Page 1


LIBRO HOMENAJE AL PROFESOR LUIS RODRÍGUEZ RAMOS

Coordinadores:

Francisco Javier Álvarez García Miguel Ángel Cobos Gómez de Linares Pilar Gómez Pavón Araceli Manjón-Cabeza Olmeda Amparo Martínez Guerra

Valencia, 2013


Copyright ® 2013 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de los autores y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© Francisco Javier Álvarez García Miguel Ángel Cobos Gómez de Linares Pilar Gómez Pavón Araceli Manjón-Cabeza Olmeda Amparo Martínez Guerra

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es I.S.B.N.: 978-84-9004-952-5 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Índice Semblanza de Luis Rodriguez Ramos........................................................................... 10 Curriculum vitae...................................................................................................... 14 ESTUDIOS DE DERECHO PENAL PARTE GENERAL La responsabilidad penal de los entes colectivos: societas delinquere non potest!................... 19 Prof. Dra. Silvina Bacigalupo

Catedrática de Derecho Penal Universidad Autónoma de Madrid

Doctrinas unitaristas y exención de la responsabilidad penal. La dogmática jurídico-penal entre la coherencia sistemática y las soluciones imaginativas a las cuestiones prácticas..... 37 Miguel Ángel Cobos Gómez de Linares Prof. Titular de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

Sobre la posibilidad y necesidad de distinguir entre conocimiento ontológico y conocimiento normológico........................................................................................................... 65 Joaquín Cuello Contreras

Catedrático de Derecho penal Universidad de Extremadura (Cáceres)

Los orígenes de la teoría de la imputación objetiva.......................................................... 84 Enrique Gimbernat Ordeig

Catedrático de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

Esa extraña consecuencia del delito: la libertad vigilada................................................. 105 Susana Huerta Tocildo

Catedrática de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

Consentimiento y consentimiento presunto ¿dos formas de un mismo todo?........................ 125 Lorenzo Morillas Cueva

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Granada

Libertad como autodeterminación personal en Derecho Penal........................................... 146 Miguel Polaino Navarrete

Catedrático de Derecho Penal de la Universidad de Sevilla

Miguel Polaino-Orts Ayudante Doctor de Derecho Penal de la Universidad de Sevilla

El fundamento de la responsabilidad penal de las personas jurídicas según la Circular 1/2011 de la Fiscalía General del Estado.............................................................................. 168 Gonzalo Rodríguez Mourullo

Catedrático de Derecho Penal Universidad Autónoma de Madrid


Acerca de algunas cláusulas concursales recogidas en el Código Penal............................... 191 Ángel José Sanz Morán

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Valladolid

Endurecimiento de las penas de prisión en la reforma del Código Penal de 2010................. 205 Alfonso Serrano Gómez

Profesor Titular de Derecho penal UNED

Algunas cuestiones penales y criminológicas sobre la nueva medida de libertad vigilada...... 223 Carlos Vázquez González

Departamento de Derecho Penal y Criminología UNED

La ampliación del sujeto del Derecho Penal: entes colectivos susceptibles de ser penados conforme a los artículos 31 bis y 129 del Código Penal.............................................................. 245 José Miguel Zugaldía Espinar

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Granada

ESTUDIOS DE DERECHO PENAL PARTE ESPECIAL Derecho penal y dignidad humana. De la no intervención contraria a la dignidad a los delitos contra la dignidad................................................................................................. 259 Mercedes Alonso Álamo

Catedrática de Derecho Penal Universidad de Valladolid

El nuevo delito de corrupción entre privados (art. 286 bis CP)......................................... 308 Ana Cristina Andrés Domínguez

Profesora Titular de Derecho Penal Universidad de Burgos

La naturaleza jurídica de la “exceptio veritatis” en el delito de calumnia........................... 334 Carmen Armendáriz León

Profesora Contratada Doctora de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

Problemas constitucionales de la jurisprudencia el Tribunal Supremo sobre la administración desleal.................................................................................................................. 358 Enrique Bacigalupo

Catedrático de Derecho Penal Abogado, Socio de DLA Piper Spain

Los delitos económicos como manifestación característica de la expansión del Derecho Penal. 371 Miguel Bajo Fernández

Catedrático de Derecho Penal Universidad Autónoma Madrid

Incidencias de la reforma penal de 2010 en los delitos contra los recursos naturales y el medio ambiente............................................................................................................... 380 Concepción Carmona Salgado

Catedrática de Derecho Penal Universidad de Granada


Consideraciones críticas sobre la aplicación e interpretación del tipo subjetivo de los delitos de blanqueo de capitales.............................................................................................. 407 Abraham Castro Moreno

Catedrático de Derecho Penal Universidad Carlos III de Madrid

Propuesta para una revisión del delito de tráfico de materiales nucleares y fuentes radiactivas....................................................................................................................... 423 Paz M. de la Cuesta Aguado

Catedrática de Derecho penal Universidad de Cantabria

Dopaje y Derecho penal (otra vez). Reflexiones generales y valoración del delito de dopaje del art. 361 bis del Código Penal................................................................................... 446 Miguel Díaz y García Conlledo

Catedrático de Derecho Penal Universidad de León

Los delitos patrimoniales y socioeconómicos. Aproximación histórica y visión panorámica moderna............................................................................................................... 498 Carlos García Valdés

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Alcalá

La regularización en el delito de defraudación a la Seguridad Social................................. 519 Pilar Gómez Pavón

Profesora Titular Derecho Penal Universidad Complutense Madrid

El secreto de estado en el proceso penal: entre la denegación de auxilio y el delito de revelación...................................................................................................................... 553 José L. González Cussac

Catedrático de Derecho penal Universidad de Valencia

Imagen del consumidor y delito de publicidad engañosa. Necesidad y merecimiento de protección. Una aproximación a partir de la reciente interpretación alemana.......................... 569 Miguel Ángel Iglesias Río

Profesor Titular de Derecho Penal Universidad de Burgos

Ganancias criminales y ganancias no declaradas (El desbordamiento del delito fiscal y del blanqueo).............................................................................................................. 601 Araceli Manjón-Cabeza Olmeda

Profesora Titular de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

La corrupción entre particulares (art. 286 bis del CP español)......................................... 643 Carlos Martínez-Buján Pérez

Catedrático de Derecho Penal Universidad de A Coruña

Agresión sexual y víctimas bajo sospecha: reflexiones desde el Derecho Penal norteamericano para una reforma del Derecho español....................................................................... 661


José Núñez Fernández Profesor asociado de Derecho Penal Universidad Nacional de Educación a Distancia

El Derecho Penal español del medioambiente: una evaluación crítica................................ 693 José Manuel Paredes Castañón

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Oviedo

Principales problemas sustantivos y procesales del delito de acoso sexual (Doctrina y Jurisprudencia)................................................................................................................. 713 Félix María Pedreira González

Profesor Contratado Doctor de Derecho penal Universidad Complutense de Madrid

La corrupción privada. Apuntes a la novela LO 5/2010*.............................................. 743 Joan J. Queralt Jiménez

Catedrático de Derecho Penal Universidad de Barcelona

Los delitos de aborto en el Código Penal español: la nueva Ley de plazos y el consentimiento informado de las menores de edad............................................................................. 756 María Teresa Requejo Naveros

Profesora de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid

La reforma de los delitos contra la libertad e indemnidad sexual....................................... 785 Eduardo Ramón Ribas

Prof. Titular de Derecho Penal Universitat de les Illes Balears

El nuevo delito de piratería. Breves reflexiones............................................................... 817 Alicia Rodríguez Núñez

Profesora Titular de Derecho Penal Universidad Nacional de Educación a Distancia

Delitos contra los recursos naturales y medioambiente...................................................... 832 Fernando Santa Cecilia García

Profesor de Derecho Penal y Criminología Universidad Complutense de Madrid

El nuevo delito de acoso laboral................................................................................... 865 Dulce M. Santana Vega

Profesora Titular de Derecho Penal Universidad de Las Palmas de Gran Canaria

Allende las fronteras de la «defraudación» típica. A propósito de la Seguridad Social como víctima................................................................................................................. 883 Jesús-María Silva Sánchez

Catedrático de Derecho Penal Universidad Pompeu Fabra


ESTUDIOS DE POLÍTICA CRIMINAL Y CRIMINOLOGÍA La necesidad de un cambio de paradigmas en el tráfico de drogas: la urgencia de su legalización...................................................................................................................... 892 Fco. Javier Álvarez García

Catedrático de Derecho Penal Universidad Carlos III de Madrid

La prevención del delito urbanístico más allá del Derecho Penal....................................... 929 Mercedes García Arán

Catedrática de Derecho Penal Universidad Autónoma de Barcelona

Controles de identidad, detenciones y uso del perfil étnico en la persecución y castigo del inmigrante «sin papeles»: ilegalidad e inconstitucionalidad de determinadas prácticas policiales............................................................................................................... 952 Margarita Martínez Escamilla

Catedrática de Derecho Penal; Universidad Complutense Madrid

José Miguel Sánchez Tomás Profesor Titular de Derecho Penal Universidad Rey Juan Carlos Madrid

Estados Unidos y la Corte Penal Internacional: de la obstrucción a la colaboración............. 980 Amparo Martínez Guerra

Profesora Colaboradora Doctora de Derecho Penal Universidad Pontificia de Comillas (ICADE)

Problemas de la dimensión internacional de la lucha contra la corrupción......................... 1006 Gonzalo Quintero Olivares

Catedrático de Derecho Penal Universitat Roviri i Virgili de Tarragona

Menores terroristas: ¿reeducación o criminalización?...................................................... 1028 Mª Dolores Serrano Tárraga

Profesora Contratada Doctora de Derecho Penal y Criminología Universidad Nacional de Educación a Distancia

ESTUDIOS DE DERECHO PROCESAL PENAL Alegato contra el acceso a la profesión de abogado*......................................................... 1052 Juan José González Rus

Catedrático de Derecho penal Universidad de Córdoba. Abogado

La necesidad de oír al acusado y practicar la prueba en los recursos.................................. 1067 Jacobo López Barja de Quiroga

Magistrado Jefe del Gabinete del Tribunal Supremo

In dubio pro reo........................................................................................................ 1098 Javier Sánchez-Vera Gómez-Trelles

Profesor Titular de Derecho Penal Universidad Complutense de Madrid


Semblanza de Luis Rodriguez Ramos La semblanza de nuestro Maestro se podría resumir en una sola frase: ha sido, es, un hombre libre que ha procurado la libertad para los suyos. En un mundo como el universitario tan repleto de miserias, espíritus como el del Maestro constituyen toda una rara avis. Ésa, la de la libertad, ha sido la mejor enseñanza que hemos recibido de él, y probablemente el único mandato: sois libres. Libres para pensar, para tomar nuestras opciones, para relacionarnos. Libertad absoluta. Jamás nos sentimos obligados por nada. Incluso, estamos seguros, la decisión de elaborar este «libro homenaje» le ha tomado de sorpresa; y no porque creyera desagradecidos a sus discípulos, sino porque él pensó siempre que «nada le era debido». Por ello, cuando comparecíamos en algún acto en el que él tomaba parte principal, o cuando a su presencia reclamábamos su magisterio, siempre la sorpresa y el agradecimiento se pintaban en su rostro. La libertad, sin embargo, tiene su precio. Es más cómoda la vida de aquél al que todo se le da resuelto, ordenado, agobiadoramente previsto hasta en los últimos detalles; pero también es una vida más esclava, menos humana y, frecuentemente, llena de sinsabores. Por eso los espíritus críticos del XVIII celebraron la «muerte de dios» y el ser «echados» al mundo desnudos, desprotegidos, pero libres. Libres pero no desamparados, ésa ha sido la esencia de nuestra relación con el Profesor Rodríguez Ramos. En su Escuela no se preguntó nunca, como sin embargo se ha hecho en otros grupos y no como argumento para debatir sino como idea a imponer, dónde situábamos el dolo o si considerábamos o no esencialmente imperativa la estructura de la norma. Nunca «se nos pidió cuentas» por nuestras decisiones científicas, por eso el ser libres es la mejor herencia que hemos recibido y esperamos sea la mejor que demos. Ahí sí demostraremos que somos discípulos aventajados. No descubriremos nada nuevo si manifestamos que la universidad española (con minúsculas) está hundida en una profunda crisis de la que, nos tememos, no va a salir ya. Buena parte de esa crisis es responsabilidad de una teórica «nueva pedagogía» que, en realidad, ha llevado el infantilismo a las aulas. Muchos predicadores iletrados, supuestos pedagogos, martirizan a los profesores (especialmente a los jóvenes en una especie de pederastia metodológica) haciéndoles asistir a cursos sobre «innovación docente» que llevan el ridículo al «alma mater». Se trata de una «nueva pedagogía» meramente formal, que atiende a los signos externos, a modas irreflexivas y que pone el acento en lo vacuo, y todo ello bajo la excusa de grandes descubrimientos. Para esta nueva pedagogía los profesores realmente útiles son los que hayan sufrido una lobotomía radical y los que están formados, los que han dedicado muchas horas al estudio y la reflexión, no son idóneos.


Luis Rodríguez Ramos también se adentró hace ya más de treinta años en materia de innovaciones docentes, pero para ello no necesitó arrumbar completamente con el viejo sistema, ni suprimir las magistrales, ni llevar lo elemental de los textos hasta casi lo indecoroso, ni rebajar el nivel intelectual de nosotros, sus otrora ayudantes; le bastó con dar, también aquí, libertad a los estudiantes, incentivar su parte creativa, ayudarles a ser «irreverentes» con los maestros y conocimientos consagrados, les «ordenó» que se atrevieran a «crear» el sistema, excitándoles de esta forma a profundizar en la disciplina, pero desde el convencimiento propio y no a través de la imposición, y huyendo al mismo tiempo de lo simplón que, parece, es el signo de los tiempos. Pocos de sus alumnos no recuerdan a Rodríguez Ramos como un gran docente, como alguien cuyas clases no fueran concurridas también por quienes no eran sus estudiantes, pero que acudían a ellas reclamados por su gran atractivo como Profesor, como docente, como penalista; y tal cosa ocurría en unos tiempos en los que en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense se habían concentrado algunos de los mejores profesores que ha tenido, y tiene, el Derecho penal en España. Por ello, en unos momentos en los que cada vez más es fácil confundir Universidad e Instituto de Enseñanza Media (e incluso Escuela primaria), es oportuno resaltar cómo la calidad docente, la innovación, no está reñida con lo riguroso. En la investigación, o mejor dicho, en sus preocupaciones jurídicas, Rodríguez Ramos, amplió considerablemente el «campo de juego». En efecto, uno de los errores históricos en los estudios de Derecho ha sido el de separar el Derecho Penal del Derecho Procesal penal. El resultado es que, salvo excepciones, los penalistas sabemos poco o ningún Derecho Procesal y los procesalistas se han visto privados de un impulso y de una perspectiva que muy bien les hubiera servido en sus trabajos. Rodríguez Ramos, también en este sentido, innovó, y ello lo hizo por dos razones: porque, desde la perspectiva exclusivamente penal, buena parte de los problemas estrictamente sustantivos se resuelven mal si no se tienen en cuenta las cuestiones procesales, y porque, al final, el Derecho Penal se acciona a través del proceso. Por lo que importa a la primera cuestión es evidente —lo que con acierto ha sido muy bien señalado por el Tribunal Constitucional italiano— que el Principio de Legalidad se rompe cuando en las descripciones típicas se utilizan elementos de muy difícil, y a veces imposible, probanza; y no nos referimos únicamente, que también, al uso de elementos de actitud («manifiesto desprecio por la vida de los demás», por ejemplo), que frecuentemente se resuelven con darlos por probados a partir de ciertas situaciones de hecho, con lo que en nada contribuyen, en contra del estricto mandato normativo, a la delimitación de la conducta típica, sino a la concurrencia en las formulaciones literales de los tipos penales de hipótesis, como señalaba el Tribunal italiano, no verificables «en su ejecución


y en su resultado», no siendo ni individualizables ni comprobables las actividades delimitadas por el tipo. Es decir, los tipos penales tienen que expresar «una fenomenología verificable con máximas de experiencia y/o con leyes científicas» (MARINUCCI), lo que requiere, desde el principio de determinación y a cuenta del Legislador, que por parte de éste se satisfaga «la carga de formular hipótesis que expresen tipos correspondientes a la realidad» (STC italiano 86/1981, de 8 de junio). Pues bien, estas exigencias únicamente pueden satisfacerse «pensando en procesal», yendo a los problemas probatorios y sólo desde ahí construir los tipos penales. En segundo lugar, el proceso. Pues bien, muy frecuentemente se olvida que los códigos penales no son tratados teóricos sobre la autoría o sobre esta o aquella institución, sino reglas para la práctica, y que sin tener en cuenta semejante finalidad carecen completamente de sentido (por eso la calificación, justa calificación, como de «inutilidades» con la que los «prácticos» del Derecho designan a no pocas exageraciones dogmáticas en las que se ha incurrido por los «teóricos»). De ahí la trascendencia absoluta del proceso para el Derecho Penal. Por eso, precisamente, Rodríguez Ramos ha dedicado buena parte de su esfuerzo investigador al Derecho Procesal, haciendo incursiones —hoy más frecuentes para los penalistas— que en su momento parecían «extravagancias» para un cultor del Derecho Penal. Pero además de la «vertiente procesalista» hay otra nota que caracteriza la obra de nuestro Maestro: su apego a la práctica. En efecto, Rodríguez Ramos no es el prototipo de penalista que hubiera dedicado toda una vida a tratar de concretar un súper concepto de acción, o a resolver los problemas referidos a la posibilidad de la existencia de tentativa inacabada en los delitos omisivos propios; y no porque no tuviera una sólida formación teórica adquirida con la lectura de los clásicos y con una gran disciplina personal en el estudio, en el trabajo. No, la cuestión es que siempre ha sostenido que teoría y práctica no son realidades autónomas, que vivan en mundos separados, sino más bien, y como dijera GINER DE LOS RÍOS en una conocida cita, teoría y práctica no; la práctica es práctica de la teoría, y la teoría es teoría de la práctica, y éste es su sentido, su valor y su significación, pues todo está en todo («Tan práctico es pensar como cavar la tierra»). Esta perspectiva es la que ha puesto en acción Rodríguez Ramos a lo largo de todo su transcurrir y no solamente académico: el pensamiento es vida. Las construcciones no han de servir únicamente para, como señalara FERNANDO DE LOS RÍOS, «nuestro propio encanto»; ese ensimismamiento en el que tan frecuentemente hemos caído los teóricos del Derecho Penal es por completo ajeno al interés, a las inquietudes de nuestro Maestro. La misión del penalista, del Profesor, es hacer recaer sobre el «todo» las construcciones que vamos realizando; y precisamente en esa perspectiva se explica otra de las grandes pasiones del


Profesor que homenajeamos: el ejercicio de la abogacía. A él le ha llevado no un afán de lucro, sino su pensamiento, su filosofía vital: la vida es acción, sólo la aplicación práctica del Derecho justifica suficientemente las elaboraciones teóricas. Piensa y elabora para actuar, y cuando lo hace está construyendo el pensamiento. Este planteamiento le ha llevado a Rodríguez Ramos, en primer término, a duplicar su trabajo; no ha sustituido el Abogado al Profesor, sino que se han acumulado ambas profesiones. Es fácil comprobar esto: no hace falta más que contar las decenas y decenas de publicaciones y el ritmo de las mismas (publicaciones llenas de contenido y no meramente «formales» de las que buscan reconocimientos de la multitud de Agencias Nacionales creadas en los últimos años, en este pervertido sistema que para la valoración de la investigación y los méritos se nos ha impuesto). No se trata, además, de publicaciones surgidas en el laboratorio inmaculado del teórico, sino que, y con sólo leer los títulos de las mismas se nos revela, hablamos de trabajos nacidos de la mano de la aplicación diaria del Derecho: ejemplo, entre docenas, podrían ser «Justicia y ética de la abogacía —reflexiones sobre la ética de la prueba en el proceso penal» o «La protección penal de la Hacienda Comunitaria y la elusión del pago de la tasa láctea». Sólo «desde la vida» se pueden escribir artículos como los citados. Pero el «vuelco hacia la práctica» no ha impedido la persistencia del interés del Profesor por determinadas materias: el medio ambiente, la circulación, el delito fiscal; y tampoco su curiosidad por todo, de ahí que si se revisa su producción científica puede decirse que no hay gran tema sin tocar, que no existe aspecto sobre el que no haya reflexionado, y que —incluso— gran parte de los temas nucleares del Derecho Procesal han sido abordados con esa mentalidad no esquizofrénica sino renacentista con la que el Profesor Rodríguez Ramos está dotado. Concluimos: buen universitario, abogado de éxito, intelectual curioso, trabajador infatigable, pero por encima de todo y para sus discípulos el mejor Maestro.

Francisco Javier Álvarez García


Curriculum vitae Luis Rodríguez Ramos, nace en Zamora hace el tiempo suficiente para haber alcanzado la jubilación en la Universidad, que no en otros campos y actividades profesionales. Se incorpora a la docencia universitaria en el curso 1962/63, desempeñando el puesto de Profesor Ayudante en la Universidad de Santiago de Compostela y trasladándose posteriormente a la Universidad de Navarra, donde permanece durante los cursos 1963 a 1966. En este último año se doctora en la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid, obteniendo la máxima calificación de sobresaliente cum laudem. En 1974 mediante oposición, alcanza la categoría de Profesor Adjunto de Universidad. Al año siguiente es nombrado Profesor Agregado de Universidad, puesto que desempeñará en Oviedo hasta 1976, año en que es nombrado para el mismo cargo en la Universidad Complutense de Madrid. Allí obtendrá la Cátedra el 3 de febrero de 1984, permaneciendo en ella hasta 26 de enero de 2006. A partir de entonces pasará a desempeñar el cargo de Catedrático de la Universidad Nacional de Educación a Distancia. Su labor docente se ha desarrollado también en otros centros universitarios como el Colegio Universitario Domingo de Soto de Segovia y en el Centro de Estudios Universitarios San Pablo. Durante todo este tiempo Luis Rodríguez Ramos ha impartido tanto clases teóricas como prácticas de Derecho Penal, parte general y especial y cursos de doctorado. Su labor docente e investigadora se ha plasmado también en la dirección de numerosas tesis doctorales de profesores universitarios y otros profesionales del Derecho, así como en numerosísimas contribuciones científicas y acedémicas. Ha sido además Tesorero, Secretario General y Subdirector del Instituto Universitario de Criminología de la Universidad Complutense de Madrid; Vicedecano de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense de Madrid y Decano en funciones de la misma. Como jurista y abogado en ejercicio destaca su labor institucional como Vicedecano del Ilustre Colegio de Abogados de Madrid y su participación en la Comisión Redactora de la Ley General Penintenciaria y en la actual Comisión para la Reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Ha recibido la Cruz Distinguida de 1ª Clase de la Orden de San Raimundo de Peñafort y la Medalla al Mérito de la Abogacía del Consejo General de la Abogacía Española.


PUBLICACIONES MÁS RELEVANTES Libros y manuales – Compendio de Derecho penal. Parte general, Madrid, Dykinson, 2006 y 2010. – Secundariedad del derecho penal económico, Editorial Constitución y Leyes, COLEX, 2001. – Derecho penal. Parte especial, coautores Miguel Ángel Cobos Gómez de Linares y José Miguel Sánchez Tomás, Facultad de Derecho, Universidad Complutense de Madrid, 1996. – La Justicia ante la libertad sexual de las mujeres: jurisprudencia, datos estadísticos y doctrina, coautores Francisco Javier Álvarez García, Pilar Gómez Pavón, Madrid, Instituto de la Mujer, 1988. – La Detención, Akal, 1987. – Apuntes de Derecho penal: (parte general), Universidad Complutense de Madrid, 1978.

Publicaciones en obras colectivas – «Secundariedad y transdisciplinariedad del Derecho penal económico. El abogado ante las graves deficiencias sustantivas y procesales», en Carretero González, C./de Montalvo Jääsleläinen, F., (dirs.), Gisbert Pomata, M./Serrano Molina, A., (Coords) Retos de la Abogacía ante la Sociedad Global, Madrid, Civitas, 2012, págs. 1573-1587. – «Delitos contra el medio ambiente (evolución y futuro)» en Universitas vitae: homenaje a Ruperto Núñez Barbero/coord. Fernando Pérez Álvarez, Miguel Ángel Núñez Paz, Isabel García Alfaraz, 2007, págs. 627-648. – «La responsabilidad civil relativa al delito fiscal» en Derecho y justicia penal en el siglo XXI: liber amicorum en homenaje al profesor Antonio González-Cuéllar García, 2006, págs. 737-739. – «La protección penal de la hacienda comunitaria y la elusión del pago de la tasa láctea» en Homenaje al profesor Dr. Gonzalo Rodríguez Mourullo, 2005, págs. 1733-1748. – «Sobre el plazo de prescripción del delito (Comentario a la STC 63/2005 de 14 de marzo)» en Estudios penales en homenaje al profesor Cobo del Rosal/coord. Juan Carlos Carbonell Mateu, 2005, págs. 787-794. – «Justicia penal y medios de comunicación» en Dogmática y ley penal: libro homenaje a Enrique Bacigalupo/coord. José Miguel Zugaldía Espinar, Jacobo López Barja de Quiroga, Vol. 2, 2004, págs. 1415-1432. – «¿Derecho penal figurativo, abstracto o surrealista? (La prescripción de la estafa en la STS de 14 de marzo de 2003)», Serta: in memoriam Alexandri Baratta/coord. Fernando Pérez Álvarez, 2004, págs. 1105-1120. – «Nuevos aspectos dogmáticos y procesales del principio societas delinquere potest» en La responsabilidad criminal de las personas jurídicas: una perspectiva comparada, coords. José Hurtado Pozo, Bernardo del Rosal Blasco, Rafael Simons Vallejo, 2001, págs. 165-176. – «Autonomía y dependencia del derecho» en Homenaje a Don Antonio Hernández Gil/coord. Luis Martínez-Calcerrada y Gómez, Vol. 3, 2001, págs. 3219-3226. – «Reflexiones sobre la extradición activa: (especial referencia a los delitos de tortura)» en El nuevo derecho penal español: estudios penales en memoria del profesor José Manuel Valle Muñiz/ coord. Fermín Morales Prats, Gonzalo Quintero Olivares, 2001, págs. 673-684. – «Tipos penales en blanco y elementos normativos de remisión a normas autonómicas» en Derechos civiles de España/coord. Julián Martínez-Simancas Sánchez, Rodrigo Bercovitz Rodríguez-Cano, Vol. 9, 2000, págs. 5387-5394. – «Falsedades documentales: interpretación actualizada. El nuevo Código Penal: presupuestos y fundamentos», en Homenaje al profesor Don Ángel Torío López, edits. José Cerezo Mir,


– –

– –

Rodrigo Fabio Suárez Montes, Antonio Beristain Ipiña, Carlos María Romeo Casabona, 1999, págs. 913-922. «Responsabilidades penales» en Responsabilidades por riesgos laborales en la edificación/coord. José María Fernández Pastrana, 1999, págs. 163-192. «Un juez parcial para enjuiciar la recusación de otro juez por parcialidad: límites del Tribunal Constitucional en la modernización del Derecho» en La Constitución y la práctica del derecho/coord. Julián Martínez-Simancas Sánchez, Manuel Aragón Reyes, Vol. 2, 1998, págs. 1651-1662. «Política criminal y reforma penal: el anteproyecto de Código Penal de 1992: de los delitos relativos a la ordenación del territorio, al medio ambiente, a la caza y a la pesca» en Política criminal y reforma penal, en Homenaje a la memoria del prof. Dr. D. Juan del Rosal, 1993, págs. 919-923. «Contrabando y/o tráfico de drogas» en Estudios penales en memoria del profesor Agustín Fernández-Albor, 1989, págs. 627-636. «Inviolavilidad e inmunidad de los parlamentarios» en Estudios jurídicos en honor del profesor Octavio Pérez-Vitoria/coord. Santiago Mir Puig, Juan Córdoba Roda, Gonzalo Quintero Olivares, Vol. 2, 1983, págs. 843-852.

Artículos – «¿Nuevos riesgos penales para las empresas»: su participación omisiva e imprudente en el delito de otro», en Capital humano: revista para la integración y desarrollo de los recursos humanos, Año nº 24, Nº 252, 2011, págs. 78-80. – «La culpabilidad en los delitos cometidos por la persona jurídica: El «delito de sospecha blindado» y la responsabilidad objetiva «impura» en la Circular 1/2010 de la FGE», en Diario La Ley, Nº 7694, 2011. – «Reflexiones sobre la limitada vigencia del derecho de defensa» en Cuadernos de Política Criminal, Nº 100, 2010, págs. 61-75. – «¿Inferioridad de armas en el proceso penal? (Especial referencia al derecho a la prueba)» en Teoría y derecho: revista de pensamiento jurídico, Nº. 8, 2010, págs. 53-68. – «La prescripción de las infracciones tributarias delictivas» en Actualidad jurídica Aranzadi, Nº 518, 2002, pág. 1. – «El secreto profesional del abogado. Reflexiones ético jurídicas», en Ética de las profesiones jurídicas: estudios sobre deontología, Vol. 2, 2003, I, págs. 1137-1144. – «El imputado en el proceso penal: Pautas para paliar tan frecuente y molesta situación» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 1, 2001, págs. 1587-1589. – «La extradición de Pinochet: error jurídico y ¿error político?» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 4, 2000, págs. 1619-1624. – «Falsedades documentales de particulares: dos interpretaciones del Tribunal Supremo (Sentencias de 28 de octubre de 1997 y 26 de febrero de 1998)» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 2, 1999, págs. 1980-1985. – «El documento mercantil como objeto material del delito de falsedad» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 3, 1998, págs. 1523-1527. – «Riesgos de una involución inquisitiva» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 6, 1997, págs. 1464-1467. – «Días fastos y nefastos para actuaciones y plazos en la instrucción penal: Comentario a la sentencia del Tribunal Constitucional de 16 de enero de 1989» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 4, 1989, págs. 972-976.


– «El derecho a la libertad: régimen de la prisión provisional» en Poder Judicial, Nº Extra 1, 1988 (Ejemplar dedicado a: Derechos humanos), págs. 63-68. – «La prisión preventiva: ¿pena anticipada, medida cautelar y/o medida de seguridad?» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 2, 1984, págs. 1056-1059. – «La protección del orbe laboral en el proyecto de Código Penal de 1980», en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 3, 1981, págs. 779-783. – «Medidas de seguridad aplicables a las personas jurídicas en el Proyecto de Código Penal» en La Ley: Revista jurídica española de doctrina, jurisprudencia y bibliografía, Nº 1, 1980, págs. 1004-1007.


ESTUDIOS DE DERECHO PENAL PARTE GENERAL


La responsabilidad penal de los entes colectivos: societas delinquere non potest!1 Prof. Dra. Silvina Bacigalupo

Catedrática de Derecho Penal Universidad Autónoma de Madrid

SUMARIO: I. INTRODUCCIÓN. II. PRESUPUESTOS GENERALES DE LA IMPUTACIÓN DE LA RESPONSABILIDAD PENAL DE LOS ENTES COLECTIVOS. 1. Autoría a la persona jurídica y hecho de conexión. 2. Delitos imputables a las personas jurídicas. 3. Atenuantes de la responsabilidad penal de las personas jurídicas (art. 31 bis). 4. Exclusión de la responsabilidad de determinadas personas jurídicas (art. 31 bis 5). 5. Extinción de la responsabilidad penal de las persons jurídicas (art. 130.2 CP). III. CONCLUSIONES.

I. INTRODUCCIÓN Finalmente, después de tantos años en que el profesor Rodríguez Ramos — querido Luis— publicara su pionero artículo, Societas delinquere potest!2, hoy la responsabilidad penal de las personas jurídicas ya no es una elucubración dogmática, sino un hecho. La LO 5/2010, de 22 de junio, incorpora una de las reformas más significativas de la Parte general del Derecho penal español de las últimas décadas: incorpora a la persona jurídica como sujeto del Derecho penal, dejando de ser un tema de lege ferenda3 para ser en una problemática concreta de lege lata. Este tema era considerado entonces por la doctrina mayoritaria casi como un tema «arqueológico» sin posibilidad de ser revisado. No se puede seguir diciendo ya —como sostuviera el profesor Zugaldía que «los partidarios de la responsabilidad penal de las personas jurídicas cabemos en un taxi»4, refiriéndose al Profesor Rodrí

1

2

3

4

El contenido del presente artículo forma parte del trabajo que se está realizando en el marco del Proyecto de Investigación I+D concedido por el Ministerio de Ciencia e Innovación, «Ética empresarial en una economía globalizada», DER 2008-5867/JURI, Investigador principal: Prof. Dr. Miguel Bajo. RODRÍGUEZ RAMOS, «Societas delinquere potest! Nuevos aspectos dogmáticos y procesales de la cuestión», La Ley, 3 octubre 1996, ya avanzado en»Medidas de seguridad aplicables a las personas jurídicas en el Proyecto de Código penal», La Ley 1980. Por primera vez fue abordada por el legislador en el Proyecto de Código penal de 2006, luego en los proyectos de 2008 y 2009; vid. BACIGALUPO, S., «La incorporación de la responsabilidad penal de las personas jurídicas en el Proyecto de reforma del Código penal de 2006 (art. 31 bis)», 2007. Expresión, ya casi popular, que pronunciara el Prof. Zugaldía en el acto de defensa de mi tesis doctoral, en que se encontraba también como miembro del mismo el Prof. Rodríguez Ramos.


guez Ramos, a sí mismo y a la postura sostenida en mi tesis doctoral5. Desde entonces, son ya muchos los autores que en nuestra doctrina han ido cambiando de opinión inclinándose a favor de la responsabilidad penal de las personas jurídicas o, al menos, inclinándose por una posible triple vía6. A pesar de ello,

5

6

A favor de la responsabilidad penal de las personas jurídicas sólo se habían pronunciado por entonces, RODRÍGUEZ RAMOS,»Medidas de seguridad aplicables a las personas jurídicas en el Proyecto de Código penal», La Ley 1980; «Societas delinquere potest! Nuevos aspectos dogmáticos y procesales de la cuestión», La Ley, 3 octubre 1996. ZUGALDÍA, «Conveniencia político-criminal e imposibilidad dogmática de revisar la fórmula tradicional societas delinquere non potest», CPC 11 (1980); «Capacidad de acción y capacidad de culpabilidad de las personas jurídicas», CPC, 1994; «Una vez más sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas (doce años después)», en Hacia un Derecho penal económico europeo, Madrid, 1995; «Las penas previstas en el art. 129 del Código penal para las personas jurídicas. Consideraciones teóricas y consecuencias prácticas», Poder Judicial nº 16/1997; más recientemente, el mismo, La responsabilidad penal de empresas, fundaciones y asociaciones en el derecho penal español y en la reforma penal: presupuestos sustantivos y procesales, Valencia, 2007; «Societas delinquere potest (Análisis de la reforma operada en el Código Penal por la LO 5/2010, de 22 de junio)», en La Ley Penal. Revista de Derecho Penal, Procesal y Penitenciario. Año VII. noviembre, 2010. Núm. 76. Págs. 5 y ss. En sentido contrario se habían manifestado mucho antes, BARBERO SANTOS, «¿Responsabilidad penal de las personas jurídicas?», en Revista de Derecho Mercantil, nº 64, 1957; «Las medidas medias de seguridad en el Proyecto de Ley Orgánica de Código penal», en VV.AA, La reforma penal y penitenciaria, Santiago de Compostela, 1980. BAJO, M., Derecho penal económico, Madrid, 1978. Más recientemente, BAJO, M., «Modelo para un Derecho penal de las personas jurídicas», en Estudios en homenaje al Profesor Gimbernat, Madrid, 2008. CHOCLÁN, «La responsabilidad penal de las personas jurídicas y de los administradores por la actuación en su nombre», Estudios de Derecho Judicial, nº 91, Madrid, 2006. FEIJOO SÁNCHEZ, Derecho penal de la empresa e imputación objetiva, Madrid, 2007. DE LA FUENTE HONRRUBIA, «Los entes colectivos como sujetos de Derecho penal. Su tratamiento en el Código penal», ADPCP, 55/2002. GARCÍA ARÁN, «Algunas consideraciones sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas», en CEREZO/SUÁREZ MONTES/ BERISTÁIN IPIÑA/ROMEO CASABONA (Eds.), El nuevo Código penal, Libro homenaje al Prof. Torío López, Granada, 1999. GÓMEZ BENÍTEZ, Curso de Derecho penal de los negocios a través de casos, Madrid, 2001. GÓMEZ-JARA, La culpabilidad penal de la empresa, Madrid, 2005. GRACIA MARTÍN, «Instrumentos de imputación jurídico penal en la criminalidad de empresa y reforma penal», AP 16/1993. GÓMEZ TOMILLO, Introducción a la responsabilidad penal de las personas jurídicas en el sistema español, Valladolid, 2010. HEINE, «Modelos de responsabilidad jurídico-penal originaria de la empresa», en GÓMEZ-JARA, (Ed.), Modelos de autoresponsabilidad penal empresarial, Navarra, 2006. LÓPEZ-BARJA, «La indiscutible responsabilidad penal de las personas jurídicas», en BAJO, M./BACIGALUPO, S./GÓMEZ-JARA, (Eds.), Gobierno corporativo y Derecho penal, Madrid, 2008. MARÍN DE ESPINOSA, Criminalidad de empresa, Valencia, 2002. MARTÍNEZ RUIZ, «El principio societas delinquere non potest en el marco del Código penal de 1995», en Libro Homenaje a D. Luis Portero García, Granada, 2001. MIR PUIG, «Sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas», en OCTAVIO DE TOLEDO/GURDIEL SIERRA/CORTES BECHARELLI, (Coords.), Estudios penales en recuerdo del Prof. Ruiz Antón, Valencia, 2004. MIR PUIG/LUZÓN PEÑA, (Eds.), Responsabilidad penal de la empresa y de sus órganos y responsabilidad penal por el

1_9788490049525