Issuu on Google+

i nv i e rno 2013

Cultura y arte de Corea

Todo sobre el soju

m ero 2012 n oN. -ยบ2 4 isum n vi ern 2013 vo Tol. m 26 o 22,

ESP EC I AL

La pasiรณn de un poeta por el Soju; El licor mรกs vendido del mundo; Robar memoria y crear recuerdos

Todo sobre el Soju La cultura del alcohol de los coreanos

www.koreana.or.kr

To mo 22, Nยบ- 4

ISSN 1225-4606


DIRECTOR EDITOR EJECUTIVO EDITORES CONSEJO EDITORIAL EDITOR ASOCIADO DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA

Yu Hyun-seok Zeon Nam-jin Javier Castañeda Kim Un Kyung Bae Bien-u Elisabeth Chabanol Han Kyung-koo Kim Hwa-young Kim Moon-hwan Kim Young-na Koh Mi-seok Song Hye-jin Song Young-man Werner Sasse Lim Sun-kun

DIRECTOR ARTÍSTICO Lee Duk-lim DISEÑADORES Lee Young-bok, Kim Ji-hyun COMPOSICIÓN Y DISEÑO Kim’s Communication Associates

Kim Sam

Tel: 82-2-2151-6544 Fax: 82-2-2151-6592

SUSCRIPCIÓN ANUAL Corea: 18.000 wones. Asia, correo aéreo: 33 usd. Resto del mundo, correo aéreo: 37 usd. Precio por ejemplar en Corea: 4.500 wones. Suscripción/Correspondencia Fundación Corea 2558 Nambusunhwanno, Seocho-gu, Seúl 137-863, República de Corea

COMPOSICIÓN Y DISEÑO

© Fundación Corea 2013

Kim’s Communication Associates

Todos los derechos reservados.

384-13 Seogyo-dong, Mapo-gu, Seúl,

Ninguna parte de esta publicación puede ser

121-840, República de Corea

reproducida de ningún modo sin el permiso

Tel: 82-2-335-4741

de la Fundación Corea.

Fax: 82-2-335-4743 www.gegd.co.kr

Las opiniones expresadas por los autores no representan necesariamente las de los editores

IMPRESa EN invierno DE 2013 POR

de Koreana o de la Fundación Corea.

Samsung Moonwha Printing Co. 274-34, Seongsu-dong,

Koreana , registrada como revista trimestral en

Seongdong-gu, Seúl,

el Ministerio de Información (número de

República de Corea

registro Ba-1003, con fecha del 8 de agosto de

Tel: 82-2-468-0361/5

1987), también se publica en alemán, árabe,

Fax: 82-2-461-6798

chino, francés, indonesio, inglés, japonés y ruso.

Cultura y arte de Corea Invierno 2013

http://www.koreana.or.kr

Una publicación trimestral de la Fundación Corea 2558 Nambusunhwanno, Seocho-gu, Seúl 137-863, República de Corea www.kf.or.kr

“Perspectiva de los albaricoques en flor desde un barco” por Kim Hong-do (1745 - circa 1806) de la dinastía Joseon, tinta y colores claros en papel, 164 x 76 cm, finales del siglo XVIII o principios del siglo XIX.

Carta de los editores

Soju, Andong y abstinencia

En un día de verano en 1992, en la casa de Cho Ok-hwa en Andong, en la

cuando visitó Andong en abril de 1999, durante su 73 cumpleaños.

provincia de Gyeongsang del Norte, una larga hilera de personas en el

Andong, una pequeña ciudad del interior del país -famosa por su res-

patio delantero sobresalía hasta ocupar la calzada. Pese al calor sofo-

peto a las tradiciones confucianas- es reconocida por su producción de

cante, estas personas esperaban su turno para comprar un nuevo tipo de

bebidas espirituosas, desde que estuviera bajo la influencia de las tropas

soju de la legendaria destilería de cerámica tradicional de Cho.

mongolas invasoras, cuando establecieron allí su campamento base, en

Dos décadas más tarde -en octubre de 2013- cuando volví a visitar a

el SXIII. Se dice que los mongoles introdujeron los licores destilados de

Cho con el equipo de reportajes especiales de Koreana, encontré que su

alta graduación, durante sus incursiones en Oriente Medio.

pequeña destilería casera se había convertido en un próspero negocio

Curiosamente, resulta irónico que la versión en árabe de esta edición de

a cargo de su hijo y su hija política. Ahora, ya en el inicio de sus noven-

Koreana no contenga el especial “Todo sobre el Soju”, debido a la preocu-

ta, Cho aparenta cierta fragilidad. Sin embargo, aún transmite el aura de

pación por si éste pudiera ser un tema sensible y contrario a la doctrina

aquella que fuera la matriarca de una destilería que durante mucho tiem-

islámica, que predica que sus seguidores deben abstenerse de consumir

po apoyó causas feministas y sociales en su ciudad natal.

alcohol. Pero siendo como es el consumo de alcohol un aspecto esen-

Considerada por el Gobierno como un “Tesoro-humano”, Cho aún es capaz

cial de la cultura coreana, la cobertura de este tema está alineada con el

de seguir con atenta mirada la producción que elabora su prestigiosa

propósito de introducir a nuestros lectores en la cultura y en las artes de

marca, para intentar mantener –pese al paso del tiempo- su calidad y su

Corea. Por tanto, esperamos una mayor comprensión y tolerancia de la

reputación. Su empresa también gestiona un distinguido museo gastronó-

comunidad internacional, para con las distintas culturas y diferentes esti-

mico, que ofrece una variedad de licores y platos tradicionales de Corea.

los de vida, así como para con las diferentes ideologías políticas.

Particularmente, llama la atención una exposición que recrea la lujosa mesa que Cho preparó para celebrar el cumpleaños de la Reina Isabel II,

Javier Castañeda y Kim Un Kyung Editores


eSpecial Todo sobre el soju

04 08 14 18 22

eSpecial 1

La pasión de un poeta por el soju

Lee Chang-guy

eSpecial 2

El licor más vendido del mundo

Ye Jong-suk

eSpecial 3

Robar memoria y crear recuerdos

4

Ben Jackson

eSpecial 4

¿Por qué beben y cuánto beben los coreanos?

Cho Surng-gie

eSpecial 5

Los sabrosos platos que acompañan al soju

Ye Jong-suk

8

26 32

entrevista

Lee Young-hye: “Si el arte es la pregunta, el diseño es la respuesta”

Chung Jae-suk

referencias arquitectÓnicas

Embajada de Francia en Seúl, la filosofía de un arquitecto plasmada en las curvas de un tejado

Kim Chung-dong

29

36 40

32

Enamorado de Corea

Un puente al mundo multicultural: Dr. Rajesh Chandra Joshi

Park Hyun-sook

en el camino

Arte en la ZDM: Memorias de amor a la tierra y la guerra Cheorwon: Símbolo de un conflicto irresoluto Kim Dang

48

Kim Yoo-kyung

Libros y más Charles La Shure

‘Mi Corea: 40 años sin sombrero de crin’ Toda una vida junto a la literatura coreana

“Festival de Cine 29 segundos” Festival de cine permanente para participar, estrenar y compartir

“El crecimiento de una sombra” 44

54

Koreana ı Invierno 2013

Detalles triviales para meditar sobre las más profundas y amplias verdades

52 54 62

opiniÓn desde la lejanÍa

“Corea, un país para aprender y crecer”

Josep María Coll

Entretenimiento

Bong Joon-ho debuta en Hollywood con “Snowpiercer”

Kim Young-jin

Jornadas de literatura coreana

La forma de recordar una vida desprovista de escrúpulos El armario de palisandro Lee Hyun-su

Kang Ji-hee

3


Reportaje Especial 1 Todo sobre el soju

La pasión de un poeta por el soju En la Corea actual no parece que haya demasiada diferencia entre las clases sociales, al menos en lo relativo al consumo de alcohol: el soju une a la nación. Este popular licor respaldó durante años el optimismo de los trabajadores urbanos en la era industrial; y en los años más recientes, el “espíritu del soju ” ha creado toda una original cultura de ir a cenar después del trabajo.

Lee Chang-guy Poeta y crítico literario

Las fascinantes luces de los puestos ambulantes atraen a los transeúntes.

E

n 1976, una vez se hubo relajado el ardiente sol del verano para dar paso a los suaves rayos del otoño, me postré en el suelo para leer una novela por entregas que venía con el periódico. De pronto, pasó por mi mente la idea de que quizás la gente vivía en este mundo sin tener una referencia clara de qué estaban haciendo realmente. Yo siempre había creído que los adultos ostentaban una comprensión absoluta sobre cómo era la vida y sobre las mejores formas de vivirla, por lo que este descubrimiento me provocó una sed y un sopor sin fin, dejándome inmerso en una insoportable crisis. Por aquel entonces yo era estudiante de segundo año en un instituto de secundaria. No obstante, este pesado dolor existencial encontró de pronto un éxtasis curativo. No mucho después de aquello asistí a mi clase de composición literaria. Ese día mi profesor escribió en la pizarra un poema que no

4

estaba en nuestros libros de texto: “Poeta joven, vamos a toser. / Vamos a toser sobre la nieve; / con la nieve como nuestro testigo. / Vamos a sentirnos bien, a sentirnos bien / y toser”. El poema de Kim Su-yeong titulado “Nieve” fue el primer mensaje que conmovió mi alma en esa época oscura, que no parecía ofrecerme nada que pudiera servirme de guía. Otro poema que fluía desde la radio en una noche de insomnio, despertó en mí recuerdos de un desnudo romanticismo que había olvidado por momentos. Era “El caballito y la dama”, de Park In-hwan, que comienza recitando “Bebo un vaso de licor” y continúa: “De la botella desciende una estrella. / La estrella del corazón roto se quiebra suavemente en mi corazón”. Entonces no dudé a la hora de hacer del alcohol y la poesía mis válvulas de escape, emprendiendo así la carrera de poeta.

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Mi soju Beber era para mí el abrumador sonido de un tambor anunciando la aparición de un nuevo guerrero que se declaraba en contra de este viejo y desgastado mundo, una abierta declaración de guerra contra todo lo que la humanidad teme pero no es capaz de desafiar, y las tribulaciones de un joven niño inocente que soñaba con permanecer libre de todas estas cosas. El “vino de misa” que usaba en este ritual era un soju de cincuenta grados, que venía en una botella verde con un sapo en la etiqueta. El soju se filtraba en mi alma con su rostro sensual, espiritual, novel, fantástico, carente de pragmatismo, antisocial y revolucionario. Un día asumí el reto de beber una botella de 360 ​​ml de soju de un solo trago. De ese modo podía sentir la vida como ser humano. Comencé a ganar adeptos, uno tras otro, cuando me puse a imitar la voz de un poeta hablando en un dialecto vagamente comprensible. El ritual tenía su inicio en la puesta del sol y continuaba cuando la oscuridad se hacía más profunda. A medida que se sucedían los encuentros, crecía el número de participantes. Los organizadores llamaban a esta reunión “El banquete de Platón”. Sin embargo, los paganos no tardaron en reaccionar. Fuimos suspendidos todos de las clases bajo la vergonzosa acusación de beber en el instituto, y encima tuvimos que soportar una tortura en nombre de “la dureza del amor”. Pero en el invierno del año siguiente reunimos todo lo que teníamos y asumimos el desafío de celebrar una gran muestra de poemas ilustrados en una sala pública de la ciudad, exponiendo de forma valiente nuestra determinación a todo el mundo. Al finalizar la exposición declaré que iba a abandonar este mundo y me escapé, dejando en la terminal de autobuses a mi amada novia con sus manoplas en las manos. El 26 de octubre de 1979, cuando el presidente Park Chung-hee fue asesinado, me encontraba en la destartalada habitación de un amigo, con mi cuerpo y mi mente perdidos en la confusión. En el invierno de ese año no hice otra cosa que entrar a duras penas en el servicio militar, y con ello mi estrella fugaz desapareció de la faz de la tierra. El soju de mi padre Mi padre, nacido en la provincia de Hwanghae en lo que hoy es Corea del Norte, fue un refugiado que dejó atrás su familia y huyó hacia el Sur durante la Guerra de Corea. Incluso hoy, a sus 89 años, ama su bebida favorita. Tanto es así que, si sus fuerzas se lo permiKoreana ı Invierno 2013

ten, acompaña las comidas con soju. Es probable que nunca haya tenido la virtud de la paciencia a la hora de beber, porque siempre vaciaba su copa de un trago con el sonido de una aspiración. Yo a veces bebía con él durante las vacaciones, y siempre me enfadaba por ese hábito suyo. Si me bebía la mitad el vaso y dejaba el resto, mi padre me reprendía inmediatamente con un grito. “Un vaso de soju ni siquiera llena la boca del todo, ¿por qué no te lo puedes terminar?”, decía. Aunque mi padre era un refugiado que bebía mucho, sería un error pensar que encontró consuelo en la botella al pensar en la familia que había dejado en el Norte. Aunque no puedo negar que esto ocurriera en algunas ocasiones, lo cierto es que no fue hasta los años 70 cuando él empezó a disfrutar del soju . Mi padre tenía un taller de automóviles con algunos mecánicos a su cargo y, cuando el negocio comenzaba a flaquear, aumentaba drásticamente su dependencia del soju. A día de hoy mi padre todavía cree que el fracaso de su negocio se debió a la mala suerte; pero desde mi perspectiva, cuando los automóviles dieron el salto hacia una nueva industria, comenzaron a necesitarse mecánicos expertos con un conocimiento sistemático de cada área. Atrás quedaban los días del testarudo técnico con vocación de inventor, y llegaba la era del ingeniero experto con los últimos conocimientos sobre la profesión. Mi padre también tomó la costumbre de congregar a toda la familia cuando se había tomado unas cuantas copas, para ofrecer largos discursos sobre el futuro de la nación, o sobre la forma más adecuada en que las personas deberían vivir.

Los soldados de la industria y su soju En la década de 1970 dio comienzo la industrialización de Corea que permitió al país dar el salto, desde ser uno de los más pobres del mundo -en la época inmediatamente posterior a la Guerra de Corea- hasta convertirse hoy en día en el octavo país del planeta en cuanto a intercambios comerciales. Los roles principales fueron asumidos por una nueva élite compuesta por jóvenes que habían superado las dificultades económicas de la posguerra, y cuya pasión por la educación les había permitido graduarse en la universidad. Pero la fuerza motriz del desarrollo estaba formada por jóvenes comunes y corrientes, que abandonaron sus lugares de origen para emigrar a las ciudades en busca de trabajo. Su excelente -aunque barata- fuerza de trabajo, se convirtió en la principal fuente de competitividad durante la época de industrialización. El vaso de licor que tomaban en el camino desde el

5


trabajo hasta sus casas, aliviaba los cuerpos cansados y los nostálgicos corazones de estos obreros. Al igual que los trabajadores de la Revolución Industrial en Inglaterra disfrutaban del fuerte sabor del aguardiente, en lugar de tomar vino o cerveza, en Corea el soju superó en popularidad al makgeolli -un vino de arroz más suave- ya que estimula el apetito y con solo tres vasos proporciona un estado de embriaguez. Amargo aunque con un regusto dulce que permanece en el paladar, era suficiente para aliviar el cansancio de la vida y ofrecer confort al bebedor, que con una reducida cantidad de dinero podía permitirse el lujo de emborracharse. En pocas palabras, el soju era el licor perfecto para satisfacer las demandas de la época.

Un licor de optimismo, un licor de solidaridad Las personas en estado de embriaguez suelen comportarse de un modo similar, independientemente de la nación o la época en la que vivan. Sin embargo, si tuviera que hablar de las características del consumo de alcohol en Corea, diría que en este país tenemos la tendencia a emborracharnos mucho y a no establecer límites. Aquí bebemos “hasta el final” en lugar de “con moderación”. Paradójicamente, el sentimiento básico de un estado de embriaguez no es el de escapar o caer en el derrotismo, sino un digno optimismo. El dicho popular “Hasta las madrigueras de las ratas ven a veces el sol” y la letra de una canción titulada “Algún día en la vida va a salir el sol”, entre otros, fueron lemas que se convirtieron en la fuerza impulsora de los coreanos que frecuentaban los bares. Pese a que de alguna manera habían sido desterrados a los márgenes de la realidad, ellos no se resignaban a aceptar la derrota. La derrota es solo temporal, así que esperaban, soñando con el día de regreso a una vida digna y con éxito. El soju era el licor del confort, que permitía a quienes el mundo había señalado como perdedores, acariciar virtualmente el otro lado de la realidad. Beber sin compañía es una imagen poco habitual en Corea. La cultura del alcohol en este país es muy apasionada, como si la gente tuviera la necesidad de

demostrar a todo el mundo la teoría de que beber refuerza el espíritu colectivo y la solidaridad de los seres humanos. Es aquí donde tuvo su inicio la original costumbre coreana de ir a cenar con los compañeros de trabajo al finalizar la jornada laboral. A veces, el hecho de no participar en estas cenas -aunque probablemente sería más apropiado llamarlas “borracheras colectivas”- se percibe como un acto de rechazo al espíritu de grupo. Aunque, por supuesto, todo se olvida al día siguiente, cuando se han calmado los ánimos. Creo que esta improductiva e inútil cultura del alcohol, que lleva a los compañeros de trabajo a un segundo y tercer lugar para beber, funcionó en la era de la industrialización como un elemento positivo de la tradición corporativa al elevar la productividad.

Cambió la cultura del trabajo, y también el soju “La transformación del soju” fue una expresión que comenzó a aparecer en la prensa poco después de que el PIB per cápita de corea llegara a 10.000 dólares en 1995. La citada transformación hacía alusión al contenido de alcohol. En 1998 el volumen de alcohol del soju se había reducido al 23 por ciento, y siguió cayendo hasta el 22 por ciento en 2001 y al 21 por ciento en 2004. A día de hoy la mayoría de tipos de soju tienen aproximadamente 19,5 grados. Al bajar el porcentaje de alcohol, también se redujeron los problemas causados por el exceso de consumo. El cambio a un soju suave se atribuye a menudo a la cultura de preocuparse más por la salud, y también a la voluntad de satisfacer los gustos de las mujeres y de los jóvenes consumidores. Prueba de esto último es la introducción de una amplia variedad de cócteles de soju con sabores de frutas. Yo, sin embargo, pienso que la razón fundamental de esta evolución radica en el cambio en la calidad y la naturaleza del trabajo. El trabajo físico de la época industrial, que por lo general buscaba cumplir las metas por medio de la diligencia y la fidelidad, alcanzó su punto máximo cuando el PIB per cápita llegó a los 10.000 dólares. En la nueva era, llamada “era de la información”, el trabajo comenzó a ser percibido entre

Beber sin compañía es una imagen poco habitual en Corea. La cultura del alcohol en este país es muy apasionada, como si la gente tuviera la necesidad de demostrar a todo el mundo la teoría de que beber refuerza el espíritu colectivo y la solidaridad de los seres humanos. Es aquí donde tuvo su inicio la original costumbre coreana de ir a cenar con los compañeros de trabajo al finalizar la jornada laboral. 6

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


La gente brinda entre gritos de buenos deseos. Pero, ¿acaso un brindis no es realmente un estímulo mutuo para terminar aún más borrachos?

los coreanos como un medio de realización personal; no como una labor agotadora a cambio de una remuneración económica. Comenzaron a extenderse las ideas de que las personas podían elegir su trabajo que la posición social podía obtenerse mediante la capacidad, y que de aquella depende la felicidad de las personas. Por supuesto, había que hacer uso de las propias habilidades para ganar y quienes perdían eran reemplazados. Como es natural, quedaron erradicados el ocio sin un fin concreto o la libertad de no hacer nada; y el tiempo que no se dedicaba al trabajo tampoco era tiempo libre, sino intervalos en los que los ciudadanos podían prepararse para la innovación. Fue entonces cuando el soju comenzó a convertirse en un símbolo. Poco a poco se alejó de la esencia del alcohol, que es la embriaguez, y en su lugar comenzó a convertirse en una sinécdoque de la bebida que contribuía a la mejora de las relaciones, o simplemente en un licor para estimular el apetito. Esta evolución es similar a la observada en los coches, que perdieron la esencia de su velocidad, para adquirir una imagen de seguridad y convertirse en símbolo de estatus. De hecho, el consumo excesivo de alcohol es más un obstáculo a la hora de afrontar la competencia de cara al día de mañana. Este es el pensamiento de toda una generación que clama: “Si no puedes evitarlo, disfrútalo”. En ese sentido, para mí el soju en pequeñas Koreana ı Invierno 2013

cajas no es un producto agresivo creado para ponerse en estado completamente ebrio, sino una suerte de souvenir que me trae a la mente coloridos recuerdos de mi juventud. En ‘The Dawn of Labor’ (‘El amanecer de los obreros’), el poeta socialista Park No-hae dedicó su canto a un espíritu que “derrama frío soju en nuestros doloridos pechos al amanecer / Por nuestro amor, nuestra furia / nuestra esperanza y nuestra solidaridad que respira y crece / dentro de nuestra sangre rebelde, nuestro sudor y nuestras lágrimas” cuando “el turno de noche, como el combate, concluye”. “Se acabó la fiesta. / El licor se ha acabado y una a una las personas sacan sus carteras, hasta que al final él también se va. / Pero cuando se ha pagado la factura y todos se están poniendo sus zapatos / tengo una tenue intuición. / Que alguien se quedará aquí, solo, hasta el final, / limpiará la mesa en lugar del anfitrión, / y derramará calientes lágrimas mientras lo recuerda todo”. - Choe Yeong -mi, ‘Treinta, se acabó la fiesta’. Así pasaron mis días dorados, cuando me servía soju para saciar mi sed interminable y curar mi dolorido corazón, y con ello daba alas a la pasión de la juventud. La nueva era suena al roznido del extraño lema de la globalización. En el futuro serán otros quienes echarán de menos los días en que, a su manera, trabajaron, amaron y soñaron, mientras inclinaban gentilmente sus copas para servirse el soju. (Traducido por Atahualpa Amerise)

7


1

2

3 1-3 Kim Yeun -bak, ha aprendido el arte de hacer soju de su madre, Cho Ok-hwa reconocida oficialmente por el Gobierno con el título oficial de conocedora del arte de fabricar Soju de Andong; y su esposo Bae Kyunghwa, también designado por el Gobierno como heredero oficial de su título, como experto en preparar malta, o nuruk, ingrediente usado para fermentar licores tradicionales. Al trigo seco y triturado se le añade agua, y los ingredientes se mezclan a mano (1). El marco redondo de la malta se reviste con un paño de ramio y la mezcla se prensa en el marco (2). La tela se pliega sobre la mezcla en dos capas, y después, la mezcla se compacta pisándola con los pies (3). 4 El arroz cocido al vapor se saca para ser enfriado sobre una hoja a la sombra; y se mezcla con la malta triturada y con agua, para luego fermentar en una jarra de barro, donde se produce un “puré” que posteriormente es destilado (abajo). 5 El mosto fermentado se vierte en un caldero, que conduce a un alambique y luego a un refrigerador; y cuando hierve el mosto, el soju destilado fluye por el tubo (a la derecha).

4

8

5

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Reportaje Especial 2 Todo sobre el soju

El licor más vendido del mundo Está presente en las comidas, en las excursiones al campo y en las bolsas de viaje; es el licor que aman los coreanos en su pequeña botella verde. ¿Qué tipo de bebida es el soju ? Ye Jong-suk columnista de gastronomía y profesor de marketing de la Universidad de Hanyang | Ahn Hong-beom Fotógrafo

E

l año pasado los coreanos bebieron un total de 3,4 millones de botellas de soju. Esto asciende a una media de 88,4 botellas por adulto en términos anuales, o 7,4 unidades por mes. Si consideramos que las estadísticas también tienen en cuenta a las personas que no beben, queda en evidencia la increíble cantidad de soju que consumen los ciudadanos de Corea del Sur. Según otra encuesta reciente, cuando se menciona el alcohol a los coreanos, al 65% les viene a la cabeza la palabra “soju”. Con estos datos, es poco probable que alguien ponga en duda que el soju es el alcohol nacional de Corea por excelencia.

La historia del soju La historia del soju es una historia tumultuosa. Este licor no es originario de Corea, sino que fue traído al país por invasores foráneos. A principios del siglo XIII, cuando la dinastía Goryeo gobernaba la península, los mongoles perpetraron una invasión y trajeron con ellos el soju. Las tropas mongolas bebían un fuerte licor destilado -de un tipo que nunca antes habían visto los coreanos- y que posteriormente se convirtió en el licor llamado soju en Corea. Hasta aquel momento, los coreanos tomaban principalmente bebidas alcohólicas fermentadas como el cheongju (un vino de arroz refinado), el beopju (un vino de arroz también refinado, pero en este caso fermentado en un estricto proceso para su uso en rituales) y el makgeolli (un vino de arroz sin refinar). El soju era conocido en mongol como “araki”, una palabra procedente del vocablo árabe “araq”, que se aplica al licor destilado. De este modo, el soju era un licor destilado elaborado en la región árabe que circuló a lo largo de Mongolia y Manchuria antes de establecerse en Corea. Según una versión histórica, Genghis Khan introdujo el araq árabe en Mongolia después de su invasión del Imperio Khwarezmian, y su nieto Kublai Khan, el primer emperador de la dinastía Yuan, lo llevó más tarde a Corea en su ruta para invadir Japón. Así pues, se podría decir que el soju se expandió de la mano de la guerra. Una evidencia histórica que apoya esta tesis, es el hecho de que los lugares donde se ubicaban en aquellos tiempos los campamentos de los mongoles, como Gaeseong, Andong y la isla de Jeju, son famosos hoy en día por la producción de soju. Después de que se retirara el ejército mongol, el soju comenzó a convertirse en una bebida muy popular entre la clase alta de la sociedad de Goryeo. El soju se elaboraba a partir de los mejores granos, por lo que solo estaba al alcance de las clases privilegiadas. Bebieron tanto soju que ‘La Historia de Goryeo’ (Goryeosa) recoge una orden emitida por el Rey U en 1375: “La gente no sabe nada de austeridad y derrocha su fortuna en soju y seda, y en platos de oro y jade, así que a partir de ahora todas estas cosas quedan estrictamente prohibidas”. Sin embargo, esta orden real no debió Koreana ı Invierno 2013

9


surtir demasiado efecto, ya que la obra ‘Los fundamentos de la historia de Goryeo’ (Goryeosa jeoryo) contiene el siguiente pasaje: “El general Kim Jin se corrompe a sí mismo con el soju y no cumple con sus obligaciones, reuniendo a las cortesanas y a los comandantes que se encuentran por debajo de su rango para beber soju día y noche, lo que ha hecho que los soldados les apoden como la banda del soju”. Aparentemente esta excesiva permisividad con el soju tuvo continuidad en el periodo de Joseon. ‘Los anales del Rey Seongjong’ (1469-1494), recogen que el censor general Jo Hyo-dong ofreció consejo al rey con las siguientes palabras: “Durante el reinado del Rey Sejong, las familias nobles rara vez consumían soju, pero ahora todas lo consumen, incluso en los banquetes rutinarios, causando un tremendo desastre. Le aconsejaría a Su Majestad que prohibiera todo ese consumo”. Al parecer, el soju también se utilizaba con fines medicinales, y como tal figura en ‘Los anales del Rey Danjong’ (1452-1455), que revelan que se dio a beber soju al joven rey, de naturaleza débil, como una medicina. ‘Los discursos de actualidad de Yi Su-gwang’ (Jibong yuseol), publicados a principios del siglo XVII, rezan así: “El soju se utiliza como una medicina para que la gente no lo beba en grandes cantidades sino en vasos pequeños, lo que ha dado lugar a la costumbre de llamar a estos recipientes en miniatura vasos de soju”.

La destilación del soju tradicional De este modo, el soju logró echar raíces en Corea. En el período de Joseon muchas familias elaboraban alcohol en el hogar para su propio consumo, y varios textos recogen el sistema para producir soju destilado. Cada región tiene sus propios métodos especiales, lo que permite diferenciar entre muchas famosas variedades de soju, como el gamhongno con sabor a mijo, el jungnyeokgo con gusto a bambú tostado, el iganggo con sabor a pera y jengibre, y el samhaesoju elaborado con arroz glutinoso. No obstante, la primera ley de impuestos sobre licores fue aprobada en 1909, cuando Corea se había convertido prácticamente en un protectorado de Japón, y en 1916 el Gobierno General de Corea controlado por los japoneses, promulgó la dura Ley de Tasas sobre los Licores, que hizo mella no solo en la destilación casera sino también en el mercado de producción de las bebidas, que tenía su base principal en la capital coreana. Como los nipones establecieron nuevas instituciones para sacar rendimiento a su colonia, los licores regionales tradicionales se perdieron y la industria coreana del alcohol se reorganizó en torno a la capital japonesa. En el año 1916 había más de 28.000 productores de soju, pero en 1933 la cifra cayó a tan solo 430. Finalmente, en 1934 fue completamente abolido el sistema de licencias para la fermentación y destilación de licores caseros. Como resultado de esta maniobra, aumentaron en gran medida los ingresos fiscales del Gobierno General procedentes del alcohol. En 1918 la administración colonial recaudó 12 veces el monto de los ingresos por impuestos sobre licores correspondientes al año 1909; y en 1933, las tasas sobre bebidas alcohólicas representaron el 33% de los impuestos recaudados en Corea. En este proceso, el soju elaborado con malta tradicional y destilado en alambiques al estilo coreano, fue desapareciendo gradualmente, para acabar siendo reemplazado por el soju elaborado con levadura negra y dispositivos de vapor al estilo japonés. El soju destilado tradicional –y a pesar de tantas dificultades- logró mantenerse con vida; pero en 1965 se enfrentó a su mayor reto hasta entonces. A fin de garantizar más alimentos para la población, el Gobierno de Corea aprobó la Ley de Gestión de Cereales, que prohibía el uso de grano para la fabricación de alcohol. Con ello, el soju destilado tradicional hecho de arroz se convirtió en una

Mientras el tradicional soju destilado se convertía en una cosa del pasado con una tumultuosa historia a sus espaldas, el soju diluido era más barato y tenía un sabor único con su propia personalidad, por lo que rápidamente cautivó los corazones del público en general. 10

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


1 1 Línea de inspección de los productos de la fábrica Jinro en Icheon, provincia de Gyeonggi. Solo esta fábrica produce 4,5 millones de botellas de soju al día, alrededor del 60% de la producción total de la compañía. 2 Sala de exhibición de la destilería Jinro en Icheon, donde se muestran todas las variedades de soju producidas por Jinro durante los últimos 80 años. La botella de color marrón, en la parte de delante del pedestal de madera, es la primera variedad de soju, producido en 1924. 2

Koreana ı Invierno 2013

11


3

1-5 Leegangju se produce al agregar peras, jengibre, canela y cĂşrcuma a los licores destilados de forma tradicional. La mezcla se deja macerar durante tres meses, y luego se cuela a travĂŠs de una canasta tradicional forrada con papel de morera. El operario que muestra la foto es Cho Jeonghyeong, designado por el Gobierno como poseedor del arte de hacer Leegangju, procedente de Jeonju, en Jeolla del Norte.

1

2

12

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


cosa del pasado. En su lugar, un nuevo tipo de “soju de masas” producido mediante la dilución de un alcohol fuerte destilado del boniato, melaza, tapioca y otros productos alimenticios, fue el producto que asumió el rol de apagar la sed de los consumidores del país. Las empresas que fabricaban el soju diluido fueron surgiendo una tras otra en la década de los 60, pero en 1973, el Gobierno promulgó la política de una firma de soju por provincia, lo que dejó a 10 empresas, que son las que hay a día de hoy. Esta medida fue el factor decisivo a la hora de establecer una marca representativa de cada región. El soju diluido carecía de una imagen de alta calidad, pero era más barato y tenía un sabor único con personalidad propia, por lo que rápidamente cautivó los corazones del público en general.

4

El licor destilado más vendido del mundo La historia del soju diluido en Corea transcurre paralela a los cambios en el porcentaje de alcohol. En la década de 1960, cuando se hizo popular el soju diluido, poseía una graduación del 30%. En 1973, sin embargo, esta cifra se redujo al 25%; y durante un cuarto de siglo no se movió de ese nivel. Más tarde, a finales de 1990, reflejando una sociedad con cada vez más conciencia sobre su salud, comenzó a aparecer el soju con un 23% de alcohol; lo que indujo a los fabricantes locales a sacar al mercado nuevos productos. Con esto, la graduación del soju se redujo al 22%, después al 21%, y en 2006 finalmente rebajó la marca del 20%, algo impensable en otros tiempos; e incluso apareció una versión con el 15,5% de alcohol. Al final se había convertido en una “bebida débil”, de la que el soju tradicional se habría avergonzado de considerarse pariente. Pero a fin de contentar a los bebedores insatisfechos, todavía se vende soju con un mayor contenido de alcohol: si bien es probable que continúe la moda de seguir debilitando este licor. A medida que se ha reducido su alcohol, el soju se ha abierto paso en el mercado de las consumidoras femeninas, y han cambiado los nombres en las etiquetas. Las tradicionales marcas de soju de Corea tenían originalmente nombres difíciles y un aspecto anticuado, que consistía en caracteres chinos como Jinro (“El rocío auténtico”), Gyeongwol (“La luz de la luna”) o Muhak (“La grulla que baila”). Sin embargo, en 1998, Jinro cambió el nombre de su marca por una versión más fácil y original en idioma coreano: “Chamisul”. Cuando esta medida demostró tener éxito, sus competidores sacaron nuevas marcas como Cheoeum Cheoreom (“Como la primera vez”) y Joeunday (“Es un buen día”). A medida que el soju crecía hasta convertirse en la bebida nacional de Corea, se desató una controversia sobre el supuesto carácter nocivo de los aditivos. Los amantes del soju a menudo describen su sabor como “dulce” y, de hecho, el soju diluido coreano contiene edulcorantes artificiales. La polémica ha girado en torno a la supuesta nocividad de edulcorantes como la sacarina, el aspartamo y el esteviósido, a lo que los destiladores han respondido que estas sustancias no son perjudiciales. Sin embargo, algunos consumidores se muestran escépticos ante tales explicaciones, por lo que el problema permanece sin resolver a día de hoy. Tras este accidentado viaje a lo largo de la historia, el soju diluido ha encontrado su hogar en la sociedad coreana. Ya no existen regulaciones que impidan hacer de nuevo el soju con arroz, y se han restaurado los licores tradicionales más populares; pero esto no ha sido suficiente para influir en los gustos de unos consumidores, que han crecido acostumbrados al barato y sabroso soju diluido. De acuerdo con las estadísticas de ventas publicadas en 2011 en la revista "Drinks International", la marca Chamisul ocupó el primer lugar a nivel mundial en la categoría de bebidas alcohólicas; mientras que el tercer puesto fue para Cheoeum Cheoreom. El soju diluido ya no es solo una parte de la cultura coreana, sino que se ha unido a las listas de licores internacionales. (Traducido por Atahualpa Amerise)

Koreana ı Invierno 2013

5

13


Reportaje Especial 3 Todo sobre el soju

Robar memoria y crear recuerdos Al igual que no me acuerdo del momento en que llegué al mundo o respiré por primera vez, tampoco puedo recordar mi primer vaso de soju. No sé con quién estaba, dónde nos encontrábamos, si me lo tomé de un solo trago o bebí primero un pequeño sorbo para probarlo; tampoco de qué hablamos, lo que comimos ni cómo llegué a casa. Esto mismo se puede aplicar a los muchos vasos que bebí después.

Ben Jackson Escritor independiente | Ahn Hong-beom Fotógrafo

M

i primera experiencia con el soju probablemente tuvo lugar en el transcurso de un viaje al estilo mochilero, en un momento en el que todo lo relacionado con Corea era desconocido y emocionante para mí. El licor corría a raudales mientras el samgyeopsal, la popular panceta de cerdo, crujía sobre una gran plancha de hierro caliente en el centro de la mesa. Su sabor y su olor no eran fuertes y era incoloro. Con una graduación alcohólica del 19%, era un poco más fuerte que el vino occidental, pero no tanto como el whisky o el baijiu chino. No sentí que aquel líquido quemara mi garganta y, en su lugar, se deslizaba suavemente desde el vaso hasta mi inocente estómago vacío.

Primeros encuentros Más tarde volví a entregarme al soju una y otra vez. A veces lo tomaba mezclado con jugo de pera o de uva -en cócteles de moda pasajera- y otras ocasiones en más siniestras combinaciones con bebidas altamente incompatibles, diseñadas para el impacto del alcohol más que para el gusto. Las botellas de color verde esmeralda y los pequeños vasos de soju puro se han convertido, sin embargo, en una permanente presencia más que una moda efímera; quizás sean una de las pocas cosas que los coreanos jóvenes y viejos, hombres y mujeres, disfrutan y consumen en grandes cantidades. Toda una institución nacional en estado líquido. Como cualquier otro extranjero, pronto me aferré a los principios básicos de las “normas” para degustar la bebida coreana: uno nunca puede llenar su propio vaso, hay que llenar los vasos vacíos de los compañeros de mesa y, cuando se sirve bebida a una persona mayor –así como cuando se recibe de ella- hay que asir el recipiente con las dos manos. El lenguaje corporal es importante: en teoría, cuando un bebedor se dispone a ingerir el contenido del vaso debe girar la parte superior de su cuerpo, para dar la espalda a la persona que está a su lado en caso de que esta sea mayor. Sin embargo, cuando un extranjero se da la vuelta para beber, los coreanos

14

que están con él normalmente responden con gestos de sorpresa y diversión, y le dicen que no hace falta que lleve a cabo esta práctica, por lo que me he acostumbrado a no hacerlo demasiado.

Las reglas Algunos de los puntos menos conocidos de las “normas” del soju me fueron ajenos durante años. Estos incluyen tocar suavemente con los labios un vaso acabado de rellenar antes de ponerlo sobre la mesa, incluso si no se tiene intención de beberlo de inmediato; así como bajar un poco el recipiente cuando alguien mayor es quien sirve la bebida (al contrario de la creencia común de que elevarlo es un gesto más educado). Estas costumbres se me escapaban porque la mayoría de la gente ya no las considera lo suficientemente importantes como para cumplirlas a rajatabla. Quien las lleva a cabo estrictamente puede ganarse algunos puntos de cara a los compañeros de cena, pero probablemente nadie pensará mal si se pasan por alto. La visión, el sonido, el sabor y el tacto de la botella y el vaso de soju, con los años se me hicieron cada vez más familiares. Así, me fui acostumbrando a la particular sensación de náusea provocada por el exceso de soju, cuando yaces tumbado en el suelo y sientes como si estuvieras atado a las hélices de un helicóptero en marcha. Me familiaricé con esta experiencia un día de trabajo que siguió a una borrachera de soju, en el que entré en un estado de desconexión parcial, con una sensación de estar flotando a escasos centímetros del suelo. La confusión y el olvido Una de las principales funciones del soju -y pocos pueden negar que es una bebida destinada a emborracharse y no a dar placer a las papilas gustativas- es aflojar, y a veces desenredar completamente, la tensa red de restricciones sociales, control y equilibrio que une a los coreanos durante las horas que pasan sobrios, y ha Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Aquellos que buscan sabores más fuertes que el típico soju de la botella verde, pueden probar Hwayo, disponible en botellas blancas (25º) y botellas negras (41º).

ayudado a que el país haya alcanzado el éxito a nivel colectivo. No es una coincidencia que las organizaciones con más sistemáticas e intensas prácticas de consumo de soju -los famosos grandes conglomerados o chaebol de Corea- sean también aquellas que poseen las estructuras jerárquicas más rígidas y la disciplina más férrea en el país, después de las Fuerzas Armadas. Como nunca he formado parte de uno de estos conglomerados con un entorno basado en trabajar duro y vivir al límite, no puedo decir que haya experimentado en toda regla las famosas borracheras corporativas de Corea. En su lugar, he abusado del soju a menudo como una forma de romper con mis inhibiciones y dejar salir lo que llevo dentro. En todo caso, esta relación no ha sido unidireccional: el soju también ha abusado de mí. Este licor coreano y Koreana ı Invierno 2013

yo hemos puesto en marcha una y otra vez un ciclo consistente en la relajación progresiva, la sonora alegría, el juicio distorsionado, el sueño involuntario y, por último, la pérdida de memoria. Normalmente una reunión se encuentra en su punto más divertido cuando todo el mundo ha tomado dos o tres vasos de soju. Las inhibiciones superficiales y la seriedad se han evaporado, todos los presentes hacen bromas más o menos divertidas y se ríen de las que hacen sus interlocutores. Después de unas cuantas copas, las caras comienzan a enrojecerse. En una noche de invierno, no hay nada que supere el calor de un encuentro como este. Mientras, en la humedad sofocante del verano, cada trago de soju lleva consigo el destino de una resaca más espesa y deshidratada a la mañana siguiente. Varios vasos más tarde, la mesa empieza a llenarse de botellas verdes llenas y vacías. La gente comienza a acomodarse en posturas más relajadas, apoyando parte de su cuerpo en la pared

15


o levantando una rodilla (en Corea este tipo de reuniones se suelen llevar a cabo con los presentes sentados en el suelo en torno a una mesa baja). A medida que el soju sigue corriendo por los vasos la gente empieza a pronunciar incoherencias y, después de aún más tragos, muchos envían indecentes mensajes de texto, que a la mañana siguiente deparan una fuerte sensación de vergüenza y arrepentimiento. Definitivamente, el soju no fue creado para la era de los teléfonos inteligentes. Yo mismo me he visto en esta situación, y he tenido que dar inusuales explicaciones en situaciones muy embarazosas los días posteriores a la borrachera. Sería un placer relatarles en este momento algunas historias personales de terror relacionadas con el soju, pero el problema es el siguiente: cuando bebo la suficiente cantidad de este licor como para comportarme de una manera escandalosa, también pierdo la memoria. Como consecuencia de esto, la experiencia de terror es sobre todo para mí. Se presenta en forma de pánico cuando las

16

El Soju es un alcohol barato, pero es bienvenido dondequiera que las personas se reúnan para tomar una copa.

lagunas provocadas por el alcohol abarcan intervalos como “de la 1 a las 6 de la mañana” o incluso “de las 11 de la noche a las 8 de la mañana”. Existen diversas técnicas forenses para unir las piezas de la memoria desvanecida, como registros telefónicos o la ubicación en la que se recuperó la consciencia, pero estos parámetros también permanecen vacíos en la mayoría de las ocasiones. Y eso es probablemente bueno.  Este patrón común describe la mayor parte de mi relación personal con el soju . Tomar soju es, en apariencia, una experiencia cultural específicamente coreana; pero emborracharse con este licor es similar a hacerlo en cualquier otro país con cualquier otro tipo de bebida alcohólica. Tanto los placeres como los riesgos que conlleva son los mismos. Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Tomar soju es, en apariencia, una experiencia cultural específicamente coreana, pero emborracharse con este licor es similar a hacerlo en cualquier otro país con cualquier otro tipo de bebida alcohólica. Tanto los placeres como los riesgos que conlleva son los mismos.

Luego están las leyendas urbanas exageradas o totalmente falsas sobre el soju: por ejemplo, que el Gobierno de Corea mantuvo bajo deliberadamente el precio de esta bebida durante los años de la dictadura militar; que se fabricaba a base de cáscaras de patata desechadas en los días en los que el arroz escaseaba tanto que era ilegal utilizarlo para elaborar bebidas alcohólicas; o que a lo largo de los años, su graduación alcohólica se ha debilitado en parte debido al deseo de los fabricantes de atraer a más mujeres bebedoras. Algunas de estas ideas son versiones distorsionadas de la verdad, mientras que otras directamente parecen haber surgido de la nada.

Variedades de alta calidad El soju que me ha proporcionado la mayor parte de las experiencias descritas anteriormente no es otro que el soju común envasado en pequeñas botellas verdes, de las cuales se producen y se consumen millones de unidades cada día. Con una graduación alcohólica de entre el 19 y el 20%, este soju presenta un elevado número de variedades regionales. Cada una de ellas ofrece una sutil diferencia en sabor y dulzura, pero todas se venden en el mismo tipo de botella verde, con una etiqueta similar. La variedad de soju más común en Seúl es “Chamisul”, que significa “El rocío auténtico de la mañana”, y es elaborada por la multinacional de bebidas alcohólicas Jinro. En un reciente recorrido por las fábricas y destilerías de soju en Corea, tuve la oportunidad de visitar la planta de Jinro en Icheon, que produce ni más ni menos que 4,5 millones de botellas al día. Sus operaciones eran precisas, con un sistema altamente mecanizado que creaba una coreografía de tanques de acero, tubos sellados y ríos de botellas verdes. En aquel momento tenía resaca, así que no fue una experiencia muy grata. Sin embargo, este tour también me permitió tomar contacto con otras variedades de soju, cuyas diferentes versiones son en su mayoría mucho más fuertes: el Hwayo, una variedad “premium”, se comercializa en tres versiones que presentan el 17%, el 25%y el 41% de alcohol, con una maduración de tres a seis meses en grandes tinajas tradicionales de cerámica marrón. El Andong Soju, con una graduación alcohólica del 45%, es elaborado por Cho Ok-hwa, titular registrado oficialmente de un proceso secular tradicional de destilación de soju, en la ciudad del sudeste de Corea que da nombre a la marca del producto. Por último, el Leegangju es un soju tradicional con sabor a pera, jengibre, cúrcuma, canela y miel elaborado por Cho Jeong-hyeong, que ganó fama al dar nueva vida a Koreana ı Invierno 2013

licores destilados tradicionales extinguidos. La mayor parte de las bebidas que fluían en estos lugares eran mucho más fuertes que el Chamisul, auténticos abrasadores de gargantas en envases elegantes para hacer regalos de lujo, en vez de formar parte de los productos de consumo diario más populares del país. Fue fascinante conocer algunas de las varias decenas de fábricas de cerveza y destilerías de soju tradicionales que hoy en día se dispersan a lo largo del país, tras haber luchado contra todos los pronósticos y haber pasado años en busca de conexiones con la gloria alcohólica del pasado. Ellas han vuelto a descubrir, reinterpretar, reinventar y recrear, cubriendo grandes lagunas históricas con su propia intuición e inspiración. Algunas de estas firmas intentan ahora conquistar los mercados extranjeros de la mano de la reciente “ola” mundial de la cultura coreana, que ya ha pre-embriagado a muchos países con la música pop, las series de televisión y otros géneros. Observar el proceso tradicional de elaboración del Andong Soju fue un recordatorio de los largos caminos que la gente recorre con tal de asegurarse sus dosis de alcohol. El arroz y el trigo utilizados en la fase de elaboración del licor, son ya en sí mismos el resultado de meses de espera y duro trabajo, además de una valiosa fuente de alimento. Los primeros procesos de elaboración del soju -y también la destilación- requieren grandes cantidades de tiempo, concentración, esfuerzo y experiencia para producir unos cuantos vasos. La mecanización de hoy en día y la producción en masa de soju barato como el Chamisul, significa que esto ya no es algo a tener en cuenta, pero es agradable saber que los coreanos y los ingleses, el pasado y el presente, comparten el amor y una inquebrantable dedicación al alcohol.

¿Amigo o enemigo...? Tanto para los coreanos como para los extranjeros, el soju ofrece experiencias de todo tipo. Como dicen algunos coreanos: “Bebes cuando estás feliz, cuando estás triste y cuando estás aburrido”. En mi mente parcialmente derretida, el soju ha dejado una estela verde pero descolorida de recuerdos borrosos, que a veces desaparecen durante meses y meses antes de regresar sin complejos en una nueva reunión. Es un lubricante y un disolvente, un estimulante y un sedante al mismo tiempo. En todas sus variedades, el soju es un elemento indispensable de la cultura contemporánea de Corea, y un vínculo permanente con los tiempos pasados. (Traducido por Atahualpa Amerise)

17


Reportaje Especial 4 Todo sobre el soju

Este pictograma muestra el perfil de un bebedor, creado con una representación estilizada del Hangeul (escritura coreana) de la palabra sul, que significa licor.

¿Por qué beben y cuánto beben los coreanos? Los coreanos consumimos alcohol en todo tipo de ocasiones, tanto en los momentos de alegría como en los de tristeza, felicidad y estrés. Comenzamos por una copa y a menudo acabamos bebiendo hasta emborracharnos. A continuación podemos observar lo que dicen las estadísticas sobre la cultura del alcohol en Corea. Cho Surng-gie Investigador de la cultura del alcohol; Presidente de la organización Fomento de la Conciencia del Alcohol por la Salud de los Estudiantes Universitarios (BACCHUS Corea)

18

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


L

a cultura del alcohol en Corea tiene mucho que ver con la personalidad libre y alegre de su gente. Los coreanos albergan sentimientos intensos, tienen muy buen humor y les encanta divertirse. En diversos entornos sociales, la tradición coreana de ser hospitalario y generoso, junto a la costumbre consagrada con el tiempo, de compartir una copa para profundizar en las relaciones, pueden llevar directamente a la borrachera. Por ejemplo, en línea con los ritos tradicionales de las familias para honrar a los antepasados, los parientes mayores pasan a sus sobrinos menores de edad una copa del licor utilizado en la ceremonia. Además, no es raro ver a deportistas aficionados, que se reúnen para una sesión de entrenamiento por la mañana en su barrio, y después toman un desayuno acompañado de algún tipo de bebida. Los extranjeros que no estén familiarizados con la cultura coreana, podrían extrañarse acerca de este comportamiento. Sin embargo, en Corea, beber juntos ayuda a crear y fortalecer los lazos tanto entre los miembros de la familia como entre los amigos. En Estados Unidos, las normativas sobre licencias de licores en los estados de California (1999) y Nueva York (2002) reconocen al soju como un producto de la cocina tradicional de Corea, por lo que se puede comercializar incluso en los restaurantes que no tienen licencia para vender bebidas alcohólicas destiladas. Tales regulaciones de EEUU reflejan el reconocimiento de la costumbre coreana de beber soju para acompañar platos como el bulgogi (carne marinada a la parrilla), o el samgyeopsal (panceta de cerdo), entre otros.

El consumo de alcohol - ¿Cuánto y por qué? Según una encuesta que yo mismo coordiné en 2013, en colaboración con la Asociación de la Industria de Alcohol y Licores de Corea, una gran mayoría de los coreanos (el 71,8%) consideran la actividad de beber como un elemento necesario para la vida social de este país y, en concreto, consumir alcohol es especialmente importante para los hombres, según afirmó un 65,8%. Además, es bastante sorprendente que el 32,5% de los profesores de secundaria y bachillerato que participaron en la encuesta, mostraran una actitud indulgente hacia el consumo moderado de alcohol por parte de los adolescentes. Por último, el 81,5% de los encuestados, coincidieron en decir que todas las personas tienen derecho a beber alcohol como ejercicio de libertad personal. Hasta no hace más de 50 años, el makgeolli (un vino tradicional de arroz sin refinar) era la bebida más común en la sociedad coreana, basada entonces en la agricultura. Se servía a menudo a los agricultores en el campo, bajo la creencia de que su moderada graduación alcohólica de alrededor del 6%, permitía elevar la productividad. La idea de que el alcohol es capaz de aumentar la productividad en el trabajo se mantuvo durante la era de la industrialización, cuando el soju se convirtió en la bebida favorita de la gente. Solo en 2012, el consumo anual de soju per cápita en Corea -entre personas de más de 15 años de edad- alcanzó los 31 litros, lo que equivale a la friolera de 88 botellas por persona. Si el 80% de quienes toman alcoKoreana ı Invierno 2013

hol se consideran bebedores sociales moderados, el volumen consumido por el 20% restante sería significativamente mayor. El soju se considera un medio para mejorar la comunicación entre la gente y aliviar el estrés. Según la Encuesta Nacional de Salud de 2011 realizada por el Ministerio de Salud y Bienestar Social, el 77,4% de los varones y el 44,2% de las mujeres, reconocieron haber consumido más de una copa de alcohol durante el mes anterior al sondeo. La encuesta también demostró que el consumo de alcohol entre la población masculina estaba disminuyendo notablemente, en contraste con un aumento entre la población femenina. Cuando se les preguntó acerca de sus motivos para beber, la mayoría de los coreanos aludieron a la socialización y el alivio del estrés. Solo el 3% afirmó beber simplemente para emborracharse. Los encuestados con dependencia del alcohol sumaron un 2,2% del total, lo que supone un descenso respecto al 4,3% registrado diez años antes. Sin embargo, la categoría más amplia de personas con “trastornos derivados del consumo de alcohol”, que incluye a los bebedores involucrados en accidentes como resultado de las copas, además de los alcohólicos, implicó al 4,4% de los encuestados.

Los cócteles de soju y la “Bebida D- 100” El soju normal, que se comercializa en una botella verde de 360​​ ml, tiene una proporción de alcohol del 19%. Este licor transparente e incoloro se sirve convencionalmente en un pequeño vaso de 50 ml. Cada vaso lleno de soju se consume a menudo en un solo trago, sobre todo en el caso del primer chupito. Una reciente tendencia que ha cambiado el hábito de beber soju es el llamado somaek, que es soju mezclado con cerveza o maekju , una variante de los llamados “tragos bomba”. En el caso de un extranjero que viaja a Corea y socializa con los habitantes locales, es probable que tenga muchas oportunidades de probar esta especie de cócteles que desde hace mucho tiempo vienen siendo el sello distintivo de la cultura del alcohol de este país. Antes del somaek la bebida más común de este tipo era una mezcla de whisky y cerveza, que por supuesto tenía un contenido de alcohol muy superior. Sin embargo, a pesar de su relativamente baja graduación, los vasos de somaek, uno tras otro, pueden asestar un duro golpe a los bebedores menos veteranos. Las estadísticas reflejan que uno de cada cuatro bebedores en Corea se entrega a un consumo excesivo de alcohol por lo menos una vez por semana, mientras que el 5% de ellos lo hace de forma diaria. Por consumo excesivo de alcohol entendemos tomar de seis a siete copas seguidas para los hombres, o de tres a cuatro en el caso de las mujeres. Independientemente del tipo de licor, la cantidad de alcohol que contiene cada porción estándar es de unos 8 gramos. Más concretamente, en términos de contenido de alcohol en sangre, el umbral se sitúa en un registro del 0,08%. En general, los investigadores deducen que la cultura del consumo excesivo de alcohol está estrechamente relacionada con los elevados niveles de estrés que conlleva el actual estilo de vida en

19


la sociedad coreana, altamente industrializada y urbanizada. Por supuesto, en las últimas décadas -marcadas por una rápida transformación económica en Corea- se han elevado de manera importante los niveles de estrés, pero los testimonios antiguos sugieren que el hábito de beber en exceso tiene una historia mucho más larga en este país. Existen registros que se remontan hasta el siglo III a.C. y que dan fe de que el alcohol y las celebraciones eran algo común en los ritos sociales del pasado. El consumo de alcohol podía considerarse entonces un medio para entrar en comunión con los dioses y una oportunidad de diversión para la gente común. Es probable que estas festividades estacionales implicaran hasta cierto punto un consumo excesivo de alcohol y grandes borracheras. Actualmente, tomar una copa también constituye una experiencia para los estudiantes de los institutos de secundaria de Corea. Se dice que los estudiantes deben tomar alcohol cien días antes de la prueba de acceso a la universidad, para ahuyentar la mala suerte en el día de tan importante examen. Este rito de los estudiantes de último año de secundaria que implica beber compulsivamente se denomina “Bebida D-100” (baegilju), y es una práctica única en Corea, pero rara vez se asocia con un excesivo consumo de alcohol. Cuando los estudiantes llegan a la universidad se encuentran a menudo con un ritual de iniciación, que consiste en beber un vaso

20

grande de soju bajo la presión de los alumnos más veteranos. En los casos más extremos, estas prácticas provocan muertes relacionadas con el alcohol; además de entrañar otros riesgos, según han difundido en diversas ocasiones los medios de comunicación.

Beber entre amigos: ¿Obligación o camaradería? En 2007 el Centro de Investigación de la Cultura del Alcohol de Corea realizó una encuesta en la que participaron 2.000 coreanos de entre 15 y 64 años de edad con residencia en diferentes ciudades y pueblos de todo el país, utilizando el método de muestreo estratificado. El sondeo demostró que el 57% de los encuestados habían sido presionados para beber alcohol durante las cenas de empresa. Los jefes organizan cenas después del horario laboral de forma regular con el fin de mejorar el ambiente en la oficina, impulsar el trabajo en equipo y la lealtad, y fomentar la comunicación entre los compañeros; lo que teóricamente se traduce en un aumento de la productividad en general. Habitualmente se recurre al soju en este tipo de ocasiones. Durante las reuniones de empresa también es una práctica convencional pasar el vaso a otra persona. Normalmente, quien recibe un vaso lleno de licor de un compañero, debe beberlo de un trago y llenar el vaso de la otra persona. No seguir esta regla puede ser

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


motivo de ofensa. De esta manera, la bebida sigue corriendo y los vasos se van llenando y vaciando continuamente, hasta que todo el mundo se emborracha. Un notable 75% de los encuestados, y el 61,4% de las mujeres, aseguraron estar acostumbrados a esta práctica de pasarse los vasos. Más de la mitad de los coreanos económicamente activos, afirma haber participado en múltiples rondas de alcohol en una sola noche. El 55% de los hombres encuestados y el 35% de las mujeres, respondieron que en una sola noche habían tomado de dos a cuatro rondas de copas, lo que sugiere una tendencia general de consumo excesivo de alcohol. Además, el 77% de los encuestados reconocieron que, al menos en una ocasión, habían bebido mucho más de lo que habían pensado. En la última década el hábito de beber ha disminuido ligeramente entre los hombres coreanos, mientras que ha aumentado entre las mujeres. Una encuesta reciente sobre el consumo de los adolescentes causó un gran impacto en la sociedad coreana, al reflejar que las alumnas de la escuela secundaria consumían más alcohol que los alumnos. El número de mujeres adultas bebedoras se ha incrementado un 10% en la última década, y el 30% consume alcohol en grandes cantidades. Una décima parte de las bebedoras de Corea pertenecen a la categoría de “alto riesgo” (beber más de dos

Koreana ı Invierno 2013

veces a la semana, más de siete vasos en el caso de los hombres y cinco en el de las mujeres). Afortunadamente, la tasa de consumo de alcohol entre las mujeres embarazadas está en declive.

El soju híbrido Aunque algunos destiladores respetan la tradicional receta de elaboración de soju, la mayoría utilizan ingredientes importados de América Latina o del sudeste de Asia. Es posible afirmar que el soju producido por grandes marcas comerciales es un “soju híbrido”, que combina granos extranjeros con técnicas de destilación propias de Corea. En ocasiones las borracheras dan lugar a desencuentros e incluso peleas. Sin embargo, a la mañana siguiente, los coreanos se suelen disculpar por su mala conducta y perdonan con la misma facilidad. Aceptar el mal comportamiento relacionado con el alcohol, es una larga tradición en Corea. Para aquellos que no estén familiarizados con el estilo de vida de Corea, puede ser difícil entender esa cultura colectiva del alcohol; por no hablar de la actitud indulgente de los superiores hacia los empleados que se ausentan o llegan tarde al trabajo por tener resaca; usanzas comunes que probablemente permanecerán mientras el soju siga siendo la bebida nacional del país. (Traducido por Atahualpa Amerise)

“Camino a casa”, de Lee Sang- kwon, técnica mixta sobre lienzo, 116,5 x 45 cm, 2011.

21


Reportaje Especial 5 Todo sobre el soju

L

os coreanos raramente beben alcohol sin acompañarlo de comida. Incluso en la Dinastía Joseon, cuando los lugareños se acercaban a la taberna local para tomar un trago, era habitual que les sirvieran algunos aperitivos de forma gratuita. Un licor fuerte como el soju , en particular, demanda generosas raciones de comida como acompañamiento. En el dicho popular “un licor duro sin anju puede causar problemas de estómago”, el licor fuerte se refiere específicamente al soju . También hay un proverbio que reza: “Beber sin anju trae un yerno desafortunado”. Estas son, básicamente, palabras de advertencia contra el consumo de alcohol sin alimentos, que provoca un estado de embriaguez mucho más rápido. Al igual que el vino, que a menudo en Occidente se sirve con los platos, el soju también se puede beber con la comida; pero los coreanos tienden a beber su soju primero con algunas tapas, para luego proceder a la comida principal.

Comidas que estimulan el apetito del bebedor La noción coreana de los anju puede no tener un equivalente exacto en occidente, donde la gente no siempre necesita tomar alimentos cuando bebe. Mientras los “tentempiés”, los “aperitivos” y las “tapas” son en español equivalentes aceptables a los anju, existen diferentes matices entre estos productos. Al igual que los aperitivos, los anju no son exactamente una comida completa, pero sus ingredientes tampoco son necesariamente ligeros, como en el caso de los primeros. Sería más correcto decir que los anju no son una comida para llenar el estómago vacío, sino para mejorar el sabor del alcohol. Al mismo tiempo, mucha gente cuando bebe se queda satisfecha con los anju, y no insiste en pedir después una comida principal. En este sentido, los anju se pueden defi-

nir como alimentos que se toman para mejorar el sabor del alcohol, como sustituto de una comida completa. En el idioma chino existen términos similares como jiucai y jiuyao, y en japonés están los sakana. Todas ellas son palabras que se refieren a los alimentos consumidos como acompañamiento de las bebidas alcohólicas. De este modo, resulta posible que el concepto de los anju solo se encuentre en la cultura gastronómica y del alcohol de Asia Oriental. Como dice el viejo refrán, “La visión de los anju hace pensar en una copa”. Esto significa que los anju estimulan el deseo de consumir alcohol.

Anju secos, Anju cocinados El soju combina bien con la mayoría de las comidas coreanas. Esta afinidad con la cocina coreana en general, quizá sea la respuesta a por qué el soju es la bebida alcohólica favorita del país, a pesar de su historia relativamente corta. Los típicos platos de anju secos, incluyen una amplia gama de pescados y mariscos deshidratados como el calamar, la lija y el abadejo; así como frutos secos. También hay una larga lista de anju cocinados como el jjigae (guiso), jjim (platos al vapor), jeongol (guiso cocido en la mesa) y platos de tofu. Pero mientras algunos prefieren los anju secos, la mayoría de los coreanos se decantan más por los cocinados. El suyuk (ternera o cerdo cocidos) es uno de los platos cocinados favoritos para comer con soju. Esta carne cocida, normalmente se sirve a los huéspedes durante las fiestas o los funerales; pero también es uno de los platos más solicitados para acompañar a diversas bebidas alcohólicas. Igual de popular es otro plato de carne, el bulgogi (carne de res cortada en rodajas finas, marinada y asada), cuya historia se remonta al reino de Goguryeo. El bindaetteok (panqueque de frijoles mungo con varios vegetales)

Los sabrosos platos que acompañan al soju A diferencia de la cerveza, el soju rara vez se toma sin sus platos acompañantes, llamados anju . De hecho, la visión de una deliciosa comida en la mesa, a menudo estimula el deseo de tomar soju . Por ejemplo, la llegada de la temporada en la que se consumen ciertos platos de pescado, es una excelente excusa para que la gente se reúna a tomar una copa después del trabajo. Existe una interminable variedad de platos que combinan bien con el soju . Ye Jong-suk Columnista de gastronomía y profesor de marketing de la Universidad de Hanyang | Ahn Hong-beom Fotógrafo

22

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Tofu y kimchi, barato y abundante, es uno de los platos más comunes para acompañar al soju en Corea.

Koreana ı Invierno 2013

23


Según una encuesta realizada a jóvenes empleados coreanos, la comida más popular para acompañar al

soju en las habituales cenas que celebran los compañeros de empresa -después de terminar su jornada laboral- es el samgyeopsal o panceta de cerdo a la parrilla. La popularidad de esta comida se ha mantenido intacta desde la década de 1970, cuando la gente se empezó a dar cuenta de que el sabor graso de la panceta de cerdo, combinaba bien con el fuerte licor destilado.

24

Samgyeopsal (vientre de cerdo a la parrilla) y una mezcla de diversas verduras para acompañar.El soju es la bebida preferido de los jóvenes trabajadores coreanos y el samgyeopsal su plato favorito para acompañar esta bebida.

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


mojado en salsa de soja, también se toma habitualmente con el soju. Apodado años atrás binjaddeok (literalmente “pastel del hombre pobre”), es un alimento que se asocia a la gente común y corriente, de a pie. En cuanto a los ddeoksanjeok -pinchos de pastel de arroz en rodajas, carne de res marinada, champiñones y otras verdurasresulta habitual verlos sobre la mesa cuando la familia se reúne en las principales festividades locales; aunque también se encuentran entre las recetas tradicionales favoritas de los coreanos para combinar con el soju. El anju cocinado más popular, quizá sea el sulguk (literalmente “beber sopa”). Este es un término genérico para las sopas que contienen una mayor cantidad de carne de lo habitual. También conocida como “el amigo del soju”, esta clase de sopa inspira a los bebedores de soju a vaciar con facilidad unas cuantas botellas en sus estómagos.

Comidas de temporada La disponibilidad de alimentos elaborados con ingredientes frescos de temporada es, entre amigos y colegas, una buena excusa para reunirse y tomar unos tragos. Como la base de la filosofía de la cocina coreana se halla en el uso de los productos de temporada, no existen excepciones a la hora de preparar recetas para combinar con soju. Por ejemplo, en cada temporada se demandan diferentes platos de pescado, como queda patente en el dicho popular “Los lenguados para la primavera, los sábalos para el otoño”. Las regiones y ciudades conocidas por determinadas especialidades de temporada organizan ferias anuales de alimentos, a las que acuden ciudadanos de todo el país para probar los productos locales. Los amantes del soju que no pueden llegar hasta las localidades pesqueras o las diversas áreas rurales, buscan restaurantes en su barrio que sirvan las especialidades de la tierra. En invierno beben soju con guiso de abadejo fresco, y en primavera se reúnen en los restaurantes que ofrecen lenguado fresco o pulpo. En verano la comida favorita de los bebedores de soju es la corvina; y les gusta comerla cruda, hervida en un caldo picante, o rebozada en harina y pan y frita. Algunos gourmets coreanos aseguran que la textura y sabor de la piel y la vejiga de aire de la corvina, combinan a la perfección con el soju. La lubina cruda y la anguila de mar a la parrilla, también son famosos manjares de verano; de los que se dice aportan energías para mejorar la resistencia del cuerpo al sofocante calor del verano.

Samgyeopsal , el anju favorito de la nación Según una reciente encuesta realizada a jóvenes empleados coreanos, la elección más frecuente de bebiKoreana ı Invierno 2013

da para las reuniones de empresa después de trabajar es el soju; y el anju más popular es el samgyeopsal o panceta de cerdo a la parrilla. A pesar de la indiscutible popularidad de la que a día de hoy goza el samgyeopsal como acompañamiento del soju , su historia es relativamente corta. Durante la Dinastía Goryeo, que confirmó el budismo como religión nacional, el consumo de carne estuvo prohibido por razones religiosas. Incluso después de que se levantara esta prohibición en la Dinastía Joseon de orientación confuciana, el cerdo no era tan popular, porque la carne en general era escasa y los coreanos preferían tradicionalmente la ternera antes que el cerdo. La carne de cerdo no se convirtió en un producto de consumo importante hasta la década de 1970, cuando el gobierno promovió las granjas de cerdos a gran escala, y fomentó la producción de carne de cerdo. El gran aumento de la oferta se tradujo en un mayor consumo de carne de cerdo y, desde finales de 1970, se puso de moda la panceta de cerdo asada. En aquellos momentos en los que el país se esforzaba por salir de la pobreza, la carne de cerdo, más barata que la de ternera, era una fuente de nutrientes y un sabroso y grasiento plato, perfecto acompañante para el licor. Otras respuestas frecuentes de la mencionada encuesta fueron el pollo frito, el pescado crudo en rodajas, la carne a la plancha, las costillas de cerdo marinadas a la parrilla, el jokbal (manitas de cerdo), el guiso de hueso de cerdo con patatas, los panqueques vegetales y de otras variedades, y la sopa de intestinos de ternera. Por supuesto, esto no es ni mucho menos una lista exhaustiva de los platos que se comen con soju . Hay muchos otros platos populares que se toman con el licor coreano por excelencia, como la carne de res cruda y sazonada, el jokpyeon (gelatina de vaca), las huevas secas de pescado, los panqueques de cebolla verde, los menudillos de pollo a la parrilla, el budaejjigae (conocido como el “guiso militar”), el duruchigi (plato picante de vegetales salteados con carne), la sopa de mariscos, el pulpo al vapor, los rollos de huevo, la ensalada de gelatina de bellota, la ensalada de gelatina de trigo sarraceno, y otros diversos alimentos rebozados en huevo batido y pan, que posteriormente se fríen (jeon). Disfrutar de diversos platos de anju es una manera de llevarse una buena impresión de la cultura coreana del alcohol. Nadie que esté planeando una visita a Seúl debería perderse el callejón de la comida (meokja golmok) en el mercado de Gwangjang, cerca de la Puerta Este (Dongdaemun), donde los visitantes pueden probar la comida que la gente común disfruta mientras toma unos tragos. (Traducido por Atahualpa Amerise)

25


entrevista

26

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Lee Young-hye “Si el arte es la pregunta, el diseño es la respuesta” "Alcanzar ambas cosas a la vez, tanto comerciabilidad, como estética" era la meta de Lee Young-hye, directora general de la Bienal de Diseño de Gwangju 2013. A pesar de que afirmaba defender más "la industrialización práctica que un discurso de diseño", ha cosechado elogios por lograr llamar la atención del público sobre el papel del diseño. Chung Jae-suk Periodista Senior, The JoongAng Ilbo | Ahn Hong-beom, Sung Jong-yun Fotógrafos

L

Lee Young-hye, directora general de la Bienal de Diseño de Gwangju 2013, aboga por la utilidad del diseño sobre la estética. En la edición de este año hizo hincapié en el lema, crear un lugar donde “cualquiera se convierta en diseñador”. Koreana ı Invierno 2013

a Ciudad Metropolitana de Gwangju, capital de la provincia de Jeolla del Sur, se transforma en ciudad del arte cada mes de septiembre, como corresponde a su apodo, Yehyang, o "Ciudad natal de Arte". La Bienal de Diseño de Gwangju, tras casi 20 años desde su lanzamiento en 1995, ha llegado a su etapa de edad adulta. Al hospedar en años alternos la Bienal de Arte y la Bienal de Diseño, Gwangju se ha convertido en uno de los centros más importantes del mundo en el circuito del arte contemporáneo internacional. Así fue el año 2013 para la Bienal de Diseño de Gwangju, que celebraba su 5ª edición desde su inauguración en 2004. El Salón de la Bienal fue inaugurado el 6 de septiembre en Buk-gu, en Gwangju, y otros lugares, como el Museo Uijae; y fue clausurada el 3 de noviembre. Durante esos 59 días, 304 diseñadores y artistas de 20 países y 24 empresas, mostraron sus trabajos sobre una gran variedad de temas en la Exposición temática, la Exposición Internacional y la Exposición de Gwangju. Lee Young-hye, CEO de Design House, dirigió la Bienal de 2013. Ella es la editora de 10 revistas, incluidas “Monthly Design,” “House of Happiness” and “Luxury”, que se ocupan de las necesidades de la vida y de la cotidianeidad humana del día a día a través del diseño. Ella ha venido abordando cuestiones tales como “¿Qué es el diseño?” y “¿Qué debería hacer el diseño?” durante muchos años a través de la prensa escrita. En los últimos 20 años ha organizado diversos encuentros de diseño, tales como la Seoul Living Design Fair o el Seoul Design Festival; eventos por los que ha llegado a ser conocida por su mentalidad práctica y su

buen hacer, entre la comunidad del diseño coreano. Eso explica por qué la Bienal de este año hace hincapié más en lo práctico, que en un discurso teórico del diseño. Claramente, refleja el esfuerzo por conectar al productor con el consumidor, al tiempo que revela las tendencias actuales del diseño en Corea. The House Building, ubicado en Dongho-ro, Junggu, en el centro de Seúl, es un edificio de escuela secundaria rehabilitado; dato que ya de por sí refleja la filosofía de diseño de Lee, de favorecer la utilidad de las creaciones. Su oficina, decorada con obras de arte moderno coreano, está impregnada de la energía de una CEO con una vida diaria muy ocupada. De una caja llena de lápices bien afilados, tomó uno, y empezó a hablar sobre diseño -la pasión de su vidamientras hacía garabatos sobre un papel reciclado que en su día albergó viejas propuestas de proyectos para revistas.

Todo el mundo es diseñador Chung Jae-suk: Usted hizo hincapié en su enfoque de esta bienal al señalar: “Si el arte es la pregunta, el diseño es la respuesta”. Lee Young-hye: Cuando un artista termina su trabajo, al resultado se le llama arte. Pero en diseño, hay un evaluador de corazón frío y realista llamado consumidor, es decir, quien utiliza el producto. El mercado emite una respuesta: se vende o no se vende bien. No siempre es la respuesta correcta, pero es una respuesta que da miedo. Esa respuesta puede hacer quebrar una empresa o provocar un declive en la economía nacional. Un ejemplo de tal poder es el que ostenta

27


el teléfono celular en el siglo XXI. Por tanto, el diseño tiene una gran importancia. Por ello mi objetivo fue lograr que los consumidores desearan mejores productos, y ofrecer mejores respuestas en la Bienal de Diseño de Gwangju. Chung: Fundamentalmente, ¿qué es el diseño? Lee: La vida misma es diseño. Desde que despertamos por la mañana hasta que nos vamos a la cama por la noche, vivir la vida cotidiana implica diseño. Los diseñadores trabajan en una parte del todo, en su especialidad, para nosotros. Las empresas fabrican productos en base al diseño que el consumidor demanda. Esa es la única diferencia, todo el mundo se convierte en diseñador cuando trata de hacer un mejor uso de su vida.

Nada y algo Chung: El tema de la Bienal de Diseño de Gwangju 2013 es exquisito: proviene de las expresiones “geosigi” (nada) y “meosigi” (algo). Lee: Cuando los coreanos utilizan las palabras geosigi y meosigi en frases como: “¡Dáme geosigi!” o “¡Eso es meosigi!”, ellos se entienden entre sí. Estas palabras proceden de dialectos locales y tienen significados implícitos, que son comprensibles en el contexto de la conversación. No indican cosas concretas, pero se entienden al hablar de corazón a corazón. Ese es el núcleo del marketing: comprender la necesidad del momento. Yo ansiaba conseguir dos cosas a la vez, comerciabilidad y estética. Chung: Suena divertido, a la vez que contiene un sig-

1

28

nificado. Lee: Si lo analizamos en detalle, geosigi está relacionado con geot-i-gi (ser cualquier cosa). Cualquier cosa puede ser producida en masa gracias a la estandarización y a la mecanización, que convierten ese objeto en algo barato y popular. Meosigi , por otro lado, tiene que ver con meot-i-gi (ser algo concreto). Un objeto producido en cantidades limitadas, hecho a mano y artesanalmente, es único y valioso. Las preferencias actuales pueden clasificarse en una de estas dos esferas: cualquier cosa y algo. A medida que la sociedad coreana envejece y los hogares unipersonales aumentan, el paso de “nada” a “algo” parece cada vez más frecuente. Sin embargo, un diseñador tiene que considerar ambas esferas. Puedo decir con orgullo que este año, la Bienal de Diseño de Gwangju es un punto de conexión entre productores y consumidores. Chung: Llama la atención que la localidad ha puesto especial interés… Lee: Es hora de que las provincias se muevan hacia el centro. Es momento de mirar a las provincias de nuevo. Seleccionamos el título “Geosigi, Meosigi” (Nada, Algo) con el ánimo de pensar en la localidad. El diseño es un concepto amplio, pero lo dividimos en áreas más pequeñas, como la localidad, los niños, la comida, la limpieza, y otros; a fin de atraer la atención de la gente hacia aspectos que pudieran despertar su interés sobre los temas de la exposición. Chung: Recuerdo haber visto obras de diseño hechas a mano con luces, basadas en el antiguo nombre de Gwangju, “Ciudad de la Luz”, junto a otras piezas únicas sobre Gwangju. Lee: Ya que la ciudad alberga la Bienal… ¿no se sentirían decepcionados los ciudadanos de Gwangju si la exposición no ensalzara la marca de su localidad para que pudieran sentirse orgullosos? El uniforme propuesto para los taxistas de Gwangju, es una sugerencia para mejorar la calidad de los servicios de Gwangju. En cada ciudad, desde el aeropuerto, estación de tren o terminal de autobús, los conductores de taxis son los que llevan a los extranjeros a sus destinos. ¿Cuán bello e impresionante sería si los taxistas van bien vestidos y elegantes? En el mismo contexto, también hicimos diseños para las bolsas de basura de los cinco distritos de Gwangju. Caminando por las calles, a menudo se pueden ver montones de antiestéticas bolsas de basura de color oscuro o plástico negro. A pesar de que la basura es para ser eliminada… ¿no sería más divertido para todos -quien la saca, quien la ve y quien la elimina- ver un gran elefante dibujado en la superficie de las

2

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


1 “Diseño de Jardines - Diseño del Campo”, una colaboración del arquitecto Choi Si-young y el diseñador de jardines Oh Gyeong-a, se muestra en la parte delantera de la sala principal de exposiciones. 2 El jardín del patio de “Diseño del espacio con motivos de Arte Oriental”, por el diseñador de interiores Chang Eung -bok .

Koreana ı Invierno 2013

bolsas? Sería como si las bolsas de basura se convirtieran en una especie de escultura moldeable. Así es como el poder del diseño puede transformar nuestra vida diaria. Chung: La propuesta de diseño para los envases de nueve variedades de arroz de alta calidad, cultivado en el sur de la provincia de Jeolla, fue bien recibida y se adoptó de inmediato, según me dijeron. Lee: Nosotros comemos arroz todos los días, ¿no? Pero a pesar de que compramos arroz con regularidad, no nos importa mucho la apariencia de las bolsas. En el mejor de los casos, aparecen algunas imágenes de panículas de arroz con el nombre de la región de producción y la fecha de envasado que se imprimen en el exterior. El consumo de arroz está disminuyendo en estos días; pero el arroz es un elemento básico de

la identidad coreana, y no debemos ignorarlo. Entonces, ¿qué deben hacer los diseñadores? Pues pensar en la forma de presentar el arroz de una manera que fomente su consumo. Para los clientes individuales, que son reacios a comprar arroz en grandes cantidades, los diseñadores deben crear paquetes atractivos y sugerentes para pequeñas cantidades de arroz. ¿Qué tal algo similar al café en grano, donde la cantidad deseada de arroz pueda ser molida en el acto? El diseño también podría crear un lugar donde la gente puede venir a beber sikhye (una bebida dulce de arroz), en lugar de café, mientras charla y ve cómo muelen el arroz que ha pedido. Diseñar significa crear una nueva cultura, abrir una nueva vía de agua para que penetre la cultura. El diseño abre los ojos, abre el corazón.

29


“¿Cómo puede este país ganarse la vida por sí mismo? En última instancia, ¿no es este el papel principal de las tendencias de diseño? En pocas palabras, busco crear un país que pueda decir: “Hoy en día, esto es lo más in” ; un país que logre que digan de él algo como, ‘En Corea, puedes aprender sobre diseño’... eso es lo que espero conseguir”.

1

30

C ultura y a rte d e Co re a


1 Parte de la exposición “40 Obras Menores”, con diseñadores en ciernes seleccionados a través de un concurso de proyectos. 2 Bolsas de basura con estampado de elefantes, creadas para los cinco distritos de la Ciudad Metropolitana de Gwangju, y presentadas por el Centro Universal de Diseño de Paquetes, creación de un grupo de estudiantes de la Universidad Chosun.

‘¡Unamos Asia juntos!’ Chung: El hecho de que esta vez no hubiera los típicos muebles expositores o muros divisorios -a diferencia de los centros típicos de exposiciones- fue un cambio refrescante. Lee: He reflexionado mucho sobre qué podemos hacer para reducir la contaminación. Cada vez que organizaba una feria de diseño, cualquier material desechable o no reciclable era descartado. Me sentía mal cuando teníamos que recurrir a ellos. Por eso en esta bienal introdujimos el concepto de “ecosistema”. Hemos tratado de minimizar la cantidad de material desechable, usando cartones y textiles que fueran fáciles de reciclar, para reducir los desechos. Nos preocupaba que los materiales pudieran mantenerse intactos durante los 59 días de la feria, pero no hubo ningún problema. En futuras exposiciones, usaré los mismos materiales. Chung: Como ciudad donde se celebran bienales de arte y diseño, probablemente, Estambul, en Turquía, sea un ejemplo único en todo el mundo. Espero que Gwangju emerja como un nuevo epicentro... Lee: Al dirigir la bienal, llegué a pensar más en el papel de Corea en Asia. Y me atreví a pensar: ¡Unamos Asia juntos a través del diseño! ¿Cómo puede este país ganarse la vida por sí mismo? En última instancia, ¿no es este el papel principal de las tendencias de diseño? En pocas palabras, busco crear un país que pueda decir: “Hoy en día, esto es lo más in”; un país que logre que digan de él algo como, ‘En Corea, puedes aprender sobre diseño’... eso es lo que espero conseguir. Chung: ¿Se refiere a la “economía creativa” de la que tanto se habla en estos días? Lee: A la economía creativa, o a la industria creativa, que es lo mismo. Pero la realidad es que sólo se habla de esta iniciativa sin incluir el presupuesto para la parte “creativa”. Tenemos que cambiar el enfoque. Si el presupuesto es de 1.000 wons, hemos de estar de acuerdo en gastar 800 ó 900 en esa creatividad invisible que hace falta para lograr una economía creativa. Otra cosa es lograr equilibrar la cooperación entre ambos mundos. En pocas palabras, “la gente ingeniosa” puede tener más éxito hoy en día; pero sin “una mentalidad práctica”, el ingenio o la idea, es inútil. Pero la tendencia es que las ideas 2

han de ser generosamente recompensadas, mientras que el trabajo de llevarlas a la práctica, termina siendo tratado con desprecio. Creo que el diseño puede contribuir a equilibrar la disparidad que profundiza la brecha entre ricos y pobres. Chung: ¿Cree usted que el concepto de “futuro antiguo”, que podría ayudar a resolver la actual falta de armonía, puede aplicarse al diseño? Lee: Los artefactos de los museos son, en términos generales, todos los llamados productos industriales del pasado. Debido a que se produjeron en grandes cantidades, algunos restos han sobrevivido. En otras palabras, los productos industriales que más consumimos identifican nuestra cultura, y permanecerán en los museos del futuro como tradiciones pasadas. Por ello no es un error decir, “ahora estamos utilizando la tradición del futuro”. Por eso el diseño es importante. El diseño crea la cultura humana del presente y del futuro, tanto bienes y productos para el consumo actual, como reliquias. Chung: En la década de los 70, cuando el concepto de diseño todavía era bastante desconocido, usted trabajó como reportera para el departamento editorial de “Design”, una revista especializada. Posteriormente, en la década de los 80, se hizo cargo de la revista. Fue una decisión muy arriesgada para aquel entonces, creo. Desde entonces, su vida ha estado inmersa entre revistas y publicaciones centradas en el diseño. ¿Alguna vez se ha arrepentido? Lee: El próximo año, nuestra empresa cumplirá su 37º aniversario. Tuvimos beneficios por primera vez el año pasado. Yo cumplí 60 años después de organizar la Feria de Diseño durante 20 años y el Festival de Diseño durante 11 años. En realidad, es mucho más de lo que cabría esperar para una pequeña empresa. Éramos como una gota de agua en el océano, pero no me arrepiento. Mirando hacia atrás, me siento orgullosa de haber trabajado para formar consumidores más exigentes. Mi sueño era incorporar y llevar el diseño a todas partes. Al final, la vida vuelve al “diseño del cuerpo”, ¿no es así? La mente sólo existe junto al cuerpo. En estos días, estoy muy ocupada hablando sólo de diseño, y todo lo demás se queda fuera. Me concentro en ampliar mi marco de pensamiento, como si ampliara mi almacén de ideas. Probablemente, podría decir que me estoy ocupando de una tarea poco habitual; pero creo que mi responsabilidad es la de conectar el talento de los diseñadores, organizarlos, y hacerlos más creativos. Mi trabajo final será algo así como “coordinar el diseño”. (Traducido por Javier Castañeda)

31


referencias arquitectÓncas

Embajada de Francia en Seúl la filosofía de un arquitecto plasmada en las curvas de un tejado El arquitecto Kim Jung-up exploró en todo momento la representación de las formas tradicionales coreanas, adoptando la funcionalidad y las avanzadas tecnologías de la arquitectura moderna de Occidente. Uno de los resultados de este esfuerzo es el edificio de la Embajada de Francia en Corea del Sur. Kim Chung-dong Historiador de arquitectura, Director del Instituto de Arquitectura Moderna de Corea | Ahn Hong-beom Fotógrafo

32

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


S

i uno pregunta a la audiencia de cualquier conferencia o clase de arquitectura moderna, quién o quiénes son los arquitectos con los que está más familiarizada, la mayoría mencionará a Kim Swoo-geun (1931-1986) y Kim Jung-up (1922-1988) y, respectivamente, los edificios de Space Group y de la Embajada de Francia en Seúl, como sus obras más importantes. Ambas construcciones se sitúan en la parte al norte del río Han, que fue el centro de la antigua capital de Corea. Sin embargo, mientras el edificio de Space Group se ubica en el barrio de Wonsedong, en el distrito de Jongno-gu, por donde pasa un número relativamente elevado de transeúntes; la Embajada de Francia se sitúa en una zona más bien tranquila (en el barrio de Hap-dong, en el distrito de Seodaemungu), en una zona no muy accesible para la gente. De ahí que la respuesta a la pregunta sobre los arquitectos más conocidos y sus obras más representativas genere desconcierto. Tal vez sea por lo mucho que es aludida esta obra por los historiadores de arquitectura; pero en todo caso, no cabe la menor duda de que las dos construcciones aquí citadas son las más emblemáticas de la arquitectura moderna de Corea.

La influencia de Le Corbusier Kim Jung-up –quien ejerció como profesor del Departamento de Arquitectura de la Universidad Nacional de Seúl, desde 1947- asistió en 1952 a la primera Conferencia de Artistas que se llevó a cabo en Venecia bajo la organización de la UNESCO. Allí conoció a Le Corbusier (1887-1965) y desde entonces, durante 4 años, profundizó sus conocimientos sobre arquitectura y planificación urbana bajo la influencia del afamado arquitecto suizo en París. Al regresar a Corea en febrero de 1956, retomó la cátedra como profesor del Departamento de Arquitectura y Arte de la Universidad Hongik. También inauguró su propia empresa -Kim Jung-up y Asociados-, que se encargó de diseñar la biblioteca de la Universidad Konkuk en 1956, el edificio de la Facultad de Humanidades de la Universidad de Busan, el edificio principal de la Universidad Sogang en 1958, el Drama Center de Namsan en Seúl (convertido más tarde en el Instituto de Artes de Seúl) y la fábrica de Yuyu Pharma, Inc. en Anyang, en 1959. Todos estos proyectos fueron obra del arquitecto Kim Jung-up, empecinado en aplicar el sistema de medidas de Le Corbusier –conocido como le modulor - a la Residencia del embajador de Francia en Corea. El arquitecto hizo una abertura redonda en el techo, para crear la ilusión de que el cielo se derramaba hacia el interior del edificio a través del agujero. Tras la renovación de la cubierta, sin embargo, este ‘efecto claraboya’ ya no se puede apreciar desde el interior.

arquitectura coreana. La construcción de la Embajada de Francia fue impulsada a finales de la década de 1950 por el entonces presidente francés Charles de Gaulle, el ministro de Cultura del país galo André Malraux, y el embajador francés en Corea Roger Chambard; quien asumió el cargo en abril de 1959. Kim Jung-up, que fue uno de los arquitectos invitados al concurso de diseño para el proyecto de construcción, recordaba así su experiencia tras ser elegido como ganador: “Una maravillosa oportunidad me llegó en la primavera (de 1959). El gobierno de Francia me pidió que participara en el concurso de diseño para la construcción de su Embajada en Seúl. Iba a competir con siete renombrados arquitectos franceses y éso era más que significativo para mí. El embajador Chambard me dijo que las probabilidades de que resultara ganador apenas eran del 1%, pero aun así me alentó a esforzarme lo más posible y a presentar un gran diseño, con el comentario de que el profesor Le Corbusier me había recomendado para el concurso. Mi primer boceto…, lo empecé en una habitación del Hotel Madisson -cerca de Broadway, en Nueva Yorky al regresar a Corea, trabajé día y noche para completar el diseño. Finalmente, como regalo de Navidad, me llegó la noticia de que mi diseño había sido seleccionado como ganador... Fue la recompensa perfecta a mi esfuerzo por crear un diseño que no solo proyectara el espíritu de la cultura coreana; sino que también expresara la elegancia de los franceses… Esto marcó un hito en mi carrera arquitectónica, ayudándome a sentar las bases para mis futuras obras. También fue lo que me permitió vivir una vida agitada en el exterior en la década de 1970.

“Edificio cobijado con una manta” En el momento de su construcción, la Embajada de Francia en Corea se erigió sobre un terreno de 1.600 metros cuadrados, con estructuras de acero reforzado (estructuras de concreto o Rahmen). En total, se construyeron dos edificios: uno de planta única -que sería la residencia del embajador- y otro de dos pisos, que sería la cancillería de la sede diplomática. Sin embargo, su exterior cubierto con hormigón hacía que desde afuera resultara imposible adivinar el número de plantas. En realidad, en aquella época en Corea no había materiales de revestimiento apropiados; mientras la técnica de acero concreto expuesto se hacía popular gracias a Le Corbusier y el arquitecto japonés Kenzo Tange (1913-2005). Esta tendencia arquitectónica llamó la atención tanto de occidentales como de orientales; y Kim Jung-up no fue la excepción. El lenguaje arquitectónico de Kim Jung-up se resumía

33


en gruesas líneas en movimiento, yuxtapuestas con círculos pequeños para crear formas completas y armoniosas; así como en esquinas con ángulos agudos. El poeta Kim Yeong-tae (1936-2007) describió el edificio de la cancillería de la Embajada de Francia en 1984 como “una estructura cobijada con una manta”, al reflejar las intenciones estilísticas de su creador en un tejado suspendido sobre unas columnas. Considerando las técnicas de construcción de la época, fue una innovación; pues claramente las curvas del tejado parecen tener vida y estar en movimiento. Por su parte, el tejado de la residencia del embajador presentaba un agujero que, visto desde abajo, daba la sensación de que el cielo descendía hacia el interior del edificio a través de esa abertura (no obstante -años más tarde- al llevar a cabo obras de restauración, el agujero fue tapado; por lo que ahora es imposible comprobar las intenciones estéticas iniciales del arquitecto). El elemento del edificio que contrasta con el tejado es la chimenea, que muestra una posición perpendicular, siendo éste otro símbolo clave de la arquitectura de Kim Jung-up. La construcción de la Embajada de Francia comenzó en la primavera de 1960 y finalizó un año después, en 1961. Se incluye entre las obras más aclamadas de Kim Jung-up, junto con el edificio principal de la Universidad Nacional de Jeju -erigido en 1965 cerca de Yongduam (piedra con forma de dragón) en la isla de Jeju, y demolido en 1996-. Estos dos proyectos consagraron a Kim Jung-up en 1965 con la insignia de Caballero de la Orden Nacional del Mérito, entregada por el gobierno francés. Sin embargo, transcurridos 10 años desde su construcción, empezaron a producirse grietas en el tejado del edificio de la Embajada de Francia y fue necesaria una reparación. De ahí que hoy el edificio tenga otro tejado. Asimismo, también cambió mucho el entorno de la sede diplomática; e igualmente, otro elemento nuevo es el diseño del arquitecto francés David Pierre Jalicon, aplicado a los interiores de la Embajada.

Museo Memorial de Anyang En 1971, Kim Jung-up fue expulsado a Francia por su discordia con el entonces gobierno militar de Corea. Más tarde, el arquitecto se fue a Estados Unidos y permaneció allí hasta 1978, año en que se le permitió regresar a su país de origen. 10 años después, en mayo de 1988, Kim Jung-up murió a causa de complicaciones derivadas de la diabetes que padecía, a la edad de 66 años. La herencia más valiosa que dejó es el esfuerzo por compatibilizar la arquitectura occidental con la coreana, en el difícil contexto histório-social de la era post independencia. Los años iniciales de Kim Jung-up como arquitecto

34

fueron similares a los de Kim Swoo-geun -otro pilar de la arquitectura moderna de Corea-, en el sentido de que ambos tuvieron su primer contacto con la arquitectura occidental en Japón de manera indirecta. Sin embargo, Kim Jung-up destaca por haber tenido la oportunidad de estudiar en Francia y Estados Unidos; y por haber contribuido enormemente a la modernización de la arquitectura coreana en base a los conocimientos adquiridos en dichas naciones. En 2007, el municipio de Anyang anunció el plan de convertir 4 de los 19 edificios de los que consta la fábrica de Anyang de la empresa Yuyu Pharma, Inc. -que Kim Jung-up diseñó en 1959, justo antes de iniciar el proyecto de la Embajada de Francia- en un museo de arquitectura que llevara el nombre del arquitecto. La idea fue planteada al quedar vacíos aquellos edificios, tras la mudanza de la fábrica a la localidad de Jecheon en la provincia de Chungcheong del Norte en 2006. No obstante, al hallarse en aquel lugar restos de Anyangsa -un templo que data de un periodo entre las postrimerías del reino de Silla Unificada (676-935) e inicios del periodo de Goryeo (9181392)- el proyecto se estancó sin llegar siquiera a definir el nombre del museo. Desde la construcción de la Embajada de Francia en Corea han transcurrido cinco décadas; mas sin embargo, esta sede diplomática jamás ha abierto sus puertas al público en general. La entrada tan solo se ha permitido al personal laboral de la Embajada, o a aquellos que allí acuden a realizar algún trámite. En este contexto, resulta especialmente significativo que ahora el acceso a la Embajada sea posible para quienes soliciten una visita, siempre y cuando esta actividad no interrumpa las labores de la oficina diplomática. En Francia, todos los años -a primeros de octubrese celebran las Jornadas Europeas del Patrimonio (Les Journées Européennes du Patrimoine), un evento que permite la entrada libre a los espacios que forman parte del patrimonio cultural francés. Son días en los que la gente puede entrar y ver obras arquitectónicas con valor histórico, o estudios personales de artistas habitualmente de acceso restringido. Incluso un residente temporal puede ver el palacio presidencial durante esas jornadas. Tomando esto en cuenta, se plantea que la Embajada de Francia en Corea podría igualmente designar una fecha como la descrita, para abrir sus puertas a un público deseoso de contemplar uno de los legados más importantes de la arquitectura moderna de Corea. (Traducido por Joo Hasun)

El edificio de la cancillería cuenta con un elegante techo envuelto hacia arriba sostenido por columnas, que muestra la originalidad del arquitecto.


El edificio de la Embajada de Francia fue referido por el poeta Kim Yeong-tae como “una estructura cobijada con una manta”. La imagen descrita por tan poética expresión, revela las intenciones estilísticas de su creador, reflejadas en un tejado suspendido sobre unas columnas, toda una innovación para su tiempo considerando las técnicas de construcción de la época.


Enamorado de Corea

El Dr. Rajesh Chandra Joshi se inspiró en el entusiasmo de los médicos coreanos que realizaban su voluntariado en Nepal para venir a Corea, y convertirse en médico. Foto con sus padres en una visita a Corea, junto a su esposa y su madre política.

36

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


E

tar a varios pacientes, me di cuenta de a qué se refería el muchacho. Cuando el doctor auscultaba a una joven estudiante con dolor de estómago, le hacía las preguntas habituales sobre los síntomas. Sin embargo, cuando ella confesó que había estado bebiendo la noche anterior, él le preguntó: “¿Estuviste bebiendo sola o con alguien? ¡Oh, sola! ¿Por qué estuviste bebiendo sola? Esa es la razón por la que te duele el estómago”. Estaba claro que él era “diferente” de otros médicos. Cuando un estudiante de China le dijo: “He tenido kimchi durante varios días”, el Dr. Joshi le respondió: “Ah, te refieres a kichim (“tos” en coreano). Es kichim, no kimchi. Pero nunca olvides tener kimchi (col china fermentada) en tu nevera. ¡Comer kimchi ayuda cuando tienes un resfriado!”. El estudiante, que lucha para sacar adelante sus estudios en un país extranjero, se relajó visiblemente. A pesar de que había entrado en la clínica con un gesto tenso y deprimido, finalmente salió de allí con una sonrisa. Pude ver el alivio en su rostro. Mientras redactaba las recetas de medicamentos para su paciente, el Dr. Joshi impregnaba sus prescripciones con la calidez de su corazón, comentando que él también fue estudiante extranjero en Corea durante mucho tiempo y que, si bien el estudio en sí es importante, participar activamente en los clubes de alumnos y hacer amigos, también es una buena forma de mantenerse sano. El Dr. Joshi esbozó un gesto de alegría cuando le dije que parecía más una madre que un doctor, con su delicada voz y su mirada apaciguadora. “Trato de El doctor Rajesh Chandra Joshi trabaja como médico de familia en la Universidad hacer que los pacientes se sientan cuide Keimyung en la ciudad de Daegu, al sureste de Corea. Es el primer médico nepadados y cómodos”, afirma. “Creo que un lí en este país y, para superar la oposición tuvo que dedicar tres veces más tiempo médico debe cuidar, por encima de todo, que otros al estudio. En aquel momento, pensó que iba a regresar a casa en cuanto los corazones de las personas. Yo siempre trato de recordar cuánto impacto se convirtiera en médico, pero actualmente trabaja en Corea y actúa como puente pueden tener las palabras de un médico entre este país y Nepal. Park Hyun-sook Escritora independiente | Ahn Hong-beom Fotógrafo sobre los pacientes enfermos”.

s miércoles y son las dos de la tarde. La Sala Bauer en el campus de la Universidad de Keimyung en Daegu está muy animada y llena de estudiantes. El edificio cuenta con todas las comodidades -como cafetería, papelería, agencia de viajes, banco, oficina de correos o supermercado- y su ambiente está cargado del murmullo de las risas de los estudiantes, que justo acaban de terminar el almuerzo o aprovechan para hacer algunos recados antes de la siguiente clase. Sin embargo, hay un lugar acogedor y tranquilo tras una de las puertas de este edificio: la clínica de salud. La clínica tiene una vieja puerta de madera, que a simple vista es como cualquier otra; pero realmente funciona como muro de insonorización que aísla el interior del ruido procedente de afuera. A esta paz contribuye el efecto de la voz calmada del Dr. Joshi. Su tono cálido y agradable tiene el extraño poder de conseguir que sus oyentes se concentren en él, y hace parecer aún más silencioso el ambiente. 

Un puente al mundo multicultural

Dr. Rajesh Chandra Joshi

Las recetas de un corazón cálido El Dr. Joshi, doctor residente por tercer año en el Departamento de Medicina Familiar del hospital Dongsan, de la Universidad de Keimyung, presta servicio médico voluntario a los estudiantes y profesores de la facultad dos veces por semana, de dos a cuatro de la tarde. El día que visité la clínica para hacerle la entrevista, había un flujo constante de pacientes que buscaban al “Dr. Rajesh”. Seguí a uno de los estudiantes, que aseguraba que aquella era su segunda visita. “No sé cómo explicar esto adecuadamente, pero está claro que el Dr. Rajesh es distinto a otros médicos. Comprenderá lo que quiero decir cuando hable con él”, me indicó, antes de marcharse apresuradamente del lugar. Aquel comentario despertó mi curiosidad y, cuando lo vi traKoreana ı Invierno 2013

Un servicio en cinco idiomas diferentes El coreano del Dr. Joshi suena completamente natural y su acento de Daegu es divertido y amistoso. No en vano, es el resultado de sus 21 años de vida en Corea, pero también refleja que es capaz de captar fácilmente nuevos idiomas. Además de su lengua nativa de Nepal, habla hindi, paquistaní, inglés y coreano. Un gran número de extranjeros vienen a verle por este motivo. En particular, para quienes vienen a hacer cursos de formación empresarial, y aquellos que se instalan en Corea por razones de matrimonio o estudios, el Dr. Joshi ejerce como tutor o guía, además de prestarles servicios médicos. A veces recibe llamadas en medio de la noche. Además de las personas que se ponen enfermas de repente, hay otras que le plantean solicitudes ajenas al ámbito de la salud.

37


ma. Sin embargo, el Dr. Joshi eligió Corea a consecuencia de la “Sé que me llaman a esas horas porque durante el día tienen fuerte impresión que se le quedó grabada tras las visitas de los que trabajar, así que trato de ser lo más útil posible”, comenta el Dr. médicos voluntarios coreanos, y la sensación de familiaridad que Joshi. “Por ejemplo, les indico que vayan a la sala de emergencias sentía con este país, dado que su tía y su tío habían estudiado resde determinado hospital, que busquen a cierto doctor y que me ponpectivamente en la Universidad de Mujeres de Ewha y en la Univergan con él al teléfono. A veces les digo que vayan a la oficina del dissidad Nacional de Seúl. Su decisión gozó del apoyo del Dr. Jeong trito para solicitar una consulta, y que luego me den la información Seong-deok, entonces profesor de neuropsiquiatría en el Cende contacto para que pueda hablar con la persona encargada. El otro tro Médico de la Universidad de Yeungnam -y ahora retirado- que día estuve hablando con un joven. Al final de la llamada, me dijo: 'Me conocía personalmente al tío materno del Dr. Joshi. Él considera siento curado con solo hablar con usted’. Al escuchar eso mi corazón como sus padres tanto al Dr. Jeong como al Dr. Lee Kyu-seok, que se llenó de gozo”, asegura el Dr. Joshi. El Dr. Joshi dice que la satisfacción que siente después de ayudar a personas con El doctor R. C. Joshi no solo ofrece servicios médicos a quienes problemas en un país extranjero, compensa sin duda la fatiga provocada por la vienen a Corea para contraer matrimonio, estudiar o hacer cursos de falta de sueño. Además, ahora tiene un formación en alguna empresa, sino que también ejerce como su guía mayor sentido de la responsabilidad, desde que recibió una placa de reconocimiento o tutor. A veces recibe una llamada en medio de la noche. por parte de la Asociación de Estudiantes “El otro día estuve hablando con un joven. Al final de la llamada, me Nepalíes en Corea -que cuenta con más de 500 integrantes- y en marzo de este año dijo: ‘Me siento curado de tan sólo hablar con usted’. Al escuchar eso fue nombrado embajador honorario de las familias multiculturales en la provincia de mi corazón se llenó de gozo”, asegura el Dr. Joshi. Gyeongsang del Norte. Además, es miemes profesor de dermatología de la Universidad de Keimyung. “Estos bro de Love Nepal, la asociación de inmigrantes nepalíes en Corea, dos profesores, ambos apasionados del servicio médico voluntario así como de la organización Namaste, que ayuda a los niños pobres que prestan en Nepal, supervisaron de principio a fin mis estudios de Nepal. Sus allegados se preocupan por la apretada agenda del Dr. médicos. Ellos me apadrinaron y me animaron a estudiar, para que Joshi pero él, como médico que ha tomado la decisión de dedicarse a me convirtiera en un gran médico en Nepal”, asegura. ayudar a la gente, considera que es parte del curso natural de la vida.   Desde hace más de 10 años, el Dr. Joshi comenzó a viajar cada año a Nepal con médicos coreanos, para hacer trabajos voluntaEl examen, una barrera tan alta como el Everest rios durante la semana o dos semanas de sus vacaciones anuales. El Dr. Joshi es el hijo mayor de una familia acomodada y tiene Hace unos 20 años, en su país de origen, los médicos que acudían una hermana más joven que él. Desde niño siempre le gustó la de visita desde el extranjero a dicho país del Himalaya eran objeto música, la pintura y el cine; y siempre tenía un montón de amigos de admiración, y ahora él es uno de ellos. gracias a su buen sentido del humor. Pero cuando llegó a Corea, “Me emocionaba mucho cuando veía la pasión de los doctores por primera vez experimentó la dureza de la vida. coreanos que visitaban Nepal para realizar trabajos voluntarios. En “¡Los alumnos coreanos estudian muy duro! Solo los que aquella época vi a personas que habían caminado día y noche duransacan las mejores notas pueden ir a la facultad de medicina, por te tres días, con un miembro de la familia a cuestas sobre la espalda lo que me encontraba en una especie de camino al infierno. En un y comiendo solo un poco de pan de cebada durante el camino. Tammomento en el que todavía me costaba manejar el coreano de día a bién conocí a personas con discapacidad que vivían en situaciones de día, pasé una etapa muy difícil, tratando de aprender todos los térpobreza extrema. Era algo desgarrador. Después de verles maduré minos médicos. En Nepal solo realizamos exámenes de respuesla idea de ser médico y decidí venir a Corea”, relata el Dr. Joshi. ta libre, y aquí en Corea, me sentía perdido frente a las pruebas Debido a la política educativa del Gobierno de Nepal, que exige con preguntas de múltiples opciones. Un amigo que había venido a sus ciudadanos completar por lo menos 10 años de educación conmigo a Corea a estudiar medicina, pronto se rindió y regresó a en el país, antes de salir a estudiar al extranjero, el Dr. Joshi finaNepal”, recuerda. lizó su segundo año de especialización en biología en la UniversiEstudiar medicina en un país extranjero era realmente duro. dad Nacional de Nepal antes de venir a Corea en 1992. La mayoría Como no podía entender muy bien el contenido de las clases, estade los nepalíes que estudian en el extranjero lo hacen en la India ba constantemente estresado por sus malos resultados en los o Pakistán, cuyos lenguajes son más parecidos; o también en el exámenes. Hubo muchos días en los que se culpaba a sí mismo, Reino Unido o Estados Unidos, ya que el inglés es su segundo idiopensando: “Debo de estar loco. ¿Por qué me habré metido en algo

38

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


cuarto intento”, afirma. tan difícil?”. Tras pedir permiso para ausentarse de la universidad Superar el examen nacional que le permitió colegiarse como dos veces y suspender un examen, pensó incluso en cambiar su médico le hizo sentir como si hubiera conquistado la cumbre del especialidad de medicina por administración. “Si estudio adminismonte Everest. Antes de eso, había sufrido un enorme estrés, lletración, tal vez pueda echar una mano a mi madre en su negocio gando a tomar hasta siete analgésicos al día para aliviar el dolor de y ayudar a los pobres con el dinero que gane”, pensó. Sin embarcabeza y el insomnio causados por la tensión. go, recibió la severa reprimenda la que entonces consideraba una “hermana de Corea”, a quien conoció cuando ayudaba a compatriotas nepalíes que realizaban cursos de formación en empresas. Otro sueño más “Ella me echó una buena bronca. Me recordó el gran disgusto Como aprobar el examen nacional le llevó tres veces más tiemque les daría a mis padres, que están trabajando duro en Nepal y po que a la mayoría de sus compañeros, el Dr. Joshi -nacido en orando por mi futuro. Yo estaba a punto de 1971- trabaja como médico residente junto llorar. Entonces, de pronto adquirí plena con otros que nacieron en 1975 o 1976. conciencia de mis sentidos. Ahora ella es Los que entraron en la universidad con él mi suegra”, explica el Dr. Joshi. ya son profesores, pero él no se impacienComo no podía entender del todo las clata. Al contrario, considera su experiencia ses, el Dr. Joshi dejó de tomar apuntes. En como un importante activo. Cuando sussu lugar utilizó una grabadora y escuchaba pendió el examen por tercera vez, su suelas lecciones una y otra vez. Tras superar gra le dijo: “He oído hablar de un médico todo tipo de obstáculos y después de nueve que aprobó el examen después de 10 años. años de estudio, finalmente se graduó en Cada uno lleva su propio ritmo. ¡Algunos la facultad de medicina, una carrera que son rápidos y otros más lentos! Para mí normalmente lleva seis años. En 2007, tras las historias más interesantes son las de graduarse, se presentó al examen nacional las personas más lentas”. El Dr. Joshi dice para colegiarse como médico. Como era de que, cada vez que recuerda esto, se siente esperar, no superó el reto. repleto de energía. En 2008, mientras estudiaba para lle“Al principio quería ser médico lo antes var a cabo su segundo intento, se casó. Su posible y regresar a Nepal. Pero ahora hay esposa, Jeong Se-yeong, es la hija de su muchos más médicos en Nepal. Están lle"hermana de Corea" antes mencionada, gando muchos nepalíes a Corea y yo sentí que era una amiga cercana desde su prique aquí era necesaria una persona que El Dr. Joshi siempre hace muchas preguntas, pues mer año en el curso previo de medicina. Su pudiera servir de puente entre ellos y su considera que la mejor receta sólo se puede prescribir, cuando el médico y el paciente abren sus corazomatrimonio le llevó a ser más decidido a la país de acogida. Esto no significa que haya nes el uno al otro . hora de lograr su meta de aprobar el exaabandonado mi sueño de contribuir a la men nacional. Cada día iba a la biblioteca al amanecer y regresaba mejora del sistema de salud en Nepal. Más que eso, diría que he a casa a altas horas de la noche. Su esposa también se levantaañadido otro sueño a mi sueño original”, explica. ba temprano para preparar el desayuno al Dr. Joshi, que en aquel Cuando estudiaba en Daegu, el Dr. Joshi siempre decía que momento se ganaba la vida como profesor particular. En lugar de envidiaba el avanzado sistema médico del hospital universitario. tratar de memorizar el extenso contenido de los libros médicos, Aunque el dinero es lo único que hace falta para comprar los equise reunía habitualmente con los alumnos más destacados, y estupos médicos más modernos, un sistema de salud eficiente requiediaban juntos haciéndose preguntas. En este proceso fue capaz de re un desarrollo integral de educación, tecnología, mano de obra comprender su manera de pensar y también la forma en la que fory organización. Por eso, él tiene un especial interés en introducir mulaban sus respuestas. No obstante, la puerta del éxito no se le en Nepal el sistema de seguridad social de Corea, y los centros de abrió fácilmente. Fracasó dos veces más por un estrecho margen, salud y clínicas de este país. la última de ellas por una diferencia de solo tres puntos. Quizá por lo mucho que le costó aprobar el gran examen des“Si no hubiera sido por las personas que me rodean, no podría pués de tres fracasos, el Dr. Joshi sonríe al afirmar: “¡Ya no me haberme convertido en médico. Mi esposa, mis suegros, mis padres interesan las cosas que se resuelven fácilmente y sin problemas!”. en Nepal, profesores y amigos... Al saber cuánto se preocupaban Existe el dicho de que los mayores éxitos requieren más tiempo por mí, no podía darme por vencido. Al final incluso hice un simuy esfuerzo. El Dr. Joshi, que ama a las personas y no tiene miedo lacro de examen con ejemplos de preguntas que mis amigos me de los problemas, está desarrollando al máximo su potencial para pasaron. Con una perseverancia tenaz, finalmente aprobé en el convertirse en un “gran médico”. (Traducido por Atahualpa Amerise) Koreana ı Invierno 2013

39


en el camino

Arte en la ZDM Memorias de amor a la tierra y la guerra Durante las últimas seis décadas, los vestigios de la Guerra de Corea han quedado en la Zona Desmilitarizada (ZDM) y sus influencias -grandes o pequeñas- se han hecho sentir no solo en la memoria y la conciencia de las personas, sino también en las comunidades locales y Corea en su conjunto. Cheorwon es el lugar que conserva más nítidamente esa historia y por ende se ha convertido en el escenario de una exposición de arte titulada <Real DMZ Project (Proyecto de una ZDM real)>. Kim Yoo-kyung Periodista | Ahn Hong-beom Fotógrafo

40

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


¿

Una exposición de arte en la Zona Desmilitarizada? Definitivamente los tiempos han cambiado y tras 60 años desde el armisticio, se han producido notables mutaciones en un rincón de esa zona militar, que se ha transformado tanto en un centro turístico, como en un escenario artístico. En 2013, por segundo año consecutivo, en Cheorwon fue organizada una exposición artística de bastantes grandes dimensiones. Sin lugar a dudas, el poder presenciar la muestra, que este año llevaba por título (Real DMZ Project 2013: Borderline (Proyecto de una ZDM real 2013: Frontera)) y fue llevada a cabo del 27 de julio al 22 de septiembre, consistió una experiencia singular en la que se recopilaron unas 20 obras -entre fotografías, pinturas, videoarte e instalaciones artísticas-; al realizar un recorrido por los sitios turísticos de Cheorwon que tienen como tema principal la defensa. Frente a tales obras, producto de una reinterpretación contemporánea -realizada por 12 artistas de 11 naciones- sobre el significado de la Zona Desmilitarizada, el espectador pudo apreciar ese espacio armado, visto desde la propia perspectiva de cada cual. La curadora jefe del Centro Artsonje y directora artística de esta exhibición, Kim Sun-jung, comentó al respecto que “la exposición Real DMZ Proyect era un proyecto de exploración humanística y artística sobre los problemas derivados de la Zona Desmilitarizada de la península coreana, que afectan a nuestras vidas y cultura”.

Aves migratorias en la Zona Desmilitarizada Durante el viaje desde Seúl hasta el lugar de la exposición, el recuerdo de la Guerra de Corea era para mí algo tan cotidiano y por ende irrelevante, como la parada de buses llamada Colina 104 en Yeonhui-dong. Sin embargo, a medida que me acercaba a Cheorwon, el número de las instalaciones que mostraban la identidad de esta localidad -como área de defensa y zona desmilitarizada- comenzaron a aumentar. El único elemento extraño, a mi parecer, era una construcción edificada para proteger a las aves y otros animales silvestres. La solitaria fachada de este edificio expresaba el largo tiempo transcurrido desde el fin de la guerra. En realidad, mi viaje a Cheorwon fue como viajar al pasado, rescatando las memorias del conflicto ocurrido en estas tierras hace 60 años. Probablemente el sentimiento debió ser el mismo, cuando el gobernador del distrito de Cheorwon dijo al saludar a los artistas que participaban en la exposición, que “daba la bienvenida a que hoy por hoy existiera un interés cultural -en vez de una atención de índole militar- hacia esa región”. El tiempo hizo que un rincón de esa zona militar se transformara no solo en un centro turístico; sino también en un espacio artístico. Todos los artistas que inte-

“Blow Up” de Back Seung-wooh expone “Desde el Norte”, un programa especial en el Centro Artsonje de Seúl, que complementa el“Proyecto ZDM Real 2013”, llevado a cabo en una zona cercana a la Zona Desmilitarizada en Cheorwon, Provincia de Gangwon. Presenta imágenes que fueron prohibidas por los censores norteñòs, encontradas por el fotógrafo durante su visita a Corea del Norte en 2005. Fotomontaje de 40 piezas pigmentado con impresiones digitales, 265 x 504 cm, 2005-2007. Koreana ı Invierno 2013

graban la exposición artística de la ZDM, que este año celebró su segunda edición, pertenecen a la generación de la posguerra, lo que implica que la guerra no ha caído en el olvido. Es más, me dio la impresión de que la exposición era como una flor entre las ruinas de la guerra. En el distrito de Cheorwon en la provincia de Gangwon, tuvo lugar el mayor número de combates durante la Guerra de Corea. Aún es un distrito militar donde se percibe un clima de tensión, así como una localidad cuya industria principal es la agricultura. La mayoría de sus residentes realiza cultivos en las llanuras, dentro del espacio marcado por la Línea de Control de Civiles. También es un lugar que alberga otros restos, tales como la ex sede del Partido de los Trabajadores de Corea del Norte, destruída durante la guerra y designada como patrimonio cultural en 2002; mientras que el río Hantan es un centro de ocio, sobre todo para disfrutar de deportes como el descenso en canoa (rafting en inglés), y de platos preparados a base de pescados de agua dulce en los restaurantes ubicados a sus orillas. Paek Su-hyeon, quien trabaja como guía local, comenta que “a lo que los residentes de Cheorwon atribuyen mayor importancia, es la tierra en la que han vivido y están viviendo, así como a sus campos de cultivo y arrozales”. Ellos aran tierras que fueron un campo de minas. Para esa gente, más allá de la ideología, la fe y el amor que sienten hacia sus cultivos, esas tierras son como el aliento que necesitan para poder vivir. Las obras expuestas dejaron entrever las diversas perspectivas de los artistas sobre un espacio en el que la confrontación entre las dos Coreas continúa. Puede que las personas poco familiarizadas con las tendencias artísticas actuales se sientan confundidas, al no poder discernir el arte de la realidad. Sin embargo, la experiencia que se logra en nombre del arte, definitivamente contiene la acumulación de la historia. Como parte de la exposición, el artista irlandés Jesse Jones presentó una performance o muestra escénica bajo el título de (Psychic Reunification Project (Proyecto Reunificación Psíquica)), en el auditorio del Centro Turístico del Campo de la Batalla del Triángulo de Hierro. La obra consistió en leer el Tarot en un ambiente místico y al compás de una melodía interpretada con gayageum, resolver las incógnitas relacionadas con las dos Coreas. En un momento dado en el que las preguntas de los espectadores eran respondidas mediante la lectura del Tarot, la performance parecía toda una reunión seria y solemne sobre el panorama político regional. El público preguntaba: “¿llegará la reunificación?”, “¿perdurará el régimen de Kim Jong Un?”, “¿se producirán choques armados?”, “¿harán uso de las armas nucleares?”, “¿se reanudarán los viajes al Monte Geumgang?”, etc. Entonces, se volteaban unas cuantas cartas del Tarot y los dibujos que mostraban eran visualizados en una gran pantalla LED. Finalmente, las cartas eran interpretadas de la siguiente forma: “La reunificación no llegará fácilmente y los actuales problemas ya son demasiado serios. A la larga, las dos

41


partes se comunicarán y entablarán diálogo. El turismo al Monte Geumgang se reanudará, dado que coinciden los intereses de ambas partes”. La interpretación sonaba igual que la explicación de un especialista en relaciones internacionales, y nadie entre el público se reía; porque ciertamente, cualquiera se pone serio ante la realidad de la Zona Desmilitarizada.

Una estación de trenes por donde no pasan trenes Yun Su-yeon de Corea del Sur, presentó fotografías de los residentes locales que realizan cultivos agrícolas dentro del área delimitada por la Línea de Control de Civiles, u obras en construcción de la zona militar. Para crear estas obras, Yun Su-yeon frecuentó mucho esta región y comenta que “al principio le dio miedo el lugar, mas sin embargo, poco después se asombró del vivir diario tan pacífico y sereno de la gente que allí habitaba, y deseó formar parte del mismo”. La fotografía de un campesino durante un descanso entre los trabajos de siembra de arroz, fue frontalmente instalada como un tablón de anuncios, mirando al Monte Osong en Corea del Norte. En concreto, se instaló en la intersección de un deteriorado puesto de vigilancia -en el que está escrito el viejo lema de la Unidad Cheongseong- a cuyo lado se extienden amplios arrozales, así como letreros que indican la dirección para llegar de forma desordenada a varias iglesias de la zona. A esa hora nadie transitaba por el lugar… ¿Será posible ver a los ciudadanos locales regresar a sus casas justo a la hora del cierre de la Línea de Control de Civiles? El campesino en la foto decía a sus vecinos “aunque no se ve la cara, ése soy yo”. Sin embargo, estaba claro que la obra sería más vista por los turistas que por los residentes de la zona. La colección expuesta en la Sala de la Paz y la Cultura de la ZDM incluyó la fotografía (Brotherhood of War – B Camera (Hermandad en la Guerra – Cámara B)) de Jung Yeon-doo, que presenta una escena de guerra como de película; la pintura al óleo (Tour) de Hwang Se-jun, que representa el paisaje de la Zona Desmilitarizada con la técnica del collage, considerándolo un gran espejismo ideológico; y la fotografía (Let’s Try We Can Do It, the Army Infantry School (Intentémoslo, Podemos Lograrlo, Academia de Infantería del Ejército)) de Oh Hein-kuhn, que capta con suma perspicacia las características de la cultura militar mediante personas e instalaciones. Frente a otra fotografía, de una piedra con la frase militar “Haz posible lo imposible” escrita con pintura, estuve a punto de reír; pero en seguida me quedé petrificado. Inmediatamente me di cuenta de que lo que decía esa frase no era una broma. En la estación de Woljeong-ri, la parada más al norte de la Línea Gyeongui -que es famosa por la frase “El caballo de hierro quiere galopar”- se acuesta un tren destartalado. Hace tiempo, cuando lo vi por primera vez, el tren me causó una profunda impresión. Entonces pude ver el tren entero. En este espacio, tanto en el pasa-

42

do como en el presente, el tren es un elemento más artístico que cualquier otra obra expuesta. Sin embargo, ahora el impacto visual que ofrece es muy débil, al estar separada la parte delantera del tren y permanecer cubiertas varias secciones del mismo. La estación abandonada, por donde no pasan trenes, parecía una estampa escenográfica de cine. El artista canadiense Paul Kajander llevó a cabó -junto a estudiantes de primaria y secundaria- una performance en un depósito de hielo de la era del dominio colonial japonés, para representar el concepto de la división a través del movimiento corporal y la voz. Posteriormente, expuso en la estación de Woljeong-ri tanto las fotos como el sonido de la obra. La Plaza de la Paz y la Cultura frente a la estación, mientras tanto, albergaba piezas artísticas que en conjunto creaban una gran imagen de silencio. Una de ellas es la obra del singapurense Heman Chong, que consiste en un contrachapado de color blanco -de 7 metros de altura y 10 metros de ancho-, sobre el que está escrito en negro la frase “One Hundred Years of Solitude”, tomada del título de la novela Cien Años de Soledad. Y enfrente de ella, en el suelo estaban colocados decenas de basaltos traídos de los campos de Cheorwon. (Consciousness Dilatation (Dilatación de la Consciencia)) de Koo Jeong A, de Corea del Sur, es una instalación artística. En ella, imágenes como las de un tren oxidado, una estación desolada, piedras y soledad combinadas, explican los 60 años de silencio de la Zona Desmilitarizada. Aunque los locales digan: “¿Ponen aquí piedras de nuestros campos, escriben una frase en el tablón de anuncios y dicen que esto es arte?”, lo cierto es que su energía muestra una belleza que oculta intensidad. A un costado de la plaza, había unos soldados de pie, armados. Ese paisaje, que es la realidad de este lugar, paradójicamente se percibía como algo irreal, al contrastar ferozmente con las obras de arte que exponían un silencio solitario.

“Yo soy un fragmento de Cheorwon” Me subí al monocarril para llegar al Observatorio de la Paz de Cheorwon, donde me topé con un trabajo que plasmaba la especial sensibilidad de un artista extranjero. La obra en cuestión es (The Emotion of Land, THE CUT by Post Cosmetic Surgery (La Emoción de la Tierra, EL CORTE, por Post Cirugía Plástica)), una pieza de videoarte de Fahrettin Orenli de Turquía, que muestra una operación estética para añadir un pliegue en los párpados. El punto de vista que presenta el artista es que la modernización de Corea fue un proceso carente de naturalidad como una cirugía plástica, opinión que igualmente mantiene sobre las relaciones intercoreanas. 1 “Casa Roja”, de Noh Sun-tag, con rasgos de “Arirang”, calistenia masiva de Corea del Norte. Impresiones de archivo pigmentadas, 100 x 140 cm, 2005. 2 “Tour”, de Hwang Se-jun, exposición en el Centro de Paz y Cultura de la ZDM, representa un viaje esperanzador, desde el frío y los temores de la guerra hacia la paz. Pintura al óleo sobre lienzo, 162 x 920 cm, 2012. 3 La estación Woljeong-ri perdió hace mucho tiempo su función como estación de ferrocarril. Actualmente se usa como sala de exposición de fotos durante el “Proyecto ZDM Real 2013”. Cu l tu ra y a rte d e Co re a


1

En la Plaza de la Paz y la Cultura, frente a la estación de Woljeong-ri, estaban expuestas unas obras cuya armonía creaba una gran imagen de silencio. El silencio de la Zona Desmilitarizada de los últimos 60 años, representado por un paisaje compuesto por fragmentos de un tren oxidado, una estación desolada, piedras, soledad… 2

Koreana ı Invierno 2013

3

43


1

Mientras, en una pared del Observatorio, estaban expuestas unas pinturas al óleo, entre ellas (Rice Fields in Cheorwon (Arrozales en Cheorwon)) que retrata el amor más primitivo por la tierra. De los artistas participantes de la muestra el pintor Kim Sunkyong es el único que nació y que trabaja en Cheorwon. “Amo este lugar y por eso, volví después de terminar mis estudios en la facultad de arte”, dice el artista, que define que la mayor característica de la Zona Desmilitarizada, es la belleza de las líneas creadas por los campos minados aún sin limpiar, y los arrozales convertidos en campos de cultivo vistos desde la cima del Monte Soi. De niño, él frecuentaba el destruido edificio del Partido de los Trabajadores, y divagaba por los campos de Cheorwon. Hoy, las piezas de metal oxidadas de las bases militares, cartuchos de bala, y hasta los raíles del tren, son su inspiración. Señalando el autorretrato que al fondo contiene un paisaje del atardecer, Kim Sun-kyong afirma “yo me considero un fragmento de Cheorwon”. La ex sede de la Oficina de Cheorwon para Inspecciones de Productos Agrícolas, que está en la carretera 3, hoy utilizada como ruta turística para ver aves migratorias, y en su día carretera principal en tiempos de guerra, también fue aprovechada como espacio de exposición. Si bien al inicio era el centro donde se examinaba

44

1 “Mi refugio sagrado” (2012), instalación de Kim Lyang, se ubica cerca del viejo edificio del Partido de los Trabajadores. La estructura de acero blanco está realizada con paneles de acero reciclado, que en su día fueron utilizados para transportar las plántulas de arroz, desde los almácigos hasta los arrozales en la zona de Cheorwon. 2 En invierno, Cheorwon se convierte en un hábitat para las grúas. 3 Restos de un tren fantasma en Woljeong-ri, la estación más septentrional de la línea Gyeongwon de Corea del Sur, que unía Seúl con Wonsan, muestran el oxidado esqueleto de un tren, destruido en un bombardeo durante la Guerra de Corea, que ha permanecido allí desde entonces.

la calidad de los bienes agrícolas producidos en Cheorwon, bajo el gobierno norcoreano adquirió la mala fama de ser un lugar para realizar interrogatorios y torturar a personas con ideas anticomunistas. Fue una suerte para mí participar en esta exposición, ya que tuve la oportunidad de entrar en un edificio que siempre había permanecido cerrado. Aquí, Lee Joo-young erigió como monumento La Maqueta del Edificio de la antigua Segunda Cooperativa Financiera de Cheorwon. Cabe destacar que el edificio de la Cooperativa Financiera, fue destruído por un fuerte bombardeo y hoy en día tan solo quedan sus ruinas.

Los caminos alrededor del Monte Soi En realidad, Cheorwon es una tierra estéril en cuanto a arte, dado que en este distrito no existen teatros ni galerías. No obstanCu l tu ra y a rte d e Co re a


te, sus raíces artísticas son profundas. En esta región, que se sitúa en el camino hacia el Monte Geumgang, pintó Jeong Seon, un célebre artista de los tiempos de la Dinastía Joseon. Kim Sun-kyong, como un artista oriundo de Cheorwon, enfatiza que “la exposición impactará a los residentes, haciéndoles ver los tan diversos puntos de vista desde los cuales se mira a su pueblo”. El grupo Seo Taiji and Boys, que revolucionó el mundo de la música popular de Corea en las postrimerías del siglo XX, rodó el videoclip de su canción “Soñando con Balhae” en el viejo edificio del Partido de los Trabajadores. Ahora que lo pienso, ése fue el primer intento por dar un uso artístico a ese edificio. Y cuando la soprano Sumi Jo canto en él, como parte de un concierto dominical de un canal de televisión, los residentes de Cheorwon vieron por primera vez en sus vidas el hermoso panorama de ese edificio bajo las luces. Actualmente, hasta se organizan maratones en Cheorwon; y así el poder de la cultura y el arte cura la pesadilla de la guerra. La cadena de montañas que empieza desde el Pico Sapseul (cerca de la Represa Dongsong), en el que 50.000 bombas cayeron durante las intensas batallas desatadas en la Guerra de Corea, atraviesa el Monte Soi (frente al edificio del Partido de los Trabajadores) y llega hasta el Pico Halmi (cerca del sitio turístico del Pabe-

llón Goseok); formó parte de una ruta con destino a Seúl en tiempos de la Dinastía Joseon. Se dice que Im Kkeok-jeong, que es la versión coreana del Robin Hood de Occidente en la era de Joseon, se asentaba en esta zona. Su leyenda se recoge hoy de varias formas, incluso en el nombre de un restaurante: “Im Kkeok-jeong Garden”. Cheorwon es un área volcánica con capas de lava endurecida, ubicada a 200 metros sobre el nivel del mar. Además, 2 comprende amplias llanuras, por encima de cuyos arrozales y campos de cultivo es posible ver un doble arco iris después de la lluvia. En el Monte Soi, frente al viejo edificio del Partido de los Trabajadores, se creó un camino turístico que fue bautizado como “Camino de Flores de Minas”. Su nombre describe cómo el lugar fue un cruel y sangriento campo de batalla durante la guerra. Sin embargo, los locales afirman que es un camino seguro por donde transitan los agricultores, rodeado por hermosos parajes naturales repletos de flores silvestres. Paek Su-hyeon, quien hacía de guía, me preguntó: “¿No desea venir de nuevo?” Yo le respondí: “Me pregunto si los norcoreanos sabrán que aquí se lleva a cabo una exposición de arte... Quizá a estas alturas sí estén enterados. Estamos en una zona completamente vigilada”, comentó mi guía. (Traducido por Joo Hasun)

3

Koreana ı Invierno 2013

45


Cheorwon Símbolo de un conflicto irresoluto Kim Dang Editor Gerente, OhMyNews | Ahn Hong-beom Fotógrafo

Corea del Norte más allá de la ZDM, vistas desde el Observatorio de la Paz de Cheorwon

G

eográficamente, Cheorwon está ubicado en el centro de la península coreana. Hasta que Corea se dividiera en 1945, al finalizar el dominio colonial de los japoneses sobre estas tierras tras la victoria de los aliados en la Segunda Guerra Mundial, esta localidad fue un animado núcleo de transporte por donde pasaba la línea ferroviaria Gyeongwon (Seúl-Wonsan). Cuando las tropas de los Aliados de Estados Unidos y la Unión Soviética ocuparon la península para cerciorarse de la retirada de Japón y Corea fue dividido por el Paralelo 38, Cheorwon era la capital de la provincia de Gangwon y pertenecía a la mitad norteña controlada por las fuerzas soviéticas. Los vestigios de esa época son posibles de encontrar aquí aún a día de hoy, entre ellos edificios construídos al estilo ruso como la ex sede del Partido de los Trabajadores, cuyo exterior remanente se ha convertido en una importante atracción turística.

Un distrito dividido Al cambiar el mapa internacional de poder alrededor de Corea, la independencia nacional del dominio japonés fue sucedida por una creciente tensión en la frontera trazada arbitrariamente y un ambiente cada vez más rígido que presagiaba la división del territorio coreano. Las tropas norcoreanas lanzaron un ataque sorpresivo contra el Sur el 25 de junio de 1950 y con ello, comenzó la Guerra de Corea que duraría tres años. De las cuatro rutas de ataque, las fuerzas norcoreanas utilizaron principalmente el paso Cheorwon-

46

Uijeongbu-Seúl y como ruta secundaria el paso Kaesong-MunsanSeúl. A apenas tres días desde su llegada al Paralelo 38, los invasores norcoreanos ocuparon Seúl. Entonces, algunas de las batallas más violentas se desataron entre las fuerzas aliadas, que estaban del lado de Corea del Sur bajo la bandera de las Naciones Unidas, y las fuerzas comunistas, que se dirigían hacia el corazón del frente central y que avanzaban y retrocedían debido a los contraataques de las fuerzas de la ONU y las intervenciones de China. Es por estas batallas que Cheorwon es y será eternamente asociado con el llamado “Triángulo de Hierro”. En efecto, los combates más sangrientos tuvieron lugar dentro de un área triangular cuyos vértices son Pyongyang -al norte del Paralelo 38-, Cheorwon y Gimhwa en el Sur. Esta zona resultó ser especialmente difícil de conquistar para las fuerzas aliadas, pero fácil de defender para el enemigo. La más feroz de las batallas ocurridas en el “Triángulo de Hierro” fue la Batalla del Caballo Blanco. La misma se desarrolló durante 10 días en la Colina del Caballo Blanco, de una altura de 395 metros que mira hacia las llanuras de Cheorwon. La lucha fue tan intensa que se dice que los cadáveres de los soldados caídos de ambas partes formaron capas en el campo de batalla. A lo largo de los 10 días que duró el combate, la Colina del Caballo Blanco fue ocupada y desocupada por una parte y otra de manera intercalada, a tal punto que los ocupantes de este lugar cambiaron un máximo de 24 veces. Los datos indican que Cu l tu ra y a rte d e Co re a


en este punto geográfico murieron unos 14.000 soldados y que usaron más de 300.000 cartuchos de fuego. En la recta final de la guerra, las fuerzas aliadas del bando surcoreano, Estados Unidos y las Naciones Unidas protagonizaron un fuerte combate contra las tropas comunistas de Corea del Norte y China, a fin de conquistar mayores porciones del territorio. Como resultado, la frontera recta del Paralelo 38, que oficiales militares estadounidenses y soviéticos habían trazado con una regla, se transformó en una línea de alto el fuego, después de que la frontera occidental se moviera más al sur y la oriental más al norte. Kaesong, que se situaba al sur del Paralelo 38 antes de la Guerra, se volvió así territorio norcoreano; mientras Cheorwon, que había estado al norte de esa frontera, pasó a manos de Corea del Sur. De ahí que Cheorwon se convirtió en una zona dividida y sentada a horcajadas sobre las dos Coreas.

cualquier otro distrito rural, Cheorwon se enfrenta a un constante decrecimiento demográfico. No se pueden revelar datos exactos sobre el número de soldados en Cheorwon por razones de seguridad. Sin embargo, se afirma que como ocurre en toda localidad fronteriza, en Cheorwon viven más soldados que civiles. De hecho, el área está repleta de unidades militares, entre ellas la Tercera División de Infantería (“Esqueleto”), la Decimoquinta División de Infantería (“Victoria”), la Sexta División de Infantería (“Cheongseong”) y la Octava División de Infantería Mecanizada (“Tentetieso”), así como varios campamentos de entrenamiento. Recientemente, “Real Men”, un show televisivo que muestra a un grupo de celebridades experimentando la vida en los barracones durante una semana, ha ganado popularidad en Corea del Sur. Y la petición que muchos cibernautas hacen a sus realizadores es que la División “Esqueleto” sea el lugar para la filmación de los próximos episodios del programa. La División “Esqueleto” es la protagonista de una historia orgullosa a la que se alude todos los años cuando se celebra el Día de las Fuerzas Armadas. Esta unidad militar cruzó el Paralelo 38 y avanzó hacia el norte el 1 de octubre de 1950, siendo la primera división del Ejército surcoreano en pisar territorio norcoreano. Precisamente dicha fecha -el 1 de octubre- fue designada por el presidente Syngman Rhee como Día de las Fuerzas Armadas en 1956, para conmemorar la hazaña. La División “Esqueleto”, por su parte, mantiene la tradición de nombrar un “regimiento memorial del Paraleo 38”, al cual se delega la misión de cruzar primero la línea de demarcación militar al frente del resto de las tropas en tiempos de guerra.

Los soldados sobrepasan en número a los civiles Corea del Norte tomó Kaesong, pero perdió Cheorwon. Se cuenta que Kim Il Sung lloró durante tres días tras perder las llanuras de esta región. Cheorwon fue también la primera zona del bloque comunista que Estados Unidos ocupó desde el fin de la Segunda Guerra Mundial. Estando en una ubicación importante en términos estratégicos, Cheorwon es en la actualidad un sitio de intensa actividad militar, debido a que las dos Coreas empezaron a desplegar sus mejores tropas en la zona, aún después de que se firmara el armisticio que puso fin a la guerra. En concreto, el Norte estacionó en Cheorwon la división de su ejército que había liderado la invasión a Seúl a inicios del conflicto bélico. De parte del Sur, el Quinto Cuerpo del Ejército, establecido el 1 de octubre de 1953, desplegó sus Tercera y Sexta División de Infantería, adiestradas en el arte del combate, para que se encargaran de la defensa de la fron“Paz, Ecología, Vida” Las horripilantes figuras esqueléticas que hay cerca del cuartel general de la División, aún hacen una temerosa tera. advertencia al enemigo. Pero tras el anuncio hecho por el gobierno de Más tarde, a fin de prevenir la recurrencia de hostilidades, las dos la presidenta Park Geun Hye de que desarrollará un parque internacioCoreas designaron un área de 2 kilómetros de ancho como “zona desnal con el tema de la paz dentro de la ZDM, Cheorwon ha emergido militarizada”, siguiendo la línea de demarcación militar y erigiendo como un fuerte candidato para albergar dicho parque, conjuntamente una alambrada a lo largo del perímetro exterior de ambos lados. Y con Paju, provincia de Gyeonggi. Es más, el lema del distrito es “paz, para restringir el acceso de civiles a la ZDM, Corea del Sur estableció la ecología y vida en el centro del país”. Especialmente sus autoridades Línea de Control de Civiles a 10 kilómetros al sur de la Línea Limítrofe están esforzándose por contar con la Sureña. infraestructura necesaria para un “cenAproximadamente un tercio de LMD ZDM Provincia Norte de Hwanghae tro de la paz”, mediante la creación de todo lo que es la ZDM, con una lonLCC Área de línea fronteriza contenidos sobre la paz para el turismo gitud de 155 millas, se incluye en el Túnel subterráneo NO.2 Provincia Sur de Hwanghae Cheorwon cultural. distrito de Cheorwon. Esto significa Estación de Woljeong-ri “Real DMZ Project” fue lanzado, en que gran parte de esta localidad es ineste contexto, en 2012 con la convicaccesible. De acuerdo a las estadísticas Provincia de Gyeonggi Provincia de Gangwon ción de que “el arte puede demoler la elaboradas por el gobierno regional, Seúl frontera en la escena de la división nahacia finales de junio de este año, la Corea del Norte cional, en donde el tiempo permanece población de Cheorwon alcanzaba los estático”. Este evento anual recuerda a 47.588 residentes (24.597 hombres Cheorwon todos cómo Cheorwon simboliza un y 22.991 mujeres). Obviamente este Corea del Sur conflicto que todavía debe ser resuelto. número no comprende a los residentes del lado de Corea del Norte. Como (Traducido por Joo Hasun) Koreana ı Invierno 2013

47


Libros y más Toda una vida junto a la literatura coreana

‘Mi Corea: 40 años sin sombrero de crin’ Por Kevin O'Rourke, 314 páginas, 36 dólares / 20.000 wones, Folkestone, Reino Unido: Renaissance Books (2013)

‘My Korea’ es un libro difícil de clasificar. En el primer párrafo de la introducción, el autor declara específicamente que no es una autobiografía ni una novela, sino una “miscelánea”. También es “la reflexión de un poeta, lo que el corazón le ha enseñado, y debe ser interpretado como literatura y no como historia, filosofía o sociología”. De hecho, la obra tiene naturaleza literaria al estar salpicada de poemas y relatos cortos, tanto los traducidos del coreano por el autor, como los que han sido escritos por él mismo. Sin embargo, el libro también utiliza recursos de la literatura para profundizar en la historia, la filosofía y la sociología: la historia de una nación que emerge de la guerra y encuentra su sitio en el mundo moderno, una filosofía madurada a lo largo de cuatro décadas en un país extranjero, y una sociología que enfoca las cosas tal y como son, recogiendo tanto lo bueno como lo malo. El autor, Kevin O’Rourke, llegó a Corea en 1964 como miembro de la Sociedad Misionera de San Columbano. El libro arranca con una mirada a Corea en la década de 1960, y un tributo alegre y emotivo a los misioneros de San Columbano de aquellos días. O’Rourke comienza entonces a relatar los esfuerzos que tuvo que hacer para adaptarse a su nuevo hogar, proponiendo una visita guiada a la cultura coreana que puede resultar muy interesante y útil, tanto a quienes han llegado a este país hace poco tiempo, como a cualquier persona interesada en Corea. En todo caso, no se trata de una simple guía para sobrevivir en Corea. El autor profundiza en los fundamentos filosóficos e ideológicos de la cultura de la nación, lo que permite al lector obtener una comprensión mucho más amplia de Corea. Dedica a explicar el confucianismo varias páginas de la obra, en las que hace uso de la literatura de los antiguos eruditos confucianos para cuestionar el mito de que el confucianismo ha sido siempre una ideología rígida y conservadora. Explicación que posteriormente equilibra con otro capítulo sobre “el ingrediente budista”, considerado el origen de gran parte de la belleza que impregna la cultura coreana. El último capítulo de lo que el autor denomina una “introducción básica a la vida en Corea” es quizá uno de los más fascinantes, ya que aborda lo que él llama los “mitos de la exclusividad” de han, h ng (heung), y

48

m t (meot). Estos tres términos carecen de sus respectivos equivalentes en lenguas occidentales como el español o el inglés, y esto ha llevado a muchos a creer que hacen referencia a emociones o conceptos exclusivamente coreanos. No obstante, O'Rourke señala de forma incisiva que tal hecho en realidad refleja que “el idioma coreano resulta ser más sensible que el inglés en algunos temas” a pesar de que las ideas y los sentimientos de las personas sean universales. Pero este no es el final del viaje. El autor va más allá y conduce al lector a la ciudad natal del gran poeta coreano S Chongju (Seo Jeong -ju) en “Chilmajae Songs” -también llamadas “Jilmajae Songs” o “las canciones de Jilmajae”- para después abordar “El mayor activo de Corea”, que hace referencia a las mujeres del país. “Las mujeres coreanas son hermosas, fieles y carecen de miedo. Sin ellas es cuestionable que Corea hubiera superado con éxito el siglo XX”, asegura; pero también advierte: “Olvídense de ese concepto de mujeres dóciles y serviles: es pura fachada”. En este capítulo el autor sigue el patrón ya conocido de mezclar su propio estilo como escritor con la literatura coreana, con poemas compuestos tanto por hombres como por mujeres, para finalmente dibujar un cuadro más completo. Otros capítulos incluyen debates sobre los inmortales -y los no tan inmortales- cuentos de inmersión y sumersión cultural, y un detallado ensayo final que aborda las dificultades del aprendizaje de la lengua coreana. “My Korea” es un libro realmente fascinante. Y en el momento en que al lector le parece que ya está todo contado, de pronto ofrece una refrescante sorpresa. El rico tesoro compuesto por los poemas y relatos cortos que se hallan dispersos por todo el libro, es un testamento de los prolongados trabajos del autor a la hora de traducir al inglés las piezas de la literatura coreana; y en cada página se puede apreciar el amor que profesa a las letras de este país. Por otra parte, los poemas y cuentos propios del autor, difuminan felizmente la línea entre la realidad y la ficción. Una de las historias, por ejemplo, busca ser un relato de las travesuras de un “veterano residente” llamado “Gugin Way”, un nombre que recuerda a la palabra en coreano “waygugin” -pronunciada “oegugin”- que significa “persona extranjera”. ¿Podría el autor estar hablando de sí mismo, o esta obra es pura ficción? En todo caso, se aconseja leerla como un conjunto literario, lo que nos llevará a percibir que la cuestión anterior carece de importancia. Se trata de un viaje literario que premiará a todos los viajeros, independientemente del tiempo que hayan estado caminando a lo largo de esta península. Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Charles La Shure Profesor de la Facultad de Interpretación y Traducción de la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros

Festival de cine permanente para participar, estrenar y compartir

“Festival de Cine 29 segundos” http://29sfilm.com/

El Festival de Cine 29 Segundos tiene, según su sitio web, dos objetivos: crear películas impresionantes en un tiempo limitado a 29 segundos, que gente de todo el mundo pueda apreciar; y presentar una nueva gramática cinematográfica adaptada a la era digital, descubriendo durante el proceso nuevos cineastas con talento. Esta convocatoria está operativa durante todos los meses del año; pero el festival actualmente en curso, denominado oficialmente “Festival de Cine 29 Segundos”, es un evento anual a escala mucho mayor. El periodo previo a la evaluación duró más de un mes -del 19 de agosto al 23 de septiembre- mientras que el periodo final se desarrolló desde el 27 de septiembre hasta el 17 de octubre. El ganador fue anunciado el 26 de octubre. El festival es un evento popular en todos los sentidos de la palabra: además de estar abierto a todo el que quiera visitarlo, las puntuaciones de los internautas son consideradas tanto para la fase preliminar como para la evaluación final, junto a las emitidas por los expertos críticos de cine. Como muestra de la naturaleza abierta del evento, y con el objetivo declarado de descubrir nuevos realizadores, hasta 112 de los 256 cortometrajes presentados en el sitio web están clasificados como “dirigidos por menores de 19 años”. ¿Cuál de estos jóvenes talentos será el próximo genio coreano de la pequeña pantalla? El tema para la fase final del concurso era “Mi comida coreana”, y fue patrocinado por la Fundación de la Gastronomía de Corea; por lo que 11 de los cortometrajes mostrados trataron de captar este concepto en tan sólo 29 segundos. Estos trabajos se centran en aspectos visuales de la comida coreana, muestran a personas disfrutando de la comida coreana, y destacan la conexión entre la comida y la familia. Un cortometraje titulado “Ese Sabor”, muestra con bastante eficacia cómo una simple comida puede contener complejas ramificaciones emocionales. Entre las producciones más creativas y extravagantes, destacan un corto protagonizado por un actor estadounidense -que juega con las convenciones del cine de terror- y una película de zombis que define la comida coreana... ¡como los propios coreanos! La mayoría de los filmes del festival, sin embargo, abordan otros temas. Hay un corto muy bien hecho que representa el interior de Koreana ı Invierno 2013

una máquina expendedora de café en la que trabajan empleados en miniatura. Otros abordan temas sociales importantes en Corea, como la violencia en las escuelas, o la excesiva dependencia de la tecnología. Los cortos son una ventana al mundo para sus realizadores. En ese sentido, el Festival de Cine 29 Segundos es una oportunidad única para que aspirantes a cineastas jóvenes y mayores puedan compartir sus obras; al igual que para atisbar un adelanto de los éxitos de la próxima generación del cine coreano.

Detalles triviales para meditar sobre las más profundas y amplias verdades

“El crecimiento de una sombra” Escrito por Taejoon Moon, Traducido por Won-Chung Kim y Christopher Merrill, 73 páginas, 8,95 dólares, Iowa: Autumn Hill Books (2012)

Taejoon Moon (Mun Tae-jun), nacido en 1970 en Gimcheon, provincia de Gyeongsang del Norte, es uno de los más importantes poetas jóvenes de Corea. Ha obtenido numerosos premios literarios por sus poesías, entre ellos, el Premio Literario Midang que recibió en 2005. Este volumen de poemas seleccionados se basa en las cuatro antologías de poemas de Moon: “Babbling Backyard” (“El patio que susurra”, 2000), “Barefoot” (“Descalzo”, 2004), “Flatfish” (“Lenguado”, 2006), y “The Growth of a Shadow” (“El crecimiento de una sombra”, 2008), una antología que da título a la publicación. Los poemas de Moon están repletos de detalles aparentemente triviales pero cuidadosamente trazados, y son estos detalles los que permiten al poeta y al lector meditar sobre el mundo en general. Un árbol de caqui que proyecta su sombra sobre el techo de una casa, la crujiente apertura de una almeja que saca al exterior su extremidad, una sutil libélula que aterriza frente al poeta, o las camelias rojas que florecen en el patio de un templo, son todos símbolos de verdades más profundas y amplias. El estudio de la literatura llevado a cabo por Moon en la universidad, junto a su práctica budista, aportan a su verso libre un lirismo, que camina de la mano con una penetrante comprensión de la vida y el mundo que nos rodea. Esta selección de 65 poemas es una buena introducción a la obra de Taejoon Moon y permitirá a los lectores acercarse al profundo y complejo universo de este fascinante poeta. Incluye una breve introducción en la que se explica por qué se eligieron estos poemas que, ciertamente, son capaces de hablar por sí solos. (Traducido por Atahualpa Amerise)

49


oa

s!

Do wn l

d

ica l p Ap

n tio

Quick and Easy Tourist Information Korea Tourism Organization has launched useful applications for tablet PCs and mobile phones.

K-Books ●Various print publications have been combined into a single application! You’re only one touch away from all the tourist information on Korea you may need ●Includes more than 30 different English publications ●For iOS and Android devices How to Download? Search “K-books” in App Store or Google Play Or scan QR code below

Korea - Illustrated Booklet ●This interactive book application features a great combination of high quality photos, music and video clips ●For iOS and Android devices How to Download? Search “tour2korea” in App Store or Google Play Or scan QR code below


opiniÓn desde la lejanÍa

“Corea, un país para aprender y crecer” Josep María Coll Director del Centro de Promoción de Negocios del Gobierno de Cataluña en Corea del Sur y profesor colaborador de la Universidad de Yonsei.

D

espués de un largo viaje que empezó en Barcelona, recuerdo mi llegada a Seúl en una calurosa noche de verano del año 2005. La primera cosa que más me impactó, mientras circulaba por las calles pobladas de la metrópolis a bordo del taxi, fue la gran cantidad de crucifijos color rojo que resaltaban en lo alto de los edificios y rascacielos coreanos. Pensando que iba a un país budista, me vi rodeado por unas insignias que en mi interior reverberaban a cristianismo iluminado, lo que me dejó sorprendido. El ocaso del cristianismo en Occidente y su ascensión en Oriente fue la primera reflexión que tuve en Corea, hecho que ilustra uno de mis primeros aprendizajes sobre mi experiencia en el país. Cada vez vivimos en un mundo más interconectado dónde las creencias socioculturales viajan de un lado a otro como ondas de transmisión sonora. Los rascacielos coreanos, construidos en plena vorágine de crecimiento y desarrollo económico en los años 70 y 80, se adornaron de cristianismo a medida que la influencia occidental, sobre todo de EEUU, fluía hacia Corea en forma de idioma, cine, moda, comida rápida, y religión, entre otros. Quedé fascinado al poder experimentar en primera persona el país del milagro del río Han. Mientras estudiaba economía del desarrollo, uno de los libros que me dejó huella fue “El milagro del este asiático” del Banco Mundial; que explicaba -desde la política económica- el crecimiento de los tigres asiáticos. Sin embargo, el libro no aludia a los factores tácitos que de una manera orgánica se encuentran en la sociedad. Aprendí como los valores sociales y culturales, propios de una cultura en concreto, pueden llegar a ser verdaderos motores de crecimiento y desarrollo, creando sinergias positivas para la sociedad, la economía y la cultura de todo un país.

52

Estos valores a menudo retaban mi forma de pensar. Este es, sin duda, el principal shock que tuve al llegar a Asia. Recuerdo que al empezar a trabajar, me sorprendieron los horarios intempestivos de mis colegas, con largas jornadas laborales, sábados inclusive, y vacaciones de poco más de una semana. A menudo, amigos que buscaban asesoramiento para su viaje de vacaciones a Europa, me pedían recomendación sobre qué cuatro o cinco ciudades del viejo continente podían visitar durante sus siete días de vacaciones. Desde mi perspectiva cultural, donde se valora cada vez más el descanso, la conciliación de la vida laboral y familiar y el tiempo libre, repentinamente sentí que mi mundo había dado un brusco giro de 180 grados. Creencias enraizadas como éstas, se tambalearon incluso aún más a partir del crack del 2008, que se inició en Wall Street y que -siguiendo un efecto dominó- afectó de golpe a Europa; sobre todo a los países del Sur como España, Grecia, Italia o Portugal. En Europa, el famoso estado del bienestar se convertía en estado del malestar. Entonces me dí cuenta de que valores como el esfuerzo, la perseverancia, la adaptación y el trabajo en equipo, todavía nítidos en Corea, son esenciales para el desarrollo y la evolución de una sociedad, sea cuál sea su cultura, su nivel económico y su calidad de vida. Sin embargo, una sociedad con exceso de trabajo, puede desembocar en un país estresado. La presión de niños y jóvenes por conseguir entrar en las mejores escuelas y universidades no tiene parangón en Europa. Me sorprendió escuchar cómo las primeras preguntas que se hace la gente al conocer a alguien nuevo, son “dónde ha estudiado”, “dónde vive” y “dónde trabaja”. Por ejemplo, alguien que haya estudiado en una universidad SKY (UniversiCu l tu ra y a rte d e Co re a


dad Nacional de Seúl, Universidad de Corea o Universidad de Yonsei), viva en Gangnam y trabaje en Samsung, gozará de entrada de un estatus social privilegiado. En España, haber estudiado en una buena universidad, vivir en un barrio caro y trabajar en una multinacional, no es garantía de estatus; e incluso a veces acarrea alguna connotación peyorativa. Aunque los resultados cognitivos en educación de Corea son de los mejores del mundo, como así atesora el informe PISA, la máxima exigencia a la que los estudiantes están sometidos, es a menudo fuente de angustia, fracaso y baja autoestima, y puede llegar a frustrar toda una infancia o adolescencia. Jornadas de estudio de más de doce horas diarias, con largas horas extras de formación extracurricular, empañan el desarrollo creativo de los más jóvenes. Amigos que tienen hijos en el instituto, a menudo me hablan preocupados por el elevado nivel de estrés de sus hijos y su planteamiento de buscar escuelas con sistemas alternativos. El neoconfucionismo llevado al extremo puede acarrear ciertas tensiones sociales. La convivencia de extremos puede, asimismo, conducir a un punto de equilibrio que no siempre se encuentra en el medio. La idea de equilibrar la sociedad en busca de armonía como ideario de felicidad, fue un concepto que aprendí cuando ya llevaba una buena temporada en “el país de las mañanas tranquilas.” Aprecié cuán importante es en Corea tener una buena relación social en el trabajo y con la familia, de respeto hacia los mayores, progenitores y superiores. Esta jerarquía, que a ojos de Occidente es vista como conservadora y rígida, es garantía de armonía en respetar tomas de decisiones que anteponen el interés colectivo al individual, y aseguran la persistencia de unas normas de convivencia que sostienen una cultura muy identitaria. Me pareció que esta forma de relacionarse había permitido a los coreanos desarrollar una identidad y orgullo nacional muy característico, a pesar de estar rodeado de tres países enormemente influyentes como China, Japón y la ex Unión Soviética. Corea es, sin duda, un país que se ha hecho a sí mismo. El estudio del idioma coreano fue, verdaderamente, una herramienta que me permitió indagar más sobre su cultura. El hecho de utilizar distintos sufijos verbales según el nivel de respeto y estatus del interlocutor, es en sí mismo toda una declaración de intenciones. También el Hangul -un alfabeto altamente efectivo- denota la practicidad de los coreanos, al mezclar funcionalidad, simplicidad y estética en su expresión. Corea no me pareció, en principio, un país que rebosara belleza arquitectónica. En mi búsqueda personal de desarrollo espiritual, no me fue fácil de antemano llegar a fuentes de conocimiento indígena como el budismo, el taoísmo o el chamanismo, todas de Koreana ı Invierno 2013

importante peso específico en la cultura tradicional del país. De forma directa me llegaban muchas más propuestas de amigos, conocidos o compañeros de trabajo para acompañarles a la iglesia el domingo por la mañana, que no de ir a visitar un templo budista en la montaña o tomar una clase de meditación. También entendí que un país que ha tardado sólo treinta años en levantarse -tras quedar devastado por la guerra- sólo puede conseguirlo teniendo las ideas muy claras y anteponiendo la funcionalidad a la estética. Pude comprender cómo el parecido de los edificios y las construcciones no fue casualidad, sino más bien mera necesidad. Actualmente, con el país ya completamente asentado como una de las primeras economías mundiales, en Corea empiezan a verse piezas de referencia urbanísticas y arquitectónicas, como ciertos edificios de la Ciudad del Libro de Paju, los modernos rascacielos de Seúl, y algunos hoteles de cinco estrellas. El revestimiento de las infraestructuras del país vino acompañado por la introducción de corrientes sociales, culturales y económicas de Occidente. En consecuencia, el capitalismo asiático –que trae de la mano un consumismo exacerbado- ha calado hondo en Corea. Hoy es más fácil degustar un americano en una de las miles de cafeterías amontonadas por todo Seúl, que un buen té tradicional de azufaifo. Asimismo, el incendio de Namdaemun representó la pérdida de uno de los últimos emblemas del patrimonio urbanístico de la ciudad. Para mí, tan lastimoso hecho simbolizó -de algún modo- la desconexión entre un país que camina por el presente mirando al futuro con anhelo, y a espaldas de su pasado. Sin embargo, la cultura ancestral coreana es fuente de gran sabiduría. Como una joya escondida, creo que los valores indígenas que representan el taoísmo, el budismo o el confucionismo albergan un gran potencial para que, conjuntamente con las tendencias que a todos nos afectan fruto de la globalización, Corea pueda avanzar como país, sociedad y cultura; sin perder de vista sus orígenes, y sin renunciar a la modernización y el liderazgo tecnológico. Personalmente, no puedo estar más agradecido a la tierra de los Han. Después de todos estos años, en Corea me siento como en casa. Por sus amables y humildes gentes, por su ejemplaridad y su cultura, este país ya forma parte de mi persona y ha conformado mi personalidad. Sus enseñanzas me han ayudado a aprender y viajarán siempre conmigo. Dice un buen amigo mío que un año vivido en Corea del Sur es como tres años o más en cualquier otro rincón del mundo. Después de haber vivido en otros países y continentes, suscribo su afirmación con mayúsculas. Vivir en Corea es un reto y una oportunidad para seguir creciendo. Saludos a tod@s los simpatizantes de Corea del Sur.

53


Entretenimiento

Bong Joon-ho debuta en Hollywood con

â&#x20AC;&#x153;Snowpiercerâ&#x20AC;? 54

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Escena de “Snowpiercer”, la última creación del director Bong Joon-ho. Namgoong Minsu, una figura anárquica, interpretada por Song Kang-ho, ofrece a la audiencia el mensaje simbólico de la película.

D

urante los últimos años se ha ido haciendo más difícil contactar con los directores de cine coreanos de primer nivel que están forjándose rápidamente una reputación global y extendiendo sus actividades por todo el mundo. Cuando les llamo por teléfono, me contestan con un mensaje de texto diciendo que están trabajando en el extranjero: en Los Ángeles, en la ciudad de Nueva York, en Praga etc.

¿Apuntando al mercado mundial? El año pasado las películas de directores coreanos en lengua inglesa, interpretadas por actores americanos y europeos, se estrenaron tanto en presentaciones globales, como en cines coreanos. El internacionalmente aclamado director Park Chan-wook presentó “Stoker” para Fox Searchlight Pictures, una productora filial de Fox Entertainment Group, que está interesada en la producción de películas independientes (de arte y ensayo) de presupuesto medio, destinadas a los premios de la Academia; aunque también son notorias por sus fracasos de taquilla. El colega de Park, el director Kim Jee-woon, también hizo su debut en Hollywood con “The Last Stand” para Lionsgate Films, un estudio de tamaño medio con una historia de notables éxitos comerciales. A pesar de su ambiciosa relación con la industria del cine de Hollywood, la acogida de la audiencia para ambas películas fue decepcionante, por decirlo amablemente. Así, “Stoker”, rodada con un presupuesto de diez millones de dólares, probablemente ni tan siquiera haya recuperado la mitad de los costes de producción. Igualmente, “The Last Stand”, un trabajo de 20 millones de dólares, también se quedó corta, por lo que respecta a obtener popularidad entre la audiencia. Los espectadores americanos, sobre todo, le dieron la espalda a Arnold Schwarzenegger, actor elegido para el papel principal de la película, cuyo atractivo como estrella de cine se ha visto disminuido por escándalos personales. La opinión de la crítica, sin embargo, tiende a ser más tolerante que el rendimiento comercial. En el caso de “The Last Stand”, los posteriores lanzamientos en formato DVD y Blue-ray, parecían invitar a una mirada más fresca y positiva de las virtudes cinematográficas de la película. En cualquier caso, ambos directores coreanos preparan actualmente nuevos proyectos para Hollywood. En los recientes fracasos de taquilla de Park y Kim, lo más difícil de digerir para ambos directores, fue la indiferencia mostrada por los coreanos aficionados al cine. En un intento de enlazar la cultura y las preferencias locales con las occidentales, parece ser que ambos chocaron contra un muro de piedra. “Stocker”, una reminiscencia de las películas de Alfred Hitchcock, podría haber causado una enorme sensación si hubiera estado interpretada por actores coreanos como Geun-young Moon y Byunghun Lee. Pero con una historia ambientada en la remota América, esta película de suspense psicológico fue percibida por los espectadores coreanos como una alegoría abstracta. En cuanto a Kim, quien ha demostrado su maestría en la dirección reinterpretando películas del oeste de Hollywood al estilo coreano – por ejemplo, “The Good, The Bad, The Weird” (2008) – su moderna adaptación de una película del oeste de Hollywood no llegó a captar el interés general del público en el extranjero. Un thriller de ciencia ficción Pero mientras Park Chan-wook y Park Jee-woon estaban dirigiendo películas de Hollywood finan-

¿Cuál es la estrategia más efectiva de una película coreana para lograr éxito global? Algunos opinan que mantener la “coreanidad” es algo esencial, mientras que otros argumentan que apelar al estilo universal de Hollywood es indispensable. ¿Cuál de estas estrategias ha adoptado el cineasta coreano Joon-ho Bong en su última película “Snowpiercer”? ¿O acaso ha encontrado un nuevo equilibrio entre ambos enfoques? El debate de la crítica está barriendo la industria coreana del cine. Kim Young-jin crítico de cine y profesor asociado del Departamento de Cine y Cine Musical, Universidad de Myoungji. Koreana ı Invierno 2013

55


ciadas por inversores de Hollywood, Bong Joon-ho lanzaba “Snowpiercer” en la República Checa con un importante presupuesto de 40 millones de dólares, principalmente financiado por CJ Entertainment de Corea. A pesar de que la mayor parte de la inversión provino desde Corea, el reparto y el equipo de la película eran predominantemente extranjeros. “Snowpiercer” adoptó así los sistemas de producción y de filmación de Hollywood, pero también contó con un perfil alto de actores y actrices occidentales en su reparto, incluyendo a Chris Evans, Tilda Swinton, Ed Harris y John Hurt. La película está realizada casi totalmente en inglés, excepto el diálogo entre Song Kang-ho y Ko Ah-sung, en el papel de dos personajes coreanos. La película establece una muy intrigante línea argumental diecisiete años después de 2014, a bordo de un tren blindado llamado “Snowpiercer”, que interminablemente circula por el paisaje helado de la tierra, llevando a los humanos supervivientes de un desastre catastrófico desencadenado por una segunda Edad del Hielo. En este tren, las masas reprimidas que viajan en los vagones traseros sostienen una lucha desesperada por el control, contra los pasajeros privilegiados que viven cómodamente en la parte delantera del tren. La complejidad y la ironía de la trama de la película, evocó entre periodistas y críticos de cine un mezclado sabor de anticipación y de revisión. En particular, había dudas sobre las perspectivas comerciales de la película en Corea, debido a una falta de sentimientos corea-

1 1 La actriz Tilda Swinton, quien interpreta el personaje de Mason, interactúa con sus fans en el Deauville Film Festival 2013 de Estados Unidos, en Francia, donde “Snowpiercer” fue proyectada como película de clausura. 2 No detiene el esfuerzo de mantener el sistema inculcando la ideología del tren blindado que se simboliza con la benevolencia y prominencia de Wilford y los elementos sagrados del motor incluso en el vagón destinado para niños del jardín de infancia.

56

Cu l tu ra y a rte d e Co re a


nos claros; lo cual habría podido comportar su fracaso a la hora de conectar con los espectadores coreanos. Finalmente, el juicio de la crítica a través de los medios locales mostró que esas dudas eran equivocadas. A pesar de que los espectadores estaban claramente divididos en cuanto a sus reacciones, la polémica suscitada por la película, atrajo la curiosidad de los aficionados hasta el cine, provocando una movilización masiva. Igualmente, unas muy ostentosas campañas de promoción tuvieron como fruto generosas recompensas comerciales. Hasta ahora, la película tiene muchas posibilidades de pasar el punto de equilibrio, generando unos 60 millones de dólares solo en Corea, por la venta de 9,3 millones de entradas en los cines locales. Asimismo fue estrenada en Francia en octubre, en Taiwán en noviembre, y se prevé que llegará a Japón en febrero de 2014. Incluso antes de que el calendario de estrenos haya sido confirmado por los cines estadounidenses, la Weinstein Company se ha asegurado los derechos de distribución. Este estudio de cine estadounidense fue fundado por Harvey Weinstein, quien lideró en los años 90 la producción para Miramax Films de películas independientes y de calidad orientadas a ganar un Óscar. Se dice que Weinstein pidió a Bong acortar la versión de estreno coreana unos veinte minutos para su exhibición en América, solicitud que fue aceptada por el director coreano. Sin embargo, crece la especulación sobre el éxito comercial de la película en el mercado global.

Koreana ı Invierno 2013

57

2


El sello de Bong Joon-ho Durante una conferencia ofrecida en el marco del Festival Internacional de Cine de Busan 2013 en octubre, Bong declaró que en el futuro no haría nunca más una película de gran presupuesto, independientemente del resultado comercial que pudiera tener “Snowpiercer”. Dijo que, mientras rodaba la película, encontró insoportable y dolorosa la enorme presión de un proyecto a gran escala. Y añadió que prefería trabajar en películas de una escala modesta, que le permitieran explorar plenamente su talento y habilidad narrativa como director. Asimismo, su compañero, director de cine y productor de “Snowpiercer”, Park Chan-wook, recordó la ocasión en la que visitó a Bong en el lugar del rodaje en Praga en abril de 2012, cuando “parecía un zombi”. Según Park, como el rodaje estaba a punto de concluir, el agotamiento tanto físico como psicológico costó a Bong un alto precio. Pero gracias a su perseverancia, la historia de la película y su mensaje parecen crear un equilibrio único entre la singularidad coreana, y un atractivo universal en consonancia con un enfoque cosmopolita al estilo de Hollywood. Sin duda, Bong Joon-ho ha demostrado una excepcional creatividad en la adopción y re-contextualización de géneros extranjeros para satisfacer las preferencias coreanas locales. Por ejemplo, su multi-galardonada película “Memories of Murder” (2003), cuenta la historia de unos detectives en un pueblo rural coreano que no logran capturar a un asesino en serie. La escena final de la película, extendiéndose en la expresión de absoluta perplejidad y frustración de la cara del detective principal, recibió entusiastas respuestas por parte de los espectadores coreanos. Este final “infeliz” es un rechazo a los argumentos típicos del género de detectives de Hollywood; que refleja la complicada realidad coreana. En “The Host” (2006), la imaginación creativa de Bong, transformó el paisaje mundano y familiar del río Han en un mundo surrealista. En “Madre” (2009), la veterana actriz coreana Hye-ja Kim interpreta a una mujer de mediana edad que busca a un asesino, en la creencia de que su hijo discapacitado ha sido erróneamente acusado de asesinato. Sin embargo, llega a descubrir que su hijo es el verdadero asesino, y desesperadamente intenta ocultar la verdad. La película obtuvo una gran popularidad en Corea, y tanto la actriz principal como el director, recibieron grandes elogios por parte de la crítica. Un estudio de liderazgo Aunque “Snowpiercer” no se refiere explícitamente a la realidad coreana, esta película ha demostrado que todavía es popular entre los espectadores locales, ya que su mensaje intelectual está obviamente acorde a ellos. El argumento de la película se centra en la agitación social. Al mismo tiempo que Curtis, en un intento por obtener el control, busca movilizar a los pasajeros empobrecidos y reprimidos que viajan en la parte trasera del tren; debe vencer a Wilford, el cruel líder de las élites situadas en la parte delantera. Pero el astuto consejo de Gilliam, para detener el ataque de avanzar más allá de la unidad de suministro de agua y aceptar que dicha revuelta no tiene sentido, termina siendo ignorado. Curtis sigue presionando con su rebelión. Sin embargo, por alguna razón cae en un dilema moral cuando se acerca a la parte delantera del tren. Tilda Swinton, cuya actuación como Mason impresionó a la crítica y a la audiencia por igual, resumió “Snowpiercer” como “una investigación de la naturaleza del liderazgo”. Al parecer, definió así la intrigante posibilidad de que la película esté apoyando una nueva forma de liderazgo, como la del anarquista Minsu Namgoong (interpretado por Song Kang-ho), más que la del rebelde Curtis, la del sabio Gilliam o la de Wilford, el líder de un mundo despiadado. En realidad, Minsu Namgoong es un drogadicto que no se preocupa en absoluto por los enfrentamientos en el tren. Algunos críticos audaces afirman incluso, que el mundo de fantasía de este adicto a las drogas alucinógenas podría ser una visión alternativa sugerida por Bong Joon-ho, mientras que el final feliz de la película sería, de hecho, únicamente una ilusión. En sus anteriores películas, Bong había mostrado un vínculo emocional con los espacios cerrados que pueden causar claustrofobia. El drenaje de un dique entre arrozales en “Memories of Murder”, una alcantarilla en “The Host”, y un sombrío pueblo rural en “Mother”, fueron las principales localizaciones de sus trabajos. Así, el espacio de un tren en perpetuo movimiento, en la imaginación de Bong, se convierte en un dispositivo teatral perfecto para visualizar realidades trágicas con un gran efecto.

58

Director Bong Joon-ho en Praga, República Checa, durante una localización para “Snowpiercer”. En su primer proyecto internacional de cine, Bong obtuvo los elogios de la crítica al mostrar su capacidad para manejar una película de gran presupuesto (40 millones de dólares) con un casting multinacional. Cu l tu ra y a rte d e Co re a


Bong supera con éxito los límites habituales de nuestra imaginación en la escena final de “Snowpiercer”. Su cuento de hadas distópico ha evocado una poderosa resonancia emocional en el público coreano, hipersensible y expuesto como está, a la absurda realidad de las inacabables luchas de poder entre partidos políticos y políticos interesados en ellos mismos. Song Kamg-ho es el actor que transmite el mensaje clave de la película. Su personaje, Minsu Namgoong, es un hombre alucinado y de mente ausente, que permanece indiferente ante las luchas de clase, lo que le convierte en la persona menos probable para ser un líder. Sueña con escapar mientras el péndulo del poder oscila entre los grupos que se oponen; pero eso no lleva necesariamente a ningún cambio real en el orden social. En este sentido, la escena final de “Snowpiercer” es una reminiscencia del final de “The Host”, en el que el personaje principal (también interpretado por Song Kang-ho) acepta a un muchacho sin hogar como su hijo. A pesar de que se preocupa constantemente por la posibilidad de que vuelva a emerger el monstruo, continúa cuidando del muchacho. Asimismo, “Snowpiercer” sorprende a la audiencia sugiriendo una visión alternativa al estilo de Bong Joon-ho. (Traducido por Raimon Blancafort) Koreana ı Invierno 2013

59


Jornadas de literatura coreana

crítica

La forma de recordar una vida desprovista de escrúpulos Kang Ji-hee crítico literario

L

ee Hyun-su, nacida en 1959, es una autora con cuyas narraciones se nos hace la boca agua. Al describir cualquiera de los platos que menciona, solamente de pensarlo, no podemos evitar caer en la tentación de probarlos (no en vano se rumorea que, en verdad, es una excelente cocinera). Pero lo que más impresiona son sus metáforas, las cuales intercala ingeniosamente entre sus descripciones culinarias, pese a que no tienen nada que ver con la comida. Un ejemplo podría ser cuando, al describir un guiso llamado dodarissuguk (estofado de platija con hierbas mug) que es una especialidad de la zona sur, señala que la hierba mug es una hierba cuyo incalculable valor no apreciamos por estar siempre tan a mano –así que no nos damos cuenta de lo buena que es-, y agrega, de paso, el comentario “como un ingrato marido que termina olvidando los grandes esfuerzos de su devota mujer”. Tras leer tal comparación, resulta imposible abstenerse de recordar a Lee Hyun-su cada vez que se prueba el estofado de platija con hierbas mug. Siempre que nos referimos a Lee Hyun-su, no podemos dejar de mencionar el relato “Chupungnyeong” (El paso de Chupung). La protagonista de la obra, habiendo desistido de casarse para ser la cabeza de familia de un hogar con viudas de varias generaciones, tiene la responsabilidad de cuidar a su madre que padece de delirios de chamán y que lleva una vida errante. Su madre se va de casa con frecuencia y, al regresar, siempre prepara para la familia un potaje de patatas. Al probarlo sienten que es “tan picante y caliente que entumece la lengua; pero tiene algo que te deja con un sabor un tanto triste, como a pescado, un sabor resbaladizo”. Mientras lo come, la protagonista reflexiona: “Tristeza y furia, sentimientos sin sentido que podrían ser energía desvanecida, calmaban pacíficamente llamas de fuego dispersas por todo el cuerpo”. A su madre, a quien le resulta imposible comprender, intenta “admitirla” mediante el potaje. La autora es consciente de que, de los cinco sentidos del ser humano, el paladar es el que se sitúa en

62

lo más profundo y más cerca del corazón. Es por eso que en sus narraciones, la comida, así como el potaje de patatas en dicha obra, transmiten -en lugar de la persona que cocina- los “mensajes del corazón” que aquella no había sido capaz de comunicar con palabras y que llevaba enterrados durante mucho tiempo, pudiendo así curar hasta las heridas de la persona que toma esa comida. Si en la obra antes mencionada, el potaje de patatas constituye el medio por el que los personajes logran entenderse y perdonarse, retrocediendo al pasado, en “El armario de palisandro” esta función la lleva a cabo “el escritorio” que el padre de la narradora había mandado hacer. Esta fantástica obra de arte de su padre, además de ser resistente -por fuera es un escritorio y por dentro un arcón de arroz- por desgracia no servía ni como una cosa ni como otra; y acabó arrinconado en una esquina llenándose de polvo. Como “un familiar pobre que no devuelve el dinero que tomó prestado” o “igual que un familiar debilucho que vive a costa de los demás”, terminó su existencia incinerado. Sin embargo, con las llamas de fuego que crujían haciendo “ta-ak-ak-ak”, se deja entrever el verdadero significado o la identidad del escritorio. “¿Cuál era la identidad de eso que, por conveniencia, llamábamos escritorio y que había servido más como arcón de arroz? ¿Sería un escritorio o un arcón de arroz? Estando mi padre en vida, ¿qué uso le agradaba más que se le diera? Si era un arcón de arroz, ¿es que había tenido un momento siquiera en que se hubiera usado propiamente como tal? Por mucho que lo pensara, era igual que todos los padres de este mundo, un ser desprovisto de escrúpulos”. En la obra, es justamente con la muerte del padre, que no hacía nada satisfactoriamente y que no podía, de ninguna manera, mantener económicamente a su familia, cuando la madre despliega con éxito su propio negocio como si le hubieran dado alas. Sin embargo, al quemar el escritorio, la narradora se da cuenta de que en el corazón de su madre, que tan enérgicamente llevaba adelanCu l tu ra y a rte d e Co re a


Lee Hyun-su es considerada una autora que usa la literatura para preservar los recuerdos de la vida que van desapareciendo. Además, tiene unas extraordinarias facultades para exaltar, mediante su cortante y mordaz ingenio, los retos, la lucha y la profunda tristeza que las mujeres coreanas han tenido que superar en una sociedad machista.

Lee Hyun-su te la casa y a unas hijas que crecían a su manera sanas y salvas, persistía la sombra del padre al igual que mantenía ese mueble enorme e inservible del que no se sabía el uso que tenía. Después de Edipo, la historia de la literatura universal se ha centrado en la lucha contra el padre. No obstante, en Corea, tras las turbulencias sufridas con la colonización japonesa y el gobierno dictatorial, la única función del padre en la literatura coreana puede que haya sido la de haber relegado la responsabilidad con su ausencia. Lo interesante es que las obras de Lee Hyun-su parecen ya dispuestas a admitirlo así, tal cual, sin compasión ni resentimientos. ¿No será también que la vida misma incluye inevitablemente ese lado insatisfactorio y reservado que, desde un principio, no puede solucionarse de ninguna manera, como sucede con el inservible escritorio? Si fuera así, Lee Hyun-su parece sugerir que todo lo que podemos hacer con respecto a esta desamparada existencia es esforzarnos por recordar debidamente cada uno de los momentos de la vida, por muy breves y efímeros que sean. La verdad es que lo que hace que esta obra sea más atractiva son los hechos exteriores que en torno al escritorio se entretejen en el contenido interior de la narración, la cual muestra recuerdos sobre el escritorio diseñado por el padre. La narradora, que es igual de inflexible e insensata que su marido por lo que respecta a mejorar la economía familiar, decide inscribirse en un sorteo de “ofistel” con el propósito de ampliar su casa y, al mismo tiempo, invertir en una propiedad inmobiliaria. Aunque la inversión inmobiliaria termina en un simple intento, se dejan entrever las dificultades que atraviesan las personas ordinarias y las ambiciones mundanas que se desprenden en medio de flaquezas y apetitos impávidamente deshonestos de los que no podemos dejar de reírnos. Lee Hyun-su no es ajena a estos deseos básicos, pero tampoco se deja llevar fácilmente. Con uno de sus pies puesto en este mundo, admite jocosa que no puede dejarlo pasar desapercibidamente, pero reacciona escapándose con rapidez ante algo indebiKoreana ı Invierno 2013

do y peligroso. Más que el ensordecedor grito de un monje zen que ha superado ya todo tipo de penalidades, esta novela que vio la luz entre tambaleantes luchas de tentaciones mundanas nos conmueve realmente y puede considerarse como una lección de sabiduría y una reconciliación con el verdadero sentido de la vida. Me gustaría aquí referirme a un episodio interesante de la autora. Lee Hyun-su, que tuvo que prepararse durante seis años para hacer su aparición en el mundo literario y que pasó cinco años sin recibir peticiones de ningún tipo, decidió enviar por su cuenta obras inéditas a editoriales famosas. Seis meses después, recibió la notificación de que querían publicarle una novela, pero le daban solamente tres días para una última revisión. Con la determinación de usar esos tres días como si fueran treinta, optó por dejar Seúl y establecerse en la costa, pero terminó por irse a la isla de Wolmido. Fue de pensión en pensión y consiguió instalarse en una diminuta habitación en el extremo de un pasillo. Debido a un lamentable sistema de insonorización y al negocio de la pensión basado en recibir a tantos inquilinos por día como fuera posible, experimentó allí el sonido estereofónico de una variedad colorida de gemidos. Después de echar a perder un día entero escuchando tales gemidos, se dijo: “Pues bien, vosotros a lo vuestro que yo me pondré a escribir como sea”. Con ese propósito se concentró del todo durante los siguientes dos días y pudo terminar el relato “Toran” (Taro), que se publicó en la edición de primavera de la revista Changbi. Sin lugar a dudas, la ecuanimidad de la autora, que soportó once años de anonimato teniendo como telón de fondo tales gemidos mundanos, fue intensamente firme y excitante. Al leer sus obras, estoy segura de que el lector también se enamorará de sus inestimables esfuerzos y de su ingenio al abrazar cálidamente cada rincón y cada grieta, tanto del ser humano como del mundo. Además, logrará recuperar sus fuerzas al releerlos cada vez que, en esta insensata vida, se sienta cansado de la lucha mundana. (Traducido por Kim Un Kyung)

63


IMAGEn de cOREA

S

entado en lo alto de su trono, envuelto bajo un de manto de nieve, el gran rey mira hacia su pueblo a través de 600 años de historia. Siete años después de que el gran arquitecto Filippo Brunelleschi terminara la cúpula de la catedral de Florencia, una joya de la corona del Renacimiento, en la Toscana, en el extremo sur del continente europeo; el rey Sejong, el cuarto gobernante de la Dinastía Joseon, creó el sistema de escritura de Hangeul, en su reino ubicado en el extremo oriental del continente asiático. Desde ese año, 1443, los coreanos han gozado de un sistema propio de escritura, único y valioso. Por eso actualmente en Seúl, capital de la República de Corea, la gran avenida que cruza el sur desde la cara brillante de la ciudad, el palacio real, se llama “Calle Sejong” en homenaje al gran rey. Subido en su trono, ese rey cubierto por la nieve acumula unos 600 años de historia. Los niños deben sentirse preocupados, porque cuando miran hacia esa venerable presencia por encima de ellos, preguntan: “¿No tienes frío?” El rey no dice ni una palabra. La nieve cae en silencio. Tan sólo han transcurrido unos cuantos años desde que el rey Sejong se asomara a la grandeza de la vibrante plaza en el corazón de la capital, ahora cubierta de nieve. Con anterioridad descansaba tranquilamente en los billetes verdes de 10.000 wones de nuestras carteras. Pero ahora el tiempo de las plazas ha llegado a Corea. Los árboles ginkgo, que majestuosamente se apostaban a lo largo de la avenida, fueron arrancados para crear una plaza abierta. Entonces, el gran rey fue llevado a la plaza en su trono. La nieve cae lentamente, como si dijera… “Todo está bien, todo está bien”. La gran puerta real de Gwanghwamun levanta bien alto sus aleros, como para señalar el palacio y las altas montañas que se ubican tras él, ambos ocultos mientras cae la nieve. El largo invierno pasará lentamente mientras la nieve se acumula más y más. ¿Podrán el rey, el palacio y las altas montañas, despertar de su sueño sólo cuando la primavera llegue y derrita la nieve? (Tradu-

El Rey Sejong bajo un manto de nieve Kim Hwa-young Crítico literario, miembro de la Academia Nacional Coreana de las Artes.

cido por Javier Castañeda)


Hawoo Publishing Catalog of Korean Books

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo, Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Kang Choi & Noboru Yamaguchi

PLUS

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova

By Pavin Chachavalpongpun

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid The Emerging Role of Indo-Pakistan Border States Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

PLUS

CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES

Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA

By Nguyen Manh Hung

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo, Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Kang Choi & Noboru Yamaguchi CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES

Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid US$15.00 The Emerging Role of Indo-Pakistan Border States W15,000 Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012 Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA

By Nguyen Manh Hung

The US ‘Pivot’ to Asia The US ‘Pivot’ to Asia

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

By Pavin Chachavalpongpun

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

PLUS

US$15.00 W15,000

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo,| A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012 Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Kang Choi & Noboru Yamaguchi Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid

Is It JustTheAbout Emerging Role of Indo-Pakistan Border States CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea Containing China? Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA By Nguyen Manh Hung

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

By Pavin Chachavalpongpun

Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

Is It Just About Containing China?

US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012

The US ‘Pivot’ to Asia Is It Just About Containing China?

THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

TACKLING TRUST GAPS IN EAST

PLUS

Jennifer Lind Beware the Tomb of the Known Soldier Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: How South Korea Weathered the 2008 Financial Crisis Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential? Saroj Kumar Rath Drugs in India Are a Security Threat

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

By Mark J. Valencia

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

PLUS

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova

THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

We now have an iPad and Android tablet Jennifer Lind Beware the Tomb of theedition! Known Soldier See p.5 Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: How South Korea Weathered the 2008 FinancialUS$15.00 Crisis W15,000 Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential?

| VOLUME A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG NUMBER 1, SPRING 2013 Saroj Kumar Rath Drugs in8,India Are a Security Threat THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

By Mark J. Valencia

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

We now have an iPad and Android tablet edition! See p.5 US$15.00 W15,000

PLUS

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Jennifer Lind Beware the Tomb of the Known Soldier | VOLUME A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG 8, NUMBER 1, SPRING 2013 Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova How South Korea Weathered the 2008 Financial Crisis THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential? Saroj Kumar Rath Drugs in India Are a Security Threat

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

By Mark J. Valencia

Avoiding the Mines Avoiding the Mines We now have an iPad and Android tablet edition! See p.5

US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 8, NUMBER 1, SPRING 2013

New Leaders, New Dangers in Northeast Asia New Leaders, New Dangers in Northeast Asia

Avoiding the Mines

THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mel Gurtov, Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, Jr., Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

By Gongpil Choi

THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mel Gurtov, Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, Jr., Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

PLUS

Rudiger Frank Rolling Reforms: Reflections on Visits to Kim Jong Un’s North Korea Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo Abe Stein Tønnesson Steps Forward for China to Resolve the South China Sea Disputes Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet PLUS editions? Rudiger Frank Rolling Reforms: Reflections on Visits to Kim Jong Un’s North KoreaSee p.3 Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo AbeUS$15.00 Stein Tønnesson Steps Forward for China W15,000

to Resolve the|South China8,Sea Disputes A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG VOLUME NUMBER 2, SUMMER 2013 By Gongpil Choi THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli

Carrots Before Sticks Carrots Before Sticks Carrots Before Sticks

THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet editions? See p.3 PLUS

US$15.00 W15,000

Rudiger Frank Reforms: Reflections Mel Gurtov, OF Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, | Jr., | Rolling A JOURNAL THE EAST ASIA FOUNDATION WWW.GLOBALASIA.ORG VOLUME 8, NUMBER 2, SUMMER 2013 on Visits to Kim Jong Un’s North Korea Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo Abe

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

By Gongpil Choi

THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli

Stein Tønnesson Steps Forward for China to Resolve the South China Sea Disputes Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet editions? See p.3 US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 8, NUMBER 2, SUMMER 2013

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

New Leaders, New Dangers in Northeast Asia

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

ASIA: ESSAYS BY

Yun Byung-se, Richard Ned Lebow, Tae-Seop Bahng, Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan

NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL

By Alexei D. Voskressenshi.

SYSTEMS

THE DEBATE: TACKLING AUSTRALIA TRUST GAPS ’S INNEW EASTREFUGEE ASIA:

POLICY ESSAYS BY Andrew MarkusRichard Yun Byung-se, Squares OffLebow, Against Ned GraemeBahng, Tae-Seop McGregor Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL

By Alexei D. Voskressenshi.

THE DEBATE: AUSTRALIA’S NEW

SYSTEMS

REFUGEE POLICY

Andrew Markus Squares Off Against

Graeme McGregor

PLUS

Andrew Billo A Way to Peace in the South China Sea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’ Isn’t Hallyu Style Chung-in Moon North Korea vs. South Korea: What Will It Take to End 60 Years of War? Haruki Wada Korea’s War, Armistice and Legacy Book Reviews by John Delury, Taehwan Kim, Nayan PLUS Chanda and David Plott Andrew Billo A Way to Peace in the South China Sea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’ Have Isn’ttrie you Hallyu d Style Chung-in Moon North Korea vs. South ourKorea: iPad or What Will It Take to End 60 Years of And roid tablet War? Haruki Wada Korea’s War, Armisticeeditions? and Legacy See p.57 Book Reviews by John Delury, Taehwan Kim, Nayan Chanda and David Plott US$15.00

Have you triedW15,000 | VOLUME 8, NUMBER our iPad 3, FALL Andrew Billo A Way or 2013 to Peace in the South And roidChina tabletSea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’edit Isn’t Hallyu ions ? Style Chung-in Moon North Korea vs. SouthSee p.57 Korea: NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL SYSTEMS What Will It Take to End 60 Years of War? By Alexei D. Voskressenshi. Haruki Wada Korea’s War, Armistice and Legacy US$15.00 Book Reviews by John Delury, Taehwan DEBATE: AUSTRALIA’S NEW REFUGEE ATHE JOURNAL Kim, W15,000 POLICY OF THE EAST ASIA FOUNDATI Nayan Chanda and David Plott ON | WWW.GLOBALASIA.O Andrew Markus Squares Off Against Graeme RG | VOLUME 8, NUMBER McGregor A TACKLING JOURNAL TRUST EASTFOUNDATI ASIA: ESSAYS BY OF THEGAPS EASTINASIA PLUS ON | WWW.GLOBALASIA.O Yun Byung-se, Richard RG Ned Lebow, Tae-Seop

Bahng, Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan

How East Asia Can Secure a Peaceful HowFutu East reAsia Can Secure a Peaceful Future How East Asia Can Secure a Peaceful Future

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION

| WWW.GLOBALASIA.ORG

3, FALL 2013

Have you tried our iPad or Android tabl et editions? See p.57

US$15.00 W15,000 | VOLUME 8, NUMBER 3, FALL 2013

The Politics Trus Thof e Po littics of Trust The Politics of Trust

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

Hawoo Publishing Address 131-230 1F Mangu-dong, Jungnang-gu, Seoul, Korea Tel 82-2-922-7090 Fax 82-2-922-7092 Homepage www.hawoo.co.kr e-mail hawoo@hawoo.co.kr

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13


Hawoo Publishing Catalog of Korean Books

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo, Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Kang Choi & Noboru Yamaguchi

PLUS

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova

By Pavin Chachavalpongpun

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid The Emerging Role of Indo-Pakistan Border States Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

PLUS

CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES

Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA

By Nguyen Manh Hung

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo, Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Kang Choi & Noboru Yamaguchi CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES

Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid US$15.00 The Emerging Role of Indo-Pakistan Border States W15,000 Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012 Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA

By Nguyen Manh Hung

The US ‘Pivot’ to Asia The US ‘Pivot’ to Asia

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

By Pavin Chachavalpongpun

THE US REBALANCING TOWARD ASIA: ESSAYS BY

Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

PLUS

US$15.00 W15,000

Georgiy Voloshin China as a Stabilizer in Central Asia Patrick M. Cronin, Michael McDevitt, Wu Xinbo,| A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012 Donald K. Emmerson, Malcolm Fraser, Richard A. Bitzinger, Ramesh Thakur The New Great Game in Afghanistan Kang Choi & Noboru Yamaguchi Tridivesh Singh Maini & Manish Vaid

Is It JustTheAbout Emerging Role of Indo-Pakistan Border States CREATING A NEW WORLD OF SOCIAL ENTERPRISES Reflections by Won-soon Park & Tae-won Chey Young-hoon Lee Economic Reform in North Korea Containing China? Peter Hayes A Breakthrough Six-Party Summit in 2013? DRAWING A LINE IN THE SOUTH CHINA SEA By Nguyen Manh Hung

BURMA IN THE ASEAN CHAIR IN 2014, AT LAST

By Pavin Chachavalpongpun

Asger Røjle Christensen Japan’s Abduction Saga Book Reviews by David C. Kang, Börje Ljunggren & John Delury

Is It Just About Containing China?

US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 7, NUMBER 4, WINTER 2012

The US ‘Pivot’ to Asia Is It Just About Containing China?

THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

TACKLING TRUST GAPS IN EAST

PLUS

Jennifer Lind Beware the Tomb of the Known Soldier Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: How South Korea Weathered the 2008 Financial Crisis Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential? Saroj Kumar Rath Drugs in India Are a Security Threat

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

By Mark J. Valencia

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

PLUS

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova

THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

We now have an iPad and Android tablet Jennifer Lind Beware the Tomb of theedition! Known Soldier See p.5 Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: How South Korea Weathered the 2008 FinancialUS$15.00 Crisis W15,000 Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential?

| VOLUME A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG NUMBER 1, SPRING 2013 Saroj Kumar Rath Drugs in8,India Are a Security Threat THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

By Mark J. Valencia

RISKS & OPPORTUNITIES FOR ASIA’S NEW LEADERS: ESSAYS BY

We now have an iPad and Android tablet edition! See p.5 US$15.00 W15,000

PLUS

Gilbert Rozman, Takashi Inoguchi, David Shambaugh, Jennifer Lind Beware the Tomb of the Known Soldier | VOLUME A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG 8, NUMBER 1, SPRING 2013 Joon Hyung Kim, Haksoon Paik, Leon V. Sigal, Shalendra D. Sharma From Meltdown to Bounceback: Jonathan Berkshire Miller & Lilia Shevtsova How South Korea Weathered the 2008 Financial Crisis THE TPP AND THE QUEST FOR EAST ASIAN REGIONALISM

By Inkyo Cheong

THE DEBATE: IS THE TPP AIMED AT THWARTING CHINA?

Andy Yee When Will Japan Tap Its Internet Potential? Saroj Kumar Rath Drugs in India Are a Security Threat

Wang Yong Squares Off Against Takashi Terada

In Focus: Taiwan Wu Yu-shan, Chen Tain-jy & Chu Yun-han

ASSESSING A CODE OF CONDUCT FOR THE SOUTH CHINA SEA

Book Reviews by John Delury and Taehwan Kim

By Mark J. Valencia

Avoiding the Mines Avoiding the Mines We now have an iPad and Android tablet edition! See p.5

US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 8, NUMBER 1, SPRING 2013

New Leaders, New Dangers in Northeast Asia New Leaders, New Dangers in Northeast Asia

Avoiding the Mines

THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mel Gurtov, Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, Jr., Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

By Gongpil Choi

THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mel Gurtov, Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, Jr., Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

PLUS

Rudiger Frank Rolling Reforms: Reflections on Visits to Kim Jong Un’s North Korea Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo Abe Stein Tønnesson Steps Forward for China to Resolve the South China Sea Disputes Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet PLUS editions? Rudiger Frank Rolling Reforms: Reflections on Visits to Kim Jong Un’s North KoreaSee p.3 Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo AbeUS$15.00 Stein Tønnesson Steps Forward for China W15,000

to Resolve the|South China8,Sea Disputes A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG VOLUME NUMBER 2, SUMMER 2013 By Gongpil Choi THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli

Carrots Before Sticks Carrots Before Sticks Carrots Before Sticks

THE POLITICS OF ENGAGEMENT: ESSAYS BY

Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet editions? See p.3 PLUS

US$15.00 W15,000

Rudiger Frank Reforms: Reflections Mel Gurtov, OF Miroslav Nincic, Walter C. Clemens, | Jr., | Rolling A JOURNAL THE EAST ASIA FOUNDATION WWW.GLOBALASIA.ORG VOLUME 8, NUMBER 2, SUMMER 2013 on Visits to Kim Jong Un’s North Korea Karin J. Lee, Andrei Lankov, Troy Stangarone, Stuart J. Thorson, Hyunjin Seo, Trita Parsi & Nicholas Farrelly Cheol Hee Park The Double Life of Shinzo Abe

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

JAPAN’S DANGEROUS GAMBLE ON ‘ABENOMICS’

By Gongpil Choi

THE DEBATE: IS POLITICAL RECONCILIATION POSSIBLE IN MALAYSIA?

Khairy Jamaluddin Squares Off Against Rafizi Ramli

Stein Tønnesson Steps Forward for China to Resolve the South China Sea Disputes Mark J. Valencia & Hong Nong Exploring Joint Development Possibilities in the South China Sea Book Reviews by John Delury Have and Taehwan Kim you tried our iPad or Android tablet editions? See p.3 US$15.00 W15,000

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION | WWW.GLOBALASIA.ORG | VOLUME 8, NUMBER 2, SUMMER 2013

Positive Engagement with North Korea, Iran and Myanmar

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

South Korea Leading the Way Into a New World of Social Enterprises

In This Issue: We Start a New Regular Section Profiling Asian Countries in Taiwan

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

New Leaders, New Dangers in Northeast Asia

In This In Focus: Issue:How We Start to Break a New the Regular Deadlock Section in the South Profiling China Asian SeaCountries in Taiwan

ASIA: ESSAYS BY

Yun Byung-se, Richard Ned Lebow, Tae-Seop Bahng, Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan

NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL

By Alexei D. Voskressenshi.

SYSTEMS

THE DEBATE: TACKLING AUSTRALIA TRUST GAPS ’S INNEW EASTREFUGEE ASIA:

POLICY ESSAYS BY Andrew MarkusRichard Yun Byung-se, Squares OffLebow, Against Ned GraemeBahng, Tae-Seop McGregor Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL

By Alexei D. Voskressenshi.

THE DEBATE: AUSTRALIA’S NEW

SYSTEMS

REFUGEE POLICY

Andrew Markus Squares Off Against

Graeme McGregor

PLUS

Andrew Billo A Way to Peace in the South China Sea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’ Isn’t Hallyu Style Chung-in Moon North Korea vs. South Korea: What Will It Take to End 60 Years of War? Haruki Wada Korea’s War, Armistice and Legacy Book Reviews by John Delury, Taehwan Kim, Nayan PLUS Chanda and David Plott Andrew Billo A Way to Peace in the South China Sea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’ Have Isn’ttrie you Hallyu d Style Chung-in Moon North Korea vs. South ourKorea: iPad or What Will It Take to End 60 Years of And roid tablet War? Haruki Wada Korea’s War, Armisticeeditions? and Legacy See p.57 Book Reviews by John Delury, Taehwan Kim, Nayan Chanda and David Plott US$15.00

Have you triedW15,000 | VOLUME 8, NUMBER our iPad 3, FALL Andrew Billo A Way or 2013 to Peace in the South And roidChina tabletSea Jung-Sun Park Why ‘Gangnam Style’edit Isn’t Hallyu ions ? Style Chung-in Moon North Korea vs. SouthSee p.57 Korea: NON-WESTERN DEMOCRACIES AND ASIAN POLITICAL SYSTEMS What Will It Take to End 60 Years of War? By Alexei D. Voskressenshi. Haruki Wada Korea’s War, Armistice and Legacy US$15.00 Book Reviews by John Delury, Taehwan DEBATE: AUSTRALIA’S NEW REFUGEE ATHE JOURNAL Kim, W15,000 POLICY OF THE EAST ASIA FOUNDATI Nayan Chanda and David Plott ON | WWW.GLOBALASIA.O Andrew Markus Squares Off Against Graeme RG | VOLUME 8, NUMBER McGregor A TACKLING JOURNAL TRUST EASTFOUNDATI ASIA: ESSAYS BY OF THEGAPS EASTINASIA PLUS ON | WWW.GLOBALASIA.O Yun Byung-se, Richard RG Ned Lebow, Tae-Seop

Bahng, Charles A. Kupchan, Wang Yizhou, Yoshihide Soeya, Mansourov, Myung-bok Bae & Mohamed Alexandre Y. Jawhar Hassan

How East Asia Can Secure a Peaceful HowFutu East reAsia Can Secure a Peaceful Future How East Asia Can Secure a Peaceful Future

A JOURNAL OF THE EAST ASIA FOUNDATION

| WWW.GLOBALASIA.ORG

3, FALL 2013

Have you tried our iPad or Android tabl et editions? See p.57

US$15.00 W15,000 | VOLUME 8, NUMBER 3, FALL 2013

The Politics Trus Thof e Po littics of Trust The Politics of Trust

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

See our redesigne In This d website, Issue: Our www.glob New Section alasia.org Focusing , for analysis, on Asia's debates, Less Prominen archives tand Nations more

Hawoo Publishing Address 131-230 1F Mangu-dong, Jungnang-gu, Seoul, Korea Tel 82-2-922-7090 Fax 82-2-922-7092 Homepage www.hawoo.co.kr e-mail hawoo@hawoo.co.kr

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13

Ad for Koreana 277x280 NEW.indd 1

12/16/13


i nv i e rno 2013

Cultura y arte de Corea

Todo sobre el soju

m ero 2012 n oN. -ยบ2 4 isum n vi ern 2013 vo Tol. m 26 o 22,

ESP EC I AL

La pasiรณn de un poeta por el Soju; El licor mรกs vendido del mundo; Robar memoria y crear recuerdos

Todo sobre el Soju La cultura del alcohol de los coreanos

www.koreana.or.kr

To mo 22, Nยบ- 4

ISSN 1225-4606


Koreana Winter 2013(Spanish)