Page 1


EDITORIAL Yo, al igual que muchas personas, tengo mis complejos. Tengo más libros que paciencia y por lo tanto menos cultura y conocimientos de los que quisiera. Es por ello que me fascina escuchar debatir a elocuentes oradores en acaloradas tertulias. Admiro la habilidad argumental y lucidez de sus exposiciones, la destreza con la que plantean y defienden sus postulados, brillantez que en ocasiones roza lo artístico. Como digo, me fascina escucharlos, pero jamás me creo todo lo que dicen. No me fío de ellos por la siguiente razón. Recuerdo discutir con mi hermano menor siendo los dos muy pequeños. Recuerdo también cómo, gracias a la diferencia de edad, era capaz de argumentar incluso en las disputas en las que claramente yo carecía de razón. Bien, en aquellos casos era mi hermano quien poseía la razón, pero no la capacidad de expresarse adecuadamente, así que esa situación la aprovechaba de manera mezquina en mi beneficio. Recuerdo que, ante la impotencia argumental, su presión sanguínea aumentaba frenéticamente, sus fosas nasales recordaban las agallas de un pez sin agua y sus ojos enrojecidos por la ira, anunciaban la inminente embestida. Entonces ya enloquecido se lanzaba sobre mí girando sus pequeños brazos en forma de molinillo. Yo, en ese instante y siendo más corpulento, lo reducía sin esfuerzo en el suelo, mientras alertaba en voz alta a mis padres para que acudieran urgentemente a presenciar la escena. Como se puede imaginar, desde ese instante, la furia de mi pequeño e impotente hermano eclipsaba el origen de la discusión, lo prioritario era reducir al “broncas”. Él, atragantado por la ira, era incapaz de articular palabra, así que yo aprovechaba nuevamente ese silencio para relatar y describir con serenidad, pedantería

y firmeza, la agresión de la que había sido objeto: “No lo entiendo, estábamos hablando y sin mediar palabra se ha abalanzado sobre mí...”. Recuerdo también, y esto es lo más importante de la historia, que era capaz de mentir con tal de justificar mi mal comportamiento ¡y no solo ante mis padres!, el problema era que llegaba a hacerlo ante mi propia conciencia y esto es lo verdaderamente peligroso. Porque el ser humano es más animal que humano; la sensibilidad, la empatía y la reflexión es la que nos dota de humanidad. Ahora se trata sencillamente de escalar y extrapolar esta historia a otros ámbitos de nuestras vidas. Estoy cansado de presenciar injusticias y que algún hábil abogado, tertuliano, político o economista las justifique gratuitamente; estoy asqueado de comprobar que el mensaje obsceno del individualismo lo promuevan precisamente quienes exprimen y viven de los colectivos; estoy espantado por la violencia ejercida contra quienes denuncian la violencia. Me repugna quienes babean públicamente la palabra “democracia” y más tarde despreciarla en privado; detesto el servilismo cobarde de pesebre, chequera y salón de muchos periodistas e informadores; me duelen todas y cada una de las carcajadas de los putos sátrapas asesinos de sueños; odio que me arrebaten la razón con la palabra, porque quienes manipulan la palabra, nunca tendrán razón. Cuando éramos niños mi hermano alcanzó a encajarme alguna que otra buena hostia... sin duda me la merecía.

Ahora también en facebook.com/nu2revista

EDITOR y DIRECTOR Fernando Barbarin REDACCIÓN María Larumbe

CONTACTO Telf. 928 177 440 Fax 928 177 435 redaccion@nu2.es www.nu2.es

DISEÑO Y MAQUETACIÓN Estudio de diseño CREA www.fernandobarbarin.com © PORTADA: NU2

twitter.com/revistaNU2

IMPRESO EN PAPEL ECOLÓGICO Joder, ¡recicla! DEPÓSITO LEGAL: G.C.1067/2007 Las opiniones, notas y comentarios son exclusiva responsabilidad de los firmantes, de las entidades y/o asociaciones.


18

20

23

SUMARIO

12

reportaje

Piratas en Canarias La noche cerrada y sin luna no permite a los vigías advertir el peligro. Nadie los ve llegar. Sólo se oye un grito cuando ya es demasiado tarde… ¡Piratas!

2NU2 >

FICHA >

Pacho Lasso · 12

Bonito listado · 22

Espacio para la muestra de obra realizada por los alumnos y alumnas de la escuela

Fuertes nadadores, forman grupos compactos de varias decenas de individuos,

MI ISLA >

ABC SUB

Pepa González · 13

Francis & Mario · 23

Muchas veces me he decantado por Escandinavia. Si me dieran a elegir país, yo optaría por...

Dionisio, bebedor y vago, dormitaba cerca de la orilla de aquel Mesogeios Thalassa,

MENSAJE PARA... >

MAR DE FONDO >

Txomin Pascual · 16

Íñigo Castanedo · 24

Todos y todas hablaban de ello a todas horas: con el taxista, en los ascensores y azoteas...

Malos tiempos para la libertad de expresión, ese mar que debiera ser inagotable.

FOTO DENUNCIA >

N CAPTURA >

Vergüenza y orgullo · 18

Juanmi Alemany · 25

Localización de diferentes actividades en la conservación y cuidado del medio ambiente

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres...

MEDIOAMBIENTE >

25

7

TABLA DE MAREAS >

DESCARTES · 20

Junio, julio y agosto · 26

Se está negociando estos días, uno de los puntos más delicados de la reforma de la Política Pesquera

Refranero sobre el mar Tablas con horarios de las mareas

MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE · MAR Y ARTE ·

PINTURA > Adolfo Areizaga . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 28 FOTOGRAFÍA > Margó Wiessman . . . . . . . . . . . . . . . . . . 29 FOTOGRAFÍA > Pablo Fiuza . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 30

MAR Y ARTE · 23 Espacio de intercambio artístico donde el punto de referencia para el desarrollo creativo se genera en torno al mar.

FOTOGRAFÍA > Ronn Ballantyne . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 31 FOTOSUB > Eladio Frias . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 32 FOTOGRAFÍA > Alberto Fernandez de Agirre . . . . . . 33 PINTURA > Inge Koetzier . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . 34


PIRATAS En Canarias Sopla un viento suave del noreste. El sol de mayo ha calentado durante todo el día las piedras y el mar está en calma. Anochece lentamente mientras un barco se acerca silencioso a la costa de Lanzarote; Viene del sureste. Al caer la noche no se distingue su figura, y mucho menos que no lleva izada bandera alguna. La noche cerrada y sin luna no permite a los vigías advertir el peligro. Nadie los ve llegar. Sólo se oye un grito cuando ya es demasiado tarde… ¡Piratas! La historia de Canarias está marcada por la presión de la piratería. Antes del siglo XV, cuando el archipiélago pasa a formar parte de España, las islas sufrían frecuentemente las visitas de los piratas que secuestraban a los aborígenes de las islas para venderlos como esclavos. Después de la conquista de las islas por el imperio español, éstas se vieron más atacadas aún, pues circulaban por ellas parte de los tesoros de dicho imperio. El gran descubrimiento de Colón fue otro aliciente para que estos ladrones del mar atacaran el archipiélago, que era el último puerto europeo antes de cruzar el océano. Pese a que Canarias era muy visitada por los barcos españoles que partían o regresaban de América, su lejanía de la península la hacía a estas islas muy vulnerables. Además, las Afortunadas estuvieron involucradas en los conflictos bélicos del comienzo de la Edad Moderna, cuando España,

6

Ilustración: Jonay Martín Perdigón

Portugal, Francia, Holanda e Inglaterra competían por el territorio americano. A raíz de estas guerras surge la patente de corso, que se trata de una licencia concedida por algún país a los piratas que luchen bajo su bandera, aunque realmente se resuma en ejercer la piratería contra los enemigos de dicha nación. Aquí debemos detenernos un momento para diferenciar los cuatro tipos de ladrones de mar que existieron: PIRATAS: eran quienes se dedicaban generalmente al abordaje de barcos en alta mar. CORSARIOS: eran los piratas que poseían una patente de corso y por lo tanto sólo debían atacar a los enemigos del país que les había concedido la patente. BUCANEROS: eran los piratas que en los siglos XVII y XVIII saqueaban los tesoros españoles cuando se hallaban en ultramar. FILIBUSTEROS: se denominaba así a los piratas que, en el siglo XVII, infestaban el mar de las Antillas buscando la emancipación de las provincias ultramarinas de España. También en esta época, los navíos negreros volvieron a interesarse


por Canarias. Las islas eran un refugio seguro entre África y América cuando se transportaban esclavos africanos hacia el nuevo mundo para utilizarlos como mano de obra. Durante siglos Argel se convirtió en el principal mercado de esclavos del mundo, pasando por él gran parte de la población canaria de la época. Además de raptar personas para venderlas como esclavos, los piratas berberiscos (procedentes principalmente del norte de África) secuestraban a otras y las devolvían a sus familiares si estos pagaban la suma de dinero impuesta. Para comprender el poder que tenían los piratas y el peligro que suponían para las poblaciones, es necesario conocerlos mejor. ¿CÓMO VIAJABAN? Los barcos de los piratas debían ser veloces, ir bien armados y tener poca quilla, para poder acercarse mucho a la costa. Algunos de los diversos barcos que utilizaban, según la época y la procedencia eran: Bergantín: era un velero de gran tamaño ideal para los viajes largos. Tenía capacidad para cien hombres y una docena de cañones. Era muy usado por los piratas. Fragata: era un navío de gran tamaño típico de las aguas del Caribe, tenía tres mástiles y dos castillos, uno en la proa y otro en la popa. Doblaba en capacidad al velero bergantín, pero era poco usado por los piratas. Bribarca: era un tipo de velero pequeño y rápido, más ancho de lo normal. Se parecía mucho al bergantín, pero era más adecuado para navegar entre islas. Junco: era el barco más utilizado por los piratas asiáticos. Los juncos que habían sido creados expresamente para la piratería eran rápidos, tenían dos mástiles y podían albergar hasta quince cañones. Balandro: era un velero muy apreciado por los piratas y corsarios, eran ligeros y rápidos. Tenían dos o tres mástiles y la carga podía llegar a los setenta y cinco hombres y catorce cañones. Pinaza: era una nave de madera de pino muy utilizada por los piratas del Caribe. Ser pequeña, maniobrable y veloz, la hacía idónea para huir en caso de necesidad. Goleta: era una nave de origen americano, ligera y rápida. Muy popular en la costa atlántica y en el Caribe. Guardaba cierta similitud con el balandro, y aunque poseía la mitad de cañones, podía transportar hasta cien toneladas. Carabela: era un tipo de barco utilizado por los mercaderes, muy ancho y con poco armamento, aunque rápido y capaz de soportar grandes cargas. Cangrejero: eran los barcos más asaltados por los piratas, pese a que eran grandes y transportaban a muchos hombres y cañones, al encontrarse entre los barcos más lentos, eran un blanco fácil. ¿QUÉ ARMAS UTILIZABAN? Los piratas siempre estaban fuertemente armados y se quedaban con las armas que conseguían en sus asaltos. Sus armas eran las habituales de la época, aunque preferían las que pudieran utilizar con más facilidad y eficacia en los abordajes. Por ello se decantaban por las armas blancas, pues las de fuego tenían muy poca precisión y se tardaba

8

Alfanje

Arcabuz

Daga

Mosquete

Cangrejero

Carabela

Bribarca

Goleta

Banderas piratas

mucho en recargarlas. Además estas ocasionaban graves daños en los futuros bienes de los piratas, por lo que a veces sólo utilizaban los cañones para asegurar que el barco atacado no pudiese huir, y lo abordaban. Las armas más utilizadas por los piratas eran: Alfanje: era un arma principalmente corta, aunque podían tener diversos tamaños. Era ancha, curva y de un solo filo. Era muy utilizada en los abordajes. Daga: a medio camino entre el puñal y la espada, tenía doble filo y protección en la empuñadura. Hacha: se utilizaba menos en el combate y más en la inmovilización del barco atacado, normalmente rompiéndole las velas para evitar que huyese. Alabarda: era un arma larga de unos dos metros con una punta de lanza. Tenía un hacha en uno de los lados y un gancho en el otro. Espolón: era una lanza larga con la punta en forma de hoja. Chuzo: era una lanza más pequeña que las anteriores, tenía un hierro redondo en la punta y solía utilizarse para los abordajes. Arcabuz: fue el antecesor del mosquete, y podía llegar a


Castillo de Santa Bárbara, situado en el volcán de Guanapay (en la Villa de Teguise, Lanzarote)

atravesar una armadura. Pese a lo largo que era tenía un alcance corto, de unos cincuenta metros, y muy poca precisión. Mosquete: era más largo que el arcabuz, pero también tenía mayor precisión y el doble de alcance. Además, pesaba menos que el anterior. Pistola: era mucho más pequeña que las anteriores pero de escasa precisión. Además en ambientes marinos solían fallar con frecuencia al humedecerse la pólvora.

los y, muchas veces, conseguir que se rindieran. Actualmente la bandera pirata más generalizada es la Jolly Roger, una calavera y un par de tibias cruzadas sobre un fondo negro. Pero las banderas piratas no eran todas iguales, cada capitán tenía la suya propia, aunque todas compartían algunos rasgos en común: Huesos, calaveras y esqueletos como una clara referencia a la muerte. En algunas como la del pirata Bart Robers, las dos calaveras que aparecían bajo los pies del marino hacían referencia a asesinatos que buscaba cometer, en este caso los de los gobernadores de Martinica y Barbados. Armas. Desde lanzas y puñales hasta pistolas y espadas. Todas las armas que aparecían en las banderas eran un recordatorio para los demás de que los piratas eran feroces, crueles y sanguinarios. Reloj de arena. Era la forma de avisar al enemigo de que se le acababa el tiempo, de que el fin de su vida llegaría rápidamente.

“Los piratas preferían atacar a barcos en alta mar que a las poblaciones”

¿CÓMO ATACABAN? Los piratas preferían atacar a barcos en alta mar que a las poblaciones. Esto se debía a que con los veloces barcos que tenían podían dar caza a los buques de carga y, si algo salía mal, les resultaba más fácil huir. Cuando fijaban un objetivo se acercaban a él sin izar ninguna bandera o llevando una falsa que no levantara sospechas. Al acercarse lo suficiente enarbolaban la bandera pirata para atemorizar-

9


Ilustración: Jorge Rodríguez

Hombre armado o diablo. Solía ser una representación del capitán del navío, presentándolo como alguien despiadado o como el mismísimo diablo, alguien a quien temer. Corazones. Simbolizaban la vida de la tripulación del barco atacado, que estaba a disposición de los piratas si los capturaban, ya fuera para matarlos en el acto o hacer con ellos lo que quisieran. Rojo y negro. Eran los colores de las banderas piratas. El color negro evocaba la muerte y el rojo la sangre. Estas últimas banderas eran las más temidas por los marineros, pues significaba que los piratas no dejarían supervivientes. Una vez alcanzado el objetivo, si estos no se rendían, los cañones piratas inmovilizaban al barco atacado para que no huyera. Era común que lanzaran bastante metralla sobre la cubierta para despejarla y que mantuvieran vigilados al timonel y al capitán, para que no pudieran dirigir el barco de ningún modo. Una vez logrado eso, lo abordaban, se encargaban de los supervivientes y saqueaban el navío. Y EN CANARIAS… Los ataques a los pueblos de las costas isleñas para conseguir tesoros españoles, víveres o esclavos, obligaron a militarizar las islas y a asentar las poblaciones en zonas no visibles desde la costa. Con el tiempo la defensa del archipiélago mejoró, lo que supuso un descenso importante en la piratería de la zona. Además el fracasado

ataque de Horacio Nelson, a finales del siglo XVIII, a la capital de Tenerife desanimó a muchos otros a seguir sus pasos. A partir de esta época comenzó la decadencia de la piratería en Canarias. De las defensas que se irguieron en las islas quedan hoy algunas muestras. Por ejemplo está el Castillo de Santa Bárbara, situado en el volcán de Guanapay (en la Villa de Teguise, Lanzarote), que fue alzado a partir de un antiguo torreón del siglo XIV. En el siglo XV Agustín de Herrera y Rojas lo convirtió en un refugio inexpugnable frente a los ataques piratas. Y su actual aspecto data de finales del siglo XVI, tras las mejoras llevadas a cabo por Gaspar de Salcedo y, años después, por Leonardo Torriano. Durante el siglo XIX estuvo completamente abandonado y a finales del XX se convirtió en un museo dedicado a la emigración canaria hacia América. En ella se exponían cartas, pasaportes, mañas, barcos, documentos, enseres y recuerdos de isleños anónimos que se vieron obligados a emigrar en años de escasez. En el 2011 se abrió una nueva etapa del castillo al crearse un museo dedicado a la historia de la piratería en las islas Canarias. El que en sus días sirvió de atalaya, refugio para la población y mazmorra de reclusos, al ser Lanzarote una de las islas más amenazadas a lo largo de los siglos por la piratería, es ahora un museo dividido en dos partes: una dedicada a la piratería en Teguise y otra a la piratería en toda Canarias. El museo permanece abierto todos los días en horario de 10:00 a 16:00.

Marta López García 10


Rosario García Valenciano

“Velero”

Julián Bermúdez Mesa

“Caballito de mar”

– Escultura en acero inoxidable y piedra

– Escultura fundida en latón

– 41 x 28 x 17 cm

– 30 x 8 x 8 cm

– 2º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Artes Aplicadas a la Escultura

– 2º curso del Ciclo Formativo de Grado Superior de Artes Aplicadas a la Escultura

12


Montaje: Nicolás Melián

mi

isla Txomin Pascual “A MEDIAS”

Todos y todas hablaban de ello a todas horas: con el taxista, en los ascensores y azoteas, con las plantas y arbustos al regarlas, a la hora del té, antes de acostarse, con el marido o amante. Aquí y allá se formaban grupúsculos de gente que hablaba en corro, o se pregonaba a voz en cuello, por la calle. En las salas de espera de los podólogos no se hablaba de otra cosa, y en las esquinas y callejones era fácil encontrar grupos más pequeños que lo hacían por lo bajini, medio a hurtadillas, como tratando de darse importancia y gravedad. Por las alcantarillas era frecuente encontrar el eco de alguna conversación ahogada llevada a cabo en algún lugar, y si levantabas una piedra seguramente no encontrarías nada, pero quizás alguien, un transeúnte o cualquiera, te preguntara por qué lo hacías, lo cual daría pie a una conversación que invariablemente acabaría desembocando allí, en el tema de moda. Los noticieros no lo daban, pero no importaba, pues el boca a boca poseía una fuerza tan avasalladora que traspasaba idiomas y fronteras, razas y religiones, sexos y castas, y no tardó en dar la vuelta al mundo. Además, ¿quién en su sano juicio iba a quedarse mirando la tele o

escuchando la radio cuando había tanto que chismear? Todo el mundo quería participar de la borrachera de bulos y supercherías que se extendía por la superficie terrestre. El vulgo andaba entretenido, divertido como el gato con su ovillo de lana. Clases altas y medias y personalidades relevantes también lo hacían, cada cual de acuerdo a su estilo, estos últimos más modosos, fieles a su pundonor, tratando quizá de imponer un poco de cordura y sensatez. Grandes y pequeños, gordos y flacos se apresuraban por las calles y a empellones trataban de hacerse hueco entre la muchedumbre ansiosa agolpada por doquier, hambrienta de actualidad, a la caza de algo que escuchar o revelar. Los más pequeños, aquellos que apenas podían balbucear, dibujaban angustiosos e incomprensibles garabatos, impacientes, como en un vano intento de expresar su desazón por no poder participar todavía de aquello, mientras los ancianos, a la fresca y matamoscas en mano, se lo tomaban con calma o, maldiciendo que aquello les hubiera llegado a edad tan tardía, se apresuraban más que ningún otro, temerosos de que la muerte viniera a buscarlos en mitad de aquel jaleo y los dejara a medias. 13


Mensaje para

una botella Pepa González

Muchas veces me he decantado por Escandinavia. Si me dieran a elegir país, yo optaría por cualquiera de los escandinavos. Pertenecer a tierras de vikingos, una de mis debilidades. Haber nacido rodeada de bosques, de renos, de navidades blancas, de lagos y salmones brincones. Hablar un idioma tan antiguo y abstracto como los perfiles descomunales rocosos de tierras gélidas del norte o, tener la natural tendencia a tomar vodka para calentar los huesos soportando inviernos de vientos glaciares. Haber tenido la posibilidad de contemplar ballenas en su hábitat y crecer con la férrea creencia de la existencia de todo tipo de dioses protectores de la Naturaleza, de fenómenos meteorológicos. ¿Cómo no querer cumplir años bajo el influjo de cientos de cuentos mitológicos en donde una veintena de deidades defensoras me enseñarían cómo andar y encauzar, con respeto y sabiduría, mi propia vida? Escandinava. Siempre escandinava. Hasta ayer. Porque ayer descubrí que tampoco me hubiese importado ser nipona. Hija del imperio del Sol Naciente. Hija de la Sabiduría práctica oriental. Y es que leer a un japonés de a pie, talmente Hisayuki Inoue, hablando del trabajo en equipo y la superación ante las miserias me hace comprender que lejos de la aflicción que se cierne sobre este país en donde me tocó germinar, existen otros lugares del planeta donde Menos no significa Pérdida, en donde luchar significa Debes, donde buscar soluciones es un Tienes que. Japón, un país de cooperación silenciosa y vida interior. Escandinava o nipona. Aunque en mis sueños más profundos he decidido ser canadiense. Las ganas. Si hubiese nacido en Canadá, viviría en uno de los mejores lugares del planeta, civilizado en el más extenso significado del término, con un excepcional sistema de salud, de seguridad social, con altísimo nivel educativo… Además, siendo canadiense tendría solventado el tema de las ballenas, las nevadas, las navidades blancas, bosques, lagos, pesca, paisajes de naturaleza de postal y cuáquera, haciendo el bien sin mirar a dónde o a quienes irán a beneficiar finalmente mis actos. Canadiense. El asunto es que no estoy cómoda siendo parte del país que consta en mi DNI. No me resulta más cercano un cocido castellano que una Kartoffelsalat ,ni más sabrosa una fabada que un British Breakfast con huevos, judías y bacón (beicon) churruscadito. Ando más lejana del salmorejo andaluz y del pretérito perfecto castellano y más próxima al Acorda alentejana portugués (un caldo con cilantro, migas

16

y papas), o a palabras lusas como fechillo, gaveta, liña o cambullón. Obviamente, el haber nacido en una isla en medio del Océano Atlántico, vivir en zona turística y acostumbrar el oído, el gusto y la vista a decenas de acentos, sabores y banderas, ha hecho el resto. Es habitual que un canario se sienta inmigrante en su propia tierra, ciudadano del mundo, se sienta mucho de acá y también de allá. Olvidar. Es lo único que escucho últimamente de los más próximos. Olvidar qué sucede, olvidar qué nos pasa, olvidar que estamos, olvidar que sufrimos, olvidar que igual no podemos soportarlo más. Olvidar que tres de cada diez niños en Canarias sufre pobreza, olvidar que mientras esos pequeños pasan hambruna otros más afortunados siguen en su mundo paralelo, haciendo oídos sordos y ojos ciegos, ante una realidad que sólo ellos han manufacturado, engordado, institucionalizado. Olvidar que se nos amenaza, que se nos ningunea, que se nos roba la dignidad. Sí, olvidar. Olvidar que estamos, olvidar que una vez fuimos, olvidar que sentimos. Vivir y olvidar. Mientras los hipócritas continúan envenenando los ambientes desde las cimas más altas, embaucándonos con sus falacias, quejándose por los dineros como política, oración o tradición. Quejándose para, por minutos puntuales, bajar sus vidas bien estructuradas desde las altas nubes y aproximarse en algo a ese pueblo con lógica patente llamado Pueblo Llano– y mostrarles una empatía inexistente pero bien estudiada. Hola, Soy Pepa González. De ideología Cuálquera. Oníricamente medio nipona–canadiense–sueca. Portuguesa por decisión propia y porque me da la gana. Y ya no, no estoy indigesta. Gracias a los paseos, el aire, la fotografía, los libros y estas purgaciones a golpe de teclado. Hartura tengo de fondo… un poco, no voy a mentirles. Pero la olvido, a ratos.


.

.. VERgUENZA s lugares de la isla Imagen que habitualmente vemos en demasiado gracias a gente irresponsable y cerda

18

y


y

ORGULLO

Limpieza en Costa Teguise organizada por el Ayuntamiento junto a voluntarios. Abajo, iniciativa vecinal en Famara de retirada de plรกstico de la costa norte.


DESCARTES SÍ SE PUEDE Y SE DEBE

S

egún Descartes, filósofo francés dotado de un gran sentido común, el hombre debería buscar el «bien supremo».

Utilizando como introducción esta aseveración del filósofo, que siempre supo que absolutamente todo está relacionado en el cosmos, puede llevar a pesar que a priori este pensador no está relacionado con el tema que nos ocupa, los descartes en pesca. Se está negociando estos días uno de los puntos más delicados de la reforma de la Política Pesquera Común (PPC), que más tarde los Estados miembros deberán negociar en el Parlamento Europeo.

Si finalmente logran alcanzar un acuerdo que confirme el fin de esta desastrosa práctica, será un paso adelante en la conservación de los océanos y de la especie humana, que ha utilizado para su alimentación, desde tiempos inmemoriales, este importante recurso.

interés comercial (en ocasiones por no cumplir la talla), se devuelven al mar muertos o con muy pocas posibilidades

de sobrevivir, lo que provoca un elevado número de Como bien sabía Descartes y así proclamó, “nosotros que descartes. somos seres finitos, no podemos determinar las cosas Como también y tan bien proclamó Descartes, en su más infinitas”, pero el caso es que después de casi un siglo de famosa frase “Pienso luego existo”, pensar que pescar de explotación pesquera indiscriminada, como si los recursos forma irracional y sin control no tendrá consecuencias pesqueros fueran infinitos, tenemos que futuras, es no querer ver que nuestra propia empezar a pensar diferente, sabiendo que los existencia se verá amenazada si acabamos “1,7 millones de recursos pesqueros son finitos y cada vez más con la pesca. escasos. toneladas de peces Se suele plantear erróneamente la acuicul1,7 millones de toneladas de peces son arrotura como la posible solución, obviando son arrojados por la jados por la borda cada año en la Unión que los peces cultivados se alimentan con Europea. Los pescadores se ven obligados a borda cada año en harinas de pescado, con lo que el vaciado despreciar, en ocasiones, hasta la mitad de los animales que capturan. Este pescado, que es la Unión Europea” de nuestros mares también pone en peligro esta modalidad de cultivo. De modo que la susceptible de ser consumido, se derrocha por acuicultura nunca podrá ser la solución, causa de las erróneas políticas que actualmáxime cuando el fomento de esta actividad, al contrario mente rigen la pesca en Europa. del fomento de la pesca sostenible, llevará irremisibleLa principal razón por al que se arroja este pescado mente a la desaparición del cada vez más escaso pescado comestible al mar, tiene casi siempre que ver con el uso salvaje existente, para transformarlo en piensos. de métodos de pesca poco selectivos. Así pues, los Por lo tanto, los argumentos a favor de una pesca especímenes capturados, no objeto de pesca o de bajo sostenible, después de ver la dependencia que incluso la

20


“El buen sentido, es el que mejor está repartido entre todo el mundo” Descartes acuicultura tiene respecto al pescado salvaje, son claramente incontestables. Es díficil de entender por qué algo tan obvio y necesario como la conservación de la vida natural de los mares y océanos resulta ser tan complicada, cuando las prioridades de nuestras autoridades deberían estar muy claras y perfectamente delimitadas. Es precisamente esa falta de transparencia y claridad en las decisiones de las altas esferas políticas de Bruselas, que también hoy día afecta a todos los demás ámbitos de la vida de los europeos, la causa de estas políticas claramente equivocadas. Son muchos los intereses económicos en torno a la pesca comercial y muy pocos los interesados en hacer más sostenible y perdurable esta actividad económica tan importante. Es por esto, que grupos de ciudadanos han creído necesario presionar a las autoridades europeas mediante movilizaciones, para que éstas tomen las medidas valientes, destinadas a resolver problemas graves, y no solo lo hagan atendiendo a los intereses económicos de los grandes lobbies. Sin duda estas movilizaciones han conseguido dar un giro

importante, pero del todo insuficiente, obteniendo el compromiso de eliminar totalmente los descartes en 2015 para pesca en especies pelágicas y reducir al 5% en cinco años para especies de fondo. El acuerdo incluye también la voluntad de acabar con la sobrepesca a partir de 2015, siempre que se pueda y no más tarde de 2020, para intentar recuperar los caladeros, muchos de ellos hoy casi esquilmados. Las movilizaciones sólo han conseguido concienciar a algunos políticos, pero han conseguido algo mucho más importante: concienciar e informar a multitud de ciudadanos, que es donde reside realmente y en última instancia el poder de decisión. Recordemos las palabras de Descartes, “El bien común es la mejor forma de alcanzar la virtud, lo que nos llevará a la felicidad sólida o placer espiritual, que incluso puede superar el placer físico”, y concienciémonos como ciudadanos de los graves problemas que amenazan nuestros siendo conscientes de que el poder reside siempre en la mayoría. Como ya nos anunció el gran filósofo, “El buen sentido es el que mejor está repartido entre todo el mundo”, por lo que también sabremos que sí se puede y además, se debe.

Jesús Blázquez 21


Bonito listado ESPECIES MARINAS DE CANARIAS

BIoLogíA y ECoLogíA Fuertes nadadores, forman grupos compactos de varias decenas de individuos, persiguiendo activamente a sus presas, pequeños peces y calamares, principalmente. Es un animal muy voraz en el que se han observado fenómenos de canibalismo. Se reproduce durante todo el año en zonas tropicales. Es una especie de interés pesquero muy importante, puesto que es objeto de pesquerías específicas.

FUENTE: “Guía visual de Especies Marinas de Canarias” OCEANOGRÁFICA DIVuLGACIóN, EDuCACIóN y CIENCIA.

CURIoSIdAdES Se reproduce sólo una vez en su vida, alcanzando la madurez sexual a una edad comprendida entre los 5 y los 15 años, cuando los machos alcanzan una longitud de 50—75 cm y las hembras miden sobre los 2 m. Se reproduce en verano, frente a las costas de Portugal y en el Mediterráneo, generando entre 3 y 8 millones de huevos. Es una especie ocasional en las aguas someras de las costas canarias, siendo más frecuente a mayor profundidad. En ocasiones, cae en las nasas destinadas a la pesca de crustáceos y de peces de profundidad.

www.oceanografica.com

22

Protección en Canarias: Ninguna

Rango de prof.: 0 a 260 m

Talla mín. captura: No regulada

Longitud máx.: 1.1 m

Amenazas: Pesca indiscriminada, pesca industrial

Peligrosidad: Ninguna


ABCSUB

FOTO: FRANCIS PÉREZ www.uwatercolors.com TEXTO: MARIO M. RELAÑO pensamientosmario.blogspot.com

DELPHIS Dionisio, bebedor y vago, dormitaba cerca de la orilla de aquel Mesogeios Thalassa, o también llamado Mar Medi Terraneum por esos piratas que arribaban en ocasiones de la otra parte del continente. Su siesta era placentera, mecida por esa música de pájaros que anidaban cerca de la costa al tiempo que por el rumor permanente de ese mar que se descosía en espumas blancas y mojaba la arena fina y caliente de la playa. Su barriga enorme y peluda subía y bajaba al ritmo de su respiración, mientras que a lo lejos unos peces saltaban en el mar ajenos a lo que acontecía en la orilla. El ronquido uniforme y constante de Dionisio ocultaba los pasos lentos pero seguros de unos hombres que se acercaban a él. Ese silencio que se mascaba entre ellos dibujaba no muy buenas intenciones. Fue al desperezarse e intentar asir su copa de vino cuando Dionisio advirtió que su cuerpo se mecía al ritmo de las olas que acunaban el casco de madera de un barco. Catorce ojos de siete feos piratas le miraban fijamente mientras él se preguntaba cómo habría llegado hasta allí. ¿En la mente de esos piratas estaba el venderlo como esclavo? ¿Pedir quizás un rescate a los dioses? ¡Qué equivocados estaban esos piratas si pensaban que sería tarea fácil lidiar con el dios Dionisio! Al mismo tiempo que éste levantaba su pesado cuerpo, iba convirtiéndose en fiero león. Ellos, asustados, se empujaban unos a otros tratando de huir y encontrando en el mar su única salida para escapar de semejante fiera.

Uno a uno saltaron por la borda pero apenas rozaban el agua se iban transformando en bellos delfines. La furia de Dionisio, el enojado dios del vino, se manifiesta a veces con sentido del humor. Fieros piratas convertidos en juguetones delfines. Nadaron largo y tendido hasta sentirse lejos y a salvo de su enfado y sus carcajadas. Nadaron tanto que tardaron en darse cuenta que necesitaban del oxígeno para respirar. Nadaron a tal velocidad que no supieron hasta más tarde que se habían transformado en cetáceos. Décadas después, estos animales/hombres habían adoptado formas artísticas en su forma de moverse. Eran auténticas danzas que provocaban estelas de espuma dentro de las aguas del mar. Desde el fondo, otras especies les observaban preguntándose de dónde habrían salido estos seres. Así mismo, estos piratas/delfines consiguieron a través de extraños silbidos una forma de comunicación entre ellos. Sumergidos en los fondos marinos pudieron encontrar esos tesoros que habitaban en barcos hundidos desde hacía siglos, tesoros que en este nuevo estado ya no les servían. Siglos después, Dionisio, con el permiso de Zeus, reapareció en aquellas aguas dispuesto a deshacer el mal que ocasionó su malhumor. Pero esos siete feos piratas le imploraron seguir siendo delfines. ¡Delfines! ¡Hombres! Nacidos del enojo de un dios griego, ebrio, caprichoso, genial creando metamorfosis. 23


Iñigo Castanedo

icastanedo@telefonica.net

MAR

D E

F O N D O

El extraño caso de la Constitución enfermita Malos tiempos para la libertad de expresión, ese mar que debiera ser inagotable. De esa libertad de expresión, constitucional y democrática, la libertad de prensa es uno de sus estandartes señeros. El otro día le cayeron unos cuantos miles de euros de multa a El Agitador. Yo, cada vez que quería entender el otro lado de la realidad lanzaroteña, entraba en ese blog de humor y me daba un baño de frescura y de ironía ocurrente y sin trabas. Podía estar de acuerdo, o no. Podía encontrarme que se regodeaban de personas a las que aprecio en algún sentido, o no. Pero siempre me parecía que cada entrada publicada era una señal viva de que no todo en España se había convertido en máscara grotesca de una democracia constitucional. Aun quedaban publicaciones libres e independientes. Juzguen ustedes mismos: http://www.elagitador.com/ Hace dos o tres fines de semana el diario El País publicaba un artículo de Miquel Roca, padre de la Constitución. Él, que es abogado de la Infanta Cristina, ponía a parir al juez que veía el caso Noos. Le llamaba de todo menos bonito, incluyendo apelativos despectivos y juicios sobre su competencia como juez. Es decir, una parte del caso, la defensa de una posible imputada, puso públicamente – y en uno de los diarios de mayor tirada de nuestro país – a caer de un burro al juez que lleva el asunto. Asombroso. Luego el artículo desapareció. No está en las hemerotecas, ni puede encontrarse en la red. Además, no ha habido denuncia, ni apercibimiento, ni nada que se pueda parecer. A El Agitador, por hacer un artículo humorístico sobre un fiscal que ejerció como tal en el mismo partido judicial que su tío político, le han caído algunos miles de euros de multa. Miquel Roca escribía pretendiendo decir la verdad. El Agitador es una publicación satírica que redacta siempre noticias ficticias. ¿Ustedes lo entienden? Y que conste que yo no estoy interesado en el caso Noos. En el peor de los casos me parece una pantalla más para tapar los verdaderos desmanes de nuestra casta gobernante, es decir, los que afectan a los poderes ejecutivo, legislativo y judicial. En el mejor de los casos, me da lo mismo. Lo que importa es lo que ha hecho su abogado. Miquel Roca es uno de los padres de la Constitución. Es curioso, e impagable

24

desde le punto de vista simbólico, como a uno de los padres de la Constitución no se le aplica el mismo rasero que al resto de los ciudadanos. ¿No somos todos iguales ante la ley? Si Miquel Roca es padre de la Constitución, El Agitador es hijo de ella. Y debiera asistirles el mismo derecho. Pero no. El caciquismo que El Agitador denuncia una y otra vez con su humor, se ha encargado de darle la razón: en España las normas y los palos son para las rentas bajas y medias, y los derechos y las excepciones para las rentas altas, y para los poderes oficiales. Si un político roba y le pillan, defenderá su honor por encima de todo y seguirá en su cargo ad nauseam. Si usted roba y le pillan (o si Hacienda considera – con o sin razón – que usted lo ha hecho), le brearán a multas o lo encerrarán. Si un padre de la Constitución dice lo que le da la gana, a pesar de que no debe, le protegen y le esconden. Si El Agitador se ríe de lo que considera un descaro, le cae una multa de aquí te espero. La Constitución es un acuerdo entre españoles. La fortaleza de un acuerdo es directamente proporcional a la capacidad de las partes que lo suscriben de respetarlo. Si Miquel Roca puede publicar lo que le da la gana, pero El Agitador no, el trato se debilita. Si un más que dudoso derecho al ¿honor? de un fiscal se respeta por encima de la libertad de expresión, está en juego la solidez de la Constitución. Este tipo de actitudes, al igual que el empecinamiento de los políticos imputados en mantenerse en cargos públicos, destruye literalmente la fe en el sistema democrático. Porque ambas obligan al ciudadano a abrir los ojos a una realidad obstinada en aparecer por mucho que intenten disimularla: no todos somos iguales ante la ley. Y si la Constitución dice lo contrario, desgraciadamente se equivoca. Está a punto de agotarse el mar. El mar de la paciencia del ciudadano. Ahora cada signo que nos envían los responsables de gestionar esta realidad es un adelanto ominoso del simulacro de estado democrático que nos espera. Es hora de pensar en alternativas, mientras nos preguntamos ¿era esto lo que votamos?


LOS NADIES

Foto: Juanmi Alemany

Texto: Eduardo galeano

Sueñan las pulgas con comprarse un perro y sueñan los nadies con salir de pobres, que algún mágico día llueva de pronto la buena suerte, que llueva a cántaros la buena suerte; pero la buena suerte no llueve ayer, ni hoy, ni mañana, ni nunca, ni en lloviznita cae del cielo la buena suerte, por mucho que los nadies la llamen y aunque les pique la mano izquierda, o se levanten con el pie derecho, o empiecen el año cambiando de escoba. Los nadies: los hijos de nadie, los dueños de nada. Los nadies: los ningunos, los ninguneados, corriendo la liebre, muriendo la vida, jodidos, rejodidos. Que no son, aunque sean.

Que no hablan idiomas, sino dialectos. Que no profesan religiones, sino supersticiones. Que no hacen arte, sino artesanía. Que no practican cultura, sino folklore. Que no son seres humanos, sino recursos humanos. Que no tienen cara, sino brazos. Que no tienen nombre, sino número. Que no figuran en la historia universal, sino en la crónica roja de la prensa local.

Los nadies, que cuestan menos que la bala que los mata.

25


mareas Junio

Julio

Agosto


ADOLFO AREIZAGA

“FONDO_MARINO� Los sonidos del verano son sonidos lejanos, de tardes calurosas a la orilla de un mar, me clava sus espinas, sangra y me da pena sangro y me doy pena.

28


MARGÒ WIESSMAN

“El_CIElO_sObRE_El_AguA” “Hago el amor contigo y lloro. Te tragas mis lágrimas para mantenerme en tu soledad. Me cuentas historias sobre el mundo del mar y estoy temblando. Me arqueo... debajo de mí está el universo en miniatura. Los hombres se vuelven sordos, mudos... son estériles, se estrellan entre ellos o desaparecen. Me quedo desolada en medio de esta playa donde se alargan las sombras, penetrando la Noche. Pegada a ti... desnudos... nuestra piel huele a arena y conchas...la vida... el misterio. Nuestra historia está escondida en lo profundo del océano... entre las olas, sirenas y barcos de piratas... Mis cabellos se quedan en tu boca... la luz de la puesta del sol llena la playa y ya no sé quién soy.”

29


PABLO FIUZA

“lA_sIMEtRíA_EN_lOs_ElEMENtOs” El mar, el mar y tú, plural espejo,

El mar y tú, su mar, el mar espejo:

De la suma de instantes en que creces,

el mar de torso perezoso y lento

roca que escala el mar con paso lento,

del círculo de imágenes del año,

tu cuerpo que en la luz abre bahías

nadando por el mar, del mar sediento:

pilar de sal que abate el mar sediento,

retengo un mes de espumas y de peces,

al oscuro oleaje de los días.

el mar que muere y nace en un reflejo.

sed y vaivén y apenas un reflejo.

y bajo cielos líquidos de estaño

Octavio Paz. 30


RONN BALLANTYNE

“sAlINAs�

La sal para surcar la senda

y todas las estatuas,

oblicua de la noche y no perderse,

la sal sin mesura,

la sal para encender la sed

repartida, multiplicada

del mundo y volver a convocar

para resucitar este pan reseco

la lluvia, esa sal que nos abandona

de palabras, estas espigas

con cada parpadeo,

condenadas antes de asomar.

la sal de todos los ojos

De Noche sin clausura, Laura Giordani 31


ELADIO FRIAS

“lAs_MANtAs_DE_CAlEtA_bAjA” En Gran Canaria tenemos un punto de inmersión llamado “Caleta Baja” situado en la punta de Galdar, en el cual todos los años tenemos la visita de estos majestuosos animales. Es una experiencia única bucear entre ellas viendo ese maravilloso vuelo que tienen con la parsimonia y tranquilidad que nos trasmiten al pasar tan cerca de nosotros con esa delicadeza que les caracteriza.

32


ALBERTO FERNANDEZ DE AGIRRE

“KERAlA” “Cada día, al ocaso, las gentes de este lugar se congregan para contemplar la caída del Sol. Perdidos en un rincón del Índico, guardan silencio y asisten sobrecogidos al ciclo del Tiempo. Un instante que no existe, porque a todo crepúsculo le espera una alborada. Ni uno es un final, ni otro es comienzo, simplemente es la prueba de que la existencia es puro movimiento. Mareas altas, fuertes marejadas, vientos de popa y calmas chichas. Navegamos luego existimos.”

33


INGE KOETZIERVANHOOFF

“sin título”

34

Ven y dame unos labios

Subo a la última tabla

con sabor a neopreno,

antes del anochecer

Dame una boca

para encumbrarme

llena de sal.

en tus primaveras.


Revista NU2 · Nº29  

Revista en donde el protagonista absoluto es el mar con contenidos sobre arte, cultura y medio ambiente .

Read more
Read more
Similar to
Popular now
Just for you