Page 1


AMPLIACIÓN CASCO HISTÓRICO DE VIGO

AMPLIACIÓN BOUZA


ACCESO AL MONTE DE A GUÍA

AS

PARQUE NACIONAL MARÍTIMO - TERRESTRE DE LAS ISLAS ATLÁNTICAS DE GALICIA - ISLAS CÍES

PUNTOS DE INTERÉS

SIGNOS CONVENCIONALES

AEROPUERTO AEROPORTO

APARCAMIENTOS PARQUE DE ESTACIONAMENTOS

IGLESIAS IGREJAS

GASOLINERAS BOMBAS DE GASOLINA

INFORMACIÓN TURÍSTICA INFORMAÇAO TURÍSTICA

SERVICIOS DE SALUD SERVIÇOS DE SAÚDE

PLAYAS PRAIAS

CENTROS COMERCIALES CAMPINGS CENTROS COMERCIAIS PARQUES DE CAMPISMO

BUS TURÍSTICO AUTOCARRO TURÍSTICO MUSEOS MUSEUS

CINES Cinemas

PARQUES Parques

PASEOS PASSEIOS

Concello-Ayuntamiento (Ampliación Casco Histórico) Fortaleza de San Sebastián (Ampliación Casco Histórico) Mirador Paseo de Alfonso XII (Ampliación Casco Histórico) Iglesia de San Francisco (Ampliación Casco Histórico) Suportais do Berbés (Ampliación Casco Histórico) Escultura del Sireno de Francisco Leiro (Amp. Casco Histórico) Pza. de la Princesa. Colección Fco. Fdez del Riego (Amp. Casco Histórico) Pza. de la Constitución. Sala dos Peiraos. (Ampliación Casco Histórico) Casa Gallega de la Cultura (Ampliação Zona Histórica) Rúa dos Cesteiros (Ampliación Casco Histórico) Biblioteca Central (Ampliación Casco Histórico) Instituto Camões. Casa Pazos Figueroa y de Ceta (Amp. Casco Histórico) Iglesia Concatedral de Sta. María (Ampliación Casco Histórico) Mercado de la Piedra (Ampliación Casco Histórico) Ostreiras (Ampliación Casco Histórico) Monumento Galeones de Rande Fortaleza, Parque y Mirador del Castro “O Castro de Vigo” (asentamiento galaico pre-romano) Centro Cultural Novagalicia Banco Casa das Artes Sala de Exposiciones BBVA Centro Social Novagalicia Banco Fundación Novagalicia Banco Fundación Pedro Barrié de la Maza MARCO (Museo de Arte Contemporáneo de Vigo) Jardines Plaza de Compostela (Alameda) Oficina Municipal de Información Turística Club Náutico Jardines de las Avenidas Escuela de Artes y Oficios Teatro Fraga Novagalicia Banco Iglesia de Santiago el Mayor Salinae (Centro Arqueolóxico do Areal) Estación de Ferrocarril Los Caballos de Juan Oliveira Parque A Madroa - Zoo Aeropuerto Peinador IFEVI (Recinto Ferial) Parque, Ermita y Mirador de A Guía Monumento “Porta do Atlántico”, de Silverio Rivas LISTE (Museo Etnográfico) Parque, Museo y Anfiteatro Quiñones de León. Castrelos Museo Quiñones de León Zamáns - Monte Alba Iglesia de Castrelos Monumento a Europa (Oliveira) VERBUM (Casa das Palabras) Museo do Mar de Galicia Iglesia de S. Miguel de Bouzas Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia - Islas Cíes Salida / Llegada Bus Turístico/ Oficina de Turismo Xunta de Galicia Estación de Autobuses Auditorio - Pazo de Congresos de Vigo


Guía de Vigo Comienza el viaje Vigo conserva la esencia del pasado Un paseo por Vigo La ciudad abierta al mar Porta do Sol, punto de encuentro O Castro, la atalaya sobre la ciudad Castrelos, esplendor barroco Bouzas, esencia marinera A Guía O Calvario Entornos naturales El mar, naturaleza en movimiento Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia. Islas Cíes Caminando entre bosques Senderos urbanos Lo mejor llega al mediodía Vigo es cultura Vigo y sus fiestas Vigo, punto de encuentro y debate Tiempo libre 4


Vigo es, sobre todo, mar. Al mar debe su historia, marcada por griegos, fenicios, romanos, normandos... por todos los pueblos que llegaron a estas costas. El mar proporcionó la riqueza con la que se levantó la industria y la ciudad. El mar nutre lo más esencial de su gastronomía. El mar ha modelado su entorno. El mar es comercio y transporte. El mar es deporte y aventura. EL mar es en Vigo un fluir de lenguas, de razas, de culturas, que conviven en una ciudad cosmopolita a la que el mar acerca a cualquier continente, a cualquier puerto del mundo, desde Nueva York a Ciudad del Cabo o de Yokohama a Odessa. Para los vigueses el mar es la principal seña de identidad. Es la vida...

5


Comienza el viaje Vigo representa el 32% de la población de la provincia de Pontevedra y el 12% de la población de Galicia. Vigo roza los 300.000 habitantes, aunque, en realidad, cada día viven, trabajan y estudian en ella casi medio millón de personas. Además de ser la ciudad más poblada de Gallicia es también la que más flujo migratorio ha registrado en toda su historia. Por el puerto de Vigo salieron en el pasado, cientos de miles de emigrantes hacia América. Pero también decenas de miles se quedaron, la hicieron suya y ayudaron a construirla. Es una ciudad muy joven. Su carta de ciudadanía data de 1810 y su gran desarrollo urbano y demográfico se produce en el siglo XX, en el que multiplica por veinte su población. El municipio, de 110 km2, se extiende sobre una orografía muy accidentada, formada por una corona montañosa cuyos valles acaban en el mar. Vigo limita con los municipios de Redondela, Mos, Porriño, Gondomar y Nigrán y con el mar, con la ría a la que da nombre. El Vigo que hoy conocemos agrupa en su término municipal los antiguos ayuntamientos de Bouzas y Lavadores, integrados en el vigués en 1904 y 1941, respectivamente.

Cómo llegar

TREN

AUTOBÚS

6


CARRETERA

AVIÓN

7


Vigo conserva la esencia de su

pasado


Vestigios de la muralla en O Castro

Aquellos vigueses primigenios vivían en pequeños poblados, como el que se puede visitar en la ladera de O Castro. El estilo de vida cambió con la llegada de los romanos. Además de poblados los romanos construyeron salinas y las explotaron para hacer salazones de pescado; la riqueza producida por esta actividad y el comercio permitió edificar lujosas villas; en ellas, los hombres más poderosos gozaban de todo tipo de comodidades, incluyendo agua caliente y calefacción. Podemos hacernos una idea de la vida en esa época visitando la villa romana de Mirambell, en Canido y las salinas halladas en la calle Rosalía de Castro. A los romanos les debemos también el nombre de la ciudad: vicus, la aldea. Vigo seguirá siendo una pequeña aldea durante la Edad Media. En esa época aparecen los núcleos de población que hoy son las parroquias rurales de Vigo: Bembribe, Coruxo, Castrelos..., en las que se construyen pequeñas iglesias románicas. Sin embargo, el mayor monumento que existe del Vigo medieval, no es de piedra, sino de pergamino. Se trata de las “Cantigas de Amigo”, de Martín Códax, el primer testimonio escrito de la lírica trovadoresca gallegoportuguesa: “Ondas do mar de Vigo, /se vistes meu amigo/ e hai Deus se verrá cedo?...” Tras los romanos, llegaron otros muchos pueblos, y no siempre con buenas intenciones. Los saqueos son frecuentes en toda la ría y seguirán siéndolo hasta bien entrado el siglo XVII: vikingos, normandos... 12


El mismo mar que es un camino y aporta riquezas, especialmente en forma de pesquerías de sardina, también trae la destrucción. Pero ninguna escaramuza puede compararse con la batalla naval de Rande: la Escuadra de La Plata, perseguida de cerca por la flota angloholandesa armada al corso, busca refugio en la bahía de Vigo, en el otoño de 1702. La batalla es durísima y la escuadra es destruida. Además de un hecho histórico, supone el nacimiento de un mito comparable con el de El Dorado: en el fondo de las aguas de la ría todavía duerme un tesoro, cuyo valor se estima en miles de millones de euros en forma de piezas de oro y plata, procedente de las minas de las colonias que entonces tenía el imperio español de América. Un mito del que se han nutrido no pocas aventuras literarias, la más famosa de ellas, Veinte Mil Leguas de Viaje Submarino, de Julio Verne. Y que aun hoy en día atrae a buscadores de tesoros de todo el mundo.

13


Rande no será la última batalla, pues en 1809, los vigueses hacen frente a la invasión francesa, expulsando el ejército de ocupación el 28 de marzo de ese mismo año. Desde entonces en tal fecha se conmemora la Reconquista. Si el visitante llega a la ciudad en plena celebración, verá la recreación de aquellos hechos con cientos de personas vestidas de época -franceses y españoles- y un mercado a la antigua usanza en el que no falta el ciego recitando sus romances al son de una zanfoña. Por su papel en la Reconquista, la villa marinera se convierte en ciudad en 1810. En 1869 se desprende de sus murallas, que la convertían en una plaza fuerte de forma irregular, accesible por siete puertas: Sol, Laxe, Placer, Gamboa, Falperra, Del Mar y Berbés, y que habían sido levantadas como defensa contra los piratas y contra los saqueos de enemigos extranjeros. Su demolición permitió que la ciudad creciese sobre el mar: lo que hoy es la plaza de Compostela y la avenida de Montero Ríos. Las industrias de salazón y las primeras conservas se instalan en el barrio del Arenal. Se trazan los ejes urbanos sobre los que va a crecer la ciudad: hacia Madrid, con la calle del Ramal, hoy Colón, subiendo por Urzáiz, que se llamaba antiguamente carretera de Villacastín, y hacia Pontevedra, por Policarpo Sanz y García Barbón. 14


El Vigo que inicia el siglo XX tiene poco más de quince mil habitantes, pero su puerto ya es importante en el comercio con América y Europa, posee una burguesía industrial y comercial pujante, que contrataba a los mejores arquitectos de la época, para crear un singular entorno urbano de edificios labrados en el mejor granito. El ensanche es hoy un espléndido catálogo de todos los estilos arquitectónicos del período entre siglos: modernismo, eclecticismo y regionalismo. La industria crece, y con ella la ciudad, que se va expandiendo por las laderas de O Castro. Nace el barrio de Casablanca, se urbaniza la Gran Vía en los años cuarenta. Travesas comienza a adquirir personalidad propia a partir de los cincuenta. Coia, en los años setenta..., desde el centro hacia el exterior, década a década se va conformando el actual perfil urbano de Vigo.

15


Un paseo por

Vigo


LA CIUDAD ABIERTA AL MAR La zona de Montero Ríos y las Avenidas son un espacio urbano, ajardinado y peatonal, lleno de terrazas, muchas de las cuales funcionan todo el año. Es la primera fachada de la ciudad hacia el mar, con bellos edificios eclécticos, modernistas y racionalistas; un lugar de encuentro y de paseo, donde es posible comer al aire libre o simplemente tomar un refresco. El club Náutico acoge en sus pantalanes yates y veleros de todas las banderas, compartiendo aguas con las embarcaciones de los cientos de aficionados locales que han hecho del mar su entretenimiento favorito. En este primer tramo de nuestro paseo por Vigo, encontraremos también la Estación Marítima de Ría, punto de partida para hacer excursiones a Cíes, Cangas y Moaña y el muelle de Trasatlánticos, al que llegan los más grandes y suntuosos barcos de cruceros de todo el mundo. Es el punto de partida del bus turístico de Vigo. Si la fachada marítima de Vigo llama la atención del visitante, la segunda línea no es menos atractiva. Un jardín de camelios y magnolias, ya centenarios, conforman la alameda de la Plaza de Compostela. En sus inmediaciones, las calles de Luis Taboada y Carral ofrecen numerosas posibilidades, para el tapeo, una comida con todas las de la ley o para hacer compras. Desde Carral, podemos entrar en el centro histórico, el Casco Vello, a través de la calle Gamboa, donde en el pasado estaba una de las puertas de la muralla. Calle Pescadeiras 18


Pronto nos encontraremos con la Concatedral de Santa María, el principal templo de la ciudad. Desde este punto podemos elegir tres caminos. El primero de ellos es bajar por la plaza de Juan de Villavicencio y el Mercado de A Pedra. Aquí se daban cita, en el pasado, estraperlistas, contrabandistas y todos cuantos buscaban en el mercado negro lo que la escasez de la posguerra no proporcionaba. Hoy día ha perdido ese halo de misterio y clandestinidad, pero puede ser un buen lugar para hallar productos típicos y de importación. A sus pies, y antes de abandonar por el norte el Casco Vello, se encuentran las “ostreiras” que, con hábiles manos y diestro cuchillo, tardan menos en abrir las ostras que sus muchos clientes en comérselas. Los bares de alrededor proporcionan la bebida, asiento y otros productos típicos. En la calle de A Laxe, en sus inmediaciones, están las “pulpeiras”. Porque ningún paseo es comparable con el que permite degustar los platos típicos. Pero había dos caminos más en el cruce que dejamos a las puertas de la Concatedral. El segundo es el que toma todos los años, el primer domingo de agosto, la procesión más concurrida de Galicia. La que se hace en honor al Cristo de la Victoria. Debe su nombre a la victoria sobre los franceses, en 1809, pero la imagen es anterior. La leyenda dice que apareció flotando en el mar y un barco la recogió. Por eso también recibe el sobrenombre de Cristo de la Sal. 19


La procesión, abandona la concatedral y emprende su caminar a paso solemne por la calle Real, llena de pequeños bares y tascas de antigua tradición marinera. La calle Real es la quintaesencia del Casco Vello. En uno de sus edificios estuvo la imprenta Compañel, en la que se imprimió la pimera edición de “Cantares gallegos” de Rosalía de Castro. Pequeñas callejuelas confluyen en ella, mostrándonos la típica arquitectura marinera de los siglos XVII, XVIII y XIX. Al final, la calle Real se abre a la Ribeira del Berbés, que en el pasado era un bullir de pescaderas, marineros y tratantes, en permanente regateo para conseguir el mayor precio por el esfuerzo de la noche. Hoy, el mar ya no llega hasta las casas, y el puerto pesquero dispone de modernas lonjas de bajura y altura en las que la más avanzada tecnología facilita las transacciones entre patrones de pesca y exportadores de pescado. Pero el Berbés, con sus soportales, quedó impregnado de esa historia. Aquí se organiza la más grande hoguera de la ciudad en la noche de San Juan y otras fiestas de carácter religioso, que nos devuelven al tiempo en que era el centro de la vida viguesa.

20


El tercer camino es ascendente. La calle del Triunfo desemboca en la Plaza de la Constitución. Es la mayor del Vigo antiguo. Hoy es uno de los puntos de encuentro más tranquilos de la ciudad. Ajeno a la circulación rodada, la que fuera Casa Consistorial se ha convertido en la Casa Galega da Cultura, donde se muestran muchos tesoros de la lengua propia de Galicia. En sus inmediaciones quedan todavía los vestigios de las calles gremiales: “sombrereiros” y “cesteiros”. En esta ruta urbana por el Vigo marinero y su casco histórico, encontraremos muchos productos típicos de la artesanía gallega. Piezas de joyería en azabache y plata, cestos y otras manufacturas del mimbre, encajes de bolillos, vinos y productos típicos de la gastronomía y un sinfín de tiendas que, cuando cierran sus puertas al atardecer, dejan el relevo de tan animado lugar a bares, tascas, restaurantes y pubs.

21


PORTA DO SOL, PUNTO DE ENCUENTRO Nada más abandonar la Plaza de la Constitución, nos hallaremos en la Porta do Sol, antigua puerta de la muralla, es hoy punto de encuentro central de Vigo, nexo entre el casco histórico y el ensanche. A su lado, la Plaza de la Princesa comparte el mismo espacio abierto que preside la imponente escultura de Francisco Leiro, “El Sireno”. El sireno mira al mar, ajeno a los coches que circulan sobre un eje que atraviesa la ciudad de Este a Oeste. Si remontamos por Elduayen, llegaremos al paseo de Alfonso XII. Es una calle muy corta, pero imprescindible para cualquier paseante. En ella se encuentra el principal símbolo de la ciudad: el olivo, y un balcón urbano desde el que es posible seguir el rumbo de todos los barcos que entran y salen del puerto. Si desde la Porta do Sol avanzamos hacia el Este, en un radio de diez minutos a pie tenemos las sedes de todas las entidades financieras y los consulados, las principales salas de exposiciones y centros culturales. La Casa Galega da Cultura, al pie mismo del Sireno, en la Plaza de la Princesa. Si cruzamos el Arco de Quirós, la Biblioteca Central. A pocos pasos, en el centro del Casco Vello, La Torre de Ceta y Casa de Pazos y Figueroa, sedes del Instituto Camões. Cruzamos la Porta do Sol y nos encontramos con la calle peatonal de Príncipe. En sus edificios y en los adyacentes pr´cticamente cada portal es un establecimiento: tiendas de moda, cafeterías, joyerías, librerías, perfumerías... Paralela a Príncipe, se encuentra Policarpo Sanz, una calle que es todo un repertorio de la arquitectura del último cuarto del XIX y primero del XX. El Moderno, firmado por el arquitecto francés de origen polaco Michel Pacewicz nos sitúa, en 1897, en pleno eclecticismo. 22


Si tomamos el camino de Policarpo Sanz, y avanzamos luego por García Barbón, veremos que la sucesión de edificios de fachada bien labrada es tónica general. Son ejemplos de la arquitectura eclecista, como el edificio García Barbón (1926), hoy sede del Centro Cultural Caixanova, obra de Antonio Palacios. A su lado, la Casa das Artes (de estilo racionalista) de Romualdo de Madariaga, y el Centro Cultural Caixa Galicia, que completa su oferta cultural en la ciudad con el Teatro Fraga Caixa Galicia, a menos de cinco minutos. También en Policarpo Sanz se encuentran la Fundación Pedro Barrié de la Maza y el Centro Social Caixanova, ubicado en la antigua Casa Bárcena, construída por Jenaro de la Fuente entre 1879 y 1883. Tal vez el edificio más importante de este arquitecto vallisoletano sea el conocido como Casa Bonín (1910), con fachada muy ornamentada, situada en la esquina de Areal con Oporto. De La Fuente y Pacewicz firmarán las mejores edificaciones levantadas en el período de transición entre siglos; su estilo es elegante, señorial y ornamentado para lucimiento de los excelentes canteros locales. Los veremos también en las calles de Urzáiz, Plaza de Compostela, Carral, Policarpo Sanz, Montero Ríos, Areal y García Barbón. Son edificios que testimonian la riqueza y el esplendor con el que esta ciudad emprendió la entrada en el siglo XX. Con una pujante construcción naval, una flota pesquera que faenaba en todos los mares y una industria conservera que no tenía rival en ningún lugar del mundo: el 95% de las fábricas de conservas de pescado de toda la Península Ibérica tenían su sede en la Ría de Vigo. El esfuerzo altruista de personas que hicieron grandes fortunas en América ha dejado a la ciudad importantes legados, como los de Policarpo Sanz y José García Barbón, en su memoria y homenaje los vigueses nombran dos de sus más importantes calles. Al comienzo de García Barbón, se encuentra la Escuela de Artes y Oficios, fundada originariamente bajo el patrocinio de García Barbón. 23


O CASTRO, LA ATALAYA SOBRE LA CIUDAD El primer mirador desde el que se domina la ciudad y su bahía es el monte de O Castro. La Praza do Rei puede ser el punto de partida para iniciar el ascenso. A su lado queda todavía un fragmento de la muralla defensiva y de la fortaleza de San Sebastián. O Castro posee un jardín en ladera, con una frondosa colección de especies arbóreas. No es su único atractivo: hay una sucesión de miradores en terraza desde los que se puede ver la ciudad y su ría a vista de pájaro. Algunos de ellos cuentan con elementos decorativos que recuerdan hitos de la historia viguesa: el monumento de las anclas conmemora la batalla naval de Rande de 1702, en la que los galeones cargados con oro y plata traídos de América sufrieron el ataque angloholandés y se hundieron en las profundicades de la Ría, surgiendo así la leyenda que aún atrae a buscadores de tesoros de todo el mundo. Las anclas y cañones que lo adornan fueron rescatados del pecio en uno de los intentos de hallar el tesoro... O Castro, poblado probablemente celta, nos habla de los ancestros de Vigo y nos remonta a la frontera entre la prehistoria y la historia antigua. Basándose en la información proporcionada por el yacimiento y por otros castros similares, se reprodujeron tres edificaciones que ilustran el momento inicial de la ocupación romana. Ante las réplicas, levantadas hasta el tejado, los muros originales parecen pequeños e

24


insignificantes. Pero son los que tienen auténtico sentido humano, pues los construyeron sus habitantes, hace unos dos mil años, para vivir con sus familias. (Visitas guiadas gratuitas). El monumento a Martín Códax, recuerda al trovador medieval que convirtió el mar de Vigo en poesía empleando la antigua lengua gallego-portuguesa. La corona de este monte se encuentra presidida por la única fortaleza que permanece íntegra de las que formaron el sistema defensivo de Vigo desde el S.XVII al XIX. Circundan O Castro la avenida de las Camelias, la calle Venezuela y la Gran Vía. Entre estas dos últimas se encuentra un barrio próspero, que se fue poblando a partir de los años cincuenta. Un centro comercial, Plaza Elíptica, y unos grandes almacenes, dan buena muestra del dinamismo de la zona. El grupo escultórico de Oliveira, “Los Caballos”, nos indica que hemos llegado a la Plaza de España, y recuerda las manadas de caballos salvajes que vivían, no hace mucho, en las laderas de O Castro, igual que las que hoy pacen libres en el Monte Galiñeiro, junto a la Ciudad Universitaria.

25


CASTRELOS, ESPLENDOR BARROCO

26


27


BOUZAS, ESENCIA MARINERA

Bouzas era una pequeña villa y antiguo ayuntamiento independiente, anexado a Vigo hace cien años. Tiene a gala haber conservado sus esencias y sus tradiciones. El puerto y los astilleros constituyeron el motor de su economía. Hoy es otro de los centros de Vigo, que aún conserva tascas y rincones con encanto, muchos de ellos con el mar como protagonista y la navegación tradicional como atractivo. Su casco histórico posee buenas muestras de la arquitectura de estilo marinero y en su alameda y paseo parece uno trasladarse, cualquier domingo por la mañana, a un tiempo pasado, con mercadillo popular incluido.

28


El tercer domingo de julio podemos disfrutar de sus famosas fiestas, con fuegos de artificio y gastronomía marinera. Son en honor del Santísimo Cristo de los Afligidos y declaradas de interés turístico de Galicia. El lunes siguiente, el homenaje es a la Virgen del Carmen, patrona de todas las marinas, y a San Telmo, que en la tradición gallega más antigua era el santo protector de las gentes de la mar. Aquí se sitúa también el milagro jacobeo del “Caballero de las conchas”, que aporta la venera como símbolo de la peregrinación a Santiago. Desde Bouzas y hacia la bocana de la Ría, se abre el gran arenal de Vigo, que comienza al pie mismo del atrio de San Miguel y termina en Saiáns, en una sucesión de hermosas playas de finísima arena blanca.

29


A GUÍA

30


O CALVARIO

31


Entornos naturales


34


EL MAR, NATURALEZA EN MOVIMIENTO

35


PARQUE NACIONAL MARÍTIMOTERRESTRE DE LAS ISLAS ATLÁNTICAS DE GALICIA. ISLAS CÍES Si hablamos de naturaleza no podemos olvidar que la esencia misma de esta tierra se encuentra en las Islas Cíes. Corazón del Parque Nacional Marítimo-Terrestre de las Islas Atlánticas de Galicia, las Cíes son un paraíso: para las aves que anidan en sus acantilados, para las especies vegetales autóctonas -algunas muy singulares- y para los visitantes que acuden a ellas con respeto por el entorno y deseo de disfrutar de una estancia, que será tan larga como deseen, puesto que existe la posibilidad de pernoctar en su camping. O, simplemente, hacer una excursión de un día.

36


37


CAMINANDO ENTRE BOSQUES Para los amantes del senderismo, Vigo cuenta con uno de los más largos de Galicia. El GR 53, discurre por toda la corona forestal que rodea el municipio, entre bosques y parques, salpicado de restos arqueológicos, tesoros etnográficos y miradores sobre la ría de Vigo. Son 56 kilómetros, de los cuales 16 son de pequeñas variantes: Arranca de Saiáns, el extremo suroeste del municipio y tras recorrer el anfiteatro de colinas que miran a la ría y rodean la ciudad, llega a A Madroa, junto al zoológico de Vigo, en el extremo noreste.

38


SENDEROS URBANOS También es posible hacer senderismo sin salir de la ciudad. La línea litoral, entre Samil y Bouzas, o alrededor de A Guía, ofrece paseos marítimos alejados del tráfico. Armados de una caña de pescar incluso podemos probar suerte. Seguro que algún pescador más avezado nos da pistas sobre qué peces pican. Otro sendero nos lleva siguiendo el cauce de del Río Lagares, desde la Avenida de Madrid, hasta su desembocadura en Samil. Es una ocasión única para conocer la trastienda de la ciudad.

39


Lo mejor llega al mediodĂ­a

40


41


Vigo es cultura

42


MARCO El Museo de Arte Contemporánea de Vigo representa la apuesta más decidida por las vanguardias artísticas en todos los campos: pintura, escultura, diseño, arquitectura, vídeo, arte en la Red, moda, etcétera. Además de sus fondos propios, que poco a poco van configurando la exposición permanente, el Marco se nutre de exposiciones temporales de figuras relevantes del panorama contemporáneo internacional, bien en forma de perspectivas de conjunto interdisciplinar, bien monográficas de movimientos o artistas. En el edificio anexo hay una sala de exposiciones dedicada a la producción de los artistas emergentes.

43


CASA DAS ARTES Las salas de la Casa das Artes acogen exposiciones temporales dedicadas a todas las artes plásticas y a la divulgación científica e histórica. Es sede del Archivo Fotográfico Pacheco, la principal colección de fotografía histórica de la ciudad, y muestra permanentemente las excelentes colecciones pictóricas de Laxeiro y Torras.

CASA GALEGA DA CULTURA La Casa Galega da Cultura ofrece exposiciones temporales de carácter artístico y de divulgación científica y social; programa actividades literarias y culturales. Además es la sede del Museo Francisco Fernández del Riego y de la Biblioteca Penzol, la más importante de cuantas existen sobre temas gallegos, que ofrece a estudiosos de todo el mundo las grandes obras de la lengua y cultura propias de Galicia.

44


PAZO MUSEO QUIÑONES DE LEÓN Es el museo de la ciudad. Su muestra de arte gallego no tiene parangón, cuenta con otras colecciones artísticas, arqueológicas y de artes decorativas. La planta baja conserva la antigua vivienda de los marqueses con mobiliario, pintura y ajuar de época.

BIBLIOTECA CENTRAL Es la biblioteca pública de Vigo, que por ser sede del depósito legal, acoge en sus fondos todos los libros que se editan en Vigo, lo cual supone casi el 75% de los publicados en Galicia.

VERBUM - CASA DE LAS PALABRAS Museo interactivo, que dispone de una colección permanente en la que el visitante hará un recorrido por el mundo de la palabra, la comunicación, la expresión y todo tipo de lenguajes. Acoge exposiciones y otras actividades sobre la comunicación.

45


MUSEO DEL MAR DE GALICIA Los arquitectos Aldo Rossi y Cesar Portela han rehabilitado esta antigua conservera, construida sobre el mar, como Museo del Mar de Galicia. En él se descubre la secular relación de Galicia y el mar: la explotación de los recursos marinos y la navegación. Su acuario reproduce los ecosistemas de las rías gallegas.

MUSEO ETNOGRÁFICO LISTE Recorrido por el patrimonio etnográfico gallego, a través de una colección de muebles, aperos, herramientas y elementos rituales, que nos devuelven a un pasado no tan lejano.

PINACOTECA FRANCISCO FERNÁNDEZ DEL RIEGO El antiguo Pazo Arias Taboada, situado en el corazón del casco antiguo, renace como centro expositivo de la colección de arte del Ayuntamiento de Vigo. La Pinacoteca alberga la mejor muestra de pintura y escultura gallega de los s. XIX y XX. Dirección: Abeleira Menéndez, 8 Teléfono: 986 295 070 / 986 295 075 Web: www.museodevigo.org/pinacoteca_es.php

46


CENTRO CULTURAL NOVAGALICIA -TEATRO GARCÍA BARBÓN Ocupa el antiguo teatro García Barbón, edificio muy notable, obra de Antonio Palacios, situado en la calle de Policarpo Sanz. Rehabilitado en la década de 1980, alberga un teatrosala de conciertos con más de mil localidades, un auditorio, sala de conferencias, salas de seminarios, biblioteca y una sala de exposiciones temporales. Conforman un referente cultural de primer orden en Vigo.

SALA DE EXPOSICIÓNS NOVAGALICIA En el 21 de Policarpo Sanz se encuentra el Centro Cultural de Caixa Galicia, con sala de exposiciones y auditorio muy activos. La rehabilitación del edificio ha creado un espacio de serena modernidad.

47


CENTRO SOCIAL NOVAGALICIA Las exposiciones temporales de gran interés complementan la cuidada selección de obras de la colección Caixanova de Arte Gallego, que se exhibe permanentemente. En Naturnova podemos disfrutar de una exposición temática interactiva, que hace las delicias de los más curiosos.

MUSEO ANFACO El museo ANFACO (Asociación Nacional de Fabricantes de Conservas de Pescados y Mariscos) dispone de material museístico de gran valor histórico. Contemplándolo se puede realizar un interesante recorrido por la historia de la industria conservera, desde sus orígenes, y comprender su trascendencia para la ciudad.

48


CENTRO FRAGA-NOVAGALICIA Antiguo cine, hoy es un espacio que se rehabilita para usos múltiples, en el que además de proyecciones cinematográficas, es posible ver representaciones teatrales y asistir a conciertos de música clásica y moderna.

FUNDACIÓN PEDRO BARRIÉ DE LA MAZA Su sede, sita en el hermoso edificio que fue Banco de Vigo, permite enriquecer la propuesta cultural de la ciudad con el programa de actividades de la fundación, que actúa en los ámbitos de la educación, investigación, cultura y servicios sociales.

SALINAE - CENTRO ARQUEOLÓXICO DO AREAL Salinae ofrece un interesante recorrido para conocer la historia de la única salina marina de evaporación solar conservada y musealizada de todo el Imperio Romano. El yacimiento permite entender el funcionamiento de una instalación salina y la forma en que los romanos producían sal en la superficie de las cubetas. La exposición ofrece, además, la posibilidad de descubrir el interesante mundo de la sal, su historia, los sistemas empleados para su obtención y los diferentes usos que los romanos le dieron a este importante producto. 49


MUSEO DEL REAL CLUB CELTA

CEDAM

SALAS DE TEATRO

50


GALERÍAS DE ARTE

51


Vigo y sus fiestas

52


53


Vigo,punto de

encuentro y de debate IFEVI Son frecuentes los congresos, encuentros científicos y culturales que se desarrollan al amparo de instituciones como la Universidad de Vigo y los colegios profesionales. La ciudad se convierte en un escaparate privilegiado para la industria y el comercio, a través de las citas que anualmente convoca el Instituto Ferial de Vigo (IFEVI), que tiene su sede en el Palacio Ferial de Cotogrande. Todos los años se celebran ferias dedicadas a la pesca, el automóvil, la construcción naval y la náutica, la gastronomía del mar, la construcción...

AUDITORIO - PAZO DE CONGRESOS MAR DE VIGO Mirando al mar, en plena zona portuaria, el edificio diseñado por César Portela en el bario más industrial de Vigo acoge el Auditorio - Pazo de Congresos “Mar de Vigo”. Sus modernas instalaciones convierten a nuestra ciudad, emprendedora y cosmopolita, en el lugar perfecto para la organización y acogida de cualquier encuentro. Ahora más que nunca, el mar, lejos de separarnos, nos une. Dirección: Avda. de Beiramar, 59 Teléfono: 986 13 79 40 Correo electrónico: info@palaciocongresosvigo.com Web: www.palaciocongresosvigo.com

Auditorio Mar de Vigo

54


Tiempo libre

55


VIGOZOO Fundado a principios de la década de 1970, comenzó siendo un parque zoológico al uso tradicional, y hoy es un centro de recuperación de especies en peligro, un punto de encuentro con especies autóctonas y de otros entornos geográficos, y un centro de educación ambiental y de ciencias naturales. Además de su colección permanente de especies, Vigozoo acoge exposiciones temporales de todo tipo. Se encuentra emplazado en la cima de una de las atalayas de Vigo: el monte de A Madroa.

VIGO, CIUDAD DE COMPRAS ÁREAS Y CENTROS COMERCIALES

56


EMPRESAS DE TURISMO ACTIVO

57


58


59


Guía Turística Vigo. Español  

Guía de recursos turísticos de la ciudad de Vigo

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you