Issuu on Google+

ENTREMUROS Marzo del 2012 >>EL NORTE

de madera natural, las cuales permitieron darle textura y contraste. No obstante, todas sus formas son simples”, precisó White. A decir de esta creativa, un ambiente basado en el blanco y negro es fácilmente adaptable a diferentes tipos de decoración, mientras provoca un aire atrevido. De esta manera resultó sencillo incluir mobiliario vintage que se convierte en originales puntos de la decoración. Los tapices se eligieron, en su mayoría, a partir de telas blancas con delicados motivos negros, como destaca en las sillas del comedor, mientras que las tonalidades oscuras resaltan en algunas piezas del mobiliario. Para mantener el equilibrio en la composición se agregaron algunos detalles de madera.

Originales detalles En este tipo de decoración es común encontrar pisos negros y muros blancos. Sin embargo, cuando se trata de dar un toque chic, no hay reglas estrictas. Por ello, en este proyecto, un muro de la cocina se transformó en un pizarrón negro a través del cual se genera un interesante punto visual y resulta un práctico elemento. Para complementar el diseño, sobre unas repisas blancas se colocó una gruesa y oscura vajilla.

Cortesía: Laura Moss

> Un tapete a rayas que destaca en la sala dio origen al concepto bicolor.

27

> Combinación de textiles oscuros y claros genera un elegante contraste.

> Cubiertas y bancos negros equilibran visualmente la cocina.


27