Issuu on Google+

El dinero está en el aire. Tiempo aire es adquirido en cualquier punto de venta, lo tienes visible en la pantalla de tu teléfono y debes utilizarlo antes de una fecha limite entonces en definitiva se fue literalmente volando si no lo haces. ¿A dónde? Pues antes de andar en el aire se materializa de nuevo y queda a disposición de quién es dueño de la emisión de la tarifa, tus compras de lealtad se transforman en millas, puntos, monederos, tu multifuncional tarjeta del metro-bus, solo admite recargas superiores a un peso, y la familia del metrobus(CORREDORES VIALES) no acepta dar cambio y exige moneda fraccionaria, cuando cuentan con la tecnología para aceptar tu tarjeta del metro bus, así mismo el metro puede quitar los torniquetes a placer y sin embargo se justifica que los quitó como premio por abonar dos pesos más a cada pasaje, cuando es notable como el diseño de la línea A era para un transbordo convencional sin peaje hacia el estado de México , así como cobra peaje las líneas del metrobus a las del metro, cuestión que será promesa de campaña de algún candidato de extracción popular que anunciará homologar el uso de la tarjeta universal de transporte del D.F pues los visionarios economistas andan indagando como utilizar el dinero virtual para cobrar impuestos ídem y al comprar tus boletos del metro con tu teléfono inteligente abonaras al tesoro nacional de la región ex_más_transparente , el lago de “Texcoco_triangulo de la bermudas_VIRTUAL”


El dinero está en el aire