Page 1


libros de estilo y periodismo global en español Origen, evolución y realidad digital

José Luis rojas torrijos Prólogo de Alberto Gómez Font

Valencia, 2011


Copyright ® 2011 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant Humanidades publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant. com).

© josé luis rojas torrijos

© tirant humanidades edita: tirant humanidades C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia telfs.: 96/361 00 48 - 50 fax: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es depÓsito legal: v i.s.b.n.: 978-84-939316-6-7 imprime y MAQUETA:pmc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


índice Prólogo............................................................................................... Introducción........................................................................................

13 19

Capítulo Primero Concepto y origen de los libros de estilo I. Concepto Libro de Estilo........................................................... 1. Rasgos definitorios............................................................... 2. Evolución............................................................................ 2.1. Generalización de los libros de estilo.............................. 2.2. Ampliación del objeto.................................................. 2.3. Justificación de su existencia........................................ II. Origen de los Libros de Estilo................................................... 1. Primeros manuales de estilo................................................... 2. Nacimiento de los libros de estilo periodísticos........................ 3. Consagración del fenómeno en el mundo anglosajón................. III. Los primeros Libros de Estilo en español.................................. 1. En Hispanoamérica............................................................... 1.1. Manuales de agencias................................................... 1.2. Manual de Selecciones.................................................. 1.3. Manual de Estilo la SIP................................................. 1.4. Manual de Noticias Radiofónicas.................................... 1.5. Normas de Estilo Periodístico......................................... 2. En España........................................................................... 2.1. Manual de Estilo de EFE-Exterior.................................... 2.2. Manual de Estilo.......................................................... 2.3. Segundo Manual de Estilo............................................. IV. Libros de Estilo en el contexto europeo....................................

23 24 27 27 28 31 36 36 38 42 46 46 47 47 48 48 49 50 51 52 53 54

Capítulo Segundo Los libros de estilo en España

I. Medios pioneros...................................................................... 1. Agencia EFE......................................................................... 1.1. Manual de Español Urgente........................................... 1.2. Normas básicas para los servicios informativos................ 1.3. El idioma español en el deporte: Guía práctica................ 2. El País................................................................................. 2.1. Primer Libro de Estilo................................................... 2.2. Segunda edición..........................................................

59 59 59 64 64 66 66 67


8

ÍNDICE

2.3. Tercera edición............................................................ A) Estructura............................................................. B) Normas generales del idioma.................................... 2.4. Últimas ediciones y formato electrónico......................... 3. La Vanguardia...................................................................... 3.1. Edición experimental................................................... 3.2. Segunda edición.......................................................... A) Estructura............................................................. B) Aspectos éticos y deontológicos............................... C) Uso del idioma....................................................... II. Un fenómeno generalizado...................................................... 1. Otros medios escritos............................................................ 1.1. Diario 16.................................................................... 1.2. El Periódico de Catalunya.............................................. 1.3. Revista Tiempo............................................................ 1.4. Primeras experiencias en la prensa regional.................... A) El Correo Español-El Pueblo Vasco............................. B) Ideal..................................................................... C) La Voz de Galicia.................................................... 1.5. El Sol......................................................................... 1.6. ABC........................................................................... 1.7. El Mundo.................................................................... 1.8. La Razón.................................................................... 1.9. Otros diarios regionales................................................ A) El Correo Gallego.................................................... B) La Verdad.............................................................. C) El Ideal Gallego...................................................... D) La Opinión de Tenerife............................................ E) Diario de León....................................................... 1.10. Grupos de comunicación............................................... A) Promecal............................................................... B) Vocento................................................................. C) GMP...................................................................... D) Joly...................................................................... E) El Día.................................................................... F) El Progreso............................................................ 1.11. Público....................................................................... 1.12. Prensa gratuita............................................................ 1.13. Prensa deportiva.......................................................... A) Mundo deportivo.................................................... B) Otros diarios deportivos.......................................... a) Superdeporte.................................................... b) Sport............................................................... c) Marca.............................................................. C) Don Balón.............................................................

68 70 72 73 74 75 76 77 78 79 80 80 80 81 83 85 85 86 87 88 89 91 93 94 94 95 95 96 97 97 97 98 99 99 100 101 102 102 103 103 106 106 108 109 110


ÍNDICE

1.14. Diarios económicos...................................................... 2. Otras agencias...................................................................... 2.1. Europa Press............................................................... 2.2. Colpisa....................................................................... 2.3. Servimedia.................................................................. III. Medios audiovisuales............................................................... 1. Radio.................................................................................. 1.1. RNE............................................................................ 1.2. SER............................................................................ A) Unión Radio.......................................................... 1.3. Onda Cero................................................................... 1.4. COPE.......................................................................... 1.5. Punto Radio................................................................ 2. Televisión............................................................................ 2.1. TVE............................................................................ A) Libro de Estilo de los Servicios Informativos.............. B) Manual de Estilo..................................................... C) El deporte correctamente hablado............................. D) Otros documentos de autorregulación....................... E) Principios básicos de programación........................... F) Libro de Estilo de la Corporación.............................. 2.2. Canal Sur.................................................................... A) Primera edición...................................................... B) Segunda edición..................................................... 2.3. Telemadrid.................................................................. 2.4. Antena 3.................................................................... 2.5. Telecinco.................................................................... 2.6. La Sexta.....................................................................

9 111 113 113 113 114 114 115 115 116 117 118 119 120 120 120 120 121 122 123 124 125 125 126 126 127 128 128 129

Capítulo Tercero Los libros de estilo en Hispanoamérica

I. Agencias de información.......................................................... 1. Agencias nacionales.............................................................. 1.1. Colprensa.................................................................... 1.2. Prensa Latina.............................................................. 1.3. Notimex, Telam y Venpress............................................ 2. Servicios en Español............................................................. 2.1. Inter Press Service....................................................... 2.2. The Associated Press.................................................... 2.3. Reuters....................................................................... 2.4. Deutsche Presse Agentur............................................... II. Prensa..................................................................................... 1. México................................................................................

131 131 131 132 133 133 134 135 136 138 139 139


10

ÍNDICE

1.1. El Norte...................................................................... 1.2. El Informador y El Universal.......................................... 1.3. Proceso....................................................................... 2. Argentina............................................................................ 2.1. La Voz del Interior....................................................... 2.2. La Nación................................................................... 2.3. Clarín......................................................................... 2.4. Perfil.......................................................................... 2.5. El Gráfico.................................................................... 3. Colombia............................................................................. 3.1. El Tiempo................................................................... 3.2. El Colombiano............................................................. 4. Venezuela............................................................................ 4.1. Diario de Caracas......................................................... 4.2. El Nacional.................................................................. 4.3. El Universal................................................................. 4.4. Últimas Noticias.......................................................... 4.5. Panorama.................................................................... 5. Perú................................................................................... 5.1. El Peruano.................................................................. 5.2. El Comercio................................................................. 5.3. La República............................................................... 6. Resto de Suramérica............................................................. 6.1. Ecuador...................................................................... A) Hoy...................................................................... B) El Universo............................................................ C) La Hora................................................................. 6.2. Bolivia....................................................................... A) El Deber................................................................ 6.3. Paraguay y Chile.......................................................... 6.4. Uruguay: El País.......................................................... 7. Centroamérica y Caribe......................................................... 7.1. República Dominicana.................................................. 7.2. Panamá: La Prensa....................................................... 7.3. Costa Rica: La Nación................................................... 7.4. Nicaragua: La Prensa.................................................... 7.5. El Salvador: La Prensa Gráfica........................................ 7.6. Guatemala: Prensa Libre............................................... 7.7. Puerto Rico................................................................. 8. Estados Unidos..................................................................... 8.1. Sociedad Interamericana de la Prensa (SIP)..................... 8.2. La Opinión de Los Ángeles............................................ 8.3. Nuevo Herald de Miami................................................. 8.4. NAHJ......................................................................... III. Medios audiovisuales...............................................................

139 141 141 142 142 145 146 147 148 149 149 153 154 154 155 156 157 157 158 158 158 162 162 162 162 163 164 164 164 165 166 166 167 167 168 169 170 171 172 172 173 173 174 175 176


ÍNDICE

11

1. Radio.................................................................................. 1.1. Radio Caracol (Colombia).............................................. 1.2. Instituto Mexicano de Radio.......................................... 1.3. Radio Mitre (Argentina)................................................ 1.4. Radio Nacional de Venezuela......................................... 1.5. Radio Nacional de Argentina......................................... 2. Televisión............................................................................ 2.1. CNN en Español........................................................... 2.2. Canal Once (México)..................................................... 2.3. Canal 22 (México)........................................................ 2.4. Telecaribe (Colombia)................................................... 2.5. TVN (Chile).................................................................

177 177 178 179 179 180 180 180 182 183 184 185

Capítulo Cuarto Internet y libros de estilo

I. Información periodística en el entorno digital.......................... 1. Pioneros de la Red en lengua española.................................... 2. Rasgos de la redacción ciberperiodística.................................. II. Libros de estilo para medios digitales....................................... 1. La Voz del Interior................................................................ 1.1. Recorrido histórico y contexto....................................... 1.2. Características del nuevo medio..................................... 1.3. Las noticias................................................................. 1.4. Redacción digital y usuarios.......................................... 1.5. Titulación................................................................... 1.6. Hipervínculos.............................................................. 1.7. Fotografías.................................................................. 1.8. Blogs.......................................................................... 2. Internet en los libros de estilo generalistas............................. 3. Diarios digitales................................................................... 3.1. diariocritico.com......................................................... 3.2. Vilaweb...................................................................... 4. Otras aportaciones................................................................ 4.1. Javier Díaz Noci........................................................... 4.2. Ramón Salaverría......................................................... 4.3. Joao Canavilhas........................................................... 4.4. Guillermo Franco......................................................... III. Libros de estilo y realidad digital.............................................

187 188 189 193 193 194 195 196 196 197 198 199 199 200 202 203 205 205 206 206 208 209 211

Conclusiones........................................................................................ Bibliografía......................................................................................... Anexo - Cronología básica de los libros de estilo.......................................

213 219 233


PRÓLOGO La primera vez que oí hablar de un manual de estilo fue también la primera vez que tuve uno en mis manos, y eso fue allá por 1980, en la Agencia Efe, en Madrid, y nunca llegué a sospechar que aquel libro y otros de su misma especie llegarían a formar parte de mi vida hasta el punto de coleccionarlos, estudiarlos y ser coautor de varios de ellos. Entonces, en octubre de 1980, comencé a trabajar en el recién creado Departamento de Español Urgente, de la Agencia Efe, de la mano de Luis María Ansón y Fernando Lázaro Carreter, autor este último del Manual de estilo de dicha agencia de noticias, del que yo tenía en las manos la segunda edición y del que sería coautor a partir de la tercera. Hay quienes distinguen entre los nombres libro de estilo y manual de estilo; pero yo, por más que me lo proponga, sigo viéndolos iguales y solo me atrevo a clasificarlos en tres grupos: los que son de un medio de comunicación, que son la mayoría, los que pertenecen a una empresa (casi siempre son editoriales), a una universidad o a un organismo de la Administración y los que no son de ninguno de esos dos tipos. En mi colección caben todos, como caben también en los anaqueles de la biblioteca de la Fundación del Español Urgente, donde entre ediciones originales y ejemplares fotocopiados (menos mal que fotocopiar ediciones no venales no es delito…) hay más de cien libros de estilo, muchos de los cuales cita y analiza José Luis Rojas en el presente estudio, donde también nos da noticia de muchos otros ausentes de las colecciones antedichas. Y sé que hay más coleccionistas de ese tipo de obras, y algunos sin muchos escrúpulos, pues no dudan en robar las piezas que les interesan y que saben únicas o muy difíciles de conseguir. Lo sé porque desaparecieron de la biblioteca de mi oficina de la Agencia Efe dos de esos libros, dos joyitas bibliográficas que sé que nunca volverán a mis manos: La primera en caer en manos de los ladrones de libros de estilo fue el Manual de Selecciones (Normas generales de redacción), de la revista Selecciones, de Reader’s Digest, publicado en La Habana en 1959. La otra joya no era un libro propiamente dicho, pues no estaba editado ni encuadernado como tal, sino que se trataba de unas hojas mecanografiadas —31 folios— por una sola cara y encuadernadas con unas tapas de cartulina fina. En la tapa que hacía de portada, podía leerse: Agencia EFE S. A. Madrid. Manual de estilo de efeexterior. Primera edición, 1975.


14

Alberto Gómez Font

Pero… ¿de verdad existió un libro titulado Manual de Selecciones (Normas generales de redacción)? No, no es un pregunta tonta; es una pregunta con carga de profundidad. Veamos: si se hace una búsqueda en las hemerotecas y en internet se comprueba de inmediato que todas, el cien por cien, las referencias y menciones de ese libro están tomadas de algún artículo o de alguna bibliografía escritos por quien está redactando este prólogo… Es decir, si yo, Alberto Gómez Font, soy el único testigo (al menos eso nos indican los documentos encontrados en internet) de la existencia de ese libro, cabe la posibilidad de que sea un invento mío y de que ese manual no existiera nunca y nadie lo robara nunca de la entonces (en los años 80 del siglo pasado) incipiente biblioteca del Departamento de Español Urgente de la Agencia Efe. No sería la primera ni la segunda vez que algún autor se inventa un título y lo incluye en una bibliografía o en una cita a pie de página (yo mismo usé en ocasiones ese recurso literario). Sí existió el autor, don Jorge Cárdenas Nannetti, intelectual colombiano, traductor, que según se puede leer en internet vivió casi 102 años y fue director de la edición en español de la revista Selecciones del Reader’s Digest, y autor también de otros libros entre los cuales hay uno titulado Manual del editor. Normas de redacción y estilo tipográfico (Bogotá, Universitaria de América, 1976), obra que aparece citada en varias bibliografías y que espero llegar a poder hojear algún día en alguna biblioteca de Bogotá… Volviendo a la realidad, sé de dos personas que pueden dar fe de que el Manual de Selecciones no es un invento mío —o quizá los he sobornado para que atestigüen a mi favor…—. El primero es mi antiguo compañero del Departamento de Español Urgente, Pedro García Domínguez, a quien telefoneé mientras escribía este prólogo y me dijo que se acordaba de ese libro. El segundo es Víctor Olmos Baldellón, periodista jubilado de la Agencia Efe y director durante algunos años de la edición para España de la revista Selecciones, a quien también llamé por teléfono, por si acaso tenía un ejemplar del libro en su casa. Y no, no tiene ese libro en su biblioteca (¿será que no existe…?), pero me contó que el autor quiso hacer un manual de estilo panhispánico, pues se trataba de que aquella primera versión de Selecciones en español estuviese escrita en un español válido para cualquier país, un español internacional. Lo que yo más recuerdo del Manual de Selecciones (si es que lo vi alguna vez…) es una lista de palabras que habitualmente se traducen mal del inglés al español, muchas de ellas del tipo de voces que los traductores co-


Prólogo

15

nocen como «falsos amigos». Y en el Vademécum de español urgente (vol. I. Madrid, Agencia Efe, 1992) hay un artículo escrito por mí y titulado «Otros manuales de estilo» en el que hablo del Manual de Selecciones y destaco el capítulo «Palabras engañosas», en el que ya en 1959 se registraban malos usos sobre los que veinte años después se avisaría en el Manual de estilo de la Agencia Efe. Tras escribir lo anterior y releerlo un par de veces estoy ya casi convencido de que no me inventé ese libro; pero siempre me quedará la duda… La misma vocación panhispánica que reflejó Jorge Cárdenas Nanneti en su libro podemos encontrarla en otros dos manuales de otras dos empresas estadounidenses: CNN en español y Associated Press, con sus respectivos libros Manual de estilo y referencia y Manual de técnicas de redacción periodística. Tanto la cadena de televisión con sede en Atlanta como la agencia de prensa con sede en Nueva York venden su producto a todos los países hispanohablantes y por lo tanto deben buscar cada día un español común, un español válido para todos. La súbita multiplicación de los libros de estilo de medios de comunicación a finales de la década de los 80 y la consiguiente tendencia a la clonación (a veces con copias muy descaradas) hizo que en 1992, en el Congreso Internacional de la Lengua Española celebrado en Sevilla, se me ocurriese presentar la siguiente propuesta: «[…] El paso que debería darse, ya propuesto en las conclusiones del seminario internacional “El idioma español en las agencias de prensa”, propuesta que se repitió en el seminario sobre “El neologismo necesario”, y, que creo interesante volver a proponer en este foro, es la redacción de un manual sobre el uso periodístico del español, común a todos los medios de comunicación hispanohablantes, proyecto del que también habló Fernando Lázaro Carreter en sus declaraciones a la prensa cuando fue elegido director de la Real Academia Española. La idea está sobre el tapete y la voluntad de trabajar en ella ya se ha puesto varias veces de manifiesto; basta con coger una coctelera llena de hielo hasta la mitad e introducir en ella todos los manuales y normas de redacción periodística existentes, tapar la coctelera y agitar fuertemente durante 20 o 30 segundos hasta conseguir una mezcla homogénea que sirva para unificar criterios y evitar la dispersión y la fragmentación del español periodístico. Seguro que ese cóctel sería un buen primer paso para conseguir un gran libro, solo falta que establezcamos los contactos necesarios, elijamos un buen barman, consigamos una coctelera y nos pongamos a trabajar en ese atractivo proyecto para que deje de serlo y se convierta en una realidad».


16

Alberto Gómez Font

Presenté de nuevo esa propuesta, junto con Álex Grijelmo y de la mano del Instituto Cervantes, con dos padrinos de lujo —José Moreno de Alba y Humberto López Morales—, en el I Congreso Internacional de la Lengua Española, celebrado en la ciudad mexicana de Zacatecas en 1997. Álex Grijelmo y yo llegamos a Zacatecas con unos cuantos cómplices, pues antes de presentar el proyecto habíamos logrado el apoyo de muchos medios de comunicación de América y España. Además habíamos hecho una labor de acopio de materiales de la que se habla en este libro. La cosa se puso en marcha a nuestro regreso a España; convocados por José Manuel Blecua nos reuníamos periódicamente en el Instituto Cervantes y comenzó el trabajo de selección de obras que nos servirían como fuentes principales; se trataba de revisar todos los manuales existentes, hacer listas con las recomendaciones lingüísticas coincidentes y con las no coincidentes, y a partir de ahí seguir recopilando materiales con la ayuda de los medios de comunicación implicados en el proyecto, de las oficinas de la Agencia Efe en América y de las Academias de la Lengua Española de cada país hispanohablante. Un día nos dijeron que el proyecto se paralizaría durante algún tiempo, y al cabo de pocos meses la Real Academia Española anunció el suyo, junto con la Asociación de Academias de la Lengua Española, de redactar un diccionario de dudas con el consenso de los medios de comunicación de todo el mundo hispano. Pasó, pues, el Proyecto Zacatecas del Instituto Cervantes a la RAE, y años más tarde se publicaría con el título de Diccionario panhispánico de dudas. No es un manual de estilo, pero su contenido no es muy diferente a la parte dedicada a ortografía, léxico y gramática de la mayor parte de los manuales. En la presentación en sociedad de esa obra, en el III Congreso Internacional de la Lengua Española (Rosario, Argentina, noviembre del 2004), el director de la Real Academia Española, Víctor García de la Concha, explicó a los asistentes al acto que ese diccionario había nacido en Zacatecas gracias a la iniciativa de Álex Grijelmo y Alberto Gómez Font. Meses antes, en febrero del 2004, se presentó en Miami otro manual de estilo que podría calificarse de «panhispano» en lugar de “panhispánico”, pues fue redactado por y para los periodistas hispanos de los Estados Unidos, de todas las nacionalidades americanas y de todos los medios de comunicación en español de ese país. Me tocó dirigir esa obra y escribir parte de ella, y es el Manual de estilo de la NAHJ (National Association of Hispanic Journalists).


Prólogo

17

Las cosas fueron desarrollándose de tal forma a partir de entonces, que mi colega y amigo Francisco Muñoz Guerrero, secretario general de la Fundación del Español Urgente, coautor también de algunos manuales de estilo (el de Red Eléctrica de España, el del Despacho Garrigues y otros…), presume, bromeando, de que él y yo nos hemos convertido en «manualistas». Y ser manualista hace que uno siga buscando y rebuscando todo lo que haya por ahí que pueda servir para aumentar la colección de manual de estilo y de donde se puedan sacar nuevos materiales para actualizar y mejorar las ediciones de aquellos en cuya redacción uno participa. Y si además de ser manualista uno se dedica a viajar por Hispanoamérica y los Estados Unidos a dar clases a periodistas sobre el buen uso del español, ocurre que uno sigue soñando con que algún día alguien redacte un gran manual de estilo válido para todos los medios de comunicación del mundo hispano, bajando desde Chicago hasta México y pasando por toda Centroamérica y las Antillas, para bajar luego hasta la Patagonia y después cruzar a las Canarias y llegar a España, sin olvidar a Marruecos, el Sahara, Guinea Ecuatorial, Israel y las Filipinas. Ya hay mucho hecho, ya se han dado muchos pasos, y en estudios tan minuciosos como el que nos presenta José Luis Rojas, podemos ver y aprender todo lo que se ha trabajado hasta hoy; tenemos todas las referencias y las pequeñas historias de muchos de esos libros, y podemos adivinar lo que queda por hacer. ALBERTO GÓMEZ FONT

Coordinador general Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA)


INTRODUCCIÓN La obsesión de las empresas y grupos de comunicación por reducir costes a base de recortes en las plantillas y mantener las cuotas de audiencia a cualquier precio en un mercado cada vez más competitivo está conduciendo a un deterioro progresivo de los contenidos que emiten los medios. La calidad, y este es el problema, ha dejado de ser una prioridad empresarial a la hora de confeccionar productos informativos. Sin embargo, la sociedad demanda a los medios de comunicación que hagan un periodismo de verdad, más cercano y atento a los ciudadanos, más alejado de los intereses de las fuentes y menos pendiente de lo que publiquen los medios de la competencia; que esté regido por un sentido ético, una mayor transparencia y un mayor grado de responsabilidad social. Porque mantener el rigor y la veracidad en la elaboración y transmisión de las noticias es indispensable para que un medio de comunicación pueda lograr prestigio y continuidad en el mercado. Por todo ello, resulta más necesario y oportuno que nunca que las empresas periodísticas se doten y hagan uso de herramientas dirigidas a una mayor autorregulación profesional y a un mayor control de calidad lingüística de los contenidos, como son los libros de estilo. Efectivamente, los medios de comunicación que han incorporado a sus procedimientos habituales de trabajo mecanismos de vigilancia lingüística, encaminados por tanto a garantizar un uso adecuado y unívoco de voces y expresiones que suscitan duda o ambivalencias, transmiten seriedad y se granjean el respeto y la credibilidad del público. No obstante, esta labor requiere de los medios de comunicación una capacitación permanente porque su principal herramienta de trabajo, esto es, el idioma, es algo vivo y cambiante. Tanto es así que la incorporación incesante y necesaria de nuevas palabras y la adopción de nuevas modas y formas de expresión exigen periódicas revisiones de los diccionarios, que muchas veces no se actualizan a tiempo para dar una respuesta fidedigna a la nueva realidad lingüística. Por este motivo, hoy día las verdaderas guías de uso del español son los libros de estilo, que, en su mayor parte, han sido editados en medios de comunicación, instituciones que se han convertido a su vez en las verdaderas autoridades lingüísticas de nuestro tiempo y, por tanto, en referencia obligada para el estudio del idioma al recoger y difundir las últimas novedades


20

José Luis Rojas Torrijos

léxicas, sintácticas, gramaticales u ortográficas que en él se producen. Para saber hacia dónde se encamina el idioma hay que tener muy en cuenta lo que publican los medios de comunicación, porque en definitiva estos son los que fijan el modelo lingüístico actual. Sin embargo, los libros de estilo son algo más que herramientas de índole lingüística. Pese a tener como objetivo prioritario preservar y fomentar un uso correcto del idioma, también han de contribuir a la consolidación de la ética profesional en el ámbito periodístico y afianzar el papel de los informadores como honestos intermediarios entre la urgencia de los acontecimientos y las necesidades de los ciudadanos. Así, los medios, además de establecer en sus manuales unas normas de redacción dirigidas a presentar de manera homogénea sus informaciones a la audiencia, incluyen aquellos aspectos éticos y deontológicos esenciales e inherentes a la profesión. En otro sentido, estas obras también sirven a las empresas de comunicación para transmitir a la sociedad una imagen de calidad y prestigio que refuerza su identidad y marca diferencias respecto a los competidores, así como para fijar su ideología y presentarse en sociedad. Sobre todo ello versa esta obra, que se centra en la proliferación de los libros de estilo en el seno de los medios de comunicación a lo largo de últimos cuarenta años, e incide en la relevancia adquirida y los diversos grados de implantación de este tipo de herramientas de trabajo según se trate de cabeceras impresas, emisoras de radio, cadenas de televisión o medios digitales. Tal como indica el título del libro, se ha elegido como ámbito de estudio no solo España, sino también el espacio que conforman todos los países hispanoamericanos, entendiendo como tales los pertenecientes a los países de este continente donde la mayoría de la población —o una gran parte, como ocurre en Estados Unidos— habla español. Esta es la razón por la que se prefiere esta denominación a la de ‘iberoamericanos’ e incluso a ‘latinoamericanos’, ya que Brasil queda fuera del presente estudio. Por esta misma razón, no se incluyen aquí tampoco los libros de estilo surgidos en los medios de comunicación que trabajan en lengua catalana, gallega y euskera, si bien hay breves menciones a los casos donde existe una defensa del bilingüismo. Esta obra tiene como objetivo ampliar el grado de conocimiento existente en torno a un campo poco estudiado dentro del ámbito de la comunicación como los libros de estilo, una materia sobre la que el principal trabajo de referencia hasta la fecha, El lenguaje del periodismo moderno de José Fernández Beaumont, data de hace más de veinte años (1987).


Libros de estilo y periodismo global en español

21

Igualmente, hace un acopio actualizado de todos los libros y manuales de estilo o de redacción elaborados por medios de comunicación, tanto los de carácter venal como los no publicados en ninguna editorial, de forma que se crea un corpus bibliográfico específico y nuevo, el cual puede servir de base para futuras investigaciones. Al acotar como ámbito de estudio el espacio que conforman todos los países de habla hispana, la presente monografía constituye, además, una continuación de la línea de trabajo emprendida en el I Congreso Internacional de la Lengua, celebrado en el año 1997 en Zacatecas (México). En aquella ocasión, el actual coordinador general de la Fundación del Español Urgente (Fundéu BBVA), Alberto Gómez Font, y el hoy presidente de la Agencia EFE, Álex Grijelmo, recopilaron 54 manuales de estilo procedentes de medios de comunicación de países hispanohablantes. En este trabajo, aparecen citados y comentados más de un centenar de obras de este tipo.

Organización de los contenidos Con el fin de exponer todo ello con la máxima claridad, los contenidos de este libro se estructuran en cuatro capítulos. En el primero, se analizan las diferentes definiciones que se han realizado de libro de estilo, tanto en el ámbito periodístico como fuera de él, desde sus orígenes en Estados Unidos a finales del siglo XIX. Partiendo de la generalidad, de un hecho que surge en el extranjero, se hace un análisis de su desarrollo histórico hasta su llegada al mundo de la lengua española, primero en Hispanoamérica y posteriormente en España. De esta manera, se trata la evolución de un fenómeno periodístico que se ha ido adaptando a los tiempos y a las diferentes culturas y que ha ido incorporando nuevos rasgos hasta dar pie a diferentes tipos de libros de estilo. Los capítulos segundo y tercero hacen un recorrido por los diferentes libros de estilo publicados en España e Hispanoamérica, respectivamente, divididos en función de la tipología de los medios de comunicación (agencias, prensa, radio y televisión) donde surgen, y también según los contenidos. Así, por un lado, están los que dedican la mayor parte de sus páginas a recoger las normas sobre cómo escribir (sintaxis, ortografía y normas gramaticales) y donde el diccionario de dudas ocupa una parte fundamental del espacio, y, por otro, los que se inciden preferentemente en la confección de normas éticas y deontológicas que guíen la acción profesional de los periodistas.


22

José Luis Rojas Torrijos

A continuación, aparece un capítulo que versa sobre el grado de implantación de este tipo de manuales en los medios digitales en lengua española y, en su defecto, las referencias existentes dentro de obras de carácter general a normas de estilo concebidas especialmente para la redacción cibernética. En él se pone de manifiesto la progresiva digitalización de los contenidos en medios impresos tradicionales, un fenómeno que ha motivado el desarrollo de medios digitales, con personalidad propia y diferenciada respecto incluso a sus ediciones en papel. Igualmente, se profundiza en las características especiales de este nuevo tipo de periodismo global y dinámico, no circunscrito a un plano temporal ni restringido a un ámbito geográfico concreto, lo que determina la redacción de las noticias y el lenguaje que ha de utilizarse.


Capítulo primero

Concepto, origen y evolución de los libros de estilo La aparición de los libros de estilo como fenómeno periodístico y su consolidación posterior como herramienta de trabajo para los profesionales de los medios de comunicación constituyen un asunto complejo y, como tal, merece un estudio detenido que profundice en su verdadero origen, sus características y rasgos distintivos, así como su evolución a lo largo de los años. Por tanto, este análisis debe consistir, en primer lugar, en la realización de un breve recorrido histórico por los periódicos, agencias informativas, cadenas de televisión, emisoras de radio y medios digitales que se han dotado y han hecho uso de este tipo de manuales, todo ello con el fin de indagar sobre los motivos que condujeron en su momento a la creación de los libros de estilo y de comprobar las distintas formas en que estos se han plasmado finalmente hasta llegar a una reflexión sobre su grado efectivo de aplicación y desarrollo en la actualidad. A pesar de que esta investigación solo pretende centrarse en el trabajo desarrollado por los medios de comunicación en lengua española en las últimas décadas, para estudiar la importancia e influencia de estos manuales tanto en el desarrollo de la profesión periodística como en la propia evolución del idioma desde una visión panhispánica, a lo largo de este capítulo también se van a recoger también las principales manifestaciones producidas en Norteamérica y el resto de países del continente europeo. De esta manera, analizaremos los libros de estilo periodísticos no solo como un fenómeno circunscrito a un determinado territorio lingüístico, sino como una realidad viva y dinámica dentro de un contexto internacional mucho más amplio que lo explica y hace más comprensible.

I. Concepto de Libro de Estilo Sin embargo, antes de efectuar dicho repaso histórico, será necesario detenerse en el significado de ‘libro de estilo’, un concepto sobre el que no existe un acuerdo y ha originado muy diversas definiciones procedentes de expertos e instituciones lingüísticas.

1_9788415442004