Issuu on Google+


La Boda del Año de

Ximena y Gerardo Por: Alfredo Gaytán Sin duda la boda del año fue la de Ximena y Gerardo, un sueño hecho realidad para la feliz pareja. En donde cada detalle fue de la elección de Ximena, coordinado por la organizadora de eventos Sary Suárez. El gran evento tuvo múltiples actividades, comenzando con la presencia de la reconocida fotógrafa zacatecana Carolina Acevedo, quien realizó una sesión fotográfica de los novios en casa de Ximena, en donde, de igual forma, se realizó la ceremonia civil, lugar al que asistieron única y exclusivamente familiares y amigos, los cuales a su llegada, pintaban su pulgar para plasmarlo en un lienzo y de manera simbólica representar la unión y los buenos deseos para esta nueva pareja. Terminado el evento, se ofreció una ronda de canapés y bebidas para después continuar la fiesta con una tradicional callejoneada por las principales calles de la ciudad.


Como punto de partida, la gente se dio cita en Plaza de Armas, donde familiares y amigos fueron llegando en los ya conocidos “Turi-bus� de la ciudad. A su llegada, los invitados recibieron morrales, paliacates y los tradicionales jarritos. Al ritmo del tamborazo, la gente bailaba y disfrutaba de un paseo por los callejones de Zacatecas, hasta arribar a la Alameda donde los invitados disfrutaron de una rica cena.


El día tan esperado por fin llegó, Ximena y Gerardo unirían su vida ante dios para siempre. Los preparativos comenzaron desde muy temprana hora, comenzando con el peinado y maquillaje de Ximena, a cargo de la reconocida Yari Mejía, quien la hizo lucir espectacular; al mismo tiempo, George Salón, tuvo a su cargo a Martha de Bañuelos, mamá de la novia, así como a sus pajes y su hermana Paulina Bañuelos; mientras que Marko Estética, se encargó del peinado y maquillaje de la mamá y hermana del novio. Terminado el arreglo, los papás de Ximena dieron su bendición con una emotiva charla para esta nueva etapa de su vida. La sesión fotográfica continuó a cargo de Carolina Acevedo, en el Museo Rafael Coronel, para capturar el momento especial en el que Gerardo ve por primera vez a Ximena vestida de novia, luciendo un hermoso vestido de Benito Santos. De igual manera, se contó con la presencia de la familia para la sesión fotográfica con los novios.


Partiendo del Museo Rafael Coronel, rumbo a la iglesia, Ximena sali贸 en carroza jalado por dos hermosos caballos frisones, y pasando por las principales calles del centro hist贸rico de la cuidad. A las 19:00 hrs, la ceremonia religiosa tuvo lugar en el Templo de Santo Domingo, en donde se vivieron momentos muy emotivos, pues el sacerdote, hizo que los novios se jurar谩n amor eterno con la mano en el coraz贸n de cada uno de ellos. Al finalizar la misa, los asistentes lanzaron globos al cielo, despidiendo a la feliz pareja y deseando un nuevo porvenir y los mejores deseos.


El ruedo del Hotel Quinta Real, fue el lugar indicado para llevar esta boda de ensueño. En el patio de suites, los padres de los novios recibieron a los invitados con un coctel de bienvenida, donde la original decoración sorprendió a los asistentes. Ximena y Gerardo entraron a la recepción con la música de fondo “Viva la Vida” de Coldplay, luces robóticas, chisperos y una ola de aplausos, recibieron a los ahora esposos. Un emotivo brindis, realizado por la feliz pareja, dio paso al servicio de banquete en el que los invitados disfrutaron de exquisitos platillos, sin olvidar la melodía de fondo a cargo del grupo “Arco y Lira”. La recepción tuvo una hermosa mesa de postres, donde el singular pastel fue uno de los elementos principales en está celebración. En las pantallas, se proyectó una semblanza de los novios, para así dar inicio a su primer baile. Posteriormente los padres de Ximena y Gerardo fueron llamados a la pista para que disfrutaran de un conmovedor baile con sus hijos, para dar inicio a la fiesta. Durante la velada, los novios complacieron a los invitados con nieve de “La Ermita”, tradicional de Jerez; una cabina fotográfica en donde se podían tomar divertidas fotos; pantunflas y pasminas, además de divertidas rondas de shots y el servicio trasnochador que hizo que el evento continuará hasta el amanecer. Sin lugar a dudas, la boda de Ximena y Gerardo estuvo llena de detalles inigualables e inolvidables, evento que será recordado por los asistentes como la mejor boda del año.



Boda Ximena y Gerardo