Page 1

mayo - junio 2013, año III, número 0

Río Arriba Digital

Migraciones


Edici

Gaceta

Este número, último de carácter t

Migraciones y especialmente ilustrado

a quienes agradecem Patricia

Renacho

Otoniel Itsá Sab

David


iones Digital

temático, fue dedicado al tema de

o por artistas de origen salvadoreño,

mos su participación: Toledo,

o Melgar,

billón Ordóñez

d Soto


Índice NARRATIVA Y POESÍA

GRÁFICA

Editorial por David Corona

1

La mujer y la migración por María Zavala

Playas por Xel-Ha López Méndez

5

Migrantes 3 por Patricia Toledo

3

Indolencia por César Pérez González

6

Migrantes 1 por Patricia Toledo

7

Planeta vacío por Adrián Chávez

9

Migrantes 2 por Patricia Toledo

12

La Bestia / Cansancio por Víctor Chi

10

“Sin título 1” por Renacho Melgar

14

A la hoja vuelta por Max Chá

11

14

Emigrante por José Luis Cantón Paterna

13

“Sin título 2” por Renacho Melgar “Migrante” por Otoniel Itsá Sabillón Ordóñez

16

Emigrantes (Sextina) por Luis Miguel Rubio Domingo

15

La Bestia por Dante Vázquez M

17

Mil y pico de millas por Pilar Rodríguez Aranda

18

“Sin título 1” David Soto

Página legal

Contraportada

Editores: Sergio Osorio y Claudio Vázquez Pacheco Consejo Editorial: Gerardo Altamirano, David Corona, Nancy Mora, Carlos Alvahuante y César Pérez Web: Cristhian Salas y Kracko Diseño Revista Digital: Sergio Osorio y Cristhian Salas Río Arriba Puebla: David Corona Río Arriba Guanajuato: Carlos Velázquez Río Arriba España: Cecilia Córtes


Río Arriba revista digital Foto de portada: “Sin titúlo” Ruy Sánchez Río Arriba recibe colaboraciones de obra gráfica y literaria, próximo número: de tema libre según los lineamientos y calendario publicados en: http://gacetarioarriba.blogspot.com/.

Los autores y artistas gráficos son responsables de su contribución, la cual no refleja la opinión de Río Arriba. Esta publicación digital no persigue fines de lucro. Escríbenos a: rioarribaporlacultura@gmail.com


Editorial Delinquir como nube foránea Tomando en cuenta los hechos recientes con la máquina que llaman La Bestia y las víctimas que dejó tras su descarrilamiento, es valioso ponerse a re-pensar cuál debería seguir siendo la función de la poesía en estos casos tan palpables. Parece obvio sin embargo no es tan sencillo, por ejemplo ¿De qué manera se sensibilizó al mexicano por la muerte de los migrantes centroamericanos víctimas de La Bestia? ¿Qué pensamos verdaderamente al respecto de la migración y los migrantes nacionales y extranjeros, no sobre sus Gobiernos sino sobre los migrantes? El poeta irlandés y recién fallecido (morir es otra forma de migrar) Seamus Heaney, tuvo la certeza ontológica de llamar al artista “criatura” o “espécimen” dándole así un lugar merecido a la Otredad dentro del proceso de la escritura. Octavio Paz habló de que no todo poema contiene poesía; cuando la poesía dijo, cuando la poesía se hace inmediatamente toca, se sintetiza, se vuelve obra. Cuando hablamos de migrantes y sus actos, necesariamente llegan a la mente símbolos como el hogar y la lejanía, la pertenencia y el despojo, el goce y la voz; entonces ¿Cómo el escritor podría ser insensible ante estos temas si por principio de cuentas él mismo se enfrenta ante el abandono de sí para poder Ser con lo onírico? El poeta debe desprenderse de eso que lo hace real para crear una realidad alternativa. Cuando por fin el poeta es demandado por la realidad, su realidad social, va tras las huellas de su nueva creación para insertarla en el colectivo que empieza a conocerla, entonces va como un guía, como un mentor, como un ángel que guía al alma a las puertas del cielo. Realidad, intención y anhelo son tres cosas tan ineludibles tanto para el que migra como para el que escribe. Si pudiésemos decirlo así: El migrante y el escritor son especímenes desprendidos que anhelan Ser desde la lejanía.

Los lugares que recorre el migrante lo definen, son significativas porque el migrante nace no de donde viene, sino por donde viene. Las ciudades de paso no son ciudades perdidas, son Página - Uno


prados ajenos que hay que dejar casi intactos si es que se pisan, recepciones lujosas y alcoba de casa ajena. El migrante se inmortaliza a cada paso, la tierra lo parirá como dándole otra vida, lo hace pero no lo inventa.

La historia mexicana está fundamentada con el hacer, sin su desplazamiento tal vez la nube foránea que es el migrante antiguo no se hubiera trazado la nación que ahora tenemos. Sin el mito de Aztlán quizá no seríamos como en la actualidad somos. La diversidad de razas que hoy nos componen, cada una, nos soporta y nos purifica del desconocimiento, por eso es imperativo plantearnos primero a nosotros mismos la identidad del migrante no importando su origen ¿Qué busca, qué quiere de nosotros que somos los migrantes ya establecidos? ¿Cuál es la justicia que él se merece? ¿El olvido? La muerte de cualquier migrante significa la decadencia de su país. El migrante que muere, muere con la posibilidad de la poesía.

Puebla es un puente, siempre lo ha sido y ver gente ir y venir está en la naturaleza del puente; algunos no volvieron por voluntad propia mientras que otros jamás pudieron volver a pisar ese puente. La ciudad fue planeada para albergar españoles que hicieran de la Nueva España un recinto que negara la indispensabilidad de la mano nativa, la ciudad poblana debía ser entonces la consolidación de la conquista. Puebla es el prado que anduvieron Hernán Cortés y doña Marina, fue la alcoba de Iturbide, la recepción de Zaragoza, el puente de Maximiliano y Carlota, la casa de Catarina de San Juan, o sea Mirra, mejor conocida como La China Poblana, una de nuestras muy ilustres migrantes.

David Corona Río Arriba Puebla El sueño de Io Balam Itzcoatl Celedón Nieto

Página - Dos


Migraciones

Pรกgina - Tres


Migraciones Libre

Migrantes 3

Acuarela y tinta sobre papel 2013 Patricia Toledo

Nació en Santa Rosa de Copán, Honduras en 1973. Egresó de la carrera de Artes Gráficas, de la Escuela Nacional de Bellas Artes de Honduras en 1995. Es artista plástica y gráfica e instructora de talleres artísticos. En 2007 ganó el Primer Lugar en el concurso Bianual de Pintura convocado por la Secretaría de Cultura, Artes y Deportes de Honduras. En 1999 y 2009 respectivamente, ganó el premio de los Juegos Florales de su ciudad, en la rama de cuento. Ha participado en varias exposiciones colectivas en Centroamérica y recientemente en México. Tiene a la fecha seis exposiciones pictóricas individuales y otras colectivas: Retrospectiva 2006, Arbóreas 2007, Honduras y Nicaragua. Sibilas y Guerreras 2010, Honduras. Pequeñas resistencias 2010, Honduras. Pares 2011, México DF. Femeninos cotidianos 2013, México DF. Reside en la ciudad de México.

Página - Cuatro


Migraciones

Playas por Xel-Ha López Méndez a mis nuevos amigos inmortales

En tijuana hay un cielo que se mueve un cielo vivo las cosas convergen con su pobreza de joya bajamos al infierno de las putas al cielo de la putas las putas son un cielo vivo / un cielo que se mueve hubo una vez un hombre y un hombre y otro asomando sus garras de avecita minúscula a través de la barda tocando la tierra prohibida de los pájaros que cárcel! hay un muro y un hombre y hay pájaros y un cielo que es espejo de algo un cielo que son dos cielos los pájaros se elevan sobre la muerte azul de los hombres y un cielo vivo traga la felicidad de todos tocando sus pies y un cielo vivo es agua de todas partes Hay de pronto la certeza en la ubicación de un mapa y la certeza es el límite una esquina del mundo.

Página - Cinco


Migraciones Libre

Indolencia por César Pérez González Aquí habrá de quedar tu cuerpo, lleno de lodo, hundido entre ramas; con la boca seca y los ojos muertos, tan lejos de los tuyos, tan cerca de la tierra. Serás el pasado que nadie quiere, testigo de tu ruina por la gracia del tiempo, voz inquieta que mana sola. Antes de ti otros cayeron por la misma sangre, con los huesos rotos y la piel desfigurada; vestidos de piedras, cubiertos de polvo. Gritaron como tú jadeaste en silencio; el aire escurriendo por sus dientes se confundía con el sabor podrido de la maleza. Contigo se va el dolor que fuiste; el frío bajando por las sienes: la carne tomada con rabia. ¡Aquí habrá de quedar tu cuerpo!

Egresado de la Facultad de Lingüística y Literatura Hispánica de la BUAP; editor y corrector de estilo de portales informativos y colaborador de programas radiofónicos. Ha publicado en revistas y periódicos de la ciudad de Puebla, Guanajuato y Oaxaca.

Página - Seis


Migraciones

Pรกgina - Siete


Migraciones Libre

Migrantes 1

Acuarela y tinta sobre papel 2013 Patricia Toledo

Pรกgina - Ocho


Migraciones

Planeta vacío por Adrián Chávez Il se dit: «Ma fleur est là quelque part…» Antoine de Saint-Exupéry, Le petit prince

Dicen que, en un final de El principito que Antoine de Saint-Éxupery terminó por desechar, al volver el famoso personaje a su planeta, la rosa ha desaparecido, ¿tú crees? Me lo platicó Fabián ayer; supongo que es su forma de darme ánimos. El caso es que Saint-Éxupery vivía atormentado por la culpa de las veces en que le había sido infiel a Consuelo, su mujer, y temía que ésta lo abandonara. Indignada, entre la vanidad y la razón, en el borrador original la rosa opta por huir del planeta volcánico del principito (volcánico como El Salvador, donde por cierto nació Consuelo), en una suerte de lección por sus ausencias. Imagínate, me decía Fabián, al pobre de Saint-Éxupery en uno de sus viajes, piloteando el avión, y en su cabeza la sola imagen de su casa vacía, sin su mujer, su planeta sin rosa. Pero eso sí, seguía Fabián, a la hora de sublimar sus miedos en la ficción dio a luz una de las historias de amor más bellas de la literatura francesa, con todo y que a la mera hora omitió el epílogo del texto final, para no abrumar a sus pequeños lectores. En eso, Fabián tiene razón, y se lo dije. Lo que no le dije es que llevo semanas sin escribir una sola línea. Ayer, después de hablar con él, compré una docena de rosas. En la mañana las dejé esparcidas sobre la cama matrimonial. Y, qué crees, hoy volví del trabajo y ahí siguen, las doce. Y este planeta sigue estando vacío. Adrián Chávez es narrador, nacido en el Estado de México. Estudió Interpretación en el Instituto Superior de Intérpretes y Traductores, así como Lengua y Literaturas Hispánicas en la Facultad de Filosofía y Letras (UNAM) y Creación Literaria en el Centro Xavier Villaurrutia (INBA). Actualmente coordina la revista digital La Hoja de Arena y escribe para Cultura Colectiva. Twitter: @Ad_Chz

Página - Nueve


Migraciones Libre

La Bestia por Víctor Chi Dicen que su chillido, es el llanto de todas las almas que se ha devorado…

Y al escuchar los alaridos de la “bestia*” que se acercaba, aquellos náufragos del destino supieron que venía hambrienta y que, esa noche, alguien tendría que sacrificar sus sueños… *Los migrantes centroamericanos llaman “la bestia” al tren que corre desde Tapachula, Chiapas, hasta el estado de México, en donde día a día, miles cuelgan sus desdichas y sus sueños.

CANSANCIO por Víctor Chi A las victimas del descarrilamiento del 25/08/2013

A veces, las bestias también se cansan de ser bestias… Por ello, esa noche, harta de llevar tantas tragedias en sus espaldas, aquella “bestia” de metal, decidió descansar sobre sus lomos oxidados, como queriendo que el roció de la madrugada pudiera purificar sus pecados… Esa oscura noche también, cinco nuevas estrellas iluminaron desde el cielo, el siempre, y cada día más, tortuoso camino de los migrantes…

Víctor Chi nacido en Tekanto, Yucatán, es promotor cultural comunitario, narrador oral, tallerista y escritor aficionado. Es Yucateco de nacimiento, Campechano de creencia, Colimense de corazón, Nicaragüense por amor y orgullosamente corren por sus venas la sabia y milenaria sangre Maya. Suele escribir sus minificciones en la oscuridad del baño, mientras saca de sí, todo lo malo...

Página - Diez


Migraciones

A la hoja vuelta por Max Chá Llegamos aquí como lentos animales. Con las manos mojadas edificamos este hogar: una casa de palabras que sostuvo la argamasa de sentir y observar. Crecimos en ellos, aprendieron y olvidaron de esta tierra; la mordieron, y pasado el tiempo callaron nuestro aliento, guardado entre las palmas, calor de verso, de individuales historias. Cambiaron de historia, a la hoja dieron vuelta; cambiar de tierra y aires está en su memoria.

Max Chá es cofundador del Colectivo Contrapunto y Editor de la revista Farniente, Literatura; ha publicado en distintas revistas de carácter independiente, y publicado en antologías de poesía en el D.F. y Tijuana, dentro de las que destaca la realizada en homenaje a Dolores Castro. Es gestor Cultural y estudiante de humanidades de la FES Acatlán/UNAMLiteratura; ha publicado en distintas revistas de carácter independiente, y publicado en antologías de poesía en el D.F. y Tijuana, dentro de las que destaca la realizada en homenaje a Dolores Castro. Es gestor Cultural y estudiante de humanidades de la FES Acatlán/UNAM.

Página - Once


Migraciones Libre

Migrantes 2 Acuarela y tinta sobre papel 2013 Patricia Toledo

Pรกgina - Doce


Migraciones

Emigrante por José Luis Cantón Paterna Y ha llegado por fin a un puerto extraño sintiendo el peso amargo de la brisa, ingrato el horizonte, lejanos los recuerdos de un mundo que se ama y que se odia. Ajeno a las fronteras tan llenas de vacío; la vida se condensa en un petate que guarda su pasado y su presente. Enfrente la ciudad, la villa, el monte extranjeros, ajenos al color que guarda la memoria anclada a los espejos de la ausencia. Mas queda ese rescoldo de esperanza que anhelante refulge en la pupila cándida y vibrante ante la ansiada tierra prometida.

Página - Trece


Migraciones Libre

“Sin título 1” Renacho Melgar

“Sin título 2” Renacho Melgar

Página - Catorce


Migraciones

Emigrantes (Sextina) por Luis Miguel Rubio Domingo No llegaron las lágrimas a tiempo de abandonar tu casa con el miedo de quien vela en un páramo la noche. Lejos de la ventana de tu madre se pondrán otros nombres a la vida mientras queda en la sombra tu país. Ante tus ojos brota otro país, coordenada intrépida del tiempo, que quiso reinventarte en otra vida llevándote en un bucle donde el miedo es una dimensión: el miedo madre, criatura putrefacta de la noche. El alba siempre llega, tras la noche, hermosa madrugada de un país que algún día llamaste patria madre. Acuden las mañanas a tu tiempo barriendo los patíbulos del miedo e hinchando las caléndulas de vida. Si el monstruo del pasado cobra vida, de las alcantarillas de la noche

Página - Quince


Migraciones Libre saldrán los metalúrgicos del miedo a recordar qué parte del país se ungió de la camándula del tiempo para amargar el llanto de tu madre. No creerán que el hijo de tu madre es un hermano más al que la vida expuso a los neumáticos del tiempo bajo la oscura rueda de la noche. Son fascistas que quieren que el país sucumba a la metástasis del miedo. Son perros del fascismo, son el miedo; son la muerte en los ojos de la madre, la rémora maldita del país que atenta contra el río de la vida y surge de la tinta de esa noche que duró tantos años, tanto tiempo. Pido que el tiempo venza nuestro miedo que nuestra madre patria sea vida y que la noche salga del país.

“Migrante”

(Tegucigalpa, 12 de julio de 1986.) Otoniel Itsá Sabillón Ordóñez

Página - dieciséis


Migraciones

La Bestia por Dante Vázquez M I Es un monstruo de fierro de sur a norte, en la patria robada. II Siempre tiene hambre, siempre; pero, ¿qué hacemos? En casa no hay comida. III A parte de mi brazo, ya se comió mi origen, mi destino. IV Buscando sueño ajeno, monté en su lomo; ¿vendré con uno propio?

Dante Vázquez M. (Ciudad de México). Escribe cuanto cree que debe -o puede-. Comparte lo que escribe en: http://dantevazquez.wordpress.com/

Página - Diecisiete


Migraciones Libre

Mil y pico de millas por Pilar Rodríguez Aranda Baño a mi bebé de 15 meses mientras le canto fragmentos de una canción que hace años aprendí y ya olvidé Años que pasan y no sé si soy aquí o todavía allá Cómo es de extranjera la costumbre cuando uno está allá se piensa en el aquí Extrañamiento: espejo interminable Mi niño será hijo del desborde Entre el aquí y el allá hay tan sólo mil y pico de millas.

Pilar Rodríguez Aranda (1961) vive en Malinalco, Estado de México. Escribe desde la adolescencia y publicó su primer poema en 1982, en una revista estudiantil de la UAM-Xochimilco. Ha recibido premios y becas como video artista tanto en México como en Estados Unidos. Ha publicado poesía, traducciones, artículos y reseñas en diversas revistas y antologías de América del Norte, entre ellas: Voices of Mexico, DoveTales, Río Arriba, Once Revista, Replicante, Tierra Adentro, Blanco Móvil, Tinta Seca. Publicó su primer poemario en el 2012, Asunto de Mujeres, de la editorial Cascada de Palabras, Cartonera. En febrero del 2013, recibió un premio por su poema Nuestras Luchitas en la 8a Conferencia Anual de Escritores en San Miguel de Allende. Es coordinadora en México del movimiento 100 Mil Poetas por el Cambio y miembro del Consejo Consultivo de la organización Writing for Peace.

Página - Dieciocho


Migraciones, mayo - junio 2013, año III, número 0  

Gaceta Río Arriba de distribución gratuita, formato digital. Número especialemente ilustrado por artistas hondureños.

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you