Issuu on Google+

“El Amor y la Sexualidad en la Educación” IES Alexandre Bóveda. Vigo

ASESORA: Lupe García Rodríguez PARTICIPANTES: 15 profesoras y 3 profesores. DÍAS: 18, 19 y 20 de mayo de 2010. HORARIO: De 16.30h a 20.30h. Sesión 1ª Presenté el Proyecto Relaciona, el origen, su trayectoria y el porqué de hablar de amor y sexualidad. Cada cual dijo su nombre, porqué se apuntó al curso, qué esperaban y lo que más les gusta de su tarea educativa. Comentaron que hay poca formación sobre el tema del amor y la sexualidad, la visión que se transmite de la sexualidad es muy negativa y se centra en los riesgos y no en la parte positiva y lúdica de la sexualidad. Esperan aprender y tener herramientas para poder abordar estos temas en el aula. En cuanto a lo que más les gusta de su tarea educativa, nombraron mayoritariamente la relación con el alumnado, el día a día. Dijeron cosas preciosas: “abrirles un mundo”, “me gusta que no sea un trabajo productivo”, “transformar”, “intercambiar con el alumnado” Les hablé de mis deseos:  No voy a dar técnicas, ni varitas mágicas, ni protocolos “apaga fuegos” de

“experta” puesto entiendo la educación como un PROCESO.  Es importante tener presente que para caminar hace falta reconocer el suelo que pisamos y hacia dónde queremos ir. Sin olvidar que se tratan de lugares que están en continuo movimiento.  La propia mirada y la reflexión sobre lo qué ocurre y hacemos es ya una herramienta.  El ansia de herramientas es una oportunidad para abordar qué significa

educar. En este sentido, es fundamental recordar que tener una sola forma de llevar el proceso educativo hace que el alumnado que no encaje ahí, se quede fuera.  Más que hablar de herramientas, propongo hablar de “pistas”.  Intercambiar experiencias puesto que no nos llega igual lo que podamos leer

en un libro sobre dinámicas que cuando alguien te cuenta cómo la ha usado y qué le ha pasado. Se trata, por tanto, de que la vida dé sentido a las herramientas y no de pretender tecnificar la vida.

1


Siento la necesidad de explicar diferentes conceptos que no sé si quedaron claros durante el taller. Género: Conjunto de estereotipos creado por el patriarcado para cada uno de los sexos. Se trata de una serie de características diferentes para hombres y mujeres que buscan legitimar la dominación de unos sobre otras. Conlleva, además, una desigual valoración, de tal modo que aquello que se considera propio de los hombres se le da más valor y reconocimiento que a lo que se considera propio de las mujeres. Patriarcado: Organización social, económica, cultural y política basada en el poder de los hombres sobre las mujeres. Está auspiciado por el androcentrismo y por los estereotipos de género. Igualdad: Situación en la que todos los seres humanos tienen los mismos derechos, medios materiales y oportunidades. Lo opuesto a la igualdad es la desigualdad y no la diferencia. Homologación: Proceso de identificación con las formas de expresar, de sentir y de pensar de otras personas para darse valor. Implica sobrevalorar lo ajeno e infravalorar lo propio. A veces se confunde la igualdad entre los sexos con la homologación del sexo femenino al masculino. Diferencia sexual: Sentido y significado que cada mujer da al hecho de pertenecer al sexo femenino y que cada hombre da al hecho de pertenecer al sexo masculino. El proceso de dar sentido y significado al propio sexo no se da de una vez para siempre, es un proceso que se gesta a lo largo de cada vida. La manera en que cada cual desde su nacimiento va dando significados a su sexo será más libre en la medida en que comprenda que: -

-

hay multitud de formas de ser niña y de ser niño y no una sola; el sexo es algo que nos viene dado y que es para siempre; un sexo no tiene más valor que otro; la diferencia sexual no es motivo de inquietud y mucho menos de discriminación.

Es importante mostrar a nuestro alumnado referentes de hombres y mujeres libres, alejados de los estereotipos sexistas. Libertad: Darse a conocer sin sentir la necesidad de imponerse. Mostrarse y abrirse a las y los demás sin que medie el miedo o el sometimiento. Enraizarse en el propio deseo para dejar una huella singular y original en el mundo.

2


Feminismo: Movimiento de mujeres que busca la igualdad de oportunidades y derechos entre los sexos y la libertad de las mujeres. (El feminismo no es lo contrario al machismo). Les pido que piensen en alguna situación en la que sintieron la necesidad de hablar de amor y sexualidad con su alumnado y que respondan, si puede ayudarles, a las siguientes cuestiones. 1. 2. 3. 4.

Cómo se sintieron ante esa situación Qué concepto de amor y sexualidad hay detrás Qué papel juegan chicas y chicos en esa situación Por qué piensan que es necesario intervenir.

Situación 1 Pareja alumna 4º ESO y 2º bachillerato, embarazo. Familia maja pero no se atreven a comunicárselo a la familia y piden a la orientadora que medie con la familia. Familias amigas, relaciones responsables, conocían la pastilla del día después. Asistieron a talleres de educación afecto sexual con QUÈROTE, pero no supieron usar los recursos. 1. Angustia, necesidad de resolver el problema 2. Patrón de relaciones focalizadas en la genitalidad. Temor y vergüenza de desvelar su problema, de pedir métodos anticonceptivos. 3. El chico tenía un comportamiento poco estereotipado. Papel importante de

la educación familiar. Amor y sexualidad unidos.

4. Intervención necesaria para evitar embarazos no deseados. Acompañar el proceso de tomar una decisión. Esta situación nos lleva a hablar de la responsabilidad de los chicos en las relaciones coitales ya que es una cosa de dos, la actitud del chico no deberíamos valorarla como algo extraordinario sino como lo que tiene que ser. El papel de fusión-confusión entre ellos dos es grande. Sería interesante mostrarnos disponibles para que puedan hablar, poner palabras, expresar lo que deseen.

Situación 2 Una alumna trató de insultar a una profesora llamándola lesbiana. 1. Impotencia por cómo hacerles entender que ser lesbiana no es nada malo.

2. La norma es la “heterosexualidad”

3


3. Los chicos son más intransigentes con los hombres homosexuales. Las chicas son más comprensivas entre ellas. A las alumnas lesbianas no las vemos. 4. Hay que ayudar al alumnado a entender que todas las opciones son válidas, ayudar a normalizar la situación. Antes esto vemos cómo a veces queremos “hacer bandera” de algo y nos llenamos de discursos y sermones para hacer entender que la homosexualidad femenina y masculina “es normal”. Vemos que en muchas ocasiones se nos cuelan nuestros propios prejuicios. Muchas veces los chicos asocian la homosexualidad a parecerse a las chicas, y que en esta concepción, ser chica es menos que ser chico. Hablamos del lesbianismo que es algo que no se nombra, que no existe pero en contrapartida sufren menos violencia directa. Planteamos la posibilidad de responder a las personas adolescentes devolviéndoles una pregunta: “veo que te interesa mucho mi vida”. A veces, nos tantean para saber cómo pensamos; es una forma de “validar” algo que están sintiendo y que no se atreven a expresar y necesitan de una persona adulta referente, para tranquilizarse, para sentirse dentro de “la norma”. Una de las preocupaciones mayores de muchas y muchos adolescentes es “ser normal”. Es importante mostrarles diversidad de formas de ser chica y chico que ofrecen posibilidades de ser más libre.

2ª sesión Continuamos con las situaciones del día anterior.

Situación 3 Una chica se queja a su profesora que un chico la toca le culo. 1. La profesora se sintió enfadada, primero con el niño y después con la niña.

Se sintió confusa, le agobió no tener herramientas.

2. Hay una noción machista en el chico, de poder, de abuso. 3. El chico es el estereotipo de masculinidad que se siente “con derecho” de invadir o tocar el cuerpo de una chica. La chica no sabe cómo abordar esta situación o trata de llamar la atención. 4. Tenemos que intervenir si no es algo puntual y porque la chica demanda

ayuda. En cualquier caso, aunque sea confuso para ella, hay algo que no le gusta y hay que intervenir.

4


Comentan que otras profesoras tratarían de desdramatizar, de quitarle importancia. Otra profesora comenta que ante el acoso, tolerancia cero, que si la chica lo comenta es porque algo pasa y hay que “hacerle caso”. Otro profesor plantea si detrás hay una llamada de atención. Otra profesora plantea si le gusta o no a la chica y si era clara en el mensaje. Es importante tomar en serio a las chicas, escucharlas y atender su demanda, no “hacer como si no pasara nada”. Comento la experiencia de Ferrol donde muchas chicas adolescentes habían sufrido violencia al ser tocadas, insultadas en torno a su cuerpo “en plan broma”. Muchas chicas asumen que es normal que los chicos se sobrepasen con ellas y muchos chicos aprenden que el cuerpo de las chicas se puede invadir y tocar sin su permiso. Es importante desterrar de nuestro vocabulario la palabra “provocación” puesto que tiene una connotación culpabilizadora hacia las chicas y desresponsabiliza a los chicos de sus conductas: “es que va provocando”. Explico la diferencia entre acosar y ser plasta; una persona que está siendo acosada siente miedo. Vemos cómo a veces se nos queda fijada la mirada en la actitud de la chica y nos salen juicios del tipo; “es que no es clara en su mensaje” “se queja pero parece que le gusta” “es que le provoca celos”. Estos pueden ser uno de tantos mensajes que giran en torno a los mitos del amor romántico. Por ejemplo, es importante identificar los celos como un sentimiento que está en la persona que está, que muestra vulnerabilidad, inseguridad y en ocasiones ganas de dominar y poseer, como si fuera algo que nos viene de fuera y no formara parte de cada uno y cada una. Es importante centrar la mirada en cada quien, ayudando a preguntarse: ¿quiero yo estar con una persona libre, simpática, con amistades?, ¿quiero estar con un chico que tontea con más de una chica?, ¿quiero yo estar con una chica que sólo desea estar conmigo? ¿quiero estar con una chica que no es clara en lo que le gusta y en lo que no le gusta?. Esta forma de funcionar sitúa la cuestión en cada persona y no fuera.

Situación 4. Una chica y un chico comienzan a salir y empieza a descender su nivel académico. Tienen miedo de comunicárselo a los padres. 1. La profesora siente preocupación por el rendimiento escolar ya que se trata

de una alumna y un alumno muy buenos. Hablan con ellos intentando que no les afecte esta situación a su rendimiento. Están implicados padres, orientador, tutora y profesores.

2. Es el primer amor y se sienten culpables por los pequeños pasos que están descubriendo y experimentando.

5


3. Hay algunas chicas que hacen de “celestinas”; chicos que se solidarizan con ellos. Notas en clase para ayudarles a seguir con la relación. 4. Intervención para desdramatizar, para ayudarles y que dejen de sufrir. Esta situación tuvo diferentes puntos de vista puesto que había gente que no entendía cómo podían vivir mal una relación amorosa de pareja. Esto nos llevó a mirar la situación desde su perspectiva adolescente donde nadie les ha hablado de amor, más allá de los mensajes de las series televisivas y lo que han podido compartir con compañeras y compañeros. Les comento la necesidad de poner palabras al amor sin acotarlo, ayudar a las personas adolescentes a reconocer y diferenciar el amor de la violencia, a saber qué pasa después del final de los cuentos: …”y fueron felices y comieron perdices…y después de las perdices ¿qué pasó?”. Lo que a las personas adultas nos parece bello, a una persona adolescente puede darle miedo porque no sabe identificar aquellos ingredientes que hacen que una relación siga adelante de manera sana. Les planteo que piensen cómo llevan el amor al aula, comentan lo siguiente: -

Dándoles los buenos días y preguntando qué tal el fin de semana.

-

Perdiendo el “tiempo” en cosas que surgen fuera del programa.

-

Implicándome cuando preguntan.

-

Contándoles cosas de mi vida, yo también soy una persona.

-

RESPETO, no gritarles.

-

Interesándome por sus cosas

-

Escuchándoles,

-

Valorando sus opiniones

-

Diciéndoles directamente: me gusta daros clase, es un placer estar con vosotros, me lo paso bien estando aquí.

-

Tratar de separar lo académico de lo personal: si te llamo la atención sobre tu rendimiento no quiere decir que te odie o me caigas mal.

-

Llamándoles siempre por su nombre

-

Haciendo visibles a los invisibles a través de la atención a la diversidad.

-

Llamándoles/as siempre por su nombre y haciendo referencia a alguna manifestación positiva en la que estuvieran implicados/as, (muerte de un pariente, organización para ir al entierro, envío de flores…)

-

Dialogando, apreciando, respetando. Creando espacios y tiempos colectivos.

6


-

Cuando veo “algo” le llamo, hablo, le toco el hombro, le pregunto, le ofrezco ayuda, también le digo que la mejor, que está más guapa, más animad@, más delgado, les llamo por su nombre. Valoro lo positivo que hacen.

El amor se enseña con amor. El amor es aceptar y entender lo que hay, y acompañar desde ahí a un niño y a una niña. O sea, no se trata de pretender que sean lo que en realidad no son, pero sí que, desde lo que son, se abran a las otras y a los otros sin violencia. En este sentido, la escucha es fundamental. Esto significa: •

Reconocer la importancia de dar amor a una criatura que vive violencia en casa. Desde el amor, el mensaje de que hay otra forma de relacionarse le llegará mejor que a través de discursos. Y a esto hay que ponerle medida, ya que no se trata de que cambie totalmente porque le demos un poco de amor, sino de abrir su horizonte vital y estar cerca acompañándole en sus reflexiones.

A una criatura que le cuesta expresarse, le podemos ayudar interesándonos por ella, mostrándole interés por lo que nos pueda decir.

Para que una niña y un niño aprendan a fiarse de sí es importante que aprendan a decir que no, que no tengan que fingir que sienten algo cuando en realidad no sienten. Por ejemplo, no es obligatorio ser amigo o amiga de alguien, ni perdonar cuando internamente aún no se ha sentido ese perdón. Pero sí es importante que esa complejidad no signifique violencia hacia otro u otra.

Es necesario comprender que el sentido de la propia vida se lo da cada cual y que nadie lo puede dar si uno o una no se lo ha dado con anterioridad.

Es fundamental también saber que una relación está viva, se va haciendo en el aquí y ahora, y no en base a fotos fijas.

Amor: tiene que ver con la apertura, con la disposición al intercambio, dejarme dar y comunicar con otras personas. Me predispone a dar lo mejor de mí, cuidándome y cuidando, preguntándome lo que me gusta y lo que no, con quien sí y con quien no. El concepto de amor va de la mano de la libertad. Una libertad entendida como “libertad en relación” donde: “la libertad no acaba donde empieza la de las demás personas, sino que la libertad de la otra persona me hace libre y viceversa”. El ‘amor romántico’ se sostiene por mitos y fantasías que nos llevan, en vez de entrar en relación, a jugar un papel, también a entrar en lucha con la otra persona. Es una modelo que viene a ser algo así como ‘TÚ o YO’, o sea, o yo me adapto a ti o tú a mí, porque si no esto puede ser difícil de sostener. Con lo que, en el fondo, más que de amor, hablamos de violencia, de autoritarismo y de sometimiento fruto de la fusión y confusión con el otro o la otra.

7


Sin embargo, el amor nace y se sostiene en lo real. Se trata de una relación en la presencia real y concreta de una persona y también de la otra, en un intercambio rico que nos enriquece, que no siempre es fácil y fluido, que a veces tiene fisuras e implica la necesidad de reajustes. En las relaciones humanas hay conflictos. Se trata de ver cómo abrir los conflictos y aprender a resolverlos sin violencia. En el amor no hay lugar para la violencia. Les pido que piensen en palabras que asocien al amor y la sexualidad: dicen palabras como: o

cuerpo, caricias, placer, aceptación, amor, cariño, complicidad, comunicación, proyección, respeto, admiración.

Vemos que para educar en la sexualidad, hemos de hablar del cuerpo, a través del cuerpo, gozamos, sentimos, damos y recibimos placer. La sexualidad es algo que somos y que nos acompaña a lo largo de toda la vida, no es algo fijo ni estático que aprendamos de una vez para siempre, sino que está en continua transformación. NO hay sexualidad en situaciones en las que se da: o chantaje, fuerza, rechazo, sumisión, violencia o humillación. En la sexualidad están presente los afectos; “todo afecta”, el cuerpo y la relación. Con todo esto vemos lo importante que es ayudar a poner palabras. Cuantas más palabras tengan para nombrar lo que sienten, menos cancha darán, a los mitos del amor romántico, a la ensoñación, a la fantasía de príncipes y princesas y a l concepción del amor sin fisuras, el amor sin conflictos. ¿Cómo podemos ayudar a nuestro alumnado? -

-

-

-

Acompañándoles en su proceso de hacerse preguntas. Siendo referentes. Propiciando el momento y el lugar. Buscando conjuntamente las preguntas y también las respuestas. Generando una actitud positiva, no haciéndoles responsables del miedo o del susto que nos pueden generar sus preguntas, o sea, aceptar que es un miedo mío y no producto de lo que vive o deja de vivir las y los adolescentes. Mostrarnos, decir qué sabemos, qué sentimos, qué hemos vivido. Ser veraz. No forzar que nos cuenten cosas. Sin reproches. Ponerse en su lugar; o sea, ponerse en su piel y no un ‘quítate tú y te digo qué haría yo si estuviera en tu lugar’. Confiar y dar confianza. Escuchando activamente. 8


-

Fomentándoles la autoestima y el conocimiento.

Preguntarnos por la forma en que queremos educar a nuestro alumnado en el amor y la sexualidad, lejos de los estereotipos sexistas o de los mitos del amor romántico, ayuda a prevenir la violencia contra las mujeres y las niñas. Somos referentes para nuestro alumnado, queramos o no queramos. Siempre hacemos educación sexual, con nuestra forma de mirar, tocar, hablar, expresar afectos... Para mí, educar en la sexualidad de manera consciente, es acompañar, ser referente para chicas y también para chicos, enseñarles a buscar, mirar conjuntamente, mostrarles una sexualidad que no les cosifique ni descuartice, que les ayude a compaginar cuerpo y sentimientos. Placer: sensación positiva e intensa que podemos experimentar a solas o en compañía. Son muchas las cosas que nos dan placer, estar en contacto con aquellas sensaciones placenteras nos permitirán diferenciar lo que nos gusta de lo que nos hace daño. Violencia: imponer pensamientos, valores o acciones con la fuerza. Hacerse valer con el miedo, infravalorar. Implica jerarquía, dominio, control. Puede ser directa, estructural o cultural. EJEM: guerras, organización política o económica, o invisibilizar el trabajo de las mujeres. Se puede manifestar a distintos niveles, físico, psicológico y/o sexual.

3ª sesión

Les planteo que por grupos piensen en estas situaciones. 1.

‘Imagina que un chico de catorce años te dice que se siente atraído por otro chico pero que no sabe en realidad si es o no es gay. ¿Qué harías para continuar esta conversación y mantener vivo el diálogo?

Plantearon varias respuestas. Comentarían con el chico que “no es un problema, no es ni bueno ni malo”. Le devolverían la pregunta: “¿si estuvieras atraído por una chica, me harías esta pregunta?”. Otro profesor comentó que intentaría ponerle en contacto con algún referente gay de su misma edad. Otra profesora comentó que aprovecharía ese signo de confianza por lo que intentarían mantener la comunicación abierta y que lo felicitaría por verbalizar dudas. Sería interesante que nos hiciéramos la pregunta sobre qué prejuicios se nos disparan a veces sin darnos cuenta. Hablamos de las etiquetas, que a veces no damos espacio, no escuchamos lo suficiente y suplantamos a la persona 9


protagonista dando por supuesto que a ese chico, dicha atracción, le está haciendo daño. Puede que sí o puede que no. Es importante generar espacios para que el chico pueda contarnos, si quiere, sus dudas; pueda hablar de lo que le pasa, si lo vive como un conflicto interno o simplemente necesita aclararse. Es importante que sepamos vernos con lo que hay y cómo se nos cuelan a veces los estereotipos o nuestros propios prejuicios. 2. Imagina que una niña de tres años te pregunta cuál es la diferencia entre las niñas y los niños: ¿Cómo le explicarías esta diferencia?

Comentaron que lo explicarían a través del cuerpo. Vemos la importancia de nombrar, poner palabras y nombrar con su nombre real para no dar cancha a palabras que están asociadas con insultos, o menosprecio. Es importante que las criaturas aprendan a nombrar que las niñas tienen vulva y los niños pene. Proponían recurrir a los cuentos, a los dibujos o al cuerpo de las personas adultas que rodean a las criaturas, mostrarlo y nombrarlo. 3. Imagina que, cuando estás explicando cómo ocurre la gestación y el origen de la vida a un grupo de niños y niñas de 9 años, observas que hay mucho alboroto y risas entre los niños y algunas niñas, así como un gran interés y seriedad entre las demás niñas. ¿Cómo continuarías con la explicación?

En esta situación plantean que dejarían espacio a la risa, preguntarían a quienes se ríen, qué les causa risa, aprovechar la risa como un momento de distensión. Proponen explicar el embarazo y la gestación, partiendo de sus ideas. Construirían un mapa conceptual y elaborarían el texto con sus propias ideas.

Vemos que la risa suele estar presente en los niños y niñas a la hora de hablar de estos temas; dejar espacio a la risa, sin banalizar el tema, puede ser un buen punto de partida. Es importante no dar demasiado espacio a quienes hacen broma o sorna. A veces podemos encontrarnos con más niños que niñas, que no prestan atención, que ridiculizan a las niñas y a los niños que tienen interés y consiguen acaparar nuestra atención, lo que nos lleva a dejar en un plano secundario los intereses de la mayoría de niñas y niños con quienes se podría hacer un trabajo interesante.

4. Una chica de 14 años, desde que se ha hecho novia de un chico de su misma edad, está descentrada en los estudios, tiene la mirada perdida, se pasa la 10


clase mirando al móvil, ha dejado de usar faldas cortas, falta constantemente a sus clases de piano y apenas se relaciona con sus amigas.’ ¿Cómo actuarías ante esta situación que puedes leer a continuación y qué mensajes te gustaría transmitir a la protagonista de la misma? Aquí hubo personas que interpretaron ese “despiste” como un signo del enamoramiento, que es algo “normal” pero vemos que, lo que da la clave para ver que esta chica está sufriendo una situación de violencia, es que deja de vestir como la gusta, no va con sus amigas y deja de asistir a sus clases de piano. Si observamos estos cambios de actitud en alguna alumna, es importante permanecer alerta, acompañar, observar y mostrarnos disponibles para que esa chica sepa que puede contar con nuestra ayuda. Proponen mostrar al alumnado formas de relaciones de pareja, alejadas de los estereotipos del amor romántico. A raíz de este último ejemplo, surgen diversidad de opiniones puesto que algunas personas consideran que “el amor de verdad” tiene que basarse en los mitos del amor romántico y que así tiene que ser. Para profundizar más en ello les pido que piensen en algunos mitos del “amor romántico” y qué concepto se esconde detrás sobre el amor y la sexualidad.  La pareja “normal” ha de ser heterosexual, blanca, joven y guapa. Detrás de este mito hay una idea de familia tradicional: pareja heterosexual joven. El mensaje de fondo es que una persona está INCOMPLETA si no tiene pareja. En esta concepción del amor y la sexualidad, las niñas y niños pequeños no tienen sexualidad ni las personas mayores. Es importante nombrar que somos personas carentes, que necesitamos unas de otras pero no somos incompletas. Cada vez tenemos más ejemplos para mostrar la realidad cambiante, personas que viven solas, amistades que comparten piso, mujer de aquí casada con hombre extranjero, dos mujeres que son pareja que viven cada una en su casa etc. Podemos ser una naranja entera con un proyecto de vida propio, aunque necesitemos de las relaciones para crecer. Importante hablar del amor en su sentido más amplio. Una persona sin pareja puede tener redes de amor y de apoyo y un proyecto laboral y personal propio, haciendo que esta necesidad urgente de vivir en pareja se coloque en otro lugar. Heterosexualidad obligatoria; dejamos de nombrar que dos mujeres o dos hombres puedan amarse y ser pareja.  Ideas del amor platónico, la ensoñación, la fantasía. –

El amor nunca muere 11


– – – – –

El amor es para siempre Existe la persona perfecta y con sólo mirarla sabes que es la persona de tu vida. El amor no hay que cuidarlo, crece solo. Contigo pan y cebolla. El amor es ciego.

Detrás de estos mitos vemos que hay una idea de amor desde la ensoñación y de la fantasía: “es el hombre ideal”, “es la mujer perfecta”. Rescatamos la palabra “romanticismo” porque el romanticismo bien entendido tiene que ver con el cuidado, los detalles, las miradas cariñosas… La idea de fusión (confusión), no nos permite tomar distancia para vernos y preguntarnos ¿qué deseo yo?, ¿cómo estoy? ¿cómo me siento en esta relación?. Nos censuramos por tener ganas de hacer cosas sin la pareja: quedar con las amigas, salir de fiesta con la gente del trabajo. La idea del “príncipe azul” y el amor carente de fisuras y conflictos. Cuando ponemos “chicha” en una relación y nos encontramos con conflictos, dificultades y problemas dentro de la pareja, a veces no tenemos palabras para nombrar lo que nos pasa, lo que sentimos. El amor basado en la ensoñación genera frustración, sensación de fracaso, incomunicación y silencio Una relación supone un crecimiento conjunto, pero esto no tiene nada que ver con el sometimiento o con la incapacidad de querer al otro o la otra como es y no cómo nos gustaría que fuera. Hablamos de la importancia de abrir los conflictos, hablar de amor y sexualidad en primera persona, atrevernos a decir la VERDAD, poner palabras ante tanto ruido.  El impulso sexual masculino es irrefrenable. Vemos que aquí se cuela enseguida la violencia. Muchos hombres sufren mucho intentando estar a la altura de este mito. Detrás de esta idea, esta una sensación de dominio, que puede abocar a algunos hombres a violentar sexualmente. Se vive la relación de pareja como sometimiento de la mujer al hombre y al servicio de…

 Violencia directa – – – –

Quien bien te quiere te hará llorar. Hay amores que matan. Del amor al odio hay un paso. Dos que duermen en el mismo colchón se vuelven de la misma condición. 12


Trabajar los mitos del amor romántico es importante para detectar y prevenir actitudes machistas, sexista y estereotipadas que podemos observar en el aula. Podemos trabajar los mitos a través del material aportado en la bibliografía, a través de canciones que muestren formas de amar encorsetadas y otras más libres, a través de películas, libros y comics etc. Finalizamos el taller con mucha energía, mucho debate, mucha puesta en juego y muchas ganas de continuar trabajando el tema. Les pido que hagan una valoración sobre lo que les sucedió durante las sesiones… VALORACIÓN del CURSO QUÉ ME SUCEDIÓ EN ESTAS SESIONES -

-

-

-

-

-

Ha sido una experiencia enormemente positiva en el sentido del intercambio de experiencias y de ideas, hasta el punto de hacerme reflexionar sobre ciertas cuestiones que no me había planteado antes, (y no sólo referentes a mi labor como docente sino a mi vida personal). Me doy cuenta que todavía tenemos mucho tabú sobre la sexualidad. Cuánto nos intimida. He aprendido muchas cosas. Me ha gustado escuchar a mis compañeros, sus puntos de vista. Eso me ayudará a conocerlos mejor. No es bueno mirarse siempre el ombligo. En resumen me ha parecido enriquecedor. Me sentí cómoda compartiendo y sobre todo escuchando. Son cursos que invitan a la reflexión y a tomar partido, afirmarte en la necesidad de buscar otra “educación” no basado sólo en los conocimientos. Hay que involucrarse en la educación afectiva sexual de los alumnos desde el conocimiento. Debo asesorarme. Gracias por todo. Me hizo reflexionar y poner en común muchas cuestiones que no había analizado antes. Reflexioné mucho sobre mi trabajo, sobre mi familia y sobre mi relación de pareja. Escuché, aprendí un poco más sobre la vida. Que reflexioné sobre temas muy importantes, pero a partir de las opiniones de otras personas adultas interesadas en el tema, y no a partir solamente de opiniones de amigas y amigos, que ya me los conozco. Estuve a gusto, se respiró buen ambiente. Aprendí cosas y aporté lo que pude de las experiencias en las que estuve implicada. Este curso me sirvió para constatar que parte de mi trabajo está respaldado por las ideas aquí defendidas. Ya formamos una gran familia “RELACIONA”. Gracias Lupe. Enhorabuena. Casi nunca con los alumnos he hablado sobre este tema. Ha sido una experiencia nueva e ilusionante. Por lo menos el “miedo” a no saber enfrentarme a casos que hemos comentado que son reales, ya no es tanto. Y

13


-

ya sé cómo hay que afrontarlos porque antes no tenía ni idea de cómo hacerle frente. Compartimos experiencias y puntos de vista. Reflexión sobre la forma de relacionarme con el alumnado a nivel afectivo. Aprendizaje de las experiencias de mis compañeras y compañeros. Un grupo de personas que trabajamos juntas que pero que no nos conocemos mucho y no tenemos tiempo para hablar y hacer intercambios de opiniones y creencias sobre estas cosas de la vida…,ahora hemos tenido ocasión de hacerlo. QUÉ ME GUSTÓ O NO ME GUSTÓ DE FORMA ESPECIAL

-

-

-

-

-

Me gustó el aspecto de “improvisación”, de poder detenernos en puntos interesantes que han ido surgiendo espontáneamente, sin estar demasiado sometidas (al menos en apariencia) a un guión prefijado. Me encantó también estar en grupo, por todo lo que hemos compartido y seguimos compartiendo. Quizás lo que menos me ha gustado (aunque entiendo que no hay otro remedio) es la duración de las sesiones. A partir de un determinado momento, por mucho que me interese el tema que estamos tratando, pierdo concentración. Pero en definitiva, un curso interesante, ameno y del que he sacado muchas ideas interesantes para trabajar. Me gustó el clima que la profe sabe crear: nos anima a pensar, a sentir y a expresarnos. Quizás somos un grupo demasiado numeroso. La resolución de situaciones que se nos plantearon y sobre todo escuchar cómo las gestionarían el resto. No sé cómo decir esto: si conoces la opinión, el punto de vista, la forma de ver las cosas de los demás, tú creces como personas. A mi me hace sentirme más segura de mi misma, ver y comprender y conocer a los demás. No sabía qué decirte sobre qué no me gustó, que son muchas horas cada día en pocos días. Me gustó el clima distendido. No me gustó: materiales concretos con los que trabajar en el aula. Esperaba alguna pauta para resolver ciertas situaciones que se puedan plantear. Me gustó la discusión en grupo. Me gustó la puesta en común, el intercambio de experiencias y opiniones. Me gustó la falta de respuestas concretas, la dispersión de temas. Nada. Me gustó cada día todos los temas tratados, todas las intervenciones y sobre todo la forma de llevar el curso, la propia organizadora, es decir tú. Has hablado y has preguntado mucho. Me gusta. Me gustó la cantidad de matices diversos para cada tema. Que nos reuniéramos profes del mismo centro. No me gustó que muchos temas no fueran rematados, en mi opinión, y no se profundizara lo suficiente (muchas cosas “evidentes”). Me gustó el dinamismo de las sesiones, fue fundamental para lograr “relación” entre las y los asistentes. No me gustó el espacio de trabajo. Ni 14


-

-

-

el aula del primer día ni la de los dos últimos era adecuada. El espacio también es importante para la “relación”. Me gustó las diversas ideas de mis compañeros, cómo afrontar las cosas que se nos pueden dar con nuestros alumnos. El hecho de que el curso sea con los compañeros y compañeras, MUY IMPORTANTE! Me hubiese gustado algo más de tiempo para mirar la información aportada (la bibliografía) Por ejemplo, 30’ en el aula de informática para ver páginas recomendadas. No me gustó el espacio de trabajo y me faltó tiempo para seguir viendo problemáticas que nos sirvieran para el día a día persona. Me gustaron mucho tus aportaciones, tu frescura. Gracias. Me gustó hacer reflexiones en grupo con mis colegas y no me gustó el calor que pasamos. Quizás podrían estar más dirigidas las sesiones y añadir algo más de documentación sobre los temas porque a veces se diluía mucho el tema entre las distintas opiniones de los grupos y de cada persona. En fin, que la virtud de este trabajo se puede convertir en su defecto, ya se sabe! Pero me gustó mucho en general y pasé unos ratos muy agradables.

MI VALORACIÓN Ha sido un grupo muy participativo, con muchas ganas de aprender, de dar y dejarse dar. Los contenidos aportados conectaban con su experiencia profesional y personal y los traían al aula, por lo que nos hemos podido enriquecer mutuamente. He visto una gran implicación en cada una de las profesoras y profesores asistentes. Me he sentido muy acogida, muy cuidada y satisfecha.

15


MEMORIA CURSO RELACIONA