Issuu on Google+


A TODOS LOS MIEMBROS DE LA IGLESIA  Apreciados hermanos: Reciban un cordial saludo De nuevo tenemos ante nosotros otra oportunidad, para expresar a Dios nuestro agradecimiento por todas sus bondades recibidas de muchas maneras durante un año más de vida. Como cristianos sabemos cuán importante es, expresar a Dios nuestra gratitud, nuestro reconocimiento, y renovar nuestro compromiso con Él de servirle con todo nuestro corazón. La semana de gratitud nos ofrece un espacio muy especial, para participar en la alabanza, en la oración y en el estudio de la Biblia. Además, tenemos la oportunidad de ofrecerle Dios una ofrenda especial, como una manera objetiva de decir GRACIAS POR TODO. La sierva del Señor declara: “El cristiano estará lleno de gozo en la medida en que sea un mayordomo fiel de los bienes de su Señor” (Consejos sobre mayordomía cristiana,142). Una de las maneras más efectivas para la felicidad humana, es precisamente siendo fieles y agradecidos con Dios.  Hace unos 175 años, Robert Grant escribió estas palabras majestuosas: “Al Rey adorad, grandioso Señor, y con GRATITUD cantad de su amor; Anciano de días, y gran defensor, de gloria vestido, te damos loor” (“Al Rey adorad”, Himnario Adventista, No. 69) En forma admirable el autor de este himno, expresa características de Dios que nos llevan a adorarlo.  De manera especial, queridos hermanos, les extiendo una invitación para que este fin de año participemos llevando a Dios nuestras ofrendas, como una acto de reconocimiento por su gran poder y bondad. Con la plena certeza de la segunda venida de Cristo en gloria y majestad, me es grato quedar a sus órdenes, “CON EL PODER DE SU PALABRA” Atentamente, 

Ptr. Tomás Torres de Dios Presidente

2

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Índice Carta de presentación. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 2 Para una semana de gratitud exitosa . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 4

Diciembre 5 “Somos un pueblo con un Dios bueno” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 8

Diciembre 6 “Somos un pueblo con un Dios incomparable” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 13

Diciembre 7 “Somos un pueblo con un Dios generoso” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 18

Diciembre 8 “Somos un pueblo con un Dios que nos hace libres” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 22

Diciembre 9 “Somos un pueblo con un Dios que nos guía” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 26

Diciembre 10 “Somos un pueblo con un Dios que comparte” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31

Diciembre 11 “Somos un pueblo con un Dios que provee” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 35

Diciembre 12 “Somos un pueblo agradecido” . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 40

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

3


La

semana de gratitud, es la oportunidad para celebrar las bendiciones experimentadas durante el año que termina. Es importante planificar cuidadosamente las actividades de esta semana, para que se convierta en una experiencia real de adoración y alabanza. Haga uso de su creatividad en la preparación de la misma. A continuación encontrará algunas indicaciones que pueden ayudarle en su planeación:

“Para una semana de gratitud exitosa”

1. Elija a su mejor predicador para la presentación de los temas (de preferencia solo uno para que haya continuidad). En caso de que sean varios, cuide que sean personas que tengan la facilidad de presentar con claridad cada mensaje. 2. Entregue con suficiente anticipación los temas, así el predicador tendrá tiempo para preparar su presentación. 3. Realice la promoción de las reuniones con por lo menos un mes de anticipación, por medio del poster provisto por la Asociación/Misión. Haga invitaciones personales por medio de una carta o una tarjetita. Coloque el anuncio en el boletín de la iglesia y en los anuncios de los cultos regulares. 4. Planifique los detalles de cada culto: Música especial, acompañantes, testimonios de gratitud y otros elementos (piense en cómo se organiza una campaña evangelística). 5. Presente un informe de cómo se utilizó la ofrenda de gratitud recibida el año pasado, y cómo será utilizada este año (pregunte a su pastor). 6. Distribuya los sobres con una o dos semanas de anticipación (cerciórese que cada persona reciba uno); explique cuándo y cómo serán depositados. a. Los hermanos que han estado reuniendo su ofrenda todo el año en casitas, costales o botes, colocarán esa ofrenda en el sobre correspondiente. b. Se animará a cada miembro de familia a que entregue su propio sobre. c. Anuncie en cada reunión que la ofrenda será entregada el sábado al final del sermón. Tenga siempre sobres disponibles.

4

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


d. La ofrenda será entregada al final del sermón del segundo sábado, el predicador dará la indicación. i. Colocar un lugar especial para que las familias coloquen su ofrenda en la plataforma –puede ser un altar, una canasta, el alfolí, etc.ii. El predicador será el primero en colocar su ofrenda junto con quienes le acompañen en la plataforma. iii. Después se invitará a cada familia, mientras entonan el canto tema, a pasar entregar su ofrenda de forma ordenada. (Tenga sobres disponibles para visitas o quienes lo hayan olvidado). iv. Una vez que todos hayan entregado su ofrenda, los encargados de la tesorería harán un conteo rápido de lo recibido (puede sumar lo anotado en los sobres sin necesidad de abrirlos). En tanto esto se realiza, haga énfasis que si alguien no pudo entregar su ofrenda, podrá hacerlo los siguientes sábados (19, 26) o en el programa de fin de año (31). v. Informe a la iglesia la cantidad recibida esa mañana y haga una oración de gratitud. 7. Planifique una comida para después del culto, en donde toda la iglesia participe, puede incluir historias de gratitud.

Planificación

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

5


Programa de cada noche

Sugerencias Programa dinámico Dé participación a toda la iglesia, niños, jóvenes y adultos. Organice un programa equilibrado. Haga lo posible por que participe como mínimo un 90% de la iglesia.

Testimonios de gratitud Asegúrese de incluir cada noche alguien que dé testimonio de cómo Dios le ha bendecido/cuidado/sanado durante el año que termina.

Participaciones especiales Que cada noche haya música especial, poesías, pensamientos alusivos, etc.

Desafío de gratitud La tendencia humana es la ingratitud. Invite a cada miembro a expresar su gratitud de forma intencionada. Es decir, el desafío consiste en ser personas agradecidas.

6

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Ejemplo: • Llamar a los padres para manifestar gratitud. • Al cónyuge, a los hijos. • Expresar gratitud a los empleadores o empleados. Pastores, maestros, amigos. • Por supuesto, a Dios.

Receptor de gratitud Coloque una caja, una pizarra, una cartulina; en donde la hermandad pueda poner sus motivos de gratitud (en esta ocasión dejen las peticiones para otro momento).

Tiempo de oración Nombre a una persona para que cada noche dirija un momento de oraciones de gratitud por asuntos específicos. Ejemplo: Domingo - Salud Lunes - Trabajo Martes - Familia Miércoles - Alimento Jueves - Perdón Viernes - Recursos Puede dar oportunidad a que alguien cuente su testimonio de manera espontanea.

Fíjese un objetivo ¿Cuánto desea que se reúna como ofrenda de gratitud este año? • Platique con su pastor para fijar un objetivo alcanzable. • Revise cuánto ofrendaron el año pasado. • Analice el potencial de su iglesia. • Promueva que cada miembro dé por lo menos un peso por cada día del año, el salario de una semana, el costo equivalente de un cordero o ¿tal vez de un becerro? • Comparta su sueño con la hermandad.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

7


Diciembre 5, 2009

“Somos un pueblo con un Dios bueno” Cita bíblica: Salmo 106: 1, 2 Himno # 139 Canto tema

Introducción:

Hemos

llegado al comienzo de nuestra celebración anual. Durante esta semana reflexionaremos acerca del amor de Dios, y manifestaremos gratitud por cada bendición que hemos recibido durante el año 2009. Los invito a que abran su Biblia en el libro de Salmos 136. Le daremos lectura de manera antifonal, yo leeré la primera parte y ustedes la parte que se repite. A fin de evitar confusión, ustedes repetirán: “porque su amor es para siempre”. (Leer el Salmo) ¿Cómo se sienten después de haber realizado este ejercicio? Algunos se sienten un poco incómodos, no les resulta agradable repetir tantas veces una misma frase. Me alegra saber que algunos de ustedes se sienten bien al hacerlo. Me llama la atención la declaración que usa el apóstol Juan en apocalipsis 4:8, en donde los seres celestiales alaban a Dios de día y de noche. Repiten sin cesar: “Santo, santo, santo es el Señor Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir”. ¿Pueden imaginar eso? Día y noche, sin cesar, exaltando y alabando al Dios del cielo. Esto significa, que el centro de su vida es la adoración, la alabanza a Dios; cuando comen, cuando trabajan, cuando descansan, están expresando a través de sus hechos: “Santo, santo, santo es el Señor Todopoderoso, el que era y que es y que ha de venir”.

8

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 5, 2009 "Somos un pueblo con un Dios bueno" En la mañana, en la tarde, en la noche; una y otra vez, en cada una de sus actividades. ¡Increíble! Y pensar que algunos pueden llegar a sentirse incómodos al repetir una misma frase únicamente 26 veces (las veces que aparece en el salmo 136). Realizaremos este mismo ejercicio cada noche, durante esta semana. Esta será nuestra forma de agradecerle a Dios, por mostrarse bueno con nosotros, durante este año que está por terminar. 1. Gratitud vs. Ingratitud a. Tal vez, una pregunta válida en este momento sería: ¿Qué actitud adoptamos en nuestra relación con otros, y especialmente en nuestra relación con Dios, la mayor parte del tiempo? ¿Somos personas agradecidas? b. Cuando somos niños, una de las lecciones importantes que debemos aprender tiene que ver con la gratitud. Continuamente nuestros padres, al ser objeto de alguna consideración, lanzan la pregunta al pequeño o a la pequeña: ¿cómo se dice? Muchas veces escuché esa pregunta, y bien sabía cuál era la respuesta: “Gracias”. Aunque no siempre sucede así. Leí la historia de un pequeño que recibió una naranja de regalo. Lo cual, por supuesto, lo llenó de alegría. Pero no dijo nada. A lo que su mamá le preguntó: ¿Cómo se dice? El niño recordando algo dijo: ¡Ah!, sí. Volteó a su benefactor y entonces pronunció la palabra: “Pélamela”. c. ¿Cuántas veces hemos actuamos de la misma manera? La gratitud tiene que ver con la capacidad de reconocer que se ha sido objeto de una atención, un favor, una palabra inmerecida. Sin embargo, muchas veces actuamos como si todo lo mereciéramos. El poeta español Francisco de Quevedo dijo: “Quien recibe lo que no merece pocas veces lo agradece”. d. Y esta actitud se repite en nuestra relación con Dios. Somos muy hábiles al demandar cosas y favores a nuestro Padre celestial, pero nos falta la habilidad para agradecer esas bendiciones que día a día recibimos. Nos comportamos como aquella dama que, ocupada en las actividades de cada día, decidió ir a realizar algunas compras al supermercado. Después de dar varias vueltas en el estacionamiento sin encontrar un espacio en donde dejar el auto, decidió hacer uso de su último recurso. Elevó una oración: “Señor, por favor, ayúdame a encontrar un lugar en donde estacionarme”. Para su sorpresa, en ese momento, justo enfrente de donde ella se encontraba, se desocupó un lugar. Acto seguido, levantó su vista al cielo y exclamó: “Olvídalo, ya encontré uno”. e. Qué bueno será si, al realizar un balance entre la gratitud e ingratitud, salimos con un saldo a favor. Revisemos juntos, esta mañana, un par de razones por las cuales debemos estar agradecidos.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

9


Continuación Sermón - Diciembre 5, 2009 "Somos un pueblo con un Dios bueno" 2. Dios es bueno (Salmo 136: 1) a. Creo que en esta ocasión todos podemos estar de acuerdo con esta declaración. El profeta lo expresa diciendo: “El Señor es bueno; es un refugio en horas de angustia: protege a los que en él confían” (Nahúm 1: 7). “Debido a la bondad de Dios hemos sido rodeados por innumerables bendiciones. Por doquiera hay pruebas de su amor. La naturaleza parece regocijarse delante de nosotros. Las bellas cosas del cielo y de la tierra expresan el amor y el favor del Señor de los ejércitos hacia los habitantes del mundo. La luz del sol y la lluvia caen sobre buenos y malos. Las colinas, mares y planicies hablan elocuentemente al alma del hombre del amor del Creador. Es Dios quien hace florecer el capullo, quien convierte la flor en fruto, y es Él quien suple todas nuestras necesidades diarias. No cae un gorrión sin que deje de advertirlo el Padre. Nuestra mente debiera elevarse en gratitud y adoración al Dador de toda dádiva y todo don perfecto” (A fin de conocerle, 19 de mayo). b. Los dioses de los paganos son egoístas y crueles. Y de acuerdo a la creencia pagana, un dios así, actúa si se le ofrece algo. Sacrificios para tener una buena cosecha o para que llueva, o quizá para obtener sanidad. Se realizan promesas: “Si me das lo que quiero, entonces yo…”. c. Pero Dios, Jehová, Emmanuel, no es así. Él es bueno, aunque tú y yo no lo seamos. Su sol sale sobre buenos y malos. Dios actúo con bondad cuando este mundo ni siquiera existía. Creó un paraíso en el que todo era “bueno, bueno en gran manera” (Gén. 1:31). Y si podemos amarle es “porque Él nos amó primero” (1 Juan 4: 19). d. El Dr. S. M. Lockeridge, ya fallecido, quién fue pastor en San Diego, California, escribió: “[Dios] es el superlativo de todo lo bueno que procuremos decirle. Es el único capaz de suplir todas nuestras necesidades de manera simultánea. Da fuerza al débil. Ayuda a los tentados que son probados. Simpatiza y salva. Es el Dios Todopoderoso que guía y guarda a todo su pueblo. Sana a los enfermos. Limpia a los leprosos. Perdona a los pecadores. Indulta a los deudores. Libera a los cautivos. Defiende a los débiles. Bendice a los jóvenes. Ayuda a los desafortunados. Estima a los ancianos. Recompensa a los diligentes y premia a los mansos” (En un sermón en Detroit, en 1976). e. ¿Es bueno Dios? Definitivamente, ¡Dios es bueno! 3. Dios es bueno, Dios bendice a. Esa bondad de Dios se traduce en bendiciones que recibimos constantemente. Pero, somos tan olvidadizos. Los seres humanos tenemos la propensión a dejar de lado lo bueno y a echar en cara lo malo.

10

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre5, 2009 "Somos un pueblo con un Dios bueno" b. Qué triste que actuemos de esa manera, cuando somos objeto cada día del amor de Dios. El profeta Jeremías lo expresó con las siguientes palabras: “El amor del Señor no tiene fin, ni se han agotado sus bondades. Cada mañana se renuevan; qué grande es su fidelidad” (Lam. 3:22,23). c. Les invito a hacer un ejercicio, pensemos en, por lo menos, 15 bendiciones que hemos recibido de Dios solamente en este día. Hagamos juntos una lista. (Nota para el predicador: Dé oportunidad para que expresen algunas bendiciones que han recibido, desde que se levantaron esta mañana. Puede usar el pizarrón para anotar). d. Algunos ejemplos pueden ser: la vida, el alimento, la familia, el sol, el aire, la salud, la libertad de adorar, el día sábado, el vestido, la salvación, etc. e. Escuchen lo siguiente:

Pensamiento Si te has despertado con más salud que enfermedad, eres más bendito que 1.000.000 que no van a sobrevivir esta semana. Si nunca has conocido peligro de guerra, soledad de prisión, agonía de tortura, dolor de hambre, estás delante de 500.000.000 de personas en el mundo. Si puedes ir a una iglesia o templo sin ser perseguido o arrestado, torturado y asesinado, estás más bendito que 3.000.000 de personas de este planeta. Si tienes comida en tu heladera, llevas ropa limpia, tienes techo y lugar seguro para dormir, eres más rico que el 75 % de los demás. Si tienes dinero en el banco, en tu cartera o billetera, y unas monedas en algún lugar de tu casa, eres parte del 8 % de la población próspera del mundo entero. Si llevas una sonrisa en tu cara y estás agradecido por todo, estás bendito, porque la mayor parte de la gente lo puede hacer, pero no lo hace. Si puedes tomar la mano de alguien, abrazarlo o solo tocar su hombro, eres bendito, porque puedes ofrecer el toque divino que cura. (Autor desconocido). Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

11


Continuación Sermón - Diciembre 5, 2009 "Somos un pueblo con un Dios bueno"

Conclusión: Al iniciar esta semana de gratitud, les animo para hacer un recuento de la manera tan maravillosa en que Dios nos ha guiado durante este 2009. Expresemos gratitud a nuestros semejantes, recuerden que “la gratitud es la memoria del corazón” (anónimo). Manifestemos a Dios nuestro aprecio por todas sus bondades. El próximo sábado entregaremos la ofrenda que se ha preparado con el propósito de que la causa del cielo siga avanzando. Pero, esto solo es una muestra de nuestro amor hacia el que todo nos ha dado. La verdadera gratitud debe manifiestarse todos los días, con una vida a la altura de la vocación a la que hemos sido llamados. Les invito para venir a cada reunión. Los ánimo para que platiquen a otros de cuán bueno ha sido el Señor con nosotros. Y digamos junto con la sierva del Señor: “Esta mañana mi alma está llena de alabanza y agradecimiento a Dios, de quien proceden todas nuestras bendiciones. El Señor es bueno, y su misericordia es eterna. Alabaré al que es la luz de mi rostro y mi Dios. Él es la fuente de toda eficiencia y poder. ¿Por qué no lo alabamos hablando palabras de esperanza y consuelo a otros? ¿Por qué están silenciosos nuestros labios? El habla es un don del cielo, y debería emplearse para expresar alabanza al que nos ha llamado de las tinieblas a su luz admirable [...]. ¡Oh, cuánto bien se realizaría si todos los que profesan ser cristianos honraran a Dios! [...]. La luz del mundo brilla sobre los hombres en la forma de abundantes bendiciones. Se han hecho todas las provisiones necesarias para suplir nuestras necesidades temporales y espirituales. Sin embargo, ¡cuán pocas acciones de gracias recibe el Dador!” (A fin de Conocerle, domingo 1 de agosto). Que todo mundo sepa que “somos un pueblo bendecido, somos un pueblo agradecido”. Nota para el predicador: Se sugiere que antes de iniciar la presentación de este mensaje, tome un tiempo para entregar sobres a quienes no han recibido. También explique el plan de la ofrenda de gratitud y la manera en que se entregará el próximo sábado. Si han hecho planes para comer juntos, al finalizar la semana, anúncielo; así como las reuniones de cada noche.

12

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Diciembre 6, 2009

“Somos un pueblo con un Dios incomparable” Cita bíblica: Deuteronomio 10: 17 Himno # 67 Canto tema

Introducción:

Qué

bien se siente estar aquí. Saber que podemos adorar juntos a un Dios bueno y misericordioso. ¿Qué les parece si repetimos el ejercicio de ayer? Busquemos el Salmo 136, y lo leeremos de manera antifonal. Recuerden, yo leeré la primera parte de cada versículo y ustedes la segunda. Para no hacer de esto una Babilonia, ustedes repetirán en la segunda parte: “Porque su amor es para siempre”. (Leer el Salmo 136) Refiriéndose a este Salmo, Thomas Goodwin escribió: “Si un para siempre no es suficiente, hay veintiséis en este Salmo” (Citado en Comentario al Antiguo Testamento de William MacDonald, pág. 371). Vale la pena mencionar que este Salmo era considerado por los judíos como el gran “Hallel” (palabra equivalente a “Aleluya”). Se entonaba en la adoración cotidiana y en ocasiones especiales como la Pascua o el año nuevo judíos. No debiera haber límite para expresar a Dios nuestro gozo por su constante amor. 1. Dios de dioses (Salmo 136: 2) a. El Salmo destaca la superioridad del Dios del cielo, por encima de cualquier otro dios, producto de mentes humanas. Ayer veíamos que los dioses que adoran los paganos son egoístas, crueles y tiránicos. Siempre en espera de sacrificios a cambio de favores. Dioses en constante lucha unos con otros. Son dioses ausentes e incapaces de solucionar las necesidades del ser humano, que rebajan la dignidad del ser humano en lugar de

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

13


Continuación Sermón - Diciembre 6, 2009 "Somos un pueblo con un Dios incomparable" elevarla. b. ¡Qué diferencia con el Dios verdadero!, el Dios que tú y yo adoramos. Pensemos por ejemplo en alguno de los atributos de este “Dios de dioses”: I. Omnipresente (Hebreos 4: 13). No es un Dios ausente. Está en todas partes, con nosotros en este lugar, con nuestras familias, en el sitio en que se encuentran. Alguien pregunta: “¿En dónde está Dios?” Probablemente una mejor pregunta sería: ¿En dónde no está? II. Omnipotente (Apocalipsis 1: 8). Creó el universo, creó al ser humano, creó todo lo hermoso que nos rodea. Tiene el poder para realizar cualquier cosa que esté en conformidad con su carácter. Incluso, si se lo permitimos, “no hay quien pueda arrebatarnos de su mano” (Juan 10: 25-29). III. Omnisapiente (1 Juan 3: 20). Conoce tu nombre y el lugar donde vives. Conoce tus pensamientos, tus anhelos y tus luchas. Incluso tus cabellos están contados. Conoce tu pasado, tu presente y tu futuro. IV. Eterno (Salmo 90: 2). Antes de todo, ya estaba Él. Y cuando todo termine, allí estará también. No tiene principio, no es un ser creado, tiene vida en sí mismo, vida y eternidad que está ansioso de compartir contigo y conmigo. V. Inmutable (Salmo 102: 26, 27). No cambia en naturaleza, carácter o propósitos. No dice hoy una cosa y mañana otra, “no es hombre para que mienta, ni hijo de hombre para que se arrepienta” (Núm. 23:19). c. Esta lista de características podría continuar: santo, justo, bueno, perfecto, soberano, etc. Pero por ahora, esto es suficiente para alabar, adorar y agradecer a ese Dios verdadero; superior a cualquier otro dios de concepción humana. ¡Qué paz! ¡Qué confianza me proporciona saber que soy hijo de un Dios así! 2. Señor de señores (Salmo 136: 3) a. No hay duda, el corazón del salmista reboza de alegría. Dios está por encima de cualquier dios de fabricación humana. Además, está por encima de cualquier ser humano. b. Los hombres juegan a ser dioses muchas veces. Hombres que creen que tienen toda la verdad, se consideran omnisapientes y se creen omnipotentes. La humanidad ha transformado la obra perfecta de Dios en algo impredecible; que espanta, que horroriza, que escandaliza. c. Gobernantes que solo tienen interés en servirse a sí mismos antes que a sus gobernados. De esta manera el mundo se encuentra lleno de dolor, enfermedad, sufrimiento, hambre, corrupción y un sinfín de males con

14

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 6, 2009 "Somos un pueblo con un Dios incomparable" los que tenemos que convivir. ¿Hasta cuándo tendremos que cohabitar con sistemas que corrompen y oprimen? d. El sabio Salomón pareciera describir la situación que afrontamos en nuestros días: “Dirigí luego mi atención a los actos de opresión que se cometen en este mundo. Y vi que los oprimidos lloran, pero no hay quien los consuele; sus opresores les hacen violencia, pero no hay quien los consuele” (Eclesiastés 4:1, DHH). e. La Palabra del Señor es clara y proporciona una visión que va más allá de lo que podemos ver a simple vista: “Si ves en la provincia que se oprime a los pobres y se pervierte el derecho y la justicia, no te maravilles: porque sobre uno alto vigila otro más alto, y uno más alto está sobre ambos” (Eclesiastés 5: 8, NVR 95). f. Ahora, no entiendan mal, hay gobernantes honestos que desean hacer bien. Pero, siguen siendo seres humanos con limitaciones. Es imposible, para cualquier ser humano, encontrar la panacea que cambie el curso de este mundo. Entonces, ¿quién está por encima de todos? Es Aquel de quien Apocalipsis 19: 16 (ver también 17: 14) dice que en su manto y sobre el muslo lleva escrito este nombre: “Rey de reyes y Señor de señores”. g. ¡Sí! Viene vencedor. Los hombres prometen y no cumplen. Jesucristo viene para vencer. Para recrear este mundo de acuerdo a su propósito original. Viene para dar una solución definitiva a los problemas de este mundo, y a tus propios problemas también. h. ¿Cómo no estar felices? ¿Cómo no agradecer? 3. El único que hace grandes maravillas (Salmo 136: 4) a. Un Dios así no tiene límite. Lo que ha hecho, lo que hace y lo que hará en favor de sus criaturas es indescriptible. Creó un mundo perfecto, lo llenó de cosas buenas. Piensa por ejemplo en los árboles, las flores, los animales, el aire, el cielo, el agua, la familia, los padres, los hijos, el cónyuge, la vida misma. Un Dios que sustenta, que salva. Todo eso y mucho más, son maravillas de Dios; milagros que disfrutamos cada instante. b. Escucha a Eliú (Job 37) cuando expresó: “Al llegar a este punto, me palpita el corazón como si fuera a salírseme del pecho. ¡Escucha, escucha el estruendo de su voz, el ruido estrepitoso que sale de su boca! Lanza sus rayos bajo el cielo entero; su resplandor, hasta los confines de la tierra. Sigue luego el rugido majestuoso de su voz; ¡resuena su voz, y no retiene sus rayos! Dios hace tronar su voz y se producen maravillas: ¡Dios hace grandes co-

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

15


Continuación Sermón - Diciembre 6, 2009 "Somos un pueblo con un Dios incomparable" sas que rebasan nuestra comprensión! A la nieve le ordena: “¡Cae sobre la tierra!”, y a la lluvia: “¡Muestra tu poder!” Hace que todo el mundo se encierre, para que todos reconozcan sus obras. Los animales buscan abrigo y se quedan en sus cuevas. De las cámaras del sur viene la tempestad; de los vientos del norte, el frío. Por el aliento de Dios se forma el hielo y se congelan las masas de agua. Con agua de lluvia carga las nubes, y lanza sus relámpagos desde ellas; y éstas van de un lado a otro, por toda la faz de la tierra, dispuestas a cumplir sus mandatos. Por su bondad, hace que vengan las nubes, ya sea para castigar o para bendecir. Espera un poco, Job, y escucha; ponte a pensar en las maravillas de Dios. ¿Sabes cómo controla Dios las nubes, y cómo hace que su relámpago deslumbre? ¿Sabes cómo las nubes, maravillas del conocimiento perfecto, se mantienen suspendidas? Tú, que te sofocas de calor entre tus ropas cuando la tierra dormita bajo el viento del sur, ¿puedes ayudarle a extender los cielos, sólidos como espejo de bronce bruñido? Haznos saber qué debemos responderle, pues debido a nuestra ignorancia no tenemos argumentos. ¿Le haré saber que estoy pidiendo la palabra? ¿Quién se atreve a hablar y ser destruido? No hay quien pueda mirar al sol brillante después de que el viento ha despejado los cielos. Un dorado resplandor viene del norte; viene Dios, envuelto en terrible majestad! El Todopoderoso no está a nuestro alcance; excelso es su poder. Grandes son su justicia y rectitud; ¡a nadie oprime! Él no toma en cuenta a los que se creen sabios; por eso le temen los mortales”. c. Con esta descripción, ¿acaso no palpita tu corazón también? Albert Einstein dijo: “Hay solo dos maneras de vivir tu vida. Una es como si nada fuera un milagro. La otra es como si todo lo fuera”. Yo elijo pensar en que todo, todo lo bueno, todo lo que nos rodea, son milagros de un Dios de maravillas. Sin duda, Santiago lo creía así también: “Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza ni sombra de variación” (Santiago 1: 17).

Conclusión: ¿Cómo no agradecer en esta ocasión si tenemos un Dios así? Un Dios que se involucra, que se interesa, que se compadece. ¿Cómo no agradecer si le servimos a quién tiene toda la capacidad para gobernar? Al Único que tiene una solución real para nuestras preocupaciones. ¿Cómo no agradecer a quien hace tal despliegue de maravillas obrando en bendición de nuestra vida?

16

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 6, 2009 "Somos un pueblo con un Dios incomparable" Es para alabar y agradecer más que 26 veces. ¡Bendito sea Dios! ¿No quisieras ponerte en pie y expresar de esta manera tu gratitud a Dios? Vive de tal manera que todo el mundo sepa que sirves a un Dios superior en todo sentido. Y así, quienes nos rodeen sabrán que “somos un pueblo con un Dios incomparable”, y que además: ¡Somos un pueblo bendecido, somos un pueblo agradecido!

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

17


Diciembre 7, 2009

“Somos un pueblo con un Dios generoso” Cita bíblica: Salmos 19: 1-6 Himno # 303 Canto tema

Introducción:

Miren

cuán bueno y cuán delicioso es que habitemos los hermanos juntos en armonía! Qué alegría estar juntos nuevamente. Sin duda, estamos felices porque Dios ha sido bueno con nosotros. ¿Quisieran repetir el ejercicio que hemos venido realizando?

¡

Leamos nuevamente, de manera antifonal. Recuerden, yo daré lectura a la primera parte, ustedes a la segunda: “Porque su amor es para siempre”. Qué bien se siente alabar a Dios y recordar cuán bueno ha sido con nosotros. Leer el Salmo 136 de manera antifonal. ¿Les gustan los regalos? A mí también. ¿Cuál es el mejor regalo que han recibido? (Escuchar respuestas). ¿Cuál consideran ustedes que sería un buen regalo? ¿Un auto? ¿Una casa? ¿Dinero? 1. ¿Qué es un regalo? a. Hay varias palabras para referirnos a un regalo, tales como: don, dádiva, obsequio, presente. Podemos decir que es algo inmerecido y generalmente inesperado. Se recibe como una muestra de agradecimiento, afecto o de amor; quien lo da de esa manera, lo hace sin esperar nada a cambio. b. Es cierto, hay quienes dan por motivos equivocados: por compromiso, por conveniencia, por costumbre, para apaciguar a alguien, etc. La Biblia dice: “Todos son amigos de quienes reparten regalos” (Proverbios 19: 6). Es una tristeza que esto ocurra. Sin embargo, sucede con mayor frecuencia de lo que pensamos.

18

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 7, 2009 "Somos un pueblo con un Dios generoso" c. Este mes de diciembre, muchísimas personas están preocupadas por hacer regalos; y por supuesto, pensando en los regalos que recibirán. Cuando no se reciben regalos, o estos no cubren sus expectativas, se sienten chasqueados. d. Aunque en la Biblia se usa la palabra regalo, con mayor frecuencia encontramos la palabra “don”. Esta palabra tiene una elevada connotación espiritual, y representa una evidente manifestación del amor que el ser humano recibe de forma inmerecida de parte de Dios. 2. Un Dios generoso (Salmo 136: 5-9) a. Dios ejemplifica el verdadero espíritu de la generosidad. De dar, sin esperar recibir. Dar a quien no ha hecho nada para merecerlo. Pensemos en algunos hechos relacionados con los regalos que Dios nos ha dado: I. Muchos ya estaban antes de que tú y yo naciéramos. II. Los cielos, la tierra, el agua, el sol, la luna, las estrellas, los árboles, las flores, los animales y tantas cosas más. III. Piensa en unos padres que esperan el nacimiento de su bebé. IV. Todo lo que involucra preparar lo necesario para que esa criaturita esté bien atendida. V. Comprar la cuna, la ropita, arreglar la habitación y todas esas cosas. VI. ¿Qué ha hecho ese niño para merecer lo que va a recibir? VII. ¡Nada! ¡No se lo merece! Pero se le ama aun sin conocerlo, y por eso se hace todo lo posible para que al nacer sea feliz. VIII. David cantó extasiado ante lo que contempló: “Cuando contemplo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que allí fijaste, me pregunto: ¿Qué es el hombre, para que en él pienses? ¿Qué es el ser humano, para que lo tomes en cuenta?” (Salmos 8: 3-4). IX. ¿Qué hicimos tú y yo para merecer lo que Dios preparó para nosotros? ¡Nada! ¡No lo merecemos! b. Su valor es incalculable I. ¿Cuál es el precio del cielo? ¿El de la tierra? ¿Qué del sol, la luna y las estrellas? II. Por la casa que habitas, pagaste un precio o lo estás pagando. La compañía de luz fija regularmente un precio por el suministro eléctrico. III. ¿Puedes poner un precio a los cuidados recibidos por tus padres? IV. Tampoco es posible fijar un precio a las atenciones recibidas por el cielo. c. Son concedidos permanentemente. I. ¿Alguna vez te has levantado pensando en que el sol no saldrá? ¡No! Cada día el sol está allí, aun en los días nublados, allí está.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

19


Continuación Sermón - Diciembre 7, 2009 "Somos un pueblo con un Dios generoso" II. ¿Te imaginas un mundo sin estrellas?, ¿sin agua, sin árboles, sin flores? ¿Sin oxígeno? ¡No! III. A pesar de la ambición desmedida y la tendencia autodestructiva del ser humano, allí están, todavía disfrutamos de esos regalos. 3. ¿Cómo pagarle al Señor? (Salmos 116: 12) a. ¿Puede un hijo pagar por lo que sus padres han hecho por él? I. ¿Cuánto por el almacenamiento de nueve meses en el vientre? II. ¿Cuánto por los desvelos y malpasadas? III. ¿Cuánto por el hospedaje, alimentación, vestido, etc.? IV. Sencillamente no es posible. V. Lo único que un hijo puede hacer es corresponder con amor, al amor de sus padres. VI. Tal vez por eso el 10 de mayo es tan popular. Por lo menos ese día se tiene el deseo de celebrar a quien ha hecho tanto por nosotros. VII. ¿Cuántas veces hemos oído: Así debería ser todos los días? b. ¿Puedes tú, puedo yo, pagar algo a Dios? I. ¿Cuánto por la energía solar que da calor a tu vida? II. ¿Cuánto por la brisa que refresca tu ser? III. ¿Cuánto por el oxígeno que te permite vivir? IV. ¿Cuánto por la vida misma? V. ¿Cómo pagar por el sacrificio de Cristo? VI. ¿Y por la promesa de la vida eterna? VII. ¡Imposible! VIII. Lo único que tú y yo podemos hacer, es corresponder a ese amor.

Conclusión:

Da Gracias Da gracias, por la vida misma Aunque la tuya no sea la más perfecta, Dios te la dio y el tenerla es ya un milagro Aprende a valorarla para hacerla llevadera. No hagas de ella algo vano y vacío. Da gracias por el aire que respiras Es tan natural y vital y ni cuenta te das de que sin él con seguridad no vivirías.

20

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 7, 2009 "Somos un pueblo con un Dios generoso"

Por cada respiro que des recuerda y ten presente Que Dios lo creó pensando en ti. Da gracias por la luz del sol Es la que te permite que veamos el día en esplendor. La que da vida a la hermosura de la creación Y da calor a los seres vivos de la tierra. Da gracias por la noche, Dios la hizo para darnos descanso. Para que la tierra repose del afán del día, Y es cuando realmente puedes relajarte y meditar. Para poder reponer fuerzas para seguir adelante. Da gracias por el agua que cae del cielo, Dios la envía para hacer de nuestro suelo uno fértil y productivo. –Samuel F. Pugh Te exhorto a corresponder a ese amor inconmensurable de Dios. Cuando manifiestes tu gratitud, no lo hagas con mezquindad. No dudes en manifestar tu gratitud a quien tan generosamente imparte bendiciones en tu vida. Vive con una actitud de aprecio por lo que inmerecidamente has recibido. Vive con alegría pues “somos un pueblo bendecido, somos un pueblo agradecido”.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

21


Diciembre 8, 2009

“Somos un pueblo con un Dios que nos hace libres” Cita bíblica: Salmos 136: 10-12; 24 Himno # 156 Canto tema

Introducción:

Espero

que difruten de esta semana especial. Sin duda, la inquietud que genera esta época del año ha sido percibida por cada uno de ustedes. Los niños y jóvenes sueñan con el fin de clases e inicio de las vacaciones; los mayores hacen planes para navidad y año nuevo. Mientras todo eso ocurre, ustedes y yo nos damos cita para manifestar a Dios nuestra gratitud, por todas las bendiciones que nos ha concedido durante el año que termina. Leamos una vez más el Salmo 136, como lo hemos hecho las noches anteriores. Yo leo la primera parte y ustedes la segunda, así como la hemos unificado: “Porque su amor es para siempre”. (Leer el Salmo) Al destacar en esta semana lo bendecidos que somos como pueblo, no podemos olvidar que somos un pueblo libre. La libertad es de suma importancia en la experiencia de todo ser humano. El coartar la libertad, es causa de un sufrimiento indescriptible. Muchos han dado su vida para recuperar la libertad perdida, tanto de un individuo como de naciones enteras. Para muchos, libertad ha significado sangre, sudor y lágrimas. Podemos agradecer porque vivimos en un país libre; podemos expresarnos, podemos decidir en dónde vivir, podemos caminar con libertad, podemos adorar con total libertad entre otras muchas libertades. ¡Gracias sean dadas a Dios por eso! Además de esa libertad, que como ciudadanos de este país gozamos, hay otras que el cielo nos concede, y por lo cual debemos estar agradecidos.

22

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 8, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos hace libres" 1. Libres de peligros (Salmo 34: 7) a) Vivimos en un mundo en el que la inseguridad impera. I. Sabemos que salimos de casa, pero no sabemos si regresaremos. II. Si utiliza un taxi, usted se cuida del taxista y el taxista se cuida de usted. III. Hay quienes no pueden ir al banco, sin experimentar cierto temor. b) Vivimos en un mundo en donde la violencia es parte de nuestra vida. I. La violencia no está lejos de nosotros, aun en nuestras propias comunidades, los ajustes de cuentas son el pan de cada día. II. Inocentes que mueren en un fuego cruzado o siendo confundidos con otro individuo. c) ¿En medio de cuántos peligros hemos estado en donde hemos visto la mano de Dios? (Dé oportunidad si alguno quiere contar un testimonio o cuente una experiencia personal). I. Recuerdo una ocasión en que salimos a acampar con el club de conquistadores. Pasamos tres días extraordinarios acampando en un lugar del estado de Morelos. Cuando regresábamos a casa, nos detuvimos a solicitar agua en un hogar; una dama nos atendió amablemente, preguntándonos quiénes éramos y qué hacíamos. Después de una breve explicación de qué hacíamos y de dónde veníamos, esta mujer nos miró con asombro y dijo: ¡Qué suerte tienen! Porque es una zona donde llegan muchos maleantes a drogarse y realizar todo tipo de maldades. II. ¿Suerte? Por supuesto que no. Sin duda fue la mano del Señor que cuidó de nosotros. d) ¿Qué acerca de ti? ¿Qué acerca de mí? I. No tengo duda de que Dios ha estado a nuestro lado. II. Es posible que alguno haya sido alcanzado por unos de estos peligros, pero aquí estamos, agradecidos con Dios. III. Para el Señor, tú y yo somos como la niña de sus ojos (Zacarías 2: 8). 2. Libres de pecado (Romanos 6: 22) a) Todos somos pecadores. I. “No hay justo ni aun uno” (Romanos 3: 10). II. “La paga del pecado es muerte” (Romanos 6: 23). b) Así como Dios liberó a su pueblo de la esclavitud, del dominio de los egipcios, con un maravilloso despliegue de poder. c) Dios está listo hoy para liberarnos de la esclavitud del pecado, bajo el dominio de Satanás. I. “Jesús vino a romper las cadenas de la esclavitud del pecado en el

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

23


Continuación Sermón - Diciembre 8, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos hace libres" alma; porque el pecado sólo puede triunfar cuando se extingue la libertad del alma” (Cada Día con Dios, 25 de abril). d) “Al libertar nuestras almas de la esclavitud del pecado, Dios ha obrado para nosotros una liberación todavía mayor que la de los hebreos ante el mar Rojo. Como la hueste hebrea, nosotros debemos alabar al Señor con nuestro corazón, nuestra alma, y nuestra voz por ‘sus maravillas para con los hijos de los hombres’ (Salmos 107: 8). Los que meditan en las grandes misericordias de Dios, y no olvidan sus dones menores, se llenan de felicidad y cantan en sus corazones al Señor. Las bendiciones diarias que recibimos de la mano de Dios, y sobre todo, la muerte de Jesús para poner la felicidad y el cielo a nuestro alcance, debieran ser objeto de constante gratitud” (Patriarcas y profetas, p. 294-295). e) En Camerún, el 8 de septiembre, se celebra el Día de Evamalunga. Es un día especial, un día de acción de gracias celebrado por los cristianos. Evamalunga significa: “La liberación del pecado”. En este día los cristianos expresan su gratitud por la llegada de los primeros misioneros que difundieron el evangelio cristiano. La gente se viste con sus ropas más elegantes y va a las iglesias locales, decoradas con flores y hojas para la ocasión. Los coros entonan canciones de agradecimiento y tras la ceremonia, continúan hasta la noche, la fiesta y la música. f ) El próximo sábado, nosotros también estaremos celebrando. ¡Hemos sido liberados del pecado por gracia de Dios! Será un día para gozarnos. Hagan planes para estar aquí y alabar al Señor. 3. Libres de las ataduras del pecado a) Dios nos libera del pecado mediante su perdón: “Dichoso aquel a quien Dios perdona sus maldades, y cubre sus pecados. Dichoso el hombre a quien el Señor no cuenta sus pecados contra él” (Romanos 4: 7, 8). b) Aun y cuando no nos libra de las consecuencias de nuestros errores, no hay duda, Dios transforma nuestra vida. I. El pecado es causa de: Inmoralidad sexual, impureza y libertinaje; idolatría y brujería. Odio, discordia, celos, arrebatos de ira, rivalidades, disensiones, sectarismos y envidia, borracheras, orgías, etc. (Gál. 5: 1921). Relaciones quebrantadas, baja autoestima, dolor, llanto, miseria, enfermedad, muerte. Esto por mencionar solo algunos de los incontables males. II. La libertad y el perdón que el Señor nos ofrece produce: Amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad, humildad y dominio propio. (Gál. 5: 22 y 23). Los matrimonios vuelven a comprometerse, la

24

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 8, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos hace libres" autoestima se eleva, el llanto se convierte en gozo; en la enfermedad hay esperanza y después de la muerte hay resurrección. c) ¿Recuerdas cómo era tu vida sin Cristo? ¿Y tu hogar? ¿Qué sería de ti y de mí si no lo hubiéramos conocido? d) Por eso el salmista exclama: “Una cosa sé: ¡Dios está de mi parte! Confío en Dios y alabo su palabra; confío en Dios y no siento miedo. ¿Qué puede hacerme un simple mortal? He hecho votos delante de ti, oh Dios, y te presentaré mis ofrendas de gratitud. Tú, oh Dios, me has librado de la muerte, para que siempre, en tu presencia, camine en la luz de la vida” (Salmos 56: 9-13; NVI).

Conclusión: El año pasado (2008), una de las noticias que causó mayor impacto, fue la de la liberación de la política colombiana Ingrid Betancourt. Estuvo privada de su libertad por más de 2300 días. Qué gozo experimentó esta mujer al ser liberada; qué gozo experimentaron sus hijos, su madre y todos aquellos que la aman. Cuando alguien que ha sido privado de su libertad, independientemente de la causa, y la recobra, la alegría es indescriptible. “Así como los hijos de Israel celebraban la liberación que Dios efectuó para sus padres, y la forma milagrosa en que los preservó durante su viaje de Egipto a la tierra prometida, así el pueblo de Dios debiera en la actualidad recordar con gratitud las diversas formas en que él los ha sacado del mundo, de las tinieblas del error, a la preciosa luz de la verdad [...]. Con gratitud, debiéramos considerar las sendas antiguas y refrigerar nuestra alma con el recuerdo de la bondad amante de nuestro generoso Benefactor” (Review and Herald, 17-11-1885). ¿Cómo no sentir gozo cuando hemos sido liberados por Cristo? ¿Cómo no estar agradecidos con Dios por los peligros de los que hemos sido librados? ¿Por los pecados que nos han sido perdonados? ¿Por darnos una nueva oportunidad de disfrutar de la vida? No hay duda, ¡somos un pueblo bendecido!, y por eso, ¡somos un pueblo agradecido!

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

25


Diciembre 9, 2009

“Somos un pueblo con un Dios que nos guia” Cita bíblica: Salmos 48:14 Himno # 423 Canto tema

Introducción:

Estoy

muy agradecido con Dios por la manera en que se ha manifestado en mi vida. Por el cuidado y las bendiciones que hoy me concedió. Agradezco por la oportunidad de estar juntos en esta hora. Agradezco por la libertad de adorar juntos sin restricciones. ¿Cuántos en esta ocasión tienen alguna razón para estar agradecidos con Dios? ¿Alguno de ustedes quisiera compartir alguna de esas razones con nosotros? (Dé oportunidad para que algunos se expresen). ¡Qué Dios tan maravilloso! Leamos el Salmo 136 como lo hemos estado haciendo en estas reuniones. (Leer) El escritor Francés Jean De La Bruyere dijo: “Sólo un exceso es recomendable en el mundo: El exceso de gratitud”. No dejemos de expresar nuestro aprecio, continuamente al Señor por su intervención en nuestra vida. Entre las muchas razones que tenemos para estar agradecidos, quisiera agregar esta noche, la guía (conducción) que nuestro buen Señor nos ofrece. 1. Nos ha guiado en el pasado (Salmos 136: 16) a) En los capítulos 3 y 4 del libro de Josué encontramos el relato del cruce del Jordán. I. En ese tiempo las aguas del rio se desbordaban, pues era tiempo de la cosecha. Las aguas estaban airadas y turbulentas. II. Humanamente era imposible cruzar ese rio, solo sería posible con la ayuda divina.

26

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 9, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos guía" III. ¡Y así sucedió! En cuanto los sacerdotes tocaron las aguas, estas dejaron de fluir. Todo el pueblo cruzó el rio por el cauce totalmente seco. ¡Qué grande es Dios! IV. A continuación levantaron piedras del rio y erigieron un altar. Así cuando sus hijos preguntaran, “¿Por qué están estas piedras aquí?”, podrían contarles la manera milagrosa en la que Dios los había guiado. b) ¿Cómo nos ha guiado Dios a ti y mí en cada momento de nuestra vida?, ¿Durante este año? I. ¿Caminaste con seguridad en la solución de un problema que humanamente, parecía imposible de resolver? II. ¿Transitaste con esperanza en medio del dolor causado por la muerte de un ser querido? III. En medio de la turbulencia de la crisis financiera, ¿Dios hizo provisión de lo necesario para ti y para tu familia? IV. ¿Dios te ayudó al pasar a través de un mar de escasez para completar tus estudios? V. ¿En un ambiente de inseguridad disfrutaste de la paz que solo el cielo puede dar? c) Entonces, ¿cómo no levantar un altar? I. Hazle saber a tus hijos cómo Dios te ha guiado. ¡Eso es gratitud! II. Hazle saber a tus familiares, amigos, compañeros de trabajo, vecinos, hermanos en la fe, cuán bueno ha sido Dios contigo. ¡Eso también es gratitud! III. Ahora no traeremos piedras, pero puedes traer tu casita, tu sobre, tu ofrenda o lo que hayas preparado, y dar testimonio de tu gratitud al Creador. IV. Pero sobre todo, trae al Señor un corazón agradecido, pues Él es la fuente de toda bendición. 2. Nos guía en el presente (Isaías 48: 17) a) Así como Dios nos ha guiado en el pasado, tiene el supremo interés de continuar haciéndolo en el presente. Pensemos en lo siguiente: “La vida es como un viaje. Hay tormentas y luz del sol, pero recordemos que nos estamos acercando al puerto deseado. Pronto estaremos más allá de las tormentas y tempestades. Nuestro deber actual es prestar atención a la voz que dice: ‘Aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón’ (Mateo 11: 29). Debemos aceptar diariamente esa invitación. El pasado está en el libro donde se anotan todas las cosas. No podemos borrar el registro, pero podemos aprender muchas cosas, si así lo queremos. El pa-

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

27


Continuación Sermón - Diciembre 9, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos guía" sado debiera enseñarnos sus lecciones. Al convertir al pasado en nuestro guía, también podemos hacerlo nuestro amigo. Al traer a la mente lo que en el pasado nos ha sido desagradable, que nos enseñe a no repetirlo. No se registre nada en el futuro que nos cause remordimiento después [...]. Cada día que vivimos estamos haciendo nuestra historia. Hoy es nuestro, ayer está más allá de nuestra posibilidad de enmendarlo o controlarlo. No apenemos, pues, hoy al Espíritu de Dios, pues mañana no podremos hacer volver este día; será ayer para nosotros” (A fin de conocerle, 24 de marzo). b) En medio de un mundo complejo, lleno de incertidumbre los hijos de Dios podemos avanzar con seguridad, pues Él nos guía. ¿Cómo lo hace? I. Con su Palabra; es nuestra guía segura y nuestra consejera. Así avanzamos con paso firme, pues somos guiados por principios eternos. “¡Gracias Señor por tu Palabra!”. II. Con su ley; que nos protege y que es la norma de conducta para vivir con felicidad y armonía. “¡Gracias Señor por tu ley!”. III. Con su Espíritu; nuestro consejero, quien nos guía a toda verdad. “¡Gracias Señor por tu Santo Espíritu!”. IV. Con el Espíritu de Profecía; una bendición que ensancha el panorama de la Escritura y nos ayuda a contemplar la verdad con mayor amplitud. “¡Gracias Señor por el Espíritu de Profecía!”. c) Al entender que Dios es nuestro guía hoy, recuerda la seguridad que se nos ofrece de que: I. “Si alguno tiene falta de sabiduría, puede solicitarla a Dios y le será concedida” (Santiago 1: 5). II. “No temas, porque yo estoy contigo” (Isaías 43: 5). d) ¡Bendito Dios!, por todo lo que ha dejado para que podamos transitar seguros, en medio de un mundo de maldad. 3. Nos guiará siempre (Salmos 48: 14) a) Si el panorama presente es complicado, ¿qué decir del futuro? b) Hay quienes piensan que los tiempos pasados fueron mejores, que el presente no es lo que quisieran y el futuro no les parece nada alentador. c) ¿Qué pasará mañana? ¿Y en un mes? ¿Qué del próximo año? d) En su último mensaje a la iglesia Ellen G. White expresó: “Al recapacitar en nuestra historia pasada, habiendo recorrido cada paso de su progreso hasta nuestra situación actual, puedo decir: ¡Alabemos a Dios! Mientras contemplo lo que el Señor ha hecho, me siento llena de asombro y confianza en Cristo como nuestro caudillo. No tenemos nada que temer en lo futuro,

28

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 9, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos guía" excepto que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido y sus enseñanzas en nuestra historia pasada” (Life Sketches, pág. 196). I. Notemos: Nada que temer, excepto que olvidemos la manera como nos ha conducido el Señor. e) Tú y yo podemos tener la seguridad, que si se lo permitimos, el Señor siempre estará allí para guiarnos con toda seguridad. I. No importa cuán negro sea el panorama. II. No importa cuán aguda sea la crisis que se aproxima. III. No importa cuán complicada sea la enfermedad. IV. La certeza que tenemos es: “No temas, que yo te he redimido; te he llamado por tu nombre; tú eres mío. Cuando cruces las aguas, yo estaré contigo; cuando cruces los ríos, no te cubrirán sus aguas; cuando camines por el fuego, no te quemarás ni te abrasaran las llamas” (Isaías 43: 1-2).

Conclusión: Los seres humanos tenemos la propensión a olvidar lo bueno y a recordar lo malo. En las noches de oración como ésta, cuando llega el momento de expresar motivos de gratitud y peticiones ¿qué es lo que predomina? Correcto, las peticiones. Escuché a una persona decir: “Tengo tres agradecimientos y muchas peticiones”. Tristemente así somos. Sin embargo, “es bueno recordar como Dios nos ha guiado en el pasado. Es bueno traer a la memoria sus providencias, porque algunas veces tendemos a quejarnos de los caminos por los cuales nos guía hoy. ¿No sería bueno pensar en las múltiples bendiciones que Dios ha derramado sobre nosotros, y la manera maravillosa en que ha guiado nuestra vida? Si así lo hiciéramos, sentiríamos más aprecio y más gratitud hacia Dios. Y la gratitud es parte vital de la religión” (CBA, I:821). Este es un buen momento para recordar el siguiente pensamiento de la madre Teresa de Calcuta:

“Cuando el cielo esté gris, acuérdate cuando lo viste profundamente azul. Cuando sientas frío, piensa en un sol radiante que ya te ha calentado. Cuando sufras una temporal derrota, acuérdate de tus triunfos y de tus logros.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

29


Continuación Sermón - Diciembre 9, 2009 "Somos un pueblo con un Dios que nos guía"

Cuando necesites amor, revive tus experiencias de afecto y ternura. Acuérdate de lo que has vivido y de lo que has dado con alegría. Recuerda los regalos que te han hecho, los abrazos y besos que te han dado, los paisajes que has disfrutado y las risas que de ti han brotado. Si esto has tenido, lo puedes volver a tener y lo que has logrado, lo puedes volver a ganar. Alégrate por lo bueno que tienes y por lo bueno de los demás, acéptalos tal cual son. Desecha los recuerdos tristes y dolorosos, y sobre todo no tengas ningún rencor, no te lastimes más. Piensa en lo bueno, en lo amable, en lo bello y en la verdad. Recorre tu vida, detente en donde haya bellos recuerdos y emociones sanas y vívelas otra vez. Visualiza aquel atardecer que te emocionó. Revive esa caricia espontánea que se te dio. Disfruta nuevamente de la paz que ya has conocido, piensa y vive bien. Allí en tu mente están guardadas todas las imágenes; ¡y sólo tú decides cuáles has de volver a mirar! No hay carga que se nos dé y no tengamos la capacidad de llevar. Busca siempre vivir el presente aprendiendo del pasado, no cargues con situaciones y problemas que ya han pasado. Piensa en esto: ¿Cuál era tu mayor problema hace 10 años? Probablemente ahora sea nada. Ahora, si dentro de 10 años tus problemas actuales no han de ser nada, ¿por qué vivir tristes por ellos?” Recordemos cómo Dios nos ha guiado en el pasado, cómo lo hace en el presente y tengan por cierto que lo hará en el futuro. Quiero invitarles para que en esta reunión de oración, únicamente agradezcamos a Dios. En esta ocasión dejemos las peticiones para presentarlas en casa o en algún otro momento. Recuerden que: “Somos un pueblo bendecido, somos un pueblo agradecido”. (Escuche los agradecimientos. Puede dar oportunidad para que cada uno ore de forma individual, anime a los asistentes a que en esta ocasión únicamente agradezcan a Dios, y termine con una oración audible). Nota para el predicador: Por ser miércoles, puede informarse del procedimiento que se seguirá el sábado para entregar la ofrenda de gratitud. Tenga sobres disponibles.

30

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Diciembre 10, 2009

“Somos un pueblo con un Dios que comparte” Cita bíblica: Salmos 2: 8 Himno # 500 Canto tema

Introducción:

El

apóstol Pablo dijo: “Sed agradecidos” (Col. 3:15), “y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él” (Col. 3:17). ¿Por qué se hace necesario que se nos recuerde este asunto de la gratitud? Tal vez porque Dios conoce la naturaleza humana; muchos somos ingratos. Dale Carnegie decía: “Esperar gratitud de la gente es desconocer la naturaleza humana”. Lamentable pensamiento. Que con nosotros no sea así. Repasemos el Salmo 136. Somos hijos de Dios, esto es verdaderamente emocionante. “Y si somos hijos, somos herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo” (Rom. 8:17). Por amor, el Padre comparte sus bienes con nosotros. ¿En qué consiste esa herencia y porqué agradecer? 1. La Familia (Proverbios 19: 14; Salmos 127: 1) a) No hay duda, la familia es uno de los grandes inventos de Dios. Todos formamos parte de una. b) Es cierto, no siempre se ajusta al ideal divino. Sin embargo, esos destellos de amor que experimentamos al formar parte de una, son sumamente valiosos. c) ¿Cuándo fue la última vez que expresaste a Dios tu alegría por el compañero o compañera de tu vida? I. Probablemente no es un ser humano perfecto. II. Tiene defectos, pero seguramente también virtudes. III. Al igual que tú, decidió compartir su vida con alguien que también

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

31


Continuación Sermón - Diciembre 10, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que comparte” tiene defectos y virtudes. IV. Cuando muchos hogares se desintegran, el tuyo permanece, es un gran motivo para alabar al Señor. V. Piensa en el cariño que recibes y las atenciones de que eres objeto por esa persona. d) ¿Cuándo fue la última vez que agradeciste a Dios por tus hijos? I. Seguramente muchas veces te hacen perder la paciencia. II. Es probable que tu idea de lo que deben de ser, no se ajuste a la realidad. III. Pero es imposible ignorar que son una bendición de Dios. IV. Las travesuras, las risas, los besos, las caricias que recibes de esas criaturas. V. Las pequeñas y las grandes alegrías. e) Y qué decir de la bendición de los padres, los abuelos y todos aquellos que forman parte de la familia extendida. f ) “Expresad vuestra gratitud por las bendiciones de que gozáis: demostrad el aprecio que os merecen las atenciones de que sois objeto” (Ministerio de curación, p. 200). g) No hay duda, la familia, es una de las maravillosas herencias que el cielo nos ha concedido. 2. La salvación (Hebreos 1: 14) a) Indudablemente, saber lo que implica la salvación nos alienta a seguir luchando. b) Para que tú y yo podamos disfrutarla, Dios entregó a su Hijo. c) Esta vida representa angustia, dolor, muerte, pobreza, maltrato, injusticia e incontables males. d) Si el enemigo de Dios pudiera, ya hubiera acabado con este mundo. e) La salvación es paz, alegría, inmortalidad, abundancia, justicia e indescriptibles bendiciones. f ) No hemos sido destruidos por la misericordia de Dios. Por la protección del cielo, que por medio de los ángeles, nos libra de esos males temporales. g) ¿Cuándo fue la última vez que alabaste a Dios por la salvación que te ofrece? “Por dejar de expresar nuestra gratitud estamos deshonrando a nuestro Hacedor. No relatamos las misericordias de Dios con la frecuencia debida [. . .]. Sus ángeles, miles y miles y diez mil veces diez mil, son enviados para ministrar a los que serán herederos de salvación. Ellos nos guardan contra males temporales y detienen los poderes de las tinieblas, sin lo cual seríamos destruidos. ¿Por qué no estimaremos la vigilancia de Dios? Si Satanás pudiera realizar sus planes, se vería destrucción por todas partes. ¿Por qué no nos acordamos que somos misericordiosamente escudados del peligro?

32

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 10, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que comparte” ¿No tenemos razón para estar agradecidos a cada instante, agradecidos aun cuando hay dificultades aparentes en nuestro sendero? ¿No podemos confiar en nuestro Padre celestial?” (Manuscrito 152, 1898). h) ¿Cómo te sientes de ser heredero de tan estupendo regalo? 3. El reino (Santiago 2: 5) a) Junto con la salvación Dios nos ha hecho herederos del reino de los cielos. b) Con la entrada del pecado, las relaciones fueron quebrantadas. I. El hombre: • Se distanció de Dios. • Se distanció de sus semejantes. • Se distanció de la creación. II. En donde: • Reinaba la armonía; actualmente, impera la enemistad. • Había un diálogo constante; hoy en día, es complicado comunicarse. • Se gozaba de unidad; en nuestros días, hay separación. • Todo era perfecto; hoy, todo es imperfecto. c) Al heredar el reino. I. El hombre: • Verá a Dios cara a cara. • No habrá quién haga daño, ni quién tenga temor de su hermano. • El lobo y el cordero pacerán juntos. II. Entonces el plan original de Dios se realizará y disfrutaremos de: • Armonía. • Diálogo y convivencia abierta. • Total unidad. • Absoluta perfección d) Al aceptar a Cristo, comenzamos a experimentar las realidades celestiales. e) El título de propiedad es nuestro. Y quien se mantenga fiel al Todopoderoso entrará en posesión del reino prometido. “Dando gracias con alegría al Padre. Él los ha facultado para participar de la herencia de los santos en el reino de la luz. Él nos libró del dominio de la oscuridad y nos trasladó al reino de su amado Hijo, en quien tenemos redención, el perdón de pecados” (Colosenses 1: 12-14).

Conclusión: ¡Qué espléndido es nuestro Dios! Aun y cuando no merecemos nada, Él

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

33


Continuación Sermón - Diciembre 10, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que comparte” nos hace herederos de realidades y promesas estupendas. Como sucedió con el hijo pródigo, una vez que hubo derrochado todo, el padre lo recibió con los brazos abiertos, y compartió con él todo lo que tenía. “Si nuestros sentidos no han sido embotados por el pecado y por la contemplación del cuadro oscuro que Satanás nos presenta constantemente, un raudal de gratitud, ferviente y continuo, emanará de nuestro corazón hacia Aquel que diariamente nos colma con beneficios de que somos completamente indignos” (Review and Herald, 7-1-1890). “¡Gracias Señor por la familia! ¡Gracias por la salvación! ¡Gracias por la promesa del reino de los cielos! ¡Gracias Señor por toda bendición!” Sí, somos un pueblo bendecido, somos un pueblo agradecido.

34

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Diciembre 11, 2009

“Somos un pueblo con un Dios que provee” Cita bíblica: Salmos 71: 6 Himno # 62 Canto tema

Introducción:

Ciertamente

no hay tinta, ni papel, ni palabras que sean suficientes para expresar el amor de Dios por cada uno de nosotros. David sabía de lo que hablaba cuando declaró: “Conocimiento tan maravilloso rebasa mi comprensión; tan sublime es que no puedo entenderlo” (Salmos 139: 6). Me atrevo a decir que compartimos ese pensamiento y por eso estamos aquí para agradecer a Dios. Repasemos el Salmo 136. (Leer Salmo)

Y justamente estamos aquí por el amor de Dios, que nunca nos ha olvidado, y siempre se ha ocupado de cubrir nuestras necesidades. 1. Dios no olvida (Isaías 49: 15) a) La población mundial es de alrededor de 6,700 millones de personas. Resulta difícil imaginar tal cantidad de gente. b) Solo en México se calculaba que para diciembre de 2009, seríamos aproximadamente 107.6 millones de habitantes en todo el país. Aún me resulta difícil creerlo, pero esa es la realidad. c) Y en medio de esa realidad, podemos tener la confianza de que somos importantes para Dios. I. Sabe dónde vivimos. II. Conoce nuestras angustias y alegrías. III. Conoce tus pruebas y dificultades.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

35


Continuación Sermón - Diciembre 11, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que provee” IV. Incluso nuestros pensamientos. d) “En el libro de la providencia divina, el volumen de la vida, se nos da a cada uno una página. Esa página contiene todo detalle de nuestra historia. Aun los cabellos de nuestra cabeza están contados. Dios no se olvida jamás de sus hijos” (Dios nos cuida, 19 de febrero). e) El Señor conoce a cada oveja por su nombre y cuida de ella como si fuera la única. f ) Un himno cristiano lo expresa hermosamente: “Oh fiel promesa, tú jamás me olvidas. ¿Qué pondrá en mi alma sombras o pesar? Aunque esclavice negra noche en valle, más allá vislumbro bello alborear. ¡No me olvidaré de ti, no, nunca! Ve mis alas amparar, ve mis brazos custodiar; ¡no me olvidaré de ti, no nunca! ¡Tu nombre en mis palmas Esculpido está!”. 2. Dios provee (Filipenses 4: 19) a) Ahora, piensa en lo que significa administrar una urbe como la ciudad de México, con más de 8.7 millones de habitantes. I. Que todos tengan agua, luz, alojamiento, alimentos y todos los servicios básicos. II. Educación, salud, mercados, transporte público, etc. III. No es una tarea fácil, por eso la Palabra del Señor nos anima a orar por nuestros gobernantes. b) Entonces, ¿imagina la tarea divina de administrar el mundo? I. Proporcionar la luz solar, el aire que respiramos, los manantiales de agua. II. Alimentar a todo ser viviente: hombres, animales, aves, peces, etc. III. Satisfacer cada necesidad física, social, emocional, económica, espiritual, etc. IV. Una tarea humanamente imposible. c) Nehemías se maravillaba al recordar el peregrinaje del pueblo de Dios: “Cuarenta años los sustentaste en el desierto. ¡Nada les faltó! No se desgastaron sus vestidos ni se les hincharon los pies […]. Multiplicaste sus hijos […]. Sus hijos entraron en la tierra y tomaron posesión de ella […]. Comieron y se hartaron y engordaron; ¡disfrutaron de tu gran bondad!” (Nehemías 9: 21-25). 3. Sed agradecidos (Salmos 107: 8,9) a) Cuando el rey David huía de su hijo Absalón, rodeado de peligros e incertidumbre, hizo una extraordinaria declaración de fe: “Yo me acosté y dormí, y desperté, porque Jehová me sustentaba” (Salmos 3: 5).

36

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 11, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que provee” b) Es posible que hayas pasado por momentos difíciles, pero Dios nunca te ha abandonado. I. He asistido a muchos funerales. Las personas mueren por causa de la edad, de una enfermedad, de un accidente entre otras causas. II. Sin embargo, nunca he asistido a uno en donde digan que la persona murió por causa del hambre. III. Probablemente ya no tenías para el alimento, pero hubo alimento en tu mesa. IV. No tenías para el medicamento, y a pesar de eso lo conseguiste. V. No sabías cómo pagar la renta, pero la pagaste. VI. No te alcanzaba para la colegiatura, pero tu hijo concluyó sus estudios. VII. “Los leoncillos se debilitan y tienen hambre, pero a los que buscan al Señor nada les falta” (Salmos 34: 10). c) Medita en este pensamiento de un autor desconocido:

Gracias Dios por lo que tengo Aunque me tapo los oídos con la almohada y grito de rabia cuando suena el despertador... gracias a Dios que puedo oír. Hay muchos que son sordos. Aunque cierro los ojos cuando, al despertar, el sol se mete en mi habitación... gracias a Dios que puedo ver. Hay muchos ciegos. Aunque me pesa levantarme y salir de la cama... gracias a Dios que tengo fuerzas para hacerlo. Hay muchos postrados que no pueden. Aunque me enojo cuando no encuentro mis cosas en su lugar porque los niños hicieron un desorden... gracias a Dios que tengo familia. Hay muchos solitarios. Aunque la comida no estuvo buena y el desayuno fue peor... gracias a Dios que tengo alimentos. Hay muchos con hambre. Aunque mi trabajo en ocasiones sea monótono y rutinario... gracias a Dios que tengo ocupación. Hay muchos desempleados. Aunque no estoy conforme con la vida, peleo conmigo mismo y tengo muchos motivos para quejarme... gracias a Dios por la vida. Aunque el dinero no me alcance para zapatos nuevos... gracias Padre celestial, pues tengo pies... hay quienes no tienen. Cuando veo mis manos maltratadas, por el trabajo, y mi bajo salario... gracias Señor, pues tengo manos... algunos no tienen manos. Cuando me quejo del pago de servicios... y veo que no me alcanza...

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

37


Continuación Sermón - Diciembre 11, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que provee”

gracias Padre de los Cielos.... hay muchos hermanos que carecen de todo... Gracias Padre celestial por el aire que respiro... porque sigo respirando... muchos han dejado de hacerlo hoy. Son tantas las cosas que tengo que agradecerte... por cada día que me permites despertar a la vida. Gracias Dios mío. ¡Sí!, sé agradecido por todo lo que Dios ha provisto para tu bendición. Una familia, amigos, vecinos, hermanos en la fe… sol, aire, agua…recursos, alimento, vestido… trabajo, recreación, reposo… protección, salud, fortaleza en la enfermedad… un hogar, una iglesia, una promesa…

Conclusión: Piensa en todo lo que Dios ha hecho por ti este año que casi termina. Haz un recuento reflexivo de tus bendiciones. Recuerdo haber escuchado la historia de un creyente que estaba pasando por serias dificultades económicas. A tal grado que tenía varios días de no probar alimento. Aun así, su fe continuaba firme. Decidió doblar sus rodillas y decirle al Señor cuánta hambre tenía, rogándole le ayudara a calmarla. Mientras él oraba, un vecino incrédulo y burlón atinó a pasar por allí, y escuchó su plegaria. Decidió jugarle una broma. Se dirigió a una panadería, compró un poco de pan y lo arrojó por la ventana de la casa del creyente. Inmediatamente el hombre se alegró y agradeció a Dios por haber suplido su necesidad. Momentos después, su vecino incrédulo toco a la puerta. Le preguntó cómo estaba y el creyente le contó su historia de necesidad y de cómo Dios la había contestado. El vecino comenzó a burlarse y le dijo que el pan se lo había dado él y no su Dios, que él mismo había escuchado su oración y arrojado el pan por la ventana. El creyente contestó: “Bien, pues gracias sean dadas a Dios, que aunque tenga que usar al mismo diablo, atiende mi necesidad”. Causa risa escuchar esta historia, pero lo cierto es que: “En toda dificultad, tiene un camino preparado para traer alivio. Nuestro Padre celestial tiene, para proveernos de lo que necesitamos, mil maneras de las cuales no sabemos nada. Los que aceptan el principio de dar al servicio y la honra de Dios el lugar supremo, verán desvanecerse las perplejidades y percibirán una clara senda delante de sus pies” (El Deseado de todas las gentes, p. 298).

38

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 11, 2009 “Somos un pueblo con un Dios que provee” Cuando esperas lo suficiente, de maneras misteriosas y milagrosas, el Todopoderoso interviene. En el desierto no había bancos, supermercados, zapaterías o cualquier otro establecimiento que brindara servicios financieros o básicos. No había empresas que crearan fuentes de empleo. Eso sí, allí estaba presente un Dios fuerte, poderoso. Un Dios que nunca los olvidó, que proveyó alimento cada día durante 40 años, hizo brotar agua de la roca, les suministró calor en la noche y sombra en el día, que no permitió que su vestido o su calzado se desgastara, e innumerables milagros más. En un mundo en que las instituciones financieras están en crisis, la moneda se devalúa, en donde disfrutar de los servicios básicos tiene un costo elevado. En un ambiente que, en lugar de crear fuentes de empleo, cierra espacios. En este mundo en el que tú y yo vivimos; todo este año, Dios una vez más se ha hecho presente. Dios ha suplido nuestras necesidades, Él ha abierto puertas, cuando todas parecían estar cerradas. No tengo duda, “somos un pueblo bendecido” y por eso también “somos un pueblo agradecido”. Nota para el predicador: No olvide que mañana sábado se recibirá la ofrenda de gratitud. Anime a la congregación a traer su mejor ofrenda, y recuérdeles cuál será el procedimiento.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

39


Diciembre 12, 2009

“Somos un pueblo agradecido”

Cita bíblica: Salmos 100 Himno # 1 Canto tema

Introducción:

Después

de un año bendecido y de estas noches de adoración, creo que nuestro corazón estará cargado de gratitud. No puede ser de otra manera, al ver la forma en la que Dios se ha manifestado en nuestra experiencia. Leamos una vez más el Salmo 136, así como lo hemos hecho durante cada una de las reuniones de esta semana. Leeré la primera parte de cada versículo y ustedes repetirán: “Porque su amor es para siempre”. (Leer Salmo 136) Me alegra tanto que como Iglesia y como creyentes hayamos tomado este tiempo para agradecer a Dios. Al realizar este ejercicio de reconocimiento por las bendiciones que hemos recibido, quisiera que esta mañana tengamos una seria experiencia de oración y alabanza al Creador. En nuestro vecino país del norte, cada año se realiza una fiesta peculiar. Es conocida como el “Día de acción de gracias” (Thanksgiving day). Es único, pues no celebra una victoria, o algún personaje histórico en particular. Su propósito es agradecer a Dios. La celebración incluye pavo, manzanas, pan, elotes y otros elementos que hacen muy apetecible la celebración. Se dice que un elemento que también formaba parte de esta celebración, tenía que ver con la colocación de cinco granos de maíz al lado de cada plato. Estos granos eran un recordativo de esos momentos de escasez, en donde esos cinco granos era su ración diaria. Una época en la que tal vez la mitad de los peregrinos habían muerto, pero la primera cosecha fue abundante.

40

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" A cada uno de los cinco granos se le concedía un significado especial. Uno representaba la libertad. Otro la amistad entre indios y peregrinos, así como la ayuda que les brindaron. Un tercero, el coraje de los hombres y mujeres que no se dejaron vencer. El cuarto, la fe de los peregrinos que llegaron a fundar “el Reino de Cristo”. El quinto, el agradecimiento a Dios por todo lo recibido. Al recordar esta antigua tradición, y basados el mensaje bíblico, pensemos en cinco razones para agradecer a Dios en esta ocasión. 1. Gracias por darnos libertad (Salmos 144: 2) a) Los peregrinos habían realizado enormes sacrificios abandonando su patria, renunciando a todo lo que conocían, para disfrutar de libertad y de una vida mejor. b) En medio de las limitaciones, agradecieron a Dios por concederles esa dicha. c) En esta hora podemos estar contentos, ya que a pesar de los problemas que pudiera haber en nuestra nación, gozamos de libertad. I. Libertad para adorar. Hay lugares en donde la gente no puede hacerlo; sitios en donde los creyentes son perseguidos por su fe. Incluso llegará el momento en que tal vez nosotros mismos no dispongamos más de la posibilidad de hacerlo. Pero hoy, bendito sea el Señor que aquí estamos para adorar su nombre. II. Libertad para decidir. Si hay una libertad maravillosa que Dios nos ha concedido es la de tomar decisiones. Aun cuando Él sabe lo que es mejor para nosotros, no hace fuerza para que hagamos su voluntad, la única fuerza que utiliza es la del amor. III. Libertad de la condenación. Como pecadores que somos, estábamos condenados a la muerte. Pero, tan grande fue el amor de Dios, que dio a su Hijo, y todo el que en Él crea, no se pierda sino que disfrute vida eterna. IV. Libertad para acercarnos. El pecado produjo separación, pero Dios nos ha reconciliado con el Padre. No necesitamos más de intercesores, podemos acercarnos a Él con total libertad. (Heb. 4:16). V. Cantemos el himno 156. d) El sabernos libres, por la verdad expresada en Jesucristo y en su Palabra, nos permite ser cristianos felices. I. Una verdad que proporciona paz en medio de la angustia. II. Una verdad, que hace que un prisionero se sienta aún mejor que alguien que en apariencia está libre. Ellen G. White, refiriéndose al apóstol Pablo cuando era un prisionero, en medio de un naufragio escribió: “Se veía en él la misma esperanza y alegría cuando estaba

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

41


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" sobre la cubierta del barco, con la tempestad golpeando a su alrededor, y el barco rompiéndose en pedazos. Dio órdenes al comandante del barco y preservó las vidas de todos los que estaban a bordo. Aunque prisionero, fue en realidad el amo del barco, el hombre más libre y más feliz de a bordo…” (Conflicto y Valor, 12 de diciembre). 2. Gracias a Dios por nuestros semejantes a) Fuimos creados como seres dependientes (Eclesiastés 4: 9-12). I. Dependemos de nuestros padres para un buen desarrollo físico, mental, espiritual y social. II. Dependemos de nuestros semejantes para suplir ciertas necesidades. • De los maestros que nos dieron educación. • De los médicos que nos brindan atención. • De una enorme cantidad de prestadores de bienes y servicios. • Del cónyuge, de los amigos, de los vecinos y aun de desconocidos. III. Dependemos de Dios, sin quién, la vida sencillamente no es posible. b) Pero, ¿cuán a menudo expresamos nuestro aprecio por todos esos seres que mejoran y facilitan nuestro diario vivir? I. Seres que comparten su tiempo. II. Seres que comparten sus emociones. III. Seres que comparten sus recursos. IV. Seres que comparten todo lo que son y poseen. c) Ser agradecidos, es entender que no somos islas, que hay cosas que serían imposibles de realizar solos. Nos necesitamos unos a otros, esto puede significar apoyo, ánimo, comprensión, orientación, tiempo, etc. d) De tal manera que, no podemos transitar por esta vida sin manifestar nuestro reconocimiento, a todos aquellos que de alguna manera enriquecen nuestra vida. I. Toma un tiempo para agradecer a Dios por tu familia (padres, cónyuge, hijos, etc.). II. Agradece a Dios por tus amigos, hermanos en la fe, vecinos, compañeros, etc. e) Y recuerda, el sentimiento de gratitud no solo hay que manifestarlo, también debes demostrarlo. (Nota para el predicador: Al presentar esta parte puede animar a las familias a que se expresen su gratitud). 3. Gracias a Dios por quienes han sembrado la semilla de la verdad (Isaías 52: 7) a) Cuando uno ve la vida tan miserable de quienes no conocen el mensaje

42

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" de salvación, no puede uno menos que alegrarse por gozar tan maravilloso conocimiento. b) Nuestra vida es mejor gracias a la esperanza que ha llegado a nuestra vida. I. ¿Pero te has puesto a pensar en quienes han difundido tan buenas nuevas? II. ¿Los sacrificios que significó para ellos? Apóstoles, pioneros, misioneros, laicos, colportores, pastores. III. ¿La fidelidad de quienes han colocado los recursos a disposición de la Iglesia para que el evangelio sea predicado? IV. Personas reconocidas y personas de las que no sabemos nada que han entregado todo en la predicación del evangelio. c) ¿Qué sería de tu vida si nadie hubiese dedicado tiempo para que tú o tus antepasados recibieran tan excelso conocimiento? d) ¿Qué tal si inclinas tu rostro y elevas una plegaria al Padre eterno por todas esas personas que han contribuido a tu conocimiento del plan de salvación? (Nota para el predicador: Dar oportunidad para que cada quien eleve una breve oración de gratitud). 4. Gracias a Dios por la fe a) En nuestro mundo hoy reina: I. La desesperanza, al contemplar tanto dolor y tristeza. II. La angustia en virtud de que la situación política, económica y social pareciera que lejos de mejorar, cada día luce más complicada. III. La incertidumbre, no sabemos qué sucederá mañana, lo que avizoramos es un futuro sombrío y desalentador. b) Sin embargo, la realidad de los hijos de Dios es diferente. I. Ciertamente uno nota todas esas preocupaciones. II. Forman parte de las noticias y conversaciones de todos los días. III. Lo cierto es que el justo, el creyente en Dios “vive por fe” (Habacuc 2: 4). • Es por la fe sabemos que nuestro pecados han sido perdonados. • Es por la fe que sabemos que aunque no haya dinero, el Señor suplirá todas nuestras necesidades. • Es por fe que sabemos que no hay problema que sea tan grande, que Dios no pueda resolverlo • Es por la fe que sabemos que veremos a nuestros amados arrebatados por la muerte en la mañana de la resurrección. IV. Cuando Silas y Timoteo comunicaron al apóstol Pablo buenas noticias acerca de la fe de los Tesalonicenses envió una carta incluyendo el siguiente mensaje: “Siempre damos gracias a Dios por todos ustedes

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

43


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" cuando los mencionamos en nuestras oraciones. Los recordamos constantemente delante de nuestro Dios y Padre a causa de la obra realizada por su fe, el trabajo motivado por su amor, y la constancia sostenida por su esperanza en nuestro Señor Jesucristo” (2 Tesalonicenses 1: 2, 3). V. En medio de toda perplejidad, por la fe, vislumbramos un futuro glorioso. (Nota para el predicador: Si considera apropiado puede entonar en este momento el himno 289). 5. Gracias a Dios por todo a) El quinto grano, representaba la razón más importante para los peregrinos. La razón es que en el centro de todo está Dios. “Mis queridos hermanos, no se engañen. Toda buena dádiva y todo don perfecto descienden de lo alto, donde está el Padre que creó las lumbreras celestes, y que no cambia como los astros ni se mueve como las sombras” (Santiago 1: 16, 17). b) Dios es el Creador y Sustentador de la vida. I. Tristemente los seres humanos nos hemos olvidado de esto y hemos querido constituir otras cosas, como el centro del universo o de nuestra propia vida. Ejemplos: • El poder. Creemos que es lo máximo, que nos hará sentir bien, y hay quienes hacen de todo para obtenerlo. • Los bienes materiales. Pensamos que en ellos se encuentra la felicidad y la seguridad presente y futura. • Nuestra propia persona. Vivimos afanados por la autocomplacencia, aunque eso represente nuestra propia destrucción. II. No olvidemos hermanos “que en él vivimos, nos movemos y existimos” (Hechos 17: 28). • Gracias a Él, tú y yo estamos vivos. • Gracias a Él, tú y yo tenemos la energía para realizar nuestras actividades. • Gracias a Él, tú y yo podemos hacer planes. • Gracias a Él tenemos alimento y abrigo. • Gracias a Él nos espera una vida mejor.

Conclusión: Es así hermanos que como habrán notado, una semana, no es suficiente para expresar nuestra gratitud al Señor. Aun la eternidad no será suficiente: “Y a medida que los años de la eternidad transcurran, traerán consigo revelaciones más ricas y aún más gloriosas respecto de Dios y de Cristo. Así como el conoci-

44

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" miento es progresivo, así también el amor, la reverencia y la dicha irán en aumento. Cuanto más sepan los hombres acerca de Dios, tanto más admirarán su carácter. A medida que Jesús les descubra la riqueza de la redención y los hechos asombrosos del gran conflicto con Satanás, los corazones de los redimidos se estremecerán con gratitud siempre más ferviente, y con arrebatadora alegría tocarán sus arpas de oro; y miríadas de miríadas y millares de millares de voces se unirán para engrosar el potente coro de alabanza” (Conflicto de los siglos, p. 737, 738). Lo mejor que podemos hacer es vivir permanentemente en gratitud a Dios por sus abundantes bendiciones. Al concluir este año, por más difícil y tormentoso que haya sido, no hay duda que tenemos abundantes motivos para agradecer a Dios. El relato bíblico nos dice que Noé tuvo un año verdaderamente tormentoso, 150 días sobre el agua, y más de 150 esperando en el monte Ararat para poder salir del arca. ¿Puedes imaginar más de un año viviendo en un arca? En medio de un cataclismo que amenazaba destruir la frágil embarcación. Y cuando salen del arca, ¿qué es lo primero que hizo Noé? ¿Reclamarle a Dios por el aparente olvido? ¿Decirle cuán dura había sido la tempestad? ¿Mencionarle lo incomoda que fue su estancia en la primitiva embarcación? “Noé no se olvidó de Dios, que los había protegido tan bondadosamente; en seguida erigió en cambio un altar y tomó de todos los animales limpios y las aves limpias, y los ofreció en holocausto sobre él para manifestar así su fe en Cristo, el gran Sacrificio, y su gratitud a Dios por su maravillosa protección. La ofrenda de Noé ascendió a Dios como un dulce aroma. La aceptó y bendijo a Noé y a su familia. De esta manera se enseñó una lección a todos los seres que habrían de vivir sobre la tierra: cada vez que se manifiesta la misericordia y el amor de Dios hacia nosotros, lo primero que deberíamos hacer es agradecerle y rendirle culto con humildad” (Historia de la redención, p. 73). ¡Qué maravilla! ¿Y qué hay de ti y de mí? ¿Fue un año penoso y difícil? ¿Tal vez llegaste a temer por tu vida o la de los tuyos? ¿Sufriste dolor e incomodidad? Yo no sé cuán complicado fue tu año. Lo que sé, es que Dios ha sido bueno contigo y conmigo. Sé que tú y yo estamos aquí gracias a la bondad del Todopoderoso. Estamos aquí porque “somos un pueblo bendecido” y por lo tanto, “somos un pueblo agradecido”.

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

45


Continuación Sermón - Diciembre 12, 2009 "Somos un pueblo agradecido" Vengamos al altar en esta hora y así como Noé, expresemos nuestra gratitud a Dios por medio de la ofrenda que hemos preparado. Es una ofrenda que simboliza nuestro reconocimiento al Señor, por cada una de las bendiciones que ha enviado a nuestra vida. Por supuesto, Él merece mucho más que un peso o dos por cada día del año, pero asegurémonos que lo que entregamos, constituye lo mejor de nuestra parte y que incluye nuestro corazón, nuestro ser entero. Esta ofrenda al mismo tiempo representa, nuestra fe en un Dios que actuará en la vida de sus hijos, y suplirá cada una de sus necesidades. Mientras cada familia pasa de manera ordenada al altar, entonemos nuestro canto tema. Nota para el predicador: Sea el primero en depositar su ofrenda. Dé instrucciones para que se realice de forma ordenada. Una vez que todos hayan depositado su ofrenda, que las personas encargadas de la tesorería realicen un conteo rápido. Entone nuevamente el canto tema o algún otro de gratitud mientras efectúan este trabajo. Presente el informe de la ofrenda recibida esa mañana y haga una oración de gratitud. Anime a quienes no tuvieron la oportunidad de presentar su ofrenda para que lo hagan en los próximos sábado -19 y 26, o el jueves 31 en el culto de acción de gracias.

46

Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009


Semana de Gratitud - Diciembre 5-12, 2009

47


Producción: Unión Mexicana Central Autor: Ptr. Jorge Alberto García Corrección: Ptr. Jorge Alberto García L.C.C. Merab Tello Ptr. Héctor Armenta Diagramación y Diseño: L.C.V. Jorge Díaz Ortiz Ilustración en portada (Jesús y señorita): Jo Cord División Sudamericana Impreso en México por: Impresiones Alfa y Omega J.A. Guillermo Illingworth R. Tel. (55) 5590 6702 México, D.F.


Sermones gratitud 2009