Page 1

nº 362 año 30 febrero 2005

La familia imperfecta de Dios

Éxito al acecho

Congreso bienal


TEMAS DE NUESTRO TIEMPO

La catástrofe del Sudeste de Asia y la Biblia

E RAFAEL CALONGE BOMBÍN Director de ADRA-España.

l mundo entero ha quedado conmocionado por la espantosa tragedia acaecida en el Sudeste de Asia. Se la ha comparado en magnitud con las catástrofes nucleares de Hiroshima y Nagasaki de la Segunda Guerra Mundial. No sabemos todavía el alcance ni las repercusiones que tendrá. Se habla de más de diez años para conseguir la reconstrucción y vuelta a la normalidad. Uno se plantea: ¿Por qué ocurren estos dramas humanos espantosos? La muerte en pocas horas de más de 225.000 seres humanos es algo horroroso. “¿Es que no hay Dios en los cielos?”, se pregunta la gente. ¿Se podría haber evitado semejante catástrofe? ¿Tiene la Biblia alguna respuesta? La creación se halla alterada como consecuencia de los pecados de la humanidad. Cuenta la Biblia que cuando el planeta Tierra salió de las manos del Creador, «todo era bueno en gran manera» (Gén. 1: 31). Hoy, después de miles de años de existencia del planeta, no podemos decir lo mismo. La prueba bien evidente es la tragedia que acabamos de padecer. Pero no es solamente en estos días. Desde hace ya muchos siglos el hombre ha tenido que luchar contra la naturaleza para conseguir su dominio, pero, como podemos comprobar, aún no lo ha logrado. Con cierta frecuencia nos ocurren desgracias en forma de terremotos, huracanes, incendios, inundaciones, erupciones volcánicas y maremotos, que resultan en terribles tragedias que arruinan la vida de cientos de miles de seres humanos.

“Maldita será la tierra” La respuesta a todas estas catástrofes también la encontramos en la Biblia y en los orígenes de la historia humana. La Escritura nos indica que el hombre se rebeló contra Dios y como consecuencia de dicha rebelión toda la naturaleza se vio alterada. Leemos el texto bíblico: «Maldita será la tierra por tu causa; con dolor comerás de ella todos los días de tu vida. Espinos y cardos te producirá, y comerás plantas 2 · [026] rA feb. 2005

del campo. Con el sudor de tu rostro comerás el pan hasta que vuelvas a la tierra, porque de ella fuiste tomado; pues polvo eres y al polvo volverás» (Gén. 3: 1719). La tierra sería “maldita” a causa del pecado del hombre. Las consecuencias de esta maldición empezaron a verse muy pronto en la creación. La naturaleza se rebeló contra el hombre, los animales se volvieron fieros y comenzó un periodo de depredación del mundo natural que dura hasta nuestros días. Elena White, comentando este hecho, escribe: «Bajo la maldición del pecado, toda la naturaleza daría al hombre testimonio del carácter y las consecuencias de la rebelión contra Dios. Cuando Dios creó al hombre lo hizo señor de toda la tierra y de cuantos seres la habitan. Mientras Adán hubiese permanecido leal a Dios, toda la naturaleza hubiera estado bajo su señorío. Pero cuando se rebeló contra la ley divina, las criaturas inferiores se rebelaron contra su dominio. Así el Señor, en su gran misericordia, quiso enseñar al hombre la santidad de su ley e inducirle a ver por su propia experiencia el peligro de hacerla a un lado, aun en lo más mínimo» (Patriarcas y profetas, págs. 43, 44). Como resultado del pecado del hombre toda la naturaleza sufrió una evolución regresiva. Los seres vivos tuvieron que adaptarse a una situación absolutamente anómala y hostil. Los animales y las plantas pagaron las consecuencias y crearon mecanismos de defensa para su lucha por la supervivencia. Pero también las propias estructuras de la tierra pagaron las consecuencias de esta situación. De acuerdo con múltiples especialistas, el diluvio universal que aparece relatado en Génesis contribuyó a que el planeta quedase igualmente alterado. Las expresiones bíblicas sobre la inmensa inundación hablan de un cataclismo de proporciones gigantescas. Dice la Biblia: «En el año seiscientos de la vida de Noé, en el mes segundo, a los diecisiete días del mes, aquel día fueron rotas todas las fuentes del grande abismo, y las cataratas de los cielos fueron abiertas, y hubo lluvia sobre la tierra cuarenta días y cuarenta noches» (Gén. 7: 11, 12).


Algunas reflexiones sobre estos acontecimientos La clave del problema se encuentra en la alteración de las leyes del Creador. Las leyes de Dios son un todo. Existen leyes que tienen que ver con el mundo de la física, de la química, del mundo de la naturaleza, leyes de carácter moral aplicables a los seres humanos dotados de libertad e inteligencia, leyes políticas y administrativas aplicadas a la organización del pueblo de Israel, leyes sociales, leyes económicas, etcétera. La ruptura de algunas de estas leyes crea trastornos y confusión en la naturaleza y en la vida de los seres humanos. Según la Biblia, el pecado del hombre no solo le afectaría a él, sino que, como señor de la creación, su conducta y la transgresión de las leyes de Dios afectarían a todo su entorno. El profeta Isaías dice: «Se destruyó, cayó la tierra; enfermó, cayó el mundo; enfermaron los altos pueblos de la tierra. Y la tierra se contaminó bajo sus moradores; porque traspasaron las leyes, falsearon el derecho, quebrantaron el pacto sempiterno. Por esta causa la maldición consumió la tierra, y sus moradores fueron asolados; por esta causa fueron consumidos los habitantes de la tierra, y disminuyeron los hombres» (Isa. 24: 4-6). Según estas declaraciones el pecado afectaría a toda la naturaleza. Hay un hecho bien objetivo: todos somos solidarios de este mal universal. La Biblia declara enfáticamente: «Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios», y «la paga del pecado es muerte» (Rom. 3: 23 y 6: 23). Este mundo perfecto salido de las manos del Creador se ha visto alterado por nuestros pecados, los tuyos y los míos. Cada uno de nosotros somos pecadores en mayor o menor grado, pero todos contribuimos a que la desgracia se cierna sobre este planeta; todos somos solidarios de un mal universal que más tarde o más temprano nos llega en forma de desgracias o en forma de muerte. Pero Dios no quería que eso aconteciese en la Tierra; él nos creó para que fuésemos felices y viviéramos para

siempre. Lo que nos está ocurriendo no debería habernos pasado. Hemos sido víctimas de una elección equivocada; después de tantos siglos de dolor y de sufrimiento, todavía seguimos eligiendo mal. En el universo de Dios, el planeta Tierra es la oveja perdida. Aquí, utilizando muy mal la libertad que Dios nos dio, elegimos desobedecerle, abrimos la puerta al enemigo de la obediencia y así nos va hasta el día de hoy. En otro orden de cosas, y como resultado de la transgresión de las leyes de Dios, dice la Biblia hablando de las guerras que tampoco cesan: «¿De dónde vienen las guerras y los pleitos entre vosotros? ¿No es de vuestras pasiones, las cuales combaten en vuestros miembros? Codiciáis, y no tenéis; matáis y ardéis de envidia, y no podéis alcanzar; combatís y lucháis, pero no tenéis lo que deseáis, porque no pedís. Pedís y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites» (Sant. 4: 1-3). De forma magistral Santiago muestra cómo los egoísmos, envidias, pasiones y ambiciones de los hombres los enfrentan a unos con otros de forma brutal, llevándoles a la autodestrucción. Y así sucede con todo lo que el hombre toca y maneja desde que se rebeló contra Dios.

El tiempo avanza hacia el regreso de Cristo a este mundo Un proceso muy negro de muerte y desolación está arruinando el planeta Tierra. Estos días ha llegado al Sudeste de Asia, antes fue Argelia, el mar Caribe o Centroamérica. ¿A qué lugar le tocará próximamente? Porque las desgracias naturales no han dejado de suceder desde hace muchos siglos. Un día nos puede llegar la desgracia a nosotros, y más tarde o temprano nos llegará; aunque sea en la forma de una plácida muerte. Pero dentro de las desgracias que nos pasan hay un mensaje de esperanza. Esta situación anómala en la Tierra no va a durar eternamente. Leemos de nuevo en la Escritura la pregunta que los discípulos hicieron a Jesús: «Dinos, ¿cuándo serán estas cosas, y qué señal habrá de tu venida y del fin del siglo?» (Mat. 24: 3). «Y cuando oigáis de guerras y de sediciones, no os alarméis; porque es necesario que estas cosas acontezcan primero; pero el fin no será inmediatamente. Entonces les dijo: Se levantará nación contra nación, y reino contra reino; y habrá grandes terremotos, y en diferentes lugares hambres y pestilencias y grandes señales del cielo» (Luc. 21: 9-11). Cristo prometió que estos acontecimientos catastróficos eran señales de su regreso a este mundo para terminar con el mal y el dolor que nos azota desde hace muchos siglos. Esta es la esperanza de los creyentes. Por eso, ante las tragedias debemos seguir confiando en la gracia y la misericordia de Dios, que envió a su Hijo a este mundo para redimirnos del pecado y de la desobediencia. Cuan-

SUMARIO 2 La catástrofe del Sudeste de Asia y la Biblia

5 El silencio de Dios

6 La familia imperfecta de Dios

8 El Jesús radical

9 El médico responde

10 Éxito al acecho

13 Área infantil

14 A Nosa Páxina

15 Pagina Noastrâ

16 Noticias del Exterior

18 Noticias de las Instituciones

21 Noticias de las Iglesias

REVISTA ADVENTISTA: Órgano oficial de la Iglesia Adventista del Séptimo Día de España nº 362 año 30 febrero 2005 Director de la Revista, Alberto F. Guaita; Director general de Safeliz, Jonathan Valls; Coordinadora editorial, Elisabeth Sangüesa Editor, Luis González; Redacción, Raquel Carmona, Juan Fernando Sánchez, Mónica Díaz; Diseño y maquetación, José Mª Weindl, Isaac Chía; Procesos informáticos, Javier Zanuy; Producción, Martín González; Envíos, Juan José Reta; Suscripciones y secretaría, Mª Teresa Tello, Mª del Pilar Artal; Publicidad, agoya@safeliz.com Impresión: IBERGRAPHI 2002 · Mar Tirreno, 7, 28830 San Fernando de Henares (Madrid) · Depósito Legal: M32.993-1974

Pradillo, 6 - Pol. Ind. La Mina · E-28770 Colmenar Viejo, Madrid (España) tel. [+34] 91 845 98 77 fax [+34] 91 845 98 65 revistas@safeliz.com www.publicacionesadventistas.com

rA feb. 2005 [027] · 3


do él regrese de nuevo a la Tierra, estos problemas desaparecerán para siempre. Nuestro pecado ha producido y produce daños incalculables en un mundo que pudo ser perfecto, pero que por nuestra desobediencia a las leyes del Creador se convirtió en hostil y trágico. En tiempos de Cristo se calcula que había como unos cien millones de personas en el planeta La Tierra. Hoy somos más de seis mil Palabra de Dios seiscientos millones, y el problenos habla de un mun- ma de la muerte y el sufrimiento humanos ha alcanzado prodo nuevo, de una tierra porciones gigantescas. Pero la renovada, de un planeta naturaleza y nosotros mismos debemos vivir esperanzados, la donde las desgracias Biblia así lo manifiesta: «Porque desaparecerán para la creación aguarda con ardiente anhelo que los hijos de Dios sean revelasiempre. dos. Porque la creación fue sometida a frustración, no por su propia elección, sino por la voluntad del que la sujetó, con esperanza de que la misma creación será librada de la esclavitud de la corrupción, para participar de la gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rom. 8: 19-21). La Palabra de Dios nos habla de un mundo nuevo, de una tierra renovada, de un planeta donde las desgracias desaparecerán para siempre. Juan el apóstol lo vio en visión en la isla griega de Patmos. Él nos lo describe con las siguientes palabras: «Vi un cielo nuevo y una tierra nueva; porque el primer cielo y la primera tierra pasaron, y el mar ya no existía más. Y oí una gran voz del cielo que decía: He aquí el tabernáculo de Dios con los hombres, y él morará con ellos; y ellos serán su pueblo, y Dios mismo estará con ellos como su Dios. Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, porque las primeras cosas pasaron» (Apoc. 21: 1, 3 y 4). ¿Deseamos vivir nosotros en un mundo nuevo? Solo hay un camino. El Señor Jesucristo lo mostró en su discurso magistral: «Bienaventurados los pobres de espíritu, porque de ellos es el reino de los cielos. Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación. Bienaventurados los mansos, porque ellos recibirán la tierra por heredad. Bienaventurados los que tienen hambre y sed de justicia, porque ellos serán saciados. Bienaventurados los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia. Bienaventurados los de limpio corazón, porque ellos verán a Dios. Bienaventurados los pacificadores, porque ellos serán llamados hijos de Dios. Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la justicia, porque de ellos es el reino de los cielos» (Mat. 5:3-10).

4 · [028] rA feb. 2005

ADRA-España en el Sudeste de Asia Desde que recibimos las noticias de la gran tragedia en el Sudeste de Asia nos pusimos en contacto con la Agencia Española de Cooperación Internacional con el fin de poder enviar ayuda en los aviones que el gobierno español iba a poner a disposición de las ONG que tuviesen la intención de participar en la operación de emergencia. El día 26 de diciembre tuvo lugar la catástrofe, y el día 28 tuvimos la oportunidad de partir con el primer avión de la fuerza aérea española hacia Sri Lanka. El avión aterrizó en el aeropuerto de Colombo y desde allí nos vinieron a recoger varios representantes de ADRASri Lanka con los que mantuvimos toda una jornada de trabajo para la preparación de proyectos de ayuda y reconstrucción de las zonas siniestradas. Como no tuvimos la oportunidad de preparar ninguna carga de materiales, llevamos con nosotros más de cinco mil dólares que entregamos al director de ADRA, el hermano Alan Wright. Tuvimos igualmente la oportunidad de hablar con el secretario del primer ministro del país encargado de la coordinación de la ayuda a los afectados por el maremoto. Ellos esperan mucho de nosotros ya que ADRA-Sri Lanka está muy bien reconocida en todo el país. En estos momentos se está enviando una carga de ayuda humanitaria a Indonesia consistente en alimentos, tales como cereales, leche de soja, pastillas potabilizadoras para el agua, alimentos infantiles y quinientas mantas. Algunos de esos productos han sido donados por Editorial Safeliz, Industrias Granovita y la empresa NutriCare. Agradecemos a todos estos donantes por su colaboración, así como las donaciones de nuestros socios y colaboradores que están ingresando en nuestras cuentas bancarias la ayuda para el terremoto de Asia. Esperamos seguir prestando nuestra ayuda porque tardará mucho tiempo hasta que podamos ver normalizada la situación en ese inmenso territorio. Seguiremos informando en las páginas de esta revista o en la revista ‘ADRA Hoy’ de las posibles acciones que emprendamos en el futuro. Rafael Calonge Bombín Director de ADRA-España

Donativos Banco Santander Central Hispano:

0049 2675 10 1110864490 La Caixa:

2100 2130-58-0200141321


E ST I LO D E V I DA MIGUEL ÁNGEL NÚÑEZ Doctor en Teología y autor de numerosos libros y artículos.

El silencio de Dios Dios respeta absolutamente la voluntad humana hasta un punto que se nos escapa.

L

a mayoría de quienes han decidido no creer en Dios justifican su elección con preguntas como: “¿Por qué permite Dios tal cosa?” “¿Por qué guarda Dios silencio?” Los creyentes respondemos que Dios no causa el sufrimiento, sino que el mismo ser humano se mete en tales situaciones que después ha de arrostrar las consecuencias. Un concepto que a muchos les cuesta entender es que Dios respeta absolutamente la voluntad humana hasta un punto que se nos escapa. Él no espera que los seres humanos actúen de acuerdo a su voluntad por decreto. El problema se suscita cuando intentamos entender el modo de actuar de Dios. En nuestra presunción, pretendemos aclarar todos los misterios divinos, sin darnos cuenta de que eso es una tarea tan titánica e imposible como meter todo el océano en un solo vaso. La mente finita es incapaz de abarcar el infinito. Al no entenderlo, el hombre opta simplemente por expulsar a Dios… El que se decide a creer confiará en Dios, entienda o no sus designios porque sabe que lo absoluto tiene razones que la razón humana no comprende, pero eso no invalida a Dios. Es justo esa supremacía lo que lo hace Dios. Muchos cristianos se ven acosados por las dudas sembradas por los incrédulos y de pronto dejan el mundo de la fe... Quisieran volver a los tiempos del Antiguo Testamento, pararse frente al Sinaí y escuchar la voz de Dios, clara y profunda, diciendo lo que hay que hacer y los motivos de sus acciones. Incluso tras orar, muchos quisieran oír a Dios diciéndoles nítidamente al oído qué deben o no deben hacer. El deseo es natural. No hay nada malo en desear una respuesta audible de Dios. El problema se suscita cuando este anhelo se vuelve exigencia. Es entonces cuando comenzamos a transitar la frontera del escepticismo y actuamos con Dios como si él nos debiese algo. Como si estuviera obligado a actuar de acuerdo con nuestros deseos. Cuando se entra en el camino de las exigencias olvidamos fácilmente quién es Dios y, por contraste, quiénes somos nosotros. Olvidamos la soberanía de Dios y su poder para decidir qué es mejor para nuestras vidas. Cuando vienen las crisis y nos molesta no recibir respuestas rápidas a nuestras demandas, todo el andamiaje teológico que hemos construido se derrumba. Eso lleva a muchos a creer que Dios simplemente no escucha y que ha olvidado a sus hijos. De ahí a la incredulidad hay un paso. Algunos creen que la relación con Dios es una especie de contrato en el que a cambio de ser cristianos Dios tiene que responder a todas nuestras de-

mandas. Pretender controlar las decisiones de Dios es tan infantil como efectuar una pataleta para lograr que mi padre me dé un caramelo. Dios no se deja intimidar por nuestras actitudes. Él no permite la manipulación porque él no manipula jamás. En lugar de exigirle, haríamos bien en pararnos a pensar en todo lo que nos ha dado. Mirándonos a nosotros mismos, nos daríamos cuenta de que le debemos más a él de lo que nos parece que él nos debe. Dios escucha cada una de nuestras oraciones, siempre. Cuando se examina la conducta de Jesús, máxima revelación de Dios, observamos algo sorprendente que nos da luz acerca de la forma en que Dios actúa. A menudo, ante las preguntas y exigencias de sus detractores, las respuestas de Cristo dejaban perplejos a todos... Nicodemo le pregunta «cómo nacer de nuevo» y él le habla del viento. Cuando una mujer pretende discutir de judíos y samaritanos, Jesús le habla de su marido. Un hombre inquiere «¿Quién es mi prójimo?» y Cristo le cuenta una historia que probablemente todos conocían. Cuando Pilato lo interroga, Jesús calla. En estas respuestas y silencios hay una forma de actuación divina que deberíamos aceptar. Dios no ve lo que ve el ser humano. La visión divina abarca mucho más. Su mirada siempre está proyectada hacia la eternidad. Dios ve los motivos ocultos, las heridas secretas, los pensamientos disimulados, las intenciones dobles, el gesto enmascarado… Dios ve lo que nadie más ve. Él sabía que Pilato no necesitaba respuesta. Entendía que la mujer samaritana no necesitaba teología, sino curar sus heridas. Sabía que aquel escriba arrogante precisaba una respuesta dialéctica. Sabía que lo que Nicodemo necesitaba era doblegar su mente a la influencia del Espíritu Santo. Él sabe lo que hay detrás de tu oración, incluso aunque tú mismo no lo entiendas. ¿Por qué simplemente no le dejas a él que sea Dios? De todos modos siempre te va a contestar, aunque no sea exactamente como tú lo esperas, pero sin duda su respuesta será la mejor para ti… ¡Siempre! rA feb. 2005 [029] · 5


TEMAS DE NUESTRO TIEMPO

La familia imperfecta de Dios La iglesia, el laboratorio de la gracia de Dios.

STEPHEN CHAVEZ Redactor de la ‘Adventist Review’.

6 · [030] rA feb. 2005

U

no de los pasajes más reveladores de las Escrituras es Romanos 3: 23: «Por cuanto todos pecaron y están destituidos de la gloria de Dios.» Yo sé que algunos creen que este texto no se aplica a ellos. Pero la noción del original de “no alcanzar” la gloria de Dios da la idea de algo continuo. En otras palabras, a pesar de nuestros mejores esfuerzos todos a veces fracasamos en vivir el ideal de Dios.1 Esas son las malas noticias. Las buenas noticias son: «Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro» (Rom. 6: 23). Aun cuando nuestra condición caída nos hace merecedores de la sentencia de muerte, gracias al sacrificio de Jesús y la gracia de Dios, podemos reclamar la vida eterna. La salvación es un don; todo lo que tenemos que hacer es reclamarla. Esto se llama justificación. Y si esto no es una maravilla, lo que sucede después que aceptamos la gracia de Dios es el verdadero milagro. Dios toma lo que le demos –nuestros caracteres contaminados, llenos de corrupción– y los convierte en algo inimaginablemente hermoso (especialmente comparado con lo que eran antes). Este proceso, llamado santificación, lleva tiempo. Aquí es donde, por la gracia de Dios, cambiamos la borrachera por la sobriedad, la inmoralidad por la moralidad, la deshonestidad por la honestidad, la intemperancia por el dominio propio, el egoísmo por el amor incondicional. Y si bien algunas personas pueden afirmar que han recibido una liberación inmediata de algún vicio u otro problema –alcohol, drogas, inmoralidad sexual, avaricia, un temperamento malvado–, otros enfrentan una lucha diaria para seguir andando por la senda estrecha.

Es una cruel ironía que algunas veces, a pesar de tener la seguridad de la salvación y el conocimiento del amor incondicional de Dios, muchos de nuestros familiares, amigos y miembros de iglesia continúen luchando con algún hábito secreto –o no tan secreto– del cual desearían liberarse. Algunos consejeros bien intencionados han recomendado cosas tales como “Ora más”, “Toma baños fríos”, o “Cambia tu dieta”, como si simplemente un “remedio” pudiera abarcar todas las personalidades, todas las situaciones, todas las tentaciones. De hecho, solo un Dios omnisciente puede traer verdadero descanso al alma que está luchando por alcanzar la victoria sobre algún vicio. Pero algunas veces parece que Dios no tiene prisa por hacerlo. Así como Pablo luchó con su «espina en la carne» (véase 2 Cor. 12: 7), nos encontramos luchando nosotros mismos en contra de algún hábito, solo para darnos cuenta de que, no importa lo que sea, podrá ser resistido solamente a su tiempo y por su gracia.

¿Pacientes o impacientes? Mientras tanto, tenemos la seguridad del amor de Dios y su perdón. Y la única pregunta que queda es: ¿Tenemos el amor y el apoyo de los demás? A veces podemos ser impacientes (bueno, la mayor parte del tiempo). Hemos obtenido la victoria sobre la pornografía, el juego, el chismorreo (bueno, todavía estamos luchando con esto), y no podemos entender por qué otros no pueden hacer lo mismo. Somos pacientes hasta cierto punto; después nos ponemos bastante duros –¿qué dirá la gente si ve dentro de la iglesia los mismos problemas que ve fuera de ella?– y en lugar de ser un hospital para pecadores, la iglesia se convierte en un espectáculo de modelos para santos (y no uso este término de forma laxa).


La familia de Dios, su iglesia, es un laboratorio de la gracia de Dios. Es el lugar donde las personas son expuestas al amor, la misericordia, la gracia y la aceptación. Es donde se observa, se cultiva y se celebra el crecimiento cristiano.

de su existencia, todos fueron culpables de algún tipo de mala conducta: mentira, adulterio, conspiración, prostitución, asesinato, apostasía, infidelidad... Por supuesto, esos mismos nombres también representan el poder redentor de Jesús, el único

A veces podemos estar poco dispuestos a compartir la gracia de Dios con otros. Por eso es extraño que aquellos de nosotros que hemos experimentado la riqueza de la gracia divina podamos a veces ser tan mezquinos en compartir esa gracia con otros. ¿Por qué insistimos en un “crecimiento instantáneo”, exigiendo que nuestros hermanos creyentes demuestren que están aptos para el discipulado antes que nosotros reflejemos la gracia que Dios nos ha mostrado? Revisemos la genealogía de Jesús anotada en Mateo 1. El lector reconocerá muchos de esos nombres. Es probable que recuerde que, en algún momento

que vino a «salvar al pueblo de sus pecados» (Mat. 1: 21). ¿Cómo se convirtieron estos y muchos, muchos otros, en familia de Dios? Sencillo. Ellos respondieron a la invitación de Dios: «Venid tal cual sois.»

1

Si tienes dudas, trata de pararte frente a un espejo… desnudo.

¿Es esa tu idea de la perfección? Sé sincero.

3 er Congreso Nacional Bienal, “Transformados en Cristo” Madrid, 11-13 de marzo de 2005

La Iglesia Adventista española, con el fin de compartir las bendiciones del Señor, así como sus proyectos y realizaciones, ha organizado el 3er Congreso Bienal al que todos nuestros miembros están invitados. Por supuesto la dimensión espiritual y la renovación de nuestro compromiso son el fundamento de nuestra relación personal con el Señor y con nuestra sociedad, necesitada siempre de horizontes de esperanza y respuesta trascendente. Con este objetivo, del 11 al 13 de marzo próximo, en Madrid, se celebrará este encuentro en el que tendremos como invitado especial al presidente mundial de la Iglesia, pastor Jan Paulsen. Es la primera vez que nos visita desde que ocupa este cargo (antes lo hizo siendo vicepresidente), ya que en ocasión del Centenario le fue imposible a pesar de los esfuerzos para adaptar su agenda a ese acontecimiento especial. Dentro del programa del Congreso, el domingo por la mañana, tendrá lugar una ceremonia de ordenación al ministerio de

seis pastores, acto siempre solemne y entrañable. Somos conscientes de que la sala no puede albergar a todos los que quisieran participar en este evento, por lo tanto debemos controlar la asistencia durante el viernes, sábado y domingo, entendiendo que ninguna iglesia puede enviar más del 20% de su feligresía oficial. En consecuencia pedimos a cada pastor que se responsabilice de hacernos conocer con antelación, como muy tarde el 21 de febrero, la lista de los hermanos que asistirán, para poder enviar a cada iglesia los ‘tickets’ de entrada correspondientes. Estamos seguros de que será una ocasión especial que nos aportará bendición, agradecimiento y estímulo. Por ello esperamos la máxima colaboración de pastores y ancianos, y la participación significativa de todas las iglesias. Cualquier información suplementaria estará a vuestra disposición en las oficinas de la Unión Española.

rA feb. 2005 [031] · 7


E ST I LO D E V I DA WILLIAM G. JOHNSSON Editor de la Adventist Review.

El Jesús radical

E

n un caso que suscitó un notable interés en los medios de comunicación, Thomas Junta, de 44 años, apodado “Papá Hockey”, fue hallado culpable de homicidio involuntario en enero de 2002 y sentenciado a entre seis y diez años en una prisión estatal de Massachusetts. Junta había matado a golpes a otro hombre, Michael Costin, de 40 años, frente a sus hijos en un partido amistoso de hockey que Costin supervisaba. Mientras se daban mil vueltas a las argumentaciones relativas al caso (“¿Fue justa la condena?” “¿Fue excesiva la sentencia?”), las partes más afectadas por el vergonzoso episodio, los niños, parecen haber sido pasadas por alto. Pero eso no es nuevo. A lo largo de la historia humana se ha golpeado a los niños, se los ha maltratado, han sido abandonados a su suerte para que mueran, utilizados por placer sexual, explotados para satisfacer el ego de los adultos, y enviados a trabajar a tierna edad. Como carecen de riqueza o de peso político, son los más débiles entre los débiles y están sujetos a los caprichos y crueldad de los que tienen el poder. Entre los así llamados grandes dirigentes y fundadores de las religiones de alcance mundial, hay una persona que destaca vivamente: Jesucristo. Sus acciones y palabras relativas a los niños fueron radicalmente diferentes. Conocemos tan bien los pasajes bíblicos que no llegamos a sentir su impacto. Consideremos lo siguiente: «Entonces le fueron presentados unos niños para que pusiera las manos sobre ellos y orara; pero los discípulos los reprendieron. Entonces Jesús dijo: “Dejad a los niños venir a mí y no se lo impidáis, porque de los tales es el reino de los cielos”» (Mat. 19: 13, 14). Aquellos discípulos no eran peores que los otros hombres de Galilea. Sencillamente eran reflejo de la forma en que la sociedad consideraba a los niños y los trataba. Pero Jesús no: él defendía a los niños. «Llamando Jesús a un niño, lo puso en medio de ellos y dijo: De cierto os digo que si no os volvéis y os hacéis como niños, no entraréis en el reino de los cielos» (Mat. 18: 2, 3). He aquí un completo cambio de rumbo que ponía patas arriba la relación entre maestro y estudiante. No el adulto, no el gurú, no el anciano cargado de “sabiduría”… ¡sino los niñitos! Ideas radicales… Elena White subraya lo importante: «La sencillez, el olvido de sí mismo y el amor confiado del niñito son los atributos que el Cielo aprecia. Son las características de la verdadera grandeza» (El Deseado de todas las gentes, pág. 404). Jesús era el defensor de los niños.

8 · [032] rA feb. 2005

«A cualquiera que haga tropezar a alguno de estos pequeños que creen en mí, mejor le fuera que se le colgara al cuello una piedra de molino de asno y que se le hundiera en lo profundo del mar» (Mat. 18: 6). Los estudiantes de historia consideran a la antigua Grecia como la época más floreciente del espíritu humano. Sin embargo, con todos sus logros en las artes y la filosofía, esta civilización toleró la maldición de la pederastia, que era practicada sin vergüenza por los “grandes” de la época. No hace falta ser un maltratador sexual para pervertir a un pequeño. Se puede doblar de tal manera una ramita que nunca crezca recta. Cuando Robert Hanssen fue arrestado en 2001 y se hizo pública la extensión de sus actividades (había entregado a los rusos vastas cantidades de información “sensible”, lo que llevó al descubrimiento y ejecución de al menos dos “topos”), los estadounidenses se enfrentaron a preguntas preocupantes. ¿Cómo pudo este hombre aparentemente tan dedicado a la iglesia, a su familia y a su patria convertirse en el más peligroso agente doble en los noventa años de historia del FBI? La respuesta: una relación perversa entre Robert y su padre, Howard, que vez tras vez lo criticaba y lo menospreciaba, y que en ocasiones lo maltrataba físicamente. Jesús, sin embargo, era el protector de los niños. «Mirad que no menospreciéis a uno de estos pequeños, porque os digo que sus ángeles en los cielos ven siempre el rostro de mi Padre que está en los cielos» (versículo 10). Tanto en la antigüedad como hoy, para muchas personas los críos no son nadie y resultan desechables. Solo sirven para lo que puedan aportar al egoísmo adulto. Pero Jesús valoraba a los niños. Si Jesús volviese hoy a la tierra, creo que su presencia perturbaría a los políticos y a las personas religiosas, incluso a ti y a mí. Y ello podría deberse, para empezar, a la manera en que tratamos a los niños.


E ST I LO D E V I DA ALLAN R. HANDYSIDES Médico y director del Departamento de Salud de la Asociación General.

PETER N. LANDLESS Médico y director adjunto del mismo departamento.

El médico responde Dos cuestiones que a menudo preocupan a los adventistas amantes de la salud integral.

A

lgunos adventistas recurren a la reflexología para aliviar el dolor, ¿cuál es la postura de la Iglesia Adventista respecto a ella? La razón de ser de la Iglesia Adventista es predicar el evangelio de Jesús, nuestro Señor y Salvador. Creemos que la Iglesia ha recibido una luz especial respecto al estilo de vida más apropiado para nuestra salud. En lo que se refiere a tratamientos, además de hábitos de vida preventivos, la Iglesia recomienda a la ciencia como guía, postura esta defendida también por Elena White. La reflexología [masajes con fines terapéuticos, aplicados en determinados puntos de los pies y de las manos] es uno de los muchos sistemas de los que no existen pruebas concluyentes acerca de su fundamento racional ni de su eficacia, razón por la cual el Departamento de Salud y Temperancia no la recomienda. La Iglesia no se pronuncia oficialmente ante cada una de las innumerables cuestiones de la vida, esperando que los miembros sean inteligentes y analicen los hechos relativos a ellas. No obstante, es preciso que tengamos una especial cautela con la filosofía de la Nueva Era, revestida bajo el ropaje de la salud. También debemos tener cuidado con la excesiva “credulidad”, un factor muy propio de personas

candorosas que tienden a pensar siempre lo mejor de todo el mundo. Tengo amigos que beben café y té descafeinados, y no sé qué pensar de esto. ¿Podría comentar algo al respecto? Uno de los problemas del té y el café es que causan adicción a la cafeína. Y aunque las bebidas descafeinadas no tienen este factor adictivo, sí habría que estudiar el resto de sus componentes. El café contiene todo tipo de sustancias, unas mejores y otras peores. Estudios realizados sobre el café sugieren que posee un efecto cuantitativo, ya que el número de tazas ingeridas al día está directamente relacionado con el daño que produce. Se ha demostrado que un consumo de cuatro tazas al día produce efectos negativos, y lo que es más, el riesgo de padecer enfermedades cardíacas se incrementa considerablemente. Este efecto sobre el corazón no está directamente relacionado con la cafeína, ya que el café descafeinado también produce efectos similares, si no peores. Los cafés descafeinados provienen de una cepa diferente de la planta del café. Probablemente un descafeinado de vez en cuando no producirá ningún daño, ni creará ninguna adicción, pero sin lugar a dudas, cuantos menos mejor. El té descafeinado es otra historia. Se han escrito muchos artículos sobre los beneficios de las propiedades antioxidantes del té, en particular del té verde. Existen tres técnicas para disolver la cafeína del té; una emplea dióxido de carbono líquido y las otras dos o bien cloruro de metileno, o bien acetato etílico. En el mercado estadounidense no se utiliza el cloruro de metileno para descafeinar el té por temor a que pueda producir cáncer. El té descafeinado con acetato etílico pierde hasta el 60% de sus flavonoides. El proceso del dióxido de carbono supone una pérdida de tan solo el 10% de los flavonoides. El té descafeinado (técnica del dióxido de carbono líquido) conserva el 90% de los flavonoides buenos, y está desprovisto de cafeína. Si disfrutas con una taza de té, este es el mejor. rA feb. 2005 [033] · 9


E ST I LO D E V I DA FRANCISCO ALTAMIRANO Pastor presidente en Miami (Florida, EE. UU).

Éxito al acecho La prosperidad resulta engañosa y, muy a menudo, más peligrosa que la adversidad.

S

u historia es sorprendente. Señalada por la gloria al comienzo y precipitada sobre el abismo al final, conmueve a quienes la conocen y los induce a reflexionar con honda introspección. Al llegar a la cumbre, muy pronto olvidó cuán corta es la distancia que media entre la gloria y el abismo. Se había preparado para el éxito, pero no para sobrellevarlo. Tomás Carlyle, ensayista e historiador escocés, dijo algo que esperamos que usted vea comprobado al final de este artículo. «La adversidad es dura para el hombre; pero por cada hombre que puede soportar la prosperidad, hay un centenar que soportaría la adversidad.» Todo éxito conlleva una prueba inherente: el éxito mismo. «El peligro acecha en medio de la prosperidad. A través de los siglos, las riquezas y los honores han hecho peligrar la humildad y la espiritualidad. No es la copa vacía la que nos cuesta llevar; es la que rebosa la que debe ser llevada con cuidado. La aflicción y la adversidad pueden ocasionar pesar, pero es la prosperidad la que resulta más peligrosa para la vida espiritual.»1 Es una realidad física que cuanto más elevado es el sitio en que nos encontramos más difícil resulta respirar con seguridad. «Uno no puede ocupar un puesto elevado sin exponerse al peligro. Así como la tempestad deja incólume a la humilde flor del valle mientras desarraiga al majestuoso árbol de la cumbre de la montaña, así los que han mantenido su integridad en la vida humilde pueden ser arrastrados al abismo por las tentaciones que acosan al éxito y al honor mundanos.»2 Para nuestro beneficio y para tener éxito sobre el éxito mismo, la Biblia nos presenta la vida de alguien que se convierte en una luz de advertencia en nuestro ministerio. Revisémosla en sus dos etapas.

Antes del éxito El temor, la inseguridad y la duda misma antecedieron al éxito de Gedeón. Su experiencia nos muestra que la desconfianza propia fue la condición espiritual ideal para obtener el éxito. El pueblo que sufría bajo el abuso de los madianitas ya no pudo sufrir más y entonces «clamaron a Jehová» (Jue. 6: 1-6), y Dios escogió a Gedeón como su instrumento para liberar a Israel del yugo madianita. Se le dio noticia de su elección mientras sacudía trigo en un lagar (versículo 11). El desafío fue claro: «Ve con esta tu fuerza, y salvarás a Israel de la mano de los madianitas. ¿No te envío yo?» 10 · [034] rA feb. 2005

(vers. 14). Frente a semejante asignación, la inquietud inundó el pensamiento de Gedeón: ¿Qué fuerza? Lo primero que se le ocurrió fue la desconfianza en sí mismo. Es que los mejores instrumentos de Dios son los que se sienten inferiores a la tarea; los que aceptan su insuficiencia, los que subrayan su necesidad. Gedeón respondió al Señor: «Ah, Señor mío, ¿con qué salvaré yo a Israel? He aquí que mi familia es pobre en Manasés, y yo el menor en la casa de mi padre» (vers. 15). Gedeón dijo al Señor que él no era el hombre indicado. Lo que no supo fue que su falta de confianza propia lo confirmó ante Dios como el hombre idóneo. «Jehová le dijo: Ciertamente yo estaré contigo, y derrotarás a los madianitas como a un solo hombre» (vers. 16). Podríamos afirmar que cuando dudamos de nuestras capacidades, convencemos a Dios de que puede usarnos. Él confía en nosotros si nosotros desconfiamos de nosotros mismos. Dios le dijo: «Estaré contigo», porque él ofrece su presencia solo a quienes reconocen que no hay suficiencia en ellos. Y escoge solamente a los que no son elegibles: a los que no confían en sí mismos. En la presencia del Altísimo, Gedeón seguía dudando de sí mismo porque frente a la suficiencia de Dios se contempló desprovisto de todo mérito. Igual nosotros, cuanto más tiempo pasamos en la presencia de Dios, menos cosas de valor encontraremos en nosotros mismos. Su solemne grandeza nos dará una clara visión de nuestra pequeñez. Cuanto menos confiemos en nosotros mismos, más confiaremos en el Señor. Gedeón le contestó: «Yo te ruego que si he hallado gracia delante de ti, me des señal de que has hablado conmigo» (vers. 17). En otras palabras, cuando dijo «si he hallado gracia», quiso decirle: “No veo en mí nada digno de confiar; no soy nada de valor para que me tomes en cuenta.” Y, como sabemos, la señal le fue concedida. Después de convocar a los primeros guerreros, no se dejó emocionar por la multitud de los que aceptaron el llamado. Una vez más brilló su desconfianza


E ST I LO D E V I DA

propia. Temió dar un paso independiente y le dijo a Dios: «Si has de salvar a Israel por mi mano» (vers. 36a). Aquí, él no estaba dudando si Dios obraría la liberación, dudaba si eran sus manos las indicadas para instrumentarla. De igual manera, los mejores pastores no son los que creen en sí mismos y en sus propias capacidades, sino los que creen exclusivamente en Dios. Gedeón vio cómo el Señor destruyó impresionantes cantidades de hombres. El mensaje era llano e inconfundible: «El éxito no depende del número. Tanto puede Dios liberar por medio de pocos como de muchos. No le honra tanto el gran número como el carácter de quienes le sirven.»3 Dios propició la deserción en el ejército hasta reducirlo a trescientos hombres. La explicación bíblica de esto dice: «Y Jehová dijo a Gedeón: El pueblo que está contigo es mucho para que yo entregue a los madianitas en su mano, no sea que se alabe Israel contra mí, diciendo: mi mano me ha salvado» (Jue. 7: 2; el énfasis no está en el original). Esto era paradójico porque las capacidades del ejército enemigo eran mayúsculas. Se dice que los madianitas estaban tendidos en el valle como «langostas en multitud» y que «sus camellos eran innumerables como la arena que está a la ribera del mar» (vers. 12). «Gedeón tembló cuando pensó en la lid del día siguiente»,4 entonces Dios le ordenó bajar con su asistente al campamento madianita para escuchar el relato de un sueño revelador del éxito que le aguardaba. Según Jueces 7: 13-14, el protagonista del sueño era «un pan de cebada que rodaba hasta el campamento de Madián» y lo destruía. Pero lo más impresionante fue cuando Gedeón escuchó su nombre en la conversación que sostenían dos guardias. Las palabras exactas fueron: «Esto no es otra cosa que la espada de Gedeón, varón de Israel. Dios ha entregado en sus manos a los madianitas con todo el campamento.» En medio de los matorrales donde se acomodó para escuchar la revelación, Dios le confirmó a Gedeón que sus instrumentos favoritos son los frágiles: los compa-

rables solamente con “un pan de cebada”; los que, como Ana, llegan a reconocer que «nadie será fuerte por su propia fuerza» (1 Sam. 2: 9). Todos los que servimos a Dios, necesitamos escuchar siempre el mensaje del “pan de cebada”. Tenerlo presente nos ayudará a admitir que nuestras debilidades, insuficiencias e incapacidades nos descalifican para servir a Dios, pero, a la vez, nos recomiendan para que él nos utilice. Así, comprendiendo el mensaje doble del “pan de cebada”, Gedeón se convenció de que Dios entregaría el campamento de Madián en sus manos (vers. 15). La estrategia del Cielo fue seguida con estricta sencillez y dio un éxito contundente. Un puñado de trescientos hombres, dirigidos por un líder comparable a un “pan de cebada”, provocó la destrucción de unos ciento veinte mil guerreros (Jue. 8: 10). Los madianitas quedaron postrados para siempre y, además, la noticia, que cundió entre las naciones vecinas, causó un pánico indescriptible. El mundo circundante quedó perplejo, incapaz de imaginar cómo un débil ejército de trescientos soldados, sin ninguna clase de entrenamiento militar, armado con trompetas y con antorchas dentro de cántaros, había humillado el poderío de los madianitas. La explicación estaba en el campo espiritual, no en el campo militar: cuando perdemos la confianza propia y confiamos en Dios, él asegura el éxito de su obra. Acerca de Gedeón, Elena White comenta que «no era príncipe, ni sacerdote, ni levita. Se consideraba como el menor de la casa de su padre, pero Dios vio en él a un hombre valiente y sincero. No confiaba en sí mismo, y estaba dispuesto a seguir la dirección del Señor. Dios no escoge siempre, para su obra, a los hombres de talentos más destacados sino a los que mejor puede utilizar. “Delante de la honra está la humildad” (Prov. 15: 33).»5 Después de lograr aquel éxito indiscutible, a Gedeón le habría convenido concluir su historia; pero la verdad demanda que continúe…

Después del éxito La vida de Gedeón enseña que el éxito no es un premio, es una prueba. El éxito es un verdadero examen que descubre lo que más habíamos ocultado: lo vulnerables que somos cuando lo obtenemos. En cierto modo, el éxito no se expresa en su totalidad cuando se obtiene un trofeo para simbolizarlo. El éxito, en cierto sentido, es como un detonante brillante, que cautiva y entretiene con su fulgor evitando así que se lo desactive. Con el éxito se conocen nuestros frutos, pero también nuestras raíces. Los fracasos miden nuestro temple, y los éxitos, nuestra fragilidad. Como dijo Eleanor Doan: «Felizmente, algunas personas crecen con sus responsabilidades; pero lamentablemente, otras se inflan.»6 Corremos el peligro de pensar que las hazañas y los logros son la antesala de una posición de poder. ¡Nada más lejos de la verdad! Debemos aprender que después del éxito, hasta las promociones son una prueba. Después de ser el instrumento de Dios para el éxito de la nación, los israelitas quisieron que Gedeón reinara sobre ellos: «Y los israelitas dijeron a Gedeón: Sé nuestro señor, tú, y tu hijo, y tu nieto; pues que nos has librado de la mano de Madián» (Jue. 8: 22). Afortunadamente, al menos en ese momento, Gedeón contestó como corresponrA feb. 2005 [035] · 11


E ST I LO D E V I DA

día a un líder de su estirpe. Él dijo: «No seré señor sobre vosotros, ni mi hijo señoreará sobre vosotros» (vers. 23). Fue categórico al rechazar el honor porque sabía que el honor pertenecía a Dios. Pero inmediatamente después hizo una petición al pueblo, la cual parecía insignificante y carente de importancia. Parece que Gedeón mismo no sospechó el inicio de su caída. «Y les dijo [...]: Quie-

carrera, la concluyó instituyendo un culto ilícito que, según la profetisa, «indujo finalmente a mucha gente a abandonar por completo al Señor y a servir a los ídolos. El pueblo fue apartado de Dios por el mismo hombre que una vez había destruido su idolatría.»9 ¡Qué lamentable!, ¿verdad? Hay tantos peligros al obtener el éxito como al procurar alcanzarlo. La advertencia siguiente es puntual para no-

se enerva con los éxitos y a la que no abaten los reveses.» Gedeón falló porque no soportó el éxito; cayó desde las alturas porque se olvidó de la revelación, la misma que recibió la noche en que bajó hasta el campamento madianita. No logró mantener presente el mensaje del “pan de cebada”. Al olvidarse de que era digno solamente de la duda propia, dejó de apoyarse en Dios y

El éxito es un verdadero examen que descubre lo que más habíamos ocultado: lo vulnerables que somos cuando lo obtenemos. ro haceros una petición; que cada uno me dé los zarcillos de su botín (pues traían zarcillos de oro, porque eran ismaelitas). Ellos respondieron: De buena gana te lo daremos» (vers. 24-25a). En total, le reunieron más de mil setecientos siclos del precioso metal. Quizá pensaron que lo quería como pago. Lamentablemente, había comenzado su caída. Es que «un hombre grande es grande hasta que descubre que lo es; después se convierte en un peligro y en un latoso».7 La Biblia resume lacónicamente el triste desenlace: «Y Gedeón hizo de ellos un efod, el cual hizo guardar en su ciudad de Ofra; y todo Israel se prostituyó tras de ese efod en aquel lugar; y fue tropezadero a Gedeón y a su casa» (vers. 27). La historia de Gedeón enseña que debemos seguir desconfiando de nosotros mismos después del éxito, como antes de él. Cuando estaba inseguro, Gedeón no hacía planes por su propia cuenta; todo era consultado a Dios. «Es frecuente que la época de inactividad que sigue a una gran lucha entrañe más riesgos que el propio período de conflicto. A tales peligros se vio expuesto Gedeón. Un espíritu de inquietud se había apoderado de él. Hasta entonces se había contentado con cumplir las instrucciones que Dios le daba; pero ahora, en vez de esperar la dirección divina, empezó a hacer planes por su cuenta.»8 Gedeón, el mismo que empezó derribando altares idolátricos al inicio de su 12 · [036] rA feb. 2005

sotros: «Siempre que los ejércitos del Señor hayan ganado una victoria señalada, Satanás redoblará sus esfuerzos para destruir la obra de Dios.»10 El mayor peligro consiste en imaginar que al llegar al éxito, se acabaron los peligros. Lamentaciones 4: 12 informa: «Nunca los reyes de la tierra, ni todos los que habitan en el mundo, creyeron que el enemigo y el adversario entrará por las puertas de Jerusalén.» La seguridad ofrece el mayor riesgo para la seguridad. Por su parte, la pluma de Elena White también vuelve a acertar: «Los que desempeñan los cargos más elevados pueden descarriar a otros, especialmente si piensan que no hay peligros. Los más sabios yerran; los más fuertes se cansan. El exceso de precaución con frecuencia es seguido por un peligro igualmente grande como es el exceso de confianza.»11

Conclusión El mayor riesgo del éxito es el clima que exuda confianza. El apóstol escribió: «Así que, el que piensa estar firme, mire que no caiga» (1 Cor. 10: 12). La mayor sorpresa después del éxito no es una promoción, ni un premio, y mucho menos la espuma de la fama que suscita; es la amenaza del éxito mismo. Las siguientes palabras de Plutarco hacen pensar en las dificultades que tenemos los hombres para llevar el éxito con éxito: «El alma más fuerte y mejor constituida es la que no se enorgullece ni

actuó por sí mismo. La recomendación de la Sabiduría es: «Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él enderezará tus veredas. No seas sabio en tu propia opinión; teme a Jehová, y apártate del mal» (Prov. 3: 5-7). Que el Señor nos sostenga antes del éxito, cuando vayamos cuesta arriba, y después de este, cuando estemos en el borde, a punto de desplomarnos. Que nos ayude a aprender la lección del “pan de cebada” para admitir que «nuestra competencia proviene [únicamente] de Dios» (2 Cor. 3: 5), y para hacer del éxito un altar desde donde le alabemos en «las alturas» (Sal. 148: 1).

Referencias 1. Profetas y reyes (Asociación Publicadora Interamericana, Idaho, EE. UU., 1979), pág. 43. 2. Patriarcas y profetas (Publicaciones Interamericanas, Idaho, EE. UU., 1985), pág. 222. 3. Ibíd., pág. 593. 4. Íd. 5. Ibíd., pág. 595. 6. Eleanor Doan, Libro de consulta para el orador (Editorial Vida, Florida, EE. UU., 1997), pág. 253. 7. Ibíd., pág. 133. 8. Patriarcas y profetas, págs. 597-598. 9. Ibíd., pág. 598. 10. Íd. 11. Comentario bíblico adventista, tomo 2 (Publicaciones Interamericanas, Idaho, EE. UU.), pág. 998.


PREGUNTAS

DIFÍCILES

PARA PADRES EN APUROS

A

unque te cueste creerlo fue Dios el que hizo ese programa. Con él Dios creó la Tierra por medio de su voz y sin ordenador. Pronunció unas palabras cada uno de los siete días que duró la creación de nuestro planeta y esto fue lo que hizo: La voz de Dios dijo que se hiciera la luz y le llamó a la luz día y a la oscuridad noche. Se hizo una separación entre el agua de las nubes y el agua de la tierra a la que llamó cielo. Hizo los continentes y el mar.

Hizo que se viera el sol en el día y la luna por la noche. Su voz ordenó que hubiese animales en las aguas y aves en la tierra.

Mi decisión:

Creó a los animales y al hombre en la tierra. Descansó, bendijo este día y lo santificó.

Pero Dios pensó en ti antes de crear el mundo para que pudieras disfrutarlo. Ahora tú debes cuidar las “cosas” de él en la tierra igual que Adán y Eva cuando recibieron esa responsabilidad de nuestro Padre. Como Dios es el dueño tengo que cuidar su propiedad lo mejor que pueda. Esta es una parte de tu propósito en esta vida.

José Mª Weindl

«Desde el principio tú fundaste la Tierra, y los cielos son obra de tus manos.»

Voy a intentar que mis papás me lleven a la naturaleza a menudo.

Voy a observar las plantas y los animales con atención.

En casa, voy a separar bien la basura para que no se estropee la tierra.

Salmos 102: 25 rA feb. 2005 [037] · 13


PAGINA NOASTRÂ

Întâlnire cu Cel Nevăzut

E

dimineaţă. Ceaţa mai persistă încă deasupra orașului. Zgomot de motoare, sunete metalice, claxoane... fluxul de mașini și pietoni se deplasează într-o ordine precisă. Totul se derulează ca într-un program computerizat, ca într-un angrenaj imens în care el, omul, este ofertant și beneficiar, vânzător și cumpărător, creator și distrugător. Toate i se supun omului, declarându-l suveran și stăpân a toate. Un sunet de ambulanţă se pierde în depărtare... un ecou grav, insistent, amintind aceluiași om că, dincolo de victoriile tehnicii moderne, există acel ceva care iese de sub controlul său : suferinţa, îmbătrânirea, moartea. O intrebare incomodă îl tulbură : «Oare dincolo de ceea ce se vede, există Cineva mai mare, mai puternic, mai înţelept ?» Pare că nimeni altul n-ar corespunde mai bine acestei descrieri ca omul modern, pentru care Dumnezeu este fie un mit, fie o entitate separată de viaţa cotidiană. În sistemul raţional de gândire propriu omului modern, lucrarea Celui Nevăzut nu poate fi văzută, nici inţeleasă. Dar... fără îndoială, ochii mei de creștin Îl văd pe Cel Nevăzut ! Așa să fie ? Sunt creștin, dar sub aspect spiritual mă aflu în ultimul timp într-un spaţiu arid, din care lipsește prospeţimea și trăirea autentică a unei relaţii cu Cel Nevăzut. Mi se întâmplă adesea să trăiesc o viaţă dublă : În interiorul meu este un mod de a fi, de care am nevoie în viaţa practică, privată ; în exterior este a doua mea persoană adaptată, ajustată după modelul creștin. Trec frecvent de la o ipostază la alta. Aproape fără să-mi dau seama, mă regăsesc în această tristă situaţie, obișnuit parcă de zile și de ani să trăiesc așa : două vieţi paralele. Adesea, în momente de

14 · [038] rA feb. 2005

luciditate, mă opresc și reflectez îngrozit : «Cum aș trăi eu dacă L-aș vedea pe Cel Nevăzut ?» Încă un lucru mi se întâmplă : în relaţiile mele cu semenii folosesc cuvinte mai directe, chiar mai dure, pentru că aceasta face parte din modul meu de a fi. Am ajuns uneori să rănesc pe interlocutor, deși n-a fost aceasta intenţia mea. Uneori l-am rănit ironizându-l, alteori dezapreciindu-l, alteori acuzându-l pe nedrept. Zăbovind puţin să calculez de câte ori am facut aceste lucruri fraţilor mei, aceeași întrebare îmi străfulgeră mintea : «Cum aș vorbi eu daca m-ar auzi Cel Nevăzut ?» În sfârșit, mai este ceva care mi se întâmplă. Sunt dezamăgit de ceea ce văd în Biserică : membri nedemni, predici fără conţinut, programe neinteresante. De ce să mai particip la serviciile divine ? Pe cine să văd acolo ? Din nou însă îmi amintesc de Cel Nevăzut, iar vechea întrebare revine constant: «Ce ar însemna Biserica pentru mine, dacă L-aș vedea acolo pe Cel Nevăzut ?» Informaţional, cunosc mult despre El. Știu că Împărăţia Lui, deși invizibilă, este deja printre noi, la dispoziţia noastră. Că dincolo de haosul aparent de pe pământul nostru, brăzdat la tot pasul de violenţă, boli și calamităţi, El ţine sub controlul Său mersul lumii, al universului. Îl văd în misterele naturii, în vindecări miraculoase, în derularea istoriei lui Israel. Dar cum Îl văd eu în viaţa practică, într-o relaţie personală, în detaliile de zi cu zi ? Dumnezeu este Duh (Ioan 4,24) ; esenţa Fiinţei Sale nu este materială. Este imposibil să-L delimităm pe Dumnezeu intr-un spaţiu finit, fiindcă El nu este materie, ci spirit. El este infinit și invizibil. Însă, în ciuda naturii Sale invizibile,

Dumnezeu este personal și omniprezent. Deși inaccesibil vederii noastre, Cel Nevăzut este lângă noi, ascultând fiecare bătaie de inimă, controlând fiecare respiraţie. In ce măsură însă privirea mea are acea sensibilitate spirituală care pătrunde dincolo de vizibil, măsurabil, palpabil? Prezenţa vizibilă a Celui Nevăzut strălucește pe fiecare pagină a Bibliei. Deși ochii lui Beltșaţar nu-L vede pe Cel Nevazut, El este oaspete la banchetul său memorabil ; atunci când Ghehazi vede oștile siriene înconjurând cetatea, Elisei vede oștirea Celui Nevăzut și spune slujitorului său : «Nu te teme, căci mai mulţi sunt cei cu noi decât cu ei !» (2 Regi 6,16) ; în timp ce mulţi dintre contemporanii lui Isus nu văd în El mai mult decât un prooroc, Simon Petru afirmă despre El : «Tu ești Hristosul, Fiul Dumnezeului celui viu !» (Matei 16,13-16) ; în timp ce preoţii și mai marii norodului se împotrivesc Duhului Sfânt și îl ucid pe diaconul Ștefan cu pietre, ochii lui Ștefan Îl văd pe Cel Nevăzut : «Iată, văd cerurile deschise, și pe Fiul omului stând în picioare la dreapta lui Dumnezeu.» (Fapte 7,56) Mă opresc și încerc să înţeleg acest paradox : ochi deschiși, a căror viziune penetrează dincolo de «lucrurile care nu se văd» ( Evrei 11,1), și ochi inchiși, orbiţi, a căror vedere limitată se deteriorează lent, iremediabil: «(...) Veţi privi cu ochii voștri, și nu veţi vedea» (Matei 13,14 u.p.). Tainic, in cămările sufletului meu se face ordine. Glasul conștiinţei îmi vorbește distinct, mă convinge simplu și clar. Alifia cerească mi-a uns ochii, ca să-L pot vedea pe Cel Nevăzut în toată frumuseţea Lui. Privind la lucrurile care nu se văd, parcă tot universul din jurul meu capătă o dimensiune nouă : Îmi este rușine să mai duc o viaţă dublă, iar pe


A NOSA PÁXINA

Axuda humanitaria [Para leer la versión castellana de este artículo: www.publicacionesadventistas.com]

C

omo non podía ser doutro xeito, durante as últimas festas de Nadal e de aninovo fomos sacudidos unha vez máis por unha grande ola de anuncios publicitarios destinados á complacencia do ego e a calar o vacío interno mediante as compras de numerosos regalos e “bens de consumo”. Sen embargo, estas pasadas datas, fomos impresionados tamén por outra inmensa ola de efectos non menos devastadores chamada tsunami, que ten arrasado grande parte de Asia, e pudemos escoitar sentados nos nosos sillóns, mentres disfrutabamos do turrón á calor dos seres queridos. Todos dende as nosas casas seguimos atentamente o moi lamentable desastre e o posterior reconto das víctimas mortais. Diante destes acontecementos sobrecolledores adoitan xurdir na mente de cada persoa, crente ou non, unha serie de preguntas propias de non ser capaces de comprender feitos que nos superan: ¿Trátase de un castigo de Deus? ¿Terase queixado a natureza polo abuso a que a sometemos diariamente dende todos os lugares do planeta? Crenzas relixiosas aparte, é difícil aceptar un feito coma este. ¿Cómo é posible que Deus permita tantos desastres? ¿Cómo podemos desexar feliz 2005 ós nosos familiares e amigos e ignorar ás familias para as que o pasado 2004 rematou tan tráxicamente? ¿Cómo

seguir xugando na area e tomando o sol nas praias de un mundo inundado de pérdida e dor humanos? A todos estos interrogantes podemos engadir dous máis: ¿Cal será o destino de tantos miles de persoas que terán morto sen coñecer a Cristo? ¿Qué poderiamos ter feito nós para axudalas?

semenul meu îl consider demn de tot respectul meu. Când particip la serviciile divine, în loc de a privi în jur la imperfecţiunile oamenilor și ale serviciilor de cult, mă întâlnesc cu Cel Nevăzut. Îl văd pe El în toată splendoarea slavei Lui, și El îmi umple fiinţa de tot ce-mi lipsește. Întreaga mea viaţă a dobândit o forţă spirituală de titan. Îmi ridic ochii

de la lucrurile pieritoare, și încep să privesc «nu la lucrurile care se văd, ci la cele ce nu se văd» (2 Corinteni 4,18). Ca și Moise care, în peregrinarea sa pe pământ «a rămas neclintit, ca și cum ar fi văzut pe Cel ce este nevăzut” (Evrei 11, 27), înaintez spre veșnicie, așteptând ziua întâlnirii universale cu Cel Nevăzut, când ochii mei vor vedea faţa Lui!

¿Teranse salvado? «Entre os paganos hai quenes adoran a Deus ignorantemente, quenes non teñen recibido xamáis a luz por un instrumento humano, e sen embargo non perecerán. Ainda que ignorantes da Ley escrita de Deus, escoitaron a súa voz falarlles na natureza e fixeron as cousas que a Ley requería. As súas obras son evidencia de que o Espíritu de Deus tocou o seu corazón, e son recoñecidos como fillos de Deus [...]. O amor de Cristo non se limita a unha clase. Identifícase con cada fillo da humanidade.» (El Deseado de todas las gentes, páxina 593). Deus, no seu infinito amor, desexa salvar a cada ser humano que creou, e continuamente traballa nesa direción. Entón, podemos preguntarnos, ¿para qué temos que predicar nós, para qué testificar se moitos dos que non coñecen a Deus se salvarán igualmente? Para que podan gozar desa salvación xa nesta vida; para que disfruten do repouso eiquí, sen ter que esperar á Terra Nova; para que podan recibir as inmensas bendicións que prove-

ñen de coñecemento do verdadeiro Deus, e deixalas como o mellor legado para os seus fillos; porque Deus puxo no noso corazón un grande amor por eles; para que a nosa fe e experiencia cristiana crezcan e se fortalezcan mediante ese traballo.

O noso papel Miro con verdadeira preocupación a en ocasións excesiva pasividade dos adventistas, a tranquilidade con que somos capaces de vivir, a incapacidade de comprometernos na grande labor de aliviar a dor humana, de aportar ás vidas dos que nos rodean esa única esencia que pode encher o seu vacío, á par que enche o noso. Debemos ser conscientes de que a maior necesidade que ten o mundo hoxe é a de homes e mulleres que amosen a Cristo, o seu amor pola humanidade, e cheguen ós corazóns cunha mensaxe de perdón. Ese tipo de axuda humanitaria constitúe unha necesidade de primeira orde. Esta é a nosa responsabilidade real, ineludible. Non respondamos a ela con indolencia, pechando os ollos ou cambiando de canle nas nosas mentes. Moitas almas sinceras, buscadoras de unha maior luz para as suas vidas, están esperando por nós. MÓNICA DÍAZ Redactora de Editorial Safeliz.

«Îl voi vedea și-mi va fi binevoitor ; ochii mei Îl vor vedea, și nu ai altuia. Sufletul meu tânjește de dorul acesta înlăuntrul meu» (Iov 19,27). Lorena Voinea Licenţiată în Teologie Responsabil la Revista Adventista, secţiunea în limba română.

rA feb. 2005 [039] · 15


República Dominicana NIÑO DEVUELTO A SU HOGAR HORAS DESPUÉS DE SER SECUESTRADO La policía devolvió sano y salvo un niño de siete años a sus padres solo 16 horas después de que fuera secuestrado el 7 de diciembre. El niño fue secuestrado en su hogar, en el campus de la Universidad Adventista Dominicana en la ciudad de Bonao, capital de la provincia de Monseñor Nouel, a 89 kilómetros de Santo Domingo, capital del país. «Es un milagro que mi hijo esté vivo», afirmó Isaías Javier Domínguez, padre del niño y administrador de la institución. «Dios es el único que controló toda la situación.» Horas después del secuestro, Domínguez recibió una llamada de los secuestradores, que exigieron que pagara un rescate de 800.000 pesos (unos 23.000 euros). Domínguez se dirigió inmediatamente a la policía. Entonces recibió una segunda llamada de uno de los secuestradores, que amenazó con matar a su hijo si no pagaba el rescate. Domínguez dijo que reconoció la voz del interlocutor en la de una persona contratada por la universidad como guardia de seguridad dos años antes. Le dio este dato a la policía, que pronto ubicó al niño en una casa a diez kilómetros del campus. El ex guardia de seguridad, que según la policía contaba con antecedentes criminales, y otro de sus supuestos cómplices fueron abatidos en un intercambio de disparos con la policía. Domínguez relató después que puso en conocimiento de la sede de la iglesia en Santo Domingo todas las circunstancias del secuestro nada más producirse. Las noticias se esparcieron con rapidez por todo el campus y todos los adventistas de la isla oraron por el feliz regreso del niño. «Nunca antes le pasó esto a ningún miembro de nuestra iglesia y alabamos a Dios por su intervención», dice Silvestre González, director de Comunicación de la iglesia en la República Dominicana. «Esta es la primera vez que secuestran a un menor en esta ciudad», añade Domínguez. Este se muestra sorprendido por la rapidez con que regresó su hijo. Agrega que, según la policía, por lo general las negociaciones con los secuestradores duran tres días. 16 · [040] rA feb. 2005

El incidente hizo que las autoridades universitarias reforzaran las medidas de seguridad en la institución. La universidad ha contratado una compañía de seguridad para que trabaje en conjunto con su propio equipo para proteger más eficazmente a los más de mil estudiantes y docentes que viven en el campus. El niño, el mayor de tres hermanos, dice estar feliz de reunirse con sus padres y hermanos y de poder volver a la escuela.

México SE INAUGURA UNA ESCUELA DENTAL ANHELADA DURANTE 40 AÑOS Aunque pasar de la idea a la realidad llevó 40 años, la Universidad de Montemorelos ha completado su sueño de abrir una escuela dental. Días atrás se llevó a cabo la ceremonia de inauguración de la Facultad de Odontología “Dr. Lloyd Baum”, con la presencia de la primera clase, que comenzó los estudios en agosto. La ceremonia inaugural, que se celebró en conjunto con el 62º aniversario de la universidad, comenzó con discursos y mariachis. Los docentes, alumnos e invitados de todo México y de los Estados Unidos se reunieron en el nuevo auditorio. Entre los oradores se encontró el nuevo decano de la facultad, el doctor Lloyd Baum; Héctor Hernández, un ortodoncista de Victoria (México); el pastor Ismael Castillo, rector de la institución; y el doctor Xeno Marcel, director del centro de Ciencias de la Salud. Aunque la facultad se inauguró oficialmente este año, las semillas fueron plantadas hace 40 años cuando Baum, uno de los primeros docentes de la Facultad de Odontología de la Universidad de Loma Linda (LLUSD), se puso en contacto con Montemorelos en la década de 1960. Baum dijo que el sueño comenzó cuando fue invitado a hablar en México con motivo de la reunión anual de los dentistas miembros del Grupo de Estudios Odontológicos de Monterrey en 1965. Al año siguiente fue invitado nuevamente y en esa oportunidad llevó al doctor Robert Kinzer, profesor de odontología restauradora en LLUSD. «El segundo encuentro», dice el doctor Baum, «cimentó mi relación con el grupo y

Nancy Yuen/ANN

NOTICIAS DEL EXTERIOR

El doctor Robert Kinzer posa junto al doctor Baum durante la inauguración de la escuela dental de Montemorelos. El doctor Kinzer (a la izquierda) participó en el proyecto desde sus comienzos hace más de treinta años, y dirigió al grupo que reunió más de cien mil dólares para el proyecto.

ellos me invitaron a ser uno de sus miembros, a trabajar con ellos para contactar oradores para las siguientes reuniones.» En esa época, la División Interamericana de la Iglesia Adventista del Séptimo Día se encontraba desarrollando una facultad de medicina en Montemorelos, y Baum, entusiasmado por la obra que estaba haciendo con el Grupo de Estudios, se interesó en la posibilidad de tener una facultad odontológica en México. Baum y Kinzer, que era presidente de la Asociación Nacional de Dentistas Adventistas (NASDAD), preparó una propuesta de un programa de residencia odontológica que fue presentado a los dirigentes de la sede central de la Iglesia Adventista. También comenzaron a recolectar fondos para poder adquirir materiales de construcción para edificar instalaciones para la clínica y casas del personal. Baum y otros también trabajaron para convencer a los líderes de la iglesia de que se necesitaba una escuela dental en Monterrey. Pero la obra de la escuela tuvo muchos arranques y paradas, llegando a ser el primer programa de residencia dental con el acuerdo de que, si tenía éxito, los directivos de la iglesia considerarían abrir la escuela. Esta pronto cambió hasta incluir un programa que ofrecía formación en laboratorio dental. Harry Vega, técnico colombiano adventista de laboratorio, y su esposa dieron comienzo al programa de formación en laboratorio. Trabajando de doce a catorce horas diarias, arregló el parque, la construcción del camino, las


Nancy Yuen/ANN

NOTICIAS DEL EXTERIOR

El doctor Lloyd Baum (a la derecha) y Héctor Hernández, decano de la Facultad de Odontología “Dr. Lloyd Baum”, Universidad de Montemorelos, posan con la primera clase de estudiantes de odontología durante la ceremonia de apertura.

cañerías, la electricidad, y la construcción, además de sus tareas docentes. La clínica se abrió en 1984 y fue gestionada con la ayuda de dentistas adventistas voluntarios y estudiantes dentales de LLUSD. Los miembros de NASDAD también colaboraron,

aunque el programa de residencia todavía no había comenzado oficialmente, hace notar Baum. En el año 2000, con la ayuda de la Universidad de Loma Linda y del Grupo de Estudios, el anterior programa de residencia se transformó en un programa intenso de formación de un año. Cerca de treinta personas han completado el programa y están listos para servir donde sea necesario, o para trabajar como docentes de la escuela dental. En el otoño de 2003, la junta directiva de la División Interamericana de la iglesia aprobó comenzar una escuela dental en Montemorelos, un voto que culminó en la reciente apertura de esa facultad.

Convocatoria de trabajo

Oferta de empleo en la Fundación ADRA Requisitos: · Conocimientos de ofimática: Access y Excel principalmente. · Formación contable y se valorarán estudios superiores en economía y empresariales. · Carné de conducir B1. Se ofrece: · Contrato Laboral con alta en Seguridad Social. · Poder trabajar en una institución de la Iglesia con larga experiencia en ayuda humanitaria y cooperación internacional. · Buen ambiente de trabajo. Interesados enviar currículum a: adra@adra-es.org (asunto: “Puesto de Trabajo”)

(dos puestos)

O enviarlo a: FUNDACIÓN ADRA C/ Francisco Cabo nº 8 28029 Madrid Tel.: 915-713-847

Ministerio de la Familia: Sección 60+ Fundación Residencia de Ancianos Maranatha Se precisa: Jefe de Mantenimiento, con experiencia en trabajo para instituciones, y recomendado por la junta de la iglesia a la que pertenezca. Gerocultor/a, con titulación en Geriatría o similar, que sea miembro de iglesia, con disponibilidad para hacer nocturnos y recomendado por la junta de la iglesia local. Se ofrece: 1. Contrato mínimo de seis meses renovable. 2. Sueldo de acuerdo con el convenio. 3. Alta en la Seguridad Social. 4. Trabajo en ambiente cristiano. Fecha límite de contacto: 20 de febrero de 2005. Contactar y enviar currículum al pastor Julián García. Tel.: 93 845 00 27 – 661 34 65 09 – Fax: 93 845 00 05

15º Encuentro 60+ de Pineda. “Al Encuentro del Maestro” Ponente invitado: Pastor Manuel Martorell Fechas: 22-29 de mayo de 2005 Lugar: Hotel Koppers (Pineda de Mar, Barcelona)

1er Encuentro 60+ Zona Norte. “¿Hasta cuándo, Señor?” Ponente invitado: Pastor Carlos Puyol. Fechas: 27-29 de mayo de 2005. Lugar: País Vasco

1er Encuentro 60+ Zona Centro. “Relaciones intergeneracionales” Ponente invitado: Pastor Eugenio Rodríguez Fechas: 27-29 de mayo de 2005. Lugar: La Casona (San Rafael, Segovia)

rA feb. 2005 [041] · 17


CONFRATERNITAS Y TERCERA EDAD

M I N I ST E R I O S D E L A FA M I L I A ANTONIO MARTÍNEZ CARRIÓN Director del Ministerio Vida Familiar de la Unión Española.

Nuestras fronteras personales No hay nada más hermoso que ver a un ser humano abriendo su horizonte...

«S

eñor, si hubieses estado aquí, mi hermano no habría muerto» (Juan 11: 21). Lázaro había enfermado y, finalmente, había fallecido. Marta pensó que Jesús hubiera podido curarle de haber estado presente. ¿Qué habría pensado de saber que Jesús había demorado dos días su retorno al conocer la enfermedad de su hermano? Por su parte, otros también planteaban algo parecido: «Y algunos de ellos dijeron: ¿No podía este, que abrió los ojos del ciego, haber hecho también que Lázaro no muriese?» (Juan 11: 37). Pensaban, como Marta, que Jesús era poderoso justo hasta llegar al límite de la muerte. Hasta ahí llegaba su fe. Esa era su frontera. ¿Por qué esperó Jesús dos días? Tal vez porque había fronteras que debían romperse, territorios que debían expandirse. Y sin duda lo consiguió: a partir de ese momento, Marta y tantos otros ya no dudarían del poder de Dios ante la muerte. Las fronteras de fe, que además coinciden con las fronteras del miedo, de la vacilación, de la desesperanza... se habían movido sensiblemente. Jesús vino a romper las fronteras de Marta y de aquellas otras personas, pero también de ti y de mí.

Diferentes fronteras La falta de fe es la más importante de las fronteras que pueden tener los seres humanos, pero no la única. Tenemos, hombres y mujeres, fronteras levantadas en el amor, la entrega, la paciencia, la confianza… En nuestro corazón hay muchas fronteras. Y nosotros, muchas veces, somos prisioneros en nuestro pequeño territorio de pensamientos, sentimientos y opiniones. ¡Cuántas alambradas que no nos dejan correr libres y felices por praderas de conocimientos útiles y de relaciones verdaderas! Nos aislamos de lo que nos rodea, del verdadero conocimiento, de los demás y aun de Dios, con fronteras que, formadas en nuestra mente y en nuestro corazón, nos hacen ser como círculos cerrados a… ¡muchas cosas! En ocasiones, hasta a nuestros seres más queridos los dejamos fuera de nuestras fronteras, encerrándonos en nosotros mismos. Y entonces solo hay soledad, porque lo más importante ha huido. El reino del corazón es entonces un reino pobre.

Rompiendo las fronteras Para romper nuestras fronteras solo hay un medio: invitar a Jesús a vivir en el territorio de nuestro corazón. Desde ahí él conseguirá que nuestras fronteras, 18 · [042] rA feb. 2005

antes estrechas y limitantes, se expandan hasta fundirse en un abrazo con las de los otros. Y ahí llega el encuentro. Probablemente también hagan falta milagros para que nuestras fronteras se rompan, y hasta es posible que sea necesaria alguna “resurrección” en nuestro interior. Pero Jesús ha demostrado que está dispuesto a todo para que no tengas más límites que cercenen tus posibilidades más hermosas. No permitamos más fronteras dentro de nosotros, no más límites a nuestro crecimiento y a nuestra relación sincera y abierta con los demás. Dejémonos “invadir” por Aquel que nos trae la «gloriosa libertad de los hijos de Dios» (Rom. 8).

El proyecto último de Dios El texto bíblico nos dice que «Jesús iba a morir por la nación, y no solo por la nación, sino también para congregar en UNO a los hijos de Dios que estaban dispersos» (Juan 11: 51, 52). Dios no quiere que seamos seres dispersos, cada uno dentro de sus fronteras, mundos aislados, solitarios. En ese UNO, en la realización del proyecto de Dios, se han roto las fronteras, los prejuicios y los juicios, el egoísmo y el orgullo. No se puede ser UNO con nuestras fronteras levantadas. Y querido hermano y amigo, no hay nada más hermoso que ver a un ser humano que, por el amor y el poder de Dios, crece y crece en el territorio de su corazón, abriendo su horizonte, empezando a sonreír, extendiendo sus manos, buscando y encontrando al otro. Cuando esto se produce, cuando sentimos que se caen barreras que nos separaban de los demás, entonces sentimos algo muy grande, porque a veces hemos tenido las fronteras tan estrechas que hasta nos separaban de nosotros mismos. Sea nuestra oración como la de Jabés: «¡Oh, si tú me bendijeras en verdad y ensancharas mi territorio…! Y le otorgó Dios todo lo que pidió» (1 Cor. 4: 10). No te conformes con un pequeño territorio. Al otro lado de tu frontera tal vez esté tu esposa, tu esposo, tu hijo, tu hermano, un amigo… ¡esperándote!


Tamaño-milímetros Ancho x alto

PÁGINA 1/8 1/4

45 x 121

190 €

93,5 x 120,5

350 €

93,5 x 58 – 191 x 58 –

1/2

191 x 120,5 –

3/4

191 x 183 –

PRECIO POR NÚMERO

93,5 x 245 142 x 245

600 € 800 €

1

191 x 245

920 €

Contraportada

285 x 215 (+ 3 mm de sangre)*

1000 €

Pág. 2

285 x 215 (+ 3 mm de sangre)*

DESCUENTOS POR FRECUENCIA 6 meses

Descuento del

5%

12 meses

Descuento del

15 %

18 meses

Descuento del

25 %

24 meses

Descuento del

30 %

* Más información técnica en www.publicacionesadventistas.com

ANUNCIOS POR PALABRAS Especificaciones técnicas generales: – Formato de archivo: TIF o PDF (sin compresión) – Resolución: 300 ppp – Modo de color: CMYK

HASTA 10 PALABRAS

3 euros

De 11 a 20 palabras

5 euros

De 21 a 40 palabras

8 euros

Enviar a: SAFELIZ · c/ Pradillo, 6 · Pol. Ind. La Mina · 28770 · Colmenar Viejo (Madrid) · agoya@safeliz.com

Datos completos de la empresa y persona de contacto

Formato y periodicidad del anuncio

Empresa Persona de contacto Domicilio Población Tel. E-mail CIF/NIF

Tamaño del anuncio 1 mes 3 meses 6 meses Frecuencia de aparición: 12 meses 18 meses 24 meses Otro: Forma de pago: Mastercard Visa Nº tarjeta Caducidad Titular Transferencia nº cuenta: 0081 0571 92 0001016804 (ingresar en concepto de publicidad, indicando el remitente)

C. postal Provincia


NOTICIAS DE LAS INSTITUCIONES El Colegio Timón crece Desde hace 42 años el Colegio Timón ofrece agua en las veredas, bálsamo sin receta, y un recodo a la fresca para charlar de muchas cosas. Desde hace 42 años el Colegio Timón crece en ilusión, experiencia y compromiso. El Colegio Timón crece porque un colegio está lleno de niños que crecen y maduran de un modo inevitable, irreversible e imparable. El Colegio Timón crece porque la iglesia crece y allí donde se predique el evangelio y se quiera cosechar, habrá que plantar simultáneamente escuelas ya que no se puede educar sin redimir ni redimir sin educar. El Colegio Timón crece porque estancarse es el paso previo a desaparecer, y la ilusión, la experiencia y el compromiso reciben de Papá un llamado a la eternidad. El Colegio Timón crece en el espacio porque antes creció en el corazón y la mente de las familias que le confían la educación/redención de sus hijos e hijas, del personal que trabaja en él, y de los administradores de la Iglesia. El nuevo Colegio Timón ya llegó a la cuarta planta porque hace 42 años que Dios bendice la entrega y el compromiso del equipo humano que lucha por un mundo mejor entre una pizarra y un púlpito de tiza. En este cálido reducto el borrador permite siempre recomenzar de nuevo y las palabras tienden puentes a la Esperanza. Las zapatas del nuevo edificio y los pilares están sólidamente anclados y sostienen ya toda la estructura porque nuestro ministerio está basado en la voluntad inquebrantable, titá-

nica e ingenua de las iglesias de Madrid, de alzar por encima de sus cabezas a los niños que Dios les confía en un intento de acercarlos así un poco más al cielo para que, si lo desean, puedan acariciar una estrella y escuchar con más nitidez su voz. El colegio Timón esta seguro porque la piedra angular sigue siendo el Maestro de Galilea. El Colegio Timón crece porque hoy, como ayer, Dios sigue al timón del Timón. Y mañana lo seguirá estando en la medida que siga habiendo maestras, profesores, empleados y familias para los que no haya nada más valioso que la sonrisa de un niño, más conmovedor que la mirada despierta y ávida de conocimiento de una niña, ni más preciado que el reino de Dios y su justicia. A pesar de las dificultades resulta sencillo navegar persiguiendo su estela, pisando en sus huellas, avanzando por el surco que él abre con su caminar sereno y decidido cada mañana, canturreando sus lecciones, susurrando sus promesas, repitiendo sus palabras… Porque, cada vez que entre tímidos e inseguros nos descalzamos, los ríos se dividen, los océanos se separan, las nubes nos protegen del sol y en las noches más densas, su luminosa presencia nos ofrece un espacio cálido en el que el amor arraiga.

Fiesta de Navidad «En una céntrica calle de Barcelona, transcurre la historia navideña de los niños del Col·legi Urgell, que con sus alegres cantos sorprenden a los ajetreados viandantes. ¿Qué ha pasado con el espíritu de la Navidad? ¿Se ha perdido entre regalo y regalo?» Este ha sido el hilo conductor de nuestra habitual fiesta navideña. En una simulada calle, en nuestro colegio, los alumnos han sorprendido una vez más a padres, abuelos y familiares con un fabuloso repertorio de canciones y una escenificación que introducía los cantos. Los alumnos de Infantil, Primaria y primer ciclo de Secundaria han transmitido su men-

20 · [044] rA feb. 2005

saje, en el cual se deja de lado la habitual banalidad navideña a la que estamos habituados y retorna el verdadero sentido de esta fecha. Como resultado hemos tenido una amena y divertida fiesta de Navidad, todo gracias, claro está, a las bendiciones de nuestro Señor. El Col·legi Urgell os desea un feliz 2005 y que así como una vez hace muchos, muchos años, una estrella alumbró los pasos de unos astrónomos al portal, Jesús ilumine y guíe nuestro camino hacia él. Lorena Domínguez Profesora del Col·legi Urgell.

Sumando cariño, restando tensiones, multiplicando oportunidades, dividiendo limitaciones, añadiendo experiencia, quitando palos de las ruedas, calculando soluciones, hallando nuevos caminos, potenciando capacidades, simplificando problemas, reduciendo conflictos, despejando incógnitas, buscando el máximo común ideal, aunamos nuestra voz al manifiesto de gratitud y reconsagración de nuestro amigo, hermano y compañero Fernando Castrillo en los actos del 40º aniversario del Timón: «Los que estamos y los que no están, resolvemos públicamente mantener el pie en el camino, sin contar las piedras y las cuestas, ofreciendo agua en las veredas, bálsamo sin receta, y un recodo a la fresca para charlar de muchas cosas, compañeros del alma, compañeras, a Dios gracias.» Sí, el Colegio Timón crece... Mª Paz Establés Directora del Colegio Timón.


NOTICIAS NOTICIAS DE LAS IGLESIAS Alicante JUBILACIÓN DEL PASTOR JOSÉ ANTONIO SANTAFÉ El pastor José Antonio Santafé y su esposa Maribel han estado con nosotros más de tres años y el pasado mes de diciembre llegó la fecha de su jubilación. El sábado 18 los despedimos, de manera informal, con una velada musical y una cena de hermandad, y el sábado 25 fue la despedida oficial, muy emotiva, en el culto. La iglesia, completamente llena, les ofreció una gran demostración de cariño, compensando, en una pequeña parte, todo el amor que tanto el pastor Santafé como su esposa Maribel han sembrado en esta iglesia. Sabiendo que, aun en su jubilación, seguirán llevando almas al Señor, deseamos que él los bendiga grandemente, junto a su familia.

vida de miles de personas que sufren como consecuencia de terremotos, maremotos y todo tipo de catástrofes. David Andrés

Ferrol VISITA DE JOAN LLORCA El sábado 11 de diciembre recibimos la visita de nuestro hermano Joan Llorca, director del Departamento de Educación de la UAE, en respuesta a nuestra invitación. Pudimos disfrutar con Joan de la escuela sabática y el culto. El programa especial de la tarde, que tenía preparado para nosotros, fue de gran interés para todos ya que en nuestra iglesia predominan las parejas jóvenes con hijos de corta y mediana edad. Escuchamos y char-

Andrés Jimeno

Bilbao y Baracaldo ADRA EN EL PARQUE INFANTIL DE NAVIDAD Entre el día 16 de diciembre y el 6 de enero se ha celebrado en la nueva Feria de Muestras de Bilbao el Parque Infantil de Navidad, al que, como en años anteriores, ADRA ha acudido con un ‘stand’ situado en el Pabellón nº 3, ubicación que ha sido mucho mejor que en años precedentes, ya que hemos dispuesto de mayor espacio, lejos de las barracas y demás aparatos que producen demasiado ruido. Así, el equipo de colaboradores ha podido trabajar a gusto y superar las dificultades con entusiasmo y con la ayuda del Señor, sobre todo en unos días concretos en los cuales ha habido momentos de auténtico agobio por la asistencia masiva de niños acompañados de sus padres. Mientras los pequeños pintaban unos dibujos preciosos, los padres recibían información de la labor de nuestra fundación alrededor del mundo. También se informaba de la campaña de cuestación que se realizará hacia mayo de 2005 con objeto de recaudar fondos destinados a mejorar la calidad de

lamos durante más de dos horas. Se hizo corto. Pero había sido un día muy largo. Esa noche continuamos “exprimiendo” a Joan al calor de un horno artesanal en el que se estaban cocinando unas pizzas riquísimas y únicas, que nuestros hermanos hicieron especialmente para la ocasión. Daniel Riveira Ruanova

BAUTISMOS Iglesia de Orihuela: El 26 de diciembre fue

bautizada Omaira Trujillo por el pastor Luis Alberto Fernández. Iglesia de Santa Cruz de Tenerife: El 20 de noviembre fue bautizado Pablo Rippe Lizarazo por el pastor Nelson Salgado. Iglesia de Telde: El 8 de enero fueron aceptados por profesión de fe Marcos Andrés Tesouro Jost y Sabrina Noelia Tesouro Jost. Iglesia de Las Palmas: El 1º de enero fueron bautizados Helen Torres Valles y José Gaurdia Lorenzo por el pastor Alejandro Delgado. Asimismo, fue aceptada por profesión de fe Nelly Amelis de Arango. Iglesia de Sagunto: El 1º de enero fue bautizado Nedelcu Eugeniu por el pastor Francisco Gavín. Iglesia de Vigo: El 25 de diciembre fue bautizada Victoria Loira Fernández por el pastor Jesús Calvo. Iglesia de Elche: El 11 de diciembre fueron bautizados Alejandro Izarra Pérez, su esposa Rosa Mª Ramón Mateo y Georgi Mateu Petrov por el pastor Antonio Ubieto. Iglesia de Valencia-Vives: El 21 de noviembre fueron bautizados Deybi Veisaga Chambi y Yurate Lukauskiene por el pastor José Mulero. Grupo de Fuerteventura: El 2 de octubre fue bautizado Wifredo Machaca por el colportor de avanzada Alberto Valls. Iglesia de Jaén: El 25 de septiembre fue bautizada Natalia Barranco Vela por el pastor Antonio Chica. Iglesia de Murcia: El 4 de septiembre fue bautizada Katherine Viere por el pastor Luis Alberto Fernández.

Fuerteventura NOTICIAS DEL GRUPO El pasado 2 de octubre tuvimos el privilegio de bautizar a Wifredo Machaca, primer bautismo en Fuerteventura. Es un joven de 27 años procedente de Baleares y oriundo de Bolivia. El pastor Martí le había dado los primeros estudios y después continué yo hasta su decisión por Cristo. Es un joven que vive el evangelio, y muy activo entre el grupo que se está formando.

Desde Lanzarote visitamos a los hermanos cada quince días. El grupo de miembros bautizados e interesados es ya de 20 adultos y cuatro niños. Los hermanos son muy misioneros y están dando un buen testimonio. Tenemos un local que estamos adecuando y que tiene capacidad para 60 o 70 personas. En estos momentos hay cinco personas preparadas para hacer su pacto con el Señor. rA feb. 2005 [045] · 21


NOTICIAS DE NOTICIAS DE LAS IGLESIAS Los hermanos bautizados en este momento en Fuerteventura proceden de diversos países son ocho, y el resto, interesados.

La Coruña CONCURSO DE POESÍA El 19 de diciembre el Departamento de Ministerio de la Familia organizó el primer concurso de poesía titulado ”Agradecimiento”. Hubo gran participación y premios para todos. Reinó un ambiente muy espiritual, y fue una gran bendición para la iglesia. Isaías Hernández

juguetes) en distintos centros de las ciudades de Fez, Chaouen y Tansimt. Damos gracias a Dios por la colaboración de todos, público y participantes y, en especial, por la entrega generosa de los voluntarios que han comprendido y llevado a la práctica el dicho de que “lo que no se da, se pierde”. Mª José Fenor

Vigo

Sagunto VILLANCICOS COMO TESTIMONIO CONCIERTO EN BENEFICIO DE ADRA Desde Lanzarote, lugar donde escribo, os pido vuestras oraciones para que el Señor consolide este grupo y fortalezca su fe para esperar el regreso del Señor. Alberto Valls

Jaén

El pasado 28 de noviembre se llevó a cabo, en la Casa de Cultura de Sagunto un concierto benéfico organizado por ADRA Camp de Morvedre. El objetivo era recaudar fondos para el Proyecto de Ayuda Humanitaria a niños huérfanos de Marruecos que ADRA pone en marcha cada año en ese país.

RETIRO ESPIRITUAL El fin de semana del 22-24 de octubre tuvimos un retiro espiritual dirigido por el pastor y profesor del seminario Víctor Armenteros, que tuvo a su cargo la reunión de viernes, la escuela sabática en conjunto, y el culto, en el que se ordenaron para el servicio a Dios a una anciana y a cinco diáconos. El sábado por la tarde tuvimos una reunión-coloquio sobre la iglesia y el matrimonio en la actualidad. Los presentes disfrutamos una vez mas de las brillantes y a su vez claras exposiciones del profesor Armenteros, poseedor del don de hacer comprensible y atractivo cualquier tema.

VISITA DE LA IGLESIA DE ORIHUELA El fin de semana del 26-28 de noviembre recibimos la visita de la Iglesia de Orihuela. Disfrutamos de un fin de semana de convivencia y fraternidad cristiana. Los hermanos se alojaron en los hogares de los miembros de nuestra iglesia. El domingo tuvimos una salida al campo donde pudimos saborear una excelente paella y por la tarde nos despedimos de nuestros hermanos, que regresaron a su ciudad de origen. J. Vicente Aniorte

22 · [046] rA feb. 2005

En el acto participaron el Taller de Teatro del CAS, el Taller de Coro de la escuela de Primaria del CAS, el Cuarteto Sol Mayor, la Orquesta de cámara del CAS y el Coro del CAS. En el intermedio se mostraron fotos y un vídeo del último viaje solidario realizado por ADRA Camp de Morvedre a Marruecos en abril de 2004, mostrando el trabajo realizado por los voluntarios y el reparto del material de ayuda humanitaria. Se terminó el concierto con la entrega de obsequios por parte de ADRA a todos los participantes. El proyecto del próximo año contempla la mejora de instalaciones (pintura, fontanería), así como proyectos lúdico-educativos, completar talleres (informática, carpintería), entrega de material diverso (ropa, calzado,

La Navidad es época de consumismo pero también de música dedicada al nacimiento de nuestro Señor Jesucristo. El coro ‘Illo Tempore’ de la Iglesia de Vigo quiso hacer honor a estas fechas participando un año más en el Festival de Villancicos de la entidad financiera Caixanova. El concurso, que este año alcanzó su 39ª edición, contó con la participación de más de 150 agrupaciones corales de toda Galicia, que lo convierten en una cita consolidada de la Navidad en nuestra comunidad. Los adventistas compartimos con los asistentes –que cubren por centenares, y durante varios días, las instalaciones del Teatro García Barbón– una serie de piezas musicales alegres y centradas en la figura de Jesús. Lo importante es participar, claro, pero lo mejor es poder dejar

NATALICIOS Iglesia de Badalona: El 16 de noviembre nació Rubén Ortega Batista, hijo de Daniel y Magida. Iglesia de Vigo: El 18 de octubre nació Marta González Tizón, hija de Alberto y Ana. Iglesia de Lanzarote: El 18 de octubre nació Samuel Riveira Escudero, primer niño que nace en esta iglesia, hijo de nuestros hermanos Víctor y Montse. Iglesia de Madrid-Alenza: El 8 de septiembre nació Daniel Jiménez Goikoetxea, hijo de Guillermo y Eva. Asimismo, el 20 de agosto nació Samuel Santafé Verastegui, hijo de Miguel Ángel y Nora.


LAS IGLESIAS NOTICIAS DE LAS IGLESIAS un testimonio de la felicidad que los coros de ángeles hicieron oír en Belén. De hecho, ‘Illo Tempore’ es reconocido por animar con un ritmo jovial y alegre, además de con himnos del himnario y de la tradición navideña más variada, el tono habitual de las melodías populares gallegas.

LA NAVIDAD COMO PUNTO DE ENCUENTRO Un grupo de diaconisas preparó una semana antes de Navidad una preciosa decoración para un almuerzo de sábado que reunió a varias decenas de hermanos en el salón de jóvenes. Compartimos recetas deliciosas, turrones, y deseos de una Navidad fraterna. Por otra parte, y un año más, el Club de Exploradores programó una divertida Fiesta de Reyes, con actuaciones, representaciones humorísticas, y la constatación del talento musical de jóvenes y mayores. Y con la música como fondo, la iglesia volvió a llenarse de visitas en el Concierto de Reyes que compartimos con el coro de adultos de la Parro-

quia del Carmen, viejos conocidos de nuestra congregación, y que cada año quieren venir a nuestra iglesia para cantar música navideña. Con una merienda que compartimos con estos nuestros amigos católicos, en un ambiente distendido, terminamos la programación navideña, a la espera de que el año 2005 nos siga trayendo muchas visitas. Esther López Rodríguez

Zaragoza VELADA SOCIAL El pasado sábado 18 de diciembre Arca y 60+ presentaron una velada social al distrito de Zaragoza en el salón de jóvenes de nuestra Iglesia de Torrero, titulada “Se armó el Belén”. Uno de los motivos fue darle la bienvenida oficiosa al pastor Moliner y comprobar cómo él y su esposa Rosi disfrutaban de nuestra ironía y hacían gala de buen humor. Ellos, nuestros mayores y los que participamos pasamos una tarde inolvidable disfrutando de imitaciones, ‘sketches’, intervenciones musi-

cales, etcétera, e incluso de una suculenta cena, que se elaboró a partir de aportaciones desinteresadas de diversos miembros en forma de variados platos y postres.

CLUB DE EXPLORADORES El 24 de diciembre el Club de Exploradores, compuesto por niños de entre 5 y 14 años, tuvo a su cargo la reunión de viernes en el templo de Torrero. Con ella quisieron celebrar la llegada de la Navidad compartiéndola con las distintas familias.

JÓVENES Los jóvenes del distrito de Zaragoza nos deleitaron con una velada navideña el 25 de diciembre a las 7 de la tarde. Aproximadamente cuarenta jóvenes participaron en la representación titulada “El rincón de Tina”. Con ella nos han querido transmitir la problemática que el humano vive diariamente, sea Navidad o no, y destacar cómo podemos contar siempre con Dios. Pili Ortega

NECROLÓGICAS

Badalona DOLORES AMETLLER El 17 de noviembre, a la edad de 87 años, falleció Dolores Ametller, viuda de Emilio Itarte. Persona aparentemente frágil, pero con fuerza para superar los malos momentos, animosa siempre y preocupada por los demás más que de sí misma, siempre nos dio muestras de su fe. Podemos aprender de personas con su fortaleza espiritual, que nos ayudan a caminar y no desfallecer. Que la fe y la esperanza en el regreso de Jesús nos ayude para que podamos vernos con los hermanos que ya no están con nosotros. Pili Solanilla

Valencia Mª AMPARO ZANÓN COLLADO El 1º de enero, a los 65 años de edad, fallecía Mª Amparo Zanón Collado. Fiel adven-

tista y celosa misionera, fue colportora durante algunos años, y mantuvo siempre la antorcha del evangelio donde todos pudiesen verla. Dejó un ejemplo de fe y paciencia a su paso. La Iglesia de Valencia la echará de menos.

ÁNGEL PRIETO PÉREZ y FERNANDA DESCALZO También nos dejaron en los últimos días del año que ha pasado los hermanos Ángel Prieto Pérez y Fernanda Descalzo.

ALINA BEATRIS POLCOVNICU Dos de nuestros jóvenes fueron atropellados por un coche cuando atravesaban por un paso de peatones en Valencia el lunes 27 de diciembre a las 17:30. Alina Beatris Polcovnicu murió en el acto. Fabriccio Ciorccina está aún recuperándose en el hospital. Tiene un coágulo en el cerebro, pero se espera una feliz recuperación.

Alina fue bautizada en la ceremonia de organización de la Iglesia de Betel el pasado 24 de julio. Vino a España con la ilusión de andar un camino de progreso y encontró al Señor. Joven entusiasta y verdaderamente ilusionada contagiaba entusiasmo por su nuevo descubrimiento. Se la veía arrebatada por su celo y amor por Cristo. Su deseo mayor era ir a Rumanía en breve para compartir su nueva esperanza con todos sus familiares. Su cuerpo será trasladado a Rumanía. Las iglesias de Vives y Betel tuvieron una tierna y emotiva ceremonia de despedida. Ahora duerme hasta la mañana de la resurrección, cuando nos reuniremos todos los hijos de Dios para recibir la eternidad. José Mulero Vico

rA feb. 2005 [047] · 23


Incluso los vegetarianos necesitan carne ranquilo, que nos referimos a carne espiritual.* Hablando del desarrollo cristiano, el autor de la Epístola a los Hebreos escribió: «Todo aquel que participa de la leche es inexperto en la palabra de justicia, porque es niño. El alimento sólido es para los que han alcanzado madurez, para los que por el uso tienen los sentidos ejercitados en el discernimiento del bien y del mal» (Heb. 5: 13-14).

T

«La REVISTA ADVENTISTA debería estar en cada hogar de nuestro pueblo [...]. Es la revista de nuestra iglesia para el mundo» (Elena White, El otro poder, pág. 135). * Idea de la Adventist Review.

¿Sigues acumulando papeles?

Ahora todo puede ser más simple...

¡Visita nuestra web!

www.publicacionesadventistas.com

Profile for Iglesia Adventista del Séptimo Día en España

Revista Adventista - Catastrofes del Sudeste de Asia y la Biblia (Febrero 2005)  

Un proceso muy negro de muerte y desolación esta arruinando el planeta Tierra. Estos días ha llegado al Sudeste de Asia, antes fue Argelia,...

Revista Adventista - Catastrofes del Sudeste de Asia y la Biblia (Febrero 2005)  

Un proceso muy negro de muerte y desolación esta arruinando el planeta Tierra. Estos días ha llegado al Sudeste de Asia, antes fue Argelia,...

Profile for uicasde
Advertisement