Issuu on Google+


EL CASO INTERVIDA Sobre la inseguridad jurídica y la falta de tutela judicial en el Reino de España 2ª edición revisada y actualizada

JUAN MONTERO AROCA

Emérito de la Universidad de Valencia

Valencia, 2014


Copyright ® 2014 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© Juan Montero Aroca

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia Telfs.: 96/361 00 48 - 50 Fax: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es I.S.B.N.: 978-84-9053-688-9 MAQUETA: Tink Factoría de Color Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.

com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www. tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Índice Sección Primera Introducción

I. La Fundación Privada Intervida en 2007.............. 15 A) Una ONG diferente......................................... 17 a) El sistema del apadrinamiento de niños del Tercer Mundo...................................... 17 b) El modelo de trabajo................................. 18 c) Acudir al sector privado para la recaudación de recursos......................................... 20 B) La gestión cuasi empresarial........................... 21 C) Unos números para ubicarnos........................ 22

Sección Segunda La querella y las consecuencias de su admisión

II. En el origen de todo: dos denuncias con suertes diferentes................................................................ 25 A) La denuncia en Perú (Lima)........................... 26 B) La denuncia en España (Barcelona).............. 29 a) La denuncia anónima................................ 30 b) Ocho prórrogas en la investigación fiscal. 31 C) No hay elementos suficientes para querellarse....................................................................... 34 D) Los informes de Interpol Guatemala e Interpol Perú............................................................ 36 E) La comisión de servicios en Lima................... 38

III. La querella de la Fiscalía de Cataluña.................. 39 A) La filtración de la querella.............................. 39 B) Delitos, querellados y hechos.......................... 40 C) Diligencias de investigación pedidas por la Fiscal................................................................. 43 a) La investigación de no imputados............ 44 b) La pesquisa general sobre los imputados. 45 c) Peticiones de documentación que debía ya disponer la Fiscal después de cuatro años de investigación................................. 47


8

Índice

D) Diligencias limitadoras de derechos fundamentales............................................................ 49

IV. La admisión de la querella y las primeras actuaciones...................................................................... 51 A) Actuaciones antes de admitir la querella........ 51 B) Actuaciones una vez admitida la querella...... 55

V. Las medidas cautelares pedidas y las no pedidas por la Fiscal............................................................ 57 A) Sobre lo que son las medidas cautelares........ 58 B) Algunas de las medidas cautelares pedidas por la Fiscal....................................................... 60 C) Nunca se pidió medida personal alguna contra los querellados............................................ 61

VI. La medida cautelar de intervención judicial........ 62 A) La intervención judicial de siete ONG’s......... 62 B) La inexistencia de base legal para pedir y acordar esta medida cautelar.......................... 63 a) Normas aplicadas....................................... 64 b) Algunas irregularidades en la petición y en la concesión de la intervención........... 70 C) Intervención y administración: dos realidades jurídicas diferentes.................................... 73 D) Medida más gravosa y nombramiento de administradores contra lo dispuesto en la LEC. 75 E) Extensión de la medida cautelar a entidades no españolas..................................................... 77

VII. Y, después de todo, falta de competencia............ 78

Sección Tercera Un caso de imperialismo judicial

VIII. Desorden sin utilidad en el Juzgado Central de Instrucción núm. 5................................................. 81

IX. Un Auto (el de 29 de enero de 2009) típico del imperialismo judicial............................................. 86 A) Reiterar comisión rogatoria anterior.............. 86


Índice

9

B) Acordar la extensión de la Administración judicial a entidades peruanas.......................... 88 C) Fraude procesal con arbitrajes........................ 90 D) Imputación por el delito de estafa.................. 92 E) Leve corrección en el recurso de apelación... 93

X. La sentencia del Tribunal Constitucional de Perú de 13 de mayo de 2010.......................................... 94 A) La demanda de habeas corpus........................ 95 B) La estimación de la demanda.......................... 97 a) Soberanía, jurisdicción y juez natural....... 97 b) Las reglas conformadoras de la decisión.. 99 b) Ineficacia en Perú del Auto de 29 de enero de 2009 dictado por Don Baltasar Garzón............................................................... 101 C) Aclaración de 2 de junio de 2010.................... 102

XI. El empecinamiento de la Fiscal peruana.............. 104

XII. La sentencia del Tribunal Constitucional de Perú de 15 de diciembre de 2011 y los autos de 11 de julio y de 9 de agosto, de 2007, del Juzgado de Instrucción núm. 17 de los de Barcelona............. 106

Sección Cuarta Sobreseimiento (no hay delito) pero la intervención no se levanta

XIII. Una marcha errabunda con nuevo Juez............... 111 A) Poca actividad procesal.................................... 111 B) Los llamados “informes” del Ministerio Fiscal...................................................................... 116 a) La desigualdad de las partes...................... 117 b) El “informe” de los Fiscales siempre asumido por el Juez......................................... 119

XIV. Auto de sobreseimiento sin levantar medidas cautelares................................................................ 120 A) Sobreseer provisionalmente............................ 120 B) Contenido del Auto......................................... 122 a) Expresiones legales.................................... 124 b) Frases del Auto........................................... 124


10

Índice

C) Sobreseimiento con mantenimiento de la medida cautelar................................................ 125

XV. Apelación por el no levantamiento de la medida cautelar................................................................... 128 A) Sentido y contenido del recurso..................... 129 a) En general: artículo 782.1, II LECRIM..... 129 b) En especial: artículo 129.1, e) CP............. 130 B) El extraño Auto de estimación del recurso.... 133

XVI. ¿Prórroga de la medida cautelar?.......................... 135 A) Legalidad más confianza................................. 135 B) Las normas estatutarias.................................... 137 C) La previsión de acontecimientos..................... 138 D) El ataque de la prorrogabilidad de la intervención.............................................................. 140 E) Los Fiscales y la prórroga (mutano d’accento e di pensiero)......................................................... 142

XVII. El Auto de 12 de julio de 2012 del Juzgado Central de Instrucción núm. 5: mezcla y confusión... 146 A) Los pasos previos.............................................. 146 B) Contenido del Auto......................................... 150 C) Recurso de reforma......................................... 152 XVIII. La negación judicial de los derechos de los legítimos gestores de la Fundación Intervida............... 154 A) Auto de 3 de agosto de 2012: desestimación de la reforma.................................................... 154 a) Petición Primera........................................ 155 b) Segunda petición....................................... 156 c) Tercera petición......................................... 157 d) Cuarta petición........................................... 157 B) Recurso de apelación....................................... 158 a) Peticiones y alegaciones principales......... 159 b) Peticiones y alegaciones subsidiarias........ 163 C) El (otra vez) extraño Auto de la Sala, ahora de 30 de octubre de 2012, de desestimación del recurso........................................................ 168 a) Procesales................................................... 168 b) Respecto del fondo.................................... 169 D) Algunas reflexiones finales.............................. 169


Índice

11

E) La inexistencia de amparo para remediar la negación de derechos fundamentales............ 172

XIX. El segundo sobreseimiento o de como cae la careta de la excusa para sobreseer sin levantar la medida cautelar...................................................... 174

Sección Quinta Los pasos dados por la Generalidad de Cataluña para apoderarse de la Fundación Intervida

XX. La senda desdibujada en el inicio del camino...... 179 A) El desconocimiento por el Juzgado de las entidades intervenidas......................................... 180 B) Los Protectorados de competencia estatal no sabían nada de nada........................................ 181 C) ¿Quién dijo que las cosas de palacio van despacio?................................................................ 183

Subsección 1ª La asunción provisional del gobierno de la Fundación Privado Intervida

XXI. La Resolución JUS/1538/2012, de 17 de julio, del Director General de Derecho y Entidades Jurídicas de la Generalidad de Cataluña.................. 186 A) Los hechos de la Resolución........................... 186 B) La fundamentación jurídica............................ 187 C) La Resolución de 21 de diciembre de 2012, que desestima la alzada.................................... 188

XXII. La sinrazón jurídica del primer paso en el apoderamiento de Intervida............................................ 189 A) Los cargos de un patronato de fundación no caducan............................................................. 190 B) La previsión estatutaria.................................... 192 C) Sobre el derecho aplicable.............................. 193 a) Los “olvidos” de la Generalidad de Cataluña............................................................. 194


12

Índice

b) La tradición jurídica catalana en materia de fundaciones........................................... 195 c) El desarrollo del Protectorado catalán de Fundaciones............................................... 196 XXIII. Al final de todo es una cuestión de dinero........... 197

Subsección 2ª El nombramiento provisional de Patronato XXIV. La Resolución JUS/1734/2012, de 31 de julio.... 199 A) La pretendida ilegalidad del artículo 20 de los Estatutos de Intervida................................. 200 B) Las facultades del Protectorado de Fundaciones..................................................................... 201 C) La división entre los miembros del Patronato de Intervida...................................................... 203 XXV. La ausencia de base jurídica en el segundo paso en el apoderamiento de intervida......................... 204 A) La legalidad del artículo 20 de los Estatutos de Intervida...................................................... 204 a) La no contradicción del artículo 20 de los Estatutos con el artículo 332-5.3 del CcCat........................................................... 205 b) El riesgo de duración indefinida del cargo de patronos........................................... 206 c) La adaptación de los Estatutos a la Ley 4/2008........................................................ 208 B) La ilegalidad en el nombramiento de patronos provisionales.............................................. 210 a) Vulneración del artículo 332-6 del CcCat. 210 b) La inaplicabilidad de la Ley común 50/2002, de 26 de diciembre, de Fundaciones.......................................................... 212 c) La ausencia de real fundamentación jurídica.............................................................. 214 C) La vulneración del sistema democrático de gobierno de Intervida...................................... 216


Índice

13

Subsección 3ª El nombramiento pretendidamente definitivo de Patronato de Intervida XXVI. La Resolución JUS/2856/2012, de 23 de noviembre................................................................... 219 A) Los fundamentos de hecho............................. 220 B) Los fundamentos de derecho.......................... 221 C) La Resolución de 9 de mayo de 2013, la que desestima la alzada........................................... 222 XXVII. La decisión política de apoderarse de una fundación como razón única de decidir......................... 224 A) La tergiversación de los hechos...................... 224 B) El intento de explicar con una norma inaplicable un hecho inexistente.............................. 226 C) En general, la inaplicabilidad de la Ley común 50/2002.................................................... 228 D) En concreto, la imposible aplicación de los artículos 18.1 y 29 de la Ley común 50/2002. 229 E) La no aplicabilidad del artículo 332-6 del Código Civil catalán.............................................. 232 F) La inaplicabilidad del Decreto 37/1987......... 234 G) Entre la indefinición y el absurdo................... 236

Sección Sexta No hay conclusión pues queda camino por delante XXVIII. Es gibt noch Richter in Barcelona?....................... 239 XXIX. La desconfianza y el dinero................................... 242 A) No ha habido cuenta final............................... 242 B) La Fundación (Pública) Intervida seis años después............................................................. 244 C) La fusión que se anuncia................................. 246


Sección Primera

Introducción

I. LA FUNDACIÓN PRIVADA INTERVIDA EN 2007 El 27 de junio de 2007 la Fiscalía de Barcelona, y actuando por la misma la Fiscal Doña Carmen Martín Aragón, interpuso querella contra seis personas a las que consideraba la cúpula directiva de la ONG Fundación Privada Intervida. La querella se presentó ante los Juzgados de Barcelona, se supone que se repartió conforme al sistema establecido y sí es seguro que correspondió al Juzgado de Instrucción núm. 17, del que era titular la Ilma. Sra. Magistrada Doña María Pilar Calvo Resel. En este Juzgado la querella entró el 28 de junio. Los querellados eran Don Eduardo Castellón Mallor, Don Rafael Puertas Puyuelo, Doña Francisca Ángeles Ruiz Pérez, Don Francesc Violán González, Don Daniel Fontanillas Urgel (todos ellos españoles) y Don Braulio Alberto Gómez Taracena (guatemalteco). Lo más llamativo de esa querella es que la Fiscal pedía “la intervención judicial” de las entidades siguientes: Fundación Privada Intervida, Fundación Cuna, Fundación Metrópoli, Fundación Universal, Fundación Ecoplanet, Asociación Alianza Mundial Intervida (Intervida World Aliance, INWA) y Asociación para la Ayuda al Tercer Mundo Intervida (España). La querella, y luego su admisión por Juzgado de Instrucción núm. 17 de los de Barcelona, causó un gran revuelo en los medios de comunicación social y conmocionó a la sociedad española. No era para menos pues la Fundación Privada Intervida se había convertido en pocos años en la tercera ONG de España (después de Cruz


16

Juan Montero Aroca

Roja, medio pública, y de Caritas, de la Iglesia Católica), recaudando al año algo más de 90 millones de euros. El nombre propio personal fue el de Eduardo Castellón Mallor. Nacido en Reus (Tarragona) en 1960, procedía de una familia humilde. Estudió Derecho y en su despacho se dedicó al derecho fiscal pero, sobre todo, a comprar empresas con problemas y a reflotarlas; más que un jurista, un empresario. Se dice, pero no lo hemos visto acreditado, que con su esfuerzo logró una fortuna personal antes de 1990. La leyenda construida con posterioridad ha sostenido que el mismo contaba que cuando advirtió que esa fortuna era —en sus palabras— “desorbitante”, decidió que ya estaba bien de ganar dinero y que era llegado el momento de empezar a pensar en los demás. Sea por una u otra razón el caso es que al inicio de los años noventa no tenía las ideas muy claras sobre el campo en que pretendía meterse y de ahí que inicialmente se moviera de modo dubitativo; en esas dudas entró en relación, por ejemplo, tanto con Vicente Ferrer como con Ayuda en Acción. Pero al final decidió abrir su propio camino en la maraña de asociaciones y fundaciones que habían ido surgiendo por aquellos años y que se querían justificar con la ayuda de los necesitados. En 1993, con la colaboración de Don Rafael Puertas Puyuelo, persona con conocimientos en el funcionamiento de las ONG’s, creó dos entidades (Fundación Cuna, que inició sus actividades con un crédito concedido personalmente por el Sr. Castellón (no con una dotación a fondo perdido), y Asociación para la Ayuda al Tercer Mundo Intervida-España, pero fue en 1994 cuando se constituyó la Fundación Privada Intervida (aconfesional, apartidista e independiente), que iba a revolucionar la manera de entender la configuración y el funcionamiento de las entidades sin ánimo de lucro,


El caso Intervida

17

a las que se conoce con la denominación genérica de organizaciones no gubernamentales.

A) Una ONG diferente La Fundación tenía por objeto, según sus estatutos, la ayuda al Tercer Mundo, a los marginados, desvalidos y desamparados y se basó en tres pilares:

a) El sistema del apadrinamiento de niños del Tercer Mundo Se trataba de algo más que el mero recaudar dinero para llevarlo a los países pobres, pues ponía en relación a un donante, al que se llamaba padrino, con un niño del Tercer Mundo, el apadrinado. Era un sistema de captación de recursos por medio del que el donante no daba dinero para un fin abstracto (la Ayuda el Tercer Mundo, por ejemplo), sino que pretendía poner en relación a una persona que quería ayudar con un niño que pertenecía a una colectividad que precisaba de ayuda. Este sistema de captación de recursos no gustó a todo el mundo. Alguien llegó a sostener que “era la pornografía de la pobreza”. De este sistema dijo Miguel Romero (coordinador de Estudios y Comunicación de ACSURLas Segovias; ver www.acsur.org) “el apadrinamiento es la expresión más clara de la caridad tradicional, basada no en razones, sino exclusivamente en reacciones compasivas que sólo reclaman, a cambio de su donación, una compensación individual (en este caso, la foto, las cartas de los “ahijados” y toda la demás parafernalia del kit del producto). Es por ello un producto tan simple como manipulable: la simplificación explica su éxito y la facilidad de manipulación”. Estaba claro, pues, que el sistema no gustaba a la que podemos llamar posición establecida entre las ONG’s, a los que se creían en posesión de la única verdad en la cooperación, a los detentadores de


18

Juan Montero Aroca

lo que debía entenderse como lo políticamente correcto. Del desagrado inicial se pasó pronto al desconcierto, cuando Intervida empezó a recaudar con éxito, y luego a la rivalidad, sobre todo cuando Intervida empezó a ser, en opinión de esa posición establecida, demasiado grande.

b) El modelo de trabajo Entre la que hemos llamado posición establecida el método habitual de trabajo era recaudar fondos en los países desarrollados y luego ponerse en relación con varias ONG’s de distintos países del Tercer Mundo a las que entregaban ese dinero para la realización de proyectos determinados. Esto es, una ONG española, llamada del Norte, se limitaba recaudar dinero en España y luego lo entregaba a la ONG del Sur, pero la ONG española, a la postre, lo único que acababa sabiendo del dinero es lo que la ONG del Sur le justificaba por medio de documentos, de papeles que ésta confeccionaba. No faltaron casos conocidos de ONG de país pobre que ejecutaba un proyecto (es un decir, pues sólo estaba en los papeles) y que lo cobró de dos ONG’s de países ricos. Es obvio que por este método la ONG española no llegaba a tener el control del dinero, sino que todo se acababa en algo burocrático, un conjunto de papeles que terminaban diciendo lo que la ONG del Sur quería que dijeran. No había un control efectivo y a lo más a que se llegaba era a la existencia de visitas esporádicas, hechas avisando antes de que se llegaba a fecha cierta, visitas que además eran realizadas por muy pocos inspectores. No es por ello raro que una persona dedicada al servicio de los pobres en el Tercer Mundo denunciara: “El problema es que el dinero lo dan los pobres del mundo rico y se lo quedan los ricos del mundo pobre”.


El caso Intervida

19

Ni que otra dijera que el gran negocio en los países del Sur estaba en crear una o, mejor, varias ONG’s. Por el contrario, Intervida no se limitaba a entregar las decenas de millones de euros recaudadas en España a una contraparte en el Sur. Lo que hizo, en el principio de su actuación, fue crear ONG’s en el Sur que dependían íntegramente de ella, lo que es decir de Don Eduardo Castellón. De este modo nacieron Asociación para la Ayuda el Tercer Mundo Intervida-Guatemala en enero de 1996, Asociación Intervida Bolivia para la Ayuda al Tercer Mundo en agosto de 1996 y Asociación Intervida Perú también en agosto de 1996 (luego cambió su denominación por Asociación Solaris Perú, ya en 2000), y alguna otra más como Asociación para la Ayuda al Tercer Mundo-Perú. Estas entidades estaban normalmente presididas por Don Eduardo Castellón y del órgano directivo formaba parte Don Rafael Puertas. El dinero no se mandaba a una fundación ajena, sino a una fundación controlada totalmente por Intervida. Con el paso del tiempo esto cambiaría, y lo haría en el sentido de que las ONG’s sudamericanas se harían independientes y los nacionales de cada país asumirían la responsabilidad de gestionarlas. El primer paso de estas ONG’s se dio con control total por Intervida, pero eso no podía mantenerse para siempre, pues acabaría pareciendo, y siendo, una especie de coloniaje moderno; el segundo paso consistió en formar a las personas que deberían hacerse cargo de la gestión de las entidades de Bolivia, Perú y Guatemala principalmente; y, por fin, allá por 2004, Intervida, esto es, Don Eduardo Castellón, dejó renuentemente a esas entidades que funcionaran por su cuenta y abandonó, aunque no siempre voluntariamente, los cargos de dirección y el control. Al final se realizaron convenios de colaboración entre entidades españolas y entidades de hispanoameri-


20

Juan Montero Aroca

canas, iniciándose actividades de colaboración que se quiso que fueran entre iguales aunque Don Eduardo Castellón acaso no acabó de entenderlo.

c) Acudir al sector privado para la recaudación de recursos Buena parte de las ONG’s dedicadas a la cooperación internacional estaban y están acostumbradas a obtener sus recursos de las diversas administraciones públicas, con las subvenciones que logran con apoyo político, basado en la similitud de las ideologías. Esas administraciones siempre vieron con prevención a los que se declaraban apartidistas y no acudían a algo cercano al tráfico de influencias políticas para lograr recursos. La defensa de la subvención pública la ha hecho con reiteración el mismo Miguel Romero (de ACSUR-Las Segovias, uno de los detentadores de lo que debía entenderse por lo políticamente correcto) para el que acudir a los fondos privados forma parte de una especie de mitología propia de los que han entendido que de este manera se garantiza la independencia de la gestión de las entidades. Ha llegado a escribir que “es pura ideología neoliberal considerar como una amenaza la dependencia de fondos públicos, pero no la dependencia del “sector privado”, o del mercado publicitario o de monseñor Rouco Varela”. Es aquí evidente la intención política y sectaria de estas frases. Sin desconocer los peligros de las subvenciones públicas para la autonomía de una organización —seguía diciendo Miguel Romero—, “cualquiera que sea la orientación gubernamental, aunque como ha demostrado la experiencia, el problema se agrava lógicamente cuándo y dónde gobierna la derecha”, debe estarse a una política de cooperación pública aprobada por el Parlamento. “Las ONG somos organizaciones privadas


El caso Intervida

21

que trabajamos en el espacio público”. En este mismo orden de cosas David Minoves (desde 2004 a mayo de 2006 Director de la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo y desde diciembre de 2006 a febrero de 2011 Director General de Cooperación al Desarrollo y Acción Humanitaria de la Generalidad de Cataluña; y actualmente Secretario de Inmigración y Movimientos Sociales de Esquerra Republicana de Cataluña), sostuvo: “la cooperación tiene color político”. Y es obvio que la “buena”, la única admisible, tiene que tener un color determinado, la de quien tal cosa sostiene, con exclusión de todas los demás. El sectarismo siempre por delante Desde la concepción ideológica según la cual la cooperación es algo público y, por ello, político, estimando que la deben asumir los Estados dando dinero a unas determinadas ONG’s, a las cuales se debe controlar por los medios habituales públicos, la aparición de una entidad como la Fundación Privada Intervida apartidista, que recaudaba sus fondos de las personas particulares y que no quería deber nada a las entidades públicas, fue algo “revolucionario”, algo que chocaba con todo lo anterior y que era un peligro para todos los ”anteriores”.

B) La gestión cuasi empresarial Pero la diferencia en el modelo se destacó aún más cuando Intervida procedió a la creación de empresas de servicios. El fin estaba claro; si se pretendía entrar en el campo de los microcréditos no se contrataba con una ONG del Sur, se creaba una entidad propia; si se quería construir unas escuelas no se contrataba con una constructora ajena, sino que se creaba una empresa de construcción. De este modo fueron creándose Edpyme Raíz, S. A. en 1999, Iberoamericana de Construcciones y Contratas en 1999, Argenta Inmobiliaria, SAC en 2001, Roure Construcciones, SAC en 2001, Genéricos Farma


22

Juan Montero Aroca

Ahorro SAC en 2002, Industrial General de Productos Alimenticios SAC en 2002, y otras más. Al principio todas estas entidades estaban presididas por Don Eduardo Castellón. El presidente inicial de Intervida lo había dicho muy claramente: “Hay que acabar con la idea de una ONG que envía cosillas a un país pobre. El Sur saldrá adelante con inversión, creando puestos de trabajo y no con limosnas. El modelo de cooperación tiene que estar íntimamente ligado al mundo empresarial”. Y siguió diciendo: “Parece ser que una ONG tenga que ser torpe, pero a la vez hablan de eficacia. Ellos se basan en un modelo de subcontratas y vigilan esas empresas. Nosotros las creamos”. No les faltaba razón a los ideólogos del viejo modelo cuando a los fundadores de Intervida les llamaban “los empresarios”, los repartidores de patentes de lo ideológicamente correcto lo decían de manera despectiva y con una punta de envidia ante el éxito de esos “empresarios”. Todavía hay que dar un paso más para marcar la diferencia. Intervida centraba su trabajo en unos pocos países. Tanto era así que el 80 por 100 de los niños apadrinados se concentraban en tres países: Bolivia, Perú y Guatemala. No se incurría en el error de otras ONG’s de atender, con menos ingresos que Intervida, a decenas de países. Por ejemplo, si una entidad recauda 30 millones al año y tiene proyectos en 49 países la incidencia de la acción será mínima. Por el contrario, si Intervida recaudaba más de 90 millones de euros al año y concentraba su ayuda en tres países su incidencia en la ayuda a los niños era máxima.

C) Unos números para ubicarnos Las cuentas de la Fundación Intervida de 2006, último año en el que estuvieron al frente de la entidad sus


El caso Intervida

23

legítimos gestores, fueron elaboradas por los administradores judiciales nombrados por el Juzgado de Instrucción núm. 17 de los de Barcelona. Se trató, pues, de unas cuentas, hechas podríamos decir, por los que gestionaban la entidad en 2007 y “contra” quienes la gestionaron en 2006. Con esa prevención estos son los números.

1º) Ingresos: 91.962.379’44 euros De ellos el 94 por 100 provino de los afiliados, es decir, de las cuotas que ingresaban los padrinos: 87.016147’63 euros, y el resto de patrocinadores, organismos oficiales y otros ingresos. La entidad no dependía, desde luego, de cualesquiera organismos oficiales, ni de subvenciones públicas.

2º) Aplicación de los recursos De aquella cantidad se dedicó a proyectos el 74’62 por 100, esto es 68.621.701’42 euros, a lo que debe añadirse otros 620.981’93 euros, es decir otro 0’68 dedicado a educación para el desarrollo. De este modo puede afirmarse que las tres cuartas partes de lo ingresado se destinó directamente, según los propios administradores judiciales, al fin social de la entidad. Lo que más llama la atención de todos estos números es que los gastos por administración supusieron el 6’27 por 100 de la aplicación de los recursos, lo que supuso 5.768.377’27 euros. La Fundación funcionaba dedicando menos del 7 por 100 a los gastos propios de la misma. Cualquier persona un mínimo versada en el mundo, no digo en la cooperación internacional, sino en cualquiera de las actividades empresariales, sabe perfectamente que cuando una entidad (empresa o fundación) se está convirtiendo en algo importante por la cantidad


24

Juan Montero Aroca

de recursos que recoge pasa a ser el adversario competidor de las otras entidades que actúan en el mismo campo y que “estaban” antes. La Fundación Intervida en muy poco tiempo pasó desde la nada a manejar más de noventa millones de euros anuales, cantidad que no llegaron ni a soñarla otras ONG’s, las de la competencia. Esa cantidad de recursos cabe que en parte fuera dinero que entraba inicialmente en el mundo de la cooperación, pero una parte importante del mismo provenía ya de ese mundo, sólo que cambiaba de destinatario. Aquellas entidades, digamos ONG’s, que vieron como estaban perdiendo una parte muy importante de sus ingresos en favor de la Fundación Intervida no podían permanecer inactivas ante la sangría que estaban sufriendo. Y no permanecieron.


1_9788490536889