Page 1



Distintivo Empresa Socialmente Responsable de Perú 2021

M

ás de dos mil millones de personas en las economías emergentes entrarán a la clase media en el 2030, gracias a la adopción de una economía libre. Esta nueva clase media mundial no sólo está sobreviviendo sino también ha generado ahorros que le permiten invertir en salud y sobre todo, en educación. Hoy la mayoría de la población mundial puede cubrir lo básico y subir en la jerarquía de necesidades de Maslow. Citando a Rolf Jensen en su libro “The Renaissance Society”: “Cuando lo básico está cubierto, se entra a una etapa donde el mensaje que queremos enviar no es solamente acerca de la riqueza adquirida, sino acerca de nuestros

valores. Pasamos de ser Homo Sapiens a Homo Emocionalis. Una sinergia creativa entre lo emocional y racional se impondrá inexorablemente”. Esto significa, por ejemplo, preguntarnos si compraremos huevos producidos por gallinas torturadas en pequeñas jaulas o por gallinas criadas en un entorno más natural; si invertiremos en empresas u ONG involucradas en casos de corrupción, maltrato de colaboradores, atentados ecológicos, etc., o en organizaciones que con mucho esfuerzo evidencian, con hechos concretos y comprobables, su buena ciudadanía corporativa. Las emociones son un ingrediente importante en nuestras decisiones. Sin embargo, algunos filósofos y científicos se han encargado de decirnos que la emoción es inferior a la razón. Estudios del cerebro -en todas las especies- nos dicen que este ha evolucionado en tres etapas. La primera, el cerebro reptil, es omnipresente en los tiburones y las moscas. Luego viene el cerebro límbico, donde se encuentran las emociones y finalmente, el cortex, donde está lo analítico y racional. Los humanos tenemos estas tres partes y lo ideal es que interactúen armónicamente. Creo, como Jensen, que este siglo será visto por los historiadores del futuro como aquél en que la humanidad redescubre su cerebro límbico forjando un mundo basado en valores no materiales que, irónicamente, generarán enorme valor económico. Por eso, los empresarios modernos y visionarios combinan el éxito con la necesidad de trascender y dejar un legado. No sorprende que el movimiento de la responsabilidad social y ambiental haya alcanzado escala mundial. Los productos y servicios del futuro no sólo tendrán que apelar a nuestra mente, sino también a nuestros corazones. Todos los empresarios tendremos que preguntarnos: ¿Qué tipo de atracción emocional debo generar? ¿Qué legado o significado transmiten mis productos y/o servicios? ¿Qué sueños ayudo a realizar? No dudo que empresas peruanas diseñarán productos y servicios exitosos, inspirados en valores que cambiarán el mundo. En este contexto, el Distintivo Empresa Socialmente Responsable de Perú 2021, tema de este informe especial, adquiere particular relevancia como herramienta seria, confiable y eficiente para reportar actividades de compromiso social y ambiental de las empresas. Reitero mi reconocimiento y agradecimiento a la Revista Stakeholders por su incansable y pionera labor editorial en el campo de la RSE ayudando al empresario peruano a alcanzar una plena ciudadanía corporativa haciéndolo más competitivo y más atractivo tanto para los consumidores como para los inversionistas.

Diego de la Torre de la Piedra Past presidente de Perú 2021

1


= Especial Distintivo ESR®

El Distintivo ESR® marca el camino hacia una gestión socialmente responsable

E

s importante que las empresas se comprometan con una gestión socialmente responsable porque su actuar repercute directamente en el desarrollo de un país; sus acciones trascienden en temas tan importantes como la economía, la generación de empleo, los derechos humanos, la

ética, el medio ambiente y la calidad de vida de las personas. Las empresas somos ciudadanos corporativos con la responsabilidad de respetar el entorno y la sociedad en la que operamos. En la actualidad, si una empresa decide trabajar bajo una gestión socialmente responsable, es prioritario realizar un diagnóstico que identifique las fortalezas y oportunidades de mejora de sus procesos y el impacto de los mismos en cada uno de sus grupos de interés. Es ahí donde radica la importancia de iniciativas como el Distintivo ESR®, pues se trata de una herramienta especializada que evalúa de manera objetiva, medible y transparente cuánto se ha avanzado en términos de responsabilidad social y sobre todo, qué es lo que se debe mejorar, cambiar o replantear. Por otro lado, es fundamental reconocer que la responsabilidad social no es únicamente una decisión de los directivos de una empresa, sino que su éxito radica en contar con una cultura organizacional alineada a esta visión. En ese sentido, el Distintivo ESR ® es una oportunidad para que los colaboradores se involucren en el análisis de su gestión y tomen conciencia del impacto real de la misma en la sociedad. Perú 2021 viene promoviendo el concepto de responsabilidad social en el Perú hace más de 20 años, y es grato ver cómo en este tiempo, cada vez son más las empresas que deciden obtener el Distintivo ESR®, apostando por una cultura de mejora continua. Es importante seguir impulsando el interés por este tipo de iniciativas, buscando nuevos formatos a los que puedan aplicar organizaciones de todos los perfiles, y reconociendo públicamente toda aquella gestión transparente y responsable. Asimismo, hoy se presenta un nuevo reto: las empresas deben promover que los ciudadanos conozcan lo que significa el Distintivo ESR®, y que, valoren una marca más allá del precio de los productos o servicios que ofrecen, y reconozcan que cada actor de la sociedad es pieza clave en el desarrollo sostenible de un país.

Por Adolfo Heeren Ramos Presidente de Perú 2021

Asumamos los nuevos retos con entusiasmo y celebremos todas aquellas acciones que nos permiten crecer como empresas socialmente responsables con el objetivo de trabajar por un futuro mejor para las nuevas generaciones.

2


3


= Especial Distintivo ESR®

CUARTA edición del Distintivo ESR® Por cuarto año consecutivo, Perú 2021, asociación sin fines de lucro, entregó el Distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR®) a 65 empresas peruanas que destacaron por sus buenas prácticas empresariales y el fomento del desarrollo sostenible en el país. ¿Qué es el Distintivo ESR®? El Distintivo ESR® es un reconocimiento que se renueva anualmente y es otorgado a aquellas empresas que han asumido la cultura de RS y la desarrollan a través de sus políticas y prácticas de actuación cotidiana, como forma de gestión orientada a la competitividad sustentable y responsable. Fue creado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI), en el año 2000. Perú 2021 lo ha adoptado desde el año 2011. ¿Cuáles son sus objetivos? El Distintivo ESR® tiene por objetivo evaluar la gestión responsable de las empresas .en cuanto a sus políticas, códigos y reglamentos; manuales y procedimientos; evidencias de acción; reporte público; y reconocimiento de terceros. Este proceso se lleva a cabo a través de un proceso de autodiagnóstico para que las firmas puedan identificar aquellos ámbitos que deben fortalecer, como: Calidad de vida en la empresa, ética empresarial, vinculación con la comunidad y cuidado y preservación del ambiente.

Asimismo busca: • Impulsar el compromiso social de los empresarios • Ofrecer valor agregado a la imagen y competitividad institucional • Identificar las potenciales áreas de mejora de la empresa • Promover la cultura de la Responsabilidad Social • Reconocer a las empresas comprometidas con el desarrollo integral del país ¿Qué características tiene? • Se obtiene mediante un proceso de autodiagnóstico • Exige medios de verificación • Tiene validez anual • Cuenta con una plataforma virtual y local • Se brinda una retroalimentación Distintivo ESR® 2014 en cifras - En total, 65 empresas, 59 grandes y 6 PyMES fueron reconocidas en la cuarta edición del Distintivo Empresa Socialmente Responsable. - El sector tradicional estuvo liderado por el sector Construcción con 15% de participación, seguido de Minería con 12%, Servicios Financieros con 10%, Consultorías con 8%, y Petróleo/ Gas con 6%. Además, sectores no tradicionales como el de Educación y Energía Eléctrica también se sumaron en esta edición. - El número de PyMES participantes se incrementó en 20% en relación a la edición anterior.

4


5


= Especial Distintivo ESR®

La sostenibilidad: el reto de toda empresa Años más tarde, las empresas se centran en los clientes. El marketing se torna la herramienta para generar negocios y diferenciarnos de la competencia. Parecía que habíamos encontrado la razón de ser de las empresas. Sin embargo, algunos años después, una nueva tendencia invade a las empresas y es la de los recursos humanos. El capital humano se convierte en la razón de ser y centro de los negocios, lo cual nos permitirá trabajar y crecer constantemente. Luego pasamos al periodo de la Responsabilidad Social (RS), donde se empieza a promover la importancia de las expectativas de los grupos de interés. Aquí se pondera la necesidad de cubrir las percepciones de sus principales grupos, sean internos y/o externos. Es así que las empresas comienzan a mirar y relacionarse con sus comunidades y el ambiente.

“El capital humano se convierte en la razón de ser y centro de los negocios, lo cual nos permitirá trabajar y crecer constantemente”.

C

Es en esta etapa que el Distintivo ESR® fue creado por el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI) para luego ser adoptado en el año 2011 por Perú 2021, con la finalidad de fortalecer la cultura de la Responsabilidad Social Empresarial en nuestro país. Esta distinción es un auto diagnóstico público que realizan las empresas para dar a conocer sus políticas, evidencias de acción y reportes, lo cual les ayuda mucho a mejorar en sus procesos y les permite, por primera vez, trabajar temas intangibles desde todas las áreas de la organización. Asimismo, ayuda a desarrollar nuevas estrategias y sobre todo, ordena a la empresa en temas que muy pocas veces trabajó en equipo. Es importante precisar que el Distintivo ESR® contribuye a conocer indicadores de gestión que hace algunos años no le dábamos importancia.

Esta primera etapa se caracteriza por el hecho que las principales decisiones se tomaban considerando los intereses de los accionistas. La razón de los negocios eran las utilidades.

Es con este escenario, que la empresa empieza a tomar nuevas decisiones basadas en la responsabilidad de sus actos en relación a sus grupos de interés. La empresa empieza a sumar a su gestión corporativa no solo la RS, sino también, la sostenibilidad. He ahí el reto de hoy. Aquellas empresas que piensen en los impactos que sus indicadores de gestión han logrado en ellos mismos y en la sociedad, serán las empresas que lograrán la sostenibilidad económica, social y ambiental.

Por Henri Le Bienvenu Gerente General de Perú 2021 on el paso del tiempo, el concepto de las empresas ha ido variando sustancialmente y ha exigido nuevas miradas. Haciendo un breve análisis de la evolución de su gestión corporativa, fue la revolución industrial la que condujo a la sociedad -desde una economía agrícola tradicional hasta otra caracterizada por procesos de producción mecanizados- para fabricar bienes a gran escala. Así, las fábricas aumentaron en tamaño y modificaron su estructura organizacional. En general, la producción empezó a realizarse en grandes empresas o industrias y con ello, aumentó la especialización laboral.

6


7


= Especial Distintivo ESR速

8


9


= Especial Distintivo ESR®

¿Un nuevo ADN empresarial? neficio a la sociedad o comunidad y el de restaurar o mejorar el medio ambiente. A nivel global ya son 1307 empresas las certificadas como Empresas B a través de B-Lab, una entidad independiente que evalúa el triple impacto de una empresa a través de un procedimiento de evaluación integral que incluye el cumplimiento de ciertos estándares legales en el estatuto o documento fundacional de la empresa así como estándares de desempeño tanto al interior de la compañía como en su relación con la sociedad, el ambiente y todo ello incorporando prácticas de transparencia. La Evaluación de Impacto B (http://bimpactassessment.net/) es una herramienta de auto-evaluación para cualquier empresa, aunque no haya decidido ni decida convertirse en Empresa B que ya han usado más de 20 mil empresas en el mundo.

Por Jorge Caillaux Zazzali Director de Sistema B Internacional Presidente de la Sociedad Peruana de Derecho Ambiental

A

l sentarme a escribir esta nota recibo un mensaje de mi amigo Pedro Tarak, co-fundador de Sistema B Internacional (www.sistemaB.org), con enlaces a dos editoriales que coincidentemente aparecen en La Nación de Buenos Aires y El Tiempo de Bogotá, ambos diarios destacan que está naciendo en el mundo, y también en Sur América una nueva “raza” de empresas. Me refiero al surgimiento de las B Corps o Empresas B primero en los Estados Unidos de Norteamérica (2007) y después de 8 años ya están en 41 países. Las Empresas B parecen recoger un sentimiento que cada día se extiende más por el mundo y que se resume en la necesidad de ofrecer nuevas estructuras societarias a los emprendedores que permitan integrar 3 objetivos e intereses en su actividad empresaria: el de obtener una renta del capital invertido (utilidades para sus accionistas), el de generar un be-

La definición de una Empresa B (o B Corporation) se resume en “un tipo de empresa que utiliza el poder del mercado para dar soluciones concretas a problemas sociales y ambientales. Compite por ser la mejor para el mundo y no sólo del mundo. Opera bajo altos estándares sociales, ambientales y de transparencia y por estatuto toma decisiones corporativas legalmente vinculantes considerando no sólo los intereses financieros de sus accionistas, sino también otros intereses y de largo plazo tales como la de los empleados, los proveedores y clientes, la comunidad a la que pertenecen y el medio ambiente.” Hace unos meses Natura Cosméticos –la transnacional brasilera- se ha convertido en Empresa B luego de adecuar su misión, estatutos y gestión a una nueva manera de hacer sus negocios; y sus directores y gerentes han debido dar un salto cualitativo hacia objetivos de triple impacto donde “los rendimientos financieros pasan a ser entendidos como herramienta indispensable para lograr sus objetivos, pero no como su razón de existencia única. El éxito pasa, entonces, no sólo por su nivel de facturación, utilidades o dividendos, sino por cómo su modelo de negocios integra el lucro con el impacto en la sociedad y el medio ambiente de un modo medible y escalable.” En otras palabras, una Empresas B al nacer o al adecuarse o certificarse define un propósito, un sentido, un para qué integrando en el mismo nivel de importancia objetivos económicos/ financieros, objetivos sociales y objetivos ambientales, todo ello como parte de su ADN, de su razón de ser. En Perú ya tenemos 4 empresas B y en Sur América más de 173 certificadas: nace una nueva economía.

10


11


= Especial Distintivo ESR®

El cuidado del medio ambiente garantiza la sostenibilidad de los negocios Paulatinamente, las empresas están comprendiendo que no se puede hacer negocios a expensas del deterioro de los recursos naturales y que no tener un buen desempeño ambiental incrementará los costos de su operación volviéndolas insostenibles a largo plazo. Las organizaciones responsables -en muchos casos-, incorporan en su estrategia de negocio el manejo ambiental como cumplimiento a la regulación. El reto es ir más allá de la norma y comprometerse a contribuir al Desarrollo Sostenible.

E

l deterioro del medio ambiente en el mundo es evidente, y una muestra clara de ello es el impacto del cambio climático en la economía, así como en las poblaciones con mayor vulnerabilidad. Frente a ello, la empresa que impacta con sus actividades no puede estar ajena de su responsabilidad ética y empresarial, lo que implica la necesidad de innovar en soluciones que mitiguen y logren una mejor gestión de su impacto ambiental como expresión de su compromiso con las generaciones futuras. Entonces, ¿cuáles son los retos ambientales que tienen las empresas de hoy? Javier Perla, gerente de Negocios Sostenibles de Libélula, sostiene que las empresas tienen que partir de la idea que haciendo lo mismo no van a llegar muy lejos. “Este es el enorme reto de la innovación. Todo está en movimiento constante y los grandes desafíos de los próximos años estarán alineados con temas como cambio climático y sostenibilidad, y ello está relacionado inevitablemente con la competitividad, mercados más cultos y demandantes, nuevas regulaciones, acceso a nuevos nichos, entre otros”.

de una ciudadanía ambientalmente responsable, así como del impacto que ellos generan. Cuanto más apertura haya con las empresas, podremos entonces pensar en un país más sostenible y viable en términos sociales y ambientales”, precisó. Para la funcionaria del MINAM, el desafío de las empresas pasa por generar sostenibilidad y entender que para hablar de retos ambientales, estos deben estar vinculados con el aspecto social. “Hablar de una empresa responsable es trabajar de forma articulada el ámbito social, medioambiental y económico”. Sin embargo, cree que muchas empresas aún no sopesan el factor costo-beneficio de ser ambientalmente responsable. “Las empresas solamente se concentran en las ganancias, la prductividad, y no comienzan a dialogar y a hacer buenos vínculos con sus propios colaboradores, así como la comunidad donde operan –ámbito altamente relevante– y el impacto que generan en el medio ambiente”, resaltó Patiño.

En ese sentido, el enorme reto es un proceso de entendimiento, donde el empresario peruano rompe el falso paradigma de la dicotomía, en la que hipoteca el planeta para hacer negocios. “Hay opciones de negocios rentables a la vez que gestionamos los recursos de una forma sostenible. Sin un planeta sano no habrá negocio sostenible”, enfatizó Perla. Por su parte, Paola Patiño, directora de Educación, Cultura y Ciudadanía Ambiental del Ministerio de Ambiente (MINAM) sostiene que en el Perú se nota un avance progresivo de empresas preocupadas por gestionar responsablemente sus impactos ambientales y, en consecuencia tener un comportamiento ecoeficiente. Asimismo, señala que para lograr los principales objetivos de su dirección, es importante promover una ciudadanía responsable e informada en las buenas prácticas, que tome decisiones, vigile y denuncie. Para ello es necesaria la participación de la empresa. “Tenemos importantes vínculos con las empresas. Consideramos que son un actor fundamental en el fomento

PAOLA PATIÑO Directora de Educación, Cultura y Ciudadanía Ambiental del Ministerio de Ambiente (MINAM)

12


Sin duda, hay una relación estrecha entre la sostenibilidad y rentabilidad de los negocios; y las empresas están entendiendo progresivamente los beneficios de tener un buen desempeño ambiental, que se traduce en incrementar su competitividad. Algunas han medido su Huella de Carbono (inventario de GEI), gestionándola para reducirla y finalmente compensándola para ser así empresas carbono neutral. Adicionalmente, hay algunas que ya se han dado cuenta de que el cambio climático es un tema estratégico para la empresa y están evaluando cómo considerarlo desde su núcleo de negocio. “Ellas están incluyendo cada vez más criterios ambientales en su toma de decisiones. Los resultados son interesantes, porque las diferentes áreas de las empresas se van dando cuenta qué criterios de sostenibilidad brindan evidentes ventajas: uso más eficiente de recursos (ahorros), mejor clima laboral (baja rotación), retención de personal (mantienes los talentos, mayor competitividad), mejor imagen corporativa (aumento de ventas y fidelización de clientes), entre otras”, precisó Perla. JAVIER PERLA Gerente de Negocios Sostenibles de Libélula Por otro lado, la representante del MINAM explicó que hoy en día hay un factor de prestigio social muy importante y que las empresas no han visualizado del todo. “El consumidor observa y con ello se empieza a dar cuenta que empresas tienen buen desempeño y quiénes son íntegramente responsables porque reducen sus impactos en el medio ambiente, respetan los derechos de sus trabajadores y ejecutan proyectos que le agregan valor a la comunidad. Este tipo de empresas tendrá mayor sostenibilidad a nivel de económico, social y ambiental”. Perla coincide con Patiño en este punto, y afirma que en el Perú hay empresas de diferentes rubros involucradas con la temática de cambio climático, seguros, banca, automotriz, construcción, tiendas por departamento, pesqueras y telecomunicaciones. “Muchos de los primeros pasos de las empresas en el Perú han sido medir para saber dónde están. Se puede utilizar un indicador como la Huella de Carbono, Huella Ecológica, Huella hídrica, entre otros. Luego, en base a la medición, ellas han identificado oportunidades de mejora, lo que implica una reducción de impacto pero también ahorros”, afirmó. En ese sentido, un aspecto relevante en la gestión ambiental es considerar el factor cambio climático. Para Javier Perla “el factor del cambio climático no es un tema solamente ambiental, sino económico y de desarrollo”. Según el BCR, los cambios climáticos generarían pérdidas económicas (estimado un aumento de 2°C en la temperatura máxima y 20% en la variabilidad de las precipitaciones al 2050), de 6% respecto al PBI proyectado para el año 2030, mientras que en el año 2050 estas pérdidas serían superiores al 20%.

13

Iniciativa Compromiso Climático Corporativo En ese contexto, se ha creado la Iniciativa Compromiso Climático Corporativo (CCC), -promovida por Perú 2021 y Libélulala misma que gira en torno al compromiso del sector privado y su nivel de madurez en temas relacionados con cambio climático. En ella se evidencia cómo el sector privado se compromete con el nuevo paradigma de un desarrollo bajo en emisiones de carbono. La iniciativa CCC cuenta con una herramienta para evidenciar sus avances: la Plataforma 7C. Esta Plataforma se basa en un sistema de reporte voluntario que permite al usuario identificar fácilmente a las empresas que están realizando acciones en cualquiera de los 7 Ejes (Compromete, Calcula, Capacita, Conduce, Compensa, Considera y Comunica), y a definir qué acciones concretas están realizando en cada uno de ellos. “La idea es que esta Iniciativa se posicione como una herramienta de monitoreo que permita mapear los avances del sector privado en la gestión del cambio climático, no solo a nivel nacional sino en otros países de la región. Actualmente, ya contamos con más de 100 empresas en la red, que promueven sus compromisos con el Cambio Climático, así como sus acciones concretas”, comentó Perla. Esto genera la oportunidad de que empresas más maduras compartan buenas prácticas que puedan ser replicadas. La Iniciativa cuenta con el apoyo de diferentes organizaciones, como el MINAM, SERNANP, PNUD, WWF, entre otras. El reto está en la cancha de toda aquella empresa que quiera sumarse a este gran esfuerzo por contribuir al Desarrollo Sostenible. Un esfuerzo que sin duda alguna tiene un transfondo ético que va más allá de solo generar rentabilidad, sino que se orienta en la conservación del capital ambiental.


= Especial Distintivo ESR®

Iniciativas empresariales Corporación Lindley Es importante destacar los avances que tienen algunas empresas en gestionar responsablemente sus impactos ambientales y contribuir al desarrollo sostenible. Para Verónica Bonifaz, directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones de Corporación Lindley, el Sistema Coca-Cola asume las metas globales de sostenibilidad para el 2020, y estas cubren tres ejes: la gestión del agua, protección del clima y empaques sustentables. Como parte de este trabajo, Corporación Lindley implementa diversas iniciativas ambientales, una de las más importantes es la construcción de la primera y única planta industrial en el Perú y Latinoamérica en obtener la certificación LEED, en la Categoría Nueva Construcción, Nivel Oro. Por otro lado, está el manejo responsable del agua, así como de materiales. “Nos esforzamos por fomentar el ahorro del VERÓNICA BONIFAZ agua. En los últimos 5 años, hemos pasado de un consumo de 3.8 litros de agua por Directora de Asuntos Públicos y cada litro de bebida producida a 1.98 litros por litro. Además, durante el 2015, estamos Comunicaciones de Corporación Lindley manteniendo una cifra de 1.89 litros de agua consumida por litro de bebida producida. Asimismo, promovemos la reducción del plástico en nuestros envases y -en los últimos cinco años- generamos una reducción de 4032 toneladas en el uso del PET en nuestros productos”, enfatizó. Por otro lado, desarrollan acciones frente al cambio climático y buscan reducir su huella de carbono y en ese aspecto, durante los últimos años han logrado liderar 140 proyectos para reducir el consumo de energía. Han generado -según Bonifaz- una eficiencia de 17% en el consumo de energía. Modernizaron la flota de transporte, con unidades que generan menos emisiones y un mayor ahorro de combustible. “El 99% de nuestros equipos de frío en los puntos de venta, utilizan gases de refrigeración ecológicos”.

HAUG Otra empresa que ha dado importantes avances en su gestión ambiental es HAUG S.A. Iván Palacios, Gerente de QHSE en HAUG S.A. , señaló que para un crecimiento sostenible, es necesario el desarrollo de una gestión estratégica empresarial sustentada sobre la base de varias sub-gestiones estratégicas y operativas de recursos humanos, financieros, comerciales, información, aprovisionamiento de materiales, tecnología, seguridad industrial, de la calidad y el cuidado del medio ambiente. “De esta manera, es preciso el constante rediseño y preparación de nuestros procesos para dar respuesta a las exigencias de un desarrollo sostenible en un medio que se encuentra en constante cambio”, indicó. Para el vocero de HAUG el desafío se encuentra en buscar la armonía entre las actividades de la organización, y el medio ambiente. “El reto está en la mejora continua de la gestión ambiental. Cualquiera sea la forma o modelo de gestión que adopte la IVÁN PALACIOS Gerente de QHSE en HAUG S.A. empresa, debe buscar la mejora en cada uno de sus procesos basados en el desarrollo sostenible”, enfatizó. Actualmente HAUG, cuenta con un sistema de gestión ambiental certificado por la norma ISO 14001:2004. “Esto nos permite realizar un manejo de prevención y mitigación de los impactos ambientales generados de nuestras actividades”, precisó Palacios. Como parte de su compromiso ambiental -según Palacios- HAUG desarrolla actividades para impulsar una producción limpia en los procesos operativos, tienen planificada la construcción de una cámara de granallado-pintura con lo que se busca la prevención del derrame de sustancias químicas y sus efectos contaminantes. Asimismo, se ha implementado el uso de compresoras eléctricas en el área de granallado y pintura lo que permitirá el control de sus emisiones a la atmosfera, además el manejo de los residuos sólidos peligrosos se realiza en contenedores especiales para su segregación. Por otro lado, gestionan sus emisiones de gases y realizan un adecuado control de derrames. Un aspecto importante en la gestión ambiental es la capacitación, por ello, HAUG capacita a todo su personal, con el fin de elevar el nivel de concientización y sensibilización en Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente, ahorro de energía, cuidado del medioambiente, protección del suelos y agua; contaminación del aire; así como el manejo y Disposición de Residuos (Peligrosos y No Peligrosos).

14


Especial Distintivo 2015

15


= Especial Distintivo ESR®

Consideraciones para la transformación social A propósito de la ética de las empresas

Por Baltazar Caravedo Presidente de SASE

L

os sistemas sociales enfrentan una tensión constante: tienen fuerzas que los cohesionan y fuerzas que los debilitan. En esa tensión entre la cohesión y la disolución se organiza su sentido y patrón de autogeneración y/o reproducción (de la sociedad y de las organizaciones que la integran). El patrón de reproducción del sistema se basa en un código genético social. En los vínculos se esconde el código genético social; están cifrados. En los vínculos se encuentran los afectos, las racionalidades, los mensajes, las cadenas de significados y las acciones o los actos que condensan mensajes que empleamos para comunicarnos; es lo que transmitimos entre personas, entre organizaciones, entre generaciones. Es posible modificar el sentido (y patrón de reproducción) de los sistemas sociales humanos si alteramos su código genético social. El sentido está contenido en los mensajes (las palabras y los actos) que transmitimos. Si los vínculos que desplegamos en nuestra vida diaria logran ser modificados con nuevos mensajes (palabras, afectos y acciones) es, posible generar un nuevo código genético social y transformar el sentido y práctica del sistema. Para lograr la configuración de un nuevo código genético social, se requiere que las organizaciones, iniciativas y proyectos que sostiene la sociedad incorporen en su nueva práctica el sentido que se busca hacer predominar. El Perú es un Sistema mayor que articula una variedad de sistemas menores o sub sistemas. Las fuerzas que debilitan el conjunto de los sistemas y subsistemas en el Perú son:

o Fragmentación que se manifiesta en la pobreza, la desigualdad, la marginación, la discriminación y la informalidad; y, también en la dualidad y disociación de nuestros afectos (somos hermanos y enemigos a la vez); o Desconocimiento del otro que se manifiesta en las acciones que ignoran el valor de los demás y en el abuso de las posiciones de poder que uno pueda tener en un momento determinado; o Autoritarismo que se expresa en los vínculos paternal dependientes, la subordinación y anulación de uno mismo en tanto sujeto independiente y en la dificultad para superar influencias de tipo caudillistas contrarias a las de liderazgo compartido y transformador; o Duplicidad de la ausencia que se manifiesta en la falta de escucha, en la apropiación del sentir de los demás sin incorporarlos y sustitución de sus voluntades y deseos, que deslegitiman el acto de representar. o Ética de la Violencia que se expresa en las prácticas cínicas, en la desconfianza, el pesimismo, la corrupción y la inseguridad. • Las fuerzas que cohesionan al conjunto de sistemas y subsistemas en el Perú son: o Integrar, que se dan con las oportunidades que ofrece el crecimiento económico, la disminución de la pobreza, la reducción de la desigualdad, el incremento del bienestar social; y, también, en la mirada genuinamente crítica que hacemos de nosotros mismos para acercarnos a los demás; o Colaborar, que se plasma cuando reconocemos la diversidad y consideramos a los otros en el empeño por identificar y practicar el propósito común que nos anima. o Compartir, que se expresa en la transparencia de nuestros valores y resultados, de nuestras dudas y propuestas para hacer posible el diálogo que reconoce al otro. o Comprometerse, que se manifiesta en la puesta en práctica de una nueva ética en la que los acuerdos (desde los más solemnes hasta los más efímeros y volátiles) se cumplen porque los convertimos en nuevas prácticas. En el Perú está emergiendo un nuevo código genético social que poco a poco está transformando el “antiguo sistema” aunque no siempre con la fuerza necesaria, ni en la dirección más apropiada para el beneficio de todos los que formamos parte de nuestra sociedad, ni a la velocidad requerida. Enrumbar la transformación social, en el sentido de lograr un beneficio de todos, implica reconocer la necesidad de su modificación y lograr el predominio de una perspectiva de cohesión en todos sus sistemas y subsistemas; Implica que varios actores (entidades públicas, empresa privada, organizaciones sociales) actúen en paralelo y simultáneamente en las distintas dimensiones en las que se despliegan.

16


Programas ad hoc de Cumplimiento Anticorrupción sector privado, 8 de cada 10 gerentes responden que los códigos de conducta son la solución. Y esto sí es para preocuparse, pues es sabido que los códigos de conducta, siendo importantes, son totalmente insuficientes para combatir prácticas corruptas. Si no, veamos el escandaloso caso que protagonizan actualmente Petrobras –la gigante petrolera cotizada en la Bolsa de Nueva York- y las grandes constructoras brasileñas: todas ellas cuentan con excelentes códigos de conducta. Por tanto, necesitamos considerar con más detenimiento cómo implementar verdaderos mecanismos anticorrupción. ¿Y por qué es esto tan importante? Porque sin integridad y transparencia, afectamos seriamente nuestra capacidad de atraer inversiones y generar empleo. Esto resulta cada vez más claro en el mundo de los negocios, en donde los inversionistas –además de considerar la producción, los ingresos y el mercado- ponen mucha atención a variables como integridad y ética empresarial, pues éstas constituyen una garantía a sus inversiones.

Jorge Medina Méndez Presidente de Proética

N

o es fácil hacer empresa en el Perú. La burocracia, la tramitología, la informalidad y la corrupción, entre otros problemas, hacen muy complejo operar en nuestro país. Por ello, resulta muy destacable la iniciativa de Perú 2021 de reconocer con el Distintivo Empresa Socialmente Responsable a aquellas que hacen esfuerzos notables para operar con transparencia e integridad en un entorno altamente complejo. Justamente, la revista Semana Económica acaba de publicar el estudio “Encuesta a Gerentes Generales” –que hace anualmente con Ipsos-, el cual revela cosas muy interesantes relacionadas con la ética empresarial. Por ejemplo, el 54% de los gerentes consultados cree que solo algunas empresas, o una minoría de ellas, se conducen en forma ética. Esto nos lleva a preguntarnos: ¿qué deberíamos hacer los empresarios para mejorar nuestra propia percepción? La reflexión anterior resulta pertinente por dos hallazgos del citado estudio que merecen ser comentados. En primer lugar, sólo 8% de los entrevistados considera prioritario mejorar el gobierno corporativo en sus empresas; y, segundo, a la pregunta de cuál cree usted que sería el principal mecanismo para combatir la corrupción en el

17

¿Qué podemos hacer las empresas en el Perú para gestionar eficientemente los riesgos de corrupción? La respuesta no está en una mera declaración de principios y valores, ni en escribir códigos de conducta, sino en implementar los denominados Programas ad hoc de Cumplimiento Anticorrupción (PCAC), que no deben ser confundidos con sistemas de control interno o prácticas de buen gobierno corporativo, más allá de que se relacionan con todos ellos. Los PCAC son muy eficaces cuando existe la voluntad real, al más alto nivel, de apoyar irrestrictamente una verdadera política de integridad. Estos programas se preparan a partir de un riguroso autodiagnóstico que permite identificar específicamente cuáles son los riesgos de corrupción en la empresa y cuáles sus potenciales áreas de mejora. Los PCAC no solo se refieren a prevenir y detectar coimas o sobornos, sino toda clase de corrupción, como conflictos de interés, abuso de información privilegiada, fraude contable, evasión fiscal, incumplimiento de obligaciones laborales, concertación de precios, espionaje industrial, entre otras conductas deshonestas. Un buen PCAC incluye adecuados canales de denuncia y políticas de protección al denunciante, procedimientos de investigación independiente, medidas disciplinarias, revisión de pagos especiales como contribuciones políticas, pruebas anticorrupción a proveedores, monitoreo de la gestión de intereses, entre otros. También, actividades de capacitación y estrategias de comunicación para asegurar la adecuada difusión de los riesgos de corrupción y las medidas de prevención y detección. Un tema fundamental es el monitoreo del buen funcionamiento del PCAC, que debe hacerse al más alto nivel en la empresa: el Directorio, por ejemplo. Lo concreto es


= Especial Distintivo ESR®

que los Programas ad hoc de Cumplimiento Anticorrupción tienen efectos muy positivos sobre la cultura de la empresa, y constituyen el mejor mecanismo para prevenir y combatir la corrupción. Otro tema interesante que revela el estudio citado es que casi la mitad (46%) de los consultados considera a la sanción social como una de las medidas más efectivas para evitar la corrupción en el sector privado, es decir, la creación de listas “negras” de empresas no éticas y la expulsión de sus gremios. Este resultado confirma las sugerencias recibidas, por el autor de esta columna, de varios líderes empresariales cuando les solicité medidas para prevenir y combatir la corrupción en el sector privado, para una presentación en la CADE 2014. La propuesta más numerosa que recibimos fue la auto-regulación, que coincide con lo señalado por Semana Económica. La auto-regulación consiste en un sistema de premios y castigos conducente a la sanción social, y contempla la creación de un Co-

mité de Buenas Prácticas conformado por personalidades independientes y de reconocida solvencia moral, que funciona como un centro de observación y otorga una especie de certificado a las empresas que implementen programas ad hoc de cumplimiento anti-corrupción. Quienes obtengan el certificado califican como proveedores preferidos del Sector Privado. Se sanciona así a quienes no observen estándares éticos. Naturalmente, al no ser los actos de corrupción hechos públicos, la marginación social resulta difícil si no se cuenta con un fallo judicial u otro elemento válido; sin embargo, no contar con el certificado constituye una forma de sanción social o moral, la que suele ser más efectiva que la sanción legal. Otra sugerencia recibida fue la creación de un think tank en el sector privado, que convoque al diálogo y analice la corrupción desde sus diferentes ángulos, para sugerir alternativas de solución. La idea es que este think tank se sume a los esfuerzos que vienen haciendo otras entidades de la sociedad civil –como Proética- que trabajan este tema.

Vínculos que generan confianza Los vínculos de confianza entre las comunidades y la empresa representan un factor, altamente, relevante en la prevención y gestión de la conflictividad social. Ello implica una intervención temprana de la empresa, así como toda una estrategia integrada al core business de la empresa

L

as empresas, modifican innegablemente las vidas de muchas personas al impactar dentro de las comunidades en donde se establecen. Muchas veces el cambio es para bien y sin ningún problema las personas pueden entender eso y hasta disfrutar de los beneficios que esto genera. Sin embargo, en otras ocasiones, como es el caso de las empresas extractivas, la relación se puede tornar más intensa y complicada debido a que se trata de cambios drásticos que las comunidades pueden llegar a experimentar. Es en este contexto, que se vuelve complicado crear vínculos de confianza con la comunidad para llegar a tener la tan necesaria licencia social y poder trabajar de forma armoniosa. LA complejidad de crear confianza La Coordinadora Académica del PAE de Desarrollo y Gestión de las Relaciones Comunitarias de la Escuela de Postgrado de ESAN, Ketty Jáuregui, aseguró que es muy difícil generar confianza, sobre todo de parte de las empresas del sector extractivo porque tienen una visión completamente distinta con respecto a una comunidad, y es que mientras que las organizaciones suelen ver el asunto desde una perspectiva occidental, las comunidades

KETY JÁUREGUI Coordinadora Académica del PAE de Desarrollo y Gestión de las Relaciones Comunitarias de ESAN.

18


Para crear confianza, la empresa tiene que ser muy transparente, además debe explicar todo a las comunidades y escucharlas para que pueda entender la forma de pensar que tienen sus pobladores: “Tengamos en cuenta que empresa y comunidad por lo general tienen una visión muy distinta” se relacionan más con sus costumbres y tradiciones que vienen de muchos años atrás. Siendo así la situación ¿qué es necesario para crear confianza? De acuerdo con la especialista, se necesita que exista buena voluntad de parte de la empresa para involucrarse con la comunidad exitosamente. Otro punto a tomar en cuenta es que la relación dependerá también de la coherencia y consistencia de las acciones de las organizaciones. Jáuregui indicó también que para crear confianza, la empresa tiene que ser muy transparente, además debe explicar todo a las comunidades y escucharlas para que pueda entender la forma de pensar que tienen sus pobladores: “Tengamos en cuenta que empresa y comunidad por lo general tienen una visión muy distinta”, aseveró. Por su parte, el docente de CENTRUM Católica, Juan Arroyo, orienta su enfoque a la gestión de la responsabilidad social y señaló que para que las empresas lleguen a tener una buena relación con las comunidades, es necesario que la RS tenga un impacto verdadero y se inserte en los planes de desarrollo de las comunidades. “Se trata de que la empresa y las comunidades ganen al mismo tiempo. Pues no hay otra salida al futuro si es que se desea mantener la inversión sin problemas”, indicó. Es precisamente dentro de esta opinión que se podría enmarcar el caso de Unacem, una empresa cementera que ha sabido entablar exitosos lazos con las comunidades. Unacem y su forma de relacionarse Revisemos por un momento el caso de Unacem para tener un ejemplo de cómo una empresa busca llevar una relación cordial con la comunidad. De acuerdo con Armando Casis, Gerente General de Asociación Unacem, la organización siempre ha realizado alianzas estratégicas con diversos actores locales, nacionales e internacionales, que permitan articular iniciativas colectivas en favor del desarrollo de las zonas de influencia. De esa forma, y bajo el enfoque de desarrollo de base, esta empresa busca promover en las comunidades una actitud proactiva frente a su propio desarrollo, a través del fortalecimiento de su tejido social. Además - según Casis- impulsan diversos espacios de diálogo como; las asambleas comunales ordinarias y extraordinarias, así como las redes y las plataformas de participación de la sociedad civil. Asimismo, se suelen realizar visitas guiadas a las plantas con el fin de demostrar transparencia en su manera de actuar. La Asociación Unacem, organización de la empresa cementera se ha enfocado en promover y ejecutar acciones de responsabilidad

19

JUAN ARROYO Docente de CENTRUM Católica

El reto más grande ha sido el de “mantener nuestras acciones dentro del marco de desarrollo sostenible a pesar del contexto en el que viven nuestros beneficiarios” social con la comunidad desde 2003. Al respecto, Armando Casis cuenta que, en su experiencia con esta asociación, han tenido muchos cambios, aciertos y metas a lo largo de estos 12 años. Indica además que el reto más grande ha sido el de “mantener nuestras acciones dentro del marco de desarrollo sostenible a pesar del contexto en el que viven nuestros beneficiarios”. Sin embargo, también coincide con Jáuregui y Arroyo, al asegurar que aún existe mucha pobreza dentro de la población, y es por esta razón que hay numerosas demandas acompañadas de una sensación de abandono por parte del Estado. Sobre este aspecto señala que su reto permanente es el de transmitir a sus comu-


= Especial Distintivo ESR®

Por ese mismo camino va Ketty Jáuregui, quien asegura que muchas veces el Estado no cubre las necesidades básicas de muchas comunidades, por lo que las empresas encuentran bastantes dificultades al momento de iniciar un sus actividades. Es por esa razón que ambos especialistas coinciden que, por más que lo ideal sería promover el desarrollo en estos lugares por parte del Gobierno, las empresas no tienen más remedio que trabajar con la solución de los problemas básicos como luz, agua, educación y demás, si es que no desean tener problemas en el futuro. Empero, los dos expertos también creen que cubrir las necesidades básicas no es suficiente para generar buenas relaciones con los pobladores, sino que también hace falta trabajar junto con ellos y ser coherentes con sus promesas y acciones. Y es que, para Jáuregui, las comunidades cada vez saben más sobre la importancia que tiene el hecho de que le otorguen la licencia social a una organización: “Internet ha hecho que haya redes entre las comunidades, entonces ellas han aprendido y ahora las negociaciones son más exigentes”, indica la docente de ESAN. ARMANDO CASIS Gerente General de Asociación Unacem

Es tiempo de que el gobierno no deje en el olvido a poblaciones que necesitan recursos básicos, no solo para facilitar la labor de las empresas, sino también porque es parte de sus obligaciones. Por su parte, las organizaciones deben aprender a dialogar y llegar a compromisos que deberán cumplir con las comunidades en las que impactan.

nidades que el mayor beneficio es “aprender a pescar antes que recibir un pez de regalo”. Pero un punto importante que tiene relación con la comunicación entre empresa y comunidad, es el de las diferencias de visiones interculturales. En ese aspecto, esta asociación ha iniciado la incorporación de los enfoques de desarrollo territorial y multicultural, los que les permite acercarse con una mirada alineada a las expectativas que los pobladores puedan tener, de tal manera que todos los actores estén involucrados para lograr la sostenibilidad con el paso del tiempo. Empero, muy aparte de este tipo de iniciativas, existe un problema complejo que no debería ser tarea de las empresas, porque ¿qué sucede si es que el Estado no es capaz de llegar a las zonas en donde una organización desea trabajar? La ausencia del Estado Sin embargo, más allá del accionar de empresas como Unacem, la situación general sigue siendo complicada, y es que de acuerdo al último reporte de la Defensoría del Pueblo (junio), en el Perú existen 210 conflictos sociales, de los cuales solo 81 se encuentran en proceso de diálogo y 143 son de carácter socioambiental, siendo más de la mitad de ellas causadas por la minería. Siendo esa la situación, ¿resulta acaso que una buena parte de las empresas no saben relacionarse con las comunidades? Juan Arroyo piensa que no, ya que para él la gran mayoría de empresas son amigables, pero muchas veces las que no lo son terminan dañando la imagen del sector. Pero también aduce que muchas veces los problemas aparecen por la ausencia del Estado en zonas bastante vulnerables.

Por su parte, Arroyo asegura que la única forma de crear confianza hacia las comunidades, es que las organizaciones entiendan a la responsabilidad social como un nuevo modelo de empresa y no solo como un modo de generar una imagen positiva entre los pobladores. Como podemos ver, aún existen retos por afrontar en cuanto a la manera en cómo las empresas tratan de iniciar una relación con las comunidades en las que impactan. Muchas veces esto sucede porque los empresarios se niegan a tratar de comprender la forma de pensar que tienen los pobladores. Pero lo cierto es que, de una manera u otra, si es que esta problemática no es tratada a tiempo, los conflictos sociales no van a tener un descenso importante. Es tiempo de que el gobierno no deje en el olvido a poblaciones que necesitan recursos básicos, no solo para facilitar la labor de las empresas, sino también porque es parte de sus obligaciones. Por su parte, las organizaciones deben aprender a dialogar y llegar a compromisos que deberán cumplir con las comunidades en las que impactan.

20


La informalidad: ¿Riesgo para la calidad de vida laboral? El clima laboral y las condiciones laborales son aspectos claves que las empresas responsables consideran en sus procesos de mejora continua, ya que influyen directamente en la competitividad y productividad de la empresa. Sin embargo, en el Perú, la informalidad y una mentalidad poco preocupada por el tema afectan la forma en la que los colaboradores se sienten en sus trabajos.

¿

Qué ganan las empresas al preocuparse por generar el mejor ambiente laboral posible para sus colaboradores? De acuerdo con José Espinoza, docente de CENTRUM Católica, los empleados consideran sus interacciones en el trabajo como parte de su “satisfacción con la vida”. Y es que, según investigaciones realizadas en Perú y países Latinoamericanos, sobre todo por el profesor Jorge Yamamoto, la “satisfacción con la vida” tiene más impacto en la productividad que la misma satisfacción que los trabajadores puedan tener con su trabajo. Es de ahí que podemos deducir que una organización que logra conseguir dicha satisfacción en las personas que laboran para ella, tendría trabajadores más productivos, y por extensión, lograría ser más creativa, innovadora y hasta con mayor civismo organizacional. Informalidad que impide avanzar Según el informe “Coyuntura laboral en América Latina y el Caribe: Protección social universal en mercados laborales con informalidad” realizado por la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal), el Perú es uno de los países con los niveles más bajos en calidad laboral a nivel latinoamericano y un factor determinante para dicha estadística es la gran informalidad que tenemos en el país. Es importante considerar que la informalidad implica tener condiciones laborales que no admiten derechos legales para los trabajadores. De acuerdo al estudio ya mencionado, nuestro país cuenta con más de 35% de trabajadores independientes y, según Rocco Solimano, Director de la Asociación de Buenos Empleadores (ABE), tenemos una informalidad del 64%. Pero, ¿qué significa ser una empresa formal? Para Solimano, no es suficiente emitir facturas, sino que primero es necesario que la empresa respete a sus trabajadores y los emplee adecuadamente, cumpliendo con sus obligaciones laborales y preocupándose por su bienestar y desarrollo. Es muy importante entonces avanzar en la problemática de la informalidad, primero para elevar considerablemente los estándares de calidad laboral que tenemos en nuestro país. La importancia radica en que, solo con trabajos formales, se podrá sentar una base para me-

21

JOSÉ ANTONIO ESPINOZA Docente de CENTRUM Católica jorar la calidad de vida en las organizaciones. Y es que, como señala el docente de CENTRUM, “en un trabajo en el que no hay formalidad, todos los derechos son negociados”. Pero dada la asimetría del poder en esas circunstancias, los empleados apenas pueden lograr algunos beneficios económicos decentes, asunto que se puede resolver en un ambiente laboral formal, ¿pero es que acaso la formalidad implica de por sí una buena calidad de vida laboral?. El ambiente de lo formal ¿Qué es lo que sucede con las organizaciones formales?, ¿hacen todo lo posible para que sus trabajadores tengan una buena calidad de vida en sus centros de trabajo? Según Espinoza, “no vamos bien en el tema” porque, de acuerdo a lo que ha podido percibir en su experiencia, son más los casos de abuso o inacción en la relación: jefe-trabajador que los de buenas prácticas. Indica también que hay


= Especial Distintivo ESR®

empresarios que no se dan cuenta que podrían obtener mejores resultados si trataran a sus trabajadores como ellos quisieran ser tratados. Cabe resaltar que, según el informe de Cepal, tan solo poco más de la mitad de los trabajadores peruanos cuenta con seguro social. Según Rocco Solimano, el primer requisito para que una empresa sea laboralmente responsable es que respete a su trabajador. Si este principio básico no se cumple, es imposible hablar de responsabilidad social laboral. Además, este respeto se evidencia con el cumplimiento puntual de todas las obligaciones de ley, es decir: el pago de remuneraciones, seguridad social y beneficios, pero además, es necesario que la empresa adopte y evidencie buenas prácticas laborales en capacitación, desarrollo, pago por mérito, reconocimiento y evaluación de personal.

Patricia Campos Gerente de Recursos Humanos en Coca-Cola

Caso Coca Cola Por otro lado, existen empresas que están considerando el importante valor que les genera para su estrategia de negocio, gestionar los niveles adecuados de clima laboral. Patricia Campos, Gerente de Recursos Humanos en Coca-Cola, asegura que se preocupan mucho por comunicarse con sus

Rocco Solimano Director de la Asociación de Buenos Empleadores (ABE)

trabajadores y es por esa razón que cuentan con mecanismos para que sean reportados casos en los que se haya percibido algún comportamiento distinto al esperado dentro de la empresa. Además, cuentan con un canal virtual de comunicación presencial (telefónico o por internet). También indica que tienen una Política de Derechos en el Lugar de Trabajo, que resume su respeto por las personas, garantizando un entorno donde sus derechos sean respetados.

Pero tampoco hay que olvidar las otras condiciones, pues una empresa que no se preocupa por brindar un ambiente de trabajo seguro y en óptimas condiciones de salubridad para su personal, tampoco puede ser considerada como laboralmente responsable. Teniendo en cuenta este contexto, es necesario tener en cuenta entonces que, por más esfuerzos que se puedan hacer desde el ámbito de lo formal por cambiar la mentalidad de muchos empresarios peruanos que aún no reconocen la importancia de gestionar niveles adecuados de calidad de vida laboral para sus trabajadores (aspecto que de todas formas es necesario), hace falta sobre todo trabajar en el factor clave: la informalidad, ya que esta limita drásticamente los derechos que una gran cantidad de trabajadores peruanos debería poseer.

22


Los colaboradores: el activo más importante en la organización rador sin dejar de lado, claro está, la eficiencia empresarial. Más aún, existe evidencia que demuestra cómo el ofrecer un ambiente adecuado repercute de manera positiva en el compromiso y motivación del trabajador, logrando un desempeño por encima de lo esperado. Para establecer un proyecto de calidad de vida organizacional, se deben de tomar en cuenta no sólo los elementos objetivos en el entorno de trabajo, tales como ofrecer ingresos adecuados y suficientes, un buen ambiente físico y condiciones de seguridad y bienestar en el trabajo, sino que también se consideran aspectos subjetivos como el adecuado balance entre el trabajo y la vida personal, las oportunidades de desarrollo y crecimiento y las relaciones entre pares y con los líderes.

Lizette Alalú Grinstein Directora de Consultoría de Great Place to Work

E

s innegable que con el paso de los años, el colaborador ha ido ganando importancia dentro de las organizaciones y en este sentido, estas han ido modificando su enfoque: considerar a los colaboradores como un medio para el cumplimiento de los objetivos organizacionales. En la actualidad, cada vez más organizaciones ven a los colaboradores como su activo más importante y como la ventaja competitiva que puede determinar su desempeño y éxito en el mercado. Esta valoración del capital humano hace que la calidad de vida en el trabajo sea un tema fundamental en nuestros tiempos. La Calidad de Vida en el trabajo se refiere de manera general a la satisfacción que tienen los trabajadores en relación a su vida laboral; es una forma diferente de ver y valorar la vida dentro de la organización, pues se busca el desarrollo y bienestar del colabo-

23

Son cada vez más las organizaciones que se enfocan en promover un adecuado balance entre el trabajo y la vida personal, brindando beneficios orientados a promover estilos de vida más saludables, integrar a las familias de los colaboradores y ofrecer alternativas más flexibles en cuanto a horarios (jornadas de trabajo reducidas, teletrabajo, entre otros). Los más conservadores podrían pensar que se trata de una pérdida de tiempo y recursos, dejando de lado el impacto que esto tiene en el desempeño y compromiso; sin embargo, vemos en el mercado casos de éxito que nos demuestran lo contrario; basta con conocer las prácticas que desarrollan las empresas reconocidas como Mejores Empresas para Trabajar® buscando el bienestar de los colaboradores y sus familias. Promover la calidad de vida en las organizaciones trae consigo muchos beneficios importantes, tales como: mayor lealtad y compromiso de los colaboradores hacia la organización, lo que favorece la retención del talento; incremento en la productividad y mejores niveles de servicio al cliente, así como mayores niveles de satisfacción laboral, reduciéndose los índices de ausentismo y rotación voluntaria. Es imprescindible contar con el compromiso de los líderes y que las organizaciones comuniquen e integren el tema de fomentar la calidad de vida en sus colaboradores como parte de los objetivos estratégicos de la organización. Si no se cuenta con este compromiso, poco será lo que se pueda avanzar en este aspecto.


= Especial Distintivo ESR®

LAS PYMES: EL RETO DE SER SOCIALMENTE RESPONSABLES aumentan la rentabilidad de una empresa, a saber, reputación y eficiencia.

POR DANIEL SALAS Docente de CENTRUM Católica

Investigaciones realizadas por estudiantes de CENTRUM demuestran cómo las PYMES de distintos sectores (desde el textil hasta el de fabricación de muebles) carecen de competitividad global en buena cuenta porque sus estándares de responsabilidad social son bajos o bien inexistentes. Se trata muchas veces de empresas que en conjunto mueven millones de dólares, como es el caso emblemático del cluster de Gamarra, pero que están limitadas en sus capacidades debido a que permanecen del lado de la informalidad y no comprenden bien su relación con el entorno. Eso significa en la práctica que el sector textil incrementaría significativamente su desempeño si estuviera guiado por principios organizativos más formales y responsables. El bajo estándar de la calidad de empleo que ofrece, la piratería, el déficit y mal diseño de su infraestructura (que atenta contra la seguridad de trabajadores y clientes) y la informalidad financiera pueden ser ventajas competitivas en una escala pequeña pero son un pesado lastre en una escala global.

U

na empresa socialmente responsable se organiza sobre el principio de que su actividad implica una contribución positiva a la comunidad. De esta manera, crea trabajo de calidad y ofrece un buen trato a los empleados, realiza políticas de reducción de residuos y genera valor a sus proveedores y clientes. No es un reto sencillo, principalmente porque no consiste en aplicar un conjunto de reglas sino más bien delinear una estrategia de acuerdo con la empresa particular. Por ello mismo, se puede pensar en principio que esta manera de estructurar una organización es más propia de las grandes empresas que de las pequeñas y medianas. Sin duda, debido a su mayor impacto y visibilidad en un país, las grandes empresas son las primeras en ser llamadas a actuar de manera socialmente responsable. Ellas lideran la puesta en práctica de valores empresariales que producen confianza en una economía y se convierten en benchmarks para las PYMES, en un ejemplo que tiende a multiplicarse. Pero esto no significa que pequeñas y medianas empresas tengan que esperar la guía de las grandes organizaciones para convertirse en socialmente responsables. Pueden hacerlo por sí mismas, desde un análisis de su naturaleza y del aporte que brindan a la comunidad. La razón más convincente para implementar este diseño es que la responsabilidad social trae consigo dos valores que

Investigaciones realizadas por estudiantes de CENTRUM demuestran cómo las PYMES de distintos sectores (desde el textil hasta el de fabricación de muebles) carecen de competitividad global en buena cuenta porque sus estándares de responsabilidad social son bajos o bien inexistentes.

Normalmente, la primera generación de líderes de una pequeña o mediana empresa ha aprendido de manera empírica y puede resultarle difícil aplicar nuevas estrategias. Son entonces las siguientes generaciones de líderes empresariales las que están llamadas a formarse y perfeccionar la tarea que han heredado. El reto es, pues, principalmente educativo. Es tarea de las escuelas de negocios el ser capaces de articular el conocimiento generado por estas empresas con aquel que es necesario para ampliar el horizonte empresarial. Pero es también urgente que los primos empresarios de las PYMES comprendan el valor de esta formación.

24


25


= Especial Distintivo ESR®

“La responsabilidad social da como resultado una buena reputación”

E

rnesto Pye, socio fundador de Pacific Latam, asegura que la obtención del Distintivo ESR ha fortalecido la reputación de su empresa y se muestra optimista en cuanto a la situación de la responsabilidad social empresarial en el país, pues señala que el número de organizaciones que demuestran interés en el tema, va en constante aumento. ¿Qué beneficios le ha traído a su empresa el Distintivo Socialmente Responsable? El contar con el Distintivo nos acredita ante nuestros empleados, inversionistas, clientes y sociedad en general, como una organización responsable. Además, nos ha permitido hacer público nuestro compromiso con la responsabilidad social mediante el uso del símbolo ESR en todos los comunicados de la empresa. También ha aumentado la productividad, buena actitud y compromiso del staff en el día a día, por lo tanto, nuestra empresa es más sostenible y nuestros clientes más leales, pero también ha fortalecido aún más nuestra reputación e imagen corporativa en el mercado local.

En sus Políticas de RS le dan mucha importancia al tema ambiental, ¿qué proyectos o programas vienen implementado al respecto? En Pacific apoyamos al Pacto Global. Es así que contamos con una política de compras verdes, en la que se especifica que únicamente trabajaremos con proveedores que utilicen el reciclaje en sus procesos de elaboración de productos. Además, se lleva una medición y control de la evolución del consumo de agua, energías y papel; contamos con un Centro de Reciclaje inhouse y todo lo recolectado es donado a los Traperos de Emaus San Agustín. ¿Cómo ve en la actualidad la situación de la responsabilidad social empresarial en el país? Vemos que cada vez más empresas peruanas se muestran interesadas en realizar prácticas responsables, motivadas por diversos factores, como contribuir al bienestar de la sociedad, donde el relacionamiento con la comunidad es el ámbito en el que más se concentran las actividades de RS. Además que procuran mejorar la reputación corporativa, debido a la fuerte relación entre RS y Reputación, ya que la segunda es resultado de la primera. Y también buscan proteger el medio ambiente, lo cual está muy ligado a la creciente importancia de la gestión del cambio climático. ¿Considera que la sociedad peruana valora cada vez más que las organizaciones sean socialmente responsables? Por supuesto, pues los consumidores de hoy están exigiendo, además, que la organización a la que le compran sea responsable y consecuente con sus actos y con sus empleados, que los productos y servicios que les interesan no dañen el medio ambiente y que se les informe de los daños potenciales que estos productos y servicios puedan causar a su salud y seguridad. ¿Qué impactos positivos han tenido por formar parte de la Red de Periodistas de Responsabilidad Social? Nuestra experiencia fue bastante positiva, pues junto con Perú 2021 mapeamos a los periodistas que trataban temas de RSE a nivel nacional. El objetivo era formar un grupo que recibiera información actualizada sobre la responsabilidad empresarial y desarrollar talleres de capacitación con la finalidad de brindarles mayor conocimiento sobre el tema.

ERNESTO PYE Socio fundador de Pacific Latam

A través de este relacionamiento, logramos no solo generar contenidos en los medios que fueran más allá de la realización de eventos, sino también, crear espacios que hablen sobre la responsabilidad social, su aplicación y gestión en la empresa; y de esa forma, educar al público empresarial.

26


“Alejarse de la RS puede traer consecuencias perjudiciales para el negocio”

L

a Presidenta de LHH - DBM Perú, Inés Temple, resalta la labor que tiene dicha consultora líder en su rubro. Destaca, también la importancia de la gestión de la Responsabilidad Social Empresarial en los negocios y en la imagen de las organizaciones, e indica además que en la actualidad el ser socialmente responsable, significa una ventaja comparativa frente a otras empresas. ¿Qué beneficios le ha traído a su empresa obtener el Distintivo Empresa Socialmente Responsable? El Distintivo es un reconocimiento público y voluntario que nos ayuda a acreditar ante nuestros colaboradores, clientes y la sociedad en general, que hemos asumido el compromiso de una gestión socialmente responsable. Además, la revisión anual para presentarnos al Distintivo funciona como un termómetro interno. Desde el 2012 hemos obtenido anualmente el Distintivo, y en la revisión periódica podemos verificar que estamos manteniendo los procesos internos establecidos y nos permite implementar mejoras versus el año anterior. ¿Qué proyectos viene implementando LHH-DBM Perú para sostener su estatus de Empresa Socialmente Responsable? Nuestro servicio en sí es una práctica de responsabilidad social en nuestros clientes, ya que garantiza que se preocupan por sus colaboradores, inclusive cuando estos dejan la organización al ofrecerles un programa de transición laboral. Pero en cuanto a la comunidad, trabajamos de la mano con algunas organizaciones. Una de ellas es Enseña Perú, donde apoyamos a los profesionales a reinsertarse en el mercado laboral luego de dos años de ejercer como profesores. Asimismo apoyamos desde la presidencia de la empresa a CARE Perú, organización sin fines de lucro que apoya a las comunidades pobres para erradicar la pobreza, como también realizamos, a lo largo del año, distintas donaciones a diversas empresas. ¿Cómo ve en la actualidad la situación de la responsabilidad social empresarial a nivel nacional? En general, las empresas peruanas se están dando cuenta que la Responsabilidad Social no puede estar alejada de su día a día, ya que puede traer consecuencias muy perjudiciales para el negocio. Esto sucede cuando se descuidan las relaciones con principales stakeholders, como en el caso de la minería. Sin embargo, hay empresas que se están dando cuenta que es un potencial para mejorar su imagen y relación con clientes.

27

INÉS TEMPLE Presidenta de LHH - DBM Perú ¿Considera que la sociedad peruana valora cada vez más que las organizaciones sean socialmente responsables? Sí, gracias a las redes sociales y mayor comunicación la sociedad peruana se está dando cuenta de muchas injusticias que antes pasaban desapercibidas. Si una empresa puede garantizar que incluye dentro de su gestión el cuidado medioambiental y genera un impacto positivo en su cadena de valor, el cliente lo preferirá ante un competidor, y los empleados que trabajen allí estarán orgullosos de trabajar en su empresa. ¿Qué inconvenientes tuvo para implementar un exitoso plan de RS al tratarse de una empresa líder a nivel mundial y estar presente en muchos países? Uno de los inconvenientes para implementar nuestros proyectos de RSE fue el encontrar una organización que comparta nuestra visión de mejorar la empleabilidad de los peruanos y tenga la capacidad de acción necesaria. Existen muchas organizaciones e iniciativas locales, pero falta la capacidad de gestión detrás para llevarlas a cabo. Si bien LHH-DBM Perú está presente en muchos países, los proyectos de RSE por ahora se manejan de manera local.


= Especial Distintivo ESR®

“Los ciudadanos comienzan a valorar más a las empresas socialmente responsables” ¿Cuál es el proyecto bandera de RS en la actualidad y en qué consiste? “ConectaRSE para crecer” promueve el uso estratégico de las telecomunicaciones para el desarrollo de las zonas rurales del país, buscando así eliminar las barreras geográficas y poniendo en valor el poder transformador de las Tecnologías de la Información y Comunicación (TIC) para el fortalecimiento de la educación, la salud, la gestión pública y las actividades económicas. ConectaRSE para Crecer cumple 5 años y en 2014 fue reconocido por el Pacto Global de las Naciones Unidas como un programa de responsabilidad corporativa referente en Latinoamérica.

ÁLVARO VALDEZ Director de Comunicación, Imagen y Sostenibilidad de Telefónica del Perú

¿Cómo ve la situación de la responsabilidad social empresarial a nivel nacional? La Responsabilidad Social como enfoque está siendo asumido por cada vez más empresas en el país: los gremios, los reconocimientos y los grandes impactos positivos de los programas de RS bien gestionados son un respaldo de ello. Sin embargo, continúa siendo un desafío integrarla eficientemente en el modelo de negocio y saber alinearnos a los objetivos estratégicos de la compañía. La articulación interna (con otras áreas de negocio) y la articulación externa (con grupos de interés como el Estado o la sociedad civil) son claves para la sostenibilidad de nuestro modelo y nuestros programas.

l Director de Comunicación, Imagen y Sostenibilidad de Telefónica del Perú, Álvaro Valdez, no solo destaca que la empresa multinacional de telecomunicaciones haya obtenido nuevamente el Distintivo ESR, sino que además hace hincapié en la progresiva relevancia que está teniendo la Responsabilidad Social en nuestro país y cómo las empresas y ciudadanos le están dando mayor valor a esta filosofía empresarial.

E

¿Considera que la sociedad peruana valora cada vez más que las organizaciones sean socialmente responsables? Estamos en ese camino, los ciudadanos de a pie comienzan a valorar más a las empresas socialmente responsables pues cada vez sienten más próximos sus efectos en términos de condiciones laborales, rendición de cuentas o aportes sostenibles a sus comunidades. No hay que olvidar que el consumidor es el regulador más exigente.

¿Qué beneficios le ha traído a su empresa el Distintivo Socialmente Responsable? El Distintivo Empresa Socialmente Responsable es un reconocimiento y ratificación de nuestro compromiso de trabajar por facilitar el acceso de más peruanos a las telecomunicaciones, con un enfoque de desarrollo sostenible. Además, nos ha permitido tener año a año una “fotografía” de cómo venimos gestionando la sostenibilidad del negocio en los ámbitos de ética e integridad, gestión ambiental, calidad de vida de colaboradores y relacionamiento con las comunidades y, a partir de ello, identificar oportunidades de mejora y trabajar en ellas.

¿Qué proyectos a futuro tienen? Con “ConectaRSE para Crecer” buscamos la integración de una red de expertos TIC a través de la gestión de nuestra plataforma digital. Con “Kunan”, premio que impulsa la innovación social de los “millenials” en el Perú, trabajamos para consolidar la comunidad de emprendedores que hemos formado y seguir identificando talento; y con “Seguros en Internet”, programa que promueve el uso responsable de las TIC en niños, niñas y adolescentes, buscamos que nuestro portal lanzado el año pasado (www.seguroseninternet.org) sea conocido y utilizado de manera efectiva para ofrecer un entorno seguro de navegación a los más pequeños en casa.

28


“Mantenemos una cultura de comunicación abierta, directa y clara”

L

a reconocida empresa portuaria DP World, comenzó sus operaciones en el Callao hace poco más de cinco años y en la actualidad ha logrado obtener dos veces el Distintivo. Al respecto, conversamos con su Director de Proyectos y Responsabilidad Corporativa, Eduardo Chappuis, quien también habló sobre cómo han logrado ser una empresa responsable y las metas que tienen a futuro. Han obtenido el Distintivo ESR por segundo año consecutivo, ¿qué significa esto para ustedes y qué tan complicado es lograr ser una empresa socialmente responsable sosteniblemente en el tiempo? Ser una Empresa Socialmente Responsable es parte del ADN de nuestra organización. Estamos muy contentos y orgullosos de este reconocimiento que demuestra nuestro compromiso con todos nuestros stakeholders; así como con una gestión integrada de prácticas que impactan positivamente en nuestra operación y en la comunidad. Su responsabilidad corporativa se enmarca en cuatro actores importantes: comunidad, medio ambiente, mercado, y personas y seguridad ¿Cuál es su balance en cuanto a la relación que tienen con dichos actores? Hemos avanzado en nuestros cuadrantes de manera sólida y sostenible, obteniendo resultados positivos. Sin embargo, creemos que hay mucho más por hacer en el camino. Cada uno de nuestros stakeholders tiene diferentes intereses, expectativas y demandas; es así que nuestro compromiso y comunicación nos ha permitido lograr una estrecha relación con ellos. Por esta razón, trabajamos con todos nuestros stakeholders en actividades y proyectos que tengan repercusión positiva. Por ejemplo, en la sensibilización del cuidado del medio ambiente, especialmente por parte de los niños, realizando talleres didácticos con temas específicos como cuidado del agua, protección de la fauna marina, segregación de residuos, reciclaje y limpieza de playas, entre otros. ¿De qué forma establecen comunicación de manera exitosa con su comunidad y sus trabajadores? Mantenemos una cultura de comunicación abierta, directa y clara con todos los actores. La retroalimentación es muy importante y permanente durante nuestras actividades y programas. A partir de esta información establecemos y mejoramos objetivos y metas que impulsen el valor compartido y la sostenibilidad enmarcados de

29

EDUARDO CHAPPUIS Director de Proyectos y Responsabilidad Corporativa de DP World nuestros cuadrantes de Responsabilidad Corporativa: Comunidad, Personas y Seguridad, Mercado y Medio Ambiente. ¿Qué principales dificultades han tenido que superar para ser una empresa socialmente responsable? Al inicio de nuestro operación, fue un desafío establecer e implementar una cultura de Responsabilidad Social Corporativa internamente, luego cuando la cultura se internaliza en la empresa y es parte de su ADN , todo se vuelve más simple. Luego teníamos que crear una relación de confianza con la Comunidad, esto lo conseguimos a través de la transparencia de nuestras actividades y comunicación constante. ¿Cuáles son los retos más importantes que deberán alcanzar a futuro para mantener su estatus? El ser una Empresa Socialmente Responsable nos compromete a seguir desarrollando, innovando y manteniendo un enfoque socialmente responsable en nuestras actividades Nuestro reto más importante es que nuestros colaboradores, la comunidad y otros stakeholders crezcan de forma sostenible con nosotros, a través del trabajo conjunto, la transparencia y la confianza.


= Especial Distintivo ESR®

¿Qué valor le agrega a su empresa obtener el distintivo ESR®? Empresas como Compañía Minera Poderosa, EXSA, Pacífico Seguros, PRIMA AFP y RIMAC; nos cuentan -a través de sus representantes- la importancia que ha tenido para sus marcas la obtención del Distintivo Empresa Socialmente Responsable. Asimismo, comentan acerca de la forma en que su reputación e imagen pueden verse beneficiadas y los retos que vendrían luego de recibir este reconocimiento.

Luciana Caravedo Sub Gerente de Relacionamiento con Grupos de Interés RIMAC Para RIMAC, el Distintivo Empresa Socialmente Responsable (ESR®) ha sido un reconocimiento al trabajo, esfuerzo y compromiso de una gestión responsable y sostenible con nuestros grupos de interés. Ello también representa el reto de seguir trabajando y mejorando, año con año, nuestros proyectos de Responsabilidad Social para beneficiar e impactar de manera positiva a nuestro entorno. Además, en RIMAC tenemos el firme compromiso de trabajar por una cultura de prevención -con un enfoque de desarrollo sostenible- en las futuras generaciones para que estas puedan tener una vida más tranquila.

Susana Gutiérrez Jefe de Responsabilidad Social PACÍFICO SEGUROS Recibir el Distintivo ESR® por la labor de Pacífico Seguros como empresa socialmente responsable es muy gratificante, pues reconoce el esfuerzo conjunto que hemos realizado con nuestros clientes y grupos de interés, alineados a una cultura de prevención y sostenibilidad. Sin embargo, si bien este reconocimiento nos enorgullece, también nos genera el reto de seguir mejorando día a día, y de continuar, al mismo tiempo, con nuestro desafío constante de buscar el bienestar integral de la comunidad y de la sociedad en general.

30


Giuliana Macchiavello Gerente de Responsabilidad Social y Relaciones Institucionales PRIMA AFP Por segundo año consecutivo, hemos recibido el Distintivo Empresa Socialmente Responsable otorgado por Perú 2021, el cual tomamos como un reconocimiento importante a nuestra empresa por realizar un esfuerzo -de manera voluntaria- en favor de la mejora continua, gestión sostenible y la promoción del uso responsable de sus recursos con todos sus grupos de interés. Vale decir que este compromiso es asumido de manera integral por parte de la empresa. El Distintivo ESR® le ha permitido a Prima AFP -gracias a su proceso de autodiagnóstico- poner a prueba su cultura, sus políticas y las prácticas de actuación cotidiana, como forma de gestión orientada a la competitividad sustentable y responsable.

Jefferson García-Seminario Jefe de Responsabilidad Social EXSA El participar en el Distintivo ESR® nos ha permitido identificar nuestros logros como compañía de manera transversal; identificando, revisando y mejorando en todos los aspectos, con el fin de nunca dejar de buscar la mejora continua. Y es que nuestro reto constante ha sido el lograr alcanzar los mejores estándares en Seguridad, Calidad, Compromiso y Foco en el Cliente, gracias a la solidez de nuestras políticas y prácticas corporativas. Es así que reconocimientos como el Distintivo ESR® nos llenan de orgullo y fuerza para continuar por el camino que nos hemos planteado desde un inicio.

Jimena Sologuren Jefe de Responsabilidad Social COMPAÑÍA MINERA PODEROSA Realizar el diagnóstico y sustentar cada punto para alcanzar el Distintivo Empresa Socialmente Responsable, amerita una revisión concienzuda sobre el desempeño en responsabilidad social de la empresa. Es así que, gracias a esta revisión, hemos podido descubrir retos y oportunidades que nos permiten seguir trabajando en la misión de nuestra empresa: transformar responsablemente nuestra riqueza mineral en oportunidades de desarrollo.

31


32


33


= Especial Distintivo ESR®

Grupo Graña y Montero: promoviendo ciudadanía a partir de la infraestructura

C

on una trayectoria de 82 años, el Grupo Graña y Montero ha realizado grandes obras de infraestructura emblemáticas para el país. Centrales hidroeléctricas, carreteras, aeropuertos, hospitales o sistemas de transporte masivo, que indudablemente generan orgullo para los peruanos. Sin embargo, la propuesta de valor de esta corporación va mucho más allá de la infraestructura. Graña y Montero tiene un modelo de sostenibilidad que no sólo busca impulsar la gestión responsable de sus operaciones, sino también promover conductas ciudadanas en la sociedad. Siendo un grupo con 26 empresas, 4 áreas de negocio (Ingeniería y Construcción, Infraestructura, Inmobiliaria y Servicios) y más de 40 mil colaboradores, llevar este modelo a la práctica es todo un desafío. “La clave ha estado en tener un foco de acción claro y alineado a cada una de nuestras operaciones”, nos cuenta Mario Alvarado, Gerente General Corporativo

Ciudadanía a partir de la infraestructura • La LÍNEA 1 del Metro de Lima no sólo implementa un nuevo estándar de servicio público en el país - más eficiente, puntual y seguro-, sino que además, ha transformado sus estaciones y trenes en espacios de educación ciudadana. Así, aprovecha los minutos de espera para trasladar mensajes de cultura cívica y promover una convivencia basada en la tolerancia y el respeto. Como resultado, tiene clientes más satisfechos e involucrados con el mantenimiento y uso responsable de la infraestructura. • CONCAR, empresa del grupo que opera carreteras, promueve la seguridad vial y la actitud preventiva en los usuarios y comunidades aledañas a las vías. • En sus proyectos inmobiliarios, Viva GyM capacita a los nuevos propietarios en temas legales, administrativos, manejo de conflictos y liderazgo, para favorecer una convivencia respetuosa entre vecinos. • En los proyectos de construcción, GyM capacita a los pobladores de las comunidades aledañas a sus proyectos en técnicas constructivas, prevención de riesgos y liderazgo. De esta manera, promueve el acceso de más ciudadanos a puestos de trabajo formales.

del Grupo Graña y Montero. “Creemos que el empresario de hoy, no sólo debe velar por sus negocios, sino que debe pensar en generar y compartir bienestar desde sus negocios. En el Grupo encontramos una gran oportunidad para generar crecimiento ciudadano a partir de la infraestructura. Ello nos permite tener negocios más sostenibles y también contribuir con el desarrollo del país”.

Mario Alvarado Pflucker Gerente General Corporativo del Grupo Graña y Montero

34


35


= Especial Distintivo ESR®

El Rostro de la nueva minería, una minería responsable

POR TERCER AÑO CONSECUTIVO GOLD FIELDS LA CIMA ES RECONOCIDA COMO EMPRESA SOCIALMENTE RESPONSABLE Comprometidos con el desarrollo, generando Valor Compartido

G

old Fields La Cima ha sido reconocida por tercer año consecutivo con el Distintivo Empresa Socialmente Responsable otorgado por Perú 2021 en alianza con el Centro Mexicano para la Filantropía –CEMEFI, debido a sus buenas prácticas económicas, sociales y ambientales hacia sus grupos de interés como colaboradores, inversionistas, autoridades y sociedad en general, acreditando su responsabilidad social como parte de su cultura y estrategia de gestión. Para obtener este importante distintivo, Gold Fields se sometió al proceso de evaluación, en donde se evalúan diferentes ámbitos de gestión de la empresa como: calidad de vida, vinculación con las comunidades del área de influencia, compromiso con la protección del medio ambiente y ética empresarial. Este reconocimiento demuestra que Gold Fields se encuentra contribuyendo con el desarrollo de las zonas donde opera, estableciendo lazos de cooperación, trabajando con altos estándares

de seguridad y compromiso con el medio ambiente, y sobretodo reconoce que sus colaboradores, comunidades e inversionistas son su mayor herramienta de crecimiento. “Nos sentimos muy orgullosos de haber obtenido esta distinción que ratifica nuestro compromiso hacia la responsabilidad social y el desarrollo de la minería responsable en el país”, dijo Ernesto Balarezo, Vicepresidente Ejecutivo de Gold Fields. Por su parte Miguel Inchaustegui, Vicepresidente de Asuntos Corporativos y Desarrollo Sostenible, indicó “Este reconocimiento nos compromete a seguir haciendo el mejor esfuerzo para seguir generando confianza y crear valor compartido con nuestras Comunidades del área de influencia”. “Esto no sería posible sin el esfuerzo de cada uno de los integrantes de la empresa, quienes anualmente se comprometen a mejorar los estándares de responsabilidad social de nuestra corporación”. dijo Rafael Saenz, Gerente Corporativo de Comunicaciones y Relaciones Institucionales de Gold Fields La Cima. El Distintivo ESR® es un reconocimiento creado hace 13 años por el Centro Mexicano para la Filantropía, institución privada sin fines de lucro, con el objetivo de fortalecer la cultura de la Responsabilidad Social Empresarial, a través del establecimiento y difusión de parámetros de actuación empresarial de excelencia. Perú 2021 es una asociación civil sin fines de lucro, conformada por empresas que tienen el objetivo de liderar al sector empresarial incorporando la responsabilidad social como una herramienta estratégica de gestión que le permita ser un agente de cambio y contribuir con el desarrollo del país. Representa al World Business Council for Sustainable Development – WBCSD en el Perú y es miembro de FORUM EMPRESA, una alianza hemisférica de organizaciones empresariales que promueve el desarrollo de la responsabilidad social en las Américas. Para el DESR firmó una alianza con CEMEFI por la exclusividad en Perú.

36


“El Distintivo ESR nos permite una mejora constante” Año a año, Sodexo tiene el reto constante de superarse, fortalecer e identificar los aspectos en donde aún no intervienen, con el solo propósito de compartir valor con sus stakeholders

Carolina Rouillon Gerente General de la Asociación Sodexo por el Desarrollo Sostenible

M

ejorar la calidad de vida de las comunidades en donde operamos es nuestra razón de ser y la misión de Sodexo.Este horizonte ha permitido agregar casos de éxito, los cuales han sido compartidos y han recibido por tercer año consecutivo el Distintivo Empresa Sociablemente Responsable nos comenta Carolina Rouillon, Gerente General de la Asociación Sodexo por el Desarrollo Sostenible y Directora del Programa Stop Hunger para Centro y Sudamérica. ¿Cuáles son las acciones implementadas que le permitieron a la empresa recibir el Distintivo ESR este año? Sodexo cuenta con una doble misión de brindar Servicios de Calidad de Vida a nuestros colaboradores, clientes y consumidores y, contribuir al desarrollo económico, social y ambiental de las ciudades en donde operamos. Bajo ese contexto contamos con el Plan de Responsabilidad Corporativa “El Plan para un Mañana Mejor” que incluye 4 prioridades -“Como Empleadores”, “Nutrición Salud y Bienestar”, “Comunidades Locales” y el “Cuidado del Medio Ambiente” que se alinean a cada uno de los aspectos evaluados en el Distintivo. ¿Qué iniciativas han desarrollado en el ámbito de los colaboradores? Venimos desarrollando programas de capacitación a través de una innovadora plataforma on-line que nos permite llegar a lugares remotos del país, permitiendo la capacitación de todos los colaboradores por igual. Adicionalmente, contamos con escuelas itinerantes que recorren todo el país brindando capacitación específica de manera presencial, las cuales abarcan no solo temas de desarrollo profesional, sino también de desarrollo personal. Asimismo, contamos con el programa de salud y bienestar ‘Equilíbrate’, que combina de manera creativa la educación para la buena salud, asesoría nutricional y promoción de la salud ocupacional.

En el campo de vinculación con la comunidad, ¿Qué programas vienen desarrollando? A nivel mundial, Sodexo cuenta con un programa que busca la articulación e inclusión de las comunidades en la cadena de abastecimiento y el mercado. Este ha sido implementado en más de 140 comunidades peruanas exitosamente, lo que nos ha permitido ser acreedores de tres importantes premios otorgados por la SNMPE, Perú2021 y DIGAMMA (EXPOMINA). Asimismo contamos con el programa STOP HUNGER, otra iniciativa mundial, a través del cual capacitamos a escolares, profesores y padres de familia en temas relacionados a la buena alimentación, hecho que reforzamos con la implementación de biohuertos. Este proyecto se ha llevado también a comedores populares y asociaciones de productores. Los Centros de Formación Sodexo, en donde se capacita a la comunidad en oficios a fin de promover la empleabilidad local, son otra gran iniciativa. ¿Qué aspectos pueden aún mejorarse con miras a la sostenibilidad? Nuestro plan de RS cuenta con 4 prioridades y 18 compromisos que se vienen ejecutando de manera intensiva. Si bien nuestra matriz nos evalúa constantemente, el Distintivo nos permite ser evaluados por un tercero, lo que nos lleva a una mejora constante. Año a año estamos en la búsqueda de superarnos e identificar aquellos aspectos en donde aún no hemos intervenido. ¿Cómo logró involucrar la empresa a sus stakeholders en los programas de RS? Anualmente realizamos reuniones, tanto internas como externas, para difundir nuestro plan de RS así como las iniciativas y acciones que realizamos entorno a él. Internamente se realizan charlas tanto a nivel gerencial como a nivel operativo. Asimismo, realizamos reuniones con nuestros distintos grupos de interés, entre ellos clientes, proveedores ONG y Estado para que puedan darnos un feedback. Este involucramiento abarca acciones de voluntariado que están inmersas dentro del programa y que reúne, colaboradores, clientes, proveedores, familia y amigos. ¿Cuál es el rol del código llamado “Principios de Integridad Empresarial” dentro de la estrategia de responsabilidad social interna de la empresa? La integridad en los negocios es el centro de nuestros principios éticos y nuestro compromiso. Ser colaborador de Sodexo, líder del sector, significa adherirse a estos estándares no negociables. Ellos nunca deben comprometer su adherencia a esta declaración por objetivos financieros o de beneficio personal. No toleramos aquellas prácticas que no nacen de la honestidad, integridad y justicia en cualquier lugar del mundo donde hacemos negocios.

37


= Especial Distintivo ESR®

“Hemos beneficiado a más de 60 mil personas” Mediante atenciones médicas de calidad a poblaciones vulnerables e iniciativas de prevención

L

a sostenibilidad es el eje central de la gestión responsable de Pacífico Seguros. Susana Gutiérrez, Jefe de Responsabilidad Social de Pacífico Seguros, detalla la gestión responsable de la compañía y las iniciativas que le valieron ser reconocida con el Distintivo ‘Empresa Socialmente Responsable’.

¿Cuáles son los pilares sobre los que basa Pacífico Seguros la gestión responsable de la organización? En Pacífico Seguros desarrollamos una gestión responsable que tiene como eje principal la sostenibilidad, basada en tres principales pilares: Salud inclusiva y de calidad, cuidado y preservación del medio ambiente y promoción de una cultura preventiva. En ese sentido, nuestro compromiso con la población no solo abarca servicios y atenciones de calidad sino que integramos la responsabilidad social en las actividades de la compañía, buscando el involucramiento de todos los colaboradores y haciendo propia la tarea de un desarrollo social equitativo y justo para todos. ¿Cómo asumen el reconocimiento de Perú 2021 a través del distintivo? Como empresa hemos dado importantes avances en Responsabilidad Social. Nos llena de orgullo y satisfacción recibir este reconocimiento pues nos confirma que vamos por buen camino y, al mismo tiempo, nos genera la gran responsabilidad de seguir mejorando e innovando en nuestras iniciativas, con el apoyo de colaboradores y aliados. ¿Cuál es el compromiso de Pacífico Seguros con la comunidad? Nuestro compromiso con la comunidad se refleja, principalmente, en el programa Pacífico Te Cuida, promoviendo una cultura de prevención en salud para poblaciones vulnerables y de limitados recursos. Llevamos atenciones médicas gratuitas respaldadas por nuestra experiencia, acompañadas de charlas o talleres sobre temas relacionados al buen cuidado de la salud. Además, somos una empresa Carbono Neutral: no solo compensamos nuestras emisiones sino que trabajamos en acciones que disminuyan el impacto que generamos en el ambiente, comprometiendo a colaboradores, clientes, aliados y comunidad en general. En este contexto, somos parte de la iniciativa “Compromiso Climático Corporativo: 7C” que evidencia de manera transparente nuestras acciones en materia ambiental. ¿Cuáles son los resultados más importantes de las iniciativas socialmente responsables de Pacífico Seguros? Hemos beneficiado a más de 60 mil personas a través de distintas

Susana Gutiérrez Jefe de Responsabilidad Social de Pacífico Seguros iniciativas de salud, entre las que está Pacífico Te Cuida y apoyos diversos a instituciones como Misión Caritas Felices, Unámonos y el Centro Médico Educativo de Chincha. Esto nos ha permitido no solo llevar una cultura de prevención, sino atenciones de calidad a poblaciones de limitados recursos. Por otro lado, nuestro compromiso con el entorno nos ha permitido ser la primera empresa Carbono Neutral certificada del Perú, logrando reconocimientos diversos además de ahorros importantes a nivel de energía, consumo de insumos y combustible, entre otros. El año pasado disminuimos el consumo de papel en más de un millón de hojas, ofreciéndole al cliente la posibilidad de recibir un gran porcentaje de información de sus seguros de manera virtual. ¿Cuáles son las metas con respecto al 2016 en iniciativas de responsabilidad social? Queremos llegar a un número mayor de beneficiarios mediante Pacífico Te Cuida, con continuidad en la atención a través de alianzas estratégicas que permitan el acceso a servicios médicos de calidad para personas de limitados recursos. Asimismo, buscaremos ampliar la cultura preventiva a otros frentes que nos ayuden a seguir viviendo ‘pacífico’ en todos los ámbitos de la vida. Finalmente nuestro compromiso con el entorno seguirá vigente, apostando por iniciativas que disminuyan el cambio climático.

38


39


=

Volando hacia un Mundo mejor Por segundo año consecutivo LAN Perú se convirtió en la única empresa del sector turismo y transportes del país en obtener el Distintivo Empresa Socialmente Responsable ESR®, otorgado por la Asociación Civil Perú 2021 y el Centro Mexicano para la Filantropía (CEMEFI).

E

l ESR® fue creado el año 2000 por el CEMEFI y fue adoptado y promovido en Perú por Perú 2021 desde el 2011, con el objetivo de fortalecer la cultura de Responsabilidad Social en el país. Se trata de un reconocimiento a las empresas que asumen voluntaria y públicamente el compromiso de realizar una gestión social responsable como parte de su cultura y estrategia de negocio.

El distintivo ESR® se alcanza a través de una rigurosa y exhaustiva evaluación de la gestión de las empresas en cuanto a sus políticas, procedimientos y evidencias de acción certificadas y no certificadas en aspectos como: Calidad de vida en la empresa, ética empresarial, vinculación con la comunidad y cuidado y preservación del medio ambiente. “Recibir el Distintivo ESR ratifica nuestro compromiso con todos nuestros stakeholders por hacer día tras día una compañía transparente y responsable en el aspecto económico, social y ambiental”, señaló Félix Antelo, Gerente General de LAN Perú. Como se sabe LAN Perú forma parte del Grupo LATAM Airlines, que se convirtió recientemente en el primer grupo de aerolíneas de América y el segundo del mundo en ingresar al Índice Mundial de Sostenibilidad Dow Jones, considerado el indicador más importante del mundo en materia de desempeño económico, social y ambiental.

Gerente y Subgerente de Relaciones Institucionales de LAN Perú, Michael Patzl y Rosario Tejada, recibiendo el Distintivo ESR ®.

40


Grupo Centenario obtuvo el distintivo Empresa Socialmente Responsable 2014 por segundo año consecutivo

P

or segundo año consecutivo, el Grupo Centenario obtuvo el distintivo de Empresa Socialmente Responsable. Este reconocimiento se debe a las buenas prácticas empresariales que rigen las actividades de la empresa. Asimismo, destaca la incorporación de la responsabilidad social como una herramienta estratégica de gestión, contribuyendo de manera sostenible con el desarrollo del país. El Grupo Centenario recibió también en 2014 un triple reconocimiento por parte de Fundades, por sus prácticas de responsabilidad medioambiental. El Grupo Centenario recibió el reconocimiento en nombre de las más de 100 empresas del Centro Empresarial Real y las torres de Camino Real en San Isidro y

41

el Centro de Negocios Cronos en Surco que participaron en las iniciativas de reciclaje. La compañía ocupó el primer puesto en la categoría Gran Empresa, el segundo puesto en el Ranking General y un reconocimiento especial por sus cinco años de participación en el programa Recicla Más. “En los últimos cuatro años, hemos logrado reciclar 122.543 toneladas de papel que equivalen a 1,838 árboles cuya tala fue evitada. Estamos orgullosos de desarrollar actividades que nos permitan impactar de manera positiva en el medio ambiente. Este es un eje muy importante para Centenario”, sostuvo Fernanda Rabines, Gerente Corporativo de Marketing del Grupo Centenario.


= Especial Distintivo ESR®

De Izquierda a Derecha: Henri Le Bienvenu Gerente General de Perú 2021; Adolfo Heeren Ramos Presidente de Directorio de Perú 2021, Gerente General de Cálidda del Perú; Luis Pareja Sedano Coordinador de Responsabilidad Social - Securitas Perú; Gina Muñiz Roggeroni Vicepresidente de Responsabilidad Social - Securitas Perú; Diego de la Torre de la Piedra Vice presidente de Directorio de Perú 2021, Presidente de Directorio de La Viga S.A

“Los colaboradores son la pieza fundamental para el buen funcionamiento del servicio” La empresa SECURITAS recibió el Distintivo Empresa Socialmente Responsable por segundo año consecutivo.

G

ina Muñiz, Vice Presidenta de RSC Securitas Perú, responde sobre el modelo ético y responsable de la compañía, en donde sus colaboradores son la pieza fundamental para el buen funcionamiento del servicio.

¿Qué significa para SECURITAS PERÚ obtener el Distintivo ESR? Es sumamente gratificante comprobar el nivel de compromiso asumido y adquirido por nuestro equipo de trabajo hacia la responsabilidad social, lo que viene contribuyendo al fortalecimiento de nuestra reputación corporativa, el desarrollo sostenible de nuestra organización y del país.

¿Cuáles son las principales acciones implementadas concernientes a mejorar la Calidad de Vida en la Empresa? SECURITAS cuenta con un Centro de Desarrollo de Competencias en el cual los agentes de seguridad (Guardias) son capacitados constantemente y de acuerdo a sus competencias van generando una línea de carrera y mayor desarrollo profesional, teniendo en el corto plazo Oficiales de Seguridad. Sumado a lo anterior, los Premios Valores Securitas y Líder en Conocimiento de Seguridad, son espacios que permiten valorizar y reconocer a nuestro personal su esfuerzo, compromiso y profesionalización. Asimismo, contamos con un Sistema de Gestión en Seguridad

42


y Salud Ocupacional (OHSAS 18001:2007) según las normativas y exigencias formales del mercado. Por ello, se desarrollan Campañas de Seguridad y Salud Ocupacional con el objetivo de informar al colaborador sobre la prevención de enfermedades ocupacionales y aquellos peligros y riesgos a los que están expuestos. Esto ha permitido que el personal conozca sobre ergonomía en el trabajo, alimentación saludable, problemas lumbálgicos e higiene postural. Con respecto a la ética empresarial, ¿Qué iniciativas vienen implementando? En relación a la Ética Empresarial, SECURITAS viene gestionando su incorporación al Código Internacional para Proveedores de Seguridad Privada (ICoC). Asimismo, a través de su plataforma de capacitación virtual (E-Learning) desarrollará a nivel de todas sus operaciones en 53 países un curso especializado sobre la Política Anticorrupción en el marco del cumplimiento de nuestro Código de Valores y Ética. Finalmente la empresa promueve mayores canales de dialogo y atención de sus reclamos y denuncias a través del Defensor del Empleado y el Securitas Integrity Line. ¿Existen acciones implementadas en Vinculación con la comunidad? A través de proyectos de Desarrollo Social e Institucional, SECURITAS y la Asociación Securitas Pro Infancia han venido incorporando líneas de acción que buscan promover oportunidades a grupos tradicionalmente discriminados y una eminente situación de riesgo y vulnerabilidad entre los cuales se encuentran identificados nuestra comunidad interna y externa. Estos programas de Desarrollo sostenible son: Hijos Emprendedores (promover habilidades sociales y buenas prácticas en el uso y manejo de sus recursos); Seguridad Inclusiva (incluir socio laboralmente a Personas con Discapacidad en labores de Vigilancia, Operadores de Centros de Control y labores administrativas); Vida Saludable (promover buenos hábitos saludables entre nuestros colaboradores y sus familias); Wawa Wasis Intitucional: Gotitas (Promover el Cuidado diurnos de niñas y niños menores de 04 años). ¿Cuáles son los aspectos más resaltantes del trabajo sobre Medio Ambiente? En relación al Medio Ambiente, preservamos el Ambiente a través del Sistema de Gestión Ambiental (ISO 14000:2004). Para lo cual se viene trabajando progresivamente en: Residuos de tinta (cartuchos de impresión), Residuos de papel, cartones, lapiceros, botellas, Residuos alimenticios, Residuos de Baterías (radios celulares, pilas y el consumo de energía de equipos (luz, computadores, impresoras, aire acondicionado). Asimismo, por disposición de Securitas AB, a partir del 2009 todo vehículo que se adquiera para la empresa a nivel mundial deben de ser a “gas/diesel”. Actualmente venimos reportando nuestras emisiones de CO2 a nivel mundial a través del Carbon Disclosure Project (CDP).

43

La expansión de las fronteras económicas, producto de la globalización, la rapidez del cambio tecnológico, la emergencia de fenómenos ambientales como el cambio climático, las crisis financieras, han sido los factores externos que vienen moldeando las iniciativas empleadas en responsabilidad social.

¿Qué retos vienen ahora para Securitas? En principio, Implementar nuestro Sistema de Gestión Ética y Socialmente Responsable (SGE21:2008); en todas nuestras operaciones a nivel nacional. Facilitar y promover la nueva herramienta, enviada por el Group CSR Oficcer, sobre Gobernanza y Gestión de Riesgos (GARI). Sistema de control de procesos y autoevaluación que permitirá a SECURITAS no solo cumplir con sus objetivos de Sostenibilidad a nivel global sino también a nivel local. Asimismo, generar el Reporte de Sostenibilidad a través de la metodología GRI 4 y seguir posicionando las buenas prácticas de la RED de RSC Securitas Latam. ¿Qué ha sido lo más complejo en la implementación de sus iniciativas de RS y la gestión de intereses de sus grupos de interés? La expansión de las fronteras económicas, producto de la globalización, la rapidez del cambio tecnológico, la emergencia de fenómenos ambientales como el cambio climático, las crisis financieras, han sido los factores externos que vienen moldeando las iniciativas empleadas en responsabilidad social. Para SECURITAS, lo más complejo ha sido proyectar las acciones de RSC tanto en la forma del alcance y la cobertura en favor de sus Grupos de Interés: Accionistas, Colaboradores, Clientes, Proveedores, Comunidad (Comunidades del Entorno, Medios de Comunicación, ONG y Universidades) e Industria (Entorno Ambiental, Competencia, Gobierno, Mercado y Cámaras de Comercio). Recordemos que la RSC pasó de ser una actividad más en la agenda de la empresa a ser una herramienta de gestión que genera valor en cada una de las etapas de la Gestión de Procesos de la empresa. A preocuparse no solo por el costo de los materiales sino por el costo de los intangibles y comprender que la RSC es transversal: Participa toda la Organización. No hay RSC si no hay equipo y sostenibilidad.


= Especial Distintivo ESR®

Una PYME socialmente responsable y una historia para contar Fuimos convocados a participar de un concurso para la remodelación de una empresa de envergadura. Pusimos empeño y se armó una química positiva en la relación con el cliente, Luego llegamos a otras empresas, lo que nos permitió armar una interesante cartera de clientes corporativos. Con el tiempo dejamos de hacer viviendas y la facturación fue incrementándose. Me enorgullece afirmar que una de nuestras mayores satisfacciones ha sido ver crecer a BRICK y a nuestros colaboradores, sin los cuales el negocio sería inviable. Los nuevos clientes ofrecían expectativas interesantes de crecimiento, pero también planteaban nuevas exigencias. Anualmente debíamos pasar por rigurosos procesos de homologación de servicios, que evaluaban a nuestra empresa en diversos ámbitos además del financiero: gestión comercial, medioambiente, calidad y… Responsabilidad social. Entramos casi sin pensar, a formar parte de una cadena de valor responsable, lo que significaba reconsiderar la naturaleza de nuestro negocio y el destino de la compañía. Arq. Carlos Franco Valdivia Gerente general de Brick Proyectos & Construcción S.A.C

¿

Puede una PYME llegar a ser una empresa socialmente responsable, en una industria adversa al desarrollo sostenible, con presencia de prácticas comunes de informalidad y corrupción? Es la pregunta que nos hicimos los directivos cuando decidimos asumir los principios de responsabilidad social empresarial dentro de nuestra estrategia de negocio.

En esos años formulamos la misión y visión de nuestra empresa, esbozamos un plan estratégico, redefinimos nuestros valores como organización y con el concurso de nuestros colaboradores, formulamos nuestras políticas de ética, calidad, seguridad y medio ambiente. Aplicamos la teoría del Mar Rojo y el Mar Azul, descubriendo un nicho de mercado donde podíamos navegar sin tempestades.

Una PYME socialmente responsable no requiere de mayor inversión, ni de programas sofisticados de Responsabilidad Social, tampoco tiene que efectuar donaciones cuantiosas ni actividades masivas de voluntariado. Lo que requiere es tener muy claro cuál es su misión en la sociedad, hacia donde va, cuáles son sus valores como organización y a quienes afecta con sus actividades.

Originalmente BRICK nace como un proyecto familiar, nuestra casa fue la primera obra y en ella aplicamos todo el rigor de una obra formal, el crédito Mi vivienda era una novedad y buscamos financiamiento bancario, con un proyecto aprobado en todas las instancias correspondientes y un bajo presupuesto nos obligó a afinar el diseño y a ensayar con materiales menos convencionales. Esta experiencia nos enseñó que era perfectamente viable ser formal y competitivo en costos. El resultado fue positivo: Postulamos a la Bienal de Arquitectura y participamos con éxito en un concurso de vivienda económica del Ministerio. En consecuencia, nos llamaron parientes y amigos para repetir la experiencia y así echamos a andar el negocio durante los primeros años.

44


Una PYME socialmente responsable no requiere de mayor inversión, ni de programas sofisticados de Responsabilidad Social, tampoco tiene que efectuar donaciones cuantiosas ni actividades masivas de voluntariado. No requiere de costosas consultorías ni necesita de una Gerencia encargada, pues el tamaño de la empresa tampoco lo permitiría. Lo que requiere es tener muy claro cuál es su misión en la sociedad, hacia donde va, cuáles son sus valores como organización y a quienes afecta con sus actividades. En el caso de BRICK, nuestros valores nos permiten tomar decisiones correctas para la empresa y su entorno. Suena simple y lógico, porque en el fondo lo es. Obtuvimos nuestro primer distintivo ESR el 2013 y este año 2014 orgullosamente lo recibimos por segunda vez. Para algunos puede ser discutible afirmar que el incremento en nuestras operaciones sea una consecuencia directa de la obtención del ESR. Sin embargo, los clientes reconocen en la conducta

45

de nuestros colaboradores y en los valores de nuestra organización, algo que es distinto. Pienso que esa diferenciación es la esencia de nuestra ventaja competitiva, aquella que de momento nos permite crecer en medio de las dificultades actuales del mercado. Para nosotros la Responsabilidad Social, es más una aspiración que un logro, pues es justo afirmar que nos equivocamos a diario y que tratamos de mejorar con la misma frecuencia. A pesar de los errores propios y las dificultades del medio para el negocio sostenible, el aspirar a ser una ESR no debería significar nadar contracorriente, como podría parecerle a algunos. Muy por el contrario, ya lo han dicho varios especialistas, debemos lograr como sociedad que el actuar irresponsablemente signifique ir en contra del curso de las aguas. Pienso que ese es el auténtico camino del desarrollo y nuestro mejor legado para el futuro.


= Especial Distintivo ESR®

ICCGSA: una empresa socialmente responsable

R

ecientemente, ICCGSA - Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A., cumplió 50 años de trayectoria empresarial, que se reflejan en la construcción de importantes obras de ingeniería y el desarrollo de infraestructura de servicio público y privado (vial, minería, energía, hospitalaria, entre otros) en beneficio de la población, posicionándose como una empresa líder en el sector construc-

ción a nivel nacional, con un sólido plan estratégico que le permitirá invertir en otros sectores de la economía para asegurar su crecimiento y sostenibilidad a largo plazo. Desde su creación en 1965, ICCGSA se ha caracterizado por mantener un trato cordial y cercano con sus clientes, atender sus requerimientos de manera diligente y buscar soluciones innovadoras que logren superar sus expectativas y les permita obtener mayores beneficios. Este sentido de responsabilidad inculcado por su fundador, Ing. Augusto Castillo Petit, y seguido por su hijo y actual Presidente Ejecutivo, Fernando Castillo Dibós, les ha valido la confianza de sus clientes y proveedores. Un componente estratégico en la política empresarial de ICCGSA es su relacionamiento con la sociedad y los diversos públicos de interés en las zonas donde opera que aseguren el éxito de los proyectos que lidera. En ese sentido, durante los últimos 5 años, desde la Gerencia de Responsabilidad Social Corporativa, la empresa apoya el desarrollo y bienestar de las poblaciones próximas a sus operaciones con programas de voluntariado y campañas sociales que generan valor agregado a su quehacer y a la comunidad impactada. La empresa contribuye, además, con charlas de educación, salud y medio ambiente, como soporte a las poblaciones rurales (escuelas y comunidades) de escasos recursos. Asimismo, mantiene una preocupación genuina por generar conciencia vial ciudadana para prevenir accidentes de tránsito. Es así que mediante el programa “Quien cuida la vía, cuida su vida”, sensibiliza a estudiantes, docentes, pobladores y transportistas de las zonas intervenidas, para prevenir accidentes de tránsito en las carreteras intervenidas. Con la puesta en marcha de este programa en el 2010 al 2014 más de 35,000 pobladores del área rural han sido capacitados. Esta gestión social empresarial fue reconocida por segundo año consecutivo con el Distintivo de Empresa Socialmente Responsable (ESR) por la prestigiosa institución empresarial Perú 2021, debido a su impacto en las comunidades del interior del país próximas al ámbito de acción de sus proyectos. Con una nueva identidad visual que demuestra la solidez de la empresa, su dinamismo y la diversificación por la que atraviesa; y una renovada estructura orgánica, ICCGSA apunta a un crecimiento exponencial al trazarse como meta el consolidarse como un grupo empresarial diversificado, con una importante participación no solo en el sector de la construcción, sino también en el rubro inmobiliario, de alquiler de grúas, forestal y agroindustrial de la mano de un equipo profesionales dispuestos a seguir construyendo historia con bases sólidas.

46


Rossanna Arboccó Gerente de Relaciones Institucionales de Perú 2021

DISTINTIVO ESR®: MÁS ALLÁ DE UNA DISTINCIÓN

H

oy en día, que las empresas sean distinguidas por una gestión socialmente responsable ha dejado de ser solo un reconocimiento, y se ha convertido en el sustento de los empresarios para demostrar el esfuerzo realizado y los resultados alcanzados en su búsqueda del desarrollo sostenible del país. Y es que desde el sector empresarial, venimos trabajando con indicadores de gestión, siendo el Distintivo ESR® la herramienta que permite conocer el rendimiento de las organizaciones en temas económicos, sociales y ambientales; a través de su proceso de autodiagnóstico verificado el cual comprende políticas, procedimientos y evidencias de acción certificadas y no certificadas. El proceso implica la resolución de un cuestionario de entre 60 y 120 preguntas (según el tamaño de la organización) sobre la gestión socialmente responsable de las empresas en 4 ámbitos: Calidad de Vida en la Empresa, Ética Empresarial, Vinculación con la Comunidad y Medio Ambiente. Iniciativas como el Distintivo ESR® brindan a las empresas la oportunidad de desarrollar una nueva forma de gestión orientada a la competitividad sostenible y responsable. Además, ha permitido incorporar la Responsabilidad Social (RS) y Sosteni-

47

bilidad en el ADN de las empresas, fortalecer su relación con sus stakeholders y reforzar su reputación corporativa, permitiendo el empoderamiento del área de RS. A la fecha, se han dado resultados interesantes. Hay un incremento del 20% de PyMES participantes, demostrando que la práctica de acciones de RS no es exclusiva de las grandes empresas; por el contrario, ser socialmente responsables no implica tamaño, sector, actividad o localización, es una cuestión de compromiso y estrategia de gestión. Asimismo, son 85 las empresas distinguidas, siendo 74 grandes y 11 PyMES, y en la última edición fueron 17 sectores distinguidos en total. La sorpresa de este año fueron los sectores no tradicionales como el automotriz, industria manufacturera, maquinarias, químico/farmacéutica y seguridad, quienes han demostrado que no son ajenos a las prácticas de RS. Con esta y demás iniciativas, Perú 2021 busca no solo promover y difundir la cultura de la RS y sostenibilidad en las empresas; sino también brindar soporte y acompañar a aquellas que requieran mejorar sus políticas y planes de desarrollo sostenible. Estamos seguros que la meta es lograr la sostenibilidad; por ello el Distintivo ESR®, es el primer escalón para reconocer si como empresa estamos preparados para llegar hacia ella.


=

Felicitamos a las

65 empresas

que obtuvieron el Distintivo Empresa Socialmente Responsable 2014

invita a todas las empresas del país a participar en la quinta edición del Distintivo ESR® y sumarse al compromiso de trabajar por el desarrollo sostenible del país.

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. 8. 9. 10. 11. 12. 13. 14. 15. 16. 17. 18. 19. 20. 21. 22.

Atento Perú BCP BPZ Energy BRICK Proyectos & Construcción S.A.C.* Cálidda CARSA CEMENTOS PACASMAYO S.A.A. Cía. de Minas Buenaventura Coca-Cola Servicios de Perú Compañía Minera Antapaccay S.A. Compañía Minera Milpo S.A.A. Compañía Minera Poderosa S.A. CONSTRUCCIÓN Y ADMINISTRACIÓN S.A. - CASA COPEINCA Corporación Lindley S.A. COSAPI S.A. DP WORLD CALLAO Empresa de Generación Eléctrica de Arequipa S. A – EGASA EXSA S.A. EY Perú FARGOLINE S.A. FERREYROS S.A.

23. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 37. 38. 39. 40. 41. 42. 43. 44.

GOLD FIELDS LA CIMA S.A. Grupo Graña y Montero Grupo Telefónica en el Perú Grupo tgestiona HAUG S.A. - Ingeniería, Construcción y Montaje Hochschild Mining IBM del Perú SAC ICCGSA – Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A. IMPALA TERMINALS PERU SAC INVERSIONES CENTENARIO S.A.A. IPAE Acción Empresarial JJC Lan Perú Lee Hecht Harrison | DBM Perú * Lexmark International de Perú SRL * Mega Representaciones Motored S.A. Odebrecht Perú Pacific Latam SAC * Pacífico Seguros Pesquera Diamante S.A. PETROPERÚ

Las inscripciones ya están abiertas 48 de Perú 2021 Contacto: Rossanna Arboccó, Gerente de Relaciones Institucionales rarbocco@peru2021.org / Telf: 715-8132/99425 2064

45. 46. 47. 48. 49. 50. 51. 52. 53. 54. 55. 56. 57. 58. 59. 60. 61. 62. 63. 64. 65.

PRIMA AFP Profuturo AFP PwC Perú RED DE ENERGÍA DEL PERÚ S.A. Repsol Perú RIMAC Scotiabank Perú SECURITAS PERÚ Security Jobs Perú * Sociedad Minera El Brocal S.A.A. Sodexo Perú S.A.C. Sodimac Perú SURA Perú TASA TORRES Y TORRES LARA – ABOGADOS * UNACEM UNIMAQ S.A. UNIÓN DE CONCRETERAS S.A. Universidad de San Martín de Porres Universidad San Ignacio de Loyola VOTORANTIM METAIS CAJAMARQUILLA

(*) PYMES


BCP | Pablo de la Flor, Gerente de División Asuntos Corporativos; Silvia Noriega, Gerente de Responsabilidad Social; Eduardo Rubio, Gerente Adjunto de Responsabilidad Social; Fernando Gutierrez, Analista de Responsabilidad Social.

ATENTO | Jose Antonio Iyo Valdivia, Director Negocio País; Martha Yi Ramos, Gerente Senior de Personas.

BPZ ENERGY | Jésica Iturrarán, Analista de RSE; Dante Prada, Gerente General;

Gabriel Castillo, Gerente de Responsabilidad Social y Comunicaciones; Sandro Botteri, Analista de Proyectos de RSE; Carmen Castellanos, Gerente de Asuntos Regulatorios y HSE; Juan Carlos Palacios, Gerente de Administración y Finanzas.

BRICK Proyectos & Construcción S.A.C | Carlos Efrain Franco Valdivia,

CÁLIDDA | Eddy Marquez Garufe, Subgerente de Responsabilidad Corporativa; Tania Silva Cepero, Gerente de Relaciones Externas; Mercedes Cáceres Oyarce, Analista de Responsabilidad Corporativa; Claudia Vargas Monteiro, Analista de Responsabilidad Corporativa; Martin Arnillas, Analista de Responsabilidad Corporativa.

CARSA | Alex Charry, Jefe del área de Servicio de Atención al Cliente Gex y Segu-

CEMENTOS PACASMAYO S.A.A | Maria Luz Diaz Paredes, Jefe de Comunica-

ciones; Denis Arica Segovia, Gerente Medio Ambiente; Javier Durand, Vice-Presidente Legal; Isabel Mendo, Analista de Relaciones Comunitarias.

49

Gerente General y Sara Saenz Rosas.

ros; Karina Santillán, Coordinadora de Desarrollo Organizacional; Fernando Duran, Gerente General; Cecilia Castro, Jefe de Asesoría Legal.

Cía. de Minas Buenaventura | Manuel José Ayulo, Coordinador de Responsabilidad Social y Desarrollo; Alejandro Hermoza Maraví, Vicepresidente de Asuntos Sociales y Ambientales; Edgar Córdova Miranda, Gerente de Asuntos Sociales.


= Especial Distintivo ESR®

Coca-Cola Servicios de Perú | Wilfredo Zorrilla, Relaciones Públicas y Comunicaciones; Ezequiel Fernandez Sasso, Country Manager Coca-Cola Perú.

Compañía Minera Antapaccay S.A. | Viviana Villamonte, Glencore; Teresa Charca, Superintendente de Comunicación, Compañía Minera de Antapaccay.

Compañía Minera Poderosa S.A | Ing. Marcelo Santillana, Gerente GeCompañía Minera Milpo | Ivo Ucovich, Presidente del Directorio de Milpo;

Jean Pierre Padrón, Gerente Corporativo de DHO de Milpo.

neral; Sra. Eva Arias, Presidenta del Directorio; Sra. Jimena Sologuren, Subgerente de RS y Comunicaciones; Ing. Diego Sologuren, Coordinador Ejecutivo de Desarrollo Estratégico.

COPEINCA | Adolfo Heeren, Vicepresidente del directorio de Perú 2021; Jose

Miguel Tirado, Gerente General de Copeinca y CFG Investment (sujetando el distintivo); Pierina Amayo, Jefe de Desarrollo Sostenible de Copeinca y CFG Investment; Diego de la Torre, presidente del directorio de Perú 2021; Henri Le Bienvenu, gerente general de Perú 2021.

Construcción y Administración S.A. - CASA | Ing. Jaime Sánchez García, Gerente de Logística y Eco. María del Carmen Araujo, Gerente de Responsabilidad Social de Construcción y Administración S.A. (CASA).

Corporación Lindley S.A | Verónica Bonifaz Masías - Directora de Asuntos Públicos y Comunicaciones Corporación Lindley S.A.; José Borda Noriega - Gerente General Corporación Lindley S.A.; Ezequiel Fernández Sasso - Gerente General Coca-Cola Servicios del Perú S.A.; Wilfredo Zorrilla - Representante Asunto Públicos y Comunicación Corporativa Coca-Cola Servicios del Perú S.A.; Elsa Bazán - Jefe Responsabilidad Social Corporación Lindley S.A.

COSAPI | Adolfo Heeren, Presidente del directorio de Perú 2021; Fernando Valdez, Vicepresidente Ejecutivo; Diego de la Torre, Vice presidente del directorio de Perú 2021; Henri Le Bienvenu, gerente general de Perú 2021.

50


DP WORLD CALLAO | Gerard Van den Heuvel, Gerente General; Ericka Reyna, Jefe de Responsabilidad Corporativa y Sistemas Integrados de Gestión; Eduardo Chappuis Cardich, Director de Proyectos y Responsabilidad Corporativa.

EXSA S.A| Tommy Muhvic Pintar, Gerente Regional de Marketing; Jeff García-

Seminario Rodríguez, Jefe de Responsabilidad Social y Relaciones Comunitarias.

Empresa de Generación Eléctrica de Arequipa S. A – EGASA Fernando Germán Valencia Dongo Cárdenas, Vicepresidente del Directorio de EGASA; Juan Rendulich Talavera, Gerente General de EGASA.

EY PERU | Fernando Núñez, Socio de Auditoría de EY Perú; Daniel Shirasaka, Líder

Coordinador de Responsabilidad Social de EY Perú; Paulo Pantigoso, Country Managing Partner de EY Perú.

FERREYROS S.A | Adolfo Heeren, Presidente del directorio de Perú 2021; Eduardo Ramírez Del Villa, Gerente Corporativo Asuntos Corporativos; José Miguel Salazar, Gerente Corporativo Comunicaciones e Imagen; Diego de la Torre, Vice Presidente del directorio de Perú 2021; Henri Le Bienvenu, gerente general de Perú 2021.

Fargoline | Dante Bullón, Jefe Administrativo; Raúl Neyra, Gerente General.

GOLD FIELDS LA CIMA S.A | Ernesto Balarezo, VP Ejecutivo y Gerente General de Gold Fields; Miguel Inchaustegui , VP de Asuntos Corporativos; Rafael Sáenz, Gerente Corporativo de Comunicaciones y Relaciones Institucionales.

51

Grupo Graña y Montero| Jessica Vasquez, Jefe Corporativo de Sosteni-

bilidad; Renato Rojas, Gerente General de GyM; Claudia Drago, Gerente Legal y de Asuntos Corporativos, Grupo Graña y Montero; Mario Alvarado, Gerente General Corporativo, Grupo Graña y Montero.


= Especial Distintivo ESR®

Grupo Telefónica en el Perú | Álvaro Valdez Fernández – Baca, Director

Grupo tgestiona | Miguel Angel Bohórquez del Portal, Director de Gestión

de Comunicación, Imagen y Sostenibilidad de Telefónica del Perú; Javier Manzanares Gutiérrez, Presidente del Grupo Telefónica en el Perú; Manuel Silva Pimentel, Experto de Sostenibilidad e Imagen de Telefónica del Perú.

y Desarrollo Humano; Julio Voysest Flores, Gerente General tgestiona; Silvana Moreno Guerrero, Gerente Comercial; Lizbeth Carrasco Benites, Jefe de Calidad, RSE y Mejora Continua; Renán Villegas Pozo, Director de Servicios Económicos.

HAUG S.A | Ing. Juan Delgado Arata, Gerente Comercial; Ing. Humberto Palma,

Hochschild Mining | Ignacio Bustamante, CEO de Hochschild Mining; Carmen Marina Cuba, Gerente de Relaciones Comunitarias; Paola Resoagli, Analista Senior de Desarrollo Social.

Presidente del Directorio; Ing. Henry Elso Perret, Ex Gerente General; Lic. Samuel Yerusalimski, Nuevo Gerente General; Lic. Alex Razuri, Gerente de Desarrollo Humano y RSE; Lic. Paola Ramírez, Jefa de Responsabilidad Social.

ICCGSA – Ingenieros Civiles y Contratistas Generales S.A.

Carlos Sánchez Centurión, Gerente de Responsabilidad Social Corporativa; Fernando Castillo Dibós, Presidente Ejecutivo de ICCGSA.

IBM del Perú SAC | Representantes de la empresa.

INVERSIONES CENTENARIO S.A.A | Gonzalo Sarmiento Giove, Gerente General; Fernanda Rabines de Zaldívar, Gerente Corporativo de Marketing; María Esther Morote, Jefe de Responsabilidad Social Empresarial; Rodrigo Arróspide Benavides, Gerente Central Inmobiliario.

IMPALA TERMINALS PERU SAC | Miguel Angel Martinez Espinoza, Gerente General; Josep Llanos Zarate, Jefe de Medio Ambiente y Relaciones Comunitarias.

52


IPAE Acción Empresarial | Leticia Malaquio, Gerente del Centro por la Educación; Fernando Balbuena, Director Ejecutivo.

JJC | Gonzalo Urbina su cargo es Gerente Corporativo de Negocios.

LAN PERÚ| Maribel Ugaz, Analista de Relaciones Institucionales; Michael Patzl, Gerente de Relaciones Institucionales de LAN Perú; Rosario Tejada, Sub gerente de Relaciones Institucionales de LAN Perú; Renzo Caro, Practicante de la Gerencia de RRII.

Lee Hecht Harrison DBM Perú | Guido Echevarría, Director Ejecutivo; Rosario Almenara, Vicepresidente; Jimena Mendoza, Gerente General; Inés Temple, Presidente Ejecutivo; Aida Marín, Gerente de Transición de Carrera.

Lexmark International de Perú SRL | Rafael Sánchez, Channel & SMB Manager Perú & Bolivia; César Chávez, Sales Manager Imaging Solutions & Services; Alonso Hurtado, Business Development Manager Annuities; César Paz, Supplies Account Manager.

Mega Representaciones | Karen Domínguez, Jefe de Gestión del Talento; Natalia Parraga, Asistente de Gestión del Talento.

Odebrecht Perú| Mickelly Cuba, Gerente de Responsabilidad Social EmpresaMotored S.A. | Henri Borit, Gerente General; Eduardo Lescano, Jefe de Recursos Humanos.

53

rial; Ricardo Boleira, Director superintendente de Odebrecht Perú; Alvaro Carvalho, Director de Responsabilidad Socioambiental; Yisenia Artica, Responsable del programa de Responsabilidad Social Empresarial.


= Especial Distintivo ESR®

Pacific Latam SAC | Mirta Alayo, asistente de Consultoría; Ernesto Pye, vicepresidente de Pacific; Roberto Yaya, presidente del Comité de Responsabilidad Social; Marcela Ramírez, gerente de Gestión Social; Mónica López, gerente de Comunicación Estratégica.

Pacifico Seguros | Adolfo Heren Presidente de Peru 2021, Susana Gutierrez, Jefe de responsabilidad Social , Ricardo Mulanovich, Gerente de División Sercvicios Comerciales, Diego de la Torre, Presidente de Perú 2021 y Henri Le Bienvenu Gerente general de Perú 2021.

PETROPERU | De izquierda a derecha, Carla Santa Cruz, Gerente (e) de Relaciones Corporativas; Javier Alegría Tenorio, Gerente del Departamento de Desarrollo Sostenible; y Mirella Padilla, Jefe de la Unidad Imagen y Publicidad Institucional de Petroperú.

Pesquera Diamante S.A | María Fernanda Awapara, Jefa de Responsabilidad Social; Manuel Salazar Maurer, Gerente General.

PRIMA AFP | Henri Le Bienvenu, gerente general de Perú 2021; Adolfo Heeren, Presidente del directorio de Perú 2021; Giuliana Macchiavello, Gerente de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social de Prima AFP; Renzo Ricci, Gerente General de Prima AFP; Diego de la Torre, Vice Presidente del directorio de Perú 2021.

PROFUTURO AFP | Lila Soto, Gerente de Capital Humano y Responsabilidad So-

PwC Perú | Andrea Delgado, Asistente de Responsabilidad Corporativa; Elba Fernández, Gerente de administración; Gina Venero, Coordinadora de Comunicación interna y Responsabilidad Corporativa.

RED DE ENERGÍA DEL PERÚ S.A | César Sánchez Gamarra, Jefe del Dpto. SAS; Silvana Ricalde Lizarzaburu, Analista de RSE; Jorge Echeverría Restrepo, Gerente de Proyectos; César Girao Berrocal, Coordinador de RSE y ambiental.

cial; Micaela Pesantes Villa, Líder de Sección de Responsabilidad Social Empresarial; Pedro Grados Smith, Gerente General de Profuturo AFP; Alex Zimmermann Novoa, Gerente General Adjunto de Profuturo AFP.

54


RIMAC | Leonie Roca, Vicepresidente Ejecutivo de Sostenibilidad; Luciana CaraREPSOL PERU | Jorge Luis Mercado Scarneo, Sub Gerente de Relaciones Externas.

vedo, Sub Gerente de Relacionamiento con Grupos de Interés; José Tudela, Vicepresidente Ejecutivo de Negocios Internacionales y Reaseguros.

Scotiabank Perú| Fiorella Ceruti, Gerente de Responsabilidad Social; Pío Rosell, Vicepresidente de Marketing y Productos; Gaby Rodríguez Larraín, Gerente de Relaciones Institucionales y Responsabilidad Social de Scotiabank.

SECURITAS PERU | Gina Muñiz Roggeroni, Vicepresidente de Responsabilidad Social - Securitas Perú; Luis Pareja Sedano, Coordinador de Responsabilidad Social - Securitas Perú.

SECURITY JOBS PERÚ | Fernando Gonzales, General Manager; Cecilia Tagata, Director; Karla Cavero, Administrative Analyst; Cinthia Cusi, Management and Communication Analyst.

Sodexo Perú S.A.C | Mariangela Zuloaga, Jefe de Desarrollo Sostenible; Carolina Rouillon, Gerente General de la Asociación Sodexo; Alfonso de los Heros, Director de Finanzas.

55

Sociedad Minera El Brocal S.A.A. | Felipe Ortiz, Jefe de Auditoría; Ma-

nuel Doria, Superintendente General de Relaciones Institucionales; Gonzalo Eyzaguirre, Gerente General; Débora Fernandez, Jefe Sección Valores; Arturo Cervantes, Gerente de Recursos Humanos y Administración.

SODIMAC PERU | Lucia Miranda, Jefa de clima y cultura; Milagros Auad, Subgerente de Tiendas; Beatriz Fortunic, Gerente de Recursos Humanos; Mirtha Chávez, Jefe de Responsabilidad Social; Cesar Montoya, Subgerente distrital.


= Especial Distintivo ESR®

SURA PERU | Andrea Servellón, Analista de Responsabilidad Corporativa; Karina Ormeño, Analista de Responsabilidad Corporativa; Ofelia Rodríguez Larraín, Gerente de Responsabilidad Corporativa; Aldo Ferrini, Gerente General Adjunto de AFP Integra; Mario Ventura, Gerente General de Seguros SURA; Stephanie Lo-tterer, Analista de Responsabilidad Corporativa.

TASA | Carlos Pinillos,Gerente General; Alexandra Moreno,Analista de Responsabilidad social.

TORRES Y TORRES LARA – ABOGADOS | Carlos Torres Morales, Socio Senior y Presidente del Directorio de TYTL Abogados; Indira Navarro Palacios, Socia Senior de TYTL Abogados; María del Pilar Torres Morales, Socia Senior y Gerente General de TYTL Abogados; Miguel Angel Torres Morales, Socio Senior y Jefe del Área de Responsabilidad Social Empresarial de TYTL Abogados; Sylvia Torres Morales, Socia Senior y Gerente de Recursos Humanos de TYTL Abogados; Alonso Morales Acosta, Socio Senior de TYTL Abogados.

UNACEM | Armando Casis, Gerente General de Asociación UNACEM; Ricardo Rizo Patrón, Presidente del directorio de UNACEM; Marcelo Rizo Patrón, Presidente del directorio de UNICON; Miguel Velasco, Gerente General de UNICON.

UNIMAQ S.A | Mónica Santillán, Gerente de Administración; Cristina Gonzales, Trabajadora social.

UNIÓN DE CONCRETERAS S.A. | Marcelo Rizo Patrón de la Piedra, Presidente de Directorio; Angélica Risco Robalino, Gerente del Sistema de Gestión Integrado; Rocio Mundaca Arévalo, Coordinadora de Sostenibilidad; Miguel Velasco de la Cotera, Gerente General.

Universidad de San Martín de Porres | Luis Maraví, Coordinador de Proyectos del Instituto para la Calidad Empresarial; Margrory Mere, Coordinador de Proyectos del Instituto para la Calidad Empresarial; Daniel Valera, Decano de la Facultad de Ciencias Administrativas y Recursos Humanos; Gonzalo Flores, Coordinador de Proyectos del Instituto para la Calidad Empresarial.

Universidad San Ignacio de Loyola | Marcela Palacios Toledo, Jefe de la Unidad Ambiental, Social y Seguridad y Salud Ocupacional

Votorantim Metais - Cajamarquilla | Representantes de la empresa.

56




Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.