Issuu on Google+

ADORACIÓN Y GRATITUD AL SERVICIO DE DIOS


Índice “Con el Poder de su Palabra” JORNADA DE MAYORDOMÍA DEPENDENCIA DIARIA DE DIOS....... EL PODER DE LA COMUNIÓN I....... EL PODER DE LA COMUNIÓN II....... ADORANDO A DIOS.......

págs. 6-9 10 - 12 13 - 14 15 - 18

SERMONES MENSUALES TRES CONSEJOS PARA SER PRÓSPEROS....... EL MONUMENTO DE LA CREACIÓN Y DE LA REDENCIÓN....... DIEZMANDO POR CONVICCIÓN....... PUEBLO SANTO....... “VASOS DE HONRA”....... LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPO....... REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL....... PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS....... CÓMO OBSERVAR EL SÁBADO EN EL SIGLO XXI.......

20 - 22 23 - 25 26 - 28 29 - 32 33 - 36 37 - 40 41 - 44 45 - 49 50 - 53

10 MINUTOS DE MAYORDOMÍA ¿DIOS O DINERO?....... ¿EL MANEJO DEL DINERO HABLA DE MI RELACIÓN CON DIOS?....... ¿ES POSIBLE VIVIR SIN DEUDAS?....... LA IMPORTANCIA DE AHORRAR....... FIELES EN LO POCO, FIELES EN LO MUCHO....... INTEGRIDAD DEL CRISTIANO EN EL AMBIENTE LABORAL....... ENSEÑANDO A LOS NIÑOS EL VALOR DEL DINERO....... ENSEÑANDO A LOS NIÑOS EL VALOR DEL DINERO....... ENSEÑANDO A LOS NIÑOS A SER GENEROSOS....... OFRENDAS ¿VOLUNTARIAS?....... CONSEJOS PARA UNA BUENA SALUD....... GRATITUD POR NUESTRA SALUD.......

55 56 57 58 59 60 61 62 63 64 - 65 66 - 67 68


JORNADA DE MAYORDOMÍA


1ª Jornada de Mayordomía, 2011 “Con el Poder de su Palabra”

Objetivo: Fortalecer a la membresía de la Unión Mexicana Central en su relación de fidelidad con Dios, mediante un Plan Permanente de Renovación Espiritual. Fecha: 19-22 de enero de 2011 Horario: Miércoles a sábado Dirigido: A cada una de las iglesias y congregaciones de la Unión Mexicana Central. Participantes: • Equipo administrativo y departamental de la Unión Mexicana Central • Equipo administrativo y departamental de cada campo local. • Pastores distritales. • Ancianos de iglesia y directores de mayordomía de cada iglesia y congregación. Preparación: Antes de la Jornada • Anunciar la Jornada. En cada culto regular durante el mes de diciembre y las primeras semanas de enero. • Hacer un estudio. En los primeros 15 días de enero en la tesorería de la iglesia y preparar la siguiente información: - Nombres y direcciones de todos los que participan en el PDP (Plan de Dadivosidad Personal) y de aquellos que por algún motivo no están participando. - El ingreso de diezmos y ofrendas de los últimos tres años y el ingreso del año en curso. - Copia del presupuesto anual. • Prepare una carta de invitación. Personalizada para toda la hermandad, informando la programación, fecha y demás detalles, siendo la comisión de mayordomía la responsable. • Organizar grupos. Para hacer visitas a las personas cuyos nombres fueron encontrados, llevándoles la invitación personalizada para la Jornada de reavivamiento espiritual (15 días antes). • Dividir a los ancianos, diáconos, diaconisas y a otros miembros que gustarían colaborar, entregándoles listas con los nombres de todos los miembros a visitar, quedando estos líderes responsables por la visitación durante la jornada (1 semana antes). • Dividir los nombres de todas las familias e interesados de la iglesia por cada día de la semana para orar por las mismas. Comunicar anticipadamente a las familias, por escrito, informándoles sobre la realización de la Jornada y el día en que se estará orando por ellas. Enviar una hoja especial para los pedidos (1 semana antes). • Programe la música. Entregar con anterioridad al departamento de música todas las informaciones relativas a la Jornada, solicitando los debidos mensajes musicales (21 días antes). Para el servicio de canto, pueden ser usados los himnos que hablen sobre el tema de compromiso, entrega, fidelidad. • Organizar un equipo de recepción. Para brindar apoyo durante la Jornada. Durante la Jornada • Cultos cada noche de miércoles a sábado. • Visitación intensiva, comenzando por aquellos que no participan del PDP. (Las comisiones pueden iniciar la visitación desde el sábado previo a la jornada). • Un programa dinámico que lleve a la congregación a una experiencia de adoración espiritual. • Un testimonio personal en cada reunión enfatizando el cuidado de Dios. • Proyectar un testimonio del DVD “Probad y Ved”. • Reunir la comisión de mayordomía para informar los avances en el plan de visitación. • Revisar el comportamiento financiero con los miembros de la junta directiva. • Renovar o hacer con quienes no lo han hecho, pactos con cada miembro de iglesia.


1ª Jornada de Mayordomía, 2011 “Con el Poder de su Palabra”

Programa Sugerente 10 minutos Canto 10 minutos Oración (la intención es que todos oren). 20 minutos Mensaje 10 minutos Oración (la intención es que todos oren). 10 minutos Canto La intención es elaborar un programa equilibrado que fomente la adoración activa de la hermandad. Después de la Jornada: Siguiente semana: • Enviar carta de felicitación a todos los que renovaron o hicieron su pacto. - Terminar la visitación a quienes quedaron pendientes y animarlos a confiar en Dios. • Informar cuántos (número, NO nombres) han hecho su pacto con Dios e invitar a quienes aún no lo han hecho. • 2 semanas después. • Informar nuevamente cuántos (número, NO nombres) han hecho su pacto con Dios e invitar a quienes aún no lo han hecho. • 3 semanas después. - Enviar cartas personalizadas, incluyendo un pacto, informando cuantos hicieron su pacto con Dios e invitándoles a unirse a ese compromiso con Dios. • 1 mes después. -Con la junta de mayordomía evaluar la participación de la feligresía, poniendo atención a quienes no lo estaban haciendo. - Enviar felicitación a quienes están siendo fieles a su pacto. - Enviar palabras de ánimo y confianza en el Señor a quienes no lo han hecho. • 3 meses después evaluar el comportamiento financiero de la iglesia con la junta de mayordomía y junta directiva de iglesia, presentar informe a la junta administrativa de iglesia. • En el mes de agosto de 2011 repetir la jornada espiritual. Qué hacer en la visitación: • Cuando salimos a realizar visitación debemos recordar que vamos a colaborar con Dios, con el deseo de fortalecer la fe de nuestros hermanos. • No olvide orar fervientemente colocándose en las manos de Dios para que le capacite al realizar este trabajo. • No vamos a condenar. • No es una visita social. • Su visita puede desarrollarse incluyendo los siguientes elementos: - Saludo cordial de parte del pastor y de la junta de iglesia. - Compartir información relativa a la actividad de la semana. - Preguntar al hermano o hermana como está su fe (muy probablemente allí se evidenciarán sus luchas). - Compartir las promesas de Dios para sus hijos “fieles”. • Sal. 23 • Hab. 3:17-19 • Fil. 4:19 • Mat. 6:25-34 • Sea breve. 15 minutos es un buen tiempo para una visita de carácter espiritual. Sin embargo, sea flexible en caso de alguna necesidad. • Algún otro texto apropiado. • Animar al hermano a confiar en Dios. • Orar. Expresando fe en las promesas de Dios y en sus bendiciones para con la familia anfitriona. • No olvide invitarle a las reuniones de cada noche. • Por esta ocasión evite detenerse a socializar por dos razones: - No queremos que no se diluya el propósito de la visita. - Tenemos más visitas por realizar. ¡Dios bendiga su trabajo!


DEPENDENCIA DIARIA DE DIOS MIÉRCOLES

INTRODUCCIÓN

La dependencia habitual diaria de Dios es el fundamento de la fidelidad y del éxito en la vida. Ese sentimiento estimula el deseo de orar y leer la Biblia. El esfuerzo por la guía divina resulta en un conocimiento creciente del poder de Dios y esto afecta la vida en todos los aspectos. Nuestro desafío en los próximos tres días es llevarlos a establecer y profundizar una relación de entera y completa dependencia de Dios. Estamos preocupados con eso porque, quien no aprende a depender de Dios, pronto se va a encontrar con la realidad ilusoria de aquello que parecía ser camino de vida. “Si queremos vivir la vida cristiana, debemos colaborar constantemente con Dios, de manera que el yo desaparezca al depender de Jesucristo. Cada día debiéramos trabajar como si fuera para la eternidad” (Cada día con Dios, MM, 1980, p. 253). Vamos a considerar cuatro asuntos: 1. Aprendiendo en la intimidad con el Padre 2. Como guía de su pueblo 3. Un ejemplo profético para nuestros días 4. Somos frutos de los hábitos. • Aprendiendo en la intimidad con el Padre. Solamente Dios conoce el fin desde el principio, por eso él puede guiar con seguridad nuestra vida. La gran pregunta es ¿cómo la dirige? Para responder a esa pregunta vamos a leer cuatro textos de la Biblia. “De Jehová son los pasos del hombre, ¿cómo, pues, entenderá el hombre su camino?” Proverbios 20:24 El problema aquí es: ¿cómo puedo entender la voluntad de Dios para mi vida hoy? Antes de proseguir pregunte: ¿en qué contexto mis padres me enseñaron las buenas costumbres? ¿En qué ambiente abrí mi corazón para mi enamorada, novia y esposa? Ciertamente dos palabras participaron de ese proceso: respeto e intimidad. Con ellas en mente, vamos a los próximos textos. “¿Quién es el hombre que teme a Jehová? Él le enseñará el camino que ha de escoger”. Salmos 25:12 Las palabras claves son: respeto, reverencia, seguridad. Él es de entera confianza y eso me lleva a confiar sin ninguna restricción. “La comunión íntima de Jehová es con los que lo temen, y a ellos hará conocer su pacto”. Salmo 25:14 La palabra clave para el crecimiento aquí es intimidad. Así como nuestros padres nos enseñaban nuevas cosas de acuerdo con nuestro progreso físico y emocional, así hace Dios con nosotros cada día. Así es como crecemos como niños a los pies de nuestros padres, en un ambiente de respeto e intimidad, de esa forma debemos crecer en la primera hora de cada mañana. Es en ese momento de intimidad que el cielo y la tierra se unen, el infinito y lo finito se encuentran. Padres e hijos se unen e intercambian los más íntimos secretos de familia.

6


DEPENDENCIA DIARIA DE DIOS

CONTINUACIÓN

MIÉRCOLES Fue de esa manera que Jesús fue educado por Dios para cumplir la misión. A pesar de que a los trece años ya tenía tanto conocimiento como los doctores de su época, aún así Jesús se aproximaba al Padre como un niño. La palabra profética dice: “Habló de su intimidad y unidad con el Padre como un niño hablaría de su relación con sus padres.” (Recibiréis poder, MM 1999, p. 276). “Necesitamos educar y preparar la mente para que tengamos una fe inteligente y una amistad comprensiva con Jesús. A menos que continuamente mantengamos amistad entre Dios y nuestra alma, nos separaremos de él y marcharemos aparte de él... Debiéramos hablar de sus encantos inmaculados y cultivar constantemente el deseo de tener un conocimiento mayor en Jesucristo. Entonces su Espíritu ejercerá un poder que controlará la vida y el carácter...” (Hijos e Hijas de Dios, MM, 1956, p. 29). Como hemos aprendido, escuchemos al Padre y sus Palabras en la Biblia y hablemos con Él en oración. Lo mejor de nuestro tiempo debe ser dedicado para esa tarea sagrada. En la intimidad con el Padre aprenderemos cosas grandes y ocultas que todavía no sabemos, conforme nos enseña el profeta Isaías (48:6). En integridad él guía a su pueblo en todo. •Como guía de su pueblo. Solamente Dios conoce el fin desde el principio, así él puede guiar con seguridad nuestra vida. La gran pregunta es: ¿Cómo la dirige? ¿Cuál es el “GPS” de Dios para sus hijos hoy? Como humanos, a veces tenemos algunas preocupaciones, como por ejemplo: ¿Y si yo pierdo mi empleo por causa del sábado? O ¿Qué va a ocurrir cuando no podamos comprar o vender? ¿Cómo voy a saber cuál es la voluntad clara de Dios? Y otras. ¿Cómo guió Dios a su pueblo en el desierto? Vamos a abrir la Palabra en Éxodo 13:21-22. “Jehová iba delante de ellos, de día en una columna de nube para guiarlos por el camino, y de noche en una columna de fuego para alumbrarlos, a fin de que anduvieran de día y de noche. Nunca se apartó del pueblo la columna de nube durante el día, ni la columna de fuego durante la noche”. Nunca se apartó del pueblo la columna de nube durante el día ni la columna de fuego durante la noche. Esa columna era Cristo, el guía de su pueblo. Él estuvo, está y siempre estará con su pueblo. Vamos a pensar en este texto: “Al recapacitar en nuestra historia pasada, habiendo recorrido cada paso de su progreso hasta nuestra situación actual, puedo decir: ¡Alabemos a Dios! Mientras contemplo lo que Dios ha hecho, me siento llena de asombro y confianza en Cristo como nuestro líder. No tenemos nada que temer por el futuro, excepto que olvidemos la manera en que el Señor nos ha conducido” (Mensajes Selectos, t.3, p. 183). Así como Él guió a su pueblo diariamente en el desierto, ¿Cuál es el “GPS” de Dios para su pueblo hoy? La Biblia es guía infalible... La Palabra de Dios, estudiada y obedecida, guiaría a los hijos de los hombres, como los israelitas fueron guiados por una columna de fuego durante la noche y una columna de nube de día. La Biblia es la voluntad de Dios expresada al hombre. Así como los hijos de Israel dependían cada día de la dirección de la columna de nube o de fuego de la misma manera, hoy nosotros dependemos de la orientación de la Palabra. Ese es el compromiso más importante del día. Está en juego nuestro destino eterno. Jesús dice: “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39). “La Palabra del Dios viviente debe ser nuestra guía. Cada uno debe comprender que depende de aquél a quien pertenece por creación y por redención” (Alza tus ojos, MM, 179). “Cada capítulo y cada versículo de la Biblia es una comunicación directa de Dios a los hombres” (Patriarcas y Profetas, p. 538).

7


DEPENDENCIA DIARIA DE DIOS

CONTINUACIÓN

MIÉRCOLES Nuestro desafío es llevar a cada persona a desarrollar y consolidar el hábito de buscar a Dios en la primera hora de cada mañana. Creemos que de esa manera andaremos cada día con Dios. Esa fue la manera como Enoc anduvo con Dios y su ejemplo se cita como prototipo para los últimos días. • Un ejemplo profético para nuestros días. “Caminó, pues, Enoc con Dios, y desapareció, porque lo llevó Dios”. Génesis 5:22 En el libro “Historia de la Redención” pág. 63 leemos: “Enoc, que se apartó del mundo y dedicó mucho tiempo a la oración y la comunión con Dios, representa a los fieles de los último días, que se apartarán del mundo. La injusticia prevalecerá en proporción terrible sobre la tierra” “Su asociación diaria con Cristo lo transformó en la imagen de aquel con quien estuvo tan íntimamente ligado” (Review and Herald, 5 de diciembre de 1912). • Nuestro desafío diario. Sin duda es incorporar el estilo de vida de Enoc. La palabra profética ordena: “Conságrate a Dios cada mañana, haz de esto tu primer trabajo” (Camino a Cristo, p. 69) Reiteramos una vez más que buscamos una iglesia que forme el hábito y no que actúe esporádicamente. Así como es natural y habitual buscar el alimento material cada día, lo mismo debe ocurrir con el alimento espiritual. Nadie se engañe: la salud del alma será proporcional al alimento recibido. No es suficiente venir a la iglesia y oír los sermones, se necesita algo más. La adoración colectiva sólo alcanza su objetivo cuando es precedida de la devoción personal habitual. La Palabra profética dice: “El oír sermones sábado tras sábado, el leer la Biblia de tapa a tapa, o el explicarla versículo por versículo, no nos beneficiará a nosotros ni a los que nos oigan, a no ser que llevemos las verdades de la Biblia al terreno de nuestra experiencia personal” (Ministerio de Curación, p. 411). Conclusión. ¿Qué ocurre cuando nos habituamos a colocar a Dios constantemente en nuestra mente? “Andad siempre en la luz de Dios. Meditad día y noche en su carácter. Entonces veréis su belleza y os alegraréis en su bondad. Vuestro corazón brillará con un destello de su amor. Seréis levantados como si os llevaran brazos eternos. Con el poder y la luz que Dios os comunica, podéis comprender, abarcar y realizar más que lo que jamás os pareció posible” (MC, p. 412). Invitación. Decidamos depender diariamente de Dios como un hábito. En la primera hora de cada mañana, antes de cualquier actividad, primero Dios. Dedicaré un tiempo al inicio de mis actividades cada mañana para buscar a Dios.

8


DEPENDENCIA DIARIA DE DIOS

CONTINUACIÓN

MIÉRCOLES

• Estudiaré la Palabra de Dios (mencione algunas ideas p. ej. lectura de “Con el poder de su Palabra”, matinal, escuela sabática, etc.) • Oraré con el corazón. Esto significa que platicaré con Dios como con un amigo y que esperaré un momento en silencio para escuchar Su voz. • Buscaré a alguna persona durante el día para compartir lo aprendido.

Mañana hablaremos del poder de Dios como un arma de defensa contra las huestes del mal; además de mantenernos salvos, qué otros beneficios podemos obtener; cómo podemos vivir por encima del término medio con el poder que viene de lo alto. Mañana el Señor tendrá una bendición especial para su vida, es esencial para vivir victoriosos y proyectarnos hacia el mundo.

¿Qué es un GPS? El GPS (Global Positioning System: sistema de posicionamiento global) es un sistema global de navegación por satélite que permite determinar en todo el mundo la posición de un objeto, una persona, un vehículo o una nave, con una precisión hasta de centímetros (si se utiliza GPS diferencial), aunque lo habitual son unos pocos metros de precisión.

El autor: Los cuatro temas de esta semana fueron elaborados por el pastor Miguel Pinheiro Costa, director de mayordomía en la División Sudamericana. Apreciamos la disposición del pastor Pinheiro al compartir estas reflexiones.

9


EL PODER DE LA COMUNIÓN I JUEVES

INTRODUCCIÓN

Ayer vimos que no es suficiente ir a la iglesia y escuchar sermones, es necesario algo más. La devoción personal da significado a la adoración colectiva. Escuchar un sermón, oír o participar de una alabanza teniendo a Dios en la vida desde la primera hora de la mañana es diferente. El mensaje llega con poder a nuestra vida y la de aquellos que nos escuchan. Por lo tanto, una experiencia habitual con Dios y su Palabra es indispensable para que haya crecimiento. Como ya vimos: “El oír sermones sábado tras sábado, el leer la Biblia de tapa a tapa, o el explicarla versículo por versículo, no nos beneficiará a nosotros ni a los que nos oigan, a no ser que llevemos las verdades de la Biblia al terreno de nuestra experiencia personal” (Ministerio de Curación, p. 411). ¿Cuál será la consecuencia de esa vida de dependencia y comunión? ¿Cuáles son las características de una persona que busca ese poder? Podemos afirmar con seguridad que lo que vamos a mostrar hoy y mañana va a producir un gran impacto en su vida espiritual. El poder que viene de lo alto llenará su vida y usted tendrá una linda experiencia con Dios. • Un Mayordomo santo de Dios (2 Reyes 4:9-10). Por el contexto entendemos que esa mujer ya conocía a Eliseo hacía mucho tiempo. Ella quería permanecer más tiempo cerca de Eliseo; sentía que salía virtud de él. También reconoció las necesidades de Eliseo y se esforzó por suplirlas sin que él lo pidiese. Ella tenía un concepto claro acerca de él: “Es un santo varón de Dios”. Cuando las personas te miran, ¿que ven? Algunos se incomodan al ser llamados santos, tal vez por el concepto de santo de otras religiones. Pero no tienes que huir, eres un santo. Hablando de nuestra iglesia la Biblia dice: “Aquí está la paciencia de los santos, los que guardan los mandamientos de Dios y tienen la fe de Jesús” (Apocalipsis 14:12). La gran pregunta es: ¿Qué debo hacer para que las personas me vean como un santo mayordomo del Señor? ¿Cómo debe vivir un santo de Dios? Ese es el asunto que vamos a tratar hoy y mañana. De entre las varias características de vida de un santo vamos a destacar y analizar algunas de ellas. • Características esenciales de un santo/a. Ahora vamos a considerar dos de esas características: • Prioriza valores eternos: “Buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas” (Mateo 6:33). Para ser santos, Jesús necesita dar la primera orden en nuestra mente cada mañana. Sin ese toque va a prevalecer lo carnal, lo humano, enfocando solamente las cosas de aquí. Su toque cambia nuestra ruta. Continuamos aquí, pero no somos de aquí, el “GPS” o guía divino apunta para el destino que finalmente importa. Por eso ordena: “Escudriñad las Escrituras, porque a vosotros os parece que en ellas tenéis la vida eterna, y ellas son las que dan testimonio de mí” (Juan 5:39). Sin esa guía nadie acierta el camino, el error será inevitable, Jesús dice categóricamente: “Erráis, ignorando las Escrituras y el poder de Dios” (Mateo 22:29). Cuando priorizamos buscar el reino de Dios, vivimos en el contexto de la abundancia del reino. Está profetizado: “Es imposible calcular los buenos resultados de una hora, o aun media hora, cada día, dedicadas de una manera gozosa y sociable a la Palabra de Dios” (Consejos sobre la Escuela Sabática, p.46). “El tiempo dedicado al estudio de la Palabra de Dios y a la oración retornará centuplicado” (Review and Herald, 11 de junio de 1908).

10


EL PODER DE LA COMUNIÓN I

CONTINUACIÓN

JUEVES ¿Usted ya pensó en el significado práctico de eso que acabamos de leer? Vamos a leer nuevamente los textos en sentido opuesto: Es imposible evaluar los daños, los problemas, los perjuicios de no dedicar una hora o media hora diaria al estudio de la Palabra de Dios... ¿Es o no es una excelente receta para el fracaso? ¿No será que detrás de muchas vidas atribuladas y atormentadas está esta triste realidad? Vayamos al otro texto: El tiempo que no se dedica al estudio de la Biblia y la oración traerá perjuicios centuplicados (no es 100x100, sino 100 elevado a la potencia 100). Vean, no estoy hablando de auto ayuda. Estoy hablando de bendiciones proféticas de Dios para aquel que lo busca. Él es la fuente de bendiciones ilimitadas, es el que hace al flaco fuerte, que da vigor al abatido, que hace realidad las oportunidades de los limitados. No estoy hablando solamente de bienes y de dinero, estoy hablando de la bendición divina general, completa, global, ilimitada. Estoy amparado en la palabra profética que dice: “No tiene límite la utilidad de quien, poniendo el yo a un lado, da lugar a la obra del Espíritu Santo en su corazón y lleva una vida dedicada por completo a Dios” (Ministerio de Curación, p. 116). El profeta Jeremías completa diciendo: “Clama a mí y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces” (Jeremías 33:3). ·Vive en la presencia de Jesús en adoración: “Permaneced en mí, y yo en vosotros. Como el pámpano no puede llevar fruto por sí mismo, si no permanece en la vid, así tampoco vosotros, si no permanecéis en mí. Si permanecéis en mí y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queráis y os será hecho” (Juan 15:4,7). • Mi vida en la presencia de Cristo. ¿Por qué necesita el creyente vivir en la presencia de Jesús todo el tiempo? Todos somos llamados para vivir cada día “...en comunión consciente y frecuente con Dios por medio de la oración y el estudio de su Palabra, porque en esto reside la fuente de la fortaleza” (Hechos de los Apóstoles, p. 299). Cuando confesamos el nombre de Cristo y él pasa a vivir intrínsecamente (inseparablemente unido) en nosotros, el diablo declara la guerra abierta contra nosotros. La Palabra dice: “Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este mundo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes” (Efesios 6:12). ¿Qué podrá hacer un santo de Dios sin las debidas armaduras en una guerra tan desigual? Cuando no buscamos refugio contra el mal en la Palabra, nuestro fracaso será seguro. Está profetizado: “Al permitir que nuestra comunión con Dios se interrumpa, perdemos nuestra defensa” (MC, p. 408). Muchos aquí no tienen idea de lo que es estar involucrado en la guerra trabada diariamente entre las fuerzas del bien y las del mal. Sólo el poder que viene de nuestra comunión con Dios nos hará vencedores en los momentos más difíciles e inesperados. El pastor Miguel Pinheiro cuenta que cuando asumió como pastor en su segundo distrito en la calle 25 de agosto, en Duque de Caxias, en Río de Janeiro, fue a visitar por primera vez la Iglesia Dr. Laureano, que en la época formaba parte de aquel distrito. Cuando llegó para la clase de maestros, él se encontró con la siguiente situación: Una persona había llegado antes de comenzar la clase y quedó poseída por el enemigo. Los hermanos comenzaron a luchar para expulsar al enemigo y él (el demonio) se puso furioso y comenzó a arrojar sillas a las personas. Con mucha dificultad consiguieron prender al poseso en la sala. Pocos minutos después, el Ptr. Miguel estaba llegando por primera vez a aquella iglesia. ¿Saben lo que lo esperaba? La llave de esa sala. Con una sensación de alivio los hermanos le dijeron: pastor, ahora le toca a usted. Imaginen enfrentar una situación de esas sin el poder de Dios, sin defensa. Cuando aprendemos a caminar con Dios, su poder también nos acompaña, el diablo y sus ángeles no pueden soportar a alguien que está con Dios. Recuerden, y grábenlo en su corazón, luchen para mantener el hábito de la comunión pues “Al permitir que nuestra comunión con Dios se interrumpa, perdemos nuestra defensa”.

11


EL PODER DE LA COMUNIÓN I

CONTINUACIÓN

JUEVES

Comiencen el día con Él y realicen las tareas en su compañía. Este mandamiento es para nosotros: “Cultivad la costumbre de conversar con el Salvador cuando estéis solos, cuando andéis o estéis ocupados en vuestro trabajo cotidiano. Elévese el corazón de continuo en silenciosa petición de ayuda, de luz, de fuerza, de conocimiento. Sea cada respiración una oración” (MC, 408). Aprendemos a odiar el mal cuando desarrollamos el hábito de estar todo el tiempo en la presencia de Cristo. Vean otras dos citas inspiradas: “Cristo en el corazón, Cristo en la vida: tal es nuestra seguridad. La atmósfera de su presencia llenará el alma de aborrecimiento a todo lo malo. Nuestro espíritu puede identificarse de tal modo con el suyo, que en pensamiento y propósito seremos uno con él” (MC, p. 409). “Cada día que transcurre sin que Cristo sea admitido en el alma es un día perdido” (Cada día con Dios, p. 51).

Conclusión. Recuerde su decisión de buscar a Cristo en la primera hora de cada mañana y permanecer en su presencia durante todo el día. Muestre que esa decisión redundará en victoria o en fracaso para aquí y la eternidad. Mañana continuaremos con el resto del tema de hoy. Un día perdido aquí puede representar una eternidad perdida. Cristo nunca desperdició ningún día cuando estuvo aquí. ¿Cómo podemos aprovechar mejor cada día en nuestra jornada para el cielo? ¿Cómo seguir el ejemplo de Cristo en su vida de comunión? Mañana veremos dos características más de los santos mayordomos del Señor.

12


EL PODER DE LA COMUNIÓN II VIERNES

INTRODUCCIÓN

Ayer vimos dos de las cuatro características que nos propusimos estudiar en estos dos días: • Un santo de Dios siempre prioriza los valores eternos en detrimento de los temporales. No discute: primero viene el reino de Dios. • La segunda característica fue que comienza el día en la presencia de Jesús y continúa con él. Para él el Salvador es el divino e inseparable compañero: en el trabajo en la casa, en la escuela, en el viaje, dondequiera que esté un santo, allí está un adorador del Señor Jesús. Está todo el tiempo en la presencia de Jesús. Hoy veremos las otras dos características de un mayordomo santo: • Vive cada día a la luz de la eternidad • Sigue el ejemplo del supremo Pastor • Vive cada día a la luz de la eternidad. ¿Cuándo es el día de la salvación? 2 Cor. 6:2 dice: “Hoy, es el día de la salvación”. ¿Para qué? El versículo 3 responde: “No damos a nadie ninguna ocasión de tropiezo, para que nuestro ministerio no sea desacreditado”. Los versículos 4-10 enumeran varias otras cualidades que se verán en nuestra vida, cuando hacemos de hoy un día de salvación. • Paciencia en las pruebas y en la angustia. • Amor no fingido • Naturalmente produciremos el fruto del Espíritu Santo: Amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fidelidad, mansedumbre... La salvación es solamente por un día. Debe renovarse cada mañana y no podemos dejarla para otro momento. Nuestro destino eterno está en juego y por ningún motivo lo que es importante y urgente se debe dejar para después. Por esta razón Jesús dio un mandamiento profético para esta iglesia, y todo candidato al cielo debe obedecerlo. El mandamiento es: “Conságrate a Dios todas las mañanas; haz de esto tu primer trabajo... Este es un asunto diario. Cada mañana conságrate a Dios por ese día. Somete todos tus planes a Él, para ponerlos en práctica o abandonarlos según te lo indicare su providencia” (Camino a Cristo, p. 69-70). ¿Por qué debe ser diario el cumplimiento de ese mandamiento? Veamos las razones: Repetimos, la salvación es solamente por un día. Los elementos básicos de la salvación: gracia, misericordia y pan espiritual, se dan diariamente. “La gracia se da cada día para atender las necesidades de ese día” (Mente, Carácter y Personalidad, t. 2, p.) “Al transitar por el sendero del deber, podéis estar seguros de que recibiréis la gracia que cada día necesitáis” (Testimonios para la Iglesia, t. 5, p. 82). “Su gracia se da diariamente, así como el maná en el desierto, para la necesidad diaria” (Hijos e hijas de Dios, p. 121). “Nuestro crecimiento en la gracia, nuestro gozo, nuestra utilidad, todo depende de nuestra unión con Cristo. Solamente estando en comunión con él diariamente, a cada hora permaneciendo en él, es como hemos de crecer en la gracia” (Dios nos cuida, p. 79). También las misericordias se conceden cada día. La Biblia menciona que ellas se renuevan cada mañana. Lam.3:23.

13


EL PODER DE LA COMUNIÓN II

CONTINUACIÓN

VIERNES El Padre dispone el pan espiritual para cada persona cada día. Mañana tras mañana encontraremos el pan del cielo para la provisión diaria. “Necesita que la vida espiritual de la Palabra de Dios se renueve día a día en usted” (Alza tus ojos, p.47). Sólo de esa manera el hombre interior podrá ser renovado por el poder del Espíritu Santo. La energía que viene de los nutrientes de la Palabra va a fortificar el alma para una vida santa en ese día. Otras tres preguntas no pueden quedar afuera de esa característica: • ¿Cuándo vamos a morir? No lo sabemos. Pero, ¿puede ser hoy? Sí, entonces hoy es el día de la salvación. • ¿Cuándo será analizada mi vida en el juicio de los que aman a Dios (juicio previo al regreso o juicio investigador)? No sé, ¿puede ser hoy? Si, entonces hoy es el día de la salvación. • ¿Cuándo vendrá Jesús? No lo sabemos, ni el día ni la hora. ¿Puede ser hoy? Sí, entonces hoy es día de salvación. “Todo lo que tenemos que hacer se refiere al día de hoy. Hoy hemos de ser fieles a nuestro cometido. Hoy hemos de amar a Dios con todo el corazón y a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Hoy hemos de resistir las tentaciones del enemigo y obtener el triunfo mediante la gracia de Cristo. Así estaremos velando y esperando la venida de Cristo. Debiéramos vivir cada día como si fuera el último de nuestra existencia en esta tierra” (Dios nos cuida, MM, 29 de junio, p. 189). • Sigue el ejemplo del supremo pastor.

Jesús es nuestro ejemplo en todo, especialmente en su vida de comunión con el Padre. Esa era la fuente de todo su poder. Con razón Él nos dice que lo que hizo nosotros también lo podemos hacer. En todas las fases de su vida ese rasgo era la marca principal. • En la infancia: “Estudiaba la Palabra de Dios, y sus horas más felices eran las que, terminando el trabajo, podía pasar en el campo, meditando en tranquilos valles y en comunión con Dios, ora en la falda del monte, ora entre los árboles de la selva. El alba le encontraba a menudo en algún retiro, sumido en la meditación, escudriñando las Escrituras, o en oración. Con su canto daba la bienvenida a la luz del día. Con himnos de acción de gracias amenizaba las horas de labor, y llevaba la alegría del cielo a los rendidos por el trabajo y a los descorazonados” (El Ministerio de Curación, p. 34). •Durante su ministerio “Sin cesar atendía a las muchedumbres que a él acudían, y por la tarde, o muy de madrugada, se encaminaba hacia el santuario de las montañas en busca de comunión con su Padre... Pero siempre que volvía de las horas de oración que ponían término al día de trabajo, notaban en su semblante la expresión de paz, la frescura, la vida y el poder de que parecía compenetrado todo su ser. De las horas pasadas a solas con Dios, salía cada mañana para llevar a los hombres la luz del cielo” (El Ministerio de Curación, p. 35). “Diariamente recibía un nuevo bautismo del Espíritu Santo. En las primeras horas del nuevo día, Dios lo despertaba de su sueño, y su alma y sus labios eran ungidos con gracia para que pudiese impartir a los demás. Sus palabras le eran dadas frescas de las cortes del cielo...” (Palabras de Vida del Gran Maestro, p. 105). • Ese era su estilo de vida. Era tan natural para Jesús colocar a Dios en primer lugar que eso se hizo un hábito. Esa forma de vida impresionaba a los que entraban en contacto con Jesús. La palabra profética dice:”Los discípulos de Cristo estaban muy impresionados por sus oraciones y por su hábito de comunicación con Dios” (PVGM, pág.105). Conclusión. La base para un cristianismo auténtico está en una relación habitual íntima con Dios. Lo que pasa de eso es imitación de religiosidad, fanatismo, edificio sin fundamento. Es construcción en la arena. Una persona que anda cada día con Dios, ve la vida con la visión del Espíritu Santo, en la riqueza de la gracia y la luz de la eternidad. Una persona convertida cada día por el poder de la Palabra, hará todo lo que el Señor pide. Invitación: A una conversión diaria como la mayor necesidad de la iglesia. Solamente así el Espíritu Santo podrá usarnos inteligentemente en el avance de la causa y operar en mi salvación y la de otros.

14


ADORANDO A DIOS SÁBADO

INTRODUCCIÓN

Una persona que aprende a depender de Dios, que comienza el día con Él y permanece en la presencia de Él todo el día, que vive diariamente proyectándose para la eternidad, y que sigue el ejemplo de Cristo, ¿va a tener dificultades en ser fiel en los diezmos y las ofrendas? ¿En guardar el sábado? ¿En el estilo de vida Adventista? Cada día estoy más convencido de que la causa de la infidelidad en los diezmos y las ofrendas no es financiera, sino espiritual. No creo en la teología de la mayordomía cristiana que no prioriza la relación con Dios. ¿De qué vale traer los diezmos y las ofrendas, si Cristo no es el primero en todo en la vida? ¿Qué sentido tiene esa adoración? ¿Quién es glorificado con eso? Es posible que algunos se estén preguntando ¿Por qué todavía no hablan de los diezmos y las ofrendas? Si se supone que todos estos temas tienen que ver con la Mayordomía. El fundamento, la base de la Mayordomía Cristiana es la intimidad diaria con Dios. Por lo tanto, primero tenemos que trabajar la causa. Diezmos y ofrendas son efectos. Lo principal en la Mayordomía Cristiana no es el diezmo o la ofrenda, sino la espiritualidad personal del creyente. Una persona que desarrolló y consolidó el hábito de buscar a Dios en la primera hora de cada mañana, no tendrá dificultades para diezmar y ofrendar. • Un corazón convertido hará todo lo que el Señor pide. Bien, ahora podemos hablar sobre diezmos y ofrendas con la finalidad de profundizar nuestro compromiso de adoración en esos temas sagrados. Esperamos que si hay alguien en nuestro medio que está fracasando en su relación con Dios y consecuentemente en la devolución de los diezmos y las ofrendas, que al oír este tema el poder de Dios pueda despertar a ese creyente de la pesadilla mortal. Vamos a abrir la Palabra en Proverbios 3:9, 10: “Honra a Jehová con tus bienes y con las primicias de todos tus frutos entonces tus graneros estarán colmados con abundancia y tus lagares rebosarán de mosto”. • La prueba de lealtad: Los diezmos, las ofrendas y el sábado. El sábado para nosotros es importante, somos Adventistas del Séptimo Día, él está en nuestro “ADN”. Guardamos ese día como prueba de nuestro respeto y lealtad a Dios Creador. Semanalmente vivimos en la presencia de Él en adoración, en este lugar y en nuestras casas. Ahora, ¿qué decir de un Adventista que no guarda el sábado? Persistiendo en ese pecado, ¿puede ser un verdadero adventista? Algunos pueden estar preguntándose ¿el asunto de hoy no es el diezmo y la ofrenda? ¿Qué tiene que ver el sábado con esto? Mi hermano, tiene todo que ver. La deslealtad y la deshonestidad en la devolución sistemática de los diezmos y de las ofrendas son equivalentes a transgresión del sábado. ¿Qué? Yo nunca escuché eso. ¿Cómo es posible sustentar esa declaración? No se asuste, la revelación es progresiva. Hoy el Espíritu Santo le va a revelar esa verdad.

15


ADORANDO A DIOS

CONTINUACIÓN

SÁBADO La palabra profética dice: “Así como el árbol fue puesto en medio del jardín del Edén, el sábado fue ubicado en el centro del decálogo. Con respecto al fruto del verdadero conocimiento, se puso una restricción, “mas del árbol de la ciencia del bien y del mal no comerás; porque el día que de él comieres, ciertamente morirás‟. Con respecto al sábado, el Señor dijo: “Acuérdate del día sábado para santificarlo‟. Así como el árbol del conocimiento fue la prueba de la obediencia de Adán, así también el cuarto mandamiento es la prueba que Dios ha establecido para determinar la lealtad de su pueblo” (Cristo Triunfante, p. 357). “Asimismo el diezmo de nuestras entradas es “santo a Jehová‟. El Nuevo Testamento no promulga de nuevo la ley del diezmo, como tampoco la del sábado, porque la validez de ambas se da por establecida y su profundo significado espiritual se considera explicado” (Consejos sobre Mayordomía, p. 70). El sábado es santo y debe ser guardado en conmemoración del poder creador de Dios. El diezmo y la ofrenda son santos y recuerdan que Dios es el Creador, propietario y Salvador. Nuestros primeros padres no debían tocar ni comer del árbol del conocimiento del bien y del mal. Fue colocado en el huerto como prueba de lealtad y respeto a Dios. ¿Qué sustituyó al árbol del conocimiento del bien y del mal en nuestros días? El sábado, el diezmo y las ofrendas. Son cosas santas al Señor. No puedo y no debo tocar no comer de aquello que le pertenece. Antes de proseguir quiero hacer una pequeña pausa, quiero atenderlo a usted que está pensativo y preocupado con la siguiente cuestión: Yo no tengo ninguna entrada, ¿cómo queda mi caso? El Manual de Iglesia dice que para aquél que no tenga entradas el diezmo no es prueba de discipulado. ¿Qué quiere decir esto? Que una persona no puede ser separada de la comunión porque no diezma. Infelizmente algunos han usado esa declaración como escusa para defender su falta de reconocimiento de Dios como Creador y Redentor. Recuerde, eso se aplica solamente para aquellos que no tienen ninguna entrada. Volviendo a nuestra línea de razonamiento, el diezmo y las ofrendas deben ser vistos como elementos de adoración a Dios. No es cuestión de traer una ayuda para la iglesia o el campo misionero cuando se tiene una buena condición financiera. Eso no se aplica al diezmo y a la ofrenda, porque son dedicados al Señor antes de cualquier otro compromiso. No dedicamos a Dios aquello que sobra. Él está siempre primero. La devolución al Señor de los diezmos y de las ofrendas implica un compromiso con el crecimiento del reino de Dios, a fin de que podamos apresurar la venida de Cristo. Así como el sábado, la devolución de los diezmos y de las ofrendas, tiene también una dimensión escatológica. • Dimensión escatológica de los diezmos y de las ofrendas. Así como el sábado apunta para la eternidad, acerca del diezmo y de las ofrendas el Señor de la gloria recomienda: “sino haceos tesoros en el cielo, donde ni la polilla ni el moho destruyen, y donde ladrones no entran ni hurtan” (Mat. 6:20). Aquí Jesús nos lleva a la atmósfera del cielo, nos señala el camino correcto para el uso de los recursos que él coloca en las manos de sus hijos. Parece decir: Tengan cuidado porque el diablo, vuestro adversario, va a hacer de todo para que usen incorrectamente los recursos divinos. Va a colocar en nuestras cabezas que debemos luchar desesperadamente para conseguir nuestra “independencia financiera”. Muchos lucharán hasta el fin buscando esa “independencia financiera”, aunque tengan millones en los bancos porque querrán enriquecerse más, y psicológicamente la misma no aparecerá, porque cuanto más se enriquecen, más desesperadamente lucharán para tener más.

16


ADORANDO A DIOS

CONTINUACIÓN

SÁBADO Tengan cuidado porque otros se convertirán en esclavos del trabajo secular para pagar deudas. La comunión con Dios dejará de ser el primer compromiso, porque tienen que trabajar para pagar los préstamos del auto, de la casa, el refrigerador, del perro, de los pasajes aéreos, de las vacaciones, de los video juegos, de la TV de 52 pulgadas... No crean que los logros obtenidos aquí son más importantes que la Jerusalén Celestial. No se engañen, pensando que las cosas de aquí les van a traer felicidad plena y eterna. Jesús parece decir: Yo conozco los dos lados de la moneda, ponga su corazón en un tesoro eterno que valga la pena. “porque donde esté vuestro tesoro, allí estará también vuestro corazón” “¿Porque ¿de qué le aprovechará al hombre ganar todo el mundo, si pierde su alma?” (Mat. 6:21 y Mar. 8:36). Él parece decir: Tonto, lo que adquirió, ¿para quién será? ¿Quién se va a beneficiar con sus millones? Sus casas, sus haciendas, sus empresas... El mensaje es: use lo que le di para el crecimiento del reino de Dios. Porque cuando usted llegue al cielo, le mostraré la cantidad de personas que fueron alcanzadas por los diezmos y las ofrendas. Usted va a recibir un abrazo de gratitud de esas personas y eso será infinitamente más compensador que todo lo que tenemos aquí. Así como el sábado será recordado en el cielo, también se verán los resultados de los diezmos y de las ofrendas. No compramos el cielo con los diezmos y ofrendas, somos salvos por la gracia mediante la fe, esto no viene de los hombres, de donaciones o de obras, la salvación es un regalo de Dios. Aquellos que reconocen esa bendición no solamente en palabras, sino en acciones se deleitan en adorar a Dios con una devolución fiel y sistemática de los diezmos y de las ofrendas. Es maravilloso pensar que somos miembros de una iglesia local, que es a su vez parte de una iglesia mundial. Es gratificante saber que los diezmos y las ofrendas que devolvemos al Señor serán usados para la salvación de personas en todo el mundo. Proyéctese a la eternidad en este instante e intente imaginar cómo será recibir un abrazo de gratitud de un ex habitante de la ventana 10/40. Personas de Egipto, Libia, Afganistán, Irán, o Irak, China, Corea del Norte... Hermanos nuestros de regiones más pobres se aproximan y dicen: no podíamos tener un pastor, pero ustedes que tenían más condiciones nos dieron ese privilegio con los recursos compartidos. Uno de esos pastores visitó a mis padres, a mi esposa, a mi hijo... y ellos tomaron la decisión. Ellos están aquí conmigo, ¡imaginen la escena! • Adoración sistemática. El último punto que vamos a tratar es la adoración sistemática. Ese punto es importantísimo porque tiene que ver con nuestro reconocimiento de que Dios nos sustenta todo el tiempo. La bendición del Padre es continua, no cesa, el corazón no para de latir, provee oxígeno en la proporción correcta, la visión, la ropa, la comida... Adorarlo esporádicamente es una incoherencia. Los que trabajan para el Evangelio tienen necesidades sistemáticas. Las obligaciones de los campos y de las iglesias son permanentes. La forma que el Señor escogió para sustentar esa estructura es dar recursos a sus hijos y solicita que ellos lo adoren en espíritu y en verdad con una devolución fiel y sistemática de los diezmos y de las ofrendas. Si los recursos que el señor me da son diarios, cada día debo separar lo que le pertenece a Él, porque la iglesia y el campo tienen también necesidades diarias. Si el beneficio que el Padre me concede es semanal, semanalmente debo separar los diezmos y las ofrendas porque la iglesia y el campo misionero también tienen necesidades semanales. Si recibo un beneficio mensual debo proceder semanalmente. Esa responsabilidad es individual. Algunos pueden decir: yo soy pobre y no tengo condiciones. Creo que esa expresión está fuera de lugar. Ya explicamos antes que la cuestión de diezmar y ofrendar no es financiera, sino espiritual. Cuando usted es una persona espiritual lo que prevalece no es su pobreza material, sino su intención de adorar aunque sea como el diezmo y la ofrenda de la viuda pobre. La salvación y la responsabilidad en la devolución de los diezmos y de las ofrendas son individuales.

17


ADORANDO A DIOS

CONTINUACIÓN

SÁBADO

Cuando aceptamos ser miembros de la iglesia, asumimos públicamente ese compromiso sagrado, independientemente de ser rico o pobre. No asumimos la responsabilidad de traer dinero para la iglesia sino la de adorar fielmente a Dios siempre que obtenemos cualquier recurso. Dijimos que no presentaríamos más el dinero del Señor en el altar de la “diosa” fortuna. Adoraríamos solamente al Señor y Salvador. Conclusión. “Nunca debemos olvidar que se nos ha puesto a prueba en este mundo a fin de determinar nuestra aptitud para la vida futura. No podrá entrar en el cielo ninguna persona cuyo carácter haya sido contaminado por la fea mancha del egoísmo. Por lo tanto, Dios nos prueba aquí entregándonos posesiones temporales, a fin de que el uso que hagamos de ellas demuestre si se nos pueden confiar las riquezas eternas” (Consejos sobre Mayordomía Cristiana, p. 24). Invitación. Este es un buen momento para renovar el propósito de buscar a Dios en la primera hora de cada mañana. Sin duda también es importante confirmar nuestra decisión de fidelidad en la observancia del sábado y ser fieles sistemáticamente en los diezmos y en las ofrendas. Exprese su compromiso con Dios por medio del pacto que ha recibido en esta mañana. Si bien, permitirá a esta iglesia hacer mejores planes para la predicación del evangelio, es primordialmente un compromiso de fe con el Dador de todo bien. Recuerde la declaración del Señor “Probadme en esto… y verás si no abro las ventanas de los cielos y derramo bendición hasta que sobre y abunde. Nota para el predicador: Asegúrese que cada miembro reciba el pacto y que una vez lleno lo entregue a los diáconos antes de retirarse.

18


SERMONES MENSUALES


TRES CONSEJOS PARA SER PRÓSPEROS FEBRERO

Texto: Mateo 6:19-24 INTRODUCCIÓN Todos deseamos prosperar. Dios desea que prosperemos en todas las cosas (ver 3 Juan 2). Usualmente, cuando hablamos de prosperidad, inmediatamente pensamos en lo económico. No es pecado desear tener un mejor nivel de vida, gozar de un mejor salario, disfrutar de ciertas comodidades; el problema viene cuando nos obsesionamos con ello. La Palabra del Señor -1 Timoteo 6:10- dice que la raíz de todos los males es el amor al dinero (o las cosas materiales), e incluso lleva a muchos a apartarse de la fe. Creo que cuando Dios habla de prosperidad, no se limita al terreno financiero; aunque sin duda, también lo incluye. Por esa razón, en esta ocasión hablaremos de tres asuntos importantes al procurar la prosperidad económica. En el siglo 18, Juan Wesley predicó un famoso sermón acerca el uso del dinero, en esa oportunidad dio un consejo que nos proporcionará el punto de partida para nuestra reflexión. “Gane todo lo que pueda, ahorre todo lo que pueda y regale todo lo que pueda”. • Gane todo lo que pueda En la Biblia encontramos la historia de personajes que eran verdaderamente ricos. Piense en Abraham, Jacob y Job por ejemplo. Muchos sueñan con sacarse la lotería, o tal vez en descubrir que son los herederos de un tío rico. Pero una buena forma de obtener dinero, es a través del método ideado por Dios, ¡trabaje! El apóstol Pablo dijo: “el que no trabaja, que no coma”. En una época de gran incertidumbre financiera, cuando muchos pierden sus empleos, usted ¡trabaje! Conviértase en el mejor empleado, el más puntual, el mejor dispuesto. Hágase indispensable, que cuando piensen en despedir a alguien en el lugar donde usted labora, usted sea el último en quien piensen. “Es tan erróneo para vosotros no usar vuestras fuerzas para producir el mayor beneficio, como erróneo es para un rico retener codiciosamente sus riquezas porque le agrada hacerlo. No hacéis el esfuerzo que deberíais para sostener a vuestra familia. Podéis trabajar y lo hacéis, si el trabajo está a mano preparado convenientemente; pero no os esforzáis por poneros a trabajar, y no pensáis que es un deber emplear vuestro tiempo y fuerzas para obtener el mayor beneficio en el temor de Dios”. (Consejos sobre mayordomía, p. 264). Es importante recordar que hay ciertas formas no aceptables de ganar dinero: • Nunca a cambio de la salud. Sea temperante, trabaje en un horario que lleve a su cuerpo al agotamiento y evite desvelarse. Respete un horario para sus alimentos y haga ejercicio regularmente. Recuerde que su cuerpo es templo del Espíritu Santo. • Nunca perjudicando a su prójimo Por ejemplo, muchos cristianos han caído en la trampa de hacer negocio con mercancía pirata. Esto perjudica a quienes invirtieron su tiempo, recursos, habilidades en la producción de esos materiales. La usura, las apuestas, la competencia desleal no debieran formar parte de la conducta cristiana. La venta de productos que dañan la salud del ser humano, venta de cigarro, alcohol y otras sustancias peligrosas. • Nunca traicionando los principios. Eso incluye la mentira, la estafa, la transgresión del día de reposo, la evasión de impuestos. “Dad a Cesar lo que es de Cesar”, dijo el Señor. De nada sirve ganar todo el mundo ( o el dinero del mundo) y perder el alma. • Ahorre todo lo que pueda “Ve a la hormiga, oh perezoso, Mira sus caminos, y sé sabio; La cual no teniendo capitán, Ni gobernador, ni señor, Prepara en el verano su comida, Y recoge en el tiempo de la siega su mantenimiento”. Prov. 6:6-8 El ahorro es la administración apropiada de los recursos, ganados con diligencia, cuidando lo que poseemos y gastando con mesura. Esto significa, ser cuidadoso con el uso del dinero. Las personas gastamos nuestro ingreso, básicamente en dos aspectos: necesidades y gustos.

20


TRES CONSEJOS PARA SER PRÓSPEROS

CONTINUACIÓN

FEBRERO Al hablar de necesidades, me refiero a lo esencial para nuestra subsistencia: alimento, vestido, salud, un sitio en donde vivir, seguridad, transporte, etc. NO debemos sacrificar aquello que es necesario para nuestro bienestar o el de nuestra familia. Pero si es importante ser cuidadoso. Por citar algunos ejemplos: Su alimentación debe ser sencilla, busque los mejores sitios para hacer sus compras. Lugares en dónde los alimentos sean frescos y económicos. En lugar de la tienda departamental, el mercado o en lugar del mercado la central de abasto. Su ropa debe ser de buena calidad, buscar optimizar los recursos no significa comprar ropa barata y de mala calidad. Sin embargo busque las mejores opciones, en lugar de una tienda departamental ¿por qué no buscar en una tienda de fabrica? No compre caja de pasta dental únicamente porque está en oferta, si eso significa que al día siguiente no tendrá para las tortillas. Además, asegúrese que su casa no tiene luces encendidas que no necesita, que no hay fugas de agua o gas. Ponga atención a todos esos pequeños detalles que puedan significar gastos innecesarios. Benjamín Franklin dijo: “Un centavo ahorrado es un centavo ganado”. Un deseo es todo aquello que no es indispensable para nuestra subsistencia. Usted puede cumplir alguno de esos deseos ocasionalmente, pero ¡nunca! Antes de cubrir sus necesidades básicas. Satisfacer un deseo no es pecado, pero hacerlo imprudentemente lo puede conducir al pecado. No compre por impulso, antes de ir a realizar sus compras elabore una lista y sujétese a ella, los comercios harán todo lo posible por incrementar sus ingresos. Recuerde, ellos buscan el éxito del negocio, no su éxito. El fin del ahorro no es acumular riquezas, sino preservar los recursos para fines prioritarios (comprar una casa, un auto, pagar la universidad de los hijos), planeados o no (debemos tener dinero disponible en caso de una enfermedad, de una emergencia, etc.); y por supuesto, para apoyar la causa de Dios. “En casa del sabio abundan las riquezas y el perfume, pero el necio todo lo despilfarra”. Proverbios 21:20 • Dé todo lo que pueda. Es necesario ganar ahorrar y ganar para poder dar. La pregunta clave es ¿Cuánto dar? Según Wesley hay que darlo TODO. ¿Cómo? ¿A quién? Bueno esta es la sugerencia: • Primero a Dios. “No olvide poner a Dios en primer lugar. Honra al Señor con tus riquezas y con los primeros frutos de tus cosechas”. Proverbios 3:9 Sea honesto con Dios, devuelva un diezmo fiel, integro. Separe una ofrenda que manifieste su gratitud al Señor. Escuche al espíritu de profecía: “Apresuraos hermanos y hermanas, en devolver a Dios un diezmo fiel, y en llevarle también ofrendas de agradecimiento. Hay muchos que no serán bendecidos hasta que restituyan los diezmos que han retenido”. (Consejos sobre mayordomía, p. 91) Dios ha sido fiel al colocar esas bendiciones en sus manos. Al ser usted fiel, podrá seguir reclamando la fidelidad de Dios en el cumplimiento de sus promesas. • Su propia persona. Dese lo que necesita para sus necesidades básicas. Usted dará un mejor servicio a Dios, a su familia y a la humanidad si se encuentra gozando de bienestar tanto físico como espiritual. • Su familia. Use las bendiciones de Dios para satisfacer las necesidades básicas del hogar. Alimento, vestido, salud, educación, recreación, etc. • A toda persona necesitada. “El que da al pobre no tendrá pobreza; Mas el que aparta sus ojos tendrá muchas maldiciones”. Proverbios 28:27

21


TRES CONSEJOS PARA SER PRÓSPEROS

CONTINUACIÓN

FEBRERO

“Dios nos imparte su bendición para que podamos compartir lo que tenemos con otros. Y mientras permitamos ser usados como los conductos a través de los cuales pueda fluir su amor, él mantendrá provistos esos conductos. Cuando pedís al Señor vuestro pan cotidiano, él mira directamente vuestro corazón para ver si lo compartiréis con otros que tienen más necesidad que vosotros mismos”. (Consejos sobre mayordomía, p. 170). Conclusión El año en que Wesley obtuvo el equivalente a 1.4 millones de dólares, vivió con el 2% de su ingreso y dio el 98%. El apóstol Pablo expresó que: “nada trajimos a mundo y nada nos podremos llevar”. (1 Tim. 6:7). Trabajemos esforzadamente, a fin de obtener todo lo que el Señor en su bondad desee concedernos. Administremos sabiamente esos bendiciones y no gastemos innecesariamente los recursos. Actuemos generosamente nuestro Padre celestial, con nuestros amados y con la humanidad. “El que busca las riquezas eternas debería esforzarse por obtener el tesoro celestial con mucho más fervor y perseverancia, y con una intensidad que sea proporcional al valor del objeto que persigue. Los mundanos trabajan para obtener cosas terrenales y temporales. Colocan su tesoro en la tierra y hacen justamente lo que Jesús les dijo que no debían hacer. Los cristianos sinceros aprecian la advertencia dada por Jesús y ponen en práctica su Palabra, y con esta forma se hacen tesoros en el cielo, tal como el Redentor del mundo les ha ordenado. Contemplan una eternidad de gloria que bien vale una vida de esfuerzos perseverantes e incansables”. (Consejos sobre mayordomía, p. 164). ¿Quieres ser prospero? Busca la bendición de Dios, pues es la que enriquece. (Ver Prov. 10:22). Nota: Haga un invitación a la consagración acorde con la ocasión. Ptr. Jorge Alberto García Director de Mayordomía Unión Mexicana Central

22


EL MONUMENTO DE LA CREACIÓN Y DE LA REDENCIÓN MARZO

Textos: Éxodo 20:8-11 y Deuteronomio 5:15 INTRODUCCIÓN

Nuestro nombre tiene la identificación de un compromiso con esa orden divina. La observancia del sábado para nosotros los Adventistas del Séptimo Día tiene un significado que trasciende el descanso físico. La observancia del sábado es la conmemoración de nuestra liberación de la esclavitud del pecado. Cada sábado celebramos que Jesús es nuestro Creador y digno de nuestra adoración. Respeta la Palabra de Dios que dice que el sábado es el cuarto mandamiento de la ley moral. Es el cumplimiento de la voluntad del Creador. Proféticamente Dios suscitaría un pueblo en los últimos días, para restaurar la brecha que el hombre haría en la ley moral. El hombre de pecado cambiaría los tiempos y la ley, y los pueblos aceptarían ese cambio como si fuera obra de Dios. Así la Palabra profética dice: “En el tiempo del fin, ha de ser restaurada toda institución divina. Debe repararse la brecha, el portillo, que se hizo en la ley cuando los hombres cambiaron el día de reposo. El pueblo remanente de Dios, los que se destacan delante del mundo como reformadores, deben demostrar que la ley de dios es el fundamento de toda reforma permanente, y que el sábado del cuarto mandamiento debe subsistir como monumento de la creación y recuerdo constante del poder de Dios” (Profetas y Reyes, p. 501). Esa brecha en la ley de Dios debe ser restaurada. Creemos que proféticamente nuestra iglesia fue designada para cumplir esa misión. No aceptamos que las cosas y tradiciones de hombres sustituyan la verdad de Dios. A fin de profundizar más nuestra comprensión acerca de ese mandamiento, vamos a analizar tres aspectos importantes de la observancia del sábado: • El sábado recuerda: perfección, caída y restauración. Al final de la primera semana de la creación cuando fueron creados los cielos y la tierra, el Creador evalúa: “y vio que era bueno en gran manera”. En ese ambiente exento de pecado, fueron creados el sábado y el casamiento. Esas dos instituciones Edénicas y sagradas debían ser un testimonio de los elevados propósitos de Dios para con el ser humano. En aquél primer sábado el propio Creador “descansó”, o sea, manifestó su contentamiento con la excelencia del planeta recién creado. El primer sábado fue guardado en la compañía del amoroso Creador. Así debería ser, mientras Adán y Eva permaneciesen fieles. Cada sábado debería ser guardado en la compañía del Padre. Un encuentro de adoración profunda e ininterrumpida, debería ser la culminación de la adoración de cada día de la semana. Así debería ser guardado cada sábado. El sábado tendría una función tan relevante para el nuevo planeta que sobre él Dios pronunció una triple bendición: “Entonces bendijo Dios el séptimo día y lo santificó, porque en él reposó de toda la obra que había hecho en la creación” (Gén. 2:3). El Creador Jesucristo, bendice, santifica y descansa (momento cumbre de la adoración a Él por Adán y Eva) en el sábado. Cada día la santa pareja andaba con Dios, pero en el sábado, dejaba de cuidar el jardín y de los animales y se dedicaba a la plenitud de la adoración a Jesús como su soberano Creador. El secuestro: El Diablo sentía envidia, porque todo lo que quería era ser adorado como Jesús. Lleno de envidia y codicia planeó el diabólico ataque. Gén. 3.

23


EL MONUMENTO DE LA CREACIÓN Y DE LA REDENCIÓN MARZO

CONTINUACIÓN

Adán y Eva se convirtieron en súbditos de Satanás, el secuestrador planeaba que el Dios Creador debería ser barrido para siempre de la mente humana. Los secuestrados deberían ser inmersos en otra cultura. Aquellos que fueron creados a imagen y semejanza de Dios deberían ahora asumir otra identidad. La estrategia de Satanás tuvo tanto éxito que la imagen de Dios casi fue olvidada, ignorada, apagada. Fue quebrada la armonía entre Dios y sus hijos, fueron separados por el pecado. Ya no podían andar más físicamente juntos, no podían ver el rostro del Padre. Para barrer de la mente humana el recuerdo del Creador y del Redentor él establecería otro día destinado a la adoración como si fuese el séptimo día de Dios. Se auto tituló el dios de este siglo, buscando ser adorado de todas las formas. La palabra profética dice: “Por el pecado, la imagen de Dios en el hombre ha sido estropeada y casi borrada;” (Exaltad a Jesús, MM, 1992, p. 273). El rescate: Aquel que creó no abandonó a sus criaturas, a pesar de la desastrosa separación iniciada por la pareja. “Pero cuando vino el cumplimiento del tiempo, Dios envió a su Hijo, nacido de mujer y nacido bajo la Ley” (Gál. 4:4). Nuevamente Cristo pone “manos a la obra” y recrea a los seres humanos. Pagó todo cuanto requería los reclamos de la justicia. Como Salvador Él ordena: “Sed santos, porque yo soy santo” (1 Ped.1:16). Todo lo que el diablo quitó al ser humano, el Evangelio lo restituyó nuevamente en Cristo: la pureza, santidad, esperanza, salvación. Por la fe podemos una vez más adorar, conversar, caminar, en ese día santo, sin preocupación con los trabajos seculares. • Mantiene y estrecha el vínculo entre el Creador y sus hijos. El sábado fue instituido para la gloria de Dios y el beneficio de sus hijos. En ese día sus hijos congregados deben rendirle adoración y alabanza como dádiva de gratitud y reconocimiento por todos los beneficios dispensados por el bondadoso Padre celestial. El ejemplo de Cristo: “Vino a Nazaret, donde se había criado; y el sábado entró en la sinagoga, conforme a su costumbre y se levantó a leer” (Lucas 4:16). Ese ejemplo también fue seguido por Pablo. La Palabra dice: “Y discutía en la sinagoga todos los sábados, y persuadía a judíos y a griegos” (Hech. 18:4). Ir a la iglesia a adorar al Dios Santo en el día que Él designó para eso, contribuye significativamente para el crecimiento espiritual y fraternal. De ahí la exhortación de Pablo: “No dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca” (Heb. 10:25). “Cuando se entonan cánticos de alabanza, cuando se elevan fervientes oraciones al cielo, cuando se repiten las asombrosas lecciones de las obras de Dios y cuando la gratitud del corazón se expresa en oración y canto, los ángeles del cielo se unen a la melodía en alabanza y agradecimiento a Dios. Estas prácticas rechazan el poder de Satanás. Expulsan el descontento y las quejas, y Satanás pierde terreno” (Cristo Triunfante, MM, 2002, p. 246). Sugerencia para el predicador: En este contexto, seleccione previamente y cante con la congregación dos o tres himnos sobre Jesús como Salvador y sobre la nueva tierra. Sugerimos los himnos del Himnario Adventista, 4 “Alabadle”, 19 “Loámoste oh Dios”, 185 “Hay un mundo feliz más allá”.

24


EL MONUMENTO DE LA CREACIÓN Y DE LA REDENCIÓN MARZO

CONTINUACIÓN

• Anuncia nuevo cielo y nueva tierra. Para los Adventistas el sábado tiene una dimensión escatológica. Además de anunciar y recordar que Jesús es el único Creador y Salvador que debe ser adorado y glorificado, también apunta a la restauración final de todo por medio de Él. Así como Adán y Eva pasaron aquel primer sábado en el Edén recién creado en compañía del Creador, por la fe también creemos que pasaremos nuestro primer sábado en el mundo restaurado al lado de nuestro Salvador. Sólo que con una diferencia: por toda la eternidad estaremos juntos a nuestro Salvador, nada nos separará de Él pues la iniquidad no se levantará por segunda vez, gracias al sacrificio eterno del Hijo de Dios. Cuando nos detenemos para observar, por la gracia mediante la fe, el santo sábado de la ley moral de Dios, anunciamos previamente que el enemigo ya está derrotado para siempre. Estamos declarando que todo lo que el diablo le quitó a la raza humana, Jesús lo va a restituir. Sugerencia para el predicador: Si fuera posible cante con la congregación el himno del Himnario Adventista “En la mansión de mi Señor”. Conclusión: La experiencia de Adán y Eva no se va a repetir. La adoración sabática marcará fuertemente la vida de los salvos. Será parte integrante de la vida en la eternidad. La Palabra de Dios dice: “Y de mes en mes, y de sábado en sábado, vendrán todos a adorar delante de mí, dice Jehová” (Isa. 66:23). “Así que mientras duren los cielos y la tierra, el sábado continuará siendo una señal del poder del Creador. Cuando el Edén vuelva a florecer en la tierra, el santo día de reposo de Dios será honrado por todos los que moren debajo del sol” (El Deseado de todas las Gentes, p. 250). Podemos afirmar con seguridad que el sábado no es una institución judaica como afirman los que quieren buscar una disculpa para rechazar la ley de Dios. Tiene su origen en la creación antes del pecado, cuando no había ningún judío. Fue dado como señal de que Dios es el Creador y Señor de todas las cosas: “Yo soy Jehová, vuestro Dios: andad en mis estatutos, guardad mis preceptos y ponedlos por obra. Santificad mis sábados, y sean por señal entre mí y vosotros, para que sepáis que yo soy Jehová, vuestro Dios” (Eze. 20:19-20). Invitación: Reafirmemos hoy, nuestro compromiso de lealtad a Dios, y actuemos con fidelidad en la observancia de este día santo. Pidamos su perdón si hemos actuado en forma contraria y con Su ayuda actuemos de manera diferente. Ptr. Miguel Pinheiro División Sudamericana

25


DIEZMANDO POR CONVICCIÓN ABRIL

INTRODUCCIÓN Este no es un tema para debatir si se debe diezmar o no. Respeto la opinión de los que piensan que no se debe diezmar. Este es un tema para los que diezmamos por convicción. Por mucho tiempo la exclusiva motivación para diezmar era por amor, o como agradecimiento a Dios. Más recientemente una nueva corriente ha puesto el énfasis en las promesas y entonces algunos diezman esperando la prosperidad (por ejemplo) sin importar o dejando en segundo lugar el motivo correcto. Este mensaje nos muestra cuales son las motivaciones bíblicas en relación con el diezmo. Quién diezma siempre tiene una razón para hacerlo. En su acción de diezmar va implícita la pregunta ¿para qué diezmo? –aunque no siempre conscientemente. Propongo que cambiemos esa pregunta por un cuestionamiento consciente sobre ¿para qué quiere Dios que yo diezme? Veremos aquí cuáles fueron los motivos por los cuales diezmaron Abraham y Jacob y para qué se estableció el diezmo como ley. Analizaremos ejemplos prácticos de cómo y sobre todo PARA QUÉ diezmó el pueblo de Israel. I EL DIEZMO ANTES DE LA LEY La idea del diezmo no proviene de la ley de Moisés. Aparece en la historia de Abraham (Génesis 14). Por lo tanto, el diezmo tiene valor para ilustrar la relación entre el ser humano y Dios por medio de la fe. A. Cuatro motivaciones para diezmar basados en la vida de Abram. • Por obediencia. Ya le había prometido a Dios que diezmaría (Génesis 14:20). • Por Honestidad. No era su interés quedarse con lo que le pertenecía al sacerdote (Génesis 14:20). • Por honrar y engrandecer el nombre de Dios. Quería dejar muy en claro que su prosperidad dependía de Jehová (Génesis 14:21-24). • Por adoración. Es evidente que Abraham pudo reconocer en Melquisedec al mismo Dios, y ese respeto hacia el . Rey de Justicia y Rey de Paz lo hizo adorarlo y entregarle el diezmo (Hebreos 7:1-4). Es evidente que no había ninguna motivación codiciosa en la actitud de Abraham. El no esperaba el cumplimiento de una promesa en su vida a cambio de diezmar. El padre de la fe es quien pone las bases para definir la actitud correcta que debemos tener cuando diezmamos. Abram tiene dos entrevistas con dos reyes. Los dos representan polos opuestos. Uno es el rey de Sodoma, símbolo de pecado. Tradicionalmente se ha identificado al nombre de Sodoma con la inmoralidad o el desorden sexual, pero veamos en qué consiste realmente el pecado de Sodoma. El profeta Ezequiel (16:49) lo explica así: Tu hermana Sodoma y sus aldeas pecaron de soberbia, gula, apatía, e indiferencia hacia el pobre y el indigente. Esto es lo que significa Sodoma. Es todo lo contrario al Shalom, la paz de Dios. Sodoma es el sistema de vida orgulloso y apático a las necesidades de los demás. Es la falta de hospitalidad. Es el no compartir nada con los necesitados. Es el hartarse con todos los recursos simplemente para volver a la misma sensación de hambre insaciable del barril sin fondo que es nuestro corazón. Este rey le ofrece un trato a Abram. Te doy los bienes, dame las personas. Vamos al 50-50. Abram trata el asunto de manera magistral. “No tengo nada que ver con Sodoma, ni con lo que Sodoma representa.” No podrás decir: yo hice rico a Abram. Con este rey, Abram no quiere tener nada que ver. El otro rey que sale al encuentro del victorioso Abram es Melquisedec, rey de un pueblo que significa “Paz”, y sacerdote del Dios Altísimo. Éste sale a bendecir a Abram, con pan y con vino. Melquisedec es una presencia misteriosa en el Antiguo Testamento. No aparecen rastros de él ni antes ni después de Génesis 14. Pensamos que prefigura a JesuCristo como el Justo, el rey del Shalom de Dios, sacerdote del Altísimo que bendice con sus palabras y con su pan y su vino. Que sale a nuestro encuentro para dar bendición, no para pedir ni para hacer tratos. A este rey, Abram le dio el diezmo de todo. Abram reconoció en Melquisedec la fuerza que lo acompañó en la victoria. Reconoció en este rey la causa primera por la cual había podido generar toda esa riqueza en primer lugar. Reconoció que este rey era todo por lo que Abram vivía, creía, esperaba, confiaba, luchaba, trabajaba, se esforzaba.

26


DIEZMANDO POR CONVICCIÓN ABRIL

CONTINUACIÓN

Es cuestión de identidad. Abram da los diezmos como señal de identificación de quién es. Es un siervo del Dios de la paz, la justicia, la misericordia y la solidaridad. Nosotros damos el diezmo porque es principio de identidad. Nos identifica de qué lado estamos. No del lado de la soberbia, la gula, la apatía, la indiferencia. No del lado de Sodoma, sino del lado de la paz, la justicia y la misericordia, del lado del Dios Altísimo. “Así también el Señor nos ha impartido el tesoro más rico del cielo al darnos a Jesús. Con él nos ha dado todas las cosas para que disfrutemos de ellas abundantemente. Los productos de la tierra, las cuantiosas cosechas, los tesoros de oro y plata, son sus dones. Ha entregado a los hombres casas y tierras, alimento y vestido. Nos pide que lo reconozcamos como el Dador de todas las cosas, y por esta razón ha dicho: De todas vuestras posesiones me reservo la décima parte para mí mismo, además de los donativos y las ofrendas, que deben ser llevados a mi tesorería. Esto constituye la prueba de la provisión que Dios ha hecho para promover la obra del Evangelio ”(CMC, 65) B. El diezmo en la experiencia de Jacob. Ofrece a Dios el diezmo como un voto, pidiéndole protección durante su viaje. “He hizo Jacob voto, diciendo: si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios. Y esta piedra que he puesto por señal, será casa de Dios; y de todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”. (Génesis 28:20-22). Aun cuando Jacob pide algo a cambio del diezmo y hace referencia a bienes materiales (comida y vestido) no solo se trata de lo básico para sobrevivir en el viaje, sino que esos bienes no eran el centro de su motivación. Lo que él quería a era que Dios lo acompañara (guardare) durante ese viaje. Su motivación para diezmar no fue obtener bienes y riquezas (aunque estas eran parte de la promesa), él esperaba solamente la protección de Dios, y ni siquiera para toda la vida, se conformaba con que lo acompañara durante el viaje que estaba emprendiendo en ese momento. La actitud de Jacob complementa la de Abraham. Ambos diezmaron antes de la ley. De hecho sus actitudes constituyen los principios que deben servirnos de guía para interpretar cualquier referencia al diezmo. Ambos fueron muy prosperados no porque eso fuera lo que buscaban cuando diezmaron, sino porque Dios recompensa sus actitudes. II MOTIVACIONES INCORRECTAS PARA DIEZMAR • Para no robarle a Dios. (Malaquías 3:8) • Para no caer en maldición (Malaquías 3:9) • Para que Dios abra las ventanas de los cielos y tengamos prosperidad hasta que sobreabunde. (Malaquías 3:10) La disposición de nuestro corazón es muy diferente si diezmo por temor o por amor, o si diezmo para recibir bendiciones. Recordemos que lo que no es por amor no agrada al Señor. “La sinceridad del propósito y la bondad genuina del corazón son los motivos apreciados por el cielo. Dios considera más preciosa que el oro de Ofir el alma que lo ama sinceramente y de todo corazón. No hemos de pensar en el galardón, sino en el servicio” (CMC, 194).

27


DIEZMANDO POR CONVICCIÓN ABRIL

CONTINUACIÓN

Conclusión Mis estimados hermanos y hermanas en Cristo. Recordemos que el diezmo no es algo que Dios hace. Es algo que nosotros hacemos. Es un asunto humano. Tiene que ver con nuestra respuesta a lo que conocemos de Dios. No lo damos porque esperamos que Dios nos recompense. Es posible que no veamos ninguna bendición evidente en nuestra vida como resultado de dar el diezmo. De todas formas, el acto de diezmar es declarar que creemos en Dios, y ordenar la vida de acuerdo a esa creencia. Los amigos de Daniel en peligro de ser arrojados al horno ardiendo defienden su postura frente a Nabucodonosor diciéndole tres cosas: • 1. No tenemos necesidad de discutir el asunto con usted. • 2. Que si Dios puede salvarnos de su horno, claro que puede. • 3. Pero si no nos salva, de todas formas no vamos a arrodillarnos ante su estatua. (Daniel 3:16-18). Este tipo de actitud indica madurez y crecimiento en la fe. El interés materialista no debe ser la motivación para acercarse al Señor, como lo manejan los que pregonan la “prosperidad”. Dios no está para alimentar nuestra carnalidad, sino para hacernos vivir por su Espíritu. Ptr: Herbert Cortés Director de Mayordomía Misión del Bajío

28


PUEBLO SANTO MAYO “Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo, de su exclusiva posesión, como te lo ha prometido, para que guardes todos sus mandamientos; a fin de exaltarte sobre todas las naciones que hizo, para loor y fama y gloria, y para que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios como él ha dicho”. (Deuteronomio 28:18,19) I.- EL PLAN DE DIOS PARA SU PUEBLO SANTO a.- Dios siempre ha tenido representantes: A lo largo de la historia de este mundo, Dios ha tenido representantes suyos. Personas que Él escogió y llamó para una tarea especial. Ejemplo de esto: Abel, Noé, Abraham, Jacob, etc. Todos ellos constituyeron en su momento el pueblo de Dios. Ya con los descendientes de Jacob se forman las 12 tribus que conformaron el pueblo Hebreo o el pueblo de Israel. Y al salir de Egipto esta raza de esclavos se convierte en las huestes de Jehová. Un pueblo que tendrá el alto cometido de representar a Dios en esta tierra. Así se los declaró: “Con setenta personas descendieron tus padres a Egipto, y ahora Jehová te ha hecho como las estrellas del cielo en multitud”… “Solamente de tus padres se agradó Jehová para amarlos, y escogió su descendencia después de ellos, a vosotros, de entre todos los pueblos, como en este día”. (Deuteronomio 10:22,15) b.- Los planes de Dios para su pueblo: En el versículo ya citado (Deuteronomio 28:18,19) nos podemos dar cuenta de los planes que Dios tenía para su pueblo, quería exaltarlo por sobre todos los pueblos, quería que fuera un pueblo con fama y gloria, santo a Jehová su Dios. “Te confirmará Jehová por un pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduviereis en sus caminos”… “Y verán todos los pueblos de la tierra que el nombre de Jehová es invocado sobre ti y te temerán”…”Te pondrá Jehová por cabeza; y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedeciereis los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y los cumplas”. (Deuteronomio 28:9,10,13) ¡Qué planes! ¡Qué futuro! ¡Qué perspectiva! Un pueblo que siempre estaría a la vanguardia siendo ejemplo, siendo un modelo para las demás naciones. Y al ver la prosperidad de este pueblo el mundo enaltecería, alabaría a Jehová Dios de ellos. (Este es el propósito de la existencia de un pueblo representante: La gloria de su Dios). ¿Qué es lo que observarían los demás pueblos, para poder darse cuenta de que el pueblo de Israel, era un pueblo especial? Por lo menos existían dos parámetros para distinguir al pueblo de Dios de los demás. 1.- Su prosperidad: “Bendito serás tú en la ciudad, bendito tu en el campo. Bendito el fruto de tu vientre, el fruto de tu tierra, el fruto de tus bestias, la cría de tus vacas y los rebaños de tus ovejas. Benditas serán tu canasta y tu artesa de amasar. Bendito en tu entrar, bendito en tu salir. Jehová te enviará su bendición sobre tus graneros, y sobre todo aquello en que pusieres tu mano; y te bendecirá en la tierra que Jehová tu Dios te da”. (Deuteronomio 28: 3-8). En todos los ámbitos de la vida el pueblo de Dios debía notarse, ser una muestra de lo que le sucedería a todo aquel que sirviera al Señor. Dios colocó a su pueblo en el ombligo del mundo, su territorio era paso obligado de los que viajaban de norte a sur y viceversa; era la conexión entre el oriente y occidente; los viajeros al cruzar por ese país próspero, podían exclamar “pueblo sabio y entendido es éste, que tiene a Jehová como su Dios”.

29


PUEBLO SANTO

CONTINUACIÓN

MAYO 2.- Su salud: El plan de Dios para su pueblo era que no sufriera ninguna de las enfermedades conocidas, el Señor menciona una lista de enfermedades que padecerían si no se mantenían en sus caminos. “Jehová traerá sobre ti mortandad, hasta que te consuma de la tierra a la cual entras para tomar posesión de ella. Jehová te herirá de tisis, fiebre, de inflamación y ardor, con sequía, con calamidad repentina y con añublo; y te perseguirán hasta que perezcas… Jehová te herirá con locura, ceguera y turbación de espíritu, y palparás a mediodía como palpa el ciego en la oscuridad, y no serás prosperado en tus caminos; y no serás sino oprimido y robado todos los días, y no habrá quien te salve”. (Deuteronomio 28: 21,22,28,29)El pueblo de Dios debía hacerse notar a través de su prosperidad y estado de salud, las naciones circundantes debían reconocer que Dios estaba con su pueblo. II.- EL SECRETO PARA LLEGAR A SER EL PUEBLO SANTO DE DIOS ¿Cómo alcanzar ese estado de salud y prosperidad? Los versículos leídos mencionan el secreto para alcanzar esa situación de prosperidad y estado de salud: La obediencia a los mandamientos de Jehová. La observancia de los mandamientos de Dios sería una muestra de la voluntad del pueblo para estar siempre dispuestos a hacer su voluntad y de esta manera el pueblo viviría en santidad. El resultado de esta santidad sería una prosperidad desbordante y un estado de salud sin ninguna afección física y mental. “Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y diereis oído a sus mandamientos, y guardareis todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador”. Éxodo 15:26. La obediencia a los mandamientos era el secreto para obtener prosperidad y salud, si el pueblo los guardaba, estarían cerca del Señor, y serían revestidos de la santidad de Dios. Estas bendiciones (prosperidad y salud) estaban condicionadas a la obediencia. Notemos: “Te confirmará Jehová por un pueblo santo suyo, como te lo ha jurado, cuando guardares los mandamientos de Jehová tu Dios, y anduviereis en sus caminos”. “Te pondrá Jehová por cabeza; y no por cola; y estarás encima solamente, y no estarás debajo, si obedeciereis los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y los cumplas”. “Y dijo: Si oyeres atentamente la voz de Jehová tu Dios, e hicieres lo recto delante de sus ojos, y diereis oído a sus mandamientos, y guardareis todos sus estatutos, ninguna enfermedad de las que envié a los egipcios te enviaré a ti; porque yo soy Jehová tu sanador”. III.- UNA RESPONSABILIDAD PERSONAL En la antigüedad el pueblo de Dios tenía un territorio designado y sus componentes vivían todos juntos; ahora el pueblo de Dios se encuentra diseminado en prácticamente todos los países del mundo. Países con diferente cultura; diferente estilo de gobierno; los miembros del pueblo de Dios hablan diferentes idiomas; tienen costumbres diferentes. Esta situación demanda de nosotros (de cada miembro de iglesia) una responsabilidad personal. Como levadura en la masa, como sal en la comida hemos de dar sabor a este mundo. Individualmente hemos de representar a nuestro Dios ante todo aquel que nos rodea. Hemos de distinguirnos, guardando los mandamientos de Dios y demostrando al mundo que los estatutos del Señor traen beneficios terrenales y santidad celestial; como lumbreras hemos de alumbrar a este mundo en tinieblas en cuanto al sano vivir y buscar la santidad. “Vosotros sois la luz del mundo; una ciudad asentada sobre un monte no se puede esconder. Ni se enciende una luz y se pone debajo de un almud, sino sobre el candelero, y alumbra a todos los que están en casa. Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos”. (San Mateo 5:14-16).

30


PUEBLO SANTO

CONTINUACIÓN

MAYO ¡Qué privilegio! ¡Qué honor! ¡Qué distinción! Usted y yo tenemos la bendita oportunidad ser fieles representantes de Dios en este mundo. Tenemos el alto cometido de vivir en obediencia a los requerimientos divinos y así promover su voluntad, que quien nos conoce alabe y glorifique al Señor. IV.- YA ES HORA La iglesia Adventista se ha identificado a sí misma como el pueblo remanente de Dios; un pueblo que aparece en un momento profético, con un mensaje que dar; un pueblo destinado al triunfo en el cumplimiento de su misión; un pueblo representante del Dios único. Un pueblo que nació venciendo y para seguir venciendo. Un pueblo con un mensaje que compartir (el pronto regreso de Cristo Jesús en gloria y majestad). Este pueblo ha de proclamar este mensaje a viva voz y a través de un estilo de vida único y distintivo. Ya es hora, de ser un pueblo diferente; ya es hora, de ocuparnos de nuestra salvación con temor y temblor; ya es hora, de buscar la santidad; ya es hora, de obedecer sin condiciones a los requerimientos divinos; ya es hora de convertirnos en el pueblo santo de Dios. En el momento de escribir tengo en mis manos la revista National Geographic en español del mes de noviembre de 2005, en ella se encuentra un artículo patrocinado por los institutos de salud de los Estados Unidos que presenta los resultados de un estudio realizado del año 1976 a 1988 con 34 mil adventistas del estado de California. El propósito del estudio era ver si el estilo de vida, orientado hacia la salud, incidía en sus expectativas de vida y en los riesgos de enfermedades del corazón y del cáncer. El estudio encontró que el hábito de los adventistas de comer chicharos, leche de soya, tomates y otros frutos disminuía su riesgo de contraer ciertos tipos de cáncer. También sugería que el comer pan de trigo entero, tomar cinco vasos de agua, y, lo más sorprendente, el consumo de cuatro porciones de nueces por semana, reducía el riesgo de contraer enfermedades del corazón. Otra conclusión fue que no comer carnes rojas había coadyuvado para evitar tanto el cáncer como las enfermedades del corazón. Al final del estudio se llegó a la asombrosa conclusión de que el adventista vegetariano vive entre cuatro a 10 años más que el habitante de su mismo estado. Otro de los factores que incidieron a favor de estos resultados fue la observancia del sábado, ya que esta práctica beneficia con un descanso físico y mental y reduce considerablemente el estrés y al hacerlo en compañía de personas que comparten su misma fe y estilo de vida, da un sentido de pertenencia, lo cual ayuda para el bienestar físico, mental, social y espiritual de la persona. Allí lo tiene, un grupo de adventistas que logra su cometido, que alcanza el propósito de su existencia: dar a conocer a otros que existe un Dios maravilloso, que quiere colmar a su pueblo de bendiciones, de tal manera que los demás al constatar los beneficios de un estilo de vida diferente, alaben y glorifiquen al Dios del cielo. Pero qué en cuanto a nosotros (a usted) ¿Vive conforme a los mandamientos de Dios? ¿Guarda las normas del buen vivir? ¿Cuida su salud? ¿Se ocupa de su salvación con temor y temblor? En ocasiones al reparar en estas preguntas, nos escondemos dentro de la “pluralidad” de la iglesia y declaramos “mi iglesia lo hace”; “mi iglesia lo predica” “mi iglesia lo práctica”: ¿Pero dónde queda nuestra responsabilidad personal, nuestra obligación individual? Piense en la siguiente cita: “No nos pertenecemos. Hemos sido comprados a un precio elevado, a saber, los sufrimientos y la muerte del Hijo de Dios. Si pudiésemos comprender plenamente esto, sentiríamos que pesa sobre nosotros la gran responsabilidad de mantenernos en la mejor condición de salud, a fin de prestar a Dios un servicio perfecto”. (Consejos sobre la salud página 43). A la luz de esta cita podemos darnos cuenta que no nos pertenecemos, y es deber sagrado procurar nuestra salud, obedeciendo las normas de salud.

31


PUEBLO SANTO

CONTINUACIÓN

MAYO

“¿Se dio Jesús por nosotros? ¿Ha sido pagado un precio elevado para redimirnos? Y, ¿no es precisamente por esto por lo que no nos pertenecemos? ¿Es verdad que todas las facultades de nuestro ser, nuestro cuerpo, nuestro espíritu, todo lo que tenemos y todo lo que somos, pertenecen a Dios? Por cierto que sí. Y cuando comprendemos esto, ¡Qué obligación tenemos para con Dios de conservarnos en la condición que nos permita honrarle aquí en la tierra, en nuestro cuerpo y nuestro espíritu, que son suyos! (Consejos sobre la salud, página 43). Nota usted, “gran responsabilidad”, “¡Qué obligación!”, todo aquel que reconoce la supremacía de Cristo en su vida; todo aquel que considera a Jesús como el único medio de salvación, deberá cuidar su estado de salud y buscar la consagración de su vida a Cristo, guardando los mandamientos y observando las normas de salud. Algunos consideran que su responsabilidad personal, no afecta a los demás, sin embargo Elena de White dice: “Cuando hemos procurado presentar la reforma pro salud a nuestros hermanos, y les hemos hablado de la importancia del comer y beber, y hacer para la gloria de Dios todo lo que hacen, muchos han dicho por sus acciones: “A nadie le importa si como esto o aquello; nosotros mismos hemos de soportar las consecuencias de lo que hacemos”. Estimados amigos, estáis muy equivocados. No sois los únicos que han de sufrir la consecuencia de una conducta errónea. En cierta medida, la sociedad a la cual pertenecéis sufre por causa de vuestros errores tanto como vosotros mismos”. (Consejos sobre la salud, página 45). Ya es hora, de aceptar nuestra responsabilidad personal; ya es hora, de reconocer nuestra obligación individual; ya es hora de que en nuestro medio demos a conocer a viva voz y por nuestro testimonio que somos un pueblo diferente, con un estilo de vida único; ya es hora, que procuremos, que otros glorifiquen y alaben a Dios; ya es hora de ser un pueblo santo a Jehová nuestro Dios. “Y Jehová ha declarado hoy que tú eres pueblo suyo, de su exclusiva posesión, como te lo ha prometido, para que guardes todos sus mandamientos; a fin de exaltarte sobre todas las naciones que hizo, para loor y fama y gloria, y para que seas un pueblo santo a Jehová tu Dios como él ha dicho”. (Deuteronomio 28:18,19). Ptr. Abraham Ramírez M. Dir. de Mayordomía Asociación Metropolitana

32


“VASOS DE HONRA” JUNIO

Texto: 2 Tim. 2:20-21 (NVI) “En una casa grande no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos. Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena”. INTRODUCCIÓN En cierta ocasión un hombre joven llegó a un campo de leñadores, ubicado en la montaña, con el objeto de obtener trabajo. Durante su primer día de labores trabajó arduamente y como resultado, taló muchos árboles. El segundo día, trabajó tanto como el primero, pero su producción, fue escasamente la mitad del primer día. Durante el tercer día, se propuso mejorar su producción. Golpeó con furia el hacha contra los árboles, pero sus resultados fueron nulos. El capataz, al ver los resultados del joven leñador, le preguntó: “¿Cuándo fue la última vez que afilaste tu hacha?” El joven respondió: “Realmente no he tenido tiempo de hacerlo, he estado demasiado ocupado cortando árboles”. Así como en esta historia muchas personas que desean servir a Dios con sus dones, al principio de la vida cristiana han notado que las cosas salían bien, pronto, con ánimo, y había más satisfacción; sin embargo, al pasar los años se torna más complicado, más difícil de hacer o menos ganas de servir. El problema no es el don o talento para el Señor, si no de qué forma mantengo este don al servicio de Dios, posiblemente estemos tan preocupados en hacer, que olvidamos que para hacer hay que tener un buen fundamento y mantenernos limpios para servir. Desarrollo: Vamos a abrir las Escrituras para ver cómo podemos llegar a poner nuestros dones al servicio de Dios, cómo mantenernos en esa disposición y finalmente qué bendiciones recibimos al hacerlo. I. Cómo podemos poner nuestros dones al servicio de Dios 1. Con un fundamento sólido En 2 Tim. 2:20-21, dice: “En una casa grande no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos. Si alguien se mantiene limpio, llegará a ser un vaso noble, santificado, útil para el Señor y preparado para toda obra buena”. Este texto se encuentra en la sección donde Pablo exhorta a Timoteo en la perseverancia en la fe, y a cumplir con el deber de un fiel siervo del Señor. (2 Tim. 2:3,15). El versículo 19, recalca que el fundamento del Señor está firme: “A pesar de todo, el fundamento de Dios es sólido y se mantiene firme” (2 Tim. 2:19 NVI), este fundamento es la seguridad donde descansa el pueblo de Dios, por ello el fundamento es sólido, estable, firme, no hay que temer entonces, vayamos con seguridad. 2. Dispuestos a servir También dice que el fundamento del Señor tiene un sello con la siguiente inscripción: “El Señor conoce a los suyos”. Es interesante notar que los que son conocidos por Dios, son los que “están dispuestos a testificar fielmente por Dios aquí en la tierra, pueden tener la confianza de que Dios los recordará en el cielo (2 Tim. 2:12)” CBA. Tomo 7, pág. 348. Los conocidos de Dios oyen su voz y saben que su voluntad es servir y lo harán. 3. Apartándonos de toda maldad Así mismo la otra inscripción en versículo 19 es: “Que se aparte de la maldad todo el que invoca el nombre del Señor”. “El apóstol destaca la inevitable consecuencia de una plena entrega a la voluntad de Dios. El miembro de iglesia que así procede, aborrecerá el mal como Cristo lo detestó. El sello de Dios nunca puede descansar sobre un ser humano impuro. Dios nunca aprobará nada que no sea una entrega completa a los principios de su gobierno. Los que llevan el sello de la aprobación divina serán para el mundo ejemplos de una forma superior de vida; revelarán un carácter que refleja la integridad moral de Dios”.

33


“VASOS DE HONRA”

CONTINUACIÓN

JUNIO Servir a Cristo significa que nuestra vida no puede ser igual, debemos reaccionar a la belleza y misericordia de Su carácter, debe impregnar nuestras obras, palabras y pensamientos, siendo congruentes nuestro máximo ejemplo que es Jesús. Así Pablo pone una plataforma por la cual Dios fundamenta sus principios y nos dice ahora cómo mantenernos en ese servicio. II.Cómo mantenernos en el servicio a Dios La expresión del versículo 20 “Casa grande” es una metáfora que representa a la iglesia, según el mismo Pablo escribió: “si me retraso, sepas cómo hay que portarse en la casa de Dios, que es la iglesia del Dios viviente, columna y fundamento de la verdad”. (1Tim 3:15 NVI). 1. Reconociendo nuestro valor ante Dios En esta metáfora Pablo nos dice que en la casa grande “no sólo hay vasos de oro y de plata sino también de madera y de barro, unos para los usos más nobles y otros para los usos más bajos”. 2Tim. 2:20. Es decir, que en la iglesia hay miembros de Cristo cuyo servicio es honroso, son personas que han dado sus dones a Dios, han vivido para Cristo y disponen todo para él, es importante notar aquí que Pablo “destaca el valor del material y no la función particular para la cual sirve cada utensilio”. CBA. Tomo 7, pág. 348. El tema en este texto no es la humildad con que se hacen las cosas, pues tanto la madera como el barro cumplen una función, pero son elementos que se utilizan de forma transitoria y al hacerlo pierden su valor en el uso, sin embargo, el oro y la plata no pierden su valor con el uso, ni por los golpes, ni por los años. Aquí es importante saber de qué material estamos hechos, cuál es nuestro valor ante Dios, no debemos olvidar que somos preciosos ante Cristo y eso nos mantendrá en el servicio, como hijos e hijas del Rey celestial. 2. Preparándonos para el fuego de la prueba Cada instrumento será probado cuando venga el fuego, mientras la madera y el barro serán destruidos, el oro y la plata perdurarán como dice 1 Cor.3:12 “Si alguien construye sobre este fundamento, ya sea con oro, plata y piedras preciosas, o con madera, heno y paja, su obra se mostrará tal cual es, pues el día del juicio la dejará al descubierto. El fuego la dará a conocer, y pondrá a prueba la calidad del trabajo de cada uno”. (NVI). Es por ello que Pablo pone nuestra atención sobre una vez más el material en que estamos hechos los cristianos, nos refiere que no todos los que dicen servir a Cristo se apartan de “iniquidad” por lo tanto su destino es sombrío y triste, pues unos sirven para usos nobles y otros para usos bajos. Pero doy gloria a Dios, que a diferencia de los vasos del hogar que son para usos viles y que no pueden cambiar su materia, nosotros sí podemos cambiar nuestra naturaleza y llegar a ser preciosos para Dios y dignos de la vida eterna. Servir con el verdadero sentido, con el verdadero valor, con el verdadero amor. 3. Manteniéndonos limpios Para ello, es necesario “Mantenernos limpios” (2 Tim. 2:21 NVI) el término limpiar, significa purificar, purgar, apartarse de la iniquidad, de falsas enseñanzas, como dice Pablo en los versículos 14, 16-18. Evitar discusiones inútiles: “Adviérteles delante de Dios que eviten las discusiones inútiles, pues no sirven nada más que para destruir a los oyentes”. (2 Tim. 2:14 NVI). Y el resultado será algo grandioso, pues promete el Señor que cuatro cosas llegaremos a ser al momento de mantenernos limpios en Jesús.

34


“VASOS DE HONRA”

CONTINUACIÓN

JUNIO Sometiéndonos a Cristo: “Jesús dijo a los discípulos: "Vosotros limpios estáis, aunque no todos." Él había lavado los pies de Judas, pero éste no le había entregado su corazón. Este no fue purificado. Judas no se había sometido a Cristo”. (Deseado de todas las gentes, p. 603). Para ser limpios es necesario ir a la fuente de agua de vida para que limpie nuestro ser cada día, cada mañana, a cada instante. III. Qué bendiciones recibimos Y el resultado será algo grandioso, pues promete el Señor que cuatro cosas llegaremos a ser al momento de mantenernos limpios en Jesús. 1. Seremos vasos de honra Dice el versículo 21: que seremos “un vaso noble”, en otras versiones se traduce un “vaso para honra”, como dice la Escritura: “Quien quiera servirme, debe seguirme; y donde yo esté, allí también estará mi siervo. A quien me sirva, mi Padre lo honrará”. (Jn. 12:26 NVI), la honra, Dios mismo la dará, en la medida del servicio de nuestro dones a Dios y su iglesia, pues Él es quien reconoce a los suyos, quien los sella de forma especial. 2. Seremos santos Ser santificado, significa “ser santo” o “tratar como santo” ya que en el Señor hemos dispuesto nuestros dones, nuestra vida completa a él, ahora Pablo nos exhorta que habrá que apártarse de la iniquidad, que es lo que nos ayudará para que la obra completa de transformación se siga realizando. “Pero ahora que han sido liberados del pecado y se han puesto al servicio de Dios, cosechan la santidad que conduce a la vida eterna”. (Rom 6:22 NVI). Es decir, que Dios nos dará la fortaleza para que honremos a Dios con lo que vemos, con lo que oímos, donde vamos, con quienes nos relacionamos, que honremos a Dios en todo nuestro andar. 3. Seremos útiles La bendición de ser llamados útiles, “El Señor desea los servicios de los cristianos genuinos, pues solo de esa manera podrá ver el mundo el valor supremo de la forma de vida trazada por Dios”. (CBA. t. 7. p. 349). La utilidad se dará mientras estemos dispuestos a ser canales de bendiciones para quienes nos rodean, pues es a través del testimonio como muchas personas conocerán de la misericordia de Dios antes de que aparezca en gloria y majestad, por ello la urgencia de ser útiles y no vasos viles que sean tropiezo para los no cristianos, y Dios prometió que seríamos vasos útiles a su servicio. 4. Estaremos preparados para toda buena obra Preparado para toda buena obra, como escribió Pablo “Estoy convencido de esto: el que comenzó tan buena obra en ustedes la irá perfeccionando hasta el día de Cristo Jesús”. (Fil. 1:6 NVI), tenemos la seguridad que Dios comenzó esta buena obra en nosotros y nos seguirá preparando para ser fieles. Y esto se dará en la medida que sigamos creciendo en Cristo: “para que vivan de manera digna del Señor, agradándole en todo. Esto implica dar fruto en toda buena obra, crecer en el conocimiento de Dios”. (Col 1:10 NVI). Conclusión Pues bien hermanos, hemos visto cómo podemos poner nuestros dones al servicio de Dios: fundamentando nuestra vida en la roca sólida que es Jesús, eso provocará estar dispuestos a servirle, y nos ayudará a mantenernos separados de la iniquidad. También estudiamos como mantenernos en el servicio: reconociendo nuestro verdadero valor ante Dios, preparándonos para el fuego de prueba que determinará de que estamos hechos y manteniéndonos limpios, santos para el Señor. Así mismo el Señor prometió que nos daría la oportunidad de ser llamados “vasos de honra” que testifiquen quién es nuestro Dios, que recibiremos fortaleza para ser purificados, así mismo, honrar a Dios con los que somos, ser verdaderos instrumentos útiles para testimonio de su poder y esto significa estar preparados para toda buena obra, pues Dios comenzó esta obra en nosotros y Él la terminará.

35


“VASOS DE HONRA”

CONTINUACIÓN

JUNIO

Hay que dar servir, hay que dar… Cuentan que un cierto hombre estaba perdido en el desierto, a punto de morir de sed. Cuando él llegó a una casita vieja, una cabaña que se desmoronaba, sin ventanas, sin techo, golpeada por el tiempo. El hombre deambuló por allí y encontró una pequeña sombra donde se acomodó, huyendo del calor del sol desértico. Mirando alrededor, vio una bomba a algunos metros de distancia, muy vieja y oxidada. Él se arrastró hasta allí, agarró la manija, y empezó a bombear sin parar. Nada ocurrió. Desanimado, cayó postrado hacia atrás y notó que al lado de la bomba había una botella. La miró, la limpió, removiendo la suciedad y el polvo, y leyó el siguiente mensaje: - “Primero necesitas preparar la bomba con toda el agua de esta botella, mi amigo” PD.: “Haz el favor de llenar la botella otra vez antes de partir.” El hombre arrancó la rosca de la botella y, de hecho, tenía agua. ¡La botella estaba casi llena de agua! De repente, él se vio en un dilema: si bebía el agua podría sobrevivir, pero si volcase el agua en la vieja bomba oxidada, quizá obtuviera agua fresca, bien fría, allí en el fondo del pozo, todo el agua que quisiera, y podría llenar la botella para la próxima persona. Pero eso podía no salir bien. ¿Qué debería hacer? ¿Volcar el agua en la vieja bomba y esperar el agua fresca y fría? ¿O beber el agua vieja y salvar su vida? ¿Debería perder toda el agua que tenía en la esperanza de aquellas instrucciones poco confiables, escritas no se sabía cuándo? Con temor, el hombre volcó toda el agua en la bomba. Enseguida, agarró la manija y empezó a bombear… y la bomba empezó a chillar. ¡Y nada ocurrió! Y la bomba chilló y chilló. Entonces surgió un hilito de agua después un pequeño flujo, ¡y finalmente el agua salió con abundancia! La bomba vieja y oxidada hizo salir mucha, pero mucha agua fresca y cristalina. Él llenó la botella y bebió de ella hasta hartarse. La llenó otra vez para el próximo que por allí podría pasar, la enroscó y agregó una pequeña nota al billete preso en ella: - “¡Créeme, funciona! ¡Necesitas dar todo el agua antes de poder obtenerla otra vez!” Créeme hermano, que al poner nuestros dones al servicio de Dios seremos más felices y recibiremos grandes bendiciones, no dudes en dar y servir. En este día me gustaría orar por las personas que desean poner sus dones al servicio de Dios y que ahora disponen toda su vida al Señor, me gustaría orar por aquellos que desean vivir como la primera vez que sirvieron a Dios y que desean seguir poniendo sus dones cada día más y mejor a los pies de nuestro Rey y Señor; me gustaría orar por ver una iglesia útil, santa, preparada y que dé honra y gloria a Dios, y me gustaría que lo manifestarán poniéndose de pie. (Oración de consagración) Ptr. Jacob A. Bolaños Jiménez Dir. de Mayordomía Misión Azteca

36


LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPO JULIO

Lectura Bíblica: Efesios 5:15, 16 Himnos sugerentes: 475, 477 INTRODUCCIÓN

Como mayordomos de Dios, es nuestro privilegio administrar sabiamente nuestra vida. Ésta incluye las cuatro áreas que continuamente mencionamos: Tiempo, Talentos, Tesoros y Templo (nuestro cuerpo). Un mayordomo responsable estará atento para desarrollar y administrar sabiamente cada una de las cuatro áreas mencionadas. Esta mañana nos concentraremos en el uso del TIEMPO especialmente en el propósito que tiene el SÁBADO: ADORACIÓN Y UN ENCUENTRO CON DIOS. • No vamos a hablar del cambio de sábado al domingo ni del poder que ha querido cambiarlo. • No vamos a hablar del sábado como sello de Dios. • No vamos a hablar del origen del sábado. Vamos a hablar de la importancia, beneficios y la necesidad que hacer del sábado una delicia. “Nuestro tiempo pertenece a Dios. Cada momento es suyo, y nos hayamos bajo la más solemne obligación de aprovecharlo para su gloria. De ningún otro talento que Él nos haya confiado requerirá más estricta cuenta que de nuestro tiempo”. (PVGM 217). Cada uno de nosotros recibimos la misma cantidad de minutos al día: adultos, niños, hombres y mujeres. Este es un don maravilloso, ¿Cómo estás administrando tu tiempo? ¿Estás dando gloria a Dios en la manera en que lo usas? Sería muy útil atender el consejo del salmista que dice: “Enséñanos a contar nuestros días, te tal modo que traigamos al corazón sabiduría”. (Sal. 90:12). Cuando pensamos en la seriedad con que Dios considera el uso del tiempo y sabiendo que en el juicio se examinará el uso que se haya hecho de cada talento, temblamos por nuestros descuidos en su uso. Percibimos la importancia que Dios le da al TIEMPO, al asignar un mandamiento de la santa Ley que prescribe el uso de los seis días para el trabajo común, y aparta un día para dedicarlo a Él. (Éx. 20:8-11; Gn. 2:1-3). Dios nos ha dado seis días para usarlos con sabiduría. Pero se ha reservado el SÁBADO, para que lo usemos para su servicio y adoración. Ese tiempo debe tener un uso diferente. ¿Es así en tu vida? El tiempo del sábado, ¿lo usas diferente al de los otros seis días? ¿Tienes claro en tu mente que el sábado le pertenece a Dios? En tu hogar ¿se respeta el sábado como tiempo santo, en el que no debemos realizar actividades que ofendan su nombre? ¿Cuidas los extremos del sábado? I. El centro del sábado no es qué hacer y qué no hacer El énfasis del sábado no consiste en qué hacer y qué no hacer, ya que lo más importante es el encuentro que tú y yo tenemos con el Creador del sábado. Aún encontramos iglesias donde sus miembros tienen conflictos por no hacer diferencia de las horas sagradas con las horas comunes de los otros días de la semana. Una evidencia de no saber distinguir las horas sagradas de las comunes es que compran y venden en sábado, ven programas comunes en la televisión, leen sus periódicos, practican deportes, etc.

37


LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPO

CONTINUACIÓN

JULIO El profeta Isaías es claro al escribir: “Si retrajeres del sábado tu pie, de hacer tu voluntad en mi día santo, y al sábado llamares delicias, santo, glorioso de Jehová; y le venerares, no haciendo tus caminos, ni buscando tu voluntad, ni hablando tus propias palabras: Entonces te deleitarás en Jehová; y te haré subir sobre las alturas de la tierra, y te daré a comer la heredad de Jacob tu padre; porque la boca de Jehová ha hablado” .(Is. 58:13, 14). En una iglesia los ancianos pidieron a su pastor que, por favor, les dijera a los hermanos que las horas sagradas del sábado son todo el día, no solamente en la mañana. El Comentario bíblico adventista, tomo 1, página 616, presenta algunas ideas que debemos recordar esta mañana. Clarificará lo que realmente Dios quería, originalmente, que el sábado fuera para los seres humanos. I. Propósito del sábado En un sentido personal, el sábado se presenta como un recordativo de que en medio de los afanes apremiantes de la vida no debiéramos olvidar a Dios. Entrar plenamente en el espíritu del sábado es hallar una valiosa ayuda para obedecer el resto del Decálogo. La atención especial y la dedicación dadas, en este día de descanso, a Dios y a las cosas de valor eterno, proveen un caudal de poder para obtener la victoria sobre los males contra los cuales se nos advierte en los otros mandamientos. El espíritu de la verdadera observancia del sábado nos inducirá a aprovechar sus horas sagradas procurando comprender más perfectamente el carácter y la voluntad de Dios, a apreciar más plenamente su amor y misericordia y a cooperar más eficazmente con él, ayudando a nuestros prójimos en sus necesidades espirituales. Escuchen la forma cómo Elena de White describe el no hacer nuestra voluntad en el día de sábado. Ella dice: “Los que durante el sábado hablan de negocios o hacen proyectos, son considerados por Dios como si realmente realizaran transacciones comerciales. Para santificar el sábado, no deberíamos si quiera permitir que nuestros pensamientos se detengan en cosas de carácter mundanal”. (PP, p. 315). En esta declaración están incluidos el periódico, comprar y vender, la televisión, los deportes, y otras prácticas que en algunas iglesias se realizan. II. El sábado es como un puente El sábado ha sido bien comparado a un puente tendido a través de las agitadas aguas de la vida sobre el cual podemos pasar para llegar a la orilla opuesta, a un eslabón entre la tierra y el cielo, un símbolo del día eterno cuando los que sean leales a Dios se revestirán para siempre con el manto de la santidad y del gozo inmortales. Se ha comparado a un oasis en el desierto, donde el caminante encuentra aguas frescas para su sed espiritual. El sábado se constituye en un puente que en un extremo se encuentra el Edén recién creado, y en el otro está el Edén restaurado. Si tú y yo caminamos hacia un extremo por ese puente, nos encontraremos con el Dios creador en el Edén (Gn. 2:1-3), pero si caminamos en la otra dirección, nos encontraremos con Dios que ya restauró el Edén (Is. 66:23). La observancia del sábado se extiende como un cordón de oro a través de la historia. Dios siempre ha tenido fieles guardadores del sábado, Marcos escribió, “Así que el Hijo del hombre Señor es también del sábado”. (Mc. 2:28). III. El sábado no es para estar ocioso Debiéramos "recordar" también que el mero descanso del trabajo físico no constituye la observancia del sábado. Nunca fue la intención que el sábado fuera un día de ociosidad e inactividad. La observancia del sábado no consiste tanto en abstenerse de ciertas formas de actividad, como en participar deliberadamente en otras. Dejamos la rutina semanal del trabajo sólo como un medio para dedicar el día a otros propósitos.

38


LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPO

CONTINUACIÓN

JULIO Si le damos una correcta interpretación a las declaraciones del profeta Isaías, podemos decir que, cualquier cosa que contribuya a los propósitos primordiales, mencionados anteriormente, es apropiada para el espíritu y la finalidad del sábado. Por otro lado, cualquier cosa que contribuya, en primer lugar, a la complacencia de los deseos personales de uno o a la prosecución de los intereses propios, es tan ajena a la verdadera observancia del sábado como un trabajo común. Este principio se aplica tanto a los pensamientos y a las palabras como a las acciones. IV. El sábado es un anticipo del cielo Una vez cada semana tenemos el feliz privilegio de olvidar todo lo que nos recuerde este mundo de pecado, y "acordarnos" de las cosas que nos acercan a Dios. El sábado puede llegar a ser para nosotros un pequeño santuario en el desierto de este mundo, donde por un tiempo podemos estar libres de sus cuidados y podemos entrar, por así decirlo, en el gozo del cielo. Si el descanso del sábado fue deseable para los seres sin pecado del paraíso (Gn. 2:1-3), ¡cuánto más esencial lo es para los falibles mortales que se preparan para entrar de nuevo en esa bendita morada! Si evitamos hacer nuestra voluntad en el día santo, entendemos que la esencia del pecado es el egoísmo: hacer lo que a uno le place, sin tener en cuenta ni a Dios ni al hombre. El día sábado proporciona al hombre la oportunidad de dominar el egoísmo y cultivar el hábito de hacer lo que agrada a Dios (1 Jn. 3:22) y lo que contribuye al bienestar de otros. V. El sábado como clave de la felicidad Bien comprendido y correctamente observado, el sábado es la clave de la felicidad del hombre, tanto aquí como en el mundo venidero. La verdadera observancia del sábado conducirá a la obra de reforma descrita en Isaías 58:5-12. Los que no participan del espíritu del sábado, tal como fue ordenado por Dios, no comprenden lo que pierden. El sábado es una de las mayores bendiciones que el amante Creador ha dispensado a los hombres. Lo que haces en sábado, ¿es para honra de Dios? Cualquier actividad que tenga el propósito de proporcionar un conocimiento más cabal del carácter de Dios, de sus obras, de sus caminos o de su voluntad, o que sirva de conducto por medio del cual el amor divino pueda llegar al corazón y a la vida de nuestros semejantes, es una honra para Dios. Quiero que tomen nota de lo siguiente: Cualquier actividad, que se realiza en sábado, que tenga el propósito de contribuir con los planes de Dios, eso honra a Dios. La Biblia habla del tiempo santo. El tiempo de encontrarnos con Dios. ¿Quiere decir que solo el sábado debo acordarme de Dios? No, de ninguna manera, sólo que el sábado es un día muy especial para encontrarnos con el Creador. Pero, y el resto de la semana ¿podemos olvidarnos de Dios? No, tú y yo debemos tener un momento de encuentro con Dios todos los días. Siendo que el sábado es para tener un encuentro con Dios, también todos los días debemos apartar tiempo para encontrarnos con Él, donde nos olvidamos de los afanes de esta vida y colocamos nuestras preocupaciones sobre Él (1Ped. 5:6, 7). Cada día debiéramos dedicar tiempo para encontrarnos con Dios. El culto familiar por la mañana y por la tarde, debieran ser una práctica como la que los hebreos tenían en el Antiguo Testamento. VI. El sábado es una bendición no una carga Se prometen bendiciones tanto materiales como espirituales a los que participan de todo corazón del espíritu del sábado. Dios dispuso que el sábado fuera una bendición, no una carga, y su observancia responde al provecho del hombre y no a su perjuicio. Fue dispuesto para aumentar su felicidad y no para que le resultara penoso. Guardar el sábado no consiste esencialmente en la minuciosa observancia de ciertas ceremonias y en abstenerse de ciertos afanes. Pensar de esa manera es perder completamente el verdadero espíritu y los propósitos de la observancia del sábado y es ir en pos de una justificación basada en obras.

39


LA MAYORDOMÍA DEL TIEMPO

CONTINUACIÓN

JULIO Nos abstenemos de ciertas tareas, de ciertos afanes, de ciertos temas en nuestro pensamiento y en nuestras conversaciones, no porque al hacer eso pensemos que estamos ganando el favor de Dios. Nos abstenemos de esas cosas a fin de que podamos dedicar nuestro tiempo, nuestras energías y nuestros pensamientos a otras actividades que aumentarán nuestra comprensión de Dios, nuestro aprecio de su bondad, nuestra capacidad para cooperar con Él y nuestra habilidad para servir al Señor y a nuestro prójimo más eficientemente. Conclusión Agradecemos a Dios por la vida que nos dio. Por el tiempo que nos permite para participar en su obra. Seamos sabios al usarlo y que nuestra vida en este mundo contribuya para la felicidad de otros. La observancia del sábado que consiste principal o únicamente en el aspecto negativo, en no hacer ciertas cosas, de ninguna manera es observancia del sábado. Tan sólo cuando se practica el aspecto positivo de guardar el sábado, se puede esperar obtener de la observancia de ese día el beneficio dispuesto por un Creador sabio y amante. (CBA 5:576). “Que los padres y los hijos realicen ahora un esfuerzo ferviente para redimir el tiempo y para remediar su pasado descuido. Que manifiesten una conducta diferente de la que tiene el mundo. (CMC 311). El sábado se constituye en un monumento recordativo de la creación. Como cuando un ingeniero o un arquitecto terminan la construcción y coloca una placa que rememora la fecha de inauguración del edificio. Estimados hermanos, es tiempo que tengamos un reavivamiento y una reforma en cuanto al uso del tiempo del sábado. Y también, en cuanto al uso del tiempo del resto de la semana. Hoy debemos decidir ser fieles a Dios en el uso de las horas sagradas del sábado cuidando los extremos, tanto en el inicio como al terminar el sábado. Que las horas del sábado no nos encuentren realizando trabajos comunes. O que antes que termine el sábado ya estemos realizando actividades comunes. Hay miembros de iglesia que quieren ponerle un puntal al sol para que no se oculte el viernes, y quieren colgarse del sol para que se oculte pronto. Les parece un día demasiado largo. Dios nos dio esas horas para tener un encuentro personal con Él y para que participemos de la adoración corporativa, como iglesia. Seamos cuidadosos para que el sábado sea un tiempo de encuentro con el Dios que lo creó para nuestro beneficio. Agradezcamos a Dios por el don del tiempo, y pidámosle que nos dé sabiduría para optimizarlo. Pero si no lo hemos usado bien, que nos ayude a redimir el tiempo, usando sabiamente el que tenemos por delante. Todos los que quieran pedir sabiduría a Dios para hacer buen uso del sábado, y prepararse para adorar al Señor en el Edén restaurado todos los sábados, pueden levantar la mano para orar juntos. ¡DIOS LES BENDIGA!

Ptr. Héctor Armenta Espinoza Dir. de Mayordomía Misión del Valle de México

40


REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL SEPTIEMBRE

Texto: Joel 2:15-17,28. El propósito del Mensaje de esta mañana es mostrar a la Iglesia la necesidad que tenemos de un Reavivamiento y una Reforma así como los pasos que menciona la Biblia para alcanzarla. INTRODUCCIÓN El mundo caótico, tenso y pecador en el cual vivimos está amenazando con absorber la espiritualidad de muchos de los miembros de nuestra Iglesia. La languideciente fe de muchos de nuestros feligreses pareciera estar extinguiéndose. La necesidad de orar poco a poco estar siendo remplazada por oraciones cada vez más cortas, rápidas y rutinarias. Los deseos de congregarse e ir a la Iglesia están pasando a segundo plano; se busca primero la satisfacción de los deseos egoístas y no hacen de Dios lo mejor, lo primero y lo último. Los cantos y las alabanzas pareciera, no tienen sentido. Y la Biblia está siendo puesta a un lado. Si este es tu sentir, si te sientes absorto por las preocupaciones de la vida, si los cultos te parecen monótonos y rutinarios y ni aún los mejores programas pueden lograr hacer vibrar tu corazón… Si tú trabajo, tus hijos y el cónyuge han llegado a ocupar el primer lugar en tu corazón y has dejado de confiar en Dios y empezado a luchar por ti mismo, dejado a un lado el sueño de Dios para tu vida y viviendo una vida de transgresión, Entonces URGE UN REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL EN TU VIDA. Un Reavivamiento y una Reforma que te lleve de nuevo a la unión con Dios. “Un reavivamiento de la verdadera piedad entre nosotros es la mayor y más urgente de todas nuestras necesidades. El buscar esto debe ser nuestro primer trabajo. Debe haber un esfuerzo ferviente para obtener la bendición del Señor, no porque Dios no esté dispuesto a otorgarnos su bendición, sino porque no estamos preparados para recibirla. Nuestro Padre celestial está más dispuesto a dar su Espíritu Santo a los que se lo piden, que los padres terrenales a dar buenas dádivas a sus hijos”. (Mensajes selectos t. 1, pág. 121, 1958).” Ellen G.White. I. ¿QUÉ ES EL REAVIVAMIENTO? Los diccionarios lo definen como: El Acto o la instancia de revivir, Es moverse de un estado de mortandad, Es la condición de ser revivido. Para los Cristianos: “Es moverse de la Apostasía, de la Indiferencia y del formalismo religioso a una vibrante relación con Dios.” “El reavivamiento significa una renovación de la vida espiritual, una vivificación de los poderes de la mente y del corazón, una resurrección de la muerte espiritual. La reforma significa una reorganización, un cambio en las ideas y las teorías, en los hábitos y las prácticas.” Servicio Cristiano págs. 53, 54 E.G.W. II . REAVIVAMIENTOS ANTIGUOS Reavivamiento en el Carmelo. (1 Reyes 18) Cuando el pueblo de Israel había apostatado siguiendo al falso dios Baal y habían dado muerte a los sacerdotes del Dios Altísimo. Dios levanto al profeta Elías para conducir al pueblo a un Reavivamiento y a una Reforma. Por tres años y medio no llovió sobre la tierra por mandato del profeta Elías y al tener un encuentro con los cuatrocientos profetas de Baal sobre el monte Carmelo, Dios demostró por medio del fuego que consumió el sacrificio que él era Dios. El pueblo de Israel postrándose sobre sus rodillas fueron movidos a un reavivamiento exclamando “Jehová es Dios, Jehová es Dios” vs. 39 y a una Reforma “dándole muerte a los cuatrocientos profetas de Baal” vs. 40 apartándose del falso y abominable culto para seguir al Dios verdadero.

41


REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL

CONTINUACIÓN

SEPTIEMBRE Reavivamiento en el Reino del Norte y del Sur. (2 Cron. 30) El pueblo de Dios fue dividido después de la muerte de Salomón, en ocasión del reinado de Roboam. El Reino de Norte con sus 10 tribus se apartaron de los mandamientos de Dios y empezaron a adorar imágenes y se hicieron dos becerros de oro, en los extremos de su territorio para adorarlos y no bajar a Jerusalen para adorar al verdadero Dios, como estaban acostumbrados. El Reino del Sur o de Judá se esforzaban por cumplir los mandatos de Dios, los Levitas vivían en este reino y eran los responsables de dirigir los servicios y el sacrificio diario como Dios lo mandó. Tiempo después y después de muchos años de antagonismo entre estos dos reinos hermanos, el rey Ezequías -rey de Judá- envió Mensajeros por el territorio de Israel para que viniesen a celebrar la Pascua de Jehová “Pasaron los correos de ciudad en ciudad… y muchos se reían y se burlaban de ellos” Vs.10 con todo eso dice la Biblia que “algunos hombres de Aser, Manasés, y Zabulón se humillaron y vinieron a Jerusalén…” Vs.11 Fue un tiempo de reavivamiento espiritual para estas tribus Israelitas que se habían apartado del Dios verdadero y cuando terminó la fiesta de la Pascua que duró siete días, regresaron a sus casas, no sin antes manifestar una Reforma en sus vidas ya que “todos los hijos de Israel que habían estado allí, salieron de las ciudades de Judá y quebraron las estatuas y destruyeron las imágenes de Asera y derribaron los lugares altos y los altares por todo Judá, Benjamín, y también en Efraín y Manasés, hasta acabarlo todo. Despúes se volvieron todos los hijos de Israel a sus ciudades, cada uno a su posesión”. 2 Cron. 31:1 Reavivamiento previo a la 1ª Venida de Jesús (Lucas 3) Juan el Bautista predicaba con poder a las orillas del río Jordán, Dios había levantado a Juan el Bautista para preparar el camino delante del Señor, en su predicación reprendía los pecados del pueblo y los instaba a arrepentirse y a ser bautizados. La predicación poderosa de Juan el Bautista llevó a las multitudes a un reavivamiento espiritual y a una reforma, las multitudes, los publicanos y los soldados preguntaban con sinceridad: “ ¿Qué haremos…? Vs. 10 - 14 Como respuesta le dio una serie de instrucciones que los llevó a una Reforma “El que tenga dos túnicas, dé al que no tiene; y el que tiene que comer haga lo mismo… No exijáis más de lo que os esta ordenado… No hagáis extorción a nadie… y contentaos con vuestro salario…” Vs. 10-14. El reavivamiento espiritual en tiempos de Juan el Bautista, preparó el camino para la Venida del Señor. Otros Reavivamientos. 1.- Esdras 10:1 Al leer la Ley de Dios se arrepintieron de sus obras y confesaron sus pecados delante de la casa de Dios, produciendo un gran reavivamiento espiritual entre los hombres, las mujeres y los niños y todo el pueblo quienes lloraron amargamente. 2. Juan 4:39 Hubo un gran reavivamiento en Samaria por la palabra de una Mujer “ Y muchos de los samaritanos de aquella ciudad creyeron en él por la palabra de la mujer, que daba testimonio diciendo: Me dijo todo lo que he hecho”. 3.-Hechos 2:41, 8:6, 9:35, 11:21, 13:48, 18:8, 19:18 Reavivamiento espiritual por medio de los apóstoles. III. PASOS PARA EL REAVIVAMIENTO 1º PEDIR EL REAVIVAMIENTO “Debe haber un esfuerzo ferviente para obtener la bendición del Señor, no porque Dios no esté dispuesto a otorgarnos su bendición, sino porque no estamos preparados para recibirla. Nuestro Padre celestial está más dispuesto a dar su Espíritu Santo a los que se lo piden, que los padres terrenales a dar buenas dádivas a sus hijos” . Mensajes Selectos, t. 1 p. 121, 1958, E.G.W.

42


REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL

CONTINUACIÓN

SEPTIEMBRE “Orad para que las poderosas energías del Espíritu Santo, con todo su poder vivificador, recuperador y transformador, caigan como un choque eléctrico sobre el alma paralizada, haciendo pulsar cada nervio con nueva vida, restaurando todo el hombre, de su condición muerta, terrenal y sensual a una sanidad espiritual”. Joyas de los testimonios, t. 2, pág. 100. E.G.W. Zacarías 10:1 “Pedid a Jehová lluvia en la estación tardía. Jehová hará relámpagos, y os dará lluvia abundante, y hierba verde en el campo a cada uno”. Salmos 80:7 “Oh Dios de los ejércitos restáuranos; Haz resplandecer tu rostro, y seremos salvos”. Habacuc 3:2 “Oh Jehová, aviva tu obra en medio de los tiempos, en medio de los tiempos hazla conocer”. Pedid el Reavivamiento hasta… Isaías 32:15 “Hasta que sobre nosotros sea derramado el Espíritu de lo alto, y el desierto se convierta en campo fértil, y el campo fértil sea estimado por bosque”. Pedid el Reavivamiento con intensidad… Génesis 32: 26 “… Y Jacob le respondió: No te dejaré si no me bendices”. Sólo en respuesta a la Oración debe esperarse el reavivamiento en nuestras vidas e Iglesia. 2º PREPÁRATE PARA RECIBIRLO -Quita el pecado que te estorba. Josué 24:14 “Ahora pues temed a Jehová, y servidle con integridad y en verdad; y quitad de entre vosotros los dioses a los cuales sirvieron vuestros padres al otro lado del río, y en Egipto; y servid a Jehová”. Génesis 35:2 “… Quitad los dioses ajenos que hay entre vosotros, limpiaos y mudad vuestros vestidos”. “Como ministros, como cristianos, debemos trabajar para eliminar del camino las piedras de tropiezo. Debemos retirar cada obstáculo. Confesemos y abandonemos cada pecado, para que pueda estar aparejado el camino del Señor, para que él pueda estar en nuestras reuniones e impartirnos su rica gracia.” Mensajes Selectos, t. 1 p. 145, E.G.W. -Confiesa y Arrepiéntete de tu pecado 1 Juan 1:9 “Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad”. Romanos 2:4 “… Su benignidad te guía al Arrepentimiento…” Arrepentimiento es más que estar tristes por el pecado, es más que tener remordimiento por un acto cometido, es más que desear que nunca hubiese pasado o de hacer una resolución de ser mejores en el futuro. El Arrepentimiento es un cambio de mente lo que conlleva a un cambio de corazón, y lo cual da como resultado en un cambio de acción. -Acércate a Dios Santiago 4:8 “Acercaos a Dios, y él se acercará a vosotros. Pecadores, limpiad las manos; y vosotros los de doble ánimo, purificad vuestros corazones.”

43


REAVIVAMIENTO ESPIRITUAL

CONTINUACIÓN

SEPTIEMBRE Escucha su Palabra, Cree en Dios y Obedécele para que él transforme tu vida, y te haga vivir. Sólo cuando nos acercamos a Dios con humildad y sinceridad es cuando recibimos de él la presencia del Espíritu Santo. 3º Y DERRAMARÉ MI ESPÍRITU Joel 2:15-17,28 “Tocad trompeta en Sion, proclamad ayuno, convocad asamblea. Reunid al pueblo, santificad la reunión, juntad a los ancianos, congregad a los niños y a los que manan, salga de su cámara el novio, y de su tálamo la novia. Entre la entrada y el altar lloren los sacerdotes ministros de Jehová...Y después de esto derramaré mi Espíritu sobre toda carne, y profetizarán vuestros hijos y vuestras hijas; vuestros ancianos soñarán sueños, y vuestros jóvenes verán visiones”. Nuestro Padre celestial está más dispuesto a dar su Espíritu Santo a los que se lo piden, que los padres terrenales a dar buenas dádivas a sus hijos. Lucas 11:9-13 “Pedid y se os dará, buscad y hallaréis, llamad y se os abrirá. Porque todo aquel que pide recibe; y el que busca halla; y al que llama se le abrirá. ¿Qué hombre hay de vosotros, que si su hijo le pide pan, le dará una piedra? ¿O si le pide un pescado, le dará una serpiente? ¿O si le pide un huevo le dará un escorpión? Pues si vosotros siendo malos sabéis dar buenas dadivas a vuestros hijos, cuanto más vuestro Padre Celestial dará el Espíritu Santo a los que se lo pidan”. La promesa del Señor para su iglesia: “En visiones de la noche pasó delante de mí un gran movimiento de reforma en el seno del pueblo de Dios. Muchos alababan a Dios. Los enfermos eran sanados y se efectuaban otros milagros. Se advertía un espíritu de oración como lo hubo antes del gran día de Pentecostés. Veíase a centenares y miles de personas visitando las familias y explicándoles la Palabra de Dios. Los corazones eran convencidos por el poder del Espíritu Santo, y se abrían de par en par para la proclamación de la verdad. El mundo parecía iluminado por la influencia divina”. Joyas de los testimonios, t. 3, p. 345. E.G.W. CONCLUSIÓN La mayor y más urgente de todas nuestras necesidades es la de un reavivamiento espiritual y una reforma. 1. Pidamos con humildad un reavivamiento a nuestro Señor, que su Espíritu Santo descienda sobre nosotros, y sobre nuestra Iglesia y nos utilice como sus instrumentos. 2. Preparemos nuestros corazones para la recepción de su presencia, limpiándonos de todo pecado y liberémonos de toda cadena de maldad que nos ate a este mundo. 3. Recibamos la plenitud de su Presencia y alumbremos a este mundo con el poder de Jesús, antes de su venida en gloria y majestad. Llamado: El mundo está sumergido en pecado y Cristo muy pronto vendrá por Segunda vez en gloria y majestad. Hay tibieza dentro de la Iglesia, los mandamientos de Dios están siendo pisoteados por un mundo impenitente. Un gran reavivamiento esta por tomar parte en este tiempo final que preparará el camino para la Segunda Venida de Cristo. Hay una urgente necesidad por el derramamiento del Espíritu Santo. Ahora nos toca a nosotros decidir si queremos seguir siendo tibios o levantarnos y vivir para el Señor. Los que fueron portaestandartes de antaño, ya no están con nosotros y han desaparecido del escenario. En este tiempo del fin nos toca a nosotros levantar ahora la bandera de Cristo Jesús y predicar con poder su mensaje santo ¿Estás dispuesto a levantar el estandarte del Señor, clamar por el Espíritu Santo y reformar tu vida confesando tu pecado, apartándote de él y recibiendo el poder de su Presencia? Que Dios te bendiga en tu decisión por el Señor. Ptr. Raúl A. González Pastor del Distrito de Satélite Misión Azteca

44


PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS OCTUBRE

Texto: Génesis 1:26,27 INTRODUCCIÓN

En México, como en otros países, las pequeñas y medianas empresas representan el factor más importante para el crecimiento económico y la generación de empleos, por la gran cantidad de establecimientos de este tipo que operan actualmente en todos los sectores productivos, el industrial, el comercial y de servicios. Por influir directamente en la generación de empleos, entre otras razones importantes y trascendentales para el desarrollo de los países, este sector empresarial representa uno de los objetivos primordiales de las políticas gubernamentales. Sin embargo, muchas de las pequeñas y medianas empresas que con todo optimismo abren sus puertas para integrarse a la actividad económica, aunque técnicamente son competentes, ven frustrados sus objetivos principalmente por errores de gestión. Los empresarios carecen de preparación en el terreno administrativo; no conocen las diferentes fases de la técnica administrativa y, por lo tanto, la mayor parte de las empresas de este tipo carecen de una adecuada organización que les permita a sus propietarios y administradores el control y la dirección de sus actividades. En conclusión, estas empresas quiebran porque los dueños no saben cómo administrarlas. Poseen los recursos necesarios para mantener sus operaciones, para crecer y desarrollarse. Sin embargo, no es suficiente con tener lo necesario, es importantísimo saber cómo utilizar los recursos que se tienen y obtener un beneficio. Administrar, saber qué hacer y cómo hacer para alcanzar un objetivo. Es un proceso, se requiere transitar un camino, que quizás no garantice absolutamente el cumplimiento de las aspiraciones, pero sí dará mayor certeza y seguridad. Hablamos de organizaciones, de empresas, de entidades. Sin embargo, en la actualidad existe un término muy interesante que involucra específicamente el uso personal de los recursos familiares. ¿Hemos escuchado alguna vez el término “Finanzas Personales”? En pocas palabras, este concepto busca que los ingresos familiares sean utilizados de manera inteligente, que los gastos se ajusten a los ingresos obtenidos, que sean previstos con anterioridad y se ajusten a un presupuesto, que se recurra al crédito en casos sumamente necesarios o para aprovechar alguna buena oportunidad, que se tenga una reserva familiar para enfrentar algún imprevisto, una emergencia, y que la familia, al hacer un uso adecuado de su dinero, busque también ahorrar para formar un patrimonio mejor. Sin embargo, como cristianos creemos que todo lo que tenemos no es propiedad personal. Confiamos en la Palabra de Dios, y sabemos que hoy tenemos porque Dios nos lo ha dado. Y si todo es una bendición del cielo, entonces debemos considerar que ustedes y yo tenemos un compromiso moral con el Señor. Adoración a quien nos da. Servir a quienes nos rodean. I. Reconocer que Dios es Creador… - El hombre fue creado a imagen y semejanza de Dios. El libro de Génesis narra en sus tres primeros capítulos que el mundo fue creado por el poder divino. No intenta probarlo, sólo lo afirma. - Y creemos que este planeta tiene un principio más elevado que el origen que el propio hombre ha propuesto.

45


PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS OCTUBRE

CONTINUACIÓN

-Dios creó en siete días un mundo perfecto. Con el poder de su Palabra lo creó. En la creación, Dios se revela así mismo como nuestro Padre bondadoso de amor eterno. Su obra nos muestra su carácter. Este mundo, creado por el Señor, es hermoso. -El salmista rinde adoración a su Creador por todos los beneficios que otorgó a este planeta. Anima al pueblo de Dios que rinda adoración y alabanza a Aquel que nos ha dado tantas bendiciones. “Den gracias al Señor por su amor, ¡por lo que hace a favor de los hombres!” Salmos 107:31 -“Ha hecho inolvidables sus maravillas. El Señor es tierno y compasivo”. Salmos 111:4 -Para no olvidar algún evento importante o alguna actividad a realizar, existen distintas formas de hacerlo. Quizás sea bueno tener una agenda, más vale apuntar con una tinta pálida lo que tenemos que hacer que confiar en nuestra memoria. -Probablemente usted sea de las personas que amarran un hilo en su dedo para saber que algo no debe olvidarse. -O también es de las personas que creen que comer un puñado de pasas es bueno para fortalecer su memoria. El problema en este caso sería que usted no recordara si tomó o no ese puñado de pasas. Pero de los males el menor, sólo tendría que tomar otro puñado de pasas si lo ha olvidado. -El sábado es un monumento esculpido sobre el tiempo, instituido divinamente para grabar en nuestra memoria que Dios creó este mundo. Que Dios nos creó. -Con justa razón el apóstol Pablo dice que no hay excusa ni justificación para ignorar la verdad y hacerla a un lado. En todo momento, la misma creación muestra que Dios diseñó y formó este planeta. Romanos 1:18 y 23 -Nosotros tenemos un compromiso con nuestro Creador. Al formarnos a su propia imagen y semejanza, como hijos suyos, debemos manifestar rasgos propios de nuestro Padre celestial. Su bondad, su misericordia, su amor, su entrega, su ánimo y su disposición para servir. -Tenemos la obligación moral de ser dignos hijos de nuestro Dios, no solamente parecerlo. Porque así lo confesamos y así lo profesamos. La gente nos conoce, las personas saben lo que somos, nosotros lo predicamos. Perdemos autoridad moral, cuando no practicamos lo que predicamos y cerramos la posibilidad de ser canales de bendición a otros que no lo conocen. -Y si Dios te ha dado de sus bendiciones, no son recursos para retenerlos y egoístamente pensar que son para tu propio beneficio. Son bondades que el Señor ha confiado en tus manos para ser precisamente bondadoso con los demás. Ese es el propósito. Muestra que eres hijo de Dios, sirve a los hombres como el Señor mismo lo hizo. Esta es la esencia de la religión. -El apóstol Santiago afirma lo siguiente: “La religión pura y sin mancha ante Dios el Padre es ésta: Visitar a los huérfanos y a las viudas en sus tribulaciones, y guardarse sin mancha de este mundo”. Santiago 1:27

46


PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS OCTUBRE

CONTINUACIÓN

II. Reconocer que Dios es dueño de todo… - “Conozco todas las aves de los montes, y todos los animales del campo son míos. Si yo tuviera hambre, no te lo diría a ti, porque mío es el mundo y su plenitud”. Salmos 50:11, 12.-Ofrecer al Señor la vida, en realidad no estaríamos dando nada en retribución a todo lo que Dios hace por nosotros. Porque la vida que hoy tenemos, Dios nos la da. ¿Qué le damos a final de cuentas? Nada que no le pertenezca. -¿Por qué entonces decimos “Con mi vida hago lo que yo quiera”? ¿Esta es mi familia? ¿Mi dinero lo gano con el sudor de mi frente? -Si tienes hoy vida, se la debes a Dios. No es tuya, no te pertenece. No tienes el poder para mantener a tu corazón latiendo. Si te mueves, si respiras, si tienes conciencia de lo que pasa a tu alrededor, dale gracias a Dios, porque Él así lo permite, así lo concede. -Con tantos riesgos que existen en este mundo lleno de maldad y de pecado, es un milagro divino que tú y yo estemos vivos. Enfermedades cada vez más raras, incurables, accidentes en la calle, violencia por todos lados, hasta en las propias familias. Gracias a Dios porque hoy estamos vivos. -El nacimiento de un bebé es un milagro. Hay mal formaciones, procesos incompletos en la gestación de una creatura que la ciencia no sabe la razón por la que suceden tales cosas. Los médicos están limitados. Hacen lo que pueden para salvar la vida a un recién nacido, pero dependen siempre de un milagro. Si tu bebé nace sanito, es porque el Señor así lo permitió, así lo concedió. Gracias a Dios porque tenemos una familia. -Si hoy tienes dinero en la mano, no es porque seas autosuficiente ni totalmente independiente. Dale gracias a Dios porque tienes salud, porque el Señor te ha dado la posibilidad de tener un trabajo, te ha dado la fuerza física e intelectual para generar y cultivar algo que el Señor ya colocó en la tierra el día de la creación. -No somos dignos, no merecemos recibir tantas misericordias del cielo. Cuando el pueblo de Dios sufre carencias y necesidades es porque no somos fieles administradores de lo que el Señor nos ha confiado. ¿Y cómo nos podrá confiar más bienes de su propiedad, si tú y yo al recibirlos nos creemos sus dueños? -Por eso entendemos que el profeta Malaquías nos dice estas palabras duras, de reprensión y de amonestación: “¿Robará el hombre a Dios? Pues vosotros me estáis robando. Y preguntáis: ´¿Qué te estamos robando?´ Los diezmos y las ofrendas. Malditos sois con maldición, porque vosotros, la nación toda, me estáis robando. Traed todo el diezmo a la tesorería, y haya alimento en mi casa. Y probadme en esto – dice el Señor Todopoderoso-, a ver si no abro las ventanas del cielo, y vacío sobre vosotros bendición hasta que sobre abunde”. Malaquías 3:8 -10 -Al dar tus diezmos y ofrendas a la iglesia, manifiestas fe en la Palabra de Dios. Declaras que todo lo que tienes en tu mano, no es de tu propiedad, es de Dios, le perteneces. Si no lo entregas, simplemente revelas que no tienes fe en Dios, que no crees en Él, y que te has adueñado de lo que bondadosamente el Señor ha confiado en ti. Le has defraudado. -“De todo lo que me dieres, el diezmo apartaré para ti”. Génesis 28:22 -Que éste sea el deseo más sincero de nuestro corazón: Reconocer a Dios como dueño de todo…

47


PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS OCTUBRE

CONTINUACIÓN

-Que éste sea el deseo más sincero de nuestro corazón: Reconocer a Dios como dueño de todo… III. Reconocer que somos mayordomos de Dios… - Los seres humanos fuimos creados para poblar la tierra. Así lo dice la Escritura: “Porque así dijo Jehová, que creó los cielos; él es Dios, el que formó la tierra, el que la hizo y la compuso; no la creó en vano, para que fuese habitada la creó: ´Yo soy Jehová y no hay otro´”. Isaías 45:18 -Y Dios manifestó su deseo que el ser humano fuese su representante para cuidar la tierra, para mantenerla bella, en buen estado. En eso consiste el dominio que el Señor declaró, no para someter a los seres creados, utilizarlos con propósitos e intereses enteramente egoístas, sino para tener cuidado de ellos. -Dice el Génesis lo siguiente: “Señoree en lo peces de la mar, en las aves de los cielos, en las bestias, en toda la tierra, y en todo animal que se arrastra sobre la tierra”. Génesis 1:26. -Dios habla directamente a estas criaturas, porque el hombre y la mujer fueron creados a su imagen, a su propia semejanza, ellos podrían entender las palabras de su Creador y como expresión de su gratitud llevar a cabo las peticiones de su Hacedor. Esto es así, los únicos seres capaces de aceptar un compromiso moral, ENTENDER LA TAREA A REALIZAR, ante su Dios, son los seres humanos. -Por esa razón, el Apocalipsis menciona específicamente que el Señor no considera inocentes a aquéllos que se han encargado de destruir el mundo. “Se ha airado las naciones, y ha llegado tu ira, el tiempo de juzgar a los muertos, de dar el galardón a tus siervos los profetas, a los santos y a los que veneran tu Nombre, pequeños y grandes, y de destruir a los que destruyen la tierra.” Apocalipsis 11:18 -Miren lo que Elena de White señala: Dios creó al hombre como un ser superior; sólo él está formado a la imagen de Dios y es capaz de participar de la naturaleza divina, de cooperar con su Creador en la ejecución de sus planes”. (Reflejemos a Jesús, p. 293) -Colaboradores de Dios en la restauración de su reino eterno. Mayordomos suyos, siervos del Dios Creador y Salvador. El Señor nos ha revestido de su propia autoridad, nos ha dotado de talentos y capacidades únicas para realizar la función que Él nos ha encomendado. -Administrar los recursos de alguien más. Con cuánto cuidado y cuánta dedicación deberíamos los hombres y las mujeres hacer uso de lo que hemos recibido de su mano. La vida, el tiempo, el cuerpo, los talentos, las habilidades, los dones, la salud, las posesiones, el mismo planeta, nuestros hijos, el dinero… -Ser un mayordomo fiel manifiesta adoración sincera, honesta, de corazón, a Dios. Conclusión Juan Wesley, el Padre del Metodismo, nació en 1703, fue uno de los quince hijos del reverendo Samuel Wesley, quien era clérigo de la Iglesia Anglicana que no se apegó estrictamente a las prácticas de esa secta. Juan entró en el colegio de Christ Church, de la Universidad de Oxford en el año 1720. Allí permaneció hasta su ordenación en 1725. Durante los primeros años en la escuela, como él mismo confiesa, no tenía “la menor idea de santidad interior, y cometía habitualmente el pecado y aun frecuentemente con gusto”.

48


PRINCIPIOS BÍBLICOS PARA EL MANEJO DE LOS RECURSOS OCTUBRE

CONTINUACIÓN

Mas Juan y Carlos, su hermano menor, con unos trece alumnos más, formaron entre sí una asociación para el fomento de la piedad. Los demás jóvenes por escarnio les llamaban “el club de los santos”, y les dieron el apodo de “metodistas” con motivo de la regularidad con que cumplieron sus deberes religiosos. Juan Wesley acompañó al General Oglethorpe a la Colonia de Georgia como misionero. “Fui a América”, dice Wesley en su diario, “a convertir a los indios, mas ¿quién me convertiría a mí?” Poco a poco, por el estudio concienzudo de las Escrituras, y por conversaciones con los moravos, no sólo en la Colonia sino después con Zinzendorf mismo y otros caudillos del movimiento moravo, Wesley aceptó la idea de la salvación y la justificación por la fe y la predicó con todo su corazón. En 1739, el año siguiente a su conversión, Wesley oyó al reverendo Whitefield predicar al aire libre en Bristol, Inglaterra, e imitó su ejemplo con gran éxito. Con motivo de los muchos conversos que le seguían, se vio obligado a abrir la Capilla de la Fundación en Londres. A los cinco años Wesley ya contaba con 45 predicadores y 2,000 miembros celosos. Predicaba de dos a cuatro veces diariamente, y viajaba a caballo unos 6,000 kilómetros al año predicando el evangelio. Para el año de su muerte, ocurrida el año 1790, Juan Wesley era el director de 511 predicadores y 120,000 miembros. Puede decirse de él, que probablemente ningún otro hombre en el siglo XVIII influyó sobre tantas mentes y corazones en toda Inglaterra. Ejemplo de una vida consagrada a Dios. Todo lo que tenía fue puesto en las manos del Señor. Son historias de hombres y mujeres fieles siervos del Creador. Pero no son nuestras. Lo más importante es que ustedes y yo experimentemos el poder de Dios obrando a través de nosotros. Conságrate a tu Dios y sé fiel mayordomo, rinde adoración y culto a tu Creador, a través del mejor uso posible a los recursos que Él mismo confía en tus manos, haciendo su voluntad. Ptr. Oscar Hernández Rentería Distrito de Jacarandas Asociación Metropolitana

49


CÓMO OBSERVAR EL SÁBADO EN EL SIGLO XXI NOVIEMBRE

TEXTOS: Isaías 58:13, 14 Marcos 2: 27, 28 I.- INTRODUCCIÓN

A.- A la mayoría de las personas nos agradan las fiestas. En la mayoría de las fiestas, se celebra a alguien, por alguna razón de su vida, llámese cumpleaños, aniversario, boda, graduación, etc. 1.- Tengo presente la forma como mi esposa celebraba los cumpleaños de mis hijos, y las recepciones de sábados conforme fueron creciendo. ¡Qué felicidad! ¡Qué regocijo! 2.- Por supuesto que antes de realizar una fiesta la familia anfitriona se prepara de la mejor manera para recibir a los invitados. 3.- Y la razón principal de la reunión es, que se tiene un festejado; la persona reconocida a quien se espera se le haga feliz el momento. 4.- Los regalos tienen un gran significado en estas reuniones. Genera expectativas y trae gozo. B.- Igualmente el sábado es un día de fiesta espiritual. El sábado es conocido como “día del corazón”. Cuando hablamos del sábado tiene esa bella connotación, “Celebrar”. En verdad los cristianos tenemos mucho que celebrar. Dios nos creó y somos sus criaturas que llevamos su imagen. 1.-El profeta Isaías en el capítulo 58:13 nos dice: “Respeta el día de reposo, no te dediques a tus negocios en mi día santo, considera este día como día de ALEGRÍA […]” (DH). 2.- La forma como observamos el sábado debe fluir de cómo nos relacionamos con Jesús. Es importante saber cómo celebrar este día especial que Dios ha puesto aparte. 3.- Por tal motivo también debemos prepararnos para disfrutar ese tiempo o esas horas del sábado, si lo amamos y queremos relacionarnos con Él. La pregunta es: ¿Cómo podemos disfrutar el día del Señor y llamarlo “delicia”? No se trata de reglas legalistas, o prohibiciones, sino de construir una relación con Dios 4.- Y el personaje celebrado el día sábado es Dios, porque conmemoramos su obra creadora. “Al contemplar las bellezas que él ha creado para la felicidad del hombre serán inducidos a considerarlo un Padre tierno y amante” (La fe por la cual vivo, pág. 38). 5.- El sábado también es un regalo para la humanidad. Su observancia había de ser un acto de agradecido reconocimiento de parte de todos los que habitasen la tierra, de que Dios era su creador, y legítimo Soberano. A continuación se revisaremos algunas maneras de cómo observar el sábado, para hacer de ese día santo toda una delicia, de tal forma que podamos crecer en nuestra relación con Dios. II.- CUERPO A.- Lo primero: reconozca la Soberanía de Dios con gratitud en su corazón (Apoc. 14:7).

50


CÓMO OBSERVAR EL SÁBADO EN EL SIGLO XXI NOVIEMBRE

CONTINUACIÓN

1.- El sábado séptimo día de la semana, es el día de reposo bíblico; es el recordativo de la actividad creadora de Dios. Él es nuestro Creador y Sustentador. No solo eso sino, también nuestro Redentor y Santificador. 2.- Es la señal de nuestra redención en Cristo (Hebreos 4:9). Porque nos ha sacado del reino del pecado para que estemos en su propio reino (Colosenses 1:13). 3.- Cuando seguimos a Cristo y procuramos de todo corazón hacer su voluntad, el precepto de reposo no nos resulta gravoso. El Señor se acerca mucho a su pueblo en el día que Él ha bendecido y santificado. 4.- Es un símbolo de nuestra libertad en Cristo. El descanso del día sábado nos libera de la codicia y del dominio del yo, y del trabajo, y de toda competencia. 5.- Es un día en el que no atendemos nuestro trabajo, preocupaciones y ocupaciones comunes, para dedicarnos a la fiesta espiritual con Dios. En resumen, trae descanso y renovación. B.- En segundo lugar: acepte el regalo de Dios para la gente ocupada. 1.- Jesús dijo: “El sábado fue hecho por causa del hombre” (Marcos 2:27). El sábado es un refugio contra el cansancio y las tensiones propias del mundo apresurado en que vivimos, un verdadero santuario en el tiempo. Un santuario es un refugio, un lugar de seguridad. 2.- El profeta Ezequiel en el capítulo 20 versículo 20 dice: “Les di mis sábados para que sean por señal entre mí y ellos”. 3.- Además nos ha dado el sábado para que nos congreguemos (Heb. 10:25). Para edificarnos unos a otros fraternalmente (Heb. 10:24). Para atender a los necesitados según el ejemplo de Jesús (Jn. 5:1-17). Y para cumplir mediante la acción misionera el mandato de Cristo (Mat. 28:18-20). 4.- Así cada sábado Dios nos permite saborear por anticipado de lo que será nuestra eterna morada con Él. Asegúrese que el sábado esté lleno de cosas buenas: Adoración, compañerismo cristiano, familia, amigos. C.-En tercer lugar: Haga una buena PREPARACIÓN para disfrutar del SÁBADO (Mar. 15:42). 1.- La experiencia de las diez vírgenes nos ilustra la importancia de una buena preparación (Mat.25:1-13). 2.- En muchas familias esta preparación es lo que le da un toque especial al día sábado, porque, se prepara algo diferente a los otros días comunes de la semana. 3.- Se puede preparar desde el viernes una comida especial y deliciosa (Ex.16: 22, 23). Por ejemplo, en algunos hogares se prepara arroz con leche, para el viernes de noche, o para el sábado en la mañana. Además de un postre especial, una ropa especial. 4.- Algunos hogares ponen desde el viernes un mantel especial en la mesa, escuchan música sacra especial, usan una vajilla especial para la comida del medio día del sábado. El sábado es un día especial, por eso el Señor lo reposó, lo bendijo y lo santificó.

51


CÓMO OBSERVAR EL SÁBADO EN EL SIGLO XXI NOVIEMBRE

CONTINUACIÓN

D.- En cuarto lugar: VENGA CON REGOCIJO A LA CASA DE DIOS. Isaías 12:6. 1.- Su palabra dice: “Venid ante su presencia con regocijo” (Salmos 100:1). 2.- El sábado no es día de tristezas, sino de gozo; no es día de lamentos, sino de alabanza. Debemos asegurarnos de que el sábado esté lleno de cosas buenas: “La observancia del sábado entraña grandes bendiciones, y Dios desea que el sábado sea para nosotros un día de gozo. La institución del sábado fue hecha con gozo (Joyas de los Testimonios, tomo 3, pág.16). 3.- Todo pensamiento que no está en armonía con la voluntad del Señor debe ser desarraigado de nuestra mente. Por ejemplo: debemos dejar todo pensamiento relacionado con el trabajo cotidiano, para no distraernos del verdadero espíritu de adoración. 4.- Las preocupaciones y los remordimientos de conciencia deben quedar fuera antes de llegar a la casa de Dios. Es un día donde debemos buscar estar en paz con Dios y con nuestros semejantes. E.- En quinto lugar: DISPÓNGASE A ESTAR EN COMUNIÓN CON DIOS. 1.- El sábado es también un día de comunión y adoración cuando la familia de Dios se reúne con un absoluto sentimiento de indignidad delante de su Hacedor. 2.- El mandamiento del sábado coloca las personas en un nivel de igualdad: el hijo y la hija, el siervo y la sierva, el extranjero dentro de tus puertas, todos deben ser cobijados por el descanso del sábado. 3.- En sábado dejamos todos los trabajos, abandonamos nuestra dependencia del yo, venimos a Dios en entrega total. Y entramos en su reposo. De éste modo el sábado liga el gozo de hoy con la esperanza del mañana; es un día que el evangelio celebra y reconoce la soberanía de Dios. 4.- El sábado no sólo me da identidad, sino me recuerda que soy parte de la familia redimida de Dios. Recomiendo al pueblo de Dios a recordar “el día de reposo para santificarlo” (Ex.2:8). Tenemos seis días para hacer todo nuestro trabajo, pero cuando se acerca el séptimo día, es tiempo de recordar que no nos pertenecemos, pertenecemos al Creador y Redentor. III.- CONCLUSIÓN A.- El mensaje de Dios para los últimos días llama a toda la humanidad a adorarle como el Creador del cielo y de la tierra. El santo libro lo respalda: “Señor, digno eres de recibir la gloria y la honra y el poder; porque tu creaste todas las cosas, y por tu voluntad existen y fueron creadas” (Apoc. 4:11). 1.- El sábado nos llama de vuelta a nuestras raíces. Es un vínculo con nuestra familia de origen. El sábado ha sido observado continuamente desde que comenzó el tiempo. Nos llama a una relación íntima con él. 2.- Cada sábado Dios nos da un “anticipo” de la eternidad. Cada sábado el cielo toca la tierra, como lo expresó tan apropiadamente el autor judío Abraham Heschel: “El sábado es un palacio en el tiempo”.

52


CÓMO OBSERVAR EL SÁBADO EN EL SIGLO XXI NOVIEMBRE

CONTINUACIÓN

3.- El sábado nos llama para que nos apartemos de las cosas del tiempo y nos dediquemos a las cosas de la eternidad. Nos llama a entrar en el descanso celestial. Nos llama a experimentar el goce anticipado del cielo. 4.- ¿Será posible que con las tensiones y apuros de la vida, el sábado se ha convertido en un día de adoración superficial, en vez de un compañerismo con Dios? B.- Aquel que nos hizo, también hizo el sábado. 1.- No fue un día de trabajo fatigador, sino de delicia y experiencia de supremo gozo, que solo puede producirse cuando uno tiene comunión de corazón a corazón con el Creador. 2.- Apreciado hermano, quieres seguir gozando y disfrutando las delicias del día Santo, entonces te invito a hacer su voluntad, y a experimentar algo de lo que será el descanso eterno en el reino de los cielos. 3.- ¿Por qué no le abres ahora mismo tu corazón al Señor? El quiere saciar el hambre de tu corazón. 4.- Te invito finalmente a disfrutar aquí en la tierra un anticipo de lo que será el primer sábado que observemos en la eternidad. Pero esto solo es posible si estamos dispuestos a obedecerle, y si le amamos de todo corazón. C.- Termino compartiendo con usted dos citas hermosas que debemos considerar: 1.- “Los que no participan del espíritu del sábado, tal como fue ordenado por Dios, no comprenden lo que pierden. El sábado es una de las mayores bendiciones que el amante Creador ha dispuesto a los hombres (CBA, 4: 345). 2.- “Todos los que aman a Dios deben hacer lo que puedan para que el sábado sea una delicia, santo y honorable. No pueden hacer esto buscando sus propios placeres en diversiones pecaminosas y prohibidas. Padres haced del sábado una delicia, para que vuestros hijos puedan esperarlo con placer y recibirlo con gozo en su corazón” (JT, 1: 278). 3.- Les animo a experimentar el gozo que hay cuando hacemos nuestro esfuerzo de observar el sábado como Dios espera de cada uno de nosotros. Celebremos en esta tierra, alabemos y adoremos a nuestro Dios todopoderoso que vive y reina para siempre. QUE DIOS LES BENDIGA HOY Y SIEMPRE. Ptr. José Dzul Trejo Secretario Unión Mexicana Central

53


10 MINUTOS DE MAYORDOMÍA


¿DIOS O DINERO? ENERO

Heidemarie Schwermer, psicoterapeuta de 60 años, lleva seis viviendo sin dinero y sin renunciar al bienestar de una sociedad como la alemana. «He cumplido todos mis sueños sin él», asegura convencida. En 2008, Mark Boyle, natural de Bristol, entregó todo su dinero a la beneficencia, se consiguió una caravana gratis, se mudó a una granja ecológica, donde trabaja como voluntario tres días a la semana, y desde entonces produce su propia comida, utiliza una estufa a leña, usa un celular sólo para recibir llamadas y emplea una computadora portátil que se carga con energía solar. Estas son dos historias de personas que han decidido vivir sin dinero y lo han conseguido. ¿Piensa usted que podría vivir sin dinero? En la sociedad en que vivimos sería sumamente difícil, pero como hemos visto hay quienes lo han conseguido. Y por supuesto, una gran cantidad de seres vivos viven sin dinero, por ejemplo las aves. Ahora, una segunda pregunta ¿Piensa que podría vivir sin Dios? Si se le pidieran hacer una elección entre Dios y el dinero ¿Qué elegiría? En la escritura encontramos una contraste por demás interesante entre Dios y el dinero: “Nadie puede servir a dos señores, pues, menospreciará a uno y amará al otro, o querrá mucho a uno y despreciará al otro. No se puede servir a la vez a Dios y las riquezas. Es interesante, el dinero compite con Dios en la búsqueda de nuestro tiempo, energía e interés. Nos confunde, y nos desvía de los asuntos realmente importantes. Jesucristo habló bastante acerca del dinero, pareciera que dos de cada tres parábolas tratan el asunto. Se habla cuatro veces más acerca del dinero que de la oración o la fe, por ejemplo. Es difícil imaginarnos un mundo sin dinero, debemos manejarlo, aun en la casa de Dios. El punto es: ¿Cuál será su importancia? o ¿ Cuál es su prioridad en nuestra vida? El apóstol Pablo escribió a su amigo Timoteo “el amor al dinero es la raíz de toda clase de males. Por codiciarlo, algunos se han desviado de la fe y se han causado muchísimos sinsabores”. 1 Timoteo 6:10 Nunca como ahora, el mensaje de Jesús es tan importante: “Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma, con toda tu mente y con todas tus fuerzas”. Marcos 12:30 “Más bien, busquen primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas les serán añadidas”. Mateo 6:33. Ocupa tu tiempo, centra tus energías y manifiesta tu mayor interés en Dios. Seguro podrás vivir sin dinero; pero definitivamente, no podrás vivir sin Dios. Ptr. Jorge Alberto García Ministerio de Mayordomía Unión Mexicana Central

55


¿EL MANEJO DEL DINERO HABLA DE MI RELACIÓN CON DIOS? FEBRERO

Todos manejamos dinero, de una u otra forma lo hacemos. Así que es importante recordar que no nos pertenece. Todo es de Dios: “Mía es la plata, y mío es el oro – afirma el Señor Todopoderoso---“. Hageo 2:8 ¿Es esto una realidad en tu vida? ¿Altera esto de algún modo tus prioridades en la vida? ¿Tu forma de pensar o actuar es coherente con este pensamiento? El mundo en el que vivimos nos lleva a sentirnos seguros cuando tenemos dinero. Hay quienes reflejan felicidad solo cuando tienen papel moneda en sus manos. Pero la posesión del dinero es solo pasajera. No hay dinero que sea suficiente, ¡siempre queremos más! “Quien ama el dinero, de dinero nunca se sacia. Quien ama las riquezas nunca tiene suficiente…” Eclesiastés 5:10 . Se ha dicho que una chequera es un documento teológico. ¡Claro! La forma en que administras tus recursos, hablan del lugar que Dios ocupa en tu vida. El estado de cuenta que recibes del banco dice mucho acerca de tus prioridades en esta vida. No puedes manejar adecuadamente el dinero, a menos que entiendas que Dios es su legítimo propietario, y no aceptarás a Dios como propietario a menos que aprendas a confiar en Él. Para Judas, el dinero fue más importante que su Señor, estuvo dispuesto a cambiar a Jesús por treinta monedas de plata, solo para descubrir que eso no lo hacía feliz, por el contrario lo condujo a la muerte. Por otro lado, dos monedas de escaso valor, pero que eran toda su posesión, fueron una manifestación de fe y confianza de parte de una viuda pobre. El mes pasado vimos que podemos vivir sin dinero mas no sin Dios. ¿Ustedes saben quien es Carlos Slim? Por si alguien no lo sabe, es nada más que el hombre más rico de America Latina, y hay quienes aseguran que del mundo. Su fortuna se estima en los 53,500 millones de dólares. ¿Tendrían ustedes alguna preocupación si fueran hijos de este magnate? ¿Le afligiría el aumento de la gasolina o los frijoles? Definitivamente, NO. Bueno, ni ustedes ni yo somos hijos de ese hombre ni de nadie parecido; eso nos llevaría a pensar que tenemos buenas razones para preocuparnos por el alto costo de la vida. Resulta interesante, que la Biblia nos dice que tú y yo somos hijos de Dios. Su fortuna supera a la de Carlos Slim, Bill Gates, Warren Buffet y todos la multimillonarios del mundo juntos. Según el rey David: “Del Señor es la tierra y todo cuanto hay en ella, el mundo y cuantos lo habitan”. Salmo 24:1 Así que ¿Por qué preocuparte? El apóstol Pablo escribió que: “El que no escatimó ni a su propio Hijo, sino que lo entregó por todos nosotros, ¿cómo no habrá de darnos generosamente, junto con él, todas las cosas?”. Romanos 8:32 Te invito a manejar tus recursos de tal manera que reflejen tu amor y confianza en el Dios del cielo. Ptr. Jorge Alberto García Ministerio de Mayordomía Unión Mexicana Central

56


¿ES POSIBLE VIVIR SIN DEUDAS? MARZO “…el que toma prestado es siervo del que presta”. Proverbios 22:7 “Muchos, muchísimos no han aprendido a mantener sus gastos dentro de los límites de sus entradas. No aprenden a adaptarse a las circunstancias, y piden prestado una vez tras otra, y en esa forma quedan agobiados por las deudas, y en consecuencia se desaniman y descorazonan”. C.M.C. p. 263 Miles, millones de personas, incluyendo muchos cristianos, se encuentran  atrapados en un laberinto económico. Esta es la trampa de la sociedad consumidora que han creado las grandes compañías. Las agencias de publicidad se aseguran de estimular en nosotros el deseo de comprar las cosas de manera inmediata, tengamos el dinero o no. La filosofía actual pareciera ser “endéudese hoy, sufra mañana”. Dios quiere bendecirte, Deuteronomio 28 presenta una larga lista de las bendiciones que Él está dispuesto a concedernos. Pero ¿Cómo puede bendecir aquello que no tenemos? ¿Cómo honrar aquello que por lo que no hemos trabajado?. Quiero decirte que es posible vivir sin deudas, no es fácil, pero si haces un plan y solicitas la bendición de Dios, puedes lograrlo. A continuación veremos algunas recomendaciones que te ayudaran en este propósito: • Pide la ayuda de Dios. “Encomienda a Jehová tu camino,Y confía en él; y él hará”. Salmo 37:5 Aunque usted no lo crea, no solo es un problema que tiene que ver con finanzas, es un asunto espiritual. • No adquieras nuevas deudas. Muchos usan la mayor parte de sus ingresos en liquidar antiguas deudas, al mismo tiempo añaden nuevas deudas, ¡evitelo! Decida ahora, no contraer nuevos compromisos finacieros. • No gastes más de lo que ganas. Limite sus gastos a sus ingresos, si no obedece este simple consejo, jamás será libre. • Disfruta lo que tienes. Tal vez una de los mayores males de nuestro tiempo, es que el individuo no disfruta lo que tiene por estar lamentandose por lo que no tiene. Aprenda a ser feliz con lo que Dios le ha dado, sea esto poco, o mucho. • Destruye tus tarjetas de crédito. Mientras esten en su poder, serán una tentación permanente. Recuerda que “si no tienes con que pagar, te quitaran hasta la cama en la que duermes”. Prov. 22:27 • Crea una reserva. John Wesley dijo: “Gana todo lo que pudas, ahorra todo lo que puedas, y da todo lo que puedas”. Idealmente debería llegar el momento en que tengas ahorrado el equivalente a tres meses de tu sueldo para hacer frente a una posible emergencia. • Elabora un presupuesto. Enumera tus ingresos y egresos. Planea de antemano como distribuirás los ingresos y sujetate a los que planees de antemano. • Se fiel a Dios. Devuélvele al Señor lo que es suyo; y entrégale una ofrenda en señal de gratitud. Nuestra primera deuda es para con el Dueño de todo. Piensa que: “La bendición de Jehová es la que enriquece,Y no añade tristeza con ella”. Proverbios 10:22 Oremos para que Dios pueda bendecirnos en este propósito. Ptr. Jorge Alberto García Ministerio de Mayordomía Unión Mexicana Central

57


LA IMPORTANCIA DE AHORRAR ABRIL

“Y cuando se hubieron saciado, dijo a sus discípulos: Recoged los pedazos que sobraron, para que no se pierda nada” ( Juan 6:12) ¿QUÉ ES EL AHORRO? Es la cantidad de dinero que guardamos mes con mes; es también, el hecho de ejercer nuestro poder de consumidor. Es comparar al ir de compras, escoger algo y con el mismo dinero comprar algo de mayor calidad a menor precio. ¿CÓMO PODEMOS AHORRAR? Para la gente que no es muy sistemática se recomienda que guarden todas las monedas de 5,10 o billetes de a 20 pesos que le lleguen durante el día. Al finalizar el mes se sorprenderá de la gran cantidad que pudo ahorrar. CUATRO COSAS IMPORTANTES EN EL AHORRO: • Constancia, constancia, constancia, que el ahorro se vuelva una costumbre. • Ponernos metas que sean que sean fáciles de alcanzar, porque nada nos enseña más que tener éxito. • Enseñe a los niños a ahorrar. • Tenga un presupuesto familiar y sujétese al mismo, esté le ayudará a maximizar sus ingresos. “Muchos, muchísimos no han aprendido a mantener sus gastos dentro de los límites de sus entradas. No aprenden a adaptarse a las circunstancias, y piden prestado una vez tras otra, y en esa forma quedan agobiados por las deudas, y en consecuencia se desaniman y descorazonan” (CMC pág 247) Ptr Herbert Cortés Director de Mayordomía Misión del Bajío

58


FIELES EN LO POCO, FIELES EN LO MUCHO MAYO

No debemos pasar por alto el hecho de que solo tenemos una oportunidad para decidir nuestro futuro: esta vida. “El que es fiel en lo muy poco, también en lo más es fiel; y el que en lo muy poco es injusto, también en lo más es injusto. Pues si en las riquezas injustas no fuisteis fieles, ¿quién os confiará lo verdadero? Y si en lo ajeno no fuisteis fieles, ¿quién os dará lo que es vuestro?” (Lucas 16: 10-12) El que está siendo fiel en cuidar este cuerpo mortal y corruptible que tenemos, recibirá un cuerpo inmortal e incorruptible cuando Cristo venga. El que está siendo fiel en usar sus talentos para la predicación del evangelio, tendrá la oportunidad de morar en el cielo, donde podrá realizar empresas jamás soñadas. El que está siendo fiel en la administración del tiempo ahora, recibirá la eternidad Y el que está siendo fiel en administrar los tesoros, los bienes, que le han sido confiados como mayordomos. Tendrá el honor ser heredero de una mansión celestial. “Dios creó este mundo para su propia gloria, para que después del examen y la prueba, la familia humana llegara a ser una con la familia celestial. Era el propósito de Dios repoblar el cielo si el hombre demostraba obediencia como los ángeles leales” (God´s Amazing Grace 344) Ptr Herbert Cortés Director de Mayordomía Misión del Bajío

59


INTEGRIDAD DEL CRISTIANO EN EL AMBIENTE LABORAL JUNIO "Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? El que anda en integridad y hace justicia, y habla verdad en su corazón". Salmo 15:1,2. 1. ¿DEBE UN CRISTIANO SER INTEGRO EN TODO? La respuesta a este interrogante que sin duda te habrás formulado con frecuencia, es definitivamente sí. La integridad identifica a los seguidores del Señor Jesús. Es como su sombra. Una actitud que está estrechamente ligada a su existencia. La integridad debe estar presente en todos los pensamientos y acciones de quienes somos seguidores del Señor Jesucristo. 2. ¿PUEDE HABER JUSTIFICACIÓN PARA NO SER ÍNTEGRO? Es muy probable que pienses: "¿Qué hacer con mi naturaleza humana?" pensarás incluso que eres propenso a fallar. Sin embargo, no puedes justificarte en absoluto. Recuerda que:¡Tú fuiste llamado a ser diferente! Jamás olvides que ahora eres cristiano y, como tal, llamado a ser íntegro. Es lo que se espera de ti en todo momento y bajo toda circunstancia. Recuerda el pensamiento bíblico: "La integridad de los rectos los encaminará; pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos" (Proverbios 11:3). Deducimos que la misma integridad, te guiará para que tengas éxito en todo cuanto emprendas en la vida 3. MI DECISIÓN • Examinaré mi vida para determinar hasta qué punto la integridad está presente en mis pensamientos y acciones. • Revisaré los textos bíblicos para evaluar de qué manera tienen aplicación para mi vida. • Asumiré la actitud cristiana de caminar en el sendero de la integridad. • Seré un cristiano integro. Ptr: Herbert Cortés Director de Mayordomía Misión del Bajío

60


ENSEÑANDO A LOS NIÑOS EL VALOR DEL DINERO JULIO

Tenemos una familia matemática en nuestra casa. Hemos añadido niños, esto sustrae mucho dinero, y multiplica los problemas y oportunidades, y los dolores de cabeza, y la felicidad. Y esto divide nuestro tiempo, ¡pero no lo cambiaríamos de ninguna manera! (Dr. D. W. Holbrook). Dios bendiga nuestros hijos. ¡Nos enseñan tanto! Es increíble cómo cada mes, cuando papá y mamá empiezan a desahogarse por las facturas, los niños creen que toda la culpa es de ellos. Si se apuraran y crecieran más rápido, entonces papá y mamá no tendrían tantos problemas; habría menos cuentas y más dinero para gastar. Si nuestros niños reciben esa clase de mensaje de nosotros, es el tipo equivocado de mensaje, porque destruye los sentimientos de seguridad, de verdadera pertenencia. Perdemos una magnífica oportunidad para ayudarlos a comprender el verdadero significado del dinero y las posesiones. Este es uno de los mayores legados que un padre puede darle a un niño. Entonces: ¿Cuál es la solución? Enseñe a los niños el concepto de una sociedad dual (Explíqueles de dónde viene el dinero) 1. Todo el dinero viene de Dios. 2. El dinero representa vida y por eso nunca debiera desperdiciarse. 3. Devolver el diezmo y dar ofrendas voluntarias, son símbolos de mi sociedad con Dios. 4. Soy un administrador de Dios; por lo tanto soy responsable y debo darle cuenta del uso que hago del dinero y las posesiones. ¡La parte de Dios puede explicárseles tan pronto como puedan contar hasta diez con sus dedos! “Dios ha dado una mayordomía a cada hijo” (CN, 232). En el hogar se les debe enseñar a apartar, de lo que ellos reciben, primero la porción de Dios (diezmo y ofrendas voluntarias). Aprender a dar es un aspecto importante en el desarrollo de un niño. Cozby García Pérez Dir. de Ministerio Infantil Unión Mexicana Central

61


ENSEÑANDO A LOS NIÑOS EL VALOR DEL DINERO AGOSTO “Los niños deberían ser educados para emplear su tiempo de la mejor manera, para ser útiles a sus padres, para tener confianza en sí mismos. No debería permitírseles que se consideren superiores como para no realizar ninguna clase de trabajo que sea necesario”. (CN, 113, 114). Una familia, a fin de ilustrar los blancos que tenían como familia y animar a los miembros a la participación, trajo el sueldo de todo el mes en dinero en efectivo. Cuando los niños vieron sobre la mesa de la cocina esa cantidad de dinero, creyeron que tenían una fortuna. Entonces los padres conversaron con los niños sobre las elecciones y gastos que habían incurrido como familia. Se apartó el diezmo, y las ofrendas de Dios, tanto para los ahorros, alimentos, hipoteca de la casa, transporte, educación, cuentas médicas, cuotas personales, etc. ¡Cuando terminaron, había solamente tres billetes solitarios, sin designar, sobre la mesa de la cocina! Entonces, los padres decidieron con los hijos lo que recibiría cada uno como su cuota personal, y las tareas que tendrían que hacer como miembros de la familia. Asigne una cuota personal para que sus hijos administren

ES UN SÍMBOLO QUE PERTENECE A LA FAMILIA CUÁNDO COMENZAR CUÁNTO DINERO CADA VEZ

Todo miembro de la familia es “accionista” de la firma familiar. Los miembros de la familia comparten las responsabilidades del hogar como su contribución a la vida familiar. El plan puede comenzarse en cualquier momento, después de los 6 o 7 años. Los niños menores de esta edad no están preparados para manejar los conceptos de gastar dinero sabiamente. Esto depende de la edad y madurez del niño y las responsabilidades acordadas. Las asignaciones o cuotas personales debieran tomar en consideración las circunstancias financieras de los padres.

“Cuando los niños son muy tiernos, se les debe enseñar a leer, a escribir, a comprender los números, y a llevar sus propias cuentas”. (HC, p. 351). Una cuota personal ayuda a los niños y adolescentes a aprender a vivir dentro de una cantidad establecida de dinero. Esto los prepara para la vida adulta, cuando se espera de ellos que vivan dentro de sus entradas. Cozby García Pérez Dir. de Ministerio Infantil Unión Mexicana Central

62


ENSEÑANDO A LOS NIÑOS A SER GENEROSOS SEPTIEMBRE

“Toda buena dádiva y todo don perfecto viene de arriba, desciende del Padre de las luces”. (Santiago 1:17). Nuestra vida es un donativo que debe ser devuelto amorosa y sistemáticamente al dador de la vida, a Dios. Un principio importante que se debe recordar, es que Dios está multiplicando nuestras bendiciones por medio de la división. En otras palabras, cuando ustedes dan, están en posición para recibir. “Den a otros, y Dios les dará a ustedes. Les dará en su bolsa una medida buena, apretada, sacudida y repleta. Dios los medirá a ustedes con la misma medida con que ustedes midan a los otros”. (Lucas 6:38, DHH). Constantemente estamos recibiendo bendiciones de Dios, y constantemente deberíamos darlas a otros. “[…] en el reino de Dios hay un intercambio constante, recibiendo y dando; recibiendo y devolviendo al Señor lo que es suyo” (Testimonios, 6:448). “[…] a medida que colaboráis con Cristo vuestra mano se abrirá para impartir aún más. Dios volverá a llenar más vuestra mano […]. El os dará para que vosotros podáis dar a otros” (CMC, 54). “Mándales que hagan el bien, que se hagan ricos en buenas obras y que estén dispuestos a dar y compartir lo que tienen” (1 Timoteo 6:18, DHH). A veces nos es difícil compartir las dádivas que recibimos del almacén de nuestro Padre celestial. Transmita estos principios a sus pequeños. Que desde niños aprendan a compartir; por ejemplo, sus juguetes, alimentos y dulces. Enseñeles a hacer algo en favor de quienes atraviesan por momentos difíciles (llevelos a realizar una visita a un asilo o tal vez a un orfanatorio). Albert Schweitzer una vez dijo: “Si dá algo que usted no puede regalar, usted no lo posee; ¡esto le posee a usted!”. Cozby García Pérez Dir. de Ministerio Infantil Unión Mexicana Central

63


OFRENDAS ¿VOLUNTARIAS? OCTUBRE Dios es el creador del universo; Regente del mismo; Sustentador de su creación; Él merece la gloria, honra y alabanza de todo ser creado. El ser humano, asombrado y lleno de gratitud ha de tributar loor y gloria a su hacedor. Una manera de expresar su aprecio por tantas bondades recibidas es ofrecer a Dios ofrendas. En la relación con su pueblo en el antiguo testamento, el Señor expresa el deseo, de que su pueblo le alabe con ofrendas voluntarias; en cada reunión, en cada ceremonia, en cada festividad, sus hijos habrían de presentarse con una ofrenda que expresase su amor y gratitud hacia él. “Y ninguno se presentará delante de Jehová con las manos vacías; cada uno con la ofrenda de su mano, conforme a la bendición que Jehová tu Dios te hubiere dado” (Deuteronomio 16:16u.p.,17) A través de éste versículo nos damos cuenta que el señor requiere de sus hijos, que han recibido sus bondades y misericordias, ofrendas que expresen su gratitud. ¿Pero, cuánto he de ofrendar? Se preguntan algunos. La respuesta más común es: lo que quieras; lo que decidas, al fin que la ofrenda es voluntaria; con el diezmo no hay problema el Señor exige de nosotros el 10% de nuestras entradas o ganancias, y es un deber cristiano regresar al Señor lo que es suyo; pero la ofrenda, tu lo decides. En esta oportunidad quiero presentar dos consejos que le ayudarán para ofrendar según el plan de Dios y le ayudarán a determinar cuánto ofrendar. Primero: Es peligroso hacer una donación o dinero o prestar algún servicio movidos solamente por los sentimientos, porque al hacerlo actuamos movidos por el egoísmo. Los planes de Dios requieren benevolencia continua, así como Él constantemente nos da la vida, la salud y los recursos, para que cada uno pueda dar sistemática y gozosamente. Por lo tanto usted debe tener un plan sistemático para ofrendar, le sugerimos asigne un porcentaje de sus ganancias como ofrenda, tal y como lo hace con el diezmo (10%), decida qué porcentaje le va a dar a Dios. Ese porcentaje puede ser menor, igual o mayor que el diezmo. Segundo: Si bien es cierto que al pedir ofrendas, se piden ofrendas “voluntarias”, existen parámetros para designar cuanto dar. Un ejemplo conocido es al construir el santuario en el desierto, el Señor manda a Moisés, que le hagan un santuario; y entrega un inventario de lo que se necesita Éxodo 35: 4-9 (el proyecto debe ser terminado); versículos más adelante se nos informa de la respuesta del pueblo (21). “Y vino todo varón a quien su corazón estímuló, y a todo aquel a quien su espíritu le dio voluntad, con ofrenda a Jehová para la obra del tabernáculo de reunión y para toda su obra, y para las sagradas vestiduras. Vinieron así hombres como mujeres, todos los voluntarios de corazón… “Habría sido fabuloso contemplar a todo el pueblo preparando ofrenda para el Señor, hombres, mujeres, ricos, pobres todos contribuyendo para un proyecto fenomenal. La respuesta fue más halla de lo que se esperaba, era tal la cantidad de lo que se ofrendó, que se le impidió al pueblo traer más. Nosotros también ofrendamos para un proyecto fenomenal: Predicar el evangelio a todo el mundo. Todo dinero que se da en la iglesia (llámese diezmo u ofrenda, se usa para predicar el evangelio), y hemos de dar hasta que el proyecto se termine.

64


OFRENDAS ¿VOLUNTARIAS?

CONTINUACIÓN

OCTUBRE

A todos se nos pide que contribuyamos en este maravilloso proyecto: hombres, mujeres, ricos, pobres etc. a todo aquel “que su corazón le estimule” a todo aquel que “que su corazón le de voluntad”. Hasta que se termine el proyecto. ¿Cuanto dieron? Más allá de lo que se necesitaba. Abundantemente. Sobradamente. Mucho más de lo que se requería. Pregúntate, cuánto necesita tu iglesia para cumplir el proyecto en tu comunidad, ¿ya lo consideraste? ¿Ya hiciste cuentas? Entonces manos a la obra, da de tal manera que sobre, da mucho más de lo que se necesita, da abundantemente, sobradamente. Experimenta el gozo de participar en el proyecto más grandioso de este mundo: Predicar que Cristo viene en gloria y majestad. “de la abundancia voluntaria de tu mano, será lo que dieres, según Jehová tu Dios te hubiere bendecido” (Deuteronomio 16:10 u.p.) ¿Cuánto has de dar? Allí lo tienes, “Según Dios te bendiga, de la abundancia voluntaria de tu mano. Hasta que se acabe el proyecto. El porcentaje de tu ofrenda puede ser menor al diezmo (me parece que no es con abundancia); igual al diezmo (me parece razonable); más que el diezmo (me parece que es “con la abundancia de nuestra mano). Ora a Dios y con su ayuda determina que porcentaje a dar de ofrenda, pero hazlo sistemáticamente, de todo corazón y hasta que se termine el proyecto. Ptr. Abraham Ramírez Dir. de Mayordomía Asociación Metropolitana

65


CONSEJOS PARA UNA BUENA SALUD NOVIEMBRE ¿O ignoráis que vuestro cuerpo el templo del Espíritu Santo, el cual esta en vosotros, el cual tenéis de Dios, y que no sois vuestros? Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios. (1 Corintios 6:19,20) Este versículo establece el principio del cuidado de nuestro cuerpo, que nosotros como adventistas predicamos. Una de las preguntas que nos hacemos, con respecto al cuidado de nuestro cuerpo es: ¿Qué comeremos?, y más específicamente ¿Qué grasas comeremos? ¿Es necesario consumir grasas? ¿Por qué necesito grasa en mi dieta? Nuestro cuerpo usa grasa como fuente de energía. También usa grasa para formar tejido nervioso y hormonas, y para controlar la inflamación. La grasa también ayuda a su cuerpo a absorber vitamina A, D, y K a partir de los alimentos que consumimos. ¿Qué son las grasas malas? Limite o evite estas grasas: Grasas saturadas Estas usualmente se encuentran en los productos de origen animal, tales como la carne de res, ave, los huevos y los productos lácteos tales como el queso, la crema y la leche entera o con un contenido graso equivalente al 2%. Los aceites de palma, coco y otros aceites tropicales, igual que la manteca de cacao también contienen grasas saturadas. Muchas comidas ligeras tales como postres, papitas fritas de paquete y papas fritas tienen un contenido alto en grasas saturadas. Una dieta rica en grasas saturadas puede aumentar su nivel de colesterol “malo” (colesterol LDL) y puede colocarlo a un nivel de riesgo alto para enfermedad del corazón. Grasas trans Estas son un tipo de grasas hidrogenadas fabricadas por el hombre y que usualmente se encuentran en los alimentos procesados tales como galletas, tortas, roscas tipo “doughnuts”, galletas saladas, refrigerios y alimentos congelados, y también en las comidas fritas tales como las papas fritas y los anillos de cebollas fritos. Especialmente la grasa trans es extremadamente perjudicial para usted. Ésta disminuye su nivel de colesterol “bueno” (colesterol HDL) al tiempo que aumenta su nivel de colesterol “malo” (colesterol LDL) y de triglicéridos. ¿Qué son las grasas buenas? Grasas monosaturadas Se encuentran en los aceites de oliva, aguacate, cacahuate y en los derivados de otro frutos secos (nueces); al igual que en las legumbres, granos secos, y chícharos, aceitunas, semillas, nueces, mantequillas derivadas de las nueces y en los aguacates frescos. Grasas poliinsaturadas Se encuentran en los aceites vegetales como el maíz, girasol, y cártamo, al igual que en las semillas de girasol, maíz, en los frijoles de soya, y en muchas otras variedades de granos, leguminosas, nueces y semillas. Ácidos grasos Omega-3 Estos usualmente se encuentran en algún tipo de pescados, pero también semillas de linaza, en el aceite de linaza y en las nueces. Los estudios han demostrado que estas grasas, si se usan como substitutos de las grasas saturadas, pueden ayudarle a disminuir su nivel de colesterol total.

66


CONSEJOS PARA UNA BUENA SALUD

CONTINUACIÓN

NOVIEMBRE

Usted no tiene que eliminar por completo las grasas de su dieta, pero si debe limitar la cantidad de grasa que usted come; y escoja la calidad de la grasa que consuma, ya sabe cual si y cual no. Otras cosa que usted puede hacer: • Evite la comida chatarra. Esta casi siempre contiene grasa trans. • Limite la cantidad de carne de res que usted consume, substituya por grasa de origen vegetal. • Use aceite de canola cuando esté horneando. • Use aceite de oliva al cocinar, para preparar salsas de ensaladas (aderezos) y para untar sobre el pan. • Elija opciones saludables de bocadillos (botanas) Por ejemplo, trate de comer botanas que contengan una cantidad pequeña de cacahuate sin sal o de frijol de soya tostado en vez de papitas fritas de paquete. • Ensaye poniendo a su ensalada o a su sándwich una tajada de aguacate o añádale frutos secos o garbanzos secos. • En vez de mantequilla use margarina blanda o líquida. Busque margarina que tenga un contenido bajo en grasa saturada y que no tenga grasas trans. “Estatuto perpetuo será por vuestras edades, donde quiera que habitéis, que ninguna grosura (grasa) ni ninguna sangre comeréis” (Levítico 3: 17). Ptr. Abraham Ramírez Dir. de Mayordomía Asociación Metropolitana

67


GRATITUD POR NUESTRA SALUD DICIEMBRE En un empeño por enumerar algunas razones por los cuales alabar a Dios, el rey David en el salmo 103, menciona en el versículo 3 que debemos alabar a Dios pues es él quien “sana todas tus dolencias”. Aunque en este versículo se debe entender “dolencias” como enfermedad; ya que Dios es quien nos sana de toda enfermedad; existen molestias, dolencias, que sin llegar a ser un cuadro patológico; nos incomodan, nos molestan y nos intranquilizan. Hoy, reciba un consejo que le ayudará para evitar molestias, dolencias y enfermedades: Consuma fibra en su dieta. ¿Por qué debería comer más fibra? El comer alimentos con un alto contenido de fibra puede ayudar a aliviar algunos problemas de estreñimiento, hemorroides, diverticulosis y síndrome de intestino irritable. La fibra dietética puede ayudar a reducir el colesterol. También puede ayudar a prevenir la enfermedad del corazón, diabetes y ciertos tipos de cáncer. ¿Cómo puedo obtener más fibra en mi dieta? Puede intentar las siguientes ideas para aumentar la cantidad de fibra en su dieta: • Coma por lo menos 5 porciones de frutas y vegetales cada día. Las frutas y vegetales que tienen un alto contenido de fibra incluyen:

Manzanas Naranjas Brócoli

Higos Coliflor Chícharos

Peras Bayas Zanahorias

Ciruelas pasas Coles de Bruselas Frijoles

* Reemplace el pan blanco por panes integrales y cereales. Coma arroz integral en vez de arroz blanco. Coma más de las siguientes comidas: Molletes de salvado de trigo Avena Cereales de granos multiples, cocinados o secos Arroz integral Palomitas de Maíz Pan integral 100% * Coma cereal de salvado en el desayuno. * Coma granos cocidos todas las semanas. Empiece despacio: Muchas personas notan hinchazón del estómago, cólicos o gases cuando agregan fibra a su dieta. El hacer cambios pequeños en su dieta durante un periodo largo puede a ayudar a prevenir esto. Empiece con uno o dos cambios de los anotados anteriormente, luego espere varios días, tal vez una semana antes de hacer otro cambio. Si un cambio no parece ayudarlo, intente otro. Es importante que usted ingiera más líquidos cuando aumenta la cantidad de fibra que usted come. Si usted todavía no bebe más de 6 vasos de líquido al día, beba por lo menos 2 vasos más de agua al día cuando aumente la cantidad de fibra que usted coma. Ptr. Abraham Ramírez Dir. de Mayordomía Asociación Metropolitana

68


Agradecimientos “Con el Poder de su Palabra”

Misión del Bajío Ptr: Herbert Cortés Director de Mayordomía Misión del Valle de México Ptr. Héctor Armenta Espinoza Director de Mayordomía Misión Azteca Ptr. Jacob A. Bolaños Jiménez Director de Mayordomía Ptr. Raúl A. González Pastor del Distrito de Satélite

Asociación Metropolitana Ptr. Abraham Ramírez M. Director de Mayordomía Ptr. Oscar Hernández Rentería Distrito de Jacarandas Unión Mexicana Central Ptr. Jorge Alberto García Director de Mayordomía Ptr. José Dzul Trejo Secretario Cozby García Pérez Dir. de Ministerio Infantil División Sudamericana Ptr. Miguel Pinheiro Director de Mayordomía


Adoración y Gratitud