a product message image
{' '} {' '}
Limited time offer
SAVE % on your upgrade

Page 1


“Porque no es sólo disparando proyectiles en los campos de batalla como se barren las tiranías; también lanzando ideas de redención, frases de libertad y anatemas terribles contra los verdugos del pueblo, se derrumban dictaduras, se derrumban imperios". Emiliano Zapata


Carta a Gildardo Magaùa: "Nada nos importa que la prensa mercenaria nos llame bandidos y nos colme de oprobios; igual pasó con Madero, cuando se le creyó revolucionario; pero apenas se puso al lado de los poderosos y al servicio de sus intereses, han dejado de llamarle bandido para elogiarlo.� Emiliano Zapata, 6 de diciembre de 1911.


"Puede haber elecciones cuantas veces se quiera; pueden asaltar, como Huerta, otros hombres la silla presidencial, valiéndose de la fuerza armada o de la farsa electoral, y el pueblo mexicano puede también tener la seguridad de que no arriaremos nuestra bandera ni cejaremos un instante en la lucha, hasta que, victoriosos, podamos garantizar con nuestra propia cabeza el advenimiento de una era de paz que tenga por base la justicia y como consecuencia la libertad económica". Campamento revolucionario. Morelos, 20 de octubre de 1913. El General en Jefe del Ejército Libertador del Sur y Centro. Emiliano Zapata.


Francisco I. Madero tuvo el acierto de llamar a las armas para derrocar a Porfirio Díaz, logró el objetivo y mediante acuerdos políticos el dictador salió exiliado a París, pero no se tuvo la capacidad de juzgarlo y tampoco a sus aliados. Ya montado en la silla presidencial, el llamado apóstol de la democracia dio la espalda a los reclamos populares que le abrieron las puertas del palacio. Uno de sus críticos más duros fue Emiliano Zapata. No lo bajaba de traidor. Madero fue derrocado mediante un complot que orquestó Victoriano Huerta (militar del viejo ejército porfirista), Felix Díaz (sobrino del dictador) y Henry Lane Wilson (Embajador de los Estados Unidos). El error maderista de no hacer los juicios consecuentes al desastre humanitario de la guerra y no pasar al paredón a los científicos porfiristas señalados por corrupción y entreguismo nos costó prácticamente un siglo. La Constitución de 1917 fue un logro sí, pero La Revolución no concluyó su proyecto de hacerle justicia al pueblo de México repartiendo la tierra, viviendo en libertad y con certeza económica. Asesinados Emiliano Zapata y Francisco Villa, la oligarquía mexicana se reorganizó con ayuda de los capitales extranjeros y tomó las riendas del fantasma revolucionario para explotarlo a manos llenas. Y se acabó el sueño. Praxis III


"La nación mexicana es demasiado rica. Su riqueza, aunque virgen, es decir todavía no explotada, consiste en la agricultura y la minería; pero esa riqueza, ese caudal de oro inagotable, perteneciendo a más de quince millones de habitantes, se halla en manos de unos cuantos miles de capitalistas y de ellos una gran parte no son mexicanos". Campamento revolucionario. Morelos, 20 de octubre de 1913. El General en Jefe del Ejército Libertador del Sur y Centro. Emiliano Zapata


Dicen que Zapata no murió porque el viento es su espíritu y en él cabalga. Al momento de su asesinato dijeron que su cuerpo muerto no era su cuerpo muerto o que se había ido a Arabia. Fue la estrategia mágica para mantenerlo vivo. Dicen los viejos más viejos que algún día se abrirá la tierra y de su centro, rompiendo rocas, montado en un caballo blanco vendrá Zapata con sus ejércitos de liberación.


¿Y cómo asesinaron al gran jefe Emiliano Zapata? Avalado por Venustiano Carranza, el General Pablo González diseñó la estrategia. Jesús Guajardo fingió estar molesto con el gobierno y se acercó a Zapata para unírsele. Emiliano pidió pruebas de confianza y el coronel fusiló a cincuenta soldados para hacerle creer verdadera su intención de sumarse a su causa. Le ofreció hombres, armas y municiones. Al Atila del Sur le falló el instinto, un diez de abril visitó el campamento de Guajardo en Chinameca y fue emboscado. ¿Qué ganó el traidor aparte de la máxima infamia de la historia? Un ascenso a General de división y cincuenta mil pesos en monedas de plata. El general Gildardo Magaña comunicó a los zapatistas la muerte de su comandante: “Víctima de la más negra de todas las traiciones, cayó ayer, gloriosamente, atravesado por las cobardes balas enemigas, nuestro inolvidable y heroico General en Jefe, don Emiliano Zapata. Que las maldiciones de todos los buenos mexicanos, de los que hayan sabido comprender la grandiosa obra del más grande y desinteresado revolucionario mexicano, caigan sobre los nombres maldecidos y malditos de los cobardes asesinos”.


El primer triunfo de la Revolución fue la llegada de Francisco I. Madero a la Presidencia de la República, pero ya con el poder en sus manos, “Maderito” perdió el rumbo y puso reversa a mucho de lo prometido a los mexicanos. Poco a poco fue mermando su liderazgo y entró en emergencia por la ruptura con los Zapatistas. Los oligarcas aprovecharon las aguas revueltas y asesinaron al apóstol para instaurar una dictadura militar encabezada por Victoriano Huerta. Siguieron los combates y una vez derrotado Huerta, La Convención de Aguascalientes nombró Presidente a Eulalio Gutiérrez, con apoyo de los villistas y los zapatistas: en respuesta y en clara felonía, Venustiano Carranza nombró su propio gobierno, situado en Veracruz y designó a Álvaro Obregón como jefe de su ejército. La pugna la ganó Venustiano, pero la decidió el imperio: en octubre de 1915 los Estados Unidos reconocieron como único gobierno al de Carranza. El futuro responsable intelectual y moral del asesinato de Emiliano Zapata, el gran jefe revolucionario del Sur y de México. Vicente “El Incendiario”


1975. Desaparecido. Guerrillero simpa5zante de Lucio CabaĂąas. Fichado por la DirecciĂłn Federal de Seguridad.


El Subcomandante Insurgente Pedro falleciĂł en los primeros combates que libraron los zapatistas contra las fuerzas federales en el aĂąo de 1994 en Chiapas.


Fotos zapatistas por La Promotora.

Algunos textos e imรกgenes pertenecen al archivo de Vicente El Incendiario.

Coordinado por Sergio Brown y Praxis III.

El Incendiario 03

Profile for SERIS

El incendiario 03  

Número dedicado a Emiliano Zapata y el zapatismo que le siguió. "El Incendiario" es un fanzine lanzallamas. Cada palabra un fuego y cada ima...

El incendiario 03  

Número dedicado a Emiliano Zapata y el zapatismo que le siguió. "El Incendiario" es un fanzine lanzallamas. Cada palabra un fuego y cada ima...

Profile for seris76
Advertisement