Page 1

magellan De viajero a viajero

Año 5 - Nº40

BRETAÑA

CATALUNYA

MISTERIOS, CASTILLOS Y ACANTILADOS

BAJO EL SOL DEL PENEDÈS

PORTUGAL

ÁFRICA 365 DÍAS DE VIAJE EN MOTO

CUATRO DÍAS EN LISBOA

JAPÓN

EL CAMINO DE KUMANO KODO

1


magellan De viajero a viajero

De viajero a viajero

magellan

Año 5 - Nº40

EDITORIAL BRETAÑA

CATALUNYA

MISTERIOS, CASTILLOS Y ACANTILADOS

BAJO EL SOL DEL PENEDÈS

PORTUGAL

ÁFRICA

Año 5 - Nº40 - Junio 2019

365 DÍAS DE VIAJE EN MOTO

CUATRO DÍAS EN LISBOA

JAPÓN

Editor Fabrizio Rodilossi fabrizio@magellanmag.com Redacción Laura Fabregat redaccion@magellanmag.com Director de marketing Riccardo Lamberto comunicacion@magellanmag.com Redes sociales Gonzalo Paraíso redes@magellanmag.com Publicidad publicidad@magellanmag.com Han colaborado en este número Luis Gago Txema González Allende Yolanda Peris Nicolás Jarne Bueno Isabel Ruiz Suscripciones Suscríbete y te mantendremos informado sobre la salida de cada número y acerca de todas las novedades de Magellan. Contacto Tel. +34 680624660 info@magellanmag.com Web www.magellanmag.com

‘Magellan’ no se hace responsable de los artículos firmados por los autores. Foto de portada: Japón. Armonía paisajística de la cascada Nachi y la pagoda Seiganto-ji (Luis Gago)

EL CAMINO DE KUMANO KODO

1

Seguimos viajando…

Q

ueridos lectores, como habréis podido comprobar en esta ocasión el nuevo número de la revista ha llegado con otra periodicidad. En los últimos meses el equipo de Magellan nos hemos dedicado por completo al resideño y mejora de nuestra web de noticias a fin de poder ofreceros nuevos contenidos en nuestra versión digital, y manteneros informados con una frecuencia casi diaria de todas las novedades viajeras a nivel de destinos del mundo. Nuestra voluntad ha sido la de seguir ofreciendo la plataforma de la revista para que sigáis compartiendo vuestros diarios de viaje únicos, y a la vez potenciar la web para que podáis contar con la mejor información sobre noticias y destinos. Nos complace llegar a los meses de verano con un número muy especial que una vez más nos lleva de viaje por el mundo; a lugares muy lejanos o a pequeñas realidades muy cercanas. Seguimos recorriendo miles de kilómetros gracias a las notas de vuestros cuadernos o dispositivos móviles, que luego transformáis en relatos únicos con los que compartís experiencias y aventuras que son las que permiten que sigamos viajando… Ahora que muchos de vosotros preparáis maletas os recomendamos incluir vuestro particular cuaderno de bitácora que a lo mejor a la vuelta os inspira ese relato que ya estamos deseando leer. ¡Feliz verano a todos!


¡Suscríbete gratis a Magellan!

Te mantendremos informado sobre la salida de cada número y de todas las novedades de la revista

¡Suscríbete!


SUMARIO

BRETAÑA PENEDÈS

LISBOA

JAPÓN

ÁFRICA

12

06 Noticias Damos un repaso a las noticias y even-

de viajes 10 Apps Las apps aconsejadas para facilitar la vida

tos más destacados que han tenido lugar alrededor del mundo.

del viajero. Este mes proponemos 4 nuevas apps para organizar mejor tu viaje.

mejor foto de mi viaje 08 La Brasil, Val d’Aran, Ámsterdam y Paso

Camino de Kumano Kodo 12 Japón: Una experiencia espiritual única atrave-

Stelvio son los lugares en el punto de mira de nuestros lectores este mes.

sando una red de caminos sagrados en un verdadero viaje en el tiempo.

4


SUMARIO

22

46

38

54

castillos y acantilados 22 Misterios, Viaje en coche por la Bretaña, una de las

por África en moto 46 Viajando Aventura sobre dos ruedas, en un viaje

más fascinantes y cautivadoras regiones de Francia.

que es mucho más que recorrer una sucesión de lugares.

el Sol del Penedès 38 Bajo Un destino para perderse, descubrir,

Sobre ruedas 54 Lisboa: Cuatro días descubriendo la capital

explorar, aprender, disfrutar y quedarse con ganas de más.

portuguesa en mi primer viaje en soledad.

5


NOTICIAS Tráfico en la cima Uno de los lugares en los que nadie se hubiera podido esperar jamás que tendría que hacer cola, se ha convertido ultimamente en uno de los puntos con más afluencia de montañeros del planeta. La majestuosa cima del Everest a la que hace algunos años solo llegaban los más preparados y profesionales alpinistas se ha convertido en un lugar de peregrinación de aventureros procedentes de todas las partes del mundo. Un verdadero peligro que en esta última ocasión se ha cobrado incluso varias vidas.

Tras los pasos del Conde de Montecristo Hasta el 26 de octubre de 2019 se puede visitar una de las islas más fascinantes del archipielágo Toscano, se trata de la célebre isla de Montecristo donde Alejandro Dumas ambientó su novela más famosa. Un lugar de naturaleza privilegiada al que podrán acceder un número máximo de 2000 visitantes por año. Este límite de acceso es precisamente para proteger la biodiversidad de la zona.

Nadar a 220 metros de altura Un hotel de lujo será el enclave privilegiado de una “infinity pool” ubicada en la última planta del alojamiento, y que según sus creadores será la piscina más espectacular del mundo. La principal singularidad de esta piscina será su revestimiento en polimetilmetracilato que permitirá que tanto los bordes como el fondo de la misma sean completamente transparentes. Dentro de muy poco será posible disfrutar de las mejores vistas de Londres entre brazada y brazada.

6


NOTICIAS Llega el primer hotel cápsula a España El pasado mes de mayo abrió sus puertas en Bilbao Optimi Rooms, el primer hotel de cápsulas del país. Es el primer alojamiento en España que imita los célebres hoteles de cápsulas japoneses pioneros en este tipo de alojamientos. En total, 50 cápsulas con capacidad para 64 personas. 36 de ellas serán cabinas individuales, y habrá otras 14 dobles. Las “estaciones de descanso”, como las llaman sus creadores, tienen total privacidad gracias a una puerta corredera e incluyen pantallas de televisión multimedia, tocador graduable, ventilación renovable, despertador lumínico, caja fuerte, enchufes y extintor.

Premio de Booking.com para Hoteles Heritage Lisboa La cadena hotelera Hoteles Heritage Lisboa ha recibido el premio ‘Héroes de la Hospitalidad 2019’ otorgado por Booking.com. Valores asociados con la excelencia en el servicio son la cultura de la cadena hotelera Hoteles Heritage Lisboa, donde la atención al cliente es su premisa fundamental. Esto sólo se logra con el compromiso de todos los empleados, que en su mayoría llevan trabajando más 15 años en esta cadena hotelera. Cada año, los premios Booking.com homenajean a aquellos hoteles que destacan como héroes de la hospitalidad. Las puntuaciones, que se basan en todas las críticas que aparecen en la website durante los últimos dos años, han reconocido internacionalmente la excelencia del servicio de los Hoteles Heritage Lisboa. Este galardón ha sido fruto de la combinación del buen hacer de sus empleados y la recuperación del patrimonio histórico de los edificios que forman la cadena.

El Sonar calienta motores Uno de los más esperados festivales de música electrónica y experimental del panorama musical europeo ya tiene preparada la programación de su 26 edición. El festival que se celebra en Barcelona entre el 18 y 20 de julio ofrecerá más de 140 conciertos repartidos entre los nueve escenarios del Sónar de Día y Sónar de Noche.

7


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Brasil, Angra dos Reis, Ilha das Palmeiras

Antoni Pujol

Val d’Aran, Estany Long, Circ de Colomers

Roser Sales

8


LA MEJOR FOTO DE MI VIAJE

Envíanos tu mejor foto a: fotos@magellanmag.com

Ámsterdam

Marina Rios

Italia, Paso Stelvio

Jordi Busquets

9


APPS DE VIAJES

Playea

Omio

Playea es un app perfecta para los amantes de la playa. Incluye más de 3.400 opciones para localizar la playa que mejor se ajusta al gusto de cada viajero. Playas familiares, para jovenes, con bandera azul, playas nudistas, playas para ir con mascotas. Además el servicio de gelocalización permite saber cuales son las playas más cercanas a cada zona, así como la información meteorológica da la playa elegida.

Omio permite al viajero poder comprar su titulo de transporte entre más de 800 empresas asociadas a esta app. Vuelos, trenes, o autobuses de 15 paises europeos (de momento!) que aparecen tras una sencilla búsqueda. Un sistema de pago seguro con Apple Pay, PayPal, SOFORT o tarjeta de crédito que facilitian la vida del viajero que evita las colas y accede a la compra de su billete con un simple click.

PhraseMates

Journi

Una app que contiene millones de frases en inglés, chino, japones, español, francés, alemán, italiano, portuguñes, farsi y khuzdul. Mucho más que un diccionario o traductor, ya que su filosofia nace de la voluntad de compartir conocimientos entre usuarios de los diferentes idiomas en una gigantesca torre de Babel 2.0 al alcance de todos.

Journi es una inigualable compañera de viaje que se convierte en la memoria de los mejores momentos vividos. Gracias a esta app se puede elaborar facilmente un album de fotos con notas y comentarios, y crear y sincronizar timelines en todos los dispositivos. Se puede usar sin conexión y cada usuario decide si quiere manterner en privado sus historias o compartirlas.

10


magellan De viajero a viajero

Disponible gratuitamente en el App Store

Lee Magellan a travĂŠs de su exclusiva app Disponible tambiĂŠn para otros sistemas operativos en la App gratuita PressReader:


VI AJ ER O A BL O G UE RO DE

Una peregrinación a través del tiempo Una experiencia espiritual única en Kumano Kodo la red de caminos sagrados de Japón TEXTO Y FOTOS LUIS GAGO FECHA DEL VIAJE OCTUBRE DE 2017

12


Entrada al recinto sagrado de Hongu Taisha

P

oca gente sabe que España y Japón están unidas por un vínculo milenario. Estas dos tierras tan lejanas y diferentes entre sí comparten el honor de contar con las rutas de peregrinación más antiguas del mundo declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO. Tras haber realizado el Camino de Santiago, como buen gallego, me aventuré hasta Japón para cumplir mi sueño de ser un Peregrino Dual, una de las pocas personas que han completado ambos Caminos. Quería vivir dos experiencias espirituales completamente diferentes, superando los retos de atravesar paisajes tan dispares y poder contemplar por mi mismo y fotografiar los principales lugares de estas dos rutas sagradas. Para ello viajé más de 10.000 kilómetros hasta llegar a la prefectura de Wakayama, en la península de Kii, al sur de Kyoto, que

13


Rocas de Hashigui Iwa en Kushimoto

es donde se encuentra esta red de caminos conocida como Kumano Kodo. Llena de montañas envueltas en niebla y de bosques impenetrables, esta tierra parece haberse detenido en el tiempo. Atrás queda el Japón futurista de las grandes ciudades. Wakayama es un viaje a un mundo de leyendas y tradiciones, un verdadero túnel del tiempo hacia el pasado de una de las culturas más misteriosas del planeta. El origen de la peregrinación a Kumano se difumina entre mitos y leyendas. Según la tradición, Yatagarasu, un cuervo mitológico de 3 patas, guió al primer emperador de Japón a través de este impenetrable paisaje montañoso. Desde entonces, esta ruta lleva

siendo recorrida por cortesanos, samurais, ascetas y últimamente peregrinos y viajeros venidos de todo el mundo. Muy acorde con la filosofía y mentalidad japonesa, y al contrario que la ruta jacobea, el Kumano Kodo puede comenzarse desde cualquier lugar y no tiene un punto final de llegada. Lo importante es que la persona recorra varios lugares sagrados de igual importancia válidos para completar esta ruta de peregrinación. Así pues, se puede elegir el orden en el que visitar los 3 grandes santuarios de la ruta conocida como Kumano Sanzan: el Kumano Hongu Taisha, el Kumano Hayatama Taisha y el Kumano Nachi Taisha.

14


Existen varias opciones para poder obtener la acreditación oficial del Kumano Kodo: • Ir a pie desde Takijiri-oji a Kumano Hongu Taisha (38 km). • Ir a pie entre Kumano Nachi Taisha y Kumano Hongu Taisha (30 km) • Ir a pie desde Hosshimon-oji a Kumano Hongu Taisha (7 km) y visitar Kumano Hayatama Taisha y Kumano Nachi Taisha • Ir a pie desde Koyasan a Kumano Hongu Taisha (70 km) Aunque hay que recorrer menos kilómetros para completar estas rutas que los 100 km mínimos requeridos por el Camino de Santiago, en Wakayama el terreno presenta un mayor grado de dificultad. Al atravesar zonas de montaña, la inclinación del terreno es bastante elevada y en algunas zonas llega a suponer un esfuerzo físico considerable. A ello hay que añadir la climatología, ya que las estaciones están muy marcadas, con veranos muy calurosos e inviernos fríos y con nieve. Además en esta zona de Japón las lluvias son frecuentes. Por todo ello, es importante ir convenientemente preparado para esta aventura. 7 lugares imprescindibles del Kumano Kodo: KOYASAN

El monte Koya es una de las montañas más sagradas de todo Japón, y sede del budismo shingon, una de las principales sectas religiosas creada por el monje Kobo Daishi hace más de 1200 años. Aquí podrás alojarte en una habitación tradicional de tatami en un monasterio budista y presenciar los rezos matutinos de los

15

DNI DEL BLOGUERO

Nombre: Luis Apellidos: Gago De: A Coruña (España) Edad: 43 años Blog: www.destinoikigai.com Dejé atrás el traje y la oficina para dedicarme a lo que me hace feliz: recorrer el mundo y especializarme en la fotografía de viajes. Tras varios años de trabajo y muchas aventuras, hoy mis fotos aparecen en diversos medios de comunicación y forman parte de exposiciones. También imparto talleres y conferencias para viajeros, fotógrafos y bloggers. Viajar es una de las experiencias más enriquecedoras de la vida, y mi misión es inspirar y ayudar a otros a hacerlo posible. Instagram: @destinoikigai Facebook: @destinoikigai Twitter: @luisgagophoto


Oraciones al amanecer en un shukubo, monasterio budista de Koyasan

Estancia de oración en uno de los monasterios budistas de Koyasan

monjes, toda una experiencia digna de ser vivida. En Koyasan se erigen más de un centenar de templos, siendo los más antiguos los pertenecientes al complejo de Danjo Garan. Pasea entre pagodas de vívidos tonos rojizos, santuarios de madera dedicados a las deidades sintoístas y jardines de rocas meticulosamente diseñados. Adéntrate en el cementerio de Okunoin y recorre la ruta hasta el mausoleo Okunoin Gobyo, donde se cree que Kobo Daishi sigue meditando desde hace siglos. Por el camino que serpentea entre gigantescos cedros que ocultan el sol se encuentran miles de tumbas y mausoleos de piedra que se extienden en

16


todas direcciones, impresionando al visitante con la energía invisible que emana de este lugar. TAKAHARA

También conocida con el acertado nombre Kiri-no-sato (pueblo en la niebla), esta aldea cuenta con unas vistas increíbles de las montañas vecinas mientras las nubes se arremolinan a su alrededor creando formas y figuras. Esta quizá sea una de las estampas más características del paisaje de Wakayama, oculto entre las leyendas y el misterio. KUMANO HONGU TAISHA

Este santuario se sitúa en el corazón de varias de las rutas del Kumano Kodo, y una de las visitas obligadas para cualquier peregrino

que viaje a Wakayama. Hasta 1889 el santuario estaba situado en Oyunohara, a las orillas del río Kumano, pero tras una gran inundación se decidió trasladarlo hasta su ubicación actual a una altura mayor. En Oyunohara quedan sólo unos pocos vestigios de piedra marcando el lugar original, y un moderno arco torii de 34 metros, el más grande del mundo. En su nueva ubicación, y tras unas largas escaleras de piedra, el Homotsuden o salón del tesoro aparece ante nosotros en todo su esplendor, y justo detrás, tras una imponente puerta de madera, se encuentra el santuario de Hongu Taisha con sus techos de corteza de árbol. Un conjunto armonioso donde se combinan los tonos marrones de la madera y los dorados de los adornos y remaches.

Vista de Oyunohara en Hongu Taisha

17


Última hoja del otoño en Hongu Taisha

KUMANO HAYATAMA TAISHA

Tablilla ema en el santuario Asuka de Shingu

Aquí se encuentra también un hito de piedra con el símbolo del Camino de Santiago, señalando los 10.755 km que lo separan de la Catedral compostelana.

En la desembocadura del río Kumano se encuentra la ciudad de Shingu, que alberga otro de los 3 santuarios sagrados del Kumano Sanzan. Hayatama Taisha destaca por su combinación de colores rojos y blancos, lo que lo hace muy llamativo y agradable a la vista. En este área hay muchos ejemplos de sincretismo entre la fe budista y las creencias sintoístas, que honran a las deidades de la naturaleza conocidas como kami. Por ello dentro del complejo de Hayatama Taisha también se venera a uno de los árboles más antiguos de Japón, el árbol Nagi.

18


GOTOBIKI-IWA

Sin salir de la ciudad de Shingu puede visitarse otro lugar de veneración de gran importancia: el santuario Kamikura construido en la roca Gotobiki-iwa. Para llegar hasta allí hay que ascender más de 500 escalones de piedra desgastados por el tiempo, pero el esfuerzo habrá valido la pena. En lo alto espera una enorme roca redondeada que marca el lugar donde las 3 deidades de Kumano descendieron desde los cielos. Desde aquí, además, puede disfrutarse de una fantástica panorámica de la ciudad de Shingu y el Océano Pacífico.

Entrada al templo Hayatama Taisha

Roca Sagrada de Gotobiki Iwa en Shingu

19


DAIMON-ZAKA

Uno de los tramos más hermosos y espectaculares del Kumano Kodo se encuentra a poca distancia de Kumano Nachi Taisha. Un sendero de piedras cubiertas de musgo atraviesa un bosque de cedros gigantes. A medida que se avanza por el camino aparece ante el peregrino una enorme escalinata de 600 metros de largo, cuyos primeros escalones aparecen flanqueados por dos colosales Daimon-zaka, peregrinos con ropas tradicionales de la época Heian

cedros de 800 años, llamados Meoto-sugi, la pareja casada. KUMANO NACHI TAISHA

El tercero de los lugares espirituales que componen el Kumano Sanzan se encuentra en la ladera de una montaña con vistas privilegiadas a la pagoda del templo Seiganto-ji y la Nachi-no-Otaki al fondo, la cascada más grande y bella de Japón. Este lugar ya era venerado antes de que se construyeran los templos budistas, ya que la fe sintoísta consideraba esta cascada sagrada, como un símbolo de los dioses descendiendo desde los cielos a este mundo. Estos son sólo algunos de los múltiples lugares que cautivarán al viajero que se adentre en esta tierra de dioses, leyendas y cultura milenaria. Los secretos del Kumano Kodo te esperan entre la niebla. v

Torii en Nachi Taisha

20


21


VI AJ ER O A BL O G UE RO DE

Misterios, castillos y acantilados Viaje en coche por la Bretaña, una de las más fascinantes y cautivadoras regiones de Francia TEXTO Y FOTOS TXEMA GONZÁLEZ ALLENDE FECHA DEL VIAJE 2012

22


La Roche Bernard

B

retaña es una tierra de fuerte identidad y de leyendas. Acantilados salvajes, costas rocosas, misteriosos bosques… la riqueza natural de la región es excepcional y también alberga un importante patrimonio arquitectónico. Recorremos durante estas dos semanas esta fantástica región que no deja de sorprendernos a cada paso. Partimos de Bilbao en coche de madrugada y llegamos a La Roche-Bernard, un pueblo situado en un promontorio rocoso, con un pequeño puerto en el río Vilaine. Las mejores vistas se obtienen desde la parte alta del pueblo hacia el otro lado del río desde el mirador de ‘site du rocher’. Nos fuimos a Penéstin, una península rodeada de playas y acantilados. Cerca visitamos el castillo de Suscinio un precioso castillo bretón que ofrece preciosas vistas. Cambiamos de aires

23


Castillo de Suscinio

y nos fuimos a Vannes, una ciudad con un casco antiguo con mucho carácter. Vimos un montón de rincones pintorescos en todas las calles de su parte vieja. Las murallas son impresionantes, y unos jardines discurren bajo las mismas.

Empezamos un nuevo día visitando el cercano Auray. Auray están en la cima de una colina y la ciudad portuaria de Saint Goustan, en la orilla del río Auray. Bajamos al río por una calle muy pintoresca y cruzamos un bonito puente de piedra. Callejeamos un poco por San Goustan, por la orilla Vannes del río. Vimos casas de entramado de madera y rincones muy pintorescos. Nuestro siguiente destino fue Carnac, famoso por sus increíbles alineamientos de antiguos menhires. Tres campos - Ménec, Kermario y Kerlescan - contienen alrededor de 3.000 megalitos alineados y allí hicimos una visita guiada. Nos acercamos a la vecina playa

24


DNI DEL VIAJERO Nombre: Txema Apellidos: González Allende De: Bilbao (España) Edad: 45 años Ingeniero, fundador del blog de viajes TravelEchoes. Enganchado a los viajes desde que tengo uso de razón. Aunque ahora con niños tengo que plantear los viajes de otra manera seguimos viajando cada vez que podemos. Me encanta viajar en coche a mi aire porque me da mayor libertad y también soy un apasionado de la fotografía, otra afición que se complementa perfectamente con la de viajar. Blog: www.travelechoes.com Facebook: @TravelEchoes Twitter: @TravelEchoes Instagram: @TravelEchoes

de La-Trinité-sur-Mer donde hay un pintoresco islote de arena en medio de la misma al que se puede acceder caminando por una estrecha lengua de arena. Y cerca de allí llegamos a la punta de Kerbihan, donde una solitaria casa en una roca nos ofrece una estampa idílica. En la península de Quiberon vimos el Fuerte de Penthièvre. Llegamos a la población de Quiberon, donde hay un agradable puerto con un castillo y una larga playa de arena. Por último nos acercamos en coche hasta la Pointe

du Conguel una zona de arenales donde un saliente de la costa comunicado por un istmo ofrece espectaculares paseos por una zona de playa virgen. Para acabar el día pasamos por los pueblecitos de Kervihan, Kerne y Kerniscop. Al día siguiente cogimos el primer ferry a la preciosa isla de Belle-île-sur-Mer. Pasamos sin coche y alquilamos uno muy sencillito en la isla, que sale mucho más barato. Llegamos al encantador puerto de Le Palais. Hay muchas playas que parecen caribeñas por el color de las aguas. Paramos en la punta de Taillefer donde hay una buena colección de restos de búnkeres. Tras ver preciosas calas llegamos a Sauzon, un pueblo con casas de colores. Seguimos con el coche hasta la Punta des Poulains, uno delos lugares más bonitos de la isla. Hay un paseo precioso hasta el faro por una zona mezcla de playas y acantilados y llegamos a la playa de Ster-Vras, una cala rodeada de formaciones rocosas. Vimos la cercana Grotte de l’Apothicaire, una gran cueva de mar. Un poco más al sur visitamos la playa de Port-Donnant, la más bonita dela isla. Subimos al faro de Goulphar. Y un poco más al sur, cerca de Le Vazen encontramos Les Aiguilles de Port-Coton, una zona de acantilados con varias rocas en la costa cercana. Pasamos por el pequeño pueblo de Locmaria, muy pintoresco con sus casitas blancas y su iglesia. Dormimos en la isla y regresamos en el primer ferry de la mañana. Visitamos Port-Louis, un pueblo que tiene una fortaleza en forma de estrella, y Hennebont, con unas bonitas murallas y un par de puertas monumentales. Seguimos hasta Quimperlé. Tiene un centro muy bonito,

25


Puerto de Sauzon

Castillo de Keriolet en Concarneau

Port Louis

con calles que contienen algunas casas de entramado de madera medievales. Le Faouët es otro pueblo con un asombroso mercado cubierto situado en una plaza sobre la colina. Después nos dirigimos a Pont-Aven, famosa

por los antiguos molinos situados a lo largo de las orillas del tranquilo río Aven. Al día siguiente visitamos el puerto y la ciudad amurallada de Concarneau sobre una pequeña isla y rodeada por fuertes murallas. La parte

26


antigua se encuentra en una isla rocosa a unos metros de la costa en el puerto y se accede a ella por un bonito puente levadizo. También visitamos en la afueras el precioso castillo de Keriolet, un precioso edificio en una colina sobre el pueblo. Nuestra siguiente parada fue Benodet, con una gran playa de arena, y un montón de calas rocosas. Seguimos con Quimper, una de las ciudades más importantes de Bretaña. Paseamos por las calles adoquinadas del casco antiguo a lo largo del río Odet, la parte más interesante de la visita. Y desde allí nos dirigimos hacia la costa oeste de Bretaña, una de las partes más bellas y salvajes. Penmarch es el extremo suroeste de Bretaña, y lo mejor de esta zona es su paisaje costero. Lo primero que hicimos fue visitar el enorme faro de Eckmühl. Las vistas que ofrece de la costa son excepcionales. Algo más al norte visitamos la Pointe de la Torche, una lengua de tierra que se adentra en el mar entre dos enormes arenales. Nos desviamos al interior para ver la capilla gótica aislada de Tronoën. Junto a

Locronan

ella se encuentra uno de los más antiguos y más bellos calvarios en Bretaña. Llegamos a Audierne, con un precioso puerto y paseo marítimo, rodeado de casas impresionantes. Seguimos por la costa entre pequeños pueblos, calas y acantilados, y llegamos a la pointe du Raz, uno de los lugares emblemáticos de la costa bretona. La Pointe du Raz se caracteriza por la presencia de un pintoresco faro en un islote frente al cabo Sizun. Además todo el cabo en sí es una zona preciosa de acantilados, vegetación… y está preservado como uno de los Grandes Sites de Francia. Al norte seguimos hasta la preciosa Baie des Trépassés y la Pointe du Van, una versión menor de la punta de Raz. Nos alejamos un poco de la costa para visitar Pont-Croix, una población muy atractiva, con edificios destacados como la Iglesia Colegiata de Notre-Dame de Roscudon. También estuvimos en Douarnenez. El Quartier du Vieux Port es la zona más pintoresca. Empezamos un nuevo día visitando un pueblo sacado de un cuento de hadas, el pequeño Locronan. Es realmente pequeño,

27


poco más que una plaza mayor y unas pocas calles, pero es el pueblo más bonito de Bretaña probablemente. Tras la visita nos fuimos a Pleyben para ver su recinto parroquial. Los recintos parroquiales de Bretaña son famosos por sus pintorescos y curiosos adornos, obras de una belleza sin igual. Aquí estamos ya en el parque natural de Armorique. Además del paisaje compuesto por granjas y bosques destaca la pintoresca costa. MénezHom al comienzo de la península de Crozon nos encantó por sus amplias vistas panorámicas. La península de Crozon fue nuestro destino siguiente dentro del parque. Visitamos la aldea de Le Faou, entre los pueblos más bellos de Francia. Tras dejar la preciosa aldea, el paisaje es más espectacular a medida que nos desplazamos hacia el oeste, siendo

su punto culmen las vistas en Pointe de PenHir. También paramos en Camaret-sur-Mer. En la pequeña punta de Chateau de Dinan encontramos otro precioso arco en el mar que lleva a una bonita península rocosa que se asemeja a un castillo. Landerneau con el Pont de Rohan y las casas con fachadas de pizarra construidas sobre el propio puente fue nuestra última parada ese día. Tras desayunar hicimos una breve parada en Brest, la ciudad más importante en la costa bretona. Es una ciudad sin demasiado que ver, así que seguimos hasta Le Conquet, un bello pueblo de pescadores y el Fort de Bertheaume, un precioso fuerte en un islote. También vimos una preciosa playa hacia Kermorvan llamada la Plage des BlancsSablons. El faro en el extremo de la península

Pueblo de Le Conquet

28


Roscoff

Kermorvan es otro lugar que nos encantó. Al sur de Le Conquet visitamos la Pointe StMathieu con vistas espectaculares y un puñado de edificios interesantes. Seguimos por la costa hacia el norte y paramos en la isla de Sègal a la que en realidad se puede acceder andando, las playas de Lampaul-Plouarzel, donde hay un istmo de tierra con playas a ambos lados, o la isla de Melon, otro bonito paraje de la costa, o la pequeña península de Saint Laurent, también accesible por un pequeño istmo con playas a ambos lados. Otro lugar fantástico que encontramos fue Kelerdut, donde se pueden ver una serie de islotes en una bahía con otro faro en una roca separada de la costa. En Meneham encontramos una típica casa bretona encerrada entre

rocas. Seguimos hasta Brignogan-Plage y Plounéour-Trez. Empezamos el día en Porz Meur, cerca de Plouescat donde hay una serie de arenales, dunas y playas realmente bonitos. Llegamos a Roscoff, uno de los pueblos con más encanto de Bretaña. El centro de Roscoff se encuentra en torno al puerto de pesca tradicional. Tiene algunas agradables calles empedradas y algunos edificios históricos interesantes, además de un pintoresco muelle. El vecino Saint-Polde-Leon es un bonito pueblo cuyo centro está algo separado de la costa y tiene una imponente catedral. Muy cerca de Saint-Pol llegamos a Carantec, donde paseamos por una sucesión de islotes que se adentran en el mar en un paisaje maravilloso de dunas, rocas,

29


pequeñas calas… Desde Carantec se puede ver también el pintoresco castillo de Taureau situado en islote. De allí nos movimos a Morlaix, un pueblo donde hay un puerto en un entrante del mar que parece un río, y una serie de calles con edificios de entramado de madera. En Guimiliau, un pequeño núcleo rural, vimos otro precioso recinto parroquial como el de Lampaul-Guimiliau y el de Saint-Thégonnec . Al día siguiente reservamos una visita al pintoresco castillo de Taureau, en un islote en medio del mar. Fue una excursión maravillosa. El castillo es una especie de mazmorras coronadas por una terraza superior. Tras regresar a puerto pusimos rumbo a Beg an Diben, una pequeña aldea de Plougasnou. Es una zona de costa con una pequeña isla a la que se puede

acceder a pie en marea baja y una preciosa punta rocosa desde donde hay buenas vistas de la costa. Otra zona en la que paramos fue la punta de Primel, y llegamos a Lannion, con su bonito centro histórico. Y desde aquí empezamos el recorrido por la magnífica costa de Granito Rosa. Va desde Plestin-lesGreves a Louannec. Este tramo de treinta kilómetros de costa rocosa tiene unas rocas de color rosado y un mar turquesa con playas de arena fina. La parte más espectacular es la que va de Perros-Guirec por Ploumanac’h hasta la playa de Tregastel Plage, a donde pusimos acceder caminando por el sendero costero. En Tregastel al final de la Baie Sainte Anne está la Ile Renote, una excelente playa con rocas espectaculares. En Plougrescant vimos una de las más pintorescas imágenes

30

Faro de Mean Ruz en la Costa de Granito Rosa


Tregastel

de la costa: el Castel Meur, una casa de piedra con rocas a cada uno de sus lados. La atracción principal en Perros-Guirec es la ruta costera que seguimos hacia el pueblo de pescadores de Ploumanac’h y hasta la playa de Saint-Guirec, que parte del camping de Perros-Guirec. Allí llegamos a uno de los puntos más fotografiados de Bretaña, el faro de Mean Ruz. Nos dirigimos a la Península de Plougrescant, donde al oeste de la Pointe de Château el tramo que va desde la formación rocosa de Le Gouffre hasta el muelle de Kericu es espectacular. Pasamos después por Treguier, un pueblo donde vimos algunas bonitas casas de piedra y otras de entramado de madera y nos dirigimos a Portrieux, con un curioso

un puerto interior y un edificio de entramado de madera medieval, la Casa de la Tour conocida como la Torre Eiffel por su altura. Dimos un pequeño paseo por Paimpol, que tiene un puerto bastante bonito con casas de colores y otras de piedra. En Saint-Brieuc, el centro de la ciudad con la catedral y las casas de entramado de madera medievales son lo más interesante. Desde el cercano mirador de Pointe des Roseliers, la bahía de Saint-Brieuc revela una maravillosa vista. Desde aquí fuimos hacia el interior a visitar Moncontour, un enclave pintoresco, coronado por su bonita iglesia y una buena parte de sus murallas originales. Tras este paréntesis regresamos a la costa a Dahouët, un pequeño puerto abrigado. El lugar es un tesoro natural. La Pointe

31


Fort La Latte

Saint Malo

32


de la Guette separa Dahouët de Le Val-André y allí pudimos ver un oratorio y una mesa de orientación en la punta. Llegamos al cabo de Erquy, otra zona de costa muy bonita. En el acantilado debajo del cabo se encuentra el encantador puerto de Erquy. También hay buenas playas que se extienden a lo largo de la bahía más hacia el este. La costa es maravillosa y se van extendiendo diferentes arenales hasta que llegamos al cabo Frehel al este, un enclave privilegiado en la costa bretona, tanto por su preciosa naturaleza como por otros elementos históricos. Llegamos caminando hasta la punta de la península donde hay dos faros. El más alto, de 30 m de altura, tiene 145 escalones que nos permitieron llegar a lo más alto para obtener excelentes vistas de todo el litoral. Y otra visita que se hace indispensable

en esta zona es Fort La Latte. Cruzando el puente levadizo la visita a las torres y mazmorras fue una gran manera de terminar la excursión a Cap Frehel. Seguimos la carretera por la costa y pasamos por varios pueblos con playas y un impresionante estuario en SaintBriac-sur-Mer. En Saint-Lunaire paramos en la Pointe du Décolle, un saliente de la costa elevado con una gran cruz que ofrece buenas vistas a ambos lados. Así llegamos a Dinard, el resort más importante de la Costa Esmeralda. Algunos de los mejores ejemplos de las casas del siglo 19 se pueden ver a lo largo de la orilla del mar. Desde la Pointe du Moulinet hay magníficas vistas de St Malo, nuestro siguiente destino. Con su impresionante casco antiguo amurallado rodeado de playas seguimos los dos Castillo de Josselin

33


km a pie alrededor de las murallas que rodean la ciudad. Todo el casco es muy homogéneo con elegantes casas de granito gris y las calles bastante estrechas. Tras ver el centro accedimos caminando en marea baja a la isla cerca de la Plage de l’Eventail que alberga el Fuerte Nacional. Desde allí empieza una playa enorme hacia el este. Además en el otro lado, al oeste, están las islas de la Grand Bé y el Petit Bé, accesibles en marea baja y con preciosas vistas. Desde allí seguimos hasta la Pointe du Grouin, un acantilado rocoso con impresionantes vistas de la costa. Nos dirigimos hacia Cancale, un pequeño puerto en la bahía en frente del Mont Saint Michel conocido por los criaderos de ostras de su costa. La zona más interesante es el puerto donde paseamos por

un espigón con un faro y por el paseo donde se suceden los restaurantes que ocupan antiguas casas de pescadores. Tras el paseo por Cancale nos dirigimos a Dol-de-Bretagne, una hermosa ciudad medieval, con un casco antiguo bien conservado. No nos entretuvimos mucho y seguimos hasta Dinan, uno de los pueblos con más encanto de Bretaña. Dinan es una impresionante ciudad amurallada situada en una colina con vistas al río Rance. Las murallas que rodean la ciudad están bien conservadas, y cubren casi tres kilómetros. Sólo pudimos caminar sobre las propias murallas en una pequeña zona habilitada. La Torre del Reloj es una antigua torre con grandes vistas de la ciudad. Tras visitar toda la zona vieja nos dirigimos por una preciosa calle hasta la zona

34


Puerto de Cancale

baja donde se ubica el puerto, otro lugar muy típico. En el puerto te da la sensación de estar en un puerto medieval con su colección de preciosas casas. Visitamos el castillo de Combourg, un castillo de planta robusta. El resto del pueblo no tenía mucho que ver así que seguimos hacia Fougères, una bonita población histórica que alberga un pintoresco castillo y unas extensas y muy bien conservadas murallas. Desde la Place aux Arbres, que es un jardín público, se tienen también muy buenas vistas del castillo de Fougeres y la ciudad medieval por debajo de los jardines. Seguimos un sendero que empieza aquí y va hasta el barrio medieval. El paseo por las murallas es para no perdérselo ya que es lo mejor del pueblo porque las vistas

son preciosas y las murallas espectaculares y muy extensas. Siguiente parada: Vitré, otra histórica población fortificada en la cima de una colina. Cuenta con un casco antiguo muy bien cuidado, con un montón de calles estrechas con casas medievales. En la parte superior encontramos un castillo y la iglesia de Notre-Dame. El castillo es un edificio imponente con muchas torres y se accede a través de un puente levadizo. De aquí nos desplazamos a Rennes, la capital de Bretaña. No es lo que yo llamaría una ciudad con encanto pero si tiene algunas cosas que merecen la pena, principalmente en el casco antiguo. Nos desplazamos al bosque de Brocelandia, el bosque mágico asociado a las leyendas del rey Arturo. Es una zona boscosa bastante

35


bonita y donde hay algunos puntos de interés como el castillo de Comper cerca de Concoret. Hicimos una ruta hasta el mirador del Val Sans Retour. Muy por encima del valle, se encuentra la Rocher des Faux. Acabamos en Paimpont que es un pueblo con una calle principal de cabañas de piedra y una abadía junto al lago. Visitamos el Castillo de Trécesson, un castillo medieval con imponentes muros rodeado de un bonito lago. Ya terminando nuestro recorrido por estas espectaculares tierras nos fuimos a Josselin. Es un pueblo muy pintoresco en un entorno encantador junto al río Oust. Lo más interesante del pueblo es el impresionante castillo. Paseamos por el centro histórico de Josselin, lleno de calles estrechas con bonitas casas

de entramado de madera, y la basílica. Continuamos hasta Malestroit, una pequeña y pintoresca población medieval. En el canal pudimos ver las barcazas que amarran cerca del centro de la ciudad. En el cercano La Gacilly,.las calles son realmente pintorescas y están perfectamente conservadas, repletas de artistas y artesanos de todo tipo. La última visita de nuestro viaje a Bretaña fue otro pintoresco pueblo, Rochefort-en-Terre, una aldea en un promontorio elevado clasificada como uno de los más “bellos pueblos de Francia”. El centro es básicamente una pintoresca plaza principal y una calle que cuenta con algunas bonitas casas antiguas, unas pocas de entramado de madera. Y así emprendimos el viaje de vuelta, hasta Bilbao. v Iglesia parroquial de Malestroit

36


37


Bajo el Sol del Penedès Un destino para perderse, descubrir, explorar, aprender, disfrutar y quedarse con ganas de más TEXTO Y FOTOS YOLANDA PERIS FECHA DEL VIAJE 01/06/2019 A 02/06/2019

38


E

n ocasiones descubrimos nuevos destinos de manera casual, y redescubrimos lugares que tenemos cercanos mucho más tarde que países lejanos a los que hemos dedicado muchos viajes de nuestra vida. Es así, y creo que es algo que nos pasa a muchos de nosotros. Mi reciente historia de amor con el Penedès empezó de manera casual, navegando por internet mientras buscaba información sobre cursos de cocina. Curioseando entre diferentes páginas aterricé en la web de un encantador lugar: Wine and Cooking Penedès, que de manera inmediata captó mi atención. No fue solo el hecho de que hicieran cursos de cocina, sino también la belleza y delicadeza del lugar, su entorno, la paz que esas imágenes respiraban y que me invitaba a conocer un sitio que desde que lo visité pasó a formar parte de manera inmediata de mis lugares

39


VINSEUM, Museo de las Culturas del Vino de Catalunya

Wine and Cooking Penedès

soñados. Gracias al interés por conocer el lugar me adentré en una región llena de sorpresas y contemplé unos paisajes que para mi, que soy una ferviente admiradora de la Toscana, tengo que decir que me hicieron volar de manera inmediata a tierras italianas, con la ventaja de estar a sólo 40 minutos de Barcelona.

La región del Penedès que incluye localidades tan importantes como Vilafranca del Penedès o Sant Sadurni d’Anoia que ofrece al viajero un sinfín de posibilidades para no defraudar. Historia, espectaculares carreteras que surcan hileras de viñedos en un deleite para la vista, bodegas de grandes marcas o productores locales que sorprenden con unos caldos que cortan la respiración, excelencias gastronómicas, y pequeños pueblos con encanto que destacan por la paz que aún en estos tiempos es posible disfrutar. En nuestro caso la escapada de fin de semana al Penedès tuvo mucho de ruta motera, y la enfocamos para poder disfrutar de algunas de las mejores carreteras panóramicas de la región que nada tienen

40


que envidiar a las bellas vías que cruzan el Chianti por ejemplo. El primer día de la estancia nos acercamos al gran mercado de Vilafranca del Penedès que cada sábado por la mañana llena de una actividad incesante todo el centro de la población. Una gran afluencia de visitantes que pasean entre puestos de todo tipo, avala la importancia de este mercado semanal en el que me a mi personalmente me gustó mucho hacer la compra de frutas y verduras, esas verduras que llegan directamente del campo y cuyo sabor nada tiene que ver con esas que encontramos en las grandes ciudades. En una visita a Vilafranca, y en función del tiempo a disposición, el viajero también puede optar por recorrer la ciudad siguiendo el itinerario modernista o el medieval. El itinerario modernista perfectamente señalizado en su recorrido, incluye una veintena de puntos de interés de esta corriente artística, que llega a la ciudad coincidiendo con el resurgimiento económico de la comarca tras el gran desastre provocado por la llegada de la filoxera a los viñedos europeos. Una bella manera de recorrer la ciudad a través de su legado modernista. Otro interesante itinerario es el que une los puntos de interés de la historia medieval de Vilafranca. Dos de los edificios más destacables de la época son el Palau Reial y el Palau Baltà. El Palau Reial, construcción de la época de Pedro III es uno de los puntos de interés de la ciudad, no sólo por tratarse de un patrimonio histórico muy importante sino porque actualmente acoge en su sede el VINSEUM, Museo de las Culturas del Vino de Catalunya.

Basílica de Santa Maria

La Basílica de Santa Maria, la Casa de la Vila o el Claustro de Sant Francesc son otros de los lugares de interés de este atractivo recorrido medieval por la historia de Vilafranca. Como las distancias son más bien cortas entre los varios puntos de interés de la población, se puede destinar el sábado por la mañana a visitar el mercado de Vilafranca y realizar alguno de sus itinerarios culturales, y luego emprender marcha hacía Sant Sadurni d’Anoia donde se puede disfrutar por ejemplo de la excelente gastronomía de El Centre. Uno de los más bellos y singulares restaurantes que yo he visto nunca, y donde un antiguo teatro de la localidad ha

41


sido reconvertido en un increíble espacio gastronómico que fascina tanto por su cocina, como por su decoración y por sus vistas. Sales del restaurante sin saber que es lo que más te ha sorprendido del lugar. Para los amantes del chocolate, y golosos en general, Sant Sadurni ofrece otra parada casi obligada con su famoso Museo del Chocolate – Simon Coll. Una experiencia sensorial para aprender lo más importante de este dulce manjar, y para degustar las especialidades de una firma que inició su andadura

en 1840. Una visita a medida de grandes y pequeños y una estupenda manera de seguir disfrutando del Penedès. Continuando con el recorrido por la comarca es evidente que no podemos marcharnos sin visitar alguna de las bodegas que salpican la región, y que han hecho de esta zona un destino vitivinícola de referencia. Cuando estas planeando tu visita, te das cuenta de que es realmente difícil escoger una entre las decenas que hay en el Penedès, pero afortunadamente con la ayuda de Marta, la increíble anfitriona de nuestra estancia en Wine and Cooking, descubrimos una joya que nos encantó sin lugar a dudas. La bodega Giró del Gorner, a la que se llega paseando entre viñedos desde el alojamiento, no es únicamente un lugar de increíble belleza por su privilegiada ubicación, es también creadora de algunos de los vinos más deliciosos que yo he probado en mi vida.

42


DNI DEL VIAJERO Nombre: Yolanda Apellido: Peris De: Barcelona (España) Edad: 54 años

Castillo Sant Martí Sarroca

A los amantes de los buenos caldos y del excelente cava recomiendo una visita por sus bodegas de la mano experta de Marta (no confundir con la propietaria de Wine&Cooking!), uno de los miembros de la

Me apasiona viajar, siempre me ha gustado. Respirar en casa el ambiente de los viajes desde bien pequeña fue sin lugar a dudas el detonante de esta pasión. Mi paraíso soñado al que volvería una y mil veces (y al que confío volver pronto) es cualquiera de los maravillosos lugares del oeste de Canadá. También amo profundamente Italia y todas las veces que vuelvo a cualquiera de sus ciudades o pueblos siento sin lugar a dudas que estoy en mi segunda casa.

Iglesia románica de Santa María de Sant Martí Sarroca

43


Vista panorámica desde las bodegas Giró del Gorner

gran familia Giró, quien con su entusiasmo contagioso y sus conocimientos hace de la visita una experiencia inolvidable. Si el tiempo acompaña nada mejor que completar la visita a la finca con un picnic acompañado de los vinos de la casa, en un entorno en el que parece que el mundo se haya parado, tal es la sensación de paz y de belleza que rodea el lugar. Para disfrutar del domingo y poder conocer algunos de los bellos pueblos y carreteras panorámicas del Penedès nuestro itinerario motero nos llevo a recorrer una esplendida ruta panorámica hacía Sant Marti Sarroca, que nos permitió también disfrutar de pequeñas y bellas localidades de la comarca como Torrelles de Foix, Vilobi del Penedès i Sant Pau d’Ordal. En cualquier caso nos han quedado muchas visitas por hacer, y ya

estamos planeando una nueva ruta, para conocer lugares imprescindibles como el Conjunto Monumental del Castillo de Olèrdola, que hoy en dia acoge una de las sedes del Museo de Arqueología de Catalunya, el Castillo de Gelida, o el Monasterio de Santes Creus, entre otros. Para quien quiera conocer la zona de la mano de verdaderos expertos os recomiendo contactar con mis amigos de Penedes Lovers, y os aseguro que vais a disfrutar de la experiencia. A lo mejor algún día un afamado director de cine descubre la región y decide que el lugar sea escenario de un exitazo de taquilla que sitúe en el mapa mundial a esta increíble comarca con tanto que ofrecer. Mientras eso pasa los afortunados que estamos cerca seguiremos disfrutando de inolvidables momentos “Bajo el Sol del Penedés”… v

44


45


365 días viajando por África en mi moto Aventura sobre dos ruedas, en un viaje que es mucho más que recorrer una sucesión de lugares TEXTO Y FOTOS NICOLÁS JARNE BUENO FECHA DEL VIAJE 2017-2019

46


A

manezco escuchando voces femeninas, anoche acampé a oscuras y no sé muy bien donde estoy… Asomo la cabeza por la tienda y veo que estoy pegado a un camino por el que cada mañana, las mujeres de la aldea cercana, transitan a primerísima hora en busca de agua, con la elegancia que solo está al alcance de las mujeres, portan en su cabeza con perfecto equilibrio los grandes cubos. Me miran extrañadas, algunas se ríen, otras aceleran el paso, saludo de igual manera a ambas, he ido aprendiendo que, ante cualquier encontronazo inesperado, lo mejor es saludar con efusividad y sonreír, así demuestras que te sientes cómodo allí y que no está pasando nada raro. Giro la cabeza y veo que he acampado en una zona repleta de cactus, probablemente sea esta la razón por la que me he despertado con la colchoneta deshinchada… Ya no pienso demasiado en las cosas que no tienen solución, por aquí no tiene sentido. Me subo a mi moto y deshago los 200 metros que me separan de la carretera, con la oscuridad de la noche anterior jamás lo habría adivinado, pero ahora puedo ver donde estoy, es una especie de estanque natural. Es temprano. Recorro los kilómetros de asfalto que me separan de mi siguiente destino, lleno el tanque de gasolina y dos botellas de 5 litros por si las moscas. Compro toda el agua que me cabe en la moto y arranco. No sé muy bien que me voy a encontrar. En el último pueblo antes de mi desvío pregunto por la ruta, pero nadie la conoce. Es lógico, ya

47


que, desde hace años, hay una carretera asfaltada que lleva al mismo destino y nadie usa ya el viejo camino. Teóricamente ambos llevan a la frontera con Namibia; uno en horas y el otro en días. Por experiencia sé que no encontraré ni gasolina ni agua por el camino, calculo que rondará los 400 kilómetros. Pueden sonar a pocos, pero por según donde, pueden llevar días o incluso semanas. Mi intención es adentrarme de pleno en territorio Himba. Son un pueblo seminómada que vive al norte de Namibia y al sur de Angola. Debido a las duras condiciones climatológicas de la zona se habían mantenido aislados del exterior, pero con el aumento del turismo en Namibia, han ido perdiendo su

forma de vida y adoptando hábitos de vida externos. Por lo que tengo entendido, el único lugar donde aún puedo llegar a encontrar tribus que todavía permanezcan aisladas, es en esta remota zona de Angola, a las afueras del que se cree que sea el desierto más antiguo de nuestro planeta: el desierto del Namib. Tras unos 30 k ilómetros aceptables comienza una pista estrecha, hecha polvo por la época de lluvias. La gente ha pasado de mirarme raro a mirarme con extremo asombro. Es buena señal, significa que me estoy adentrando donde pocos viajeros han ido antes. Conduzco durante las primeras horas por un estrecho camino. Me cruzo con muchas

48


más vacas que personas. Me llama la atención que, en esta zona, los pastores son niños que dudo que lleguen a los 10 años. En algunas ocasiones van dos o tres, imagino que el mayor les estará enseñando el oficio a los más pequeños. Sorprende la destreza con la que manejan el ganado, en alguna ocasión con un par de gritos-gruñidos y con ayuda de su vara, me los apartan del camino en cuestión de segundos. Avanzo las primeras horas saludando a niños pastor, algunos se asustan y se esconden detrás de algún árbol. A otros se les ilumina la cara con una sonrisa tan pura que solo los niños conservan. La moto va muy cargada, pero responde bien. Los caminos no son buenos, pero podrían ser peor. Recorro una media de 20 km por hora, no es mal ritmo para este tipo de lugares. Pasadas unas horas, dejo de ver gente. El camino, cada vez más difícil, serpentea entre montañas atravesando decenas de cauces de ríos secos. Afortunadamente estamos en estación seca y no llevan agua, pero son extremadamente arenosos. La arena suelta y las motos pesadas, nunca se han llevado demasiado bien… Va cayendo la noche y decido buscar donde acampar, llevo un buen rato sin ver poblados, a mi izquierda sube una pequeña ladera, toda esta zona está cubierta con unos árboles de la familia de las acacias. Pronto descubro que tienen unas espinas terribles. Conduzco esquivándolos casi todos, quedan pocos minutos de luz. Las puestas de sol son espectaculares por aquí. A causa del polvo en

DNI DEL VIAJERO Nombre: Nicolás Apellidos: Jarne Bueno De: madrid (España) Edad: xx años Llevo explorando África en mi motocicleta desde el 2017. Mi intención es encontrar el África más auténtica. El continente está mucho más desarrollado de lo que muchos pensamos, por lo que me esfuerzo mucho en encontrar lugares que aún no estén contaminados por la vida moderna. Web: www.ridemefive.com YouTube: @ridemefive Instagram: @ridemefive

suspensión, el cielo se pone en llamas durante unos minutos, es el país con las puestas de sol más bonitas de lo que llevo de viaje. Una de las cosas que más me está gustando de este viaje son los cielos nocturnos. Por este tipo de lugares tan remotos, el cielo te enseña más estrellas que a los demás y el brazo de la Vía Láctea luce con contundencia. Las aldeas son extremadamente simples. Por lo general en cada aldea viven miembros de la misma familia, protegida por una circunferencia construida con ramas de acacia. A la mañana siguiente, me topo con un poblado que está muy cerca del camino. Paro la moto a las puertas y me bajo. No tardan

49


en salir sus habitantes, deben ser unos 15 y se dirigen hacia mí con paso firme. Me fijo en que hombres mujeres y niños llevan un machete en la mano, cuando alcanzo a ver sus caras, veo rostros serios y el lenguaje corporal no ayuda. Comienza a latirme rápido el corazón y se me pasa por la cabeza salir de allí pitando, las señales que recibo no son nada amigables, pero me controlo y mantengo la sonrisa. Los primeros minutos son un poco tensos. Les saludo en portugués, tras unos segundos de silencio y asombro, me responden con poca fluidez. Poco a poco se va

relajando el ambiente y van dejando de lado los machetes. Los hombres visten nada más que una especie de falda, las mujeres llevan extraños peinados recubiertos de barro y visten de la misma forma. Los peinados aquí son muy importantes, denotan su lugar en la sociedad, revelan, entre otras cosas, si eres una niña o estas en edad de casarte, si ya estas casado o si has enviudado. Antes de irme, decido darles unos pocos Kwanzas, la moneda de Angola. Para mi asombro, se pasan los billetes de unos a otros con cara de sorpresa y los examinan con curiosidad, ¡No conocen su propia moneda! ¡Que

50


libertad más grande! me digo. Cada vez estoy más cerca… Vuelvo a mi motocicleta para adentrarme todavía más en territorio Himba. Cuanto más avanzo, más se estrecha el camino. No hay huellas de coches ni de motocicletas. En un par de ocasiones me planteo si será esta la pista correcta, ya que el camino se vuelve tan estrecho que parece desaparecer y se complica mucho durante algunos kilómetros. Está siendo una de las pistas más difíciles por las que he conducido hasta la fecha, tengo un par de caídas sin consecuencias.

Paso unas horas sin ver a nadie y me vuelven las dudas de si estoy yendo por el sitio correcto, o no si no son más que los restos de algún camino abandonado. El calor se hace notar, pero afortunadamente, aún me queda algo de agua. A lo lejos diviso una silueta, al acercarme, resulta ser un burro en el que van montados una niña de unos nueve años y su hermano, al que lleva enganchado a sus espaldas, debe tener poco más de 1 año. En tierra hay una mujer que parece ser la madre El burro está cargado con todo tipo de telas y recipientes hechos a mano. ¿A dónde irán? Les saludo en portugués: - Bom Día No responden, lo intento un par de veces más y no obtengo respuesta. La mujer dice unas palabras en su ininteligible idioma local, a los pocos segundos me doy cuenta de que no hay comunicación posible. Intento utilizar señas, pero aun así resulta complicado, por ejemplo, la seña de llevarse un tenedor a la boca, en todos lados se entiende como comida, pero en este caso para ella no significa nada. Me hace unas señas extrañas abriendo la boca y acercando el puño a esta, me cuesta un poco, pero intuyo que significará agua, saco una botella y se le iluminan los ojos, me queda poca agua y no tengo ni idea de cuánto camino tengo por delante, por lo que divido mi botella en dos y le entrego una. Acerca la botella a la boca del niño pequeño, parece estar dormido, les cuesta despertarle, le zarandean unas cuantas veces hasta que abre vagamente los ojos durante un par

51


de segundos para volverlos a cerrar. Detecto que hay algo extraño, parece estar muy débil, la madre consigue que se moje un poco los labios y le pasa la botella a su hija. Me fijo en que la niña tiene un ojo blanco, en Nigeria vi en chimpancés algo similar, era un virus que les termina dejando ciegos del ojo, es muy joven para perderlo me digo. Es bastante tímida, en muchas ocasiones les doy miedo a los niños, dudo bastante que haya visto a algún blanco antes. Bebe sin respirar hasta que la madre le quita la botella para terminarse con ganas los últimos tragos. Intento preguntarles su nombre, normalmente si me señalo y diciendo - Nico, y luego les señalo a ellos, entienden que les estoy preguntando el nombre, en este caso tampoco funciona. Me doy cuenta de que estamos tan lejos culturalmente, que ni la comunicación por señas es efectiva, rara vez había visto esto antes.

Me preocupa el niño, no tiene energías ni para beber, pero su madre y su hermana no parecen preocupadas, sonríen a ratos y no le dan importancia, si ellas están tranquilas, será que todo va bien me digo, por lo que paso el tema por alto. El calor que hace allí es tremebundo, no hay casi sombras en las que refugiarse, el sol por esta zona del planeta no da tregua y el polvo te reseca aún más la boca. Está siendo bastante duro para mí, que tengo agua, comida y estoy medianamente preparado. No me quiero imaginar lo que tiene que ser viajar por estos lares en burro, a esa edad y por lo que parece, sin agua… No consigo averiguar de dónde vienen ni a donde van, pero más tarde descubriré que el siguiente poblado está a unos 30 kilómetros de allí… Tras un agradable rato con esta familia, me subo a la moto. Me invade una sensación

52


extraña, la situación en sí, es dura, pero lo que más me choca es ver al niño tan débil y a su familia tan tranquila… Durante los siguientes kilómetros hay un pensamiento que no para de menearse dentro de mi cabeza, al cabo de un rato me doy cuenta de lo que está pasando. Puede que yo lo esté enfocando mal, tal vez esté pensando de una manera demasiado occidental. En ese momento me viene a la cabeza una conversación que mantuve hace un par de semanas en Luanda, la capital del país. Me contaron que Angola tiene una de las mortalidades infantiles más altas del mundo. A día de hoy uno de cada cinco niños, no llega a cumplir los 5 años, es una cifra estremecedora, pero hasta el momento no era más que una cifra en mi cabeza, como otras tantas… Soy de los que necesitan ver para entender la magnitud de las cosas, durante el viaje he ido escuchado historias de mortalidad infantil, hay algunos pueblos que no ponen nombre a sus hijos hasta que no cumplen los 5 años, prefieren no cogerles demasiado cariño, por lo que pueda pasar… Es entonces cuando me doy cuenta de que sus caras sonrientes me han confundido, probablemente el niño no estuviera bien, pero aquí la vida funciona de una manera muy diferente y muy sencilla; si genéticamente eres lo suficientemente fuerte para superar las infecciones, heridas y enfermedades que te encuentres en tus primeros años de vida y además tienes algo de suerte, sobrevives, de lo contrario, mueres. Dicho así, suena duro, pero en muchas partes de África es su día a día, el ser humano se

adapta prácticamente a cualquier situación, por dura que sea… Al igual que nosotros somos conscientes de que a todos y cada uno de nosotros, algún día se nos agotará el tiempo, y de que es un hecho inevitable. Ellos han asumido que uno de cada cinco hijos se les va a morir antes de cumplir 5 años, es ley de vida, lo aceptan como normal, no es agradable, pero así son las cosas. Es simplemente un rasero distinto, creo que al final las cosas son lo que son, por como las asumimos, no por lo que son. Este tipo de experiencias, por duras que sean, son las que vengo buscando, me ayudan a poner ligeramente las cosas en perspectiva, no vengo con la osada intención de buscar respuestas, me conformo con encontrar preguntas, y estas situaciones hacen que me surjan muchas… v

53


Sobre ruedas Cuatro días descubriendo Lisboa en mi primer viaje en soledad TEXTO Y FOTOS ISABEL RUIZ FECHA DEL VIAJE NOVIEMBRE 2012

54


4

días me esperaban en la capital de Portugal y nada me hacía pensar que esa escapada se iba a convertir en algo más. Salí desde Málaga en autobús hacia Madrid con los nervios que se presuponen cuando un viaje comienza y sin imaginar que algo en mí cambiaría a mi regreso. ME DISPONÍA A HACER MI PRIMER VIAJE SOLA

No lo busqué, no era el plan que en un principio había pensado junto a una amiga. Fue la continuación de una organización que no quise dejar atrás. Con amiga o sin ella estaba decidida a salir de viaje. TRANSFORMÉ LISBOA EN UNA REALIDAD Y SE CONVIRTIÓ EN EL COMIENZO DE UNA CARRERA

Nunca antes había planificado un viaje de la forma que preparé este. Día a día escribía en una libreta lo que conocería de la capital lisboeta, sin demasiados detalles pues también quería sorprenderme, pero para cuando llegué ya me sonaban y podía reconocer muchas direcciones y fotografías. Salí de Málaga por la tarde y a Madrid llegué alrededor de las diez de la noche, había calculado el tiempo perfecto para trasladarme hasta la estación de Chamartín donde cogería un tren a Portugal que salía a medianoche. ¡QUÉ MARAVILLOSO MEDIO DE TRANSPORTE ES EL TREN!

Quizás sea díficil de comprender que prefiera desplazarme en un tren durante más horas de las que dura el avión. El gigante con alas le resta esa pizca de romanticismo que aún hoy

55


se mantiene cuando se viaja por carretera o en tren. Se llega más rápido sí pero también se disfruta menos y era más barato. Dormí, leí, vi una película, escuché música y... SOÑÉ QUE ESTABA REALIZANDO LO QUE DESCONOCÍA QUE IBA A SER EL CENTRO DE MI VIDA

No tenía ni idea que la tenía, pero ahora que lo recuerdo en el momento en que el tren paró en la estación de Rossio y se bajó todo el tren, o al menos en el vagón en el que yo me encontraba se quedó solo conmigo, la intuición del viajero hizo que aguantara y permaneciera hasta la siguiente. Al ver a tanta gente por la ventanilla arrastrando sus maletas por un momento me asaltó una duda: ¿será esta la estación? Busqué el mapa, saqué mi billete y el tren continuó la marcha, no sin antes confirmar al personal que la estación Santa Apolonia sería la siguiente. Esa era mi parada.

Serían las seis y media de la mañana cuando desembarqué en una capital que estaba a punto de enamorarme. Sí, me enamoró. Poco a poco y con cada acontecimiento Lisboa me fue atrapando y hoy en día sólo busco repetir ese sentimiento. Después de un primer café en la estación de Santa Apolonia me dispuse a buscar el metro para llegar al popular barrio de Chiado, conocido por ser el barrio de los poetas donde se encontraba el hostel donde me alojaría los siguientes 3 días. Decidir mi alojamiento fue de nuevo otra intuición viajera; entre una larga lista de posibilidades encontradas en la web, su nombre captó mi atención desde el primer momento: LISBON POETS HOSTEL

Situado en la Rua Nova da Trindade número 2 en una quinta planta fue la primera sorpresa con la que Lisboa me bendeció la

56


visita. Según había visto en el mapa el hostel se encontraba próximo a una esquina y yo pensé en todo momento que aparecería, no sé por qué, en la esquina contraria, cuando acabando de subir los últimos escalones del metro enfrente de mí apareció una escultura de un poeta del siglo XVI, Antonio Ribeiro y a su izquierda una de las cafeterías más típicas y tradionales de la capital, Brasileira do Chiado donde cual cliente perenne y congelado se encuentra sentado el mismisimo Fernando Pessoa. Justo arriba de la famosa cafetería se encuentra Lisbon Poets Hostel. A las siete de la mañana me encontraba llamando al timbre de mi primera vez en un hostel, ese nuevo concepto de albergue con un diseño moderno y juvenil donde compartir habitación es algo más que dormir, un lugar donde se respiraba creatividad, cultura, ganas de aprender y de compartir. UN LUGAR QUE ME RECIBIÓ CON UNA SONRISA Y ME DESPIDIÓ CON AMABILIDAD

Como había llegado muy temprano aún no se había levantado nadie y no podía entrar ni ver la que sería mi habitación y mi cama, así que dejé la maleta en el cuarto de maletas y lavandería y Pedro, que creo recordar es como se llama el recepcionista que me recibió, me enseño y me explicó el funcionamiento de todo. Después de un rato haciendo las primeras fotos con mi nueva réflex que por fin había conseguido tener y que fue uno de los motivos por los que no me eché atrás en mi empeño de seguir con el viaje, leí que justo en el día de mi llegada se realizaba un walking tour desde el hostal y esperé y esperé

DNI DEL VIAJERO Nombre: Isabel Apellido: Ruiz De: Mälaga (España) Edad: 38 años En este viaje comencé una nueva pasión: la fotografía y desde Lisboa decidí compartir mis experiencias viajeras y mi aprendizaje a través de mi blog: www.lacapsulaviajera.info y mi canal de youtube del mismo nombre. En Lisboa inicié el viaje más importante de mi vida.

para poder hacerlo y tener la oportunidad de compartir con otros mi viaje. No pudo ser. No caí en la cuenta que en Lisboa es una hora más y yo seguía con la hora española con lo que me cansé de esperar y decidí salir a reconocer el terreno tal como llegué, sola. (caí más tarde en lo del horario). Para comenzar la aventura recorriendo Lisboa sólo me bastó salir a la plaza y ver que el famoso tranvía 28 pasaba por delante así que decidí coger la dirección de donde venía y eché andar llena de ilusión por capturar todo con la cámara que estaba estrenando y dejar una huella que se guardaría en 16 GB. Sin haberlo planeado, en ese primer paseo descubrí justo lo que escribí en mi libreta: el Teatro Nacional de Sao Carlos, la Catedral

57


Chiado

Sé que hallé cuando pensaba que por ahí no iba a ningún sitio. Desde la Catedral subí al Castelo de Sao Jorge, al que no entré porque me pareció caro, y lo rodeé paseando por unas calles encantadoras que podría jurar que se trataba del barrio judío o árabe. El Miradouro Santa Luzia fue el primero de los siete balcones que tiene la ciudad que descubrí así sin querer y por fortuna. Después de este estrené el tranvía 28 que me llevó de vuelta al punto de partida para conocer al fin mi habitación, darme una ducha y prepararme para mi primera noche en Lisboa que transcurrió como el día caminando esta vez en dirección hacia la Plaza Lluis Camoes, andé y andé hasta terminar la calle y descubrir el edificio de la Asamblea, construcción que vería más tarde y de día.

Amanecí temprano y me dirigí a conocer el Parque de las Naciones, ese lugar elegido para celebrar la exposición mundial de 1998, el primer sitio donde vi un parque musical y donde disfruté durante dos horas en el Oceanario de Lisboa (muy recomendable). Regresé por la tarde temprano al hostel y me concedí un regalo: ojeando una revista de agenda cultural y de eventos de la ciudad me enteré que se estaba celebrando en el Teatro Doña María II una nueva edición de teatro brasileño y sin pensarlo demasiado salí hacia la Praça Dom Pedro IV y me puse a la cola para comprar una entrada para la obra que tocaba. No hablo portugués, ni mucho menos brasileño pero el teatro tiene esa magia que te permite comprender todo con pocos elementos. SATISFECHA POR LO CONSEGUIDO Y CONTENTA POR LO ANDADO DESCANSÉ FELIZ EN LISBOA

Tercer día en la capital portuguesa y me preparaba para visitar el otro motivo que me llevó hasta allí. Por 5 euros la entrada el Museo da Marioneta (Rua da Esperança, 146) merece mucho la pena. Si eres amante del teatro como yo y te apasionan las marionetas, ¡no te lo pierdas! Para llegar a él salí por una estación pequeñita pero con encanto, la estación de Cais do Sodré y que cerca había una zona que parecía de pescadores con buenas vistas al Puente 25 de Abril, un puente colgante

58


parecido al de San Francisco que atraviesa el río Tajo. Sin ninguna dirección ni ningún plan establecido caminé por una gran avenida que resultó ser la de Dom Carlos I y que me llevó hasta un gran edificio blanco, la Asamblea Nacional y como un segundo regalo viajero, sólo para mí, disfruté de un cambio de guardia. Desde allí, Lisboa ya la sentía muy cómoda y fácil de recorrer a pesar de sus cuestas. Hacia el barrio de los poetas, por el camino descubrí un nuevo mirador, el Miradouro de Adamastor que solo fue el principio para descubrir otro de los grandes, el Miradouro Sao Pedro de Alcántara ya que con anterioridad ya vi otro de los más populares que fue el Miradouro de Engracia. Sobre ruedas iba el viaje, me sentía muy cómoda en la ciudad y me adapté rápido a su ritmo de vida. Estaba encantada en Lisboa

y cuando mejor me encontraba tenía que empezar a decirle adios. El tren salía al anochecer con lo que tenía toda la mañana para despedirme y regresé a la Avenida do Liberdade donde se encuentra el Hard Rock Café, un auténtico museo de la música donde disfruté de un rico café, paseé por Rossio, volví al Teatro Maria II, subí al Elevador de Santa Justa y desde ese antiguo acensor y por unos minutos admiré la ciudad que me despertó de mi letargo. Desde la Praça do Comercio comencé a pensar en La Cápsula Viajera. 4 años después aquí sigo caminando para dejar huella, una huella para compartir con el mundo, un mundo para capturarlo en fotografías, fotografías que se aprenden viajando y viajando es mi ruta para que todo vaya sobre ruedas. Con un viaje comenzó un sueño y viajando quiero continuarlo. v Rossio

59


Zanzibar

en imágenes Algunas de las playas más bellas del mundo están aquí. Hermosas extensiones de arenas blancas y unas aguas cristalinas que hacen de este rincón de África un regalo para los sentidos. Fotos: Riccardo Lamberto

60


61


#deviajeroaviajero

¿Te animas a compartir tu viaje? Envíanos tu historia junto a las mejores fotos y verás tu relato publicado en uno de los próximos números de Magellan.

¡Es muy fácil participar! Entra en www.magellanmag.com, accede a la sección Tu Viaje y sigue las instrucciones para el envío del material.

¡Atrévete!

Profile for Revista Magellan

Revista de viajes Magellan Nº40  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Japón: El camino de Kumano Kodo Bretaña: Misterios, castillos y acan...

Revista de viajes Magellan Nº40  

Magellan, revista de viajes y turismo. Travel magazine. En este numero: Japón: El camino de Kumano Kodo Bretaña: Misterios, castillos y acan...