Page 1

Hace 47 años, el presidente egipcio Nasser aseguró que los ejercitos árabes arrojarían al pueblo de Israel al mar. Israel hizo frente a la amenaza y derrotó a los invasores, pero aquel triunfo modificó de modo radical la estructura económica, social y política del jóven país.

Aquellos Seis Días Por Moshé Rozén, desde Nir-Itzjak, Israel. Para "Nueva Sión" de Buenos Aires.

De alguna manera, todavía estamos en junio de 1967: la guerra entre Israel y sus vecinos imprimió un giro histórico en el desarrollo del conflicto en Oriente Medio. El eje de este giro está en la ribera occidental del Jordán. La presencia israelí en esos territorios tiene múltiples efectos: incide en el concepto defensivo del país, en la cultura política, en las tendencias religiosas ortodoxas predominantes y en practicamente todos los componentes de la realidad cotidiana.

1


Titulares de la edición del vespertino "Maariv", Tel Aviv, junio de 1967 Uno de los aspectos predominantes -para muchos analistas, el determinante- es el nexo entre los 47 años de ocupación y la acelerada privatización de la economía estatal. Diez años después de la Guerra, en 1977, el laborismo es desplazado por una coalición de centro derecha que, en forma paralela y combinada, demuele, por un lado, los cimientos de la estructura básica – estado de bienestar social- reemplazando los vestigios colectivistas con políticas de abierta orientación consevadora, mientras promueve la instalación, en las zonas ocupadas, de colonias destinadas a absorber a ciudadanos (israelíes, no palestinos) necesitados de vivienda. 2


A 47 años de la Guerra y a 37 del primer ascenso al gobierno del bloque parlamentario neo-liberal, pueden evaluarse los frutos de la doble política: expansionista, en lo que se refiere a los teritorios administrados y privatizante, en lo que hace a la sociedad israeli. Uno de los sectores más presionado por la carencia de viviendas es la franja religiosa ultra-ortodoxa (jaredí) que, no siempre por motivaciones nacionalistas, se ve empujada a abandonar sus ciudades y acudir a poblados en la esfera palestina ocupada: hoy en día un 70% de las criaturas que nacen en esas regiones son de orígen jaredí. En el asentamiento, mayoritariamente jaredí, Modiyín Ilit (Kiriat Sefer) cada semana se registran 45 nacimientos (lo que determina, a nivel anual, la apertura de 60 aulas de primer grado). No sorprende, entónces, que Feiglin, una de las figuras claves del partido oficialista Likud, anime "la privatización total del patrimonio estatal" y –al mismo tiempo- se proclame a favor de "la anexión formal de Judea y Samaria al Estado de Israel". Daniel Gutwein, de la Universidad de Haifa, crítico erudito en la trama social y política israelí, considera que la estrategia neoliberal de la derecha tiende, como renta suplementaria, a debilitar el poder de decisión estatal para justificar, luego, la imposibilidad de evacuar a los colonos, en caso de un probable acuerdo con la Autoridad Nacional Palestina. Sábado, 7 de Junio de 2014

El autor de la nota es egresado de la Cátedra de Historia del Estado de Israel de la Facultad de Humanidades de la Universidad Ben Gurión. 3

Aquellos 6 días  

NUEVA SION, 7-6-14

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you