Issuu on Google+

Biblioteca Virtual RottNet

Comentarios sobre el Estテ。ndar I La cabeza del Rottweiler Dr. Miguel テ]gel Rodrテュguez Fernテ。ndez

2011

http://www.rott-net.com.ar


Estándar FCI N° 147 / 19.06.2000 / E Rottweiler TRADUCCIÓN : Federación Canófila Mexicana A.C. ORIGEN : Alemania. FECHA DE PUBLICACIÓN DEL ESTÁNDAR ORIGINAL VÁLIDO : 06.04.2000. UTILIZACIÓN : Perro de utilidad, servicio y compañía. CLASIFICACIÓN FCI : Grupo 2 y Boyeros suizos. Sección 2.1

Perros tipo Pinscher y Schnauzer, Molosoides, Perros tipo montaña

Molosoides, tipo Dogo.

Con prueba de trabajo. BREVE RESUMEN HISTÓRICO : El Rottweiler es una de las razas más antiguas. Su origen data desde los tiempos de los romanos. En ése entonces se le poseía como perro de protección y conducción de ganado. Estos perros se fueron mudando con los romanos más allá de las regiones alpinas, donde protegían a la gente y conducían el ganado. En la región de Rottweil, éstos ejemplares se cruzaron con los perros nativos, de los cuales surgió una mezcla. A partir de entonces, la tarea principal del Rottweiler fué la de cuidar y conducir ganado mayor y defender a su amo y sus posesiones. Su nombre: « perro de carnicero de Rottweil » lo obtuvo por la antigua ciudad imperial de Rottweil. Los carniceros lo criaban sólo de acuerdo a su rendimiento y utilidad. Fué así como, al paso del tiempo, se formó una raza de protección y conducción inmejorable, a la que también se le encontró utilidad como perro de tracción. Cuando a principios el siglo XX se buscaron razas caninas para el servicio policíaco, se le hicieron pruebas al Rottweiler. Se demostró rápidamente que éste perro era perfectamente apto para las tareas del servicio policíaco. Es por eso que en 1910 se le nombró oficialmente como perro policía. La crianza del Rottweiler aspira a una raza fuerte, muy vigorosa, de color negro, con marcas pardorojizo bien delimitadas, que a pesar de su apariencia totalmente enérgica, no deja de ser noble, siendo muy apropiado como perro de servicio, compañía y utilidad.


APARIENCIA GENERAL : El Rottweiler es un perro de tamaño mediano a grande, robusto, ni tosco, ni ligero, ni frágil, ni con extremidades demasiado altas. Su figura fuerte, compacta y bien proporcionada permite concluir que es un perro muy poderoso, ágil y resistente. PROPORCIONES IMPORTANTES : La longitud del tronco, medida desde la articulación escápulohumeral hasta la punta de la nalga, sólo debería sobrepasar la altura de la cruz de 15% como máximo. NOTA: Error de traducción según el estándar oficial ADRK y FCI debe decir “…desde el esternón hasta la tuberosidad isquiática…” TEMPERAMENTO / COMPORTAMIENTO : Con tendencia amigable y pacífica, bondadoso con los niños, es un perro muy afectuoso, obediente, dócil y con buena disposición para trabajar. Su apariencia delata robustez original. Seguro de sí mismo, nada nervioso ni asustadizo. Reacciona a su entorno con gran atención. CABEZA REGIÓN CRANEAL : Cráneo : De longitud mediana, ancho entre las orejas. Vista de lado, la frente es moderadamente abultada; la protuberancia occipital está bien desarrollada, sin ser demasiado notoria. Depresión naso-frontal (Stop) : Muy evidente. REGIÓN FACIAL : Trufa : Bien desarrollada, más bien ancha que redonda, con ventanas relativamente grandes, de color negro sólido. Hocico : En relación al área del cráneo no debe dar una impresión acortada o alargada. Caña nasal recta, de inserción ancha, disminuye moderadamente de anchura de atrás hacia adelante. Labios : Negros, bien pegados. El ángulo de los labios bien cerrado; encías de preferencia oscuras. Mandíbulas / Dientes : Tanto la mandíbula superior como la inferior son bien fuertes y anchas. Dentadura sana, fuerte y completa (42 piezas). Los incisivos superiores caen sobre los inferiores en forma de tijera. Mejillas : Arcos cigomáticos bien notorios. Ojos : De tamaño mediano, de forma almendrada, de color pardo oscuro; con párpados bien adherentes.


Orejas : De tamaño mediano, colgantes, triangulares, muy separadas y de implantación alta. Con las orejas bien pegadas y colocadas hacia adelante, el área del cráneo da la impresión de ser más ancha. CUELLO : Fuerte, moderadamente largo, bien musculado, ligeramente arqueado en el margen superior; escueto, sin papada ni piel suelta. CUERPO Espalda : Recta, fuerte y tiesa. Lomo : La región lumbar es corta, fuerte y profunda. Grupa : Amplia, de longitud mediana, ligeramente redondeada, sin ser recta, ni con mucha caída. Pecho : Espacioso, amplio y profundo (aprox. 50% de la altura de la cruz), con un antepecho bien desarrollado y costillar abultado. Abdomen : Flancos no recogidos. COLA : En forma natural, horizontal en prolongación de la línea superior; en reposo puede también colgar. EXTREMIDADES MIEMBROS ANTERIORES : En conjunto : Vistos de frente son rectos y no muy juntos. Los antebrazos, vistos de lado, son rectos. La inclinación de la escápula en relación a la horizontal es de 45°. Hombros : Bien colocados. Brazos : Bien pegados al tronco. Antebrazos : Poderosamente desarrollados y musculados. Metacarpos : Ligeramente elásticos, fuertes, ligeramente oblícuos. Pies delanteros : Redondos; dedos bien cerrados y abultados. Almohadillas duras; uñas cortas, negras y fuertes. MIEMBROS POSTERIORES :


En conjunto : Vistos de detrás son rectos, paralelos y no muy juntos. En posición natural se forman ángulos obtusos entre el muslo y el hueso ilíaco, entre el muslo y la pierna (rodilla), y entre la pierna y el metatarso (corvejón). Muslo : Moderadamente largo, ancho y fuertemente musculado. Pierna : Larga, fuerte, con mucha musculatura, tendinosa. Corvejón : Poderoso; bien angulado, no empinado. Pies traseros : Un poco más largos que los delanteros; dedos igualmente cerrados, abultados y fuertes. MOVIMIENTO : El Rottweiler es un trotador, permaneciendo su espalda firme y con poco movimiento. El desarrollo del movimiento es armonioso, seguro, con fuerza y libre, con pasos amplios. PIEL : Piel de la cabeza bien apretada en toda el área; forma pequeñas arrugas en la frente cuando el perro está en atención. PELAJE PELO : Compuesto de capa externa y lanilla interna. El pelo de la capa externo es medio largo, duro, espeso y bien apretado; la lanilla interna no debe sobresalir del pelo externo. En los miembros posteriores, el pelo es un poco más largo. COLOR : Negro, con marcas fuego bien delimitadas de un vivo color pardo-rojizo en las mejillas, hocico, garganta, pecho y miembros, así como arriba de los ojos y bajo la cola. TAMAÑO Y PESO : Machos Altura a la cruz : 61-68 cm. De 61 a 62 cm : pequeño;

de 63-64 cm : mediano.

De 65-66 cm: grande (talla correcta);

de 67-68 cm : muy grande.

Peso : Aproximativo : 50 kg


Hembras Altura a la cruz : 56-63 cm. De 56 a 57 cm : pequeña;

de 58 a 59 cm : mediana.

De 60-61 cm : grande (talla correcta); de 62-63 cm : muy grande. Peso : Aproximativo : 42 kg FALTAS : Cualquier desviación de los criterios antes mencionados se considera como falta y la gravedad de ésta se considera al grado de la desviación al estándar y de sus consecuencias sobre la salud y el bienestar del perro.  Apariencia general : Aspecto general ligero, frágil; extremidades demasiado altas; huesos y músculos débiles.  Cabeza : Cabeza de tipo sabueso, angosta, ligera; demasiado corta o larga, tosca; frente plana; stop ausente o poco notorio.  Hocico : Largo o puntiagudo; nariz dividida; caña nasal tipo borrego (convexa), o hundida (cóncava); caña nasal caída (de águila); trufa manchada o de color claro.  Labios : No juntos, rosados o con manchas; ángulo de los labios abierto.  Mandíbulas : Quijada angosta.  Dentadura : Mordida de tenaza.  Mejillas : Muy prominentes.  Ojos : Claros, profundos, saltones o redondos. Párpados flojos.  Orejas : De implantación demasiado baja, pesadas, largas, lacias, dobladas hacia atrás, así como separadas o de porte no uniforme.  Cuello : Demasiado largo, delgado, de musculatura débil, con papada o piel suelta.  Cuerpo : Demasiado largo, demasiado corto, estrecho.  Espalda : Demasiado larga, débil, vencida o sobresaliente (convexa).  Grupa : Caída, demasiado corta, larga o recta.  Pecho : Tórax con un costillar plano, abarrilado o estrecho, hacia atrás.  Cola : De implantación demasiado alta o baja.  Miembros anteriores : Muy juntos, no rectos; hombros empinados; codos no bastante pegados al cuerpo o separados; antebrazos demasiado largos, cortos o empinados; metacarpo débil o empinado; pies aplastados; dedos muy planos, muy abultados o desmedrados; uñas de color claro.  Miembros posteriores : Muslos planos; extremidades cerradas o de tipo vaca; los ángulos de las articulaciones muy agudos o obtusos; espolones.  Piel : Piel de la cara arrugada.  Pelo : Suave; demasiado corto o largo, ondulado; ausencia de la lanilla interna.  Color : Marcas de color incorrecto, demasiado grandes, o no claramente delimitadas.


FALTAS ELIMINATORIAS  Comportamiento : Animales asustadizos, tímidos, cobardes, agresivos, exageradamente desconfiados, nerviosos y que muestren miedo a los disparos.  Apariencia general : Marcada inversión en el carácter sexual (que el macho presente características de hembra o viceversa).  Dentadura : Prognatismo superior o inferior, arcada de los incisivos desviada; ausencia de un diente incisivo, un colmillo, un premolar o un molar.  Ojos : Entropión, ectropión, ojos amarillos; anisocromía (ojos de distinto color).  Cola : Quebrada, enroscada, fuertemente desviada lateralmente.  Pelo : Marcadamente largo u ondulado.  Color : Cualquier discrepancia del característico color negro con manchas pardo-rojizo; manchas blancas. Cualquier perro mostrando claras señales de anormalidades físicas o de comportamiento debe ser descalificado. N.B. : Los machos deben tener dos testículos de apariencia normal completamente descendidos en el escroto.


Del Estándár á lá Perfección La ciencia y el arte de elegir Elegir un perro adecuado es un arte y una ciencia. Es Arte porque para distinguir al mejor perro elegiremos la mejor figura, al más proporcionado, al que aparente mayor belleza, mientras que es una Ciencia porque también debemos seleccionar al sobresaliente en base a la mejor estructura para cumplir el objetivo de la raza, por eso debemos optar por el perro que tenga la mayor perfección, pero al mismo tiempo que tenga mejor estructura y mayor fortaleza. La elección se debe basar en el mayor cumplimiento del estándar racial, documento que nos dice como debe ser un perro de acuerdo al ideal de su raza, que características son necesarias para lograr la perfección de un ejemplar, estas son las que debemos buscar en un Rottweiler. El principal problema es entender correctamente lo que nos quiere decir el estándar y para poder hacerlo debemos tener previamente nociones básicas de:     

Anatomía. Comportamiento. Movimiento. Tipo. Terminología Cinófila.

De acuerdo a la profundidad de conocimientos que cada persona tenga en estas áreas existirán diferentes interpretaciones de un mismo estándar, sin esos conocimientos todo nos puede resultar confuso. Resulta muy interesante el comentario que realizó el Dr. H. E. Schmitz en la inauguración de la conferencia de la IFR en Mayo de 1969, según él, Estándar es el término más importante que se utiliza para hacer referencia a una mirada sobre una raza, y desafortunadamente es el término que más frecuentemente se mal interpreta. El estándar racial constituye un ideal, una norma o un ejemplo modelo de cómo debe ser un perro de una determinada raza, puede ser visto como la forma preferida de una raza, sus características y por lo tanto está identificado con los objetivos de la raza. Los objetivos de crianza de una raza deben basarse en diferentes factores relacionados con la misma, entre ellos se debe tener en cuenta el desarrollo genético como así también las necesidades actuales de la raza. Esto se debe a que hay características muy tangibles que no pueden ser modificadas mientras que existen otras que están sujetas al cambio; estos componentes pueden variar debido a los cambios incesantes que produce la evolución derivada de


las cambiantes tendencias, positivas o no, en la cría de cada raza; entonces el estándar puede, en muchos casos, terminar adaptándose según esas consecuencias. Estos efectos pueden ser monitoreados, y si es necesario, el enfoque del estándar debería ser modificado. El pensamiento inteligente y la visión de futuro son dos factores que influyen en la madurez y la producción de las improntas en el estándar de cualquier raza. El estándar siempre debe estar por delante de los objetivos de cría de cada raza, manteniendo una distancia mayor a la de las tendencias del momento. Inevitablemente, un estándar está siempre sujeto a revisión. Entre los factores que pueden hacer necesaria una revisión figura el balance genético, los cambios en el entorno y su influencia pueden determinar el fenotipo, en base a una mayor experiencia y a un mayor conocimiento de la raza. Esta revisión significa, agregar, eliminar o efectuar correcciones sobre determinados puntos del estándar; la calidad del estándar puede ser evaluada en cualquier momento. En pocas palabras el estándar nos dice como debe ser la raza y permanentemente debe ser revisado y modificado cuando existen condiciones derivadas de la evolución genética y las variaciones fenotípicas derivadas de la influencia de su entorno, destacando aquellas modificaciones positivas y penalizando las negativas, pero siempre el estándar debe estar por delante de las tendencias y nunca detrás de estas. Ahora bien cuando leemos en un texto de la raza el estándar se nos puede presentar un gran problema cuando estos simplemente lo enuncian y no realizan ningún comentario o explicación del mismo, dejando al lector en una libre interpretación, que en muchos casos termina siendo errónea, por eso analizaremos el estándar detalladamente. Para comprender el estándar lo más importante es conocer, en primer lugar, la historia y el propósito de la raza para luego poder entender cada una sus partes, pues estructura y funcionalidad dependerán justamente de eso. Comprender la historia del Rottweiler es vital para saber que perro estamos tratando de evaluar. Debemos tener en cuenta que el Rottweiler es un perro del sur de Alemania que fue capaz de participar en el pastoreo y la cría de ganado al que lo protegía, fundamentalmente, contra los ataques del lobo y el oso. Originalmente es un perro de ganado, pero no un perro pastor, por lo tanto no necesita ser tan rápido como un perro requerido para el pastoreo. El Rottweiler es un perro seguro de sí mismo que está alerta y tiene gran valor e instinto de protección; un perro construido para la resistencia y por lo tanto limitado en su velocidad. Su aptitud para el trabajo es alta y tiene gran capacidad para utilizar su nariz (bueno para el rastro) y muy buena disposición para el recupero (apport).


En la Alemania moderna no realiza más actividades de ganado, fueron prohibidas por una ley hace muchos años. La capacidad de trabajo del Rottweiler y su adaptabilidad hicieron que pronto le encontraran otras aptitudes tan diversas como el trabajo de perro de policía y ejército. Hoy en Alemania todos Rottweiler utilizados para la cría deben competir y tener éxito en las pruebas de trabajo conocidas como Schutzhund. Solo basta recordar el lema del club alemán de raza (ADRK): "la cría del Rottweiler es la cría de perros de trabajo". Cumpliendo así con el punto del Estándar que lo define como un perro con prueba de trabajo. Un Rottweiler ideal, por lo tanto, es un perro grande o de tamaño medio, sólido y poderoso. Esto no debe ser mal interpretado en el sentido de "tipo mastín", porque sería un error. Debe tener un contorno limpio en todos sus aspectos, incluyendo la cabeza y el cuello donde no se debe ver piel suelta. Su aspecto debe mostrar su resistencia, agilidad y gran fuerza. Los machos tienen huesos más fuertes y mayor masa muscular que las hembras, estos son más grandes y pesados. Las hembras son más femeninas, pero de ninguna manera son más débiles o delgadas. Todo esto lo veremos más detalladamente al ir analizando cada ítem del estándar. Dividiremos este trabajo en diferentes partes que se entregarán por separado: 1. 2. 3. 4. 5.

Cabeza. Cuello y tren anterior. Tren posterior y cola. Cuerpo Temperamento y Movimiento.


Lá Cábezá del Róttweiler Análisis Estructural Cuando hablamos de cabeza estamos hablando de todas las estructuras que rodean o se encuentran dentro de la estructura ósea del cráneo y corresponde a la parte del primer plano del esqueleto canino que se une en su base a la primera vertebral cervical (Atlas). Dentro de la cabeza se alojan órganos y sistemas vitales como el Sistema Nervioso Central, los órganos de los sentidos, tales como la audición, olfato, gusto y visión, y el oído interno que controla el equilibrio y alberga a la glándula Hipófisis que tiene funciones de regulación hormonal y liberación de sustancias neuroactivas. La morfología de la cabeza brinda una marca distintiva a cada una de las razas, le da identidad racial e individual al perro. Gracias a la forma de la cabeza del perro sabemos si es un Rottweiler o un Labrador y mediante la cabeza podemos diferenciar a un Rottweiler de otro. Estas diferencias entre las cabezas se deben fundamentalmente a la conformación de determinados huesos, zonas anatómicas o músculos de la cabeza como ser el/los:     

Occipucio, Stop, Arcada Zigomática, Cresta Sagital, Músculos de la masticación (maseteros).

Las diferentes formas de expresarse cada uno de estos elementos estructurales nos da 3 diferentes tipos de cabezas: 

Braquicéfalas. Son cabezas de tipo cuboide (en general son ligeramente más anchas que largas), teniendo en cuenta el ancho bicigomático y el largo de la trufa al


 

occipucio. Mesocéfalas. Son cabezas de tipo intermedio entre Braqui y Dolicocéfalos. Dolicocéfalas. Son cabezas de tipo rectangular (más largas que anchas), teniendo en cuenta el ancho bicigomático y el largo de la trufa al occipucio.

El Rottweiler ha sido clasificado erróneamente por varios estudiosos de la raza, como un perro Braquicéfalo; en realidad es un perro Mesocéfalo. Este error de apreciación surgió porque utilizaron una fórmula del Índice Cefálico Total (ICT) con valores de referencia errónea, que establecía que cuando el índice Cefálico es igual o mayor de 50 es Braquicéfalo, si es igual a 50 es Mesocéfalo y si es igual o inferior a 50 es Dolicocéfalo. La fórmula tomada en cuenta para el cálculo del Índice Cefálico Total es:

Evidentemente este error motivó una revisión de las definiciones y, entre otros, el Dr. Massimo Aquilani (del ENCI) propuso a la FCI un cambio en estas escalas definiendo, luego de exhaustivos estudios, los siguientes valores de referencia:   

Dolicocefalia: ICT igual o inferior a 52,5 Mesocefalia: ICT superior a 52,5 e inferior a 66 Braquicefalia: ICT igual o superior a 66

El ICT del Rottweiler es 61,22 para el macho y 60,47 para la hembra, por lo tanto el Rottweiler es Mesocéfalo.

Macho Hembra

Diámetro Bicigomático 15 cms. 13 cms.

Largo Cabeza (Trufa – Occipucio) 24,5 cms. 21,5 cms.

ICT 61,22 60,47

Este error no hubiese ocurrido si las definiciones se hubiesen basado en los textos básicos de medicina veterinaria y veremos que uno de los textos más importantes de Anatomía Canina, Anatomy of de Dog de Miller, Christensen y Evans (1964) donde establece varios índices de los que tomamos los dos más utilizados y damos los valores promedio indicados por Miller:

Índice

Braquicefalia

Mesocefalia

Dolicocefalia


Cefálico Facial

81 215

Para obtener estos índices se utiliza la siguiente fórmula:

52 111

39 81

, y las medidas a tener

en cuenta son: 

Índice Cefálico: Largo, desde el Inión (punto de encuentro de la línea occipital (nucal) superior con el plano sagital medio. Se corresponde generalmente con la protuberancia occipital externa) al Prostion (punto más anterior del reborde alveolar entre los incisivos

superiores en el plano sagital). Ancho, es la distancia intercigomática. Índice Facial: Largo desde el Nasión (intersección de las suturas frontonasal e internasal) al Prostión. Ancho, es la distancia intercigomática.

Otro referente bibliográfico es el texto de R. Getty, S. Sisson y J. D. Grossman, Anatomía de los Animales Domésticos, Tomo II, capítulo 48. En este también toma como referencia el mismo Índice Cefálico que Miller y establece los siguientes valores promedio:


  

Dolicocéfalo promedia menos de 50 Mesocéfalo promedia alrededor de 70 – 75 Braquicefálo promedia alrededor de 90

Pero además, Sisson, manifiesta que también se debe tener presente el Índice Cráneo Facial que consiste en la relación de la distancia entre la cresta del occipital (Inión) y la sutura frontonasal (Nasión) con la que existe entre esta (Nasión) y la escotadura nasoincisiva (Prostión). Los valores de referencia para el Índice o relación Cráneo Facial son: 

Braquicefalia. La distancia entre la punta de la trufa al encuentro de hueso nasal con el hueso frontal es inferior al 49 % de la distancia entre el encuentro del hueso nasal con el frontal y el occipucio. Mesocefalia. La distancia entre la punta de la trufa al encuentro de hueso nasal con el hueso frontal corresponde del 100 % al 50 % de la distancia entre el encuentro del hueso nasal con el frontal y el occipucio. Dolicocefalia. La distancia entre la punta de la trufa al encuentro de hueso nasal con el hueso frontal es superior al 100 % de la distancia entre el encuentro del hueso nasal con el frontal y el occipucio. La proporción correcta del cráneo y del morro es de 60/40 mientras que la relación cráneo facial en el Rottweiler es de 58,06 %, por lo tanto es un Mesocéfalo. A principios del siglo XX el Rottweiler tenía una proporción 1/1 siendo mesocéfalo extremo con tendencia a la dolicocefalia, era una cabeza más larga y débil. Esto se mantuvo así hasta los años 60, cuando mediante la selección genética se comenzó a


criar ejemplares con morros no tan largos y con mayor amplitud cigomática que, al mismo tiempo, le daban un stop de mayor altura, dando en su conjunto una apariencia de mayor robustez llegando a establecerse como ideal la relación 40/60.

La tendencia actual de buscar perros con mayor amplitud cigomática nos lleva a perros con morros más cortos, con tendencia a la Sub – Mesocefalia, y en los casos extremos puede presentar como problema asociado, una falta de piezas dentarias, mordidas defectuosas como ser la oclusión cruzada, Braquignatia o Egnonatismo, junto a cambios en la posición y formas de ojos, más cercanos a la caña nasal y más redondos, por consiguiente se perderá la tipicidad actual del Rottweiler. El Stop está determinado por la depresión nasofrontal o punto de unión entre los huesos de la caña nasal, el maxilar (superior) y el hueso frontal, siendo al mismo tiempo el punto que separa al morro de la cabeza. Si trazamos una línea sobre el morro y otra sobre la frente se formará un ángulo determinando una inclinación de 120 – 130°. En algunos ejemplares vistos de perfil dan la impresión de tener un ángulo más cerrado, esto se debe a una imagen distorsionada de la realidad


brindada por un arco superciliar muy desarrollado y no una verdadera inclinación del stop, ya que si vemos al ejemplar de frente notaremos la depresión frontal entre ambos arcos superciliares. Otro punto importante en la anatomía de la cabeza del Rottweiler es la relación entre el maxilar y la mandíbula que se expresa a través de la mordida, esta se determina por el cierre de la mandíbula superior con la inferior y debe ser de tipo en tijera, es decir que los incisivos superiores se deben situar por delante de los incisivos inferiores, pero casi en contacto uno con los otros. Una correcta mordida en tijera es importante para que pueda “fijar” la presa. Las mordidas en Pinza o con desplazamiento maxilomandibular darán problemas en la fijación de la presa, vital para un perro de trabajo.


Cómentáriós ál Estándár Según el estándar oficial (FCI) el Rottweiler es un perro que por sus características pertenece a la clasificación de razas caninas del Grupo 2 que comprende a Perros tipo Pinscher y Schnauser, Molosoides, Perros tipo Montaña y Boyeros Suizos y otras razas. Dentro de esta clasificación se establece que es un Molosoide y su tipología corresponde a un perro Dogo que además cumple con funciones de Utilidad, Servicio y Compañía. Esto significa que el Rottweiler no es un perro tipo Moloso, a pesar que frecuentemente escuchamos decir lo contrario, sino un Molosoide (similar a un Moloso, pero nunca un Moloso), por lo tanto no es un perro macrotálico sino que su estatura es de mediana a grande, no posee arrugas o piel suelta, ni es tosco, ni pesado, ni liviano, pero si posee un hueso fuerte que se acompaña de una importante masa muscular, lo que le confiere un cuerpo fuerte y resistente gracias a lo cual resulta muy apto para trabajos exigentes. Decimos que es de tipo Dogo, esencialmente, por el tipo de cabeza que posee, fuerte, amplia, con potentes músculos maseteros, con una arcada cigomática marcada y con un surco central que suaviza el stop, por eso no poseen un stop de 90°, sino de 120 - 130°. Las arcadas supraorbitarias o superciliares dan, en la vista de perfil, la impresión de tener un stop de un ángulo cerrado. La cabeza es un punto de vital importancia dentro de la tipicidad en la raza. El Rottweiler es lo que mucha gente llama “un perro con cabeza”, y este es un comentario justo. La cabeza es muy importante en nuestra raza y hace al Rottweiler muy distinto de los demás. El cráneo debe ser de longitud mediana, ancho entre las orejas. Visto de lado, la frente es moderadamente abultada; la protuberancia occipital está bien desarrollada, sin ser demasiado notoria. La cabeza debe ser seca (sin piel suelta) y los belfos (labios) deben ser firmes y de ninguna manera se deben asemejar a un San Bernardo o un Mastín. Las cabezas largas, redondas o en forma de cubo deben ser penalizadas. Las mejores cabezas son de aspecto cincelado con un stop bien definido, una buena amplitud de la boca, con los huesos de las mejillas (cigomáticos) fuertes, dando soporte a una mordida potente. La relación de la cabeza con el hocico es 60/40 (3:2).


Las orejas no deben ser demasiado grandes o demasiado pequeñas y siempre deben recaer planas contra la cabeza, no deben dar el aspecto de “orejas voladoras”. En estado de alerta, las orejas deben estar en un mismo nivel con la parte superior de la cabeza a la que dan la apariencia de mayor amplitud. Los ojos son muy importantes porque afectan a la expresión; siempre deben ser de un tamaño medio, oscuros y de forma almendrada. Veamos las particularidades de la cabeza del Rottweiler. Según el estándar la cabeza de Rottweiler tiene dos regiones fundamentales, la región Craneal y la región Facial. Veamos las particularidades de cada una de ellas.

Región craneal La región craneal está comprendida por los huesos propios del cráneo y delimitada por el stop. El Cráneo, según el estándar, debe ser de longitud media, ancho entre las orejas, si se mira la frente lateralmente esta es moderadamente arqueada. El hueso occipital está bien desarrollado pero sin ser exagerado y el Stop debe ser bien definido. Cuando vemos al Rottweiler de perfil el plano superior del cráneo, trazando una línea del occipucio a la parte superior de las órbitas oculares, debe ser paralelo al plano que se forma por la caña nasal, desde la trufa a la raíz del stop. En la actualidad se están viendo una gran cantidad de ejemplares con cabezas muy grandes y bonitas, de gran stop (en general de menos de 120°), con planos convergentes (en vez de paralelos). En estos ejemplares se suele asociar un morro muy corto que no cumple con la relación 40/60. Esto le da el típico aspecto de Molosoide tipo Dogo donde los diámetros de ancho y largo del cráneo son similares (no se tiene en cuenta el morro) y le da la adecuada separación para una implantación correcta de las orejas. El ancho (bicigomático) es de 15 cms en machos y 13 cms en las hembras, mientras que el largo (del Stop al Occipucio) es de 15,5 cms en los machos y 13,5 cms en las hembras, con un Stop de una altura de 6,12 cms en machos y de 5,38 cms en las hembras, formado un ángulo de aproximadamente 120 - 130° en machos y 130 - 140° en las hembras.


Región facial Esta región es la comprendida por los huesos propios del rostro, de la nariz, mandíbula y maxilar, y está compuesta por la trufa, el hocico, la boca, los ojos y las orejas, y en su conjunto brindan al rostro del ejemplar la expresión que lo hace único, una raza totalmente individual. La Trufa o Nariz debe ser bien desarrollada, más ancha que redonda, con narinas (orificios nasales) relativamente grandes, y siempre es negra. Las trufas despigmentadas deben ser penalizadas ya que alteran el aspecto del Rottweiler. El Morro nunca deberá parecer alargado o corto en relación con la región craneal. La caña nasal debe ser derecha, ancha en la base, disminuyendo su ancho hacia la trufa, de forma moderadamente cónica. Los labios deben ser negros, muy pegados, cerrados, las comisuras de la boca no deben ser visibles, las encías lo más oscuras posibles. Una característica de la raza es el labio dentado, la falta del mismo es una falta menor. Las despigmentaciones en labios o encías no son deseables y deben ser penalizadas. Las Mandíbulas, tanto la mandíbula superior como la inferior deben ser fuertes y anchas. En cuanto a los dientes tenemos que tener presente que lo correcto es una Dentición completa (42


dientes) con cierre en tijera, los incisivos superiores se superponen estrechamente a los incisivos inferiores.

La cantidad de piezas dentales varía según la edad del Rottweiler, los cachorros poseen 28 piezas dentales que se componen de 3 incisivos 1 canino y 3 premolares por lado y por cada mandíbula. Los premolares corresponden al P2, P3 y P4. El P1 recién aparece a los 4 meses junto al primer molar o M1, los M2 aparecen a partir de los 4 meses y medio a los 5 meses en la mandíbula inferior y en la superior aparece entre los 5 y 6 meses. El M3, recordar que solo está presente en el maxilar inferior, debe aparecer entre el 6° y el 7° mes. Las piezas dentales que más comúnmente faltan, constituyéndose en una falta eliminatoria, son P1 (luego de los 5 meses de vida) y M3 (luego de los 8 meses de vida), por lo tanto hay que poner especial énfasis en su identificación al examinar un Rottweiler.


El desgaste prematuro y/o desparejo de las piezas dentales nos indica la presencia de un defecto en la mordida que debemos investigar en más detalle. La presencia de una mordida en pinza se considera una falta, pero en sí misma no es descalificante, si lo es un desvío de la mandíbula tanto lateral como en su proyección anteroposterior, como en el Prognatismo Inferior y el Egnonatismo (Prognatismo Superior). Las Mejillas corresponden a los arcos zigomáticos, que deben ser notorios (pronunciados). Los Ojos deben ser de tamaño mediano, almendrados color marrón oscuros, y párpados pegados. Las Orejas deben ser de tamaño medio, colgantes, de forma triangular, bien separadas, inserción alta. Cuando las orejas están colocadas hacia delante, pegadas a la cabeza, el cráneo debe dar la sensación de mayor amplitud. En lo que hace a la tipicidad de la cabeza del Rottweiler el arco Cigomático juega un papel muy importante, tanto el exceso como la falta cambian su expresión. La arcada Cigomática correcta se acompaña siempre de una adecuada amplitud de la base del morro. Hay fundamentalmente tres tipos de morros, rectangular, de base ligeramente ancha y de base ancha tipo cuña. Los arcos Cigomáticos débiles se acompañan de morros de forma rectangular o de base poco ancha, mientras que los arcos Cigomáticos fuertes se acompañan siempre de morros amplios con

base en forma de cuña. Nunca se encontrarán morros débiles con arcos Cigomáticos fuertes y tampoco casi nunca se acompañarán de un Stop pronunciado, sin embargo los arcos cigomáticos fuertes se acompañarán de morros fuertes, de base ancha y casi siempre se asocian a un Stop pronunciado.


Hemos escuchado en muchas oportunidades a jueces europeos decir que determinado ejemplar “carece de relleno debajo de los ojos” cuando lo que quieren decir es que ese perro tiene cigomáticos estrechos. Los ojos del Rottweiler le confieren una expresión importante al rostro, deben ser almendrados y oscuros y tener una inclinación de aproximadamente 10 a 15°. El color de ojos preferido es el más oscuro dentro de la escala del colorímetro del 1-A al 3-A y los menos aceptados del 3-B al 4-A. Según la escala de colores del 4-B en más son faltas Descalificantes. La inserción, posición, forma y el tamaño de las orejas es muy importante ya que estas contribuyen a la generación de la expresión típica del Rottweiler orejas largas, pesadas, dobladas hacia atrás con inserción baja dan una expresión poco favorable para el Rottweiler. Deben ser triangulares con la punta hacia abajo y no redondeadas, deben estar adheridas al costado de la cabeza sin que exista luz entre estas y la cabeza, la punta de las orejas separadas del borde de la cabeza es muy desfavorable para la expresión. En general las orejas cortas tienen una inserción alta y aparecen como separadas de la cabeza, los que constituye una falta. Todos los defectos que podamos localizar en la cabeza son muy importantes ya que afectan la tipicidad del Rottweiler. Una cabeza bonita, típica y de excelente expresión es lo primero que se detecta cuando se evalúa al Rottweiler.


Defectos o faltas en la cabeza del Rottweiler Las principales faltas al estándar que podemos reunir en la cabeza son:                              

Exceso de piel que se manifiesta a través de arrugas que le confieren un aspecto de Mastín más que de Rottweiler. Si el Occipucio es muy prominente nos dará una cabeza más larga que lo deseado pudiendo dar un aspecto de perro de Pointer más que de Rottweiler. Cabezas pequeñas o largas. Cabeza de tipo sabueso, angosta, ligera, demasiado corta o larga, o tosca. Frente plana. Morros muy largos o muy cortos. Morro poco ancho da aspecto de debilidad. Cabeza muy cuadrada que le pude dar aspecto de tosquedad. Cabeza muy estrecha que puede dar aspecto de debilidad o femenino en los machos. Falta o exceso de stop. Orejas caídas o de implantación muy baja. Orejas de implantación muy alta. Orejas muy pequeñas. Orejas despegadas, separadas o de porte no uniforme. Orejas asimétricas en forma, tamaño e implantación. Orejas muy prominentes o largas. Orejas muy ligeras o muy pesadas o rígidas. Orejas dobladas hacia atrás. Hocico largo o puntiagudo. Caña nasal caída o de águila. Caña nasal caída o convexa tipo borrego. Caña nasal hundida o cóncava. Trufa decolorada o despigmentada o manchada. Trufa partida o dividida. Trufa demasiado grande o chica. Labios sin borde dentado. Labios decolorados o despigmentados. Labios caídos o no juntos, rosados o con manchas. Comisuras labiales abiertas. Angulo de los labios abierto. Falta de piezas dentales. Descalificante.


          

Mordidas que no sean en tijera. Mordida en tenaza o pinza no es descalificante pero es una falta. El prognatismo, Egnonatismo, desvío de la arcada de los incisivos son descalificantes. Falta de pigmentación en la boca. Bocas marmoladas o rosadas. Mandíbulas angostas (débiles). Ojos redondos. Ojos saltones. Ojos claros. Descalificante si son 4 A o superior (Amarillos). Ojos de diferente color. Descalificante. Ojos hundidos. Ojos horizontalizados (achinados). Entropión o Ectropión. Descalificante. Mejillas muy prominentes (exceso de cigomáticos), dan sensación de tosquedad. Párpados flojos o no adheridos.


Diferentes cabezas del Rottweiler

Figura 1

Figura 2

Figura 3

Figura 4

Figura 5

Figura 6

Figura 7

Figura 8

Figura 9

Figura 10 Figura 11 ¿Cuáles son correctas? ¿Qué defectos detecta?

Figura 12



La Cabeza del Rottweiler