Issuu on Google+

PIEDRA ANGULAR DE LA ARQUITECTURA Enrique Nafarrate Mexía

INDICE Teoría del ser humano Vida y muerte Comunicación Expresión Amor y odio Teoría del arte Belleza Arte Creación artística Cultura Proceso creativo El valor Teoría de la arquitectura Análisis de la historia de la Arquitectura Definición El principio, el fin y el objeto El problema en arquitectura El programa en arquitectura El estilo El carácter El proyecto de solución formal al problema, con el diseño arquitectónico Edificación del proyecto arquitectónico Trabajos previos a la edificación Actividades durante la construcción Actividades posteriores a la edificación El valor en arquitectura Valor útil Valor lógico Valor estético Valor social

Página 8 9 18 19 20 22 23 24 25 26 27 28 32 33 36 36 37 39 42 44 46 49 49 49 52 52 54 55 56 64 1


PROLOGO

En mi vida, no se si fui un brillante alumno, uno mediocre o sigo siendo un pésimo aprendiz, tal vez me avoco por lo tercero. A la muerte de unos de mis maestros, Ignacio Díaz Morales y anteriormente José Villagrán García, me sentí obligado con ellos por pasar muchas horas, días y años en que trataron de enseñarme y al actualizar mis apuntes de clases que obtuve de sus enseñanzas, mi aprendizaje, ahora lo veo con otra edad. Dado que llevo varios años sin trabajo, por la situación de mi país y ya que he vivido en el ocio, me ha sido posible darle cuerpo a estas experiencias. Continuamente vivo en una crisis intelectual, artística y personal, crisis que me es placentera. Busco la libertad y la verdad, por lo que me ha sido ‘‘posible’’, poner en duda estructural el conocimiento ‘‘no estructurado’’ de mi aprendizaje. Si hubo un apasionado por el mundo espiritual y del alma, ese fui yo, ésta ha sido la tendencia en mi vida. En la búsqueda de la verdad dialéctica, siento la necesidad de comunicarlo en primer lugar a mi persona, para que no se me olvide en lo que creo, en la verdad. El presente escrito tiene por objeto en segundo lugar, participar mis experiencias, no se debe tomar como una obra literaria, tal vez como poesía, pero definitivamente será un instrumento en manos de un aprendiz hábil. Dedico a todos mis seres queridos, vivos y muertos, en su recuerdo estas líneas. Ante la gran duda sobre ¿Qué es la vida?, solo se puede responder con una teoría.

Enrique Nafarrate Mexía Guadalajara, México. 03 de Mayo de 1996

2


PRESENTACIÓN

Resulta especialmente emotivo, para mí, prologar este ensayo de Enrique Nafarrate Mexía. Fue maestro y compañero en su etapa de Madrid (hace ya 20 años), en cuya Escuela de Arquitectura nos encontramos. Yo ejercía como joven profesor entonces y él alumbraba con su magisterio algunas Clases Magnas de Proyectos. Allí nació nuestra relación humana y profesional. Juntos trabajamos, en una época difícil, con un País que se abría a Europa en una transición política y social ejemplar y dura. Juntos alumbramos una sencilla y digna Arquitectura, donde el sentimiento y la razón buscaban siempre el acomodo del espacio como fin,…el Primer Centro Nacional de Disminuidos Físicos Profundos en tierras de Extremadura, o el Complejo Religioso para los RR. PP Sacramentinos, en Madrid, son algunos ejemplos elegidos al azar. Su facilidad para crear; su equilibrada concepción del espacio y de las formas; su intuición para satisfacer cualquier programa arquitectónico por complejo que fuere, y su acierto en la integración de la obra con su entorno, eran siempre garantía de una Arquitectura bien hecha; la obra de un hombre nacido Arquitecto, un maestro que caminaba, y camina, entre la intemporalidad espacial de Mies y la soberbia sencillez de Barragán. En el fondo, toda la obra de Enrique Nafarrate (sus proyectos y sus escritos) está exenta de retórica, porque busca directamente y sin ambages la ecuación que relaciona el sujeto (el hombre) y el objeto (el espacio, esencia misma de la Arquitectura), en la integración simultánea de estos cuatro valores: el Social, el Estético, el Lógico y el Útil. El presente ensayo, es un ordenado recorrido por la senda de conceptos y postulados que configuran su actitud. Una muestra del sentimiento que la Arquitectura produce en el hombre (en su sensibilidad, en su imaginación, en su instinto, y en su inteligencia), y que solo se entiende al aceptar que sobre los ‘‘sentidos’’ del cuerpo (tacto, gusto, olfato,….) priman los ‘sentimientos’ del alma (emoción, orden, armonía, inspiración…). Resulta esclarecedor, pues se hilvana sobre conceptos rotundos, que previamente construye (por su dilatada experiencia) con criterios basados en la razón y en el sentido. Su lectura es rápida y fluida, porque lejos de retruécanos formalistas, va directo a la esencia misma de las cosas, con orden, con inteligencia y con medida. Espurga con acierto, fija los valores, y establecen al fin, un camino de análisis critico y conceptual que deviene en su trilogía; El Hombre, El Arte, y la Arquitectura, en cuyo ordenamiento formaliza su teoría de ‘‘La Verdad’’. Es un retorno a la pedagogía del rigor, de la exigencia y del esfuerzo.

3


No es una lección doctrinal, ni marca un rumbo distinto a una nueva dirección. En la producción crítica de los últimos años, estas alusiones se han hecho más frecuentes; algunos escritos, como los de Pevsner, Munford, o B. Zevi, han abierto el camino… En su ensayo, Enrique Nafarrate conjuga, sin pretenderlo, muchas de estas teorías, y contribuye a esclarecer el secreto, la esencia misma, (el espacio para el hombre), de la obra construida. Con sencillez, muestra el camino para entender la más noble y útil de las artes, la que configura nuestro mundo, el ambiente mismo en el cuál se desarrolla nuestra vida…como dice B. Zevi, ‘‘….todo el mundo es dueño de apagar la radio, desertar de los conciertos, aborrecer el cine y el teatro, y de no leer un libro o visitar un museo; pero nadie puede cerrar los ojos frente a todas las edificaciones que integran la escena de la vida ciudadana y llevan el sello del hombre a los campos y al paisaje’’. Y no olvidemos, que es mucho más fácil hacer escuelas que crear Maestros. Cuidemos a los Maestros…..

Julio Touza Rodríguez Madrid, Agosto de 1996

4


Trilogía sobre la investigación de la:

Teoría del Ser Humano

Teoría del Arte

Teoría de la Arquitectura

5


La Filosofía griega, ante la falta de suficiente conocimiento para averiguar qué le da la vida al cuerpo humano y apoyados en la tradición, llaman al principio vital que anima al cuerpo humano, la Psyje (hebreo, nefes), que es su vida o su alma viviente. Además, puede servir para designar al ser humano por entero. Los griegos, esperaban una supervivencia inmortal de solo el alma superior (nus), liberada finalmente del cuerpo. Con éste maravilloso invento, consiguen que sus héroes no mueran, consiguen que sean inmortales, logran que el alma, el espíritu y la Psyje, que son la misma palabra, sean inmortales. El cristianismo, en sus albores, heredero del hebreo, utiliza el lenguaje de la cultura grecolatina para comunicarse y así, divulgarse por el mundo mediterráneo. Por esto, algunas palabras que en griego o latín responden a su significado, en la cultura cristiana naciente, pierden su sentido. El cristianismo solo concibe la inmortalidad como restauración íntegra del ser humano, es decir, como la resurrección del cuerpo por el amor vivificante. La resurrección del cuerpo de amor. Para la cultura cristiana, la vida del ser humano se engendra en el momento de la fecundación del óvulo femenino por el espermatozoide masculino. La palabra espíritu y Psyje, que significan lo mismo, tratan de explicar el ‘‘soplo vital’’ que recibe el cuerpo para existir, éste soplo vital, al morir el cuerpo, continúa viviendo en el alma o espíritu que es inmortal, según la filosofía griega. Así pasó erróneamente este pensamiento a la cultura occidental y enraizó en sus cimientos. Inclusive la palabra compuesta – psicosomático – se formo para comunicar esta aparente realidad del cuerpo y alma o espíritu, llegando al extremo en época reciente, de haber asignado al cuerpo la función de pecador y malo, además, al espíritu o alma, la de bueno y santo. Al nacer, nuestro ser humano, por su misma constitución y vitalidad, cuenta con un ánimo (alma) especial, el cuál manifestamos en todos los momentos de nuestra vida y éste se va perdiendo según avanzamos en edad, hasta que se termina con la muerte, se acaba la vida con su ánimo (alma) para vivirla.

6


Existen así mismo expresiones refiriéndose a una persona como animosa (alma), o bien, a un ser humano que despertó con muchos ánimos (alma), así como un sujeto de espíritu (alma) emprendedor, o una mujer de espíritu (alma) indomable. La palabra amor, también se toma como espíritu, y así mismo como caridad. Para la cultura occidental cristiana, solo existe el cuerpo vivo, materia viviente, que al morir, resucitara como cuerpo glorioso, cuerpo de amor, creado con las acciones de amor realizadas en vida. Ante ésta realidad presente, es necesario e imprescindible establecer la verdad del ser humano, en una teoría estructurada y dialéctica que sea congruente con nuestra época, así como una teoría del arte y otra de la arquitectura ya que ha sido ésta la que históricamente ha unificado a las demás Bellas Artes y expresado las diferentes épocas y sus culturas con mayor elocuencia.

7


TEORÍA DEL SER HUMANO

Vida y muerte Comunicación Expresión Amor y odio

8


Vida y muerte

(ver cuadro página 66)

El ser humano es el ser viviente más desarrollado de la evolución, cuenta con estados, facultades de los estados, además de las manifestaciones de las mismas y por supuesto de requerimientos como satisfactores vitales. Está formado por sistemas orgánicos integrados en una totalidad, consciente e instintivo, único no repetible, temporal y especial, libre y autodeterminado. Sus sistemas orgánicos forman una unidad, es diferente a los demás seres humanos, por lo cuál no es repetible, tanto en su consciente como en su instinto, es una unidad biológica total. Nace, vive su historia y muere por lo que es temporal, ocupando un volumen en el espacio. Nace en teoría libre y decide como vivir su vida, que hacer con ella, por lo que es autodeterminado. Pude elegir el bien o tomar el camino del mal. Puede expresarse artísticamente y su capacidad de actividad manual es muy grande y perfectible. Cuenta con muchas formas de aprendizaje y de comunicación. Goza y sufre, por instinto busca el placer el cuál da la felicidad. Se equivoca y busca corregir sus errores. Le son afines la bondad y la verdad, a las que trata de alcanzar como una tendencia. Es mamífero del orden del orden de los primates platirrinos, con cerebro voluminoso comparado con otros seres vivientes, es de cerebro pesado y el más evolucionado; su postura es vertical, camina erguido, además sus pies y sus manos son muy diferenciados. Se puede decir que es la célula de la raza humana, normalmente la madre es el apoyo de sus primeros años de infancia. Vive en familia, sin la cuál no le sería factible sobrevivir. De ésta aprende la convivencia interpersonal y la familiar. Aprende la seguridad, la limpieza y la higiene, el orden y el desorden. Ahí conoce las manifestaciones del amor y la agresión. Aprende a gozar el bioentorno y su conservación. La familia es el primer mundo del ser humano. Requiere de la sociedad organizada para suplir sus deficiencias. El humano y su familia no son autosuficientes, requiere del apoyo de otras familias para que en forma organizada se distribuyan las diversas actividades que realiza una sociedad, en respuesta a las necesidades familiares.

9


La apariencia exterior del ser humano, iniciando por la parte superior, donde se localiza la cabeza, descendiendo está el tronco con su tórax y el abdomen. La cabeza va sobre el tronco, unida a éste a través del cuello, contando físicamente con varios movimientos. Además, la cabeza cuenta con el cerebro, protegido por el cráneo, los ojos, la nariz, la boca y los oídos, estando parte de ella cubierta por pelo. Las extremidades se integran por los miembros torácicos o miembros superiores, que son los brazos y los miembros inferiores que son las piernas. Los brazos además de contar con distintos movimientos, están dotados con las manos, unidas a estos por las muñecas, articulaciones que independizan a éstas del movimiento de los brazos. Las manos cuentan con los dedos que terminan con las uñas, en igual forma que los dedos de los pies. La principal peculiaridad de los dedos de las manos, es la de asir, tomar o empujar, rascar y enfatizar las formas de manifestación en el lenguaje. Los miembros inferiores, las piernas, tienen a las rodillas y en la unión con los pies, los tobillos. Las piernas nos sirven principalmente para desplazarnos caminando, corriendo o haciéndolo de rodillas, además de poder saltar. Los pies nos dan la estabilidad que nos mantiene erguidos junto con las piernas y son el remate inferior de éstas. Los pies con talón y dedos nos permiten dada su estructuración y articulación, caminar equilibradamente. El cuerpo humano ha ido evolucionando paulatinamente para adaptarse a las condiciones del bioentorno en el cuál se ha vivido, por lo que las distintas pigmentaciones de su piel y manifestaciones óseas, responden a los varios medios geográficos donde ha vivido. Los órganos genitales de los humanos y su orificio excretor, están peculiarmente ubicados, ya que estos se localizan muy bien protegidos del medio ambiente exterior, cuidados por áreas de pelo y localizados en la región inferior del tronco. El tórax femenino cuenta con pechos mayores que los masculinos, para amamantar a los hijos. El conducto umbilical que alimenta a los seres humanos en formación, al ser ligado en el nacimiento, deja el ombligo como marca. La ciencia que estudia la estructura de los diferentes sistemas del cuerpo humano, es la anatomía, que es una parte de la biología. En síntesis, el ser humano es un ser total, es uno e indivisible, irrepetible. 10


En vida, el humano está integrado por sistemas orgánicos que estructuran su cuerpo. Los sistemas orgánicos se pueden agrupar en doce. El primero, es el sistema óseo, que es la estructura que tiene por elementos los huesos que le dan la resistencia al organismo. El sistema óseo está compuesto por el esqueleto donde sus elementos son los huesos, siendo el cráneo la zona más delicada de este organismo, son huesos envolventes los que lo conforman. De éste, parte la columna vertebral que pasando por el cuello es eje por el cuál se desarrolla el tronco, iniciando por la espalda y terminando en la pelvis. A esta columna vertebral van sujetas las costillas que conforman el tórax y el abdomen. Unas, las superiores rematan en el esternón al cuál van fijas y las inferiores que van flotantes, dan forma al abdomen. La columna vertebral remata en el sacro e ilión, de donde parten los huesos de las piernas. El fémur con su cabeza es la que permite los movimientos para el desplazamiento del cuerpo. Termina inferiormente el fémur en dos huesos que son la tibia y el peroné y sobre la articulación de estos huesos se cuenta con la rótula que es un hueso que la protege. Para rematar el esqueleto, el pie tiene y se compone por el talón con su hueso tarso, el metatarso y los dedos, las falanges. Estructuración del ser humano Estado consciente El estado consciente es en el que el ser humano se presenta alerta y en vigilia. En éste estado el ser humano vive su realidad, esta despierto y en actividad o reposo. Es en este estado que se trabaja, se crea y se vive plenamente. En este estado consciente tiene conciencia o noción de las cosas, es el estado para la acción. El estado consciente se adquiere, no se nace con él, requiere de tiempo y según la sociedad en que se vive y si la persona es normal, se establece una edad para ser plenamente responsable de sus actos y se le conoce como mayoría de edad. Las facultades del estado consciente son la memoria, la inteligencia y los sentidos.

11


La memoria La memoria es la facultad de retención en el banco de datos informáticos espacioculturales. La memoria registra todas las formas posibles que le llegan y las guarda, las almacena para que sean utilizadas con posterioridad. Estas formas son de multitud de orígenes, pueden ser formas conocidas o bien desconocidas, son tanto formas de vida como formas del medio ambiente natural, son sonidos o bien formas de diversas escrituras, también son formas de pensamiento. Todas las formas captadas por nuestros sentidos, son almacenadas para su utilización posterior. La memoria se manifiesta en dos formas, la memoria activa y la memoria traumada. La memoria activa que puede ser utilizada mediante el recordar en cualquier momento. Podemos extraer de nuestra memoria todas las formas que hemos aprendido a través de los años. La memoria no envejece, no se termina mientras el organismo viviente no se enferme, permanece la misma y aprendiendo. La memoria traumada que es llamada subconsciente y es la memoria reprimida por el trauma de culpabilidad moral. El entorno que nos rodea, paternal, familiar y social, nos demanda moralmente y nos reprimimos traumandonos y mandamos al subconsciente nuestras experiencias. Es la memoria bloqueada que nosotros los humanos queremos olvidar, por lo que tratamos de no recordar. Esta memoria no sale al consciente, solo se manifiesta en los sueños pero en signos no codificados. Como no conocemos el lenguaje de los sueños, estos no nos son comprensibles. Únicamente la terapia psicoanalítica consigue codificar estos signos y desterrar sus imágenes pasándolas a la memoria activa. Esta memoria traumada está íntimamente integrada a la memoria activa, no vive independiente y así es como este trauma siempre se encuentra presente y activo en todo el hacer humano, así como en su cultura. La inteligencia La segunda facultad del consciente, es la inteligencia, que es el ingenio y éste nos da la facultad de conocer, de comprender y de sabiduría. La inteligencia no es innata, se aprende, lo nato son las neuronas cerebrales y la unión de éstas producen el conocimiento y la comprensión.

12


La inteligencia se manifiesta en el pensamiento, en la reflexión, en la voluntad y en la acción. El pensamiento es la manifestación de la inteligencia para comparar, combinar y estudiar las ideas. Se piensa en el pasado, en el presente y en el porvenir. Se comparan formas de cuerpos tridimensionales, formas de planos y líneas, se combinan estas formas y se estudian las ideas, combinando las ideas, ideas con ideas, ideas con formas, planos con ideas y formas con ideas planas. La libertad del pensamiento de comparar y combinar ideas es infinita. La razón reflexiva es la manifestación de la inteligencia para discurrir y juzgar, es la conciencia. En el ejercicio de la reflexión, llega a descubrir la razón de la verdad o mentira, de la verdad o maldad, de la bondad o maldad y así mismo de la congruencia de los cuerpos objetos con su fin. La voluntad es la manifestación de la inteligencia para realizar la determinación de lo que ha sido pensado, querido y mediante la razón reflexiva aceptado. A la voluntad también se le puede llamar el impulso agresivo. Tomando en este caso a la agresión como positiva en tanto sea instintiva. Por último la acción es la manifestación de la inteligencia para llevar a su fin el pensamiento que fue analizado por la razón reflexiva, con el seguimiento de la voluntad. La acción es la realización del fin, es lo que llamamos acto. La tercera y última facultad del estado consciente es el sistema sensitivo, compuesto por todos los sentidos que tiene el ser humano, son los conductores que captan y le transmiten toda la información y a través de los cuales él se comunica y expresa. Esta información le sirve al humano para poder llegar al conocimiento y a la contemplación. Los sentidos no almacenan información, ni conocimientos, son transmisores exclusivamente. Los sentidos nos dan la facultad para captar y conocer el mundo exterior y para comunicar o expresar el interior, el mundo personal. Los sentidos son los que entran en contacto con el medio ambiente natural o artificial, y como parte del cuerpo humano, están sujetos a todo el medio geográfico físico, esto es, al clima con su temperatura, el asoleamiento, la humedad, la lluvia, el viento y la contaminación del bioentorno.

13


En este medio, si los parámetros ecológicos del ser humano no son rebasados, éste vive bien o con dificultad, por lo que la manifestación de los sentidos está en lo agradable o desagradable. A los sentimientos históricamente se les ha tomado como los depositarios de la calidad de la persona humana, equivocadamente, y sus manifestaciones de agrado o desagrado, solo son ilusiones de placer o dolor. Estas manifestaciones, además, solo representan un interés efímero, son subjetivas y dependen básicamente de la persona. El instinto El segundo estado del humano se refiere a el instinto, que también se le puede llamar preconsciente y viene a ser un estado que es umbral de dos estados, el consciente y el inconsciente y es ahí donde el humano vive una sobrerrealidad o también dicho una ensoñación. El instinto es el aprendizaje prenatal mediante la programación celular y las nuevas conexiones entre neuronas en el cerebro, durante la gestación del ser humano. El instinto son necesidades profundas y esenciales del ser humano, son impulsos irracionales. El instinto esta presente en todos los actos de nuestra vida, nos guste o no, es parte vital de ésta. Se comenta que los animales solo actúan por el instinto y que el ser humano solo actúa por la inteligencia. La realidad, es que el hombre actúa por su instinto y por su inteligencia, nos ha dado vergüenza histórica decir y aceptar que somos animales, por eso hemos en gran medida, ocultado mucho de nuestra maravillosa animalidad, pero la realidad es que el animal también actúa por el instinto y por su inteligencia, aunque esta inteligencia del animal, no este aún tan evolucionada como la del hombre y la mujer. Lo que llamamos instinto de sobrevivencia, sexual, reproductivo, de placer, instinto grupal, maternal, a trascender, de nutrición, de defensa o combate, de curiosidad, de repulsión, de sociabilidad, de sugestión o imitación, de autoafirmación o de originalidad, de propiedad, de construcción de juego y ritmo, etcétera, son impulsos irracionales, profundas necesidades que no caemos en cuenta como se originan. El instinto está ahí, está en nosotros, nos guste o no, lo aceptemos o no, es materia viva de nuestro cuerpo, es un hecho objetivo. El instinto es un estado del cuerpo humano, sus facultades son la inspiración, la imaginación, la intuición y la emoción. 14


La inspiración es la facultad del humano que aflora en el proceso vital, se manifiesta en el impulso, estímulo o entusiasmo creador. Todo ser humano cuenta con su inspiración, aunque se piense que solo los artistas románticos son capaces de vivir inspirados. La inspiración como veíamos, es una facultad y lo es para todo ser viviente, tanto humanos como animales, simplemente el humano al contar con un cerebro más desarrollado, es por lo que se ha adueñado de esta facultad. El científico, el artista, el intelectual, y cualquier ser humano nace con capacidad de inspirarse, pero la realidad es que muchas personas se encuentran tan bloqueadas (traumadas) que poca cuenta se dan de ella. Bastante se argumenta que bebidas embriagantes, estimulantes y drogas, abren el camino a esta facultad de la inspiración, pero la realidad es que son pretextos para su consumo. La inspiración en sí, no es un fin, es solamente un instrumento o utensilio en un proceso, del que hace uso el ser humano, como lo son las demás facultades para lograr un fin determinado. La imaginación es la facultad del instinto de exteriorizar las imágenes de la memoria. Entendiendo por imagen o idea, la representación de las formas que hemos almacenado en la memoria, y de sacarlas de ésta para hacer uso de ellas, es la capacidad de imaginación. Las formas pueden ser de varios tipos, palabras, frases, formas de vida, de la naturaleza, industriales, científicas o de cualquier otro orden, reales o imaginarias. Como se nota que se manifiesta la imaginación en el humano, es en la fantasía. Esta no tiene límites en muchas personas, alcanzando todos los órdenes de la vida. La intuición es la facultad del instinto mediante la cuál tenemos conocimiento objetivo inmediato de formas de valor que se han penetrado en nuestra memoria, sin necesidad del intelecto. Estas manifestaciones son científicas y artísticas, además de localizarse en todos los órdenes de la vida humana. La intuición no requiere de todas las facultades de la inteligencia para poder conocer la bondad o maldad, la verdad o mentira de las formas de valor. La persona conoce ‘’a priori’’, incluso intuye la bondad y la verdad de las personas, su pensamiento y sus deseos. 15


La intuición no es milagrosa ni sobrenatural, es lo más normal y humano. Como facultad del instinto, está presente en todos los seres vivos. La emoción La emoción es la facultad que proviniendo del instinto se manifiesta en una alteración profunda de placer, dolor o sufrimiento. Es una facultad innata derivada de la tendencia a realizar ciertas acciones orientadas hacia un fin sin previo conocimiento de éste. Es específico, el mismo en todos los humanos. La emoción es la facultad final del instinto, sus manifestaciones son de placer o gozo, de dicha o gusto, de alegría y contento, de júbilo y deleite, produce satisfacción y felicidad. La emoción es la consecuencia final de la creación artística y de la producción científica. Así mismo, la emoción es el producto de la recreación artística y de la contemplación de la belleza de la naturaleza y del bioentorno. La emoción aflora por lo general, después de realizarse en una acción, la inspiración, la imaginación y la intuición. Es el placer de la acción cumplida, es la síntesis del proceso instintivo. La emoción del embarazo; al recibir al nuevo hijo; la emoción de las relaciones interpersonales en la pareja; al ver crecer a los hijos. La emoción del ser amado; de la amistad; del éxito; de los nietos. La emoción de morir. La emoción es objetiva. El inconsciente El tercer y último estado del ser humano es el inconsciente, que es la pérdida de parte del consciente. En éste estado, el ser humano al perder parte de la memoria (la traumada continúa activa), la inteligencia y parte de los sentidos se concentran en descansar y recuperarse. El inconsciente es cuando el ser humano por su mismo descanso, deja de utilizar su consciente. En éste estado, el cuerpo humano recupera la energía perdida o invertida en las acciones conscientes. El ser humano en su estado consciente, por su misma actividad, sufre un desgaste en su trabajo o en su ocupación. Este esfuerzo y desgaste del cuerpo se 16


restituye en el descanso u ocio. Así, el estado inconsciente permite al humano que su cuerpo se recupere. La facultad del inconsciente es la perdida de parte de la consciencia sin la cuál no se podría recuperar el cuerpo. La manifestación de esta facultad está en el dormir, a través de su respectivo sueño. Así mismo, el desmayo es otra de las manifestaciones de la facultad de pérdida de parte del consciente. Este desmayo puede ser por alguna enfermedad o bien por algún accidente que sufra el ser humano y en este caso también hay pérdida del instinto, además de la pérdida de parte del consciente. Muerte Hasta ahora se ha visto al ser humano en vida, a la muerte de éste, sus sistemas orgánicos que le dieron vida, se destruyen. Veíamos que el ser humano al estar sujeto al instinto y dado que no quiere morir, ésta negativa tiene su fundamento instintivo. El mismo humano rechaza todo lo que sea peligroso o ponga su vida en peligro, aún en el caso que él ignore conscientemente el peligro que corre. Por ésta causa muchos padres sobreprotegen a sus hijos, no piensan que ellos también tienen instintos como los suyos propios. También se piensa que la experiencia de la vida es la única que da la conciencia del peligro. No niego que la experiencia de la vida sea la que confirme que el instinto se ve fundamentando las acciones de protección ante el peligro. El instinto de vida o de sobrevivencia, ha creado el de perennidad o bien son el mismo, también llamado de trascendencia. Queremos como seres humanos que somos, continuar con vida más de los años que ecológicamente aguantamos. Por esto, a los seres queridos o a los héroes les profesamos éste recuerdo histórico. Así, hemos realizado monumentos en recuerdo a ellos y muchos, antes de morir, se han construido a sí mismos, con objeto de que su memoria perdure en el tiempo. Somos nosotros los que necesitamos perdurar en el tiempo, con vida o bien, después de nuestra muerte. Ante esta realidad, son varias las vertientes para conservar los desechos mortales de los seres queridos. 17


El primero, sería el egoísta; así mis restos mortales, serán cuidados como yo cuido los de mis antepasados que me precedieron. La historia del arte conserva elocuentes ejemplos de esta tesis. Ya muerto este ser, según la cultura en que vivió, es enterrado o cremado y sus restos guardados con respeto o reintegrados al medio ambiente natural. Según la historia que se vive, vemos que los mitos se hacen religiones. El estado de la supraconciencia nos requiere según la cultura religiosa y sus facultades son la trascendencia del alma y la reencarnación del cuerpo en la resurrección. Como se ha visto anteriormente, la cultura religiosa de los griegos abogó por la trascendencia de parte del alma inmortal. El cristianismo cree en el estado divino con las facultades de reencarnar el cuerpo en la resurrección, por el amor vivificante. De ahí, las manifestaciones que se dan a los muertos y a la memoria que se tributa a estos es profana si la trascendencia del alma es esperada. Así mismo, si la reencarnación del cuerpo por la resurrección es la esperada, ésta motiva manifestaciones de índole santas. Comunicación Al nacer el ser humano, trae consigo un aprendizaje genético celular en lo general y un aprendizaje maternal particular que los desarrolla con la eseñanzaaprendizaje paterno-maternal y familiar. La enseñanza-aprendizaje se da en la comunicación y en su respuesta, la intercomunicación o diálogo. La comunicación presupone un emisor que da inicio voluntario mediante un lenguaje y por otra parte, un receptor que capta y que responde. El emisor mediante una incitación informática de idea o concepto, utilizando un lenguaje que son los signos sensibles codificados, emite una señal sensible y al captarla el receptor, se establece la comunicación. Tanto la emisión como la recepción se realizan por medio de los sentidos.

18


El receptor recibe la información en signos sensibles codificados (lenguaje), la capta y debe conocer los signos sensibles codificados para poder acceder a su descodificación, entender el mensaje y de ahí a su comprensión. Solo así se puede pensar en una respuesta, después de comprender el mensaje. La comunicación requiere del lenguaje común, de no existir éste, la primera no se da. La comunicación es la base del diálogo. Contando con un lenguaje en común y con disposición de recibir y dar, se establece el diálogo. Este, es abundar sobre un tema con el enriquecimiento que da la suma de ideas. El diálogo siempre es nuevo como nueva siempre es la vida. Este enriquece a las personas produciéndoles un gran placer. La clasificación de las formas del lenguaje son en relación a sus características sensibles, siendo el lenguaje vocal-auditivo, el audiovisual, el visual-gráfico, el óptico (visual)-labial y el cutáneo-táctil. De todas estas formas de lenguaje, el cutáneo-táctil es el más primitivo, ya que todos los seres vivientes, hemos iniciado nuestros aprendizaje a través de éste lenguaje. Además, falta incluir al lenguaje del sabor y del olor. Cualquier cultura actual o histórica, se puede distinguir por el lenguaje de sus olores y sabores, llámense perfumes, lociones o comidas y bebidas de todo tipo. La expresión El ser humano además de poderse comunicar y llegar al diálogo con otros seres humanos en lo individual o en lo colectivo, es capaz de expresarse. Esta facilidad para hacerlo es una de sus cualidades o atributos. La expresión es la manifestación de la emoción placentera, o pudiéndose decir también de la plasmación. La expresión no busca una respuesta, solo persigue el gozo, el placer. La expresión es placentera tanto para el que la crea como para el que se recrea, es motivo de gozo y felicidad. La expresión como toda exteriorización humana requiere de un lenguaje para ser plasmada por los sentidos, por eso se le confunde con la comunicación. La expresión artística no es comunicación, no es diálogo.

19


El lenguaje escrito y hablado de expresión artística, es diferente en la forma al lenguaje de la comunicación. Cada uno tiene su propio lenguaje. Pero, con el lenguaje de la comunicación, se puede hacer expresión, con el cambio de forma, haciendo armonía, poesía. El leguaje de la literatura ha cambiado la forma del de la comunicación, y ha pasado a ser expresión; me refiero al relacionado con la poesía literaria. Amor y odio Dado que todos los seres vivientes tenemos el mismo origen genético celular y ya que el ser humano ha sobresalido a los demás seres, por el desarrollo evolutivo de su cerebro, también lo ha realizado por su capacidad de amar o de odiar. El amor es la actitud de donación total, intencional del ser a otro ser, incluyendo su espacio personal. Es la acción humana que se manifiesta mediante signos sensibles codificados, esto es, tiene su lenguaje propio y particular. En cada época que va viviendo el ser humano, va evolucionando el lenguaje de su amor. Esto es, la forma en que manifiesta el humano su amor, va modificándose con los años de vida. Es el mismo amor, manifestado en formas distintas. También se puede decir, que el amor es el entorno común de cohesión solidaria del acto humano intencional, es pensado, es razonado y es voluntario. Es el estrato superior de la vida emocional intencional. El amor es consciente e instintivo. Participa tanto de la memoria, de la inteligencia, como lo hace de la inspiración, de la imaginación, de la intuición, como de la emoción. En muchos casos nos damos cuenta que no usamos la inteligencia para amar, pero recordemos que si traemos al ser amado en el pensamiento y lo amamos con voluntad férrea, estas son manifestaciones de la inteligencia. En el amor participan tanto el estado consciente como el instintivo. El amor es el amor, no es romántico ni frío, no es clásico ni primitivo. Lo que sucede, es que el ser humano lo manifiesta con formas románticas, frías, clásicas, primitivas o de cualquier otra índole.

20


Es más fácil comprender que el estado instintivo nos llega de inmediato, por lo que la inspiración es base para el amor, pero al mismo tiempo el amor inspira. Lo mismo podemos decir de la imaginación, de la intuición y de la emoción. El acto humano de amor viene a ser la acción de la actitud de total donación intencional del ser, incluyendo su espacio personal. El odio es el antiamor. Como es activo el amor, de la misma forma o intensidad es activo el odio. El odio no es la falta de amor solamente, ya que esta actitud sería pasiva. El odio es activo, busca la maldad y la destrucción de los valores y de la persona. El amor es un valor de la raza humana, así como lo es de la humanidad, es un valor para la familia, para la persona, y ésta es valorada cuándo actúa con amor. Además, la persona también es valorada cuando sus acciones son dignas y estimables, por lo que el ser humano debe actuar con respeto a otros valores. Es así, como el ser humano, la persona que tiene una individualidad consciente y que tiene muy claros los valores y actúa en consecuencia, actúa afirmándolos, se le llama persona de valor o personalidad. Por esta razón, un ser humano que es una fuerte personalidad en un oficio, se le llama genio. El genio se da tanto en las actividades intelectuales, artísticas, industriales, mercantiles, financieras y de cualquier orden de cosas. Tan solo en el aspecto religioso el nombre de genio adquiere una palabra distinta se le llama santo.

21


TEORÍA DEL ARTE

Belleza Arte Creación artística Cultura Proceso creativo El valor

22


Belleza Al observar al ser humano y tratar de comprenderlo, nos damos cuenta que situado éste en el mundo y habiendo participado en la evolución y continuar siendo una parte de ella, es fácil comprender que todas las manifestaciones físicas del medio ambiente natural y de su bioentorno, sean muy atractivas y placenteras para él, ya que él es parte de ese bioentorno. El humano goza con su cuerpo en igual forma que goza con el bioentorno. El ser humano goza viendo un atardecer, o una salida del sol, el amanecer. Es feliz en la naturaleza, ya sea el mar, la montaña, un bosque, un río con agua cristalina o un lago. Goza viendo las nubes en su movimiento y el cielo limpio de éstas, azul, transparente; también le es placentero el viento y la lluvia, la nieve y el calor, la niebla y el fondo del mar. Goza con una gota de agua, pero también lo hace con la arena del desierto fundida por el sol. Es feliz observando las olas del mar en su movimiento continuo y el horizonte como fin de la vista; también lo es al ver una cascada de agua volatilizarse en la altura de la caída; el copo de nieve que en silencio se va depositando en los tejados distantes y el glaciar que al estruendo en su incorporación al mar, devuelve su agua congelada. Goza al ver los potros retozar en la pradera. El vuelo de la gaviota, de la paloma y del águila, son motivo de placer, observar un volcán en actividad y ver avanzar su lava y el calor, le producen un gozo. El firmamento en una noche sin nubes y luminosa le atrae sobremanera y al ver cometas o asteroides consumiéndose en la atmósfera terrestre, lo llena de alegría, algo muy especial. Cualquier fruta o verdura le place, así como las pequeñas aves que nerviosas juegan en el nido. Además, le son hermosas todas las formas del micromundo. A todo esto que nos proporciona felicidad o gozo en este medio natural, se le llama belleza. Así, la belleza a la hermosura de la naturaleza, al medio ambiente natural o bioentorno, es aquello que contemplándose place. Por esto, la naturaleza manifiesta su belleza produciendo placer en el humano. Al decir que belleza es aquello que contemplándose place, entendemos que contemplación es considerar con atención. Además, placer, como veíamos en la teoría del humano, es la manifestación de la emoción, que es una de las facultades del instinto.

23


Con otras palabras también podemos decir que belleza es la forma de la naturaleza que al contemplarla con atención, produce en nosotros una emoción que se manifiesta en felicidad, gozo, placer o alegría. Pero al mismo tiempo y tal como lo hemos observado en la naturaleza, existen situaciones en las que nos vemos atemorizados. Si nos toca estar en el océano y se encuentra muy picado por un fuerte temporal, o si estamos sufriendo las consecuencias de un fuerte temblor de tierra, o bien, nos encontramos en medio de un huracán que destroza nuestro entorno natural, o bien, en medio de una erupción volcánica o cualquier otro agente meteorológico fuera de lo normal, o bien nos vemos afectados por alguna de las llamadas fieras o insectos fatales, nuestra reacción es decir que es una situación sumamente fea. Si nos vemos amenazados en nuestras vidas, juzgamos de horribles estas situaciones. Vivimos manifestaciones contradictorias de nuestros estados humanos, lo que en un momento era bello, ahora se ha tornado en feo. Según nos encontremos plácidamente felices o amenazados y afectados. Para el ser humano existe el valor y el antivalor. Arte Al hablar del ser humano en su producción o hacer, vemos que algunos objetos producidos por él, son bellos, nos producen la misma alegría o gozo que nos producen las formas de la naturaleza. A este hacer bello del humano le llamamos arte. Por esto, el arte, la producción humana poética, es la expresión bella y valiosa de un nuevo orden, donde la expresión es la manifestación de la emoción placentera o de la plasmación. Y un nuevo orden, es crear artísticamente algo que no existía, es crear algo nuevo. Esto nos lleva a pensar que copiar en fotografía a colores y pasarla a un lienzo no es arte. Por supuesto que se requiere talento para realizar una copia, aunque sea de una pintura, pero en el fondo no se ha dado la creación artística, no se ha buscado un nuevo orden de cosas o de forma. También se puede decir que arte, es le exteriorización de una vivencia por medio de vehículo sensible y que haciendo uso de los sentidos se plasma la expresión. Esta forma de comunicarlo, es una descripción del proceso creativo, más que una definición.

24


Por esto, la expresión artística o estética, es la exteriorización de una vivencia por medio de un vehículo sensible bello y de valor. Se elabora en el equilibrio armónico y poético del instinto y del consciente. Al hablar de vivencia, estamos mencionando todas las facultades del instinto. Interviene la inspiración, la imaginación, la intuición y la emoción, pero también es fundamental la inteligencia, ya que el arte es una voluntad de forma, dada por el artista y ésta inteligencia es la que al fin, toma o elige la selección de la forma final y definitiva. Creación artística La creación artística o estética, es el acto de producir una obra bella y de valor que no existía. El artista es el sujeto que realiza ésta expresión, y el observador, es el que se recrea. Así, recreación artística o estética, es la capacidad de placer de la contemplación de una obra bella y de valor. Esta capacidad de placer ante la obra de arte, existe en principio en todo ser humano, pero recordemos que es necesario conocer los signos sensibles codificados de éste ‘’lenguaje’’, para que la recreación sea total, de lo contrario el gozo no se logrará. La obra de arte o la composición, es la obra de expresión bella y de valor de un nuevo orden. La forma en arte, es la fulguración de la capacidad del ser humano sobre la materia prima. Donde las cualidades de la forma, son ópticas y hápticas. Las ópticas están constituidas por la mórfica o figura, esto es, por su apariencia exterior; la métrica o dimensión, que es la escala que se guarda con el entorno, con su espacio circunvecino; y la crómica o color, integrada por los colores propios de la gama del espectro solar, más el blanco, el gris y el negro. Por último, las calidades hápticas son las que se refieren a las táctiles o de textura, que son desde lo rugoso, áspero, hasta lo liso, pulido y brillante. Todas estas calidades son propias de cada forma y el artista las utiliza en la expresión de su obra. Las formas afectan al ser humano de la siguiente manera: la sensación es la impresión que producen las formas en la memoria, a través de los sentidos.

25


La impresión, es el efecto producido por una forma en el instinto y almacenada en la memoria. Los registros en la memoria, se realizan a través de las conexiones entre neuronas cerebrales, son formas de aprendizaje. Cultura Las obras humanas, son producto de lo que llamamos ‘’raza humana’’, de su medio ambiente natural, de su bioentorno y de su historia, debiendo ser consideradas dentro de este pensamiento. Por esto, las obras de arte, las obras estéticas, deben ser consideradas como parte de su cultura, en su medio particular. La cultura comprende a todas las obras valiosas que realiza el ser humano. Todas las obras de valor profesional, políticas, sociales, artísticas, de beneficencia o de caridad, universitarias, históricas, científicas, así como actos heroicos, obras de valor comercial, industrial, de gestión del bioentorno, etcétera, son las que hacen y han formado a las culturas. Por esto, el objeto de la cultura, es la realización de los valores. La cultura es la que valora como tal, una acción valiosa de la raza humana, pero al mismo tiempo ésta misma cultura debe ser la promotora de los valores. La cultura no es universal, es particular a una zona o región del mundo, esto es, en una misma época histórica, se dan varias culturas. Lo cuál, no quiere decir que sean totalmente distintas; teniendo valores comunes y mientras más coincidan en estos valores manifestados, más parecidas serán. Pero las diferentes culturas se encuentran afectadas desfavorablemente por la memoria traumática o subconsciente de los realizadores y de la sociedad que interviene, dado que no son libres de manifestarse plenamente, sino, tan solo, en forma parcial. Si nos consideramos pertenecientes a la cultura occidental o también llamada cristiana, que viene siendo la cultura cristiana, que son todas las obras mediatizadas por los valores cristianos, que ha realizado y producido el ser humano. Todas las obras valiosas son formas que integran una cultura.

26


Proceso creativo El proceso por el cuál llega el cuerpo humano a la creación artística, no es un proceso lineal, pero sí el mismo en todos los seres humanos, mas no de la misma intensidad. Se da la inspiración ante una incitación. Esta incitación puede ser un tema que se establezca el artista a si mismo, o bien, que por encargo de algún cliente le sea proporcionado. La mente tiene una ‘’clara visión’’ sobre la ‘’forma bella perfecta’’ y de valor que responde a la incitación. La ‘’clara visión’’ no la ve el artista de inmediato, y según va trabajando y buscando ideas de la imaginación de lo general a lo particular y a lo general nuevamente, por aproximaciones sucesivas, empieza a vivirlas y sacarlas con representaciones gráficas con mayor y mejor claridad. Las ideas que generen alternativas de solución formal, cuantas más mejor. No se trata al principio de dar con la solución ideal, se trata de producir ideas. Las ideas mientras más innovadoras, mejor. Las ideas se pueden mejorar combinándolas, dos ideas juntas, pueden dar lugar a otra aún mejor. La imaginación exterioriza las ideas o imágenes de la memoria. Para plasmar esa ‘’forma bella perfecta’’, la imaginación recurre a la memoria en la búsqueda de formas adecuadas que se asemejen a la ‘’forma bella perfecta’’. El subconsciente, reprime a la memoria en la búsqueda de posibles formas. La intuición realiza por selección de las formas, la que mejor plasma a esa ‘’clara visión’’ inicial original. La autocrítica, razón reflexiva, verifica la selección y si ésta no es aceptada por no coincidir con el tema, se repite el procedimiento hasta la satisfacción total. La expresión emocional materializa a través de los sentidos, con signos sensibles codificados, la nueva forma final, bella y de valor que no existía. No está por demás insistir en que la expresión emocional al materializarse, utilizando los sentidos, signos que conducen a una forma espacial, o como se dijo anteriormente, utilizando un ‘’lenguaje’’, lenguaje como sabemos que nunca terminamos de aprender, dado que toda forma espacial es una nueva aportación al mismo lenguaje, o sea, es un enriquecimiento de éste.

27


Si la nueva forma creada es de valor, pasa a incrementar el horizonte cultural. En este orden de pensamientos, conviene que los que integramos la raza humana, nos expresemos creativamente como artistas, agregando nuestro hacer a la cultura. El valor La belleza expresada por el ser humano – el arte – es la expresión bella y valiosa de un nuevo orden, o sea, que la forma espacial de arte o de la obra de arte es la expresión bella y de valor de la forma que no existía. ¿Por qué se dice que una obra de arte o una forma de arte, además de ser bella, debe ser de valor? Lo que buscamos, es el valor de la forma del ser. Ahora, hablando en arte, sería, buscar en el arte el valor de su forma de su ser. Manifestado filosóficamente se dice, el arte con su axiología de la ontología del ser. La filosofía (cuadro en la página…) estudia tres áreas, la teoría del conocimiento, también llamada epistemología, gnoseología o filosofía de la ciencia; Teoría del ser y teoría del hacer. Para efecto nuestro, solo analizaremos la teoría del ser. De la teoría del conocimiento solo afirmamos que el ser humano, es capaz de conocer la verdad, así como descubrir la mentira. De la teoría del hacer solo afirmamos que el ser humano es capaz de actuar con bondad, o bien, con maldad. Retomando la teoría del ser, dado que el maravilloso invento de la filosofía griega, del mito del alma, espíritu o sique que ya no nos es operante, solo afirmamos que la forma y su esencia (metafísica), son una sola cosa, que es el cuerpo, forma espacial. El decir, la forma tiene un espíritu que es su esencia, es un error. La forma y la llamada esencia es una misma cosa. El ser es su forma. El ser humano es responsable de su forma, después de cierta edad. Somos seres humanos que nos vamos conformando a nosotros mismos.

28


En arte no se da alma o espíritu a la materia prima, se la da forma expresiva o manifestativa. La forma espacial que es la del cuerpo, la del ser, se manifiesta en comunicación o en expresión. La teoría del ser estudia la ontología que trata sobre las formas y la metafísica que trata sobre las esencias. La ontología estudia los entes que son los objetos y la axiología, que son los valores. Los valores los agrupamos en espacio-temporales, como comida, tela, arena, objetos que tienen o tuvieron un presente histórico; los temporales, que son fugaces, tal vez por efímeros, como sería el caso del día, de la noche o el clima; inespaciales e intemporales que vienen siendo el círculo o una operación aritmética como la primaria 1+1=2, o bien, 2+2=4; intemporales eternos como es el concepto de sagrado o su opuesto, profano, éxtasis o desesperación; por último los no indiferentes. Los no indiferentes, tiene tienen por cualidades características su objetividad o absolutismo, cuentan con autonomía en preferencias o aprecio y estimación, no son subjetivos (son objetivos). Los valores no independientes, hacen referencia al ser que es la forma espacial del objeto. Un ejemplo de estos valores, es la verdad o la mentira, lo útil o lo inútil, viven dependientes. La polaridad de los valores nos indica que para todo valor positivo hay uno negativo, como contraposición y así, para amor se da el odio que es el antiamor, para lo bello es lo feo, para la bondad la maldad. La cualidad de los valores, nos reafirma su independencia de la cantidad, como sería el ejemplo de santo y su contrapartida de profano, o bien, bello y feo. Como ya lo hemos visto anteriormente, una forma, una forma, objeto o ser, es bello o es feo, no se concibe que pueda ser medio bello o medio feo. En el caso de la vida y la muerte, no se entendería que estuviese medio muerto. La jerarquía de los valores, establece que no todos los valores son iguales, unos son inferiores y otros son superiores. Hasta aquí hemos terminado de enunciar las cinco categorías de los valores. De la quinta, los valores no indiferentes en el aspecto de su jerarquía, vemos que no todos los valores son iguales, unos nos valen más que otros, nos son más apreciados. Si partimos de los inferiores a los superiores, tenemos los útiles, los vitales, los lógicos, los estéticos, los éticos y por último los religiosos. 29


Los valores útiles como conveniente o inconveniente, barato o costoso, económico o dispendioso. Continúan los valores vitales como fuerte o débil, saludable o enfermizo, joven o viejo. Los valores lógicos, como verdadero o falso, auténtico o falsificado. Los valores estéticos como bello o feo, armónico o disonante, sublime o cómico, orden o desorden, son valores, valores superiores, con los valores éticos, como unión o desunión, actividad o pereza, delegar o relegar, justo o injusto, solidaridad o desunión, cohesión o disolución. Por último, el valor superior es el valor religioso, éste valor lo ha enarbolado la raza humana en su sobrevivencia, son lo sagrado o profano, santo o pecador, divino o diabólico. La clasificación de la jerarquía de los valores, se ha tomado de Max Scheler (1875 a 1928), filósofo alemán de la escuela fenomenológica de Baden. En similar línea de Nicolai Hartman y de Lotze, de su libro ‘’El formalismo en la ética y la ética material de los valores’’. Hasta aquí hemos seguido el esquema tradicional de la filosofía. La realidad presente, es que el cuerpo, también llamado ser o forma espacial, o simplemente forma, es el que se manifiesta en sus cualidades características y sus atributos. Son estas manifestaciones particulares de cada forma, las que le dan a través de los sentidos, el conocimiento, su comunicación o su expresión. Como hemos comentado, la forma en sí, manifiesta o se expresa siendo bella y de valor. Esto en el mundo real objetivo, más en el mundo subjetivo de la fantasía, cabe cualquier facultad de la imaginación. El valor se define como lo que preferimos y apreciamos al contemplar al ser. El valor es desde una cualidad más profunda del ser, hasta una secundaria. No entra en la esfera de la razón reflexiva. El valor es ajeno a la experiencia y anterior a ésta. El sujeto del valor es el preferir o apreciar. El valor mayor del ser humano es su vida y la capacidad para descubrir el mundo valioso. El valor mayor del ser humano, siendo su vida, ésta radica exclusivamente en su cuerpo. Su cuerpo es su única y legítima posesión. Lo único que tiene el ser humano en propiedad, es su cuerpo. Por esto, el mayor 30


valor del ser humano en propiedad, es su vida y el derecho a la propiedad de su cuerpo. Los valores no cambian, son absolutos y objetivos. Solo nuestro conocimiento de ellos es relativo y subjetivo. La facultad emocional del instinto es un valor, es específica y objetiva, por ser el mismo en todos los seres humanos. Los valores también están presentes en los bienes, o sea, en las cosas valiosas económicamente. Para el valor es indiferente si un ‘’yo’’ experimenta o tiene valores. Además, no hace falta un ‘’yo’’ para que 2+2=4, asimismo, la traición de un amigo o amiga, no altera el valor de la amistad. Por último, es un error decir que captamos los valores por medio del corazón o por la vía sentimental. Los captamos por la preferencia y aprecio que de ellos hacemos al contemplarlos en el ser. En la teoría del conocer, vemos que el fin del conocimiento humano es la verdad. El objeto del conocimiento humano, es el ser y en la teoría del hacer, vemos que el fin, es la bondad. El proceso interior en el conocimiento se realiza cuando el ser desconocido (forma, objeto o cuerpo), es captado por los sentidos, pasando esta forma a la memoria como forma desconocida. La forma desconocida sin registro en la memoria, pasa a la imaginación la cuál busca semejantes y las presenta a la intuición, que se integra con la facultad de la inteligencia que busca sus causas inmediatas (sensitivas), últimas (ciencia) y expresivas (arte), además, ve sus efectos en grado de abstracción, física, matemática y expresiva. La abstracción física es la que estudió la naturaleza y las leyes de la materia (físicas, químicas, biológicas, botánicas…). La abstracción matemática que estudio lo cuantitativo, número y medidas de sus calidades óptico mórficas o figura, óptico métricas o dimensiones, óptico crómicas o cromáticas que es su color. Asimismo, las calidades hápticas que son sus calidades táctiles o su textura. Además, intervienen los accidentes particulares que son sus cualidades características como el calor o el frío, lo seco o lo mojado, lo sano o lo enfermo. Utilizando la manifestación de su razón reflexiva, el nuevo conocimiento del ser, se transmite a la memoria para su registro como forma conocida con registro. En el caso de imposibilidad de conocimiento, la forma queda almacenada en la memoria hasta nuevas experiencias, donde sea requerida para su conocimiento. La naturaleza conocimiento.

nos

comunica

sus

accidentes,

produciendo

en

nosotros

31


TEORÍA DE LA ARQUITECTURA

Análisis de la historia de la arquitectura Definición El principio, el fin, el objeto El problema en arquitectura El programa en arquitectura El proyecto de solución formal con el diseño arquitectónico Edificación del proyecto El valor en arquitectura

32


Análisis de la historia de la arquitectura Al analizar la historia de la arquitectura, la cual es una parte de la historia del arte, lo haremos con el objeto de entresacar los elementos que nos parezcan que son invariantes a través de las épocas de la humanidad y estas invariantes, nos van a definir en principio lo que hemos aceptado como forma arquitectónica. La forma de vida individual, familiar y cívica, se ha visto conformada por la forma de ser de la familia. Esta forma de vida de ser de la familia, es la manera que tiene habitualmente para irse realizando en un tiempo; viven en vacaciones con una forma de vida diferente a su forma habitual diaria. Así, la familia tiene diferente formas de vida que se refleja en su hábitat. También, la familia va creciendo y modificando sus hábitos, hasta que la familia se reduce y se multiplican en diferentes familias. En algunos casos, las familias hacen gala de la evolución, manteniendo la comunión familiar como símbolo de estirpe por amor. Esta forma de vida humana se ha ido adaptando al medio geográfico físico, al medio geográfico humano, a su historia, a su cultura, también a la tecnología, a su economía, a la política y a su religión, entre otras influencias. Así, la forma de vida familiar ha creado la forma de vida social. De todos los problemas que debe resolver la raza humana, a través de la historia, nos damos cuenta que la arquitectura solo se aboca a la solución dentro del hábitat. El hábitat humano siempre se había integrado como forma artificial al medio ambiente natural, al paisaje y a su bioentorno, pero desde la llamada época industrial, hasta nuestros días, se atenta contra la conservación del mismo, cuando debiéramos ser gestores de éste. Así, no solo no atentar, sino, tratar que se desarrolle evolutivamente en mejor forma, convertirse el ser humano en promotor del medio ambiente natural y de su bioentorno, mejorando el paisaje. Los siempre cambiantes programas de vida humanos, han requerido de un determinado espacio que los albergue para que se desenvuelvan y este cambio ha motivado entre otros, al cambio formal de la arquitectura. Por esto, el problema del hábitat es una constante, una invariante en la historia de la arquitectura. Así, la satisfacción al hábitat humano y todo lo que lo rodea, será la primera invariante de la arquitectura.

33


Toda actividad o hacer humano ha requerido de un área o espacio donde se pueda realizar. La delimitación espacial se inicia desde el momento en que el ser humano, se vuelve sedentario para aprovecharse de la agricultura. Solamente cultiva una parte limitada del terreno virgen que él dispone. Este límite se hace más definido según avanza la historia, desde los terrenos comunales, hasta la propiedad privada. Tal vez, fue una raya trazada en el suelo lo que al hombre primitivo le fue suficiente para marcar el desmonte para la siembra, continuando con piedras alineadas. El lindero se acentúa con algún tipo de arbustos de la región, un canal, árboles alineados de sombra bienhechora, una barda de piedras acomodadas que se obtiene de la limpieza del campo, con troncos de árboles o con sus ramas. Es aquí donde nace la delimitación espacial, es la voluntad de marcar el territorio, de establecer el centro de la familia. En la oscuridad, la luz de la hoguera es la que delimita el espacio, buscando continuamente el ejemplo vivido en el seno materno. Esta delimitación espacial es una constante en la arquitectura histórica, por lo que la tomaremos como una segunda invariante de la arquitectura. Hemos visto como toda actividad o hacer humano ha requerido de una especialidad para realizarse, pero además, observamos que el clima del mundo requiere de un espacio de protección al medio geográfico físico, pero además, también lo requiere el medio geográfico humano, por la agresión latente. Si por un lado debe protegerse de los agentes meteorológicos, por el otro aspecto también debe hacerlo de los mismos humanos. Esta delimitación que se ha conseguido con elementos naturales, ahora utilizando estos mismos árboles, arbustos y sus ramas, se crean espacios rupestres y la arquitectura de plantas vegetales de inicio. La edificación nace como una solución a una necesidad del ser humano, convirtiéndose en algunas regiones, en edificación mixta de materiales pétreos y vegetales. Ha sido el ingenio del mismo hombre ante los retos de sobrevivir, lo que le ha motivado a superarse y mejorar.

34


En el proceso histórico, las formas obtenidas desde las regiones tropicales hasta las montañas con inviernos severos, han ido sufriendo variaciones por la modificación de la forma de vida y por el avance tecnológico de la historia. Nuevos materiales han permitido nuevos aparejos constructivos. Los sistemas constructivos y sus nuevos procedimientos constructivos han permitido más seguridad en las obras, a la vez que mayor economía. Estos espacios edificados, estas formas construidas han sido constantes en la arquitectura histórica, han delimitado espacios interiores y estos espacios al mismo tiempo han delimitado espacios urbanos. Estas edificaciones para delimitar espacios, son la tercera invariante en la historia de la arquitectura. Incorporados en el medio ambiente natural y siendo parte integrante del bioentorno, el ser humano siendo belleza, la busca a ésta como parte elemental del mismo. Este requerimiento de belleza, encausa al ser humano a rodearse de ésta, a través del arte. Es así, como todo hacer humano o acción humana debe ser bella, como también debe ser arte todo espacio que lo cobije. Esta belleza en las formas se refleja en que sean arte, así, la edificación para delimitar el espacio interior del exterior debe ser arte, deben ser formas edificadas de expresión artística, bella y de valor. Esta constante en la historia de la arquitectura nos establece la cuarta invariante, el arte de valor arquitectónico. Es palpable así mismo en la historia, que estas formas edificadas para crear los espacios donde el ser humano ha vivido, se han realizado con la intención de que sean perennes, sólidas y resistentes al mismo tiempo, que sean longevas. Por ningún motivo se nota que una obra se haga con interés efímero o provisional, todas llevan una intención de perennidad y de trascendencia. Sobre todo, las obras que deben conmemorar el recuerdo de algún personaje, que deben mantener viva su memoria, que deben inmortalizarlo, tentación que continúa vigente hasta hoy en día. También las obras que han resuelto problemas sociales, problemas religiosos y militares o religioso-militares. Estas constantes en la historia de la arquitectura, donde la solidez de su estructura y aparejo constructivo para hacer que la obra bella y de valor, desafíe al tiempo, es la quinta invariante de la arquitectura histórica.

35


Por último, también notamos que para resolver cualquier problema humano con la forma arquitectónica, siempre se ha buscado y adaptado el espacio a una necesidad utilitaria y funcional. Esta es la sexta invariante en las formas arquitectónicas de la historia de la arquitectura. Llegado a este punto de nuestro análisis de la historia de la arquitectura, las invariantes que hemos apreciado y las notas sobresalientes, más no las únicas, nos hacen entender, nos muestran que la arquitectura ha sido una obra de arte, que ésta obra de arte es valiosa, que se encuentra edificada creando un espacio con fines utilitarios y funcionales, para la solución de un problema humano, además, en este espacio el ser humano debe ser motivado para realizar su actividad, su hacer, en forma más plena. Es así que podemos decir, apoyados en esta experiencia, que la forma de este arte es su definición: Arquitectura es la obra de arte edificada y de valor, que en su espacio motiva al humano a su perfección. El principio, el fin y el objeto El principio inmutable de la arquitectura, es la unión total y personal del ser humano con el espacio arquitectónico, este espacio debe motivar al morador a la superación en todos sus órdenes, a realizarse en forma más plena. El espacio se encuentra delimitado por formas arquitectónicas, formas bellas de creación poética, estructuradas y edificadas con materiales de construcción perennes, con el propósito de solucionar un problema arquitectónico, con una ‘’forma de vida’’, para un ser humano determinado con una cultura propia y en un medio ambiente fijo. El fin de la arquitectura, es dar solución al programa arquitectónico, siendo el programa arquitectónico la síntesis del problema en términos de diseño o términos de referencia. Dar solución al problema arquitectónico, es la obra edificada, representada gráficamente en el proyecto ejecutivo. La síntesis del problema es la resultante del análisis del problema arquitectónico. Esto es, al estudiar todos los requisitos, especificaciones y requerimientos que establece el problema, todas sus necesidades, éstos se llegan a materializar en espacios o áreas con dimensiones determinadas y vinculaciones funcionales precisas. Con sistemas edificatorios definidos, así como acabados, materiales estructurales y conjuntos. Integración al medio circundante y respeto a su entorno de medio ambiente.

36


Los términos de diseño, abarcan y definen toda la gama del programa arquitectónico, a saber, el término corporal, el término socioeconómico, el término expresivo, el término urbanístico y el término cuantitativo. El objeto general de la arquitectura es perpetuar el acto de creación, el ser humano no ha sido dotado para vivir libremente en el entorno natural, requiere de un entorno artificial, de un espacio arquitectónico, espacio de amor que le permita y motive a realizar su acto perfecto. El ser humano aprende el espacio exterior por el conocimiento que tuvo a través de su sentido del tacto de su piel, del espacio intrauterino de la madre, este espacio aporta el conocimiento primario de la lo tridimensional, además, de la emoción placentera y amorosa que vive en éste. El espacio arquitectónico viene a ser la primera piel del ser humano, y el vestido con el mueble, pasa a segundo lugar por último, la piel cutánea ocupa el tercer puesto. El espacio arquitectónico debe ser el espacio de amor donde el humano continúe con el acto de creación evolutiva. El espacio es parte de la obra de arte arquitectónico, solo puede ser captada por los sentidos (sensibilidad) y por el mundo emocional de la persona que la vive. Así, una persona invidente no tiene noción del espacio arquitectónico que está viviendo, solo su tacto y el eco de los sonidos se lo puede definir. El ser humano, como medida de todas las cosas, posee en forma nata su vocación de belleza. El objeto material de la arquitectura, es el material de construcción con su aparejo constructivo. El objeto formal de la arquitectura, es la forma edificada, construida, que conforma al espacio o lo delimita. El problema en la arquitectura No todo problema humano se resuelve con la forma arquitectónica. Solo los problemas concernientes al hábitat, al hecho de morar o vivir en todas sus formas, están en condiciones de ser resueltos por la arquitectura. Al analizar ésta situación, nos damos cuenta que todo ser humano requiere de un espacio arquitectónico, espacio artificial, espacio personal, individual, en el cuál pueda vivir y tenerlo como territorio.

37


Este espacio, según la persona, el medio geográfico físico y el medio geográfico humano, debe quedar dentro de los parámetros ecológicos. El problema arquitectónico del hábitat es tan amplio y complejo, que no compete exclusivamente al arquitecto, es un problema tan extenso que son muchas las disciplinas profesionales que deben intervenir para planear su solución. Como ejemplo se puede mencionar, el problema de la necesidad de vivienda para las familias, siendo éstas pequeñas, grandes, en vías de crecimiento y las parejas solas. El problema financiero de los recursos siempre escasos debe ser abordado y resuelto por profesionales especialistas, así, otros muchos problemas internos. Solo los equipos interdisciplinarios están capacitados para en forma global, dar solución al problema. En muchos países, dado su estado de pobreza, a sido posible pero indebido, reducir la superficie de la vivienda a dimensiones fuera de parámetros ecológicos, con el objeto de que puedan ser adquiridas por las familias. Este criterio, éste hecho, atenta contra la dignidad personal de todos los integrantes de esas familias. No es conveniente ni deseable buscar la solución en la reducción de la superficie construida, se debe buscar la promoción económica de los que menos dinero ganan, para que estas personas lleguen al ahorro monetario y así cuenten con la libertad de comprar la vivienda que más les convenga. Otras de las muchas dificultades en este problema de la vivienda, son los altos costos económicos de los terrenos para construcción, los desmesurados precios para obtener los permisos de obra, así como la legalización final al término del contrato, en la escrituración respectiva. Además del problema de la vivienda, el ser humano en su hábitat, debe resolver el problema de la enseñanza-aprendizaje, para todo tipo de edades, estudios básicos, medios, técnicos, universitarios y de postrado, tanto oficiales como privados, debe resolver el problema de todos los institutos de investigación, públicos y privados, comerciales y altruistas. Todos los centros de capacitación para los disminuidos físicos y mentales para los inadaptados que sufren éstas tragedias. También debemos anotar las escuelas de enseñanza para los animales. Los edificios para el servicio y aprovisionamiento para ésta área. En el rubro de curación, higiene y sanidad, el problema de la medicina preventiva, de la curativa, de la de recuperación y de la traumática. Casas para ancianos, sanatorios, clínicas y hospitales, centros de investigación, Farmacias, droguerías y

38


boticas, edificios especializados para proveer a todas éstas áreas, con todos sus adelantos. Los problemas de la recreación y diversión, con las áreas de parques, jardines y plazas, todos los edificios dedicados a diversiones como estadios, teatros, cafés, discotecas, bares, marinas, aeropuertos, bibliotecas, centros de arte, cines y salas de espectáculos y todos los edificios para proveer esta área. El problema del culto religioso, con sus templos catedrales, iglesias, capillas, oratorios, monasterios, seminarios, conventos y casas de retiro, además de los edificios que apoyan esta área. El problema de los deportes, con sus actividades terrestres, marinas y aéreas. Auditorios, clínicas deportivas, clubes polideportivos de tierra, en el mar, lagos o ríos y en el aire. Combinación de varias áreas o niveles. Lo mismo el deporteculto ingresaría en esta área. Son parte de éste medio, las actividades dedicadas al ocio, aquellas que realidad no son deportes como los juegos de mesa en todas sus variedades. Así mismo, todos los edificios comerciales para dar satisfacción a esta área. En el área de trabajo, para cubrir este problema, se requieren edificios comerciales, profesionales, industriales, institucionales gubernamentales, entran aquí también todo el problema del transporte, de la movilidad, terrestre, aéreo y marítimo, además, todo lo dedicado a comunicaciones. Así mismo, todos los edificios para aprovisionamiento de esta área. El problema del aprovisionamiento alimentario, de ropa y calzado, con centros comerciales, mercados, tiendas especializadas, venta de vegetales y frutas, semillas, embutidos, productos elaborados, agua, vinos y edificios y talleres propios para su servicio. El problema de los servicios auxiliares, como edificios de policía, del ejercito terrestre, aéreo y marítimo, las cárceles y reclusorios, todos los edificios para recolección de basura, plantas de tratamiento de aguas residuales de la población. El problema de la generación de electricidad, con plantas de energía hidráulica, atómica y termoeléctrica, plantas de reciclado. Por último, todas las actividades no registradas y las nuevas que se implementen con el pasar del tiempo. El programa en arquitectura

39


Establecido el problema arquitectónico, para llegar a conocer todas sus implicaciones, las características y profundidad de éste, es necesario proceder a realizar un análisis del problema, el cuál se debe investigar en todas sus facetas y requerimientos especiales. Este análisis tiene como única razón de ser, llegar a precisar los términos de diseño o términos de referencia. El programa arquitectónico es el problema en términos de diseño. Los términos de diseño son el término corporal, el término económico social o socioeconómico, el término expresivo, el término urbanístico y el término cuantitativo. EL TÉRMINO CORPORAL, extraído de todo el medio geográfico físico, precisará las calidades generales y modalidades estructurales de la parte material de la obra, lo geográfico físico incide directamente en la definición de la forma arquitectónica en su solución natural o artificial. Las soluciones naturales se basan en la meteorología y su geología. El clima tiene sus causas generales en la latitud del lugar del problema arquitectónico, en su altitud sobre el nivel del mar y en su distribución de tierras y aguas, además de su vegetación. Sus manifestaciones son la insolación, que recibirá el edificio, los vientos dominantes que van según su intensidad de brisas suaves a ciclónicas o de tornados. Las lluvias que van desde llovizna hasta tormenta tropical. La temperatura con su humedad que en algunos lugares llega a extremos bajo cero o a calores insoportables con alto contenido de humedad, que sale fuera de los parámetros ecológicos humanos. Las causas generales son su orientación concreta, la forma de los obstáculos que afectan a la forma elemental considerada del edificio, que pueden ser árboles, edificios altos del vecino o topografía especial y particular. La geología debe ser tomada en cuenta en sus causas generales como son el subsuelo del terreno ya que se pueden tener fallas y el aprovechamiento de los materiales regionales que conviene usar en el diseño. Las manifestación de estas causas generales se aprecia en la resistencia del suelo, superficial y profunda. Las cusas particulares son el estudio de mecánica de suelo con su grado de humedad. Las manifestaciones de los materiales regionales quedan detectadas por los sistemas constructivos con sus respectivos procedimientos de construcción que se propongan para ser usados. Los efectos del medio geográfico físico extremo, los que salen fuera de los parámetros ecológicos humanos, deben ser resueltos con instalaciones normales y espaciales, según sea el rigor de dicho medio. 40


Las causas generales para adoptar estas soluciones, son el dotar con energía eléctrica, el agua potable, el drenaje para aguas de desechos, la iluminación artificial, la calefacción y la refrigeración, estas últimas para climas extremos, la ventilación y extracción o bien, inyección de aire. Así mismo, los elevadores para personas o las cintas transportadoras, forman parte de estas instalaciones. Las manifestaciones negativas son la contaminación del medio ambiente natural con su bioentorno por causa de una acústica exagerada o ruidosa, los olores tóxicos, irritantes o desagradables, deterioro del medio visual, de afecciones de la piel, del sabor y del gusto, además, de formas de violencia. Sus causas particulares son los límites de tolerancia de los parámetros ecológicos humanos, que se producen con los ruidos, ecos, resonancias, trepidaciones, malos olores, polvo, lluvia ácida, además del síndrome de edificio enfermo. La postura que se tome en torno a estos puntos que hemos analizado, nos definen las acciones a ejercer con relación al término corporal. EL TÉRMINO SOCIOECONÓMICO, que es el criterio de propiedad en el uso, es el que regirá el diseño en todos sus momentos y detalles, además, es extraído de lo geográfico humano. El hombre y la mujer formando una familia, no son suficientes y competenes para satisfacer todas sus necesidades, se agrupan cívicamente en una sociedad y dependen fuertemente de ésta. El origen y justificación de todo el orden social, se basa en la primacía absoluta de la dignidad inalienable de la persona humana, aunque en el terreno inferior de los intereses, el interés general es superior al particular, por eso, se antepone el bien común. En éste término, estudiamos considerando los ideales del grupo en cuestión, tanto los económicos como los políticos y los religiosos, confrontándolos con la realidad, además de tomar en cuenta la forma de vida media social. En sus causas generales, deben conocerse sus motivaciones y mediatizaciones sociales, económicas, políticas y religiosas. La idiosincrasia y su cosmovisión, sabiendo que los países son ricos, en vías de desarrollo y pobres por ende sus manifestaciones económicas y políticas. Debemos analizar como causas particulares la forma de vida individual, la forma de vida familiar y colectiva, su intimidad personal y su forma privada, también la pública y así mismo la sensación intuitiva de la falta de seguridad a causa de la agresión expuesta públicamente en el medio exterior.

41


Esta captación de la falta de seguridad, de la amenaza a la vida personal, individual y colectiva, de éste estado de zozobra que se vive o se trata de ignorar en el mundo, ha ido en aumento en todos los países, las causas son distintas en cada región pero las manifestaciones son las mismas o parecidas, vivimos con la agresión destructiva a flor de nuestra piel, se diría que son signos sensibles codificados de un idioma que no queremos entender su lenguaje. Reaccionamos, que para la agresión, toda la represión, absurdo. Cada país tiene sus problemas propios de su historia, propios y particulares y no con una misma o única fórmula de solución se debe acometer la acción correctiva. La forma arquitectónica se ve marcada cuando debe realizar fortalezas bélicas para sobrevivir. Es caótico que el ser humano, ‘’el ungido de la creación’’, no pueda vivir en paz, en tranquilidad, dado que el medio ambiente económico-social, no lo permite. Es necesario buscar el cambio, el cambio a un mundo de valores humanos, a un mundo que le permita al ser humano realizarse en el gozo del placer de la felicidad. No se habla de utopía, hablamos de la capacidad humana para labrarse un entorno humano, un entorno de paz donde sea posible que predomine el amor, el amor contra el odio existente. Hasta aquí, hemos analizado el término corporal y el término socioeconómico del programa arquitectónico. El estilo El hacer humano, donde su actividad está representada por una forma peculiar de ser, por una forma peculiar de expresión, tanto en lo individual como en lo colectivo. Esta expresión humana se realiza en un espacio geográfico, en un tiempo histórico y en una civilización o cultura determinada. El estilo, también se puede decir que es el modo peculiar que subraya las creaciones de un determinado artista o una escuela artística. Así es como se habla de estilo personal o estilo colectivo, pero lo colectivo no puede expresarse sino es a través del individuo. El estilo en arquitectura, es la concordancia de la forma con el programa general arquitectónico. Con las mismas palabras, el estilo en arquitectura, es la concordancia de la forma con el medio geográfico físico y con el medio geográfico humano.

42


Decir concordancia es enfatizar que la forma arquitectónica se ha producido del respeto al medio geográfico físico y al medio geográfico humano. Veíamos que la forma estética, expresiva o artística, proviene de una incitación del medio, esta crea una inspiración de la facultad del instinto que a través de la imaginación, de la intuición y de la emoción, esta se expresa por medio de los sentidos, materializándose en una forma. Así, la forma estética, es producto de una síntesis donde la materia prima es su forma. Es un error que heredamos de los griegos decir que la forma artística tiene cuerpo y esencia, que la esencia es la expresiva. La forma artística o forma estética es una síntesis, indisolublemente unida de la expresión del instinto humano y de su consciente. La forma expresa todo, no se busque más. Las formas continúan su marcha evolutiva en la sucesión cambiante de la expresión, mediatizadas por las modificaciones históricas y culturales. En otras palabras, es el ser humano que vive en evolución expresando este cambio. Para la época actual o contemporánea, el estilo está sujeto al presente, o sea, el estilo contemporáneo es el que se produce en el presente, contrapuesto a todos los estilos anteriores de otras épocas y se denominan arcaicos, fuera de época, fuera de lo contemporáneo. El estilo contemporáneo es un valor de la humanidad, y su opuesto, es el estilo arcaico, que podría ser el llamado ‘’californiano’’. Para la pretendida forma arquitectónica, para que esta sea arquitectura, debe darle solución al problema arquitectónico en el presente y con formas contemporáneas. Las formas arquitectónicas del pasado, fueron arquitectura en el pasado, hoy en día, son formas arcaicas, históricas, más no por eso dejan de pertenecer al arte. Estas formas que ya no tienen uso del humano, pasan a ser arqueología. Pero las formas del pasado que han sido adecuadas y remodeladas para continuar dando servicio como obras vivas, continúan siendo arquitectura. Si la forma arquitectónica cumple los requisitos programáticos, se dice que tiene estilo, requisito del programa general. Si una obra contemporánea por falta de capacidad del artista o bien por falta de cultura del propietario, se ordena hacerla en estilo colonial o cualquier otro estilo arcaico, en el mejor de los casos será un escenario, una tramoya o decorado para así vivir teatralmente.

43


Entiéndase que los materiales de construcción no tienen estilo, como no lo tienen ni las letras, ni las palabras en un lenguaje. Las formas expresivas son las únicas poseedoras de estilo. TÉRMINO EXPRESIVO El término expresivo será producto del género del problema o tipo de edificio de que se trate, a la luz del sentido que tenga la actividad humana, dentro de la cosmovisión cultural del sujeto de la obra y del grupo humano a que pertenezca. La forma arquitectónica, es una forma compuesta que es producto como ya quedó establecido, de la síntesis de los términos de diseño, es una forma que unifica en una sola expresión a estos términos. Así, el género o tipo de problema debe quedar plasmado en su expresión. Se debe reconocer en la forma del edificio, su destino al cuál está dando solución. Esto quiere decir que una vivienda debe reconocerse como genero de vivienda y no, que la vivienda parezca un hospital y un hospital no parezca una cárcel o prisión. Que una iglesia no de la impresión de ser un mercado o centro comercial y que un centro comercial o mercado no parezca como campo de concentración. Pero el género no es tan burdo como los ejemplos anteriores, ni tan primitivo, así, en la expresión de un mismo genero o tipo de edificio, debe existir una diferenciación formal, si los programas no son iguales. La expresión formal de un templo catedral, de un templo parroquial y de una capilla deben ser distintas, dado que sus programas son diferentes. El carácter La conformidad de una obra con su programa particular genérico, nos expresa el carácter. En toda comunicación de información, es necesario conocer los signos sensibles y su codificación, que transmiten la información (que es el lenguaje), de lo contrario, el receptor o sujeto, no comprendería dicha información. En arquitectura, referente al carácter de una obra, el observador, necesita conocer la morfología cultural arquitectónica de las obras semejantes, para definir si el edificio tiene carácter o no. El carácter es un valor y como tal, es un valor que gravita en el campo de la estética.

44


La morfología de los edificios es en principio de tipo cultural como causa general y como manifestación, se va matizando regionalmente. Una persona que no domina o no conoce un idioma determinado, es imposible que entienda una conversación de éste. Así sucede con el carácter en arquitectura, si una persona no tiene conocimiento previo de los distintos géneros de edificios, no logrará comprender ni apreciar el carácter. En el carácter intervienen las morfologías culturales y dentro de éstas las modificaciones regionales. Así, el conjunto de problemas característicos comunes, nos da el género o tipo de estos, reflejándose lo mismo en los edificios. EL TÉRMINO URBANÍSTICO El término urbanístico hace referencia al conjunto, todo edificio o conjunto de estos, toda población o gran metrópoli, esta enclavada en un organismo, en un área que forma un gran conjunto físico. Esta forma guarda una relación de parte al todo, una relación de unidad e interdependencia, ya sea de edificio a población, de población a región, de región a país o nación y por último, de país a continente y al mundo globalizado. Cuando se analizaba el término socioeconómico, se establecía que el bien común es superior al bien individual. De la misma forma, el espacio urbano se delimita por el espacio individual o sus conjuntos, por esto, todos los espacios individuales son los delimitantes del espacio urbano. La jerarquía, la importancia del espacio urbano, del espacio citadino, es superior al espacio individual, por esto, los espacios individuales o sus conjuntos, deben estar subordinados al espacio urbano. El término urbanístico está extraído del programa particular individual, en tanto su ubicación del terreno, predio solar o lote, con todos sus requerimientos y limitaciones, dada su localización, su relación en primer término con sus vecinos y posteriormente con todo el barrio circundante. En segundo término con su medio ambiente físico y su bioentorno. Sus causas generales son muy importantes, el enclave que guarde el edificio y las manifestaciones relacionadas con sus dimensiones, su topografía, las vistas que tenga la propiedad para ser aprovechadas hacia el paisaje, los accesos más cómodos a la propiedad, el vecindario se toma como delimitante espacial para el terreno individual.

45


Los servicios municipales con que cuenta la propiedad, aunado a toda la legislación y normativas, los reglamentos tanto estatales como municipales y nacionales que deben ser respetados en los terrenos urbanos como en los rurales. EL TÉRMINO CUANTITATIVO El término cuantitativo nos precisará las magnitudes de la obra o edificio de acuerdo con las finalidades y las necesidades concretas del problema humano. Como causas generales se requiere definir la lista de dependencias, que son los espacios o áreas elementales de cada problema arquitectónico, las superficies que son requeridas con sus respectivos espacios, los tránsitos internos, ventanas y actividades. Estas dependencias se estudian partiendo de la actividad que va a desarrollar la persona o personas en su interior, el mueble que se requiere con todos los accesorios para que el humano se pueda realizar en bienestar dentro del espacio. Definiendo en principio materiales, acabados, colores y texturas, tipo de ventanas, cortinas, iluminación, cuadros e instalaciones especiales. Nos encontramos así, en un pequeño proyecto parcial, aislado e inicial, que debe recorrer los términos de diseño anteriormente expuestos. Soluciones naturales, artificiales, humanas, de la persona en movimiento y en reposo. Las manifestaciones en este término cuantitativo, nos informan sobre las distintas dependencias, los flujos de personas, sus tránsitos y la forma en que estas dependencias se comunican entre sí, así como su peculiar forma de vida. Mientras no se llegue a precisar las características fundamentales de estos términos de diseño, no conviene pasar a la siguiente etapa compositiva de la creación del diseño arquitectónico. Es por esto, que se puede concluir que el análisis del problema arquitectónico, viene a ser un principio de diseño, dado que ya se tomaron decisiones y que se inició el ciclo de selección del sistema constructivo, estructuras, aparejos y acabados. El proyecto de solución formal del problema con el diseño arquitectónico

46


El diseño, creación artística, estética o la composición, como vimos en la teoría del arte, es la representación gráfica de la obra con expresión bella y de valor, de un nuevo orden. El diseño es una creación artística, es el acto de producir una obra bella y de valor que no existía. El diseño o proyecto arquitectónico, es la solución formal al problema, es su representación gráfica. La composición arquitectónica, es el proceso por el cuál se llega al proyecto, parte del programa arquitectónico y culmina con el proyecto. La forma final construida con ese diseño, da solución al problema arquitectónico. Concluido el análisis del problema arquitectónico y definidos los términos de diseño, se procede a generar distribuciones de partidos, ideas, croquis conceptuales o esquemas primarios. Estas ideas o partidos, deben generar alternativas de solución formal, cuantas más, mejor. No se trata al principio de dar con la solución ideal, se trata de producir ideas. Las ideas mientras más innovadoras, mejor. Las ideas se pueden mejorar combinándolas, dos ideas juntas, pueden dar lugar a otra aún mejor. Criticándolas y evaluándolas, se consigue la mejor solución. Estas ideas se distribuyen formalmente según las vinculaciones que marca el programa arquitectónico. Respetando lo funcional y expresivo. La autocrítica las juzga, desechando las que menos aporten a la solución, hasta conseguir la que mejor resuelva al programa arquitectónico. Esta partido espacial se desarrolla de lo general a lo particular, partido a escala o escalado, volviendo de lo particular a lo general y nuevamente a lo particular, haciendo en cada paso las correcciones y modificaciones que dicte la autocrítica, razón reflexiva, así sucesivamente hasta concluir con el anteproyecto arquitectónico. El trayecto del partido aceptado en principio es largo y complejo, se estudian los espacios creados, sus interrelaciones, sus volúmenes, las escalas, las proporciones, se dimensionan las estructuras y se integran los espacios de las dependencias, acoplándose a una realidad edificatoria. Fachadas, secciones vistas perspectivas de exteriores y de interiores, modificando y adaptando por la autocrítica. La forma espacial se va conformando, hasta contar con un anteproyecto. Ahora, después de recibir la crítica del cliente, se inicia el estudio detallado, el cuál había quedado aceptado en lo general. Como se ve en la teoría del arte, al existir un problema arquitectónico al cuál hay que darle solución formal, este problema con su programa incitan al arquitecto, lo estimulan y aflora la inspiración que motiva a cualquier humano y se tiene una 47


‘’visión’’ clara o borrosa, dependiendo del artista, de la ‘’forma bella, perfecta y de valor’’, la imaginación recurre a la memoria en busca de formas adecuadas que se asemejen a la ‘’forma bella, perfecta y de valor’’. El subconsciente reprime a la memoria en la búsqueda de posibles formas. La intuición realiza por selección de las formas, la que mejor plasma esa visión inicial original. La autocrítica, razón reflexiva, verifica la selección, y en caso de que no fuese del agrado del artista, éste repite el procedimiento, haciendo las modificaciones deseadas hasta la satisfacción de la forma arquitectónica y su correspondiente espacio delimitado y delimitante. La expresión emocional estética, materializa a través de los sentidos, con signos sensibles codificados, la nueva forma final bella y de valor que no existía. En nuestro caso, los signos sensibles codificados, son todos los planos arquitectónicos generales, los planos de edificación, tanto estructurales como de cimentaciones, de aparejos constructivos, de terminados de cubiertas, de muros y pisos y pavimentos. Todos los planos de instalaciones normales y espaciales, los planos de detalles de carpintería, de ventanas, de herrería, de cerrajería y de detalles especiales, las especificaciones con que se hizo el proyecto, la memoria descriptiva y de los cálculos estructurales y de instalaciones. En ciertos casos maquetas, perspectivas de presentación y videos, además del estimado de costo económico. El la mayoría de los casos, al desarrollar este diseño, se va matizando y complementando el detalle de la forma inicial. La forma arquitectónica resultante, es producto de todos los condicionantes de los términos de diseño. La estructura con su aparejo constructivo sustentan a la forma arquitectónica. La estructura es producto de un sistema constructivo, que se analizó cuando se realizó el análisis del problema, se selecciono la más idónea para darle solución al problema y así mismo, se definió su procedimiento constructivo para realizar la edificación. Los materiales constructivos con sus calidades ópticas y hápticas, su figura, su dimensión, su color y además su textura, deben quedar seleccionados, especificados y registrados, atendiendo a los requisitos, especificaciones y requerimientos del cliente. La cuantificación de todos los materiales, así como sus instalaciones y equipos, establecen las bases para la elaboración del presupuesto económico. Dependiendo de las dimensiones del problema arquitectónico y de su diseño, en muchos casos es necesaria la participación de varios arquitectos y de otros profesionistas para la integración del equipo multidisciplinario.

48


En otros casos, además deben participar asesores profesionales o técnicos que apoyen parcialmente etapas o áreas del proyecto que por su especialización requieren de este tipo de presencia. Edificación del proyecto arquitectónico Trabajos previos a la edificación Los estudios topográficos necesarios para conocer las dimensiones del predio, su superficie y accidentes exteriores, así como los desniveles del mismo y para conocer el subsuelo se requiere la estratigrafía hasta profundidades superiores a la cimentación, con su mecánica de suelos. En cuanto a la esfera gubernamental, es necesario contar con el permiso de construcción de la obra, que respete el uso del suelo, el alineamiento y número oficial de la edificación, realizar el pago de estos derechos, inscripciones de la obra en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), así como el del SIAPA. En algunos casos, permisos de impacto ambiental, permiso de la Secretaría de Vialidad y Tránsito. Es necesaria la caseta de obra para los profesionistas, la bodega y almacén, la del velador y el comedor de los obreros con sus sanitarios, aunados a los de seguridad, higiene y limpieza. Es necesario contar con el catálogo de obra con todos sus conceptos, con su cuantificación y números generadores. Las especificaciones de obra, normativa que se aplicará en la construcción y los procedimientos constructivos derivados del sistema constructivo propuesto. El manual de Seguridad, Higiene y Medio Ambiente, así como el de Calidad Total en arquitectura. El manual de proyecto, edificación y recepción de obra. La contratación de la compañía constructora, su anticipo económico para el inicio de la obra, la fianza de garantía sobre el anticipo económico, la fianza sobre defectos ocultos y el procedimiento de estimaciones con su forma de pago y la retención de garantía. El ajuste de precios unitarios o totales por variaciones inflacionarias, además, se debe llevar un control preventivo y correctivo para operar el cabal cumplimiento del programa de obra. Actividades durante la construcción.

49


Asistir a contratistas y proveedores en la solución de dudas que se presenten, apoyando en bitácora de obra, con aclaraciones y dibujos, dudas especiales. Se necesita verificar los volúmenes de obra ejecutados por los contratistas, comparándolos contra los contratados para fines de estimaciones, pago y control de costos, tanto en cantidad, calidad, tiempo y seguridad. Se debe llevar una bitácora donde se registre además de la vida de la obra, todas las órdenes y modificaciones, así como croquis aclaratorios de los planos de obra, además, se debe custodiar el manejo de ésta con los contratistas, asesores, proveedores y sus reportes. Hay que mantener un expediente completo y actualizado para cada contratista y proveedor, que incluya: documentos contractuales, el registro de pagos efectuados con base en los trabajos realizados, incluyendo cuantificaciones, números generadores y estimaciones. Se llevará el control de los planos entregados y faltantes, aclaraciones a planos y especificaciones. Registro de cambios y modificaciones, su evaluación, presupuesto, negociación y aceptación. Marcar las deductivas y/o aditivas según sea el caso. Llegando a la recepción de la obra y a su finiquito, además, se custodian las fianzas, garantías, manuales de operación y de mantenimiento. Conviene llevar juntas periódicas con los contratistas, asesores y proveedores para revisar y resolver problemas anteriores, actuales y futuros, el estado de avance de los trabajos, el programa de trabajo a corto y mediano plazo y sus medidas correctivas. Se debe llevar un control de pagos efectuados, incluyendo la aprobación de estimaciones elaboradas por los contratistas con estricto apego a las condiciones de la contratación, manteniendo un control de la documentación soporte de cada pago efectuado. La administración de órdenes de cambio, se inicia con la obtención de planos o croquis según sea el caso del trabajo requerido, ya sea adicional, o fuera de catálogo. Continúa con la preparación de estimaciones de costo para cada orden de modificación o trabajo extra, con objeto de comparar contra las cotizaciones presentadas por contratistas. Por último, la conciliación con contratistas y preparación de órdenes o trabajos adicionales a los contratos según proceda. Las reclamaciones de contratistas, deben ser revisadas y evaluadas con apego a las condiciones de contratación. Continuando con la negociación con éstos, con el objeto de recomendar la resolución sobre reclamaciones, preparando la documentación soporte de dicha resolución. Se elaboran las órdenes de cambio

50


con objeto de incorporar los trabajos correspondientes en las recomendaciones de las reclamaciones a los respectivos contratos, previa aprobación final. Se estudiarán las aplicaciones de plazo, investigando y documentando las causas que provoquen la solicitud de prorroga y conciliación con contratistas para la definición del ajuste en tiempo que debe ser propuesto para la resolución. Por último, el análisis y recomendaciones en su caso, de sanciones por aplicar al contratista. El control de calidad implica el control de los trabajos de contratistas con apego a los contratos, normas de procedimiento de diseño, ejecución y recepción, especificaciones, reglamentos, planos ejecutivos de arquitectura e ingeniería básica y de detalle. Revisar las pruebas de control de calidad del laboratorio o laboratorios que sean requeridos y la documentación de los resultados. En el caso que como resultado de las pruebas se encuentren fallas en la calidad, se deben coordinar las acciones necesarias para su corrección. Se deben establecer las deficiencias de los trabajos ejecutados, ordenando su corrección y verificando el trabajo realizado objeto de las ordenes de corrección. Cuando sea indispensable por mala ejecución, se deben suspender los trabajos o parte de ellos. Conviene llevar un registro de todas las pruebas y acciones que se lleven a cabo en la verificación de la calidad de los trabajos y su apego a las normas y especificaciones. La seguridad, higiene y medio ambiente en la obra, nos motiva a promover la calidad del equipo y del personal, llevando a cabo las medidas de prevención adecuadas y estipuladas en los contratos. El control de costo presupuestal para cada contrato, estableciendo y manteniendo registro de los costos y compromisos adquiridos, éste control se llevará con referencia al presupuesto aprobado en estricto apego al catálogo de conceptos. Se autorizarán las estimaciones conforme al avance de los trabajos con apego a las condiciones de contratación. La evaluación y recomendación en su caso de las reclamaciones. La revisión de escalamientos, proponiendo la resolución correspondiente. La revisión de precios unitarios para trabajos extraordinarios o fuera de catálogo. Por último, la preparación de un reporte mensual que indique los importes ejercidos y comprometidos a la fecha de corte y la proyección de los costos a la terminación de los diferentes contratos, incluyendo órdenes de cambio pendientes y posibles reclamaciones. El control de tiempo se verificará permanentemente en los trabajos con apego a los programas establecidos, a sus calendarios, a las modificaciones y suspensiones. A la revisión y aprobación de los programas a corto plazo, preparados por contratistas y proveedores.

51


Así mismo, se preparará un reporte mensual que contenga la información de los avances, desviaciones, causas, aspectos críticos y recomendaciones de medidas correctivas. Conviene llevar un reporte fotográfico que muestre el avance de los trabajos en forma periódica, iniciando por el estado original del terreno. Actividades posteriores a la construcción. Se deben recabar de los contratistas, proveedores y/o fabricantes, los manuales de operación y mantenimiento de las estructuras, equipos e instalaciones. Conviene planear, coordinar, supervisar y dirigir todas las pruebas y arranque de las instalaciones, arranque, funcionamiento y puesta en marcha de equipos y sistemas. Las listas completas de deficiencias, se deben preparar, ordenando su corrección a los contratistas, proveedores y/o fabricantes, previa la recepción de os trabajos. Se hará la notificación formal una vez corregidas todas las deficiencias, la terminación de los trabajos en los términos de los respectivos contratos. Por último, la preparación de las actas de recepción definitivas y finiquito para cada contrato, para la puesta en marcha definitiva y para las fianzas así como para las garantías. El valor en arquitectura Al establecer la teoría del arte, fundamentábamos la definición del arte, como la forma artificial, de expresión bella y de valor de un nuevo orden, forma creada por el ser humano. Partiendo de esta definición y verificada o entresacada del análisis de la historia de la arquitectura, establecimos para la arquitectura como definición, diciendo que es la obra de arte edificada y de valor, que en su espacio, motiva al humano a su perfección. El valor de la forma del ser. Lo que nos resta por investigar ahora, es el valor de la forma del ser arquitectónico. Aprendimos en la teoría del arte, que en la filosofía, en la teoría del ser o epistemología, cuando analizamos su forma (ontología) y que ésta es valiosa (axiología), donde una de sus características es la jerarquía, y dentro de esta

52


característica jerárquica, fundamentamos los valores útil, vital, lógico, estético, social y religioso. Ahora, de esta agrupación en que quedan incluidos todos los valores humanos, entresacamos los que por identificarse con la definición, en lo que entendemos por arquitectura, son propios, son idóneos. Así, los valores que integran al valor arquitectónico, son el útil, el lógico, el estético y el social o cívico. Los humanos somos ciudad, somos cívicos, además somos sociables. Los valores útiles, son como conveniente o inconveniente, barato o caro, económico o dispendioso, estos hacen eferencia a una conveniente distribución utilitaria, a procesos industriales o constructivos económicos, a procedimientos que economizan tiempo. Por afinidad a este valor, la forma arquitectónica lo considera su primer valor. Continuando en la escala de jerarquía de los valores, los valores vitales como saludable o enfermizo, joven o viejo, animado o desanimado, fuerte o débil, vemos que son valores que hacen referencia más bien al ser humano y a los animales, por lo tanto no integran al valor arquitectónico. Siguiendo en la escala ascendente, los valores lógicos como la verdad o mentira, lo auténtico o engañoso, lo funcional o lo antifuncional, sí forman parte del ser arquitectónico, por lo que deben ser constitutivos de éste, y pasan a ser el segundo valor en arquitectura. Los valores estéticos como bello o feo, sublime o cómico, orden o desorden, armónico o inarmónico, forman parte del valor arquitectónico, dado que la arquitectura es un arte que busca la belleza, así, los valores estéticos forman el tercer valor de la forma arquitectónica. Los valores éticos como cohesión o indiferencia, solidario o antisolidario, respeto o agresión, unión o desunión, delegar o relegar, justo o injusto, hacen referencia al hacer del ser humano, por lo que sí participan en la integración del valor arquitectónico, llamándose valor social. Por último, el valor social, el de jerarquía superior a los valores anteriores, solo es rebasado por el valor religioso, el cuál es el de mayor jerarquía. Componen este valor religioso los valores como lo sagrado o profano, lo santo o pecador, lo divino o diabólico, estos valores son personales, por lo que no forman parte de los valores arquitectónicos. Por esto, al valor arquitectónico lo integramos con los cuatro valores que son: el valor útil, el valor lógico, el valor estético y el valor social. 53


Por lo cuál, la falta de uno de estos valores, no sería arquitectura la forma resultante. La forma arquitectónica se integra con los cuatro valores antes mencionados. Pero a la vez existen formas que pueden tener apariencia de arquitectura y se prestan a confusión al observador como puede ser una forma escultórica monumental, o bien, la escenografía teatral, la cuál es efímera, o tal vez formas de ingeniería como son algunos puentes de gran belleza. El valor útil Lo útil es un valor que se integra con otros valores en la determinación de la obra edificada de la arquitectura. El valor útil se caracteriza por lo útil-económico y por lo útil- constructivo. Lo útil-económico o útil-conveniente, está manifestado por el funcionamiento de la obra, por su funcionalidad. Todas sus vinculaciones, circulaciones y comunicaciones, deben responder a la eficiencia, a la facilidad como la forma responde a la forma de vida del morador. El espacio útil, es el espacio mínimo requerido para una determinada función. El valor útil, se ve reflejado en las disposiciones adecuadas, convenientes o el aprovechamiento del espacio delimitado o habitable. En otras palabras, es el espacio mínimo delimitado que da vida a la forma arquitectónica. El mismo problema arquitectónico y su respectivo programa arquitectónico, son los que marcan los baremos o parámetros de los mínimos, en cuanto a lo conveniente y como se aproveche. Así, lo útil-económico o útil-conveniente, está condicionado por el problema en sí y su programa arquitectónico. Lo útil-constructivo o útil-mecánico constructivo, se manifiesta de la manera como los aparejos constructivos (forma de armar los materiales) son dispuestos para ser más eficientes en cuanto a su resistencia mecánica. Lo mecánico constructivo tiene su fundamento en la estructura requerida para delimitar el espacio útil. Lo mecánico constructivo debe estar estructurado apropiadamente a la luz de los dictados del criterio económico-social. Lo útil-constructivo está presente en toda obra, lo útil-económico está condicionado por lo mecánico constructivo en ésta etapa, no depende ya del programa arquitectónico, depende directamente de la ciencia de la construcción.

54


Ésta, busca la forma resiste en razón de los esfuerzos que va a soportar sin presentar exceso ni falta de material constructivo. Este valor útil, es uno de los valores primarios que con otros integran al arquitectónico. El valor lógico Como se aprecia en la definición que entresacamos de la historia de la arquitectura, ésta, siendo un arte, no es un arte puro como lo es la música, la pintura, la escultura o la literatura. La razón estriba en que es un objeto artificial, en principio utilitario, una forma arquitectónica que delimita un espacio, done el humano satisface su necesidad de habitar o morar. Esta forma arquitectónica debe ser verdadera con el programa que le da vida. Así, debe existir una concordancia entre el material de construcción y su apariencia óptico-háptica. Debe haber una concordancia entre lo útil-constructivo o útil-mecánico constructivo y dicha forma arquitectónica. Además debe haber una concordancia entre lo útil-económico o útil-conveniente y su forma. La forma que no es la manifestación lógica de la estructura, no es arquitectura. Así mismo, debe haber una concordancia entre la estructura y su forma exterior de manifestarse. Por último, debe haber una concordancia y propiedad lógica entre la forma arquitectónica y su tiempo histórico, o sea, ésta y su estilo (programa general). Así, llamaremos valor lógico en arquitectura, a la concordancia o conformidad de la obra con sus medios y su fin. Los medios son la construcción o edificación y su fin es el programa arquitectónico. La distribución de los espacios o áreas, debe ser funcional como lo requieren las vinculaciones del programa arquitectónico. El valor lógico es el segundo que integra al valor arquitectónico, además del valor útil.

55


El valor estético En la teoría del arte, se expone que la belleza referida a lo hermoso de la naturaleza, a su medio ambiente, a su bioentorno, es aquello que contemplándose place. Por esto, la naturaleza manifiesta su belleza, produciendo placer en el humano. Pero así mismo, el ser humano se reconoce en el medio ambiente natural y en el bioentorno, en igual forma que se reconoce al ver su rostro en un espejo, y este reconocimiento le produce placer. La obra que realiza el ser humano en expresión de belleza se ha llamado obra de arte o estética. Así, el arte es la expresión bella y valiosa de un nuevo orden, es una obra que no existía anteriormente. Toda obra estética o artística, requiere se signos sensibles codificados para su expresión y así manifestar la emoción placentera estética y de valor. El observador al contemplar la obra de arte, ésta le produce una emoción de placer estético y se recrea con la misma. En el caso que el observador no conozca ‘’el lenguaje’’ de los signos sensibles codificados, éste permanecerá inmutable sin que esta obra le produzca una emoción placentera estética. De la misma forma que la obra de arte que es la expresión bella y valiosa, la arquitectura como obra de arte, es la expresión bella y valiosa de un nuevo orden, obra que no existía anteriormente, donde la expresión bella y valiosa es el valor estético. En arquitectura, son las formas de valor estético las que delimitan su espacio para dar solución al programa arquitectónico. Es la composición del diseño o el componer, quien en su proceso combina armónicamente y poéticamente los medios propios del los espacios en sentido de una expresión estética. Para iniciar la composición del diseño, se procede de lo general a lo particular, principiando por el ‘’partido, idea, conceptual o esquema’’, que es la disposición relativa que en conjunto adquieren las diversas dependencias o espacios combinados. Viene a ser un croquis de la distribución primaria, apegada a las vinculaciones, de los espacios que nacen por los requerimientos del problemaprograma arquitectónico. Es el partido un inicio de composición ya que se está ordenando y unificando en sentido de lo plástico (moldeable).

56


Es el instinto humano a través de sus facultades, la inspiración, la imaginación, la intuición y la emoción, además de la autocrítica, razón reflexiva, quien selecciona de los varios partidos posibles, el que mejor solucione al problema. Este espacio, debe contar con unidad, que se manifiesta en la concurrencia a la ordenada forma orgánica en sentido plástico bello. La forma arquitectónica se encuentra integrada por muchos elementos. La unidad nos requiere que todas estos elementos formen un único conjunto, que sea un todo, que sea uno. Así, el conjunto está formado por la cohesión de todos los elementos o dependencias. Las notas de la unidad, son la claridad, que se manifiesta en la concurrencia de la organización ordenada y armónica en sentido plástico bello, esto es, que cada parte se reconozca como tal en el conjunto. La sencillez, pero no la simplicidad, trata de eliminar lo rebuscado en la forma expresiva bella. El contraste, que busca acentuar la armonía, por la repetición que origina el ritmo. La axialidad, que queda manifiesta en los programas arquitectónicos que así lo establecen. Ejes de composición, de orientación o direccionales, que más bien deben llamarse planos de axialidad. Por último, el equilibrio o simetría, que busca balancear los espacios diversos. El equilibrio busca un orden balanceado, una dinámica en la armonía. Proporción La proporción en arte, es la relación métrica entre las partes y el todo de una composición del diseño, y entre las dimensiones de una de las partes con las restantes. La proporción relaciona métricamente al conjunto, esto es, al todo con las partes y a la vez, a las partes entre sí. La manera como se realiza esta relación, la hemos llamado proporción. En el dado caso que nos manifestemos diciendo que las relaciones entre unos objetos son desproporcionadas, estaríamos exponiendo que las formas que se relacionan, no guardan una intensa relación con la métrica del ser humano. Según el tipo de relaciones, las proporciones se califican en matemáticas y geométricas.

57


Las proporciones matemáticas, son la igualdad de dos razones, a – b = c + d, siendo la razón, el resultado de comparar dos cantidades. La proporción geométrica, es la comparación de dos razones por cociente, a/b = c/d. El concepto de proporción en arte, va más allá de la simple y matemática relación dimensional, aunque se puede relacionar geométricamente. El ser humano es el centro y origen de las proporciones arquitectónicas, es el que va a vivir la obra y el que al final es su morador, tanto en lo individual como en lo colectivo, es la medida de todas las cosas. Las dimensiones del ser humano son varias, establecidas por su antropometría arquitectónica. Las dimensiones físicas o racionales y también llamadas lógicas o útiles, son estáticas. Las biológicas consideran al ser humano en motricidad. Las proporciones culturales, consideran al ser humano en toda su capacidad de inmanencia y de trascendencia. Basándose en las dimensiones físicas y biológicas, éstas se incrementan a causa de sus proporciones culturales. La escala en arquitectura, la da el ser humano que vive la obra de arquitectura y se modifica por la forma de vida de éste y por su jerarquía dentro del grupo social. La proporción estética es la que cimentándose en las anteriores, busca la expresión bella y de valor. Es así, como se ve que la escala de la forma arquitectónica está íntimamente ligada a las dimensiones físicas, biológicas y culturales de los seres humanos. Que la forma resultante debe guardar una proporción estética y depender del programa arquitectónico. La forma arquitectónica, así mismo, depende de sus calidades formales como son las ópticas y las hápticas, por motivo de las ópticas, depende de su métrica, de la figura de ésta y del color; por parte de las hápticas, depende de su textura. Estas calidades son una con la forma. Cualquier forma de que se trate, tiene a éstas como sus calidades. La proporción estética ha sido estudiada históricamente, llegándose a la conclusión que las proporciones que placen como armónicas y poéticas, cabe suponer que nos placen por vernos identificados en ellas.

58


Euclides el griego, en Alejandría, Egipto, en el siglo III antes de Cristo, establece que la división de una recta en dos partes armónicas, es dividirla en media y extrema razón. A esta relación de proporción, se le llamo sección áurea o divina proporción, razón armónica o número de oro. La relación al seleccionar la recta es: A --------------------------|--------- B M m

AB/M

Donde:

M/m

=

=

f

M/m

( Phi)

Siendo O la razón armónica o divina proporción. EL TRAZO DE EUCLIDES ES: Donde la Cuerda Armónica es la recta: E

E

El rectángulo de oro tiene la relación:

1 : 1.618

59


Considerando una recta AB como radio de la circunferencia superior y una DC como cuerda de éste, tenemos un triángulo rectángulo ACD, siendo D la mitad del radio, y es así como se establece: 2 DC

2 AD +

=

2 AC

Si el radio del círculo es la unidad, entonces: 2 DC =

2 0.5 +

2 1

DC

=

2 raíz cuadrada de ] (0.5 )

DC

=

raíz cuadrada de 1.25

DC

=

1.1180339

+

2 1 ]

Ahora bien, la recta DC, es igual a: DC =

DE

1.118 EC

=

=

+

EC

0.5

+

EC

0.618 Si abatimos la recta DC sobre la recta DB,

EC

=

AF

AF

=

0.618

M

=

0.618 Y para m,

m

=

1.00 -

m

=

0.382

0.618

La razón armónica o número de oro es, f

=

M/m

f

=

0.618

f

=

+

0.322

1.618 60


Si con esta relación construimos un rectángulo donde el lado menor sea la unidad, el lado mayor será 1.618

A este rectángulo se le conoce como rectángulo de oro, su relación es, 1 : 1.618 Se ha tenido la certeza histórica, que este rectángulo es el más bello del mundo. Pitágoras en el siglo VI A.C., en Magna Grecia, propone el triángulo con catetos 3 y 4, triángulo rectángulo, con hipotenusa de 5 y que se puede inscribir en una circunferencia, como rectángulo p proporción más bella. 4 : 6 o 2 : 3 Los negativos de las cámaras fotográficas de 35 mm, han adoptado la proporción 1 : 1.5

61


Su relación sería 1 : 1.333, siendo un rectángulo un poco alargado en comparación al de la sección de oro. Hoy en día, las pantallas de los televisores y las computadoras usan la proporción pitagórica, la tendencia es modificar la relación de las pantallas a 9 :16, siendo su relación 1 : 1.777, un poco mayor a la de la sección áurea. Por lo que se ha visto, se comprende que el arquitecto, llega a la composición armónica, no por los trazos reguladores, fórmulas matemáticas o copia de modelos, llega a la composición poética, por su capacidad creativa. La única técnica apta para alcanzar esta proporción estética superior, radica en el ejercicio óptico y analítico del dibujo de las grandes obras arquitectónicas, el croquis, que capta las proporciones aparentes y las traduce a las axonometrías o a los geometrales. El croquis arquitectónico inteligente que interpreta la forma estructurada y sus efectos plásticos. Un sentido elevado de la proporción estética, garantiza solamente una composición armónica en lo óptico, pero debe pensarse que la escala que se usa en arquitectura y las demás calidades formales, la métrica, la figura, el color y la háptica o textura, deben ser manejadas con igual talento y habilidad que la proporción. Correcciones ópticas a la proporción. Las correcciones ópticas a la proporción, son las modificaciones que debe sufrir la forma arquitectónica en sus dimensiones y proporciones para que óptimamente se obtenga en el natural, el efecto perseguido. Toda forma en arquitectura por sus circunstancias sufre modificaciones en su apariencia óptica, de ahí, que conviene conocer estas deformaciones para su prevención. Las principales deformaciones son por causa de la perspectiva, las siguientes son por la razón de la luz, del color y de la textura. Por último, por el ambiente circundante. Las correcciones perspectivas son por la posición relativa del punto de vista o puntos principales de vista y de la figura misma de ciertas formas arquitectónicas. Una forma arquitectónica o su volumen, modifica su apariencia según el punto de vista. Si se le ve de frente, solo manifiesta una cara de la forma. Al desplazarse el observador y ver dos caras al mismo tiempo, su apariencia cambia. 62


La importancia que tiene esta realidad, es conocer el efecto y aprovecharlo en la expresión requerida. Las deformaciones de las figuras de las formas sometidas a los claros oscuros de la luz solar, al color y a la absorción o reflexión de la superficie de la forma arquitectónica, originan unos cambios especiales que deben ser conocidos para prever sus efectos. El claro oscuro producido por la luz solar puede aparentar pesadez o ligereza, según el diseño buscado. El cambio de color en una forma arquitectónica, produce distintas expresiones, así como lo hace también la textura de la misma forma. El ambiente circundante puede ampliar la apariencia exterior de una obra de arquitectura o reducirla de tamaño y de proporción. El ambiente circundante de encajonamiento visual urbano, o el medio ambiente natural con sus árboles, modifican óptimamente la proporción y la escala. En algunos grandes conjuntos arquitectónicos, los elementos dominantes o regentes del diseño, pasan desapercibidos, ya que al verse la obra en la vida real en perspectiva, el punto de vista del observador, pierde estos elementos al ser tapados por otros volúmenes o edificios. Los geometrales con que se presentan las fachadas de los edificios en los planos, no permiten ver la realidad óptica del observador, al vivir éste el espacio circunvecino de esta forma arquitectónica. Otro ejemplo clásico, es la apariencia de una recta horizontal contra un plano inclinado, esta nunca se verá horizontal, hasta que no se incline un poco contra el plano. El valor social La sociedad es un estado natural de convivencia. El fin de la sociedad, es suplir las deficiencias de todo ser humano individual y del grupo familiar. El origen y justificación de todo el orden social, se basa en nuestra dignidad humana, primacía inalienable de nuestra cultura, aunque en el terreno inferior de los intereses, el interés general es superior al particular, por lo que se antepone el bien común. El valor social es el más importante de los valores que integran el valor arquitectónico. 63


Sin la unión simultanea de los cuatro valores, el social, el estético, el lógico y el utilitario, una obra no se considera arquitectura si falta uno de estos. El fin del valor social, es la unión, cohesión y solidaridad de los seres humanos para lograr el bien común. La forma arquitectónica tiene valores instrumentales para la cultura y la sociedad, expresa y propicia la formación. Expresa en la mayor parte de los casos de un modo inadvertido e involuntario, porque es el artista, canal por el que se expresa la colectividad. El artista, tiene el estado del instinto y por su facultad de la inspiración, de la imaginación de la intuición y de su emoción, se expresa con voluntad de forma estética. Así mismo, el estado consciente actúa por su facultad de la inteligencia manifestándose en la voluntad de forma. La autocrítica puede modificar esta forma. Además, la arquitectura forma al ser humano, ya que ejerce una acción mediatizadota en sus moradores, dado que se nutre de la forma de vida humana. El valor social busca el recto enfoque del sentido humano de la actividad, a la luz de las constantes sociales del ser humano, sujeto de la obra y grupo humano al que pertenezca. Busca además, la precisión de la calidad humano-social del edificio a la luz del sentido humano de la actividad. Así mismo, trata de lograr la trascendencia social e individual de la expresión de la obra. Por último, requiere de la inteligibilidad de la expresión por el medio social propio. La arquitectura como expresión de su cultura, en lo individual y en lo colectivo, establece una mediatización de la forma de vida social. Dado que la arquitectura como forma edificada, crea un espacio para que en él, el ser humano realice su vida, vida que se sintetiza en el programa arquitectónico y este programa arquitectónico es resultado del análisis del problema arquitectónico, de los siempre cambiantes programas de vida humanos, el término cambiante es fundamental. La arquitectura se da en el tiempo, en una historia concreta, pero su premisa es estar sujeta al cambio. 64


Es por esto que la arquitectura se debe consolidar en el tiempo, es perenne, por lo que su forma edificada se basa en la solidez. Así mismo, debe restaurarse y mantenerse para continuar siendo obra viva en el pasar de los años. Por último, debe prestarse a ser rediseñada, para ser aprovechados sus espacios inclusive en otro programa arquitectónico. Así, vemos palacios del pasado histórico reutilizados en edificios de enseñanzaaprendizaje, fundaciones culturales, bibliotecas o sedes bancarias. El mismo concepto de cambiante, lo apreciamos en el mundo social. La ciudad se ve continuamente presionada al cambio, a ser consolidada, a padecer restauraciones y en ciertas áreas a ser rediseñada. Vivimos el maravilloso cambio del ser humano en lo individual, familiar y social.

Filosofía 1.- Teoría del ser 1.1 Forma (ontologica ) 1.1.1.1Son reales 1.1.1.1.1Temporalidad 1.1.1.1.2 Espacialidad (árbol ) 1.1.1.1.3 Causalidad 1.1.1.2 Son ideales 1.1.1.2.1 Intemporales Psicológicos Eidéticos (circular ) Trascendentes Inespaciales 1.1.2 Valores (axiología) 1.1.2.1 Espacio temporales 1.1.2.2Temporales 1.1.2.3 Inespaciales e intemporales (2+2= 4) 65


1.1.2.4 Intemporales eternos 1.1.2.5 No indiferentes , su realidad es el valor , sus características : Objetividad , autonomía en estimación objetiva No independencia , hacen referencia al ser que da forma al objeto Polaridad , a todo valor positivo hay uno negativo Cualidad , independiente de la cantidad Jerarquía : I valor virtual I I valor útil I I valor lógico I I valor estético I I calor ético o social I Integración del valor arquitectónico I valor religioso I 1.2 Metafísica : ciencia que trata los principios primero y universales de las cosas , del orden espiritual y aun , del corporeo , considerando en sus características mas generales. 2.- Teoría del conocer (termino mas comúnmente utilizado por los alemanes y los italianos o gnoseología , utilizando por los franceses . Filosofía de la ciencia termino usado en las ultimas décadas pro la epistemología ) 2.- Lógica : ciencia científico.

que expone leyes , modos

y formas de conocimiento

2.2 Gnoseología o epistemología : ciencia que estudia la función de cómo se llega al conocimiento 2.3 Criteriología : ciencia que estudia las normas para conocer la verdad. 3.- Teoría del hacer 2.1 Ética : ciencia que trata de al moral y de las obligaciones y derechos del ser humano

66


GLOSARIO A Actividad: (trabajo) Acción de realizar una cosa. Acto de amor: Es la manifestación de la actitud de total donación intencional del ser a otro ser, incluyendo su espacio personal. Agradable: Deleite, ilusión de placer con interés efímero. Sensación dentro de parámetros ecológicos humanos. Alma: Soplo vital (latín, ánima) Amor: Es la actitud de donación total e intencional del ser humano a otro ser, incluyendo su espacio personal.

67


Antropomotricidad: Medidas, dimensiones y características volumétricas del ser humano en movimiento. Tanto las del normal como las del disminuido físico (enfermo o parapléjico) o mental (traumático). Arquitectura: Es la obra de arte edificada y de valor, que en su espacio motiva al humano a su perfección. Arte: Expresión bella y de valor de un nuevo orden. B Belleza: Aquello que contemplándose place. C Consciente: Que tiene conciencia o noción de una cosa. Contemplación: Considerar con atención. Creación: Producir una obra (cosa) que no existía. Creación artística: Acto de producir una obra bella y de valor que no existía. Cultura: Son todas las obras valiosas que realiza el ser humano. Cultura cristiana: Son todas las obras mediatizadas por los valores cristianos, que ha realizado el ser humano. D Dialéctico: Ingenio de razonar metódica y verazmente. Didáctico: Ingenio de enseñar-aprender. E Ecología: (humana)

68


Ciencia que estudia las relaciones entre el ser humano y el medio ambiente, geográfico, físico, natural y el artificial en que vive. Economía: Ciencia que trata de la aplicación de los recursos escasos (trabajo y capital que crean riqueza) en relación a fines alternativos. Emoción: Facultad que proviene del instinto, manifestándose en una alteración de placer o dolor (sufrimiento). Equilibrio humano: Se da entre la relación armoniosa de la actividad catabólica (trabajo, fatiga, cansancio, negocio, desgaste) y la inacción anabólica (descanso, ocio, recuperación, sueño). Espíritu: Soplo vital (latín, Spiritus). Expresión: Manifestación de la emoción placentera (plasmación). Expresión artística: Exteriorización de una vivencia por medio de un vehículo sensible bello y de valor. Se elabora en el equilibrio armónico y poético del instinto y del consciente. F Forma (en arte): Fulguración de la capacidad del ser humano sobre la materia prima. G Genio: Fuerte personalidad en un oficio. Gozo: Placer, felicidad, alegría, satisfacción. H Higiene: (salud) Estado en que su finalidad es conservar la salud. I Imagen o idea: Representación de las formas en la memoria.

69


Imaginación. Facultad de exteriorizar las imágenes de la memoria. Impresión: Efecto producido por una forma en el instinto y almacenado en la memoria. Inconsciente: Estado en que se ha perdido parte del consciente. Inspiración: Facultad de aflorar el entusiasmo, estímulo o impulso creador. Instinto: Estado de aprendizaje prenatal, mediante la programación celular y las nuevas conexiones entre neuronas durante la gestación del ser. Son necesidades profundas y esenciales del ser humano, son impulsos irracionales. Es el conocimiento objetivo inmediato de formas de valor, que han penetrado en la memoria sin necesidad del intelecto. Inteligencia: Facultad de conocer, de comprender y de sabiduría. Intuición: Facultad del conocimiento objetivo inmediato de formas de valor que han penetrado en nuestra memoria, sin necesidad del intelecto. Invariantes: Que no varía, que permanece. J K L M Memoria: Facultad de retención en el banco de datos informáticos espacioculturales. N Nutrición: Conjunto de los fenómenos que tienen por objeto la conservación nutritiva del ser humano. O

70


Obra de arte: Forma de expresión bella y de valor de un nuevo orden P Pedagogía: Ingenio de instruir, enseñar-aprender información codificada y de educar usando todas las facultades del ser humano. Pensamiento: Manifestación de la inteligencia para comparar, combinar y estudiar las ideas. Personalidad: Individualidad consciente, que tiene muy claros los valores y actúa en consecuencia. Placer: Manifestación de la emoción en el gozo, alegría, felicidad, júbilo, dicha. Poesía: Armonía. Expresión de una forma bella y de valor, mediante el lenguaje, escrito, hablado o sensible. Política: Ingenio, doctrina o acción referente al gobierno de los estados, para lograr un fin. Q R Razón reflexiva: Manifestación de la inteligencia para discurrir y juzgar. Recreación: Capacidad de placer de la contemplación de una obra bella y de valor. S Sensación: Impresión que producen las formas en la memoria, a través de los sentidos. Sentidos:

71


Facultad del estado consciente para captar el mundo exterior y para comunicar o expresar el interior. Sique: (griego: Psykhe) Alma, espíritu. Sociología: Ciencia que estudia al ser humano en sus relaciones con otros. (Sociología urbana, sociología rural). Subconsciente: Memoria reprimida por el trauma de culpabilidad moral. T U V Valor: Lo que preferimos y apreciamos al contemplar al ser. W X Y Z

Enrique Nafarrate Mexía. Guadalajara, México. 1996

72


Piedra Angluar de la Arquitectura