Page 1


MANUAL DE HISTORIA DEL DERECHO Marta Lorente Jesús Vallejo (coords.)

Alejandro Agüero, Javier Barrientos Grandon, Laura Beck Varela, Carlos Garriga, Marta Lorente, Sebastián Martín, Fernando Martínez, José María Portillo, Carmen Serván, Jesús Vallejo

Valencia, 2012


Copyright ® 2012 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de los autores y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© Marta Lorente Jesús Vallejo y otros

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es I.S.B.N.: 978-84-9033-232-0 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


A Pipo


Contenido

Capítulo I............................................................................................. 15 Derecho, sociedad y cultura entre la Antigüedad y el Medievo (siglos III-X)......15 I. CRISIS Y DECADENCIA DE LA VIDA CIVIL (SIGLOS III-V).....................15 1. Ciudad y derecho.........................................................................................15 2. Los municipios y la crisis y decadencia de la vida civil en el orbis terrae....17 3. El Imperio y el derecho en una época de crisis y decadencia.......................21 4. La nueva fuerza de la costumbre..................................................................24 5. El cristianismo y la iglesia en un escenario de crisis....................................25 6. La disolución de la vida civil y unas nuevas posiciones personales.............27 7. La ampliación del campo operativo del derecho..........................................31 8. El derecho y la lucha contra la debilidad e incerteza...................................33 II. LA REORDENACIÓN DE LA VIDA EN UN ESCENARIO DE INCERTEZAS (SIGLOS V-X)...................................................................................................34 1. Unos tiempos de cambio..............................................................................34 2. Occidente como un espacio de reinos cristianos..........................................36 3. Occidente como un espacio cristiano de tradición latina.............................41 4. Occidente como un espacio rural.................................................................44 5. El derecho y el orden natural del mundo.....................................................45 6. La reordenación de la sociedad y el poder...................................................48 7. El derecho, las costumbres y las leyes...........................................................51 III. EPÍLOGO. SIGNOS DE CAMBIO AL ACABAR EL PRIMER MILENIO...55

Capítulo II........................................................................................... 57 La cultura del derecho común (siglos XI-XVIII)................................................57 I. INTRODUCCIÓN........................................................................................57 II. PREMISAS...................................................................................................59 1. Iglesia y reforma, siglos XI y XII..................................................................59 2. Papado e Imperio, siglos XI y XII.................................................................61 3. Reinos, ciudades y señores...........................................................................62


III. LOS CORPORA IURIS Y LA JURISPRUDENCIA.....................................64 1. Ius Romanum, ius civile...............................................................................64 2. Ius canonicum..............................................................................................69 3. Ius commune, utrumque ius, dimensión jurisprudencial..............................73 IV. LA EDUCACIÓN DEL JURISTA EN LA ÉPOCA DEL DERECHO COMÚN 80 1. El nacimiento de los estudios jurídicos en Bolonia: de los orígenes a la universitas scholarium...........................................................................................80 2. Difusión de los estudios jurídicos. La Península Ibérica..............................84 3. Métodos de la enseñanza jurídica medieval.................................................85 V. DIFUSIÓN Y DIVERSIFICACIÓN DE LA CULTURA DEL DERECHO COMÚN...........................................................................................................88 1. Renacimiento y Reformas, siglos XV y XVI..................................................88 2. La jurisprudencia en la Edad Moderna: crítica humanista y particularización territorial.....................................................................................................92

Capítulo III.......................................................................................... 99 La disciplina social en la cultura del ius commune. Elementos básicos..............99 I. INTRODUCCIÓN........................................................................................99 II. SOCIEDAD CORPORATIVA Y PERSONA...............................................101 III. LA DISCIPLINA DE LA FAMILIA EN LA CULTURA DEL IUS COMMUNE 105 1. Orden doméstico y tradición cristiana.......................................................105 2. Sexo y matrimonio según Graciano...........................................................107 3. El Concilio de Trento y la nueva disciplina de la familia..........................111 IV. DE LOS DOMINIOS A LA PROPIEDAD..................................................115 1. Situaciones reales y dominio dividido.......................................................115 2. Amortización, primogenituras y patronato................................................118 3. La Segunda Escolástica y la prehistoria del individualismo posesivo........120 IV. OBLIGACIONES, PACTOS Y CONTRATOS...........................................121 1. Pactos desnudos y pactos vestidos..............................................................122 2. Naturaleza y tipicidad de los contratos......................................................123


3. Pacta sunt servanda. Promesas y juramentos..............................................124 4. Causa y categoría general de los contratos................................................125 5. Usura y antidora........................................................................................127 VI. DISCIPLINA Y CONTROL SOCIAL: LA JUSTICIA PENAL DE LOS SIGLOS XIII A XVIII......................................................................................128 1. Fundamentos religiosos de la cultura punitiva y de la solución de conflictos........................................................................................................129 2. Configuración de la cultura procesal y de los aparatos de justicia.............130 3. Elementos sustanciales de la cultura penal de los siglos XIII a XVIII.........133

Capítulo IV........................................................................................ 139 El príncipe ante el derecho en la cultura del ius commune...............................139 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................139 II. PREMISAS.................................................................................................142 1. El rey en la sociedad feudal.......................................................................142 2. Los príncipes y el dominio del mundo.......................................................144 III. DIMENSIONES DEL PODER DEL PRÍNCIPE........................................150 1. Iurisdictio. El príncipe, la justicia y la ley.................................................150 2. Solutio legibus. El príncipe absoluto..........................................................156 3. Oeconomica. El príncipe como padre.........................................................162 IV. EL PRÍNCIPE EN SU CONTEXTO..........................................................167 1. Cortes, consejos, tribunales y oficiales.......................................................167 2. Poder público y sociedad corporativa. Poderes periféricos y periferia del poder...............................................................................................................173

Capítulo V......................................................................................... 177 Los derechos propios de los reinos hispánicos.................................................177 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................177 II. LA FORMACIÓN DEL DERECHO PROPIO DE LOS REINOS...............178


8

Índice

1. La formación de las Coronas de Aragón y de Castilla...............................178 2. La integración jurisdiccional de los reinos.................................................180 3. Formación y formulación de los derechos propios.....................................184 III. LA MONARQUÍA CATÓLICA................................................................204 1. Leyes y reyes: la dinámica de los derechos propios....................................206 2. Princeps-respublica: dimensión constitucional y forma de gobierno..........210 IV. LA REFORMA DE LA MONARQUÍA CATÓLICA: LOS DECRETOS DE NUEVA PLANTA...........................................................................................213 V. EPÍLOGO...................................................................................................220

Capítulo VI........................................................................................ 223 Expansión y colonización................................................................................223 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................223 II. EXPANSIÓN Y COLONIZACIÓN EUROPEA.........................................223 1. Una vocación evangélica imperial..............................................................223 2. La guerra santa, las recompensas a los guerreros y el poder sobre los infieles 224 3. Más allá del Mediterráneo. La Romanus Pontifex de 1455........................227 4. Las bulas alejandrinas...............................................................................228 5. El problema de los justos títulos y el conflicto europeo..............................230 6. La libertad de los mares, la ocupación efectiva y el “argumento agrícola”.235 II. LA COLONIZACIÓN CASTELLANA DE LAS INDIAS OCCIDENTALES.... 237 1. La invención de América y la visión de los vencidos..................................237 2. La conquista espiritual: la colonización de lo imaginario.........................237 3. Ius commune y derecho castellano en las Indias. El “Derecho Indiano”....238 4. La organización jurisdiccional de las Indias Occidentales........................241 5. La “República de los españoles”................................................................244 6. La “República de los indios” y el fenómeno del mestizaje.........................246 7. Reformas borbónicas y crisis del Imperio..................................................250 III. RECAPITULACIÓN.................................................................................254


Índice

9

Capítulo VII....................................................................................... 256 La Ilustración jurídica.....................................................................................256 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................256 1. Época y espacio de la Ilustración...............................................................256 2. Concepto de Ilustración.............................................................................258 3. Ilustración y revolución.............................................................................259 II. LA ILUSTRACIÓN: DEL MÉTODO A LA REVOLUCIÓN......................260 1. Ciencia y método: cómo se sabe.................................................................260 2. La autonomía individual...........................................................................261 3. Despotismo e Ilustración............................................................................263 III. ILUSTRACIÓN Y REVOLUCIÓN...........................................................273 1. Hacia la constitución: propiedad y libertad...............................................273 2. Codificación entre legalismo y constitucionalismo....................................276 3. Los límites de la Ilustración: en el camino a la revolución.........................281

Capítulo VIII..................................................................................... 286 Constitucionalismo antiguo y moderno...........................................................286 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................286 II. UNA ERA REVOLUCIONARIA (1770-1815)...........................................287 III. HISTORIA DEL TÉRMINO CONSTITUCIÓN.......................................290 1. De la constitución en sentido material a la constitución en sentido formal.291 2. Entre la historia y la voluntad: el poder constituyente...............................292 IV. EL CONSTITUCIONALISMO INGLÉS/BRITÁNICO.............................294 1. El ordenamiento constitucional británico..................................................296 2. De la Restauración a la Revolución Gloriosa............................................298 3. Las doctrinas constitucionales...................................................................300 V. EL CONSTITUCIONALISMO NORTEAMERICANO.............................301 1. Fundación y prácticas coloniales...............................................................302 2. La Declaración de Independencia..............................................................305 3. Las Constituciones de los Estados.............................................................307 4. De los Artículos de la Confederación a la Constitución Federal................311 5. La interpretación de la Constitución.........................................................313


10

Índice

VI. EL CONSTITUCIONALISMO FRANCÉS...............................................315 1. La convocatoria de los Estados Generales.................................................316 2. De los Estados Generales a la Constitución de 1791.................................318 3. La caída de la Monarquía: una Convención, dos Constituciones..............322 VII. RECAPITULACIÓN................................................................................324

Capítulo IX........................................................................................ 327 Orígenes del Constitucionalismo en el Mundo Hispano..................................327 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................327 II. LA CRISIS DE LA MONARQUÍA CATÓLICA..........................................328 1. El momento de las abdicaciones de Bayona...............................................328 2. Los afrancesados y la Constitución de Bayona..........................................330 3. El momento de los pueblos: las juntas provinciales y la Junta Central......332 III. RESPUESTAS CONSTITUCIONALES A LA CRISIS: INDEPENDENCIA Y AUTONOMÍA...............................................................................................334 1. Independencia............................................................................................334 2. Autonomía.................................................................................................337 IV. EL EXPERIMENTO CONSTITUCIONAL DOCEAÑISTA.....................340 1. El poder constituyente................................................................................342 2. El sujeto y sus derechos..............................................................................344 3. La estructura de la nación representada: Monarquía, provincias y municipios 347 4. Hacer, ejecutar y aplicar las leyes: división de potestades y valor de la Constitución.........................................................................................................349 V. EPÍLOGO. EL CONSTITUCIONALISMO HISPANO DESPUÉS DE CÁDIZ.. 354

Capítulo X......................................................................................... 359 De la Constitución al Estado (1814-1914)......................................................359


Índice

11

I. INTRODUCCIÓN......................................................................................359 II. EL CONSTITUCIONALISMO DECIMONÓNICO..................................360 1. La Europa de las Cartas............................................................................360 2. Revolución y nacionalismo a partir de 1848.............................................363 3. Excurso: La Iglesia católica.......................................................................365 III. EL ESTADO..............................................................................................366 1. De la Constitución al Estado.....................................................................366 2. La construcción teórica del Estado............................................................367 3. Administración pública y derecho administrativo.....................................369 4. Los ordenamientos de common law...........................................................372 5. La protección extraordinaria del Estado....................................................374 IV. DERECHOS DE LOS INDIVIDUOS, DERECHOS DE LOS CIUDADANOS. 376 1. La libertad de los modernos y sus consecuencias.......................................376 2. Los grupos marginados..............................................................................380 V. CONSTITUCIONALISMO ESPAÑOL......................................................382 1. Etapas constitucionales..............................................................................382 2. Articulación de poderes..............................................................................387 3. Administración de justicia.........................................................................391 4. Derechos y libertades.................................................................................395 VI. RECAPITULACIÓN.................................................................................399

Capítulo XI........................................................................................ 402 Legislación y códigos.......................................................................................402 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................402 II. DEL IUSNATURALISTA REINO DE LA LEY AL ESTADO DE DERECHO POSITIVO......................................................................................................403 1. El Reino de la Ley......................................................................................403 2. Crítica del legalismo y consolidación de la dicotomía sociedad-Estado....405 3. La ley y el reglamento................................................................................408 III. LA CODIFICACIÓN Y SU CIENCIA JURÍDICA.....................................414


12

Índice

1. ¿Qué significa codificar?............................................................................414 2. La codificación francesa............................................................................415 3. La codificación alemana............................................................................423 4. La codificación española...........................................................................428 5. La Europa de los códigos: un balance........................................................439 IV. EPÍLOGO..................................................................................................441

Capítulo XII...................................................................................... 445 Derecho y sociedad civil..................................................................................445 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................445 II. TRADICIÓN Y SECULARIZACIÓN DE LA FAMILIA.............................446 III. PROPIEDAD Y DOMINIO.......................................................................449 1. La liberación de la propiedad. Simplificación y jerarquía de derechos reales 449 2. Las limitaciones del propietario y la persistencia de propiedades colectivas y divididas....................................................................................................454 IV. LA GENERALIZACIÓN DEL CONTRATO Y LA INSUFICIENCIA DEL CONSENSO...................................................................................................457 1. La eficacia jurídica del mero acuerdo........................................................457 2. La insuficiencia del consenso.....................................................................461 V. ACTIVIDAD MERCANTIL Y LABORAL..................................................463 1. Actos de comercio y arrendamiento de servicios........................................463 2. La dimensión subjetiva, paternal y colectiva del trabajo y de la empresa.. 466 VI. DISCIPLINA, CONTROL, PREVENCIÓN Y REPRESIÓN.....................472

Capítulo XIII..................................................................................... 479 Derecho internacional y colonialismo desde la Paz de Westfalia hasta la I Guerra Mundial..........................................................................................................479 I. DEL DERECHO DE GENTES AL DERECHO INTERNACIONAL...........479


Índice

13

1. Nuevo Mundo y ruptura de la unidad cristiana........................................479 2. Hugo Grocio, la guerra y el derecho...........................................................481 3. De la Paz de Westfalia (1648) a la Ilustración...........................................483 II. REVOLUCIÓN Y RESTAURACIÓN EN EL ORDEN JURÍDICO INTERNACIONAL (1776-1830)....................................................................485 1. El impacto de las revoluciones en el derecho internacional.......................485 2. Congreso de Viena, Santa Alianza y Concierto Europeo............................488 3. La independencia de las Repúblicas de la América hispana......................493 III. EL DERECHO INTERNACIONAL DECIMONÓNICO (1830-1914).....496 1. Industrialización y nacionalismo...............................................................496 2. La construcción de los Estados Unidos y el internacionalismo..................499 3. Articulación política y representación doctrinal del orden jurídico internacional..............................................................................................................502 4. La paradoja del cambio de siglo: humanitarismo y confrontación............505 V. COLONIALISMO LIBERAL E IMPERIAL................................................508 1. Europa y Oriente: tratados desiguales y jurisdicciones consulares............508 2. El régimen colonial: un estado de excepción permanente..........................510 3. El colonialismo en casos: Gran Bretaña, Francia, España.........................513 4. La expansión imperialista..........................................................................517

Capítulo XIV..................................................................................... 521 El orden jurídico europeo de 1918 a 1945......................................................521 I. INTRODUCCIÓN......................................................................................521 II. CONSTITUCIONALIZACIÓN DEL ESTADO Y RACIONALIZACIÓN DEL DERECHO.....................................................................................................522 1. La democracia y sus instituciones..............................................................524 2. Derechos y Constitución............................................................................526 3. Socialización del derecho y de la economía...............................................531 4. Federalismo, autonomía y minorías...........................................................536 5. Internacionalismo y tutela colonialista .....................................................539 III. CRISIS DE LA DEMOCRACIA Y DICTADURAS....................................541 1. Italia, Alemania, España............................................................................542


14

Índice

2. Supresión de la diferencia e imperio de la arbitrariedad...........................546 3. Nación imperialista...................................................................................548 4. Dictadura soberana....................................................................................552 5. Estado y Partido.........................................................................................555 6. Propaganda, consenso y represión.............................................................558 7. Antisemitismo, corporativismo, nacionalsindicalismo y “democracia orgánica”..............................................................................................................562 IV. EPÍLOGO. RESTAURACIÓN Y CRISIS DEL ESTADO CONSTITUCIONAL.....................................................................................563


Índice

15

And now all the others are saying, “What about Us?” So perhaps the best thing to do is to stop writing Introductions and get on with the book. A.A.M.

Los autores de este libro queremos que hable por sí mismo, y esa voluntad nos lleva a prescindir de consideraciones introductorias que vayan más allá de una breve presentación. La que el lector tiene en sus manos es una obra destinada a la enseñanza y atenta a las condiciones en las que hoy se desenvuelve la disciplina histórico-jurídica en los estudios de Grado: el número de capítulos corresponde al de semanas de un cuatrimestre; cada uno de ellos se ha concebido como material de lectura para el estudiante, que podrá completar ese solitario trabajo de reflexión cuidadosa con su asistencia a clases magistrales y seminarios y siempre bajo la dirección del profesor. No se pretende más: las referencias que cierran cada capítulo no son propuestas de ampliación, sino expreso reconocimiento a las obras que más han condicionado los planteamientos de los autores y de las que se han extraído datos y argumentos. Un libro de autoría colectiva siempre manifiesta la diversidad de manos que han contribuido a su confección. Es una riqueza que aquí no se ha pretendido disimular. Pero han sido también arduas y largas las discusiones que llevaron a la determinación de la estructura y de los contenidos, durante las cuales se intentó siempre evitar que el producto final fuera una yuxtaposición más o menos ordenada de piezas diversas. Todos los autores formamos parte del mismo grupo de investigación, el identificado con el acrónimo Hicoes, y pese a las diferencias de formación e intención en la materia que cultivamos, compartimos convicciones metodológicas básicas y también una larga trayectoria de trabajo común en proyectos desarrollados durante los últimos años. Marta Lorente Jesús Vallejo


Capítulo I

Derecho, sociedad y cultura entre la Antigüedad y el Medievo (siglos III-X) I. Crisis y decadencia de la vida civil (siglos III-V) 1. Ciudad y derecho. 2. Los municipios y la crisis y decadencia de la vida civil en el orbis terrae. 3. El Imperio y el derecho en una época de crisis y decadencia. 4. La nueva fuerza de la costumbre. 5. El cristianismo y la Iglesia en un escenario de crisis. 6. La disolución de la vida civil y unas nuevas posiciones personales. 7. La ampliación del campo operativo del derecho. 8. El derecho y la lucha contra la debilidad e incerteza. II. La reordenación de la vida en un escenario de incertezas (siglos V-X). 1. Unos tiempos de cambio. 2. Occidente como un espacio de reinos cristianos. 3. Occidente como un espacio de reinos de tradición latina. 4. Occidente como un espacio rural. 5. El derecho y el orden natural del mundo. 6. La reordenación de la sociedad y el poder. 7. El derecho, las costumbres y las leyes. III. Epílogo. Signos de cambio al acabar el milenio.

I. CRISIS Y DECADENCIA DE LA VIDA CIVIL (SIGLOS III-V) 1. Ciudad y derecho Una serie de hechos ocurridos en el orbe romano durante el siglo III d. C. daban cuenta del inicio de un nuevo momento en la cultura jurídica occidental, cuyos caracteres se configurarían en un proceso que, con sus continuidades y quiebres, mantuvo muchas de sus líneas básicas hasta el siglo X. Ciudad y derecho (civitas-ius) habían sido, hasta el siglo III, dos nociones inseparables, como lo anticipaba la propia expresión ‘derecho civil’ (ius civile). No podía concebirse a la una sin la otra, pues la ciudad no era entendida como un simple espacio físico (urbe) sino, ante todo, como un espacio cultural constituido por la reunión de hombres sujetos a un mismo derecho, como la definía Cicerón en un bello pasaje de su De republica (6,13). En Roma obraba el derecho, en cuanto que una serie de reglas, definidas por juristas privados, sobre lo justo debido a cada uno de aquellos que la formaban, y que se hallaban en una posición de igualdad derivada de su sujeción a unas mismas reglas, las que sólo se referían a sus posiciones privadas relativas a la adquisición de las cosas, a su aprovechamiento a través de contratos y otras formas obligacionales, y al destino que había de dárseles tras la muerte de sus titulares. El derecho no tocaba, pues, a las posiciones públicas, porque en éstas el poder instituía una diferencia entre quien lo ejercía y quien no y, por ende, no se partía del presupuesto básico de la igualdad. Así, Roma, en cuanto que ciudad, aparecía como una construcción “privada”, en la que el derecho tenía un campo operativo reducido a los bienes de los particula-


res y en la que, como consecuencia de la sujeción de todos sus ciudadanos a unas mismas reglas, se instauraba la igualdad y se procuraba la paz. La concepción de la ciudad, como espacio propio del derecho, explicaba que quedaran fuera de ella y de él los dioses y los brutos, pero también quienes no formaban parte de “la ciudad”, porque más allá de ella se hallaba, simplemente, el orbe (orbis), es decir, el extenso círculo de la tierra, con lo cual resultaban ajenos al derecho civil no sólo los que estaban fuera del orbe romano (hostes), sino también los que, habitando en él, no pertenecían a la ciudad de Roma (peregrinos). Sin embargo, la civitas era percibida por los romanos como una construcción cultural llamada a confundirse con el mismo orbe, porque, como lo escribiera Ovidio, a todas las naciones de la tierra se las había dado un límite cierto, pero el espacio de la ciudad romana y el del orbe eran el mismo, y así la civitas crecería, como espacio cultural, desde las siete colinas hasta donde se acababa la tierra conocida. Ello se hizo a través de la controlada difusión del modelo de vida civil construido sobre el municipio, que reproducía las instituciones de la ciudad en tiempos de la República y que, a lo largo de los siglos, se asumiría por las distintas localidades incorporadas al orbe romano. Tales claves culturales acerca de la vida civil, entendida como la vida en ciudad, y del derecho que constituía a la propia ciudad, como unas reglas que operaban en ámbitos privados sobre presupuestos de igualdad privada, experimentaron una serie de transformaciones que se volvieron cada vez más evidentes a partir del siglo III prolongándose durante los últimos siglos del Imperio. Este es el momento en el que se sitúa el comienzo de esta historia. En el año 212 el emperador Antonino Caracalla concedía la ciudadanía a todos los habitantes libres del orbe, excepto a los dediticios. Ello, en principio, significaba que todas las localidades del Imperio podían asumir el modelo de vida civil representado por el municipio y, como natural consecuencia, que el derecho civil romano extendiera su campo operativo a todos esos nuevos espacios ciudadanos. El orbe, al menos teóricamente, se convertía en un universo de ciudades, tal como, agudamente, observaba en el siglo V Claudio Rutilio Namaciano cuando compendiaba la obra romana en una frase: “Hiciste una ciudad de lo que antes era orbe” (Urbem fecisti, quod prius orbis erat), pues bien podía decirse que una mera geografía europea se había vuelto en un cierto espacio cultural asociado a la vida civil y, por ello, al derecho. La concesión general de ciudadanía por Caracalla en el 212, coincidió, en términos generales, con una serie de fenómenos que acabaron por modificar radicalmente el ámbito de creación cultural del derecho hasta la misma disolución del Imperio en Occidente durante el curso del siglo V y cuyas consecuencias se proyectaron en los siglos posteriores. Tales fenómenos fueron, en una gruesa simplificación: a) la decadencia de la vida civil y el paulatino traslado a la vida rústica; b) la creciente intervención imperial en la creación y definición del derecho; c) la


18

Derecho, sociedad y cultura entre la Antigüedad y el Medievo

progresiva fuerza adquirida por la costumbre; d) la ampliación del campo operativo del derecho y; e) la influencia del cristianismo y el creciente fortalecimiento de la Iglesia. Dos fueron las principales consecuencias de todos estos fenómenos en el campo de la cultura jurídica durante la última época imperial: por una parte la extensión de su campo operativo a cuestiones públicas y criminales y, por otra, la pérdida de su delimitación, como espacio social de creación cultural relativamente autónomo.

2. Los municipios y la crisis y decadencia de la vida civil en el orbis terrae Durante el siglo III la vida civil en los municipios del orbe hizo crisis y comenzó su decadencia, acompañada de la paulatina disolución del Imperio. Con ello tendía a desaparecer materialmente la ciudad como ámbito propio de la vida de los hombres y, por ende, menguaba también el campo cultural del derecho que, hasta ese momento, había sido el característico de una vida urbana. Los municipios habían cimentado su desarrollo en las aristocracias locales, cuyos miembros eran los que accedían a las magistraturas y a la curia de las ciudades. En el siglo III era claro que estas aristocracias comenzaban a arruinarse, como consecuencia del creciente deterioro económico que afectaba al Imperio y, también, de la presión imperial que se proyectaba en todos los ámbitos de la vida de los súbditos, y que se concretaba en el incremento de la presión fiscal, mediante nuevos impuestos o elevación de las tasas de los ya existentes, para procurar hacer frente a unas crecientes necesidades de recursos y así, entre otros fines, financiar una cada vez más amplia red de agentes imperiales y sufragar los gastos de la defensa del limes. La actitud del Imperio frente a esta situación fue la de una permanente actuación dirigida, ante todo, a sanear el problema fiscal en los municipios, entre cuyas más tempranas manifestaciones se encontraba el envío a ellos, en tiempos de Trajano, de curatores rei publicae, los que se generalizaron desde el imperio de Diocleciano y Constantino como sus verdaderos rectores por encima de los magistrados locales, aunque, en ciertos casos, era la propia curia la que los designaba para recaudar los impuestos y dirigir la vida municipal. El poder público, además, convirtió a la curia, hasta entonces una institución municipal similar al Senado romano, en un verdadero agente fiscal, que no sólo comenzó a designar a los cada vez menos importantes magistrados locales, sino también a recaudar los impuestos, de los cuales se hacía responsables, en sus propios patrimonios, a los mismos decuriones, quienes, frecuentemente, recurrían a la violencia y coacción para obtener el pago de los impuestos que debían recaudar, pero a pesar de ello, les resultaba imposible lograr las cantidades exigidas, por lo que tenían que suplir con sus bienes las sumas faltantes. Esto explica que las magistraturas


Manual de Historia del Derecho

19

municipales y los cargos de curiales, tradicionalmente apetecidos por las minorías rectoras ciudadanas, en cuanto que significaban un honor, pasaron a convertirse en verdaderas cargas, de las que se trataba de escapar por todo género de vías. Tal situación, no sólo acarreó la ruina de las aristocracias municipales, sino que también su negativa a incorporarse al ordo decurionum (miembros de la curia) e introdujo la práctica de reclamar su nombramiento para ella ante el praeses provinciae (gobernador) como lo declaraba una constitución de Diocleciano y Maximiano (C. 10,31,2). La reticencia ciudadana a ingresar a la curia municipal, institución clave en la política fiscal del Imperio, fue enfrentada a través de una serie de medidas, todas ellas marcadas por la intervención imperial y que, en todo caso, no dieron los resultados esperados y, las más de las veces, contribuyeron a aumentar los males que pretendían atajar: a) desde finales del siglo III se adoptó una política de relajación de las exigencias para acceder al ordo decurionum, junto a una restricción de las inmunidades que se habían concedido para eximirse de él; b) se instó a los súbditos a que ingresaran a la curia ofreciéndoles ciertos privilegios, como el acordado por una constitución de Teodosio II y Valentiniano III en el año 443, que permitía instituir herederos a los hijos naturales si eran destinados a servir como curiales, o a las hijas naturales si se las daba en matrimonio a un decurión, equiparándoles así a los hijos legítimos (legitimatio per oblationem curiae), pero, como muchos hijos naturales repudiaban la herencia para huir del ordo decurionum, una constitución del año 470 declaró que estaban obligados a su aceptación y al desempeño de los cargos civiles; c) como el incentivo no resultaba suficiente, los emperadores decidieron adscribir, perpetua y hereditariamente, a los decuriones en sus cargos, de modo que había de ser curial todo aquel que hubiera tenido en su familia algún ascendiente miembro de la curia, medida ésta que dio pie a la adulteración del origen curial de las familias, conducta que fue duramente reprimida como delito por una constitución del año 387 (C. 10,31,41); d) se acudió a la represión penal de aquellas actuaciones dirigidas a huir de la curia, pues el ingenio de los ciudadanos por escapar de ella iba a la par de la opresión imperial: hubo de ser muy frecuente el ingreso en las nacientes comunidades religiosas, so pretexto de fe, para evitar el servicio de los cargos en las ciudades, pues los emperadores Valentiniano y Valente, por una constitución del año 370, ordenaban que se detuviera a tales personas y, por otra del año 396, los emperadores Honorio y Arcadio obligaban a los curiales a no abandonar sus ciudades y a no refugiarse en sus fundos, so pena de adjudicar sus posesiones al fisco (CTh. 12,18,2 = C. 10.37(38); y e) las frecuentes arbitrariedades y opresiones a que eran sometidos los habitantes de los municipios por los curiales y poderosos llevó a los emperadores Teodosio II y Valentiniano III a crear el cargo de defensor civitatis, designado por el prefecto del pretorio, aunque luego elegido popularmente, generalizándose en todo el Imperio, en cuya última época muchas veces los obispos servían este cargo, para reprimir


20

Derecho, sociedad y cultura entre la Antigüedad y el Medievo

los abusos en la exacción de los impuestos, aunque en diversas ocasiones se convirtió en un agente opresor más. La creciente actuación imperial, que eliminó la autonomía municipal, acompañada de la crisis económica, condujo a las arruinadas aristocracias locales a abandonar progresivamente las ciudades y a refugiarse en sus posesiones rurales (villae), proceso que tendió a consolidar la existencia de grandes latifundios (saltus) en los cuales comenzaron a establecerse las clases desposeídas que huían de las presiones de la vida urbana, y allí se sometían al patrocinio y protección de los dueños de los campos, generándose unas relaciones de dependencia entre hombres libres hasta entonces desconocidas. Salviano de Marsella, hacia el año 440, recogía muy bien la situación de los desposeídos cuando escribía, en su De gubernatione Dei (5,6,38-45), que: “Los pobres se entregan a los poderosos para recibir socorro y protección. Se someten sin condiciones, pasan a depender de ellos”, y agregaba que: “Los ricos reciben a los patrocinados como a extranjeros, que no les pertenecen, y transforman en esclavos de hecho a hombres libres”. El terrateniente, que habitaba su villa, se reservaba las tierras que la rodeaban para explotarlas directamente (terra dominicata), y las restantes propiedades de su latifundio las cedía a colonos o arrendatarios (terra indominicata) a cambio del pago de una renta (censum) y de la obligación de trabajar personalmente (opera et iugera) ciertos días en las labores agrarias de la terra dominicata. Durante el Dominado los latifundistas comenzaron a atribuirse algunos derechos sobre quienes habitaban y trabajaban en sus tierras, tales como la administración de justicia en ciertos casos, la recaudación de impuestos e, incluso, armaron soldados para su protección especialmente de los bárbaros que ya asolaban las regiones del Imperio. De este modo el terrateniente se convertía en un señor, dotado de algunas facultades públicas en sus tierras cada vez más independientes del poder imperial. Así, la parte occidental del Imperio, en la que había predominado la vida civil como un conjunto de ciudades ligadas directamente a Roma por particulares foedera, se transformó en un universo de latifundios en los que prevalecía un tipo de explotación agraria vinculado a los grandes terratenientes, que contribuyó a formar una especie de relaciones económicas, sociales y jurídicas, que se hallaban en las bases del régimen señorial o feudal en su caso. En Hispania la crisis y decadencia del régimen municipal se produjo, en términos generales, dentro de ese amplio panorama occidental, de modo que desde finales del siglo III comenzaron a observarse en ella los mismos fenómenos que anunciaban el deterioro de la vida civil y el progresivo desplazamiento de los ciudadanos a los campos. La invasión el año 262 de los francos y alamanes, que había amenazado a gran parte de la Península Ibérica, había anticipado la decadencia de la vida urbana, pues, como consecuencia de ella, las ciudades hispanas comenzaron a amurallarse y a reducir su extensión, y se padeció un gran deterioro económico derivado,

1_9788490332313  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you