Issuu on Google+

Hoja parroquial Arquidiócesis de Guadalajara, A.R.

Nº 52 • Sagrada Familia • 27 de Diciembre de 2009

Fundado el 4 de junio de 1930. Registro postal IM14-0019, impresos depositados por sus editores o agentes INDA-04-2007-103013575500-106

H

CONTEMPLAR, HONRAR, IMITAR La Navidad aparece así, como el comienzo de una vida, toda ella señalada como destino sacrificial: el Hijo de Dios se hace hombre para compartir con los hombres la condición mortal y poder así, dar por ellos su vida en sacrificio de redención. Junto a Jesús, sus padres, María y José. Toman parte, en lo que a ellos corresponde, de la misión salvadora de Jesús.

oy celebramos la fiesta de la Sagrada Familia; nos referimos –claro está- a la familia de Jesús, familia que es, en verdad, familia santa, familia sagrada: “La Sagrada Familia”. Todos los años, en este ambiente litúrgico de Navidad, dentro de la octava, celebramos la fiesta de la Sagrada Familia, Hay que recalcarlo: en los días de la octava de Navidad; eso tiene su razón de ser, como veremos más adelante. Y la fiesta es, como dice el título de nuestra reflexión, una fiesta para contemplar, para honrar, para imitar.

Contemplar

Contemplemos el misterio: Al celebrar la fiesta de la Sagrada Familia, dentro precisamente de la octava de Navidad, queremos con ello manifestar nuestra fe en la realidad de la Encarnación. Él Hijo de Dios se ha hecho en verdad hombre, miembro de una familia humana de la que forman parte Él y sus padres: María, su madre, y José el esposo de María, el que para todas las consecuencias

Honrar

humanas, exceptuando la procreación, es padre de Jesús. La familia de Jesús participa con todas las familias humanas de la verdad de su condición, por ello, vive también el sufrimiento. La persecución que da lugar a la “huída a Egipto”, y los temores, angustias, dificultades y estrecheces que marcan el retorno, forman parte de ese sufrimiento familiar que bien anunció y predijo el anciano Simeón el día en que Jesús fue “presentado” a su Padre en el templo.

Si la familia de Jesús es santa –es sagrada-, si es la “Sagrada Familia”, merece de nuestra parte honra y veneración. No se trata hoy de honrar a cada una de las personas de esa familia, aunque ellas merezcan nuestra honra y veneración, sino de honrar y venerar la unidad familiar que, por designio de Dios, esas personas forman y en la que viven. Se trata de honrar a Jesús, María y José como familia, porque son familia santa y sagrada: una familia dedicada, consagrada, por entero, a cumplir en su vida familiar la voluntad primera y permanente de Dios para toda familia humana. (Continúa en la página 4)

1


ANTÍFONA DE ENTRADA Lc 2, 16 Fueron los pastores a toda prisa y encontraron a María y a José y, recostado en un pesebre, al niño. Se dice Gloria

SALMO RESPONSORIAL Salmo 127 R. Dichoso el que teme al Señor. Dichoso el que teme al Señor y sigue sus caminos: comerá del fruto de su trabajo, será dichoso, le irá bien.

R. Dichoso el que teme al Señor.

Su mujer, como vid fecunda, en medio de su casa; sus hijos, como renuevos de olivo, alrededor de su mesa.

R. Dichoso el que teme al Señor.

Ésta es la bendición del hombre que teme al Señor: “Que el Señor te bendiga desde Sión, que veas la prosperidad de Jerusalén todos los días de tu vida”.

R. Dichoso el que teme al Señor.

ACLAMACIÓN ANTES DEL EVANGELIO Cfr. Col 3, 15. 16

Aleluya, aleluya. Que en sus corazones reine la paz de Cristo; que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Aleluya.

ANTÍFONA DE LA COMUNIÓN Bar 3, 38

Nuestro Dios apareció en el mundo y convivió con los hombres. 2

NUESTRA MISA DE HOY Del libro del Eclesiástico (Sirácide) 3, 3-7. 14-17

El Señor honra al padre de los hijos y respalda la autoridad de la madre sobre la prole. El que honra a su padre queda limpio de pecado; y acumula tesoros, el que respeta a su madre. Quien honra a su padre, encontrará alegría en sus hijos y su oración será escuchada; el que enaltece a su padre, tendrá larga vida y el que obedece al Señor, es consuelo de su madre. Hijo, cuida de tu padre en la vejez y en su vida no le causes tristezas; aunque chochee, ten paciencia con él y no lo menosprecies por estar tú en pleno vigor. El bien hecho al padre no quedará en el olvido y se tomará a cuenta de tus pecados.

Palabra de Dios.

De la carta del apóstol san Pablo a los Colosenses 3, 12-21

Hermanos: Puesto que Dios los ha elegido a ustedes, los ha consagrado a él y les ha dado su amor, sean compasivos, magnánimos, humildes, afables y pacientes. Sopórtense mutuamente y perdónense cuando tengan quejas contra otro, como el Señor los ha perdonado a ustedes. Y sobre todas estas virtudes, tengan amor, que es el vínculo de la perfecta unión. Que en sus corazones reine la paz de Cristo, esa paz a la que han sido llamados, como miembros de un solo cuerpo. Finalmente, sean agradecidos. Que la palabra de Cristo habite en ustedes con toda su riqueza. Enséñense y aconséjense unos a otros lo mejor que sepan. Con el corazón lleno de gratitud, alaben a Dios con salmos, himnos y cánticos espirituales; y todo lo que digan y todo lo que hagan, háganlo en el nombre del Señor Jesús, dándole gracias a Dios Padre, por medio de Cristo. Mujeres, respeten la autoridad de sus maridos, como lo quiere el Señor. Maridos, amen a su esposas y no sean rudos con ellas. Hijos, obedezcan en todo a sus padres, porque eso es agradable al Señor. Padres, no exijan demasiado a sus hijos, para que no se depriman.

Palabra de Dios.

EVANGELIO Del santo Evangelio según san Lucas 2, 41-52 Los padres de Jesús solían ir cada año a Jerusalén para las festividades de la Pascua. Cuando el niño cumplió doce años, fueron a la fiesta, según la costumbre. Pasados aquellos días, se volvieron, pero el niño Jesús se quedó en Jerusalén, sin que sus padres lo supieran. Creyendo que iba en la caravana, hicieron un día de camino; entonces lo buscaron, y al no encontrarlo, regresaron a Jerusalén en su busca. Al tercer día lo encontraron en el templo, sentado en medio de los doctores, escuchándolo y haciéndole preguntas. Todos los que lo oían se admiraban de su inteligencia y de sus respuestas. Al verlo, sus padres se quedaron atónitos y su madre le dijo: “Hijo mío, ¿por qué te has portado así con nosotros? Tu padre y yo te hemos estado buscando, llenos de angustia”. Él les respondió: “¿Por qué me andaban buscando? ¿No sabían que debo ocuparme en las cosas de mi Padre?” Ellos no entendieron la respuesta que les dio. Entonces volvió con ellos a Nazaret y siguió sujeto a su autoridad. Su madre conservaba en su corazón todas aquellas cosas. Jesús iba creciendo en saber, en estatura y en el favor de Dios y de los hombres. Palabra del Señor.


Creo en un solo Dios, Padre todopoderoso, Creador del cielo y de la tierra, de todo lo visible y lo invisible. Creo en un solo Señor Jesucristo, Hijo único de Dios, nacido del Padre antes de todos los siglos: Dios de Dios, Luz de Luz, Dios verdadero de Dios verdadero, engendrado, no creado, de la misma naturaleza del Padre, por quien todo fue hecho; que por nosotros, los hombres, y por nuestra salvación bajó del cielo, y por obra del Espíritu Santo se encarnó de María, la Virgen, y se hizo hombre; y por nuestra causa fue crucificado en tiempos de Poncio Pilato; padeció y fue sepultado, y resucitó al tercer día, según las Escrituras, y subió al cielo, y está sentado a la derecha del Padre; y de nuevo vendrá con gloria para juzgar a vivos y muertos, y su Reino no tendrá fin. Creo en el Espíritu Santo, Señor y dador de vida, que procede del Padre y del Hijo, que con el Padre y el Hijo recibe una misma adoración y gloria, y que habló por los profetas. Creo en la Iglesia, que es una, santa, católica y apostólica. Confieso que hay un solo Bautismo para el perdón de los pecados. Espero la resurrección de los muertos y la vida del mundo futuro. Amén

“TOMA AL NIÑO” Toda violencia es inútil. La de Herodes lo fue más que ninguna: mató a quienes no trataba de herir, dejó huir a quien buscaba; y no consiguió con ello, prolongar un solo día su reinado. Reinado que, por lo demás, no venía a disputar el recién nacido. Es el destino de todos los violentos. Siempre cometen, al menos, dos errores: siempre se equivocan de víctima y siempre hieren a un inocente. Consiguió únicamente una cosa: dar a cuentas en el futuro emprenderían el camino del destierro, la seguridad de que su Dios los c o m prende, porque ha vivido la misma agonía que ellos. Jesús, gracias al tirano, iba a convertirse en el exiliado más joven de la historia. Antes y después de Él, muchos otros niños huirían en brazos de sus padres perseguidos. Pero ningún otro niño ha sido perseguido por sí mismo apenas ha nacido. Nadie ha sido odiado tan pronto, nadie ha empezado tan pronto a morir. Porque la huída no fue paradisíaca, como han gustado de pintar

los apócrifos. No. Huir era huir. Era dormir durante el día y caminar la noche entera. Era volver la cabeza, temblando, cuando resonaba cualquier paso por el camino. Era imaginarse un policía de Herodes en cada caminante que se cruzaba con ellos y les preguntaba de dónde venían o a dónde iban. Y no era siquiera huir por los caminos que hoy nos imaginamos. En rigor, entre Palestina y Egipto no había entonces más camino que el que habían abierto las pezuñas de los animales y las pisadas humanas. Andar de noche por aquellas soledades –y José no era precisamente un experto geógrafo – era un perderse continuo, un andar y desandar lo andado, un continuo tratar de orientarse, sin saber en realidad hacia dónde tomar. Yendo solos, de noche, sin planos, sin orientación alguna, el camino debió ser largísimo, sobre todo cuando –después de dejar Gazase adentraron en el desierto, en su caminar hacia Egipto.

(“Vida de Jesús”. J. Luis Martín Descalzo)

3


(Viene de la página 1)

Imitar

Aunque la imitación no sea la finalidad primera de la fiesta, sin embargo ella está también presente en los textos eucológicos de la Misa de este día (oración “colecta”, oración “sobre las ofrendas” y oración “después de la comunión”). Dios nos ha dado en la Sagrada Familia de su Hijo, el modelo perfecto para nuestras familias, un modelo que debemos imitar, practicando las virtudes domésticas como las practicaron, en familia, Jesús María y José, y viviendo, como ellos, en nuestras respectivas familias, unidos siempre por los lazos del verdadero amor, de ese amor del cual Dios es origen y fuente.

Hacer la voluntad del Padre

La familia no es institución creada por acuerdo y voluntad del hombre, sujeta, por tanto, a su arbitrio; la familia es obra de Dios, es institución suya. Por eso debemos mirarla con respeto y respetar en ella lo que Dios quiere para ella al instituirla. Pero el destino último del hombre no es la familia, sino la vida feliz con Dios por toda la eternidad. La familia no es, pues, algo absoluto, sino que mira a procurar que los hombres consigan ese destino eterno para el que han sido destinados al llamarlos Dios a la existencia. También en esto la Sagrada Familia es para nosotros ejemplo. María, Jesús y José supieron vivir de tal manera sus relaciones familiares que ellas nunca fueron, para ellos, obstáculo que les impidiera cumplir en todo su propósito y vocación: hacer la voluntad del Padre que está en los cielos.

SE INVITA A TODOS LOS FIELES EN GENERAL A LA CELEBRACIÓN DEL JUBILEO 250 AÑOS DE LA BASÍLICA NUESTRA SEÑORA DE LOS REMEDIOS MARTES 29 DE DICIEMBRE 2009 6:00 HRS REPIQUE JUBILAR, MAÑANITAS 12:00 HRS REPIQUE JUBILAR, MISA SOLEMNE CONCELEBRADA, CONSAGRACION DEL PUEBLO A LA SANTISIMA VIRGEN DE LOS REMEDIOS. 14:00 HRS COMIDA CONVIVENCIA EN EL CAMPO DE JUEGO 20:00 HRS RECITAL DE NAVIDAD ESCUELA DE MÚSICA “ELEVARE” 22:00 HRS VIGILIA SOLEMNE DE ADORACIÓN NOCTURNA 24:00 HRS BENDICIÓN CON EL SANTÍSIMO, REPIQUE JUBILAR ¡VIVA EL SEÑOR DE LA PEÑITA Y LA VIRGEN DE LOS REMEDIOS!

Mayores informes Tel. 36 14 00 97 www.temacajalisco.com

La Santa Misa Misal Diario

. Libreria del Arzobispado (Tel: 39424300)

. Catequesis (Tel: 36186666) . Parroquia Nuestra Señora Del Rayo, Miravalle (Tel. 36706560)

. Parroquia Ntra. Sra de Bugambilias (Tel. 36845957)

. Parroquia Sta. Vicenta María López y Vicuña

Edición mensual

(Tel. 36461105)

. Parroquia San Francisco, Las Pintas (Tel: 36951222)

INFORMES: 3002 6471

8, 9 y 10 de enero de 2010

15, 16 y 17 de enero de 2010

Boletín semanal de la Arquidiócesis de Guadalajara, A.R. Tiraje de 200,000 a 300,000. $ 40.00 ciento Director Responsable Pbro. Adalberto González González Redacción Pbro. Carlos Vázquez Romero • Liceo 17, Guadalajara, Jal. Tel.: 3942-4305 Administración Pbro. Rubén Darío Rivera • Alcalde 294, Guadalajara, Jal. Tel.: 3614-2746

4

Consulta la Hoja Parroquial en nuestra página de Internet: www.arquidiocesisgdl.org.mx/publicaciones/hojaparroquial Diseño e Impresión Centro Católico de Comunicaciones, Tels. 3002-6470 • 3002-6471


Hoja Parroquial - 27 diciembre 2009 - num 52