Issuu on Google+


EL DELITO DE REBELIÓN BIEN JURÍDICO Y CONDUCTA TÍPICA

Juan Carlos Sandoval

Profesor Ayudante Doctor de Derecho Penal Universidad de Alicante

Valencia, 2013


Copyright ® 2013 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© JUAN CARLOS SANDOVAL

© TIRANT LO BLANCH EDITA: TIRANT LO BLANCH C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia TELFS.: 96/361 00 48 - 50 FAX: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es DEPÓSITO LEGAL: V-813-2013 I.S.B.N.: 978-84-9033-993-0 MAQUETA: PMc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/ empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


A la memoria de mi padre y a mi madre A M贸nica, Elena y Enrique


«Recuérdalo tú y recuérdalo a otros ...» 1936, Luis Cernuda


ÍNDICE PRÓLOGO............................................................................................... 15 AGRADECIMIENTOS............................................................................ 19 ABREVIATURAS UTILIZADAS............................................................ 21 INTRODUCCIÓN................................................................................... 25 CAPÍTULO I EL MODELO HISTÓRICO DE DOBLE INCRIMINACIÓN DEL DELITO DE REBELIÓN 1. INTRODUCCIÓN.............................................................................. 29 2. ENTRE EL ABSOLUTISMO Y EL LIBERALISMO (1820-1868): EL NACIMIENTO DE LA «REBELIÓN COMÚN» Y LA INSTITUCIONALIZACIÓN DEL «ESTADO DE SITIO»..........................

30

3. EL SEXENIO DEMOCRÁTICO (1868-1874): EL NACIMIENTO DE LA «REBELIÓN MILITAR» Y DE LOS «DELITOS CONTRA LA FORMA DE GOBIERNO»...........................................................

39

4. LA RESTAURACIÓN BORBÓNICA (1874-1931): EL INICIO DE LA CODIFICACIÓN PENAL MILITAR..........................................

45

5. LA II REPÚBLICA (1931-1936): LA REFORMA MILITAR Y LA POLÍTICA DE ORDEN PÚBLICO.................................................. 55 6. LA GUERRA CIVIL (1936-1939): LA EXPANSIÓN DE LA «REBELIÓN MILITAR»..........................................................................

66

7. EL FRANQUISMO (1939-1975): CONSOLIDACIÓN DE LA EXPANSIÓN DE LA «REBELIÓN MILITAR»..................................... 68 8. LA TRANSMISIÓN DEMOCRÁTICA (1975-1982): LA CONSTITUCIÓN DE 1978 Y LA REFORMA DE LA LEGISLACIÓN FRANQUISTA................................................................................... 77


12

ÍNDICE

9. LA ETAPA DEMOCRÁTICA (1982-): EL NACIMIENTO DE LA DUALIDAD «REBELIÓN EN TIEMPO DE GUERRA» Y «REBELIÓN EN TIEMPO DE PAZ»............................................................ 100 CAPÍTULO II EL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO A TRAVÉS DE LA DOBLE INCRIMINACIÓN DE LA REBELIÓN 1. INTRODUCCIÓN.............................................................................. 119 2. LAS POSTURAS DOCTRINALES SOBRE EL BIEN JURÍDICO PROTEGIDO EN LA LEGISLACIÓN HISTÓRICA....................... 119 2.1. La «seguridad interior del Estado»........................................... 120 2.1.1. Consideraciones previas: el tránsito de la «lesa majestad» a la «seguridad interior del Estado»............................... 121 2.1.2. El concepto de «seguridad interior del Estado» en la legislación común............................................................ 126 2.1.3. El concepto de «seguridad interior del Estado» en la legislación militar............................................................ 134 2.1.4. Críticas a la «seguridad interior del Estado» como objeto protegido en el delito de rebelión.................................... 137 2.1.5. Postura personal.............................................................. 141 2.2. El «orden público» en sentido amplio....................................... 147 2.2.1. El concepto de «orden público» en la legislación común 148 2.2.2. El concepto de «orden público» en la legislación penal militar y las Leyes de Orden público.............................. 162 2.2.3. Postura personal.............................................................. 167 3. LAS POSTURAS DOCTRINALES SOBRE EL BIEN JURÍDICO TUTELADO EN LOS ARTS. 472 Cp Y 79 Cpm................................ 171 3.1. Introducción............................................................................... 171 3.2. Las tesis de la «organización democrática del Estado» y las «bases del sistema constitucional», con especial referencia al «orden público» y a la «paz pública»......................................... 175 3.2.1. Introducción..................................................................... 175 3.2.2. El «orden público» en sentido restringido...................... 178 A. Definición y fundamento........................................... 181 B. El «orden público» y su relación con la «seguridad ciudadana» y la «seguridad pública»................................. 190 3.2.3. La «paz pública».............................................................. 199 3.2.4. Postura personal.............................................................. 219 3.3. La tesis del «ordenamiento constitucional democrático», con especial referencia al «estado de sitio» .................................... 221


ÍNDICE

13

3.3.1. Introducción..................................................................... 221 3.3.2. La regulación del «estado de sitio» en el Estado democrático de Derecho........................................................... 222 3.3.3. Postura personal.............................................................. 227 3.4. Postura personal: la interpretación del interés protegido y los «fines» que ha de perseguir la rebelión..................................... 234 3.4.1. Introducción..................................................................... 234 3.4.2. Los «fines» de la rebelión en el art. 472 Cp.................... 243 3.4.3. Los «fines» de la rebelión en el art. 79 Cpm.................... 287 A. Los «fines» que están redactados de forma idéntica a los previstos en el 472 Cp............................................... 287 B. Los «fines» que presentan diferencias de forma en relación con los descritos en el art. 472 Cp............................ 288 CAPÍTULO III LAS CONDUCTAS TÍPICAS EN EL DELITO DE REBELIÓN 1. INTRODUCCIÓN.............................................................................. 299 2. LAS CONDUCTAS INCRIMINADAS EN LAS LEGISLACIONES MILITAR Y COMÚN......................................................................... 299 2.1. La rebelión «con alzamiento» (arts. 79 Cpm y 472 Cp)............. 299 2.1.1. El tipo básico................................................................... 299 A. La conducta típica. El «alzamiento» que persigue determinados «fines».............................................................. 299 a.1. El «alzamiento» rebelde................................... 300 a.1.1. Interpretación del término «alzarse». Diferencias entre el «alzamiento» rebelde y el sedicioso........................................... 300 a.1.2. Caracteres del «alzamiento» en la rebelión.......................................................... 320 a.2. Los «fines» que ha de perseguir la rebelión (remisión)......................................................... 353 B. Naturaleza jurídica................................................... 354 2.1.2. El tipo atenuado (arts. 82.2 Cpm y 480.2 Cp, párrafo primero)........................................................................... 421 2.2. Los actos preparatorios típicos................................................. 428 2.2.1. Cuestiones previas.......................................................... 428 2.2.2. La seducción de fuerza armada para rebelarse (arts. 80.2 Cpm y 475 Cp)........................................................... 441 2.3. Los tipos especiales de omisión propia..................................... 447 2.3.1. Omisión del deber de contener la rebelión (arts. 83 Cpm,


14

ÍNDICE

párrafo primero, y 476.1 Cp)........................................... 448 2.3.2. Omisión del deber de denunciar la rebelión (art. 83 Cpm, párrafo segundo, y 476.2 Cp) .......................................... 451 3. LAS CONDUCTAS INCRIMINADAS EN LA LEGISLACIÓN MILITAR............................................................................................ 455 3.1. La rebelión «sin alzamiento» (art. 80.1 Cpm)............................. 455 3.1.1. Introducción..................................................................... 455 3.1.2. La conducta típica: la consecución de determinados «fines» mediante astucia o cualquier otro medio........... 459 3.1.3. Críticas............................................................................. 462 3.2. El atentado contra la «integridad de la Nación española» (art. 80.3 Cpm).................................................................................... 464 3.2.1. Introducción..................................................................... 464 3.2.2. La conducta típica: el atentado contra la «integridad de la Nación española» en forma diversa al delito de traición............................................................................. 465 3.2.3. Críticas............................................................................. 472 4. LAS CONDUCTAS INCRIMINADAS EN LA LEGISLACIÓN COMÚN............................................................................................. 473 4.1. El tipo atenuado (art. 480.2 Cp, párrafo segundo)................... 474 4.2. Los tipos agravados................................................................... 476 4.2.1. Trabar combate con las fuerzas constitucionales, producir estragos y exigir contribuciones o distraer caudales públicos (art. 473.2 Cp).................................................... 476 4.2.2. La condición de autoridad (art. 478 Cp)......................... 479 4.3. Tipos especiales de omisión propia........................................... 481 4.3.1. Omisión del deber de resistir la rebelión por parte de las autoridades (art. 482 Cp)........................................... 481 4.3.2. Omisión del deber de permanecer en un cargo de funcionario público frente al peligro de una rebelión (art. 483 Cp, segunda parte).................................................... 483 4.4. Continuar desempeñando un cargo de funcionario público bajo el mando de los rebeldes (art. 483 Cp, primera parte)............. 485 4.5. Aceptar empleo de los rebeldes (art. 484 Cp)........................... 485 5. LA EXPRESIÓN «TIEMPO DE GUERRA»..................................... 486 BIBLIOGRAFÍA...................................................................................... 495


PRÓLOGO Juan Carlos Sandoval cursó su licenciatura en Derecho en la Pontificia Universidad Católica del Perú y, después de una experiencia de tres años en la Defensoría del Pueblo de ese país, se incorporó, como becario de la Agencia Española de Cooperación InternacionalAECI, a la Universidad de Alicante, con el propósito de realizar una tesis de doctorado en el área de Derecho penal. Y, en efecto, el 12 de junio de 2009 tuvo lugar la lectura y defensa de su tesis de doctorado titulada Delito militar y Estado democrático de Derecho. A propósito del caso de la rebelión que obtuvo, por parte de un tribunal formado por los profesores Javier Boix Reig, como presidente, Antonio Doval Pais, como secretario, y como vocales, Nicolás García Rivas, Josep María Tamarit Sumalla y Eduardo Calderón Susín, la calificación de Sobresaliente cum laude por unanimidad. Sin duda, una justa recompensa a muchos años de trabajo intenso y fructífero durante los cuales Sandoval no sólo ha completado brillantemente su doctorado, sino que ha llevado a cabo también una considerable actividad académica, docente y organizativa, y adquirido una formación sólida en el campo del Derecho penal. El libro al que precede este prólogo viene a ser una reelaboración de esa tesis, cuyo tema trae causa de la preocupación del autor por el fenómeno de la doble regulación —en la legislación común y en la militar— de determinadas figuras penales, con el riesgo que ello supone para la coherencia interna del ordenamiento jurídico. Un problema que ha estado muy presente en la reciente historia jurídicopenal peruana y que no es tampoco del todo ajeno al vigente Derecho penal español. Precisamente, la concreción de esa preocupación en el delito de rebelión se debe a que en nuestra legislación penal, como es sabido, esa figura se regula tanto en el Código penal común como en el militar. Sandoval analiza con detalle los elementos fundamentales del delito de rebelión en el Derecho español, pero su estudio tiene un alcance más general y un propósito esencialmente crítico; lo que a él le interesa, fundamentalmente, es mostrar los riesgos que para un sistema democrático tiene el mantenimiento de «delitos militares» y la ausencia de razones que pudieran justificar la existencia de esa doble incriminación.


16

CARMEN JUANATEY DORADO

Arranca para ello con un imprescindible análisis histórico del delito de rebelión, desde su introducción en el Código penal de 1822 hasta su actual regulación. Sandoval destaca dos características que pueden observarse a lo largo de esa evolución: una tendencia expansionista de la figura, en beneficio de su regulación por la legislación penal militar; y la utilización, desde la década liberal hasta el final de la Guerra Civil, de los bandos militares como medio de regulación preferente. Por lo que hace a la situación actual, la misma se basa en la consabida distinción entre la «rebelión en tiempo de guerra», sancionada en el Código penal militar, y «en tiempo de paz», castigada en el Código penal común. En su opinión, esa distinción carece de justificación, en el sentido de que no existen buenas razones que avalen la incriminación castrense de la «rebelión en tiempo de guerra», como tampoco las hay para fundamentar la competencia de los órganos jurisdiccionales militares para el conocimiento de ese delito, especialmente porque no parece existir un bien jurídico que sea distinto al que se protege a través de la legislación penal común. Sandoval llega por ello a la conclusión de que esa doble incriminación se debe a lo dispuesto en el artículo 15 de la Constitución española que establece —como excepción— la posibilidad de que las leyes penales militares puedan imponer la pena de muerte «en tiempo de guerra». Precisamente, uno de los aspectos de mayor interés del trabajo reside en el esclarecedor análisis que Sandoval efectúa de los problemas interpretativos que plantea esta última locución: «tiempo de guerra». Con todo, el elemento central de su tesis, a mi juicio, debe buscarse en su estudio —detallado y en profundidad— del bien jurídico protegido en esta figura penal. Comienza para ello con el examen de los conceptos de «seguridad interior del Estado» y de «orden público en sentido amplio» que parecen estar en la base de la legislación histórica; Sandoval, con argumentos que me parecen inapelables, llega a la conclusión de que esas nociones aluden a valores que plantean, entre otros, problemas de vaguedad que permiten el uso autoritario de los mismos. Se centra luego en los conceptos de «orden público en sentido restringido» y «paz pública», que algunos sectores de la doctrina han considerado intereses que el delito de rebelión, en nuestro actual sistema jurídico-penal, lesiona de forma inmediata. Y después de un análisis crítico de esos conceptos, Sandoval se inclina por considerar que no son bienes jurídicos protegidos por dicho delito. En su


PRÓLOGO

17

opinión, el valor tutelado, tanto en el Código penal común como en el militar, no puede ser otro que el «orden constitucional democrático». Asimismo, el análisis de las conductas típicas le lleva a cuestionar la existencia de conductas constitutivas del delito de rebelión previstas de manera exclusiva en el Código penal militar, por ir en contra de los valores recogidos en nuestro sistema constitucional. En definitiva, la conclusión a la que llega Sandoval a través de estas páginas es que no habría razones válidas ni de dogmática penal ni de ningún otro tipo que permitan justificar la existencia de una regulación general para «tiempo de paz» que conviva con otra específica para «tiempo de guerra». El Derecho penal debe hablar también en este caso con una sola voz y establecer, en consecuencia, una única regulación, en el Código penal común, para el delito de rebelión. El haber sido la directora de su tesis me ha permitido, durante estos últimos años, seguir muy de cerca el trabajo desarrollado por Juan Carlos Sandoval, tanto en el campo de la investigación como en el de la docencia. Quiero por ello dejar aquí constancia de su enorme dedicación —tanto a una tarea como a la otra—, de su firme compromiso en la defensa de un sistema jurídico democrático basado en el respeto y promoción de los derechos fundamentales de los individuos, y de la gran capacidad intelectual (felizmente unida a un sólido sentido común) que ha mostrado poseer en el desempeño de todas esas tareas. Ciertamente, su incorporación al área de Derecho penal de la Universidad de Alicante ha supuesto una gran fortuna para quienes somos sus compañeros, al igual que lo ha sido también para los estudiantes de la Facultad. Sin duda, unos y otros seguiremos beneficiándonos en el futuro del trabajo de este académico sólido y solidario. Carmen Juanatey Dorado Catedrática de Derecho penal Universidad de Alicante Alicante, 15 de agosto de 2012


AGRADECIMIENTOS La presente monografía constituye una parte del trabajo de investigación que defendí como tesis doctoral en la Facultad de Derecho de la Universidad de Alicante. A juicio de los miembros del Tribunal que juzgó dicha tesis, la misma mereció la calificación de Sobresaliente cum laude por unanimidad. A ellos, los profesores Javier Boix Reig (Catedrático de Derecho penal, Universidad de València), Antonio Doval Pais (Catedrático de Derecho penal, Universidad de Alicante), Nicolás García Rivas (Catedrático de Derecho penal, Universidad de Castilla La Mancha), Josep María Tamarit Sumalla (Catedrático de Derecho penal, Universidad de Lleida) y Eduardo Calderón Susín (Profesor Asociado de Derecho penal, Universidad de Islas Baleares), les agradezco nuevamente las preguntas, críticas y observaciones que me formularon en el acto de lectura. He tenido en cuenta muchas de ellas en esta publicación. Si bien son muchas las personas que, de una u otra forma, recorrieron conmigo la travesía de esta obra y con las que, por tanto, estoy en deuda, quiero hacer una mención especial a la que he contraído con la profesora Carmen Juanatey Dorado. Mi gratitud para con ella nace de muchos más aspectos que los referidos a la competencia, paciencia, comprensión, confianza y respeto que me siempre me manifestó al dirigir mi trabajo. En definitiva, trabajar bajo su dirección fue una entrañable experiencia humana e intelectual. Deseo agradecer, asimismo, a mis compañeros y compañeras del Área de Derecho penal de la Universidad de Alicante, la ayuda y el estímulo que me brindaron cotidianamente. Tengo una impagable deuda con Rocío Villanueva Flores (Profesora Ordinario-Principal de Filosofía del Derecho, Pontificia Universidad Católica del Perú), César San Martín Castro (Profesor Ordinario-Principal de Derecho procesal, Pontificia Universidad Católica del Perú) y Olga Fuentes Soriano (Catedrática de Derecho procesal, Universidad Miguel Hernández), pues, como ellos saben, sin su generoso apoyo me temo que no habría tenido la oportunidad de realizar esta investigación.


20

AGRADECIMIENTOS

Finalmente, este trabajo fue elaborado esencialmente en la Facultad de Derecho de la Universidad de Alicante, gracias a becas doctorales concedida por esa misma universidad y por la Agencia Espa帽ola de Cooperaci贸n Internacional-AECI.


ABREVIATURAS UTILIZADAS ADPCP AP BDMI BIMJ BLE

Anuario de Derecho penal y Ciencias penales Actualidad Penal Boletín de Documentación del Ministerio del Interior Boletín de Información del Ministerio de Justicia Boletín de Legislación Extranjera del Congreso de los Diputados BOCG Boletín Oficial de las Cortes Generales CDJ Cuadernos de Derecho Judicial CDO/S Considerando/s CCFFC Cuadernos Constitucionales de la Cátedra Fadrique Furió Ceriol CE Constitución española CGPJ Consejo General del Poder Judicial CEDH Convenio Europeo de Derechos Humanos CJM Código de Justicia Militar CP Código penal CPC Cuadernos de Política Criminal CPM Código penal militar CSJM Consejo Supremo de Justicia militar CCAA Comunidad/es Autónoma/s COORD./S Coordinador/es DD Democracia e Diritto DIR./S Director/es DJ Documentación Jurídica DL Decreto-ley EDJ Estudios de Derecho Judicial FFAA Fuerzas Armadas FCS Fuerzas y Cuerpos de Seguridad GPEN La giustizia penale. Rivista mensile di Doctrina, Giurisprudenza e Legislazione


22 JD LO LOEAS LODN LOP LOTC LPM LSE NDP NSSDI RD RCL RAP RdPP REDA RDP RDPU RDPE RDPC REDC REDEM REPCEC RFDUC RGD RGDP RGM RIDPP RPJ RO

ABREVIATURAS

Jueces para la Democracia Ley Orgánica Ley Orgánica sobre los estados de excepción, alarma y sitio Ley Orgánica de la Defensa Nacional Ley de Orden Público Ley Orgánica del Tribunal Constitucional Ley Procesal militar Ley de Seguridad del Estado Nueva Doctrina penal Novissimo Digesto Italiano Real Decreto Repertorio Cronológico de Legislación Aranzadi (citado por año y marginal) Revista de Administración Pública Revista Aranzadi de Derecho y Proceso Penal Revista Española de Derecho Administrativo Revista de Derecho público Revista de Derecho político Revista de Derecho penal Revista de Derecho Penal y Criminología Revista Española de Derecho Constitucional Revista Española de Derecho Militar Revista de Estudios Políticos-Centro de Estudios Constitucionales Revista de la Facultad de Derecho de la Universidad Complutense Revista General de Derecho Revista General de Derecho Penal Revista General de la Marina Rivista Italiana de Diritto e Procedura penale Revista del Poder Judicial Real Orden


ABREVIATURAS

RROOFAS ROC RVAP STC/SSTC STS/SSTS

Reales Ordenanzas para las Fuerzas Armadas Real Orden Circular Revista Vasca de Administración Pública Sentencia/s del Tribunal Constitucional español Sentencia/s del Tribunal Supremo español

23


INTRODUCCIÓN El presente trabajo tiene por objeto el estudio de la incriminación de la rebelión, en particular, el bien jurídico y la conducta típica, que se regula en el título xxi del Código penal de 1995 (arts. 472 a 476) y en el título iii del Código penal militar de 1985 (arts. 79 a 84). La elección de este tema de estudio puede producir cierta sorpresa, toda vez que la rebelión es una conducta de la que se puede decir que no tiene «actualidad» (la última vez que se perpetró fue, como se sabe, en el año 1981), lo que se explica por la consolidación de la democracia. Sin embargo, por una parte, la rebelión ha estado incriminada desde siempre tanto en la legislación castrense (con el nombre de «rebelión militar») como en la ordinaria (donde se le conoció como «rebelión común») y, debido a razones nada claras, el legislador democrático decidió mantener esa dualidad: en el Código penal militar tipificó la «rebelión en tiempo de guerra» y en el Código penal previó el castigo de la rebelión perpetrada en situaciones de normalidad (las llamaré «tiempo de paz»). Dado que tal opción legislativa no reposa sobre argumentos —dogmáticos o de política criminal— precisos, me parece, pues, que es razonable indagar si está justificada la pervivencia de la doble incriminación de la rebelión. Apoya esta labor, además, el hecho de que no existe consenso en torno a qué Código debe castigar la rebelión, ya que mientras la gran mayoría de autores está de acuerdo con el vigente reparto de conductas rebeldes entre el texto punitivo común y el militar, unos pocos, por el contrario, consideran que hay razones sólidas para que la rebelión únicamente esté tipificada en el Código penal común, sin que falte alguno que defienda que el Código penal militar deba castigar la rebelión en exclusiva. Por otra parte, la actual regulación de la «rebelión en tiempo de guerra» presenta problemas de orden dogmático que deben ser objeto de alguna consideración como, por ejemplo, el hecho de que algunas de las conductas constitutivas de rebelión no respeten el principio de taxatividad. La «rebelión en tiempo de guerra», asimismo, al igual que casi todos los delitos tipificados en el Código penal militar, ha recibido escasa atención fuera del ámbito jurídico cas-


26

INTRODUCCIÓN

trense, de modo que su estudio también es una forma de romper con el «olvido» en el que este texto punitivo ha caído en el ámbito de la investigación universitaria. A todo ello ha de unirse el interés y la carga polémica de la expresión «tiempo de guerra», a la que remite la propia Constitución para permitir que, precisamente, las leyes militares puedan prever la pena capital. La estructura del trabajo consta de tres capítulos cuyos contenidos y objetivos son los siguientes: En el primer capítulo me ocupo, a grandes rasgos, de la regulación jurídica de la rebelión en clave histórica con especial énfasis en la evolución de la principal modalidad típica: la denominada «rebelión con alzamiento». Mi propósito en esta parte de la obra es alcanzar un doble objetivo. El primero es ofrecer el marco adecuado que permita identificar cuáles son las constantes más relevantes en ese devenir histórico y, además, valorar las transformaciones que se han ido operando hasta llegar a la actual doble incriminación de la rebelión. El segundo objetivo es poner de relieve, como indicaba anteriormente, que no parecen claras las razones por las que el legislador democrático decidió castigar en el Código penal militar la «rebelión en tiempo de guerra», en lugar de hacerlo en el Código penal común junto con la «rebelión en tiempo de paz». En el segundo capítulo trato de analizar cuál es el bien jurídico que se pretende proteger a través de esta doble incriminación. Este tema tiene interés no sólo porque es la base de la que ha de partir el estudio de todo delito, sino porque, en este apartado, la cuestión de fondo es si la tipificación de la rebelión tanto en el Código penal militar como en el común tiene como fundamento la necesidad de proteger distintos intereses jurídicos en razón del momento en que se perpetra el delito (en «tiempo de guerra» y en «tiempo de paz», respectivamente). Para resolver esta cuestión reviso, como paso metodológico previo, las diversas posturas sobre el bien jurídico tutelado en la legislación histórica (común y militar), lo que me permitirá llevar a cabo una interpretación más precisa de la normativa vigente. El tercer y último capítulo está dedicado al estudio de las conductas típicas constitutivas de rebelión. Desarrollo esta labor a partir de la clasificación de dichas conductas en tres grupos: el primero estaría compuesto por aquellas reguladas tanto en Código penal militar como en el Código penal común; el segundo se integraría por aquellas previstas únicamente en el texto punitivo castrense; y, por últi-


EL DELITO DE REBELIÓN

27

mo, el tercero estaría conformado por las que sólo están reguladas en el Código común. A lo largo del análisis de los tipos, hay una cuestión que opera como hilo conductor: averiguar si el grado de semejanza que existe entre las conductas previstas en el Código militar y en el común sería un argumento para cuestionar la permanencia de la doble incriminación de la rebelión o, por el contrario, si este tratamiento paralelo tiene su razón de ser en la existencia de ciertas diferencias sustanciales entre uno y otro Código en esta materia. La conclusión general de este trabajo es que no existen razones actualmente válidas que justifiquen la subsistencia de la doble incriminación de la rebelión. A partir de esta premisa, la cuestión que inmediatamente se suscita es cuál ha de ser el Código penal competente para castigar el delito. Y aunque defiendo la tesis de su inclusión en el Código penal común, la cuestión no puede zanjarse tan sólo aduciendo que la rebelión es —con independencia de cuándo se perpetre— un delito común, sino que habrá que explicar por qué no es un «delito militar», máxime si en teoría el Código penal militar sólo recoge este tipo de infracciones penales. Tratar esta última cuestión implica someter a examen las razones que, en general, pueden darse para justificar que la legislación penal militar y no la común castigue determinadas conductas; es decir, conlleva —y ésta es la proyección académica de la presente monografía— analizar los actuales límites materiales entre ambas legislaciones.


1_9788490339930