Issuu on Google+

EL CAMPO DE CEBADA Proyecto de autogesti贸n vecinal del solar urbano de la Plaza de Cebada

EL CAMPO DE CEBADA

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9.

Antecedentes históricos El proyecto “El Campo de Cebada” Finalidad y objetivos a corto plazo Destinatarios Gestión y organización del proyecto Fases Actuaciones Programadas Apoyos Otras experiencias similares

EL CAMPO DE CEBADA Proyecto vecinal de activación del solar de la Plaza de Cebada Sin los relatos los nuevos barrios quedan desiertos. Por Las historias los nuevos lugares se tornan habitables. Habitar es narrativizar. Fomentar o restaurar esa narratividad es, por tanto, una forma de rehabilitación. Hay que despertar a las historias que duermen en las calles y que yacen a veces en un simple nombre. (...) Son las Llaves de la ciudad. Michel de Certeau

1. Antecedentes históricos

La Plaza de la Cebada, por su situación (en pleno corazón del centro de Madrid, en un cruce de caminos) y por su tradición, es un espacio fundamental para entender no solo el funcionamiento de la ciudad en la actualidad, sino también cómo ha funcionado desde hace siglos. Prácticamente desde el principio de la ciudad existe en esa zona un punto de encuentro y socialización. Por su parte, el mercado ha sido y debe ser un espacio de encuentro, un espacio de socialización, un lugar que tiende a la cercanía vecinal. En la misma plaza se llevaba a cabo la venta y el intercambio de bienes; al aire libre, a gritos y a voces como si de un espectáculo, un ritual, se tratara (esto era un mercado vivo, un mercado social, un mercado callejero).

1

En 1875 se levantó en la plaza el mítico y modernista Mercado de la Cebada, un edifico construido con modernas estructuras de hierro y cristal. El mercado se convirtió en el palacio de la alimentación, del intercambio, del diálogo, de los encuentros y relaciones sociales, de la cercanía entre las personas y del intercambio y venta de bienes. En 1956 se decidió derribar el bello mercado modernista de hierro construyéndose en su lugar el actual mercado de la Cebada, de hormigón, cambiando también el uso de Mercado Central a mercado de barrio. En 1968 en el solar que nos encontramos hoy se construyó el ya derribado Polideportivo de La Latina: piscina, dos gimnasios, sala de halterofilia, de musculación y en el mismo polideportivo se encontraban dos floristerías. Este Polideportivo era el único que se encontraba en el Distrito Centro de Madrid, dando uso a 150.000 vecinos/as. En Marzo de 2006 el Ayuntamiento presentó el nuevo Plan de Rehabilitación del Centro Urbano. “Con esta iniciativa se quiere abordar varios objetivos: paliar el déficit de equipamientos, recuperar espacios públicos para el peatón y mejorar el obsoleto mercado de la Cebada y el polideportivo de La Latina. La intervención urbanística busca corregir la inadecuada ocupación de espacio urbano de estos edificios.” En Agosto de 2009 la empresa constructora COARSA derribó el Polideportivo de La Latina. Hoy, más de un año después, el hueco de cemento creado continua vacío; sin mercado y sin polideportivo... pero algo se está sembrando.

2

2. El proyecto “El Campo de Cebada”

En este contexto surge el Proyecto de “El Campo de Cebada”, una iniciativa vecinal para la reactivación temporal del espacio urbano que ocupa el solar de la Plaza de la Cebada, en Distrito Centro, llevada a cabo por un grupo de personas que han decidido juntarse y crear una asociación vecinal llamada también “El Campo de Cebada”. Desde el mes de septiembre de 2010, con el éxito de la experiencia "Isla Ciudad" realizada por el colectivo francés de arquitectura Exyzt, que los vecinos del barrio valoraron muy positivamente, se genera una dinámica de reuniones vecinales en las cuales se hace visible el interés colectivo en la existencia de equipamientos lúdico-participativos y necesarios para el barrio. De esta manera se ha puesto en marcha el proceso de participación ciudadana, como continuación de la iniciativa “Isla Ciudad” para la definición y desarrollo de la asociación. Esta cuenta con vecinos que proceden de diversas áreas profesionales, sociológicas e ideológicas, lo que permite una primera caracterización del proyecto: su espíritu abierto a la participación de todos. “El Campo de Cebada” se plantea como alternativa temporal para la reactivación del solar, actualmente cerrado y abandonado, sólo durante el tiempo en el que las obras previstas para su nuevo uso no se lleven a cabo. Ya que se prevé que pasen años antes de que esto ocurra, y siendo un espacio tan singular históricamente y necesario dentro del esquema urbano de la ciudad, proponemos aprovechar esta oportunidad, evitando que el solar permanezca como un espacio vacío y abandonado en el centro de Madrid. Mientras esta situación exista, se plantean otras posibilidades de experiencias ciudadanas, colectivas, libres y públicas.

3

“El Campo de Cebada” no solo conforma un espacio urbano, sino un espacio humano, en el que la forma de hacer las cosas resulta tan importante como los proyectos en sí mismos. Por ello, el respeto al cauce legal que regule la ejecución del Proyecto, la interlocución colaboradora con las instituciones competentes y la sintonía constante con las demandas y necesidades vecinales son claves en el proceso del proyecto. “El Campo de Cebada” surge como un compromiso colectivo para hacer más con menos, con voluntad e ilusión, abierto a todas las participaciones constructivas que se identifiquen con este proyecto en común.

4

3. Finalidad y objetivos a corto plazo

El barrio adolece de un espacio abierto al ocio no consumista y de disposición vecinal, enfocado hacia la socialización y relaciones entre todos. Niños y adolescentes de la zona, así como el resto de vecinos y vecinas se ven privados de un lugar donde reunirse y disfrutar. Hay una gran demanda ciudadana de un rincón en el centro de la ciudad para jugar, patinar, montar en bici, correr, reunirse... La finalidad última del proyecto es facilitar los procesos de ciudadanía activa, mediante la participación activa y consciente de los vecinos en la gestión de espacios públicos del barrio, un lugar de encuentro donde la vecindad pueda dialogar acerca del barrio y sus situaciones problemáticas, buscando, a través de propuestas, soluciones para ello (“imagina tu barrio”).

5

4. Destinatarios

Todos los vecinos del barrio y todas las personas que deseen un nuevo espacio pĂşblico en el que se propicie el encuentro, el dialogo social y donde se gestan proyectos y propuestas de tipo cultural, social, deportivo... en Madrid. TambiĂŠn estĂĄ destinado a ser un espacio de libre uso para aquellos que quieran disfrutar de sus instalaciones como usuarios, provenientes del barrio y de toda la ciudad, teniendo en cuenta que el centro de Madrid es un espacio del que disfruta toda la ciudad.

6

5. Gestión y organización del proyecto Nuestro planteamiento de gestión está abierto a distintas posibilidades de negociación con el Ayuntamiento, puesto que el fin es conseguir la mayor concertación posible. Estamos dispuestos a desarrollar metodologías flexibles para una gestión óptima del solar en función de la implicación y participación de cada uno de los agentes: vecinos, asociaciones del barrio y Ayuntamiento. Pueden existir varias posibilidades: desde la total gestión por parte de la administración, hasta la autogestión vecinal de la asamblea del campo de cebada, pasando por la gestión compartida entre los agentes principales. En cualquiera de estos posibles modelos, la participación de los vecinos del barrio es imprescindible, ya que la pretensión del proyecto es primordialmente dotar a La Latina de un equipamiento flexible y lúdico a disposición vecinal. Dado que creemos en los procesos de ciudadanía activa mediante la participación colectiva, seremos los vecinos los que participemos en la toma de decisiones respecto a las actividades y proyectos a desarrollar, gestionando con responsabilidad el uso de este espacio público y fomentando las relaciones sociales entre todos. Desde la asamblea se trabajará en el proceso de organización de horarios, fechas y actividades pactadas entre las partes, así como de apertura o cierre del solar, garantizando la realización, en la medida de lo posible, de las propuestas procedentes de la voluntad y necesidad de los vecinos. Todo el espacio está a disposición de todos, siendo todos responsables del cuidado del espacio y evitando que las actividades desarrolladas molesten a los vecinos. Todas las actividades serán gratuitas. Cada vecino pone a disposición de los demás una parte de su tiempo para desarrollar y mantener vivo el proyecto. En definitiva, el solar de La Latina quiere ser un lugar donde el encuentro y el intercambio social estén presentes, posibilitando un verdadero uso con calor humano frente a los espacios fríos, vacíos y carentes de vida. La organización del proyecto está funcionando de manera que todos los jueves nos estamos reuniendo en los alrededores del solar para darle forma a la propuesta. La institución que está articulando este proceso es la propia Asociación de Vecinos "El campo de cebada", formada por una serie de vecinos de muy distinta formación y origen a la cual se irán incorporando más personas.

7

6. Fases

En el proceso del proyecto se han previstos las siguientes fases:

Fase 1

Recogida de demandas vecinales

Contacto con los vecinos, comerciantes, colectivos y asociaciones del barrio. “sillas a la calle”, “imagina tu barrio”, “promoción pública del nuevo uso del solar “, apertura de un blog y una cuenta de correo para peticiones, dudas, convocatorias...

Fase 2

Búsqueda de apoyos y alianzas

La Propuesta se nutre de las aportaciones de varias asociaciones oficiales con las que nos hemos puesto en contacto , de su experiencia y apoyo. Todas ellas se han mostrado muy interesadas y optimistas ante la iniciativa uniéndose al proceso de gestación del proyecto.

8

Fase 3

Propuesta al ayuntamiento

- Presentando este dossier pretendemos hacer participes de la propuesta a los organismos de la administración interesados con el fin de materializar una alianza fructífera.

Fase 4

Concertación de acciones, acuerdos y alternativas

- Negociación con el Ayuntamiento sobre el uso del solar. - Definición de actividades concretas y la creación de áreas distintas sobre las que trabajar: área vecinal, área de deportes, de artes escénicas, de artes plásticas, diseño, de voluntariado, etc. - Definición de los horarios de apertura y de la gestión del espacio. - Uso normalizado, gestionado y responsable del solar.

Fase 5

Desarrollo del proyecto

-Habilitación del espacio en polideportivo libre (canchas deportivas, espacio infantil, petanca, pista de patinaje, zona para charlas, cine-fórum, construcción de un pequeño almacén...). Actividades posibles: partidos de fútbol, baloncesto y voley; fiesta de inauguración y presentación del proyecto; actividades de juego de calle, pic-nic, etc. - Inauguración pública del espacio y acercamiento entre los vecinos. - Apertura de forma continuada y organizada del solar para el desarrollo de los proyectos y actividades propuestos en las fases anteriores por parte de los vecinos.

9

7. Actuaciones programadas Una de las primeras actividades que nacerán en el seno de la asociación en sí consistirá fundamentalmente en alimentar el canal de comunicación y participación entre los vecinos del barrio para dar a conocer las nuevas posibilidades de vivencia de este espacio compartido. El objetivo es enfatizar el carácter participativo y propositivo del proyecto. De esta forma, desde la asamblea del campo de cebada se recogerán, pactarán y canalizarán las propuestas vecinales, siendo los vecinos que lo deseen los propios organizadores y responsables de los procesos de reactivación urbana pactados. Una futura acción será la colocación de un buzón interactivo o caja de ideas a la vista de los transeúntes con el fin de activar esa comunicación vecinal e intercambio de propuestas. Ya que nuestra intención es que el solar dé cabida a todo tipo de propuestas / actividades / proyectos de tipo cultural, social, artístico, deportivo... para el uso y disfrute de las personas del barrio y de Madrid. En cuanto a las actividades inicialmente previstas hay muchas propuestas interesantes. Para comenzar, se ha pensado diseñar en el Campo de Cebada unas canchas deportivas de uso libre donde organizar campeonatos entre vecinos, actividades de patinaje, juegos de calle, incluso charlas y conferencias, entre otros, por ser las actividades más económicas y sencillas de llevar a cabo en esta fase, además de revelarse como una necesidad del barrio. Se trabaja en la idea de un "Banco" o "Mercado" de Tiempo, en el que los vecinos puedan ofrecer y demandar servicios mediante el sistema de trueque. Se está elaborando un estudio universitario sobre el uso que los vecinos querrían dar al El Campo de Cebada, a fin de ejecutar aquellos que resulten más viables. Se plantea la construcción de mobiliario urbano reutilizado así como la construcción de una jaima, que permita un pequeño espacio cubierto. Se contempla la creación de un huerto urbano y el uso del solar en las fiestas populares con verbenas, cine de verano, etc. con estricto cumplimiento de la normativa municipal y respeto al descanso de los vecinos.

10

8. Apoyos AMPAs de los colegios/institutos del barrio A. VV. La Cornisa AVECLA Asociación Las Cavas Asociación los Artistas del Barrio Asociación Mediodía Chica Asociación cultural Yemanyá Comerciantes del mercado de la cebada

11

9. Otras experiencias similares Los playgrounds de Aldo Van Eyck, en Amsterdam, 1947-1971

Los jardines comunitarios del Lower East Side de Nueva York, 1960s- actualidad.

Cesi贸n de cinco solares consecutivos para huerto urbano. EcoBox, Par铆s, 2001-2006.

12

La reforma con financiaci贸n vecinal llevada a cabo en la Highline de Nueva York, 2009

Proyecto municipal de conversi贸n de solares "Esto no es un solar", Zaragoza, desde 2008

13

La reapertura del aeropuerto de Tempelhof como parque. Berl铆n, desde el verano de 2010

La cesi贸n del edificio de la Tabacalera, Madrid, a帽o 2010

La cesi贸n del solar de "Esta es una plaza". Madrid, 2008-actualidad

14


Dossier de El campo de la cebada