Issuu on Google+

+ Museo recargado El Mali cumple 60 años y se renueva para llegar a todo el país

+ Vik Muniz en Lima ¿Puede un plato de tallarines convertirse en una obra de arte?

+ Especial Arquitectura Rockstars del diseño, edificios futuristas y objetos de deseo

1 de febrero de 2014 Anís Samanez

S/.20 #152

Anís Samanez

Retrato de una novel diseñadora


4 4491 794 4491 / 966/402 966148 402 148 info@arquificio.com.pe info@arquificio.com.pe

CONSTRUCTORA CONSTRUCTORA INMOBILIARIA INMOBILIARIA


Bitácora

Por María Jesús Zevallos / Subeditora

Agéndame La necesidad de un pedacito de orden en una vida caótica por elección El día veinte del mes pasado, compré una agenda. Para aquel que me conoce, el desorden está entendido ya casi como una virtud que he cultivado toda mi vida. Odio las labores domésticas y las practico sólo cuando surgen de un instinto de supervivencia. Solo en casos extremos. Mi descuido no queda, sin embargo, en mi casa. Mi escritorio en la sala de redacción suele ser un huayco de libros, temarios, revistas y botellas o latas de cafeína pura disfrazada de algo menos tóxico. Usar la misma ropa dos días seguidos para ir al trabajo también se ha convertido en algo cotidiano, y a estas alturas la visibilidad de mi descuido me importa tanto como ver el próximo episodio del último programa concurso que haya sacado X o Y canal nacional. Pero la agenda. La bendita agenda. Había estado buscando una desde antes de que caduque el año. Fui a buscar una bonita, que no tenga dibujos animados en sus interiores ni consejos sobre cómo vivir mejor mi soltería. Tampoco quería una que parezca como si algún banco me la hubiese regalado. Solo buscaba una agenda simple, sobria, útil. Fui a aproximadamente ocho librerías y a alguna que otra tienda a buscarla. Pedí a algunas amigas que me acompañen para no perder las esperanzas. Pero no aparecía. Aparentemente, los smartphones han hecho obsoletas las agendas para la gente de mi edad. Los días pasaban, las reuniones seguían, y mi desesperación crecía. En el caos que son las aproximadamente veinte horas que estoy despierta, aquel cuaderno con días designados era todo lo que tiene sentido. Y no lo tenía. Saber qué debo hacer. Cuándo debo hacerlo. Tenerlo escrito me da la confianza de que lo recordaré. Y, para alguien cuyo referente genético grita pérdida de memoria y probable demencia senil; para una chica de veintisiete que se olvida de las cosas a los tres minutos de haberlas escuchado y que cada vez tiene más problemas explicándose porque olvida las palabras que necesita para expresarse, esa agenda representa la sanidad que necesito mantener en mi vida para que esa demencia senil no se convierta en demencia de adulto jóven. Seguí mi búsqueda. Necesitaba una agenda. No una libreta ni un cuaderno de apuntes. Una agenda que ya esté hecha a medida, mapeada por el resto del año para que lo único que tenga que hacer sea apuntar las actividades pendientes. Y la encontré. Una agenda morada en medio de decenas de agendas con cóndores que hablan, brujas buenas y otras gigantes y marrones que algún abogado compraría más tarde. Fueron más de treinta días de búsqueda, pero valieron la pena. Escribir los pendientes, pero más que eso, tachar lo que ya logré terminar, es incluso más satisfactorio que haber terminado lo que tenía que hacer. Tal vez sea mi apego por el papel, o tal vez porque lo puedo ver, tocar, llevar ese pedazo de orden conmigo. Ese recuento de logros. Recordarme a mí misma lo que pude hacer. Verlo tachado en la misma tinta con la que se escribió. Esa satisfacción no llega cuando el task simplemente desaparece en el Google Calendar. Y las personas que aún usan agendas de papel saben de lo que hablo.

+20


Índice

una nuEva historia La diseñadora de modas Anís Samanez está a punto de cumplir veinticinco años. Con ellos llegará también una nueva colección. Es la primera vez que Anís sale en la portada de una revista. Dice que no lo hizo antes porque sentía que no tenía qué decir. Ahora la realidad es otra, ella ya es una diseñadora con una gran historia para contar.

66 56 90

Dos hErManos Dibujan Amadeo y Renso Gonzáles tienen más de diez años creando y dirigiendo carboncito, una revista de cómics en la que han publicado artistas como el peruano Cherman y el argentino Dr. Alderete. Hoy, los hermanos se trabajan en tránsito intestinaL, una nueva revista en la que los únicos autores serán ellos.

El artista quE no quiErE aburrirsE Para el brasilero Vik Muniz, aquello que no es nuevo es obsoleto. Llegó a Lima para presentar Más acá de la iMagen, una retrospectiva de sus obras, emocionado por los ojos nuevos que verían su arte. La sensación de no saber cómo reaccionará un nuevo público es –confiesa– una emoción que le permite «sentirse vivo»..

44

un MusEo Para toDos Este 2014, el Museo de Arte de Lima [Mali] festeja sus sesenta años de vida con dos proyectos importantes: el lanzamiento de su nueva plataforma online, una herramienta que registra la colección de las salas de exposiciones permanentes. Natalia Majluf, directora del Mali prefiere enfocarse en llegar a las metas necesarias para mantener al museo como uno de los más importantes de Sudamérica.

sEnCillEZ En la PasarEla La modelo y diseñadora peruana Micaela Gálvez nunca ha necesitado de muchos lujos para estar tranquila. Entre modelar para diseñadores como Ani Álvarez-Calderón o Sergio Dávila, Micaela diseña para Metrica, su marca de accesorios, la que espera expandir este año.

226

El artE DE sobrEvivir Bloquear ataques de cuchillos y pistolas, desarmar al enemigo y neutralizarlo. El Krav Maga no es un deporte, es la habilidad de reaccionar ante un ataque con lo que se tenga a la mano. Más allá de técnicas de patadas y golpes, esta práctica israelí enseña a usar el instinto de supervivencia como técnica de ataque.

206


O T K C A B

L O O SCH

Kipling Stores:

Camino Real 1274 San Isidro|Centro Comercial El Polo 1, tienda A104|Larcomar Plaza Fashion, nivel 1 - Tienda 153


Nosotros

Staff Directora editorial Ximena Espinosa Morey xespinosa@asiasur.com Editor general Joseph Zárate jzarate@asiasur.com Subeditora María Jesús Zevallos mzevallos@asiasur.com Jefe de redacción César Ochoa cochoa@asiasur.com Redactores Javier Wong / Pablo Panizo Rodrigo Alomía Editor fotográfico Alonso Molina amolina@asiasur.com Fotografía Santiago Barco / Augusto Escribens Dirección de arte y diseño gráfico Estudio Viringo Diagramación Katia Carrillo / Diego Sánchez Diseño de sociales Laura Arauco / Karina Quesada Editora de sociales, PR y eventos Nicole Bazo nbazo@asiasur.com Asistente de sociales Michaela Salazar Productora general Micaela Payet mpayet@asiasur.com Productoras ejecutivas Pía Gonzales-Vigil pgonzalesvigil@asiasur.com Mariana Chamot mchamot@asiasur.com Asistente de producción Luciana Gamio Coordinadora de medios digitales Claudia Berríos cberrios@asiasur.com Programación web Fabrizio Ordoñez Diseño web David Arana Columnistas Jeremías Gamboa / Pamela Rodríguez Escríben en esta edición César Becerra / Rebeca Vaisman / Manuel Eráusquin Tabata Fernández-Concha / Piero Peirano / Allison Valladolid Fotografían en esta edición Tino Arias / Frank Alva / Gabriela Pinto / Gabriela Morales Norma Lietzenmayer / Diego de la Vega / Rene Funk / David Campos Correción de estilo José de la Cruz Retoque fotográfico Nadir Cárdenas / Miguel Ángel Gutierrez

Gerente general Luis Marcelo Indacochea lmindacochea@asiasur.com Directores Luis Marcelo Indacochea / Martín Bedoya Juan Carlos Tassara / Jorge Ruiz / Alfonso Bernós Gerente comercial Ivette Johnson ijohnson@asiasur.com Asistente de marketing Cristina de la Piedra cdelapiedra@asiasur.com Diseño comercial Aleks Dávila / Álvaro Rubiños Helpdesk Anthony Montes Analista comercial Nilton Sánchez Ejecutivas de ventas Mónica Cordero / Karen Bernós / Andrea Mayo Bárbara Anaya / Andreea Miclea / Aurora Petterman Ana María Calienes / Dianina Hernani / Paula Maldonado Jefe de distribución Carlos Tantaleán Distribución Jaime Mora Administración María Isabel Pozo / Fiorella García Gian Sessarego / Raúl Ramírez Auxiliar administrativo Christian Checa Contabilidad Elisa Valdivieso Publicidad ventas@asiasur.com N: (99) 401*4124 Colaboradores Rossella Alberti / Lily Morey / Juan Carlos Fisher / Rochi del Castillo Javier Tolmos / Gabriella Porcari / Pixelica Estudio / Coco Miranda Sensorial Films / Sara Núñez / René Funk Agradecimientos Librería Sur / De Boca en Boca Magazine / Adolfo Domínguez Emporio Armani / Kidsmadehere / Sono Salon / BCBG Micaela Gálvez / Anís Samanez Hecho el Depósito Legal en la Biblioteca Nacional del Perú Nº 2003-7020 Editado por Revista Asia Sur S.A.C. Calle Enrique Palacios 335 Of. 503-504, Miraflores Impreso en Industria Gráfica Cimagraf S.A.C. Psje. Sta. Rosa Nº 220, Ate, Lima. Enero 2014 Asia Sur es una revista de actualidad, cultura y entretenimiento dirigida a mayores de 18 años cuyos anunciantes se sujetan a las disposiciones legales vigentes en materia de contenidos publicitarios.

Próxima edición:

DePORTeS Cierre: 22 de enero Publicación: 8 de febrero Contacto: ventas@asiasur.com Nextel: (99) 401*4124


Backstage

Fotos de Pablo Guzmán

Secretos de un nombre A Anís no le gusta el anís. Lo dijo por teléfono a la hora de coordinar la entrevista, y lo repitió, días después, mientras la maquillaban para la sesión fotográfica. Anís, la menor de las hermanas Selva, Almendra, Canela y Jazmín, ha sido muy directa al respecto. No le gusta el olor del anís ni el anisado arequipeño, ni las semillas que llevan algunos panes. Nada. Sí recuerda con dulzura a su abuela Cucha, amante de los encajes, los diseñadores y la moda en general. Falleció antes de que Anís entre a la escuela de moda. Una pena porque Cucha fue su principal y determinante influencia vocacional. Si no hubiese sido por ella, no sería diseñadora. Tampoco tendría el marcado interés por la sofisticación de los detalles y acabados, particularidad que hoy define su última colección.

+26


HP recomienda Windows 8.

Todo notebook Toda tablet Todo lo que imaginas La siguiente generación de PC está aquí. Presentamos el HP Envy Split x2 con un diseño único que te permite separar su pantalla del teclado, convirtiéndolo de un notebook a una Tablet con un solo click. Posee doble batería. Gracias a su pantalla de 13.3”con tecnología touch, puedes trabajar y jugar de la manera que quieras. Optimizado para Windows 8 y sistema touch.

hponlinestore.pe

Encuéntralo en los Retails a lo largo del país o en nuestras tiendas HP Store. Encuéntralo en línea en hponline.cl o llámanos (800 360 999 OPCIÓN 1,2,1). del tiempo y uso. No todas las características están disponibles en todas las ediciones de Windows 8. Los sistemas pueden requerir de actualización o de compra separada de hardware, drivers y/o software para poder utilizar al máximo Windows 8. Visita: microsoft.com. Microsoft y Windows son marcas registradas del grupo de compañías de Microsoft Corporation. © 2013 Hewlett-Packard Development Company, L.P.


El arte de la fuga

Por Jeremías Gamboa

Mentiras verdaderas

Ha dedicado demasiadas horas a malgastar su cerebro pensando inútilmente en casi todo lo que le ocurre. Escribir libros de ficción o columnas como esta le han permitido encontrarle un sentido a tan absurda actividad. Acaba de publicar su primera novela.

O cómo abrir paso a la nueva ola de la ficción literaria peruana «Algo está ocurriendo en Colombia y en el Perú en materia de ficción», dice el escritor canario Juan José Armas Marcelo en una mesa redonda que se lleva a cabo en Puebla, México. Como en ella participamos el ensayista colombiano Carlos Granés, y también Mario Bellatín y yo [Bellatín nació en México pero tiene una relación intensa con el Perú], a mí me parece un comentario básicamente diplomático, pero me equivocaré de cabo a rabo el resto de mi visita al país del norte. Con el paso de los días me quedará claro que la percepción más o menos generalizada entre editores, público atento y periodistas especializados es que en el Perú se está gestando algo intenso, se está consolidando un grupo de narradores nacidos en la década de los setenta y el inicio de los ochenta, que, en tiempos de eminencia periodística, ha decidido apostar por la escritura de ficción; sea a través de cuentos y de novelas, y que lo hace estupendamente bien. Hace muy poco la editorial española Demipage anunció sus cuatro nuevos títulos latinoamericanos, y dos de ellos eran peruanos. El crítico literario Abelardo Oquendo señaló en una columna que por primera vez la narrativa peruana «no estaba en franca desventaja» frente a la poesía, y en el recuento del 2013 que hizo Ricardo González Vigil, y en que se refirió a mi novela, añadió que esta se inscribía en lo que llamó la «generación más brillante de la narrativa actual». Algo particular, en efecto, ha ocurrido con los chicos nacidos durante la dictadura militar de los generales Juan Velasco y Francisco Morales Bermúdez. Todos nosotros abrimos los ojos en un entorno precario e inseguro de los ochenta, lastrado por padres asustados y con deseos de largarse del país, una economía inestable, un clima oscuro de guerra inminente y una serie de situaciones extremas –atentados con bombas, apagones, carencia de servicios básicos– perfecta para decorar las peores pesadillas infantiles. En contraparte nos ha tocado escribir y publicar –es decir, enunciar– en un escenario emergente y relativamente estable, en el que hay una mejor industria editorial y un grupo de lectores ávidos de buenas historias escritas por peruanos. Frente a la generación que empezó a publicar en los ochenta, cuando todo era un páramo, a nosotros nos tocó salir a la luz durante el llamado nuevo Perú, pero con los demonios de aquel país casi inviable de nuestros primeros años.

+28

Los resultados empezaron a darse en la primera década del nuevo siglo. En el 2006, Santiago Roncagliolo ganó el premio Alfaguara con el thriller Abril rojo. Por esas fechas, los primeros cuentos escritos en inglés por un autor nacido en el Perú –Daniel Alarcón– empezaron a aparecer en la revista The New Yorker y el libro GuerrA A lA luz de lAs velAs fue finalista del premio de la Fundación PEN/ Hemingway. Cuando ambos parecían cerrar la cuota peruana en el concierto internacional, el limeño Carlos Yushimito –autor de lAs islAs– fue escogido por la revista Granta como uno de los veintiún mejores narradores menores de 35 años que escribían en español. Los tres han planteado modelos diferenciados de autor: el primero centrado en el storytelling puro y en la revalorización de la aventura; el segundo en la indagación de la memoria personal y de las raíces a través de una ficción política que se aproxima al periodismo, y el último en una literatura de la imaginación que intenta expandir el registro realista hacia lo onírico y simbólico. No están solos, claro. En el 2012, la novela bioy, del peruano Diego Trelles, ganó el premio Francisco Casavella, y al año siguiente fue finalista del prestigioso premio Rómulo Gallegos. Otros escritores, como José Luis Torres Vitolas, Martín Mucha y Sergio Galarza, han conseguido otra serie de reconocimientos en España. «¿Hay un boom de la literatura peruana?», me pregunta un periodista colombiano en México, y le digo –ya convencido– que no lo llamaría boom pero que sí siento que algo está sucediendo en mi país. Hace muy poco una redactora de El País que pasó por el Perú para hacer un informe sobre la escena cultural limeña me comentaba que en una cena de la Embajada del Perú en Madrid a ningún periodista cultural ibérico le sorprendía estar allí y hablando de nuestro país. «La cultura del Perú está en boca de todos», me dijo. Y yo no paré de escuchar frases similares en México. Pensaba en ello cuando ya de salida del aeropuerto de Guadalajara le tomé una foto a un ContArlo todo que aparecía en la base de una pila de publicaciones, entre un libro de Dicker y otro de Murakami. Fue grande mi sorpresa cuando, al darme la vuelta, comprobé que la cima de la torre la presidía la edición mexicana de tsunAmi, la novela del peruano Ezio Neyra, que, al igual que Luis Hernán Castañeda, ya nació en la endeble democracia. Por supuesto que la ola no se detendrá.


Instantáneas / Música

Por Pablo Panizo

Una buena fiesta debe repetirse ¿Alguien recuerda diecinueve bandas en cartel para una sola jornada? Eso fue el II Festival de los 7 Mares. Como para no olvidar que Lima se merece eventos de esta envergadura, Cernícalo Producciones lanzó Festival 7 mares, una selección de lo que se escuchó en ese intenso día.

Inicia febrero, pero de la tercera edición del Festival de los 7 Mares no se sabe más que rumores. Vagos rumores. ¿Habrá sido el final del único gran festival musical de la capital? Hace un año, los limeños se frotaban las manos esperando marzo, y la paciencia bien valió la pena. El segundo sábado de ese mes llegaron catorce horas de música en vivo. El II Festival de los 7 Mares fue un tren bala que viajó de la electrocumbia de Bomba Estéreo y Mr. Pauer al rock de Uchpa o el hip hop del trío Menores de Edad. Hubo de todo para todos. FestivAl 7 mAres, el más reciente disco de Cernícalo –la productora a cargo del evento–, contiene más de una hora de fiesta en vivo, de música que recuerda que un festival es una celebración. «¿Por qué sufrir / si puedo gozar?», se escucha en Vive la vida, el carnaval andino con intermedios del movedizo raggamuffin con que se abre el disco. Junto con Regguain –en que el raggamuffin esta vez se combina con su padre, el reggae–, estas son las dos

Playlist

Tres artistas que se presentaron en el festival 7 mares

+30

apariciones de la banda nacional Colectivo Circo Band en el disco. En representación del país están también Uchpa con Por las puras [un rock pesado que, a decir verdad, parece una isla en el mar del sonido tropical que propone el disco; ¿no calzaba mejor Chaqueta Piaggio, por ejemplo?] y los salseros de Ray Callao, que llegaron a esta selección por méritos propios: aunque jóvenes sobre el escenario, pocos pusieron al público a bailar como ellos. Como ya dijimos, lo que tenemos en las manos es un combo de sonido tropical. A algunos podrá, por ello, sorprenderles que el francés Sergent García aparezca entre tanto latino. Nacido en las montañas que limitan con Suiza, este ex punk descubrió la música caribeña y no lo pensó dos veces. «Yo me voy pa’ la cumbia, que la cumbia está sabrosa», canta, y le sale bien. La cumbia es, sin duda, el corazón de esta selección. El venezolano Mr. Pauer cierra el disco con

Cumbión del sur y los colombianos de Systema Solar, iconoclastas, irreverentes, completamente vivos, aparecen con El botón del pantalón y En los huesos, mezclas de la cumbia que han lactado en su tierra con los sonidos digitales que empiezan a explorarse, con éxito, en la región. Pero si de cumbia digital hablamos, los más destacados en el género son, de todas maneras, sus compatriotas de Bomba Estéreo. Como la cumbia es el plato fuerte del disco, ellos eran indispensables. Junto con Caribbean power, un canto a la fuerza de la mujer latina, está su mayor hit, Fuego, un tema que se vivió en el Parque de la Exposición con una intensidad que bien merecía quedar registrada en esta selección. Casi ocho minutos de puro sabor colombiano y sicodelia electrónica. FestivAl 7 mAres es dos cosas: un registro para el recuerdo –indispensable en la colección del melómano limeño– y un arma secreta para sacar del cajón cuando le falte sabor a una noche.

Espejismo [2013] Chaqueta Piaggio

La revancha del burro [2013] Systema Solar

Elegancia tropical [2012] Bomba Estéreo

El último disco de José ‘Chaqueta’ Piaggio es una deliciosa mezcla de son cubano, jazz, música afroperuana y bolero. Pese a su larga carrera musical, este es apenas su tercer trabajo de estudio, pero, según su propia opinión, es su mejor disco: el disco.

Avalado por el éxito de temas como El botón del pantalón, el segundo disco de Systema Solar ha impactado a fans y críticos, como MTV Iggy, que colocó al single La rana en el tercer lugar de su ranking de las más esenciales canciones alternativas latinoamericanas del 2013.

Los amos de la cumbia digital lanzaron su tercer disco de estudio a fines del 2012, aunque sin la repercusión de estalla. Igualar el éxito de canciones como Fuego o Cosita rica es una tarea difícil, que, en el nuevo álbum, apenas pudo intentar alcanzar Caribbean power.


Instantáneas / Letras

Por César Ochoa

Todo es una simple casualidad En Chiripas de la historia, el periodista español Gonzalo Ugidos cuenta pasajes de la historia en apariencia intrascendentes, como complicaciones estomacales de un líder o pequeños errores de traducción, pero que han influido decisivamente en hechos históricos que cambiaron el rumbo de la humanidad.

Para el periodista español Gonzalo Ugidos, muchos de los grandes acontecimientos de la historia –guerras, revoluciones, cismas religiosos, etc. – no se deben a procesos muy complejos, sino a pequeñas casualidades pero que surtieron un efecto avalancha. Y para demostrarlo, este columnista del diario El Mundo ha escrito un libro de más de seiscientas páginas con pasajes de la vida de personajes que cambiaron el curso de la humanidad, pero «de puro chiripazo», como él dice. En ChiripAs de lA historiA, unA AntoloGíA de lAs CAsuAlidAdes más inCreíbles que hAn ForjAdo el destino de lA humAnidAd [Esfera de los Libros, 2013], Ugidos cuenta, por ejemplo, que Hitler se convirtió en un líder trastornado y paranoico porque su médico de cabecera le administraba medicamentos equivocados; o que Martín Lutero rompió con la Iglesia católica porque se había convertido en un renegado con el mundo por sus serios problemas de estreñimiento [los que atribuía al diablo]. Chiripas de la historia no es un libro de entretenidas leyendas urbanas que se cuentan por ahí, sino que se sustenta en decenas de libros que Gonzalo ha consultado. «Por un clavo se perdió el reino», dice un refrán popular. Esa es la esencia de este libro que demuestra que hechos inocentes y en apariencia insignificantes han ocasionado, o tiene mucho que ver, con sucesos importantes. Aquí descubrirá cómo está relacionada la independencia de Estados Unidos con un tratamiento a base de leche de burra que por entonces seguía Jorge III de

Gran Bretaña, que pasó a la historia como el monarca que perdió sus colonias. O cómo así Dostoievski se libró de una ejecución que, de llevarse a cabo, no habría permitido el desarrollo de uno de los grandes literatos de la historia. «Los encuentros que nos cambiaron la vida eran improbables; pero se produjeron por retorcidos azares, por fortuitas coincidencias que llamamos ‘destino’ cuando ya no tenemos escapatoria», dijo Ugidos en una entrevista para Esradio de España. El libro tiene una historia paralela, que se narra en una tipografía diferente y que trata sobre las casualidades en la vida del autor. Por ejemplo, que él, su padre y su abuelo nacieron el mismo día, o que este último se salvó de una ejecución durante la Guerra Civil Española porque el capitán que iba a dar la orden lo reconoció como uno de sus compañeros con quien había jugado rugby años atrás. ¿Por qué Picasso llegó a ser el abanderado del cubismo? ¿Qué llevó a Dante a escribir la divinA ComediA? Por chiripa nacieron los restaurantes, el microondas, el termo, las tarjetas de crédito, el imperdible, el jacuzzi, los post it, o incluso el Tour de Francia. Ugidos desarrolla estas y otras historias en este libro escrito por casualidad: un buen día el autor, que publica periódicamente biografías de personajes estrafalarios, se dio cuenta de que lo que unía a todas sus historias eran las pequeñas casualidades. Y así surgió su idea, de chiripazo. El ebook Chiripas de la historia está a la venta en Amazon.com

Otra de Gonzalo Ugido Cartas que cambiaron el mundo [ J de J editores, 2008] «Colón no habría descubierto América de haber atendido cierta carta de un rey portugués. Por el contrario, si la zarina Alejandra hubiera

+32

tenido en cuenta la carta que le remitió su abuela, la reina Victoria, los bolcheviques no habrían asaltado el Palacio de Invierno. El Estado de Israel nació con una carta, también la independencia de la India y la bomba atómica que arrasó Hiroshima. Hay una carta detrás de la prematura muerte de Tutanka-

Consigue este libro desde www.casadellibro.com

món, detrás de la derrota de los cátaros, de la pérdida del imperio español, del enigma de Mayerling, de la emergencia del cubismo, de la teoría del psicoanálisis o de la era de los aviones». Así presenta Gonzalo Ugidos sus veinticinco historias detrás de cartas remitidas por personajes célebres.


Instantáneas / Moda

Las líneas de Louis Vuitton Las líneas de Nasca y el desierto de Atacama, en Chile, inspiran la colección masculina de otoño/invierno de la marca francesa.

+34

Por Gloria Ziegler

Antes de empezar a diseñar, el británico Kim Jones exploró América del Sur desde el espacio. En los mapas y las fotografías aéreas de la Nasa –que hacen que Google Earth parezca una herramienta obsoleta– vio el desierto, las montañas, el océano Pacífico acorralado por los arenales. Vio la desolación, la tierra estéril y allí, en la aridez extrema, descubrió también los geoglifos de la cultura Nasca. Repetiría ese viaje virtual, extasiado, una y otra vez, hasta captar cada detalle del color, de las texturas, hasta saber todo de aquella porción de tierra y de sus culturas. Y solo entonces recrearía el espacio para la colección de la división masculina del próximo invierno de la casa de moda Louis Vuitton, de la cual Jones es director de estilo. «Desde que hablé por primera vez con LVMH fue acerca de los

viajes y los exploradores –dijo el diseñador hace un tiempo, en una entrevista con el diario inglés The Guardian–. Después de todo, ese fue el pilar con el que empezó la marca». Años antes en sus diseños ya había emulado viajes por países del África, por Francia, por Tokio. Pero este había sido exótico y la esencia de su primera colección sin la supervisión de Marc Jacobs –creía– debía mantenerse así: virtual y alucinada. Frente a los desplazamientos históricos del estilista Orlando Pita con el Nefertiti chic para la pasarela de Dior hace algunos años, la antigua Grecia en Armani y los diseños de Lee Mc Queen que se zambullían en la Edad Media, el diseñador de Louis Vuitton se concentra en los espacios geográficos y culturales. La colección, presentada en el edificio de cristal del Parc André Citroën con una performance artística

que completó el viaje virtual, se mueve en tonos que reflejan la aridez del desierto de Atacama, abrigos de vicuña, alpaca y chinchilla natural, sobretodos y bufandas, que, en algunos casos, reinterpretan los patrones geométricos de los ponchos más tradicionales en el Altiplano, hasta jerseys bordados con las líneas de Nasca, que construyen un verdadero recorrido –aunque a distancia– por el Perú y el norte de Chile. «Tengo el trabajo soñado. Cuando los viajes son un recurso, puedes hacer cualquier cosa. ¿Cuántos países hay en el mundo? ¿Alrededor de doscientos? Bueno, eso son doscientas colecciones y puedo ir a cualquier parte», dice el diseñador que hace tres años, cuando empezó a trabajar en Louis Vuitton, se propuso inyectar diversión en una de las principales marcas de lujo. Parece que esta vez lo consiguió. s


Instantáneas / Destinos

Por Jules Bay

Tulum

A Jules Bay la enamora el diseño purista: logos, tipografías, colores planos, y más. Es graduada en la carrera de Diseño Gráfico y hace poco más de seis años fundó Morbo, una galería especializada en arte urbano. Allí trabaja con artistas de distintas partes del mundo en exhibiciones, conferencias y proyectos sociales que han catapultado a esta galería como una de las más reconocidas en Lima. Su afición por los viajes empezó a los dieciocho años, alentada por descubrir la cultura y las influencias artísticas que laten en cada país. Su primer destino fue Argentina y luego seguiría el resto del mundo. Jules acaba de regresar al Perú después de un viaje que la llevó desde la India hasta Estados Unidos, y luego a Tulum, una ciudad amurallada y el principal atractivo turístico de la Riviera Maya, en México. Allí estuvo tres semanas, celebró la llegada del 2014 y se enamoró de aquella ciudad.

3

5

+36


summer

SALE

LARCOMAR Plaza Fashion, nivel 2 Tienda 260


Instantáneas / Destinos

2

4 1. Una experiencia. Llegamos a Tulum invitados por la Residencia Gorila, un destino genial para todo tipo de artistas. La casa es un lugar especial donde puedes hospedarte, sobre todo si buscas un intercambio cultural con personas de todo el mundo y de diferentes profesiones: pintores, fotógrafos, diseñadores gráficos, directores de películas, etc. Allí Momo –mi enamorado– pintó la pared exterior de la residencia. 2. Un bar. Casa Jaguar es el bar más hype de

1

Tulum y tiene una decoración increíble que no rompe con la estética de la selva. Un ejemplo peculiar: los árboles crecen dentro del local; solo la barra y la cocina están bajo techo –en caso de que lloviera–, a diferencia de las mesas y del horno de pizzas que están al aire libre para completar una noche perfecta. Los tragos cuestan en promedio entre 15 y 20 dólares, y las pizzas valen 20 dólares. Además, Casa Jaguar es conocida por organizar las mejores fiestas de la playa, como la del año nuevo pasado, en que se presentaron las bandas The XX y Grimes. Queda en la carretera Boca Paila.

3. Un hotel. Un paraíso con vista al mar. El hotel Casa Violeta es el más lindo de Tulum por su decoración, sus habitaciones amplias y cómodas, y la atención del personal. Por las mañanas disfruté del yoga en medio del bosque y probé los baños de temazcal, una especie de sauna grupal dentro de una cabañita de madera y con piedras calientes ubicadas en el centro. A diferencia de los resorts, este hotel te da la sensación única de estar en contacto con la naturaleza de una manera cómoda y sofisticada. Otro detalle está en

+38

que las habitaciones, en vez de usar la clásica numeración, son llamadas por los nombres de distintas flores, desde rosa náutica hasta jazmín. En temporada alta, la noche cuesta 200 dólares.

4. Un restaurante. Uno de los mejores restaurantes a los que pude ir fue Simple, porque te da derecho a elegir y armar tu propio plato. Eliges lo que quieras del mostrador donde están las diferentes pescas del día y luego te lo preparan a la parrilla. Así de simple, como su nombre. Probé uno de los mejores sashimis de mi vida, a base de cuatro frutos del mar: langostinos, pulpo, pescado y cangrejo. Una cena para dos puede costar 120 dólares; es tan exquisita que con Momo regresamos cuatro veces. Además, por las mañanas, Simple se convierte en Eufemia, donde se ofrecen tacos deliciosos a solo 2 dólares. Queda en el kilómetro 9 de la carretera Boca Paila. 5. Un cenote. Mejor dos: el cenote Cristalino y el Azul. Los cenotes son una especie de ríos subterráneos que antiguamente los mayas usaron para abastecerse de agua. La mayoría de ellos están conectados bajo tierra a profundidades de hasta cien metros. Tuve un poco de miedo al inicio, pero luego me decidí a meterme, y es espectacular. Sus aguas son cristalinas, con pequeños pececitos que nadan en ellas, y a tu alrededor puedes ver las raíces de los árboles de la superficie. Este lugar es ideal para hacer snorkel. Varias páginas webs comentan que visitar un cenote es una experiencia necesaria antes de morir, y no lo creía hasta que por fin nadé en ellos. La entrada cuesta 6 dólares a cada uno.


Instantáneas / Cine

Por Javier Wong

Un negocio viral Dallas Buyers CluB, una de las películas favoritas en los próximos premios Óscar, toca una fibra sensible desde una perspectiva distinta: el mercado negro de medicamentos que generó el VIH. Veintitrés kilos. Eso bajó Matthew McConaughey para interpretar a Ron Woodroof, un vaquero y electricista tejano que contrajo sida por tener sexo sin protección. Le dan treinta días de vida, se aleja de sus amigos y familia, recurre a medicamentos oficiales y no ve resultados. Comienza a contrabandear antivirales de México, Japón y otros lugares del mundo. Gracias a la doctora Eve Saks y Rayon –una mujer transexual que también vive con este virus– crea un mercado negro que se convirtió en un símbolo, en una opción para muchos enfermos del VIH que no veían resultados. El guionista, que entrevistó a Woodroof en el año de su muerte y tuvo acceso a sus documentos íntimos, ha sido criticado por pintar al revolucionario paciente de homofóbico y mujeriego. «Leí que en el filme odiaba a los gays y quedé sorprendido», dice Penny Krispin, amigo cercano de Woodroof y su enfermero. Este viraje en la personalidad del vaquero aún no tiene respuesta. Sin embargo, él retrata adecuadamente el impacto que esta enfermedad puede tener en un ser humano, además de tocar el delicado tema del sida desde una perspectiva nueva: la de los medicamentos utilizados para tratarlo. En las últimas décadas, varios filmes han tocado este tema. Tom Hanks interpretó a Andy Beckett en Philadelfia [1993], un abogado VIH positivo que demanda a su bufete por discriminación laboral. Jenny, el único amor de Forrest Gump, también contrae la enfermedad en sus años juveniles. Precious [2009], la adolescente afroamericana de familia disfuncional, suma a sus martirios tener el virus en su

crU de za

sin censura

Películas que tratan temas polémicos

+40

organismo. En el primer caso se narra a través del prejuicio. Beckett demuestra, gracias a la ayuda de su abogado, que ha sido destituido por ser un portador de la enfermedad. En el caso de forrest GumP [1994] resulta casi imperceptible la noticia, tal vez por el halo de misterio que cubría al virus en sus primeros años. Solo se habla de ‘un virus extraño’ que Jenny contrajo. Es más, ella misma comunica a Forrest la noticia, y él la acepta sin ninguna preocupación. Con Precious es sequedad pura; se acentúa la tragedia personal que vive la chica del Bronx. Su madre, con la que tiene peleas verbales y físicas constantes, llega al refugio en el que la adolescente se hospeda para comunicarle que su padre –por el que fue abusada sexualmente en innumerables ocasiones– murió de sida. En dallas Buyers cluB se utiliza un elemento nuevo: el sida como negocio. La historia de Woodroof y su empresa farmacéutica posee matices de película de carreteras con ciertos toques del viejo oeste tejano: el rodeo, bares con mujeres semidesnudas, el alcohol en cantimploras. Luego del shock inicial del electricista vemos el negocio: los pases de fármacos, los trucos de Woodroof para evadir la legislación gubernamental y las bromas entre él y Rayon, su socia. La película, ambientada en la década de los ochenta, también narra la historia de una enfermedad incurable. Sus inicios, las protestas callejeras y la falta de resultados en los pacientes. El virus, que aparece en los momentos más álgidos de la película, resulta el motor del filme. Empuja a Woodroof a luchar, a buscar empatía con otras personas, a desprenderse de prejuicios y encontrar métodos para salvar –o más bien alargar– su vida y la de los que luchan con él. s

Trainspotting

La celebración

[2012]

[1998]

Causó un gran revuelo en su estreno; se dijo que fomentaba el uso de heroína entre jóvenes y hacía ver el consumo de drogas como un juego. Ciertamente la película de Danny Boyle fue un hito de la década de los noventa.

Helge, el padre, cumple sesenta años. La familia se ha reunido para el cumpleaños y Christian, el hijo mayor, comenta las perversiones de su progenitor: ha violado a su hermana gemela, Linda, y a él también. Esto causa conmoción en la mesa, y revela el oscuro pasado de la familia.


Crítica gastronómica

chez Wong Una de las instituciones más populares de la cocina peruana son los huariques. Todo el mundo conoce más de uno, tiene sus preferidos e intercambia la información referida a ellos como si se tratara de figuritas de álbum. Una de las frases preferidas por los limeños a la hora de empezar una conversación es «Conozco un hueco que…». Reconocer un huarique no es difícil, la definición responde a unas pocas características: aspecto humilde, acceso difícil, cocina sencilla y precios bajos. En ese sentido, Chez Wong es a la vez la quintaesencia del huarique y el antihuarique por excelencia. Desde su local en Santa Catalina, en el salón de su casa, con un único fogón en un patio que además tiene dos baños ajenos a la estructura de la construcción, Javier Wong ha hecho fama como uno de los mejores cocineros del Perú. Su ceviche, dicen muchos, es el mejor ceviche del mundo. Yo no me atrevería a tanto, pero puedo decir que es uno de los mejores que he probado. Y también uno de los más caros. Quizá el más caro. Cada cocinero es dueño de sus decisiones a la hora de valorar y poner precio a su trabajo. Del mismo modo, los comensales somos dueños de elegir por qué pagamos y por qué no. En un restaurante uno no paga solo por la comida, paga por la vajilla, la atención, por la fama del cocinero, por vivir una experiencia. Decía antes que Chez Wong es a la vez la quintaesencia del huarique y el antihuarique por excelencia. Esto último, debido a lo elevado de sus precios. Wong trabaja exclusivamente con lenguado. La imagen es conocida por cualquier curioso amante de la cocina: Javier Wong ataviado con una chaquetilla blanca impoluta, anteojos

gruesos, una boina a la cabeza y un lenguado entero reluciente colgando de una mano, por lo general la izquierda. La hemos visto en fotografías, videos y, algunos, en directo. Para Wong, el ceviche no es más que trozos gruesos de lenguado, cebolla morada en juliana, limón, sal, ají limo, pimienta negra y una pizca de ajinomoto. A veces pulpo, hervido a la perfección, consistente en la mordida, lejos de esa masa chiclosa que se sirve en muchos lugares. Con estos pocos ingredientes consigue un pequeño milagro de sencillez: un ceviche repleto de sabor, intenso por un lado, pero medido por otro, donde el ácido del limón, el dulce de la cebolla, el picante del ají y el frescor del pescado bailan al compás, juntos pero sin pisarse, respetándose entre sí. El ajinomoto funciona como lo que es, un condimento más. Hace unos días, el crítico del New York Times, Pete Wells, escribía en Twitter acerca de su visita a un popular restaurante chino: «No estoy en contra del GMS [la abreviatura del nombre técnico del ajinomoto: Glutamato Monosódico], pero es como la sal: si lo notas es que han usado demasiado». Mi postura es la misma. En exceso, me resulta insoportable; pero Wong lo maneja con la misma mano firme con que filetea el pescado o hace saltar el wok. La cocina de Chez Wong es un espectáculo unipersonal. Wong filetea el lenguado, corta los vegetales, mezcla en un bol enorme y empuña el wok. Nadie más toca los ingredientes. Nadie más decide lo que va a cocinar. No existe carta ni guión. Cuando uno se sienta a la mesa, el camarero pregunta primero «frío o caliente» y a continuación, luego de preguntar si existen alergias, le dice a uno lo que va a comer. En mis dos visitas:

Dirección: Enrique León García 114 [entre las cuadras 3 y 4 de Canadá]. Santa Catalina, La Victoria. Contacto: 470-6217 Horario: Lunes a sábado. Almuerzo a partir de las 13:00 h. Precio: Entre S/. 150 y S/. 200 por persona. Servicio: Atento pero informal. Ambiente: Relajado, de casa de comidas. Reserva: Indispensable. Valoración: 3.5/5 cuchillos

+42


Fotos de Santiago Barco

Ceviche de lenguado y pulpo o Tiradito con pecanas. Si la respuesta a la primera pregunta fue «caliente», la segunda cuestión es «¿salado o dulce?» Yo respondí: Todo. En la primera ocasión, el tiradito llevaba aceite de ajonjolí, cebolla china, ají limo, naranja agria, pecanas y maní. En la segunda, en lugar de la cebollita, unas rodajas de zucchini. Combinaciones curiosas. Es parte del genio de Wong: añadir uno o dos ingredientes que podrían desconcertar al comensal, pero que terminan por seducirlo. Los frutos secos amplían el abanico de texturas del tiradito y traen a tierra el sabor ligero del pescado. Un acierto inesperado.

A la hora del wok, el camarero recomienda primero el salado, luego el dulce. Así que a la mesa llega un saltado de lenguado, hongos chinos y melón. El mérito de reconocer la fruta es de mi acompañante. Así de descolocado me dejó el plato cuando lo tomé por primera vez. No recuerdo la última vez que tomé melón en un plato caliente. El plato, una vez más, es un pequeño mecanismo de relojería, donde cada ingrediente realiza su trabajo a la perfección. Una salsa de sillao, mirin y ají amarra los sabores sin camuflarlos; aquí todo brilla con luz propia, delatando la calidad del producto utilizado. A continuación,

llega el saltado dulce: lenguado, cebollita china, cebolla morada, piña, maní y champiñones. Salsa de tamarindo y rocoto. Salpicado con kiwicha pop. Una especie de kung pao de pescado, heredero de la cocina de Sichuan. El picante es más intenso y consigue plantarle cara al dulce del tamarindo. De ahora en adelante cuando piense en agridulce, antes que en cualquier chifa pensaré en este plato de Javier Wong. Más allá de los juegos de sabores, lo importante en estos saltados es el punto del pescado: dorado y ahumado por fuera, jugoso y tierno por dentro. Hay pocos cocineros que traten el pescado con la delicadeza

de Wong, ya sea en la tabla de cortar o en la llama intensa que incendia el wok. Hay también pocos cocineros que se atrevan a cobrar setenta y cinco soles por un ceviche, un tiradito o un saltado de pescado. En Chez Wong no existe otra opción. Y uno decide si se presta al juego y baila con el chef, o se ahorra la pequeña fortuna que cuesta un almuerzo aquí y queda al margen de la experiencia. Si me preguntan a mí, diré que es caro, bastante caro, pero vale la pena aunque sea por una vez. Eso sí, mi tarjeta de crédito sigue llorando acurrucada en un rincón. s

+43


Enfoque

El desafío

de un nuevo museo La gestión cultural en el Perú es un ámbito de permanentes tempestades, y es fundamental no perder las ganas de apostar por lo nuevo. Natalia Majluf, directora del Museo de Arte de Lima [Mali], lo sabe muy bien y enfoca sus energías con tenacidad para llegar a buen puerto. Este 2014 el museo festeja sus sesenta años de vida con dos proyectos importantes: el lanzamiento del Mali en línea, una herramienta que registra toda la colección online, y la apertura de las salas de exposiciones permanentes. Una merecida celebración para uno de los museos más importantes de América del Sur.

En su vida, el arte es una pasión que lo ha definido todo. Ha viajado desde muy joven y ha estudiado en aulas de distintas universidades del mundo: Estados Unidos e Inglaterra han sido los puntos geográficos más habituales para su formación. Esa experiencia cosmopolita

+44

le ha permitido ver y ahondar más sobre cómo gestionamos la cultura en el Perú. Natalia Majluf es consciente de que las deudas pendientes sobre nuestro legado cultural son enormes y que cada día crecen más. La negligencia y la ignorancia son las razones más tóxicas. Sin

embargo hay esfuerzos que alcanzan la trascendencia en la actualidad. La renovación de la infraestructura del Mali es uno de esos esfuerzos que convocan a la fe para hacerse realidad. Para el segundo semestre del año estarán listas las salas de la segunda planta, destinadas a las

exposiciones permanentes: colecciones que expresan parte de nuestra grandeza cultural. Pero quienes deseen conocer desde ahora qué colecciones posee el Mali, pueden explorar desde sus casas un universo museográfico vía online. Cerca de 7 mil piezas al alcance de un clic.


Por Manuel Erรกusquin / Fotos de Santiago Barco

+45


Enfoque

e

s interesante cómo el Mali ha ido renovándose durante estos años para ofrecer un museo de primer nivel al público. Nosotros hemos tenido planes a mediano y largo plazo desde los noventa; una visión que impuso en el Mali Walter Piazza Tangüis, quien fue presidente del museo por cerca de doce años. El Mali tiene un patronato provisto de una visión capaz de generar consensos en el interior de la institución sobre los objetivos que se quieren conseguir, objetivos que han ido cambiando según las necesidades del tiempo, y nos hemos ido trazando metas más ambiciosas. Para conseguir estas metas, la vocación por el consenso y la continuidad han sido claves. ¿Qué alcance posee la participación del sector privado en la cultura en el país? Creo que mucha gente sigue pensando que el Estado no solo es el responsable sino también el principal productor y rector de instituciones culturales; pero si no existiera la gestión privada, desaparecería la mayor parte de la producción que se hace en el teatro, el cine, la literatura y la investigación académica en música y arte. La realidad es así, porque la sociedad civil organizada genera proyectos culturales permanentemente, y eso es natural que suceda. Por eso su nivel de aporte es gravitante. Desde su perspectiva, ¿cuál es el grado de presencia del Estado en su participación por desarrollar la cultura? A lo largo de la historia republicana del Perú, el Estado no ha tenido un trabajo sostenido en el campo cultural ni tampoco una inversión decidida, con lo cual la sociedad civil organizada haya llenado esos vacíos. Es más, el Mali lo funda en 1954 un grupo de intelectuales y empresarios que se juntan, porque perciben que hay una enorme carencia en el ámbito cultural, y que el Perú no tenía un museo de arte propiamente

+46

dicho. Sin embargo es interesante que en ese periodo exista una apertura a la idea de que la sociedad civil desarrolle y gestione proyectos culturales de la mano del Estado. Como ocurre en este momento con el Mali, ¿cierto? Sí, y el tema del Mali es interesante porque el edificio del museo es un comodato de la Municipalidad Metropolitana de Lima, y en los inicios del museo el Estado no solo contribuyó económicamente, sino también ayudó con subsidios. En la actualidad, el Mali concluye las obras de renovación de las salas permanentes con apoyo y respaldo decidido del Ministerio de Comercio Exterior y Turismo a través del Plan Copesco Nacional, iniciativa muy importante. Ahora, si bien es cierto que esto es gestionado desde la sociedad civil, se debería considerar también como una actividad mixta. ¿Se podría decir que la vía más saludable es la de un trabajo mixto entre el Estado y el sector privado?

Yo creo que sí, aunque hay muchas fórmulas para encontrar soluciones en la gestión cultural. Por ejemplo, la pinacoteca del Estado de Sao Paulo, uno de los principales museos de América del Sur, es de propiedad estatal. Sus colecciones son estatales, pero el Estado paulista entrega los recursos a una asociación civil sin fines de lucro para que gestione el museo; es una sociedad civil que gestiona los recursos del Estado. Es un caso poco usual pero de alcances muy interesantes. En Estados Unidos casi todo el trabajo se realiza desde el sector privado, y el Estado facilita medios y canales para financiarlo. Por ejemplo, leyes de reducción tributarias o fondos fiduciarios dedicados a este tipo de temas. La influencia de la cultura es clave en el impulso económico. ¿Cómo percibe ese enfoque en el Perú? No hay que olvidar que la cultura es uno de los pilares del desarrollo económico de un país. Los turistas no vienen al Perú para ir a la playa; algunos aprovecharán un par de días

al final del viaje. Y lo siento mucho, pero nadie viene al Perú para comer, aunque cuando llegan están felices de alimentarse bien, y es una parte importante de la industria nacional y de la protección de la imagen del país. Pero el principal motivo de la visita al Perú es, sin ninguna duda, el turismo cultural. El gran atractivo del Perú y de todos los países que han tenido una cultura ancestral es su legado. En nuestro caso, que va desde lo precolombino y pasa por colonial hasta hoy. Y en cada periodo hay una enorme riqueza que los peruanos no hemos sabido estudiar, conservar ni difundir. Esa es la percepción que tengo, y es una deuda con nuestro legado que se tiene que afrontar. Un legado que cada día pierde parte importante de su patrimonio. Hay una enorme deuda del país con nuestra herencia cultural. Un ejemplo claro son los robos en los archivos y en las bibliotecas; una situación escandalosa y de vergüenza. Pero me temo que hasta el momento no se haya hecho una


Vive la Copa Mundial de la FIFA BRASIL 2014 TM «Lo siento mucho, pero nadie viene al Perú para comer, aunque ello sea una parte importante de la industria nacional. El gran atractivo del Perú y de todos los países que han tenido una cultura ancestral es su legado»

acción decidida para cambiar esta situación y formar una nueva generación de bibliotecarios y archiveros. Además estamos hablando de la memoria histórica del país, y sin esos documentos no se puede estudiar el patrimonio colonial ni la historia republicana. Hemos destruido por negligencia e ignorancia parte muy importante de nuestro patrimonio cultural. Otro tema central es la informalidad en el ámbito de los restauradores. ¿Qué tipo de consecuencias tiene esta situación? Ese es uno de los problemas que casi nunca se señalan, que personas sin capacitación científica restauran obras en todo el Perú, y con la intención de restaurarlas las destruyen. Ese es un tema que se tiene que poner en la agenda porque tenemos que generar capacidades para la restauración científica del patrimonio peruano, y eso es algo que no se hace. Nosotros estamos en diálogo con el Estado para tratar de abordar unos temas específicos, como una nueva ley de reducciones tributarias y un proyecto de formación de conservadores y restauradores de alto nivel en el país. ¿Qué papel juega el Ministerio de Cultura frente a estos temas? Creo que el Ministerio de Cultura aún es joven y que tiene potencial, pero el presupuesto que le destinan no alcanza ni para empezar a pensar en un proyecto nacional a mediano y largo plazo. El gran tema es que no hay un apoyo político decidido todavía,

a pesar de que existen esfuerzos en el interior del ministerio que son importantes, ni tampoco hay mecanismos que permitan renovar cuadros, aparte de profesionalizar el ministerio. Esos son los retos que el Estado debe revisar. Este año es de celebración para el Mali. Ya ha sido lanzado el proyecto online y se inaugurarán las salas de las exposiciones permanentes en la segunda planta. Hemos lanzado la primera etapa; es un proyecto continuado constituido por cerca de 7 mil piezas, disponibles para todos en internet, y el objetivo es completarlo para fines de año. Pero, claro, es una actualización permanente porque las colecciones van creciendo. Además queremos que haya más información vinculada con las piezas, más fotografías y documentación. Y para el segundo semestre del año mostraremos las renovadas salas de las exposiciones permanentes en la segunda planta, donde se exhibirán las obras de nuestra colección desde el periodo precolombino hasta los cincuenta. Un proyecto ambicioso que se cristaliza en el 60° aniversario del museo. Este proyecto que abarca la renovación, conservación y la puesta en valor de las colecciones del museo ronda los 30 millones de soles en cuatro años de trabajo. Un esfuerzo que persigue consolidar el museo, uno de los más importantes de América del Sur, y que sirve a la comunidad educativa y al turismo en el Perú. s

Incluye

• Vuelos vía charter • Entradas para los par�dos en ubicación exclusiva con acceso al área privada • Noches de alojamiento con desayuno buffet • Traslado aeropuerto/hotel/aeropuerto • Traslado a los par�dos • Servicio de catering buffet (antes y después del par�do) • Seguro de asistencia • Atención personalizada de Condor Travel

Reserva ahora

987942047

Nota: Los precios señalados incluyen las entradas con servicios de Hospitality en el estadio brindados por MATCH Hospitality y los servicios de viajes como hoteles, vuelos son ofrecidos porCondor Travel.En caso de desear adquirir únicamente las entradas y servicios de Hospitality sin servicios adicionales, favor de comunicarse con nosotros.

Contacto: hospitalitybrasil@condortravel.com T. 615 3000 anexos: 106-150 www.condorviajes.com Condor Travel es nombrado por parte de MATCH Hospitality como el agente exclusivo de ventas en Perú para el programa de Hospitality de +47 la Copa Mundial de la FIFA Brasil 2014™


Miscelรกneas / Trapecista

Xxx xxx xxx

+48


Por Rebeca Vaisman / Fotos de Santiago Barco

Soledad en las alturas Cuando era niña, Soledad Ortiz de Zevallos descubrió que suspendida en el aire, a algunos metros sobre el suelo, podía encontrarse con sus mejores pensamientos. Hoy la trapecista es parte del elenco de una compañía belga con la que recorre Europa. Pero no pasa un año sin que regrese a Perú. Porque la distancia le ha enseñado sobre la necesidad de permanecer siempre cerca.

¿Qué pensaba Soledad, allá arriba? Abajo, su hermano Adrián, que se quedó jugando en la calle; sus amigos del Franco Peruano, sus padres. Ella, sola, estaba un poquito más cerca del cielo. El día que cumplió nueve años, Soledad Ortiz de Zevallos recibió como regalo el trapecio que se instaló en el jardín de su casa. Para entonces, ella ya llevaba dos años tomando talleres en La Tarumba, compartiendo la clase con otros niños. Pero desde ese cumpleaños, siempre llegaba el momento del día en que podía dejarlo todo y subirse a su propio trapecio. ¿Qué pensaba, allá arriba? Las posibilidades eran muchas. Podía imaginarlo todo porque sus pies, literalmente, dejaban de tocar el suelo. Era su segunda casa, era una nube. Era un momento solo para ella.

«Mi papá me ha dicho siempre que eligieron mi nombre pensando en la posibilidad de estar bien con uno mismo», dice Soledad. «Yo trabajo en eso porque sigo sintiendo que necesito estar con gente todo el tiempo. Me cuesta estar sola, pero es verdad que el trapecio es uno de los pocos momentos en los que estoy conmigo y soy feliz. Puedo pasarme horas allá, arriba. En mi mundo».

Mi soledad y yo A los adultos, totalmente inmersos en sus vidas construidas en base a responsabilidades, sacrificios y metas, les encanta preguntar a los niños «qué van a ser de grandes». La pequeña Soledad, desde los tres años, respondía a tal impertinencia con una

temprana certeza: ella trabajaría en un circo. Entonces los adultos se reían con mayor o menor disimulo, dependiendo del grado de cinismo. Soledad seguramente no se daba cuenta. Tuvo suerte, dice hoy con veinticinco años: sus padres siempre la han apoyado. Su papá, el arquitecto Augusto Ortiz de Zevallos, en algún momento quiso ser pintor, y desde el diseño y la posibilidad de crear nuevos paisajes urbanos, pudo compartir la necesidad de su hija mayor. Bernadette Brouyaux, su madre, acaba de ingresar al Conservatorio de Teatro: el arte ha sido una búsqueda compartida en su familia. Adrián, su hermano, también llevó algunos talleres en La Tarumba, y aunque finalmente decidió estudiar Medicina, siempre ha disfrutado

+49


Lecciones

«Tienes que estar muy concentrado porque el trapecio es un aparato peligroso. Pero a diferencia de un deportista, un artista no solo debe entrenar su cuerpo, también tiene que ver espectáculos, leer libros, caminar por la calle y ver lo que está pasando en el mundo» ser espectador de los shows de su hermana. Así que nadie se sorprendió cuando Soledad decidió que el circo iba a ser su profesión. Y la carpa, su nueva casa. «Pero mis papás también me han dado la posibilidad de dudar», explica Soledad. «Yo seguía diciendo que quería ser trapecista y ellos me decían que eso estaba bien, pero que si luego se me ocurría ser otra cosa, también estaría bien». Soledad no debía dejarse presionar por su propio sueño. Solo tenía que seguirlo. Cuando llegó a Bruselas tenía dieciocho años. La especialidad de

+50

Trapecio de Vuelo en la Ecole Supérieure des Arts du Cirque, la ESAC de Bélgica, dura tres años; en ese periodo, la joven peruana compartió salón y escenario con sus pares latinos, europeos, asiáticos y africanos. La ESAC se caracteriza por ser una escuela muy internacional. «Me ha abierto las puertas al mundo», dice Soledad sobre su experiencia estudiantil. «También me ha dado que cuando uno vive lejos de su país descubre más amor por este», reflexiona. «Hoy me siento más peruana que cuando vivía en Lima».

26 pies sobre la tierra Soledad afirma que fue aprovechando las facilidades que le ofrecía el hecho de tener una madre belga, y también la ilusión de «ver otros horizontes». Pero no ha pasado un año de los ocho que ha vivido fuera sin que regrese a Lima. «Aquí camino por todo lado, hago trayectos largos en bus y en el metropolitano, e incluso meterme en

un mototaxi también me nutre como artista», explica la trapecista. «A diferencia de un deportista, un artista no solo debe entrenar su cuerpo, también tiene que ver espectáculos, leer libros, caminar por la calle y ver lo que está pasando en el mundo». Su plan inicial era regresar a Perú una vez graduada de Trapecio de Vuelo, una especialidad en la que el artista maniobra a ocho metros sobre el suelo. Sin embargo, el último año en la escuela creó un espectáculo para niños con dos amigos franceses: «El baúl de circasia», como lo nombraron, fue tan exitoso que consiguió hacer una gira por todo Bélgica, y luego por Francia. Naturalmente, eso extendió la estadía europea de Soledad. Hace dos años pudo montar ese mismo espectáculo en Arequipa y Lima. Desde el año pasado integra la compañía belga Carotte Vapeur, con la que está de gira ocho meses del año. Los otros cuatro, Soledad los pasa en Perú. A los quince años pasó a formar parte del elenco de La Tarumba y sus entrañables temporadas de circo. La primera obra en la que participó fue Itó del 2003. La última


antes de irse a Bélgica, fue Zuácate en el 2006. «Si tuviese que elegir ahora, me quedaría en el Perú», asegura Soledad. «Pero cuando yo empecé, La Tarumba tenía una escuela profesional que aún no tenía una pedagogía fuerte que me iba a poder llevar adonde yo quería», continúa Ortiz de Zevallos. «Hoy en día La Tarumba está muy bien: lo único que le falta es tener un diploma reconocido por el estado, porque su formación es reconocida en el mundo». Soledad está aprovechando estos meses de estadía en Lima para dar clases de trapecio de vuelo en la Facultad de Artes Escénicas de la Pontificia Universidad Católica, y para dictar talleres de telas, trapecio y equilibrio en alambre en la Asociación Cultural Puckllay, de Carabayllo.

Cuestión de perspectiva El día a día no deja mucho tiempo para la introspección. Incluso los niños –que deben iniciarse en el sistema educativo desde muy temprano, y hacerse a las exigencias del mismo – ya poco tiempo tienen para imaginar algo por su cuenta. Pero son esos momentos personales que le permiten a Soledad ser una buena artista. Momentos como los que pasaba subida en el trapecio que le regalaron en el jardín de la casa paterna. «Tienes que estar muy concentrado porque es un aparato peligroso. Tienes que desconectar», explica la trapecista peruana. «Además, tienes que confiar en ti mismo. Porque tú eres el único que puede evitar que te lastimes». Y esa es una lección que se aplica también a quienes van con los pies sobre la tierra. s

+51


Narradores

Alejandro Zambra

Un pacto sincero con las palabras

+52


Por Piero Peirano

Tiene menos de cuarenta años y tres novelas que han sido traducidas a más de una decena de idiomas. Sigue viviendo en Santiago de Chile, la ciudad en la que nació, y su primer libro de cuentos, titulado Mis docuMentos, tiene esa ternura aliviante que ya es una marca en su estilo. ¿Qué siente el escritor Alejandro Zambra cuando se acaba un cuento?

«A veces pienso que escribo este libro solamente para recordar esas conversaciones», dice uno de los párrafos iniciales de Formas de volver a casa, una novela en la que Alejandro Zambra hablaba de la dictadura de Pinochet y los recuerdos que quedaron de ella. Era el año 2011 cuando se publicó el libro, y desde entonces, Zambra ha seguido nutriendo esa imagen de escritor de culto, al que revistas como Granta reconocen como uno de los mejores en lengua española, o al que brindan premios como el Príncipe Claus, en Holanda, por el conjunto –aun reducido– de su obra.

Ahora, en casa, escuchando un viejo disco de Caetano Veloso y releyendo un libro de Robert Walser, Zambra escribe un e-mail donde responde sobre Mis docuMentos, su primer libro de relatos, como de su regreso a los discos tradicionales, que escucha tomando té o mirando el cielo de su hogar. Está en Chile y «ya no es joven», precisa, «desde ninguna perspectiva». Quizá su madurez como autor ha llegado temprano, y por eso ha explorado su lenguaje en poemas, novelas y cuentos. En ellos, Alejandro Zambra ficciona con calma y detalle sobre la vida, explorando los límites de las palabras y las emociones.

Media pagina ASIA SUR Alto 15.5 x Ancho 24.5 cm

NUEVAS!!! MOTOS ELÉCTRICAS MODELO "CROSS" ( Para niños de 5 a 12 años ) FABRICADAS EN EUROPA

Descúbrela en kuberg.com

*Foto referencial

Av. Petit Thouars 4324 Miraflores. LIMA-PERU Telf: 440-9073 422-3992 / 222-5989 / 441-7483 / 442-0904 / 442-9134 Fax: 421-6450.E-mail: informes@barbaccimotors.com +53 Síguenos en el Facebook www.barbaccimotors.com barbaccimotors.sa


«Las novelas son periodos de la vida, los cuentos semanas o meses. Me gusta la intensidad de esa escritura. Cuando escribo, generalmente escucho noticias y programas de conversación; me gusta cuando alguna palabra de la radio se cuela en mis textos»

hogareño, lo que más me gusta es estar en casa, con mi gata y mi perra, y leer, escribir, recibir amigos. ¿Escuchas música cuando escribes?

¿Qué debe provocar un cuento en un lector? No lo tengo claro. En Mis documentos todos los cuentos funcionan de forma distinta. No tengo una idea canónica o dominante del cuento. Y nunca pienso directamente en el lector, como un entidad ajena. A nivel de efectos, me interesa sobre todo lo que los cuentos provoquen en mí. ¿Qué te gusta de escribir cuentos? Me gusta más bien hurgar en sus fronteras. Las novelas son periodos de la vida, los cuentos semanas o meses. Me gusta la intensidad de esa escritura.

+54

Algunas vez has hablado de Julio Ramón Ribeyro, ¿qué te gusta de su trabajo? El tono. Igual que con todos los escritores que admiro: el tono. Un buen escritor, o un gran escritor, como es Ribeyro, es alguien que habla de una cierta manera nueva. A veces se piensa que los escritores llevan una vida completamente distinta a la de cualquier persona, ¿qué haces en un día normal? ¿Vas al estadio o juegas al fútbol? Voy al estadio a ver a Colo-Colo cada vez que puedo. Ya no juego al fútbol, pero me gustaría. Soy muy

No escribo siempre escuchando música. Ahora último me he desintoxicado de mp3 y he vuelto a escuchar los discos enteros, después de unos años muy “digitalizados”. Escucho música mirando el techo y tomando té, dejé para siempre los audífonos. Cuando escribo, generalmente escucho noticias y programas de conversación; me gusta cuando alguna palabra de la radio se cuela en mis textos. ¿Qué cambió en tu vida desde Bonsái, tu primera novela? Desde entonces hasta ahora, ha cambiado casi todo. Hicieron una película de ella. ¿Pudiste verla? ¿Ves mucho cine? Veo bastante cine, pero soy más de ver varias veces algunas películas que de ver muchas. Tampoco estoy muy al día. Vi la adaptación

de Bonsái, muchas veces, y aprendí un montón durante ese proceso. No participé de la adaptación, pero creo que aprendí sobre mi novela mientras veía cómo se alejaba de mí. ¿Vendrás pronto a Perú para presentar Mis docuMentos? ¿Qué recuerdas de Lima? No me han invitado, pero iría encantado; me encanta Lima, me gustaría conocerla mejor. Lo otro: yo soy más o menos bueno para imitar voces y acentos, pero el acento limeño no lo puedo imitar y lo curioso es que se me pega. Nunca se me pegan los acentos, pero con el limeño me pasa que sí. A la media hora estoy hablando como limeño. ¿Qué observas cuando llegas a un nuevo lugar? Cuando viajo me gusta caminar sin rumbo, pero también visitar varias veces los mismos lugares, husmear en la vida cotidiana. Me gustó mucho Santiago cuando la visité hace unos años. ¿Qué es lo más especial que tiene Santiago en tus libros? ¿Qué la diferencia de otras ciudades que has conocido? Santiago es la única ciudad que conozco más o menos bien. No sabría decirlo con precisión. Santiago me parece una ciudad más bien fea, pero me siento parte de ella, la quiero. Y los días después de la lluvia se convierte en el lugar más hermoso del mundo. El problema es que llueve poco. s


chacarilla sur


Historietas

Como un acto de heroísmo editorial, los hermanos Amadeo y Renso Gonzales han publicado por trece años el fanzine de cómics carboncito, que reúne trabajos de artistas de todas partes del mundo. Con la misma adicción por las historietas, pero con más experiencia, acaban de publicar tránsito intestinal, un nuevo fanzine dibujado solo por ellos.

+56


Por César Ochoa / Fotos de Santiago Barco

Síguenos en:

www.tonyromas.com.pe +57

JOCKEY PLAZA: 4378004 / LARCOMAR: 2429986 / AV. SANTA CRUZ: 4411692


Historietas

fundó hace dos años para promover el arte, la música y el diseño gráfico. Renso, que viste polo negro y jeans, por estos días está dictando un taller de historieta en La Casa de la Literatura, donde adolescentes aprenden a adaptar una novela al formato de de las viñetas. En unos días terminarán de ilustrar Los cachorros, de Vargas Llosa. Cada uno por su lado. Cada quien con sus propios asuntos. Lo que los une al menos un par de veces a la semana es CarbonCIto, que sale una vez al año; y también los proyectos en los que se apoyan mutuamente. Renso realiza exposiciones con sus trabajos, Amadeo ofrece conciertos.

uando era niño a Amadeo Gonzales le gustaba dibujar astronautas. Las esquinas de sus cuadernos estaban repletas de caminantes espaciales. Eran tantos que cuando pasaba las hojas rápidamente, estos simulaban moverse, como un flipbook. Renso, su hermano menor, prefería dibujar en las últimas páginas, llenarlos de hombres he-

+58

chos a base de palitos. Eran escenas de acción, como un hombre persiguiendo a otro. CarbonCIto, la revista de cómics que fundaron hace trece años, es una mezcla de ambos: tiene la fantasía de un viaje espacial y el realismo de esas personas que pasan apuros de cualquier índole. Realidad pura y dura, humor, desarraigos, aventuras. CarbonCIto es una revista y ellos son dos. Pero lo que más disfrutan del proceso de edición, dicen, es que lo hacen juntos.

Sobre una mesa de la librería Mediática, en el Centro de Lima, reposa la edición más reciente de CarbonCIto, la número 16, que presenta trabajos de 47 artistas de todo el mundo y cuya carta editorial dice «regresamos con la fuerza y velocidad de un meteorito». Esta tarde Amadeo viste una camisa azul a cuadros, unos gruesos lentes de carey, shorts y zapatillas negros. Por la mañana estuvo dictando clases de dibujo a niños en Espacio Los Únicos, una suerte de centro cultural que

Pero la cerveza que apaga la sed en este día de intenso bochorno propicia el recuerdo de los primeros días del fanzine insignia de la movida de los cómics en Lima, cuando parir cada edición fotocopiada más parecía un ejercicio de heroísmo editorial. De su padre habían aprendido la costumbre de salir del Callao en busca de revistas de historietas al Centro de Lima. Así, a finales de los noventa, vieron como otros publicaban fanzines con poca plata y mucha creatividad. «Pero como éramos dibujantes amateur no recibían nuestros trabajos», dice Amadeo. «De esa negativa nació CarbonCIto un tiempo después», interviene Renso. Pronto su fanzine hizo amigos, se olvidó de las fotocopias, engordó, se vistió de colores en algunas páginas y viajó por Latinoamérica. En todo este tiempo aseguran no haber peleado jamás más allá de discrepancias de rutina. «De hecho, sabemos que no somos normales y que tal vez nos llevamos tan bien porque nuestro tema de conversación siempre son los comic o algo relacionado a ellos», dice Amadeo. De ahí que el 31 de enero publicaron un fanzine nuevo. A diferencia de CarbonCIto, no tiene más colaboradores que ellos dos. Dicen que la hicieron solo porque querían darse el gusto de hacer algo juntos, otra vez. El fanzine se llama tránsIto IntestInal.

Los hermanos Gonzales estudiaron en un colegio parroquial donde estaba prohibido llevar historietas. «Si te encontraban con una te la rompían», dice Renso. En casa, o dibujaban o leían cómics, casi nunca veían televisión. tránsIto IntestInal tiene esa esencia: por las ganas de hacer lo que


DESPUÉS DE BRONCEARTE, REGENERA TU PIEL. CREMA CREMA REGENERADORA REGENERADORA

BEPANTHEN CREMA

regenera tu piel después del sol.

/ Bronceada y Renovada

Es una emulsión que contiene DEXPANTENOL, un componente natural que se absorbe rápidamente y penetra la piel, acelerando el proceso natural de regeneración de la misma.

NSOC 11724-04PE


Historietas

Para los hermanos Gonzales hacer cómics no es un hobbie. «Esa palabra la inventaron los padres para asegurarse de que sus hijos no se van a dedicar a lo que verdaderamente les gusta. Imagínate cuantas carreras artísticas se han truncado por esa palabra»

que al final no salen. Ellos prefieren la adrenalina de tomar un taxi hasta la imprenta y cruzar los dedos para llegar a tiempo. «Si no tenemos el total del dinero lo mandamos hacer igual. De ahí vemos cómo hacemos para llegar al monto. Y listo, al final siempre lo logramos», asegura Amadeo, y sonríe.

gusta. «No somos conformistas. No podemos esperar hasta julio, cuando salga CarbonCIto N° 17. Queríamos hacer algo a corto plazo, para no mosquearnos», dice Amadeo mientras se termina su vaso de cerveza. En este nuevo fanzine, Renso realizó los trazos más realistas, serios, y Amadeo intervino con personajes lúdicos y fantasiosos. Las historias giran en torno a sucesos cotidianos

Amadeo tiene 36 años; Renso, 34. De vez en cuando todavía poguean como cuando eran adolescentes, para relajarse. Ambos saben que el punto de quiebre más grave de su vida sucedió cuando perdieron repentinamente a su padre, cuando Renso apenas había terminado el colegio. Amadeo terminó de estudiar electrónica pero nunca le gustó. Renso prefiere no recordar los trabajos en que estuvo antes de

+60

y urbanos, pero cargados de ironía. 32 páginas, tamaño A4, blanco y negro y a todo color, todo dibujado a mano. «Es como regresar al pasado, pero ahora con toda la experiencia podemos hacer lo que nos da la gana», dice Renso, quien en casa tiene una gran biblioteca con cientos de historietas y libros de dibujo.

Cuando faltaban unos cinco días para que terminen de editar tránsIto IntestInal, apenas llevaban un 20% avanzado. Pero a ellos les gusta trabajar así. Bajo presión. Dicen que es parte de su espíritu joven, porque les aburre hacer las cosas “bien pensadas”

dedicarse al arte. Para ellos hacer cómics no es un hobbie. Tampoco una fuente de ingresos importante. Sí una responsabilidad y compromiso. Sobre todo CarbonCIto, que en más de una década ha reunido a artistas peruanos como Cherman, Manuel Gómez Burns y a internacionales como el argentino Dr. Alderete. «La palabra hobbie la inventaron los padres para asegurarse de que sus hijos no se van a dedicar a lo que verdaderamente les gusta. Imagínate cuantas carreras artísticas se han truncado por esa palabra», sentencia Amadeo, conocido también por su canción El Marciano. Aún no saben qué será de tránsIto IntestInal luego de su primer número. Pase lo que pase, seguirán haciendo las cosas juntos y a su modo: con la fuerza de un meteorito. s


Miscelaneas / supercerebro

+62


Por César Ochoa / Fotos de Alonso Molina

el

hombre que

calculaba

Arturo Mendoza es una calculadora humana. Tiene un récord Guinness de suma y fue campeón mundial de cálculo mental en el 2006. A inicios de enero, participó en el programa Supercerebros de National Geographic Channel. ¿Cómo piensa alguien que puede sumar diez números de diez dígitos en 5 minutos y 36 segundos?

Arturo Mendoza ocultó al mundo por veinte años su condición de calculadora humana. Tenía la certeza matemática de que todos, al escucharlo resolver al instante operaciones complejas, lo verían a ver como un ‘rarito’. Cuando rendía exámenes de números, jamás entregaba primero, aunque había resuelto todo en apenas unos minutos. Terminó el colegio sin haber alardeado jamás, ni siquiera con las chicas. Arturo Mendoza creció en su natal Piura con diez ‘amigos’ [así llama a las cifras del 0 a 9], con los que se pasaba el día jugando. Eran como sus compañeros imaginarios. Sus padres advirtieron su habilidad al verlo resolver mentalmente las cuentas de la tienda familiar de curtiembre que tenían, incluso antes de que entrara a

la escuela. Hoy, a sus 42 años, suelta una sonrisa y ya no se avergüenza de ser un fenómeno de la rapidez mental. Es más, mira su reloj y comienza a jugar: «son las 11:26 de la mañana. Al día le quedan 12 horas con 34 minutos, o sea 44 240 segundos. Ah, por cierto, hoy cumplo 15.510 días de vida». Es como si hablara una metralleta, pues por cada respuesta no se toma la molestia de demorarse ni un segundo. Es como si tuviera reflejos matemáticos. Si para la mayoría los números son seres problemáticos con los que es mejor no meterse, para él todo es cuestión de conocerlos bien. «Un 8 no es solo un 8», dice Arturo. «Es también 5+3; 7+1; 6+2; 23

+63


Genios

Cuando va por la calles, Arturo Mendoza multiplica placas de carros o cualquier cifra que encuentra. En unos meses regresará al Campeonato Mundial de Cálculo Mental para ostentar otra vez el título mundial y así infinitas combinaciones». Su método consiste en sacar ‘sinónimos’ a los números para utilizarlos de la forma que mejor le convenga, pero a velocidad de rayo, sin importar cuán grandes sean. Sumas, restas, multiplicaciones, divisiones, raíces cuadradas. Atrás han quedado esos días de taxista a tiempo completo, luego de dejar la facultad de Matemática de la Universidad de Piura. «Cuando me casé, dejé de estudiar porque tenía que afrontar gastos», dice Arturo, sin dejar de aclarar que en la universidad sí hacía uso de sus habilidades para destacar.

+64

Un día del 2004 su hija de un año enfermó y no pudo pagar las medicinas. Arturo Mendoza tenía los bolsillos vacíos, la paradoja financiera de un súper contador. Fue entonces que hizo cálculos. Si lograba llamar la atención con algo sorprendente, bien podía aprovechar su calculadora mental para iniciar una vida pública. Un año después, en un salón de la Universidad Nacional de Piura, delante de autoridades universitarias, notario público y hasta sacerdote, contó cien números de un dígito más rápido que cualquier otro ser humano en la historia: 18,23 segundos, un récord Guinness. Al año siguiente, en el Campeonato Mundial de Cálculo Mental, en Alemania, sumó diez números de diez dígitos en 5 minutos y 36 segundos. El Perú tenía un campeón mundial de suma. Con un ábaco bajo el brazo, ese instrumento milenario de conteo rápido, Arturo Mendoza pasa sus

días como un empresario que quiere multiplicar sus ganancias. Ha fundado Easy Math Calculation, desde donde capacita a profesores de escuelas en el manejo del ábaco, los cuales también importa. Ahora vive en Lima y tiene una recargada agenda diaria programada al segundo. Cuando va por la calles manejando, multiplica placas de carros o cualquier cifra que encuentra, pero no quiere ‘loquearse’ con retos descomunales. La habilidad que tiene debe ejercitarla en orden, cronometrando sus tiempos de respuesta. Su pasatiempo favorito es descomponer números. «Por ejemplo 432: 18x24; 36x12; 3x144; 6x72. Las combinaciones no las tengo memorizadas, surgen al instante». En el mundo, no hay más de diez calculadores humanas que disputan las categorías del campeonato bianual de cálculo en cada edición. Uno de ellos es el español Alberto Coto, quien ha publicado libros y es una celebridad entre los colegiales con problemas numéricos de su país. Arturo Mendoza también apunta a la educación. Una de sus más recientes apariciones televisivas internacionales [también visitó el programa de Don

Francisco] fue a inicios de enero, en el programa SupercerebroS de National Geographic Channel, donde una veintena de personas con diversas habilidades mentales participaron por un premio de 74 mil dólares. El peruano quedó eliminado, pero no porque fallara en su prueba [sacar raíces cuadradas complejas] sino porque el público decidió al clasificado de cada etapa por votación, de acuerdo a sus preferencias. Pero Mendoza no se desanima. En julio u octubre, regresará al Campeonato Mundial de Cálculo Mental para ostentar otra vez el título mundial. Mientras tanto practica con ayuda de su esposa, quien toma sus tiempos. Cada vez que tiene una aparición pública, desconcierta a todos pues suele colocar en una pizarra una docena de cifras de dos dígitos que suma solo con verlos. «No veo una fila de números, veo de frente el resultado», dice. Es tan rápido, que cuando se equivoca, casi nunca, se da cuenta al instante. Termina de dar la respuesta y ya sabe en cuánto se ha equivocado. Tiene una salida: «Me he equivocado adrede», dice, «¿quién me puede decir en cuánto? s


Boutiques Pierre Cardin Jockey Plaza - Plaza San Miguel - Las Begonias 640, San Isidro Real Plaza Primavera - Mall Aventura Plaza Callao - Real Plaza Centro Civico - Megaplaza - Open Plaza Angamos Plaza Lima Sur Chorrillos - C.C. La Rambla, San Borja - Av. Larco 671-A, Miraflores - Plaza Lima Norte Mall Aventura Plaza, Trujillo - Real Plaza, Arequipa - Open Plaza, Piura - Real Plaza, Cusco Ripley - Oeschle - Saga Falabella - Paris - Estilos

+65


Perfiles

Anís Samanez es diseñadora de modas. Creó su primera marca a los dieciocho años y su primera colección tuvo novecientas prendas. Ha sido finalista del festival Flash Mode de la Alianza Francesa y ha diseñado para el Ethical Fashion Show de París. A pocos días de cumplir veinticinco, espera que su nueva colección le permita posicionarse con firmeza en el mundo de la alta costura.

+66


Por CĂŠsar Becerra / Fotos de Rene Funk

+67


+68


obre los muebles de la sala no hay personas, sino vestidos. Anís Samanez los ha colocado como sus mejores cartas de presentación. La diseñadora muestra cada pieza, cada detalle, cada historia detrás, con la pasión propia de una creadora orgullosa que ha trabajado duro. Desea que el público

conozca las particularidades de su nueva colección. Habla sobre los bordados meticulosos, los pequeños fragmentos de muranos, los tules, las perlas, los canutillos checos. Dice que las telas han llegado de Nueva York, París, Abu Dhabi. Explica que los vestidos tienen acabados hechos a mano con paciencia y rigurosidad.

Cuenta todo esto con la vanidad mesurada de alguien que busca dejar claro que cada centímetro cuadrado de su obra vale, pero lo hace sin la pompa del fanfarrón. No actúa como un spam publicitario. La mejor herramienta marketera de Anís en este instante es su carisma, esa forma de hacerte sentir en confianza,

aunque la hayas conocido hace tres minutos. Lo cierto es que no se necesita ser experto en moda para identificar un nivel de confección sofisticado en cada prenda. «Esto no se nota en las fotos», comenta Anís. Es verdad. Sus vestidos, vistos desde lejos o en las

+69


Perfiles

«No me gustan las modas. Me gustaría que mis vestidos se usen en diez años y aún se vean actuales», dice Anís Samanez. Sus diseños son un reflejo de ella misma

fotografías, muestran formas y colores que se ven hermosos y sensuales en las modelos de turno. Pero cuando se ven de cerca, o cuando se tocan, se revela una topografía inadvertida.

La nueva colección de Anís, que presentará oficialmente en un par de meses, está compuesta por 35 vestidos únicos. No se repiten. Ella está contenta porque la colección es un reflejo de ella misma. En esta oportunidad, la inspiración ha partido de su vida cotidiana, más que de tendencias internacionales, sugerencias de revistas y dictámenes de gurús. «No me gustan las modas. Me gustaría que mis vestidos se usen en diez años y aún se vean actuales». Anís cumplirá veinticinco en dos semanas. El 17 de febrero, para ser precisos. Es la primera vez que saldrá en la portada de una revista, y eso tiene una razón. «Me han propuesto salir en portadas, pero no acepté porque sentía que no tenía mucho que contar. No quería salir por salir», dice la diseñadora. «Ahora, con mi nueva colección y las cosas que he vivido, tengo la confianza para contar mi historia».

Anís está sentada en una banca del parque El Olivar de San Isidro. Es casi mediodía, hace mucho calor. Ella se ve cómoda con una blusa blanca y un short ligero. Aun así está ligeramente preocupada porque más tarde tiene una sesión de fotos para una marca de cosméticos y teme quemarse la nariz. Ha preparado una ayuda de memoria para ordenar sus ideas. Un recurso muy útil. Menciona que ha modelado, pero aclara que no es modelo. Si bien ha participado en desfiles, ha aparecido en revistas

+70

locales y alguna publicación internacional, hoy es diseñadora. Lo ha querido ser desde chica y se propone serlo toda la vida. Anís empieza el relato con lo siguiente: a los tres años de edad hizo su primer comercial televisivo para Hogar, una tienda departamental hoy extinta. La persona que la ‘descubrió’ fue Yashmine Cahuas, productora y amiga de la familia. «Trabajaba en una agencia y se presentó la oportunidad de hacer el comercial», cuenta Yashmine, que hasta ahora trabaja con Anís. «Justo buscaban a una niña de la edad de Anís y se me ocurrió que sería perfecta. La llevé, grabó y salió espectacular». Le encantaba hacer comerciales de niña. Calcula que ha hecho alrededor de treinta. Pero lo que más le gustaba era estar siempre en movimiento. Estar metida en actividades. No mantenerse quieta. De hecho Anís no se recuerda viendo televisión. Rosario, su mamá, da fe de ello. Sorprende también en su biografía haber desarrollado un espíritu emprendedor desde pequeña. Vendía muñecos de zanahorias, libretas hechas con cajitas felices de McDonald’s, polos que hallaba en remates. «¡Siempre hacía negocio! Mis papás me enseñaron a ganarme las cosas con mi propio esfuerzo. En el futuro me veo trabajando, siempre». Por coincidencia recibe una llamada cuando hablaba de este tema. Contesta en su iPhone. Coordina un encuentro con alguien. Cuelga. «Me encanta cuando me llaman por trabajo», dice ella, sonriendo. Más tarde, adelanta, tiene una cita con una clienta que quiere un vestido de novia. El día anterior, por cierto, estuvo casi todo el día en una sesión de fotos para su marca. Se encargó de todo: buscar al maquillador, a las modelos, al fotógrafo, coordinar el catering, la movilidad, la dirección de arte, el styling. «Fue estresante. Pero me gusta hacer todo yo, pero estoy aprendiendo a trabajar en equipo». A los dieciséis años se fue a Kiel, Alemania, para estudiar. Fue la primera vez que viajaba sola y que

se separaba de su familia. Un reto duro para cualquier adolescente. Ya egresada del colegio, se matriculó en la escuela de diseño Mod’Art. Durante su primer año de estudios, cuanto tenía dieciocho, creó su primera marca. Se llamó D’Anís. Armó una colección de novecientas prendas. «No me preguntes cómo las hice, pero las hice», apunta. Sentada en la banca de El Olivar, Anís analiza con frialdad esa época de gloria precoz. «Me lancé a la piscina, y no me fue tan mal, pero no tenía un concepto claro de la realidad. ¡Me faltaba experiencia! Tenía dieciocho y me creía diseñadora. Hice tarjetas personales y puse ‘diseñadora’. Me daba vergüenza dar mi tarjeta a la directora de Mod’Art. ¿Qué iba a pensar de mí, si ni siquiera acababa la carrera?». El hecho: vendió toda la colección. A los diecinueve hizo prácticas en la firma Wayra y le dieron la oportunidad de diseñar para el Ethical Fashion Show de París. «Entré para diseñar cubrecamas y terminé diseñando prendas para un evento tan importante como ese. Fue increíble». Por esos meses descubrió lo duro que era trabajar y estudiar a la vez. Cuenta que se levantaba a las seis de la mañana para llegar al trabajo a las siete. Salía del trabajo a la una y media de la tarde porque a las dos debía estar en la escuela. Terminaba las clases a las seis de la tarde e iba a casa para hacer sus trabajos académicos entre siete de la noche y tres de la mañana. «¡Dormía tres horas diarias! Era más chica; no sé cómo lo hice». Terminó la carrera como segundo puesto de su promoción. Una gran oportunidad fue participar en el Flash Mode de la Alianza Francesa, festival anual de moda que convoca a los talentos jóvenes más prometedores del Perú. Quedó entre los doce seleccionados. «A partir de ahí me hice más conocida y empecé a tener una clientela leal». En el 2012, a los veintitrés, vivió dos experiencias nada gratas que la marcaron. No piensa dar mayores detalles al respecto. Igual no deja


+71


Y se fue. Se instaló en Barcelona y viajó por varios países. Trabajó en styling y producción, hasta que una propuesta de trabajo le cambió el rumbo. «Recibí la oferta de una marca que me encanta. El contrato era por cinco años, debía renunciar a mi marca y mantener un 100% de exclusividad con la empresa. Querían que firme, pero la persona que me entrevistó me dijo que tenía todo para volver a mi país y ser Anís Samanez, no una diseñadora cualquiera». Y volvió.

«Si Anís se cae a un río, no la busquen cuesta abajo: ella estará cuesta arriba», dice Rosario, su madre. Una manera clara para definir una característica fundamental de su personalidad: luchar contra la corriente. Ser perseverante, terca, necia –diría ella–, pero en el buen sentido. Esa forma de ser es importante en su negocio. En vez de seguir tendencias, prefiere seguir sus instintos creativos. En lugar de apurarse y terminar mal las cosas, prefiere demorarse y hacerlo bien. Ojo, sin que esto implique ser impuntual. ¿Quién tiñe sus propias telas? Ella lo hace. Cuando sale de viaje y encuentra tiendas de grandes firmas, suele visitarlas con actitud de expedicionaria más que de compradora compulsiva: toma nota de los detalles de las prendas, toma fotos de los acabados, se emociona cuando ve que algún diseñador usa los mismos materiales que ella.

La nueva colección está compuesta por 35 vestidos únicos. No se repiten. En vez de seguir tendencias, Anís ha decidido seguir solo sus instintos creativos +72

de ser un hito clave, drástico, pues decide abandonar el país. «Me fui para aprender a vivir sin fingir, a valorar y querer a las personas sin depender de ellas, a escuchar sin atacar, a hablar sin ofender». Forjarse a sí misma, sola en un país lejano, no es una labor sencilla. Anís lo sabía y se atrevió. Juntó todos sus ahorros –lo que había ganado en los comerciales, en el modelaje, en la venta de sus colecciones– para ir a Europa y experimentar esa clase de viaje que cambia la vida. «Le dije a mi mamá que tenía que dejarme ir. Era en ese momento o nunca».

La salida de su nueva colección la agarra en un momento clave. Por un lado se siente cómoda consigo misma. Está a gusto con lo que tiene hoy. Y por otro siente que ha reunido la suficiente experiencia profesional como para dar un gran salto. Cuesta arriba. s

Asistente de fotografía: Belisario Eizaguirre Dirección de arte: Coco Miranda Producción: Pía Gonzales-Vigil y Micaela Payet Asistente de producción: Mariale Fernández Maquillaje y peinado: Sono Salon Video making of: Sensorial Films Ropa: Anís Samanez Mira más fotos y el video de la sesión en www.asiasur.com


Por Pablo Panizo / Fotos de Santiago Barco


El famoso artista brasileño ha llegado ansioso al Perú. Con sus exhibiciones le sucede lo mismo que con su trabajo: le cansa lo predecible y le apasiona la exploración de nuevos caminos. No conoce a los limeños, y, de primera mano, los limeños no lo conocen: esas incertidumbres le permiten sentirse vivo.

Vik Muniz

No quiere aburrirse

+74


Por Pablo Panizo / Fotos de Alonso Molina

El artista junto a su pieza Medusa marinara.

+75


Rebeldes

1

Si dependiese únicamente de él, Vik Muniz cambiaría la decoración de su casa todo el tiempo. Así lo hacía hasta que su esposa, la artista visual Janaina Tschäpe, le pidió parar con los rediseños. Sí ha logrado, en cambio, que en las paredes del hogar de la pareja no cuelgue ninguna de las obras del artista brasileño mejor cotizado: las suyas. «Las he visto muchas, muchas, muchas veces», explica Muniz. Con más de dos décadas de trabajo, a sus 52 años algunos de sus trabajos ya no le saben igual. «El efecto se hace cada vez más pequeño. Mis obras se van sedimentado». En un primer momento fue él mismo quien organizaba la disposición de las piezas en sus exposiciones, pero se aburrió de saber qué le esperaría cruzando la puerta. Durante quince años delegó ese trabajo a su asistente, aunque hoy vuelve a sentir que ya sabe qué encontrará. «Le digo que estamos haciendo las cosas muy parecidas, y la idea de sorprenderte con tu obra se hace muy difícil». Frente a la prensa que ha llegado al Museo de Arte Contemporáneo [MAC] para conversar con él, sin embargo, no parece desanimado. No lo está. Vik Muniz cree que el arte existe en ese momento en el que un sujeto se acerca a un trabajo artístico, y sabe que en Lima son nuevos los ojos que ven su retrospectiva, Más acá de la iMagen, una exposición que ha visitado Estados Unidos, Brasil, Canadá, México y Colombia, y que el MAC ha considerado como la más importante exposición de su primer año de funcionamiento. La sensación de no saber cómo reaccionará un nuevo público es –confiesa– una emoción que le permite «sentirse vivo».

+76

2

3

Vik Muniz, el muchacho que nació en Sao Paulo en 1961, que fue pobre; que fue baleado en la pierna por defender a un desconocido; que despertó del coma tres días más tarde y vio a su agresor junto a él, pidiéndole perdón; que recibió una jugosa compensación económica por los daños y cruzó el Atlántico en un avión; que limpió depósitos de carne y empujó carritos en un supermercado de Nueva York; que se hizo artista en medio de la precariedad; el hombre influenciado por la corriente artística americana y europea de la década de los sesenta y de los setenta, pero que se reconoce como un hombre brasileño con la percepción de un hombre brasileño; el artista que tiene 158 exhibiciones individuales, pero que quiere alejarse de «las bellas artes y sus restricciones»; que cree que los mayores críticos son los niños; que desconfía de quienes miran el arte con seriedad y confía en quienes logran, como él, divertirse con el arte; ese hombre, la eminencia del arte brasileño contemporáneo, ha llegado a Lima ansioso por conocer al público que desconoce.

4 1. Molino en Dallas 2. Soldado de juguete 3. Verano en la ciudad, según Edward Hopper 4. Madre e hijos


Rebeldes

Vik Muniz concibe el arte como una forma de corromper los métodos. Los caminos seguros le incomodan, le aburren «Si sabes hacia dónde vas, ya has estado ahí. Todo el arte relevante se basa en una práctica de empirismo, de algo que no sabes en qué va a acabar»

La rueda de prensa ha terminado y Vik Muniz tiene solo unos minutos para hablar a solas con cada periodista. El vuelo lo ha dejado cansado, pero el café que acaba de tomar le ha sentado . bien. Habla sin parar y gesticula mucho, e intenta expresar con las manos lo que mastica en castellano. «Imágenes como las de la serie Magazines son más complejas. Con una de ellas sí podría vivir, porque siempre tienen una cosa nueva», dice, y señala con la palma extendida el gran salón donde se exhiben sus fotografías. A lo largo de toda su carrera, el artista brasileño ha jugado a demostrar que toda imagen –pinturas, collages, fotografías, en fin, toda imagen– es una ilusión. Si se levanta la mirada hacia donde marca su mano, a lo lejos se ve una tosca y potente reproducción de Verano en la ciudad, la famosa pintura de Edward Hopper. De cerca, una explosión de información escapa al camuflaje: la pintura, como todas las fotografías de la serie Magazines, ha sido recreada a partir de miles de recortes de revistas. No importa cuántas horas se las mire, siempre habrá algo por descubrir. Incluso para él. Vik sonríe y mueve la cabeza hacia adelante, espera un momento y la mueve hacia atrás, e imita al espectador de una obra de arte. «Se apartan y ven la imagen, la idea. Se acercan y ven el material». Alguna vez le preguntaron por qué retrató al Che Guevara con frejoles. «¡Porque tenía…! –dice entre risas–. ¡Porque tenía una lata de frijoles!». El brasileño concibe el arte como una forma de corromper los métodos, como una negociación entre necesidad y posibilidad. Tenía una lata de frejoles y tenía la necesidad de crear. No necesitó más para comenzar a trabajar. Muniz es un amante de lo nuevo, un explorador suelto en tierras vírgenes. Lima es una incógnita para él, y eso lo atrapa. Los caminos seguros le incomodan, le causan letargo, le aburren. Antes, el fracaso y volver a empezar. Intenta dejarlo claro, pero no le es fácil en un idioma ajeno. Mira al suelo y cierra el puño, mientras busca en su cabeza las palabras correctas. No las encuentra y, a riesgo de no decirlo con propiedad, lo dice en inglés. «Si sabes hacia dónde vas, ya has estado ahí. Todo el arte relevante se basa en una práctica de empirismo, de algo que no sabes en qué va a acabar». s

5

6 5. Che (Frijoles negros), según Alberto Korda / 6. Vik Muniz junto a uno de sus cuadros.

+78


www.ziyaz.com.pe


Miscelaneas: Sergio Davila

PerĂş alnatural

+80


Por Javier Wong / Fotos de Hans Neumann

el

17 de diciembre del año pasado, la galería neoyorquina Gallery Nine 5 recibió a la realeza de la moda universal. Revistas de moda como W o Details llegaban a la exposición para cubrir el evento en pleno Lower Manhattan. Proyectores mostraban fotografías en blanco y negro de un modelo vestido en prendas sobrias de corte perfecto: sacos, pantalones, chompas, chamarras y camisas. Naturally Perú era el nombre de la muestra para la que casas de moda, como Rag & Bone, Marc Jacobs, Vince, Gonzalo Palma, Lama o ADF, diseñaron. Todas las prendas se venden en Nueva York pero se produjeron en el Perú con fibras de alpaca o algodón pima (una planta tropical de amplio crecimiento en el norte del país). «Logramos captar el interés de diseñadores y prensa internacional», dice el modista peruano Sergio

Naturally Perú, última exposición del diseñador Sergio Dávila y del fotógrafo Hans Neumann, muestra fibras de alpaca y algodón pima en prendas de prestigiosas marcas neoyorquinas. La propuesta apunta a revalorizar los textiles nacionales y darlos a conocer alrededor del mundo.

Dávila, quien, con el fotógrafo Hans Neumann, organizó este evento, que acaba de mostrarse también en el Boulevard de Asia. Dávila reside en Nueva York desde hace diez años y trabaja con telares peruanos desde hace doce. Neumann llegó a la Gran Manzana en el 2005 y ha trabajado con fotógrafos como el peruano Mario Testino y el escocés David Eustace. Como migrantes contemporáneos, trabajar juntos no es nada nuevo. Neumann ha sido el fotógrafo de innumerables producciones de moda del diseñador. Al mismo tiempo, la simpatía y el deseo de hacer conocer la materia prima nacional también era algo que los unía. Cuando Sergio Dávila se estableció en Nueva York, supo que

+81


necesitaba un elemento distinto. Algo que lo diferencie en la capital mundial del diseño de modas. «Nueva York es el epicentro de las noticias internacionales en este rubro. La mayoría de revistas están acá», dice el diseñador. Los críticos de moda afirman que sus colecciones tratan la moda americana con un swing latino por usar este tipo de materiales, diseños y cortes. Neumann siempre estuvo ahí para captar estas creaciones con su lente. Pero el interés por la materia prima peruana no solo aparece por sus hijos patrios. En París la casa de modas Louis Vuitton se ha inspirado en las líneas de Nasca para su última colección; el 90% de la producción textil nacional –lo que incluye lana de alpaca y algodón pima– se exporta a marcas internacionales, entre las que se encuentran casas de moda como Ralph Lauren y Lacoste, y diseñadores como John Galliano han venido al Perú en busca de inspiración para sus colecciones. Al igual que los quimonos japoneses, la cachemira china o la seda india, el material y los cortes peruanos quieren encontrarse cara a cara con el público mundial, y Naturally Perú es un paso de esta dupla que busca que esto suceda. La exposición aprovecha también el buen ojo de los estadounidenses hacia las fibras naturales. «Ahora hay una idea de no hacer daño a los animales; incluso ha bajado el consumo de cuero», dice Dávila. Los hilos peruanos no representan una amenaza para los animales, y eso gusta en Estados Unidos. En Nueva York, Naturally Perú solo se mostró durante cinco horas; en el Perú, el tiempo fue muy parecido al pasado 31 de enero. Esta vez no hubo proyecciones. En vez de ello, Dávila y Neumann presentaron las fotos ampliadas. «Así es más claro, y el concepto se aprecia mejor», señalan, y esperan que esto dé más cabida a que nuevos diseñadores se atrevan a trabajar e internacionalizar el producto peruano. Al final las prendas se pueden vender en Nueva York o cualquier otra parte del mundo, pero los insumos solo se encuentran aquí.

+82


«Con Naturally Peru Logramos captar el interés de diseñadores y prensa internacional», dice Sergio Dávila, quien reside en Nueva York desde hace diez años y trabaja con telares peruanos desde hace doce

+83


+84


Por Joaquín Salas

El

caballo

año

que domina el

importar lo lejos que se esté de casa, volver al hogar es el mayor anhelo. Cualquier previsión es insuficiente para los sistemas de buses, aviones o trenes; el medio más popular en el gigante de Asia: no existe en todo el mundo un mayor movimiento migratorio que el que se registra en el interior de China por estos días. Según estimaciones del gobierno, alrededor de 3.600 millones de ciudadanos han viajado a casa.

El 31 de enero comenzó el nuevo año en China. Según el calendario chino, es el 4712, y según la tradición de su horóscopo, es un caballo de madera que ha llegado para regir sobre cada hombre del planeta. Sobre los colores no hay ninguna regla para recibir un nuevo año en China, pero casi todos prefieren el rojo: trae fortuna, felicidad y fama. En las casas, en los parques, en las calles, el rojo pinta China como un lienzo uniforme. Acaba de finalizar el Año de la Serpiente, un buen año para cambiar de piel y botar la mala energía. Para este nuevo año, las puertas de las casas se han pintado nuevamente, y, en su interior, las cocinas y las habitaciones están completamente pulcras y ordenadas: ha llegado el caballo de madera y los chinos se han preparado para recibirlo como se merece. Por única vez en el año no hay negocios abiertos y las familias están reunidas alrededor de una mesa. En la sociedad china, el trabajo es prioridad siempre, salvo en esta fecha. Sin

Pero, más allá de que esta sea la fecha más especial en la cultura china, en el ambiente hay un ánimo especial por estos días. Se dice que fue Buda quien nombró a los doce animales que representarían los signos zodiacales, y en la sociedad china se cree firmemente en la profunda influencia que cada animal ejerce durante su año de reinado sobre el mundo y la humanidad. Por ello se celebra que sea el caballo el que comande el año 4712 del calendario lunar chino. Su imagen es sinónimo de elegancia, fidelidad, optimismo, y esa alta dosis de energía con que se debe enfrentar el día a día. La velocidad con que se desplaza un caballo es también señal de un año vertiginoso.

+85


Predicciones

Para quienes organicen su año adecuadamente y concentren sus fuerzas en proyectos personales, los resultados llegarán a velocidad de galope. La conjunción de los signos y sus elementos ha determinado también que este sea un año menos peligroso: aunque un mal jinete puede incluso

conducir un caballo hacia el precipicio, para tranquilidad del pueblo chino, este año el caballo será de madera; un elemento que en la ideología oriental garantiza la contemplación de los fenómenos que se viven y, con ella, la precaución para actuar con propiedad. El caballo de madera es, en su particular mezcla de signo y elemento, un animal noble.

Con su encantadora conjunción de fuerza y fidelidad, el caballo de madera comandará el curso del mundo hasta el 18 de febrero del 2015. En las cocinas de cada hogar puede encontrarse lo que, según la tradición, es el alimento que con mayor entusiasmo reciben los nuevos amos del año: avena, arroz y leche. Preocupados por tener un buen año, los chinos se dedican desde ya a ser lo que necesita un buen caballo: jinetes afectuosos que se ganen su fidelidad y, con ella, su favor.

El ciclo 78 Desde que en 2576 el Emperador Amarillo, Huang Ti, estableció los ciclos del zodiaco se han completado 77 ciclos. Cada ciclo consta de 60 años por los que cada uno de los 12 signos pasa por la influencia de los 5 elementos de la naturaleza: fuego, agua, madera, metal y tierra. El ciclo que vivimos se inició en 1984 y finalizará en el 2044.

+86


¿Qué es un

hombre?

según 31 años. Surfista. Diseñador gráfico. Álvaro Malpartida tenía seis años cuando comenzó a surfear en su natal Punta Hermosa, influenciado por su padre, el tricampeón nacional de surf Óscar ‘Chino’ Malpartida. Él le regaló su primera tabla y le transmitió la pasión por el deporte de las olas. «No sería hasta los once años que dije ‘esto es lo que más me gusta del mundo’, y seguí sin detenerme», dice. Fue a esa edad en que Álvaro perdió a su padre, pero el dolor no tardó en ser la motivación necesaria para entrenar más y convertirse en uno de los mejores surfistas del país. Desde entonces ha conocido la potencia del mar en países como Indonesia o Hawái, ha tenido caídas y lesiones innumerables, y ha alzado trofeos con el recuerdo intacto de lo orgulloso que estaría su padre. El año pasado, Álvaro ganó diez campeonatos, creó más diseños para la línea de ropa que tiene con la marca Doo Australia, y afinó los detalles para el estreno –a fines de este mes– de la película Eyes wide open, en colaboración con otros surfistas. Así es Álvaro: un hombre imparable y sin límites en su horizonte, al igual que el mar. «El surf va más allá de ser un deporte. Me dio rumbo, me permitió saber quién soy, y es lo que me hace más feliz. Es mi vida».

+88

àl varo

Malpartida Fotos de Alonso Molina / Dirección de arte y styling de Juan Tragant


+89


Camiseta Yirko SiviriCh, Jeans h&m

+90


+91


+92


Direcci贸n creativa: Juan Tragant / Producci贸n: Pia Gonzales vigil y Mariana Chamot / Maquillaje y peinado: Luis Salcedo

+93


+94


Por Ornella Palumbo / Fotos de Santiago Barco

Las

mujeres de

Vito Loli

El sobrino peruano del pintor francés Paul Gauguin nunca fue a la escuela de arte. Pero ha sido capaz de iniciar una cruzada contra el cambio climático usando sus pinceles. De niño dibujaba viñetas de Súper vito en sus cuadernos escolares y corría olas. De grande creó un ejército de mujeres que salvaguardan el planeta desde un lienzo.

Una mujer llora petróleo. Sobre el lado derecho de su rostro, una tubería le perfora la ceja y otras dos amordazan sus labios. Una escalera de pozo extractor le sube por la nariz y un yunque le pende pesadamente de la oreja. Del lado izquierdo de la misma cara ha caído el otoño con sus hojas secas. Otoño es, precisamente, el nombre que Vito Loli puso a esta pintura. Así como aquella mujer, otras más parecen batallar contra la debacle del planeta desde los lienzos del artista de casi sesenta años.

Vito Loli las llama ecoguerreras. Todas son bellas –dice–, exóticas hijas de la naturaleza, guardianas de un ecosistema. Bosquia es una seductora morena adornada con raíces, madre de todos los bosques, y también de Arbola, otra ecoguerrera blanquísima y hermosa bajo su tocado vegetal. Atlantis, con su cabeza de concha marina, está consternada porque a su lado los peces mueren contaminados. Con sus pinturas, Vito Loli empieza su propia batalla contra el cambio climático.

+95


Musas

Las ecoguerreras de vito. De izquierda a derecha: Flaminga, Mujer Pez y Etnika.

Sobre las olas

Su amor por la naturaleza empezó cuando conoció el mar. El hombre acarició las olas y el océano le permitió deslizarse sobre ellas para siempre. Lo ha visto cambiar y enfermar, y, ante tal preocupación, los viajes introspectivos que preceden a cada pintura parecen haberle devuelto imágenes de la naturaleza que quiere preservar. Sus damas guerreras han cruzado el océano Atlántico una vez. Loli fue invitado en el 2010 a la sede de las Naciones Unidas en Ginebra para celebrar el año de la biodiversidad. En aquella oportunidad, la muestra se llamó Jananpacha, una palabra quechua que alude al mundo de las deidades incas. Entre las ecoguerreras elegidas viajaron Para Pacha, tenaz defensora de la lluvia, y Marina Colán, soñadora vigilante del muelle. Aquella vez los reconocimientos llegaron de todas partes del mundo, incluido el de una princesa turca. En abril de este año, la exposición estará en el Ministerio de Cultura y ha recibido una solicitud de la Embajada del Perú en Washington. «Algo tengo que dejar, sentir que por lo menos la luché en silencio desde mis pinturas», reflexiona Vito Loli, desde la sala de su casa con el traje acribillado de manchas de acrílico, como si acabara de llegar de una batalla campal. «El asunto es no cansarse», agrega inmediatamente, y solo entonces, quizás, podríamos entender por qué ha pintado ya más de 2.100 cuadros, casi todos de madrugada, y siempre con temas recurrentes, como caracoles marinos, aves, flores, hojas, mandalas y féminas. Para Loli el fondo femenino siempre es un punto de abrigo, el de más esperanza, más trascendental que el masculino. Y el recuerdo que lo atropella súbitamente es el de su madre cuando lo llevaba a la playa del club Regatas de Chorrillos.

+96

Seis décadas sobre las olas son suficientes para conocerlas a cabalidad, y también para desconocerlas. «Me he dado cuenta de eso cuando era tablista, que ahora las mareas altas son recontraaltas», dice Vito Loli, quien lleva la piel bronceada y el torso atlético. «Mira, Colán ya no tiene playa». Esa misma idea parece estar refrendada por Surfina, una de sus últimas ecoguerreras y el feliz fruto de sus tribulaciones. «A veces yo me resentía con la pintura porque sabía que el mar estaba grande y tenía mi tabla, mi wetsuit, todo listo para salir a las seis en punto, y yo pintaba desde las dos de la mañana. Pasaba la hora y no podía salir del lienzo, y un día llegué a la conclusión de que la pintura me estaba robando la vida. No me soltaba». Y cuando pasó esa ola de conflictos interiores llegó una mucho más grande: el tsunami de Tailandia en el 2004, que mató a más de doscientas mil personas. Ese día Vito Loli estaba en París. Entonces, sin anuncios, pintó un cuadro de tres metros por cinco, en el que delicados ángeles ataviados con antifaces vieneses salvaban a niños del agua. No lo firmó y lo envió a una subasta para recaudar fondos para los damnificados. El ítem fue el mejor vendido de la noche por treinta mil dólares, y, de pronto, todos los periodistas locales se interesaron en el autor. Vito Loli mantuvo silencio. Recibió una llamada de un supuesto comprador que lo citaba en una oficina parisina para hacer un acuerdo. Él asistió puntualmente, y cuando abrió la puerta del lugar pactado, se encontró con un ambiente vacío hasta que se abrió una puerta y un torrente de hombres de prensa empezó a atiborrarlo de preguntas sobre el cuadro donado. Vito los atendió como pudo, y aclaró que para él la caridad no debe llevar nombre propio.

«El asunto es no cansarse», dice Vito Loli, un artista que ha pintado más de 2.100 cuadros, casi todos de madrugada, y siempre con temas recurrentes, como caracoles marinos, aves, flores, hojas, mandalas y féminas

El artista está convencido de que el arte puede generar reflexión y cambiar conductas sin importar si quien lo aprecia es un experto o un transeúnte distraído: «Hay que fraternizarnos con el prójimo, así ellos no entiendan cuáles serán las consecuencias si no cambiamos». Las mujeres de sus cuadros parecen destinadas a llevar su mensaje de cambio por donde van. Por estos días han servido de inspiración para una colección de moda en Colombia. El diseñador Rei Giraldo acordó tomar prestadas a cinco de ellas para acomodarlas sobre las prendas de su línea Mystic. Si consideramos que las predicciones más alarmantes sobre el calentamiento global anuncian el inicio del fin para el 2030, quizás el arte sea más efectivo que la ciencia. Loli, en ese sentido, es claro: «Si vemos al planeta como a un ser humano, este tiene una enfermedad terminal: cáncer. Y si te dicen eso, todo vale para salvarlo». s


Peter marino, el arquitecto de las estrellas el primer edificio inclinado del perĂş mira al ocĂŠano un atrapanieblas pinta de verde un arenal tres diseĂąadores industriales reinventan la silla


Especial: Dise単o y arquitectura

Pe ter marino

El rockstar de la

arquitectura

+98


Por César Ochoa

Tiene el look de un tipo duro pero decora casas de famosos como Giorgio Armani o Calvin Klein y diseña las boutiques más importantes del mundo. Dior, Chanel, Lowe, Hermenegilda Zegna pelean su exclusividad, pero él consiente a todos con sus propuestas colmadas de lujo, sin repetirse a sí mismo.

Peter Marino viste muy parecido al motociclista de Village People, ese famoso grupo de música disco de finales de los setenta. Botas anchas, pantalón y chaleco de cuero negros, crucifijo en el cuello, guantes con espuelas, gafas de sol y gorra como de policía. También luce orgulloso su barba de candado y un tatuaje de dragón en el hombro derecho, casi siempre descubierto. Más que un excéntrico que se codea con el jet set que gobierna el mundo de la moda internacional, es reconocido por ser uno de los arquitectos y decoradores de interiores más importantes de las últimas tres décadas. Decora

casas de sus amigos íntimos –desde Yves Saint Lauren a Giorgio Armani y Calvin Klein– y las boutiques más fashion de las grandes capitales. Si Armani, Dior, Louis Vuitton o Chanel abren una nueva tienda, casi puede asegurarse que ha sido obra y gracia de este transgresor de la imagen personal y gurú de los gustos más refinados. Acaba de ser considerado por la revista americana Fast Company como uno de los cien personajes más creativos del 2013 [puesto 60], lista que lideran Dong-hoong Chang, jefe de diseño de Samsung, y Kirthiga Reddy, directora de operaciones en línea de Facebook.

+99


Especial

D

Decorar el nuevo departamento de Ricky Martin en el Upper East Side de Nueva York ha sido trabajo más reciente de Pedro el Grande, como también le dicen a este transgresor de profesión. Si el rey Midas convertía en oro todo lo que tocaba, Peter Marino transforma los espacios en templos del lujo. Para cada proyecto, convoca a artistas de renombre para que sus obras decoren sus estancias, juega con las luces, los cristales; mezcla lo clásico y lo contemporáneo. Cuando se trata de una boutique, capta el ADN de la marca y siempre sorprende, pero nunca escatima en gastos. Su leyenda personal creció como una moda. A finales de los setenta, Marino era todavía un arquitecto joven pero entusiasta de Queens [Nueva York], pero decorar la casa de Andy Warhol fue su trampolín. Su novia de ese entonces era secretaria de ese ícono del arte pop, y gracias a esa feliz coincidencia hoy el mundo tiene a un ‘tipo duro’ en las esferas más altas del buen gusto. 62 años, paseos en su Harley Davidson,

+100

vacaciones a islas Galápagos o Alaska, una esposa que lo admira y una hija llamada Isabelle componen la vida personal de Marino. Su vida laboral, sin embargo, se compone de más aristas que hay que desmenuzar si se quiere entender por qué su empresa homónima tiene casi doscientos empleados, por qué ha realizado trabajos en 33 países de tres continentes y por qué la expectativa sigue siendo desmedida cada vez que un proyecto cae en sus manos.

La filosofía Marino Dior, Chanel, Lowe, Hermenegilda Zegna. Marino no tiene exclusividad con ninguna marca, pues sabe cómo no repetirse a sí mismo. Sus boutiques, que corresponden al 70%

de su trabajo [el resto son proyectos residenciales que no suele revelar], se han convertido en una suerte de museos de arte. Su fin último –dice– no es que la gente se asombre de lo bella que está la tienda, sino que la

gente compre los productos. «Me aseguro de que los productos sean fáciles de ver, de que los espacios sean coherentes. Hago cosas muy lógicas, en las que funcionan los colores, los materiales y las texturas,


Especial

«Cuando voy a presentar un proyecto y alguien empieza con ‘no me gusta eso’, ‘por qué no cambias lo otro’, le digo: ‘Mira, llevo treinta años haciendo arquitectura e interiorismo. ¿Por qué no me escuchas? Me estás pagando mucho dinero por este proyecto; sugiero que me escuches’»

El gurú de la moda, Karl Lagerfeld junto a Peter Marino. Colegas y grandes amigos.

que es algo con lo que las personas pueden conectar rápidamente». Para él cada firma posee un alma, una personalidad diferente, y debe percibirse ni bien se traspasa el dintel de la puerta. Marino se mueve en un mundo de tira y afloja entre cliente y arquitecto o decorador. Él conoce bien el negocio, y confiesa que tiene cierta impaciencia. «Cuando voy a presentar un proyecto y alguien empieza con ‘no me gusta eso’, ‘por qué no cambias lo otro’, le digo: ‘Mira, llevo treinta años haciendo arquitectura e interiorismo. ¿Por qué no me escuchas? Me estás pagando mucho dinero por este proyecto; sugiero que me escuches’». Pero jamás hace ‘engullir’–como él dice– un proyecto al cliente. «En general aconsejo, hago mi trabajo lo mejor que puedo, y, si no lo quieren, pues bien».

Creaciones personales Sus cifras son tremendas: 30 tiendas de Chanel, 20 para Louis Vuitton, 15 para Dior. Solo por citar tres marcas. Uno de sus trabajos icónicos es la boutique de Louis Vuitton en

+102

Hong Kong, por el que recibió el Institute Honor Award en el 2007, el más importante de diseño interior estadounidense. La torre de Chanel en el distrito de Ginza de Tokio, que presenta una gigantesca fachada de cristal con luces LED, ha recibido la misma atención internacional. La sede de Louis Vuitton de Singapur también es un establecimiento imponente: más de 12 mil metros cuadrados construidos sobre el mar a los que se puede acceder en lancha privada o por un túnel subterráneo. Además del espacio comercial, el edificio cuenta con un espacio inspirado en las cubiertas de los yates de lujo, una sala de exposiciones y una librería. Marino suele revestir las paredes de delicadas sedas y los suelos de oro oxidado, y, sobre todo, juega con la luz natural. Casi siempre mezcla materiales nobles, como la piedra, madera, lana y seda, con otros productos desarrollados con alta tecnología, como fibra de carbono. «Todos tendrán sus quince minutos de fama», dijo Andy Warhol. Uno de sus amigos, un joven arquitecto al que presentó al mundo, ha dicho que quiere seguir en boca de todos por más tiempo.


Especial

+104


Por César Ochoa

un edificio

LIMEÑO que desafiará la

gravedad «Lima no tiene un edificio icónico que permita que los más de ocho millones de habitantes sean conocidos en todo el mundo», ha dicho Joaquín Millán, director de OOIIO Arquitectura, la empresa española que ha diseñado el único hotel inclinado del mundo y que podría construirse en los acantilados de la capital.

P pasteleria patty +105


e Especial

n la geografía arquitectónica de Lima se ven balcones, casonas e iglesias coloniales, pero también modernos edificios [el Westin, por ejemplo], parques de alta tecnología [como el Circuito Mágico del Agua] y casas de todo tipo en una periferia cada vez más consolidada. Hay un proyecto que se sumará de forma sorpresiva a este panorama. Se trata de Unbalance Hotel, un proyecto que planea construir en los acantilados de Lima el primer hotel inclinado del mundo. Unbalance Hotel tiene la forma de un gigantesco marco de concreto incrustado en las orillas del acantilado y busca ser una suerte de recuadro para ver el mar a través de él. Ha sido diseñado por la firma madrileña OOIIO Arquitectura para un cliente privado de origen sudamericano. El hotel tendrá capacidad para 125 habitaciones, además de restaurantes, salas de conferencias, salas de reuniones y espacios para exposición. «Queríamos crear algo radical, fuerte, un punto de referencia, un edificio que te haga pensar, una forma que mueva tu imaginación», dijo Joaquín Millán, director de OOIIO, en una entrevista con CNN. El proyecto, que ya tiene resonancia internacional, busca adecuarse al entorno antes que imponerse a él. Un hotel de estas dimensiones construido de manera tradicional supondría una barrera visual y paisajística considerable e interrumpiría las vistas hacia el mar o desde el mar hacia la tierra, como una barrera de concreto. Sin embargo, la forma de «marco» de Unbalance Hotel sirve para destacar el paisaje que se ve a través de él desde tierra y viceversa. El edificio, literalmente, enmarca el océano. «La poderosa silueta del edificio hace despertar inmediatamente la imaginación del observador y se convertirá en todo un referente para los más de ocho millones de habitantes de la ciudad de Lima», afirman los diseñadores de OOIIO Arquitectura en un resumen del proyecto. «Diseñamos un hotel único, innovador y reconocible en todo el mundo».

+106

La poderosa silueta del edificio hace despertar la imaginación del observador y se convertirá en todo un referente para los más de ocho millones de habitantes de la ciudad de Lima. De darse luz verde a su construcción, este hotel se convertiría en un punto de referencia arquitectónico del País Una vez tomada la decisión de construir Unbalance Hotel, las obras podrían extenderse por un plazo de dos años y medio aproximadamente. De hecho, para hacerlo realidad, el proyecto requiere la aprobación de los planificadores urbanos. De darse luz verde a su construcción, este hotel se convertiría en un punto de referencia arquitectónico del Perú. Entre otros diseños inusuales de hotel que hay en el mundo, se puede mencionar el Sheraton Huzhou Hot Spring Resort de China, que tiene forma de herradura gigante; el proyecto barcelonés Mobilona Space Hotel, inspirado en el espacio y que contaría con un spa con gravedad cero, y el Water Discus Hotel, el hotel más grande del mundo que se ubicará bajo el mar de Dubái. Lima podría contarse en esa lista con un edificio de vanguardia.


Especial

La otra de las

vidasillas

Tres diseĂąadores industriales crean sillas a partir de materias primas inesperadas. AquĂ­ los reseĂąamos como prueba de que cualquier objeto puede ser sacado de contexto en un mundo donde el reciclaje parece ser la norma cuando se trata de innovar.

+108


Por Allison Valladolid

Fue en el año de 1917 cuando un francés llamado Marcel Duchamp revolucionó el mundo del arte al presentar en el museo de Nueva York un urinario masculino al que llamó La Fuente. ¿Eso era arte o no? Un gran debate se armó en ese entonces. El gran aporte del artista, más que la obra en sí, fue su teoría de que cualquier objeto podría ser descontextualizado de su entorno cotidiano para otorgarles una nueva identidad. De ese modo, derribó barreras en el arte y demostró que para crear no existen formatos, pues con una idea basta. Lo que tienen en común Duchamp y los tres diseñadores industriales que aquí presentamos, es que han cogido materiales insospechados para crear sillas de colección, otorgando una nueva vida a la materia prima con la que están hechas.

lo que inspiró al alemán David Olschewski a diseñar este original juego de muebles. El diseño no solo nos recuerda a aquella estancia relajante del hogar: su estructura compuesta de acrílico con base de acero inoxidable resulta cómoda para cualquiera que se siente en ella. Esta obra es el ejemplo perfecto de que cualquier objeto, llevado a otro contexto, puede también ser útil.

La bañera convertida en un mueble no solo es divertida, también es práctica ya que sus piezas se pueden utilizar juntas o por separado. De ese modo se puede elegir entre compartir la bañera con otras dos personas o sumergirse en ella por cuenta propia. www.davidolschewski.de

David Olschewski: Asiento bañera Para sentarse en este sofá, no es necesario ir en búsqueda de un patito de hule ni encender velas aromáticas [aunque provoca]. Es cierto que para muchos, la bañera es el lugar predilecto para relajarse y eso es, probablemente,

+109


Especial

Seung Han Lee: Cultural chair Esta silla con aspecto lúdico del surcoreano Seung Han Lee recrea a la perfección un objeto en tercera dimensión utilizando solo planos superpuestos. Esta pieza ha sido elaborada de manera artesanal, y no solo por el tratamiento del papel, sino también por cómo el artista ha ensamblado cada una de las piezas con sus propias manos. Esta colorida figura de forma lúdica está compuesta a base de una mezcla de papel periódico reciclado y pegamento de arroz. El resultado no es solo visualmente exquisito, también posee una gran funcionalidad, y a pesar de presentar un aspecto frágil es sumamente resistente. Esta pieza de diseño es una prueba de que no es necesario utilizar materiales sofisticados para brindar comodidad. Cultural chair también genera conciencias limpias, pues sentarse en ella es una forma de proteger el medio ambiente. Solo repose y ya. www.hansdna.com

la cultural chair está compuesta a base de una mezcla de papel periódico reciclado y pegamento de arroz. El resultado no es solo visualmente exquisito, también posee una gran funcionalidad, y a pesar de presentar un aspecto frágil es sumamente resistente

Jorrit Taekema: Layer chair Ningún coco fue cortado adrede para la fabricación de esta silla. Para diseñarla con ese look caribeño, el holandés Jorrit Taekema reutilizó los residuos de la fruta tropical colocando capas una encima de otra. Las que luego combinaba con látex. Esta última sustancia, también es conocida como caucho natural, le dio resistencia a Layer chair. Este asiento composición y forma orgánica. Es 100% biodegradable y libre tóxicos. Sentarse en ella es un placer, ya que el respaldar y asiento son blandos y se adaptan a la forma del cuerpo. Otra de las ventajas de este diseño es que, al ser compuesto de un material en donde la textura varía, cada pieza elaborada es distinta a las demás, lo que convierte a cada silla en un objeto único en su especie. jorrittaekema.com

+110


Especial / Agustin Hernandez, Arq. mexicano

Julio-Octubre INVIERNO

Noviembre-Junio VERANO

Un atrapanieblas pinta de verde un arenal Marius Ege es un joven arquitecto alemán que pisó el suelo limeño por primera vez hace dos años. Le habían hablado de una ciudad jardín, pero lo que vio fue todo lo contrario: cerros desérticos y, en las faldas de ellos, como trepando, miles de casas precarias. Desde hacía varios meses había decidido buscar un tema para su tesis, y tuvo la buena estrella de enterarse de que una de sus profesoras del Instituto de Planificación del Paisaje y Ecología [Ilpoe], de la Universidad de Stuttgart, viajaría a Lima para dictar un taller en la PUCP sobre alternativas para mejorar la calidad de vida de esa ciudad de la que solo había visto fotos. Junto con un

Un arquitecto alemán ha ideado un proyecto para forestar las faldas de los cerros neblinosos de Villa María del Triunfo. Su proyecto beneficiaría a veinte mil personas. Hoy el trabajo de Marius Ege se exhibe en la galería Pancho Fierro. Él no quiere que su idea quede en el papel.

+112

grupo de alumnos que vinieron con él visitó San Martín de Porres, Manchay, Ventanilla, Villa El Salvador, Lurín y Villa María del Triunfo. En este último distrito, sin embargo, descubrió la quebrada de El Paraíso, una inmensa urbe donde muchas cosas abundan –arena, basura, desorden, pobreza– pero donde falta algo muy importante: agua. Así surgió la idea para su tesis: un parque atrapanieblas. Por esos días leyó que Lima era la segunda ciudad desértica más grande del mundo, después de El Cairo. El objetivo del parque atrapanieblas no solo es forestar las Lomas de Villa María del Triunfo, sino también brindar una mejor calidad de vida a los pobladores: acceso al agua, puestos de trabajo en ecoturismo e incluso protección contra futuras invasiones de terreno. ¿Cómo funciona el proyecto que podría hacer que una comunidad gris cambie de color? Un atrapanieblas hace lo que su nombre indica: atrapa las gotas de agua que contiene la neblina. Su esencia son las mallas que escurren el agua hacia una acequia, que se direcciona hacia tanques de almacenamiento. «Era el punto de


Por Pablo Panizo / Fotos de Santiago Barco

Julio-Octubre INVIERNO

Noviembre-Junio VERANO

+113


Especial

Por Allison Valladolid

Un atrapanieblas atrapa las gotas de agua que contiene la neblina. Su esencia son las mallas que escurren el agua hacia una acequia, que se direcciona hacia tanques de almacenamiento. El objetivo es forestar las Lomas de Villa María del Triunfo y brindar una mejor calidad de vida a los pobladores: acceso al agua, puestos de trabajo en ecoturismo y protección contra futuras invasiones de terreno

partida para una forestación de los cerros», dice Marius, quien sabe que un proyecto así necesita del apoyo de la comunidad. Con esa idea regresó a Alemania y elaboró su tesis, que luego fue premiada como la mejor de su promoción. Su parque atrapanieblas tendría muchas ventajas, y Marius había reparado hasta en los detalles. Según sus cálculos, más de 20 mil personas se beneficiarían con el proyecto. Además de pintar de verde la zona, el proyecto también fomentaría el

+114

reciclaje, ya que también cuenta con una planta que convierte en gas los residuos orgánicos a través de un biodigestor. El gas que se obtiene se envasaría en balones que luego serían distribuidos a los hogares por medio de mototaxis. Para incrementar el lado turístico de la zona se implementará un área de descanso donde se invitará a los visitantes a disfrutar de los alimentos ecológicos que se ofrecerían. Por otro lado, las aguas residuales serían introducidas en un humedal. De ese modo, en invierno, el neblinero artificial

colectaría agua y en verano daría sombra para mayor comodidad. Unos meses después de dejar Lima, Marius recibió un correo en el que le informaban acerca del Concurso Juan Günther de Proyectos Arquitectónicos para el desarrollo de la cultura en Lima, organizado por la Municipalidad de Lima. «Un amigo me envió ese enlace. Tuve mucha suerte de que el tema coincida a la perfección con la temática de mi tesis», dice Marius. Su parque atrapanieblas ganó el primer

premio. Hoy su trabajo se expone en la galería de arte Pancho Fierro, y pronto se exhibirá en la Bienal de Arquitectura de Rotterdam. «Lima recién está despertando en el tema de la ecología. Creo que con el boom económico que se ha dado en los últimos años también se ha creado la posibilidad de que se hagan más inversiones en las áreas verdes». Por estos días, Marius está en Lima. Tiene fe en que su proyecto le abrirá otras puertas. No quiere que su trabajo sea solo una buena idea.


El lujo en medio de la naturaleza

Lima es un caos controlado que todo limeño ha aprendido a querer. Pero es también del que muchas veces se busca escapar. Cielos despejados, aire fresco y bulla mínima es un anhelo que puede parecer lejano, pero está más cerca de lo que uno imagina. La empresa Menorca Inversiones presenta La Quebrada Luxury Country Condominium, un proyecto de lujo en Cieneguilla, aquel rincón al sureste de Lima que ya adoptaron tantos que buscan relajarse sin tener que ir demasiado lejos. El lugar no es solo una opción para construir la casa de campo soñada y disfrutar de actividades campestres los 365 días del año, sino también un espacio completo y sofisticado diseñado por el .prestigioso arquitecto Richard Malachowski Le queremos dar al comprador mucha comodidad, mucho lujo», explica» Malachowski. Los terrenos van desde 1000 m2. En ellos, los propietarios construirán siguiendo un reglamento de edificación y tres planos de casas modelo a su disposición en caso de que sea requerido, con el fin de asegurar .el orden y paisajismo En La Quebrada, los residentes podrán disfrutar de comodidades como los dos club houses que ofrece el lugar, completamente equipados con cocinas y salas de reuniones. También se podrán distraer en las canchas de tenis, fulbito en césped, frontón, etc. Además de todo esto, un spa completamente equipado con servicios de sauna, piscina temperada y gimnasio también forman parte del espacio. Las fuentes que reciben a los visitantes adornan el verde que va desde la entrada hasta los cerros llenos de vegetación que rodean el terreno. El lugar ofrece todo para vivir cómodamente lejos del bullerío citadino. «No hay manera de desarrollar en el centro de la ciudad algo como esto; es imposible», explica Luis Escobedo, gerente de marketing de Menorca Inversiones. «Cieneguilla particularmente se presta muy bien a este tipo de .«desarrollo La visión de Malachowski y La Quebrada es dar al cliente no solo un terreno con seguridad las 24 horas del día donde construir un hogar, sino también proveer de todo un estilo de vida. La comodidad, el lujo, y la seguridad y garantía que brinda el nombre de una empresa como Menorca Inversiones garantizan el crecimiento no solo de un condominio, sino incluso de toda una .comunidad en medio de la naturaleza

Menorca Inversiones Teléfono: (01) 203-2828 / (01) 203-2820 Web: http://www.menorca.com.pe


El

arquitecto de la foto

+118


Por Rodrigo Alomía

Renzo Rebagliati es un arquitecto que no quiere trabajar en una oficina. La única forma como podría involucrarse en un proyecto es desde atrás de una cámara, con el ojo bien puesto en el visor, listo para disparar y capturar la foto de un edificio o sus interiores. La fotografía es su pasión al igual que los viajes, y, a pesar de que no la practica, la arquitectura es su guía para componer una buena imagen. Ya sea de una construcción en Lima o de una calle en Egipto.

f

Poco antes de graduarse como arquitecto, Renzo Rebagliati se compró una cámara. Era de la marca Fujifilm, algo sencilla si se la compara con la cámara profesional Nikon D800 que usa ahora, pero –como él mismo lo explica– una buena cámara no significa tomar buenas fotos. «Todo depende del ojo del fotógrafo, y uno nace con eso», dice Renzo mientras sostiene la Nikon. Él sabe que ese juguete nuevo y poderoso le permitirá mejorar la calidad de sus fotos –las cuales vende desde el 2012–, pero no se confía de su talento, y dice que aún quiere aprender más, como llevar un primer curso de fotografía especializada en arquitectura a mediados de este año, tal vez en Barcelona. Aunque suene sorprendente, él que es actualmente uno de los dealers fotográficos más reconocidos en Lima, cuyas imágenes son solicitadas por diferentes personas para que adornen las paredes de sus

+119


empresas, casas u oficinas, nunca estudió fotografía. De hecho nunca ha pisado siquiera el aula de algún instituto donde se dicten clases de fotos ni nada parecido. Es un autodidacta nato que aprendió observando y perfeccionando ese ojo educado por la arquitectura en sus días universitarios. Cuando Renzo compró aquella cámara Fujifilm hace cinco años, no sabía cómo utilizar las funciones de regulación de luz o cómo manipular el diafragma y velocidad para captar las tomas que deseaba. Sucede que en la fotografía no basta con acercarse a un objeto con el zoom o transformar las imágenes de color a una en blanco y negro para que luzcan más sobrias. Las posibilidades son infinitas con una cámara, pero hay que saber aprovecharlas. Renzo le pidió ayuda a un compañero, confiado en que, así, podría aprender más sobre su cámara. Su amigo, que solo había llevado un par de cursos de fotografía en la universidad, le respondió con un e-mail, en que estaban escritas algunas indicaciones sobre el uso del aparato. Nada más. Lo que siguió después fue descubrir por sí solo

+120

las bondades de esa cámara sencilla, pero que en ese instante fue una herramienta por la cual el mundo lucía distinto, como un gran dibujo de esos que le mandaban a hacer en la universidad. «La arquitectura también es parte de la creatividad que se necesita en la fotografía», comenta Renzo, mientras repasa las fotos del viaje que hizo a Egipto e Israel el año pasado. Un taxista le robó esa cámara en el 2011, cuando Renzo ya la manejaba a su gusto. No fue mala suerte,

sino el empujón necesario para comprarse, casi al instante, un equipo semiprofesional con el que viajó a Nueva York ese mismo año y vivió los mejores diez días que cualquier aficionado a capturar momentos desearía. De ese viaje en la ciudad de los rascacielos pudo vender más de treinta fotos en Lima. Y desde entonces no se ha detenido. No es casualidad que los libros sobre ciudades del mundo se acumulen en el cuarto de Renzo. Es un amante de los viajes, goza de descubrir la vida de


+121


Especial

otros países y las formas arquitectónicas que se construyen en cada lugar del planeta, aquellas que alguna vez estudió de los libros. Se podría decir que él trabaja para viajar, un placer al que se dedicó de lleno el año pasado luego de dejar el estudio de arquitectos en el que laboró todo el 2012. «Llevé ocho tarjetas de memoria para el viaje del año pasado –ríe–, me da miedo llevar una sola y de repente perderla», comenta Renzo. Resulta que ese viaje comenzó en el Perú y lo llevó hasta Madrid, pasando por Tel Aviv, Ámsterdam, y más, rescatando para siempre imágenes como la de un niño de pupilas verdes que le pidió dinero en las calles de Kom Ombo en Egipto; la silueta de una gárgola de piedra que parece contemplar impresionada el centro de París; o un grupo de niños de la tribu de los yaguas de Iquitos saltando de felicidad.

«La arquitectura también es parte de la creatividad que se necesita en la fotografía», dice Renzo, cuyas fotos se lucen en hoteles y restaurantes. el año pasado recorrió desde el perú hasta Madrid, pasando por Tel Aviv, Ámsterdam, y más, Rescató imágenes como la silueta de una gárgola en París, o unos niños de la tribu de los yaguas de Iquitos saltando de felicidad Renzo no tiene horarios, y su gran ‘oficina’ es su cuarto, desde donde planifica qué fotos tomará durante la semana. Trabajos para tiendas, hoteles y restaurantes, así transcurren sus días, mientras más de una persona aún le continúa pidiendo una foto de sus viajes para enmarcarla en un gran cuadro. El mismo joven que de niño dibujó planos casi arquitectónicos cuando en el colegio le pidieron que creara su ‘casa ideal’, ha encontrado en la fotografía la manera de hacer la estructura que siempre quiso: una imagen que apasione tanto a quien la mira como a quien la tomó.

+122


+125


by

Chauvel

Fotografía: Rene Funk / Producción: Talía López de Romaña MQ. y Mariana Chamot / Dirección de Arte y Styling: Talía López de Romaña MQ. Asistente de Fotografia: Belisario Eyzaguirre Maquillaje: Chiara Traverso / Making off y Video: Fish Eye Visual Productions.

+126


+127


Con lo mucho que ama viajar, a sus veintiún años una de las mejores sensaciones que le ha dado el surf a Lorene es la de representar al país en competencias mundiales en Ecuador y Nueva Zelanda. La team rider de Roxy se lo ganó a pulso, como subcampeona nacional. En unos años planea estudiar en el extranjero, y su camino parece seguro: este año se gradúa como administradora de empresas, una carrera en la que ha logrado siempre destacar entre las mejores de su clase.

+129


Tienda Roxy Boulevard Jockey Plaza Tiendas Quiksilver CC Larcomar CC Jockey Plaza CC Primavera CC Plaza San Miguel Av Camino Real 1278 San Isidro Boulevard de Asia (solo verano) Piura: CC Open Plaza Arequipa: CC Parque Lambramani Trujillo: CC Mall Aventura Plaza Chiclayo: CC Real plaza Tiendas The Box CC La Rambla CC Mall Aventura Plaza – Santa Anita CC Mall Aventura Plaza – Bellavista Piura: CC Real Plaza Cusco: CC Real Plaza

+130

Sector La Punta s/n Balneario Lobitos Telfs: (00511) 989230274 - (005173) 969337592 - (005173) 630934 Nextel: 426*1604 Reservas: hotellobitos@gmail.com


Por Pamela Rodriguez

Para hablarle a una manzana

El superagente de la blancura

Dedico mis días a escribir canciones y a cantar por el mundo. Soy hiperactiva: pinto, cocino, observo, escucho, pienso mucho, siento más, leo, consumo arte, bailo por donde pueda y ahora escribo esta columna.

Cómo hacer un limpiador casero para no intoxicar más el planeta

El otro día estaba en la cocina preparándome un té de rooibos cuando de pronto boté el frasco de miel de agave sobre la mesa. Antes de que las hormigas veraniegas llegaran en fila india para asaltar mi cocina, saqué del estante un nuevo producto de limpieza y me puse a limpiar. A los pocos minutos comencé a sentir cómo las partículas tóxicas de aquel líquido invadían mis pulmones y empecé a toser hasta marearme. Salí huyendo de la cocina y cerré todas las puertas detrás de mí. Era la primera vez en muchos años que utilizaba un producto no ecológico para limpiar mi casa, pues había tenido la suerte de haber vivido en ciudades donde los productos ecológicos de limpieza eran algo que podía encontrar con facilidad. Ya me había acostumbrado tanto a la ausencia de químicos, que casi morí intoxicada al utilizar aquel líquido. Tras el incidente me pregunté en qué sitios de Lima podría encontrar productos ecológicos para mi casa. No supe contestarme. Hice una par de llamadas a mis colegas green pero nadie supo decirme. La mayoría me dijo, con un poco de tristeza, que aquí no los iba a encontrar por ahora, hasta que alguien se animara a hacerlos o importarlos. A los pocos días, cuando la interrogante aún me perseguía y como si el cosmos hubiera oído mis plegarias, me llegó un e-mail de una de mis páginas favoritas de estilo de vida ecológico Mind Body Green, cuyo subject decía algo así como ‘10 recetas caseras para crear limpiadores de todo uso’. Decidí darles una oportunidad, a ver si con una receta casera podía resolver mi problema de limpieza y salud. Leí detenidamente las diez recetas y me decidí por una cuyos ingredientes eran agua, vinagre, cáscara de naranja, bicarbonato de sodio y aceites esenciales. Debía hacerse una mezcla de todos los ingredientes en un recipiente de plástico para luego dejar el líquido reposando durante dos semanas. Así que salí en busca del envase de vidrio, del bicarbonato, del vinagre blanco y de un recipiente de plástico con spray para poder introducir el líquido una vez culminadas las dos semanas de reposo para poder utilizarlo de una manera más

+132

práctica. Luego regresé a casa y comencé con el experimento. Debo confesar que en esta primera fase de preparación el aroma era nauseabundo. No había otro olor más que el de vinagre que sobresalía sobre los otros frágiles aromas. Me desilusioné mucho al pensar que mi casa terminaría sustituyendo el olor a tóxico por el olor tan poco agraciado y punzante del vinagre. Pero no me desanimó al punto de abortar la operación. Decidí esperar las semanas que señalaba la receta y seguir al pie de la letra las indicaciones. Cerré el envase de vidrio, le tomé una foto y lo dejé reposar. Dos semanas después, completamente aterrada, me animé a abrir la mezcla a pesar de su pestilencia; había llegado a la conclusión de que prefería que mi casa oliera a vinagre a llenar el aire de partículas tóxicas. Pero me sorprendió inmensamente la desaparición por completo del olor punzante: ahora un agradable aroma a naranja se había apoderado de la mezcla. Colé el líquido para introducirlo en el envase con spray, añadí el bicarbonato y luego, para culminar la mezcla, coloqué unas gotas de aceite esencial de árbol de té y unas otras pocas de lavanda y ciprés que tenía entre mi colección de aceites esenciales. La verdad está en que la mezcla quedó buenísima no solo en términos aromáticos, sino también prácticos. Si bien no me atrevería a usar mi limpiador hippie en manchas demasiado complicadas, para la limpieza sencilla de la casa sirve muy bien. Prefiero que las cosas no queden tan blancas y resplandecientes si eso va a dañar la salud de las personas que habitan en mi casa. A los pocos días entré a buscar una botella de agua a una bodega de mi barrio y la señora que atendía tenía el televisor prendido, donde casualmente pasaban el comercial del producto tóxico que casi me mata. Decía cosas típicas como ‘el mejor limpiador de grasa’, ‘el superagente de la blancura en la cocina’ y demás frases cliché de los productos de limpieza. Yo imaginaba cómo sería aquel comercial visto desde un plano más objetivo, alejado de la parcialidad marketera. Qué tal si salía yo al lado tosiendo y me desmayaba después de haberlo utilizado. Y también cómo sería si apareciera la imagen de nuestro planeta tosiendo compulsivamente por todos esos superagentes de la blancura que están matando el ecosistema.


JORDYFREAK BOARDSHORT | PHOTO: MILLER | O’NEILL.COM | FACEBOOK.COM/ONEILLPERU


O’NEILL SHOP JOCKEY PLAZA N° 212-A | O’NEILL SHOP MIRAFLORES AV. SANTA CRUZ 851


Tanto movi miento Te mostramos toda la movida de los mejores eventos de Lima, Asia y el sur chico...

Stefania Stephenson, Xaviera Brandon y Alexa Urbina en Joia, Boulevar de Asia

Paloma Valerga y Cynthia Rebagliati en Nikita, Boulevard de Asia

DJ residente de Nórdico, Boulevarde de Asia

Juan Luis Barandiarán y Flavia Lercari en cumpleaños de Carolina Valerga, La Jolla, Asia

Angelique Mumenthaler, Lu Fioretti y Micaela Gálvez en Watdajel Outsiders Gallery, Barranco

Daniela Pereira y Antonella Bancalari en Joia, Boulevard de Asia

Pía de Moche y Zorka Aguilar en Joia, Boulevard de Asia

Nicoletta Mandriotti y Juan Pablo Aita en CM, Boulevard de Asia

Li Tuerta y Paloma Arca en el Dragón del Sur, Punta Hermosa


Karla Chuquihuara y Talía Poblete en CM, Boulevard de Asia María Paz Gonzales Vigil en CM, Boulevard de Asia

Daniela Ruiz y Polo Schelje en Joia, Boulevard de Asia

Mauricio Gonzalez y Ale Rosas en Watdajel Outsiders Gallery, Barranco Paúl Tejeda, Matías Iarraguibel, Andrea Álvaro Hidalgo, Salaverry, MatíasStefania Loayza Noriega y Cristóbal y Rodrigo en Ikaia, Delgado enHidalgo Yatch Week, Croacia. Bouelvard de Asia

Gisella Malca y Luis Hoyos en el Dragón del Sur, Punta Hermosa

Arianna Jiménez y Andrea Samso en el Dragón de Barranco Lisbeth Moebius en CM, Boulevard de Asia

Daniela López y Natalia Cuglievan en Sky Bar, Boulevard de Asia

Alberto Benavides y Almendra Delgado en Joia, Boulevard de Asia

Andrea Barrueta y Felipe Lecca en el Dragón del Sur, Punta Hermosa

Vania y Tamara Kilimajer en Sky Bar, Boulevard de Asia


Mario Valfre y Amalia Costa en Tragaluz, Boulevard de Asia

Sandra Saona, Coco Bárcenas, Pía Segura y Alicia Grieve en CM, Boulevard de Asia

Stephanie Schiller, Sofía Valdéz y Alejandra Chávez en CM, Boulevard de Asia

Carlos Saba y Victoria Abufom en concierto de Kanaku y el Tigre, La Noche de Barranco

Andrea Trías en CM, Boulevard de Asia

Lonchi y Pitu Baca en Ikaia, Bouelvard de Asia

David Fernández y Macarena Poblete en Ikaia, Bouelvard de Asia

Óscar Valdivia y Walter Tello en cumpleaños de Manuel Castillo, Aranwa Hotel, Paracas

Ariana Bancalari y Khaterine Luy en Joia, Boulevard de Asia

Sebastián Venegas, Arantxa y Vania Zagazeta en inauguración de tienda O’Neill, Jockey Plaza


Playas Valeria Rizo Patrón en Bora Bora Bora

Nuestras cámaras estuvieron captando las mejores momentos del verano por las playas de Lima. En Cayma, Playa Blanca, La Isla, Playa del Sol, Palmas, Brisa, Playa Bonita y Bora Bora, el sol deslumbró a los veraneantes.

Natalia Guerra García , Maria Paula García Pacheco y Milena Caballero en Cayma

Nicolas Nugent y Camila Martínez en Brisas

Nicolas Chávez y Paloma Alarco en Playa Blanca

Alejandro Bellatín , Thalía Maxera , Franco y Adriano Maxera y Francesca Maxera en Las Palmas

Ceci Lucas, Rafaella García Rosell y Gonzalo García Rosell en Playa del Sol


Kiara de la Fuente y Catalma de la Vega en Sol y Mar

Karina Hart y Úrsula Mitterhofer en Cocoa Beach, en cumpleaños de Nati Agois

Christine Penny, Felipe del Castillo y Antonella Bancalari y en Kapala

Vasco Eguren , Jose Ignacio Mávila y Rodrigo Muñoz en Cayma

Vasco Ponce, Mateo Bahamonde y Sebastián Ponce en Bora Bora

Gonzalo Brignadello y Nicole Niego en Bora Bora


Maria Paz Elías y Miguel Rey en Playa Blanca

Patty Franco , Rodrigo Patiño y Janice Ballón en La Isla

Fernanda de la Guerray Vivian Neuhaus en Flamencos

Maia Ricci, Celine Hatchwell y Maria José Tola en Las Palmas

Karla Madico y Juan Andrés Ricketts en Cocos

Alberto Guinand, Matías Jiménez y Salvador Loiseau en Playa de Golf

Álvaro Ascenzo, Gonzalo Gomi, Diego Bustamante, Ian Scofield y Lucho Madueño en La Isla


Nikita Elizalde y MartÍn Cilloniz en Playa del Sol

Nell Aleksandrov, Alfredo Moreno y mellizas Moreno en Bora Bora

Valeria Manrique y Josefina Muñoz en Flamencos

Emma Cilloniz y Doménica Bonelli en Las Palmas

Memo Byrne y Alejandra Valderrama en Playa de Golf

Maria Nieves Gómez Marco y Miguel Labarthe en Kapala


Camila López y Sandra Carrillo en Las Palmas

En el sur, los veraneantes disfrutan al máximo de este verano 2014.

Lara Green y Ana Rocío Modenese en Cocoa Beach

Lucía Razetto y Sebastián Zimmerman en Sol y Mar

Lorenzo Barriga , Jaime Febres , Salvador Bustamante y Rodrigo Febres en La Isla

Jose Luis y Elisa Dupuy en Sol y Mar

Beatriz Fernández Concha, Alessandra Falconi, Maria Alejandra Anselmi y Úrsula Carcovich en Playa del Sol

Rodrigo Zavala , Facundo Zavala y Claudia Silva en Cayma


Fernando García Viale y Avelino Aramburú José Luis Dupuy y Rosalie Stenning

El arte de Jorge Piqueras Considerado uno de los artistas más importantes del país, Jorge Piqueras regresó a Perú para presentar una selección de más de cuarenta obras trabajadas en París durante los últimos dos años. Su exposición, titulada “Obra reciente”, se inauguró en la galería Lucía de la Puente de Barranco, donde asistieron amigos, familiares y amantes de la obra de quien es considerado uno de los artistas que iniciaron la pintura abstracta en el país.

Jorge Piqueras

Elda Dimalio y Marita Sousa Natalia Majluf, Juan Carlos Verme y Lucía de la Puente


Las piezas de arte de Piqueras están llenas de tal vitalidad y movimiento: siempre buscan nuevos horizontes Álvaro Samanez, Vanessa Ferrero, Álvaro Ruiz de Somocurcio y Liliana de Ruiz de Somocurcio

Guillermo Niño de Guzmán y Laura Alzubide

Rosanna Kuoh y Mariela Vidales

Asdis Sig y Mathildur Hall Pauline Barbieri

Giuseppe de Bernardi y Selma Bozanic

Carla Vega-Seminario, Ronald Raygada y Vanessa Mendoza

Irene Tomatis y Sebastián Rodríguez-Larraín


Ana Maria Pardo, Dr. Guglielmo Ardizzone Embajador de Italia y Angelica Sayán

Elena Gonzalez, Marco Testino y Delia Akerman

Guillermo Niño de Guzman y Laura Alzubide

Úrsula Vega y Rafaél Alcázar Venancio Shinki y Pablo Zúñiga

“Han pasado 27 años desde que Piqueras realizó su primera exposición individual en el país. Hoy está de vuelta a sus 88 años” Lucía de la Puente, Álvaro Ruiz de Somocurcio y Susana de la Puente


Con贸zcalo en nuestro stand del Boulevard de Asia.


Pauchi Sasaki en el MATE Andrea Lerner, Ellane Cohen y Oriana Lerner

La reconocida violinista y compositora peruana Pauchi Sasaki presentó GAMA IX, su concierto electro acústico en el MATE de Barranco. Hasta allí se dieron cita sus más fieles admiradores que disfrutaron de un gran espectáculo.

Andre Bely y George Schutter

Ana Ricci, Marilyn Lizarraga y Penélope Alzamora

Ani Masseur y Joanna Zegarra

Claudia Cabello y David Pérez

Marcelo Guizado y Andrea Mazzetti

Ety Napadenschi, Janet Zaidman y Michele Larison


La performance multimedia de Pauchi Sasaki incluyó música en vivo, pistas electrónicas y una propuesta visual Luisa Málaga, Elsa de la Flor y Ana María de Romaña

Maria Paz Noriega y Paola Villamar

Sophie Madem, Verónica de Haaker e Isabel Madem

Jorge Salazar, María Antonia Salazar y José Ugaz

Caterina Capurro y Valeria Novóa


Jimena y Manolo Manolo de la Jara y Jimena Caso

Manolo y Zoila de la Jara

Grace Arbulú , Malena Carranza y María Jesus Oneto

En una emotiva ceremonia en la Catedral Santa María de Chiclayo, Jimena Caso y Manolo de la Jara se dieron el sí. La recepción se celebró en el Fundo La Encantada, donde todos bailaron hasta el amanecer. La pareja partió de luna de miel a Jamaica.

Mosi de la Torre Ugarte y Guillermo Olivera

Marina Tejada y Rudi Winsberg

Francesca Raffo y Óscar Valdettaro Perla Polo y Marcos Caso

Jazmín Samanez y Luisma Indacochea

Patrick Dean y Ximena Benavides


Stephanie Kilimajer, TalĂ­a Barrios y Camila Monteverde

Sonia Otoya y Francesca Arauzo

Luis Noriega y Mariana Arica

Christopher Sotomayor, Carlos Navarro y Johanna Anicama


La Paella de Glicerio Marisel Altet, Kenia Velasco, Mariana Sayan, Marína Ljunberg, Brenda Cáceres, Selva Samanez, Camila Orlandini y Marita Sayan

Glicerio Camino cumplió cuarenta años y lo celebró a todo dar en el Club House de Bora Bora. Sus amigos más cercanos disfrutaron de las exquisitas paellas de mariscos y de carne que preparó el chef del restaurante La Jota.

Glicerio Camino y Marita Sayán

Brenda Cáceres, Mariana Ljunberg y Camila Orlandini

Arena, Germán, Brisa Gallo y Selva Samanez

Paella La Jota

Kenia Velasco y Marita Sayán


“EXCLUSIVOS DEPARTAMENTOS A UNA CUADRA DE LARCOMAR”

MIRAFLORES “EL PERFECTO EQUILIBRIO PARA UNA VIDA MÁS CÓMODA”

SAN ISIDRO Informes y Ventas: T. 250-9072 / 990-207-332 / 944-445-194 Esquina calle Las Dalias con Calle Aristides Aljovin - Miraflores Calle Baltazar La Torre N° 240 Urb. Country Club - San Isidro

www.grupocrsac.com


Vik Muniz en Barranco El célebre artista brasileño inauguró su exposición “Más acá de la imagen” en el MAC. Hasta allí llegaron cientos de personas seguidoras del peculiar arte de Muniz, quien usa comida, desperdicios y otros objetos como materia prima de sus obras.

Celia Barreda y Antonio Sarria

Cecilia Arróspide, Puchi Noriega y Mercedes Delgado

Sara Diez Pardos y Santiago Miranda

Carlos Llosa, Sonia Cunliffe,Vik Muniz, Silvana Pestana y Alfredo Baneda

Adriana Zaccheo-Pintor y Pedro Petroc

Úrsula Vega y Gladys Courand


El cumple de Carolina Francesco Balbi y Carolina Valerga

Carolina Valerga celebró sus 24 años en La Jolla de Asia. Hasta allí llegaron sus mejores amigos del colegio y de la universidad para disfrutar de los piqueos y tragos que La Bistecca puso en la mesa.

Rodrigo Camino, Christopher Mitterhofer y Milo Ruiz

Andrea Ferreyros y Cynthia Rebagliati

Karina Brain, Daniela Macedo y Natalia Ferreyros

Alberto Valerga y Anita Balducci

Alfonso de la Torre y Mariana Ruiz

Flavia Lercari , Marisol del Águila y Paloma Valerga


Sabor español en la Playa Flor Lanata y Anita Romero

Hernán Velarde y Candy Ricci

Gabriel Lanata y Manuel Romero

En el Club House de Playa del Sol en Asia se reunió un divertido grupo para cocinar y disfrutar de una deliciosa paella. Todos compartieron una cálida velada que fue amenizada con diversos tragos frente al mar.

DanielaFanny OceseRicci y Camila y WillyCornejo Dyer

Paola Alvarado, Chabuca de Alvarado y Gaby Perret

Andrés Gabriela Alonso Diego Tagle Zignago y Militza yByrne

Patricia Ikeda, Sofía Gonzáles, Alejo Loret deyMola yLanata Guillermo Reaño Risso y Gian Franco Esposito Carla Ostagoch MirtaCristina


Conoce el tratamiento de ortodoncia verdaderamente invisible.

www.invisible.com.pe Para mayor información llama al Tel. +51(1) 76-82-930 doctores@invisalign.com.pe Pregúntanos por un Doctor cerca de ti. También ponemos a tu disposición esta lista de doctores destacados: MIRAFLORES LA MOLINA Dres Koenig +51 (1) 442-6492 +51 (1) 368-1258 MIRAFLORES SANTIAGO DE SURCO Dr. Joel Pacheco +51 (1) 372-5194 +51 (1) 271-8511 +51 992281721

MIRAFLORES HUANCAYO TRUJILLO Dr. Leoncio Menéndez +51 (1) 446-3952 +51 (64) 231-939 +51 (44) 200-286 SANTIAGO DE SURCO Dra. Dora Falconi +51 (1) 436-0419 +51 (1) 435-2839

SANTIAGO DE SURCO Dra. Clarisel Marie Soto +51 (1) 372-5194 +51 (1) 271-8511

SANTIAGO DE SURCO Dr. Daniel José Watanabe +51 (1) 436-3136 +51 (1) 436-2947

SANTIAGO DE SURCO Dr. Eduardo Javier Morzán +51 (1) 628-5659

MIRAFLORES Dra. Wendeline Juárez +51 (1) 319-0510 +51 986251174

SAN BORJA Dr. Sergio Hernán Valverde +51 (1) 225-1126

SAN ISIDRO Dra. Flavia Patricia C. Longhi +51 (1) 475-2378

MIRAFLORES Dr. Aldo Iván Yepes +51 (1) 447-9888

MIRAFLORES Dr. José Fernando Silva-Estévez +51 (1) 446-7857


Nikita de fiesta Una gran fiesta hawaiana se armó en Nikita e hizo vibrar el Boulevard de Asia. Cientos de jóvenes bebieron los deliciosas tragos y bailaron al ritmo de los mejores DJ’s de la discoteca.

Valerie Neff y Eliana Romero

Miluzka Loechle, Carolina Martínez y Pamela Zuleta

Verónica Ospina, Olga Pinzón y María Elena Silva

Susi Estefania Limo

TalÍa Cheneffusse y Álvaro Villacorta

Rocío de Vivanco y Diana Dearteano

Andrea Ferreyros y Lorice Mubarak


Filippo Pedraglio, Tania Jelicic, Milena Said, Antonia Graña y Ana Belmont xxxxx

Desfile en la playa Como ya se es costumbre, el pasado viernes 17, balkanica realizó su desfile de verano en Asia organizado por Nino Peñaloza. Un colorido y creativo evento que reunió a artistas, veraneantes y personajes del medio en una simpática pasarella. La marca lanzó su conocida línea de vestidos y ropa de mujer, así también como la de hombre y la nueva balkanica kids.

Flavio Caporali , Marco Moreno Marisol Quiroga, Alessa Esparza, xxx y Sonia Domínguez y Daniella Morales León Luishtel

Marisol Quiroga , Alessa Espanza , Kina Malpartida Leon Luishtel y Sonia Dominguez

xxxx

Jose Neumann y Doménico Peñaloza

Micaela Romero y Estefania Inurritegi


Sebastián Echeandía y Gerard Rius

Momentos antes del desfile

Jose Neuhann y Romerito Peñaloza


Arte en el mar Cecilia Gonzáles y Denise Dourojeanni

Ariana Wood y Erick Linb

Malu Cook y Hernesto Ferraro

En la playa El Golf se presentó Arte en la playa, una exposición colectiva de arte peruano contemporáneo organizada por Cecilia González y Denise Dourojeanni, con apoyo de Mercedes Benz. Destacaron las obras de Ramiro Llona, Fernando de Szyszlo, Gam Klutier, entre otros.

Fiorella Rusca y Joselo Rondón

Juan Manuel de Cossio y Susana JuanGonzáles Pedro Baca y Christel Zoeger Álvarez

Grethel Benavides y Richard Amiel

KathiaFrancisco Llona y Ana María Pflucker Elmore y Frans Pautrat

Sonia Hidalgo y Rogelio Huertas del Pino


Gonzalo Carriquirí, Úrsula Prinz, Gustavo Costa , Andrea López y Alex Sandoval

Andrea y Gladys Germana

Derek Zoeger y Luana Aspíllaga

Carmela Evans, Cecilia Gonzales y Laura Fantozzi


¡Los 60 de Manuel! Manuel Castillo y Juancho Burga

Manuel Castillo cumplió sesenta años y lo celebró a lo grande en el Hotel Aranwa de Paracas. Sus familiares y amigos más cercanos celebraron con él en medio de un gran fiesta con exquisitos cócteles.

Pepe Castro, Walter Tello, Jorge Gonzáles y Aldo Crovetto

José Pretell, Guillermo de Rutte y Tito Portocarrero

Carlo y Nora Canales

Mario y Charo Cruz

Italo y Vera Castillo


Lily Sturla, Gianina Eslava, Lali Loli, Nora Canales, Patty Tenorio, Sylvia Ojeda, Ver贸nica Vivanco, Trini Moscoso, Paty Castre, Gaby Velasco.

M贸nica Corzo, Lali Loli, Walter Tello, Lourdes Rivera, Sylvia Ojeda y Pepe Castro

Aldo Crovetto, Lily Sturla, Walter Tello y Lali Loli


¡Feliz día Mateo! Ernesto Flechelle y Sophia Lerner

Stephanie Marroquín y Ana Lucia Dávila

Annalisa Caballero, Chiara Boggio y Francisca Razetto

Mateo Cedrón cumplió 21 años y lo celebró con una gran fiesta con sus amigos del colegio Altair y de la UPC. La nota de alegría la pusieron sus compañeros que llegaron de México, Brasil y Argentina. Todos se divirtieron hasta el amanecer.

Javier Rodríguez y Lucía Verán

Giancarlo Vasallo, Chiara Boggio y Mateo Cedrón

Thalía Guiulfo y Lia Alzamora

Mayra Farah, Hanadi Tubbeh y Ariana Villacorta


Daniela Tudela, Ana Lucía Davila, Almendra Castellanos y Corinna Dasso

Luis Arturo Labarthe y Tadeo Carmona

Fabrizio Motta, Rodrigo Vásquez, Mateo Cedrón y Ernesto Flechelle

Giancarlo Vasallo y Adriano Canella


TIENDASTIENDAS DC: DC: QUIKSILVER QUIKSILVER STORES:STORES: LARCOMAR LARCOMAR LOS PORTALES LOS PORTALES LIMA OUTLET LIMA OUTLET PLAZA MIGUEL SAN MIGUEL AV.CAMINO PIURA: PLAZA OPEN PLAZA JOCKEY PLAZA JOCKEY PLAZAPLAZA SAN AV.CAMINO REAL 1278, REAL SAN1278, ISIDRO SAN ISIDROAREQUIPA: AREQUIPA: PARQUE PARQUE LAMBRAMANI LAMBRAMANIPIURA: OPEN REAL PRIMAVERA PLAZA PRIMAVERA TRUJILLO: TRUJILLO: MALL AVENTURA MALL AVENTURA PLAZA PLAZA MEGA PLAZA MEGA PLAZA BOULEVARD BOULEVARD DE ASIA DE ASIA REAL PLAZA CHICLAYO: CHICLAYO: REAL PLAZA REAL PLAZA


JEREMYMCGRATH JEREMYMCGRATH

MILAN PHOTO. MILAN PHOTO.


Esta semana nos enfocamos en buscar Esta semana nos enfocamos en buscar looks looks para irpara a ir a la oficina en verano. Los vestidos sueltos, pantalones y la oficina en verano. Los vestidos sueltos, pantalones y de manga son los favoritos. Vemos colores blusasblusas de manga corta corta son los favoritos. Vemos colores fuertes y fuccia, y los populares fuertes comocomo rojo yrojo fuccia, y los populares printsprints no no de estar presentes en distintas prendas. dejan dejan de estar presentes en distintas prendas. En En cuanto a accesorios, vemos una preferencia cuanto a accesorios, vemos una preferencia por por los bolsos grandes, y los lentes sol cat-eye los bolsos grandes, y los lentes de solde cat-eye que siguen marcando tendencia. que siguen marcando tendencia.


Texto por Natalia Stapleton / Texto por Natalia Merino Merino Stapleton / Cinnamon Cinnamon Style / Style / www.cinnamonstyleblog.com / www.cinnamonstyleblog.com / Fotos de Sebastián Fotos de Sebastián Guerrero Guerrero Elías Elías


Civiles

Gihan Tubbeh Ella es: Fotógrafa. Estudió comunicación audiovisual en la Universidad de Lima y fotografía en el Centro de la Imagen. En el 2009 ganó el prestigioso World Press Photo en la categoría Daily life.

Conócela: De adolescente solía coger la cámara analógica que tenían en su casa para fotografiar todo lo veía. Luego iba impaciente a revelar los rollos. Era su forma de ser feliz. El año pasado su trabajo se expuso en el National Portrait Gallery de Washington y en Milán Photo Festival en Italia. La cámara que usa es una Canon 5D Mark II.

La anécdota: A sus veinte años realizó un voluntariado en el Hospital Larco Herrera. Allí –dice– formó un fuerte vínculo con los pacientes. Pronto el registro fotográfico que llevaba de ellos se convirtió en algo más que una bitácora: era su forma ideal para contar historias. Desde entonces supo que quería dedicar su vida a la fotografía.

Por Rodrigo Alomía / Foto de Augusto Escribens


8000 USD EN EFECTIVO CONCURSO ONLINE DE UN AÑO MÁNDANOS TU CLIP Y PARTICIPA MEJOR TUBO DEL VERANO 20 ENE - 31 MAR, MEJOR MANIOBRA 15 FEB - 15 MAY MEJOR TUBO DEL INVIERNO 1 JUN - 30 SEP, OLA MAS GRANDE 1 MAY - 30 OCT, PEOR PATO ENE - SEP MAS INFORMACIÓN EN DUNKELVOLK.COM


Imperdibles»

BIKINIS MuSAS dE YEMANYá

CoNCIERTo DE JACk JoHNSoN

Cuenta la leyenda que Yemanyá fue una antigua diosa del mar y patrona Músico, cineasta, surfista y reconocido militante de la causa ambientalista, de las mujeres. Para rendir culto a esa historia, nacen estos coloridos Jack Johnson ha ganado una gran legión de admiradores no solo por sus bikinis diseñados para vestir a las actuales musas del mar, es decir, facetas, sino también por su rock melódico y acústico que sonará en Lima mujeres libres y seguras de sí mismas. ¿Dónde?: Jirón Ayacucho 269, por primera vez. Prepárense. ¿Dónde?: Parque de la Exposición, Cercado de Barranco. Facebook: /MusasDeYemanya Lima. ¿Cuándo?: 3 de marzo.

ToCADISCoS CroSLEY

SHANTI CHARMS ACCESorIoS

Crosley un reproductor de vinilo que se encarga de devolver la música a Shanti significa paz interior, como la energía de las piedras y los amuletos sus raíces con un sonido cálido y de alta definición. Con él también podrás kármicos. Todas las piezas son hechas a mano, laminadas en oro de 24 transferir la música de tus vinilos al iPod. ¿Dónde?: Tiendas Phantom, Calle quilates con cristales de murano importados de Turquía y de Swarovski. Chiclayo 701, Miraflores. ¿Dónde?: Calle Ayacucho 269, Barranco. Facebook: /shantijewelry


El blog / www.neginmirsalehi.com

TENdENCIAS» Ella es una fashion blogger de 25 años con mucho estilo pero con una pizca de atrevimiento. Esa combinación le ha traído miles de seguidoras alrededor del planeta, a quienes enseña desde cómo hacerse un planchado japonés, hasta recetas para preparar un batido conocido como smoothies. Su cuenta en Instagram tiene más de un millón de fans.

NEGIN MIrSALEHI

STRoKE oF MIDNIGHT BY MAC

MAC presenta su línea de maquillaje Stroke of Midnight Eyes, una variedad de looks pensados para cada estado de ánimo e inspirados en la noche. Consta de tres paletas, cada una con cinco sombras de ojos en deslumbrantes tonos cálidos, fríos y ahumados. Serán la sensación en cada rostro del verano. Web: www.maccosmetics.com.pe ¿Dónde?: Tiendas por departamento.

GourMET» Con una carta renovada, Nórdico Restobar sorprende con nuevas delicias a cargo del chef Coque ossio. Disfrute de una hamburguesa surf and turf con langosta a la parrilla, o de un clásico tartar de atún. Todo esto, como siempre, en un ambiente cálido recubierto en madera y con la frescura del mar. ¿Dónde?: Boulevard de Asia. Facebook:/nordico.asia

NóRDICo rESToBAr


Tiendas Jockey Plaza / Boulevard de Asia / Chacarilla Outlet Saga Falabella facebook.com/ForestaPe

I

@forestaperu

www.foresta.com.pe

I

@forestaperu


Eventos

01

02

Pentel regresa al Perú con su campaña: “Libera el Poder de Pentel”

04

05

La marca japonesa Pentel, líder mundial en útiles escolares, regresa al Perú con novedosos productos de escritura del más alto nivel de calidad que sorprenden e inspiran la creatividad de los consumidores. En esta oportunidad, el artista Pentel liberó su creatividad con el público basándose en los comics, fuente de inspiración de la campaña escolar del 2014. 03

07

06

1 El equipo Pentel. 2 Paula Hernández, Gianella Guillén, Miranda Ávila y Micaela Otero. 3 Cecilia, Marcela y Renán López. 4 Emilio Azañedo. 5 Karen Carasaz. 6 Erick Vernazza. 7 El artista dibujando con bolígrafos de la marca Pentel.


Eventos

01

02

Electro Selvámonos en el sur Después de su primera edición en Pachacamác en 2011, Selvámonos regresó al sur con su versión ‘Electro Selvámonos’, reuniendo a los mejores Dj’s de la escena local e internacional y haciendo bailar a más de 2000 asistentes. Desde Francia: Mr. NÔ y de Perú: Coba Sound System, Jumi Lee, entre otros. Selvámonos realizará este 2014 dos eventos más: Primera Parada en Lima y la sexta edición del Festival en oxapampa.

04

05

03

07

06

1 Jimena Serra y Mr. Arepa. 2 Ramón Pérez-Prieto, Debbie B. y Rafael Morales. 3 María Cristina Simón, Walter López y Fernanda Poggiaroni. 4 Maud Gaussein. 5 Diego Gustin, Kiara Hayashida y Josué Vicente. 6 Alonso Valdizán. 7 Estefanía Cox.


Eventos

01

02

03

Fútbol en la playa Con cuatro partidos se inició el XVIII Torneo Interplayas de Fútbol 7 en la playa Flamencos. Cientos de amigos y familiares vibraron con la emoción de cada encuentro en una fresca noche de verano. 04

05

1 Luciana Halfin, Patrick Fry, Stefano Tonani y Gabriela Leslli. 2 Yaco Eskenazi atacando al arco. 3 Equipo ganador Cocos. 4 Natalie Vértiz, Nicole Choulet y Diego de la Villa 5 Equipo Ganador Playa del Sol.


Eventos

01

O’Neill Inauguró su primera tienda insignia en el Perú

02

03

04

Celebrando más de 60 años de innovación y diseño 3 artistas locales entre ellos Mateo Cabrera, Sergio Fernandéz y Chiara Rosingana compartieron el espíritu de O’Neill “THE ORIGINAL” a través de sus obras de arte. O’Neill shop: Jockey Plaza, Tienda 212-A “The Original” since 1952. 05

07

06

1 O’Neill Shop Jockey Plaza. 2 Chiara Rosingana mostrando su obra maestra. 3 Javier y Francesca Reátegui. 4 Mateo Cabrera y Adriana Araujo. 5 Ana MarÍa Forno y Alejandra Chávez. 6 Dengue Dengue. 7 Lucía Samardzich, Alejandra Guevara, Gustavo Reátegui, Anne Marteh, Susi Krebs y Andrea Rosell.


Miscelaneas / Krav Maga

Krav Magá Como liquidar

a tu oponente

en tres segundos

La defensa personal no es un deporte, sino simplemente una respuesta a los ataques. El krav magá es una técnica que se hizo famosa con el ejército israelí y es una de las más contundentes y prácticas del mundo. Puños, patadas, cabezazos y hasta la rama de un arbusto puede servir para salvarnos la vida.

+206


Por CĂŠsar Ochoa / Foto de Santiago Barco

+207


Guerreros

e

l primer paso de la defensa personal es evitar los problemas. ¿Pero qué hacer cuando el problema nos encuentra y no queda más remedio que defenderse? Ante una situación límite –asalto, intento de asesinato o secuestro, etc.– el cuerpo se inunda inmediatamente de hormonas del estrés, como la adrenalina, e inicia una reacción en cadena que prepara a la persona para la acción. La respiración y ritmo cardiaco se elevan. La sangre se direcciona hacia los músculos más fuertes, las pupilas si dilatan y centran su atención en la amenaza. ¿Qué hacer entonces? ¿Venirse abajo o defenderse? «A través de un entrenamiento adecuado, se puede aprender a utilizar esta reacción en nuestro beneficio», dice Gabriel Lerner, experto krav magá, ese arte marcial de las fuerzas de defensa israelíes. Robusto, de mirada tranquila y hablar rápido, Lerner es instructor en Operational Krav Magá Perú [OKM] y esta mañana se entrena en un polígono de tiro. Contraatacar, en una situación de vida o muerte, es la última opción. Pero si no se puede evitarlo, hay que resolver la situación lo más pronto posible y largarse de allí. Para eso se creó el krav magá.

1. El krav magá no es un deporte Gabriel Lerner ha practicado judo, karate, full contact, y se ha preparado en varios países, incluido Israel. Él explica que Imi Lichtenfeld, un checo que huyó de la Alemania Nazi en 1940, fue el creador de esta disciplina en la década de los treinta. La inventó para proteger a los judíos de los ataques antisemitas de la época. «Luego de la segunda guerra mundial viajó a Israel y el ejército tomó sus enseñanzas», explica Lerner. A unos metros, un par de instructores realizan maniobras tradicionales de la disciplina: el desarme, el bloqueo, transiciones entre la defensa y el ataque. El contacto entre ambos es orquestado. De hecho, la ejecución del krav magá se demuestra en el acto, cuando el evento está pasando. «No es un deporte. No ocurre en un espacio pre fabricado, como un dojo o un cuadrilátero». La única manera de enseñarlo es produciendo la escena callejera. Alguien ataca por la espalda, golpea, ahorca; se trata de estimular el reflejo. «No es una pelea entre dos personas con un árbitro en medio, no se usa karetegi o judogi. En vez de eso, se entrena con polo y pantalón cargo» dice el experto.

2. La reacción a un evento inesperado El profesor ordena a los otros expertos que cierren sus ojos y se den vueltas para marearse. Luego pide

+208


que otro grupo los sujete y los lleve a un rincón. Se produce un forcejeo intenso. El entrenamiento busca parecerse a la realidad. Es como un videojuego: mientras mejor es, más te adentra a su mundo. «Siempre hay que buscar las zonas vitales, son más vulnerables», dice, refiriéndose al cuello y genitales. Precisamente, el krav magá busca eso: actuar de una determinada manera ante una situación límite. «Si tengo o veo un palo, la idea es que el cerebro lo use automáticamente como un arma» dice Lerner.

Contraatacar, en una situación de vida o muerte, es la última opción. Pero si no se puede evitarlo, hay que resolver la situación lo más pronto posible y largarse de allí. Para eso se creó el krav magá

Ahora los instructores están escenificando una secuencia: uno le quita el arma al otro y lo neutraliza. Los movimientos son rápidos, en menos de dos segundos la pistola pasa del agresor a la víctima. Uno de ellos mueve el brazo derecho primero, luego sujeta el cuello del atacante y finalmente le quita el arma con la mano izquierda. El espacio cerrado del polígono agudiza los sonidos del supuesto asalto. «No enseñamos golpes o patadas, enseñamos que un ambiente puede cambiar en un segundo», asegura Lerner. El krav magá busca automatizar movimientos. No pensar, hacer. Como un corredor de cien metros planos esperando la chicharra o un arquero atajando un tiro al arco, hay que tener reflejos ante la agresión. «Él va a venir con el arma, él no te va a dar tregua», dice el profesor. La calle no tiene reglas, eres tú o él.

+209


Miscelaneas / Krav Maga

En el Karate u otros deportes de contacto uno llega descansado, mentalizado. Lo peor que puede ocurrir es sentir miedo. Paralizarse en pleno acto y dejarse llevar por el camino del agresor. Pasar al ataque, en este caso, es la mejor defensa

3. Sacar a relucir los instintos

Los disparos han comenzado en la otra sala. Uno, dos, tres, el sonido del arma parece perforar el aire dentro del polígono. Los dos instructores siguen enfrascados en una lucha imaginaria, gritos y balazos se entremezclan en el lugar. «Tengo que gritar para meterme más, para que me den más ganas de completar el movimiento», dice uno de ellos. Justamente, el

+210

krav magá también apela a la adrenalina del evento, a la acción brusca y violenta. Dicen que la ira ciega, pero llenarte de ella por momentos puede salvarte la vida. Además, la ira debe aparecer en el momento menos pensado. Se debe estar alerta todo el tiempo y saber que el evento se resolverá en cuestión de segundos. Hay que imaginarnos en una escena de acción dentro de una película; y nosotros somos el protagonista principal. Una nunca va a prever que alguien te va a saltar al cuello en cualquier momento. «En el Karate u otros deportes de contacto uno llega descansado, mentalizado. Acá no», dice Lerner. Lo peor que puede ocurrir es sentir miedo. Paralizarse en

pleno acto y dejarse llevar por el camino del agresor. Pasar al ataque, en este caso, es la mejor defensa. Los instructores parecen golpearse de verdad. Uno levanta la mano y el otro lo neutraliza, se acerca a su oponente y con una llave lo tira al suelo. Al final, los entrenamientos de krav magá son simulaciones. Es como un partido preparatorio: uno sabe que es amistoso, pero puede olvidarse. Te ayudan, pero no te aseguran el éxito al final del conflicto. Es una manera de acercarse el pánico de una situación real, extrema, donde todo puede cambiar en un pestañear de ojos. «El agresor no va a respetar un código de ética», dice Lerner, mientras los disparos continúan en la otra sala.


P

concierto laguna pai

+211


Publirreportaje

La alegría de iluminar Úrsula Sayán comenzó a hacer velas en los ochenta, cuando era una niña, para iluminar las noches de apagones tan frecuentes en la ciudad. Cuando las velas dejaron de ser necesarias, ella siguió fabricándolas en el techo de su casa y vendiéndolas en diversas ferias. Esta vez la creatividad que había desarrollado para enfrentar la oscuridad del Perú de los ochenta le hizo descubrir una pasión: diseñar sobre la parafina. En el 2005, su novio, el publicista Pascual Saco, le propuso profesionalizar la producción y abrir una empresa. Bautizaron su emprendimiento como Tanha Design, porque consideran que su valor agregado es el diseño, y ‘tanha’ significa ‘la alegría de vivir’ en sánscrito. Para ellos iluminar es dar vida. Las velas permitieron a Úrsula ver en las noches de su infancia y hoy le permitirán abrir, junto con su esposo, su primera franquicia en Panamá. Tanha Design tiene una tienda en el distrito de San Isidro donde vende artículos de decoración. Sus principales clientes, ahora, son jóvenes que están ambientando su hogar o diseñadores y arquitectos que remodelan espacios, pero Tanha Design también equipa matrimonios, eventos corporativos y actividades de decoración, como Casa Cor, el evento de arquitectura, diseño y decoración más importante de Lima. Los empresarios venden y alquilan velas, lámparas y fanales –estructuras de cera sin mecha en las que se coloca una vela adentro– con precios que varían entre veinticinco soles y dos mil soles por venta, y quinientos dólares y quince mil dólares por alquiler para evento. El servicio integral que brindan incluye el diseño , transporte, montaje, encendido y desmontaje de todas las piezas. Las instalaciones ambientan espacios , como entradas a salones o piscinas con velas flotantes . Algunos de sus trabajos se pueden ver en matrimonios y los eventos más exclusivos de Lima y Provincias. Además de la tienda que tienen en San Isidro desde el 2009, sus productos se venden en las galerías Dédalo, Originalia e Índigo, y Etnia, de Trujillo. Pero su éxito no solo se ha quedado en el Perú. Comenzaron exportando pequeñaz cantidades a Francia , Ecuador, Estados Unidos y proximamente a Chile , donde tienen un proyecto a corto plazo. Pero el plan internacional más ambicioso hasta el momento es la tienda en Panamá, en la que empresarios venderán todos los productos que se fabrican aquí. Tanha Design ha crecido a tal punto que ellos tuvieron que alquilar una planta de 500 m2 en Chorrillos para elaborar todos los productos, y almacenar los materiales que alquilan y los que necesitan para producir, que no son solo velas sino también estructuras de fierro, velas led y parafina importada de Alemania. Sin embargo, hay algo que no ha cambiado en estos años. Para mantener la calidad y el estilo de sus productos, toda la producción sigue siendo artesanal, pues usa la técnica que empleaba Úrsula en el techo de su casa cuando era pequeña. Una idea astuta para recobrar la luz en uno de los momentos más oscuros, y que ahora la lleva, junto con su esposo, a concretar una empresa creativa de corte internacional.

Nombre: Tanha Design .Empresa: Limbo S.A.C Web: www.tanhadesign.com Dirección: Av. Conquistadores 445, San Isidro Teléfono: 421-8563 Correo electrónico: sales@tanhadesign.com


Publirreportaje

Música frente al mar

Desde hace siete años, los limeños tenemos la oportunidad de comer frente al mar en el restaurante Cala. En los últimos dos años, desde que Eduardo Aramburú es gerente general, Cala ha logrado dar valor a las tardes; uno de los momentos más espectaculares que ofrece el litoral limeño. Antes los clientes solo iban a Cala a almorzar o a cenar y el sol se ocultaba con la terraza del restaurante vacía, sin nadie que apreciara el espectro naranja que se abre entre las seis de la tarde y siete de la noche. Para valorar ese momento, Cala pensó en un producto único: musicalizar las tardes con los mejores DJ del medio. Abe Borgman, un DJ venezolano que vive en Lima desde hace más de diez años y ha tenido residencias en discotecas de Ibiza, propuso a los dueños del restaurante instalar un concepto de terraza frente al mar para pasar el rato con buena música, buenas mesas y buenos tragos. Cala decidió tomar esa propuesta y se vinculó con Purasonica, la empresa de Abe, que tiene una radio en internet con música las veinticuatro horas del día, y contrató a varios DJ para colocarlos en sus diversos proyectos en el mundo. Al principio los Cala Sunset Sessions eran solo los sábados de tres de la tarde a siete de la noche. Estas sesiones tuvieron un éxito instantáneo, así que, a partir de esta temporada de verano, Purasonica toca desde las cuatro de la tarde hasta la madrugada, de martes a sábado, sin parar.

Cala, cuyo eslogan es ‘Mar de amor’, seguirá decorando las puestas de sol durante todo el verano. Las olas de la playa Barranquito también musicalizan estas tardes de verano. Cala y Purasonica se han unido para dar un espectáculo que vale la pena, y los limeños no pueden dejar de vivir esta experiencia frente al mar.

Para Abe Borgman, cada momento tiene su propia música, y el trabajo del DJ es identificar el mood de la gente, y así acompañarlo con las melodías que vayan mejor con el momento. Pero las sesiones musicales durante las puestas de sol no son lo único que ofrece Cala. En el segundo piso funciona el restaurante: una carta con ochenta platos de comida moderna; mariscos, carnes, pastas y todo a lo que Cala ya nos tiene acostumbrados, supervisado por el chef principal José Alfredo Aramburú. En noviembre fue el lanzamiento de la temporada de verano 2014, y Purasonica tuvo una sesión maratónica que se transmitió en vivo por su canal de radio en internet. Ahora sigue animando las tardes y noches del local con DJ de diferentes países que manipulan los equipos que el restaurante ha comprado para ellos.

web: www.calarestaurante.com Facebook: Cala Restaurante & Lodge Dirección: playa Barranquito-circuito vial Costa Verde, Barranco Teléfonos: 252-9187 / 998-247-326 Reservas: reservas@calarestaurante.com


Publirreportaje

Una clausura futbolera

Las escuelas del Boca Juniors en el Perú celebraron su fin de temporada 2013 con dos clausuras el 18 y 19 de diciembre. Se premió a las diversas categorías, y homenajeron a los mejores jugadores y cumpleañeros. Asimismo se organizó un partido amistoso entre el staff y los padres de familia. Estas clausuras contaron con la presencia del coordinador global de las escuelas, el argentino Gastón Pernia. El profesor Pernia estuvo en el Perú durante la primera semana de diciembre y visitó las distintas sedes ubicadas en Lima, el Callao, Piura y Arequipa. Pernia tuvo un importante intercambio con alumnos, cuerpo técnico y representantes, en el que reforzó fundamentos técnicos, valores del club y la buena gerencia de las escuelas en el Perú. Asimismo se presentó en las finales de la segunda edición de la Copa Xeneize, la cual se desarrolló en la sede principal del Boca Juniors en el Perú, Deporcentro Casuarinas. En esta oportunidad participaron veinte equipos integrados por colegios, clubes y escuelas de fútbol, cuyo resultado fue lograr la competitividad e integración de los alumnos.

«Hemos tenido un gran año y queremos compartirlo con todos ustedes: profesores, alumnos, padres y sponsors. Gracias por el apoyo continuo y la confianza demostrada durante todo el 2013», declaró Sebastián Rubio, directivo de la escuela en el Perú. «Los esperamos con más novedades en el 2014, incluidos nuevos productos y sedes, así como apostamos siempre por la calidad de nuestro servicio», comentó Alfredo Valverde, directivo también presente. Este 3 de enero comenzaron las clases de la temporada de verano 2014 del Boca Juniors Perú para niños desde los seis hasta los catorce años. Sus cinco sedes alrededor del país esperan los nuevos talentos.

Web: www.bocajuniors.com.pe Teléfonos: 344-4496 FB: Boca Juniors - Escuela de Fútbol - Perú :SEDES Deporcentro Casuarinas - Lima Calle Tomasal #1145, Santiago de Surco Piura - Av. Panamericana Norte Sub Lote A-1 Urb. El Chipe Arequipa - Colegio Lord Byron, Calle Grande 250, Sr. De la Caña Callao - Complejo La 9, Avenida Venezuela cuadra 34 (S/N) San Miguel (Asia Playa Cayma (solo en Veranos


En vitrina

Yo lo quiero + Un regalo para tí

Bendito Tizana Femenino, colorido y juvenil! Este modelo es único por sus aplicaciones y bordados hechos a mano. Es de la última colección de Agua Bendita "Time for Us", marca colombiana recién llegada a Perú. Encuéntralo dentro de tiendas Crackers y en Ripley de Asia, en donde además te lo puedes llevar con el 20% de descuento!

Exclusivo diseño de silla con respaldo semicurvo. La mezcla de sus detalles y materiales, como aplicaciones de tachuelas, patas de madera con acabados en nogal brillante, juego de diferentes tapices en interior y ventanera, proporciona un diseño confortable y único para la sala soñada.

Reine des Pommes

Britvic Indian Tonic Water

Nos presenta sus Coeur d´amoure en sus tres presentaciones rojo, jade y gris, un modelo divertido que proyecta mucho amor y personalidad. Visite el Fan Page: www.facebook.com/rdespommes

Diseñado para complementar, no para ocultar su licor favorito, Britvic Indian Tonic ofrece un sabor inicial de mandarina dulce, conteniendo la sequedad y amargura del limón. Su retrogusto deja persistente dulzor y notas de mandarina. Britvic ofrece una alternativa única en el mercado peruano al traernos la primera agua tónica baja en calorías.

Brazalete trenzadoI Este brazalete trenzado viene adornado con un broche plateado y su presentación llega en diferentes colores otoñales.

+216

Butaca Romina Decostudio

Excellence Californianas de L’Oréal Paris El primer kit de coloración que permite obtener el look de mechas californianas desde el hogar. Es la nueva manera de iluminar el cabello solo de medios a puntas, imitando el efecto que el sol y mar dejan en él. El kit incluye todo lo necesario: crema aclarante, crema reveladora, polvo decolorante, shampoo con ceramidas, cepillo expert patentado, guantes y folleto explicativo paso a paso.


+217


+218


+219


+220


+221


+222


Por Javier Wong / Fotos de Augusto Escribens

Un pizzero muy Juan Francisco Melgar estudió fotografía y viajó por el mundo: estuvo por Europa, Paraguay y Chile. Luego regresó. Volvió a vivir con su madre y se reencontró con sus hermanos. Todos coincidieron de nuevo en casa y decidieron abrir Veggie Pizza, pizzería que sirve para rendir culto a su filosofía dentro de la cocina: la comida saludable.

Cuando cumplió dieciocho años, Juan Francisco Melgar se fue a estudiar fotografía arquitectónica en un pueblito cerca de Múnich, en la región bávara. Estuvo por allá dos años, y se quedó en casa de una familia alemana. Allí aprendió a cultivar tomates, pepinos y lechugas. «La casa tenía un invernadero y yo me quedaba con la mamá; ella me enseñó», dice. Durante esa época, que vivió visitando grandes jardines europeos y yendo a mercados orgánicos los fines de semana, se dio cuenta de que la naturaleza es sostenible. Esa es su filosofía con la comida; quiere respetar lo orgánico y vivir de la tierra.

«Todas las frutas tienen una geometría sagrada», dice Juan Francisco. Ahora estamos en Lima, dentro del restaurante, y el fotógrafo explica la visión zen que tiene hacia verduras, frutas y elementos naturales. Para él, que es budista, cuando corta fresas o kiwis, se ven mándalas –representaciones simbólicas que tratan de explicar el cosmos–, que armonizan más al hombre con su entorno. Además se encarga de la parte estética del lugar; se ha cerciorado de que todo guarde concordancia con esta visión equilibrada: desde vasos hasta tornillos. «Siempre he tenido el feeling de estar dentro de un espacio bonito», comenta

+223


Pasiones

La pizzería es una extensión de su casa. Una manera de no sentirse solos, de olvidar los viajes y regresar a compartir entre hermanos la gracia de cocinar juntos. «Buscamos que el restaurante no tenga protocolos ni pretensiones», dice Juan Francisco Melgar, que sirve las pizzas en cuadrados para que comensales las cojan con las manos

y recuerda los días que se pasaba fotografiando casas y edificios. Gracias a esos tiempos, el concepto estético del restaurante le vino rápido a la cabeza. «Decorarlo como si fuera un picnic en el jardín», dice. Los materiales utilizados en la construcción son reciclados: sillas, barras, mesas. También hay distintos tipos de plantas en el lugar, incluso madreselvas –arbustos arqueados que crecen de manera uniforme– conectadas a una polea para que las paredes se tornen verdes. «Queremos que sea un sitio vivo, que respire, que no sea un lugar de cemento», comenta. Esta visión armónica la comparte con sus tres hermanos. De chicos todos recuerdan la cocina como punto central de la casa. Su madre les inculcó hábitos saludables. Ella les pre-

+224

paraba comidas orgánicas, menestras, verduras y frutas. Nada químico. En su adultez, los cuatro regresaron a la casa donde crecieron. Juan Francisco regresó de Alemania, otro hermano de Dinamarca y se juntaron con los dos que estaban en Lima. Casualmente terminaron donde empezaron. Comenzaron a hacer ejercicios juntos, a cocinar para los invitados platos con polen, chía, hojas de coca, linaza. Cambiaron arroz blanco por integral, y el aliño por limón y sal. Juan Francisco, Miguel, José y Mario son vegetarianos desde el año pasado. Hicieron una cuaresma y consumieron vegetales por cuarenta días. «Nos sentimos tan bien, que decidimos dejar las carnes», dice Juan Francisco. Procuran, además, no comer nada envasado o procesado, incluso averiguan las propiedades de los alimentos: las proteínas de la espinaca, las propiedades del ajonjolí. «Comencé a tomar fotos a las comidas y postearlas en las redes sociales», dice Juan Francisco. La gente comentaba, preguntaba las recetas. Así surgió la idea de abrir un restaurante para personas que quieran llevar una vida más sana. La pizzería es, además, una extensión de su casa. Una manera de no sentirse solos, de olvidar los viajes y regresar a compartir entre hermanos la gracia de cocinar juntos. «Buscamos que el restaurante no tenga protocolos ni pretensiones», dice Juan Francisco, que sirve las pizzas en cuadrados para que comensales las cojan con las manos. Él y Miguel son dueños de un estudio de fotos, Mario es gerente de una naviera y José tiene una empresa de hielo. La pizzería, para los cuatro, no es solo ‘otro negocio’. El sitio va más allá que un


simple restaurante; se trata de la confirmación de su filosofía saludable y la necesidad de continuar la culinaria fuera del lugar donde crecieron. Juan Francisco Melgar y sus hermanos no conocen el futuro del restaurante; solo esperan que las pizzas saludables calen en el público. Sería la confirmación de que lo natural puede ser sostenible y exitoso. Comprobarían, además, que recetas y risas caseras pueden ser compartidas. Si no, tal vez se dedicarían a sus oficios habituales: la fotografía, el hielo, las navieras. Seguro se sentirían un poco más solos; menos en familia.

+225


Micaela Gálvez

lassimples cosasde la

vida

27 años. Modelo. Diseñadora. Administra Metrica, su marca de accesorios. No necesita de mucho para estar cómoda. La sencillez –dice– es algo que siempre la ha acompañado. Lo que le permite ser ella misma.


Vestido BCBG, accesorios Micaela Gรกlvez

+227


m En escena

Por Rodrigo Alomía / Fotos de Santiago Barco

icaela Gálvez cruza la pista. Ha visto un jardín desde el otro lado de la acera y quiere sentarse en el pasto a conversar. Detrás de ella, el Terminal Pesquero de Chorrillos se mueve tan a prisa como Agua Dulce, la playa que lo rodea: los pescadores que aún quedan se apresuran a cerrar sus puestos, los pelícanos aletean inquietos para volar de una roca a otra y varios grupos de bañistas emprenden el regreso a sus casas hasta que sus siluetas se pierden por el malecón. La modelo se sienta bajo la sombra de un árbol. Cerca de allí, una familia de más de seis personas termina de almorzar, mientras sus dos niñas pequeñas juegan, a pocos centímetros, con un balón rosado a espaldas de Micaela. —¿Estás cómoda?

Esta tarde la brisa que corre es igual de fresca y reconfortante que la actitud de Micaela, actitud que no muchos creerían que caracteriza a una mujer del mundo de las pasarelas. Empezó a modelar a los diecisiete años, y desde entonces sabe que varios estereotipos acechan a esta profesión, acusada a veces de ser frívola y superficial. «Puede haber modelos que sí representan esa imagen de tonta o creída, pero también están las que no. Es importante conocer un poco más a las personas, ver más allá de lo superficial», dice Micaela, que ha modelado para diseñadores peruanos, como Sergio Dávila, Sitka Semsch y Ani Álvarez Calderón. Cuerpo esbelto, cabello castaño rojizo, piel tersa y blanca, y una pantera adornada con flores tatuada en su brazo izquierdo. Esa es Micaela, la de afuera. De su interior, de los pasajes de su vida, podría empezar por decirse que desde los seis años soñaba con ser diseñadora, y que descubrió el modelaje, de casualidad, años después.

+228

Enterizo BCBG, accesorios Micaela Gálvez

—Sí —sonríe—, puedo estar cómoda sentada en un jardín frente a la playa como este o en un sofá. No me hago problemas con eso.


igma sports


En escena

Cuando Micaela Gálvez era niña, llevaba clases de tejido y bordado en su colegio. Le encantaba crear cosas con esos dos palitos de coser, y podía tejer medias, mitones o chalinas. «Tenía complejo de ancianita», recuerda, y ríe la modelo que desfiló en el Oslo Fashion Week del 2012 frente a un público importante encabezado por la princesa Marta Luisa de Noruega. Así aprendió a hacer las ropas para sus muñecas: reunía retazos de diferentes telas, las cortaba con paciencia y luego las amoldaba a esos pequeños cuerpos de plástico. « De niña siempre supe que quería ser diseñadora –dice Micaela–; lo tenía claro. Creo que uno nace sabiendo lo que hará de grande».

Falda BCBG, accesorios Micaela Gálvez

La niña creció, y, aunque siendo adolescente quería algo más que crear ropa para muñecas, su camino se inclinaría hacia las pasarelas. En el

Polo rojo BCBG, accesorios Micaela Gálvez

2004, mientras comenzaba a estudiar Diseño de Modas en Mod’Art de Lima, un amigo le avisó de un casting que hacía una famosa marca de gaseosas. Ella se presentó e intentó probar suerte sin tener mayor expectativa. La marca la escogió.

+230

Luego seguirían más fotos publicitarias, más fotógrafos que hablaban de su nombre, el que no tardó en llegar a oídos de diseñadores de modas y directores de arte. Micaela estaba en boca de todos. En el 2008, mientras era elegida la mejor modelo del año por El Comercio, la colección con la que se graduó del Mod’Art fue escogida por una famosa revista limeña para una editorial de moda que salió en portada. Pero nunca perdió su sencillez: aquella con la que ahora confiesa que hace pocos días salió a la calle con dos sandalias diferentes porque es un poco distraída, aquella con la que dice que su hombre perfecto es aquel

que no ronque mucho y la haga reír, y aquella con la que reconoce que ya se acostumbró a su característica voz nasal, que antes le avergonzaba un poco. Micaela Gálvez sube a un auto que la llevará a la playa La Herradura, donde le tomarán fotos. Sus ojos pardos lucen como si fueran verdes por la luz tibia de la tarde que le salpica en el rostro. La modelo, imagen de las marcas argentinas Prüne y Jazmín Chebar, tiene un plan para este año: quiere que su marca de accesorios Metrica, que se vende en las tiendas Lama y Andrea Llosa, siga creciendo y que a futuro también abarque la producción de carteras, adornos para la casa y ropa. Es cuestión de tiempo, dice, para que eso suceda. Produccion: Mariana Chamot Asistente de produccion: Luciana Gamio Maquillaje: Liz de Sono Salon Encuentra la sesión completa y el making of en www.asiasur.com


Jugar en la Primera liga de Futbol 11 te devolver谩 la pasi贸n y la emoci贸n de un campeonato hecho para los verdaderos amantes de este deporte. INSCRIPCIONES: informes@ligasmayores.com.pe / Telf. 98795-5757


Cuéntame

Bruno Tarnecci dos años tenía cuando su abuelo le obsequió su primera caja de magia. Desde ese día fue un niño que solo pedía cajas de magia como regalo.

Por César Becerra / Foto de Santiago Barco

28 años. Mago. Hizo su primer truco a los siete años. A pesar de que sabía que era una ilusión, él mismo se sorprendía. Profesionalmente hace magia desde los 16 años. Se ha presentado en lugares como Las Vegas, París y Barcelona. Prefiere las barajas en vez de las varitas.

dieciséis mil personas fueron a verlo en Quito, Ecuador, en una celebración por el Día del Niño que se llevó a cabo en el coliseo Rumiñahui. Lo invitó el vicepresidente de ese país.

quince mil quinientas

trucos hace al día como mínimo; sin contar los que realiza en sus presentaciones profesionales. Dice que es una adicción, pero muy divertida.

barajas tiene en su poder. Las que colecciona, las que ha recibido como regalo, las que guarda por alguna razón y las que usa en sus espectáculos.

cincuenta libros de magia tiene en su biblioteca. Le parece que es poco si se tiene en cuenta que ha visto bibliotecas más nutridas.

setenta y dos trucos de magia ejecutó en solo ocho minutos. Eso fue en El oficinista, un show personal reconocido a nivel internacional.

+232

una película de magia, solo una, le parece entretenida: El ilusionista. Otras, como El gran truco, El incrEíblE burt WondErstonE o nada Es lo quE parEcE, le resultan falsas.



Asia Sur - Edición 152