Page 1

Cultura

y

Arte

de

Corea

To m o 2 0 , Nº– 1 P ri m a v e ra 2 0 1 1

La isla de Ganghwa

Una encantadora mirada al pasado de Corea ISSN 1225-4606


BELLEZA DE COREA

Binyeo

Horquilla tradicional

© Suh Heun-gang

L

a tradicional danza de salpuri escenifica bellas imágenes de mujeres en la vida diaria. Una de ellas es la de una frente al espejo retocándose el moño. El pelo se trenza, se enrolla y se sujeta con el binyeo, una horquilla larga con decoraciones en los extremos (sin este alfiler, este estilo podría parecerse al peinado distintivo de Chanel, la reconocida marca francesa). Otra horquilla decorativa más es el dwikkoji, utilizado en la parte posterior. Este peinado acentuaba la elegante curva del cuello. En el pasado, la soltería se indicaba con el pelo trenzado, mientras que el moño señalaba que la mujer ya estaba casada. El moño no era sólo imagen de la personalidad de quien lo llevaba, sino que representaba la afiliación política de la familia, de tal manera que las mujeres de familias de diferentes tendencias tenían formas también diferentes de decorarlo. Los binyeo son muy variados, desde el más básico de madera de las menos pudientes hasta los hechos con oro o plata. Sin embargo, en palacio, donde se celebraban diversas ceremonias a lo largo del año, y en las familias de la clase dirigente, esta horquilla era una lujosa obra de artesanía de metal, realizada con una habilidad y una creatividad excepcionales. Por lo general, una casada llevaba un sencillo binyeo de 10 a 12 centímetros de longitud. Las reinas y concubinas del rey se decoraban el moño con diez o más. Actualmente, se conservan decenas de esos objetos pertenecientes a la realeza adornados con brillantes joyas y exquisitos grabados, que servían para embellecer aún más su reluciente pelo negro. Estos alfileres podían alcanzar los 33 centímetros de largo y podían ser de oro, plata, coral, esmalte, jade y perla. Lady Kim Gyeongbin (1831-1907), concubina del rey Heonjong, de la Dinastía Joseon, dejó escrito el protocolo que prescribe el atuendo adecuado, incluyendo el binyeo y otros ornamentos que debían llevar en cada ceremonia de la realeza. Las horquillas recibían el nombre de la decoración que tenían: dragón (yongjam), fénix (bongjam), peonía (moranjam), flores de melocotón con bambú (maejukjam) y flores de loto (yeonjam). Una especial se conoce como tteoljam. Llevaba pequeños colgantes sujetos de finas espirales de alambre que vibraban con el movimiento. Kim clasificaba varios tipos según las categorías de “brillante y majestuoso”, “simbolizando autoridad” y “apropiado para la época”. En las bodas, la gente corriente podía llevar más de un binyeo, entre los que con frecuencia incluía piezas largas adornadas con motivos propios de la realeza como el dragón. Actualmente, algunas mujeres los usan en ocasiones especiales que requieren del atuendo tradicional. Kim Yoo-kyung Escritora


Cultura y Arte de Corea

Tomo 20, Nº– 1 Primavera 2011

El salón principal del templo de Jeongsu, sito en el monte de Mani, isla de Ganghwa, está adornado con un ejemplo representativo de enrejado coreano, con flores de loto y peonías azules, naranjas, rojas y verdes. © Ha Ji-kwon

6

14

La isla de Ganghwa

24

30

36

6 Gira por su irresistible encanto

Lee Dong-mi

14 Un prisma de la historia del país

Kim Hyung-yoon

44

24 Forma de vida

Ham Min-bok

50


30 FOCO El pop nacional adquiere impulso para la nueva “Ola Coreana” Shin Hyun-joon

Una publicación trimestral de la Fundación Corea 2558 Nambusunhwanno, Seocho-gu, Seúl 137-863, República de Corea www.kf.or.kr

36 CRÍTICA DE ARTE Un breve viaje tras 700 años: “Obras maestras de la pintura budista de Goryeo” |

DIRECTOR Kim Byung-kook EDITOR EJECUTIVO Kim Sung-yup EDITORES José María Areta, Kim Un Kyung CONSEJO EDITORIAL Cho Sung-taek, Han Kyung-koo, Han Myung-hee, Jung Joong-hun, Kim Hwa-young, Kim Moon-hwan, Kim Youngna COMPOSICIÓN Y DISEÑO Kim’s Communication Associates EDITOR ASOCIADO Lim Sun-kun DIRECTOR DE FOTOGRAFÍA Kim Sam DIRECTOR ARTÍSTICO Lee Duk-lim DISEÑADORA Kim Su-hye

Bae Young-il

44 ARTESANO S im Yong-sik La carpintería de un maestro revive el encanto del hanok Park Hyun-sook 50 DESCUBRIR COREA  La exhibición “Cinco encarando el oeste” revela las influencias coreanas en el arte americano | Charles La Shure 56 ENTREVISTA Hesung Chun Koh “Supermamá” e incansable emisaria cultural Shin Ye-ri 60 EN EL ESCENARIO GLOBAL Kim Young-se: Diseñador visionario del futuro

Jeon Eun-kyung

64 OBRAS MAESTRAS El viaje en sueños de un príncipe de Joseon a la tierra de los melocotoneros | Ahn Hwi-joon 68 EN EL CAMINO Onyang Lugar de descanso de la realeza y destino de luna de miel Kim Ha 76 GASTRONOMÍA Pyeonyuk Tiras de carne de vaca | Lee Jong-Im 80 OPINIÓN DESDE LA LEJANÍA Destino: Corea | María P. Roca 82 vIDA

Bandas aficionadas de gente madura: Sueños juveniles hechos realidad | Ahn Hwi-joon

87

Jornadas de Literatura Coreana

Chung Han-ah

Alquimia de la desesperación y esperanza de una familia

El sabor del mate | Traducido por Kim Un Kyung

Shin Soo-jeong

SUSCRIPCIÓN ANUAL Corea: 18.000 wones. Asia, correo aéreo: 33$ EEUU. Resto del mundo, correo aéreo: 37$. Precio por ejemplar en Corea: 4.500 wones. Suscripción/Correspondencia Fundación Corea 2558 Nambusunhwanno, Seocho-gu, Seúl 137-863, República de Corea Tel: 82-2-2151-6544 Fax: 82-2-2151-6592 Publicidad CNC Boom co,. Ltd Towercrystal Building, 1008-1, Daechi 3-dong, Gangnam-gu, Seúl, República de Corea Tel: 82-2-512-8928 Fax: 82-2-512-8676 COMPOSICIÓN Y DISEÑO Kim’s Communication Associates 384-13 Seogyo-dong, Mapo-gu, Seúl, 121-840, República de Corea Tel: 82-2-335-4741 Fax: 82-2-335-4743 www.gegd.co.kr IMPRESO EN PRIMAVERA DE 2011 POR Samsung Moonwha Printing Co. 274-34, Seongsu-dong, Seongdong-gu, Seúl, República de Corea Tel: 82-2-468-0361/5 Fax: 82-2-461-6798

WEB de Koreana

http://www.koreana.or.kr © Fundación Corea 2011 Todos los derechos reservados. Ninguna parte de esta publicación puede ser reproducida de ningún modo sin el permiso de la Fundación Corea. Las opiniones expresadas por los autores no representan necesariamente las de los editores de Koreana o de la Fundación Corea.

Koreana , registrada como revista trimestral en el Ministerio de Información (Número de Registro Ba-1003, con fecha del 8 de agosto de 1987), también se publica en inglés, chino, francés, árabe, ruso, japonés y alemán.


El templo de Bomun, situado en la isla de Seongmo, a diez minutos en barco del puerto de Oepori, en la costa occidental de la isla de Ganghwa. Desde su situaci贸n al pie del monte de Nakga, ofrece una vista panor谩mica del mar Amarillo. 4 Koreana | Spring 2011


La isla de Ganghwa La isla de Ganghwa posee abundantes lugares de interés, desde dólmenes prehistóricos a modernas iglesias anglicanas, por lo que suele considerarse “un museo viviente”. Los relatos de batallas en este lugar nos presentan el flujo de la historia del país. Muchos visitantes, sobre todos los del área de la capital, van de excursión durante un día para disfrutar de la belleza natural de sus enormes llanuras intermareales.

Spring 2011 | Koreana 5


Gira por su irresistible encanto La autora de este artículo, residente en Ganghwa durante más de 10 años, adora el olor del aire salado siempre que regresa de un viaje a la península. En el aroma de las zonas intermareales arrastrado por el viento puede detectar la salinidad del mar y del sudor de los trabajadores, en los que puede palparse el irresistible encanto de la isla. Lee Dong-mi Escritora de viajes | Kwon Tae-kyun, Ha Ji-kwon Fotógrafos

6 Koreana | Primavera 2011


D

esde Gimpo, en la provincia de Gyeonggi, si cruzamos una franja de mar tan estrecha como un río repleta de barcos para la pesca de la gamba, llegamos a Ganghwa. Mucha gente mira el agua que fluye bajo el puente y se pregunta si es un río o el mar. En cierto sentido, es ambos. Es el Yeomha, que significa “río de la Sal”, pero su nombre oficial es el estrecho de Ganghwa, lo cual quiere decir que estamos en el océano. No obstante, es tan angosto aquí que parece una vía de agua dulce. Viajando por el Yeomha desde la punta meridional de la isla, podemos llegar a Seúl por el río Han. Por ello, las potencias extranjeras que quisieron capturar Hanyang, antiguo nombre de la capital de Joseon, pusieron su vista en este canal. Lo cruzamos. Parece tranquilo al reflejar el sol pero por debajo corren los poderosos torrentes de la historia. Llegamos a la isla, puerta de la memoria de la nación. “Altar para la Veneración de las Estrellas” La carretera que nos lleva gira a la izquierda y se une a la ruta costera que conduce a lugares de notable interés: el monte de Mani, Chamseongdan y la playa de Dongmak. Hwanung, el hijo del Rey del Cielo, bajó a la tierra y tuvo un hijo, Dangun, una figura legendaria familiar para los coreanos, a quien muchos llaman rey o abuelo. En la cima del Mani creó Chamseongdan, el “Altar para la Veneración de las Estrellas”, e hizo ofrendas a los cielos. Se dice que este lugar está a medio camino entre el monte de Paektu (Baekdu) en el norte y el de Halla en el sur. La carretera está franqueada por arrozales. Uno puede cerrar brevemente los ojos e imaginar que está navegando. Cuando Dangun fue al Altar, esta parte de la isla estaba cubierta por las aguas. En esa época, el propio monte era una isla. Templo antiguo Junto a la carretera hay también un templo de 1.000 años, Jeondeungsa. Estaba situado originalmente en Samnangseong (fortaleza de los tres hijos, Lugar Histórico número 130), el cual, según la leyenda, fue construido por los tres descendientes de Dangun a petición suya: Buso, Buu y Buyeo. Este sitio alberga un gran patrimonio cultural, como Daeungjeon (salón del gran héroe, el principal), Yaksajeon (del Buda de la Medicina)

Yongdu es uno de los 53 altozanos de la isla, una fortificación que aprovecha la orografía. Desde aquí puede verse la península de Gimpo al otro lado del estrecho de Ganghwa. Primavera 2011 | Koreana 7


1

8 Koreana | Primavera 2011

2


1 El antiguo templo de Jeondeung fue construido en el año 381, poco después de la introducción del budismo en el país. Siempre que la nación se sentía atacada, inspiraba a los fieles a defender su patria.

2 Vista panorámica de la isla de Ganghwa, una región de suma importancia en la historia del país. Sirvió como capital temporalmente durante épocas de crisis debido a las ventajas que ofrece su aislamiento y por ser un centro del transporte marítimo.

3 En las cuatro esquinas del salón de Daeungjeon, en Jeondeungsa, hay tallas de mujeres desnudas que parecen sostener secciones de los aleros, parte de una curiosa historia folclórica.

3

y una campana ritual. Tanta reliquia es producto de esos 10 siglos de historia. Es un lugar tan notable que es difícil saber por dónde empezar a hablar de él, pero en cuanto a sus emplazamientos de interés, hay una historia que ha de narrarse. El edificio central en la mayoría de los lugares de culto budistas es el de Daeungjeon. Los servicios se realizan aquí, donde hay consagrado un icono que representa a Sakyamuni, el Buda histórico. En este templo, es una estructura elegante y digna, pero las cuatro esquinas de los aleros están decorados con tallas de mujeres desnudas. ¿Qué hacen estas figuras en un lugar sagrado donde se enseña la palabra de Buda? ¿Cuál puede ser la razón? Parece que, hace tiempo, se realizaron obras de restauración aquí. Un hábil maestro carpintero vino para hacerlas. Como no había puente en esa época, tendría que haber viajado en barco. Se alojó en una posada que había a pie de la montaña. La dueña debe de haber tenido gian belleza, ya que el artista se enamoró de ella y le confió sus salarios, ya que pretendía proponerle en matirimonio cuando terminara las reparaciones. Pero un día, poco antes de acabar, volvió al albergue y vio que la mujer había desaparecido junto con su dinero. Desconsolado, se dice que hizo esas tallas, para que su inmovilidad la obligara a reflexionar sobre sus acciones. Pero esa no es toda la historia. A primera vista, parece que están sujetando la techumbre como castigo, pero estas secciones realmente no sirven para sostener nada. Las imágenes se hallan en las cuatro esquinas del edificio, pero una en la parte de atrás tiene un brazo bajado. Parece que el carpintero realmente la amaba. O quizá es la expresión de la compasión de Buda por los seres vivos porque, aunque parece que la dueña

está sufriendo mucho como consecuencia de sus acciones, en realidad no lo hace. En la parte de atrás del templo está Jangsagak (pabellón de la historia oculta), también conocido como Archivos Históricos de Jeongjoksan. Durante la época de Joseon, los Anales estaban en cuatro registros diferentes en toda la nación. Los originales estaban en este lugar, que sido restaurado recientemente. Al lado está Seonwonbogak, donde se guardaban las genealogías de los monarcas de Joseon. Estas dos construcciones son testimonio del prestigio del templo. Estancia en el Centro de Meditación Los lugares de culto como Jeondeungsa son muy importantes para comprender el código cultural del país. Muchos coreanos y gente de otros países se sienten cautivados por la singular cultura y atmósfera de estos monasterios en las montañas. Es posible pasar un tiempo en estos lugares con el programa de Estancia en Templos. Jeondeungsa sólo permite alojamiento por una noche, por lo que, para los visitantes extranjeros, el Centro de Meditación Internacional Linterna de Loto, cercano a aquel, puede ser una elección mejor. Es, principalmente, un lugar de reflexión donde se enseñan los principios del budismo seon (zen) . Desde que lo inaugurara el ya fallecido venerable monje Wonmyeong en 1997, discípulo del maestro Seongcheol (1912-1993), ha servido para dar a conocer esta religión y las técnicas de introspección a los visitantes extranjeros. Este Centro tiene un salón principal y alojamientos en una huerta de 6.000 metros cuadrados. Las habitaciones, limpias y cálidas, tienen baño individual. No hay problemas de comuniPrimavera 2011 | Koreana 9


cación ya que la mayoría de los religiosos vienen de otros países, desde Rusia a Suiza. El día que estuve allí, mis compañeras fueron Danielle y Charlotte, de Nueva Caledonia, y la joven francesa Isabelle, que estudiaba en el Instituto de Idiomas de la Universidad de Sogang. Después de cada comida, hay un servicio religioso en el salón, que es pequeño pero acogedor. En la sesión de meditación de después, los visitantes se sientan en el suelo, con las piernas cruzadas, las manos unidas y los ojos cerrados para dejar detrás el sonido de los cláxones, de los televisores y de los juegos de internet. La ceremonia más temprana es más piadosa. Después del desayuno, los visitantes van acompañados por la mascota del Centro, un perro llamado Yeondeung-i (linterna de loto), en una sesión de introspección paseando junto a los arrozales

entre los pueblos, por entre el pinar, más allá de la tumba de la figura literaria de Goryeo, Yi Gyu-bo, conversando tranquilamente con los monjes. Hay que destacar también la copia a mano de los sutra . Esta actividad de reproducción de las escrituras sagradas budistas es una forma tradicional de practicar el ascetismo. En este Centro, los visitantes lo pueden hacer en chino, coreano o inglés. Después de unos 50 minutos, el texto copiado se sella, lo cual deja a los participantes tan orgullosos como si hubieran logrado una medalla de oro. Es una experiencia que aúna a todos, independientemente de la nacionalidad, sexo, edad o profesión. Las llanuras intermareales y la zona alta El mar del Este tiene unas aguas claras y unos acantilados escarpados, pero la costa occidental se caracteriza por una

Si uno se remanga los pantalones y se mete en las llanuras intermareales, el pegajoso fango brotará entre los dedos de los pies. Hace cosquillas, pero es suave y agradable. Cangrejos y almejas cubiertas de barro negro parecen jugar al escondite. Tras las playas de blanca arena hay viejos pinos en hileras silenciosas, un lugar ideal para relajarse.

10 Koreana | Primavera 2011

1


enorme extensión de planicies intermareales. Las de Ganghwa son de destacar, ya que están entre las cinco principales del mundo, junto con las de la costa oriental de Canadá y los Estados Unidos, las del mar del Norte y las de la cuenca del Amazonas. Las más famosas de esta isla son las de la playa de Dongmak. En la bajamar, cubren un área de 60 millones de metros cuadrados y penetran cuatro kilómetros en el mar. Son tan vastas que no se ve el agua desde la orilla. Pero maravillarse de esto es pasar por alto su verdadero atractivo. Si uno se remanga los pantalones y se mete, el pegajoso fango brotará entre los dedos de los pies. Hace cosquillas, pero es suave y agradable. Cangrejos y almejas cubiertas de barro negro parecen jugar al escondite. Tras las playas de blanca arena hay viejos pinos en hileras silenciosas, un lugar ideal para relajarse.

El mejor lugar para apreciar este fenómeno son los altos de Bunori: puede verse todo el espectáculo allí abajo. Los pesqueros, atados a los muelles en la pleamar, están ahora apoyados sobre un mar de lodo, algo desternillante. Lugares de importancia histórica Fuimos desde la punta meridional hasta la septentrional. Toda la isla es un lugar fascinante, un microcosmos de los sucesos ocurridos en Corea. Podemos ver cada periodo en los distintos lugares, por lo que una gira da a los visitantes una clara perspectiva de lo que aconteció en el país. La historia de la nación pude dividirse, a grandes rasgos, en seis periodos: la era prehistórica, los Tres Reinos, Goryeo, Joseon, la apertura de los puertos y los tiempos modernos. Los dólmenes son reliquias de la Prehistoria. Los de Corea

1 En la bajamar, las llanuras intermareales en la playa de Dongmak cubren un área de unos 60 millones de metros cuadrados. Es una extensión tan grande que el mar no se ve desde la playa.

2 El conjunto de dólmenes de Osang-ri, al pie de la ladera sur del monte Goryeo, incluye doce de estas estructuras de estilo septentrional.

Primavera 2011 | Koreana 11

2


1

1 El Centro del Ginseng en Ganghwa es evidencia de la reputación de la isla por la gran calidad de esta raíz.

están inscritos en la Lista de Patrimonio de la Humanidad desde la sesión XXIV del comité correspondiente de la UNESCO, celebrada en Cairns, Australia, en el año 2000. Los mejores del país están en esta isla. Chamseongdan, en el monte de Mani, es otro lugar prehistórico, mientras que el templo de Jeondeung, con sus tallas desnudas, datan del periodo de los Tres Reinos. Durante Goryeo, Ganghwa fue la capital durante 39 años. Con la invasión mongola, el monarca y su corte abandonaron Gaegyeong (la Gaeseong moderna) y se refugiaron en un palacio en la isla, desde donde resistieron los ataques. La residencia del rey todavía está en pie. Otro sitio de interés es el templo de Seonwon, donde se tallaron, según se dicen, las planchas de madera de la Tripitaka Koreana . Este Patrimonio de la Humanidad está ahora en el templo Haein, en Hapcheon, provincia de Gyeongsang del Sur. De hecho, Ganghwa desempeñó un papel importante en la cultura de la imprenta en Corea. Aparte del texto citado, tam12 Koreana | Primavera 2011

bién estaban guardados en la isla los Anales de la Dinastía Joseon y las genealogías de las monarquías de este mismo linaje. Utilizando un símil moderno, este territorio insular estaba a la vanguardia de la tecnología de la información. Hay más restos de Joseon. El palacio de Yongheung, residencia del rey Cheoljong, el vigésimo quinto monarca de la Dinastía, está en la ciudad que da nombre a la isla, mientras que la Iglesia Anglicana, construida tras la apertura de los puertos, es testigo de más de 110 años de eventos. Este templo es un edificio impresionante que combina rasgos tradicionales de la arquitectura religiosa y civil del país, con el estilo icónico de un centro de culto inglés. Es de recalcar que no fue fácil construirla. Un pastor británico viajó al monte Baekdu para cortar pinos centenarios que usar como madera. Le llevó seis meses elegirlos y transportarlos a la isla a través del mar Amarillo, y otros seis en secarlos. Este santuario está en una colina que ofrece una vista panorámica de la ciudad de Ganghwa. Mercado tradicional La vitalidad de la isla puede verse hoy en día en el mercado tradicional de Pungmul. En las áreas rurales del país, antes se ponían estos puestos cada cinco días. La gente trabajaba mucho durante cuatro jornadas y luego traía sus hortalizas o artesanías


para hacer trueque. Servía también de lugar para intercambiar noticias o disfrutar de la música folclórica de bandas de percusión. Visitar Ganghwa uno de esos días de plaza, siempre en una fecha terminada en 2 y 7, es una oportunidad para conocer los productos y gastronomía de la isla y entender su forma de vida. Este mercado tiene secciones en los dos primeros pisos del edificio principal, aparte de un anexo y un área al aire libre. La zona de abajo está reservada para productos propios del área, como la batata amarilla y el nabo. En la primera planta, los puestos ofrecen varios platos típicos de aquí, como sardineta, gachas de alubias rojas y bibimbap de cebada (mezcla aderezada de arroz y cebada cocidos con carne y verduras) La sardineta es una especialidad de esta isla. Es muy pequeña, con vísceras diminutas. Muere rápidamente tras su captura. Por ello, de la gente mezquina o con un pronto muy fuerte se dice que son “las tripas de una gran sardineta”. A pesar de su tamaño, se sirve cruda, con verduras y salsas, o se unen a una masa de que se cuece en un caldo picante de pescado. La estación ideal para su captura es mayo y junio, pero se consume durante todo el año, acompañado de makgeolli (vino de arroz) de ginseng de la isla. Ganghwa es famosa por esta raíz, de la que se dice que puede resucitar a una persona en el lecho de muerte. Cuando se añade al vino, el resultado es agrio pero agradable. En el anexo del mercado, se venden hierbas medicinales y las alfombras florales típicas, que se hacen con junco y se decoran con dibujos de flores o imágenes de la buena fortuna. Se fabrican en el pueblo con el mismo nombre y ayudan a estar

fresco en verano y caliente en invierno. El área al aire libre presenta especialidades agrícolas de temporada. Los ancianos que vienen aquí a vender sus productos, colocan un puesto y lo vigilan bajo un parasol. Sus arrugados rostros, generosidad y sonrisa son encantadores. Una visita a este mercado, con la comida en tenderetes ambulantes y la animada música que se escucha de fondo, es una experiencia muy agradable. Festivales en los templos Hay mucho más en Ganghwa, demasiados lugares para poder mencionarlos todos. Está Bungmun, una carretera con brillantes flores de cerezo silvestre en primavera, el observatorio de la Paz, a sólo 2,8 Km de Corea del Norte, desde donde podemos verla, y la isla de Seongmo, un paraíso para las gaviotas. Esas aves, que siguen la estela de los barcos, muestran una extraordinaria habilidad para coger al vuelo la comida que los pasajeros les arrojan. En verano, podemos ver el Festival de las Azaleas del Goryeosan, en el monte del mismo nombre, con sus laderas cubiertas de esas flores; a mediados de verano, el Festival de las Flores de Loto, delante del templo de Seonwon; en otoño, se celebra el Concierto del Templo de Montaña en Jeondeung; también el Festival de la Salazón de Gambas en el muelle de Oepori. El 3 de octubre, la ceremonia Ritual de Apertura del Gran Cielo, en el Altar de Chamseongdan. En otoño, el arroz madura y los campos se mecen dorados con el viento mientras las aves migratorias vienen a las zonas intermareales meridionales. Ganghwa es una isla verdaderamente encantadora.

2 El mercado de Pungmul ofrece varios productos agrícolas, incluidos los nabos de la zona, una especialidad de la isla que se exporta.

3 La sardineta de la isla preparada en crudo (centro). Este pescado, que se halla en abundancia en las aguas cercanas, es, junto con un trago del makgeolli de la zona, algo obligado en cualquier visita a Ganghwa.

2

3 Primavera 2011 | Koreana 13


Un prisma de la historia del país La isla de Ganghwa está situada cerca de la costa pero, debido a las fuertes corrientes y remolinos, era refugio de reyes en tiempos de guerra durante los periodos de Goryeo y Joseon. En el primero, fue incluso capital durante casi 40 años. En el tumultuoso siglo XIX, las flotas imperialistas exigieron con presiones militares la apertura comercial. A pesar de esas crisis, los isleños, con la templanza de las olas y las mareas, tienen un carácter racional poco dado a las emociones, aparte de poseer una gran vitalidad. Kim Hyung-yoon Ensayista | Kwon Tae-kyun, Suh Heun-gang Fotógrafos


A las planicies intermareales de la isla de Donggeom se llega por tierra desde Chojijin, en el este. Una puesta de sol aquĂ­ es un recuerdo imborrable.

Spring 2011 | Koreana 15


1 El puente de Ganghwa, desde la fortaleza del monte de Munsu, en Wolgotmyeon, Gimpo, provincia de Gyeonggi. Este baluarte fue construido por el rey Sukjong, de la Dinastía Joseon, en 1694, como refugio para la familia real durante las invasiones extranjeras. Al otro lado puede verse la isla de Gapgotjin.

2 Ganghwa tiene gran número de dólmenes como éste de la Edad de Bronce en Bugeun-ri, Hajeom-myeon, con una estructura en forma de mesa de estilo septentrional. Este es el mayor del país, con una altura de 2,6 metros. La losa de la cubierta mide 7,1 metros de longitud y 5,5 de anchura. Estas construcciones megalíticas fueron incluidas en la Lista del Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en el año 2000.

1

Un río estrecho pero peligroso El archipiélago de Ganghwa, situado en el litoral occidental de la península, consiste en 22 islas de distintos tamaños, incluyendo la principal. Cinco de ellas están habitadas. La más grande es la cuarta en territorio del país, pero a diferencia de otras, está muy cerca de la costa. El puente del mismo nombre, que llega al punto más septentrional, tiene 780 metros de longitud. Antes de su construcción en 1969, llegar allí no era fácil. Los transbordadores eran el único medio de transporte y sólo funcionaban durante la marea alta. Estos antiguos barcos de madera a remo siguieron funcionando mucho después de la llegada de los navíos motorizados. Antes de desembocar en el mar Amarillo (mar del Oeste), tres ríos se funden en el norte de la isla formando lo que se conoce como “río de Sal” (Yeomha), que siempre ha sido muy peligroso. Es un canal estrecho, pero con fuertes corrientes y rápidos. Sólo los barqueros más experimentados pueden llevar a los pasajeros a la otra orilla. Lugar de dólmenes De las 60.000 de estas construcciones prehistóricas halladas en todo el mundo, unas 40.000 están en Corea. Ganghwa no es el lugar donde hay más pero aquí puede apreciarse la cultura megalítica de la Edad de Bronce. Podemos hallar estas grandes tumbas de piedra por todo su territorio. Antes de los proyectos de ganarle terreno al mar, todos estos monumentos funerarios estaban en la costa. Estas obras, que hicieron que la isla pasara de ocupar el quinto al cuarto puesto por extensión, fueron facilitadas por las condiciones durante la marea baja, cuando aparecen las enormes zonas intermareales. Estas enormes llanuras son el hábitat perfecto para gran 16 Koreana | Primavera 2011

cantidad de vida marina, como ostras y almejas, alimento de los isleños desde incluso antes del Paleolítico. Gracias a esos humedales sus habitantes lograron riqueza e influencia durante la Edad de Bronce y fueron enterrados luego en grandes tumbas de piedra. Chamseongdan, altar de Joseon Antiguo Quienes construyeron estos sepulcros fundaron una nación alrededor del año 2300 a.C. denominada Gojoseon (Joseon Antiguo), el primer estado de la península. Dangun, su soberano, hacía dos viajes al año al monte de Mani, cerca de la costa occidental de la isla de Ganghwa. Esta elevación está situada entre el monte de Paektu (Baekdu), en la frontera septentrional de la península coreana, y el de Halla, en el extremo meridional. En la cima, el regente hacía ofrendas a los cielos en el altar de piedra de Chamseongdan, que todavía existe. Los residentes de la actualidad todavía hacen oblaciones en este lugar, el Altar para la Veneración de las Estrellas. También, al igual que sus antepasados desde tiempos inmemoriales, explotan las zonas intermareales para su sustento. De los ríos y del mar que les rodea obtienen gran cantidad de productos, entre los que la gamba y el cangrejo han adquirido fama. Además, tienen cultivos de gran calidad, como arroz, hortalizas, entre ellas la batata, y ginseng. Este lugar ha sido, por ello, agradable para vivir. No sólo hay abundancia de alimentos, sino que el mar suaviza los veranos y los inviernos, lo cual lo convierte en un asentamiento ideal. La invasión mongola La península coreana ha experimentado la tragedia de la guerra en muchas ocasiones y sus consecuencias siempre se han sentido en esta isla. Los relatos de batallas en este lugar nos


Las enormes llanuras intermareales de Ganghwa son el hĂĄbitat perfecto para gran cantidad de vida marina, como ostras y almejas, alimento de los isleĂąos desde incluso antes del PaleolĂ­tico. Gracias a esos humedales sus habitantes lograron riqueza e influencia durante la Edad de Bronce y fueron enterrados luego en grandes tumbas de piedra.

Primavera 2011 | Koreana 17

2


1

presentan el flujo de la historia del país. El conflicto más trágico ha sido la Guerra de Corea, que comenzó en junio de 1950 y mantuvo a ambas partes, el Norte y el Sur, enfrentadas durante tres años. Esta sangrienta conflagración, con unos tres millones de víctimas mortales de ambos bandos y sus aliados, fue tan horrenda que no es necesario ni mencionarla. Pero antes, los mongoles, que habían creado un gran imperio con Genghis Khan, invadieron el reino de Goryeo en su conquista de la mayor parte de Eurasia. El asedio empezó en 1231 y consistió en seis conflictos durante 29 años. El rey, que residía en Kaesong (Gaeseong), huyó y trasladó la capital a Ganghwa, donde permaneció más de una década desde su rendimiento. El sufrimiento de los habitantes de esta isla fue enorme mientras servían al rey y a los que detentaban el poder durante estos difíciles tiempos. Las invasiones niponas y manchúes Desde 1592, 320 años después de que se marcharan los mongoles, los japoneses invadieron la península dos veces. El 18 Koreana | Primavera 2011

1 Según la leyenda, el altar de piedra de Chamseongdan, en el monte de Mani, fue Dangun, el legendario fundador de Gojoseon, nación que dio origen a Corea alrededor del 2300 a.C.

2 La fortaleza de Ganghwa, cuyas murallas rodean la ciudad del mismo nombre, ha sido el lugar de varios enfrentamientos con invasores, tanto en el periodo de Goryeo como en el de Joseon.

segundo asedio terminó en 1598. El rey de Joseon, el régimen que sucedió a Goryeo, abandonó la capital y huyó al norte y no a la isla por la amenaza que suponía la armada de los atacantes. En 1627, 30 años después de que terminara el conflicto de 7 años con nuestros vecinos, la Dinastía china de Qing fue la agresora. Esta vez, el régimen sí se refugió en Ganghwa, como había hecho dos siglos antes. Afortunadamente, las tropas chinas prefirieron negociar un mes después del inicio de las hostilidades, así que el asilo del monarca no duró mucho en la isla, por lo que fue sólo un inconveniente menor para sus habitantes.


2

No obstante, en 1636 Qing inició un nuevo ataque. El rey huyó de nuevo de la capital y buscó cobijo en su lugar habitual, pero los chinos avanzaron tan rápidamente que el monarca sólo pudo enviar a su familia y las tablillas ancestrales de los anteriores reyes de la Dinastía a la isla y no tuvo tiempo de tomar el barco. Cuando la guerra concluyó tras su rápido rendimiento, los residentes no tuvieron que volver a sufrir por servir a la realeza otra vez. Política de aislamiento de Joseon En el centro de la ciudad de Ganghwa, hay un edificio cara al sur en un lugar soleado. Es donde estaba el complejo palaciego de Goryeo, una atracción obligada para los turistas. Aquí se refugió la familia real durante casi 40 años durante la invasión mongola de principios del siglo XIII. Tenía más edificios, pero se derrumbaron tras el regreso del monarca al territorio peninsular. Cuatrocientos años después, durante Joseon, se construyó otro palacio temporal para el refugio del soberano en tiempos de crisis, pero se quemó durante los ataques de Qing no mucho

después. Tras su marcha, el rey Injo construyó un yusubu aquí, una oficina gubernamental. Era una de las cuatro que había en las cuatro direcciones de la capital. El siglo XIX estuvo marcado por los tumultos en todo el planeta. Aunque Joseon no quería participar en estas discordias, se vio abocado a ello. Esta “Tierra de la Calma Matutina” rehusó negociar con las potencias extranjeras, a excepción de China, país con el que tenía una tradicional amistad. La base de la política diplomática del régimen era el rechazo tanto a Occidente como a Japón. Por ello, resistió la entrada del cristianismo, que iba contra los principios del confucianismo, la ideología tradicional del país. Los imperios quisieron desafiar este aislacionismo del “Reino Ermitaño”. En agosto de 1866, el navío mercante americano General Sherman cruzó el mar Amarillo y navegó por el río Taedong hasta Pyongyang. Los funcionarios gubernamentales y el pueblo de la ciudad dieron amablemente la bienvenida a los extraños venidos de tan lejos. Pero tras la indignación por las exigencias comerciales, los habitantes empezaron a disparar, atacaron y quemaron el barco. Primavera 2011 | Koreana 19


1 El yusubu de Ganghwa, una oficina gubernamental erigida durante Joseon en el lugar de un antiguo palacio de Goryeo donde el rey se refugiaba.

2 Gwangseongbo fue el escenario de duras batallas entre coreanos y la flota estadounidense del Lejano Oriente en su viaje por el estrecho de Ganghwa para exigir la apertura de los puertos de Joseon en 1871. Estos cañones son reliquia de ese periodo.

1

Persecución del catolicismo y la invasión francesa Desde el año de lo que se denomina “Incidente del General Sherman”, el Gobierno de Joseon había perseguido a los católicos. Fueron ejecutados unos 8.000 en toda la nación, incluyendo 9 de los 12 misioneros franceses en el país. También en Ganghwa fueron ajusticiados tres católicos coreanos en un lugar llamado Gapgot. Como respuesta, el contraalmirante Roze, de la armada francesa, dirigió siete buques de guerra y 1.000 soldados por el mar Amarillo. Con el pretexto de hacer responsable a Joseon

de la muerte de los sacerdotes galos, el 16 de octubre atacaron y capturaron la fortaleza de la isla. Se quedaron ahí durante un mes, arrasando todos los edificios del Gobierno y apoderándose de armas, alimentos y tesoros. Joseon había creado una biblioteca en la fortaleza, con más de 4.700 objetos, incluidos libros. Las tropas se apoderaron de algunos materiales y los llevaron a Francia. Redujeron el resto a ceniza. El Gobierno de París todavía posee 340 libros de ese pillaje. Devolvió un volumen en 1993. Tras largas negociaciones, las dos naciones acordaron que el resto de los libros se devolverían

Lugar sagrado para los católicos e Iglesias anglicanas Gapgot es un pequeño pueblo pesquero cerca del puente de Ganghwa, en la orilla occidental del río de la Sal, Yeomha. Aquí es donde el emperador de Qing obligó al príncipe heredero de Joseon a rendirse tras la invasión manchú de 1636, tres católicos coreanos fueron decapitados en 1866 y las tropas francesas desembarcaron para atacar la fortaleza de la isla. Fue también donde se firmó el Tratado de Amistad con Japón en 1876. Asimismo, el Gobierno de Joseon también fundó una escuela naval, la Academia de Tongjeyeong, en 1893, para reforzar la capacidad de la armada. En la actualidad, aquí hallamos una torre de vigilancia, los Altos de Gapgot y un lugar sagrado para los católicos que conmemora el martirio citado. Tongjeyeong tuvo unos inicios prometedores, con 50 oficiales y 300 marinos, y tenía como instructores invitados varios oficiales y suboficiales de la armada británica, pero cerró cuatro años tras su inauguración por la inestabilidad política del régimen. Los ingleses tuvieron que regresar a casa, pero la iglesia anglicana que se fundó en la misma época tuvo éxito en afincarse en la isla. Esta religión comenzó su labor apostólica en 1893. Construyó su primer templo en 1897, y unos 110 años después, este elegante y digno edificio de estilo de Joseon todavía es lugar de culto. Otra iglesia se construyó en Onsu-ri tres años después, del mismo estilo, lo cual demuestra que los misioneros británicos supieron respetar la cultura local. Aunque son más pequeñas que las estructuras budistas cercanas, como el templo de Jeondeungsa, representan, junto con la iglesia metodista de estilo de Joseon construida en Seodo-myeon en 1923, un aspecto valioso de la herencia cultural de la isla.

20 Koreana | Primavera 2011


Primavera 2011 | Koreana 21

2


1

en condición de arrendamiento permanente. Japón abre las puertas de Joseon Tras la invasión Qing de principios del XVII, el Gobierno de Joseon se dio cuenta de la importancia estratégica de la isla para la seguridad de la nación. Fortalecieron las defensas o construyeron nuevas en el interior y levantaron baluartes en la costa. También destinaron a este territorio cinco generales. En 1871, cinco años después del Incidente del General Sherman, los Estados Unidos enviaron cinco buques de guerra y 1.230 soldados con las armas más modernas. El 10 de junio de ese año, capturaron dos fortalezas en la costa oriental de Ganghwa pero hallaron gran resistencia en la de Gwangseongbo al día siguiente. En esta batalla, los americanos sufrieron 13 bajas, de ellas, tres muertos, mientras que Joseon 53 (incluyendo 2 generales) y 24 heridos. En realidad, las defensas de la isla fueron prácticamente barridas y las fortalezas convertidas en ruinas. Pero, a pesar de su victoria, no lograron abrir las puertas del régimen, centrado en su aislacionismo. Los EE.UU. trajeron más armamento como amenaza, al igual que había hecho Francia, pero no lo lograron. Cinco años 22 Koreana | Primavera 2011

después de la retirada de los norteamericanos, Japón completó la “tarea histórica” de imponer su imperialismo. Envió el moderno buque de guerra Unyo, que había importado de Inglaterra, y bombardeó la isla en una descomunal muestra de poderío, que condujo a la firma de un acuerdo comercial cinco meses después, en febrero de 1876, conocido como el Tratado de Amistad Japonés-Coreano, o Tratado de Ganghwa, y, así, el país del sol naciente dio el primer paso en su colonización del país. Los isleños Ni las autoridades de Goryeo ni los regímenes siguientes han mostrado ninguna preocupación por los agricultores y pescadores de la isla. No tenían la capacidad de defender la nación ni la inteligencia o la habilidad diplomática para compensar esa carencia, lo cual condujo a un estado caótico. Afortunadamente, los residentes no se han visto descorazonados por esta dificultad sino que han hallado fuerza en la pureza del aire del mar. Su resistencia se ha formado durante años de perseverancia que ha permeado sus vidas. Este lugar mantiene una tradición académica conocida como la Escuela de Ganghwa. Un grupo de eruditos, entre los


1 Esta iglesia evangélica, construida en 1900, incorpora las influencias del budismo coreano y de la arquitectura palaciega con el estilo propio de estas construcciones. Hay un letrero delante, con la inscripción “Church of God”, y otros verticales, presentes a menudo en los templos budistas, sobre los pilares.

2 Varios objetos de uso diario fabricados con juncia, con la que también se hacen las alfombrillas típicas del lugar.

que estaba el distinguido Jeong Je-du, retirados de los cargos gubernamentales, se asentó en áreas rurales; enfatizaban u la toma de conciencia personal en la cotidianidad”. A principios del siglo XVIII, apareció la doctrina Sirhak, o del pragmatismo, cuyos seguidores adoptaron el objetivismo y empirismo, estudiaron la historia, geografía y documentos que habían sido dejados de lado por las generaciones precedentes y se centraron en la formación de una identidad nacional. La mencionada Escuela tuvo una influencia enorme en esta última. Los isleños tienen un carácter racional poco dado a las emociones, aparte de poseer una gran vitalidad. Esto se atribuye al espíritu de “basarse en los hechos y buscar la verdad” de esa corriente de pensamiento. Este lugar es un “área de alto riesgo”, ya que al otro lado del río está Corea del Norte, con el que el Sur está todavía técnicamente en guerra. Y sin embargo, los visitantes hallan tranquilidad en sus montañas y llanuras, y ánimo en la simpatía y cercanía de sus residentes. Debe de ser un reflejo de su psique, con la templanza de las olas y las mareas.

2

Aguamanil de verdeceledón y alfombras florales Entre los objetos con tradición más apreciados por los coreanos es un aguamanil de verdeceledón decorado con un pigmento de hierro bajo cubierta, que exhibe una gran belleza formal, en decoración y color, hallado en la tumba de Choe Hang, militar del siglo XIII. Fue un cacique del régimen militar de su clan, miembro de la tercera generación, que destronó al monarca y estableció una dictadura de 60 años. Controló el refugió de esta isla durante las invasiones mongolas y luego fue enterrado aquí. Esta obra maestra de la cerámica de Goryeo muestra el excepcional sentido estético del pueblo de esa época. Los alfareros que acompañaron al rey continuaron con sus creaciones en el refugio. Aunque esta tradición se perdió hace tiempo, especialmente en esta región, la de las alfombras florales todavía se mantiene. Estos valiosos legados culturales sirven como recuerdo de la extravagancia de los soberanos de antaño. Afirmaban estar luchando contra los enemigos pero, en realidad, se ocultaban en la isla y dejaban que los vasallos sufrieran los saqueos y la brutalidad de los invasores. El monarca y los demás dirigentes estaban protegidos de los atacantes por el mar y los ríos de Ganghwa. Como las tropas mongolas carecían de capacidad naval, a menudo era la gente común la que acababa siendo brutalmente asesinada. Además, fueron los súbditos quienes construyeron fortalezas y otros edificios para que la familia real y los altos cargos vivieran cómodamente, tenían que suministrar enormes cantidades de alimentos y otros bienes y ofrecer las especialidades del lugar, y con sus estómagos vacíos tuvieron que soportar la extorsión a la que les sometían los altos jerarcas del Gobierno.

Primavera 2011 | Koreana 23


Forma de vida El autor de este artículo es un poeta y pescador prendado de Ganghwa tras una visita en 1996. Desde entonces, vive en una casa de campo alquilada donde ha empezado una nueva vida. Ha expresado sus ideas sobre la vida sencilla en la colección de poesía Why Are Tears Salty (por qué las lágrimas son saladas) y en la compilación en prosa All Roads Are Related (todos los caminos están conectados). Ham Min-bok Poeta | Ahn Hong-beom Fotógrafo

24 Koreana | Primavera 2011


Barcos de pesca, siempre yendo y viniendo por las aguas de Ganghwa.

Primavera 2011 | Koreana 25


El Taller del Ecosistema Intermareal, en Janghwa-ri (1), y los humedales de este tipo en la isla de Hwangsan (2). Los del área meridional de Ganghwa, que van desde Janghwa-ri, en el suroeste, a los de la pequeña isla de Hwangsan, en el sureste, están entre los cinco más grandes del mundo.

1

D

esde las laderas del monte de Mani, las zonas intermareales crean una visión espectacular, con sus más de 60 millones de metros cuadrados. Los canales se extienden como venas en las llanuras de fango. Desde las alturas, parecen como raíces retorcidas. Los zarcillos de las playas se hacen más gruesos según se acercan al mar y se van uniendo, formando enormes “árboles de agua”. Canales Los isleños tienen un calendario que incluye el horario de las mareas. En cada casa hay al menos uno, que suele estar colgado en la pared. También los hallamos en las cabinas de los barcos para que los pescadores puedan planificar sus actividades. Estas guías indican las horas de subida y bajada diaria del nivel del mar y estima su variación. Los pescadores, así, saben cuándo echar las redes y las mujeres que recogen moluscos, cuándo están expuestas las áreas intermareales. Para los habitantes de la costa, es su agenda. Hace unos años, una anciana que confundió la hora se vio arrastrada por la pleamar y pereció ahogada. Este vaivén de las aguas es parte integral de las vidas diarias de los residentes. Cuando sube, no hacen pasta de ají picante porque se dice que se desbordará. Incluso las procesiones fune26 Koreana | Primavera 2011

rarias se retrasan o adelantan según las mareas, ya que se cree que los ataúdes sólo pueden enterrarse cuando el mar está subiendo. Sin embargo, nadie realmente sabe por qué. Cuando pregunté al presidente del centro de la tercera edad sobre ello, me dijo que seguían la tradición de sus padres y tampoco conocía la razón. Mencionó, sin embargo, el siguiente dicho: “Los terneros nacidos en la marea muerta (el octavo y vigésimo tercer día del mes lunar, cuando las aguas están en el nivel más bajo) no siguen bien a sus madres”. Afirma que ha visto esto con sus propios ojos. Un amigo mío recientemente pasó su luna de miel en la costa este de la península. Cuando le pregunté cómo estaba me dio una descripción muy viva del mar: “Parecía que me habían embrujado. Después de ascender al monte Sorak, mecer la Roca Oscilante y bajar, el mar seguía en el mismo sitio. Al despertarme al día siguiente, seguía allí. Incluso después de comer, estaba en el mismo lugar”. Después de haber vivido unos 30 años cerca de unas aguas que retroceden unos cuatro kilómetros para dejar al descubierto unas vastas llanuras intermareales, ver el mar del Este, que sólo cambia ligeramente, debe de haber sido desconcertante. He vivido en esta isla durante unos 10 años y ya me he acostumbrado a ese vaivén. ¡Qué inaudito debe de ser aquél océano para alguien que ha vivido aquí toda su vida! Vías marítimas En el puerto siempre podemos sentir vida y tensión porque aquí termina la carretera regular y empieza otra ondulante, que lleva al mundo de lo horizontal, donde lo vertical, como árboles y estructuras artificiales, se dejan detrás y sólo se yergue el hombre. Es la puerta de la isla. Aquí, el final de la tierra se junta con el principio del mar, y el final del agua, con el principio de la isla. Las carreteras costeras convergen en este lugar como las varillas de un abanico, al igual que las líneas marítimas comerciales. Es por donde salen los marineros a trabajar y a donde regresan, donde se preguntan cuántos peces capturaran y hacen


El arquitecto Gaudí dijo una vez: “La línea recta es trazada por los hombres, la curva es la línea de Dios”. En este sentido, los senderos de la isla de Ganghwa parecen haber sido diseñados por el Creador. Estos caminos nos obligan a abandonar los vehículos y andar. Sus trayectos sinuosos hacen el viaje más difícil pero esa contrariedad permite una comunión más íntima con el tiempo y la naturaleza, enriqueciéndonos. Ahí hay poesía.

Primavera 2011 | Koreana 27

2


1

nuevas promesas para el día siguiente. Aquí, los perros se despiden de ellos y se descarga lo conseguido. Cuando se sueltan amarras y se levantan anclas, los barcos parten las aguas y dejan la tierra detrás. Cuando llegan a mar abierto, se convierten en islas. Hay señales también en las vías marítimas: el sol, la luna, las estrellas, el viento, la dirección de la corriente, la línea de la costa y las montañas que se alzan en tierra firme. Las más útiles son las boyas que marcan dónde se han lanzado las redes, aunque son inútiles en la niebla o cuando hay tormenta. Una vez pasé por alto el viejo dicho de que “la niebla roba los ojos al capitán” y fui a pescar pulpos membranosos. De repente, apareció una espesa niebla que ocultó las montañas de las islas y las boyas. Después de vagar durante algún tiempo, el capitán preguntó a cuatro personas en otro bote cómo volver a puerto y cada una de ellas señaló una dirección distinta. Está28 Koreana | Primavera 2011

bamos totalmente perdidos, en medio de una bruma tan espesa que no podíamos ver ni a un palmo de distancia. Estaba a punto de sufrir un ataque de pánico y pensé en cuál era la diferencia entre estar atrapado en esa niebla y mi vida. Si miro ésta con la perspectiva del tiempo, ¿es distinta del presente, rodeado por la neblina? El presente es simplemente una isla de tiempo. Senderos Ganghwa tiene ahora caminos perfectos para perderse en los propios pensamientos. No son nuevos, sino antiguos que han sido restaurados. Conocidos como “senderos” (nadeulgil ), se distinguen por tema: uno que deja claro que Corea es un país dividido, otro desde el que ver los lugares de interés histórico, otro más que lleva a las zonas intermareales, etc. Cuando veo a la gente pasear por estos lugares, se me asemejan a pensa-


1 Los isleños dependen de los productos del mar para su subsistencia.

2 La puerta oriental de la fortaleza de Samnang (monte de Jeongjok), que, según la leyenda, fue construida por los tres hijos de Dangun a instancias de su padre. El templo de Jeondeung está en el interior del fortín.

2

mientos que rápidamente desaparecen. En estas vías, la naturaleza nos alcanza y nos purifica. Son senderos que abandonan la rectitud de la línea siempre que es posible y adoptan una forma curva. Se unen a otros que a veces nos arrastran a otra dirección. Nos obligan a abandonar los vehículos y andar. Sus trayectos sinuosos hacen el viaje más difícil pero esa contrariedad permite una comunión más íntima con el tiempo y la naturaleza, enriqueciéndonos. Ahí hay poesía. El arquitecto Gaudí dijo una vez: “La línea recta es trazada por los hombres; la curva es la línea de Dios”. En este sentido, los senderos de la isla de Ganghwa parecen haber sido diseñados por el Creador. Senderos de montaña El camino que llega a la puerta del este del templo de Jeondeung se mece suavemente a izquierda y derecha, y acompaña

al agua que fluye al lado. Las hojas caídas se quiebran bajo los pies. El sendero creado por el viento se forma y desdibuja en un instante. Paro al lado y me pongo a escuchar a un árbol del borde con brotes. Tomo notas sobre su titilante verde claro y mis ojos hallan la paz en su tierna gentileza. Un pájaro sobrevuela arrastrando su sombra. En la ladera a la derecha del camino hay hileras ordenadas de pinos teas, mientras que a la izquierda hay pinos rojos, todos alimentados por el sol y el viento. Estos últimos están combados, pero los primeros son rectos. Subo por el camino entre mis compañeros derechos y torcidos. Cuando empieza la sección franqueada por acacias, terminan los pinos teas de la derecha. Comienza el bosque de carpes y robles blancos. Son rectos y fuertes. Las hojas caídas del roble serrata se quiebran con júbilo. Un faisán alza el vuelo. Miro al cielo. E imagino los muchos caminos ocultos. Primavera 2011 | Koreana 29


FOCO

30 Koreana | Primavera 2011

Los dos grupos femeninos más famosos: KARA y Girls’ Generation. Los miembros extranjeros de los grupos coreanos de pop están en la página siguiente (desde la izquierda): Nichkhun, de 2PM (Tailandia), TOMO, de A’ST1 (Japón), Alexander Lee Eusebio, de U-Kiss (Hong Kong) y Hai Ming, de A’ST1 (China).


El pop nacional adquiere impulso para la nueva “Ola Coreana” Después de grandes giras por todo el continente, los jóvenes “grupos de ídolos” (bandas de pop) han puesto sus miras en el mercado estadounidense. ¿Qué papel desempeñarán con las nuevas circunstancias de la industria musical, que está cambiando rápidamente por la convergencia del mundo audiovisual y las artes escénicas? Shin Hyun-joon Profesor del Instituto de Estudios de Asia del Este de la Universidad de Sungkonghoe

L

os visitantes a las principales ciudades niponas, como Tokio y Osaka, el año pasado habrán visto imágenes de KARA y Girl’s Generation en grandes letreros luminosos en el centro. En ese país, el creciente reconocimiento de esos dos grupos femeninos, los más populares en Corea desde 2008, es evidente. Este auge de popularidad fue uno de los temas más importantes del año pasado para la industria japonesa del pop.

De BoA a KARA El “First Showcase in Japan 2010” (primera exhibición en Japón 2010) de KARA se realizó en el edificio Akasaka Blitz, en la capital, el 7 de enero ante 4.000 aficionados. El primer sencillo del grupo, “Mister”, fue publicado en agosto del mismo año y pronto entró en las listas de los “Top 10”. Girl’s Generation también siguió ese camino y celebró su primer concierto en el Ariake Colosseum, también en Tokio, el 25 de agosto del año pasado, poco antes de que su primer single, “Gee”, viera la luz. Asistieron 20.000 espectadores y 1.000 personas relacionadas con los negocios del espectáculo, noticia que fue cabecera del telediario nocturno de la cadena NHK. Muchos otros grupos femeninos coreanos han penetrado en el mercado nipón por la televisión u otros medios, y sus discos se venden en grandes tiendas de música como Tower Records. En los últimos 10 años, el fenómeno del hallyu (Ola Coreana) en Japón se ha centrado fundamentalmente en telenovelas, sobre todo tras la popularidad de Sonata de invierno (Gyeoul Yeonga). La música no ha formado parte de este fenómeno hasta después. Eran los actores de las obras televisivas quienes llevaban la fama y los seguidores de la Ola eran mujeres maduras en su mayoría apasionadas por esos programas. Actores como Ryu Shi-won y el ya fallecido Park Yong-ha han intentado aprovechar su estatus como estrellas del hallyu también como cantantes, pero no eran profesionales de la música. Primavera 2011 | Koreana 31


En los grupos de pop famosos, que han logrado éxito en los mercados internacionales, hay intérpretes no coreanos adiestrados desde el principio para el éxito. Un antiguo miembro de Super Junior, Han Geng (韓庚) es chino, y Nichkhun es tailandés-americano.

1

BoA fue la primera profesional destinada al mercado nipón, preparada mucho antes de su debut a principios de los años 2000. A partir de entonces, solistas como Rain y Seven, y bandas de chicos adolescentes, como Dong Bang Shin Ki (東方神起), también conocida como Tohoshinki, SS501 y Big Bang fueron capaces de lograr fama en el país vecino. BoA, además, fue promocionada como cantante de pop japonés y en este sentido no es realmente parte de este fenómeno. Además, las bandas masculinas no han tenido el mismo calado que las de chicas.

De la televisión a actuaciones en vivo Los aficionados nipones que tanto han aclamado a los grupos femeninos coreanos son distintos a los primeros seguidores del hallyu. Ahora, la mayoría son adolescentes o están en la veintena, el pilar de la cultura pop. Los medios de ese país han creado la expresión “Nueva Ola Coreana” (新韓 流) o “Ola Neocoreana” (ネオ韓流). Algunos se han referido incluso a una “invasión”, comparando la multitudinaria respuesta de los japoneses a estos grupos con la llegada masiva de rock británico en los 60, de la mano de los Beatles o los Rolling Stones, a América. Es un buen índice de la tremenda popularidad de estas bandas. Es difícil saber la causa exacta de este fenómeno, pero muchos creen que se debe a que los grupos de chicas adolescentes “tienen atributos que las bandas niponas no”. Por ejemplo, pueden bailar además de cantar, van a la moda y son atractivas y carismáticas. El título de una noticia de NHK, “El tifón de las piernas bonitas”, puede ayudar a entender el trasfondo de esa popularidad. Además, no hay grupos femeninos u otros formatos nuevos allí que hayan aparecido desde la banda de 16 miembros AKB48. Una vez dicho eso, la pregunta no es “por qué”, sino “cómo”. Aunque el pop coreano (K-pop), tomado en su conjunto, ha tenido bastante éxito en el extranjero, el formato ha 32 Koreana | Primavera 2011


evolucionado mucho con el tiempo: se ha pasado del interés en vender álbumes al de vender actuaciones en otros países. Por ello, si consideramos el fenómeno en su conjunto, podemos decir que el énfasis por las telenovelas se ha transformado en el gusto por la música en directo.

Gira mundial de Rain Como hemos visto, la música pop coreana ha logrado cierta popularidad en la cultura popular nipona, pero también ha dejado huella en los Estados Unidos. El cantante Rain, una de las figuras más destacadas de mediados de la década anterior, en su gira 2006-2007, organizó una serie de grandes conciertos en toda la cuenca del Pacífico, en lo que se denominó “Rain’s Coming” (llega Rain/la lluvia). Aunque la tournée no estuvo libre de problemas, ya que algunas actuaciones fueron canceladas, fue la primera de estas aventuras de un cantante coreano. El término “gira mundial” también se utilizó en su “SM Town Live 10”, organizado por SM Entertainment, mánager de artistas como Girl’s Generation, BoA, Dong Bang Shin Ki, Super Junior, Shinee y F(x). El tour , que comenzó en Seúl el 21 de agosto de 2010, llevó a esos artistas estelares de dicha empresa a Los Ángeles, el 4 de septiembre, y a Shanghái, el 11 del mismo mes, con gran éxito. El primero fue el décimo en la lista de Boxscore de los conciertos más rentables publicada por la revista Billboard el 9 del mes siguiente. Oficialmente, la venta de entradas para los 15.000 asistentes generó 1,1 millones de dólares.

Cambios en la industria musical ¿Por qué los conciertos en directo se han convertido en un aspecto fundamental del fenómeno que nos ocupa? Deberíamos aclarar primero que el término hallyu se empleó por primera vez tras el éxito de los conciertos de Pekín a finales de los años 90 y principio de los años 2000 de grupos emblemáticos como Clon, H.O.T y N.R.G. ¿Qué cambios han acontecido desde entonces? En esto podrían ayudarlos varias estadísticas. Los intentos de exportar música coreana desde mediados de los años 2000 dependían de Japón. Los datos indican que ese país representaba el 68 por ciento de todas las ventas al exterior de música en 2008. A pesar de su obvia importancia, los mercados chino y estadounidense sólo representaron el 11,2 y el 2,1 por ciento, respectivamente. Puede entonces decirse que la música pop coreana perdió su influencia en el gigante asiático durante los años 2000 y todavía está intentando penetrar en el americano. No obstante, las exportaciones musicales, que habían disminuido desde 2005, han repuntado desde 2008. Esta tendencia es el resultado de más actuaciones en el extranjero, como ejemplifican las dos giras mencionadas anteriormente. Si consideramos este fenómeno desde una perspectiva más amplia, podemos inferir que esta tendencia representa que la infraestructura de la industria relacionada está cambiando. El papel central del disco ha disminuido dramáticamente y las empresas están convirtiéndose en negocios más amplios del entretenimiento, no sólo para la distribución y venta de canciones, sino para la promoción de conciertos en todo el mundo. No se necesita un estudio en detalle para darse cuenta de que las actuaciones y otros eventos relacionados han aumentado constantemente desde mediados de la década anterior. Se está produciendo la convergencia del mundo audiovisual y las artes escénicas. La cultura de la música pop y las discográficas en Corea se 2

1 Super Junior, una banda de 13 miembros, ha logrado una inmensa popularidad en Taiwán.

2 Edificio en el área de Shibuya, Tokyo, Japón, con un gran cartel luminoso que anuncia al grupo femenino coreano Girl’s Generation a finales del año pasado.

3 La canción “Mister”, de KARA, entró en la lista de los “Top 10” en agosto del año pasado.

3

Primavera 2011 | Koreana 33


1 Tras su debut en Japón a principios de la década pasada, BoA se ha convertido en una de las cantantes más populares.

2 Rain logró un gran éxito con su gira “Rain’s Coming”.

3 El éxito de los grupos femeninos coreanos es una de las tendencias más relevantes en la música pop del año pasado en Japón.

1

han ajustado a los rápidos cambios acaecidos en los últimos 10 años. También se han introducido cambios en el extranjero desde esa época, lo que ha contribuido en el énfasis de la Ola Coreana en los conciertos en directo en los últimos años.

Los grupos coreanos del presente El nuevo entorno ha afectado la forma en que se produce a los grupos. Ya no está de moda crear bandas específicas de integrantes coreanos para los mercados internacionales. Incluso en los años 90, no era infrecuente que tales conjuntos incluyeran coreanos residentes en el extranjero, bien en Estados Unidos o en Japón. Esta tendencia se ha agudizado. En los grupos de pop famosos, que han logrado éxito en los mercados internacionales, hay intérpretes no coreanos entrenados desde el principio para el éxito. Un antiguo miembro de Super Junior, Han Geng (韓庚) es chino, y Nichkhun es tailandés-americano. Victoria, del grupo femenino F(x), es china, y Amber, taiwanesa-americana. Fei y Jia, de Miss A, son chinas. Dado que los adolescentes coreanos hacen cola para adiestrarse en las empresas de gestión, ¿por qué se molestan en buscar no coreanos? Las razones están claras. El objetivo es incluir integrantes conocedores de la lengua y costumbres locales para facilitar la introducción y aceptación de la agrupación en otros mercados. Aunque Corea no es el único país que hace esto, es el país asiático que más busca internacionalizarse. Japón ha sido desde hace tiempo el segundo mercado musical en el mundo y China tiene un potencial tremendo, por lo que ninguno de los dos ha intentado tan insistentemente globalizarse. Por otra parte, el tamaño relativamente pequeño de la industria local en Corea ha significado que los grupos han tenido como objetivo desde su creación países con un mercado más fuerte. 34 Koreana | Primavera 2011

3


2

Como ya no es posible la supervivencia con la venta de álbumes, los artistas coreanos han de actuar en el extranjero. Aunque algunos ven esto como resultado del éxito del ajuste de la música pop nacional a las tendencias, otros consideran que representa una lucha actual para la supervivencia en un mundo sin límites para la competencia. Ambos puntos de vista parecen tener parte de razón.

Intercambio global y bandas independientes Los cambios de la industria musical no se han limitado a la música pop dominante. Por ejemplo, durante la tercera semana de noviembre del año pasado, grupos de rock indie coreanos organizaron conciertos conjuntos con otros japoneses en Shibuya, Tokio. Entre las bandas presentes estaban Jang Kiha and the Faces, Rock Tigers, Vodka Rain y Criying Nut. Asimismo, se invitó a Vidulgy Ooyoo, de rock alternativo, a formar parte de la gira Asian Echo 2010, por cinco ciudades chinas, en agosto pasado. La presencia de conjuntos coreanos de este tipo de música es frecuente ahora. Ejemplos similares de intercambios internacionales pueden verse también en otros géneros, como jazz y hip hop. Estos casos ejemplifican el hecho de que las actuaciones en el extranjero no se limitan a lo que “vende bien”. Evidentemente, los músicos y aficionados asiáticos ya no están divididos por fronteras. Los seguidores sólo lo están por sus gustos. A este respecto, el hallyu basado en la música pop o en las interpretaciones en vivo ha servido para crear puntos de encuentro entre los artistas y los fans por medio de una migración de tendencias musicales. No importa cuán globalizado esté el mundo por medio de una reducción del espacio y el tiempo, el contacto es necesario para unir a la gente emocionalmente. De ahí que la transformación de una Ola Coreana basada en música, tanto de corrientes dominantes como marginales, en un fenómeno global no necesite estudios económicos sobre “la estrategia de la industria musical coreana para acceder a los mercados internacionales”, sino una perspectiva humanista basada en consideraciones culturales. Primavera 2011 | Koreana 35


CRÍTICA DE ARTE

Un breve viaje tras 700 años: “Obras maestras de la pintura budista de Goryeo” La exhibición “Obras maestras de la pintura budista de Goryeo” fue una exposición de grandes dimensiones de 61 de los 150 cuadros existentes de ese arte en todo el mundo. Los de dicha Dinastía de Goryeo (918-1392) son reconocidos como arquetipos. El público en general y los especialistas respondieron entusiásticamente a esta muestra y el simposio que la acompañaba. Bae Young-il Conservador del Museo Nacional de Corea

L

a exhibición “Obras maestras de la pintura budista de Goryeo” se celebró del 12 de octubre al 21 de noviembre del año pasado en la Galería de Exhibiciones Especiales del Museo Nacional de Corea para celebrar la Reunión del G-20 y el quinto aniversario de la inauguración de la nueva sede del Museo. Se presentaron 61 cuadros de las colecciones de Japón (27), América y Europa (15) y Corea (19). También se pudieron contemplar 20 obras chinas y japonesas para que los espectadores pudieran comparar y apreciar así este arte en Asia del Este. También se mostraron cinco pinturas de principios del periodo de Joseon (1392-1910) claramente influidas por la tradición de la Dinastía anterior, además de otros objetos de Goryeo, incluyendo estatuas de Buda.

Importancia de la exhibición

1

36 Koreana | Primavera 2011

La pintura budista de Goryeo es reconocida como una de las creaciones de arte religioso más exquisitas del mundo. Representan un mundo creativo sin paralelo en el Este de Asia en su época debido a sus elegantes formas, sus suntuosos colores primarios, su luminoso pigmento dorado y su poderoso aunque delicado flujo de líneas. Tiene asimismo una estética que revela el refinamiento de su pueblo. Estas obras expresan la espiritualidad de la comunidad donde se crearon y su mentalidad, por lo que representan la quin-


El cuadro que despertó mayor interés fue el cuadro Avalokitesvara agua-luna , del templo nipón de Sensoji. Muestra al bodhisattva de la Compasión rodeado por una enorme aura en forma de lágrima color verde claro. Su postura y la delicada expresión facial reflejan los estándares de belleza de Goryeo, mientras que la pincelada es tan exquisita que posiblemente involucró la aplicación de pigmento de oro con un pincel tan fino como un cabello.

1 Avalokitesvara agua-luna, de la colección del templo de Danjan-jinja, Japón. Muestra a este amable bodhisattva saludando al joven Sudhana. 2 Avalokitesvara agua-luna, del templo de Senjosi, Japón. También se conoce como Avalokitesvara de la lágrima.

2

Primavera 2011 | Koreana 37


38 Koreana | Primavera 2011

1


1 Tríada del Buda Amitabha, Hermitage Museum, Rusia. 2 Tríada del Buda Amitabha, Tesoro Nacional número 218. Leeum, Samsung Museum of Art, Corea, uno de los mejores ejemplos de la pintura religiosa de Goryeo. Muestra a Amitabha dando la bienvenida al Paraíso a las almas de los fallecidos.

taesencia de la cultura de dicha Dinastía. Esta exhibición también presentó creaciones de la era china de Song y Yuan y del periodo nipón de Kamakura, lo que permitió a los espectadores apreciar el esplendor de la creatividad de Goryeo en el contexto de la misma temática en Asia del Este. La muestra requirió de muchos esfuerzos ya que hubo que traer gran número de obras de todo el mundo: Japón, Estados Unidos y Europa. Incluso presentar unas cuantas pinturas budistas de este periodo en un3lugar no es fácil, así que un evento de estas dimensiones es una rareza que permitió una perspectiva más amplia de este género. La mayoría de los cuadros, como Avalokitesvara agua-luna”, Ilustración del sutra de la visualización y Ksitigarbha, que están ahora en el templo de Sensoji, en el de Otakaji y en el Museo de Nezu, respectivamente, no se habían mostrado antes en Corea. El primero, en especial, conocido como Avalokitesvara de la lágrima , no ha sido visto en público durante mucho tiempo.

Buda, bodhisattvas y arhats La exhibición incluía seis secciones y un área de introducción con información general sobre el tema. “Buda: El Iluminado” (sección 1) se centró en obras que mostraban a ese personaje. Los cuadros budistas de Goryeo le representan con varias identidades, como Vairocana, Sakyamuni y Maitreya. De ellas, las del Buda Amitabha son las más frecuentes, lo cual refleja la creencia en la Tierra Pura de Occidente, o Paraíso, muy extendida en esa época. La Tríada del Buda Amitabha, en el momento más creativo de este movimiento artístico, de la colección del Leeum, Samsung Museum of Art (Museo Leeum de Samsung), muestra a Amitabha recibiendo a los muertos en el Paraíso. La composición es muy similar a la de otra pieza pictórica del Hermitage Museum, de Rusia, lo cual indica las influencias existentes entre las naciones

2

de Asia del Este en este tipo de creaciones. “Boshisattva: El salvador de los seres sensibles” (sección 2) presentaba cuadros de Avalokitesvara y Ksitigarbha, figuras conocidas por los coreanos, tanto budistas como no budistas. De las 24 obras de Goryeo que existen de Avalokitesvara en la actualidad, se presentaron 13, lo cual permitió a los espectadores apreciar los distintos estilos presentes en un tema común. El cuadro que despertó mayor interés fue el cuadro Avalokitesvara agua-luna, del templo nipón de Sensoji. Muestra al bodhisattva de Primavera 2011 | Koreana 39


2 1 Ksitigarbha, del Metropolitan Museum of Art, Estados Unidos.

2 Avalokitesvara agua-luna, del Hermitage Museum, Rusia.

3 Arhat n煤mero 329: El venerable Yuanshangzhou, de la colecci贸n del Iramgwan Art Museum, Corea. Debe destacarse la din谩mica figura y su expresi贸n facial.

1


la Compasión rodeado por una enorme aura en forma de lágrima color verde claro. Su postura y la delicada expresión facial reflejan los estándares de belleza de Goryeo, mientras que la pincelada es tan exquisita que posiblemente involucró la aplicación de pigmento de oro con un pincel tan fino como un cabello. El de la colección del templo nipón de Danjan-jinja muestra al mismo bodhisattva elegante y solemne sobre una roca en el monte Potalaka saludando al joven Sudhana, que ha venido en busca de iluminación. Es la representación arquetípica del Avalokitesvara en Goryeo. El Hermitage Museum, de San Petersburgo, Rusia, tiene otro cuadro del mismo boshisattva que fue incluido en la exhibición para que pudieran compararse. El estilo es muy similar en cuanto a colores y composición, con ligeras diferencias en la colocación de los objetos sagrados, indicando la influencia de la Dinastía Xia Occidental (1032-1227). En esta sección se presentaron 10 obras de Ksitigarbha en solitario, en tríadas o en grupo. De ellas, la de la colección del Metopolitan Museum of Art, de Nueva York, que lo muestra en solitario, es impresionante por el realismo en sus proporciones, la vivacidad de sus colores y su intricado patrón de nubes, aves fénix y pergaminos en pigmento dorado. “Arhat : Parangón de los devotos espirituales” (sección 3) destacó por la serie “Quinientos arhats”, serie realizada en 12351236. Esta exhibición presentó 10 de los 14 cuadros de arhats de Goryeo conocidos, siete de los cuales pertenecen a la colección de Museo Nacional de Corea. De las obras expuestas, Arhat número

329: el venerable Yuanghangzhou, de la colección del Iramgwan, un museo privado en Busan, sobresale por la dinámica postura de la figura y su singular expresión facial.

Obras de Joseon y países vecinos “Budas y boshisattvas en países vecinos” (sección 4) incluía cuadros de China y Japón y también de Goryeo para así ofrecer una perspectiva más amplia sobre este arte en esa era. Había siete pinturas chinas de las dinastías Song del Sur (1127-1279) y Yuan (1271-1368). La Tríada del Buda Sakyamuni, del templo de Nisonin, Japón, es representativa de este arte en China. Las estrechas barbillas de las figuras y los dibujos de sus túnicas rojas se diferencian de los de Goryeo. Estas tres pinturas de la época de Xia Occidental, correspondientes a los siglos XII y XIII, descubiertas en 1909 en Khara Khoto por la expedición de Pyotr Kozlov, están ahora en el Hermitage Museum. Han sido muy estudiadas por los eruditos por su similaridad con la Tríada del Buda Amitabha , de Goryeo, que se halla en el Leeum, Samsung Museum of Art, aunque antes de esta muestra había habido pocas oportunidades de verlas. En esta sección se presentaron 10 cuadros nipones del periodo de Kamakura (1185-1333). De ellos, todos bien preservados y de gran calidad, Descenso de Amitabha y el séquito celestial, del Museo Nacional de Tokio, destaca por sus diferencias estilísticas con Descenso de Amitabha, de Goryeo. Las pinturas de este periodo tienden a tener una composición relativamente simple,

3 Primavera 2011 | Koreana 41


1

2 42 Koreana | Primavera 2011


1 Tríada del Buda Sakyamuni, del templo de Nisosin, Japón. Ejemplifica el arte religioso chino durante la Dinastía Yuan.

2 Descenso de Amitabha y el séquito celestial, Museo Nacional de Tokio.

3 Tríada del Buda de la Medicina, Museo Nacional de Corea.

con Amitabha mirando a su derecha y solo, o flanqueado por sus bodhisattvas asistentes: Avalokitesvara y Mahasthamaprapta. La japonesa es más elaborada, ya que las figuras están ante un fondo natural: Buda mirando a su izquierda, acompañado por varios ayudantes celestiales que tocan música. Además, los colores son algo apagados en comparación con la coreana, mientras que los patrones destacados con pigmento dorado no son fácilmente discernibles. “Sucesión de la tradición” (sección 5 y epílogo) se centró en los cuadros budistas encargados por la familia real de la Dinastía Joseon. Se pudo ver cómo el legado de Goryeo había pasado a la siguiente era. Entre las obras expuestas había dos cuadros de la Tríada del Buda de la Medicina, pertenecientes al Museo Nacional de Corea, que forman parte de 400 de arte budista encargados por la reina Munjeong (esposa del rey Jungjong, el décimo primer monarca de Joseon) para conmemorar la reconstrucción del templo de Hoeam en 1565. Aunque no tienen el flujo de líneas tan elegante de Goryeo, ni sus colores característicos, revelan unas cualidades estéticas singulares de este periodo.

Colaboración internacional Hay unos 150 cuadros budistas de Goryeo en la actualidad en Corea, Japón, los Estados Unidos y Europa. Aunque es un número pequeño, son propiedad de instituciones de todo el mundo, por lo que los organizadores de esta exhibición han tenido que realizar difíciles negociaciones con 44 organizaciones. Especialmente en Japón, donde está el mayor número, los coleccionistas no se sienten cómodos prestando sus obras por miedo a que no se las devuelvan tras la exhibición. Lograr el permiso requirió de grandes dotes de persuasión y muchos esfuerzos para ganarse su confianza. No obstante, no siempre se conseguían frutos. Algunos organismos se resistieron hasta el momento de entregarlas y otros dieron marcha atrás en el último instante. Varios responsables de esas instituciones que aceptaron el préstamo dijeron que las pinturas budistas “posiblemente querían visitar su lugar de origen al menos una vez”. Gracias a los esfuerzos realizados y a una cuidadosa coordinación, estas obras, creadas en el antiguo reino de Goryeo y luego

3

dispersadas por todo el mundo, fueron reunidas en un lugar. Esta exhibición, subtitulada “Una prolongada ausencia de 700 años”, supuso el regreso de muchos cuadros después de un largo tiempo. Para los espectadores, fue una gran oportunidad de apreciar obras que quizá no vuelvan a ver. Este evento supuso la presentación de la pintura budista de esa era a una audiencia más amplia, lo cual quizá haga que aumente el interés y las investigaciones académicas. En el pasado, los especialistas tenían que ir a distintos museos del extranjero para estudiarla. Esta muestra hizo posible ver muchos lienzos juntos. El público en general y los especialistas respondieron entusiásticamente, también al simposio que la acompañaba. El éxito ha generado expectativas de que habrá más investigaciones sobre este tema. Primavera 2011 | Koreana 43


ARTESANO

La carpintería de un maestro revive el encanto del hanok La construcción de una casa tradicional, o hanok , está en manos de los maestros carpinteros, que construyen toda la estructura, y los ebanistas, responsables de los detalles. Sim Yong-sik es uno de estos últimos, dedicado a las puertas y ventanas típicas. Sus exquisitas obras adornan palacios reales y templos en todo el país. Recientemente, podemos ver trabajos suyos en pisos modernos, que adquieren un aspecto nuevo al combinar las influencias clásicas con la arquitectura moderna. Park Hyun-sook Colaboradora | Ahn Hong-beom Fotógrafo 44 Koreana | Primavera 2011


S

i se comparara una casa a un rostro humano, el hanok, la vivienda tradicional coreana, sería muy expresivo. Esta calidad proviene de sus puertas y ventanas de madera adornadas con elegantes entramados. Es difícil separar ambas aberturas. En general, estas últimas se colocan sobre un alféizar (meoreumdae), algo que no ocurre con las primeras. Pero ambas, elementos representativos de la arquitectura típica, tienen intrincadas celosías, basadas en cientos de dibujos estandarizados. El maestro ebanista Sim Yong-sik, de 59 años, Patrimonio Cultural Intangible número 26 del Ayuntamiento de Seúl, las ha creado con una enorme variedad de diseños durante la mayor parte de su vida.

Sim Yong-sik, maestro carpintero: “Si se comparara una casa a un rostro humano, el hanok, la vivienda tradicional coreana, sería muy expresivo. Esta calidad proviene de sus puertas y ventanas de madera”.

Entramado: elegancia de forma y función El taller de Sim, Cheongwon Sanbang, está en Gye-dong, Seúl, en el distrito de Bukchon, donde se halla el mayor barrio de casas tradicionales todavía en uso. Sirve también como museo de entramados tradicionales de puertas y ventanas, escuela y vivienda para él y su esposa. Se han unidos dos Primavera 2011 | Koreana 45


“En las ventanas del lado sur, el soleado de una casa, los paneles entramados se colocan lo suficientemente altos para que bloqueen y tamicen la luz. En el caso de una casa rodeada por árboles frondosos, deben estar bajos y ser planos para hacer el espacio más luminoso. La claridad y el flujo del viento determinan su tamaño”

1 1 Las técnicas de unión de la estructura de un hanok se aplican también a puertas y ventanas, lo cual requiere un proceso complejo de precisión.

2 Bulbalgi-chang es una singular ventana hexagonal para hacer los espacios más luminosos.

hanok para crear este espacio funcional, en el que la residencia y el salón de exhibiciones están en el centro, el estudio en la parte delantera y la escuela en la trasera. En todo el lugar, los intrincados entramados exudan armonía genuina. Las ventanas con dibujos basados en los ideogramas chinos 亞 y 卍 dividen el panel horizontal y verticalmente con una abstracción y simplicidad “mondrianistas”. Otras piezas muestran exquisitos motivos florales, como del ciruelo, del albaricoquero y peonías. Sim se trasladó a este barrio en 2006 y desde entonces ha mantenido su taller abierto al público para fomentar este arte. Ese mismo año, fue designado Patrimonio Cultural Intangible por la ciudad de Seúl, el primer artesano de su especialidad en ser honrado con ese título. “Durante primavera y otoño, las estaciones aptas para las excursiones familiares, vienen al estudio unas 200 o 300 personas diarias. Aunque suelo estar ocupado en mi trabajo o enseñando a aprendices, hago lo posible por ayudarlas a comprender mejor las puertas y ventanas típicas. Cuando hablo con ellas, a menudo se maravillan de la belleza de los entramados con su estructura intrincada y resistente. Esto me anima a seguir superándome. Mucha gente me ha ayudado ya; ahora quiero compartir lo que tengo. Sólo requiere un poco de esfuerzo”. Tras su brillante rostro, una elegante ventana redonda captura las sombras de una rama de bambú meciéndose. La cubierta de papel de morera suaviza la luz solar, creando un ambiente cálido en la habitación. En este lugar, las aberturas son funcionales y estéticas. Hay ventanas pequeñas para la ventilación e iluminación: bong-chang (sellada), gyo-chang (horizontal ancha) y nunkkopjaegi-chang (pequeña con rendijas, cuyo enigmático 46 Koreana | Primavera 2011

nombre en coreano se traduce como “tan diminuta como una legaña”). La puerta corredera de cuatro hojas, sabunhap-mun , está cubierta con papel de morera tanto en la superficie exterior como la interior. Tienen pequeñas ventanas entramadas (bulbalgichang, “para la luz”) en el centro de cada panel para permitir el paso de más luz. El diseño varía de simples cuadriculados a meticulosos dibujos geométricos. Esta pequeña abertura está colocada de tal forma que una persona sentada en el suelo pueda ver a través. Es un rasgo funcional que nos indica qué estilo de vida es el característico en este tipo de vivienda tradicional. Cuando se planifican puertas y ventanas, se tiene en consideración la altura del usuario. La habitación interna tiene por lo general una abertura lo suficientemente alta para que una persona pueda descansar con un brazo reposado en ella cómodamente mientras está sentado en el suelo. La altura del alféizar impide que alguien tumbado pueda mirar desde fuera. Algunas entradas pueden construirse como pantalla; cuando no se necesitan se pueden levantar y se enganchan del techo. De este modo, el espacio abierto es mayor para las reuniones familiares especiales o durante los calurosos meses estivales. “Las puertas y ventanas tradicionales deben hacerse tomando en consideración la cantidad de luz, la fuerza del viento, el tamaño de la casa y el estilo de vida o preferencias del inquilino”, dice Sim. “En las ventanas del lado sur, el soleado de una casa, los paneles entramados se colocan lo suficientemente altos para que bloqueen y tamicen la luz. En el caso de una casa rodeada por árboles frondosos, deben estar bajos y ser planos para hacer el espacio más luminoso. La claridad y el flujo del viento determinan


su tamaño. En cuanto a los dibujos, generalmente discuto en profundidad los detalles con el dueño y a veces recomiendo algunos que creo encajan con su personalidad”. “Generalmente fabrico todo con madera de pino, pero también uso nogal, cedro chino o zelkova. Trabajo en unas 10 casas al año, ya que cada una necesita cubrir docenas de aberturas. Incluso tras hacer tantas, si tomamos todos los factores medioambientales y personales en consideración, no he fabricado dos iguales. Esta infinita variedad hace que mi trabajo sea más agradable, por lo que estos 40 años como carpintero han sido muy felices”.

Precisión de la arquitectura tradicional La estructura de un hanok consiste en varios elementos unidos horizontal, vertical y diagonalmente sin el uso de clavos. Hay varias técnicas para darle la mayor resistencia con la mínima cantidad posible de materiales. La más básica es un tipo de cola de milano llamada sagae matchum. Es un método ingenioso de construir la armazón uniendo dos vigas horizontales a una columna. Aunque no se usa ni una sola punta en las juntas, son tan precisas y resistentes que todo el soporte seguirá intacto incluso cuando se derrumben los muros. Este sistema de junturas también se utiliza en puertas y ventanas, por lo que se requiere un proceso muy elaborado, gran precisión matemática y unas ensambladuras perfectas. “Cuando reparé las ventanas y puertas de Injeongjeon, el

salón del trono del palacio de Changdeok, me maravillé al ver las estructuras en perfecta condición. Aunque parecen simples a primera vista, se construyen con una precisión arquitectónica muy rigurosa. También las armazones de los edificios se levantan sin el más mínimo error, por ello soy consciente de la durabilidad de todo ello, que ha sobrevivido al paso del tiempo”, dijo Sim. No sería una exageración decir que este carpintero ha contribuido en casi todos los principales proyectos de restauración de monumentos tradicionales, como los edificios principales del palacio de Changgyeong, el salón de Vairocana (Birojeon), en el templo de Haein, el de Avalokitesvara (Wontongbojeon), en el de Naksan, el altar del Diamante (Geumgang Gyedan), en el de Tongdo, el salón de Ksitigarbha (Jijangjeon), en el de Jogye, y el salón principal del de Songgwang. Entre todos, ha participado en las obras de recuperación de estructuras arquitectónicas de unos 500 lugares. También ha fabricado las ventanas para la Korea Foundation Gallery, en el Museo Británico, que siguen los bocetos que se hallaron en el estudio de un erudito de antaño. Además, también ha colaborado en la construcción de Goam Seobang, una casa tradicional coreana erigida en París en memoria de Yi Ung-no.

Ventanas al mundo Sim aspira a procurar que el mundo sepa sobre la duradera belleza de las puertas y ventanas tradicionales por medio de exhibiciones que ha realizado en ambas Américas y en Europa, las

Primavera 2011 | Koreana 47

2


48 Koreana | Primavera 2011

1


Un exquisito entramado de Sim Yong-sik adornado con motivos florales. Estos diseños, a los que se añade un toque moderno, dan expresividad a un hanok.

2

cuales siempre han sido recibidas con gran entusiasmo, lo que le ha motivado para planificar más exposiciones en otros lugares. Recuerda, por ejemplo, la que celebró el año pasado en Argentina, que le recordó su juventud. En este evento, cuando empezaba a demostrar su habilidad, los espectadores le observaban conteniendo la respiración. Pronto vio que había personas que recogían las virutas del suelo y las olían, como si tuvieran el aroma de las flores. Cuando él mismo tenía 17 años se sintió atraído por esa misma esencia, lo que le arrastró a ser ebanista en 1969. Nos recuerda lo siguiente: “Nací en el pueblo de Deoksan, en la comarca de Yesan, provincia de Chungcheong del Sur. Cerca de mi casa había una carpintería. Pasaba por ahí todos los días camino del colegio. Atraído por la fragancia de la madera, comencé a mirar alrededor, y a veces tomaba un trozo y jugueteaba con él en el bolsillo todo el día. “Vivía cerca de Sudeoksa. Este templo, como se sabe, tiene un armazón de madera muy bello en el que destaca la extraordinaria estética de sus proporciones matemáticas. Solía pasar tiempo ahí, perdido en mi admiración por su belleza. Tras terminar el colegio, fui a un instituto de enseñanza media en mi pueblo, y entonces empecé a trabajar en el taller de carpintería, donde tuve mi primer maestro, Jo Chan-yeon (que poseía los títulos de Maestro Carpintero de Obra y Patrimonio Cultural Intangible número 18 de la provincia)”. El talento por sí mismo no puede producir mejores resultados que la satisfacción en el trabajo. Fue su cariño por la carpintería lo que le hizo pasar su juventud fabricando armarios y escritorios, día y noche, mientras terminaba sus prácticas para convertirse en un experto ebanista. En esa época, no era un trabajo para hacerse rico. Su maestro, aunque era reconocido como uno de los mejores del país, nunca salió de la pobreza, a pesar de que el orgullo

que sentía por su obra no tenía parangón. Incluso aunque muchos de sus compañeros de prácticas se pasaron a otras profesiones, Sim, inspirado por la dignidad y orgullo de su maestro, nunca se lo pensó. La única vez que dejó de trabajar en carpintería fue durante dos años y medio que estuvo como obrero de la construcción en Arabia Saudí para ganar lo suficiente, poder comprar madera y dedicarse a su actividad con mayor tranquilidad. Después de su regreso, aprendió de los mejores carpinteros y ebanistas del país. Asimiló sus técnicas, sobre todo, de Yi Gwanggyu, maestro con gran conocimiento teórico sobre las viviendas tradicionales, transmitido en gran parte por Sin Yeong-hun, director del Hanok Culture Institute (instituto para la cultura del hanok). En 1996, Sim estudió Arte Budista en la Escuela de Posgrado de Estudios Budistas de la Universidad de Dongguk. “Mis maestros eran todos hombres íntegros y dignos. Siempre me recordaban a un pino, que se mantiene verde incluso entre la nieve. Me exigían mucho y me regañaban duramente [por mis defectos], pero podía sentir que en su interior había compasión. Al igual que el ‘árbol generoso’, intentaron transmitirme sus técnicas y conocimientos. A todos les caía bien la gente y tenían una perspectiva optimista sobre el mundo, pero eran insensibles ante las riquezas y no temían la pobreza. Algunos me hicieron llamar al final de sus días y me dieron sus herramientas, herencia que todavía atesoro”. Al igual que ellos, Sim es un artesano honesto e intransigente. Ha interiorizado la característica de una ventana: el deseo de comunicarse con el mundo exterior. Esta actitud le ha llevado a abrir su taller al público, ofrecer reparaciones gratuitas a los menos pudientes y dar apoyo financiero a los huérfanos a los que les es difícil sobrevivir.

Primavera 2011 | Koreana 49


DESCUBRIR COREA

La exhibición "Cinco encarando el oeste” revela las influencias coreanas en el arte americano Del 14 al 22 de enero, el centro cultural en Seúl de la Fundación Corea organizó una exhibición fascinante titulada “Five Looking West” (“Cinco encarando el oeste”), en la que se presentaron las obras de cinco artistas del norte de California influenciados por Corea. Aunque todos ellos se dedican a distintas formas artísticas (fotografía, escultura, cerámica y cordeles de papel), se sienten arrastrados por la corriente de la cultura y la tradición coreana, que han formado y siguen formando sus creaciones. Tuve la suerte de hablar con Lois Lancaster, una de los cinco y conservadora de la muestra. Charles La Shure Profesor de la Escuela de Posgrado de Interpretación y Traducción de la Universidad Hankuk de Estudios Extranjeros

50 Koreana | Primavera 2011


Charles La Shure: ¿Qué ha traído aquí a estos cinco artistas y qué ha motivado esta exhibición?

Lois Lancaster: El impulso inicial para una muestra de “libros de artistas” y pergaminos influidos por la cultura coreana partió de un proyecto en la Biblioteca Británica. Decidieron hacer una presentación con objetos de la Biblioteca inspirados en China, Corea y Japón. Tenían cierta dificultad en hallarlos de occidentales influidos por Corea. Mientras buscaban, supieron de mí y, como resultado, me compraron cuatro. Se realizó la exposicion “From East to West” (del este al oeste) en la galería principal en primavera y verano de 2007 e incluía mis trabajos. En diciembre de 2009, conocí a la directora del centro cultural de la Fundación Corea, Yoon Keum-jin, y le mostré algunos ejemplos de mi arte y fotos de la exhibición de la Biblioteca. Se mostró interesada en la idea de artistas americanos influidos por la cultura coreana y sugirió invitar a tres o cuatro más y realizar otra muestra. Afortunadamente, conozco desde hace años a otros cuatro artistas con influencias coreanas interesados en aprender más sobre el arte y la cultura de aquí y deseos de sumarse al proyecto. Respeto mucho su obra y su sensibilidad y ganas de aprender y ampliar sus conocimientos. 2

La Shure: ¿Qué es exactamente un “libro de artista”?

Lancaster: Es un trabajo inspirado en la forma o idea del libro. El tipo de encuadernación identifica su forma, como un códice, la forma más usada: hojas de papel unidas por un lado. En el pasado se cosían hojas de palmera, corteza de árbol, marfil o papiro a pasaperro poniendo una cuerda por uno o dos agujeros. Había tomos sin empastar, como los plegables de Asia, bloques de pliegos envueltos en un paño (Tibet) o portafolios. Tallas y pinturas en rocas apiladas en mojones se consideran un tipo de libro. Los rollos de pergaminos, horizontales o verticales, también. Se puede emplear cualquier técnica y material; pueden contener texto o no, ilustraciones o no. Puede ser un único ejemplar o una edición limitada. Se puede usar una imprenta, un ordenador u otra maquinaria, o elaborarse totalmente a mano. Es frecuente la transformación de los libros impresos dañados, desechados, en un nuevo objeto, al igual que los artesanos coreanos enrollaban las páginas de sus libros viejos y hacían cestas y pequeños muebles. La modificación de algo que ya no es considerado útil en otra cosa nueva y deseable es una buena forma de trabajar.

1 Paper String Theory (la teoría de los cordeles de papel), de Lois Lancaster, es un ejemplo del arte de los libros, con tiras de papel enrolladas hechas a mano que sobresalen del lomo.

2 Lois Lancaster ha aplicado los métodos de la artesanía coreana con papel a sus propias obras.

3 Una de las Guardian Figures (figuras protectoras) de Linus Lancaster, inspiradas en los jangseung (postes totémicos) coreanos. 1 3


1

1 Three Broken Lines (tres líneas rotas), de Chris Sarley, una pieza de cerámica cocida en un horno de estilo coreano. Las tres simbolizan los trigramas I Ching.

La Shure: ¿Qué es lo que el Consorcio de los Cinco Artistas que Encaran el Oeste quiere lograr en esta muestra?

Lancaster: Al inicio del proyecto, los cinco nos reuníamos y discutíamos nuestro arte y nuestra concepción de cómo Corea nos ha influido. Esperamos que ese diálogo se amplíe a otros artistas de Corea y otros países. Hay quienes afirman que la influencia asiática en América se ha desvanecido. Creemos que no es así y que seguirá viniendo en olas de intercambio cultural. Al igual que el mundo crea un flujo de información e intercambio, esta exposición es un aspecto de ese proceso. El flujo va del este al oeste y del oeste al este. Esperamos que cuando los coreanos vean lo que nos ha inspirado, vuelvan a mirar esos aspectos de sus propias tradiciones que puedan haber quedado marginalizados por el avance hacia la modernidad”. La Shure: Ya que ha mencionado el camino a la modernidad, ¿qué papel cree que la tradición puede desempeñar en la sociedad actual?

Lancaster: He intentado crear por medio de la innovación y la tradición en armonía. Creo que las tradiciones son la base de una cultura. Watson y Crick, que ganaron el Nobel por descubrir la estructura del ADN, dicen que el estudio de la conciencia será el foco más importante de la ciencia en este siglo. Las tradiciones todavía existentes de la meditación en el budismo y el chamanismo en Corea tienen mucho que ofrecer; el Dalai Lama colabora con científicos para explorar las centenarias tradiciones de las prácticas espirituales tibetanas y la experiencia de la conciencia. 2

52 Koreana | Primavera 2011

La Shure: Ha viajado mucho por Asia y, especial-


“Hay quienes afirman que la influencia asiática en América se ha desvanecido. Creemos que no es así y que seguirá viniendo en olas de intercambio cultural. Al igual que el mundo crea un flujo de información e intercambio, esta exposición es un aspecto de ese proceso. El flujo va del este al oeste y del oeste al este. Esperamos que cuando los coreanos vean lo que nos ha inspirado, vuelvan a mirar esos aspectos de sus propias tradiciones que puedan haber quedado marginalizados por el avance hacia la modernidad”.

3

mente, Corea. ¿Cuándo vino por primera vez y cómo le afectó esa visita?

Lancaster: Vine por primera vez en 1970. En esa época, la impresión que quedaba grabada era la de una cultura y una sociedad en proceso de recuperación de la devastación de la guerra. Regresé dos años después y vi un gran cambio en la reconstrucción y curación del daño hecho a la cultura. Empecé entonces a fotografiar varios monasterios budistas. Mientras estaba en Tongdosa (en el monte de Yeongchuk, provincia de Gyeongsang del Sur), me acerqué a un rincón oscuro y vi un cuadro de un tigre albino al estilo tradicional. Me gustó tanto que tomé varias fotografías. Nunca he visto nada parecido. Supe que era un momento importante.

2 La exhibición “Cinco encarando el oeste” se presentó en el Centro Cultural de la Fundación Corea.

3 Starlings (estorninos), de Mary Pettis-Sarley.

La Shure: Entre las influencia que cita están los aspectos espirituales de la cultura coreana. ¿Puede explicarnos algo más sobre ello?

Lancaster: Me interesé por el budismo en un curso de religión comparativa que estudié como parte de mi especialidad en Antropología en la Universidad de Stanford. El budismo ha seguido siendo una influencia fundamental toda mi vida. Todavía se notan las del taoísmo, budismo y chamanismo, que impactaron profundamente en los artistas americanos del siglo pasado. Hay cierta intimidad y accesibilidad a esas tradiciones espirituales en Corea que no se ven en otro lugar. Por suerte, conocí al doctor Zo Zayong (Jo Ja-yong) y logré ver su magnífica colección de arte folclórico coreano en su Emille Museum. Nos hicimos amigos y vino a mi casa en Berkeley. Organicé para él una conferencia sobre arte tradicional en el campus de la Universidad de California en Berkeley. Intentaba salvar esta forma artística antes de que sucumbiera. Conocerle y verle aquí los años posteriores mantuvo vivo mi interés en todos los aspectos de este tipo de arte. A través de él conocí el simbolismo y la metáfora en la pintura, algo que me sigue interesando enormemente. La Shure: En una introducción a su arte, escribió: “La figura embaucadora del mito me acompaña”. ¿Puede explicarnos qué es ese “espíritu embaucador” y cómo influye en su arte?

Lancaster: Según aumentó mi interés en el chamanismo, tomé algún curso de adiestramiento en la Foundation for Shamanic Studies (www.shamanism.org) con el profesor Michael Harner, con el que aprendía a practicar lo que él llamaba “núcleo del chamanismo” (una experiencia esencial de altePrimavera 2011 | Koreana 53


1

1 Timeline (cronología), de Linus Lancaster.

2 Onggi Lamp Oil Bottle (lámpara onggi de aceite), de Chris Sarley.

ración de conciencia sin parafernalia cultural, mitos o espíritus). Como resultado, he trabajado con varios clientes con el paso del tiempo y estoy familiarizada en trabajar con espíritus. Como artista, la figura embaucadora es una energía que interviene cuando hago arte. Es traviesa, perturbadora y pícara. Incorpora ideas y soluciones imaginativas en mi obra que no había anticipado. Aunque a veces el proceso es enloquecedor, el trabajo creado con este espíritu suele tener éxito. Sé cuándo está haciéndolo bien, especialmente cuando me hace reír. La Shure: Quizá pudiera hablarnos brevemente sobre sus obras en esta exhibición. El sutra del

corazón es particularmente interesante. ¿Por qué este texto budista y no otro?

Lancaster: Elegí El sutra del corazón (que podría traducirse también usando la palabra “esencia” en vez de “corazón”) porque contiene la esencia de las enseñanzas del budismo mahayana. En el reverso de la pieza, está todo el texto de la versión de planchas de madera del templo de Haeinsa. Su presencia completa es también importante. En el pasado, la gente usaba este escrito de un solo pliego como talismán. Mi experiencia con la meditación budista y el viaje chamanista me han llevado a darme cuenta de la esencia de estos versos: “Todos los caminos llevan a Roma”. Comprender la esencia es difícil. Alinear 108 pelotas de pimpón para poder leer lo que hay escrito e impedir que rueden por la mesa, caigan al suelo y se desperdiguen es un desafío. En toda mi obra hay niveles de comprensión, mi regalo para que los espectadores lo descubran a su manera. La Shure: Ha mencionado el arte coreano de enrollar papel para hacer cordeles, y muchas de sus obras están inspiradas en esta práctica. 2 54 Koreana | Primavera 2011

¿Qué le atrajo de esta forma?


Lancaster: Zo Zayong me llevó a ver a una famosa artista especializada en ello. Me mostró como retorcer papel de libros viejos y convertirlo en una especie de mimbre. Sus ejemplos de cestas y pequeños muebles eran impresionantes. El antiguo papel hecho a mano y la bella caligrafía impresa parecían demasiado buenos para no aprovecharlos y convertirlos en nuevo arte. Fue fascinante ver cómo estos artistas han incorporado la cultura, el arte y la sensibilidad coreanas en su obra. Marilyn Hulbert, cautivadora fotógrafa presentada en la muestra, nos dijo: “Cuando vi por primera vez el arte coreano tradicional, me percate de que era muy relajante. Era como un momento de silencio tentador. Vivimos en un mundo tan acelerado que me encantó sentirme obligada a parar, mirar y absorber la esencia de la obra folclórica. Quería que mis creaciones produjeran lo mismo”. Linus Lancaster dice que se ha visto muy influido por las esculturas coreanas típicas como los jangseung y sotdae (postes de los espíritus): “Al ver vi el primero en Seúl, fue una de las primeras veces como adulto que he tenido la experiencia de enfrentarme a un espíritu palpable en un objeto material. Mi formación es en ilustración pero desde entonces decidí trabajar con esculturas”. Una de sus figuras guardianas vigilaba la muestra desde un rincón, capturando el espíritu juguetón y sutilmente amenazador del jangseung coreano. Esta exhibición sirvió como oportunidad para fomentar los ya considerables intercambios culturales entre Corea y Estados Unidos, entre el este y el oeste. Deseo, junto a estos artistas, que esta tradición continúe.

3

3 Flying to Corea (volando a Corea), de Marilyn Hulbert.

4 Marilyn Hulbert explica sus fotografías a los visitantes a la exposición

4 Primavera 2011 | Koreana 55


ENTREVISTA

Hesung Chun Koh

“Supermamá” e incansable emisaria cultural La doctora Hesung Chun Koh (Chun He-sung), una prestigiosa especialista en cultura comparativa, ha dedicado toda su vida profesional a fomentar la comprensión entre Oriente y Occidente y a poner los cimientos de los estudios coreanos en los Estados Unidos. Ahora, ya retirada de la docencia y la investigación, a los que ha dedicado más de 50 años, incluyendo 24 en la Universidad de Yale, sigue con su pasión por levantar puentes para la comunicación. Más recientemente se centra en explorar “cómo envejecer productivamente” en esta sociedad moderna cada vez más avejentada. Shin Ye-ri Editorialista de The JoongAng Ilbo

E

La doctora Hesung Chun Koh cree que en la comunidad coreano-americana deberían surgir más líderes que lograran el respeto de la sociedad estadounidense. 56 Koreana | Primavera 2011

n mayo de 2010, el presidente estadounidense, Barack Obama, firmó una declaración para mejorar la situación de los inmigrantes asiáticos en la sociedad americana. Una fotografía de este momento generó bastante revuelo tanto allí como aquí porque, junto a Obama, había dos hermanos coreanos-americanos que habían logrado grandes éxitos, nuevos rostros de la Administración norteamericana y celebridades de Washington. Howard Kyong-ju Koh y Harold Hong-ju Koh, entraron a formar parte del Gobierno de aquel país en 2009. El primero, entonces vicedecano de la Harvard School of Public Health, fue nombrado subsecretario de Salud. Su hermano menor, entonces decano de la Yale Law School, asesor del Departamento de Estado. Que no sólo un hijo, sino dos, se conviertan en altos cargos al mismo tiempo enorgullecería a cualquier padre. Las emociones expresadas por la madre, Hesung Chun Koh, son dignas de destacar: “Antes de la sesión [de confirmación] del Senado de mi hijo Harold (Hong-ju), en abril de 2009, un grupo de senadores se acercó a nosotros. Saludaron a mi familia y me dieron la mano. Los periodistas, sobre todos los de allí, tomaron numerosas instantáneas, y el acontecimiento generó grandes titulares en Seúl y en la comunidad coreana en EE.UU. Fue uno de los momentos más


gratificantes de mi vida”.

Una madre especial

eso, soldado, a seguir en la brecha!”. Howard comparte esta sabiduría con sus compañeros. En su singular entorno multicultural, Chun crió a sus hijos como líderes en sus respectivos campos. Su éxito ha despertado gran interés sobre el sistema educativo de esta familia. Los seis se han graduado en universidades de prestigio, como Harvard y Yale; la familia tiene, en conjunto, 11 doctorados. Fue una de las elegidas por el Departamento de Educación estadounidense para un proyecto de investigación de los principios de educación de los hijos. ¿Cuál es su secreto? “Los padres deben mostrar con el ejemplo, no con las palabras”, dice. Justo antes del estallido de la Guerra de Corea, llegó a los EE.UU., para estudiar, con sueños de contribuir a su patria. Allí conoció al que sería su marido, que también era estudiante. Haciendo malabarismos entre su trabajo de esposa, madre y universitaria, logró doctorarse en sociología y antropología en la Universidad de Boston en siete años. Su esposo también logró dos doctorados, en ciencias políticas por la Universidad de Rutgers y en Derecho por la de Harvard. Sus hijos, que siempre han visto a sus padres estudiar, siguieron sus ejemplos y nunca estaban sin un libro entre las manos, aunque nunca les obligaron a hacerlo. Su casa tenía una pequeña biblioteca con siete escritorios contra las paredes. Los hijos se sentaban tan pronto como regresaban del colegio y nunca iban a jugar hasta haber terminado los deberes. Incluso sus amigos, que venían a su casa a divertirse, acababan estudiando en una de las mesas desocupadas. Por ello, se corrió la voz por el vecindario de que cualquier niño poco aplicado debía ser enviado a la casa de los Koh.

Chun es una especialista en estudios interculturales. Junto a su ya fallecido esposo, el doctor Kwang Lim Koh (Koh Kwang-lim), que fue diplomático en EE.UU., ha trabajado durante las últimas décadas para concienciar a aquella sociedad sobre su país de origen. Por ello, 1 considera el éxito de sus dos hijos algo más que logros personales: es el reconocimiento del hecho de que Corea y su pueblo pueden realizar valiosas contribuciones. Para aumentar su influencia sobre el público de allí, cree que “esa comunidad ha de criar más líderes que puedan ganarse el aprecio del pueblo americano”. “Afortunadamente, después de 60 años en esta nación, mi familia representa algo más que a sí misma”, nos dijo. “La imagen que aquí se tenga de Corea afecta, en última instancia, a la propia percepción de los jóvenes coreanos-americanos, lo cual influye en nuestras oportunidades para educar nuevos adalides de este grupo étnico. Las Olimpiadas de Seúl de 1988 mejoraron la imagen del país y demostraron que se estaba convirtiendo en una nación moderna capaz de grandes logros artísticos y tecnológicos, pero el boicoteo a las tiendas de los coreanos en Nueva York entre 1990 y 1991 y en los motines de Los Ángeles en 1992 hizo mucho daño y la percepción [distorsionada] que transmitieron los medios es de ‘avaros e inmigrantes armados’”. “Cuando Corea del Norte fue incluida en el ‘eje del mal’ tras los ataques terroristas del 11 de septiembre, tanto coreanos como los coreanos-americanos fueron considerados un solo grupo definido por estereotipos raciales. Incluso tras la reunión del G-20 en Seúl, el país todavía se percibe como un socio comercial y no un compañero cultural”. Mientras criaba a sus seis hijos, todos nacidos en EE.UU., les animaba a contribuir a esa sociedad sin olvidar sus raíces. Aunque ya mayores, sigue dándoles el mismo con2 sejo, tanto a los varones como a las mujeres. Siempre que lee en el periódico que sus hijos 1 La portada del libro Meaningful tienen dificultades con su trabajo, les repite las Aging (envejecimiento productivo), publicado en 2010. palabras de su propia madre: “Vuestra abuela 2 Poster de “Bridging Culture materna solía decir que cuanto más grande es Through Dolls” (acercando culun árbol, más viento tiene que soportar. Cuando turas con muñecas), seminario y una persona tiene un puesto de responsabilidad, exhibición de Hesung Chun Koh en el Whitney Center, Connecticut. pasará más padecimientos que otro que no. ¡Por

La fundación del Instituto Coreano Kwang Lim y Hesung Chun Koh dejaron pronto de inculcar a sus hijos una identidad coreana. Al principio, querían que hablaran su idioma en casa e inglés fuera para que se hicheran bilingües, pero cambiaron de opinión cuando vieron que los niños se confundían entre ambos idiomas delante de sus amigos americanos. La pareja pensó que era más importante que aprendieran a sentirse orgullosos de Corea y su cultura antes de obligarles a aprender su idioma. Creían que este fin se conseguiría más fácilmente demostrándoles que ellos hacían todo lo posible para sentirse satisfechos de su herencia en la sociedad en que vivían. El primer paso fue fundar el Instituto Coreano, sin ánimo de lucro, mientras luchaban para que Harvard ofreciera un programa de este idioma en los años 50. La mayoría de los estadounidenses desconocían todo sobre Primavera 2011 | Koreana 57


A una recepción por la publicación de Meaningful Aging, en el Whitney Center, asistieron las hijas de Hesung Chung Koh, además de sus yernos y sus nietos.

la península, hasta el punto de que les preguntaban si era una isla en el Pacífico Sur. Había varios especialistas en estudios chinos y japoneses en la mayoría de las universidades, pero pocas tenían incluso un libro decente sobre Corea. Los Koh buscaban que los administradores de Harvard crearan una asignatura de lengua e historia. Aunque todavía eran estudiantes, ambos, como un equipo, desempeñaron un papel destacado en la organización de seminarios para discutir un gran abanico de temas relacionados con su país. La respuesta fue muy favorable y cada vez había más participantes, por lo que pronto se creó el Instituto Coreano, el precursor del East Rock Institute de la actualidad. Invitaba a especialistas, diplomáticos y misioneros de ambos países a sus conferencias mensuales. El Instituto, que funcionó más de 10 años hasta que él fue nombrado diplomático en los Estados Unidos, es el primer ejemplo de un esfuerzo continuo para fomentar la comunicación intercultural entre las dos naciones.

Plataforma de valores orientales en Occidente Chun nunca dejó de fomentar la cultura de su país, aunque vivía como esposa de un diplomático en la capital estadounidense. Utilizaba las recepciones con ese fin. Determinada a avivar el ambiente a dichas reuniones, a las que asistían principalmente varones, tuvo la idea de hablar con las embajadoras en Washington e invitarlas a la misión coreana. Las fotografías de las esposas de los diplomáticos de Seúl en sus elegantes hanbok dando la bienvenida a las jefas de misión en EE.UU. comenzaron a aparecer en los periódicos. Después de que terminara su periodo como emisario, el 58 Koreana | Primavera 2011

marido volvió a la docencia en la Central Connecticut State University, mientras que ella se trasladó a New Haven para trabajar en el Institute of Comparative Culture Studies, en la Universidad de Yale. Desde ese momento, se centraron en la tarea de volver a abrir el Instituto Coreano cuanto antes, lo que llevó a la fundación del East Rock Institute en 1985. El nombre, prestado de una famosa montaña de New Haven, simboliza su deseo de “crear unos cimientos fuertes como la roca de los valores orientales en Occidente”. Chun, que ya es octogenaria, presidenta fundadora, sigue siendo la responsable del centro, determinada a cumplir su sueño y de su marido. Su cariño por este Instituto se expresa en cómo lo llama: “Mi hijo menor”. En esta institución se han llevado a cabo seminarios y conferencias internacionales que han buscado fomentar el conocimiento sobre la historia y cultura de Corea. Ha publicado también varias revistas especializadas y libros sobre el mismo tema. Uno de sus proyectos más importantes ha sido su participación en la edición y publicación de libros de texto para la educación secundaria estadounidense y en adiestrar a educadores de allí. En una conferencia en 1982, para celebrar el centenario del establecimiento de relaciones diplomáticas entre ambos países, un profesor americano señaló que no había manuales para enseñar a los estudiantes sobre Corea. Esto fue el detonante del plan de publicación. Hasta entonces, Seúl era la capital de una nación devastada que todavía sufría por la destrucción de la Guerra, en la que participaron los EE.UU. para salvar vidas. Chun decidió que esto requería una atención inmediata. En ese momento, el número de inmigrantes coreanos de segunda generación aumentaba rápidamente, por lo que creó un comité de 30 expertos en estudios coreanos para ofrecer una informa-


“En una sociedad cada vez más diversa culturalmente, uno debe saber quién es y comprender su herencia. De otro modo, no se sentirá lo suficientemente seguro para ser tolerante o aceptar a otros, vivir en armonía con ellos y mucho menos liderarlos. Cuando no se tiene confianza ni una buena imagen de sí mismo, no se puede ser cosmopolita”.

ción adecuada en los manuales americanos. El East Rock Institute sigue trabajando en esto con la experiencia acumulada. “Me gustaría que cada vez más gente nos patrocinara y trabajara con nosotros como voluntarios o becarios”, nos dijo. Cree que esa asociación no sólo es de los coreanos sino de cualquiera unido a esta nación. En cuanto a mejorar la "marca" del país, tema candente aquí, Chun, en una presentación en la Korean American Society de Nueva York, dijo: “Podemos hacerlo si aprendemos del valor cultural de Corea que denomino ‘sincretismo cultural’ –la capacidad de reconciliar fuerzas opuestas y crear felicidad y fortuna. Este mérito se muestra bien en el símbolo del yin-yang triple en giro. Podemos ver cómo debemos cooperar y vivir en armonía, acogiendo a todos los que tienen relación con el país por nacimiento, matrimonio, adopción y elección personal. Esto no sólo incluye a los que viven en ambos lados en la península, sino a los siete millones que viven en 175 países. Nuestros aliados más importantes suelen ser nuestros vecinos no coreanos”. También dijo lo siguiente: “En una sociedad cada vez más diversa culturalmente, uno debe saber quién es y comprender su herencia. De otro modo, no se sentirá lo suficientemente seguro para ser tolerante o aceptar a otros, vivir en armonía con ellos y mucho menos liderarlos. Cuando no se tiene confianza ni una buena imagen de sí mismo, no se puede ser cosmopolita”.

‘Diplomática no oficial’ en el Whitney Center Chun sigue haciendo un servicio público con sus actividades en el Whitney Center, una comunidad sin ánimo de lucro para jubilados en Connecticut, donde reside, además de su labor en el Instituto. Vive sola desde que su marido falleció de un derrame cerebral. Se trasladó al centro en 2009, cuando se aproximaba su octogésimo aniversario. Aquí halló una nueva vocación: desempeñar el papel de “diplomática no oficial”, ya que es la única coreana en esta residencia. Después de llegar, dio una primera conferencia sobre la cultura coreana en la universidad para personas de la tercera edad del centro. Después, organizó un pase de modas para dar a conocer el vestuario tradicional, con la ayuda de la Universidad Femenina de Sungshin. Cuando le presentaron a un fabricante de muñecas que las hacía según modelos femeninos del periodo de Joseon, organizó una exhibición de estos objetos en todo el mundo. Recogieron 80 de 18 culturas diferentes cuando preguntó

a sus vecinos si podían aportar algo. Entre ellas había una con el tema de la ópera, de Sicilia, otra hecha de paja, empleada como talismán en una tribu nativa americana, y una del pueblo esquimal (inuit) de Alaska. Aunque fue idea suya, sin la contribución de gran número de personas que accedieron a dar en préstamos sus tesoros, este proyecto no se hubiera realizado. Otra vez, en un lugar distinto, Chun se dio cuenta de lo poderosa que puede ser la comunidad.

‘Envejecimiento productivo’ Chun ha hallado otro sueño: una comunidad de jubilados que se está construyendo en Corea y que permitirá a los ancianos compartir sus experiencias y conocimientos y vivir felizmente sus años de retirados. Como sé que es una persona que transforma cualquier sueño en realidad, le pregunté cuáles eran sus planes. “Ya se ha firmado un preacuerdo entre el Whitney Center, el East Rock Institute y la Universidad de Yale. Los propósitos son realizar varios estudios y proyectos conjuntos relacionados con el envejecimiento. Me gustaría invitar a especialistas y expertos del Gobierno coreano para que aprendan de primera mano. También querría invitar a médicos para que vean el programa de geriatría de Yale. Además, tengo la intención de compartir mis conocimientos con cualquiera relacionado con una comunidad sin ánimo de lucro para jubilados”. En su libro Maningful Aging (envejecimiento productivo), publicado por JoongAng Books el año pasado, Chun escribió: “Lo mejor que podemos hacer es envejecer productivamente”, que puede lograrse “haciendo incluso lo más pequeño para ayudar a otros, no a uno mismo”. Finalmente, remarcó la necesidad de medidas para hacer frente a los temas relacionados con el envejecimiento: “Corea es ahora la sociedad que más se avejenta del mundo. La pregunta es, ¿quién cuidará a los ancianos y con qué dinero? No sólo los Gobiernos a todos los niveles tienen que hacer planes, sino que también los individuos deben planificar y prepararse para su jubilación y la de sus seres queridos. Las investigaciones interculturales y la cooperación internacional sobre medidas frente al envejecimiento de la población pueden dar sorprendentes frutos. Los coreanos creen en el jeonhwa wibok, convertir las crisis en oportunidades. Me sentiría agradecida si mis comentarios ayudaran a concienciar a la gente sobre este tema tan importante en mi país y en todo el mundo, y así provocar cambios positivos” Primavera 2011 | Koreana 59


EN EL ESCENARIO GLOBAL

Kim Young-se es el fundador y director de INNODESIGN, un grupo de asesoría internacional con sede en Silicon Valley. Es también miembro del claustro de la Universidad de Sangmyung, donde anima a los jóvenes diseñadores coreanos con talento. Ha demostrado su creatividad con varios objetos prácticos, desde un móvil a una polvera.


Kim Young-se:

Diseñador visionario del futuro El fundador y director de INNODESIGN, Kim Young-se, es uno de los diseñadores industriales más vanguardistas del país. En la edición de 2005 de la Exposición Internacional de Electrónica CES, Bill Gates elogió su iriver H10, un reproductor de MP3, como producto bandera de la era digital. Kim ha demostrado su genial habilidad a todo el mundo en varios productos innovadores. Jeon Eun-kyung Editora jefe de Monthly Design

“U

n diseñador debería poder diseñar con la inclinación de un hombre de negocios, y este debería trabajar con la de aquel”. Esto es de lo que se trata este trabajo”, nos dice Kim Young-se. Cree que esta tarea es el resultado de la innovación derivada del mercado, no de la fábrica. Para él, no es sólo una opción para la tecnología y la mercadotecnia; cuando se basa en el cariño y comprensión del consumidor, su labor puede hacer que la gente sueñe con el futuro y cambie su vida. Si un diseñador trabaja con esos parámetros, el producto será apreciado por el cliente. Este es el lema y estrategia central de INNODESIGN (www.innodesign.com).

‘El diseño es cariño’ El lema de “Design First” (diseñar primero) de esta empresa ha resultado un éxito en muchos casos. Se elogia en una época en que tanto valor se da al proceso creativo. Tal y como lo ve Kim, el núcleo de esta filosofía es el humanismo y el cariño por las personas. “Cuando mi hijo era pequeño, nos dio una vez, a su madre y a mí, una tarjeta muy simpática donde nos ofrecía fregar los platos, lavar

la ropa y darnos masajes para aliviar nuestros doloridos músculos. Al final escribió: ‘Os querré siempre’. Hizo llorar a mi mujer”, nos cuenta. Ese regalo tuvo un gran impacto en él y se dio cuenta de que “el diseño es amar a otros”, una lección que aprendió en ese momento. “Me di cuenta de que las buenas ideas que llegan al consumidor sólo vienen de observar a la gente que ama. El principio del diseño es el cariño. Es lo único que atrae a los consumidores, por detrás incluso de la satisfacción. Si conmoverlos es la finalidad de cualquier negocio, éste ha de empezar por ese sentimiento como espíritu de cualquier planteamiento”. Decidió convertirse en este tipo de creador a los 16 años. Estudió diseño industrial en la Universidad Nacional de Seúl y en la de Illinois, donde también enseñó tras licenciarse. Trabajó en varias empresas en Chicago y así puso los cimientos para su actividad futura. En 1986 fundó INNODESIGN en Silicon Valley y en 1997 construyó su propia sede en Palo Alto. INNODESIGN Seúl, fundada en 1999, está presente en todo el mundo, con sucursales en Pekín y Tokio. Realiza actividades más allá Primavera 2011 | Koreana 61


“El principio del diseño es el cariño. Es lo único que atrae a los consumidores, por detrás incluso de la satisfacción. Si conmoverlos es la finalidad de cualquier negocio, éste ha de empezar por ese sentimiento como espíritu de cualquier planteamiento”.

del diseño de productos, como servicios de asesoría de diseño gráfico, de interfaz y de espacios, además de servir como consultoría empresarial. Kim ha recibido muchos reconocimientos internacionales, como IDEA, iF y red dot, y también el del Good Design de Japón. El diario económico nipón Nikkei ha presentado su compañía como una de las 10 principales del mundo en su campo, junto con la estadounidense IDEO y la británica Seymourpowell. El móvil “inteligente” de LG diseñado por su empresa fue elegido Mejor Producto de 2000 por Business Week y presentado en la portada de Design, una revista publicada por el British Design Council. Aparte de todos estos logros, Kim está considerado un innovador no por estos galardones y por el éxito de sus proyectos, sino por ser un visionario que está ampliando continuamente el significado y papel de su actividad.

ProTech y William Sauey INNODESIGN ha entrado en la historia de Corea en cuanto a esta actividad. Kim se siente orgulloso de haber contribuido a la globalización del diseño industrial del país asesorando a las principales empresas nacionales cuando estaba en California. Cuando se le pide que diga el momento más duro de su carrera, suele decir: “Ahora”. “No recuerdo ningún momento sin dificultades”, añade. 62 Koreana | Primavera 2011

La primera gran dificultad se le presentó hace 25 años. Quería comprar una bolsa de palos de golf para llevarla en sus viajes pero no halló ninguna que le gustara, así que diseño una. La llamó ProTech y decidió fabricarla. Pidió prestados varios cientos de miles de dólares y puso el proyecto en marcha, pero las dificultades acababan de empezar. No sabía cómo venderlas ni cómo cubrir los costes de publicidad, entre otras cosas. Al final, decidió mostrar el producto en una feria comercial en Orlando, Florida, en un pequeño stand para ahorrar costes. “En esos primeros años de INNODESIGN, me avergonzaba de supervisar las ventas en nuestro puesto junto con otras personas también inexpertas. Un día, conocí a alguien que me rescató. Era William Sauey, presidente de Flambeau, una gran empresa estadounidense de productos plásticos”, recuerda. “‘Pareces ser un joven diseñador muy creativo. ¿Por qué no te concentras en esa labor y me dejas a mí la producción y las ventas’, sugirió. Al día siguiente, firmamos un contrato que le permifía hacerse cargo de la produccìón y venta. INNODESIGN recibía el 8 por ciento.” Gracias a ello, su pequeña empresa fue capaz de trasladarse a su propio edificio en Palo Alto unos años después. ProTech también le supuso su primer premio IDEA.


Ejemplos de populares diseños industriales vanguardistas de Kim: un barco de cruceros, una nevera, un reproductor de MP3, un coche eléctrico y una bolsa de golf.

“No lo hubiera pasado tan mal si no hubiera intentado cosas nuevas. No tendría que haber pedido préstamos, dormir en un pequeño coche de alquiler junto a la autopista para ir a la fábrica o sufrir la vergüenza de sentarme en una pequeña caseta en una feria comercial. Pero es importante recordar que ‘quien algo quiere, algo le cuesta’. La única manera de superar las dificultades es dedicarse por completo a lo que se está haciendo. Hay mucho de verdad en el viejo dicho de que “la sinceridad conmueve al Cielo”, nos dijo. Desde estos difíciles inicios, INNODESIGN se ha convertido en una de las empresas de referencia para las firmas nacionales, con productos como la cocina a gas Lobster, de Tong Yang Magic, el reproductor ya citado iriver, la polvera de tapa deslizante de La Neige, la nevera DIOS, de LG, y el teléfono Anycall, de Samsung. Recientemente, ha asesorado a CT&T, una empresa coreana especializada en vehículos electrónicos, para la que ha realizado proyectos para uno pequeño biplaza y otro deportivo. También está a cargo de la fábrica de esta misma empresa en Hawái. Uno de los intereses principales de Kim en la actualidad es potenciar la “marca” Corea. Está preocupado sobre la relativa debilidad de la imagen del país en el exterior, que se ve principalmente como una nación dividida a pesar de su remarcable crecimiento económico durante las últimas décadas. Es por ello que ha iniciado el proyecto T-line, una colección inspirada en el símbolo de taegeuk (el yin-yang) en la bandera nacional. El resul-

tado son productos culturales con ese símbolo, creados en colaboración con la Fundación Cultural del Museo Nacional.

Una estrategia visionaria Leonardo da Vinci y el rey Sejong, Steve Jobs y James Cameron: son los visionarios del pasado y del presente que Kim cree que han cambiado el mundo. Durante algún tiempo ya, en sus entrevistas y conferencias, Kim ha definido a un visionario como un modelo que seguir para los líderes futuros, una persona creativa que reconoce el valor futuro en el presente por medio de su imaginación. Los iluminados del presente son creadores de tendencias en esta época del diseño que van más allá de la era de la información. La filosofía de Kim está más desarrollada en sus libros: Innovators Are the Creators of Trends (los innovadores son los creadores de tendencias) y Visionaries Control the Future (los visionarios controlan el futuro), ambos publicados en 2005. Estas obras presentan sus métodos de adiestramiento en cuanto a la creatividad y la sensibilidad. A la cuestión de cuál de sus diseños es el mejor, su respuesta siempre es la misma: “Todavía no lo he hecho”. Esta consideración nace de su “corazón hambriento”, de su insatisfacción y de su constante deseo de superación. Su anhelo de reconocimiento de sus nuevas creaciones inspira su búsqueda de nuevas ideas. El mejor diseño de Kim siempre es una obra en marcha y esto es lo que hace que los consumidores esperen su próxima creación. Primavera 2011 | Koreana 63


OBRAS MAESTRAS

El viaje en sueños de un príncipe de Joseon a la tierra de los melocotoneros El príncipe Anpyeong, líder cultural durante la época del rey Sejong, fue un calígrafo excepcional, ávido coleccionista de cuadros y obras de caligrafía chinas, patrón de las artes y un individuo de mentalidad abierta que no hacía distinciones de clase social. Estuvo rodeado por hombres de talento de todos los ámbitos y orígenes. Una noche en 1447, soñó con un viaje al paraíso de los melocotoneros, inspiración de una de las mayores obras maestras de la pintura coreana. Ahn Hwi-joon Profesor emérito de Historia del Arte de la Universidad Nacional de Seúl

64 Koreana | Primavera 2011


L

a noche del vigésimo día del cuarto mes de 1447, el príncipe Anpyeong, o Yi Yong (1418-1453), tercer hijo del rey Sejong (r. 1418-1450), de la Dinastía Joseon, se durmió profundamente y tuvo un maravilloso sueño, en el que llegaba al pie de una montaña acompañado por su íntimo amigo Bak Paengnyeon (1417-1456), donde vio un exquisito paisaje de acantilados rocosos, melocotoneros y un sendero entre el bosque. Al acabarse la floresta, el sendero continuaba en varias direcciones. Mientras el príncipe dudaba cuál tomar, vio a un harapiento, que le mostró el camino al melocotonar. Los dos amigos pasaron por un paisaje de escarpados acantilados, densas arboledas y un sinuoso arroyo. El melocotonar se extiendía por una larga planicie que parecía de varios kilómetros, rodeada por un muro montañoso culminado por nubes y niebla. Habia muchos árboles en flor, bosques de bambú y algunas cabañas con techos de paja. La escena es adorable pero desoladora, como una aldea de los inmortales. Esta es una breve descripción del sueño del príncipe. En cuanto se despertó, llamó a An Gyeon, uno de los principales artistas de su tiempo y, tras describírselo, le pidió que lo pintara.

An completó su obra maestra en sólo tres días: Mongyu dowon do (viaje en sueños a la tierra de los melocotoneros), según el colofón del cuadro. Los cuatro elementos esenciales de esta pintura son el melocotonar, el príncipe, An Gyeon y la propia obra de arte. El primero representa el fundamento ideológico. El segundo, la persona cuya visión inspiró sus imágenes, reflejos de su complejidad cultural. El tercero, el pintor y creador, expresa su naturaleza artística. El cuadro en sí presenta un estilo singular que ocupa un lugar preponderante en la historia del arte nacional.

Fundamento ideológico Es natural sentir curiosidad sobre el motivo del melocotonar que soñó Anpyeong, tanto desde el punto ideológico como de inspiración. Claramente, la imagen de un huerto de estos árboles

Mongyu dowon do (viaje en sueños a la tierra de los melocotoneros), An Gyeon, 1447, Dinastía Joseon; tinta china y color sobre seda. 38,6 x 106,2 cm. Biblioteca Central de la Universidad de Tenri, prefectura de Nara, Japón.

Primavera 2011 | Koreana 65


El remoto y encantador melocotonar al final del “viaje en sueños” parece representar la utopía tal y como la entendía un príncipe de Joseon, inmerso en tumultos políticos.

en flor se halla también en prosa, Taohua yuan ji (primavera de la flor del melocotonero), del antiguo poeta chino Tao Yuanming (365-427), también conocido como Tao Qian. El escenario fantástico de esos árboles en flor, las montañas agrestes que los separan del mundo exterior, las cabañas rodeadas de bambú y, principalmente, el bote a la deriva llevando al pescador que descubrió el huerto, son claves que apuntan a la influencia de este escritor. La diferencia es que los agricultores, gallinas y perros mencionados en la obra escrita no aparecen en el sueño ni en el cuadro. El aparente impacto de ese poema en el príncipe y el artista es importante. Es relevante a la luz de los esfuerzos por suprimir el budismo y fomentar el confucianismo, presente desde los orígenes de la fundación de la Dinastía Joseon. Esto sugiere que mientras el régimen quería ser una nación de firmes convicciones, tras la adopción del neoconfucianismo como la ideología prevalente y moral de la sociedad, había una influencia taoísta más liberal. En otras palabras, el pueblo mantenía un conjunto dualista de valores, y es en este contexto en el que las pinturas de paisajes como la citada tenían aceptación en una sociedad tan confuciana. En la inscripción del cuadro, el príncipe se pregunta a sí mismo: “Soy alguien que se dedica día y noche a los asuntos de estado. ¿Cómo es que he ido a las montañas y bosques de mis sueños?”. Su soliloquio continúa: “Debo tener esas esperanzas, ser amante del aislamiento en la naturaleza”. Todo esto revela dicho sistema ideológico dualista. Para el príncipe, apesadumbrado por la complejidad de los asuntos de la corte según los principios confucianos, soñar con un mundo taoísta, representado 66 Koreana | Primavera 2011

por el melocotonar, es una clara manifestación de dicha dualidad. Es muy probable que considerara este huerto un tipo de utopía, un lugar sin preocupaciones ni restricciones, lejos del conflicto político que tenía con su hermano, el príncipe Suyang. La profunda influencia espiritual de esta obra revela la tendencia clasicista que caracterizó el reinado de Sejong. Puede atribuirse a las tendencias literarias de la época, caracterizada por la investigación tanto de los ocho maestros de las dinastías Song y Tang como de la literatura, la caligrafía y sistemas de periodos anteriores de China.

El príncipe Anpyeong, el creador Anpyeong, líder cultural durante la época del rey Sejong, fue un calígrafo excepcional, ávido coleccionista de cuadros y obras de caligrafía chinas, patrón de las artes y un individuo de mentalidad abierta que no hacía distinciones de clase social. Fue el líder de una tendencia política enfrentada a la de su hermano, Suyang. Estuvo rodeado por hombres de talento de todos los ámbitos y orígenes, incluyendo a eruditos del Salón de los Ilustres (Jiphyeonjeon), como Seong Sam-mun, Bak Paeng-nyeon y Shin Suk-ju, funcionarios de alto rango, como Kim Jong-seo y Jeong In-ji, y artistas de la talla de An Gyeon, que a menudo participaron en las actividades culturales del príncipe. Las poesías manuscritas de 21 escritores en esta pintura es testimonio de ello. Cinco años antes de que se creara este cuadro, en 1442, hubo otro ejemplo de colaboración cultural similar. Anpyeong consiguió una copia de Poemas de las ocho vistas de los ríos Xiao y Xiang , del emperador Ningzong, de Song del Sur. Encargó a An un cuadro de esas ocho perspectivas y a los hombres de letras más famosos del momento que escribieran poemas de alabanza. Estos dos casos indican cómo el príncipe estaba tras la creación de una obra monumental que combinaba pintura, poesía y caligrafía, considerada la obra maestra más importante de su época. Sin su participación, el proyecto nunca se hubiera realizado. De hecho, no existe otro semejante.


El melocotonar se extendía por una larga planicie que parecía de varios kilómetros, rodeada por un muro montañoso culminado por nubes y niebla. Había muchos árboles en flor, bosques de bambú y algunas cabañas con techos de paja. La escena es adorable pero desoladora, como una aldea de los inmortales.

An Gyeon, el pintor Mongyu dowon do es el cuadro de mayor valor artístico de los de esa temática en Asia. Fue posible por la calidad de An Gyeon, el pintor. Varios factores contribuyeron a su evolución como creador: un talento y creatividad extraordinarios, su dedicación al arte y al estudio de las grandes obras y su continua interacción con aquellos que en su época tenían buen ojo crítico. A este respecto, un notable tributo a An fue expresado por Shin Suk-ju (1417-1475) en el documento sobre pintura de su libro Bahanjae jip (colección de Shin Suk-ju), del que forma parte el siguiente párrafo: “Hay un artista famoso en la corte llamado An Gyeon. Es muy inteligente y con gran cultura. Ha estudiado profundamente la pintura antigua y ha descubierto sus claves combinando los mejores aspectos y hallando equilibrio. No hay nada que no pueda pintar pero sus paisajes son particularmente excepcionales. Ni siquiera en el pasado hubo quien se le pudiera comparar. Forma parte del entorno de Bihaedang [Anpyeong] y sus obras son las más numerosas entre las de la colección privada del príncipe”. De este texto de 1445 podemos extraer varias enseñanzas sobre el pintor. Sobre su formación, se mencionan los siguientes puntos: primero, es muy inteligente y con gran cultura. Segundo, ha creado su propio estilo estudiando la pintura antigua, combinando los mejores aspectos y hallando un equilibrio. Tercero, en 1445, era miembro del círculo cercano del príncipe y no tenía igual entre los artistas de su género. Anpyeong tenía ya en ese año 30 obras de An, entre las que había pinturas a tinta china de bambú, flores del ciruelo, grandes pinos y gansos entre los juncales, aparte de paisajes. En los poemas asociados con el cuadro que aquí nos ocupa de los poetas contemporáneos y escritores posteriores, An es considerado el mejor artista de su tiempo y se le compara con Gu Kaizhi, uno de los tres maestros de las Seis Dinastías de China, y con Wu Daozi y Wang Wei, los tres autores más destacados de la Dinastía Tang. Tales elogios habrían desempeñado un papel importante en su influencia en las expresiones creativas de principios de Joseon (1392-1550 aprox.) y Joseon medio (aprox. 1550-

1700), aparte de en las obras a tinta y aguadas del periodo nipón de Muromachi.

Estilo singular Este cuadro, el único de An Gyeon que existe en la actualidad, presenta varias características distintivas. Primero, la historia se desarrolla a lo largo de una diagonal imaginaria con inicio en la esquina inferior izquierda. Esta orientación, en sentido contrario a la normal en la pintura asiática (desde la esquina superior derecha hasta la inferior izquierda) no es ortodoxa y no tiene precedentes. La grandeza de la obra cobra vida con esta panorámica nueva. La composición presenta cuatro grupos distinguibles de sierras desde la izquierda a la derecha: montañas bajas del mundo real, crestas a la entrada del melocotonar, otros picos justo dentro de la entrada y otros más en el huerto. Aunque parecen separadas, forman un conjunto visual. El sendero, que comienza en la esquina inferior izquierda, sirve para unir los distintos elementos composicionales según va por el segundo y tercer grupo de elevaciones. A diferencia del primero, claramente terrenal, los del huerto están formados por peñascos agudos y pertenecen al mundo onírico. Las sierras se ven desde tres perspectivas, según tres puntos de fuga: alta, cuando se ven desde arriba, plana, cuando las de más allá se ven de cerca, y profunda cuando las del fondo se ven desde delante. Aunque el melocotonar está rodeado por alturas (cuarto grupo), parece ser una gran planicie. Este efecto se consigue al pintarlo en una ladera y ajustar la altura de los montes para el panorama visual. Aunque la influencia de Guo Xi, maestro pintor de la Dinastía Song, es evidente, la pincelada es singular y original de An. Mongyu dowon do es un logro monumental que engloba la pintura de An Gyeon, la caligrafía del príncipe Anpyeong y la poesía de 21 escritores de primera línea. Tiene una importancia cultural inmensa, lo que lo convierte en el tesoro artístico más importante de la época del rey Sejong.

Primavera 2011 | Koreana 67


EN EL CAMINO

Onyang

Lugar de descanso de la realeza y destino de luna de miel

Onyang fue uno de los destinos de luna de miel favoritos del país hasta los años 70. Ahora, es un lugar preferido de los seulenses ya que el tren de cercanías ha reducido el tiempo de viaje a menos de una hora. Esta pintoresca área rural, famosa por sus balnearios y su mercado tradicional, es el lugar de nacimiento del almirante Yi Sun-sin, el legendario líder militar reverenciado en todo el país por su victoria ante los poderosos invasores japoneses (1592-1598). Kim Ha Ensayista | Ahn Hong-beom Fotógrafo

Spring 2011 2010 68 Koreana | Winter


L

os ideogramas chinos de “Onyang” denotan calidez. Hace dos mil años, este lugar se llamaba Tangjeong, que significa “manantial hirviente”. Forma parte de la ciudad de Asan, provincia de Chungcheongnam-do, en el centro oeste de Corea, y es una de las zonas de balnearios más famosas del país. Es reconocida por ello desde hace mucho: hay documentos que afirman que un rey vino aquí hace 568 años. Por lo general, un monarca no salía de palacio para tres o cuatro días de viaje, excepto por tumultos políticos o invasiones. El primer soberano que lo hizo fue Sejong, de la Dinastía Joseon, el más admirado de todos por sus grandes logros. El motivo de este periplo fue tratarse una enfermedad ocular. Salió acompañado de sus concubinas y varios vasallos. Después, el área se convirtió en lugar de reposo para la realeza. Ahí permanecían durante un mes para disfrutar y descansar lejos de la capital en un palacio conocido como Ongung (“palacio cálido”), del que sólo quedan referencias escritas.

Resurgimiento como balneario histórico La transformación de Onyang en destino turístico moderno se inició en los alrededores de dicho palacio a finales de la década de 1920 y fue el preferido para las lunas de miel hasta los años 70. Pero su popularidad disminuyó por el aumento de accesibilidad a otros lugares, en avión, por ejemplo, y por el desarrollo de otras zonas.

La bella bahía de Asan durante la bajamar, con la calidez del brillo del atardecer. Winter Spring 2010 2011 | Koreana 69


1

1, 2 El vivo ambiente de un balneario de Onyang. Muchos ofrecen baños al aire libre.

3 Hyeonchungsa, el santuario conmemorativo al almirante Yi, figura militar de gran relevancia, nativo de Onyang.

2

Ya en los años 2000, esta área “cálida” comenzó a atraer de nuevo a turistas por la llegada del tren de cercanías desde la capital, con sus 10 millones de habitantes. El viaje dura una hora. También ha contribuido a ello la política de bienestar social, con transporte gratuito para los mayores de 65 años. Los que estuvieron en este lugar en su luna de miel regresan para revivir los recuerdos. Los jóvenes también han hallado atractivo. Es ahora lugar de peregrinaje para los ancianos en busca de tiempos pasados y destino de un día para los jóvenes y sus familias. Las aguas termales, con una temperatura entre 44 y 57 grados centígrados, ligeramente alcalinas, son beneficiosas para 70 Koreana | Primavera 2011

la piel, las neuralgias, los problemas estomacales, la anemia, la arterioesclerosis y varias enfermedades propias de la mujer. En las calles cercanas a la estación de tren hay más de 10 balnearios. Los visitantes también pueden sumergirse en aguas termales en la mayoría de los hoteles, grandes o pequeños. Aunque hay instalaciones separadas para varones y mujeres, se permite el baño desnudo. Los usuarios gozan así de una experiencia singular de parte de la cultura del país. Una noche en un jjimjilbang, un baño público abierto 24 horas con sauna y otras instalaciones para el descanso, es relajante y es algo posible sólo, tal vez, en Corea. Muchos turistas chinos y japo-


En las calles cercanas a la estación de tren de Onyang hay más de 10 balnearios. Los visitantes también pueden sumergirse en aguas termales en la mayoría de los hoteles. Se permite bañarse desnudo; por ello, la gente goza de una experiencia singular de parte de la cultura del país.

neses son adeptos a esta forma de relax. A quince kilómetros al oeste de Onyang está el balneario de Dogo. A la misma distancia hacia el sureste hallamos el de Asan. El agua del primero contiene gran cantidad de sulfuros, mientras que la del segundo es suavemente alcalina. Aparte de estas termas, hallamos también varias instalaciones recreativas, como piscinas y atracciones. Asan, en particular, puede acomodar a 1.500 personas.

El lugar de nacimiento del almirante Yi Sun-sin En la plaza de Gwanghwamun, en el centro de Seúl, hay una majestuosa estatua de este almirante en la avenida central que lleva al palacio de Gyeongbokgung. Es uno de los personajes históricos más admirados. Es mundialmente famoso por sus brillantes estrategias navales. La invasión nipona de 1592 y los siete años de guerra que siguieron hicieron que “el país de la calma matutina” entrara en

crisis. Yi salvó a la nación en un momento muy delicado. Demostró coraje y astucia, aunque es más recordado como un hombre que amó profundamente su país. Por ello, se le conoce como seongung, “héroe sagrado”. Este militar nació y creció en Onyang. A unos cuatro kilómetros hacia el oeste de las calles de los balnearios está Hyeonchungsa, su santuario, construido en 1706 en el hogar donde nació y vivió hasta que fue llamado a servir como oficial de bajo rango tras pasar las oposiciones correspondientes. Mucho después, en 1967, este lugar se amplió y a su alrededor se plantó un pinar, por lo que se hizo más grandioso. Park Chung-hee, el general que gobernó el país tras un golpe de estado en 1961, lo amplió y lo dotó de más instalaciones. Desde entonces, es un lugar especial para el pueblo coreano. Hyeonchungsa significa “santuario de la lealtad excepcional”. Este lugar está compuesto por la casa donde nació, un museo y otros edificios conmemorativos, aparte de las tumbas de su

Primavera 2011 | Koreana 71

3


1 Maengssi Haengdan, la residencia familiar de Maeng Sa-seong, famoso erudito de principios de la Dinastía Joseon, y dos ginkgos de 600 años. 2 El Jardín Botánico de Asan tiene unas 5.000 especies de todo el mundo. Aquí se pueden ver flores durante todo el año..

3 Una casa tradicional del siglo XVII, reconstruida por el erudito de Joseon Geonjae en el pueblo de Oeamli, Asan. Aquí puede respirarse la forma de vida de una aldea de 500 años.

vivo! ¡Pero ha sido al revés! ¿Te envidiaba el cielo por tu talento y juventud y por eso te llevó? ¡Es insoportable, hijo! ¿Dónde te has ido abandonándome?”.

Otros personajes históricos

1

tercer hijo y sus descendientes, aunque su propia sepultura está en el monte Eora, en el distrito de Eumbong. El museo alberga documentos relacionados con el almirante y algunos accesorios y armas. Los visitantes a menudo adoptan un aire solemne cuando ven su diario de guerra, Nanjung Ilgi. Este libro, escrito en ideogramas chinos, es conocido de todos los coreanos, que han leído versiones traducidas desde su infancia. Muestra claramente por qué es tan respetado y querido. Las entradas diarias, que abarcan siete años, comienzan un mes tras el estallido de la guerra y terminan un mes antes de su muerte. Detallan el curso y resultado de las numerosas batallas en que participó. Además, ofrece claves sobre sus estrategias, la vida en el campamento y los honores y castigos a sus hombres, su agonía por el sufrimiento del pueblo durante el conflicto y sus honestas opiniones sobre la política del Gobierno. Estos textos revelan que Yi era un líder militar extraordinariamente disciplinado y muy ingenioso. Pero eso no es todo. Vemos también a un ser humilde que extraña a su madre y se preocupa de su esposa e hijos. Tras saber que su primogénito había muerto en combate a la edad de 23 años, escribió honestamente todo su sufrimiento: “¡Yo debería haber muerto y tú tendrías que estar 72 Koreana | Primavera 2011

Los residentes de Onyang se sienten orgullosos del almirante, nativo de aquí, y de tener su santuario. Hay también otras figuras históricas que enorgullecen el lugar, aunque no con la intensidad del militar, como Maeng Sa-seong y Yi Ji-ham. El primero vivió desde finales del siglo XIV hasta principios del XV. Había sido funcionario de alto rango de la Dinastía de Goryeo antes de desempeñar cargos de responsabilidad en el Gobierno de Joseon, como consejero de Estado, uno de los tres puestos administrativos de más categoría. Editó y publicó el índice Paldo Jiriji (geografía de las ocho provincias). Sus contribuciones a la cultura de principios de la Dinastía, como hombre de letras y músico, incluyeron la recopilación de melodías folclóricas del país y la creación de distintos instrumentos. La antigua residencia familiar de Onyang, conocida como Maengssi Haengdan (“el hogar de los Maeng con ginkgos”), se ha conservado y se mantiene en buenas condiciones. Es una de las casas ancestrales más antiguas del país. Tiene un sendero a lo largo de los muros de piedra que la rodean, típico de estas construcciones en la antigüedad. Aquí vivió vantes el general Choe Yeong, militar admirado de finales de Goryeo, que reconoció tempranamente el talento del joven Maeng, vecino suyo, le permitió que se casara con una nieta y le entregó su vivienda familiar. Yi Ji-ham, un erudito del siglo XVI, era un afamado practicante del arte de la adivinación, de la medicina, la matemática, la astronomía y la geografía. Tenía una mentalidad progresista y adelantada para su época, ya que enfatizó el papel complementario de la agricultura y los negocios e insistió en el desarrollo de las minas y el comercio exterior. Nació en el pueblo vecino de Boryeong, pero el magistrado de Onyang era corrupto y no tenía la acceptación de la gente, así que le encargaron a él el gobierno de la zona en 1578. Abrió una ofici-


2

na para atender a los indigentes del área, ayudó a los ancianos y los débiles a sobrevivir y mejoró la calidad de vida de los residentes. Todo quedó grabado en el corazón de los habitantes. Sin embargo, los habitantes actuales de Onyang, como la mayoría de los coreanos, le consideran simplemente el autor de Tojeong Bigyeol (los secretos del maestro Tojeong). Este nombre propio era su pseudónimo. Durante siglos ha sido costumbre popular en Año Nuevo consultar ese texto para conocer la suerte durante ese año. Probablemente, Yi no lo escribió, sino que se lo

atribuyeron por su reputación.

Campos y montañas suaves Onyang es famoso por la suavidad de su entorno. Los amplios campos y las pequeñas colinas se combinan para crear un bello escenario. El monte de Yeongin es el más apreciado por los vecinos. La cima de esta elevación, de 364 metros, está rodeada por el muro de una antigua fortaleza, del siglo III-IV, construida durante la Dinastía de Baekje como defensa. Desde aquí, pode-

Primavera 2011 | Koreana 73

3


1

74 Koreana | Primavera 2011

2


3 1 Un muro de piedra en el pueblo de Oeamli tras una nevada. 2 En el Museo Folclórico de Onyang podemos aprender sobre la forma de vida, las costumbres y las creencias tradicionales de Corea.

3 En este mercado tradicional, que abre cada cinco días, una anciana con varios sacos de cereales espera clientes.

mos ver el mar del Oeste (mar Amarillo), por lo que el paisaje es espectacular al atardecer, además del río Sapgyo, que fluye por las vastas llanuras hasta la bahía de Asan, donde desemboca. Gwangdeok, con 699 m, es la montaña más alta del área. Para los alpinistas que puedan conquistar el Everest no ofrecerá muchos desafíos, pero tiene senderos lo suficientemente elevados para no ser fáciles, aparte de numerosos valles ocultos. Junto a sus bosques y arroyos, según la leyenda, la colina llora siempre que el país se enfrenta a una gran crisis, como una invasión. La corriente que surge en el valle septentrional del pico de Guksa, no lejos de esta montaña, fluye hacia el oeste por medio de las llanuras de Onyang, donde se une a otras hasta convertirse en el río Gokgyo, que discurre por la zona y luego se une al Sapgyo en el pueblo vecino. Esta vía fluvial es tranquila durante sus 50 Km de recorrido. Hay abundantes peces, como carpas, y aves, como patos y garzas.

Restos de un estilo de vida antiguo Delante de la estación de tren de Onyang, hay un mercado tradicional. Originalmente, se abrió para proveer de productos al palacio, pero luego se convirtió en un lugar público. Hoy, está formado por edificios modernos, pero los alimentos e ingredientes medicinales que hallamos no se diferencian mucho de los de antaño. Junto a esta plaza permanente hay otra temporal, que se

instala cada cinco días desde el cuatro de cada mes, donde los restos del pasado son más evidentes. Para los forasteros, estos lugares, típicos de los pequeños pueblos de todo del país, ofrecen una oportunidad para observar lo que queda de un estilo de vida que se va perdiendo pasado. Podemos hallar muchas aldeas de clan en todo el país, donde las familias con el mismo apellido formaban comunidades. Oeamli, al pie del monte de Seolhwa, cerca de Onyang, es una de ellas. Los Yi de Yean se asentaron aquí hace cinco siglos y sus descendientes todavía representan la mayoría. Las viejas casas rodeadas por muros de piedra cubiertos de musgo, los postes jangseung, que vigilan la entrada de la población, los tejados de paja, los molinos movidos por bueyes y por la fuerza del agua… Todos son elementos folclóricos que evocan tiempos pasados. Las construcciones con tejas de la nobleza añaden cierto refinamiento al ambiente. Para los visitantes interesados en la forma de vida de la Corea de antes, el Museo Folclórico dispone de gran cantidad de información en su colección de objetos tradicionales. Sus cinco galerías contienen más de 20.000 piezas que nos devuelven a la vida local pasada, sus costumbres, creencias, formas de vida, artesanías y arte en general. Los fines de semana podemos ver una boda tradicional. Al igual que en estos acontecimientos, esta área ofrece felicidad y calidez para el cuerpo y la mente de los visitantes. Primavera 2011 | Koreana 75


GASTRONOMÍA

76 Koreana | Primavera 2011


Pyeonyuk

Tiras de carne de vaca El pyeonyuk , un plato de carne, es sabroso y saludable. Las finas tiras colocadas en una bandeja son una oferta atractiva para los invitados a una recepción o una fiesta. Es perfecto servido con una vinagreta de salsa de soja o kimchi . Puede también prepararse en emparedados. Lee Jong-im Directora del Centro de Investigación de la Gastronomía Coreana Ahn Hong-beom Fotógrafo

E

l pyeonyuk es un plato típico de tiras finas de carne que se ha cocido hasta que se ablanda. Es uno de los ejemplos de la forma singular en que se prepara este alimento en Corea. Como se hierve el trozo entero y se corta cuando se sirve, a menudo se describe como la versión oriental del rosbif. Hay, no obstante, una diferencia notable: este se asa al horno, pero el primero se cuece en agua.

Carnes: de lo mejor a lo exótico El pyeonyuk puede hacerse con vaca o cerdo. Con la primera, se suele elegir pecho. En el caso del segundo, panceta o papada. Puede tener un sabor suave y ser más tierno si se hace con la carne de pecho con más tocino, debido al veteado de grasa. Otros cortes que pueden usarse son la pierna, asaduras como pulmón y mollejas, cabeza, lengua y criadillas. Se cuece un buen pedazo de carne de vaca y se envuelve en un paño de cáñamo. Se le pone un peso encima para convertirlo en una pieza rectangular. Se corta en tiras con un cuchillo afilado y se sirve con una vinagreta de salsa de soja o con salsa picante de camarones y otros condimentos. En la actualidad, los restaurantes en Corea sirven este plato acompañado de geotjeori (kimchi recién hecho) o mumallaengi (rábano seco aderezado) con bastante pimentón picante, y aekjeot (salsa de pescado). Envuelto en hojas de kimchi totalmente fermentado también es un manjar. El pyeonyuk es esencial en las cenas durante la temporada del gimjang, una de las más importantes del año, a finales de otoño o principios de invierno, cuando se elaboran grandes cantidades de kimchi para preservarlo

Pyeonyuk con verduras y una vinagreta de salsa de soja. Una rebanada de esta carne es un manjar envuelto en lechuga. Primavera 2011 | Koreana 77


1

durante el largo invierno. Muchas familias cuecen un gran pedazo de carne para comerlo por la noche con las hojas de col china recién preparadas. Las tiras de carne son deliciosas con saengchae muchim (ensalada de verduras frescas aderezada con pimentón picante, vinagre, sal y azúcar) y kimchi . Al final del texto aparece la receta de un plato de acompañamiento novedoso: ensalada de ginseng fresco con aderezo de miel, llamad o susam kkulchae. Si prefiere algo menos complicado, el pyeonyuk no necesita más que una vinagreta de salsa de soja,

vinagre y piñones molidos en la que mojarlo. Para potenciar el sabor, sírvase con hojas de lechuga o de perilla como envoltorio de la carne.

Cocción En la actualidad, el pyeonyuk es uno de los platos elegidos por aquellos más preocupados por la salud sobre aquellos fritos, salteados o asados. Las finas tiras colocadas en una bandeja son una oferta atractiva para los invitados a una recepción o una fiesta. Es también una adición bienvenida a cualquier celebra-

Se cuece un buen pedazo de carne de vaca y se envuelve en un paño de cáñamo. Se le pone un peso encima para convertirlo en una pieza rectangular. Se corta en tiras con un cuchillo afilado y se sirve con una vinagreta de salsa de soja o con salsa picante de camarones y otros condimentos.

2

78 Koreana | Primavera 2011

3

4


1 Pyeonyuk y susam kkulchae cuidadosamente colocados en un plato para ser servidos con salsa de mostaza.

Pyeonyuk

2 Se cuece una pieza de carne de vaca y se cubre con un paño de cáñamo. Se pone un peso para darle forma.

3 Cortar la carne en rebanadas finas. 4 Mezclar con piñones, castañas y ginseng en juliana y añadir miel a la mezcla para preparar el susam kkulchae.

Ingredientes • 600 gramos de carne de pecho de vaca, 6 dientes de ajo, 1 cebolleta (unos 80 g), ½ cebolla (unos 60 g), 20 g de jengibre picado, 10 granos de pimienta negra, 10 vasos de agua. • (ensalada de ginseng fresco y aliño de miel) 1 raíz de ginseng fresco, 10 azufaifas, 5 castañas, 2 cucharadas de miel, 2 cucharadas de piñones.

ción en la que cada invitado lleve un plato. Debe tenerse cuidado, sin embargo, con el momento en que cortar la carne, siempre justo antes de servirla para mantenerla tierna. Para potenciar su sabor, déjese que la pieza repose en su líquido y póngale peso antes de cortarla para darle forma rectangular. Las recetas caseras varían de familia a familia y de cocinero a cocinero. Hay innumerables ingredientes “secretos” que se añaden al agua para reducir el olor a carne y añadir sabor: una cucharada de doenjang (pasta de soja fermentada), un chorro de soju (aguardiente), vino o sake, granos de pimienta entera, un pellizco de café molido, etc. Hay tantas técnicas como chefs, pero para hervir la carne adecuadamente, es mejor pincharla para determinar su cocción. Está bien cuando el caldo que suelta es claro y no hay trazas de sangre. Para darle más sabor puede añadirse un pellizco de sal al agua hirviendo y permitir que cueza un rato antes de añadir la carne, que absorberá esa sal. No la haga en exceso para que mantenga sus jugos naturales y sus nutrientes.

Versátil Este plato suele servirse como ingrediente en un cuenco de naengmyeon , fideos de alforfón en caldo de carne de vaca frío. La carne que se emplea para hacer la sopa se retira, se corta y se añade a los fideos. Algo similar ocurre durante la preparación del seolleongtang, sopa de hueso de buey, que se elabora tras una larga cocción a fuego lento de huesos, cartílagos y trozos de carne en una gran perola. También se retiran estos últimos y se cortn para incluirlos en el caldo lechoso. El pyeonyuk es tan versátil que puede emplearse para hacer rápidamente platos no tradicionales: por ejemplo, las tiras se cortan más gruesas de lo ordinario para ponerlas en emparedados.

• Salsa de mostaza 2 cucharadas de mostaza en polvo (combinadas con agua para hacer una pasta), 2 cucharadas de azúcar, 3 cucharadas de vinagre, ½ cucharadita de sal, 1 cucharada de piñones picados, 1 cucharadita de salsa de soja. • Vinagreta de salsa de soja 3 cucharadas de salsa de soja oscura, 3 cucharadas de vinagre, 2 cucharadas de agua, 1 cucharada de piñones picados. Preparación 1. Elimine el exceso de grasa de la pieza de carne e introdúzcala en agua fría durante una hora para extraer la sangre. 2. Ate el trozo de carne con cuerda de cocina (puede no hacerlo, pero ayudará a mantener la forma de la pieza y facilitará luego cortarla). 3. Corte la cebolleta y las cebollas en trozos gruesos, y el jengibre en rodajas finas. Pele el ajo pero déjelo entero. 4. En una cazuela tapada, hierva agua. Añada la carne y déjela hervir lentamente con las verduras durante unos 30 minutos. 5. Quite la espuma, añada sal y deje cocer a fuego lento con la cazuela tapada otros 40 o 50 minutos. 6. Cuando la carne esté hecha, sáquela. Envuélvala en un paño de cáñamo limpio y póngale un peso (como un ladrillo) durante varias horas para darle una forma rectangular. Córtela en tiras finas. 7. Lave cuidadosamente el ginseng con un cepillo y córtelo en tiras de 3 cm. Pele y corte en rodajas las castañas. 8. Limpie cuidadosamente las azufaifas y escúrralas. Córtelas en rodajas transversalmente. 9. Para el aderezo, mezcle el ginseng, las castañas, los piñones y añada la miel. 10. Combine la pasta de mostaza, el azúcar, el vinagre, los piñones, la salsa de soja y la Sal. 11. Coloque las tiras de carne y la ensalada de ginseng en una bandeja. Sirva con la salsa de mostaza. 12. Tome un trozo de pyeonyuk, póngale encima algo de ensalada y una pizca de salsa de mostaza. Enrolle la tira de carne, ¡y a disfrutar!

Primavera 2011 | Koreana 79


OPINIÓN DESDE LA LEJANÍA

Destino: Corea María P. Roca, Profesora de español. Liceo Internacional Xavier de Seul

Hace poco una amiga catalana me dijo: “¡Quién te iba a decir cuando eras estudiante que algún día vivirías y serías profesora en un país tan lejano!”. Sí, es cierto. Ni en el mejor de los sueños hubiera podido imaginar algo así. Pero es lo que llamamos destino el que se encarga a veces de decidir por nosotros. La primera vez que realmente tuve noción que existía Corea fue a los 16 años aproximedamente. Una tarde de domingo del mes de julio fui con mi familia a la “Feria Internacional de Muestras de Barcelona”, una especie de exposición sobre diferentes países, que venían a Barcelona para trabar comercio y darse a conocer mejor en España. Recuerdo que allí, entre los muchos pabellones que visitamos estaba el de Corea, un país que solo conocía por el nombre en la clase de geografía. Paseando por la caseta, un señor coreano se acercó a mí y me regaló una bolsa de un diseño original, que llevaba impresa la bandera de Corea. Me gustó el regalo y a veces me sirvió para llevar algo a la playa en las mañanas de verano. Al cabo de un tiempo, a los 24 años, apareció Corea otra vez en mi vida, esta vez en forma de un amigo que el destino me hizo conocer, no en mi ciudad, sino en Londres. Estuve estudiando inglés allí durante un verano. Con el tiempo, nuestras vidas se separaron, y así Corea volvió a desaparecer de mi vida. Pasados unos pocos años, al lado de mi casa apareció un día en los bajos de un edificio un letrero muy bonito de madera, con una caligrafía que me era familiar, pero no podía comprender lo que allá había escrito. Al cabo de unos días añadieron al rótulo unas letras en español que decían: Iglesia Presbiteriana Coreana. Y así, un día de Navidad, unos 12 años más tarde, decidí entrar en aquel lugar que siempre había tenido curiosidad de conocer, pero que no me atrevía. Por aquel entonces mi vida había tomado otros rumbos, y con el recuerdo de mi amigo del pasado, decidí cruzar aquel portal que siempre me había parecido misterioso. Por un tiempo, de vez en cuando, fui visitando aquel local que me transportaba a otro mundo tan diferente del mío. Me sentía como Alicia en el país de las maravillas. En la iglesia pude conocer a una amiga coreana, que, a través de su amiga española –casada con un coreano–, me animó a empezar una nueva vida en Corea. Al principio, me pareció la idea más descabellada del mundo. Me preguntaba: “¿Cómo podía yo sola empezar una nueva vida en un país tan alejado, de cultura y costumbres diferentes? ¿Dejar mi mundo, familia y amigos, toda una vida en mi país natal?”. “Era imposible”, pensaba. Pero al poco tiempo otra vez el destino me iba aproximando más y más a aquel país tan lejano del mío. Un día de otoño apareció por Barcelona una artista alemana del papel; sin conocerme, me llamó por teléfono, pues las dos formábamos parte de una asociación internacional del papel. Ella quería, –si es que yo disponía de tiempo–, que le mostrase mi ciudad y así charlar también sobre nuestro mundo artístico. Con mucho gusto acepté su invitación. Actualmente es una buena amiga. A veces nos vemos en el aeropuerto de Fránkfort. De este modo se aligera y se me hacen más agradables los trasbordos en mis viajes entre Corea y Barcelona. Mi amiga alemana era una mensajera del destino que me llevaba otra vez a Corea. Ella me informó que había un congreso del papel en Jeongju aquella primavera. Cuando le expliqué detalles sobre mi

80 Koreana | Primavera 2011


conexión con Corea, me decía: “Tienes que ir a conocer este país que te llama desde siempre”. Al final aterricé en mayo de 2004 en el aeropuerto de Incheon. Pensaba: “¡Oh! ¡Qué difícil será encontrar el autobús que me lleve desde Incheon a Jeongju!”, pero como por arte de magia sólo tuve que preguntarlo una sola vez y fácilmente localicé la parada. Me extrañó un poco tanta facilidad, pero con el tiempo, me di cuenta que todo es más fácil y rápido en Corea. Recuerdo que mi emoción era tan intensa que estaba maravillada con todo lo que veía y encontraba a mi paso. Tanto tiempo anhelando visitar este país tan amable y acogedor. Mi primera impresión fue que me sentía como una reina cuando llega de visita a un país lejano. El respeto, el protocolo, la seguridad y la amabilidad eran el pan de cada día. Al año siguiente también tuve la oportunidad de volver para realizar una exposición sobre mi obra en papel, inspirada en Corea, y finalmente al final, un año más tarde regresé para quedarme a vivir aquí definitivamente. Corea es mi segunda patria. ¿Y qué decir de mi vida actual? Pues que estoy encantada de poder enseñar el español a tantas chicas y chicos que se muestran entusiasmados por aprender un idioma tan diferente al suyo. Los estudiantes coreanos, en mi opinión, son los mejores alumnos que un profesor puede desear tener. Son obedientes y disciplinados, con dedicación plena a sus estudios. Mi experiencia actual como profesora en una escuela internacional con alumnos de edades comprendidas entre los 14 y 19 años, es muy enriquecedora. El contacto con chicos adolescentes puede ser a veces difícil. Son edades conflictivas, que generan un desgaste pero, por otro lado, ellos me aportan energía y alegría. Se produce un intercambio, pues siento que puedo serles de gran ayuda, ser alguien con quien pueden confiar sus problemas y emociones. Podría contar al respecto experiencias emotivas. Ser profesora de lengua favorece todavía más la comunicación; es muy valioso. En cuanto a mis alumnos estudiantes de universidad, poder darles clase es muy gratificante. Ponen tanto interés y atención que trabajar con ellos se puede decir que es “coser y cantar’’. Por su parte recibo mucho a cambio. Dar es la cosa más maravillosa que una persona puede hacer. Debido a mi cultura mediterránea me choca un poco lo desproporcionado de tanto estudio en los estudiantes coreanos de según qué sectores, Como en muchas ocasiones les faltan horas de sueño y descanso, creo que no es muy bueno para los jóvenes, porque en algunos casos les puede provocar decaimiento o incluso depresión. En España, lo tomamos todo con más calma. Pero puedo comprender la situación en que se encuentran. Corea tiene una gran densidad de población. Debido a ello hay una mayor competitividad. Eso hace que los esfuerzos tengan que ser más intensos. Tendría que encontrarse un equilibrio y que la competitividad no afectase tanto al individuo, conduciendo el conocimiento a la parte integral de desarrollo personal. La sociedad coreana avanza como un torbellino con una rapidez vertiginosa. Su dinamismo y vitalidad son un buen estímulo para las personas, y también para mí, que me encuentro plenamente adaptada a mi nuevo país. En más de una ocasión, algún coreano me ha dicho: “Tú en otra vida eras coreana”. Entonces pienso que quizás tengan razón. Cosas del destino.

Primavera 2011 | Koreana 81


VIDA

1

2


Bandas aficionadas de gente madura: Sueños juveniles hechos realidad Cada vez más gente de mediana edad, por nostalgia de su vida estudiantil en los años 80, forma bandas musicales para aliviar el estrés. Estas formaciones son cada vez más numerosas y más activas gracias a internet y al nuevo gusto por las actuaciones en directo. Park Eun-kyung Colaboradora | Ahn Hong-beom Fotógrafo

A

mediados de diciembre pasado, un bar con música en directo cerca de la Universidad de Hongik, meca de este tipo de establecimientos, organizó varias actuaciones de grupos aficionados. Los aproximadamente 50 asientos del local estaban abarrotados y la excitación y entusiasmo de los participantes, en medio del ambiente de final de año, alcanzó tal nivel que espantó el frío invernal.

Actuaciones conjuntas de fin de año

1 Un festival regular a finales del año pasado para bandas de aficionados organizado por internet.

2 Una banda amateur actúa en un restaurante.

Estas interpretaciones fueron parte de un acontecimiento anual organizado por la asociación de internet 7090 Amateur Bands, que consta de 11 grupos. Cho Young-min, un hombre de negocios de 47 años, es el presidente de esta organización, que ha cumplido siete años, y miembro de Jeongdeun. “No hacemos esto sólo para nosotros, sino para otras formaciones. Así, podemos conocernos y compartir nuestra pasión por la música”. En la reunión del año pasado, con formato de competición, participaron seis conjuntos, entre los que estaban Giant, Sunday Seoul, Dream y TripleA. Este último, cuyos miembros son relativamente jóvenes, ya que no llegan a los 35, ganó el primer premio con una actuación llena de glamour. Sunday Seoul, que toca blues y jazz, géneros difíciles para los aficionados, consiguió el segundo puesto por sus interpretaciones fieles y sólidas. Dream, compuesto por mayores de 55 años, mostró tanta pasión como los más jóvenes, lo cual le ayudó a lograr el tercer lugar. “Tocaba la batería en mi grupo del instituto. Pensaba que es un instrumento dinámico, fácil, pero no lo es”, dice Yoon Jung-won, un oficinista de 37 años, líder y baterista de Sunday Seoul, creado en 2009. “Me uní a ellos para eliminar el estrés y escapar de la rutina diaria”. Ya que esta formación está compuesta por diferentes profesionales –un profesor, un estudiante de doctorado, un empleado social, un trabajador de una multinacional y un hombre de negocios– tuvo dificultades para ajustarse al principio, pero al superar la tensión y hallar puntos en común surgió Primavera 2011 | Koreana 83


“Nuestro grupo se ha hecho famoso y nos invitan a tocar a las fiestas de fin de año de la Asociación de Odontólogos. Aunque estamos muy ocupados, actuar es divertido y nos da vitalidad. Me hace sentir bien porque ahora tenemos más armonía y también respondemos a la audiencia mejor que al principio”, nos cuenta el doctor Lee, el teclista de Xylitol.

1 Concurso para grupos de aficionados organizado por un periódico de economía.

2 Se estima que la cifra de conjuntos amateur en Corea está entre 2.000 y 3.000. También aumenta el número de locales para actuar.

un lazo especial entre todos. “A diferencia de los colegas del trabajo, nos unimos por nuestro interés común por la música. Por ello, compartimos algo único y nuestra amistad es muy especial”, nos contó Yoon. Choi Hyo-keel, de 47 años, productor de software de música, es el bajista de Jeongdeun. Ha tocado con un conjunto profesional famoso pero lo dejó cuando cambió de trabajo. Lo retomó por consejo de su esposa. “Debía sentir pena por mi estrés. Me aconsejó que volviera a la música para tener más energía”, nos cuenta. “No me sentía cómodo al principio con los aficionados”, recuerda. “Pero ahora toco como los demás. Es diferente de hacerlo profesionalmente. Todavía cada uno tiene su parte y ha de hacerlo bien, pero practicamos duro porque queremos y nos volvemos más responsables”. Choi es asesor de otras bandas similares y dice que es divertido ayudar a todos a mejorar sus interpretaciones.

La generación del “Concurso Universitario de Canto” La enorme popularidad de estas formaciones en los años 2000 se debe a la cultura de finales de los 70. En esa época, se acababan de poner en marcha para estudiantes de licenciatura el Concurso de Canto de Gangbyeon (Ribera) y el Universitario. Muchas bandas de finales de esa década del siglo pasado se crearon para participar en ellos. Hoy, los coreanos de mediana edad estudiaban en las facultades en los 70 y 80, y todos tienen recuerdos de esa época, a menudo embellecidos por anhelos sin cumplir. Comenzaron su andadura en la sociedad, hallaron empleo, 1 se casaron y trabajaron duro por sus familias. Para ello, enterraron su pasión por la música. Pasó el tiempo y se vieron en plena madurez. Algunos están reviviendo sus sueños de juventud al unirse a estos conjuntos de aficionados. Las canciones favoritas en los karaokes de los hombres de esta edad son “What Should I Do?”, de Sand&Pebbles, “Lying on the Sea”, de G Clef, y “Dialogues in Dream”, de Kim Beomyong y Han Myeong-hun, ganadores todos del Universitario. Los miembros principales de estos conjuntos de aficionados en todo el país tienen casi cincuenta años y forman una generación que se identifica con estos concursos y este tipo de agrupaciones. Algunos han tocado en bandas cuando estudiaban la licenciatura, pero la mayoría sólo lo hacían como hobby cuando eran jóvenes o practicaron el instrumento ya de adultos en su tiempo libre.

Grupos pioneros: Xylitol y Gapgeunse Los miembros de Xylitol, grupo con 10 años ya, tienen desde casi cuarenta hasta casi cincuenta. Todos son dentistas, a excepción de Kim Yeung-jun, alto ejecutivo y último en unirse a la formación. Lee Seung-taek, el teclista, tiene 47 y Park Gyu-tae, el guitarrista, 41. Ambos 84 Koreana | Primavera 2011


2

tocaban en Molars cuando eran estudiantes de la Universidad de Kyung Hee. Ki Se-ho, el bajista, de 47 años, era componente de Sarangni (“muela del juicio”) cuando estudiaba medicina en la Universidad de Dankook. El vocalista es Shin Yong-jun, de 46 años. En noviembre del año pasado tocaron junto a cuatro otros conjuntos formados por dentistas. “Nuestro grupo se ha hecho famoso y nos invitan a tocar a las fiestas de fin de año de la Asociación de Odontólogos. Aunque estamos muy ocupados, actuar es divertido y nos da vitalidad. Me hace sentir bien porque ahora tenemos más armonía y también respondemos a la audiencia mejor que al principio”, nos cuenta el doctor Lee, el teclista. Xylitol ha tocado para los indigentes de forma regular durante los últimos 9 años. Es algo que reconforta enormemente a sus componentes. Ki, que se ha encargado de su salud durante mucho tiempo, fue quien lo propuso. “Queríamos una banda para los más necesitados. La última vez que tocamos lo hicimos ante 250. ¡Es tan gratificante! Siempre nos agrada hacerlo”, nos dice este médico. Choi Hun, guitarrista de Waikiki Brothers, era asesor musical de Xylitol. Con sus 35 años de experiencia, conoció a Ki hace 10 y daba consejos a la formación hasta hace poco. En su tiempo libre, iba a su estudio para comprobar la armonía de la banda y ofrecer su opinión sobre cada uno de ellos o sobre las partes difíciles. Choi ya no realiza esa labor, pero todavía hace arreglos de piezas difíciles para otros y así facilitarles la interpretación. A veces, incluso actúa junto con Xylitol. “Quizá no sean profesionales, pero reconozco la pasión y el entusiasmo de los aficionados, algo que me estimula”, afirma Choi. “Además, al contrario de lo que ocurre en el mundo profesional, los amateur son muy heterogéneos. Cuando toco con ellos siento que vivo en el mundo real. Es gratificante, como guitarrista de carrera, ser capaz de ayudar a gente que Primavera 2011 | Koreana 85


adora la música y quiere tocar ya de mayor”. Una de las primeras agrupaciones de este tipo fue Gapgeunse, formada en 1998. Este nombre, una combinación de “banda” y la palabra que significa “impuesto sobre la renta de clase A”, despertó la curiosidad de los oficinistas. Según se iban haciendo famosos en los medios de comunicación, otros empezaron a formar conjuntos. En los años 2000, este proceso se disparó. Cada uno tenía su propia página en internet y se enlazaban mutuamente. Los clubes de seguidores crecieron rápidamente. Algunos constan de varios miles e incluso varias decenas de miles de fans.

Más actuaciones El número de formaciones musicales de aficionados en todo el país se estima entre 2.000 y 3.000. Tras el boom, surgieron también agencias especializadas en concursos y festivales para ellas. Recientemente, el número de estudios también se ha disparado. Cuestan unos 20.000 wones por hora y están siempre reservados después del horario de oficina, entre las 19:00 y las 23:00 horas. Al principio, estos grupos estaban formados por colegas, amigos o conocidos. Pero con el aumento de los clubes de internet, más gente se les une como respuesta a los anuncios que se hacen para nuevos miembros. Aparte de esto, como hay conjuntos por todo el país, son accesibles para los distintos festivales organizados por las autoridades locales durante todo el año. Además, más empresas los invitan para sus actividades publicitarias. No sólo son más accesibles por haber más, sino que están muy solicitados porque tocan lo que quiere escuchar la audiencia, compuesta en estas fiestas de todo tipo de personas: jóvenes y mayores, hombres y mujeres, casados y solteros… Existen unos 10 concursos en toda la nación para estas agrupaciones. Entre ellos, podemos destacar la Company Bands Festival, que se puso en marcha el año pasado. El coro Men Qualified –del popular programa televisivo del mismo nombre de la cadena KBS– ganó el tercer premio. Según Kim Neung-su, mánager de Ice Agency, que planificó el concurso, era el primero en que los candidatos tenían que interpretar sus propias composiciones. “Pusimos la condición de que los grupos tocaran sus propias creaciones con la esperanza de que más aficionados desarrollaran su propio estilo y técnica en vez de reproducir los de otros. Participaron 50 formaciones en la fase preliminar, no muchas si se compara con otras competiciones similares sin limitaciones sobre la música. Pero el hecho de que pudiéramos celebrarlo indica que las agrupaciones amateur han progresado”, enfatizó Kim. Está organizando ahora el Asian Company Bands Festival, abierto a todos los conjuntos de este continente. Esto es posible porque hay muchos también en otros países, como Japón y China. Según Kim, en el país del sol naciente hay más de 4.000, que pueden participar en los numerosos concursos y conciertos que se celebran. En China, este fenómeno acaba de aparecer. “Estamos negociando con agencias de estos dos países”, nos dijo. “En mayo próximo probablemente podremos organizar este primer Asian Company Bands Festival”. La creciente popularidad de estas formaciones puede ser un signo de la madurez de las tendencias culturales en la sociedad coreana. Gracias a ellas, aquellos que habían perdido su identidad en el proceso de mantener a sus familias han logrado recuperar su autoestima y volver a sentir entusiasmo. 86 Koreana | Primavera 2011

Para los músicos aficionados, una sala de ensayos ofrece una vía de escape de la rutina diaria.


Jornadas de Literatura Coreana

Chung Han-ah, joven escritora que todavía no ha cumplido los treinta, fue objeto de aclamación de los críticos por su novela Dal-eui bada (el mar de la luna). Como una estrella que se alza en el escenario literario de Corea, es uno de los pocos novelistas que escribe sobre la fuerza del optimismo. Su cuento “El sabor del mate” (“Mate-eui mat”), abre un nuevo horizonte en la narrativa con temática de la familia en la literatura coreana.

Chung Han-ah Primavera 2011 | Koreana 87


CRÍTICA

Alquimia de la desesperación y esperanza de una familia Shin Soo-jeong Profesora de Creación Literaria de la Universidad de Myongji

88 Koreana | Primavera 2011

Chung Han-ah estaba ya muy bien encarrilada como novelista desde sus tiempos de estudiante. En 2005 ganó el Premio Daesan de Literatura para estudiantes universitarios y en 2007 el Munhakdongne (comunidad literaria) para escritores. Nació en 1982, por lo que es joven y tiene poca experiencia profesional. Escritoras como Yun Go-eun, Han Yu-ju, Yeom Seung-suk y Kim Sa-gwa son contemporáneas y tienen carreras literarias semejantes. Estas jóvenes, que han publicado una que otra novela y colecciones de cuentos, bien podrían ser competidoras en la línea de salida de un maratón. Aun así, de ninguna manera se las menosprecia. A pesar de su corta edad, han mostrado gran habilidad en secuenciar sus relatos, además de adquirir un estilo original y una aguda percepción de la vida real. Como consecuencia, se encuentran en el centro de atención del mundo de la literatura coreana. Chung Han-ah está en la delantera de ese grupo. Su nombre empezó a sonar frecuentemente con la publicación de Dal-eui bada (el mar de la luna, 2007). El “yo” en la novela es una joven licenciada en paro que ha fracasado repetidamente en las pruebas para ser reportera de un periódico. El relato se desarrolla entre la protagonista, su amigo Min, que desea algún día convertirse en travestí, y sus padres y abuelos, que gestionan el restaurante de costillas asadas “Galbi de Dos Generaciones”. La novela aparentemente es un encantador retrato de la vida diaria de una familia, básicamente llena de frustraciones. La protagonista tiene una tía que le escribe ocasionalmente contándole su vida como astronauta de la NASA. Sin embargo, cuando va a los Estados Unidos a visitarla se encuentra con que no es más que una vendedora ambulante de comida. Desde aquí, el relato se hace más intrigante. En lugar de criticar ese engaño, la protagonista admite que tales fantasías nos proporcionan fuerzas para soportar las mezquindades de la vida. La autora recalca convincentemente que, aunque la luna no es más que un túmulo de arena gris, en el momento en que imagina playas y mares allí, brillando como diamantes, empieza a desplegarse la verdadera vida. De aquí que Chung sea uno de los pocos narradores que habla sobre la fuerza del optimismo. Nareul wihae utta (reír para uno mismo), publicado en abril de 2009, es una colección de ocho cuentos. La perspectiva optimista, que era lo que caracterizaba su novela anterior, todavía persiste en esta antología. Todos los relatos, de diferentes personajes y entornos, hablan fundamentalmente de la esperanza. Los protagonistas de los relatos de Chung –una mujer que sufre de gigantismo y es despreciada por el mundo (“Nareul wihae utta”, que da título al volumen), una joven prostituta de un barrio de mala fama que va a ser totalmente remozado en “Apeurika” (África), una mujer joven que viaja a Israel a trabajar en un kibutz para recuperarse por medio del trabajo del dolor de la desilusión en “Chello nongchang” (Granja del violoncelo) y un estudiante de bachillerato rechazado en “Daensdaens” (danza, danza)– se sienten angustiados por distintos problemas. Sin embargo, el tono de la autora nunca es pesimista o negativo. De hecho, aun cuando sus vidas se vuelven más miserables, hace que brille la esperanza y refuercen sus resistencias para soportar la angustia. “No recordar nada malo que les ha ocurrido” o “sentir que algo tierno y cálido, algo suave y aromático” (“Nareul wihae utta”) les proporcionan las fuerzas para superar la desesperación.


Asimismo, en “El sabor del mate”, nunca se pierde la esperanza. El día en que abandona el trabajo por décimo cuarta vez, el padre de la protagonista se rapa la cabeza y decide trasladarse a Argentina con la familia. Este país suramericano, con su rápido crecimiento económico, les ofrece una nueva vida llena de futuro. Sin embargo, su felicidad se desvanece repentinamente cuando el país entra en una profunda recesión y la familia pierde al hijo menor en medio de una situación cada vez más caótica. Retornan entonces a su tierra. Este es el contexto ideal que la autora suele establecer para desarrollar muy diestramente los temas esenciales. El abismo entre lo real y lo irreal o la distancia entre la fantasía y la vida ha sido algo que persiste en sus creaciones. Chung así no permite al lector que tome otra opción. Lo ideal es significativo tan sólo cuando se mantiene cierta distancia de la objetividad, mientras que se desea la ilusión porque ofrece algo que no puede lograrse en la realidad. Después de que su sueño quede hecho añicos, la familia retorna a Seúl, lugar de donde habían luchado desesperadamente para escapar. Y, como es de suponer, volvieron a enfrentarse a nuevas dificultades. Hicieron lo posible para ganarse la vida: el padre, conduciendo un taxi de segunda mano; la madre, trabajando de cajera de un hipermercado abierto las veinticuatro horas en el turno de noche; y la hija, enseñando en una academia abarrotada de alumnos y tras el mostrador de un centro deportivo para así poderse pagar la matrícula de posgrado. Acosada por una constante ansiedad, sufre pesadillas en las que pedalea sin parar, subida a una bicicleta, lo cual le provoca agujetas al despertar. Por más desafiante que se les presente la vida, la familia nunca se muestra pesimista. Les produce una enorme felicidad y expectación los platos que el padre prepara para todos con los mejores ingredientes que ha podido comprar él mismo. Saturados de recuerdos de la abundancia de la que habían disfrutado, la suculenta comida argentina es el presagio de un futuro más próspero. Mientras paladean las viandas, madre e hija intentan librarse de su agobiante ansiedad. En este relato, la fragancia del mate, una planta con la que se prepara una infusión en Argentina y otros países del entorno, es una imagen sinestésica del movimiento desde la ansiedad hasta la esperanza. El estímulo sensorial ayuda a los lectores a entender a lo que se refiere la hija cuando dice al final del cuento en su camino de regreso a casa en el taxi del padre: “Son extrañas las noches de Seúl. No se apagan las luces y es por eso que no se pueden abandonar las expectativas”. El mensaje de la autora es tan conciso como desesperado, porque este anhelo por la esperanza se origina en la angustia provocada por un pesimismo abismal. Eso es lo significativo de los relatos de Chung. La autora es consciente de que la alquimia para que surja la ilusión en medio de la desesperacíon puede encontrarse en el entorno familiar y de amigos. En contraste con otros novelistas jóvenes, que se inclinan por retratar a sus personajes como individuos solitarios fuera de su estirpe, para nuestra autora es ese núcleo precisamente la fuente del bienestar, como el sabor del pan recién hecho o una taza del aromático mate. El retrato de la familia en las obras de Chung es una comunidad que proporciona apoyo incondicional, que es marcadamente diferente de aquellos descritos en muchas obras literarias coreanas. Para ella, el clan puede ser una fantasía así como Dal-eui bada, o puede que sea un tesoro almacenado en la mente como “El sabor del mate”. De cualquier modo, la narrativa de Chung Han-ah abre caminos a una nueva perspectiva de la familia coreana como tema literario.

Primavera 2011 | Koreana 89

Koreana Spring 2011 (Spanish)  

Koreana Spring 2011 (Spanish)

Koreana Spring 2011 (Spanish)  

Koreana Spring 2011 (Spanish)