que BIMBO pretendía con la aquiescencia de UGT, y GANÓ. La sentencia es muy clarificadora, dice así: “Debo declarar y declaro la NULIDAD de la resolución de la relación mercantil TRADE de fecha 15 de abril condenando a la

demandada BIMBO SAU a la reposición del actor en las condiciones profesionales anteriores a la resolución, con el abono de las retribuciones dejadas de percibir desde la fecha de rescisión hasta la efectiva reposición, debiendo abonar, así mismo, al actor, la indemnización adicional de 18.000 euros.” Pero BIMBO está rabiosa, al día siguiente de conocer la sentencia condenatoria lo pagó despidiendo a un TRADE que no se acobardó y fue a declarar al juicio. El compañero despedido sabe que contará con el apoyo de su sindicato y también de los y las comunistas del PCPE y los CJC y los Comités para la Unidad Obrera, que acudirán allí donde se nos llame para defender un puesto de trabajo. Esta nueva historia la contaremos en otro número del periódico de la clase obrera.


12 Unidad y Lucha

Enero 2017

Juventud

Un repaso a la explotación de la JUVENTUD: EL CAMINO DE SALIDA DE LA CRISIS

P

KIKE NAVARRO

ara hablar de la situación de la juventud en nuestro país, podemos emplear dos tipos de lenguaje: el de las patronales y gobiernos y el de la clase trabajadora. Ellos dicen “crecerá la economía un 3,2%”, “crecerá el PIB un 2,3%”, pero no concretan nada. ¿Crece igual la economía para unos que para otros? ¿Responde la subida del PIB a una mejora de nuestras vidas? Nosotros sabemos que no. Cada joven con contrato puede verse desde ambas posturas. Para ellos es un dato, un parado menos, una victoria. Para nosotros, que somos esos jóvenes o estamos muy cerca de ellos, es una persona que cotiza diez horas, cobra veinte y trabaja treinta, que tiene un contrato temporal que no se prolongará, que está en prácticas cobrando lo mínimo o que trabaja de sol a sol por

un sueldo que no le vale para conseguir la independencia y seguridad económicas. Como se demuestra, aparte de privatizar servicios públicos, uno de los principales modos de “superar la crisis” para el capitalismo español es aumentar la explotación, y especialmente la explotación de sectores de la clase obrera más vulnerables, como la juventud o los y las trabajadoras inmigrantes. En el lenguaje que la prensa capitalista usa para hablar de economía, se resalta la reflexión de que el paro ha descendido en 350.000 personas en un año. El FMI lo califica de “impresionante recuperación y vigorosa generación de empleo”. Aún con estos datos “en positivo” de la prensa, la realidad es que más del 40% de jóvenes seguimos en el paro, otros tantos emigrados y emigrando, y la mayoría de los restantes, con contra-

tos precarios. De hecho, aunque uno de los titulares de Rtve.es http://www.rtve.es/ noticias/20161202/numeroparados-registrados-subio24841-personas-noviembrese-situo-3789823/1449060. shtml sea “El 8,88% de los contratos firmados en el mes de noviembre fueron indefinidos”, no es difícil darse cuenta, y así anda escondido entre el artículo, que el 91% restante fueron contratos temporales. Lógicamente, no hay datos acerca del dinero en negro, de las horas que se trabaja gratis, de los incumplimientos de contratos y convenios… en su lenguaje no se habla de estas cosas, no son factores importantes; lo importante es que el paro baja en global. Entonces: baja ligeramente el paro, cae en picado la calidad del empleo, y ¿cuál es el veredicto? Para el Gobierno, “recuperación”. Para el Centro Reina Sofía sobre la Juventud,

por ejemplo, la consecuencia es que España se sitúa el quinto por la cola en los países europeos en cuanto a desarrollo de la juventud. http://www. elmundo.es/sociedad/2016/10 /06/57f5528be2704e5f3b8b46 5f.html El estudio no se basa en número de parados, sino en factores como el empleo, la educación, la calidad de vida, la posibilidad de emancipación o el uso de las tecnologías de la información. Para muestra un botón: la época de Navidad es un ejemplo a lo grande de lo que es la tendencia del modo de vida de la juventud. Miles y miles de jóvenes serán contratados estas Navidades con contratos temporales, de obra y servicio, de prácticas, eventuales. Los firmaremos y luego no se cumplirán la mitad de condiciones del contrato, se hará caso omiso de lo que dicen los convenios y en un trabajo de cuatro semanas, en el que no se cono-

ce a nadie y se va a destajo, las dificultades para defender los derechos propios son más restringidas aún si cabe: no hay casi tiempo de maniobrar. Esto, por desgracia, no es solo cosa de la Navidad. Ya hemos visto que el 91% de contratos firmados en noviembre son temporales y responden claramente a unos objetivos. Poder contratar y despedir trabajadores con facilidad y rapidez, según si se quiere tener a alguien en prácticas para pagarle menos o despedir a quien más mueve a la plantilla por la defensa de los derechos de los y las trabajadoras. Neutralizar la lucha organizada de las y los trabajadores, dejándolos tiempos limitados en cada trabajo y renovando continuamente la plantilla. En la televisión “Feliz Año Nuevo y baja el paro”, en la calle la calidad de vida habla.

Celebrado con éxito el II Congreso del Fronte della Gioventu Comunista

E

n los días 9, 10 y 11 de Diciembre se celebró en Roma el II Congreso de la Juventud Comunista Italiana con el lema “Organizar las luchas, fortalecer la juventud para la reconstrucción comunista”. Dicho lema no es sino un reflejo de la ofensiva política de los camaradas italianos, quienes comprenden que al enemigo de clase se le combate desde la organización de todos los obreros y obreras y que para ello es necesaria la presencia de los y las comunistas liderando las luchas. La Juventud Comunista italiana recibió durante su II Congreso diversas muestras de apoyo de organizaciones internacionales, destacando la presencia del presidente de la Federación Mundial de la Juventud y los Estudiantes. En nombre de nuestra Juventud Comunista acudió Liher Calleja, responsable del Área internacional de los CJC, quien transmitió a los y las camaradas italianos nuestro saludo y mejores deseos para un

II Congreso lleno de debates fructíferos y un año de victorias. (Podemos leer la intervención del camarada Liher en el propio órgano del FDGC (http://www.senzatregua.it/2-congresso-fgc-saluto-deicollettivi-dei-giovani-comunisticjc/) Es notorio ver cómo ambos partidos, el PCPE en España y el Partito Comunista en Italia, así como sus Juventudes, compartimos posiciones conjuntas de análisis político tanto en el área nacional como internacional, pues si bien cada Estado tiene su realidad concreta, la clase obrera de ambos países comparte muchos de los problemas acuciantes para nuestra clase de la misma manera: la pertenencia a la OTAN y a la Unión Europea, las políticas de recortes que exprimen a las familias obreras… El eurocomunismo supuso igualmente en nuestros dos países un ataque contra las posiciones comunistas revolucionarias y un intento de desmantelar totalmente la actividad comunista y de lucha, algo que en ambos países fracasó,

y prueba de ello es el crecimiento exponencial que los y las camaradas italianos experimentan desde su creación. Hay que recordar que el FDGC es una organización joven, con muy pocos años de trayectoria, pero que ha sabido estar con la juventud obrera y estudiante italiana en cada lucha, en cada centro de estudios y de trabajo, llevando el mensaje de

la organización y la lucha. Destaca su intervención estudiantil que lleva cada año a miles de estudiantes a la calle para luchar por sus derechos, y que se refleja cuando en las universidades italianas, la papeleta comunista es la más repetida durante las elecciones estudiantiles. El PCPE y los CJC seguiremos reforzando nuestros lazos internacionalistas con el PC y el FDGC,

compartiendo análisis y experiencias de lucha, desarrollando acciones conjuntas y, en definitiva, haciendo uso del internacionalismo proletario que la clase obrera mundial necesita en un momento en el que la necesidad de unión de todos los trabajadores y trabajadoras del mundo se torna más necesaria que nunca contra el imperialismo y el capitalismo más feroces.


Unidad y Lucha 13

Enero 2017

Vida de Partido El PCPE homenajea al COMANDANTE Fidel Castro

E, VECINO

Hasta siempre comandante. Mientras los altavoces del sistema se apresuran a construir su relato sobre la realidad, utilizando palabras como transición, apertura, democracia, etc, una vez más, de hecho, cada vez más, la realidad, la tozuda realidad, se impone, rompe las máscaras, los maquillajes y todas las demás fórmulas con las que el imperialismo trata de seguir dominando la conciencia de las masas, y, tras las palabras gruesas, los lugares comunes y toda la propaganda, irrumpe, con la forma de una masa combativa, una verdad atronadora; Fidel no ha muerto, Fidel vive en la revolución, vive en el corazón de la clase obrera, en la consigna clamada por miles de gargantas ansiosas de justicia, en cada bandera roja que se agita en un piquete, en una manifestación o en cualquier lucha. Fidel no ha muerto porque su legado vive. Aquí en el Estado Español, ni la lluvia, ni el frío impidieron que en Madrid cientos de personas acudieran a la embajada de Cuba para mostrar su duelo y rechazar las insidiosas pretensiones de algunos disidentes, ni que en todos los consulados del Estado se hayan llenado de mensajes de condolencia y respeto, ni que en los días siguientes se organizarán en Madrid, Barcelona, Alicante, Las Palmas, Gijón..., y en decenas de municipios, concentraciones, no para despedir a Fidel, sino para mostrar más que nunca la fidelidad al comandante.

imperialismo, a la dignidad de un pueblo que no sólo ha resistido sino que además ha dado los mayores ejemplos de solidaridad internacionalista, volcándose siempre con la causa de los pueblos por su emancipación. Ninguno de estos logros sería posible imaginarlo sin el quehacer y la personalidad dirigente de Fidel, no es posible visualizar cada uno de los acontecimientos históricos que jalonan el desarrollo de la revolución cubana sin su presencia, en las playas de Bahía Cochinos coordinando la defensa contra el invasor mercenario, o en la guerra de Angola contra los racistas sudafricanos, en la zafra cortando caña de azúcar para conquistar la soberanía económica, o en la ONU señalando con el dedo a las naciones imperialistas, conversando junto a Malcolm X en un motel de Harlem, o junto a Allende advirtiéndole de los peligros que acechan el camino de la revolución. Sin Fidel nada de esto es posible imaginarlo. De la misma manera, tampoco es posible imaginar el futuro sin el legado de Fidel, ni afrontar cada lucha sin su ejemplo, ni sacar adelante cada conflicto sin la influencia, que su dedicación y compromiso con los valores más altos de la humanidad, tiene en cada uno de los hombres y mujeres que luchan hoy a lo largo y ancho de este maltratado planeta. Hasta la victoria siempre Comandante.

Y es que cuando las plazas de decenas de municipios se llenan para despedir al comandante, lo que sale a la calle es una verdad incontestable, es el reconocimiento a los logros y éxitos de la revolución cubana, a la independencia peleada palmo a palmo al

BRINDIS del PCPC en Gran Canaria J. ÁVILA

Desde el PCPC y los CJC Gran Canaria agradecemos a todos/as nuestros/as simpatizantes, así como amigos y amigas del Partido, su presencia a nuestro Brindis 2016. Comenzamos el Brindis denunciando a la represión a la militancia comunista, concretamente aludiendo a la multa que le fue impuesta al camarada Francisco Valverde, por recoger firmas en las últimas elecciones. Las intervenciones dieron comienzo con el saludo de los CJC, Samuel Castellano, hacía hincapié en el éxito que han tenido las movilizaciones estudiantiles durante este año 2016 y la importancia que ha tenido el Frente Estudiantil en las movilizaciones de dichas huelgas en

educación. A continuación de los CJC, intervino el FSOC, con Isabel Talavera, la cual resumió parte de las luchas en las que su sindicato está desempeñando su actividad, como la convocatoria de huelga indefinida por parte de los trabajadores de recogida de basura de la empresa CASEUR o el impago de la empresa comercial Paper&Carton Residues Canary Island S.A. También en el Brindis intervino el Secretario Insular del CCOO en Gran Canaria, Antonio Pérez, el cual apostaba por una lucha diaria de la clase obrera y la necesidad de luchar contra el Capitalismo. A continuación, intervino Joaquín Ávila, miembro del Comité

Insular del PCPC en Gran Canaria, el cual relató las diferentes luchas en las que se vio inmerso el Partido durante el 2016, así como las propias actividades internas del Partido, como su X Congreso, o las movilizaciones en las que el Partido es parte organizadora como la VII Marcha Obrera de este año en la que contaron con trabajadores de Ralons y un número cada año mayor de delegados y delegadas sindicales. Como intervención final, el camarada y Secretario General del PCPE, Carmelo Suárez, daría el colofón final a una noche llena de reivindicaciones. En esta ocasión, propia de Brindis y con un tono de gran cercanía, habló de la importancia de ser comunistas y

de la responsabilidad que conlleva esta condición de cara a la clase obrera. Siguió con el saludo a varios/as de los/as asistentes, como el Presidente de una de las AAVV del Cono Sur, o a una de las dos

únicas guagüeras de GUAGUAS MUNICIPALES. El camarada finalizó con la entrega de varios carnets a militantes del PCPC, una militante mujer y tres militantes varones.


14 Unidad y Lucha

Enero 2017

Vida de Partido

MÁS PARTIDO EN ELX, inaugurado un nuevo local Célula ELX

ÉL sábado 17 de diciembre se ha inaugurado el nuevo local del Partido en Elx, acto al que ha acudido el grueso de la militancia de las comarcas del sur del País Valencià y cuadros de la Dirección central, incluido nuestro Secretario General Carmelo Suárez, así cómo gran cantidad de simpatizantes. La elección de esta localidad y la asistencia de una delegación de la Dirección central, no es casual ni fruto de la inercia, es el cumplimiento de un objetivo político situado hace tiempo por nuestro Comité Central. En Elx con más de 227.000 habitantes se produce más del 40% del calzado de todo el Estado Español y concentra el 50% de empresas de producción de componentes de calzado, que luego se envían a otras zonas industriales, principalmente del País Valencià, Albacete y La Rioja. Es también reseñable desde el punto de vista de la lucha ideológica la acentuada descomposición organizativa de los tradicionales elementos oportunistas en la ciudad, lo que, como Partido Comunista, nos deja el campo abierto ante la numerosa clase obrera del lugar, al no quedar ninguna estructura reformista que le eche arena en los ojos autoproclamándose “comunista”. También es importante valorar que esta sede en propiedad es el resultado de un proceso dialéctico apoyado en la práctica, pues, en primer lugar, incluye la creación de la situación orgánica favorable a la existencia del local y posteriormente la confianza en el Partido para dar el paso hacia su adquisición y reforma. Es el resultado

del trabajo correcto y concreto, apegado a la realidad material, sin caer en el triunfalismo o la ilusión fácil, del Comité Intercomarcal de les Comarques del Sud del País Valencià que, cumpliendo las directrices del Comité Central, impulsó el desarrollo del Partido en Elx y localidades circundantes. Así mismo, para su adquisición ha habido aportaciones de camaradas, simpatizantes y órganos del Partido en sí, siendo clave en este aspecto el gran compromiso de los y las integrantes de la célula de Elx. Es imprescindible destacar el esfuerzo realizado por buena parte de la militancia de les Comarques del Sud del País Valencià que, con gran compromiso, ha cumplido las directrices de su Comité Intercomarcal y de la célula de Elx. A modo de conclusión podemos afirmar que, junto al ejercicio de dirección política de nuestros Comités intermedios y superiores, ha sido el trabajo organizado de la militancia, absolutamente comprometida con el desarrollo del Partido, el que ha hecho realidad esta necesidad política de primer orden para el desarrollo del Partido. Y siendo la práctica el criterio último de la verdad, este proceso de movilización partidaria es un criterio que demuestra, entre otras campañas políticas realizadas, el vigor del Partido en les Comarques. Este resultado exitoso es producto de la correcta combinación del Centralismo Democrático y del trabajo práctico, alejado de la estéril retórica altisonante, que nos aleja de las masas y nos impide posicionar al Partido donde es debido.

Exposición de “Mujeres Revolucionarias” en el Barrio de S. José S. I.

El viernes 2 de diciembre se inauguró la exposición “Mujeres revolucionarias” en el Club de pensionistas “La Casa Amarilla”, en el Paseo de San José en Las Palmas de Gran Canaria, con la colaboración de la Fundación Obrera de Investigación y Cultura. El acto comenzó con una charla introductoria a cargo de Omayra González, Sonia Iruela y Lorenza Machín, que hablaron de las mujeres revolucionarias, tanto de las más conocidas como de las invisibilizadas por la historia, y particularmente de algunas mujeres destacadas de la lucha por la Segunda república en Canarias. La exposición fue cedida por la Asociación Acción Social Obrera de Fuerteventura. Entre otras, se expone la vida y obra de Blanca Canales, Constance Markievicz, Sophie Scholl, Las brujas de la noche, Rosa Luxemburgo, Clara Zetkin, Azucena Roja o Clara Campoamor.

Suscríbetea

la

prensa revolucionaria

Suscripción anual a:

UNIDAD Y LUCHA (11 números al año) España 10 euros, Europa 16 euros, PROPUESTA COMUNISTA, revista política del PCPE (3 números/año) España 20 €, Orden de domiciliación bancaria: Nombre del titular Ciudad CP

DNI Provincia Datos de la cuenta donde se quieren cargar las cuotas: Entidad Giro postal o ingreso en cuenta: 2100 / 7029 / 40 / 0200033373 Entidad Bancaria: La Caixa

Oficina

Enviar a PCPE:

resto del mundo 22 euros. resto del mundo 25 €, suscripción de ayuda 30 €

Dirección Teléfono DC

Email Nº de Cuenta

C/ Miguel de San Narciso nº6 Bajo Vallecas 28.018 Madrid


Unidad y Lucha 15

Enero 2017

Cultura Travelling

LOS CORALES DEL XXXVIII FESTIVAL DE CINE DE LA HABANA ROSEBUD

Con un jurado presidido por el realizador argentino Tristán Bauer, y del que formaba parte el cineasta español Benito Zambrano (“La voz dormida”, 2011), la película “Desierto”, del joven director mejicano Jonás Cuarón, se ha alzado con el Premio Coral al mejor largometraje del XXXVIII Festival Internacional del Nuevo Cine Latinoamericano celebrado en La Habana entre los días 8 y 18 del pasado mes de diciembre. Un thriller trepidante sobre la odisea en el inhóspito desierto que separa Méjico de Estados Unidos de unos trabajadores indocumentados en busca de una vida mejor. En esta ocasión la muestra cinematográfica en competición la componían 18 largometrajes de gran calidad y de nacionalidades tan diversas como las de Méjico, Cuba, Brasil, Colombia, Estados Unidos, Venezuela, Canadá, República Dominicana, Argentina, Bolivia, Puerto Rico y Chile. El Premio Especial del Jurado fue para la película cubana “Últimos días en La Habana”, del cubano Fernando Pérez Valdés. Un filme que aborda el drama que viven algunos cubanos obsesionados con irse a Nueva York. En el apartado de Dirección, el Premio Coral a la mejor dirección cinematográfica fue para el cineasta colombiano Víctor Gaviria por su película “La mujer del animal”, una historia

sobre la dignidad de la mujer en las favelas de Bogotá. El Coral a la mejor Dirección Artística fue a las manos de Estefanía Larraín, por el filme “Neruda”, del director chileno Pablo Larraín (“El club”, 2015), una película que recoge el momento en el que el gran poeta chileno, viviendo en clandestinidad y mientras escribía el Canto General, fue perseguido sin tregua por su militancia comunista. Los Premios Coral a las mejores interpretaciones fueron para la brasileña Sônia Braga por su magnífica actuación en “Aquarius”, de Kleber Mendonça, y para el cubano Luís Alberto García, por su no menos interesante prestación en “Ya no es antes”, de Lester Hamlet, recibiendo esta última cinta, además, el Coral del público. “Aquarius” es una reflexión sobre la necesaria resistencia ante el abuso de poder, y la película de Lester cuenta el reencuentro en Cuba de una pareja de novios, separados 40 años por la emigración.

De las Óperas Primas, el Jurado presidido por el documentalista inglés Michael Chanan consideró la mejor “El invierno”, del argentino Emiliano Torres, una meditación sobre la soledad y el poder, e hizo entrega del Premio

imprescindible

L

Con el neoliberalismo se encargaron de domesticar y domeñar a las siguientes generaciones. Entonces promovieron el popismo individualista, la exacerbación del narcisismo, del egocentrismo y la autosuficiencia. Toda una industria musical se encargó de hacer tabula rasa con la música que nos convocaba a concebir

Por lo demás, añadir esta declaración del director de cine mejicano Demián Bichir, y miembro del jurado del Festival: “Me lo habían dicho, pero nunca lo había experimentado. La pasión del público cubano es increíble. Así da gusto. La cinematografía latinoamericana goza de buena salud”

Público apasionado

Literatura

os vinilos con las canciones de Víctor Jara fueron el equivalente a la vietnamita que reproducía miles de folletos para las huelgas y movilizaciones hace más de 30 y 40 años. Aquellas canciones nos acompañaban permanentemente, nos golpeaba los acordes de la guitarra del cantautor en nuestra conciencia que se iba labrando en luchas y muestras de solidaridad con las justas causas contra el imperialismo y el capitalismo.

Especial del Jurado a “Rara”, de la chilena Pepa San Martín, una visión adolescente del mundo de los adultos. El mejor guión fue para “El ciudadano ilustre”, de los directores argentinos CohnDuprat, una comedia inteligente y feroz sobre la vuelta, tras muchos años de ausencia, de un escritor, Premio Nobel de Literatura, a su país natal.

VICTOR JARA M. ÁNGEL ROJAS

otra concepción de vida y de mundo basada en la solidaridad, en una sociedad sin capitalistas. Entonces nos inundaban en los anodinos, insulsos, vacíos años 80, a la que denominarían ¡Década Prodigiosa!, los Pegamoides y la Alaska y los mecanos y demás menganos. Trataban de convertirnos en zombis del individualismo y el consumismo. Nos martilleaban con que vivimos en el mejor de los mundos posibles. A generaciones enteras se les ha privado de la memoria histórica y de memorias colectivas emancipadoras: referencias y referentes de experiencias colectivas en las que no éramos unos autistas. Hoy los mass media y el mundo virtual invaden nuestras vidas y ponen de moda los significantes vacíos. Es hora de levantar las banderas rojas: las canciones de Víctor Jara, el poeta chileno que era

un entusiasta de la poesía de Miguel Hernández. Canciones a reivindicar como “Las casitas del barrio alto” o “El aparecido” y tantas otras. Existe un documental: “El derecho a vivir en paz” y un libro: “Víctor Jara, un canto truncado”. Víctor Jara recorrerá las calles nuevamente.

FICHA DE FORMACIÓN La PLUSVALIA y el CICLO DEL CAPITAL

H

AREA IDEOLOGICA

ay dos maneras históricas de circulación de la mercancías, que a veces se suele confundir; la primera representa los primeros estadios de la economía mercantil, la génesis del capitalismo y se representa a través de esta fórmula Ma-D-Mb, la segunda fórmula de la circulación de mercancías, ésta plenamente capitalista, es: D-M-D’. En la primera fórmula (la mercantil) se utiliza el dinero como lo que es en un contexto de mercado: como un medio para facilitar el intercambio entre una mercancía Ma que se vende para conseguir otra Mb. En cambio en el intercambio capitalista se invierte capital para una vez operado a través de las mercancías, obtener más dinero: expresada de otra forma; C-M-C+P, donde el capital inicial C se compone del llamado capital constante Cc y el capital variable Cv, y donde el capital constante es el utilizado para comprar maquinaria, edificios para las fábricas y oficinas, propaganda, impuestos y demás mientras que el capital variable es el utilizado para comprar fuerza de trabajo. Y esto es un gran descubrimiento de Marx: el empresario capitalista no compra el producto del trabajo del proletario, compra su fuerza de trabajo por un número de horas diarias, y puede decidir en qué emplea dicha fuerza el trabajador. Precisamente esto explica que al elaborar la mercancía se obtenga el capital inicial C y un incremento –la plusvalía P- pues el empresario paga el salario –tanto directo al trabajador como los impuestos que se descuentan del salario bruto y que en realidad es una parte no despreciable del salario del trabajador. ¿Y cómo se obtiene esta plusvalía? La plusvalía es una relación entre dos elementos; es la relación existente entre trabajo necesario y trabajo excedente. Este último es el que se apropia el capitalista y lo utiliza para lo que estime necesario: Cubrir sus gastos personales, acumular, etc. el trabajo necesario se llama precisamente así porque es el necesario para el trabajador y es el que paga el empresario por la fuerza de trabajo –supongamos- de ocho horas diarias de la persona, pero el trabajador en realidad realiza

en cuatro horas lo que el patrón paga y dispone este último de la producción de las otras cuatro horas diarias para obtener un capital extra: este capital es precisamente la plusvalía. Y hablamos de un excedente en todas las ramas y en todas las empresas, ajeno por tanto a las mejoras tecnológicas, que todos los capitalistas llevarán a cabo si no quieren ser excluidos por capitalistas competidores y a cualquier subida coyuntural de precios, pues rápidamente los productos tenderán a su “precio justo” si no quiere verse excluido el empresario por la competencia intercapitalista. Observemos además que esta plusvalía sólo se convierte en capital si se invierte en el ciclo para continuarlo, pues el dinero fuera de este circuito de “revalorización” deja de ser capital y, lógicamente, se invierte sobre todo en capital constante pues ningún empresario es “tan loco” como para contratar gente para no poder explotar en su beneficio la fuerza de trabajo que ha pagado. He aquí por qué el empresario tiende a pagar lo mínimo posible y a alargar la jornada laboral lo máximo posible: es la única forma de aumentar la plusvalía. Y aquí tenemos otra ley fundamental descubierta por Marx: el decrecimiento de la tasa de ganancia: Si llamamos a la tasa de ganancia g, ésta viene dada por el cociente entre la plusvalía obtenida y el capital empleado: g = P/(Cc + Cv) Si dividimos por Cv ambos términos de la fracción nos queda: g = (P/Cv)/((Cc/Cv) +1) donde Cc/Cv se conoce como la tasa de composición orgánica del capital y a P/Cv como tasa de explotación. Aquí se ve con meridiana claridad que la única forma de mantener la tasa de ganancia es aumentando la tasa de explotación y ésta tiene unos límites físicos: debe pagar al menos lo mínimo para que se repongan los trabajadores que serán explotados y el tiempo de jornada laboral viene limitado por las horas que tiene el día aunque se los tuviera trabajando sin parar el día entero. Este es el demonio que nunca podrá vencer el capitalismo por sus mismas condiciones: la tasa de ganancia siempre irá decreciendo inexorablemente cuando el sector está maduro.


16

Unidad y Lucha

Contraportada En este 2017 se cumplen 100 años de la gran Revolución Socialista de Octubre, cuando, por primera vez en la historia la clase obrera toma el poder y da comienzo a la construcción de la nueva sociedad socialista. Bajo el impulso de la Revolución, dirigida por V.I. Lenin, se destruyó en Rusia la base material de la vieja sociedad capitalista, y las trabajadoras y los trabajadores empezaron a vivir en una sociedad libre, y a conquistar los derechos que el capitalismo siempre les negó. La Revolución tuvo que enfrentar retos gigantescos, de los que salió victoriosa bajo la conducción del PCUS, y con el protagonismo de las masas obreras revolucionarias organizadas. La URSS derrotó, en una lucha de heroísmo inigualable, al nazifascimo alemán, y demostró la clara superioridad de la nueva sociedad que se construía en la Unión Soviética. Bajo el impulso de la Revolución de Octubre cayó el sistema colonial mundial, y los pueblos se fueron liberando de ese sistema de dominación. Las derrotas de finales del S. XX nos colocan ante nuevos aprendizajes, y el reto, cien años después, de protagonizar nuestro propio proceso revolucionario ¡VENCEREMOS!

Enero 2017

UyL nº 346 Enero 2017  

Órgano de expresión del Comité Central del PCPE

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you