Page 1

Caminando con la juventud

Los chicos en situación de calle: Una aproximación a su realidad Tema central

Felipe Rinaldi (1856-1931) Rector Mayor

Andrea Aguirre, Voluntaria internacional Testimonio

La Universidad Politécnica Salesiana del Ecuador (1996-2011) Memoria histórica

La educación para el desarrollo de los valores Educar en valores

- diciem

novie

bre

e 2011 br

SALESIANO

m

Boletín

369

ISSN 1390 - 4094


Director: P. Javier Herrán boletin@salesianos.org.ec Lic. Marcelo Mejía, Delegado para la Comunicación Social Editora: Tatiana Capelo comunicacion@salesianos.org.ec Consejo Editorial: Sor Lupe Erazo, fma; Hna. María Emilia Camelo, hsc; Jaime Ochoa, SSCC; Blanca Narváez, ADMA; Blanche Shephard, ADS; José Juncosa. Colaboradores: Agencia ANS P. Juan Bottasso, sdb P. Pedro Creamer, sdb P. Juan Cárdenas, sdb José Luis Berzosa, sdb Master Daniel Llanos, UPS Sor Vicente Jaramillo, fma Lic. Diego Almeida, OSC Lic. Eduardo Paucar Corrección y estilo: Marcia Peña Andrade Diseño gráfico: Patricio Llivicura Piedra, Vicente Condo Ilustración: Eduardo Delgado Impresión y Distribución: Centro Gráfico Salesiano - Cuenca Telf.: 072 83 17 45 - Ext. 20115 (distribucion@salesianos.org.ec) Suscripciones: boletin@salesianos.org.ec Boletín de la Familia Salesiana del Ecuador Publicación Bimestral N.° 369 Tiraje 8600 BS: Madrid E12-68 y Andalucía Apartado 17.01.2303-Quito Teléf.: 256 64 84 ext. 108 Fax: 254 14 36 www.salesianos.org.ec Favor enviar el desprendible que encontrará en este número a la dirección del Boletín Salesiano o por correo electrónico.

Sumario 3 Editorial 4 Rector Mayor Bienaventurado FELIPE RINALDI (1856-1931) 7

Experiencia educativa La Residencia Estudiantil de Wasak’entsa

9

Memoria histórica La Universidad Politécnica Salesiana del Ecuador 1996-2011

12

Perfil testimonio vocacional Padre Fernando Guamán, su vocación se fortalece día a día

10 Celebremos Retorno a casa

14 Voluntariado El voluntariado una experiencia de solidaridad 16 Testimonio Andrea Aguirre, voluntaria internacional 17 21

Tema central Los chicos en situación de calle: Una aproximación a su realidad

23

En la Mitad del Mundo

Mundo salesiano

31 Necrología 32 32

Educar en valores La educación para el desarrollo de los valores Padre Luis Carollio


Rector Mayor

ditorial

E

n este mes, sobre todo cuando el espíritu navideño invade nuestros hogares, Daniel Llanos nos presenta una aproximación a la realidad de los chicos en situación de calle, a través del tema central.

La solidaridad vista desde el voluntariado es tratado por el P. Juan Cárdenas. «Estamos convencidos de la inmensa bondad y solidaridad de nuestros jóvenes; de su gran capacidad para comprometerse; de su constancia para superar las dificultades y su enorme vocación misionera que se expresa en un doble sentido: El primero, es el «salir fuera». Salir de su casa, dejar su familia, entorno, amigos y para muchos renunciar a sus comodidades y seguridades. El segundo, es «salir de sí». Esto supone renunciarse a sí mismo para abrirse y darse a los demás; ampliar la mirada individual hacia una más social; confrontar su cultura propia en relación con otras. La alegría, el cariño a los jóvenes y el amor a su vocación es lo que irradia el padre Fernando Guamán, actual Director de la Casa Sevilla Don Bosco, a través de su perfil. En experiencia educativa la Residencia Estudiantil de Wasak’entsa ha sido nuestra invitada para dar a conocer su trabajo. Felicitamos a Giovanny Pichucho por su ordenación diaconal, a los padres Román Guzmán y Ambrosio Sainaghi y a sor Adela Díaz por sus bodas de oro. El P. Juan Bottasso, en este mes tan especial, nos invita a comprender la belleza del mensaje de Jesús a los que nunca lo han escuchado o que de alguna manera lo han conocido, pero después lo han dejado a un lado. Difícil no significa imposible. Lo que ha logrado alguien que no era ni sacerdote ni religioso, partiendo de una intuición luminosa, es formidable. ¿Vas a seguir quejándote «de lo que la Iglesia no hace» o se te ocurre intentar algo? Boletín Salesiano desea a todos los miembros de la gran Familia Salesiana y a sus amigos lectores que la alegría por el nacimiento de Jesús nos invada todo el próximo año y nos comprometa a seguir trabajando juntos por un mañana mejor. P. Javier Herrán, sdb 5


Rector Mayor

Bienaventurado FELIPE RINALDI (1856-1931) LaimagenvivadeDonBosco

La vocación de un futuro Rector Mayor

En el ambiente campesino de Lu Monferrato –pueblo famoso no solamente por el vino sino también porque las familias han sido una auténtica “viña del Señor” por el número de vocaciones que en ellas han florecido– el ejemplo más conocido es el de la familia Rinaldi... El Señor llamó a siete hijos de esta familia: dos hijas se hicieron hermanas salesianas y, enviadas a Santo Domingo, fueron valientes pioneras y misioneras; entre los varones, cinco fueron sacerdotes salesianos. El más conocido de los cinco hermanos, Felipe Rinaldi, tercer sucesor de Don Bosco, sobresale por una historia vocacional singular y al mismo tiempo como gran promotor y acompañador de vocaciones. Felipe amaba mucho recordar la fe de las familias de Lu: «Una fe que a nuestros padres les hacía decir: ¡El Señor nos ha regalado hijos y si Él los llama nosotros no podemos ciertamente decir que no!». En el pueblo de Mirabello, en donde Don Bosco había abierto su primera obra afuera de Turín, Felipe tiene la posibilidad de encontrar al santo de los jóvenes y de confesarse con él, contemplando «su rostro refulgir improvisamente de luz sobrenatural». Un hecho y una fascinación que lo acompañan y en cierta forma lo persiguen también cuando, al concluir el primer año de colegio, Felipe vuelve a su familia en donde, durante unos diez años, trabaja en los campos. Don Bosco no lo pierde de vista y lo apremia hacia una elección.

6 Boletín

alesiano


Rector Mayor A los veinte años, durante un coloquio con Don Bosco, tiene lugar otra vez el hecho que ya había notado en Mirabello: «He aquí que su rostro se ilumina. Luego de su persona irradia una luz viva, más viva que la luz del sol, hasta que, transcurridos unos instantes, va tomando nuevamente su aspecto normal». Felipe ya está seguro de su vocación: «Saludados finalmente los parientes, daba las espaldas a ese mundo que me había robado los años más bellos de la vida». Se hace salesiano y, continúa quedando bajo la mirada directa y personal de Don Bosco, que traza las tareas y las metas de su camino y a quien Felipe manifiesta una docilidad y obediencia sin reservas. Dada la madurez de su formación, Don Bosco, que ha intuido sus virtudes e inclinaciones apostólicas, en 1883, después de un año apenas de sacerdocio, lo nombra director de los «Hijos de María», es decir, responsable de ese vivero de vocaciones adultas que dará numerosísimos frutos a la Iglesia a través de la

creación de un ambiente de verdadera y gozosa familia. La mirada de Don Bosco lo sigue en los cinco años vividos en Turín, donde goza del privilegio de ir semanalmente a confesarse con él y recibe pruebas de confianza espiritual, que ponen las semillas de una preciosa maduración sacerdotal y salesiana. Mandado a España, irradia la presencia salesiana en toda la península, gracias también al aporte de las Hijas de María Auxiliadora, abriendo en nueve años veintiún nuevas casas, de modo que se puede afirmar que el padre Rinaldi ha sido el «fundador» de la obra salesiana en España. Vuelto a Turín como Prefecto (= Vicario) General de la Congregación, dedica cada mañana en la Basílica de María Auxiliadora más de dos horas al ministerio de las confesiones, a la dirección espiritual, al discernimiento y al acompañamiento vocacional: una obra fecunda y preciosa que continuará también cuando, el 4 de abril de 1922, sea elegido Rector Mayor de la Sociedad

...«gracias también al aporte de las Hijas de María Auxiliadora, abriendo en nueve años veintiún nuevas casas»...

7 Boletín

alesiano


Rector Mayor

...«Para los Hermanos y las Hijas de María Auxiliadora es maestro de salesianidad »...

Salesiana. El tercer sucesor de Don Bosco, llamado a adaptar el espíritu del fundador a los tiempos nuevos, manifiesta sus dotes de padre y su riqueza de iniciativas: cuidado de las vocaciones, formación de centros de asistencia espiritual y social para las jóvenes obreras, guía y apoyo para las Hijas de María Auxiliadora, promoción de la Asociación de los Salesianos Cooperadores, institución de las Federaciones mundiales de los Antiguos Alumnos y de las Antiguas Alumnas.

parten para todo el mundo más de 1800 salesianos.

Trabajando entre las Celadoras de María Auxiliadora intuye y recorre un camino que lleva a crear una nueva forma de vida consagrada en el mundo y que luego habría florecido en el Instituto secular de las «Voluntarias de Don Bosco». El impulso que da a las misiones salesianas es enorme: funda institutos misioneros, revistas y asociaciones, y durante su rectorado

La beatificación de Don Bosco en 1929 corona su existencia salesiana y le ofrece la ocasión de hacer revivir en su autenticidad el carisma del fundador, apareciendo ante todos como «la imagen viva de Don Bosco». El padre Francesia, salesiano de la primera hora, repetía: «De Don Bosco, al padre Rinaldi le falta solamente la voz».

8 Boletín

alesiano

Para los Hermanos y las Hijas de María Auxiliadora es maestro de salesianidad: con su testimonio personal y con la enseñanza sencilla y concreta de pedagogía salesiana da un empuje impresionante a toda la vida de las Congregaciones. El incremento por él dado a las vocaciones es extraordinario: de 4000 suben a 8000 salesianos y las casas, de 400 a 650.


La Residencia Estudiantil de Wasak’entsa

José Luis Berzosa, sdb

La residencia se encuentra ubicada en Wasak’entsa, parroquia Pumpuentsa, cantón Taisha, provincia de Morona Santiago. Se sitúa estratégicamente en un lugar de paso para algunas comunidades. El pueblo achuar, por acuerdo, cede el terreno disponible para la siembra y alimentación de los jóvenes residentes, una estructura que garantiza el desarrollo de las actividades académicas, el trabajo y la recreación tanto de los y de las jóvenes residentes. La misión Salesiana de Wasak’entsa nace a través de los sucesivos contactos de misioneros con los habitantes de esta zona. Así, los salesianos llegan en 1961 desde la Misión de Taisha, fundando en el año 1988 el Centro de Promoción de la Cultura Achuar en Wasak’entsa. Más tarde, en 1990, se inicia la experiencia del colegio que funciona hasta la actualidad, dentro de la misión. Por tal razón, misión mantiene algunas actividades y recursos que ayuden a la marcha de la residencia.

Las actividades varían entre los trabajos de limpieza y mantenimiento de las chacras, del platanal, la limpieza de los caminos, las picas y los patios; las actividades netamente escolares (clases y estudios dirigidos) y finalmente las actividades recreativas, como el deporte diario, la pesca, la caza y el aseo personal. Así, la residencia se constituye en un espacio formativo, de crecimiento personal y comunitario en su propia cultura; de formación académica, de evangelización centrándonos en los valores culturales; de convivencia comunitaria y de praxis cotidiana. En ella se propone brindar una formación integral centrada en la persona del joven achuar con el estilo del sistema preventivo. Su misión es la de promover la educación integral de calidad, en la comunidad del pueblo achuar, para formar líderes, educadores, gente emprendedora dispuestos a trabajar y ayudar en el desarrollo de sus comunidades con una única identidad, ser buenos cristianos y honrados ciudadanos, viviendo los valores del Evangelio desde una mirada humanista, rescatando su valor cultural y su dignidad como persona al estilo de Don Bosco.

9 Boletín

alesiano


Educación En la misión, el trabajo fundamental ha sido la educación a los jóvenes achuar, con todos sus elementos, de modo que puedan responder a lo que exige la sociedad actual; la educación debe contribuir a formar personas que puedan convivir en un clima de respeto, tolerancia, participación y libertad y que sean capaces de construir una concepción de la realidad que integre a la vez el conocimiento y la valoración de su cultura como tal. Esto es partiendo desde una concepción cívica y humanista. Los jóvenes, que acuden al Colegio CEFMIBA, son de diferentes comunidades de los alrededores de Wasak’entsa, es decir, jóvenes y señoritas que caminan dos, tres horas o uno o dos días de camino, y de pocos recursos disponibles para lograr su proceso de formación académica, y así permitirles un desarrollo y crecimiento personal y formar nuevos líderes en sus comunidades, y para llevar adelante el proceso y desarrollo educativo en cada familia. Además del estudio que se lo realiza en la mañana en el colegio, es decir al ámbito intelectual, los chicos en la tarde tienen otra actividad: la capacitación productiva para el trabajo, esto es, una forma de no desvincularse de las actividades que ellos realizan en sus casas y ayudarles a crear un sentido de responsabilidad en las tareas y corresponsabilidad con la misión. Está presente, además, el ámbito recreativo como un espacio para un sano compartir después de todas las actividades como el estudio y el trabajo, que

10 Boletín

alesiano

los ayuda a una distracción y mantener un equilibrio emocional. Evangelización Dentro del ámbito espiritual y religioso, los sábados y domingos se celebra la Eucaristía en su propio idioma, para fortalecer su formación humana y cristiana, que valore los elementos religiosos, viva el sentido de la acción y del compromiso cristiano y que mantenga un respeto a todos con los que el convive. Dentro de la propuesta de la educación está la evangelización, es decir, proporcionar a los estudiantes una profundización del mensaje cristiano que hace posible fundamentar su formación religiosa y proporcionar principios, valores y actitudes que favorecen su maduración personal. Teniendo como eje la dignidad de la persona, la lógica de la fe lleva al compromiso en favor de la promoción humana, la libertad, la justicia, la paz y la fraternidad, sustentadas en el amor. Los alumnos aprenden que Jesucristo es el fundamento de la moral cristiana sobre el amor y la convivencia. Estas actividades son las que se realizan en la residencia estudiantil, las cuales permiten un desarrollo adecuado en el crecimiento de la fe y la formación intelectual en los estudiantes, acompañándoles en su proceso de pertenecer en una sociedad democrática y ser parte de una colectividad, con todo un conjunto de valores y conocimientos, que los lleve a una libertad, una racionalidad, respeto a los demás y una solidaridad para con todos, con el estilo del sistema preventivo.


La Universidad Politécnica Salesiana del Ecuador

L

a presencia mundial de los salesianos en el campo universitario es relativamente nueva; desde hace veinte años comienzan a surgir con gran fuerza las universidades salesianas1. En la actualidad, existen treinta y cinco Inspectorías Salesianas con responsabilidad de educación superior, lo que implica un crecimiento muy alto de la oferta universitaria salesiana en el mundo. En el Ecuador, la Universidad Salesiana nace el 5 de agosto de 1996 como una respuesta a la necesidad de la continuidad educativa que demanda un acompañamiento, más allá de la adolescencia, con una voluntad de ofrecer una oportunidad de acceso a la Universidad, a muchos jóvenes de condición económica y social marginal y como un lugar privilegiado para la orientación vocacional en el sentido amplio y específico2. Ofrece, actualmente, al país el servicio de formación y educación superior, con la matriz en Cuenca y dos sedes en Quito y Guayaquil. Cuenta con extensiones en Cayambe, Otavalo, Latacunga, Simiatug, Wasakenza y Riobamba. Sus Facultades son Ingenierías, Ciencias Administrativas y Económicas, Ciencias Agropecuarias y Ambientales, Ciencias Humanas y de la Educación. Tiene además ofertas en posgrados con diecinueve maestrías, entre las que se cuentan la docencia, evaluación de la educación superior, desarrollo endógeno, administración de empresas, antropología y cultura, ciencias de computación. 1 Cfr. El Contexto de las Instituciones Salesianas de Educación Superior (IUS) (7 de enero de 2003). 2 Cfr. La identidad salesiana de la Universidad Politécnica Salesiana. P. Marcelo Farfán.

La UPS busca la formación de profesionales que integren la ciencia, las humanidades y la formación moral a su quehacer profesional. Es una universidad sensible a los problemas sociales que propone soluciones; está abierta a las innovaciones de la tecnología y a la investigación. Su lema es «formar honrados ciudadanos y buenos cristianos». El desafío de la propuesta educativa liberadora es formar actores sociales y políticos con una visión crítica de la realidad, socialmente responsables y con voluntad transformadora3. La expansión vertiginosa de la Universidad Salesiana (actualmente cuenta aproximadamente con veinte mil alumnos) está respaldada por el crecimiento importante de su infraestructura y equipamiento, por el nivel académico de excelencia y profesionalidad; por el ámbito festivo y el estilo de relaciones de cercanía, confianza e informalidad, inspiradas en el respeto y el afecto. Al conjunto de estos elementos, los salesianos lo calificamos de «espíritu de familia» y, que constituye la herencia pedagógica más preciosa, inspirada y vivida por Don Bosco4. Entre los principales gestores de esta importante obra educativa merecen especial mención: P. Luciano Bellini, fundador y rector por quince años; P. Javier Herrán, actual Rector; vicerrectores: Ing. Julio Verdugo y Dr. Edgar Loyola.

P. Pedro Creamer,sdb. Archivo Histórico Inspectorial Salesiano

3 Ibídem. 4 Cfr. Informe del Rector, 1994-2009. La identidad salesiana de la Universidad Politécnica Salesiana. P. Marcelo Farfán. Pág. 7-12.

11 Boletín

alesiano


Celebremos

Retorno a casa H

son, dio inicio a una campaña ace catorce años, el católico norteamericano Tom Peter regresan a casa». Se trató de original, que denominó: «Catholics come home / Católicos tados sorprendentes. Más de una iniciativa tan perfectamente organizada que dio resul icantes, etc., volvieron a vivir su fe en el doscientas mil personas, entre ateas, excatólicas, no pract seno de la Iglesia católica. r en que nos hemos criado, la IgleHay muchos motivos o pretextos para abandonar ese hoga s celebraciones y los sermones de los sia. La sensación de aburrimiento que trasmiten cierta la celebración de un sacramento. Una sacerdotes. Un encontrón con el párroco con ocasión de sensación de saturación, después de experiencia negativa con un religioso, durante la niñez. La iento de que, automáticamente, esto años en un colegio católico. Un divorcio y el convencim nadas de denuncias de los medios de conlleva a la exclusión de la comunidad eclesial. Las anda s sobre la existencia de Dios. La precomunicación sobre la «corrupción» en la Iglesia. Las duda descubre la ciencia, entre los dogsunta incompatibilidad entre lo que dice la Biblia y lo que acidad mas de la fe y el progreso técnico. La impresión de la incap … de la Iglesia para ponerse al paso con el mundo moderno los Incomprensiones, decepciones, desencuentros, siempre hubo, pero eso raramente desembocaba en una abandono total, porque todo el ambiente era católico y no existían muchas otras alternativas. Hoy, en cambio, el entorno s es completamente otro. Si no es hostil es por lo meno indiferente. Lo normal ya no es permanecer «adentro», sino quedarse «afuera». Muchos han roto sus vínculos con la Iglesia y no parecen sufrir nostalgias. Una vez que se ha entrado en esta situación, es obvio que lo mismo se trasmita a los hijos. Tal vez se siguen celebran) do ciertos sacramentos (bautismo, primera comunión… cosa. otra de pero se trata más de un compromiso social que ente Es este el camino por el cual la sociedad se va paulatinam descristianizando.

12 Boletín

alesiano


Celebremos

o. Es Irse es muy fácil, pero regresar no lo es tant amor lo mismo que sucede con las amistades y el na, entre los esposos. Basta una palabra inoportu desuna mentira, una sospecha, un comentario es cion afortunado, un desaire y se rompen rela casos, que habían durado una vida y, en ciertos deseo no logran recomponerse. Tal vez existe el valor de regresar «a lo de antes», pero falta el rtupara dar el primer paso y se espera una opo nidad que nunca se presenta. busTom Peterson no ha hecho otra cosa que idad. car la manera de ofrecer esta oportun e que Viendo los resultados, queda evident se ha Él muchísimos la estaban esperando. ibles, servido de todos los instrumentos pos llegar empezando por los electrónicos, para es los al mayor número de personas e indicarl indiviposibles caminos del regreso. Si un solo os man duo ha logrado que doscientos mil her gozar y hermanas redescubrieran la alegría de mos nuevamente del calor del hogar, imagine sonas cuánto podrían hacer millones de per a una que permanecen fieles a su iglesia si cad ra. ione redescubriera la necesidad de ser mis

no Miles de millones de seres humanos aún y se han escuchado el mensaje del Evangelio inEs lo. necesita que alguien vaya a llevárse sas, dispensable que surjan personas genero su capaces de dejarlo todo, empezando por a esta tierra, para dedicarse sin condiciones tiatarea. Pero la inmensa mayoría de los cris a ir par ilia nos no pueden dejar trabajo y fam no a evangelizar a los chinos o africanos. Esto católos exime de ser misioneros. Millones de oner licos han dejado de serlo y todo hace sup misque este número aumente. Tal vez en tu que as son mo ambiente, en tu familia hay per s. se han alejado. Pueden ser tus propios hijo

obisEn el encuentro de Aparecida (Brasil), los te llapos latinoamericanos hicieron un fuer conmado a los católicos para que tomaran solo ifica ciencia de que ser cristiano no sign vivir la fe, sino comunicarla.

comEs verdad que resulta más fácil hacer s a los prender la belleza del mensaje de Jesú ellos aqu a que nunca lo han escuchado que pero, que de alguna manera lo han conocido, sigdespués lo han dejado a un lado. Difícil no ien nifica imposible. Lo que ha logrado algu tienque no era ni sacerdote, ni religioso, par le. idab do de una intuición luminosa, es form sia ¿Vas a seguir quejándote «de lo que la Igle no hace» o se te ocurre intentar algo? Padre Juan Bottasso, sdb

13 Boletín

alesiano


Padre Fernando Guamán,

su vocación se fortalece día a día La alegría, el cariño a los jóvenes y el amor a su vocación es lo que irradia en su rostro el padre Fernando Guamán, actual Director de la Casa Sevilla Don Bosco. Lleva doce años como salesiano, pero desde adolescente junto a Dios, a través de la catequesis. Sin embargo, sus primeras impresiones sobre el sacerdocio es: «No nací con vocación, pero la fui descubriendo con el pasar de los años». Recuerda que el estar alrededor de personas católicas como sus padres fue una parte, esto no complementó su deseo de llegar a ser salesiano. Pero, el inculcarle desde niño la fe en Dios le permitió a su corta edad ser parte del grupo de catequistas de su parroquia natal San Juan de Cumbayá y allí, conocer a las hermanas salesianas, especialmente a Sor Blanquita Córdova, quien le animó a que hablara con los salesianos en San Patricio. Con un brillo en sus ojos comentó que a esa edad, era un joven que no le atraía la vida sacerdotal, estudió en la escuela Carlos Aguilar y en el colegio Luis Napoleón Dillon de Quito. Tanto así, que cuando su padre se enteró que quería seguir el voluntariado, no le brindó su apoyo y le expresó que haga de su vida lo que quisiera. Entre risas argumentó que así lo hizo. Su primera impresión cuando vio a los salesianos en San Patricio fue distinta a la que tenía en mente sobre la vida de un religioso. “Al primero que conocí fue al P. Benito del Vecchio, no sabía quién era. Salió una persona con calentador y haciendo deporte y le pregunté por el padre y me dijo: «Soy yo». Eso le llamó la atención y comentó que esa imagen explica la vida del salesiano, ser humilde y sobre todo amigo, posteriormente conversé con él y me habló del voluntariado, agregó. Su vocación fue un proceso que, poco a poco, lo fue descubriendo; en su memoria está grabado un viaje a las misiones de altura, antes de ir al voluntariado. «En esa experiencia, el encontrarme en Zumbahua, hablar con la gente y compartir ese clima, me explicaron con menos palabras lo que es la entrega, voluntad y el ser salesiano». Más tarde iría al colegio agronómico en Yanuncay, Cuenca a realizar el voluntariado. Pese haber sentido el primer llamado, los nervios y la falta de apoyo de sus padres, fueron motivos para que no continuara con el prenoviciado y se inscriba en la Universidad. Luego de un tiempo el padre Guamán afirma que no se sintió bien y dejó la carrera y se dirigió a hablar con el padre Calero, quien le envió a Riobamba al prenoviciado. Allí en uno de los viajes conoció Bomboiza, lo que le llamó mucho la atención y el interés por trabajar en las misiones amazónicas.

14 Boletín

alesiano


«Estas experiencias de vida que tuve en la etapa inicial fue lo que me dio el gusto de continuar. No entre con vocación, no tenía la intención de hacerme sacerdote, pero con el pasar de los años lo fui descubriendo. Pasé la mayoría del tiempo en las misiones en Zumbahua y Simiatug, eso me dio mucho ánimo y entusiasmo de consagrar mi vida para el servicio de los jóvenes», enfatizó. Sus votos perpetuos los hizo en Zumbahua; ese día es el que más recuerdos le trae, porque su familia incluido su padre viajaron a acompañarle. Antes de arreglarme para la celebración de la misa entró mi padre y me dijo: «Hijo me ganaste, te saliste con la tuya, no estoy de acuerdo pero respeto lo que decidiste, y si no te sientes bien las puertas de mi casa están abiertas para cualquier decisión». Desde su ordenación en San Patricio, recibe el apoyo de su padre y sabe que su decisión fue la más correcta. El padre Fernando ha estado en la comunidad de Cayambe por cuatro años, luego se trasladó a Riobamba al Colegio Santo Tomás Apóstol (STAR) por cinco años. En el 2008, un nuevo reto en su vida se le presentó. Su destino Sevilla Don Bosco, una parroquia shuar. En donde en estos últimos años trabaja con el colegio, internado y el grupo juvenil. El estar junto a los niños, niñas y jóvenes es su vida, han implementado el oratorio, colonias vacacionales, etc. «Don Bosco es nuestro motor, la alegría juvenil nos acompaña día a día en el trabajo. Mi vida es estar con los más necesitados, los marginados, abandonados y dominados por la influencia material. En estos años he conocido más a profundidad a Don Bosco y mi vocación, cada día, se fortalece». Su mensaje a los jóvenes es que sean valientes, que no se tapen los oídos ni los ojos a la voz y el rostro de Dios: Él se manifiesta permanentemente y muchos jóvenes por miedo y temor prefieren no verlo ni escucharlo. «Los que se decidan, que se entreguen con generosidad y entusiasmo, porque Dios les dará la fuerza necesaria para seguir adelante», concluyó.

«no se tapen los oídos ni los ojos a la voz de Dios» 15 Boletín

alesiano


P. Juan Cárdenas, sdb «La solidaridad no es un sentimiento superficial, es la determinación firme y perseverante de empeñarse por el bien común, es decir, el bien de todos y cada uno para que todos seamos realmente responsables de todos» (Juan Pablo II)

A lo largo de la historia y de todos los pueblos siempre ha existido una cultura de solidaridad. Se trata de un valor practicado por la humanidad y que ha tenido diferentes matices de comprensión humana, social, política y religiosa. La palabra solidaridad, en sentido general, tiene un significado de colaborar y cooperar con los demás. Supone salir de sí para abrirse a las necesidades de los otros. Es una manifestación de comprensión del semejante y sus necesidades de manera afectiva. En el contexto social, emerge con fuerza el deseo de solidaridad. Las iniciativas y expresiones de solidaridad son diversas y se promueven desde diferentes espacios, tanto si son de carácter público como privado. Todo esto, expresa que el ser humano es consciente de que existen otras personas que necesitan ayuda y situaciones que se pueden y deben mejorarse. Y por otra parte, porque se da un deseo de comprometerse en la solución y mejoramiento de estas realidades. Así lo indica el crecimiento de la participación especialmente de los jóvenes en distintos tipos de organizaciones no gubernamentales (ONG). En el contexto eclesial, no se puede desconocer que la solidaridad ha estado presente a lo largo de la historia de la Iglesia. Ella siempre ha sido lugar de acogida de enfermos, huérfanos, necesitados. La solidaridad en la vida cristiana se concreta en el compromiso. Tiene su raíz y su inspiración en el Evangelio, como acogida del mandato de Jesús: «Este es mi mandamiento: que se amen unos a otros como yo los amé» (Jn 15, 12). Las personas vivimos en sociedad, compartiendo nuestro tiempo y espacio con otros. Es ahí, en medio de la realidad social donde los cristianos tenemos que vivir nuestro compromiso y donde se tiene que manifestar el amor cristiano. Los espacios son diversos y el voluntariado

16 Boletín

alesiano


es apenas uno de los ambientes posibles para trabajar en favor de los demás y de la construcción de un mundo mejor, como expresión del amor fraterno y del amor por el Reino de Dios. La parábola del samaritano se ha convertido en un símbolo sobre el sentido de la solidaridad y nos marca una serie de pistas sobre cómo entender el voluntariado de inspiración cristiana como experiencia de salir de «sí mismos» para ir al encuentro de quienes nos necesitan. Como Familia Salesiana en el Ecuador tenemos claro que, para que una experiencia de voluntariado sea significativa en la vida de los jóvenes, ellos han de ser enviados a obras de opción preferencial: chicos de la calle, misiones andinas, misiones amazónicas y otras obras de real atención a los más necesitados. Las geografías sociales y humanas ayudan a sensibilizar y profundizar en la comprensión y vivencia de la solidaridad. En efecto, al concluir la experiencia, en los diálogos personales con cada uno, todos coinciden en que se trata de una experiencia que les ayuda a sensibilizarse y a vivir expresamente la solidaridad. Transcribo textualmente lo que ellos –y ellas– expresan: El voluntariado «es una experiencia excelente y que cambia la vida (…); mis perspectivas y miradas personales se han transformado en visiones más sociales y de sensibilidad con los otros»; «me ha ayudado a desarrollarme y madurar como persona, a hacer opciones nuevas y a definir mejor mi proyecto de vida». El voluntariado, «es un espacio para conocer desde dentro la realidad de las familias pobres»; «me ha ayudado a entender que hay mucha gente tratando de mejorar el mundo»; “me ha ayudado a ser solidario, a trabajar por la gente que más lo necesita». El voluntariado «me ha permitido aprender a escuchar y a interesarme por los problemas de los otros». Estamos convencidos de la inmensa bondad y solidaridad de nuestros jóvenes; de su capacidad grande para comprometerse; de su constancia para superar las dificultades y su gran vocación misionera que se expresa en un doble sentido: El primero es el «salir fuera». Salir de su casa, dejar su familia, su entorno, sus amigos y para muchos renunciar a sus comodidades y seguridades. El segundo es «salir de sí». Esto supone renunciarse a sí mismo, para abrirse y darse a los demás; ampliar su mirada individual hacia una mirada más social; confrontar su cultura propia en relación con otras culturas. Estas cuatro décadas de consolidación de la experiencia del voluntariado salesiano en el Ecuador, han sido siempre de aprendizaje. Y, ¡cuántas cosas más nos pueden enseñar los jóvenes!

17 Boletín

alesiano


Andrea Aguirre, voluntaria internacional Rumbo al África «Mi primera experiencia misionera la hice en Salinas de Guaranda cuando tenía quince años y fue por dos semanas; en ese momento nació mi gusto por las misiones». Esa es la frase que alegre comenta Andrea Aguirre de Cayambe, quien gracias al carisma salesiano y misionero, ahora tiene la oportunidad de cruzar las fronteras y realizar el voluntariado internacional en el país de Mozambique en el continente africano.

Recuerda que ver de cerca el trabajo que realizan desde sus obras las hermanas y hermanos salesianos fue lo que le llamó la atención, lo que dos años más tarde le permitió realizar el voluntariado en la comunidad de Chunchi en la provincia de Chimborazo. «Luego del voluntariado siempre he participado en la animación de grupos misioneros y juveniles, con el fin de que los nuevos jóvenes conozcan esta experiencia y posteriormente se decidan a vivirlo», argumentó. El padre Pío Baschirotto, Director de la Casa Cayambe y la hermana sor Aurora del Castillo del Colegio María Auxiliadora han sido sus principales puntos de referencia para conocer y seguir el camino misionero. «El trabajo con los jóvenes más necesitados, la coherencia entre lo que se predica y la capacidad de adaptarse a las realidades de un sitio a otro es lo que he aprehendido en esos años junto a ellos», acotó. Su permanencia en África está prevista para dos años y su principal tarea será ayudar, asistir y atender a cerca de setenta jóvenes de un internado que han quedado huérfanos por varias situaciones sociales que vive ese país. Además de realizar el trabajo de profesora de escuela para los niños. Pese a no tener remuneración económica, afirma que esta experiencia será una motivación para crecer profesional y personalmente.

18 Boletín

alesiano

“La profesión superior es un medio que sirve para realizar un proyecto de vida, mientras que la misión me ha servidopara poderme adaptar en cualquier parte del mundo, por el hecho de interrelacionarme con mucha gente y conocer otra cultura e idioma». Además, afirma que luego de vivir el voluntariado entre sus proyectos está crear su propia fundación de interculturalidad.

Andrea, muy segura, dice que a través de la familia salesiana y sus viajes ha conocido a mucha gente valiosa y sabe que esta vez será igual y mejor; y como toda mujer le gusta romper esquemas. «Las mujeres somos capaces de hacer muchas cosas y enfrentarnos a la vida solas, el voluntariado internacional será un espacio en donde aprenderé y compartiré la vida de la gente de ese lugar con carisma salesiano», finalizó.


Tema Central

Los chicos en situación de calle: Una aproximación a su realidad Breve recorrido histórico

C

on la industrialización del siglo XIX llegó el «progreso» para el mundo; sin embargo, el ansiado y tan esperado progreso no llegó solo, por el contrario, un cúmulo de vicisitudes no planificadas y peor aún pensadas por lógica del sistema que empezaba a instalarse, se sumaron a la rueda de la economía próspera y ascendente que para aquel entonces aseguraba el bienestar de todos los nuevos individuos de las urbes que emergían. Una de estas vicisitudes fue el aparecimiento de chicos en situación de calle, niños, niñas y adolescentes que a lo largo de la historia se han convertido en una problemática que el mundo adulto no ha podido resolver.

Daniel Llanos E.1

Ante esta problemática social emergente la sociedad salesiana y con el apoyo de la parroquia María Auxiliadora decidieron iniciar un proyecto de acogida en el cual recibían y atendían a los niños que se encontraban en la calle ofertándoles: alfabetización, asistencia en salud, actividades lúdicas, recreativas, artísticas y de catequesis, las mencionadas actividades se realizaban en el espacio denominado El Galpón ubicado en El Girón4.

El Ecuador, no es la excepción, empero, el fenómeno de chicos en situación de calle se visibiliza a partir de la década de los años setenta, decenio que se caracterizó por la prosperidad y abundancia gracias al bum petrolero que vivió nuestro país. En este marco de prosperidad y riqueza surge una legión de chicos que empiezan a ocupar las calles de la ciudad de Quito, especialmente en el sector denominado centro histórico. Este ejército, en su mayoría, se dedicaba a pasar su tiempo deambulando, lo que aumentaba la posibilidad de incursión en actos que fueron asumidos como al margen de la ley2, empero, también existían quienes conjugaban su tiempo entre actividades laborales y de ocio; y por supuesto, estaban los que se dedicaban de forma permanente a trabajar para colaborar con la manutención de sus familias3. 1

Pedagogo. Mg. en Política social de la infancia y adolescencia. Coordinador de la Maestría en Política social de la infancia y adolescencia. Investigador del Centro de Investigaciones de la Niñez, Adolescencia y Juventud, CINAJ, UPS, Ecuador. Investigador del GT CLACSO «Juventud y prácticas políticas en América Latina».

De acuerdo a los testimonios proporcionados por los educadores mencionan que los chicos que se beneficiaron de esta iniciativa fueron chicos que carecían de referentes familiares, incluso muchos de ellos vivían en las alcantarillas de la calle 24 de Mayo. 3 Las actividades que con mayor frecuencia realizaban los chicos eran betunar, ventas ambulantes y voceadoras de periódicos. 4 El Galpón funcionó en lo que hoy son las instalaciones de la Universidad Politécnica Salesiana. 5 Entrevista realizada a Iván Troya, educador de calle. 2

19 Boletín

alesiano


Tema Central

El Galpón se caracterizó por ser un albergue diurno que ofrecía un lugar seguro en donde compartir con amigos, comer y realizar actividades deportivas era su meta; sin embargo, todo cuanto se ofertaba no alcanzaba para cubrir, o al menos paliar el número de chicos que habitaban en las calles, por el contrario, el número de asistentes al Galpón incrementó5. Ante la intensidad del trabajo que se presentó en aquellos días, la sociedad salesiana decidió incursionar con nuevas alternativas que pretendían ser una respuesta a un problema que iba en aumento, es así que se inició el oratorio festivo, el mismo que funcionaría por varios años en el sector de la Tola. Las dos ofertas, albergue y oratorio festivo, se realizaban en horarios matutinos y vespertinos contribuyendo y convirtiéndose así, en espacios de sana distracción para el grupo de chicos que se encontraban en las calles. Pero la contribución a la problemática de chicos en la calle aún era insuficiente, tanto que se decide abrir un espacio destinado a la formación integral, entonces nace el Centro Juvenil San Patricio, ubicado en el sector de Cumbayá; esta alternativa educativa se caracterizó por contar con una modalidad de internado, es decir, los chicos que acudían al espacio formativo debían pasar durante toda la fase de estudio internos, sin contacto con sus familiares y amigos de las calles; para el cumplimiento de este propósito se instalaron talleres de metalmecánica, carpintería, sastrería y electricidad. A decir de los educadores entrevistados, esta modalidad de internar a los chicos con el firme propósito de que se capaciten y se eduquen lejos de la vida en la calle, no fue la mejor decisión, ya que alejarlos de su realidad sociofamiliar y darles una serie de cosas y comodidades es una acción que a la larga no contribuyó en su formación (entrevista a educador de Mi Caleta, Quito, diciembre 2010). Pues varios de los chicos que pasaron por los talleres San Patricio no lograron re-acomodarse en la sociedad después de su experiencia en el internado. Ver en la página web del proyecto salesiano www.chicosdelacalle.org.ec 7 Ídem. 6

20 Boletín

alesiano

Pero la afirmación que el educador realiza ahora ya fue asumida por los salesianos en ese momento y es así que en el año de 1985 aparece la iniciativa de abrir El Sótano como un espacio transitorio en el cual los chicos que se encontraban en las calles debían pasar por el proceso de preparación para ingresar al Centro Juvenil San Patricio o reinsertarse a sus familias, toda esta responsabilidad recayó sobre un grupo de jóvenes salesianos en formación, los posnovicios6 La experiencia acumulada durante el transcurso de los primeros años de trabajo más el pilar educativo fundante de los salesianos, el sistema preventivo, les llevó a diseñar una nueva estrategia de trabajo con los niños y adolescentes que se encontraban en las calles, es decir, se cambió el modelo de acogimiento y preparación en oficios y se intentó actuar de forma preventiva trabajando con las familias y los chicos que


Tema Central

iniciaban su proceso de callejización; la idea de prevención y de trabajo en la calle se cristalizó con el aparecimiento de Acción Guambras en agosto de 19867. Acción Guambras es una iniciativa educativa preventiva que cuenta con el apoyo de educadores de calle, los mismos que se encargan de realizar un acompañamiento a los chicos que por diversas situaciones se ven obligados a estar en las vías, sea por cuestiones laborales o por fugas de sus núcleos familiares. Pero el trabajo de los educadores no se concentra únicamente en el acompañamiento a los más pequeños; por el contrario, el trabajo gira alrededor de los referentes familiares y por supuesto, la participación que ellos tienen en el quehacer educativo de los niños, en suma, la prevención y el trabajo educativo se concentra entorno del núcleo familiar y sus referentes.

Los chicos de hoy Como pudimos apreciar, líneas arriba, el trabajo realizado por los salesianos en favor de los niños en situación de calle ha sido constante pero cambiante, por supuesto, estos cambios y adaptaciones han sido acordes a las demandas y dinámicas propias e incluso, impuestas por los chicos beneficiarios. Es así, que en sus inicios el Proyecto chicos de la calle ofertaba únicamente actividades lúdicas acompañadas de refuerzo escolar; obviamente, el perfil de los usuarios era diferente, casi todos era niños y adolescentes que migraron de otras ciudades y que por diversas causas les tocó cohabitar en las calles de la urbe dejando de lado la educación y las actividades propias de la etapa infantil. Pero el tiempo transcurrió y, ahora la realidad de niños y adolescentes es diferente, nos encontramos con niños que además de deambular, se dedican a trabajar en las calles, algunos de forma solitaria y otros acompañados de su hermanos, menores y mayores; este cambio de actividades obliga que la atención a niños en situación de calle se diversifique, es así que en la actualidad la oferta de capacitación y escolaridad se mantiene, pero se ha incursionado en temáticas relacio-

21 Boletín

alesiano


Tema Central

nadas al deporte, arte y malabares, estas iniciativas se han convertido en espacios de interés a los cuales la nueva generación de niños y adolescentes acuden en busca de oportunidades para su desarrollo y crecimiento. Otra propuesta innovadora y muy acorde a la prevención es el otorgamiento de microcréditos a las familias de los chicos beneficiarios, esta iniciativa pretende asegurar la actividad laboral de los familiares poniendo así un freno a la incursión en el trabajo prematuro por parte de los niños. Finalmente, debemos manifestar que la población actualmente atendida al interior de la Fundación Chicos de la Calle es parte de un programa de ciudadanía y derechos, programa que entre otras, pretende potencializar las capacidades de liderazgo y participación de los niños y adolescentes en defensa de sus derechos, en suma, los niños y adolescentes que hoy asisten a la Fundación son un ejército de pequeños ciudadanos que demandan el cumplimiento de sus derechos tanto del estado como de la sociedad en su conjunto. Referencias bibliográficas Auyero, J. (2004). La protesta. Retratos de la beligerancia popular en la Argentina democrática. Bs. Aires: Edit. Prometeo. Ayala, E. (1995). Nueva historia del Ecuador. Quito: CEN. Báez, R. (1986). Teorías sobre el subdesarrollo. Quito: Ed. Diógenes. Banco Central del Ecuador. (1981). Boletín económico, Quito: BCE Ediciones. Banco Central del Ecuador. (2002). Boletín económico, Quito: BCE Ediciones. Beck, U. (2002). La sociedad del riesgo global. Barcelona: Paidós. Boswell, J. (1999). La misericordia ajena. Barcelona: Muchnik Editores S. A. Cussianovich, A. (1998). Algunas premisas para la reflexión y las prácticas sociales con niños y adolescentes trabajadores. Lima: Radda Barnen. - (2010). Culturas de trabajo y culturas de infancia. En Revista FARO N.° 1, Pensar la infancia, Unidad de Estudios de Postgrado de la UPS, Quito: Abya Yala. Deleuze, G. (1988). Foucault, México: FCE. Gutiérrez, G., Cussianovich, A. (1981). Desde los pobres de la tierra. Lima: Ifejant. Llanos, D. (2009). Migración y rendimiento escolar. Un estudio de caso. Tesis de Maestría en Política social de la infancia y adolescencia. UPS, inédita. Quintero, R., Sylva, E. (1998). Ecuador, una nación en ciernes. Quito: FLACSO. Rodríguez, P., Mannarelli, M. E. (coords., 2007). Historia de la Infancia en América Latina. Bogotá: Universidad Externado de Colombia. Romero, J. L. (1981). Las ciudades latinoamericanas. Bs. Aires: Armagedón. Schibotto, G. (2010). El Informe Global OIT 2010: el triunfo de la razón metonímica. En Revista NATS, Año XIV, N.° 19, octubre 2010. Tilly, Ch. (1987). From mobilization to revolution, Toronto University. Toronto: Hughes Press. Unda, R. (2006). Repensar las políticas de infancia. En Revista Foro Educativo, Lima. Referencias electrónicas http://multimedios.org/docs/d000259/ http://www.chicosdelacalle.org.ec

22 Boletín

alesiano


Artículo 26: Cada individuo tiene derecho a la instrucción (ANS – Roma) – La Declaración Universal de los Derechos Humanos, adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de diciembre de 1948, cumplió sesenta y tres años. Esta Carta Magna de la dignidad humana, como dice el mismo documento, es un ideal para alcanzar, que exhorta a cada individuo y a cada órgano de la sociedad a que sus esfuerzos sean para promover, con la enseñanza y la educación, el respeto de los derechos y la libertad. La Congregación Salesiana trabaja en este frente. La Procura misionera de Madrid hizo público un comunicado en el cual se señala que «Más de 67 millones de niños y niñas en el mundo no tienen acceso a la educación. De ellos, el 45% son menores que viven en el África subsahariana. Si bien en los últimos años, los gobiernos y organismos internacionales han hecho esfuerzos para que la educación primaria sea universal, todavía hay mucho que hacer. Si las cosas siguen como hoy, en 2015 más de 50 millones de niños seguirán sin ir al colegio y, por lo tanto, no se cumplirá el segundo objetivo de Desarrollo del Milenio». El artículo 26 de la Declaración Universal de los Derechos Humanos dice que «Cada individuo tiene derecho a la instrucción», pero en el mundo más de 125 millones de jóvenes, entre los 14 y 25 años, no saben leer ni escribir. Educar a los jóvenes significa no solo instruirlos, sino promover para ellos un desarrollo integral que tenga en cuenta cada dimensión y momento de la vida humana, desde que surge hasta su plenitud. La Congregación y la Familia Salesiana recogen cotidianamente este desafío, en cada ángulo del mundo, haciéndose promotores de la educación inspirada en los valores del evangelio y del carisma de Don Bosco. Garantizar una buena educación ayuda al desarrollo y a la promoción de cada uno y la sociedad, reduciendo la exclusión y los conflictos sociales y favorece la creación de la paz y la democracia.

23 Boletín

alesiano


La educación salesiana en Goma (ANS – Goma) – «Asegurar que, en 2015, los niños y niñas de todo el mundo puedan terminar el ciclo completo de enseñanza primaria» es el segundo objetivo de Desarrollo del Milenio. Existe una obra en la que se trabaja incansablemente por el desarrollo integral de los jóvenes congoleses, sobre todo los más necesitados: el Centro Juvenil Don Bosco Ngangi de Goma. Según los primeros datos de una investigación bienal 2011-2012 sobre la situación de los niños y adolecentes en edad de ingresar a la escuela, más de 7 millones de menores congoleses entre los 5 y 17 años no frecuentan la escuela. Se trata del 25% de los niños en edad escolar primaria y del 60% de los adolescentes del país. El Centro Don Bosco cree fuertemente en la posibilidad de realizar una escuela para todos y por eso ofrece gratuitamente la enseñanza y otros servicios. Para regular el flujo de alumnos, el servicio social de la obra ha establecido un principio de inscripción basado en la vulnerabilidad; son admitidos, según los puestos disponibles, los más vulnerables, aquellos que no tendrían ninguna posibilidad de frecuentar otra escuela.  El año pasado se atendieron en total 2338 niños y muchachos beneficiados por la estructura  educativa salesiana, en sus diversos niveles: materna, elemental, escuela de recuperación, media y profesional con cursos de agricultura, construcción, electricidad, ebanistería, soldadura, corte y confección. Cuando, al inicio de este año (2011-2012), se abrieron las inscripciones, el número de las peticiones sorprendió a la administración. La dirección, el servicio social y los animadores tuvieron que verificar y redactar las listas de casi vulnerables. Al final tuvieron que aumentar las

24 Boletín

alesiano

clases en las tardes; los inscritos a los cursos de recuperación y el número de los estudiantes por clase (hasta 70 y más) encontraron un puesto y así se dio respuesta a todos. La instrucción en el Centro Don Bosco no es solo gratuita, sino también de calidad. A pesar del número tan elevado por clases, el test nacional de fin de año de las escuelas elementales fue superado con satisfacción por todos los estudiantes. En junio de 2011, además, por primera vez fue organizado un examen de suficiencia a nivel nacional también para los aprendices de las escuelas profesionales; en este caso también fueron promovidos, resultando, además, como los mejores del distrito, en todas sesiones que se presentaron. A más del gran trabajo educativo, la obra salesiana brinda la acogida y asistencia a los jóvenes huérfanos, abandonados, heridos y refugiados. En colaboración con el Programa de Alimentación Mundial (PAM) se ofrece un almuerzo diariamente a cerca de 3000 personas. El sostenimiento del PAM, ahora está en riesgo debido a las situaciones de emergencia de otras aéreas del globo (Haití, Pakistán, Cuerno de África…).


Cinco décadas al servicio de los jóvenes Bodas de oro, P. Segundo Román Guz- El 5 de noviembre de 1961, en la iglesia mán Bravo, sdb matriz «María Auxiliadora» de Gualaquiza recibió el sacramento del orden sacerdotal empezando así su labor pastoral como presbítero bajo la obediencia salesiana. Con justo motivo el pasado domingo 30 de octubre, con una emotiva eucaristía de acción de gracias, cientos de fieles se congregaron para expresar sus felicitaciones y agradecimiento a quien reconocen como un guía y ejemplo espiritual, mismo que más de una vez ayudó a superar sus caídas o derrotas emocionales. Culminada la celebración se ofreció un fraterno almuerzo en el cual participaron las personas más allegadas al padre Ro«En 1938, cuando tenía siete años de mán y miembros de la familia salesiana edad (apenas había terminado el primer de la ciudad, en el transcurso del ágape grado), mi familia se trasladó a la pobla- se dieron diversas muestras de afecto ción de Gualaquiza (Morona Santiago), hacia el homenajeado con palabras, canen donde mis padres habían adquirido tos y presentes tangibles que arrancaron una finca. De los seis años transcurridos más de una sonrisa a nuestro apreciado ahí, recuerdo la difícil vida de interna- Román, forma en la cual lo llaman sus do en la misión salesiana y, asociados a hermanos salesianos. ella, a destacados misioneros salesianos, como el P. Antonio Gardini y el P. Luis Ca- Culminada la actividad, el festejado se dirisiraghi, quienes influyeron mucho en mi gió al público con claras palabras de grativocación salesiana y sacerdotal». tud agradeciendo al Creador por la salud y perseverancia en su vida consagrada. Así siente el llamado del Señor nuestro estimado padre Román quién actual- Que el ejemplo de este servidor sea testimente desempeña el cargo de Rector del monio palpable para muchos jóvenes que Santuario y párroco de María Auxiliado- sienten el llamado del maestro pero que ra, emblemático templo de la ciudad de por diversos motivos cierran su corazón. Guayaquil, visitado por cientos de turisDavid Cabrales Cadena tas año a año. 25 Boletín

alesiano


61 años en el Ecuador y 50 de sacerdote, P. Ambrosio Sainaghi Tenía veintiséis años cuando salí de Italia, en el año de 1950, de la casa de Turín donde por cinco años trabajé sirviendo a los Superiores Mayores y ayudando en el Santuario de María Auxiliadora. Llegué al Ecuador el 8 de noviembre de 1950 a la Casa de Cuenca-Santuario de María Auxiliadora. Estudiábamos y ayudábamos al padre Crespi con los niños pobres.

A la edad de treinta y siete años, Mons. José Pintado me consagró sacerdote en la iglesia de María Auxiliadora de Gualaquiza, estuvieron presentes todos los shuar de Bomboiza, y en mi Primera Misa, el 6 de noviembre 1961, prometí por toda mi vida, propagar y difundir la devoción a María Auxiliadora, como nos mandó Don Bosco.

En el año de 1952 viajé a Gualaquiza con destinación a Bomboiza en la fundación de aquella misión juntamente con el P. Luis Casiraghi (fundador) y el coadjutor Juan Sanna desde entonces hasta ahora, pertenecí al Vicariato Apostólico de Méndez (Misiones del Oriente). Trabajé en Bomboiza, Limón, Chiguaza, Méndez. Después, enfermo, me mandaron a Cuenca, María Auxiliadora (que era Inspectoría misionera) ayudante del Inspector P. Ángel Botta, sirviendo a los misioneros y trabajando con los niños pobres de la calle. Después de seis años se cerró la Inspectoría, pues se unió con la de Quito, y yo regresé a las misiones: Yaupi, Taisha, Sucúa y Quito-Procura.

Al cumplir mis cincuenta años de sacerdote y sesenta y uno como misionero en Ecuador, doy gracias al Señor por su infinita bondad y misericordia; a María Auxiliadora que me llevó de la mano hasta esta meta y a los buenos Superiores que me soportaron y me guiaron. Gracias a todos.

En 1985, estando solo y muy enfermo el obispo misionero Mons. Pintado, me enviaron a Cuenca-Procura de las Misiones, a atender al anciano y buen prelado hasta su muerte. En los días festivos ayudaba en el santuario de María Auxiliadora: Misas y confesiones. Es lo que sigo haciendo ya por veintiséis años, al servicio de los misioneros, sobre todo los enfermos, y ayudando en la pastoral del Santuario.

26 Boletín

alesiano


Salesianos, 120 años de presencia en Riobamba

120 años no se cumplen todos los días… por eso hay que celebrarlo y que mejor que al estilo salesiano, con alegría y entusiasmo. Las festividades iniciaron oficialmente el 8 de noviembre con el Pregón Salesiano, como una muestra del trabajo conjunto entre los diferentes actores de la Comunidad Educativa, en el que se evidenció la creatividad mediante coloridos carros alegóricos, zanqueros y grupos de baile que cautivaron a las personas que concurrieron a las principales calles de la ciudad. Por la noche, el Festival Nacional Salesiano de Música convocó a las estudiantinas de diferentes instituciones educativas quienes deleitaron con sus temas al público presente. El 9 de noviembre a partir de las 18:00 en los patios de la UESTAR se llevó a cabo la Chamarrasca Salesiana con la participación de la orquesta «La Corporación», fue una noche de reencuentro en la que se bailó hasta más no poder. El 20 de noviembre se inauguró las Primeras Olimpiadas Salesianas en las que participan padres de familia y estudiantes de la institución. Para recordar la historia salesiana se abrió al público la exposición fotográfica «Salesianos por siempre, 120 años de presencia en Riobamba» una muestra que recogía los eventos más trascendentales enmarcados dentro del carisma salesiano.

El acto más emotivo fue la sesión solemne realizada el 25 de noviembre, en donde se entregaron placas de reconocimiento a la labor realizada por los salesianos Directores de la Comunidad en sus respectivos períodos, el 3 de diciembre, día del Reencuentro Salesiano; se efectuó la final del Campeonato de Fulbito y una marcha que convocó a las diferentes promociones de exalumnos. Las festividades finalizaron el 8 de diciembre con la celebración de la Eucaristía en honor a María Inmaculada y los juegos populares organizados por los primeros de bachillerato. 120 años no se cumplen todos los días… para algunos el tiempo ha pasado y lo seguirá haciendo, pero lo cierto es que el sentimiento salesiano perdura en los corazones de quienes de una u otra forma escriben a diario la historia salesiana en Riobamba, 120 años que han marcado la vida de muchas personas, 120 años llenos de alegrías y también de tristezas, 120 años de compartir el carisma de Don Bosco con la juventud riobambeña, 120 años de formar buenos cristianos y honestos ciudadanos. Víctor Montes Relaciones Públicas STAR

27 Boletín

alesiano


Una vida ofrecida como servicio a Dios

Adela Díaz es la primera hija entre sus nueve hermanos; nació el 7 de junio de 1940 en San Miguelito, provincia de Tungurahua. De sus padres Tomás y Odila heredó el don de la fe y aprendió a obrar con rectitud viviendo la honradez, el respeto y la compasión. Su inquietud vocacional nació a partir de la decisión tomada por su mejor amiga Beatriz quién optó por la vida religiosa contemplativa. Cuando cumplió quince años, fue invitada por Mariana Alulema al Normal regentado por las Hijas de María Auxiliadora y en 1957 inició formalmente la etapa de aspirantado con la asistencia y acompañamiento espiritual de sor Dominga Barale. Ella reconoció en Adela la sencillez, la alegría, sabía que Adela «era obediente más no era sumisa». Su primera profesión religiosa se realizó en Quito el 5 de agosto de 1961.

dora optó por realizar sus estudios de bachillerato en el Instituto Normal Quilloac alcanzando el título de Profesora de Educación Primaria en 1993. Quién lo apoyó fue Sor Lola Silva. Otro sueño cumplido fue la visita a Mornesse (2003), la cuna del Instituto de las Hijas de María Dominga Mazzarello.

La experiencia pedagógica entre los niños en Sevilla Don Bosco, fue gozosa y revitalizó su vocación educativa-misionera. Posteriormente se desempeñó como educadora en Yaupi, con las estudiantes del colegio Yamaram Tsawáa (2003-2006). En la plenitud de su madurez retornó a la hospedería campesina de Guaranda, donde educar era ante todo compartir para ayudar a los niños y adultos a madurar su fe (2009). Al cumplir cincuenta años de vida consagrada y de haber respondido con fidelidad al llamado de Dios y sin perder la ilusión de seguir educando y Motivada por una imperiosa necesidad evangelizando su oración es una permade crecer vocacionalmente como educa- nente expresión de gratitud.

28 Boletín

alesiano


María Auxiliadora en Azuay y Cañar mismo que es un espacio de encuentro y formación espiritual, están acompañados por el P. Ángel Lazo, quien los anima a seguir con entusiasmo en su caminar.

Hace pocos días, la Directiva de la Asociación de María Auxiliadora –ADMA–, se hizo presente en dos provincias del Austro: Azuay y Cañar, con la finalidad de visitar los Centros de ADMA, que se encuentran realizando diferentes labores en el área social. En Cuenca bajo el asesoramiento del P. Luis Ricchiardi, han enfocado su trabajo en los niños a través de la Catequesis, en los enfermos y ancianos por medio de visitas para compartir momentos de fe profunda y recibir la Sagrada Eucaristía. El Centro San Bartolomé de Chimul, ubicado en Sevilla de Oro, se ha organizado para colaborar en la terminación de la construcción del templo,

En la provincia de Cañar, en el sector La Esperanza, se encuentra otro centro de la Asociación, el cual tiene una amplia formación espiritual, que se reúne para rezar el santo rosario, están unidos en obras sociales, y la presencia constante de sus veinte y siete miembros da fortaleza al grupo, en la labor que emprenden. Es importante señalar como antecedente, que los dos últimos centros de ADMA, tuvieron una amplia formación con el P. Antonio Bravo, a quien hacemos extensivo nuestro agradecimiento y por su intermedio a los sacerdotes salesianos, que depositan su carisma en el corazón de las personas. Ing. Jeaneth Barahona Reportera de ADMA

Gran final del II Concurso de Oratoria «Don Bosco un hombre de Dios para la salvación de los jóvenes» La excelente participación de los representantes de las instituciones salesianas fue el marco de la gran final del II Concurso de Oratoria realizado en el Auditorio del Colegio Santo Tomás Apóstol de Riobamba, en sus 120 años de vida salesiana. Categoría / Ubicación

La participación de los finalistas de las diferentes zonas fue ardua. Los ganadores fueron:

Primero

Segundo

Primera

Pablo Mina – U. E. Cardenal Spellman – Quito

Zaida Sáenz – Oratorio Miguel Magone – Guayaquil

Soledad Cárdenas – Colegio Mario Rizzini – Cuenca

Segunda

Javier Guzhñay – Colegio Técnico Salesiano – Cuenca

Vicente Garcés- U. E. Cardenal Spellman

Merilín Belín – María Auxiliadora – Macas

Tamara Rivadeneira – Colegio Don Bosco – Macas

3. Francisco Iturralde – Colegio Don Bosco La Tola – Quito 4. Priscila Solano – San Francisco de Sales 5. Estefanía Mera – Colegio San José – Manta.

Tercera

José Caiza – Domingo Comín - Guayaquil

Tercero

29 Boletín

alesiano


Giovanny Pichucho, ordenado de diácono mano más a la comunidad salesiana. El nuevo diácono utilizó como lema de su ordenación «El pastor da su vida por las ovejas», lo que desde hoy en adelante será más que un lema, una razón de su vida para llegar a ser un salesiano. Giovanny comentó que ese día se sentía emocionado por haber realizado uno de sus sueños y que está lleno de esperanza y expectativa por la experiencia que está viviendo. “Tanto yo como mi familia vivimos con alegría este acontecimiento, pese a que a primera instancia se opusieron a que yo siga este camino”, relató. Hermanos salesianos, amigos, familiares de la parroquia Belisario Quevedo de Latacunga, catequistas, miembros de las comunidades eclesiales y grupos juveniles de distintos lugares del país, acompañaron en este día tan especial tanto para Giovanny como para la comunidad En presencia de Monseñor Hermenegil- salesiana. A quien se le desea éxitos para do Torres, Obispo auxiliar de la Diócesis continuar en su vida eclesial. de Machala y del padre Marcelo Farfán, Inspector de la Congregación Salesiana Muy convencido argumentó que le motidel Ecuador se realizó el sábado 26 de va el compromiso que ha adquirido con noviembre de 2011 la ordenación diaco- el Reino de Dios, porque ahora, a través nal de Mario Giovanny Pichucho Duque, del trabajo empieza a vivir de cerca la vida pastoral y comunitaria. Asimismo, en la ciudad de Machala. dijo que desde la vocación salesiana, En el santuario Divino Niño, del sector viene la preparación de su ordenación «Voluntad de Dios» con mucha fe y ale- sacerdotal y compromiso con Dios y con gría cientos de personas presenciaron la los jóvenes al estilo de Don Bosco. solemne Eucaristía que integra a un her-

30 Boletín

alesiano


Congreso y encuentro de exalumnas/os

La exalumnas salesianas participaron en el I Congreso Continental de Exalumnas/ os de las FMA: «Juventud Salesiana, centinelas de la mañana» y del III Encuentro Nacional de la Familia Salesiana: «Belleza, actualidad y variedad de nuestra vocación salesiana». Experimentado todo tipo de momentos; nos reunimos en la «Sultana de los Andes» para nuestro reunión anual, las exalumnas de Tulcán, Quito, Cuenca, Loja, Cariamanga, Manta, Guayaquil, Sucúa y, naturalmente, de Riobamba.

También recibimos de Ligia Inés Mejía Cuartas, Consejera Confederal Emérita, el tema «Rejuvenecernos como Asociación para la generación de relevo» y del padre Luis Machado: «Con nuestra juventud, construyamos la Civilización del amor». Además, contamos con el acompañamiento de sor Mercy, quien nos transmitió el mensaje de sor Vicenta Jaramillo, nuestra Inspectora y, de los salesianos de Don Bosco quienes llenaron nuestros corazones con sus expresiones de ánimo y familiaridad.

Durante estos días disfrutamos de armonía y fraternidad, apreciamos el ser y En realidad sentimos que nuestro Enhacer de las quince uniones que forman cuentro Nacional Riobamba 2011 estuvo nuestra Federación, recibimos orienta- lleno de Gracias. ciones y meditaciones para llevar a cabo nuestra asamblea electiva; elegimos a la Presidenta de la Federación para el trienio Federación de exalumnas/os de las FMA – 2011-2014 y posesionamos a los miemEcuador bros del Consejo de Federación que nos acompañarán en los próximos tres años.

31 Boletín

alesiano


Grupo salesiano presente en la IV Feria Internacional del Libro en Quito

Del 25 de noviembre al 4 de diciembre se realizó en la ciudad de Quito la IV Feria Internacional del Libro en el Centro de Exposiciones Quito, con la presencia de ochenta y un escritores entre nacionales e internacionales y 90 expositores. La agenda contempló jornadas profesionales del libro, encuentro internacional de escritores, narradores y poetas. Literatura infantil y juvenil, encuentro internacional de Ciencias Sociales, ciclos de cine peruano y ecuatoriano, presentaciones de libros, etc. Este año para la Feria del libro las obras salesianas Abya Yala, Audiovisuales Don Bosco (ADB) y el Centro Gráfico Salesiano (CGS) se unieron para compartir el mismo stand como Grupo Salesiano con el objetivo de presentar sus trabajos culturales, antropológicos, pastorales y audiovisuales a las miles de personas que se dieron cita.

32 Boletín

alesiano

Anabel Castillo de la Editorial Abya Yala comentó que todos los años ha participado en la feria; pero que es la primera vez que compartieron la caseta y que fue una buena alternativa que permitió promocionar el trabajo como grupo salesiano. Por su parte Tania Mendoza, Jefa de ventas del Centro Gráfico Salesiano de Cuenca manifestó que para ellos fue muy importante formar parte de esta asociación, porque en un solo lugar se pudo promocionar el trabajo que viene realizando la imprenta (diseño, ófset, ilustración y acabados) y fue también la oportunidad para darse a conocer e interrelacionar con los escritores y empresas, potenciales clientes.


Necrología

Sor Vicenta Jaramillo, Inspectora

Sor Dolores Virginia Ojeda Ojeda El día 15 de agosto, en la casa de reposo Sor María Toncatti Quito – Cumbayá, pasó a la morada del Padre Eterno, nuestra hermana Dolores. Nació en Gonzanamá (Loja) el 29 de julio de 1919. Profesó en Cuenca el 5 agosto de 1950. Se desempeñó en el trabajo educativo siendo profesora de corte y confección y catequista, asistente de internas, responsable de la ropería, cocina y enfermera, siempre pendiente del crecimiento de los y las destinatarias, enseñándoles con amor para que supieran defenderse en la sociedad. Sor Lolita nos deja un testimonio de una vida entregada día a día, con fe, alegría y sencillez, de generosa entrega especialmente en las misiones, de una fidelidad gozosa y serena. Le pedimos ruegue por cada una de nosotras y que el Señor por su intercesión nos conceda santas y generosas vocaciones.

Teresita del Niño Jesús Escandón Astudillo El día 16 de octubre 2011, en la casa María Mazzarello de Guayaquil, fue llevada al seno del Todopoderoso, nuestra querida hermana Teresita. Nació en Cuenca el 6 de octubre de 1926. Profesó, en su ciudad natal, el 5 agosto de 1949. Sor Teresita se distinguió por ser una hermana de trabajo, con actitud de servicio desinteresado, de gran confianza con la directora, especialmente en los momentos de dificultad. Amaba la adoración eucarística, donde encontraba la fortaleza y la fe para continuar siendo fiel al Señor.

Sor Sara Elina Valencia Armendariz El día 21 de noviembre, en la casa de reposo Sor María Toncatti Quito – Cumbayá, el Dios del Amor llamó a celebrar con Él la vida pascual a nuestra hermana Sara, quien nació en Quito el 21 de enero 1925. Profesó el 5 agosto 1949 en Cuenca. En todas las comunidades por donde pasó demostró capacidad de adaptación, se distinguió por ser elemento de paz y comunión fraterna; se sentía gustosa de participar en los encuentros comunitarios, ayudando en lo que era capaz y construyendo así la comunión en la comunidad.

Sor Julia María Bermeo Berru Sor Julia nació en Calvas, Cariamanga (Loja) el 21 de julio 1937. Profesó el 5 de agosto 1960 en Quito. Se destacó por ser una persona sencilla y agradecida por cuanto recibía de la Provincia y del Instituto, sobre todo por el apoyo en el crecimiento vocacional, el mismo que le ayudó a potenciar su opción por Cristo, experimentado específicamente en los cursos de formación permanente. Demostró un interés singular por la catequesis en general, catequesis familiar, catequesis en el oratorio, especialmente por la preparación a la primera comunión y confirmación, pastoral muy querida y significativa en su vida religiosa. El día 22 de noviembre 2011, en el hospital de Solca de la ciudad de Ambato (Tungurahua) el Creador la llamó a celebrar con Él la vida definitiva.

Sor Delia María Andrade Haro Sor Delia se caracterizó por ser una religiosa humilde, disponible, bondadosa, trabajadora, atenta y cordial, buscando siempre la voluntad de Dios y la armonía con la directora y las hermanas de la comunidad. Una de las experiencias más fuertes en su crecimiento vocacional y espiritual fue su vida entregada en las misiones de la Amazonía. Ciertamente muy difícil como ella mismo lo expresó, habían privaciones y sacrificios de todo género. Nació en Cotacachi (Imbabura) el 1 de febrero 1912. Profesó en Méndez (Morona Santiago) el 5 de agosto 1934. El día 29 de noviembre, en la casa de reposo Sor María Toncatti Quito – Cumbayá, nuestro Padre la acogió en su regazo.

33 Boletín

alesiano


Educar en valores

La educación para el desarrollo de los valores Se afirma que en nuestro sistema educativo se ha dicho muchas veces que la educación debe estar comprometida con unos valores. Sin embargo, en la mayoría de los casos, lo que se ha hecho es transmitir conocimientos, de algunas ciencias, siempre basados en programas y objetivos de instrucción. Esto está bien, porque supone unos valores, pero nos parece una labor insuficiente e incapaz de proporcionar una formación integral al educando. Debemos aclarar que la educación salesiana tiene que ver con la educación formal (escuelas, colegios, universidad) y con la educación no formal (institutos, centros, escuelas especiales, programas, niños de la calle, formación de adultos, formación en la fe, catequesis, misiones, etc.). Tanto educación formal como no formal responden a una realidad social imperante, por lo que podemos, en sentido general, decir que comportan parecidos rasgos.

Por lo tanto la función del profesor, facilitador o animador no consiste solo en transmitir unos conocimientos, sino integrar los aspectos de la cultura (tradiciones, creencias, formas de vida, lenguaje, etc.) junto a una dimensión ética propia de todas ellas, es decir, de la cultura humana universal.

Poner énfasis en desarrollar el intelecto del educando se traduce en la formación de personas ilustradas, pero carentes de otros valores y de una orientación correcta en la conducta.

La educación en valores y el proceso de valoración

En este sentido, educar es formar al ser humano en su integridad, para que sea capaz de promover un mundo más civilizado, justo, honesto, así como también más comprometido en el cambio de las actitudes.

Si tenemos presente que la elección de unos valores sobre otros es un proceso individual, basado en las experiencias que sobre ellos hayamos tenido; el proceso de valoración

Cortesía UETS - Cuenca

Se trata, pues, de orientar todos nuestros planteamientos educativos y planificaciones de programas hacia la “condición humana” del educando.

Se hace, pues, necesario cambiar no solo los programas, sino el enfoque mental de los profesores y directivos, para que surjan nuevas planificaciones de trabajo, inspirados en auténticos valores de la persona y de la comunidad.

34 Boletín

alesiano


Educar en valores

debe ser el punto central sobre el que gire el diseño de la metodología. Esta debe proporcionar al educando habilidades de discernimiento entre los valores para que pueda adoptar sus propias decisiones. Por ello antes de plantearnos unas estrategias para desarrollar este modelo de educación, en áreas formales y no formales, debemos tener presente algunos aspectos importantes que faciliten los resultados deseados. ¿Por qué debemos tener en cuenta estos aspectos? Tradicionalmente se consideraba que la tarea de educar en las distintas modalidades y materias, llevaba implícita la formación en los valores. Sin embargo, dada la profunda crisis que en este sentido padece nuestras sociedades, nos hemos dado cuenta de que esto no es suficiente. Los valores necesitan ser percibidos mediante una información objetiva, que es lo que se ha hecho hasta ahora, pero también necesitan ser captados e interiorizados, para que el proceso de desarrollo valorativo culmine y se traslade a la conducta del individuo. Si lo que pretendemos es desarrollar en el educando dicho proceso de valoración, es imprescindible que la metodología que se utilice tenga como objetivo poner en contacto a la persona con su propia experiencia para que sea consciente de sus actitudes ante los valores y sus opciones. La maduración valoral del ser humano tiene lugar a través de un proceso con características individuales y originales en cada uno de nosotros. Cembranos y Bartolomé destacan cuatro aspectos que se deben tener en cuenta. «Hay distintos tipos de crecimiento. En determinados momentos, este se realiza en forma cuantitativa, y en otros de forma cualitativa. Pueden darse dos tipos de desarrollo: bien a través de una transición lenta y uniforme de niveles inferiores a superiores o bien pasando la evolución por una serie de puntos críticos; cada uno de ellos marca el final de una etapa y el comienzo de otra. El desarrollo puede seguir un curso predeterminado o puede parecer causal. Todo crecimiento en el ser humano es el resultado de la interacción de una serie de potencialidades heredadas y del medio físico, psicológico y social en el que se desarrolla».

significativas que trasciendan a las distintas dimensiones o niveles de la comunicación interpersonal. Dicho proceso de valoración culmina cuando se han ejecutado las distintas fases de profundización que lo integran: En un principio CAPTAMOS todo los que nos rodea, tratando de comprenderlo, decodificando y codificando. Esta fase es puramente informativa. A partir de la captación y mediante la ADAPTACIÓN podemos acomodarnos al medio tratando de admitir las normas sociales en él establecidas. Es el momento en el que valoramos lo que la información nos ofrece y seleccionamos lo que más nos convence. Un paso más en el proceso supone la PROYECCIÓN Y ORGANIZACIÓN de nuestro entorno de acuerdo a los criterios que hemos elegido, es decir, de unos valores aceptados como nuestros. La culminación del proceso aparece cuando nuestros COMPORTAMIENTOS Y ACTITUDES están orientados por los valores que hemos elegido. Hasta ahora, el sistema educativo actual ha trabajado únicamente las fases de captación y adaptación, lo que es insuficiente para desarrollar en toda plenitud el proceso valorativo del educando. Por ello debemos cuidar de que los métodos desarrollen también la capacidad de crear un orden en función de sus valores y la de ser consciente de que nuestras actuaciones deben ser coherentes con él.

Formación Seglares, Módulo 3.

«valoramos lo que la información nos ofrece y seleccionamos lo que más nos convence.»

Los métodos o estrategias para el desarrollo del proceso de valoración deben ser eficaces y facilitar informaciones

35 Boletín

alesiano


36 BoletĂ­n

alesiano


Navidad es sinónimo de amor y alegría, pero sobre todo, es motivo para reunirse y compartir en familia. Por eso, queremos desearle los mejores deseos en estas fiestas.

El Boletín Salesiano es gratuito: ¡Que ningún amigo de Don Bosco y de los salesianos se quede sin él! Puedes hacer tu aportación voluntaria para que el boletín pueda seguir llegando a todos nosotros en la cta. cte. Banco Pichincha 33856362-04 Sociedad Salesiana − Boletín Salesiano.


Boletin Noviembre Diciembre  

Boletin Noviembre Diciembre 2011

Advertisement