Page 1

pentsamendu eta historia aldizkaria. revista de pensamiento e historia

Michael Keating Héctor Gros Espiell Jose Ignacio Lacasta Javier de Lucas Salvador Cardús Max Simeoni elkarrizketa Iñaki Gabilondo zentzunaren ahotza kultura bakarra interneten

la revolución audiovisual que viene. Crear para existir Colaboraciones especiales de Pere Esteve Duran i Lleida

Aurkibidea/Índice


Edita: Fundación Sabino Arana Directores: Txema Montero, Koldo Mediavilla. Coordinadora de Edición: Olga Sáez. Colaboran en este número: Michael Keating, Héctor Gros Espiell, Jose Ignacio Lacasta, Javier de Lucas, Max Simeoni, Pere Esteve, Josep Antoni Duran i Lleida, Salvador Cardús, Xabier Aizpurua, Andoni Ortuzar, Valentin Popescu, Xabier Lapitz, Sonia Hernando, Iñaki Goirizelaia, Emilio Olabarria, Nino Dentici. Diseño: Logoritmo. Dibujos: Ángel Vadillo. Colaboración gráfica: Iñaki García Ergüin. Fotocomposición y Fotomecánica: Flash Composition. Imprime: Flash Impresión Fundación Sabino Arana. Ibáñez de Bilbao 16. 48001 Bilbao. Tfno. 94 423.05.28. Fax 94 423.42.80. e-mail: aldizkari@sabinoarana.org.

índice gure gaiak

2

Michael Keating, Héctor Gros Espiell

editorial

E

l año 1917, en una Europa convulsionada por la primera Gran Guerra y por la revolución rusa y en una Euskadi en transformación hacia la industrialización y el desarrollo económico, nacía en Bilbao la revista “Hermes” de la mano del pujante nacionalismo vasco post sabiniano. Alrededor de esta publicación se produjo el principal debate ideológico de la época, influenciado por los catorce puntos del presidente Wilson y, con ellos del reconocimiento del derecho de autodeterminación de los pueblos. Pero, al mismo tiempo, “Hermes” se convirtió en el foro de la intelectualidad del momento, concitando un renacimiento cultural prolífico tanto en expresiones artísticas como en protagonistas. Fue, sin duda alguna, el referente escrito de un nuevo tiempo, de unas nuevas ideas y de una nueva generación. Hoy, superada la barrera de un nuevo siglo y milenio, la Fundación Sabino Arana ha asumido el reto de recuperar el espíritu de aquella publicación emblemática. Así resurge “Hermes” como una revista que se autodefine como de pensamiento e historia, que se compromete al servicio de la afirmación y el desarrollo de la identidad nacional vasca, desde el respeto inquebrantable de los derechos fundamentales de la persona. La nueva “Hermes” afirma que la identidad no es una característica histórica inmutable sino una experiencia y una conciencia producto de la historia vivida en común y de las decisiones que adoptan los ciudadanos. Por lo tanto, esta revista no nace con una visión determinista ni unívoca de lo vasco. Creemos, como Joxe Miel de Barandiaran, que “porque fuimos, somos y porque somos, seremos” y que ni lo uno ni lo otro son el resultado de un destino sino de las acciones y omisiones de personas que hacen la historia, aún cuando ignoren en ese preciso momento que la están haciendo. “Hermes” afirma el derecho a la libertad de las personas y de los pueblos, de los grupos sociales y políticos, reconoce y afirma que el ejercicio del derecho de autodeterminación es la expresión de la libertad política de los pueblos e, igualmente asume el carácter pluralista de la sociedad vasca que exige el reconocimiento de otras manifestaciones políticas y sociales diversas de la nacionalista.

debate

22

Max Simeoni, Javier de Lucas, José Ignacio Lacasta, Salvador Cardús, Pere Esteve, Josep A. Duran i Lleida

elkarrizketa

68

Iñaki Gabilondo

munduan

76

Valentín Popescu

informe

84

Xabier Aizpurua

zientzia eta teknologia

90

Iñaki Goirizelaia, Andoni Ortuzar

kultura

100

Nino Dentici

historia

104

Koldo Mediavilla

En el amanecer de la nueva sociedad de la globalización, de las tecnologías digitales de la información y conocimiento, “Hermes” reconoce y afirma la función fundamental que corresponde al euskera en la línea de afirmación y consolidación de la identidad cultural vasca, dentro del contexto lingüístico plural en el que los vascos han venido haciendo y seguirán construyendo su historia.

reflexiones

Las nuevas formas de participación social tendrán cabida en estas páginas como nuevos protagonistas del debate público, de igual manera que prestaremos especial relevancia en esta publicación por divulgar y hacer seguimiento de las innovaciones científicas y tecnológicas y su correspondiente impacto en la sociedad de nuestros días.

gure gauzak

“Hermes”, en definitiva, es un instrumento de diálogo y debate ideológico. Un punto de encuentro editorial que dé cuerpo al objetivo básico de la Fundación Sabino Arana resumido en su lema “Atzokoan finkatuz gaur biharkoa bultzatu” (Afianzándonos en el ayer, impulsar el mañana)

apunte director

108

Emilio Olabarria

116

Fundación Sabino Arana

120


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Las Regiones, la Democratización y la Constitución de Europa Reestructuración territorial y Democracia

E

n la actualidad, el espacio europeo se ve sometido a una profunda reestructuración desencadenada por una serie de cambios funcionales, culturales e institucionales. Tales factores están poniendo en tela de juicio el papel desempeñado por la nación estado en cuanto a gestionar el cambio social y económico, conservar identidades comunes y conseguir gobiernos democráticos dispuestos a asumir sus responsabilidades. El principal cambio funcional va asociado al proceso de reestructuración económica. Las economías nacionales se ven obligadas a superar el reto derivado de la globalización y la construcción de un mercado único europeo. Además, cada vez se reconoce más que el cambio económico responde a factores muy locales. Consecuentemente, muchos analistas han detectado la aparición de sistemas locales de producción como factor clave en la nueva economía. Los estados basados en el pilar del bienestar siguen teniendo un alcance nacional, pero existen algunas tendencias de descentralización acompañadas por la MICHAEL KEATING. búsqueda de nuevas fórmulas de Licenciado en filosofía y letras, ciencias políticas y solidaridad local. Además, las funeconomía (Oxford), máster ciones educativas y culturales en historia, (Oxford), doctorado (CNAA), linguüístiorientadas hacia la ciudadanía esca adjunto (Instituto de Lingüística), 1983. Catedrátán profundamente enraizadas en tico de Ciencias Políticas y los estados nación, pero también Sociales del European University Institute, Florencia, existen tendencias que se inclinan Italia; Catedrático de Cienhacia la descentralización y divercias Políticas escocesas en la Universidad de Aberdesificación. En la imagen final reen, Escocia. Ha impartido sultante podemos apreciar que esnumerosos cursos y seminarios a lo largo de toda tos distintos sistemas funcionales Europa.

2

ya no coinciden entre sí en el espacio y que, en determinados casos, van incluso más allá de las propias fronteras de la nación estado. Entre los cambios políticos registrados se incluye la aparición o reaparición de identidades locales e históricas y, de forma más particular, la creciente prevalencia de identidades dobles o múltiples. Este proceso ha evolucionado mucho más en unos estados que en otros, formándose así un mosaico de identidades basadas en el territorio que varían en cuanto a intensidad y forma. Existe una identidad europea emergente, aunque casi pasa totalmente desapercibida por la mayoría y únicamente sirve como recurso para aquellas personas (eurócratas, hombres de negocios o profesores de la EUI) que trabajan en el seno de las redes europeas. Visto desde esta óptica, quizás se asemeje a las identidades nacionales existentes antes de la era de la movilización en masa. A nivel sub-estatal también se están reforzando identidades nuevas y re-emergentes que pueden ser exclusivas y plantear un reto tanto para las identidades europeas como para las estatales. Sin embargo, suele ser más habitual encontrar identidades dobles de carácter estatal y sub-estatal, especialmente en estados plurinacionales tales como España, Reino Unido y Bélgica. No son identidades inamovibles puesto que se pueden movilizar e instrumentalizar de diversas maneras para conseguir diferentes fines. En algunos casos, la cuestión de identidad es puramente cultural, mientras que en otros adopta un significado político mucho más amplio. Se pueden utilizar las identidades territoriales para construir nuevas coaliciones de intereses en asuntos de desarrollo económi-


hermes nº2 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE co. Así es como los partidos políticos y sus líderes pueden construir sobre estas identidades emergentes para movilizar los apoyos que se necesiten y ayudar a reforzar y ampliar el alcance de los mismos durante el proceso. Por último, el estado está experimentando cambios institucionales. Por arriba llega la integración europea. Por abajo, la afirmación regional. Desde los laterales avanzan el mercado y la sociedad civil. Todavía no existe consenso alguno respecto a la importancia política asociada a estos cambios. Algunos dicen que erosionan el estado, mientras que otros insisten en afirmar que únicamente corresponden a una estrategia llevada a cabo por los diferentes estados diseñada para reforzar su autoridad centralizando determinadas tareas y descargando otras que van a parar a órganos subordinados.

do y la toma de decisiones está desapareciendo de las redes. Las culturas cada vez son más complejas y múltiples. La demos, si siquiera se pudiera identificar, ya no corresponde a los sistemas funcionales que la democracia ha de controlar; además, parece como si el poder se hubiese burlado del control de las instituciones democráticas. La formulación de políticas ha desaparecido dentro de redes que abarcan áreas territoriales y funcionales. Existe la tentación de abordar este problema reconstruyendo la nación-estado a nivel europeo, complementando la integración funcional con una cultura europea, una demos e instituciones responsables ante parlamentos. Creo que esta tendencia es errónea y que, como consecuencia de ello, debemos replantearnos la naturaleza y las necesidades de la democracia de una manera mucho más radical, yendo mas allá de la democracia nacional y abarcando formas de democracia complejas, multiculturales, plurinacionales compuestas por múltiples niveles.

Está claro que este conjunto de cambios sirve para romper el Existen Ekonomia nazionalak behartuta daude globalizazioak antiguo modelo muchas dimeneta Europako merkatu bateratuaren eraikuntzak dade nación-estado siones relacionakarten erronka gainditzera europeo que condas con esta cuestenía los siguientión, aunque se tes elementos me ha pedido dentro de un espacio definido: que analice la territorial. En primer lugar, es necesario decir dos cosas. El modelo del estado - Un conjunto de sistemas funcionales, nación esbozado en los últimos párrafos sería el tales como una "economía nacional" y ideal, aunque no el definitivo. Se trata, desde un "estado nacional del bienestar"; luego, de una exagerada simplificación que se - Una cultura e identidad nacional; utiliza mucho. Está fuertemente influido por teóricos franceses y alemanes que han logrado - Una población o demos nacional, dedefinir el estado en Europa. Sin embargo, exisfinida por una identidad común, por un ten otras tradiciones de estado que permiten abanico de valores compartidos, por la adaptar mejor la pluralidad, la complejidad y la interacción y confianza mutua; multinacionalidad1. - Un conjunto de instituciones gobernantes; - Una reivindicación asociada a soberaEn segundo lugar, las tendencias connía interna y externa. temporáneas pueden plantear retos para la nación-estado como marco único para la política territorial pero esto no significa (con el debido La coincidencia de estos elementos en el respeto que me merecen algunos autores franespacio fue lo que permitió conseguir la democeses) que el territorio en sí esté perdiendo sigcracia nacional. Su fragmentación es uno de los nificado, ya que nunca hemos podido ni pofactores que produce el déficit democrático. dremos identificar el principio territorial Los sistemas funcionales se están fragmentanexclusivamente con el estado. Más bien todo lo

3


hermes nº:3 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE contrario, puesto que somos testigos del procepost-soberanista. Muchos nacionalistas han deso de reconstrucción de un espacio funcional, jado atrás sus sueños de secesión o sus deseos político e institucional, basado algunas veces de crear un estado nación acorde con las direcen unidades nacionales o histórico-culturales, trices clásicas del siglo XIX tras darse cuenta de otras veces no. Se trata, aun así, de un proceso que es prácticamente irrelevante. En su lugar, muy poco uniforme caracterizado por resultahacen todo lo posible por encontrar un nicho dos muy divergentes en distintos lugares. En lídentro del orden europeo estatal actualmente neas generales, las regiones funcionales se han en desarrollo para convertirse en entes superiobasado en factores económicos, dentro de estares a una mera región, aunque menos impordos, entre estados y más allá de las fronteras de tantes que un estado. Algunos incluso manejan un estado. Además, las regiones culturales pueobjetivos a largo plazo relacionados con la Euden estar ubicadas dentro de un estado o abarcar varios estados a la vez. Debemos replantearnos la naturaleza y las necesidades de la democracia de una manera mucho más radical, yendo más allá de la Las regiones políticas, democracia nacional y abarcando formas de democracia complejas definidas como espacios donde se celebra un debate político y en el que los temas a tratar son abordados según el impacto ropa de los Pueblos en la que los estados desaque tienen sobre el territorio, existen en alguparecerán por completo a medida que vayan nas zonas de Europa, pero no en otras. En los quedándose en situación de redundancia funmismos pueden participar determinados particional. Otros (los más realistas) reconocen que dos políticos locales, además de los medios de no es probable que desaparezcan éstos, aunque comunicación locales y otros competidores pabuscan nuevas formas de trabajar alrededor del ra definir y defender asuntos comunes de intesistema estatal e internacional. rés regional. Por último, las regiones pueden estar más o menos institucionalizadas, a través de entidades gubernamentales, que a su vez La Respuesta Europea pueden ser más o menos autónomas; y a través de instituciones de la sociedad civil que incluAsí pues, no podemos incluir a las reyan grupos de intereses, movimientos sociales e giones como elementos integrantes del tercer instituciones de auto-regulación. Estos signifinivel de una política europea, tal y como lo decados asociados a la región coinciden en algumuestra la experiencia del Comité de las Renos lugares pero no así en otros, lo cual hace giones. que sea imposible conceptualizar un único nivel de gobierno local en Europa. Tampoco podemos constitucionalizar Europa como si se tratase de un cuasi-estado para crear un nivel superior A lo largo y ancho de las naciones sin estado de en una federación tripartita de esta índole. Aparte de la ausencia de una Europa Occidental existe un movimiento demos europea y de las dificultades e s pecialmente digno de a te nc ión que t i en d e h aci a prácticas analizadas a fondo en la liteuna fórmula de nacionalismo post-soberanista ratura, el propio intento de hacer esto

A lo largo y ancho de las naciones sin estado de Europa Occidental existe un movimiento especialmente digno de atención que tiende hacia una fórmula de nacionalismo

4

crearía una hegemonía que a su vez podría convertirse en objetivo tanto para los nacionalistas estatales como para los nacionalistas minoritarios quienes actualmente están tan a favor de Europa precisamente porque no es un estado, pero sí algo más que una


hermes nº 4 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Un grave problème se pose pour une démocratie délibérative dés lors que la Nouvelle Gestion Publique se combine avec la tendance à transformer des citoyens en simples consommateurs sur le marché

zona de libre comercio. Una federación o estado europeo tendría que ceñirse a un modelo concreto, de acuerdo con el análisis de la situación realizada por franceses y alemanes más entusiastas. La constitucionalización también impondría un marco rígido sobre un orden político en desarrollo y fomentaría la judicialización de la política y la constitucionalización de las divisiones políticas y sociales, tal y como ha sucedido en Canadá. Esto no significa que simplemente debamos limitarnos a "ir tirando". La complejidad y la proliferación de diferentes niveles de toma de decisiones reducen la democracia a medida que el poder sale de las instituciones elegidas para ir a parar a las redes. Es posible que el significado de un sistema de gobierno de múltiples niveles se corresponda con un orden escasamente democrático en el que las élites organizativas y aquellas personas que posean las destrezas, el tiempo y los recursos necesarios para moverse en redes sectoriales y territoriales complejas aventajen con mucho al resto de la ciudadanía. A una democracia deliberativa se le plantean graves problemas cuando se combina la Nueva Gestión Pública con la tendencia de transformar a los ciudadanos en meros consumidores en el mercado. La creación de sistemas de gobierno democráticos y dispuestos a asumir sus responsabilidades es un asunto complejo, aunque aparentemente existen dos requisitos básicos. El primero de ellos está relacionado con la existencia de espacios deliberativos necesarios para fomentar una voluntad democrática. Aunque posiblemente me sitúe en contra de los postulados acuñados por la escuela de Elección Pública, estoy diciendo que las preferencias democráticas de los ciudadanos no son la mera suma total de una serie de deseos o an-

helos individuales, que podrían concretarse a través de los mercados o mediante referéndum, sino el resultado final del proceso de deliberación e intercambio. Estos espacios deliberativos necesitan corresponder a una identidad común o compartida, o a una demos, caso de no ser exclusiva. El segundo requisito está relacionado con un sistema de responsabilidades que corresponda a las áreas de toma de decisiones en los sistemas funcionales emergentes. En un sistema complejo con divisiones funcionales y territoriales, éstas ya no pueden ser asumidas por las mismas instituciones. Por ejemplo, el Parlamento Europeo probablemente sea tan eficiente como la mayoría de los parlamentos nacionales (lo cual no resulta nada difícil) cuando llega el momento de analizar instituciones y exigir responsabilidades (tal y como sucedió, por ejemplo, en el caso de la caída de la Comisión Santer). Por otro lado, no sirve de apoyo a una comunidad deliberativa paneuropea ni ayuda a formar una voluntad democrática paneuropea. De hecho, probablemente nunca lo hará, ni posiblemente lo deba hacer. Por tanto, quizás sea necesario desvincular estas actividades. La exigencia de responsabilidades y los procesos de análisis pueden fundamentarse en múltiples enfoques tales como auditorías, controles jurídicos, investigaciones

En los estados multinacionales de España y el Reino Unido existen comunidades deliberativas en Cataluña, País Vasco, Escocia y Gales, además de a nivel estatal

parlamentarias, oposición política...y desarrollarse a varios niveles. La democracia deliberativa y la formación de voluntades pueden producirse a distintos niveles. En algunos casos, el estado sigue siendo el principal foco de atención. Está claro que es lo que sucede en Dinamarca, Portugal e Irlanda. En gran medida, incluso en estados más grandes como Francia y

5


hermes nº:5 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE Alemania. En Bélgica, sin embargo, la deliberación se ciñe cada vez más a las dos comunidades lingüísticas más importantes. En los estados multinacionales de España y el Reino Unido existen comunidades deliberativas en Cataluña, País Vasco, Escocia y Gales, además de a nivel estatal. La situación de Irlanda del Norte plantea una mayor complejidad por estar atrapado entre una comunidad afín al Reino Unido cuyos vínculos están debilitando a una comunidad totalmente irlandesa y la comunidad del Ulster o Irlanda del Norte. Este último ha sido dividido en dos y quizás sirva para encontrar algunos intereses comunes, especialmente en lo referente a asuntos económicos y Europa como resultado del proceso de paz y el nuevo marco institucional.

presentación con unidades definidas funcionalmente (los británicos eran muy proclives a hacerlo en sus frecuentes reorganizaciones). Es probable que el Este teorden territorial ma ha vuelto a emergente sea aparecer en el debate sobre cóasimétrico mo deben competir las grandes regiones en Europa. También se insiste en la necesidad de contar con un nivel de gobierno regional a lo largo y ancho de la Unión Europea, al margen de las condiciones locales preponderantes. La ampliación de la Unión Europea traerá consigo una mayor variedad de aspectos relacionados con la política territorial. El modelo de estado-nación ha sido un fracaso estrepitoso en el centro y este europeo. Las fronteras funcionales, culturales, políticas e institucionales

En otros lugares, las medidas de presión iniciadas para fomentar una mayor participación y democratización han favorecido a las comunidades deliberativas a nivel de las ciudades. Así ha sido en Francia, donde el proceso de descentralización ha servido para reforzar acEn el pasado, las reformas de los gobiernos locales y regionales ciones a nivel han incurrido a menudo en la falacia tecnocrática de intentar alilocal y medinear todos los sistemas de toma de decisiones y representación das políticas. con unidades definidas funcionalmente También es el caso de Italia, donde la crisis padecida por el estado central ha coincidido nunca han coincidido y nunca fue necesario a con una revalorización del nivel local. En otros lo largo de los siglos de dominio Habsburgo y casos, la comunidad deliberativa puede ser una Otomano. En la actualidad, cualquier intento región grande, más allá de lo que es una ciudad, de llevar a cabo dicha alineación sería a costa pero sin las características de una nación que de una enorme dislocación económica y una carece de estado. limpieza étnica.

6

En determinados casos extremos, la identidad y voluntad democrática pueden operar a un escala muy reducida, tal y como sucede en las pequeñas divisiones administrativas de muchos países, que son demasiado pequeñas para corresponder a cualquier tipo de sistema funcional.

Por tanto, es muy probable que el orden territorial emergente sea sumamente asimétrico, tanto dentro de diferentes estados como a lo largo y ancho del espacio europeo. No solamente habrá múltiples pueblos y naciones, sino que también será diferente la propia concepción de la demos y la nación.

En el pasado, las reformas de los gobiernos locales y regionales han incurrido a menudo en la falacia tecnocrática de intentar alinear todos los sistemas de toma de decisiones y re-

En algunos casos existirá un principio unitario de nacionalidad dentro de un orden europeo global. En otros, el pueblo se aferrará a múltiples identidades. En lugar de existir


hermes nº:6 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE una jerarquía, habrá una pluralidad que Neil McCormick define como "órdenes normativas" en todo el espacio europeo. Esta es la única manera de dar cabida a la plurinacionalidad y a las diferencias; nunca se conseguirá mediante una centralización jacobina ni por un federalismo uniforme. Tampoco se trata de la receta perfecta para que se produzca una situación de anarquía ni una guerra de todos contra todos. Más bien todo lo contrario, puesto que Europa ya proporciona un sistema normativo junto con un marco de valores comunes. La competencia inter-regional, que conlleva el riesgo de minar la solidaridad y recortar programas sociales y así favorecer reducciones fiscales y una regulación mínima, está regulada por la Comisión Europea. Los derechos individuales de la ciudadanía quedan recogidos en la Convención Europea sobre Derechos Humanos (bajo los auspicios del Consejo de Europa) y ésta ha llegado hasta los diferentes sistemas jurídicos nacionales. No existe un estado europeo del bienestar social, pero sí innumerables prácticas intrigantes, aun-

que sí se comparten los principios básicos del estado de bienestar que han logrado sobrevivir a las turbulencias de los últimos pasados veinte años. Todo esto se ha conseguido sin una constitución ni un gobierno central europeo. Tal y como he señalado ya, la reestructuración territorial responde a una variedad de impulsos funcionales y políticos. Aunque algunos de ellos sirvan para dar mayor realce a la democracia, otros pueden amenazar a los pre-

7


hermes nº:7 de 8. las regiones, la democratización y la constitución europea, Michael Keating

AURKIBIDEA/ÍNDICE requisitos que se han de cumplir para alcanzar un orden democrático. Sin embargo, y en líneas generales, el proceso de descentralización debería catalogarse como un mecanismo que complementa la integración europea. Las instituciones territoriales más fuertes pueden hacer frente a las redes funcionales, imponer un determinado nivel de integración horizontal y proporcionar un input democrático. Pueden servir como vínculo entre políticas comunitarias sectoriales, contrarrestar la tendencia que se inclina hacia la tecnocracia y exponer a aquellos que toman decisiones funcionales a una crítica democrática.

nes provinciales, son distintas. Podemos observar una determinada tendencia asociada a la separación de estas categorías para así encontrar su propio espacio dentro del orden europeo. En este sentido, la UE ha desempeñado un papel doble a través de sus labores de diseño institucional y político. El principal instrumento político han sido los Fondos Estructurales que han movilizado a los actores a nivel local y regional, han promovido la creación de vínculos horizontales y, por último, han generado y diseminado nuevas ideas. Como mínimo, son parcialmente responsables de acuñar el concepto de la Europa de las Regiones. Aunque es posible que esta estrategia de movilización que llega desde arriba haya llegado al límite. La Comisión Europea carece de la capacidad necesaria para gestionar toda la economía espacial de la UE o participar en la micro-gestión de programas urbanos y regionales. Quizás se repliegue algo para desempeñar un papel más regu-

Además, las instituciones territoriales son las instituciones democráticas más efectivas e incluyentes que jamás hayamos inventado. Ni los usuarios de un servicio determinado, ni los miembros de una comunidad política constituyen una comunidad deliberativa de la misma manera que lo pueda haLa reestructuración territorial responde a una variedad de imcer un grupulsos funcionales y políticos. Aunque algunos sirvan para dar po definido mayor realce a la democracia, otros pueden amenazar a los territorialprerequisitos que se han de cumplir para alcanzar un orden mente. Así democrático pues, sería un gran error convertirse en valedores de aquellos que predican a lador. Desde la óptica de la subsidiariedad, se favor de la necesidad de contar con una polítiha mostrado dispuesta a volver a nacionalizar ca desterritorializada en la nueva Europa. algunos de los elementos de los programas del Fondo Estructural. Todo lo contrario, el reforzamiento del nivel horizontal es un elemento concomitante La UE ha sido más cauta en cuestiones crucial para la democracia. Sin embargo, no relacionadas con la reestructuración institucioexiste un único modelo territorial que sirva panal y, dada la diversidad de las actuales condira todos los fines. ciones imperantes, tiene sólidas razones para actuar de esta manera. He dicho que las regiones tienen que desempeñar un papel en lo referente a la integración horizontal de la polítiEuropa y el Futuro de las Regiones ca. Los territorios, desde las comunidades más pequeñas hasta las naciones históricas, también Entre los nuevos actores territoriales hadeben dar su apoyo a la democracia deliberatibrá estados pequeños y estados grandes, univa y forjar una voluntad democrática. dos. Habrá también estados complejos y multinacionales. Habrá naciones sin estado que trabajen dentro de sus propios estados y en el Pero esto no bastará si estos foros no van espacio político europeo más amplio. Una vez unidos a la formulación de una política euromás, tanto las regiones-ciudad como las regiopea. Sin embargo, como consecuencia de la di-

8


h e r m e s n º:8 de 8. las regiones, la d e m o c r a t i z a c i ó n y l a c o n s t i t u c i ó n e u r o p e a , M i c h a e l K e a t i n g

AURKIBIDEA/ÍNDICE versidad de factores condicionanFondos Estructurales, sobre sus Eskualde tes, exigencias y de la propia comefectos y limitaciones, pero las rebatzuk euplejidad del proceso de formulagiones también se incorporarán a ren estatuen ción de políticas europeas, me otras redes de consulta. No existe bitartez inposicionaría en contra de establecer ninguna razón que impida refortegratu dira, un único canal. Algunas regiones se zarlas a todas de forma simultánea, batez ere eshan integrado a través de sus prodotando así a las regiones de múltitatua Ministroen Kontpios estados, especialmente cuando ples canales para influir sobre la pos e i l u a n han podido recurrir al artículo del lítica europea en fase de desarrollo. ordezkatzea Tratado de la Unión Europea que Quizás haya que constitucionalizar ahalbidetzen les permite representar al estado en y codificarlos en algún momento dien Europael Consejo de Ministros. Esto se del futuro, pero no ahora mismo. ko Batasunahace en Alemania, Bélgica y Ausko Itunaren tria. También es posible en el Reino artikuluaz Unido, y no existe ninguna razón baliatu ahal que impida a España hacer lo misizan direnemo. Contiene propuestas sobre rean formas federales a llevar a cabo en Italia. A medida que esta práctica vaya extendiéndose e implantándose en diferentes lugares, podría tener un profundo efecto sobre la forma de trabajar de la UE y las coaliciones que se forman alrededor de temas políticos. También existe el Comité de las Regiones que padece las consecuencias de ser un foro de representación general donde se agrupan naciones Analizo este tema en mayor profundidad en otro insin estado, regiones grandes y municipios. forme titulado "How Historic Rights are Historic Rights? ComQuizás sea necesario diferenciar entre categopeting Historiographies and the Struggle for Political Legitirías. Por último, las regiones seguimacy", presentado durante la conferencia sobre nacionalidades y antropología celebrada en Sanrán estando vinculadas a la política tiago de Compostela en abril de 2000. Será pueuropea a través de las redes funblicado por el Consello de Cultura Gallega en 2000. cionales. He hablado sobre los La Commission Européenne ne dispose pas de la capacité nécessaire pour gérer l'économie de l'espace territorial de l'UE ou participer à la m i c ro - g e s tion de programmes urbains et régionaux 1

9


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Una visión latinoamericana

El sentido actual del nacionalismo

I

E

n mi libro "Temas Internacionales" (**), incluí un trabajo titulado "El Sentido Actual del Nacionalismo. Pueblo, Nación y Estado en el Derecho Internacional y en el Derecho Constitucional", que reproduce la Conferencia que, hace algunos años, el 22 de noviembre de 1995, pronuncié en San Sebastián. Ahora, para la Revista "Hermes", he querido reelaborar, ampliar, anotar y actualizar ese texto. Los conceptos que expuse entonces sobre el nacionalismo, en lo esencial, coinciden con los que sostengo ahora. Pero para el presente artículo he adicionado a las ideas del trabajo original, que he reformulado, algunas reflexiones sobre la relación entre nacionalismo y Democracia.

HECTOR GROS ESPIELL. Ha desarrollado la mayor parte de su trayectoria profesional en diferentes estamentos de las Naciones Unidas, llegando a ser en el período de 1.986 a 1.990 subsecretario general de este organismo. Ha sido además director del Instituto Iberoamericano de Derechos Humanos y ministro de Relaciones Exteriores de Uruguay.

10

Este enfoque que hoy realizo está hecho desde un punto de vista latinoamericano, lo que no significa que sus conclusiones sean, a priori, inaplicables a realidades existentes en otras regiones o en otros espacios históricos, culturales y políticos.

II En la confusión conceptual que caracteriza a muchos aspectos de la política en los días presentes, no hay duda que el tema del nacionalismo constituye uno de los mejores ejemplos.

Con razón se ha dicho que "no hay una palabra en el vocabulario histórico y político de la época contemporánea más cargada de ambigüedad, que nacionalismo"1. Por un lado se le denigra, - de una manera global y carente de toda la fineza, que es necesaria para tener en cuenta obligadas distinciones -, sosteniendo que es incompatible con la realidad de la organización jurídica, justa, equilibrada y pacífica de la Comunidad Internacional, tanto en su concepción universal como en sus expresiones regionales, que es un elemento generador de violencia en lo interno y en lo internacional y de conflictividad bélica en sus más diversas formas. El término se usa peyorativamente, como sinónimo de patriotismo excesivo, de "chauvinismo", y de xenofobia. Se dice también que el nacionalismo lleva a la intolerancia, al aislamiento, al rechazo de la diferencia y a la confrontación en lo interno del Estado, - cuando se dan varios fenómenos coexistentes de nacionalismo - así como en lo internacional. Por otro lado se le exalta, también globalmente y sin hacer obvias e imprescindibles distinciones. Se unen los conceptos de patriotismo y nacionalismo, se llama la atención sobre la fuerza, la subsistencia y el crecimiento en nuestros días de los nacionalismos, prácticamente en todo el mundo, y de los sentimientos que provocan, aunque bajo distintas expresiones y formas, señalándose que ninguna organización política, ningún esfuerzo para crear un nuevo orden, en lo interno de los Estados o en el marco de la Sociedad Internacional, puede tener estabilidad y constituir un aporte eficaz a la paz, si no se asienta en la voluntad de los


hermes nº:2 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE pueblos, en sus aspiraciones y en sus tradiciones, en definitiva en su ser. Este respeto de la opinión pública - tomando la expresión en su sentido más general y lato, manifestación obvia de la justicia, - sería imprescindible para que los pueblos, el elemento humano de las naciones y de los Estados, den al nacionalismo su verdadero sentido y su real significación. Se afirma que sin nacionalismo no puede haber verdadera independencia nacional. Esta confusión se comprueba fácilmente al leer las acepciones que de la palabra nacionalismo dan la mayoría de los diccionarios, como por ejemplo, el de la Real Academia Española y el Robert.

española, para después expandirse universalmente, aunque con contenidos y significados diferentes3. No se encuentra en grandes diccionarios decimonónicos, como por ejemplo el Litré, ni en la edición de 1866 ni en el suplemento de 1877. En España el Diccionario de la Real Academia Española recibe la palabra nacionalismo recién en su undécima edición, en 1869. En ese momento con una sola acepción4. Hoy la palabra tiene, en la vigésima primera edición de este Diccionario, tres acepciones5.

La terminología científica actual encara el tema de manera amplia y desarrollada, de que dan cuenta los diccionarios especializados y las enciclopedias6. El nacionalismo, el sentiEsta oposición entre dos concepciones y miento nacional, la adhesión de un pueblo a realidades distintas del nacionalismo, requiere, los valores, las tradiciones, los contenidos y a para poder ser superada, un esfuerzo de clarifilas formas de vida que han forjado su identidad cación, racional y objetivo. La superación de y mantienen hoy su cohesión, es un dato inneesta dicotomía es gable de la realiuna necesidad dad. Existe como conceptual y potal, más allá de Ezinbestekoa da generalizazio abstraktuetatik urrun lítica. toda teoría. Ha tzea, bai eta irizpide pasionaletan edo apriorismoetan existido, existe y oinarritutako aurreiritzietatik eta interes politikoen A mi juiexistirá. Naturaleraginez sortutako ikusmolde interesatuetatik cio, para encarar mente que con urruntzea ere bien el tema del diferentes intennacionalismo y sidades y con disu idea actual, es preciso partir de la comproversas formas y contenidos, según los momenbación de las realidades existentes y de un contos, los lugares y las condiciones propias de junto de distinciones y precisiones que son sus cada situación. consecuencias. Hay que huir de generalizacioDe esta realidad del nacionalismo no nes abstractas, de presupuestos basados en cripueden deducirse a priori consecuencias negaterios pasionales y apriorísticos y de enfoques tivas, resultado de la afirmación pasional de interesados nacidos de intereses políticos. que provoca necesariamente la confrontación, la agresión, la opresión y la intolerancia y que es un fenómeno superado, incompatible con III una organización estatal moderna y con un orden internacional justo, eficaz y pacífico. El nacionalismo, con el sentido en que hoy se usa el término, es un concepto reciente. Cuando el nacionalismo se ha forjado La idea de Nación le precede en varios siglos. históricamente en un cuadro en que la nación se ha ido constituyendo por la afirmación ante La expresión nacionalismo apareció en otro u otros nacionalismos y de la lucha de la Inglaterra y Francia a fines del siglo XVIII. Seque ha resultado la estructuración de Estados gún Jaques Godechot fue el abate Barruel el nacionales, el nacionalismo ha sido generalprimero en utilizar la palabra en 17982. Su uso se generalizó recién en el siglo XIX. Pasó luego mente xenófobo, contestatario, promotor exala la terminología política alemana, italiana y tado del sentimiento de la supuesta superiori-

11


hermes nº:3 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE dad nacional agresivo y opuesto a los otros nacionalismos de iguales características. La formación histórica de la Europa Occidental es un ejemplo, entre otros muchos, de este tipo de nacionalismo, que ha revestido caracteres bélicos y que ha sido inseparable del proceso de formación de muchos de sus Estados nacionales.

esta fuerza nacionalista se fundaba en un sentimiento de pertenencia a un espacio geográfico, histórico, cultural, lingüístico y hasta religioso común, en el que todos los nacionalismos convergían8. Hay, y ha habido, en consecuencia, en este caso y en muchos otros, un nacionalismo que no va unido a la idea de superioridad, de reivindicación, de rechazo, de confrontación y de una misión propia, a veces hegemónica, a cumplir.

Cuando el nacionalismo va unido a la creencia en la superioridad de un pueblo o de una nación o de una "raza", con respecto a otros pueblos, naciones o "razas", cuando se ha formado junto a la idea de que su destino es único y diferente y va Calificar globalmente al nacionalismo como la peste de nuestra acompañado de características época, como el factor determinante de las confrontaciones y de distintas, que lo señalan para los conflictos bélicos, es un error conceptual y político cumplir una misión que lo individualiza, creyéndose así que es mejor, que es elegido y que le compete llevar a cabo una tarea que ningún Muchas veces el nacionalismo, para supeotro pueblo ni ninguna otra nación pueden rar el fenómeno de la confrontación de los Estacumplir, el nacionalismo es, sin lugar a dudas, dos nacionales, de la pendiente hacia la negapernicioso, negativo y nefasto. Es, para usar la ción, el odio o la tendencia a los conflictos terminología de Ortega y Gasset, el "hipernabélicos, debió cambiar y adaptarse a fórmulas de cionalismo"7. solidaridad y de cooperación que han ido más allá del marco estatal cerrado, de la soberanía del Estado, irreductible e ilimitada, del dominio reservado, de la competencia Son múltiples los ejemplos de nacionalismo que estatal como espacio hermético, para oponerse a otro u otros Estados análodebieron volverse a conceptualizar, recreándose en gos. Son múltiples los ejemplos de nafunción de una realidad histórica distinta de la que cionalismos que debieron volverse a los hizo surgir conceptualizar, recreándose en función de una realidad histórica distinta a la que los hizo surgir. Es el caso que se ha dado, enPero ha existido también otro tipo de tre otros ejemplos posibles, en Europa en los nacionalismo, asimismo vinculado con la foraños recientes. mación de los Estados modernos, que ha nacido de la solidaridad y de la lucha por la indeEn muchos casos, estos nacionalismos, pendencia y la libre determinación. Es un caso por las características en medio de las cuales que se ha dado en muchas ocasiones. Entre nacieron y se desarrollaron, sufrieron esta otros ejemplos posibles, es éste el nacionalismo transformación de manera simple y pacífica y en la mayoría de sus expresiones en América su adaptación a nuevas realidades, ha sido fácil. Latina, que se generó y se desarrolló, sin perjuicio de algunos casos distintos, como consecuencia de la disolución del Imperio Español y En otros, en cambio, esta transformade la lucha común por la independencia, de la ción no se ha podido producir de manera inque surgieron los nuevos Estados, que necesimediata y no traumática. Ha sido en algunos taban de una fuerza nacionalista para vivir, forcasos violenta y en otros está en proceso de marse, organizarse e institucionalizarse. Pero cumplimiento.

12


hermes nº:4 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE Il ne faut pas confondre le nationalisme xénophobe, agressif et hégémonique, avec le sentiment national d'orgueil et avec la conscience des valeurs propres, qui est capable d'être tolérant et solidaire, qui n'est ni excluant ni méprisant de l'autre

Pero en uno o en otro caso, con todos los matices que las diversas situaciones imponen, con todas las diferencias que se dan en las innumerables variantes del fenómeno nacional la conclusión es que el nacionalismo no es, - en su esencia conceptual, en su naturaleza entrañable, incompatible con la solidaridad, la cooperación y la coexistencia pacífica y tolerante nacional e internacional. Lo que a mi juicio no puede hacerse es repudiarlo como un fenómeno del pasado, superado y obsoleto, incompatible siempre con la solidaridad internacional, inconciliable con la cooperación fraterna de los pueblos y con la organización jurídica de la Comunidad Internacional, ya sea en sus formas universales o regionales. Calificar globalmente al nacionalismo -sin hacer distinciones ni precisiones necesarias- como la peste de nuestra época, como el factor determinante de las confrontaciones y de los conflictos bélicos, es un error conceptual y político. No hay que confundir el nacionalismo xenófobo, agresivo y hegemónico, con el sentimiento nacional de orgullo y con la conciencia de los valores propios, que es capaz de ser tolerante y solidario, que no es excluyente ni desprecia al otro, que es análogo a las mejores expresiones del patriotismo, y que puede, y en cierta forma debe, estar en la base de toda construcción política internacional o interna.

IV Uno de los temas más difíciles es el de la relación entre el nacionalismo y el internacionalismo. Se ha dicho que nacionalismo e internacionalismo son, por naturaleza, incompatibles e irreconciliables. Terminológicamente parece-

rían ser opuestos. No creo que la cuestión sea tan clara ni la contestación pueda ser tan contundente. En primer lugar, la respuesta no es la misma en todos los momentos históricos. Hoy, por ejemplo, no coincide con la que se podía dar en el siglo XIX y en las primeras décadas del siglo XX. En segundo término, el tema no es igual en todos los continentes y regiones. Está en función de lo que el nacionalismo es, en un momento y en un lugar, y de la evolución, del contenido y del sentido del internacionalismo, que ha cambiado en un proceso que no se ha detenido y que, por naturaleza, no es estático. No puede haber hoy verdadero internacionalismo, -que busque la cooperación y la solidaridad universal, la paz y la seguridad, en la justicia-. que no se funde en la voluntad de los pueblos y de las naciones y, por ende, en la realidad profunda y en el respeto de los sentimientos nacionales. Y a la inversa no puede haber hoy verdadero nacionalismo, si no se basa en la conciencia de la imposibilidad del aislamiento, de la autarquía y de la confrontación violenta. El nacionalismo en los días en que vivimos, solo tiene futuro si comprende y asimila los fenómenos de la interdependencia, de la integración, de la cooperación y de la solidaridad.

Se ha dicho que nacionalismo e internacionalismo son, por naturaleza, incompatibles e irreconciliables. Terminológicamente parecerían opuestos. No creo que la cuestión sea tan clara ni la contestación pueda ser tan contundente Para que ello ocurra es preciso que se respeten los derechos de los pueblos y de las naciones. Por todo esto, que es tan importan-

13


hermes nº:5 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE te, no podemos dejarnos cegar y engañar por antítesis apriorísticas y comprender que el verdadero nacionalismo no es, ahora, incompatible por esencia, con el internacionalismo adecuadamente entendido.Y que, a la inversa no puede haber un verdadero, real, positivo internacionalismo, si no se basa en la existencia de un nacionalismo solidario, pacífico y tolerante, que le sirva de base, y le dé vida. Sin esta coexistencia el internacionalismo es irreal, falso y antihistórico. Pero además hay que tener en cuenta y descartar las ficciones internacionales que ocultan las realidades9.

La actitud nacionalista basada en la idea de patria no puede coincidir con la posición cosmopolita si esta supone considerar “a todos los lugares del mundo como patria propia”

Detrás de la mayoría, - no de todas - las concepciones internacionalistas y de las afirmaciones políticas que las promueven, existe la idea y la acción de una gran o de varias potencias imperialistas o hegemónicas, que desean expresar su poder de dominación a través de la ficción internacionalista10. Naturalmente esto no siempre ha sido ni es así. Hay un sano e idealista internacionalismo, que impulsa la solidaridad y la cooperación, que no designa la realidad de un correcto nacionalismo, que le ha de servir de base ineludible. Hay que reconocerlo. Pero al mismo tiempo no hay que dejarse llevar por el engaño de un falaz internacionalismo, que sólo quiere ocultar el ejercicio del poder imperialista o hegemónico, para lo cual tiene que designar globalmente al nacionalismo, sin hacer las necesarias distinciones. En cuanto a la verdad de lo que son las relaciones internacionales, más allá del palabrerío utilizado muchas veces para ocultar la realidad - y de que guste o no -, hay que reco-

14

nocer que "el nacionalismo es hoy la más poderosa motivación de las relaciones internacionales"11.

V

El nacionalismo es la más poderosa motivación de las relaciones internacionales

Internacionalismo no es lo mismo que cosmopolitanismo. Si éste, para seguir la definición del Diccionario de la Academia, es la actitud de los cosmopolitas, es decir de aquellos que consideran "a todos los lugares del mundo como patria suya", es obvio que internacionalismo y cosmopolitanismo son conceptos diferentes y las actitudes de los internacionalistas y los cosmopolitas son distintas. La actitud nacionalista, basada en la idea de patria, de la propia, de la entrañable, que no es la de todos, no puede coincidir con la posición cosmopolita si ésta supone considerar "a todos los lugares del mundo como patria propia". Sin embargo hay otra acepción de lo que es el cosmopolita, y el cosmopolitanismo, que no es igual a la única que recoge el Diccionario de la Real Academia. Cosmopolita sería el que admira otras ciudades, otros países y otras culturas con conocimiento, simpatía y comprensión y se siente compenetrado con sus contenidos y formas. Esta acepción, más amplia y más actual, no supone una incompatibilidad con el internacionalismo, que es cosa distinta y que no está basado en la admiración de otras ciudades, países o culturas y en su conocimiento, simpatía y comprensión, sino en otros presupuestos y actitudes.

Tampoco el cosmopolitanismo es necesariamente contradictorio con el nacionalismo, que tiene una naturaleza y un contenido absolutamente diverso. El internacionalismo y el nacionalismo son actitudes, posiciones o conceptos que poseen un sentido y un contenido político. El cosmopolitanismo, es, en lo esen-


hermes nº:6 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE cial afectivo, sentimental y cultural, Por eso se puede ser internacionalista sin ser cosmopolita y cosmopolita sin ser internacionalista. Y se puede ser nacionalista y ser cosmopolita, ser nacionalista sin ser cosmopolita.

VI Al Mundo hay que mirarlo desde la perspectiva nacional, con una visión global, actual y solidaria. Sólo así se le comprende12. Pero, a la inversa, no es posible partir de una visión internacional para comprender a la Nación. La razón y el sentimiento nacional, se fundan en la realidad de la Patria, del propio "terruño". Unicamente, en base a esta verdad, a esta razón y a este sentimiento, se llega a un internacionalismo real. Lo contrario se funda en una ficción conceptual, sin verdaderas raíces.

Ez da

para el sentimiento y las realidades nacionales, sino que es algo atentatorio contra la Humanidad y contra el verdadero internacionalismo. VII El nacionalismo no implica necesariamente la negación de la solidaridad entre los pueblos, las naciones y los Estados. No es incompatible hoy con una racional y moderna concepción del internacionalismo. No lleva a desconocer la unidad esencial de la especie humana, los derechos de la persona y los principios de igualdad jurídica y no discriminación. No niega la pertenencia común a la Humanidad, ni la realidad de ésta en la cultura, la política y el Derecho. No conduce imperativamente a la xenofobia, al odio, a la intolerancia, la confrontación y el desconocimiento del otro. No tiene por qué ser intolerante, agresivo, ni conduce preceptivamente al enfrentamiento internacional o interno. No tiene por qué ser una vía promocional del belicismo.

Para que el internacionalismo sea positivo, debe ser la consecuencia del nacionalismo. La tan proclamada globalización actual con sus enormes peligros y con sus aspectos positivos, como las posibilidades de comunicación e información, que no son sinónimo Una globalización que olvide a los pueblos y a las naciones no sólo es un peligro para el sentimiento y las realidades nacionales sinecesario de saber y de cultura, no que es algo atentatorio contra la Humanidad y contra el vercon todo lo que implica de negatidadero internacionalismo vo en cuanto intento de proyección general de un poder hegemónico mundial y de una concepción de la vida y de la verdad y en cuanto imposición de un mundo dividido con unos Hay que reconocer que hay ejemplos y pocos ricos, con muchos pobres y con multitusituaciones, históricas y actuales, en que estos des miserables -, no puede, no debe, ahogar el extremos se dan. Pero afirmarlo de manera absano nacionalismo. soluta e indiscriminada, es solo la caricatura y la diabolización irracional del nacionalismo. Es su patología, no su realidad necesaria. Si en algunos bidezkoa nazionalismo zintzoa itotzea casos esas características negativas lamentablemente se dan y se han dado, no todos los nacionalismos las poseen, ya que no son el conteUna globalización que olvide a los puenido necesario del sentimiento nacional ni del blos y a las naciones, con la riqueza de la dipatriotismo. versidad de sus culturas y que intente imponer una mundialización hegemónica, basada en la El nacionalismo, en sí mismo, no es intotal homogeneidad destructora de la fortuna compatible con la organización jurídica interque implica la diferencia, no sólo es un peligro nacional, ni a nivel universal, ni a nivel regio-

15


h e r m e s n º : 7 d e 1 2 . u n a v i s i ó n l a t i n o a m e r i c a n a , H e c t o r G r os Espiella

AURKIBIDEA/ÍNDICE nal. No se opone, asimismo, por su propia naturaleza, a los procesos de integración económica subregionales o regionales ni siquiera en los casos en que esta integración puede asumir formas supranacionales. Impone, es cierto, cuidado y atención en los procesos integracionistas para evitar que atenten, sin razón ni motivo, contra la legítima subsistencia de los elementos nacionales13.

La cuestión no radica en negar o denigrar al nacionalismo, sino en comprenderlo y en distinguir sus diferentes tipos y sus diversas características

No supone tampoco necesariamente una política económica cerrada, volcada hacia adentro, proteccionista y autárquica. Nada impide que el nacionalismo sea favorable a una economía abierta, con intensa proyección externa, que respete las realidades actuales de un mundo interdependiente, que ha de vivir en base de intercambios económicos y comerciales fluidos y no discriminatorios. El nacionalismo, - ya sea el que coincide con el sentimiento nacido de la pertenencia al Estado, como el que no posee esta característica, por tratarse de casos en que el pueblo o la nación no se confunden con el marco estatal, porque dentro de este marco coexisten varios pueblos o naciones o porque un pueblo o una nación está asentado en el territorio de varios Estados -, es un fenómeno político, internacional e interno, que no se puede desconocer ni eludir y que caracteriza el mundo actual, como, con ciertos elementos diferentes, caracterizó al de ayer.

la organización jurídica de la Comunidad Internacional, siempre que sea justo, equilibrado y pacífico.

El problema fundamental, es entender los diversos nacionalismos, - cuando existen en el interior de los Estados, - reconociendo a los pueblos y a las naciones sus derechos, en especial el de libre determinación, lo que hace posible, - si pueblos o naciones deciden libre y democráticamente vivir en el marco de un mismo Estado, - una convivencia pacífica y no discriminatoria, basada en la igualdad de derechos y en el respeto recíproco.

VIII ¿Qué relación existe entre el nacionalismo y la Democracia?. Acabamos de conceptualizar lo que, a nuestro juicio, es hoy el nacionalismo. ¿Pero que es hoy, en nuestros días, la Democracia?14.

Sigue siendo un sistema que supone el gobierno de la mayoría, mayoría nacida de elecciones libres, periódicas, verídicas, sin fraude ni coacción. Es asimismo, un sistema de gobierno que se basa en la Libertad, en el pluralismo ideológico y político, que implica el multipartidismo, la discusión, el diálogo y la tolerancia, que requiere la actuación libre de las minorías políticas y el escrupuloso respeto de los Derechos Humanos. Se fundamenta en la igualdad y en la no discriminación. Y supone Este sentimiento, esta voluntad, este concebir el Estado como una forma política, querer vivir, ser y crear colectivamente que es el social e institucional, que existe para el ser hunacionalismo, seguirá siendo - dentro de los mano, para todos los seres humanos, - cuya que es normalmente previsible -, una fuerza y dignidad debe encontrar en él su una realidad política - social en el mejor garantía. siglo XXI. La cuestión radica, por El nacionalismo es tanto, no en negar o en denigrar el un fenómeno polínacionalismo, sino en comprenEste sistema político, este tico internacional e derlo y en distinguir sus diferentes régimen de gobierno, no es solo interno que no se tipos y sus diversas características. una fórmula política. Es también puede desconocer una concepción de la vida, con ni eludir y que caEl asunto esencial está en una proyección general. La Deracteriza al mundo respetar su verdadera e intrínseca mocracia no es solamente política. actual naturaleza, que es compatible con Hoy es absolutamente imprescin-

16


hermes nº8 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE dible que tenga además un contenido económico, social y cultural. Supone necesariamente la búsqueda de la justicia, y la lucha contra de la pobreza extrema. Exige la existencia de condiciones materiales de base, que aseguren el cumplimiento y la verdad de los derechos económicos, sociales y culturales. Sin estos extremos la Democracia sería hoy solo parcial. No sería integralmente cierta.

mayoritario, es evidente que hay una incompatibilidad con la Democracia. Pero estos elementos patológicos se pueden dar, - y se dan, en el nacionalismo y fuera del nacionalismo. No son, de ninguna manera, un contenido necesario de éste.

Un nacionalismo fundado en el reconocimiento de la dignidad y de la igualdad humana, en la tolerancia, con Xenofobia, violencia e La pobreza crítica, la el respeto de las diferencias y intolerancia se dan en discriminación, los privilegios diversidades culturales y en la el nacionalismo y fuera de casta, la explotación, la igposibilidad y positividad de la de él. No son, de ningunorancia, la enfermedad, la coexistencia y, en la aceptación na manera, un conteniviolencia, el terrorismo, y los del origen popular del poder, do necesario de este vicios sociales, - coexistiendo es absolutamente compatible con un Estado débil e incapaz con la Democracia. Y este nade ser un instrumento de cionalismo democrático no es igualitarismo y de justicia -, un caso de probeta, un ejemson los grandes enemigos de la Democracia, plo inexistente, sino una verdad no sólo teóricatodavía relativa y crítica, en la que hoy vivimos. mente posible, sino que se ha dado y se da en la realidad histórica y política, en el pasado y en el La Democracia, no debe ser actualmenpresente. La "conciencia de la nacionalidad" es te sólo una fórmula política referida únicade mucho mayor antigüedad que "la invención mente al Estado y a la Sociedad. Es también un de la democracia moderna"15. Y esta conciencia concepto internacional, un criterio que debe es el fundamento del nacionalismo. existir en la Comunidad Internacional en su conjunto, y en los sistemas internacionales y La Democracia moderna nace y se deregionales. sarrolla en un marco nacional. No habría surgido, no se Esta idea de la Demohabría institucionalizado la La Democracia no decracia Internacional, aún hoy Democracia, sin la previa be ser actualmente sóembrionaria, basada a la conexistencia de la Nación, sin la lo una fórmula política ceptualización de los derechos conciencia de esta existencia referida únicamente al iguales de todos los pueblos, y sin el desenvolvimiento de Estado y a la sociedad, naciones y Estados que intela actitud colectiva e indivies también un concepgran la Comunidad Internadual nacida de la percepción to internacional de lo que la Nación es y lo cional, es el gran desafío del que significa como fundamañana, para lograr un munmento político del Estado y do pacífico y solidario. de su organización jurídica de forma democrática. IX Es más, como lo demuestra claramente R.H.S Crosman, hubo un desarrollo inicial pa¿Es el nacionalismo enemigo de la Deralelo del nacionalismo y de la Democracia en mocracia? ¿Es incompatible con ella? el siglo XIX, que permitió abatir el "antiguo orden" en Europa, aunque este autor sostiene Si el nacionalismo va unido a expresioque este paralelismo se desdibujó y debilitó nes de discriminación, de xenofobia, de violenluego16. cia, de intolerancia y de negación del principio

17


hermes nº:9 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE El nacionalismo destruyó la legitimidad tradicional, fue la " hidra de la Revolución", que puso fin al despotismo monárquico. El liberalismo político y el principio de las nacionalidades nacieron y se desarrollaron paralelamente17. El "nacionalismo" fue en el siglo XIX, "progresista" y solo a finales de ese siglo pasó a convertirse, sobre todo en Francia, en una actitud "de la derecha"18. Por lo demás no puede olvidarse lo que el nacionalismo significó en algunos casos, como en la Italia del Risorgimento, pero que no es el único ejemplo, como factor de surgimiento y desarrollo del liberalismo político. Un nacionalismo agresivo, reivindicatorio y xenófobo, fue el contenido de los totalitarismos del siglo XX. Fue en estos casos, curiosamente, un nacionalismo unido a elementos o contenidos internacionalistas, de carácter racial, anti capitalista, anti democrático, o fundado en la solidaridad proletaria mundial.

X Pero no cabe sólo de reflexionar sobre la inexistencia de una incompatibilidad conceptual entre el nacionalismo y la Democracia. Se trata además, de afirmar y de comprender que una comunidad estatal en la que existen como realidad uno o varios nacionalismos del tipo democrático al que nos hemos referido, posee un fundamento, una naturaleza y unos elementos que aseguran mejor la posibilidad de existencia de una verdadera Democracia. En general la doctrina política no ha ahondado en el análisis de las razones por las cuales un sano nacionalismo es el mejor fundamento de la existencia de Democracias verdaderas, sólidas y estables. Por el contrario no es difícil encontrar la afirmación contraria. Aunque sin ninguna fundamentación o demostración convincente. Por ejemplo, A. D. Lindsay, en su libro sobre "El Estado Democrático Moderno" dice: "No es accidental el hecho de que el nacionalismo tienda a ser antidemocrático. Une a los hombres por una

18

emoción de masa y las emociones de masa suprimen siempre la crítica y la discusión. Si estamos en lo cierto al sostener que la característica esencial de la democracia es la discusión, el nacionalismo, a diferencia de la nacionalidad, tenderá a ser antidemocrática"19. Este rechazo global e indiscriminado de la emoción y el sentimiento, en cuanto a su incompatibilidad con la Democracia, sin hacer ineludibles distinciones, es equivocado y peligroso. La Democracia supone el uso y el respeto de la razón, pero no excluye el sentimiento y la emoción. Por el contrario en la equilibrada y justa consideración de ambos extremos está uno de los elementos de su fuerza y estabilidad. Karl Manheim, bajo el título de "El Problema del Extasis de Masas" dice acertadamente: "Por lo que respecta a los modernos movimientos de éxtasis de masas sería enteramente fútil una política únicamente negativa. Por lo pronto, es improbable que no existan valores positivos compatibles con esas emociones que unifican en gran escala. Representan un tipo de experiencia compartida y, por tanto, el verdadero problema consiste en saber si es hacedera su espiritualización en vez del puro desbordamiento afectivo. Una misa en una catedral es, en medio de todo, una experiencia extásica espiritualizada. El problema, por consiguiente consiste en encontrar nuevas formas de espiritualización más que en negar por completo las potencialidades inherentes a estas formas de la existencia colectiva"20. Aunque el nacionalismo nace de un sentimiento y de una conciencia histórica, nada impide que se compatibilice con un sistema político democrático en cuyo seno funcione el diálogo, la discusión y la tolerancia y en el que se armonicen la razón y la emoción. Hacer la afirmación contraria, sin demostrarla y ejemplarizarla, constituye una peligrosa falacia, una afirmación apriorística, en sí misma carente de todo fundamento racional.


hermes nº:10 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE XI ¿Por qué el nacionalismo puede ser compatible con la Democracia? Porque la Democracia es la consecuencia de un proceso histórico, de una realidad de comprensión y tolerancia, de una lenta evolución ideológica, política e institucional. Este proceso sólo puede cumplirse plenamente en comunidades políticas integradas con sentimientos, valores e ideas comunes, en naciones formadas en el decurso de los siglos como resultado de confluencias, de acercamientos, de coincidencias, de similitudes y de fusiones, que aseguren un querer vivir colectivo21.

XII El nacionalismo no debe ser en una Democracia sólo la ideología exclusiva de un partido político, al que se contrapongan La démocratie ne partidos que niegan y denigran el naciovient pas de nalismo. Esto es trel'extérieur mendamente peligroso. Para que exista una Democracia fuerte y estable, toda la estructura política debe basarse en la comprensión de lo que es el verdadero nacionalismo y ha de estar fundada en la idea nacional.

Naturalmente esto no significa que no puedan existir, como existen hoy y Aunque el nacionalismo nace de un sentimiento y de una conciencia como históricamente han histórica, nada impide que se compatibilice con un sistema político deexistido - y el caso de Amémocrático en cuyo seno funcione el diálogo y la discusión rica Latina y del Uruguay son ejemplos especialmente relevantes - partidos llamados nacionalistas, que reivindican esa calidad, pero que coexisten demoSin esta base histórico sociológica y pocráticamente con otros, - que con diferentes lítica, sin la "Nación" o sin "Naciones" en el denominaciones y con importantes distinciones interior del Estado, sin pueblo o pueblos en históricas y conceptuales -, comprenden, valoel interior del marco estatal, no puede consran y sienten la importancia de pertenecer a una truirse ni vivir una Democracia real. comunidad nacional, defender sus valores y promover la realidad de su presente y de su futuro. La Democracia no viene de afuera, no se establece por la intervención internacional, unilateral, multilateral o internacional. Resulta XIII de la evolución, de la historia, de la vida de los pueblos y de las naciones. Es una falacia, - fruto de internacionalismos irreales y peligrosos, de confusiones políticas y conceptuales igualmente negativas y Las ideas y las acciones internacionales dañinas, de posiciones irracionales y de novelepueden influir positivamente. La decisión jurías y modas momentáneas y circunstanciales, rídica de la Comunidad internacional puede - contraponer nacionalismo y Democracia. Sin ayudar a proteger y garantizar la Democracia verdaderos nacionalismos, sanos, reales, abierInterna. Pero nada más. No pueden establetos, comprensivos, tolerantes, populares e hiscerla ni crearla. Sin nacionalismo democrátitóricos, no pueden construírse Democracias co, sin naciones Democráticas, que sean tales sólidas, modernas y estables. Y sin verdaderos por su propio ser, sin Estados democráticos, nacionalismos, con estos elementos definitosin pueblos cuyos derechos sean reconocidos, rios, es asimismo imposible la existencia de - resultado del aprendizaje y de su evolución una verdadera, eficaz y justa organización políhistórica -, no puede haber verdadera Demotica y jurídica internacional. cracia.

19


hermes nº:11 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE Ciencia Política, Alianza Editorial, Madrid, págs. 403 409. (El artículo sobre nacionalismo está escrito por Franz Gress e incluye una amplia bibliografía en su totalidad alemana).

Sin verdaderos nacionalismos es imposible la existencia de una verdadera, eficaz y justa organización política y jurídica internacional

7) José Ortega y Gasset, Nacionalidad y Nacionalismo, en Meditación de Europa, Revista de Occidente, Madrid, 1966, p. 86. 8) Héctor Gros Espiell, El Nacionalismo Latinoamericano, Crónica, Montevideo, octubre de 1950. 9) Héctor Gros Espiell, Luis Alberto de Herrera, Realismo, Principismo y Ficción en Política Exterior, en De Diplomacia e Historia, Montevideo, 1989. 10) E.H. Carr. La Crítica Realista del Internacionalismo, en The Twenty Years Crisis, 1939, reproducido en William Ebenstein, El Pensamiento Político Moderno, Tauros, Madrid, 1961, Vol.II, pág. 1212 - 1216.

NOTAS 1) R. Girardlt, Le Nacionalime, Encyclopedie Universalis, París, 1968, Vol, 11, pág. 575. 2) Jean Baptiste Duroselle et Frederic Delouche, L'Europe, Histoire de ses Peuples, Perrin, 1990; Huszar and Stevenson, Political Science, Litlefield, Adams & Co. New York, 1961, Nationalism, págs. 170 - 179. 3) H. Carrérre D'Encause et R. Girardet, Nationalisme et Nationalismes Contemporaines, Revue Francaise de Science Politique, Vol. XV, N°. 3, París, 1965;R. Girardet, Le Nationalisme Francais; C.J.H. Hayes, Nationalism, A. Religion, New York, 1960; B.C. Shafer, Le Nationalisme, Mythe et Réalité, París, 1964, C.J.H, Hayes, The Historial Evolution of Modern Nationalism, 1931: Hans Kohn, The Idea of Nationalism, 1944; M. Barres. Le Nationalisme Integral de Charles Maurras, en Scénes et Doctrines du Nationalisme; Louis L. Snyder, The Meaning of Nationlism, 1954; E.H. Carr, Nationalism and After, The Macmillan Company, New York, 1926. 4) "El apego de los naturales de una nación, á ella propia y á cuanto le pertenece". 5) Hoy la primera acepción es la dada en 1869. Se han agregado dos que dicen: - Doctrina que exalta en todos los órdenes la personalidad nacional completa, o lo que reputan como tal sus partidarios. - Aspiración o tendencia de un pueblo o raza a constituirse en estado autónomo 6) Encyclopedia Britanica, edition 1963, Vol. XVI, pág. 148; Encyclopedia Universalis, París, 1971, Vol. XI, pág. 575, Robert Ralph Davis, J.R, Lexicon of Historical & Political Terms, Simon and Schistan, New York. 1973, pág. 88 - 89; Axel Gorlitz, Diccionario de

20

11) Huszar and Stevenson, Political Science, cit, pág. 170. 12) Jules Michelet, con el hermoso estilo usado por el gran patriota y romántico, decía en 1846, en "Le Peuple", estos conceptos que creo plenamente aplicables hoy: «Le plus puissant moyen de Dieu pour créer et augmenter l'originalité distinctive, c'est de maintenir le monde harmoniquement divisé en ces grands et beaux systémes quion appelle des nations, dont chacun ouvrant á l'homme un champ divers d'activité, est une éducation vivante. Plus l'homme avance, plus il entre dans le genie de sa patrie, mieux il concourt á l'harmonie du globe ; il apprend á connaitre cette patrie, et dans sa valeur propre, et dans sa valeur relative, comme une note du grand concert; il s'y associe par elle; en elle, il aime le monde. La patrie est l'initiation nécessaire á l'universelle patrie» «A mesure qu'une nation entre en possession de son génie propre, qu'elle le révéle et le constate par des oeuvres, elle a de moins en moins besoin de l'opposer par la guerre á celui des autres peuples. Son originalité, chaque uour mieux assurée, éclate dans la production, plus que dans l'opposition. A diversité des nations qui se manifestait violemment par la guerre, elle se marque mieux encore, lorsque chacune d'elles fait entendre distinctement sa grande voix, toutes criaient sur la méme note, chacune fait maintenant sa partie, il y a peu á peu concert, harmonie, le monde devient une lyre, Mais cette harmonie, á quel prix ?, au prix de la diversité.» (Jules Michelet, Le Peuple, GF, Flamarion, París, 1974, pág. 219 y 220). 13) Luis Alberto Lacalle, La Alternativa Nacionalista, Ediciones de la Banda Oriental, Montevideo, 1986, pág. 66 dice con razón: "Entre las características pues que este nacionalismo tiene que tener está la de ensanchar su convocatoria a todo el espectro social y al mismo tiempo profundizar su significado en algo más que la no intervención, la


hermes nº:12 de 12. una visión latinoamericana, Hector Gros Espiell

AURKIBIDEA/ÍNDICE bandera, el himno y la intangibilidad de las fronteras. Ese es el gran desafío, sin dejar de lado la integración como método, sin lugar a dudas, insoslayable de prosperidad, saber que a la misma tiene que llegarse con una entidad nacional fuerte. El practicar un nacionalismo interno, pensado desde el punto de vista demográfico, de una fuerza centrífuga que tiene que hacernos ser los instrumentadores de una marcha hacia los vacíos fronterizos que se convierten en el gran peligro político que el país sutilmente está evadiendo; la sensación de que el regionalismo, que no es contracara del nacionalismo sino su complemento, tiene que constituírse en una bandera del Partido Nacional". 14) Héctor Gros Espiell, Democracia, en Diccionario Electoral, 1ª. Edición, IIDH - CAPEL, San José, 1989, págs. 199 - 207. 15) José Ortega y Gasset, Op. cit,. Págs. 85 - 86; Jean Baptiste Duroselle. Op. cit., Pág. 317 16) R.H.S Crossman, Biografía del Estado Moderno, Fondo de Cultura Económica, México, 1965, págs. 194, 195, 199, 213; Pierre Velar, Iniciación al Estudio del Análisis Histórico, Grijalbo, Barcelona, 1980. Págs. 79 - 73. 17) R.H.S Crossman, Op. Cit. Pág. 206; 169 y 174, 18) Guido Ruggiero, El Retorno de la Razón, Paidos, Buenos Aires, 1949, pág. 150, dice justamente: "En esta reconstitución del estado, que tuvo lugar durante todo el siglo XIX, las energías liberales, venciendo el inicial individualismo, apropiado a la fase destructora y no a la reconstructora, asimilaron las energías nacionales, que les eran más afines y ofrecían principios más orgánicos de conexión, fácilmente utilizables en vista del fin político a lograr. Las naciones, en efecto, eran el resultado de un proceso espontáneo y no de convenciones impuestas desde el exterior, en ellas manifestábase un tácito y activo acuerdo diario, si bien su estructura era tradicionalista, tratábase de una tradición muy distinta de la representada por los viejos estados y sus costumbre políticas. La fusión que de ello resultó entre el liberalismo y el nacionalismo es un hecho de experiencia tan general e incontestable que no vale la pena detenerse a ilustrarlo o confirmarlo." 19) A.D. Lindsay, El Estado Democrático Moderno, Fondo de Cultura Económica, México, 1945, Capítulo VI, Nacionalismo y Democracia, Pág. 238. 20) Karl Manheim, Diagnóstico de Nuestro Tiempo, El Problema del Extásis de Masas, Fondo de Cultura Económica, México, 1946, pág. 172. 21) No pueden afirmarse estos criterios sin recordar los términos con que Ernesto Renán los funda en su siempre válido estudio "¿Qué es una Nación?", confe-

rencia dictada en la Sorbona el 11 de marzo de 1882, cuando dice: "Una nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, a decir verdad, no son más que una sola, constituyen esta alma, este principio espiritual. Una se halla en el pasado, la otra en el presente. Una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos, la otra el consentimiento actual, el deseo de vivir en común, la voluntad de continuar haciendo valer la herencia indivisa que se ha recibido. El hombre, señores, no se improvisa. La nación, como el individuo, es la culminación de un largo pasado de esfuerzos, sacrificios y devoción. El culto de los antepasados es el más legítimo de todos, ellos han hecho de nosotros lo que somos. Un pasado heroico, grandes hombres, la gloria, (me refiero a la verdadera), he ahí el capital social sobre el que asentamos una idea nacional. Poseer glorias comunes en el pasado y una voluntad común en el presente, he ahí las condiciones esenciales para ser un pueblo". Por lo tanto, una nación es una gran solidaridad, constituída por el sentimiento de los sacrificios realizados y por que se realizarán en caso necesario en el futuro. Presupone un pasado, pero se resume en el presente por un hecho tangible: el consentimiento, el deseo claramente expresado de continuar la vida en común. La existencia de una nación (perdonad la metáfora), es un plebiscito de todos los días, como la existencia del individuo es una afirmación perpetua de la vida." (Traducción de Tomás Ruiz Ibarlucea, Editorial Elevación, Buenos Aires, 1947, págs. 39 y 40). Fustel de Coulanges, en 1870, en su célebre carta a Momsen decía en igual sentido: "Los hombres sienten en su corazón que son un mismo pueblo cuando tienen una comunión de ideales, de intereses, de afectos, de recuerdos y de esperanzas. He aquí lo que hace la patria. He aquí por qué los hombres quieren marchar juntos, trabajar juntos, combatir juntos, vivir y morir los unos para los otros. La patria es lo que se ama".

(*) Montevideo, Uruguay, 1926, Profesor de Derecho Constitucional y de Derecho Internacional, Miembro del Instituto Histórico y Geográfico del Uruguay, Miembro de la Academia Nacional de Letra del Uruguay, Miembro del "Institut de Droit International", Miembro del Instituto Hispano Luso Americano de Derecho Internacional, Ex Ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Presidente del Comité Consultivo de la Unesco sobre Enseñanza de los Derechos Humanos, la Paz, la Democracia y la Tolerancia; Ex Presidente de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, Ex Director Ejecutivo del Instituto Interamericano de Derechos Humanos, Presidente de la Asociación Latinoamericana de Derecho Internacional; Ex Presidente del Instituto Internacional de Derecho Humanitario. (**) Temas Internacionales, Editorial Melibea, Montevideo 2000, págs. 35 - 51...

21


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Nationalisme et Démocratie en Corse

L

e sujet n'est pas sans difficultés. Elles tiennent aux contenus qu'on peut attribuer aux deux ter-mes et à leurs rapports, aux évolutions de ceux-ci, aux connotations d'un contexte politique et historique donné et à la perception qu'on peut en avoir. La référence dont je dispose est mon expérience de quarante années d'action militante de ce qui me paraît être un des sujets au cœur de l'histoire contemporaine. La revendication "moderne" a pris naissance à la fin des années cinquante et au début des années soixante. La démocratie a été le premier cheval enfourché. Pour le Petit Larousse, elle est "le régime politique dans lequel le Peuple exerce sa souveraineté, lui-même ou représentative". Cette définition ne peut suffire. L'expression "régime politique" renvoie à un mode de fonctionnement de l'État. MAX SIMEONI. (1929). Doctor en medicina, jefe de Servicios en el Hospital de Bastoa (1962-1989). En 1976 asalta a cara descubierta la bodega del colono Cohen Skalli para denunciar sus actividades ilegales y conocidas por los poderes públicos. En 1989 elegido para el parlamento europeo. En 1999 funda Mossa Naziunale, nuevo movimiento con vocación de unir a todos los nacionalistas corsos que opten sólo por medios democráticos.

22

Après la 2ème guerre mondiale, l'île restait à l'écart de l'effort de reconstruction de la France dopée par le plan Marshall. Elle n'avait aucun avenir à offrir à ses enfants. Ils étaient attirés par les tout nouveaux néons des grands centres où le plein emploi était la règle ou vers l'empire colonial encore valide. De chronique, l'exode devint massif et la désertification et le vieillissement de la population ac-

célérés. Les Corses acceptaient de partir, ils étaient fatalistes. Le discours officiel leur faisait croire que la Corse était irrémédiablement pauvre, que sa providence était la France, nation puissante et assez généreuse pour consentir à la traîner comme un boulet, et donner une chance de promotion à chacun de ses habitants. Les Corses voulaient être des super français. Ce fond d'immobilisme, de morosité et d'émigration allait se trouver bouleversé par de nouvelles données. En 1957 le gouvernement de Guy Mollet lançait les plans d'action régionale (PAR). L'empire français partait en lambeaux, la principale source de la richesse se tarissait et l'Europe pointait comme une nouvelle espérance. Les gouvernants étaient portés à recentrer leurs efforts sur le territoire métropolitain, qui dans certaines de ses parties étaient du fait des facilités coloniales, en retard de développement. On parlait de "désert intérieur français" et l'heure était à la planifica-tion et au dirigisme économique. La Corse eut son PAR. Deux sociétés d'économies mixtes, la Société pour la mise en valeur agricole de la Corse (SOMIVAC) et la Société pour le dévelop-pement touristique de la Corse(SETCO), furent érigées par les technocrates parisiens. Une 3ième société sylvo-pastorale prévue pour le développement rural intérieur ne vit jamais le jour parce que les possibilités spéculatives foncières n'y existaient pas et que son repeuplement par des "allogènes" était peu imaginable. En 1962 et 1963, après les accords d'Evian, De Gaule ne parvint pas à maintenir une population française en Algérie ni à exploiter en commun avec le nouvel État algérien le pé-


hermes nº:2 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE trole saharien, ni à conserver la base d'essais atomiques souterrains dans le Hoggar. Son gouvernement tenta alors un repli de cette base à "Argentella", au sud de Calvi région aujourd'hui Parc Naturel et classée patrimoine de l'humanité par l'UNESCO. Il se heurta à un refus catégorique des Corses et il dut se rabattre dans le Pacifique. A cette époque les pieds noirs débarquèrent dans l'île à plus de 17000 mille en catastrophe. Ils y furent accueillis chaleureusement comme des victimes mais vite ils posèrent problème. La SOMIVAC qui devait faire l'agriculture de la Corse ne servit qu'à caser les pieds noirs. Les Cor-ses voyaient le maquis reculer, des fermes de 40 ha pousser comme des champignons et qui étaient livrées clés en main avec hangars, matériels et crédits de fonctionnement, aussitôt suivis d'effacement de dettes, de moratoires successifs…

des personnes qui voyaient la menace spéculative et la convoitise des grands groupes financiers : 1000 km de côtes pratiquement vierges en Méditerranée ! L'esprit de ce développement, "la cage sans les oiseaux"de Mussolini lors de ses revendications irrédentistes amenaient les autochtones à se sentir des gêneurs indésirables sur leur terre avec un sort de réserves indiennes refoulés dans les montagnes. C'était insoutenable. La prise de cons-cience était pénible, avec des balancements contradictoires. Tantôt "c'était la faute des Corses qui étaient incapables d'assimiler l'économie moderne", "leur attirance pour les carrières libéra-les ou les emplois sûrs de la fonction publique"… comme si cela était inscrit dans leur culture ou dans leurs gênes ! Un procureur allât dans un prétoire du continent jusqu'à clamer : " Les Corses ont un gène de la criminalité !".

Quand Le tableau quelque Corse se colonial était Con los fondos previstos para el PAR para la agriculprésentait au guibien dessiné : la tura y con los destinados por la sociedad internaciochet, il était France apporte nal a los repatriados, el Estado practicaba una polítiéconduit sous un une civilisation ca de colonización mediante la repoblación prétexte ou un universelle, capaautre: "Pas de gable d'élever des rantie", "pas de indigènes qui, fonds propres", "pas de qualification"… L'asans elle, sont voués à la misère et à la médiogriculture se modernisait sans les Corses. En crité, incapables par eux-mêmes de progrès, de réalité avec les fonds prévus pour le PAR pour culture et de modernité. Le seul modèle prol'agriculture et avec ceux destinés par la solidaposé, républicain jacobin, assurait le salut à tirité nationale aux rapatriés "qui avaient tout tre individuel pour ceux qui renonçaient à exisperdu", l'État pratiquait une politique de coloter collectivement comme communauté nisation de peuplement. historique et à vouloir disposer de leur sort sur leur terre millénaire. Les Corses dès lors commençaient à comprendre que leur "pauvre" terre pouvait Dans ce contexte quelques hommes être rentabilisée par l'État, qu'il pouvait invescommencèrent à exprimer le malaise. Certains tir, et que l'émigration ancestrale n'était pas cherchaient à court-circuiter les élus traditionune fatalité mais qu'elle avait servi les intérêts nels et à faire directement des propositions au de l'hexagone en payant en partie sa dénatalité pouvoir central sensé ne pas être informé ou et en assurant l'encadrement de l'empire d'autres réclamaient avec force d'être traités français. Cette prise de conscience se faisait comme des Français à part entière. Après avoir progressivement comme devant un puzzle difréussi quelques belles manifestations de rue, ils ficile à deviner par ceux qui avaient les moyens échouèrent, leur analyse étant trop superficiematériels de s'affranchir des clans, par des paylle. Le système à deux poulies, le clan et le censans ébahis devant l'effort de la SOMIVAC, du tralisme, résorba ces poussées de mécontentejamais vu de mémoire d'hommes dans l'île, par ment. L'échec laissa un sentiment de déprime

23


hermes nº:3 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE populaire. Il était difficile de remo-biliser l'opinion. C'est au creux de cette vague(1962-63) que l'embryon de ce qui sera le nationalisme corse débu-ta pour d'abord donner, après une phase préparatoire, le mouvement autonomiste (ARC), puis après Aléria en 1975 et issu de ses rangs le mouvement indépendantiste clandestin (FLNC). Pendant le temps où il occupait seul le terrain, le mouvement pré-autonomiste s'insurgeait contre la spoliation de la terre. La SOMIVAC l'interdisait aux corses et la SETCO l'offrait aux grands groupes financiers. Ce combat était porteur : le risque de se voir couper de la terre mère le ren-dait explosif. Le mouvement s'en prenait en même temps aux clanistes avec virulence, fos-soyeurs de la démocratie par leurs fraudes électorales massives et leurs pratiques d'un clienté-lisme aliénant. Ils étaient les complices, les entremetteurs, les "valets" d'un pouvoir central colo-nisant la terre corse et détruisant sa culture à marche forcée par l'uniformisation culturelle. Ce pouvoir couvrait leurs turpitudes. La lutte pour le rétablissement de la dignité du Suffrage uni-versel

de sociale jusqu'aux adjudications truquées en faveur d'entrepreneurs finan-çant les campagnes électorales. Ce fût une véritable croisade à un point tel qu'Edmond Simeoni, leader charismatique, a souvent dit publiquement : "S'il nous était donné de choisir sur-le-champ entre l'"autonomie et la démo-cratie, c'est pour la démocratie que nous opterions". Cette lutte continue même si des améliora-tions ont été obtenues. L'État a été dans l'obligation d'intervenir dans le bon sens comme avec Joxe par exemple qui fit refondre les listes électorales à notre demande en 1992 lors de la prépa-ration de son nouveau statut, ce qui reste une exception dans la jurisprudence française. Ces lis-tes étaient gonflées. Dans certains villages il y a encore plus d'électeurs que d'habitants. Le regonflage qui depuis a repris d'une élection à l'autre les a pratiquement remis au niveau antérieur. A cette époque la simple application de la loi était considérée comme un bien tant l'État et les clans se permettaient n'importe quoi dans l'île comme dans la plus caricaturale des colonies.

El movimiento atacaba violentamente a los clanistas, sepultureros de la democracia mediante sus fraudes electorales masivos y sus prácticas de un clientelismo alienante

fut constante et acharnée. Exigence de passer par l'isoloir, opposition physique au vote par "correspondance" puis par procuration, masse de réserve pour les opérations frauduleuses. Re-cours aux tribunaux, plusieurs élections furent invalidées. La plus spectaculaire fût l'invalidation des élections législatives et régionales de 1988 qui eurent lieu le même jour : découverte des 34 listes de la ville de Bastia entièrement refaites par les services électoraux de la mairie après la fin du scrutin pour tenter de camoufler de multiples fraudes éventées tout au long de la journée de votation. Également campagne constante de dénonciation des pratiques de clientélisme depuis l'usage fait de l'ai-

24

Pour nous l'autonomie ne pouvait se concevoir sans démocratie et sans responsabilité citoyenne. L'État ne pouvait plus feindre d'ignorer ces dérives ni nous retourner l'argument: "N'estce pas vous, Corses, qui les élisent!". Le clan a été démythifié et l'État désacralisé en partie.

Cette période s'achève au drame Aléria le 22 août 1975 après lequel on a pu dire "plus rien ne sera comme avant!". Le mouvement autonomiste (ARC) jusque là seul opérationnel a, tout en ferraillant dur, pu affiner ses analyses, peaufiner sa doctrine politique et développer sa stratégie de défense de la terre et de l'identité corses menacées. Il remonta dans l'Histoire pour chercher, avec d'autres, les causes de la situation déplorable de la Corse. Un processus de décolonisation ne commence-t-il pas par la réappropriation de l'Histoire et la langue? Pascal Paoli en plein 18ème siècle, bien avant la révolution française n'avait-il pas créé


hermes nº:4 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Maxt Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Para nosotros la autonomía no se podía concebir sin democracia y sin responsabilidad ciudadana

la 1ère constitution écrite avec séparation des pouvoirs dont les constituants américains ont eu connais-sance, n'a-t-il pas mené une guerre de libération contre Gênes que l'on qualifierait aujourd'hui de nationale, qu'il était sur le point de gagner quand Louis XV supplanta son allié génois qui en difficulté lui vendit ses droits sur la Corse, ce qui permit au monarque de droit divin de la conquérir par les armes malgré le sacrifice des milices paysannes de Paoli qui furent écrasées le 8 mai 1769 par l'armée de la première puissance mondiale de l'époque. Pascal Paoli, après avoir été d'abord accueilli à son retour d'exil de Londres à la Convention par Robespierre comme un héros de la liberté contre la tyrannie, n'avait-il pas fait sécession quand il comprit qu'avec les Jacobins triomphant ce en était fini des libertés des Corses en tant que peu-ple. Après Napoléon, de 1817 à 1913 (un siècle) la France n'a-t-elle pas soumis l'île à une loi doua-nière qui taxait toutes les marchandises sorties de Corse vers la France, qui interdisait tout com-merce en Méditerranée et qui permettait par contre aux marchandises françaises d'entrer en Corse en toute détaxe ? Si on ajoute le monopole du pavillon, le terme de colonialisme est par-faitement justifié. Tout ce système est à l'origine du dépeuplement de la Corse, de son absence dans la révolution industrielle qui alors commençait, de son économie fixée dans l'archaïsme et du renforcement du clanisme comme moyen de survie pour ceux qui ne pouvaient pas s'exiler. Avec l'obligation de la langue française, l'interdiction scolaire de la langue corse, on délivrait le passeport pour l'exil dont on ouvrait largement les portes. En un mot, on a aggravé les conditions d 'un retard de dé-veloppement

pour persuader les insulaires que leur pays était irrémédiablement pauvre. Ils pou-vaient dès lors accepter l'exil et s'abîmer dans une reconnaissance éternelle pour la tutelle de la France. Ils devenaient plus français que les Français et jusqu'à la fin de la décolonisation de l'empire, c'est-à-dire la perte de l'Algérie, il n'y avait plus rien à expliquer. Mais les conséquen-ces de la décolonisation ont mis à jour tous les cadavres cachés dans les placards de l'histoire. C'est alors qu'on commença à réaliser que l'individu corse a droit à tous les égards, à toutes les promotions s'il renonce à faire partie d'une communauté historique et qu'il ne garde avec sa terre qu'un lien poétique ou folklorique, que la Corse n'était pas vouée à la pauvreté, que si le peuple corse n'existait pas ce n'était que parce que l'État jacobin le niait. Cela devenait compréhensible dès lors qu'une mise en valeur par le PAR était réalisée au profit "d'allogènes" et au détriment des "indigènes". Le premier mouvement initiateur s'attacha donc à faire reconnaître la spécificité corse : il propo-sa l'autonomie. Il avait la partie belle en dénonçant l'anti-démocratie des clans et du pouvoir central. Mais l'état jacobin ne pouvait admettre aucune exception quel qu'en soit le degré. Au nom du principe d'égalité mal conçu (la même loi pour tous en tous lieux) il justifiait son refus, ce qui le poussait à offenser le simple bon sens non seulement en regard du "droit à la diffé-rence" mais aussi devant le fait d'une économie régie par l'insularité. Il s'obstinait à laisser la porte fermée. Il provoquait ainsi de nouvelles tensions. Les Corses les plus jeunes après Aléria se radicalisèrent et fondèrent le FLNC. Leur modèle était le FLN algérien qui avait chassé la France. Ils voulaient la rupture, l'indépendance. Le peuple corse étant menacé de disparition ils considéraient de leur droit et de leur devoir de le défendre par tous les moyens. Des recettes exis-taient, il suffisait de les adapter. Ils se considéraient comme l'avant-garde qui devait déclencher la révolution dans une lutte de libération nationale (LLN). Le sentiment national corse était iden-tique : l'attachement patriotique à la terre corse, l'idée de faire partie d'une communauté histori-que,

25


hermes nº:5 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE menacée par un colonialisme jacobin mortel. Mais les moyens choisis et les stratégies di-vergeaient considérablement. Les plus anciens dans le combat étaient pragmatiques, prudents. Ils cherchaient à conforter les comportements nationalistes des corses sans dogmatisme. Ils avaient le souci d'éviter toute connotation négative susceptible d'entraver une prise de conscience déjà laborieuse. Ils mirent par exemple un certain temps à adopter le mot d'autonomie trop souvent considéré comme pré-lude à l'indépendance, l'expérience de Bourguiba en Tunisie était encore présente dans les es-prits. L'indépendance n'était ni crédible, ni souhaitée par la population. Le bon sens populaire rechignait à répliquer le modèle de l'état nation du dix-neuvième siècle qui impliquait frontières, armée, ma-

El movimiento tuvo que remontarse en la historia para buscar, entre otras, las causas de la situación deplorable en Córcega. ¿Acaso un proceso de descolonización no empieza por reapropiarse de la historia y del idioma?

rine, ambassadeurs… Cette indépendance revendiquée en pleine "guerre froide", bien avant la chute du mur de Berlin, alors que l'île se trouvait au centre d'une aire géopolitique faite au nord du premier port militaire, Toulon surveillant le pétrole et le Moyen Orient et le plateau d'Albion où siégeait la force atomique de dissuasion voulue par De Gaulle, au sud la base sous-marine atomique américaine à la Madalena en Sardaigne et à l'est à Naples, le quartier général de l'OTAN. Aucun État riverain ne pouvait y trouver son compte. On était loin du cas de l'Afrique du Nord flanquée de la Tunisie et du Maroc, soutenue par la ligue arabe et l'ONU, grand artisan de la décolonisation. Mais les jeunes de FLNC n'en avaient cure. D'autre part, le temps passant, la solution du problème corse semblait plutôt être entrevue dans le cadre d'une Europe fédérative prenant en compte les États mais aussi les régions et les peuples sans État. Les deux mouvements, autonomistes et indépendantistes étaient en concurrence et ils polémi-quaient. Aux accusations de risques d'affrontements entre Corses, les tenants de la LLN

26

dénon-çaient l'impuissance du modérantisme, du réformisme, face à l'état, du régionalisme, du léga-lisme… Les effets émotionnels des appels à la rébellion, à l'action directe, les attentats, les nuits bleues, les cagoules, les conférences de presse en armes au maquis, captivaient trop de jeunes plus que les arguments réalistes, raisonnés des autonomistes qui avaient du mal à peser dans ce jeu médiatique voulu dramatique autant par les clandestins que par l'État. Le mouvement clan-destin croyait en une montée en puissance qui lui serait favorable dans le rapport de force, les nationalistes autonomistes voulaient obtenir l'assentiment du Peuple déboussolé mais sans lequel aucun succès réel n'était possible et durable. D'un côté la fougue sûre de son bon droit, de l'autre la patience, la ténacité, la pédagogie dans une marche longue. Les premiers tiraient des bénéfices immédiats mais sans garantie, les seconds risquaient l'usure mais néanmoins ils poursuivaient la critique de la lutte clandestine qu'ils considéraient inappropriée pour l'émancipation du Peuple corse. Au-delà des aspects géopolitiques, il y avait pour cela d'autres considérations. La réti-cence de la majorité des Corses qui tout en craignant les effets ne croyaient pas à la pertinence de la lutte clandestine et du projet indépendantiste. Les Corses en général étaient inquiets pres-sentant des secousses à venir et irrités d'avoir à en subir malgré eux des désagréments. Peu à peu ils attribuaient aussi une part de la responsabilité aux autorités. Le mouvement nationaliste souf-frait dans son ensemble. Dans une confusion volontairement entretenue par le pouvoir et les clans, il était reproché aux autonomistes d'avoir initié la violence à Aléria, d'y avoir ainsi incité les plus jeunes, d'avoir joué aux apprentis sorciers, alors qu'ils avaient agi à visage découvert en exposant que leurs seuls militants volontaires pour rétablir une loi bafouée (trafic des vins et malversations) et dénoncer des pratiques coloniales. Les autonomistes n'ont jamais pensé à globaliser l'affrontement avec l'État, ni à enclencher une spirale répression-violence. Affronter l'État, prendre des risques pour freiner la colonisation et pour promouvoir la démocratie, mais en prenant à témoin le Peuple pour


hermes nº:6 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE qu'il puisse en juger sans pression ni crainte. La violence clandestine était à proscrire car elle pouvait nuire à une prise de conscience en atteignant des Corses à partir d'autres Corses. Là était la hantise d'un af-frontement entre Corses qui ouvrirait le cycle infernal des vendettas et des règlements de comp-tes et mettrait fin au combat politique, le bénéficiaire étant l'État. Les autonomistes rassuraient physiquement les hommes des clans quand ils pourfendaient leur système ou quand ils passaient à l'action comme à la veille Aléria. Les deux visions se sont donc toujours opposées, celle qui ne concevait que des rapports de forces violents comme la seule réponse qui devait être apportée à la violence mère d'un État oppresseur et celle qui préférait n'user que de moyens démocratiques. Les premiers rétorquaient aux autres que l'absence de démocratie en Corse rendait leur espoir illusoire, que leur "légalisme" était obsolète. Aux risques d'affrontements entre Corses ou à ceux de la dictature du parti unique issu d'une clandestinité forcément non démocratique, ils répon-daient que le projet démocratique ne serait possible qu'une fois le Peuple libéré. Dialogue de sourds ! Le blocage des Jacobins alimentait la violence et il visait aussi à discréditer tout le nationalisme en spéculant sur les retombées négatives. Il facilitait de plus l'amalgame car face à cette attitude de l'État les non clandestins ne pouvaient en rien donner raison à l'État. Les tenants de la LLN plus ou moins consciemment touchaient les limites de leur conception. En effet elle équivalait à une logique de guerre impossible à instaurer en Corse. Au

au système colonisant avec rudesse et son option de fond était bien la démocratie et sa référence historique P Paoli, "u Babbu di a Patria". Dans son sein les plus jeu-nes marqués par le succès de la lutte des Peuples qui se décolonisaient s'en inspirèrent. Ils rê-vaient de l'épopée des "frères de la Toussaint ". Ils passèrent l'acte. En 1976 au lendemain Alé-ria, après avoir regroupé tous ceux qui avaient manifesté les même velléités, le FLNC occupa le devant de la scène. Il mis en avant sa conception de la LLN dans son 1er "livre vert", radicale, indépendantiste, tiers mondiste. Il développa ses séries de plasticages qui ponctuaient les nuits, ses apparitions médiatique à grand spectacle, et ses communiqués authentifiés marquaient les colonnes de la presse. La répression policière tarda à être efficace ce qui augmentait le prestige des clandestins, les arrestations arrivèrent les solidarités ancestrales réapparurent, les procès sui-virent et servirent de tribunes. Quand Mitterrand déboucha sur le pouvoir en 1982, la centaine de militants qui étaient dans les prisons bénéficièrent d'une amnistie politique. L'alternance au sommet de l'État apporta une donnée essentielle, la reconnaissance timide du "droit à la différence". A Aiacciu le nouveau Président prononça le mot de Peuple corse. Mitterrand candidat avait promis un statut spécial pour la Corse. Defferre en fit accepter un qui précéda de deux ans les lois de décentralisation et l'instauration des régions. Le mouvement clandestin joua la trêve pour faciliter la libération des prisonniers et pour se placer en interlocuteur prépondérant. Mais il ne tarda guère à rompre la trêve et à relancer ses actions clandestines.

Los antiguos en la lucha eran pragmáticos bout d'un temps assez court, ils di-rent : "qu'il n'y aurait pas de Dien Bien Phû" et ils qualifièrent leur LLN de "propagande ar-mée!" J'ai cru devoir un peu insister sur ces données départ, de 1960 à Aléria en 1975 car ce qui a suivi et la situation actuelle y étaient en germes. Le mouvement autonomiste était pratiquement seul : c'était l'ARC. Il s'attaquait

Néanmoins cette attitude toute nouvelle du pouvoir central vis à vis de la revendication nationa-liste provoquera des discussions y compris dans la clandestinité. La position radicale va évoluer. L'aspect tiers-mondiste va s'estomper le premier, l'aspect européen va finir par prendre le pas au point qu'aujourd'hui JG Talamoni, chef de fil de l'organisation la plus proche du FLNC "Histo-rique" se retrouve président d'une

27


hermes nº:7 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE commission "aux affaires européennes" créée par la dernière Assemblée de Corse. On a un scénario qui se répète: chaque élection présidentielle est précédée d'une trêve, suivie d'une amnistie depuis l'élection de 1982, assortie d'un discours des clandes-tins pour affirmer leur volonté d'entamer "un processus de paix" négociée. On est loin de la vo-lonté de coupure définitive indépendantiste des premiers jours même s'il est dit que le but final reste l'indépendance mais il est précisé au même instant que c'est le Peuple qui choisira et qu'il n'est nullement question de chercher à lui imposer quoique ce soit. A l'évidence la clandestinité s'éloigne d'une Lutte de Libération Nationale et elle se rapproche d'un processus démocratique. Si les paroles précèdent les actes, et si Paris poursuit dans ce sens, l'organisation clandestine devrait finir par s'autodissoudre. Un survol rapide à partir Aléria permet de saisir l'évolution contrastée.

El bloqueo jacobino alimentaba la

Libert Bou grand commis de l'État est envoyé par Giscard d'Estaing en Corse. Il ouvre la discus-sion en janvier 1975 avec les dirigeants autonomistes de l'ARC avant de rencontrer les élus. Il n'existe alors ni FLNC ni aucun mouvement public d'une tendance proche. L. Bou leur déclare qu'il est décidé à appliquer leur programme économique et culturel mais que sa mission ne concerne pas les institutions. Quelques mois après, irrité par un échec qui s'annonce, il dé-clare : "Même si deux cent mille corses étaient pour l'autonomie, elle ne sera pas accordée !". Le 22 août, c'est le choc Aléria qui tourne au désavantage de l'État qui revient à la fermeture. L. Bou informé par l'ARC du scandale des vins n'avait pas pu récupérer les terres des faillis au bénéfice des jeunes Corses. Les clandestins peuvent démarrer. L'État permet les polices parallè-les, les barbouzes, qui s'en prennent plutôt aux militants de l'ARC qui subissent de nombreux plasticages et une tentative de meurtre pour une escalade.

28

Mitterrand candidat avait promis une avancée institutionnelle, élu président, il a été en deçà des promesses. Après la trêve et l'amnistie, le FLNC reprend du service, Broussard est nommé pre-mier Préfet de Police pour la Corse. Joxe pendant le second septennat reprendra le dialogue avec les nationalistes et les élus. Il fait voter par le Parlement un autre dispositif, "le statut Joxe", qui va plus loin ; il est pré-autonomiste : article 1, le Peuple corse, est donc reconnu - article 26, l'Assemblée de Corse peut demander au gouvernement d'intervenir pour faire modifier des lois, des règlements pour la Corse, etc. Le Conseil constitutionnel enlève Peuple corse et tout ce qui ouvre vers l'autonomie. Il reste tout de même des pouvoirs de gestion un peu élargis. Ces oscillations des divers gouvernants sont constantes mais de courtes amplitudes. Elles progressent de l'une à l'autre faiblement mais vers une sortie hors du droit commun jacobin. Pasqua ministre de l'intérieur de droite, d'abord ré-prime ("il faut terroriser les terroviolencia ristes" dit-il). A son deuxième portefeuille sous Balladur, il prend langue avec les émissaires du FLNC "historique" et les encourage pour qu'ils proposent une solution institutionnelle par le biais de l'article 74 de la Constitution qui aurait pu permettre d'octroyer un statut de Territoires d'Outre Mer (TOM) à la Corse. Balladur doit céder la place à Chirac après le premier tour des présidentielles, Pasqua est remplacé par Debray qui paraît conti-nuer dans la même voie mais Juppé referme les portes sans doute après le rassemblement FLNC de Tralonca que Debray avait connu et sans doute accepté mais qui après coup avait suscité beaucoup de critiques jusque dans les rangs de la majorité. Il voulait aussi peut être écarter des sphères du pouvoir certains hommes des réseaux Pasqua. Les clandestins plastiquent sa mairie de Bordeaux. Toutes ces péripéties, ces dialogues plus ou moins avoués, ces ruptures, ces trêves, ces reprises d'attentats obligent tous les acteurs, élus, nationalistes clandestins ou non à des adaptations plus ou moins aisées avec des débats internes souvent laborieux.


hermes nº: 8 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE Joxe par exemple a buté sur le conseil Pasqua qui avait plusieurs FLNC devant lui, en constitutionnel mais auparavant il a manqué a privilégié un, "l'Historique" ce qui a allumé de relais poli-tique en Corse. La formation du la guerre entre eux. PS ne pesait pas assez, la gauche insulaire jacobine était oppo-sée en particulier E. Zucarelli, Juste avant ce déclenchement, sa "vitriet faute de mieux ce fut le libéral J. Rossi qui ne légale", la Concolta aux élections régionales rapporta projet de statut devant le Parlement. de 94 pour prendre de court son concurrent le Ce dernier se trouva isolé par Mouvement Pour l'Autodéles clans de la droite insulaire termination (MPA) lié au autant à cause de leur jacobiFLNC "Canal Habituel" et nisme que pour des raisons pour pallier le risque d'être d'enjeux électoraux. A l'intéisolé, joua la carte de la coaliLa violencia clandestina rieur du mouvement clandestion électo-rale avec les autodebía ser abolida ya que tin des lignes de fractures se nomistes et fit conduire la lispodía perjudicar a la toconstituaient. Les dirigeants te par E. Simeoni. Elle ma de conciencia hirienétaient en compétition pour accepta de concéder l'autonodo a los corsos a través le contrôle. Certains enjeux mie interne comme première de otros corsos financiers relatifs aux produits étape avant l'indépendance. de "l'impôt révolutionnaire" Sans cela la coalition ne pouavec les dérives en rackets devait se faire : ce aurait été pour venaient venimeux du fait les autonomistes se rallier à que le contexte ne pouvait pas l'indépendantisme. La liste de être régi par une logique de guerre, que les coali-tion "Corsica Nazione" fit 16% des voix sommes importantes se trouvaient exposées à et la liste du MPA 9%. Electoralement le nala tentation d'hommes qui avaient mille raitionalisme avait progressé, Il avait obtenu jussons d'en vouloir disposer un peu à leur guise. que là globalement pas plus de 13% des voix. Dans les semai-nes qui suivirent le premier Avec le temps les désaccords politiques meurtre connu d'un militant nationaliste en survenant dans ce milieu sans règles démocradésaccord avec son or-ganisation, "l'Historitiques, la clandestinité ne le permettant pas, il que", provoqua le retrait des nationalistes aune restait que des rapports de force crescendo tonomistes de la coalition. pour les diri-geants. La loi était à qui serait le plus fort pour être le plus représentatif et donc La phase actuelle est introduite par un le négociateur qui s'imposerait face au pouvoir fait politique parisien : la décision de Chirac de central. Ceux qui avaient traité avec un goudissoudre le parlement et de recourir à des élecvernement de gau-che ont été bousculés par tions législatives anticipées qui donnèrent la ceux qui ensuite ont négocié avec un gouvervictoire au so-cialistes et Jospin devint Premier nement de droite, les uns et les autres tour à ministre. Avant son accession à ce poste, le tour ne trouvaient rien d'autre que d'essayer de candidat à la Prési-dence Jospin avait dans un saboter la position adverse. article du journal "Le Monde" envisagé un statut d'autonomie pour la Corse. C'était au moParadoxalement tous voulaient une sorment où Pasqua poussait le FLNC "historitie négociée mais chacun était contraint de garque" à l'article 74 pour un TOM à la Corse. der sa force armée dissuasive envers le frère deJospin a joui d'une longue période de grâce venu ennemi et aussi pour rester représentatif pendant laquelle les clandestins ont conti-nué envers le pou-voir central qui prenait en consià s'entre-tuer. Il n'aborde pas le problème cordération celui qui avait le plus de capacité de se. Il peut attendre. Dans l'île des changements nuisance. Une série de scissions du FLNC, sont survenus qui pèseront. Les deux chefs de avec chacune une vitrine légale entraînèrent de clans inamovibles de droite et de gauche, JP. 95 à 96 une série de rè-glements de comptes De Roccassera et F. Giacobbi ont disparu. Ils qui tuèrent une bonne vingtaine de militants. contrôlaient les jeux électoraux. Les politiques

29


h e r m e s n º : 9 d e 1 2 . n a c i o n a l i s m o y d e m o c r a c i a e n c ó r c eg a , M a x S i m e o n i

AURKIBIDEA/ÍNDICE Defferre hizo que qui leur succèdent avaient le désir au second tour. La fin de ce Préfet se aceptara un esde limiter et de réduire les affronincendiaire illuminé par un feu de tatuto que precetements et les provocations qui paillote désacralisa l'État ja-cobin dió en dos años a pouvaient s'étendre hors du un peu plus : il apparut capable de las leyes de descenchamp clos des nationalistes indéprovocations dont l'intention était tralización y a la pendantistes, le désir de plus séréde faire battre les Corses entre eux instauración de las nité, mais aussi la lassitude devant pour asseoir une répression excepregiones l'impuissance du pouvoir central tionnelle avec une garde prétoet ses atermoiements, devant les rienne, taillée sur mesure, hors changements de sa li-gne de connormes, le Groupement de Sécuriduite envers les nationalistes. Ils té (GPS) composé de gendarmes sentaient le peu de crédibilité que le pouvoir dont ce Pré-fet disposait à sa guise. L'épisode leur accordait, voir son mépris puisqu'ils ne Bonnet relativisa dans l'opinion l'effet désasservaient à rien et que de ce fait ils obligeaient treux de la guerre entre les factions de la LLN. le gou-vernement à être en première ligne. Ils Une fois les effets dangereux de ce couac retenavaient eu le temps de connaître des autonotissant maîtrisés à grand peine par le gouvernemies qui fonc-tionnaient sans drame dans ment, ce dernier se trouvait dans l'obligation d'autres pays démocratiques d'Europe. Cette de faire autre chose. Le problème corse qui classe politique avait eu à gérer les statuts, celui était déjà perçu comme un problème d'État de Joxe notamment, et doutant de Paris, elle en pouvait interférer sérieusement sur les altervenait à vouloir un peu plus de pouvoir local, nances politiques à la tête de l'État. et à admettre que les nationalistes qu'aucun gouvernement n'avait pu relé-guer en touche Jospin proposa le dialogue avec tous les devaient donc être intégrés dans le jeu politiélus de l'Assemblée de Corse en exigeant en que ; certains s'en rapprochèrent pru-dempréalable la condamnation et l'abandon de la ment et d'autres en firent de même à la faveur violence politique. Quelques semaines après, des circonstances. il leva ce pré-alable pour dire qu'il était prêt à discuter avec tous les élus, de tous les sujets, sans aucun tabou, en pleine transparence, sans aucun jeu de coulisses, et qu'il attendait Jospin dut finalement aborder le rivales propositions de la part de l'Assemblée de ge corse Corse. Il convient de faire une parenthèse pour rappeler qu'en 1999 les mouvements qui se diIls leur demandaient de faire des proposaient "démocratiques", les autonomistes et sitions c'est à dire de débattre entre eux et de ceux qui avaient coupé court et définitivement venir à Ma-tignon les soumettre. avec la clandestinité n'avaient pas pu s'entendre. Ils présentèrent trois listes qui firent enLe premier débat de l'Assemblée de semble 13% des voix au premier tour des élecCorse refléta l'embarras de la classe politique tions régionales mais dont aucune ne passa la qui arriva avec deux motions, une hostile à barre des 5% et n'eurent aucun élu. Les indétout changement du statut et qui recueillit le pendantistes obtinrent 8% au premier tour et plus de suffrages et à laquelle hormis le PS adau second tour seuls en lice, le report des voix hérait l'essentiel de la gauche, et une autre en leur fut très favorable ; ils montèrent à 16% et faveur d'une avancée statutaire soutenue par eurent huit élus. Le Préfet Bonnet a été nomles nationalistes indépendantistes qui étaient mé en plein drame, au lendemain de l'assassiles seuls nationalistes élus. Chaque lundi les renat du Préfet Erignac. L'État sous le choc, le présentants des groupes politiques se sont redéphasage entre Jospin et Chevènement, pertrouvés à Matignon. Les nationa-listes les plus mirent à Bonnet de se comporter comme un radicaux, seuls présents avaient décidé de laisgouverneur. De nombreux votes sanction se ser baisser la barre au plus bas : pas de demanportèrent sur la seule liste nationaliste présente de de reconnaissance du Peuple corse, une

30


hermes nº:10 de 12. nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE complète généralisation plutôt que l'obligation de l'enseignement de la langue corse, un minimum de pouvoir réglementaire et législatif contrôlés, une extension des domaines de compétences, une loi programme pour combler les retards en infrastructures et de l'économie, un statut fiscal à définir, la suppression des élus départementaux… Dans ces conditions, une large majorité de 46 sur 51 se dégagea à l'Assemblée, le gouvernement put assumer ce cadre, que la presse a appelé le projet Matignon. Durant tout l'été, la Corse a fait la une de toute la presse française. Les Jacobins et tous les anti-Matignon se déchaînèrent. Les arrières pensées pour les échéances électorales majeures, munici-pales en mars prochain, puis législatives et présidentielles ne manquaient pas derrière la confron-tation idéologique rageuse des pro-jacobins rageurs et des anti-jacobins plus discrets, et le meur-tre d'un ex-dirigeant du bloc indépendantiste (JM Rossi) apporta son lot d'images émotionnelles utiles à la polémique. Le départ de Chevènement préparé avant les vacances et réalisé à la ren-trée de septembre figea le décors. Un instant le doute gagna car le gouvernement sembla reculer sous la pression. Pour désarmer ses opposants, pour garder sa majorité plurielle pour les échéan-ces à venir, les propos du gouvernement semblaient faire une lecture à minima du projet Mati-gnon. Or c'était inacceptable pour les nationalistes qui tirèrent à plusieurs reprises la sonnette d'alarme. L'échec aurait ramené à la case départ, à la rupture et à la violence. Qui pouvait en porter la responsabilité ? Vaillant, fidèle parmi les fidèles de Jospin, qui a remplacé Chevènement est venu ces 2 et 3 no-vembre au moment où je rédige ce texte pour rassurer et relancer le processus Matignon. Il y est largement parvenu. Le calendrier est serré : à la mi-novembre les élus retournent à Paris non plus à Matignon mais à la Place Bauveau, un texte de loi leur sera proposé reflétant fidèlement ce que le jargon diplomatique nomme maintenant "le relevé des conclusions" des réunions antérieures et non le projet Matignon ce qui veut donner l'impression que le jeu reste ouvert. Au début dé-cembre le texte de loi devrait être transmis à l'As-

semblée de Corse qui pourra faire ses remarques et après les élections municipales, en avril, le Parlement devrait voter la loi de ce nouveau statut pour la Corse. Si on considère que Jospin s'est laissé surprendre dangereusement par le problème corse, on peut dire qu'il a réussi pour le moment à bien à redresser la barre. Mais la suite du parcours peut ré-server d'autres surprises. Avant de conclure je vais essayer de faire un état en gros des forces en présence actuellement. Il y a d'abord deux champs d'affrontements : les forces qui s'affrontent à Paris et celles en Corse.

Vaillant, fiel entre los fieles de Jospin, que sustituyó a Chevénement, vino los días dos y tres de noviembre para tranquilizar y relanzar el proceso Matignon

A Paris en 30 ans, le problème de la Corse s'est imposé de plus en plus comme un enjeu d'État par l'impuissance à le résoudre après avoir bricoler toutes sortes de recettes improvisées. Il est devenu un jeu de pouvoir utilisé par les partis tour à tour dans l'opposition contre le parti qui est aux commandes. Il est une bataille idéologique historique qui remet en cause les fondements de la République jacobine. Le champ parisien a une problématique complexe. La construction européenne supprimant les frontières remet en question l'État, et par le haut et par les régions. Il s'y ajoute la mondialisa-tion. L'État est en crise. Les mutations sont d'une dimension impressionnante. Elles provoquent des hésitations dans les choix à faire et des crispations conservatrices. La Corse est sous cet an-gle un élément mais aussi un révélateur aigu de la difficulté rencontrée par les politiques. Cela revient à dire que les changements historiques influeront par leurs péripéties imprévisibles sur le devenir de la Corse. Le sens de l'Histoire, si elle en a un, va

31


hermes nº:11 de 12, nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE vers plus de transversalité et moins de pyramidal, vers plus de décentralisation, de subsidiarité, d'autonomie régionale. Il y a le tem-po historique toujours trop long pour celui de l'homme pour qui le temps fuit. On peut se demander quelle est la durée que peut tenir le Peuple corse en état de survie ? Le seul fait de se poser la question est un élément de dramatisation avec des incidences politiques.

Dans l'île, tous les anciens équilibres se sont défaits. La classe politique des clans a perdu ses derniers grands chefs, les nouveaux ont eu davantage de responsabilité ne serait-ce que de gestion. Si le clientélisme demeure, il secrète plus d'affairisme que de reconnaissance attachée à la personne de l'élu. La solidarité a besoin d'autres moyens pour s'exprimer. Comme toute assemblée élue, celle de Corse plus ou moins inconsciemment en demande plus. L'opposition entre Jacobins et "évolutionnistes" en général et en particulier sur la revendication statutaire divise en Corse toutes les formations de gauche et de droite. Il y a eu les pour et les contre le processus de Matignon. Les contre, du moins ceux de gauche se disent favo-rable à la condition que ce statut soit appliqué à toutes les régions mais ils rechignent sur le pou-voir législatif même encadré. C'est une façon de s'accrocher à la République une et indivisible et d'attendre tout en fourbissant ses armes pour le débat décisif au Parlement au printemps. La dé-composition recomposition est en gestation de ce coté. Du coté nationaliste, la décomposition est réalisée mais la recomposition tarde et c'est paradoxal. La LLN s'est morcelée et s'est affrontée jusqu'au sang. Elle est une constellation de sigles y compris clandestins à y perdre son latin. Certains qui se sont affrontés, arrivent à se parler et même à se regrouper sans pouvoir pourtant dépasser un stade de confédération plus propice à des longues palabres qu'à un renforcement de leur impact politique. L'ensemble Corsica Nazione- FLNC Historique en trêve, tient encore la route car par ses élus il est seul partie prenante au pro-cessus

32

Matignon. Il n'est pas certain de se trouver renforcé aux prochaines élections si l'ensemble LLN reste tel qu'il est. Des coalitions électorales seront nécessaires avec tous les problèmes d'hommes et de représentativité qu'elles soulèvent. Ce qui est encore moins compréhensible, c'est la difficulté du pool nationaliste "démocratique" à se réaliser. Son potentiel est important. Je l'ai mentionné ci-dessus. Il a eu 13% des voix en 1999 en se présentant avec trois listes qui tenaient exactement (ils tiennent toujours) un discours iden-tique en tous points. Il est fait des autonomistes de toujours, d'anciens militants rattachés à l'idéologie LLN mais pouvant avoir aussi milité dans des groupes qui ont fait scissions et se sont aussi opposés fortement au bloc Corsica Nazione FLNC et à un moindre degré entre eux. Aujourd'hui leur rejet de toute clandestinité est sans équivoque et leur option démocratique tout autant. Il y aurait des éléments à proposer pour expliquer cette inertie mais serait trop long. Je n'avancerai que deux difficultés. Une tient au fait que JG Talamoni et les siens occupent le cré-neau du nationalisme démocratique : dialogue dans les institutions, trêve qui se prolonge, négo-ciation réaliste avec le pouvoir central, stratégie des petits pas institutionnels pour ouvrir les portes vers une plus grande souveraineté etc. La deuxième est d'ordre humain : tous ces rappro-chements de petites structures mettent en présence trop de cadres ce qui aggrave leur compéti-tion. Regrouper cela revient à en placer un certain nombre en chômage technique ! Difficile à souscrire quand on s'est voulu les promoteurs d'une nouvelle espérance.

Pour conclure, il suffira de reprendre quelques points. Le nationalisme corse s'est manifesté vigoureusement dès les années soixante par des compor-tements patriotiques en réaction à une situation alarmante quant à la survie d'une communauté historique, le Peuple corse, affaibli sur sa terre par un colonialisme d'assimilation et d'uniformisation jacobine ne laissant


hermes nº: 12 de 12, nacionalismo y democracia en córcega, Max Simeoni

AURKIBIDEA/ÍNDICE que l'exode pour perspective puis par une colonisation de peuplement pour résoudre un problème de la décolonisation de l'empire, celui des Pieds Noirs. Il faut ajouter que tout début de développement attire des "allogènes" ce qui augmente la tension sur les "indigènes" en difficulté. En luttant le nationalisme a forgé ses armes conceptuelles et ses propositions alternatives. D'emblée naturellement, il pris l'option démocratique conforme à son Histoire qui l'avait portée très haut avec Pascal Paoli.

questions de mécanisme institutionnel même si les institutions sont toujours perfectibles en regard des besoins d'un Peuple. La démocratie pourquoi faire ? Les grands changements qui sont en cours que nous souhaitons pour le progrès matériel et l'humanisme doivent concourir à une plus value de civilisation. C'est la raison pour laquelle les valeurs des droits de l'homme, de tolérance, de solidarité, des droits des minorités et celles des Peuples sans État,

En Paris en 30 años, el problema de Córcega se ha Au blocage de l'Etat impuesto cada vez más como una baza de Estado por la jacobin, répondit une radicalisation des éléments jeunes impotencia para resolverlo después de haber du moment cher-chant le reintentado todo tipo de recetas improvisadas cours dans une lutte de Libération Nationale "révolutionnaire " et clandestine imitée du modèle F.L.N. algérien, modèle inadapté des droits culturels nous paraissent universegéopolitiquement et dans le contexte europélles. Elles ne sont que la consé-quence du prinen. Les moyens de violence privilégiés durent cipe de liberté, celle qui refuse les oppressions progressivement laisser une place à des moyens de la loi des plus forts. L'Europe a tous les éléplus poli-tiques. Le mélange des genres persisments pour réussir : la masse critique démote. La clandestinité se voulant une violence orgraphique, la diversité prodigieuse de sa richesganisée sem-ble devoir disparaître à terme ce se culturelle, un potentiel technico-scientifique qui ne veut pas dire que toute violence sera exà mettre en synergie pour devenir incompa-raclue. Remarquons qu'elle n'a jamais pu atteinble. Elle ne peut être que pétrie de ces valeurs dre l'intensité de l'IRA ou de l'ETA. sous peine d'échouer. Le combat de ses Peuples rejetant les anciennes dominations en est le téDans cet intervalle des quarante dernièmoin avant coureur. Leur nationalisme n'est res années, l'évolution très conflictuelle et au fond qu'un approfondissement de la démoscandée en phases de tension et de minimes cratie. ouvertures, a quand même suivi globalement une courbe ascen-dante qui semble se diriger vers une zone où la reconnaissance du Peuple corse et son droit à la maîtrise de son destin peuvent être réalisés. Si on peut être historiquement assez optimiste, l'issue dans le temps dépend de beaucoup de fac-teurs. La Corse ne peut pas s'abstraire du contexte européen ni de celui de la mondialisation éco-nomique. Mais elle restera en toute occurrence un thermomètre fidèle pour mesurer les crises de la France, elle-même confrontée à des enjeux de mutations de civilisation. En fait tout progrès pour le Peuple corse passe par des avancées de la démocratie. Mais démocra-tie ne peut pas être réduite à des

N.B : Le 22 août 1975, E SIMEONI occupe avec une dizaine de militants porteurs de fusils de chasse la cave vinicole d'un des Pieds Noirs compromis dans un scandale financier que les autorités voulaient étouffer. Son but était de dénoncer les pratiques coloniales. Le ministre de l'intérieur Poniatowski fait donner l'assaut par une colonne armée de plus de mille hommes, assaut qui dure quarante cinq secondes. On relève deux gendarmes morts et un militant gravement blessé. Les morts comme l'admettra la Cour de Sûreté de L'État ont été le fait de tireurs isolés incontrôlés circulant dans =les vignes dans le dos des forces de l'ordre.

33


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva

El test del contrato de extranjería

M

i colaboración en este monográfico de la revista Hermes acerca de nacionalismo y democracia se centra en las dificultades que, según creo, atenazan la transformación del vínculo político democrático anclado en la definición de nacionalidad, sobre todo en aquellos casos (evidentemente, el del Estado nacional, pero también los proyectos políticos de los nacionalismos monoétnicos) en que la identidad nacional, presentada en términos de uniformidad, es la llave de acceso a la comunidad política, a la ciudadanía. En efecto, la actual discusión en torno a la noción de ciudadanía ilustra de forma clara, en mi opinión, una especie de línea divisoria, una línea de aguas que separa, de un lado, a las ideologías conservadoras que tratan de mantener a ultranza una vieja concepción de lo político y de su agentes, los ciudadanos (con el coste coherente con esa concepción de la esclavitud y del no-reconocimiento de las mujeres, los niños, los extranjeros), y de otro a quienes tratan de recrear el vínculo social y político desde otros suJAVIER DE LUCAS). puestos y con ello alcanzar un Catedrático de Filosofía del Derecho y Filosofía Política modelo de ciudadanía inclusiva. de la Universitat de ValenEn esta segunda concepción, la cia. Magistrado suplente del Tribunal Superior de Justiclave es sin duda la conjugación cia de la Comunidad Valenciana. Especialización en de pluralismo y cohesión social: Bonn, Estrasburgo, Milán, sin aquél, la comunidad política Bolonia y Londres. Dirige desde 1990 el Grupo de difícilmente puede presentarse en estudios sobre inmigración, términos demcráticos. Sin coheracismo y minorías que realizó, por encargo de la Cosión, no es posible la idea de comisión Europea. Ha munidad. Probablemente la solupublicado un centenar de trabajos sobre objeción de ción se encuentre no tanto en conciencia, racismo...

34

reconstrucciones más o menos abstractas, que hacen tabla rasa de la identidad -como el modelo de patriotismo constitucional- sino en la profundización en lo que Taylor1 ha calificado como "diversidad profunda", en la medida en que nuestro futuro no parece caminar en la senda del viejo mito de sociedades homogéneas que producen de forma "natural" el consenso, sino más bien en el desarrollo de la diversidad. El inmigrante cuya condición, más que con la categoría del transeúnte se puede describir con la del errante, incluso el destinado a errar sin fin, el inmigrante, insisto, el verdadero extranjero hoy, no es sólo el negativo exigido para afirmar al ciudadano, cuya existencia es meramente vicaria de la de éste, sino que alcanza vida propia, aún incluso un carácter ejemplar en el modelo imperante de globalización, por más que sepamos que esa peripecia acaba las mayoría de las veces en la exclusión. Probablemente ese es el reto mas importante de la teoría y de la práctica política, porque, como han explicado Balibar o Ferrajoli, la ciudadanía, mientras siga anclada en el nosotros de la comunidad estatal nacional y a duras penas abierta a la consideración de género, ya no puede presentar por más tiempo como "natural", como "justificada" la barrera en que consiste y que excluye -que hace impensable incluir bajo su manto- a los extranjeros, hoy representados por los inmigrantes. Esa vieja concepción ha convertido una forma histórica en la que se construyeron la libertad y la igualdad colectivas, es decir, la nacionalidad, en la esencia misma de la ciudadanía, como comunidad en la que todos deben reflejarse. El escándalo es aún mayor si pensamos en la contradicción


hermes nº:2 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE que pone de manifiesto la actual orientación precisamente de eso: que el lugar vacío dejado del proceso de globalización pues, al mismo por la pérdida de competencias de los Estados, tiempo que insiste en la visión de una comunino sea cubierto, para que esa desrregulación dad mundial comunicada e interdependiente, permita (como advierten Beck, Ramonet, Pemultiplica a los excluidos de esos beneficios. trella, Estefanía, étc) que campen a sus anchas Por eso, como han explicado también Balibar y los verdaderos sujetos de tal proyecto de globaFerrajoli, el actual concepto de ciudadanía es lización, los ciudadanos globales, las empresas un penoso privilegio y por eso los sectores petransnacionales, el capital financiero. Si a ello riféricos de la población, los recién llegados a se une, además, la constatación de que, incluso esa condición o los que en realidad no disfrupor lo que se refiere a los privilegiados supertan de ella más que nominal o parcialmente, ciudadanos del norte, los verdaderos agentes de son los más asequibles al mensaje de que la exuna supuesta sociedad mundial del bienestar y tensión de la ciudadanía es contradictoria con del progreso ilimitados, lejos de propiciar una el nivel de disfrute de sus contenidos. Lo misnoción activa de la ciudadanía, el modelo immo podía haberse dicho cuando se produjeron perante de globalización fomenta lo que con extensiones anteriores: a los trabajadores, a las acierto -Ramoneda- se ha dado en llamar "ciumujeres, a los niños, étc. El problema puede dadano NIF"2, hay razones para extender el formularse con una sencilla pregunta: ¿estamos mapa de encrucijadas o aporías en los que se dispuestos a extender el triple contenido de la debate la ciudadanía y que imposibilitan su ciudadanía (libertades negativas o seguridad transformación hacia un modelo inclusivo. jurídica -la garantía del Estado de Derecho-, Porque si hoy tiene sentido hablar de derechos sociales -la garantía del Estado de encrucijadas, pabienestar- dereradojas, incluso chos políticos contradicciones o que hagan real la aporías de la ciuGlobalizazioak ezarri digun legearen ezaugarriak comunidad libre dadanía, es en lehia, bazterketa eta desberdintasunak dira de iguales -la gabuena medida a rantía del Estado propósito de la democrático), condición multiambos tres como despliegues del Estado naciocultural, que en rigor no es una novedad, pero nal?. que se hace ahora visible como consecuencia de la conjunción de factores muy diferentes, En mi opinión la respuesta es abrumaentre los que destaca, de un lado, el auténtico doramente negativa, precisamente porque la "desplazamiento del mundo" que suponen los ley de la globalización que se nos ha impuesto nuevos flujos migratorios y la creciente cones la de la competencia, la de la exclusión, la de ciencia de caducidad del modelo homogéneo, la desigualdad. Porque en ese mundo globalimonista, de estado nacional, caducidad reforzado, en esa nueva división internacional del zada por la crisis de su última manifestación trabajo, el verdadero extranjero/el inmigrante histórica en el Occidente rico, el estado del bie(a fortiori, los países que lo generan) solo cuennestar, y por el impacto de las transformaciota como mano de obra en función de la cones impuestas por el proceso de globalización, yunturalidad del mercado internacional y de la por la caída del bloque del Este y, muy concresagrada ley de su estabilidad y de la optimizatamente en los Estados de la UE, por el propio ción del beneficio financiero. Ni tan siquiera proceso de construcción de esa Unión Euroalcanza el inestable status del trabajador: privapea. Creo que entre esas aporías hay dos que do de la protección del Estado nacional que le bien pueden enunciarse acudiendo a referenniega como no ciudadano, desprovisto de la de cias clásicas, el síndrome de Atenas y el prejuisu infraestado de origen, es tan sólo mercancía. cio de Procusto. Esto propicia, finalmente, el vaciamiento de la política -de sus viejos agentes, los Estados- sin Una y otra tienen mucho que ver con la ofrecer recambio. Antes al contrario, se trata actitud que caracteriza este momento de Euro-

35


hermes nº:3 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE pa y que puede describirse, con Kavafis, como turalmente" homogénea. El primer efecto la espera de los bárbaros, aunque desgraciada"perverso" de ese suplantación es que el Estado mente no en el sentido positivo del poema, sinacional homogéneo puede permitirse el lujo no en el del temor a la invasión (entre nosode presumir su neutralidad de cara a los ideales tros, en España, al efecto llamada) al viaje y de bien, a las culturas, a las visiones del munaun el viaje por excelencia, el viaje que nos do, lo que es tan sólo una falaz pretensión del transforma, aunque probable y desgraciadaliberalismo individualista4. Una neutralidad mente esta vez no somos, no queremos ser, noque, a su vez, hace posible la propuesta de la sotros los protagonistas del viaje, sino sólo el interculturalidad vacía, basada en una suerte de punto de destino, los huéspedes que albermelting pot abstracto en el que desaparecerían gan/rechazan a los viajeros. Y como siempre, por mixtura todas las diferencias del pluraliscomo nos enseñara Kavafis, incluso en ese stamo real. Por eso solo podrá adquirir la conditus pasivo y defensivo, esperando a los nuevos bárbaros, nos transformamos. Sólo podrá adquirir la condición de ciudadano quien sea “integrable”, lo que quiere decir necesario para el mercado y asimilable El mito de Procusto y culturalmente el síndrome de Atenas En efecto, el mito de Procusto, que parece aherrojar todavía hoy la noción misma de ciudadanía, supone una pasión por la homogeneidad, incluso en su forma más noble (el consenso)3 que ahoga toda dife-

ción de ciudadano quien sea "integrable", lo que quiere decir necesario para el mercado y asimilable culturalmente. Esa jaula de hierro exige proclamar un universalismo abstracto (en realidad, un "universalismo de sustitución" como critica Benhabib) que Tout se passe comme si les vieux états nationaux degrada al ciudadano a la condición de individuo atomizado, pasivo, mero de l'UE prétendaient ressusciter l' "idéal" de la beneficiario de outpouts del Estado y démocratie athénienne, aussi bien pour eux-mêmes competidor solo en el mercado. que pour la propre Union Européenne rencia como obstáculo para la construcción de un espacio público gobernable, estable y que tiene como precio la institucionalización (aún más, el incremento) de la exclusión, como coste "natural", justificado. De ahí nace lo que he denominado la "jaula de hierro de la ciudadanía en la modernidad": el vínculo que identifica ciudadanía, nacionalidad y condición de trabajo formal, en el seno del Estado nacional. Ese mito se traduce en la presentación de la identidad nacional como presupuesto original ("verdadero") que no se discute, incluso en las versiones republicanas, jacobinas, de la noción de nación, que dan por hecha la existencia de una identidad cultural previa que subyace a la nación, al pueblo, por más que este se identifique, en cuanto sujeto político, en la adhesión a la Constitución, y que se presenta como "na-

36

Y a ese propósito pareciera que los viejos estados nacionales de la UE quisieran resucitar el "ideal" de la democracia ateniense, tanto para sí, como para la propia UE. En realidad, como he tratado de argumentar en otros trabajos, me temo que lo que se reconstruye daría pie para hablar no tanto del ideal como del síndrome de Atenas, es decir, una comunidad política que goza de condiciones particularmente satisfactorias de libertad y satisfacción de las necesidades de sus ciudadanos miembros, que incluso se presentan como agentes soberanos en la asamblea, que produce algunos de los universales de los que aún vivimos, y que consigue todo eso gracias a un sistema que institucionaliza la exclusión. Es decir, vetando el acceso, la pertenencia y el reconocimiento como sujetos de la mayoría: los extranjeros (bárbaros), las mujeres, los esclavos. Ante tal cú-


hermes nº:4 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE

No faltan quienes afirman que los europeos nos encontramos ante una ocasión privilegiada de caminar hacia lo que se ha denominado “peldaños del cosmopolitismo”

mulo de paradojas, contradicciones, si no, como decía, pura y simplemente aporías, la conciencia acerca de la caducidad de tal concepto de ciudadanía, e incluso en su versión republicana, es hoy un lugar común. Comienzan a serlo también las propuestas acerca de la superación de ese modelo por una versión supraestatal de la ciudadanía, con la mira puesta, si no en la ciudadanía universal, sí en la denominada ciudadanía cosmopolita. En ese contexto, no faltan quienes afirman que los europeos nos encontramos ante una ocasión privilegiada de caminar hacia lo que se ha denominado (Muguerza, p.ej.) "peldaños del cosmopolitismo": la ciudadanía europea sería un ejemplo factible del tránsito hacia la dimensión transnacional de la ciudadanía. Lo cierto, sin embargo, es que, para que podamos hablar de ciudadanía europea en un plano que no sea simplemente retórico, faltan por desentrañar no pocos problemas. Cualquier propuesta de construir una noción de ciudadanía inclusiva exige, ante todo, presentar alternativas acerca del vínculo entre comunidad cultural y comunidad política que vayan más allá del sostenido en el ámbito del Estado nacional, esto es, la identificación de aquella en términos de atributo reconocido en exclusividad a quienes acreditan formar parte de una supuestamente homogénea comunidad previa y excluyente, la propia del Estado nacional, en la que Nación, Estado y cultura son uno, como consecuencia de compartir los lazos de origen, tradición, prácticas e instituciones culturales surgidas de forma análoga a la que caracteriza las estructuras de parentesco, es decir, la sangre y la tierra, según el esquema del nacionalismo romántico encarnado en la conocida fórmula Blut und Boden que a su vez daría pie al principio de ius sanguinis como título de nacionalidad y ciudadanía. Como advierte Balibar, la pregunta clave sigue siendo

la relación que ha de mantener la democracia política con la existencia de una conciencia comunitaria de sus propios ciudadanos5. El problema es que quienes sostienen como alternativa la propuesta de ciudadanía basada en el patriotismo constitucional, desde una supuesta identidad postnacional, aún no han sabido dar respuesta convincente acerca de la función que debe desempeñar en ese proyecto los sustratos culturales existentes, cómo gestionarlos y en su caso reconducirlos para que no afecten a la comunidad política. A lo más que se llega es a proponer la articulación del pluralismo constitutivo, su reconocimiento, en términos de una tan deseada como imprecisa "interculturalidad", por no hablar del manido recurso a la tolerancia. Volvamos a la cuestión, ¿es posible sostener una ciudadanía inclusiva asentada en una comunidad plural?

Inmigración y Extranjería, símbolos del nuevo contrato social y político en sociedades que se reconocen como plurales Un buen test para ese objetivo es el examen de la actual relación entre contrato de ciudadanía y contrato de extranjería. Es verdad que extranjería e inmigración continúan siendo concebidas como cuestiones que ocupan un lugar menor, casi como hipótesis periféricas, excepcionales, a la hora de definir los supuestos del vínculo social y político. En mi opinión,

La ciudadanía europea sería un ejemplo factible del tránsito hacia l a d i m en s i ó n t ran s n aci o n al d e l a ciudadanía

muy al contrario, constituyen uno de los ejemplos más claros de la inadecuación del modelo que todavía se pretende vigente acerca de las relaciones entre identidad, comunidad cultural y comunidad política, en la medida en que los hechos se empeñan en demostrar su carácter cada vez más central, más imprescindible en un discurso que quiera ser político en serio 6. Lo

37


hermes nº:5 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE que pretendo decir es que el estudio de una y otra -las respuestas ofrecidas a la extranjería y a la inmigración- contribuye a desnudar las insuficiencias de los actuales sucedáneos de ese discurso, en dos aspecGlobalizazioa tos tan nucleares como el relativo a los fundamentos identitarios del vínculo social y político -del contrato social- y también a la presentación de la política como actividad propia de los ciudadanos entendidos como agentes soberanos. Es cierto que no faltará quien sostenga, por el contrario, que existe ya un cambio de vi-

Como recordaba antes con palabras de Ferrajoli, el nuevo modelo de ciudadanía no sería más que un status de privilegio reforzado, una metáfora más de la exclusión

sión acerca de esos fenómenos, una transformación inevitable, consecuencia del impulso universalista propio de la "nueva" dimensión de la globalización, que habría hecho posible el fin de las fronteras -sería mejor decir su transformación o su redefinición-. Pero frente a esa primera y optimista afirmación, lo cierto es que el actual proceso de globalización dista mucho de presentar sólo esa dimensión universalista 7 . Lo que se nos ofrece como globalización conduce más bien, como ha señalado entre otros Aldecoa 8 , a la contraposición de 2/3 modelos capitalistas regionales dentro del sistema capitalista mundial -un fenómeno que debe ser puesto en relación con lo que se ha llamado globalización- en los que parece dominar el imperativo de competir en el mercado global frente a la necesidad de reformular las condiciones de gestión democrática de la sociedad global. Es aquí donde cabe señalar el déficit conceptual y por ende normativo -político, jurídico- a la hora de ofrecer un análisis de los cambios experimentados en la realidad de una y otra, para los que no tenemos suficiente res-

38

puesta en los viejos conceptos de extranjería y de ciudadanía. Y es así porque los esfuerzos no se encaminan a la tarea de pensar en serio alter-

ez da dimentsio unibertsalista soilik nativas a la ciudadanía y a la soberanía. La denominada "ciudadanía europea", por mencionar el ejemplo al que suele acudirse, no supone más que la traslación del clásico concepto de ciudadanía, como si los supuestos sobre los que se edifica -básicamente, la presunción de homogeneidad del Estado nacional- pudieran trasladarse al espacio supranacional europeo. Y parece claro que no es así. Esa noción de ciudadanía europea -y su correlato negativo de extranjería- es presa del contradictorio empeño de la propia UE de elaborar a la vez un orden político y jurídico supraestatal con un objetivo inclusivo y de integración de los viejos espacios nacionales, de un lado, y, de otro, de separar nítidamente el estatuto de los ciudadanos de la UE respecto a todos los que arriban a la Unión merced a los nuevos flujos migratorios. Por eso, como recordaba antes con palabras de Ferrajoli, ese nuevo modelo de ciudadanía no sería más que un status de privilegio reforzado, una metáfora más de la exclusión. Por supuesto, es posible seguir enfocando la extranjería o la inmigración de forma sectorial, como problemas coyunturales, incluso aunque se les reconozca particular gravedad en el contexto preciso y, en ese sentido, es decir, en cuanto amenaza, cierta importancia. Probablemente eso es lo que sucede todavía hoy en la mayor parte de los casos, cuando se trata de definir las eufemísticamente denominadas "políticas de inmigración". Los penúltimos ejemplos nos lo han proporcionado la propia Unión Europea, en la cumbre extraordinaria de Tampere de octubre de 1999, y España, a propósito de la tramitación parlamentaria de la reforma de la Ley Orgánica 4/2000, que supuso una considerable aunque a mi juicio insuficiente mejora de la "ley de extranjería" de 19859 . En mi opinión, ambos casos ofrecen argumentos para comprender las respuestas ofrecidas hasta ahora en materia de inmigración


hermes nº:6 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE y extranjería y, sobre todo, permiten afirmar que el espíritu que inspira esas "políticas" es la razón principal de su fracaso. Y lo es porque, en lugar de aspirar a construir políticas de inmigración, caen en la tentación de "hacer política" con la inmigración, "hacer política" en el sentido de convertir la inmigración en instrumento de la lucha política en su dimensión electoralista, partidista. Por eso, como se ha repetido hasta la saciedad10 , la inmigración es creada como problema-obstáculo y se convierte en baza electoral, con resultados indiscutiblemente negativos.

bre todo a volver a plantear los términos mismos del vínculo social y político. Comenzando por la aceptación en serio de la pluralidad (de la pluralidad de verdad, la de los otros-otros que son los inmigrantes) como condición de partida para la participación, más aún, para la construcción del espacio público. Por eso, salvo que se sostenga una visión radicalmente liberal, hay que aceptar que esa diversidad supone todavía hoy discriminación a la hora de acceder en condiciones de igualdad a la arena pública. Por eso, una verdadera política de inmigración exige revisar la di-

Pero hay más. La consideración de esa "exclusión justificada", como con acierto la llama Balibar, ayuda a plantear la dimensión misma de(re)presentación de la actividad política, tal y como hoy se lleva a cabo. Me refiero a lo que podríamos llamar "política especular", propia de la sociedad del espectáculo que ya hace más de veinte años anunciara Débord. Esa manera de entender la política, aparentemente exigida por el nuevo sujeto de lo público -el homo videns del que habla Sartori, el consumidor satisfecho, el viejo concepto orteguiano de masa- supone, en efecto, la suplantación del espacio público por el escenario mediático, algo particularmente presente en la más que criticable estrategia política que siguen las "políticas migratorias" en la UE, dominadas por la óptica del "problema-inmigración". De ahí, como decía, la trascendencia de una reflexión sobre esas cuestiones aparentemente menores. La verdadera razón de la centralidad de la inmigración para el discurso político, hoy, es otra: los cambios en los flujos migratorios, de sus características y de su número, obligan so-

39


hermes nº:7 de 8. sobre las condiciones de la ciudada nía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE Una democracia ferencia entre contrato de ciudadael monopolio efectivo del poder), pluralista no debenía y contrato de extranjería, y esta a la universalidad de los derechos. ría postergar por es una tarea de enorme complejimás tiempo el esdad, porque ataca a los fundamenUna democracia pluralista fuerzo de transfortos mismos de la ortodoxia polítino debería postergar por más mar unas categoríca y jurídica que exige revisar, tiempo el esfuerzo de transformar as políticas que se como apunté más arriba, la auténunas categorías políticas que se resisten a alumbrar tica jaula de hierro del sujeto políresisten a alumbrar otras que den otras que den satistico de la modernidad, que vincusatisfacción a las demandas de facción a las dela ciudadanía, nacionalidad y esos agentes sociales, empezando mandas de los trabajo formal y ha contribuido a por la primera: su reconocimienagentes sociales un modelo institucional de excluto como sujetos, como agentes sión de buena parte de la pobladel orden político, económico, ción. Es hora de abandonar el mocultural, social. Es preciso, pues, delo paternalista y de aceptar que reconsiderar la definición de los el reconocimiento y la garantía de los derechos contratos de extranjería (un contrato transitopolíticos es también requisito de la integración rio, lo que sirve para negar lo más importanen serio. Ha llegado la hora de tomar en serio te, el derecho de acceso a la ciudadanía; insla participación de los inmigrantes en la protrumental, porque está sujeto a la condición ducción del Derecho que luego sufren, en la de trabajador útil en la coyuntura del mercaelaboración de la agenda pública, en la toma de do y, más aún, integrable; precario, caracteridecisiones. zado por lo contrario del estado de Derecho: la inseguridad en el status) y el de ciudadanía Quizá debemos volver a pensar el concomo condición previa para la formulación cepto mismo de lo político, como apunta Ride una democracia pluralista, acorde con las coeur, siguiendo a Walzer: " (lo político) pareexigencias de reconocimiento de la "diversice constituir hoy una esfera de justicia entre dad profunda", de la identidad, pero que no otras, en tanto que el poder político es también renuncie a los universales que dan sentido a la un bien a distribuir y al mismo tiempo envueldemocracia misma: la igualdad en el reconove todas las demás esferas en su condición de cimiento y la garantía efectiva de los derechos guardián del espacio público en el interior del que satisfacen las necesidades básicas, empecual se enfrentan los bienes sociales constitutizando por el derecho al acceso a la condición vos de las esferas de justicia". Eso explica en mi de miembro de la comunidad política desde opinión el carácter paradigmático de las reivinla propia identidad y no pese a ella. Porque de dicaciones planteadas por las minorías, por los eso se trata, de romper la barrera entre los depueblos indígenas, por esos nuevos extranjeros rechos del hombre y los del ciudadano, se traque son los protagonistas de los nuevos flujos ta, por ejemplo de cómo adquirir los papeles de la inmigración, porque nuestra respuesta a que permiten participar en la toma de deciesas reivindicaciones no puede seguir siendo la siones y en la distribución de los resultados alegación reiterativa y mecánica de los cauces la riqueza y los derechos- desde su condición, habituales, los instrumentos a los que venimos y no pese a ella o, como sucede hoy, renunacudiendo para cerrarles en realidad la satisfacciando a ella. Una democracia pluralista no ción de tales reclamaciones, al menos, la posirenuncia a la cohesión, a la integración, pero bilidad de que sean tomadas en serio a la hora no la reduce a un remedo de asimilación que de decidir sobre ellas: desde la noción monolíexige abjurar de cualquier manifestación de tica de la soberanía, al modelo de ciudadanía diversidad, en la medida en que no se ajuste al excluyente, desde el principio de mayoría, tancanon de lo verdadero que es lo mayoritario. tas veces confundido con el dominio de la maUna democracia pluralista e inclusiva acepta, yoría (y, lo que es peor, en las democracias remuy al contrario, la necesidad de negociar topresentativas, con el dominio real de una das las posiciones en el espacio público desde minoría relativa que en todo caso se alterna en la particularidad de cada una de ellas.

40


hermes nº 8 de 8. sobre las condiciones de la ciudadanía inclusiva, Javier de Lucas

AURKIBIDEA/ÍNDICE NOTAS 1 Los textos fundamentales de la propuesta de Taylor son bien conocidos: me refiero a sus trabajos de filosofía política a propósito de la multiculturalidad en los que ha acuñado un proyecto de política del reconocimiento, pero aquí quiero llamar la atención, sobre todo, a su concreción político constitucional, y a ese respecto me parece clave su Federalismo y nacionalismo en Canadá, Bilbao, Gakoa, 1999. 2 Ramoneda, (El País, 3.2.2000): En sus palabras, "la reducción del ciudadano -sujeto político- a contribuyente insolidario, un ciudadano Nif, al que sólo debe preocupar pagar menos y seguir tirando. Se comprende que éste sea el ciudadano ideal para ese modelo de globalización, porque es mucho más manejable que el ciudadano políticamente activo en defensa compartida de sus derechos e intereses". 3 Que alcanza su máxima expresión en determinadas apelaciones al "Pacto e Estado" en las que lo prioritario parece una cierta noción de Estado más próxima a la razón de estado que al ideal de la comunidad política como "comunidad libre de iguales", al pluralismo. Una apelación cercana a los viejos mecanismos centrípetos de la legitimidad autoritaria, como el recurso a la alternativa "nosotros o el caos", o la amenaza de lo que el psicoanálisis denomina "agresor externo" (no necesariamente ajeno a esa comunidad), que cumple la función de Buc émissaire contra el que se justifica cualquier medio, también cualquier forma de violencia, como ya explicara, por ejemplo, Girard. 4 Aunque se presente justamente como lo contrario, como el máximo garante del pluralismo, que encontraría su cauce natural en un "consenso por superposición" que recogería la libertad constitutiva de todos los agentes del espacio público, tal y como sostiene Rawls en su conocido trabajo Liberalismo político. 5 Balibar, 1994: 37 6 Sobre ello, Naïr, Vínculo social y Globalización, Cuadernos de trabajo de la Cátedra Cañada Blanch, nº3, 1999. 7 La relativa novedad del fenómeno de la globalización es evidente: la globalización no es un hecho insólito, no es nuevo en sí, sino en su actual aceleración, en su transformación cuantitativa y cualitativa. Sobre la relación con la universalidad, y más concretamente, sobre las expectativas despertadas por la globalización en punto a la universalidad de los derechos humanos, permítase la remisión a De Lucas 1998, donde se exponen algunas de las aproximaciones críticas sobre la ideología de la globalización, a partir de las aportaciones de Beck, Santos, Robertson, Petrella, Naïr o Held. 8 Cfr. Aldecoa, El nuevo regionalismo y la reestructuración del sistema mundial, Cuadernos de Trabajo de la Cátedra Cañada Blanch, nº 6 (en prensa). 9 Así, el proceso de entrada en vigor de la Ley, destinada a su inaplicación (de hecho no se ha aprobado su Reglamento, contra lo que la propia ley exige) desde la victoria electoral del PP, ha convivido con una fortísima campaña del gobierno sobre el pretendido "efecto llamada" y destinada a autojustificar la necesidad de la reforma que está en curso a la hora de escribir estas páginas. 10 En realidad, como ya se ha denunciado hasta el hartazgo (p.ej., Naïr/de Lucas, Le Déplacement du monde. Inmigration et thématiques identitaires, Paris, Kimé, 1997 en particular caps. 1 y 6 -hay trad. castellana, Imserso, Madrid, 1999-), el "problema de la inmigración", tal y como suele ser formulado en el discurso político, es sobre todo un problema-obstáculo, un problema creado o, mejor, sobredimensionado con el fin de rentabilizar su existencia, y por eso no sólo no hay voluntad política real de actuar en serio, sino que buena parte de las respuestas jurídicas constituyen sólo una forma de gestionarlo para obtener beneficios políticos en el mercado interior. En el fondo, es el mismo mensaje de legitimación elemental que enseñaban Hobbes y Maquiavelo: reconocemos autoridad a quien nos garantiza la vida y la seguridad, sobre todo frente al miedo. Parece que no hayamos aprendido aún que el miedo es el único recurso del poder que no tiene voluntad de democratizarse y socializarse, y que la inmigración se ha convertido en cantera para esos negociantes del miedo. Claro que el problema estriba en que utilizar ese recurso en el discurso político es incubar el huevo de la serpiente: es la extrema derecha quien se beneficia de ello, y al otro lado de los Pirineos -Francia, Austria- saben algo de eso.

NOTA BIBLIOGRÁFICA BALIBAR, E. (1992a). "Inegalités, fractionnement social, exclusión" , en VV.AA., Affichard-De Foucault, eds.), Justice social et inegalités, Paris, Esprit, 1992. BALIBAR, E. (1992b), Les frontiéres de la démocratie, La Découverte, Paris, 1992. BERLIN, I. (1992), Conceptos y categorías. Ensayos filosóficos, México, F.C.E., 1992. CASTEL, R, (1991), "De l'indigence à l'exclusion: la dessaffiliation", en VV.AA., Face à l'exclusion, Paris, Esprit, 1991. CASTEL, R. (1992), "De l'exclusion · la vulnerabilité", en VV.AA., Affichard-De Foucault, eds.), Justice social et inegalités, Paris, Esprit, 1992. CASTELLS, M. (1997). La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen I. La sociedad red, Alianza, Madrid. CASTELLS, M., (1998). La era de la información: economía, sociedad y cultura. Volumen II. El poder de la identidad, Alianza, Madrid.

CONNOLLY, W., (1991), Identity/Difference. Democratic Negotiations of political Paradox, Ithaca, Cornell Univ. P. DAHL, R. (1989). Democracy and its Critics, New Haven-London, Yale University Press. DE LUCAS J., (1997), "Sobre las dificultades del proceso de la (re)construcción europea. La identidad, entre el vínculo nacional y la realidad multicultural", Debats, 61/1997. DE LUCAS, J, (1996),. Puertas que se cierran. Europa como fortaleza, Barcelona, Icaria. DELGADO, M., (1997), "La llengua com a vehicle d'integració social", y "Diversitat cultural e integració social", en VV.AA., Inmigració, integració, llengua, Barcelona, CCOO, DELGADO, M., (1998), Inmigració i Ciutat, Barcelona, CCCB, 1997. FERRAJOLI, L, (1999), Derechos y libertades. La ley del más débil, Madrid, trotta. FERRAJOLI, L., (1996) Derecho y Razón, Madrid, Trotta. GARZON VALDES (1997), "El consenso democrático: fundamento y límites del papel de las minorías", en VV.AA., Una democracia de minorías, Valencia, UIMP, 1997. HABERMAS, J. (1991). Identidades nacionales y postnacionales, Madrid, Taurus. HABERMAS, J. (1996), Die Einbeziehung des Anderes, Farnkfurt, Suhrkamp. HELD,D., (1995), Democracy and the global order, Oxford, Polity Press. HONNETH, A. (1996). The struggle for recognition: the moral grammar of social conflicts, Cambridge, MIT. KYMLICKA, W. (1989). Liberalism, Comunity and Culture, Oxford, Clarendon. KYMLICKA, W., (1996), Ciudadanía Multicultural, Barcelona, Paidùs. MAIRET, G. (1997), Le principe de souveraineté. Histoires et fondements du pouvoir moderne, Paris, Gallimard, 1997 MCCARTHY, Th (1996), "Legitimacy and Diversity: Dialectical reflections on Analytical Distinctions", Cardozo Law Review 17. MUGUERZA, J, (1996), "Peldaños del cosmopolitismo", Sistema. NAÏR/DE LUCAS (1996). Le Dèplacement du monde. Inmigration et thÈmatiques identitaires, Paris, KimÈ. RAWLS, J (1993), "The Law of the peoples", en S.Shute/S.Hurley, On Human Rights.The Oxford Amnesty lectures, N.York, Basic Books. RAWLS, J., (1993), Political Liberalism, N.York, Columbia U.P. RAZ, J., (1994) ìMulticulturalism.A Liberal Perspectiveî, en Ethics in the Public Domain.Essays in the Morality of Law and Politics, Oxford, Clarendon, RAZ, J., (1992), "Rights and individual Well-Being", Ratio Iuris, 5/1992, REQUEJO, F., (1996), "Pluralismo, democracia y federalismo", RIFP 7/1996. RUSCONI, G.E. (1993),. Si cessiamo di essere una nazione, Il Mulino, Bolonia. STERNBERGER, D., (1990), Verfassungspatriotismus, Frankfurt, Insel. TAYLOR, Ch., (1999) Federalismo y Nacionalismo en Canadá, Bilbao, Gakoa. TAYLOR, Ch., (1992), Multiculturalism and the politics of Recognition, Princeton, P.University Press, (hay que consultar también, por los apéndices, la edición francesa: Multiculturalisme, Democratie et Difference, Paris, Aubier, 1993) Hay traducción castellana en VV.AA. (A.Gutmann, ed.), El Multiculturalismo y la Política del reconocimiento, México, FCE TAYLOR, CH., (1995), "Irreducibily Social Goods", en Philosophical Arguments, Harvard University Press, 1995 TAYLOR, CH. (1997), "¿Qué principio de identidad colectiva?", en VV.AA.., Ciudadanía. un debate contemporáneo, La Política, 1997/3. VECA, S. (1990) Cittadinanza. Riflessioni filosofiche sull'idea di emancipazione, Milano, Feltrinelli, 1990 VILLORO, L., (1998), Estado plural. Diversidad de culturas, Paidós, México VIROLLI, M. (1997), Por amor a la patria, Madrid, Acento. VV. AA. (Zolo, D.ed), (1994), La Cittadinanza. Appartenenza, Identitá, Diritti, Bari, Laterza. VV.AA. (Miller/Walzer eds.) (1997), Pluralismo, justicia e igualdad, México, FCE. VV.AA. (1997) (Rusconi, ed.,). Cosmopolitas o Patriotas, México, FCE VV.AA. (De Lucas, ed.,) (1999), Los derechos de las minorÌas en una sociedad multicultural, Madrid, C.G.P.J. VV.AA., (A.Rosas and J.Hellgesen eds), (1992), The Strength of Diversity. Human Rignts in a pluralist Democracy. M.Nijhoff, WALZER, M., (1983), Spheres of justice, N.York, Basic Books. WALZER, M., (1992), "The new Tribalism", Dissent, 1992/2. WALZER, M., (1992a), "L"esclusione, l'ingiustizia e lo stato democratico", Micromega, 1992, pp. 100-101. YOUNG, I., (1990), Justice and the politics of Difference, Princeton, P.University Press. YOUNG, I., (1995), "Polity and Group Difference: A critique of Idea of Universal Citizenship", en Beiner (ed), Teorizing Citizenship, Albany, S.U.Press. ZOLO, D., (1997),"La ciudadanía en una era postcomunista", en VV.AA.., Ciudadanía. un debate contemporáneo, La Política, 1997

41


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español

E

stos últimos años, en diferentes trabajos, he dedicado una atención preferente a la crítica del actual nacionalismo español; tarea que queda ubicada entre mi libro España uniforme (1998) y mi conferencia dada en la Facultad de Derecho de Coimbra "La vulnerable cultura del actual nacionalismo constitucional español", publicada por esa Universidad portuguesa este mismo año (2000, pp. 87-99). Este estudio ha obtenido a su vez unas cuantas críticas, sobre todo por tratar de ese único nacionalismo, el español, sin la acostumbrada compañía de los demás nacionalismos peninsulares, los llamados emergentes, históricos, centrífugos o periféricos (catalán, vasco y gallego principalmente). El catedrático de filosofía jurídica José María Martínez de Pisón dice significativamente de España uniforme en las hojas correspondientes de la revista SISTEMA que “se echa de menos como contrapunto una Euzkadi uniforme que también la hay” (2000, pp. 127-131). Uniformidad euskadiana que Martínez de Pisón afirma que consiste en que “después de veinte años de gobierno JOSE IGNACIO LACASTA. nacionalista, las restricciones a los Catedrático de Filosofía del derechos y libertades fundamentaDerecho de la Universidad les de los no nacionalistas son tamde Zaragoza. Como investigador se ha dedicado a la bién evidentes: limitaciones e imHistoria de la cultura jurídica y política, campo en el posiciones lingüísticas que que es autor de numerosas oscurecen la declaración estatutapublicaciones. Entre sus últimos trabajos destacan “El ria sobre el bilingüismo (por ejemderecho de autodeterminaplo, en Vitoria-Gasteiz dentro de ción de los pueblos” y “El vulnerable nacionalismo unos pocos años no habrá plazas constitucional español” en el modelo A en la educación

42

pública), la violencia sobre las personas y las cosas de los no nacionalistas cuando la seguridad ciudadana está en manos de políticos nacionalistas…”. Claro que, si desde donde formula su aguda crítica José M. Martínez de Pisón (Gasteiz), nos desplazamos unos pocos kilómetros más hacia la vecina Sakana, todas esas observaciones -algunas con indudable apoyo empíricose vienen abajo por su unilateralidad. En Navarra la seguridad depende del Estado y existen los mismos o parecidos problemas de inseguridad en Iruña que en Vitoria, en Berriozar que en Llodio y la kale borroka se desenvuelve de manera idéntica en el barrio pamplonés de la Txantrea que en Rentería. Por otra parte, la navarra Ley del Vascuence se ha pensado -sin conseguirlo- para que el euskera no crezca y para que los padres que no moran en zona vascófona no puedan educar a sus hijos en otra lengua foral que no sea el castellano. Lo que, como mínimo, es discriminatorio si toda la ciudadanía navarra tiene, como reza la ley, los mismos derechos y deberes. Y podríamos seguir así por tierras navarras para que se supiera cómo se encuentran las ikastolas, los vasquistas y nacionalistas vascos de mi tierra -y sus derechos- bajo el Gobierno de la añeja derecha local uncida al político carro del PP. Pero entonces este contraste quedaría reducido a percibir unos escalonados miradores desde donde se observan las injusticias (Vitoria, Pamplona, Madrid, etc.) y, en definitiva, se parecería bastante a la conocida disputa en los improductivos términos del “y tú más”. Por eso no me parece un buen planteamiento el de Nicolás López-Calera en su librito El naciona-


hermes nº:2 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE lismo, ¿culpable o inocente?, muy a pesar del Blas, Gustavo Bueno, Jon Juaristi (y sus muindiscutible talante democrático de su autor chas líneas editadas), Arcadi Espada, Fernando (1995). Porque nada se estudia en él del nacioSavater, César Alonso de los Ríos, Francisco nalismo español presente que, en cambio, paLaporta, Federico Jiménez Losantos, Javier rece tan inexistente como ausente de sus refleMarías, Julián Marías e tutti quanti. Del ABC xiones. En cuanto al nacionalismo vasco, por a El País, pasando por Claves de Razón Práctisupuesto que se pueden decir cosas más fuertes ca, El Mundo y por las primeras editoriales de y ciertas que el comedido -y siempre equilibralibros de ensayo. Eso solamente por citar a los do- Martínez de Pisón, con respecto a algunos que publican en medios de difusión estatal, determinados sectores del mismo; de su antique siempre van acompañados por sus imitapluralismo, del antiespañolismo desmesurado dores en cada localidad y de los que en Navae inculto, de su baja mirada gallinácea en nada rra tenemos una apiñada representación antiemparentada con la vista larga del arrano beltvasquista; intelectuales navarros, casi todos za, tan a ras del suelo o tierra como lejos de una antiguos izquierdistas, que se presentan hasta el imprescindible mirada al vuelo y los variados hastío como laicos, pero que de hecho están seres humanos que lo habitan. Y con toda secobijados curiosamente bajo el manto protecguridad me quedo corto; ahora bien, no todo tor del influyente -y siempre vaticanista- Diael nacionalismo vasco es así (hace poco lo he rio de Navarra; publicistas cuya misión es reiescrito y razonado algo más para un público terar banalidades como que el estudio del gallego) y me he atrevido a decir que los sectoalemán es más importante que el del euskera y res democráticos de esa corriente, en contra de que a dónde vamos a parar con tanto rótulo la pena de muervasco en las calles te y a favor de las de Iruña. libertades indiviEn Navarra la seguridad depende del Estado y existen duales, constituEn camlos mismos o parecidos problemas de inseguridad en yen una nada libio, ¿cuántas críIruña que en Vitoria, en Berriozar que en Llodio, y la viana, necesaria, ticas hay del nakaleborroka se desenvuelve de manera idéntica muy importante cionalismo y numerosa agruespañol de nuespación de la potros días? Libros blación vasca (y ahí están unas cuantas reiteracon el debido fundamento historiográfico y firdas encuestas y Euskobarómetros para me sustento cultural, como los de Xacobe Basdemostrarlo). tida La nación española y el nacionalismo constitucional (1998) o Miseria de la autonoComo creo que no se acaba nunca por la mía (1999), vienen a ser casi una anomalía en ruta de los agravios comparativos, he intentado el panorama del intelecto español. Que prefiehuir, pues, del interesado dilema de si son los re los análisis sin historia de Jon Juaristi, dediseparadores españoles los que crean el separacado todos estos años a sacar una fotografía retismo periférico o sucede a la inversa. No me petida del lado feo del nacionalismo vasco con agrada la idea del intelectual convertido en immanifiesta ocultación de sus hijas e hijos guaparcial juez que sopesa unos y otros nacionalispos, de su alineamiento con el legítimo bando mos, como si todos partieran de idéntica situarepublicano en 1936 así como de su decidida ción y tuvieran la misma trayectoria, el vocación antifranquista. Con los dedos de una itinerario histórico del euskera fuera el del casmano se pueden contar tales ensayos y es bastellano o como si todo dependiera del sitio getante raro un ejemplar monográfico, que está ográfico desde el que se elaboran las ideas. En por supuesto en catalán, como el contenido en cantidad bibliográfica, otra cosa es en calidad, el núm. 3 de 1999 de la revista L´ ESPILL edison ya innumerables los libros, las críticas (y tada en la Universidad de Valencia. Críticas del más ataques que críticas) al nacionalismo de la españolismo excluyente, orteguiano y antideperiferia; lo que puede saberse rápidamente mocrático, que son una rareza tan grande copor la sola mención de sus autores: Andrés De mo la muy interesante y cavilada autocrítica de

43


hermes nº:3 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignaco Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE Ramón Cotarelo (que, sin embargo, no suele ser santo de mi particular devoción) en esa misma publicación valenciana sobre les noves formes del nacionalisme espanyol (pp. 68-77). Por no dejar lo vasco en la cuneta e independientemente de lo que piensen los diversos miembros de su partido y nacionalistas varios a los que he escuchado opiniones contrarias a las ideas de Joseba Arregi (y que me merecen tanto respeto como este autor), más allá de la polémica entre autonomía y autodeterminación, tampoco es nada frecuente encontrarse una dimensión tan racional, tan política, tan seria y sólida, como la que ofrece el libro La nación vasca posible del citado Joseba Arregi (2000) Aunque yo mismo tengo mis diferencias de interpretación con varios pasajes de su ensayo (como en lo relativo al ideario de Carl Schmitt), sin embargo, merece la pena leer y discutir esta obra. Que, como ya he afirmado, no es nada común por su perspectiva de serena autocrítica.

admite más que el amén al Gobierno y al Estado, concluye certero Múgica: “se refuerzan mutuamente”. Además, hay algo del nacionalismo español en boga que se me hace bastante poco soportable. Y ese algo es que tiene todo el día la palabra Constitución en la boca. Es su pecado original: el de invocar la Constitución en vano. No me refiero solamente a los políticos del PP, cuyas privatizaciones parecen haber alcanzado -y en régimen de monopolio- al texto de 1978. También la intelectualidad orgánica española, en no poca medida procedente de la izquierda y sus partidos, dice demasiado a menudo que la Constitución es lo que separa a los demócratas de quienes no lo son.

Sin salir de Euskal Herria, buena parte de lo sucedido con el empleo de la idea de Constitución es responsabilidad del propio nacionalismo vasco. Así, para no pocas gentes nacionalistas, la simple pronunciación de esa ley sugiere inmediatamente que es española; y mediante un paso más, se recuerda su falta de legitimación en nuestras tierras, su escaso respaldo cuando se voHay algo del nacionalismo español en boga que se tó y, mediante un razonamiento más, me hace bastante poco soportable. Y ese algo es se recuerda que la Ley de Amejoraque tiene todo el día la palabra Constitución en la miento del Fuero jamás se plebiscitó en Navarra. boca

Pero lo que uno en verdad echa de menos son pensamientos de coraje y realismo como el del teólogo Guillermo Múgica. Contra el “maniqueísmo” de la izquierda radical vasca que justifica los medios violentos, porque “las vías violentas, además de su intrínseca y creciente inhumanidad, no llevan a ningún buen puerto” (Diario de Noticias, 4-10-2000). Y mi amigo Múgica también sabe ver el riesgo, el enorme riesgo, de ese españolismo igualmente “maniqueo” que, con la excusa del terrorismo, sostiene que “o estás a favor del Estado y sus instituciones o estás a favor de ETA”. Que no es sino el trasunto de la falsedad “o eres abertzale o españolista”. Nunca seremos libres mientras no se sepa que en esta vida somos lo que queremos ser sin cortapisas de nadie. Ambos exclusivismos, el de ETA y el español que no

44

Como colofón, el constitucionalmente desdichado artículo 8 de las Fuerzas Armadas, que no deberían estar en el Título Preliminar como una especie de poder constituyente sino en las meras normas concernientes al papel de la Administración, asocia en un despropósito el Ejército a la defensa de la “integridad territorial” y, para no poco nacionalista vasco, res est audita o ya no hay más que decir sobre tan grave asunto. Aunque los argumentos no son de poco calibre y se apoyan en realidades, el nacionalismo español no quiere ni escucharlos, y aún menos quiere reflexionar sobre que la juventud nacida en 1978 y aledaños ha sido, valga la expresión, legislada y constitucionalizada sin su participación ni consentimiento. Así, la discusión sobre lo constitucional se queda inevita-


hermes nº:4 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Como han deducido sabiamente Lluch y Rodríguez de Miñón, es posible un constitucionalismo flexible, como un “ejercicio de finura más que de mecánica”

blemente coja. El españolismo, al margen de sus cabezas fueras de serie, se ha debatido entre “la doble vuelta de tuerca”, como llamó al proceso de la implantación de la Constitución y la votación del Estatuto de Gernika, o el viejo trágala de las normas promulgadas ante las que únicamente cabe la obediencia y reverencia. Así, bien pocas cabezas se formulan la siguiente y elemental pregunta: ¿qué es una Constitución?. Para el Gobierno del PP y sus políticos resulta ser un mapa territorial, con la inclusión de Ceuta y Melilla, que es el escenario del reparto del poder bipartidista. Para la intelectualidad orgánica viene a ser casi lo mismo pero con más fuerza: una religión dogmática que no admite más que dos partidos distintos (cuando lo son) y un sólo rey verdadero. Como acontece en el ala más obtusa del nacionalismo vasco, para ese españolismo su máxima ley es el territorio, el duro suelo sin habla y nunca el vivido vuelo de las personas y pueblos que lo ocupan ni sus voluntades libremente expresadas. Pero una Constitución democrática puede ser una cosa muy diferente y mucho más simpática. Bartolomé Clavero, desde un nacionalismo español de irreprochable inspiración pluralista, a propósito de la discusión no clausurada del alcance de los derechos históricos, sostiene que el marco de una Constitución: “es, debiera ser, lo más definitoriamente constitucional, esto es, los derechos, las libertades, no las instituciones, los organismos” (1998, pp. 261-286). Porque, y conviene destacarlo muy mucho: Para el planteamiento rigurosamente constitucional, las instituciones son maleables y contingentes; las libertades, no.

El nacionalismo español actual, fuera de salvedades inteligentes como la de Bartolomé Clavero, entiende la Constitución exactamente al revés. No habla de libertades, derechos humanos o fundamentales, individuales y colectivos, sino de instituciones que nunca se pueden tocar y cree que hay que aceptar porque sí, porque eso está ya y definitivamente en la Constitución. Argumentación, por llamarla de algún modo, que se cierra en círculo sobre sí misma, no explica ni justifica nada, y permanece hermética para el resto de la sociedad que no acepte la eucaristía con las ruedas de molino de los dos partidos políticos únicos y la Monarquía inconmovible. Todos quedamos obligados a ser monárquicos de nacimiento, porque para ese dogmatismo es inconcebible ser republicano, con notoria violación del pluralismo político que, sin embargo, la Constitución española se empeña en considerar como un valor superior que la inspira desde el primero de sus artículos. Como lo han deducido sabiamente Ernest Lluch y Miguel Herrero y Rodríguez de Miñón, es posible un constitucionalismo flexible, como un “ejercicio de finura más que de mecánica”, una praxis de la razón jurídica que sirva para “encauzar el proceso político, garantizando la salvaguarda de los derechos individuales y colectivos susceptibles de entrar en conflicto entre sí y con aquellos que ejercen el poder” (2000, pp. 11-18). Si bien, desgraciadamente, no es en cantidad ni en calidad el constitucionalismo imperante; pues lo que de modo abrumador impera es el tipo de constitucionalismo que, en palabras precisas de estos dos estudiosos de la foralidad: “considera en nuestros días, igualmente soberanos, supremos e intangibles, hasta ser, prácticamente, ininterpretables, todos y cada uno de los artículos de la vigente Constitución de 1978”, desde “la forma política del Estado” hasta “las competencias del Tribunal de Cuentas”. La crítica al nacionalismo español hoy, se convierte así en la necesidad de tratar con libertad de Derecho y de derechos; mediante una toma de conciencia sobre la nobleza originaria del adjetivo constitucional, vehículo de la democracia y la igualdad, en regímenes que

45


hermes nº:5 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE van desde Canadá a Portugal (de cuya cultura constitucional tanto hay que aprender y tan poco se sabe por estos pagos). Y el nacionalismo español que aquí se pone en la picota dista mucho de partir de una suerte de inocencia constitucional que no posee. Ya que, dígase lo que se diga, todavía no se ha producido un institucional rechazo unánime del régimen de Franco, anticonstitucional donde los haya, en el presente sistema político español. Porque no es pluralista su descalificación, siembra de prejuicios y cotidiana debellatio de los nacionalismos periféricos, en contra de lo que le obliga a serlo su vanamente invocada y no cumplida Constitución desde sus primeros compases normativos (artículo 1.1). Este españolismo quiebra igualmente por su mismísima base al desdeñar las enseñanzas del

Esto podría empezar a cambiar democráticamente si los intelectuales se dedicasen también a criticar al poder político, sobre todo cuando actúa como una maquinaria legal para engendrar xenofobia

artículo 10 de su máxima ley, que contiene la dignidad de la persona como pilar del orden político vigente; porque las reformas de las leyes de Extranjería introducen una inhumana distinción entre ciudadanos españoles (poseedores de todos los derechos) y seres humanos inmigrantes (que carecen en territorio español de varios de esos derechos fundamentales que tiene toda la ciudadanía). Inmigrantes que, si son magrebíes y a la hora de escribir este artículo, han podido ser repatriados en las bodegas de los ferrys que cruzan el Estrecho de Gibraltar (contra todos sus elementales derechos y contra todo lo dispuesto en la legislación marítima internacional). La xenofobia institucional, como la social del bochorno moral de los sucesos de El Ejido, deviene incompatible con el artículo 10 de la Constitución y con todos los Convenios y tratados internacionales suscritos por el Estado español en materia de derechos humanos. Tampoco dice nada bueno, y denota que el racismo habita con certeza en el seno del nacio-

46

nalismo español, que una de cada cuatro mujeres presas en las cárceles del Estado sea gitana. Tal y como lo ha demostrado al detalle la investigación desenvuelta por el madrileño y meritorio Proyecto Barañí. Esto no se arregla diciendo que en el seno del nacionalismo vasco o catalán también hay racistas, que los habrá, ni recordando las más que sobadas frases de Sabino Arana acerca de los viriles andares de los vascos y la femineidad en la estética de los toreros españoles, como ha llegado a hacer hasta un escritor de postín como Javier Marías en El País (13-7-2000). Esto podría empezar a cambiar democráticamente si los intelectuales, como sucede en Francia con Pierre Bourdieu, en Italia con Flores D´Arcais o en Portugal con Eduardo Lourenço, se dedicasen también a criticar -que así se demostraba este oficio desde Zola- al poder político, sobre todo cuando actúa como una maquinaria legal para engendrar xenofobia o cría en su cuerpo un pestilente racismo (así llamado por su nombre). Porque el racismo español se manifiesta histórica y especialmente contra el pueblo gitano y contra el moro del imaginario popular. Por supuesto que esas actitudes pueden estar entre los otros nacionalismos de la periferia. Pero lo que hay que examinar aquí no son las posibilidades sino las realidades. Las actitudes retrógadas ante las normas de Extranjería o ante los desmanes de El Ejido, presentados gubernamentalmente bajo la inmoral calificación de “enfrentamientos”. Harían mejor los miembros del orgánico intelecto en detener por un momento la redundante denuncia de la caza del erdera o del maketo por ciertas ideas del nacionalismo vasco, y prestar más atención a las barbaridades escritas por un ser de tanta presencia en los medios de comunicación como Federico Jiménez Losantos. Que pasa por ser un exquisito pensador de la derecha española y que, desde luego, ha adquirido su éxito entre ese sector político. Quien, a propósito de sus diferencias con el casi siempre interesante Juan Goytisolo, ha ex-


hermes nº:6 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE presado en varias ediciones de su obra un racismo antimagrebí, de burdo rechazo al moro, que nada tiene que envidiar en el plano de las ideas a las acciones deleznables de los instigadores del pogrom de El Ejido. A Jiménez Losantos le molesta que Goytisolo rehabilite el costado musulmán de la cultura española, porque postula una idea de España tan cristiana y de blanco cutis como la de Julián Marías (1995, p. 235). Aunque si examinase con detenimiento el abundante y hermosísimo arte mudéjar de su Aragón natal, quizá cambiase de opinión. Pero Jiménez Losantos escribe:

nes contra bereberes y árabes norteafricanos diciendo que son unos seductores, ya que: …el fondo de la atracción sigue siendo el mismo: dibujado sobre el factor racista, el atractivo sexual de los muslimes. Digo bien muslimes y no muslimas, pues, si observamos las Ramblas barcelonesas, por ejemplo, `a nivel de calle´, como dicen los periodistas, son los crecidísimos y aguerridos

Verá Goytisolo, cuando venga por aquí más a menudo, que nos quejamos con razón, porque en la súbita transformación de costumbres operadas en España (…) el toque oriental se ha travestido culturalmente en seña de identidad para-polisaria y disfrazado profusamente con el recuerdo chamarilero de nuestros ancestros islamitas… La bajeza del nacionalismo español con el Sáhara y los polisarios no debería ser motivo de chanza sino de vergüenza. O de realista comparación ética entre lo que calla la Consti-

ejércitos gay los que están haciendo más por estrechar el estrecho y reanudar las relaciones con los vecinos magrebíes.

¿Y qué tiene que ver esa escritura xenófoba y groEl toque oriental se ha travestido culturalmente sera con el nacionalismo español? Pues más que mucho, porque forma parte tución española de 1978 y lo que dice la Consinseparable de un libro difundidísimo que se titución portuguesa, también tras la revisión de titula “Lo que queda de España”, contra lo que 1997, de las responsabilidades de esa Repúblise pudiera pensar no está editado por el falanca con las antiguas colonias y su compromiso gista S.E.U en los años de Franco sino en 1995 inquebrantable con la autodeterminación e iny quien lo da a la luz es la importante editorial dependencia de Timor L´Este. Pero el hecho es “Temas de Hoy”. Y Federico Jiménez Losantos que Jiménez Losantos redondea sus concepciono es precisamente un mindundi por sus rela-

47


hermes nº:7 de 10. crítica a los deroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE ciones e hilo directo con el poder gubernamental ni por su paso por ABC, radios varias, Tele5 y El Mundo, dedicado a la presente articulación cultural y política de la derecha española. Que no hay que subestimar estas ideas de Jiménez Losantos nos lo debería decir que están bien presentes entre el público electoral del PP, embarcado, por mor de ese público y semejantes ideas, en una indigna contrarreforma de las disposiciones normativas sobre Extranjería. Se dirá que no todo el nacionalismo español de hoy es como el de Jiménez Losantos, lo cual es cierto y nos obliga a recapitular sobre este fenómeno. Ramón Cotarelo distingue así dos procesos de esa conciencia formados en estos últimos años: a) el españolismo de siempre, el de la derecha, en el que tiene cómoda cabi-

misma del derecho de autodeterminación, mediante una cadena de razonamientos muy bien captada por Cotarelo y aquí resumida: a) no existen los derechos colectivos y solamente hay derechos individuales b) no se puede por tanto encontrar al sujeto titular de los inexistentes derechos colectivos c) quienes lo encuentran en la península ibérica o en sus islas ignoran el derecho internacional que incluye solamente los supuestos coloniales d) dicho derecho de autodeteminación siempre es peligroso contra las minorías y contiene un elemento totalitario (pp. 68-77). A lo que, para no extenderme, hay que contraargumentar con las atinadas palabras de Bartolomé Clavero, tras un actualizado examen de las leyes y jurisprudencia internacionales, sobre el lado falso de toda esta polémica (2000, pp. 61-77):

Requisito del derecho indiviVenimos a un escenario menos agónico dual es el derecho colectivo. Legitimación del derecho da el muestrario ideológico de Jiménez Losancolectivo es el derecho individual. La predicatos, que oscila entre la España eterna de los ción es mutua. El redondeo puede producirse; Tercios de Flandes, el sugestivo proyecto de viel círculo, cuadrar. No hay derechos individuada en común de Ortega y Gasset, la unidad de les sin derechos colectivos, como tampoco dedestino en lo universal de José Antonio Primo be haber, tampoco cabe admitir, lo segundo sin de Rivera (que tanto le debe a Ortega) y la más lo primero. La afirmación de los derechos indibobalicona o consumidora España va bien viduales negándose los colectivos ha sido histó(una tendencia general caracterizada en todas ricamente fórmula para mantenerse el coloniasus variantes por la negación de cuajo de los lismo y otros modos de opresión o demás nacionalismos) y b) los que “afirman ser discriminación entre pueblos. La posición conespañoles sin ser nacionalistas” (1999, pp. 68traria, la que afirma derechos colectivos igno77). Entre los primeros, hay que añadir que se rando los individuales, sacrifica también huda más el apoyo a la política xenófoba y las idemanidad. Hoy, gracias al desenvolvimiento del as racistas, en tanto que en el segundo sector se orden de los derechos humanos, pues no a su comparte con el primero -y con no menos enprimera formulación, y gracias también al tusiasmo- el rechazo de todo nacionalismo vasplanteamiento de los derechos constitucionaco, catalán y gallego principalmente (aunque, les, pues no siempre a su práctica, estamos por llegado el caso, pueden arremeter contra el cafin viniendo a un escenario menos agónico. nario o el de la Chunta Aragonesista de José Antonio Labordeta). Estos últimos años, por aquello tan humano y tan propio de intelectuales, al menos Los españolistas de las ideas a) y b) han desde Lope de Vega, de quien no puede sino coincidido todos estos años, en sus capas más estar montado en el caballo ganador y al sol cultas y publicistas, en un desaforado ataque a que más calienta (aunque sus quemaduras los derechos de las nacionalidades y a la idea pueden ser tremendas), ya no se escuchan ni

48


hermes nº: 8 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE se leen casi frivolidades sobre la inexistencia que realiza sin pudor Fraga Iribarne, son dedel españolismo nacionalista, como las de Arfendibles si no se intentan imponer por la fuercadi Espada cuando afirmaba que el nacionaza y las armas. lismo español solamente estaba en las portadas del ABC, Que las ideas indepencuando juega “la selección dentistas se pueden postular nacional de cualquier cosa” o por la vía pacífica, y con sal, “un grupo de soldados desfinos lo demuestra repetidala” (El País, 24-7-97). Pormente Xavier Rubert de Venque, al término del año tós, quien desea “que los cata“Existe una impulsión 2000, se confunden y son inlanes nos independicemos de constante de un ataque distinguibles las actitudes anEspaña para poder en todo soterrado contra el natimagrebíes de Jiménez Locaso establecer con ella una cionalismo periférico, al santos, las posiciones contra relación”, la que “resulta de que se pretende restar los inmigrantes de Mayor una elección, y no ya la de un cualquier legitimidad” Oreja, las citas de las obras de idéntico origen o destino” (El Jon Juaristi en sus discursos País, 11-10-2000). De lo que contra el nacionalismo vasco se deduce, y volvemos al mo(como tuve ocasión profesiotivo central de este artículo, nal de escuchar al ministro que Rubert de Ventós es muen Granada el pasado cuatro cho más constitucional, por de mayo de este año), del su empleo del derecho fundaprograma del mismo Juaristi y su artículo, firmental a la libertad de expresión y el uso del mado como el alto cargo que es nombrado pluralismo político, que Fernando Savater, por el PP y titulado Contra el nacionalismo quien, como los políticos del PP, últimamente vasco (El País, 22-9-2000). Donde Juaristi emplea mucho la palabra Constitución, pero llama a los gobernantes autonómicos vascos excluye al grueso del nacionalismo vasco y a los “cretinos e indeseables”, entre otras lindezas y independentistas aunque lo sean por vía pacífiuna acreditada ausencia completa de criterios ca. racionales. Hemos llegado a unas circunstancias, Y a propósito de metáforas equinas, no aceleradas sin duda y antes que nada por la vale aquí cabalgar sobre el corcel del consabido sangrienta e inhumana actividad de ETA desrechazo de la violencia y de la muerte. Éste es de la ruptura de la tregua, pero también por un paso previo y mínimo para que las personas el irresponsable papel de Don Tancredo adopse entiendan; y todos los amenazados, lo he estado por Aznar y Mayor Oreja en una etapa crito repetidamente, tienen mi solidaridad. en la que no hubo muertos durante catorce Juaristi y Savater la tienen especialmente pormeses (y cuya existencia hoy es negada contra que, aunque menos importante y provinciano toda evidencia), a unas condiciones en las que en mi caso (un “lugareño”, que decía Azaña), culturalmente, intelectualmente, bien poco se pertenecemos a una misma profesión universiescribe en el sentido constitucional antes añotaria que necesita escribir y expresarse sin coacrado. Ya no resulta fácil distinguir entre la esciones en el cuerpo ni en el alma. Pero Savater pañolísima opción a) de Jiménez Losantos, ha dado ya un paso más en el que no le acomMayor Oreja, el PP, etc. y la versión b) de la pañaré nunca; para él, ya no son los métodos crítica al nacionalismo que exhibía antes Ferviolentos los rechazables sino las ideas, cuando nando Savater, pero que ahora defiende -coescribe que: “no es verdad que todo proyecto mo el PP- una Constitución sin libertad para político puede defenderse por vías pacíficas” unos cuantos nacionalistas vascos e indepen(El País, 17-9-2000). Porque la independentzia dentistas que no piensan como él, aunque de Euskal Herria, la Tercera República españocomo él- propugnen sus ideas por métodos la y hasta las exaltaciones de Pinochet y Franco pacíficos.

49


h e r m e s n º : 9 d e 1 0 . c r í t i c a a l o s d e r r o t e r o s d e l n u e v o n a c i o n a l i s m o e s p a ñ o l , J o s é I g n ac i o L a c a s t a

AURKIBIDEA/ÍNDICE Sin embargo, como lo ha detallado en un artículo bien sagaz Enrique Gil Calvo, para el actual poder político “se asocia en la opinión pública la denuncia contra ambas fuerzas antiespañolas de inmigrantes y nacionalistas, cuya sospechosa coincidencia parece exigir la necesidad de un nuevo Cid Campeador dispuesto a coronar con éxito una tardía reedición de la Reconquista” (El País, 11-72000). Y eso es lo que tenemos ante nuestros ojos en los informativos de TVE todos los días y en otras televisivas.

Así que no era una exageración del todo la de mi España uniforme al llamar la atención en 1998 sobre el crecimiento del españolismo antidemocrático

cadenas

Una promoción de la unidad de España, más bien uniformidad que no es lo mismo, a fuerza gubernamental “de expulsar de nuestro suelo a toda la morisma” y, al mismo tiempo, con la impulsión constante de un “ataque soterrado contra el nacionalismo periférico, al que se pretende restar cualquier legitimidad”. Situación alarmante añado, porque los intelectuales de la tendencia b) persistentes en su acción predilecta contra el nacionalismo periférico, o bien se han pasado ya al grupo a), como públicamente lo ha hecho Jon Juaristi, o bien, salvo las excepciones de rigor, no les oye ni el cuello de su camisa criticar a Mayor Oreja y los suyos por su legislación y actuación contra el moro de turno. El nacionalismo español es tan legítimo como cualquier otro. Pero, como lo ha puesto de manifiesto Gil Calvo en su mencionado artículo y comentario al buen libro de Juan María Sánchez Prieto La España plural, cosa que yo suscribo, hay dos posturas incompatibles en el presente nacionalismo español. Por un lado, está la visión de Ortega y Gasset que se enerva ante una España entendida como una “desarticulación invertebrada por su orfandad de una eficaz autoridad central capaz de coordinarla”. Por otro, está la concepción magnífica de Manuel Azaña, atento a la evidencia y conveniencia “del irreductible hecho diferencial nacionalista (gallego, vasco y catalán), que exige como base fundante del sistema político español un

50

asimétrico contrato de pluralidad nacional”.

A fines del año 2000, no nos engañemos, no se atisban las excelentes ideas constituyentes de Azaña -ni su talla cultural- por casi ninguna parte del españolismo, ni en el poder político ni entre la intelectualidad. Lo que se advierte -y son clarividentes palabras de Gil Calvo- es un intento de “redefinir la homogeneización unitaria de España invertebrada”. España invertebrada, que así se titula el clásico libro de Ortega y Gasset, quien a su vez es mentor de las imperiales ideas de España de José Antonio Primo de Rivera, como lo ha demostrado con brillantez Xacobe Bastida. El problema de todo esto -prosigue ahora Gil Calvo- es que Aznar y los suyos están empeñados en vertebrar España no sin antes “acabar políticamente con el nacionalismo vasco, gallego y catalán”. Así que no era una exageración del todo la de mi España uniforme al llamar la atención en 1998 sobre el crecimiento del españolismo antidemocrático; aunque posiblemente haya que escribir también más y de otro modo -como quiere mi excelente crítico y amigo Martínez de Pisón- sobre esa Euskadi uniforme, que también existe y no hay por qué negarlo.


hermes nº:10 de 10. crítica a los derroteros del nuevo nacionalismo español, José Ignacio Lacasta

AURKIBIDEA/ÍNDICE BIBLIOGRAFÍA. ARREGI, Joseba, La nación vasca posible (El nacionalismo democrático en la sociedad vasca), Barcelona, Crítica, 2000. BASTIDA, Xacobe, La nación española y el nacionalismo constitucional, Barcelona, Ariel, 1998. -Miseria de la autonomía (Una filosofía del Estado autonómico), Oviedo, Servicio de Publicaciones de la Universidad de Oviedo, 1999. CLAVERO, Bartolomé, “Derecho histórico (vasco) y Derecho constitucional (español”, en el libro colectivo Foralismo, derechos históricos y democracia, Bilbao, Fundación BBV, 1998.

ducción: constitucionalismo útil”, en el libro colectivo Derechos históricos y constitucionalismo útil, Bilbao, Fundación BBV, 2000. LÓPEZ-CALERA, Nicolás M., El nacionalismo, ¿culpable o inocente?, Madrid, Tecnos, 1995. MARÍAS, Javier, “Matar al muerto o los inconvenientes de haberlo matado”, El País, 13-7-2000. MARTÍNEZ DE PISÓN, José María, Crítica de “España uniforme”, SISTEMA 158 (2000), pp. 127-131. MÚGICA, Guillermo, “Democracia y maniqueísmo”, Diario de Noticias, 4-12-2000. RUBERT DE VENTÓS, Xavier, “Querer a España”, El País, 11-12-2000.

-“Derechos humanos (individuales) y derechos históricos (colectivos)”, en el libro colectivo Derechos históricos y constitucionalismo útil, Bilbao, Fundación BBV, 2000. COTARELO, Ramón, “Sobre la qüestió: `les noves formes del nacionalisme espanyol´”, L´ ESPILL, núm. 3 (1999). GIL CALVO, Enrique, “Reconquista”, El País, 11-7-2000. JIMÉNEZ LOSANTOS, Federico, Lo que queda de España, Madrid, Temas de Hoy, 1995. LACASTA-ZABALZA, José Ignacio, España uniforme (El pluralismo enteco y desmemoriado de la sociedad española y de su conciencia nacional e intelectual), Iruña/Pamplona, Pamiela, 1998. -“La vulnerable cultura del actual nacionalismo constitucional español”, Boletim da Faculdade de Direito da Universidade de Coimbra, STVDIA IVRIDICA 48 (2000), pp. 87-99. LLUCH, Ernest, y HERRERO Y RODRÍGUEZ DE MIÑÓN, Miguel, “Intro-

51


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Persistencia y cambio del nacionalismo

A

propósito del nacionalismo en la actualidad, resulta bastante difícil, por no decir que imposible, articular un discurso público, o sencillamente proponer algunas reflexiones críticas acerca del nacionalismo, sin contar con el obstáculo que representa el marco ideológico general y hegemónico de prejuicios antinacionalistas en el que nos encontramos1. Estos prejuicios, además, existen también en los medios académicos, sin lugar a dudas, en los que se desarrolla un antinacionalismo "políticamente correcto", que orienta los enfoques de buena parte de las investigaciones teóricas y empíricas que se llevan a cabo acerca de estas cuestiones. Más aún: incluso puede decirse que los elementos fundamentales de este prejuicio antinacionalista han sido proporcionados, implícita o explícitamente, por algunas de las obras que, desde las distintas ciencias sociales -historia, sociología, politología, etc.-, abordan el tema del nacionalismo. 1.

SALVADOR CARDÚS I ROS. Doctor en Ciencias Económicas por la Universitat Autònoma de Barcelona, profesor Titular de Sociología. Fellow Visiting del Fitzwilliam College de la University of Cambridge (1993). Su último libro es “El desconcert de l'Educació” (2000). Colabora en el Avui, La Vanguardia, Deia, Ona Catalana i TV3. Es miembro del Consell de la Informació de Catalunya y de la Comisión de Estudio sobre la política de inmigración.

52

Así, por citar sólo dos ejemplos destacados de puntos de partida teóricos cargados de prejuicios, podríamos citar a Eric J. Hobsbawm, el cual no siente ningún reparo en afirmar que "ningún historiador serio de las naciones y el nacionalismo puede ser un nacionalista político comprometido" y que, "por suerte, al disponerme a escribir el presente libro, no he necesitado olvidar mis convicciones no históricas"2 . Como si la historia no hubiese tenido, ni tuviera aun, nada que ver con la construcción de los estados-na-

ción. Y, aún es más explícito Anthony D. Smith, cuando en su National Indentity, asegura que pone su obra al servicio de una contribución a la futura desaparición del nacionalismo, en un mundo que él quisiera post-nacional, sin nacionalismos e incluso sin naciones3. En el mismo sentido, desde la sociología, pero ya en el terreno de la caracterización del nacionalismo, se le suelen asociar conceptos e ideas tales como el retorno a la tribu, la exacerbación xenofóbica, el dominio de lo irracional, el apasionamiento inefable y religioso, la justificación del racismo, la discriminación étnica, o el localismo cerrado. Por no entrar en las más recientes arremetidas de intelectuales en pie de guerra contra el nacionalismo -sólo del de los vascos o los catalanes-, y limitándonos a las producciones de académicos universitarios, González Seara, por ejemplo, asimilaba ciertas reacciones del nacionalismo catalán, no hace muchos años, a la mentalidad pueblerina, al patriotismo de campanario, o al griterío aldeano4. Amando de Miguel, lo consideraba una "enfermedad del sentimiento político", en el cual "late casi siempre, más o menos expreso, un impulso agresivo de exclusividad, de rechazo de la diversidad y de los foráneos, en último término de racismo."5 En consecuencia, no es raro que, a partir de tan graves y sórdidos fundamentos, puedan escribirse artículos con títulos tan sugerentes como Sociopatología de la xenofobia y de los nacionalismos6, o que podamos leer que "el nacionalismo es un sistema cerrado", y que es fanático, simplificador, machista, arrogante, etc.7


hermes nº:2 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE Por otra parte, no es menos cierto que algunos intelectuales de renombre, contribuyen eficazmente a esta demonización del nacionalismo. Ese es el caso de Mario Vargas Llosa, capaz de escribir cosas tales como que "el nacionalismo es una ideología que levanta fronteras, excluye al otro, que desprecia lo que es del otro" ya que "se es nacionalista contra los demás"8. O, en la misma línea, véase el reciente libro de ex-secretario general del Partido Socialista francés, Gilles Martinet, en el que afirma que el nacionalismo constituye "una ofensa a la razón" ya que "se alimenta del odio, del menosprecio o del miedo a los demás".1

legitimación política de ciertas diferencias culturales, que van a permitir el desarrollo de nuevos proyectos políticos en liza con los estados ya constituidos. Se trata, lógicamente, de procesos cambiantes y en conflicto, y es por esa razón que existen tantos tipos de nacionalismo como modelos de estado o como estrategias para conseguir el reconocimiento internacional de nuevos proyectos políticos.

La "realidad" nacional, a través de la cual el estado justifica su monopolio de la violencia física y simbólica, se ve a menudo amenazada, y no solo por la existencia de otros nacionalismos "emergentes" como ahora se los llama, sino también por las relaciones desiguaAnte toda esa batería de lindezas que sirles que se establecen con otros estados-nación ven para muchas cosas pero no para comprenigualmente recoder y analizar el nocidas, o por nacionalismo de crisis internas de forma desapasioEl nacionalismo no es algo exclusivo de ciertos procredibilidad polínada, resulta yectos políticos de autodeterminación dentro de un tica, o por la ciertamente difíestado-nación ya constituido, sino una característica fuerza coactiva de cil invitar a un propia de todo proyecto político nacional existente poderes multinaejercicio inteleccionales, ya sean tual que se proeconómicos o ponga considerar culturales, etc1. Por otra parte, los objetivos pola persistencia y el cambio del nacionalismo sin prejuicios. Pero lo vamos a intentar. líticos de aquellos que se proponen crear en un territorio determinado una realidad política autónoma de carácter nacional, se ven limita2. Nacionalismos de estado, nacionados en sus aspiraciones por las resistencias lógilismos "emergentes" cas de las fuerzas contrarias al desmembramiento de la "unidad nacional" superior, pero No voy a partir de una "sociología del también por las dificultades para crear una nacionalismo" -que, como hemos visto, a meconciencia nacional política diferenciada sin nudo resulta ser más bien una sociología del disponer de los instrumentos que el estado sueantinacionalismo-, sino de los modelos propios le utilizar para construir, transmitir y mantener de la sociología del conocimiento, que ponen su propia realidad nacional. el acento en los procesos de construcción social de la realidad, y en particular, de la construcMe parece conveniente, para evitar erroción de realidad política. res de interpretación, insistir en el hecho que se deriva de lo dicho: que el nacionalismo no es algo exclusivo de ciertos proyectos políticos de Desde este punto de vista, propongo autodeterminación o autogobierno dentro de que entendamos por nacionalismo los procesos un estado-nación ya constituido, sino una caya sea de politización de las diferencias culturacterística propia de todo proyecto político rales, ya sea de culturización de objetivos polí10 nacional existente, ya sea reconocido internaticos, tal como sugiere Jëno Szücs . Dicho de cionalmente, o bien sólo en potencia. Es decir, otro modo, el nacionalismo apuntaría, por una que, por poner un ejemplo, en la España actual parte, a los mecanismos de legitimación cultusí es cierto que existen nacionalismos en Cataral del ejercicio del poder, según el modelo de luña y el País Vasco que, desde Madrid, son caestado moderno, y por otra a los procesos de

53


hermes nº:3 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE lificados de "periféricos", pero no es menos cierto que existe un nacionalismo español, que al fin y al cabo, es el más potente y eficaz (aunque es en este punto que, posiblemente, no puedan ponerse de acuerdo los distintos proyectos nacionalistas).

3. Persistencia del nacionalismo ¿Persiste el nacionalismo en la actualidad? Pues sí, sin lugar a dudas. En realidad, la pregunta solo tendría sentido si se partiera, implícitamente, de aquellos prejuicios que imaginan al nacionalismo como algo añadido y prescindible en la constitución de la misma realidad política, y particularmente, en los actuales modelos democráticos. Y no es así. El nacionalismo es la expresión actualizada de aquel plebiscito secular al que se ha referido Miguel Herrero de Miñón, y que remite a necesidad de una identidad popular previa, por confusa, contradictoria y precaria que sea, que haga posible el desarrollo de una conciencia de pueblo, imprescindible en el sistema democrático. "Las identidades nacionales, los "derechos históricos", son el a priori de la democracia. El plebiscito secular re-

de debates, como el economista Daniel Cohen, cuando afirma que en un mundo globalizado, el papel de la nación -y del patriotismo- sigue siendo el de "trazar el perímetro de la democracia"13. La persistencia del nacionalismo remite así a la posibilidad de la misma democracia y a las nociones de voluntad popular y de soberanía popular. Es desde este punto de vista que podría afirmarse, como he hecho en otras ocasiones14 , que la gran victoria socialista de octubre de 1982, incluso más que un cambio a la izquierda, supuso la eclosión de un nacionalismo español sin complejos, gracias al hecho que podía presentarse sin sospecha de compromisos con el anterior régimen franquista. Del mismo modo, la victoria del PP en las elecciones generales de 1996 y su mayoría absoluta del 2000, han sido otro triunfo nacionalista de respuesta a la percepción general de peligro de descomposición -real o imaginaria, tanto da- del sistema político español, y no un simple viraje ideológico y político a la derecha de la ciudadanía.

Casos parecidos pudieron observarse en su día en las elecciones presidenciales francesas con el primer ministro, Édouard Balladur, que se presentó con un mensaje abiertamente nacionalista, "Croire en la France". O con John Major, que se refirió a la devolution escoce“El plebiscito secular resulta la condición sa como un caballo de Troya de la disolución de la unidad (nacional) briimprescindible del plebiscito cotidiano y de las tánica. Pero no menos nacionalista elecciones generales”, según ha escrito Herrero y fue el discurso electoral con el qué R odríguez d e M i ñ o n ganó las elecciones Tony Blair, que

sulta la condición imprescindible del plebiscito cotidiano y de las elecciones generales", ha escrito Miguel Herrero de Miñón12 . Analíticamente, pues, hay que invertir el tópico: no es que los nacionalismos se fundamenten en esencialismos románticos no democráticos ya superados, sino que para la constitución del estado democrático moderno, el nacionalismo resulta esencial. Así también lo entienden autores alejados de este tipo

54

en su Manifesto electoral empezaba con la contundente expresión "I believe in Britain", para seguir con compromisos de recuperación del orgullo nacional. Y tampoco podría comprenderse la reunificación alemana de 1990 de otra manera que no fuera como el ejemplo de nacionalismo político más importante en Europa desde el fin de la segunda guerra mundial, muy por encima de las "pequeñeces" de la independización de las repúblicas bálticas, de la


hermes nº:4 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Creo que debería analizarse detalladamente la influencia de medios como la televisión y la prensa en la configuración de una identidad nacional en distintos ámbitos

casi anécdota del caso eslovaco, e incluso, si no fuera por la gravedad en vidas humanas y por los horrores de la guerra, de la desmembración balcánica. Y todo ello, independientemente de que al nacionalismo, en Francia, se le llame patriotismo, de que el concepto de nación se haya aplicado a Escocia con o sin autonomía política, o de que los alemanes nunca aceptarían la calificación de nacionalistas para las estrategias de legitimación del proceso de reunificación nacional.

4. Cambios en el nacionalismo de fin de siglo

mentales y clásicos del estado. Incluso la escuela ya no cumple el papel fundamental que tuvo en los inicios de la construcción de los estados-nación. Los intentos de renacionalizar España con decretos de humanidades y programas de Historia de España unificada son actos de propaganda sin ninguna eficacia. Por otra parte aparecen nuevos mecanismos, muy directamente condicionados por los medios de comunicación de masas y por los procesos de "democratización" cultural, en sustitución de los primeros. Ni que decir tiene que estas transformaciones son paralelas a los cambios que se producen, en general, en la cultura política de este fin de siglo, cambios por otra parte tan preocupantes para una cultura democrática que debería muy ser sensible a los efectos de la propaganda y los liderazgos de raíz carismática. Desde mi punto de vista, la relativa pérdida de centralidad del nacionalismo económi-

Por lo que se refiere a los cambios en el nacionalismo, que duda cabe de que sí los hay, y en profundidad. Las formas hasta ahora tradicionales de transmisión de la conciencia y de las lealtades nacionales se han modificado de manera radical, y los mecanismos para crear estructuras de homogeneización y unificación territorial también. Así, por una parte, moneda y ejército han dejado o están dejando de ser los atributos funda-

55


hermes nº:5 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE co y militar (digo relativo, ya que las continuas guerras agrícolas y ganaderas, o ciertos discursos sobre la participación del ejército español como fuerza de paz en conflictos internacionales o los acuerdos europeos donde se cambia soberanía por fondos estructurales, nos siguen recordando la existencia de tales nacionalismos), queda sustituida por el desarrollo de unos procesos de nacionalismo cultural, ideológico y propiamente político muy superiores, siempre de carácter mediático. Así, creo que debería analizarse detalladamente la influencia de medios como la televisión y la prensa en la configuración de una identidad nacional en distintos ámbitos. Piénsese, por ejemplo, en el terreno de la información deportiva y en su carga implícita y explícita de discurso político de carácter nacionalizador. El profesor Hugh O'Donnell, de la Glasgow Caledonian University, ha estudiado la información deportiva en 15 países europeos, observando qué mapa mítico queda dibujado, a partir de la geopolítica de los estereotipos nacionales que esa información difunde15 . Pero no sólo en la información deportiva, sino también a partir de la información general, en las tertulias radiofónicas, en los programas musicales y de variedades, y aun en los grandes programas de

do español; la clasificación de las secciones informativas (Internacional, España, Cataluña o bien Internacional y Política, etc.); los implícitos terminológicos tales como nuestro gobierno (español o autonómico, según los casos); las expresiones comparativas que suponen inclusión territorial del tipo el mayor de/la primera vez en España; y hasta los mapas metereológicos, todo ello muestra las características objetivas del campo de juego de la política, con sus combates y posiciones dominantes y dominadas. En cualquier caso, también habría que mencionar la importancia del control de las redes de comunicación por cable, satélites, etc. La ley de televisiones privadas, por ejemplo, ha transformado el espacio comunicativo catalán, en el sentido de provocar en él una determinante españolización, ya que la ley no consideró conveniente garantizar ni tan siquiera unos mínimos, no digo ya de producciones diferenciadas, sino en el de uso de las lenguas propias de cada nacionalidad.

Caso, por otra parte, que se repitió con la regulación del satélite español de comunicaciones, Hispasat, en el que tampoco había espacio para el uso de otra lengua que no sea el castellano. Y la discusión se repite en la regulación del cable de comunicaciones y las redes de La Ley de televisiones privadas, por ejemplo, ha transformado el información, también llaespacio comunicativo catalán, en el sentido de provocar en él una madas autopistas de la indeterminante españolización, ya que la Ley no consideró conveformación, o infopistas. niente garantizar ni tan siquiera unos mínimos En realidad, son los espacios de comunicación los que definen en la actualidad los principales ejes de lealtad comunitaéxito tipo Gran hermano, los referentes nacioria y política, y por lo tanto, los que son los nales son permanentes, creando, por encima de creadores de las nuevas -o los mantenedores las mismas estructuras económicas globales, de las antiguas- fronteras17 . sistemas simbólicos particulares de identificación grupal. Por otra parte, se mantienen en vigor De particular interés es el mercado de mecanismos tradicionales como los del control la prensa, el cual define ámbitos de pertenendel calendario festivo, con una permanente cia y de dependencia analizables también destensión con las fiestas que cada año, según el de la perspectiva de los procesos de nacionaliazar, se pierden o recuperan en cada comunización y de los conflictos nacionalistas16 . dad autónoma. A parte del establecimiento de Desde el uso de los conceptos España o estalas fiestas políticas oficiales, la última de la cua-

56


hermes nº:6 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE les en 1987 -la Fiesta de España- fue todo un ejercicio de nacionalismo patriótico "exacerbado", por usar el adjetivo periodístico de moda en estos casos18. Y, cómo no, se sigue recurriendo a la historiografía para legitimar las realidades nacionales, como mostró de manera precursora una obra, Breve Historia de España, de Fernando García de Cortázar y José Manuel González Veiga, que después ha tenido otros seguidores. Su primer capítulo, la "España inacabada", es todo un ejemplo de historia nacionalista al servicio de la recuperación del "sentido histórico de España"19

Solo

nacionales, debería ofrecer la alternativa de organización democrática posible. Porque, de momento, solo se habla de crisis de los estados, pero no de su alternativa. Y si implícitamente se supone la utopía de una especie de Estado mundial, como bien dice Fernández Buey, "repugna a la razón humana por su carácter totalizador"20

En particular, los dos efectos principales de la legitimidad nacional del Estado, hoy por hoy, son la función de universalización, y el establecimiento de un interés general. Es el Estado quien tiene el monopolio de lo universal, al que se accede pagando el precio de la sumisión a él21. Para no entrar en un desarrollo teórico de este principio, creo interesante sencillamente poner el ejemplo que tan cándidamente que5. Conclusión: nacionalismo y legitida expresado en el texto clásico de J. S. Mill, midad política Considerations on Representative Government. Mill, después de afirmar el principio que El hecho de poner a debate la perma"es en general una condición necesaria del gonencia y el cambio del nacionalismo, no debierno libre que los límites del estado coincibería dar la impresión que se está tratando de dan, fundamentalmente, con los de las nacionalidades", añade: se habla de crisis, no de alternativas "Nadie puede suponer que no será más beneficioso para un bretón o un vasco de la Navarra francesa, el ser arrasun fenómeno más o menos frágil, al que se trado hacia la corriente de las ideas y los sentipretenda asignar con cierta exactitud una femientos de un pueblo altamente civilizado y cha de caducidad. Si, como sugería al princicultivado -es decir, ser miembro de la nacionapio, el nacionalismo describe los procesos de legitimación cultural del Estado, no parece lidad francesa, estar admitido en igualdad de condiciones con todos los privilegios de un posible hablar de su desaparición sin conocer ciudadano francés, compartiendo las ventajas qué otro tipo de organización del poder va a de la protección francesa, y de la dignidad y el sustituir a la estatal. La legitimización de lo político no es el resultado de un acto libre, de prestigio del poder francés- y no obstinarse en sus propias raíces, en las reliquias medio salvaconciencia clara, sino resultado de un acuerjes de tiempos pasados, dando vueltas a la prodo tácito, en el que se fundamenta la relación pia órbita mental sin participar o interesarse en de sumisión que nos tiene sujetos al orden esel movimiento general del mundo. tablecido. Y este acuerdo moral, prereflexivo, se mantiene gracias al nacionalismo que se construye, mantiene y transmite a través de La misma observación puede hacerse en relación a un galés o a un escocés de los Highlos universos simbólicos en los que se reprelands, como miembros de la nación británica".22 senta aquel acuerdo implícito. Por otra parte, cualquier modelo que suponga el fin de las naciones y de los estados

Por otra parte, la construcción social de un supuesto interés general, o interés na-

57


hermes nº:7 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE Notas: cional legítimo, sustituyó a los viejos conceptos de la vo1-Para poner un ejemplo luntad del príncipe, de los más cercano, véase la macroencuesta intereses dinásticos e incluso llevada a cabo hace un tiempo por el Círculo de Lectores en España, dona la razón de estado, y simLa razón de ser del nade entre los grandes problemas munboliza la renuncia a los intecionalismo es, precisadiales se sugiere "el resurgir de los reses particulares, egoístas. mente, la de definir un nacionalismos". ¿Cómo se reaccioEste distanciamiento simbónaria si se propusiera un enunciado interés nacional general lico de lo singular permite del tipo: "la represión de las naciones y la incorporación del históricas"? que se reconozca el valor del grupo a lo universal a grupo y, finalmente, que través de una acción de 2- E. J. Hobsbawm Nacioaparezca el grupo como funcarácter simbólico nes y nacionalismo desde 1780. Edidamento de todo valor23. Altorial Crítica, Barcelona, 1991. gunos autores discuten la vi3- Anthony D. Smith Nagencia del concepto de tional Identity, Londres, Penguin interés nacional en sociedaBooks, 1991. des plurales y en un mundo globalizador. Pero a pesar de 4- Luís González Seara, "Griterío aldeano", El Independientodo, parece aún vigente te, 6 de febrero de 1988. aquella afirmación de Henry John Temple, vizconde de Palmerston, pri5- Amando de Miguel, conferencia pronunciada mer ministro británico a mediados del siglo el 23 de octubre de 1985 en Albacete, sobre "Mitos, autonomías y nacionalismo". Recensión en Cultural AlbaXIX: "Nosotros no tenemos aliados eternos, cete. Memoria del curso 85-86, p. 48. ni tan siquiera enemigos eternos. Solo nuestros intereses son eternos, y es nuestro deber 6- Francesc Tort i Chavarría "Sociopatología de perseguir esos intereses". O, como había dila xenofobia y de los nacionalismos" en Papers, 43 (1994) cho el presidente De Gaulle, "las naciones no p. 139-147. tienen sentimientos: sólo intereses" 24 . 7- John Keane, "Naciones, nacionalismo y ciudadanos en Europa" en Revista Internacional de Ciencias Sociales (1995)

“Sólo nuestros intereses son eternos”

8- Cf. El País, 2-11994. 9- Gilles Martinet Le réveil des nationalismes français, París, Seuil, 1994.

En definitiva: la razón de ser del nacionalismo es, precisamente, la de definir un interés nacional general y la incorporación del grupo a lo universal a través de una acción de carácter simbólico. Y no parece que esas necesidades de universalidad y de constitución de un interés general, hoy por hoy, estén en crisis, aunque quizás sí los mecanismos de su satisfacción eficaz.

58

10- Jëno Szücs "Sur le concept de nation. Réflexions sur la théorie politique médievale" en Actes de la Recherche en Sciences Sociales, 64 (1986), p. 51-62. 11- En este sentido, me parece un ejemplo claro de esta conciencia de las dificultades en el mantenimiento de una identidad nacional y de la demanda de políticas nacionalistas desacomplejadas, el artículo de Andrés de Blas Guerrero, "Historia y nación en España", publicado en El País (25 de febrero de 1994). En él se decia: "Mientras a lo largo y ancho de España tomaban cuerpo y se reforzaban complejos discursos nacionalistas, la lealtad necesaria al sistema democrático, al orden costitucional y al sustrato nacional español se diluía en un discurso "superador" de actitudes nacionalistas que, finalmente, solamente han practicado, en este caso con notable eficacia, quienes deberían ser responsables de la defensa de la


hermes nº: 8 de 8. persistencia y cambio del nacionalismo, Salvador Cardús

AURKIBIDEA/ÍNDICE nación española en su conjunto". Y añadía: "... parece llegada la hora de una ponderada pero firme y explícita defensa de la nación y el Estado de los españoles frente a ofensivas ideológicas que en el silencio y la pasividad solamente encuentran estímulo para su radicalización.". Las recientes declaraciones de José María Aznar, afirmando que ya es hora de hablar sin complejos de España, parece responder, seis años más tarde, a la petición de Andrés de Blas, aunque no sé si el profesor de Blas se refería concretamente a este tipo de descaro nacionalista... 12- Cf. "El plebiscito secular", La Vanguardia (8 de agosto de 1993). 13- Daniel Cohen, Richesse du monde, pauvretés des nations. Flammarion, 1997 14- Salvador Cardús, "Transició a la democràcia i crisi de l'Estat de les autonomies: perspectives actuals del nacionalisme català" en I Conferencia Escocesa d'Estudis Catalans Contemporanis, University of Strathclyde, Glasgow (1994).

so el destino, que quiso la providencia. 'Ciego, ¿es la tierra el centro de las almas?', decía el poeta. Fue la afiliación de España a la Historia Universal. Celebrémoslo." (Diario de sesiones del Senado, 6 de octubre de 1987, p.1713. 19- Fernando García de Cortázar y José Manuel González Vesga, Breve Historia de España, Madrid, Alianza Editorial, 1994. 20- Francisco Fernández Buey, "Anem cap a un Estat universal?" a L'estat de l'Estat, Quaderns de la Fundació Joan Maragall, 45 (1999), pàg. 13. 21- Pierre Bourdieu, "Esprits d'État. Genèse et structure du champ bureaucratique" en Actes de la Recherche en Sciences Sociales, 96-97 (1993) p. 49-62. 22- John Stuart Mill, Considerations on Representative Government. Londres, Longmans, Green & Co, 1898 (1ª ed, 1861), p. 122 ss. 23- Pierre Bourdieu, op. cit. Joseph Frankel National Interest, Londres, Pall Mall, 1970, p. 20-21.

15- Hugh O'Donnell "Mapping the mythical: a geopolitics of national sporting stereotypes" en Discourse & Society, 1994 vol. 5 (3) p. 345-380 16- En relación con este tema, véase: Salvador Cardús, La premsa diaria a les Illes Balears, el País Valencià i Catalunya (1976-1996), Fundació Jaume Bofill, Barcelona 1998. Sobre la difusión de prensa y la vertebración territorial se han completado investigaciones paralelas en Euskadi realizadas por Mikel Arriaga (en prensa) y en Galicia, a cargo de Xosé Núñez (en prensa). Váse también: Salvador Cardús, Política de paper, Barcelona, La Campana, 1995. 17- Para que quede constancia de que no se trata de un falso problema, creo interesante señalar el caso de los proyectos canadienses de comunicación, en los que los operadores de cable han solicitado políticas específicas urgentes en las zonas fronterizas con Estados Unidos para poder competir con éxito ante las señales de satélite norteamericanas. Véase Gaëtan Trembley, "Las autopistas electrónicas. Modelos y desafíos", Barcelona, Centre d'Investigació de la Comunicació, 1995. 18- El senador socialista Prat García, en la sesión plenaria del Senado en la que se aprobó la celebración de la Fiesta de España, pronunció un discurso del que extraigo el párrafo final: "Pero el momento del mundo es el 12 de octubre y de lo primero que se habla es del Nuevo Mundo. Y el mundo es hermoso, nueva hermosura. Es lo que abre al mundo moderno. Y lo abre España porque le toca por el destino histórico, porque los hados lo mandaron así o porque la historia lo condujo así. Lo cierto es que es nuestro día, cualquiera que sea su nombre. Llamadle, si queréis, la Fiesta de la Raza, 'ínclitas razas ubérrimas, sangre de Hispania fecunda'. Llamadle, si queréis, Fiesta de la Hispanidad. Para mí es la fiesta del género humano. Es nuestra aportación modesta y sencilla, que qui-

59


AURKIBIDEA/ÍNDICE

La construcción europea y los nacionalismos

N

os encontramos de lleno en una legislatura europea que será clave y de muy alto contenido político. Los próximos mese y años van a ser decisivos para definir la futura Unión Europea y avanzar de una forma decidida hacia la unión política. Durante esos años Europa deberá afrontar importantes cuestiones claves para su futuro. Son muchos los retos: la reforma en profundidad de las instituciones europeas; la ciudadanía política europea; la ampliación a nuevos Estados; la reforma del sistema de financiación comunitario; la política exterior; la consolidación de un marco económico y competitivo capaz de crear ocupación; la mejora y profundización del Estado del Bienestar; la mejora de las políticas territoriales para hacer de Europa un continente bien interconectado, vertebrado y sostenible; el impulso de una política de Justicia y Interior y, finalmente, el impulso de una política de Defensa y Seguridad que lo sea también de Derechos Humanos… configuran una importante lista de trabajo, tanto en lo quantitativo como en lo cualitativo.

PERE ESTEVE Ingeniero industrial. Profesor de electrónica y automática de la Escuela Superior de Ingenieros Industriales de Barcelona. Diputado al Parlament de Catalunya (1992-1995). Secretario General de Convergéncia Democrática de Catalunya desde el 7 de enero de 1996 hasta el 12 de noviembre del 2000. Presidente de la Fundación Ramón Trias Fargas desde el 20 de noviembre del 2000.

60

No podemos actuar al respecto de manera improvisada. Sería una irresponsabilidad. Todavía hoy, a Europa muchos acuden aún más por necesidad que por voluntad. Y esto es algo que debemos intentar cambiar. Ante los citados retos cabe asumir un reto previo y que constituye de por sí el más importante: pensar Europa. Es esa una cuestión clave y transversal a todas las otras. Pensar Europa y pensar la organización política de Europa. Creo que en ese terreno podemos aportar,

desde el catalanismo político, desde el nacionalismo, algunas ideas y propuestas. Podemos aportar un proyecto de Europa basado en tres ejes básicos. El primer eje es la idea de una Europa de la ciudadanía y los pueblos. Es decir, una Europa basada en una nueva comprensión de las entidades políticas. Para que Europa sea un proyecto compartido y sentido por todos, esta tiene que ofrecer la posibilidad y las garantías de participación directa a su ciudadanía, más allá del marco de los Estados. Un derecho compartido una Constitución Europea- debería ser el primer factor de cohesión de sus ciudadanos. Mientras que el otro factor debería ser el reconocimiento de los pueblos y identidades que conforman Europa, es decir el reconocimiento de su diversidad intrínseca, de las distintas formas de vida, de las realidades que configuran la Europa real.

E n t i t a t e p o l i t i k o a k m o d u b e r r i batean ulertzen dituen Europa baten alde

El segundo eje -intrínsecamente vinculado al primero- lo configura el objetivo de hacer de Europa un espacio de participación y profundización democrática. Hay que defender la idea de una Europa radicalmente democrática. Y ello implica básicamente dos cosas: por un lado, justicia social, y por el otro, la búsqueda de nuevas condiciones y posibilidades para la participación en el proyecto europeo, flexibilizando las actuales y ampliandolas. Hay que buscar canales de participación con funciones diferentes y complementarias para los ciudadanos. No sólo a través de los partidos políticos, sino, también, a través de sindicatos, ONGs, asociaciones...


hermes nº:2. de 4. la construcción europea y los nacionalismos, Pere Esteve

AURKIBIDEA/ÍNDICE El tercer eje lo constituye la que creo, mayor aportación que desde Cataluña podemos hacer a ese proyecto. Me refiero al valor de la convivencia. Convivencia entre personas y entre identidades. Ante las múltiples formas y registros de intolerancia, la tolerancia es una meta positiva a perseguir. Pero la convivencia supone un plus sobre la idea de la tolerancia. Porque convivencia implica intercambio, proyectos compartidos, esfuerzo por el diálogo, interrelación. No resul-

ta fácil pero vale la pena. Es ese un valor básico en la historia reciente de Cataluña, en su presente y en su futuro. Representa algo nuevo para Europa y tenemos la responsabilidad de aportarlo a su construcción.

Cohabitation implique échange, projets partagés et effort en faveur du dialogue

En ciertos ámbitos ya se habla de ello cuando se habla del modelo catalán. Hay que explicarlo y difundirlo aún más, porque es probable que en el esfuerzo que haga Europa por comprender las realidades nacionales como la nuestra y extraer de ellas aquello que tienen de universal, resida alguna de las claves para interpretar con acierto la realidad europea. Los nacionalismos como el catalán se construyen alrededor de la integración social, del respeto por el otro, de un alto sentido de la

solidaridad... La cohesión de sociedades como la nuestra es fruto de una identidad histórica, social y cultural pero, sobretodo, de la voluntad de sus individuos de construir de manera compartida un futuro común. Es una cohesión que combina de manera positiva lo individual y lo colectivo. Cierto que la convivencia no aparece sola, sino que es algo en lo que hay que educar y por lo que hay que trabajar cons-

61


hermes nº:3. de 4. la construcción europea y los nacionalismos, Pere Esteve

AURKIBIDEA/ÍNDICE tantemente. Porque responde a una cultura política -nueva para Europa y conocida para nosotros- que implica un esfuerzo constante generación tras generación. Pero ante Europa, Cataluña ya ha demostrado su capacidad de adaptación y flexibilidad al mundo. Porque Cataluña nunca se ha encallado en la reivindicación radical de algún aspecto concreto, ni ha sido excluyente. El hecho de haber sobrevivido como nación pese a no disponer de Estado cuando esa era la forma de organización política inapelable y dominante; el hecho de haber puesto el énfasis organizativo en la sociedad civil es, en estos momentos de cambio, un potencial favorable. Como lo es el peso de la reivindicación cultural, la lengua y la cultura como factores de integración.

Desde la soberanía compartida se puede respetar la diversidad de Europa y articular su complejidad. Es una propuesta solidaria

Ahora que es la hora de Europa, ahora que es la hora de la interdependencia, Cataluña tiene la ventaja que sabe compartir y que no ha hecho en toda su reciente historia otra cosa que ser interdependiente. Ahora que en el mundo se habla y se reconoce por primera vez del poder de la identidad, resulta que esta cultura política ya ha sido ensayada -y con éxito- en Cataluña. Apostamos pues por la convivencia y apostamos por lo que creemos significa su traducción política: me refiero a la soberanía compartida. Una idea que representa, no tanto un diseño acabado de lo que debería ser la organización política de Europa, sino la materia prima con que se debería llevar a cabo su construcción.

62

La soberanía compartida es una propuesta abierta y dinámica. Representa la capacidad de asumir la interdependencia y de llevar el poder político allí donde sea más justo, más eficaz y más democrático. Desde la soberanía compartida se puede respetar la diversidad de Europa y articular su complejidad. Es una propuesta solidaria. Si realmente queremos convivir y pensar conjuntamente el futuro, debemos compartir y, por lo tanto, también, compartir el poder. El reparto del poder político, esta es, ciertamente, una cuestión clave. Lo es en la medida en que se presenta como previa a las demás: ¿cómo debemos organizarnos nosotros, la ciudadanía europea, para la resolución de los grandes retos que tenemos planteados? No es tarea fácil. Se trata de desarrollar un modelo nuevo y diferente de convivencia que haga posible la cohesión. Hay que hacer un esfuerzo de imaginación. Europa busca nuevas soluciones y nuevos puntos de vista. Tampoco nos vale caer en el simplismo de tomar el principio de subsidiariedad como guía. Es una buena idea que hay que aplicar. Pero ni el poder político ni ninguna forma de organización social puede someterse al criterio administrativo de la eficacia. Debe perseguirla, pero no puede ser su guía, puesto que no garantiza y a veces hasta entra en conflicto con la corrección de las desigualdades y los desequilibrios. La eficacia no es necesariamente democrática. Las fórmulas eficaces deben servir a la política y no al revés.

Aposta mos por la c onviven c ia y apostamos por la soberanía compartida

Es claro, pues, que no bastan las soluciones simples, vengan de la derecha o vengan de la izquierda. Una realidad compleja -y la europea lo es- requiere soluciones complejas. Y ahí hay


hermes nº:4 de 4. la construcción europea y los nacionalismos, Pere Esteve

AURKIBIDEA/ÍNDICE que escuchar las voces de los nacionalismos. Porque negársela es negar esa -o parte de esa- complejidad. Ante las soluciones globales que venían del eje derecha/izquierda, hay que aceptar las aportaciones de otro eje -éste transversal- en el debate. Y esa línea la marcan los nacionalismos y las identidades. Ahora que el centro de poder ha pasado de ser unívoco (el Estado) a ser múltiple, sería absurdo negar el interés que tienen las voces de aquellos que, sin disponer de ningún instrumento de poder ni organización política, han sido capaces de mantener una cohesión, una identidad y una voluntad colectiva. Podemos aportar mucho. Sobre la convivencia, sobre la alteridad, sobre la cohesión, sobre los derechos

individuales, sobre la diversidad, sobre compartir, sobre poder político, sobre reconocimiento… el nacionalismo tiene mucho que decir. Quizás -excusa dada, culpa reconocida- quienes le niegan la palabra a los nacionalismos con el argumento de que son cosa del pasado demuestran su incapacidad para interpretar el momento presente y reconocen que su mente, esa sí, está mirando todavía cien años para atrás.

Somos una gran potencia económica, cierto, pero si no sabemos construir una Europa política que por encima de todo defienda unos valores y unos acuerdos éticos sobre los que deben sustentarse las relaciones entre sus territorios y sus ciudadanos, de nada servirá. Europa debe saber escuchar todas sus voces sin apriorismos ni falsos presupuestos.

No bastan las soluciones simples, vengan de la derecha o vengan de la izquierda. Una realidad compleja -y la europea lo es- requiere soluciones complejas.

63


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Razón sentimiento y pragmatismos del nacionalismo

H

ablar de política implica hacer referencia a algún tipo de representación de los valores, emociones e intereses particulares que, de forma institucionalizada y tras contar con la confianza de amplios sectores económicos, sociales y culturales procedentes de lo que se denomina la sociedad civil, se vehiculan a través de instituciones de forma proporcional al apoyo popular recibido, y en el marco de estos órganos de Gobierno, esos intereses privados toman cuerpo a través de la acción legislativa y las tareas administrativas que de aquella se derive. Los partidos políticos mediante un sistema de democracia parlamentaria agregan y canalizan intereses, emociones, percepciones e inquietudes sectoriales, marginando sus caracteres más radicales y extremos, puesto que éstos por sí solos nunca conseguirían un amplio respaldo popular. Cuando el ciudadano ejerce el derecho de voto, apuesta por un conjunto integral de valores, virtudes y suposiciones que considera que esa formación política representará de forma acorde con lo que él prioriza. Seguramente hay tantas razones particulares para votar una fuerza política como ciudadanos le otorgan confianza. Sin embargo, por razones de marketing electoral, por la propias limitaciones que imponen los formatos y las características de los medios de comunicaJOSEP ANTONI DURAN i ción de masas, y por qué no decirlo LLEIDA también, porque el ciudadano de a Teniente alcalde en Lleida, director de la Presidencia pie en el fondo tampoco no quiere territoral de la Generalitat, saber todos los pormenores de "su" diputado en el Congreso durante 11 años y diputado partido, las fuerzas políticas tienden en el Parlamento Europeo. Presidente del Comité de a reducir su programa en pequeños Gobierno de Unió Demoflashes aptos para ser consumidos y crática de Catalunya y vicepresidente de la comprendidos en la sociedad de la Internacional Demócrata información. Cristiana durante cinco años. Consejero de Gobernación y Relaciones Institucionales.

64

A menudo se habla de la fal-

ta de conexión entre los políticos de oficio y las demandas políticas reales del ciudadano de la calle. Las causas del distanciamiento entre la política real y la política institucional son muchas y de índole diverso, algunas de ellas imputables a la propia organización y estructura cerrada de los partidos políticos; en otros casos, se deberá a la falta de renovación de programas, ideas y líderes, pero también, en algunos casos el desinterés aparente de la ciudadanía respecto la política institucionalizada se debe al propio éxito del sistema político vigente en la medida que ha resuelto importantes conflictos que antaño dividían pueblos y eran motivo de discordia, disputas y duros enfrentamientos entre ciudadanos.

Alderdi politikoen eginkizun nagusia hiritarrek eskatzen dutenaren t ran s m i s i o -ard at za i z a t e a d a

Se da pues la paradoja, que la resolución de ciertos temas de conflicto por parte del sistema político ha llevado a considerar a algunos sectores sociales que los partidos ya no les representan, puesto que en la actualidad esas personas ya han olvidado (o no han vivido) los años y los temas de conflicto que estos mismos partidos han ayudado a resolver satisfactoriamente, pero actualmente ya no perciben cómo estos mismos partidos recogen el testigo de los nuevos temas de interés social. Y en este aspecto sí que los partidos son culpables. La mayoría de los actuales partidos políticos tienen sus bases ideológicas en planteamientos que, o bien emergieron o fueron replanteados tras la segunda guerra mundial. Europa y el mundo tenían unos problemas y los partidos políticos tuvieron la imperiosa necesidad de sintonizar con sus ciudadanos. Pero el


hermes nº:2. de 4. razón, sentimiento y pragmatismo del nacionalismo, Josep A.Duran i Lleida

AURKIBIDEA/ÍNDICE

propio éxito de sus planteamientos de aquel entonces, no nos debe hacer perder de vista lo sustancial de un partido político, ser eje de transmisión de lo que los ciudadanos demanden en cada momento histórico, institucionalizar y socializar intereses sectoriales en pro del bien común.

Le citoyen a changé et cependant les partis s'arc-boutent sur des codes d'un autre temps

El ciudadano ha cambiado, la sociedad ha cambiado, la estructura demográfica, social, económica, cultural y a menudo étnica ha cambiado también; las mutaciones en la composición y estructura del cuerpo electoral son enormes, y sin embargo, los partidos políticos se aferran a códigos y valores de otro tiempo. No se trata de cambiar por cambiar, de abandonarlo todo al compás de la coyuntura, sino que, conservando lo sustancial y útil de las viejas ideologías que sustentan a los actuales partidos políticos, sin demagogias, pero sintonizando con el

nuevo pulso ciudadano, la política institucionalizada debe volver a canalizar los nuevos intereses de los ciudadanos de la calle, y establecer los mecanismos y vocabularios acorde con los tiempos. Y esta necesidad imperiosa para cualquier partido político que quiera ver llegar al año 2025 asumiendo responsabilidades de gobierno, lo es aun más para los partidos nacionalistas. Partidos que, nacidos a lo largo del siglo XX en nuestro caso, eran un punto de referencia ante un entorno político hostil, pero también eran una respuesta progresista ante un entorno económico regresivo, dicho en otras palabras, los partidos nacionalistas nacieron para defender los intereses de los ciudadanos de unas zonas geográficas con una historia, cultura y lengua propias que les configuraban y configuran como realidades nacionales diferenciadas, y que no veían cómo esos intereses personales se canalizaban, socializaban y tomaban cuerpo y adquirían reconocimiento en el Estado donde pertenecían. Partidos nacionalistas que así se declaran sin complejos frente al nacionalismo que representan los partidos de ámbito estatal que sin ruido ejercen con todo ti-

65


hermes nº:3. de 4., razón, sentimiento y pragmatismo del nacionalismo, Josep A.Duran i Lleida

AURKIBIDEA/ÍNDICE po de control del poder su persistente voluntad de diluir y destrozar la conciencia nacional de naciones sin Estado persiguiendo la identificación del Estado en un único referente nacional que es el español negando así los hechos nacionales vasco, gallego o catalán que no son hechos regionales derivados del hecho nacional español. El nacionalismo surge como una apuesta de progreso, de voluntad de aproximar la política a los ciudadanos, con una clara exigencia de cambio, de renovación, de regeneración, y con nuevas formas de entender la política, más dinámica, con mayor peso de la sociedad civil, con una demanda de mayores cuotas de libertad. Pero desde entonces, y centrándonos en nuestro caso, el paso de los años ha alterado ese marco de referencia inicial. El conjunto del Estado español se ha modernizado en sus estructuras económicas y sociales, y ahora es un interlocutor válido y reconocido a escala internacional. No se trata, ya no de la España acomplejada por haber perdido las últimas colonias de Cuba y Filipinas y con gobiernos carentes de respaldo popular que tenían que hacer frente a múltiples problemas estructurales (la cuestión agraria; el poder militar; la necesidad de extender la revolución industrial a toda la península; construir infraestructuras; la cuestión religiosa; inexistencia de una red eficiente de escuelas públicas; inexistencia de una clase media moderna; lucha de clases y desórdenes públicos con tintes revolucionarios, y un largo eccétera propio de la España anterior a 1931), que legitimaban fácilmente por sí solos la necesidad imperiosa de partidos nacionalistas periféricos que regeneraran la vida política española. Ni tampoco se trata ahora de un Estado español con unos partidos débiles después del largo túnel letárgico de la dictadura del general Franco, y ni la derecha ni el centro político están ya acomplejados por el uso hegemónico y excluyente que de "lo español" se hizo como arma para el genocidio cultural de aquellas zonas donde el idioma y la cultura castellana no era la única existente, y a menudo, ni tan solo la hegemónica. El propio éxito de la democracia parla-

66

mentaria española surgida tras la Constitución de 1978, con todos sus defectos y limitaciones, ha generado un sistema de partidos que han solucionado muchos de los problemas endémicos y estructurales que tenía el Estado español hasta la fecha, hasta el punto, que ha soslayado parte de los argumentos que utilizaban los partidos nacionalistas en sus demandas públicas. A medida que se afianza el sistema democrático español los nacionalistas van perdiendo progresivamente la batalla de la opinión pública mediática en el ámbito del Estado. La cuestión es paradójica pues, sin haberse solucionado sin embargo todos los problemas de base cultural y de descentralización real en la toma de las decisiones, como la fórmula ha funcionado bien en lo económico y en lo social, ha silenciado esos aspectos apriorísticos que dieron lugar a la existencia de partidos nacionalistas.

El paso de los años ha alterado el marco de referencia en el que surgió el nacionalismo

Es cierto que las circunstancias y el entorno han cambiado, los flujos de migraciones (internas y externas), más la cultura y los influjos de la sociedad global, no ayudan a explicar qué significa ser un partido nacionalista como algo comprensible y asumible por ciudadanos de procedencias diversas, pero también, por ciudadanos oriundos que consideran que la cuestión nacional, o bien está ya resuelta satisfactoriamente, o bien, se trata de un tema no prioritario en una escala de valores universales. Y a todo esto se suma, el hecho que incluso los partidos nacionales españoles adoptan un tono aparentemente comprensivo y receptivo hacia esa realidad plural, que dicen ellos. Ante este cambio de escenario a todos los niveles, los partidos nacionalistas deben sobrevivir puesto que de ellos depende que siga viva la defensa activa de una cultura, de una lengua, de unos códigos, de unos referentes y de unos valores propios, y a la vez aseguran una mayor proximidad con el ciudadano, pero para que un partido nacionalista exista en un marco comuni-


hermes nº:4. de 4, razón, sentimiento y pragmatismo del nacionalismo, Josep A.Duran i Lleida

AURKIBIDEA/ÍNDICE cativo mediático global y en una democracia de masas, no le basta con la razón de los sentimientos y de la historia, sino que debe conectar también con la nueva sociedad civil, con los herederos de una trayectoria de décadas, pero también, incorporar los nuevos efectivos humanos nacidos de las distintas migraciones, y todo ello, con códigos y referentes exportables y fácilmente transmitidos por la ventana al mundo que suponen los medios de comunicación. Los partidos nacionalistas, y me centro exclusivamente por motivos obvios al nacionalismo catalán del que Unió Democrática de Catalunya forma parte desde 1931, tienen la obligación de adaptarse a los nuevos tiempos. No se trata de renunciar a nada, no se trata de variar nada de lo sustancial para la defensa y promoción de todo lo catalán, pero justamente, para defender mejor y ser más útil a nuestro país debemos continuar ocupando la primera línea política, y esto sólo se consigue con la confianza mayoritaria de un electorado que en una parte nada despreciable está variando sus ejes de prioridad, o simplemente, son electores que no estaban allí presentes hace unos años. Siendo sustancialmente los mismos, el nacionalismo debe abrirse generosamente a la aportación de aquellas personas que, sin ser "lo nacional" aquello prioritario en su escala de demandas, sí que desean vivir en un país moderno, con gran calidad de vida y que se garantice del

Sería un gravísimo error estratégico situarnos en los extremos del debate político

bienestar y las oportunidades de futuro, para ellos y para sus hijos. Pero estos nobles objetivos ahora también se pueden garantizar con los partidos de ámbito estatal español, que por ende abordan estos temas directamente y sin "ruidos deformados por ciertos medios de comunicación" de defensa a priori de una nación (la catalana) que muchos residentes en Catalunya no sienten como propia, o como mínimo, no de la forma en que algunos discursos políticos la prio-

rizan, lo cual lleva a estos ciudadanos a adoptar posiciones de recelo, distanciamiento y miedo, porqué sólo captan el ruido, los peajes que supuestamente ellos tendrían que pagar, y no llegan al mensaje social, de tolerancia, de integración y de apertura al mundo que implica el nacionalismo como se entiende en Catalunya. Muchas de las razones de ser que motivaron la existencia de partidos nacionalistas catalanes persisten. El nacionalismo como defensa de lo propio es válido. El nacionalismo como forma de aproximar la política a los ciudadanos es válido. El nacionalismo como afirmación de una personalidad colectiva para abrirse con seguridad al mundo es válido. Sin embargo, en un mundo donde priman los estereotipos, el nacionalismo catalán de forma sesgada e interesada se le presenta como volcado sólo en las esencias, y a menudo nos dejamos arrebatar vocablos como catalanismo político, dándole un significado de menor rango, lo cual es aprovechado por los partidos de ámbito estatal para adoptar como propio este término y presentarse ante la sociedad catalana con referentes autóctonos, pero, de menor exigencia nacionalista. Sería un gravísimo error estratégico por parte de los partidos nacionalistas catalanes situarnos en los extremos del debate político y dejarnos arrebatar vocablos propios como catalanismo político, progreso, cambio, renovación, solidaridad, defensa de la persona y sus circunstancias, apuesta por un nuevo contrato social entre ciudadanos y partidos, todos ellos, términos que sustentan nuestra ideología y forman parte de nuestros orígenes: catalanismo político como expresión de una preocupación preferente, prioritaria y básica de todo lo que atañe a Catalunya, sus intereses y necesidades de las personas que habitan en ella, independientemente del lugar de procedencia, pues lo importante son los destinos y la voluntad de ser, de construir y de progresar juntos. Nacionalismo es la suma e integración de razones históricas, emociones, sentimientos, pero también, pragmatismo para solucionar los problemas cotidianos de nuestros conciudadanos con una perspectiva muy próxima a esas mismas personas.

67


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Iñaki Gabilondo “No me esperaba el reenganche generacional de ETA” Por Xabier Lapitz y Sonia Hernando

I

ñaki Gabilondo lleva los últimos 25 años delante del micrófono y reconoce que no sabe qué hacer cada vez que hay un atentado. Confiesa que le dedica "un montón de horas" a la situación en Euskadi sin encontrar una salida. Asiste con cierta perplejidad al deterioro de la situación política vasca, al desencuentro entre los partidos, al silencio de HB después de las violentas sacudidas de ETA. Pero no está del todo sorprendido: "a mí me parecía raro que todo esto estuviera pasando con cierta naturalidad". Acostumbrado a contar historias y a explicarlas a sus oyentes, Iñaki Gabilondo maneja las metáforas para analizar una realidad compleja. Pone como ejemplo a una pareja separada que no fuera capaz de ponerse de acuerdo sobre su hijo enfermo para explicar lo absurdo de la distancia que separa a los partidos políticos para abordar de forma conjunta el problema de la violencia.

-Le noto pesimista... - El panorama en general lo veo muy mal. Porque además no veo salida a pesar de dedicarle un montón de horas a esto. No sé muy bien qué ha pasado pero tengo la impresión de que todas las fuerzas políticas han colocado sus posiciones de forma temeraria en dos extremos donde casi nada en la vida tiene solución. De todas formas sí he de decir que de una sociedad que estaba viviendo la anomalía del terrorismo a mí me parecía raro que todo esto estuviera pasando con cierta naturalidad;

68

siempre creí que esto tarde o temprano iba a hacer crisis, que la situación era como un grano que un día iba a soltar todo el pus que tenía porque esto no es normal. No tiene sentido, por ejemplo, que la primera preocupación en la sociedad sea el terrorismo. Es como si de pronto una anomalía hubiera perdido un milagroso equilibrio en el que parecía vivir hasta el punto de que la gente se había familiarizado con ella.

-¿Cómo cree que hemos llegado a esta situación? - Seguramente como consecuencia de la aceleración que se produjo en el intento de resolver el conflicto. El problema existía, la sociedad parece que lo aceptaba. Era y es un drama, pero cada persona, cada colectivo se había adaptado a ese drama como si fuera una especie de maldición. Y de repente una serie de circunstancias indican a un partido político que debía jugar fuerte si quería arreglar ese problema. Yo creo que el mayor error que se cometió, y los hechos están demostrando que así es, fue el rechazo del Plan Ardanza. No era un trágala tal y como algunos quisieron plantear, sino una propuesta, un plan. No era "el plan", sino un plan que sobre todo servía para demostrar que no se reunían las fuerzas políticas únicamente para rechazar los atentados. En ese momento el PNV da por cerrada toda posibilidad de avanzar por ese camino y decide jugar fuerte en otra dirección.


hermes nº:2 de 8. Iñaki Gabilondo: “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE tían, pero que habían aprendido a convivir. La coexistencia consiste precisamente en que todos y cada uno de nosotros cogemos nuestros máximos, nuestras posiciones extremas y las reducimos, las matizamos para convivir con los demás. De pronto todos los máximos han aflorado. La sociedad española podía parecer que no era nacionalista española, pero los hechos nos demuestran que algo en ese sentido sí que había. Por otra parte, en el alma del nacionalismo vasco donde siempre cohabitan el soberanismo y el autonomismo de pronto ha salido a la luz y con fuerza el primero.

-¿Es necesario desandar parte del camino para volver a intentarlo? - La pregunta es: ¿qué es mejor? ¿dar por irresoluble un problema dejando que la sociedad se familiarice con esa patología o vivir la aguda crisis que vivimos ahora como consecuencia de que se ha intentado mirar el problema a los ojos? Yo creo que lo segundo. Lo que sucede es que hemos aprendido y deberíamos evitar los errores por los que ya hemos pasado.

-¿Qué lecciones deben extraerse de este intento?

- Siguiendo cronológicamente su relato, de aquella decisión surgió una tregua de ETA... - Durante 14 meses se vive una gran ilusión, como nunca habíamos conocido, y cuando se quiebra, de pronto las cosas se llevan demasiado lejos y es ahí donde todos los demonios afloran. Eran demonios que ya exis-

- La relación que hemos argumentado siempre entre el conflicto y la violencia no se puede seguir utilizando. Yo creo que toda la sociedad españolista debería aceptar sin enfadarse que existe un viejo contencioso y el nacionalismo debiera aceptar que el contencioso no es de vida o muerte. Era de vida o muerte durante el franquismo pero no lo es ahora. Yo no he entendido cómo durante los cuatro años en los que el PP y el PNV han estado tan cerca no llegaron a convenir algo así. El planteamiento sería: ¿os resultaría a vosotros muy difícil ir entendiendo que hay un viejo contencioso si nosotros vamos aceptando que ese viejo contencioso no debemos arreglarlo mañana mismo porque el alma de Euskadi no está en peligro tal y como dice HB?

69


hermes nº:3 de 8. Iñaki Gabilondo: “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE - Esa separación entre conflicto y violencia va muy en la línea de las propuestas del lehendakari Ibarretxe...

Iñaki Gabilondo

- Es en este momento el predicador número uno de esta teoría al defender que hay que separar paz y política. En mi opinión no se puede decir que la causa de la violencia sea el contencioso; será la raíz, pero nunca la razón. Si un hombre mata a su mujer porque no se llevaban bien, la raíz del asesinato es que no se llevaban bien pero no la razón. Porque entre el conflicto y el asesinato no se puede establecer una relación causaefecto sin una grave crisis moral. Si explicamos el asesinato de la mujer y buscamos la causa en que se llevaban mal, que la mujer tenía un lío con otro, entonces caemos en la crisis moral. La violencia tiene que afrontarse con la mirada con la que se afronta la tortura, la pena de muerte o la esclavitud. No aceptamos la tortura porque por razones morales hemos decidido rechazarla. No podemos justificar la tortura explicando que es normal porque ese chico había matado antes a no sé quién. Sin embargo, hay una parte de la sociedad vasca -no sólo hablo de HB- que ha aceptado un poco ese discurso y que traducido puede sonar así: "Pepito ha matado a su mujer de un hachazo en la cabeza." Y el otro le responde: "Hombre ya, pero yo no puedo condenar y tampoco simplificar porque es que ella tenía un novio y entonces...".

- Entiendo por lo tanto que cualquier solución pasa por una regeneración moral de la sociedad vasca. - Yo entiendo que la gente tenga prisas y quiera solucionar todo esto rápido, pero sin hacer antes esta distinción elemental, eso es imposible. Yo no me acuerdo en qué momento se rechazó la tortura pero todo ha

70

sido más fácil desde entonces. El lehendakari ha percibido esto con mucha claridad. Eso no resuelve en sí nada, pero abre un primer camino. El nacionalismo debe decir al nacionalismo que apoya la violencia que no se puede seguir haciendo asociación de G i z a r t e e sideas entre el contencioso y la violencia. Al mismo tiempo p a i n o l i s t a o s ono entiendo cuál es el ak onartu egin problema para que b e h a r k o l u k e , h aotra parte de la soserretu gabe, hemen ciedad acepte la existencia de un b a d e l a g a t a z k a b a t a scontencioso. Y tep a l d i t i k ; n a z i o n a l i snemos de esta forma m o a k , b e r r i z , g aun círculo maldito del que no podemos salir. tazka hori hil edo bizikoa ez dela onartu - El lehendakari, por debeharko cir estas cosas, está considerado como maldito en los círculos del Goluke. bierno español.

- Sí. La única vez que he estado en La Moncloa con el presidente Aznar fue cuando nos invitó a una comida a todos los que hacemos los programas de la mañana en la radio y entonces nos planteó una pregunta: "¿nos os dais cuenta de que quieren los mismo pero sin la violencia?". Y yo le contenté que sí, pero que yo no veía ningún problema en eso. Yo les he oído decir durante treinta años que no había problemas en plantear cualquier cosa sin violencia. ¿Cuál es el probl’ema ahora? Esto está desenmascarando muchas actitudes.

- Cuando se plantea por un lado que no se pueden hacer confluir necesariamente paz y política y, por otra parte, quienes apoyan la violencia la unen siempre al conflicto político, ¿cómo se alcanza una salida? - Seguramente la salida está en un punto que no nos hace confluir a todos de manera automática. Tienen que empezar a confluir algunos, para después confluir más. Estamos ahora en una fase más previa donde se han roto los contactos de todos con todos. Y a esta incomunicación se añade ahora otro problema y es que


hermes nº:4 de 8. Iñaki Gabilondo: “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE

-¿Deberá pasar otra generación para que veamos una solución? -A mí lo que me espanta y además no me lo esperaba es el reenganche generacional de ETA. Soy un profeta fatal porque yo pensaba que cuando llegara el momento del relevo generacional de ETA, los chicos se dirigirían a sus padres para decirles que no, que se dejasen de banderas que ellos estaban a otra historia. Para mí ha sido una verdadera sorpresa. Quizás la imagen que más grabada se ha quedado en

o

ond

bil Ga

- Yo no culpo al nacionalismo de la actual situación y mucho menos le culpo de la violencia, pero sí creo que el nacionalismo ha cometido históricamente el error de no haber elogiado todo lo que se había conquistado. El hecho de permitir que haya una generación que piense que estamos como antes, que estamos oprimidos, que esto es como durante el franquismo ... todo ese discurso ha sido posible porque el nacionalismo democrático, sin darse mucha cuenta de las consecuencias, no ha contrapesado suficientemente el discurso reivindicativo con el valorativo de todo lo que tenemos. Jon Juaristi cree que esto forma parte de un pérfido plan. Yo creo que forma parte de un mal cálculo. Estoy seguro de que ahora con una perspectiva histórica, los nacionalistas hubieran jugado de otra manera. Los nacionalistas deben hacer una lectura de su error, no de su pecado, pero sí de su error.

- Cuando va a Euskadi, ¿detecta más preocupación, más miedo?

- Lo que más percibo es desesperanza. Y en segundo lugar he creído ver chispas de desencuentro agudas. Lo mismo que los políticos se terminan pareciendo a los guiñoles del Canal +, las sociedades terminan pareciéndose a lo que se dice que son. He notado que los ciudadanos vascos se empiezan a colocar en un bando o en otro. Significando su nacionalismo o su no nacionalismo, cuando la realidad siempre es mucho más compleja y cada nacionalista por ejemplo tiene dentro de su alma mil matices que no tiene ninguna otra persona.

ki

- ¿Ese "ETA no se conforma más que con todo" significa que hubo ingenuidad en los partidos que se acercaron a ETA creyendo que ésta podía hacer política?

mi retina es la de los cuatro secuestradores de José Antonio Ortega Lara. Unos tíos aparentemente muy normales que pudieron convivir, seguir con sus vidas mientras sabían de un auténtico drama. Es que esos son nosotros, salen de nuestro pueblo, no forman parte de ningún subgrupo del que yo no me haya enterado de su existencia. Es que son nosotros. Me resultó muy duro cuando entendí que los hijos de éstos posiblemente se nos habían escapado.

Iña

HB no pinta absolutamente nada y ETA, que sí pinta, no se conforma más que con todo. Yo quisiera saber por qué ETA iba a dejar las armas si se consigue el derecho de autodeterminación y sale en sentido negativo para sus intereses. ETA no da esperanzas de que pueda haber encuentro de posiciones; puedo imaginar posiciones de encuentro con HB, pero ahora no pinta nada, no tiene autonomía y por eso estoy desesperanzado.

"Estamos en un piso aún muy bajo, estamos en primero de esperanza si todavía no sabemos si podemos apelar al diálogo"

-¿Cuál es la mejor fórmula para frenar ese proceso? - Yo solo sé que me he criado en la confluencia del nacionalismo y el no nacionalismo. De la misma forma que la mitad de mi familia es nacionalista y la otra mitad no. Y nos hemos querido mucho y nos hemos respetado

71


hermes nº:5 de 8, Iñaki Gabilondo:“no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Iñaki Gabilondo

siempre. Como además en los últimos doce años el PNV y el PSE han conformado ese juego, creo que este tipo de confluencia es mejor, porque la fractura tiene más riesgos y se tensa demasiado la cuerda en posiciones extremas. Cuando el PP plantea que tiene que ganar porque "está en juego la democracia" yo no entiendo nada; y ése es el problema del PP, que se plantea los retos como cruzadas. Esa sobreactuación, ese exceso tensa todo de forma muy dramática. Ese planteamiento en primer lugar me parece una bobada, en segundo lugar me parece poco democrático y en tercer lugar, tratándose de Euskadi, me parece peligroso. Al que le veo con más cara de no estar enterándose de nada es al PP, pero según mis noticias este partido está empezando a dudar. Todo se lo juega a órdagos, lo que le da después muy poca capacidad de maniobra. Ahora tiene el problema de que si no gana las elecciones autonómicas se mete en la boca del lobo porque toda su apuesta ha ido encaminada precisamente a ganar.

-¿Cree que son necesarias unas elecciones anticipadas en Euskadi? - Esta situación no se puede soportar por mucho tiempo. El otro día estuve hablando con el lehendakari mucho tiempo y él me planteaba que efectivamente ya se ha dado cuenta de que en un plazo no muy largo tienen que convocar elecciones. Lo que a él le gustaría es convocarlas en un ambiente un poco más calmado para que no añadamos la tensión electoral a la que ya existe. Pero ¿cómo puede saber el lehendakari que el tiempo juega a su favor y no en su contra? Yo le encontré al lehendakari metido en una verdadera tragedia. Tragedia en sentido griego, que significa que tiene dos opciones y las dos son malas.

-¿Por qué? - Hasta ETA nos condiciona en eso. Tienen, por desgracia, el timón y el reloj. ¿Qué pasaría si ETA mata a tres concejales del PP, ade-

72

más de la barbaridad y el espanto que eso supone? ¿Qué pasaría si ETA declara una tregua unilateral con un emplazamiento claro al PNV para que abandone planteamientos intermedios? ETA tiene el as en la manga para estar viendo el espectáculo y sentado poder elegir quién gana y quién pierde. El propio PSOE no sabe muy bien cómo encarar este asunto, cómo torearlo... ¿cómo iban a soportar los del PSE el asesinato de concejales del PP?

-¿Ve posible en Euskadi una "fórmula británica", esa que permitía sacar de los procesos electorales los atentados del IRA para que no afectaran a las relaciones entre partidos? - Yo no sé a través de qué proceso, de cuánto dolor más se llega al convencimiento al que se llegó en Irlanda. Yo creo que ahora mismo no estamos en ese punto, aunque no sé cuántas lágrimas nos quedan para llegar a ello. En torno a un drama como ETA no se ha

"Que vaut-il mieux ¿ c o n s i d é r e r i n s o l uble un problème en laissant la société se familiariser a v e c c e t t e p a t h o l og i e o u v i v r e l a c r ise aiguë que nous connaissons à ce j o u r c o m m e c o n s équence du fait q u ' o n a t e n t é d ' a ff r o n t e r l e p r o b l ème en face ? Je crois pour ma part qu'il vaut mieux o p t e r p o u r l a s econde solution"

" I l s t i e n n e n t , m a lheureusement, le g o u v e r n a i l e t l e t im i n g . Q u e s e p a s s er a i t - i l s i E T A tu ait trois conseillers du P P , o u t r e l a b a r b arie et l'horreur que cela suppose ? Que se passerait-il si ETA déclarait une trêve unilatérale accompagnée d'une mise en demeure au PNV afin que celui-ci abandonne d e s p o s i t i o n s i n t e rmédiaires ?"


hermes nº:6 de 8. Iñaki Gabilondo: “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE conseguido que las fuerzas políticas elaboren una estrategia común. Lo inteligente sería hacer como, por ejemplo, hacen un montón de matrimonios cuando se separan. Parejas que a pesar de tener posiciones completamente divergentes elaboran una estrategia común frente a una situación grave como la de un hijo común con un problema como el alcoholismo o las drogas. Es una cuestión de sensatez. En este momento hace falta la política que se vivió en procesos excepcionales como la elaboración de la Constitución o la Transición. Se precisa la política grande que ahora no se ve. Cuando es necesaria la paz, los partidos se aproximan hacia la paz desde las posiciones en las que están, sin tener que hablar de un precio a pagar por la paz. Pero ahora mismo hasta las palabras están malditas.

- Diálogo también se ha convertido en una palabra maldita. -Es que no es normal tampoco que ahora mismo la palabra diálogo se haya convertido en una especie de llave. ¿Diálogo sí o diálogo

no? Es que eso ya es muy significativo de la magnitud del problema ante el que nos encontramos. Estamos en un piso aún muy bajo, estamos en "primero de esperanza" si todavía no sabemos si podemos apelar al diálogo. Cuando además hace no mucho interlocutores designados por el Gobierno de Aznar estuvieron hablando nada más y nada menos que con ETA. Y de esto no hace cincuenta y siete siglos, sino hace muy poco.

“Como periodistas sólo nos queda la honestidad” - Abordando el asunto de la opinión pública y la influencia de los medios de comunicación y los profesionales de estos medios. ¿Cómo ve el panorama comunicativo y la influencia que ejercen en la situación política? - La complejidad de la situación política vasca exigiría serenidad y tiempo, y los medios de comunicación están absolutamente disparados. Uno de los dramas que está viviendo el periodismo es precisamente esa asociación de ideas de que a cada medio le corresponde una ideología que agrupa a los colectivos afines. Los

"¿Qué es mejor? ¿dar por irresoluble un problema dejando que la sociedad se familiarice con esa patología o vivir la aguda crisis que vivimos ahora como consecuencia de que se ha intentado mirar el problema a los ojos? Yo creo que lo segundo"

medios de comunicación dejan de ser esperados como una referencia de solvencia informativa, sino que son más bien el lugar al que uno acude para que se certifiquen sus puntos de vista. Si los medios efectivamente comienzan a agrupar a los oyentes por grupos afines a determinadas ideas, llegamos a una situación en la que los oyentes te perdonarían la insolvencia pero no la tibieza. Este juego de agrupación es diabólico

73


hermes nº:7 de 8. Iñaki Gabilondo: “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE porque acaba con el propio fin de los medios de comunicación. Ante eso lo único que nos queda es responder con la mayor honestidad profesional posible. Porque en muchos casos en lugar de periodistas tenemos a agitadores. Y además está la situación de que si criticamos, señalamos y si no lo hacemos, somos tibios o irresponsables. Hay que jugar con honestidad. Tienes que elegir tu libertad, tu decencia profesional porque está en juego nuestra profesión. Y esa demarcación se ha podido hacer en todo el mundo. Le Figaro es un periódico de derechas, Le Monde un periódico de izquierdas y no hay un solo francés que se crea que Le Monde juega con la información porque tenga una ideología determinada. Saben que Le Monde tienen una mirada progresista de la realidad y Le Figaro una conservadora, pero a nadie le parece que eso tenga nada de particular y ningún ciudadano francés cree que los periodistas de uno u otro diario sean deshonestos con la información. ¿Cómo lo han logrado? Pues posiblemente se explique porque la sociedad francesa es mucho más madura. Aquí seguramente estamos pagando excesos de gente que ha abrazado ideologías con todos los sacramentos como hacen los partidos políticos. Se han cometido excesos horrorosos: el ABC de Ansón por ejemplo. Una persona que pasa por ser un maestro de periodistas; el mismo Ansón que duraría en The Washington Post una semana. La parcialidad es tal, tan brutal que a esta situación hemos llegado.

74

- El público puede tener la sensación o la idea de que en las redacciones donde se deciden los temas por los que apostar está sentado el presidente de no sé qué partido político... - Si todos se quejan de eso es porque en algún medio de comunicación se debe hacer así. Todos los medios de comunicación miramos a los demás como si así fuera y nadie piensa que no hay nada raro detrás de una u otra decisión. Yo no sé si es que nos hace falta más tiempo para vivir y acostumbrarnos a la complejidad de la libertad. El caso de Gemma Nierga es una metáfora de todo lo que se está produciendo. Gemma es una muchacha estupenda con poca experiencia en el zarzal éste. Hizo una aportación de sentido común, dijo lo que le parecía que tenía que decir habiendo tenido los ojos, los oídos y el corazón abiertos. Y poco menos que pareció que pasó la noche anterior a la manifestación de Barcelona conspirando con no se sabe quién.

- ¿Y qué panorama se nos avecina? ¿Cree que la entrada masiva de medios en el mercado con las tecnologías digitales puede ayudar a diluir esa tensión entre bloques? - Yo suelo decir muchas veces lo que en cierta ocasión me contó Manuel Marín. Él contaba que el proceso que se estaba produciendo es que se estaba invirtiendo la situación tradicional de forma que los partidos políticos eran las organizaciones a través de las cuales se gestionaban los intereses de la sociedad mientras que los medios de comunicación eran el


hermes nº:8 de 8. Iñaki Gabilondo “no me esperaba el reenganche generacional de ETA”, Xabier Lapitz y Sonia Hernando

AURKIBIDEA/ÍNDICE escenario en el cual se dirimían esas peleas. Pero ahora la situación es diferente ya que los medios de comunicación ya no son escenario sino que son los nuevos catalizadores de los juegos de intereses de los colectivos sociales, habiéndose quedado los partidos convertidos en las academias de formación de los cuadros profesionales que la democracia necesita. Los medios por tanto ya no son escenario, sino actores de la pelea. Yo no sé si Manuel Marín tiene razón pero lo parece.

Monologo sobe la Euskadi posible

hecho muy pronto la gesticulación de la democracia. Creo que nadie está natural todavía en la democracia y en el caso de la mujer esto está todavía más claro. Un día sí y otro también una sentencia de un juez nos deja turulatos o nos sobrecoge un nuevo caso de violencia doméstica. Es decir, que era mentira que hubiéramos lleNire usgado tan lejos en la tez, Katalunia Eusaceptación de kadi baino errealistagoa la igualizan da beti. Euskadi deladad. eta, gogoan izaten ditut beti Ori- Respecto a ese debate interno que xek -nire greko irakasleak- esandako siempre surge cada vez que hay un atentado. esaldi batzuk greko irakaslea. Berak esaten ¿Qué actitud defiende que debemos adoptar zuen euskaldunok bi kultura ditugula gure inlos medios? ¿Cómo valora, por ejemplo, guruan, eta biak gurea baino askoz ere indartsualas palabras del ministro de Interior goak direla; hortaz, euskal herriak intrantsigentras el último asesinato de los tzia-puntu bat eta posibilismo-puntu bat eduki GRAPO? Él reclamaba que los medios debíamos behar izaten ditu nahitaezean. Bere intrantsigentzia han"parar el carro" y no diegia baldin bada okertu egiten da, baina gauza bera gertahacer más propatzen da bere posibilismoa handiegia baldin bada. Euskal herriak ganda de los atenesaten zuen Orixek- lortu egin du denbora horretan zehar tados... bizirik irautea; ez dadila hil zeure belaunaldian. Nazionalismo historikoak sen onez administratzen zuen joko hori, - Me resultó paradóbaina intrantsigentzia eta pragmatismoa uztartzeko gaijico cuando unos días antes se tasun hori hautsi egin da azken urteotan. Euskadin detuvo a la cúpula del GRAPO y badirudi beste gauza batzuk gailendu zaizkiola resulta que hubo un asesinato. Yo pragmatismoari. Agian txarra da eskuratu ez tengo muchas dudas sobre cómo debegenuen iraganaldi batez ametsak egitea... mos abordar los medios de comunicación baina ezin ukatuzkoa da herri honek batodo esto. Con cada atentado dudo sobre códuela errealitate bat eta zilegizko eskubide mo lo abordo en mi programa y el tiempo que osoa duela bere burua ikusteko eta bizirik le dedicamos. Lo que sé es que cada día es más irauteko. Euskadi nahaste malapartatu importante que nos sujetemos al código de la batean dago harrapatuta. Imajina profesión, a los hechos comprobados y no hablar sin confirmar. A mí me sorprende mucho ezazue, une batez, Euskadin ez que Jaime Mayor Oreja sepa lo que tenemos Cinco dugula arazo hori, hau da, ez que hacer. Dice que hay que darle poca imporhombres gabiltzala gure aspaldiko tancia a las noticias sobre terrorismo cuando él juntos hablangatazka hori tiroka konmismo no para de hablar de ello. do sin mujeres es pondu nahirik. Bauna situación que da, paradisua expresa la realidad del izango litzatepensamiento que está - Sobre la situación de la mujer ke". mucho más atrás de la gesti¿Observa una marcha atrás en torno a la culación del pensamiento sobre defensa de las libertades públicas y especialla mujer. El proceso, como en otras mente en todo lo que se refiere a la igualdad? cosas, nos ha pillado muy demócratas ¿Hay un retraso en los grandes principios? formalmente pero no hemos digerido la naturalidad de la democracia. - Franco se ha muerto hace poco y hemos

75


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Escandinavia, cuatro paises hermanos pero bien diferentes La idea de patria pequeña rompe moldes en los estados de la fuerza

L

os países escandinavos - Dinamarca, Finlandia, Noruega y Suecia - tienen una infinidad de elementos en común, pero no la cronología de los respectivos asentamientos humanos: mientras Dinamarca ha seguido la evolución de Europa Central, en los otros tres la retirada de los hielos polares solamente permitió la aparición de los primeros pobladores hace unos diez o doce mil años. Es decir, la densidad demográfica fue siempre tenue en los tres más septentrionales en tanto que Dinamarca tuvo mucho antes que los otros el suficiente número de habitantes cómo para ser el principal Estado de la zona y, durante muchos años también, un protagonista importante en la historia de Europa. Los rastros documentales de ese protagonismo son constantes a partir del siglo X.

VALENTIN POPESCU. Estudios de Derecho en la Universidad de Barcelona, titulado por la Escuela Oficial de Periodismo de Madrid. A partir de la primera mitad de los años 50: redactor jefe del semanario de información general “Sábado Gráfico”, redactor de la “Agencia Efe”, informativos “TVE”, semanarios “Actualidad Española” y “El Caso”, entre otros trabajos periodísticos. Autor de un ensayo sobre la xenofobia en la Alemania de este siglo.

76

Antes de las correrías de los vikingos por Europa (siglo IX al XI), los países escandinavos vivían mayormente en organizaciones tribales con una economía basada en la caza y la pesca. En Suecia, por ejemplo, los primeros hallazgos de una población sedentaria, agraria, se remontan tan sólo al siglo V d. C. Hay pocos rastros de los tiempos del deshielo, pero todo apunta que a las primeras poblaciones escandinavas, de estructuras muy

primitivas, les siguieron a partir del siglo VI a. C. migraciones de etnias diferentes y de mucho mayor desarrollo cultural. El gran salto adelante en la estructura política y social de esos pueblos se produjo a partir de su cristianización (siglo X en Dinamarca y XI - XII en la Península Escandinava). Una consecuencia directa de ese "vivir en el vacío" fue una acusadísima conciencia y querencia autonómica de todos los pueblos del área así como sus constantes enfrentamientos con el poder central del momento así como las presiones e influencias de los pueblos germánicos vecinos. Estos fueron durante siglos los grandes competidores comerciales y también el mayor vector cultural del mundo escandinavo.

Kristautasunaren etorrerak nabarmenki bultzatu zuen herri hauen egituratze politikoa.

Es una ironía del destino que la primera Constitución absolutista de Europa surgiera precisamente en el marco de una monarquía electiva, la del rey danés Federico III.

Los vikingos: Europa aprende a temer a los escandinavos Nadie ha explicado de forma satisfactoria hasta ahora la súbita aparición (y también desaparición) de los vikingos, así como el enorme vigor de sus actividades mercantil-piratas y colo-


hermes nº:2 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE

nizadoras. De tanto hablar los cronistas de las "espantosas" incursiones vikingas, casi se olvida que los vikingos también fundaron ciudades (por ejemplo, Dublín), descubrieron tierras (la costa norteamericana de Labrador, la Isla de Groenlandia), colonizaron territorios (Islandia, Normandía, York, Rusia, etc.), intervinieron positivamente en la historia de Bizancio, donde llegaron a formar una especie de guardia imperial (siglo IX), o negativamente, cuando se aliaron a los almogávares y establecieron relaciones comerciales estables con el califato de Bagdad.

Una de las explicaciones evidentes - pero insuficientes - del empuje y súbita irrupción de los vikingos (nombre derivado del que los pueblos eslavos del Báltico daban a los extranjeros) es la explosión demográfica del área provocada por las mejoras climáticas. Otra teoría - la del belga Henri Pirenne - señala que la citada expansión coincide con las conquistas árabes en Africa y la abundancia de piratas en el Mediterráneo, dos hechos que bloquearon el comercio Norte-Sur. Los comerciantes-navegantes escandinavos se vieron forzados así a buscarse la vida a la brava en el Oeste de Europa, donde dominaban los francos, y a abrir nuevos caminos hacia el Oriente Medio a través de Rusia y el Mar Caspio. Esta teoría de Pirenne explica también porque desaparecen tan súbitamente las correrías vikingas como aparecieron : las cruzadas, la pacificación de la ribera oriental del Mediterráneo y la reducción de la piratería en el "Mare Nostrum" volvió a abrir las rutas comerciales de siempre entre Norte y el Sur. Dinamarca El cristianismo llegó a Dinamarca en el 826 con el desembarco del monje benedictino

77


hermes nº:3 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Ansgar y se afianzó definitivamente a finales del siglo X, cuando el rey "Harald Dientesazules" se convierte y con él, todo el reino. O al revés: la monarquía se afianzó definitivamente con la ayuda eclesial del episcopado de Brema, a cuya diócesis pertenecía el territorio danés. Porque la estructura del país era aun fuertemente tribal, con asambleas (los "ting") de los territorios y el rey no era más que un "primus inter pares" elegido por las asambleas desde la

78

época vikinga. Así, la sucesión era frecuente fuente de luchas internas al no ser hereditaria. La alianza Iglesia-rey estuvo encaminada en primer lugar a dar estabilidad dinástica al poder político. Y, viceversa, este poder ayudaba a la Iglesia en su lucha contra el paganismo y las supersticiones. El primer rey danés que se apoya fuertemente en la Iglesia (y en sus tropas vikingas) pa-


hermes nº:4 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE ra incrementar el poder monárquico es Knut, Un rey para Dinamarca, Noruega y quien asciende al trono en 1080. Es el primer Suecia rey que crea impuestos en Dinamarca. En 1113 los daneses tienen problemas con los vendos, Se puede decir que la mayor prestación pueblo báltico atrasado y muy agresivo, y con de este rey al país fue su hija Margarita, casalos alemanes del Elba, generando uno de los da con el rey noruego Hakon. El hijo de esproblemas crónicos de Dinamarca con Alematos, Oluf, es elegido rey de Dinamarca a los nia : para defender su frontera sur se crea el concinco años de edad y Margarita asume la redado de Slesvig bajo el mando Knud, sobrino gencia, cediendo grandes prerrogativas polítidel rey Niels. Este Knud se había educado en la cas al consejo de los nobles. Mujer enérgica, corte sajona, estaba culturalmente sumamente sagaz e inteligente se libera de la tutela polítigermanizado adoptó el título alemán de duque: ca nobiliaria y, económicamente, de las gabe"Herzog" y adquirió tanto poder militar como las hanseáticas mediante una campaña de "pipara defender la frontera sur de Jutlandia y ser el ratería independiente" aunque dirigida por la segundo personaje más importante del corona danesa. A la muerte de su marido. reino. Con el tiempo, la posereclama para Oluf tanto la corona sión de los territorios de La noruega como la sueca (era nieSlesvig (en alemán: primera era de heto del monarca sueco MagSchleswig) y el vecigemonía danesa en el Norte nus Smek), pese a que esno Holstein iba a surge con los Valdemar, cuyo prita última era al igual ser la manzana mer rey -Valdemar el Grande- asciende que la danesa - una al trono en 1157. En este tiempo son sode la discordia monarquía electiva. metidos los vendos, los pomeranos y meckentre DinaOluf muere en 1387 klemburgues rinden homenaje al rey danés; se marca y Aley Margarita se las conquista Holstein y parte de Estonia. A los 84 mania hasta arregla para que años de era valdemaresa crece la intromisión gerel siglo XX, Erik de Pomerania mana desde Holstein y la liga Hanseática en el cuando la masobrino suyo asBáltico hasta que sube al trono, con ayuda aleyor parte de cienda al trono suemana, Valdemar IV. Tras años de fortalecer la estos territorios co tras una guerra de economía del país, este rey se enfrenta a pasa a ser definilos dano-noruegos Suecia y a la liga Hanseática en la lucha tivamente alemacontra Suecia. Gracias por el comercio del Báltico, la guena. a esta triple unión Dinarra acaba en una catastrofe marca adquiere las noruegas para los daneses La primera era de Islas Feroe, Orkney. Shetland e hegemonía danesa en el Norte Islandia. La triple unión se sella surge con los Valdemar, cuyo primer con los acuerdos de Kalmar (ciudad cosrey - Valdemar el Grande - asciende al trono en tera sueca) por los que se establece que el rey 1157. En este tiempo son sometidos los vendos; danés nombrará solamente funcionarios indílos pomeranos y mecklemburgues rinden homegenas en los otros dos reinos. Tal disposición naje al rey danés; se conquista Holstein y parte fue respetada relativamente, muy relativade Estonia. A los 84 años de era valdemaresa simente, por la corona que a lo largo de los guen tiempos difíciles con creciente intromisión años siguientes tuvo que afrontar en Dinagermana desde Holstein y la Liga Hanseática en marca revoluciones campesinas y tensiones el Báltico hasta que sube al trono, con ayuda alesociales que acabaron por elevar al trono de mana, Valdemar IV. Tras años de fortalecer la Copenhague a la estirpe de los Oldemburg economía del país, este rey se enfrenta a Suecia (Christian I). Pese a intentonas separatistas de y a la Liga Hanseática en la lucha por el comerNoruega y Suecia, también este rey asumió la cio del Báltico (la pugna por el Báltico es una triple corona. En el tema de Slesvig y Holsconstante de la política danesa hasta este siglo); tein, en cambio, su soberanía no fue por ser la guerra acaba en una catástrofe para los danerey de Dinamarca, sino por ser duque de esos ses. territorios.

79


hermes nº:5 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentin Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE Los siguientes reyes de la dinastía Oldemburg fortalecen el Estado (Dinamarca tiene la primera armada estatal y dispone de una flota mercantil cada vez mayor) y a la burguesía, si bien se ceden más y más competencias y prerrogativas económicas a la aristocracia. Esta pugna entre la corona y los nobles llevará a la separación de Suecia, país que no perdonó nunca la matanza de nobles que organizó Christian II en Estocolmo. Gustav Vasa, hijo de uno de los nobles degollados allá, fue más tarde el héroe de la independencia sueca y primer rey sueco desde el convenio de Kalmar.

Protestantes por interés económico

esta época - finales del siglo XVIII - cuando se produce la emancipación del campesinado danés y las grandes reformas rurales, Las guerras napoleónicas obligan a Dinamarca a alinearse con el vecino más poderoso - Francia - lo que al final le costará la pérdida de Noruega y otros territorios así como la destrucción casi total de Copenhague por los barcos de lord Nelson. En la segunda mitad del siglo XIX los sentimientos nacionalistas agudizan el problema de la soberanía sobre Slesvig y Holstein y, aprovechados por Bismarck para forjar la unidad alemana, dan pie a una serie de guerras negativas para los intereses daneses. Todo esto originará años de poder político para el Partido Liberal-Nacionalista danés.

Con Federico I Dinamarca se inclina hacia el luteranismo ya que esto le permite al monarca confiscar los bienes de la Iglesia Católica e El siglo XX, con sus dos guerras muninfluir directamente sobre la nueva Iglesia. No diales, origina grandes cambios en el país: pérobstante, los católicos son aún una fuerza imdida de las posesiones en las Indias Occidentaportante en el país, lo que provoca una dura les y la solución del conflicto de Slesvig guerra civil a mediados del siglo XVI que termiHolstein; la parte septentrional del primero se na con la entronización de Christian III y el declara danesa y se incorpora a Dinamarca triunfo definitivo de la Reforma. El en tanto que el resto pasa a ser alepaís acentúa su desarrollo comermán. Schleswig Holstein es hoy cial y se va enriqueciendo, pero uno de los Estados federados Criblé de dettes à la no puede evitar verse mezclade la RFA. suite de la guerre d'indédo en la Guerra de los 30 pendance, le nouveau roi copie Años. La creciente imporle danois Frédéric Ier et adopte tancia del poderío militar Suecia le luthéranisme de manière à sueco lleva a una ruinosa pouvoir confisquer propriétés et guerra dano-sueca que lleComo en Dinaavoirs de l'Eglise catholique, et na de gloria al rey sueco marca, en Suecia el paso ainsi renforcé, proclame la Carlos Gustavo... e indirecde un conjunto de tribus monarchie héréditaire en tamente a Federico III de Dicon jefes y reyes propios a Suède namarca. Este aprovechó la tenuna reino más o menos unido sión de los estamentos daneses se produce después de la llegada enfrentados entre si y asustados por los del cristianismo. El primer rey "nacioejércitos suecos para lograr la primera Constitunal" del que se tiene noticia es Olof Stötkoción absolutista de Europa (1660) y transformar nung, en el año 1001. Constancia de un rey la monarquía en hereditaria. soberano de los territorios suecos habitados se tiene apenas en 1130 con Sverker el Viejo; de todas formas, es casi seguro que la autonomía Poco a poco Dinamarca es regida cada de las poblaciones seguía siendo muy grande vez más por los gabinetes reales (paralelamente en este siglo y parte del siguiente. a una progresiva degeneración física y psíquica de los Oldemburg). Con la muerte (seguramente, asesinato) de Carlos XII de Suecia se A partir del siglo XIII la influencia e inllega a una paz entre Suecia y Dinamarca tras tromisión danesa se hace muy fuerte en Suecia 84 años de guerras casi ininterrumpidas. Es en y las convulsiones política internas culminan

80


hermes nº:6 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE en el siglo XIV con la llamada "carta magna sueca" que impone al rey pedir el consenso del consejo real para ordenar nuevos impuestos; no nombrar a ningún extranjero consejero o administrador de territorios; y ser un Estado de Derecho en el que no se puede castigar a nadie sin juicio previo. De 1389 a 1521 Suecia está sometida a la corona danesa (los acuerdos de Kalmar) y padece una ola de miseria provocada por las epidemias de peste. El penúltimo acto del reinado danés ya muy contestado por los aristócratas locales es la matanza de nobles suecos en Estocolmo (1517). El hijo de uno de los ajusticiados allí, Gustav Vasa, se pone al frente de las rebeliones de Dalma y Samalabd (Suecia) y, con la ayuda de la ciudad hanseática de Lübeck (gran rival de los daneses en el comercio del Báltico) derrota a Dinamarca y se proclama rey de Suecia el 6 de junio de 1523.

Protestantes por razones económicas Acogotado por las deudas de la guerra de independencia, el nuevo rey copia al danés Federico I y adopta el luteranismo para poder confiscar propiedades y haberes de la Iglesia Católica y, fortalecido así, proclama en 1544 la monarquía hereditaria en Suecia. La Guerra de los 30 Años origina años de gloria para el país, una profunda modificación de las estructuras socioeconómicas (la corona vende sus tierras para poder financiar la guerra, lo que da lugar a nuevas empresas y fortunas) y sienta las bases de la profunda crisis que iba a seguir tras la muerte de Carlos XII. Como su rival católico Wallenstein en la Guerra de los 30 Años, Gustavo Adolfo suma triunfo tras triunfo porque aúna el genio militar al talento administrativo de llevar el negocio bélico. Fruto de estas victorias es el control sueco del Báltico. En este tiempo - en realidad, durante casi dos siglos - el país contempla una creciente rivalidad entre la corona y la aristocracia. La figura de Carlos XII domina la historia sueca del siglo XVIII. Genio militar como Gustavo Adolfo y "financiero de la guerra" me-

jor aún que aquél o Wallenstein, Carlos XII arruina al país en una serie de guerras que acaban dejando exhaustas el Tesoro sueco y despoblada la nación entera. Su obsesión guerrera es tan notoria que en 1717 es asesinado - oficialmente, "herido mortalmente" - durante el asedio de Fredriksen, en la frontera noruega. La muerte de este rey fue un descalabro también para la corona, porque su sucesor y cuñado - Federico I, duque de Hesse - tuvo que renunciar al modelo absolutista de monarquía. El absolutismo retornará a Estocolmo con Gustavo III, quien se aprovecha del odio entre aristocracia y los demás estamentos del reino para sumir todo el poder.

Juan Carlos XVI (Bernadotte) y la pérdida de Noruega Napoleón no toleró la neutralidad de Suecia y aprovecho la falta de herederos de Carlos XIII para imponer a su general Juan Bernadotte como nuevo - con el nombre de Juan Carlos XIV - rey de Suecia. Desde el primer momento el nuevo rey se proclamó sueco hasta la médula y no sólo no siguió los dictados de París sino que reclamó de Dinamarca, aliado de Francia, la cesión de Noruega al tiempo que aseguraba al zar Alejandro I que no pensaba recuperar Finlandia. Al mismo tiempo comenzó negociaciones secretas con Gran Bretaña. Y cuando las tropas francesas penetraron en la Pomerania sueca estas alianzas culminaron para que las tropas suecas se uniesen a los aliados que estaban aplastando los restos de la "grand armée" napoleónica. Después de la batalla de Leipzig perdida por Napoleón, los soldados suecos entraron en Dinamarca y obligaron en la paz de Kiel (1814) al rey danés a ceder Noruega a Bernadotte. Los noruegos querían la independencia y se opusieron en un primer momento, redactando una Constitución propia, pero al ser derrotados en una breve guerra aceptaron la unión con Suecia. Esta reconoció la reciente constitución con la únicas limitaciones derivadas de la corona común. La unión duró hasta 1905. Suecia pasó en la primera mitad del siglo XIX de una fuerte crisis económica a una fase de prosperidad, revolución industrial y reformas sociales incluidas.

81


hermes nº:7 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE Aquí hay que señalar que las últimas fueron más profundas que la primera, sentando Suecia ya las bases de su primacía como adelantado de la conciencia social de los poderes públicos. Los avances sociales prosiguieron en la primera mitad del siglo XX (voto femenino, elección libre para la Cámara Baja, etc.) y tras la I Guerra Mundial el país gozó de un auténtico "boom" económico que reforzó su voluntad de mantenerse neutral también durante la II Guerra Mundial.

guerra suecodanesa. Las tensiones centrífugas van creciendo con el tiempo en Noruega y a principios del siglo XX surge la llamada "crisis de los cónsules" (Oslo quería tener los suyos propios al margen de los suecos) y en 1905 ambos reinos se separan definitivamente sin guerra alguna.

Finlandia

Como el resto de las naciones de la Península Escandinava, Finlandia Noruega sufre un proceso de colonización condicionado por la retirada A finales del s. XIX, la Esta nación de 13 hade los glaciares. Los primeros progresiva finlandización bitantes por Km cuadrado habitantes aparecen hace de la cultura e instituciones vio siempre condicionada unos 10.000 años y las priirritó a Rusia y un gobernador su política por esta "tenuimeras oleadas de pobladogeneral suyo en Finlandia intendad demográfica" que, en res, orientales, tienen el lótó imponer por la fuerza una su aspecto positivo, contagico escaso desarrollo rusificación: fue el comienzo biliza una tolerante forma cultural y social. Estos pridel enfrentamiento entre de convivencia... que no exmeros habitantes son el orilos dos países cluye en los últimos tiempos gen de un tercio de la poblaciertos brotes xenófobos. De todas ción actual del país mientras que formas, la actitud de los noruegos con el resto es de origen occidental y báltila población sami - los lapones - es enormeco. No obstante, la estructura del idioma acmente respetuosa. Claro que típicamente notual se debe en gran parte aún a ese primer ruego, respeto no quiere decir criterio único. Y contingente de emigrantes del grupo ugro-fiasí este país de 4.000,000 de habitantes tiene nés. Muchos finlandeses se sumaron a las cotres lenguas oficiales; dos de todo el territorio rrerías de los vikingos suecos que se dirigían a noruego moderno y clásico, más próximo al Constantinopla a Bagdad. alemán - más la de los sami. También en Finlandia la cristianización Debido al aislamiento de los núcleos de comienza en el siglo XII (pero fruto de la acpoblación, la unificación del país resultó siemción misionera inglesa y no a la alemana, como pre algo muy relativo y partió de los territorios en los otros países escandinavos) y su foco cercanos a Oslo. Como en el caso de Suecia, el principal es la región de Turku, en el centro de primer rey "nacional" aparece en el siglo XI la nación. Forman parte de la cristianización (1060) y la primera diócesis católica data del por el sable las llamadas "cruzadas suecas" ha1100. El paralelismo con Suecia es muy fuerte cia los más lejanos territorios finlandeses del en casi todos los aspectos - adhesión al protesNorte y Este. Los intentos de expansión sueca tantismo, tensiones con Dinamarca, etc. - pero hacia el Este crea choques con los rusos de su escasa demografía obliga a Noruega a hacer Novgorod y Finlandia es hasta el siglo XIII una siempre el papel de segundón hasta que en tierra de nadie con mucha más presencia sueca. 1536 pasa a formar parte del reino de DinaApenas en el XIV se establece una línea divisomarca (véase más arriba). Las guerras napoleória entre Suecia y Novgorod que es al mismo nicas le permiten a Bernadotte unir Noruega a tiempo frontera política, religiosa y cultural: su corona, pero la resistencia nacionalista de los finlandeses occidentales quedaban unidos a esta fuerza al rey sueco a respetar la ConstituSuecia en tanto que los carelianos pasaron a ser ción que se habían dado los noruegos tras la ortodoxos. Posteriormente parte de Carelia fue

82


hermes nº:8 de 8. escandinavia, cuatro países hermanos pero bien diferentes, Valentín Popescu

AURKIBIDEA/ÍNDICE anexionada a Suecia y luego al Gran Ducado de Finlandia. De todas formas, la anterior pertenencia no diferenciada de los territorio finlandeses a Suecia no impide que en el siglo XIV se registre un fuerte impacto cultural alemán debido al comercio con la Liga Hanseática. El rasgo más "definido" de la existencia de una entidad política finesa en el reino sueco es la participación de los estamentos y magistrados fineses en la elección del rey sueco. La independencia sueca lograda por Gustav Vasa en el XVI y la implantación de la Reforma alienta los idiomas nacionales en el reino sueco, pero también en los territorios finlandeses. Al mismo tiempo, los beneficios de la incautación de bienes católicos impulsó a la corona sueca a anexionarse los territorios deshabitados del N y NE de Finlandia y promover su colonización. Mientras cultural e idiomáticamente Finlandia asumía cada vez más de Suecia durante el siglo XVIII (sin olvidarse que también crecía simultáneamente la influencia alemana), las guerras con Rusia y - sobre todo - las victorias y consiguientes ocupaciones por las tropas rusas crearon una fuerte rusofobia en el ámbito finés. La tercera ocupación (1808/9, tras las de 1721 y 1743) pretendía ser permanente, por lo que Finlandia fue convertida en Estado autónomo con Dieta propia; era el Gran Ducado de Finlandia con capital propia: Helsinki. Esa valoración política de Finlandia no se debía al interés económico o demográfico del país, sino a su importancia estratégica para Rusia desde que la capital rusa era San Petersburgo. La integración finlandesa en Rusia fue muy intensa y valiosa, hasta el extremo de que de los 3.000 oficiales fineses que sirvieron al zar cerca de 400 llegaron a generales o almirantes.

tada y reconocida por el Gobierno de Lenin el 31 de diciembre de 1917. Pero sin retirar por ello las tropas rusas del nuevo Estado. La vinculación militar y hasta política - en esta época se hablaba políticamente de una "Finlandia blanca" y una "Finlandia roja" - a Rusia era tan fuerte que Gran Bretaña y los Estados Unidos tardaron año y medio en reconocer a la nueva nación.

Las guerras con Rusia Finlandia pasó fuertes crisis políticas, algunas como la del 1932, bordearon el golpe de Estado, pero el país se mantuvo fiel al parlamentarismo. A falta de una mayor crisis interna se produjo una externa: la agresión soviética de 1932, pretextada por la necesidad de la URSS de disponer de bases defensivas en las orillas del Báltico. Bajo el mando del mariscal Mannerheim - formado en las filas del ejército zarista - Finlandia hizo una resistencia heroica, pero acabo capitulando en marzo de 1940. Cedió la base de Hanko y retrajo su frontera oriental; perdía con ello un 10% del territorio y de la población. Esto explica que al atacar Alemania a la URSS en 1941 Finlandia se uniera al III Reich contra el enemigo común. Al final Finlandia volvió a capitular y la frontera volvió a ser la de 1940, pero recuperó Hanko. Económicamente la paz significó también la orientación durante mucho tiempo de la producción finesa hacia los mercados del Este europeo. A partir de 1960 vuelve a regir el país el eje económico y financiero suecofinés.

A finales del XIX, la progresiva finlandización de la cultura e instituciones irritó a Rusia y un gobernador general suyo en Finlandia - Bobrikov - intentó imponer por la fuerza una rusificación; fue el comienzo del enfrentamiento entre los dos países. El proceso siguió con los inevitables altibajos hasta que la revolución bolchevique de 1917 dio a Finlandia la oportunidad de independizarse, cosa que fue acep-

83


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Mapa sociolingüístico de Euskal Herria Evolución sociolingüística de nuestras lenguas

Euskal Herria, encuesta que se volvió a realizar la hora de intentar retratar o de en 1996 con el objeto de disponer de unos mírealizar la "radiografía" actual nimos datos desde el punto de vista no sólo de los trazos generales de la sincrónico sino también diacrónico. evolución socilongüística de Euskal Herria, lo primero que deberíLa diversidad lingüística es amos de subrayar es la falta absoIpar Euskadiko la nota predominante de Euskal luta de datos oficiales homogéneos erroldek ez dute Herria que abarquen al conjunto del teinolako galderarik rritorio en cuestión. egiten euskararen La encuesta sociolingüística eta frantsesaren de Euskal Herria de 1996, llevada Los censos del País Vasco ezagutzari eta eraa cabo por la Viceconsejería de PoNorte carecen totalmente de prebilerari buruz. EAElítica Lingüística del Gobierno guntas relativas al conocimiento y ko eta Nafarroako Vasco, en colaboración con la Diuso del euskera y del francés mienerroldetan, ordea, rección General de Política Lintras que los censos y padrones mugisa horretako galgüística del Gobierno de Navarra nicipales de habitantes realizados derak erantsi dizkiy el Instituto Cultural Vasco del en la Comunidad Autónoma Vasca gute, baina ez aldi País Vasco norte define al conjunberean. Horrenbesy la Comunidad Foral de Navarra to de la población en cuatro grutez, zailtasun bereque sí han incorporapos distintos, en función del grado ziak ditugu hiru ludo preguntas relativas de competencia lingüística relativa rralde horietako al conocimiento del bilakaera soziolinque tienen los ciudadanos mayoeuskera, a la lengua guistikoak alderatu res de 15 años entre las dos lenmaterna y a la lengua ahal izateko guas en contacto, a saber, euskera de uso en casa, no las y castellano en la Comunidad Auhan incorporado al tónoma Vasca y la Comunidad mismo tiempo. En Foral de Navarra, por un lado, y euskera y franconsecuencia, hay una dificultad cés, en el País Vasco norte: añadida muy importante a la hora XABIER AIZPURUA. de intentar mostrar la evolución soLicenciado en Filología Vasca por la Universidad de Monolingües euskaldunes: hablan ciolingüística comparada entre los Deusto en 1985. Director "bien" euskera y no hablan "bien" erdera. Retres territorios de Euskal Herria. de coordinación y Promoción del Euskera del Deparpresentan el 0,5% de la población de Euskal tamento de Cultura del Herria, en números absolutos unas 12.400 Gobierno Vasco desde Por ello, la Viceconsejería 1995 hasta marzo de 2.000. personas. Secretario del Consejo de Política Lingüística Asesor del Euskera. Funciodel Gobierno Vasco nario de la Secretaria General de Política Lingüística planteó, en 1991, la La recuperación del euskera se está realizando de forma indel Gobierno Vasco. Profenecesidad de realizar tensa y continuada en la Comunidad Autónoma Vasca y con sor en el Instituto de Laudio y director del Euskaltegi un ritmo mucho más lento en Navarra. Por contra, en el Pala primera encuesta Ricardo Arregi de San Seís Vasco Norte la regresión del euskera es ininterrumpida sociolingüística de bastián hasta 1985.

A

84


hermes nº:2 de 8. mapa sociolingüistico de euskal herria , Xabier Aizpurua

AURKIBIDEA/ÍNDICE TERRITORIOS

EUSKAL HERRIA

TOTAL

n.º

CAV

(%)

n.º

NAVARRA (%)

n.º

P. VASCO NORTE

(%)

n.º

(%)

2.428.100

100,0

1.778.500

100,0

437.200

100,0

212.400

100,0

12.400

0,5

9.800

0,6

1.100

0,2

1.500

0,7

534.100

22,0

438.400

24,7

41.000

9,4

54.700

25,7

159.600

29,9

128.500

29,3

13.400

32,7

17.600

32,2

equilibrados

171.500

32,1

141.700

32,3

11.800

28,9

18.000

33,0

predominio erdera

203.000

38,0

168.200

38,4

15.800

38,4

19.000

34,8

Bilingües pasivos

352.900

14,5

290.200

16,3

42.800

9,8

19.800

9,3

1.528.700

63,0

1.040.000

58,5

352.300

80,6

136.400

64,2

Monolingües euskaldunes Bilingües predominio euskera

Monolingües erdaldunes

Bilingües: se desenvuelven "bien" o "bastante bien" tanto en euskera como en erdera. Este colectivo supone el 22% de la población, alrededor de 534.100 personas. Dentro de este colectivo, más de un tercio afirman que se expresan con mayor fluidez en erdera que en euskera (38% de los bilingües, unas 203.000 personas). Bilingües pasivos: saben hablar "algo" en euskera o, si no lo hablan, lo comprenden o leen "bien" o "bastante bien". Representan el 14,5% de la población, unas 352.900 personas. Monolingües erdaldunes: sólo saben hablar español o francés. Son el 63% de la población, alrededor de 1.528.700 personas. Es el colectivo predominante en los tres territorios de Euskal Herria (80,6% en Navarra, 64,2% en el País Vasco Norte y 58,5% en la Comunidad Autónoma Vasca). La comparación de estos resultados con los obtenidos en la encuesta sociolingüística de 1991 arroja como conclusiones más importantes las siguientes: Los monolingües euskaldunes han descendido a la mitad pasando de 23.500 a 12.400 personas. Son personas de avanzada

edad, la mayoría superan los 64 años, por lo que su tendencia es a la desaparición. En la Comunidad Autónoma Vasca el número de bilingües de más de 15 años se ha incrementado en Euskaldun elemás de 35.000 personas (pabakarren kopusando de 401.500 a 438.400) rua erdira jaitsi entre 1991 y 1996. Pero si da. EAEn, 35.000 comparamos los datos del cenelebidun berri so de 1981 y los del padrón edo gehiago dimunicipal de habitantes de tugu, eta joera 1996, relativos al conjunto de antzekoa da Nala población, se observa que, en farroan, bertan ese período de 15 años, el nú3.500 pertsona mero de euskaldunes ha auelebidun gehiamentado en casi 200.000 pergo baititugu sonas (190.682) lo que ha orain, hau da, supuesto pasar del %21,9 sobre 41.000 pertsola población total al %30,9 na. Ipar Euska(del 4% al 14,5 en Álava; del din, ordea, be40% al 49,8% en Gipuzkoa; y hera egin du del 15,2% al 23,8% en Bizelebidunen kokaia). puruak: 6.000 pertsona gutxiaEn Navarra el incremengo azken bost to de bilingües, entre 1991 y urteotan 1996, es de alrededor de 3.500 personas pasando de 37.500 a 41.000 personas.

85


hermes nº:3 de 6. mapa sociolingüistico de euskal herria, Xabier Aizpurua

AURKIBIDEA/ÍNDICE En el País Vasco Norte, en cambio, el número de bilingües se ha visto reducido en más de 6.000 personas. En definitiva, se podría afirmar que el arquetipo de los distintos grupos de hablantes, en constante cambio y evolución, responde hoy en día a las siguientes características: Los monolingües euskaldunes, es decir los que hablan euskera y no hablan erdera se caracterizan porque han nacido en Euskal Herria, de padres euskaldunes y su primera lengua ha sido el euskera; su entorno familiar y social próximo es totalmente euskaldun; son mayores de 50 años, la gran mayoría superan los 64 años, y apenas tienen estudios, ni siquiera primarios; residen principalmente en zonas no urbanas; están muy interesados por el euskera y son partidarios de su promoción.

teresados por el euskera y más de la mitad están a favor de su promoción; la mayoría reside en zonas urbanas o semi-urbanas; una décima parte son inmigrantes y algo más de un tercio hijos de inmigrantes; su nivel de estudios es superior a la media y la mayoría han realizado sus estudios en casteLes llano o francés y casi dos de bilingues cada tres han intentado passifs, c'est-àaprender euskera fuedire, ceux qui savent ra del sistema de un peu parler le basque, se enseñanza. caractérisent principalement par

leur jeunesse : deux sur trois ont moins Los de 35 ans et la majeure partie ont eu monolinpour première langue l'espagnol ou gües erdaldule français, même si 17% ont nes, los que sólo eu pour première lansaben hablar español gue le basque ou o francés y no entienden les el euskera, representan el deux 63% de la población y, aunque Los bilingües, es decir, los básicamente sus características que hablan tanto euskera cocoinciden con las del conjunto de la mo erdera se caracterizan porpoblación, se distinguen porque su primera que han nacido en Euskal Herria, lengua ha sido el erdera; su entorno familiar y en su mayoría de padres euskaldunes; la social es mayoritariamente erdaldun; más de gran mayoría han tenido como primera lenun tercio son inmigrantes y casi la cuarta parte gua el euskera, aunque una minoría relativahijos de inmigrantes; una cuarta parte está a famente importante (17%) han tenido como vor de la promoción del uso del euskera, otra primera lengua el erdera, esto es, casi uno de cuarta parte en contra y el resto no se posiciocada cinco son "euskaldunberris"; su entorno na claramente ni a favor ni en contra; la mafamiliar es mayoritariamente euskaldun, pero yoría residen en municipios de más de Alors no tanto el de amistades y trabajo; están 25.000 habitantes; y tienen una edad q u e l a r émuy interesados por el euskera y son media ligeramente superior a la del cupération de la partidarios de su promoción; aunconjunto de la población. l a n g u e b a s q u e s e p r oque la mayoría residen en muniduit de manière intense et cipios de menos de 25.000 Pero acabamos de c o ntinue dans la Communauté habitantes, la tercera parte señalar que las caractea u t o n o m e b a s q u e e t à u n r y t h m e b ereside en zonas semirísticas de estos coaucoup plus lent en Navarre, par contre au urbanas o urbanas. lectivos están en Pays basque nord, la régression de l'euskara Los bilingües pasiconstante evolución: est ininterrompue. Dans la Communauté vos, es decir, los que saen efecto mientras que la autonome basque, les monolingues ben hablar algo el euskera recuperación del euskera se d e l a n g u e e s p a g n o l e s o n t m ase caracterizan principalmente está dando de forma intensa y joritaires parmi les plus por su juventud, dos de cada tres continuada en la Comunidad d e 3 5 a n s . e s e rson menores de 35 años y la mayoría Autónoma Vasca y con un ritmo deldun han tenido como primera lengua el erdemucho más lento en Navarra, en el ra, si bien el 17% han tenido como primera País Vasco Norte, por el contrario, la relengua euskera o ambas. Además, tienen las sigresión del euskera es ininterrumpida. Por guientes características: su entorno familiar y contra, en el País Vasco Norte la regresión del social es más erdaldun que euskaldun; están ineuskera es ininterrumpida En la Comunidad

86


hermes nº:4 de 6. mapa sociolingüistico de euskal herria Xabier Aizpurua

AURKIBIDEA/ÍNDICE Autónoma Vasca, los monolingües erdaldunes que son clara mayoría entre los maEAEn neuyores de 35 años, en torno al 70%, disminuyen considerablemente entre los más rri eta gajóvenes, al 48% entre los de 25-34 años y al 30% entre los de 16-24 años. Esta rrantzi handidisminución de los monolingües erdaldunes obedece claramente al importanko aldaketa bat tísimo aumento de bilingües y, en especial, de los bilingües pasivos, entre los gertatzen ari da más jóvenes. hizkuntza mailan. Esan beharra dago, Los análisis efectuados a partir de los censos y padrones (si bien baina, euskararen aulas definiciones y categorías utilizadas no son exactamente las mismas rrerakadak ez duela inoque los de las encuestas sociolingüísticas) ratifican claramente esta la ere gaztelania atzera misma conclusión: en 1996, el porcentaje de castellanos monoeraman. Elebitasunaren aulingües que es del 64,7% entre la población de 85 años y más, rrerakada horrek bai ekarri asciende al 71,9% entre la población de 55 y 59 años, para caduena gaztelaniazko elebaer en picado hasta el 16,3% entre la población de 10 a 14 años, kartasunaren atzerapen segmento de edad en donde son triplicados por los bilingües que sunabaria izan da. Nafaponen ya más de la mitad (55,5%). rroako gazteen artean gora egin du Ahora bien, hay que tener en cuenta que gran parte de estos jóvenes elebidunen eta bilingües tienen el castellano como su primera lengua y que su ámbito de reelebidun pasilaciones familiar y social es eminentemente erdaldun. Por ello, a pesar de haboen kopuruak, baina blar correctamente euskera se expresan con mayor fluidez o facilidad en castellaigoera no y apenas pueden utilizarlo fuera del ámbito escolar. hori askoz ere moEn cualquier caso, la CAV está registrando un cambio lingüístico de telagoa da eta enorme transcendencia y proyección si bien hay que subrayar que el avance askoz ere berandel euskera no ha supuesto, de ningún modo, retroceso alguno del casteduago dator bertan llano. Este avance del bilingüismo ha supuesto, eso sí, EAEn baino. Nolanahi una disminución importante del monolingüismo casere, elebidunen protellano. Elebidunen proportzioa oso txikia da p o r t z i o a oraindik ere, zeren 16-24 urEn Navarra también se produce un au%35koa da 64 te bitarteko gazteek ere ez baimento de bilingües y bilingües pasivos enurtetik gorako tute %10a gainditzen. Ipar Euskatre los jóvenes, pero los incrementos son pertsonen artedin, ordea, guztiz kontrakoa da an; proportzio mucho menores y más tardíos que en la joera, EAEn eta Nafarroan ez hori zertxobait Comunidad Autónoma Vasca. En cualquier bezala. Izan ere, gazteen artejaisten da 50-64 caso, los bilingües son todavía muy minoritarios an nabarmenki jaitsi da eleurte bitarteko pues, incluso entre quienes tienen 16-24 años apebitasunaren proporttaldean, %31ra nas superan la barrera del 10% (11%). zioa.dencia es alegia, eta justamente a la in%27ra 35-49 urPor el contrario, en el País Vasco Norte, la tendenversa que en la te bitartekoen cia es justamente la inversa a la experimentada en la ComuComunidad taldean; 35 urteAutónoma nidad Autónoma Vasca y Navarra, pues entre los jóvenes destik behera, beVasca y en ciende de forma importante la proporción de bilingües y aumenta rriz, izugarria da Navarra la de los monolingües erdaldunes. beherakada: %14ra 25-34 Los bilingües constituyen el 35% entre las personas mayores de 64 urte bitarteko años; desciende ligeramente su proporción entre las de 50-64 años, al 31%, gazteen artean y las de 35-49 años, al 27%; pero a partir de los 35 años el descenso es especeta %11ra 16tacular, al 14% entre los jóvenes de 25-34 años y al 11% entre los de 16-24. En 24 urte bitartelos últimos cinco años ha aumentado sensiblemente el uso del euskera con los hijos, koen artean los amigos, los compañeros de trabajo y en los ámbitos más formales

87


hermes nº:5 de 6. mapa sociolingüistico de euskal herria, Xabier Aizpurua

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Figura 1. Competencia lingüística según la edad por territorios (%) Fuente: encuesta sociolingüística de 1996

En relación con los resultados obtenidos en la I Encuesta Sociolingüística realizada en 1991, se aprecia en general un aumento significativo en el uso del euskera, que en algunos ámbitos llega a ser importante, a pesar de que sólo han transcurrido cinco años. En el ámbito familiar, aumenta sensiblemente el uso del euskera con los hijos (seis puntos el porcentaje de quienes utilizan principalmente el euskera); se mantiene en la relación maridomujer y disminuye cinco puntos en la relación con los padres. Ahora bien, la disminución del uso del euskera con los padres es debida a que de la generación de euskaldunes que se han incorporado a la muestra en estos cinco años, los jóvenes de 16 a 20 años, casi la mitad, en torno al 6% de los actuales euskaldunes, tienen padres erdaldunes y, por lo tanto, su relación con ellos tiene que ser forzosamente en erdera. Fuera del ámbito familiar, aumenta en seis puntos el uso del euskera con los amigos y los compañeros de trabajo y en ocho puntos o más en los ámbitos más formales, ayuntamientos, bancos, servicios de salud y profesores de los hijos. En suma, el uso del euskera se mantiene estable en la familia (sólo aumenta el uso con los hijos) y aumenta a medida que nos alejamos del ámbito familiar. Desde el punto de vista del uso del euskera, la conclusión más importante es que gracias, fundamentalmente, a la incorporación del euskera al sistema educativo, estos últimos

88

años, se ha incrementado enormemente el porcentaje de bilingües de la Comunidad Autónoma Vasca y que dicho incremento comienza a notarse en el uso del euskera entre amigos debido a que la densidad de euskaldunes entre los mismos está aumentando. En cambio, en la familia no se aprecia aumento alguno en el uso ya que los padres de los bilingües más jóvenes siguen siendo erdaldunes. En consecuencia, durante los próximos diez años cabe esperar un aumento importante del número de bilingües y un aumento, aunque menor, del uso del euskera entre amigos. Por contra, no cabe esperar un aumento importante del uso del euskera en la familia ya que la edad empezará a influir cuando los que han aprendido euskera formen un hogar independiente del de sus padres. De mantenerse la política de euskaldunización progresiva del sistema educativo y de confirmarse las tendencias de estos últimos años en lo que respecta tanto a la transmisión lingüística a través de la familia como a la incorporación de nuevos hablantes entre los más jóvenes, se producirán importantes cambios en la composición lingüística de las redes de relaciones. En consecuencia, podría llegar a darse un aumento importante del uso del euskera entre los jóvenes de forma que en 20 años se hablaría más euskera en los hogares de los más jóvenes. En Navarra, se apuntan tendencias semejantes en lo que respecta a diversos aspectos tales como la evolución del sistema educativo, la transmisión familiar así como a los procesos


hermes nº:6 de 6. mapa sociolingüístico de euskal herria, Xabier Aizpurua

AURKIBIDEA/ÍNDICE de pérdida e incorporación de hablantes, entre otros. A pesar de ello, el aumento del conocimiento no ha conllevado aún un aumento del uso si bien parece que, entre los más jóvenes, se está atenuando el descenso que estaba ocurriendo los últimos años. En definitiva, en Navarra el proceso de recuperación del euskera es, desde el punto de vista cuantitativo, menor y, en lo que respecta a la evolución en el tiempo, más tardío que en la Comunidad Autónoma Vasca pero las tendencias que se apuntan los últimos años permiten suponer que también aquí conllevarán un aumento del uso.

Ipar Euskadin, euskara etengabe galtzen ari dela erakusten dute bilakaera soziolinguistikoaren adierazle guztiek: familiaren barneko transmisioak, galera eta ikasketa prozesuek, ezagutzaren bilakaerak, eta familia zein gizarte arloko erabilerak

En el País Vasco Norte, todos los indicadores de la evolución sociolingüística, la transmisión familiar, los procesos de pérdida e incorporación, la evolución del conocimiento, el uso familiar y social apuntan a una pérdida ininterrumpida del euskera que lejos de atenuarse se acentúa cada vez más y que llevan ya al euskera a niveles tan bajos en ciertos aspectos que, de no tomar urgentemente las medidas de promoción del uso del euskera necesarias, no garantizan ni siquiera el umbral o mínimo necesario para su pervivencia o conservación.

A modo de conclusión, me gustaría destacar las siguientes ideas: La realidad sociolingüística de Euskal Herria es muy rica, diversa y compleja.

Está en permanente evolución con dos tendencias contrapuestas que se manifiestan cada vez con mayor fuerza -incorporación de nuevos hablantes y ámbitos de uso, en aquellos territorios donde se han adoptado medidas de normalización lingüística vs. regresión ininterrumpida, allá donde se carece de las mínimas medidas de apoyo a la normalización de la lengua minoritaria-. A pesar de que la incorporación de decenas de miles de nuevos hablantes es innegable, todavía se está lejos de alcanzar el umbral mínimo necesario para garantizar un uso familiar y social generalizado que requerirá necesariamente que los jóvenes bilingües opten masivamente por transmitir el euskera como primera lengua a sus hijos. Finalmente, el aprendizaje y uso del euskera no ha supuesto, en ningún caso, pérdida alguna ni del castellano ni del francés.

Figura 2. Uso del euskera en diferentes ámbitos. Euskal Herria (%). (Sólo euskaldunes, 1996)

89


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Cultura única en la red

La evolución de las nuevas tecnologías

L

a rápida evolución de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones está cambiando nuestra forma de vida sin prácticamente darnos tiempo a reaccionar y adaptarnos. Hoy en día es posible realizar cualquier tipo de actividad social, económica, política o cultural rompiendo la barrera espacio temporal. En este nuevo espacio para las interrelaciones humanas las fronteras geográficas y políticas dejan de tener sentido. Este artículo comienza por presentar una serie de datos relativos a la evolución mundial de Internet. Posteriormente nos centramos en cuál es la situación actual en el País Vasco, para terminar presentado la idea de Teleuskópolis, la ciudad a distancia donde los vascos/as podemos potenciar nuestra presencia en la red, ofertando una opción atractiva e integradora, reforzando así nuestra cultura y abriéndonos a su vez a todas las posibilidades que este nuevo espacio ciberespacial nos IÑAKI GOIRIZELAIA ofrece. Doctor Ingeniero Industrial por la Escuela de Ingenieros Industriales y de Ingenieros de Telecomunicación de Bilbao. En 19981 profesor de la escuela de Ingenieros de Bilbao. Durante los años 84 y 85 trabaja como colaborador internacional para la Stanford Reserch Institute de California. En 1986 funda la empresa ADICORP., S.A. Vicerrector de Relaciones Universidad Empresa de la UPV/EHU (98-2000). Profesor de Ingeniería Telemática.

90

Introducción Todavía recuerdo con ilusión aquella época en la que empezábamos a estudiar geografía y el profesor nos presentaba la composición de países del mundo en un mapamundi enorme lleno de colorido colgado en la pared. Aun re-

cuerdo el título que podía leerse en la parte alta del mapa: "La Tierra: los países y sus ciudades más importantes". Cada país tenía asociado un color y el mosaico de colores formado era muy atractivo, tan atractivo que de forma

Lekurik ote dugu aro digital berri honetan?

rápida aprendimos la existencia de los distintos países (por lo menos aquellos que oficialmente querían darnos a conocer), sus ciudades, culturas, climas, idiomas, … ¡Incluso éramos capaces de asociar país con color! China era amarilla lo cual siempre era motivo para el comentario.

Non geratzen ote zen eskolan ikasi nuen mapa mundiren kolore-aniztasuna?

Recientemente y con motivo de la redacción de este artículo, he estado revisando informes sobre el grado de utilización de Internet por la población. Entre los datos que he recopilado se encuentra el grado de conectividad mundial alcanzado en la red (ver figura 1) y la verdad, no pude evitar la comparación: ¡Prácticamente el mapamundi de conectividad sólo presenta un color! ¿Dónde quedaba la riqueza de colores del mapamundi que yo estudié?


hermes nº:2 de 6. cultura única en la red, Iñaki Goirizelaia

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Figura 1: Conectividad Internacional mediante Internet

El bertsolari Xalbador decía en un poema suyo denominado "Herria eta Hizkuntza" ("Pueblo y Lengua"), que no es posible construir un país separando su tierra e idioma. Decía que "No se puede crear un ser con esqueleto, la tierra es el cuerpo, la lengua su corazón": Elgarri direlakotz bi gizon jazarri, gauza bat bera dute bi pusketan zarri; erakatxi nahi dut nik puskak elgarri, gure hizkuntza eta Euskal Herri konparatzen baitut izaite bateri. Anai-arrebak, entzun ene aho-otsa: izaite bat ez daike hezur hutsez osa; herria da gorputza, hizkuntza bihotza; bertzetik berextean bitarik bakotxa, izaite horrendako segurra hil hotza. Enfrentándose los dos hombres, rompen en dos la unidad viva. Quiero reunir lo dispersado, nuestra lengua y nuestro pueblo, porque son una misma realidad. Hermanos-hermanas escuchadme, no se puede crear un ser con esqueleto la tierra es el cuerpo, la lengua su corazón; Separar el uno del otro es matar lo que está vivo

La lectura de este poema en el contexto de la llamada "Europe"(electronic Europe, Europa electrónica) [1] siempre me ha llevado a la misma reflexión: ¿Qué opciones nos quedan en la red a las más o menos 5000 culturas que tienen un cierto riesgo de desparecer? ¿Podemos construir nuestros pueblos sólo uniendo tierra e idioma en una sociedad global donde la relación física de las personas con la tierra es cada vez menor, y donde nuestros idiomas prácticamente no tienen presencia? En una situación como la actual en la que parece que nos acercamos hacia una única cultura en la red, podemos los vascos/as aprovecharnos y afianzar nuestra identidad? ¿Tenemos sitio en esta nueva era digital? ¿Qué debemos hacer?

Algunos datos sobre el avance imparable de la red Estimar el número de usuarios que utilizan la red en el mundo resulta complicado y en el mejor de los casos los números siempre serán una aproximación a la realidad. La tabla 1 muestra datos de personas "online" el pasado Julio del 2000 ofrecidos por la empresa Nua Internet Surveys [2]. En esta fecha el número total de usuarios de Internet en el mundo ascendía a 360 millones de personas.

91


hermes nº:3 de 6. cultura única en la red, Iñaki Goirizelaia

AURKIBIDEA/ÍNDICE País Africa Asia / Pacífico Europa Oriente medio USA y Canadá Latinoamérica Mundo

Num. Personas 3.11 millones 89.43 millones 94.22 millones 2.4 millones 157.24 millones 13.4 millones 359.8 millones

Tabla 1: Datos de utilización de Internet, Julio 2000

Es de destacar el imparable crecimiento que esta cifra ha experimentado en los últimos años, habiendo pasado de unos 50 millones de personas en 1996 a 360 millones en la actualidad, estimándose que para el 2005 se alcanzará la cifra de 765 millones. Como ejemplo claro de la rapidez con que está evolucionando la red, podemos comparar el tiempo que se necesitó para poder poner en marcha un servicio de distribución de energía eléctrica utilizable de forma generalizada. Fueron necesarios 50 años para posibilitar la instalación de la primera central eléctrica en 1882 desde el descubrimiento realizado por Faraday en 1831. Posteriormente se necesitaron 40 años más para alcanzar prácticamente el 80% de los domicilios. La radio necesitó 38 años antes de alcanzar la cifra de 50 millones de oyentes, la Televisión necesitó 13 años para alcanzar esa misma cifra. Fueron necesarios también 16 años para que después de la aparición del primer ordenador personal se alcanzara la cifra 50 millones de personas utilizándolos. La comparación de estas cifras con los datos de evolución de Internet dados anteriormente es por sí sola suficientemente representativa. Otro dato de interés es la presencia de los distintos idiomas en la red. La hegemonía del inglés es total sobre el resto de los idiomas, de entre los cuales sólo 8 tienen una cierta presencia en la red, algunos claramente testimonial. Cabe destacar que de los idiomas oficiales en nuestro país el español tienen una presencia del 5,8%, el francés 3,9% y el euskara ni tan siquiera aparece en las estadísticas. Vistos estos datos es fácil adivinar cuál sería el pensamiento del bertsolari Xalbador. Pero además el avance de la red está suponiendo pro-

92

fundos cambios en nuestra sociedad. Prácticamente todas las actividades para las cuales se requería presencia en el tiempo y lugar de las personas involucradas están superando esa barrera tiempo/espacio. Hoy en día la red es el soporte para actividades de producción, ocio, comercio, banca, escritura, salud, medios de comunicación, relaciones con la administración, actividad científica, formación, transporte[3]…. ¡Incluso ya se ha empezado a hablar de democracia digital! No hace mucho cualquiera de estas actividades normales en el día a día de cualquier ciudadano, requerían un desplazamiento, un contacto con otra persona, una presentación de información ante una determinada audiencia, asistencia física a clase, una exploración médica en consulta... Hoy todo ello es posible sin contacto físico, sin desplazamiento, sin coincidencia en el tiempo … Todas nuestras actividades pueden, si así lo deseamos realizarse en ese nuevo entorno a que ha dado lugar la tercera revolución de la información y que se ha dado La première révolution a conocer con el de l'information s'est nombre de galaproduite avec xia inmaterial. l 'ap p ari t i o n d e l 'écr i t u r e Cabe destacar que las dos anteriores revoluciones de la información prácticamente no supusieron riesgo alguno para nuestro futuro. La primera de ellas tuvo lugar con la aparición de la escritura aproximadamente 4.000 años antes de Cristo. La segunda tiene lugar hace unos 550 años aproximadamente cuando Gutenberg inventa su imprenta en 1436 dando lugar a la conocida galaxia Gutenberg en la cual hemos sabido sobrevivir a pesar de que nuestra producción no haya sido muy significativa. Como muestra valga con recordar que el primer libro escrito en euskara se editó en 1545, prácticamente 100 años después de la aparición de la imprenta. La tercera tiene su origen en el descubrimiento del electrón hace 103 años, el cual posibilita la aparición de los microprocesadores (unos 10.000 en el mundo) y los ordenadores personales (mas de 300 millones). Hoy en día


hermes nº:4 de 6. cultura única en la red, Iñaki Goirizelaia

AURKIBIDEA/ÍNDICE hay más microprocesadores en el mundo que personas. Según las previsiones en los próximos 50 años habrá 100.000 billones de microprocesadores conectados en esa galaxia inmaterial, lo que posibilitará que en gran parte las relaciones entre las personas se lleven a cabo a través de estas redes de ordenadores que se convertirán en nuestro nuevo entorno social. Fueron necesarios cincuenta años para posibilitar la instalación de la primera central de energía eléctrica utilizable de forma generalizada

Dentro de esta evolución imparable cabe destacar la iniciativa de la Unión Europea denominada "Europe una sociedad de la información para todos" [1] presentada al Consejo Europeo extraordinario de Lisboa en marzo de 2000. En esta iniciativa se "propone acelerar los cambios positivos en la Unión y garantizar que la transformación hacia la sociedad de la información adopta la forma de la cohesión, y no de la división de la sociedad. Se trata de integrar, no de fragmentar". En concreto se establecen tres objetivos principales los cuales son: Conectar a la red y llevar la era digital a cada ciudadano, hogar y escuela y a cada empresa y administración. Crear una Europa de la formación digital, basada en el espíritu emprendedor dispuesto a financiar y desarrollar nuevas ideas. Velar por que todo el proceso sea socialmente integrador, afirme la confianza de los consumidores y refuerce la cohesión social. Incluso algunos autores como Javier Echeverría hablan ya de la aparición de Telépolis(concepto propuesto por J. Echevarría [4]) la cual define de la siguiente forma: "El nombre telépolis viene a marcar la oposición entre las formas clásicas de organización social (familias, etnias, pueblos, ciudades, naciones, estados, etc.) basadas en la territorialidad, la vecindad y la proximidad entre seres humanos, y la nueva ciudad, donde las interrelaciones humanas se producen a distancia. Por oposi-

ción a los Estados, que están determinados por el territorio en el que ejercen su jurisdición, Telépolis es una ciudad desterritorializada, que desborda las fronteras geográficas y políticas". Por último también me gustaría destacar la aportación del profesor Fernando Sáez Vacas. Él dice que nos encontramos en el comienzo de la llamada "Era Ciberespacial"[5], en el cual las interrelaciones entre las personas se realizarán a través de plataformas conectadas al ciberespacio dotadas de sensores de comunicación con el mundo físico, y basadas cada vez más en los progresos de la Inteligencia Artificial. En concreto comenta: "Para mí, la Era Digital sólo representa una frontera técnica. Que con ella sobrevenga la sociedad digital, o el Homo Digitalis, como algunos dicen, es una cuestión de adaptación social, cultural y antropológica, y es seguro que esa evolución será más lenta, compleja y tal vez dolorosa que la de la tecnología. La velocidad electrónica ha abolido la distancia física, pero no la distancia cultural.

Euskarak ez du ia presentziarik sarean; gaztelaniak, berriz, %5,8ko presentzia du gutxi gorabehera

Parece bastante previsible que una parte muy grande de las relaciones y actividades humanas y de la relación de los seres humanos con el mundo físico y con el mundo artificial se producirá a través de este ciberespacio, que será un sistema de globalización operado por cientos de millones de seres humanos."

Situación actual en el País Vasco Destacamos a continuación aquellos aspectos que consideramos de interés de cara a evaluar cuál debe ser nuestra actitud y planteamiento concreto ante la situación generada por el avance de la red de redes. Según los datos dados a conocer por el observatorio Gizartel recientemente corroborados por el Eustat en el estudio "Euskadi en la Sociedad de la Información", son 300.000

93


hermes nº:5 de 6. cultura única en la red, Iñaki Goirizelaia

AURKIBIDEA/ÍNDICE aproximadamente los vascos/as que se conectan a Internet, prácticamente un 10% de la población de la CAPV. Estos datos son similares a la media de población que se conecta a Internet en el estado español 10.5% claramente por debajo de la media europea que se establece en un 19.2%. La presencia del euskara en la red es prácticamente nula, el castellano tiene una presencia valorada en el 5.8% y el francés un 3.9%. La construcción de la Sociedad de la Información para todos los ciudadanos y ciudadanas es un objetivo clave para el Gobierno Vasco, el cual trabaja en el diseño de una acción amplia denominada "Plan de Euskadi en la Sociedad de la Información". La iniciativa Europe a pesar de su declaración expresa de "no fragmentar, integrar", no hace ninguna referencia a potenciar la presencia de las culturas minoritarias europeas en la red. Esta iniciativa plantea además que son los estados miembros los que deben estar dispuestos a establecer las prioridades, olvidándose de que Países como el nuestro, tienen competencias en esa materia. La galaxia inmaterial donde se encuentra ese ciberespacio que da lugar al asentamiento de las llamadas telépolis, no entiende de fronteras geográficas y políticas, ni de sus lenguas y culturas asociadas. ¿Tiene sentido hablar sobre el diseño de una teleuskópolis? El Homo Sapiens puede dar paso a la aparición del llamado Homo Digitalis. Mientras que el Homo Sapiens se distinguía por su contacto con la tierra, personas y su cultura, el Homo Digitalis se distinguirá por su capacidad de relación en las nuevas telépolis que pueblan el ciberespacio. Hoy en día son ya 300.000 los vascos/as que empiezan a habitar en este nuevo espacio. La competencia en investigación sigue sin ser transferida al País Vasco, lo cual implica que la inversión realizada en infraestructura tecnológica de alta calidad necesaria para realizar trabajos científicos relevantes en el área de las Tecnologías de la Información y Comunicaciones tenga un marcado aspecto centralista. Como ejemplo, basta con prestar atención al mapa de la infraestructura de la red científica

94

Figura 2: Red de I+D Rediris

denominada RedIRIS a la cual se encuentra conectados todos los centros de I+D y universidades localizados en el estado español. La conexión con Europa, por ejemplo mediante la participación en el Proyecto TEN-155, o la conexión con USA en ningún caso se encuentran bajo nuestra competencia como sin ninguna duda debería de ser.

Teleuskópolis: una necesidad, un objetivo ambicioso Desde una perspectiva nacionalista es sin duda una necesidad y un objetivo que nos debemos plantear seriamente. Son muchas las consideraciones que pueden hacerse relativas a la puesta en marcha de esta nueva sociedad en el espacio ciberespacial. Presentamos a continuación una serie de reflexiones relativas al proceso de construcción de esta nueva ciudad: Teleuskópolis. Teleuskópolis debe convertirse en la vía de entrada para la ciudadanía vasca en el espacio ciberespacial. Cualquier ciudadano o ciudadana vasca que desee "darse una vuelta" por la red debe encontrar en Teleuskópolis la mejor opción, cercana a su realidad cultural, política y social pero abierta a todo lo que la Era Digital le pueda ofrecer. Teleuskópolis debe superar la discriminación generada por la llamada división digital. Debe ser por tanto acogedora, atractiva e integradora. Para ello se deberán habilitar políticas adecuadas para los jóvenes en edad escolar de forma que un plazo inferior a los 3 años aseguremos que todos nuestros jóvenes tienen la formación digital adecuada que les posibilita realizar cualquier tipo de actividad en su nueva ciudad. La ciudadanía de Teleuskópolis debe ser capaz de utilizar el mayor número posible de idiomas. Se deberá prestar especial atención al euskara pero sin embargo, la utilización de otros idiomas es tan necesaria que su desconocimiento hace que la propia presencia del euskara en la era digital se vea limitada. Si las personas que hablamos euskara no podemos tener presencia en la red porque nos lo impide el des-


hermes nº:6 de 6. cultura única en la red, Iñaki Goirizelaia

AURKIBIDEA/ÍNDICE conocimiento de otros idiomas (no olvidar que el inglés supone el 51,3%), acabaremos autolimitando nuestra propia actividad, y además no seremos capaces de generar riqueza y bienestar social para los propios ciudadanos y ciudadanas de Teleuskópolis. Se debe abaratar el coste del acceso Internet. Lo mismo que se potencia la construcción de viviendas de carácter protegido, deberán establecerse políticas que posibilitan el acceso a una vivienda en Teleuskópolis sin un coste exagerado de modo que la presencia de nuestros jóvenes en el espacio ciberespacial esté garantizada. Debemos aprovechar la no existencia de una regulación estatal que domina el espacio ciberespacial para poner en marcha aquellas actividades sociales, económicas y políticas que hoy no tienen cabida en el marco actual. ¿Por qué no debatir, por ejemplo, sobre la puesta en marcha de la banca nacional electrónica vasca, o un Campus Virtual universitario propio sin el peso de la regulación universitaria estatal? La infraestructura telemática necesaria para garantizar la adecuada integración de Teleuskópolis en el espacio ciberespacial, posibilitando una actividad eficiente y rápida, y además conexiones adecuadas con el resto de Europa y USA debe estar bajo control de nuestras instituciones. El desarrollo de Teleuskópolis está condicionado en gran parte por las actividades que la iniciativa privada desee poner en marcha. Nuestros empresarios, estudiantes, científicos … en general cualquier emprendedor, necesitan de una política adecuada de capital-riesgo especialmente orientada a financiar ideas de negocio con futuro a desarrollar en este nuevo espacio económico digital. Nuestras instituciones deben garantizar por lo menos tres actividades en Teleuskópolis a corto medio plazo: el servicio vasco de salud online, la administración pública vasca online y la biblioteca digital vasca. Cualquier ciudadano o ciudadana vasca de Teleuskópolis debe ser capaz, por ejemplo, de consultar su historial médico, recibir ayuda médica, consultar sobre el pago del IVA a su hacienda, realizar la declaración de renta o solicitar información sobre la vida y obra de Bernat Etchepare desde su ordenador personal.

Conclusiones Nunca en la historia de la humanidad hemos visto que los nuevos desarrollos tecnológicos hayan tenido una repercusión tan importante y en tan corto plazo de tiempo en prácticamente todos los aspectos de nuestra actividad diaria. Los vascos poco a poco nos vamos integrando y debemos pasar a ser agentes activos de esta nueva forma de interrelacionarse que no conoce fronteras geográficas, políticas o culturales. Sin embargo, el título de este artículo puede hacer pensar que no tenemos sitio en este nuevo espacio ciberespacial en gran Teleuskopolis debe converparte dominado tirse en la vía de entrada por la cultura anpara la ciudadanía vasca en glosajona. Si a esto el espacio ciberespacial añadimos alguno de los datos presentados podríamos pensar que la situación es incluso peor. Sin embargo, mi opinión es exactamente la contraria. Creo que la construcción de esa nueva ciudad que aquí quizás de forma un poco pretenciosa hemos denominado Teleuskópolis, en vez de una amenaza, representa una gran oportunidad para que los vascos/as y todos los pueblos que así lo deseen, encontremos un lugar en este nuevo espacio social y económico digital. Construyamos Teleuskópolis y aprovechémonos de las ventajas que esta tecnología sin fronteras nos ofrece.

REFERENCIAS [1]. "Europe An Information Society for All". European Commission. December 1999. http://www.ispo.cec.be/basics/i_europe.html [2]. Nua Internet Surveys. http://www.nua.ie/ surveys/how_many_online/index.html [3]. Margherio, L.; Henry, D.; Cooke, S.; Montes, S.; "The emergency digital economy". Secretariat on Electronic Commerce. U.S. Department of Commerce. http://www.ecommerce.gov [4]. Echeverría, Javier. "Internet y el periodismo electrónico". 1996. http://partal.com/periodistes/echeverria.html. [5]. Sáez Vacas, Fernando. "La conexión ciberespacial". Desafíos Tecnológicos del siglo XXI. Editorial América Ibérica, 1999.

95


Izateko sortu egin behar AURKIBIDEA/ÍNDICE

Ikusentzunezkoen iraultza dela-eta

D

atozen urteetan ikusentzunezko sektorean ustez gertatuko den bilakaera, mende eta milurteko iragate "jabal" honetan bizitzen ari garen gizarte-aldaketaren gakoen isla bat da. Ikusentzunezkoetan ere "globalizazioa- liberalismoa-indibidualismoa" korronte hirukoitza ere nagusitzen ari da geldi-geldika, zalaparta barik baina sendo.

ANDONI ORTUZAR Licenciado en Ciencias de la Información por la Universidad del País Vasco. Entre 1981 y 1987 trabajó en Radio Popular y DEIA.Asesor de Comunicación y Relaciones Externas del departamento de Justicia y Desarrollo Autonómico del Gobierno Vasco, asesor en la Secretaría de la Presidencia. Presidente del Consejo Asesor Vasco de Cooperación y Desarrollo.Secretario de Acción Exterior. En la actualidad Director General de EITB

96

Ez nago ados "historiaren amaia"ren tesiarekin, baina gizartemugimenduak, -"mendebalde eroso" honetan ere aztoraturik-, aipatu hirutasunak estatuen artean, estatuen barruan eta, halaber, pertsonen arteko harremanen arloan gailentzea lortu izanaren isla garbia dira. Ia konturatu ere egin barik, dagoeneko herrixka global liberalean bizi gara; norbanakoa da erregea. Eskerrak mende eta milurteko aldatze hauek gogoeta eta azterketa historiko eta soziala egitera garamatzaten, eta esan liteke ezen, euren iraupena ere luzatzen dutela, halako eraz ezen, egoerari adiago errapara diezaiogun eta bera "zuzentzen" laguntzerik izan dezagun. Esan dudan legez, "globalizazioa-liberalismoa-indibidualismoa" delakoa gaur egungo komunikabideen errealitatean ere nagusitzen ari da eta hori, etorkizun hurbilenerako ezagutzen goazen joeretan nabaritzen da, batez

ere. Eta ohikoa den bezala, joerak bere zapahizkera ere ezartzen du arlo guztietan gailentzeko bide horretan. Egun, ikusentzunezkoen sektorean globalizazioaz mintzatzen ari gara TZE, "telebista zuzenean etxe barruraino" aipatzen dugunean, hau da, sateliteren baten bitartez, munduko edozein bazterretan ekoitzi eta jaulkitako edozein emanaldi zuzenean jasotzeko ahalbidea. Ez da, ikusentzunezkoetan mugarik ez dagoela ikustea ahalbidetzen digun teknologia bakarra, baina, beharbada, agerikoena bai. Izan dituen hazkunde eta sendotzeak distantziak murrizten ditu eta zuzenean, bitartekorik gabe, seinalerik urrunena eskuratzea ahalbidetzen du. Hain urruti ez dagoen etorkizunean euskal etxe bakoitzera 150 telebista-kanal helduko dira, hori artean kontatu barik Interneten gaitasun oraindik ezezaguna. Era berean, GRP delakoak gaur egun telebistako liberalismoa esan nahi du. Ikusentzunezko ekoizpena eta programazioa lortutako ikusentzule kopuruen (GRP), produktu batek diru-sarrerak erakartzea jadesteko duen gaitasunaren, arabera erabakitzen dira. Merkatuak agintzen du; publizitateko inbertsioek gorakada itzela izan dute sektorean eta gaur egun beroriek dira programa batek, nahiz telebista-katea batek, aurrera segitzearen bermea. Arlo honetan, neurtzeko tresneriaren hobekuntzak eta eskuragarritasunak ikusentzunezkoetako liberalismoa bere gordinean ezagut dezagun ekarri dute, hau da, une bakoitzean zein programa zenbat lagunek ikusi edo entzuten duten, eta berorien kalitatea, eta inguruan duten publizitatea neurtzea. Horretara, produktua ezagutzen dugu, badakigu haren emaitza eta, horretara, aurretik jakin ahal dugu behingoan izango


hermes nÂş:2 de 4.crear para existir, Andoni Ortuzar

AURKIBIDEA/Ă?NDICE duen patua, arrakasta edo porrota, alegia. Eta, hirugarrenik, "one the one" adiera erabiltzen dugu indibidualismoa aipatu nahi dugularik ikusentzunezkoen sektorean. Teknologia berriek eta bereziki Internetek hartzailea eta igortzailea aurrez aurre egon daitezen ekarriko du, zuzenean elkar ezagut dezaten eta horrexen arabera jardun ahal dezaten. Gero eta gehiagotan, herritarrak, norbanakoak, berak hautatu ahalko du bere aukera, bere informazio nahiz jolas menua, eta gainera, elkarreraginezko modua ere edukiko du: produktua moldatu eta bere interesese arabera eta bere gogora egokitzeko gaitasuna. Jaulkitzaileak, bere aldetik, gero eta gehiago eta hobeto jakingo ditu berari kontsumitzen dionaren eskariak eta beharrizanak, baita eskaintzen duen zerbitzua definitu ere ahalko du haien arabera.

inbertitzen da kanal generalista berrietan, espezializatu edo gaikakoetan, formatu berrietan eta hizkuntza guztietan. Ez dago zalantzarik egunero hiru ordu t´erdik askotarako astia ematen dutela, eta zurrunbilo horren aurrean buruak erlaxatzeko, aurkikuntza teknologiko saihestezina ere badaukagu, kasu honetan EPG, programaziorako aurkibide elektronikoa, zeinek, txarrenean ere, gogobetetzen gaituena aurkitzen eta orientatzen lagunduko baitigu.

Beraz, argi dago joera: "TZE -GRP one the one" edo, beste berba batzuez esanda, "globalizazioa-liberalismoa-indibidualismoa" ikusentzunezkoetan ere bai. Teknologia berriek aukera berriak eskaintzen dituzte eta ohiturak aldatzen dituzte, eta alderantziz. Hori guztia, norbanakoak asko kontsumitzen duen eta, ondorioz, euskarri eta eskaintza askotan kontsumitzen duen ingurunean. Kontsumoaz denaz bezainbatean izarretako bat den sektore batez ari gara hitz egiten. Datu bat ematearren esango dugu, gure ingurunean gaur egun pertsona bakoitzak batezbeste hiru ordu t´erditik gora ematen duela telebista ikusten. Datu horrek berorrek bakarrik azaltzen ditu garatutako inbertsio teknologikoak, formatu eta programa berrietan milioka inbertitzea eta hedabide hau hain erakargarri izatea publizitatearen merkatuarentzat. Bidezkoa da aitortzea, ikusentzunezkoen sektoreak, beste ezeinek ez bezala, biztanleriaren informazio eta jolas eskariak antzematen eta ulertzen, beroriei erantzuten eta publiko zabalaren gustuarekiko konbinazioa lortzen jakin izan duela. Emaitzak egunero ikusten ditugu eta, hain zuzen ere, kontsumo-zifra handi hori, aukera hori, izan da ondorio bikoitza sortarazi duena: euskarrianitzarena eta eskaintzanitzarena. Kontsumo nahikoa dago eta, beraz, lurreko telebista digital berrian, kablean, satelitearen garapenean inbertitu daiteke, baita telebista Interneten bitartez ikusteko aukeran ere. Eta horrexegatik,

Eta diagnostiko horren aurrean, Herri eta bitarteko txikiak ditugularik, beti sortzen dira galdera berak: ba ote dugu lekurik?, zertan oinarritatu behar dugu aukera berriak baliatzeko?, gerta al liteke egoera bera ere hobetzea? Nire erantzuna baietz da, nire ustez teknologia berriek, berorien unibertsalizazioak eta merkatuaren zatiketak aukera berriak ematen dizkie txikiei. Esan dezagun, hasiera berri batean kokarazten gaituztela.

Horixe da joera eta horixe da agertokia, eta ikusi ahal den bezala, ikusentzunezkoen sektorean, beren-bererik sorturiko neologismo eta guzti, ekonomian, merkataritzan, hezkuntzan, kulturan ... orientazio bera ikusten dugu islaturik mendearen azkenalde honetan: zera global-liberal-indibidual horren gailentasuna.

Existe consumo suficiente y, por tanto, se p u ed e i n v ert i r en n u ev o s ca n a l e s y formatos

Zertan esanik ez, ez gara bapezetik abiatzen. Lehenengo eta behin, hasteko komunikazio-talde gazte eta esperientziaduna daukagu, hamarkada bi hauetan sektorea dinamizatzen jakin izan duena. Garai "global-liberalindibidual" hau ez da egokiena antolaketa publikoaren alde apostu egiteko, baina arlo honetan guk ibili dugun bideak berme handiagoak edukitzea ahalbidetzen digu orain, agertoki berriari aurre egiterakoan. Gainera, urteotan euskarazko komunikazioa "asmatzeko" gaitasuna eduki dugu. Hori badaukagu eduki, baina ez da nahikoa. Telebistan, irratian, kultur

97


hermes nÂş:3 de 4. crear para existir, Andoni Ortuzar

AURKIBIDEA/�NDICE ekoizpenaren esparru guztietan jauzi kualitatiboa egin behar dugu, kalitatezkoa, baina baita kuantitatiboa ere. Gehiago exijitu behar diogu geure buruari. Erronka euskarazko ekoizpena gehiego ireki dadin lortzea da, hizkuntzari eragile gehiago hurbil dakizkiola, uler dezatela lekune eta merkatu kualifikatu bat dagoela. Arlo honetan, gainera, egiten dugunaren moldakortasuna bermatu behar dugu; idazten dugun esaldia, grabatzen dugun irudia nahiz elkarrizketa, euskarri guztietara nola egokitu pentsatuz idatzi eta grabatu behar dugu. Urte gutxiren buruan, hamarkada bi baino ez, berton kokatutako industria berri baten oinarriak ikustea ere lortu dugu: ikusentzunezko industriarena. Orain da horri bultza egiteko unea, orain, heltzekotan eta aldatzekotan zer dagoen ikusten dugunean. Industria honek merezi du apostua, zeren aurkako baldintzetan hazi baita, ezerezetik, beste leku batzuetan baino laguntza txikiagoarekin. Baina orain ere bizirik dago, hazten segitzeko prest. Euskal industriak badaki jakin bere mugak zeintzuk diren, bere izariaren mugapenak, bere zailtasunak esportatzeko eta tamaina handiko egitasmoak erakartzeko. Baina aldi berean ondo ezagutzen ditu bere lehia-abantailak, bere zalutasuna, moldakortasuna, irudimena eta erreakzio-gaitasuna. Industria honek Euskadi sortzen du, Euskadi islatzen duten, gure Herria erakutsi eta ezagutarazten duten edukiak sortzen dituelako. Eta horrexegatik, industria honek lehentasunezko arreta merezi du, zeren baldin halakorik ez balitz, asmatu egin beharko baikenuke. Ez zaigu burutik pasatzen, euskaldunak hiru ordu t´erdiz telebista kontsumitzea euren erreferente gertu, hurbil, propiorik gabe. Ez zaigu burutik pasatzen, apostua orain egiten badugu eta gero eta aberastasun eta enplegu gehiago sortuko dituen jarduera batean ondo kokaturiko sektore profesional bat sendotzea lortzen badugu. Eta urteotan, hirugarren lekuan, gure geure informazio-erreferente bat sendotu dugu. Geure ahotsa entzuten da, Euskadin eta Euskadirako egindako informazioaren ahotsa. Azken urte biotan, non su-etenak eta haren bukaerak gure Herriko ikuskera askotariko eta desberdinak,

98

batzuetan baita zentzugabeak eta sakabatuak ere, handiagotu egin baitituzte, guztiok antzeman dugu pisu espezifikodun ahots propio baten balioa. Hemen ere funtsezkoa da edukiaren jatorria; non sortu den eta non hazten den, eta ez dago zalantzarik, jende asko irrikaz egon dela informaziora sustraiak eta jarrera jakinda hurbiltzeko. Hortik aurrera badakigu informazioa hazi egingo dela, kopuruan eta kalitatean, eta euskarri guztietan agertuko. Gure desafioa informazio-sortzaileak izatea ere bada, uler gaitzaten lortzeko gaitasuna edukitzea, Euskaditik kanpora ere geure ikuskera eskaintzeko.

Geure geure edukien aldeko apostua Azken batez, abiapuntu bat dugu eta, teknologia guztien gainetik, gure garapena eduki horiek sortarazteko, sortzeko, dugun gaitasunak azaltzen du. Ezagutzatik eta geure errealitatearekiko sopikuntasunetik informatu eta entretenitzeko gai bagara, geure etorkizuna edukiko dugu. Labur esanda, baldin eta gai bagara, zeinahi ere diren hesiak, berorien gainetik guk Euskaditik, euskaraz eta gaztelaniaz, eskaintzen ditugun informazio eta jolas erreferenteez interesatzen den interes-erkidetasun bat sortzeko. Txikienen aukera bizitzen ari gara, gaur egun hurbiltasun fisikoa komunikazioaren zati bat baino ez delako; erkidetasuna hurbiltasun psikologiko eta soziologikoaren bidez ere sortzen da, teknologiei esker horrek ez baitu hesirik. Eta horretarako guztirako gakoa, sortzeko gaitasuna bermatzea da, prozesu hau garatu ahal izateko oinarriak zimendatzea. Eta sortu, ezbairik gabe, teknologiek eskaintzen dizkiguten aukera berriak baliatuz. Ez dago zalantzarik, egunero Goenkale bezalako fenomeno bat sortzeko gai izan ziren eta direnek ekoizpen digitalera edo sarearen bitartezko hedapenera moldatzen jakingo dutela. Ez dago zalantzarik, teknologia informatikoak albiste bat lau euskarri desberdinetan hedatzea ahalbidetuko digula: inprimatua, audioa, bideoa eta sarea. Hortaz, sortzen eta idazten eta, batez ere, idazten duten hartan sinesten duten profesionalak edukitzen ahalegindu behar gara. Eduki-sortarazleen alde apostu egin behar dugu eta haien zerbitzuan ipini tresneria teknologiko guztia, baina aukera bat bezala eta ez zama bailitzan.


hermes nº:4 de 4. crear para Existir de Andoni Ortuzar

AURKIBIDEA/ÍNDICE Geure euskarazko eta gaztelaniazko edukien, berton egindako edukien, aldeko apostu hau, informazioa izanik gailen, gaur egun ezinbestekoa da. Lehen esan dut laster gure telebista-aparatuetara 150 kanal helduko direla. Eta horrek zenbait galdera ekartzen digu: nork egindakoak? non? zeintzuk baliorekin? Ez dago Herririk bere ikusentzunezkoen industria ez daukanik, globalizazioaren desafioei jarrera irmo eta alde berean sortzaile batetik aurre egiten ez dienik. Guk badaukagu lekune bat, zein bultzatu eta hobetu egin behar baitugu, zein garatu eta zabaldu egin behar baitugu, norbanakoak gure ingurura bil daitezen, geure hizkuntzarekin eta izakerarekin, geure gauzak ikusteko eta erakusteko moduarekin ondo molda daitezen. Kontua ez litzateke, beraz, gure komunikazio-mugak ixtea (errakuntza ez ezik ezinezkoa ere bada), komunikazioaren ikaragarrizko autobide horiek baliatzea baino, berorien bitartez Euskadin egindako "ibilgailuak" ipintzeko zirkulazioan. Beste edozein kasutan baino gehiago, "euskara digitalizatu" behar dugu, hizkuntza horretan ekoizteak eta sortzeak eskatzen duten ahaleginaren presentzia eta hedapena biderkatu behar dugu. Egia da euskarak beti eskatzen duela gehiago, eta gutxiago saritzen duela, horregatik bada, baliabide guztiak ipini behar ditugu haren zerbitzura, euskarri guztietara egoki dadin lortzeko, eta bila dabilenak beti aurkitu dezan erreferentziaren bat gure hizkuntzan. Azken buruan, "TZE-GRP- one to one"ren aro honi erantzuteko eta berori baliatzeko, ikusentzunezkoetan geure erreferente baten sendoketan, geure identitatetik herritarren eskariei eta itxaropenei erantzuteko gai diren edukien sorketan, egon behar du oinarrituta gure estrategiak. Beste leku batzuetan egiten denera sartzea errazagoa izango bada guretzat, halaber errazago izango da geure hizkuntza, geure fikzioa, Euskadin egindako jolasa eta informazioa eramatea. Esparru horietan gaur egun esperientzia handia dugu eta kalitate handiarekin agertzen gara. Gure zeregina hura indartzea eta edukiok euskarri berri guztietara moldatzea da, geuk ere "zuzenean etxe barruraino heltzerik" badaukagulako, "ikusentzule-emaitzak" eskaini ahal dizkiegulako iragarleari eta jaulkitzaileari eta, batez ere, "one

to one" harremana ezarri ahal eta behar dugulako mundu osoan gure hizkuntzaren gainean, gure fikzioaren gainean edo gaurkotasunarekiko euskal ikuskera informatiboaren gainean interesatzen diren pertsonekin. Eta bide horretan, gainera, ez gaude bakarrik, azken urteotan beste talde batzuengana hurreratzen jakin izan dugu, haiekin batera helburuak eta helmugak ezartzeko, izan ere, aintzatetsi egin dute Euskadin dugun "ikusentzunezkoetan jarduten jakitea". Iraganeko "hurbiltze" horiek etorkizunerako elkartze estrategiko bihurtu behar ditugu. Gure oinarriak eta esperientziak elkartze horiek aurkitzen eta indartzen lagundu behar digute, alde batetik urrunago heltzea eta, bestetik, urrunetik datorrena gure industriaz, Debemos apostar por los generadogure hizres de contenidos, poniendo a su kuntzaz, servicio todo el aparato tecnológigure ekoizco, como una oportunidad y no cote-gaitasumo una carga naz are interesatuago egon dadin laguntzea ahalbide diezaguten. Erronka mundu "global-liberal-indibidual" honetan handia da txikiarentzat, agertokia eskaintzanitza eta euskarrianitza baita. Guztira eta guztiengana iritsi behar dugu. Gure oinarria tinkoa da, bertoko komunikazio-talde bat sendotzeko estrategia publikotik eratorritakoa. Ikusentzunezkoen industria bat daukagu, eta beste elkarketa batzuk abian ipintzeko gaitasuna ere bai. Gaur egun inor ere ezin itxi daiteke bere baitan ikusentzunezkoen arloan; sortu egin behar dugu eta hazi egin behar dugu, geure oinarria zabaltzea lortu behar dugu. Eta horretarako guztirako, inbertitu egin behar dugu, ahaleginak, hazten ari den, etorkizunerako gaitasuna duen eta, hurrengo urteotan munduan izango dugun gure identitatearen adierazgarri eta erreferente nagusia izango den sektore batean bildu.

99


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Elitismo, tradición y cultura musical en Bilbao La ópera nació elitista

esa élite intelectual florentina del alto Renacioscientos años de demora en miento nació primero la ópera "Dafne" de adaptar un arte musical como Peri y Caccini y poco más tarde, la primera la Opera, de la que, por cierópera representada, "Euridice" (1600) del to, se cumplen sus cuatrocientos años de vida, propio Jacopo Peri, compuesta parecen demasiados. Sin embarcon ocasión de la boda del rey de go, atendiendo a otras circunstanOperan era desberFrancia Enrique IV con Maria de cias, podría parecernos que ese redineko arteak elMédici. traso, si bien relativo, no es tan kartzen ziren eta elNo obstante, hablar de las grande. Dependería del grado de kartzen dira. representaciones de esa época, naflorecimiento de un país o de una Bertan, musika insturalmente de gran significado hisciudad concreta, de su poderío trumentala eta kantórico, como si se tratara de la económico y cultural o de la evotatua, antzertia eta Opera que conocemos, es también lución artística vivida en su entorliteratura biltzen muy relativo. Otorgar a esas declano. Cuanto más nivel económico, baitira, eta, beraz, maciones acompañadas por insmás se atiende al arte en sus diverkutsu elitista ematrumentos, bien compuestas por sas vertientes y más bagaje cultural ten diote genero Peri, Caccini o Cavalieri y darles la atesora la población. Decíamos, horri. Haren sorconsideración actual de Opera, que median doscientos años, más tzaileak poetak, mucon sus oberturas, interludios, oro menos, de historia operística, sikariak, filosofoak questación, temas melódicos, coeta nobleak ziren, desde aquellas reunioros etc. sería demasiado. De maneeta horiei guztiei arnes donde nació, o sea, tea interesatzen zira que, habría que recortar de los intelectuales que tzaien, hau da, herridistancias en el tiempo y hablar de conformaban la "Catar gehienek oso Opera moderna, bien sea a partir merata" florentina en urrun ikusten zuten de Monteverdi o bien de Gluck, casa del conde Bardi, gai bat quienes son en realidad los padres hasta el levantamiento de la ópera moderna. Además, del primer coliseo bilaquellas primeras representaciones baíno, el Teatro de que se hacían para solaz de nobles e intelectuaRonda, allá por el año 1799. La les y consecuentemente en lugares privados, no ópera, que suponía y supone una NINO DENTICI. conjunción de artes, ya que en ella se vieron popularizadas hasta la llegada de CaEs crítico músical desde haconfluyen la música en sus vervalli, el cual, fue el primero en abrir un teatro ce 20 años.Autor de la biotientes instrumental y cantada, el público de òpera en Venecia (1637). Nadie grafía de Alfredo Kraus, “Alfredo Kraus, treinta cinteatro y la literatura, nació pues hasta entonces se había esforzado en satisfacer co años en Bilbao”. Investielitista. Sus creadores fueron poelos deseos del público en general, que solo pega y escribe patrocinado por la Diputación de Biztas, músicos, filósofos y nobles, día espectáculos que tuvieran grandes despliekaia, por el departamento de Cultura “Pedro María de todos ellos interesados en el arte, gues escénicos y una música atractiva, al descoUnanue. El primer tenor un ámbito del que la mayoría del nocer los ideales del clasicismo de las primeras vasco universal” pueblo tan lejos se encontraba. De óperas. A partir de entonces, fue tal el arraigo y

D

100


hermes nº2 de 4 elitismo, tradición y cultura, Nino Dentici

AURKIBIDEA/ÍNDICE

tan grande la afición operística, que a fines del siglo XVII solo la ciudad de Venecia ya contaba con dieciséis teatros abiertos. Que el País Vasco no disfrutara de representaciones operísticas en el siglo XVII, no quiere decir que adoleciera de música y de músicos. Baste recordar al polifonista navarro Anchorena o a los compositores guipuzcoanos, de música vocal, Juan Anchieta y Martínez de Bizkargi Las compañías que llegaban a Pamplona y Bilbao a mediados del siglo XVIII eran irrelevantes, pero en aquellos precarios escenarios ya se empezaba a escuchar la música de Paisiello, Cimarosa y Piccini. El origen de la Opera vasca arranca en 1765, que es cuando el conde de Peñaflorida escribió "El Borracho Burlado", cuya primera función, se celebró en Azkoitia, ejecutada por una pequeña orquesta dirigida por el propio conde de Peñaflorida, con el marqués de Rocaverde, Manuel Gamarra, Sordel y el bilbaíno Mazarredo formando dicha orquesta. En realidad, estos "Caballeritos de Azkoitia", como les llamó el P. Isla, estaban poniendo con su creación del Seminario de Bergara y de la Real Sociedad Bascongada de los Amigos del País, los cimientos de la cultura vasca. Impenitentes viajeros culturales, bebieron de las fuentes de la Ilustración y a su regreso, expandieron sus conocimientos en una tierra ávida de saber.

Por lo que a Bilbao en concreto concierne, la evolución y el progreso económico que alcanza a finales del siglo XVIII sirvió para que, los que asistían a escuchar la pobre y escasa música que se ejecutaba en escenarios como el Mercado, la Alhóndiga, la sala contigua al Ayuntamiento o finalmente en "la Cabaña", demolida en 1798, se preocuparan de avanzar con los tiempos y pensasen en crear un teatro acorde con la categoría de la Villa. Entre otras cosas, se tuvo que superar el prejuicio de fray Benigno de Urien contra los comediantes, a los que acusaba de inmorales y que influyó en que parte de la población abucheara a aquella otra que se dirigía al "coliseo de óperas", con la intención de disfrutar de lo que ofrecía la compañía del empresario Antonio Martínez. Sin embargo, afortunadamente, el veneno lírico había cuajado tras las sucesivas presencias en la Villa de empresarios italianos como Nicolás Setaro, Joseph Bichi o Carlo Barlassina y de ahí que unos pocos bilbaínos se aprestaran a acometer la idea de levantar ese añorado teatro. De entre ellos, Antonio Adán de Yarza y Andres de Escondrillas firmaron el escrito de la solicitud dirigida al alcalde Marcelino Pereira el dia 11 de enero de 1799 y meses después, el 4 de diciembre de dicho año, se inauguraba el "Teatro Ronda", que tras una efímera existencia se incendiaría el 23 de diciembre de 1816. Martín Basaras, Juan Basterra, Juan Goiri y Esteban Ibarreche, también se dirigieron un año más tarde al Ayuntamiento, con el objeto de informar de que habían convenido construir un nuevo coliseo, el cual se inauguró en 1818 y más adelante, concretamente en 1833, fue Ramón Aranguren, quien se encargó de la misión de proponer la edificación del nuevo teatro en la "lengüeta" del Arenal (El Viejo Arriaga), que ocuparía el lugar donde hoy se ubica el actual Teatro Arriaga. Nada más constituirse el Banco de Bilbao y poco después de la constitución de la Caja de Ahorros, llegó a Bilbao, convertido también en el primer puerto del estado, el empresario Serrano, para ofrecer en la temporada de 1858, un total de 89 funciones de ópera durante los ciento cincuenta días que duró su permanencia. Para hacernos una idea de su actividad, baste citar que su compañía recaudó un total de 32.878 entradas y que tuvo un promedio de 368 espec-

101


hermes nº:3 de 4 elitismo, tradición y cultura, Nino Dentici

AURKIBIDEA/ÍNDICE tadores en cada función.Todo ello, teniendo en cuenta que hacia 1860 Bilbao solo contaba con unas 20.000 personas. La Villa, por tanto, se había encontrado repentinamente con su primer gran florecimiento, el cual se repetiría sesenta años más tarde. Una vez demolido el teatro en 1885, el proyecto del arquitecto Rucoba para el Nuevo Teatro, fue financiado por 120 suscriptores cuya comisión estaba presidida por el Sr. Iturrizar y en el año 1890, bajo la junta directiva presidida por Emiliano de Olano, se inauguraba ese llamado Nuevo Teatro, en el que, una vez más, los abonos se cubrieron entre los accionistas. De entre estos, citemos a Casilda Iturrizar, Francisco Aztarain, Manuel Maria de Gortázar, José María Martínez de las Rivas, Ciriaco Linares, Andrés de Isasi, Mariano Basabe, Luis Ocharan, el Marqués de Urquijo, José María de Arteche, Gabriel María de Ibarra, Fernando Landecho etc. Como se puede apreciar, se seguía conservando una tradición musical que por medio del elitismo culto se había mantenido. Porque la historia nos ha dejado escrito que, en muchas ocasiones, el poder económico ha sido el mantenedor del arte,ya que este necesita de la seguridad económica para subsistir. La Sociedad Filarmónica(1896) no es sino el resultado de la inquietud artística de la ciudadanía, la cual, alejándose por una vez del teatro, tan en boga en la época, buscó por su lado el disfrute de la música en la intimidad de los pequeños círculos. Una pretensión que intrínsecamente llevaba la idea de llenar el vacío que existía en la cultura artística bilbaína y que tanto las reuniones celebradas en el salón de actos del Instituto Vizcaíno, como en el descanso del Viejo Teatro, habían demostrado ya su viabilidad. Quinientos socios dieron cuerpo a la considerada tercera etapa de la Sociedad Filarmónica, los cuales presenciaron el primer concierto en mayo de 1896 a cargo de una Orquesta dirigida por Saniz Basabe y con la participación del violinista Julio Francés, el contrabajo Italo Caimi y el pianista y al mismo tiempo miembro de la junta, Javier Arisqueta. Hoy , Bilbao cuenta con dos organismos musicales centenarios: la propia Filarmónica y la Sociedad Coral Bilbaína, agrupación esta última, que, preparada por Cleto Zavala para

102

concursar en el certamen de Durango de 1886 y sustentada por socios aficionados, tantos años de gloria proporcionó y proporciona aún a los habitantes de la Villa. Hoy, la iniciativa Aujourd'hui, les orprivada en el ámbito ganismes publics sont musical se ha visto muceux qui marquent en cho más encorsetada en grande partie une politisu discurrir por la falta que culturelle qui, parde autonomía económifois, ne paraît pas bénéfique pour l'art ca. Hoy, los organismos públicos son los que marcan en gran parte la política cultural, que a veces no parece benéfica para el arte. Hoy, la política influye notoriamente en la actividad artística, porque la fragilidad del arte necesita del apoyo institucional, sobre todo, en ese apartado económico. Esa ingerencia de los políticos en la actividad artística, devengada de su condición de gestores-administradores, ha hecho que se hayan tomado a veces medidas insatisfactorias, muchas veces en medio de pugnas localistas y en detrimento de lo heredado. Porque de pugna localista habría que considerar el binomio orquestal existente, olvidándonos de que la primera Orquesta de la Villa se formó en 1849 para las representaciones de ópera. Sería después, cuando a través de entidades como la "Sociedad de Conciertos" (1905) y de una fugaz "Asociación de Música", llegaría la creación de la "Orquesta Municipal" y finalmente, la gestación de la Sinfónica Bilbaína en 1922, la cual, una vez desintegrada, daría paso al nacimiento de la actual Sinfónica de Bilbao (1939). En todo caso, la tradición exigía la continuidad de una orquesta fija en el foso, especializada en la Lírica. Se repite la historia de esa dicotomía fundacional cuando al Palacio Euskalduna bilbaíno, le ha seguido la construcción del "Kursaal" donostiarra. Dos proyectos que no han satisfecho del todo las expectativas para las que se habían creado. El primero, porque su gestión engloba una evidente preocupación gerencial en el uso y administración del edificio y el segundo porque, sus posibilidades se limitan a lo que es una simple sala de conciertos. En consecuencia, se ha tenido que optar por la rehabilitación del Victoria Eugenia


hermes nº:4 de 4. elitismo, tradición y cultura, Nino Dentici

AURKIBIDEA/ÍNDICE para que los donostiarras pudieran programar óperas en su veraniega Quincena, El Euskalduna no olvidemos, se define "Palacio de Congresos y de la Música", es decir, que la música va situada en segundo lugar. Y parece encerrar en su definición que la música se refiere exclusivamente a la sinfónica, como sede además que es de la Orquesta Sinfónica bilbaína. Parece olvidarse de que la Opera, ya sea por tradición o bien por afición, abarca a un mayor número de aficionados. Los diferentes congresos, los conciertos de la Orquesta y otras actividades programadas para la total rentabilidad del edificio, repercuten en la preparación de las representaciones operísticas. A la música sinfónica, hacía tiempo también que se le había diagnosticado una grave enfermedad. Otrora, Bilbao miraba a Europa y los músicos salían a perfeccionar sus estudios bien a París, bien a Roma o a Bruselas. La Academia Vizcaína de Música, nacida bajo la protección de la Filarmónica y que luego seLa cultura motiva la curiosiría conocida como el acdad por el arte. Inmertual Conservatorio de sos ya en alguna de las Música, formaba profemanifestaciones artísticas, sores de la talla de Jesus como la musical, lo imArambarri, Antón Moportante es ligarse a él rales, Osorio etc. Tiemde manera estable pos aquellos en los que la Academia llamaba al profesor francés Delsart para que difundiera en España la técnica francesa para tocar los instrumentos de madera. Hoy el Conservatorio Vizcaíno lleva tiempo enmudecido y anclado en un pasado de gloria no muy lejano. Son pocos los alumnos que alcanzan notoriedad y el oscuro futuro de solista incide en que una gran parte de los futuros músicos abandone los estudios antes de tiempo. La evolución musical exige políticas claras y medidas adecuadas. Los poderes públicos deben dedicar a la música una atención objetiva, basada en los conocimientos y experiencia de los organizadores. No cabe debatir si es o no elitista el arte, que lo ha sido. El fondo del asunto debiera centrarse en el hecho de que todos nos hagamos elitistas. No se debe bajar del pedestal algo que siempre ha estado alto, sino que el esfuerzo se debe encaminar a que sea normal y cotidiano el acudir a un concierto, a

una ópera o visitar con asiduidad un museo. Son las corporaciones públicas las que deben procurar allanar el camino con la atención debida, al objeto de que la cultura musical en general, no conlleve la etiqueta de clasista. Hay que lograr esa meta que haga olvidar que la cuestión sea eminentemente económica y convertirla en una auténtica oferta cultural cotidiana. A pesar de los siete mil socios que se aúnan en torno a la Opera, falta todavía bastante para que la mayoría de los ciudadanos presencien su primera representación. Para ello, es necesario un mayor número de funciones o de matinés, de tal modo que, todo el que quiera acceder al teatro, incluidos los que visitan la ciudad provisionalmente, tengan la posibilidad de hacerse con una localidad. Pero esa oportunidad de ir a presenciar un evento lírico nunca debe ser gracias a las localidades que dejan libres los socios, bien porque la programación para ellos sea poco atractiva o demasiado novedosa. Al respecto, y ante el gran número de solicitudes de nuevos asociados, se debería tener en cuenta que la incursión continuada en un repertorio difícil podría ser contraproducente. No hay que olvidar que es el asociado el que hasta ahora ha exigido en gran medida la programación de un repertorio clásico y por ello, no convendría alejarse de él en tanto que la nueva savia de asociados no adquiera un nivel lírico suficiente. De ahí que convendría que las comisiones artísticas de turno siguieran adaptándose al gusto general, al menos cíclicamente. De manera que aceptemos una renovación en la programación, pero de un modo progresivo, no de manera cuasi obligada en cada temporada. Ya llegará el tiempo en que, tal como ha ocurrido estos últimos años, nos adentremos nuevamente en un repertorio menos convencional. Es cierto que la cultura motiva la curiosidad por el arte. Entonces, inmersos ya en alguna de las manifestaciones artísticas, como en este caso la musical, lo importante es que quedemos ligados a él de manera estable y normal. Es esencial que seamos herederos, en el mayor grado posible, de la tradición cultural. Pero ¡ojo!, que hablar de tradición y de cultura teniendo como base únicamente el nivel económico, es tan irreal como hablar de cultura sin tener en cuenta el progreso económico.

103


AURKIBIDEA/ÍNDICE

" H ermes", euskal a bertzaletasunaren pizkunde intelektuala K o l d o M e d i avilla

bloke antagonikoak sendotu ziren eta konstituziodun sistema monarkiko haren ezegonkortasuna larriagotu. Nazioarte mailan, Estatu espainola ez zen, "ez kontuan izateko lain indartsua, ez gutxietsia izateko lain ahula". Espainiako ekonomia Londres eta Parisen mendean zegoen, haiek kontrolatzen baitzuten Espainiako burtsa euren onurarako ez besterako. Ekonomi atzerapen eta mendekotasun egoerak erraztu egiten zuen orduko sistema politikoa, non talde oligarkikoek alderdi politiko demokratikoen berezko eginkizunen 1917ko hura "Gerra lekua hartzen zuten. Muchos de los antropólogos, poHandia" deitu zitzaionaren etas o musicólogos vascos del laugarren urtea izan zen. Gerrari dagokionez, primer tercio de siglo comenzaGatazka hark bukaera ron su actividad en Juventud Vaszatiketa bat zegoen "aliadoeman zion garai bati eta ca de Bilbao filo"en eta germanofilo"en beste ordena geopolitiko artean. Bitasun horretan bat ekarri zuen, gertakarien agerian jartzen hasi da "esberezko gorabehera eta guzpainia bien" borroka. Aliati XX. mende osoan iraun tuen aldekoen artean gutxiengo intelektual duena. Une horretan agertzen diren faktore bekualifikatu, aurrerazale eta liberal bat zegoen. rrien artean, besteak beste, errusiar iraultza, EsGizartean, oro har, aliatuen aldekoak merkatatatu Batuak munduko politikan sartzea, demoritza-klaseak, alderdi errepublikazale eta liberakrazia liberalen hedapena eta krisia, lak eta langileria eta herri xehea ziren, "germakolonialismoaren eta inperialismoaren bilakaenofiloak", aldiz, apaizteria, militarrak, ra, gizarte-mugimenduak eta berriro diktaduaristokratak eta lur-jabeak, bai halaber, alderdi rak agertzeko aukera nabarmendu daitezke. kontserbadoreak (mauristak eta karlistak). Ba"Gerra Handia", mundu osoko lehenengoa, tzuen edo besteen aldeko muturreratze hark Europan nagusitasuna lortzeko borroka gisa baita pentsarazi zuen ere, Espainiak Europako hasi zen eta, luze gabe, munduaren kontrola gatazkan parte hartzeak beste gerra zibili bat eskuratzeko lehia bilakatu zen. piztu zezakeela.

"H

ermes" bere garaiaren eta bere inguruabarren ondorio bat izan zen. Lehenengo Mundu Gerraren testuinguruan sortu zen, ekonomi eta kultur garapen sendoa bizitzen ari zen herri batean, non indartsu baitzetorren euskal abertzaletasuna. Argitalpen hau, karlisten derroten eta foruen ezabatzearen ondoren esnatzen hasia zelarik, azaleratzen ari zen gizarte baten pizkunde intelektualaren erreferenterik argiena izan zen.

Estatu espainola Estatu espainola neutrala izan zen gatazka hartan; baina gerra haren barne krisien katalizatzailea izan zen eta, ondorioz, bertako

104

Euskadiko ekonomi goraldia Euskadin erabakiorra gertatu zen Estatuaren neutraltasuna beste hazkunde ekonomiko bat hasteko, meatzaritza, itsas garraio eta


hermes nº:2 de 4. “hermes”, el renacimiento inttelectual del nacionalismo vasco, Koldo Mediavilla

AURKIBIDEA/ÍNDICE erabat parte hartzearen aldekoak ziren, euskal nazio-kontzientziaren hedapena eta Penintsulako euskal lurraldeentzat autonomia-araubide bat ezartzea zituztela helburu nagusitzat. 1917ko martxoan Comunion Nacionalista Vascak arrakasta handia lortuko du hauteskundeetan; horren ondorioz gehiengoa lortu zuen, lehenengo bider, Bizkaiko Aldundian. Uztailaren 16an euskal aldundiek lehenengo aldiz eskatu zuten autonomia Euskal Herriarentzat. Nazioarteko gatazkaz denaz bezainbatean, euskal abertzaletasunean ere iritzi desberdinak egon ziren. Alderditik Luis Arana -"germanofiloa"-, egoztea ekarri zuen krisiaren zergatietako bat ere izan ziren.

euskal industrien -Bizkaikoak batez ere- garapenean oinarrituta, hain zuzen. Sortarazi ziren mozkin ekonomiko handiak meatze-sozietate, ontzi-enpresa eta industri enpresen akziodunen eskuetan metatu ziren, langileek, aldiz, inflazioaren gorakada handiak eta bizitzaren kostua garestitu izanak eraginda, euren alogeren balio erlatiboa gutxitzea jasan zuten bitartean. Egoera horrek gizarte-krisi larria eragingo zuen hurrengo urteetan; hain zuzen ere, 1917ko hartan adierazgarri nagusietako bat abuztuaren 13rako antolatu zen lanuzte orokorra izan zen.

Euskal abertzaletasunaren aurrerakada Testuinguru ekonomikoki oparo hartan euskal abertzaletasunak aurrerakada handia jo zuen. Baita moderazio-prozesu bat ere jazo zen Euzko Alderdi Jeltzalean, Luis Arana buruzagi nagusia egotzi, 1916an, eta egitura eta antolaketa aldaketak gauzatu ondoren; aldaketok eragindako ondorioen artean, izena aldatzearena ere egon zen, hau da, haren ordez orain Comunion Nacionalista Vasca izango da. Erakunde hartako burukide nabarmenak Engrazio Aranzadi "Kizkitza" eta Luis Eleizalde izan ziren. Haiek sistema politikoan

Barne ika-mika horien gainetik, euskal abertzaletasunak I. Mundu Gerraren testuinguruan nazio-autodeterminazioaren printzipioa benetan gauzatzeko aukera ikusi zuen. Wilson presidentearen hamalau puntu haietan jaso zelarik, gauzatu ere puntu hori Europaren Ekialdean gauzatuko zen, gatazka amaitutakoan eta "Erdiko Inperioak" zeritzenak desagertu ostean. "Hermes" aldizkarian bertan 1918an euskal nazioak ere autodeterminaziorako eskubidea baliatzea aldeztu zen, joera liberal eta aurrerazaleko beste abertzale batzuek, besteak beste, Jesus Sarria bertako zuzendariak, aldezten zuten federalismoa gaitzesteaz batera. Euskal nazionalistarik gehienek itxaropen handia zuten Wilson-en bake-proposameneko puntuetan eta Nazioen Elkarte bat sortzeko zuen egitasmoan. Haiek ere Euskal Nazioa nazioarteko ordena berri hartan sartzea eskatu zuten, 1839 eta 1876ko gerra karlistetan galdutako burujabetza berreskuratu ondoren, alegia. Bilbo, Euskal Herriaren erdigunea "Hermes" Bilbon agertu zen 1917an, demografi, ekonomi eta kultur ikuspuntuetatik Euskal Herri osoko hirigunerik garrantzitsuenean. Bilbok garapen itzela izan zuen XIX. mendean zehar. Izan ere, 1870ean 28.000 biztanle baino ez zituen. 1887an 50.000ra heldu

105


hermes nº:3 de 4. “hermes”, el renacimiento inttelectual del nacionalismo vasco, Koldo Mediavilla

AURKIBIDEA/ÍNDICE zen eta 1915ean ordurako 100.000 biztanletik gora zituen. Bizkaiko gainerakoaren aldean, bilbotarrak 1880an bizkaitarren %10 izatetik "Hermes" agertu zenean ia heren bat izatera igaro ziren. Bilboren kultur kemena ere garapen indartsu horrekin batera ibili zen. XIX. mendearen azkenaldian -1886- "Kurding Club" eratu zen. Talde horrexetan ezarri zen euskal pintura berriaren oinarria; baina ez ziren esparru horretara bakarrik mugatuko eta artejarduera ugaritan aritu ziren, beti ikusmolde berritzaile batetik, besteak beste "Revista Musikal"en sorrera ere ekarriko zuena.

Sasoi hartako prentsa eta aldizkariak Bilbon 1917an argitaratzen ziren egunkariak honako hauek ziren: El Noticiero Bilbaino" independentea"; El Nervion" (monarkikoa); "El Liberal" (errepublikazale eta sozialista); La Gaceta del Norte" (monarkiko eta katolikoa); "El Pueblo Vasco" (monarkikoa eta maurista); "Euzkadi" (euskal abertzalea), eta "La Tarde" (liberala). 1917an argitaratzen ziren beste egunkari batzuk hurrengo hauek ziren: "Le Courrier de Bayonne", "Biarritz et du Pays Basque"; Diario de Navarra"; Gazette de Biarritz"; Napartarra"; "El Pensamiento Navarro"; "Heraldo Alaves", eta "La libertad".

Musikak ere leku nabarmena izan zuen hiriburukoen kezka artistikoetan. 1878an sortu zen Musikaren Akademia. Handik lau urtera Urte hartan argitaratzen zirenen artean Bilboko Abesbatz Elkartea, eta ondoren, Elkarte nagusiki kultur arloa jorratzen zuten euskal alFilarmonikoa. Beste alde batetik, Bilbon bertan dizkariak honako hauek ziren: "Euskal Erria" ernetu zen indartsuen euskal abertzaletasuna. (Donostia); "Euskal Erria" (Montevideo); ReHori ez ezik, baita horren garapenarekin batera vista Internacional de Estudios Vascos"; "La kultur pizkundearen alde egin ziren ahaleginak Basconia"; "Boletin de la Comisión de Monuere, zenbait erakunde bereziki dinamikoren bimentos de Vizcaya"; "Jaungoiko-Zale"; "Lautartez, hala nola Bilboko Juventud Vasca, zeinek rak Bat"; "Societé des Sciences"; "Lettres et 1904az geroztik biziki jardun baitzuen kultur Arts de Bayonne"; "Euskal Esnalea", eta "Euszeregineko arlo guztietan: kirolaren esparrutik kal Erriaren Alde". hasi -mendizaletasuna, futbola, herri kirolak, ...- eta literatura zein antzerkikoetara, antropologia, historia, La ilustración de la portada de “Hermes” es geografia, euskara, folklore eta euskal obra de Aurelio Arteta musikaren irakaskuntza ere bitartean. Mendearen lehenengo hereneko antropologo, olerkari eta musikologo askok erakunde haren babesean ekin zieten euren zereginei. XX. mendearen hasierako urteetan gertatu zen kultur bultzada hari esker sortu zen hiriburuan 1911n Euskal Artisten Elkartea, 1914an Bilboko Ateneoa eta 1917an Bizkaiko Aldundiko Euskal Kulturaren Batza. Hedabideei dagokienez, azpimarratu behar da "Euzkadi" egunkaria, zein 1913an hasi baitzen argitaratzen. Baita aipatu behar da ere, urte haietan intelektualen tertuliek hartu zuten garrantzia; adibidez, Cafe Suizo, Cafe Boulevard nahiz Lyon d´Or-ekoa. Hain zuzen ere, azken honetan, hurrean, ernamuindu zen "Hermes" aldizkaria argitaratzeko asmoa.

106

"Hermes" egitasmoa Alejandro de la Sotak dioenez, "Hermes" 1887an halabeharrez La Habanan jaiotako Jesus Sarria algortarraren buruan sortu zen, "hala nola beste batzuek begi urdineko emaztegai batekin edo zaldi odol garbi batekin amets egiten duten". Argitalpen honen lehenengo erredakzioa "La Bilbaina"ren logeletako batean instalatu zuten. Zuzendaritza-batzordea Ignacio Areilza, Jose Felix de Lequerica, Joaquin Zuazagoitia eta Jesus Sarriak berak osatzen zuten. Azaleko irudia, beti bera zenbaki guztietan, Aurelio Artetak eta Felix Aguerok egin zuten.


hermes nº:4 de 4. “hermes”, el renacimiento inttelectual del nacionalismo vasco, Koldo Mediavilla

AURKIBIDEA/ÍNDICE Lehenengo aleak 40 orrialde zeuzkan eta 1917ko otsailaren 1ean kaleratu zen. Handik gutxira "Hermes"en erredakzioa Zabalgunera -Ibañez de Bilbao kalea- lekualdatu zuten, azkenean egoitza Posta kalean ezartzeko behin-betiko. "Hermes" "Editorial Vasca-Euzko Argitaldaria"n irartzen zen, berori ere Sarria berak sortua.

karrik eta deprimiturik, Hermes-en zuzendari oldartsu eta urduriak bere buruaz beste egin zuen, bere burua jaurtiz Bilboko Posta kalean zeukan etxearen balkotik. Heriotzaren biharamunean "La Gaceta del Norte"k honako ohar hau argitaratu zuen: "Atzo goizeko hamaikak laurden gutxiagotan Posta kalean oso gertaera hits bat jazo zen, Jesus de Sarria euskal idazle nabarmena izan zuela protagonista. Aipatu orduan aipatu kaletik zihoazen oinezkoak harridura desatsegin batek hartu zituen, goiko solairuren batetik gizon baten gorputza jausten ikusi zutenean.

"Hermes"en bizitzan hiru aldi daude, hirurak argi eta garbi mugarrituta: aurrena 1917ko otsailetik 1918ra; hilero argitaratzen zuten. Aldi horretan Estatuko intelektualik nabarmenen arteko kolaboratzaileen kopurua naBerehala hurreratu dira haietako batzuk bariro gehitu zen. Bigarrena, 1918ko abuztutik eta lurrean jausita dagoena jaso duteneko kon1920ra, hamabosterokoa. 1918 eta 1919 bitarturatu dira, hark dituen zauriak zeharo larriak tean abertzaletasunak izan zuen gorakada ikusdirela. garriak "Hermes"ek gai politiko eta kultural nazionalistetan ekin berezia egitea ekarri zuen. Une larri hark eskatzen zuen premiareHorrek bere alde kin, Carmen Zutxarra edukiko biria andereñoadu, ezen hasieraren arimaren ko kolaboratzaile aldeko elizakora El 16 de julio de 1917, las diputaciones vascas soliciaskok argitalpena zihoan andre bataron, por primera vez, la autonomía para el laga egin baitzutek utzitako auPaís Vasco ten. tomobil batean eroan zuten SoHirugarostetxera, baina rren aldian, 1921 eta 1922 bitartean, sorrerako ongintzako etxe horretan eman zizkioten sojarreretara itzuli zen. Horretan garrantzi bererospen guztiek ez zuten helburu onik lortu. Sazia eman zitzaien Ingalaterra eta Frantziako lirria jauna hil egin zen. teraturei, eta eleberri labur hegoamerikar batzuk ere argitaratu ziren, Francisco Contrerasek Hildakoa bere izeko batekin bizi zen gainbegiratuta. Salvador de Madariaga, SyPosta kaleko 18an, hirugarrenean eskuinean. mons, Eugenio D´Ors, Chesterton eta Baeza Jesus Sarria jauna bere burua botatzera bultzabezalako sinadurak agertzen dira. tu zuten zioei dagokienez, gehienek diote asaldatze handi batek hartuta zegoela eta horrek Baina estutasun ekonomikoak ere agerbat-bateko buru zoratze bat eragin ziola, eta tzen hasiak ziren, seguruenez aurreko etapan berorren ondorioz ustekabean bere burua kaleegin zen norabide-aldaketaren ondorioz. Une ra bota zuela, inork halako zoritxarra eragoztezail haietan Sarriak Alejandro de la Sotaren rik izan barik". bermea baino ez zuen izango. Aldizkariaren azken zenbakia 85.a izango da; agerketaren bosgarren urteurrena da eta han ez dago haren sortzaile eta sustatzailearen, Jesus de Sarriaren sinadura. 1922ko uztailaren 27an, porrot eginda eta lagunen babesik gabe, Comunion Nacionalistarekin aurrez aurre, ba-

107


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Poder judicial y estructura territorial del Estado

E

l Estado español se basa en el principio de unidad jurisdiccional, así lo proclama el art. 117/ 5 de la Constitución, dándole el carácter de principio básico de la organización y funcionamiento de los Tribunales, en relación con el art. 4 de la Ley Orgánica del Poder Judicial que afirma que la jurisdicción se extiende a todas las personas, a todas las materias y a todo el Estado español. La Constitución en su Título Preliminar, art. 2, reconoce el derecho a la autonomía, el art. 137 establece que el Estado se organiza en Comunidades Autónomas y el art. 152/1 establece que un Tribunal Superior de Justicia, culminará la organización judicial en el ámbito territorial de las Comunidades Autónomas. La alusión del art. 152/1 de la Constitución a la posibilidad de culminación por los Tribunales Superiores de Justicia de la organización judicial de las Comunidades Autónomas, así como la posibilidad de que los Estatutos de Autonomía prevean los supuestos y formas de participación de las Comunidades Autónomas en la organización de las demarcaciones judiciales del territorio, se encuentra limitada por el art. 152/1 en relación con el art. 53 de la L.O.P.J, que EMILIO OLABARRIA. establece la jurisdicción del TribuAbogado, pronal Supremo como jurisdicción esfesor de Derecho del Trabajo tatal. y Seguridad Social en la Universidad de Deusto. Ha impartido clases en Master de postgrado y de Derecho Europeo en el Instituto de Estudios Europeos, y ha publicado varias obras de derecho. Fue parlamentario vasco y director del Gabinete Técnico de Trabajo del Gobierno Vasco, Diputado y secretario de la Mesa del Congreso. Actualmente es Vocal del Consejo General del Poder Judicial

108

También limitan las posibilidades de culminación judicial en el ámbito autonómico, la Audiencia Nacional, órgano jurisdiccional con competencia en todo el Estado, tal como dispone el art. 62 de la Ley Orgánica del Poder Judicial. En el ámbito de la Audiencia Nacional hay Salas cuya jurisdicción

se vincula a competencias territoriales, así ocurre con la Sala de lo Contencioso-Administrativo que controla los Actos de Ministros, Secretarios de Estado y otros Cargos de la Administración Central del Estado, o de la Sala de lo Social cuya jurisdicción se extiende a los convenios colectivos y conflictos colectivos de ámbito superior a la Comunidad Autónoma. Pero hay Salas como la Penal que enjuicia delitos instruidos por Jueces Centrales de Instrucción sin consideración territorial de sus competencias, vinculándolas a causas penales derivadas de determinados tipos delictivos como: la delincuencia organizada, terrorismo, maquinación para alterar el precio de las cosas, perjuicios a la economía nacional, falsificación de moneda, delitos contra el Rey, Consorte o

Entzutegi Nazionalean badira euren jurisdikzioa lurralde-eskumenei lotuta duten epaimahai batzuk. sucesores, delitos cometidos fuera del territorio, extradición pasiva, etc. Desde la perspectiva inversa se observa el mismo fenómeno, los Tribunales Superiores de Justicia a tenor de lo dispuesto en el art. 70 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, sólo conocen del recurso de casación civil, en materias de Derecho Civil propio de cada Comunidad, en la Sala de lo Civil y Penal, sin perjuicio de la nueva regulación de la Ley de Enjuiciamiento Civil. Los recursos de suplicación sobre Sentencias dictadas por los Jueces de lo Social en la Sala de lo Social y en la Sala de lo Contencioso-Administrativo todos los recursos contra Actos y Disposiciones de la Administración de la Comunidad Autónoma en aplicación del derecho estatal o autonómico y en materia electoral sobre proclamación de candidatos electos autonómicos.


hermes nº:2 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

La misma tesis se deduce de las competencias que preven los distintos Estatutos de Autonomía. De esta manera el Estatuto de Autonomía del País Vasco, prevé las siguientes competencias: art. 13/1 la cláusula subrogatoria general (las competencias del Gobierno podrán ser ejercidas por la Comunidad Autónoma); art. 34 competencia de participación en la organización de las demarcaciones judiciales así como menciones genéricas a facilitar el ejercicio de la

El Estado acepta una noción de autonomía referida a las tareas de legislar y ejecutar

acción popular y el establecimiento del Jurado; art. 35/1 consideración como mérito preferente el conocimiento del Derecho Foral Vasco y el Euskera; art. 35/2 facultad de instar a la Comunidad Autónoma la convocatoria de vacantes de Magistrados, Jueces y Secretarios en el País Vasco; art. 10/14 y 12/1 competencia de organización, régimen y funcionamiento de las Instituciones y Establecimientos Penitenciarios y ejecución de la Legislación Penitenciaria; art. 10/22/23 colegios profesionales, fijación de demarcaciones registrales. La Sentencia del Tribunal Constitucional 56/90, sobre personal al servicio de la Administración de Justicia, convalidó la estructura orgánica de la Ley Orgánica del Poder Judicial, desarrollada por la Ley de Demarcación y Planta y que ha posibilitado la transferencia al Gobierno Vasco y otras Comunidades Autónomas las competencias de: - Provisión de medios materiales y económicos para el funcionamiento de la Administración de Justicia. - Medios personales - Colaboración en la fijación de las demarcaciones y secretarías de los Juzgados de Paz. - Uso del euskera, servicio de asistencia jurídica gratuita, etc. También el Parlamento Vasco y otros Parlamentos Autonómicos realizan funciones importantes como la de presentación de ternas al

C.G.P.J. para la cobertura de una de cada tres plazas de la Sala de lo Civil y Penal del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco. El Estado acepta una noción de autonomía esencialmente referida a las tareas de legislar y ejecutar (arts. 81 y siguientes, 97, 152 de la Constitución) pero mantiene en un régimen de intensiva centralización de las Instituciones Judiciales. La independencia de los Organos Judiciales es propia, individualizada, ejercitable ante otros poderes y ante sus propios superiores jerárquicos, admitiendo la posibilidad de insumisión a toda clase de instrucción o consigna de dichos superiores. La ligazón de los Tribunales al imperio de la ley es tan intensa que obliga a una aplicación rígida, inelástica y no creativa del ordenamiento jurídico. Mientras que la autonomía para las Asambleas Legislativas y los Consejos de Gobierno son una garantía de la posibilidad de elección creativa, innovadora, entre diferentes opciones político-legislativas o de, para los Consejos de Gobierno, su libertad de ejercicio de potestades discrecionales, potestades que los Jueces no poseen, potestad reglamentaria que sin embargo los Jueces controlan desde la perspectiva de la legalidad de la actuaLa ligazón de los Tribunales al imperio ción admide la Ley es tan intensa que obliga a nistrativa, una aplicación rígida, inelástica y no y su somecreativa del ordenamiento jurídico timiento a los fines que la justifican, la "interdiction du detournement" del art. 106 de la Constitución.

- Tribunal Constitucional Lo anteriormente indicado se puede decir del Tribunal Constitucional que tiene jurisdicción en todo el Estado español, art. 161/1 de la Constitución. Lo mismo ocurre con el Ministerio Fiscal que ejerce sus funciones por medio de órganos propios, conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica, bajo las órdenes del Fiscal General del Estado, que es designado por el Gobierno, oído el

109


hermes nº:3 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

C.G.P.J. todo ello sin participación parlamentaria o de otra naturaleza en dicha designación que permita remover la sospecha de que la defensa de la legalidad y sus demás funciones puedan llegar a convertirse en algo más que un optimista desiderato. Este esquema sucintamente expuesto, que parte del presupuesto de que la Administración de Justicia no es uno de los Poderes del País Vasco, refiriéndose el art. 34 del Estatuto de Autonomía del País Vasco a la Administración de Justicia en el País Vasco y no del País Vasco. No obstante el consenso sobre la unidad del Poder Judicial no es un valor universal, en el plano teórico se discute sobre el federalismo judicial y hay experiencias judiciales en el Derecho Comparado de federalismo judicial. En el seno de los problemas que el Tribunal Constitucional plantea, se debe priorizar el sistema de designación de sus Magistrados. El sistema español no es el de los países más estables institucionalmente, y no es el sistema de los Estados compuestos, sino el de los Estados unitarios. El sistema actual no se corresponde ni con el más común de los Estados confederales o federales, ni siquiera con el de los Estados regionales. Doctrinalmente hay dos grandes escuelas que defienden un sistema diferente y coparticipado de designación de Magistrados del Tribunal Constitucional: Una sostiene que la participación de los órganos autónomos que constituyen el Estado en la designación de los Magistrados del T.C, garantiza la representación de los intereses de los entes autónomos en el órgano encargado de resolver los conflictos competenciales entre el poder central y los poderes descentralizados. Los tribunales constitucionales cuando dirimen este tipo de conflictos, realizan una función arbitral entre poderes diferentes, que les pone en una situación de supraparte procesal y para garantizar la imparcialidad, conviene que en la designación de sus componentes no sólo intervenga una de las partes, el poder central, sino todos los sujetos de eventuales conflictos.

110

Los Magistrados del Tribunal Constitucional no están relacionados con las Instituciones que les eligen por un vínculo de representación jurídico-privado, ni menos por un vínculo político, no son comisionados o delegados de quienes han intervenido en su designación, ni hay tras esa designación mandato imperativo o de revocación. La finalidad es simple, se trata de asegurar a todos los entes territoriales la posibilidad de designar a personas que conozcan el funcionamiento del Estado desde la perspectiva del poder central y de los poderes autónomos. - Una segunda tesis o escuela, sostiene que el objetivo de la participación no consiste tanto en la defensa de los intereses compuestos de los entes componentes del Estado, sino la participación de los entes políticamente descentralizados en la formación de la voluntad de un órgano general cuya especial posición constitucional aconseja esta participación.

Le consensus sur l'unité du Pouvoir judiciaire n'est pas une valeur universelle

Ningún Estado compuesto puede funcionar, sin la existencia de mecanismos de colaboración, así se constituyen los tribunales constitucionales de los Estados federales. Participan los estados miembros en un órgano del Estado federal, al objeto no de defender cada uno sus propias posiciones o intereses inmediatos, sino de contribuir a formar la voluntad de la federación. Uno de esos órganos es el Senado, y también el Tribunal Constitucional, que tiene encomendada una función unificadora, sintetizadora, integradora, como órgano de un poder supra-ordenado, es un comisionado del poder constituyente, un tercer Estado, común y superpuesto al Estado federal y todos los poderes infra-ordenados deberían participar en la designación de los Magistrados. En el Derecho Comparado hay muchos métodos para resolver los problemas anteriormente indicados. Designación directa


hermes nº:4 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

por los entes autónomos, designación a través de un órgano estatal como el Senado donde estuvieran representados los entes autónomos (no es el caso del Senado español). En el Congreso de los Diputados se han presentado varias proposiciones de ley con la intención de resolver esta cuestión, se han propuesto fórmulas como la consistente en exigir que los cuatro Magistrados que designa el Senado, lo sean a propuesta de los Parlamentos autónomos, y exigir que entre los que elige el Consejo General del Poder Judicial procedan de los Tribunales Superiores de Justicia de las Comunidades Autónomas, habiendo desempeñado en ellos su función los dos años anteriores a la elección. Hay otros sistemas como las propuestas vinculantes de los Parlamentos autónomos, el análisis de requisitos personales y su consideración tales como la residencia, conocimiento de una lengua o vinculación profesional con una Comunidad Autónoma, etc. En todo caso hay que buscar alguna fórmula consensuada, la de Alemania, la de Canadá con cuota de Magistrados que representan a Quebec, la de Bélgica y su Tribunal de Arbitraje con composición paritaria de miembros de expresión francesa y neerlandesa, o el sistema de USA en que el Senado puede vetar Magistrados del Tribunal Supremo nombrados por el Presidente, alguna fórmula en definitiva que permita superar la aceptabilidad que confiere un sistema de designación por el Congreso, Senado, Gobierno y Consejo General del Poder Judicial.

Consejo General del Poder Judicial En cuanto al Consejo General del Poder Judicial debe iniciarse el desarrollo de las previsiones del Libro Blanco sobre la desconcentración de sus funciones trasladándolas a las Salas de los Tribunales Superiores de Justicia o a órganos autonómicos propios. Otra alternativa consistiría en modificar el sistema de designación de Vocales. Consolidando un sistema compartido por el Congreso de los Diputados y Senado con los Parlamentarios de las Comunidades Autónomas.

Ministerio Fiscal En cuanto al Ministerio Fiscal, que en el diseño constitucional aparece como integrado dentro del Poder Judicial, pero con autonomía funcional, el Fiscal General del Estado es nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno. En su actual descripción constitucional, art. 124, sin perjuicio de cierta retórica literaria y un ligero sabor tautológico, pudiera ser una fórmula válida, si admitiera la designación

El Fiscal General del Estado es nombrado por el Rey a propuesta del Gobierno

algún tipo de participación parlamentaria, y la propuesta que el Gobierno ha de hacer al Rey para el nombramiento del Fiscal General del Estado tomara como base un candidato nominado por el Organo legislativo. Mejor todavía y en un Estado plurinacional, por los diversos Organos legislativos ya que de todos ellos emana la legalidad que el Ministerio Fiscal debe defender. El Ministerio Fiscal debe defender también la legalidad reglamentaria, que puede emanar de la Administración del Estado o de las Comunidades Autónomas. Le corresponde al Ministerio Fiscal, igualmente, la defensa de la legalidad derivada de otras fuentes, el Derecho Civil propio de algunas Comunidades Autónomas, lo que puede constituir un ordenamiento tributario propio por ejercicio y sedimentación de las competencias normativas del concierto económico en el País Vasco, otras manifestaciones de la actualización del Derecho Foral o de los derechos históricos, etc. Al Ministerio Fiscal no le corresponde solo la defensa de la legalidad penal a través del ejercicio de la acusación penal (sobre la que no tiene ni siquiera la exclusiva), por todo ello también la designación del Fiscal General del Estado debería atender a la estructura compuesta del Estado español.

111


hermes nº:5 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

Poder Judicial

La realidad social, el espíritu y finalidad de las normas, lo que los canonistas llamaron spíritus mobilis, inician una disociación, paulatina y gradual, que aleja la voluntad de la Ley, de la inmóvil voluntad del legislador. Lo que la autonomía significa no es la discusión parlamentaria que perdura en el Diario de Sesiones, sino la realidad social alentada por tensiones nuevas y renovadoras, donde afloran otros instrumentos de legitimidad institucional, derechos históricos, voluntad de autogobierno, derecho de autodeterminación, que es un derecho humano ínsito a la dignidad de los pueblos y que no necesita por ello ser positivizado por el ordenamiento constitucional u ordinario.

En cuanto al Poder Judicial, el definido por el Título VI de la Constitución, como diría Lucrecio, nada está en la naturaleza de las cosas. El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco debería conocer del recurso de casación no sólo en materia de Derecho Civil propio, sino de todo el Derecho emanado de las Instituciones legislativas de las Comunidades Autónomas. Toda la casación salvo la relativa a la unificación de doctrina del Tribunal Supremo. La Comunidad Autónoma del País Vasco posee una evidente complejidad normativa, constituida por el Derecho de su Parlamento, por el Derecho Civil propio del País Vasco, por el Derecho o Normas tributarias de carácter foral derivadas del Concierto EconóSe reconstituye con la conmico (que afectan a la estructura solidación del proceso autonómico El Tribunal Supede los tributos a la tarifa, a las la residencia natural de la soberarior de Justicia del exenciones y bonificaciones, a los nía, que se reclama por entidades o País Vasco debería beneficios tributarios con carácter ámbitos no estatales, sino supra-esconocer el recurgeneral de impuestos como el de tatales como los europeos, o subesso de casación no la renta, sociedades, impuestos estatales-estatales, las nacionalidasólo en materia peciales, tributación de los no redes. de Derecho Civil sidentes, etc.). Propio, sino de El art. 143/1 de la Constitodo el derecho Se debe considerar en el tución muestra la ratio inspiradora emanado de las País Vasco y otras CC.AA. tamde la conciencia autonomista, de instituciones legisbién la existencia de un derecho corte histórico, cultural y econólativas de las Cosocial propio, de naturaleza orgámico y delimita una realidad social munidades Autónica o institucional por una paren la que las Comunidades Autónomas te y por la otra una normativa lanomas generan su propio derecho, boral convenida colectivamente donde los derechos históricos posiy que deriva del dato de la positivos se suman a los positivizables bilidad de suscribir en dicha Comunidad, el por las instituciones de Euskadi y de otros luga80% de los convenios colectivos por interlocures. El derecho del Estado se ve repercutido sutores sociales de ámbito de actuación circunscricesivamente por peculiaridades que justifican to sólo al País Vasco (recuérdese el carácter de fuente completiva del Derecho del Trabajo que poseen los convenios colectivos, con efectos normativos, ulKontuan hartu behar da Euskadin tra-vires, con eficacia general). El art. badela zuzenbide sozial propio bat. 3/1 del Código Civil obliga a través de sus reglas de hermenéutica, a una reinterpretación de la realidad social postconstitucional, la realidad social y uno de sus ingredientes la realidad política, van preuna substantivación del orden jurídico en la Cosentando nuevos requerimientos, entre éstos munidad Autónoma, en virtud de sus rasgos de también están los autonómicos, y también son identidad por ejemplo el art. 149/1/7 de la trasladables al ámbito judicial. Constitución atribuye al Estado competencia

112


hermes nº:6 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

exclusiva en materia laboral pero no predice que la legislación laboral tenga que deferirse enteramente a la competencia del Estado, sino que de acuerdo con el art. 3/1 del Código Civil, que admite que tan pronto la peculiaridad económica definitoria de una autonomía lo demande, en tema en este caso de relaciones industriales, un derecho adecuado a su naturaleza produciría la aplicación de la reserva residual del art. 149/3 de la Constitución, se produciría una redistribución de competencias, desapoderándose la de las Cortes Generales en favor del Organo legislativo de la Comunidad Autónoma.

Estamos pasando del Estado ordenamiento al Estado comunidad

Con un derecho sustantivo propio de dimensiones crecientes, con un cabal y reinterpretado cumplimiento del art. 152/1 de la Constitución (las sucesivas instancias procesales se agotarán ante órganos judiciales radicados en el mismo territorio de la Comunidad Autónoma) y una creciente vinculación profesional, afectiva, lingüística que exige normalizar el uso de las lenguas cooficiales en donde existen con ese derecho por parte de los Jueces, podemos encontrar fórmulas más coherentes con la realidad social de este país que las hoy vigentes, y esto vale para todas las jurisdicciones.

La propuesta elaborada por el Pleno del Consejo General del Poder Judicial denominada Pacto de Estado para la Reforma de la Justicia converge hacia alguna de las posiciones anteriormente anunciadas. Continúa la línea de leyes modernas como la Ley de Enjuiciamiento Civil o la nueva Ley de Jurisdicción Contencioso-Administrativa en las que se atribuye a los Tribunales Superiores de Justicia de las CC.AA. competencias casacionales en relación a las infracciones procesales o vulneración de la tutela judicial efectiva que proclama el art. 14 de la Constitución o en su caso previendo que la última instancia procesal en relación a la tutela judicial derivada de actos de la administración en aplicación del derecho autonómico y buena parte del derecho estatal quede residenciada en las Salas de lo Contencioso Administrativo de los Tribunales Superiores de Justicia autonómicos (por cierto no previstos en el Título que la Constitución dedica al Poder Judicial y sí a la estructura territorial del estado, art. 152). No obstante, la propuesta de Pacto de Estado no termina de ajustar adecuadamente la estructura del Poder Judicial y las competencias autonómicas en esta materia a los requerimientos de un Estado compuesto como es el Estado español. Me permito reproducir para intentar delimitar de forma ordenada estas carencias, el Voto Particular que yo mismo redacté en relación al Pacto de Estado en cuestión y cuyo tenor es el siguiente:

El proyecto social no es sólo el que los Poderes Públicos brindan a través del Derecho del Estado

Estamos pasando del Estado-ordenamiento al Estado-comunidad, sujeto de acciones sociales protagonizadas por los grupos a que se refiere el art. 9/2 de la Constitución, y el art. 28 y 37 y también los grupos que constituyen las colectividades naturales de las nacionalidades del Estado español.

Los requerimientos constitucionales en materia autonómica no pueden obviarse en lo atinente a las estructuras de los órganos de Gobierno del Poder Judicial.

El proyecto social no es solo el que los Poderes Públicos brindan a través del Derecho del Estado, confundiendo Estado con realidad jurídica y esterilizando la identidad y pulsiones de los grupos sociales.

La propia composición del CGPJ se basa en la integración de Vocales de origen judicial y juristas ajenos a la Carrera Judicial. El esquema anterior se puede trasladar a las Salas de Gobierno de los Tribunales Superiores de Justi-

113


hermes nº:7 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

cia de las CC.AA. previstos en el art. 152 de la Constituyendo el Poder Judicial un poder difuConstitución y que culminan la organización so en lo relativo a la función jurisdiccional, cuya judicial en el ámbito territorial de la Comuniindependencia debe mantenerse en todo caso en dades Autónomas. Nada obsta a la presencia de relación a otros poderes del estado y a los projuristas ajenos a la Carrera Judicial que puedan pios superiores jerárquicos de quien ejercita la contribuir a un más eficiente gobierno de los función de juzgar, sin embargo es bien concreto Tribunales Superiores de Justicia de las CC.AA. en su dimensión administrativa y el manteniy a una mayor identificación de estos órganos miento de la centralización de su estructura y de Gobierno del Poder Judicial con la específicompetencias no resulta en relación a la definica fisonomía que deriva de ción de sus órgalas diferentes realidades aunos de Gobierno tonómicas del estado Espaadecuada a la conñol en ámbitos tan diversos figuración territocomo: derecho autonómico rial del Estado. y civil propio; especialidaLa propuesta de Pacto de Estado no des de naturaleza políticoEn relación termina de ajustar adecuadamente institucional; existencia de al Sistema de Rela estructura del Poder Judicial y las lenguas cooficiales; existencursos se confiere competencias autonómicas cia de peculiaridades en el una desorbitada ámbito e las fuentes propias extensión al cono completivas del ordenacepto "interés camiento jurídico (derecho sacional" manteforal, convenios colectivos n i e n d o de ámbito autonómico, prácticamente en competencias normativas derivadas del Consu totalidad las competencias en materia de cacierto Económico, o del Convenio económico sación del Tribunal Supremo, con la excepción obvia de la casación que verse sobre materias reen Navarra, propensión a la litigiosidad, espeguladas por el derecho autonómico. Se establece cial incidencia de determinados delitos, situaun nuevo recurso de carácter "específico"(por ciones vinculadas a la seguridad de los Jueces, evitar la utilización del vocablo especial) por especial complejidad de determinadas causas, motivos tasados y de cognición limitada que se desigual desarrollo informático, competencias podrá interponer ante los Tribunales Superiores de medios materiales y de personal de CC.AA. de Justicia de las Comunidades Autónomas y y Administración Central del Estado, etc.) que por su confusa redacción terminológica y configuración conceptual, no puede suponer El punto 40 de las Propuestas para la Reuna aproximación razonable a la denominada forma de la Justicia no se corresponde con la casación autonómica. dimensión constitucional de los Tribunales Superiores de Justicia, no profundiza en las competencias de las Salas de Gobierno y mantiene En lo relativo a la cooficialidad lingüístiuna configuración centralizada de los órganos ca en el ámbito de la administración de Justicia de Gobierno del Poder Judicial. No es fácil las soluciones de las propuestas núm. 44.1 y apreciar en dicha propuesta un Tribunal Supe44.2 (que habiendo decaído impide la exigenrior de Justicia que culmine la organización jucia de cualquier tipo de preceptividad), resuldicial en el ámbito territorial de la Comunidad tan absolutamente insatisfactorias y equivalen a Autónoma y que agote en la misma las sucesirenunciar a la realización del esfuerzo necesario vas instancias procesales. para atender a los justiciables en cualquiera de las lenguas cooficiales de su Comunidad. Las propuestas en cuestión que configuran una meSe pierde una nueva oportunidad para ra actividad de fomento y promoción de las definir la composición y competencias de las lenguas cooficiales, no se corresponden con los Salas de Gobierno de los órganos definidos en el requerimientos que en materia lingüística conprecitado artículo de la Constitución.

114


hermes nº:8 de 8. poder judicial, y estructura territorial del estado, Emilio Olabarria

AURKIBIDEA/ÍNDICE

signa el art. 3.2 de la Constitución, los diversos Estatutos de Autonomía, ni con el mandato del art. 231 de la LOPJ. En relación al Ministerio Fiscal, al que se le atribuyen nuevas e importantes competencias, no se considera de forma suficiente que la defensa de la legalidad (función fundamental que le atribuye el art. 124 de la Constitución no se está refiriendo exclusivamente a la defensa de la legalidad penal, se refiere a la defensa del Ordenamiento) jurídico en su conjunto y en su seno a la legalidad autonómica.

En relación a los recursos personales de la administración de Justicia los avances en la propuesta 118 son mínimos y meramente nominales. Se recupera lo sugerido en su día por el Libro Blanco para la Reforma de la Justicia que sólo muy matizadamente se separan de la configuración como Cuerpos-Nacionales del personal al servicio de la Justicia, se continúan acogiendo las tesis de la Sentencia del Tribunal Constitucional 56/90 y se dificulta notablemente la creación de una plantilla adecuada a los requerimientos de una administración moderna y eficiente, de estructura no estamental y con una clara definición de los perfiles específicos de los puestos de trabajo.

La propre composition du Pouvoir judiciaire se fonde sur l'intégration de Membres issus du sérail et de juristes étrangers à la carrière judiciaire

Se omite en las propuestas relativas a su configuración (actuación por medio de órganos propios conforme a los principios de unidad de actuación y dependencia jerárquica y nombramiento) cualquier referencia a la posibilidad de intervención autonómica, posea ésta el carácter de propuesta, audiencia, recomendación o cualquier otra en cuanto a la designación de los Fiscales-Jefes de los Tribunales Superiores de Justicia.

Para los que creemos que la soberanía reside en el pueblo y que la existencia de un Poder Judicial propio es un elemento caracterizador de la soberanía de dicho pueblo, las tesis anteriormente enunciadas distan mucho de ser las atinentes a un Poder Judicial propio. No obstante, en esto como en todas las demás materias es el pragmatismo y la sucesión cronológica de los acontecimientos la que debe inspirar el trabajo de todos.

115


AURKIBIDEA/ÍNDICE

FUNDACIÓN

SABINO ARANA KULTUR ELKARGOA

Sahara. Desierto de libertad Durant toute cette année, la Fondation Sabino Arana a continué à offrir aux communes qui lui en font la demande l'exposition "Sahara. Désert de liberté", une exposition itinérante qui prétend transmettre et faire connaître la situation actuelle (aspects culturels, économie, développement, etc.) que vit le peuple sahraoui dans son exil, dans la région de Tindouf, dans le centre occidental de l'Algérie. Cette exposition, réalisée à l'initiative de la Fondation Sabino Arana avec le concours du Front Polisario, se compose d'un ensemble de documents photographiques de Juan Armentia, Paulino Oribe et José Alberto Ubierna, ainsi que d'un diaporama réalisé par Kepa Gonzalez, de l'entreprise Diapolan, outre des ustensiles et autres objets sahraouis.

¡Nunca más! Imágenes de guerra 1936-1939 El Libro “¡Nunca más!. Imágenes de guerra 1936-1939”, obra de las historiadoras Leyre Arrieta y Miren Barandiaran y editada por la Fundación Sabino Arana, es el marco de una exposición itinerante que refleja la violencia que asoló a Euskadi durante la guerra del 36, juntamente con el testimonio de numerosas personas que como actores destacados y observadores cualificados relatan sus vivencias y expresan sus opiniones sobre lo que vivieron y padecieron para que no olvidemos cuánto sufren los pueblos con las guerras.

Realidades de los pueblos indígenas Para dar a conocer la realidad actual que viven los pueblos indígenas de los cinco continentes, así como sus procesos históricos, sociales, políticos y económicos que les han conducido a esa situación, la Fundación Sabino Arana y la ONGD Mugarik Gabe pusieron en marcha el pasado 15 de febrero de 2000 el proyecto “Realidades de los pueblos indígenas”, integrado por una exposición fotográfica sobre el pueblo mapache, otra sobre el Amazonas, una unidad didáctica multimedia en euskara y castellano sobre los pueblos indígenas y un ciclo de conferencias a cargo de representantes de estos pueblos.

116


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Club de Viajes: Portugal y México

Sabino Arana Fundazioaren Bidaia Sailak bi ibilbide ludiko-kultural antolatu ditu aurten, bata Portugalera eta bestea Mexikora. Aste Santuan, apirilaren 24a eta 30a bitartean, bidaia bat antolatu zuen "Krabelinen Iraultzaren" herrira, 1974ko apirilaren 25ean Salazaren diktaduraren bukaera ekarri eta Portugalen errejimen demokratiko bat ezarri zuen altxamendu militarraren 26. urtemugarekin batera. Udan, abuztuaren 1a eta 14a bitartean, Mexiko izan zen gure bidaiaren helmuga: Mexiko D.F., Chiapas eta Yucatánen izan ginen, maien eta azteken zibilizazioen adierazpen na-

DENIS HAUGHEY CONFERENCIA “Conflicto constitucional: la necesidad de diálogo entre todos los partidos y acuerdo inclusivo” fue el título de la ponencia que impartió el Ministro-Secretario de Presidencia de Irlanda del Norte, Denis Haughey, el 10 de febrero. En el marco de nuestra tribuna de reflexión.

gusietako batzuk bisitatzen. Bidaiaren unerik garrantzitsuena bidaiarien eta Chiapasko apezpiku ohi Samuel Ruizen arteko topaketa izan zen. Halaber, udako ibilbide horren partaideek Mexikoko beste pertsona ezagun batzuk izan zituzten solaskide, hala nola Garapenerako Euskal-Mexikar Institutuko zuzendari Josu Garritz, Mexikoko hiriburuko euskal etxeko zuzendaritza-batzordeko kideak, eta Sergio Castro -bertako komunitate indigenen aldeko ekintzak egiten dituen injineru agronomo bat, alegia.

LA IDEA EUSKARA DE NAVARRA La Universidad Pública de Navarra fue escenario, el 21 de marzo, de la presentación del libro “La idea euskara de Navarra (18641902)“, un trabajo de investigación del historiador José Luis Nieva que aporta nuevos datos para la construcción de la historia vasca.

MUJERES Y PODER POLÍTICO MESA REDONDA El 22 de junio, destacadas líderes de los partidos políticos del arco parlamentario presentaron el libro “Mujeres y poder político”, publicación que recoge las ponencias e intervenciones del seminario, que con el mismo título, organizó la Fundación.

117


AURKIBIDEA/ÍNDICE

Gala de Premios 1999

L

a Magistrada de la Sala de lo Contencioso Administrativo de la Audiencia Nacional, Margarita Robles, en el apartado de “Amiga de los vascos”; el sacerdote Serafin Esnaola, en el de “Trayectoria de toda una vida”; la Asociación turca de Derechos Humanos, Juristas por la Democracia en Turquia, y las Abuelas de Plaza de Mayo, en el capítulo de “Espejo en el Mundo”; el cantautor euskaldun Benito Lertxundi, en “Cultura”; Bultz-Lan, consultoría dependiente de Cá-

ritas, en “Economía-Sociedad; y el cestapuntista José Ramón “Katxin” Uriarte, en la categoría de “Deportes” fueron los galardonados en la XI edición de los Premios Sabino Arana, que anualmente otorga la Fundación. Esta gala cultural, que tuvo lugar el domingo, 30 de enero de 2000, en el teatro Arriaga de Bilbao, contó con la asistencia de numerosos representantes de la vida política, social , cultural y deportiva de la Comunidad Autónoma del País Vasco.

Pròximas actividades Ciclos de conferencias “Los vascos en la historia. Un milenio más”

RENOVACIÓN DEL PATRONATO La Fundación sabino Arana renovó a finales de septiembre de 2000 su máximo órgano de gobierno -Patronato- conla incorporación de destacadas personalidades del mundo económico, cultural y social. El economista Andoni Olabarri fue designado nuevo presidente y Anton Aurre, presidente de honor. El Letrado mayor de Juntas Generales de Bizkaia, José Luis Aurtenetxe, se incorporó a la dirección de la Fundación como vicepresidente, continuando como secretario el profesor de la Universidad de Deusto, Iñaki Goikoetxeta y como tesorero, Jesús Mª Egia.

118

Jueves, 18 de enero de 2001. Jesús Altuna. “Gure lehen urratsak. Nuestros primeros pasos” Jueves, 25 de enero de 2001. José Luis Orella. “La configuración de las tierras vascas”. Jueves, 1 de febrero de 2000. Aingeru Zabala. “Los fueros como forma de vida” Jueves, 8 de febrero de 2001. Mª Ángeles Larrea y Rafael Mieza. “El siglo XIX: crisis y esperanzas”. Jueves, 15 de febrero de 2001. Josu Chueca. Luces y sombras del largo siglo XX vasco” Jueves, 22 de febrero de 2001. Mesa redonda. “La invención de la historia vasca”. GALA DE PREMIOS SABINO ARANA 2000: 28 de enero de 2001, en el teatro Arriaga de Bilbao.


AURKIBIDEA/ÍNDICE

“¡Vascos/as, cuánto hemos cambiado!”

E

l Lehendakari Juan José Ibarretxe clausuró el 30 de noviembre de 2000 el ciclo de conferencias “¡Vascos/as, cuánto hemos cambiado!”, un foro en el que a lo largo de 10 semanas expertos en diversas materias vinieron exponiendo su punto de vista sobre los cambios sociales y las mutaciones en curso que se vienen produciendo en la sociedad vasca desde el inicio del proceso de institucionalización en 1978. Con ellos se han debatido temas tan dispares como el euskera, el cambio en el tejido económico empresarial con la incorporación de las nuevas tecnologías, las nuevas culturas sociales y la articulación social, entre otros.

El lehendakari, en el acto de clausura.

El Memorial Uzturre reunió a varios campeones

Memorial Uzturre y Festival Herri Kirolak

E

l V Memorial Uzturre de pelota, que organizan la Fundación Sabino Arana y Eusko Basque, reunió el pasado 14 de abril en el Frontón del Deportivo de Bilbao a varios campeones del mundo y a algunos de los mejores pelotaris en las distintas modalidades. El primero de los partidos, el de mano parejas, enfrentó a Unanue y Errandonea contra Alustiza y Arretxe. En pala, los hermanos riojanos Daniel y Juan Pablo (campeones olímpicos) se midieron

“Zelai”, en pleno esfuerzo.

al vizcaíno Unda y al navarro Rekalde. Por último, el partido de cesta puso frente a frente a Berikua y Castro contra Lander y Goitia. Por otra parte, el frontón de Mallabia (Bizkaia) fue escenario de un festival Herri Kirolak el 2 de abril, en el que el harrijasotzaile José Antonio Gisasola “Zelai” consiguió batir su propio record con la cilíndrica de 150 kgs, al obtener 35 alzadas. El resto de la jornada se completo con el duelo por el hacha de Oro entre los aizkolaris Senosiain y Nazabal.

119


Hermes en el siglo XXI

E

l ya pa sa do Sigl o XX , ha sido intitulado por Eric Hobsbawm como "siglo co r t o ", fel iz ac u ña c ión pa ra desc r i b i r un a ce n tu ria qu e c onta bil izada com o lo hace el historiador no l l ega a tal: 1 9 1 4 - I Gu e r ra Mu n d i a l , f i n d e l o s imp e rio s dec imononic os, data inici al, y 1989, caida del mu ro de B erl in, ini ci o d e l d e sp l ome soviétic o, da ta final . En ese sigl o ger minaron, se cons olidaron, se confrontaron incluso se solaparon, diversas concepciones del mun d o y de l a vida y sobre tod o d e acció n pol ític a pa ra l a tra nsfor maci ón so cial q ue adoptaron diversas c arcas as id e o ló g ica s c on el su fij o: "ismo"como co mún denomina dor; asi pu és, el s i g lo X X t ambíén l o fu e el del na c iona li s m o, l i b e ra l i s m o , socialismo, fascismo, c o m u n i s m o, f e m i n i s m o, e c o l o g i s m o y o t ro s " ismos". C on el sigl o XX inic iado na ce la re vist a Her mes, l a a dvoc ac ión al d i os d e l co merc io en u n Bil bao r u tilante d o n d e la ec onomía y el pensam i e nto d iscurrían parej os, no sól o resultab a co he re n t e sino premonitorio. El naci on alismo c ívic o, pl u ra l y c ontrastado que aco gian l a s pa ginas de Her mes res ulta-

Txema Montero

120

AURKIBIDEA/ÍNDICE

b a s e r la m e j or ar g amas a p ara cohe s i onar una s oci e d ad vas ca s ome ti d a a las te ns i one s d e la conf r ontaci ón p olí ti ca y a las p uls i one s d e las e x p e r i e nci as v i v i d as y las m i tolog í as com uni tar i as que re cur re nte me nte catali zab an, tal com o hoy, la e s ce na p olí ti ca. El s i g l o q u e c o m i e n z a l o h a c e li g e ro d e e qui p aj e i d e olog i co, al me nos e n las re p re s e ntaci one s más r i g or i s tas d e las i d e olog í as que f ue r on. El come r ci o, e l me rcad o com o p unto d e e ncue ntr o d e la acti v i d ad s oci al, s e e r i g e e n d os e l d e s d e d ond e Her m e s nos conte mp la y d e te r m i na los lí mi te s d e la cos a p úb li ca. L as i d e olog í as ate m p e ran s us p e r f i le s m ás d octr i nar i os y s e ad e cúan a la naturale za me rcanti l d e las cos as p úb li cas . Her me s e n e s ta s u s e g und a é p oca d e l s i g lo XXI , p re te nd e s up e rar e s tas comunmente aceptadas limitaciones invocando y apelando al debate de i d e as , a s e r v i r d e p unto d e e ncue ntro p ara que qui e ne s e n la d e s nud e z d e la p alab ra, ar m ad os con la s ola i nte nci ón, aj e nos al f ue g o y la i ra, te ng an un lug ar, d i s p ong an d e un e s p aci o p ara d i s cuti r. Es nue s tra s i ng ular p re te ns i ón. Lo d e m ás ve nd r á p or añad i d ura.

Koldo Mediavilla

Hermes 0: Nacionalismo y democracia  
Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you