Page 1


EL AUTO DE CUANTÍA MÁXIMA

JUAN MONTERO AROCA Catedrático de Derecho procesal en la Universidad de Valencia

JOSÉ FLORS MATÍES

Valencia, 2013


Copyright ® 2013 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de los autores y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www. tirant.com).

© Juan Montero Aroca José Flors Matíes

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia Telfs.: 96/361 00 48 - 50 Fax: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es ISBN: 978-84-9053-154-9 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia, envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia, por favor, lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Índice Capítulo 1º EL TÍTULO EJECUTIVO

I. EL TÍTULO EJECUTIVO EN GENERAL.......................................................... 15 1. Acto jurídico + documento........................................................................... 16 2. El título como documento típico................................................................. 18 3. Clases de títulos ejecutivos............................................................................ 20 A) Títulos judiciales y equiparados............................................................ 21 B) Títulos extrajudiciales............................................................................ 22 C) Sus diferencias........................................................................................ 23 II. EL AUTO DE CUANTÍA MÁXIMA.................................................................... 26 1. El artículo 13 del Texto Refundido.............................................................. 27 2. Naturaleza del título. Su origen y evolución................................................ 29 3. Procedimiento para dictar el auto................................................................ 36 A) Órgano competente............................................................................... 36 B) Momento................................................................................................. 37 C) Audiencia a los interesados.................................................................... 38 D) La irrecurribilidad del auto................................................................... 41 4. Requisitos del título....................................................................................... 41 A) Requisitos para dictar el título............................................................... 42 a) Proceso penal.................................................................................. 42 b) Hecho de la circulación.................................................................. 44 c) Cubierto por el seguro.................................................................... 46 d) Conclusión sin declaración de responsabilidad............................ 49 e) No renuncia ni reserva de la acción civil por el perjudicado....... 49 f) Intervención de los interesados..................................................... 51 B) Requisitos de contenido......................................................................... 53 a) Descripción del hecho.................................................................... 55 b) Indicación de las personas.............................................................. 56 c) Indicación de los vehículos............................................................. 57 d) Indicación de las aseguradoras....................................................... 57 e) Cantidad máxima reclamable......................................................... 62 C) Subsanación............................................................................................ 68 D) Motivación del auto................................................................................ 70 5. El ámbito material del título......................................................................... 71 A) Antecedentes.......................................................................................... 71 B) Régimen actual....................................................................................... 75 C) Los criterios jurisprudenciales............................................................... 76


8

Índice

Capítulo 2º PRESUPUESTOS Y REQUISITOS PROCESALES PARA EL DESPACHO DE LA EJECUCIÓN

I. LAS PARTES......................................................................................................... 87 1. Nociones generales........................................................................................ 87 A) La contradicción procesal...................................................................... 87 B) Concepto de parte y capacidad: remisión............................................ 89 2. Legitimación.................................................................................................. 90 A) Supuestos generales............................................................................... 90 B) Legitimación activa................................................................................ 91 a) Legitimación ordinaria directa: el perjudicado............................ 91 b) Legitimación derivada o por sucesión........................................... 95 c) Sucesión procesal............................................................................ 96 C) Legitimación pasiva................................................................................ 97 a) Designación en el auto................................................................... 97 b) Legitimación por sucesión.............................................................. 99 c) Legitimación del Consorcio de Compensación de Seguros......... 99 d) Pluralidad de aseguradoras: inexistencia de litisconsorcio.......... 105 e) Sucesión procesal............................................................................ 106 3. Postulación..................................................................................................... 107 II. LA COMPETENCIA............................................................................................. 108 1. Su determinación en el proceso de ejecución............................................. 109 2. Su determinación en el proceso fundado en el auto de cuantía máxima. 110 A) En general............................................................................................... 110 B) Contra el Consorcio de Compensación de Seguros............................. 117 a) Sólo contra el Consorcio................................................................ 119 b) Contra el Consorcio y otra persona............................................... 120 3. Tratamiento procesal..................................................................................... 123 A) Examen de oficio.................................................................................... 123 B) Denuncia por la parte de la falta de competencia: declinatoria......... 124 III. LA PRETENSIÓN EJECUTIVA.......................................................................... 127 1. La opción entre declaración y ejecución..................................................... 127 2. La pretensión ejecutiva y su ejercicio........................................................... 130 A) El objeto y el fundamento de la pretensión......................................... 130 a) La petición....................................................................................... 130 b) El fundamento o causa de pedir.................................................... 132 B) Requisitos para el ejercicio de la pretensión ejecutiva........................ 133 a) Plazo para instar la ejecución......................................................... 134 b) Cantidad: Inexistencia de límite mínimo...................................... 140 IV. LA DEMANDA EJECUTIVA................................................................................ 141 1. Requisitos de contenido de carácter general.............................................. 142 A) La designación del tribunal ante el que se presenta............................ 142 B) Identificación de las partes.................................................................... 142 C) Fundamentación.................................................................................... 143 D) Petición................................................................................................... 144 2. Contenido específico de la demanda ejecutiva........................................... 144


Índice

9

A) Expresión del título en que se funda (art. 549.1, 1.º).......................... 145 B) Tutela ejecutiva que se pretende (art. 549.1, 2.º)................................. 145 C) Bienes del ejecutado susceptibles de embargo (art. 549.1, 3.º).......... 146 D) Medidas de localización e investigación de bienes (art. 549.1, 4.º).... 147 E) Alegaciones relativas a la legitimación pasiva (art. 549.1, 5.º)............ 148 3. Documentos a acompañar con la demanda................................................ 148 A) Las diferencias con el proceso de declaración..................................... 148 B) Documentos requeridos para el despacho de la ejecución................. 150 a) El poder........................................................................................... 150 b) El título ejecutivo............................................................................ 150 c) Otros documentos procesales........................................................ 150 d) Reclamación previa frente al Consorcio de Compensación de Seguros............................................................................................. 151 e) El pago de la tasa por ejercicio de la potestad jurisdiccional....... 155 f) Copias............................................................................................... 156 C) Consecuencias de la falta de aportación............................................... 156 a) Poder................................................................................................ 156 b) Título ejecutivo................................................................................ 156 c) Documentos sobre la representación del ejecutante y la legitimación................................................................................................... 157 d) Acreditación de la reclamación previa frente al Consorcio de Compensación de Seguros............................................................. 158 e) Copias............................................................................................... 158

Capítulo 3º LA OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN (I). LA OPOSICIÓN EN GENERAL Y POR MOTIVOS PROCESALES

I. LA OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN, EN GENERAL....................................... 161 1. La oposición a la ejecución........................................................................... 161 2. La impugnación de actos concretos de ejecución....................................... 163 II. RÉGIMEN GENERAL DE LA OPOSICIÓN...................................................... 163 1. Presupuestos y requisitos en general............................................................ 164 2. El escrito de formalización de la oposición................................................. 166 A) Forma...................................................................................................... 166 B) Contenido............................................................................................... 167 C) Documentos a acompañar..................................................................... 168 D) El abono de la tasa y su acreditación..................................................... 169 III. LA OPOSICIÓN POR DEFECTOS PROCESALES.......................................... 170 1. Falta de legitimación activa........................................................................... 171 A) La cualidad de perjudicado................................................................... 172 a) Con referencia a la legitimación activa.......................................... 172 b) Como nulidad del título................................................................. 179 c) Las entidades sanitarias................................................................... 181 d) Falta de acción y falta de legitimación........................................... 187 B) Legitimación por sucesión..................................................................... 188


10

Índice

2. Falta de legitimación pasiva.......................................................................... 192 A) Designación en el auto........................................................................... 192 B) Pluralidad de aseguradoras.................................................................... 197 C) Consorcio de Compensación de Seguros............................................. 199 3. Nulidad del título.......................................................................................... 204 A) Defectos del título: Falta de mención de los requisitos legales........... 205 a) Falta de identificación del hecho y de las personas...................... 206 b) Identificación de las aseguradoras................................................. 208 c) Conceptos y cuantías....................................................................... 215 d) Omisión de la víctima..................................................................... 216 e) La posibilidad de integración del título........................................ 217 B) Defectos en la formación del título....................................................... 224 a) Inexistencia de proceso penal........................................................ 225 b) Título expedido por órgano incompetente.................................. 226 c) Falta de oferta o respuesta motivada o del trámite para lograrla. 227 C) No ser exigible la cantidad reclamada.................................................. 236 a) Exclusión de cobertura................................................................... 236 b) La cuestión de los daños materiales............................................... 243 c) Falta de relación de causalidad entre el accidente y las lesiones. 250 D) Inaplicabilidad del artículo 520.1 LEC................................................. 254 E) Falta de requerimiento previo al Consorcio......................................... 255

Capítulo 4º LA OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN (II). LA OPOSICIÓN POR MOTIVOS DE FONDO

I. LOS MOTIVOS DE ESTA OPOSICIÓN EN GENERAL.................................. 263 1. Motivos comunes........................................................................................... 264 2. Particularidades de la prescripción.............................................................. 264 A) Día inicial................................................................................................ 265 B) Interrupción........................................................................................... 268 3. El ámbito de los motivos específicos de oposición; otra vez los daños materiales............................................................................................................ 271 4. La incidencia del anterior proceso penal.................................................... 280 II. CULPA EXCLUSIVA DE LA VÍCTIMA.............................................................. 280 1. Concepto y requisitos.................................................................................... 285 A) Maniobra más oportuna........................................................................ 287 B) Conducción defensiva............................................................................ 289 C) Conducta excepcional imprevisible de la víctima................................ 290 D) Conductas concurrentes........................................................................ 291 2. Naturaleza...................................................................................................... 292 3. Carga de la prueba........................................................................................ 295 4. Casuismo........................................................................................................ 299 A) Adelantamiento...................................................................................... 299 B) Atropello a peatón.................................................................................. 315 a) Sí culpa exclusiva............................................................................. 315


Índice

11

b) No culpa exclusiva........................................................................... 325 C) Ceda el paso............................................................................................ 332 D) Cambio de carril..................................................................................... 335 E) Ciclistas en grupo................................................................................... 336 F) Giro a la derecha.................................................................................... 339 G) Giro a la izquierda.................................................................................. 340 H) Invasión de la calzada contraria............................................................ 344 I) Irrupción en la calzada principal.......................................................... 349 J) Frente a ocupante.................................................................................. 352 K) Semáforo en rojo.................................................................................... 353 L) Stop......................................................................................................... 354 III. FUERZA MAYOR EXTRAÑA A LA CONDUCCIÓN O AL FUNCIONAMIENTO DEL VEHÍCULO................................................................................. 358 1. Concepto y caracteres................................................................................... 359 A) Exterioridad o ajenidad......................................................................... 359 a) No el desvanecimiento del conductor........................................... 359 b) Tampoco la rotura del amarre de la carga.................................... 360 c) Sí colisión con animal desbocado.................................................. 362 B) Imprevisibilidad e inevitabilidad........................................................... 363 C) Causa única del siniestro........................................................................ 370 2. Casuismo........................................................................................................ 372 A) Concepto de “conducción del vehículo”.............................................. 372 B) Baches o socavones................................................................................. 373 C) Obstáculos en la calzada........................................................................ 374 D) Sustancias deslizantes............................................................................. 377 E) Irrupción súbita de peatón (intervención culpable de terceros)....... 379 3. El caso fortuito y la fuerza mayor................................................................. 382 IV. CONCURRENCIA DE CULPAS......................................................................... 388 1. Antecedentes sobre su procedencia............................................................. 389 2. Carácter autónomo de la causa de oposición.............................................. 399 3. Carga de la prueba........................................................................................ 402 4. Determinación del porcentaje de contribución.......................................... 406 5. Contenido del auto que estima la concurrencia......................................... 411 V. SIGNIFICADO PECULIAR DE LA PLUSPETICIÓN....................................... 414

CAPÍTULO 5º EL INCIDENTE DE OPOSICIÓN

I. SUSTANCIACIÓN DEL INCIDENTE................................................................ 425 1. Sustanciación de la oposición por defectos procesales............................... 425 A) Audiencia al ejecutante.......................................................................... 426 B) Subsanación de defectos........................................................................ 426 a) Régimen general............................................................................. 426 b) Defectos subsanables e insubsanables............................................ 427 C) Resolución del incidente....................................................................... 428


12

Índice

2. Posible (y habitual) acumulación de motivos de oposición por defectos procesales y de fondo.................................................................................... 428 3. Sustanciación de la oposición por motivos de fondo.................................. 429 A) Audiencia al ejecutante.......................................................................... 430 B) Posible celebración de vista................................................................... 431 C) La prueba................................................................................................ 432 a) La prueba en general...................................................................... 433 b) La prueba de los motivos específicos de oposición del artículo 556.3................................................................................................. 434 c) El régimen de la carga de la prueba.............................................. 435 D) Decisión del incidente........................................................................... 438 a) Las exigencias de la inmediación................................................... 438 b) La inexistencia de prejudicialidad derivada de una resolución penal precedente............................................................................ 439 c) Pronunciamientos del auto sobre la ejecución y sobre las costas. 440 II. RECURSOS Y EFECTOS DE SU INTERPOSICIÓN....................................... 442 III. LA SUMARIEDAD DEL INCIDENTE DE OPOSICIÓN.................................. 443 1. El carácter sumario del incidente................................................................. 444 2. El ámbito del posible proceso declarativo coetáneo o posterior, en general.................................................................................................................... 445 A) Exclusión de cuestiones procesales....................................................... 446 B) El alcance de la supuesta “cosa juzgada”.............................................. 447 C) El artículo 564 y el principio de preclusión.......................................... 454 3. El ámbito del proceso de declaración ulterior al proceso de ejecución basado en el auto de cuantía máxima.......................................................... 459

FORMULARIOS 01. DEMANDA EJECUTIVA CON FUNDAMENTO EN AUTO DE CUANTÍA MÁXIMA.... 463 02. ESCRITO PROPONIENDO DECLINATORIA................................................................ 467 03. ESCRITO DE OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN FUNDADA EN MOTIVOS DE APLICACIÓN COMÚN............................................................................................................... 470 04. ESCRITO DE OPOSICIÓN A LA EJECUCIÓN FUNDADA EN DEFECTOS FORMALES ESPECÍFICOS O EN LOS MOTIVOS DE FONDO ESPECIALES DE LOS ARTÍCULOS 556.3 Y 558................................................................................................................... 473 05. ESCRITO DE IMPUGNACIÓN DE LA OPOSICIÓN...................................................... 477


CAPÍTULO 1º

EL TÍTULO EJECUTIVO


I. EL TÍTULO EJECUTIVO EN GENERAL Posiblemente el mejor método para explicar el concepto de título ejecutivo sea empezar por el final, haciendo referencia a cómo opera respecto del proceso de ejecución, y para ello vamos a centrarnos en el título más claro, que es la sentencia firme de condena (art. 517.2, 1.º LEC). Concluido el proceso de declaración, la sentencia firme de condena termina con toda posibilidad de discusión en torno a la existencia del derecho subjetivo y de la obligación, por hechos anteriores a ella misma. En esa sentencia pueden descubrirse dos elementos: 1) Un acto jurídico con un contenido determinado, y 2) Un documento que sirve para acreditar la existencia del acto anterior y al que se incorpora el contenido. Después de dictada la sentencia (después de ese acto jurídico y su plasmación en un documento), la relación jurídico material a la que ella se refiere continúa viviendo en el tiempo, y respecto de la misma pueden producirse toda clase de hechos, actos y negocios jurídicos. Podemos suponer, simplemente a título de ejemplo, que la sentencia condenaba al pago de una cantidad de dinero y que el condenado, de modo voluntario y extrajudicial, procedió a pagar al acreedor. Pues bien, el pago no impide que la sentencia siga existiendo como acto y como documento y que el acreedor pueda instar la ejecución, estando el tribunal obligado a despacharla. Es evidente que la obligación se ha extinguido (art. 1.156 CC), pero ello no impide que la sentencia como título siga existiendo, implicando aún la existencia de un derecho y un deber: 1) El derecho del acreedor, con base en la sentencia, a instar la ejecución y a que ésta se ponga en marcha. Aquí se demuestra la diferencia entre derecho a la actividad ejecutiva y derecho subjetivo material; éste no existe, pero el título determina la existencia del primero. El título funciona de modo autónomo. 2) El deber del tribunal de poner en marcha la actividad ejecutiva, de realizar los actos propios de ésta. En el inicio de la ejecución para el tribunal lo determinante es la existencia regular del título; con él basta para que se esté obligado a despachar la ejecución y a realizar los actos propios de ésta.


16

Juan Montero Aroca-José Flors Matíes

En la situación que hemos descrito si el ejecutado no se opone, el tribunal llevará la ejecución hasta el final. En manos del ejecutado está el oponerse a la ejecución, alegando la inexistencia de la obligación, es decir, un hecho extintivo que debe probar. El ejecutante no precisa más que presentar el título, sin que deba probar nada. Todas las alegaciones que se opongan al acto jurídico y al documento tendrá que hacerlas el ejecutado y sólo a él incumbe la carga de la prueba. Normalmente el Derecho exige que la ejecución esté precedida de una fase previa de declaración, pero no siempre es así. Atendiendo a razones no jurídicas, sino de oportunidad política, la ley puede prescindir de la declaración judicial y atribuir a determinados actos jurídicos, documentados de una determinada manera, la posibilidad de acceder directamente a la ejecución. Puede hacerse así un reconocimiento de deuda en escritura pública y a ello el artículo 517.2, 4.º, LEC le otorga fuerza ejecutiva. Cabe aquí también distinguir los dos elementos: 1) Un acto jurídico, y 2) Un documento que sirve para acreditar la existencia del acto. Desde el punto de vista del derecho a instar la ejecución no es aquí tampoco trascendente la existencia de la obligación; lo importante es la existencia del título con todos sus requisitos. Instada la ejecución y comprobada la regularidad formal del título, el tribunal tendrá el deber de despacharla y de realizar todos los actos ejecutivos. El ejecutante no precisa más que presentar el título, sin que deba probar nada. Naturalmente el ejecutado puede oponerse a la ejecución —para lo que tiene limitadas las alegaciones conforme a una lista preestablecida— pero todos los hechos en que se basen esas alegaciones habrán de ser probados por él.

1. Acto jurídico + documento Visto, pues, cómo funciona el título podemos atender ahora a su noción. Tradicionalmente la doctrina viene discutiendo en torno a dos posiciones básicas que podemos simplificar como: 1) Título ejecutivo = acto jurídico (es decir, un supuesto de hecho descrito en una norma), y 2) Título ejecutivo = documento (en el que se plasma ese acto o supuesto de hecho). Es decir, si para unos el título es el acto o conjunto de actos jurídicos (el supuesto de hecho) a los que la ley concede fuerza ejecutiva, esto es, eficacia para lograr la actividad ejecutiva llevándola, en su caso,


El título ejecutivo

17

hasta el final, para otros el título ejecutivo es un documento que prueba la existencia de esos actos (del supuesto de hecho) y cuya mera existencia basta para que se tenga el derecho a la ejecución y surja el deber del tribunal de realizar la actividad ejecutiva. La diferencia se observa en las leyes cuando unas veces se dice en ellas que el título ejecutivo es la sentencia firme de condena, con lo que se refieren, no a un documento, sino a un supuesto de hecho, y lo mismo cuando dicen que es título ejecutivo el laudo o las resoluciones judiciales que homologuen transacciones judiciales. Por el contrario se alude al documento, y no al acto jurídico, cuando se dice que es título ejecutivo la escritura pública o la póliza de contrato mercantil. Naturalmente no han faltado posturas intermedias según las cuales: Título ejecutivo es igual a acto jurídico más documento. En este sentido se ha hablado de un doble elemento en el título, sustancial y formal; así el título en sentido sustancial es el acto jurídico del que resulta la voluntad concreta de la ley y en sentido formal el documento en el que el acto se contiene. Esta solución se ha dado para explicar dos situaciones propias de la ejecución: 1.ª) Que la mera posesión de un documento, formalmente regular, pone al acreedor en condiciones de pedir la incoación de la ejecución y al tribunal en el deber de despacharla, dictando las resoluciones ejecutivas. 2.ª) Que la falta del acto jurídico permite al ejecutado alegar en torno al contenido de la relación jurídica sustancial, es decir, poner en marcha la actividad de conocimiento dentro de la actividad ejecutiva (el incidente declarativo intercalado en el proceso de ejecución). A tener en cuenta que esa «falta» del acto jurídico puede ser de muy variada condición; puede referirse a que el acto jurídico no existió nunca (inexistencia, nulidad), a que ha surgido un hecho nuevo que ha extinguido sus efectos totalmente (pago) o en el momento presente (pacto de no pedir) o a que se ha producido un hecho que excluye sus efectos (prescripción). Implícito en ese intento de explicar dos situaciones, está el hecho de que la mera presentación de un documento determinado es bastante para iniciar la ejecución y para llevarla hasta el final. El ejecutante no debe alegar ni probar la existencia de una obligación de la que es titular


18

Juan Montero Aroca-José Flors Matíes

pasivo el ejecutado; basta el documento, que se convierte así en causa de la pretensión; iniciada la ejecución, el ejecutado podrá alegar que, a pesar del documento, del acto jurídico no nació la obligación o que actos posteriores la extinguieron, impiden su reclamación actual o la excluyen, pero en todo caso la ejecución se ha iniciado. El juez, en el momento de despachar la ejecución, no puede cuestionarse la existencia del derecho material; no puede ni entrar a cuestionarse si la sentencia de la que se pide la ejecución es ajustada a Derecho, ni preguntarse sobre la existencia del derecho subjetivo en el momento presente. La mera existencia de un acto jurídico, como es el de la sentencia firme, que consta en un documento, basta para que despache la ejecución y, si no hay oposición del ejecutado, llevarla hasta el final. Hoy suele darse por superada la discusión en torno al acto jurídico versus documento, pero lo cierto es que partiendo de que en el título ejecutivo existe un acto jurídico, del que nace una obligación, y un documento, que es la representación de la misma, siempre restará por determinar qué es lo esencial del título, es decir, cuál es el supuesto de hecho constitutivo del título y cuál es la regula iuris que fija su perfeccionamiento. Criterio básico para determinar esa esencia es que la noción a descubrir debe importar desde el proceso de ejecución; el punto de vista a adoptar ahora no se refiere a la trascendencia que el título puede tener en las relaciones jurídico materiales, ni en el proceso de declaración.

2. El título como documento típico Precisar que el acto jurídico no es lo esencial para fijar el hecho constitutivo del título ejecutivo es muy sencillo; tanto como observar que la inexistencia del acto jurídico, siempre que exista documento, no impide poner en marcha la ejecución, mientras que lo mismo no ocurre al revés, es decir, la inexistencia del documento siempre comporta la inexistencia del título. La falsedad total de un documento de contrato mercantil, siempre que aparezca formalmente cumpliendo los requisitos del artículo 517.2, 5.º LEC, permite a quien lo tenga en su poder instar la ejecución forzosa y al tribunal le llevará a dictar los actos procesales ejecutivos, y ello a pesar de que no exista en realidad dicho contrato; por el contrario,


El título ejecutivo

19

si el contrato mercantil existió pero no existe documento, no podrá ni instarse la ejecución ni dictarse actos ejecutivos. Desde el punto de vista de la ejecución el documento no interesa tanto como representación de la obligación, sino por sí mismo. La representación determina el contenido de lo que el ejecutante puede pedir (la petición de la pretensión) y de lo que el tribunal puede dar, pero el documento importa especialmente como supuesto de hecho de la aplicación del derecho procesal, es decir, el documento no es un medio de prueba de la obligación, sino el presupuesto legal de la actividad jurisdiccional. Lo que se está afirmando básicamente es que el supuesto de hecho constitutivo del título tiene carácter típico y naturaleza procesal. 1.º) La tipicidad supone que no se pueda dar un concepto abstracto de título ejecutivo y partiendo del mismo buscar en la realidad jurídica documentos que se acomoden a ese concepto. Esa labor es inútil porque el título ejecutivo no es una categoría. Documentos título ejecutivo son los que el legislador quiere que sean; atendiendo a razones de oportunidad política, el legislador atribuye a determinados documentos la cualidad de título ejecutivo y nada más. Un concepto atípico o general carece de utilidad. Se debe hacer una enumeración (siempre numerus clausus), pero no buscar una noción. Por otro lado no debe buscarse una razón de lógica jurídica sobre el porqué el legislador ha considerado que unos documentos son título ejecutivo y otros no, pues el porqué no se encuentra en la lógica sino en la decisión política, aunque esta decisión se funde en la experiencia. Esta demuestra que cuando una persona reconoce la existencia de una deuda a favor de un acreedor concreto y lo hace ante notario es por que la deuda existe realmente y, además, que el documento notarial que es la escritura pública tiene garantías de autenticidad, es decir, de que el supuesto de hecho existió realmente. La experiencia y la decisión política crean los títulos ejecutivos. Por ello es por lo que si en la LEC de 1881 eran títulos ejecutivos el documento privado reconocido, la letra de cambio, el cheque y el pagaré, en la LEC de 2000 han dejado de serlo. La razón no debe buscarse en el mundo de la lógica jurídica, sino en el de la decisión política responsable según la situación social. En estos momentos el legislador ha estimado


20

Juan Montero Aroca-José Flors Matíes

que la letra de cambio no reúne las garantías necesarias para ser título ejecutivo, es decir, para poner en marcha una verdadera ejecución (sin perjuicio de que sí sirva para incoar un proceso especial, el juicio cambiario). 2.º) Esos documentos típicos, que son título ejecutivo en cuanto tales, importan únicamente desde el punto de vista del proceso de ejecución, no interesando lo que puedan significar fuera de este proceso. Fuera del proceso de ejecución los documentos no operan como títulos ejecutivos. En este proceso el documento típico es presupuesto legal de la actividad jurisdiccional y son normas procesales las que lo rigen, y, por tanto, lo que importa no es tanto su noción (abstracta e inútil) sino la función que se cumple en el proceso. Hemos vuelto así al inicio de esta exposición cerrando el círculo.

3. Clases de títulos ejecutivos De lo dicho se desprende que lo que importa es el examen detallado de cada título, para lo que debe estarse al artículo 517 LEC. Una lectura del mismo pone de manifiesto que algo ha cambiado, y sustancialmente, respecto de la LEC de 1881. El artículo 517 LEC de 2000 no es una copia del artículo 1429 LEC de 1881, por cuanto en aquél se contiene una relación conjunta de títulos judiciales y títulos no judiciales. El cambio se debe a la unidad de la ejecución1. La unidad de la ejecución lleva a que se regulen todos los títulos en el mismo artículo, pero ello no puede impedir que se siga manteniendo la distinción entre títulos judiciales o asimilados y títulos no judiciales, partiendo de que sólo llevan aparejada ejecución los títulos (cualquiera que sea su origen) que la ley dispone2. No hay otros títulos ejecutivos que los previstos expresamente en la ley; normalmente esa ley será el artículo 517 LEC, bien de modo directo, bien por remisión de su cláusula abierta en

1

2

Sobre la unidad de la ejecución puede verse MONTERO AROCA y FLORS MATÍES, Tratado de proceso de ejecución, 2.ª ed., Tirant lo Blanch, Valencia, 2013, págs. 42 y ss. SENÉS MOTILLA, Disposiciones generales sobre la ejecución forzosa, Madrid, 2000, págs. 38 y ss.


El título ejecutivo

21

el apartado 2, 9.º De modo excepcional existen otros títulos que no están incluidos en el artículo 517 y sobre los que no ha existido alteración alguna en la nueva LEC. Se trata básicamente de las sentencias firmes extranjeras y de los laudos extranjeros, aparte de las resoluciones canónicas.

A) Títulos judiciales y equiparados Cuando se habla de títulos judiciales o asimilados se está haciendo referencia a aquellos títulos que consisten, bien en resoluciones que han sido dictadas por un tribunal español, de las que la ley dice que son título ejecutivo (donde se incluyen resoluciones muy variadas), bien en otros títulos que la ley asimila o equipara a las resoluciones judiciales a la hora de su ejecución (caso básicamente de los laudos arbitrales). Tratamiento especial tienen las sentencias dictadas por un tribunal no español y los laudos que pueden calificarse de extranjeros. En estos títulos puede haberse procedido a la documentación de todo tipo de obligaciones, esto es, tanto dinerarias como no dinerarias, con lo que se comprende todo tipo de prestaciones: hacer, no hacer y dar (cosa específica o genérica, y la más genérica de todas que es el dinero). También tratándose de estos títulos la oposición de fondo que pueda formular el deudor ejecutado se limita extraordinariamente (art. 556 LEC). En este apartado se comprenden los siguientes títulos: 1) La sentencia firme de condena (art. 517. 2, 1.º); 2) Los laudos o resoluciones (art. 517. 2, 2.º); 3) Los acuerdos de mediación elevados a escritura pública de acuerdo con la Ley 5/2012, de mediación en asuntos civiles y mercantiles (art. 517. 2, 2.º); 4) Las resoluciones judiciales (autos) que aprueben u homologuen transacciones judiciales o acuerdos logrados en el proceso (art. 517. 2, 3.º); 5) El auto que establezca la cantidad máxima reclamable en concepto de indemnización, dictado en los casos de rebeldía del acusado o de sentencia absolutoria o sobreseimiento en procesos penales incoados por hechos cubiertos por el Seguro Obligatorio de Responsabilidad Civil derivada del uso y circulación de vehículos de motor (art. 517. 2, 8.º); y 6) Las demás resoluciones procesales que, por disposición de esta u otra ley, lleven aparejada ejecución (art. 517. 2, 9.º).


22

Juan Montero Aroca-José Flors Matíes

B) Títulos extrajudiciales Si los anteriores títulos se forman judicialmente, estos otros tienen un origen contractual y se trata de actos jurídicos que se documentan con tales garantías que la ley les atribuye fuerza ejecutiva. Lo característico de todos ellos es que sólo pueden documentar obligaciones dinerarias, que cumplan los siguientes requisitos, según el artículo 520 LEC: 1) Cantidad determinada, 2) Superior a 300 euros (aunque esta cuantía puede alcanzarse por la adición de varios títulos), 3) En dinero efectivo, 4) En moneda extranjera convertible (cuando la obligación de pago en la misma esté autorizada o resulte permitida legalmente), y 5) En cosa o especie computable en dinero. En este apartado se incluyen: 1) Las escrituras públicas, con tal que sea primera copia o, si es segunda, que esté dada en virtud de mandamiento judicial y con citación de la persona a quien deba perjudicar, o de su causante, o que se expida con la conformidad de todas las partes (art. 517.2, 4.º); 2) El testimonio (rectius, copia auténtica) expedido por el Notario del original de la póliza debidamente conservada en su Libro-Registro o la copia autorizada de la misma, acompañada de la certificación a que se refiere el artículo 572.2 de la LEC (art. 517.2, 5.º, en relación con el art. 17.1, párrafo séptimo de la Ley del Notariado, redactado por Ley 36/2006)3; 3) Los títulos al portador o nominativos, legítimamente emitidos, que representen obligaciones vencidas y los cupones, también

3

El artículo 517.2, 5.º LEC se refiere a “Las pólizas de los contratos mercantiles firmadas por la partes y por Corredor de Comercio colegiado que las intervenga, con tal que se acompañe certificación en la que dicho Corredor acredite la conformidad de la póliza con los asientos de su libro registro y la fecha de estos”, pero debe tenerse en cuenta que: 1) La referencia que ese precepto sigue haciéndose a los corredores de comercio ha de entenderse efectuada a los notarios, después de producida la unificación de ambos cuerpos, conforme a la Ley 55/1999, de 29 de diciembre; y 2) Tras las reformas introducidas en la Ley del Notariado, por la Ley 36/2006, de 29 de noviembre, de medidas para la prevención del fraude fiscal, y en el Reglamento de la organización y régimen del Notariado, por el Real Decreto 45/2007, de 19 de enero, que dieron nueva redacción a varios de sus preceptos (singularmente el artículo 17 de la Ley del Notariado y los artículos 197 a 197 sexiens, 250, 272 y 283 del Reglamento), el título ejecutivo es en la actualidad el testimonio expedido por el Notario del original de la póliza debidamente conservada en su Libro-Registro o


El título ejecutivo

23

vencidos, de dichos títulos, siempre que los cupones confronten con los títulos y éstos, en todo caso, con los libros talonarios (art. 517.2, 6.º); 4) Los certificados no caducados expedidos por las entidades encargadas de los registros contables respecto de los valores representados mediante anotaciones en cuenta a los que se refiere la Ley del Mercado de Valores, siempre que se acompañe copia de la escritura pública de representación de los valores o, en su caso, de la emisión, cuando tal escritura sea necesaria, conforme a la legislación vigente (art. 517.2, 7.º); 5) Los demás documentos que por disposición expresa de esta u otra ley lleven aparejada ejecución (art. 517.2, 9.º), como pueden ser la póliza de seguro de caución en la compra de viviendas o la certificación del presidente del Consorcio de Compensación de Seguros4.

C) Sus diferencias La diferencia sustancial entre los títulos judiciales y los extrajudiciales (aparte de la atinente al objeto de la obligación que unos y otros documentan), radica en el régimen de los motivos de oposición por razón de fondo que puede aducir el ejecutado para oponerse a la ejecución despachada en su contra, lo que obedece al distinto origen de unos y otros y, en particular, a la diferente naturaleza del acto jurídico en virtud del cual se constituyen. La mayor o menor amplitud en las causas de oposición depende de que haya existido o no un proceso de declaración anterior en el que hayan tenido oportunidad las partes de debatir lo que constituye el contenido del título y lo resuelto en él haya alcanzado o no los efectos de cosa juzgada (o se haya seguido un procedimiento o una actividad no jurisdiccional equivalente en el que las partes hayan podido alegar y debatir todo cuanto afecte a la relación jurídica que haya sido objeto de

4

la copia autorizada de la misma, acompañada de la certificación a que se refiere el artículo 572.2 LEC. De la comparación del artículo 517.2 de la LEC de 2000 con el artículo 1429 de la LEC de 1881 se advierte que han dejado de ser títulos ejecutivos: 1) El documento privado reconocido bajo juramento ante juez competente para despachar la ejecución, 2) La confesión hecha ante juez competente y 3) La letra de cambio, pagaré y cheque (aunque estos últimos documentos pueden dar lugar al juicio cambiario).


24

Juan Montero Aroca-José Flors Matíes

la controversia a la que se pone fin con el acto que da origen al título), y según se haya establecido o no, en los de origen extrajudicial, una afección real en garantía de la deuda. Procedería distinguir, así, entre: a) Títulos judiciales y asimilados: La oposición a la ejecución precedida de declaración, esto es, la oposición a la ejecución basada en sentencias o laudos de condena, acuerdos de mediación, resoluciones procesales y autos que aprueben u homologuen transacciones judiciales o acuerdos alcanzados en el proceso (estos últimos autos no producen, ciertamente, cosa juzgada, pero en la medida en que ponen fin a lo que constituye el objeto del proceso de declaración, se equiparan a efectos de oposición, a aquellas otras resoluciones judiciales o arbitrales), solamente puede basarse en el pago o cumplimiento, así como en la caducidad de la acción ejecutiva o en los pactos y transacciones que se hubieren convenido para evitar la ejecución que consten en documento público (art. 556.1). b) Demás títulos no judiciales ni arbitrales, esto es, formados contractualmente, con inclusión de otros documentos a los que se atribuya fuerza ejecutiva (art. 517.2, 4.º a 7.º y 9.º): Respecto de ellos el artículo 557 LEC permite que la oposición a la ejecución pueda fundarse en: 1) Pago que pueda acreditar documentalmente; 2) Compensación de crédito líquido que resulte de documento que tenga fuerza ejecutiva; 3) Pluspetición; 4) Prescripción; 5) Quita, espera o pacto o promesa de no pedir que conste documentalmente; 6) Transacción que conste en documento público; y 7) Nulidad del título que contenga cláusulas abusivas. c) El auto de cuantía máxima (art. 517.2, 8.º): Respecto del que la oposición a la ejecución ofrece un tratamiento singular, puesto que el ejecutado podrá fundar su oposición en cualquiera de las causas que el artículo 557 LEC establece con carácter general para oponerse a la ejecución despachada con base en títulos no judiciales (salvo la 7ª, relativa a las cláusulas abusivas que contenga el título, por no resultar aplicable al título consistente en el testimonio del auto de cuantía máxima) y, además, en los siguientes motivos específicos: 1) Culpa exclusiva de la víctima, 2) Fuerza mayor extraña a la conducción o al funcionamiento del vehículo y 3) Concurrencia de culpas. Lo que caracteriza, en general, a los motivos comunes de oposición es que consisten en hechos extintivos o excluyentes del derecho de crédito incorporado al título que se han producido con posterioridad a su creación, mientras que los motivos específicos

1_9788490531549  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you