Page 1

SUPLEMENTO MENSUAL

MARZO 2017

TODAS

LA CULTURA, CAMPO FÉRTIL PARA LA IGUALDAD DE GÉNERO: MARÍA CRISTINA GARCÍA CEPEDA

NACIONAL

EL EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES UNA TAREA IMPRESCINDIBLE

Opinión

Mónica Flores • María del Carmen Bernal • Karla Iberia Sánchez • Miguel Ángel Chico Herrera


FRANCISCO A. GONZÁLEZ FRANCISCO D. GONZÁLEZ JESÚS D. GONZÁLEZ CARLOS MARÍN ANGEL CONG PEDRO GONZÁLEZ HUGO CHAPA JAVIER CHAPA ALFREDO CAMPOS ROBERTO LÓPEZ JUAN PABLO BECERRA-ACOSTA HÉCTOR ZAMARRÓN ÓSCAR CEDILLO BÁRBARA ANDERSON RAFAEL OCAMPO MIGUEL ANGEL VARGAS MAURICIO MORALES ADRIANA OBREGON RICARDO ZAMORA DYANA REYES ADRIAN LOAIZA GUILLERMO FRANCO FERNANDO RUÍZ ALBERTO BRAÑA VALERIA GONZÁLEZ RODOLFO GUTIÉRREZ TOMÁS SÁNCHEZ MARCO A. ZAMORA

PRESIDENTE DEL CONSEJO DE ADMINISTRACIÓN PRESIDENTE EJECUTIVO VICEPRESIDENTE DIRECTOR GENERAL EDITORIAL DIRECTOR GENERAL ADJUNTO DIRECTOR GENERAL ADJUNTO DIRECTOR EJECUTIVO DIRECTOR DE MEDIOS IMPRESOS DIRECTOR EDITORIAL SUBDIRECTOR EDITORIAL SUBDIRECTOR EDITORIAL SUBDIRECTOR EDITORIAL DIRECTOR EDITORIAL DE MILENIO DIGITAL DIRECTORA DE INNOVACIÓN EDITORIAL DIRECTOR DE MILENIO TELEVISIÓN DIRECTOR DE ENLACE EDITORIAL DIRECTOR DE DESARROLLO CORPORATIVO DIRECTORA COMERCIAL DIRECTOR DE ENLACE INSTITUCIONAL DIRECTORA DE INNOVACIÓN COMERCIAL DIRECTOR DE TECNOLOGÍA Y PROCESOS DIRECTOR DE INGENIERÍA Y REGULACIÓN DIRECTOR DE PRODUCCIÓN DIRECTOR DE PRODUCCIONES EDITORIALES DIRECTORA CREATIVA DIRECTOR DE DESARROLLO DIGITAL DIRECTOR DE RESPONSABILIDAD SOCIAL DIRECTOR DE PROYECTOS ESPECIALES

CARTA EDITORIAL ¿POR QUÉ EMPODERAR A LAS MUJERES? Las diferencias entre mujeres y hombres, sobre todo, en los campos de la participación social, laboral o política, están marcadas por una larga historia de discriminación y falta de oportunidades para las mujeres. Se trata de un hecho histórico que abarca a todo el mundo y a diferentes épocas. La decisión de Estado para empujar la igualdad, no tendrá éxito si no desaparecen esas diferencias. No es suficiente abrir campos de oportunidades para las mujeres, si ellas no están preparadas para aprovecharlas, para disfrutarlas y ampliarlas.

TODAS SUPLEMENTO MENSUAL BÁRBARA ANDERSON REGINA REYES-HEROLES ALBERTO PRADO MIGUEL REYES LAURA ESCAMILLA JOSÉ LUIS MONTENEGRO EMILIANO GONZÁLEZ BERENICE CHAVARRÍA GUILLERMINA AYALA

EDITORA RESPONSABLE EDITORA GENERAL DE SUPLEMENTOS EDITOR DE ARTE GERENTE DE ARTE Y SUPLEMENTOS COEDITORA DE SUPLEMENTOS EDITOR ADJUNTO DE SUPLEMENTOS EDITOR WEB REDACTORA COLABORADORA

DISEÑO EDITORIAL MICHELLE LAGUNA, ANGÉLICA VARGAS, KENYA ALTUZAR CYNTHIA PUIG, ISMAEL FALCÓN, ZYANYA HERNÁNDEZ DOMICILIO: MORELOS 16, COL. CENTRO, MÉXICO, D.F., C.P. 06040 PARA VENTAS E INFORMES: T: 5140.2950

LORENA CRUZ SÁNCHEZ PRESIDENTA DEL INMUJERES MARCELA ETERNOD ARÁMBURU SECRETARIA EJECUTIVA MARÍA DE LA PAZ LÓPEZ BARAJAS DIRECTORA GENERAL DE INSTITUCIONALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO MARÍA GUADALUPE DÍAZ ESTRADA DIRECTORA GENERAL DE TRANSVERSALIZACIÓN DE LA PERSPECTIVA DE GÉNERO ANA LAURA PINEDA MANRÍQUEZ DIRECTORA GENERAL DE EVALUACIÓN Y DESARROLLO ESTADÍSTICO ROCÍO IVONNE PÉREZ MARTÍNEZ DIRECTORA GENERAL DE ADMINISTRACIÓN Y FINANZAS FLOR DE LIS VÁSQUEZ MUÑOZ DIRECTORA GENERAL ADJUNTA DE ASUNTOS INTERNACIONALES MARTA B. CABRERA GARCÍA DIRECTORA GENERAL ADJUNTA DE COMUNICACIÓN SOCIAL Y CAMBIO CULTURAL PABLO NAVARRETE GUTIÉRREZ COORDINADOR DE ASUNTOS JURÍDICOS ANA ORTIZ MONASTERIO RIVERO COORDINADORA DE ASESORES

CI

CL

AR •

POR FA VO R C IC RE

IS

• TA

SE

LA ESTA REV

OS ANTES DE R RT E

LOS CONTENIDOS DE LOS ARTÍCULOS PUBLICADOS EN EL PRESENTE SUPLEMENTO SON RESPONSABILIDAD DE LAS Y LOS AUTORES FIRMANTES.

De ahí la obligación del Estado Mexicano para favorecer el empoderamiento para las mujeres, que significa darles herramientas para que se hagan cargo de sus vidas. Herramientas enfocadas a reconocerse como seres humanos completos; para identificar sus aspiraciones y sus derechos; para acrecentar sus conocimientos; para explorar sus aptitudes y desarrollar sus competencias. Para adquirir seguridad y visión de futuro. De ahí que desde el Instituto Nacional de las Mujeres se promueva, a través de convenios con los tres niveles de gobierno, instituciones educativas y otras dentro del gabinete ampliado y aún en el sector privado, para dotar de estas herramientas a las mujeres a través de políticas públicas y acciones precisas. Tener tierra, casa, acta de nacimiento, educación formal e informal, atención psicológica, asesoría jurídica en los numerosos centros para mujeres tanto rurales e indígenas, como urbanos; la creación de los centros de justicia en todo el país; las ventanillas y consejerías en las instituciones y mecanismos de la mujer en el país; programas de reconocimiento a sus derechos y apoyos directos para mejorar su economía, y otras acciones. Una segunda etapa será la creación desde los gobiernos de instancias que se encarguen de lo que se llama economía del cuidado. Solo de esta forma las mujeres podrán salir de la desigualdad y de la violencia de género, que disminuyen sus posibilidades de desarrollo y las mantienen, nos mantienen, en una posición disminuida y opresiva. Es evidente que el proceso de empoderamiento pasa por reconocer a las mujeres en todos los ámbitos, en la familia, en los espacios educativos, en la vida laboral y en la participación política y comunitaria. De ahí la importancia de las leyes. Empoderar a las mujeres también es dejar en claro que hoy su participación en la vida productiva del país, tiene un valor económico y social indiscutible. Un dato parece sustantivo, revelado recientemente por Naciones Unidas, alrededor de la conmemoración del 8 de marzo: si se logra la igualdad laboral y el empoderamiento de las mujeres, el PIB mundial aumentaría anualmente en 28 billones de dólares, un aumento sostenido del 26%.

4. MIGUEL ÁNGEL CHICO

11. MÓNICA FLORES

Senador, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social

Directora General de ManpowerGroup Latinoamérica

5. CAROLINA MONROY

13. CLAUDIA ISELA GUZMÁN

Diputada, Primera Secretaria de la Comisión de Igualdad de Género

6. ERIKA RODRÍGUEZ Diputada, Secretaria de la Comisión de Igualdad de Género

Presidenta de la Comisión Mujeres Empresarias COPARMEXCDMX

19. KARLA IBERIA SÁNCHEZ Periodista

FOTO: SHUTTERSTOCK

(†) JESÚS D. GONZÁLEZ FUNDADOR

R EM

UEVE LO SI

N


EL EMPODERAMIENTO DE LAS MUJERES, TAREA IMPRESCINDIBLE

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

Las mujeres debemos convertirnos en agentes activas de nuestros deseos y necesidades, solo así lograremos aumentar la confianza en nosotras mismas para influir en las estructuras sociales necesarias.

AÍDA CERDA CRISTERNA

L

a idea principal dentro de la palabra empoderamiento es ganar poder. Es un proceso mediante el cual las mujeres transitan de cualquier situación de desigualdad, discriminación, exclusión, opresión o explotación hacia una posición de conciencia, autodeterminación y autonomía, y que se manifiesta en el ejercicio del poder democrático que proviene del goce pleno de sus derechos y libertades.1 Lograr el empoderamiento de las mujeres es una tarea imprescindible debido a que, a lo largo del tiempo y en todo el mundo, han enfrentado desventajas ante los hombres en numerosos ámbitos: ganan salarios más bajos, realizan una mayor carga de trabajo doméstico y de cuidados, tienen menor acceso a puestos de toma de decisiones en la política y las empresas. Por ello, es necesario que las mujeres se conviertan en agentes activas de sus deseos, intereses y necesidades, aumentando su confianza en sí mismas junto con su capacidad de influir en los cambios, y que las estructuras sociales que perpetúan la desigualdad de género sean transformadas, otorgándoles control de recursos tanto materiales, como no materiales, y abriendo espacios de participación. Para empoderar a las mujeres se requieren medidas específicamente diseñadas con este objetivo. Es necesario impulsar políticas que: š=WhWdj_Y[d[bWYY[ieoYedjhebZ[bWick`[h[iWbeih[Ykhiei"bW`kij_Y_Wo la toma de decisiones, tanto de manera individual como colectiva, para que no tengan relaciones de dependencia, sino de negociación y autonomía. š9k[ij_ed[dbeiheb[ijhWZ_Y_edWb[iZ[]ƒd[he[_cfkbi[dfheY[iei[ZkYWj_vos que permitan comprender la situación de subordinación entre los sexos. š=[d[h[dfheY[ieifi_YebŒ]_Yeigk[Z[iWhhebb[dbWWkje[ij_cW_dZ_l_dual y la confianza en relaciones grupales.

šFej[dY_[d[bYedjhebZ[beih[Ykhieic[Z_Wdj[fheY[ieigk[Wkc[dj[d la confianza y legitimación para ejercer sus derechos. šH[\k[hY[dbWiYWfWY_ZWZ[i_dij_jkY_edWb[iofeb‡j_YWiZ[bWieh]Wd_pWY_ed[i de mujeres, de modo que puedan detonar y movilizar cambios sociales. š8kigk[diWj_i\WY[hbei_dj[h[i[i[ijhWjƒ]_YeiZ[bWick`[h[i"[iZ[Y_h" aquellos que definen su relación con el ejercicio de los roles tradicionales de género, tales como los derechos ciudadanos, la erradicación de la violencia de género, la igualdad de oportunidades en el empleo o el control sobre su fecundidad.2 El empoderamiento no es sencillo ni lineal, sino que es dinámico y con muchas dimensiones, es individual al mismo tiempo que es colectivo. H[gk_[h[fheY[ieif[hiedWb[io]hkfWb[i de reflexión y evolución social. Además de los cambios en la conciencia y libertad de cada una de las mujeres, el trabajo para lograr su empoderamiento debe contemplar transformaciones en las relaciones interpersonales, las instituciones y la cultura, y crear condiciones para su autonomía económica y la toma de decisiones respecto de sus vidas. En el quehacer por el desarrollo de los países y la mejora de la calidad de vida de las personas y las comunidades, el empoderamiento de las mujeres es un elemento indispensable. Es fundamental sumar esfuerzos entre las organizaciones públicas, privadas y sociales para garantizar el ejercicio pleno de los derechos de las mujeres y empoderarlas para que participen con igualdad de oportunidades en todos los espacios.

El empoderamiento no es sencillo ni lineal; es dinámico y con muchas dimensiones, es individual al mismo tiempo que es colectivo

Mtra. Aída Cerda Cristerna, Directora del Modelo de Equidad de Género, Instituto Nacional de las Mujeres.

2

| TODAS | MARZO, 2017

[1] De acuerdo con la Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia, disponible en: http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/LGAMVLV_171215.pdf [2] Recomendaciones tomadas del ABC de Género en la Administración Pública, disponible en: http://cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_ download/100903.pdf, y del Glosario de género, disponible en: http:// cedoc.inmujeres.gob.mx/documentos_download/100904.pdf


Sector Gobierno

LA CULTURA, CAMPO FÉRTIL PARA LA EQUIDAD DE GÉNERO Este es un espacio que promueve el desarrollo de la mujer ya que favorece la transformación de muchos ámbitos de la vida.

MARÍA CRISTINA GARCÍA CEPEDA

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

R

osario Castellanos escribió en Mujer que sabe latín: “A lo largo de la historia (la historia es el archivo de los hechos cumplidos por el hombre, y todo lo que queda fuera de él, pertenece al reino de la conjetura, de la fábula, de la leyenda, de la mentira), la mujer ha sido más que un fenómeno de la naturaleza, más que un componente de la sociedad, más que una criatura humana: un mito”. Es innegable el papel que tiene la cultura en el fortalecimiento de las capacidades de desarrollo integral de las mujeres y su relevancia en la equidad de género. El arte y la cultura tienen un enorme poder para transformar la vida de las personas. Son plataforma para crear espacios de confianza en nuestras capacidades, abrirnos al cambio, al conocimiento del otro, y punto de apoyo hacia el futuro. La cultura cambia nuestras vidas, nos hace capaces de transformar el mundo, de construir sociedades igualitarias y equitativas. Es suficiente recordar algún hecho de la infancia: la primera vez en una sala de conciertos, la lectura apasionada de una novela, la luz sobre los bailarines o actores en el escenario. Ese recuerdo, esa impronta, es la semilla de una herramienta poderosa para la vida: la cultura. El contacto con la cultura nos da elementos para abrir fronteras entre generaciones y géneros y desarrollar la imaginación. En la cultura, las mujeres tenemos un campo fértil para la democracia paritaria y justa. Nos da sentido crítico y nos permite crear y construir una percepción amplia de nosotras, ofreciendo una manera diferente de vernos y de dimensionar el mundo. Gracias a la cultura adquirimos una conciencia distinta de lo individual e íntimo, al mismo tiempo que ampliamos nuestra percepción de la sociedad. Al ensanchar creativamente nuestro espacio vital, nos desarrollamos de mejor manera en los campos de la vida social, modificamos el entorno, las relaciones laborales, económicas, sociales, familiares y personales e incidimos así en su transformación, es decir, trascendemos el mito del que Rosario Castellanos escribía.

La participación de las mujeres ha estado presente en la historia de México y del mundo. Sus aportaciones han dado forma a la cultura que nos define. Esta es la huella de la presencia de las mujeres, de nuestra participación para fortalecer a la sociedad. La contribución de las mujeres en la cultura crea identidad, y como en cada uno de los temas de la vida social, aporta al desarrollo. En el campo del arte y la cultura éste ha sido enorme. Las creadoras son constructoras de identidad y les debemos obras emblemáticas de la cultura mexicana. En todos los campos de la creación, la formación y el trabajo intelectual han marcado diferencias que contrarrestan las desigualdades y contribuyen a superarlas. El desarrollo sostenido de nuestra sociedad se alcanza teniendo las mujeres las mismas oportunidades para reafirmar nuestro papel como agentes de cambio y factor de crecimiento, y la cultura es un elemento central para este fin. Como propusiera Rosario Castellanos, nos permitirá tener presencia en los diversos campos del desarrollo humano: abrazar la cultura, es apoyarnos en un árbol generoso que nos da frutos de fortaleza personal y social.

La contribución de las mujeres en la cultura crea identidad, y como en cada uno de los temas de la vida social, aporta al desarrollo

María Cristina García Cepeda, Secretaria de Cultura.

MARZO, 2017 | TODAS |

3


Poder Legislativo

EL EMPODERAMIENTO ECONÓMICO DE LA MUJER La mujer es un medio fundamental para el progreso del país, no un impedimento. Por eso, es hora de hacer un reconocimiento a su trabajo en todos los ámbitos de la vida nacional.

MIGUEL ÁNGEL CHICO HERRERA “Ninguna lucha puede tener éxito si las mujeres no participan en ella junto a los hombres” Malala Yousafzai (Premio Nobel de la Paz, 2014).

H

oy en día el liderazgo en México y su buen posicionamiento dentro del desarrollo de la economía mexicana se debe al trabajo conjunto de hombres y mujeres por igual. Es merecedor de reconocimiento el paso firme que han dado las mujeres dentro de las innovaciones y contribuciones a la tecnología, las ciencias, la arquitectura, las artes, la literatura, la agricultura, la cultura, la medicina, la comunicación, el periodismo, la política y demás carreras desempeñadas dentro del ámbito laboral. La equidad de género cada día toma más relevancia dentro de nuestra sociedad, es por eso que se ha observado un cambio; la creatividad y la perspectiva que aporta la mujer dentro de distintos rubros se ha tornado en una base fundamental de crecimiento económico en México, posicionando a las mujeres como empresarias de gran importancia para las aportaciones e invenciones que dan renombre y progreso dentro de la representación del país. Es de gran importancia que hoy en día, dentro de la familia mexicana se dé un lugar importante al incremento laboral de las mujeres que dan sustento económico al hogar. El trabajo es también de la mujer, demostrando, su preparación, madurez y creatividad dentro de la carrera laboral que emprenden cada una de ellas. A lo largo de la historia ha habido mujeres que con su trabajo han aportado al desarrollo de México a nivel social, haciendo cambiar la perspectiva ya retrógrada del machismo alrededor del mundo, y es momento de lucir el desempeño de la mujer mexicana. Todos los trabajos, son trabajos dignos que las llevan al éxito, al crecimiento y empoderamiento. Como personas, debemos reconocer la lucha por una justicia laboral día con día por la mujer mexicana, que obtenga una remuneración justa a sus esfuerzos y sus contribuciones a la sociedad.

Según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (INEGI), 78% de las mujeres empleadas trabajan en el sector salud y educación[i]. Es paradójico, pero en el mundo de la política fue donde se dieron los primeros casos de primeras ministras mujeres, y ello en países subdesarrollados como la India, Sri Lanka y Pakistán, donde el machismo es más fuerte que en México. En distintas culturas, la mujer es el pilar fundamental de una familia, de un hogar, dado que juegan un rol crucial para la educación y preparación del futuro de México. Es por eso que debemos impulsarlas a ser pilares fundamentales dentro de la sociedad, a seguir contribuyendo al cambio y desarrollo tan crucial que está sufriendo este país, a tener una buena educación y una buena carrera laboral. Hay que aprender a ver a la mujer como un medio para el progreso del país y no como un impedimento para el mismo. Como Senador de la República Mexicana, propongo no dejar de lado a la mujer. Propongo una lucha unida, mano con mano con todo miembro de la sociedad que conforma este país tan diverso y único, gratificando y celebrando a todas aquellas guerreras que como cada año, desde 1910, en este mes de marzo reconocemos a la mujer por su gran desempeño como luchadora por un México mejor.

La creatividad y la perspectiva que aporta la mujer dentro de distintos rubros se ha tornado en una base fundamental de crecimiento económico en México

Sen. Miguel Ángel Chico Herrera, Presidente de la Comisión de Trabajo y Previsión Social del Senado de la República.

4

| TODAS | MARZO, 2017

[i] http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/aproposito/2017/mujer2017_Nal.pdf


Poder Legislativo

EL VALOR DEL TRABAJO ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

El fortalecimiento económico de las mujeres se da a partir del reconocimiento del trabajo doméstico no remunerado.

CAROLINA MONROY

L

a posibilidad que tienen las mujeres de salir de una situación de violencia, tomando decisiones en ejercicio de sus derechos y acceder a un desarrollo pleno, justo y en igualdad, se encuentra estrechamente relacionada con su independencia económica. Una parte importante del trabajo cotidiano de las mujeres -el doméstico y de cuidado de las y los hijos, ancianos y personas enfermas o discapacitadas- parece invisible, pues solo se nota cuando no se hace, siendo en realidad una aportación a la economía familiar y nacional. Esta situación se convierte en un factor de discriminación y desigualdad, porque al tiempo que las aleja de la oportunidad de tener un empleo remunerado, les impide la realización personal y profesional, y las deja expuestas e indefensas ante múltiples formas de violencia. Lo menos es que quienes tienen un trabajo fuera de casa, enfrentan una extenuante doble jornada, ya que la mayoría son cuidadoras y proveedoras únicas de sus familias. El 60% del trabajo doméstico y de cuidado no remunerado recae en mujeres y niñas, porque -entre otras razones- persiste una inequitativa distribución de las tareas, producida por los estereotipos de género. De acuerdo con el INEGI, en promedio, el trabajo no remunerado de este tipo, consume 59 horas a la semana del tiempo de las mujeres, contra 22 horas en el caso de los varones. Este es un terreno en el que la contradicción social se expresa claramente: por un lado, considera que son tareas fundamentales y que “nadie puede desempeñarlas mejor que las mujeres”; y por otro, lo juzga como un trabajo menor que no requiere ninguna calificación y por lo tanto, no tiene valor.

Aclaremos: el trabajo doméstico y de cuidado es muy valioso por todo lo que implica. En la dimensión social, el trabajo no remunerado y de cuidados provee bienestar físico, emocional y afectivo a los miembros de la familia; en la dimensión económica, equivale a 20.5% del Producto Interno Bruto nacional. De este porcentaje, las mujeres aportan tres cuartas partes. Con el reconocimiento legal y generalizado del trabajo doméstico y de cuidados, habrá de darse un avance esencial en la protección de los derechos y del patrimonio de las mujeres, cerrando la puerta a prácticas injustas que las afectan y que hoy se aceptan como un hecho natural. Paralelamente, es indispensable diseñar estrategias que fortalezcan a las instituciones y asumir, a fondo, la importancia y el valor del trabajo de las mujeres, tanto como su derecho a ser dueñas de sus decisiones a partir del empoderamiento económico. Una visión con responsabilidad social supone el acceso equitativo de las mujeres a la educación, al mercado laboral, a la empresa, a la producción de bienes y servicios, así como la vigilancia y corrección continua de la aplicación de las políticas de género. Una ventaja indudable de que cada vez haya más mujeres en el espacio público, es que podemos llevar a este ámbito los asuntos que históricamente se consideraron de la esfera privada, pero que no lo son, en tanto que menoscaban los derechos y las libertades de la mitad de la población. Este es el tiempo de las mujeres. Aprovechémoslo para eliminar todo aquello que obstaculiza el desarrollo de las mujeres, sobre todo, de quienes son jefas de familia y requieren el mayor respaldo para lograr su autonomía. Lo que hagamos no será solo por nosotras, sino por la sociedad entera.

Es indispensable diseñar estrategias que fortalezcan a las instituciones y asumir la importancia y el valor del trabajo de las mujeres

Dip. Carolina Monroy, Primera Secretaria de la Comisión de Igualdad de Género de la LXIII Legislatura de la Cámara de Diputados.

MARZO, 2017 | TODAS |

5


ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

Poder Legislativo

YA NO QUEREMOS FLORES Las mujeres mexicanas no podemos esperar el cambio solo con discursos y reiteradas cartas de buenas intenciones, necesitamos acciones concretas.

ERIKA RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

¿ Dip. Erika Rodríguez Hernández, Secretaria de la Comisión de Igualdad, Diputada Federal.

6

El 8 de marzo es fecha festiva? Se conmemora el Día Internacional de la Mujer; los discursos reivindicadores comenzaron desde la víspera. Las mujeres y hombres del poder, con claridad en el tema, no pierden ocasión de mostrarse en los festejos y a su vez, los oportunistas siempre se suben a ese carro. Más allá de sus diferencias, hay algo en que todos coinciden: las mujeres deben tener igualdad de oportunidades con los hombres para su desarrollo. Suena bien. Ahí está un marco legal avanzado. Ahí está la voluntad de hacer políticas públicas con perspectiva de género. Ahí están, en el papel, sus derechos humanos… ¿Pero qué dice la realidad más allá de los discursos? Dice que las mujeres mexicanas siguen marginadas, violentadas, discriminadas y excluidas del poder. Dice que hoy las mujeres no pueden esperar el cambio solo con discursos o felicitaciones por ser mujeres; ellas necesitan acciones concretas en el tema de la igualdad de género.

| TODAS | MARZO, 2017

La realidad contradice así los discursos, pues las palabras se han constituido como simples cartas reiteradas de buenas intenciones. Ahí está la foto del constituyente de 1917 y la propia de los 100 años después; en ellas todos lucen elegantes, pero las mujeres… no se ven. Ha pasado un siglo de la captura del primer retrato y en ese tiempo, las mujeres mexicanas han dado duras batallas para alcanzar el reconocimiento de sus derechos como el votar y ser electas, por la igualdad de oportunidades, el acceso a la justicia, a la educación y a vivir una vida libre de violencia, pero no es suficiente. A pesar de las acciones afirmativas emprendidas por el Gobierno de la República, queda claro que las mujeres seguimos ausentes en los espacios de la toma de decisiones de nuestro país. Las modernas fotos del poder muestran la verdadera imagen del sistema patriarcal que insiste, una vez más, en invisibilizar a las mujeres. Por eso se requiere empoderarlas, porque ello es una vía para superar la desigualdad de género. Sin igualdad, nuestra democracia no será plena, será una democracia a medias. La igualdad de género no es una moda, mucho menos una ocurrencia. Es una necesidad fundamental en cualquier país democrático. Una administración pública no paritaria es una administración a medias; México estará incompleto mientras no se materialice en su funcionamiento institucional la perspectiva de género. Así, la igualdad de género es la vía para establecer los derechos plenos de las mujeres y alcanzar con ello su plena dignidad. Que quede claro: la inclusión social de las mujeres será un mito si en los hechos se margina a más de la mitad de la población, es decir, al 52% de la fuerza productiva del país. La igualdad de género permitirá, en síntesis, que las niñas y adolescentes mexicanas tengan un mejor proyecto de vida; que las mujeres puedan decidir sobre sus cuerpos; que todas conozcan y ejerzan sus derechos... Es por eso que el 8 de marzo, más que una celebración formal, lo que debe celebrarse es que la reivindicación de los derechos de las mujeres, pase al terreno de los hechos. Que se entienda bien: de flores no se tapizan los caminos de la igualdad.

Sin igualdad, nuestra democracia no será plena, será una democracia a medias


Sector Gobierno UNA LABOR SIN RETRIBUCIÓN Se deben promover las responsabilidades hacia el trabajo de cuidados.

MARÍA ANTONIA GONZÁLEZ DEL CASTILLO

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

L

a participación de las mujeres en todos los sectores y a todos los niveles de la actividad económica resulta fundamental para construir economías fuertes y establecer sociedades más equitativas, justas y estables. El empoderamiento de las mujeres en este ámbito, debe construirse desde presupuestos de igualdad de oportunidades y de trato. A lo largo del tiempo, los roles de género han dejado a las mujeres como las responsables de cuidar de otras personas, muchas veces visto como acto de amor. “Los trabajos de cuidados se han construido, así, históricamente en una estrecha interrelación entre su dimensión de trabajo -aun sin ser remunerado (trabajo experto, cualificado, normativizado)-, su dimensión emocional y de responsabilidad y su desempeño dentro de un sistema determinado de relaciones familiares y de género.” (Borderías, Carrasco y Torns, 2011: 26). La división tradicional por sexo del trabajo ha sido ampliamente reconocida como fundamento de la subordinación económica y social de las mujeres, y conlleva a que, en la mayoría de las sociedades, la responsabilidad principal por el trabajo remunerado recae sobre los hombres, mientras que la correspondiente al trabajo no remunerado y de cuidados que se realiza en los hogares se asigna a las mujeres. Pese a constituir un soporte indispensable a la productividad de las familias y de las naciones, el trabajo no remunerado de cuidados ha permanecido invisible en términos de su contribución al desarrollo económico y social. Esta invisibilidad con respecto a sus aportes a la producción y al bienestar social, provoca una gran desventaja en el acceso a recursos económicos y a la seguridad social por parte de quienes lo realizan, fundamentalmente las mujeres. Aunque las mujeres participamos cada vez más en el trabajo remunerado, esto no se ha reflejado en una redistribución significativa del trabajo de cuidados, en todo el mundo, continuamos siendo las responsables de la mayor parte del trabajo no remunerado y la libertad para optar por un trabajo remunerado está limitada por el nivel de equilibrio entre lo público y lo privado; entre las políticas públicas y el rompimiento de roles en el hogar y la comunidad. Esto lo lograremos únicamente reconociendo el derecho al cuidado, promoviendo así, una corresponsabilidad familia-estado-sociedad, para la realización de este trabajo y el reconocimiento de su valor económico.

En México, según los datos de la Encuesta Nacional de Uso del Tiempo 2009 y de la Encuesta Laboral y de Corresponsabilidad Social 2012, se identificó que, la tercera parte del tiempo total dedicado a los trabajos domésticos está centrada en los cuidados y no hay una sola política pública que lo visibilice, por lo que, el Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol), en colaboración con el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres) y la Comisión de Igualdad de Género de la Cámara de Diputados, generaron en el 2014, una estrategia para visibilizar la situación de las mujeres cuidadoras primarias en los hogares, de la que se desprende una convocatoria específica en el tema y la conformación de una red de cuidados integrada por organizaciones de la sociedad civil, la academia e instancias gubernamentales. Los trabajos de esta red, han permitido identificar importantes espacios de oportunidad para la elaboración de políticas públicas, destacando entre sus logros prioritarios, un punto de acuerdo en el Congreso de Zacatecas, impulsado por la Dip. Eugenia Flores, del cual derivó la instalación de la “Estrategia de Cuidados del Estado de Zacatecas”, en la que se compromete a las instancias gubernamentales, iniciativa privada y organizaciones de la sociedad civil, a generar acciones en favor de las mujeres cuidadoras primarias no remuneradas.

El trabajo no remunerado de cuidados ha permanecido invisible en términos de su contribución al desarrollo económico y social

María Antonia González Del Castillo, Directora General Adjunta de Igualdad de Género del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol).

MARZO, 2017 | TODAS |

7


Sector Gobierno

AVANCE DE LAS MUJERES EN EL MUNDO LABORAL

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

La participación económica de las mujeres mexicanas se ha incrementado desde la década de los 70, pero aún no es proporcional a su capacidad y potencial creativo.

PATRICIA MARTÍNEZ CRANSS

P

arecen un tanto lejanas las acciones realizadas durante las últimas tres décadas del siglo pasado, en la búsqueda del pleno reconocimiento de los derechos de las mujeres en lo social y económico. Un tema sustantivo fue la política poblacional y el entramado institucional que posibilitó mayor acceso a la educación y la disminución del número de hijos. Ya en este siglo, se crearon instituciones importantes como el INMUJERES y, en los últimos años, se incorporó el enfoque transversal de género mediante el Plan Nacional de Desarrollo 2013-2018 y, en particular, el Programa Nacional para la Igualdad de Oportunidades y no Discriminación contra las Mujeres. Sin embargo, en el balance de logros se observa que, si bien entre 1970 y el año 2000 prácticamente se duplicó la participación económica de las mujeres, al pasar de 20% a 39%, en los últimos 16 años solo se incrementó cuatro puntos para llegar a 43%; por supuesto, insuficiente para aprovechar el talento creativo y productivo de la mujer mexicana. Otros datos importantes muestran que las mujeres han alcanzado, incluso superado, a los hombres en la asistencia y logro escolar, con nueve años de estudio en promedio contra ocho de los hombres, pero tienen mayor eficiencia terminal en prácticamente todos los niveles de educación, lo que refleja su capacidad intelectual y dedicación. También destaca que 20 millones de mujeres trabajadoras, de ellas 68% son asalariadas, 23% laboran por su cuenta y poco más de 2% son

empleadoras. Aunque sigue siendo elevada la incidencia del empleo informal, en los últimos cuatro años se ha reducido por encima de 3 puntos, ubicándose cerca de 57%, por lo que es prioridad del Gobierno Federal, coordinado con los Gobiernos de los Estados, eliminar los casos de mujeres, y en general de todos los trabajadores, que carecen de los beneficios y la protección de la seguridad social. Pero la participación plena de las mujeres en el trabajo económico, depende esencialmente de ofrecerles mejores empleos y garantizar la equidad en el acceso y en las condiciones laborales, por lo cual en un esfuerzo coordinado entre el INMUJERES, el CONAPRED y la Secretaría del Trabajo y Previsión Social se generó la Norma Mexicana NMX-R-025SCFI-2015 en Igualdad Laboral y no Discriminación, que es un mecanismo de adopción voluntaria para implementar prácticas en materia de igualdad laboral y no discriminación, para todos los centros de trabajo de cualquier tamaño, sector o actividad. Con ello, se espera brindar a la sociedad un modelo práctico para la adopción de un verdadero esquema de equidad en el ámbito laboral. Si bien, en este breve recuento se identifican algunos avances, en realidad falta mucho por hacer para eliminar las barreras para la plena incorporación productiva de las mujeres y, más aun, para lograr una mayor equidad en el trabajo que realizan de manera comparativa con los hombres, ya que de acuerdo con el INEGI, al estimar el valor que aporta el trabajo doméstico y de cuidado de personas no remunerado, realizado en 2015 por mujeres, fue el equivalente a 49,586 pesos, mientras que el de los hombres fue de 18,109 pesos. Entonces, sin duda, prevalece el reto para reconocer y dar justa dimensión a la importante aportación que realizan las mujeres en el contexto social y económico de nuestro país.

La participación plena de las mujeres en el trabajo económico, depende de ofrecerles mejores empleos y garantizar la equidad en el acceso y en las condiciones laborales

Patricia Martínez Cranss, Subsecretaria de Empleo y Productividad Laboral de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social.

8

| TODAS | MARZO, 2017


TRABAJO NO REMUNERADO Y DE CUIDADOS

43% Participación mercado laboral Representa el 18% del PIB Falta de servicios de infraestructura y falta de servicios públicos de cuidado.

Esta es un área en la que se debe poner atención para que las mujeres que lo realizan, sean reconocidas.

MARÍA DE LA PAZ LÓPEZ BARAJAS a vida de las mujeres en México ha experimentado importantes cambios: se ha elevado su escolaridad, ha aumentado su participación en el mercado de trabajo y se ha reducido su fecundidad. Las mujeres dedican ahora a la crianza y cuidado de sus hijos e hijas pequeños alrededor de la mitad de los años que en el pasado dedicaban a estas tareas. Sin embargo, este descenso no ha implicado que las mujeres trabajen menos en las tareas domésticas y de cuidados; a los cambios sociales y demográficos se suma el aumento de enfermedades crónico degenerativas consecuencia del incremento en la esperanza de vida. Ahora tenemos una mayor demanda de cuidados de personas mayores y enfermas. Estas transformaciones no solo han impactado la vida de las mujeres, también lo han hecho en la composición, dinámica, organización de la vida familiar y en el plano de las relaciones de género. En la medida en que la participación de las mujeres en el trabajo remunerado ha aumentado, se ha desdibujado la frontera de las funciones productivas y reproductivas de la tradicional división sexual del trabajo: los hombres en la esfera del trabajo remunerado como proveedores exclusivos, y las mujeres a cargo de las tareas reproductivas. Hoy, se observa una mayor porosidad en dicha frontera, y una mayor presencia de vasos comunicantes por el lado del trabajo de las mujeres ya, que sin dejar sus tareas de trabajo doméstico y de cuidados no remunerado, participan en el mercado de trabajo. La superposición de los roles que desempeñan dan como resultado una carga de trabajo significativamente mayor para ellas. El trabajo de cuidados les exige, además, un cierto grado de especialización, muchas veces de larga duración, y que debe realizarse cotidianamente, y la mayor parte del tiempo, en el hogar, repercutiendo en su disponibilidad de tiempo.

L

MUJERES

HOMBRES

TRpM 38 hrs. a la semana

TRpM a la semana 48 hrs.

TnR 39 hrs. a la semana

TnR 13 hrs. a la semana 78% Participación mercado laboral

Cargas adicionales de TnR transferidas por el estado.

Representa el 6.2% del PIB

TRpM: Trabajo remunerado para el mercado. TnR: Trabajo no remunerado.

más cortas que los hombres. Sin embargo, a diferencia de ellos, el trabajo remunerado de las mujeres convive de manera abrumadora con el trabajo no remunerado que también realizan. Las mujeres en México, en promedio dedican 2.3 veces más horas que los hombres al trabajo de cuidados no remunerado para integrantes de su hogar, y 3.1 veces más horas que los hombres al trabajo doméstico no remunerado. Estas cargas implican desventajas comparativas en el mercado laboral para ellas. Los hombres pueden adaptarse a las perniciosas, pero existentes, dinámicas labores de horas extras y baja flexibilidad. Los datos estadísticos muestran que 7 de cada 10 personas que cuidan a sus enfermos en el hogar son mujeres y en términos de tiempo, los hombres realizan solo 1 de cada 4 horas de los cuidados. Aún no contamos con un sistema integral en materia de cuidados, ni una estrategia clara de política pública que haga converger distintas acciones y programas que atienden la demanda de cuidados desde distintos sectores, como el educativo, el social, el laboral, y el de salud. No obstante, existe un conjunto de acciones y programas que, sin tener el objetivo explícito de cuidados y/o de liberar el tiempo de las mujeres, coadyuvan a reducir su pobreza de tiempo. Ahí están, por ejemplo, las escuelas de tiempo completo, las estancias infantiles y el programa piloto de cursos de verano; también se encuentran las políticas y acciones orientadas a disminuir la desnutrición, la morbilidad infantil por enfermedades infecciosas y parasitarias; reducir el tiempo de espera de atención médica; estas acciones no son vistas desde la óptica de la carga de trabajo y de responsabilidad de cuidados de las madres, sin embargo ayudan a reducir el tiempo que invierten las mujeres, sobre todo en las poblaciones marginadas, rurales e indígenas. El Instituto Nacional de las Mujeres reconoce la importancia de poner en marcha una estrategia nacional de cuidados. Por ello, ha impulsado la Norma Mexicana NMX-R-025-SCFI-2015 en Igualdad Laboral y No Discriminación que, entre otras acciones, busca facilitar la conciliación de la vida laboral y familiar en el marco de la corresponsabilidad social que el cuidado de la población exige. También, ha elaborado, junto con COFEMER, los Lineamientos para incorporar la perspectiva de género en las Reglas de Operación de los programas presupuestarios federales. Uno de los efectos que se busca tener en dichos programas es el de evitar que transfieran cargas de trabajo adicionales a las mujeres. En suma, lo que se busca, es lograr una mejor distribución de esa responsabilidad y carga de trabajo de cuidado en el conjunto de la sociedad.

El trabajo de cuidados exige especialización y debe realizarse, la mayor parte del tiempo, en el hogar

María de la Paz López Barajas, Directora General de Institucionalización de la Perspectiva de Género

¿Cómo participan las mujeres en el trabajo remunerado? En 1970, la participación femenina en el mercado laboral era de apenas 17%; actualmente es de 43%. Esto significó, en promedio un incremento de medio punto porcentual anual. Un cambio acelerado dado el bajo nivel de participación que se tenía. Pero en términos de otros países, no lo es. México tiene una de las tasas más bajas de participación en el mercado de trabajo comparado con los países de la OCDE. Esto implica que, dada la estructura demográfica del país veremos crecer la participación de las mujeres en los próximos años. Cabe destacar que las tasas de participación femenina más altas, se encuentran en los rangos de edades reproductivas. A pesar de esto, actualmente, las mujeres tienen menores salidas o pausas del mercado laboral. ¿En qué condiciones realizan el trabajo las mujeres? Una cuarta parte de las mujeres que realizan trabajo remunerado tienen jornadas de 15 a 34 horas semanales. Una parte importante lo hace en jornadas

MARZO, 2017 | TODAS |

9


Academia

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

ASÍ O MÁS CLARO: LAS MUJERES EL ENGRANAJE IRREMPLAZABLE Actualmente las mujeres representan la mitad de la fuerza laboral de las industrias; por ello las empresas de todo el mundo deben abrir la puerta a la igualdad.

MARÍA DEL CARMEN BERNAL G.

L

a llegada de las mujeres al mundo laboral marcó un cambio crucial en la sociedad y en la economía mundial. Hoy, las mujeres representan la mitad de la fuerza laboral y son parte fundamental en el éxito de las empresas de cualquier industria. La mayoría de los países del mundo están llevando a cabo acciones para incrementar la participación de talento femenino en todos los niveles de la organización. Sabemos que, en la actualidad, las empresas más exitosas del mundo no se conducen ni asignan funciones con base en roles femeninos o masculinos. Bajo el enfoque humanista, el liderazgo y el talento tienen que ver con las personas, sin importar su género, preferencias, creencias o capacidades psicomotrices. Sin embargo, para el proyecto del 2025 los países deberán repensar cómo y qué falta para empoderar a la mujer. Es interesante ver cómo los países latinoamericanos han aumentado la proporción de mujeres en el mercado de trabajo, sin embargo, en los últimos 10 años la tasa de actividad femenina se ha mantenido estancada en torno a 53%, lo que refleja un límite máximo en la incorporación de las mujeres a la fuerza de trabajo remunerada. Una de cada tres mujeres de LATAM y el Caribe todavía no tiene su propia fuente de ingresos, señala Alicia Bárcena (2016), y esto significa que estas mujeres dependen de otros miembros del hogar para realizar cualquier compra y se sigue comprobando que la carga de trabajo de la mujer es sistemáticamente más pesada que aun la de los hombres. 1 Aunque estos datos muestran un posible estancamiento y resistencia al cambio, según un estudio de Mercer (2017), América Latina actualmente cuenta con 17% en paridad de género y se espera llegar al 2025 con 44%.

Sin duda, este dato se percibe esperanzador para construir una región incluyente que logre alcanzar la equidad de género, en comparación con Asia y Europa que estarán para entonces en 28 y 37%. 2 Las mujeres son más propensas que los hombres a ser promovidas en todos los niveles de la organización y dos veces más propensas a ser promovidas desde el nivel de los altos directivos. En América Latina, 51% de los representantes de las empresas está trabajando mejor a nivel mundial en lo que respecta a los mandos medios (gerencia media) en los esfuerzos relacionados con diversidad e inclusión. Tienen 48% de participación de talento femenino en los puestos funcionales y de trabajo. El reto de LATAM será mantener el momentum que se está observando en estas proyecciones. Aunque hay esfuerzos notables en materia de diversidad e inclusión en el mundo laboral, es necesario que el cambio de cultura trascienda las paredes de las empresas. Esto principalmente en México, quien sigue ocupando los últimos lugares en temas de paridad de género. La familia y las escuelas juegan un papel importante en el cambio de paradigma. Solo así transformaremos la creencia social de que a las mujeres les corresponde exclusivamente el cuidado de los hijos y a los hombres les toca ser proveedores. Solo así, se irán disminuyendo las culpas íntimas de muchas mujeres que, al llegar a casa, no sentirán que abandonan a su familia por su trabajo, ni un varón se sentirá menos masculino por tener una esposa exitosa. Serán cocreadores y corresponsables por compartir la crianza de los hijos y los proyectos profesionales, para ser congruentes y libres con lo que ellos desean ser y hacer. A pesar del retroceso en los esfuerzos por superar la brecha de género, la educación podría cerrarse en 10 años. Vale la pena tenerlo en cuenta.

Las mujeres son más propensas que los hombres a ser promovidas en todos los niveles de la organización

Dra. María del Carmen Bernal G., Directora del Centro de Investigación de la Mujer en la alta dirección, IPADE, Business School .

10

| TODAS | MARZO, 2017

[1] CEPAL, Bárcena Alicia, Diálogo con mujeres líderes en Berlín, 2016. [2] Mercer, When women thrive, business thrive, 2017.


Entrevista POR: BERENICE CHAVARRÍA

MUJER LÍDER ES LA QUE ROMPE ESTEREOTIPOS: MÓNICA FLORES México se ubica en el lugar 76 de 144 en materia de equidad de género, un problema que impide el empoderamiento femenino.

¿Qué panorama se tiene de las mujeres dentro de las empresas en México? Todavía nos falta mucho por hacer, algunas empresas tienen cultura machista. Las mujeres aún no estamos representadas en las empresas y tenemos baja remuneración. En el caso de México, en el tema de equidad de género, estamos mucho más atrás de países como Colombia o Chile, que han hecho grandes avances, incluso República Dominicana, donde las mujeres tienen mayor representación en los consejos directivos. Somos la penúltima región con participación de mujeres en puestos directivos. Hay mayor avance en Europa del Norte, luego Estados Unidos y Canadá, Asia, África y México al final, incluyendo todas las que son herederas o familiares de las empresas. Necesitamos más mujeres responsables de áreas de negocio, responsables de generar utilidades, no estamos ni siquiera en la media de equidad de género en el país; nos localizamos en el lugar 76 de 144. ¿Cuáles son las competencias o habilidades de las mujeres que benefician a las empresas? Somos mucho más propensas a trabajar en equipo, mucho más buenas para la comunicación e investigación de las personas, trabajamos de mejor forma cuando hay situaciones de riesgo, somos más dedicadas, responsables en el sentido de más perfeccionistas y más cuidadosas con los detalles. ¿Ustedes les hacen saber a las empresas que deben tener mitad y mitad en el reclutamiento? Claro, porque además las empresas que no tienen diversidad son menos innovadoras que las que

FOTOS: CORTESIA

Se debe comenzar por hablar a las niñas sobre el potencial que tienen, dejar de lado los estereotipos y miedos, de esta forma se logrará tener en un futuro mujeres líderes: esa es la recomendación de Mónica Flores Barragán, directora general de ManpowerGroup Latinoamérica, para que en un país tan atrasado en materia de equidad como México, se logre empoderar el talento femenino en las empresas.

sí la tienen. Está comprobado que las empresas con mayor cantidad de mujeres tienen más de ganancias.

fuera. Además debemos aprender cómo se toman riesgos y hablar asertivamente, dejar de dar rodeos y ser concretas.

¿Qué le diría a las mujeres para que eliminen las limitantes que les impiden tomar puestos de liderazgo? Primero que nada, trabajar en la organización; ellos deben estar conscientes de estos miedos que tenemos las mujeres, de no alzar la mano, de no querer equivocarnos; son problemas que nos impiden tomar más oportunidades o incluso a veces nos saboteamos. El CEO debe estar comprometido, si no lo está es más difícil. Debe hacerlo públicamente porque así lo ven otras organizaciones. Desde la organización se pueden hacer estudios sobre cómo ayudar a que más mujeres accedan a puestos de liderazgo, creer que las mujeres somos talentosas. Y a las niñas, a las jóvenes, les diría que se la crean, que confíen en sus talentos, que no tienen que cumplir con el estereotipo que la sociedad ha impuesto, a casarnos, a ser madres, perfectas amas de casa, si eso es lo que quieren hacer y las hace felices está bien, pero no hacerlo solo porque la sociedad así lo ha impuesto. Y la otra es que se sigan preparando, porque el mundo cambia y el que no se prepara queda

¿Qué hace falta en México para que haya más empoderamiento femenino en las empresas? Yo lo veo desde varias líneas. La primera es que empecemos a hablarle diferente a las niñas para que tomen riesgos, para que rompan con los estereotipos. Romper con esa figura tradicionalmente machista, no solo de México, en la que una mujer debe cuidar a su papá, a sus hermanos, a sus abuelos. Hay que impulsarlas a carreras que se cree son solo de hombres, como ingeniería, matemáticas, agronomía, estas tareas que van a ser mucho más demandadas en el futuro. Por supuesto hacen falta políticas públicas para invertir en guarderías, todo lo que pueda apoyar a las mujeres, se debe luchar contra el embarazo adolescente porque eso hace que las mujeres abandonen sus estudios. Hay que tener políticas de equidad de género dentro de las empresas, implementar que los directivos de cada área tengan un castigo si no cumplen con la inserción de mujeres en su área. Hay que romper ese estigma de que no puedes tener una vida personal y laboral equilibrada. MARZO, 2017 | TODAS |

11


FOTO: CORTESÍA

Cuéntame tu historia...

MI CAMINO AL EMPRENDIMIENTO Cuando hay una mujer decidida, no hay nada que la detenga. Este es el caso de una mujer que dejó su carrera profesional, para convertirse en su propia jefa.

LUZ MARÍA DE LA MORA SÁNCHEZ

S

Luz María de la Mora Sánchez, Directora y fundadora de la Consultoría en Inteligencia Comercial y Desarrollo de Negocios, LMMConsulting. Dirige en México el Programa de WEConnect International y el Capítulo de Vital Voices enfocados a apoyar el desarrollo de mujeres y sus empresas.

12

er empresaria ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida. El camino no ha sido fácil pues no estudié para ser empresaria y mi carrera profesional la desarrollé en el sector público en negociaciones comerciales internacionales. Mi preparación académica la enfoqué en las relaciones internacionales y la ciencia política. Cuando decidí dejar mi posición en el gobierno mexicano, al que le dediqué 14 años, buscaba un balance entre mi vida personal y profesional. A mis entonces 43 años estaba segura de que nadie en el mundo corporativo me iba a contratar y de que ya había tenido suficiente de largas jornadas para poder obtener un ingreso. Me hice empresaria por necesidad, pues el camino del autoempleo me pareció la única forma que tenía al alcance para lograr ese balance que tanto necesitaba. Aunque no tenía mucha idea de cómo establecer una empresa, lo que sí sabía era que yo tenía mucha experiencia en comercio internacional y que yo quería aprovechar mis conocimientos y mi talento para crear un proyecto a partir del cual contribuir. También sabía que me debía a mí misma el intentar un nuevo camino y que lo peor que me podía pasar era que me diera cuenta de que, en efecto, la senda empresarial no era lo mío y entonces tuviera que buscar otra alternativa.

| TODAS | MARZO, 2017

Visto en perspectiva, ocho años después de haber incursionado en el mundo empresarial, puedo decir que ha sido una de las mejores decisiones que he tomado en mi vida pues he podido construir y posicionar una empresa sólida y reconocida en servicios de consultoría de desarrollo de negocios en México y el exterior donde cada día nos esforzamos por ofrecer un servicio de excelencia. Mis principales retos fueron no contar con la preparación para desarrollar una empresa y mi total desconocimiento sobre temas básicos de contabilidad, finanzas o recursos humanos, mismos que me parecían abrumadores. En el camino he aprendido que ser empresaria y desarrollar una empresa es crear un proyecto en donde uno es el líder y se debe buscar ayuda. Las claves del éxito han sido no tener miedo a pedir consejo, crear una red de contactos, crear un equipo de trabajo de gente talentosa y comprometida, y estudiar y capacitarme constantemente. En el proceso, los fracasos son aprendizajes que me han permitido posicionarme con más fortaleza. Iniciar mi empresa ha sido una demostración de hasta dónde puedo llevar mi creatividad. Esta ha sido una forma ideal, para mí, de lograr un balance entre mi vida personal y profesional que ni el sector público ni el sector privado en México me pueden ofrecer. Ahora puedo decir que ser empresaria no es ningún misterio ni está reservado para los elegidos, es sólo una opción que uno puede escoger y, como cualquier otra actividad en la vida, requiere de perseverancia, paciencia, disciplina, trabajo, estudio y pasión.

Me hice empresaria por necesidad, pues el camino del autoempleo me pareció la única forma que tenía al alcance para lograr ese balance que tanto necesitaba


COPARMEX CDMX

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

MUJERES EMPRENDEDORAS El empoderamiento económico es una condición de desarrollo y progreso

CLAUDIA ISELA GUZMÁN GONZÁLEZ @ClauGuzG @MujeresCoparmex

C

uando se señalan la acciones a favor de la igualdad de género pareciera que estas debieran solo enfocarse en el marco del desarrollo social; sin embargo, la importancia del papel que desempeña y su contribución en la economía del país como detonadoras de activación del mercado interno y de consumo, es un factor que no es posible ignorar, en medio de la necesaria y urgente estrategia frente a las nuevas condiciones a las que el país debe responder en materia de comercio exterior, manufactura, medio ambiente y acceso a la tecnología. Considerar el empoderamiento económico de las mujeres, no solo se trata de una condición de respeto a sus derechos, sino a una condición obligatoria de desarrollo y progreso para alcanzar la estabilidad del mercado mexicano, el crecimiento, la expansión y el incremento de la calidad de vida de nuestro país. Para alcanzar la recuperación de la economía mexicana frente a la devaluación de nuestra moneda, la inestabilidad de los mercados internacionales, la desigualdad económica y social que enfrenta, es imprescindible visualizar la contribución de las mujeres en los diferentes sectores y atender a las acciones que demanda cada uno de ellos. Y es que, en el caso de la población de mujeres indígenas, su desventaja en la economía rural versa en la imposibilidad de tener acceso a la propiedad de tierras, su autonomía salarial es prácticamente una utopía, pues su labor es considerada como el apoyo necesario a la familia de la que generalmente se hace cargo. Se estima que menos de 20% de las mujeres son propietarias de las tierras que trabajan y tienen mayores dificultades que los hombres para acceder a insumos como las semillas o créditos. Desde luego, que aquellas que son hablantes de lenguas indígenas se encuentran en condiciones de

mayor vulnerabilidad al no tener acceso a los aspectos normativos y regulatorios de la economía formal, como los servicios financieros o el registro de propiedad en sus propias lenguas. En México existe otra población que sufre de una doble discriminación: social y económica, y son las mujeres con discapacidad, según datos del INEGI (2010). Las mujeres con discapacidad representan 51.1%, es decir más de la mitad de los 7.7 millones de personas con discapacidad en México. Estas mujeres sufren de menores oportunidades para la inclusión laboral con la que podrían obtener su autonomía financiera, ya sea por las nulas o escasas condiciones de accesibilidad o porque las empresas simplemente no cuentan con programas o fuentes de empleo que consideren su talento como recurso humano. Existen dos factores más que retrasan el empoderamiento económico de las mujeres, son: la desocupación y la informalidad. La tasa de mujeres jóvenes que no trabajan, ni estudian, ni se capacitan, es de 35%, la segunda más alta de la OCDE y aun cuando ambos sexos enfrentan altas tasas de informalidad en México, hay una gran brecha de género: a principios de 2016, 49.7% de los hombres y 57.2% de las mujeres tenían empleos informales (no agrícolas). Para este año, esta estadística desalentadoramente se incrementará. La alternativa de solución a estos fenómenos sociales, sería incentivar el emprendimiento, así como fortalecer y formalizar las empresas de las mujeres que emprenden. La realidad es que las empresas propiedad de mujeres tienden a operar en un número de sectores restringido, a ser pequeñas y a caracterizarse por un escaso potencial de crecimiento por su difícil inclusión a los servicios financieros por falta de garantías o la falta de conocimiento en la construcción de expedientes financieros como parte de los requisitos para el otorgamiento de créditos. El empoderamiento económico exige una urgente atención, las mujeres deben poder acceder al abanico completo de servicios financieros, más allá de la microfinanza, así como al fortalecimiento de competencias que permitan desarrollar empresas fuertes y viables con lo que se facilite el fomento al empleo, el progreso, la competitividad, pero sobre todo, que les permita ser proveedoras de su propia autonomía y seguridad.

Para alcanzar la recuperación de la economía mexicana es imprescindible visualizar la contribución de las mujeres en los diferentes sectores

Claudia Isela Guzmán González, Presidenta Comisión Mujeres Empresarias COPARMEXCDMX.

MARZO, 2017 | TODAS |

13


DÍA INTERNACIONAL DE LA MUJER Tenemos que combatir de manera muy puntual toda clase de violencia contra las mujeres: EPN

Lo que debe permitirnos el marco legal, o la actualización de distintos ordenamientos jurídicos, es el reconocimiento a la mujer, a su derecho a participar y a vivir condiciones de igualdad en la participación

A

l encabezar la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, acompañado de su esposa, Angélica Rivera de Peña, el Presidente Enrique Peña Nieto hizo hoy un llamado a la sociedad mexicana a “buscar formas de erradicar, de combatir y dar una lucha frontal contra toda expresión de machismo”. Tras señalar que “estamos convocados a seguir dando un esfuerzo desde distintos espacios para combatir el machismo tan arraigado en nuestra sociedad”, el Primer Mandatario subrayó que “nadie puede ser cómplice, por ignorancia, por prejuicios heredados, de una cultura machista, una cultura que al final de cuentas genera violencia contra las mujeres”. El Titular del Ejecutivo Federal refirió que se han hecho esfuerzos, varios de ellos insuficientes aún, “para apoyar a las mujeres que son víctima de violencia y orientarlas jurídicamente, pero todavía el machismo, hay que decirlo, está arraigado de manera muy acentuada en distintas regiones de nuestro país”. Destacó que, de igual manera, “tenemos que combatir toda clase de violencia contra las mujeres; tenemos que combatirla de manera muy puntual”. Aseguró que “tenemos que ir actualizando normas, en un esfuerzo que no está agotado todavía, y lo mismo las políticas públicas que sigue el Gobierno, para salvar a la mujer de la violencia de la que es víctima”. Recordó que el Gobierno impulsó una norma por la igualdad y en contra de la discriminación. “Es una norma laboral ya adoptada por varias dependencias gubernamentales, que define protocolos para asegurar espacios de igualdad y de oportunidad para mujeres que participan en espacios laborales dentro de la Administración Pública Federal”, explicó. Puntualizó que, sin embargo, “no todo está en el ámbito de la Administración Pública Federal, no todo es el Gobierno Federal; hay entidades autónomas, hay organismos descentralizados, hay otros órdenes de Gobierno donde debemos trabajar por abrir espacios de participación igualitaria para las mujeres”. El Presidente Peña Nieto destacó que también “tenemos que seguir trabajando para el empoderamiento de la mujer”.

14

| TODAS | MARZO, 2017

Presidente Enrique Peña Nieto

“Basta ya de que sea el hombre quien ocupe a veces lugares de preeminencia, o quienes vayan por delante. Lo que debe permitirnos el marco legal, o la actualización de distintos ordenamientos jurídicos, es el reconocimiento a la mujer, a su derecho a participar y a vivir condiciones de igualdad en la participación”, expresó. El Primer Mandatario indicó que, en el Gobierno de la República, desde el inicio de la Administración “asumimos una política de género con sentido transversal, con el propósito de que en todas las dependencias gubernamentales hubiese recursos dedicados a acciones o programas que tuvieran por orientación particular la atención a las mujeres. Todas las dependencias gubernamentales así lo tienen establecido porque así está plasmado en el Plan Nacional de Desarrollo”.

Destacó que también se ha impulsado la modernización del marco normativo del país. Refirió que una de las modificaciones que seguramente no cambiará “es la reforma trascendental lograda en los últimos años para impulsar la paridad de género, particularmente en la incorporación de espacios de decisión pública y política”. “Estoy seguro de que no la van a modificar, es un paso irreversible el haber dado espacio e imponer a los partidos políticos la obligación de que la mitad de las candidaturas a la integración de los congresos locales y del Congreso federal sea para las mujeres”, apuntó. “Este es un paso decisivo en favor del empoderamiento de las mujeres de nuestro país”, resaltó. Al expresar su reconocimiento a las mujeres, el Presidente Peña Nieto destacó también el pro-


INICIATIVA POR LA PARIDAD, PARTEAGUAS EN LA VIDA POLÍTICA DEL PAÍS: LORENA CRUZ Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres, señaló que la iniciativa por la paridad, presentada por el Ejecutivo Federal, fue un parteaguas en la historia de México y en la vida política del país; fue el preámbulo para la incorporación de dicho principio en el orden Constitucional, el cual, estableció la obligación de los partidos políticos de garantizar que el 50% de las candidaturas se integren por mujeres. “Necesitamos más mujeres involucradas en la vida pública, más mujeres diseñando el rumbo del país; la realidad es contundente, solo una de las 32 entidades federativas está gobernada por una mujer, y de los 2,461 municipios, solo 349 los encabeza una mujer”, puntualizó. Además, subrayó que en el camino hacia la paridad, los partidos políticos son actores clave para el impulso de una mayor participación política de las mujeres. “Urgimos su compromiso para promover y respetar plenamente el derecho de participación de las mujeres en México”, dijo. La titular del Instituto Nacional de las Mujeres anunció que “hoy estamos aquí, para presentar un programa de empoderamiento e identificación de los liderazgos de las mujeres en México, en alianza con instancias como el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Centro de Investigación y Docencia Económicas”. Afirmó que a la justicia y a la dignidad no se le pueden poner ni siglas partidistas ni etiquetas ideológicas porque los derechos de las mujeres, que son derechos humanos, están por encima de grupos y trascienden coyunturas. Por su parte, la Magistrada Janine Otálora Malassis, Presidenta del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, resaltó que la presentación del proyecto “Políticas” es resultado de la cooperación entre diversas instituciones y que, más allá de un símbolo, es “una herramienta que pretende contribuir al empoderamiento de las mujeres mexicanas”. “Hoy sabemos”, dijo, “que el empoderamiento y la igualdad de género no se pueden lograr sin la participación activa de las mujeres. Debemos tener las mismas posibilidades de influir en el destino global de la sociedad como lo hacen los

FOTOS: CORTESÍA

grama denominado Empoderamiento Políticas Públicas con Perspectiva de Género, anunciado hoy, “que da participación y abre espacios de capacitación, preparación y formación para las mujeres, y que es una plataforma abierta, pública y gratuita”. Este Programa, coordinado por el Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación y el Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), permitirá a las mujeres capacitarse de forma gratuita y con valor curricular en temas de Enfoque de Género, Indicadores con Perspectiva de Género y Políticas Públicas. Además, recibirán asesoría en Gestión y Dirección; Negociación Legislativa; y Opinión Pública, Comunicación Política y Campañas Electorales.

Necesitamos más mujeres involucradas en la vida pública, más mujeres diseñando el rumbo del país”, Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres

hombres, y de lograr que la sociedad se reconozca en ellas, tal como lo hace con sus contrapartes masculinas. Este es el camino a la igualdad que nos exige el principio democrático y el respeto de la dignidad humana”. En su oportunidad, Sergio López Ayllón, Director del Centro de Investigación y Docencia Económicas (CIDE), precisó que hoy “se pone a disposición de las mujeres de México una plataforma que servirá para romper muros y abrir nuevas oportunidades de participación política”. “Políticas”, explicó, “es una plataforma educativa de libre acceso que busca fortalecer el liderazgo y la participación política de las mujeres en México. Está diseñada para proporcionar conocimientos útiles sobre, entre otros temas:

igualdad de género, representación política, campañas electorales, comunicación política, así como el diseño e implementación de políticas públicas con perspectiva de género”. Finalmente, Reyna Ramírez Santana, mujer destacada como participante activa en la vida política del país, reconoció al Gobierno de la República por el lanzamiento del Programa de Formación Política en Línea. También, expuso que el Programa denominado Fortalecimiento de los Liderazgos Políticos de las Mujeres, “contribuirá de forma significativa al fortalecimiento de los liderazgos y la participación política en nuestro país; y abona de manera importante el empoderamiento político de las mujeres, especialmente en el ámbito local”. MARZO, 2017 | TODAS |

15


Entrevista POR: EMILIANO GONZÁLEZ ISLAS

EN EL DEPORTE, TAMBIÉN HAY TALENTO FEMENINO Alexa Moreno es una de las promesas de la gimnasia mexicana, pero sabe que para impulsar este deporte hace falta difusión y reconocimiento a las mujeres que, como ella, logran destacar.

16

| TODAS | MARZO, 2017

Las mujeres tenemos mucho que dar. Hay disciplinas en las que destacamos sobre los hombres y es una brecha muy grande, pero la gente no las conoce y entonces no destacan

FOTO: MEXSPORT

Alexa tiene 22 años y 19 de ellos los ha dedicado a entrenar para ser gimnasta. El primer gran premio a su esfuerzo llegó en el verano de 2016, cuando representó a México en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro. En esa ocasión, la joven de Mexicali se quedó cerca de alcanzar las finales del all around al terminar en el lugar 31, mientras que en salto de caballo ocupó la posición 12. Moreno tuvo una actuación destacada en Río, pero en vez de ser reconocida se le criticó por su peso, que no tiene nada que ver con su desempeño como deportista. “Viví momentos muy difíciles, pero realmente nunca pensé en dedicarme a otra cosa”, recuerda Moreno, quien hoy ha dado vuelta a la página y se prepara para cumplir los siguientes retos en su carrera deportiva, como una revancha en las Olimpiadas de Tokio 2020. Uno de los mayores desafíos para ella es “saber cómo enfrentar el miedo, he tenido que encontrar el valor y la fuerza para crecer en este deporte; recuperarme de las caídas y las lesiones también es algo muy difícil, pero trato de mantenerme con fuerza mental para salir adelante”. Además, Alexa tiene la complicada tarea de combinar las rutinas de entrenamiento con sus estudios, pues está a punto de terminar la carrera de Arquitectura en la Universidad del Valle de México campus Mexicali. “Me ha costado, pero afortunadamente estoy en una escuela que me apoya mucho y siempre me da la oportunidad cuando tengo que salir a competencia”. Sin embargo, está consciente de que no todos tienen el privilegio de estudiar y convertirse en deportistas profesionales al mismo tiempo. “Es algo bien difícil, pero se puede, hay países con excelentes sistemas para combinar ambas cosas, centros de alto rendimiento con horarios flexibles para que tomes materias en los horarios que más te convenga, desde primaria hasta universidad. En México no existe eso, pero hay que empezar por la comprensión y la tolerancia de las personas que están a nuestro alrededor: profesores, compañeros y familia. Muchas veces los maestros te dicen ‘no puedes hacer las dos cosas’, incluso antes de intentarlo”, afirma. De igual forma, considera que deportes como la gimnasia deben tener mayor difusión en México, para que más niños y niñas quieran practicarlos. Para que nuestro país destaque en esta disciplina es necesario “un sistema que permita capacitar a los entrenadores y enseñarles otras metodologías, pues estamos compitiendo con países que nos llevan muchos años de ventaja, donde hay una escuela bien formalizada, un sistema y pasos a seguir”. Añade que “en México no sabemos hacia dónde ir, debemos descubrirlo poco a poco, pero sería mucho

Gimnasta y futura arquitecta. En temporada de competencia, Alexa entrena ocho horas al día y debe repartir su tiempo entre la gimnasia y su carrera de Arquitectura, en la UVM de Mexicali.

más fácil si nuestros entrenadores pudieran capacitarse y aprender otros sistemas de entrenamiento de sus pares extranjeros, que funcionen con nuestro biotipo”. Alexa también cree que se debe reconocer más a las mujeres deportistas, sobre todo en deportes que no tienen tanta atención del público: “las mujeres tenemos mucho que dar. Hay disciplinas en las que destacamos sobre los hombres y es una brecha muy grande, pero la gente no las conoce y entonces no destacan”. La joven mexicana se declara admiradora de Oksana Chusovitina, gimnasta uzbeka de 41 años que ha participado en siete Olimpiadas consecutivas. “Es una persona impresionante, que a su edad todavía está en un nivel

competitivo asombroso y sigue entrando a finales, en los últimos JO aún podía entrar a medalla en salto de caballo. Es algo fuera de lo normal y realmente admirable”. También admira a Emma Watson, a quien define como “una excelente actriz que además busca hacer un mundo mejor, sigue sus valores y lucha por sus creencias”. En el plano personal, Alexa sabe que no habría llegado a donde está sin sus padres: “fueron quienes me criaron y me han hecho la persona que soy; sé que han pasado por momentos difíciles, pero siempre me demuestran que se puede seguir adelante. Cada uno me ha enseñado cosas diferentes, pero admiro que han llegado a donde están haciendo lo que les gusta”, concluye.


Estados EL EMPODERAMIENTO Y SUS BENEFICIOS La equidad no es una receta mágica para alcanzar un mayor desarrollo, puede ayudar mucho, pero para conseguirlo debe tomar en cuenta los factores interculturales de cada región.

FOTOS: CORTESÍA

MIRIAM PILAR LIBORIO HERNÁNDEZ

S

e dice tanto sobre los beneficios sociales derivados del empoderamiento de las mujeres: crecimiento económico, consolidación de la democracia, reducción de la pobreza y de brechas, igualdad entre géneros y varios etcéteras. No obstante, en el día a día, buena parte de las mujeres oaxaqueñas de a pie saben que deben trabajar más y más para llevar el sustento a sus familias. De acuerdo con la encuesta Intercensal del INEGI 2015 en Oaxaca, 3 de cada 10 hogares están encabezados por una mujer; las mujeres representan la tercera parte (32.4%) de la población económicamente activa en el estado, no obstante predomina el comercio informal femenino. Bajo el conocimiento de este panorama, el Gobierno del estado a través de la recién creada Secretaría de la Mujer Oaxaqueña (diciembre 2016) en los primeros días del mes de marzo se firmó un convenio de colaboración con la Secretaría de Economía y la Secretaría de Desarrollo Social y Humano, mediante el cual se crea el programa “Palabra de la Mujer”, consistente en la entrega de microcréditos a mujeres emprendedoras que deseen iniciar o consolidar un negocio. Conscientes de que el empoderamiento de la mujer tiene un efecto

multiplicador positivo en todos los ámbitos de la sociedad y es “el motor” del crecimiento económico, en Oaxaca le apostamos a lograr en el mediano plazo un empoderamiento económico de las mujeres para contribuir a la igualdad de género, a evitar el proceso de feminización de la pobreza y a promover un desarrollo inclusivo. Si bien es cierto que el empoderamiento pleno de las mujeres no es la receta mágica para alcanzar una mayor igualdad de género y en consecuencia un mayor PIB per cápita, en la SMO, a su titular, Miriam Liborio Hernández, la experiencia le dijo que es la vía más adecuada, siempre y cuando tome en cuenta los factores interculturales y “Palabra de la Mujer” está precisamente pensado en ese sentido, desde una visión estratégica, no con iniciativas aisladas, con un compromiso institucional que permita la transparencia financiera y que considere las alianzas como factor indispensable. Hoy en día, las mujeres de Oaxaca tienen un gran aliado en el gobernador Alejandro Murat Hinojosa, quien también ha marcado la pauta para construir alianzas con las organizaciones de la sociedad civil, el sector empresarial, la academia, entre otros, para hacer del empoderamiento pleno de las mujeres una realidad.

En Oaxaca le apostamos a lograr en el mediano plazo un empoderamiento económico de las mujeres

Miriam Pilar Liborio Hernández, Secretaria de la Mujer Oaxaqueña.

MARZO, 2017 | TODAS |

17


Entrevista POR: GUILLERMINA AYALA

ANA LUCÍA CEPEDA: LA HEADHUNTER VIRTUAL DE MUJERES Ana Lucía Cepeda Ferrara es un claro ejemplo de cómo es posible materializar los sueños, siempre y cuando se busquen con mucho trabajo, disciplina y dedicación. Este año es una de las 18 finalistas de Cartier Women’s Initiative Awards, concurso internacional para identificar, apoyar y fomentar proyectos liderados por mujeres empresarias y la final será en Singapur el 11 de abril. “Es un evento increíble donde conoceré a mujeres emprendedoras excepcionales de todo el mundo, podré compartir una semana con ellas, con jueces y mentores de nivel global que me traerán muchísimo valor a mi negocio y a mí”, menciona Anilú, como es conocida. Desde pequeña se interesó en ayudar a las personas, por lo que decidió estudiar la carrera de Psicología Organizacional en el Tecnológico de Monterrey, además cuenta con una Maestría en Innovación de Negocios por parte de CEDIM, lugar donde incubó la idea que más tarde se convertiría en Bolsa Rosa. En el 2014, lanzó al mercado Bolsa Rosa, luego de darse cuenta de la realidad laboral para las mujeres, especialmente madres, “es muy retadora, y muchas veces la opción más viable que tienen es dejar de trabajar por la falta de apoyo de los centros de trabajo en cuanto a horarios flexibles”, dice la regiomontana. Bolsa Rosa es la primera bolsa de trabajo en México dirigida al talento femenino, especialmente a madres profesionistas que buscan esquemas y horarios de trabajo flexibles que les permitan seguir desarrollándose profesionalmente sin descuidar a sus familias. La idea nació por el ejemplo de su mamá, quien tuvo la oportunidad de cambiar su esquema de trabajo a medio tiempo en la empresa que laboraba, lo que le permitió seguir desarrollando su carrera profesional y, a la vez, ser madre. 18

| TODAS | MARZO, 2017

FOTO: ARCHIVO MILENIO

Se inscriben al mes 3,000 postulantes y la demanda es de alrededor de 100 empresas dentro de la bolsa de trabajo “Bolsa Rosa”.

“Todos los días hay retos de diferentes maneras y magnitudes, la clave es lanzarse, creer en tu proyecto y moverse por todas partes para hacerlo crecer. Siempre van a haber retos financieros, pero por tu misma persistencia vas atrayendo las soluciones”, comenta Cepeda. Bolsa Rosa arrancó en Monterrey, seguida por Guadalajara y Ciudad de México, pero realmente al ser todo virtual no existe una barrera física entre los estados. El siguiente paso es expandirse y la meta para el 2018 es tener presencia en Colombia y otros países de Latinoamérica. Desde que lanzaron la plataforma a la fecha, han visto un crecimiento constante de registros,

tanto en el número de candidatas como el de las empresas interesadas en reclutar, “actualmente al mes se inscriben 3,000 postulantes, 55,000 candidatas a puestos laborales y la demanda es de alrededor de 100 empresas, además las empresas regresan a postular más y más vacantes, lo cual significa que muchas ya han encontrado el talento que necesitan por medio de nosotros”, puntualiza. Para Ana Lucía romper paradigmas, permear la cultura empresarial y abrir las posibilidades para un mercado de flexibilidad laboral que ayude a las mujeres a desarrollarse sin descuidar a la familia, ha sido su mayor satisfacción.


Entrevista POR: SARA LOVERA

MUJERES EMPODERADAS: EDUCACIÓN Y COMPETENCIAS El verdadero empoderamiento de las mujeres se logra a través del trabajo esforzado, responsable y el desarrollo de habilidades.

Cuéntanos sobre tu premio Estoy orgullosa del premio Ondas Internacional de Radio 2015, por la investigación sobre redes internacionales de trata; y del Internacional “Periodismo por la Tolerancia” otorgado por la Unión Europea y la Federación Internacional de Periodistas; claro que el Global Quality Gold, tiene un gran significado porque lo recibí al lado de quienes, como yo, son reporteros y reporteras. ¿Este es un logro, lo de tus premios y reconocimientos, por encima de muchas mujeres, estás empoderada? A mí el mensaje de empoderamiento, como si se tratara de autoayuda, no me parece. El verdadero empoderamiento de las mujeres se logra a través del trabajo esforzado, responsable, que genera respeto a lo que hace, competencia a profundidad, desarrollo de habilidades. Eso es, formada, de modo que se avance en una empresa o en política.

FOTOS: CORTESÍA

La periodista Karla Iberia Sánchez conversó con Todas a propósito de un nuevo reconocimiento a su trayectoria como profesional del periodismo y por su compromiso con los Derechos Humanos. Sencilla, agradable, segura de su perspectiva en el mundo, la periodista considera que el empoderamiento de las mujeres viene de un trabajo esforzado, del compromiso profesional, y de la adquisición de competencias laborales capaces de desarrollarse y tener logros. Karla Iberia Sánchez tiene 18 años como reportera; ha conducido Hora 21 y, actualmente, es la responsable del noticiario de Televisa de las 2 de la tarde. Ha cubierto la caída de las Torres Gemelas, el Huracán Katrina, la llegada al poder de Barack Obama, el movimiento Anti-Trump, la crisis de refugiados de Siria y numerosos procesos electorales en México y Latinoamérica. También recibió el galardón Global Quality Gold categoría Elite, un reconocimiento a la calidad y compromiso en su trabajo demostrado a lo largo de su trayectoria profesional como conductora y reportera de Noticieros Televisa.

¿Cómo hiciste, para compaginar hijos, casa, responsabilidades que se llaman femeninas? Sin una red de apoyo como con la que cuento, no podría. Hay que reconocer a quien está contigo para ayudar -no importa que sean empleados o empleadas-, hay que saber que se sacrifican, que hay que reconocerles su tiempo; además cuento con mi familia, papá, mamá, hermanas y amigos o amigas. Y ese apoyo te permite, te sostiene, incluso el apoyo, no en el cuidado o tareas de la casa, sino el moral, el que te dan tus colegas, el que te sostiene. ¿Cómo se es buena profesional en el periodismo? Explica claramente. Ella hija de un radiólogo tamaulipeco y una mujer fuerte sinaloense, que en periodismo lo más importante es el “orgullo

que tengo cuando logro la investigación, tengo una conclusión, la escribo y la difundo”. Tres cosas que ha logrado, de los temas que nunca serán los grandes titulares, ni generarán los grandes debates nacionales, sino esas cosas como la mortalidad materna, tener un proyecto durante años, hacer con coraje la investigación, sin abandonar el rigor periodístico. Eso, aclara, no significa no tener una postura, una sensibilidad ante la injusticia. “Los temas no los busqué, me encontraron”. Karla Iberia Sánchez se considera una profesional del periodismo, y aunque ha tenido numerosas responsabilidades, como coordinar la serie “Reporteros”, y el cargo de dos noticiarios, afirma que es reportera por encima de todo. Ese es su trabajo. Tiene dos hijos varones, afectos y un círculo de amigos y amigas íntimas que le permiten estar contenta con la vida. MARZO, 2017 | TODAS |

19


Consejo Social LA REVUELTA DE LAS MUJERES EN MÉXICO CONTINÚA Las mujeres se manifiestan por la discriminación y violencia que cada vez más forma parte de la realidad del país.

E

l 8 de marzo, las mujeres irrumpieron desde lo local, unidas en un movimiento global en protesta por las condiciones de discriminación y de violencia en aumento, el Paro Internacional de la mujer trabajadora (8M) convocado por miles de activistas feministas, toma las calles visibilizando la fuerza y unidad de un movimiento que permanentemente se hace presente, se mueve, protesta y propone. En un contexto de crisis social y política, las mujeres diversas se manifiestan indignadas por el incremento de la discriminación, las violencias multiplicadas; laboral, familiar, institucional, comunitaria, política, sexual, violaciones, desapariciones, asesinatos, trata, conformando un contexto de violencia feminicida, enmarcada por una política económica que lleva a millones de mujeres a la pobreza extrema y a la falta de un empleo y salario digno. Las desigualdades económicas y sociales que viven las mujeres mexicanas se manifiestan claramente al observar las principales brechas de género: 48% de la Población Económicamente Activa (PEA) son Mujeres, en comparación con 83% de hombres, las mujeres reciben en promedio 16% menos de salario, la mayoría de las mujeres trabaja en la informalidad 57.2% contra 49.7% de los hombres (OCDE, 2016), el acceso a la seguridad social es menor a 10% y la organización sindical es nula; las mujeres realizan las tres cuartas partes del trabajo doméstico y de cuidado sin recibir pago. Las oportunidades de participación económica para las mujeres jóvenes es otra desigualdad que hay que destacar, ya que 31% comparada con 9% de los hombres se encuentran desempleadas y sin oportunidades de empleo. A este ritmo y con las políticas económicas aplicadas en el presente año, se calcula que estos índices de desigualdad se incrementarán exponencialmente. El Foro Económico mundial, calcula que estas desigualdades tardarán en cerrarse 47 años. Por otra parte, revisando las políticas públicas de la Administración Pública Federal, encontramos que la implementación de las políticas públicas laborales, no corresponden a la realidad de las mujeres y las principales brechas de género señaladas como fundamentales para mejorar la vida de las mujeres.

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

MARGARITA REYES CHÁVEZ

Esta situación reproduce los procesos y estructuras de la subordinación, opresión y discriminación de las mujeres y se establecen como contraposición a una política clara de empoderamiento económico de las mujeres en donde se contemple el ámbito individual y colectivo, en el cual es indispensable que se implementen políticas públicas, programas, presupuestos y acciones que incidan en la autonomía económica, física y sexual de las mujeres mexicanas. En el Sexagésimo primer período de sesiones de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW) programado del 13 al 24 de marzo de 2017 a realizarse en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, se revisarán acciones de los gobiernos y establecerán compromisos para lograr el empoderamiento económico de las mujeres. Las recomendaciones de los grupos de trabajo conformados por la ONU para esta reunión, se centran en las medidas urgentes de cambio a implementar por los gobiernos en los ámbitos de: a) Políticas macroeconómicas del mercado de trabajo, b) Derechos humanos y políticas sociales para transformar el trabajo de las mujeres y c) Garantizar los derechos laborales con la organización de las mujeres. Sin embargo, la realidad contrasta con los discursos. En México como producto de la política macroeconómica de impulso a las privatizaciones, la inversión pública se redujo a 3% del PIB, los recortes presupuestales se han venido estableciendo desde el 2015, de tal manera que el presupuesto público se convierte en una ficción, lo que se aprueba en el Congreso es modificado inmediatamente con los recortes presupuestales y el ejercicio del gasto público se torna más opaco. La irreductibilidad del presupuesto dirigido a mujeres y establecido en la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidades Hacendarias es una obligación que el gobierno mexicano está incumpliendo. Las alternativas señaladas por diversos organismos internacionales son claras, es necesario impulsar la recuperación de crecimiento económico, con justicia de género. Las políticas de reducción de la pobreza deben contemplar como punto central: la creación de empleos permanentes, formales, bien remunerados y con seguridad social, es la única manera de promover el crecimiento con igualdad de oportunidades para la autonomía económica de las mujeres.

Las desigualdades económicas y sociales que viven las mujeres mexicanas se manifiestan claramente al observar las principales brechas de género

Margarita Reyes Chávez, Consejera Social del INMUJERES.

20

| TODAS | MARZO, 2017


Consejo Consultivo

ILUSTRACIÓN: SHUTTERSTOCK

UN ROL CON ALTOS DIVIDENDOS Es urgente llevar a cabo acciones catalizadoras que permitan avanzar rápido en el empoderamiento de las mujeres con plena garantía de sus derechos.

NORMA ALICIA MOREL GUEVARA

E

Norma Alicia Morel Guevara Consejera Consultiva del INMUJERES.

l tema de este año 2017 de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer conocida por sus siglas como CSW, cuya reunión es en marzo en la sede de la ONU en Nueva York, será el “Empoderamiento Económico de la Mujer en el Cambiante Mundo del Trabajo”. Esta reunión, coincidió en el mismo mes, con la conmemoración del Día Internacional de la Mujer, abriendo un espacio de reflexión sobre los avances y pendientes que hay en la promoción de los derechos de las mujeres en los ámbitos político, social, civil, cultural, educativo y económico, a donde sin duda los avances son muchos y significativos, pero también queda mucho por lograr. ONU Mujeres dice que: “si las mujeres desempeñaran una función idéntica a la de los hombres en los mercados laborales, el Producto Interno Bruto mundial anual podría aumentar en 28 billones de dólares estadounidenses (26%) de aquí a 2025” (1). Es entonces evidente que, al contar estratégicamente con la participación de las mujeres en todos los niveles de la actividad económica, esta se ve fortalecida y genera un equilibrio social y más justo dentro de las empresas. Y es en este contexto donde la urgencia del empoderamiento económico de las mujeres con plena garantía de sus derechos, de frente a la agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible espera lograr las metas de erradicación de la pobreza, desigualdad y la violencia contra las mujeres. Además de hacer cambios profundos en niveles legislativos, políticos y otros, es necesario generar acciones catalizadoras que permitan avanzar rápido y asertivamente.

Considero que con iniciativas de ley que establezcan la Cultura Empresarial y del Emprendimiento como una asignatura educativa desde los niveles básicos, se formarán mentes creativas y estratégicas orientadas a la generación de nuevos modelos de negocio que produzcan prosperidad y desarrollo justo en todos los planos. La tecnología es un factor decisivo de frente a este cercano futuro, que coadyuva en el desarrollo e innovación de las industrias, y acelera el proceso de empoderamiento económico. Sin duda, en algún momento durante la reunión de la CSW 2017 se asomará el tema de las nuevas capacidades y habilidades laborales requeridas para enfrentar la Revolución 4.0, la cual está rediseñando el mundo del trabajo y replanteando nuevos modelos de negocio. Ya sea que las mujeres incursionen en el área laboral en puestos básicos o directivos; que sean indígenas o campesinas al frente de proyectos productivos; dueñas de empresa o copropietarias en empresas familiares, es necesario profesionalizar su esfuerzo para consolidar su empoderamiento dentro de la formalidad. Asimismo, es imprescindible mantener el acceso a financiamientos y créditos con acompañamiento; utilizar figuras que impulsan y aceleran emprendimientos, como las startups que son modelos disruptivos que generan nuevas formas de relacionamiento económico y laboral. No en vano derivado de la marcha internacional de las mujeres del pasado enero, se gesta y acuña la acción social “un día sin mujeres”, que pretende enfatizar la participación e impacto de las mujeres en el sistema socioeconómico e incidir en el orden de producción. De manera que, a modo de conclusión, invertir en el empoderamiento económico de las mujeres y las niñas, ofrece a corto plazo el retorno sobre la inversión y con dividendos.

Al contar con la participación de las mujeres en todos los niveles de la actividad económica, esta se ve fortalecida y genera equilibrio social

[1] Fuentes: World Employment Social Outlook, Trends 2016, Organización Internacional del Trabajo; The Power of Parity, septiembre de 2015, McKinsey Global Institute, Mckinsey & Company MARZO, 2017 | TODAS |

21


Breves URGENTE PREVENIR, ATENDER Y SANCIONAR LA VIOLENCIA POLÍTICA

OAXACA DA UN PASO MÁS EN LA PARTICIPACIÓN POLÍTICA DE LAS MUJERES

El Instituto Nacional Electoral (INE) llevó a cabo los trabajos del IV Seminario “Homenaje a Don Jesús Reyes Heroles: Tendencias actuales de la democracia en México” en el que, durante tres días, académicos, funcionarios y especialistas trataron diversos temas relacionados con las condiciones actuales y futuras de la competencia política y el ejercicio del poder público. En la sesión “El reto de la paridad y la violencia política de género en las candidaturas”, la Consejera Adriana Favela enfatizó en la necesidad de un cambio cultural. “Tenemos que pasar de una cultura patriarcal que sigue prevaleciendo, a una cultura de la igualdad”. En su oportunidad, Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del Instituto Nacional de las Mujeres (INMUJERES), celebró que haya estos espacios de reflexión sobre temas como igualdad y violencia política de las mujeres y señaló que la paridad debe establecerse en los órganos legislativos, ejecutivos y judiciales, así como en los propios partidos políticos, es decir, en cualquier espacio de participación y de toma de decisiones. Cruz Sánchez indicó que es urgente prevenir, atender y sancionar la violencia política contra las mujeres, así como establecer políticas públicas y un marco jurídico que reconozca, dimensione e imponga sanciones efectivas para erradicarla; “sin la legislación que tipifique como delito grave, la violencia política contra las mujeres, esta no podrá ser erradicada”, comentó.

El Gobernador Alejandro Murat Hinojosa y la Presidenta del INMUJERES, Lorena Cruz Sánchez, firmaron el acuerdo para instalar el Observatorio de Participación Política de las Mujeres en Oaxaca que brindará acompañamiento interinstitucional a este sector en el ejercicio pleno de sus derechos políticos. Ante legisladoras, funcionarias, presidentas municipales y representantes de asociaciones civiles, el Gobernador destacó que “Oaxaca se suma a la cero tolerancia en contra de los derechos de las mujeres y su Gobierno” y, para ello, impulsa políticas públicas transversales y reduce las brechas en la igualdad de género, respeto a sus derechos políticos y económicos libres de violencia. Por su parte, la titular del INMUJERES subrayó que es momento de superar, con voluntad política, compromiso y decisión, los grandes obstáculos culturales y abrir las puertas de la política a todas las mujeres, a las indígenas, a las jóvenes, a las adultas mayores, a las mujeres con discapacidad, para que todas ejerzan plena y libremente sus derechos político electorales.

Durante el Seminario “Homenaje a Don Jesús Reyes Heroles”, se abordaron los retos para promover la participación política de las mujeres.

UN ACIERTO MÁS EN PRO DE LA IGUALDAD

CONVENIO INMUJERES - PUEBLA La Presidenta del INMUJERES, Lorena Cruz Sánchez y el Gobernador Constitucional del Estado de Puebla, Tony Gali, firmaron un convenio de colaboración durante la Sesión Conjunta de los Sistemas para la Igualdad entre Mujeres y Hombres, y para Prevenir, Atender, Sancionar y Erradicar la Violencia contra las Mujeres. Cruz Sánchez indicó que “este convenio es resultado de un hecho sin precedentes, donde sin importar colores o ideologías políticas. El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, y todos los gobernadores se unieron con la única voluntad de trabajar en favor de las mujeres y las niñas mexicanas, al suscribir en el seno de la CONAGO, la Declaración por la Igualdad entre Mujeres y Hombres”. Gali aseguró que es prioridad para su gobierno que en Puebla ninguna niña, adolescente o mujer sea agredida, por lo que se generará un clima de seguridad y certeza que permita el desarrollo integral no solo para las mujeres, sino para todos los habitantes del estado.

FOTOS: CORTESÍA

Con el objetivo de articular, promover y dar seguimiento a los instrumentos, políticas, procedimientos, servicios, acciones y presupuestos encaminados a garantizar que niñas, niños y adolescentes accedan, en condiciones de igualdad de trato y de oportunidades y sin discriminación por razones de género, al reconocimiento, goce y ejercicio de sus derechos humanos y libertades fundamentales, se instaló la Primera Sesión Ordinaria de la Comisión para la Igualdad Sustantiva del Sistema Nacional de Protección Integral de Niñas, Niños y Adolescentes (SIPINNA), que estará bajo la coordinación del INMUJERES. En presencia del Coordinador de la Comisión de Igualdad entre Mujeres y Hombres de la CONAGO y Gobernador del Estado de Yucatán, Rolando Zapata Bello, Lorena Cruz Sánchez, Presidenta del INMUJERES y Coordinadora de esta Comisión, señaló que es un acierto su instalación, porque “con frecuencia las políticas públicas que abordan el tema de la niñez y la adolescencia no reflejan de manera adecuada las situaciones, las necesidades y los riesgos específicos que enfrentan las niñas y las adolescentes”.

Desde 2015 se han instalado 14 Observatorios de Participación Política de las Mujeres en distintos estados, ahora se suma Oaxaca.

Se instaló la Comisión que discutirá asuntos relacionados con la igualdad entre niñas, niños y adolescentes, coordinada por INMUJERES.

22

| TODAS | MARZO, 2017

El gobierno de Puebla trabaja de la mano con la administración federal para promover la igualdad de género.


Recomendaciones POR: BERENICE CHAVARRÍA / FOTOS: CORTESÍA

LIBROS

PELÍCULA LAS SUFRAGISTAS

¿OPRIMIDAS O EMPODERADAS? DÓNDE ESTÁN LAS MEXICANAS DEL SIGLO XXI Este libro es una investigación que reúne crónicas, reportajes y ensayos sobre el papel que ejercen las mujeres en la actualidad y su rol en la economía. En el texto también se habla de mujeres exitosas, trabajadoras domésticas, amas de casa, indígenas y universitarias emprendedoras. Los datos duros también están presentes, por ejemplo, en las páginas nos dicen que 7 de cada 10 trabajadoras son el sustento de su casa, a pesar de que ellas ganan entre 13 y 20% menos que los hombres por el mismo trabajo. El libro ofrece un panorama amplio sobre el ámbito socioeconómico de las mujeres y busca enderezar el rumbo hacia el tema de la equidad. Editorial Travesías.

MUJERES EMPODERADAS A través de sus palabras, Mónica Cabrejos busca empoderar a las mujeres desde el ámbito social, familiar y profesional. Este es un libro que transita por los caminos que las mujeres recorren para lograr su realización, además plantear la idea del poder como aquella fuerza especial que ayuda a transformar a las mujeres para asumir y enfrentar las adversidades que se presentan en su día a día. Alfaomega Grupo Editor

COLORINA COLORADA ¡YA NO QUIERO SER UN HADA! Se trata de un libro para niñas y niños en el que se leen una serie de historias que abren un panorama sobre la sociedad real que impera en nuestros días. Además, se innova en las temáticas y personajes de los cuentos infantiles, al mismo tiempo que hace una diferenciación de roles, ocupaciones y se habla de la eliminación de estereotipos. Los autores, entre los que destacan Juan Pablo Sutherland, Gloria Isabel Jara, Domingo Plácido y Rosario Domínguez, le muestran a los más pequeños una sociedad sin ataduras, sin discriminación de género, clase y orientación sexual. Disponible en: http://www.campanaderechoeducacion.org/sam2011/wpcontent/uploads/2011/05/colorinacoloradaSPI-2.pdf

El filme se desarrolla en 1912, cuando un grupo de mujeres luchan por sus derechos en uno de los primeros movimientos feministas en Londres. Una historia real e inspiradora en la cual las mujeres pelean incansablemente por la igualdad en sus trabajos y hogares, en el contexto de una sociedad machista. Título original: Suffragette País: Reino Unido Duración: 106 min. Año: 2015

LA LUCHA POR LA IGUALDAD LABORAL La ONU, a través de la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer (CSW, por sus siglas en inglés), año con año realiza un periodo de sesiones en el que abordan diversos temas. El de este año fue “El empoderamiento económico de las mujeres en el cambiante mundo del trabajo”. El 61 periodo de sesiones tuvo lugar en la Sede de las Naciones Unidas en Nueva York, del 13 al 24 de marzo. La Comisión es una de las mayores reuniones anuales de líderes mundiales, en la que ONG, actores del sector privado, socios de las Naciones Unidas y activistas de todo el mundo se centran en la situación de los derechos y el empoderamiento de todas las mujeres y niñas de todo el mundo, con el objetivo de buscar igualdad de salarios, el empleo decente y la eliminación de las barreras discriminatorias.

MARZO, 2017 | TODAS |

23


Numeralia Autonomía económica 43.4% fue la

participación económica de las mujeres en 2016, mientras que la de los hombres fue de

51.4 millones de personas de 15 años en adelante forman parte de la población ocupada en el país, de los cuales 19.6 millones son mujeres y 31.8 millones son hombres.

77.6%. 39.4%

51.1% es lo que

4

10

de cada establecimientos micro y pequeños son emprendidos por mujeres.

representa el ingreso de las mujeres en sus hogares, cuando estos se encuentran en condiciones de pobreza; si no tienen hijos, el ingreso es de y con tres o más hijos es

44.7% 27.3%.

son los ingresos a sus hogares que hacen las mujeres que trabajan.

31.7%

de las mujeres de 15 años en adelante no cuentan con ingresos propios, mientras que

7.9%

de los hombres se encuentran en esa situación, esto durante el 2014.

16.7%

es el ingreso al hogar de las mujeres entre 15 y 19 años.

Percepción de la población de 18 a 65 años de edad sobre el emprendimiento. 41.3% de las mujeres y de los hombres perciben 48.3% buenas oportunidades para iniciar un

En México

negocio en los próximos seis meses. El promedio de América Latina es de de la población adulta.

47.2%

41.9% de las mujeres y 49.9%

de los hombres consideran que poseen las habilidades, la experiencia y los conocimientos necesarios para iniciar un negocio o empresa, cifra por debajo del promedio de América Latina de de la población adulta.

60.4%

34.2% de las mujeres y 32% de los hombres que perciben buenas oportunidades para iniciar un negocio en los próximos meses afirman que el miedo al fracaso les impide hacerlo. El promedio para América Latina es de

27.8% de la

población adulta.

Fuentes: Cálculos con base en INEGI, Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo 2016. Segundo trimestre. Consultado en el Sistema de Indicadores de género: http://estadistica.inmujeres.gob. mx/, Cálculos con base en INEGI, ENIGH-MCS 2014 y metodología de CEPAL, Censos económicos 2014. Boletín de prensa Núm. 283/15. Consultado en: http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/ boletines/2015/especiales/especiales2015_07_5.pdf , Cálculos con base en INEGI. Módulo de Condiciones Socioeconómicas, 2015, Global Entrepreneurship Monitor: Reporte Nacional 2015. Consultado en: file:///D:/Downloads/gem-2015-mexico-reporte-nacional-1475549723.pdf , SEMMEXICO y la Dirección General de Evaluación y Desarrollo Estadístico del INMUJERES.

Conoce más, visita: www.estadistica.inmujeres.gob.mx

24

| TODAS | MARZO, 2017


TODAS, marzo de 2017  

El empoderamiento de las mujeres, una tarea imprescindible

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you