Page 1

“Los libros son como una máscara, hasta que no abres su cubierta, nunca puedes descubrir su interior” Esta fue la primera frase que leímos al comenzar este libro, desde la base de la ignorancia y plenitud del desconocimiento sobre la carga literaria que en sí mismo contenía. Este libro nos ha demostrado ser un auténtico antifaz que era el responsable de encubrir una serie de insólitos e inusuales misterios que finalmente se han revelado ante nuestros ojos con motivos de venganza, temor y desafío. Una serie de personajes con unas particularidades, dotadas con delicadeza y orgullo, para conseguir unos personajes con una gran dimensión y transcendencia posterior, que aportan un cierto matiz significativo a la novela. Todo esto, unido a una trama cautivadora y sagaz, que mantiene hasta sus últimas páginas el secreto de todos y cada uno de los misterios que se nos van presentando. Como principal conclusión desde la perspectiva de una lectora más, me quedaría con la frase: “dos caras de la misma moneda”, porque reúne en seis palabras una síntesis de lo contenido en las trescientas noventa y seis páginas. Se puede apreciar la influencia de la literatura, que contiene más carga ideológica de la aparente, y se ve a lo largo de la novela, una parte buena y otra mala, que como todo en esta vida tiene sus ventajas y desventajas, y como un elemento más, lo muestra. Hemos podido comprender, que un término igual puede resultar tanto positivo como negativo dependiendo del temperamento, la personalidad y la índole de las personas. A pesar de ser un libro, este hecho es tan real como la misma escritora, que en estos momentos nos acompaña. Y otro detalle que destacar, “a todos aquellos amantes de la literatura que siempre soñaron con formar parte de este libro”. Al determinar el número de descripciones y no revelar demasiados detalles, busca que el lector se tenga que imaginar determinados aspectos, para que al igual que Lara, vaya creando partes de la novela desde la propia libertad y la libre imaginación. Y la persona que ha sabido plasmar todo esto sobre un papel, y conseguir que unas simples letras tengan volumen y sean capaces de trasladarte a otra época totalmente diferente haciendo que te sumerjas en una nueva historia, es Sandra Andrés Belenguer. Licenciada en filología hispánica y apasionada por la música, los libros y los viajes, detalles que he podido comprobar tras la lectura de su blog, ya que es una persona según parece, abierta, social y que busca el contacto con sus lectores para disponer de nuevas opiniones, críticas o valoraciones que hacen sobre sus libros. Además de Ex Libris cuenta con numerosos libros bajo su tutela, como el “Violín Negro” o “La hija de los sueños”, finalista en la segunda edición del Premio de Literatura Juvenil As de Picas. Aunque es una escritora todavía muy joven, cuenta y contará con numerosas historias que ofrecer, personajes que conocer y mundos en los que adentrarse. Pero para gustos los colores, cada persona es distinta y tendrá sus propias valoraciones y opiniones respecto al libro y todas deben ser respetadas. En estas palabras he intentado contener los rasgos más destacados de esta escritora, pero ahora serán sus palabras las que nos muestren todo lo demás.


Exlibris- irene oliván  
Advertisement
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you