Page 1

EJERCITO DE SALVACION Territorio Oeste de Sudamérica Avda. España 46 – Teléfono 226957005 – Santiago de Chile (Circulo de la Amistad – www.ejercitodesalvacion.cl) Agosto 2018 Queridas amigas Les saludo deseando las más grandes bendiciones de Dios sobre sus vidas. Ya el año está bien avanzado en su segunda mitad y estamos llenos de actividades. Los días siguen fríos y en algunos lados, muy húmedos por la lluvia tan natural en esta temporada, pero la presencia de Dios da serenidad a nuestros corazones. En este mes, en muchos lugares se celebra el Día del Niño. Lo que proporciona una ocasión de hacer actividades especiales, dedicadas a la formación de ellos, no olvidando lo importante qué es lo que entregamos a nuestros niños en relación a su vida espiritual. A veces pareciera que los niños son visibilizados solo en fechas especiales, en que adquieren un protagonismo que si lo analizamos, hasta resulta malsano, por cuanto sus expectativas y anhelos quedan reducidos a la lógica de la maquinaria mercantil para la colocación de productos, desde los juguetes más tradicionales hasta los últimos inventos de la tecnología. Ojala no nos limitemos a solo llenarles de objetos y cumplir sus deseos, sino preocuparnos de mantener un ambiente sano con espacios suficientes para la recreación y crecimiento integral, en una sociedad que los trata bien y los mantiene como protagonistas cada día, visualizando sus necesidades físicas, sociales, morales y espirituales. Un niño es el tesoro más grande del mundo, hay que cuidarlo con el ejemplo para que sean hombres y mujeres de bien en el futuro. Presentarle a Jesús, cuando aún es niño, hoy y siempre es el mejor regalo. &&&&&&&

Tienes un Amigo Una de las consecuencias irónicas del arrollador crecimiento de los medios de comunicación social es que, a menudo nos aislamos cada vez más. Hace algunos días leía un artículo que hablaba de este tema, y en general está el convencimiento de que los amigos virtuales no pueden sustituir a los de la vida real. El artículo concluía que los individuos que reemplazan con amigos virtuales a los de carne y hueso se vuelven aún más solitarios y depresivos que antes. Dejando la tecnología de lado, todos enfrentamos temporadas de soledad en las que nos preguntamos si alguien sabrá o entenderá las cargas que soportamos o qué luchas tenemos, y si les interesan. No obstante, los seguidores de Cristo tenemos una certeza que brinda consuelo a nuestro corazón abatido: la presencia consoladora del Salvador. El salmista David plasmó esta promesa con palabras indiscutibles: “Aunque ande en valle de sombra de muerte, no temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; tu vara y tu cayado me infundirán aliento” (Salmos 23: 4). Ya sea que estemos aislados por voluntad propia, por las tendencias culturales que nos rodean o por pérdidas dolorosas en la vida, los que conocemos a Cristo como Salvador podemos descansar en la presencia del Pastor de nuestro corazón. ¡¡¡Oh, qué amigo nos es Cristo!!! Los que conocen a Jesús como Amigo nunca están solos &&&&&&&


Rincón casero.

Pastel de papas y queso a la crema

Precaliente el horno a 180 º y unte con mantequilla derretida una fuente honda de horno. Cocine cinco papas medianas hasta que estén tiernas y córtelas en rebanadas no muy gruesas. Mientras se cocinan las papas pique 4 cebollines, y ralle el queso mantecoso necesario para obtener 1 taza. Coloque capas de papa y cebollín. Mezcle 1 ¼ taza de crema liquida, ¾ taza de agua, 1 tableta de caldo de pollo o verdura y la taza de queso rallado y viértalo sobre las papas. Reserve un poco del queso y del cebollín para decorar después. Lleve a horno por 40 minutos o hasta que las papas finalicen su cocción. Espolvoréelo con el resto del queso y el cebollín, volviendo a llevar al horno hasta que el queso este fundido o gratinado. Sonría:

-

¿A qué te dedicas? Soy modelo de un gimnasio ¡Pero estás muy gordo! Sí… Es que soy el ‘antes’…

Le pregunte a Dios ¿Cómo preparar a mi hijo para la vida? Y Él me dijo: yo le doy la vista, tú enséñale a observar; Yo le doy el oído, tú enséñale a escuchar; yo le doy el tacto, tú enséñale a acariciar; yo le doy la mente. tú enséñale a razonar; yo le doy el alma, tú enséñale a amar.

El costo de la negligencia Se cuenta la historia de un hombre que no podía encontrar su casa. Había ido a la dirección correcta, pero todo lo que encontró era un lote vacío. Totalmente desconcertado, pidió información en la oficina del municipio y ahí averiguó que no sólo ya no estaba la casa, sino que la documentación estaba a nombre de otra persona. ¿Qué había pasado? Por un lado, habían pasado muchos años desde que el dueño de la casa se ausentó de la ciudad sin dejar su nueva dirección. Además no había hecho los arreglos necesarios para que alguien hiciera mantención a la propiedad. Así que la casa se deterioró con el paso del tiempo y fue derribada porque una ordenanza municipal ordenó su demolición por lo inseguro y peligroso del estado de la construcción y como una forma de preservar la plusvalía del sector. La negligencia del dueño de la casa ilustra la verdad práctica de Proverbios 24: 30 – 34. La negligencia lleva a la pérdida. Este principio también se aplica a nuestro diario andar con Dios. Si descuidamos nuestros momentos de oración y comunión con el Señor, nuestra relación con Él se deteriora y no podemos experimentar su favor. No querríamos que esto sucediera, pero lo permitimos cuando ponemos otras cosas como prioridad y dejamos que se interpongan entre nosotros y Cristo. Es necesario establecer prioridades que honren a Dios. Así evitaremos la pérdida que produce la negligencia. El consejo es claro: ‘Con toda diligencia guarda tu corazón, porque de él brotan los manantiales de la vida.’ Saludos afectuosos, M. Angélica Salvany Secretaria Corresponsal

Circulo de la Amistad Agosto 2018  

Circulo de la Amistad Agosto 2018  

Profile for sawweb
Advertisement