Page 340

340

Película papel

1

En la era del cine digital, caracterizada por la desaparición del soporte analógico, la democratización de las prácticas, la diseminación del medio en el espacio social, el filme descubre nuevos avatares, puede que nuevos modos virtuales de enunciación. Ya se trate de la conferencia ilustrada, practicada por numerosos artistas al modo del explicador del cine de los primeros tiempos, del filme inacabado como instalación o de la interpretación de guiones no realizados, por artistas contemporáneos, la experiencia fílmica se transforma en objeto de actos performativos en el sentido de Austin1. ¿Puede realizarse un filme enunciándolo? ¿Puede el papel ser soporte de un filme virtual?

2

Un filme existe a menudo, antes de ser rodado, de forma tradicional, bajo la forma guión, definida por Pasolini como “como estructura que quiere ser otra estructura”2. ¿Sería el guión, desde ese punto de vista, un documento performativo? Es llamativo observar las formas singulares que puede adoptar. Algunos guiones escapan a las formas tradicionales del «script» para adquirir su propia autonomía literaria, a imagen de las cinenovelas de Robbe-Grillet. De inspiración surrealista o dadaísta, guiones no pensados para ser realizados reivindican a veces su estatus de simples bocetos poéticos (Robert Desnos, Antonin Artaud, Benjamin Fondane). Con motivo del centenario del nacimiento del cine, Christian Janicot reunió un buen número de esos proyectos, en su Anthologie du cinéma invisible3. Encontramos también collages de inspiración fílmica. Citemos el famoso proyecto de László

Revista CIA Nº 4