Page 1


LA EJECUCIÓN DE LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD POR DELITOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO Los talleres formativos y reeducativos del artículo 49 del Código Penal (Con motivo de la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio y el Real Decreto 840/2011, de 17 de junio)

Elena Martínez García

Profesora Titular de Derecho Procesal

Juan Carlos Vegas Aguilar Becario de Investigación Departamento de Derecho Procesal Universitat de Valéncia

Valencia, 2012


Copyright ® 2012 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de la autora y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© ELENA MARTÍNEZ GARCÍA JUAN CARLOS VEGAS AGUILAR

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es I.S.B.N.: 978-84-9004-613-5 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/ empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


ÍNDICE ABREVIATURAS...................................................................................

13

PRÓLOGO.............................................................................................. Elena Martínez García

15

CAPÍTULO I FUNDAMENTOS, NATURALEZA JURÍDICA Y FORMAS DE APLICACIÓN DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD Juan Carlos Vegas Aguilar A. ESTADO DE LA CUESTIÓN.......................................................... B. TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD: FUNDAMENTOS.......................................................................................... 1. La justificación de la sanción penal............................................. 2. La prisión: sanción penal en constante revisión......................... 3. Algunas respuestas a la crisis de la pena de prisión: sanciones penales alternativas..................................................................... C. NATURALEZA JURÍDICA DE LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD Y DERECHOS AFECTADOS..................... 1. La sanción penal de los trabajos en beneficio de la comunidad. 2. ¿Cuáles son los derechos privados por la pena de trabajos en beneficio de la comunidad?........................................................... 3. Los trabajos en beneficio de la comunidad considerados como una pena activa............................................................................ D. LAS DIFERENTES MANERAS DE APLICACIÓN DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD.............. 1. Los tipos penales que tienen aparejados la pena de trabajos en beneficio de la comunidad como sanción principal alternativa.. 2. La sustitución de las penas privativas de libertad por trabajos en beneficio de la comunidad....................................................... 3. El cumplimiento de la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa como trabajos en beneficio de la comunidad.. E. CONCLUSIONES............................................................................

21 22 23 26 29 33 33 41 44 48 48 51 53 55


8

ÍNDICE

CAPÍTULO II LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD EN LOS DELITOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO Mª Félix Tena Aragón A. INTRODUCCIÓN.............................................................................

59

B. LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD COMO PENA PRINCIPAL..............................................................

61

C. LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD COMO SUSTITUCIÓN DE PENAS IMPUESTAS POR LA COMISIÓN DE DELITOS RELACIONADOS CON LA VIOLENCIA DE GÉNERO................................................................................................ 1. Delitos relacionados con violencia de género.............................. 2. Duración de las penas.................................................................. 3. Imposición de otras obligaciones por la suspensión de penas acordadas por delitos relacionados con la violencia de género.. 4. Incumplimiento y revocación.......................................................

63 63 65 67 68

CAPÍTULO III PROBLEMAS QUE SE PLANTEAN EN LA EJECUCIÓN DE LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD Reyes Aranda Laffarga A. INTRODUCCIÓN.............................................................................

71

B. LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD: BREVE REFERENCIA HISTÓRICA..............................................

72

C. LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD: REGULACIÓN Y CARACTERÍSTICAS....................................................

74

D. SUSTITUCIÓN DE LA PRISIÓN POR TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD PARA LOS DELITOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO...........................................................................................

78

E. LA EJECUCIÓN DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD......................................................................

82


ÍNDICE

F. CONSECUENCIAS DEL INCUMPLIMIENTO DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD..................... 1. Condena en sentencia a la pena de trabajos en beneficio de la comunidad como pena principal.................................................. 2. Sustitución de la pena de prisión por la pena de trabajos en beneficio de la comunidad............................................................ G. CONCLUSIÓN.................................................................................

9

86 88 90 92

CAPÍTULO IV EVOLUCIÓN DE LOS PROGRAMAS PARA LOS AGRESORES Santiago Leganés Gómez A. INTRODUCCIÓN.............................................................................

97

B. EN PRISIÓN.................................................................................... 1. Tratamiento en prisión de agresores en el ámbito familiar....... 2. Experiencia en el Centro Penitenciario de Brians-2..................

102 105 117

C. PENAS ALTERNATIVAS A LA PRISIÓN...................................... 1. Los programas de intervención en las penas alternativas......... 2. La suspensión de las penas.......................................................... 3. La sustitución de las penas.......................................................... 4. Pena de trabajos en beneficio de la comunidad.......................... 5. Real Decreto 840/2011, de 17 de junio.........................................

119 120 131 136 138 143

D. CONCLUSIONES............................................................................

148

CAPÍTULO V REHABILITACIÓN PSICOLÓGICA DE MALTRATADORES Javier Barrera Martín-Heras A. INTERVENCIÓN CON AGRESORES DE GÉNERO....................

151

B. LA EXPERIENCIA DE LA COMUNIDAD AUTÓNOMA DE EXTREMADURA.................................................................................. 1. Pautas de Intervención con agresores......................................... 2. Principios de la Intervención....................................................... 3. Metodología operativa..................................................................

156 159 161 162


10

ÍNDICE

CAPÍTULO VI LA APLICACIÓN DE PROGRAMAS FORMATIVOS DE REEDUCACIÓN PARA CONDENADOS POR DELITOS RELACIONADOS CON LA VIOLENCIA DE GÉNERO, EN APLICACIÓN DE LAS MEDIDAS DE SUSPENSIÓN DE LA EJECUCIÓN DE LA PENA: EL PROGRAMA DE LA AUDIENCIA PROVINCIAL DE ALICANTE” Vicente Magro Servet Carmelo Hernández Ramos Pablo Cuellar Otón A. INTRODUCCIÓN............................................................................. B. LA REGULACIÓN LEGAL DE LA SUSPENSIÓN DE LA PENA EN DELITOS RELACIONADOS CON LA VIOLENCIA DE GÉNERO................................................................................................ 1. Comunicación de la resolución judicial (art. 14)............................. 2. Elaboración del Plan de Intervención y seguimiento (art. 15)....... 3. Remisión al centro o servicio específico (art. 18)............................ 4. Seguimiento y control (art. 17)........................................................ 5. Informes (art. 18).............................................................................. C. PRESUPUESTOS ORGANIZATIVOS DEL PROGRAMA DE REEDUCACIÓN PARA AGRESORES CONDENADOS POR DELITOS RELACIONADOS CON LA VIOLENCIA DE GÉNERO............... D. OBJETIVOS, METODOLOGÍA E INTERVENCIÓN.................... E. BALANCE......................................................................................... F. EL DECÁLOGO DEL PROTOCOLO.............................................. G. ANEXOS...........................................................................................

172

176 179 180 181 181 181

184 190 198 201 207

CAPÍTULO VII TRATAMIENTO DE LAS VÍCTIMAS Santiago Rincón Velázquez A. INTRODUCCIÓN............................................................................. B. REPERCUSIÓN EN LAS VÍCTIMAS DE LAS CONDENAS DE SUS AGRESORES...........................................................................

211 212


ÍNDICE

1. Proceso de Victimización.............................................................. 2. Condenas Penales en delitos de Violencia de Género................. 3. Victimización secundaria............................................................. C. VALORACIÓN PSIQUIÁTRICO FORENSE DE LAS VÍCTIMAS 1. Repercusiones Psíquicas de la Violencia de Género................... 2. Criterio de verosimilitud del diagnóstico etiológico del Trastorno por estés postraumático...............................................................

11 214 217 220 223 224 231

CAPÍTULO VIII LA POSIBLE INTERVENCIÓN DE LA VÍCTIMA EN EL PROCESO REHABILITADOR DEL MALTRATADOR: LA MEDIACIÓN PENAL EN LOS PROCESOS POR VIOLENCIA DE GÉNERO Elena Martínez García A. INTRODUCCIÓN.............................................................................

237

B. SENTIDO Y ALCANCE DE LA PROHIBICIÓN DE MEDIAR EN LOS CONFLICTOS DE VIOLENCIA DE GÉNERO.....................

241

C. EL PRINCIPIO DE IGUALDAD COMO PUNTO DE PARTIDA..

245

D. LA MEDIACIÓN COMO SOLUCIÓN EQUIDISTANTE E INTER PARTES DEL CONFLICTO. DOS VISIONES CONTRAPUESTAS DE LA MEDIACIÓN: ¿FRACASO O NUEVA VISIÓN DE LA ADMINISTRACIÓN DE JUSTICIA?...................................................

249

E. UN EJEMPLO REAL: LA DENOMINADA “JURISPRUDENCIA TERAPÉUTICA” EN EL DERECHO ANGLOSAJÓN...................

251

F. PROPUESTAS PARA UNA POSIBLE MEDIACIÓN EN LOS PROCESOS POR VIOLENCIA DE GÉNERO: PRESUPUESTOS, PRINCIPIOS Y ASPECTOS PROCESALES SUJETOS A REVISIÓN................................................................................................. 1. Presupuestos................................................................................. 2. El principio de oportunidad......................................................... 3. La futura ley de mediación penal para los conflictos en violencia de género....................................................................................... 4. Modificaciones en la Ley de Enjuiciamiento Criminal............... 5. Modificaciones en el Código penal...............................................

253 254 255 257 260 262


12

ÍNDICE

G. LA MEDIACIÓN EN LOS PROCESOS POR VIOLENCIA DE GÉNERO EN FASE DE EJECUCIÓN PENAL.............................

264

H. PROCEDIMIENTO DE MEDIACIÓN............................................

266

I. CONCLUSIONES Y CLAVES DE LA JUSTICIA RESTAURADORA......................................................................................................

270

BIBLIOGRAFÍA CITADA.....................................................................

273


ABREVIATURAS AAVV AP ATC BD CCAA CE CGPJ CP DGT ET

JT JVSM LEC LECrim LO LOPJ RD RNM SSPP STC STS TBC TC TEPT TS

Autores Varios Audiencia Provincial Auto del Tribunal Constitucional Base de datos Comunidades Autónomas Constitución Española de 1978 Consejo General del Poder Judicial Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal. Dirección General de Tráfico Real Decreto Legislativo 1/1995, de 24 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Jurisprudencia Terapéutica Juzgado de Violencia Sobre la Mujer Ley 1/2000, de 7 de enero, de Enjuiciamiento Civil Ley de Enjuiciamiento Criminal. Ley Orgánica Ley Orgánica 6/1985, de 1 de julio, del Poder Judicial. Real Decreto Resonancia Nuclear Magnética Servicios Sociales Penitenciarios Sentencia del Tribunal Constitucional Sentencia del Tribunal Supremo Trabajos en beneficio de la comunidad Tribunal Constitucional Trastorno por Estrés Postraumático Tribunal Supremo


PRÓLOGO El presente trabajo aborda desde una perspectiva práctica la situación legal que se cierne entorno a la ejecución de sentencias penales, especialmente, en lo que se refiere a las condenas por violencia de género concretadas en trabajos en beneficio de la comunidad. Conocida es la situación alarmante en la que se desarrolla esta última fase del ius puniendi del Estado, cuando se trata de esta pena a trabajos en beneficio de la comunidad. En este caso, el condenado debe de realizar una serie de actividades, por lo que es necesario que la Administración colabore con instituciones penitenciarias generando un acervo de destinos de trabajo en los que cumplir la pena de forma resocializadora para él y beneficiosa para la comunidad. Esto plantea un grave problema en su ejecución, ya que dichos puestos escasean al tiempo que el número de condenas a tal tipo de pena sube exponencialmente año tras año. Según datos obtenidos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias, a 31 de mayo de 2011 se impusieron un total de 112.132 condenas a trabajos en beneficio de la comunidad1 en ese año, de las que 29.338 fueron por delitos relacionados con la violencia de género. Todo ello ha obligado al legislador a repensar el sentido de esta pena, su utilidad y aplicación. De esta manera, con el objeto de paliar los graves problemas que se daban en la ejecución de los trabajos en beneficio de la comunidad, se dictó el Real Decreto 1849/2009, de 4 de diciembre, por el que se modifica el Real Decreto 515/2005, de 6 de mayo, que establece las circunstancias de ejecución de las penas de trabajos en beneficio de la comunidad y de localización permanente, de determinadas medidas de seguridad, así como de la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad2.

1

2

http://www.institucionpenitenciaria.es. De dichos datos también se deduce

que 47.964 de esas penas se encontraban pendientes de ejecución, lo que supone casi un 30% de sanciones penales pendientes de ejecutar. El R.D. 515/2005 ha sido expresamente derogado por el R.D. 840/2011, de 17 de junio, por el que se establecen las circunstancias de ejecución de las penas de trabajo en beneficio de la comunidad y de localización permanente en centro penitenciario, de determinadas medidas de seguridad, así como


16

PRÓLOGO

En esta norma se introdujeron dos novedades —con respecto al Real Decreto modificado—, que se abordan de forma neurálgica en este libro3. La primera de ellas tiene que ver con las entidades encargadas de determinar los puestos de trabajo sobre los que se va a instrumentar la pena, correspondiendo a la administración estatal, autonómica o local, para lo que se podrá “establecer los oportunos convenios entre sí o con entidades públicas o privadas que desarrollen actividades de utilidad pública”; se trata de una novedosa obligación para la Administración que se traduce en “remitir mensualmente a la Administración Penitenciaria la relación de plazas disponibles en su territorio” (art. 4). La segunda novedad que trajo consigo el Real Decreto fue la implantación de talleres de actividades formativas en materia de seguridad vial como contenido ejecutivo de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad, cuando se trate de condenas por delitos contra la seguridad en el tráfico. Con estos talleres se pretendía resocializar al conductor condenado y, de forma indirecta, evitar el colapso que existía en la fase de ejecución de esta pena, que provocaba que muchas de ellas prescribieran sin ser cumplidas por las personas condenadas4. Tiempo después y, a partir de esta experiencia se planteó, no

3 4

1.

2.

de la suspensión de la ejecución de las penas privativas de libertad y sustitución de penas. El nuevo R.D. 840/2011 deja intacta dicha modificación, con lo que en nada le afecta la nueva normativa. En la Memoria de la Fiscalía General del Estado correspondiente al año 2008, el Fiscal de Sala Coordinador de Seguridad Vial señala que “el porcentaje de condenas (a TBC) pendientes de cumplimiento ronda el 80 por 100 y en definitiva puede superar las 50.000 condenas que esperan ser ejecutadas… esta situación ha de ponerse de manifiesto con energía ya que las dificultades reseñadas darán lugar a que prescriban un gran número de penas”, http://www.fiscal.es. Según nota de prensa, emitida por el Ministerio del Interior (http://www.mir.es/DGRIS), de 18 de marzo de 2010, en dicha fecha se presentó un taller de seguridad vial para condenados a Trabajos en Beneficio de la Comunidad por infracciones de tráfico (TASEVAL). Dicho programa se configura “como un conjunto de actividades estructuradas en: Actividades formativas dirigidas a la interiorización de nuevas pautas de conducta vial que contribuyan activamente en la prevención de accidentes de tráfico. Actividades de utilidad pública por parte de los penados dirigidas a prevenir accidentes de tráfico de otros grupos de riesgo o población general, tales como colaboración con la DGT y con entidades relacionadas con la seguri-


PRÓLOGO

17

sin dificultades, extrapolar el éxito de dicha novedad en materia de ejecución a los casos de delitos de violencia contra la mujer. Ya en concreto, centrándonos en las condenas a esta pena por delitos de violencia sexista, su ejecución adopta unos tintes más particulares si cabe. El delito de violencia de género, según se expone a lo largo de estas líneas, integra un elemento diferenciador que no concurre en ningún otro tipo penal, a saber, la relación de afectividad. El presente elemento va a ser una clave interpretativa a tener en cuenta al abordar los conceptos en juego, igual que lo será el desequilibrio indubitado en el que se encuentran las partes del conflicto. En conclusión, en la medida que no se aborda con plenitud y dentro del proceso penal el conflicto existente, la simple imposición coactiva de la pena resulta —en numerosas ocasiones— incompatible con la eficacia real de la pena, e incluso con la pretendida relación de afectividad que, frecuentemente, quieren seguir manteniendo las partes del conflicto, con su segura perpetuación de los roles de víctima y agresor y con una consecuente elevación del nivel de riesgo y violencia para y contra ella. Esta triste realidad es algo que frecuentemente se va a dar, impongamos o no la pena, porque conflicto real y pretensión van por cauces dispares. Pensemos que es el único delito del código penal en el que víctima y victimario, paradójicamente, quisieren continuar juntos. Ello no puede suponer una negación del ius puniendi del Estado y del proceso penal, pero sí puede ser una integración de este elemento, en la perspectiva rehabilitadora de la pena a imponer. A estas razones de hecho y de derecho intenta responder la reforma del art. 49 CP por la LO 5/2010, de 22 de junio, por la que se abre la puerta a la posibilidad de que esta pena de trabajos en beneficio de la comunidad se cumpla mediante la ocupación del maltratador durante un número de horas en la realización de un programa de reeducación, conforme ya se recogía en el RD 515/2005 para los condenados por delito contra la seguridad en el tráfico (supra). Esta op-

dad vial en campañas de prevención; observación y registro de zonas en las que existe un elevado número de accidentes (“puntos negros”); detección de señales de tráfico deterioradas o mal situadas; detección de calzadas con el pavimento en mal estado; observación de pasos de peatones mal señalizados y/o con escasa visibilidad y detección de aceras y bordillos que pueden aumentar el riesgo de caídas de peatones, entre otros”.


18

PRÓLOGO

ción introducida por la Ley para las condenas por delitos de género, debe quedar claro que es potestativa para el Juez, de modo que deja un margen al principio de proporcionalidad, según las circunstancias del caso. En cambio, dichos programas reeducativos son obligatorios para los supuestos de suspensión o de sustitución de penas privativas de libertad, en virtud de los artículos 83, y 88 del C.P. Las conclusiones que se presentan en este libro tienden a diseñar medidas que doten de seguridad jurídica a esta tipología de pena, a menudo mal entendida socialmente y concebida por el ciudadano como una suerte de privilegio del condenado. Y, es verdad, que en materia de violencia sexista, si no se crea un sistema coherente y seguro, jurídicamente hablando —haya privación de libertad o no—, puede correrse el riesgo de no acabar con el germen de violencia hacia la mujer con la que se ha tenido una relación de afectividad. Un trabajo en beneficio de la comunidad es una pena, no es una forma de beneficiar al condenado, conlleva restricción o privación de derechos en función de la gravedad de los hechos; solo tomando en consideración las posibilidades de rehabilitar a ese específico delincuente en la sociedad, debe plantearse la imposición de esta sanción penal que conlleva permanecer en libertad mientras se cumplan con las condiciones impuestas en sentencia, exigencias que deben pasar por una obligatoria un terapia conductal y formación en igualdad entre el hombre y la mujer, con el consecuente ingreso en prisión en caso de incumplimiento. La aplicación rigurosa y planeada de estas penas puede traer beneficios para la víctima, para la sociedad y para el condenado. Para esto ser así, el desarrollo y aplicación del presente artículo 49 CP debe dar respuesta a una serie de cuestiones, que han de afrontarse de forma unánime para todas las comunidades autónomas y centros penitenciarios. En segundo lugar, se debe de reflexionar sobre el sentido y contenido de la pena a realizar trabajos en beneficio de la comunidad en violencia de género, entendido desde una perspectiva realista e integradora del tipo penal, de la función de la pena y de la rehabilitación que señala nuestra Constitución. Afrontar el sentido de los programas de reeducación del maltratador, con sus contenidos y fines, conlleva también integrar el concepto de reparación del daño y, por tanto, la nada sencilla cuestión a abordar relativa a la conveniente o inconveniente relación entre el bien jurídico dañado y el contenido del trabajo reparador del daño. Todo ello, trae como consecuencia


PRÓLOGO

19

otra pregunta de lege ferenda, como es, si una futura reforma de la LO 1/2004, de Medidas Integrales de protección contra la Violencia de Género, debiera admitir en determinados casos y bajo concretas circunstancias la mediación penal, algo que también se aborda en el presente trabajo. En definitiva, el éxito de la reforma es un problema de agenda política y de recursos personales y materiales, pero también exige diseñar el protocolo necesario para cumplir la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de la forma más reeducativa y, si es posible, restauradora para la víctima y sociedad. Las penas privativas de libertad no son la única solución para el delincuente incipiente cuya violencia puede ser todavía controlada a través de la tutela de nuestras instituciones. Hay otros factores a tener en cuenta que podrían ser beneficiosos, de ahí que se diga que la “prisión es un último recurso”. Siendo esto como decimos, los cursos terapéuticos y formativos pueden ser una herramienta necesaria y útil, siempre que no se conviertan en un sucedáneo de pena y se les dote del contenido y rigor suficientes, siendo necesariamente impartidos por Instituciones Penitenciarias y, en ningún caso, por entidades privadas, pues de la ejecución de una pena se trata. En este sentido, el presente trabajo relata experiencias muy diferentes y le corresponde al lector juzgar su eficacia. A tales preguntas intentaron darse respuestas en la Jornada sobre “La Ejecución de la Pena de Trabajos en Beneficio de la Comunidad por los Delitos de Violencia de Género: Los Talleres Formativos y Reeducativos del Art. 49 CP”, realizadas en la Universitat de València y organizadas por el Grupo Investigador Multidisciplinar en Violencia de Género (www.uv.es/genero), financiado por el Ministerio de Ciencia e Innovación a través del Proyecto de I+D DER 200913688. A dicho encuentro asistieron especialistas en la materia con el fin de debatir y reflexionar sobre el alcance de esta reforma penal con Magistrados, Secretarios Judiciales (Juzgados de Ejecutorias), Equipos de Psicólogos, representantes del Instituto de Medicina Legal, representantes de asociaciones de víctimas de malos tratos, entre otros muchos profesionales. Especial mención merece la participación de Juan Carlos Vegas Aguilar, Becario de Investigación en el Departamento de Derecho Administrativo y Procesal, cuyo esfuerzo y diligencia ha llevado hasta buen puerto la realización de dicha Jornada, enmarcada en su proyecto de tesis doctoral, que estoy segura que finalizará con la calidad, rigor y profundidad teórico-práctica, que un trabajo de estas características exige.


CAPÍTULO I

FUNDAMENTOS, NATURALEZA JURÍDICA Y FORMAS DE APLICACIÓN DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD Juan Carlos Vegas Aguilar

Becario de Investigación del Departamento de Derecho Administrativo y Procesal de la Universitat de València.

SUMARIO: A. ESTADO DE LA CUESTIÓN. B. TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD: FUNDAMENTOS. 1. La justificación de la sanción penal. 2. La prisión: sanción penal en constante revisión. 3. Respuestas a la crisis de la prisión: sanciones penales alternativas. C. NATURALEZA JURÍDICA DE LOS TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD Y DERECHOS AFECTADOS. 1. La sanción penal de los trabajos en beneficio de la comunidad. 2. ¿Cuáles son los derechos privados por la pena de trabajos en beneficio de la comunidad? 3. Los trabajos en beneficio de la comunidad considerados como una pena activa. D LAS DIFERENTES MANERAS DE APLICACIÓN DE LA PENA DE TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD. 1. Los tipos penales que tienen aparejados la pena de trabajos en beneficio de la comunidad como sanción principal alternativa. 2. La sustitución de las penas privativas de libertad por trabajos en beneficio de la comunidad. 3. El cumplimiento de la responsabilidad personal subsidiaria por impago de multa como trabajos en beneficio de la comunidad. E. CONCLUSIONES.

A. ESTADO DE LA CUESTIÓN A pesar de que el tema central de este libro es la ejecución de la pena de trabajos en beneficio de la comunidad (en adelante TBC), centrándonos de manera especial en los delitos de violencia de género, se hace necesario realizar un análisis de algunos aspectos generales sobre la sanción objeto de estudio. De esta manera, es conveniente abordar, siquiera de una manera somera, cuestiones tales como su evolución desde que se incluyera en el arsenal punitivo del Código Penal de 1995 (en adelante CP), el fundamento de los TBC, su naturaleza jurídica o las diferentes maneras previstas para su aplicación. Con el estudio de dichos temas se pretende realizar un acercamiento progresivo a la pena


22

JUAN CARLOS VEGAS AGUILAR

de TBC que consideramos de interés para poder seguir el hilo conductor de este trabajo. Por consiguiente, parece lógico que si el presente libro va a versar sobre los aspectos procesales y procedimentales de la ejecución de la pena de TBC y, en especial, sobre los talleres formativos y reeducativos introducidos en el art. 49 por la Ley Orgánica 5/2010, de 22 de junio, por la que se modifica la Ley Orgánica 10/1995, de 23 de noviembre, del Código Penal, los cuales se sitúan al final del devenir de dicha sanción penal1, se empiece por estudiar los motivos que han conducido a que esta sanción se haya convertido en una de las que en mayor número de veces se imponen en nuestro país (según datos de la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias durante el año 2009 se impusieron un total de 161.008 sanciones de TBC). Para ello se analizarán en este capítulo, como se dijo anteriormente, su fundamento, su naturaleza jurídica y las distintas formas de aplicación de la pena.

B. TRABAJOS EN BENEFICIO DE LA COMUNIDAD: FUNDAMENTOS La sanción penal más conocida y utilizada por el arsenal punitivo de la gran mayoría de los Estado es la prisión. Esta sanción, en su momento, supuso un avance de la civilización, ya que el objeto de su instauración fue sustituir a los castigos corporales y a la pena de muerte como las consecuencias más comunes del delito2. El origen de la moderna prisión se centra entre los siglos

1

2

Las tres fases por las que pasa la sanción penal, que por otra parte son las mismas que por las que transcurre cualquier otra norma, son la conminación, la imposición y la ejecución. FOUCAULT, M., Vigilar y castigar, Madrid, 1996, 25ª edición, Ed. Siglo XXI editores, S.A. afirma que “la prisión, pieza esencial en el arsenal punitivo, marca seguramente un momento importante en la historia de la justicia penal: su acceso a la ‘humanidad’”. En el mismo sentido COBO DEL ROSAL, M. y VIVES ANTÓN, T. S., señalan que las penas privativas de libertad fueron consecuencia de un movimiento humanizador de las penas, en Derecho Penal, Parte General, Valencia, 1999, 5ª Edición, Ed. Tirant lo Blanch, pág.


FUNDAMENTOS, NATURALEZA JURÍDICA Y FORMAS ...

23

XVIII y XIX3, convirtiéndose en la sanción penal por antonomasia en un importante número de los Códigos penales que se conocen, aunque no sin atravesar constantes etapas de dificultades, crisis, reformas e, incluso, incesantes intentos de abolición. Con el objeto de seguir un hilo conductor lógico, se hace necesario realizar alguna referencia a los diferentes fines de la pena y las diversas teorías que han tratado este tema. De esta manera, nos permitirá ponernos en situación acerca de los distintos postulados sobre este asunto y, además, se podrá entender mejor el paso de la pena de prisión al de sus alternativas. La doctrina penalista se ha dividido en tres posturas diferentes que intentan explicar los fines de la pena: teorías absolutas, teorías relativas y teorías mixtas.

1. La justificación de la sanción penal El objeto de este parágrafo es dejar constancia, de una manera muy genérica, de las ideas defendidas por cada una de dichas teorías, con el objetivo de conocer, si quiera de manera superficial, su evolución4.

3

4

831 o PRATT, J. que habla de “civilización del castigo” en Castigo y civilización, Barcelona, 2006, Ed. Gedisa, pág. 61. Señala MATTHEWS, R., que ya en el siglo XVII se empezó a confinar, en instituciones creadas para ello, a indigentes pobres, vagabundos, etc. con el objeto de apartarlos del “espacio social”, pero que no fue hasta finales del siguiente siglo cuando se diferencia “entre las formas previas de confinamiento y la prisión moderna” en Pagando tiempo. Una introducción a la sociología del encarcelamiento, Barcelona, 2003, Ed. Bellaterra, págs. 2127. Sobre la evolución de la pena de prisión se puede ver sin ánimo de ser exhaustivos, además, RUSCHE G. y KIRCHHEIMER, O., Pena y estructura social, Bogotá, 1984, Ed. Temis; FOUCAULT, M., Ibidem; SANZ MULAS, N., Alternativas a la pena privativa de libertad. Análisis crítico y perspectivas de futuro en las realidades española y centroamericana, Madrid, 2000, Ed. Colex; MAPELLI CAFFARENA, B. y TERRADILLOS BASOCO, J., Las consecuencias jurídicas del delito, Madrid, 1996, 3ª edición, Ed. Civitas; CEREZO DOMÍNGUEZ, A. I. y GARCÍA ESPAÑA, E. (Coords.) La prisión en España, una perspectiva criminológica, Granada, 2007, Ed. Comares; PRATT, J. Ibidem. Sobre las diferentes teorías que abordan los fines de la pena se puede ver, sin ánimo de ser exhaustivos, MAPELLI CAFFARENA, B. y TERRADI-


1_9788490046135  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you