Page 1

ISBN 84-8456-719-2

9 788484 5 671 96


LAS RELACIONES EN LA HISTORIA DE LA EUROPA MEDIEVAL

NÚRIA JORNET I BENITO TERESA VINYOLES VIDAL MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS (coord.) BLANCA GARÍ MARÍA DEL CARMEN GARCÍA HERRERO Mª ELISA VARELA RODRÍGUEZ

tirant lo b anch Valencia, 2006


Copyright ® 2006 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de las autoras y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

Imagen de la Portada: Cristina de Pizán, Le livre de la Cité des Dames. Biblioteca Nacional de Francia, ms. 607.

© NÚRIA JORNET I BENITO TERESA VINYOLES VIDAL MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS BLANCA GARÍ MARÍA DEL CARMEN GARCÍA HERRERO Mª ELISA VARELA RODRÍGUEZ

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es DEPOSITO LEGAL: V I.S.B.N.: 84 - 8456 - 719 - 2 Maquetación: PMc Media, S.L.


ÍNDICE GENERAL Presentación, por María-Milagros Rivera Garretas .....................

13

Capítulo 1 LA RELACIÓN CON LOS RECUERDOS: LA AUTORIDAD Y EL PODER DE LA MEMORIA NÚRIA JORNET I BENITO 1. EL PODER DE LA MEMORIA .................................................................... a) La memoria en la Edad Media ................................................. b) Los archivos: instituciones de la memoria .............................. 2. LA AUTORIDAD DE LA MEMORIA .............................................................. a) La memoria de las mujeres en la acción fundadora de espacios religiosos .................................................................................... b) La memoria de las mujeres en la política sexual: la Querella de las mujeres ................................................................................. 3. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 4. TEXTOS ..............................................................................................

18 20 22 40 41 46 52 53

Capítulo 2 UNA TIERRA PARA VIVIR TERESA VINYOLES VIDAL 1. MOVIMIENTOS DE PUEBLOS ................................................................... a) Eurasia ....................................................................................... Los pueblos germánicos ........................................................... Hacia el asentamiento de los pueblos europeos ...................... b) Nuevas migraciones .................................................................. Desde el desierto ........................................................................ Surcando mares y ríos .............................................................. Desde las estepas ....................................................................... 2. DISFRUTAR DE LA TIERRA ...................................................................... a) En armonía con la naturaleza .................................................. La naturaleza sacralizada ......................................................... Separarse de la naturaleza ........................................................ El paraíso terrenal .....................................................................

61 62 63 64 66 66 68 70 72 74 74 77 79


8

Índice general

b) Los bosques ............................................................................... Bosques penetrables .................................................................. Disfrute colectivo de los bosques ............................................. Los señores adquieren el uso de los bosques ........................... Explotación forestal .................................................................. c) Roturaciones .............................................................................. Hombres y mujeres convierten en cultivos los yermos ........... Monasterios colonizadores ....................................................... Cambios en el paisaje agrario ................................................... d) Arados y ruecas ......................................................................... Labrar los campos ..................................................................... La propiedad de las tierras ....................................................... Hilar ........................................................................................... 3. EL ESPACIO DOMÉSTICO ........................................................................ a) Comunidades ............................................................................. La aldea ...................................................................................... El señorío ................................................................................... La parroquia .............................................................................. La vida de las comunidades campesinas ................................. La vida urbana ........................................................................... b) La casa ....................................................................................... Hábitat rural .............................................................................. Las casas urbanas ...................................................................... c) Creación y recreación de la vida y la convivencia ................... Tres tareas básicas .................................................................... Otras labores cotidianas ........................................................... Prácticas de relación ................................................................. 4. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 5. TEXTOS ..............................................................................................

83 83 85 86 87 89 89 93 94 96 97 99 101 104 104 105 106 107 108 110 113 116 118 120 121 123 125 126 129

Capítulo 3 LA POLÍTICA SEXUAL MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS 1. LA POLÍTICA SEXUAL, FUNDAMENTO DE LA POLÍTICA .................................. a) ¿Qué es la política sexual? ........................................................ b) El símbolo de la esfera .............................................................. c) La doctrina de los dos infinitos ................................................ d) Las teorías que interpretaron la política sexual ...................... 2. LA LIBERTAD Y LA OPRESIÓN SEXUAL ...................................................... a) La autoría de la vida humana: el orden simbólico de la madre y la Daseinkompetenz ................................................................

139 140 145 151 153 157 159


9

Índice general b) El símbolo de la Sponsa Christi: la virginidad como independencia ......................................................................................... c) La violencia sexuada: el adulterio y la prostitución ................ 3. LA FIDELIDAD AL AMOR ......................................................................... a) La heterosexualidad confiada ................................................... b) La homosexualidad monástica y secular ................................. c) La fidelidad al sentido libre de la diferencia sexual ................ 4. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 5. TEXTOS ..............................................................................................

164 167 172 180 184 193 196 197

Capítulo 4 LA VIDA DEL ESPÍRITU BLANCA GARÍ 1. EL ENCUENTRO CON LA POBREZA .......................................................... a) La “pobreza voluntaria”, un descubrimiento medieval: forma de vida y principio de libertad .................................................. b) Los primeros experimentos: de los movimientos de paz a la reforma del Císter ...................................................................... c) Las beguinas: vanguardia de un movimiento sin fronteras .... d) Las órdenes mendicantes: hombres y mujeres en los nuevos modelos monásticos .................................................................. 2. EL ENCUENTRO CON DIOS HECHO PALABRA ............................................. a) Escuchar y contar a las “santas vivas”: el diálogo auto/biográfico .............................................................................................. b) Hablar al Dios interior: la escritura de la experiencia y la mística en lengua materna ....................................................... 3. PASIÓN Y DEVOCIÓN: ARTE, LITERATURA Y “PERFORMANCE” ..................... a) De la oración litúrgica a la espiritualidad interior: el lugar de las prácticas devocionales .............................................................. b) La literatura y sus usos: un diálogo con la palabra sagrada ... c) La iconografía y sus usos: un diálogo con la imagen sagrada d) La “performance” devocional como espacio de relación, acción y celebración .............................................................................. 4. ORTODOXIA Y HETERODOXIA: UNA RELACIÓN EN MOVIMIENTO ................... a) La opinión (doxa) sobre la vida del espíritu ............................ b) Las grandes corrientes de la “opinión otra” (hetero-doxa) sobre la vida del espíritu ..................................................................... 5. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 6. TEXTOS ..............................................................................................

205 205 209 213 217 221 222 226 231 232 233 237 244 249 250 254 269 270


10

Índice general

Capítulo 5 LAS RELACIONES ECONÓMICAS MARÍA DEL CARMEN GARCÍA HERRERO 1. PESAR, CONTAR Y MEDIR ....................................................................... a) El cuerpo como medida: el sistema antropométrico .............. b) La soberanía metrológica, un ejercicio de poder .................... c) El cómputo del tiempo .............................................................. d) El reloj mecánico, un invento medieval ................................... 2. EL MUNDO URBANO .............................................................................. a) El renacer de la vida urbana y la sensación de un mundo ciudadano .................................................................................. b) El orgullo de la ciudad .............................................................. c) Artesanas y artesanos ................................................................ d) Los talleres medievales ............................................................. 3. LAS RELACIONES COMERCIALES .............................................................. a) Los protagonistas ...................................................................... b) Las fórmulas y espacios del comercio ..................................... 4. LAS RELACIONES CON EL DINERO ........................................................... a) Atesorar y regalar: la fiesta del uno de enero .......................... b) Objetos valiosos y monedas ...................................................... c) El triunfo del dinero .................................................................. d) Las innovaciones: dinero sin metal y crédito .......................... e) Debo, debes, debe... ................................................................... 5. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 6. TEXTOS ..............................................................................................

277 278 281 284 289 293 294 297 302 308 311 312 320 326 326 329 331 333 334 337 339

Capítulo 6 LA ORALIDAD, LA CULTURA ESCRITA Y EL APRENDIZAJE Mª ELISA VARELA RODRÍGUEZ 1. LA ORALIDAD ....................................................................................... a) Características de la oralidad ................................................... b) La lengua materna .................................................................... 2. LA ESCRITURA ..................................................................................... a) La escritura mediadora ............................................................. b) La escritura en lengua materna ................................................ c) De los manuscritos a la imprenta ............................................. 3. APRENDER A APRENDER ........................................................................ a) Aprender siendo mujer y aprender siendo hombre ................ b) De la escuela antigua a la escuela medieval ............................ c) Cómo y qué se enseñaba ...........................................................

345 346 353 361 369 371 378 385 386 392 404


Índice general

11

d) Aprender siendo niña y aprender siendo niño ........................ 4. LABORATORIO DE ESCRITURA DE HISTORIA, DE CRÍTICA HISTORIOGRÁFICA Y DE DIÁLOGO ENTRE EL PRESENTE Y EL PASADO ............................................. 5. TEXTOS ..............................................................................................

410

Bibliografía y fuentes citadas o aludidas ............................................ Relación de ilustraciones ..................................................................... Cronología ............................................................................................. Índice analítico ..................................................................................... Mapas de lugares citados*

431 451 459 465

*

Incluidos en el CD.

422 423


PRESENTACIÓN MARÍA-MILAGROS RIVERA GARRETAS

Las relaciones en la historia de la Europa medieval es un manual inaugural de historia de la Edad Media, con lo que ello conlleva de felicidad y de responsabilidad. Es un manual inaugural, no porque no haya muchos y buenos manuales de historia medieval, sino porque ha sido creado y elaborado por un equipo de profesoras de las universidades de Barcelona, Zaragoza y Girona que investigan en relación y que han llevado la relación, entendida como práctica política, a la escritura de la historia. Las seis autoras pertenecen a tres generaciones universitarias formadas todas ellas en la erudición crítica, en la historia social y en el feminismo, que no tuvieron o no tuvieron apenas maestras en la Facultad. Por eso, esta obra no repite, poniéndola rigurosamente al día, la manualística tradicional, fruto de una genealogía de autores de varios siglos de antigüedad que se han ido encaramando en los hombros de los gigantes del pasado, sino que inaugura una escritura de síntesis histórica que toma como punto de partida la propia experiencia en el presente y la práctica política de la relación. Esta experiencia y esta política reconocen que la historia, como la vida, es sexuada, siempre y en todas partes. Es decir, reconocen que en la historia hay, como en casa y en la calle, mujeres y hombres, niñas y niños, ancianos y ancianas, siendo el sentido libre de la sexuación del cuerpo y de la vida humana —el sentido libre de la diferencia sexual— una riqueza de sentido tan grande que puede regenerar la historiografía de nuestro tiempo, una historiografía que, por falta de apego a los cuerpos y a la vida corriente, está siendo desplazada por la novela histórica.


14

María-Milagros Rivera Garretas

Al escribir historia teniendo en cuenta el sentido libre de la diferencia de ser mujer u hombre, no hemos pretendido incluir a las mujeres en la historia que ya hay, dando por buenas para ellas las metanarrativas en las que los historiadores genuinamente se han reconocido o se reconocen, ni hemos pretendido tampoco colmar un vacío en la historiografía universitaria, un vacío que suele ser interpretado como una de las consecuencias dolorosas de la discriminación sexista. Hemos tenido en cuenta un hecho importantísimo del que se habla poco. Este hecho es que hay una ausencia femenina de las metanarrativas —de los ejemplos generales que usamos para interpretar el pasado— que es voluntaria y querida, porque hay mucho de la experiencia humana femenina libre —de la diferencia de ser mujer— que no entra ni cabe en las metanarrativas, sin que tampoco vaya en contra de ellas ni busque la construcción de una metanarrativa nueva y más incluyente, porque ello ahogaría la libertad femenina, cerrando la apertura de su cuerpo a lo otro, a lo infinito. En realidad, la ausencia femenina de los manuales de historia se corresponde con una presencia femenina en la historia que esos manuales no consiguen captar, porque es una presencia que no cabe en el registro de sentido que esos manuales han escogido, un registro que es el propio del positivismo científico. Con frecuencia, tampoco el sentido libre de la diferencia de ser hombre cabe bien en los manuales al uso. Por eso, en este manual hacemos un esfuerzo de escucha y de transmisión del protagonismo histórico masculino que toma en consideración la diferencia sexual masculina. Este manual es, pues, una síntesis en la que la interpretación de los contextos relacionales propios de la vida comúnmente vivida forman la trama que recrea y transmite la experiencia de las mujeres y de los hombres medievales sin abstraerla, sin elevarla a las nubes de la especulación. Su estilo es sencillo, preciso y variado, atento al lector y a la lectora. Es un estilo que tiende a evitar el uso del masculino supuestamente neutro universal, porque el neutro no existe en la historia humana.


Presentación

15

Formalmente, las autoras hemos procurado que el libro sea útil para el alumnado, para quienes tienen afición a la historia y, también, para el profesorado, tanto universitario como de enseñanza secundaria. Con este fin hemos incluido, por ejemplo, un Laboratorio de escritura de historia, de crítica historiográfica y de diálogo entre el presente y el pasado. Es una propuesta didáctica y de aprendizaje del oficio de historiador o historiadora que pensamos que puede facilitar y, quizá, enriquecer la enseñanza de la historia medieval, y propiciar el incremento del amor hacia ella entre quienes la estudian. La redacción de este libro se ha enriquecido con el diálogo propiciado por los proyectos de investigación BHA2001-3593-C0301 y HUM2004-03718-C03-01/HIST.


Capítulo 1

LA RELACIÓN CON LOS RECUERDOS: LA AUTORIDAD Y EL PODER DE LA MEMORIA NÚRIA JORNET I BENITO

A lo largo de la historia, las sociedades han tratado siempre de gestionar y de conservar su memoria; una memoria que les marca su conciencia del tiempo pasado y les ayuda a estructurar su modo de ser en el presente y en el futuro. En las últimas décadas, y desde perspectivas historiográficas y disciplinas diversas, se ha analizado este ámbito que atañe a una de las más íntimas capacidades del ser humano: su capacidad de recordar, de recrear, de olvidar. Se trata, en primer lugar, de una memoria individual, personal, al lado de la cual se configura también una memoria social, colectiva, muy relacionada, como veremos, con ese otro ámbito propio de los seres humanos que es la gestión del poder, de dar órdenes, mandar o decidir para los demás y las demás. En este sentido, un análisis de la gestión y el control de la memoria por parte del poder puede darnos una visión interesante de las diversas instancias de poder en la Edad Media. Poder y memoria será, pues, el principal eje de mi primer epígrafe. La autoridad, como práctica y como concepto vinculado con la capacidad de hacer orden, de hacer crecer — augere, siguiendo la etimología latina del vocablo— me permitirá, en el segundo epígrafe, introducir otros ámbitos y presencias de la historia que han quedado a menudo ocultas a los resortes del poder; y, en definitiva, analizar también lo que sería la sexuación de la memoria.


18

Núria Jornet i Benito

1. EL PODER DE LA MEMORIA Según el historiador de las mentalidades Jacques Le Goff, el estudio de la memoria social es uno de los modos fundamentales para afrontar los problemas del tiempo y de la historia. Opina que “la memoria colectiva ha constituido un hito importante en la lucha por el poder conducida por las fuerzas sociales, ya que apoderarse de la memoria y del olvido es una de las máximas preocupaciones de las clases, de los grupos, de los individuos que han dominado y dominan las sociedades históricas”. Y es, al parecer, en las sociedades en las que la memoria social es principalmente oral y va siendo sustituida por una memoria colectiva escrita, donde podemos advertir esta gestión de la memoria y lo que es, en definitiva, una lucha por el recuerdo y la tradición. La memoria es, pues, un elemento esencial de la existencia humana, tanto individual como colectiva, y a la vez es un instrumento y una mira de poder. Podemos realizar este recorrido por el binomio podermemoria a través de lo que el mismo Le Goff denomina “instituciones de memoria colectiva”: los archivos, que se configuran al mismo tiempo que la escritura. En este caso estamos ante una memoria ligada a la palabra escrita que registra hechos, actividades; el escrito vinculado al poder y a las instituciones, en su función básica de documentar, dejar constancia de, y en los procesos que lleva aparejados (gestión de los escritos, organización y conservación de los archivos, al tiempo que selección y destrucción voluntaria y premeditada de documentos). El estudio de los usos de la escritura puede aclarar también, siguiendo de cerca las tesis de Armando Petrucci y las recientes aportaciones de la llamada historia de la cultura escrita, la historia de las formas de ejercicio del poder y el de las diferencias socioculturales. En este sentido, el poder determina directa o indirectamente la función de la escritura en una sociedad, tanto en relación con el tipo de producto escrito como con el tipo de mensaje que se transmite; condiciona, en general de manera indirecta, la amplitud y la naturaleza del uso social


La relación con los recuerdos: la autoridad y el poder de la memoria

19

de la escritura y, por tanto, de la alfabetización de sus súbditos; ese mismo poder usa la escritura para producir mensajes gráficos encaminados a dar mensajes a la sociedad, a propagar la propia imagen y a perpetuar en el tiempo la memoria de sí; para ello, los testimonios gráficos emitidos por el poder son producidos por una categoría de técnicos y especialistas que dan al documento carácter de autenticidad y funcionalidad, y lo hacen desde ese lugar asociado al poder (el templo en las primeras civilizaciones de la escritura, el palacio en los siglos medievales) o ya desde el archivo, definido como tal. Lo que los historiadores de la cultura A. K. Bowman y G. Wolf denominan el “poder sobre los textos”, abarca un amplio abanico de resortes, desde las variadas restricciones impuestas a lo escrito, con el acceso y posesión de los textos, a los usos de la palabra escrita o a las restricciones impuestas a la lectura; de manera que el poder sobre los textos permite también “ejercer poder mediante textos”. Como el archivo, otra de las instituciones de la memoria colectiva, las bibliotecas, posibilitan analizar este juego entre el poder y su política y la estrategia de conservación de la memoria. El control de la memoria escrita y la acumulación de libros tienen también una clara significación política: son signo e instrumento de poder. Poder espiritual de la iglesia, poder temporal de los monarcas o de la aristocracia, de la nación o de la república. Poder económico de quien posee recursos suficientes como para comprar libros, impresos y manuscritos, en gran número. Poder intelectual y poder sobre los intelectuales, en tanto que el control sobre los libros tiene como corolario el derecho a su difusión; y, finalmente, poder en tanto que la biblioteca tiene un papel importante en la transmisión de la cultura y del saber a través de las generaciones. Como ha señalado recientemente Cristian Jacob, podemos también trazar una historia de las bibliotecas en íntima conexión con lo que la sociedad de su momento, sus instancias de poder y los medios intelectuales, deciden transmitir. Como en el archivo, se trata en realidad de una tarea de transmisión y memoria,


20

Núria Jornet i Benito

resultado a su vez de un proceso previo de selección y de olvido, de destrucciones voluntarias, conscientes, ordenadas directamente por ese poder (la quema de archivos y bibliotecas en la reciente guerra de Yugoslavia es un claro ejemplo, como lo fueron en un pasado no tan reciente las hogueras de libros del régimen nazi o las de la santa inquisición); o de pérdidas involuntarias (con el fuego como principal enemigo de estos depósitos de la memoria que son archivos y bibliotecas). En la historia de las bibliotecas, este proceso de transmisión y olvido ha sido condicionado también por las diferentes mutaciones del “libro”: del papiro al pergamino, del manuscrito al impreso, de la copia y circulación del manuscrito monástico a la realización del libro en las universidades burguesas bajomedievales. En el caso de los archivos, la “revolución digital”, con el soporte electrónico y telemático de nuestras administraciones y organizaciones, condicionan ya y condicionarán sin duda alguna una futura historia de los archivos, con el corolario añadido de la vulnerabilidad e incertidumbre que acarrean estos nuevos soportes en su preservación futura. En este sentido se ha hablado de la “memoria efímera” para referirse a la posibilidad —real— de que buena parte de los soportes documentales utilizados para fijar información en la actualidad precisamente desaparezcan.

a) La memoria en la Edad Media A la largo de los siglos medievales asistimos, en primer lugar, a un proceso de cristianización de la memoria. El cristianismo, como el judaísmo, se caracterizan por ser religiones ancladas histórica y teológicamente en la historia, como religiones del recuerdo, de la memoria. La idea incluso de la existencia de unos “archivos secretos” en el cielo, libros de la vida donde están registrados los buenos cristianos y, en otra parte, los pecados, se menciona ya en el Apocalipsis de san Juan y se remonta también a textos visionarios judíos. En la cultura cristiana, la noción de memoria, el recuerdo de la muerte, pasión y resurrección de


La relación con los recuerdos: la autoridad y el poder de la memoria

21

Cristo se convierte en el eje central del discurso teológico y de la propia liturgia cristiana. Toda la liturgia gravita en torno a este ejercicio de memoria, que es recuerdo, paso desde un presente al pasado que se conecta a su vez con el futuro, con el final de los tiempos. A esta memoria centrada en la Eucaristía como memorial de la “experiencia” de Cristo, cabe sumar la que recuerda a los santos y los mártires, la gestión de los exvotos y reliquias que conservan la huella de sus milagros y su función intercesora. Finalmente, se desarrolló también una memoria de los muertos, funeraria, que se canalizó, entre otras manifestaciones, a través de los libri memoriales, de los obituarios y necrológicos de las iglesias, de los monasterios y catedrales. La memoria medieval es también un equilibrio entre oralidad y escritura. En el campo de la literatura es donde la oralidad mantuvo un papel aún destacado, como demuestran las chansons de geste u otros géneros donde el recurso a la memoria oral y colectiva, del auditorio, toma fuerza: un rol memorístico que también parece que tuvo su papel en la educación e incluso en el primer sistema universitario bajomedieval, donde permaneció el recurso a la memoria fundado más sobre la oralidad que sobre la escritura. La escritura, desde antiguo provista de connotaciones sagradas y siempre considerada como uno de los medios más duraderos y eficientes para transmitir un mensaje, fue adquiriendo progresivamente un lugar privilegiado en la cultura medieval. La redacción y conservación del documento escrito constituyó un instrumento de poder y las diversas instancias de poder intentaron controlar la producción, transmisión y uso de los documentos. Se configuró así una conciencia del poder de los documentos que fue paralela a la necesidad de velar por su correcta organización, conservación y acceso en lugares apropiados para ello: una conciencia que acompañó a la propia definición y consolidación de muchas de esas instancias de poder en el Occidente medieval, como el poder real y la construcción del estado monárquico y el poder comunal o municipal paralelo al desarrollo urbano y al florecimiento de las ciudades.


22

Núria Jornet i Benito

b) Los archivos: instituciones de la memoria En 1997 el filósofo Jacques Derrida (1930-2004), en una aproximación al concepto y a la noción de “archivo” en la sociedad actual, en diálogo con el psicoanálisis de Sigmund Freud y con el sustrato de imágenes y metáforas relacionadas con la escritura, analizó la etimología del término “archivo” y señaló su íntima conexión con el poder: “arkhé, nombra a la vez el “comienzo” y el “mandato” […] allí donde las cosas comienzan y allí donde los dioses y los hombres mandan, donde se ejerce la autoridad, el orden social”. Para Derrida, desde el archivo se autoriza el poder y se instaura el orden social. A la funcionalidad administrativa y jurídica del archivo y, por tanto, a su utilidad pragmática como garante y repositorio de documentos, se le une la derivada del deseo de perpetuar una memoria y conformar en el tiempo una identidad personalfamiliar o institucional. El archivo aparece, pues, no solo como instrumento sino también como símbolo, símbolo de la esfera de poder que representa y a la que sirve. Dar cuenta de la historia de los archivos en línea paralela a la propia configuración de los poderes en los siglos medievales es partir de una cierta visión negativa, si la comparamos al menos con la situación de los archivos en la época romana y, por extensión, en la Antigüedad. La denominada caída del Imperio romano, la creciente ruralización de la sociedad, la expansión de los pueblos germánicos con un derecho diferente del romano al priorizar la prueba de testigos por encima de la prueba documental, o la rarefacción del papiro-pergamino por la crisis o decadencia económica, fueron factores que sin duda afectaron a la producción documental y condicionaron la historia de los archivos. El avance de la cristianización, por otro lado, introdujo en el panorama documental y librario nuevos actores que adquirieron a lo largo de todo el período medieval un protagonismo excepcional: particularmente la Iglesia. Los centros monásticos y los capítulos catedralicios, se convirtieron en los grandes productores de documentos, tanto a nivel


La relación con los recuerdos: la autoridad y el poder de la memoria

23

propiamente librario (documentos de biblioteca) como documental (documentos de archivo) y fueron ellos también los herederos y transmisores de una tradición romana que pasaron por el filtro del cristianismo. La cancillería pontificia, por ejemplo, fue la institución que conservó con mayor claridad la tradición administrativa romana. La propia producción de los documentos se vinculaba también con el estamento eclesiástico: en el siglo X, el rey sajón Etelredo II (978-1016) recurría a los servicios del escritorio de la catedral de Winchester (Inglaterra) para promulgar los edictos reales. En grandes instituciones religiosas como las de Fulda, Werden, Bobbio, Farfa o Aixla Chapelle (Aquisgrán), existieron eficientes políticas archivísticas atentas sobre todo a la conservación de los documentos. En definitiva, las instituciones eclesiásticas ocuparon el lugar dejado por la estructura imperial romana en esta historia de los archivos y de la producción documental. La noción de archivo se vinculaba y se confundía en esta primera fase altomedieval con otros conceptos: scriptorium, tesoro, cripta. En algunos casos, la documentación propiamente de archivo se asociaba a los documentos de biblioteca y, en otras ocasiones, a las reliquias, a los objetos litúrgicos o a los espacios con claras connotaciones sagradas. En la catedral de Reims, por ejemplo, en el siglo IX, los archivos se ubicaban debajo de la cripta de las reliquias en un espacio conocido con el nombre de locus privilegiorum, en un modelo que puede reconocerse también en otras grandes instituciones eclesiásticas del momento. En el reino visigodo, el archivo real estaba bajo la custodia del comes thesaurorum y en la propia Lex romana Visigothorum se menciona un libro que “está guardado en nuestros tesoros” (in thesauris nostris oblatus). En general, el archivo como tal no tenía un lugar específico, sino que ocupaba un espacio compartido, ya con las reliquias, como en la abadía de Saint-Maur, o con el tesoro, como en el caso de la catedral de Tournai. Excepcional era el caso de un espacio único para el archivo como el de la abadía de Fontenelle (Normandía), donde biblioteca, por un lado, y depósito de

1_9788499851815  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you