Tu Palabra es Verdad -365 citas y reflexiones- Tomo 1

Page 1

-365 citas y reflexiones-

Roberto Celaya Figueroa

Tomo 1

Tu Palabra es Verdad


…para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas y nosotros por medio de él (I Corintios 8:6)


Dedicatoria

A la Iglesia de Dios (7° Día)

Página web habla hispana: http://www.iglesiadediosapostolica.org

Página web oficinas centrales: http://www.churchofgod-7thday.org


#1

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24

Agradecidos con nuestro Padre Dios quien por medio de Jesús, Su Hijo nuestro Señor y Salvador, nos trasladó del dominio

de la

muerte a Su reino,

escuchemos Su palabra y por medio de Su Espíritu Santo Espíritu que mora en nosotros pongámosla por obra para Su mayor gloria.


#2

Sea bueno, sea malo, a la voz de Jehová nuestro Dios al cual te enviamos, obedeceremos, para que obedeciendo a la voz de Jehová nuestro Dios nos vaya bien. Jeremías 42:6

Obedeciendo a nuestro Padre Dios, no convencidos por nuestra propia justicia sino por la suya, vivamos por Su Santo Espíritu que mora en nosotros conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#3

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesiĂłn delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12

Peleemos, por el Santo EspĂ­ritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, con el armadura de la fe, la buena batalla que nos capacitarĂĄ, en Cristo y por Cristo, para el Reino de Dios.


#4

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu. Salmos 34:18

Quebrantados

nuestros

corazones,

destrozados

nuestros espíritus por el mundo, pero rescatados por el sacrificio redentor de Jesús, nuestro Señor y Salvador, para venir a ser familia de Dios, hijos de nuestro Padre, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria.


#5

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18

Creyendo en Jesús, nuestro Señor y Salvador, y más aún: creyéndole a Él, vivamos por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, conforme a la voluntad de Dios y para Su mayor gloria.


#6

Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir. Isaías 48:17

Alleguémonos a nuestro Padre Dios, cuyo franco acceso nos ganó Jesús, nuestro Señor y Salvador por Su sacrificio redentor, para que se nos enseñe el bien y se nos muestre el camino, que por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, debemos recorrer, siempre para la mayor gloria de Dios.


#7

…derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo… 2 Corintios 10:5

Por medio del Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que

mora

en

pensamientos,

nosotros, nuestras

sujetemos emociones

y

nuestros nuestras

acciones a la Roca que es Cristo Jesús como Él se sujetó a la voluntad de Padre, siempre para la mayor gloria de Dios.


#8

…[que] cada cual… no tenga más alto concepto de sí que el que debe tener, sino que piense de sí con cordura, conforme a la medida de fe que Dios repartió a cada uno. Romanos 12:3

Sabiéndonos nada por nosotros mismos sino polvo, una sombra que pasa, una flor que se marchita, pero llamados por el Padre a heredar con Jesús todo, vivamos gozosos por el divino llamamiento cuyas arras son el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros.


#9

Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Salmos 51:2

Siendo lavados de nuestros pecados y limpiados de nuestras transgresiones por el sacrificio redentor de nuestro Señor Jesús, vivamos en la voluntad del Padre por Su Santo Espíritu que Mora en nosotros para Su mayor gloria.


#10

Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí… Gálatas 2:20

Crucificados con Cristo vivamos expectantes por la gloria

que en nosotros habrá

de manifestarse

conforme a la voluntad del Padre y por Su Santo Espíritu que mora en nosotros.


#11

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia… 2 Timoteo 3:16

Teniendo

la

Escritura

para

nuestra

enseñanza,

corrección y edificación, vivamos por ese alimento que Dios nos ha dado para en Él, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y cimentados en Jesús, podamos hallar la vida eterna.


#12

Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo. Colosenses 4:5

Sabiendo que toda sabiduría viene de Dios, pidámosla al Padre para pensar, sentir, hablar y actuar conforme a Su voluntad, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#13

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Juan 13:34

Pidamos al Padre que por Su Santo Espíritu que mora en nosotros podamos amar a nuestros hermanos con el mismo amor con que Jesús, nuestro Señor y nuestro Salvador nos amó, siempre para la mayor gloria de Dios.


#14

Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. 2 Corintios 4:16

Ocupemos nuestro tiempo en construir, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, nuestro espíritu pues el cuerpo y el mundo pasa, pero la Palabra de Dios y Su voluntad para con nosotros permanece para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#15

Porque la tierra será llena del conocimiento de la gloria de Jehová, como las aguas cubren el mar. Habacuc 2:14

Confiados por la esperanza que nuestro Padre Dios ha puesto en nuestros corazones por medio de Su palabra, pidamos, por medio del Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, venga Su reino para que el conocimiento de Su gloria llene la tierra conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#16

Porque: Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae… 1 Pedro 1:24

Que nuestro Padre Dios nos de por medio de Su Espíritu Santo que mora en nosotros el entendimiento para comprender la nada que somos y buscarle todos los días y en todo momento a Él quien es todo, único y verdadero, siempre conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#17

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos guíe y fortalezca para sembrar en el espíritu semillas de perfección y santidad para la mayor gloria del Padre por medio de Cristo Jesús.


#18

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres… Tito 2:11

Por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros renunciemos a la impiedad y a los deseos mundanos, y vivamos en esta época de manera sobria, justa y piadosa, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#19

Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre.

Demos gracias constantemente a nuestro Padre Dios por todos los dones, bienes y ternuras que por Su infinita misericordia y eterno amor recibimos, y pidamos que por Su Santo EspĂ­ritu que Mora en nosotros usemos todo siempre para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.

1 CrĂłnicas 29:13


#20

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo. 1 Corintios 15:57

Sean dadas a nuestro Padre Dios las gracias, loas y alabanzas pues en Cristo Jesús nos ha hecho vendedores, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria.


#21

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza. Salmos 3:3

Confiados en la protección que nos da nuestro Padre Dios y a pesar de las tribulaciones del mundo, démosle gloria y honor y ofrezcamos, por Su Santo Espíritu que Mora en nosotros, nuestra vida como sacrificio de aroma para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#22

Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarĂĄn.

Agradecidos por el amor que el Padre desde la eternidad nos ha tenido, al grado de darnos a JesĂşs como

nuestro

hermano,

y

salvador,

entreguemos por Su Santo EspĂ­ritu que mora en nosotros nuestra vida a vivir conforme Su voluntad y para Su mayor gloria.

Salmos 63:3

redentor


#23

Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza. Isaías 25:1

Demos loas a nuestro Padre Dios por todas las maravillas que en nosotros ha hecho, empezando por la vida que nos ha otorgado y hasta llegar a la salvación que nos ha dado, y vivamos en Su presencia cumpliendo Su voluntad por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#24

Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; alabadle, bendecid su nombre. Salmos 100:4

Entremos al Reino por la puerta que nuestro Padre Dios nos ha habilitado, Cristo Jesús, nuestro Señor y Salvador, y con Su Santo Espíritu que mora en nosotros démosle gloria por las hazañas y portentos que ha hecho en nosotros por Su infinita misericordia y eterno amor para Su mayor gloria.


#25

Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús... Romanos 15:5

Que nuestro Padre Dios nos de por medio de Su Espíritu Santo que mora en nosotros un mismo sentir unos con otros para que testifiquemos al mundo Su infinita misericordia y eterno amor y glorifiquemos Su nombre por medio de Cristo Jesús.


#26

…si se humillare mi pueblo… y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14

Oremos con nuestras palabras y nuestras acciones a nuestro Padre Dios, humillándonos al sabernos nada sino polvo, una sombra que pasa, una flor que se marchita, pero confiados en Su infinita misericordia y eterno amor redimidos por el sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo.


#27

Aclamad a Jehová, porque él es bueno; porque su misericordia es eterna. 1 Crónicas 16:34

Siempre y en todo lugar demos gracias a nuestro Padre Dios quien por amor nos creó y por amor nos redimió

y

acerquémonos

por

medio

de

Jesús

confiados a Su presencia para recibir por Su Santo Espíritu que mora en instrucción, corrección y edificación para ser santos y perfectos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria.


#28

El que sigue la justicia y la misericordia, hallará la vida, la justicia y la honra. Proverbios 21:21

Busquemos primero el Reino de Dios y su justicia para que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros de frutos de perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#29

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros ilumine nuestra mente y renueve nuestro corazón para que entendamos que no es tanto lo que hagamos nosotros sino más bien lo que con permitamos hacer a Dios en nuestra vida para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Éxodo 14:14


#30

He aquí, yo envío mi mensajero, el cual preparará el camino delante de mí; y vendrá súbitamente a su templo el Señor a quien vosotros buscáis, y el ángel del pacto, a quien deseáis vosotros. Malaquías 3:1

Pidamos a nuestro Padre Dios que por medio de Su Espíritu Santo que mora en nosotros abra nuestro entendimiento

y

nuestro

corazón

para

que

escuchemos los mensajes que nos envía para nuestra corrección, formación edificación en Cristo Jesús y para Su mayor gloria.


#31

Porque yo Jehová soy tu Dios, quien te sostiene de tu mano derecha, y te dice: No temas, yo te ayudo. Isaías 41:13

Demos gracias a nuestro Padre Dios ya que no sólo nos ha redimido por el sacrificio redentor de Jesús, nuestro Señor y Salvador, sino que es Él quien nos guía, sostiene y fortalece por Su Santo Espíritu que mora en nosotros para vivir en santidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#32

No hay santo como Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay refugio como el Dios nuestro. 1 Samuel 2:2

Vivamos este día llenos de gozo incluso en la tribulación al saber que no hay Dios como el nuestro pues sólo Él es viviente, veraz, verdadero,

justo,

misericordioso, infinito y eterno, toda belleza, toda perfección, toda fidelidad, toda verdad, toda justicia, toda misericordia, toda bondad, todo amor y no hay Dios fuera de Él.


#33

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificaciĂłn, a fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4:29

En todo momento y en todo lugar, que nuestro hablar sea para dar testimonio ante las naciones de la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios y por Su Santo EspĂ­ritu que mora en nosotros cada palabra que expresemos sea para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.


#34

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Mateo 6:33

Busquemos y prediquemos primeramente el Reino de Dios (un reino implica un soberano, un territorio, una ley, y un pueblo) así con la justicia de ese reino, que es la Justicia de Dios, y pidamos al Padre que por Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos permita participar de Él para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#35

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:2

Confiados en que la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios nos cuida y protege, andemos en Su presencia dando frutos de perfección y santidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús y para Su mayor gloria.


#36

Ninguna arma forjada contra ti prosperará, y condenarás toda lengua que se levante contra ti en juicio. Esta es la herencia de los siervos de Jehová, y su salvación de mí vendrá, dijo Jehová. Isaías 54:17

Sabiendo que nada, ni potestades, ni principados, ni nominaciones, puede arrebatarnos de la mano de Jesús, nuestro Hermano, Redentor y Señor, vivamos este día en esa confianza por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros y para Su mayor gloria.


#37

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad. 1 Juan 1:9

Por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros démosle gracias pues no sólo nos redimió por la Sangre del Cordero sino que cuando caemos y confesamos nuestras faltas nos cubre con ese sacrificio redentor perdonándonos y restaurándonos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#38

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia; y la paciencia, prueba; y la prueba, esperanza… Romanos 5:3-4

Que nuestro Padre Dios, por medio de Su Espíritu Santo que mora en nosotros, permita que nos gocemos en las adicciones que experimentemos al saber y ver que ellas producen en nosotros la paciencia para superar las pruebas y salir de ellas fortalecidos en nuestra esperanza para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#39

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen… Mateo 5:44

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos de luz a nuestra mente y calor a nuestro corazón para amar a nuestros enemigos como Jesús, nuestro Señor y Salvador, nos dio ejemplo, en todo momento y en todo lugar para la mayor gloria de Dios.


#40

…soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros. Colosenses 3:13

Vivamos este y todos los días con el perdón hacia los demás siguiendo el ejemplo de Jesucristo, nuestro Señor y Salvador, quien nos perdonó, en todo momento y en todo lugar para la mayor gloria de Dios.


#41

¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti… Jeremías 32:17

Gocémonos pues ciertos estamos que por la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios puede el de éste polvo sacar hijos en perfección y santidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#42

¡Oh profundidad de las riquezas de la sabiduría y de la ciencia de Dios!, ¡cuán insondables son sus juicios, e inescrutables sus caminos! Romanos 11:33

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros ilumine nuestra mente y renueve nuestro corazón para entender los designios de Dios y andar Sus caminos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#43

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego. Romanos 1:16

Confesemos la Buena Nueva de Dios y su enviado, Jesús, Su Hijo nuestro Señor y Salvador, para que Jesús mismo nos confiese de la misma manera frente al Padre y todos los Ángeles de Dios.


#44

Bástate mi gracia… mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto … me gloriaré… en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 2 Corintios 12:9

Demos gracias a nuestro Padre Dios Quien por Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos hace ver nuestra debilidad fortaleciéndonos al mismo tiempo con Su poder para que todo lo podamos en Él para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#45

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él. 1 Juan 4:9

Demos gracias a nuestro Padre Dios pues en Su infinita misericordia y eterno amor nos dio a Su Hijo Jesús, nuestro Señor y Salvador, para reconciliarnos con Él y por Su Santo Espíritu que mora en nosotros ser llamados a formar parte de Su familia como hijos Suyos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#46

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo para condenar al mundo, sino para que el mundo sea salvo por él. Juan 3:17

Santo, alabado, bendecido, enaltecido, ensalzado, glorificado y adorado sea Dios Padre, por siempre y para siempre, pues por medio del sacrificio redentor de Su Hijo Jesús, nuestro Señor y Salvador, nos rescató de la muerte y nos hizo hijos Suyos y coherederos de Jesús en todo y para siempre, voluntad y para Su mayor gloria.

conforme a Su


#47

Y el mismo Dios de paz os santifique… y todo vuestro ser, espíritu, alma y cuerpo, sea guardado irreprensible para la venida de nuestro Señor Jesucristo. 1 Tesalonicenses 5:23

Alegres pues nuestro Padre Dios nos ha elegido de todas las gentes de todos los pueblos para a ser hijos e hijas suyos por medio de Su Hijo Jesucristo nuestro Señor, confiemos en que Él llevará en nosotros esa Su voluntad por Su infinita misericordia y eterno amor y para Su mayor gloria.


#48

¿No sabéis que la amistad del mundo es enemistad contra Dios? Cualquiera, pues, que quiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios. Santiago 4:4

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos edifique día con día para que entendamos que quien se hace amigo del mundo se hace enemigo de Dios y de esa forma deseemos y busquemos primero el Reino de Dios y su justicia para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#49

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

Si Dios con nosotros ¿quién en nuestra contra? Loas a nuestro Padre por Su providencia y que su Santo Espíritu guíe nuestros pasos por Sus senderos sin apartarnos ni a derecha ni a izquierda para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#50

…pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

Renovando nuestras fuerzas por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros vivamos esperando el momento de nuestra transformación para en gloria vivir en Él y para Él por Cristo Jesús.


#51

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe. Efesios 2:8-9

¿De qué habremos de gloriarnos ante Dios? ¿De nuestras obras, de nuestro esfuerzo? Si es por Su gracia, por Su infinita misericordia y eterno amor, que hemos sido redimidos por la Sangre Redentora de Jesús, Su Hijo, nuestro Señor y Salvador, y por Su Santo Espíritu que Mora en nosotros sellados para el día de la restauración de las cosas conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria.


#52

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas. 2 Corintios 5:17

Gracias a Dios por la nueva creación que en nosotros ha hecho por el sacrificio redentor de Jesús, Su Hijo nuestro Señor y Salvador, mediante el cual nos redimió y nos hizo conciudadanos de los santos por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#53

Honra a Jehová con tus bienes, y con las primicias de todos tus frutos; y serán llenos tus graneros con abundancia, y tus lagares rebosarán de mosto. Proverbios 3:9-10

Todo lo que tenemos se lo debemos a la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios, que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos mueva a honrarlo con nuestros bienes y primicias para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#54

Sean vuestras costumbres sin avaricia, contentos con lo que tenéis ahora; porque él dijo: No te desampararé, ni te dejaré… Hebreos 13:5

Sabiendo que de Dios proviene todo y que Él mismo vela por nuestras necesidades, pongamos en Sus manos nuestras preocupaciones para que los asuntos de este mundo no nos absorban y podamos trabajar por el Reino y su justicia, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#55

Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo. 1 Juan 2:16

Un buen termómetro para medirnos ya que si nos sentimos cómodos en el mundo, si lo disfrutamos, si nuestros esfuerzos y energías están dirigidos a él, algo está mal en nosotros. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para buscar hacer tesoros en el cielo donde la polilla y el orín no pueden corromperlos, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#56

Pero alégrense todos los que en ti confían; den voces de júbilo para siempre, porque tú los defiendes; en ti se regocijen los que aman tu nombre. Salmos 5:11

Con gozo vivamos este día dando loas a nuestro Padre Dios por Su infinita misericordia y eterno amor y confiados en que con Su Santo Espíritu que mora en nosotros llevará a cabo en nosotros lo que a Su corazón le ha nacido para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#57

Yo Jehová, que escudriño la mente, que pruebo el corazón, para dar a cada uno según su camino, según el fruto de sus obras. Jeremías 17:10

Pidamos a Dios nos escudriñe y que nos corrija pero no nos rechace para que con corazón puro podamos vivir por siempre en Su presencia para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#58

Porque donde están dos o tres congregados en mi nombre, allí estoy yo en medio de ellos. Mateo 18:20

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine en cada reunión donde nos reunamos al saber que ahí entre nosotros Cristo mismo se hace presente y este conocimiento nos lleve a presentarnos en perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#59

…y por todos murió, para que los que viven, ya no vivan para sí, sino para aquel que murió y resucitó por ellos. 2 Corintios 5:15

Redimidos por la Sangre Redentora de Jesús, nuestro Señor y Salvador, vivamos por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros en perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#60

Encomienda a Jehová tus obras, y tus pensamientos serán afirmados. Proverbios 16:3

Encomendemos

nuestros

pensamientos,

nuestros

sentimientos, nuestras palabras y nuestras acciones al Padre para que por Su Santo Espíritu que mora en nosotros demos testimonio de Su infinita misericordia y eterno amor y seamos sal de la tierra y luz del mundo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#61

Bienaventurados los que guardan sus testimonios, y con todo el corazón le buscan… Salmos 119:2

Demos gracias al Padre por la enseñanza, instrucción, corrección y edificación que nos ha dado en Su palabra pues por ella felices somos en este siglo y tenemos la esperanza de la vida eterna a Su lado en Su Reino para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#62

Airaos, pero no pequéis; no se ponga el sol sobre vuestro enojo… Efesios 4:26

Que el Amor del Padre sobre llene nuestros corazones para que le amemos con todas nuestras fuerzas, toda nuestra mente y todo nuestro corazón y amemos a nuestros

semejantes

como

a

nosotros

mismos

mostrando en nuestro trato con ellos la misma misericordia que el Padre ha tenido con nosotros, siempre para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#63

Amados, no creáis a todo espíritu, sino probad los espíritus si son de Dios; porque muchos falsos profetas han salido por el mundo. 1 Juan 4:1

Probemos todo espíritu que traiga alguna idea, intuición, explicación o sugerencia sobre doctrina, interpretación o profecía, para ver si esto viene de Dios, y la manera de probar todo es, como dice Isaías 8:20, "¡A la ley y al testimonio! Si no dijeren conforme a esto, es porque no les ha amanecido". Siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#64

Sobrellevad los unos las cargas de los otros, y cumplid así la ley de Cristo. Gálatas 6:2

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para perdonar, enseñar y amar a los demás, llevando las cargas unos de otros, cumpliendo así la Ley en el prójimo y ejerciendo misericordia como nuestro Padre Dios ha tenido con nosotros, siempre pensando agradar a Dios y buscando Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#65

Torre fuerte es el nombre de Jehová; a él correrá el justo, y será levantado. Proverbios 18:10

Tengamos siempre en mente que sólo en el Señor hay fortaleza y acudamos a Él buscando socorro, fuerza, luz y guía para vivir conforme a Su voluntad y para la mayor gloria de Dios en Cristo.


#66

Mejor es lo poco con el temor de JehovĂĄ, que el gran tesoro donde hay turbaciĂłn. Proverbios 15:16

Teniendo que vestir y que comer demos gracias a Dios por sus bienes y ternuras que inmerecidamente tiene con nosotros y usemos lo que nos da, vida y conciencia, para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.


#67

Camina en su integridad el justo; sus hijos son dichosos despuĂŠs de ĂŠl. Proverbios 20:7

Caminemos en la justicia de Dios, no confiando en nuestras fuerzas pues polvo somos, una sombra que pasa, sino confiando en nuestra Roca, y buscando siempre y en todo momento cumplir la voluntad del Padre para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.


#68

Pero los que son de Cristo han crucificado la carne con sus pasiones y deseos. Gálatas 5:24

Sabiendo que la corrupción no puede heredar incorrupción, crucifiquemos día con día, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, las pasiones y deseos de la carne para que sembrando en el Espíritu seguemos vida eterna conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#69

Bienaventurados aquellos cuyas iniquidades son perdonadas, y cuyos pecados son cubiertos.

Bienaventurados somos pues por el sacrificio redentor de nuestro SeĂąor Jesucristo, nuestros pecados han sido cubiertos y hemos pasado de estar muertos y enemistados con Dios a tener la promesa de la vida eterna y ser parte de Su familia. Vivamos por el Santo EspĂ­ritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros de tal forma que nuestra vida refleje ese gozo, esa esperanza, esa fe, para la mayor gloria de Dios en Cristo.

MalaquĂ­as 3:10


#70

Traed todos los diezmos al alfolí y haya alimento en mi casa… y derramaré sobre vosotros bendición hasta que sobreabunde. Malaquías 3:10

Todo lo recibido es por la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios, lo que le demos ya es de Él, ofrezcamos los frutos de nuestro trabajo y esfuerzo que ha sido bendecido por Él con gozo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#71

Bendito el varón que confía en Jehová, y cuya confianza es Jehová. Jeremías 17:7

No pongamos nuestra esperanza en el mundo que pasa ni en nuestra fuerzas pues polvo somos sino que confiando en Aquel que nos ha llamado a ser parte de Su familia estirémonos hacia la meta motivo de nuestra esperanza, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#72

Antes bien, como está escrito: Cosas que ojo no vio, ni oído oyó, ni han subido en corazón de hombre, son las que Dios ha preparado para los que le aman. 1 Corintios 2:9

Nada de lo que podamos imaginar sobre nuestro futuro en presencia de Dios, se acerca siquiera a lo que nuestro Padre nos ha preparado y que excede con mucho cualquier idea que de ello tengamos. Con esta esperanza, con este gozo, caminemos por Su Santo Espíritu que mora en nosotros en Su presencia viviendo perfecta y santamente para Su mayor gloria, hasta el día en que en Su reino recibamos las bendiciones que nos aguardan en y por Cristo Jesús.


#73

Porque toda la ley en esta sola palabra se cumple: Amarás a tu prójimo como a ti mismo. Gálatas 5:14

Amemos de corazón, no de boca ni de oídos, pues en amar, primero a Dios sobre todas las cosas y segundo a nuestros hermanos como a nosotros mismos, se resume toda la ley y los profetas, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#74

Examíname, oh Dios, y conoce mi corazón; pruébame y conoce mis pensamientos… Salmos 139:23

Pidamos al Padre nos examine y que por Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos corrija sin ser despreciados pues ¿a dónde más iremos? y vivamos de tal forma que podamos estar de pie para cuando venga el Hijo del Hombre, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#75

No os ha sobrevenido ninguna tentación que no sea humana; pero fiel es Dios, que no os dejará ser tentados más de lo que podéis resistir… 1 Corintios 10:13

Cada prueba es una oportunidad de que, unidos a nuestra Roca y Salvación, edifiquemos, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, un templo viviendo ofreciéndonos como sacrificio vivo, de aroma agradable, a Aquel por quien somos y para Quien vivimos, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#76

Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios… Juan 1:12

Creyendo y recibiendo a Jesús, es decir ejerciendo fe en Él y poniendo esa fe por obra, hagamos como Él la voluntad del Padre para ser llamados Sus hijos y formar parte en Su Reino como reyes y sacerdotes por la eternidad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#77

No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. Juan 14:1

¿Por qué hemos de turbarnos si Dios está de nuestro lado? Dejemos nuestras cargas y tribulaciones en Sus manos que pasa los que aman a Dios todo les va para bien y vivamos con contentamiento en Su presencia, en perfección y santidad, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#78

El Señor no retarda su promesa… sino que es paciente para con nosotros, no queriendo que ninguno perezca, sino que todos procedan al arrepentimiento. 2 Pedro 3:9

Sabiendo que el Señor no demora sino que en Su paciencia quiere todos sean salvo pero teniendo en mente que Su día vendrá como ladrón en la noche, trabajemos en Su mies mientras hay luz antes que venga la noche y no podamos ya realizar obra alguna, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#79

Este es el día que hizo Jehová; Nos gozaremos y alegraremos en él. Salmos 46:10

Este día es un regalo de la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios. Vida nos da para vivirla frente a Él y conciencia para llamarle Abba, Padre. Con Su Santo Espíritu que mora en nosotros vivamos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#80

Estad quietos, y conoced que yo soy Dios; seré exaltado entre las naciones; enaltecido seré en la tierra. Salmos 46:10

Sólo nuestro Dios es Dios, a Él toda la honra, la majestad, la gloria, el poder, y la adoración de siglo en siglo, por siempre y para siempre, amén.


#81

Alabad a Jehová, invocad su nombre; dad a conocer sus obras en los pueblos. Salmos 105:1

Aclamemos la grandeza de nuestro Dios pues sólo Él es viviente, veraz, justo, misericordioso, infinito y eterno, sólo Él crea, sostiene y mantiene, todo es por medio de Él, en Él y para Él. Gloria por siempre a Su nombre. Amén.


#82

Todo lo que el Padre me da, vendrá a mí; y al que a mí viene, no le echo fuera.

Bienaventurados y dichosos debemos sabernos y sentirnos pues el Padre nos ha elegido, no por mérito nuestro sino por Su infinita misericordia y eterno amor, y Jesús, nuestro Señor y Salvador, nos ha recibido para formar parte de esa familia divina, para ser reyes y sacerdotes, con eso en mente vivamos por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros santa y perfectamente para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Juan 6:37


#83

En Dios alabaré su palabra; en Dios he confiado; no temeré; ¿qué puede hacerme el hombre? Salmos 56:4

Nuestra confianza no está puesta en nuestras fuerzas, ni en nuestro conocimiento, ni en nuestra capacidad, menos en los demás, sino en el único Dios verdadero, viviente y veraz que hizo todo el universo así como a nosotros rescatándonos de la muerte por el sacrificio de nuestro Señor Jesucristo y llenándonos de Su Santo Espíritu para Su mayor gloria.


#84

…pero si alguno padece como cristiano, no se avergüence, sino glorifique a Dios por ello. 1 Pedro 4:16

Que nuestro Padre Dios a través de Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos de la luz y la fuerza para sufrir con fe, esperanza y caridad, las tribulaciones que por el nombre de Su Hijo, Jesús, padezcamos, siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#85

Y mirándolos Jesús, les dijo: Para los hombres esto es imposible; mas para Dios todo es posible. Mateo 19:26

Por más adverso que veamos el panorama en nuestra vida, sea por las tribulaciones que enfrentemos o por nuestra debilidad y torpeza, recordemos que es nuestro Padre quien nos ha llamado y que por Su Santo Espíritu que mora en esta haciendo en nosotros esa obra que imposible para uno es posible para Él, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#86

Porque la palabra de Dios es viva y eficaz… penetra hasta partir el alma y el espíritu… y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón. Hebreos 4:12

Vivamos a través de la palabra del Padre que nos ha hablado por medio de Jesús, Su Hijo nuestro Señor y Salvador, y por Su Santo Espíritu que mora en nosotros pongamos por obra Su instrucción para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#87

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. Juan 10:10

Alleguémonos a la Roca de nuestra salvación, único lugar donde hay vida, y a través de la Sagrada Escritura y del Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, vivamos de tal forma que podamos estar de pie ante la venida del Hijo del Hombre, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#88

Esperé yo a Jehová, esperó mi alma; en su palabra he esperado. Salmos 130:5

La Escritura nos ha dejado muy claro que Dios es fiel a Sus promesas y que no tarda sino ejerce paciencia para que todos lleguen a Él. Esperemos en Su palabra y confiados vivamos santamente por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#89

…por lo cual puede también salvar perpetuamente a los que por él se acercan a Dios, viviendo siempre para interceder por ellos. Hebreos 7:25

Pidamos a nuestro Padre Dios que Su Santo Espíritu que mora en nosotros guarde nuestros pensamientos, nuestros sentimientos, nuestras palabras y nuestra acciones para que no nos alejen de la salvación que por medio de Su Hijo Jesucristo nuestro Señor y Salvador hemos llegado a tener por Su infinita misericordia y eterno amor.


#90

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28

"Ahora no lo entiendes pero luego lo entenderás", las palabras de Jesús a Pedro suenan en nuestros oídos y nos dan confianza y esperanza de que todo lo que nos pase, todo, bueno o malo, es conforme a la voluntad del Padre y obra en nosotros lo que Él pensó desde la eternidad para nuestro bien, y si no lo entendemos ahorita luego nos será claro. Amén.


#91

Y ahora permanecen la fe, la esperanza y el amor, estos tres; pero el mayor de ellos es el amor. 1 Corintios 13:13

Que nuestro Padre Dios nos aumente la fe, la esperanza y la caridad para vivir conforme a Su voluntad, y de las tres más la caridad pues aunque tengamos las otras dos, así como muchos dones y frutos, pero no tenemos amor nada seremos. Por Cristo Jesús y para Su mayor gloria. Amén.


#92

Enséñame a hacer tu voluntad, porque tú eres mi Dios; tu buen espíritu me guíe a tierra de rectitud. Salmos 143:10

Entendiendo

que

nuestra

naturaleza

carnal

se

contrapone a la naturaleza espiritual, pidamos a nuestro Padre Dios que por Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos permita entender Sus designios, andar Sus caminos, obedecer Su voluntad, cumplir Sus mandamientos, amarle a Él sobre todas las cosas y a nuestros hermanos como a nosotros mismos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#93

Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. Salmos 23:4

Veamos las cosas desde esta perspectiva: nos pase lo que nos pase -bueno o malo, alegre o triste, alto o bajo- tenemos de nuestro lado al Dios único, viviente y veraz, creador de todo y quien ni a Su propio Hijo escatimó por salvarnos, así que ¿a quién o a qué temeremos? Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos nos permita día a día darnos cuenta que es más, mucho más, infinitamente más lo que está de nuestro lado que en contra nuestra, para la mayor gloria de Dios en Cristo.


#94

Encomienda a Jehová tu camino, y confía en él; y él hará. Salmos 37:5

¿En qué confiaremos en nuestro andar? ¿en nuestras débiles fuerzas o nuestras pobres riquezas o nuestras torpes inteligencias? Mayor fuerza, mayor riqueza y mayor inteligencia si nos allegamos a la Roca de nuestra salvación y sólo en Dios confiamos.


#95

Es el que guarda las veredas del juicio, y preserva el camino de sus santos.

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros ilumine nuestra mente y fortalezca nuestro corazón

andar en

perfección

y santidad,

conforme a la voluntad del Padre, y entender Sus designios, andar Sus caminos, obedecer Su voluntad, cumplir Sus mandamientos, amándole por sobre todas las cosas y amando a nuestros hermanos como a nosotros mismos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Proverbios 2:8

para


#96

Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. Josué 1:9

Si bien Dios pelea por nosotros y nada podemos si Él, Su palabra nos instruye a esforzarnos, no a estar indolentes esperando todo sin poner nada de nuestra parte, pero sabiendo que las promesas no se consiguen por nuestras fuerzas sino por Su infinita misericordia y eterno amor, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#97

…ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:39

Que hermosa esperanza, que gozosa buena nueva: nada puede separarnos del amor que Dios nos ha mostrado. Ahora cuidemos que no seamos nosotros quienes por nuestras rebeldías nos alejemos de ello. Para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús, amén.


#98

…porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera. 1 Timoteo 4:8

Practiquemos esa devoción religiosa con que nos acercamos al altar de Dios y con que tratamos las cuestiones de fe, no tratando con igualdad mundana a lo que es santo, pues provechosa es para esta vida y la siguiente. Por Cristo Jesús y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#99

He aquí, yo estoy a la puerta y llamo; si alguno oye mi voz y abre la puerta, entraré a él, y cenaré con él, y él conmigo. Revelación 3:20

No nos engañemos, el regreso personal de Cristo es inminente, caminemos haciendo la voluntad del Padre, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros, para ser considerados dignos de estar de pie cuando venga el Hijo del Hombre.


#100

Enjugará Dios toda lágrima de los ojos de ellos; y ya no habrá muerte, ni habrá más llanto, ni clamor, ni dolor; porque las primeras cosas pasaron. Revelación 21:4

Que esperanza gozosa y que gozo esperanzador el que

nuestro futuro esté libre de lágrimas, dolor y

sufrimiento y sólo exista, si perseveramos hasta el fin, la plenitud de ser reyes y sacerdotes junto con Jesús en el Reino venidero de Dios.


#101

Hijitos míos, no amemos de palabra ni de lengua, sino de hecho y en verdad. 1 Juan 3:18

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para amarnos sincera, santa y perfectamente, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#102

…el cual nos consuela en todas nuestras tribulaciones, para que podamos también nosotros consolar a los que están en cualquier tribulación… 2 Corintios 1:4

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para consolar a quien esté necesitado de consuelo, con el consuelo que viene de nuestro Padre Dios y que es un preámbulo de ese reposo al que estamos llamados, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#103

Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. Efesios 6:11

Que sea la fortaleza de Dios la que nos cubra, no la debilidad de nuestros esfuerzos, para vivir, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, santa y perfectamente conforme a la voluntad del Padre para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#104

Hijitos, vosotros sois de Dios, y los habéis vencido; porque mayor es el que está en vosotros, que el que está en el mundo. 1 Juan 4:4

Sabiendo que nuestro Padre nos ha creado para Su gloria, que por Él somos y para Él, vivamos por Su Santo Espíritu que mora en nosotros perfecta y santamente conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#105

Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Efesios 2:10

Sabiendo que "somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas" (Efesios 2:10), caminemos en presencia del Padre, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros, en perfección y santidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#106

Y todo aquel que invocare el nombre del Señor, será salvo. Hechos 2:21

En momentos buenos invoquemos a Dios para agradecer y ofrecer, en momentos malos invoquemos a Dios para pedir y esperar, en todo momento invoquemos a Dios pues suyos somos, creados por Él para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#107

Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan. Hebreos 11:6

Fe, al menos la nuestra, no es credulidad, sino una certeza basada en todas las muestras de amor que nuestro Padre Dios nos da y en todas las promesas que cabalmente y sin falta ha cumplido. Que el Santo EspĂ­ritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos aumente la fe para que podamos llegar al final de la carrera y obtener la corona que nos ha sido prometida, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.


#108

Una cosa he demandado a Jehová… que esté en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo. Salmos 27:4

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos lleve por caminos de perfección y santidad para que seamos dignos de estar en la Nueva Jerusalén y ser reyes y sacerdotes en el Reino de Dios, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#109

En todo os he enseñado que, trabajando así, se debe ayudar a los necesitados, y recordar las palabras del Señor Jesús, que dijo: Más bienaventurado es dar que recibir. Hechos 20:35

De Dios hemos recibido todo: vida, conciencia y salvación, ¿que podremos dar a los demás que supere esto? Seamos dadores alegres en función de nuestras posibilidades, pidiendo al Padre supla en los demás lo que nuestra caridad no consigue, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#110

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Cristo Jesús, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al Espíritu. Romanos 8:1

¡Oh, milagro de milagros! Lo que era imposible a los ojos del mundo ha sido hecho posible por nuestro Dios: nuestra salvación. Cuidemos eso que de gratis hemos obtenido, sólo por amor y misericordia del Padre, y caminemos según su voluntad en las sombras de este mundo hasta que llegue el amanecer de Su reino. Por Cristo, nuestro Señor y Salvador, y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#111

Por tanto, de la manera que habéis recibido al Señor Jesucristo, andad en él… Colosenses 2:6

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos instruya, corrija, edifique, perfeccione y santifique, hasta llegar a la estatura de Cristo, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#112

La palabra de Cristo more en abundancia en vosotros, enseñándoos y exhortándoos… en toda sabiduría, cantando con gracia… salmos e himnos y cánticos espirituales. Colosenses 3:16

Que por medio del Santo Espíritu que mora en nosotros, la enseñanza y exhortación de unos para con otros esté en nosotros, y que la alabanza a nuestro Padre permanezca en nuestra mente, en nuestro corazón, en nuestros labios y en nuestras acciones, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#113

Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. Juan 1:9

Jesús, nuestro Señor y Salvador, es la Luz que vino a alumbrar a este mundo y nos pidió ser a su vez luz del mundo. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos guíe a iluminar con nuestra vida este mundo para que todos puedan glorificar al Padre en Cristo Jesús.


#114

Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley. Gálatas 5:22-23

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para dar frutos en abundancia de perfección y santidad, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#115

¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. Isaías 40:28

¿Qué

Dios

como

el

nuestro?

Viviente,

veraz,

verdadero, justo, misericordioso, infinito y eterno. Toda belleza, toda perfección, toda fidelidad, toda justicia, toda misericordia, toda bondad y todo amor. Sólo Él existe, crea, sostiene y mantiene. Todo es por Él, en Él y para Él. ¡Gloria, honor, alabanza y adoración, por Cristo Jesús, por los siglos de los siglos! Amén.


#116

El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él. Juan 14:21

¿Cómo demostramos nuestro amor al Padre y a Jesús? Obedeciendo Sus mandamientos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para obedecer con fe, esperanza y caridad los mandamientos de Dios dando fruto en abundancia de perfección y santidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#117

Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. Santiago 1:12

Hay bienaventuranza para quien supera la prueba, pero la prueba no es una o un momento sino toda la vida, así que si uno cae y se levanta en realidad aún no ha fallado pues sigue en la lucha. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para llegar al final de la carrera y obtener corona que nuestro Padre Dios nos ha prometido conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#118

Conoce, pues, que Jehová tu Dios es Dios, Dios fiel, que guarda el pacto y la misericordia a los que le aman y guardan sus mandamientos, hasta mil generaciones… Deuteronomio 7:9

Es la fidelidad de nuestro Padre a Su propia palabras y a Sus promesas lo que nos ha traído a ser hijos e hijas de Dios, coherederos con Cristo Jesús de todo, que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos mueva a esa misma fidelidad para guardar Sus mandamientos, cumplir Su voluntad, andar Sus caminos y amarle por sobre todas las cosas, amando a nuestros hermanos como a nosotros mismos, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#119

Despreciado y desechado entre los hombres, varón de dolores, experimentado en quebranto; y como que escondimos de él el rostro, fue menospreciado, y no lo estimamos. Isaías 53:3

Que gozo y alegría de tener un mediador, un Rey de reyes y Señor de señores,

que conoce nuestras

debilidades, nuestros problemas y nuestros errores, y conociendo ejerce Su sacerdocio con misericordia y amor. Acerquémonos por Su medio al Trono de Misericordia de nuestro Padre Dios sabiendo que Él completará en nosotros la obra por la que nos ha llamado según Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#120

Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. Juan 16:33

Pruebas en el mundo hay, también caídas, sólo Cristo quien ha triunfado puede llevarnos, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, a lo que nuestro Padre ha pensado para nosotros desde antes de la fundación del mundo, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#121

El que habita al abrigo del Altísimo, morará bajo la sombra del Omnipotente. Salmos 91:1

No nos alejemos de Dios, nuestra Roca, nuestro Refugio, si vivimos a Su abrigo, con todas nuestras torpezas,

faltas

y

cobardías,

viviremos

en

Su

presencia, pues Poderoso es Él para llevar en nosotros el plan que conforme a Su voluntad se ha trazado, por Cristo Jesús. Amén.


#122

Pero estoy seguro de vosotros, hermanos míos, de que vosotros mismos estáis llenos de bondad, llenos de todo conocimiento, de tal manera que podéis amonestaros los unos a los otros. Romanos 15:14

La Escritura nos da esperanza, no una esperanza vana sino una fundada en lo que nuestro Padre ha cumplido y está por cumplir, y lo que nos pide a cambio y tal vez sea lo más difícil, por nuestra naturaleza rebelde de querer hacer las cosas por nosotros mismos, es que tengamos paciencia mientras nuestro Padre hace en nosotros la obra que pensó desde antes de la fundación del mundo. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos de esa paciencia para esperar la consumación de las promesas de nuestro Padre Dios para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#123

Pero tú, ¿por qué juzgas a tu hermano? O tú también, ¿por qué menosprecias a tu hermano? Porque todos compareceremos ante el tribunal de Cristo. Romanos 14:10

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para no juzgar, pero si corregir con caridad, viendo primero las faltas que en nosotros hay y corrigiéndolas con temor y temblor pues el Día del Señor está a la vuelta de la esquina. Por Cristo nuestro Señor y Salvador y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#124

…como el Hijo del Hombre no vino para ser servido, sino para servir, y para dar su vida en rescate por muchos. Mateo 20:28

Si nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, vino a servir, a buscar, a encontrar, con más razón nosotros debemos seguir su ejemplo y vivir conforme a la voluntad del Padre para Su mayor gloria.


#125

Y si el Espíritu de aquel que levantó de los muertos a Jesús mora en vosotros, el que levantó de los muertos a Cristo Jesús vivificará también vuestros cuerpos mortales... Romanos 8:11

Con esa esperanza que el sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo ha puesto en nuestro corazones, no contristemos al Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, para que llegando al final de la carrera seamos levantados a la gloria del Reino. Por Cristo Jesús y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#126

Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molido por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre él, y por su llaga fuimos nosotros curados. Isaías 53:5

El sacrificio redentor de Jesús, nuestro Señor y Salvador, nos habla de ese amor infinito y eterno que el Padre nos tiene y que nos lleva a la reconciliación por la Sangre de Su Hijo. Confiados en ese amor demostrado por esa infinita misericordia pongamos a los Pies del Padre nuestra vida, lo que tenemos y somos para cumplir Su voluntad, pero también nuestras faltas, pecados y rebeldías cubiertas por la Sangre de Su Hijo para que no sólo sean perdonadas sino incluso olvidadas conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#127

Porque la paga del pecado es muerte, mas la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús Señor nuestro.

La paga del pecado es muerte, muerte a la que todos estábamos condenados, así esta vida no tenía sentido pues hiciéramos lo que hiciéramos, lográramos lo que lográramos, quedaba en nada y se condenaba a perderse al morir, pero el eterno amor e infinita misericordia del Padre nos dio a través del sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo, no sólo la posibilidad de volver a vivir, incluso con más potencial que en la actualidad, sino de ser familia suya y coheredar con Cristo todas las cosas. Sea así conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Romanos 6:23


#128

Mas Dios muestra su amor para con nosotros, en que siendo aún pecadores, Cristo murió por nosotros.

Dios envió a Su único Hijo a morir por nosotros y rescatarnos de la muerte para traernos a Su vida y a Su familia, con más razón dispuesto está a perdonar las fallas que cometemos en nuestro andar por nuestra torpeza, rebeldías y cobardías. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para caminar en la Presencia del Padre en perfección y santidad y si caemos vengamos con confianza ante el trono de misericordia por perdón. Para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús. Amén.

Romanos 5:8


#129

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados. Romanos 8:28

Las cosas pasan por algo, es una frase que decimos, pero para los hijos de Dios las cosas pasan conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria, y en Su infinita misericordia y eterno amor, todo lo que nos ha dispuesto es para nuestra corrección, edificación, perfeccionamiento y santificación. A Él la gloria, el honor, el poder, y la alabanza por Cristo Jesús, por siempre y para siempre. Amén.


#130

…que si confesares con tu boca que Jesús es el Señor, y creyeres en tu corazón que Dios le levantó de los muertos, serás salvo.

Confesar y creer, dos condiciones para ser salvos que forzosa y naturalmente nos llevan a hacer, que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para que nuestra confesión y nuestra creencia vayan acompañadas de las obras de perfección y santidad que nuestro Padre preparó para nosotros desde la eternidad conforme a Su misericordia y a Su eterno amor y para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.

Romanos 10:9


#131

Y amarás a Jehová tu Dios de todo tu corazón, y de toda tu alma, y con todas tus fuerzas.

El gran mandamiento es claro: cuerpo, mente, emociones y espíritu deben estar en consonancia para amar a nuestro Dios por sobre todas las cosas, y como consecuencia amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Que el Amor del Padre que ha puesto en nosotros sea iluminado y fortificado por Su Santo Espíritu que mora en nosotros para que con todo lo que somos y tenemos honremos, glorifiquemos y adoremos a nuestro Dios por medio de Cristo Jesús y para Su mayor gloria.

Deuteronomio 6:5


#132

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

Busquemos primeramente el Reino de Dios y Su justicia, pero ¿cuál es está justicia? "la ley es santa, y el mandamiento es santo, justo y bueno" (Romanos 7:12), y ¿en que se resume toda la ley? "Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente.

Éste es el primero y grande

mandamiento. Y el segundo es semejante: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

De estos dos

mandamientos depende toda la ley y los profetas" (Mateo 22:37-40), así que oigamos a nuestro Señor y Salvador Jesucristo cuando nos dice "ve y haz tú lo mismo" (Lucas 10:37)

Mateo 6:33


#133

Y de hacer bien y de la ayuda mutua no os olvidéis; porque de tales sacrificios se agrada Dios. Hebreos 13:16

Hacer el bien unos a otros, sobre todos a los de la fe (Gálatas 6:10), eso es lo que espera de los hijos de Dios, hagámoslo con alegría pues Dios ama al dador alegre (2 Corintios 9:7), siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#134

Fíate de Jehová de todo tu corazón, y no te apoyes en tu propia prudencia.

Confiando en que Aquel que nos ha llamado llevará en nosotros la obra que pensó desde eternidad, sigamos caminando en su presencia, cayendo y levantando, pues si bien imperfectos y pecadores llamados estamos ayer perfectos y santos, reyes y sacerdotes, en Su Reino con Jesús Su Hijo, nuestro Señor y Salvador, y para Su mayor gloria.

Proverbios 3:5


#135

Le dijo Jesús: Yo soy la resurrección y la vida; el que cree en mí, aunque esté muerto, vivirá. Y todo aquel que vive y cree en mí, no morirá eternamente. ¿Crees esto? Juan 11:25-26

Creer en Jesús es el primer paso e indispensable para nuestra salvación, pero no es lo único, "también los demonios creen, y tiemblan" (Santiago 2:19), el siguiente paso también indispensable, es hacer Su voluntad, como el mismo Señor Jesús nos dice "No todo el que me dice: “Señor, Señor entrará en el reino de los cielos, sino el que hace la voluntad de mi Padre que está en los cielos" (Mateo 7:21-23), ¿y cuál es esa voluntad? "Si me amáis dice Jesús-, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15), y en consonancia aclara cuáles son esos mandamientos al decirnos "Si guardan Mis mandamientos, permanecerán en Mi amor, así como Yo he guardado los mandamientos de Mi Padre y permanezco en Su amor" (Juan 15:10)


#136

Yo soy el Alfa y la Omega, principio y fin, dice el Señor, el que es y que era y que ha de venir, el Todopoderoso. Revelación 1:8

Ciertos de estar bajo el cobijo de nuestro Padre Dios, andemos este día en la claridad de Su luz buscando en todo momento hacer Su voluntad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#137

Nunca jamás me olvidaré de tus mandamientos, porque con ellos me has vivificado.

Perfecta es la Ley y Santo el Mandamiento, luego entonces sólo los perfectos y santos pueden cumplirla, algo imposible para nosotros y por nosotros pero no para el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros. Que la guía y fuerza que nuestro Padre Dios nos da por Su Santo Espíritu nos ilumine y fortalezca para cumplir Sus preceptos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 119:93


#138

Y la paz de Dios gobierne en vuestros corazones, a la que asimismo fuisteis llamados en un solo cuerpo; y sed agradecidos. Colosenses 3:15

Cristo nos vino a traer una paz como no la conoce el mundo pues ni la podemos alcanzar por nosotros ni nadie nos la puede dar, tampoco es efĂ­mera o dependiente de circunstancias, es la paz de Dios, que llena y sobrepasa todo. Vivamos en esa paz y que el mundo vea a travĂŠs de nosotros las maravillas que Dios es capaz de hacer, como el traernos paz incluso en medio del presente siglo malo, y le alaben, siempre por medio en Cristo JesĂşs y todo para Su mayor gloria.


#139

En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma.

Tribulación en el mundo hay, pero también, y a veces es peor, en nuestra mente. Preocupaciones, temores, odios, deseos. Nuestra mente como más embravecido no deja de golpear con sus olas la barca de nuestra existencia. Pero ¡ánimo! tenemos un Dios, el Padre, y un Señor, Jesucristo, que pueden calmar ese mar tempestuoso y llevarnos a buen puerto conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 94:19


#140

Mirad que ninguno pague a otro mal por mal; antes seguid siempre lo bueno unos para con otros, y para con todos. 1 Tesalonicenses 5:15

Que nadie se engañe pues Dios no puede ser burlado y no todo el que diga "Señor, Señor" entrará al Reino de Dios. No paguemos mal con mal, la venganza es de Dios, no nuestra. Antes hagamos a todos el bien para poder estar de pie ante el Hijo del Hombre a Su regreso. Amén.


#141

Por tanto, tú te has engrandecido, Jehová Dios; por cuanto no hay como tú, ni hay Dios fuera de ti, conforme a todo lo que hemos oído con nuestros oídos. 2 Samuel 7:22

Y si: ¿que dios hay como nuestro Dios? Viviente, veraz, verdadero, justo, misericordioso, infinito y eterno. Toda belleza, toda perfección, toda fidelidad, toda justicia, toda misericordia, toda bondad y todo amor. Sólo por Él hemos sido creados, existimos y subsistimos. Todo es por Él, en Él y para Él. A Él el imperio, el honor, el poder y la gloria, por Cristo Jesús, por los siglos de los siglos, por siempre y para siempre. Amén.


#142

…que ames a Jehová tu Dios, que andes en sus caminos, y guardes sus mandamientos, sus estatutos y sus decretos, para que vivas y seas multiplicado… Deuteronomio 30:16

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para entender los designios de Dios, andar Sus caminos, obedecer Sus mandamientos, y cumplir Su voluntad, amándole sobre todas las cosas y amando nuestros hermanos como a nosotros mismos, en Cristo Jesús y para Su mayor gloria. Amén.


#143

Y todo lo que hacéis, sea de palabra o de hecho, hacedlo todo en el nombre del Señor Jesús, dando gracias a Dios Padre por medio de él. Colosenses 3:17

¡Que nivel de compromiso el que todo lo que hagamos y digamos lo hagamos en nombre de nuestro Señor Jesús! ¿que tantas de nuestras palabras o acciones pasarían la prueba? Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#144

Palabra fiel y digna de ser recibida por todos: que Cristo Jesús vino al mundo para salvar a los pecadores, de los cuales yo soy el primero. 1 Timoteo 1:15

Que gozo, que dicha, que El que hubiera podido, por Su santidad y Su perfección,

condenarnos vino al

mundo a salvarnos, a dar Su vida por nosotros; pero no nos engañemos: a Su venida dará a cada quien el pago que le corresponda. Aprovechemos mientras aún podemos andar para caminar según la voluntad del Padre, en sujeción a Sus mandamientos y ejerciendo una fe viva en Cristo Jesús. Amén.


#145

La blanda respuesta quita la ira; más la palabra áspera hace subir el furor. Proverbios 15:1

¡Hasta de nuestras palabras hemos de dar cuenta! Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hablar perfecta y santamente y confesar para vida que Jesús es Señor. Amén.


#146

Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino.

¿Acaso hay algo de mejor valor que las Escrituras, que la Palabra de Dios, para instruirnos, corregirnos y edificarnos?

¿las

ideas,

filosofías,

escritos,

pensamientos de las personas falibles o del mundo que pasa? Cada quien decidirá a quien sigue y a quien obedece y de esa misma forma recogerá o bien vida o bien muerte. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para entender la Palabra de Dios y ponerla por obra para no quedar avergonzado cuando nuestro Señor Jesús regrese.

Salmos 119:105

Amén.


#147

…por cuanto todos pecaron, y están destituidos de la gloria de Dios, siendo justificados gratuitamente por su gracia, mediante la redención que es en Cristo Jesús… Romanos 3:23-24

Alabado sea nuestro Padre Dios que por Su infinita misericordia y eterno amor nos redimió por gracia por medio del sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo, gracias a esto ya no somos reos de la ira sino hijos, amigos, coherederos con Jesús, y reyes y sacerdotes. Vivamos en esa gracias caminando los senderos de nuestro Padre Dios y viviendo conforme a Su voluntad para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.


#148

Porque de tal manera amó Dios al mundo, que ha dado a su Hijo unigénito, para que todo aquel que en él cree, no se pierda, mas tenga vida eterna. Juan 3:16

Tanto nos amó el Padre que nos dio a Su Hijo para que engendrándose nos hermanara con Él, para que por Su muerte nos redimiera con el Padre, y para que con Su resurrección nos hiciera coherederos de todo, amor con amor se paga y el amor al Padre pasa por cumplir con Sus mandamientos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para amar a Dios sobre todas las cosas y a nuestros prójimo como a nosotros mismos, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús .


#149

Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. Deuteronomio 31:6

Nuestra naturaleza humana es débil y cobarde, esto desde que nuestros primeros padres sucumbieron a la tentación y se ocultaron de Dios, pero en Cristo somos hechos nuevas personas y por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros en nuestra debilidad somos fuertes y en nuestra cobardía valientes, con fortaleza y valentía vivamos conforme a la voluntad del Padre, para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#150

El corazón del hombre piensa su camino; más Jehová endereza sus pasos.

Es nuestro Padre Dios Quien guía nuestros pasos, Él nos lleva por los caminos que tenemos que recorrer para así ser edificados, siempre y cuando nos mantengamos en Su presencia. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para conocer la perfecta voluntad de Dios y para andar en perfección y santidad conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Proverbios 16:9


#151

Porque el Señor es el Espíritu; y donde está el Espíritu del Señor, allí hay libertad.

Libertad no es hacer lo que uno quiera, después de todo hay caminos que al hombre parecen rectos pero su fin es fin de muerte, la verdadera libertad proviene de vivir conforme a la voluntad del Padre, ya que Él hizo todo por medio de nuestro Señor Jesús, Él estableció leyes y reglas, Él conoce y sabe todo y de todo, y sólo Él puede decirnos cómo vivir para vivir plenamente. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para vivir conforme a la voluntad del Padre y acceder así a la verdadera libertad como hijos suyos para Su

2 Corintios 3:17

mayor gloria en Cristo Jesús.


#152

Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar.

La vida en ocasiones nos puede parecer pesada, esto es por que siendo hijos de Dios estamos viviendo un sistema bajo domino del Enemigo, pero esto es temporal, un breve momento, y luego la eternidad con Dios.

Aún

así

desde

ahorita

podemos

ir

experimentando la paz de Dios si nos acercamos a Jesús y cargamos Su yugo, ligero y que lleva a vida, y dejamos el del mundo, que no sólo es pesado sino que lleva a muerte. Busquemos ese descanso que sólo viene de Dios y demos gracias Padre por habernos llamado en este siglo a ello.

Mateo 11:28


#153

…porque Dios es el que en vosotros produce así el querer como el hacer, por su buena voluntad. Filipenses 2:13

Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para realizar las obras de perfección y santidad que desde la fundación del mundo preparó para nosotros conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#154

De cierto, de cierto os digo: El que oye mi palabra, y cree al que me envió, tiene vida eterna; y no vendrá a condenación, mas ha pasado de muerte a vida. Juan 5:24

¿De qué sirve oír la Palabra de Dios sin creerla? Y el creer es evidente, "muéstrame tu fe sin las obras, y yo te mostraré mi fe por mis obras" (Santiago 2:18), vivamos con Fe escuchando lo que Dios nos dice en Su Palabra día con día y pongámoslo por obra para poder decirle que no sólo lo hemos oído sino que le hemos creído. Siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#155

Vestíos, pues, como escogidos de Dios, santos y amados, de entrañable misericordia, de benignidad, de humildad, de mansedumbre, de paciencia… Colosenses 3:12

Ante Dios no podemos presentarnos desnudos, los frutos del Espíritu deben ser el traje que nos cubra. Pongamos en las manos de Dios este día para avanzar, guiados y fortalecidos por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, con una hilvanada

más

en

el

traje

de

justicia

que

presentaremos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#156

Estad siempre gozosos. Orad sin cesar.

Estemos gozosos ante Dios, pero así como Cristo nos dejó una paz que no es como la que da el mundo, ese gozo ante Dios no es como el gozo que el mundo puede darnos. El gozo del mundo es temporal, pasajero, vacío, el gozo de Dios es atemporal, eterno, pleno. Y que sea ese gozo el que mueva nuestra oración a Dios quien nos ha traído al gozo de ser

1 Tesalonicenses 5:16-17

familia suyo hoy y reyes y sacerdotes en Su Reino venidero, para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.


#157

Cercano está Jehová a los quebrantados de corazón; y salva a los contritos de espíritu.

Todo día ante el Señor es excelente, pero hay días en que nuestro corazón está contrito, sea por las pruebas del mundo, sea por nuestras propias caídas, en esos momentos cerca de nosotros está el Señor, a Él debemos acudir para dejar nuestras cargas y buscar consuelo en tanto viene Su Reino donde no habrá más llanto ni dolor. Con esperanza, aunque a veces contritos, avancemos hacia la meta que el Padre nos ha preparado en Su infinita misericordia y eterno amor para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 34:18


#158

El que en él cree, no es condenado; pero el que no cree, ya ha sido condenado, porque no ha creído en el nombre del unigénito Hijo de Dios. Juan 3:18

¿Se podrá creer en Cristo sin creerle a Cristo? Seguro estoy que no. Así que si decimos creer en debemos mostrar que le creemos haciendo lo que nos ha mandado. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo en Cristo para la mayor gloria de Dios.


#159

Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir. Isaías 48:17

Una cosa es que Dios nos encamine por senderos de perfección y santidad y otra muy distinta que nos dejemos encaminar. Si hemos sido llamados, si hemos sido elegidos, dejemos que Él haga en nosotros Su trabajo para llevarnos a ser imagen de Cristo, como Cristo es imagen del Padre, y no sólo ser llamados y elegidos sino fieles. Por Cristo nuestro Señor y Salvador y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#160

Ten piedad de mí, oh Dios… conforme a la multitud de tus piedades borra mis rebeliones. Lávame más y más de mi maldad, y límpiame de mi pecado. Salmos 51:1-2

Dios sabe somos polvo, una sombra que pasa, una flor que se marchita. Nuestras debilidades suple con su fuerza y nuestros pecados con su misericordia. Que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para avanzar sin detenernos, y que aunque caigamos nos levantemos, pues no hemos sido llamados a condenación sino a ser partícipes de Su gloria en Cristo Jesús.


#161

Y aconteció que bendiciéndolos, se separó de ellos, y fue llevado arriba al cielo.

Nuestro Señor, una vez resucitado, ascendió al Padre y se sentó a Su derecha. Nuestro gozo estriba en que, además de la reconciliación que Su sacrificio nos ganó ante el Padre, Él se ha constituido sumo sacerdote para interceder por nosotros y nuestra esperanza es que está preparando lugares para nosotros para que a Su regreso ya inminente estemos donde Él está y seamos junto con reyes y sacerdotes para la mayor gloria de Dios.

Lucas 24:51


#162

…puestos los ojos en Jesús, el autor y consumador de la fe, el cual… sufrió la cruz, menospreciando el oprobio, y se sentó a la diestra del trono de Dios. Hebreos 12:2

A veces se nos hace difícil nuestro andar por los caminos de Dios pues vemos constantemente nuestra fragilidad, nuestra cobardía, nuestras torpezas, pero es ahí donde debemos darnos cuenta que no es en lo que somos y no tenemos donde debemos poner nuestra mirada sino en Jesús, iniciador y consumador de nuestra fe, ya que si vamos al Padre es a través de Él y no a través de nosotros.


#163

Porque: El que quiere amar la vida y ver días buenos, refrene su lengua de mal, y sus labios no hablen engaño… 1 Pedro 3:10

Que de nuestra boca sólo salgan bendiciones hacia nuestro prójimo y acciones de gracia hacia nuestro Dios para que no tengamos que responder del hablar vano pues lo que sembremos hemos de cosechar.


#164

Aumentará Jehová bendición sobre vosotros; Sobre vosotros y sobre vuestros hijos.

Nuestro Padre nos ha colmado de bendiciones. Primero la vida para estar ante Él, luego la conciencia para llamarle Padre y sabernos Sus hijos, y por Su infinita misericordia y eterno amor nos ha dado además la salvación a través de Su Hijo y la posibilidad de ser familia de Él y reyes y sacerdotes con Jesús. Demos gracias por todo esto recibido del Padre y pidamos que Su Santo Espíritu que Mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer un uso perfecto y santo de lo que nos ha dado para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 115:14


#165

Toda la Escritura es inspirada por Dios, y útil para enseñar, para redargüir, para corregir, para instruir en justicia… 2 Timoteo 3:16

Que Dios como el nuestro que por Su infinita misericordia y eterno amor nos ha dejado Su Palabra, escritos donde está Su personalidad, Su verdad, Su instrucción, para que la leamos cuando queramos? Sólo nuestro Dios pues sólo Él es verdadero, viviente y veraz. Que vivamos por Su Palabra y que ésta eche raíces profundas en nuestro corazón y crezca hasta dar frutos de perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#166

…si se humillare mi pueblo… y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonaré sus pecados, y sanaré su tierra. 2 Crónicas 7:14

La vida cristiana no es fácil, Cristo mismo nos dijo que en el mundo tendríamos aflicción, constantemente luchamos contra el Enemigo, contra la carne y contra el mundo y muchas, muchísimas veces caemos. Lo más difícil de caer es levantarnos, en nuestros oídos suenan las frases "¿para qué?, no sirves, no eres tan bueno o tan perfecto o tan santo, no lo vas a lograr", pero Dios no se equivoca, nos ha llamado y cumplirá en nosotros lo que se ha propuesto si es que confiamos y aunque caídos nos humillamos, oramos y buscamos su rostro.


#167

El que sigue la justicia y la misericordia, hallarĂĄ la vida, la justicia y la honra. Proverbios 21:21

Justicia y misericordia es lo que nuestro Padre quiere, Sus mandamientos son justicia y Su amor es misericordia, que sepamos vivir en los dos para no volvernos rĂ­gidos al grado de condenar ni flexibles al grado de aceptar sino dejando en manos de Dios lo que somos y podemos llegar a ser.


#168

Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros; como yo os he amado, que también os améis unos a otros. Juan 13:34

Un mandamiento que es el mismo desde el principio: que nos amemos unos a los otros, pero nuevo en cuanto a perfección y santidad pues la medida es como Jesús mismo nos amó. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para amar como Dios el Padre y nuestro Señor Jesús nos aman para así podernos llamar hijos de Dios.


#169

Porque: Toda carne es como hierba, y toda la gloria del hombre como flor de la hierba. La hierba se seca, y la flor se cae‌ 1 Pedro 1:24

No somos inmortales, pero podemos serlo. No desperdiciemos el tiempo dado en ganar el mundo pero perder el alma. Que el Santo EspĂ­ritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para alcanzar la corona que se nos ha prometido en Cristo JesĂşs y para la mayor gloria de Dios.


#170

No os engañéis; Dios no puede ser burlado: pues todo lo que el hombre sembrare, eso también segará. Gálatas 6:7

Dios no puede ser engañado, palabras duras que deben movernos a pensar sobre lo que estamos sembrando ya que al final el fruto de ello recogeremos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para dar fruto de perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#171

Porque la gracia de Dios se ha manifestado para salvación a todos los hombres… Tito 2:11

Sólo renunciando a la impiedad y a los deseos mundanos, y viviendo en este siglo sobria, justa y piadosamente, podremos aprovechar la gracia de Dios manifestada para salvación. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#172

¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros?

Si, es cierto, el hijo de Dios, aunque redimido, sigue experimentando muchas pruebas y adversidades en este siglo, pero ¡hemos sido llamados por el Padre formar parte de Su familia en Cristo Jesús! ¿Habrá algo que le impida llevar a término lo que ha pensado para nuestro bien? Confiemos en Él, no en nosotros, y por Su Santo Espíritu que mora en nosotros vivamos cada día tranquilamente esperando nuestra liberación.

Romanos 8:31


#173

Crea en mí, oh Dios, un corazón limpio, y renueva un espíritu recto dentro de mí.

Día con día, cada hora, es más: en cada momento de nuestra vida, debemos pedir y confiar para que nuestro Padre Dios renueve en nosotros lo que somos para llegar a lo que podemos ser: perfectos y santos como Él lo es. Pero si pedimos eso, si esperamos eso, dejemos que Dios haga en nosotros Su trabajo sin cuestionarlo o peor aún: sin entorpecerlo. Siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Salmos 51:10


#174

Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias. Filipenses 4:6

Nuestro tiempo es limitado, igual los recursos con que disponemos, ¿en qué hemos de aplicarlos? ¿en un mundo que pasa o en un reino que permanece? Si bien lo que sembremos cosecharemos, también es cierto que donde sembremos pasará como una sombra o permanecerá por siempre. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para afanarnos por entrar en el Reino conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#175

Bendito el Señor; cada día nos colma de beneficios, el Dios de nuestra salvación.

A pesar de lo difícil y complicado que a veces pueda parecernos nuestro andar como hijos de Dios, no hay que olvidar que del Padre recibimos todo lo que somos y todo lo que tenemos, y que Él mismo, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros, nos da guía y luz para avanzar, así que es Él quien realmente lleva nuestras cargas siendo que nosotros vamos a Su lado. Agradezcamos por ello, pues no hay dios como nuestro Dios.

Salmos 68:19


#176

Someteos, pues, a Dios; resistid al diablo, y huirĂĄ de vosotros.

Dos condiciones para ser libres como hijos de Dios: someternos a Dios, de quien proviene toda verdad, toda vida, toda libertad, y resistir al Enemigo de quien proviene toda mentira, toda muerte, toda esclavitud. Que el Santo EspĂ­ritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para vivir conforme a la voluntad del Padre para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.

Santiago 4:7


#177

Andad sabiamente para con los de afuera, redimiendo el tiempo.

Un día más que el Padre nos da para poder dar testimonio ante el mundo de Su infinita misericordia y eterno amor, y con la ayuda de Su Santo Espíritu que mora en nosotros entender Sus designios, andar Sus caminos, obedecer Sus mandamientos, cumplir Su voluntad, amándole sobre todas las cosas y amando a nuestros hermanos como a nosotros mismos. Con esto en nuestra mente y en nuestro corazón hagamos todo para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Colosenses 4:5


#178

El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. Proverbios 9:10

El temor de Dios es el principio de la sabiduría, pero ¿que es temer a Dios? ¿es tenerle miedo? "El temor de Jehová es aborrecer el mal" (Proverbios 8:13). Dios nos da Su fuerza, luz y guía a través de Su Santo Espíritu que Mora en nosotros, pero la parte que nos corresponde es aborrecer el mal, esto para que desdeñando esos caminos de muerte optemos por que Dios nos conduzca por Sus caminos de vida, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#179

En un universo infinito, teniendo en nuestra contra no sólo nuestra propia naturaleza sino principados,

Jehová peleará por vosotros, y vosotros estaréis tranquilos.

potestades y dominaciones que buscan perdernos así como

el

Enemigo

que

¿realmente creemos que

desea

nuestra

muerte,

por nosotros mismos

podremos hacerles frente? Es Dios quien pelea por nosotros y quien cumple contra todo pronóstico, contra toda adversidad, contra toda posibilidad, Sus planes que desde la eternidad, por Su infinita misericordia y eterno amor, tuvo hacia nosotros. Vivamos en esa

Éxodo 14:14

confianza, no con indolencia, sino con el mayor esfuerzo para caminar a Su lado en tanto lleva en nosotros lo que pensado para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#180

No hay santo como Jehová; porque no hay ninguno fuera de ti, y no hay refugio como el Dios nuestro. 1 Samuel 2:2

Sólo Dios es Santo, sólo Dios es Perfecto, pero Él mismo nos ha llamado a ser santos y perfectos, aún no lo somos, Él está efectuando Su obra en nosotros para cumplirnos no sólo hacernos santos y perfectos sino familia suya. A Él sea el honor, la alabanza, la gloria y la adoración, en Cristo Jesús, por siempre y para siempre. Amén.


#181

Ninguna palabra corrompida salga de vuestra boca, sino la que sea buena para la necesaria edificación, a fin de dar gracia a los oyentes. Efesios 4:29

Que nuestra boca hable de lo que está lleno nuestro corazón, ¿es para edificación de la iglesia de Dios?, ¿es para testimonio ante el mundo?, ¿es para la mayor gloria de Dios? Adelante. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para que nuestro hablar sea congruente con nuestro pensar y nuestro hacer y todo sea conforme a la voluntad del Padre en Cristo Jesús.


#182

He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, Sobre los que esperan en su misericordia, Salmos 33:18

Dios cuida siempre de nosotros, incluso en la peor adversidad Su plan en nosotros está desarrollándose. Confiemos en Su amor pues si por amor nos creó, por amor nos redimió, seguro estemos que por amor cumplirá lo que desde la eternidad pensó para nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#183

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

¿En qué consiste lo reino? Forzosamente requiere de un rey, un territorio, leyes y súbditos. Dios ha ideado Su Reino por venir, las tres primeras condiciones prácticamente ya están consideradas, la tercera depende de nosotros, no sólo ser de los llamados, no sólo ser de los elegidos, sino llegar a estar contados entre los que son fieles. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús y poder ser parte de Su Reino como reyes y sacerdotes por toda la eternidad.

Mateo 6:33


#184

Pues tengo por cierto que las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse. Romanos 8:18

Las pruebas, los sufrimientos, las tribulaciones, ¿podrán en algo compararse con vivir eternamente como hijos de Dios siendo reyes y sacerdotes con Cristo en Su Reino venidero? No lo creo, es más: seguro estoy que esto último excederá a tal grado lo primero que eso primero no subirá más en el recuerdo. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#185

Cuando pases por las aguas, yo estaré contigo; y si por los ríos, no te anegarán. Cuando pases por el fuego, no te quemarás, ni la llama arderá en ti. Isaías 43:2

El mundo y sus vanidades, la carne y sus deseos, el Enemigo y sus tentaciones, las aguas parecen ahogarnos pero Dios nos dice: "Aquí estoy". Esa sola frase trae esperanza, tranquilidad, confianza pues si el Creador de todo el universo camina a nuestro lado ¿a qué hemos de temer? Caminemos en su luz, no nos apartemos de Su presencia para que su auxilio, su socorro, no nos falte. Amén.


#186

Si confesamos nuestros pecados, él es fiel y justo para perdonar nuestros pecados, y limpiarnos de toda maldad.

Cuidado con el pensamiento de que un hijo de Dios, en este siglo, no puede ni debe caer, no seamos vanagloriosos

de

nuestra

propia

fuerza

y

no

pretendamos que nuestra justicia prevalezca. Si, nuestro esfuerzo es ser santos y perfectos, pero la salvación es por gracia de Dios. Recordemos que si pensamos que nunca debemos caer, el Enemigo usa eso cuando caemos para desanimarnos del Camino. Pidamos perdón, humillemos nuestro corazón y nuestra mente, y pidamos al Padre corrección, edificación,

perfeccionamiento

y

santificación,

conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en

1 Juan 1:9

Cristo Jesús.


#187

Y no sólo esto, sino que también nos gloriamos en las tribulaciones, sabiendo que la tribulación produce paciencia…

Así como un deportista no puede lograr su meta si no se ejercita, entendamos que el ejercicio para los hijos de Dios pasa de

de

paciencia a prueba y de prueba a esperanza. Confiados en que nuestro Hacedor llevará en nosotros el plan que concibió desde la eternidad, enfrentemos las adversidades con gozo al saber que fuimos considerados dignos, en nuestro llamamiento, de pasar por ellas para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Romanos 5:3

tribulaciones a paciencia,


#188

Pero yo os digo: Amad a vuestros enemigos, bendecid a los que os maldicen, haced bien a los que os aborrecen, y orad por los que os ultrajan y os persiguen… Mateo 5:44

Si Dios hace llover sobre justos e injustos, si hace salga el sol sobre fieles e infieles, ¿quienes somos nosotros para juzgar y peor aún condenar a los demás? Dejemos que la justicia de Dios se cumpla y que en nosotros obre Su Santo Espíritu permitiendo amemos a todo prójimo como a nosotros mismos.


#189

…soportándoos unos a otros, y perdonándoos unos a otros si alguno tuviere queja contra otro. De la manera que Cristo os perdonó… Colosenses 3:13

¿Podemos esperar misericordia de Dios si nosotros no la tenemos para el prójimo? Claramente se nos dice perdonar para ser perdonados, pero el perdón no es parte de nuestra naturaleza egoísta y vengativa por lo que debemos buscar y pedir en el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros era perdón que viene de Dios para darlo y demostrando así el carácter de muestre Padre pedir y esperar para nosotros misericordia en Cristo Jesús.


#190

Toda buena dádiva y todo don perfecto desciende de lo alto, del Padre de las luces, en el cual no hay mudanza, ni sombra de variación. Santiago 1:17

Todo lo bueno proviene de Dios, usémoslo para nuestra edificación, para amar a nuestro prójimo y para la mayor gloria de Dios, y tengamos siempre presente que incluso aquellos momentos aciagos que podamos experimentar obran para bien en quienes hemos sido llamados a ser hijos en Dios.


#191

¡¡Oh Señor Jehová! he aquí que tú hiciste el cielo y la tierra con tu gran poder, y con tu brazo extendido, ni hay nada que sea difícil para ti… Jeremías 32:17

¿Podré salvarme? Después de todo soy débil, torpe, rebelde y cobarde, un pecador. Si lo veo así no tengo esperanza, pero si en ves de fijarme en mi pongo mi mirada en Quien me ha llamado, el Padre, y por medio de Quien me ha salvado, Jesús, no puedo menos que confiar en que llevará en mi lo que Él se ha propuesto conforme a Su voluntad y para Su mayor.


#192

Padre de huérfanos y defensor de viudas. Es Dios en su santa morada. Salmos 68:5

Dios cuida de todos, principalmente del desvalido. En ese cuidado podemos participar en función de nuestra capacidad principalmente para con los de casa, siempre buscando la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#193

No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. Isaías 41:10

Dios nos sustenta con la diestra de su justicia, Jesús mismo, Su brazo poderoso que obra conforme a Su voluntad. Así que ni sólo andamos por el camino ni solos enfrentamos las adversidades de este mundo, sino que somos sustentados y fortalecidos por Dios en Cristo Jesús y para Su mayor gloria.


#194

…pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. Isaías 40:31

Si

confiamos

en

nuestras

fuerzas

seguro

nos

cansaremos, tropezaremos y caeremos, pero si confiamos en Quien nos ha llamado Él nos sustentará. No construyamos sobre la arena, sino edifiquemos sobre la roca. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#195

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro.

Nuestro Dios no es lejano sino se ha acercado tanto al grado de dolerse en nuestras aflicciones y por el sacrificio redentor de Su Hijo nos ha hecho miembros de Su familia. Con esta esperanza acerquémonos confiados

al

de

Misericordia

por

ayuda,

consuelo, perdón y fuerza para que nuestro Padre Dios por medio de Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos instruya, corrija, edifique y santifique conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Hebreos 4:16

trono


#196

…ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosa creada nos podrá separar del amor de Dios, que es en Cristo Jesús Señor nuestro. Romanos 8:39

¿Creemos que nada podrá arrebatarnos de la mano de

nuestro

Señor?

Entonces

vivamos

con

fe,

esperanza y caridad nuestro andar. Pero si bien nada puede

arrebatarnos

no

seamos

los

que

voluntariamente salen de Su mano y se pierden. Cuidemos el llamamiento, crezcamos en Su presencia y confiemos que independientemente de nuestras debilidades nuestro Padre cumplirá en nosotros lo que se propuesto conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#197

Mi escondedero y mi escudo eres tú; en tu palabra he esperado.

A veces Dios nos dice cosas en Su Palabra sobre nuestro destino que nos parecen imposibles pero como no creerlas cuando hasta ahorita todo lo que nos ha dicho lo ha cumplido. Dios no es hombre para mentir, ni débil o limitado como nosotros para cambiar de opinión. Lo que ha dicho sobre nuestro glorioso destino lo cumplirá por Su nombre y el amor hacia nosotros. A Él sea el honor, el reconocimiento, las loas, las alabanzas, la gloria y la adoración por Cristo

Salmos 119:114

Jesús. Amén.


#198

Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

Tal vez una de las más eficaces estrategias del Enemigo sea señalar nuestras caídas "ya ves, tu no eres santo, eres un pecador, ¿para qué te esfuerzas? nunca podrás lograrlo, estas perdido, desiste", pero Dios ha inspirado Su

Escritura para edificación,

redargüirnos, corregirnos y darnos ánimo. Si un hijo de Dios no pudiera caer ¿por qué Él inspiraría a Sus escritores para decirnos cómo hemos de acercarnos al Trono de Misericordia para pedir perdón si es que pecamos? No dejemos que el Enemigo nos confunda: nosotros no nos ganamos con nuestro esfuerzo la salvación, el Padre nos la otorga a través del sacrificio redentor de nuestro Señor Jesucristo, a partir de ahí nos esforzamos por vivir de manera imperfecta pues seguimos en la carne conforme a Su voluntad creyendo en Sus promesas y esperando la liberación

1 Juan 2:1

final que nos permita amarle sin obstáculos de manera perfecta y santa.


#199

… al cual resistid firmes en la fe, sabiendo que los mismos padecimientos se van cumpliendo en vuestros hermanos en todo el mundo. 1 Pedro 5:9

La pelea no es cosa menor pues luchamos contra los poderes de la oscuridad, así que no durmamos, velemos para no ser sorprendidos por la noche, nuestro Señor ya llega, que nos encuentre afanados en Su obra para entrar a Sus bodas y ser con Él reyes y sacerdotes en el Reino de Dios. Amén.


#200

Y si alguno de vosotros tiene falta de sabiduría, pídala a Dios, el cual da a todos abundantemente y sin reproche, y le será dada. Santiago 1:5

Claro que nosotros por nosotros mismos no podemos llegar a la verdad plena, somos imperfectos y finitos, pero Aquel que nos ha llamado a salvación la posee y la da a quien la pide. Pidamos a nuestro Padre Dios que Su Santo Espíritu que Mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.


#201

Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios.

"Porque todo aquel que hace lo malo, aborrece la luz y no viene a la luz, para que sus obras no sean reprendidas. Mas el que practica la verdad viene a la luz, para que sea manifiesto que sus obras son hechas en Dios" (Juan 3:20-21), ¿que luz será esta? "Lámpara es á mis pies tu palabra, y lumbrera á mi camino" (Salmos 119:105). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para caminar en la Luz de la Palabra de Dios y permitir que ésta nos instruya, corrija, edifique, perfeccione y santifique, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Romanos 8:6


#202

Porque el ocuparse de la carne es muerte, pero el ocuparse del Espíritu es vida y paz. Romanos 8:6

Las cosas del mundo a veces pueden afanarnos tanto que desvíen nuestra atención del Reino al que hemos sido llamados, pero el mundo pasa y sólo Dios permanece, no seamos como Martha afanados en tantas cosas que olvidemos el momento actual que tenemos para como María, hermana de Lázaro, venir a los pies del Señor a recibir instrucción.


#203

Tú guardarás en completa paz a aquel cuyo pensamiento en ti persevera; porque en ti ha confiado.

La palabra clave es perseverar. Quienes llegan a ser reyes y sacerdotes con Cristo son aquellos que han sido llamados, elegidos y fieles.

creer en que lo imposible Dios lo hará posible, confiar en las promesas del Padre y esperar a que en nosotros se cumpla lo que Él pensó desde la eternidad conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Isaías 26:3

Fidelidad implica


#204

La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.

Si buscamos la paz en un mundo que pasa, nuestra paz no permanecerá; si buscamos la paz en un mundo que muere, nuestra paz morirá; si buscamos la paz en un mundo corrupto, nuestra paz se corromperá. Pero si buscamos la paz en nuestro Dios eterno, nuestra paz permanecerá; si buscamos la paz en nuestro Dios de vida, nuestra paz vivirá; si buscamos la paz en nuestro Dios de poder y gloria, nuestra paz será poderosa y gloriosa. Amén.

Juan 14:27


#205

Jesús le dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida; nadie viene al Padre, sino por mí.

Jesús es el camino, no un camino como algunos dicen, sin el camino. Sólo hay "un Señor, una fe, un bautismo" (Efesios 4:5), "y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos" (Hechos 4:12). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer en la misma fe que hace dos mil años "de una vez para siempre fue entregada a los santos" (Judas 3).

Juan 14:6


#206

Mas el Dios de toda gracia, que nos llamó a su gloria eterna en Jesucristo, después que hayáis padecido un poco de tiempo, él mismo os perfeccione, afirme, fortalezca y establezca. 1 Pedro 5:10

¿Quién es el que nos ha llamado? Dios mismo. ¿Para qué nos ha llamado? Para gloria eterna. ¿Podrá lograr en nosotros lo que se ha planteado? Ya lo creo. Que nuestro Padre Dios por medio de Su Santo Espíritu que mora en nosotros

nos perfeccione, afirme,

fortalezca y establezca conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#207

Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.

Por naturaleza somos débiles, torpes, rebeldes y cobardes; pero al haber recibido el Espíritu Santo ha comenzado a desarrollarse en nosotros el carácter de nuestro Padre, fuerte, certero, fiel y valeroso. Ante las pruebas, ante la adversidad, busquemos en el que nos ha llamado el poder, el amor y el dominio propio para desarrollar cada vez más en nosotros el carácter de hijo de Dios y poder ser reyes y sacerdotes con Cristo Jesús en el Reino de Dios. Amén.

2 Timoteo 1:7


#208

Nadie ha visto jamás a Dios. Si nos amamos unos a otros, Dios permanece en nosotros, y su amor se ha perfeccionado en nosotros.

A Dios nunca nadie le ha visto u oído, pero Su Hijo nos lo ha revelado, y ese amor llevó al Padre a darnos a Su Hijo como expiación por nuestros pecados para reconciliarnos y hacernos hijos suyos, si mostramos ese amor ahora de nosotros hacia nuestro hermanos el amor del Padre estará en nosotros. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para amar a Dios sobre todas las cosas y amar a nuestros hermanos como a nosotros mismos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Juan 4:12


#209

Y andad en amor, como también Cristo nos amó, y se entregó a sí mismo por nosotros, ofrenda y sacrificio a Dios en olor fragante. Efesios 5:2

Hemos sido llamado por Dios mismo para ser Sus hijos, para ser Su familia, tenemos pues que mostrar en nosotros Su carácter perfecto y santo y dado que a Dios nunca nadie le ha visto ni oído es en Su Hijo Jesús, nuestro Señor y Salvador, tenemos el ejemplo de cómo ser y hacer esto. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#210

Mas vosotros sois linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, para que anunciéis las virtudes de aquel que os llamó … 1 Pedro 2:9

Linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo adquirido por Dios, ese es nuestro llamamiento, para eso hemos sido escogidos, permanezcamos fieles para que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos vaya edificando, corrigiendo, perfeccionando y santificando hasta que la obra del Padre que desde la eternidad pensó para nosotros se cumpla para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.


#211

Si permanecéis en mí, y mis palabras permanecen en vosotros, pedid todo lo que queréis, y os será hecho. Juan 15:7

Permanecer en Cristo y en Sus palabras no puede significar más que, como decía Judas en su carta, aceptar, creer y contender por la fe dada a los santos de una vez y para siempre. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para mantenernos en esa fe y no ser oidores de la misma sino hacedores de justicia para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#212

…quien nos salvó y llamó con llamamiento santo, no conforme a nuestras obras, sino según el propósito suyo y la gracia que nos fue dada en Cristo Jesús antes de los tiempos de los siglos… 2 Timoteo 1:9

Dios desde la eternidad tenía en Su propósito el llamamiento del que hemos sido objetos, no por nuestras obras para que nadie pueda jactarse, sino por Su infinita misericordia y eterno amor. Ese llamamiento es a vivir en perfección y santidad pero no ajenos a Él sino como Su familia. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#213

Antes sed benignos unos con otros, misericordiosos, perdonándoos unos a otros, como Dios también os perdonó a vosotros en Cristo.

Cuando Pedro pregunta a Jesús cuantas veces habría uno que perdonar al hermano señalando siete como idóneo, Jesús le señala que no siete sino incluso setenta veces siete como

mensaje del nivel de

perfección en la misericordia. Ese nivel de santidad es al que estamos llamados. ¿Cuántas veces -incluso ya bautizados- el Padre nos ha perdonado nuestras torpezas, nuestras debilidades, nuestras cobardías y nuestros pecados? ¿setenta veces siete? yo diría setecientas veces siete y creo me quedaría corto. Vayamos y hagamos con fe, esperanza y caridad lo mismo para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Efesios 4:32


#214

Porque los ojos del Señor están sobre los justos, y sus oídos atentos a sus oraciones; pero el rostro del Señor está contra aquellos que hacen el mal. 1 Pedro 3:12

Los ojos del Señor están sobre los justos, pero "no hay un solo justo, ni siquiera uno" (Romanos 3:20), ¿entonces?

Ahí

es

donde

entra

nuestra

fe,

recordemos que "Abraham creyó a Dios, y le fue contado por justicia” (Romanos 4:3). Pidamos al Padre por medio de Jesús que aumente nuestra fe (Marcos 9:24) para que también nos sea contaba por justicia a pesar de nuestros defectos, nuestras debilidades y nuestras caídas, para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús. Amén.


#215

Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito... Josué 1:8

La Palabra de Dios es verdad y Su ley da instrucción, estudiemos Su instrucción para recibir corrección y edificación por Su Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#216

Y todo lo que hagáis, hacedlo de corazón, como para el Señor y no para los hombres…

¿A quién hemos de tratar de agradar? ¿de quién nos esforzaremos en obtener reconocimiento? ¿en los hombres? ¿en nuestros hermanos? ¿quien nos ha llamado a salvación, a ser parte de Su familia? ¿acaso no es el Padre? Hagamos todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús que ya en su momento pagara a cada quien según sus obras y temamos más bien el no cumplir Su voluntad antes que el señalamiento o recriminación de los demás.

Colosenses 3:23


#217

Seamos honestos: débiles, torpes, rebeldes, cobardes,

…porque nada hay imposible para Dios.

¿podremos

salvarnos?

¿podremos

alcanzar

las

promesas hechas por el Padre? Si nuestra mirada está fija en nosotros y aquello que carecemos esto se vuelve más que imposible, pero si nuestra mirada, si nuestra fe y nuestra esperanza está puesta en Aquel que nos ha llamado esto no sólo es alcanzable sino

Lucas 1:37

posible. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para hacer todo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#218

Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos, ni estuvo en camino de pecadores, ni en silla de escarnecedores se ha sentado… Salmos 1:1

No seguir el consejo malo, ni andar el mal camino, antes bien y para vida prestar oído a la instrucción y someter nuestra conducta para la corrección, sólo así alcanzaremos edificación. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine el entendimiento y cambie el corazón para que amenos siempre y en todo momento hacer la voluntad del Padre para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#219

Humillaos, pues, bajo la poderosa mano de Dios, para que él os exalte cuando fuere tiempo… 1 Pedro 5:6

Si lo pensamos bien no tenemos nada de que jactarnos ante Dios, incluso aquello que creemos lograr por nosotros mismos lo hacemos gracias a todo lo que el Padre nos da: vida, salud, inteligencia, etc. Así que ¿de qué nos gloriaremos ante Dios? Que nuestra alabanza y acción de gracias sean dadas al Padre por medio de Jesucristo pues Él nos ha llamado a Su gloria como parte de Su familia.


#220

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.

¿Qué es el temor de Dios? "el temor de Jehová es aborrecer el mal" ( Proverbios 8:13), y ¿como sabremos

que

es

aquello

malo

que

debemos

aborrecer? "la ley sirve para reconocer el pecado" (Romanos 3:20), y ¿que sucede a quien guarda los mandamientos? "buen entendimiento tienen todos los que practican sus mandamientos" (Salmos 111:10), cerrando la idea ahora entiendo por qué la Escritura dice que "principio de la sabiduría es el temor de Jehová" (Salmos 111:10). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos guíe por caminos de perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Proverbios 1:7


#221

Jesús le dijo: Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, y con toda tu alma, y con toda tu mente. Mateo 22:37

Ser santos y perfectos implica amar a Dios de manera santa y perfecta, con todo nuestro corazón, alma y mente en

ello,

es decir,

sentimientos,

vida e

inteligencia. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para que nuestros ante todo en nuestra vida y ante todo lo que somos pongamos primero nuestro amor a Dios para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#222

Te haré entender, y te enseñaré el camino en que debes andar; sobre ti fijaré mis ojos.

Que alegría esperanzadora el hecho de que no sólo hemos sido llamados por Dios para ser parte de Su familia sino que Él mismo ha prometido edificarnos, corregirnos,

perfeccionarnos

y

santificarnos,

cumpliendo así en nosotros lo que desde la eternidad pensó en Su infinita misericordia y eterno amor. A Dios demos por ello gloria, honor y alabanza, a través de Jesucristo, por siempre y para siempre. Amén.

Salmos 32:8


#223

Pedid, y se os dará; buscad, y hallaréis; llamad, y se os abrirá.

Si pedimos es que carecemos, si buscamos es que no tenemos, si llamamos es que estamos fuera. Lo que hacemos parte de lo que no somos, lo que Dios nos da nos lleva realmente a ser. Solos sin Él nada somos, con Él somos hijos, y si hijos también coherederos de todo -y todo es eso: todo- con Cristo Jesús y para Su mayor gloria.

Mateo 7:7


#224

Dios es Espíritu; y los que le adoran, en espíritu y en verdad es necesario que adoren.

Dejando atrás los legalismos y ritualismos, sombra del esfuerzo humano por alcanzar a Dios, adoremos al Padre en Nosotros espíritu y verdad, realidad de la salvación que solamente proviene de Dios, pasando así del sacerdocio Levítico, imperfecto y temporal, al sacerdocio de Melchisedec, perfecto y eterno, donde con Cristo seremos reyes y sacerdotes para la mayor gloria de Dios.

Juan 4:24


#225

No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios.

Algunos tenemos carácter más difícil que otros, con todo y todo la instrucción de controlarlo es para todos, más ¿cómo podremos nosotros mismos contra nosotros mismos? Ahí es donde entra el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros si es que poniendo nuestra voluntad y confianza lo dejamos trabajar y cayéndonos y levantándonos vamos dejando nos forje conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Eclesiastés 7:9


#226

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios...

Por gracia hemos sido salvos, no hay nada que hallamos hecho o podamos hacer para haber obtenido o ofrecido esto, pero si podemos desechar este rescate si nos apartamos de Dios, le desobedecemos incumpliendo Sus mandamientos y yendo en pos de caminos de muerte. Día con día pidamos al Padre instrucción,

formación,

corrección,

edificación

y

santificación para andar Sus caminos y cumplir Su voluntad, amándole por sobre todas las cosas y amando a nuestros hermanos como a nosotros mismos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Efesios 2:8


#227

Pero fiel es el Señor, que os afirmará y guardará del mal.

Si Dios nos ha llamado ¿no se mantendrá fiel? ¿no nos guardará? No dudemos de Sus promesas pues siempre ha demostrado las cumple, no caigamos en desesperanza por nuestra debilidad pues confiando en Él esperamos nuestra liberación para ya sin corrupción alabarle y adorarle. Permitamos en todo caso que Su Santo Espíritu que mora en nosotros haga en cada uno la obra que desde la eternidad fue pensada para

2 Tesalonicenses 3:3

los hijos de Dios por medio de Cristo Jesús y para la mayor gloria de Dios. Amén.


#228

Alzaré mis ojos a los montes; ¿de dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra.

Como hijos de Dios que somos nuestra confianza debe estar puesta en Aquél que nos ha llamado. No es nuestra fuerza o inteligencia, tampoco es el mundo con sus vanidades, lo que puede darnos triunfo ante eternidad que se muestra a nosotros. Es la fuerza, inteligencia y el amor del Padre lo que nos capacita para responderle y para ser edificados en perfección y santidad hasta el día de nuestra transformación. Caminemos con nuestra confianza puesta en Dios pues el día que esperamos comienza a despuntar.

Salmos 121:1-2


#229

Por tanto, os digo que todo lo que pidiereis orando, creed que lo recibiréis, y os vendrá.

Que alegría saber que todo lo que pidamos con fe en oración nos será dado, pero ¿eso es así como así? La Escritura claramente nos dice que "el que aparta su oído para no oír la ley, su oración también es abominable (Proverbios 28:9), sobre la intermediación de Cristo también se nos dice que "si pedimos alguna cosa conforme a su voluntad, él nos oye (1 Juan 5:14), así que hay requisitos. De igual forma podemos pedir pero siempre dejando la decisión final al Padre, "no se haga mi voluntad, sino la tuya" (Lucas 22:42) ya que "hay camino que parece derecho al hombre, pero su fin es camino de muerte" (Proverbios 16:25) más sin embargo en cuanto a la voluntad del Padre sabemos que "a los que á Dios aman, todas las cosas les ayudan á bien, es á saber, á los que conforme al propósito son llamados" (Romanos 8:28). Así que pidamos confiados en obediencia y agradezcamos

Marcos 11:24

esperanzados en caridad siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús. Amén.


#230

Y a Aquel que es poderoso para hacer todas las cosas mucho más abundantemente de lo que pedimos o entendemos, según el poder que actúa en nosotros… Efesios 3:20

Viendo nuestro pasado nos sentimos alegres pues "donde el pecado abundó, sobreabundó la gracia" (Romanos

5:20),

viendo

nuestro

futuro

nuestra

esperanza está en que "las aflicciones del tiempo presente no son comparables con la gloria venidera que en nosotros ha de manifestarse" (Romanos 8:18). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos instruya, corrija, edifique, perfeccione y santifique para poder estar de pie ante el Hijo del Hombre a Su regreso, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#231

Echa sobre Jehová tu carga, y él te sustentará; No dejará para siempre caído al justo. Salmos 55:22

Cuando

la

vida

nos

parezca

muy

pesada,

detengámonos un momento para ver si estamos cargando sólo y por nosotros. Dios nos ha prometido llevar nuestras cargas así que llevemos ante Él todo lo que nos pesa hasta abrumarnos para que Él nos de alivio. Y uno de esos alivios es que aunque caigamos Él no nos dejará en el suelo sino que por Su infinita misericordia y eterno amor nos levantará para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#232

Seguid la paz con todos, y la santidad, sin la cual nadie verá al Señor.

Uno de los frutos del Espíritu es la paz. La paz es tan importante que era el saludo de Jesús resucitado y el de Sus Apóstoles en sus Epístolas. Sin paz es más que difícil lograrlo otros frutos del Espíritu. En nuestro corazón ¿hay paz o contiendas? ¿hay tranquilidad o pleitos? ¿hay reposo o lucha? Entendamos que no podemos guiar nuestros pasos salvo ante Dios para pedirle a Él que cambie nuestro corazón conforme a Su voluntad y nos la paz que nace de la confianza, la esperanza y la caridad. Sea así para la mayor gloria

Hebreos 12:14

de Dios en Cristo Jesús. Amén.


#233

…prosigo a la meta, al premio del supremo llamamiento de Dios en Cristo Jesús.

Ah, como pesa a veces el pasado ¡y peor aún cuando sigue presente! Hemos sido llamados por el Padre y a través del bautismo nuestros pecados han sido borrados ¡pero imperfectos que somos seguimos cayendo! ¿Acaso Dios se habrá equivocado en su llamamiento?

¿podrá

más

nuestra

naturaleza

pecaminosa que Su santidad y Su perfección? Si nos duele cuando caemos es que seguimos en la lucha y si seguimos en la lucha nuestra esperanza debe estar puesta en Aquél que nos ha llamado no en nosotros, polvo y nada, y no viendo al pasado, aunque sea presente, sigamos en la lucha con la esperanza de que lo que Dios empezó en nosotros lo terminará por

Filipenses 3:14

medio de Jesús por Su infinita misericordia y eterno amor y para Su mayor gloria en Cristo.


#234

Nadie tiene mayor amor que este, que uno ponga su vida por sus amigos.

La prueba del amor del Padre es que envió a Su hijo unigénito a morir por nosotros, la prueba del amor del Señor Jesús es el haber dado Su vida por nuestra redención, ¿y nuestra prueba de amor al Padre y a Jesús? " Si me amáis, guardad mis mandamientos" (Juan 14:15). Cada quien en función de esa obediencia evalúe la prueba de amor que ante el Padre y ante Jesús en su momento tendremos que presentar. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos edifique para poder estar de pie ante el Hijo del Hombre a Su regreso

Juan 15:13

conforme gloria.

a la voluntad del Padre y para Su mayor


#235

¿Cómo podrá venir a salvación las gentes si no tienen

Así que la fe es por el oír, y el oír, por la palabra de Dios.

quien les hable la Palabra? Todos, no sólo algunos, hemos sido llamados a proclamar Evangelio a toda nación y a toda persona, sin acepción, sin medida, sin parcialidad. Pidamos al Padre que por medio de Su Santo Espíritu nos ilumine y fortalezca para poder cumplir la Comisión de nuestro Señor Jesús y que con palabra, por todos los medios que actualmente tenemos a nuestro alcance, y por ejemplo, podamos hablar mundo de la infinita misericordia y eterno amor

Romanos 10:17

de nuestro Padre para mover a arrepentimiento a los pueden este siglo han sido llamados a salvación. Siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#236

Regocijaos en el Señor siempre. Otra vez digo: ¡¡Regocijaos!!

Una característica del cristiano es estar siempre alegre en nuestro Dios ¡y como no estarlo si por medio de Su Hijo, Jesús, nos ha perdonado de nuestras faltas, nos ha adoptado como hijos suyos y nos ha prometido vida eterna como reyes y sacerdotes! Pero ¿acaso eso quiere decir nunca estar tristes? Claro que no. El mundo, la carne, el Maligno, esos sí que dan tristeza, tristeza que sentimos cuando nos dejamos llevar por ellos. En ellos sí que nos entristeceremos. Y eso nos reitera más que nuestro gozo sólo debe ser buscado

Filipenses 4:4

en nuestro Dios. Así sea para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#237

Me mostrarás la senda de la vida; en tu presencia hay plenitud de gozo; delicias a tu diestra para siempre.

El verdadero gozo, la verdadera paz, la vida que realmente frase encuentra sólo en Dios y Él nos ha prometido no sólo darnos eso y más sino hacernos entender estas verdades, es por ello que todo lo que vivimos obra para bien en los que hemos sido llamados, sean cosas buenas o malas, incluso a través de nuestros errores, en las manos del Padre sirven para forjar en nosotros Su carácter. Que cada día agradezcamos al Padre por todo lo que vivimos pidiendo nos de entendimiento y fuerza para colaborar en la gran obra que en nosotros, por Su infinita misericordia y eterno amor, a través de Jesús, Su Hijo nuestro Señor y Salvador, está haciendo.

Salmos 16:11


#238

Jehová se manifestó a mí hace ya mucho tiempo, diciendo: Con amor eterno te he amado; por tanto, te prolongué mi misericordia.

Que hermosa buena nueva saber que el Padre desde la eternidad nos ha amado y que por ese amor nos ha llamado en este siglo. Sin ser nosotros nada sino polvo, una sombra que pasa, una flor que se marchita, Él

nos

ha

todo:

redención,

salvación

y

esperanza. Sólo nuestro Dios es Dios y si Él nos ha amado desde siempre y nos ha llamado, tenemos que creerle, tenemos que confiar, en que Él llevará lo que ha pensado desde siempre para nosotros. Sea conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Jeremías 31:3

dado


#239

Camino a la vida es guardar la instrucción; Pero quien desecha la reprensión, yerra.

l responder al llamado del Padre y comenzar seguir Cristo es el principio pero recordemos que sólo quienes sean fieles hasta el final serán salvos. Pidamos cada día al Padre que su Santo Espíritu ilumine nuestra mente y cambie nuestro corazón de piedra para que podamos entender Sus designios, andar Sus caminos, cumplir Sus mandamientos, obedecer Su voluntad, amándole por sobre todas las cosas y amando a nuestros hermanos como a nosotros mismos, para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.

Proverbios 10:17


#240

Y el Dios de esperanza os llene de todo gozo y paz en el creer, para que abundéis en esperanza por el poder del Espíritu Santo.

Que mejor gozo, que mejor paz, pueda tener alguien que el que surge de saber que el Dios verdadero, viviente y veraz, único, todopoderoso y eterno, nos halla creado para Su gloria y redimido por medio de Su Hijo, Jesús, nuestro Señor y Salvador, trayéndonos a Su familia y prometiendo hacernos reyes y sacerdotes con Jesús en Su Reino por toda la eternidad. Bendecido, enaltecido, alabado, glorificado, ensalzado y adorado sea nuestro Dios pues lo que dice lo hace y lo que hace siempre es para nuestro bien y Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Romanos 15:13


#241

Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?

El Señor es nuestra luz y nuestra salvación, dice el salmista,

¿a

quién

hemos de

temer?,

termina

preguntando. Pero una realidad es que incluso un hijo de Dios siente miedo en este siglo. El miedo es algo que muchas veces no podemos controlar, es decir, decidir cuando aparece y cuando ha de irse, pero lo que sí podemos controlar es nuestras acciones. Una cosa es sentir miedo, otra paralizarnos y no avanzar. Dar testimonio en un mundo que aborrece a Dios sin duda es para dar miedo, aferrarnos a la Roca que es nuestro Dios y Padre es motivo de esperanza y fortalezca. Sea así para la mayor gloria de Dios en

Salmos 27:1

Cristo Jesús.


#242

Sobre toda cosa guardada, guarda tu corazón; porque de él mana la vida.

De nuestro corazón mana todo aquello que nos ensucia, que nos envilece, que nos contamina. Nuestro deber es guardarlo pero sólo no podemos, debemos constantemente, y más en la tentación o en los momentos de debilidad, pedir al Padre, por Jesús, Su ayuda para que nos ilumine fortalezca por Su Santo Espíritu que Mora en nosotros. Estemos velando y en oración para que nuestro corazón no se vuelva lazo contra nosotros y seamos atrapado por

Proverbios 4:23

nuestro Enemigo en él.


#243

He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí. Isaías 12:2

Nuestra confianza es Dios. Si Él con nosotros ¿quién en contra nuestra? Pero incluso en esto estamos siendo formados. Cuando cualquier cosa del mundo, del Maligno o de la carne nos turbe esa es una indicación de que con mayor fuerza debemos poner nuestra mirada en Dios, oyen el mundo, el Maligno o la carne, y pedir su ayuda para que incluso en medio de la tribulación sintamos su brazo fuerte guiándonos. Sea así para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#244

La muerte y la vida están en poder de la lengua, y el que la ama comerá de sus frutos.

La boca habla de lo que está lleno el corazón y todos daremos cuenta de nuestras palabras. Ante esta perspectiva vemos como es que vida y muerte está en nuestro hablar por lo que tenemos que usar eso para el Testimonio al que hemos sido llamado, después de todo el perder por el oír y el oír por la palabra de Dios, pero si de nuestra lengua sale sólo palabra ociosa ¿cómo podrá el mundo convertirse? Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para que nuestro decir sea conforme a Su voluntad y que nuestro hacer sea conforme

Proverbios 18:21

a

nuestro

decir

para

no

caer

en

contradicción ni hipocresía. Siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#245

El corazón del entendido adquiere sabiduría; y el oído de los sabios busca la ciencia.

Constantemente la Escritura nos conmina a instruirnos en las cosas de Dios, a estudiarlas, a escudriñarlas, a verificar todo lo que se nos dice, a no quedarnos sólo en lo que otros cuentan. Con todo y todo no es nuestro esfuerzo el que devela las verdades de Dios sino Su Santo Espíritu que mora en nosotros, y esto por la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre. Aún así nuestra búsqueda, nuestro esfuerzo, hablan ante de Dios de nuestro deseo de saber más de Él, y no sólo saber sino poner lo sabido por obra. Sea así conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor

Proverbios 18:15

gloria en Cristo Jesús.


#246

Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. Miqueas 6:8

Si Dios no nos hubiera declarado lo que es bueno y lo que es malo realmente estaríamos perdidos, como ciegos a tientas de noche en caminos de perdición. Pero por Su infinita misericordia y eterno amor Dios nos ha puesto ante nosotros, de manera clara y entendible, el camino de vida y el camino de muerte instándonos a escoger la vida. Justicia y misericordia es la manera de avanzar por el camino de vida, sin olvidar el humillarnos ante Dios reconociendo Su majestad y pidiendo perdón por nuestras faltas. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para caminar a Su sombra y Su cobijo por el camino que nos conduce a Él. Por Cristo Jesús. Amén.


#247

Jehová nuestro Dios es nuestro Pastor. Él nos ha llamado y nos conoce, nos cuida y nos corrige, somos

Jehová es mi pastor; nada me faltará.

su más preciada propiedad y por medio de la encarnación, muerte y resurrección de Su Hijo, Jesús, nuestro Señor y Salvador, nos ha llamado como hijos a Su familia. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros ilumine nuestra mente y cambie nuestro corazón de piedra por uno de carne en

Salmos 23:1

el cual tengamos grabados los mandamientos de Dios permitiéndole guiarnos hacia Sus prados eternos, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#248

No perdáis, pues, vuestra confianza, que tiene grande galardón…

Todos los que hemos sido llamados por el Padre y que hemos ejercido fe en nuestro Señor Jesús tenemos la esperanza de ser resucitados a nueva vida como miembros de la familia del Padre, esto es de gracia, nada hay que hayamos hecho o podamos hacer para merecerlo, pero a nuestra fe deben seguir nuestras acciones para nuestra santificación, para dar fruto en abundancia y para por medio de ellas glorificar a Dios. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ayude en todo momento a hacer todo

Hebreos 10:35

y en todo conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#249

Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.

Nuestro Dios es nuestra esperanza y nuestro refugio. Eso no quiere decir no temer sino que incluso en desasosiego tomar con mayor fuerza su mano y sujetarnos de Su palabra pues lo que nos ha prometido Él hará. Que nuestro pensar, decir, sentir y hacer refleje esa confianza en nuestra Roca y nuestro Castillo para así reconocerle como nuestro Dios y glorificarle, por medio de Cristo Jesús, por Su infinita misericordia y eterno amor.

Salmos 91:2


#250

Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos.

Siempre hablamos de gozarnos en nuestro Dios, de cantarle y regocijarnos en Su presencia, pero ¿Dios también se alegrará en nosotros? Sofonías de manera inspirada por Dios declara "Jehová está en medio de ti, poderoso, él salvará; se gozará sobre ti con alegría, callará de amor, se regocijará sobre ti con cánticos" (Sofonías 3:17). Que alegría que Dios se alegre en nosotros, que gozo que Dios se goce en nosotros, que ganas de cantar Su amor cuando sabemos Él nos canta. Alabado, bendecido, glorificado, ensalzado, exaltado, aclamado, y adorado sea el Padre por medio de Cristo Jesús por siempre y para siempre. Amén.

Sofonías 3:17


#251

Muchos pensamientos hay en el corazón del hombre; más el consejo de Jehová permanecerá.

¿Es bueno hacer planes? Claro que si, de otra forma no sabemos a donde vamos ni como llegar ahí. Pero hay que poner siempre todo en manos de Dios entendiendo

y

aceptando

que

en

Su

infinita

misericordia y eterno amor Él tiene la primera y última palabra y que lo que decida ¡gloria a Dios! siempre obrará para bien en Sus hijos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para avanzar por las sendas de Dios y entender y agradecer cuando Él nos cambie de camino conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Proverbios 19:21


#252

Te alabaré; porque formidables, maravillosas son tus obras; estoy maravillado, y mi alma lo sabe muy bien.

Sin duda alguna, como decía el salmista, al ver las obras de las manos en Dios no puede menos uno que maravillarse y alabarlo, y el sólo hecho de hacer esto es motivo de mayor maravilla y más alta alabanza pues significa que de toda la creación de Dios a nosotros Él no sólo nos ha dado vida sino también y de manera exclusiva conciencia, pero más aún: a Sus elegidos nos ha dado Su Santo Espíritu y concedido Su verdad para que vengamos a perfeccionamiento y santificación como hijos suyos. Que cada día veamos en esto la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios y vivamos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 139:14


#253

Así que, hermanos míos amados, estad firmes y constantes, creciendo en la obra del Señor siempre, sabiendo que vuestro trabajo en el Señor no es en vano.

Una vez llamados, una vez escogidos, el requisito para ser fieles es permanecer firmes y constantes. Firmes en las doctrinas de la iglesia y su magisterio y constantes sin cambio ni variación en ellas como no hay cambio ni variación en el Padre y Jesús. Pero el otro requisito es crecer, no estar estancado, crecer en conocimiento a través del estudio, crecer en piedad a través de la oración, crecer en obras a través de la acción. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer firmes y constantes y crecer hasta la estatura perfecta de Cristo, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Corintios 15:58


#254

El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece…

¿Cuál es es comportamiento hacia el cual debe tender un cristiano? "El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia, el amor no es jactancioso, no se envanece; no hace nada indebido, no busca lo suyo, no se irrita, no guarda rencor" (1 Corintios 13:4-5), Dios nos ama y espera que Sus hijos muestren y demuestren también amor. No nacemos con esta forma de ser, pero por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros día a día avanzamos hasta llegar a la estatura perfecta de Cristo, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Corintios 13:4


#255

Una cosa he demandado a Jehová… que esté yo en la casa de Jehová todos los días de mi vida, para contemplar la hermosura de Jehová, y para inquirir en su templo. Salmos 27:4

Esperar

en

Dios.

Un

solo

requisito

con

dos

condicionantes: tener fe en que se obrará en nosotros lo que se planeó desde la eternidad y que esa fe debe ser correcta y verdadera en el único Dios, nuestro Padre. No es nuestro esfuerzo el que nos gana la salvación, es la gracia de Dios, pero debemos trabajar arduamente pues esa fe que nos salva necesita nuestras obras para obrar en nosotros y llevarnos a la estatura perfecta de Cristo. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para esperar en Dios con fe, con ánimo, con esperanza y que al despuntar al sol de justicia nos encuentre trabajando en la obra de Dios conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#256

Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.

Desde siempre la humanidad se ha preguntado la razón del dolor y el sufrimiento. Job lo hizo sólo para entender que sólo Dios sabe las razones y que uno no es quien para cuestionarlo. El malo es castigado, el bueno es acrisolado, pero a uno y otro le acaece en algún momento desgracia y tribulación. Si bien no nos es dado andar cuestionando a Dios como si Él tuviera que justificarse ante nosotros, la Escritura sí nos dice algo más importante: que podemos buscarle en las penas procurando Su consuelo y protección. En tanto Dios cumple Su obra en nosotros demos gracias pues Él ha previsto que todo lo que nos pase, todo, vaya

Salmos 46:1

para bien de quienes le amamos. Por Cristo Jesús. Amén.


#257

Por tanto, nosotros también … despojémonos de todo peso y del pecado que nos asedia, y corramos con paciencia la carrera que tenemos por delante…

Si bien nuestra vida cristiana se compara con una carrera, hemos de saber que no estamos solos en ella, muchos hermanos y hermanas la corren como nosotros, además no somos los primeros, muchos antes de nosotros la han corrido. En todos esos casos, actuales y pasados, vemos gente como nosotros: torpes, débiles, cobardes, pero en las cuales, a través de la fe en Jesús y las esperanzas en las promesas del Padre, el Santo Espíritu trabaja para crear aciertos, fortaleza y valentía. No nos desanimemos por nuestros tropiezos, muchos antes, muchos ahora, caen en esta carrera, fijémonos que a cada caída sigue un levantarse y esperemos ese día en que revestidos de gloria sirvamos perfecta y santamente en el Reino de Dios como reyes y sacerdotes con Cristo Jesús y para la mayor gloria del Padre.

Hebreos 12:1


#258

…gozosos en la esperanza; sufridos en la tribulación; constantes en la oración…

Quien tiene el llamamiento del Padre y ha aceptado el sacrificio de Jesús, igual padece sufrimiento y tribulación como el que no, pero a diferencia de este, a través de la constancia en la oración, en nuestro corazón hay gozo por la esperanza que se nos han dado: hijos de Dios, Su familia, reyes y sacerdotes con Jesús, por la eternidad. ¿Qué sufrimiento o tribulación puede opacar eso? Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para que nuestra vista permanezca fija, no en el hoy y sus penas, sino en la eternidad y en Aquel que nos ha llamado para Su gloria, conforme a Su

Romanos 12:12

voluntad, en Cristo Jesús.


#259

Jehová es mi fortaleza y mi escudo; en él confió mi corazón, y fui ayudado, por lo que se gozó mi corazón, y con mi cántico le alabaré.

Dios es nuestra fortaleza y nuestro escudo, esto por que la vida cristiana tiene esos dos momentos: uno de refugiarnos en Dios cuando desfallecemos, cuando nuestras fuerzas flaquean; otro de salir a pelear cuando debemos dar testimonio de nuestra fe y mostrarnos firmes ante los embates del mundo. En ambos casos Dios pelea con nosotros, es más ¡pelea por nosotros! Con esto en mente queda más que claro que el resultado de ello sólo puede ser el que salgamos más que vencedores. Sea así conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 28:7


#260

El corazón alegre constituye buen remedio; Mas el espíritu triste seca los huesos.

¿Ser cristiano implica estar triste? Después de todo nos privamos de cosas que el mundo permite e incluso incita. "Gozaos en el Señor siempre: otra vez digo: Que os gocéis" (Filipenses 4:4). No una sino dos veces Pablo le dice a los de Filipo, y a nosotros, que nos gocemos. Nos privamos, si, pero de lo que hace mal y lleva a muerte. Pero incluso lo que nos privamos, es más: lo que padecemos por no seguir al mundo, no se compara con la gloria venidera que en nosotros habrá de manifestarse (Romanos 8:18). Gocémonos en el Señor pues el nos ha llamado a vida, paz, gloria, conforme a Su voluntad, en Cristo

Proverbios 17:22

Jesús.


#261

…no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. 2 Corintios 4:18

Si nos fijáramos en lo ahorita somos ¿qué veríamos? Siendo honestos mucho de la debilidad, torpeza y cobardía que teníamos antes del llamamiento, pero también si somos objetivos hay cambios en nosotros: correcta doctrina, buen entendimiento, sana intención. En medio de eso estamos pero nuestra vista no se posa en la lucha que ahorita enfrentamos sino en la meta a la que hemos sido llamados: perfección y santidad en

Cristo Jesús.

Sigamos caminando,

sigamos luchando, sigamos creciendo hasta llegar a ser lo que Dios pensó desde la eternidad para nuestro bien y para Su mayor gloria.


#262

Y el Señor encamine vuestros corazones al amor de Dios, y a la paciencia de Cristo.

Vamos caminando, eso no se nos debe olvidar, ya que cuando uno cae tiende a deprimirse, a entristecerse, por no ser todavía perfecto y santo. Recordemos que con nuestra paciencia ganaremos nuestras almas (Lucas 21:19). Así que sigamos avanzando alegres y esperanzados, y al caer levantémonos contritos pero agradecidos con Aquel quien nos ha llamado para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

2 Tesalonicenses 3:5


#263

Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. Eclesiastés 3:11

Desde un principio se nos puso en nuestra mente y en nuestro corazón el deseo de vivir por siempre, pero no sólo se nos puso el deseo sino que se nos ofreció la manera de alcanzarlo: aceptando a Cristo Jesús como nuestro redentor. Cuando sintamos el peso de la maldad del presente siglo preguntémonos "este sufrir, ¿en qué puede compararse a una eternidad en la familia de Dios, como hijo suyo?". Con esa perspectiva pidamos al Padre, por Su Santo Espíritu que mora en nosotros, Su ayuda y consuelo para no olvidar a lo que se nos ha llamado, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#264

Gustad, y ved que es bueno Jehová; dichoso el hombre que confía en él.

Nuestro Dios no es sólo de promesas, sino de hechos siempre cumple lo que dice. La Escritura nos muestra cientos de ejemplo de ello y nuestra vida misma puede dar testimonio que así es. Es por ello que nuestra fe no es vana y nos referimos a ella como la certeza de lo que no se ve. Estamos ciertos que Dios cumplirá todo lo que ha dicho. Alabado, glorificado, ensalzado y adorado sea por Cristo Jesús por los siglos de los siglos. Amén.

Salmos 34:8


#265

A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido.

En efecto ¿quién o qué como nuestro Dios? No sólo es viviente, veraz y verdadero, justo, misericordioso, infinito y eterno, sino que cerca está de nosotros, se conduele de nuestro pesar y se alegra en nuestros triunfos, estamos en Sus pensamientos desde la eternidad y Sus planes son de gloria para nosotros. Alabado, bendecido, enaltecido, ensalzado, aclamado y adorado sea en Cristo Jesús por siempre y para siempre. Amén.

Salmos 16:8


#266

Buscad a Jehová y su poder; buscad su rostro continuamente.

Busquen y encontrarán, nos anima la Escritura. Pero esa búsqueda no termina una vez llegados a la iglesia sino que al contrario comienza un nuevo andar donde buscamos el Reino de Dios, ser parte de la familia divina, encontrando en el camino guía, fuerza, luz, siendo

corregidos,

edificados,

perfeccionados

y

santificados. Salgamos cada día a buscar hacer, con la ayuda del Santo Espíritu que mora en nosotros, la voluntad del Padre para Su mayor gloria en Cristo

1 Crónicas 16:11

Jesús.


#267

Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.

Es cierto que la Escritura nos manda a contender por nuestra fe, pero también es clara, y eso no se nos debe olvidar, que nuestra fuerza proviene de Dios, quien finalmente es el que pelea por nosotros. A veces pienso que nuestras caídas, entre otras cosas, nos sirven para no olvidar eso, ya que sólo en nuestra Roca hay cobijo y refrigerio siendo que, como los israelitas cuando por su cuenta quisieron conquistar la tierra prometida, si vamos por nuestra cuenta, confiados en nuestras fuerzas, caeremos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer

Efesios 6:10

firmes y constantes a la sombra de Aquel que nos ha llamado para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#268

Poned la mira en las cosas de arriba, no en las de la tierra.

Estamos en el mundo, más no somos del mundo. Con todo y todo nuestro entendimiento debe ir día con día lavándose con la verdad que es la Palabra de Dios para

que

guiados por Su Santo

Espíritu

nos

mantengamos fieles hasta el final sabiendo que por nuestra paciencia -no nuestra fuerza o inteligencia, sino nuestra paciencia, esperanza en las promesas divinas- ganaremos nuestras almas conforme a la

Colosenses 3:2

voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#269

Mi carne y mi corazón desfallecen; más la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.

Un dicho muy nuestro es que a veces nos sentimos desfallecer ¡pero de eso se trata! De que nos desgastemos como tela comida por polilla sabiendo que otra tienda ha sido dispuesta para nosotros por nuestro Padre Dios. Así que sabiendo que el mundo pasa pero la Palabra de Dios permanece bebemos de ella el agua de vida a la que hemos tenido acceso mediante la reconciliación que nos ganó Jesús poniendo nuestra mirada en lo que viene para quienes como hijos hacen la voluntad del Padre a quien sea la gloria en Cristo Jesús por los siglos de los siglos. Amén.

Salmos 73:26


#270

En cuanto a Dios, perfecto es su camino, y acrisolada la palabra de Jehová; escudo es a todos los que en él esperan.

El único camino perfecto es el de Dios, uno puede hacerse las ideas que uno quiera, pero si éstas no son conforme al pensamiento en Dios, su fin es de muerte. Ahora bien como el pensamiento de Dios es tan diferente al nuestro, así como alejados son el cielo y la tierra, ¿cómo podremos comprenderlo? A Dios sean dadas las gracias pues no ha dejado Su palabra escrita para estudiarla y nos ha dado Su palabra viva, Jesús, nuestro Señor y Salvador, como nuestro hermano, redentor y salvador. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ayude a crecer en perfección y santidad conforme a

Salmos 18:30

Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#271

¡Claro que nuestro andar por esta vida cansa en

El da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.

ocasiones! Pensar lo contrario es esperar lo imposible. Hasta nuestro Semestre cansaba, como cuando descansando en aquel pozo se encontró con la Samaritana o como cuando en medio de la tempestad Él dormía en la barca. Cansarse nos la oportunidad de que incluso en la inactividad que deviene ejerzamos nuestra fe pues sólo puede descansar, incluso en la adversidad, aquel que confía en Dios. Abriguémonos bajo las alas del Padre quien nos ha dado a Jesús como fuerza y esperanza, y por el Santo Espíritu de

Isaías 40:29

nuestro

Padre

Dios

que

mora

en

nosotros

descansemos confiados en Dios sabiendo que Él da reposo lo mismo que fuerza en nuestro andar.


#272

Estad siempre gozosos… Dad gracias en todo, porque esta es la voluntad de Dios para con vosotros en Cristo Jesús.

¿Cómo no estar gozoso cuando nuestro Dios nos ha salvado, cuando se nos ha dado la promesa de la vida eterna, cuando se nos ha dicho seremos reyes y sacerdotes en Su Reino? ¿Cómo no cantarle loas? ¿Cómo no hablar al mundo de ello? Sea al Padre toda alabanza y adoración por Su infinita misericordia y eterno amor y sea a nuestro Señor Jesús loas y acciones de gracia por Su sacrificio redentor. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para apreciar todo lo que se nos ha dado y vivir cada día en perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

1 Tesalonicenses 5:16, 18


#273 La Palabra de Dios nos insta a no afanarnos por el

Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.

día de mañana, ¿quiere decir eso que debemos vivir con desidia, sin metas, sin acciones? Para nada. La misma Escritura nos insta a no ser como el perezoso (Prov. 13:14; 10:4; 12:11,24; 26:13), pero sí a guardar un estricto orden de prioridad buscando primero el Reino de Dios y Su justicia (Mateo 6:33), de otra forma negamos a Dios como nuestro proveedor y nos erigimos en constructores de nuestro proyecto de vida dejando a Dios y Sus promesas de lado. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para trabajar por el pan de este

mundo

primeramente

Mateo 6:34

conforme por

el

lo

pan

necesitemos divino

pero

conforme

al

llamamiento del que hemos sido objetos conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#274

Jesucristo es el mismo ayer, y hoy, y por los siglos.

El Padre es el mismo, uno, por siempre, nuestro Señor Jesús de igual forma siempre es el mismo, uno, era característica,

imposible

para

cualquier

hechura

humana, está presente en Su iglesia, una, como característica visible, clara, concreta, como señal para que el mundo crea. Mantengámonos en la fe dada a los santos de una vez y para siempre y, por medio del Santo Espíritu que mora en nosotros, seamos sal de la

Hebreos 13:8

tierra y luz del mundo para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#275

Así que, según tengamos oportunidad, hagamos bien a todos, y mayormente a los de la familia de la fe.

¿Cómo debemos tratar a los demás? Esta pregunta va de la mano con aquella de ¿quién es mi prójimo? A todos debemos tratar de hacer el bien. ¿Y si no son de la fe? A todos. ¿Y a los de la fe? Mayormente. Dios hace que el sol salga sobre justos e injustos ¿acaso somos más que Dios para decidir quién sí merece ayuda fraternal, caritativa, y quien no? Así como hemos recibido así demos, no buscando nuestra gloria, como los escribas y fariseos, sino siempre la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Gálatas 6:10


#276

Estad, pues, firmes en la libertad con que Cristo nos hizo libres, y no estéis otra vez sujetos al yugo de esclavitud.

Cristo en verdad nos ha liberado, pero no nos ha ganado por Su sangre una libertad para volver al pecado, quien haciendo llegado a la verdad la deprecia ya no queda sacrificio por él sino la expectativa del juicio. No pensemos que por ser iglesia de Dios podemos vivir como si fuéramos sinagoga de Satán. Cada día debe morir nuestro viejo yo para que el nuevo vaya siendo edificado hasta llegar a la estatura perfecta de Cristo. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para mantenernos en la libertad de los hijos de Dios mientras aguardamos el día de nuestra liberación, conforme a la voluntad del Padre y para Su

Gálatas 5:1

mayor gloria en Cristo Jesús.


#277

Pero yo cantaré de tu poder, y alabaré de mañana tu misericordia; porque has sido mi amparo y refugio en el día de mi angustia.

¿Alguna vez un has preguntado por qué Dios cuenta los días de tarde en tarde? Por que la historia en la salvación va en tinieblas a luz, primero es el hombre carnal luego el hombre espiritual, primero el sembrar con lágrimas y luego cosechar con gozo. A nuestro Padre le alabamos incluso ahorita que andamos en tinieblas pero la misma Escritura dice que cuando toda la creación sea liberada en la gloria que en los hijos de Dios habrá de manifestarse, todo prorrumpirá en loas a nuestro Padre. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para seguir avanzando en tanto termina de amanecer para la familia en Dios, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo

Salmos 59:16

Jesús.


#278

Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

No sólo de pan vive el hombre sino de toda palabra que sale en la boca de Dios, ¿y qué es Jesús sino el Pan Vivo bajado del cielo?, por eso quien lo come no vuelve a tener hambre. De igual forma, ¿como ha sido lavada la iglesia de Dios? por el lavacro del agua, que de igual forma es la Palabra de Dios, por lo que quien viene a Jesús, la Palabra de Dios, no vuelve a tener sed. Demos gracias a Dios por el Pan por el Agua que nos ha dado en Jesús, nuestro Señor y Salvador, para saciar nuestra hambre y nuestra sed, en tanto llegan les días de refrigerio. Amén.

Juan 6:35


#279

¿Quién como nuestro Dios viviente, veraz, verdadero?

Amo a Jehová, pues ha oído Mi voz y mis súplicas

Toda belleza, toda perfección, toda justicia, toda misericordia, toda bondad y todo amor. Y ante esto aún más asombroso que nos ame, que nos oiga, que nos llame a formar parte de Su familia y que cumpla en nosotros esos planes de gloria que desde la eternidad pensó en Su infinita misericordia y eterno amor. Él nos ha amado primero, ese amor nos mueve a amarle y amándole obedecer Sus mandamientos, cumplir Su voluntad, andar por Sus caminos y amar a nuestro prójimo como a nosotros mismos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en

Salmos 116:1

nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer firmes y constantes en la Vida dada por el Padre a través de Su Hijo. Amén.


#280

Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo… 1 Pedro 1:3

Arrepentirse y bautizarse apenas son los primeros pasos en el camino a la perfección, a la santidad, apartados

por

Dios

para

Su

obra

vivimos

santificándonos cada día hasta la justificación que en Cristo Jesús recibiremos. Como dice la Escritura, esto último no es dado a aquel que corra más sino a quien Dios tenga misericordia. A Dios sean dadas las glorias por que hemos sido llamados en este siglo conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#281

…pero si andamos en luz, como él está en luz, tenemos comunión unos con otros, y la sangre de Jesucristo su Hijo nos limpia de todo pecado.

Para un cristiano, ¿qué significará vivir en la Luz? Respecto de la Palabra de Dios "Lámpara es a mis pies tu palabra, y lumbrera a mi camino" ( Salmos 119:105), respecto a Sus mandamientos "porque el mandamiento es lámpara, y la enseñanza luz, y camino de vida las reprensiones de la instrucción", y respecto a Jesús, nuestro Señor y Salvador "Otra vez Jesús les habló, diciendo: Yo soy la luz del mundo; el que me sigue, no andará en tinieblas, sino que tendrá la luz de la vida" (Juan 8:12), es por ello que Revelación 14:12 define a los santos como aquellos " que guardan los mandamientos de Dios y la fe de Jesús". Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para practicar la verdad manifestando nuestras acciones

1 Juan 1:7

ante la Luz para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#282

Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. Salmos 18:2

Dios es nuestra Roca, nuestro Escudo, nuestra Salvación, en la medida que entendamos dependemos de Él y no de nosotros seremos más plenos pues nos acercaremos a Aquél que hizo todo y para Quien fuimos hechos y llamados. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer firmes y constantes y de esa forma dar gloria al Padre en Cristo Jesús. Amén.


#283

Cercano está Jehová a todos los que le invocan, a todos los que le invocan de veras.

Dios sin duda está cerca de quien le invoca, no sólo cerca para oír nuestra oración sino cerca pues se conduele de nuestras aflicciones. Pobreza dolor del Pueblo de Dios la Escritura nos dice que "Durante el tiempo de toda la angustia de ellos le fue angustioso a él” (Isaías 63:9). Dios nos ama tanto que comparte nuestra angustia y presto está al socorro e incluso cuando la tribulación no se va de nosotros Él la usa para

nuestro

bien

sea

edificación,

sea

perfeccionamiento, sea santificación. Dios está cerca de nosotros, estemos nosotros cerca de Dios para recibir en todo tiempo luz, guía, fuerza, y perdón,

Salmos 145:18

conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#284

Y sabemos que a los que aman a Dios, todas las cosas les ayudan a bien, esto es, a los que conforme a su propósito son llamados.

¿Te has dado cuenta como lo bueno y lo malo le pasa tanto al justo como al injusto? Vivimos en un mundo y estamos sujetos a sus condiciones, pero -el gran peroes que los que hemos respondido al llamado del Señor y venden ante la Roca comenzamos en las manos en Dios a ser moldeados para reflejar el carácter Santo de Su Hijo, siendo así que todo lo que nos pase -a diferencia de lo que le acontece al injusto- contribuye a ello. Demos gracias a Dios por el llamamiento, alabémosle por haber sido escogidos y pidamos que con la fuerza y la luz de Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos mantengamos fieles hasta el final para obtener la corona que nos ha prometido conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Romanos 8:28


#285

Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 2 Corintios 12:10

Aún siendo débiles, torpes y cobardes, Dios nos ha prometido la victoria si confiamos en Él y aceptamos a Jesús,

siendo

así

que

nuestra

victoria

está

intrínsecamente unida a Su presencia en nuestra vida y a la manifestación de Su infinita misericordia y eterno amor en nuestra existencia. Así que en vez de poner nuestra mirada en lo que no somos, en lo que nos falta o en lo que carecemos, miremos al autor de nuestra fe, Jesús, y a Aquél quien nos ha llamado, el Padre, y gocémonos en Su poder pues por el llamamiento somos más que vencedores.


#286

Pues, ¿busco ahora el favor de los hombres, o el de Dios? ¿O trato de agradar a los hombres? Pues si todavía agradara a los hombres, no sería siervo de Cristo.

Como humanos que somos tenemos la necesidad de aceptación, de sentirnos parte de algo, pero la Escritura nos dice que Dios debe estar en primer lugar, estén los demás de acuerdo o no. Se nos llama a testificar, no ante la iglesia solamente sino ante el mundo siendo su sal y su luz, se nos llama a proclamar el Evangelio, no a unos cuantos -haciendo así acepción de personas- sino a toda persona. Cualquier instrucción o

corrección en sentido

contrario, venga de donde venga, debe ser desechada pues de inicio es antiescritural y en segundo lugar va en contra de nuestro llamamiento. No busquemos agradar a los hombres que como sombra pasan, busquemos agradar a Dios cuya palabra permanece y cuyo amor es para siempre. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre que mora en nosotros nos ayude en esto para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Gálatas 1:10

Amén.


#287

Cristo nos dejó dicho que al conocer la verdad seríamos libres (Juan 8:32). Durante toda la historia de la humanidad pensadores y filósofos han tratado de definir la verdad.

… y conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Incluso Pilatos al estar enjuiciando a Jesús esbozó un "¿qué es la verdad?" (Juan 18:38). En un mundo inmerso de relativismo donde "tu verdad es tuya pero yo tengo la mía" ¿habrá algo que podamos decir "esto es la verdad"? "Tu Palabra es Verdad" (Juan 17:17), con esta sentencia de Jesús pueda claro que lo único que con certeza podemos considerar la verdad, y por ello acudir a ella con confianza, es la Palabra de Dios. Pero no sólo la Palabra de Dios es verdad sino que ilumina nuestro andar (Salmos 119:105), útil para nuestra edificación (2 Timoteo 3:16-17) y el medio

Juan 8:32

para nuestra santificación (Juan 17:17). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para entender lo que Dios nos revela en Su palabra y a ponerlo por obra para nuestro bien y Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#288

Porque hay un solo Dios, y un solo mediador entre Dios y los hombres, Jesucristo hombre, el cual se dio a sí mismo en rescate por todos, de lo cual se dio testimonio a su debido tiempo. 1 Timoteo 2:5-6

Que alegría, que gozo que el sacrificio redentor ofrecido voluntariamente por nuestro Señor Jesús haya sido acepto al Padre para nuestra salvación; que confianza, que esperanza, que nuestro hermano y salvador se haya sentado a la derecha de la majestad quien la ha dado autoridad sobre todo; que convicción y seguridad que penetrando tras el velo, Cristo, primicia en salvación, esté para interceder por nosotros ante el Padre. A Dios sea la gloria pues en Su plan de Salvación nos haya hermanado con Su Hijo y por medio de Él nos haya adoptado como hijos suyos siendo por esto coherederos

con Jesús de

todo, conforme a Su voluntad y para Su y para Su mayor gloria en Cristo Jesús .


#289

Nada hagáis por contienda o por vanagloria; antes bien con humildad, estimando cada uno a los demás como superiores a él mismo…

Cada que hacemos algo, sobre todo en el Camino y ante los demás, debe estar en nosotros la duda y la pregunta si obramos para nuestra propia gloria o la de Dios, de si lo que hacemos es por influencia del Santo Espíritu que mora en nosotros o más bien por la multitud de pensamientos de vanidad que podemos tener. Sólo aquello que es nacido de Dios conoce a Dios y Dios le conoce. Que nuestras obras de testificación sean vistas por los hombres para alabanza de Dios pero que las mismas sean movidas por Su luz, Su fuerza, Su misericordia y Su amor. Pidamos al Padre esto a través de Jesús y estemos velando para que todo lo que hagamos sea conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Filipenses 2:3


#290

El hombre que tiene amigos ha de mostrarse amigo; y amigo hay más unido que un hermano.

Hay amigos mejor que un hermano y hermanos mejor que un amigo ¡y Cristo es ambos y el mejor! Encarnándose

se

volvió

nuestro

hermano

y

revelándonos lo que el Padre le mando se convirtió en nuestro amigo. Que alegría que nuestro Sumo Sacerdote sea nuestro hermano y nuestro amigo y más aún: que entienda nuestras debilidades e interceda por nuestras necesidades. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos vaya edificando hasta llegar a ser reflejo de Cristo quien es a la vez reflejo del Padre, conforme a la voluntad de Dios y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Proverbios 18:24


#291

…como libres, pero no como los que tienen la libertad como pretexto para hacer lo malo, sino como siervos de Dios.

Hemos sido llamados, por la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios, a la salvación que deviene en libertad para los hijos de Dios, pero esa libertad no es para volver al antiguo comportamiento pecaminoso sino para día con día, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, avanzar hacia la perfección y la santidad. No nos engañemos pretendiendo que la salvación nos permite despreciar al autor de nuestra redención, Jesucristo nuestro Señor y Salvador, y a Aquél que nos ha llamado a formar parte de Su divina familia. Amén.

1 Pedro 2:16


#292

…obteniendo el fin de vuestra fe, que es la salvación de vuestras almas.

Quienes nos decimos cristianos no sólo creemos en Jesús

sino

que

ejercemos

esperanza

en

Sus

promesas y sentimos gozo por el llamamiento del que hemos sido objeto. Somos creyentes, más no crédulos; la Escritura nos entrega un sinfín de pruebas de cómo es que Dios cumple Sus promesas, nuestra fe está sustentada en la Roca con todo y todo hay cosas que aún no vemos ¡por eso se llama fe!, pero aunque no las veamos con los ojos las vemos con el corazón pues el que ha sido fiel para cumplir hasta ahorita todo lo prometido, el Padre, cumplirá en

1 Pedro 1:9

nosotros lo que desde la eternidad pensó conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#293

Tuya es, oh Jehová, la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor; porque todas las cosas que están en los cielos y en la tierra son tuyas.

A diferencia del mundo que se inclina ante dioses falsos, nuestro Dios es viviente, veraz y verdadero, justo, misericordioso, infinito y eterno, toda bondad, toda verdad, todo amor, sólo Él crea, sostiene y mantiene, todo es por Él, en Él y para Él, por eso clamamos que a Él sea la magnificencia y el poder, la gloria, la victoria y el honor, pues suyo es el reino y es excelso sobre todo (1 Crónicas 29:11). Que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer firmes en Él hasta que en nosotros se haya consumado lo que desde la eternidad pensó conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.

1 Crónicas 29:11


#294

Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz, y no de mal, para daros el fin que esperáis.

A pesar del llamamiento del que hemos sido objeto no podemos negar que hay cosas en el mundo que no entendemos del todo, que nos duelen en el alma, que nos indignan profundamente. De igual forma en nuestra vida muchas situaciones nos desagradan, nos molestan, nos deprimen. En la Escritura podemos encontrar historias de vida que como semillas apuntan a la obra que Dios hace en nuestra vida. David y sus años huyendo, José siendo vendido como esclavo, y muchas otras donde como dice el final fue mayor y mejor que el principio. Dios tiene planes de bienestar y esperanza para nosotros y para la humanidad, es cuestión de esperar con fe su cumplimiento, después de todo como dice La Escritura "la gloria de esta casa postrera será mayor que la de la primera" (Hageo 2:9).

Jeremías 29:11

Sea todo conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#295 Judas 21 nos motiva a edificarnos sobre nuestra fe,

…conservaos en el amor de Dios, esperando la misericordia de nuestro Señor Jesucristo para vida eterna.

¿que es esto? Se refiere a crecer en el conocimiento de Dios hasta llegar a la estatura perfecta de Cristo (Efesios 4:13) y pasar de tomar leche a comer carne (1 Corintios 3:2). Las verdades de salvación ya están dadas desde el principio y debemos contender por ellas (Judas 1:3), pero también existen las verdades de comprensión que tienen que ver con entender el plan divino y son esas verdades que con estudio, meditación, oración, debemos descubrir pues como dice la Escritura: gloria de Dios es encubrir algo y gloria de los hombres descubrirlo (Proverbios 25:2). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para entender en extensión y profundidad la Palabra revelada y llegar así al

Judas 21

conocimiento pleno de la Verdad, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#296

Mantengamos firme, sin fluctuar, la profesión de nuestra esperanza, porque fiel es el que prometió

"Ata el testimonio, sella la ley entre mis discípulos" (Isaías 8:16), esta sentencia dada por Isaías tiene su cumplimiento en el Nuevo Testamento por a través de Judas se nos llama a "ardientemente por la fe que de una vez para siempre fue entregada a los santos". No podemos ser como los que son "sacudidos por las olas y llevados de aquí para allá por todo viento de doctrina, por la astucia de los hombres, por las artimañas engañosas del error". Crecer en la fe implica cada vez avanzar en la misma, no en otra o diferente, en

extensión

y

profundidad,

edificarnos

implica

compartir ese crecimiento, perfeccionarnos es cada vez ser más como Jesús y santificarnos es cumplir la voluntad del Padre en nuestra vida. Sea así conforme

Hebreos 10:23

a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#297

En esto hemos conocido el amor, en que él puso su vida por nosotros; también nosotros debemos poner nuestras vidas por los hermanos.

1 Juan 3:16 da fe del amor que Jesús nos ha tenido al dar Su vida por nosotros, pero también -y esto no hay que pasarlo por alto- nos impele a que como sus seguidores nosotros también pongamos la vida por el hermano. ¿Cómo hacer esto? Una de las formas más básicas es ayudando al hermano, física, si, pero de forma mayor espiritualmente a través de la instrucción, de la corrección, de la edificación. También ejerciendo juicio, eso sí, pero con perdón y misericordia. Orando unos por otros y sosteniendo a los más débiles. Todo esto teniendo siempre en mente que no es uno ni por uno -para no vanagloriarnos- sino pensando que somos

instrumentos

del

Padre

para

el

perfeccionamiento y santificación del Cuerpo en Cristo gracias al Santo Espíritu que mora en nosotros, y en eso, perfeccionarnos y santificarnos nosotros al mismo

1 Juan 3:16

tiempo conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#298

En mi corazón he guardado tus dichos, para no pecar contra ti

Pecado es violación de la Ley de Dios así que Su misma palabra nos instruye a cómo no hacerlo, pero esto no puede ser hecho por nosotros pues nuestra naturaleza es contraria a la naturaleza de Dios, más por Su Santo Espíritu que mora en nosotros Dios nos va

instruyendo,

corrigiendo,

edificando,

perfeccionando y santificando, para que desarrollemos Su mente, Su carácter, y lleguemos a la plenitud de la estatura perfecta en Cristo, nuestro hermano, nuestro Señor y Salvador. Pidamos a Dios más luz y fuerza

Salmos 119:11

para vivir conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús. Amén.


#299

El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre.

El Predicador en Eclesiastés nos da un resumen práctico de toda la Escritura, que curiosamente empata con la respuesta que dio Jesús cuando aquel joven le preguntó que debía hacer para alcanzar vida eterna, teme a Dios y cumple Sus mandamientos. La salvación viene por gracia de Dios, por Su infinita misericordia y eterno, pero la santificación implica apartarnos para uso santo y la única forma de apartarnos es alejarnos del pecado siendo que ese el el fin de la Ley, mostrarnos lo que es pecado. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para entender los designios de Dios, andar en Sus camino, obedecer Su voluntad, cumplir Sus mandamientos, amándole sobre todas las cosas y amando a nuestros hermanos como

Eclesiastés 12:13

a nosotros mismos para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#300

…todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre… en esto pensad.

Pablo nos invita a que como cristianos tengamos nuestra mente ocupada en aquello que es verdadero, honesto, justo, puro y amable. Esto sin duda alguna es un buen termómetro para evaluar nuestra vida espiritual, ¿cuánto tiempo del día nuestra mente está ocupada en eso y cuánto tiempo está ocupada en cosas banales, mundanas, incluso pecaminosas? Si la proporción es en contra del consejo de Pablo pidamos luz y fuerza al Padre para hacer lo que le agrada pero también pongamos de nuestra parte -toda nuestra mente, todo nuestro corazón, todo nuestro ser- para vivir conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Filipenses 4:8


#301

Instruir

Instruye al niño en su camino, y aun cuando fuere viejo no se apartará de él.

al

niño,

ciertamente

se

refiere

a

la

responsabilidad que sobre nuestros hijos tenemos de llevarlos a conocer la Palabra de Dios, pero también se refiere a la responsabilidad de instrucción que tenemos con los más débiles de nuestra congregación, con aquellos que aún no comen la carne sino todavía se alimentan de la leche, y para no sentirnos más que nadie, pues no lo somos, también se refiere a nosotros pues al hacernos como niños reconocemos la necesidad de recibir instrucción. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos corrija, edifique, perfeccione y santifique y nos ayude a

Proverbios 22:6

ser instrumentos en manos de Dios para lo mismo respecto de los demás, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#302

Antes que te formase en el vientre te conocí, y antes que nacieses te santifiqué, te di por profeta a las naciones. Jeremías 1:5

Desde antes incluso de nacer Dios ya nos tenía en Sus pensamientos, ya nos había llamado para santificarnos y ser Sus profetas. Ahora nos toca a nosotros conocerlo, estudiar Su Palabra, entender Sus caminos, aceptar Su corrección y ser de manera Santa y Perfecta Sus profetas ante un mundo que pasa, para nuestro testimonio como Sus hijos y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#303

…echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros

Dios ha prometido cuidar de Su pueblo, eso nos incluye a ti y a mi, si bien todos creemos en Dios ¿le creeremos a Dios? Si nos afanamos, preocupamos, esforzamos al grado de olvidarle y descuidar nuestra salvación es más que evidente que no le creemos. Pero Él ha dado nuestras ser fiel, infinitamente misericordioso y eternamente amoroso. Probémosle, como Él mismo nos dice, confiando en Su providencia, incluso en la adversidad, pues Él sabe los planes de gloria que para Su pueblo, y eso incluye a ti y a mi, ha tenido desde la eternidad.

1 Pedro 5:7


#304

…con toda humildad y mansedumbre, soportándoos con paciencia los unos a los otros en amor…

Llamados a formar parte del Cuerpo en Cristo no podemos estar unos contra otros pues no hay cuerpo que

así

subsista,

debemos

tener

y

mansedumbre y soportarnos unos a otros, así es: soportarnos, ¿y por qué soportarnos? Pues por que aún somos débiles, torpes, falibles, pecadores. Pero soportar no quiere decir no corregir, no edificar, pero, volviendo al principio, con humildad y mansedumbre buscando en todo la edificación del hermano, nuestra propia santificación, el perfeccionamiento del Cuerpo de Cristo y la mayor gloria de Dios.

Efesios 4:2

humildad


#305

Pero a vosotros los que oís, os digo: Amad a vuestros enemigos, haced bien a los que os aborrecen; bendecid a los que os maldicen, y orad por los que os calumnian. Lucas 6:27-28

Nuestro Padre "salir su sol sobre malos y buenos, y llover sobre justos e injustos" (Mateo 5:45), si decimos somos Sus hijos debemos reflejar Su carácter de amor y misericordia, nosotros no podemos hacer salir el sol o que llueva sobre malos e injustos, pero si podemos esforzarnos por "amar a nuestros enemigos, hacer bien a los que nos aborrecen; bendecir a los que nos maldicen, y orar por los que nos calumnian" (Lucas 6:27-28). ¿Aunque no nos nazca? ¡Claro! De eso se trata: hacer algo que por naturaleza no se nos diera pero que con la ayuda del Santo Espíritu que mora en nosotros hacemos conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#306

Y ante todo, tened entre vosotros ferviente amor; porque el amor cubrirá multitud de pecados.

Nuestro Señor Jesús nos dejó muy claro que si no perdonamos a los que nos ofenden nuestro Padre no perdonará nuestras ofensas. Pedro haciendo eco de esto nos dice nos amenos unos a otros pues el amor cubre multitud de pecados. Así que tenemos las dos piernas, por así decirlo, para andar el camino de nuestra fe son el amor y la misericordia, y viviendo así reflejáremos en nuestra vida el carácter del Padre quien nos tiene eterno amor e infinita misericordia. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para vivir con fe y esperanza esa caridad y misericordia que esperamos de igual forma recibir del Padre conforme a Su

1 Pedro 4:8

voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#307

Los milagros y señales iniciales de la iglesia primitiva tenían la intención de confirmar el Evangelio que se

…porque por fe andamos, no por vista…

predicaba (Marcos 16:20), pero una vez concluida esa etapa se inició un caminar en la fe, no por vista. Todas las expresiones que el mundo, no Dios sino el mundo, ofrece, de seudo experiencias espirituales (lenguas, visiones, milagros y demás), estrambóticos, llamativos y generalmente desviadores de la fe dada de una sola vez y para siempre a los santos (Judas 1:3), deben considerarse con suma cautela y entendimiento de

2 Corintios 5:7

que hoy es la era de la fe, no de la vista. Procuremos la fe, no la vista, y si nos sentimos falta de ella pidámosla al Padre con la confianza del mediador que tenemos, Cristo Jesús, Hombre Salvador.


#308

No seas vencido de lo malo, sino vence con el bien el mal.

La reacción natural del ser humano es devolver mal con mal, curiosamente lo único que genera eso es cada vez más maldad pues el otro reacciona igual. La Escritura nos motiva a vencer al mal con bien ¡pero eso no se nos da y no sabemos ni siquiera como! De ser así no necesitaríamos a Dios, pero el hecho de que la Escritura nos ponga un estándar imposible de alcanzar para nosotros es señal clara de la necesidad que de Dios tenemos siendo que cuando aceptamos

Romanos 12:21

eso entonces podemos ser más que vencedores pues de nuestro lado estará Dios.


#309

En el amor no hay temor, sino que el perfecto amor echa fuera el temor; porque el temor lleva en sí castigo. De donde el que teme, no ha sido perfeccionado en el amor.

En ocasiones podemos escuchar e incluso nosotros decir que tenemos miedo del juicio de Dios. Si amamos no debe haber ese miedo (muy distinto del temor de Dios cuya definición escritural es odiar el mal (Proverbios 8:13). ¿Y qué es amar a Dios? No es como naturalmente lo percibimos de sentir bonito o tener buenos sentimientos sino más bien "en esto sabemos que amamos a los hijos de Dios: cuando amamos a Dios y guardamos sus mandamientos" (1 Juan 5:2,3). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos edifique y corrija para que lleguemos a ser imagen de Cristo (Efesios 4:13), quien es a su vez imagen de Dios (Hebreos 1:3), para que podamos guardar perfecta y santamente Sus mandamientos conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Juan 4:18


#310

¿Por qué te abates, oh alma mía, y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío.

Difícil creerle a alguien que diga que en su vida cristiana no sufre turbación, desasosiego o duda, así es nuestra naturaleza: insegura. La Escritura no condena eso pero si nos dice que incluso en ese mar de incertidumbre confiemos en las promesas que Dios nos ha hecho pues poderoso es Él para cumplirlas, nada le es imposible, ni siquiera el cumplirlas en medio, a pesar e incluso con nuestra turbación, desasosiego o duda. En medio de la oscuridad del presente siglo aferrémonos a la Roca de nuestra salvación y cuando mayores tempestades haya en nuestra alma con mayor fuerza clamemos a Dios, confiados en que nos oye, nos ayuda, nos fortalece y que cumplirá en nosotros lo que le ha placido conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en

Salmos 42:11

Cristo Jesús.


#311

Riquezas, honra y vida son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová.

La Palabra de Dios, que no puede fallar, nos dice que la humildad y el temor de Dios traen riquezas, honra y vida, si bien esto puede ser en el presente siglo malo y de manera material, las promesas son más bien eternas y de índole espiritual. Riquezas al ser reyes, honra al ser sacerdotes y vida al ser miembros de la familia divina en el reino venidero. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para crecer en humildad y vemos de Dios para que de esa manera tengamos un tesoro de riqueza, honra y vida esperando cuando manifieste lo que seremos conforme a la voluntad del

Proverbios 22:4

Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#312

Como tú no sabes cuál es el camino del viento, o cómo crecen los huesos en el vientre de la mujer encinta, así ignoras la obra de Dios, el cual hace todas las cosas.

Cuando uno lee a Job puede quedar desconcertado pues Dios realmente nunca le explica el porqué del sufrimiento sino que le muestra todo lo que ha hecho como para hacerle ver la inutilidad de querer comprender a Dios pero a la vez generar confianza en lo que Él hace. Así, si uno entiende que Sus caminos y Sus pensamientos no son los nuestros y que Él tiene planes de paz y bienestar para nosotros, comienza, sino a entender las contrariedades de la vida, al menos a confiar en que Él está llevando Su plan que ha concebido para nosotros desde la eternidad de gloria, en perfección y santidad, como parte de Su familia, en Cristo Jesús.

Eclesiastés 11:5


#313

Hermanos míos, tened por sumo gozo cuando os halléis en diversas pruebas, sabiendo que la prueba de vuestra fe produce paciencia.

¿Cómo puede Jacobo decirnos en su carta que nos sintamos dichosos cuando estemos pasando por pruebas? Esto es por que Jacobo no se está fijando en el proceso, en prueba experimentada en sí, sino que se está fijando en el resultado, siendo este resultado la paciencia. ¿Y por qué la dicha? ¡Pues por que la paciencia es un rasgo distintivo de Dios!, siendo así que las pruebas que experimentamos nos acerca más al carácter que como familia de Dios debemos tener. En la prueba pidamos a nuestro Padre luz y fortaleza para pasarla, pero enfoquemos nuestra visión en lo que Él está logrando en nuestra vida conforme a

Santiago 1:2-3

Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#314

Jehová cumplirá su propósito en mí; Tu misericordia, oh Jehová, es para siempre; no desampares la obra de tus manos.

Si sólo pudiéramos tener en mente una sola idea, sin duda está debería ser la certeza de que Dios obrará en nosotros lo que desde la eternidad pensó para nuestro bien. Esta certeza no se basa en una fe ciega sino en las cientos, miles de promesas contenidas en la Escritura que han mostrado su cumplimiento. Así como cuando uno va en un túnel y sabe que al final verá de nuevo la luz, así debemos aferrarnos a la esperanza de que saldremos de este caminar de tinieblas del presente siglo malo a la gloria de los hijos de Dios, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Salmos 138:8


#315

…así también Cristo fue ofrecido una sola vez para llevar los pecados de muchos; y aparecerá por segunda vez, sin relación con el pecado, para salvar a los que le esperan. Hebreos 9:28

Una de las más fuertes y clara esperanza del cristiano es que nuestro Señor y Salvador, Jesucristo, volverá ¡y mira! ya está a la puerta y llama. La primera vez vino como un cordero, segunda vendrá como un león para vencer las naciones y juzgarlas con barra de hierro ¿y quién podrá estar en pie ante Él? Caminemos

mientras

podemos,

santifiquémonos

mientras hay tiempo, y pidamos al Padre que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos perfeccione para calificar como reyes y sacerdotes, con Cristo Jesús, en Su Reino venidero, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria.


#316

Así que, amados, puesto que tenemos tales promesas, limpiémonos de toda contaminación de carne y de espíritu, perfeccionando la santidad en el temor de Dios.

La Escritura nos insta a limpiarnos de todo aquello que pueda contaminar nuestro cuerpo o espíritu, ¿cómo qué cosas?, Pablo las llama las obras de la carne: "adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías,

enemistades,

contiendas,

disensiones,

pleitos, herejías,

celos,

iras,

envidias,

homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas" (Gálatas 5:19-21). Pongamos en nuestro andar cuidado con esto pues el Enemigo es muy sutil, muy astuto, y poco a poco puede irnos llevando por esos caminos de muerte. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer en la luz que es Su Hijo, Jesús, nuestro Señor y Salvador, y en Su Palabra que nos limpia, edifica, corrige, perfecciona y santifica, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

2 Corintios 7:1


#317

Hierro con hierro se aguza; y así el hombre aguza el rostro de su amigo.

Nuestra vida es un constante choque con los demás y eso no quiere decir no seamos cristianos pues hasta en la iglesia primitiva había desavenencias ¡incluso entre los apóstoles! Esos roces, esas fricciones, es una de las maneras en que Dios trabaja en nosotros para pulirnos, para alisarnos, para quitarnos esas aristas perniciosas de nuestra personalidad, así que la próxima vez que tengamos un encontronazo sea con alguien de la Iglesia con alguien del mundo, en oración, preguntemos al Padre "¿qué quieres que aprenda Señor?" y demos gracias por en Sus manos

Proverbios 27:17

estar siendo formados a imagen de Su Hijo, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#318

Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas, y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Como somos extranjeros y peregrinos en este mundo, a veces tenemos la tenencia a creer que la prosperidad

material

es

contraria

a

nuestro

llamamiento, pero en la salutación de Juan en su tercera carta vemos su intención para que el destinatario de la misma sea prosperado en todas las cosas y para mayor referencia que no se refiere a lo espiritual agrega a continuación que esa prosperidad sea como la que el alma del destinatario tiene. Muchos personajes bíblicos han gozado de prosperidad, otros de estrechez, el correcto orden de prioridad es primero poner el Reino y su justicia, sin estar peleado eso con

3 Juan 2

buscar cubrir nuestras necesidades, dando gloria a Dios en todo y por todo por Cristo Jesús.


#319

Mirad cuál amor nos ha dado el Padre, para que seamos llamados hijos de Dios; por esto el mundo no nos conoce, porque no le conoció a él.

El término hijo de Dios, referido color que por el Padre son llamados en Cristo Jesús, es tan común en nuestra fe que en ocasiones pasa desapercibido el asombroso alcance de su significado pero el mismo implica reflejar el carácter perfecto y santo de Cristo, quien es reflejo de Aquél que nos ha llamado (Efesios 4:13), esto sin duda es imposible para nosotros pero la esperanza dada por la Escritura es que posible para Dios (Lucas 18:27), es así como ahora Dios trabaja en quienes a Su llamado han respondido para realizar en nosotros lo que desde la eternidad pensó, por eso Su paternidad y el trabajarnos va de la mano, por eso la Escritura dice "mas ahora, oh Jehová, tú eres nuestro Padre, nosotros el barro, y tú nuestro alfarero; obra de tus manos somos todos nosotros".

1 Juan 3:1


#320

Pero de ninguna cosa hago caso, ni estimo preciosa mi vida para mí mismo, con tal que acabe mi carrera con gozo, y el ministerio que recibí del Señor Jesús... Hechos 20:24

Tenemos una carrera y un ministerio. La carrera como tal es penosa, desgastante, pero el premio está al final, claro: si es que la terminamos. (2 Timoteo 4:7) El ministerio es dar testimonio del Evangelio, no sólo a los de la iglesia sino más bien a todo el mundo (Marcos 16:15). Ambas cosas van de la mano y de ambas cosas daremos cuenta. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para terminar la carrera y obtener la corona prometida y para dar testimonio, de palabra y de obra, del Evangelio. Todo siempre para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#321

Seamos honestos: ¿cuantas veces nos hemos sentido

Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad.

frustrados, deprimidos, por no dar el ancho debido en nuestro llamamiento, por no ser perfectos y santos?, yo creo que cada que caemos sentimos ese pesar, nos sentimos abrumados. Y está bien, es señal, como decía Pablo, que en nosotros hay dos leyes: la de la carne contra la que luchamos y la de Dios la que procuramos. Ante esto la Escritura nos da palabras de aliento pues nos dice de Dios que Su poder se perfecciona en nuestra debilidad, ¿cómo es esto? ¡haciéndonos perfectos y santos! Misterio de misterios pero una esperanza real: Dios mismo trabaja en

2 Corintios 12:9

nosotros, con nuestras debilidades, para desarrollar en cada uno su carácter perfecto y santo, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#322

La gratitud constante ante Dios hace posible lograr

Ahora pues, Dios nuestro, nosotros alabamos y loamos tu glorioso nombre.

otras virtudes nuestra vida. Si nos damos cuenta que nos creó por amor, que nos rescata por misericordia y que nos ofrece ser parte de Su familia, no podemos menos que sentirnos agradecidos, y de esa misma forma, vivir nosotros también el amor y la misericordia hacia todo y con todos buscando de igual manera reflejar Su carácter como hijos suyos. Y para la gratitud hay más que razones suficientes cada día pues sabemos que todo aquel que ama a Dios todas las cosas, las consideremos buenas o malas, ayudan para bien, es decir, para nuestra edificación, para

1 Crónicas 29:13

nuestro perfeccionamiento, para nuestra santidad, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#323 "-Por más que intento e intento ser mejor cada día no veo mucho avance". ¿Has oído o dicho alguna vez

Mas gracias sean dadas a Dios, que nos da la victoria por medio de nuestro Señor Jesucristo.

algo así? Como personas, ante una vida que pasa como sombra, deseamos avanzar lo más rápido posible, máxime en llegar a algo que se te tan lejano como ser perfecto y santo. Pero el Padre, como nuestro labrador y alfarero, sabe lo que hace con nosotros y también cuando lo hace siendo que sus planes sí son perfectos y santos. Pero lo otro que no hay que olvidar es que nuestra victoria no viene por nuestro esfuerzo sino que se logra a través de la victoria de Jesús. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y

1 Corintios 15:57

fortalezca para confiados esperar en Dios y avanzar en el camino del testimonio de Jesús, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#324

Mas tú, Jehová, eres escudo alrededor de mí; mi gloria, y el que levanta mi cabeza.

Nuestro Dios es nuestro escudo protector. ¿Cuantas veces hemos leído en la Escritura eso? En efecto Dios nos protege como un escudo pero si vemos el símil, al igual que el guerrero debe llevar el escudo para donde vaya, de igual forma uno debe llevar a Dios a donde uno vaya. ¿Y cómo puede uno llevar a Dios? Amar a Dios con todo nuestro corazón, toda nuestra mente y toda nuestra fuerza implica tenerlo en el pensamiento, en los sentimientos y en nuestras acciones para que Él nos guíe, fortalezca, edifique y santifique, por Su

Salmos 3:3

Santo Espíritu que mora en nosotros y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#325

El amor en Dios es mejor que la vida misma, dice el

Porque mejor es tu misericordia que la vida; mis labios te alabarĂĄn.

salmista, ambas provienen en Dios pero la vida natural es apenas el inicio de un camino que para los llamados, escogidos y fieles termina en la vida eterna como parte de la familia de Dios, esto no por nuestras obras o esfuerzos sino por la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios, es por eso que Su amor es mejor que nuestra vida: por que nos ofrece una mejor, excelente e inigualable vida sin fin de gloria en Su presencia. Loemos la majestad, benignidad y longanimidad del Padre y pidamos que Su Santo

Salmos 63:3

EspĂ­ritu que Mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para permanecer en la luz que es Su Palabra haciendo Su voluntad para Su mayor gloria en Cristo JesĂşs.


#326

Jehová, tú eres mi Dios; te exaltaré, alabaré tu nombre, porque has hecho maravillas; tus consejos antiguos son verdad y firmeza.

Honrar y alabar a Dios es algo que el cristiano tiene muy en claro como parte de llamarse así, pero ¿a qué se refiere? ¿será sólo decirle "Señor, Señor" pero no hacer lo que espera de nosotros? Difícilmente cantos, loas y oraciones pueden ser agradables a Dios como honra y alabanza si no cumplimos su voluntad y como en ese cumplir, ahora, hay imperfección, junto con nuestras obras se ofrece un corazón contrito que espera la gloria para honrarle y alabarle en perfección y santidad. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para avanzar día con día si en la honra y la alabanza a Dios pero más en cumplir Su voluntad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Isaías 25:1


#327

Alabar a Dios no sólo es un deber del cristiano sino

Te alabaré, oh Jehová, con todo mi corazón; contaré todas tus maravillas.

algo que nace una vez que nos damos cuenta de Su infinita misericordia y eterno amor, pero no todo termina en eso sino que ese mismo deber, eso mismo que motiva a la alabanza, nos lleva a contar, a predicar, a testimoniar todas Sus maravillas, la creación, si, por ejemplo, pero mayormente la creación que ahorita mismo se está llevando a cabo, por Él mismo en cada uno de nosotros, para reflejar Su perfecto y santo carácter, formar parte de Su familia, y ser reyes y sacerdotes con Cristo Jesús, nuestro

Salmos 9:1

hermano mayor, nuestro Señor y Salvador, en el Reino de Dios, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria.


#328

Entrad por sus puertas con acción de gracias, por sus atrios con alabanza; Alabadle, bendecid su nombre.

El salmista en sus loas nos invita a entrar por las puertas en Dios con acciones de gracias. Jesús se nos presentó como la puerta, de hecho la única puerta de acceso al Padre. Quienes hemos conocido de Dios Su verdad no podemos menos que alegrarnos, no sólo por la comprensión adquirida a través de Su palabra, sino por las promesas que hemos hecho nuestras, creyéndolas y aceptándolas, de llegar a ser reyes y sacerdotes con Cristo, como parte de la familia de Dios, en Su reino venidero. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para entrar por la puerta de Su Palabra y Su Hijo, dando gracias por Su infinita misericordia y

Salmos 100:4

eterno amor, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#329

Pero el Dios de la paciencia y de la consolación os dé entre vosotros un mismo sentir según Cristo Jesús…

Pablo escribiendo a los Romanos pedía por que el Padre les concediera vivir en mutua armonía según el ejemplo de Cristo. No se trata sólo de vivir en armonía pues para eso a veces hay que traicionar al llamado, recordemos Cristo dijo de los suyos que sufrirían persecución, sino de vivir en armonía, con la paz que Cristo, no el mundo, nos da, y -muy importantesiguiendo el ejemplo de Cristo, ¿y cuál era ese ejemplo? cumplir la voluntad del Padre y proclamar el Reino de Dios. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para vivir en obediencia al Padre y para llevar el Evangelio a toda persona conforme a Su voluntad y

Romanos 15:5

para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#330 Todo me es lícito -decía Pablo- más no todo me

Porque habéis sido comprados por precio; glorificad, pues, a Dios en vuestro cuerpo y en vuestro espíritu, los cuales son de Dios.

edifica. Como cristiano nos relacionamos con el mundo a través de nuestros cinco sentidos: vista, oído, gusto, olfato, tacto; y también mediante nuestra mente. A veces una cosa no es negra o blanca, buena o mala, pero si hay duda la pregunta debería ser "¿esto me edifica?, ¿esto glorifica a Dios?", si la respuesta en nuestra conciencia es no o incluso si hay duda eso puede sernos lícito más no útil. Las opciones en nuestra vida deben responder claramente a una edificación propia y a una glorificación a través de lo que hacemos, sentimos, pensamos, y decimos de Dios. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para elegir

1 Corintios 6:20

perfecta y santamente entre todo lo que nos es lícito aquello que sea para nuestra edificación y Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#331 Dado que lo que somos es lo único que conocemos creemos que todo es como nosotros somos. Esto lleva

Porque Jehová es bueno; para siempre es su misericordia, y su verdad por todas las generaciones.

en ocasiones a que al caer nos sintamos lejos de Dios, abatidos, dudando de si no habremos perdido el favor divino. Pero una verdad que corre a lo largo de la Escritura es que Dios, a diferencia de nosotros, no tiene límite en Su amor y Su misericordia, los cuales son para siempre. Así que pase lo que pase, caigamos donde y como caigamos, Dios sigue amándonos exactamente igual que el día en que en Su mente concibió nuestra existencia y en Su corazón dio a Su Hijo Jesús como nuestro Salvador y Redentor. No pongamos

nosotros

mismos

límite

al

amor

y

misericordia de Dios y sepamos confiados que nos

Salmos 100:5

perdona en nuestras caídas y nos fortalece en las pruebas hasta lograr la perfección y santidad que ha pensado para nosotros conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#332

Clama a mí, y yo te responderé, y te enseñaré cosas grandes y ocultas que tú no conoces.

El cuerpo doctrinal de la iglesia de Dios contiene lo que yo llamo verdades salvación, pero además existen verdades de comprensión, entendimiento que sobre la Escritura el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos da y que sirven para entenderla. La Escritura es muy clara que hay mucho, muchísimo, que aprender de Dios podríamos decir infinitamente, por eso debemos no estar indolente sólo recibiendo lo que se nos da sino nosotros mismos escudriñando la Escritura y mediante oración pedir al Padre nos revele lo que sea conforme a Su voluntad y para Su mayor

Jeremías 33:3

gloria en Cristo Jesús.


#333

Salmos es muy claro al decir que si en Dios ponemos nuestras delicias Él nos concederá las peticiones de

Deléitate asimismo en Jehová, y él te concederá las peticiones de tu corazón.

nuestro corazón. ¿Quiere decir que todo lo que pidamos nos concederá? La cita no dice eso. Dice que Dios nos concederá las peticiones de nuestro corazón, es decir, que Él nos irá trabajando hasta que en nuestro corazón estén Sus peticiones, es decir, hasta que desarrollemos Su carácter y en vez de estar pensando de continuo carnalmente seamos perfectos y

santos

en

nuestros

deseos.

Así

que

no

desesperemos por la tormenta de deseos encontrados que ahorita tenemos en nuestro corazón, confiemos

Salmos 37:4

que nuestro Padre, por Su Santo Espíritu que Mora en nosotros, convertirá este corazón de piedra en uno de carne donde sólo Sus deseos imperen conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#334 Abraham creyó y le fue adjudicada su fe por justicia, de igual forma nosotros hemos creído y la justicia en

Porque con el corazón se cree para justicia, pero con la boca se confiesa para salvación.

Cristo se nos ha adjudicado, ese creer ha sido el inicio de nuestro andar cristiano, el caminar en el tiene que ver con la confesión que por boca tenemos que hacer para alcanzar salvación, es decir, el testimonio que debemos dar. La Gran Comisión de ir por todo el mundo (no nomas una parte del mundo sino todo) y proclamar el Evangelio a toda criatura (no sólo a algunas personas sino a todas) fue dada a toda la iglesia de Dios, desde el más pequeño hasta el más grande. Así que en nosotros está el cumplir difundir el mensaje de las Buenas Nuevas. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos

Romanos 10:10

ilumine y fortalezca para creer con fe perfecta y confesar con justicia la infinita misericordia y eterno amor de nuestro Padre Dios conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#335

No juzguéis, y no seréis juzgados; no condenéis, y no seréis condenados; perdonad, y seréis perdonados.

El no juzgar, no condenar, el perdonar de la Escritura no se refiere a que al cristiano todo le parezca y nunca señale lo que está mal, se refiere a ejercer juntamente juicio y misericordia, pero el señalamiento de no juzgar apunta a eso: a que no sea nuestro juicio el que intervenga sino que sea el juicio de Dios, es decir, que cuando tengamos que señalar algo no sea por que nos parece o por que así lo creemos sino por que nuestro juicio, fundamentado en la Escritura y ejercitado en la iglesia de Dios, nos mueve a actuar con decisión, mediante juicio y misericordia, para edificación de los

Lucas 6:37

demás y para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#336

Porque por gracia sois salvos por medio de la fe; y esto no de vosotros, pues es don de Dios; no por obras, para que nadie se gloríe.

La Escritura es muy clara en el sentido de que no había nada que pudiésemos hacer para obtener la salvación, de ahí que el Padre enviara a Su Hijo para morir en nuestro lugar saldando nuestra deuda. Por eso es que se dice que por gracia somos salvos, así que nadie puede gloriarse de ello, pero sí dar gloria a Dios por ello. Ahora bien, una vez salvos somos llamados a dar frutos de perfección y santidad. Lo primero es muy distinto a lo segundo más va de la mano ya que la salvación permite fructificar y los frutos permiten glorificar a Dios por la salvación obtenida. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en

nosotros

nos

ilumine

y

fortalezca

para

agradeciendo a Dios por la salvación obtenida, demos frutos de justicia conforme a Su voluntad y para Su

Efesios 2:8-9

mayor gloria en Cristo Jesús.


#337

El día de angustia trae dos ventajas para quien de

Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.

Cristo es: por un lado permite que conozcamos a Dios como Padre que cuida y se angustia respecto de Sus Hijos al mostrarse Él como nuestra fortaleza, y por otro lado permite Dios nos conozca tal cual somos no sólo en lo exterior con nuestros dichos o acciones sino en nuestro interior respecto si le creemos más a Él y Sus promesas o al mundo y la carne en medio de las penalidades que traen. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para confiar más y más en nuestro Padre no ciegamente sino fundado en las cientos, miles de

Nahúm 1:7

promesas cumplidas en la Escritura y en nuestra vida, conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#338

Y si tuviese profecía, y entendiese todos los misterios y toda ciencia, y si tuviese toda la fe, de tal manera que trasladase los montes, y no tengo amor, nada soy.

Si tenemos ciencia, profecía o fe, pero nos falta caridad es como si no tuviéramos nada. Esto no quiere decir no busquemos ciencia, profecía o fe, la misma Escritura nos exhorta a eso, sino que tenemos a la par ir creciendo en caridad para que aquellas otras tres, ciencia, profecía y fe, sean nutridas y tengan su referente de dirección, después de todo la esencia de Dios es el amar. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para crecer, si, en ciencia, profecía y fe, pero mayormente, y cobijando estas tres y nuestra vida, en amor, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús

1 Corintios 13:2


#339

Mas cuando tú des limosna, no sepa tu izquierda lo que hace tu derecha, para que sea tu limosna en secreto; y tu Padre que ve en lo secreto te recompensará en público.

Pobres siempre habrá así como gente que realmente necesite nuestra ayuda y benditos y bendecidos seremos si podemos ayudar. Benditos por no estar en una situación que nos imposibilite ayudar y bendecidos por las promesas del Padre para quien así haga. Cada que podamos hagamos bien sobre todo a los de la fe sin jactancia de ello pues es más lo que a nosotros se nos ha dado, de inicio: la misma situación que nos permite ayudar. Así que somos sólo un medio a través del cual fluye lo que damos pero un medio que en el dar glorifica al Padre pues busca reflejar el mismo carácter dador de Él. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para dar con sabiduría y generosidad buscando en todo momento única y exclusivamente la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Mateo 6:3-4


#340 1 Corintios 16:13-14 contiene varias lecciones. Velad,

Velad, estad firmes en la fe; portaos varonilmente, y esforzaos. Todas vuestras cosas sean hechas con amor.

es decir estar atentos, alertas, a uno mismo y al mundo para no deslizarnos, para no adormecernos; estar firmes en la fe, es decir, mantenernos en la fe dada a los santos de una vez y para siempre cuidando no desviarnos ni a derecha ni a izquierda, para esto ocupamos lo anterior, velad; portarnos varonilmente, es decir, con fuerza, decisión y carácter en las dos cosas anteriores, velad y mantenerse en la fe, no buscando pretextos u otros responsables; esforzaos, lo anterior, portarse varonilmente requiere fuerza, empuje, por eso lo de esforzaos; y por último, todos los puntos anteriores hechos con, por medio y para el amor, amor a Dios cumpliendo Sus mandamientos y amor al prójimo tratándolo con caridad. Que el Santo

1 Corintios 16:13-14

Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ayude a vivir conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#341

Dice, pues, el Señor: Porque este pueblo se acerca a mí con su boca, y con sus labios me honra, pero su corazón está lejos de mí…

Isaías 29:13 es uno de esos pasajes de la Escritura que nuestro Señor les dijo a los de su tiempo (Mateo 25:7-9) y es una admonición para la iglesia de todos los tiempos, incluyéndonos, para no poner ni nuestra sabiduría ni nuestro entendimiento ni

nuestro

conocimiento por encima del revelado por Dios, pues entrando a ese camino, nos desviaremos a izquierda o derecha llegando no a un fin de vida sino de muerte. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para mantenernos en la fe dada una vez y para siempre a los santos para nuestra edificación, perfeccionamiento y santificación conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Isaías 29:13


#342

"Al cabo nadie me ve", "lo bueno es que nadie se enteró", desde que nuestros primeros Padres se escondieron en el

Porque los caminos del hombre están ante los ojos de Jehová, y él considera todas sus veredas.

Jardín de Edén después de su desobediencia la naturaleza del hombre es a ocultar sus malas acciones. En efecto, los demás ni enterados pueden estar de lo que hacemos ¡menos de lo que pensamos o sentimos!, pero nuestro Padre todo ve de nosotros no sólo nuestras acciones sino también nuestros pensamientos, nuestras emociones, ¡incluso nuestras intenciones!, ¿quien podrá estar en pie delante de Él sin recriminación? Gracias a Cristo por hacernos alejado de la ira y por cubrir con Su sangre nuestras transgresiones reconciliándonos con el Padre para ser Sus hijos. Cada cosa que hagamos, pensemos o sintamos digamos "Dios me ve, Dios lo sabe". Esto nos

Proverbios 5:21

llevará a buscar en todo momento comportarnos, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, con perfección y santidad para la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.


#343

El amor no hace mal al prójimo; así que el cumplimiento de la ley es el amor.

La Escritura nos dice que el cumplimiento de la Ley es no hacer mal al

prójimo, y Cristo la perfecciona

señalando nuestra obligación no sólo de no hacer mal sino de procurar el bien, y no sólo de amigos sino incluso de enemigos. Si Dios hace llover sobre justos e injustos ¿seremos acaso más que Dios para decidir a quién sí hemos de hacer bien y a quien no? Difícil decisión en un mundo tan plagado de engaño y abuso pero no imposible si dejamos que la Palabra nos guíe y que el Espíritu Santo nos ilumine y fortalezca. Que todo lo que hagamos sea con el fin de cumplir la Ley

Romanos 13:10

conforme al espíritu de Cristo para la mayor gloria de Dios.


#344

Ve y habla a Hananías, diciendo: Así ha dicho Jehová: Yugos de madera quebraste, mas en vez de ellos harás yugos de hierro.

La Escritura nos da un tip para encontrar a Dios: ¡buscarle! Esa búsqueda lleva toda la vida pues implica estudio, meditación, oración, no estar indolente sin hacer nada esperando la instrucción, la corrección, la edificación nos llegue por otros, sino estar activos mostrando día a día a Dios nuestra intención de llegar cada vez más amplia y profundamente conocerle. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para buscar cada día, cada momento, el conocimiento en Dios y nos fortalezca ponerlo por obra conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Jeremías 28:13


#345

Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz, y sígame.

Todo cristiano sabe y reconoce el sacrificio redentor que nuestro Señor Jesús proveyó en la cruz, por esta reconciliación que nos otorgó para con el Padre damos gracias, pero de igual forma no debemos olvidar, no aceptar, rechazar la otra parte de la ecuación dada por Jesús al decirnos que nos es necesario cada día tomar nuestra cruz y seguirle. Cada quien tiene muy clara la cruz que trae a cuesta, la cosa es ¿la aceptamos?, ¿la ofrecemos al Padre?, ¿permitimos ser edificados a través del sufrimiento que ella trae? Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para no dar coces a la cruz que nos trae edificación sino a unirla a los sufrimientos de Cristo sabiendo que si sufrimos con Él con Él seremos glorificados conforme a la voluntad del

Marcos 8:34

Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#346

En esto consiste el amor: no en que nosotros hayamos amado a Dios, sino en que él nos amó a nosotros, y envió a su Hijo en propiciación por nuestros pecados.

Amar a quien nos ama es algo natural, amar incluso a los enemigos es algo sobrenatural que sólo con el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros podemos lograr. Pero, como dice la Escritura, si uno no ama al prójimo, sea amigo o enemigo, es mentira que amenos a Dios con toda nuestra mente y corazón pues una parte de esa mente y corazón estará enfocada no en Dios sino en nosotros, en nuestros pensamientos y sentimientos, en este caso de no amor al prójimo. Estemos vigilantes para detectar esas raíces de amargura y pedir al dueño del viñedo nos pode de ellas para reflejar Su Santo carácter conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Juan 4:10


#347

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras, y glorifiquen a vuestro Padre que está en los cielos.

Las buenas acciones no tienen el fin de confirmar nuestra justicia sino de alabar el nombre de Dios ya que todo lo bueno que podamos hacer es por Su gracia a través del entendimiento obtenido y en los dones que nos ha dado así que ¿como jactarnos? no hay forma, antes bien, por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros, dar gracias a Dios por poder ayudar y por no estar en situación de necesitar ayuda, de ahí en fuera todo lo que hagamos sea siempre buscando la mayor gloria de Dios en Cristo Jesús.

Mateo 5:16


#348

Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo

A veces la pelea contra la carne, contra el mundo, puede parecernos agobiante ¡y claro que lo es!, pero eso por que detrás están poderes espirituales de oscuridad que desean y buscan nuestra perdición, es por ello que lo peor que podemos hacer es salir a la pelea confiados en nuestras pocas fuerzas y en nuestras limitadas capacidades. Sí, salgamos a pelear con firmeza, carácter y decisión pero bajo el cobijo y confiados en

Dios que

es más, mucho más,

infinitamente más, que lo que tengamos en contra. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para pelear la buena batalla no confiados en nuestras fuerzas sino en Jesús por quien somos más que vencedores, conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor

Efesios 6:12

gloria en Cristo Jesús.


#349

Dad, y se os dará; medida buena, apretada, remecida y rebosando darán en vuestro regazo; porque con la misma medida con que medís, os volverán a medir.

La

Escritura

contiene

promesas,

unas

temporales otras eternas, unas en corto plazo otras de largo, otras que tienen ambos sentidos, "den y se os dará es una de ellas". Esta promesa se refiere tanto a lo material como a lo espiritual, si ayudamos al prójimo en sus necesidades materiales recibiremos socorro en las nuestras, pero de igual forma si alentamos, instruimos y corregimos en y por la Palabra al prójimo recibiremos de igual forma lo mismo para nuestra propia edificación. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ayude en la labor de dar pero también nos haga dispuesto a recibir conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Lucas 6:38

muchas


#350

Con mi alma te he deseado en la noche, y en tanto que me dure el espíritu dentro de mí, madrugaré a buscarte

Temer a Dios y guardar Sus mandamientos, en eso puede resumirse todo. Amar a Dios con toda nuestra mente, fuerzas y corazón implica que inactivos -la Escritura lo menciona como de noche, cuando descansamos- lo deseemos, y activos -de día, en actividad- con nuestras acciones lo alabemos, de esta forma mente y corazón trabajan y la fuerza nos lleva no sólo a decir sino a hacer pues no son los oidores de la Ley los declarados justos ante Dios sino los hacedores de la Ley los justificados ante Dios. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para desear a Dios de noche y buscarle de día conforme a Su voluntad y

Isaías 26:9

para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#351

Porque no me avergüenzo del evangelio, porque es poder de Dios para salvación a todo aquel que cree; al judío primeramente, y también al griego.

Avergonzarse del Evangelio no sólo significa no proclamarlo u ocultar nuestra identidad cristiana sino que también se refiere a no tener la fuerza para mantener nuestras creencias ante el mundo y los demás y ceder un poco aquí y un poco allá para llevar la fiesta en paz. Si hay que elegir entre los hombres y Dios, ¿elegiremos, por vergüenza del Evangelio, a los hombres? Dado que somos débiles y falibles que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para vivir plena, total y completamente el Evangelio Porcel que hemos sido llamados a la familia de Dios por medio del sacrificio de nuestro Señor y Salvador Jesús conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria.

Romanos 1:16


#352

Así que, por cuanto los hijos participaron de carne y sangre, él también participó de lo mismo, para destruir por medio de la muerte al que tenía el imperio de la muerte, esto es, al diablo

"El hombre nacido de mujer, corto de días, y harto de sinsabores" (Job 14:1), de eso participó nuestro Señor Jesucristo al hacerse carne y más aún pues sintió en Su Cuerpo al aguijón de la muerte, "a quien Dios resucitó, poniendo fin a la agonía de la muerte, puesto que no era posible que El quedara bajo el dominio de ella" (Hechos 2:24), "por eso, la Escritura dice: «Subió al cielo llevando consigo a los cautivos, y dio dones a los hombres»" (Efesios

4:8),

ante

esto "¿qué

entonces?

¿Continuaremos en pecado para que la gracia abunde?", al contrario "no reine, pues, el pecado en vuestro cuerpo mortal,

de

modo

que

lo

obedezcáis

en

sus

concupiscencias; ni tampoco presentéis vuestros miembros al pecado como instrumentos de iniquidad, sino presentaos vosotros mismos a Dios como vivos de entre los muertos, y vuestros miembros a Dios como instrumentos de justicia" (Romanos 6:12-13), conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Hebreos 2:14

diremos,


#353

En esto se mostró el amor de Dios para con nosotros, en que Dios envió a su Hijo unigénito al mundo, para que vivamos por él.

Si

bien

condenados

por

nuestra

trasgresión, el Padre en Su infinita misericordia y eterno amor nos envió a Su Hijo, Jesús, nuestro Señor y Salvador, como expiación por nuestros pecados. Y si el Padre nos amó tanto como para dar en propiciación a Su propio Hijo, ¿hemos de mostrar hacia Él menos amor? Más bien nuestras vidas redimidas deben girar en torno al dador de vida y caminar en perfección y santidad hacia la plenitud de las promesas ofrecidas conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

1 Juan 4:9

estábamos


#354

Un error común pero grave que puede cometer un creyente

¿Has visto hombre sabio en su propia opinión? Más esperanza hay del necio que de él.

es creerse sabio en su propia opinión. Es cierto que la doctrina de la iglesia alumbra el mundo y da entendimiento a quienes a ella se sujetan, pero el camino del conocimiento de Dios no tiene fin y el entendimiento viene, si del estudio y la reflexión, pero más de la meditación y la oración pues finalmente es Dios quien revela la verdad a Sus elegidos. Ahora bien, si Dios en Su infinita misericordia y eterno amor ha dado algún entendimiento uno está en deuda y debe poner ese entendimiento al servicio de los demás, con humildad, para la edificación del Cuerpo en Cristo, después de todo no se encienden una lámpara para ponerla bajo la cama. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca

Proverbios 26:12

para avanzar en el conocimiento de Dios y con humildad colaborar en la edificación de Su iglesia conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#355

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia.

Fuimos prevenidos: "Porque se levantarán falsos Cristos y falsos profetas, y mostrarán grandes señales y prodigios, para así engañar, de ser posible, aun a los escogidos" (Mateo 24:24), ¿como identificarlos?, nuestro mismo Señor nos da la clave al señalar que son aquellos que vienen a "robar y matar y destruir" mientras que Él vino para que tengamos vida y vida en abundancia. Dos mil años de historia creo son suficientes para que en función de ello saquemos nuestras propias conclusiones. Demos gracias al Padre por habernos llamado a salir de este sistema de cosas llamándonos a salvación y a formar parte de Su familia conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria

Juan 10:10

en Cristo Jesús.


#356

Pero este es el pacto que haré con la casa de Israel…, dice Jehová: Daré mi ley en su mente, y la escribiré en su corazón; y yo seré a ellos por Dios, y ellos me serán por pueblo.

Constantemente vemos en la Escritura profecías sobre la Casa de Israel, ¿quiere decir que son exclusivas del pueblo hebreo? Cuando Dios le cambia el nombre a Jacob por Israel le explica que eso es por que ha luchado con Dios y los hombres y ha vencido (Génesis 32:28), Israel es así el que lucha y vence y la Casa de Israel es la de aquellos que luchan y vencen ¡todos los que son llamados, elegidos y fieles, por eso en Revelación 3:21 Jesús dice que "al vencedor, le concederé sentarse conmigo en mi trono, como yo también vencí y me senté con mi Padre en su trono". Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para ser de los que luchan y vencen, los Israelíes de la Familia en Dios, tal cual fue Su voluntad desde la eternidad para Su mayor gloria en Cristo Jesús.

Jeremías 31:33


#357

El respondió y dijo: Escrito está: No sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios.

La frase escritural "no sólo de pan vivirá el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios" (Mateo 4:4), aparte de la verdad evidente que enuncia contiene dos verdades adicionales intrínsecas. Una es que Dios reconoce tenemos necesidades materiales que deben ser suplidas por eso dice "no sólo de pan..."; la otra es que señala que también se vive "...de toda palabra que sale de la boca de Dios", es decir, que una creencia, una doctrina, una comprensión escritural no puede basarse en una, dos o tres citas bíblicas sino que ese conocimiento debe ser acorde con toda la Escritura, "toda palabra",

la cual no

puede ser quebrantada (Juan 10:35). Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine para alimentarnos constantemente con la Palabra que da vida eterna y nos fortalezca para ponerla por obra conforme

Mateo 4:4

a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#358

Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles… todo fue creado por medio de él y para él.

Colosenses 1:16, hablando en Cristo, nos dice que todo fue creado por medio de Él y para Él. Nuestro entendimiento de la Escritura nos señala que ese todo se refiere precisamente a eso: el universo en sí mismo. Esto tiene implicaciones asombrosas para nosotros, ¿por qué?, por que Romanos 8:17, hablando de nuestra condición redimida nos dice somos hijos de Dios "y si hijos, también herederos; herederos de Dios y coherederos con Cristo, si en verdad padecemos con El a fin de que también seamos glorificados con El", ¿herederos de qué?, ¡de todo lo que fue creado para Cristo! Aún y con todo lo asombroso que sea esto más gloriosa aún la promesa del Padre de vivir por siempre como reyes y sacerdotes siendo parte de la familia de Dios. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para alcanzar las promesas conforme a Su

Colosenses 1:16

voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#359

Sin duda alguna una expresión cristiana es que de Cristo somos, pero la Escritura nos dice que si somos

El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo.

de Él debemos imitarle. Esto no debería ser tan complicado, tenemos no uno, ni dos, ni tres sino cuatro relatos que se complementan y que nos muestran como Cristo andaba en obediencia al Padre en Sus mandamientos engrandeciendo y dando lustre a la Ley de Dios. Así, tenemos el ejemplo claro al cual ajustar nuestras creencias y nuestro comportamiento para no ser desechados como aquellos que diciendo Señor, Señor, son revelados como hacedores de iniquidad. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios

1 Juan 2:6

que mora en nosotros nos ilumine y fortalezca para andar como Cristo anduvo pues si somos de Él reinaremos con Él conforme a la voluntad del Padre y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#360

Todo aquel que confiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él, y él en Dios.

Confesar a Jesús como Él Hijo de Dios implica un conocimiento perfecto de la Escritura pues ahora igual que antes, a la pregunta de "¿quién dice la gente es el Hijo del Hombre? muchas respuestas vanas y contradictorias hay, pero además implica integridad de nuestra parte pues ni ante Dios ni ante el mundo podemos proclamar una fe que no vivimos. Que el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros nos ilumine día con día para avanzar en amplitud y profundidad en el conocimiento del Hijo de Dios y nos fortalezca para vivir en consecuencia

1 Juan 4:15

conforme a lo que confesamos con nuestra boca, para la mayor gloria de Dios en Cristo.


#361

De modo que si alguno está en Cristo, nueva criatura es; las cosas viejas pasaron; he aquí todas son hechas nuevas.

¿Qué significa que lo que estamos en Cristo somos una nueva criatura? Es cierto que tenemos nuevas ideas, nuevos sentimientos, nuevas acciones en nuestra vida, es cierto que ahora vivimos de una forma diferente o al menos día a día lo intentamos, pero seguimos siendo los mismos ¿qué no?, lo que pasa, aparte en todo lo anterior, es que Dios "llama a las cosas que no existen, como si existieran" siendo

que

ante

Él

hemos

experimentado

esa

transformación en seres de luz que esperamos a la segunda venida de Cristo por lo que en Su mente somos lo que desde el principio pensó para nosotros: un reflejo de Su Hijo quien a su vez es imagen plena de Su divinidad. A Dios sean dadas las glorias por medio de Su Hijo y que Su Santo Espíritu que mora en nosotros nos ayude a crecer día a día como el proyecto que Dios pensó en Su infinita

2 Corintios 5:17

misericordia y eterno amor conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#362

Acerquémonos, pues, confiadamente al trono de la gracia, para alcanzar misericordia y hallar gracia para el oportuno socorro. Hebreos 4:16

Bendito, alabado, glorificado y ensalzado sea por siempre y para siempre Jesús, nuestro Señor y Salvador, quien por Su sacrificio redentor nos ganó franco acceso al Padre por Quien todo fue hecho y Quien desde antes de los siglos estableció esto por Su Perfecta y Santa voluntad y para Su mayor gloria.


#363

He aquí el ojo de Jehová sobre los que le temen, sobre los que esperan en su misericordia… Salmos 33:18

Honremos con nuestra vida a nuestro Padre Dios viviendo por Su Santo Espíritu que mora en nosotros en perfección y santidad para ser sal de la tierra y luz del mundo para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


#364

Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. 1 Timoteo 6:12

No nos engañemos: la vida cristiana no es tranquila y apacible, si bien tenemos la paz de Cristo, diariamente estamos envueltos en batallas contra el Enemigo, contra el mundo y contra la carne, pero tenemos de lado a Dios así que ¿a quién temeremos? Con está confianza salgamos cada día a dar la buena batalla teniendo en mente que todo lo podemos en Cristo que nos fortalece.


#365

…pero recibiréis poder, cuando haya venido sobre vosotros el Espíritu Santo, y me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra. Hechos 1:8

Por el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios que mora en nosotros hemos recibido poder, poder para discernir y poder para actuar, perfecta y santamente, no constriñamos al Espíritu para que no sea apartado de nosotros, antes bien encomendemos a nuestro Padre todo lo que pensamos, decimos, hacemos, sentimos, para que todo sea conforme a Su voluntad y para Su mayor gloria en Cristo Jesús.


Tu Palabra es Verdad -365 citas y reflexionesTomo 1 Todos los derechos reservados por el autor ©2019 Primera edición Se permite la reproducción total o parcial de la presente obra, así como su comunicación pública, divulgación o transmisión, mediante cualquier sistema o método, electrónico o mecánico [incluyendo el fotocopiado, la grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento de información], siempre y cuando esto sea sin fines de lucro y con la condición que se señale la fuente

Todas las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Reina-Valera 1960. Utilizado con permiso.

®

Reina-Valera, 1960® es una marca registrada de Sociedades Bíblicas Unidas, y puede ser usada solamente bajo licencia.


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.