Issuu on Google+

1

Junio 2016 /// Nº75

TOURING Y AUTOMóVIL CLUB DEL PERÚ

fuchs en la ruta

BAJO EL VOLCÁN

El piloto peruano Nicolás Fuchs ha emprendido una gira internacional por circuitos de América y Europa. Esta es una radiografía veloz de su éxito.

Más de ochenta volcanes en un valle arequipeño son la principal razón para convertir esta zona en el primer geoparque peruano según la Unesco.

Miembro de:


2


3


¿Quiénes somos?

4

Miembro de:

Consejo Directivo

Presidente: Iván Dibós Mier Primer Vicepresidente: Juan Luis Avendaño Valdez Segundo Vicepresidente: Eduardo Bolognesi Liceti Director Secretario: Eduardo Zavala Barrios Director Tesorero: Enrique Freire Berckemeyer Directores

Luis Alayza de Losada Jorge Chocano Barreto Benjamín Otero Ramos Guillermo Van Oordt Parodi

EQUIPO Edición, dirección de arte y diseño gráfico

Milk Estudio Periodista

Carlos Portugal

Escriben en esta edición

Antonio Guerrero / Alejandra Chávez / Alberto Rincón Effio / Jorge Grieve Fotógrafos en esta edición

Alonso Molina / Rafael Iriarte / Sanyin Wu / Macarena Tabja

Gerente General

Foto de portada

Comisión Revisora de Cuentas

Diagramación

Gabriela Goñi Morgan Presidente: Félix Miranda Brambilla Miembros: Juan Chávez Keller, Manuel Spihlmann Enders Consejeros Delegados

Piura: Víctor Huarcaya Palomino Trujillo: Estuardo Meléndez Hoyle Arequipa: Noel Yriberry Lira Tacna: Edgardo Belaúnde Portugal Touring y Automóvil Club del Perú

Avenida Trinidad Morán 698, Lince. Touring Informa: 615-9315 atencioncliente@touring.pe www.touring.pe

Andre Lavadinho @World/ Prensa Nicolás Fuchs Erick Baltodano Columnistas

Ricardo Guglielmino / Karina Carranza / Luis Quispe Coordinación TACP

Eduardo Zavala Barrios Enrique Freire Berckemeyer Sandro Pezo Lanfranco Erik Clarkson Figueroa Corrección de estilo

J. M. Gauger

Retoque fotográfico

Mikel Hoyle

Agradecimientos

Caterpillar, L.O.O.P., ONG Luz Ámbar, Estudio Bellavista, Fiat Perú, Walter Wust, PromPerú, Tito Cornejo Crosby, Gloria Ziegler, Gabriel Kaganusuku Hecho el Depósito legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2016-04102 Impreso en Amauta Impresiones Comerciales S.A.C. Jr. Juan del Mar Bernedo 1298, Cercado de Lima


Carta

5

EDITORIAL A

cabamos de celebrar un aniversario más de nuestra querida Institución, el número 92, y el centenario está cada vez más cerca. Es que el tiempo no pasa en vano y eso lo sabemos muy bien en el Touring y Automóvil Club del Perú (TACP). Por eso, nos fortalecemos cada año y ofrecemos nuevos e interesantes servicios y ventajas para todos nuestros asociados. En esta ocasión, además, hemos querido retribuir la confianza que nos brindan conmemorando una nueva fecha en nuestros calendarios: el Día del Asociado. Esta festividad se celebrará cada 20 de mayo, coincidiendo con la fecha del Aniversario Institucional. Por otro lado, cumpliendo con nuestro compromiso de trabajar y dejar huella durante la «Década de acción para la Seguridad Vial a nivel mundial 2011-2020», organizamos nuestra campaña de Seguridad Vial para el presente año, contando con el apoyo de la firma Michelin y de la Federación Internacional de Automovilismo (FIA). Como siempre, los principales aliados son nuestros asociados y el público en general, que participa en las actividades programadas. En las próximas semanas, les brindaremos, con más detalle, el programa de acción que nos permitirá ser parte de este proceso para tomar conciencia acerca de la responsabilidad de nuestro papeles como conductores y peatones.

Finalmente, solo quiero recordarles que queda a disposición de los asociados del TACP y sus familias todas nuestras instalaciones en el Centro de Recreación, ubicado en ubicado en el kilómetro 21.5 de la carretera Panamericana Sur, que cuenta con canchas para deportes varios, piscinas, áreas de esparcimiento infantil, bungalows totalmente equipados y varias comodidades más que les permitirán disfrutar de un grato ambiente familiar y de camaradería. t

Atentamente,

Iván Dibós Mier Presidente del Touring y Automóvil Club del Perú

como institución nos enorgullece formar parte integral de esta campaña que busca tomar conciencia acerca de la responsalidad de nuestros papeles como conductores y peatones.


6


7

** Precios incluyen IGV. NiĂąos menores de 5 aĂąos no pagan. Tarifas por invitado.


8

Edición 75

ÍNDICE

ERNESTO MÁLAGA Un escalador peruano estuvo a punto de coronar una de las cumbres más altas del Himalaya, a más de 8 mil metros. ¿Qué lo mueve a seguir intentándolo aún hoy?

30 EL PRIMER GEOPARQUE PERUANO ESTÁ EN AREQUIPA

54

La revista National Geographic mostró al mundo el Valle de los Volcanes hace casi noventa años. Hoy mantiene esa compleja geografía que parece la superficie lunar, con campos de lava, montañas nevadas, un manantial gigante y valles fertilizados por ceniza volcánica

EL PILOTO

44

NADIA BALDUCCI Una guapa bióloga marina y su cruzada ambientalista para preservar la limpieza de las playas y evitar la contaminación del mar.

38

Nicolás Fuchs, uno de los más destacados y veloces pilotos en el Perú, ahora lleva su talento y coraje a pistas en el extranjero. Lo ha hecho en Argentina, en México y en Portugal, mientras la racha de triunfos lo sigue.


9


10

Historias de baúl

la vida es un rally Henry Bradley (1940-2016) fue uno de los fundadores y el máximo campeón en la historia de los Caminos del Inca. Estuvo en la primera edición en 1966 y conquistó el primer lugar del podio en siete oportunidades. En competencias de adrenalina, tierra y velocidad, era un piloto que creía en que para ganar se debía mantener la calma. Escribe. Carlos Portugal / Fotos. Archivo Familia Bradley


Historias de baúl

H

enry Bradley está punto de pisar el acelerador y empezar a correr en la primera edición de la carrera Caminos del Inca. Tiene 26 años y pasa sus manos sobre el timón con calma. No tiene cábalas, pero antes de la partida siempre se sienta y desliza sus manos sin apuro. Todavía es muy pronto, pero en unas décadas, Bradley logrará ganar siete veces el rally Caminos del Inca. Pero ahora es un domingo 29 de octubre de 1966 y 53 automóviles están por partir desde la avenida Nicolás de Ayllón. Hay Chevrolets, Dodges, Mustangs, Austin Coopers, Datsuns, Alfa Romeos. Bradley, a bordo de su Volvo con el número 302, espera la partida de una carrera que se volverá histórica. En 1962, cuatro años antes de la partida, Bradley regresó de correr el Gran Premio Argentino que cruzaba varias ciudades de ese país. Al volver a Lima decidió fomentar que aquí se organice una carrera de tal magnitud. Lo conversó con miembros del Automóvil Club Peruano (ACP) y tras unos años, la idea empezó a tomar forma. En 1966, el mismo ACP decidió organizar la carrera y que se corriera por Huancayo, Ayacucho, Cusco, Arequipa y Tacna para luego regresar a Lima. Rápidamente se descartó Tacna para que la ruta pueda ser

11

El Volvo 302 de Bradley en la partida del primer rally Caminos del Inca

completada en una semana. Se anotaron tres marcas para auspiciar a sus pilotos: Volvo, Ford y Fiat. Por esos años, Henry Bradley representaba a Volvo, quienes estaban entrando en el mercado peruano. Era la primera vez que una carrera de esta envergadura se corría en un país con altas barreras de comunicación debido a la geografía del territorio, en una competencia que subía hasta los 4883 msnm por terrenos que los conductores no conocían. Los pilotos ubicados en la línea

de partida enfrentarían la incertidumbre de una geografía complicada, la altura, los precipicios y las curvas cerradas. Ese domingo de octubre de 1966, Henry Bradley tiene las manos sobre el timón sin hacer presión, mientras pisa delicadamente el acelerador. Arrancan los demás pilotos pisando con fuerza y forzando motores. Henry Bradley y su Volvo salen con suavidad. La velocidad, ya lo sabe, no es un asunto de desesperación, sino de técnica.

Era la primera vez que una carrera de esta envergadura se corría en un país con altas barreras de comunicación. Los pilotos del Caminos del Inca, aguardando expectantes en la línea de partida, enfrentarían la incertidumbre de una geografía complicada, la altura, los precipicios y las curvas cerradas de la ruta.


12

Historias de baúl

«No se lo decía, pero yo era su fan número uno. Correr era su mundo. Era su vida», recuerda gloria sánchez morena, su esposa.

El piloto tras recibir su séptimo y último Caminos del Inca. Derecha. Junto a Peter Kube (copiloto), después de correr la vuelta a Sudamérica.

EL INICIO Cuando Henry Bradley tenía tres días de nacido y acababa de salir de la clínica, su papá lo llevó primero a su taller de mecánica para que sintiera el olor a fierro. Henry Bradley Barnettt era un inglés que llegó al Perú en la década de los veinte y se convirtió en un piloto reconocido que manejaba su famoso Avispón Verde y tenía un taller de reparación donde Henry Jr. crecería rodeado de automóviles, arreglando los carros de sus amigos. A los doce años, Henry Bradley comenzaría con las motos, pero los accidentes y las caídas lo harían virar hacia los coches. A los diecisiete, debutaría en su primera carrera cuando le encargaron llevar el carro de un amigo hasta Ica para una competencia. Por entonces su papá prefería que él no fuera un piloto, pero aceptó al darse cuenta que

su hijo no deseaba hacer otra cosa. Meses después conoció a Gloria Sánchez Moreno a quien dos años después le propondría matrimonio. A ella no le gustaban las carreras, pero intentó conocer ese mundo. Incluso al principio lo acompañaba cuando él salía a probar el carro por Chosica. Pero un día chocaron ante el cruce de una yegua, y del susto ella le pidió que dejara las carreras o no se casaría. La pausa duró un año, y luego se volvió insostenible. Gloria lo apoyó desde entonces con una complicidad silenciosa. «No se lo decía, pero yo era su fan número uno. Correr era su mundo. Era su vida», recuerda su esposa. No era sencillo: Henry Bradley aparecía con un motor en la sala y lo armaba durante la madrugada o salía de viaje intempestivamente para participar en algún campeonato en el exterior.

Gloria, que trabajaba en un hospital como anestesióloga, se preocupaba. El día en que Henry Bradley corrió en el primer Caminos del Inca, ella vivía en casa de sus suegros y la mamá de Henry escuchaba la carrera de su hijo por radio. Pero Gloria no podía oír los resultados, estaba llorando del miedo. Cuando pensó que la mamá de Henry la consolaría, ella le pidió que se acostumbrara, que su hijo era piloto y que eso lo definía. LA VOCACIÓN En 1966, a pocos kilómetros de la partida, un conductor se estrella contra un puente y tuvo que abandonar la carrera. Kilómetros más tarde otro conductor caería por un pequeño abismo con graves lesiones. El primer tramo es de Lima a Huancayo, y Bradley va tercero. Al llegar a Huancayo


Historias de baúl

les anuncian que la siguiente etapa no se correrá por razones de seguridad. De Huancayo a Ayacucho existe el rumor de la guerrilla que entonces dominaba en la zona. En ciudades como Huanta y Huamanga, se había declarado feriado para aguardar el paso de los automóviles que los niños esperaban con flores. Pero al ver que la caravana de coches no pasaba en velocidad de competencia, en lugar de flores a los pilotos les arrojaron piedras. La etapa de Ayacucho a Cusco era la más dura. Henry Bradley todavía no sacaba ventaja frente a los demás pilotos. En este tramo quedaría segundo. Durante ese primer Caminos del Inca -que entonces se llamaba el Gran Premio Nacional de Carretera- algunos conductores se perdían por no conocer las rutas. Bradley confiaba en su copiloto César Vidaurre que le alertaba de las incidencias en el camino. Con él, formaría una dupla que ganaría cinco Caminos del Inca. El Caminos del Inca de 1966 se decidió en la cuarta etapa de Cusco a Arequipa cuando Henry Bradley sacó minutos de ventaja. De allí, solo restaba el camino de retorno a Lima. Ese tramo definiría la carrera entre Arnaldo Alvarado, el rey de las curvas, o Henry Bradley. EL LEGADO Henry Bradley trabajaba en el taller de su papá y preparaba los automóviles para los demás competidores. No era egoísta. Proponía mejoras para carros con los que luego tendría que competir. En 1978 dio la vuelta a Sudamérica y se cortó el dedo al intentar arreglar su auto. Por esos años, daba clases formando pilotos de categoría o choferes de seguridad que debían manejar con destreza. Ganó seis Caminos del Inca y dejó el país por la violencia política de los ochenta, pero seguía corriendo en Florida. Regresó a Lima porque extrañaba y volvió a correr Caminos del Inca en 1988 saliendo campeón por última vez. Al piloto arequipeño Coco Cárdenas lo conoció desde el primer rally en el que ambos corrieron. Entonces Coco quedó onceavo y manejaba un pequeño Austin

Cooper. Actualmente Coco es el vigente bicampeón de la categoría Súper 1600 junto con su hijo. «Henry es uno de los mejores pilotos de nuestra historia. Era rápido, pero manejaba de forma delicada. Tenía técnica», recuerda. Miky Cisneros es fotógrafo y ha participado en treinta ediciones de Caminos del Inca. «Henry era muy detallista en su manejo. Era rápido pero calmado», dice. En el 2008, Susan, la hija de Henry Bradley, empezaría a correr autos a pesar que él prefería que no lo hiciera. Pero Henry supo que era imposible desmotivarla, así que decidió apoyarla preparándole los carros para las competencias. Susan creció viendo a su papá llegar a las metas de Caminos del Inca y como piloto, ella se forjó con las lecciones de su padre: no romper el carro, pensar en la estrategia. «Siempre ha sido tranquilo, eso era lo que lo ayudaba en las carreras, sobre todo en las tan largas como Caminos del Inca donde necesitabas estrategia», recuerda. Los últimos años, el cáncer que le habían diagnosticado a Henry Bradley se intensificó. Cuando estaba sobre la cama le preguntaba a su hija sobre su automóvil. Quería saber qué podía aconsejarle para poner más a punto el carro en el que ella competía.

13

LA HISTORIA En 1966, en el primer Caminos del Inca, Henry Bradley culminó la última etapa de Arequipa a Lima en seis horas con cuarenta y ocho minutos, llegando en tercer puesto. Lo suficiente para ganar el puntaje total con veintiséis horas, trece minutos y once segundos. Una semana después de la partida, Henry Bradley llegaba a la capital como campeón sobre su coche. Era el inicio de una competencia que se volvería emblemática en el automovilismo peruano e internacional atrayendo a los mejores pilotos de rally de la historia. También escribió el primer capítulo de un conductor que comenzaría una racha formidable en los Caminos del Inca, un conocedor que enseñaría cómo la calma en las situaciones límite era un reflejo de la técnica. Ese día de octubre de 1966, Henry Bradley tenía 26 años y abrazó a su esposa y a su hija al llegar a la meta. Su papá le bajó la bandera cuando él pasó en su Volvo como campeón. Henry alzó la copa del primer Caminos del Inca, la misma que hoy, 50 años después, se encuentra en la vitrina de su sala junto a su casco y trofeos que su esposa atesora. Henry Bradley falleció el 7 de abril del 2016. Pero para ella, Henry Bradley todavía está vivo en esta historia. t

Bradley con su primer automóvil al lado de Pedro Roca


14

Personaje

un piloto italiano puede aliviar el tráfico limeño

E

n 1958, cuando el italiano Stefano Livio tenía dos años decidió que quería ser piloto mientras jugaba con un auto de juguete en su casa de Villa Guardia. Cuarenta y dos años después, fue campeón mundial en el Ferrari Challenge, conquistando cinco veces el campeonato italiano. Lo que no podía intuir de niño era que su aprendizaje como piloto y como entrenador de futuros corredores le permitiría profundizar en una técnica científica para salvar vidas. Tras dejar de correr, Livio comenzó a trabajar como instructor de la marca italiana Ferrari, donde notó la influencia de los movimientos sacádicos en el manejo de los pilotos. Es decir, los movimientos voluntarios e involuntarios que realiza el ojo de forma rápida a través del campo de visión. Además comprobó cómo los pilotos profesionales tenían mayor control sobre los movimientos involuntarios reduciéndolos al mínimo, mientras que las personas que manejan a diario para trasladarse sí tienen varios, los mismos que producen estrés y agresividad. El viernes 24 de junio, Stefano Livio estuvo en el auditorio del Touring y Automóvil Club del Perú, gracias al esfuerzo de la ONG Luz Ámbar y de nuestra institución, durante el foro Cambiemos de actitud: nueva técnica de manejo para conductores. Durante la conferencia, proyectó figuras que se desplazaban rápidamente y pidió al público que se concentrara solo en una. La audiencia —sin poder controlarlo— movía rápidamente los ojos ante las distracciones. ¿Qué generan estos movimientos sacádicos involuntarios en las personas? Quienes no son pilotos profesionales los utilizan sin poder notarlo, creando un estado de consciencia alterado. Esto hace, por ejemplo, que la mamá más dulce se vuelva agresiva al manejar debido a que se produce cortisol, la hormona del estrés. Eso nos hace menos racionales al manejar. Hay que recalcar que estos movimientos son tan rápidos que la parte consciente del cerebro no lo percibe. Es como un apagón de percepción. ¿De qué forma sirvió tu experiencia como instructor de Ferrari para llegar a estas conclusiones? Lo comprobé en miles de conductores, noté que era un

Stefano Livio, instructor de la marca Ferrari, dictó una conferencia en el Touring para mostrar un sistema que podría salvar vidas, reeducando los movimientos que no controlamos con nuestros ojos

tema fisiológico repetitivo: los movimientos involuntarios influenciaban en el manejo de los nuevos alumnos. Quienes controlaban más movimientos sácadicos involuntarios, al tener mejor coordinación ocular, eran mejores pilotos. Conducir más rápido dependía más de este patrón que de la agresividad o de la adrenalina. Así que empezamos a utilizar un sistema en la academia gracias a un simulador con lentes y a un software de computadora para evaluar a nuestros pilotos. ¿Cómo aprender a controlar movimientos del cuerpo que no notamos? Con el profesor Giorgio Guidetti, un doctor italiano especializado en el estudio del vértigo y el equilibrio, además de director científico del autódromo de Modena, desarrollamos ejercicios para todas las personas, que pueden realizarse en la computadora durante un mes para mejorar esta capacidad. El aprendizaje culmina con un día de ejercicios en un automóvil. Esto reducirá los niveles de estrés al manejar. Queremos que las personas se reeduquen para saber dónde mirar. ¿Imaginan el tráfico de su ciudad si los conductores no tuvieran agresividad? t

«Las personas que manejan a diario tienen varios movimientos sacádicos, que producen estrés y agresividad»


Personaje

15


Muévete

16

rutinas fitness

Alejandra Chávez Health coach y fitness trainer @Alechavezsm // Lima Saludable

Repeticiones Principiante: 6- 9 Intermedio: 9- 12 Avanzado: 12-14

Pensamos que hacer ejercicio cardiovascular implica mucho tiempo, máquinas caras o salir de casa, pero hay formas de hacer cardio con muy poco equipamiento.

1A

2A

3A

4A

1B

2B

3B

4B

3c

4c

Rondas Principiante: 2- 3 Intermedio: 3- 4 Avanzado: 4- 5

Agradecimientos: Reebook

Russian twist

V crunch

Leg raises

Scissors

Empezar sentado sobre el suelo con las rodillas dobladas y los pies apoyados en el suelo. Inclinarse hacia atrás de modo que el torso quede en un ángulo de 45 grados con el piso, asegurándote de mantener la columna recta. Junta tus manos hacia el frente y gira lentamente a la derecha en la medida que pueda. Hacer una pausa y luego repertir hacia la izquierda.

Empezamos boca arriba con los brazos y las piernas estiradas. Levanta la parte superior del cuerpo mientras levantas las piernas,en posición de V. Vuelve a la posición inicial y repite.

Empezamos boca arriba con las piernas extendidas. Coloca las manos debajo de los glúteos con las palmas hacia abajo o por los lados. Esta será la posición inicial. Levantar las piernas formando un ángulo de 90 grados. Volver a la posición inicial y repetir.

Empezamos boca arriba con las piernas extendidas. Coloca las manos debajo de los glúteos con las palmas hacia abajo o por los lados. Esta será la posición inicial. Levanta tu pierna izquierda sobre la derecha de modo que se crucen, separarlos de nuevo y luego llevar la pierna derecha sobre la otra para completar una repetición.

¿Es verdad que no se puede comer frutas a partir de las seis de la tarde? Si no vas a realizar ninguna actividad física y vas a estar en poco movimiento, te sugiero que evites la fruta porque tiene un aporte generoso de fructosa (azúcar).

¿Qué tan malos son los lácteos? Actualmente se sabe que son ácidos en el cuerpo: el calcio que contienen no es aprovechado por nuestro organismo. Además para combatir la acidez, nuestro cuerpo toma calcio de nuestros huesos. Es lo contrario a lo que usualmente se creía. Para muchas personas, la enzima que contiene (lactasa) es difícil de digerir.

¿Mientras más sudamos más grasa eliminamos? Con el sudor solo se eliminan líquidos del cuerpo como resultado de la actividad física. Ese líquido, se recupera cuando se vuelve a ingerir agua o alimentos que la contienen.


Reseña

18

UN PEQUEÑO BÓLIDO PARA NUESTROS FIAT 500C TIEMPOS ABARTH Escribe. Jorge Grieve


Reseña

19

L

¿Quién no conoce a James Bond, a bordo de su potente Aston Martin plateado, y recuerda sus gadgets de alta tecnología? Injustamente muchos no recordarán a su brillante colega italiano, el gran James Tont, el terror de villanos de los más diversos calibres. Él iba a bordo de su poderoso bólido, un FIAT 500.

a fineza y elegancia, unidos a la más alta técnica italiana, están presentes en el Cinquecento de cuarta generación de la firma, el primero en llevar tracción delantera. Portador de todos los genes que hicieron de FIAT lo que es hoy, el nuevo 500 evoca un poco la nostalgia de la época del «milagro económico italiano», que registraron tan bien las películas de Fellini y de De Sica. Ya no es más el pequeño auto que sacrificaba las comodidades en aras de la economía. Ahora toma todas las virtudes de sus antepasados pero las eleva a otro plano, para convertirse en la reencarnación de un autentico clásico, pero uno cómodo, rápido y elegante, sin dejar de ser económico. Fue nombrado «Auto del año en Europa» (doce meses después de su lanzamiento) y «Design Car of the Year» en los Estados Unidos. En estos tiempos de autos de gran potencia, alto consumo y gran contaminación, aparece el FIAT 500 Abarth como una solución inteligente para los ávidos de diversión, que además está empujando el resurgimiento de la casa italiana como una de las empresas líderes del mundo. No solo lo puede transportar cómoda y seguramente, sino que con 3,5 metros de largo, poco peso, y un motor turbo (alimentado, potente, flexible y voluntarioso), unido a una fluida caja de seis velocidades (automática o manual), tiene el pique de un súper auto (sobrepasa fácilmente los 200 km/h). Debido a estas características y a su excepcional agilidad y maniobrabilidad, el 500 Abarth se convierte en el vehículo ideal para desplazarse en la ciudad, especialmente en horas punta. Tiene un consumo tan imperceptible que, circulando por el centro de Lima, pensé que el medidor estaba descompuesto. Con una apariencia deportiva, colores espectaculares, tomas de aire y ruedas de bajo perfil de diseño exclusivo, no es fácil confundir al Abarth con un 500 normal. Manejarlo es una prueba de que no se necesita un tremendo motor para hacer de la conducción algo divertido: es estable y de excelente adherencia. Por sus compactas dimensiones, así como por su agilidad, reducido radio de giro, amplios vidrios y generosos espejos retrovisores, movilizarse por el tráfico y estacionarse en lugares congestionados es muy sencillo para cualquier conductor.

Foto difusión


20

Reseña

CARACTERÍSTICAS TÉCNICAS Tipo: Sedan de 3 puertas, 4 plazas Motor: delantero trasversal de 4 cilindros, dohc 16 válvulas, 1368 cc turboalimentado

Potencia: 160 @ 5750 rpm Torque: 230 nm @ 3000 rpm Transmisión: automática o manual de 6 velocidades

Frenos: servoasistidos de disco, ABS, EBD y BAS

UN NUEVO CLÁSICO Al interior, llama la atención la calidad de los acabados; la atractiva disposición del tablero, que lleva el color de la carrocería; y el compacto timón forrado en cuero, con uno de los siete airbags del auto, que incorpora los controles de los principales sistemas de comunicación y entretenimiento. El velocímetro y el tacómetro van concéntricos en el mismo instrumento, directamente en el campo visual del conductor e incluye digitalmente toda la información que se pueda requerir. Otro detalle que llama la atención es el amplio sunroof que, desde el exterior, parece una continuación del parabrisas. Plegado, no entorpece para nada la visibilidad hacia afuera. Cuenta con asientos de cuero: los delanteros, cómodos y de gran sujeción, tienen un compartimiento debajo para guardar pequeños artículos; mientras que el posterior puede acomodar a dos niños o dos adultos menudos. Recuerdo que, en mis épocas de universitario en Milán, una vez entramos tres parejas en el viejo 500 de una amiga, que, con los bramidos del motorcito de dos cilindros, nos transportó ida y vuelta a Como. Ese Cinquecento era extremadamente austero y tenía una bocina que sonaba como una vaca en labor de parto, pero era una

obra de arte virtualmente indestructible, tanto por fuera como por dentro. El nuevo 500 da la misma sensación de fortaleza, mereciendo un calificativo de cinco estrellas en pruebas de choque del Euro NCAP, además de estar equipado con los más modernos sistemas de seguridad activa y pasiva (frenos de disco con ABS, EBD y BAS). De esa manera, el 500 no solo es muy veloz, sino también confiable y seguro. No es exactamente barato, pero están aseguradas la exclusividad y el entretenimiento para andar en ciudad como en carretera, acompañado por ese inconfundible y agradable ronquido del motor. Estoy seguro que James Tont estaría muy contento. t

Neumáticos: radiales 205/40 R17W Peso seco: 1110 kg Peso bruto: 1425 kg Distancia entre ejes: 2300 mm Longitud: 3546 mm Ancho: 1627 mm Alto: 1488 mm Aceleracion 0 a 100 km/h: 4,7 segundos

Velocidad máxima: 211 km/h Precio: Desde 35 mil dólares


21


22

Cocinas


Cocinas

23

nación chifa Una reflexión (y algunas recomendaciones) sobre la institución chifa en la ciudad. Texto de Toño Guerrero Foto de Sanyin Wu

M

ientras algunos paladares patrios consideran que el cebiche es el plato bandera de la culinaria peruana; otros, igual de numerosos, interceden por una institución mucho más arraigada en el país: ese binomio de sabor llamado chifapollería. Las ciudades más alejadas del país colonizan sabores desde el pollo a la brasa y el arroz chaufa. En la sierra y en la selva, las cebicherías son las pocas. Pero, en cada esquina, seguro habrá una espacio regentado, ya no por descendientes chinos, sino por peruanazos que hacen las suyas frente al wok. Es que somos un país que empezó a llamar a la salsa de soja, sillao; y al jengibre, kión. La periodista Mariella Balbi, en su libro acerca de la historia de los chifas en el Perú, editado por la universidad San Martin, refiere el peculiar legado de la colonia china en el país: es el único caso en el que nace una gastronomía híbrida que no existe en el lugar de origen. La primera migración coincide con el auge económico del guano

en la joven república peruana. Los llamados coolíes fueron los primeros en desembarcan al sur de Lima para ser empleados como mano de obra barata en las islas guaneras. No la pasaron bien, vivían hacinados y cuando el boom del guano se esfumó, tuvieron que arreglárselas en una ciudad que los estigmatizaba y que hablaba un idioma que ellos apenas intuían. Se refugiaron cerca al centro de la ciudad en el barrio de Capón (llamado así, dicen, porque en los alrededores capaban chanchos y otros animales). Allí se establecieron, fundaron sus primeros negocios (bazares, fondas de comida, algunas bodegas) y luego migraron a otros espacios de la ciudad. A la hora del bitute, la nostalgia engendró un tipo de cocina basada en recetas chinas y hecha con ingredientes locales. Ante la escasez, emplearon imaginación. Por eso, sobre el nombre, tampoco hay muchos consensos. Unos dicen que chi fan significa “comer arroz”. Otros, mencionan el derivado ni chi fan, que es una pregunta que interpela: ¿ya comiste?

Sea como fuere, desde entonces, la evolución del chifa ha alumbrado distintos formatos, platos y sabores en Lima que sus ciudadanos llegaron a devorar. Cada uno, tiene su chifita predilecto. Por eso, los ránkings y listas no son plausibles, son más bien, una concesión del gusto propio. Aquí reseñamos esos que se adhieren a la memoria: los dim sum del Salón de la Felicidad en la calle Paruro y del Chifa Internacional en Prescott. De este último, salió Félix Loo que, luego alumbraría junto a Gastón Acurio, la marca Madam Tusan. En esa misma línea, hace poco, el chef Coque Ossio abrió un coqueto chifa en el Cusco, llamado Kión. Pero, también debemos mencionar los de culto que ya no parecen chifa: el Pun Kay en la avenida Benavides. Y, una muestra de que siempre la tradición se reinventa, mencionamos dos propuestas jóvenes de chifas en la ciudad: Haitá en la avenida Aviación y el Gran Chifa Chung Tong sobre Benavides, cerca al óvalo Higuereta. Este último, tercera generación de eximios chiferos. t

Chancho con Nabo de Chung Tong

Langostinos a la sal de Pun Kay

Pollo con almendras de Haitá


24

Rutas

DESTINOS por FIESTAS PATRIAS @ Álvaro García/PROMPERÚ

iquitos. río y fauna

@ Walter Wust/PROMPERÚ

Aproveche los feriados largos y dedíquese a conocer ese hermoso país llamado Perú. Aquí le recomendamos un destino por cada región natural. Para que la exuberante belleza natural de sus paisajes y la estimulante cultura viva de sus pueblos los acompañe en costa, sierra y selva.

Escribe. Antonio Guerrero Fotos. Cortesía PromPerú

@ Alfonso Zavala/PROMPERÚ

Desde Iquitos, a orillas del río Itaya, se puede realizar un paseo por el malecón Tarapacá y las casonas que quedan de la época del caucho. Es el lugar perfecto para contemplar el río Amazonas en todo su esplendor. Desde Iquitos el viajero puede llegar hasta el punto exacto donde confluyen los poderosos Marañón y Ucayali. Precisamente allí se encuentra la Reserva Nacional Pacaya Samiria (a 185 kilómetros de la ciudad de Iquitos), el paraíso de la biodiversidad. Esta área tiene más de 85 lagos; una frondosa vegetación que alberga a 132 especies de mamíferos como el jaguar, el gato salvaje, el lobo del río y ronsocos; y 350 especies de aves como el gallito de las rocas, tucanes y guacamayos azules, amarillos y rojos. En el corazón de Pacaya-Samiria se encuentra la cocha de El Dorado. El turismo de naturaleza también llega por aquí, esquivando bosques centenarios y ríos que parecen espejos. Si usted es amante de los avistamientos de aves, entonces debe visitar la laguna Zungarococha (a 20 kilómetros de Iquitos). En el camino lo sorprenderán las espléndidas victoria regias, una hermosa planta de hoja circular de un metro de diámetro flotando sobre el agua. También existen iniciativas y albergues para el cuidado de manatíes. Así es la ciudad de Iquitos, un reino natural en medio de la selva.


Rutas

25

@ César Vallejos/PROMPERÚ

ica. desierto y oasis Ubicada a cuatro horas al sur de Lima, es un oasis repleto de dunas propicias para el turismo de aventura, como los autos tubulares y el sandboarding. Pero mucho antes, en ese mismo desierto, florecieron importantes culturas prehispánicas que legaron sus grandes canales de irrigación, su cerámica y sus textiles, y también grandes enigmas como las líneas de Nazca. Es además el epicentro líquido del licor bandera del país: el pisco. Visite sus haciendas y bodegas tradicionales, que todavía conservan los implementos tradicionales utilizados en la destilación del aguardiente. Existen más de 85 espacios dedicados a la producción y cultivo de la vid. Sin ir muy lejos de la ciudad se encuentra el pueblo de las Brujas de Cachiche (tierra salada en quechua): un caserío famoso por sus curanderas. Un poco más allá, a 5 kilómetros al suroeste de Ica, se ubica el Área de Conservación Regional Laguna de Huacachina. Quizás el espacio natural más privilegiado de Ica sea la Reserva Nacional de Paracas, un lugar paradisíaco y de gran encanto paisajístico, donde el turista disfruta de los diversos pisos ecológicos, los ecosistemas, la biodiversidad, restos arqueológicos de la cultura Paracas y la gran variedad de fauna marina existente en la zona. Hay playas majestuosas e islas para escoger: El Chaco, La Mina, Piedra Redonda, Lagunillas, Tres Marías y San Gallán. Para ir a las Islas Ballestas, hay embarcaciones que ofrecen servicio de traslado hacia esta zona. Durante el recorrido podrá apreciar lobos marinos, pingüinos de Humboldt y una gran diversidad de aves.

@ Walter Wust/PROMPERÚ

@ Marco Garro/PROMPERÚ


26

Rutas

@ Juan Puelles/PROMPERÚ

@ Max Cabello/PROMPERÚ

@ Renzo Giraldo/PROMPERÚ

ayacucho. ande y religión Le dicen la Ciudad de las Iglesias por sus más de treinta templos coloniales, desde la Basílica Catedral en la Plaza Mayor (construida durante 40 años y consagrada a la Virgen de la Nieves en 1672), pasando por la iglesia de Santo Domingo y de San Francisco de Asís, entre otras donde los estilos barroco, renacentista y mestizo conviven. Visítelas de noche para apreciar un imponente proyecto de iluminación en cada una de ellas. Es además la capital del Arte Popular y de la Artesanía del Perú. Esto gracias a habilísimos artistas que conciben retablos ayacuachanos, tablas de Sarhua y esculturas con piedras de Huamanga. A 32 km de Ayacucho, se ubica el Santuario Nacional de la Pampa de la Quinua, donde se libró la batalla de Ayacucho en 1824. Hoy, también es destino para aquellos buscan aventura en una caminata, haciendo ciclismo de montaña o montando caballo hacia el Bosque de Oscohuillca. No deje de visitar la Cueva de Piquimachay que atesora los restos de la presencia humana más antigua del Perú y Sudamérica (15 000 a. C.). También es interesante conocer al Complejo Arqueológico de Wari, uno de los centros urbanos más grandes del antiguo Perú levantado con piedras y barro. Sobre la mesa, puede probar un caldo de mondongo, un cuy cchactado, puca picante, caldo de cabeza, las infaltables chaplas y qapchis, y saborear muyuchi, un delicado helado de maní hecho a la manera artesanal. Huamanga, la capital ayacuchana, abraza al viajero con sus estrechas calles, hermosas casonas y plazuelas de estilo colonial donde se respira el aire puro de los Andes profundos.


Escarabajos

27


28

Crianzas

Karina Carranza PsicĂłloga educativa y terapeuta de Artes Expresivas

Š Felipe Esparza


Crianzas

29

LA SERIEDAD DEL JUEGO M

uchas veces hemos sido testigos de comentarios como estos: «no es hora de jugar, es hora de hacer las tareas»; «te la pasas jugando y así no vas a aprender nada». Heredamos una línea de costumbres donde el juego tiene un tiempo diferente al del trabajo o el aprendizaje, un tiempo a veces considerado perdido. La gran mayoría hemos sido formados bajo una educación tradicional que nos dejó bien en claro que hay que pintar dentro de las líneas y pararnos derechitos al momento de hacer la fila. Los profesores exigían nuestra atención y que repitiéramos la lección después de ellos. La realidad y las necesidades actuales confrontan las formas y metodologías del pasado, ahora sabemos que no todos los niños aprenden de la misma forma y que los castigos ya no tienen espacio para lograr un efecto positivo en el aprendizaje. Aún quedan rezagos que señalan que el juego es, en cierto modo, el enemigo al momento de adquirir conocimientos, un distractor que perjudica la clase y la paciencia del maestro. Por más que querramos ir en contra, los niños y las niñas siempre encontrarán el tiempo y el espacio

para hacer uso de su imaginación y su capacidad creativa que los llevan a explorar mundos llenos de posibilidades. Afortunadamente, cada vez más propuestas educativas están adaptando sus metodologías para reconocer que el juego es uno de los medios de aprendizaje más significativo. Javier Abad Molina, profesor de educación artística de la Universidad Autónoma de Madrid, señala que, a través del juego, los niños construyen sus propios símbolos y le otorgan un significado a lo que ocurre en su entorno. El juego permite que tanto el cuerpo como la mente y las emociones estén involucrados en la experiencia. Se reconoce al niño como un ser integrado que registra la información desde los sentidos, desde la relación con el espacio y con los demás. Entonces, para que el aprendizaje se de auténticamente y no por repetición (el tan conocido paporreteo), es imprescindible que los niños inviertan interés y emoción en lo que hacen y en lo que aprenden. Loris Malaguzzi, creador de la filosofía educativa Reggio Emilia, decía que los niños están hechos de cien lenguajes, de cien formas de pensamiento, de cien formas

de escuchar y de jugar, de cien mundos para descubrir, inventar y soñar. Pero que la escuela y la cultura separan la cabeza del cuerpo: se les pide que piensen sin las manos y que actúen sin la cabeza. La propuesta que considera al juego como parte de la rutina diaria, dentro y fuera del aula, para aplicarlo en todos los cursos y en todas las temáticas, pretende reafirmar esa idea de que el trabajo y la diversión, la realidad y la fantasía, la ciencia y la imaginación, la razón y los sueños, no están separados. t

Cada vez más propuestas educativas en el mundo están adaptando sus metodologías para reconocer que el juego es uno de los medios de aprendizaje más significativo para los niños.


30

Volcanes

UNA RUTA DE VOLCANES EN UN VALLE DE AREQUIPA

El Valle de los Volcanes, un espacio en Arequipa que semeja la superficia lunar, busca ser el primer geoparque peruano reconocido por la Unesco. ¿El turismo puede servir para aprender la evolución del planeta?

Texto de Carlos Portugal Fotos de Tito Cornejo Crosby y Walter Wust


Volcanes

31


32

V

íctor Huamaní nació en la comunidad de Andagua y creció a pocos metros del Valle de los Volcanes, una extensión geográfica que alberga 85 conos y cúpulas volcánicas que oscilan entre los treinta centímetros y los trescientos metros de altura. Andagua se encuentra a ocho horas en carro desde Arequipa. Es el corazón de un valle que se sitúa a una altura media de 3600 metros sobre el nivel del mar. En 1990, Huamaní fue presidente de la comunidad por dos periodos y decidió posicionar Andagua como un destino turístico. Por eso, hace quince años fundó el parque recreacional El Paraíso del Valle de los Volcanes, un espacio verde que sirve como mirador con piscina y restaurante. No fue fácil. La construcción a esa altura requiere el triple de inversión para traslados de material. Su proyecto aún no está terminado pero cuenta con el apoyo de su esposa que prepara cuy chactado y quinua batida para los viajeros. Johnson y Shipee son dos volcanes del valle con una altura promedio de 150 metros. Ambos —conocidos como los volcanes mellizos— son los más representativos del lugar. Llevan esos nombres gracias

Volcanes

al periodista y al fotógrafo canadienses de la revista National Geographic. En 1934, ellos vieron los volcanes desde una avioneta cuando recorrían el Valle del Colca y decidieron regresar al lugar sobre mulas para mostrarlo al mundo. Víctor Huamaní tiene 57 años y está escribiendo su biografía. Empieza con la historia de un niño que jugaba al pie de volcanes sin saber la razón por la que están ahí.

LOS CINCO DISTRITOS

El Valle de los Volcanes está situado entre dos cañones profundos: el Colca y el Cotahuasi. El valle se forma por la cuenca del río Mamacocha que desemboca en el Colca. La zona es también conocida como el Valle de Andagua de la provincia de Castilla (Arequipa). Está compuesta por cinco distritos de la provincia alta de Castilla (ver mapa). En Orcopampa, uno de los distritos, se encuentra la catarata de hielo de Panagua, ubicada a 4367 msnm, que llega a los 10 grados de temperatura en invierno. Eso permite que se acumule hielo desde junio hasta octubre, formando siluetas de caída

congelada que alcanzan los 50 metros. En el distrito de Andagua, de casi 1500 habitantes, se encuentran el 30 % de los conos volcánicos. Como están cerca de la comunidad, pueden ser visitados con facilidad. Chilcaymarca es reconocido por sus cerámicas y cuenta con un museo de sitio donde se ofrecen breves talleres de cerámica empleando técnicas de culturas ancestrales. En Chachas destaca la laguna de manantial al pie de la campiña, con una profundidad de 30 metros, famosa por sus truchas. Ayo es también conocido como el Valle Verde de Andagua por la producción de membrillo y pisco. Allí se encuentra el manantial más grande del mundo: la laguna de Mamacocha, un oasis alimentado por aguas subterráneas del río Andagua, donde se pueden avistar murciélagos, pájaros carpinteros y nutrias.

PLANETARIO

Dicen que la morfología del Valle de los Volcanes parece de otro planeta. Lo cierto es que los conos volcánicos ayudan a explicar los cambios de la Tierra. Entender que vivimos en un planeta de transformaciones fue lo que motivó a


Volcanes

la Unesco para promover la creación de espacios geoturísticos durante el congreso mundial de geología realizado en Brasil hace 16 años. Desde ese momento, el ingeniero Bilberto Zavala, del Instituto Geológico Minero y Metalúrgico del Perú, dejó de trabajar en huaycos y desastres para pensar en los volcanes como atractivos turísticos. Su interés en esta área radica en la creación de estos espacios para fomentar el conocimiento científico. «Es aprender sobre la herencia de la Tierra», dice Zavala, también coordinador del programa Patrimonio y Geoturismo de la Dirección de Geología Ambiental y Riesgo Ecológico. Ha editado guías de geoturismo en Marcahuasi y la

33

Reserva Nacional de Paracas. Este año va a publicar la guía geoturística del Valle de los Volcanes. En Arequipa se trabaja para que el sitio sea considerado, junto con el Valle del Colca, como un geoparque reconocido por la Unesco. «Lo que buscamos es que las personas que visitan el área pueden entender cómo nacieron los volcanes». Por eso, su trabajo es generar conocimiento y difundirlo. No es el único. Carlos Trujillo es profesor en la Universidad Nacional de San Agustín en Arequipa, doctor en geografía y dirige el estudio del Valle de los Volcanes Monogenéticos de Andagua. El trabajo que sus alumnos realizan en la zona desde el 2004 es caracterizar el tipo de flora y

fauna, los pisos climáticos, las altitudes, la temperatura. «El mejor aprendizaje aparece en el campo, cuando se entiende que los recursos geográficos pueden ser también productos turísticos», cuenta Trujillo. Los estudios hoy demuestran que la aparición de estas formas volcánicas se originó gracias a una fosa tectónica ubicada de forma diagonal al Cañón del Colca. Los volcanes más antiguos del lugar pertenecen a la época glacial, hace casi 300 mil años, y tienen una altura de más de cien metros. Los más jóvenes tienen 300 años y una altura menor a 50 metros. Estas formaciones volcánicas recientes convierten al lugar en un espacio único de aprendizaje en el país.

Huancarama

CHILCAYMARCA 3850 m.s.n.m

ORCOPAMPA Cotahuasi

3779 m.s.n.m

Cailloma

Tintaymarca

Caravelí

Misahuanca Chapacoco

Arequipa

Huilluco

Camaná Mollendo

ANDAGUA

Chilcaymarca: - 40 minutos de Andagua. - 3800 msnm. - Resalta por sus cerámicas.

3587 m.s.n.m

Tauca

CHACHAS 3009 m.s.n.m

Orcopampa:

- 45 minutos de Andagua. - 3800 msnm. - Se puede visitar la catarata de hielo de Panagua.

Andagua:

- Nueve horas desde Arequipa. - 3500 msnm. - Es reconocida por los volcanes mellizos.

Chachas:

- 30 minutos de Andagua. - 3300 msnm. - El distrito está al lado de la laguna de mantantial Chachas.

Ayo:

- Una hora de Andagua - 1900 msnm - Cuenta con el manantial más grande del mundo, la laguna de Mamacocha.

Jallhua

Andaymarca

Soporo

Machaguay Viraco

Acho

AYO

1956 m.s.n.m

Tipán


34

UN POCO DE HISTORIA

Desde diciembre de 2015, Leonor Álvarez, de treinta años, habilita su casa en Andagua para albergar turistas que buscaban una experiencia vivencial. Había escuchado que otras mujeres del pueblo eran asesoradas por el grupo GEA, una ONGD que las capacita desde hace tres años para fundar los hospedajes como parte del proyecto «Promoviendo el Turismo Sostenible y Ecoeficiente en el Valle de los Volcanes». Además les dona termas solares, cocinas mejoradas y hornos ecológicos. Desde entonces, a su casa han llegado más de cincuenta turistas, quienes se alojan por periodos que van desde los dos días hasta la semana completa. Para Leonor esta actividad es un complemento económico para su familia, dedicada a la ganadería y agricultura. En Andagua hay diecisiete casas vivenciales, como la de Leonor, donde se ofrece desayuno, almuerzo y cena. Esta iniciativa de turismo rural comunitario también capacita a las comunidades en técnicas de servicio turístico, atención al cliente, gestión empresarial y guiado turístico. Henry Hilares, director del proyecto, es un antropólogo natal de Cotahuasi, distrito ubicado a tres horas del

Volcanes

Valle de los Volcanes. Él creció escuchando las potencialidades turísticas del valle y ahora quiere que se conviertan en realidad.

HOMBRES DEL VALLE

Carlos Zárate, de 58 años, organiza trekkings al Valle de los Volcanes desde el año 2000. Son caminatas de tres días: partiendo desde Arequipa y pasando por el volcán Corupuna hasta llegar a los volcanes mellizos. Zárate es un guía de montaña adiestrado por expertos suizos, que ha escalado los nevados más relevantes de Sudamérica. Ha recorrido en avioneta el Valle de los Volcanes y hace cuatro años, asesoró a Discovery Channel cuando filmó un programa de supervivencia en Andagua. «El potencial turístico para seguir creciendo es altísimo. Solo es cuestión de tiempo», dice. Ha comprobado como, cada año, llegan más turistas a Andagua. Al inicio, los viajeros solo contaban con un hospedaje en el lugar, el que había fundado Alí Lázaro. Alí nació en 1966 y se llama así por el boxeador. Su papá, un fanático de la pugilística, era agricultor y ganadero en Andagua. Desde que Alí era niño le contaban cómo el turismo ya estaba por llegar a su comunidad. Quizás por eso, en el

2009 fundó su propio hospedaje. Se calcula que en los últimos dos años, los visitantes han crecido de 500 a 800 por año. Henry Hilares fue uno de los primeros agricultores que invirtió en turismo para habilitar su casa como posada para turistas. Hoy, y cada día desde hace casi una década, espera la llegada de viajeros que anhelan ver los volcanes del lugar donde nació y así entender un poco más sobre los caprichos de la formación geológica. t

la aparición de estas formas volcánicas se originó gracias a una fosa tectónica ubicada de forma diagonal al Cañón del Colca.


35


Educación Vial

36

Luis E. Quispe candia Presidente de ONG Luz Ámbar

TIENEN RETOs PENDIENTEs

D

urante la campaña electoral reciente, apenas hemos escuchado algunas ideas para enfrentar la situación del tránsito y el transporte. La muerte cotidiana en las calles y carreteras de nuestro país, con secuela de lesionados e ingentes pérdidas económicas, no mella nuestra sensibilidad. Cuesta pensar que como sociedad perdamos la capacidad de indignarnos frente al incumplimiento de las normas. Las nuevas autoridades en el Poder Ejecutivo y Legislativo tienen retos pendientes. NUEVO REGLAMENTO DE LICENCIA DE CONDUCIR A tres días de entregar el cargo a la nueva gestión gubernamental, entrará en vigor la novísima norma. Los funcionarios y técnicos actuales deberían permanecer en sus puestos para implementar los cambios, que si bien contemplan algunos aspectos positivos, hay otros que generan preocupación. Para paliar la corrupción, las escuelas de conductores deben limitarse a capacitar, así sus pupilos se someterán al examen de conocimiento y manejo en el centro de evaluación. También es positivo haber recuperado la gradualidad y experiencia para acceder a una licencia de conducir profesional, así como a la supervisión de los centros médicos a cargo del Ministerio de Salud. Lo novedoso es la evaluación de habilidades en la conducción en la vía pública, después de haberlo hecho en la infraestructura cerrada del centro de evaluación. Naturalmente, lo ideal es que los exámenes sean en las calles y carreteras, al igual que en los países desarrollados, ante un evaluador que pueda garantizar su absoluta integridad, pero lamentablemente estamos lejos. El perfil de la gran mayoría de conductores del Perú es reprobable. Desconocen las normas, son violentos, desacatan a las autoridades, y en esa «jungla» en que los vehículos se

enredan, se abren paso a bocinazos, gritos y hasta a trompadas entre conductores. ¿Cómo evaluar un mil doscientos postulantes diariamente en las calles Lima? Nos preocupa la idoneidad del evaluador en la vía pública. ¿Cómo asegurar que su veredicto sea en premio a la verdad? ¿Cómo garantizar que la aprobación no tendrá un precio? A los centros de evaluación, la norma los obliga a tener tres evaluadores, vehículos propios o de terceros que cuenten doble control, oficinas, aulas y una infraestructura cerrada donde los postulantes realizarán la evaluación de sus habilidades en la conducción. Falta precisar las dimensiones y el número de centros con los que deberá contar la ciudad de Lima u otras ciudades. Frente a esta generalidad, se corre el mismo riesgo que con las escuelas de conductores, que los centros de evaluación proliferen y sean autorizados en terrenos baldíos o canchones. Las exigencias deberán ser iguales o mayores que para el Touring y Automóvil Club del Perú. Uno en cada región y máximo dos en Lima serán suficientes. En Ecuador los conductores profesionales reciben una capacitación de siete meses, mientras que la norma peruana establece 25 horas académicas y 30 horas de práctica. Cuando impulsamos la Ley 29005, Ley que crea las escuelas de conductores, guardábamos la esperanza de que fuese en un Centro de Educación Técnico-Productiva (Cetpro), a cargo del Ministerio de Educación, pero aún nuestras autoridades no entienden que el cambio está en la educación. AUTORIDAD ÚNICA La Ley General del Transporte y Tránsito Terrestre (1999) obliga una gestión conjunta del transporte urbano entre Lima y Callao. Pese al tiempo transcurrido, los municipios insisten en administrar por su cuenta, lo que motiva conflictos y desorden. El Ministerio de Transportes, ha hecho suyo el problema e,

incluso, convocado a una consultora extranjera para corroborar lo que venimos reclamando hace muchos años, falta la decisión final. La reforma del transporte que conlleve a establecer un sistema integrado, requiere la constitución de una autoridad única y el decidido apoyo financiero del gobierno central. TOLERANCIA CERO AL ALCOHOL En el 2015, más de diez mil conductores han sido intervenidos en estado de ebriedad, es la tercera causa de accidentes. Las sanciones administrativas y penales no son suficientes. Los proyectos de ley para establecer la Tolerancia Cero están encarpetados. Está pendiente desempolvar el proyecto y discutir el pleno del Congreso para definir el grado de tolerancia e incorporar en el Código Penal el delito contra la Seguridad Vial. JUZGADOS ESPECIALIZADOS DE TRÁNSITO Y SEGURIDAD VIAL La Ley 29391 (2009) crea los Juzgados Especializados, a cargo de magistrados especializados. En Lima existen siete juzgados que atienden solo asuntos civiles y penales con una inmensa carga procesal. Urge que el Poder Judicial y el Ministerio Público, con el apoyo presupuestal del Congreso y el Ejecutivo, implementen los juzgados a nivel nacional, incluyendo Juzgados Administrativos para resolver lo relativo a las infracciones y multas. Aprobar con ley el Código de Tránsito y Seguridad Vial, instrumento legal indispensable. Podríamos seguir enumerando los asuntos pendientes, como el limitado rol del Consejo Nacional de Seguridad Vial y otros, pero concluiremos preguntando a los renovados poderes Ejecutivo y Legislativo: ¿cuántas miles de vidas más tienen que inmolarse por la ineficacia del Estado en la seguridad vial? t


37


38

Carreras


Carreras

39

Nicolás Fuchs

UN piloto audaz

El piloto peruano del momento pisa fuerte el acelerador mientras vive una racha exitosa de competencias internacionales en América y Europa. ¿Cuán veloz debes ser para alcanzar tus sueños? Texto de Toño Guerrero Retrato de Macarena Tabja para la revista AS

D

e Nicolás Fuchs sabemos algunas cosas: que tiene apenas 32 años; que mide un metro noventa; que su peso bordea los 85 kilos; que ha corrido tres veces el Campeonato Mundial; que aprendió a manejar a los diez años por las calles de Santiago en Chile; que le regalaron una moto dos años después; que su mamá le enseñó a conducir; y que esa imagen exportada del cine de Hollywood, con pilotos rudos y enfurecidos, no coincide con él. Fuchs es más bien un tipo apacible, calmado, que alcanza la satisfacción momentánea apenas cruza la meta. No antes. Lo que quizás no sepamos por la vorágine de los medios, y de su propia velocidad, es que el piloto peruano marcha segundo en el ránking mundial. Es decir, es el mejor a nivel Latinoamérica, pues delante suyo

solo se ubica el británico Elfyn Evans. En un respiro en medio de su agitada agenda de competencias, un paréntesis luego de su recorrido en Argentina y México y durante su periplo europeo por Polonia y Portugal, Fuchs se toma el tiempo para responder esta entrevista exclusiva. Esta gran actuación en circuitos internacionales, ¿en qué momento de tu carrera te encuentra? Llegan en un momento que me permiten volver a soñar, en el que ya hemos podido capitalizar la experiencia. Un piloto europeo tiene su mejor rendimiento a partir del quinto año en el circuito internacional. En nuestro caso, lo estamos viviendo ahora, en el sexto año. Nos encontramos en la misma curva de rendimiento, nos tomó un poco

más alcanzarlo porque no teníamos presupuesto ni un camino marcado; por eso espero que mi experiencia aliente a las nuevas generaciones y tengan el camino más claro para lograr sus metas. Estamos trabajando para que ese momento llegue. Ya fuimos campeones en el campeonato mundial de Rally en producción, ahora es el turno de ser campeón del WRC2. ¿Cómo enfrentar la partida en un país que no es el tuyo? A pesar de la experiencia y los años, ¿Cómo enfrentas tus nervios, miedos, anhelos, antes de cada competencia? Exactamente igual que cuando el auto se rompe y debemos correr a los punteros de atrás. siento mucha adrenalina, mucha necesidad de decir: «Aquí estamos y no


Carreras

40

queremos perder la oportunidad». Sé que no es común ver a un equipo de latinos ni a un piloto peruano en este lugar, siendo protagonistas de su fiesta, pero es esa misma adrenalina de demostrar que somos iguales o mejores la que me quita los nervios, me da paz y motiva mi superación cada vez que piso tierra que no es la mía. ¿Cómo esperas que sus seguidores peruanos, sean pilotos o no, te recuerden? Me siento agradecido y a la vez muy comprometido con todas las personas que depositan su confianza en mí. Cuando el auto se rompe o nos salimos del camino, me duele saber que no estoy cumpliendo las expectativas. Quiero que me recuerden como un deportista que supo llevar la bandera del Perú con mucho orgullo. Espero que mi hija sienta el mismo orgullo que yo siento por mi padre.

méxico

argentina

¿Cuál es el límite para un piloto peruano? No existe porque el límite se lo pone cada uno. Estoy convencido que siempre hay que enfocarnos en superarlos y marcar nuevos retos. Eso nos permitirá ser mejores personas, ciudadanos y, sobre todo: un mejor piloto. Estoy muy tranquilo y feliz, soy consciente que esta paz es la que me permite mantenerme enfocado para la locura en rallys de gran nivel. t

«espero que mi experiencia aliente a las nuevas generaciones y tengan el camino más claro para lograr sus metas. Estamos trabajando para que ese momento llegue»

Portugal

@World/ Prensa Nicolás Fuchs


41


42

Coaching

Ricardo Guglielmino Pedreros Especialista en Ignoto Dikema ID Consulting Group www.resuelvetudilema.com

Š Felipe Esparza


Coaching

43

QUIERO SER FELIZ ¿

Qué puedo hacer para ser feliz? Eso me preguntó un cliente, entre ansioso y apesadumbrado, a la salida de una reunión. Me confesó que aunque siempre sonreía para los demás, sentía que la felicidad era algo distante y tenía miedo de no poder alcanzarla en su vida. Le pregunté si sabía qué era la felicidad. «Piénsalo, pero aún no me respondas», le dije. Al salir a la calle, le propuse hacer una encuesta sobre la felicidad con las personas que nos cruzáramos. Si no eran felices, debían responder por qué. En general, muchos reflejaron desazón en su rostro porque no sabían la respuesta. La gran mayoría relacionó la felicidad con lo sentimental: una pareja a quien amar, los hijos. Y otros cuantos mencionaron el dinero, la salud, los amigos, el aspecto profesional. Curiosamente, hubo un porcentaje grande que pensaba que el amor conducía hacia la felicidad pero, si perdían el dinero o la salud, dejarían de ser felices. Para aclarar esas ideas, conversé con Julio del Toro, quien inició en Cuba, hace casi cuarenta años, la investigación del método Identidad de la Mente y del Comportamiento. Del Toro ha ayudado a muchísimas personas a encontrar la «tan ansiada felicidad», así que supe

que encontraría en él una lógica a este dilema. Cuando le comenté mi inquietud, me respondió: «hay una creencia popular que dice que uno es feliz a partir del amor y de ahí, se desencadena todo lo que uno vive y logra. Si uno se desilusiona en ese aspecto, se decepciona de todo lo demás. Sin embargo, en realidad, esto no funciona así porque frente a una desilusión las personas aceptan los problemas, pero no los entienden». Algunos encuestados me contaron que cuando perdieron el amor, intentaron llenar ese vacío con dinero, viajes o amigos; pero, al poco tiempo, sintieron que nada los llenaba, hasta el punto que dejaron de creer en la felicidad. Del Toro me regaló una idea más. «La clave para ser felices está en sentirse en paz con uno mismo. Si no hay paz, el amor no llega. Si tratamos de unirnos a alguien en busca del amor pero sin sentir esa calma interna, llevamos nuestra carencia a la relación. Por ello, nos empezamos a desilusionar de la relación, de los hijos y de la familia». Esa reflexión se quedó dando vueltas en mi cabeza. Tiempo después, me encontré de vuelta con mi cliente y le pregunté si ya había encontrado el amor en su vida. Me contestó que sí. Incluso, me contó, su familia le demostraba constantemente

que lo amaba y se preocupaba por él. Entonces, relacioné lo que decía Del Toro y le pregunté acerca de la paz. Tras un breve silencio, nada incómodo, soltó este pequeño monólogo. − Siempre he andado justificándome, buscando la tranquilidad lejos de mí, llenándome de trabajo para no pensar porque no sé con qué tengo que luchar. Aunque todos en casa me daban mucho amor, no me siento feliz». − Entonces no estás buscando eso -lo interrumpí-, estás buscando paz. Por eso te frustras. Por eso, es tan importante descubrir el porqué de esa lucha interna, cuál es ese dilema que no permite que estés en paz contigo. A todos nos pasa algo en la vida que no logramos (o no queremos) entender. Esa sensación nos conduce a otras: la tristeza, la culpabilidad, la inseguridad. Y aunque hayamos olvidado ese evento, revivimos aquellas emociones porque esa lucha interna reaparece cada vez que, sin darnos cuenta, llevamos ese mismo dilema al campo del amor, del trabajo e incluso a nuestra alimentación y salud. Encontrar esos dilemas en la vida y resolverlos es el primer paso para calmar esas inquietudes que aparecen en cada uno de los aspectos de nuestras vidas. t


Hazañas

44

PERSISTIR EN LA MONTAÑA Después de perder cuatro dedos por congelamiento en la cordillera del Himalaya, a casi 8 mil metros de altura, Ernesto Málaga decidió seguir intentando hasta liderar el siguiente ascenso a la cumbre. Hoy, es un montañista que organiza expediciones al Everest para acercar la experiencia a las demás personas.

Texto de Carlos Portugal Fotos de Archivo Ernesto Málaga

e

rnesto Málaga escala a más de 7400 metros sobre el nivel del mar, oculto bajo una densa neblina en el Himalaya. En esta madrugada del 26 de abril del 2000, el viento puede alcanzar los cien kilómetros por hora y la temperatura puede descender a cuarenta grados bajo cero. Hace tanto frío que duelen los ojos. Mientras sube por una pendiente, se le hace cada vez más difícil divisar a su compañero que escala delante de él. Solo una cuerda es la certeza que los mantiene unidos. A las 5 de la mañana, solo 500 metros los separan de la cumbre del Shisha Pangma, una de las catorce más altas del Tibet. Hasta entonces 24 personas han fallecido intentando

subir el Shisha. De pronto, se desata una tormenta y Málaga se debate entre retornar o seguir subiendo. A los 7600 no logra ver nada. Las ráfagas de viento helado lo golpean en la nuca, mientras grita para ser escuchado por su compañero. Escalar montañas es también aprender que no siempre se llegará a la cumbre. El clima, por ejemplo, es un factor impredecible. Cuando Ernesto Málaga comenzó a escalar ese detalle teórico se sentía lejano. Empezó con un grupo de aficionados de la universidad de Lima gracias a la invitación de su amigo Renzo Ucelli, con quien corría tabla en San Bartolo. Al principio, su mamá le preguntaba por qué se arriesgaba tanto

y le pedía que tuviera cuidado. Después de un año, cuando Málaga ya era un experimentado guía, ella le pedía que cuide a los demás. Málaga y Ucelli conformaron una dupla para dedicarse a la aventura en tiempos del terrorismo en que casi nadie lo hacía. Hacían caminatas por el desierto, subían montañas en los Andes. Descubrieron que las aventuras eran divertidas a dúo. Poco a poco, la magnitud de sus intenciones creció hasta que, a finales de los noventa, Renzo comenzó a pensar en el Himalaya y convenció a su amigo. En 1998 hicieron un trekking a Nepal para evaluar la zona. Tras un año y medio de planificación,


Hazañas

45

Fue así que a 400 metros de distancia de la cumbre Ernesto Málaga decidió bajar. Lo cierto es que, cuando la vida está en juego, la valentía es saber regresar.

Málaga cruzando el glaciar de Shisha Pangma a 6400 msnm (2006)

logística, entrenamiento, gastos, reuniones semanales, coordinaciones llegaron al Tibet con un equipo de seis personas. A siete mil metros en el Shisha Pangma, Renzo Ucelli tuvo que desistir de subir a la cumbre por una lesión en la columna y se quedó en el campamento Base 2. Ernesto Málaga continuó el trayecto hasta que a 400 metros de distancia de la máxima altura del Shisha Pangma, el viento lo golpeaba con fuerza. Solo faltaban 400 metros, una distancia que en atletismo ha sido completada en 45 segundos y 27 centésimas; pero aquí, a 7600 metros, en una pendiente elevada, tomaría un par de horas, tiempo suficiente para que la tormenta los atrape.

Fue así que a 400 metros de distancia de la cumbre Ernesto Málaga decidió bajar. Lo cierto es que cuando la vida está en juego la valentía es saber regresar. Al hacerlo seguía mirando hacia arriba por si el viento cambiaba, caminando sobre las huellas de su anterior esfuerzo. Mientras bajaba, el viento era de 120 kilómetros por hora. Al llegar al campamento Base 3 con su equipo, desmontaron todo para continuar el descenso. Tenía un congelamiento de tercer grado en ambas manos. Ernesto Málaga caminó hasta el campamento Base 2 y abrazó llorando a Renzo Ucelli. Se lamentaba por no haber podido completar la epopeya de 18 meses

que los había llevado hasta allí. Entonces no pensaba en sus dedos inmóviles, no haber culminado su objetivo sí congelaba su espíritu. Acordaron regresar, pero dos años después, la avioneta en la que iba Renzo se estrelló contra una montaña en la Cordillera Azul en el Ucayali. *** Ernesto Málaga está sentado en la oficina de Perú 8mil, la empresa que fundó para seguir escalando y vivir de la aventura. Detrás de él hay cuadros de nevados y otras fotografías tomadas por él y por Renzo que muestran el inmenso blanco


46

Hazañas

Aconcagua en Argentina, Mont Blanc en Francia. Además, participó de la Expedición Europa 89, la del Santuario Annapurna y de las dos expediciones peruanas al Himalaya. En el país, el trabajo de Perú 8mil no es sencillo: las empresas todavía no se arriesgan a organizar que sus trabajadores vivan experiencias de aventura como capacitaciones. Pero Ernesto Málaga asiste a cada reunión a explicar el aprendizaje que se genera cuando un equipo realiza un trabajo de aventura. La persistencia ahora es seguir buscando más empresarios a los que le interese una idea: lo que se aprende en experiencias límites nadie te lo quita. ***

Hace diez años, Málaga escalando el Shisha Pangma a 6000 msnm.

A la 1 y 15 de la tarde del 8 de octubre del año 2006, un equipo peruano por primera vez en la historia coronaba la cumbra de un montaña de más de ocho mil metros. del Himalaya. Hace dos meses estuvo en el Everest en la primera expedición peruana organizada para turistas, una caminata liderada por él por los casi 110 kilómetros del valle del Khumbu en Nepal, hasta las faldas del monte Everest, durmiendo en el campamento base de los escaladores, compartiendo con los sherpas. En esa Experiencia Everest 2016 lo acompañó un turista peruano que quería ver la montaña de cerca para hacer check list a una lista de retos personales. Perú 8mil organiza también carreras de aventura en los andes, trekking y ciclismo en el desierto. La empresa fue formada en

1998 para organizar la primera expedición al Himalaya y desde el 2003 comenzaron a ofrecer paquetes a turistas. Para Ernesto Málaga no fue fácil dedicarse a la aventura como un negocio y dejar su trabajo de oficina. Hoy, mientras otros montañistas como Richard Hidalgo deciden seguir coronado cumbres, Ernesto Málaga está concentrado en una labor específica: acercar la experiencia de subir una montaña a otras personas. La experiencia que ha reunido para comenzar a compartirla no es poca: es un ingeniero que ha escalado múltiples montañas como el Huascarán Sur, el Alpamayo, Cotopaxi en Ecuador,

En el 2002, cuando Renzo Ucelli desapareció en la Cordillera Azul en el Ucayali, Ernesto Málaga decidió ir a buscarlo. Llegó como montañista guía y encontró entre los árboles la avioneta donde estaba el cuerpo de su amigo. Tres años después, decidió que debía regresar al Sishma Pagma para completar lo que habían comenzado. Durante el 2005 reunió un equipo que quería llegar a la cumbre. Él sería el jefe de la expedición. Entrenaron subiendo nevados en los Andes, aclimatándose al límite. Esta vez, Ernesto Málaga tenía una ventaja: había vivido de primera mano el Himalaya y sabía cómo enfrentarlo. “Cuando descubres la satisfacción de una cumbre, cuando descubres que mientras más complicadas sean las cumbres, querrás seguir escalando. No es solo dejar la bandera en la montaña, es el camino. Esto lo haces porque te gusta, no hay otra explicación», dice Málaga. Viajaron al Himalaya en setiembre del 2006. Después de seis años, Ernesto había vuelto al Tibet, a la montaña del Shisha Pangma. El día en que debían intentar llegar a la cumbre, no había tormenta y podían ver por donde subían. El equipo de trabajo estaba compuesto por dos apoyos logísticos desde Lima y tres escaladores que se enfrentaban a la montaña: Richard Hidalgo, Koki Gonzales y Ernesto Málaga. «Cada vez que veía el final de la pendiente recordaba el


Hazañas

congelamiento en mis manos. Estaba ahí nuevamente, enfrentando el lugar, el mismo lugar que nos rechazó antes», escribió el montañista en su diario. El día del ataque a la cumbre salieron del campamento Base 3 y comenzaron el ascenso. A 7500 metros sobre el nivel del mar, Ernesto sintió un dolor en las manos que se volvía insoportable. Tres metros más hacia la cima, el dolor desapareció pero se convirtió en algo más alarmante: insensibilidad total. Sus manos y pies eran lastres que movía por inercia. A las once de la mañana, cuando quedaban 200 metros para

la cumbre, se detuvo, sabía que de continuar pondría en peligro a los demás. No era fácil decidirse. Pero el objetivo lo tenía claro: «lo importante era que el equipo lo logre». Se comunicó con Richard Hidalgo por radio para comentarle que ya no seguiría. «Necesito que hagas cumbre», le pidió. Ernesto Málaga estaba sentado a 7800 metros en una montaña del Himalaya sin sentir sus extremidades, mientras Richard Hidalgo continuaba el ascenso. A la 1 y 15 de la tarde de un ocho de octubre del 2006, se logró la primera cumbre peruana de toda la historia en un «ocho mil». Un

47

sueño que comenzó entre dos amigos de la universidad había culminado. Nada de esto fue fácil, era un logro de la perseverancia entendida como llevar al máximo la pasión individual. Cuando la bandera peruana estuvo puesta sobre el Himalaya a 8027 metros sobre el nivel del mar, Ernesto pensó en Renzo Ucelli y en todos sus compañeros que intentaron esa primera cumbre y ya no estaban ahí. «No es una satisfacción personal. Ya no es nuestra cumbre, sino que le pertenece a varios más, a miles más», escribió en su diario después de culminado el ascenso. t

Málaga en el Campamento Base del Everest a 5350 msnm (20016)


48

Institucionales

fernando armas en el touring Como parte de las actividades por nuestro 92 aniversario, el humorista Fernando Armas ofreció un espectáculo cómico, lleno de hilarantes imitaciones de políticos peruanos, a todos nuestros asociados en las instalaciones del Auditorio.


Institucionales

49

feria touring por el dĂ­a del asociado

Siguiendo con la doble fecha de actividades especiales por nuestro mĂĄs reciente aniversario (20 y 21 de mayo), organizamos la primera Feria Touring, en el que contamos con la presencia de mĂĄs de veinte marcas auspiciadoras que ofrecieron sus productos a precios de oferta a todos los asistentes.


50

Institucionales

medición gratuita de gases en lince

Continuando con nuestro compromiso con el cuidado del medio ambiente, durante el mes de mayo y junio realizamos mediciones gratuitas de gases tóxicos vehiculares en nuestra Sede Central y en distintos puntos de la ciudad. En dichas campañas, tuvimos la presencia de asociados y público en general, quienes recibieron un diagnóstico gratuito de su auto y se les informó si superan los niveles de emisión de gases permitidos.

educación vial en trujillo En diversos puntos de la ciudad de Trujillo, del 8 al 10 de junio, se realizó la Campaña de Sensibilización de Seguridad Vial, organizado por el CORESEVILL y el TACP, acerca de los puntos críticos y zonas de riesgo. Es decir, los tramos de una vía donde se han producido más de cinco accidentes de tránsito con resultados fatales durante el año. Esta campaña busca concientizar a conductores de vehículos motorizados y no motorizados, peatones y pasajeros de todas las edades.


Institucionales

51

circuito itinerante en el c.c. MEGAPLAZA Siguiendo con el Plan de Educación Vial 2016, tuvimos la oportunidad de capacitar a más de 500 niños en el Centro Comercial Megaplaza, ubicado en Independencia, durante cuatro fechas en los meses de abril y mayo. Dicho espacio alberga un tráfico promedio de tres millones de personas al mes. Los niños fueron capacitados, de manera didáctica y lúdica, sobre la interpretación y cumplimiento de las señales de tránsito. De enero a mayo del presente, se han capacitado a más de 10 mil niños, de 3 a 11 años, en las ciudades de Lima, Chiclayo, Piura e Ica, empleando el sistema de circuitos itinerantes. Esperamos que, al finalizar el 2016, podamos cumplir con nuestro objetivo de capacitar a 27 mil niños en todo el país.

asamblea ordinaria de asociados 2016 De conformidad a lo señalado en los artículos 28°, 29°, 32° y 33° del Estatuto, el martes 29 de marzo se llevó a cabo la Asamblea Ordinaria de Asociados del año 2016, conforme consta en los avisos de convocatoria publicados en el diario Correo los días viernes 11 y lunes 28 de marzo del 2016, contando con la presencia del Presidente del Consejo Directivo, señor Iván Dibós Mier, los señores miembros del Consejo Directivo y Asociados Activos de la Institución. El Presidente solicitó un minuto de silencio en memoria de los asociados que fallecieron durante el año 2015. Acto seguido, sometió a consideración de la Asamblea la aprobación de la Memoria del año 2015, la cual fue aprobada por unanimidad. Asimismo, se aprobó los Estados Financieros del Ejercicio 2015. Se procedió luego a la renovación de un tercio del Consejo Directivo, según lo establecido en el artículo 42° del Estatuto, y la Asamblea General eligió por aclamación la renovación de los tres miembros del Consejo Directivo, señores: Juan Luis Avendaño Valdez, Jorge Chocano Barreto e Iván César Dibós Mier. Posteriormente, se procedió a la elección de un integrante de la Comisión Revisora de Cuentas, eligiéndose por aclamación al señor Manuel Guillermo Spihlmann Enders. Finalmente, la Asamblea eligió a los señores Juan Fernando Chávez Keller y José Felix Miranda Brambilla para que suscriban el acta en representación de los asistentes.

Arriba: Enrique Freire (izq.), Iván Dibós (centro), Eduardo Zavala (der.) La Asamblea en pleno.


Institucionales FIA

52

FiA Mobility Conference 2016 Con la asistencia de 186 ejecutivos de 77 Automóvil Clubes representando 69 países, se organizó una semana de presentaciones, debates y encuentros acerca de las últimas tendencias del sector de la movilidad, las ideas y mejores prácticas de los Automóvil Clubes del mundo. Este año la agenda estuvo focalizada en el desafío de integrar Automóvil Clubes del futuro. Expertos internacionales fueron invitados para compartir experiencias sobre sus modelos actuales de negocio y su relación con la movilidad. Esta edición contó con once representantes de la región, incluyendo, por supuesto, el Touring y Automóvil Club del Perú. Jean Todt, Presidente de la FIA

Der. Eduardo Bolognesi, Segundo Vicepresidente del TACP

PILOTOS PERUANOS EN EL FIA AWARDS Los pilotos (y hermanos) Rodrigo Pflucker y Eduardo Espejo fueron premiados en la FIA América Awards 2015 realizado en Panamá. Rodrigo obtuvo el Subcampeonato en la F4 Sudamericana 2015 y ganó la Copa Argentina 2015. Por su parte, Eduardo fue Campeón Nacional 2015 en la Categoría Mini 60 y conquistó el subcampeonato en el Scchin KantanKart 2015 en Brasil (categoría Cadete). Ambos participaron representando al Perú y obtuvieron excelentes resultados.

Rodrigo Pflucker (centro), acompañado de su familia, recibiendo el trofeo de CODASUR de manos del Sr. Iván Dibós y autoridades del TACP.

Rodrigo Pflucker y Eduardo Espejo premiados por la FIA


53


54

Cruzadas

NADIA BALDUCCI N

adia recuerda exactamente el día que empezó a tomar mayor conciencia sobre los problemas de la contaminación del mar. Cuando hacía su tesis para graduarse de oceanógrafa, en Sechura, al sur de Piura, mientras se internaba en mar abierto para bucear, una tarde un pescador que la acompañaba en la lancha le hizo un regalo: un taper de tecnopor con un tenedor clavado encima como mástil. El pescador lo dejó en el mar, flotando, y le dijo: «mira, te regalo un barquito, ahí va». Mientras Nadia pedía que dé la vuelta para recogerlo, desconcertada, e intentaba sacarlo del mar, el pescador extrañado por el alboroto no entendía la conmoción por ese inofensivo barquito de tecnopor. «No te preocupes que de repente llega a Japón y un niño lo va recibir y jugará con él», le bromeó mientras seguía avanzando. Nadia se preguntó de vuelta a la orilla: ¿cómo un pescador que conocía tanto el mar y lo quería, que conocía sus dinámicas y corrientes, que vivía de él, no sabía el impacto negativo que causaba con eso? ¿Cuánto sabemos todos de los impactos negativos que tienen esas pequeñas acciones que parecen inofensivas? E imagina una tortuga marina atrapada en un empaque de latas, un pulpo perdido dentro de una envoltura, una orca tragándose una llanta por accidente y no puede evitar la mueca de dolor. Lo explica con una pregunta: ¿sabías que la Luna ha sido más investigada que el mar? Hace unos años, para Nadia, ir al mar ha dejado de ser algo simplemente relajante. Se ha vuelto un espacio de preocupación, estudio y trabajo arduo. Junto a Irene


Cruzadas

Ama la playa, siempre y cuando, la deje limpia. ¿Cuántas bolsas de plástico hay que recoger antes de entrar al mar?

Hofmeijer, su amiga y socia en Loop (Life Out Of Plastic), empresa social enfocada en la problemática de la contaminación plástica en el mar y promotora del uso de productos alternativos del plástico, además realiza actividades de limpieza de playas con grupos de jóvenes y adultos con la misión de enfrentarlos a esa realidad. Luego de recoger peines, llaves, ligas, pedazos de telas, les pregunta: ¿puede alguien pensar que alguna de esas cosas no podrían ser suyas? Muchos le increpan de qué sirve limpiar menos de un kilómetro de playa que al día siguiente volverá a ensuciarse. Y es verdad, en una tarde, un grupo de veinte personas, sin maquinaria alguna,

¿cuánto puede hacer? Pero, siguiendo esa lógica Nadia tiene otra pregunta mejor: ¿para qué nos lavamos las manos, entonces, si mañana las volveremos a ensuciar? Y de eso se trata, pequeñas acciones, actos cotidianos, sencillos como pedirle al mozo que no le traiga sorbete, olvidarse para siempre de las bolsas del supermercado y llevar su propia bolsa de tela para hacer las compras. Y así, su familia se ha ido sumando, su entorno cercano también, sus amigos han empezado a preguntarle, a seguirla en ese afán de consumir lo necesario y las cajeras del supermercado que ya la recuerdan como ‘la chica que trae su propia bolsa’. Su novio también

55

Un texto de Alberto Rincón Effio

recicla en casa en unas jabas donde separa cada material, sus hermanos, que corren olas como ella, recogen las bolsas que encuentran en el mar y las guardan en el wetsuit hasta que salen a la orilla, sus papás —que le presentaron el mar de niña en su casa de playa en San Bartolo— entienden esa conexión, la responsabilidad que siente su hija menor y el apego que le heredaron. Y es que Nadia ya no puede ir a la playa sin identificar, incluso, una pieza pequeña de plástico brillando cerca de ella. «Nunca hay que asumir —como hace la mayoría— que esto es parte del paisaje, no son naturales esos colores que resaltan en la arena, son basura que nos sobrevivirán».


56

Cruzadas

Y tiene razón, un chicle tarda cinco años en descomponerse, una batería de reloj mil y un inofensivo vaso de tecnopor se reducirá en pequeñas bolitas y nunca desaparecerá. Nadia es consciente que el planeta consume cada año un 4% más de plástico y que en el Océano Pacífico flota un remolino de millones de toneladas de plástico, una especie de isla que tendría de tres a siete veces el tamaño del Perú. *** Todos los días recorre en bicicleta las diez cuadras que separan su casa de su trabajo en Barranco. Durante el trayecto no todo es aire fresco, ahorro de gasolina y ejercicio saludable. Y es que alguien por ahí arroja un papel que saca del bolsillo, otro una botella por la ventana de su camioneta o deja caer alguna envoltura en la vereda. En una ciudad donde la mayoría se queja por la ausencia de tachos de basura o que, delante de un tacho de basura, se excusan con que no lo vieron o, si lo vieron, simplemente prefieren ahorrarse ese mínimo esfuerzo de cruzar la calle por una envoltura de chocolate que, igual, el barrendero debe limpiar, Nadia frena, voltea el manubrio y se acerca silenciosa con el papel, la envoltura o la botella donde el responsable: hola, disculpa, pero se te cayó —dice con una sonrisa— hay un tacho aquí delante, ¿los ves? Y, por supuesto, lo que viene es un gesto incómodo de quien no entiende por qué alguien te sigue con su basura en la mano.

Nadia tiene un video de dos minutos que la alienta y al que vuelve cada vez que las fuerzas se le agotan. Le da ‘play’ cada tanto. Está en Youtube con el nombre de I will be a hummingbird (Voy a ser un colibrí) de Wangari Maathai y es la historia de un incendio en un bosque. En la animación todos los animales corren a refugiarse lejos del fuego y se abrazan mientras ven cómo las llamas consumen su hogar. Un pequeño colibrí succiona con su pico una gota de agua y la deja caer sobre el fuego. El incendio sigue creciendo y los animales, asombrados, sin entender, le increpan al colibrí que por qué lo hace, si con su pequeña gota de agua no apagará nunca el fuego. El colibrí sigue llevando una pequeña gota de agua cada vez. De pronto se detiene y dice: Solo soy un colibrí, pero estoy haciendo lo mejor que puedo. Nadia sabe que —al igual que el colibrí— sus pequeños esfuerzos no hacen la gran diferencia. Y volverá a la playa a encontrarse con una nueva bolsa, otra pila de botellas o, simplemente, a recordar ese barquito de tecnopor flotando hacia el Japón que le cortará una tarde pacífica para correr olas. Igual cogerá la tabla, pensará en esa tortuga marina atrapada en un empaque de latas y perseguirá esa bolsa amarilla que flota hace horas delante de ella, la amarrará a la pita de su tabla, terminará la tarde levantando una lata semienterrada en la arena y así, algo cansada, pero satisfecha, finalmente alegre, se dirá así misma, para darse fuerzas mientras desaparecen sus huellas en la arena: voy a ser un colibrí, voy a ser un colibrí, voy a ser un colibrí. t Agradecimientos por las fotos: Cat Lifestyle Perú


Convenios Convenios

ESTABLECIMIENTOS AFILIADOS Ofertas especiales para asociados del Touring* / ÂĄDisfrĂştalas las veces que quieras! Para gozar de los descuentos debe presentar su carnet de asociado al momento de realizar la compra. *Vea las restricciones en www.touring.pe

Los productos y servicios ofrecidos son responsabilidad exclusiva del anunciante

57


58

Convenios Convenios

Iwagen


&

&

&

&

&

&

60


Revista Touring Edicion 75