Page 1


GOBERNANZA, INSTITUCIONES Y DESARROLLO HOMENAJE A JOAN PRATS

Coordinadores

Mikel Barreda Agustí Cerrillo i Martínez

Valencia, 2012


Copyright ® 2012 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito de los autores y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch publicará la pertinente corrección en la página web www.tirant.com (http://www.tirant.com).

© Mikel barreda agustí cerrillo i martínez

© TIRANT LO BLANCH edita: tirant lo blanch C/ Artes Gráficas, 14 - 46010 - Valencia telfs.: 96/361 00 48 - 50 fax: 96/369 41 51 Email:tlb@tirant.com http://www.tirant.com Librería virtual: http://www.tirant.es i.s.b.n.: 978-84-9004-877-1 maqueta: pmc Media Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Índice Prólogo.................................................................................................................. Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Martínez

9

Personalia.............................................................................................................. De nuestro padre Joan Prats i Català............................................................................ Joan Oriol Prats Cabrera y Ángela Prats Cabrera Releyendo a Joan Prats i Català................................................................................... Luis Ossio Sanjinés A Joan Prats, maestro y mentor.................................................................................... Andrea Costafreda

19 19

La calidad de la accountability democrática en América Latina.............................. Mikel Barreda

29

23 26

Del Estado Frágil al Estado Sólido y del Estado Sólido al Estado Fluido (Las reformas en América Latina).......................................................................................... Carlos Blanco

45

El rediseño de la gobernanza petrolera bajo el régimen chavista en Venezuela - ¿una historia de éxito?.................................................................................................... Klaus Bodemer Giga

65

La reforma institucional en estados frágiles: Algunos apuntes sobre el papel de la cooperación al desarrollo....................................................................................... Marc Bou i Novensà e Íñigo Macías-Aymar

91

Instituciones Internacionales y gobernanza global. El acceso a algunos mecanismos de solución de controversias. CIADI y OSD de la OMC......................................... Germán Burgos

117

Derecho Administrativo y gobernanza democrática de las redes............................. Agustí Cerrillo i Martínez

135

¿Otra década perdida? Crecimiento, conflictos y  desigualdad  en el Perú postFujimori................................................................................................................. Oscar del Álamo

163

Instituciones y gobernanza en América Latina: la continuidad de las reglas informales...................................................................................................................... Esther del Campo

191


8 El desarrollo del Estado regulador en Chile........................................................... Jacint Jordana Desafíos abiertos en el bicentenario argentino. Acerca de mitos, falacias, y prejuicios paralizantes............................................................................................................ Bernardo Kliksberg Joan Prats y la difusión del Neo-Institucionalismo en América Latina.................... Mario Matus Vigencia del sistema de mérito y efectividad de la negociación colectiva en las entidades del sector público................................................................................... Joan Mauri

Índice

211

235

249

265

Crisis económica y gobierno municipal.................................................................. Josep Mir Bagó

289

La gobernanza multinivel europea......................................................................... Francesc Morata

307

Liderazgo para el Cambio Social: Contribuciones para la teoría contemporánea sobre el liderazgo como construcción social........................................................... Sonia M. Ospina Bozzi La gobernanza democrática del urbanismo............................................................ Josep Maria Pascual Esteve

325

347

En recuerdo de Joan Prats: Gestión pública, derecho a una buena administración y gobernanza.......................................................................................................... Juli Ponce Solé

377

Retos sistémicos, dirección estratégica y estructuras idóneas de apoyo al alto gobierno.................................................................................................................... Joan Prats y Manuel Villoria

405

El Estado es el producto. Publicidad institucional, rutinas discursivas e ideología de Estado............................................................................................................... Francesc Xavier Ruiz Collantes

423

Modelos alternativos de democracia en América Latina......................................... Laurence Whitehead

441


Prólogo Mikel Barreda

Profesor de Ciencia Política de la Universitat Oberta de Catalunya (UOC)

Agustí Cerrillo i Martínez

Director de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC

I Gobernanza, instituciones y desarrollo es un libro que un grupo de amigos, discípulos y compañeros de Joan Prats ha escrito —bajo el impulso de los Estudios de Derecho y Ciencia Política de la UOC, de los que fue director— como agradecimiento y reconocimiento a sus aportes y su magisterio. El título no es en absoluto banal, puesto que con él se ha querido recoger tres de los temas que más estudió y discutió. Sin embargo, éstos no son ni mucho menos los únicos temas que suscitaron el interés y la dedicación de Joan Prats. Todos los que le conocimos pudimos apreciar su pasión por el conocimiento y su curiosidad intelectual, que le llevaba a devorar constantemente libros, informes, artículos y papers de lo más variado: desde los últimos estudios del Banco Mundial o la OCDE a las publicaciones académicas más recientes, pasando por la lectura y relectura de los clásicos. El descubrimiento de Internet se convirtió en un excelente aliado, que le brindaba no sólo un acceso a fuentes de información de todo tipo sino también un ágil canal de difusión de los textos que escribía a diario. Desafortunadamente, con la desaparición del Institut Internacional de Governabilitat de Catalunya (IIG) —una de las obras más destacadas de Joan Prats— se han perdido todas las revistas electrónicas y bancos de información que publicaban sus numerosos artículos y trabajos. Ojalá que algún día este legado pueda recuperarse. Pretender, por tanto, sintetizar en unas pocas páginas la vasta obra de Joan Prats resulta una misión prácticamente imposible. Nuestra intención, en esta presentación, ha sido más bien recordar algunas de sus reflexiones y contribuciones en relación con los conceptos que aparecen en la portada del libro y que, como podrá comprobar el lector a lo largo del mismo, han sido una fuente de inspiración constante para todos los autores que han participado en esta iniciativa. De una forma u otra, estamos en deuda con el fervor y agudeza analítica con que Joan Prats abordaba estos temas y la forma en que nos obligaba a pensar y repensar los trabajos y tesis que le exponíamos.


10

Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Marrtínez

II Gobernanza, instituciones y desarrollo es la tríada que resume los principales temas que trabajó Joan Prats a lo largo de su vida. Un trabajo caracterizado siempre por conjugar una visión teórica con su aplicación práctica. Junto a sus reflexiones académicas en torno a estos temas, se involucraba activamente en el diagnóstico y la evaluación de realidades y sectores diversos (función pública, instituciones políticas, gobernabilidad territorial, desarrollo sostenible, cooperación al desarrollo, agencias reguladoras, gobernanza de la salud etc.), para, a partir de ahí, formular propuestas, planes o estrategias respecto a futuras líneas de acción. Cualquiera que repasase su currículum comprobaría su voluminosa participación en eventos y actividades profesionales muy heterogéneas: desde conferencias, clases y seminarios en centros de alta excelencia académica a un sin fin de jornadas, comisiones e informes orientados a incidir en la toma de decisiones sobre cursos de acción. El conocimiento per se no era, para él, suficiente; reivindicaba un conocimiento “transformador”, que sirviese como guía para la acción. Como decía, “todo el mundo merece un sueño, pero todo sueño ha de tener un plan. No vale la pena encantarse, manos a la obra”. Joan Prats se formó dentro de los cánones del derecho administrativo, pero pronto su inquietud por el conocimiento interdisciplinar y su vocación de practitioner comprometido con una concepción republicana y progresista de lo público le llevaron a abandonar el análisis ortodoxo del derecho administrativo. Este tránsito lo inició especialmente en la década de los ochenta, cuando era profesor en la Universitat Autónoma de Barcelona, parlamentario (miembro del Parlament de Catalunya y del Senado Español) y presidente del Instituto Nacional de Administración Pública. En este sentido, resaltó la importancia del derecho administrativo y la gestión pública para el desarrollo, y la conveniencia de establecer vínculos más estrechos entre estas cuestiones. Así, puso un especial énfasis en la relevancia del principio de mérito en la función pública, en tanto que único sistema posible para prevenir la incompetencia, la ineficacia y garantizar tanto la seguridad jurídica como el desarrollo económico y social (Prats, 1995: 11-59). Y subrayó la conveniencia de renovar el derecho administrativo y las administraciones públicas a la vista de las transformaciones operadas en las sociedades actuales. Encontró un concepto idóneo para dar cuenta de estas transformaciones y el nuevo estilo de gestión pública y rol del derecho administrativo: el concepto governance o gobernanza, que empezó a analizar durante su etapa de profesor en ESADE. Con este término no se pretende “ninguna sacudida de los fundamentos del sistema político-institucional del gobierno de las leyes y de la legitimidad representativa de las autoridades, sino que se pretende sencillamente reconocer que las políticas públicas se formulan e implementan a través de una plétora de


Prólogo

11

instituciones, mecanismos y procesos, formales e informales, que toman formas muy variadas y que expresan pautas de interacción entre los gobiernos, la sociedad y el sector privado” (Prats, 2007: 15). En la década de los noventa hablar de gobernanza despertaba bastante recelo o, como mínimo, escepticismo, incluso en buena parte de sus colegas más cercanos. Sin embargo, el tiempo ha demostrado, en esta y en muchas otras cuestiones, la capacidad que tenía Joan Prats para transcender las constricciones del momento y captar cambios y temas clave del futuro. Hoy la gobernanza es un concepto de uso generalizado y objeto de una destacada atención académica, tal como evidencian algunos de los textos presentados en este libro. Uno de los acontecimientos que más marcaron el trabajo intelectual y profesional de Joan Prats fue el descubrimiento del institucionalismo y, particularmente, la obra de Douglass North. Acudía constantemente en sus escritos al premio Nobel de Economía para destacar la importancia de las instituciones, formales e informales, en todas nuestras relaciones e interacciones humanas. Como solía destacar, el desarrollo social y económico, el funcionamiento óptimo de los mercados, la capacidad para afrontar problemas y conflictos sociales (gobernabilidad) o el desempeño efectivo de la administración pública —temas todos de su interés— se ven condicionados decisivamente por las instituciones. Unas instituciones que “aunque expresadas parcialmente en la legislación, no son criatura de ésta”; son más bien “creadas por el proceso social, en el cual podemos y debemos influir” (Prats, 1997: 30). No resulta, por ello, extraño el énfasis con que reclamaba la reforma de las instituciones que bloqueaban el desarrollo político, social y económico en los diferentes países que analizó, sobre todo, de América Latina. La creación del IIG, a finales de los años noventa, le dotó de un valioso instrumento a través del cual elaborar y difundir los escritos y trabajos en que mostraba la importancia de las instituciones, especialmente para el desarrollo. Seguramente esta es una de las principales contribuciones por las que será recordado: haber ayudado a situar la temática de las instituciones en un lugar destacado en la agenda del desarrollo latinoamericano. En muchas ocasiones comentaba que ya era hora de poner fin a la tesis de que los organismos internacionales del desarrollo no podían hablar de cuestiones institucionales domésticas, especialmente en lo que concierne a la política y al Estado de Derecho. Y precisamente aquí encontraba una de las razones más destacadas del fracaso de las políticas del Consenso de Washington: pensar que las instituciones políticas y jurídicas de cada país son irrelevantes respecto a unas recetas neoliberales concebidas para ser aplicadas en cualquier lugar. Como solía decir a menudo “no podemos comportarnos como esos consultores internacionales que viajan por el mundo con una maleta cargada de soluciones en busca de problemas; hay que conocer primero la historia, el contexto y la realidad institucional de cada país”.


12

Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Marrtínez

El concepto de desarrollo que asumía Joan Prats era un concepto integral, que iba más allá de la dimensión estrictamente económica y que era resultado de la influencia intelectual de Amartya Sen y de los estudios sobre bienes públicos globales publicados en la década de los noventa bajo el patrocinio del PNUD. En este sentido, entendía que el desarrollo implica aumentar las oportunidades para que las personas puedan elegir el modo de vida que más valoran y que, como tal, constituye un bien público tanto “nacional” —de los países en desarrollo— como “global” —de la comunidad internacional— (Prats, 2000). Esta concepción de desarrollo se convirtió en la matriz desde la que analizó y evaluó buena parte de los temas que trabajó. Por más que la gobernabilidad, la gobernanza o las instituciones fueran cuestiones por sí mismas relevantes, lo que le preocupaba a Prats era saber en qué medida contribuían o constreñían el desarrollo humano. Sobre la base de estas inquietudes intelectuales y profesionales, Joan Prats concibió e impulsó un número extenso de proyectos durante el tiempo en que dirigió el IIG. Baste recordar algunos de ellos. Con apoyo de diferentes organizaciones internacionales —especialmente, el PNUD y la Generalitat de Catalunya— lideró diversos proyectos de creación y gestión de sistemas de información sobre gobernabilidad democrática en América Latina orientados a fortalecer los procesos de toma de decisiones en materia de desarrollo. A través de publicaciones electrónicas, bases de datos, informes y estudios especializados se pretendía sensibilizar a los diferentes actores nacionales e internacionales del desarrollo sobre la situación y desafíos de la gobernabilidad democrática en la región latinoamericana. Esto se complementaba con estudios específicos de países (como Paraguay o Bolivia), en los que, además de un diagnóstico institucional, se detallaban propuestas de reforma. Asimismo, dirigió una amplia diversidad de trabajos de consultoría institucional para organismos internacionales de la cooperación, entre otros, el Banco Mundial (BM), el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comunidad Andina de Naciones (CAN), la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Agencia Catalana de Cooperación al Desarrollo (ACCD) e International IDEA. Todo este trabajo le permitió tejer redes importantes de centros y personas con “conocimiento experto” —como solía decir— sobre gobernabilidad y desarrollo institucional en un lado y otro del Atlántico. Una de ellas fue la Red Eurolatinoamericana de Gobernabilidad para el Desarrollo, creada en 2003 por el IIG, el Nuffield College de la Universidad de Oxford y el Instituto de Estudios Iberoamericanos de Hamburgo, con el apoyo del BID, y a la que se fueron sumando después otros centros europeos y latinoamericanos. A través de iniciativas comunes (como reuniones, seminarios y publicaciones) esta red pretendió, desde sus inicios, gestionar y poner el conocimiento existente al servicio de los actores involucrados en la creación y reforma de capacidades institucionales para el desarrollo de América Latina.


Prólogo

13

El término gobernabilidad que acabamos de mencionar es un concepto de amplio uso, pero acompañado de gran confusión y vaguedad. En diversos trabajos Prats se ocupó de clarificar este concepto y argumentar su relevancia. Lo entendía como la capacidad de un sistema político para afrontar los problemas y conflictos sociales a partir de unas determinadas instituciones. En concreto, señalaba que una sociedad es gobernable “cuando está estructurada socio-políticamente de modo tal que todos los actores estratégicos se interrelacionan para tomar decisiones colectivas y resolver sus conflictos conforme a un sistema de reglas y de procedimientos formales o informales —que pueden registrar diversos niveles de institucionalización— dentro del cual formulan sus expectativas y estrategias” (Prats, 2001: 103-104). De acuerdo con esta concepción, los problemas de gobernabilidad devienen en serios obstáculos para el desarrollo económico y social de un país. Ahora bien, como precisaba, no toda gobernabilidad conduce necesariamente al desarrollo humano: puede estar instalado un equilibrio institucional que genere, por ejemplo, crecimiento económico pero que bloquee el progreso en términos de inclusión política y equidad social. De ahí que en repetidos escritos reivindicase la “gobernabilidad democrática”, esto es, la gobernabilidad sustentada en instituciones democráticas. Un concepto cercano al anterior y al que Prats dedicó reflexiones teóricas y estudios aplicados es el de gobernanza. Como antes hemos comentado, este concepto designa una nueva forma de gobierno y gestión pública, basada en un estilo más participativo y relacional de los procesos de toma de decisiones. De hecho, él solía utilizar la expresión “el paradigma de la gobernanza” para referirse a un nuevo modelo de gestión pública que estaba emergiendo en las sociedades del conocimiento (sin que ello significase la sustitución de los modelos anteriores, como el modelo weberiano o el de la Nueva Gestión Pública). Con el apoyo de diversas entidades, puso a prueba las características del modelo de gobernanza en determinados ámbitos de políticas públicas. Así, de la mano del Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible, de la Generalitat de Catalunya, dirigió un proyecto en que se analizaban y discutían los retos que la sostenibilidad supone para la manera tradicional de concebir el desarrollo, junto con los desafíos de gobernanza que comporta el desarrollo sostenible (Prats, 2003). En esta misma línea, impulsó diferentes estudios en que se examina la aplicación del modelo de gobernanza en ámbitos como la gestión del territorio, la seguridad, las infraestructuras, la planificación estratégica o la salud. El libro Governança i bona administración a Catalunya, publicado por la Escola d’Administració Pública de Catalunya en 2007, recoge las conclusiones de algunos de estos trabajos. Esta rápida aproximación al pensamiento y obra de Joan Prats se podría ir cerrando con algunas de las reflexiones que centraron su atención en sus últimos años, parte de ellos ya como consultor “emérito”. En especial, cabe destacar el retorno a uno de los temas que marcaron sus primeros años en la universidad:


14

Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Marrtínez

el estado y la transformación de las administraciones públicas. Esto se tradujo en diferentes publicaciones en las que, entre otros aspectos, trazaba magistralmente la evolución de los modelos de administración pública en las sociedades desarrolladas, incluida la española, así como los principales desafíos actuales de las administraciones públicas (Prats, 2004; 2005; 2006; 2010). Conviene destacar también su labor al frente de la comisión de expertos que, por encargo del Ministerio de Administraciones Públicas del Gobierno Español, analizó la situación y retos de la administración pública en España, y planteó propuestas de reforma. Prats mostró siempre un gran interés por el pensamiento político y raro era el escrito o la conferencia suya que no incluyese alguna referencia a algún autor o corriente de filosofía política. En sus últimos años, se volcó especialmente en el republicanismo y leía con avidez a autores clásicos y contemporáneos: desde Aristóteles a Pettit, pasando por Maquiavelo. Encontró en el ideario republicano una fuente de reflexiones con las que enriquecer su discurso y compromiso con lo público y el desarrollo humano. No parece, así, extraño que uno de sus últimos libros, que recoge un número extenso de artículos de temática muy diversa, se titule A los príncipes republicanos: gobernanza y desarrollo desde el republicanismo cívico (Prats, 2006). Vale la pena recordar algunas palabras que revelan su espíritu republicano: “El republicanismo constituye así a la vez la reivindicación de una política democrática superior y de un civismo exigente. No hay buenas repúblicas sin buenos ciudadanos. Una de las cualidades sociales que hoy echamos más en falta es el civismo. Sin comportamientos cívicos no hay buena administración que resista. Y pueden darse contradicciones serias entre los intereses del libre mercado y las exigencias del civismo. Éste en todo caso no puede construirse al margen o en oposición a la política sino en relación íntima con ella. Nuestros deberes cívicos no tienen otro fundamento que nuestra obligada contribución al mantenimiento y progreso de la polis o civitas. En realidad sólo con buenos ciudadanos conseguimos la ayuda y la presión social necesarias para una buena administración. La construcción de una ética cívica de inspiración republicana y de una ética política y funcionarial que beba en las mismas fuentes constituye una tarea intelectual y política sin duda estimulante” (Prats, 2009: 220 ss.).

III Gobernanza, instituciones y desarrollo es el libro que recoge las contribuciones de una veintena de profesores y analistas de diversas disciplinas y distintas latitudes que tuvieron contacto académico y personal con Joan Prats, y se acompaña de tres artículos escritos por personas cercanas a Joan Prats que nos ofrecen una visión más personal de Joan. Además de las personas que finalmente ha podido aportar su contribución al libro, son muchas más las que nos han manifestado su adhesión a este homenaje, tales como Albert Batlle, Ana Sofía Cardenal, Fernando Carrillo, Pere Fabra, Manuel Férez, Elisenda Malaret, Ludolfo Paramio, Carles Pareja, Carles Ramió, Carlos Santiso, Pere Torres, Jordi Rodó y Montse Vendrell.


Prólogo

15

El libro arranca con un espacio, en el que cuatro personas próximas a Joan relatan algunos recuerdos y anécdotas suyas que ayudan a conocer mejor la personalidad de Joan Prats, sus inquietudes intelectuales y profesionales. Las emotivas palabras de Joan Oriol y Ángela Prats nos sitúan a Joan Prats no sólo en su faceta más humana, como padre y abuelo, sino que nos dan algunas claves para entender su obra. Estas palabras se complementan con las de Luis Ossio, ex Vicepresidente de Bolivia y Vicerrector de la Universidad Andina Simón Boliviar, quien destaca particularmente algunos de los temas e ideas más sobresalientes en las publicaciones recientes de Prats. Por último, Andrea Costafreda hace un recuerdo de la etapa en que Joan dirigió el IIG, de su magisterio y vivencias que compartió con el equipo de analistas e investigadores. A continuación, se presentan, por estricto orden alfabético, las diferentes contribuciones del libro. Se ha prescindido de una clasificación de las contribuciones en secciones específicas (tales como “gobernanza” o “instituciones”), ya que la mayoría de ellas no se centra en alguno de los temas expresados en el título, sino que aborda más de uno (por ejemplo, instituciones y desarrollo o gobernanza e instituciones). El primero de los textos académicos del libro lleva por título La calidad de la accountability democrática en América Latina. En él, Mikel Barreda presenta un trabajo empírico en el que se analizan de forma comparada los mecanismos de rendición de cuentas de las democracias latinoamericanas. Tras detectar diferencias significativas en los niveles de calidad de accountability democrática, se examinan posibles explicaciones de estas diferencias. En Del Estado Frágil al Estado Sólido y del Estado Sólido al Estado Fluido (Las reformas en América Latina), Carlos Blanco reflexiona sobre la situación, reformas y desafíos del Estado en América Latina. Al hacerlo, apuesta por una concepción de Estado que denomina “fluido” y que caracteriza como un sistema complejo, estructurado en forma de redes, en las cuales se entrelazan instituciones estatales y no estatales. Klaus Bodemer analiza, en El rediseño de la gobernanza petrolera bajo el régimen chavista en Venezuela—¿una historia de éxito?, hasta qué punto el “factor hidrocarburos” ha influido sobre la orientación de la política exterior del gobierno chavista desde el comienzo de su mandato en 1999 hasta nuestros días, y si la cúpula política venezolana se sirve de las rentas del petróleo como instrumento de poder y recurso para su legitimidad tanto fuera como dentro. En el trabajo La reforma institucional en estados frágiles: Algunos apuntes sobre el papel de la cooperación al desarrollo, Marc Bou i Novensà e Íñigo Macías-Aymar examinan el concepto de estado frágil, sus características y los principales factores que dan cuentan de este tipo de estado. A partir de este análisis, plantean una agenda de principios, acciones y prioridades para la comunidad interna-


16

Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Marrtínez

cional con el fin de atajar la fragilidad y avanzar en la (re)construcción institucional del estado. En Instituciones Internacionales y gobernanza global. El acceso a algunos mecanismos de solución de controversias. CIADI y OSD de la OMC, Germán Burgos analiza el acceso a la resolución de controversias de estos dos organismos con el fin de exponer el impacto que los actores globales tienen en la institucionalidad y la gobernabilidad. Destaca que una parte de la gobernanza global pasa por la aceptación de un conjunto de normas expresadas en tratados del derecho internacional público que hoy por hoy limitan y encuadran el desempeño de los Estados. Agustí Cerrillo en su trabajo titulado Derecho Administrativo y gobernanza democrática de las redes se plantea llevar a cabo una reflexión sobre la gobernanza democrática de las redes y, en particular, sobre el papel que al respecto puede ejercer el derecho administrativo. En ¿Otra década perdida? Crecimiento, conflictos y desigualdad en el Perú post-Fujimori, Oscar del Álamo examina la dinámica reciente del desarrollo peruano. Entre otras conclusiones, señala que la potencialidad de las etapas de crecimiento económico y sus efectos quedan mitigados por la persistencia de patrones de desigualdad, que son causa y efecto, al mismo tiempo, de esta dinámica. En Instituciones y gobernanza en América Latina: la continuidad de las reglas informales, Esther del Campo hace hincapié en que la reforma institucional en la región implica superar unas instituciones informales de larga trayectoria histórica y fuertemente arraigadas, que bloquean el avance de la democratización, la cultura productiva y la inclusión social. Jacint Jordana, en El desarrollo del Estado regulador en Chile, examina el surgimiento y principales momentos de la evolución de las instituciones reguladoras chilenas. Una de las preguntas que orientan este trabajo es por qué el Estado regulador surgió antes en Chile que en otros países de América Latina, y también en qué medida este desarrollo previo contribuye a aplicar el carácter singular del Estado regular en este país. En Desafíos abiertos en el bicentenario argentino. Acerca de mitos, falacias, y prejuicios paralizantes, Bernardo Kliksberg centra la atención en algunas materias pendientes del desarrollo de Argentina que, como reclama, deberían estar en el centro de la agenda pública. En especial, reflexiona sobre la situación de la pobreza y la desigualdad, y revindica la necesidad de incorporar el discurso ético en la esfera económica. Mario Matus, en su artículo Joan Prats y la difusión del Neo-Institucionalismo en América Latina, revisa buena parte del instrumental neoinstitucionalista que utilizó Joan Prats en sus análisis de América Latina. Entre otras ideas, Matus resalta el papel tan destacado que Prats concedía al estudio de la historia de un país para


Prólogo

17

comprender la debilidad o fortaleza de sus instituciones; el énfasis que ponía en el gradualismo del cambio institucional y en el papel del conflicto como motor de cambio; y la necesidad de entornos institucionales que favorezcan el emprendimiento económico. Joan Mauri, en Vigencia del sistema de mérito y efectividad de la negociación colectiva en las entidades del sector público, explora el tratamiento del sistema del mérito en las formas privadas de gestión de los servicios de interés general donde cumple una función básica para procurar la eficacia y la eficiencia en la provisión de bienes públicos a los ciudadanos y es un factor de competitividad de las organizaciones públicas, así como una forma de promover una asignación responsable de los recursos públicos. Crisis económica y gobierno municipal es la aportación de Josep Mir, cuyo propósito es ofrecer un marco general de reflexión de las dimensiones y los condicionantes económicos de la crisis en los ayuntamientos. En particular, se examinan los efectos más importantes de la crisis en los gobiernos municipales, las capacidades con que éstos cuentan para promover y facilitar la salida de la crisis en sus respectivas comunidades, así como las lecciones que se pueden extraer de esta situación de cara al futuro. En La gobernanza multinivel europea, Francesc Morata se ocupa de explorar las implicaciones de la gobernanza multinivel para las regiones en la Unión Europea y algunos de los retos que estos plantea. Para ello, examina los rasgos definitorios de la gobernanza europea y los factores explicativos de la creciente implicación regional en los procesos políticos europeos. Asimismo, se destacan las limitaciones de los procedimientos institucionales establecidos en el ámbito europeo a la hora de satisfacer las demandas de participación de las regiones más fuertes. Sonia M. Ospina, en Liderazgo para el Cambio Social: Contribuciones para la teoría contemporánea sobre el liderazgo como construcción social, expone los hallazgos generales de una investigación llevada a cabo en Estados Unidos entre 2001 y 2008 en la que se ha estudiado un tipo de liderazgo dedicado a contribuir al cambio social. El artículo da algunas claves para comprender cómo se desarrolla el liderazgo social en comunidades que tradicionalmente no han participado en la definición y distribución de políticas públicas. En La gobernanza democrática del urbanismo, Josep Maria Pascual Esteve examina las principales perspectivas de análisis de la planificación y la gestión del urbanismo, y presenta los criterios para abordar la planificación y la gestión del urbanismo desde el enfoque de la gobernanza democrática. Juli Ponce, en En recuerdo de Joan Prats: Gestión pública, derecho a una buena administración y gobernanza, analiza las relaciones entre la noción de gobernanza y el derecho a una buena administración y expone diferentes técnicas jurídicas para hacer efectivo el derecho a una buena administración y la gestión pública


18

Mikel Barreda y Agustí Cerrillo i Marrtínez

de calidad. Asimismo, apunta el impacto de estas cuestiones en el Derecho administrativo global en proceso de construcción. En El estado es el producto. Publicidad institucional, rutinas discursivas e ideología de estado, Francesc Xavier Ruiz realiza una reflexión sobre publicidad institucional a partir de los resultados de un estudio de los spots publicitarios en televisión de cinco ministerios, gobiernos autonómicos y gobiernos locales de España, llevado a cabo por investigadores de la Universitat Pompeu Fabra y la Universidad de Sevilla. Retos sistémicos, dirección estratégica y estructuras idóneas de apoyo al alto gobierno constituye el último trabajo que escribió Joan Prats. Se trata de un texto elaborado conjuntamente con Manuel Villoria y del que aquí se presenta una versión resumida preparada por este último. En el artículo hacen una reflexión sobre los cambios estructurales que han experimentado las sociedades desarrolladas desde el último cuarto del siglo XX y su incidencia en los gobiernos. A la vista de las necesidades y retos que plantean estos cambios, Prats y Villoria presentan un conjunto de propuestas relativas a estructuras y unidades de apoyo a los gobiernos. Finalmente, Laurence Whitehead en Modelos alternativos de democracia en Latinoamérica revisa las trayectorias de democratización contemporáneas desarrolladas en la región, algunas de las cuales aún no están finalizadas. Dentro de la diversidad de modelos existentes, Whitehead identifica y compara dos: la democracia liberal y la republicana. Como destaca el autor, los distintos modelos de democracia existentes no son excluyentes entre sí, ni aparecen como proyectos acabados.

Referencias Prats, J. (1995). “Los fundamentos institucionales del sistema de mérito: la obligada distinción entre función pública y empleo público”. Documentación Administrativa, 241-242 (enero-agosto). Prats, J. (1997). “Por unos legislativos al servicio de la consolidación democrática, la eficiencia económica y la equidad social”. En J. Prats & J. Company (Eds.), La reforma de los Legislativos en América Latina. Un enfoque institucional. Valencia: Tirant lo Blanch-ESADE-BID-PNUD. Prats, J. (1999). “Gobernabilidad democrática para el desarrollo humano. Marco conceptual y analítico”, Instituciones y Desarrollo, 10, 103-148. Prats, J. (2000). “Projecte nacional i solidaritat global”, Diàlegs, 6, 73-93. Prats, J. (2003). Estratègies per al desenvolupament sostenible: lliçons de l’experiència internacional. Barcelona: Consell Assessor per al Desenvolupament Sostenible de Catalunya (CADS). Prats, J. (2004). “Las transformaciones de las administraciones públicas de nuestro tiempo”. En F. Sainz (Ed.), Estudios para la reforma de la Administración Pública. Madrid: INAP. Prats, J. (2005). De la burocracia al management. Del management a la gobernanza. Las transformaciones de las Administraciones públicas de nuestro tiempo. Madrid: INAP. Prats, J. (2006). A los príncipes republicanos: gobernanza y desarrollo desde el republicanismo cívico. Madrid: INAP-IIG. Prats, J. (2007). “Governança i democràcia”. En A. Cerrillo (Ed.), Governança i bona administració a Catalunya. Barcelona: Escola d’Administració Pública de Catalunya. Prats, J. (2010). “Políticas de buena administración para la Administración General del Estado en España”. En J. Ruiz-Huerta & M. Villoria (Eds.), Gobernanza democrática y fiscalidad. Madrid: Tecnos.


Personalia De nuestro padre Joan Prats i Català Joan Oriol Prats Cabrera y Ángela Prats Cabrera

Nuestro padre nos acompañó a lo largo de nuestra vida con el ánimo de hacernos felices a través de ser mejores personas, aprender a valorar las oportunidades y los instantes, y seguir los principios que surgen del esfuerzo, creer en uno mismo y actuar honradamente. Estos valores sin duda lo reflejan a él. Siempre se tomó las cosas en serio, hasta el último día quiso ser mejor persona, mereciendo vivir una vida que tenemos muchas razones para valorar. Cuando le recordamos nos llena de emoción y orgullo, de agradecimiento y de responsabilidad. Su historia es ejemplo de pasión por hacer, ser y vivir, de soñar hasta el último momento que los cambios más difíciles son posibles y de no sucumbir nunca ante la injusticia o la desdicha. Nos conmueve su vivo ejemplo de cómo es posible combinar responsabilidad con la libertad de luchar por lo que uno quiere ser o donde uno quiere estar. Su talento, su memoria y su poder de comunicación no dejaron de sorprendernos nunca. Su gusto por los libros lo llevamos en más de mil imágenes y anécdotas. En él creemos siempre encontrar la definición más auténtica de sabio, fruto de una tradición de estudiar y aprender que lo hacen si cabe más irrepetible. Como él decía, yo soy de los que se aprendían las clases de memoria, de los que tuvieron que llevar la cartera a algunos catedráticos. Nosotros no dejamos nunca de alucinar con el sinfín de fechas, nombres, datos, letras o poemas que era capaz de recordar. Pero no fue un sabio al uso por muchas razones. Siempre creyó en el espíritu crítico y de diálogo, no dudó en cuestionar paradigmas y, para construir edificios más altos, arrimó el hombro y buscó poner su trabajo y capacidad a disposición de otros. Él estaba convencido del poder transformador que tiene la búsqueda permanente de buenas ideas, sabía que se podía pensar y ayudar a construir un mundo mejor. También creyó en el poder de la palabra y cultivó su don para ello con talento, siendo un extraordinario comunicador de ideas complejas. Bueno, soñador y, a veces, confiado, con un toque de ingenuidad que algún disgusto le costó, siempre tuvo una actitud recta, como si alguien le estuviera observando en todo momento. Y es que, pese a haber perdido a su padre a los 9 años, y más tarde a su madre, nunca dejó de responder ante ellos, siempre nos


20

Joan Oriol Prats Cabrera y Ángela Prats Cabrera

explicaba el porqué de las decisiones; fue una persona literalmente buena, que esperó no siempre con éxito los mismo de los demás. Quien no responde ante nadie, está perdido, nos solía decir. Vitalista y apasionado no pasaba nunca desapercibido. Desde las conferencias internacionales hasta en las reuniones familiares o las cenas con amigos, despertaba siempre atención, bien fuera con sus exposiciones, recordando historias, explicando chistes o cantando canciones, tenía la rara virtud de ser visto como un hombre serio y brillante a la vez que entrañable y divertido. Y es que supo combinar su rigor de formas, con un ingenioso espíritu lúdico, más singular precisamente por dichas formas y talante. Siempre fue simpático y además podía ser sumamente divertido. Por ejemplo, en las comidas familiares, siempre le picábamos para que recitara pasajes del Virgo de la Vicenteta, los poemas más picantes de Quevedo, y diera rienda suelta a sus raíces más valencianas, dejándonos tantos momentos irrepetibles. Valenciano de nacimiento, hizo suyas todas las culturas y las instituciones de los países donde trabajó y vivió. Muy especialmente de Catalunya y Barcelona, pero también de Canarias o Bolivia, vivió como suyas sus tradiciones y estudió como pocos su historia. Nosotros nos solíamos reír diciéndole que siempre que íbamos a algún sitio nuevo se le pegaba el acento y las expresiones del lugar hasta que volvíamos a Barcelona. Y aunque cultivó también otros grandes placeres intelectuales, como la literatura o la música, es sobradamente conocido que su gran pasión fue el estudio de las instituciones y las organizaciones. Su interés por cómo surgen y se transforman las reglas que guían nuestra sociedad y resuelven nuestros conflictos no sólo fue académico, también luchó con otros en uno de los momentos políticos más importante de la historia de nuestro país. Aunque nunca presumió de ello, es difícil olvidar que fue líder estudiantil y tuvo un papel destacado en la formación de la socialdemocracia en Catalunya y España. Por muchas razónes entendió como pocos el respeto a las diferencias, la dificultad de la creación de consensos y de construir instituciones que acomodaran intereses y visiones distintas. Para ello tuvo que pasar, como nos decía, por ser casi independentista en Madrid y centralista en Barcelona. Pero nunca dejó de decir lo que creía adecuado y en lo que creía. Pensó que sin estudiar de manera realista los intereses y estrategias de las personas y organizaciones no era posible entender qué transformaciones eran viables para lograr una sociedad más dinámica, más implicada, más democrática. El estudio de la historia siempre fue para él el primer paso necesario para trabajar con rigor en cualquier país. Sin entender la historia no se puede comprender la lógica detrás de una situación ni mucho menos aventurarse a realizar


Personalia

21

ningún tipo de análisis certero o recomendación alguna. La historia permite comprender las inercias e irracionalidades que observamos o dónde vienen los intereses que bloquean cambios otrora lógicos. Por este motivo su pionero descubrimiento en España de Douglass North y del neoinstitucionalismo fue casi como la partitura de una música que venía ya silbando desde hacía tiempo. Como quizás otros, él ya sabía de la inercia histórica de las reglas y de la importancia para los equilibrios institucionales de los cambios en el poder de negociación (precios relativos). Pero, como muy pocos, supo utilizar el lenguaje y el marco analítico de la “revolución institucionalista” para mejorar sus análisis y el poder comunicador de sus ideas. Y esto tenía especial valor para alguien que provenía de los estudios de derecho en España, caracterizados en su tiempo por un cuerpo doctrinal más bien ceñido. En el estudio riguroso de las instituciones se preocupó esencialmente por lo que siempre había sido su principal pasión, el componente político. Quizás es bueno recordar que se doctoró en derecho administrativo porque, en su entonces, el derecho político era un anatema en el marco de una dictadura. Por eso el estudio de los procesos de democratización y del sistema político en su totalidad ocupó una parte importante de su trayectoria en lo académico y profesional, muy especialmente en América Latina. Su vocación transformadora, le llevó también a abordar temas como el liderazgo, sobre el que dejó fascinantes conferencias, escritos, relatos y conversaciones. La combinación de su conocimiento de la historia, la administración pública y los sistemas políticos en sentido amplio, de las complejidades inherentes a las interacciones entre reglas y organizaciones, de su experiencia política como diputado, senador y alto cargo de partido, así como las innumerables consultorías realizadas para distintos gobiernos, le hacían gozar de un marco privilegiado de análisis privilegiado del que pudimos disfrutar durante muchos años. Como hijos nos quedamos con la cabeza bien alta. Hemos sido enormemente afortunados de disfrutar de él desde que nacimos. La ternura con la que nos despertaba cantando las mañanitas y otras canciones en nuestra infancia, con la que siempre nos apoyó en los momentos más difíciles, lo duro que trabajó para poder estar ahí si fuera necesario. Se ha ido dando mucho más de lo que ha recibido o pedido nunca. Nos queda una pena enorme de no poder ayudarle a recoger todo lo sembrado y de que sus nietos no recuerden a una persona tan singular en tantos sentidos. No podemos pensar ahora en su figura corpulenta, su voz profunda, su cabeza grande y redonda, o sus vestidos y sombreros sin sentir dolor. Se han quedado tantas conversaciones y discusiones pendientes, tantas paellas por disfrutar, parece tan corto ahora lo vivido. Por eso nos ayuda mucho y es un consuelo sincero


22

Joan Oriol Prats Cabrera y Ángela Prats Cabrera

saber que su recuerdo también vive en otras personas, que valoran su persona y sus actos, y que entienden muchas cosas de nuestros sentimientos hacia él. Queremos agradecer a todos los que le recuerdan ahora, y a los que lo harán en el futuro, su afecto y cariño hacia nuestro padre. A nosotros su recuerdo y ejemplo nos hará fuertes, nos sentimos muy orgullosos y siempre trataremos de hacer las cosas como él tantas veces nos había comentado, con esfuerzo, justicia y pasión. Y muy especialmente queremos agradecer a todos los autores de este libro, quienes han formado parte importante de la vida de Joan, que han realizado un gran esfuerzo para trabajar temas muy especiales para nuestro padre y que le acompañaron a él, y en parte también a nosotros, durante toda su vida. Creemos que esta colección de artículos de amigos y colegas suyos es muy representativa de los temas académicos que más le preocuparon, la calidad de la administración pública, el devenir de la democracia, la calidad de las instituciones y el desarrollo en América Latina son temas que sin duda lo tendrán a él como a uno de sus primeros impulsores y referentes. Muchas gracias por este libro homenaje.


23

Personalia

Releyendo a Joan Prats i CatalÀ Luis Ossio Sanjinés

Ex vicepresidente Constitucional de Bolivia. Vicerrector de la Universidad Andina Simón Bolívar-La Paz1

“Algunos no estamos dispuestos a renunciar a la utopía que no quimera de una humanidad de iguales en libertad, diversa y cosmopolita a la vez” (Prats, 2008, p. 12) es parte del credo de Joan Prats, que es al mismo tiempo la afirmación de que la utopía es posible de ser en tanto anide en la esperanza de corazones ardientes que se sienten al mismo tiempo iguales, diversos, libres y peregrinos del Mundo, tal como se autodefinió Joan Prats no sólo con su doctrina sino mas bien con el testimonio de su vida y su poesía. Ejemplo (Prats, 2004, p. 163): “Repite conmigo: Que nuestras identidades no se vuelvan asesinas Que nuestra identidad no oculte nuestra igualdad Alertados vivamos contra la ilusión de destinos singulares La diversidad sólo es grande cuando nos reconocemos iguales y nuestra igualdad No procede de nuestras variadas culturas Sino de nuestra común naturaleza. Hermano”

Nuestra común naturaleza, donde caben la diversidad y la igualdad, según Joan Prats, tiene como meta el bien común y para dirigirse por la sociedad en esa dirección es menester, caso de Bolivia, tener una estrategia nacional de desarrollo institucional y concretando nos dice: “¿Qué características principales debería tener una estrategia nacional de desarrollo institucional? En primer lugar, debe tratarse de una estrategia integral y no de mero agregado de reformas institucionales sectoriales. Las instituciones no viven aisladas las unas de las otras, por el contrario se encuentran “embebidas”. La separación entre instituciones políticas, administrativas, económicas y sociales es una separación analítica que no refleja la interdependencia que existe entre ellas. Cuando visionamos el horizonte de la reforma institucional, por ejemplo, un Estado democrático de derecho, apoyado en una economía social de mercado, que garantice efectivamente la naturaleza pluricultural del Estado y cohesione la sociedad sobre la base de los Derechos Humanos, estamos implicando reformas institucionales que son a la vez políticas, económicas, sociales, culturales y administrativas y que, además, no

1

Joan Prats Catalá ejerció cátedra en la Universidad Andina Simón Bolívar-La Paz.


1_9788490048771  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you