Issuu on Google+


RÉGIMEN JURÍDICO DEL EMPLEO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD

Vanessa Cordero Gordillo Doctora en Derecho

Valencia, 2012


Copyright ® 2012 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de la autora y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant. com).

© Vanessa Cordero Gordillo

©

TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es DEPÓSITO LEGAL: V-933-2012 I.S.B.N.: 978-84-9004-869-6 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


NORMAS DE LA COLECCIÓN: Consejo científico: José María Goerlich (Director) Ángel Blasco Pellicer Jesús R. Mercader Uguina Francisco Pérez de los Cobos Orihuel Remedios Roqueta Buj Admisión de originales: Los originales serán evaluados por el Consejo científico y sometidos a informe externo por expertos anónimos. Cualquiera de los evaluadores puede hacer observaciones o sugerencias a los autores, siempre y cuando el trabajo haya sido aceptado. Se comunicarán a los autores, en su caso, concediéndoles un período de tiempo suficiente para introducir las modificaciones oportunas.


A mi padre


Índice Abreviaturas utilizadas....................................................................................... Prólogo.............................................................................................................. Introducción......................................................................................................

Capítulo I La integración de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo 1. LA INTEGRACIÓN ORDINARIA COMO PRINCIPIO GENERAL DE LA POLÍTICA DE EMPLEO.......................................................... 2. MARCO GENERAL DE LAS POLÍTICAS DE EMPLEO PARA LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD............................................ 2.1. Política de empleo comunitaria......................................................... 2.1.1. Las personas con discapacidad en la Estrategia Europea de Empleo y en la Estrategia Europea para la Inclusión Social. A) La Estrategia Europea de Empleo.................................. B) La Estrategia Europea para la Inclusión Social.............. 2.1.2. Otras acciones comunitarias.................................................. 2.2. Políticas de empleo en España.......................................................... 2.2.1. La LISMI y su normativa de desarrollo................................ 2.2.2. Otras normas........................................................................ 2.2.3. Los Planes de Acción............................................................ A) Planes de Acción para el Empleo y para la Inclusión Social.................................................................................. B) Planes de Acción específicos........................................... 2.2.4. La normativa autonómica..................................................... 3. INTERMEDIACIÓN EN EL MERCADO DE TRABAJO................. 4. FORMACIÓN PROFESIONAL............................................................. 5. CUOTAS DE RESERVA.......................................................................... 5.1. Los sistemas de cuota........................................................................ 5.2. Las cuotas de reserva en el ordenamiento jurídico español................ 5.2.1. Empleo privado..................................................................... A) Antecedentes y evolución normativa............................... B) La regulación actual de la cuota de reserva..................... a) Empresas obligadas.................................................. b) Trabajadores beneficiarios......................................... c) La cuota de reserva en la negociación colectiva........ d) Propuestas sobre la cuota de reserva......................... C) Las medidas alternativas al cumplimiento de la cuota de reserva.............................................................................

27 28 28 29 29 37 42 47 48 50 52 53 60 65 69 77 89 89 93 93 93 97 98 103 110 115 119


12

Índice

a) La nota de excepcionalidad....................................... b) Las medidas alternativas........................................... D) Mecanismos para el cumplimiento de la cuota............... E) Cuota de reserva y expedientes de regulación de empleo. 5.2.2. Empleo público..................................................................... A) Evolución normativa....................................................... B) El porcentaje aplicable.................................................... C) Reglas aplicables a las plazas reservadas.......................... D) La acreditación de la capacidad funcional....................... E) Adjudicación de puestos de trabajo................................. 6. INCENTIVOS A LA CONTRATACIÓN.............................................. 6.1. Incentivos a la contratación indefinida.............................................. 6.1.1. Subvenciones......................................................................... 6.1.2. Bonificaciones en las cuotas de Seguridad Social.................. 6.1.3. Deducciones fiscales.............................................................. 6.2. Incentivos a la contratación temporal................................................ 6.2.1. Bonificaciones en las cuotas de Seguridad Social.................. 6.2.2. Subvenciones autonómicas.................................................... 6.3. Ayudas para la adaptación de puestos de trabajo............................... 7. ESPECIALIDADES EN LA CONTRATACIÓN DE PERSONAS CON DISCAPACIDAD........................................................................... 7.1. Contratos formativos......................................................................... 7.1.1. Contrato para la formación y el aprendizaje.......................... 7.1.2. Contrato en prácticas............................................................ 7.2. El contrato de fomento de la contratación indefinida........................ 7.3. El contrato temporal de fomento del empleo de personas con discapacidad.............................................................................................. 8. EL EMPLEO CON APOYO................................................................... 8.1. Concepto........................................................................................... 8.2. Trabajadores destinatarios del empleo con apoyo.............................. 8.3. Entidades promotoras del empleo con apoyo.................................... 8.4. Desarrollo de los proyectos de empleo con apoyo.............................. 8.5. Subvenciones..................................................................................... 9. EL FOMENTO DEL AUTOEMPLEO................................................. 9.1. Subvenciones para el fomento del empleo autónomo........................ 9.2. Subvenciones para la incorporación a empresas de economía social.. 9.3. Capitalización de la prestación por desempleo.................................. 9.4. Bonificaciones en las cuotas de Seguridad Social.............................. 9.5. Otras medidas................................................................................... 10. LA DISCAPACIDAD SOBREVENIDA Y LAS MEDIDAS DE EMPLEO SELECTIVO................................................................................. 10.1. Las medidas de empleo selectivo del RD 1451/1983........................ 10.2. La recolocación en la empresa de los trabajadores con discapacidad sobrevenida........................................................................................ 10.2.1. La recolocación convencional................................................

122 130 135 141 144 145 150 153 162 166 168 173 173 178 185 188 189 192 194 197 197 199 202 203 207 217 219 223 224 227 229 230 232 236 237 243 244 245 245 252 253


Índice 10.2.2. La recolocación con fundamento en el art. 25 LPRL............ 10.2.3. La recolocación como ajuste razonable................................. 11. EMPLEO Y PROTECCIÓN SOCIAL: INCIDENCIA DE LAS PENSIONES EN EL EMPLEO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD.................................................................................................. 11.1. Compatibilidad de las pensiones por incapacidad permanente total con el trabajo..................................................................................... 11.2. Compatibilidad de las pensiones por incapacidad permanente absoluta y gran invalidez con el trabajo.................................................... 11.3. Compatibilidad de las pensiones de invalidez en su modalidad no contributiva con el trabajo.................................................................

13 260 262 266 269 272 279

Capítulo II La integración de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo protegido 1. EL SISTEMA ESPAÑOL DE EMPLEO PROTEGIDO..................... 1.1. Antecedentes del sistema actual........................................................ 1.2. El sistema de empleo protegido diseñado por la LISMI................... 1.2.1. Los Centros Especiales de Empleo....................................... 1.2.2. La naturaleza asistencial de los Centros Ocupacionales: su exclusión del concepto de empleo protegido......................... 2. EL TRABAJO DE LAS PERSONAS CON DISCAPACIDAD EN CENTROS ESPECIALES DE EMPLEO.............................................. 2.1. Su configuración como relación laboral especial................................ 2.1.1. Evolución normativa............................................................. 2.1.2. Las razones de la especialidad............................................... 2.2. Sujetos de la relación laboral............................................................. 2.2.1. El trabajador con discapacidad.............................................. A) El grado de discapacidad exigido.................................... B) Capacidad para contratar................................................ 2.2.2. El Centro Especial de Empleo.............................................. A) Concepto y características............................................... a) Concepto: su doble naturaleza y el porcentaje mínimo de personas con discapacidad.............................. b) Los servicios de ajuste personal y social.................... c) La finalidad de tránsito............................................. B) Constitución e inscripción.............................................. C) Gestión........................................................................... D) Financiación................................................................... a) Subvenciones y bonificaciones.................................. b) Otras formas de incentivación de los Centros Especiales de Empleo.......................................................

285 285 287 287 289 295 295 295 298 305 305 305 310 313 313 313 316 320 325 328 330 330 339


14

Índice

2.3. El papel de los equipos multiprofesionales........................................ 2.4. Ingreso del trabajador en el Centro Especial de Empleo y formalidades del contrato................................................................................. 2.5. Modalidades de contratación............................................................. 2.5.1. Contratación por tiempo indefinido..................................... 2.5.2. El contrato para la formación................................................ 2.5.3. El contrato de trabajo a domicilio......................................... 2.5.4. El contrato temporal de fomento del empleo de personas con discapacidad.......................................................................... 2.6. Contenido de la relación laboral........................................................ 2.6.1. La adecuación del trabajo a las circunstancias individuales del trabajador.............................................................................. 2.6.2. El periodo de adaptación...................................................... 2.6.3. El tiempo de trabajo............................................................. 2.6.4. El salario: en especial, el contrato a bajo rendimiento........... 2.6.5. Otras vicisitudes contractuales.............................................. 2.7. La extinción del contrato................................................................... 2.7.1. Ineptitud sobrevenida............................................................ 2.7.2. Falta de adaptación a las modificaciones técnicas operadas en el puesto de trabajo............................................................... 2.7.3. Amortización de puestos de trabajo por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción................................. 2.7.4. Faltas de asistencia................................................................ 2.7.5. Otras cuestiones.................................................................... 2.8. Aspectos de Seguridad Social............................................................ 2.9. Derechos colectivos........................................................................... 2.9.1. Derechos de representación colectiva.................................... 2.9.2. Negociación colectiva............................................................ A) La legitimación para negociar de las asociaciones de personas con discapacidad.................................................... B) Convenio colectivo aplicable a los trabajadores con discapacidad en Centros Especiales de Empleo...................... 2.10. La sucesión de contratas.................................................................... 3. LOS ENCLAVES LABORALES PARA FAVORECER EL TRÁNSITO DEL EMPLEO PROTEGIDO AL EMPLEO ORDINARIO....... 3.1. Concepto y objetivos......................................................................... 3.2. Requisitos.......................................................................................... 3.3. Desarrollo del enclave........................................................................ 3.3.1. Mantenimiento de la relación laboral especial...................... 3.3.2. Derechos colectivos y de información de los trabajadores..... 3.3.3. Prevención de riesgos laborales............................................. 3.4. Incorporación de los trabajadores a la empresa colaboradora............

341

Bibliografía........................................................................................................ Addenda............................................................................................................

457 469

347 353 354 357 359 362 365 365 367 375 380 384 391 392 398 401 404 406 408 416 416 420 420 424 428 439 440 444 450 450 451 453 454


Abreviaturas utilizadas BO BOA BOE BOC BOC BOCG BOCM BOCyL BOIB BOJA BON BOPA BOPA BOPV BOR BORM Cc CCAA CE CERMI

Boletín Oficial Boletín Oficial de Aragón Boletín Oficial del Estado Boletín Oficial de Canarias Boletín Oficial de Cantabria Boletín Oficial de las Cortes Generales Boletín Oficial de la Comunidad de Madrid Boletín Oficial de Castilla y León Boletín Oficial de Islas Baleares Boletín Oficial de la Junta de Andalucía Boletín Oficial de Navarra Boletín Oficial del Principado de Asturias Boletín Oficial del Parlamento de Andalucía Boletín Oficial del País Vasco Boletín Oficial de La Rioja Boletín Oficial de la Región de Murcia Código Civil Comunidades Autónomas Constitución Española Comité Español de Representantes de Personas con Discapacidad CES Consejo Económico y Social DO Diario Oficial de la Unión Europea DOCM Diario Oficial de Castilla La Mancha DOCV Diario Oficial de la Comunidad Valenciana DOE Diario Oficial de Extremadura DOG Diario Oficial de Galicia DOGC Diario Oficial de la Generalitat de Catalunya EBEP Ley 7/2007, de 12 de abril, del Estatuto Básico del Empleado Público ET Estatuto de los Trabajadores INE Instituto Nacional de Estadística LE Ley 56/2003, de 16 de diciembre, de Empleo LGSS Ley General de la Seguridad Social LIONDAU Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad


16 LISMI LISOS LOLS LPRL LRL LO OIT OMS ONU SAN STC STCT STJCE STS STSJ TC TCE TFUE TJCE TS UE

Abreviaturas utilizadas

Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos Ley de Infracciones y Sanciones en el Orden Social Ley Orgánica 11/1985, de 2 de agosto, de Libertad Sindical Ley de Prevención de Riesgos Laborales Ley 16/1976, de 8 de abril, de Relaciones Laborales Ley Orgánica Organización Internacional del Trabajo Organización Mundial de la Salud Organización de las Naciones Unidas Sentencia de la Audiencia Nacional Sentencia del Tribunal Constitucional Sentencia del Tribunal Central del Trabajo Sentencia del Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea Sentencia del Tribunal Supremo Sentencia de Tribunal Superior de Justicia Tribunal Constitucional Tratado de la Comunidad Europea Tratado de Funcionamiento de la Unión Europea Tribunal de Justicia de la Comunidad Europea Tribunal Supremo Unión Europea


Prólogo Las personas con discapacidad constituyen una realidad jurídica y socialmente relevante, tanto en términos cuantitativos como cualitativos. Cuantitativamente, porque aun formando parte de una minoría, dicha minoría constituye el 10% de la población mundial. Cualitativamente, por la heterogeneidad del colectivo y la diversidad y complejidad de los problemas a los que se enfrentan las personas que lo integran, en su vida cotidiana y, particularmente, cuando se trata del acceso al empleo. Las especiales dificultades a las que se enfrentan da como resultado un escenario en el que las personas con discapacidad engrosan las filas del desempleo, formando parte de uno de esos colectivos considerados como vulnerables para el empleo. Organismos internacionales, instituciones comunitarias y gobiernos nacionales priorizan en sus políticas la atención a este colectivo, diseñando acciones dirigidas a obtener la integración plena y efectiva en la sociedad de las personas con discapacidad, y en las que el acceso al empleo es el elemento central. El Ordenamiento jurídico Español no ha sido una excepción y de la problemática de la integración laboral de las personas con discapacidad se ocupó tempranamente en la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos, la conocida como LISMI. Si bien esta norma ha sido objeto de diversas modificaciones, el diseño del legislador ha permanecido inmutable hasta nuestros días, completado con la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad (LIONDAU). Según ese diseño dos son los caminos llamados a facilitar la integración de las personas con discapacidad: el empleo ordinario y el empleo protegido. La obra que tengo el gusto de presentar constituye un estudio riguroso y meticuloso del tratamiento que el ordenamiento jurídico español ha dado al empleo de las personas con discapacidad. Se trata de un tema cuya entidad requiere un tratamiento unitario y monográfico que esta obra ofrece. La autora a partir de las investiga-


18

María Belén Cardona Rubert

ciones que ha realizado en diversos centros de investigación europeos: Reino Unido, Francia, pero, también, recurriendo a la documentación de las instituciones comunitarias, obtiene los fundamentos a partir de los cuales analiza y describe los perfiles del complejo régimen jurídico español de la integración laboral del discapacitado, detectando los problemas aplicativos que se plantean en la realidad y aportando soluciones a los mismos con gran solvencia y rigor científico, cuando ello resulta necesario. Este libro se estructura en dos grandes apartados o capítulos. El primero de ellos se dedica a la integración laboral de las personas con discapacidad en el mercado ordinario de trabajo y el segundo a la integración de las personas con discapacidad en el mercado de trabajo protegido. Este libro está llamado a convertirse en una obra de referencia para los estudiosos del Derecho, operadores jurídicos y, en general, para todos aquellos que necesiten aproximarse al régimen jurídico del empleo de las personas con discapacidad y obtener respuestas a su compleja problemática. Vanessa Cordero con entusiasmo pero, sobre todo, con rigor ofrece un tratamiento ágil, serio y completo a este tema. De manera que el lector que se aproxime a esta obra puede tener la certeza que su autora ha tratado exhaustivamente y de manera realística el tema. Su lectura es ágil, merced a una cuidada redacción que hace amena, a pesar de la envergadura y dificultad del tema. Las cualidades de la investigadora se trasladan a este estudio, la calidad humana y profesional de la autora se trasladan a estas páginas, cuyo contenido y forma tuve el orgullo de supervisar y guiar, en el proceso de elaboración de la tesis doctoral, a partir de la cual surgió la elaboración de este libro, y que obtuvo la mención de doctorado europeo y la máxima calificación prevista, de sobresaliente cum laude, por unanimidad.

María Belén Cardona Rubert

Profesora Titular Universidad. Departamento de Derecho del Trabajo y de la Seguridad Social. Universidad de Valencia


Introducción Las personas con discapacidad constituyen uno de los colectivos con mayores dificultades para acceder a un puesto de trabajo, presentando unas tasas de actividad y de empleo inferiores a las de la población en general. La combinación de diferentes factores tales como unos niveles inferiores de formación, problemas de accesibilidad a los medios de transporte, barreras arquitectónicas o actitudinales, son algunas de las razones que pueden explicar esta situación1. Al mismo tiempo, el trabajo se revela como un instrumento fundamental para el logro de la inclusión social. De ahí su importancia como mecanismo para evitar la exclusión social de los llamados “colectivos desfavorecidos”, entre los cuales se encuentran las personas con discapacidad. Aproximadamente el 10 por 100 de la población mundial tiene una discapacidad, lo que la convierte en la minoría más numerosa del mundo2. Asimismo la OIT calcula que existen en el mundo unos 470 millones de personas en edad de trabajar que sufren algún tipo de discapacidad, pero muchas de ellas están desempleadas y presentan unas tasas de actividad muy inferiores a la media, siendo la diferencia más acusada en el caso de las mujeres con discapacidad3. En el ámbito de la UE, la tasa de inactividad de las personas con discapacidad duplica la correspon-

1

2

3

Como se señala en CES, Informe 4/2003 sobre la situación de las personas con discapacidad en España, Madrid, Comité Económico y Social, 2004, p. 101. ONU, De la exclusión a la igualdad. Hacia el pleno ejercicio de los derechos de las personas con discapacidad. Manual para parlamentarios sobre la Convención sobre los derechos de las personas con discapacidad y su Protocolo Facultativo, Ginebra, Naciones Unidas, 2007, disponible en línea http://www.un.org/spanish/disabilities/documents/toolaction/handbookspanish.pdf, p. 3, haciéndose eco de datos de la OMS. OIT, La igualdad en el trabajo: afrontar los retos que se plantean, Ginebra, Oficina Internacional del Trabajo, 2007, disponible en línea http://www.ilo.org/wcmsp5/ groups/public/---dgreports/---dcomm/---webdev/documents/publication/ wcms_082609.pdf, pp. 48-49.


20

Vanessa Cordero Gordillo

diente a las personas sin discapacidad y, en general, menos de la mitad de las personas con discapacidad está en situación de empleo4. En España la situación del empleo de las personas con discapacidad no es una excepción. Según los datos más recientes proporcionados por la Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia de 2008 (EDAD 2008) hay 3,85 millones de personas residentes en hogares que afirman tener una discapacidad o limitación, de las cuales el 59,8 por 100 son mujeres, y existen 269.139 personas residentes en centros que declaran tener una discapacidad, siendo un 65,2 por 100 mujeres5. De acuerdo con esta misma encuesta, 1,48 millones de personas con discapacidad están en edad de trabajar de las cuales el 64,5 por 100 son inactivas (un 41,1 por 100 recibe algún tipo de pensión, contributiva o no contributiva), un 28,3 por 100 trabaja y el 7,2 por 100 está desempleada6. Estos datos son ligeramente más favorables que los contenidos en la Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud de 1999, según la cual sólo el 32,3 por 100 de las personas con discapacidad en edad laboral se declaraban efectivamente activas, frente al 64,5 por

4

5

6

Comunicación de la Comisión al Consejo, al Parlamento Europeo, al Comité Económico y Social Europeo y al Comité de las Regiones, de 28 de noviembre de 2005, sobre la situación de las personas con discapacidad en la Unión Europea ampliada: el plan de acción europeo 2006-2007 [COM (2005) 604 final]. Entre las razones de las elevadas tasas de inactividad se apuntan el efecto disuasorio que supone la pérdida del derecho a las prestaciones al empezar a trabajar o las reticencias de los empleadores a contratar a personas con discapacidad ante el temor de tener que hacer costosas adaptaciones de los puestos de trabajo. INE, “Panorámica de la discapacidad en España. Encuesta de Discapacidad, Autonomía personal y situaciones de Dependencia 2008”, Cifras INE Boletín informativo del Instituto Nacional de Estadística, nº 10/2009, disponible en http://www. ine.es/revistas/cifraine/1009.pdf, pp. 2 y 10. Esta Encuesta se ha realizado entre personas residentes en viviendas familiares y personas residentes en centros (residencias de personas mayores, centros de personas con discapacidad, hospitales psiquiátricos y geriátricos de larga estancia), y se basa en la percepción subjetiva de los encuestados acerca de su discapacidad, definida como una limitación en la realización de alguna actividad. INE, “Panorámica de la discapacidad...”, op. cit. p. 6.


Introducción

21

100 de la población en general7. Y respecto a las tasas de empleo, sólo el 23,9 por 100 de las personas con discapacidad en edad laboral estaba ocupada, frente al 55,4 por 100 de las personas sin discapacidad, lo que suponía una tasa de ocupación del 73,9 por 100 de las personas con discapacidad que se declaraban activas, frente al 83,7 por 100 de quienes no padecían ninguna discapacidad8. Estas cifras contrastan con el creciente interés y preocupación que la situación de las personas con discapacidad ha suscitado y sigue suscitando, sobre todo desde las últimas décadas del siglo XX. Tanto las organizaciones internacionales como la ONU, la OIT o el Consejo de Europa, como las instituciones comunitarias y los gobiernos nacionales centran sus esfuerzos en conseguir la integración plena y efectiva en la sociedad de las personas que sufren algún tipo de discapacidad, incluyendo el trabajo como pieza clave para el logro de esa integración social. De ahí que las iniciativas desarrolladas, a escala internacional y nacional, pongan un énfasis especial en la promoción del empleo de las personas con discapacidad. Entre los numerosos instrumentos internacionales que se ocupan de la integración laboral de las personas con discapacidad merece la pena destacar aquí, tanto por su novedad como por su relevancia, al tratarse del primer instrumento vinculante específico adoptado en el seno de

7

8

INE, Encuesta sobre Discapacidades, Deficiencias y Estado de Salud 1999. Informe general, Madrid, Instituto Nacional de Estadística, 2005, p. 329. En el Módulo incluido en el segundo trimestre del año 2002 en la Encuesta de Población Activa, sobre las personas con discapacidad y su relación con el empleo, los datos son muy similares con una tasa de actividad del 33,6 por 100. INE, Encuesta sobre Discapacidades..., op. cit. p. 335. En el Módulo año 2002 de la Encuesta de Población Activa la tasa de ocupación es del 28,4 por 100. Por otra parte, basándose en los datos del Servicio Público de Empleo Estatal sobre contratos concertados con personas con discapacidad, durante el año 2009 se suscribieron 51.577 contratos frente a los 55.714 concertados en el año 2008 y los 58.616 correspondientes al año 2007. Si bien, paradójicamente, en el año 2010 se concertaron 61.128 contratos con personas con discapacidad y durante los meses de enero a septiembre de 2011, 47.541 contratos frente a los 45.123 del mismo periodo del año 2010. De esta forma, parece que la crisis económica actual no está afectando de manera negativa al empleo de las personas con discapacidad como cabía prever.


22

Vanessa Cordero Gordillo

esta organización internacional, la Convención de la ONU sobre los derechos de las personas con discapacidad9, la cual dedica su art. 27 al derecho al trabajo. En el ámbito de la UE la discapacidad se ha convertido también en una cuestión de primer orden en la agenda de las instituciones comunitarias, siendo asimismo numerosas las acciones desarrolladas en aras a conseguir la integración laboral del colectivo tales como la inclusión preferente de la discapacidad en el marco de la Estrategia Europea de Empleo o el papel de los Fondos Estructurales para la financiación de proyectos que persigan dicha finalidad. Nuestro ordenamiento jurídico, por su parte, no es ajeno a la problemática de la integración laboral de las personas con discapacidad lo que se traducido en la aprobación de una batería de medidas legislativas destinadas a cumplir con tal objetivo. La norma de referencia continúa siendo la Ley 13/1982, de 7 de abril, de Integración Social de los Minusválidos (LISMI), la cual en su Título VII se ocupa de la integración laboral de las personas con discapacidad. Esta Ley ha sufrido varias modificaciones desde su aprobación, siendo la más relevante la operada por la Ley 62/2003, de 30 de diciembre, de medidas fiscales, administrativas y del orden social, que transpone al ordenamiento jurídico interno la Directiva 2000/78/CE, de 27 de noviembre de 2000, relativa al establecimiento de un marco general para la igualdad de trato en el empleo y la ocupación10, e introduce en la LISMI los principios y conceptos de dicha disposición comunitaria, de manera significativa, la noción de “ajustes razonables”. Asimismo, hay que tener en cuenta la Ley 51/2003, de 2 de diciembre, de igualdad de oportunidades, no discriminación y accesibilidad universal de las personas con discapacidad (LIONDAU). Esta Ley no modifica la LISMI sino que la complementa, incorporando los principios de igualdad de oportunida-

9

10

Resolución 61/106 de la Asamblea General, de 13 de diciembre de 2006. España ha ratificado tanto la Convención como el Protocolo Facultativo el 3 de diciembre de 2007 [Instrumento de Ratificación de 23 de noviembre de 2007 (BOE de 21 de abril de 2008)]. DO L 303 de 2 de diciembre de 2000.


Introducción

23

des y no discriminación, así como el de accesibilidad universal, siendo de aplicación supletoria en el ámbito del empleo y la ocupación. La LISMI diseña el sistema de integración laboral de las personas con discapacidad articulando una doble vía de integración: el empleo ordinario y el empleo protegido. El empleo en empresas ordinarias debe ser la regla general y sólo cuando dicha integración no sea posible cabe recurrir, subsidiariamente, al empleo protegido. Para conseguir el objetivo de integrar a las personas con discapacidad en empresas ordinarias se han adoptado múltiples medidas tales como las cuotas de reserva, tanto en el empleo público como en el empleo privado, la concesión de subvenciones y bonificaciones en las cuotas de Seguridad Social por la contratación de personas con discapacidad o para fomento el empleo por cuenta propia, etc. Sin embargo, lo cierto es que la existencia de todas estas medidas, pese a que se han producido avances, no ha contribuido a incrementar de manera significativa las tasas de actividad y empleo de las personas con discapacidad. Así, un rasgo común a todas ellas es su falta de efectividad para cumplir con la finalidad para la que fueron adoptadas, siendo un claro exponente de ello el escaso grado de cumplimiento de la cuota de reserva del 2 por 100 que afecta a las empresas públicas y privadas que cuenten con 50 o más trabajadores en sus plantillas. Por el contrario, el empleo protegido, pese a su naturaleza subsidiaria, sí ha experimentado un notable incremento en los últimos años y se ha convertido en una importante fuente de creación de empleo para las personas con discapacidad gracias, en gran parte, al apoyo recibido por parte de los poderes públicos. En este sentido, el empleo protegido y, en concreto, los Centros Especiales de Empleo a través de los que se canaliza esta modalidad de empleo en nuestro país, han recibido en los últimos años un gran impulso público que se ha traducido en un significativo incremento del número de Centros y, en consecuencia, del número de trabajadores que forman parte de sus plantillas11. Asimismo, pese a su naturaleza subsi11

Según datos obtenidos de la página web de la Federación Española de Centros Especiales de Empleo (FEACEM) a finales de 2009 había más de 56.000 trabaja-


1_9788490048696