Issuu on Google+

No gritará, ni alzará su voz, ni la hará oír en las calles... Numero 1 / Febrero 2013

El grito silencio del

ESCLAVOS LIBRES


Documental de trata y trafico de personas en Centroamierica

PRONTO 2013 w w w. d e a l a s r o t a s . c o m

g


Contenido Esclavitud en Latinoamerica Homosexual en la iglesia Ni帽os de la calle Trata Prostituci贸n

4 6 10 14 18


D U T I V N A L E C S E DERNA MO ACIREMAONITAL

4


Cerca de 1.3 millones de personas pueden ser consideradas como esclavas en América Latina y el Caribe. Por ejemplo, en Haití cerca de uno de diez niños vive bajo condiciones de esclavitud, y en Bolivia, un estudio de la OIT encontró que cerca de 21 mil personas de la zona oriental baja de Santa Cruz se encontraban bajo condiciones de trabajo forzado. 1. Algunas campañas internacionales y organizaciones de derechos humanos se encuentran tratando de poner este tema en agenda, pero lamentablemente son escasas las políticas públicas que buscan enfrentar el problema. Las personas sujetas a condiciones de esclavitud pertenecen en muchos casos a minorías o

grupos vulnerables o marginalizados, siendo además las mujeres, los niños y las poblaciones indígenas las principales víctimas. La situación de esclavitud tiene diferentes manifestaciones: trabajos forzados, matrimonios forzados a temprana edad, empleo forzado, esclavitud por descendencia, tráfico de personas, así como las formas más viles de trabajo infantil, entre otras. 2. En el mismo sentido, los gobiernos de Argentina, Bolivia, Brasil, Paraguay, Perú y Uruguay han diseñado leyes severas contra las formas modernas de esclavitud. Sin embargo, las leyes no son siempre suficientes. Por ejemplo, en Brasil se ha encontrado que alrededor del “40 por ciento de las personas que fueron liberadas de trabajos forzados en los últimos ocho años han sido liberadas más de una vez” 3. Esto implica que las causas estructurales que mantienen a las poblaciones en

riesgo de esclavitud, como la situación de pobreza, la exclusión y la falta de seguridad, deben ser tomadas en cuenta. 4. Segundo, negar que existe este problema o tratar de aislarlo de la agenda social y política, solo contribuye a exacerbarlo más, lo cual se interpreta como “indiferencia oficial u otorgamiento de una licencia implícita para la violación de los derechos humanos” 5. Tercero, la legislación y la voluntad política para avanzar en estos temas pueden ser inútiles si no se asignan adecuados niveles de recursos financieros para combatir el problema. Cuarto, se debe garantizar protección y apoyo a aquellos que pudieron escapar de la esclavitud. Por último, cuando los gobiernos no son capaces de asumir estos retos o no los consideran en su agenda prioritaria, la cooperación internacional tanto de fuentes públicas como privadas, así como las iniciativas de la sociedad civil, son cruciales para combatir las formas modernas de esclavitud.

5


¡HOMOSEXUALES EN LA IGLESIA! La respuesta de la comunidad de fe a un tema polémico revelará el concepto de amor que abrazan sus integrantes.

6

por John Burke


U

na de las preguntas más frecuentes con las que me aborda la gente que no asiste a la iglesia es: «¿Qué piensas de los homosexuales?». Todo tipo de persona quiere una respuesta al respecto, no solo las personas que son homosexuales o con un amigo cercano que lo sea. ¿Por qué razón esta inquietud por lo que piensa la iglesia se ha convertido en una cuestión decisiva en nuestra cultura? Tal vez porque la falta de misericordia —por no decir, de descarado odio— que nuestra sociedad percibe por parte de la comunidad cristiana hacia los homosexuales. Entonces, ¿cómo debería responder a esta pregunta l a iglesia emergente? Antes de intentarlo, permítame admitir que yo no quería escribir este artículo. Al luchar contra la razón que me frenaba, me di cuenta de que es porque yo no tengo todas las respuestas, y nuestra iglesia no ha descifrado el código para ministrar a la comunidad homosexual. Sentí una tensión sobre este tema que no me gustó, y si esta hubiera sido solo hacia mí, hubiera elegido no vivir la tensión. Decidí sobre algo más en lo personal. Pero estoy convencido de que esa no es la tarea que Dios me llama a cumplir; las Escrituras me empujan, si es que las tomo en serio, a vivir en tensión. Existe una tensión en las Escrituras que afirma que todas y cada una de las personas son importantes para Dios, poseen la esperanza de la gracia y perdón de Dios, la adopción eterna en la familia de Dios, y debería tratarlos con amor, como mis prójimos; y eso incluye a los homosexuales. Del otro lado de la moneda encontramos que las Escrituras indican que las relaciones íntimas homosexuales son algo incorrecto.1 Entonces, ¿cuáles son las preguntas y las respuestas que crean e sta tensión y cómo debería responder la iglesia? En este primer artículo abordaremos la pregunta: ¿La iglesia debería abrir sus puertas a los homosexuales?  De hecho, la verdadera pregunta no es si se debe dejar entrar a los homosexuales a la iglesia: ya están en medio de nosotros. La pregunta legítima es si les dejamos hablar acerca de esto, de modo que puedan hallar esperanza y apoyo para crecer espiritualmente, permitiendo que Dios cumpla su voluntad en ellos.   Durante un servicio de fin de semana, Teodoro leyó la carta de un homosexual encubierto entre nosotros. Antes de que te anticipes a sacar conclusiones acerca de esta persona, me gustaría contarte qué es lo más importante para él. Pasó una buena parte de su vida tratando de cambiar su orientación sexual. Ha amado a Jesús y ha buscado seguirlo con todo su corazón desde temprana edad. Él cree que las relaciones íntimas homosexuales son algo incorrecto y, durante años, rogó a Dios que cambiara su orientación sexual. Luego de exponerse a burlas, y a que lo llamaran «marica», decidió ocultar su lucha en lo exterior. Pero el dolor de su secreto y la culpabilidad de sus

pensamientos lo desgarraban por dentro.   Por fin, una noche, desesperado por tanta soledad en que vivía, sintiendo odio por sí mismo y llevando una vida secreta en una universidad cristiana, buscó la manera de cortar su vida. Un amigo lo halló en una tina llena de sangre. Físicamente sobrevivió, pero el trauma emocional permaneció. Esto fue lo que escribió a Gateway2:   Querida iglesia:   Debo contarles mi secreto. Soy homosexual. Realmente siento no haberles confesado esto antes, pero temía la forma en la que reaccionarían. He visto antes lo que ocurre. He sido objeto de discusiones entre personas a las que consideré amigas cercanas. Debido a esto, perdí a algunos de esos amigos. Unos lloraron al escuchar la noticia, me abrazaron y han sido una fuente de apoyo y de amor incondicional. Otros lloraron y se alejaron, sin saber qué decirme, o al menos no en mi cara. Solo dos palabras… «soy homosexual», y, repentinamente, las personas que he conocido durante años —con los que hablé casi a diario, que reían y lloraban conmigo, y quienes eran objeto de mi apoyo y yo del suyo en los tiempos difíciles— me dieron la espalda. Así que aprendí a adaptarme. Abracé la filosofía del ejército: «No preguntes, no digas». ¿Podrían perdonar mi falta de autenticidad? He estado con Gateway desde el principio, sentado a su lado, compartiendo sus alimentos y sus anécdotas. Me he reído con ustedes (normalmente muchísimo). La mayor parte del tiempo me he sentido en paz por permanecer callado… A pesar de que algunos de ustedes (normalmente hombres, pero no siempre) hacían bromas acerca de los homosexuales, sin darse cuenta de que había uno sentado a su lado. Con tal de estar cerca de otros creyentes en Cristo, tuve que soportar y escuchar a personas realmente tontas, que doblaban la muñeca y ceceaban a la perfección. Estas personas creen, al igual que yo, que Dios es el creador del universo y que su Hijo es la salvación de la humanidad, que la Biblia es su Palabra y su mensaje para las personas de todos los tiempos… y por encima de todo eso, que debemos amar a Dios y, de igual forma, amar a su pueblo… A TODO SU PUEBLO.Quizá sea importante señalar que no disfruto ser homosexual. No visto mi sexualidad como un distintivo de honor en forma de «arco iris»… simplemente es parte de mí, una faceta de mi vida, aunque ciertamente no es la suma ni el total de mi ser. Tampoco estoy «dentro del armario» —¡una expresión que detesto!—. Las personas con las que trabajo saben que soy homosexual (al igual que mis amigos más cercanos), pero la mayoría de ellos no van a la iglesia. Al mundo

Solo dos palabras… «soy homosexual», y, repentinamente, me dieron la espalda...

“Les aseguro que […] las prostitutas van delante de ustedes hacia el reino de Dios. Jesús, Mateo 21.31”

7


no le importa qué etiqueta te coloques encima, siempre y cuando esté de moda. Entonces, ¿cuál es el problema? El temor. Donde hay temor, no habita el amor. Parece que no puedo hacer conexión con la gente en Gateway, o, en todo caso, en la mayoría de las iglesias. He estado en los grupos pequeños y la gente ahí se condujo genial, pero luego comenzaban a utilizar palabras como honestidad, apertura, rendición de cuentas y confianza. Yo sabía que no podría cumplir mi parte del trato. ¿Cómo puedo confiar en que me ames? ¿En que ames todo lo que soy? ¿Puedes ver por encima de eso y verme como Dios lo hace? ¿Cómo te ve a ti? En ocasiones, cuando realmente me siento débil, me pregunto si no sería mejor dejar la iglesia y buscar mi camino en el mundo. Pero la verdad es que necesito a Dios en mi vida, y sé que yo no sería nada sin él […] Pero en ocasiones es muy difícil y el mundo es un lugar muy solitario… es por eso que nos necesitamos los unos a los otros, para apoyarnos y sostenernos. Haré lo que tenga que hacer, con o sin ti, para seguir adelante. Dios simplemente no parece querer dejarme solo (y lo amo todavía más por ello, aunque a veces quiero gritar y patear). Pero estoy cansado de ocultarme… de tener temor de tu rechazo… del rechazo de las personas que supuestamente son los embajadores del amor y la gracia de Dios. Jesús vino a buscar a los perdidos, los pecadores y al tipo de personas que la mayoría de los «ciudadanos honrados» preferirían evitar y cruzarían la calle para no pasar a su lado. Soy un pecador… lo que haga (o no haga, pero pienso mucho en eso) para ganarme ese sobrenombre no debería ser más importante que el hecho de que, a pesar de ello… necesito a Jesús y es solo a través de él que yo puedo tener vida. Rafael

8

  Lo que me parece más asombroso es que Rafael sea célibe. De hecho, debido a su amor a Dios y a su compromiso por vivir las palabras de Dios, no es sexualmente activo en lo absoluto, ¡y jamás lo ha sido! En términos de un héroe de la fe, que sigue voluntariamente a Jesús a pesar del costo, conozco pocas personas comprometidas de este modo con Cristo, lo cual va a costa de su aceptación en todas las áreas. Lo he observado crecer como seguidor de Jesucristo, servir con humildad en la iglesia con sus dones y, a pesar de ello, él no se siente seguro en la comunidad de Cristo. ¿Qué es lo que él está haciendo mal? ¿Qué es lo que nosotros estamos haciendo mal? La iglesia en Corinto abrió sus puertas a personas como Rafael. «¡No se dejen engañar!», dice Pablo. «Ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los sodomitas, ni los pervertidos sexuales, ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los calumniadores, ni los estafadores heredarán el reino de Dios. Y eso eran algunos de ustedes. Pero ya han sido lavados, ya han sido santificados, ya han sido justificados en el nombre del Señor Jesucristo y por el Espíritu de nuestro Dios» (1Co 6.9–11 - nvi).   Revisa la lista… no solo los pervertidos sexuales, sino también los avaros y los alcohólicos, los heterosexuales inmorales y los contadores corporativos «creativos» de nuestros días integran la lista. ¿Y esto qué significa? Solo lo que afirma: «Todos necesitamos ser lavados, santificados y justificados» para experimentar la vida del reino de Dios, y no podemos hacer esto por nosotros mismos. En el griego original, la construcción pasiva —«han sido lavados… han sido santificados… han sido justificados — indica que esta transformación la lleva a cabo el Espíritu de nuestro Dios. Entonces, ¿quiénes somos nosotros para negar a los «Rafaeles» del mundo un lugar en la mesa familiar si Dios puede limpiarlos tal como lo ha hecho con el materialista que combate, el heterosexual que lucha, o conmigo? ¿Y qué pasa si la atracción sexual de Rafael no cambia? ¿Puede aún ser bienvenido como alguien que lucha? Eso hace que surja otra pregunta: ¿Ser homosexual es pecado? Trabajaremos en ella en el próximo artículo.


http://www.uniceflac.org


LO

SN

IÑO

SD

EL

AC

AL

Los n soci iños que e “ten dad don viven en er”, ante de predo las calle s qu e “se mina el s son el co re r per sona nsumis sultado mo, ” y el de una inter és p or

LE

mundo y e t s e e d s o hij os por id mbién son d a t n , e ” r e p ll m a c o de la amados y c r e s n estos “hijos a r e p nos que es seres huma los de. 10


PORQUE LOS NINOS SE VAN A LA CALLE? Las causas que llevan a los niños a comenzar una vida en la calle son varias, pero la podemos clasificar de dos formas, cuando los niños por iniciativa propia deciden dejar sus hogares por distintos motivos y la otra, el abandono de sus padres, dejándolos completamente solos en las calles.. Salida por iniciativa propia: Muchos niños salen de sus casas porque no reciben la atención de sus padres pero algunos salen para escapar el abuso sexual, físico o emotcional de sus padres. Muchas veces, los padres no son los padres formales. Se refiere a este problema como “la desintegración de la familia.” Los niños que viven en las calles son el resultado de una sociedad donde predomina el consumismo, y el interés por “tener”, antes que “ser persona”. Se agudiza el problema de estos niños por la ciencia de los valores morales, la influencia y la manipulación medios de psicológica de la comunicación, el alcoholismo, la drogadicción, etc. La agresión física y psicológica es un factor determinante para que los niños y niñas abandonen su hogar, huyendo de su realidad y creyendo encontrar más seguridad en las calles que en su casa.

1

Abandono por parte de los padres: Cuando esto se produce, generalmente ocurre en la clase baja, en donde la pobreza es la compañera diaria de estas familias, éstas, no tienen educación, por lo cual les cuesta salir adelante. Al tener hijos, no planifican su realidad económica con los hijos que desean tener. Estas familias se caracterizan por ser numerosas, lo que provoca que los niños salgan a trabajar para aportar al sustento diario de la familia, en donde se enfrentan a los peligros de la ciudad aplazar la mayor cantidad de tiempo en ella. Pero también hay que tomar en cuenta, que el abandono también lo hacen aquellos jóvenes padres irresponsables que no asumen su paternidad, dejando al niño a la suerte de la calle.

2

¿Cómo sobreviven estos niños? Su sobrevivencia es muy vulnerable por el riesgo y la violencia a la cual están expuestos, porque sus necesidades vitales distan mucho de ser satisfechas; no asisten a la escuela o lo hacen muy irregularmente; no poseen documentos o los han extraviado; se alimentan de las sobras de los restaurantes y no concurren a comedores escolares o municipales; duermen durante el día en las calles o plazas porque pasan sus noches en vela. Sus familias se encuentran desintegradas por lo que no pueden volver a ellas; a veces han perdido toda referencia con su familia de origen debido a los continuos cambios de domicilio a que se ven obligadas las familias.

11


¿Quienes son los niños de la calle? Todos los conocemos un poco de vista. Nos los cruzamos en las esquinas de las grandes ciudades, en un semáforo de las afueras, revoloteando a la puerta de cines y espectáculos, o rebuscando en los contenedores de basura. Los conocen mucho más en los servicios sociales municipales, a él y a sus hermanos, pero sobre todo a su madre. Va mucho por allí a ver si le dan una vivienda sin goteras, con techo y ventanas, y por biberones para el más pequeño. Los conocen también en los centros especializados de menores, por donde con frecuencia pasan paulatinamente todos los hermanos. No es raro que también el padre o la madre, o los dos, sean antiguos alumnos de un centro similar. Cuando crecen y llegan a los 15-16 años empiezan a ser bastante conocidos en los tribunales tutelares, en las comisarías, en los centros penitenciarios y en los de asistencia psiquiátrica, en el mundo del tráfico de drogas y de los ajustes de cuentas. Con el tiempo tendrán hijos que, a su vez, reproducirán el mismo proceso de marginación. Sencillamente porque entre una y otra generación no ha mediado ninguna intervención social eficaz y global que rompa el proceso. Pertenecen al estrato i nferior de nuestra sociedad industrial, que vive en una situación de carencia económica extrema, con escasas posibilidades de acceder a los bienes y recursos en la comunidad, con una calidad de vida muy baja en contraste con esa sociedad. Puede decirse que cuanto mayor es el nivel

12

medio de la sociedad la distancia que separa a este sector de la población es también mayor En contraste con los niños de su misma edad pero de superior nivel social los profesores suelen decir que no atienden a razones, que los reflexiones que surten efecto con aquellos no lo hacen con estos; que el niño de la calle lo que mejor entiende es “el palo”, que la amenaza de llamar a sus padres o de expulsarlos del colegio les deja indiferentes o incluso les alegra; y que las notas, el aprobar en junio o el repetir curso, les resulta tan lejano que es lo mismo que hablarle a una pared. Y no digamos de los argumentos sobre «el día de mañana”, o él “estudia para luego tener un buen trabajo”.

Los niños a la sociedad Los niños de la calle no les interesa la sociedad, solo se preocupan de su realidad, la cual es mas apremiante y no les importa lo que piensen o lo que digan los demás......total ellos poseen su propio mundo y sus


propias reglas. Ellos, a pesar de la dureza que aparentan, al ver a una familia en la plaza compartiendo unos helados, desean ser queridos y tener una familia. Para ellos, la sociedad les cierra las puertas y creen que nadie los quiere, es decir, siente que no le dan oportunidades para tener una mejor calidad de vida, sintiéndose marginados y rechazados por no cumplir con lo que esta sociedad impone. Pero lo que muchos no saben, es que hay instituciones que los acogen, ofreciéndoles un lugar donde vivir, un techo donde pasar la noche, alimento, abrigo, educación y protección y lo más importante....amor. Pero hay otros que saben de esto, pero no les importa porque prefieren vivir como ellos quieren, es decir, sin reglas acostumbrándose a la vida nocturna y a los peligros de esta.

jóvenes marginados. Estos núcleos se convertirían en un espacio de debate, donde los niños pueden decidir y diseñar actividades para reivindicar sus derechos como ciudadanos. Estos grupos deberán integrarse en las actividades culturales que les ofrezca este Movimiento: la representación de obras de teatro, la coreografía y aprendizaje de bailes populares y hasta la grabación de canciones. Estas manifestaciones artísticas servirán al mismo tiempo de terapia para socializarse y vencer los traumas de la droga y de la violencia y se pueden convertir incluso en una importante fuente de ingresos para los jóvenes artistas.

4.- Buscar una solución para disminuir la cantidad de niños que encontramos viviendo en la calle. Se podría crear un movimiento en el cual los niños sean invitados a organizarse en núcleos que reunirán a grupos de

13


A T A TR

él, yo no n o c a r a zaron me drog a e n u e q m a a r a scogió p aron a pegar, me matamos” e e m y n cliente n y me comenz jeron si lloras, te u ó g e l l “Una vez nces me sacaro o quería y me di nto en quería, e tola. Les dije qu pis con una

s.

e turista

ncia d con aflue

logró esu rio e m m ó a c o s tr cen narra lver a la regiónde captación, Esmeralda na ventana y vo escenas e u q o rdad ivió traona por u 6% de co na es una “z de víctimas de más capar aunque antes vula de terror. 8 l e e u a en c ade de q pelíc las stino aís, e alerta ta de personas mu- tránsito y de rutas coinciden s de cri- p ropias de una n cementerio a na m r fo in l u s e p E nden a s de tra ctividad usieron aron a u co donde la los casomérica correspo años, en su ta, las de otras a mo el narcotráfi o”. “Me llev la noche, me p podía abrir doce de la espalda, no l se rompía Centroa entre 10 y 50 scentes que conn organizado co armas de fueg e e e le d d o , m cruz en porque el ritua taban. Sólo jeres as y ad és del “engaños o el tráfico ilícito iñ e n u q ía jos ma r mayo tadas a trav aza, mucha xplicado con los o se rompía me eaban todo el e a h n p , e a o a tid golp uell y si club son c ación, la am tras se les ofeste sen ente aq erque me al night la intimid n raptadas y o estudio o de En trata, especialmión sexual com se sentía . Cuando volví mino estuve la tac rpo l ca nde veces so ortunidades de de explo localidades do rsonas cue ué azul, todo e . s e p n o fi e n qu da en pe lleg rece flujo de ”, recuer unciado l, ocurre ertrabajo”. nización ha den “una de las cia senta un mayor onterizas y pu es drogada La orga de personas esntemporánea pre o las zonas frnos o localidad la trata e esclavitud co egal más lu- com, centros urba formas dtercer negocio il ismo, ha re- tos y es el el mundo”. Asim crativo d

14

s o s a c s o lE 86%de l

n e C n e s a n o s r e p e d de trata


as n o s r e de p s e n nte. o e l l m i l m a 2,5 as sexu o ñ a Cadaexplotad son ias

unc n e d Sin

a rdinadora, o o c , z tíne entroaméric ría Mar C Ana Mea Children en o en Guatemalarñ th a sme de Savreante el pasadoíctimas como Euna cil a n io g re e 200 v que du trata de cuenta ndieron a másodnocido que se gnitud del probta a a c te tr m e a r e “se refleja la nque ha íctimas dmas no alda”, aoumpleta que nodetectar a las vla ti íc v s fra “inc “Es muy difícil de los casos iedo, desconos o m . s ” r ía lema n la mayor del delito po e muchos ca pues e tan denuncia , de forma qu a presento o vergüenza ha dicho. probleman u “ s e , g n s cimie necen oculto o que la trata alerta la Or e perma ez ha señalad l” que según s “un delito qu e Martín ensión globa l del Trabajo, e 2,5 millones d n de dimn Internaciona do el mundo a0 y un 60% soanizació cada año en toles entre un 4 vecha las situ afecta as de los cua personas apro person “La trata de niños”.

sión, vioen lu c x e , a ocional e pobrez ciones pdsicológica y elams víctimas”, d n erabilidate se encuentra ln u v y a n ia e c n lm le oamérices era tr n n e e g C e n u n e io las q stillado. e trabaja rganizac ha apo e Children, qustatales y las os y atendiendo Save th instituciones eo estos delito ación, sensibicon las s combatiend és de la form campañas de sociale íctimas a travpecializados o ctadas sufren, a las v , estudios es ado que las afesu salud física l lizaciónción, ha detall el deterioro de xclusión socia preven uencias como aislamiento y e ermanente. consec y emocional, ica y deuda p mental riedad económ o preca

s o N a 0 5 y 0 1 e r t n e e d s e r e j u m e d n o s a tn roameric tomado de: www.20minutos.es

15


http://www.toms.com/


Restauranto dignidad y esperazan a los sobrevivientes del pasado, enseùåndoles el oficio de peluquería. www.loveandscissors.com/


Prostitució

Cada día miles de mujeres y niñas traficadas desde los países del llamado “tercer mundo” engrosan las listas de víctimas de la trata de personas. Mujeres y niñas que sontransportadas como objetos de un lugar a otro con un solo fin: ser explotadas comomercancía sexual y llenar los bolsillos de los mafiosos que se aprovechan de la difícilsituación en la que se encuentran. En Latinoamérica cada país tiene sus índices de incidencia pero todos tienen en comúnuna cosa – en la gran mayoría de los casos las víctimas son del sexo femenino y los queabusan de ellas son mayoritariamente del sexo opuesto - “clientes”, dueños de burdeles, proxenetas, etc. Sólo en España se contabilizan unas 12.000 mujeres de América Latinaejerciendo la prostitución. Según el Informe de 2005, elaborado por la Guardia Civil, enel 2004 eran 10.905 las mujeres de este continente que ejercían en España, y en el 2005,12.180, lo que suma un porcentaje total del 58.45% y del 60.79% respectivamente sobrela totalidad de mujeres prostituidas en el estado Español (1)

18

De acuerdo a los datos proporcionados por ese informe sobre las mujeres extranjerasidentificadas en clubes de alterne, en el 2004 eran 3.789 brasileñas; 2.876 colombianas;1.391 paraguayas; 1.157 dominicanas; 581 ecuatorianas; 191 cubanas; 165 bolivianas;378 venezolanas; 160 uruguayas; 134 argentinas;

27 peruanas; 18 panameñas; 17chilenas; 9 costarricenses; 6 salvadoreñas; 3 mejicanas y 3 hondureñas. En el 2005 seidentificaron 5.015 brasileñas; 2.388 colombianas; 1.296 paraguayas; 1.372dominicanas; 558 ecuatorianas; 150 cubanas; 144 bolivianas; 779 venezolanas; 140uruguayas; 182 argentinas; 49 peruanas; 28 panameñas; 16 chilenas; 34 costarricenses;8 salvadoreñas, 4 mejicanas; 15 puertorriqueñas y 2 guatemaltecas.Como podemos constatar son miles las latinoamericanas que ejercen la prostitución enEspaña y a estas cifras habría que añadir miles más que no han sido identificadas por laGuardia Civil, así como aquellas que se ven obligadas a venderse en cuerpo y alma ensus propios países y en países vecinos. Según la CIA, unas 50.000 personas sonanualmente traficadas para ejercer como esclavas sexuales sólo a los Estados Unidos, deéstas, 15.000 son latinoamericanas (2). En casi todos los países la prostitución está en un limbo legal, aunque algunas nacionesdeclaran ilícitos los burdeles, o el proxenetismo, no se pronuncian

a nivel legal sobre elejercicio de la prostitución. Parece que las mujeres adultas no preocupan tanto a losgobiernos que sí legislan en lo referente a la prostitución de menores y combaten latrata, pero de momento se han implantado muy pocas iniciativas gubernamentalestendentes a concienciar a la población sobre esta terrible tragedia. Debido a lasrestricciones impuestas al turismo sexual en algunas partes de Asia, como por ejemploen Tailandia, Centroamérica está convirtiéndose en el nuevo destino para el turismosexual. Latinoamérica parece ser una fuente inagotable de “recursos” para las redes detraficantes que “exportan” su mercancía hacía los países “desarrollados”


ón en Latinoamérica

“La explotación sexual es un vehículo para el racismo y la dominación del “primer mundo”, que victimiza de manera desproporcionada a las mujeres del “tercer mundo”. Coalición en contra del tráfico de mujeres CATW.

19


om

.c ng

u nd

lei

ak

bl w.

ww


El Grito del Silencio