Page 1

ISBN 84-8442-737-4

9 788484 427377


TRÁFICO DE PERSONAS E INMIGRACIÓN CLANDESTINA (Un estudio sociológico, internacional y jurídico-penal)

Estudio Preliminar de FEDERICO MAYOR ZARAGOZA Presidente de la Fundación Cultura de Paz Prólogo de JOSÉ M. ZUGALDÍA ESPINAR Catedrático de Derecho Penal

ESTEBAN J. PÉREZ ALONSO Profesor Titular de Derecho Penal Universidad de Granada

tirant lo b anch Valencia, 2008


Copyright ® 2008 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© ESTEBAN J. PÉREZ ALONSO

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es DEPOSITO LEGAL: I.S.B.N.: 978 - 84 - 8442 - 737 - 4


A JosĂŠ Miguel ZugaldĂ­a Espinar, mi maestro y amigo


NOTA PREVIA El presente trabajo tuvo su origen en el Proyecto de Investigación del Ministerio de Ciencia y Tecnología “El Derecho Penal ante el fenómeno de la inmigración” (BJU 2001-3058), cuyo investigador principal ha sido el Prof. Dr. D. José Miguel Zugaldía Espinar. Quiero agradecer al Excmo. Sr. Don Federico Mayor Zaragoza su plena disponibilidad y amabilidad por haber satisfecho mi deseo personal de realizar un estudio preliminar a mi trabajo sobre una problemática de tanta trascendencia social y lamentable actualidad. Estoy convencido de que su visión y sus aportaciones son siempre interesantes y enriquecedoras para todos, por sus conocimientos y gran experiencia profesional y personal. No en vano, creo que es una de las personas que más ha trabajado por la promoción y defensa de los principios y valores que proclama la Declaración Universal de Derechos Humanos. A Javier Roldán Barbero, Catedrático de Derecho Internacional Público de la Universidad de Granada y, sobre todo, compañero y amigo, quiero agradecerle su inestimable y generosa colaboración en la revisión de la Primera Parte de este trabajo, tan necesaria y tranquilizadora para un jurista tan alejado —hasta ahora— del Derecho Internacional Público y del Derecho Comunitario. A José Miguel Zugaldía, de nuevo y como siempre, tengo que agradecerle que me haya hecho partícipe de su inteligencia y generosidad. En momentos y circunstancias tan difíciles y complicadas como los de elaboración y exposición pública de este trabajo ha estado permanentemente a mi lado, como desde un principio, mostrándome su apoyo, sabiduría y amistad. Incluso en las situaciones más duras y tenebrosas, por la andadura variada de un sistema de acceso y promoción universitaria ciertamente mejorable, se pueden extraer lecturas positivas y denostar y olvidar las negativas. A Isabel y a nuestros hijos, Eloísa y Esteban, también de nuevo y como siempre, tengo que agradecerles todo, es decir, su comprensión ilimitada, su apoyo necesario y su paciente espera. En definitiva que, pese a mis continuas ausencias y excesos laborales, me sigan queriendo y haciendo feliz. Ya va siendo hora de empezar a cambiar.


ÍNDICE ESTUDIO PRELIMINAR ............................................................................

17

PRÓLOGO ....................................................................................................

27

ABREVIATURAS .........................................................................................

35

INTRODUCCIÓN ........................................................................................

37

PRIMERA PARTE CARACTERIZACIÓN GENERAL DEL TRÁFICO ILEGAL DE PERSONAS I. CARACTERIZACIÓN DEL FENÓMENO ................................ 1. Descripción general .................................................................... 2. La nueva esclavitud ................................................................... 3. Formas contemporáneas de esclavitud ..................................... 4. Consideraciones criminológicas.................................................

51 52 60 73 83

II. INSTRUMENTOS INTERNACIONALES Y EUROPEOS ..... 1. La esclavitud .............................................................................. 2. El trabajo forzado ....................................................................... 3. La trata de blancas y la prostitución ........................................ 4. El tráfico ilegal de personas ...................................................... A. La inmigración clandestina o contrabando de inmigrantes .......................................................................................... a) Naciones Unidas ............................................................ b) Unión Europea ............................................................... a’. Programa de Tampere.............................................. b’. Programa de La Haya .............................................. B. La trata o tráfico de personas .............................................. a) Naciones Unidas ............................................................ a’. Instrumentos genéricos ........................................... b’. Instrumentos específicos .......................................... b) Unión Europea ............................................................... a’. Actividad desplegada hasta la entrada en vigor del Tratado de Ámsterdam ............................................ b’. Actividad desplegada después de la entrada en vigor del Tratado de Ámsterdam ................................ c) Consejo de Europa..........................................................

93 94 97 99 102

III. DELIMITACIÓN DE CONCEPTOS .......................................... 1. Preliminares ............................................................................... A. Bases delimitadoras .............................................................

149 149 149

104 104 108 111 115 120 120 121 126 131 132 136 145


12

ÍNDICE

B. Complejidad de la delimitación ........................................... C. Diferenciación de conceptos ................................................. 2. Concepto de inmigración clandestina o contrabando de inmigrantes ........................................................................................ A. Naciones Unidas: Protocolo sobre el tráfico ilícito de migrantes .................................................................................. a) La definición del protocolo ............................................. a’. Concepto ................................................................... b’. Tipificación ............................................................... b) Otros elementos definitorios del protocolo .................... B. Unión Europea: Directiva sobre inmigración clandestina . a) La definición de la directiva .......................................... a’. Entrada o tránsito ilegal de inmigrantes ................. b’. Permanencia ilegal de inmigrantes .......................... b) Otros elementos definitorios de la directiva ................. 3. Concepto de trata o tráfico de personas .................................... A. Naciones Unidas: Protocolo sobre la trata de personas ..... a) La definición del protocolo ............................................. a’. Acción........................................................................ b’. Medios comisivos ...................................................... c’. Fines ......................................................................... b) Otros elementos definitorios del protocolo .................... B. Unión Europea: Decisión Marco sobre la trata de personas ......................................................................................... a) La definición de la decisión marco ................................ b) Otros elementos definitorios de la decisión marco ....... C. Consejo de Europa: Convenio sobre la trata de personas .. a) La definición del convenio.............................................. a’. Concepto ................................................................... b’. Tipificación ............................................................... b) Otros elementos definitorios del convenio ....................

152 154 156 157 159 159 161 165 166 168 168 169 170 171 173 175 176 177 180 185 188 190 192 194 197 197 198 200

SEGUNDA PARTE EL TRÁFICO ILEGAL DE PERSONAS EN EL CÓDIGO PENAL ESPAÑOL I. EL SISTEMA DE REGULACIÓN LEGAL ESPAÑOL ............ 1. Sistema de regulación legal ....................................................... 2. Regulación penal: valoración previa ......................................... A. El Código Penal de 1995 ...................................................... B. La LO 11/1999, de 30 de abril.............................................. C. La LO 4/2000, de 11 de enero .............................................. D. La LO 11/2003, de 29 de septiembre ................................... E. La LO 15/2003, de 25 de noviembre ....................................

205 205 208 209 211 214 220 225


ÍNDICE

II. PRESUPUESTOS PARA EL ANÁLISIS DOGMÁTICO Y POLÍTICO-CRIMINAL ..................................................................... 1. La complejidad del fenómeno .................................................... 2. La internacionalización del fenómeno ...................................... 3. Algunas consecuencias para el análisis jurídico-penal ............ A. Visión de conjunto y autónoma............................................ B. Armonización de conceptos .................................................. 4. Interpretación teleológica y restrictiva ..................................... III. LOS CONCEPTOS LEGALES DE TRÁFICO DE PERSONAS Y DE INMIGRACIÓN CLANDESTINA EN EL CÓDIGO PENAL ESPAÑOL ........................................................................ 1. Análisis anticipado del objeto de referencia de las conductas prohibidas en el tipo básico ....................................................... 2. Interpretaciones de los conceptos legales ................................. A. Conceptos equivalentes........................................................ B. Conceptos diferentes ............................................................ a) Delimitación conceptual ................................................ a’. El papel de la víctima en el tráfico .......................... b’. La ilegalidad del tráfico y la clandestinidad de la inmigración............................................................... c’. Elementos inherentes al concepto típico ................. b) Delimitación teleológica ................................................. a’. Bienes supraindividuales ........................................ b’. Diversidad de bienes protegidos .............................. c’. Bienes individuales .................................................. d’. Abuso de la situación de necesidad ......................... e’. Conjunción de criterios limitadores ........................ f ’. Restricción teleológica de la jurisprudencia ........... 3. Interpretación diferenciadora de los conceptos legales ............ A. Situación de partida ............................................................. B. Interpretación alternativa ................................................... C. Presupuesto material ........................................................... D. Elementos para la diferenciación ........................................ E. Criterio de la diferenciación conceptual ............................. 4. El concepto típico de inmigración clandestina: el contrabando de inmigrantes ........................................................................... A. Consideraciones previas ...................................................... B. Análisis del concepto de inmigración clandestina .............. a) Aspecto externo u objetivo ............................................. a.’ Ayuda a la entrada o tránsito ilegal ........................ b’. Ayuda a la permanencia ilegal ................................ b) Aspecto interno o subjetivo .................................................. a’. Conducta dolosa: la intencionalidad ....................... b’. Elemento subjetivo del injusto: el ánimo de lucro .. 5. El concepto típico de tráfico ilegal de personas: la trata de personas ...........................................................................................

13 227 228 230 232 233 239 241

247 247 248 248 256 257 257 262 266 269 270 272 272 277 278 280 282 282 283 285 295 308 308 308 310 311 311 313 315 315 316 320


14

ÍNDICE

A. Consideraciones previas ...................................................... B. Análisis del concepto de tráfico ilegal de personas............. a) Aspecto externo u objetivo ............................................. a.’ La acción típica......................................................... b’. Los medios comisivos ............................................... c’. El consentimiento..................................................... b) Aspecto interno o subjetivo ............................................ a’. La intencionalidad de la acción ............................... b’. La finalidad de la acción ..........................................

320 322 323 323 326 331 331 332 332

IV. BIENES JURÍDICOS PROTEGIDOS....................................... 1. Bienes jurídicos de carácter estatal .......................................... A. Antes de la LO 11/2003 ........................................................ B. Después de la LO 11/2003.................................................... 2. Delito de carácter pluriofensivo ................................................ 3. Bienes jurídicos de carácter personal ....................................... A. Integración social de los extranjeros ................................... B. Estatuto legal de los extranjeros ......................................... C. Derechos potenciales de los extranjeros ............................. D. Dignidad personal de los extranjeros .................................. E. Integridad moral de los extranjeros .................................... 4. Dualidad de bienes jurídicos protegidos ................................... A. El bien jurídico protegido en la inmigración clandestina .. B. El bien jurídico protegido en el tráfico ilegal de personas .

335 335 335 338 340 343 343 344 346 347 353 355 356 364

V. ANÁLISIS DEL TIPO BÁSICO DE LOS DELITOS CONTRA LOS DERECHOS DE LOS CIUDADANOS EXTRANJEROS 1. Tipo básico de inmigración clandestina y de tráfico ilegal de personas (art. 318 bis. 1 CP)...................................................... A. Consideraciones previas y naturaleza de los delitos .......... B. Sujetos del delito .................................................................. a) Sujeto activo ................................................................... b) Sujetos pasivos ............................................................... C. Conductas típicas ................................................................. a) Tipo objetivo ................................................................... a’. Acción: promover, favorecer, facilitar, directa o indirectamente............................................................. b’. Objeto de referencia: inmigración clandestina y tráfico ilegal .............................................................. i. Consideraciones previas .................................... ii. Concepto de inmigración clandestina ............... iii. Concepto de tráfico ilegal de personas .............. c’. Elemento geográfico: desde, en tránsito o con destino a España .............................................................. d’. Consentimiento ........................................................ b) Tipo subjetivo ................................................................. 2. Extensión de la tipicidad ...........................................................

381 381 381 384 384 385 281 281 281 396 396 403 411 417 424 426 428


ÍNDICE

15

A. Grados de ejecución.............................................................. B. Autoría y participación ........................................................

428 431

VI. TIPO AGRAVADO POR EL PROPÓSITO DE EXPLOTACIÓN SEXUAL .............................................................................. 1. Consideraciones previas ............................................................ 2. El art. 188.2 CP introducido por LO 11/1999 ........................... 3. El art. 318 bis.2 CP introducido por LO 11/2003...................... A. Alcance de la reforma de 2003............................................. B. Propósito de explotación sexual ..........................................

435 435 437 441 441 445

VII. PROBLEMÁTICA CONCURSAL ............................................... 1. Duplicidad de regulaciones penales sobre tráfico de personas e inmigración clandestina.......................................................... 2. Delitos cometidos durante el traslado de personas .................. 3. Explotación posterior de los inmigrantes o personas traficadas ............................................................................................... 4. Otras cuestiones concursales.....................................................

455

JURISPRUDENCIA.....................................................................................

471

BIBLIOGRAFÍA ...........................................................................................

473

455 462 463 469


ESTUDIO PRELIMINAR “Las políticas que favorecen la inclusión y la participación de todos los ciudadanos garantizan la cohesión social, la vitalidad de la sociedad civil y la paz”. Art. 2º de la Declaración Universal sobre La Diversidad Cultural UNESCO, 2001

Para convivir, compartir. Este era el objetivo de los planes de desarrollo, fomentados desde las Naciones Unidas desde finales de la década de los 40 del siglo pasado. El desarrollo, financiado internacionalmente a través del programa de las Naciones Unidas para el desarrollo, debía ser integral (no sólo económico sino, sobre todo, social): endógeno (favorecer la capacitación de los propios países para el adecuado uso de sus recursos naturales, para lo cual en octubre del año 1974, la Asamblea General resolvió que los países más prósperos ofrecerían una ayuda a los más necesitados equivalente al 0,7% de su PIB); sostenible (respetuoso con el medio ambiente, reponiendo en la medida de lo posible el consumo de recursos finitos y buscando las alternativas adecuadas para la durabilidad de las condiciones medioambientales del planeta); y humano¡. Como podemos ver, establecer que son los seres humanos los beneficiarios y protagonistas del desarrollo, tuvo que esperar hasta que el Administrador adjunto de UNICEF, Richard Jolly, publicara en 1989 su libro sobre “Desarrollo con rostro humano”. Todo parecía, en consecuencia, bien encauzado para facilitar la convivencia en épocas en que ya se podían predecir grandes flujos emigratorios. Pero, desgraciadamente, una vez más fue el desarrollo económico asimétrico el que ocupó prácticamente todo el espacio que la solidaridad internacional y la cooperación habían proyectado con espíritu de mayor equidad y, muy en particular, la carrera armamentística entre las dos superpotencias —“si quieres la paz, prepara la guerra”— desbarató de nuevo las posibilidades de conseguir un desarrollo global que ofreciera sólidas bases para que “los pueblos” de todo el mundo pudieran vivir juntos y disponer de los medios adecuados para resolver sin recurso a la fuerza los conflictos que se presentaran. En poco tiempo, los préstamos sustituyeron a las ayudas, de tal manera que casi siempre eran los prestamistas y no los prestatarios los que se beneficiaban de los mismos; los países más poderosos incidieron en la política de los más rezagados, estableciendo, cuando así lo consideraban oportuno, mecanismos de injerencia que convirtieron a muchas


18

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA

“democracias” en títeres al servicio de quienes ponían y deponían a sus gobernantes, según su criterio. El Estado-nación, al privatizar incluso los servicios públicos, perdió buena parte de su influencia al tiempo que se constituyeron grandes corporaciones privadas que campan a sus anchas en medio de la mayor impunidad a escala supranacional. Progresivamente, se produjo el desapego a las instituciones multilaterales y los países más ricos se asociaron (G7,G8) de tal modo que convirtieron la “democracia global” propia del diseño del Presidente Roosevelt en una “plutocracia” que pasó la batuta desde las manos de “los pueblos” a “los más poderosos”. Y, así, sustituyendo progresivamente los valores establecidos en la Declaración Universal de los Derechos Humanos para inspirar y orientar los rumbos de las Naciones Unidas, del sistema multilateral, son las leyes del mercado, las que, en una abdicación histórica de sus ideologías, se aceptan paulatinamente para regir la economía mundial. ¡El mercado en lugar de los grandes referentes éticos!. Ya lo había advertido D. Antonio Machado: “es de necio confundir valor y precio”. Fueron necios, fuimos necios, y ahora nos damos cuenta de que guiados por los intereses a corto plazo, las brechas han aumentado, los desgarros del tejido social han alcanzado tales dimensiones, las condiciones en las que sobreviven buena parte de los habitantes de la tierra son tan precarias, que constituyen caldo de cultivo para la radicalización, la frustración por las promesas incumplidas, la tentación de la violencia y del extremismo. Y son también fuente de emigrantes desesperados, de personas que ponen en riesgo su propia vida por alcanzar las costas de la abundancia. Habrá que reponer ahora rápidamente los valores morales hoy ocupados por los valores mercantiles. Habrá que restablecer el sistema multilateral, que incluya el Banco Mundial (de la Reconstrucción y el desarrollo!), el Fondo Monetario Internacional y, desde luego, a la Organización Mundial del Comercio, que a principios de los años 90 se situó directamente fuera del ámbito de las Naciones Unidas. Habrá que reforzar a las Naciones Unidas y hacer que realmente sean representantes de “Nosotros, los pueblos”….como reza la primera frase del luminoso Preámbulo de la Carta, los que formen parte de la Asamblea General y tengan en sus manos las riendas de su destino. Unas Naciones Unidas basadas, sobre todo, en la justicia. No en vano la Carta de las Naciones Unidas y la Constitución de la Corte Internacional de Justicia se adoptaron simultáneamente en 1945. Después, fueron los Estados y no los pueblos, los que asumieron todo el poder. Pero hay fórmulas que hoy debemos procurar, en estos albores de siglo y de milenio, incorporar a las instituciones internacionales para que tengan la legitimidad que de forma tan lúcida establecieron en los


ESTUDIO PRELIMINAR

19

años 1944 y 1945 los fundadores del Sistema. A este respecto, la Organización Internacional del Trabajo representa, como “reliquia” de la Sociedad de Naciones, un excelente precedente: en efecto, en la OIT no hay sólo representantes de los Estados sino, por tercios, representantes de trabajadores y de patronales. Sólo con un Sistema de las Naciones Unidas fuerte, dotado de los recursos personales, económicos y técnicos apropiados, podrán establecerse los mecanismos jurídicos que permitan, con rapidez, que se observen en todo el mundo las normas que aseguren el respeto de la igual dignidad de todos los seres humanos, que desaparezcan los tráficos que hoy ensombrecen tantas vidas (tráfico de drogas, de armas, de patentes, de capitales, de personas!), que desaparezcan los paraísos fiscales, que se respeten las pautas de comportamiento empresarial en relación al medio ambiente,… en resumen, que la “democracia mundial” que anidaba en el primer diseño de las Naciones Unidas se convierta en realidad. Lo cierto es que, con el paso de los años, y a pesar de las excelentes pautas de conducta dictadas en los años 90 por el Sistema de las Naciones Unidas, todo se haya trastocado desde un punto de vista conceptual y real en la Tierra, de tal modo que en lugar de dirigirse de norte a sur los fondos de ayuda … ¡se han invertido los términos y es el sur el que está pagando al norte¡ Sólo el servicio de la deuda subsahariana representa 28 mil dólares por minuto. Son situaciones absolutamente inadmisibles tanto desde un punto de vista ético como desde un punto de vista de estabilidad mundial. La globalización ha favorecido al 1% de la cúspide. El 5% de “arriba” tiene mil veces más que el 5% inferior. El mercado nunca es prospectivo. El EPA (Economic Partnership Agreement) ampliará el acceso de las multinacionales a los recursos de los paraísos fiscales. Por otra parte, es de destacar que desde la “época industrial” a la “financiera” los trabajadores se han esfumado. El Estado ha propiciado grandes multinacionales y todos son “índices bancarios”. Vivimos una economía de guerra que —sin contar el disparate reciente de los escudos antimisiles que ponen en grave riesgo el Tratado tan difícilmente alcanzado en Reykiavik en 1988— representa actualmente 3 mil millones de dólares en armas al día, cuando también diariamente mueren más de 60 mil personas de inanición. ¿Alguien sigue buscando “armas de destrucción masiva”? Su nombre es hambre. Me gusta repetirlo, porque es difícil conciliar el sueño sabiendo el número de personas que se cobra directamente una paz que prepara la guerra. Es la paz de la seguridad. Ya sabemos lo que significa: libertad cero, silencio total. Por ello, nunca más la paz de la seguridad sino la seguridad de la paz y de la justicia.


20

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA

Otro efecto muy importante de la globalización a tener en cuenta es la deslocalización productiva, buscando —con un sentido muy escaso de la ética— los colectivos que trabajan en condiciones laborales inhumanas pero que representan pingües beneficios para los Estados —normalmente autoritarios— en que se hallan. A la deslocalización productiva hacia el este se opone, en el caso de Europa, la deslocalización directiva, de talentos, de personas preparadas, hacia el oeste, hacia los Estados Unidos. Es esta segunda deslocalización la que debe corregirse rápidamente, de tal manera que Europa no sólo juegue un papel importante desde un punto de vista económico a escala mundial sino que sea ejemplo de democracia auténtica y torre de vigía capaz de iluminar, en todas las posiciones de la brújula, los derroteros del mañana. Para esta movilización planetaria que se requiere con urgencia, es fundamental que los súbditos pasen a ser ciudadanos, los espectadores a actores, los que actúan al dictado de cualquier instancia de poder a personas conscientes que tienen tiempo para reflexionar, para actuar en virtud de sus propias decisiones, para participar en la vida pública. Educación significa, según la excelente definición de D. Francisco Giner de los Ríos “dirigir con sentido la propia vida”. Son éstos ciudadanos los que ya no permanecerán resignados, callados. Son la esperanza, apoyándose en la moderna tecnología de las comunicaciones, de la posibilidad de la participación no presencial (SMS, Internet), de contemplar el futuro ya no en pie de guerra sino en pie de paz, ya no pensando en que es cuestión de la gobernación de los Estados “preparar la guerra, si quieres la paz”, sino que es tarea común preparar la paz… Ahora, los ciudadanos serán progresivamente conscientes y militantes de otra fórmula: “si quieres la paz, ayuda a construirla con tu comportamiento de cada día”. Que nadie piense que “¿qué puedo hacer yo?”. Durante siglos, quienes han pensado que podían hacer muy poco, no han hecho nada. En esta otra actitud que ahora debemos modificar resueltamente. Cada uno, en la medida de sus capacidades, en el contexto en el que vive, debe abandonar el sometimiento y expresar libremente sus opiniones, que en esto consiste la democracia. La democracia nos cuenta periódicamente. Pero, ¿contamos? ¿Somos tenidos en cuenta? Recuerdo que, cuando en 1987 tuve el honor de ser elegido Director General de la UNESCO, el gran programa educativo era todavía “alfabetización y educación básica”. Alfabetización en las lenguas coloniales y educación básica porque, de esta manera, no inquietaban a las metrópolis. Julius Myerere, el Presidente-maestro de Tanzania, lo dijo muy claramente delante del Consejo Ejecutivo de la UNESCO: “Necesitamos educación en todos los grados, para poder ser países interdependientes y no dependientes como hasta ahora”. Porque a la independencia polí-


ESTUDIO PRELIMINAR

21

tica, hay que añadir la económica, tecnológica, financiera…. Y fue así, como en 1990, con UNICEF y otras instituciones del Sistema de las Naciones Unidas, se celebró en Jomtien, Tailandia, el I Congreso Mundial sobre Educación: “Educación para todos”, a lo largo de toda la vida. Para todos: para saber compartir, para ser conscientes de lo que significa el ejercicio de la ciudadanía tanto localmente como mundialmente, lo que significa la convivencia plural. En el Informe presentado a la Organización por Jacques Delors, que presidió una Comisión sobre la “Educación en el siglo XXI” se establecen cuatro grandes pilares para la edificación del Sistema Educativo: aprender a conocer; aprender a hacer; aprender a ser; y aprender a vivir juntos. ¡Vivir juntos! Este es el gran reto. Esto es lo que se establece como prioritario en las recomendaciones del Informe sobre la Alianza de Civilizaciones, que presenté como Co-Presidente del Grupo de las Naciones Unidas designado por el Secretario General Kofi Annan, en Estambul, en el mes de noviembre del año 2006: es precisamente la educación la que puede restañar tantas heridas, la que puede establecer lazos entre riberas, la que puede acercar hoy distanciadas posiciones, la que puede desvanecer estereotipos, la que puede, en fin, establecer puentes permanentes entre las culturas. Educación e intercambio para el conocimiento recíproco, sobre todo dirigidos a la juventud, con la imprescindible colaboración de los medios de comunicación. Sólo así se conseguirá la integración. Es la integración y no la asimilación —debemos insistir permanentemente en ello, puesto que respeta las identidades culturales de todos—, la única que puede asegurar una convivencia adecuada con los inmigrantes. Inmigrantes que deben ser vistos como futuros ciudadanos, como colaboradores indispensables para el propio bienestar. Europa necesita 40 millones de personas más para asegurar el sistema de pensiones. Y España 4 millones. Esto es lo que tenemos que tener muy claro, además de los fundamentos morales que deben presidir todo el proceso. Sólo con un respeto total a la cultura y a los estilos de vida, a las creencias de los demás, podremos asegurar, compartiendo adecuadamente, la calidad de vida del conjunto. España, por la propia “composición cultural” de sus ciudadanos, por su extraordinaria diversidad, es un ejemplo de “buenas prácticas”, de ciudades mestizas, emergentes, capaces de repartir de forma equitativa los beneficios de la convivencia. Son ciudades —espacio de encuentro, que saben incluir a los excluidos, y que ayudan, a escala nacional e internacional a que exista el derecho a emigrar, … y el derecho a no emigrar! El derecho a vivir en sus propios países de origen en unas condiciones suficientes para la igual dignidad humana. El Secretario General Kofi Annan subrayó en 2001 la necesidad inexcusable de proteger los


22

FEDERICO MAYOR ZARAGOZA

derechos de las personas objeto de prácticas emigratorias abusivas. Por ello, es responsabilidad de los gobiernos proteger y promover el respeto de los derechos de todas las personas. La pasividad es inaceptable y la tolerancia debe presidir las relaciones, para evitar la nueva esclavitud del siglo XXI que pone de manifiesto el profesor Esteban Pérez Alonso, en este excelente trabajo que no sólo denuncia y analiza una situación sino que propone soluciones de apremiante consideración y puesta en práctica. Creo que es importante, en este punto, recordar el artículo 1º de Principios sobre la Tolerancia del 16 de noviembre de 1995: “La tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo, de nuestras formas de expresión y medios de ser humano. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. La tolerancia consiste en la armonía de la diferencia. No sólo es un deber moral sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz”. Es precisamente la tolerancia una de las grandes dimensiones de los Objetivos del Milenio, que se inician, precisamente, con la erradicación de la pobreza como responsabilidad de todos y muy especialmente de los países más avanzados. En la monografía del Prof. Pérez Alonso, profesor titular de Derecho Penal de la Universidad de Granada, no sólo se realiza un excelente análisis de uno de los fenómenos más negativos a escala mundial sino que —y esto es lo más relevante— aporta, como antes mencionaba, soluciones a su juicio crítico. Para que, en expresión del autor, no vivamos en la presente “cultura de apariencia”, tenemos que evitar la esclavitud contemporánea que a veces se practica muy cerca de nosotros, con contratos abusivos a los inmigrantes irregulares. A éste mundo al que llegan 180 mil nuevos habitantes cada día (la cifra ha decrecido considerablemente por la mejor difusión de la educación, pero se halla compensada por una mayor longevidad generalizada), en este mundo actual donde se calcula que existen más de 30 millones de “esclavos”, donde alrededor de 12 millones de personas son víctimas de trabajos forzados… debe elevarse un gran clamor de la ciudadanía mundial reclamando acción por parte de los gobernantes, que deben ser en todas las ocasiones la expresión de la voluntad popular. Es tiempo de acción, es tiempo de puesta en práctica de soluciones de forma urgente, porque mañana puede ser tarde, porque pueden alcanzarse puntos de no retorno. En todo fenómeno, en la naturaleza como en la sociedad, existen situaciones potencialmente irreversibles, de las que debemos ser conscientes. Los tratamientos, para


ESTUDIO PRELIMINAR

23

ser efectivos, deben aplicarse oportunamente. Hay una ética del tiempo, que nos urge a consolidar los Sistemas democráticos tanto a escala local como mundial (Naciones Unidas), con el fin de que se favorezca el desarrollo en los países de origen de los inmigrantes, para que se asegure la igual dignidad de todos en todo el mundo, para que el barrio próspero de la aldea global deje de albergar a menos del 20% de los habitantes de la tierra y los beneficios del progreso alcancen a los barrios donde hoy predomina el hacinamiento y la miseria. “La esclavitud, cita el profesor Pérez Alonso, no es sólo robar el trabajo a alguien, sino su vida entera”. Las Naciones Unidas han contribuido al concepto y tipificación del contrabando inmigrantes, y la Unión Europea (son sus programas de Tempere y de la Haya) ha abordado la entrada, tránsito y permanencia ilegal de inmigrantes. El tráfico de personas también ha sido objeto de instrumentos genéricos y específicos por parte de las Naciones Unidas (Protocolo sobre la trata de personas) y de las Unión Europea, antes y después del Tratado de Ámsterdam. También el Consejo de Europa ha elaborado un Convenio sobre la trata de personas. “El tráfico de personas es un fenómeno horrendo y aborrecible, cada vez más preocupante y en continuo aumento…. Es una consecuencia más de la globalización económica, de la internacionalización de la mano de obra”. El Sistema de Regulación General Español es abordado minuciosamente por el Prof. Pérez Alonso: complejidad de fenómeno, internacionalización, armonización de conceptos. El papel de la víctima en el tráfico; la ilegalidad del tráfico y la clandestinidad de la inmigración. Abuso de la situación de necesidad…. Es especialmente interesante cómo refiere el concepto típico de inmigración clandestina: el contrabando de inmigrantes y el tráfico ilegal de personas, la trata de personas. Son dos aspectos que deben diferenciarse tanto jurídicamente como moralmente. El autor aborda también con gran precisión los “bienes jurídicos protegidos”: de carácter estatal y personal (integración social de los extranjeros); estatuto legal de los extranjeros; derechos potenciales de los extranjeros; dignidad personal de los extranjeros e integridad moral de los mismos. Resulta de particular interés en relación al régimen jurídico el análisis del tipo básico de los delitos contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, incluyendo la explotación posterior de los inmigrantes o de las personas traficadas, con especial referencia a la explotación sexual. La actualidad del tema la ponen de relieve los seminarios, conferencias, artículos etc. que no cesan de aparecer como expresión de la importancia que la sociedad actual confiere a éste tema pluridimensional.


1_9788484427377  

Valencia, 2008 Estudio Preliminar de F EDERICO M AYOR Z ARAGOZA Profesor Titular de Derecho Penal Universidad de Granada tirant lo b anch Pr...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you