Issuu on Google+


LOS RECURSOS TURÍSTICOS Evaluación, ordenación y planificación turística. Estudio de casos

Diego López Olivares

Catedrático Análisis Geográfico Regional Universidad Jaume I

Valencia, 2014


Copyright ® 2014 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant Humanidades publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

Director de la colección JOAN ROMERO GONZÁLEZ Catedrático de Geografía Humana Universitat de València

©

DIEGO LÓPEZ OLIVARES

© TIRANT HUMANIDADES EDITA: TIRANT HUMANIDADES C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es ISBN: 978-84-16062-04-1 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia, envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia, por favor, lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Índice Introducción............................................................................................................................... 11

Capítulo I El carácter territorial del turismo 1. LOS DIFERENTES ESPACIOS TURÍSTICOS Y SU SOSTENIBILIDAD................. 15 1.1. El turismo en espacios litorales................................................................................. 15 1.2. El turismo en espacio rural....................................................................................... 18 1.3. El turismo en los parques naturales protegidos...................................................... 22 1.4. El turismo urbano....................................................................................................... 25

Capítulo II Los recursos turísticos, el producto y la delimitación del espacio turístico 1. EL CONCEPTO DE RECURSO TURÍSTICO: RECURSOS BÁSICOS Y COMPLEMENTARIOS................................................................................................................ 31 1.1. Los recursos turísticos................................................................................................ 31 1.2. Recursos básicos y complementarios....................................................................... 32 2. EL SISTEMA TURÍSTICO: EL PRODUCTO TURÍSTICO........................................ 34 2.1. El producto turístico.................................................................................................. 35 3. LA DELIMITACIÓN DEL ESPACIO TURÍSTICO: LAS UNIDADES AMBIENTALES TURÍSTICAS (UAT)............................................................................................. 38 4. LA DELIMITACIÓN DEL ESPACIO TURÍSTICO EN BASE A CRITERIOS DE HOMOGENEIDAD: EL ÁREA SUPRAMUNICIPAL................................................. 40 4.1. Los procesos metodológicos para la planificación y ordenación funcional turística............................................................................................................................ 42

Capítulo III Los recursos turísticos en la planificación turística: El sistema turístico integrado 1. EL SISTEMA TURÍSTICO INTEGRADO..................................................................... 49 1.1. Metodología y fases de aplicación............................................................................ 53 2. ESTUDIO DE CASO: APLICACIÓN DEL MODELO DE DESARROLLO TURÍSTICO INTEGRADO A LA REGIÓN NORTE DE NICARAGUA: DEPARTAMENTOS DE ESTELÍ Y NUEVA SEGOVIA................................................................. 55 2.1. Diagnóstico turístico integrado de los departamentos de Estelí y Nueva Segovia.................................................................................................................................. 57 2.2. El desarrollo de productos turísticos....................................................................... 61


8

Índice

Capítulo IV Potencialidad turística de los recursos turísticos básicos 1. EVALUACIÓN DE LOS RECURSOS TURÍSTICOS BÁSICOS.................................. 65 2. LAS PLAYAS COMO RECURSO TURÍSTICO BÁSICO: SU POTENCIALIDAD. 65 3. ESTUDIO DE CASO: UNA APROXIMACIÓN A LA EVALUACIÓN ANALÍTICA E INTEGRADA DE LAS PLAYAS DEL NORTE DE LA COMUNITAT VALENCIANA.......................................................................................................................... 68 3.1. Variables a considerar en el ámbito de las playas mediterráneas......................... 69 3.2. La ponderación de las variables de las playas......................................................... 79 3.3. La evaluación de los factores y variables aplicadas a las playas del norte de la Comunitat Valenciana................................................................................................ 80 3.4. La ponderación de los factores y sus variables aplicadas a las playas del norte de la Comunitat Valenciana...................................................................................... 87 4. ESTUDIO DE CASO: LAS PLAYAS TURÍSTICAS DEL CARIBE MEDIO COLOMBIANO......................................................................................................................... 98 4.1. Santa Marta.................................................................................................................. 98 4.2. Cartagena..................................................................................................................... 102 4.3. Golfo de Morrosquillo............................................................................................... 105 4.4. Conclusiones............................................................................................................... 108

Capítulo V Potencialidad turística de los recursos complementarios: inventario y evaluación 1. EL INVENTARIO DE RECURSOS TURÍSTICOS: METODOLOGÍA..................... 111 1.1. Fuentes de investigación............................................................................................ 112 2. REALIZACIÓN DEL INVENTARIO.............................................................................. 115 2.1. Las categorías de recursos......................................................................................... 115 2.2. La ficha de recursos y su interpretación. Aplicaciones prácticas......................... 120 3. CUANTIFICACIÓN Y DISTRIBUCIÓN DE LOS RECURSOS................................. 127 4. EVALUACIÓN DE LOS RECURSOS TURÍSTICOS SEGÚN CATEGORÍAS, JERARQUÍA Y VALOR JERÁRQUICO.............................................................................. 127 5. PONDERACIÓN DE LOS RECURSOS.......................................................................... 128 6. UNIDADES AMBIENTALES TURÍSTICAS (UAT)..................................................... 130

Capítulo VI La evaluación analítica e integrada de los recursos turísticos 1. EVALUACIÓN DE LOS FACTORES INTERNOS........................................................ 135 1.1. Valoración de las variables e indicadores internos................................................. 137 2. EVALUACIÓN DE LOS FACTORES EXTERNOS........................................................ 145 2.1. Valoración de las variables e indicadores externos................................................ 145 3. ESTUDIO DE CASO: EL PARQUE NATURAL DE LA SIERRA DE ESPADÁN (COMUNITAT VALENCIANA)...................................................................................... 146


Índice

9

Capítulo VII Estudio comparado de la potencialidad turística de los municipios de un área supramunicipal 1. EVALUACIÓN DE LA POTENCIALIDAD TURÍSTICA............................................ 153 1.1. Factor recursos............................................................................................................ 153 1.2. Factor accesibilidad.................................................................................................... 154 1.3. Factor equipamiento e infraestructura turística..................................................... 157 1.4. El índice de potencialidad turística.......................................................................... 159 2. ESTUDIO DE CASO: ÍNDICE DE POTENCIALIDAD TURÍSTICA DE LOS MUNICIPIOS DEL ALTO PALANCIA (CASTELLÓN. COMUNITAT VALENCIANA)................................................................................................................................. 162 2.1. El factor recursos........................................................................................................ 163 2.2. Factor accesibilidad.................................................................................................... 166 2.3. Factor equipamientos e infraestructura turística................................................... 168 2.4. Índice de potencialidad turística.............................................................................. 170 Bibliografía y enlaces electrónicos........................................................................................... 173


INTRODUCCIÓN La nueva sociedad postmoderna está inmersa en unos profundos cambios donde los procesos económicos se ven completados por los aspectos culturales y sociales. Es lo que algunos autores han llamado “giro cultural” (Amin y Thrift 2000; Barnes 2001; Claval 2002) y que Rifkin (2000) especifica en términos como, que la sociedad actual se encuentra en “un movimiento a largo plazo que lleva desde la producción industrial a la producción cultural” y donde el turismo juega un papel preponderante, no en vano lo califica “de industria cultural más antigua”. En la actualidad los procesos de mundialización están profundizando en esta tendencia donde el turismo y el ocio son fundamentales para la sociedad en esa búsqueda del “estado de bienestar social”, no considerándolos como un lujo sino como una necesidad. Es decir, que el turismo y el ocio han pasado de ser algo circunstancial o coyuntural a formar parte de la estructura básica de los comportamientos sociales, hasta el extremo que para algunos autores (Valls 1999) el ocio se ha convertido en el eje vertebrador de la sociedad actual. Por otra parte, la actividad turística se encuentra inmersa en unos procesos de competencia global entre los que destacan factores como las nuevas tecnologías, las compañías de bajo coste, las plataformas on-line para operar los viajes, todo ello en el marco de las nuevas tendencias y hábitos de la demanda. Estos cambios condicionan la creciente competencia dentro de una sociedad postmoderna con una demanda turística con comportamientos más individualizados, por lo tanto menos gregarios, a la vez que su experiencia turística la ha convertido en más exigente con las tipologías turísticas y sus productos. Exigencia no sólo en la relación calidad-precio sino también en términos integrales de la oferta en el destino donde pasan a tener un protagonismo especial los aspectos ambientales, paisajísticos y culturales, de ahí, la buena evolución de las diferentes tipologías turísticas relacionadas con el entorno rural, de naturaleza o urbano-cultural. Sin embargo, a pesar de esta diversificación de tipologías que enriquecen nuestro panorama turístico, la realidad es que la importancia del turismo en los espacios litorales, sigue siendo determinante para la socio-economía, que en el caso de España representa el 65% de nuestros visitantes atraídos fundamentalmente por el producto de “sol y playa”. No obstante, todas estas tipologías turísticas están necesitadas de una especial atención en sus aspectos territoriales, medio ambientales y culturales para que la oferta de sus productos puedan ser competitivos y sostenibles. Ello requiere de la reformulación de estrategias en la


12

Introducción

ordenación, planificación y gestión turística, donde la actividad turística en los diferentes espacios, actúe como medio de desarrollo y no sólo como una finalidad en sí misma. Por lo tanto, hay que superar esa visión sectorial del turismo ya que éste es de carácter transversal, lo que a su vez lo hace más complejo en su adecuado desarrollo. Esta publicación tiene como objetivo general cómo deberían evolucionar las metodologías y los procesos de planificación en la complejidad que presenta actualmente la actividad turística, analizando los elementos del sistema turístico con un enfoque integrado. No obstante, el objetivo básico es aportar soluciones a la evaluación de los recursos turísticos como elementos fundamentales para la creación de productos turísticos. Al respecto, si bien la puesta en valor de los recursos y su transformación en productos siempre ha sido un reto, es evidente que en tiempos de crisis la exigencia es aún mayor, cuando a su vez asistimos a una fuerte competitividad de los mercados turísticos en el marco de la globalización. El libro se estructura en siete capítulos. El primero de ellos dedicado a una aproximación al carácter territorial del turismo, optando como criterio para distinguir los espacios turísticos la consideración del recurso en el que se basa la actividad turística y la condición geográfica del espacio. Por eso nos hemos decantado por un esquema básico de los espacios turísticos en el que se distinguen los espacios litorales, los rurales, los naturales y los espacios urbanos. En todos ellos se presenta la situación actual, los escenarios tendenciales y la apuesta por la aplicación de metodologías científico-técnicas que hagan estos espacios más competitivos y sostenibles. Una aproximación al conocimiento de estos espacios es fundamental ya que actúan como escenarios de la gran variedad de recursos turísticos, tan importantes en las actuales tendencias de la demanda, de su adecuada puesta en valor dependerá en gran medida el futuro de muchos destinos turísticos. El segundo capítulo trata desde un punto de vista teórico los recursos turísticos, tanto los básicos como los complementarios, que a su vez forman parte del sistema turístico. La importancia de los recursos y su puesta en valor como productos van a contribuir a delimitar los espacios turísticos a diferentes escalas según la potencialidad de los mismos, lo que denominamos “unidades ambientales turísticas”. Ello se completa con el análisis de los procesos metodológicos para la planificación y ordenación funcional turística. El capitulo tercero se dedica a los recursos turísticos en el marco del sistema turístico integrado el cual cobra importancia como consecuencia de la complejidad que presenta la actividad turística, la cual se refleja en la dialécti-


Introducción

13

ca tanto territorial como socioeconómica y cultural de los diferentes espacios. Este modelo se analiza básicamente en su aplicación a los espacios de interior aportando finalmente un estudio de caso, el de la región del norte de Nicaragua: Departamentos de Estelí y Nueva Segovia. En el cuarto capítulo se tratan los recursos básicos eligiendo para ello el estudio de las playas, dada la importancia que tiene el producto de “sol y playa” en muchos destinos mundiales. Se aplican metodologías de carácter integrado analizando variables tanto internas como externas. Se comparan las variables y su ponderación entre diferentes áreas geográficas mundiales, caso de las playas de Ecuador y las mediterráneas. Se aplican estudios de caso como el de las playas del norte de la Comunitat Valenciana, o el del estado ambiental de las playas turísticas del Caribe Medio Colombiano: Santa Marta, Cartagena, o destinos del Golfo de Morrosquillo. El capítulo quinto es de vital importancia dada la trascendencia que tienen en la actualidad los recursos complementarios. Para alcanzar su potencialidad se aborda la metodología en la que destacan la taxonomía del inventario y el contenido de las fichas de recursos. El capítulo sexto está dedicado a la evaluación analítica de los recursos turísticos, consistente en determinar la jerarquía del recurso en función de los componentes del sistema turístico, partiendo del desarrollo de factores y variables tanto internas como externas. Este tipo de evaluación requiere de un minucioso trabajo de campo aplicando diferentes técnicas tanto de carácter geográfico como social. Para su mejor comprensión aportamos un estudio a nivel supramunicipal como es el caso de los municipios del parque natural de la Sierra de Espadán (Comunitat Valenciana). Finalmente el capítulo séptimo se dedica al análisis comparado de la potencialidad turística de los municipios de un área supramunicipal. En él se evalúa la potencialidad turística de los municipios por medio del factor recursos, factor accesibilidad y factor equipamiento e infraestructura turística, finalizando con el índice de potencialidad de cada municipio. El resultado nos aporta la potencialidad turística de cada municipio tanto en un sentido relativo según factores con respecto a otros municipios como de manera absoluta. El estudio de caso que se acompaña es el de los municipios del Alto Palancia (Comunitat Valenciana). En definitiva, el libro tiene la intención de ser un instrumento útil en la evaluación de los recursos turísticos en el marco del sistema turístico, para estudiantes, investigadores y profesionales que se dedican a la ordenación y


14

Introducci贸n

planificaci贸n de espacios tur铆sticos desde los principios de sostenibilidad y competitividad. El autor


Capítulo I

EL CARÁCTER TERRITORIAL DEL TURISMO 1. LOS DIFERENTES ESPACIOS TURÍSTICOS Y SU SOSTENIBILIDAD El “espacio turístico” se conceptualiza como el territorio donde se desarrollan los elementos que están relacionados con la actividad turística (Vera et al. 2011). Es decir, los recursos que pueden ser puestos en valor formando productos turísticos, las infraestructuras de acceso y apoyo, los alojamientos y el espacio de las actividades. En definitiva, desarrollar los elementos que componen el sistema turístico. Por todo ello, es necesario tratar las diferentes tipologías de espacios turísticos. Sin embargo, las tipologías turísticas en los espacios turísticos pueden conceptualizarse en función de diferentes criterios y variables (motivaciones sociales, espaciales, etc.). Nosotros hemos elegido como criterio para distinguir los espacios turísticos la consignación del recurso en el que se basa la actividad turística y la consideración geográfica del espacio. Los atributos naturales y culturales de cada uno de ellos y los productos creados y mercantilizados conducen a unos rasgos distintivos observados en todos y cada uno de los hechos que conforman el fenómeno turístico (Vera et al. 1997). Por eso hemos optado por un esquema básico distinguiendo los espacios turísticos (López Palomeque, 2008), en espacios litorales, espacios rurales, espacios naturales y espacios urbanos. Clasificación que constituye el fundamento de la distinción de los cuatro entornos turísticos estructurales.

1.1. El turismo en espacios litorales Desde los años ochenta los destinos turísticos de las áreas costeras presentan, en general, síntomas de madurez en base a la teoría de su ciclo de vida. Ello obliga sobre todo a los destinos litorales de turismo de masas que han entrado en esa fase de madurez a la puesta en marcha de políticas de renovación y reestructuración, en base a los elementos que componen el sistema turístico, entre los que se encuentran los recursos turísticos y su puesta en valor. No obstante, en las últimas décadas algunos destinos ya han realizado importantes transformaciones incrementando la complejidad de sus sistemas


16

Diego López Olivares

territoriales turísticos (Anton y González, 2008), dando paso a su revitalización como es el caso de algunos destinos mediterráneos (Anton, 2011) constituyendo piezas fundamentales en el entramado turístico internacional que se encuentra en constante y compleja recomposición (Vera y Baños, 2010). Al respecto, reconocer que estos destinos no sólo son foco de atención sino que siguen creciendo paralelamente a la aparición de otros emergentes basados en el mismo producto. No obstante, los nuevos escenarios tendenciales de la actividad turística, en esa búsqueda de la diversificación y la diferenciación de los destinos turísticos requieren de una “redefinición” del modelo de espacios litorales basado en: • la necesidad de realizar una interpretación del turismo a partir del territorio • que la legislación no se limite tan sólo a ser un instrumento del cambio de uso del suelo. • que el modelo debe buscar el aumento de la rentabilidad social, económica y ambiental. • la consideración integral del turismo y su gestión bajo criterios de sostenibilidad. • regular los ritmos de crecimiento urbanístico. • abordar los problemas derivados de los procesos de congestión y degradación de la calidad de vida de los destinos. • apostar por la renovación urbana en los municipios turísticos maduros. • que renovar también quiere decir apostar por los valores endógenos. • la consideración del destino turístico global, pero asociado a diferentes unidades supramunicipales. • el desarrollo turístico bajo el concepto de producto, es decir la transformación de recursos en productos. • el trabajo empresarial en red. • la coordinación de actuaciones entre las administraciones implicadas en la actividad turística dada su “transversalidad”. • el compromiso público-privado y participación ciudadana para definir los modelos de gestión en el marco de la nueva gobernanza a los destinos.


17

Los recursos turísticos

Propuestas de puesta en valor de las zonas verdes según el PRI. Integración en el espacio   urbano y conexión con la playa y paseo marítimo. Palma de Mallorca

 

 

Ses Fontanelles

   

 

Parque urbano del torrente dels Jueus y esponjamientos s´Arenal

 

 

 

La Porciúncula y canteras

   

 

 

  Propuesta de recuperación torrente dels Jueus

 

Fuente: Consorci de la Platja de Palma y González Pérez, J.M. (2012)

 

 

Todo ello iría en la línea que apunta Agarwal (2002 y 2011) en su teoría de la reestructuración de los destinos. Para ella los destinos no tienen necesariamente que entrar en una situación de madurez irreversible (refiriéndose al modelo de Butler, en el ciclo de vida del destino turístico, 1980) ya que pueden rejuvenecerse integrando una fase de reorientación para adecuarlos a las tendencias del mercado. Sin embargo, previamente a las posibles actuaciones resulta imprescindible detectar las causas del declive o madurez (Agarwal,

 


Todo ello iría en la línea que apunta Agarwal (2002 y 2011) en su teoría de la Todo ello iría en la línea que apunta Agarwal (2002 y 2011) en su teoría de la restructuración de destinos. los destinos. elladestinos los destinos no tienen necesariamente restructuración de los Para Para ella los no tienen necesariamente que que entrar en una situación de madurez irreversible (refiriéndose al modelo de Butler, entrar en una situación de madurez irreversible (refiriéndose al modelo de Butler, en el en el de vida del destino turístico, ya pueden que pueden rejuvenecerse integrando ciclociclo de vida del destino turístico, 1980)1980) ya que rejuvenecerse integrando una una fase de reorientación para adecuarlos a las tendencias del mercado. Sin embargo, DiegoSin Lópezembargo, Olivares fase de18reorientación para adecuarlos a las tendencias del mercado. previamente a las posibles actuaciones resulta imprescindible detectar las causas previamente a las posibles actuaciones resulta imprescindible detectar las causas del del declive o ya madurez 2005), yapuedan queconsecuencias lasapreciarse consecuencias queconstituyen puedan apreciarse declive o madurez (Agarwal, 2005), ya que las que apreciarse tan tan 2005), que las(Agarwal, consecuencias tan puedan sólo los sólo constituyen los signos del declive. sólo constituyen signos del declive. signos dellos declive. Las actuaciones portanto lo tanto necesitarían la aplicación de metodologías científicoLas actuaciones por lo necesitarían de la de aplicación de metodologías científicoLasque actuaciones por lo tanto necesitarían de la aplicación de metodologías técnicas traten la temática desde una perspectiva integral (Vera y Rodríguez, técnicas que traten la temática desde una perspectiva integral (Vera y Rodríguez, 2012)2012) que traten la temática desde una perspectiva integral (Vera quecientífico-técnicas vaya alláenfoque del enfoque estrictamente sectorial turístico. No obstante, hay que que vaya más más allá del estrictamente sectorial turístico. No obstante, hay que y Rodríguez, 2012) que vaya más allá del enfoque estrictamente sectorial tuprecisar que los destinos maduros no tienen soluciones definitivas (Hernández y precisar que los destinos maduros no tienen soluciones definitivas (Hernández y Santana, 2010) ni a priori posicionamientos deterministas. rístico. No obstante, hay que precisar que los destinos maduros no tienen soSantana, 2010) ni a priori posicionamientos deterministas. Sinluciones duda, que todo ello posible sea yposible se 2010) requiere una posicionamientos gran corresponsabilidad definitivas (Hernández Santana, ade priori Sin duda, para para que todo ello sea se requiere deniuna gran corresponsabilidad público-privada en el marco de la nueva gobernanza en los de concertación deterministas. público-privada en el marco de la nueva gobernanza en los temastemas de concertación social, para quedestinos los destinos sean competitivos a laque vezrefuercen que refuercen tanto la cohesión social, paraSin que los a lasevez tantocorresponla cohesión duda, para quesean todocompetitivos ello sea posible requiere de una gran social como la territorial. social como la territorial. sabilidad público-privada en el marco de la nueva gobernanza en los temas de concertación social, para que los destinos sean competitivos a la vez que refuercen tanto laLanzarote cohesión social comoMiraflores la territorial. Jameos del Agua. Lanzarote Miraflores (Lima. Jameos del Agua. (Lima. Perú)Perú)

Jameos del Agua. Lanzarote

Miraflores. Lima (Perú)

1.2. El turismo en espacio rural En base a la “multifuncionalidad” actual de los espacios rurales y en la nue-

1.2.1.2. Elvaturismo en espacio El turismo en espacio rural desde hace unas décadas, la presenrelación campo-ciudad serural ha detectado,

cia de nuevos segmentos de demanda en el medio rural vinculados a la autenEn base a la “multifuncionalidad” actual deespacios losdeespacios rurales y en esa relación Enticidad base a ylael“multifuncionalidad” losaespacios rurales y en esa nueva relación valor del entorno de actual los visitar, además de lanueva motivación campo-ciudad se ha detectado, desde hace unas décadas, la presencia de nuevos campo-ciudad se ha detectado, desde hace unas décadas, la presencia de que suponen las prácticas de ocio activo. Así, tras superar la ralentización de nuevos segmentos de demanda en elenmedio rural rural vinculados a la autenticidad y el valor del del segmentos de demanda medio vinculados la volvió autenticidad y el valor los dos primeros años deeleste siglo, a partir de 2003a se a presentar el entorno de los espacios a visitar, además de la motivación que suponen las prácticas de de entorno de los espacios a visitar, además de la motivación que suponen las prácticas turismo rural, en el caso de España, como una deprimeros las modalidades con mayor ocio ocio activo. Así, tras superar la ralentización de los dos años de este siglo, a activo. Así, tras superar la ralentización de los dos primeros años de este siglo, a crecimiento relativo. partirpartir de 2003 se volvió a presentar en el en turismo rural,rural, en el en caso España, como como una una de 2003 se volvió a presentar el turismo el de caso de España, de lasdemodalidades con mayor crecimiento relativo. las modalidades con mayor crecimiento relativo.


19

Los recursos turísticos

turismorural ruraly yelelocio ocioactivo activo ElElturismo

El turismo rural y el ocio activo

Por todo ello en los espacios de interior, sobre todo en los más desfavoreciPor ello dedeinterior, sobre Portodo elloenen losespacios espacios interior, sobretodo todoenenloslosmás másdesfavorecidos, desfavorecidos, dos, eltodo turismo selos presenta como un fenómeno estructural (López Palomeque,el el turismo se presenta como un fenómeno estructural (López Palomeque, 2008) turismo se presenta como un fenómeno estructural (López Palomeque, 2008) ademásdede 2008) además de como un instrumento para la dinamización de estos además espacios como ununinstrumento para laladinamización dedeestos espacios emergentes desde elelpunto como instrumento para dinamización estos espacios emergentes desde punto emergentes desde el punto de vista turístico, sobre todo cuando aún persisten dedevista vistaturístico, turístico,sobre sobretodo todocuando cuandoaún aúnpersisten persistenenenellos ellosproblemáticas problemáticasdemográficas demográficas en ellos problemáticas yayudas socio-económicas. Al respecto, las ayuyysocio-económicas. AlAldemográficas respecto, europeas dedeloslosprogramas socio-económicas. respecto,laslasayudas europeaspor pormedio medio programas das europeas por medio de los programas LEADER y PRODER (López, 1999) LEADER LEADERy yPRODER PRODER(López, (López,1999) 1999)han hancontribuido contribuidoa apotenciar potenciarelelasociacionismo asociacionismoy el y el desarrollo dedeactividades, elelalojamiento, valorización del entre han contribuido a potenciar el asociacionismo y el desarrollo de actividades, desarrollo actividades, alojamiento, valorización delpatrimonio, patrimonio, entreotros. otros. Igualmente, susuactuación a anivel hahacontribuido a auna Igualmente, actuación nivelsupramunicipal supramunicipal contribuido unamejora mejoraenen el alojamiento, o la valorización del patrimonio, entre otros. Igualmente, sula la coherencia territorial, ambiental y funcional. Desde el punto de vista estrictamente coherenciaa territorial, ambiental y ha funcional. Desdea el punto de vista actuación nivel supramunicipal contribuido una mejora en laestrictamente coherenturístico turísticoesta estasituación situaciónseseveveacompañada acompañadatodavía todavíadedeuna unaserie seriedededebilidades debilidadesentre entreellas: ellas: cia territorial, ambiental y funcional. Desde el punto de vista estrictamente lalaestacionalidad, estacionalidad,lalafalta faltadedeempresas empresasdedeocio ocioactivo, activo,escaso escasoaprovechamiento aprovechamientodedelaslas turístico esta situación se ve acompañada todavía depocos una serie dededebilidades nuevas insuficiente cualificación puntos nuevastecnologías, tecnologías, insuficiente cualificacióndel delservicio, servicio, pocos puntos deinformación información turística y ydede e einsuficiente dedepromoción. debilidades entre ellas: laseñalización, estacionalidad, la falta política depolítica empresas de ocioTodas activo, escaso aproturística señalización, insuficiente promoción. Todasestas estas debilidades también enentecnologías, lalaComunitat Valenciana investigación tambiénsesehan han detectado Comunitatinsuficiente Valencianaen enuna unareciente reciente investigación vechamiento dedetectado las nuevas cualificación del servicio, (Solsona y yLopez, 2012). seseconsidera que hahasido (Solsona Lopez, 2012).Sin Sinembargo, embargo, queelelturismo turismo sidoununrevulsivo revulsivo pocos puntos de información turística yconsidera de señalización, e insuficiente política para eleldesarrollo dedelas áreas rurales enenlaslasúltimas décadas, puesto que hahacontribuido para desarrollo las áreas rurales últimas décadas, puesto que contribuido de Todas estas debilidades tambiéncomplementación se han detectado en la Comua alapromoción. lacreación creacióndedeempresas, empresas,generación generacióndedeempleo, empleo, complementacióndederentas, rentas,etc. etc.SiSi nitat Valenciana en una reciente investigación (Solsona y López, 2012). Sin bien ese desarrollo no ha llegado a cubrir las expectativas que generaron para el medio bien ese desarrollo no ha llegado a cubrir las expectativas que generaron para el medio rural. embargo, se considera que el turismo ha sido un revulsivo para el desarrollo rural. ElElpaisaje, Paisaje dedeLa de las áreasun rurales en las últimas décadas, puesto que ha contribuido a la creapaisaje, unvalor valoren enalza. alza. Paisaje LaToscana. Toscana.Italia Italia Morella (Castellón) Morella (Castellón)generación de empleo, complementación de rentas, etc. Si ción de empresas, bien ese desarrollo no ha llegado a cubrir las expectativas que generaron para el medio rural.


turística yy de de señalización, señalización, ee insuficiente insuficiente política política de de promoción. promoción. Todas Todas estas estas debilidades debilidades turística también se se han han detectado detectado en en la la Comunitat Comunitat Valenciana Valenciana en en una una reciente reciente investigación investigación también (Solsona yy Lopez, Lopez, 2012). 2012). Sin Sin embargo, embargo, se se considera considera que que el el turismo turismo ha ha sido sido un un revulsivo revulsivo (Solsona para el el desarrollo desarrollo de de las las áreas áreas rurales rurales en en las las últimas últimas décadas, décadas, puesto puesto que que ha ha contribuido contribuido para la creación creación de de empresas, empresas, generación generación de de empleo, empleo, complementación complementación de de rentas, rentas, etc. etc. Si Si aa la 20 Diego López bien ese ese desarrollo desarrollo no no ha ha llegado llegado aa cubrir cubrir las las expectativas expectativas que que generaron generaron para Olivares el medio medio bien para el rural. rural. paisaje, un valor valor en alza. Paisaje de de LaLa Toscana. Italia El un alza. Paisaje de La Toscana. El paisaje, El paisaje, unen valor en alza. Paisaje Toscana. Italia Italia Morella (Castellón) Morella (Castellón) Morella (Comunitat Valenciana)

Hay que destacar en la citada investigación que los recursos naturales y paisajísticos se constituyen en los de mayor importancia y relevancia en los espacios calificados como puramente rurales. En estos espacios necesitamos de un planteamiento sistémico cuyo objetivo general debe consistir en incidir más, en el marco de la nueva “multifuncionalidad” del medio rural (López, 2008b), con desarrollos sostenibles; es decir desarrollos socio-económicos, manteniendo los valores tanto medioambientales como culturales. Para ello tendríamos que apoyarnos en: • la delimitación de los espacios rurales en base a sus especificidades. Ello requiere de un alto conocimiento de las diferencias tanto geográficas como socio-económicas de esos espacios; considerando los nuevos usos o transformaciones del suelo y las tendencias de la demanda. • identificar en las nuevas delimitaciones “unidades ambientales turísticas” para priorizar proyectos singulares que sean la clave del futuro, facilitando a su vez las inversiones privadas y públicas, y la coordinación entre ellas. • alcanzar diseños territoriales no sólo en función de los recursos de medio físico, sino del entramado de relaciones sociales, empresariales, etc., con un papel especial para las organizaciones. • transformar los recursos en productos innovadores con la creación de marcas y denominaciones de origen, para lo cual se necesitarán mayores apoyos en I+D+I. • que las empresas y organizaciones creen sus redes (verticales y horizontales) y sus sistemas de producción que les den cierta singularidad a sus


Los recursos turísticos

21

productos para lo cual se deberían apoyar en la innovación, formación y nuevas tecnologías. • reforzar las infraestructuras, comunicaciones, redes telemáticas y servicios desde las “unidades ambientales” ya que su ausencia o déficits dificulta la viabilidad de acciones. • gestionar adecuadamente los recursos hídricos compatibilizando la “multifuncionalidad” del medio rural. • que el desarrollo del turismo desde el punto de vista del ocio y recreación, que tanta presencia tiene en las diferentes áreas rurales, debe ser integrado en el medio, aplicándole las medidas correctoras oportunas de carga social, económica y ambiental. • conseguir fórmulas financieras (ingeniería financiera) y de carácter fiscal que ayuden a reducir los aspectos asistencialistas que aún perduran en los espacios rurales. El desarrollo turístico del interior dada la condición sistémica de los espacios rurales nos obliga a plantear simultáneamente todas las interrelaciones que generan los subsistemas que los configuran, desde el físico-natural ambiental al social o institucional, tarea no fácil por la dificultad de articular tanta complejidad reflejada en sus aspectos “multifuncionales” que a su vez se ve condicionada por los otros subsistemas socio-económicos a los que aporta resultados ya sea de forma directa en producción o de forma indirecta generando externalidades positivas. Por lo tanto adquieren una gran importancia la creación de redes de cooperación que son las que facilitan la vertebración del medio rural tanto social como territorial, si bien aquellas tienen que ser redefinidas en su concepto empresarial, incidiendo no sólo en los aspectos puramente económicos sino potenciando los relacionales, de ahí la relevancia de lo social y cultural. En este enfoque turístico integrado es fundamental potenciar lo local apoyándonos en la trilogía del desarrollo comunitario, es decir en las organizaciones y empresas, en las tecnologías e innovaciones, y en el territorio (Storper, 1998). Este último no sólo contemplado como medio físico sino como potenciador de las relaciones sociales y económicas. No obstante, para evitar poner en peligro la viabilidad de los procesos en el medio rural, es necesario mejorar la eficacia de la planificación por medio de una mayor participación de la población local, es decir, reforzar la planificación integral en sentido “ascendente”. En ello la población local debe adoptar


22

Diego López Olivares

y preparar proyectos de desarrollo basados fundamentalmente en los recursos propios, específicos, asumiendo el protagonismo de los procesos de decisión (Ruiz Avilés, 2000). Ello nos conduce a la necesidad ineludible de la formación de recursos humanos, que en este planteamiento es igual o más determinante que la propia adquisición de los recursos financieros. La formación o conocimientos adquiridos (tecnologismos, Know how, etc.) junto con los tácitos que forman el acervo cultural, deben generar procesos de conocimientos colectivos que den autoconfianza a la sociedad del medio rural en sus procesos de desarrollo.

1.3. El turismo en los parques naturales protegidos El turismo de naturaleza se enmarca en el turismo postfordista, fruto de los cambios de la sociedad postindustrial y de sus nuevos hábitos de consumo de ocio y recreación (Urry, 1995), representando el mundo de la naturaleza un punto de encuentro entre el hombre y el medio ambiente y una alternativa de desarrollo turístico al turismo convencional. Estos espacios pueden pertenecer tanto a áreas litorales como a ámbitos territoriales del interior, la diferencia a priori con respecto a los entornos genéricos referidos se basan el hecho de no haber sido alterados por el hombre o su influencia ha sido escasa y a su vez haber sido declarados “espacios naturales protegidos” (Vera et al. 2011), por su singularidad y alto valor ecológico. Desde la conceptualización de la psicología ambiental (Pitt y Zube, 1987) un parque natural es, en definitiva, un gran espacio social, en el que interviene distintos actores, donde se plantean diferentes usos y se desarrollan distintos tipos de actividades, entre ellas lógicamente las de turismo, ocio y recreación. Por lo tanto, los espacios naturales han pasado de ser simples soportes de las actividades turísticas a ser fundamentales en la experiencia turística en base a sus recursos. En este contexto han ido surgiendo diversas tipologías turísticas como turismo de naturaleza (activo, especializado/ecoturismo), ecológico y turismo verde donde se practican una serie de modalidades como el senderismo, campismo, cicloturismo, alpinismo, etc., propiciando, así, en el marco de las tendencias de las nuevas demandas, una verdadera “mercantilización” de la naturaleza (Vera, et al, 1997), en esa búsqueda de la calidad de vida de la sociedad moderna.


ursos. En este han (activo, ido surgiendo diversas tipologías turísticas comoyturismo decontexto naturaleza especializado/ecoturismo), ecológico turismo verde d naturaleza (activo, especializado/ecoturismo), ecológico y turismo verde donde se practican una serie de modalidades como el senderismo, campismo, ciclo ctican una alpinismo, serie de modalidades como el senderismo, campismo, cicloturismo, etc., propiciando, así, en el marco de las tendencias de las nuevas de inismo, etc., una propiciando, en el marco de las de tendencias de las(Vera, nuevasetdemandas, verdaderaasí, “mercantilización” la naturaleza al, 1997), en esa b a verdadera “mercantilización” de la naturaleza (Vera, et al, 1997), en esa búsqueda 23 de calidad de vida de la sociedad moderna. Losla recursos turísticos la calidad de vida de la sociedad moderna. El ocio en los parques naturales protegidos. La Maremma. Italia ocio en los parques naturales protegidos. La Maremma. Italia El ocio en los parques naturales protegidos La Maremma (Italia) La Garrotxa (Girona) Garrotxa (Girona) La Garrotxa. Girona

Estas dinámicas supuesto los últimos la demanda de los Estas dinámicas han han supuesto que enque losen últimos lustros lustros la demanda de los parques parques presente incrementos interanuales el 10mientras y el 30 que por naturalesnaturales presente incrementos interanuales entre el 10 y el 30entre por ciento, los ritmos interanuales de la demanda turística general nivel mundial son delgeneral 3,4 por a ciento, mientras que los ritmos interanuales de laademanda turística cientomundial (Pulido, 2005a). nivel son del 3,4 por ciento (Pulido, 2005a). Avistamiento de aves en la Reserva Ecológica de Chaparrí (Perú) Avistamiento de aves en la Reserva Ecológica de Chaparrí (Perú)

 

 

primer parque nacional el de Yellowstone en Unidos, Estados El El primer parque nacional fue elfue de Yellowstone creado creado en 1872en en1872 Estados Unidos, multiplicándose su las número las décadas alcanzar multiplicándose su número en décadasensiguientes hasta siguientes alcanzar en hasta la actualidad a nivel mundial más de 1300. En los últimos tres lustros las áreas naturales protegidas a en la actualidad a nivel mundial más de 1300. En los últimos tres lustros las nivel mundial, en sus diferentes figuras de protección, han experimentado un gran áreas naturales protegidas a nivel mundial, en sus diferentes figuras de proincremento representado en el año 2008, 19,5 millones de kilómetros cuadrados, es tección, experimentado un gran(World incremento representado en Areas), el año 2008, decir, el han 11,3% de la superficie mundial Commission on Protected en el caso de Europa se ha protegido el 13% del territorio. En el caso de los espacios protegidos españoles que son 1587 (a 32 de diciembre de 2007) ocupando más de seis millones de hectáreas (5.952.226) lo que representa el 11,8% del territorio nacional, a los que hay que añadir las 251.139 hectáreas marinas (De Lucio, et al. 2008). Se estima que la demanda en estos espacios oscila entre los 26 y 36 millones de personas al año


24

Diego López Olivares

19,5 millones de kilómetros cuadrados, es decir, el 11,3% de la superficie mundial (World Commission on Protected Areas), en el caso de Europa se ha protegido el 13% del territorio. En el caso de los espacios protegidos españoles son 1587 (a 32 de diciembre de 2007) ocupando casi seis millones de hectáreas (5.952.226) lo que representa el 11,8% del territorio nacional, a los que hay que añadir las 251.139 hectáreas marinas (De Lucio, et al. 2008). Se estima que la demanda en estos espacios oscila entre los 26 y 36 millones de personas al año dada la escasez de información cualitativa y cuantitativa sobre la demanda turística de estos espacios naturales (Pulido, 2008). De ellas casi 11 millones se contabilizan en los parques nacionales con una variación entre 2007/1998 del 19,7%, es decir, casi un 2% de crecimiento de tasa media anual (Organismo Autónomo de Parques Nacionales del Ministerio de Medio Ambiente). Ello ha tenido unas importantes repercusiones socio-económicas generando más de 4000 puestos de trabajo directos e inversiones que en el año 2007 estuvieron entorno a 24 millones de euros. Estos procesos de crecimiento no están exentos de problemáticas (López, 2010a) derivadas en su mayoría del exceso de capacidad de carga o de acogida junto con el inadecuado uso de estos espacios para la práctica tanto del ocio como de la recreación o deportivas referidas anteriormente. Así, a pesar del ordenamiento ambiental riguroso, de las figuras de planificación creadas por la Ley 4/89 (Planes de Ordenación de los Recursos Naturales, PORN, y Planes Rectores de Uso y Gestión, PRUG) que tienen estos espacios protegidos y de las recomendaciones realizadas por organismos e instituciones como la Federación de Parques Naturales y Nacionales de Europa por medio de documentos como: “Living then to deacth? Sustainable tourism in Europe’s nature and natural parks” en 1993; el publicado por la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN): “Parks for life: actions for Protected Areas in Europe”; o la Carta Europea del Turismo Sostenible en Espacios Protegidos, donde se recoge la voluntad de las instituciones y de los profesionales del turismo para favorecer que se cumplan los principios del desarrollo sostenible en las áreas protegidas, las problemáticas persisten. Ello se refleja en importantes impactos sobre la vegetación por la creación de inadecuadas infraestructuras, talas de árboles, incendios; sobre la contaminación del aire por el excesivo número de vehículos a motor y sus prácticas; sobre el agua por su uso inadecuado impactando y contaminando acuíferos y masas de agua; también impactos geológicos ya que se destruyen ciertas estructuras por los procesos erosivos provocados, o también impactos socio-culturales en las comunidades que habitan estos espacios o sus entornos.


1_9788416062041