Page 1


XXI MARCHA DEL ORGULLO LGBTIQ*

ORGULLOSXS DE LUCHAR CONTRA EL MACHISMO Más de 100.000 personas participaron de la 21ª edición de la Marcha del Orgullo. Probablemente, una de las más masivas desde la primera… La sanción de las leyes de Matrimonio Igualitario e Identidad de Género marcaron un antes y un después en las conquistas del movimiento LGBTIQ, que va asociado a los años de organización y pelea sostenida. Paralelamente y pese a lo avanzado de la sanción de las leyes de diversidad, el gobierno hace oídos sordos al pedido de separación efectiva de la Iglesia y el Estado, es cómplice de las redes de trata y explotación sexual y sigue negando la sanción del aborto legal, seguro y gratuito. A medida que se fueron materializando conquistas en el terreno legal, fueron surgiendo nuevas “viejas” cuestiones que llevan el debate al plano de la vida cotidiana. Estas cuestiones cristalizaron en la consigna central de este año: “Educación en la diversidad para crecer en la igualdad”. ¿La igualdad ante la ley resuelve las causas sociales de la discriminación? ¿Es posible alcanzar plena igualdad en la diversidad, en la sociedad actual? ¿Las relaciones no heterosexuales están exentas de las formas opresivas que predominan en los vínculos afectivos? Estamos 100% de acuerdo con que la educación y otros aspectos de la vida social contemplen una perspectiva de género y peleamos y pelearemos a fondo por eso, a la vez que somos conscientes de que –nos guste o no– este sistema reproduce cotidianamente valores de una sociedad patriarcal, con normas socialmente establecidas, por las cuales todxs debemos ser heterosexuales. Esto es funcional a la generación de sujetos dóciles que garanticen la reproducción del orden vigente. Pensamos que los vínculos sociales que hoy predominan deben ser reemplazados por otro proyecto de sociedad, que haga posible que lo hegemónico pase a ser la lucha contra los valores y las concepciones tradicionales (machistas, patriarcales, sexistas, etc.), alimentados a lo largo de años de convivencia en sociedades divididas en clases antagónicas. Sabemos que toda institución vieja (por podrida que parezca) se sostiene por la fuerza de determinadas clases dominantes y que para derrotar esa resistencia son indispensables transformaciones revolucionarias. La pelea de fondo sería entonces que las relaciones heterosexuales no sean una norma impuesta por la sociedad sino una posibilidad afectiva y sexual más como lo son las homosexuales o bisexuales. La masividad de la marcha expresa un salto en la conciencia de miles que se plantan contra la discriminación, los estereotipos que estigmatizan y degradan a las mujeres y, al mismo tiempo, condicionan las relaciones afectivas y sexuales de los varones, sometiendo a ambos sexos a un férreo control de las formas que deben asumir tanto la “femineidad” como la “masculinidad”. La irrupción del “orgullo gay”, la alegría social por los triunfos del colectivo LGBTIQ da cuenta de profundas angustias sociales que ponen en debate las maneras en que los seres humanos construimos nuestros vínculos afectivos en esta sociedad. Parientes del divorcio, los derechos de las mujeres y ojalá que muy pronto del aborto, a fuerza de lucha y a pesar de los traumas y dolores, lo diverso, lo plural se va abriendo camino… * lésbico-gay-bisexual-travesti-transexual-transgénero-intersexual-queer

La noticia conmocionó a toda la Argentina y también cruzó las fronteras. Después de diez años de lucha de su mamá, Susana Trimarco, su hija, Micaela y del movimiento de mujeres, los 13 imputados por el secuestro de Marita Verón que juzgaba el Tribunal de Tucumán, fueron absueltos. Durante los 10 meses de juicio declararon muchas mujeres, víctimas también de trata, que habían visto a Marita en diferentes prostíbulos y que señalaron la responsabilidad de los imputados. Con un esfuerzo enorme declararon frente a la burla de sus explotadores sexuales sentados en el banquillo de los acusados. Sin embargo, el tribunal dice no creerles y fueron desechadas pruebas fundamentales para demostrar la culpabilidad de los acusados. El aparato del Estado mostró su esencia una vez más. Frente a esta justicia corrupta y patriarcal, que premia a los tratantes y castiga a las víctimas, los gobiernos nacional y provincial pretenden lavarse las manos, con manifestaciones de apoyo y solidaridad con Susana Trimarco, tratando de ocultar algo que es más que evidente: la red de complicidades del poder político, policial y judicial que permite y que se enriquece con el negocio de la trata y la prostitución de la que son parte.


Revista ABRAN PASO Nro 1  

Salió la Revista ABRAN PASO Nro 1! - Algo está cambiando- En marcha. El movimiento obrero y el clasismo en el paro del 20N- Sopla desde el S...

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you