Page 1


ÉTICA, MEDIOS Y DEMOCRACIA

Coordinadores

María Antonieta Rebeil Corella Alberto Montoya Martín del Campo

México D.F., 2014


Copyright ® 2014 Todos los derechos reservados. Ni la totalidad ni parte de este libro puede reproducirse o transmitirse por ningún procedimiento electrónico o mecánico, incluyendo fotocopia, grabación magnética, o cualquier almacenamiento de información y sistema de recuperación sin permiso escrito del autor y del editor. En caso de erratas y actualizaciones, la Editorial Tirant lo Blanch México publicará la pertinente corrección en la página web http://www.tirant.com/mex/

© María Antonieta Rebeil Corella Alberto Montoya Martín del Campo

© COEDICIÓN INVESTIGACIONES Y ESTUDIOS SUPERIORES, S.C. UNIVERSIDAD ANÁHUAC MÉXICO NORTE/EDITORIAL TIRANT LO BLANCH MÉXICO S. DE R.L. DE C.V., 2013 Leibnitz 14 Colonia Nueva Anzures Delegación Miguel Hidalgo CP 11590 MÉXICO D.F. Telf.: (55) 65502317 infomex@tirant.com http://www.tirant.com/mex/ http://www.tirant.es ISBN: 978-84-15731-49-8 MAQUETA: Tink Factoría de Color Si tiene alguna queja o sugerencia envíenos un mail a: atencioncliente@tirant.com. En caso de no ser atendida su sugerencia por favor lea en www.tirant.net/index.php/empresa/politicas-de-empresa nuestro Procedimiento de quejas.


Para Ana LucĂ­a y Alberto


Índice INTRODUCCIÓN................................................................................................ 13

PRIMERA PARTE ÉTICA Y COMUNICACIÓN Capítulo 1 ÉTICA, ACTORES DE LA COMUNICACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD María Antonieta Rebeil Corella Alberto Montoya Martín del Campo Jorge Alberto Hidalgo Toledo Marco Antonio Millán Campuzano INTRODUCCIÓN............................................................................................... 24 HISTORIA INTELECTUAL DE LA ÉTICA Y DE LA ÉTICA DE LOS MEDIOS................................................................................................................. 25 Conceptos de comunicación ética y de la ética en los sistemas de comunicación..................................................................................................... 25 Evolución de la tradición ética moderna..................................................... 31 Evolución de la tradición de la ética de los medios.................................... 33 EVOLUCIÓN DE LAS FORMAS DE COMUNICACIÓN EN LAS REVOLUCIONES CULTURALES MUNDIALES............................................... 38 Línea evolutiva de las revoluciones simbólicas........................................... 42 La evolución de la memoria ampliada......................................................... 43 Línea evolutiva de la semiósfera................................................................... 45 Línea evolutiva de la generación de la riqueza, línea evolutiva de la propiedad mediática y línea evolutiva de la revolución de la comercialización de contenidos................................................................................ 46 Línea evolutiva del pensamiento y la cultura.............................................. 48 DESCRIPCIÓN DE LA PROBLEMÁTICA ACTUAL................................... 52 LOS ACTORES DE LA COMUNICACIÓN EN MÉXICO........................... 55 Las audiencias como actores......................................................................... 56 Tres vertientes de responsabilidad de las personas interactuantes ante la exposición a los medios........................................................................... 57


10

Índice

Responsabilidades éticas de las personas interactuantes (audiencias).... 58 Uso responsable de los medios en familia................................................... 58 Las personas interactuantes ante los medios y la responsabilidad........... 59 Los empresarios de los medios como actores: ética de las organizaciones mediáticas e hipermediáticas.................................................................. 60 Problemas de la competencia entre los gigantes de la comunicación...... 60 Los profesionales de la comunicación como actores................................. 62 Derecho a la información/libertad de expresión........................................ 63 Actor público y constitucionalidad.............................................................. 64 CORRESPONSABILIDAD ENTRE LOS DISTINTOS ACTORES DE LA COMUNICACIÓN EN MÉXICO............................................................... 66 COMPLEJO DE LA COMUNICACIÓN MASIVA EN MÉXICO............... 72 1. Dimensión pública................................................................................... 76 2. Dimensión de la sociedad civil............................................................... 82 3. Dimensión privada................................................................................... 86 4. Dimensión de Estado............................................................................... 89 ESTRATEGIAS Y PROPUESTAS DE COMUNICACIÓN MASIVA PARA UN PROYECTO DE NACIÓN.................................................................... 90 1. Instituto Nacional Corregulador............................................................ 91 2. Federación Internacional de Corregulación de los Medios................ 97 3. Consejo Nacional de Asociaciones de Audiencias............................... 97 4. Canal Ciudadano Nacional de Televisión y Radio Abiertas............... 99 5. Radiodifusora Ciudadana Nacional....................................................... 100 6. Instituto Nacional de Responsabilidad Social Mediática.................... 101 7. Consejo Nacional de Autorregulación Mediática................................ 102 8. Colegio Nacional de Profesionales de la Comunicación Pública y Organizacional.......................................................................................... 103 CONCLUSIÓN..................................................................................................... 104 REFERENCIAS..................................................................................................... 104

Capítulo 2 LA CUESTIÓN ÉTICA EN LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN: ANOTACIONES FILOSÓFICAS GENERALES Eduardo de la Paz Castañeda CONSIDERACIONES FINALES....................................................................... 123 REFERENCIAS..................................................................................................... 125


11

Índice

SEGUNDA PARTE DESARROLLO, COMUNICACIÓN Y DEMOCRACIA Capítulo 3 LA COMUNICACIÓN SOCIAL Y EL DESARROLLO NACIONAL Javier Esteinou Madrid LA FORMACIÓN DE LA CONCIENCIA SOCIAL EN EL SIGLO xxi..... 129 TECNOLOGÍAS DE DIFUSIÓN COLECTIVAS Y TRANSFORMACIÓN CEREBRAL DEL SER HUMANO............................................................... 141 REFERENCIAS..................................................................................................... 148

Capítulo 4 EL PAPEL DE LOS RECEPTORES COMO CIUDADANOS EN EL PROCESO DEL DESARROLLO NACIONAL María de la Luz Casas Pérez INTRODUCCIÓN............................................................................................... 152 VIEJOS MEDIOS O NUEVOS MEDIOS......................................................... 153 EL RECEPTOR PARTICIPATIVO.................................................................... 156 MOVIMIENTOS SOCIALES Y SU INTEGRACIÓN EN REDES............... 158 CONDICIONES PARA LA PARTICIPACIÓN DEMOCRÁTICA.............. 162 AGENDA PARA EL DESARROLLO................................................................. 169 CONCLUSIONES................................................................................................. 173 REFERENCIAS..................................................................................................... 174

TERCERA PARTE INNOVACIÓN MEDIÁTICA Capítulo 5 NUEVOS MEDIOS Y VIEJOS MEDIOS: REFLEXIONES SOBRE EL CASO MEXICANO John Durham Peters MEDIOS VIEJOS Y NUEVOS........................................................................... 181


12

Índice

Perspectivas desde Canadá y Alemania....................................................... 187 México, Estados Unidos y Canadá como naciones de medios................. 193 ¿Medios en la historia mexicana?................................................................. 195 REFERENCIAS..................................................................................................... 200 EPÍLOGO................................................................................................................ 203


INTRODUCCIÓN La tesis que subyace a estas aportaciones sobre ética, medios y democracia es que la eticidad de la comunicación en la sociedad establece la eticidad del orden social. El propósito de esta obra es contribuir a la fundamentación sobre los criterios éticos de la comunicación humana, ya sea interpersonal o mediada por la convergencia tecnológica de la Revolución Digital. La Revolución Digital consiste en la traducción de todos los lenguajes creados por los seres humanos, verbales, icónicos, escritos y sonoros, en sus diferentes culturas, a través del tiempo, a señales-signo operadas mediante el soporte físico de los transistores, cuya capacidad de transformar señales en información se realiza mediante la codificación que hace posible los lenguajes de computación y programación. La convergencia tecnológica del procesamiento y la transmisión de información, así como la utilización del mismo sustrato técnico para la comunicación entre las máquinas, constituyen una infraestructura mundial para la comunicación humana, que está desplegándose de manera cada vez mayor en la medida en que se reducen los costos de la tecnología y se amplían los programas, aplicaciones y nuevos espacios de interacción en el ciberespacio. De esta manera, los medios del siglo xx (radio, televisión, cinematografía, entre otros) se incorporan en un solo sistema con la telefonía celular, los satélites, la robótica o los sistemas expertos. La separación del tiempo y el espacio, tanto a nivel existencial como en toda interacción social, que algunos sociólogos como Giddens consideran como distintivo de la modernidad, sólo es resultado de la creciente difusión de tecnologías que convergen en las actividades económicas, sociales, políticas y culturales. Este nuevo sistema tecnológico modificó el proceso de creación de valor económico por medio del trabajo humano, al desplazar la intervención de los seres humanos, de la manipulación directa de los medios y objetos de la producción hacia la planeación y el desarrollo de tecnologías de automatización. Estas últimas han remplazado la importancia del trabajo directo de los seres humanos sobre el proceso de producción.


14

María Antonieta Rebeil Corella - Alberto Montoya Martín del Campo

Las consecuencias de lo anterior son la reducción de la capacidad para crear empleos y la modificación del lugar del trabajo en la sociedad. Al mismo tiempo, precisamente al dislocar la relación entre tiempo y espacio, las empresas de alcance global, en las esferas financiera, industrial, comercial y cultural, pudieron ampliar las posibilidades de organizar los procesos de producción y al mismo tiempo de distribución en los mercados desde una perspectiva de alcance mundial, a través de los Estados-Nación. Fueron entonces estas corporaciones globales las que impulsaron la llamada globalización, que consiste en la dinámica de creación y acumulación de valor económico por estas corporaciones, para lo cual han requerido de comunicaciones y condiciones de consumo de alcance mundial, lo que a su vez ha impulsado el establecimiento de una cultura global. Al considerar este fenómeno se deben reconocer al menos tres dimensiones distintas: 1) la difusión en todo el mundo de un sistema tecnológico y de aportaciones que constituyen capacidades que tienen un efecto benéfico en toda la humanidad, a lo cual se puede denominar globalidad; 2) la globalización, que consiste en la acumulación de valor económico por parte de las corporaciones mundiales, por encima y con frecuencia de los pactos sociales del Estado-Nación; y 3) el globalismo, que consiste en la ideología que pretende imponer, a través de estas tecnologías y procesos, un único modo de pensar, unos valores morales que corresponden al interés particular de las corporaciones y una cultura como aspiración, modo y sentido de la vida humana. La gran cuestión que ocupa a las sociedades del siglo xxi es la pregunta sobre el lugar de los seres humanos en el orden social. Es decir, la cuestión de fondo es la eticidad del orden social en su conjunto. Para ello es preciso establecer criterios firmes que permitan el análisis, el juicio histórico concreto y la fundamentación del curso que debería tener la comunicación mediada por la convergencia tecnológica. Los criterios que se proponen, y que permiten plantear la cuestión ética de la comunicación en este entorno de la cultura global son los siguientes: la afirmación categórica y absoluta, siguiendo a Kant, de que toda persona o individuo es fin y no es medio para ninguna otra cosa, con la misma dignidad infinita e intrínsecamente libre, y de que los derechos humanos cívicos, políticos, económicos, sociales y culturales,


Introducción

15

concebidos de manera integral, indivisible, imprescriptible e irrenunciable, constituyen criterios para el análisis y juicio ético de los fenómenos de la comunicación humana. Es necesario distinguir aquí los imperativos éticos —que constituyen normas básicas de justicia, es decir, lo que es ley, lo que debe ser, con valor universal y obligatorio— de la moral, que son las expresiones particulares de individuos o grupos sociales, en las que se manifiestan reglas que pueden tener o no un valor universal. La importancia de esta distinción es que los imperativos éticos, que se demuestran verdaderos, obligan en sí mismos, independientemente de que estén codificados en las leyes aprobadas por los parlamentos, en tanto que las expresiones de la moralidad, son particulares y no tienen un contenido intrínseco de obligación. Sobre la base de estos criterios, es posible discernir si los individuos son reconocidos en toda su dignidad, condición de libertad y de igualdad de derechos y deberes, en el pleno ejercicio de sus derechos a comunicar, informar y participar en el consumo de los productos culturales. Lo anterior conduce al planteamiento de la relación entre ética y poder. Es un hecho significativo que la convergencia digital ha conducido a una hiperconcentración de la propiedad del sistema de comunicación pública, lo que a su vez incide en la difusión asimétrica de los criterios de las corporaciones globales en la cultura mediática de alcance mundial. Al mismo tiempo, se observan procesos sociales sustentados en este mismo sistema tecnológico que ha permitido crear comunidades supranacionales, así como fenómenos emergentes de participación en la esfera pública, como se ha podido constatar recientemente en diversas movilizaciones y expresiones políticas en el mundo árabe y europeo. En este marco de referencia se circunscribe la búsqueda de respuestas de los autores de este libro, cuyos objetivos son: a) contribuir a delimitar el campo de la comunicación masiva en el EstadoNación y b) aportar elementos para identificar los diversos actores institucionales, económicos y políticos, y sus formas de intervención y responsabilidad. La problemática es mundial en el sentido de que la globalización de la comunicación tiene efectos en todas las sociedades, pero al mismo


16

María Antonieta Rebeil Corella - Alberto Montoya Martín del Campo

tiempo estos impactos no son homogéneos sino diversos, en virtud de las distintas historias y culturas. El interés que impulsó la integración de este libro es la necesidad de transformar el sistema de comunicación mexicano en la dirección de una mayor eticidad y participación ciudadana. Por ello se consideró relevante incorporar al análisis de nuestra realidad nacional, la visión de un académico estadounidense. A continuación se presentan los capítulos que integran la obra, iniciando por la primera parte: Ética y comunicación. María Antonieta Rebeil Corella, Alberto Montoya Martín del Campo, Jorge Alberto Hidalgo Toledo y Marco Antonio Millán Campuzano, en su capítulo, Ética, actores de la comunicación y corresponsabilidad, aportan respuestas a ciertos cuestionamientos relacionados con el desarrollo de acciones humanas fundamentales: la autoconsciencia, la interacción simbólica, los procesos de constitución de códigos y lenguajes, la relación entre personas, grupos y colectividades, las realidades emergentes del proceso de comunicación mediado por tecnologías, la multiplicidad y a la vez totalidad de lenguajes que intervienen en toda comunicación, la constitución de poderes mediáticos y la utilización de los sistemas de comunicación para fines de propaganda, educación o influencia política. Las nociones sobre lo ético se han venido desarrollando en la constante búsqueda de mayores niveles de humanidad para la sociedad. Así, entre más civilizado es un pueblo, mayor es su conciencia y su deseo de incrementar la eticidad en sus relaciones e intercambios. Por su parte, el filósofo Eduardo de la Paz Castañeda profundiza sobre La cuestión ética en los medios de comunicación y abarca un complejo y diversificado enmarañado de temas, contextos, fenómenos e individuos. Para llevar a cabo este análisis hay que identificar algunos de los innumerables elementos involucrados en esta trama y conocerlos individualmente, así como entender el rol que juegan en la dimensión ética de esta materia. En este capítulo se propone generar la reflexión sobre temas importantes como el problema de la verdad y la dignidad humana en los medios, el abuso de la tecnología en los medios y el ejercicio de la libertad de expresión en los mismos, así como la interacción mediática con el poder y una posible normativa sobre los medios, la objetividad, la credibilidad y la actitud crítica, entre otros. El objetivo del trabajo del


Introducción

17

autor es, a partir de algunas anotaciones filosóficas, exponer los temas mencionados, sin proponer, en este momento, planes o soluciones para los problemas éticos de los medios de comunicación. Para Javier Esteinou Madrid, quien aporta el capítulo La comunicación social y el desarrollo nacional, la comunicación es uno de los elementos centrales en el progreso de las sociedades, ya que sin un desarrollo adecuado de ésta no se puede alcanzar el crecimiento humano y social. Este último, entendido como el mejoramiento general de los niveles de vida de los individuos en sus comunidades, exige la satisfacción de algunas de sus necesidades. Para que un grupo social se desarrolle materialmente, la sociedad debe conocerse a sí misma, de lo contrario, no es posible gestar el avance. El desenvolvimiento de los individuos parte de la evolución de su intelecto y no de la simple multiplicación de material. Los grandes cambios sociales se alcanzan a partir del momento en que los seres humanos modifican su entendimiento de la vida y llevan sus nuevas concepciones a la práctica. El hombre es lo que sabe y lo que conoce, siendo la mente el punto de partida de su desarrollo. Así, los medios —las instituciones básicas para la generación del conocimiento— juegan un rol fundamental en la participación ciudadana en los asuntos públicos. El proceso de transformación empieza con un cambio mental. Existe una relación innegable entre la conciencia obtenida por los ciudadanos y el desarrollo social a que llegan los grupos humanos. Pero si el desarrollo de la conciencia es la base del desarrollo del ser humano, es necesario saber cómo ésta se forma y conocer las diferentes etapas de este proceso. En el capítulo El papel de los receptores como ciudadanos en el proceso del desarrollo nacional, María de la Luz Casas Pérez analiza la contribución de los medios de comunicación para el mantenimiento de las estructuras organizativas. Hoy los medios ya no operan como medios de comunicación masiva, sino como complejos sistemas de articulación comunicativa. La capacidad de generación, distribución y procesamiento de información de las actuales estructuras mediáticas se ha venido acrecentado paulatinamente gracias a la convergencia tecnológica. Estas nuevas condiciones han transformado las condiciones de operación de los medios masivos tradicionales y el panorama de la comunicación social. Sólo la participación solidaria activa en los asuntos de la agenda


18

María Antonieta Rebeil Corella - Alberto Montoya Martín del Campo

pública nos permitiría convertirnos en auténticos ciudadanos comprometidos con el desarrollo nacional. Por su parte, John Durham Peters, en su capítulo Nuevos medios y viejos medios: reflexiones sobre el caso mexicano, analiza el mundo de los medios y la crisis en que se encuentra. Los nuevos medios están cambiando la manera en que la gente entiende el mundo. Requisitos técnicos ampliamente conocidos ocultan una historia de consecuencias sorprendentes, a saber algunas de ellas: la exigencia de reorganización de las industrias mediáticas, la función de los diarios está en crisis en todo el mundo; los efectos culturales de estos cambios son difíciles de precisar; hay un deterioro de la privacidad; se ha dado un cambio en los hábitos de lectura, lo cual explica el declive de los periódicos; entre otras innumerables consecuencias trascendentales e impredecibles. La historia de la comunicación es la historia de una crisis que genera nuevas oportunidades para la reflexión. Los medios digitales revelan una nueva mirada hacia los viejos medios. A pesar de todo el énfasis generado sobre la manera en que los nuevos medios cambiarán el futuro, su efecto más interesante es la forma en la que transforman la visión que se tiene sobre la historia de la comunicación. El pasado se convierte en una dinámica impredecible y los nuevos medios lo revisan a partir de prácticas que estaban abandonadas, las cuales muestran la gran relevancia que tienen muchos métodos y técnicas más antiguos. Lo que hacen bien los nuevos medios es realizar también la tarea de un amplio rango de medios históricos que muchas veces ni se conciben como tales. Los nuevos medios obligan a buscar nuevas formas de mirar la historia de la comunicación y la historia de América del Norte (México, Estados Unidos y Canadá), que es también una historia de los medios. Las ideas que en estos capítulos se discuten arrojan luz sobre el avance (y retroceso) de la eticidad en la sociedad mexicana en su conjunto y, muy específicamente, en su sistema de comunicación mediática. El lento desarrollo e implementación de la ética dentro del complejo de la comunicación tienen un impacto ineludible en una Nación y en las personas que se construyen día a día como ciudadanos. Los autores proponen que obras como ésta pueden contribuir al conocimiento de las implicaciones de la ética para la comunicación, así como a la mejor


Introducción

19

comprensión de los componentes del sistema nacional de comunicación mediática, la interacción entre éstos y las vías por las cuales deben transitar hacia el futuro. María Antonieta Rebeil Corella Alberto Montoya Martín del Campo


Primera parte

ÉTICA Y COMUNICACIÓN


Capítulo 1

ÉTICA, ACTORES DE LA COMUNICACIÓN Y CORRESPONSABILIDAD María Antonieta Rebeil Corella1 Alberto Montoya Martín del Campo2 Jorge Alberto Hidalgo Toledo3 Marco Antonio Millán Campuzano4 1

2

3

4

Los autores de este artículo agradecen la colaboración de la Mtra. Áurea Cristina De Oliveira Castro, investigadora asociada del Centro de Investigación para la Comunicación Aplicada (cica) de la Facultad de Comunicación, perteneciente a la Universidad Anáhuac México Norte, y alumna del Doctorado en Comunicación Aplicada por la Universidad Anáhuac. Doctora en Ciencias Sociales por la Universidad Iberoamericana, Maestra en Educación por la Universidad de Stanford y Licenciada en Comunicación por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (iteso). Fundadora/ Directora del Centro de Investigación para la Comunicación Aplicada (cica), de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac y académica de la misma Facultad. Miembro del Sistema Nacional de Investigadores (sni) nivel II del Conacyt. Es Coordinadora de Acreditación del Consejo de Acreditación en Comunicación, A.C. (conac) y Coordinadora de la Biblioteca Interuniversitaria de la Comisión de Universidades de la Asociación A Favor de lo Mejor, A.C. Doctor en Tecnología y Políticas Públicas por la Universidad de Stanford, Maestro en Comunicación por el Institute for Communication Research y Licenciado en Comunicación por el Instituto Tecnológico de Estudios Superiores de Occidente (iteso). Investigador de la Universidad Iberoamericana y Vicepresidente del Centro de Estudios Estratégicos Nacionales, A.C. para la realización de la planeación de los procesos nacionales en el largo plazo. Alumno del Doctorado en Comunicación Aplicada, Maestro en Humanidades y Licenciado en Comunicación, títulos otorgados por la Universidad Anáhuac México Norte. Diplomado en el estudio de los judíos, cristianos y musulmanes en la cuenca del Mediterráneo, desde la antigüedad hasta los tiempos actuales, por la Universidad Anáhuac y la Universidad Hebrea de Jerusalén. Coordinador de la Licenciatura en Comunicación e investigador titular del cica, de la Facultad de Comunicación de la Universidad Anáhuac. Doctor y Maestro en Filosofía de la Ciencia por la Universidad Autónoma Metropolitana (uam) y Licenciado en Periodismo y Comunicación Colectiva por la Universidad Nacional Autónoma de México (unam). Profesor-investigador Titu-


24

María A. Rebeil - Alberto Montoya - Jorge A. Hidalgo - Marco A. Millán

INTRODUCCIÓN El desarrollo de la teoría de la comunicación ha venido reconociendo las distintas dimensiones de esta acción humana fundamental: la autoconsciencia, la interacción simbólica, los procesos de constitución de códigos y lenguajes, la relación entre personas, grupos y colectividades; las realidades emergentes del proceso de comunicación mediado por tecnologías; la multiplicidad y a la vez la totalidad de lenguajes que intervienen en toda comunicación (lenguaje no verbal); la constitución de poderes mediáticos, la utilización de los sistemas de comunicación para fines de propaganda, educación o influencia política; así como la tendencia hacia la digitalización de todos los sistemas simbólicos entre personas y de la información entre las máquinas. De todo ello, se puede concluir que la comunicación es el proceso social primario por el cual se realizan las diversas formas de interacción y organización de la acción entre los humanos. Asimismo, es la vía por la cual las personas dotan de sentido su realidad. La comunicación en sí es la base de nuestra cultura, entendida ésta como aquellos patrones simbólicos, formas repetidas de pensar, sentir y actuar que confieren significado a la experiencia humana, que nos permiten seleccionar elementos de la vida y organizarla para perpetuar y acumular conocimientos y actitudes ante ésta (Harris, 1996 y Taylor, 2001). Los procesos de comunicación a lo largo de la historia de la humanidad se han tornado cada vez más complejos. Ello se ha hecho más evidente desde que los medios y las tecnologías de la información sustituyeron la experiencia y comunicación personal por mensajes e interacciones simbólicas construidas e indirectas. Por su parte, las nociones sobre lo ético se han venido desarrollando en la constante búsqueda de mayores niveles de humanidad para la sociedad. Se entiende que, entre

lar B del Departamento de Ciencias de la Comunicación de la uam-Cuajimalpa. Miembro de la Asociación Española de Práctica y Asesoramiento Filosófico (asepraf); de la Asociación Mexicana de Investigadores en Comunicación (amic) y de la Asociación de Filosofía y Liberación (afyl). Temas de especialización: filosofía de la comunicación, hermenéutica y ética contemporánea.


Ética, actores de la comunicación y corresponsabilidad

25

más civilizado es un pueblo, mayor es su conciencia y su deseo por lograr un incremento de la eticidad en sus relaciones e intercambios. Los propósitos de este trabajo son los siguientes: 1) establecer la vinculación necesaria de la ética con la comunicación masiva; 2) analizar la aceleración y aumento de la complejidad de la comunicación como sistema de interacción e influencia social; 3) distinguir los diversos actores que intervienen en los procesos complejos de comunicación; 4) describir el complejo sistema de la comunicación masiva en México y especificar la corresponsabilidad social de las instancias participantes en el contexto nacional, en relación con la evolución o involución de los medios e hipermedios; 5) proponer vías para contribuir a la superación cualitativa de la democracia y a la mejora de la calidad cultural de la comunicación masiva como dimensiones del proceso permanente de construcción del proyecto de desarrollo de Nación. El capítulo se divide en siete partes: Historia intelectual de la ética y de la ética de los medios; Evolución de las formas de comunicación en las revoluciones culturales mundiales; Descripción de la problemática actual; Los actores de la comunicación en México; Corresponsabilidad entre los distintos actores de la comunicación en México; Complejo de la comunicación masiva en México; Estrategias y propuestas de comunicación masiva para un proyecto de Nación. Algunas de las propuestas del trabajo tienen que ver con la creación y organización del Instituto Nacional Corregulador, la Asociación de Audiencias, un canal ciudadano nacional de televisión abierta, entre otros.

HISTORIA INTELECTUAL DE LA ÉTICA Y DE LA ÉTICA DE LOS MEDIOS Conceptos de comunicación ética y de la ética en los sistemas de comunicación La ética5 se refiere a la relación entre las personas desde el punto de vista de fines o medios. Es por ello decisivo preguntarse si ética y comu5

La moralidad no va más allá de la búsqueda del propio provecho, en tanto que la eticidad trasciende la frontera del egoísmo y reconoce que incluso la constitución


26

María A. Rebeil - Alberto Montoya - Jorge A. Hidalgo - Marco A. Millán

nicación deben o no estar relacionadas. Si la comunicación es acción y relación entre personas, el contenido de la misma implica de manera necesaria la pregunta sobre su objetivo. Es imposible desvincular ética y comunicación, pues las finalidades de la acción e interacción social pueden ser de carácter tecnológico (usar a los otros como medios para los fines personales) o de la relación entre personas en tanto que personas (reconociendo a las otras personas como fines en sí mismos). La comunicación hace posible la vinculación intersubjetiva entre personas en un universo abierto a las finalidades de la acción e interacción social, mismas que pueden ser o no ser éticas. Es posible afirmar que la comunicación es ética en la medida en que la finalidad de esta comunicación reconoce a la otra persona como fin y no como medio, en tanto que toda comunicación que convierte a la persona en objeto se considera que es una comunicación contraria a la ética. Asimismo, la ética de la comunicación no puede perder de vista la difusión de la verdad ni la necesidad de hacernos más conscientes de la dignidad de las personas, más responsables, tolerantes y abiertos a sus necesidades, con lo cual se fomenta la participación de las audiencias en actividades que favorezcan el bien común. Lo verdadero en este sentido estaría constituido por un proceso de construcción social e intersubjetiva de conceptos ante las interpelaciones de la naturaleza y de la sociedad. La comunicación, en toda su complejidad, va desde la autoconsciencia de cada sujeto hasta la construcción de conceptos de lo real. Esto último es resultado del proceso dialógico fundado en la honestidad intelectual, el debate, la crítica y el reconocimiento de lo verdadero, que permite a su vez observar lo real, lo natural y social, así como avanzar en una creciente capacidad de entender, dar cuenta, explicar, y —en suma— conocer la naturaleza y el universo de lo humano. Comunicación es entonces construcción social de conocimiento en orden a la construcción conceptual capaz de demostrar lo real en cada

del yo emerge desde la intersubjetividad. Una perspectiva ética reconoce al otro como otro yo, con la misma dignidad y, por lo tanto, establece la posibilidad de una interacción humana verdadera.

1_9788415731498  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you