Salid de ella pueblo mío - 1ª advertencia: Fiestas-

Page 1

Rev. 18:4

1ÂŞ advertencia: Fiestas

Roberto Celaya Figueroa


…para nosotros, sin embargo, sólo hay un Dios, el Padre, del cual proceden todas las cosas, y nosotros somos para él; y un Señor, Jesucristo, por medio del cual son todas las cosas y nosotros por medio de él (I Corintios 8:6)


Dedicatoria

A la Iglesia de Dios (7° Día)

Página web habla hispana: http://www.iglesiadediosapostolica.org/ Página web oficinas centrales: http://www.churchofgod-7thday.org/


Índice

Introducción ................................................................................................. 1

Año Nuevo ................................................................................................... 4 El inicio del año según Dios .................................................................... 5 El inicio del año según el hombre ............................................................ 7 El 1° de enero, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia .................................. 9 El 1° de enero y las iglesias .................................................................... 10 Conclusión ............................................................................................... 11

San Valentín ................................................................................................ 13 El amor según la Escritura ................................................................. 14 El amor según el mundo .................................................................... 16 San Valentín, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia ............................... 17 San Valentín y las iglesias ................................................................. 18 Conclusión ......................................................................................... 20

Cuaresma .................................................................................................... 21 Ayunos/penitencias de cuarenta días según la Escritura .................. 22 Ayunos/penitencias de cuarenta días según el mundo ..................... 26 Ayunos/penitencias de cuarenta días, Sus apóstoles y Su iglesia.... 28 Ayunos/penitencias de cuarenta días y las iglesias .......................... 28 Conclusión ......................................................................................... 36


Domingo de Resurrección ........................................................................... 38 La resurrección según la Escritura .................................................... 39 Domingo de resurrección según el mundo ........................................ 56 El domingo de resurrección, Sus apóstoles y Su iglesia ................... 59 El domingo de resurrección y las iglesias.......................................... 59 Conclusión ......................................................................................... 60

Halloween .................................................................................................... 62 La brujería y la magia según la Escritura .......................................... 63 La brujería y la magia según el mundo.............................................. 66 La brujería y la magia, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia ................. 68 La brujería y la magia y las iglesias ................................................... 68 Conclusión ......................................................................................... 71

Día de Muertos ............................................................................................ 72 Los difuntos según la Escritura.......................................................... 73 Los difuntos según el mundo ............................................................. 75 Los difuntos, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia ................................ 76 Los difuntos y las iglesias .................................................................. 77 Conclusión ......................................................................................... 79

Navidad........................................................................................................ 81 La Navidad según la Escritura ........................................................... 82 La Navidad según el mundo .............................................................. 91


La Navidad, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia ................................. 92 La Navidad y las iglesias ................................................................... 93 Conclusión ......................................................................................... 96

Cumpleaños................................................................................................. 97 Los cumpleaños según la Escritura ................................................... 98 Los cumpleaños según el mundo ...................................................... 100 Los cumpleaños, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia ......................... 101 Los cumpleaños y las iglesias ........................................................... 104 Conclusión ......................................................................................... 105

Conclusión ................................................................................................... 107


Introducción

Es un hecho demostrado que en la historia de la humanidad, la sociedad ha desarrollado alrededor de su existencia, una dinámica social que descansa sobre sus creencias, de la misma forma esa historia he evidenciado como es que en muchas ocasiones esas creencias que dieron forma a la dinámica social son pasadas por alto, sea por desconocimiento, infravaloración, e incluso por un redimensionamiento de las mismas.

En la actualidad, refiriéndonos a esa dinámica social, muchas de las cosas que hacemos, pensamos o sentimos tienen su fundamento en creencias cuyas raíces en ocasiones se han perdido en el imaginario colectivo siendo, en la mayoría de los casos, reinterpretadas conforme al desarrollo cognitivo tanto individual como colectivo.

Año Nuevo, Día de San Valentín, Cuaresma, Halloween, Día de Muertos, Navidad, y Cumpleaños, forman parte de esa dinámica social a tal grado que es difícil desasociarla de la colectividad. En ocasiones esta dinámica social tiene un referente eminentemente religioso–como en el caso de Navidad-, en otras ocasiones la dinámica social ha perdido el referente religioso para instaurarse de lleno en el ambiente secular –como en el caso de los cumpleaños-, y en otras ocasiones esa dinámica social ha quedado atrapada entre esos dos extremos pudiendo ser inclinada hacia uno u otro –como en el caso de Año Nuevo.

1


Independientemente de esto, cada dinámica social puede ser entendida, sentida y vivida de diferentes formas tanto por los individuos como por los grupos sociales.

La Escritura nos previene constantemente sobre esa dinámica social, ya que si no proviene de Dios, si no es conforme a Su voluntad, si no está de acuerdo a Sus mandamientos, compromete gravemente nuestra salvación. “No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta” (Romanos 12:2), “En verdad, Dios ha manifestado a toda la humanidad su gracia, la cual trae salvación y nos enseña a rechazar la impiedad y las pasiones mundanas. Así podremos vivir en este mundo con justicia, piedad y dominio propio” (Tito 2:11-12), “No amen al mundo ni nada de lo que hay en él. Si alguien ama al mundo, no tiene el amor del Padre” (1 Juan 2:15), “¡Oh gente adúltera! ¿No saben que la amistad con el mundo es enemistad con Dios? Si alguien quiere ser amigo del mundo se vuelve enemigo de Dios” (Santiago 4:4), “Porque nada de lo que hay en el mundo —los malos deseos del cuerpo, la codicia de los ojos y la arrogancia de la vida— proviene del Padre sino del mundo” (1 Juan 2:16).

Ante esta realidad, el consejo dado por Pablo a los de Tesalónica de “examinadlo todo; retened lo bueno” (1 Tesalonicenses 5:21) adquiere especial relevancia ya que si bien mucha de esta dinámica social en sus inicios pudo ser claramente identificada con ese sistema contrario a Dios, no conforme a Su voluntad, no de acuerdo a Sus mandamientos, en muchas ocasiones o bien la sociedad les ha impreso de una nueva significancia que confunde al cristiano o bien el mismo 2


cristiano las ha cobijado con argumentos personales de justificación, pero independientemente de ello hay una realidad de esta dinámica social que no cambia y que se refiere a sus orígenes y los detalles, la simbología, la práctica que subyace detrás de lo evidente.

Y son precisamente esos orígenes y los detalles, la simbología y la práctica que subyace detrás de lo evidente lo que nos interesan, no la reinterpretación que de esa dinámica social pueda hacer la sociedad o la significación justificativa que de la misma cada quien pueda hacer.

Cada dinámica social que se exponga se concluirá con seis preguntas: por un lado ¿está en la Biblia?, ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron?, ¿la verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó?, y por otro ¿tiene raíces paganas?, ¿incorpora elementos religiosos paganos?, ¿forma parte de la corriente del mundo?

Conociendo esto, que la lectura de la Sagrada Palabra de Dios nos enseñe, redarguya, corrija e instruya (2 Timoteo 3:16) y que la guía el Santo Espíritu de nuestro Padre Dios nos guíe a la verdad (Juan 16:13) de la fe que ha sido una vez dada a los santos para siempre (Judas 3).

3


Año Nuevo

10, 9, 8 –comienza el conteo regresivo-, 7, 6, 5 –la gente corea y se prepara-, 4, 3, 2 –la expectación llega al límite-, 1… ¡¡¡feliz año nuevo!!! Las serpentinas, el confeti, los abrazos, la música, una algarabía que acompaña el inicio de un año, sobre todo en occidente, marcan ese primer momento de cada 1° de enero. Algunos cristianos participan de lleno en esta celebración, otros se apartan de lo que consideran mundanal –como las comilonas que parecen no tener fin, los bailes que despiden el año viejo y reciben el año nuevo o los excesos en el consumo de 4


bebidas alcohólicas que fluyen en todo momento- pero aun así el 1° de enero se la pasan abrazando y deseando lo mejor a quien se encuentran en su camino. ¿De dónde viene esta costumbre?, ¿es el 1° de enero el inicio del año?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

El inicio del año según Dios

Lo primero que debemos tener en mente es cuándo comienzan los ciclos temporales y la única manera de saber esto es atendiendo a Quién creó el tiempo.

Génesis 1:14-18 dice 14 Dijo luego Dios: Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sirvan de señales para las estaciones, para días y años, 15 y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra. Y fue así. 16 E hizo Dios las dos grandes lumbreras; la lumbrera mayor para que señorease en el día, y la lumbrera menor para que señorease en la noche; hizo también las estrellas. 17 Y las puso Dios en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra, 18 y para señorear en el día y en la noche, y para separar la luz de las tinieblas. Y vio Dios que era bueno. 5


Así tenemos que el tiempo comenzó a ser mediado de acuerdo a la perspectiva divina considerando las lumbreras establecidas por él. Por lo tanto el movimiento del sol y la luna eran importantes para marcar el tiempo según Dios. La palabra ‫ם ִ֔י ד ֲעֹו ְ מ֣לּו‬, para estaciones en Génesis 1:14, deriva de ֣ ‫ ֲעֹו‬que hace referencia a un tiempo específico dado para una fiesta señalada, para asambleas festivas, para festivales fijos1, es decir, la manera de contar el tiempo, según Dios, tiene una incidencia en la observancia de sus fiestas las cuales hablan del plan de Dios para la humanidad.

Éxodo 12:2 contiene la indicación dada por Dios de que “Este mes os será principio de los meses; para vosotros será éste el primero en los meses del año”. Esta es la única cita bíblica en que se registra el inicio del Año Religioso o Cultual, conforme a lo que Dios estableció para Sus hijos. Aquí se refiere al mes de Abib (según el calendario cananeo; para esto se sugiere ver Éxodo 13:4; 23:15; 34:18 y Deuteronomio 16:1) o de Nisán (según el calendario babilónico; ver Nehemías 2:1; Ester 3:7)2.

Como el calendario de Dios es luni-solar este mes en el calendario occidental puede caer en Marzo o en Abril, coincidiendo con el inicio de la primavera, pero nunca en Enero.

1 2

4150. moed, http://biblehub.com/hebrew/4150.htm EL MES DE ABIB O NISÁN, http://avodotyisrael.org/?p=577

6


El inicio del año según el hombre

El 1° de enero, como inicio del año, fue establecido por Julio César en el año 46 a.C. y este mes fue nombrado así en honor de Jano (en latín Janus, Ianus) quien en la mitología romana, es el dios de las puertas, los comienzos y los finales (en español pasó del latín Ianuarius a Janeiro y Janero y de ahí derivó a enero; en inglés se mantiene como January). Este primer mes, así le fue consagrado a Jano y se le invocaba públicamente el primer día de enero. Jano es representado con dos caras, mirando hacia ambos lados de su perfil, es decir, al pasado y al futuro.

La leyenda de Jano es la siguiente. La bella Creusa, hija de Erecteo, rey de Atenas, tuvo un hijo con Apolo, Jano, que creció en Delfos, alejado de su madre. Pero he aquí que Creusa se casó con Xifeo, mortal que sufría por no poder tener hijos de ella. Desesperado fue ante el oráculo, el cual le encomendó secuestrar al primer niño que se cruzara con él al día posterior. Y he aquí que al primero que encontró fue precisamente a Jano, hijo oculto de Creusa. Creció el niño, se convirtió en un feroz guerrero y marchó a la conquista de Italia. Incluso llegó a fundar una ciudad allí en homenaje a sí mismo: Janícula. Cuando el dios Saturno fue destronado y expulsado por su hijo Júpiter (el Zeus griego) de su lugar en el mundo de los dioses, se refugió en el reino de Jano y, en agradecimiento, dotó a éste del poder de ver el futuro y el pasado al mismo tiempo y poder así tomar decisiones sabias y justas (se cree que por esa razón se le representa con dos rostro) y lo convirtió en un dios3. 3

Jano, dios romano del pasado y del futuro, https://sobreleyendas.com/2008/04/10/jano-dios-romano-del-pasado-ydel-futuro/

7


El inicio del año el 1 de enero se hizo obligatorio en muchos estados europeos a partir del siglo XVI. Se impuso en Alemania mediante un edicto hacia 1500; Carlos IX lo decretó en 1564 en Francia y entró en funcionamiento en 1567; en España se generalizó hacia el siglo XVII (en el XVIII en Cataluña), y en Inglaterra hubo que esperar hasta 17524.

Pero, ¿hasta dónde podemos rastrear las raíces asociadas a la celebración del fin de un año y el principio de otro? Es interesante notar como es que después de la muerte de Salomón, al separarse el reino en dos, el Reino del Norte, Israel, con capital en Samaria, y el Reino del Sur, Judá con capital en Jerusalén, para evitar que la gente de Israel fueran a Jerusalén a cumplir con las festividades dadas por Dios, y así arriesgarse a que el reino fuera a unirse de nuevo desechándolo a él como rey (1 Reyes 12:26-27), “Entonces instituyó Jeroboam fiesta solemne en el mes octavo, a los quince días del mes, conforme a la fiesta solemne que se celebraba en Judá; y sacrificó sobre un altar. Así hizo en Bet-el, ofreciendo sacrificios a los becerros que había hecho. Ordenó también en Bet-el sacerdotes para los lugares altos que él había fabricado” (v. 32).

Ahora, el calendario romano tenía 10 meses hasta que Julio César, con su reforma sobre la medición del tiempo, creo un calendario de 12 agregando 2 meses adicionales, pero esos dos meses no los agregó al final sino en medio, por lo que

4

¿Por qué el año comienza el 1 de enero?, http://www.elmundo.es/elmundo/2011/12/26/ciencia/1324904754.html

8


el festival original que estableció Jeroboam y que comenzaba a finales de Octubre se movió hacia finales de diciembre.

El 1° de enero, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando el 1° de enero como el inicio del año, y eso que el final de la misión de Jesús en la tierra y el inicio de la misión encomendada de su iglesia, 30-33 d.C., ya casi habían pasado 100 años desde que Julio César había impuesto esa fecha como el inicio del año en todo el imperio romano.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando el 1° de enero como el inicio del año, ni siquiera en sus más inocentes demostraciones como el hacerse propósitos de año nuevo o el felicitarse mutuamente para desearse un buen año.

9


El 1° de enero y las iglesias

Es interesante notar la postura inicial que llegó a tener la iglesia Católica respecto de esta festividad. Escritores y concilios católicos condenaron las orgías paganas y los excesos conectados con el festival de la Saturnalia, que era celebrado al comienzo del año: Tertuliano condena a los cristianos que miraban los habituales regalos –llamados strenae (Fr. étrennes) de la diosa Strenia, que presidía sobre el Día de Año Nuevo (cf. Ovid, Fasti, 185-90) –como meras pruebas de intercambio amistoso (De Idol. xiv), y hacia el final del siglo sexto el Concilio de Auxerre (can. I) prohibió a los cristianos strenas diabolicas observare. El II Concilio de Tours reunido en 567 (can. 17) prescribe oraciones y una Misa de expiación para el Día de Año Nuevo, añadiendo que esta es una práctica largamente en uso (patres nostri statuerunt). Los bailes estaban prohibidos, y los crímenes paganos habían de ser expiados por ayunos cristianos (St. Augustine, Serm., cxcvii-viii in P.L., XXXVIII, 1024; Isidore of Seville, De Div. Off. Eccl., I, xli; Trullan Council, 692, can. lxii)5. Como podemos ver en sus inicios la iglesia Católica condenaba el observar las celebraciones de año nuevo, relacionadas en ese entonces con cultos paganos, ya que los cristianos no debían celebrar días que fuesen honrados por los paganos ya que el celebrar año nuevo u otros días paganos era visto por la iglesia Católica, al menos en ese tiempo, como una forma de idolatría.

No fue sino hasta el 487 d.C. cuando la festividad de año nuevo se incorporó como parte de las celebraciones de la iglesia Católica declarándosele como Fiesta de la

5

New Year's Day, http://www.newadvent.org/cathen/11019a.htm

10


Circuncisión (la iglesia Anglicana observa esta festividad a partir de 1549). Bajo la premisa que Jesús nació el 25 de Diciembre (premisa errada incorporada en la festividad actual de la Navidad y de la cual se tratará en otro capítulo), y dado que a los ocho días fue circuncidado Jesús (Lucas 2:21), luego entonces esto caía el 1° de enero, con lo que la observancia de este día adquiría una nueva dimensión. Posteriormente, con la reforma del calendario en 1960 por el papa Juan XXIII, se dio a la esta celebración litúrgica el nombre de Octava de Navidad. En la actualidad se celebra como Solemnidad de Santa María, Madre de Dios 6.

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración del 1° de Enero tendría una cuádruple carga anti bíblica y propugnadora de errores: dos relacionadas con sus orígenes paganos, por un lado por el establecimiento de este inicio del año por Julio César y su relación con el dios romano Jano y por otro por la relación con las festividades establecidas por Jeroboam en contraposición a las fiestas establecidas por Dios; y dos relacionadas con los errores que implica por un lado la aceptación de que esa fecha debe tomarse como el inicio del año cuando el calendario de Dios ha establecido fecha diferente y por otro por la reinterpretación que se hizo señalando que fue en esa fecha cuando Jesús fue circuncidado, para lo cual era menester

6

La fiesta de la circuncisión del Señor: ejemplo de cómo actúa el arqueologismo litúrgico, http://infocatolica.com/blog/fidesetratio.php/1012310723-la-fiesta-de-la-circunsicion

11


aceptar la Navidad como tal, llegando hasta en la actualidad celebrarla como Solemnidad de Santa María, Madre de Dios.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

12


San Valentín

Y que llega el 14 de Febrero. Como en cada año las calles se llena de colores rojo brillantes: corazones, globos, flores. El amor en todas sus formas está en el ambiente: el muchacho que se anima y le declara el amor a la muchacha, el novio o el esposo que renuevan sus sentimientos ante la novia o la esposa, los padres que hacen un espacio en sus agendas para un “te quiero” a los hijos, los hijos que reconociendo a los padres responden con un “también te quiero”, en fin, un momento en el año que envuelve a todos, incluso a los cristianos que si bien no 13


entran de llena en la cuestión que ellos consideran consumista o mercadotécnica sí hacen de este día un momento, un pretexto, para que a través de sensibles el otro, la otra, sepa que se le quiere. ¿De dónde viene esta costumbre?, ¿por qué el 14 de febrero se ha escogido para expresar el amor en sus diferentes manifestaciones?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

El amor según la Escritura

Antes que nada debemos dejar muy en claro la importancia que el amor tiene en la mente de Dios y por ende en el plan salvífico de Él para con el hombre.

Mateo 22:34-40 nos ofrece el siguiente relato: Los fariseos se reunieron al oír que Jesús había hecho callar a los saduceos. Uno de ellos, experto en la ley, le tendió una trampa con esta pregunta: ―Maestro, ¿cuál es el mandamiento más importante de la ley? ―“Ama al Señor tu Dios con todo tu corazón, con todo tu ser y con toda tu mente” —le respondió Jesús—. Este es el primero y el más importante de los mandamientos. El segundo se parece a este: “Ama a tu prójimo como a ti mismo”. De estos dos mandamientos dependen toda la ley y los profetas.

Notemos como es que lo primero que menciona Jesús se refiere al amor que por sobre todas las cosas el hombre debe tener hacia Dios. Ahora bien, ¿en qué consiste ese amar a Dios con todo el corazón, con todo el ser y con toda la mente? 14


1 Juan 5:3 señala que “este es el amor a Dios: que guardemos sus mandamientos; y sus mandamientos no son gravosos”.

La segunda parte de la respuesta de Jesús invita a mirar hacia los demás. En Juan 13:34 Jesús señaló poco antes de Su sacrificio: “Un mandamiento nuevo os doy: Que os améis unos a otros: como os he amado, que también os améis los unos a los otros”. Sabiendo que debemos amarnos “unos a otros, porque el amor es de Dios. Todo aquel que ama, ha nacido de Dios y conoce a Dios” (1 Juan 4:7-8) y que “sobre todo, [debemos revestirnos] de amor, que es el vínculo perfecto” (Colosenses 3:14) “[ ] porque el amor cubre infinidad de pecados” (1 Pedro 4:8).

¿Cómo demuestra el cristiano ese amor hacia su prójimo? “El amor no hace daño a nadie. De modo que el amor es el cumplimiento de la ley” (Romanos 13:10); “el amor es paciente y bondadoso; no es envidioso ni jactancioso, no se envanece; no hace nada impropio; no es egoísta ni se irrita; no es rencoroso; no se alegra de la injusticia, sino que se une a la alegría de la verdad. Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta” (1 Corintios 13:4-7); “sean humildes y mansos, y tolerantes y pacientes unos con otros, en amor” (Efesios 4:2).

Como puede verse, el amar a Dios y el amar a nuestro prójimo es un imperativo en la vida de todo cristiano, ¿va esto en consonancia con las formas y maneras tras el 14 de febrero?

15


El amor según el mundo

Cuatro siglos antes de Cristo, los Romanos habían instituido una fiesta, cuyo culmen caía el 15 de Febrero, llamada Lupercalia7. El nombre de esta fiesta deriva de la palabra lupus (que en latín significa lobo). Esta festividad se realizaba en honor a Lupercus, el dios de los pastores que protegía a sus rebaños de ovejas ante la amenaza de los lobos que acechaban los alrededores de la ciudad de Roma. Como en la mayoría de las religiones, las tradiciones y leyendas se encuentran inspiradas en hechos de la realidad, pero que a través de los años van tomando formas más fantásticas y alejadas de la realidad. Es un hecho, que en la región donde se encuentra la ciudad de Roma, abundaban los lobos, que representaban un peligro para los rebaños de ovejas e incluso para la propia población, por lo que este animal obtuvo un rol principal en sus tradiciones, leyendas y religión. Es más, según la tradición romana, los fundadores de la ciudad de Roma, Rómulo y Remo, en el siglo 8 AC fueron amamantados por una loba de nombre Lupa o Luperca, en su cueva -llamada Lupercal- del Monte Palatino, en la ciudad de Roma8. Lo interesante es que siguiendo la huella de esta fiesta se llega hasta Nimrod, el cazador, ya que el 14 de febrero la reina de babilonia, Semiramis proclamó una celebración con su hijo, con quien se había casado9.

7

lupercalia – la verdad de san Valentín, https://cultum.wordpress.com/2009/02/10/lupercalia-la-verdad-de-sanvalentin/ 8 Qué es Lupercalia, https://www.youbioit.com/es/article/26129/que-es-lupercalia 9 Día de San Valentín y Nimrod: El original de Cupido, http://radiounavidadiferente.blogspot.mx/2013/05/dia-de-sanvalentin-y-nimrod-el.html

16


También esta fiesta se celebraba en honor a Juno10, reina del cielo y esposa de Júpiter (Zeus), diosa de las mujeres y el matrimonio, y en honor a Fauno11, un dios rural italiano, identificado más tarde con Pan, el dios de las manadas y la fertilidad. Del 13 al 15 de febrero celebraban se celebraba esta fiesta en la cual se sacrificaba una cabra y un perro y con las pieles de estos animales los hombres borrachos y desnudos azotaban a las mujeres lo cual se creía las haría más fértiles12.

El culmen de la fiesta es lo que podríamos llamar una lotería sexual13, esto consistía en introducir en una caja tarjetas con el nombre de las adolescentes y hacer que a su turno, los muchachos metieran la mano en el cajón y sacaran la tarjeta con el nombre de la que, de ahí en adelante, sería su compañera a lo largo del año. Usualmente esas parejas de prueba terminaban en matrimonio 14.

San Valentín, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, ya no digamos el 14 de Febrero, sino

10

Juno, diosa romana, https://sobreleyendas.com/2011/12/05/juno-diosa-romana/ Divinidades Cornudas I: Faunus, http://niwlen.com/divinidades-cornudas-i-faunus/ 12 Las Lupercales, la fiesta pagana y obscena que precedió a San Valentín, http://www.abc.es/historia/abci-lupercalesfiesta-pagana-y-obscena-precedio-san-valentin-201602140258_noticia.html 13 Sexo sin fin en las lupercales: la gran fiesta sexual romana, https://www.elconfidencial.com/alma-corazonvida/2018-02-19/sexo-sin-fin-lupercales-fiesta-sexual-romana-hoy-prohibida_1522381/ 14 14 DE FEBRERO- ¿SAN VALENTIN O LUPERCALIA?, http://awakeningdespertar.blogspot.mx/2009/08/14-de-febrerosan-valentin-o-lupercalia.html 11

17


siquiera un solo día, el que fuera, con las connotaciones románticas asociadas al día de San Valentín. En lo que ya se ha comentado, el mandato del amor cristiano hacia Dios y hacia lo semejantes excedía y excede con mucho el espíritu del mundo relacionado con este día y con las muestras de amor relacionadas a esta fecha.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo así que pudiésemos identificar siquiera remotamente como día de San Valentín en cualesquiera de sus connotaciones.

San Valentín y las iglesias

Si bien los orígenes de esta fiesta eran eminentemente paganos y sus expresiones en extremos obscenas y libertinas, la misma estaba muy arraigada en las costumbres de la gente, por lo que en 496 el Papa Gelasio cambió el festival de Lupercalia del 15 de febrero al 14 de febrero, relacionándolo con San Valentín15, aunque el significado sentimental asociado a esta festividad no se movió.

15

¿Quién fue San Valentín y por qué es el santo que asociamos al amor?, http://www.bbc.com/mundo/noticias/2016/02/160213_quien_era_san_valentin_porque_asociamos_dia_amor_lv

18


Respecto de San Valentín, la tradición señala San Valentín era un sacerdote que hacia el siglo III ejercía en Roma. Gobernaba el emperador Claudio II, quien decidió prohibir la celebración de matrimonios para los jóvenes, porque en su opinión los solteros sin familia eran mejores soldados, ya que tenían menos ataduras. El sacerdote consideró que el decreto era injusto y desafió al emperador. Celebraba en secreto matrimonios para jóvenes enamorados. El emperador Claudio dio entonces orden de que encarcelasen a Valentín. Claudio finalmente ordenó que lo martirizaran y ejecutaran el 14 de Febrero del año 27016.

La fiesta de San Valentín, patrono de los enamorados, el 14 de Febrero, ha incorporado expresiones de ese amor, en todas sus manifestaciones: las tarjetas (las cuales si bien desde el siglo XV existe evidencia de ellas no es sino hasta el siglo XIX que se popularizaron17), chocolates (que desde que en el siglo XVII llegaron de América a Europa han sido considerados como afrodisíacos), cupidos (versión romana de eros, dios primordial responsable de la atracción sexual, el amor y el sexo, venerado también como un dios de la fertilidad18), rosas (introducidas en el siglo XVIII por Carlos II de Suecia como simbolizando de emociones o mensajes no verbales19, hoy las rosas rojas simbolizan el amor apasionado, las rosadas para la amistad y las blancas para la pureza20).

16

El Origen del 14 de Febrero Día de San Valentín, https://clea.edu.mx/portal/blog/el-origen-del-14-de-febrero-diade-san/ 17 El origen de las tarjetas de amor de San Valentín, https://culturacolectiva.com/historia/el-origen-de-las-tarjetas-deamor-de-san-valentin/ 18 Eros, https://www.ecured.cu/Eros 19 ¿Por qué regalar rosas el día de San Valentín?, http://es-visiontimes.com/regalar-rosas-dia-san-valentin/ 20 El significado de las rosas según su color, https://www.verdissimo.com/es/noticias/significado-de-las-rosas-segunsu-color

19


Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración del 14 de Febrero bajo el cobijo del Día de San Valentín como Día del Amor, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre el amor que debemos a Dios y a nuestros semejantes se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

20


Cuaresma

Una vez como cada año el ambiente cambia. Dentro de cuarenta días será lo que el mundo conoce como Semana Santa. Estos cuarenta días comienzan para la religión romana con la imposición de ceniza y concluirá con lo que denominan la pascua. En estos cuarenta días hay ayunos, abstinencias, penitencias. Algunos que no profesan la religión romana, correspondiendo en su entendimiento estos días con los cuarenta días de ayuno de Moisés, Elías o Jesús, de igual forma se sienten imbuidos por este espíritu de arrepentimiento y conversión y llevan a cabo 21


las prácticas propias de este período. ¿De dónde viene este período de ayunos, abstinencias, penitencia que de manera general observa un grupo de gentes, previos a una resurrección?, ¿están relacionados con los ayunos de Moisés, Elías o Jesús, de alguna forma?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

Ayunos/penitencias de cuarenta días según la Escritura

Dado que en la Escritura encontramos tres personajes que tuvieron sus períodos de ayuno que por cuarenta días, tendría que comenzarse por entender en qué consistieron, paraqué los hicieron, cuáles fueron las circunstancias de los mismos.

Moisés. La Escritura nos muestra que Moisés ayunó cuarenta días en dos ocasiones. La primera vez es registrada en Éxodo 24:18, “Y entró Moisés en medio de la nube, y subió al monte; y estuvo Moisés en el monte cuarenta días y cuarenta noches. En esa ocasión, Moisés fue acompañado de Josué, su servidor (Éxodo 24:13), descendiendo con las tablas de la ley, en un momento en que aquellos que había puesto al frente habían construido un becerro de oro para que el pueblo lo adorara, fue ahí cuando Moisés arrojó las tablas. En estos versos no se indica si ayunó; no obstante, en Deuteronomio 9:9, “9 Cuando yo subí al monte para recibir las tablas de piedra, las tablas del pacto que Jehová hizo con vosotros, estuve entonces en el monte cuarenta días y cuarenta noches, sin comer pan ni beber agua”. Como señala Éxodo 19:1, fue al tercer mes de haber salido de Egipto que los israelitas llegaron al Sinaí, por lo que si en en el primer mes del calendario de 22


Dios, Abib (o Nisán) los israelitas salieron de Egipto (Deuteronomio 16:1), el cual cae en marzo-abril, al tercer mes sería más o menos en junio-julio. Esto es importante para ver cómo es que este ayuno no empata con el de la conocida actualmente como Cuaresma que cae en marzo-abril.

La segunda vez que estuvo 40 días y 40 noches se registra en Éxodo 34, después de que pasara el juicio de Dios sobre Israel por la adoración al becerro de oro. Ya en esa ocasión, Moisés subió solo al monte Sinaí por orden directa de Dios, “Y Jehová dijo a Moisés: Alísate dos tablas de piedra como las primeras, y escribiré sobre esas tablas las palabras que estaban en las tablas primeras que quebraste. Prepárate, pues, para mañana, y sube de mañana al monte de Sinaí, y preséntate ante mí sobre la cumbre del monte. Y no suba hombre contigo, ni parezca alguno en todo el monte; ni ovejas ni bueyes pazcan delante del monte” (Éxodo 34:1-3), una vez allí en el monte, Moisés tuvo 40 días y 40 noches sin comer pan ni beber agua, “Y él estuvo allí con Jehová cuarenta días y cuarenta noches; no comió pan, ni bebió agua; y escribió en tablas las palabras del pacto, los diez mandamientos” (Éxodo 34:28). Este episodio lo narra también Deuteronomio 10:10, señalando que fueron 40 días y noches iguales a las primeras que había hecho. Como esta segunda subida por las tablas fue inmediatamente después del suceso anteriormente narrado, continúa en el periodo de tiempo donde termino el anterior, es decir, sigue en junio-julio.

23


Elías. En el caso de Elías, esto se nos relata en 1° Reyes 19:5-8, “Y echándose debajo del enebro, se quedó dormido: y he aquí luego un ángel que le tocó, y le dijo: Levántate, come. Entonces él miró, y he aquí a su cabecera una torta cocida sobre las brasas, y una jarra de agua: y comió y bebió y se volvió a dormir. Y volviendo el ángel de Yahvé la segunda vez, lo tocó, diciendo: Levántate y come porque si no el viaje sería demasiado largo para ti, Elías de levantó pues, y comió y bebió; y aquella comida le dio fuerzas para caminar cuarenta días y cuarenta noches, hasta llegar a Horeb, el monte de Dios". El relato no permite identificar en qué mes sucedió esto, pero hay otras características en el mismo, comunes a los otros dos personajes, que nos servirán para analizarlo a la luz de lo que actualmente se conoce como Cuaresma.

Jesús. En el caso de Jesús, esto nos lo relata Mateo 4:1-2, “Luego el Espíritu llevó a Jesús al desierto, para que el diablo lo pusiera a prueba, estuvo cuarenta días y cuarenta noches sin comer y después sintió hambre". Al relato de este ayuno no señala en qué momento se hizo, pero por otros relatos vemos está lejos de la Pascua judía. Juan 2:13, Juan 6:4, Juan 11:55, y Juan 13:1ss nos menciona las cuatro pascuas que celebró Jesús con sus discípulos, siendo la ultima la de la institución de la Santa Cena. La primera se menciona en Juan 2:13, tiempo atrás (incluso antes de las bodas de Caná (Juan 2:1ss), Jesús había llamado a Andrés y a Pedro (Juan 1:40-41). En Mateo, quien relata lo del ayuno en cuestión, vemos como este llamado (Mateo 4:18) es precisamente después de ese ayuno, e incluso antes de eso Jesús había dejado Nazaret he ido a habitar un tiempo en

24


Capernaúm (Mateo 4: 13), por lo que este ayuno fue tiempo antes de la Pascua judía, no concluyó con la actualmente llamada Pascua.

Si bien el relato de los cuarenta días de ayuno de Elías no permite identificar las fechas del mismo, en el caso de Moisés y Jesús queda claro que los cuarenta días de ayuno no corresponden en el tiempo a los cuarenta días que actualmente se observa la llamada Cuaresma, pero más allá de eso podemos ver unas diferencias entre estos tres ayunos: lo primero es que fueron completos y totales, es decir, no se comía ni se bebía nada, con lo que son ayunos más que sobrenaturales logrados por la fuerza de Dios en cada uno de ellos; segundo, no eran para un conglomerado de personas sino específicamente para una persona (Moises, Elías, Jesús) que iba a desempeñar una misión específica por parte de Dios; y tercero, por lo menos dos de ellos no corresponden en las fechas con lo que actualmente se conoce Cuaresma pero los tres no concluyen con la celebración de la Pascua judía sino con el inicio de una misión encomendada.

Ahora bien, específicamente en cuanto al ayuno hay que reconocer que la Escritura sí lo señala como una práctica piadosa, no circunscrita exclusivamente a un periodo especifico de tiempo, menos de cuarenta días previos a la pascua.

Así que ayunamos y oramos a nuestro Dios pidiéndole su protección, y él nos escuchó (Esdras 8:23); Así que después de ayunar, orar e imponerles las manos, los despidieron (Hechos 13:3); Cuando ayunen, no pongan cara triste como hacen los hipócritas, que demudan sus rostros para mostrar que están ayunando. Les 25


aseguro que éstos ya han obtenido toda su recompensa (Mateo 6:16); Pero tú, cuando ayunes, perfúmate la cabeza y lávate la cara para que no sea evidente ante los demás que estás ayunando, sino sólo ante tu Padre, que está en lo secreto; y tu Padre, que ve lo que se hace en secreto, te recompensará (Mateo 6:17-18); «Ahora bien —afirma el Señor —, vuélvanse a mí de todo corazón, con ayuno, llantos y lamentos» (Joel 2:12); En todo ese tiempo no comí nada especial, ni probé carne ni vino, ni usé ningún perfume (Daniel 10:3); Mientras ayunaban y participaban en el culto al Señor, el Espíritu Santo dijo: «Apártenme ahora a Bernabé y a Saulo para el trabajo al que los he llamado» (Hechos 13:2).

Ayunos/penitencias de cuarenta días según el mundo

Sabiendo lo anterior, ¿dónde podemos encontrar un periodo de cuarenta días de ayunos y penitencias, relativas al sentir religioso de toda una comunidad y que incluso culminen con una (falsa) resurrección?

En este punto hay que ir más atrás y observar que la duración original del ayuno por cuarenta días en la época se remonta a Babilonia. "Los cuarenta días de abstinencia de la Cuaresma fue directamente copiada de los adoradores de la diosa Babilónica. Tal Cuaresma de cuarenta días, en la primavera del año, todavía se observa por los Yezidis o los adoradores paganos del diablo de Koordistan, quien lo heredaron de sus maestros antiguos, los Babilónicos. Tal Cuaresma de cuarenta días fue celebrada en la primavera por los mexicanos paganos. Tal 26


Cuaresma de cuarenta días fue observada in Egipto21; De hecho, esta Cuaresma egipcia de cuarenta días fue observada expresamente en honor a Osiris, también conocida como Adonis en Syria y Tammuz en Babilonia22

Respecto de Tammuz, este era una divinidad babilónica, consorte de Inanna, hijo de Nemrod y Ninsun. Es el dios pastor y de la fertilidad. También Talmuz entre los semitas y Adonis para los fenicios y sirios23, conforme a la antigua leyenda, Nimrod murió, y vino a ser el dios sol. Su mujer Semíramis fue impregnada por un rayo del sol, y dio a luz a Tammuz (un falso nacimiento virginal). Más tarde Tammuz fue muerto por un jabalí. No obstante, después del clamor de Semiramis por 40 días, Tammuz vuelve a la vida, lo cual es una falsificación de la resurrección. De hecho, este fue el origen del falso sistema religioso que envuelve la adoración a la madre y al hijo. De hecho, durante la cautividad de Babilonia, en Jeremías vemos que esa fue la adoración de Israel, la abocada a Semiramis como “Reina del Cielo” (Jeremías 7; 18, 19; 44: 15-30)24.

Así que los cuarenta días de endechas por la muerte de Tammuz concuerdan en fechas con lo que actualmente se conoce como Cuaresma, son dados esos cuarenta días para un conglomerado de personas, en él hay ayunos parciales, y concluye con la celebración de una falsa resurrección, la de Tammuz.

21

Las Dos Babilonias, http://www.benabraham.com/pdf/2_babylonias_espa.pdf Sabaean Researches, http://www.iapsop.com/ssoc/1823__landseer___sabean_researches.pdf 23 Sumerian Mythology, https://web.archive.org/web/20051207044843/http://home.comcast.net/~chris.s/sumerfaq.html 24 Cuaresma: Culto a Semiramis, Nimrod y Tammuz, http://dezpierta.es/?p=2034 22

27


Ayunos/penitencias de cuarenta días, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, lo que podríamos denominar un período oficialmente establecido de cuarenta días de ayunos, sacrificios y penitencias, previos a lo que se considera la Pascua.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo que siquiera remotamente pudiéramos identificar como un período oficialmente establecido de cuarenta días de ayunos, sacrificios y penitencias, previos a lo que se considera la Pascua.

Ayunos/penitencias de cuarenta días y las iglesias

Pero si como hemos visto hasta ahorita los ayunos de 40 días de Moises, Elías y Jesús fueron completos y totales, no fueron para un conglomerado de personas sino específicamente para una persona (Moises, Elías, Jesús), y por lo menos dos de ellos no corresponden en las fechas con lo que actualmente se conoce 28


Cuaresma pero los tres no concluyen con la celebración de la Pascua judía, ¿dónde podremos encontrar ayunos que no sean totales sino parciales, que sí vayan para un conglomerado de personas y que sí concluyan con una resurrección (resurrección que serpia falsa al no ser la verdadera celebrada por la iglesia de Dios en los tiempos previsto para ello)?

La Cuaresma (en latín: quadragesima, ‘cuadragésimo día antes de la Pascua), es el tiempo litúrgico del calendario cristiano destinado a la preparación espiritual de la fiesta de la Pascua. Se trata de un tiempo de purificación e iluminación, celebrado en la Iglesia católica, copta, ortodoxa, anglicana, y buena parte de las Iglesias protestantes (incluyendo algunas evangélicas), aunque con inicios y duraciones distintas25.

La Cuaresma es el tiempo litúrgico de conversión, que marca la iglesia romana para prepararnos a sus feligreses a la fiesta de la Pascua. Su observancia la señala como un tiempo para arrepentirse de los pecados y cambiar para ser mejores y poder vivir más cerca de Cristo. La Cuaresma dura 40 días; comienza el Miércoles de Ceniza y termina antes de la Misa de la Cena del Señor del Jueves Santo. A lo largo de este tiempo, sobre todo en la liturgia del domingo, los feligreses hacen un esfuerzo por recuperar el ritmo y estilo de verdaderos creyentes para vivir como hijos de Dios26. La Cuaresma es un camino hacia la

25 26

Cuaresma, https://www.luna.ovh/planeta/es/Cuaresma ¿Qué es la Cuaresma?, https://www.aciprensa.com/recursos/que-es-la-cuaresma-1920

29


Pascua, que es la fiesta más importante de la iglesia romana por concluir con la resurrección de Cristo27

Veamos primero como evolucionó esta idea en la iglesia romana ya que de ahí pasó a las demás confesiones que también la observan.

Para la iglesia Romana, la Cuaresma es un período penitencial de 40 días de oración y ayuno que precede a la Pascua. En la iglesia occidental, la observancia de la Cuaresma comienza 6 ½ semanas antes de Semana Santa el Miércoles de Ceniza; (se excluyen los domingos).En la iglesia oriental se extiende el período de más de 7 semanas, porque tanto los sábados y domingos son excluidos. Anteriormente un ayuno severo fue recetado: sólo una comida completa se le permitió al día, y la carne, pescado, huevos y productos lácteos estaban prohibidos. Hoy, sin embargo, la oración y las obras de caridad que se obtienen. La Cuaresma ha sido observada desde el siglo cuarto28.

La palabra teutónica la Cuaresma, que empleamos para designar rápidamente los cuarenta días anteriores a la Pascua, que originalmente significaba nada más que la temporada de primavera. Sin embargo se ha utilizado desde el período anglosajón para traducir el término latino más importante Quadragesima (Carême francés, italiano quaresima, cuaresma Españoles), que significa "cuarenta días", o más literalmente el "cuarenta días". A su vez, imitaba el nombre griego de la Cuaresma, tessarakoste (cuadragésimo), una palabra formada de la analogía de 27

Cuaresma: 40 días para la reconciliación, http://es.catholic.net/op/articulos/18301/cuaresma-40-das-para-lareconciliacin.html 28 Cuaresma, http://mb-soft.com/believe/tss/lent.htm

30


Pentecostés (pentekoste), que el pasado se utilizaba para la fiesta de los judíos antes de los tiempos del Nuevo Testamento. Esta etimología, como veremos, es de alguna importancia, a explicar la evolución temprana del ayuno pascual29.

Respecto al inicio de la cuaresma, es decir, el miércoles de ceniza, la imposición de ceniza “quien la recibe debe estar dispuesto a realizar un cambio espiritual para el bienestar de sus semejantes, es decir arrepentirse de sus pecados, de nada sirve que la gente tome la ceniza por costumbre si no está dispuesta a arrepentirse; la ceniza es un signo de purificación que se hace antes de que dé inicio la Cuaresma, la gente también podría vestirse de negro para denotar tristeza por sus pecados”30 . Esta práctica se remonta a por lo menos el siglo VI o VII.

Ya en el siglo V algunos Padres apoyaban la opinión de que este ayuno de cuarenta días era una institución apostólica. Por ejemplo, San León (m. 461) exhorta a sus oyentes a abstenerse para que "con sus ayunos puedan cumplir con la institución apostólica de los cuarenta días" ---ut apostolica institutio quadraginta dierum jejuniis impleatur (P.L., LIV, 633), y el historiador Sócrates (m. 433) y San Jerónimo (m. 420) utilizan un lenguaje parecido. (P.G., LXVII, 633; P.L., XXII, 475). Pero los mejores eruditos modernos son casi unánimes en el rechazo de este punto de vista, ya que en los documentos existentes de los primeros tres siglos encontramos tanto una considerable diversidad de prácticas en lo tocante al ayuno anterior a la Pascua, y también un proceso gradual de desarrollo en materia de su duración. De manera clara puede concluirse que que en el año 190 Ireneo no 29

Idem Significado del Miércoles de Ceniza, https://www.vanguardia.com.mx/articulo/polvo-eres-y-ceniza-signo-depurificacion 30

31


sabía de ningún ayuno pascual de cuarenta días. La misma conclusión se puede obtener a partir del lenguaje de Tertuliano sólo unos pocos años más tarde. Y hay el mismo silencio observable en todos los Padres pre-nicenos, aunque muchos tuvieron ocasión de mencionar tal institución apostólica si hubiese existido. Podemos notar, por ejemplo, que no hay mención de la Cuaresma en San Dionisio de Alejandría (ed. Feltoe, 94 ss.) ni en la "Didascalia", la cual Funk atribuye a cerca del año 250; sin embargo, ambos hablan abundantemente del ayuno pascual 31.

Hasta los 600s, la Cuaresma comenzaba en Quadragesima (Cuarentaavo) Domingo, pero Gregorio el Grande (c. 540-604) la movió a un miércoles, ahora llamado Miércoles de Ceniza, para asegurar el número exacto de 40 días en Cuaresma –no contando domingos, que eran días de fiesta. Gregorio, quien es considerado como el padre del papado medieval, está acreditado también con la ceremonia que da al día su nombre32

Sócrates Scholasticus, escritor católico, escribe a principios del siglo V: “Se observa que los ayunos antes de Pascua se observan de manera diferente entre las gentes. Los que están en Roma ayunan tres semanas sucesivas antes de la Pascua, excepto sábados y domingos. Los de Illyrica y de toda Grecia y Alejandría observan un ayuno de seis semanas, que denominan “Los cuarenta días de ayuno”. Otros comienzan a ayunar desde la séptima semana antes de Pascua, y ayunan solo tres de cinco días, y eso a intervalos. También se puede ver un desacuerdo sobre la forma de abstinencia de los alimentos, así como sobre el 31 32

Cuaresma, http://ec.aciprensa.com/wiki/Cuaresma The Beginning of Lent, http://www.christianitytoday.com/history/2008/august/beginning-of-lent.html

32


número de días. Algunos se abstienen por completo de las cosas que tienen vida: otros se alimentan solo de peces: muchos junto con pescado, también comen aves. Algunos se abstienen de los huevos y de todo tipo de frutas: otros toman solo pan seco, y otros no comen ni esto: mientras que otros ayunan hasta la hora novena, luego toman cualquier tipo de comida sin distinción33.

Actualmente, el derecho canónico de la iglesia romana establece en sus cánones 1249 a 1253 que34:

1249 Todos los fieles, cada uno a su modo, están obligados por ley divina a hacer penitencia; sin embargo, para que todos se unan en alguna práctica común de penitencia, se han fijado unos días penitenciales, en los que se dediquen los fieles de manera especial a la oración, realicen obras de piedad y de caridad y se nieguen a sí mismos, cumpliendo con mayor fidelidad sus propias obligaciones y, sobre todo, observando el ayuno y la abstinencia, a tenor de los cánones que siguen.

1250 En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de cuaresma.

1251 Todos los viernes, a no ser que coincidan con una solemnidad, debe guardarse la abstinencia de carne, o de otro alimento que haya determinado

33

THE ECCLESIASTICAL HISTORY OF SOCRATES SCHOLASTICUS, http://www.documentacatholicaomnia.eu/03d/03800440,_Socrates_Scholasticus,_Historia_ecclesiastica_[Schaff],_EN.pdf 34 Código de Derecho Canónico, http://www.vatican.va/archive/ESL0020/_P4M.HTM

33


la Conferencia Episcopal; ayuno y abstinencia se guardarán el miércoles de Ceniza y el Viernes Santo.

1252 La ley de la abstinencia obliga a los que han cumplido catorce años; la del ayuno, a todos los mayores de edad, hasta que hayan cumplido cincuenta y nueve años. Cuiden sin embargo los pastores de almas y los padres de que también se formen en un auténtico espíritu de penitencia quienes, por no haber alcanzado la edad, no están obligados al ayuno o a la abstinencia.

1253 La Conferencia Episcopal puede determinar con más detalle el modo de observar el ayuno y la abstinencia, así como sustituirlos en todo o en parte por otras formas de penitencia, sobre todo por obras de caridad y prácticas de piedad.

Así que aquí tenemos un período de cuarenta días de ayunos parciales, Cuaresma, que concuerda con las endechas po cuarenta días dadas a Tamuz. La iglesia romana concluye la cuaresma con lo que llama Domingo de Resurrección, dado que Jesús no resucitó un domingo sino un sábado (esto se verá en el siguiente apartado relativo al Domingo de Resurrección), la cuaresma romana concluye con una resurrección falsa, al igual que la falsa resurrección de Tammuz.

El Nuevo Testamento no manda ni menciona la celebración de la Cuaresma en ninguno de sus pasajes. Pero en cambio, el Antiguo Testamento sí la menciona. 34


“La Cuaresma,” recuerde, “parece haber sido el preámbulo indispensable para el gran festival anual en conmemoración de la muerte y resurrección de Tamuz (el Mesías babilónico pagano). El mes de junio recibió ese nombre en honor del falso Mesías de Babilonia. Durante los cuarenta días que precedían a la fiesta de Tamuz (regularmente celebrada en junio), los paganos celebraban su temporada de Cuaresma. El profeta Ezequiel describe esto vívidamente. “Me dijo después (el Señor), Vuélvete aún, verás abominaciones mayores…”. Note que Dios llama a lo que Ezequiel está a punto de ver, abominaciones. ¿Qué ve el profeta? “lll Y he aquí mujeres que estaban allí sentadas endechando a Tamuz” (Ezequiel 8:13-14). Ellas lloraban por Tamuz el falso Mesías de los paganos. Esas endechas precedían a los festivales paganos en honor de la supuesta resurrección de Tamuz. El ayuno y las endechas se combinaban por un período de cuarenta días antes del festival en honor de Tamuz. El período de endechas y semi-ayuno caía durante la primavera. Por eso es que otro de los significados de esta fiesta es “primavera”. La Cuaresma es una continuación de la costumbre pagana de abstenerse de ciertas comidas antes de la celebración de una resurrección falsa 35.

Por último, respecto de la cruz de ceniza, rito con el que comienza la cuaresma, Ayam Nabarz describió cómo es que Tertuliano ciertamente escribió como es que “el dios Mithras marca a sus soldados en la frente”, pero ¿con qué ‘signo’? “Los iniciados… mithraístas… tendrán por lo tanto la Cruz del Sol sobre sus frentes”. La similitud con la cruz de cenizas hecha en la frente el cristiano Miércoles de Ceniza es asombrosa. Algunos han sugerido que este sería un ejemplo de los primeros

35

¿Por Qué Se Observa la Cuaresma?, https://www.ccog.org/por-que-se-observa-la-cuaresma/

35


cristianos tomando prestado del culto Mithraísta; otros sugieren que ambos cultos estaban bosquejando el mismo prototipo; y Manly Hall señala que los candidatos que exitosamente pasaban las iniciaciones Mithraístas eran marcados sobre sus frentes con la cruz de los egipcios36.

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración de la cuaresma, tanto de forma como de fondo, y considerando las fechas en que actualmente se observa, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre ayunos, arrepentimientos y penitencias se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social: Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

36

El Miércoles de Ceniza no está en la Biblia, http://www.cdlidd.es/el-miercoles-de-ceniza-no-esta-en-la-biblia/

36


Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

37


Domingo de Resurrección

Termina lo que se denomina la Cuaresma. Los cuarenta días de ayunos, abstinencias, penitencias dan paso a un día de celebración: el domingo de resurrección. Cristianos de todo el mundo se gozan el domingo, día en que se dice Jesús resucitó, pues ello es la esperanza viva de su fe. Se hacen procesiones, se participa en celebraciones religiosas, de manera individual cada quien puede, en recogimiento reflexionar sobre este día. ¿Qué podría estar mal?, ¿acaso no es la resurrección de Jesús, que se nos dice sucedió un domingo, motivo más que 38


suficiente para gozarnos año con año en ello? Más si vemos la Escritura y la historia, ¿Qué encontraremos? ¿De dónde viene esta celebración, un domingo de resurrección, con su nomenclatura y simbología?, ¿la iglesia ha celebrado desde sus inicios y hasta la fecha la resurrección de Jesús, y es más: ésta un domingo?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

La resurrección según la Escritura

Antes de comentar propiamente sobre la resurrección, hay que ver si en la Escritura se tiene algún elemento doctrinal o instruccional que nos lleve a considerar este evento, sin duda el más maravilloso del plan de Dios, como motivo de celebración.

Sobre la resurrección del Señor, por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no encontrará una sola indicación de su celebración. No hay instrucciones, no hay indicaciones, es más: ni siquiera hay referencias generales o superficiales de que en algún momento la iglesia naciente estuviere celebrando este acontecimiento.

De lo que sí se tiene, y sobradamente, son instrucciones, indicaciones, referencias (y no generales sino específicas o superficiales sino relevantes), sobre la celebración del memorial de la muerte del Señor.

39


Lucas 22:7-23 contiene la relatoría de lo que se conoce como la Santa Cena, relatoría que se repite en Mateo 26:17-30, con la especificidad de Lucas 22:19 donde Jesús ordena se repita ese memorial:

7

Cuando llegó el día de la fiesta de los Panes sin levadura, en que debía

sacrificarse el cordero de la Pascua, 8 Jesús envió a Pedro y a Juan, diciéndoles: ―Vayan a hacer los preparativos para que comamos la Pascua. 9

―¿Dónde quieres que la preparemos? —le preguntaron.

10

―Miren —contestó él—: al entrar ustedes en la ciudad les saldrá al

encuentro un hombre que lleva un cántaro de agua. Síganlo hasta la casa en que entre, 11 y díganle al dueño de la casa: “El Maestro pregunta: ¿Dónde está la sala en la que voy a comer la Pascua con mis discípulos?”

12

Él les

mostrará en la planta alta una sala amplia y amueblada. Preparen allí la cena. 13

Ellos se fueron y encontraron todo tal como les había dicho Jesús. Así que

prepararon la Pascua. 14

Cuando llegó la hora, Jesús y sus apóstoles se sentaron a la

mesa. 15 Entonces les dijo: ―He tenido muchísimos deseos de comer esta Pascua con ustedes antes de padecer, 16 pues les digo que no volveré a comerla hasta que tenga su pleno cumplimiento en el reino de Dios. 17

Luego tomó la copa, dio gracias y dijo:

40


―Tomen esto y repártanlo entre ustedes. 18 Les digo que no volveré a beber del fruto de la vid hasta que venga el reino de Dios. 19

También tomó pan y, después de dar gracias, lo partió, se lo dio a ellos y

dijo: ―Este pan es mi cuerpo, entregado por ustedes; hagan esto en memoria de mí. 20

De la misma manera tomó la copa después de la cena, y dijo:

―Esta copa es el nuevo pacto en mi sangre, que es derramada por ustedes. 21 Pero sepan que la mano del que va a traicionarme está con la mía, sobre la mesa. 22 A la verdad el Hijo del hombre se irá según está decretado, pero ¡ay de aquel que lo traiciona! 23

Entonces comenzaron a preguntarse unos a otros quién de ellos haría

esto.

Como se indicó, Lucas 22:19 señala claramente “hagan esto en memoria de mí”. ¿Y qué es lo que significaría este memorial? Pablo en 1 Corintios 11:26 señala que “todas las veces que comáis este pan y bebáis esta copa, la muerte del Señor proclamáis hasta que El venga”.

Así que la celebración del memorial de la Santa Cena tiene que ver con la proclamación de la muerte del Señor, no su resurrección, hasta su venida.

Respecto de 1 Corintios 11:26, esta cita es parte de una relatoría mayor donde Pablo de nueva cuenta aborda el tema de la Santa Cena: 41


23

Porque yo recibí del Señor lo que también os he enseñado: Que el Señor

Jesús, la noche que fué entregado, tomó pan; 24

Y habiendo dado gracias, lo partió, y dijo: Tomad, comed: esto es mi

cuerpo que por vosotros es partido: haced esto en memoria de mí. 25

Asimismo tomó también la copa, después de haber cenado, diciendo: Esta

copa es el nuevo pacto en mi sangre: haced esto todas las veces que bebiereis, en memoria de mí. 26

Porque todas las veces que comiereis este pan, y bebiereis esta copa, la

muerte del Señor anunciáis hasta que venga.

Y a continuación, en 1 Corintios 11:27-34, Pablo da algunas instrucciones, algunas correcciones, algunas admoniciones a considerar para celebrar dignamente este memorial: 27

De manera que, cualquiera que comiere este pan o bebiere esta copa del

Señor indignamente, será culpado del cuerpo y de la sangre del Señor. 28

Por tanto, pruébese cada uno a sí mismo, y coma así de aquel pan, y beba

de aquella copa. 29

Porque el que come y bebe indignamente, juicio come y bebe para sí, no

discerniendo el cuerpo del Señor. 30

Por lo cual hay muchos enfermos y debilitados entre vosotros; y muchos

duermen. 31

Que si nos examinásemos a nosotros mismos, cierto no seríamos

juzgados.

42


32

Más siendo juzgados, somos castigados del Señor, para que no seamos

condenados con el mundo. 33

Así, que, hermanos míos, cuando os juntáis a comer, esperaos unos a

otros. 34

Si alguno tuviere hambre, coma en su casa, porque no os juntéis para

juicio. Las demás cosas ordenaré cuando llegare.

Así que en el Nuevo Testamente lo que tenemos es la ordenanza, la instrucción, la corrección, sobre la forma, la manera, los momentos, relativos al memorial de la Santa Cena del Señor, la cual es una proclamación de Su muerte hasta Su regreso.

Pero, ¿podemos suponer que la celebración de la resurrección de Jesús en domingo es algo que también puede considerarse aceptable, después de todo es un momento glorioso, o no? Aquí hay dos consideraciones que hacer. La primera, como ya se comentó, es que en los primeros años de la iglesia, al menos lo que se nos documenta en el Nuevo Testamento y hasta c. del año 100 d.C. no había tal celebración, eso ya es mucho que decir y debería darnos mucha luz sobre lo que se estableció en la iglesia y lo que era su práctica.

Y segundo, para el cristiano devoto que considere aun así que no hay nada de malo en inventarse celebraciones que no están en la Escritura, por más nobles,

43


edificantes o espirituales que uno pueda considerar, algo que debería tener en cuenta es que la resurrección no ocurrió en domingo37.

Tal vez a alguien le parezca no sólo impactante esta aseveración sino incluso absurda, ¿qué acaso no dice Marcos 16:9 “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios”?

Si, esa cita dice eso, pero no significan lo que el mundo ha interpretado. Antes de aclarar el punto veamos una situación que debería generar a menos una incógnita de asombro para quien la leyese y que nos sirve para conciliar todo. ¿Cuándo las mujeres compraron las aromas para embalsamar a Jesús, antes o después del sábado? “Cuando pasó el sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle” (Marcos 16:1); ahora bien, ¿cuándo las mujeres prepararon las aromas para embalsamar a Jesús, antes o después del sábado? “Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el sábado, conforme al mandamiento” (Lucas 23:56). Así que aquí tenemos una situación más que ilógica donde las mujeres compran las aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús después del sábado, pero preparan esas aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús antes del sábado.

Si bien esto parece un absurdo y una contradicción, no lo es, sino que ordenando los días que implícitamente se consideran uno puede entender que la muerte de 37

Para un discernimiento mayor sobre este tema se sugiere la obra “Tres días y tres noches - La Prueba de la Mesianidad de Jesús-”. Descargar gratis sin compromiso ni seguimiento en www.rocefi.com.mx, Menú Libros, Sección Ebooks Gratis, Apartado Cristianismo.

44


nuestro Señor se llevó a cabo un miércoles siendo por ende la resurrección un sábado. Veamos.

Por Marcos 16:9 citado anteriormente, vemos que para cuando María Magdalena fue al sepulcro el domingo temprano la resurrección ya se había llevado a cabo, de hecho por Juan 20:1 sabemos que María Magdalena va al sepulcro aun siendo oscuro y la piedra ya había sido movida, así que la cuestión de los sábados de Marcos 16:1 y Lucas 23:56 tiene que ser arreglada antes del domingo. Marcos 16:1 y Lucas 23:56 se convierten en contradictorios en cuanto a su redacción cuando uno considera que ambos se están refiriendo al mismo sábado, pero ¿y si fueran sábados diferentes?

La palabra sábado viene del hebreo ‫שבת‬, Shabat, que significa cesar, reposar, y que generalmente se aplica al séptimo día de la semana. Pero el pueblo de Israel tenía otros memoriales anuales donde obligatoriamente también tenía que hacer Shabat, es decir, cesar toda actividad, reposar. Éxodo 12:6,8, Levítico 23:5 y Números 28:16 señalan que lo se conoce como la Pascua debía celebrarse el 14 de Nisán. Es interesante ver que ese día no se manda reposar, pero sí se dan instrucciones muy precisas de cómo celebrar la Pascua. Jesús celebró la Pascua el 14 de Nisán al ocultarse el sol, como se instruye en la Escritura. Lo que muchos pasan por alto es que inmediatamente después de la Pascua comenzaba una fiesta llamada de los Ázimos o Panes sin Levadura. Éxodo 12:18, 15, Levítico 23:6 y Números 28:17 señalan como es que el 15 del mes primero (Abib o Nisán) debía celebrarse la Fiesta de los Panes sin Levadura por siete días, lo interesante es 45


que como dice Éxodo 12:16, Levítico 23:7, Números 28:18 y Deuteronomio 16:8, el primero y el último de esos siete días se tenía que hacer Shabat, cesar toda actividad, reposar. Así que necesaria y forzosamente, en la semana que murió Jesús, se dieron dos Shabat, o dos reposos, el ordenado para el primer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura (al día siguiente de la Pascua) y el del sábado semanal.

Algo que debemos tener en cuenta es que para el pueblo de Israel los días comenzaban al ponerse el Sol (Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31), no como en la actualidad que comienza a la medianoche.

Después de la Pascua empezaba la Fiesta de los Panes sin Levadura, siendo el primer y el último día de esta fiesta shabats, es decir de reposo, como eran de reposo todo tenía que dejarse listo antes que iniciase, por eso en Juan 19:31, 42 se le llama a esto la preparación de la Pascua, es decir, los preparativos que podían hacerse el día de la pascua, 14 de Nisán, ya que no era de reposo para poder el día siguiente, 15 de Nisán, primer día de Panes sin Levadura, descansar. ¿Cómo sabemos que el término preparación de la Pascua no se refiere al día previo de la Pascua sino a las preparaciones que se hacían en la Pascua para el día posterior? Porque Juan 19:31 señala que esa preparación era por el día del reposo y, como se ha comentado, el 14 de Nisán, día de la Pascua, no era de reposo sino el primer día de Panes sin Levadura, el día siguiente de la Pascua, el 15 de Nisán, por lo que las preparaciones para el día de reposo se hacían el 14.

46


Dado que después de la Pascua empezaba la Fiesta de los Panes sin Levadura, siendo el primer y el último día de esta fiesta shabats, es decir de reposo, sólo hay dos opciones: o el primer día de reposo de Panes sin Levadura cayó en el sábado semanal o cayó en otro día diferente al sábado semanal. Si es el primer caso se tendría un solo día de reposo donde confluyeran dos shabats: el primer día de Panes sin Levadura y el sábado semanal, si fuera el segundo caso se tendría en un día diferente al sábado semanal otro shabat, otro reposo, ¿por cuál de las dos opciones se decanta la Escritura? Veamos

Supongamos que Jesús muere un viernes y por lo tanto el primer día de Panes sin Lavadura, la fiesta que inicia inmediatamente después de la Pascua, cayó el mismo día que el sábado semanal. Si este fue el caso tenemos el absurdo mencionado anteriormente de Marcos 16:1 y Lucas 23:56: “Cuando pasó el sábado, María Magdalena, María la madre de Jacobo, y Salomé, compraron especias aromáticas para ir a ungirle” (Marcos 16:1), “Y vueltas, prepararon especias aromáticas y ungüentos; y descansaron el sábado, conforme al mandamiento” (Lucas 23:56). Como ya se comentó, si el primer día de Panes sin Levadura, de reposo, cayó en el sábado semanal, de reposo, se tendría un solo día de reposo que vuelve la anterior redacción una situación más que ilógica imposible de resolver donde las mujeres compran las aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús después del sábado, pero preparan esas aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús antes del sábado.

47


Ahora, supongamos que Jesús muere otro día que no sea el viernes y por lo tanto el primer día de Panes sin Lavadura, de reposo, caiga en cualquier otro día que no sea el sábado semanal, ahí sí se podría arreglar que las especias fueron compradas cuando pasó el shabat relativo al primer día de panes sin Levadura y luego se prepararon descansando el shabat semanal. Dado que aquí no hay contradicciones, cuestiones absurdas o paradojas irresolubles, vamos acomodando los días a reserva de desarrollar este punto con mayor amplitud posteriormente, sobre todo por la consideración relativa a la forma de medir el tiempo bíblicamente en cuanto al inicio y término de da día. Este acomodo por facilidad debe hacerse desde el domingo y hacia atrás.

5. Para el domingo Jesús ya había resucitado. 4. El sábado semanal fue, como lo señala el mandamiento, de reposo. 3. Las mujeres en viernes compran y preparan las especias antes del sábado semanal. 2. El jueves es shabat, es decir, reposo, por ser el primer día de panes sin levadura. 1. El miércoles antes de la puesta del sol, es decir, antes que comience el jueves bíblico, es Jesús puesto en la sepultura.

Así que necesaria y forzosamente, en la semana que murió Jesús, se dieron dos shabat, o dos reposos, el ordenado para el primer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura (al día siguiente de la Pascua) y el del sábado semanal.

48


Quien defienda la muerte de Jesús un viernes siendo que el primer día de Panes sin Lavadura y el Shabat semanal cayeron el mismo día, se enfrentará al reto de conciliar el absurdo, la paradoja, de cómo es que las mujeres pudieron compran las aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús después del sábado (Marcos 16:1), pero preparan esas aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús antes del sábado (Lucas 23:56).

Para ordenar los acontecimientos, hay que tener en cuenta lo que ya se comentó: que para el pueblo de Israel los días comenzaban al ponerse el Sol (Génesis 1:5, 8, 13, 19, 23, 31), no como en la actualidad que comienzan a la medianoche.

Si ordenáramos del final al inicio lo relatado en las Escrituras, sin prejuicio alguno, tendríamos que concluir que (1) para el domingo, antes de salir el sol, la resurrección ya se había efectuado, (2) el sábado (desde la puesta del sol del viernes hasta la puesta del sol del sábado) las mujeres reposaron, (3) el viernes (desde la puesta del sol del jueves hasta la puesta del sol del viernes, obvio que trabajando en la parte clara) las mujeres compraron (después del reposo del jueves) y prepararon las especias (antes del reposo del sábado semanal), (4) el jueves (desde la puesta del sol del miércoles hasta la puesta del sol del jueves) las mujeres descansaron por ser el primer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura, y (5) el día previo por la tarde, Nisán 14, martes a la puesta de sol, Jesús celebra la Santa Cena.

49


Cuando uno considera esto todo se resuelve de manera natural. Con esto en mente tenemos el cuadro completo y correcto: Jesús toma la Pascua con sus discípulos e instituye el memorial de Su muerte para nosotros el martes, 14 de Nisán, por la tarde a la puesta del Sol (inicio del 14 de Nisán), al día siguiente, para nosotros el miércoles antes de la puesta del sol, Jesús muere en la cruz (todavía 14 de Nisán, la parte clara del mismo), como al ocultarse el sol en lo que para nosotros es miércoles por la tarde empezaría el 15 de Nisán, el cual obligatoriamente era de reposo, Jesús es enterrado a toda prisa (Lucas 23:53, 54; Juan 19:41, 42; Marcos 15:42), pues ya estaba por iniciar el 15 de Nisán, de reposo, sin que se le haya podido ungir con especias aromáticas. Las mujeres, y todo Israel, entonces descansan el 15 de Nisán, desde la puesta del sol de lo que llamamos miércoles hasta la puesta de sol de lo que llamamos jueves (y que ya sería el inicio del 16 de Nisán). Lo que llamamos viernes, que sería la parte clara del 16 de Nisán, una vez pasado el Shabat (reposo) las mujeres compran las aromas para embalsamar a Jesús (Marcos 16:1) y antes de iniciar el Shabat (reposo) semanal, siendo todavía viernes (parte clara del 16 de Nisán), las preparan y descansan al caer la tarde de lo que llamamos viernes y que sería el inicio del 17 de Nisán, que a su vez es el Shabat (reposo) semanal del séptimo día (Lucas 23:56). No hay manera de ordenar los dos reposos que deben considerarse al tomar en cuenta la Pascua, la Fiesta de los Panes sin Levadura (siete días con el 1er y el 7° día de Shabat, reposo) y un sábado semanal que concuerde de otra forma con el relato bíblico.

50


Resumiendo lo anterior tenemos: Jesús toma la Santa Cena con sus discípulos un miércoles 14 de Nisán, al día siguiente jueves antes de la puesta de sol muere y es enterrado, desde ese momento, poco antes de la puesta del sol del jueves hasta el sábado, poco antes de la puesta de sol, son los tres días y las tres noches, 72 horas, teniendo en ese lapso dos descansos: el primer día de la Fiesta de los Panes sin Levadura (desde el miércoles a la puesta de sol hasta el jueves a la puesta de sol) y el sábado semanal (desde el viernes a la puesta de sol y hasta el sábado a la puesta de sol). Siendo así que Jesús resucita en lo que para nosotros es un sábado poco antes de la puesta de sol, es decir, poco antes de iniciar el domingo según la medición del tiempo judía.

Pero bueno, independientemente, ¿qué hay de Marcos 16:9 “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana, apareció primeramente a María Magdalena, de quien había echado siete demonios”? Entendamos que en las Escrituras originales no hay signos de puntuación, es más, ni espacios hay, eso se ha adicionado para adecuarlo a nuestros idiomas actuales pero al acomodar espacios y puntuaciones los traductores se han visto constreñidos por las doctrinas previas que tenían, como el que la resurrección ocurrió un domingo. Una sola puntuación puede dar un sentido diferente de toda una redacción, veamos Marcos 16:9 “Habiendo, pues, resucitado Jesús por la mañana, el primer día de la semana apareció primeramente a María Magdalena…” De esta forma Jesús ya había resucitado en lo que para nosotros es el sábado, poco antes de la puesta del sol, siendo que el primer día de la semana se la apareció temprano a María Magdalena, no que resucitó el primer día de la semana. 51


Aunque ya vimos el acomodo de los días considerando las fiestas de Israel y como ellos consideraban los inicios y conclusiones de los días, ¿podemos estar seguros que Jesús no resucitó un en lo que llamamos domingo sino que al contrario en lo que llamamos sábado, es más: poco antes de la puesta del sol?

Para responder esto veamos el episodio donde a Jesús se le pide una señal que confirme su mesianidad (Mateo 12:38-40; también Lucas 11:29): 38

Entonces respondieron algunos de los escribas y de los fariseos, diciendo:

Maestro, deseamos ver de ti señal. 39

El respondió y les dijo: La generación mala y adúltera demanda señal; pero

señal no le será dada, sino la señal del profeta Jonás. 40

Porque como estuvo Jonás en el vientre del gran pez tres días y tres

noches, así estará el Hijo del Hombre en el corazón de la tierra tres días y tres noches.

Así tenemos que la prueba de la mesianidad de Jesús consistía en estar literal y completamente durante tres días y tres noches en la tumba, como Jonás lo estuvo en el interior del pez que se lo tragó. Los propugnadores de la muerte de Jesús en viernes y la resurrección en domingo, no tienen forma de acomodar tres días y tres noches en ese lapso de tiempo. Algunos que defienden la postura de resurrección dominical arguyen que obras como el Talmud judío permite considerar un día cualquier porción del mismo (Jerusalem Talmud: Shabbath ix. 3), de igual forma la Enciclopedia Judía sobre el asunto señala que “un tiempo corto en la mañana del séptimo día se cuenta como el séptimo día; la circuncisión se lleva a cabo en el 52


octavo día, a pesar de que, del día primero sólo sean unos minutos después del nacimiento del niño, estos se cuentan como un día" (Vol. 4, p. 475), así, una hora de luz del viernes (por ejemplo) podría considerarse un día, y siguiendo esa lógica cuando es enterrado Jesús todavía era la parte clara del viernes así que ese es un día, luego viene el sábado (parte oscura y parte clara), y cuando cae la noche del sábado, inicio del domingo según la forma de medir el tiempo por los judío, ya es el tercer día. Si bien es cierto que obras como el Talmud judío dicen eso la pregunta es ¿a qué le va a creer uno: a la Palabra de Dios o a las palabras de los hombres? Esto porque en Juan 11:9 claramente Jesús señala “¿No hay doce horas en el día? Si alguno anda de día no tropieza, porque ve la luz de este mundo”. Así, según las Escrituras, según el Señor Jesús, el día consta de doce horas, por ende la noche son las otras doce. Así que creemos en las Escrituras, si creemos en Jesús, debemos considerar que los tres días y tres noches corresponden a 72 horas, lo cual es imposible acomodar en una muerte un viernes y una resurrección un domingo.

De igual forma, leyendo las citas que indican que Jesús se levantó de la tumba “al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:4), que Dios levantó a Jesús “al tercer día” (Hechos 10:40), o que Jesús que se levantaría “después de tres días” (Marcos 8:31), algunos considerando otras citas de la Escritura (por ejemplo: Ester 4:16 y Ester 5: 1; Génesis 42:17-19; 2ª de Crónicas 10:5, 12) donde se usa ese término indican que el mismo se usa cualquier parte de un día se contaba como un día completo (igual que lo comentado anteriormente según el Talmud o la Enciclopedia Judía). En efecto, “al tercer día” o “después de tres días” pudiera 53


considerarse en ese sentido, pero también en el de las 72 horas, tres días y tres noches, por lo que debemos ver todas las Escrituras al respecto para ver en qué sentido se dicen esas frases, siendo que al considerar el énfasis de Jesús en que estaría en la sepultura tres días y tres noches, no “al tercer día” o “después de tres días”, dos veces indicado en la misma frase de Mateo 12:38-40, los dos descansos (1er día de los Panes sin Levadura y el sábado semanal), y cuadrar Marcos 16:1 y Lucas 23:56, y los tiempos requeridos para comprar y preparar especias, no hay más que concluir que en efecto eran tres días y tres noches, de 12 horas cada uno, dando 72 horas exactas.

Un evidente error del razonamiento anterior, que busca torcer al máximo la Escritura para cuadrar tres días y tres noches del viernes por la parte al domingo antes de la salida del sol, es que si se sigue nos lleva a absurdos ilógicos y situaciones imposibles, sobre todo con Marcos 16:1 y Lucas 23:56, citas con las que se inició este análisis, que señalan que las mujeres compran las aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús después del sábado, pero preparan esas aromas para embalsamar el cuerpo de Jesús antes del sábado. Ya de inicio esto suena absurdamente ilógico, pero se vuelve además una situación imposible ya que si la muerte de Jesús fue el viernes y su sepultura poco antes de la puesta del sol (inicio del sábado), ¡no hay tiempo alguno donde las mujeres hubieran podido ni comprar ni preparar las especias!, esto porque el viernes se enterraría aprisa (Lucas 23:53, 54; Juan 19:41, 42; Marcos 15:42) por estar por iniciar el sábado no habiendo tiempo alguno para otra cosa, menos para comprar y preparar especias, pero después del sábado, el domingo, aún oscuro, antes de que sol saliera, las 54


mujeres ya estarían yendo a la tumba a ungirlo (Juan 20:1) por lo que no hay espacio de compra, menos de preparación de especias. Así que no solo es cuestión de cómo entender “tres días y tres noches” o “al tercer día”, sino también Marcos 16:1 y Lucas 23:56, la cuestión de la señal para la mesianidad de Jesús, los dos días de reposo (1er día de Panes sin Levadura y sábado semanal) y los tiempos requeridos para comprar y preparar especias.

Por último, si ya vimos que Jesús muere en lo que llamamos miércoles antes de la puesta de sol (antes que terminara el 14 de Nisán), y si su resurrección se llevó a cabo exactamente 72 horas después, tenemos que tuvo que resucitar en lo que llamamos sábado antes de la puesta de sol, antes que concluyera el Shabat semanal, 17 de Nisán. Las citas referidas a que Jesús se levantó de la tumba “al tercer día, conforme a las Escrituras” (1 Corintios 15:4), que Dios levantó a Jesús “al tercer día” (Hechos 10:40), o que Jesús que se levantaría “después de tres días” (Marcos 8:31), implican necesariamente que el plazo de 72 horas, no menos, no más, tenía que cumplirse a cabalidad. De otra forma no hay manera de acomodar dos descansos (1er día de los Panes sin Levadura y el sábado semanal), cumplir la señal de la mesianidad de Jesús (tres días y tres noches de 12 horas cada uno, total 72 horas, en la tumba) y cuadrar Marcos 16:1 y Lucas 23:56, así como los tiempos requeridos para comprar y preparar especias.

Así que incluso para quien contraviniendo la Escritura desease celebrar la resurrección del Señor, a pesar de no estar eso indicado sino conmemorar Su muerte, lo estaría haciendo en un día que no corresponde. 55


Domingo de resurrección según el mundo

Sabiendo lo anterior, ¿dónde podemos encontrar un periodo de cuarenta días de ayunos y penitencias, relativas al sentir religioso de toda una comunidad y que incluso culminen con una (falsa) resurrección?

Como suele ocurrir con las celebraciones de la iglesia romana, en la fiesta de Pascua también se superponen diferentes tradiciones religiosas y místicas creando un sincretismo cuyo origen antecede y se mezcla con la formación del cristianismo. Si bien la palabra Pascua, y sus diferentes derivaciones del latín, significa “pasar sobre”, en inglés la palabra usada para designar esta festividad es “Easter”, una palabra que claramente proviene de una serie de divinidades femeninas relacionadas con la primavera, la fertilidad y el amor. Y si bien esto ocurre dentro de la tradición anglosajona, esta etimología, para algunos investigadores, delata un origen pagano que no puede disociarse del todo de la celebración cristiana ya que antecede en el tiempo al cristianismo y cuenta en el fondo la eterna historia de la resurrección, una historia mucha más antigua que la de Cristo38.

La palabra "Easter" parece provenir de la diosa Ostera o Eoster (la misma etimología que el Este) diosa del amanecer o de la primavera en la cultura anglosajona. Esta palabra parece estar cognada con la divinidad babilónica, Ishtar, adorada como Venus, ya que al ser la estrella del amanecer y/o del atardecer “parece amar la luz”, es decir es la consorte del dios de la luz, del dios masculino. 38

LOS ORÍGENES PAGANOS Y ORGIÁSTICOS DE LA CELEBRACIÓN DE PASCUA, https://pijamasurf.com/2011/04/losorigenes-paganos-y-orgiasticos-de-la-celebracion-de-pascua/

56


Ishtar ha sido también identificada con la Reina Semiramis, la esposa del poderoso rey rebelde Nemrod, que aparece en la Biblia y que habría construido la Torre de Babel. En Sumeria Ishtar es Inana, esposa de Rey Dumuzid, también llamado Tammuz. Existen variantes a esta historia pero según cuentan diferentes culturas Nemrod-Tammuz-Dumuzid habría muerto (en algunas versiones despedazado por un jabalí salvaje; en otras matado por Shem, castigado por idólatra) y su esposa Ishtar-Inana-Semiramis habría descendido al inframundo para juntar sus partes y resucitarlo39.

“Easter no es un nombre Cristiano. Tiene sus orígenes en Caldea [Babilónia] está escrito sobre su propia frente. Easter no es nada más que Astarte… la reina de los cielos, cuyo nombre, tal como pronunciado por la gente Níneve, evidentemente era idéntica con lo que ahora es usado [los países anglosajones]. Ese nombre, tal como es hallado… en monumentos de Asiria, es Istar.” En otras palabras, ¡los antiguos en Asiria pronunciaban Istar en la misma manera que nosotros hoy pronunciamos Easter! El origen de Easter [hoy llamado Domingo de Pascua o de Resurrección], sin embargo, es actualmente algo bien antiguo—remontándo sus orígenes a los tiempos después del diluvio bíblico a la Torre de Babel. Nimrod— quien se levantó contra el verdadero Dios de los cielos (Génesis 10:8-9)—fue el fundador de la antigua “religión de misterio de Babilonia.” Después de su muerte, su esposa, la Reina Semiramis dio luz a un hijo ilegítimo, Tamuz (también conocido en la cultura Griega como Adonis), cual ella declaró que era actualmente

39

Idem

57


Nimrod renacido. Semiramis misma fue hecha una diosa y fue conocida como “la reina de los cielos” 40.

Respecto de Tammuz, este era una divinidad babilónica, consorte de Inanna, hijo de Nemrod y Ninsun. Es el dios pastor y de la fertilidad. También Talmuz entre los semitas y Adonis para los fenicios y sirios41, conforme a la antigua leyenda, Nimrod murió, y vino a ser el dios sol. Su mujer Semíramis fue impregnada por un rayo del sol, y dio a luz a Tammuz (un falso nacimiento virginal). Más tarde Tammuz fue muerto por un jabalí. No obstante, después del clamor de Semiramis por 40 días (un día por cada año que Tamumuz había vivido), Tammuz vuelve a la vida, lo cual es una falsificación de la resurrección. De hecho, este fue el origen del falso sistema religioso que envuelve la adoración a la madre y al hijo. De hecho, durante la cautividad de Babilonia, en Jeremías vemos que esa fue la adoración de Israel, la abocada a Semiramis como “Reina del Cielo” (Jeremías 7; 18, 19; 44: 15-30)42.

Así que los cuarenta días de endechas por la muerte de Tammuz concuerdan en fechas con lo que actualmente se conoce como Cuaresma (que ya se comentó en el apartado anterior sobre este tema), son dados esos cuarenta días para un conglomerado de personas, en él hay ayunos parciales, y concluye con la celebración de una falsa resurrección, la de Tammuz.

40

El increíble origen pagano del Domingo de Pascua o Easter, http://armonicosdeconciencia.blogspot.mx/2011/04/elincreible-origen-pagano-del-domingo.html 41 Sumerian Mythology, https://web.archive.org/web/20051207044843/http://home.comcast.net/~chris.s/sumerfaq.html 42 Cuaresma: Culto a Semiramis, Nimrod y Tammuz, http://dezpierta.es/?p=2034

58


El domingo de resurrección, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, lo que podríamos denominar domingo de resurrección. Lo que si hay es la ordenanza de celebrar el memorial de la muerte del Señor, como ya vimos, cada 14 de Nisán al caer la tarde.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo que siquiera remotamente pudiéramos identificar como domingo de resurrección.

El domingo de resurrección y las iglesias

Entonces, ¿Cómo es que llega hasta nosotros lo que actualmente se conoce como Domingo de Resurrección?

En lo que devino a ser la iglesia romana, desde finales del siglo Il la Pascua anual se fue convirtiendo en la fiesta más importante. De hecho, hubo en ese siglo, con respecto a la Pascua, dos corrientes que originaron una tensa controversia. La 59


corriente oriental defendía que la Pascua debía celebrarse el Viernes Santo, al atardecer, con una eucaristía. La corriente occidental pensaba que había de festejarse en las primeras horas del domingo siguiente a ese viernes. A finales del mencionado siglo, por decisión del papa Víctor, se impuso la tradición romana, y empezó a celebrarse la Pascua el Domingo de Resurrección. El concilio de Nicea del año 325 determinó que ese domingo fuera el siguiente a la luna llena del equinoccio de primavera (entre el 22 de marzo y el 25 de abril)43.

Así, la Pascua, según estableció el Primer Concilio de Nicea (325 d.C.), originalmente se celebraba el primer domingo después de la primera luna llena posterior al 21 de marzo o ese mismo 21 de marzo si fuera luna llena. Esto sugiere un sincretismo religioso entre la figura de Cristo y las religiones mistéricas, ligado a la fertilidad y a la adoración del sol y la luna (a veces símbolo de la diosa madre) 44

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración de lo que se conoce como Domingo de Resurrección, tanto de forma como de fondo, y considerando las fechas en que actualmente se observa, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre la muerte y resurrección del Señor se presentan en la Escritura. 43

HISTORIA DE LA PASCUA, http://www.mercaba.org/DIESDOMINI/SS/historia_de_la_pascua.htm LOS ORÍGENES PAGANOS Y ORGIÁSTICOS DE LA CELEBRACIÓN DE PASCUA, https://pijamasurf.com/2011/04/losorigenes-paganos-y-orgiasticos-de-la-celebracion-de-pascua/ 44

60


En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

61


Halloween

La noche es de algarabía para chicos y grandes. Disfraces van y vienen, ya no sólo de fantasmas o brujas, que eran los tradicionales, sino un desfile sinfín de personajes más actuales sacados de las revistas y las películas. Los más pequeños a la búsqueda de dulces en el vecindario acompañados por sus padres o en grupos de amigos, los más mayores en fiestas donde la diversión es más visible que los rostros que se ocultan detrás de las máscaras representativas. ¿De

62


dónde viene esta costumbre?, ¿por qué es el 31 de Octubre la fecha escogida para este festejo?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

La brujería y la magia según la Escritura

Sin duda alguna uno de los elementos más preponderantes de la fiesta de Halloween es el factor mágico: las brujas, los magos, los duendes, los elfos y todo lo relacionado con ese mundo que roza los linderos entre lo real y lo fantástico, entre lo terrenal y lo espiritual, entre los hombres y los dioses. ¿Cómo se refiere la Escritura a estos elementos que son extraños a lo que podríamos denominar el pensamiento judeo-cristiano?

Lo primero que debe quedar claro es que Jehová aborrece las prácticas relacionadas con la hechicería, la adivinación, o la brujería:

Hizo pasar por el fuego a sus hijos en el valle de Ben-hinom; practicó la hechicería, usó la adivinación, practicó la brujería y trató con médium y espiritistas. Hizo mucho mal ante los ojos del SEÑOR, provocándole [a ira] (2 Crónicas 33:6).

Porque reedificó los lugares altos que su padre Ezequías había derribado; levantó también altares a los Baales e hizo Aseras, y adoró a todo el ejército de los cielos y los sirvió (2 Crónicas 33:3-5).

63


Pero estas dos cosas vendrán de repente sobre ti en un mismo día: pérdida de hijos y viudez. Vendrán sobre ti en toda su plenitud a pesar de tus muchas hechicerías, a pesar del gran poder de tus encantamientos (Isaías 47:9-13).

Después de haber recorrido toda la isla hasta Pafos, encontraron a cierto mago, un falso profeta judío llamado Barjesús (Hechos 13:6-8).

Y muchos de los que practicaban la magia, juntando [sus] libros, los quemaban a la vista de todos; calcularon su precio y hallaron [que llegaba a] cincuenta mil piezas de plata (Hechos 19:19).

Cuando entres en la tierra que el SEÑOR tu Dios te da, no aprenderás a hacer las cosas abominables de esas naciones (Deuteronomio 18:9-12).

No comeréis [cosa alguna] con su sangre, ni seréis adivinos ni agoreros (Levítico 19:26).

De hecho la Escritura es muy clara y contundente respecto de aquellas personas que violen o incumplan lo señalado anteriormente:

No dejarás con vida a la hechicera (Éxodo 22:18).

64


Si hay médium o espiritista entre ellos, hombre o mujer, ciertamente han de morir; serán apedreados; su culpa de sangre sea sobre ellos (Levítico 20:27).

En cuanto a la persona que vaya a los médium o a los espiritistas, para prostituirse en pos de ellos, también pondré mi rostro contra esa persona y la cortaré de entre su pueblo (Levítico 20:6).

Exterminaré las hechicerías de tu mano, y no tendrás más adivinos (Miqueas 5:12).

Pero los cobardes, incrédulos, abominables, asesinos, inmorales, hechiceros, idólatras y todos los mentirosos tendrán su herencia en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda (Revelación 21:8).

Es interesante notar que no existe en la Escritura ninguna festividad practicada por el pueblo judío o por la iglesia en sus inicios que pudiera siquiera remotamente parecerse a lo que actualmente se conoce como Halloween, y como hemos visto las referencias a las hechicería, la adivinación, o la brujería siempre son en un sentido condenatorio.

65


La brujería y la magia según el mundo

Halloween (contracción del inglés All Hallows' Eve45, en español: «Víspera de Todos los Santos»), también conocido como Noche de Brujas, Noche de Muertos o Noche de Víspera de Difuntos, es una celebración moderna resultado del sincretismo originado por la cristianización de la fiesta del fin de verano de origen celta llamada Samaín.

Samaín, cuyos orígenes datan de hace más de 2,000 años46, es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano en Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre servía como celebración del final de la temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el «Año Nuevo Celta», que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo. Su etimología es gaélica y significa 'fin del verano'. En la actualidad el Samaín continúa celebrándose por los seguidores de movimientos religiosos neopaganos, como la wicca y el druidismo47.

Halloween marca la transición entre el verano y el invierno, la luz y la oscuridad, la vida y la muerte48. En esa noche, según el folclore, los que han fallecido vuelven a sus casas para visitar a sus familiares, por ello se les ponen fuegos para ayudarles 45

All Hallows' Eve, http://www.bbc.co.uk/religion/religions/christianity/holydays/halloween_1.shtml Halloween: ¿cuál es su origen y cómo llegó a Latinoamérica?, http://www.notimerica.com/sociedad/noticiahalloween-cual-origen-llego-latinoamerica-20151030085941.html 47 Samaín, el verdadero origen de la fiesta de Halloween, https://hipertextual.com/2016/10/halloween-samain 48 Astronomía Espeluznante, https://ciencia.nasa.gov/science-at-nasa/2005/27oct_halloween 46

66


en sus viajes y comida como refrigerio, siempre manteniéndose atentos por las travesuras que estos espíritus pudieran hacer esa noche49.

Profundizando en esto, y respecto de los Druidas, el orden de los sacerdotes de la antigua Galia y Gran Bretaña creían que en Halloween los fantasmas, espíritus, hadas, brujas y elfos salían a dañar a las personas, de igual forma las decoraciones de hojas, calabazas (ahuecadas y con velas para iluminar el camino de los espíritus) y tallos de maíz viene de ellos50.

Esto sigue vigente en la religión Wicca (una religión neopagana, vinculada con la brujería y otras religiones antiguas), según sus creencias, Samhain (Halloween) representa la muerte del Dios para renacer después en Yule. Es la celebración más importante del año. Marca el fin del ciclo de la rueda del año. Es el año nuevo wiccano. Es un momento mágico en el que los mundos se tocan. Es hora de recordar a los ancestros, rendir tributo a nuestros antepasados que han fallecido. Representa el ritual de la última cosecha, la recolección de hortalizas y tubérculos. Es el momento del año para liberarse de las debilidades (en los viejos tiempos el ganado pequeño que no soportaría el invierno era sacado de la manada y sacrificado). Es también un tiempo propicio para la adivinación, para saber que nos espera en el año venidero51.

49

Origen de Halloween; Samhain y los celtas, http://arquehistoria.com/historias-origen-de-halloween-samhain-y-losceltas-592 50 LOS MISTERIOS DRUÍDICOS, http://www.galeon.com/mozartculturas/productos1972129.html 51 Samhain, http://wicca.lunacelta.com/index.php?contenido=samhain

67


La brujería y la magia, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, ya no digamos el 31 de Octubre, sino siquiera un solo día, el que fuera, con las connotaciones asociadas actualmente con lo que se conoce como Halloween. En lo que ya se ha comentado, existe más bien una prohibición y condena relacionada con cualquier trato que con brujería, fantasmas, demonios y demás pueda tenerse.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo que siquiera remotamente pudiéramos identificar con las connotaciones asociadas actualmente con lo que se conoce como Halloween.

La brujería y la magia y las iglesias

Halloween es una festividad que está íntimamente relacionada con el 1° de Noviembre, festividad que la iglesia romana ha decretado para honrar a todos los

68


santos (en el siguiente apartado hablaremos del Día de Muertos), por eso el 31 de Octubre, como ya se señaló, se conoce como víspera de este día.

Si bien la iglesia romana ha reconocido el 1° de Noviembre como día de observancia religiosa, no ha sido así con el 31 de Octubre, y si bien los intentos por pasar las celebraciones paganas del 31 de Octubre a las cristianas del 1° de Noviembre no han tenido mucho éxito, sí se ha creado una simbiosis entre ambas fechas y observancias.

La iglesia romana ha declarado que Halloween es una fiesta del paganismo, celebra cambios de estaciones, entrada en la oscuridad tras el paso por la mitad luminosa del año, también pretende protegerse ante los muertos, que pudieran cometer contra los vivos algunos actos malvados. Es fiesta así que une aspectos de magia, fertilidad, cambio de ciclo, agradecimiento por los meses luminosos del año, y petición de protección ante los meses de oscuridad. Los practicantes en el neopaganismo han vuelto a una fiesta y a una religiosidad que de nuevo coloca al hombre dependiente de la naturaleza creada. Alejándose de la religión cristiana que muestra a Dios como Señor de la Creación y a su Hijo Jesucristo, Dios y hombre verdaderos, como ante quien todo se somete, no hacen sino volverse a la oscuridad y a los miedos de las antiguas religiones. Los cristianos debemos de llevarles con nuestras palabras y actos la Buena Noticia de que Cristo, la Luz verdadera, ilumina todo lo existente, incluido el sentido del hombre, y Dios es Providencia y Padre nuestro52.

52

¿Es malo celebrar Halloween?, http://es.catholic.net/op/articulos/16815/es-malo-celebrar-halloween.html

69


Haciendo eco de esto la iglesia romana, rechazando lo que se conoce como Halloween, ha tratado de darle el carácter de una verdadera víspera de todos los santos, es decir, previa al 1° de Noviembre, día de los fieles difuntos. El ya finado Papa Juan Pablo II dijo: "San Odilón deseó exhortar a sus monjes a rezar de modo especial por los difuntos. A partir del Abad de Cluny comenzó a extenderse la costumbre de interceder solemnemente por los difuntos, y llegó a convertirse en lo que San Odilón llamó la Fiesta de los Muertos, práctica todavía hoy en vigor en la Iglesia universal". "Al rezar por los muertos, la Iglesia contempla sobre todo el misterio de la Resurrección de Cristo que por su Cruz nos obtiene la salvación y la vida eterna. La Iglesia espera en la salvación eterna de todos sus hijos y de todos los hombres". Vivir de manera correcta la celebración de la Víspera de la Fiesta de Todos los Santos solo nos puede traer como consecuencia una sola cosa, las Gracias Divinas por medio de la intercesión de Todos los Santos, a quienes rendimos honor y gloria por ceñir en ellos la corona de la victoria53 (esta manera de ver a quienes ya han fallecido se abordará con mayor extensión en el siguiente apartado referido al Día de los Fieles Difuntos).

En este mismo sentido la iglesia romana ha intentado retomar de la festividad de Halloween algunos conceptos (como el disfrazarse de brujas, fantasmas, duendes) y darles un cariz cristiano al proponer disfrazarse de santos y santas denominando ese festejo “Holywins” (“la santidad gana”) en vez de Halloween54.

53

Halloween, http://www.catolicosfirmesensufe.org/halloween "Holywins", pone luz a la fiesta pagana de “Halloween”, http://www.yocreo.com/actualidad_s40/-holywins---poneluz-a-la-fiesta-pagana-de--halloween-_n1400 54

70


Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración del 31 de Octubre bajo el cobijo tanto de Halloween como de Holywins, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre brujería y la magia o sobre quienes ya han fallecido se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

71


Día de Muertos

El día comienza con un servicio religioso por quienes se han adelantado en el camino de la vida. De manera reverente se entonan oraciones, tanto para pedir la intercesión de quienes ya han dejado esta vida y han entrado a la gloria, como para interceder por aquellos que aunque ya han partido aún están siendo purgados de sus faltas para alcanzar esa gloria. Si bien el servicio religioso menciona ciertos santos, cada feligrés puede tener un santo especial al cual orarle, de la misma forma si bien en el servicio se pide de manera general por quienes han partido y 72


aún están siendo limpiados de sus faltas cada feligrés tiene en mente algún familiar, algún amigo, algún conocido para pedir por él de manera específica. ¿De dónde viene esta costumbre?, ¿por qué son el 1 y 2 de Noviembre las fecha escogida para estas observancias?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

Los difuntos según la Escritura

La cuestión de la muerte siempre ha intrigado a la humanidad. Prácticamente cada pueblo, cada cultura, ha creado toda una serie de creencias alrededor de este tema. Con todo y todo es un tema que difícilmente puede abordarse desde la perspectiva humana dada la naturaleza del mismo, pero eso no quiere decir que Dios nos haya dejado en tinieblas al respecto.

La Escritura es muy clara en cuanto a la situación de los muertos, la cual es semejante a la inconciencia que se experimental estar dormidos.

Salmos 146:3-4 señala “No confiéis en los príncipes ni en hijo de hombre, porque no hay en él salvación, pues sale su aliento y vuelve a la tierra; en ese mismo día perecen sus pensamientos”; Eclesiastés 9:5 dice que “los que viven saben que han de morir, pero los muertos nada saben, ni tienen más recompensa. Su memoria cae en el olvido”; Eclesiastés 3:19-20 señala como es que “lo mismo les sucede a los hijos de los hombres que a las bestias: como mueren las unas, así mueren los otros, y todos tienen un mismo aliento de vida. No es más el hombre que la bestia, 73


porque todo es vanidad. Todo va a un mismo lugar; todo fue hecho del polvo, y todo al polvo volverá”; Salmo 115:17 dice cómo es que “No alabarán los muertos a Jah, ni cuantos descienden al silencio”; y el Salmos 6:5 dice y se pregunta “porque en la muerte no hay memoria de ti; en el seol, ¿quién te alabará?”

En el mismo orden de ideas, Romanos 6:23 señala como es que “la paga del pecado es muerte, pero la dádiva de Dios es vida eterna en Cristo Jesús, Señor nuestro”, luego entonces como vemos la paga del pegado es contraria a la dádiva de Dios, así pues la muerte no puede ser sinónimo de vida eterna. De hecho esa idea de un alma inmortal no es bíblica y las raíces de la misma llegan hasta el Jardín de Edén cuando la serpiente, buscando engañara nuestros primeros padres, les dijo que no habrían de morir (Génesis 3:4).

Ahondando un poco más en la falsa doctrina del alma inmortal, es decir, que no puede morir, vemos como Ezequiel señalo que “el alma que pecare, esa morirá” (Ezequiel 18:4, 20), y de igual forma Mateo 10:28 advierte a que “no temáis a los que matan el cuerpo, más el alma no pueden matar; temed más bien a aquel [Dios] que puede destruir el alma y el cuerpo en el Gehenna”. Luego entonces el alma sí puede ser destruida.

Pero entonces, ¿qué esperanza se tiene ante la muerte? Juan 5:28-29 señala como es que “No os asombréis de esto, porque viene la hora en que todos los que están en los sepulcros oírán su voz, y saldrán de allí. Los que han hecho el bien resucitarán para tener vida, pero los que han practicado el mal resucitarán para ser 74


juzgados”, para mayor claridad de esto I Corintios 15:51-52, 54 señala “Fijaos bien en el misterio que os voy a revelar: No todos moriremos, pero todos seremos transformados, en un instante, en un abrir y cerrar de ojos, al toque final de la trompeta, pues sonará la trompeta y los muertos resucitarán con un cuerpo incorruptible, y nosotros seremos transformados… Cuando lo corruptible se revista de lo incorruptible, y lo mortal, de inmortalidad, entonces se cumplirá lo que está escrito: «La muerte ha sido devorada por la victoria »”. De nueva cuenta: no será sino hasta la resurrección en que, quienes hayan aceptado a Jesús como su Señor y Salvador y al Padre como su único Dios serán entonces sí vueltos inmortales.

Los difuntos según el mundo

Las consideraciones relacionadas los difuntos y observadas con el primero y segundo de Noviembre, van de la mano con la festividad de Halloween (contracción del inglés All Hallows' Eve55, en español: «Víspera de Todos los Santos»), estas tres son resultado del sincretismo originado por la cristianización de la fiesta del fin de verano de origen celta llamada Samaín.

Como ya se comentó cuando se analizó Halloween, Samaín, cuyos orígenes datan de hace más de 2,000 años56, es la festividad de origen celta más importante del periodo pagano en Europa hasta su conversión al cristianismo, en la que la noche del 31 de octubre al 1 de noviembre servía como celebración del final de la 55

All Hallows' Eve, http://www.bbc.co.uk/religion/religions/christianity/holydays/halloween_1.shtml Halloween: ¿cuál es su origen y cómo llegó a Latinoamérica?, http://www.notimerica.com/sociedad/noticiahalloween-cual-origen-llego-latinoamerica-20151030085941.html 56

75


temporada de cosechas en la cultura celta y era considerada como el «Año Nuevo Celta», que comenzaba con la estación oscura. Es tanto una fiesta de transición (el paso de un año a otro) como de apertura al otro mundo. Su etimología es gaélica y significa 'fin del verano'. En la actualidad el Samaín continúa celebrándose por los seguidores de movimientos religiosos neopaganos, como la wicca y el druidismo57.

Respecto del primero de Noviembre, y en consonancia con lo señalado en el párrafo anterior, los Celtas y otros pueblos del norte consideraban el comienzo de Noviembre como su año nuevo. Este era el momento en que las hojas caían y se daba una descomposición natural de las mismas por lo que era el momento más apropiado para la conmemoración de los muertos58.

Los difuntos, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, ya no digamos el 1° o 2 de Noviembre, sino siquiera un solo día, el que fuera, con las connotaciones asociadas actualmente con lo que se conoce como Día de Muertos, día de Todos los Santos, Día de los Fieles Difuntos.

Los difuntos y las iglesias 57

Samaín, el verdadero origen de la fiesta de Halloween, https://hipertextual.com/2016/10/halloween-samain ENTRE CELTAS, TODOS LOS SANTOS Y HALLOWEEN, https://ssociologos.com/2015/01/05/entre-celtas-todos-lossantos-y-halloween/ 58

76


Como ya se mencionó al analizar Halloween, ésta es una festividad que está íntimamente relacionada con el 1° de Noviembre, festividad que la iglesia romana ha decretado para honrar a todos los santos, por eso el 31 de Octubre, como ya se señaló, se conoce como víspera de este día. Así mientras que el 31 de Octubre la iglesia romana busca se hagan peticiones y rogativas como víspera del 1° de Noviembre, Día de Todos los Santos, secularmente se vive esa fecha de otra forma por lo comentado cuando se abordó Halloween.

Pero no solo el 1° de Noviembre tiene una observancia religiosa en le iglesia romana sino también el 2 de Noviembre, ya que mientras el primero se conoce como Día de Todos los Santos, el segundo se observa como Día de los Fieles Difuntos. Respecto del 1° de Noviembre, Día de Todos los Santos, “en esta festividad se recuerda a todas aquellas personas que vivieron una vida llena de fe, aunque no hayan sido reconocidas canónicamente como santos, pero que fueron un ejemplo para los suyos.

La Iglesia católica reconoce como santos a todos los muertos que están con Dios, a todas las personas que se han salvado y están en el Paraíso”, de igual forma, respecto del 2 de Noviembre, Día de los Fieles Difuntos, en este día “se conmemora a todos los fieles difuntos, en el entendido de que no todos ellos están en el Paraíso. De acuerdo a la doctrina católica, hay personas que tras su muerte no van directamente al Paraíso ni al infierno, sino a un estado de purificación

77


temporal conocido como Purgatorio. Las almas del Purgatorio pueden considerarse salvadas porque tarde o temprano verán a Dios”59.

Como podemos ver, la observancia del 1° y 2 de Noviembre pasan por considerar como verdaderas las doctrinas anti-bíblicas de la inmortalidad del alma, así como las connotaciones que esto tiene respecto del Cielo y el Purgatorio.

¿Cómo se llegó a establecer estos dos días, el 1° y el 2 de Noviembre, como observancias religiosa en la iglesia romana? El Día de Todos los Santos tiene su origen en el siglo IV, periodo en el que hubo una gran cantidad de mártires de la iglesia y que después el Papa Bonifacio IV, quien gobernó en el 610, dedicó el Panteón Romano para rendir culto a las personas que murieron por su fe. La palabra panteón viene del del griego Πάνθειονq que significa "todos los dioses", así que lo que hizo el Papa Bonifacio IV fue cambiar el uso de un templo dedicado a "todos los dioses" para utilizarlo en adelante en honor de “todos los santos”. En un inicio, la celebración se hacía cada 13 de mayo, sin embargo, justamente para contrarrestar la celebración del año nuevo celta (lo que hoy conocemos como Halloween), que se celebra cada 31 de octubre, el papa Gregorio IV, quien gobernó en el Vaticano del 827 al 844, decidió mover el Día de Todos los Santos al 1° de noviembre60.

59

¿Qué diferencia hay entre el 1 y 2 de noviembre?, http://www.capitalmexico.com.mx/nacional/diferencias-1-2noviembre-mexico-ninos-adultos-difuntos/ 60 ¿Por qué se celebra hoy el 'Día de Todos los Santos'?, http://www.milenio.com/cultura/dia_de_todos_los_santosdia_de_muertos-mexico-fieles_difuntos-vaticano-noticias_0_1058894221.html

78


Respecto de esta observancia, el Día de Todos los Santos, hay que aclarar que actualmente no es privativa de la iglesia romana sino incluso es observada también por la iglesia ortodoxa oriental, así como también por algunas iglesias protestantes como la anglicana y luterana, en resumen, por aquellas que hacen de la inmortalidad del alma y las connotaciones que esto tiene en las ideas de cielo y purgatorio parte de sus doctrinas.

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración del 1° de Noviembre, como Día de Todos los Santos, o del 2 de Noviembre, como Día de los Fieles Difuntos, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre quienes ya han fallecido se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No 79


Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

80


Navidad

La temporada navideña no puede ser más encantadora: adornos por todos lados, luces multicolores, canciones de paz y de amor, y una expectativa creciente por la fecha alrededor de la cual gira todo esto. El culmen de esta temporada se verifica el 25 de Diciembre, la noche previa hay reuniones de familiares y amigos, cenas acompañadas de parabienes, sonrisas y alegrías, y el 25 el intercambio y apertura de regalos. De igual forma existen servicios religiosos para conmemorar el nacimiento de Jesús hace ya más de dos mil años en una aldea humilde de Israel. 81


Lo dicho: La temporada navideña no puede ser más encantadora. ¿De dónde viene esta costumbre?, ¿por qué es precisamente el 25 de Diciembre la fecha escogida para observar lo que se conoce como Navidad?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?

La Navidad según la Escritura

Navidad, tal como se entiende por todos, no se encuentra ni señalada, ni regida, ni instruida, ni observada por la iglesia primitiva, pero lo que si podemos encontrar son muchas referencias a lo que Navidad busca identificar, es decir, lo referido al nacimiento de Jesus.

Las primeras referencias, por su obviedad cronológica, son aquellas establecidas en la profecía respecto del nacimiento de nuestro Salvador.

“Por tanto, el Señor mismo os dará señal: He aquí que la virgen concebirá, y dará a luz un hijo, y llamará su nombre Emanuel” (Isaías 7:14)

“Porque un niño nos es nacido, hijo nos es dado, y el principado sobre su hombro; y se llamará su nombre Admirable, Consejero, Dios Fuerte, Padre Eterno, Príncipe de Paz” (Isaías 9:6)

82


“Pero tú, Belén Efrata, pequeña para estar entre las familias de Judá, de ti me saldrá el que será Señor en Israel; y sus salidas son desde el principio, desde los días de la eternidad” (Miqueas 5:2)

Las referencias que uno puede considerar a continuación son aquellas referidas propiamente al nacimiento histórico de Jesús. Son precisamente estas las que complican la observancia del 25 de Diciembre como la fecha dada para ello.

“Aconteció en aquellos días, que se promulgó un edicto de parte de Augusto César, que todo el mundo fuese empadronado. Este primer censo se hizo siendo Cirenio gobernador de Siria. E iban todos para ser empadronados, cada uno a su ciudad”. (Lucas 2:1-3). Esta cita indica cómo es que la ida de José y María a Belén tuvo efecto como parte del acatamiento del edicto en cuestión. Dado que esto implicaba mover gran cantidad de personas, pues se iba al empadronamiento a la ciudad de dónde se era, es poco probable que el imperio, que ya tenía bastantes problemas con estas provincias, decretara tal desplazamiento en pleno invierno.

“Había pastores en la misma región, que velaban y guardaban las vigilias de la noche sobre su rebaño. Y he aquí, se les presentó un ángel del Señor, y la gloria del Señor los rodeó de resplandor; y tuvieron gran temor. Pero el ángel les dijo: No temáis; porque he aquí os doy nuevas de gran gozo, que será para todo el pueblo: que os ha nacido hoy, en la ciudad de David, un Salvador, que es CRISTO el Señor” (Lucas 2:8-11). Esta cita señala como es que había pastores en los campos cuando Jesús nació. La época invernal en Israel no es propicia para pastar a la 83


intemperie por las noches por lo que generalmente los pastores se resguardan junto con sus rebaños, por lo que no creíble que dicho nacimiento fuera en invierno.

Respecto de estos dos puntos, es decir, la imposibilidad de un censo así como el pastoreo nocturno en plena época invernal, es corroborado por la Escritura cuando Jesús, refiriéndose a la tribulación que padecería Su pueblo, señala claramente “Orad, pues, que vuestra huida no sea en invierno ni en sábado” (Mateo 24:20). Si el invierno era una época no propicia para huir, menos lo sería para desplazarse para un censo o andar pastoreando por las noches.

Pero si bien esos dos indicios escriturales dan pauta para pensar que el nacimiento de Jesús no pudo haber sido en diciembre, existe un análisis de la Escritura que termina por corroborar esto y que nos lo da precisamente un pariente de Jesús: el sacerdote Zacarías, esposo de Elisabeth, padres de Juan Bautista, primo de Jesús.

La ministración sacerdotal había sido establecida desde tiempos del Rey David. Como puede leerse en 1 Crónicas 24:1-19, el orden sacerdotal constaba de 24 clases, cada clase ministraba una semana de sábado a sábado: “Y tomarás flor de harina, y cocerás de ella doce tortas; cada torta será de dos décimas de efa. Y las pondrás en dos hileras, seis en cada hilera, sobre la mesa limpia delante de Jehová. Pondrás también sobre cada hilera incienso puro, y será para el pan como perfume, ofrenda encendida a Jehová. Cada día de reposo lo pondrá 84


continuamente en orden delante de Jehová, en nombre de los hijos de Israel, como pacto perpetuo. Y será de Aarón y de sus hijos, los cuales lo comerán en lugar santo; porque es cosa muy santa para él, de las ofrendas encendidas a Jehová, por derecho perpetuo” (Levítico 24:5-9)

De igual forma tres semanas al año todos los sacerdotes ministraban siendo estas tres semanas las relacionadas con las tres principales fiestas de Israel: “para que ofreciesen cada cosa en su día, conforme al mandamiento de Moisés, en los días de Shabat, en las nuevas lunas, y en las fiestas solemnes tres veces en el año, esto es, en la fiesta de los panes sin levadura, en la fiesta de las semanas y en la fiesta de los tabernáculos” (2 Crónicas 8:13). Sobre este punto hay confirmación de Flavio Josefo, historiador judío del primer siglo quien nos dice que todos los sacerdotes servían, sin importar su turno, en la Fiesta de Pesah (La Pascua), junto al primer turno o clase. El Talmud Babilónico nos confirma esto en Pesahim 57a, Pagina 284, Nota 3 "Los sacerdotes servían una semana en el Templo... comenzando en Pesah " En otras palabras, todos comenzaban la primer semana juntos durante la semana de Pesah y luego de servir su semana regresaban a sus casas”.

La Pascua se celebra el 14 de NIsán, el cual es el primer mes del año, así que ¿cuándo comienza el año bíblico?

85


Dado que Nisán era el inicio de los meses del año, debemos saber cómo reconocer cuándo iniciaba, lo que nos lleva al calendario bíblico dado por Dios y revelado en Su palabra.

Veamos61:

En Éxodo 12, Jehová instruye a Moisés: "Este mes os será principio de los meses; será el primer mes del año para vosotros." (Éxodo 12:02). En el contexto, sabemos que esto fue en o cerca de la primavera62 , pero ¿cómo iba Moisés demarcar "el primer mes" en los próximos años?, ¿cómo iba a saber cuándo comienza la primavera? Génesis tiene la respuesta: "Y Dios dijo: ‘Haya lumbreras en la expansión de los cielos para separar el día de la noche; y sean por señales y tiempos señalados, y para días y años, y sean por lumbreras en la expansión de los cielos para alumbrar sobre la tierra.’ Y fue así.” (Génesis 1:14-15)

Génesis 1:14 afirma sin ambages que los cuerpos celestes deben ser de "señales y tiempos señalados, y para días y años. Ahora que hemos establecido con certeza que los cuerpos celestes deben determinar años, la pregunta es "¿Qué ocurre en el cielo para avisarnos que el invierno ha terminado y un Año Nuevo pueda comenzar?” Una pista muy importante se puede encontrar en Éxodo 34.

61

worldslastchance.com, Calendación Bíblica: Calculo del Año Nuevo, https://www.worldslastchance.com/yahuwahs-calendar/calendacion-biblica-calculo-del-ano-nuevo.html 62 Éxodo 09:31 registros que la cebada y el lino se acercaban a la madurez, cuando fueron destruidos por la plaga del granizo. Por esto, sabemos que se trataba de la primavera, o a punto de primavera.

86


"Y celebrarás la fiesta de las semanas, la de las primicias de la siega del trigo, y la fiesta de la cosecha a la salida (fin, ‫הִ֔ פםקְּ ת‬, tekufá) del año" (Éxodo 34:22)

Ahora, examinemos la palabra Hebrea traducida como "fin" (‫הפםקְּ ת‬, ִ֔ tekufá): "próxima ronda, el circuito de tiempo o espacio, un giro, el circuito"63. Mientras que no es inmediatamente evidente desde la Versión Bíblica King James (KJV), la palabra traducida aquí como "fin" se está refiriendo al equinoccio64 de otoño (también llamado el equinoccio otoñal) a mediado del año65. Esto se confirma por el hecho de que la fiesta de la cosecha, también conocida como la "Fiesta de los Tabernáculos" y la "Fiesta de las Carpas", cual cae en otoño, en el Séptimo mes ( Levítico 23:34 ) – a mediado del año, y no al final del año.

La Enciclopedia Judaica está de acuerdo con esta interpretación: “Como se ha dicho, las cuatro estaciones del año judío se llaman tekufot [plural de tekufá]. Más exacto, es el comienzo de cada una de las cuatro estaciones del año - de acuerdo a la opinión común, el significado comienzo - que lleva el nombre tekufá. (Literalmente "circuito" de ‫ פוף‬relacionada con ‫נפף‬, "un giro"), el tekufá de Nisán (o Abib) denota el Sol medio en el punto equinoccial 63

Diccionario Hebreo Brown-Driver-Briggs, https://archive.org/details/BDBHebrewLexicon El equinoccio es el momento del año en que el día y la noche tienen la misma duración debido a que el Sol se encuentra sobre el Ecuador del planeta Tierra. La palabra, como tal, proviene del latín aequinoctĭum, que vendría a traducir ‘noche igual’. El equinoccio tiene lugar dos veces al año, entre el 20 y 21 de marzo (para el equinoccio vernal) y el 22 y 23 de septiembre (para el equinoccio otoñal). Como tal, es el evento astronómico que marca el inicio de la primavera y del otoño, dependiendo del hemisferio en que nos encontremos (significados.com, Significado de Equinoccio, https://www.significados.com/equinoccio/) 65 Strong's H8622, https://www.blueletterbible.org/lang/lexicon/lexicon.cfm?t=kjv&strongs=h8622 64

87


vernal, al de Tamuz lo denota en el punto del solsticio de verano, al de Tishri, en el punto equinoccial de otoño, y el de Tevet, en el punto del solsticio invernal”66.

Las traducciones a continuación ofrecen una representación más exacta de Éxodo 34:22.

"Y harás para Mí la fiesta de las semanas, al comienzo de la cosecha de trigo, y la fiesta de la cosecha a mediados del año" (Éxodo 34:22, Brenton's English Septuagint ) "Y la fiesta de las semanas Tú observaras por ti mismo; primicias de trigo de la cosecha, y la fiesta de la cosecha, en la revolución del año" (Éxodo 34:22, YLT) "Y harás la fiesta de las semanas, de los primeros frutos de la cosecha de trigo, y la fiesta de la cosecha al giro del año " (Éxodo 34:22, Darby)

Hasta ahora, hemos establecido lo siguiente:

La Fiesta de la Cosecha gira en torno a la cosecha de otoño en el Séptimo mes (Levítico 23:34).

La Fiesta de la Cosecha se asocia con el equinoccio de otoño a mediado del año.

66

Enciclopedia Judaica , el artículo "Calendario", p.356,

88


Es lógico concluir sobre la base de lo anterior que el principio del año es luego conectado al equinoccio de primavera, que tiene lugar unos seis meses antes y después del equinoccio de otoño. Si las fiestas de otoño están conectadas al equinoccio de otoño a mediado del año, entonces las fiestas de primavera deben estar conectadas al equinoccio de primavera al comienzo del año.

Es muy importante señalar aquí que la Fiesta de la Cosecha está directamente relacionado con el equinoccio de otoño; por lo tanto, con el fin de cumplir con la ordenanza Bíblica, La Fiesta de la Cosecha debe realizarse en o muy cerca del equinoccio de otoño.

El único punto de anclaje definitivo dada en las Escrituras para determinar el método adecuado para el cálculo del Año Nuevo es el equinoccio de otoño. Éxodo 34:22 dice que La Fiesta de la Cosecha (en el Séptimo mes del calendario lunar) se realiza en el tekufá, cual en su contexto es el equinoccio de otoño. No es posible mantener constante esta ordenanza siempre calculando el Año Nuevo por la primera Luna Nueva después del equinoccio vernal. Si calculamos el Año Nuevo por la Luna Nueva más cercana al equinoccio vernal, sin embargo, la ordenanza Bíblica se cumplirá constantemente.

Si bien la explicación anterior es algo extensa, el resumen de la misma es que el año nuevo se define o inicia con la luna nueva más cercana al equinoccio vernal. 89


La implicación de esto es que si la luna nueva más cercana al equinoccio vernal es la que marca el inicio del año bíblico, luego entonces a los 14 días de esta es cuando la Pascua debe celebrarse.

La Fiesta de la Pascua puede caer así entre Marzo o Abril, esto debido a que el calendario romano actual está basado en la rotación del sol, mientras que el calendario bíblico, como se vio es luni-solar.

Retomando lo del turno de Zacarías, vemos que es el octavo, ocho turnos después de la Pascua nos dan ochos semanas, es decir, dos meses, por lo que si consideramos la fiesta de la Pascua Marzo o Abril concluiríamos que Zacarías ministró en el templo entre Mayo y Junio, después de su ministración Zacarías regresa a su casa y su esposa concibe a Juan el Bautista, “y cumplidos los días de su ministerio, se fue a su casa. Después de aquellos días concibió su mujer Elisabeth, y se recluyó en casa por cinco meses…” (Lucas 1:23-24). El nacimiento de Juan el Bautista, nueve meses después, debió ser entre Febrero y Marzo.

Como sabemos, Jesús era menor que Juan el bautista en seis meses. “Y al sexto mes, el ángel Gabriel fue enviado de Dios a una ciudad de Galilea, llamada Nazaret… Y he aquí, Elisabeth tu parienta, también ella ha concebido hijo en su vejez; y este es el sexto mes a ella que es llamada la estéril…” (Lucas 1:26, 36). Luego entonces Jesús tuvo que haber nacido seis meses antes que Juan el Bautista, esto es entre Agosto y Septiembre.

90


Si bien el cálculo de la fecha del nacimiento de Jesús, por las diferencias de los calendarios romano y bíblico puede ir entre dos aproximaciones, lo que sí es más que claro es que sea el cálculo que se haga el resultado por mucho estará más que alejado de la temporada invernal y ni qué decir del 25 de Diciembre. Por otra parte, ubicando el nacimiento de nuestro Señor entre Agosto y Septiembre es factible la cuestión del censo así como el pastoreo nocturno mencionado en las Escrituras por esas fechas.

La Navidad según el mundo

Las celebraciones pagano-religiosa relacionadas con la época invernal tienen una historia más allá del cristianismo en la figura de las Saturnales. “Las Saturnales, eran unas fiestas paganas que celebraban los romanos en honor a Saturno, el dios de la agricultura y la cosecha, y que originalmente transcurrían entre el 17 y el 23 de diciembre, coincidiendo con el solsticio de invierno”67.

“Durante la Saturnalia se celebraban fiestas durante una semana entera, con comilonas y abundante bebida… Era tradicional intercambiarse regalos hechos en plata, aunque casi cualquier cosa podía servir de regalo para la ocasión. La fiesta también era una celebración del fin de las tinieblas y el comienzo de un nuevo año. Aquí puedes ver un fragmento de las palabras que la sacerdotisa pronunciaba para el rito de la Saturnalia: 67

Los orígenes de la Navidad, https://www.nationalgeographic.com.es/historia/actualidad/los-origenes-de-lanavidad_6901/1

91


‘Esta es la noche del solsticio, la noche más larga del año. Ahora las tinieblas triunfan y aun así todavía queda un poco de luz. La respiración de la naturaleza está suspendida, todo espera, todo duerme. El Rey Oscuro vive en cada pequeña luz. Nosotros esperamos al alba cuando la Gran Madre dará nuevamente a luz al sol, con la promesa de una nueva primavera. Así es el movimiento eterno, donde el tiempo nunca se detiene, en un círculo que lo envuelve todo. Giramos la rueda para sujetar la luz. Llamamos al sol del vientre de la noche. Así sea´"68

Adicional a esto existían “otras festividades que se realizaban en muchos de los desplazamientos de peregrinos durante el Solsticio de Invierno: las ceremonias vikingas en honor de Odín, el nacimiento del dios Indoiraní Mithra, etc.”69

La Navidad, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, ya no digamos el 25 de diciembre con el sentido que todos le damos, sino siquiera referido a conmemorar el nacimiento de Jesús. Esto es más que significativo si consideramos que el Nuevo Testamento contiene instrucciones, admoniciones, exhortos, sugerencias, correcciones sobre la vida cristiana abarcando casi cien años hasta la conclusión del mismo sin que en 68

El solsticio de invierno – Roma, http://teleformacion.edu.aytolacoruna.es/SOLSTICIO/document/romana.html 25 de diciembre y las fiestas paganas, http://www.abc.com.py/articulos/25-de-diciembre-y-las-fiestas-paganas798759.html 69

92


ningún libro, en ningún capítulo, en ningún versículo se haga referencia alguna a celebrar algo que remotamente pudiéramos identificar con el nacimiento de Cristo.

Lo que sí encontramos son instrucciones muy precisas para conmemorar la Santa Cena como proclamación de la muerte de Cristo, pero nada relacionado con su nacimiento.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo que siquiera remotamente pudiéramos identificar como el nacimiento de Cristo.

La Navidad y las iglesias

Como ya se comentó, “el 25 de diciembre culminaban las celebraciones dedicadas a Saturno -dios pagano de la agricultura- con la fiesta del Sol Invicto, íntimamente ligada a la llegada del solsticio de invierno” 70, de igual forma había otras “festividades que se realizaban en muchos de los desplazamientos de peregrinos durante el Solsticio de Invierno: las ceremonias vikingas en honor de Odín, el nacimiento del dios Indoiraní Mithra, etc. De ahí que el nacimiento de Jesús El 70

Qué significa la Navidad y por qué se celebra el 25 de diciembre, https://laopinion.com/2018/12/25/que-significala-navidad-y-por-que-se-celebra-el-25-de-diciembre/

93


Cristo haya sido fácilmente asimilado al retorno del sol, al regreso de la luz”71, con lo que “la Iglesia [romana] adaptó la simbología detrás de este “sol victorioso” a su propia perspectiva sobre Cristo”72

En el año 350 el papa Julio sugirió el nacimiento de Jesús de fecha desconocida fuera celebrado este día, luego, en el año 354, el papa liberio decreta como este día la celebración del nacimiento de Jesús de Nazaret.

Una vez abierta la puerta en la iglesia romana para la celebración del nacimiento de Cristo, este comenzó a ser aderezado con otros elementos extraídos del paganismo.

Santa Claus. Papá Noel, en un principio se trataba del Abuelo Invierno al que los vikingos agasajaban para que fuera benévolo, y llegado el momento, partiera sin resentimiento para dar paso a la nueva vida. Una vez cristianizados y, siguiendo la costumbre vikinga, los bretones los denominaron Viejo Padre Navidad: uno de ellos se disfrazaba del personaje y con gran alegría el pueblo le ofrecía de comer y de beber en abundancia hasta su partida. Con el tiempo, el Padre Invierno o Papá Noel, se confundió con San Nicolás, un hombre sumamente rico nacido en lo que hoy es Turquía y famoso por su generosidad con los más pobres… y los niños73. 71

25 de diciembre y las fiestas paganas, http://www.abc.com.py/articulos/25-de-diciembre-y-las-fiestas-paganas798759.html 72 Qué significa la Navidad y por qué se celebra el 25 de diciembre, https://laopinion.com/2018/12/25/que-significala-navidad-y-por-que-se-celebra-el-25-de-diciembre/ 73 25 de diciembre y las fiestas paganas, http://www.abc.com.py/articulos/25-de-diciembre-y-las-fiestas-paganas798759.html

94


El árbol de Navidad. En centroeuropea y norte de España existió desde muy antiguo un culto al árbol y al bosque en general. La dendrología tiene diversos orígenes, uno de ellos de clara influencia celta, pero su culto no era sólo religioso, también tenía un significado en la vida social, política y legal. El roble era el árbol sagrado entre los celtas, el “Árbol del Solsticio” por excelencia que era adornado con manzanas y otras ofrendas. Y sus troncos eran quemados en diciembre para que cuidara los hogares con su fuego sagrado y guiara a los espíritus de los familiares fallecidos en su vuelta a casa74

Corona de Adviento. Los Druidas celtas, una sociedad de sacerdotes y hechiceros, vivían en los bosques europeos. La cultura Druida adaptó muchas de las costumbres Romanas en sus seres paganos. Llevaban círculos de acebo y el muérdago en el cabello. Los Druidas creían que el acebo tenía poderes mágicos y de curación. Los agricultores hicieron que el ganado enfermo caminara a través de un anillo de acebo como cura. Los Druidas hacían coronas de ramas de pino para sus ceremonias del solsticio similares a las saturnales Romanas. Los campesinos adornaban sus casas con coronas de flores como símbolo de protección75.

Si bien con relación al festejo de la Navidad, como el cristianismo lo entiende, hay muchos símbolos y rituales que varían de cultura en cultura, son pocos sino es que 74

El origen pagano de la Navidad, https://www.revistarambla.com/el-origen-pagano-de-la-navidad/ El verdadero significado de las coronas navideñas, http://monchitime.com/2016/12/verdadero-significado-lascoronas-navidenas/ 75

95


nulos, los fundamentos y las relaciones de estos símbolos o rituales con alguna base escritural que permita su incorporación como parte del espíritu del creyente.

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración del 25 de Diciembre, Navidad, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo ninguna correspondencia con las referencias que sobre el tema del nacimiento de Jesús se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si 96


Cumpleaños

El día se sentía diferente. Durante varias semanas antes se había estado esperando esta fecha, la fecha donde se cumpliría años.. Tanto el festejado como sus familiares y amigos tenían muy en claro este evento. Los abrazos, felicitaciones y parabienes no se hicieron esperar. Desde los primeros momentos del día los familiares y amigos, de manera presencial o con mensajes, le recordaban al homenajeado las mejores intenciones para este, su día, así como para su vida. El momento culmen del día vendría con un festejo, familiar e íntimo o 97


a lo grande donde habría el inexcusable pastel con sus velas para que el cumpleañero pidiera sus deseos así como comida y bebida y un muy buen ambiente donde todos se alegrarían con el del festejo por haber llegado a un año más de su vida. ¿De dónde viene esta costumbre?, ¿qué elementos incorpora?, ¿forma parte esto del espíritu cristiano?, ¿es congruente la postura de celebrar los cumpleaños pero rechazar la celebración de Navidad?

Los cumpleaños según la Escritura

De inicio si uno trata de buscar alguna celebración que remotamente pudiera parecerse a lo que consideraríamos un cumpleaños en la Escritura, sea en el Antiguo o en el Nuevo Testamento, y referida al pueblo de Israel o la iglesia de Dios, no encontrará referencia alguna.

El dato anterior no es insignificante, máxime que se considera que la Escritura abarca miles de años de historia, cientos de personajes, decenas de eventos significativos, sin que en todo ese lapso de tiempo pueda encontrarse algo relativo a cumpleaños.

Lo anterior no quiere decir que en el pueblo de Israel o en la iglesia de Dios no se llevará un registro relativo a edades. Números 4:3 nos dice que “Habló Jehová a Moisés y a Aarón, diciendo: Toma la cuenta de los hijos de Coat de entre los hijos 98


de Leví, por sus familias, según las casas de sus padres, de edad de treinta años arriba hasta cincuenta años, todos los que entran en compañía para servir en el tabernáculo de reunión”. Moisés, refiriéndose a sí mismo, señala poco antes de que el Pueblo de Israel entrara a la Tierra Prometida, “yo ya tengo ciento veinte años; no puedo ya salir ni entrar; además, me ha dicho el Señor: Tú no pasarás el Jordán “(Deuteronomio 31:2). Lucas en su Evangelio nos dice de Cristo que “Jesús mismo al comenzar su ministerio era como de treinta años, hijo, según se creía, de José, hijo de Elí…” (Lucas 3:23). Con todo y todo no se encontrará nada relativo a cumpleaños, bueno: casi nada.

En dos ocasiones la Escritura sí menciona la celebración de cumpleaños, pero lo hace en la persona de paganos ajenos al Pueblo de Dios:

“Ahora bien, al tercer día resultó que era el cumpleaños de Faraón, y él procedió a hacer un banquete para todos sus siervos y a alzar la cabeza del jefe de los coperos y la cabeza del jefe de los panaderos en medio de sus siervos” (Génesis 40:20).

“Pero cuando se celebraba el cumpleaños de Herodes, la hija de Herodías danzó en la función, y tanto agradó a Herodes” (Mateo 14:6).

Es más que interesante que las únicas veces que se menciona la celebración de algún cumpleaños en la Escritura sea relacionada con gente pagana ajena al Pueblo de Dios, pero por otro lado, relacionado con el Pueblo de Dios, no exista la 99


menor evidencia escritural de que la celebración de cumpleaños fuese algo que se observase ni en el Antiguo Testamento ni en el Nuevo.

Los cumpleaños según el mundo

Como puede verse de las dos citas escriturales relacionadas con la celebración de cumpleaños, si bien esta es una práctica por demás antigua, no forma parte de las observancias del Pueblo de Dios.

Las varias costumbres que la gente observa hoy día al celebrar sus cumpleaños se remontan a mucho tiempo atrás en la historia. Nacen dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta —con las velas encendidas que la completan— tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños, y de garantizar su seguridad durante el año entrante. [...] Hasta el cuarto siglo, el cristianismo rechazó la celebración de cumpleaños como una costumbre pagana76.

Ahondando aún más sobre la cuestión de la tarta con velas, como ya se dijo, esto formaba parte de un ritual espiritista que protegía al homenajeado de los malos espíritus durante un año. Los griegos ponían sobre los altares del templo de [Artemis] tortas redondas como la luna, hechas con miel, que tenían cirios encendidos. La creencia es que las velas de cumpleaños están dotadas de magia especial para conceder deseos. Los cirios encendidos y los fuegos relacionados

76

Revista Zeit und Welt, suplemento del Schwäbische Zeitung, 3/4 de abril de 1981, p. 4.

100


con sus sacrificios han tenido un significado místico especial desde el tiempo en que el hombre comenzó a erigir altares a sus dioses. De modo que las velas de cumpleaños rinden honra y tributo a la criatura que celebra su cumpleaños y le traen buena suerte. Los saludos de cumpleaños y las felicitaciones son parte intrínseca de esta fiesta. Originalmente la idea estaba arraigada en la magia. Los saludos de cumpleaños tienen poder para bien o para mal porque en este día uno está más cerca del mundo de los espíritus77

Los cumpleaños, Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia

Por más que uno busque en el Nuevo Testamento, no podrá encontrar una sola cita que muestre a Jesús, o Sus apóstoles o la iglesia neotestamentaria, reconociendo, observando o celebrando, algo que remotamente pudiera referenciarse con los cumpleaños. Esto es más que significativo si consideramos que el Nuevo Testamento contiene instrucciones, admoniciones, exhortos, sugerencias, correcciones sobre la vida cristiana abarcando casi cien años hasta la conclusión del mismo sin que en ningún libro, en ningún capítulo, en ningún versículo se haga referencia alguna a celebrar algo como los cumpleaños.

Por otra parte no hay absolutamente ninguna evidencia que indique que los llamados por el mundo Nazarenos, Hypsitarianos, Euchitas, Valdenses, Albigenses, Paulicianos, Cathari, Lolardos, Quakeros, Anabaptistas, Moravianos, 77

LOS CUMPLEAÑOS TRADICIÓN PAGANA, https://joselopez1959.wordpress.com/2014/01/27/los-cumpleanostradicion-pagana/

101


o Sabatistas, pero llamados por ellos mismos como iglesia de Dios, hubiesen de alguna forma reconociendo, observando o celebrando algo que siquiera remotamente pudiéramos identificar como celebraciones, conmemoraciones o festejos relacionados con el nacimiento de cada uno.

Curiosamente esta es una celebración que poco a poco ha ido ganando adeptos entre los cristianos. Aquellos que de inicio, siguiendo el ejemplo neotestamentario de la iglesia no celebraban los cumpleaños, han pasado de los agradecimientos a Dios por un año más de vida, a festejos más o menos modestos –y ajenos en muchos casos a elementos mundanos como una forma de tranquilizar su almadonde el centro del evento es el festejado y su aniversario.

Además de que dicha práctica no puede encontrarse en la Escritura y que la misma, como ya se vio, incorpora elementos paganos y mundanos, tenemos la situación de que alguien que ajeno a la Escritura razone la inocencia de esta práctica –eliminando, claro está, los elementos evidentemente paganos o mundanos- abre la puerta y se queda sin argumentos para celebrar la Navidad, ¿por qué?, veamos.

Como ya se analizó en el apartado anterior, la Navidad, además de incorporar elementos paganos en su celebración, tiene el inconveniente de que para nada está relacionada con la fecha del nacimiento de Jesús. Si a un cristiano que no celebra la Navidad uno le pregunta de que si estaría dispuesto a celebrarla eliminando de ella todos los elementos paganos (árbol, regalos, corona, etc.), aun 102


así esta persona se negaría pues el principal inconveniente, según ella, subsiste: que la celebración no corresponde para nada con la fecha real del nacimiento de Jesús, el problema es que la mayoría de los cristianos que se niegan a celebrar la Navidad con el argumento anterior ¡no tienen mayor problema en celebrar su navidad –su cumpleaños- en un momento distinto al cual nacieron.

De todos los cristianos que celebran su cumpleaños, la gran mayoría lo hace en un momento diferente al cual nacieron. Algunos, por cuestiones laborales, si su cumpleaños cae entre semana, difieren su festejo al fin de semana con la idea de facilitar a amigos y familiares el poder participar. Otros, cuyo nacimiento se llevó a cabo en horas inconvenientes para socializar (por ejemplo de madrigada o muy de noche), pasan el festejo al día siguiente o lo adelantan a horarios en que amigos y familiares puedan acudir al homenaje. Incluso, aquellos que estrictamente (aunque arbitrariamente, pues no hay un lineamiento para esto) quieran sujetar la celebración de su cumpleaños al día en que nacieron, en la mayoría de los casos es en horas diferentes a dicho nacimiento pues la razón para los casos anteriores se mantiene: permitir que la mayoría de amigos y familiares que quieran asistir puedan hacerlos.

Con esto en mente, si una persona acepta y está dispuesta a celebrar su navidad, su cumpleaños, en un momento distinto en el tiempo al cual en realidad dicho nacimiento fue, ¿cómo puede esgrimir una razón contra festejar el cumpleaños de Cristo, la Navidad, bajo el argumento de que no coincide exacta, estricta y realmente con el nacimiento de Jesús? Simplemente no hay manera. 103


Los cumpleaños y las iglesias

Las varias costumbres que la gente observa hoy día al celebrar sus cumpleaños se remontan a mucho tiempo atrás en la historia. Nacen dentro del dominio de la magia y la religión. En la antigüedad, las costumbres de felicitar, dar regalos y hacer una fiesta —con las velas encendidas que la completan— tenían el propósito de proteger de los demonios al que celebraba su cumpleaños, y de garantizar su seguridad durante el año entrante. [...] Hasta el cuarto siglo, el cristianismo rechazó la celebración de cumpleaños como una costumbre pagana78.

La costumbre de rodear la tarta de velas viene de la antigüedad. El círculo de velas formaba parte de un ritual que protegía al homenajeado de los malos espíritus durante un año. Esto causó durante años que la Iglesia católica considerase que la celebración del cumpleaños era un rito pagano. No fue hasta el siglo IV d. C. cuando se empezó a difundir la fiesta de la Navidad como cumpleaños de Cristo, el 25 de diciembre en occidente y el 6 de enero en oriente. Esto hizo que, con el tiempo, también los cristianos festejaran sus propios cumpleaños uniéndose al de su Salvador (restos de este sentido cristiano del cumpleaños queda en una antigua tradición alemana que ponía en las tortas de cumpleaños la cantidad de velas que correspondían a la cantidad de años del cumpleañero más una vela grande que era la «luz de la vida» o la «luz de Cristo»)79.

78 79

Revista Zeit und Welt, suplemento del Schwäbische Zeitung, 3/4 de abril de 1981, p. 4. Historia del cumpleaños, https://www.diariodecuyo.com.ar/mundo/Historia-del-cumpleanos-20110604-0025.html

104


La reforma protestante surgida en el siglo XVI, si bien eliminó algunas cuestiones que escrituralmente no tenían mayor sustento, de igual forma se llevó consigo muchos otras difíciles de desarraigar así como prácticas, como la celebración de cumpleaños, que si bien no forman parte de su cuerpo doctrinal, tampoco tienen un sustento en la Escritura.

En la actualidad realmente son pocas las iglesias que no celebran los cumpleaños, incluso en el mundo no cristiano existe tal celebración. Referida a los cristianos, en los mismos hay extremos en cuanto a esta celebración que van desde el desenfreno en las festividades (alcohol y comidas en exceso así como diversiones poco edificantes) hasta otras más moderadas que tratando de darle un cariz cristiano se privan de esos excesos si bien comparten cuestiones como el pastel, las velas, las canciones de festejo, los regalos y el festejo en sí que puede incluir comida y bebida moderada. Con todo y todo, como se dijo, tal festejo carece de sustento escritural, incorpora elementos paganos y deja sin argumentos al cristiano que no celebra Navidad con el pretexto de que no es la fecha exacta del nacimiento de Cristo.

Conclusión

Así que resumiendo podemos ver cómo es que el reconocimiento, observancia o celebración de lo que podemos considerar cumpleaños, tiene una fuerte carga pagana en sus orígenes y mundana en su desarrollo posterior, no teniendo 105


ninguna correspondencia con las referencias que sobre el tema del nacimiento de Jesús se presentan en la Escritura.

En conclusión, y para cerrar, veamos las preguntas que desde un principio se establecieron para cada dinámica social:

Por un lado: 1. ¿Está en la Biblia? No 2. ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron? No 3. ¿La verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó? No

Y por el otro: 4. ¿Tiene raíces paganas? Si 5. ¿Incorpora elementos religiosos paganos? Si 6. ¿Forma parte de la corriente del mundo? Si

106


Conclusión

La presente obra comenzó haciendo una reflexión sobre esa dinámica social en la cual, de manera individual o como comunidad, nos vemos inmersos. Dinámica social que a lo largo del tiempo ha incorporado entre sus prácticas un sinfín de conmemoraciones, celebraciones o festividades de las cuales en la actualidad, en la mayoría de los casos, los orígenes de las mismas se han perdido en el consciente colectivo.

Para el cristiano lo anterior no es de menor importancia pues la misma Escritura contiene exhortos admonitorios que lo previene sobre prácticas, en su forma o en su fondo, contrarias al llamamiento del que se ha sido objeto.

Año Nuevo, Día de San Valentín, Cuaresma, Halloween, Día de Muertos, Navidad, y Cumpleaños, de manera enunciativa más no limitativa de festividades como parte de la dinámica social, han sido analizados en la presente obra y en todos los casos, después de hacer una exposición sobre el tema de la festividad a la luz de la Escritura, a la luz de la humanidad, a la luz de Jesús, Sus apóstoles y Su iglesia y a la luz de las iglesias, se concluía con preguntas muy concretas por un lado ¿está en la Biblia?, ¿Jesus y Sus apóstoles lo enseñaron?, ¿la verdadera iglesia de Dios en sus inicios lo observó?, y por el otro ¿tiene raíces paganas?, ¿incorpora elementos religiosos paganos?, ¿forma parte de la corriente del mundo?

107


Si bien la presente obra no busca generar contiendas innecesarias, sabedores de que la naturaleza humana es rebelde y no se sujeta a las cosas de Dios, se entiende que los argumentos a favor de la inocuidad de las fiestas estén al orden del día, razonamiento, de nuevo, fundados en el pensamiento humano, que no en la verdad revelada de Dios.

Por lo anterior aquí se dejará esta exposición de ideas siendo que el Espíritu mueva a cada quien hacia la verdad conforme al Padre respecto de los temas presentados, pero para coadyuvar en lo anterior, para terminar se dejará esta pregunta en el aire: ¿qué razones podrá alguien que se dice cristiano esgrimir para justificar el reconocimiento, observancia o celebración de una dinámica social que no esté en la Biblia, que no haya sido enseñada por Jesús ni Sus apóstoles, que no haya sido observada por la verdadera iglesia de Dios sino que por el contrario tenga raíces paganas, incorpore elementos religiosos paganos y forme parte de la corriente del mundo?

Cada quien responda.

108


Paz a vos

109


Salid de ella pueblo mío - 1ª advertencia: Fiestas-

Todos los derechos reservados por el autor ©2019

Primera edición

Se permite la reproducción total o parcial de la presente obra, así como su comunicación pública, divulgación o transmisión, mediante cualquier sistema o método, electrónico o mecánico [incluyendo el fotocopiado, la grabación o cualquier sistema de recuperación y almacenamiento de información], siempre y cuando esto sea sin fines de lucro y con la condición que se señale la fuente

Todas las citas bíblicas de esta publicación han sido tomadas de la Reina-Valera 1960. Utilizado con permiso.

Reina-Valera, 1960® es una marca registrada de Sociedades Bíblicas Unidas, y puede ser usada solamente bajo licencia. 110


Millions discover their favorite reads on issuu every month.

Give your content the digital home it deserves. Get it to any device in seconds.