TECHO Anuario 2014

Page 1

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


Supervisión de contenidos: Francisca Stuardo // Diseño y diagramación: Carlos “Zerox” Soto // Fotografías: TECHO


ÍNDICE

Carta Capellán/Director ejecutivo TECHO Carta Director social TECHO Los asentamientos de la desigualdad en américa latina Nuestro trabajo Modelo de trabajo Donde estamos Organigrama Logros 2014/2015 los 10 momentos techo TECHO Somos todos Nuestros aliados estratégicos Nuestros aliados corporativos Organismos asociados Estados financieros

SOMOS TECHO | REPORTE anual 2013

4 5 6 7 8-9 10 11 12-15 16-21 22-23 24-25 26-27 28-29 30-35


“sinvergüenza” Cuesta escribir una columna sobre la pobreza. Es un día que se recuerda cada 17 de octubre, en el Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza. No sé si a usted, pero a mí me genera frustración y hasta un poco de rabia que estemos celebrando cosas no cumplidas, partidos “perdidos”. Es como celebrar la derrota en una guerra. Da rabia, sobre todo porque sabemos que podemos erradicarla. Da rabia porque esta lucha no es un partido perdido de antemano y sabemos que podemos ganar. Entonces, ¿por qué tener presente a la pobreza? Es un buen momento para llamar la atención, para cambiar las conciencias de aquellos que no recordarán que los pobres continúan ahí. Es un necesario combatir la amnesia social que se olvida de quienes desafían la pobreza a diario. Es bueno tener utopías, sueños y futuros que nos movilicen como sociedad. Me pregunto cuánto hemos avanzado este año en la erradicación de la pobreza, cuántas familias han salido de esa situación A pesar de los tremendos esfuerzos hechos por los países, los Objetivos del Milenio parecen cada vez menos posibles. ¿A quién se le habrá ocurrido semejante locura? ¿A quién se le ocurriría poner metas de ese calibre? Me pregunto si a alguien esto le avergüenza. La vergüenza brota de verse sorprendido en algo peor que las expectativas sobre uno mismo. Parece que no esperamos más de la sociedad que hemos armado. Parece que no esperamos más de nuestra gente. ¿Aspiramos a ser mejores que esto? Parece que no queremos saber, porque no queremos sentir. Somos una sociedad sin vergüenza. Unos más sinvergüenzas que otros, pero, como conjunto, a la gran mayoría este tema no le importa. Tal vez por ese afán de conservar el statu quo. No es que no sepamos las causas de la pobreza. Sabemos por qué la gente vive en esta situación, sabemos lo que necesitan, dónde están y sabemos cuántos son. Los recursos están, aunque quizá no estén en las manos adecuadas. ¿Sabía usted que para garantizar enseñanza básica en el mundo se requiere la sexta parte de lo que se gastan en recreación las empresas japonesas? ¿Sabía que para dar agua potable y alcantarillado a quienes les falta se necesita la quinta parte de lo que gasta el mundo en cigarrillos? No sé si sabe que para entregar salud y nutrición básicas a quienes hoy no la tienen se requiere la octava parte de lo que consume Europa en bebidas alcohólicas. En Chile, por ejemplo, las 19 familias más ricas de Chile concentran alrededor del 35% del PIB, ¿por qué nadie dijo nada? ¿Nos habremos acostumbrado a que las cosas sean así? Visto así, no es tan disparatado pensar que podemos avanzar. Al fin y al cabo, está en nuestras manos. Lo que desconcierta es que no lo hagamos. No nos afecta la pobreza y, por tanto, no preocupa ni desconcierta. No nos damos cuenta de que están a quienes llamamos “los pobres”, no los vemos porque los escondemos y, por tanto, permanecemos indolentes e inmunes. No es nuestro tema, y, por tanto, permanecemos indiferentes. Ojalá que la pobreza nos abra los ojos, nos urja y nos avergüence. De otro modo, esto no va a cambiar, pese a que los pobres sigan trabajando por enfrentar la desigualdad que nos debiera comprometer a todos, al menos, 364 días más.

Juan Cristóbal Beytía, SJ. Capellán/Director Ejecutivo TECHO América Latina

Carta basada en columna escrita por Juan Cristóbal Beytía para El Mostrador, medio digital chileno.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 4/5


El otro partido que se juega en Brasil Recién comenzado el mundial, la tensión y el nerviosismo venían en aumento. Ya sabemos que Falcao, Ribery y Castillo no llegaban. Que Suárez, Vidal, Ronaldo y varios más estaban entre algodones. Y hubo varios hinchas recordando las cábalas de 4 años atrás para asegurar las primeras victorias. En el medio de todo esto: Brasil. Brasil, el país más grande de Latinoamérica, tanto en superficie como en población, y hasta seguramente el más futbolero del mundo (no por nada son pentacampeones y van por la organización de su segundo mundial). Parecía ser el país perfecto para jugar una Copa del Mundo. Todo tenía que ser fiesta, samba, carnaval. Y puede ser por ello que en un principio hayan llamado la atención las protestas masivas que comenzaron hace casi un año en contra de la copa. El Mundial de Brasil fue el más caro de la historia, con costos que triplicaron el presupuesto inicial alcanzando un gasto de 11.754 millones de dólares. También es un evento que dejó estadios construidos en ciudades donde siquiera había equipos profesionales de envergadura, entre otras cosas. Todo esto contrasta con los casi 40 millones de brasileros que viven en situación de pobreza en el país del fútbol. Son 40 millones que no se encuentran en esa situación por la Copa, sino por estructuras injustas, indiferencias y prejuicios que son más viejos que el fútbol y que cualquier otro deporte que practicamos en la actualidad. En este caso, lo que sí hizo el Mundial (y los JJOO Río 2016) fue potenciar y visibilizar esta situación: se habla de que por las obras de ambos eventos se han desalojado cerca de 250.000 familias, sin tener en cuenta sus derechos y su futuro. Pero creer que las violaciones a los Derechos Humanos en los asentamientos es sólo cosa del Mundial o de los Juegos Olímpico, y pensar que van a terminar una vez que pasen estos dos eventos, es desconocer la realidad que enfrentan estos compatriotas que viven en constante inestabilidad y que forman parte de ciudades que no los acogen.

Escrito por:

Informes de Human Rights Watch detectaron en 2009 rasgos de violencia policial en su informe anual. Anotaciones que se repiten en la versión 2013, en el capítulo dedicado a Brasil que destaca el profundo grado de violencia focalizado en las favelas. No solo en Brasil, sino en gran parte de nuestro continente y del mundo, los Derechos Humanos de las familias más vulnerables parecen no existir hace tiempo. Pero no son noticia. En todos los países donde estamos presentes lo vemos sistemáticamente, en el acceso desigual que tienen a la salud, la educación, el trabajo, la tierra, por mencionar algunos. Pero también vemos, en los mismos países, comunidades que buscan organizarse y que trabajan incansablemente para salir adelante, buscando la reivindicación de sus derechos.

Agustín Algorta Director Social TECHO América Latina

Sobran casos concretos. Uno de ellos es “Anita Garibaldi”, una favela a 10 km del aeropuerto de Guarulhos, San Pablo, el lugar por donde llegarán millones de personas para ver a las estrellas del mundo jugar. Sin embargo, ninguno conoce la existencia de estos 16 jugadores que partieron con su equipo casi al mismo tiempo que el grupo de 300 familias se asentó en la zona. Adentrarse en su realidad, y conocer a su equipo de fútbol, nos recuerda a lo sencillo y popular que es este deporte, y cómo ayuda a la superación personal, a la amistad y a soñar en grande. Denunciar las vulneraciones que ocurren en Anita Garibaldi, y en los miles de asentamientos informales de Latinoamérica tiene que ser el primer paso, no el único. Si todavía en nuestro continente existen 113 millones de personas viviendo en asentamientos, es porque no hay una clara voluntad política ni del resto de la sociedad para que esto cambie.

Ignacio Pinto Director Operativo TECHO América Latina

Y ese cambio sólo puede venir en la medida que conozcamos e integremos a las familias de las comunidades más vulnerables. Si queremos soluciones sustentables, partamos por escucharlas y trabajar conjuntamente. El equipo de Anita lo demuestra: trabajando juntos no hay desafíos imposibles. TRABAJANDO JUNTOS NO HAY DESAFÍOS IMPOSIBLES | memoria anual 2013

| Pág. 4/5


Los asentamientos de la desigualdad en América Latina implementado políticas neoliberales que apostaban por el crecimiento económico a partir de la apertura de los mercados en base a una lógica privatizadora de prestación de servicios públicos. Entre otras cosas, esto terminó desmantelando los incipientes sistemas de seguridad estatal latinoamericanos.

Luis Bonilla Director Regional TECHO México y el Caribe

*Columna publicada en 3.500 millones, blog de El País.

En una época de confusión organizada, de desorden decretado, de arbitrariedad planificada y de humanidad deshumanizada, nunca digan: “¡Es natural!”. Para que todo pueda ser cambiado(Bertold Brecht)

El 80% de la población latinoamericana vive en las ciudades de la región. Después de décadas de acelerado crecimiento demográfico, la región ha llegado a ser considerada más urbanizada del planeta. Este nivel de crecimiento se remonta principalmente a mediados del siglo pasado, siendo una de sus causas principales la migración del campo a la ciudad.

Actualmente en Latinoamérica, el 10% de la población más rica acapara aproximadamente el 40% de los ingresos totales y el 10% más pobre que recibe un poco más del 1%. Además, si bien la proporción de la población urbana viviendo en situación de pobreza dentro de la región ha descendido en la última década, en coincidencia con la leve reducción de la desigualdad, en la actualidad hay 124 millones de personas viviendo en esta situación. La desigualdad imperante, sumada a la alta tasa de urbanización, ha tenido un efecto directo en las dinámicas urbanas de Latinoamérica. El crecimiento acelerado que vivieron las ciudades generó un aumento en las demandas sociales y de servicios que fueron incapaces de ser cumplidos por los gobiernos. Nuestros países no han sido capaces de generar ciudades armónicas donde se promueva el desarrollo de los habitantes en condiciones de igualdad y respeto a los derechos. Por el contrario, las ciudades latinoamericanas se han convertido en las más peligrosas del mundo y se caracterizan por los altos niveles de segregación social y territorial. Se ha priorizado la generación de condiciones para promover la actividad económica privada y la comodidad individual prevalece por sobre el bienestar común. Este tipo de política se ha encargado de ampliar al extremo la lógica del mercado, llegando a abarcar servicios públicos que son necesarios para garantizar los derechos sociales de todos los ciudadanos. Es decir, las personas reciben distintos tipos de calidad de servicios en dependencia de cuánto paguen por adquirirlos.

Asimismo, ya es bastante conocido que nuestra región también es la másdesigual de todo el mundo. En gran La persistencia de esta dinámica ha debilitado medida, esto ha sido el resultado de décadas de haber la concepción de la política social, limitándola al

desarrollo de programas y acciones que apoyen o asistan a aquellos ciudadanos que se ven afectados negativamente por la lógica del mercado, para que así puedan tener mínimos de subsistencia.

actualmente 1 de 4 latinoamericanos que viven en zonas urbanas habita en un asentamiento en situación de pobreza, mientras comparten ciudades con 15.000 ultramillonarios.

En Latinoamérica, se dice que la política social se ha convertido en una ambulancia de calidad cuestionable que debe recoger a las víctimas de la política económica.

Desde una perspectiva multidimensional, la característica principal de estas comunidades es la falta de garantía de los derechos sociales reconocidos en amplias declaraciones a las que se adhieren los países de la región.

En ese sentido, la desigualdad no sólo está afectada y afecta los niveles de ingresos de la población. En Son comunidades a las cuales la lógica del mercado una sociedad de mercado, lógicamente, también se les da la espalda y por la débil capacidad de gestión pública asociada a este sistema, tampoco el Estado responde de manera integral a su derecho a la educación, salud, seguridad social, agua y toda la serie de Derechos Humanos a los que cada persona “las ciudades debe tener garantizada por el hecho de serlo, es decir, independientemente de su nivel de ingreso, trabajo, latinoamericanas se han lugar de residencia, etc.

convertido en las más peligrosas del mundo y se caracterizan por los altos niveles de segregación social y territorial”.

En otras palabras, las sociedades latinoamericanas, a través de esta lógica, han dejado a los pobladores de los asentamientos humanos a su propia suerte y a los ingresos que puedan obtener para poder comprar un poco de calidad de vida, mientras las vías del desarrollo pasan frente a sus comunidades. Superar la injusticia extrema de la pobreza en los asentamientos humanos latinoamericanos y poder garantizar que todos los ciudadanos tengan pleno acceso a sus derechos, requiere tomar en serio la necesidad de romper con el problema de la desigualdad que privatiza los derechos.

generan brechas sociales importantes en términos de educación, salud, seguridad social y acceso a la tierra Para lograrlo es necesaria una enérgica reivindicación que a su vez van contribuyendo a la reproducción de de lo público, entendido como espacio en el que nos esa desigualdad a través de las distintas generaciones. encontramos como ciudadanos miembros de una sociedad en términos de igualdad y reciprocidad Los asentamientos humanos son una evidencia para la construcción de un sistema donde todos, extrema de las consecuencias de esta dinámica independientemente de donde vengamos, tengamos de urbanización en el marco de una sociedad acceso a los mismos derechos, para ir transformando estructuralmente desigual. En las últimas décadas nuestras sociedades de privilegios en sociedades de el número de personas que viven en asentamientos derechos. humanos ha ido aumentando en la región, y

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 6/7


NUESTRO TRABAJO misión

Visión

Una sociedad justa y sin pobreza, donde todas las personas tengan las oportunidades para desarrollar sus capacidades y puedan ejercer y gozar plenamente sus derechos.

Trabajar sin descanso en los asentamientos precarios para superar la pobreza, a través de la formación y la acción conjunta de sus pobladores y jóvenes voluntarios, promoviendo el desarrollo comunitario, denunciando la situación en la que viven las comunidades más excluidas e incidiendo junto a otros en política.

OBJETIVOS ESTRATÉGICOS El modelo de trabajo integral en los asentamientos aporta de manera directa a la ejecución de los objetivos que la institución plantea para lograr su visión: Fomentar el desarrollo comunitario, a través de un proceso de fortalecimiento de la comunidad, que desarrolle liderazgos validados y representativos, y que impulse la organización comunitaria, la autogestión, la vinculación a redes y la participación de miles de pobladores de asentamientos para la generación de soluciones a sus problemáticas. El desarrollo comunitario es considerado como eje transversal del trabajo de TECHO en asentamientos informales, por lo que es impulsado desde la inserción en estos espacios, durante en el proceso de construcción de viviendas de emergencia y en la implementación de los programas de Habilitación Social. Promover la conciencia y acción social, con especial énfasis en la masificación del voluntariado crítico y propositivo trabajando en terreno con los pobladores de los asentamientos e involucrando a distintos actores de la sociedad en el desarrollo de soluciones concretas para superar la pobreza; entendiendo que su condición de ciudadanos los sujeta al ejercicio y goce de derechos y al mismo tiempo los compromete con el cumplimiento de deberes. Incidir en espacios de toma de decisión y política, promoviendo los cambios estructurales necesarios para que la pobreza no se siga reproduciendo y disminuya rápidamente. a través de la denuncia de la exclusión y vulneración de derechos dentro de los asentamientos, de la generación y difusión de información relevante sobre estos y de la vinculación de sus pobladores con otras redes. Todo esto para que los problemas de estas comunidades sean reconocidos por la sociedad y prioritarios en la agenda pública.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 6/7


dir en espacios de toma de decisión y política,

MODELO DE TRABAJO TECHO focaliza su trabajo en los asentamientos informales de Latinoamérica, partiendo con un proceso de recolección de información relevante desde la misma comunidad. A partir de la detección de sus necesidades, la organización en conjunto con los pobladores de estos espacios determinan un plan de trabajo conjunto de corto, mediano y largo plazo, que apunta a la autogestión y que mantiene su foco en el desarrollo comunitario. De esta manera, la comunidad se organiza en torno a un objetivo común que, si se mantiene en el tiempo, permite que se conforme una Mesa de Trabajo, instancia semanal de reunión y diálogo entre líderes comunitarios y jóvenes voluntarios. En este espacio, los pobladores de los asentamientos interactúan para identificar otras necesidades prioritarias y desarrollar programas para enfrentarlas. Durante el proceso de organización comunitaria, el trabajo de TECHO se focaliza en tres ejes, que facilitan que las comunidades puedan avanzar en su proceso de desarrollo. Los focos del trabajo desde los asentamientos son: Fortalecimiento de Capacidades Comunitarias: a través del fomento a la identidad, la participación y organización, la autogestión y el trabajo en red TECHO busca contribuir en el proceso de pasar de asentamientos informales a comunidades integradas. Dentro de esta dimensión, se desarrollan, por ejemplo proyectos de formación de liderazgos comunitarios y Talleres de Aprendizaje Popular (TAP). Satisfacción de Necesidades de Hábitat y Habitabilidad: TECHO busca que sus pobladores y pobladoras no solo cuenten con las condiciones y capacidades mínimas que tiene que cumplir el espacio en que habitan. Busca además que su entorno - el espacio en el que la comunidad interactúa- sea óptimo para su desarrollo. Dentro de este eje se encuentra la construcción de viviendas de emergencias, el desarrollo de proyectos de infraestructura comunitaria, fondos concursables (FonTECHO) y Proyectos de soluciones permanentes (vivienda definitiva, regularización de tierras, acceso formal a servicios básicos). Promoción del Desarrollo Social y Económico: esta dimensión apunta a mejorar las condiciones de bienestar detodas las personas de manera de que puedan satisfacer sus derechos fundamentales. Dentro de este eje se encuentran: Proyectos de Capacitación en Oficios, Proyectos de Desarrollo Empresarial, Programas de educación, Programa Agrícola. Dentro de su trabajo, TECHO articula y vincula pobladores de asentamientos organizados con instituciones de gobierno para exigir sus derechos. A lo largo del proceso, TECHO promueve también la vinculación a redes para potenciar los programas mencionados y para desarrollar otros proyectos que contribuyan a la generación de soluciones comunitarias integrales. Estas soluciones potencian las capacidades individuales y colectivas de autogestión en la comunidad e involucran a los voluntarios en un proceso de sensibilización y concientización en torno a la pobreza y sus causas, que los lleva a actuar y movilizarse para generar cambios reales. TRABAJANDO JUNTOS NO HAY DESAFÍOS IMPOSIBLES | memoria anual 2013

| Pág. 8/9


MODELO DE TRABAJO

TRABAJANDO JUNTOS NO HAY DESAFร OS IMPOSIBLES | memoria anual 2013

| Pรกg. 8/9


¿DÓNDE ESTAMOS?

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 10/11


ORGANIGRAMA

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 10/11


logros 2014


6.312

73.298

TRABAJANDO JUNTOS NO HAY DESAFÍOS IMPOSIBLES | memoria anual 2013


Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 14/15


los mejores momentos techo

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


“Únete a la carrera contra la Pobreza” junto a Dakar La organización participó de la carrera como el único sponsor solidario. A partir del logan “Únete a la carrera contra la pobreza”, TECHO recibió el apoyo de 431 pilotos de distintas nacionalidades, que sumaron el logo en vehículos y uniformes. Entre ellos, destacaron los corredores del equipo KTM Francisco “Chaleco” López, el español Marc Coma y el portugués Rubén Faria, quienes dieron la partida oficial a la muestra fotográfica “Tierra Fresca” montada por TECHO en Rosario. Uniendo los valores que promueve el deporte -solidaridad, organización, trabajo coordinado- con los del trabajo comunitario, ambas organizaciones buscaron sensibilizar sobre la realidad de los asentamientos informales en la región. Además, en la edición 2014, ASO entregó un aporte directo al trabajo que TECHO realiza en asentamientos de Bolivia, Argentina y Chile a través de la entrega de USD$112.000. A este aporte al trabajo, se sumó la contribución del tripulante qatarí representante del equipo Mini Nasser Al Attiyah, quien contribuyó al trabajo que TECHO con USD$100 mil. A la fecha, el trabajo junto a Amaury Sports Association (ASO) ha permitido a TECHO la construcción de 180 viviendas de emergencia, 9 centros comunitarios y 4 proyectos de reconstrucción en Chile después del terremoto que asoló al país.

100 mil historias se conmemoran junto a TECHO

Una de las dimensiones que aborda la organización es la vivienda y desde que inició su labor junto con voluntarios y pobladores ha contribuido a través de la construcción de viviendas de emergencia, que aportan mejoras significativas en la percepción de bienestar de quienes las habitan, entre otros aspectos, de acuerdo a un estudio realizado por J-Pal. Este programa, extendido en Latinoamérica, alcanzó en 2014 las 100 mil viviendas construidas. Para esto, TECHO lanzó la iniciativa “Historias transformando la historia”. A partir de una plataforma, recopiló las historias de quienes participaron de este proceso a lo largo y ancho de América Latina, desde que partió en Chile, en 1997. Testimonios de todo el continente de parte de voluntarios, empresas, ex miembros de la organización, formaron parte de este homenaje al trabajo coordinado con los pobladores de asentamientos informales en 19 países de la región. La empresa de logística, DHL, se sumó como sponsor oficial y participó en las distintas actividades organizadas en países como Brasil, El Salvador, Honduras, Guatemala, Perú y México, donde TECHO está presente trabajando junto a más de 450 asentamientos.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014


TECHO participa del Foro Urbano Mundial en Medellín

Soluciones pERMANENTES en Argentina, Uruguay y Chile

Entre el 5 y el 11 de abril, TECHO participó del Foro Urbano Mundial de Medellín, espacio que reúne a los referentes más importantes de este tema a nivel mundial. La organización transmitió en este espacio parte de su experiencia en 17 años de trabajo junto a los pobladores de los asentamientos informales para acceder a ciudades más justas.

Durante 2014, TECHO profundizó en su trabajo con las comunidades en Argentina, Uruguay y Chile, alcanzando con esto soluciones definitivas algunas de las comunidades con las que trabajan.

Además de exponer su trabajo en uno de los stands del Foro, la organización presentó su experiencia en Argentina, Chile y Uruguay planteando soluciones permanentes para los asentamientos a través de la organización comunitaria.

En Argentina, por ejemplo, TECHO firmó en noviembre un acuerdo con el municipio de Salta para elaborar en conjunto un Diagnóstico Urbano, Legal y Social sobre los barrios de la ciudad. De esta forma, el trabajo combinado entre gobierno local y la organización busca diagnosticar y priorizar el trabajo con los espacios más vulnerables y así proyectar un trabajo hacia soluciones permanentes.

Además de eso, el 11 de abril la organización llevó a cabo un taller titulado “Visibilizando asentamientos informales a partir de métodos participativos de levantamiento de información territorial”. En este espacio, TECHO compartió su compromiso con la generación de información rigurosa para tomar decisiones en torno a la naturaleza y la dimensión de la problemática que, de acuerdo a cifras de las Naciones Unidas, alcanza al 25% de la población latinoamericana, unos 113 millones de personas.

En Uruguay, por su parte, la organización avanzó en un proyecto de diseño participativo, apoyados por la Universidad Católica de Uruguay y Socialab, incluyendo a Ceuta (empresa asesora en temas sanitarios), Ñandé (empresa constructora) en el proceso completo. El resultado fue un concurso de convocatoria abierta que partió en 2013 y que en 2014 dejó como resultado 5 baños y 20 conexiones de alcantarillado para el asentamiento Simón del Pino, que agrupa a 97 familias.

El taller expuso el caso de Argentina y su Mapa de Asentamientos, además de la investigación realizada en Chile que permitió dar forma a una actualización del Catastro realizado por el Ministerio de Vivienda del país.

Chile, entretanto, logró concretar la entrega de 705 soluciones definitivas de vivienda, a partir del trabajo conjunto con pobladores y pobladoras de asentamientos. Estos proyectos, desde su planificación, diseño e implementación, consideraron a sus próximos habitantes como uno de los principales gestores.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014


Anita Garibaldi desafía al Campeón del Mundo

Brasil recibe 450 voluntarios en el encuentro Latinoamericano - ENVO

A 10 minutos del Aeropuerto de Guarulhos se encuentra Anita Garibaldi, un asentamiento donde hoy viven 15.000 personas. Su equipo, con el mismo nombre, anunció a través de un corto documental su desafío al próximo campeón del mundo de la Copa Fifa 2014.

Entre el 10 y el 17 de octubre, 450 voluntarios llegaron hasta Sao Paulo, para dar forma al Encuentro de Voluntarios 2014 (ENVO). Espacios de trabajo en terreno con otros de diálogo, análisis y el aporte de expositores de otras organizaciones fueron parte de la agenda de los jóvenes.

La iniciativa, de nombre #DesafioAnita, tenía como objetivo visibilizar la situación de las más de 6.300 favelas que existen en el país y la inseguridad y vulneración constante en que se encuentran.

Esta iniciativa además tenía como objetivo poder reunir a los principales liderazgos del equipo permanente de TECHO junto a organizaciones y expertos referentes en temas de pobreza y voluntariado, en un espacio de trabajo que promoviera el análisis de los desafíos que enfrenta el voluntariado y la creación de propuestas que permitan hacerle frente a dichos desafíos.

La historia de Anita dio la vuelta al mundo y fue publicada en espacios de los 5 continentes. Fue transmitida en más de 50 países y en 250 medios distintos. A lo largo del campeonato, los ex futbolistas Iván Zamorano de Chile y el paraguayo Salvador Cabañas apoyaron el desafío, además de figuras como el cantante de Calle 13, René. La campaña fue reconocida por el premio publicitario Ojo de Iberoamérica en la Categoría Sports. Esto se sumó al premio #LaMejorCampañaDelMundial, Categoría Bien Social, que recibió en Perú. A partir de la historia de Anita Garibaldi, una favela ubicada a 10 kilómetros del aeropuerto de Guarulhos, #DesafioAnita sumó 19 mil hinchas, impactó en 10,6 millones de personas de más de 50 países.

Doce nacionalidades distintas tuvieron la oportunidad de conversar y contrastar tanto sobre procesos institucionales como de las motivaciones y capacidades que requieren para acompañar los procesos comunitarios en corresponsabilidad con los pobladores y pobladoras de asentamientos. De esta forma, el ENVO contribuyó también a fortalecer una identidad latinoamericana, por medio del intercambio cultural y profesional entre los diferentes países donde TECHO está presente. Por último, aportó en promover la integración de los jóvenes como seres sociales activos en la construcción de un continente más justo y sin pobreza y la transformación social de la región. El proyecto se llevó a cabo con la asesoría de la consultora Germinar.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014


TECHO debate en Foro sobre desigualdad organizado por el FMI

“Conocer te hace parte del problema, actuar te hace parte de la solución”

El 6 de diciembre, Juan Cristóbal Beytía capellán de TECHO y director ejecutivo de la organización, participó de la conferencia internacional organizada por el Fondo Monetario Internacional y el Gobierno de Chile, bajo el nombre “Desafíos para asegurar el crecimiento y una prosperidad compartida en América Latina”. El espacio apuntaba a analizar cómo mantener y ampliar la reducción de pobreza y desigualdad en un contexto latinoamericano de ralentización económica.

Como parte del proceso de comprensión del trabajo en asentamientos como algo dinámico, TECHO lanzó una campaña hacia sus voluntarios para concientizar sobre la importancia de su rol.

Dentro del panel “Income Inequality: Social Progress and Overcoming the Middle Income Trap” (desigualdad por ingreso: progreso social y superación de la trampa del ingreso medio), Juan Cristóbal compartió el panel con la académica Nora Lustig (Universidad de Tulane); Ricardo Paes de Barros, consejero de la presidenta Dilma Rousseff; Winnie Byanyima, directora ejecutiva e Oxfam Internacional; Alejandro Foxley, presidente de la Corporación de Estudios para Latinoamérica (Cieplan) y Santiago Levy Algazi, del Banco Interamericano de Desarrollo. Juan Cristóbal contribuyó desde su experiencia trabajando con quienes viven en asentamientos. Destacó que la desigualdad en la región se arrastra desde sus orígenes y que hoy se manifiesta en ciudades segregadas. Además, criticó que el sistema económico ha vinculado los bienes sociales a la capacidad de pago de las personas e hizo un llamado a los tomadores de decisiones a vincularse directamente y de primera mano con la realidad de quienes enfrentan esta desigualdad a diario.

Bajo el lema “Conocer te hace parte del problema, actuar te hace parte de la solución” - Equipos de Comunidad (EDC), la organización buscó transmitir la importancia de comprender no sólo la realidad local, sino que también los temas que la intersectan como el mirar la pobreza desde un enfoque multidimensional, de Derechos Humanos y teniendo como eje transversal el desarrollo comunitario. En concreto, esta iniciativa aportó en expandir la preocupación por la articulación y proyección de los voluntarios que trabajan en comunidad para dar seguimiento a los diferentes programas y proyectos desarrollados junto a los pobladores de los asentamientos. Además, invitarlos a que tengan un mayor conocimiento de la realidad comunitaria y generar procesos de análisis de la realidad que partan desde la práctica comunitaria, para responder de mejor forma a las necesidades identificadas. Esta iniciativa fue lanzada en diciembre, a propósito del Día Mundial de los Voluntarios. De esta forma, TECHO dio bajada a esta conmemoración hacia los cerca de 7 mil jóvenes que trabajan de manera permanente con las comunidades latinoamericanas.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014


Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


techo en primera persona

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


Nineth Aguilar miembro de la mesa de trabajo comunidad Buenavista, Guatemala.

Gabriela Hernández Cardoso Presidente y Director General General Electric

Rafael Zambrano voluntario Coordinador Comunidad “Nueva Luz No.2”, Panamá.

“Un día hicieron una reunión en nuestro asentamiento, mi mamá no podía ir y fui yo. Empezamos a ver cuáles eran nuestras necesidades y aportar ideas sobre nuestras problemáticas. Me uní a la mesa de trabajo y juntos, le estamos echando ganas. Lo primero, para mí, fue quitarme mi miedo. Yo tenía un poco de nerviosismo de decirle a la gente ‘haz esto, haz lo otro’. A continuación, uno de los retos más grandes como mesa fue la de irnos ganando la confianza de nuestra aldea.

“General Electric ha participado desde hace 3 años en el programa de TECHO. Esto ha implicado el esfuerzo y dedicación de unos 280 voluntarios de GE, traduciéndose en 3640 horas de voluntariado. El proyecto es una oportunidad importante para aportar un apoyo a nuestras comunidades en vulnerabilidad con una visión clara de estimular el inicio de cambios en la vida de las personas.

“Hay una frase que escucho más a menudo de lo qeu debería: ‘Aquí en Panamá la gente es así; a nadie le importa y nadie es capaz de ayudar a los demás’. Yo creo que la participación ciudadana sí existe y no es difícil de lograr. Lo sé porque lo vi y fui parte de ella. Todo comienza con una nueva directiva en el asentamiento Nueva Luz No. 2 en Arraiján. Esther Rodríguez, la presidenta, y Lissy de Pineda, la vicepresidenta, siempre se mantienen ajetreadas realizando mandados y pequeñas y grandes tareas que tienen el objetivo de mejorar la situación de la comunidad.

TECHO nos ha apoyado para organizar a la comunidad. Logramos que creyeran en nosotros y que la gente se sumara a nuestras actividades. Después ya no era necesario que nosotros les dijéramos ‘acá tienen que hacer eso’ sino que ellos decían ‘vamos a hacer esto’. A la tercera vez ellos ya sabían qué era todo lo que tenían que hacer y ya era de una manera organizada. Es importante ponerse la meta de que los logros son para un comunidad, por el bien de las demás personas. También con nuestras obligaciones, porque tenemos que estar velando día por día a cada una de las necesidades. Tenemos que tenerle mucho respeto a todas las personas con las que vamos a trabajar. Tenemos que tener compromiso con las demás personas”.

Mi participación como voluntaria en la construcción que hicimos en Querétaro tuvo un triple propósito. Primeramente, tener el privilegio de trabajar en un proyecto que te da satisfacción personal en todos los sentidos. En segundo lugar, el evento tuvo lugar durante la reunión del equipo de liderazgo de la empresa lo que permitió convivir y trabajar en equipo en un ambiente distingo a la oficina. Un verdadero ejercicio de integración. En tercer lugar, es una forma importante de que los líderes de la organización de manera personal sean “role models” para la organización. Fue un evento donde nos divertimos, convivimos, disfrutamos a las familias con quienes construimos y a pesar de finalizar casados, terminamos contentos y listos para los días de trabajo juntos. Es una experiencia que tiene recompensas en muchos sentidos y GE no deja pasar la oportunidad de hacerlo fomentando la cultura de GE Foundation, Ge volunteers, el espíritu de trabajar en equipo y el sentido de dar”.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

En la comunidad, tenemos promotoras y participantes; desde TECHO, tenemos articuladores; desde el colegio, nos apoyan jóvenes agentes de cambio y financiadores, agrupaciones distintas en sinergia trabajando hacia un mismo objetivo. Es un proyecto, que no solo requiere vecinos comprometidos, o estudiantes con voluntad, o coordinadores de TECHO responsables, este proyecto en su más noble esencia requirió ciudadanos: un grupo de personas que se reconoce como parte de una misma comunidad y que, en conjunto, propone y trabaja para realizar una solución concreta a una situación que los afecta. Este tipo de proyectos que surgen de la colaboración de un numeroso colectivo, de distintas ideas de varias agrupaciones consolidadas en una sola, son el producto de una efectiva participación ciudadana ¿Es necesario? Por supuesto. Claro que es necesario demostrar no sólo que somos capaces de pensar y de defendernos por nuestros medios, sino además demostrar que la unión es posible y que desde cualquier espectro de la sociedad podemos juntarnos y generar grandes cambios que inciden directamente en la realidad”.

| Pág. 16/17


Nuestros aliados estratĂŠgicos

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


Deloitte Chile, en alianza con la Oficina Central de TECHO coordina la evaluación de la razonabilidad financiera de los estados financieros generados desde los países para garantizar su consistencia y confianza. La alianza con la empresa auditora se proyecta a todo Latinoamérica a partir de su centro en Chile para hacer una evaluación de los mecanismos de control interno de cada una de las oficinas y se emiten recomendaciones sobre cómo mejorar la gestión. Además, la firma apoya a TECHO en la elaboración de auditorías para revisión de convenios con terceros.

La alianza pro bono de TECHO con esta agencia de publicidad se extiende por 7 oficinas de la organización en Latinoamérica. Tiene como objetivo aportar en la construcción de la marca, concretamente apoyando las campañas institucionales locales y regionales. Y&R jugó también un rol central durante 2012 en el traspaso de la marca de Un Techo para mi País a TECHO. Su filial Bravo trabaja junto a las oficinas de TECHO en Estados Unidos para el mercado local, así como también la coordinación con sus iniciativas hacia Latinoamérica. Y&R es una de las alianzas probono más antiguas de TECHO en el ámbito de la comunicación.

La alianza con esta institución partió en 2011. A partir de esa fecha, la alianza pro bono se ha enfocado en la asesoría y apoyo técnico a TECHO en temas relacionados a la estrategia y estructura organizacional, sumado al mejoramiento de la gestión interna.

La alianza, que partió en 2005 se ha expandido por Argentina, Colombia, El Salvador, México, Perú, Uruguay, Haití y Chile. El BID, a través de su Fondo Multilateral de Inversiones (FOMIN) entrega apoyo técnico y busca transferir conocimientos, experiencias y aprendizajes institucionales.

BCG se preocupa por conocer a profundidad la dinámica de TECHO, realizando un trabajo conjunto acorde a las principales necesidades de la organización y proponiendo soluciones viables que contribuyan al crecimiento, maduración y consolidación institucional.

A partir de esto, busca desarrollar programas para la integración de pobladores que viven en asentamientos informales al sector productivo, tales como capacitación en oficios básicos y el apoyo para el desarrollo de emprendimientos.

La alianza pro bono con esta reconocida agencia de relaciones públicas se enfoca en la asesoría sobre el manejo estratégico de la comunicación institucional. La relación con TECHO se extiende en 12 países de la región y en conjunto permite que la organización cuente con asesoría para la construcción de la imagen organizacional en acciones concretas como intervenciones comunicacionales, eventos, gestión del discurso institucional y vocerías.

Desde el año 2011 TECHO estableció una dinámica de trabajo con MEC, empresa especialista en gestión de medios publicitarios. Las relaciones iniciaron de manera coordinada desde su central en Miami y luego se extendieron a otros países de Latinoamérica. Junto a las oficinas locales de TECHO, MEC aporta a los equipos de Comunicaciones desde el análisis y manejo estratégico de las pautas en medios publicitarios, así como el contacto y gestión de espacios para la colocación de diferentes campañas locales y regionales.

Bajo estos mismos objetivos en el año 2010, se establece otro convenio entre BID FOMIN y TECHO enfocado en Haití, con el objetivo de promover la integración económica de la población de Haití afectado por el terremoto. El proyecto se extenderá hasta 2015.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 26/27


NUESTROS ALIADOS CORPORATIVOS

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014


La alianza junto a la empresa de la industria automotriz comenzó en 2011. En su desarrollo, Porsche ha impactado en el trabajo que TECHO realiza junto a pobladores de asentamientos en Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República Dominicana.

La empresa de logísitica DHL viene trabajando junto a TECHO desde 2010. Sus principales proyectos han sido de la mano de las comunidades de Argentina, Bolivia, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, Guatemala, Haití, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, República Dominicana y Uruguay.

Además de participar como “supporting sponsor” en actividades de desarrollo de fondos para la región (Artecho 2011), Porsche ha sumado a 2.972 voluntarios de la empresa para la construcción de 347 viviendas de emergencia en 17 países de los 19 con los que TECHO trabaja. A fines de 2014, Porsche y TECHO partieron con un programa piloto de capacitación en oficios en El Salvador y Paraguay.

Esta alianza, la más extensiva dentro del trabajo que TECHO realiza con empresas, se ha canalizado a través través de la organización de voluntariado corporativo que tienen como principal actividad la construcción de viviendas de emergencia. En esta línea, DHL se sumó como sponsor oficial del hito “100.000 historias”, que conmemoró la construcción de 100.000 viviendas de emergencia en la región de la mano de la organización, en abril de 2014. En esta oportunidad, la firma contribuyó junto a sus colaboradores en actividades en terreno y aportó con el equivalente a 109 viviendas de emergencia.

La alianza con esta empresa tiene como objetivo contribuir al trabajo que TECHO desarrolla junto a las comunidades en América Latina desde 2014. Este año, su trabajo destacó en el apoyo que Metlife entregó durante la emergencia en Chile, que afectó a 10 mil personas, 2.500 de ellas habitantes de asentamientos informales en la región de Valparaíso. El apoyo se concretó en 112 viviendas transitorias para los afectados por el fuego. Además, los equipos de Metlife en México, Colombia, Argentina y Uruguay participaron de la construcción de un total de 158 viviendas de emergencia junto a los equipos de voluntarios y las comunidades, a través de actividades de voluntariado corporativo.

también se sumaron

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 28/29


organismos asociados

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


La Agencia de Cooperación Internacional de Chile ha trabajado desde 2009 junto a TECHO en Bolivia y El Salvador. Además de eso, han apoyado la realización de trabajos voluntarios en Chile y Paraguay. En 2012, para consolidar la alianza, AGCI y TECHO firmaron un convenio marco con el objetivo de desarrollar proyectos de cooperación con impacto directo en vivienda, salud, educación, desarrollo de género y cohesión social en asentamientos informales.

TECHO y UNASUR sellaron en 2011 un convenio para el apoyo de actividades en Haití tras la emergencia del terremoto de enero de 2010. Este consiste en la realización de un proyecto de cooperación a efectos de construir más de 800 viviendas de emergencia, implementar un Centro de Salud y de Educación y aportar en la organización comunitaria de los asentamientos con que TECHO trabaja.

La XX Cumbre Iberoamericana de Jefes y Jefas de Estado y de Gobierno celebrada en Mar de Plata en 2010 aprobó el proyecto de TECHO como proyecto adscrito a la Cumbre bajo el nombre “Jóvenes por una Iberoamérica sin Pobreza”. Esta nominación representa un reconocimiento al trabajo realizado por TECHO en toda la región y abre a la organización espacios de participación de la sociedad civil en Iberoamérica.

En 2011, el Consejo económico y social de las Naciones Unidas (ECOSOC) adoptó la recomendación del Comité de las Organizaciones No-Gubernamentales para otorgar a TECHO el “Estatuto Consultivo”. Este estatus permite a la organización involucrarse activamente con ECOSOC y sus órganos así como con la Secretaría, Programas, Fondos y Agencias de las Naciones Unidas.

En 2014, su aporte se materializó en la concreción de 6 proyectos de infraestrutura comunitaria en Haití.

también se sumaron

Childfund Selavip CAF America Silicon Valley Community Foundation ONU-Habitat.

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 30/31


estados financieros

* En base a informaci贸n pendiente de auditar Trabajando juntos no hay desaf铆os imposibles | REPORTE anual 2014


Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


* * Clasificación sobre montos aproximados

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 36/37


Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 36/37


* * Clasificación sobre montos aproximados

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 38/39


*

* Clasificación sobre montos aproximados

Trabajando juntos no hay desafíos imposibles | REPORTE anual 2014

| Pág. 38/39


Departamental 440, San JoaquĂ­n, Santiago, Chile info@techo.org

Trabajando juntos no hay desafĂ­os imposibles | REPORTE anual 2014


Issuu converts static files into: digital portfolios, online yearbooks, online catalogs, digital photo albums and more. Sign up and create your flipbook.