Issuu on Google+

C

R ECTO RÍ A

N o. 4 4

entro de Investigaciones Patafísicas de México, honorable institución fundada por San Seutonio Parricida en el año del Señor 3,540 antes de Cristo. Descripción: Hacemos interpretaciones cuánticas de la realidad con base en un periodo regulatorio de tiempo, que nos permita extraer molares de la boca de algún cocodrilo macho bañado en leche de cabra blanda; hacemos investigaciones sobre aquello que se encuentra más allá de lo que está más allá de la física y la metafísica; también nos ocupamos del estudio de las singularidades antropomorfas. Contamos con nuevas áreas de investigación dedicadas a las paradojas y patáforas así como contradicciones. La creación poética y escénica en el área de FeasArtes, como también las Ciencias Inexactas. Misión: Detectar la mayor cantidad posible de infrarrealidades dentro de este extenso espacio al que conocemos como cotidianeidad. Objetivo: Darle cabida a propuestas incoherentes, irracionales y desprovistas de toda lucidez dentro de un contexto académico y científico, utilizando la Patafísica como filtro a todo intento de justificar la irracionalidad. Premios y reconocimientos: .-° Premio Patafísico No. 2222 por previsión futurística. .-° Premio “Alfred Jarry” por nuestra sólida tesis demostrado la posible inexistencia del ilustre Dr. Faustroll. .-° Premio al mérito del reino de Ubú, por demostrarle a su majestad Ubú I, que su vida era toda una alucinación esquizoide. .-° Premios otros que no mencionamos por ser irrecordables. Contacto: cipam_oxidativo@hotmail.com

C E NT RO D E I NV E ST I G AC I O N E S PATA F Í S I C A S D E M É X I C O

cipam.tumblr.com

Facultad de Ciencias Inexactas Visión: Se le llama logología a aquella ilustre (y a veces oscura) ciencia dedicada al estudio científico del logos, es decir a la ciencia que estudia a la ciencia. Ésta es una de las bases de algunas escuelas patafísicas modernas. Se complementa con la misma ciencia patafísica, pues le aporta luz en su análisis de paradojas, contradicciones y excepciones existenciales, tanto existentes como inexistentes, así como conocidas o supuestas. Licenciaturas: Licenciatura en Antropología de Interiores. Licenciatura en Geografía Doméstica. Investigaciones: Investigación en Musicronología acústica. Investigación en Geografía Sideral. Investigación en Atomodatización de Jitomates.

Facultad de Feas Artes Mediante la experimentación y la investigación plástica, en lo que respecta al cuerpo y su capacidad de interacción con un medio sin forma aparente, se da un sentido a aquello que llamamos silla, y no meramente como poltrona. Llamamos a esto la multiplicidad del “Universo de Ó es”, donde todo puede ser nada, hasta el instante en el que se le asigna un staccato o un falsete lingüístico. El objeto de manipulación puede alterar o inferir en su medio y por ende en el observador (Artista). Licenciaturas: Artes Escénicas Psiquiatro-Teátrico. Artes Visuales Porsigrafía.

Facultad de Inhumanidades Licenciaturas: Economía Escatológica.

Fotografía: Alumnos de Porsigrafia en el Área de Feas Artes (CIPAM) ::: DIRECTORIO PANÓPTICO ::: Consejo Coordinador - Jorge Luis Morán (r u sh man _2 4@h otmail.co m ) Coord. Edición y Diseño Gráfico - Viviana Estrella (v g ep 17@h otmai l .co m )

Coord. Comunicación - Haydé Ruíz ( laucnipfag_sm ile@ho t m ail.co m ) Coord. Radio - Guadalupe Jiménez ( guala90 _16@ho t m ail.co m )

contactopanoptico@gmail.com


I

Bl o c k h e a d - The Music Scene

nvestigaciones recientes hechas por Benemérito Gaitán, doctorado en Musicronología Acústica, llevadas a cabo en los laboratorios de vibración acústica urbana y natural tales como calles, cloacas, troncos huecos y cascadas verticales e inversas, han revelado que cuando hay ruido no hay silencio y viceversa. También se demostró que la saturación de exceso de materia acústica es una veta rica en información histórica, ya que la energía sonora se propaga en un eco ad infinitum átomo por átomo a través del aire y del planeta entero. Se concluye que es necesario apreciar más de cerca y con excelso cuidado toda una gama de sonidos y venidos que vislumbran una trayectoria de tiempo lineo-espacial desconocidos hasta este momento en el que escribo. Es simple el proceso de apreciación, como nos lo plantea el doctor Gaitán. Pongámonos a escuchar el grifo goteando y las hojas del huisache, el nivel de complejidad arrítmica y sus tantos matices ocultos y a menudo oscuros, nos revelan que hay un sinfín de información logarítmica y anacrónica, incrustados en secuencias de tiempo acústico. El estudio de la Musicronología Acústica abarca el infrasonido, el suprasonido y el ultrasonido, también como el son ido de la Beata inocente. Cabe mencionar que los seres sensibles, nuestros inmaculados músicos, les es incoherente descifrar el ruido autóctono, para ello el doctor Gaitán ideo un prototipo de ruidónomo con el fin de facilitar la audición a nuestros inmaculados músicos y musecos. Ya que cada vez se esfuerzan más por crear su propio ruido, debido a una creciente sordera global que se ha inoculado en los instrumentos del planeta, dejando así un espacio desprovisto de anticuerpos que ataquen la sordera que acaece a nuestros inmaculados músicos. La discrepancia entre la música y el ruido es nula, afirma el doctor Gaitan. Se nos invita a que desechemos nuestros gramófonos, estéreos y equipos surround de alta indefinición para que así podamos disfrutar de la bella música que nos ofrece el traqueteo de los engranes oxidados del microbús. Orta propuesta un tanto atrevida que nos propone nuestro benemérito doctor Benemérito Gaitán, trata sobre la inutilización de los medios y los completos masivos como vías de información, formación y deformación tan escuchada por tantos y por tontos. El problema radica en la inconsistencia de la lógica y la armonía que afloran de los parlantes, ya que al estar sometidos a una fuerte dosis de palabras, mensajes, noticias, avisos y advertencias, estos comienzan a saturarse y producir una sustancia acústica que al entrar por nuestros oídos anula cualquier síntoma de reacción neuronal, y aún peor cuando esta saturación acústica se acompaña de imágenes de carácter irreversible para la memoria humana.

EDITORIAL

L

a Patafísica es la ciencia de las soluciones imaginarias y las leyes que regulan las excepciones. Siendo el mundo una excepción a la excepción, la Patafísica estudia todo lo que está en el mundo, y por excepción todo lo que no que no está en el, incluida la antipatafísica. El concepto se entiende como una contracción de la palabra epí ta metá ta physiká, que significa “aquello que se encuentra «alrededor» de lo que está «después» de la Física” y fue introducido por el dramaturgo y novelista francés Alfred Jarry, cuando incluyó el término por

N i n j a Tu n e ( E s t a d o s U n i d o s, 2 0 0 9 )

A

nthony Simon a.k.a. Blockhead es un productor de música hip-hop, nacido y criado en los barrios de Manhattan, New York, e hijo del escultor Sidney Simon. A temprana edad Tony encontró un gusto por la música hiphop, tanto lírica como musicalmente; al poco tiempo logró involucrarse como cantante, pero no fue hasta 1994 -cuando ingresó a la Boston University- que comenzó a dedicarse únicamente a la producción musical. “The Music Scene” es su cuarto material discográfico, contiene 12 cortes de instrumentación, beats, cajas de ritmos y fusionando funk, acid jazz, soul, breakbeat y hip-hop, en repetidas ocasiones evoca la música de medio oriente y sonidos latinos. En pocas palabras, podríamos llamarle música cosmopolita pero con estilo y vida propia. H o l l i e C o o k - Hollie Cook

H

M r. B o n g o ( Re i n o U n i d o, 2 0 1 1 )

ollie Cook se ha convertido en una cantante de talla internacional, y no es para menos. Hija del baterista de la extinta banda Sex Pistols, Paul Cook desde muy joven ha sido afín a cantar, actuar y modelar; pero su estancia en la banda post-punk The Slits, fue su gran salto hacia la industria. La música de Hollie -como ella misma lo hace nombrar- es un pop tropical, una especie de reggae con reminiscencia a los 70s, elementos caribeños y viejos músicos como Janet Kay o Phyllis Dillon. Y para gustos más tranquilos se lanzó un álbum remix de todas sus canciones en versión dub. Así que no hay excusa, tomen nota de esta británica.

primera vez en su obra “Gestas y opiniones del Doctor Faustroll, patafísico” de 1911. Fuertemente vinculada al surrealismo, al dadaísmo, e incluso al existencialismo y la filosofía del absurdo, la Patafísica es retomada por cada vez más artistas desde su introducción por Jarry y en 1948, se funda el Colegio de Patafísica en contraposición al prestigioso Collége de France y como una burla a las instituciones académicas. Dicha organización estuvo dedicada a difundir la patafísica y otorgaba títulos rimbombantes a sus miembros, entre los que destacan personalidades como Joan Miró, Marcel Duchamp, Umberto Eco, Fernando Arrabal, Jacques Prévert, Jean Genet y Juan Esteban Fassio, entre muchos otros.

Esta quincuagésima cuarta edición de Suplemento Panóptico está dedicada al Centro de Investigaciones Patafísicas de México (CIPAM) como una manera de dar a conocer algo del trabajo que se realiza en dicha organización artística fundada en Querétaro, la cual según su perfil en facebook se dedica a “hacer interpretaciones cuánticas de la realidad en base a un periodo regulatorio de tiempo que nos permita extraer molares de la boca de algún cocodrilo macho bañado en leche de cabra blanda”. En este número se recopilan algunos textos creados en el marco del Taller Patafísico de Escritura así como imágenes de los performances realizados en el Taller de Psiquiatro Teatrico. Agradecemos a Iván Pedroza y a David Martínez por ayudarnos coordinar este número.


I No me moleste mosquito – ¿Defender la vida y matar un mosquito, no es una contradicción? – preguntó el joven Mateo al cura. II El guato navideño -¡Te vas a hacer datos! La sentencia, tanto o más advertencia que la que el guarumo o el número 5 desplegándose para notificarte “wey, las sábanas están por fulminarse, finit, capicci?” retumbó entre las siete ventanas del coche.

Fotografías: Alumnos de Porsigrafia en el Área de Feas Artes (CIPAM)

Tres Tesis Sobre el Fin del Mundo

– ¡Tenías que ser grifo! ¡No te creas todo lo que te dicen en el internet, Jesús! – ¡Wey, yo sólo digo que tanto pensar no nos está llevando a nada! – ¡Eres conciente questás otorgando a la nada cualidades espaciales! – ¡Tú y tus astronomosidades! – Pues ya, pónchate en Eclesiastes 3,10. – ¡Perdónanos señor, no sabemos lo que hacemos! El encendedor se incendia y la hoja de papel arroz comiénzase a quemar. III

La economía de la mierda

El fin del mundo tocó a su puerta. ¡Toc toc! Se oyó y salió Clarita a recibirle.

y otros residuos intestinales

— Buenos días Clarita, ¿está tu mami? — ¡No! ¡Y pum! cerrósela en la cara. — ¿Quién era?— pregunta mamá desde la cocina. — Un vendedor — termina por decir Clarita.

Arno Camel 2012

Por El Facha Martinsky

E

s importante saber economizar la mierda, o de lo contrario se corre el riesgo de desperdiciarla, siendo que es un recurso energético y existencial sumamente importante para el sostén del mundo pre y postmoderno. El CIPAM enseña en su licenciaturas de economía mierderna y administración intestinal a optimizar todas las idas al Santo baño, con tal de que la mierda se aproveche y no sea tristemente sepultada en los drenajes; tenemos que darnos cuenta de que la mierda no es un cadáver pidiendo cristiana sepultura, sino un residuo de aquello que nos comimos y nos dejó nutrida la panza con sus vitaminas, ácidos, aminoácidos y amisiácidos. Dejarla morir en el drenaje es sólo otra muestra más de la ingratitud humana y por lo tanto se nos invita a conservarla, preservarla y darle la vida digna que merece. Así que, compañero contingente, procure tratar bien a su mierda y no la menosprecie, no sea que el cuento budista sea real y al morir despierte en un mundo gobernado por mierdas que se divierten devorándolo, chupándolo, digiriéndolo, cagándolo y dejándolo en un inodoro para siempre. Cuando vaya a zurrar

y realice la operación dilatativa esfintérica, coloque un frasquito bajo su mierda, guárdela y constrúyale un altar donde puede honrarla toda la familia. No se olvide por supuesto de sacarla a pasear, darle de comer y limpiarle sus propias mierdecillas, pues los principales investigadores del CIPAM han descubierto que las mierdas comen y hacen mierda, sólo que los hijos de Adán no lo sabíamos porque nunca nos hemos querido meter a las cloacas a ver el hábitat natural de esa intestinal especie. Para terminar, y sólo porque sé que esta disertación ha sido más aburrida que la que dio mi abuela con razón del bordado de calzones para pito chico, los dejo con una brillante reflexión de uno de los más destacados filósofos que han contribuido al CIPAM, el ilustre maestro Don Mauricio García Coronel, mejor conocido como el pelón en cajones: “En todo aspecto de nuestra vida, sólo hay una cosa que debemos tener muy presente, el objeto más fiel a la verdad que hay dentro de la existencia es un montón de mierda que yace al fondo de un excusado”


Fotografías: Rodolfo Torres Araiza - Serie Tertulia en el Arrabal

Por Oscar Ramìrez Serrano a.k.a. Stormcrow

- ¿D

e qué te sirve leer tanto si no eres capaz de hablar conmigo?

Estoy ebrio. Aquí te presento un tropel de ideas inconexas: Si no me quiere, no me quiere. ¿Creo? Creo que nada. Lassez faire, mi amour, ce la vie. La carne de las aves requiere la más alta temperatura de cocción. Je ne sais pas. Borracho de pensamientos en francés derruido e ignorante, de licor adulterado mezclado con soda de manzana. Que es whiskey. Yo no sé que sea. Pero ¡Oh! ¿Y eso que me dice? ¿Burla, lástima, enojo, ternura? De servir guapa, no me sirve de nada. Si elimino lo inútil, me quedo vegetal cariño. ¿De qué me sirven tus labios si no puedo besarlos? Mis ojos. Los tuyos. Las luces. La tuya. La música, la que sale de tu boca y piel. El aturdimiento. El parpadeo. La niebla artificial que de tu presencia emana y me asfixia. El veneno, verdugo y torturador de la lógica tan mía. ¿De servir? ¿Para qué? A mí lo útil me importa un cacahuate. Una muerte. La mía. Estoy ebrio. Aquí, avalancha de justificaciones: El alcohol, me han sacado de mi medio, el whiskey

adulterado, no pertenezco, sin ganas de beber, porqueyonoloesperabatodopasóyyonicuentamediy essuculpaporsertanbellayatraparmesinsalida, el maldito licor, el dolor de cabeza, y el alcohol, el bendito, amado alcohol. Merde. Me doy cuenta no saber scratch de francés, tomaré clases. Shit. Mi inglés alcoholizado es deplorable. Merde, shit, ciach ort, me ve con sus ojos de gata salvaje y después me ignora con la misma mirada, enfocada en otro punto ¿Yo qué sé? Sé que quiero estar allí, con ella, pero una barrera de cuerpos, ideales, alientos de dragón y karma me impiden llegar; y sin embargo, esa fugaz mirada silvestre me hace sentir perseguido, con miedo a su presencia, indefenso. Estoy siendo cazado. Una mujer me persigue a la perdición, y yo quiero dejarme llevar. Yo quiero vivir. Yo quiero que me atrape. Un trofeo más en su estante y mi figura en carbonita. Pose de agonía amorosa y alcohólica. Estoy ebrio. Aquí un vómito policrómico de ideas idiotas; no entrar con: alimentos, armas, drogas ilegales, vehículos y mascotas. Un caballo ha de caber por la puerta. Uno fumando hierba, comiendo munchies y armado con misiles nucleares. Si tomáramos esta cosa ambarina de mi baso y la pusiéramos en un Petri, ¿qué obtendríamos? Ella. Su cuello. Puro físico, belleza, puro whiskey. Y cuando quiere uno decir palabra, el lugar conspira en contra. Todo es ruido y aturdimiento, todo barreras a la descomunicación de dos personas muy diferentes, opuestas, polares. Me vuelvo incapaz de plasmar pensamientos, del poeta drogado a esa nereida silvestre. No hay palabras para sus oídos. No hay ademanes para sus ojos. Me acerco a su oído y por momentos su cabello roza mi rostro… y lo arrasa. Cuando sé qué decir, lo olvido, de ida y de regreso, sólo puedo pensar en ese perfume tal vez natural que quiero experimentar una y otra vez, hasta entender cuál es aquella razón que me mantiene ahogándome contra mi voluntad, atado a sus designios. En mi mente hay algo llamado YO.

Estoy ebrio. Ahora el desfile de los “y si”: ¿y si le digo todo? Me comunico diferente, con el cuerpo, en su terreno, trato de domarla con movimientos y físico, y poder y masculinidad y hormonas, y las vibraciones de las bocinas ensordecedoras; ¿y si simplemente vuelvo a acercarme a su pelo y débilmente, apenas audible susurro: “quiero necesitarte, quiero que me correspondas, quiero el mayor acto egoísta del universo. TE QUIERO.”? El resto del desfile no importa. Sin embargo, no es el dudoso whiskey que me embriaga, es el licor de café de sus ojos, aquel aguamiel. Y su perfume. Y su cuerpo. Me quema las vísceras de dolor un ente desconocido. Escuece mi cerebro con ira hacía el todo: la música, las luces, hacia ella tan inalcanzable, tan depredadora. Balbuceo, frustrado de mi boca, odioso de mi lengua, inútil de mis labios. Se lisian mis ideas, se escupen rengas. Se ha terminado la noche. De aquí en adelante el horario sólo señala territorios aún tabú al ser humano, donde existen vampiros y dragones. De aquí en adelante dejo de estar solo. Mis ojos fundidos con la noche, vidriosos, mi cuerpo, mis brazos. Me acompaña una presencia negra en mi hombro, recién posada me mira de reojo. Toco una acera y mientras me prometo no volver a fumar, prendo un cigarrillo. - ¿La cagaste? - Sí - ¿Qué hacemos? - ¿Qué hay? - Dormir - Durmamos Sus alas me cubren, me llevan, me transportan a un mundo callado, otro extremo al que tampoco pertenezco y no hay nada más que el vacío en luces amarillas, sin ojos cafés ni licor de ningún tipo. El brillo húmedo de las gotas en el asfalto y mis pies secándolas.


La primera noche de Jonás y Elisa Por Martín García López Jonás y Elisa (La primera noche) La primera noche que vivieron juntos, ambos sabían que se atraían. Cuando Elisa se dio cuenta de que en el departamento sólo había un colchón, obligó a Jonás a dormir en otro cuarto. Ella intentó dormir, pero los fantasmas no la dejaban hundirse en el sueño. Recordaba los brazos del señor Melton, los besos del señor Melton, el asqueroso sabor de la piel amarga del señor Melton y el dolor de sentirlo dentro de ella penetrándola. Despertó horrorizada, sudando y exhalando desesperada al borde de querer llorar. Se tocó todo el cuerpo buscando si había huellas de ese hombre en su cuerpo, no quedaba rastro de su olor, o de su textura, sólo quedaba el recuerdo. Se puso a caminar en círculos por el cuarto, no dejaba de tocarse los hombros o el rostro. Variaba su desesperación mientras los pies descalzos arrastraban la suciedad del piso. -Jonás… Fue a lo que se supone tenía que ser la cocina, el lugar en donde Jonás dormiría esa noche. Miró a Jonás. Ese era el muchacho más tierno y melancólico que había visto en su vida, por eso mismo se acostó a su lado. Se dio cuenta de que Jonás aceptó el cuerpo de Elisa, la abrazo tiernamente rodeándola con los brazos a través de los hombros. Le dio un beso en la frente, le suspiró en el cabello castaño y la olió. Almendras, a eso olía Elisa. -¿Te gusto?- Preguntó Elisa mirando el rostro de Jonás que tenía los ojos cerrados. -Mucho- contestó Jonás. Se callaron los dos. La respiración mutua danzó en coquetería completándose con el latir de sus corazones. Se agitaban en ese abrazo¿quieres que te bese? - Hazlo. Jonás se acercó a la boca de Elisa. La

buscó en la oscuridad y la hallo carnosa, algo humedad pero abierta para que el no sólo se alimentara del aliento fresco de ella si no de la carnosidad de la lengua que jugaba con la de él. Fue un beso improvisado y sin arte, salvaje a cierto punto, pero sincero. Fue un beso que expresó cada uno de los pensamientos de los dos: -no me dejes- -no te dejaré-te quiere- -quiéreme- - la vida es tan difícil- -lo sé- -¿puedes dejar de ser condescendiente?- -perdón- -tonto, así te quiero-. Se besaron largamente, pasando sus bocas entre los ojos, los cabellos, las siluetas de sus manos, la textura suave de sus cuellos y abrazándose en todo momento como los niños huérfanos que eran y que necesitaban ser. Le quitó la blusa con los dientes. Después con delicadeza uso sus dedos para desabrochar el sostén, se quedó mirando los pezones erectos de Elisa. Los senos que eran la fantasía de todo el que la miraba pues eran de un tostado sutil que brillaba con el pezón rosado. Él humedeció la punta de sus dedos y los masajeó. Ella necesitaba esa noche de Jonás y Jonás quería ser necesitado, por eso le besó el vientre a Elisa. Le succionó el vacio de su ombligo ovalado y jugó con el calor que aumentaba en la entrepierna de ella, como un pequeño volcán que apenas escurría. En ningún momento dejo de abrazarla. Elisa gimió, le gustó pero se sintió incómoda. Jonás la miró a los ojos, esos ojos melancólicos de Elisa y llenos de ira y furia, de odio y desprecio. -Soy un pervertido ¿verdad?

El maestro de los sacos rotos

En Gerardo conocí la potencia del verso el desafío del verso, la excentricidad del verso, el descaro, la rabia, el júbilo La confesión viceral, la más sagrada, todo lo que una hoja y lo que la tinta de una pluma te puedan desmostrar. Yo dedico sincero estas líneas que me inspiró a escribir este hombre manifiesto, el que declamaba poesía en un balcón el que bailaba en la madrugada, vehículo de la melodía.

-Eres un depravado- contestó Elisa.

El maestro de los sacos rotos, el que se paraba a leer con manos tartamudas

-Te quiero mucho- Jonás dejó de tocarla, se acercó a su rostro y le besó la mejilla. Se tumbó al lado de ella para abrazarla nuevamente. Ella también lo abrazó.

poesías geniales y frenéticas para contagiarnos de estupor.

-Te quiero, te quiero, te quiero, te quierorepitió Jonás y en cada te quiero Elisa se iba hundiendo al fin en el sueño, en la calma, en una tranquilidad sin igual que no había experimentado en años, hasta que terminó dormida-Te quiero, te quiero, te quiero, te quiero.- Por primera vez en toda su vida tuvo la felicidad, que no se da en besos, o en caricias ,sino en la compañía y llegó a pensar que se iba a enamorar de Jonás, que no era mala idea, era feliz sólo con su compañía.

disipa y que sólo algunos noctámbulos con fortuna

Gerardo el ente estelar asombroso que se vimos en algún punto de su trayecto hasta desvanecerse y sentirnos orgullosos de haberlo visto. Te vas de esta dimensión, de esta realidad carnal, de la jaula de hueso, pelo y músculo y te liberas del cuerpo, amigo, para ser sólo espíritu.

Fernando Cruz Monroy - Sin título (Acrílico sobre papel, 2011)


P S I Q U I AT RO T E Á T R I C O

E

l abismo entre el creador y la creación. El vacío entre la cara y la mascara. La ruptura entre la voz y la garganta. La línea entre la idea y la razón. La división entre la personalidad y el cuerpo. El big bang entre la ilusión y la realidad. Son sólo conceptos de relación entre observador, objetivo y objeto, que nos plantean una sola situación dentro de las artes escénicas: llevar al limite estas relaciones y jugar con ellas dentro de un espacio, ya de por sí limitado por la realidad. Vías de indagación: I.- Hacer consciente la multiplicidad de mascaras latente en nuestra persona, sumergirse en diferentes aspectos de la personalidad. II.- Reconocer que la postura adoptada conscientemente, es simple y la más cómoda para el sujeto. III.- Ubicar en diferentes planos la capacidad de cada herramienta natural, provista de forma irrefutable, como la voz y el cuerpo. Mediante la capacidad auto sugestiva de la mente dentro de un medio transgresor. Diferenciar los diversos matices, tonos, niveles, tensiones, variables, etc.

Fotografías: Alumnos de Porsigrafia en el Área de Feas Artes (CIPAM)

YO NO SÉ NADA Por Víctor M. Campos La desorientación de mi generación tiene su explicación en la dirección de nuestra educación, cuya idealización de la acción, era “¡sin discusión!” una mistificación, en contradicción con nuestra propensión a la meditación, la contemplación y la masturbación. Oliverio Girondo

¿Servirá de algo escribir? ¿Los libros cambiarán, con su mundo de palabras y papel, al mundo de afuera? ¿No es esa chupada que tiene todo que ver con el discurso moralmente superior? ¿Yo leo? ¿Yo escribo? ¿Yo soy mejor que tú por leer y escribir? ¿Qué leo? ¿Qué escribo? ¿Y si lo hago soy mejor que cualquiera que no lee ni escribe? ¿Hay algo mejor que leer o escribir? ¿No será que nos lavaron el cerebro? ¿Fue mi mamá? ¿Fue Dios? ¿Fue la televisión? ¿Quién nos hizo la lobotomía?


Por Lola Ancira www.letrasymaullidos.blogspot.mx

Edgar Allan Poe (EU) Método poético y narrativo (2001) Método poético y narrativo de Edgar Allan Poe (escritor y crítico estadounidense, 1809-1849), es un libro conformado por dos ensayos y un poema: Método de composición, The Raven/ El Cuervo y Charles Dickens, trilogía esencial para la defensa de la acusación de plagio hecha a Poe y principal razón para que llevara a cabo la creación de Método de composición. Poe es mundialmente conocido como uno de los padres del cuento (específicamente de terror), innovador en la novela gótica y creador de la novela policíaca. Fue el primer escritor estadounidense reconocido que trató de vivir de su obra, con no muy buenos resultados, por cierto. A pesar de que éste es un libro poco conocido, es necesario para cualquier persona que aprecie la genialidad de la escritura de Poe y para aquellos interesados en la creación literaria, o mejor aún, para quienes son presa de ambas. En Método de composición, Poe creó una especie de guía explicativa del proceso que siguió para escribir uno de sus más famoso poemas:  El Cuervo. Esta magnifica pieza descubre al escritor en su mundo tangible, dando paso a un acercamiento mucho más natural y empírico a su obra y por lo tanto a su persona. Según el mismo Poe, es la primera vez que un escritor revela su proceso creativo de tal forma. Poco después de publicar El Cuervo, que aparece en 1845 en el periódico “Evening mirror”, Poe aprovecha esta oportunidad de popularidad para escribir ataques contra críticos literarios y escritores conocidos que, a su parecer, no hacen ningún bien a la literatura. Si bien sus recriminaciones le valieron algo de dinero, el hecho llegó a ser escandaloso y crear imputaciones viles que ahora lo acusaban a él de plagio. El agravio a la originalidad, intelecto y personalidad de Poe fue tal, que decidió enfrentar las consecuencias de sus comentarios mordaces y expurgar su nombre. Se dio a la tarea entonces de escribir ‘Philosophy of Composition’  (mal traducido como  Método de composición) y a criticar la obra de Charles Dickens ‘Barnaby Rudge’, pues precisamente en ese relato, Poe encontró un cuervo con un empleo literario muy parecido al que él utilizó para su poema El Cuervo.

G

regorio IIX, mejor conocido como el “Quinto Bestia” murió ayer 11/11/11 a la edad de ciento ochenta y siete años del calendario brahmánico, mil cuatrocientos ochenta y siete del calendario gregoriano. Era Integrante y cofundador del actual Centro de Investigaciones Patafísicas de México, miembro activo de la academia de teatro Psiquiatro Teátrico. Le sobreviven doscientos treinta y siete hijos, de los cuales un tercio varones viriles y noventa y un varones homosexuales. El resto fueron mujeres que parieron a su vez a las cinco generaciones siguientes para poblar las tierras verticales del planeta Auspicio.

Ilustración: Moi Alatriste

Se dedicó ochenta y nueve años a perseguir la sombra de una lupa proyectada en el macrocosmos del microespacio. Así mismo, descubrió el planeta Auspício incrustado en el concreto de una banqueta muy asoleada, razón por la cual será recordado como el primer inmortal en pisar un planeta de mortales pertenecientes a la galaxia Mithgiril, donde aún hoy vive mi gata que lleva el mismo nombre. Nunca quiso llegar a ser algo ya que a diferencia de nosotros los mortales; ellos son y jamás dejarán de serlo, por lo que será recordado por todos los hombres hasta que el último se reduzca a polvo. Cabe resaltar que es un misterio el que haya decidido renunciar a su inmortal forma de ser; se dice que para burlar el suicidio se escondió en una caja de zapatos de la que no se volvió a saber jamás. Se levantará un monumento en honor a nuestro bienhechor, en las próximas 34980650982445 horas, así que por favor sea paciente y brinde un trozo de silencio fecal.

Poe describe minuciosamente cada detalle de su obra, la razón por la cual escogió a tan singular animal, el motivo de la repetición del estribillo final “nunca más”, como logra el tono melancólico y nostálgico en toda la obra y cómo crea un poder de atracción fatídico (que, por supuesto, está presente en toda su creación). Poe, en su papel de mentor, nos ofrece un modelo de escritura que es precisamente el que utiliza él, donde la unificación y el punto central del relato es la coherencia textual, una “realidad” fundamentada en cualquier plano ficcional que se encuentre, creando así una integridad: “(...) cierto grado de poder sugestivo, cierta corriente oculta, por muy indefinida que sea, de significado. Es sobre todo esta última la que concede a la obra de arte gran parte de esa riqueza (...)” Poe escribe a lo bello, a lo trágico, a la melancolía y a la majestuosa tristeza: “Tras considerar la Belleza como mi dominio, a continuación me pregunté cuál sería el tono de su manifestación más elevada: toda experiencia demuestra que dicho tono es el de la tristeza. La Belleza de cualquier condición, en su expresión suprema, invariablemente emociona el alma sensible hasta las lágrimas. La melancolía es, por tanto, el más legítimo de todos los tonos poéticos.” El gran acierto de la editorial es haber incluido el poema El Cuervo en su idioma original y su traducción al español, pues siempre será lo más recomendable leer al autor en su idioma natal. Para terminar, les comparto una frase del crítico Poe que para mi es del todo cierta:“(...) podríamos asumir, por mucha hipocresía lamentable que exista sobre el tema, que al señalar con franqueza los errores de una obra hacemos casi todo lo necesario como críticos para mostrar sus méritos.” 

Fotografía: Alumnos de Porsigrafia en el Área de Feas Artes (CIPAM)

La Autocensura Por Víctor M Campos Debemos hablar de lo que no se puede hablar; crear la mentira que diga la verdad. Mario Levrero

E s a s í o n o h a y n a d a . S i c a l l a s , s i s u a v i z a s , s i t ra t a s a l a h u m a n i d a d p a t e r n a l m e n t e t e c o n v e r t i rá s e n t o d o , m e n o s e n e s c r i t o r q u e v a l g a l a p e n a s e r l e í d o . Po n t e l a m o r d a z a y m i ra c ó m o o t r o s , s i n m u c h o b u s c a r, t e p a s a n p o r e n c i m a a l a h o ra d e e s c r i b i r. Po n t e l a m o r d a z a , a r r i b a l a c e n s u ra , y a l o d i j e , e l b o z a l . Po n t e l a c o r r e a y l a s o g a a l c u e l l o . A m a r ra u n a p i e d ra g ra n d e a l o t r o e x t r e m o , u n a s o g a l a r g a , d i t u s o ra c i o n e s y s a l t a p o r q u e e n e s t e o f i c i o n o t i e n e s n a d a q u é h a c e r.


Cargó la bala en el barrilete de su LeMat. Lo metió, como solía hacer con los pitos en su boca y lo siguiente que ya muchos preveen; mas sucedió que le sucedió otra nebulosa: Hýpnos era un joven mozo, hijo de Nix; igual que muchos otros valerosos dioses, profetas y niños-rata, concebido sin la fecundativa intervención masculina. Vivía en un remolque que compartía con Thánatos, un gato Manx enfurulado en pelaje negro. Hýpnos y Thánatos llevaban una vida modesta, sin mayor virtud que sus vicios. A veces Thánatos pasaba ocasos en vela admirando luces en el cielo mientras Hýpnos tej��a las fauces de un artiodáctilo peruano, de esos que también gozan la dicha de ignorar bienaventuradamente la sávila de su génesis. Salvo π, hubo algo que sí llegaron a conocer: El río Lete era el paso obligado para su desembarco del remolque. Al regreso, como por inercia, tomaban la bifurcación de Aqueronte y Flegetonte hacia el lago Mnemósine, del que se extendía un puente a la puerta trasera por la que abordaban la nave a su regreso. Thánatos, en su natura feralidad, se mostraba aturullado ante su ineludible empapación. Hypnos por el no contrario, complementario en su reductiva dualidad, a su paso por cada río y lago recogía diminutas piedras, las que intercambiaba en un azar premeditado: A veces tomaba una pequeña alveolina del fondo del Flegetonte y la dejaba en la orilla de Mnemósine; una lumaquela de Aqueronte, y la disparaba oblicuamente sobre la tensión superficial de Lete, haciendo patitos hasta sumergirse el lo más profundo del olvido, como a ella le fascinaba: Nunca comprendió los impulsos por los que se movía, nunca percibió bien la intensidad que, con el tiempo, trazó surcos en superficie. Nunca estuvo tan unida a él; aunque él pensara que sí y le susurrara al oído palabras que únicamente un alma gemela debería escuchar:

ww

w.

ri

xo

ma

ra

di

o.

bl

og

sp

ot

.m

x

‘Claramente digo quese fue el mundo del hombre’ musitó entre maullidos Thánatos, que soñaba que era un gato.

Mujeres Belleza, sensualidad, fuerza, ternura, amor. Estos son sólo algunos de los adjetivos que me inspira la mujer, ese ser lleno de amor y cosas maravillosas del cual ningún individuo queda a salvo de sus encantos, ya sea como pareja, madre, hermana, amiga o hija.

Los rostros de cada mujer reflejan sentimientos profundos y distintos, que pueden ir desde la más tierna fragilidad hasta la más sensual fuerza, en ocasiones enigmáticos y otras veces llenos de simpleza y terrenidad. Cada mujer refleja historias diferentes pero no ajenas. A lo largo del tiempo y en distintas culturas la

visión de la mujer ha sido muy diversa, podemos encontrarnos con adjetivos que van desde “incitadora al pecado” hasta “fuente de amor y de vida”; sin embargo hay una constante, y esa es la lucha día a día de la mujer por obtener un lugar a la par del hombre, no uno preferencial, sólo un lugar digno y equitativo.


Suplemento Panóptico No 54 - CIPAM